Вы находитесь на странице: 1из 2

EL LIBRO COLUMNA DE HIERRO

La historia se centra en la vida de Marco Tulio Cicerón también conocido como Marco Tulio
II. Conocido como el padre del derecho latinoamericano, nombrado por muchos como el
más grande abogado de la historia.
La historia se sitúa en los últimos días de la república, donde un amigo cercano de Cicerón,
Ático, se refiere a él como “La columna de hierro”, como última base de la ya tambaleante
estructura que era en aquel entonces la república. En el libro se menciona que Cicerón
quien era ampliamente conocido por su vanidad, quedo encantado con aquella referencia.
« El poder y la ley no son sinónimos. La verdad es que con frecuencia se encuentran en
irreductible oposición. Hay la Ley de Dios, de la cual proceden todas las leyes equitativas
delos hombres y a la cual deben éstos ajustarse si no quieren morir en la opresión, el caos y
la
desesperación. Divorciado de la Ley eterna e inmutable de Dios, establecida mucho antes
dela fundición de los soles, el poder del hombre es perverso, no importa con qué nobles
palabras sea empleado o los motivos aducidos cuando se imponga.
Los hombres de buena voluntad, atentos por tanto a la Ley dictada por Dios, se opondrán a
los gobiernos regidos por los hombres y si desean sobrevivir como nación, destruirán al
gobierno que intente administrar justicia según el capricho o el poder de jueces venales. » .

LA HISTORIA

La historia comienza en la juventud de Marco Tulio Cicerón II quien estaba enfermo de fiebre
y quien al sentir un emplasto caliente y saber que lo que empleaba su médico era grasa de
buitre, pregunto con fortaleza si Helvia su esposa lo autorizó y cuál era la cantidad
empleada, que eran dos sestercios.
No lo sabe dijo el médico. Marco Tulio sonrió al pensar en lo que diría. Ese dinero
lo anotará en los gastos de la casa, hizo una notable mención de lo excelente que era tener
en casa una esposa ahorrativa en esos tiempos. A su vez comento que tal cual se llevaban
los gastos de la cocina, debía tenerse control sobre los médicos y las medicinas.
Sin embargo la grasa no era propiedad de su doctor, si no se la había comprado a otro
argumentando que Helvia hacía todo lo posible para no tener que lidiar con comerciantes.
Su tos mejoro con la aplicación del ungüento. Durante el tiempo de la misma llego su padre
haciéndole señalización del estado de salud en que se encontraba en cuanto llego la
madrona informándoles de la inminencia del nacimiento de su hijo. Nació pues un 3 de
enero del año 648 con el mismo nombre que su padre y abuelo, era varón
Es en este momento que la historia deja de centrarse en el padre y comienza a titularse o
situarse en Marco Tulio Cicerón III es decir el nieto. Quien comenzó a emplear el nombre
Marco Tulio Cicerón dejando únicamente al padre con el nombre de Tulio, provocando el
enojo del abuelo al dudar si él se quedaría sin nombre. Era sin duda que Helvia su madre,
era quien en la casa llevaba el bastón de mando. Tulio se encontraba orgulloso de su
primogénito, deseaba besarle no obstante los romanos no debían besar a los niños, mucho
menos a los varones jugaba con él y buscaba que fuese un hombre de bien educándolo
desde niño a ser un hombre
Nacería después el hermano de Marco Tulio quien por nombre llevaría Quinto Cicerón quien
era totalmente diferente a su hermano en cuerpo y modales. Su abuelo era el más orgulloso
de él, no obstante el menor de los hermanos sentía fascinación por su antecesor a quien
imitaba y seguía a todas partes.
Arquias sería el maestro de Marco, quien notaba como la educación de su padre
había influido notablemente en el pequeño. Educándole pues con la compañía de
Eunice quien era su esclava y quien fungiese como compañera de juegos de
Marco. Durante su enseñanza fue instruido en la gnosis y la aptitud de todos los humanos
de creer en Dios no importando el nombre que se le diera. Poco después habrían de volver a
Roma, la que era ciudad de sus padres.
En roma fueron educados cual ciudadanos, siendo parte de las altas escuelas, junto a los
Cesares que no eran del agrado de Tulio. Sacando a relucir la joven etapa de quien fuese el
gran abogado
Durante esta etapa de su vida, Marco Tulio habría de satisfacer lo que a su parecer era
necesario para la creación de un artífice de distinción entre los animales y los humanos. La
ley.
A bien citaba:

“Un abogado no debe permitirse decir «si gano» -replicó-. ¿No te lo he dicho ya? En este
caso no puedes apelar a ninguna ley de Roma, porque no hay tal ley. Se trata de un granjero
modesto, un padre de familia, con esposa, dos hijos y tres esclavos que le ayudaban en las
labores de su granja. Pero, al igual que todos nosotros, atraviesa malos tiempos y está
arruinado.”
Con lo cual era enérgica su manifestación de no igualdad entre los derechos de
los ricos y los pobres en cuanto a la impartición de justicia en Roma figuraba.
Empieza a aparecer la figura del jurista de renombre, el que aboga por las leyes a la vez que
es consultado por Julio César y patricios de renombre como el gran Lucio Sergio Catilina,
quien tenía cierta brusquedad con él a causa de la esposa y de el testamento de esta en la
cual el patricio buscaba divorciarse sin la necesidad de devolver la dote.
Habría de recibir de Roscio su primer empuje hacia la vida política, de aquel actor de
nombre se pasaría el entendido de que aquel notable abogado habría de entender que es
precisamente en las manos de los que llevan a cabo la interpretación de las leyes, la
obligación moral y tacita de su creación
Habría de defender a Catón Servio frente a Sila, caso que le costaría o el honor de
por vida enaltecido, o la muerte en caso de derrota. A bien hubo de ganar, logrando
incluso se le perdonara la deuda por el delito de plagio.

No obstante los acontecimientos Marco temia por su muerte asi pues recibió una carta de
un amigo y de Pompeyo quien formaba parte de la conspiración para su homicidio. Sin
embargo habría de nacer su hijo quien llevaría el nombre de su padre poco antes de ocupar
el puesto de cónsul de Roma el cargo mas importante del mundo en aquella época. Durante
su gobierno habría de buscar esa igualdad que tan arduamente busco en sus anteriores
puestos, jamás olvidando su noble profesión de abogado, provocando la ira de muchos
detractores, hasta su muerte a manos de Herenio por mandato de Antonio cortando su
cabeza y sus manos poco antes de su partida a Macedonia, y con 43 años posteriores a su
muerte, el inicio de la caída de su amada república, con el vislumbra miento de aquel que
sería anunciado mediante la frase:
“¡Salve, llena de Gracia! ¡El Señor es contigo! ¡Bendita Tú eres entre todas las mujeres!”

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO


FACULTAD DE DERECHO
DERECHO ROMANO II
LIC. LAURA MERCEDES
RESUMEN DE LA COLUMNA DE HIERRO
ALUMNO: RUIZ RAMIREZ JOSIMAR NASAE