Вы находитесь на странице: 1из 7

c  c  c




 







 
c 


Colombia es un país que goza de grandes riquezas a nivel cultural y natural,


donde se destacan gran variedad de jergas, costumbres, dialectos y talentos. Sin
embargo, a pesar de la preocupación del gobierno por mejorar la calidad de la
educación, considero, que su esfuerzo en los últimos años ha sido en vano.

La educación no solo se debe contemplar del punto de vista académico, sino


también desde un punto de vista moral y ético. Lo cual esta fallando en el sistema
educativo nacional actual, sobretodo a nivel Bachillerato.

Hago énfasis en la educación moral y ética que he observado desde hace algunos
años en Santander, para ser más concretos, me refiero a la educación publica en
Colegios de Bucaramanga, no sé, ni imagino que les inculcan en tales
instituciones a los jóvenes, asumiendo que sus padres confían en la calidad
educativa de tales Planteles de educación media, pues trabajan tiempo completo
para conseguir un sustento para sus familias.

Al pasar por cualquiera de estos colegios, en la hora del descanso o al terminar su


jornada académica, se pueden observar jóvenes a la salida, entre las edades de
11 a 16 años de edad, fumando con los uniformes de tales instituciones o bien sea
ingiriendo bebidas alcohólicas e inclusive al escucharlos hablar, nunca alguien se
imaginaria que esos jóvenes están teniendo la oportunidad de crecer como
personas a nivel cultural e intelectual a través de ese chance que les ha dado la
vida, el gobierno y sus padres, para estudiar y prepararse para un mejor mañana.

A partir de estas impresiones, se plantea este ensayo Basado en el texto ETICA


PARA AMADOR.
Hoy por hoy, los jóvenes han caído en el aspecto de las tendencias en la moda y
la importancia que tiene esto entre la juventud. Hay jóvenes que se dejan
influenciar por la actualidad, por la sociedad, e incluso que para agradar al resto
se comportan de una u otra manera, lo que les hace con el paso del tiempo,
perder su propia personalidad y convertirse en simples títeres de la comunidad, en
el reflejo del resto de la gente, sin saber que no necesitan intentar ser buenos,
para quedar bien ante los demás, para ser aprobados, puesesemodo de cierta
forma pierden su libertad y nadie puede ser libre por ustedes mismos, eso es algo
que se debehacer en persona.Así pues, deben ser independientes de los demás,
saber lo que quieren verdaderamente, sin dejarse influenciar, ni atosigar por la
sociedad.

De acuerdo al autor del texto ETICA PARA AMADOR, se puede vivir de muchos
modos pero hay modos que no dejan vivir.A las cosas que nos convienen, las
denominamos buenas, y las que no nos convienen decimos que son malas.

Pero al hablar de lo que es convenientey de lo que no, de lo que es bueno y de lo


que no lo es, se puede haceruna referencia de lo que pensaba Nietzsche. Este
filósofo cuestionaba lo que pasaría si lo que la mayoría opinaque lo bueno tiene
más valor que lo malo, no fuese real, y lo cierto fuera al revés, es decir que lo malo
tuvieramás valor que lo bueno. De esta teoría podemos decir que cae por su
propio peso, puesto que esta inversiónde valores, proponía que el hombre omitiera
su conciencia, lo que hace aparecer remordimientos que convierten al hombre en
un ser acorralado. Sin embargo si vamos a la realidad todo esto es relativo,
dependiendo de los valores morales inculcados en cada hogar, los cuales hoy en
día, se han ido minimizando y han perdido importancia en algunos sectores, bien
sea por criterio socio-económico o por el entorno donde se encuentra
desarrollando su personalidad, que en muchas ocasiones no es su hogar, sino el
lugar donde su familia cree que se esta educando.

Para tener conciencia, son necesarios algunos requisitos, principalmente


circunstancias de tipo social yeconómico, y a partir de ahí, se suma la atención y
el esfuerzo. Supongamos que tenemos dos jóvenes, unonacido en una ciudad
normal y corriente, y otro que nada más al nacer fue retenido en una habitación.
¿Cuál delos dos tendrá conciencia de sus actos? Pues si el primero ha sido
educado con una serie de valores, de ética,de pensamiento, será él quien cumpla
este requisito; puesto que el otro no ha recibido ningún tipo de información sobre
lo que está bien ylo que está mal. Sin embargo, pienso que el entorno que rodea a
una persona condiciona su conciencia; porquesi a un niño se le enseña desde
pequeño la ideología nazi, cuando crezca pensará que esa es la única verdad, yno
tendrá ningún reparo a la hora de disparar contra un israelita sin sufrir ningún tipo
de remordimiento. Encambio, alguien educado en el ideal hippie tendrá una
filosofía de la vida completamente opuesta al anteriorjoven.

En referencia a los remordimientos, se puede apuntar que de algún modo van


interrelacionados con laconciencia. Los remordimientos no son más que el
descontento que nosotros sentimos cuando nos damoscuenta de que no hemos
empleado bien la libertad. Cuando nosotros elegimos libremente, debemos
serconscientes y responsables de lo que estamos eligiendo, y así evitaremos
posibles remordimientos.

En la postura que mantenía Nietzsche sobre el bien y el mal, la réplica que se le


podía hacer era precisamenteque si olvidaba la conciencia, iba a ser un hombre
perseguido por sus remordimientos, puesto que laconciencia es una base
imprescindible para ejercer la vida humana, sin ella la existencia sería más
arbitraria.

La libertad se ve en cierto modo condicionada, puesto que no somos libres de


elegir lo que nospasa, pero sí somos libres de responder a lo que nos pasa de un
modo u otro, cuando sea necesario. Tenemos que ser consientes que dependen
de nuestra voluntad, (en eso consiste ser libre), pero que no todo depende de
nuestra voluntad, si así fuera seríamos omnipotentes, todo lo que deseásemos se
cumpliría.

En esa libertad, podemos elegir e inventar nuestra propia vida, porque estamos
obligados a elegir, pero !     . Ese elegir nos permite ser libres,
ser dueños de nuestra vida, y todas las personas lo son deun modo u otro, puesto
que aunque carezcan de la libertad física, de movimiento, siguen teniendo una
libertadpsicológica que les permite elegir su propio pensamiento. Es el caso, por
ejemplo de algún joven que viva enuna familia que tenga prejuicios racistas, pero
a pesar de que él aparentemente corrobore las opiniones de suspadres, puede
tener en su concepción personal, que el racismo es uno de los peores males del
siglo XXI, puesto que es libredel mismo modo que lo son sus padres de pensar lo
que mejor consideren.

Deben ser capaces por ustedes mismos de reflexionar y comprobar si realmente


esas órdenes,caprichos o costumbres de la sociedad, son convincentes,
adecuadas o si están realmente de acuerdo con ellas. Esa libertadnos exige no
sólo elegir entre una cosa u otra sino también ser capaces de observar cuando
una orden, unacostumbre o un capricho, son perjudiciales. Es el caso del general
nazi que se justificaba diciendo que élno era culpable de sus acciones, puesto que
las había realizado cumpliendo las órdenes de sus superiores.

En dado caso, la justificación que hace el hombre resulta un tanto imparcial,


porque si se consideraba librecomo para poder decidir si se encontraba en el
bando de los israelitas o de los alemanes fascistas, también esigual de libre para
poder rechazar el mandato que le dan. Claro, uno después de haber leído esto
puedeargumentar que no se rebeló por miedo, por temor a represalias, pero una
vez que ya lo ha hecho debe cumplircon sus responsabilidades, porque a menudo
la mayoría de la gente sólo ve las limitaciones que le trae lalibertad, pero nunca
las concesiones.

Si se tiene en cuenta un ejemplo que se plantea en el texto acerca de Esaú y


Jacob, este ejemplo plantea ˜  ! 
  
  !       !  
     !             ˜  !  !    
   ˜  !     
  
        ˜  ˜      ! 
! ˜  ! !
  ˜ !  !   ˜   .
Para evitar el tipo de confusiones de las decisiones impulsivas, es necesario
establecer unajerarquía de valores, entre lo que es apetecible en un momento
concreto, y lo que realmente se quiere a largoplazo. Lo cual explicaré con un
ejemplo que quizás resulte poco apropiado; imaginemos que salimos unanoche
para desahogarnos un rato del estrés acumulado, vamos a un bar, nos
emborrachamostentados por la actitud que están teniendo nuestros amigos que no
cesan de beber. Una vez que nosencontramos ya ebrios, decidimos hacer algo
que en ese momento, quizás por nuestro estado, consideramosapropiado, o que
en ese instante no vemos mal, como por ejemplo vivir una noche delirante junto a
un (a) amigo o amiga. Posiblemente, a la mañana siguiente, nos demos cuenta de
lo mal que hemos actuado, de quenos hemos dejado llevar por los impulsos o por
los caprichos, pero somos conscientes de que no hay unavuelta atrás.
Es por ello que se debe meditar muy bien cada decisión, con sus respectivas
consecuencias. En cuanto a esto, Savaterconsidera que   !    
!  
   

  
  ˜   ˜          
 ! ˜  !    ˜   
     ˜  !  ! !  !
 !
!

De alguien tan joven que a temprana edad ha caído en vicios como el cigarrillo, el
tabaco o el alcohol, ¿Que se puede esperar para un mañana?. Si no se le presta
atención a tiempo, para un futuro esa poca educación que se le logro inculcar,
estará perdida, puesto que ese joven en algún momento dejara de sentir el placer
proporcionado por tales medios y comenzara a intentar experimentar emociones
mas fuertes, las cuales el considerara que las puede encontrar en las drogas y en
algunas otras actividades que no le llevaran a nada bueno, si no aprende a tiempo
a escoger sus prioridades para un futuro.

De ahí, me atrevo a citar otro punto en el que hace hincapié Savater y es que
˜ !  ! ! ! !  ˜ !       ˜    

  
! !
 !
 !       
! 

! 

. Este es unpunto que no debemos olvidar.

De hecho, la mayoría de la gente que actúa mal, si se sincerase, se


descubriríaque al igual que decía Frankeinstein, es mala porque es desgraciada.
Así, muchos delincuentes lo son porqueeso es lo que han aprendido desde
pequeños, lo cual no quita, que haya gente que por algún tipo dedesequilibrio
patológico lo sea. Para demostrar esto, siempre se pone el ejemplo del que
maltrata a su mujer, asus hijos. Y lo hace porque probablemente eso sea lo que ha
visto y a sufrido en su niñez. Se hacen perversoso se sienten desgraciados porque
carecen de amor y de respeto, o para según ellos defenderse del resto, este esel
caso de los violadores, que como todos sabemos basan su actuación en el
desprecio que tienen hacia lasmujeres o en su sentimiento de inferioridad, que
sopesan con esa sensación de superioridad que les dan susactos.

Sin embargo ante la ley constitucional, a pesar de los crímenes que hallan
cometido, debemos verles como humanos, aunque a veces noscueste, debemos
tratarles humanamente, ponernos en su lugar, y tener en cuenta que pese a lo que
hayanhecho siguen teniendo derechos, unos derechos humanos mínimos. Y es en
este punto donde se plantea eldebate, ¿tiene derechos humanos un asesino, un
terrorista, un violador? A veces resulta paradójico, quealguien que no tuvo en
cuenta los derechos humanos de sus víctimas, requiere ahora que se tengan en
cuentalos suyos. Pero la justicia al igual que la libertad son dos conceptos
subjetivos que dependen de cada persona,en el sentido en que nadie puede ser
libre por ti, al igual que nadie puede ser justo por ti mismo, puesto queesa es una
capacidad que sale de tu interior.

El miedo a la muerte, la proximidad de fallecer, la brevedad de la vida, el


aprovechar el momento, el vivir lavida al límite, aquello que en el Renacimiento se
conocía con el nombre de tempusfugit, puede ser una de lascausas que nos
empujen, que nos decanten a la hora de tomar este tipo de decisiones. La verdad
es quemuchas personas tienen este ideal de vida en su día a día, pero si resulta
tan malo el no dejarse llevar por losinstintos como el dar rienda suelta a los
caprichos, lo adecuado sería entones, establecer un promedio, entrelas dos,
siempre meditando cada paso para evitar desenlaces no deseados.

Todo ser humano pretende que se lo trate como tal, y para esto hay distintas
formas de demostrarle al otro que lo considero humano, por ejemplo, hablar con
él, escucharlo, respetarlo, etc. Esto a lo que el autor llama humanización, es un
proceso recíproco: es decir, para que los demás me consideren humano, tengo
que empezar yo por considerarlos como tales, lo cual implica que al darnos la
buena vida, también se la estamos dando a los demás.
Y creo que todos deberíamos sentirnos identificados con él, ya que se habla de
nuestra propia vida; una vida que cada uno tiene que formar y moldear a su gusto,
en base a nuestros valores y convicciones, en base a lo que cada uno espera de
su vida.

Cada persona sabe lo que desea y cómo quiere vivir, y para lograr esto tenemos
que hacer lo que deseamos, lo que no significa que hagamos cualquier cosa
porque sí, sino que gracias a que somos libres y tenemos la capacidad y la
posibilidad de elegir y discernir, y saber lo que conviene a nuestra vida y lo que no,
podemos formar nuestro camino sin dejarnos llevar por lo que nos digan los
demás, ya sea el núcleo de gente que nos rodea, la sociedad o los modelos
impuestos por ella, etc. Sin embargo sé que siempre es bueno recibir ciertos
consejos de aquella gente que está cerca nuestro, que nos quiere y quiere lo
mejor para nosotros, pero siempre podemos elegir si tomarlos en cuenta o no. En
definitiva, estamos haciendo lo que deseamos; distinto sería no estar de acuerdo
con lo que nos dicen los demás, pero hacerlo igual, ya sea por costumbre o por
obedecer en caso de ser una orden, etc.
Por supuesto, esta buena vida tiene que ser humana. Podemos tener muchas
cosas materiales, mucho dinero, mucho poder, y llevar una buena vida: no
tendríamos hambre jamás, podríamos con nuestro dinero comprar todo lo que
deseáramos. Pero hay cosas que el hombre no puede comprar con dinero: no
puede comprar el afecto, el amor, el respeto o la amistad que sólo otro ser
humano puede darle. Y esto es una buena vida humana, una vida donde lo
fundamental es la interacción con nuestros semejantes, demostrarle al otro que sé
que no es sólo un cuerpo, sino una persona, que siente, que sufre, que VIVE.
Tratar al otro como lo que es, y con esto, también defender nuestro derecho a ser
tratados como humanos. Pero también somos nosotros los que tenemos que
empezar por tratarnos como humanos a nosotros mismos, porque así nos
estamos dando la buena vida, permitiéndonos hacer lo que nos gusta, lo que
deseamos ser y hacer, y abriéndonos a los demás, relacionándonos con ellos,
sintiéndonos libres y sintiendo que la vida nos pertenece, y merece ser vivida
intensamente; abrir los ojos y darnos cuenta que la vida no es eterna, y que de
nosotros depende que sea
placentera. La vida tiene que ser mágica, pero si nosotros no le ponemos magia,
ni permitimos que los que nos rodean nos den un poco de la suya, no podemos
pretender que lo sea.
Una buena vida se hace con nuestros propios ingredientes; nuestros valores,
nuestras convicciones, nuestros ideales, nuestra magia. Pero una buena vida
humana, tiene que tener también ingredientes de los humanos que nos rodean; el
amor, el respeto y la amistad que sólo podemos recibir de ellos, si también
nosotros sabemos brindarlos.

Похожие интересы