Вы находитесь на странице: 1из 6

LA VIDA ES BELLA

Análisis del personaje: Guido, desde la psicología Humanista

Guido, el personaje principal de “La Vida es Bella”, (Una historia figurada en


Arezzo –Italia, que muestra la vida en la época de la segunda guerra
mundial), es un hombre humilde, sencillo y cálido; con un gran sentido del
humor y una imaginación envidiable. Un hombre de quien se destaca en
forma especial su valentía así como su particular devoción por el lado
positivo de la vida.

El análisis de este personaje en específico, que refleja bondad, esperanza y


determinación, desde un enfoque humanista de la psicología, desde la
posición ontológica de ésta y en particular desde las diez características
propuestas por Martínez (citado en González, L., 2003) permite ver la
realidad integrante de este personaje, comprenderlo y a su vez admirarlo de
cierta forma.

En primera medida, Guido se nos presenta como una persona que “Vive
subjetivamente”, tal cual lo afirma Martínez (Citado en González, 2003). Es
una persona que se ha formado gracias a sus propias experiencias, es decir,
una persona que ha organizado sus pensamientos, percepciones y su forma
de concebir la vida a partir de las situaciones que ha tenido que afrontar.

En la película vemos un sinnúmero de momentos que evidencian de forma


clara esa visión personal y exclusiva que ha formado de la vida; uno de
dichos momentos se constituye de los múltiples intentos por cortejar a Dora
(dentro de los cuales se cuentan: la aparición en la escuela suplantando al
inspector de Roma, el recogerla en un carro a la salida del teatro, hacerle
una sombrilla con un cojín para protegerla de la lluvia, pedirle a María que le
diera la llave de su corazón , etc. ), que le permitieron acercarse cada vez
más a ella aún cuando estaba comprometida en matrimonio con un
funcionario del ayuntamiento. De todo esto obtuvo como resultado hacerla
finalmente su esposa, lo cual implica una consolidación de la percepción de
un mundo sin barreras o al menos sin obstáculos imposibles de superar y
sobre todo un pensamiento de que de toda situación compleja es posible
sacar algo bueno.

De la misma forma, al evocar la segunda característica: “La persona esta


constituida por un núcleo central estructurado”, vemos que Guido es un
hombre que se reconoce a sí mismo como carismático y amoroso, que da
cuenta de una autoestima muy bien formada, que no se siente superior o
inferior a nadie y que tiene un pleno control de sus actos siempre guiándose
desde su razón y sus emociones. Todo esto, visto desde la realidad de la
película, se halla en hechos simples: como el mantener una amena relación
de amistad con el médico alojado en el Gran Hotel, un hombre culto,
inteligente y amable, quien mediante sus adivinanzas estimula el ingenio e
imaginación de Guido, y a la vez éste la del invitado. De igual forma, se hace
notar la imagen de sí mismo en sus actos y sentimientos, Guido jamás se
sintió menos que otros, aún al ser victima de las denigrantes acciones de los
nazis y la discriminación racial de la que fueron victimas él y su familia; lo
cual se ve reflejado cuando a su tío le es pintado de verde su caballo y
cuando son puestos letreros en algunos almacenes que prohíben la entrada
a judíos.

En tercera instancia, se destaca una tendencia continua en el hombre hacia


la autorrealización. Que vista desde la película y desde la conducta de Guido
se hace notar en su entrega a la autenticidad, en su intento por ser él mismo
en plenitud como padre y como esposo, en su búsqueda por alcanzar sus
metas, el desarrollo pleno de sus capacidades y su vocación.

Este personaje a lo largo de la película busca expresarse de manera


autónoma, tal y como es, y no como la cultura de la época lo dicta; Busca
alcanzar logros personales tanto afectivos como vocacionales, que dentro de
la historia se hacen notar en el hecho de conquistar a Dora, tenerla como
esposa, formar una familia con ella y el lograr abrir su tienda de libros. Así
mismo, Guido demuestra un interés en convertirse en una mejor versión de
sí mismo, que ubicado desde el rol de padre y esposo se observa en sus
incansables intentos por dar a su hijo un enfoque positivo de la realidad con
el fin de evitarle a este la angustia y el dolor de la discriminación. De igual
forma, es importante señalar que el estallido de la guerra y el haber sido
obligados a sobrevivir en un campo de concentración brindó al personaje las
condiciones necesarias para que este alcanzara una madurez emocional,
más allá del mundo material, y lograra un equilibrio positivo entre sus
sentimientos y facultades mentales.

Indistintamente, se dice que el hombre es más sabio que su intelecto, lo cual


aplicado se da a conocer en la confianza en las experiencias vividas, los
sentimientos generados por estas y la conciencia de nosotros en ese medio
como un conocimiento adquirido que se convierte en guía para el
comportamiento. Desde uno de los ejemplos más simples en la película es
posible observarlo: Guido pasaba a diario por una vía en la que frente a una
casa estaba un hombre llamando a una mujer y pidiéndole una llave para
entrar a la casa. Más adelante, cuando está con Dora frente a esa casa y
casualmente ella le dice que para abrir el cofre que esconde todos sus
tesoros (en sentido figurado, refiriéndose a su corazón) hace falta una llave
especial que venga del cielo. Guido aprovecha la oportunidad, recuerda al
hombre y la llave; Llama a María y se la pide, a continuación efectivamente
esta cae en sus manos, dejando impresionada a Dora. Vemos entonces,
como esta experiencia diaria se convierte en guía de la cotidianidad y hace
de él una persona más creativa.

Igualmente, en un ejemplo más profundo se da esta situación. Cada vez que


la discriminación se acercaba a su familia y en especial al pequeño Josué,
Guido trataba de alejarlo de esto haciendo uso de la imaginación y el humor
(Al encontrar un cartel que prohíbe la entrada a judíos y perros Guido le dice
a su hijo que en la ferretería no permitían la entrada a españoles y los
caballos, y que en su librería pondrían un letrero prohibiendo la entrada a las
arañas y Visigodos). Las experiencias anteriores que oscilaban en el rechazo
y su posición positiva a esto le brindan a Guido una guía de cómo responder
a su hijo al encontrarse en el campo de concentración. Vemos que Guido
trata de unir el pasado con el presente, el tanque de juguete de Josué con el
objeto que van a ganar en el juego, además crea una mediación creativa
para defender la libertad y la vida de su hijo, crea una especie de arbitraje
entre Josué y el fascismo.

Por otro lado, es de vital importancia señalar que el hombre posee una
capacidad de conciencia y simbolización. Guido a lo largo de la película se
hace responsable de sus actos, es consciente de todo aquello que realiza así
eso le implique correr un riesgo, nunca trata de hacer culpable a otro por sus
acciones, ya que son de carácter voluntario y fundamentadas en el amor.
Además está consciente del entorno en el que se encuentra en cada
momento y a partir de este actúa.

Como ya se ha dicho, este personaje era consciente de la problemática que


se estaba presentando, de la guerra subyacente a la discriminación y de su
vulnerabilidad, por tanto cada una de sus acciones (cuando dice las reglas
del campo de concentración sin saber realmente lo que el oficial decía,
cuando lleva a su hijo hasta el micrófono, cuando lleva a su hijo a la cena
con los alemanes, o aún cuando pone la música de ópera para que Dora la
escuche) están dadas por el darse cuenta de los otros y de su entorno. Todo
esto le permite a él construir un sentido de fe y esperanza, y un nuevo
significado de unicidad en la familia a pesar de los obstáculos.
De acuerdo con la Psicología Humanista, El ser humano le da sentido y
significado a su vida a partir de sus propias experiencias y de su interacción
con los demás. El ser humano no se encuentra determinado por situación
alguna y es desde allí donde se construye una conciencia individual e
histórica. Esta característica en particular se evidencia a lo largo de la
Película, Pues vemos que Guido Resuelve comportarse de una manera
diferente a como lo hacen las demás personas ante el Holocausto, La vida
de este personaje está ausente de determinismo, Ya que a pesar de haber
sido sometido a todas las situaciones que implicaba estar en los Campos de
Concentración Nazi, él decide libremente (Libertad de ser) enfrentar la
situación con un particular estilo humorístico.

En suma, vemos que no son las situaciones las que nos hace comportarnos
de determinada manera, sino que es a partir de nuestras experiencias, las
percepciones y sentido que le atribuimos al mundo y la capacidad
simbólica, lo que hace que el Ser humano tenga la capacidad de ser libre y
elegir como responde ante las diferentes situaciones con las que se ve
enfrentado en la Cotidianidad, sin Importar que tan desesperanzadoras,
tristes e indignantes sean, como en el caso de la situación que vivenció
Guido y su Familia.

Así mismo, Guido ha definido su Identidad, a partir de lo que piensa de sí


mismo, de los demás, de lo que siente, de lo que comunica y actúa. Sin
embargo aunque el Proceso de Autorrealización es Individual, Es en la
unión y la integración con los otros donde se encuentra la verdadera
esencia de la persona, su desarrollo y plenitud (Martínez, Citado en
Gonzales, 2003). Guido establece una relación muy estrecha con su Hijo
Josué, su esposa Dora y su Tío, lo que hace que se integre no solo a su
familia sino a la sociedad misma, es esa unión con el otro en donde Guido
encuentra su verdadero destino y es capaz de llegar a Autorrealizarse. La
unión estrecha que se establece entre Guido y su Familia, lo hace ver como
un individuo que vive profundamente en las Relaciones humanas.

El tratar de ocultarle a su hijo la desesperanzadora realidad que tendrían que


vivir al ser víctimas de la Autoridad Nazi, o el encubrir de manera ingeniosa
que en algunos establecimientos del pueblo no permitieran el paso de judíos,
son acciones que manifiestan la capacidad de Crear de Guido, ya que no
Cualquiera es lo suficientemente hábil e imaginativo como para hacer pasar
el Holocausto como un simple Juego de niños. Guido siempre tenía una
historia o un motivo para transformar las Situaciones, así es como fue capaz
de atreverse a dar las Instrucciones del Militar Nazi de una manera
equivoca, una y otra vez le trato de mostrar a su hijo, a través de situaciones
que se asemejaban a lo que él quería que todo era un Juego, por ende le
decía que debía mantener oculto, que debía permanecer en silencio, que no
era conveniente pedir la merienda, ni llorar, ni querer ir con su madre, todo
esto con el fin de No ser descalificados del juego. Así mismo cuando Josué se
percató que en algunos locales no permitían la entrada de judíos, Guido le
preguntó a su hijo ¿Qué No le gustaba? Y así en su Librería pondrían que
no estaba permitida la entrada de Arañas, un animal que a Josué le
desagradaba.

Es de esta manera como se considera que la vida humana es en sí misma un


acto creativo, que la historia es la sumatoria de las experiencias y de la
expresión del sí mismo de las personas, y es que esa capacidad de crear que
posee el Hombre la que enriquece la especie humana.

Al remontarnos a la novena característica: “El hombre busca un sistema de


valores y creencias”, vemos que todas las acciones que Guido realiza están
orientadas por su sentir y su pensar, por su peculiar modo de percibir el
mundo, por su intensa visión positiva de las situaciones. Guido creía que
Dora era la mujer de su vida, y fue esa creencia firme apoyo suficiente para
el logro de su meta, hacerla su esposa. En la película se evidencia que son
las actitudes, los valores, el pensamiento y la percepción subjetiva lo que
hace que el Guido le dé sentido a su existencia en el mundo.

La historia de Guido muestra la vida en la época de la Segunda guerra


mundial durante el Régimen Nazi, ese contexto histórico hace que debamos
ver a Guido como un todo y no como pequeños fragmentos de un mismo
elemento, ese vivir en un contexto específico hace que se consoliden y
fortalezcan una serie de rasgos de personalidad, que a la vez diferencian los
seres humanos unos de otros. Es la individualidad y el que cada ser
humanos es Único lo que reconoce la concepción humanista del Hombre,
Por ende este sistema teórico no pretende establecer una ley universal para
comprender el fenómeno humano, su finalidad es dar cuenta de las
diferencias individuales que existen entre los hombres, como resultado de
su cumulo de experiencias y de su marco de referencia, lo que afirma que
cada persona es un sistema de unicidad configurada.
Magda Galeano

Lorena Cruz