Вы находитесь на странице: 1из 14

CÁTEDRA OPCIONAL, IDENTIDADES CULTURALES

ESTUDIANTE:

JOSE MANUEL REINOSO GÓMEZ

DOCENTE:

FABIAN LEONARDO RUEDA RUEDA, O.P.

UNIVERSIDAD SANTO TOMÁS

DIVISIÓN DE UNIVERSIDAD ABIERTA Y A DISTANCIA

FACULTAD DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

ARQUITECTURA, CONSTRUCCIÓN E INGENIERÍA

BUCARAMANGA

2020
2

CÁTEDRA OPCIONAL, IDENTIDADES CULTURALES

ESTUDIANTE:

JOSE MANUEL REINOSO GÓMEZ

DOCENTE:

FABIAN LEONARDO RUEDA RUEDA, O.P.

UNIVERSIDAD SANTO TOMÁS

DIVISIÓN DE UNIVERSIDAD ABIERTA Y A DISTANCIA

FACULTAD DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

ARQUITECTURA, CONSTRUCCIÓN E INGENIERÍA

BUCARAMANGA

2020
3

PUNTO 1: Pensamiento Bartolomé de las Casas y su aplicabilidad en la sociedad

colombiana actual Para cumplir el propósito de aprendizaje de esta actividad, debe seguir

estas indicaciones.

1.1. Hacer una comparación de los conceptos: conflicto/violencia, polarización y

pluralismo; entre los argumentos del pensamiento de Bartolomé de las Casas y el

Prólogo del libro ¡Basta ya! Colombia: Memorias de guerra y dignidad.

Pensamiento de Bartolomé de Prólogo “Basta ya”


las casas
Conflicto/Violencia En los primeros años de El conflicto armado en
presencia de los españoles en el Colombia, es una realidad, que,
mundo indiano, concretamente aunque no ha afectado a todo el
en las islas de Caribe, los país directamente, sus
españoles desencadenaron un consecuencias si involucran
atroz proceso que terminó con el indirectamente a toda la nación.
“exterminio” de sus habitantes Las causas del conflicto son
indígenas. El plante heroico de sociales y políticas. La forma de
las comunidades de dominicos parar violencia, es ofrecer
de la española, con el famoso soluciones radicales a dichas
sermón de fray Antón causas que se convierten en
Montesino, inició un proceso de problemáticas. Dicha violencia
protestas (de denuncia y de es una violación a los derechos
petición de remedio) que humanos, y desde la perspectiva
contrarrestó y frenó aquel lascasiana un ataque a la
proceso exterminador. (Pérez, dignidad que todos los
2013, p. 250). Dichas acciones colombianos, poseen desde la
expuestas por parte de la condición del ser persona. Los
colonia, son el centro y diversos autores armados, deben
fundamento del conflicto buscar soluciones pacíficas, para
4

durante la conquista y la base de desde una perspectiva crítica


todas las acciones violentas. ofrecer medidas viables para
Como exterminio, es nominada finiquitar el conflicto en toda
dicha acción, que, sin Colombia. Las diversas
escrúpulos, acaba con la vida de manifestaciones de la violencia,
muchos indígenas. La violencia han llevado a los actores a
es la consecuencia de la cometer homicidios, secuestros,
violación de los derechos tráfico de estupefacientes,
naturales, que fundamentan los violaciones, desplazamientos,
derechos humanos y que son la entre otras acciones que al igual
praxis de aquella vivencia del que con los indígenas, pueden ser
ministerio de Jesucristo, que consideradas como exterminio
buscó realzar la dignidad de hacia las personas y la cultura
todas las personas. Es nacional.
importante establecer, que por
encima de doctrinas o normas,
prevalece la persona y su
integridad; en este sentido, el
conflicto es innecesario.
Polarización “Pero la tiranía, la opresión, las La polarización dentro del
injusticias, las injurias y los conflicto colombiano, es una
malos tratos, que terminaban en realidad vivida desde todos los
asesinatos y en vida desesperada frentes. Se percibe polarización
de los indios, continuaron. Las política, social, ideológica y
Casas dedicó toda su vida a hasta religiosa. Este gesto, mal
denunciar estas atrocidades”. vivenciado, genera conflictos y
(Pérez, 2013, p. 252). ante esto, percibimos una causa
Estas son las consecuencias de esencial del conflicto armado
una imposición de doctrinas, de colombiano. A pesar de que las
un atropello contra la cultura, del consecuencias no atañen a la
establecimiento forzoso de totalidad de la nación, es
paradigmas ajenos al ser y importante afirma que dicha
5

quehacer de los aborígenes polarización si afecta a todo el


americanos. La no vivencia de país. En este aspecto afirma
valores pluralistas, es causa de Immanuel Kant citado por el
polarización y esta a su vez centro de memoria histórica:
produce la violencia que se “En la visión kantiana, el daño
expuso en el apartado anterior. que se hace a una víctima es un
Por su parte, los colonos intentan daño que se le inflige a toda la
reproducir sus costumbres y humanidad”. (Centro de memoria
experiencias en la colonia y los histórica, 2013, p. 14). En una
colonizados defender su cultura nación puede existir diferencias y
y tradiciones; en esto se centra polarizaciones, pero es la
una polarización que acaba en construcción de valores
un conflicto que es el centro de pluralistas lo que permite la
la predicación dominicana. construcción de bases hacia una
paz verdadera. Lo anterior, fue
esencial en el pensamiento
lascasiano y dominicano en
general.
Pluralismo / Diversidad A partir de la declaración de la Ciertamente en Colombia ha
naturaleza de los indios del predominado una concepción de
nuevo mundo. Se dieron ciertas la política en la cual el disenso o
pautas para la vivencia de la oposición son vistos antes que
valores pluralistas desde los como elementos constitutivos de
colonos hacia los aborígenes la comunidad política, como
americanos. Estos fueron amenazas a la integridad de esta
algunos de principios que o a la concepción de orden
buscaron fomentar la unidad dominante en cada momento. Se
desde la diversidad: Los indios trata de la persistencia de una
son personas, los indios están cultura política que no ha
dotados de inteligencia y razón, logrado superar la exclusión ni
son seres humanos libres y, por mucho menos integrar la
ende, todo trabajo debe ser diferencia de forma activa en la
6

remunerado, los indígenas son lucha por el poder. (Centro de


personas capaces de decidir con memoria histórica, 2013, p. 15).
naturalidad y poseen diversidad En esta perspectiva, es
de costumbres, cultura, fundamental vencer las
tradiciones y experiencia polarizaciones de toda índole,
religiosa. Todo esto no los hace también formar a la población,
seres ajenos de dignidad, todo lo para que la actitud de
contrario, se debe valorar en indiferencia hacia quienes viven
ellos una riqueza inmensa que el conflicto de forma indirecta
debe ser reconocida. En este sea superada. Todos somos
sentido y desde la óptica afectados por esta guerra sin
lascasiana, en el reconocimiento sentido; en dicho reconocimiento
cultural y social de los se sientan las bases para la
aborígenes americanos, se hallan vivencia de valores que
las bases de una cultura de paz posibiliten el pluralismo.
verdadera. “La sociedad ha sido víctima,
pero también ha sido partícipe en
la confrontación: la anuencia, el
silencio, el respaldo y la
indiferencia deben ser motivo de
reflexión colectiva”. (Centro de
memoria histórica, 2013, p. 16).
7

1.2. Responder a la pregunta realizada en la parte baja del recuadro en un solo

párrafo, con una extensión de mínimo 100 palabras o máximo 250 palabras.

¿Qué opinan de la siguiente afirmación?

Hay mucha crueldad narrada en estas páginas. Pero el informe no pretende ser un catálogo del

horror. La exhibición del horror contextualizado puede concitar el odio y la venganza, antes que

el repudio y la reflexión.

El conflicto en Colombia, sin duda ha traído consecuencias nefastas para la nación en general.

Las diversas manifestaciones han quebrantado la esperanza de una nación que sueña con la paz

verdadera, pero que desafortunadamente se ve inmersa en actos contrarios. Muchos han sido

afectados no solo físicamente, también desde una perspectiva psicológica. El conocimiento de

estas realidades y la vivencia de tales afectaciones, no pueden convertirse en una excusa para

prolongar la guerra con la excusa de una venganza que a partir de una pseudo esperanza se

convierte en alivio para muchos. No se deben exponer dichos actos como una puerta que conduce

a actos contrarios a la paz. El dolor, la tristeza, la rabia y en general todos los deseos de

venganza, deben ser concentrados en actitudes que promuevan los derechos humanos y la

búsqueda de valores que permitan la construcción de un país mejor.

Dios puede sacar de las cosas malas cosas muy buenas. Esto lo entendieron los frailes

dominicanos que lucharon en favor de los indígenas americanos durante la colonia y

comprendieron que, desde los actos inhumanos, toda persona tiene la posibilidad de a partir de la

misericordia y la caridad vivir de forma muy humana. Este es un compromiso que sin duda los

colombianos debemos asumir, para erradicar sentimientos negativos y sembrar las semillas de

una paz verdadera y duradera.


8

1.3. Consulte 2 fuentes bibliográficas adicionales, preferiblemente utilizando el

CRAI-USTA, en las que encuentre información sobre el concepto de cultura, lenguaje,

subcultura, cultura dominante, desde la perspectiva de la antropología.

Cultura: El concepto de cultura, es muy amplio y de carácter holístico. Desde una postura

antropológica. Dicho concepto se centra más en las diversas tradiciones o costumbres que a partir

de la razón humana, son adoptadas por toda persona dentro de una comunidad. Con respecto a

este concepto, el antropólogo inglés Edward Taylor, en su obra primitive culture, estableció el

primer y más amplio concepto de cultura que abarcaba “todo complejo que incluye el

conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, la costumbre y cualquier capacidad otro

hábito o capacidad adquirido por el hombre en cuanto que es un ser social”. (García, 2012, p.

301). En esta perspectiva, la cultura es acogida por cada ser humano como supuesto racional,

desde su individualidad, pero vivida en comunidad, dado que toda persona es un ser de carácter

social.

Lenguaje: El lenguaje posibilita las diversas formas de comunicación, entre un emisor y un

receptor. Al respecto pone de manifiesto Ugalde: El lenguaje es un sistema de signos que utiliza

el ser humano, básicamente, para comunicarse con los demás o para reflexionar consigo mismo.

Este sistema de signos puede ser expresado por medio del sonido (signos articulados) o por

medios gráficos (escritura). Estas dos posibilidades de los signos lingüísticos, corresponden, a los

dos usos del lenguaje que llamaremos código oral y código escrito. (Ugalde, 1987, p. 17).

Subcultura: Al igual que el concepto de cultura, la definición de subcultura también posee

rasgos polisémicos, y en algunos casos argumentos subjetivos con respecto a la

conceptualización. Este término fue difundido después de la segunda guerra mundial y se expone

como una subdivisión de la cultura que resulta de la combinación de factores o situaciones


9

sociales tales como: La clase social, la procedencia étnica, la residencia rural o urbana de los

miembros, la afiliación religiosa, y todo ello, formando en su unidad funcional que repercute

integralmente en el individuo miembro. (García, 2012, p. 301). De acuerdo a lo anterior, nuestra

actual condición social, es una constante subculturización que se manifiesta en lo cotidiano de las

comunidades y sus características integrales.

Cultura dominante: Se entiende por cultura dominante la posición de algunas subculturas por

sesgar el amplio espectro cultural de las comunidades. De esta forma, se trata de limitar al ser

humano, de conducirlo a la vivencia propia de ideologías o estilos de vida no propios a su razón.

En este contexto, pone de manifiesto José Rodríguez Iturbe:

La cultura dominante intenta, por la vía de la saturación mediática de sus tesis,

incapacitar el surgimiento de cualquier planteamiento alternativo -su análisis, comprensión o

adhesión a él-. Esa cultura expresa la angustia y la limitación del hombre contemporáneo. Y

con la amarga decepción del postmodernismo, muestra, también, su incapacidad escéptica de

trascender el pensamiento nutriente de la modernidad. (Rodríguez, 2008, p. 91).


10

PUNTO 2: Actualidad del pensamiento de Bartolomé de las Casas Para cumplir el

propósito de aprendizaje de esta actividad, debe seguir estas indicaciones.

2. Leer el CAPÍTULO 2 del texto guía "Ciudadanía multicultural, conflicto y cultura

de la paz" de Agustín Domingo Moratalla. (Hacer énfasis en las páginas 13 - 22 y

páginas 45 - 47).

2.1. Escribir un texto de 5 párrafos que cumpla con las siguientes instrucciones:

 En el primer párrafo: Describa un problema cultural contemporáneo mundial, explique

por qué es un conflicto cultural.

 En el segundo párrafo: Describa un problema cultural contemporáneo de Colombia,

explique por qué es un conflicto cultural.

 En el tercer párrafo: Analice estos conflictos desde la propuesta o ideas de Fray

Bartolomé de las Casas.

 En el cuarto párrafo: Explique las posibles soluciones a estos conflictos desde la

propuesta o ideas de Moratalla, A. Tenga en cuenta los conceptos de ciudadanía y de

cultura desde Levinas, tal y como lo expone Moratalla.

 En el quinto párrafo: Escriba una conclusión personal que puede sacar de este análisis.

Un conflicto cultural que se presenta en la actualidad, es la denominada ideología de género.

Este es un conjunto de ideas anticientíficas que desarraigan la sexualidad humana de su

naturaleza y buscan establecer un relativismo, en el cual se pone de manifiesto que no hay cosas

malas y que el ser humano, no nace en una condición natural, sino que se hace de acuerdo a las

estructuras culturales. En perspectiva de la feminista Simone de Beauvoir: “No se nace mujer, se

llega a serlo”. En esta óptica, la sexualidad se construye y se desarrolla de acuerdo a las pautas
11

sociales. Desde otra perspectiva, la ideología de género es un ataque a la maternidad, a la vida

misma, pues subculturas como LGTB, feminazis, entre otras, intentan acabar con este don que es

dado por Dios en favor de todos los hombres. Lo anterior es un conflicto cultural, pues desde una

postura relativista se busca imponer dichas ideologías que sin duda son malévolas y perversas

para el desarrollo humano.

Un conflicto cultural que se vive en Colombia es la muerte de los diversos líderes sociales y

representantes de múltiples comunidades étnicas. Sin duda, estas acciones por parte de grupos al

margen de la ley son un ataque contra la diversidad y la ausencia de valores pluralistas, tales

como: El respeto, la tolerancia, la fraternidad, el diálogo, entre otros. A su vez, los líderes son

voceros que denuncian las diversas situaciones sociales y económicas de una zona de influencia;

las acciones violentas en contra de ellos, son un ataque a los derechos humanos, a la libertad y a

la dignidad propia de todos los seres humanos, ante estos gestos violentos propios del conflicto

armado que perdura, se percibe un claro conflicto cultural.

A partir del pensamiento Lascasiano, se exige afrontar cada conflicto cultural desde una

perspectiva mediática, en donde se realce y reconozca la dignidad de las personas, su capacidad

racional y la respectiva responsabilidad que cada individuo posee. Es importante establecer a la

luz de las enseñanzas de Jesucristo, que son puestas en práctica por Fray Bartolomé de las casas,

que el reconocimiento de la dignidad se efectúa en función del bien individual y el comunitario,

por ende, actitudes propias de la ideología de género, no pueden ser tomadas como dignas, en

cuanto que son un auto atentado contra la vida humana, contra el sano desarrollo de la conciencia

moral y contra aquello que, siendo natural, es designio de Dios. En el caso de los líderes

comunitarios, es fundamental el respeto por la libre opinión y la diversidad cultural. Las


12

atrocidades cometidas con ellos son ausencia de justicia social y promoción de los derechos

humanos.

Desde la perspectiva de Moratalla, dichos conflictos culturales, deben ser asumidos y

vivenciados desde una responsabilidad solidaria, en donde no se sea indiferente a las realidades y

necesidades del otro y donde se responda desde una postura crítica a aquellas situaciones que no

reconozcan y promocionen la dignidad que merece toda persona como supuesto racional. A partir

de Levinas, ser ciudadano implica obrar en favor a la construcción de la sociedad, poniendo el

bien general, por encima del particular. De acuerdo a lo anterior, planteamientos como los

expuestos por la ideología de género, deben ser escuchados y respetados pues parten de la

libertad del ser humano, pero no deben ser acogidos por la ciudadanía, en cuanto que ataca al

bien social y de una u otra forma fragmenta la moral individual. Con respecto a los asesinatos de

líderes sociales, se hace necesario acabar con la ola de indiferencia que se exponía en el

documento de basta ya. Para acabar con este hecho son propicias las palabras de Kant: “En la

visión kantiana, el daño que se hace a una víctima es un daño que se le inflige a toda la

humanidad”. (Centro de memoria histórica, 2013, p. 14).

A manera de conclusión, es importante afirmar que la diversidad cultural es una riqueza

invaluable, pero no todas las tradiciones o ideologías son enriquecedoras para el ser humano y la

sociedad. Lo anterior, no condiciona que se gestione un conflicto, por el contrario, es una

oportunidad para el desarrollo de valores que promuevan el pluralismo y el reconocimiento de la

dignidad de todas las personas. Las diversas subculturas deben estar en pro de la construcción de

la sociedad y no al revés, ante esto, es importante velar por la vivencia y el cumplimiento de los

derechos naturales que fundamentan los derechos humanos y del ciudadano.


13

Referencias

Domingo Moratalla, A. (2011). Ciudadania multicultural, conflicto y cultura de la paz.

García Naharro, F. (2012). Cultura, subcultura, contracultura “Movida” y cambio social (1975-

1985). Coetánea: III Congreso Internacional de Historia de Nuestro Tiempo, 301–310.

Jansen, S. y Weiss, I. M. (2017). Fray Antonio de Montesino y su tiempo. Madrid, Spain:

Editorial Iberoamer. (2017).

Rodríguez, J. B. (2008). cultura dominante . Los contemporánea.

Summers Sandoval Jr., T. F., & Summers Sandoval, T. F. J. (2014). ¡Basta Ya! In Latinos at the

Golden Gate. https://doi.org/10.5149/northcarolina/9781469607665.003.0006

Ugalde, M. (1987). El lenguaje: Caracterización de sus formas fundamentales. Letras, 1(20), 15–

34.
14