Вы находитесь на странице: 1из 316

EL DESCUBRIMIENTO

DEL

OCÉANO PACIFICO
HERNANDO DE MAGALL ANE S
Y SUS COMPAÑEROS

DOCUMENTOS
(Anexo a la A l e m a n a Universitaria)

POR

JOSÉ TUR IB 10 MEDJNA

SANTIAGO [j E C H I L E

IMPRENTA ELZEVIUIANA
tgao
A L LECTOR

Eis lustros largos van ya trascurridos desde que en


1888 dediqué ios dos primeros volúmenes de mi
Colección de documentas inéditos para la /listaría de
Chite para los que conseguí recopilar relativos a F e r ­
nando de M agallanes y sus com pañeros en aquel m e­
morable viaje.— primero que se hizo a] rededor del m un­
do y cuva importancia, está demás decirlo, cede sólo an ­
te la grandeza del que realizó Colón para el descubri­
miento del Nuevo Mundo. Con ellos a la vista se pudo
adelantar el conocimiento de los antecedentes que le die.
ron origen, las incidencias del viaje mismo y no pocos
datos biográficos de los hom bres que lo llevaron a c a b o
Después acá, nada de verdadera importancia ha venido
a aumentar ese acervo histórico, ni aun siquiera cuando
con ocasión de celebrarse el cuarto centenario del d e s ­
cubrimiento de Am érica, tantos y tantos historiógrafos
aportaron, cua! más, cual menos, algún contingente de
investigación, de critica o de resumen de los hechos
culm inantes relacionados con aquella m agna fecha.
La compilación de los documentos a que alude) fue
el resultado de una larga y paciente investigación en el
Arch ivo de Indias de S ev illa, arsenal inagotable para el
estudio de la historia de los países am ericanos v cuya
riqueza comenzó a ser conocida desde que Fernández de
Navarrete publicó su notable Colección de viajes, y en
un campo más vasto cuando en 1864 se inició la impre­
sión de la Colección de documentos que tuvo especial­
mente a su cargo don L u is T o rres de Mendoza, hecha,
VL Л1, LliCTOIÍ

desgraciadamente, sin sujeción a un programa verdade­


ramente ordenado y en copias a veces tan detestables
que resultan punto menos que indescifrables: colección
que tomó después a su cargo la Real Academia de la
Historia, va dentro de un plan metódico y valiéndose de
copias realmente fidedignas, v que es lástima, por lo
mismo, que no pasara mas allá del tumo X 1 1 1 . Ahora en
nuestros dias, el laborioso jel'e de aquel Archivo, mi
am igo don Pedro T o rres Lanzas, después de haber dado
a conocer la lista de documentos allí existentes relativos
a la independencia de las antiguas colonias españolas, ha
ido entregando a la estampa el contenido al por mayor de
ese Archivo, realizando con ello una obra de verdadero
interés para el investigador de las cosas de América.
El Gobierno de la R epública Argentina, penetrado
de la importancia de inventariar lo que allí se guarda res­
pecto a su historia ha dado a luz también un catálogo
de lo que a ella toca, compulsa que alguien tiene hecha
para este país desde hace treinta años, pero que seg u ­
ramente quedará en borrador... V ajustándose a una nor­
ma científica y de progreso, mantiene en E spaña en­
cargado especial, uno de los hombres mejor preparados
para el caso v amante del estudio del pasado colonial,
que últimamente ha enriquecido las letras de su patria
con un valiosísim o v olum en 'de documentos relalivos'á
la Audiencia de Charcas.
Pues a pesar de que creí,— y el hecho de no haberse
divulgado nada nuevo, como decía, en aquellos días del
Centenario parecía concurrir a ello,— después de exa­
minados los legajos del Archivo de Indias, que más o
menos atañían al viaje M agallanes y de los cuales sa­
qué los documentos que formaron los dos tomos a que
me refería, que nada de capital importancia quedaba
allí por explorar, en un viaje posterior, a que me forza­
ron los acontecim ientos políticos desarrollados aquí en
1891, procurando ahondar más el tema con que propia­
AL LECTOR Vil

mente se inicia la historia de Chile, me engolfé en una


rebusca de papeles que con más generalidad tocaban a
la historia índica, y frulo de esa labor, en la parte de
que ahora se trata, es el tomo de documentos que en este
momento presento al lector. Bien se com prende, por el
examen de su contenido, que son las esp iga s olvidadas
en up campo ya cosechado; pero, con todo eso, resultan
algunas de las piezas que lo forman, si no de interés
general, por lo menos bien curiosas por los detalles
que nos permiLen conocer de aquella memorable jornada,
.y sobre todo, en lo que atañe a los tripulantes de !as n a­
ves que formaron la escuadrilla de descubrim iento, se­
ñalando sus patrias, sus padres, los sueldos que se les
asignaron, lo que trajeron a su regreso a E sp añ a, las fe­
chas en que la inmensa mayoría de ellos falleció, y al­
guno que otro detalle, engolfado, al parecer, en nim ie­
dades. pero de verdadero alcance histórico, como hilos
.aislados de. una urdimbre que ayudan al historiador a
presentarla del todo acabada. Ahí están, por ejemplo, la
.figura de Duarte Barbosa, que por medio de un simple
párrafo puesto como anotación secundaria, nos permite
apreciarla bajo una luz com pletam ente nueva, y la de
aquel olro com pañero de Ju a n Sebastián del C ano que
.Je traicionó en C abo Verde,
S ale el presente volumen en humildes pañales, dis­
minuido en realidad, por su presentación, de la im por­
tancia a que era acreedor tratándose del m agno aconte­
cimiento que va a celebrarse. P ara que se alcanzase en
estas circunstancias, yo hubiera querido reunir en un
solo-cuerpo aquellos documentos, gran parte al menos,
de ios que aparecieron en 1888, con los nuevos que aho­
ra doy a juz y en volumen semejante al que dediqué a
V asco Núñez de Balboa en 1914 con ocasión de su cen­
te n a rio . del. cual es naturalmente su gem elo el que he
de consagrar a Magallanes, como que ambos van inclui­
dos en el rubro genera! de E l descubrimiento del Océano
VIH Al^LECTOlí

Pacifico: pero tal cosa no ha sido posible y debemos


contentarnos con lo que se nos ofrece. V a lg a aquí aque­
llo de peor es nada.
E sta pequeña colección ha ofrecido tropiezos casi in­
subsanables para la copia de los documentos que con­
tiene, derivados especialm ente de la interpretación de los
nombres propios, siempre difíciles de traducir, escritos
como se hallan en mucha parte con la letra «procesada,
que no la entenderá Satanás», según observaba ya C e r ­
vantes en su tiempo, y que en el caso presente se com ­
plica con la doble traducción de apellidos extranjeros,
que los hay portugueses, italianos, franceses, ingleses,
flamencos, alem anes y aún de los vascos. De ahí que en
ocasiones hava que adivinarlos o darlos como m era­
mente hipotéticos, eso sí que conservando en cada caso
las diferentes lecciones con que aparecen en sus o rig i­
nales o en la traducción de los copistas, los mejores que
hallé y de que hube de valerme. A lgú n ejemplo pondrá
este hecho bien en claro. Sea, primeramente, el caso
de Arnaot, que es, indudablemente, Arnaut, habiéndose
atenido el escribiente que lo anotó a la manera como le
sonó al oído; de entre los italianos, el nombre de Bo­
c ad o , desconocido en castellano, fué traducido en .O ca-
cio; el alemán H ans B ergen , en Anse, Anz, llan se, A n s
V arge; el sic de coeleris. Consérvolos, pues, tales co ­
mo se hallan en los originales, con todas sus varian ­
tes, reservándome el restituirlos a sus verdaderas for­
m as cuando llegue el caso de bosquejar las biografías
de los que los llevaron.
Diré, por último, que con razón se echará de menos
u.n índice alfabético de nom bres propios, de que el tomo
resulta pletórico, Hecho está, pero me reservo para in ­
cluirlo junto con los demás que he de insertar en el tex­
to, para no disgregarlo y facilitar así la consulta de todos
ellos.
DOCUMENTOS
RE LA TIV O S Á

FERNANDO DE MAGALLANES
Y S U S COMPAÑEROS.

I,—R eal cédula á los Oficiales de la Casa de la Contra -


ción en la que se les ordena p a g a r d A ndrés de San
ÍMarlín su sueldo de piloto real.

E l R e y .— Nuestros Oficiales de la C a sa de la C o ntra­


tación de las Indias, que residís en la ciudad de Sevilla.
Sabed que mi merced y voluntad es que An drés de
San t Martin haya y tenga de N os en cada un año asen­
tados en los nuestros libros de esa dicha C asa por nues­
tro piloto, con que de contino esté aparejado para N os
servir, ansí por mar como por tierra, veinte mili m arave­
dís; por ende, yo vos mando que lo pongades é asen-
tedesan sí en los nuestros libros de esa dicha Casa: é vos,
el Doctor Sancho de Matienzo, de cualesquier m arave­
dís y oro de vuestro cargo le dad é pagad los dichos
veinte mili maravedís este presente ano de la fecha
desta mi cédula, el cual corra y se cuente desde el día
2 HISTORIA DE CHILE

de la fecha desta mi cédula, v dende en adelante en cada


un año, cuanto nuestra merced y voluntad fuere. Y to­
mad vos, el dicho Doctor, en cada un año su carta de
pago del dicho Andrés de Sant Martin en las espaldas
de un traslado signado desta dicha mi cédula, con el
cual resguardo mando que vos sean recibidos v pasados
en cuenta los dichos veinte mili maravedís en cada
un año; é asentad esta dicha cédula en los libros de esa
dicha Gasa, y sobre escrita de vosotros en las espaldas,
ésta, original, tornad al dicho Andrés de Sant Martin
para que la él tenga por título del dicho oficio, y non
fagades ende al. F ech a en B u rg o s a veinte y dos días
del mes de Mayo de quinientos doce años.— Y o e l R e y .
— P o r mandado de S. A .— Lope Conchillos. — En las es­
paldas de dicha cédula está una señal del Obispo de Pa-
lencia. Asentóse en ella lo siguiente: Asentóse esta cé­
dula de S. A. en el libro de los oficios y situados de la
C asa de la Contratación, que tienen los Oficiales de ella,
en n dias del mes de Ju n io de mili quinientos y doce
años, á fojas doce.
(Archivo de Indias, 46-4-r/3o, libro I, fol. 7.)

II.— Real cédula á los Oficiales de la Casa de la Con-


tratación para prevenirles qnc Ju a n Rodríguez ’M a fra
ha sido nombrado piloto real.

El R e y .— Nuestros Oficiales de la C asa de la Contra­


tación de las Indias, que residís en la ciudad de Sevilla.
Sabed que mi merced y voluntad es de tomar y recibir
por nuestro piloto á Ju a n Rodríguez Mafra, vecino de la
villa de Palos, y que nos sirva, así por mar como por
tierra, y que haya y tenga de N os de ración y quitación
en cada un año. asentados en los libros de esa dicha
C asa veinte mili maravedís, con tanto que esté conti­
nuamente aparejado para N os servir ansí por mar
FERNANDO DE MAGALLANES 3

como por tierra, cada y cuando le fuere m andado; por


ende, yo vos mando, que lo pongades y asentedes asi en
los nuestros libros que vosotros tenéis en esa dicha Casa.
E vos el Doctor Matienzo, nuestro tesorero de la dicha
Casa, de cualesquier maravedís y oro de vuestro cargo
le dad y pagad al dicho Ju an 'Rodríguez M afra los di­
chos veinte mili maravedís este presente año, desde el
día de la fecha desta mi cédula en adelante e n c a d a un
año, cuanto nuestra merced y voluntad fuere, y tomad
su carta de pago del dicho Ju an Rodríguez y en las es­
paldas de un traslado signado desta dicha mi cédula
en cada un año, con la cual mando que vos sean reci­
bidos y pasados en cuenta en cada un año, los dichos
veinte mili maravedís; y asentad esta dicha mi cédula
en los libros de esa dicha Casa, y sobreescrila de v os­
otros, ésta, original, tornad al dicho Ju a n Rodríguez M a­
fra, para que la él tenga por titulo del dicho oficio, y
non fagades ende al. Fecha en B u rg o s á veinte y tres
días del mes de M ayo de quinientos doce años.— Y o ei.
R e y . — P o r mandado de S. A .—Lope Conchillos .— Y en
las espaldas de la dicha cédula está una señal del O bis­
po de Falencia; é asentóse en ella lo siguiente: asentó­
se esta cédula de S . A . en el libro de los oficios y s i­
tuados de la C a sa de la Contratación, que tienen los
oficiales de ella, en diez días del mes de Ju llio de mili y
quinientos y doce años.
(Archivo de Indias, /:-ío, libro J, f. y.)

///,— Real cédula á los Oficiales de la Casa de la Con­


tratación en la que se les avisa que Ju an Serrano ha sido
recibido po r piloto real.

E l R e y ,— Nuestros Oficiales de la C a sa de la C o n ­
tratación de las Indias, de la ciudad de Sevilla. Sabed
que, acatando la suficiencia y habilidad de Ju a n Serrano,
4 HISTORIA DF. CHILE

piloto, mi merced y voluntad es de le tomar y recibir


por nuestro piloto, y que haya y tenga de N os en cada
un año de salario con el dicho oficio treinta mili m ara­
vedís, y de merced otras tantas fanegas de trigo para
ayuda de su mantenimiento, como tienen los otros pilo­
tos, a quien demás de su salario les habernos hecho
merced de pan; por ende, yo vos mando que lo ponga-
des y asentedes así en los nuestros libros de esa C asa
que vosotros tenéis; ev o s, el nuestro tesorero que sóis
ó fuéredes de ella, de cualesquier maravedís é oro de
vuestro cargo paguéis al dicho Ju an Serrano, piloto,
los dichos treinta mili maravedís y pan este presente
año, desde el día de la fecha desta mi cédula fasta en
fin dél, y dende en adelante en cada un año, segund y
cuando y cómo se pagan á los otros pilotos que de N os
tienen semejantes maravedís de salario y merced del di­
cho pan, que con el traslado desta mi cédula, signado
de escribano público y con carta de pago del dicho
Ju a n Serrano, mando que vos sean recebidos y pasados
en cuenta los dichos maravedís y pan; y asentad el tras­
lado de esta mi cédula en los libros, y sobrescrita de
vosotros, tornad, esta, original, al dicho Ju a n Serrano,
piloto, para que la él tenga, y non fagades ende al. F ech a
en Madrid á ocho de Feb rero de mil! quinientos catorce
años.— Y o e i . R e y . — P o r mandado de ñu A lte za .—Lope
Conchillos .— Y señalada en las espaldas del Obispo de
Palencia. Y en las espaldas se asentó lo siguiente: A s e n ­
tóse esta cédula de S u Alteza en el libro de las mercedes
de los oficios y situados desta C asa de la Contratación
que tienen los Oficiales della, á fojas veinte, en diez y
siete días de Febrero de mili quinientos catorce años,
para que se guarde y cumpla lo en ella contenido, se­
gún que Su Alteza lo manda.
( A r c h i v o dü I n d i a s , j|6*4- i /3o, l i b r o I, fol . ’J li.)
Fe r n a n d o de Ma g a l l a n e s 5

IV .—R ea l cédula á los Oficiales de la Casa de la Contra­


tación noticiándoles que Vasco Gallego ha sido incor­
porado en el número de los pilotos reales.

E l R e y .— Nuestros Oficiales de la C a sa de la Contra­


tación de las Indias, que residís en la ciudad de S e v i­
lla. Sabed que mi merced y voluntad es de recibir por
nuestro piloto, para que esté y resida y sirva en esa
dicha C asa en todo lo que le mandáredes y conviniere
á nuestro servicio, á V asco Gallego, y que haya y ten­
g a de N os en cada un año en esa dicha C asa treinta
mili maravedís. P o r ende, yo vos mando que lo pon-
gades y asentedes ansí en los nuestros libros de la di­
cha C a sa que vosotros tenéis, y por libranzas de todos,
vos, el dicho tesorero, de cualesquíer maravedís v oro
de vuestro cargo, dad y pagad al dicho V asco Gallego
los dichos treinta- mil! maravedís este presente año,
desde el día de la fecha dcsta mi cédula fasta en fin
dél, é dende en adelante en cada un año, segund y
cuando libráredes y pagáredes á los otros nuestros pi­
lotos los semejantes maravedís que de Nos tienen asen­
tados en esa dicha Casa; é asentad en los dichos libros
el traslado de esta mi cédula, é sobrescrita de vosotros,
tornad al dicho V asco Gallego para que la él tenga por
titulo del dicho oficio: por virtud d é l a cual mando que
le sean guardadas todas las honras, franquezas y liber­
tades que les guardan á los otros nuestros pilotos de
esa dicha Casa, de todo bien é cumplidamente en guisa
que le non mengüe en cosa alguna. F ech a en Sego v ia
á doce días del mes de Ju llio de quinientos catorce
aúos.— Y o e l R e y .— P o r mandado de S u Alteza.— Lope
Conchillos,— Y en las espaldas está señalada del Obispo
de Falencia, y decía: acordada. Y se puso en las espal­
das lo siguiente: Asentóse esta cédula de Su Alteza en
los libros de los oficios y situados desta C asa de la C o n ­
tratación que tienen los Oficiales de ella, á fojas veinte
6 HISTORIA DE CHILE

y dos, en primero día del mes de A gosto de mili qui­


nientos catorce anos, para que se guarde y cumpla lo
en ella contenido, segúnd que Su Alteza lo manda.
(Archivo de Indias, 46-4-1/30, libro I, fol. 28.)

V.—Real cédula á los Oficiales de la Casa de la Contra­


tación, en la que se les noticia que Esteban Gómez, p o r­
tugués, ha sido recibido p o r piloto real.

El R e y .— Nuestros Oficiales de la C a sa de la Contra­


tación de las Indias, que residís en la ciudad de Sevilla.
Sabed que mi merced y voluntad es de tomar y recibir
por nuestro piloto á Esteban Gómez, portugués, Y que
baya y tenga de N os de salario, en cada un año, con el
dicho oficio en esa Casa treinta mili maravedís; por
ende, N os vos mandamos que lo pongades y asentedes
en los nuestros libros que vosotros tenéis y le libréis y
paguéis los dichos treinta mili maravedís este presente
año dende diez días del mes de Febrero deste año fasta
en fin dél, y dende en adelante en cada un año a ios
tiempos y segund y cómo y cuando libráredes y pagá-
rédes á los otros nuestros pilotos que de N os tienen se­
mejantes maravedís; y con carta de pago de el dicho
E steban Gómez y con el traslado signado desta mi cé­
dula mando q uesean recibidos y pasados en cuenta á vos
el dicho tesorero los dichos treinta mili m aravedís en
cada un año. Y asentad el traslado de esta mi cédula
en los libros de esa C asa que vosotros tenéis, y sobres"
crito y librado de vosotros, volved este original al dicho
Esteban Gómez para que lo él tenga é lo en él contenido
haya efeto, é non fagades ende al. Fecha en Valladolid
á diez días del mes de Febrero deste.— V ale.— Y o i-:l

R e y .— Por mandado del R e y .— Francisco de los Cobos.


— Y en las espaldas de la dicha cédula estaba una señal
de firma, Y púsose en las espaldas de la dicha cédula lo
fer ia n d o de Ma g a l l a n e s 7

siguiente: A sentóse esta cédula de S u Alteza en el libro


de los oficios y situados que tienen los oficiales de S u s
Altezas que residen en Sevilla, en veinte días del mes
de Abril de mil! y quinientos y diez y ocho años, para
que se guarde y cumpla lo en ella contenído; segund
que S u Alteza lo manda.
(Archivo de Indias, 46-4-1/30, libro I, fol. 35 .)

VI.—R ea l cédula p o r la que se manda acrecentar á A n ­


drés de San Martin su salario de piloto real.

E l R e y .— Nuestros Oficiales de la C a sa de la C o ntra­


tación de las Indias, que residís en la ciudad de S e v i­
lla. Sabed que mi merced y voluntad es, demás y allen­
de de los veinte mili maravedís que tiene de salario en
cada un año en esa dicha Casa Andrés de S a n t Martin,
nuestro piloto, haya y tenga en cada un año otros diez
mil maravedís; por ende, yo vos mando que lo pongáis
v asentéis así en los nuestros libros y nóminas que vos­
otros tenéis de esa dicha C asa y le libréis y paguéis los
dichos diez mili maravedís, juntamente con los otros
veinte mili maravedís, este presente ano, desde primero
de Enero deste dicho presente año fasta en fin dél, é
dende en adelante en cada un año, á los tiempos y se­
gund y cómo y cuando libráredes á los otros nuestros
pilotos de esa dicha casa los semejantes maravedís que
de N os tienen, solamente por virtud desta mi cédula:
con la cual ó con su traslado signado de escribano p ú ­
blico, mando que sean recibidos y pasados en cuenta á
vos el nuestro tesorero, que es ó fuere de la dicha Casa,
los dichos treinta mili maravedís en cada un ano, tomando
carta de pago del dicho A ndrés San t Martín en cada un
año. Y asentad el traslado desta dicha cédula en los di­
chos libros, y sobrescrita y librada de vosotros, volved,
ésta, original, al dicho An drés de Sant Martín para que
8 HISTORIA DE CHILE

la él tenga y lo contenido en ella haya efeto. y non fa-


gades ende al. F ech a en Valladolid á veinte días del mes
de Marzo de mili quinientos diez y ocho años.— Y o e l
R e y .— P o r mandado del R e y .— Francisco de los Cobos.
— Señalada en las espaldas del Gran Chanciller y de!
Obispo de Bu rgo s. Y púsose en las espaldas de la dicha
cédala lo siguiente: A sentóse esta cédula de Su Alteza
en el libro de los oficios y situados que tienen los Ofi­
ciales de S u s Altezas, en veinte y dos dias del mes de
Abril de mili quinientos diez y ocho años, para que se
guarde lo en ella contenido.
(Archivo de Indias, 4fi-4-i/3o, libro I, fol. 40.)

V il.—R eal cédula por la que el R ey avisa á los Oficiales


de la Casa de la Contratación que ha lomado por su
capitán con cierto salario á Fernando de M agallains,

El R e y .— Nuestros Oficiales de la C asa de la Contra­


tación de las In d ia s q u e residís en la ciudad de Sevilla.
Sabed que mi merced y voluntad es de tomar y recibir
por nuestro capitán á Fernando de Magallains, caballe­
ro natural del reino de P ortogal. é que baya y tenga de
N os de salario en cada un año cincuenta mili m arave­
dís; por ende, yo vos mando que lo pongades y asente-
des así en los nuestros libros y nóminas de esa C a sa que
vosotros tenéis: y le libréis y paguéis los dichos cin­
cuenta mili maravedís este presente año, dende el día
de la fecha desta mi cédula hasta el fin dél, y dende en
adelante en cada un año, á los tiempos y segund y
cuando y como libráredes y pagáredes á las otras per­
sonas que de Nos tienen salarios en esa Casa; y tomad
su carta de pago, ó de quien su poder hobiese, con la
cual, y con el traslado de esta mi cédula, signada de es­
cribano público, mando que sean recibidos y pasados en
cuenta, á vos el nuestro tesorero, los dichos cincuenta mili
FERNANDO DE MAGALLANES 9

maravedís en cada un año, sin otro recabdo alguno, é


asenta del traslado de esta mi cédula en los dichos libros,
v sobrescrita y librada de vosotros, volved ésta, original,
al dicho Fernando de M agallains para que la él tenga, é
non fagades ende al.' F ech a en Valladolid, á veinte y
dos días de Marzo de mili quinientos diez y ocho años.
Y o e l R e y .— P o r mandado del R e y ,— Francisco de los
Cobos.— Y en las espaldas están dos señales de firmas;
y púsose en las espaldas de la dicha cédula lo siguiente:
Asentóse esta cédula de Su Alteza en el libro de los
oficios y situados quetienen los Oficiales de S u Alteza
de la G asa de la Contratación de las Indias que residen
en Sevilla, á fojas veinte y nueve, en diez y nueve días
del mes de Mayo de mili quinientos diez y ocho años,
para que se guarde y cumpla lo en ella contenido, se-
gund que S u Alteza lo manda.
(A rchivo de Indias, 46-4-1/30, lib. I, fol. 42.)

V III.—R ea l cédula en la que se previene á los Oficiales


de la Casa de la Contratación que el bachiller R u iF a -
lero ha sido recibido p o r capitán , con cierto salario.

El R e y ,— Nuestros Oficíales de la C a sa de la C ontra­


tación de las Indias, que residís en la ciudad de Sev i­
lla, Sabed que mi merced y voluntad es de tomar y re­
cibir por nuestro capitán al B achiller Rui Falero, y que
haya y tenga de salario en cada un año cincuenta mili
maravedís; por ende, yo vos mando que lo pongades
é asentedes así en los nuestros libros y nóminas de esa
Casa que vosotros tenéis, y le libréis y paguéis los di­
chos cincuenta mili maravedís este presente año, desde
el dia de la fecha desta mi cédula en adelante fasta en
fin dél, y dende en adelante en cada un año á los tiem­
po y segund y como y cuando^ libráredes y pagáredes
á los otros que de Nos tienen salarios en esa Casa, é to­
10 HISTORIA DE CHILE

mad su carta'de pago, ó de quien su poder hobiere, con


la cual y con el traslado signado de escribano público
desta mi cédula, mando que sean recibidos y pasados
en cuenta á vos, el nuestro tesorero, en cada un año los
dichos cincuenta mili maravedís, v asentad el traslado
desta mi cédula en los libros, y sobrescrita y librada de
vosotros volved, ésta, original, al dicho B achiller R ui
Falero. F ech a en Y alladolid á veinte y dos de Marzo de
mili y quinientos diez y ocho años.— Y o e l R e y .— P o r
mandado del R e y .— Francisco de los Cobos .— Y en las
espaldas d é la dicha cédula están dos señales de firmas.
Y púsose en las espaldas de la dicha cédula lo siguien­
te: Asentóse esta cédula de Su Alteza en el libro de los
oficios y situados que tienen los Oficiales de S u s A lte ­
zas que residen en Sevilla, á fojas veinte y cuatro, en
diez y nueve días del mes de M ayo de mili y quinientos
y diez y ocho anos, para que se guarde y cumpla lo en
ella contenido, s e g u n d q u e Su Alteza lo manda.
(Archivo de Indias, 46-4-i3o, lib. I, fol. 43.)

I X .—Real cédala p o r la que se aumenta á M agallanes y


á Falero sus sueldos de capitanes en atención á que van
con una armada d descubrir «a la p a r le del M ar Océano.»

E l R e v .— N uestros Oficiales de la ciudad de Sevilla,


que residís en la Casa de la Contratación de ella. P o r ­
que, como veréis, N os enviamos á Fernando de M ag a­
llanes y a! Bachiller Rui Falero con una armada n ues­
tra á descubrir á la parte del M ar Océano, y demás de los
cincuenta mili maravedís que les habernos mandado
asentar de salario en cada un año á cada uno, por nues­
tros capitanes, mi merced y voluntad es que hayan y
lleven el-tiempo que andovieren en la dicha armada en
nuestro servicio ocho mili maravedís de sueldo cada uno
cada mes; por ende, yo vos mando que les libréis y pa­
FERNANDO DE MAGALLANES II

guéis los dichos ocho mili maravedís desde el día que


comenzaren á gan ar sueldo los otros pilotos que han
de ir en la dicha armada, fasta que con la bendición de
Nuestro Señ or vuelvan con ella, segund y de la manera
y á los tiempos que libráredes y pagáredes á la otra
gente que fuere en la dicha armada. Fecha en Aranda, á
diez y siete de A b ril de mili y quinientos diez y ocho
años.— Y o e l R e y .— P o r mandado del R e y . — Francisco
de los Cobos.— Y en las espaldas están dos señales de
firmas.
(Archivo de In dias, 46-4-1/30, lib. I, íol. 43.)

X . — R ea! cédula á los Oficiales de la Casa de la Contra­


tación para que hagan examinar un pilolo que había
de llevar Fernando de Magallanes.

E l R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilla, en la C asa de la Contratación de las Indias.
Fernando de Magallains, nuestro capitán, me ha hecho
relación que para este viaje que él y el B achiller Rui
Falero han de hacer por nuestro mandado á descobrir al
M ar Océano, tienen necesidad de algunos pilotos que
sean experimentados en la dicha navegación, y que él
sabe de una persona que es buen piloto y bien hábil
para lo susodicho, al cual le traerá ante vosotros. P o r
ende, yo vos mando que cuando el dicho Fernando de
M agallains trujere ante vosotros al dicho piloto le ha­
gáis examinar á nuestro piloto mayor, y siendo hábil y
suficiente y cual conviene para nuestro servicio, mi mer­
ced y voluntad es que haya y tenga de N os de salario
en c a d a un año veinte mili maravedís, el tiempo que
nos sirviere, y que el tiempo que andoviere en el di­
cho viaje á nuestro servicio haya á razón de tres mili ma­
ravedís por cada mes de sueldo, demás y allende de
los dichos veinte mili maravedís que ha de haber en
12 HISTORIA DE CHILE

cada un año; y vos mando que lo pongáis y asentéis así


en los nuestros libros y nóminas que vosotros tenéis y
le libréis los dichos veinte mili maravedís, que con sus
cartas de pago, ó de quien su poder para ello hobiese,
y con el traslado signado desta mi cédula, mando que vos
sean recibidos y pasados en cuenta á vos el .nuestro
tesorero los dichos veinte mili maravedís en cada un
año, y asentad el traslado desta mi cédula en ios dichos
libros, y sobrescrita y librada de vosotros, v o l v e d ésta,
original, al piloto que así asentáredes, como dicho es,
para que la él tenga por titulo del dicho oficio. Fecha en
Aranda á diez y siete días del mes de Abril de mil qui­
nientos y diez y ocho años.— Y o e l R e y .— P o r mandado
del R e y .— Francisco de los Cobos.
(Archivo de Indias, 46-4-¡/ 3o, lib. I, fol. 54.)

A7 .— R eal cédula p o r la que se declara que en caso que


;Magallanes y F a l ero falleciesen durante el viaje que
habían de emprender, sus herederos gozasen de las
mercedes contenidas en la capitulación.

E l R e y .— P o r cuanto N os habernos mandado tomar


cierto asiento é concierto con vos, Fernando de M ag a­
llanes. caballero, y el Bachiller R u i Falero, naturales
del reino de Portogal, para que vayan á descobrir á la
parte del M ar Océano, y por la dicha capitulación vos
habernos concedido ciertas mercedes en remuneración
de lo que en el dicho viaje nos habéis de servir, para
vosotros y para vuestros herederos é subcesores para
siempre jam ás, como más largamente por los dichos
capítulos é asientos se contiene, é porque podría ser que
después que. con la bendición de Nuestro Señor, v o s­
otros fuésedes fechos á la vela para hacer el dicho viaje
alguno de vosotros ó entrambos ó á las personas que
asi vosotros lleváis en el dicho viaje les hobiésedes dado.
FERNANDO DE MAGA!.LAN'ES i3

el regimiento que para lo seguir é acabar fuese menes­


ter, é hiciesen é descubriesen lo que vosotros is á des­
cubrir, y os teméis que á cabsa de no ir declarado en
las dichas capitulaciones que gocéis de las mercedes en
ellas contenidas, aunque entrambos muráis en la dicha
empresa antes de ser acabada; é porque mi intención
f u é y es que si después que con la bendición de N ues­
tro Señ or fuéredes fechos á la vela con la dicha armada,
alguno de vosotros ó entrambos fallesciéredcs y hobié-
redes dado á !a gente que en ella fuere instrución é re­
gim iento que para el dicho descubrimiento fuere nece­
sario, y aprovechándose dél, descubriesen las partes é
islas que vosotros así is á descubrir: que vuestros he­
rederos é subcesores é de cada uno de vosotros hayan de
gozar é gocen de las mercedes é previlegios en las di­
chas capitulaciones é asientos contenidos, é por la pre­
sente así lo declaro, y es mi merced é voluntad que se
cumpla como si en las dichas capitulaciones fuera de­
clarado, de lo cual vos mandé dar v di la presente fir­
mada de mi nombre y del mi infra-escrito secretario.
F ech a en Aranda, á diez v siete días del mes de x\brilde
mili é quinientos é diez é ocho años.— Y o e l R e y .— P o r
mandado del R e y .— Francisco de los Cobos.
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X II.—Instrucciones generales dadas p o r el R ey á M aga­


llanes y Falero pa ra el viaje que habían de hacer.

E l R e y .— L o q u e vos, Fernando de M agallanes, ca­


ballero natural del reino de Portogal, y el Bachiller R u i
Falero, asim ism o del dicho reino, en el viaje que con la
buena ventura habéis de facer, es lo siguiente:
Prim eram ente, habéis de ir derecham ente á la cibdad
de Sevilla á presentar vuestras provisiones é capitula­
ciones á los nuestros Oficiales de la C asa de la Contra-
*4 HISTORIA DE CHILE

ción de las Indias, que residen en la dicha cibdad, é so­


licitaréis que, conforme á ello é á lo que yo cerca dello
les mando escrebir, vos armen luego los cinco navios
que yo vos mando .dar y vos los bastezcan de la gente
y cosas nescesarias, é facerme héis saber algunos días
antes que esté presto todo para cuando pensáis partir,
y asimismo cuando estuvierdes presto é á la vela, por­
que de todo quiero ser informado.
Ansim ism o, como sabcis„yO he de nombrar personas
que vayan con vos en la dicha armada por nuestros fato-
res, contadores é escribanos, como N os quisiéremos,
para que tengan cuenta é razón de la gente é mercade­
rías nuestras que en ella llevardes, é tomen é reciban
todo So que dello resultare.
Habéis de tener mucho cuidado que en l o q u e hobier-
des de facer en el dicho viaje, así en el resgate é con­
tratación de las mercaderías é cosas que en nuestro
nombre se hobieren de facer, se haga por ¡as dichas per­
sonas que así nosotros nombraremos para ello, é no
por vosotros ni por otra alguna, é por ante nuestro es­
cribano de la dicha armada, é que todo lo que hobier-'
des de facer que toque á nuestro servicio, lo hagáis to­
mando el parecer de las dichas personas, é con su
acuerdo é seyendo todos juntos é conformes para ello, é
sobre todo vos encomiendo la conformidad dentre v o s­
otros.
Otrosí: vos mando que todo lo que de la dicha arma­
da nos perteneciere, asi de rescate ó contratación, como
en otra cualquier manera, lo hagáis entregar luego li­
bremente por ante el escribano de la dicha armada al
nuestro tesorero ó factor que en ella Nos inviaremos,
conforme á nuestra instrucción que para ello llevare,
para que él lo traiga á los nuestros Oficiales de la Casa
de la Contratación de las Indias, de Sevilla.
Item: luego que con la a y u d ad o Nuestro S e ñ o r h o -
bierdes llegado á las dichas tierras é islas que así is á
FERNANDO DE MAGALLANES l5

descobrir, me hagáis saber vuestra llegada lo m ás pres­


to que ser pueda, para que yo sepa cómo sóis llegados
en salvamiento, como yo espero en su misericordia que
se fará. Fecha en Aranda de Duero, a...(roto)... de Abrill
de quinientos diez é ocho años.— Y o e l R e y .— P o r m an­
dado d e l R e y . —Francisco de los Cobos .—Y al pié están
dos señales de firmas,
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X I I I —Carta del Rey á los Oficiales de la Casa de la Con­


tratación para que no se suspenda el viaje proyectado
por Magallanes y ordenándoles que compren ciertos
artículos que pa ra el efeclo se necesitaban, según el me­
m orial adjunto.

El R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la cibdad


de Sevilla en la C asa de la Contratación de las Indias.
Y o he mandado ver lo que vosotros me habéis escripto
cerca del asiento é capitulación que mandamos asentar
con R u i Falero é Hernando de Magallanes, nuestros
capitanes, para este viaje que agora les mandamos ir á
descubrir, y lo que los nuestros pilotos desa C asa que
aquí vinieron, dijeron cerca dello, y visto y platicado
muy bien todo en esta materia, ha parecido que el di­
cho viaje no debe cesar, porque, de se facer, Nuestro S e ­
ñor será muy servido y su santa fée cumplida é divul­
gada por aquellas-tierras que agora s o n in n o ta s y nues­
tra religión cristiana muy extendida y estos nuestros
reinos é súbditos dellos aprovechados y nuestras rentas
reales acrecentadas, y así es nuestra voluntad- que se
efectúe, así por dar ellos muy buena razón de la dem an­
da que llevan, como por ser personas á quien tenemos
por servidores nuestros y de quien tenemos confianza
que servirán como tales, y hemos acordado que se haga
conforme á un memorial que con la presente se vos in-
TÓ IIISTORLY DE CHILE

vía, firmado del m uy reverendo en Cristo padre Arzo­


bispo de Rosano, Obispo de B u rgo s, del nuestro Conse­
jo. P o r ende, y o v o s mando que de los cinco mili pesos
de oro que agora vinieron para N os de la Isla Fernandina
gastáis seis mil ducados, ó lo que en los dichos cinco mili
pesos de oro montare fasta en la dicha cuantía, conforme
al dicho memorial, á vista v contentamiento y parecer de
los dichos capitanes Hernando de M agallanes é R ui Fale-
ro, y aunque de todo se hizo un memorial general para
más claridad é buena cuenta, porque algunas de las co­
sas contenidas en él p areció acá que se fallarían mejo­
res é á mejores precios en Vizcaya que en esa A n d a lu ­
cía, he mandado al capitán Nicolás de Arrieta que las
compre y provea en V izcaya v os las invíe por un me­
morial que le he mandado dar, firmado del dicho Obis­
po·, c u y o ' treslado va con la presente, para que sepáis las
que vosotros habéis de proveer: ved el memorial que así
lleva el dicho capitán Arrieta, é las cosas que en él
no estuvieren y están en el dicho memorial entended
luego en que se compren y aparejen lo mejor y más
á propósito que ser pueda á voluntad de los dichos nues­
tros capitanes; y las cosas que se hobieren de traer de
Flandes, proveed luego que se trayan para que vengan al
tiempo necesario, y las quel dicho capitán vos inviare,
conforme ai dicho memorial, y pareciere por testimo­
nio signado de escribano público que hobieren costado,
rescebildas é pagaldas de los dichos cinco mili pesos de
oro á la persona ó personas que lo hobieren de haber,
que con los dichos testimonios é con cartas de pago de
las dichas personas, mandó que sea recebido é pasado
en cuenta á vos, et nuestro tesorero, !o que en ía forma
susodicha dierdes é pagardes, é, si por caso, alguno de
vosotros estuviere ocupado, que no pueda entender en
lo que á su cargo toca, vos mando [que] por falta de los
otros no dejéis de facer lo que convenga para el des­
pacho de la dicha armada. De Zaragoza, á veinte dias del
FERNANDO DE MAGALLANES

raes de Ju llio de quinientos diez y 'o c h o años.— Y o e l


R e y .— P o r mandado del R e y .—Francisco de ios Cobos.
— Y en las espaldas están dos firmas.

L a s cosas que S u Alteza manda que vos los Oficia­


les de la Contratación de las Indias en la cibdad de S e ­
villa proveáis é compréis para el despacho del armada
que S u s Altezas mandan inviar c o n R u i F a l e r o y Ller-
nando de M agallanes, caballeros de la Orden de S a n ­
tiago, sus capitanes, al descubrimiento que S u s Altezas
mandan facer, son las seguientes;

Prim eram ente, cinco navios, de porte, los dos, de á


ciento é veinte toneles cada uno, y otros dos de á ochen-
ta toneles cada uno, y el otro de sesenta toneles, apa­
rejados para viaje de dos años, en los cuales han de ir
las cosas siguientes:
Sesenta é dos versos de fierro de á dos quintales cada
uno.
Diez falcones de fierro.
Diez lombardas de fierro, de cepo, gruesas, con cada
tres servidores.
Mili lanzas é doscientas picas,
Cient docenas de dardos é gurguces.
Sesenta ballestas con sus gafas, etc., y con cada seis
docenas de almacén.
Cincuenta escopetas hechizas en Marcua ó en E ibar.
Cinco hornos de cobre é cinco bacines de lo mismo
para dolientes.
Cuarenta arpones de pescar é cuarenta fisgas.
Cincuenta azadones, é veinte barras, é dos mazos, é
seis docenas de palas, la meitad herradas é la otra
meitad sin herrar.
V einte é cuatro pozos é dos sierras grandes.
Doscientos casquetes.
Cuatro faroies.
i8 HISTORIA DE CHILE

Setenta quintales de pólvora é cinco quintales de sa­


litre.
Treinta hachas para hacer leña.
Docientos coseletes, los ciento con espaldas y los
ciento sin él; ¡os ciento dellos han de tener barbotes y
brazaletes.
Doscientas rodelas.
Diez calderas grandes y chicas para guisar de comer.
C in co calderas para brea.
Cinco arpones con cadenas para aferrar.
Cincuenta quintales de (ierro en barras pequeñas.
Doscientas hachas de cortar.
Cinco pies de acero.
Un ayunque y fuelles y tenazas y martillos para una
fragoa.
T res mili quintales de bizcocho.
Quinientas pipas de vino, que sea de la cosecha que
verná, y hóse de comprar en Jerez ó en Vi 11a 1ba, con
sus aros de hierro cada pipa.
Cuarenta toneles machos para agoa con sus aros de
fierro.
Doce vacas enjarradas.
Cincuenta quintales de tocino.
Cient docenas de miotos ó cozones curados.
Doscientas arrobas de rayas curadas.
Veinte pipas de sardina blanca saladas.
Cincuenta quintales de queso.·
Quinientas arrobas de aceite.
Diez quintales de candelas.
Doscientas arrobas de vinagre.
Cincuenta fanegas de babas y garbanzos.
Tres fanegas de lentejas.
Quinientas ristras de ajo.
C in c u e n ta lin tern a s.
V asija y loza y candados, lo que fuere menester.
L a s cosas de botica que fueren menester para dos a ñ o s .
FERNANDO DE MAGALLANES 19

Veinte quintales de sebo.


Doce jarretas de alquitrán.
Cuarenta quintales de pez.
Veinte é cinco quintales de estopa torcida en botas.
Diez quintales de clavazón de pernos y de todas suer­
tes.
Diez mili clavos de tillado é medio tillado.
Cincuenta millares de estoperoles.
V ein te quintales de azogue
Treinta quintales de bermellón.
Cien quintales de alambre.
Treinta piezas de paños de colores de á precio de é
cuatro mili maravedís la pieza.
V einte libras de azafrán.
Tres piezas de veintenes, plateado y colorado y ama­
rillo.
Una pieza de grana de Valencia.
Diez quintales de mástic.
Dos piezas de terciopelo de colores.
Doscientos bonetes sencillos, colorados.
De las sexias coloradas, otras doscientas.
Diez mili anzuelos.
Mili pares de patines.
Doscientos quintales de cobre en pasta.
Diez mili mazos de matamundo amarillo.
Dos millares de manillas de latón.
Dos millares de manillas de cobre.
Doscientas bacías de alatón pequeñas, de dos suertes.
Dos docenas de bacías grandes.
Veinte mili cascabeles de tres suertes.
Cuatrocientas docenas de cochillos de los de A lem a­
nia, de los peores.
Cuarenta piezas de bocacines de colores.
Cincuenta docenas de tijeras.
Mili espejos chicos, los ciento dellos sean mayores.
Cient quintales de plomo.
20 HISTORIA de ciiile

Quinientas libras de cristalino, ques diamantes de to­


dos colores.— Fonseca, archiepiscopus episcopus.
(Archivo de Indias, ¿ti-fi-i/aS.)

X IV .— Carta del Consejo de Indias al R ey relativa al


apresto de la armada de M agallanes.

Muy' alto é muy poderoso señor.— R ecibim os la carta


de V uestra Alteza fecha á veinte d e j u l l i o con el C o ­
mendador M agallains, capitán de V uestra Alteza, é ho-
bimos mucho placer con su venida y con la determina­
ción que con él se ha tomado de la armada; pero por­
que solamente nos dice que gastem os y paguemos el
coste de los cinco navios de los cinco mili pesos de oro
que teníamos en esta Casa, y ansim ism o nos manda
que paguem os todas las cosas que llevó á cargo de com ­
prar el capitán Arrieta en Vizcaya (del dicho dinero de
los dichos cinco mili pesos) y creemos que no habrá
abasto con ellos, y no nos manda de dónde hayam os de
proveer la demasía que más costaren, y ansim ism o las
cosas que comenzamos á comprar y á proveer para la
dicha armazón que convienen segund el tiempo, suplica­
mos á V uestra Alteza que nos mande escrebir si gasta­
remos deste otro dinero que agora es venido, que son
veinte y siete mili y.tantos pesos, como á V uestra A lte ­
za tenemos escrito, porque yo, el Dotor, no querría gas­
tar sin mandamiento expreso de V uestra Alteza, aun­
que conozco que h a y. nescesidad mucha de lo hacer, y
todos lo conoscemos ser muy honroso v m uy provecho­
so á servicio de Vuestra Alteza v al bien de su hacienda
y provecho destos sus reinos: y porque al Obispo de
B u rg o s escribim os más largo de cosas particulares des-
ta negociación, y él informará á V u estra Alteza dellas,
no decimos más de quedar rogando á Nuestro Señor
prospere la vida y real estado de V uestra Alteza con
FERNANDO DE MAGALLANES 21

acrecentamiento de más reinos é señoríos por largos


tiempos, como por Vuestra Alteza es deseado y es me­
nester para toda la cristiandad. E n Sevilla, á veinte é
seis de A gosto de i 5 i 8 . De V uestra Alteza muv humill-
des y leales servidores que sus reales pies y manos be­
san .— Doctor Miilienzo.— (Con su rúbrica).— Johdn de
A ra n da . — (Con su rúbrica.)— P edro de Isdsaga .— (Con
su rúbrica),
(Archivo de Indias, 2-S-1/6.)

X V .—R e a l cédula p a ra que. del oro llegado de las In­


dias se gastasen cinco mil ducados m el apresto de la
arm ada de ülfagajlañes.
E l R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la cibdad
de Sevilla en la C asa de la Contratación de las Indias.
Y a sabéis cómo por otra mi cédula vos invié á mandar
que los cinco mili pesos de oro que los días pasados
para N os vinieron de la Isla Fernandina á esa C a sa los
gastásedes en comenzar á comprar las cosas que para
el armada que inviamos con Hernando de M agallanes
y el Bachiller R ui Falero, nuestros capitanes, al descu­
brimiento de la especería fuesen necesarias, fasta en
contía de seis mili ducados; y porque mi voluntad es
que todavía se entienda en aparejar las cosas necesarias
para ella, y que no cesen, yo vos mando que de ios trein­
ta mili é setenta é nueve pesos de oro que agora pres­
tamente han venido de las Indias, gastéis los cinco mili
ducados dellos en aderezar y despachar la dicha arm a­
da, conforme al memorial que allá tenéis, é non fagades
ende a!. Fecha en Zaragoza, á primero de Septiem bre de
mili é quinientos é diez é ocho años.— Y o e l R e y .—
P o r mandado del R e y . —Francisco de los Cobos .— Y e n
las espaldas están dos firmas.
(A rch ivo de Indias, 41-6-2/35.)
22 HISTORIA DE CHILE

A T 7 .— R eal cédula p o r la que se avisa ¡i los Oficiales de


la Casa de la Contratación que debe seguirse pagando
á Fímco G allego su sueldo de piloto.

El R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilla, en la C asa de la Contratación de ella. Y o
soy informado que V asco Gallego, nuestro piloto, tiene
de salario de Nos. asentado en esa dicha C asa por cé­
dula del Católico R ey , mi señor v abuelo, que haya san­
ta gloria, treinta mili maravedís, porque nos sirva en
las cosas que por N os le fueren mandadas. Y porque
mi voluntad es de me servir del dicho V asco Gallego en
el dicho oficio de piloto de esa dicha Casa, y que de
aquí adelante se le pague como hasta aquí, yo vos man­
do que, conforme al asiento que tiene del dicho R ey , mi
señor, le libréis y paguéis lo que hobiere de haber de sa­
lario en cada un ano, segund y de la manera y á los
tiempos en el dicho asiento contenidos; y asentad el
traslado desta mi cédula en los libros que vosotros te­
néis, y sobrescrita y -lib ra d a de vosotros volved este
original al dicho V asco Gallego para que lo él tenga, y
lo en él contenido haya efecto. Fecha en Zaragoza á ca­
torce de Septiembre de mili quinientos diez y ocho años.
— Y o i-i. R e y . — P o r mandado del R e y .— Francisco de tos
Cobos. —Y . en las espaldas están dos señales de firmas.
Asentóse en diez de Diciembre de mili quinientos diez
y ocho.
(A.rchivo de Indias, 40-4-1/30, lib. I, fot. 5 i.)

X V II.—Real cédula tocante al salario que debía pagarse


á Ju an Serrano.

E l R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilla, en la C asa de la Contratación de las Indias.
Y o soy informado que Ju a n Serrano, nuestro piloto,
FERNANDO DE MAGALLANES 23

tiene de N os de salario, asentado en esa C a sa por carta


del Católico R ey, mi señor y abuelo, que haya santa glo­
ria, treinta mili maravedís y dos cahíces de .trigo, porque
nos sirva en las cosas que por N o s le fueren manda­
das; y porque mi voluntad es de me servir del dicho
Ju a n Serran o en el dicho oficio de nuestro piloto de la
dicha Casa, y que de aquí adelante se le pague él dicho
salario como hasta aquí, yo vos mando que, conforme
ai asiento que tiene del dicho R ey , mi señor, le libréis y
paguéis lo que hobiere de haber de salario en cada un
año, segund y de la manera y á los tiempos en el dicho
asiento contenidos; y asentad el traslado desta mi carta
en los libros de esa Casa, y sobreescrita y librada de
vosotros, volved este original a! dicho Ju a n Serrano
para que lo él tenga y lo en él contenido haya efecto.
Fech a en Zaragoza á catorce días del mes de Septiem bre
de mili quinientos diez y ocho años.— Y o e l R e y .— P o r
mandado del R e y .— Francisco de los Cobos, — Y en. las
espaldas están dos señales de firmas. Asentada en diez
de Diciembre de mili quinientos diez y ocho.
(Archivo de Indias, 46-4-1/30, lib. I, fol. 5a.)

X V III.—R ea l cédula para que los Oficiales de Sevilla pa-


guen á Ju an Rodríguez de M afra el salario que se
indica.

El R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilla, en la C asa de la Contratación de las Indias.
Y o soy informado que Jo an Rodríguez de Mafra, nues­
tro piloto, tiene de N os de salario asentado en esa C asa,
por carta del Católico R ey , mi señor y abuelo, que haya
santa gloria, veinte mili maravedís, porque nos sirva en
las 00*3S i i i c ñor V o s le fti.í'vn ivj.m.i: v ¡->t -r ,¡>.1.- ¡
voluntad es de me servir del dicho Jo an Rodrigue/, de
M afra en el dicho oficio de piloto de esa dicha Casa, y
-4 HISTORIA DE CHILE

que de aquí adelante se le pague el dicho salario, como


hasta aquí, yo vos mando que, conforme al asiento que
tiene del dicho Rev, mi señor, le libréis v paguéis lo q u e
hobíere de haber de salario en cada un año, segund y
de la manera y -á los tiempos en ■el dicho asiento con­
tenidos, y asentad el traslado de esta mi cédula en los li­
bros d e e s a Casa, y sobrescrita'y librada de vosotros,
volved ésta, original, al dicho Ju a n Rodríguez de Ma-
fra. y non fagades ende al. Fecha en Zaragoza á catorce
días de Septiem bre de mili quinientos y diez y ocho.—
Y o e l R e y .— P o r mandado del R e y .— Francisco de los
Copos. — Y e n las espaldas están dos señales de firmas.
A sentada en diez de Diciembre de mili quinientos diez
y ocho años.
(Archivo de Indias, 46-4.-i/ 3o, Lib. I, fol. 5 a.)

X I X .—R eal cédula p o r la que se autoriza al Obispo de


B urgos para que busque mercaderes que concurran al
apresto de 'la armada de ^Magallanes.

E l R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilla en la C asa de la Contratación de las Indias.
Visto lo que en vuestras cartas de veinte de Diciembre
del año pasado é diez é seis de· Enero de este presente
año 'me escrebís que la armada que mandamos inviar
con Fernando de M agallanes é R ui Falero, nuestros
capitanes, caballeros de la Orden de Santiago, al descu­
brimiento de la especería está presta, esperando que yo
mande proveer de los cuatro mili ducados de mercade­
rías que han de ir en la dicha armada para resgates,
porque á cabsa de los .grandes gastos que agora de
presente se han ofrecido no ha habido dispusición para
se poder proveer, he mandado a] muy reverendo in
Cristo padre Arzobispo de Rosano, Obispo de Burgos,
deí nuestro Consejo, que él busque personas mercade­
FERNANDO DE MAGALLANES 25

res que pongan las dichas mercaderías fasta en la dicha


cuantía de los dichos cuatro mili ducados, el cual me
ha dicho que tiene concertado con ciertas personas que
pornán los dichos cuatro mili ducados este viaje, con
que hayan de heredar é hereden del provecho é intere­
se que de la dicha armada se nos seguiere deste viaje
primero, sueldo á libra, propiamente como lo que Nos
mandamos fomecer, así en rescate como en todas las
otras cosas que sean en beneficio de la armazón, segund
lo que cada uno hobiere puesto, así en la armazón é gas*
tos della como en las dichas mercaderías., sacadas todas
costas é la veintena de todo ello para la redención de
los cabtivos, conforme á un asiento que con los dichos
mercaderes é personas se ha tomado, con tanto que en
los tres viajes primeros que se hicieren para las tierras
é islas que los dichos Fernando de M agallanes é R ui
Falero descubrieren, con las condiciones é de la manera
que agora les pusiere, puedan poner é pongan otra tanta
cuantidad en cada uno de los dichos tres prim eros v ia­
jes, lo cual yo he habido por bien; por ende, yo vos
mando que. dejéis é consintáis p ro v e e ré bastecer é po­
ner los dichos cuatro mili ducados de mercadurías en la
dicha armada á las personas quel dicho Arzobispo y
Obispo de B u rgo s vos escribiere, y. lo mism o que ago­
ra esta vez pusieren ios dichos mercaderes, les doy po­
der é facultad é hago merced que puedan fornecer é po*
ner en los. dichos tres viajes primeros que .se hicieren
á las dichas tierras é islas otra tanta cantidad de mer­
caderías, como agora en este primero viaje pusieren,
segund é de Ja manera é con las condiciones que agora
lo pusieren, como de suso se contiene; por ende, yo vos
mando que así lo guardéis é cumpláis, é que lo dejéis
así facer é poner en los dichos tres primeros via¡es la
dicha cuantidad en cada uno dellos. sin ninguna falta, é
asentad en los libros desa C asa el treslado desta mi cé­
dula, é sobrescrita é librada de vosotros, volved este ore-
26 HISTORIA DE CHILE

ginal á los dichos mercaderes é personas para que lo en


él contenido haya efecto. Fecha en Barcelona á diez, días
del mes de Marzo de mili é quinientos é diez é nueve
años.— Y o e i .. Riiv.— P o r mandado del R e y . —Francisco
de ios Cobos.
'Archiv o de Indias, 4 f— y 139-1-G, t. VIII, fol. 38 .)

A'A".—R eal cédula p o r la que se ordena acrecentar su


salario A Ju an R odrigues de M afra.

E l R o y .— Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilla en la C asa de la Contratación de las Indias,
Por parte de Ju an Rodríguez Mafra, nuestro piloto, me
es fecha relación que él no tiene asentados de salario
más de veinte y cuatro mili maravedís, y porque ag o­
ra él va en n uestro'servicio en la armada que manda­
mos enviar con Fernando de M agallains y Rui Palero,
nuestros capitanes, me fué suplicado é pedido por mer­
ced le mandase acrecentar el dicho salario; por ende,
yo vos- mando que si el dicho Ju an Rodrigue/, Mafra va
á la dicha armada, demás de los dichos veinte y cuatro
mili maravedís que así tiene asentados, ■le acrecen­
téis y asentéis otros seis mili maravedís, que serán por
todos á cumplimiento de treinta mili maravedís en cada
un año, los cuales le librad y pagad desde el día que se
hiciere á la vela con la dicha armada en adelante, jun­
tamente con los dichos veinte y cuatro mili maravedís,
á los tiempos, y según y cuando libráredes y pagáredes
á los otros nuestros pilotos los semejantes maravedís
que de N os tienen, y asentad el traslado desta dicha mi
cédula en los libros de esa C asa que vosotros tenéis,
y sobrescrita y librada de vosotros, volved este original
al dicho Ju an Rodríguez Mafra, para que lo él tenga.
Fecha en Barcelona ád iez días del mes de Marzo año de
tnill y quinientos y diez y nueve años.— Y o e l R e y . — Por
FERNANDO DE MAGALLANES -1

mandado del R e y .— Francisco de los Cobos. — Y en


las espaldas están cinco señales de firmas. Y en ias
espaldas de la dicha cédula se asentó lo siguiente: A s e n ­
tóse esta cédula de Su Alteza en los libros de los ofi­
cios y situados que tienen los Oficiales de Su Alteza
de la C asa de la Contratación de las Indias, que residen
en la ciudad de Sevilla, en veinte v cinco días del mes
de Mayo de mili quinientos diez y nueve años, para que'
se guarde y cumpla lo que en ella se contiene, segund
que S u Alteza lo manda.
(A. de In d ias ,46-4-1/30, lib, í, fol. 55, y 1 ^9-1-6, t. V IH , fol. 42.)

AA.7 .— Titulo de capitán de la tercera nao de la ar­


mada de M agallanes , para Juan de Cartagena, con las
instrucciones que se le dieron.

Doña Ju a n a é Don Carlos, su hijo, por la gracia de


Dios, R ey es de Castilla é de León, de A ra gó n , de las
Dos S icitias,’ de Jeru salén . de Navarra, de (Ufanada, de
Toledo, de V alencia, de Galicia, de Mallorca, de S e v i­
lla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia,
de Jaén, de los A lgarbes, de Algeciras. de Gibraltar, de
las islas de Canaria, de las Indias, islas é Tierra Firm e
del M ar Océano, Archiduques de Austria, Duques de
B o rg o ñ a é de Bravante, Condes de Barcelona é de
F lan d es é de Tiro!, señores de Vizcaya é de Molina,
Duques de Atenas é de Neopatria, Condes de R uisellón
é de Cerdania, M arqueses de Oristán é de Gociano,etc.
P or cuanto N os mandamos enviar con Fernando de
M agallanes é Rui Falero, caballeros portogueses, cinco
navios de armada para ir al descolorimiento que con la
ayuda de Nuestro Señ or han de facer del especería, de
de la cual dicha armada !es nombramos nuestros ca­
pitanes en ellos; á cabsa de no ser más de dos personas
no podrán ir en todos los dichos navios, é hay nescesi-
28 HISTORIA DE CHILE

dad de otra persona que lleve el cargo é sea capitán, de


la tercera nao que en la dicha armada fuere; por ende,
acatando la suficiencia é habilidad de vos, Ju an de C a r ­
tagena. nuestro criado, é los servicios que en esto y en
todo lo demás que por Nos vos fuere encomendado
guardaréis nuestro servicio, es nuestra merced é volun­
tad de vos nom brar y al presente vos nombramos por
nuestro capitán de la dicha tercera nao que en la dicha
armada fuere, después de los dichos R ui P alero é F e r ­
nando de M agallanes, é vos damos poder é facultad
para que por el tiempo que por ella anduvierdes fasta
que con la bendición de Nuestro S eñ or volváis á estos
nuestros reinos, podáis usar é uséis el dicho oficio de
nuestro capitán de la dicha tercera nao, é así por mar
como por tierra, en todas las cosas al dicho oficio ane-
vas é pertenescientes que viéredes que convienen al
nuestro servicio é á la pacificación de las tierras é is­
las que con la dicha armada ciescubrierdes, é según que
lo ficieren los otros nuestros capitanes: é por esta nues­
tra carta mandamos á los dichos R ui Falero y H ernan­
do de Magallanes, nuestros capitanes, é á los otros nues­
tros oficiales que en la dicha armada fueren, que des­
pués de haber escogido los dichos capitanes cada uno
de los dichos navios en que vayan, el tercero vos den y
entreguen á vos el dicho Juan-de Cartagena para que
vos lo llevéis é seáis nuestro capitán dél; asimismo man­
damos á ellos é á los nuestros oficiales que vos hayan é
tengan por nuestro capitán de la dicha tercera nao é á
los otros capitanes é gente de guerra, é á los maestres é
contramaestres é pilotos é marineros, grumetes, calafa­
tes é todas las otras personas que en la dicha nao é ar­
mada fueren que vos hayan é tengan por nuestro capi­
tán de la dicha tercera nao, é como á tal vos acaten é
obedezcan é cumplan vuestros mandamientos, é ¡o que
vos de nuestra parte les mandáredes é toviéredes ser cum­
plidero á nuestro servicio é buen recabdo de nuestra fa-
Fernando dé Ma g a l l a n e s 29'

ciencia, que á todo ello se conformen con vos el dicho


Ju a n de C artagen a 6 vos den todo eí favor é ayuda que
les pidierdes é hobierdes menester, so las penas que
vos de nuestra parte les pusierdes é mandáredes poner,
las cuales N o s por la presente las ponemos é habernos
por puestas, é vos damos poder ¿ facultad para ejecu­
tar en sus personas é bienes; é es nuestra merced é vo­
luntad é m andamos que hayáis y llevéis de Sclario con
el dicho oficio en cada un año de los que en ello vos
ocupáredes, desde el día que en buen hora la dicha ar­
mada se íiciese á la vela para el dicho viaje fasta volver
á Esp añ a, cuarenta mili maravedís, los cuales manda­
mos á los dichos nuestros Oficiales que residen en la
cibdad de Sevilla en la C asa de la Contratación de las
Indias, que vos libren é paguen en cad a un año todo el
tiempo que en Lo susodicho vos ocupardes fasta que,
como dicho es, volváis á España, é que tomen vuestras
cartas de pago ó de quien vuestro poder hobiere, con
las cuales é con el treslado desta nuestra carta, s ig n a ­
do de escribano público, mandamos que sean rescebi-
dos é pasados en cuenta al nuestro tesorero de ía nues­
tra C a sa todo lo que así vos dieren é pagaren; é los
unos ni los otros no fagades ni fagan ende al, so pena
de la nuestra merced é de treinta mili maravedís para
la nuestra cámara á cada uno que lo contrario liciere.
Dada en Barcelona, á treinta de Marzo de mili é qui­
nientos é diez é nueve años.— Y o e l R e y .— Y o, F ra n ­
cisco de los Cubos, secretario de la R eina é del R ey, su
hijo, nuestros señores, la íice escrebir por su mandado.
—‘D octor C aravajal. — Francisco Fonseca , Archiepisco-
pus.— Licenciatus Don G arcía. — E l Licenciado Zapata.

(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)


3o HISTORIA DE CIH1,F.

X X Í I .— Titulo de veedor de la arm ada de Magallanes


p a ra Ju an de Cartagena.

Doña Ju an a é don Carlos, su hijo, por la gracia de Dios,


R e y e s de C astilla é de León é de A ragón , de las Dos Se-
cilias, de Jeru salén , de Navarra, de Granada, de Toledo,
de Valencia, de Galicia, de M allorca, de Sevilla, de Cer-
dena, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Ja én , délos
A lg a rb e s, de A lgeciras, de Gibraltar, de las islas de C a ­
naria, d é la s Indias, islas é Tierra F irm e del Mar Océano,
Archiduques de Austria, Duques de Borgoña, de Bra-
vante, Condes de Barcelona é de Flandes, é Tirol, se­
ñores de V izcaya é de Molina, Duques de A ten as é de
N eopatria, C o n d e s d e Ruisellón é de Cerdania, Marque-
. ses de Oristan é de Gociano, etc. P o r cuanto conforme
al asiento é capitulación que yo, R ey, mandé tomar é
asentar con Fernando de M agallanes é Rui Falero, caba­
lleros de la Orden de Santiago, nuestros capitanes, natu­
rales del reino de Portogal, para el viaje que con la bendi­
ción de Nuestro S eñ o r han de facer al descolorimiento de
las otras islas contenidas en la dicha capitulación é la
derrota en que han de llevar. Nos habernos de nombrar
tesorero, veedor é contador, fator é otros oficiales de la
dicha armada, ante quien p á s e lo que en ella se hiciere,
é á quien se entregue la parte que nos pertenesciere
del provecho que con la dicha armada se hobiere, como
más largo en la dicha capitulación se contiene; por
ende, acatando la habilidad é suficiencia de vos, Ju a n
de Cartagena, nuestro criado, é porque entendemos que
asi cumple á nuestro servicio é buen rccabdo de nuestra
facienda, es nuestra merced é voluntad que vos seáis
nuestro veedor general de todas las naos c gentes é otras
cosas de la dicha armada, en todo lo que vierdes que á
nuestro servicio é buen recabdo de nuestra facienda con­
viene uséis del dicho oficio, conforme á la instrución que
lleváis firmada de mí, el R ey , é seáis presente al resgate é
FERNANDO DF- MAGAU.ANES 3t

presas de todo lo que fuere en las naos é carabelas de la


dicha armada é con ella se hiciere, así en la mar como
en la tierra, para que de todo tengáis cuenta é razón,
conforme á la capitulación é asiento que con los dichos
Fern an do de M agallanes ¿ R u i Falero se tomó, y todo lo
que así nos pertenesciere é se hobiere, lo fagáis entre­
gar é entreguéis á nuestro tesorero que en la dicha ar­
mada fuere, é hacelle cargo dello delante de nuestro
contador della; é por esta nuestra carta m andamos á los
dichos Fernando de M agallanes é R u i Falero é á los otros
nuestro oficiales é á los otros maestres é contramaes­
tres é marineros é otras cualesquier personas é gente
que fuere en 5a dicha armada que vos hayan é tengan
por nuestro veedor general de la dicha armada, é usen
con vos el dicho oficio ante vos el dicho Ju a n de C a r­
tagena, é no en otra manera fagan los resgates é con­
tratación é todas las otras cosas que se hobiercn de
facer, ó que antes que parta la dicha armada os den
cuenta é razón de todo lo que las naos é carabelas della
llevaren, asi de mantenimientos, mercaderías, armas
é otras cosas que en elia fueren; é que, conforme á la
dicha capitulación, los dichos Fernando de Magallanes
é R u i F alero ni la gente que en la dicha armada fuere
no puedan resgatar ni rescaten cosa alguna de lo que
en los dichos navios fuere, así de lo nuestro como de
lo suyo ni de otras personas algun.as sin que vos estéis
presente á ello, estando presentes los dichos capitanes
é el nuestro tesorero é contador é oficiales que en la di­
cha armada van, ante vosotros, se e n treg ú ela parte que
de la dicha armada, así de contratación é resgates ó en
otra cualquier manera nos pertenesciere ó hobiéremos
de haber al dicho nuestro tesorero de la dicha armada
é por ¿niel dicho nuestro contador, al cual le fagan car­
go en un libro para que en todo haya buen recabdo
como conviene, como más largo en la dicha instrución
se contiene, la cual vos mandamos que guardedes en
32 HISTORIA DE CHILE

todo é por todo, é fagáis todo lo que demás que como


tal veedor general podéis é debéis facer; es nuestra mer­
ced é voluntad é mandamos que hayáis é llevéis de sa­
lario con el dicho oficio en cada un año de lo que en
ello vos ocupardes, desde el día que en buena hora la
dicha armada se ficiere á la vela para el dicho viaje fas­
ta volver á E sp añ a , sesenta mili maravedís, los cuales
mandamos á los nuestros Oficiales que residen en la di­
cha cibdad de S evilla en la C asa de la Contratación de
ías India, que vos los libren é paguen en cada un año
todo el tiempo que en lo susodicho vos ocupardes, fasta
que, como dicho es, vos volváis á España, é que tomen
vuestras cartas de pago, ó de quien vuestro poder ho-
biere, con las cuales é con el treslado de esta nuestra
carta, signada de escribano público, mandamos que sean
rescebidos é pasados en cuenta al nuestro tesorero de
la dicha C asa todo lo que así vos dieren é pagaren; é los
unos é los otros no fagades ni fagan ende al. Fech a en
Barcelona á treinta de Marzo año del nascimiento de
N uestro Salvador Jesucristo de mili é quinientos é diez
é nueve años.— Y o ki. R e y .— Yo, Francisco de ¡os Cobos ,
secretario de la R ein a é del R e y , su hijo, nuestros se­
ñores, la tice es c re b ir p o r su mandado, é en las espaldas
de la provisión están firmados los nombres siguientes:
Doctor Caravajal, Fran cisco Fonseca, Archiepiscopus,
Licenciatus don García, é el Licenciado Zapata.
(Archivo de Indias, 4[-6-2/25.)

X X I I I .— Título de tesorero de la arm ada de Magallanes


para Juan de Cartagena.

Doña Ju a n a é don Carlos, su hijo, por la gracia de


Dios, R ein a é R ey de Castilla, de León, de A ra g ó n , de
las Dos Sicilias, de Jeru salén , de N avarra, de G ranada,
dé Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de S e ­
FERNANDO DE MAGALLANES 33

villa, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia,


de ja é n , de los A lgarbes, de A lgectras, de Gibraltar, de
las islas de C anarias é de las Indias, islas é T ie rra F i r ­
me del M ar Océano, Archiduques de Au stria, Duques
de B o rgoñ a é de Bravante, Condes de Barcelona, Flan -
des é Tirol, Señores de Vizcaya é de Molina, Duques
de Atenas é de Neopatria, Condes del R uiselló n é de
Cerdania, M arqueses de Oristán é de Gociano, etc. P o r
cuanto conforme al asiento é capitulación que yo, el
R ey , mandé tomar é asentar con Rui Falero y F e rn a n ­
do Magallanes, nuestros capitanes, caballeros de la Or­
den de Santiago, para el viaje que con la bendición de
Nuestro Señor han de ir al descubrimiento de la espe­
cería, N os habernos de nombrar tesorero é contador é
veedor é escribanos é otros Oficiales de la dicha arm a­
da, ante quien pase lo que en ella se hiciere é á quien
se entregue la parte que á Nos pertenesciere del pro­
vecho que con la dicha armada se hiciere é hobiere, como
más largo en la dicha capitulación se contiene; por
ende, acatando la suficiencia é habilidad de vos, Luis
de Mendoza, é porque entendemos que ansí cumple á
nuestro servicio é buen recabdo de nuestra hacienda,
es nuestra merced ¿v o lu n tad que vos seáis nuestro te­
sorero de la dicha armada é toméis é recibáis todo lo
que á N os pertenesciere della. así de lo que se llevare
para rescate como para otras cualesquier cosas, ó seáis
presente al rescate é presas que fueren en las naos é
carabelas de la dicha armada, así en la mar como en la
tierra, para que de todo toméis la parte que á Nos per-
tenesciere por ante el nuestro contador é escribano que
va en la dicha armada, conforme á la instrución que
para ello lleváis, firmada de mi el Rey, é á la dicha ca­
pitulación y asiento, é por esta nuestra carta mandamos
á los dichos Fernando de M agallanes é R u i Falero é á
Ju a n de Cartagena, nuestro'veedor general de la dicha
armada, é á los nuestros oficiales della, é á los maes-
3
34 HISTORIA DE CHILE

tres é contramaestres é marineros é otras cualesquier


personas é gente que fuere en la dicha armada, que vos
hayan é tengan por nuestro tesorero de la dicha armada
é usen con vos en el dicho oficio é vos den cuenta é ra­
zón de todo lo que las naos é carabelas de la dicha ar­
mada llevaren, é q ue no puedan rescatar ni rescaten
cosa alguna de lo que en los dichos navios fuere, asi de
ló nuestro como de lo suyo, sin que vos estéis presente
á ello, juntamente con los dichos nuestros capitanes y
con el dicho nuestro veedor general de la dicha arm a­
da é con los otros nuestros oficiales que en la dicha ar­
mada van, é vos den y entreguen la parte que della vos
pertenesciere é hobiéremos de haber, la cual vos resci-
báis é toméis por antel dicho nuestro veedor é conta­
dor de la dicha armada, el cual vos haga cargo dello en
vuestro libro é en el suyo, y en todo hava el buen recabdo
que conviene, conforme á las instruciones que cada uno
de vosotros lleváis para usar de su oficio, é fagáis todo lo
demás que como nuestro tesorero de la dicha armada po­
déis facer; y es nuestra merced y mandamos que hayáis
y llevéis de salario con el dicho oficio en cada un ano
de los que en ello vos ocupardes fasta que, como dicho
es, volváis á E spañ a, sesenta mili maravedís, los cuales
mandamos á los nuestros Oficiales que residen en la cib-
dad de Sevilla en la C asa de la Contratación de las In­
dias, que vos libren é paguen en cada un año todo el
tiempo que en lo susodicho vos -ocupardes, fasta que,
como dicho es, volváis á Esp añ a, é que tomen vuestras
cartas de pago ó de quien vuestro poder hobiere, con
las cuales é con el treslado desta nuestra carta, signado
de escribano público, mandamos que sean rescebidos é
pasados en cuenta al dicho nuestro tesorero de la dicha
C asa todo lo que en el dicho vuestro salario montare; é
los unos ni los otros non fagades ni fagan ende al por
alguna manera, so pena de la nuestra merced é de trein­
ta mili maravedís para la nuestra cámara á cada uno
FERNANDO DE MAGALLANES 35

que lo contrario hiciere. Dada en la ciudad de Barcelo­


na, á treinta días del mes de Marzo año del nascimien-
to de Nuestro Salvador Jesu cristo de mili é quinientos
é diez é nueve años.— Y o e l R f y . — Y o , Francisco de los
Cobos, secretario de la R eina é del R ey , su hijo, nues­
tros señores, la fice escrebir por su mandado, etc,
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X X I V .—R eal cédula pa ra que Gaspar de Quesada sea


capitán de una de las naves de la armada de M aga­
llanes.
E l R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la cibdad
de Sevilla en la C a sa de la Contratación de las Indias,
Sabed que Gaspar de Quesada quiere ir en nuestro ser­
vicio en la armada que mandamos enviar con R u i Fale-
ro y Hernando de Magallanes, caballeros de la Orden de
Santiago, é porque soy informado de su persona é ha­
bilidad, mi voluntad es que sea capitán del cuarto ó
quinto navio de la dicha armada; por ende, yo vos man­
do que le proveáis y encomendéis la capitanía del cuar­
to ó quinto navio, é que le entreguéis, para quél lo
lleve como nuestro capitán dél, é le fagáis pagar el suel­
do que hobiere de haber, como está ordenado, que por
la presente le nombro por nuestro capitán del dicho na­
vio. é le doy poder é facultad para lo usar c ejercer en
los casos é como le fuere mandado por nuestros capi­
tanes é oficiales de la dicha armada, c asentad el tresla-
do desta mi cédula en los nuestros libros que vosotros
tenéis, é sobrescrita é librada de vosotros, volved este
original al dicho Gaspar de Quesada para que lo él
tenga, é no fagades ende al. Fecha en Barcelona, á seis
días del mes de Abril año de mili é quinientos é diez
é nueve años.— Y o e l . R e y .— P o r mandado del R e y .—
Francisco de los Cobos.
(Archivo de Indias, 4 Í-6-2/3S.)
36 HISTORIA DE CHILE

X X V .—R ea l cédula para que se pague á Juan de C a r ­


tagena su sueldo de contino de la Csaa R ea l mientras
anduviese en la armada de Magallanes.

E l R e y .— Contadores mayores déla Católica Reina, rpi


señora. Sabed que yo envío á Ju an de Cartagena, con ti­
no de nuestra Casa, por nuestro capitán é veedor gene­
ral de cierta armada que va á cierto descubrim iento á
las Indias del Mar Océano; por ende, yo vos mando que
todo el tiempo quel dicho Ju a n de Cartagena estuviere
en nuestro servicio en lo susodicho, fasta volver á es­
tos reinos, le libréis é paguéis lo que tiene asentado en
nuestros libros, por contino, no embargante que no re­
sida en nuestra corte, porque, como dicho es, va en
nuestro servicio, c asentad el traslado desta mi cédula
en los nuestros libros que vosotros tenéis, é sobres­
crita é librada de vosotros, volved este original al dicho
Ju a n de Cartagena para que lo él tenga. Fech a en B a r ­
celona á 6 de A b rill de mili quinientos diez é nueve
años.— Y o e l R e y . — Refrendada del secretario C obos.—
Señalada del chanciller é Obispos, de don García é Z a ­
pata.
(A r c h iv o de Indias, 139-1-6, lib. V III , fol. 57 vuelto.}

X X V I .—'Real cédula por la que se autoriza A Cristóbal


de lla r o para que ponga hasta dos mil ducados en las
armadas de Magallanes y G il González D ávila.

El R e y .— P o r cuanto al presente mandamos enviar


una armada con Fernando de M agallanes é R u i Falero,
nuestros capitanes, caballeros de la Orden de Santiago,
al descubrimiento de el especería, en que van cinco na­
vios bastecidos por dos años de la gente é bastecimien-
tos nescesarios, é asim ism o otra armada al descubri­
miento de la M ar del Sur, con An drés Niño, nuestro
FERNANDO DE MAGALLANES 37

piloto, de que va por capitán Gil González Dáviía, nues­


tro contador de la Isla Española, é conviene que en ella
se envíe cierta contia de mercaderías para la contrata­
ción é resgates que las armadas, con el ayuda de N u e s ­
tro Señor, han de facer; é vos, Cristóbal de Haro, ve­
cino é mercader de la cibdad de B u rgo s, por servicio
de la Católica Reina, mi señora, é mío, queréis poner
fasta en contia d e d o s mili ducados de mercaderías, me
suplicastes é pedistes por merced vos diese licencia é
facultad para ello é otorgase las cosas con las condi­
ciones siguientes:
Prim eram ente, vos doy licencia é facultad para que po­
dáis poner en las dichas armadas fasta cuantidad d ed o s
mili ducados, é repartiendo en cada una deltas la suma
é cantidad que quisiéredes é por bien tuviéredes fasta
la dicha contía de los dichos dos mili ducados en ambas,
é que con todo lo que se hobiere gastado en las dichas
armadas é lo que en cada una d e lla s s e hobiere puesto,
ansí por nuestra parte como por otras cualesquier
personas, sacada la veintena parte de todo el provecho
de la dicha armada, que es mí voluntad que se dé para
redención de cautivos é para otras obras pías, heredéis
sueldo á libra, á pérdida é ganancia de todo el provecho
é interese é ganancia que Dios en ello diere, según la
cantidad que vos en cada una dellas hobiéredes puesto.
Otrosí; digo é prometo que descubriendo las dichas
jornadas, tierras donde se asiente trato para haber de
to r n a r é armar para ella, vos daré licencia, é por la pre­
sente vos la voy, é para que en las tres primeras arm a­
das ó viajes que después destas se ficieren para las di­
chas tierras é partes que así descubrieren las dichas ar­
madas, podáis armar otra tanta contía como agora pu-
sierdes, é que todo lo que procediere de los dichos tres
viajes venideros, como dicho es, heredéis sueldo á libra á
pérdida ó ganancia, sacada la veintena parte de todo el
provecho de las dichas armadas, que, como dicho es, se
38 HISTORIA DE CHILE

ha de dar para la redención de cautivos é obras pías, é


en lo demás restante, según lo que en cada una hobiere
puesto como lo que N os mandaremos fornecer, asi en el
resgate como en todas las otras cosas que sean en bene­
ficio del armazón.
Item: que venidas las dichas armadas con la ayuda de
Nuestro Señor á estos reinos ó cualquier navio de los
que en ellas van, mandaré por la presente, é por la pre­
sente mando, que se vos entregue luego la parte que de
todo el provecho de las dichas arm adas vos pertenes-
ciere, según la parte que á cada una dellas hobiéredes
puesto, sin q u e d e llo paguéis derecho alguno de entra­
da, salvo la dicha veintena parte para la dicha redención
de cautivos.
P orque me fecistes relación que podrá ser que vos q ue­
ráis meter en com pañía ó dar parte en la dicha contía á
algunas personas: por la presente vos doy licencia é fa­
cultad para que, así en estas dos primeras arm adas é
viajes como en las tres de adelante, podáis dar la parte
que quisierdes en la dicha contía de los dichos dos mili
ducados á la persona ó personas que quisierdes é por
bien tuvierdes, é con ella podéis facer cualesquier par­
tidos que vos bien estuviere, sin caer ni incurrir en
pena alguna, á las cuales mando que sea guardado lo
susodicho como á vos mismo.
Otrosí: digo é mando que si acaesciese que de las
costas que van en las dichas armadas se dejaren algu­
nas cosas en las tierras é islas que ansí descubrieren las
dichas armadas é cualquier dellas é las personas que
por Nos é en nuestro nombre quedaren en las dieñas
tierras é islas, así de mantenimientos como de apare­
jos de naos é a r m a s e otras cosas, con sus conoscimien-
tos se tase el valor del lo según en la tierra quedare,
sueldo á libra se os pague vuestra parte.
Otrosí: vos doy licencia y facultad para quen cada
una d é la s dichas armadas, si quisierdes, podáis poner é
FERNANDO DE MAGALLANES 39

pongáis una persona á vuestra costa para que esté pre­


sente ¿ v e a los rescates que se ficieren.
Todo lo cual, según é de la manera é forma que de
suso se contiene, vos prometo que será guardado é cum ­
plido en todo é por todo, agora é de aquí adelante, sin
falta alguna, de lo cual vos mandé dar, é di, la pre­
sente firmada de mi nombre ¿ refrendada de mi infras­
crito secretario, é mando á los nuestros Oficiales que
residen en la cibdad de Sevilla que asienten esta mi
carta en los libros que ellos tienen, é sobrescripta é li­
brada dellos, este original vuelvan á vos. el dicho C ristó­
bal de Maro. Fecha en B arcelon a, á seis días del mes
de Abrill de mili é quinientos é diez é nueve añ os.—
Y o e l R e y .— E por mandado del R e y .— Francisco de los
Cobos.
E n los libros que yo, el secretario Fran cisco de los
C o bos tengo de las cosas que se despachan para las In­
dias está asentado otro tal asiento é capitulación como
de suso contenido, con el cual está concertado.— F ran ­
cisco de los Cobas.
(Archivo de Indias, 41-6-2/2S.)

X X V JI .—R eal cédula á los Oficiales de Sevilla p re vi­


niéndoles que G aspar de Quesada ha sido nombrado
capitán del cuarto ó quinto navio de la avinada de Ma­
gallanes.
C’

E l R e y .— Nuestros Oficiales que residís en la cib­


dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las
Indias. Sabed que G aspar de Quesada quiere ir en
nuestro servicio en el armada que mandamos enviar
con R u i Falero y Fernando de M agallanes, caballeros
de la Orden de Santiago, é porque soy informado de su
persona é habilidad, mi voluntad es que sea capitán del
cuarto ó quinto navio de la dicha armada. P o r ende, yo
40 HISTORIA DE CHILE

vos mando que le proveáis y encomendéis la capitanía


del dicho cuarto ó quinto navio, é que se lo entreguéis
para que lo lleve como nuestro capitán dél, é le fagáis
pagar el sueldo que hobiere de haber é como está or­
denado, é por la presente le nombro por nuestro ca­
pitán del dicho navio, é le doy poder é facultad para lo
facer, usar é ejercer en los casos é como le fuere man­
dado por nuestros capitanes é oficiales de la dicha ar­
mada; é asentad el treslado desta mi cédula en los nues­
tros libros que vosotros tenéis, é sobrescrito é librado
de vosotros, volved este original al dicho G aspar de
Quesada para quél lo tenga, é non fagades ende al. F e ­
cha en Barcelona á seis días dei mes de A b rill de mili
quinientos y diez y nueve años.— Y o e l R e y . — P o r m an­
dado del R e y .— Francisco de ¡os Cobos.— Y en las espal­
das están cinco señales de firmas.
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X X V II I.—R eal cédula d ¡os Oficiales de Sevilla d fin de


que efectúen ciertos pagos que eran necesarios p a ra el
despacho de la arm ada de M agallanes .

E l R e y .— Nuestros Oficiales de la C a sa de la Contra­


tación de las Indias que residís en la cibdad de Sevilla.
V i un memorial que enviastes firmado de vuestros nom­
bres, por donde parece que de los diez é seis mili duca­
dos que N os habernos de dar para el armada de F e r ­
nando de M agallanes é R ui Falero, por el asiento que
con ellos mandamos tomar, se compraron ciertos tiros
de pólvora é otras armas, que monta todo ello trescien­
tos é sesenta é seis mili é seiscientos é veinte é seis m a­
ravedís, é asim ism o ciertas mercadurías que montan
ochenta é siete mili é quinientos é ochenta é tres ma­
ravedís, que son' por todos cuatrocientos é cincuenta é
cuatro mili é doscientos é nueve maravedís; é porque,
FERNANDO DE MAGALLANES 41

como sabéis, demás de todo lo susodicho, se han de cum­


plir enteramente los dichos diez é seis mil! ducados, con­
forme al asiento que tenemos mandado; por ende, yo
vos mando que cumpláis é paguéis los dichos diez é seis
mili ducados enteramente para la dicha armada, confor­
me al asiento, sin descontar dello los dichos cuatrocien­
tas é cincuenta é tres mili é doscientos é nueve m ara­
vedís contenidos en el dicho vuestro memorial ni cosa
alguna dcllos, é los dichos trescientos é sesenta y seis
mili é seiscientos é veinte é seis maravedís que así se
gastaron en las dichas armas, poneldos en el número de
los gastos d é la dicha armada por nuestros, é los otros
ochenta é siete mili é quinientos é ochenta é tres m ara­
vedís de las dichas mercaderías podrán ir en la dicha
armada á cuenta de las otras mercaderías que en ella
van, para que todo ello gane lo que se cupiere por ra­
zón del interese que hohiera en la dicha armada, como
está ordenado, é non fagades ende al. Fecha en B arce­
lona á quince días del mes de A b r illd e mili é quinien­
tos é diez é nueve años.— Y o e l R e y .— P or mandado del
R e y . —Francisco de los Cobos.
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X X I X .—R eal cédula para que se apremie á ciertos p i ­


lotos á fin de que se embarquen en la armada de M a­
gallanes.

E l R e y .— Nuestros Oficiales de la Casa de la C o ntra­


tación de las Indias que residís en la cibdad de Sevilla.
Y a sabéis como yo he mandado en la armada que agora
por mi mandado facen Rui Palero é Hernando de Ma­
gallanes para ir á descubrir, vayan ciertos de los nues­
tros pilotos que están en esa dicha cibdad é los que tie­
nen é ganan salario por nuestros pilotos; y agora á mi
es fecha relación que vosotros habéis nombrado los pi­
42 HISTORIA DE CHILE

lotos que han de ir en la dicha armada é que algunos se


excusan de ir en ella, poniendo á ello algunas cosas é
impedí mientos'; é porque, como sabéis, yo tengo recibi­
dos é salariados los dichos pilotos para que vayan á me
servir á cualesquier partes é lugares que fuere necesa­
rio, é no haya cabsa ninguna para se poder excusar ju s­
tamente de ir en la dicha armada; por ende, yo vos
mando que á los pilotos que para lo susodicho tenéis
nombrados Ó nombráredes los eostringáis é apremiéis por
todo rigor de derecho á que vayan en la dicha armada
é sirvan en ella sus o lid o s, como son obligados, pa­
gándoles el salario que por ello han de haber, sin que
en ello pongan excusa ni dilación alguna, so pena de
volver todo el salario que hasta aquí han llevado por
nuestros pilotos, é de las otras penas que vos les pu­
siéronles ó enviardes poner, las cuales vos mando que
ejecutedes é fagades ejecutar en los que rebeldes é in­
obedientes fueren, para lo cual, si necesario es, vos da­
mos poder cumplido. F ech a en Barcelona, á quince
días del mes de Abril de mili é quinientos é diez é nue­
ve años.— Y o e l R e y ,— P o r mandado del R e y .— F ra n ­
cisco de los Cobos.
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X X X .—Real cédula para que los Oficiales de Sevilla


apuren cuanto puedan el despacho de la armada de Ma­
gallanes.

E l R e y .— Nuestros Oficiales de la Gasa de la Contra­


tación que residen en la cibdad de Sevilla. Fernando de
M agallanes, caballero de la Orden de Santiago, nuestro
capitán, vino aquí, eí cual me ha hecho relación de
cómo el armada de que él é Rui Palero van por nuestros
capitanes generales, está á punto para poder facer vela
é que no esperan á otra cosa sino ias mercaderías que
FERNANDO DE MAGALLANES 43

por nuestra parte se debían de proveer: á vosotros os


tengo en servicio ei buen recabdo é diligencia que en
ello habéis puesto, que es lo que siempre facéis en las
cosas de nuestro servicio. Y o he mandado despachar al­
gunas cosas que por parte de Fernando de M agallanes
me han sido suplicadas, como veréis por las cartas que.
lleva, é para en lo de las mercaderías se ha proveído que
ciertos mercaderes las pongan, como más largamente
vos escribía el muy Reverendo in Cristo padre Obispo
de Burgos, del mi Consejo, el cual tiene por cierto que
para el mes de Mayo estarán prestas; é porque ya véis
lo que se ha gastado en la dicha armada é cuanto cum­
ple á nuestro servicio que se despache é parta con la
bendición de Nuestro Señor, yo vos mando é encargo
que, si algo falta por proveer para la dicha armada, lo
proveáis todo con toda diligencia, v si fueren llegadas
las personas que el dicho Obispo vos escrebirá que han
de entender en las dichas mercaderías, les ayudéis é en­
derecéis para que brevemente las pongan en la dicha
armada, é si no, vosotros deis en ello el mejor recabdo
que pudiéredes é vos paresciere, ora buscando otras
personas que pongan las dichas mercaderías, ó proveyén­
dolo de otra forma, de manera que para el dicho mes
de M ayo pueda facer vela la dicha armada, porque es
mi voluntad, c a s i lo mando, que con mercaderías ó sin
ellas, en todo caso, para el dicho tiempo, hagan vela
con lá bendición de Nuestro Señor; é porque si platicó.-
redes con algunas personas que pongan mercaderías en
la dicha armada, para que vean la merced que se Íes
fará, vos mando enviar con ésta un treslado de ciertos
capítulos que mandé dar á Cristóbal de Haro sobre las
dichas mercaderías, que irá señalado de F r an c isc o de
los Cobos, mi secretario: aquello les podáis segurar
que se cumplirá, que si las necesidades que, como sa­
béis, tenemos, no fueran tan grandes, más holgáramos
de mandallo poner de nuestra facienda que no que
44 HISTORIA D E-C H ILE

mercaderes entendieran en ello; é pues vé¡¿ lo que con­


viene, mucho vos encargo que dello tengáis el cuidado
que de vosotros espero, que en ello me faréis placer é
mucho servicio. De Barcelona, á diez é ocho días del
mes de A b rill de mili é quinientos ¿ d ie z é nueve años.
Y o hl R e y ,— P o r mandado del R ey .— Francisco de los
Cobos.
(Archivo de Indias, 41-6-3/25.)

X X X I .—R eal cédula p o r la que se manda eximir de


ciertas gabelas á los tripulantes de la armada de fl Ma­
gallanes.

El R e y .— P o r la presente, acatando que los cómitres


pilotos é marineros é otros oficiales que van á N os ser­
vir en la armada de que van por capitanes R ui Falero
y Fern an do de M agallanes al descubrimiento de la es­
pecería, que dejan sus casas, mujeres é hijos por ir,
como van, en nuestro servicio, mi merced é voluntad es
que durante el tiempo que las dichas personas se ocu­
paren y sirvieren en la armada, sus casas sean exentas
de huéspedes, y que no sean sacadas dellas ropa, ni paja,
ni cebada, ni leña, ni otra cosa alguna por vía de ap o ­
sento. aunque yo ó. la Católica R eina, mí señora, o t o s
ilustrísim os infantes, mis hermanos, ó el nuestro C o n ­
sejo, ó cualquiera de Nos, estoviéremos en las cibdades
y villas é lugares donde las tales personas tovieren sus
casas; é por esta mi cédula mando al mi posentador
m ayor y á los otros mis posentadores, y á cualesquier
capitanes de gente de arm as y de infantería, y á los con­
cejos, justicias, regidores, caballeros, escuderos, oficia­
les é homes buenos de las tates cibdades, villas é luga­
res donde las tales personas tovieren sus casas, que du­
rante el dicho tiempo, á las personas que paresciere
por fée de los nuestros Oficiales de la C asa de la C on ­
FERNANDO DE MAGALLANES 45

tratación de las Indias que residen en la cibdad de S e ­


villa, que fueron en la dicha armada, les guarden é
cumplan y hagan guardar é cumplir esta mi cédula y
exención de huéspedes en ella contenida, ó contra el te­
nor é forma de ella, les no vayan ni pasen., ni consientan
ir ni pasar por alguna manera, so pena de la mi mer­
ced é de diez mili maravedís para la mi cámara á cada
uno que lo contrario hiciere.— Fech a en Barcelon a á
diez é nueve días del mes de Abril de mili é quinientos
é diez é nueve años.— Y o e l R e y .— P o r mandado del
R e y .—Francisco de ios Cobos .
(Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X X X I I .—R eal cédula á los tripulantes de la armada de


^Magallanes, p o r taque se les ordena seguir la derroid
que aquél les indicare.

El R ey .— Capitanes é pilotos é maestres é contram aes­


tres é marineros de los navios del armada de que van
por nuestros capitanes generales Fernando de M a g a lla ­
nes c R u i Falero, caballeros de la Orden de San tiago.
P orq u e los dichos nuestros capitanes están informados
é saben de la forma é manera que se ha de seguir el di­
cho viaje, y ellos, en presencia de nuestros Oficiales de
la C asa de la Contratación de las Indias que residen en
la cibdad de Sevilla, vos mostrarán la derrota con todos
los regimientos de altura que saben para el dicho viaje;
por ende., yo vos mando que en el m arcar del grado
déis é cumpláis la mstrución que por los dichos capita­
nes, juntamente con los dichos nuestros Oficiales de la
dicha Casa, vos será dada, é de aquello no excedáis ni
fagáis en manera alguna, porque así cumple á nuestro
servicio é bien del dicho viaje; lo cual así faced é cum­
plid, so la pena ó penas que por los dichos nuestros ca­
pitanes vos serán puestas, las cuales yo por la presenté
46 HISTORIA Dli Clllt.13

vos pongo, é mando que sean ejecutadas en vuestras


personas é bienes, lo contrario faciendo. Fech a en B a r ­
celona á diez é nueve días del mes de A b rill de mili é
quientos é diez é nueve años.— Y o e l R e y .— P o r m an­
dado del R e y .— Francisco de los Cabos,
{Archivo de Indias, 41-6-2/25.)

X X X I íL — Título de alguacil de la armada de Magallanes


para Gonzalo Gómez de Espinosa.

E l R e y .— P o r la presente, acatando los servicios que


vos, Gonzalo Gómez de E sp in osa, me habéis fecho é
facéis é espero que me faréis de aquí adelante, é vues­
tra suficiencia é habilidad, es mi merced é voluntad
que seáis mi alguacil del armada de que van : por nues­
tros capitanes Fern an do de M agallanes é R u i Falero,
caballeros de la Orden de Santiago, é que todo el tiem­
po que durare la dicha armada traer y traigáis vara de
nuestra justicia é ejecutar los mandamientos que por los
dichos nuestros capitanes fueren puestos é dados a la
nuestra justicia en las personas de la dicha armada; é por
esta mi carta mando á los dichos Fernando de M ag a­
llanes é Rui F alero é á los otros capitanes é gente de
guerra é pilotos é maeses de naos é marineros e otra
cualesquier gente de la dicha armada que [vos] tengan por
nuestro alguacil della, é que vos dejen usar é ejercer el
dicho oficio en todos los casos é cosas á él anexas é
concernientes, que vos guarden é vos fagan guardar
todas las honras é g racias, franquezas é libertades,
exenciones, preeminencias, prerrogativas é inmunidades
que por razón del dicho oficio debéis haber é gozar é
vos deban ser guardadas, é vos recudan é fagan recudir
con todos los derechos é salarios al dicho oficio anexos
é pertenecientes todo el tiempo que durare la dicha ar­
mada desde que partierdes con ella de la dicha cibdad
FERNANDO DE MAGALLANES 47

dú S evilla fasta volver á estos mis reinos é señoríos; é


m ando que se tome la razón desía mi cédula por los
nuestros oficiales que residen en la cibdad de Sevilla
en la C asa de la Contratación de las Indias; ¿ l o s unos
ni los otros non fag adesen de al, so pena de la nuestra
merced é de diez mili maravedís para la nuestra cám ara
á cada uno que lo contrario ficiere, Fech a en Barcelona,
á diez é nueve días del mes de A brill, año de mili é q u i­
nientos é diez é nueve años.— Y o e l R e y . — P o r mandado
del R e y .— Francisco de los Cobos .— Y en las espaldas
están cuatro señales de firmas.
(Archivo de Indias, 41-6-2/25,)

X X X I V .— Titulo de contador de la armada de M a g a lla ­


nes pa ra Antonio de Coca.

Doña j u a n a é don Carlos, su hijo, por la gracia de


Dios R ey es de Castilla, de León, de A ra g ó n , de las
Dos S e d lias, de Jerusalén, de N avarra, de Granada,
de Toledo, de Valencia, de G allicia, de Sevilla, de
Cerd en a, de C ó rd oba, de C ó rcega , de M urcia, de
Ja én , de los A lg a rb e s , de A lgeciras. de G ibrakar, de
las islas de Canarias é de las Indias, islas é Tierra F ir ­
me del M ar Océano, Archiduques de Austria, Duques
de Rorgoña é de Bravante, Condes de Barcelona, Flan*
des é T iroL S eñores de Vizcaya é de Molina, Duques de
Aten as é de N eopatria, Condes de R uisellón é de Cer-
daña, M arqueses de Orisíán é de Gociano, etc. P o r
cuanto conforme al asiento é capitulación que yo el R e y
mandé tomar é asentar con Fern an do de M agallanes é
R u i Falero, caballeros de la Orden de Santiago, nues­
tros capitanes, naturales del reino de P ortogal, por el
viaje que con la bendición de Nuestro S eñ or han de
facer al descubrimiento de las tierras é islas conteni­
das en la dicha capitulación, y en la derrota que han
48 HISTORIA DE CHILE

de llevar, N os habernos de nombrar tesorero é veedor


é contador é fator é otros oficiales de la dicha armada,
ante quien pase lo que en ella se hiciere, é á quien
se entregue la parte que nos pertenesciere del prove­
cho que con la dicha armada se hobiere, como más
largo en la dicha capitulación se contiene; por ende,
acatando la habilidad é suficiencia de vos, Antonio de
Coca, é porque entendemos que así cumple á nuestro
servicio é buen recabdo de nuestra facien da.es nuestra
merced é voluntad que vos seáis nuestro contador de to­
das las naos, gente é otras cosas de la dicha armada, é
uséis el dicho oficio conforme á la insírución que lle­
váis firmada de mí, el Rey, é seáis presente al res­
cate é presas que fueren, de todo lo que en las nuestras
naos é carabelas de la dicha armada é con ella se hicie­
ren, ansí en la mar como en la tierra, para q u e d e todo
tengáis cuenta é razón é hagáis cargo delto é de todo
lo que asi nos pertenesciere é hobiere en este primero
viaje al nuestro tesorero que en la dicha armada fuere
por ante Ju a n de Cartagena, nuestro veedor general de
la dicha armada; y por esta nuestra carta mandamos á
los dichos Fern an d o de M agallanes é R u i Falero y al
dicho Ju a n de Cartagena é á los otros nuestros oficia­
les de la dicha armada é á los maestres é contramaes­
tres é marineros é á otras cualesquier personas é gente
que fuere en ella que vos hayan é tengan por nuestro
contador de toda la dicha armada, é usen con vos en el
dicho oficio, é ante vos, ei dicho Antonio de Coca, é no
en otra manera hagan los resgates é contratación é to­
das las otras cosas que se hobieren de facer, é que an ­
tes que parta la dicha armada vos den cuenta é razón
de todo lo que las dichas naos é carabelas llevaren, ansí
de mantenimientos, mercaderías, arm as é otras cosas
que en ella fueren; é que los dichos Hernando de M a­
g allan es é R ui F alero ni la gente que en la dicha ar­
mada fuere, no puedan rescatar ni rescaten cosa alguna
FERNANDO D E M AG A L LA N ES 49

de l o q u e en l os d i c h o s n a v i o s fuere, así d e l o n u e s t r o
c o m o de lo s u y o , ni d e o t r a s p e r s o n a s a l g u n a s , s i n q u e
v o s e s t é i s p r e s e n t e á el l o, e s t a n d o p r e s e n t e s l os d i c h o s
c a p i t a n e s y el d i c h o n u e s t r o v e e d o r g e n e r a l é o f i c i al e s q u e
e n la d i c h a a r m a d a va n , a n t e v o s se e n t r e g u e la pa r t e q u e
e n la d i c h a a r m a d a , así de c o n t r a t a c i ó n y r e s c a t e s ó en
ot r a c u a l q u i e r m a n e r a n o s p e r t e n e s c i e r e é h o b i é r e m o s
d e h a b e r , al d i c h o n u e s t r o t e s o r e r o d e l a d i c h a a r m a d a
pa r a q u e le h a g á i s c a r g o d e l l o y en t od o h a y a b u e n re-
c a b d o , c o m o c o n v i e n e , c o m o m á s l a r g o e n la d i c h a i ns -
t r u c i ó n se c o n t i e n e , l a c u a l vos m a n d a m o s q u e g u a r ­
déi s en t od o é p o r t od o é h a g á i s t od o lo d e m á s q u e
c o m o tal c o n t a d o r p o d é i s é d e b é i s h a c e r . E es n u e s t r a
m e r c e d é m a n d a m o s q u e h a y á i s é l l e v é i s de s a l a r i o c o n
el d i c h o ofici o en c a d a u n a ñ o d e l os q u e en el l o v o s oc u-
p a r d e s , d e s d e el día q u e en b u e n a h o r a la d i c h a a r m a d a
se h i c i e s e á la v e l a p a r a el d i c h o v i a j e fasta v o l v e r á
E s p a ñ a , c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s , l os c u a l e s m a n d a ­
m o s á l os n u e s t r o s O f i c i a l e s q u e r e s i d e n e n la c i b d a d
d e S e v i l l a en la G a s a d e la C o n t r a t a c i ó n d e las Indi as
q u e v o s l i br e n é p a g u e n en c ad a u n a ñ o t od o el t i e m p o
q u e en lo suso dic ho vo s oc up ar de s fasta que, c o m o di­
c h o es, v o l v á i s á E s p a ñ a , é q u e t o m e n v u e s t r a s c ar t a s
de p a g o ó d e q u i e n v u e s t r o p o d e r h o b i e r e , c o n l as c u a ­
les é c o n el t r e s l a d o d e est a n u e s t r a carta, s i g n a d o de
esc ri ba no público, m a n d a m o s que sean re scebidos é
p a s a d o s en c u e n t a al d i c h o n u e s t r o t e s o r e r o d e la d i ­
c h a C a s a t o d o l o q u e e n el d i c h o v u e s t r o s a l a r i o m o n ­
tare; é l o s u n o s ni l os ot r o s n o n l 'agades ni f a g a n e n d e
al p o r a l g u n a m a n e r a , so p e n a de la n u e s t r a m e r c e d é
de t r ei n t a mi l i m a r a v e d í s par a la n u e s t r a c á m a r a á c a d a
u n o q u e lo c o n t r a r i o hi ci es e . D a d a e n la c i b d a d de
B a r c e l o n a á t r ei nt a dí as d e l m e s de A b r i l a n o de mi l i
é q u i n i e n t o s é d i ez é n u e v e años.— Y o el R ey ,— Y o ,
F ra n cisco de los Cobos, s e c r e t a ri o de l a R e i n a é del
4
bo H IST O RIA HE C H IL E

R e y , su fijo, n u e s t r o s s e ñ o r e s , l a fice e s c r e b i r p o r su
mandado.
( A r c h iv o de In d ias, 41-6-2/25.)

A' A’A"I \ — R ea l cédula p o r la que se ordena A los O fi­


ciales de la C a sa de la Contratación que pa gu en á
F ra ncisco F a lero cierto sueldo para que resid a en S e ­
villa y asolicite la armada que se había de enviar iras
la de M a g a lla n es .»

E l R e y . — - Nues t r os O f i c i a l es q u e r e s i dí s en la C a s a
de La C o n t r a t a c i ó n de la c i u d a d de S e v i l l a , e n l a C a s a
de la C o n t r a t a c i ó n d e las Indi as. S a b i d o h e q u e F r a n ­
c i s c o F a l e r o , h e r m a n o d e R u i F a l c r o , c a b a l l e r o de la
O r d e n de S a n t i a g o , n u e s t r o c a p i t á n , es v e n i d o ahí de
P ort oga l; y po rq ue soy informado de su persona, yo
m e q u i e r o s e r v i r dél pa r a q u e r esi da en es a c i u d a d al
p r e s e n t e , v s o l i c i te l a a r m a d a q u e , c o m o s a b é i s , se ha
d e e n v i a r tras la q u e a h o r a e n v i a m o s c o n el d i c h o R u i
F a l e r o y H e r n a n d o de M a g a l l a i n s , y h a g a las ot r a s c o s a s
q u e le f ue r e n m a n d a d a s , mí v o l u n t a d es q u e h a y a y t e n ­
ga. de N o s en c a d a u n a ño t r ei nt a y c i n c o mi l i m a r a ­
v e d í s ; po r end e, y o v o s m a n d o q u e lo p o n g á i s y a s e n ­
téis así en los l i br o s y n ó m i n a s de esa C a s a , y le li­
b r é i s y p a g u é i s al d i c h o F r a n c i s c o F a l e r o l os d i c h o s
t r ei nta y c i n c o mi l i m a r a v e d í s est e p r e s e n t e a ño, d esd e
el d í a - q u e lo a s e n t á r e d e s en a d e l a n t e h a s t a e n fin dél,
y d e n d e en a d e l a n t e en c a d a un a ñ o , á l os p l az os y s e ­
g ú n se p a g a n á l as ot r a s p e r s o n a s q u e d e N o s t i enen
s e m e j a n t e s m a r a v e d í s , é t o m a d s u s c a r t a s de p a g o , c on
l as c u a l e s y c on el t r as l a do s i g n a d o de e s c r i b a n o p ú ­
b l i c o de est a mi c é d u l a, m a n d o q u e os s e a n r e c i b i d o s
y p a s a d o s e n c u e n t a á v o s , el n u e s t r o t e s o r e r o , l os d i ­
c h o s t r ei nta y c i nc o mi l i m a r a v e d í s e n c a d a u n a ño ; y
a s e n t a d el t r as l a do de est a mi c é d u l a e n l os l i br o s d e
F E R N A N D O D E MAG A LLA N ES 5l

esa. C a s a , y s o b r e s c r i t a y l i b r a d a d e v o s o t r o s , v o l v e d
est e o r i g i n a l al d i c h o F r a n c i s c o F a l e r o . F e c h a en B a r ­
c e l o n a á t r e i nt a d í as del m e s d e A b r i l d e mi l i q u i n i e n ­
tos di ez y n u e v e a ñ o s . — Y o e l R e y . — P o r m a n d a d o del
R e y . — F ra n cisco de los C ob os .— Y e n l as e s p a l d a s de la
d i ch a c é d u l a e s t a b a n c i nc o s e ñ a l e s de f i rma s. Y p ú s o s e
e n l as e s p a l d a s de la d i ch a c é d u l a l o s i g u i e n t e : A s e n ­
t ó s e e s t a c é d a l a d e S u A l t e z a en l o s l i br o s d é l a s m e r ­
c e d e s y s i t u a d o s q u e t i e n e n l os O f i c i a l e s de S u s A l t e ­
zas de la d i c h a C a s a de la C o n t r a t a c i ó n d e l as In d i as ,
q u e e s en est a m u y n o b l e y m u y l eal c i u d a d d e S e v i l l a ,
en v e i n t e y c i nc o d í as del m e s de M a y o de mili v q u i ­
n i e n t o s y diez, y n u e v e afios. par;; q n c o·- g u a r d e .
c u m p l a io en e l l a c o n t e n i d o , s e g ú n q u e S u A l t e z a Lo
manda.
(A rch ivo de lu d ia s , 46-4-1/3o, lib , I, íol. 55.)

A' A' A" 17 .— R ea l cédula para que se pagase


á /).“ B e a ­
triz '•'Barbosa, m ujer de Fernando de M agallains. el
sueldo que d ésle correspondía.

El R e y . — D o c t o r S a n c h o d e M a t i e n z o , t e s o r e r o de la
C a s a de la C o n t r a t a c i ó n de l as I ndi as , q u e r e s i d e en la
c i u d a d de S e v i l l a . Y a s a b é i s c o m o y o, p o r u n a mi c é­
dul a, m a n d é a s e n t a r al C o m e n d a d o r F e r n a n d o d e M a ­
g a l l a i n s , p o r n u e s t r o c a p i t á n , c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s
d e s a l a r i o e n c a d a u n a ño, pa r a q u e s e l os p a g a d e s vos
ó c u a l q u i e r t e s o r er o q u e d e s p u é s de v o s f u er e e n la d i ch a
C a s a . A g o r a el d i c h o F e r n a n d o d e M a g a l l a i n s m e ha
s up l i ca do , é p o r a u e , c o m o s a bé i s va á N o s s e r v i r en el
d i c h o vi aj e, m a n d a s e q u e f ues en p a g a d o s á d o ñ a B e a ­
triz d e B a r b o s a , s u mu j er , l os d i c h o s c i n c u e n t a mi l i m a ­
r a v e d í s en c a d a a ñ o , e n t r e t a n t o q u e él a n d a po r a q u e ­
l l as pa r t es, y q u e si N u e s t r o S e ñ o r f u e s e s e r v i d o d i s p o ­
n e r d é l en el d i c h o vi aj e, h i c i e s e m e r c e d de l os d i c h o s
52 H ISTO RIA DE CH ILE

c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s á la d i c h a s u m u j e r , ó c o m o
la m i m e r c e d fues e; é y o , a c a t a n d o q u e el d i c h o F e r ­
n a n d o M a g a l l a i n s v a á N o s s e r vi r e n el d i c h o v i a j e á
el fin q u e d e s u ida. c o n la a y u d a d e D i o s , s e e s p e r a ,
t ó v e i o p o r bien; p o r e n d e , y o v o s m a n d o q u e , e n t r e t a n ­
to q u e el d i c h o F e r n a n d o de M a g a l l a i n s es t á a u s e n t e
e n m i s e r v i c i o e n la d i c h a a r m a d a , d é i s y p a g u é i s á
d i c h a su m u j e r l os d i c h o s c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s e n
c a d a u n a ñ o , todo el t i e m p o q u e el d i c h o F e r n a n d o de
M a g a l l a i n s s e o c u p a r e en el d i c h o vi aj e, é si p o r c a s o
N u e s t r o S e ñ o r d i s p u s i e s e dél é m o r i e r e en el n u e s t r o
s e r v i c i o , d éi s é p a g u é i s d e n d e en a d e l a n t e l os d i c h o s
c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s en c a d a un a ñ o á la d i c h a
d o ñ a B e a t r i z d e B a r b o s a , su m u j e r , d e l os c u a l e s y o le
h a g o m e r c e d pa r a q u e íe s e a n p a g a d o s , s e g ú n y c ó m o
se p a g a r a n al d i c h o c a p i t á n , v i v i e n d o , t o m á n d o s e la r a ­
z ó n y a s e n t á n d o s e e s t a m i c é d u l a e n l o s l i b r o s de e s a
C a s a : é n o n f a g a d e s e n d e al. F e c h a e n B a r c e l o n a á c i n c o
d í a s del m e s d e M a y o , a ñ o d e mi l i q u i n i e n t o s y d i ez y
n u e v e a ñ o s . — Y o e l R e y . — P o r m a n d a d o del R e y . —
F ra n cisco de los C o b o s. — Y e n l as e s p a l d a s e s t á n c u a t r o
s e ñ a l e s d e f i rma s. Y en l as e s p a l d a s de la d i c h a c é d u l a
s e a s e n t ó l o s i g u i e n t e : A s e n t ó s e est a c é d u l a d e Su A l­
t eza en l o s l i b r o s d e l as m e r c e d e s d e l o s o f i c i os y situa­
d o s q u e t i e n e n l os O f i c i a l e s d e S u s A l t e z a s d e la Contra­
t a c i ó n de l as I n d i as q u e r e s i de n e n la c i u d a d d e Sevilla,
en c u a t r o de A g o s t o d e mi l i y q u i n i e n t o s y di ez y nueve
a ñ o s , par a q u e s e g u a r d e y c u m p l a l o q u e e n el l a se
c o n t i e n e , s e g ú n q u e S u A l t e z a lo m a n d a .
(A rch iv o d e In d ia s , 46-4-1/30, lib . I, fol. 55.)'

X X X V I I .— R ea l cédula p o r ¡a que el m onarca promete


d M agallanes y d F a lero hacerles caballeros cuando
regresen de su viaje.

E l R e y . — P o r cu anto el co m end ad o r F e m a n d o de M a ­
F E R N A N D O D E MAG A LLA N ES 53

g a l l a n e s , n u e s t r o c a p i t á n , en n o m b r e é p o r par te d e v o s
los p i l o t o s é m a e s t r e s d e l as n a o s q u e v a i s en el a r m a ­
d a de q u e v a n p o r n u e s t r o s c a p i t a n e s el d i c h o F e r n a n ­
d o de M a g a l l a n e s é R u i P a l e r o al d e s c u b r i m i e n t o d e la
e s p e c e r í a , m e ha s u p l i c a d o f ues e s e r v i d o q u e p a r a c u a n ­
do, p l a c i e n d o á N u e s t r o S e ñ o r , v o l v á i s d e s e r vi r en el di ­
c h o v i a j e v o s m a n d a s e dar p r e v i l e g i o s de c a b a l l e r í a s é
g r a t i f i c a r o s v u e s t r o s s e r v i ci os , é y o, a c a t a n d o la v o ­
l u n t a d c o n q u e v á i s á N o s ser vi r , p o r l a p r e s e n t e v o s
p r o m e t o é a s e g u r o é p a l a b r a r eal, q u e s i r v i e n d o v o s o t r o s
b i e n en el d i c h o vi aj e, q u e , así e n m a n d a r o s d a r m i s c a r ­
t as de p r e v i l e g i o d e c a b a l l e r í a s , c o m o en o t r a s c o s a s q u e
v o s t o c a r e n en q u e p o d á i s r e c e b i r m e r c e d , v o s f aré l as
me r ce d es q u e vuestros servicios merecieren; é para q u e
e s t éi s c i e r t o s d e l i o é p a r a q u e c o n m á s v o l u n t a d é o b r a
e n t e n d á i s en N o s ser vi r , v o s m a n d o d a r la p r e s e n t e fir­
m a d a d e mi n o m b r e . F e c h a en B a r c e l o n a , á c i n c o dí as
d e l m e s de M a y o , a ñ o de m i l i é q u i n i e n t o s é di ez é n u e ­
v e a ñ o s . — Y o e l R e y .— P o r m a n d a d o del R e y . — F ra n ­
cisco de los Cobos.
(A rch ivo de In d ia s, 41-6-2/25.)

X X X V I I L — R ea l cédula á los O ficiales de S evilla p a ra


que , s i es p o sib le , reduzcan el número de los tripulan·
les de la arm ada de M agallanes.

E l R e y . — N u e s t r o s O f i c i a l e s de la C a s a de la C o n t r a ­
t a c i ó n de l as I n d i as q u e r e s i dí s en la c i b d a d d e S e v i l l a .
Y a s a b é i s c ó m o c o n f o r m e al a s i e n t o q u e m a n d a m o s t o ­
m a r c o n F e r n a n d o de M a g a l l a n e s ó R u i F a l e r o , c a b a l l e ­
r os de la O r d e n de S a n t i a g o , n u e s t r o s c a p i t a n e s d e la
a r m a d a q u e m a n d a m o s f acer pa r a d e s c u b r i r , h a n de ir
en la d i c h a a r m a d a d o s c i e n t o s é t r e i nt a é c i n c o h o m b r e s ,
é p o r q u e c o m o se f ace c u e n t a d e s t os en l os b a s t i m e n t o s
é en l as ot r a s c o s a s , si f ue s e n má s , ser í a i n c o n v e n i e n t e ,
54 H IST O RIA DE C H IL E

y o v o s m a n d o q u e n o c o n s i n t á i s ni dé i s l u g a r q u e v a y a n en
la d i c h a a r m a d a , po r n i n g u n a c a b s a q u e s e a , m á s de los
d i c h o s d o s c i e n t o s é t r e i nt a é c i n c o h o m b r e s , c o n f o r m e
á lo q u e así est á a s e n t a d o c o n el l os, ant e s , si á v o s o t r o s
y á l os d i c h o s c a p i t a n e s v o s p a r e c i e r e q u e b a s t a r á p a r a
e n v i a r al d i c h o v i aj e a l g u n a g e n t e m e n o s d e l os d i c h o s
d o s c i e n t o s é t r ei nta y c i n c o h o m b r e s , q u i t é i s d e l l o s l os
q u e v i e r d e s q u e b u e n a m e n t e se p o d r á n e x c u s a r, d e m a ­
n e r a q u e n o h a g a n falta par a l o q u e es m e n e s t e r ; é toda
la g e n t e de m a r q u e h a de ir en la d i ch a a r m a d a s e res-
c i b a é sea á p a r e s c e r del d i c h o n u e s t r o c a p i t á n F e r n a n d o
de M a g a l l a n e s , p o r c u a n t o t i ene d e s t o m á s e s p i r i e n c i a .
A s i m i s m o , y a s a b é i s c ó m o l os d i c h o s c a p i t a n e s ha n
de d e c l a r a r l a d er ro t a q u e h a n de l l e v a r en el d i c h o v i a ­
je: y o v o s m a n d o q u e la r e c i b á i s d e l l o s por esc r i t o, é,
c o n t o r m e á el l a, h a g á i s v o s o t r o s é l os d i c h o s c a p i t a n e s
u n a i n s t r u c i ó n en q u e se d e c l a r e la d i ch a d e r r o t a c on
t o d o s l os r e g i m i e n t o s de al t ura q u e los d i c h o s c a p i t a n e s
s a b e n p a r a el d i c h o vi aj e é l o m o s t r é i s t od o á l os pi l o­
tos q u e ha n de ir en la d i c h a a r m a d a é dé i s á c a d a u n o
t r e s l a d o d e la d i c h a i n s t r u c i ó n , f i rma d a d e v u e s t r o s
n o m b r e s é de l os d i c h o s c a p i t a n e s , pa r a q u e a q u e l l o
g u a r d e n é c u m p l a n , s i n q u e h a y a n i n g u n a falta.
A s i m i s m o , el d i c h o F e r n a n d o de M a g a l l a n e s , n u e s t r o
c a p i tá n , m e ha h e c h o r e l a c i ó n q u e e s t á f ec ha m á s p ó l v o ­
ra d e la q u e h a m e n e s t e r pa r a el d i c h o vi aj e, é p u e s
a q u e l l a p o d r á s er vi r p a r a o t r a s c os a s , v o v o s m a n d o q u e
t o m é i s la p ó l v o r a q u e le s o b r a r e é h o b i e r e d e m a s i a d a ,
é q u e la p a g u é i s al p r e c i o q u e l es h o b i e r e c o s t a d o , é
es t ar á en esa C a s a pa r a lo q u e a d e l a n t e f uer e m e n e s ­
ter; é a s i m e s m o r e c e b i d t od a la o t r a m u n i c i ó n é a r m a s é
o t r a s c o s a s q u e no h o b i e r e n m e n e s t e r , é l as t e n e d par a
n u e s t r o s e r vi ci o, é p a g a d á l o s d i c h o s c a p i t a n e s lo q u e les
h o b i e r e c o s t a d o lo q u e así de j ar e n ; é c o m o p o r ot r a s m i s
c ar t a s v o s h e e s c r i p t o , r e c i b i ré p l a c e r é s e r v i c i o q u e en
t od o l es dé i s m u y b u e n r e c a b d o 6 q u e t r ab a j é i s q u e c o n
F E R N A N D O D E MAG A LLA N ES 55

la b e n d i c i ó n de N u e s t r o S e ñ o r p a r t a n p a r a el t i e m p o
q u e e n v í o á m a nd a r , é a nt e s , si a nt e s p u d i e r e s er. D e
B a r c e l o n a , á c i n c o d í a s del m e s d e M a y o de mil! é q u i ­
n i e n t o s é d i ez é n u e v e a ñ o s . — Y o e l R e y . — P o r m a n d a ­
d o del R e y , — F ra ncisco de los Cobos.
(A rch ivo d e In d ia s , 41-6-2/25,)

X X X I X .— R ea l cédula p o r la que se manda que vaya J e­


rónim o Guerra en la armada de M agallanes, con cierto
sueldo, á cosía de nioda la armazón.»

E l R e y . — N u e s t r o s O f i c i al e s de la a r m a d a q u e m a n ­
d a m o s i nv i ar c o n F e r n a n d o de Magallanes é Rui Pale­
ro, n u e s t r o s c a p i ta n e s : p o r q u e Jer óni mo Gue rra es per­
s o n a h á b i l é su f i ci en t e é t i ene e s p i r e n c i a de las c o s a s
de la m a r, y es p r o v e c h o s o par a ir en es a a r m a d a , y o le
m a n d o q u e v a y a e n el l a, el cual es mi m er c e d y v o l u n ­
tad q u e h a v a ó l i ev e d e sal ar i o, á c os t a de t o d a la a r ­
m a z ó n , trei nta mi l i m a r a v e d í s en c a d a u n a ñ o f asta q u e
la d i c h a a r m a d a , p l a c i e n d o á D i o s , v u e l v a á e s t o s rei nos.
P o r end e, y o v o s m a n d o q u e lo p o n g á i s é a s e n t é i s en
l o s m i s l i b r o s de la d i c h a a r m a d a q u e h a bé i s de tener,
á c o s t a de t od a la a r m a z ó n , é l i br éi s ó p a g u é i s los d i c h o s
t r ei nta m i l m a r a v e d í s c a d a u n a ñ o , c o n t a n d o d e s d e el
dí a q u e la d i ch a a r m a d a en b u e n h o r a se fi ciere á la ve l a
fasta q u e v u e l v a ; é a s e n t a d el t r e s l a d o d est a mi c ar t a en
l o s d i c h o s l i br os , é s o b r e s c r i p t o é l i b r ad o de v o s o t r o s ,
v o l v e d est e o r i g i n a l al d i c h o J e r ó n i m o G u e r r a pa r a q u e
él lo t e n g a, del c u a l m a n d o q u e a s i m i s m o t o m e n la ra­
z ó n n u e s t r o s O f i c i a l e s q u e r e s i d e n en la c i b d a d d e S e ­
v i l l a en la C a s a de la C o n t r a t a c i ó n de l as Indi as; é n o
f a g a d e s e n d e al, F e c h a en B a r c e l o n a á v e i n t e dí as del
m e s de J ul li o d e mi l i y q u i n i e n t o s d i e z y n u e v e a ñ o s . —
Yo e l R e y . — P o r m a n d a d o del R e y . — F ra n cisco de los
56 H IST O R IA DE C H IL E

C o b o s. — ( Y en l as e s p a l d a s e s t a b a n c i nc o señales de
fi rmas. )
(A r c h iv o d e In d ias, 41-6-2/25.)

X L .— R ea l cédula p o r la que se autoriza á A lo m o G u tié­


rrez de M a d rid p a ra que cargue en Ja arm ada de
íM agallanes veinte quintales de azogue.

E l R c v . — P o r c u a n t o v o s , el t e s o r e r o A l o n s o G u t i é ­
r rez d e M a d r i d , v e i n t e é c u a t r o d e la c i b d a d de S e v i l l a ,
p o r s e r v i c i o de la C a t ó l i c a R e i n a , mi s e ñ o r a , é mí o, p o ­
n é i s d e c o m p a ñ í a en el a r m a d a q u e m a n d a m o s i n v i a r
c o n F e r n a n d o de M a g a l l a n e s é R u i F a l e r o , c a b a l l e r o s
d e la O r d e n de S a n t i a g o , m i s c a p i t a n e s , v e i n t e q u i n t a ­
l es de a z o g u e é b e r m e l l ó n , q u e m o n t a . .(blanco). . d u c a d o s
de o r o, po r l a p r e s e n t e v o s d o y l i c e nc i a é f a cu l t a d p a r a
el l o, é m a n d o é es mi v o l u n t a d q u e , s a c a d a s t o d a s las
c o s t a s é g a s t o s de la d i ch a a r m a d a v o s g o c é i s de l a m i ­
tad del p r o v e c h o d é l o s d i c h o s .......... d u c a d o s , s u e l d o á
l i br a , é la o t r a mi ta d sea p a r a N o s é p a r a l os o t r o s a r ­
m a d o r e s q u e en la d i c h a a r m a d a t i e n e n parte; é p o r la
p r e s e n t e m a n d o á i os n u e s t r o s of i c i al es d e l l a q u e , c o n ­
f o r m e á lo s u s o d i c h o , v o s d ej e n é c o n s i e n t a n c a r g a r l os
d i c h o s v e i n t e q u i n t a l e s de a z o g u e é b e r m e l l ó n , é al
t i e m p o v o s a c u d a n c o n la p a r t e q u e del lo v o s p e r t e n e s -
ci ere, si n q u e e n el l o se v o s p o n g a n i n g ú n i m p e d i m e n ­
to. F e c h a en B a r c e l o n a á d e l . . .(rotó).. . me s d e .................
a ñ o de mi l i é q u i n i e n t o s é d i ez é n u e v e a ñ o s . — Y o el

Ri;y.
(A rch iv o de In d ia s, 41-6-2/25.)

X I J . — R ea l cédula librada á so licitu d de Juan R o d ríg u ez


M a fra en defensa de los herederos de algunos parientes
suyos que m urieron en Indias.

El R e y . — P res id e n te é oidores de la nuestra A b d ie n c ia


FERN A N D O D E MAG ALLANES 57

é c h a n c i i l e r í a q u e r es i de en la c i u d a d de G r a n a d a . P o r
pa r t e d e J o h á n R o d r í g u e z Ma f r a, n u e s t r o pi l ot o, e n n o m ­
bre de l as m u j e r e s c hi j os de c i er t os p a r i e n t e s s u y o s q u e
m u r i e r o n en n u e s t r o s e r vi c i o en l as i n d i a s , m e fué f e c h a
r e l a c i ó n q u e al t i e m p o q u e los s u s o d i c h o s m u r i e r o n d e j a ­
ron h e r e d a d e s é c as a s e m p e ñ a d a s 6 e s c l a v o s é ot r a s c o ­
sas, é l o s q u e ti en e n los d i c h o s b i e n e s l l e v a n l o g r o s
d e l í o s , é l as d i ch a s v i u d a s é h e r e d e r o s h u é r f a n o s ; é q u e
a s i m e s m o p r e s t a r o n d i n e r o s & o t r a s c o s a s á (está en blan­
co) é q u e p o r e s t a r en l u g a r e s d e s e ñ o r í o s n o a l c a n z a n
j us t i ci a, é m e s u p l i c ó é p e d i ó por merce d en el d i c h o
n o m b r e l os p r o v e y e s e de r e me d i o c o n j u s t i ci a, ó c o m o
l a mi m e r c e d f uese: é p o r q u e po r h a b e r l os s u s o d i c h o s
m u e r t o e n n u e s t r o s e r vi c i o no es r az ón q u e r e c i b a n a g r a ­
vio, y o v o s m a n d o q u e v e a d e s lo s u s o d i c h o é l l a m a d a s
é o í d a s las pa r t es, lo m á s b r e v e m e n t e é sin d i l a c i ó n q u e
s er p u e d a , a d m i n í s t r e d e s e n t e r o c u m p l i m i e n t o de j us t i ­
ci a, po r m a n e r a q u e n i n g u n a d el l a s t e n g a r az ó n ni cab-
sa d e se m e v e n i r á q u e j a r s o b r e l lo ; é n o n f a g a d e s e n d e
al. F e c h a en B a r c e l o n a á v e i n t e é c u a t r o de S e p t i e m b r e
d e i 5 i g a ñ o s . — Y o e l R e y . — R e f r e n d a d a é s e ñ a l a d a de
los dichos.
(A rch iv o de In d ias, 139-1-6.)

X Í .I I .— C arta de lo .? O ficiales R eales de la C a sa de la


Contratación de S ev illa sobre la p r isió n de R u i P a ­
lero en P o rtu g a l.

I l u s t r í s i mo , r e v e r e n d í s i m o é m u y m a g n i f i c o s e ñ o r : —
G o m o V . S . R . v e r á po r una c ar t a q u e el C o m e n d a d o r
R u i F a l e r o , s e r v i d o r de V . S. R . , q u e c o n F r a n c i s c o
F a l e r o , s u h e r m a n o , l e v a d o r d e s t a , i nv í o, p a r e c e q u e el
d i c h o C o m e n d a d o r R u i F a l e r o f ué p r e s o p o r m a n d a d o
del s e ñ o r R e y de P o r t u g a l en un l u g a r q u e s e l l a m a C u -
b i l l a na , q u e es e n el r ei no de P o r t o g a l , d o n d e es n a t u ­
ral el d i c h o c a p i t á n , el c u al se a t r e v i ó á ir d e s d e est a
58 H IST O RIA D E C1TH.E

c i b d a d á fin de se s a n a r y g o a r e c e r de su e n f e r m e d a d , lo
m á s s e c r e t a m e n t e q u e p u d o , s i n dar pa r t e á na d i e; y
s e g u n d po r la d i ch a su carta pa r e c e , ól h a s eí do, y es,
m u v ma l t r at ado c o n g r a v e s p r e s i o n e s de fierro, d es d e l
dí a de S a n J u a n B a t i s t a q u e pasó, q u e f ué preso, , á est a
pa r t e , c o m o m á s l a r g a m e n t e v e r á p o r u n a c ar t a s u y a
q u e el d i c h o su h e r m a n o le dará; y c o m o a c á n o s e a ­
m o s p a r t e s par a le r e m e d i a r en m á s d e le i n v i a r el ter­
c i o s e g u n d o d é l o s c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s q u e ha de
h a b e r p o r est e a ñ o de su q u i t a c i ó n d e l os c i n c u e n t a mi l i
m a r a v e d í s q u e c a d a a ño t i en e s i t u a d o s en est a C a s a por
c a p i t á n , q u e se le h a i n v i a d o pa r a su s u s t e n t a c i ó n , a u n ­
q u e el t e rc i o n o le c u m p l a h a s t a en fin de A g o s t o , a c o r ­
d a m o s de h a c e l l o s a b e r á V . S . R . pa r a q u e lo m a n d e
r e m e d i a r c o m o v i e r e q u e m á s á s e r v i c i o de S . M. y al
b ie n del d i c h o c ap i t á n c o n v e n g a , y par a lo s o l i c i t a r va
el d i c h o s u h e r m a n o F r a n c i s c o F a l e r o , l e v a d o r des t a,
al c ual así b ie n se le ha p a g a d o el d i c h o t e rc i o s e g u n d o
d e s t e a n o de s u q u i t a c i ó n , c o n q u e v a y a á s o l i c i t a r la
l i be r t a d del d i c h o su h e r m a n o . A V . S. R.' s u p l i c a m o s
h u m i l d e m e n t e m a n d e p r o v e e r e n el l o c on m u c h a i n s ­
t a n c i a. F e c h a en S e v i l l a , á trei nta y u n o de A g o s t o de
mi l i q u i n i e n t o s v e i n t e a ñ o s . — Juan L ó p ez de R ecaída .—
D om ingo de Q ch an dian o.— ( C o n s u s r úb r i c a s . )
(A rch ivo de In d ias, 2-5-1/6.)

X Í J I L — R ea l cédula para que se pa gue cierto sa la rio d


M artin de la M ezquita , p o rtu g u és , sobrino de F em a n d o
de M aga llains.

E l R e y . — N u e s t r o s O f i c i al e s q u e r e s i dí s e n la c i u d a d
de S e v i l l a en la C a s a d e la C o n t r a t a c i ó n d e l as Indi as.
Y a s a bé i s c ó m o Ma r t í n d e la M e z q u i t a , p o r t u g u é s ,
s o b r i n o del c a p i t á n F e r n a n d o de M a g a l l a i n s , se q u e ­
dó po r nuestro mandado de ir en la a r m a d a q u e en-
F E R N A N D O D E MAGALLA NES 59

v í a m o s al d e s c u b r i m i e n t o de la E s p e c e r í a , de q u e fué
p o r c a p i t á n el d i c h o F e r n a n d o d e M a g a l l a i n s ; y p o r q u e
e n t r e t a nt o q u e la d i c h a a r m a d a v u e l v e , el d i c h o M a r ­
tín de la M e z q u i t a n o t i ene c o n q u é se s o b s t e n e r , y mi
v o l u n t a d es q u e se le d en q u i n c e mi l i m a r a v e d í s e n esa
C a s a d e a y u d a de cos ta; p o r e n d e , y o v o s m a n d o q u e
d u r a n t e el t i e m p o y h a s t a t a nt o q u e la d i c h a a r m a d a
v u e l v e á e s t o s rei nos , J é i s y p a g u é i s e n c ada u n a ñ o al
d i c h o M a r t í n de la M e z q u i t a q u i n c e mi l i m a r a v e d í s par a
con q u e se p u e da s o b s t e n e r d e s d e el día d e s t a mi c é d u l a
e n a d el a n t e , y n o n f a g a d e s e n d e al, s e y e n d o a s e n t a d a
est a mi c é d u l a en l os l i b r o s de e s a C a s a . F e c h a en V a ­
l en ci a , á v e i n t e y sei s d í a s de A g o s t o de q u i n i e n t o s y
v e i n t e a ñ o s . — A d ria n a s Cardenal¿s de T a rd en . — P o r
m a n d a d o de S S . M M . — E l G o b e r n a d o r en su n o m b r e .
F ra n cisco de ios C ob os. — Y p ú s o s e en las e s p a l d a s de la
d i c h a c é d u l a l o s i g ui e nt e : A s e n t ó s e est a c é d u l a de S. M,
en el l i b r o d e l as m e r c e d e s de l os of i c i os y s i t u a d o s q u e
t i en e n l os O f i c i a l e s de S. M . d e s a C a s a d e la C o n t r a t a ­
c i ó n de S e v i l l a , en c i n c o d í as d e l m e s de N o v i e m b r e d e
mi l i y q u i n i e n t o s y v e i n t e a ñ o s , p a r a q u e se g u a r d e y
c u m p l a lo en e l l a c o n t e n i d o , s e g u n d q u e S. M . lo
ma n d a .
(A rch iv o de In d ias, 46-4-1/30, ltb . I, fol. 6 5 .)

X L I V .— R e a l cédula á los O ficiales pa ra que envíen lodos


los antecedentes que haya relativos d la armada de ^Ma­
ga llanes.

E l R e y . — N u e s t r o s O f i c i a l e s q u e r es i d í s en la c i b d a d
d e S e v i l l a en la C a s a de ¡a C o n t r a t a c i ó n de l as Indi as .
Y o v o s m a n d o q u e l u e g o q u e es t a r e c i b á i s m e e n v i é i s
t o d o s l os l i b r o s y e s c r i t u r a s q u e en esa' C a s a h o b i e r e de
l os g a s t o s y a s i e n t o s y c a p i t u l a c i o n e s q u e se t uv i er o n c
q u e d a r o n al t i e m p o q u e se d e s p a c h ó el a r m a d a de q u e
6o H IST O R IA DE C H II.E

f u e r o n p o r c a p i t a n e s H e r n a n d o d e M a g a l l a n e s y J ua n
d e C a r t a g e n a al d e s c u b r i m i e n t o de la e s p e c e r í a , y c u a l ­
q u i e r ot r a r e l a c i ó n t o c a n t e á est o, así de s a l ar i os , d e
g e n t e y m a n t e n i m i e n t o s , c o m o lo demás., t o m a n d o v o s ­
o t r o s r e l a c i ó n de t od o el l o pa r a q u e t e n g á i s c u e n t a de
l os s a l a r i o s q u e se h a n de p a g a r á las p e r s o n a s q u e f ue­
r on e n la d i c h a a r m a d a y d e l l a ha n v e n i d o , y l as ot r a s
c osas q u e c o n v e n g a q u e vosotros tengáis: y a si m is m o
m e e n v i a d t o d a s l as r e l a c i o n e s y e s c r i t u r a s q u e v o s e n ­
t r e g ó el c a p i t á n J u a n S e b a s t i á n del C a n o , c ap i t á n de la
n a o V i t o r i a , y l os p a d r o n e s y r e l a c i o n e s del vi aj e y d e s ­
c u b r i m i e n t o s q u e h i c i e r o n , lo c ual t o d o t r av a D o m i n g o
d e O c h a n d i a n o , á q u i e n y o e n v í o po r o t r a mi c ar t a á
m a n d a r q u e v e n g a á mí pa r a c o s a s de mi s e r vi ci o. D e
V a l l a d o l i d , á d i ez d í as de O t u b r e de q u i n i e n t o s y v e i n ­
te y d o s a ñ o s . — Y o e l R e y . — P o r m a n d a d o d e S . M . —
F ra n cisco de los C o b o s .— ( H a y u n a r u b r i ca . )
(A rch ivo de In d ia s , 41-6-3/25.)

X L V . — R ela ción d el sueldo que se p a g ó á los marineros


é grum etes ó pa jes que van en la nao, que ^Dios salve,
que ha nombre la T rin id a d , en la cu a l va Fernando de
M agallanes, capitán mayor de la dicha arm ada , de la
cu al es maestre Juan B a p lista de P in zo r n l, el cu al d i­
cho sueldo com ienzan á ganar desde diez de A g o sto
de m ili á quinientos é diez á nueve añ os , es en la f o r ­
ma siguiente:

J u a n B a p t i s t a d e P i n z o r o l , natural de Cestre,
q u e es e n la r i b e r a da G é n o v a , m a r i d o de B l a n c a : ha
de h a b e r de s u e l d o a r az ó n d e tr es mi l i m a r a v e d í s p o r
mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e s e i s m e s e s a d e l a n t a ­
d os . d i ez é o c h o mi l i m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o A l b o , c o n t r a m a e s t r e , n a t u r al de A x i o .
marido de J u a n a , v e c i n o de R o d a s ; ha de haber de
FERNANDO D E MAG A LLA N ES 6l

sueldo á dos mili maravedís por mes; pagáronsele por


el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s o c h o m i l i m a r a ­
ve d í s.
M a e s t r e A n t o n i o , c a r pi nt e r o, n a t u r a l de C a r a g i n e ,
q a e s en l a r i b e r a d e G e n o v a , h i j o d e J u a n L u c i a n o é
B a t i s t i n a , v e c i n o s de C a r a g i n e : h a de h a b e r d e s u e l d o
á c i n c o d u c a d o s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e
cuatro mese s adelantados, veinte ducados.
F i l i p o , c al af at e, n a t u r al d e R e z o , q u e s e n la r ib e r a
d e G é n o v a , hi j o d e F e l i p o d e C r o a : h a d e h a b e r de
s u e l d o á c i n c o d u c a d o s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s .
F r a n c i s c o M a r t í n , t o n e l er o, n a t u r a l de S e v i l l a , en
l a c o l l a c i ó n de S a n t a M a r í a , hi j o d e D i e g o M a r t í n , de-
f un t o, é de j u a n a L ó p e z : ha de h a b e r de s u e l d o á c ua t r o
d u c a d o s p o r mes ; p a g á r o n s e l e por el s u e l d o d e c ua t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , d i ez é sei s d u c a d o s .
C r i s t ó b a l R o d r í g u e z , d e s p e n s e r o , n a t u r al d e L e ­
pe, hijo de Juan R o d r í g u e z é M a r ía Ferná nde z, m a ­
r i d o de C a t a l i n a de la F o r z a : ha d e h a b e r de s u e l d o á
mili t dos cientos ma rav edí s por mes; monta el s u e l d o
de c u a t ro mese s adelantados, cuatro mili é och ocien tos
maravedís.

LO M B A R D E R O S

M a e s t r e A n d r é s , l o m b a r d e r o , c o n d e s t a b l e de la di ­
c h a nao, n a t u r al de B ri s t o l , q u e s e n el r e i n o de I n g l a ­
t erra, m a r i d o de A n a d e E s t r a d a , v e c i n a de S e v i l l a : ha
de h a b e r d e s u e l d o á c i n c o d u c a d o s p o r me s ; m o n t a el
s u e l d o d e c i n c o m e s e s a d e l a n t a d os , v e i n t e c c i n c o d u c a ­
d os , l o s c u a l e s s e le p a g a r o n .
J u a n B a p t i s t a , l o m b a r d e r o , n a t u r al d e M o m p e l e r ,
h i j o de J u a n B a p t i s t a é Inés, v e c i n o s d e M o m p e l e r : h a de
h a b e r de s u e l d o á c u a t r o d u c a d o s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e
p o r el s u e l d o de c i n c o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s .
62 H ISTO RIA DE C H ILE

A g u i l e r m o T a n e g u y , l o m b a r d e r o , n a t u r al de L i l a
d e G r o y a , hi j o d e I v ón T a n e g u y é G u i l e m i t a G a n c i , m a ­
r ido de G u i l e m i t a J e g a v ; p a g á r o n s e l e po r el s u e l d o de
c i n c o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s , á r az ón de
cinco d u c ad os por mes.

HARINEROS

F r a n c i s c o d e E s p i n o s a , m a r i n e r o , n a t u r a l d e Bri -
z uel a, hi j o de A l v a r o F a l c ó n é M a r í a G o n z á l e z , d ef u n t a ,
v e c i n o s d e Br i zu e l a: . h a de h a b e r de s u e l d o a mi l i é
d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o m ü l 6 o c h o c i e n ­
tos m a r a v e d í s ,
G i n é s d e M a f r a , m a r i n e r o , n a t u r al de j e r e z de la
F r o n t e r a ; m a r i d o d e C a t a l i n a M a r t í n , v e c i n o de P a l o s :
h a de h a b e r de s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s
p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e ­
l a n t a d os , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
L e ó n P a n c a l d o ; m a r i n e r o , n at u r a l de S a o n a , m a ­
r i d o de S a l n a j a P a n c a k i o : ha de h a b e r s u e l d o á mi l i y
d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n - ,
t os m a r a v e d í s .
J u a n G i n o v é s , m a r i n e r o , n a t u r al de S a n R e m o ,
m a r i d o de B o l a n t i n a : h a de h a b e r de s u e l d o á u n mi l i é
d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l ­
d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n ­
t os m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o P i o r a , m a r i n e r o , n at u r a l d e S a o n a , hijo
d e M i g u e l P i o r a é C a t a l i n a P i o r a : ha de h a b e r de s u e l ­
do á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e l e
p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i
é ocho ci en tos maravedís.
M a r t í n G i n o v é s , marinero, natural de C e s t r e d e
P o n i e n t e , hi j o de D o m i n g o Forte é Catalina Narcisa;.
FERNAN*DO D E MAG A LLA N ES 63

ha de habe r de s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s maravedís
p o r m e s ; m o n t a el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d os ,
cuatro mili é oc ho c ie n to s maravedís.
A n t o n i o H e r n á n d e z C o l m e n e r o , marinero, ve ­
c i n o d e H u e l v a , m a r i d o d e C a t a l i n a G ó m e z : ha de h a b e r
de s u e l d o á m i l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; p a g á -
r o n s e l c p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
tro m i l i é . o c h o c i e n t o s .
A n t ó n R o d r í g u e z , m a r i n e r o , v e c i n o de H u e l v a ,
m a r i d o d e C a t a l i n a F e r n á n d e z : h a de h a b e r de s u e l d o á
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r me s , p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o ­
c i e n t o s m a r a ve dí s .
B a p t i s t a G e n o v é s . marinero, veci no de Génova,
m a r i d o de B r a n q u i n e t a : h a de h a b e r de s u e l d o á u n mi l i
é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o m i l i 6 o c h o ­
cientos maravedís.
B a r t o l o m é S á n c h e z , m a r i n e r o , v e c i n o de H u e l v a ,
m a r i d o de J u a n a R o d r í g u e z : h a d e h a b e r d e s u e l d o á un
mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e p o r
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t ro m i l i o c h o ­
c i en t os .
T o m á s d e N a t í n , marinero, v e c i n o d e C e s t r e de
P o n i e n t e , hij o d e J ua n d e N a t í n . v e c i n o d e C e s t r e de
P o n i e n t e : h a de h a b e r de s u e l d o á m i l i é d o s c i e n t o s
m a r a v e d í s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a ­
tro m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o . m i l i é o c h o c i e n t o s m a r a ­
vedís.
D o m i n g o d e U r r u t i a . m a r i n e r o , n at u r a l de L e q u e i -
tío, hij o d e J u a n d e B a r r u t i é O c h a d a de G u r u c h e a , v e ­
c i n o s dé L e q u e i t í o : ha de h a b e r de s u e l d o á mili é d os .
c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o
de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c ua t r o mi l i é o c h o c i e n t o s
maravedís.
Franci sco Martín, m arinero, v e cin o de H uelva,
64 H IST O RIA DE C H IL E

h i j o de D i e g o M a r t í n é C a t a l i n a D i az , v e c i n o s d e I l u e l va :
h a d e h a b e r d e s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r
me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t a dos, c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s ,
J u a n R o d r í g u e z , m a r i n e r o , v e c i n o de S e v i l l a , m a ­
ri do d e C a t a l i n a L ó p e z : h a d e h a b e r de s u e l d o á un
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r
el s u e l d o d e c ua t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é
ochocientos maravedís.
D i e g o M a r t i n , m a r i n e r o , v e c i n o de I í u e í v a , m a r i d o
de C a t a l i n a Di az : ha de h a b e r de s u e l d o á mi l i y d o s ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o
de cuatro mese s adelantados, cuatro mili och ocien tos
maravedís.

GRUMETES

D o m i n g o , g r o m e t e , n a t u r a l de C o v i l l a , q u e s en
P o r t o g a l , hij o d e J o r j e A l v a r e z é C a t a l i n a A l f o n s o : ha
d e h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ;
p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
t r es m i l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
A n t ó n d e C o a , l o r o , g r o m e t e , c r i a d o d e la M a r q u e ­
sa d e M o n t e M a y o r : h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n ­
tos m a r a v e d í s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a ­
t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
A n t ó n d e N o y a , g r o m e í e , n a t u r al d e N o y a , q u e s
en G a l i c i a , hi j o de B a r t o l o m é de V a m o n d e é C a t a l i n a ,
s u muj er : ha de h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
d í s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o d e A y a m o n t e , n a t u r al de A y a m o n t e ,
h i j o de B a r t o l o m é R o m e r o é L e o n o r Di az , v e c i n o s de
A y a m o n t e : h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
d í s p o r mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
FERNANDO D E .MAGALLANES 65

J u a n d e G r i j o l , n a t u r al d e G r ij ol , q u e s en P o r t o -
g a l , h i j o de J u a n Y á ñ e z é I s a b el A l f o n s o , v e c i n o s de
Gr i j ol , g r o m e t e : h a d e ' h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s
m a r a v e d í s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t ro
m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s .
L u i s d e V e a s , g r o m e t e , n a t u r a l de V e a s , q u e s en
G a l i c i a , ti er r a d e l c o n d e d o n F e r n a n d o d e A n d r a d a ,
h i j o de B a r t o l o m é P é r e z é I s a b e l P é r e z : h a d e h a b e r de
sue ldo á ocho ci entos maravedís po r mes; pa gár ons ele
p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s .
J u a n d e S a n t A n d r é s , g r o m e t e , n a t u r a l de C u e t o ,
h i j o de G o n z a l o D e b o é C a t a l i n a del R í o , v e c i n o s de
S a n t a n d e r : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a ­
v e d í s p o r mes : p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s .
B l a s d e T o l e d o , g r o m e t e , n a t u r al de A l m u n i a , q u e s
en el r e i n o de A r a g ó n , h i j o de D i e g o de V e g a é M a ­
r ía de V e g a , v e c i n o s d e A l m u n i a : ha de h a b e r d e s u e l ­
d o á o c h o c i e n t o s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e
cuatro meses.
A n t ó n , d e c o l o r n e g r o , g r o m e t e : h a de h a b e r d e s u e l ­
d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s .
V a s c o G ó m e z G a l l e g o , g r o m e t e , fijo de V a s c o G ó ­
mez G a lle go é Ca ta li na García, ve ci n o s de B a y o n a de
Ga l i ci a: h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
dís p o r mes; p a g á r o n s e l e po r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s .
J u a n G a l l e g o , n a t u r al de P o n t e v e d r a , h i j o d e A l o n ­
so R o d a l é M a r í a M a r t í n , v e c i n o s del C a n t o de la B a r ­
ca, q u e s e n Ga l i ci a: ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n ­
tos m a r a v e d í s po r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s ú e l d o de
cuatro meses.

PAJ ES

G utierre, esturiano, paj e, natural de V i l l a S e v i l ,


hi j o d e P e d r o d e B u s t i l l o é E l v i r a G o n z á l e z : h a d e ha-
5
66 U iS T O K S A D E C H I L E

b e r d e s u e l d o á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes,; p a g á r o n -
sel e p o r el s u e l d o de c ua t r o m e s e s d o s mi l i m a r a v e d í s .
J u a n G i n o v é s , paj e, n at ur a l de P u e r t o M o r í s , q u e s
e n la r i b e r a d e G e n o v a , hi j o d e B a r t o l o m é R e z o é Ja-
q u e í a , v e c i n o s d e P u e r t o Mo r í s : ha de h a b e r de s u e l d o
á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e i e a d e l a n t a ­
dos dos ducados.
A n d r é s d e l a C r u z , paje, c r i a d o de J u a n R o d r í g u e z ,
h e r r e r o , v e c i n o de Sevilla-. ¿ de I s a b el de P o r r a s , su
mu j e r , hi j o de L e o n o r , india, c r i ad a d e i os d i c h o s : ha
de h a b e r de s u e l d o á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; pa-
g á r o n s e l e p o r ei sueldo de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
d o s mi l i .
(A rch ivo de In d ia s , 41-6-2/25.)

X L 1 7 .— Su eld o que se p a g ó ¿i los m arineros é grom eies


ó pajes que van en la nao S a n l A n to n io , en la cu al va
p o r capitán Juan de Cartagena, veedor de la d ich a
arm ada.

J u a n d e H e l o r r i a g a , vecino de Sevilla, ma est re de


la d i c h a n ao, m a r i d o de J u a n a de L a H a y a : h a d e h a b e r
d e s u e l d o á tres mili m a r a v e d í s por me s ; p a g á r o n s e i e
p o r el s u e l d o de s ei s m e s e s a d e l a n t a d o s , d i ez é o c h o
mi l i m a r a v e d í s , l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e el d i a . . . ( c «
blanco)... de A g o s t o del d i c h o a ñ o d e mi l i é q u i n i e n t o s
é di ez é n u e v e .
D i e g o H e r n á n d e z , c o n t r a m a e s t r e de la d i c h a nao,
v e c i n o dp S e v i l l a , m a r i d o de L e o n o r S á n c h e z : ha de h a ­
b e r d e s u e l d o á d o s mi l i m a r a v e d í s p o r mes,; p a g á r o n s e -
le p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , o c h o mi l i
m a r a v e d í s , l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e el d i c h o día.
P e d r o d e B i l b a o , c al af at e , hi j o de M a r i S á n c h e z d e
A r i n s a , v e c i n o de B i l b a o : h a de h a b e r d e s u e l d o á c i n -
HERNANDO D E M AG ALLA NES 67

c o d u c a d o s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r e! s u e l d o de c u a ­
t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s .
P e d r o d e S a r t ú a , c ar p i n t e r o , v e c i n o de B e r m e o ,
m a r i d o d e M a r í a P é r e z ; ha d e h a b e r de s u e l d o á c i n c o
d u c a d o s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t r o
meses adelantados.
M a r t í n d e G o i t i s o l o , c al af at e, v e c i n o de B a c u y o ,
hi j o d e M a r t í n J ua n é M a r í a L ó p e z d e N a f a r r o l a ; ha de
h a b e r de s u e l d o á c i nc o d u c a d o s p o r me s ; p a g á r o n s e l e
por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a ­
dos.
J u a n O r t i z d e G o p e g u y , d e s p e n s e r o , v e c i n o de
B i l b a o , h i j o de D i e g o O r t i z de G o p e g u v é E l v i r a Or ti z:
ha d e h a b e r d e s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r
mes: p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t a d o s , c u a t r o mi l i ¿ o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o R o l d a n , m a r i ne r o , v e c i n o de M o g u e r , .
m a r i d o de T e r e s a A l o n s o : ha de h a b e r de s u e l d o á un
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por mes ; r e c ib i ó p o r el
s u e l d o de c u a t ro m e s e s a d el a n t a d o s .

( A l m a r g e n h a y u n a not a q u e d i c e lo s i g ui e n t e :
« E s t e n o fué, y l os c u a t r o mi l i o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s
d e b e el c ap i t á n M a g a l l a n e s , p o r q u e él l os c ob r ó . » )

J u a n d e O v i e d o , t o n e l er o , v e c i n o d e S e v i l l a , m a ri d o
de I n é s P é r e z , en la c o l l a c i ó n de S a n t a M a r í a la M a y o r ,
e n la C ar r e t e r í a: ha de h a b e r de s u e l d o á c u a t r o d u c a ­
d o s p o r me s ; p a g á r o n s e l e po r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s
adelantados.

LO M B A R D E R O S

M a e s t r e J a q u e s , l o m b a r d e r o , c o n d e s t a b l e de l a d i ­
c h a n a o, n a t u r al de T i e r r a L o r e n a , hi j o de J u a n de
M e s a é B a r b ó l a , su muj er : ha de h a b e r de s u e l d o á cin-
68 H ISTO RIA DE C H IL E

c o d u c a d o s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c i n c o
m e s e s adelantados, veinte é ci nco ducados.
R o g e l D u p r e t , l o m b á r d e r o , ■n a t u r a l de M o n a i n o ,
h i j o de F i l i J u a n é M a r g a r i t a : h a de h a b e r d e s u e l d o á
c u a t r o d u c a d o s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r e! s u e l d o de
cuatro meses adelantados, veinte ducados.
J u a n J o r g e , l o m b á r d e r o , n a t u r al de S i l v e d r í n , m a ­
r i d o d e R o g e l a : ha d e h a b e r de s u e l d o á c u a t r o d u c a d o s
p o r me s : r e c i b i ó p o r eí s u e l d o d e c i n c o m e s e s a d e l a n ­
tados, veinte ducados.
S i m ó n de A x i o , m a r i n e r o é l o m b á r d e r o , n a t u r a l de
A x i o , m a r i d o de J u a n í c o l a : ha de h a b e r de s u e l d o á mi l i
é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s por m e s ; p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , s ei s m i l i m a r a v e ­
dís, l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e el d i c h o dí a. . . ( en blanco)...
d e A g o s t o , y c u m p l i d o s l os d i c h o s c u a t r o m e s e s d e n d e
e n a d e l a n t e h a de g a n a r p o r m a r i n e r o á m i l i é d o s c i e n ­
tos maravedís por més.

MARINEROS

S a b a s t i á - n d e O l a r t e , marinero, natural de Bilbao,


hi j o de D i e g o H e r n á n d e z d e O l a r t e é M a r í a M a r t í n e z de
Berrí s, ve ci n os de Bilbao: ha de h a b e r de sue ld o á un
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; r e s c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o ­
cientos maravedís.
J u a n e s d e S e g u r a , m a r i n e r o , hi j o de M a r t í n de
G o r o s t i c a , v e c i n o de S e g u r a , q u e e s e n la p r o v i n c i a de
G u i p ó / x o a , m a r i d o de C a t a l i n a G a r c í a , v e c i n o de S e v i ­
lla: lia de h a b e r d e s u e l d o á u n mi l i y d o s c i e n t o s m a r a ­
v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s ,
cu atro mili é o c ho c ie n to s maravedís.
J u a n d e F r a n c i a , m a r i n e r o , n a t u r a l de R ú a n , hi j o
de Joa n M a vi r a é j u a n a , ve ci n os de Rú a n : h a d e ha be r
dq s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s maravedís p o r mes ;
FERNANDO D E M A G A L LA N ES 69

p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
cuatro mili é och oc ien tos m ara vedís.
Y m á s , se l e d i ó 3I d i c h o o t r o d u c a d o p r e s t a d o , q u e
t o d o m o n t a c i n c o mi l i c i en t o s e t e n t a y c i n c o m a r a v e d í s .
J á - c o m e d e M e s i n a , m a r i n e r o , n a t u r a l de M e s i n a ,
hi j o d e J u a n P i n t o é P o l i c i n a d e V e l a c a , v e c i n o s de M e ­
si na: h a d e h a b e r d e s u e l d o á un m i l i é d o s c i e n t o s m a ­
r a v e d í s p o r me s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s .
S a n c h o d e l a P i e z a , m a r i n e r o , n a t u r a l del p u e r t o
d e S a n t o ñ a , hi j o de S a n c h o G a r c í a d e la P i e z a é M a r í a ,
v e c i n o s de S a n t o ñ a : h a d e h a b e r d e s u e l d o á u n m i l i
d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s .

( H a y u n a n o t a al m a r g e n q u e d i c e l o s i g u i e n t e :
« E s t e S a n c h o de !a P i e z a se a h o g ó en el r í o de S e v i ­
l l a , y l o s c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s q u e r e ­
c i b i ó, d e b e n M é n d e z , e s c r i b a n o de la n a o V i t o r i a , y
el t e s o r e r o M e n d o z a , á me d i as . » )

C r i s t ó b a l G a r c í a , m a r i n e r o , v e c i n o de P a l o s , m a ­
r i d o de J u a n a G o n z á l e z : h a d e h a b e r de s u e l d o á u n mi l i
é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o
d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s
maravedís.
P e r o H e r n á n d e z , marinero, veci no de Riv adesella,
hi j o d e P e r o F e r n á n d e z é T e r e s a , s u mu j er : ha de h a ­
b e r d e s u e l d o a un mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
t r o mi l i o c h o c i e n t o s .
H e r n a n d o d e M o r a l e s , m a r i n e r o , v e c i n o de S e v i ­
lla, en la c o l l a c i ó n de S a n V i c e n t e , m a r i d o d e I n é s de
V e r a : ha d e h a b e r de s u e l d o á un mili é d o s c i e n t o s m a ­
r a v e d í s p o r m e s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s
adelantados, cuatro mili é oc ho ci en tos .
70 H IST O R IA DE C H IL E

A n t ó n R o d r í g u e z , c al d e r e r o , v e c i n o de M o g u e r ,
m a r i n e r o , m a r i d o de T e r e s a G o n z á l e z N e b l i n a : h a de
h a b e r de s u e l d o á un mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r
mes; r e c ib i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mili o c h o c i e n t o s .
F r a n c i s c o , m a r i n e r o , v e c i n o de H u e l v a , m a r i d o de
A n a Ma r t í n : h a de h a b e r de s u e l d o á un mi l i é d o s c i e n ­
tos m a r a v e d í s p o r m e s ; r e c ib i ó p o r el su e l d o d e c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i ¿ o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
F ' r a n c i s c o R o d r í g u e z , m a r i n e r o , v e c i n o de H u e l ­
va, hij o de A n t ó n R o d r í g u e z ' ¿ C a t a l i n a G o n z á l e z , ve­
c i n o s de H u e l v a : h a de h a b e r de s u e l d o á un mi l i é
d o s c i e n t o s p o r mes: r e c i b i ó po r el s u e l d o d e c ua t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
P e d r o d e L a r e d o , m a r i n e r o , v e c i n o de P o r t o g a l e -
te, hij o de S a n J ua n d e A g u i r r e é T e r e s a d e B a l m a s e d a ,
v e c i n o s de L a r e d o , m a r i d o d e M a r í a de V i l l a r : ha d e
h a b e r de s u e l d o á mi l i m a r a v e d í s p o r m e s ; r e c i b i ó por
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s , c u a t ro mi l i é o c h o c i e n t o s .

GR O M E T E S

J u ’a n d e l P u e r t o , p o r t o g u é s , hi j o de J u a n G o n z á l e z ,
de O p o r t o , é M a r í a Ibar: ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s .

( A l m a r g e n h a y u n a no t a q u e d i ce lo s i g u i e n t e :
« E s t e n o v a e n el a r m a d a p o r s e r p o r t o g u é s , y e n t r ó
en su l u g a r A n t o n i o , g r o m e t e , v e c i n o de A x i o . » )

D o m i n g o , g r o m e t e , n at u r a l de M a t u s i n o s , h i j o d e
■María A l v a r e z , v e c i n o s d e M a t u s i n o s : h a de h a b e r de
s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , t r es mi l i 6 d o s c i e n ­
tos.
FERN A N D O D E M AG A L LA N ES 71

( H a y u n a n ot a al m a r g e n q u e d i c e lo s i g u i e n t e :
« E s t e n o va e n el a r m a d a p o r s e r p o r t o g u é s , y ent r ó
en su l u g a r L u i s , h i j o de M a r t í n de V e n d a ñ o ¿ C a t a l i ­
na, v e c i n o s de D e z a , q u e s e n Ga l i c i a. »)

D i e g o d e S e v i l l a , g r o m e t e , hi j o d e C r i s t ó b a l d e
V a l v e r d e é C a t a l i n a M é n d e z , v e c i n o s de S e v i l l a : ha de
h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r ec i ­
b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i
é doscientos.

(Al margen se e n c u e n t r a u n a no t a que d i c e lo si­


guiente:
«E s t e se a b s e n t ó y e n t r ó e n su l u g a r M a r t í n d e
A g u í r r e , g r o m e t e , hi j o de M a r t í n de A g u i r r e é M a r í a
Ibar. v e c i n o s de A r r i g o r r i a g a , q u e s en el c o n d a d o de
Vi zcaya.· »)

C olín Baso, h i j o de P i e r r e s B a s o é R a b i e t a B a s o ,
v e c i n o s d e C o l o n i a : h a de h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n ­
tos m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s .
L o r e n z o , g r o m e t e , hi j o d e A n t ó n R o d r í g u e z , v e c i n o
de M o g u e r : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a ­
v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , tres mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
M i g u e l , g r o m e t e , nat ur a l d e P r a v í a , q u e s en l as A s ­
turi as; ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s
p o r mes ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
tados, tres m i l i é d o s c i e n t o s .
G i n é s , g r o m e t e , hi j o de F r a n c i s c o R o l d a n , v e c i n o de
M o g u e r : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
dís p o r me s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e ­
l a n t a d o s , tr es mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .

( H a y u n a n o t a al m a r g e n q u e d i ce lo s i g ui e n t e ;
72 h is t o r ia de c h il e

« E s t e no fué, y l os tr es mi l i é d o s c i e n t o s c o b r ó J u a n
de la C u e v a ,» )

J u a n e s d e I r ú n I r a n z a , g r o m e t e , n a t u r a i d e I r ún
Ir a nz a , q u e s en la p r o v i n c i a de G u i p ó z c o a , hi j o de M i ­
g u e l de Irún I r an z a 6 M a r i a , su muj er : h a de h a b e r d e
s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n ­
tos m a r a v e d í s .
J u a n G a l l e g o , grom et e, natural de N o y a , hijo de
A l o n s o de A g r á é M a r i a F e r n á n d e z , v e c i n o s de N o y a :
ha de h a b e r de sueldo á oc ho c ie n to s ma ravedís por
me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t a do s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s .

(A ! marg en se en cue nt ra u n a n o t a q u e d i c e lo si ­
guiente:
«En luga r deste entró J u a n G i n o v é s , natural de
S a o n a , hi j o de L u i s G r a v a l l o é J u a n a N a t a r c a , v e c i n o s
d e S a o n a , p o r q u e á é s t e l e e c h a r o n f uer a p o r q u e s e h a l l ó
q u e era p o r t o g u é s i » )

J u a n d e M u r o s , grom ete, natural de M u r o s, hijo


de A l o n s o L ó p e z é M a r i n a F e r n a n d e z , v e c i n o s d e M u ­
ros: h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r
me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
tres m i l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .

( H a y u n a n o t a al m a r g e n q u e d i c e l o s i g ui e n t e :
«E n l u g a r d e s t e e n t r ó J u a n d e O r ú e , g r o m e t e , nat u-
de M u n g u y a , hij o de J ua n de O r ú e é d e J a r d a n a d e l l e -
r e i n o z a g a , p o r q u e á e s t e J u a n de M u r o s l e e c h a r o n f u e­
ra p o r q u e se h a l l ó q u e e r a p o r t o g u é s . » )

P e d r o d e B a s o z á b a l , g r o m e t e , h i j o d e M a r t í n de
B a s o z á b a l é M a r g a r i t a de L a n d e c h o , v e c i n o s de M u n ­
g u y a : h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s maravedís
■FERNANDO D E M AG A L LA N ES 73

p o r m e s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t a d o s , t r es m i l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s . »)

( A l m a r g e n se encuentra una nota q u e d i ce lo si­


guiente:
« Es t e B a s o z á b a l , g r o m e t e , n o va, q u e le e c h a r o n f u e ­
ra p o r e s t a r d o l i e n t e d e b u b a s , v e n t r ó en su l u g a r
A l o n s o d e l P u e r t o , g r o m e t e , hi j o de A l o n s o G ó m e z
é A n a R o d r í g u e z , v e c i n o s del P u e r t o d e S a n t a Ma r í a . » )

PAJES

D i e g o , hi j o d e C r i s t ó b a l G a r c í a é J u a n a G o n z á l e z ,
v e c i n o s de P a l o s : ha d e h a b e r de s u e l d o á q u i n i e n t o s
m a r a v e d í s p o r mes ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o d e c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , d o s mi l i m a r a v e d í s .
D i e g o , paj e, hi j o de J u a n R o d r í g u e z d e M a f r a ,
pi l o t o d e S u A l t e z a : ha de h a b e r d e s u e l d o á q u i n i e n t o s
m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , d o s mi l i.
(A rch ivo de In d ias , 41-6-2/25.)

X L V I L — Su eld o que se pa gó á los m arineros é gru m e­


tes é pa jes de ¡a nao nom brada la V ito r ia , en la cual
va p o r capitán L u is de M endoza, tesorero de la dicha
armada.

A n t o n i o S a l o m ó n , v e c i n o de la c i b d a d de T r a p a -
ña, q u e s en el r e i no de S e c i l i a , m a e s t r e de la d i c h a n ao ,
m a r i d o de J u a n a , fija de A n t ó n F er re r : h a d e h a b e r d e
s u e l d o á r az ó n de tr es m i l i m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o d e s ei s m e s e s a d e l a n t a d o s , d i ez é o c h o
mi l i m a r a v e d í s , l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e . , , (en blanco)...
A g o s t o del d i c h o a ñ o d e q u i n i e n t o s d i ez é n ue v e .
M i g u e l d e R o d a s , c o n t r a m a e s t r e , hi j o de P a p a c e -
li é D i a n a , d e f u n t o s , v e c i n o s de R o d a s : ha de h a b e r de
sueldo á dos mili ma rav edí s por m e s ; r e c i b i ó p o r el
74 H ISTO RIA DE C H IL E

sueldo de cuatro meses adelantados, och o mi l i m ara­


vedís.
X i m ó n d e l a R o c h e l a , c al af at e, n a t u r al de la R o ­
c h e l a. hi j o de G u i l l e r m o G u i m a r é P e r r i n a , v e c i n o s de
S a n t a M a r í a de R e l ó : ha de h a b e r de s u e l d o á c i n c o d u ­
c a d o s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , siete mi l i é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
M a r t í n d e G á r a t e , carpintero, vecino de D ev a, m a ­
r i d ó de C a t a l i n a de A i s a : ha de h a b e r d e s u e l d o á c i nc o
d u c a d o s p o r mes ; r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
ses adelantados, veinte ducados.
A l o n s o G o n z á l e z , d e s p e n s e r o , n a t u r a l - d e la c i b d a d
de la G o a r d i a , q u e s en el r ei no de P o r t o g a l , m a r i d o de
C a t a l i n a Y á n e z , v e c i n a de S e v i l l a : ha de h a b e r d e s u e l ­
do á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó po r
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é
ochocientos.

I. O W 13AR D E RO S

Jorje A l e m á n , l o m b a r d e r o , c o n d e s t a b l e de la d i ch a
nao, n a t u r a l d e E s t r i c , hi j o de J u s t o A l e m á n é M a r g a r i t a :
ha de h a b e r de s u e l d o c i n c o d u c a d o s p o r m e s ; p a g á -
ronsele por el sueldo de cinco meses adelantados,
v e i nt e é c i n c o d u c a d o s .
F i l i b e r t o , l o m b a r d e r o , n a t u r a l de T o r r e s , en T o c a i -
n a, hi j o d e J u a n G o d í n ó J u a n a , su mu j er : h a d e h a b e r
de s u e l d o á c u a t r o d u c a d o s p o r mes; r e c ib i ó por el s u e l ­
d o d e c i n c o m e s e s a d e l a n t a d os , v e i n t e d u c a d o s .
H a n s e , l o m b a r d e r o , n a t u r a l de A g á n , hi j o de J u a n
P a h u l o é So f í a, v e c i n o s de A g á n : ha de h a b e r d e s u e l d o
¿ c u a t r o d u c a d o s p o r mes: p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de
cinco mese s adelantados, veinte ducados.

MAR INEIIOS

M iguel V en ecian o, marinero, n at u r a l de B r e s a ,


h i j o de F r a n c i s c o d e A r g u y e t o é M a r í a , v e c i n o s d e B r e -
FERNANDO DE M AGALLANES 75

sa: ha de h a b e r s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e ­
dís; r e c ib i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
D i e g o G a l l e g o , m a r i n e r o , n a t u r a l de B a y o n a d e
M a y o r , q u e s en G a l i ci a, hi j o d e F r a n c i s c o de C a r m o n a
é M a r í a P é r e z , v e c i n o s de B a y o n a , d ef un t o s : ha d e h a ­
b er de s u e l d o á un mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por mes;
r e c i b i ó por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
tro mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
L o p e N a v a r r o , m a r i n e r o , v e c i n o de T u d e l a d e N a ­
va r r a , hi j o d e L o p e de A g u i r r e , v e c i n o d e T u d e l a ; h a
d e h a b e r d e s u e l d o á mi l i ¿ d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r
mes: r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
cuatro mili é ocho ci en tos maravedís.
N i c o l á s , m a r i n e r o , n at ur a l de G e n o v a ; di j o q u e no
t ení a p a d r e ni m a d r e ni h e r m a n o s : h a d e h a b e r de s u e l ­
d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c ib i ó
p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mili
é o c h o c i e n to s maravedís.
N i c o l a o , n a t u r al de N a p o l , de R o m a n í a , hi j o de A n ­
t o n i o é M a r í a , v e c i n o s d e N a p o l , d e R o m a n i a : ha d e
h a b e r d e s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ;
r e c i b i ó p o r e! s u e l d o de c ua t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
tro mili é o c h o c i e n t o s .
M i g u e l S á n c h e z , m a r i n e r o , n at u r a l de R o d a s , hijo
d e J ua n S á n c h e z é J u a n a , v e c i n o s de R o d a s , d e f u n t o s :
ha de h a b e r de s u e l d o á un mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e ­
dí s p o r mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e ­
lantados, cuatro mili é ochocientos.
N i c o l a o d e C a p u a , n at u r a l de C a p u a , hi j o de Já-
c o m e T r a g ó n e M v l i a D e l i c at a , v e c i n o s de C a p u a : ha de
haber de s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s pol­
ines; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
cuatro mili ¿ o c h o c ie n t o s .
B en ito G inovés, n at u r a l de A r v e n g a , h i j o d e Ri -
m onet E s q u e n a g o é Janquina: ha de habe r de sueldo
76 HIST O RIA DE C H IL E

á un mili é dosc ien tos maravedís po r mes; pa g á r o n s el e


p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i
é oc hocien tos maravedís.
F e l i p e d e R o ' d a s , n a t u r a ! d e R o d a s , h i j o de m a e s ­
tre B a s i l é J u a n a , v e c i n o s de R o d a s : h a de h a b e r ' d e
s u e l d o á u n m i l i . y d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i ­
b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o
mi l i é o c h o c i e n t o s .
E s t e b a n V i l l ó n , m a r i n e r o , n at u r a l de T r o s i c , q u e s
e n B r e t a ñ a , h i j o d e V i l l ó n é la P a d r o n e l a : ha de h a b e r
d e s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; r e­
c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o
mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a ve dí s .
J u a n G r i e g o , m a r i n e r o , v e c i n o d e N a p o l de R o m a ­
ní a , h i j o de M i q u e l G r i e g o é S e n a : ha d e h a b e r de s u e l ­
d o á u n mi l i 6 d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por m e s ; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é
ochocientos.

G R O M E TE S

R o d r i g o G a l l e g o , n a t u r a l d e la C o r u ñ a , g r o m e t e ,
hi j o de D u a r t e H e r n á n d e z é B e a t r i z R o d r í g u e z : ha de
h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r ec i ­
b i ó p o r el s u e l d o de c ua t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i
¿ doscientos maravedís.
A n t o n i o , p o r t o g u é s , n a t u r al d e A n i e g o , hi j o d e j u a n
A l f o n s o é Isabel G o n z á l e z : ha de h a b e r de s u e l d o á
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes: r e c i b i ó p o r el sueldo
d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d os c i e n t o s .

(Al margen s e e n c u e n t r a u n a n o t a q u e d i ce lo q u e
s i g ue:
« A e s t e A n t o n i o , p o r t o g u é s , le e c h a r o n f u er a p o r s e r
p o r t o g u é s , y e n t r ó en s u l u g a r A n t o n i o , g r o m e t e , n a ­
tural d e B a r e s a , q u e s e n G e n o v a , h i j o d e B l a s d e L o s o é
J a c o m i n a . su muj er . » )
FERNANDO D E M AG A L LA N ES 77

D o m i n g o , g r o m e t e , n a t u r al d e C o i m b r a , hi j o d e P e r o
G u t i é r r e z é Cat ali na G óm e z, ve cin os de C oi m br a : ha
d e h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s ; r e­
c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i
é dosc ien tos maravedís. '
J u a n i c o , v i z c a í n o , g r o m e t e , n a t u r a l de S o m o r r o s -
tro, hi j o d e J u a n de S a n d e l i c e s é M a r í a de S a n d e l i c e s :
h a d e h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres
mili é dos cientos maravedís.
J u a n d e A r r a t i a , n a t u r a l d e B i l b a o , hi j o d e J u a n
de A r r a t i a : ha de h a b e r de s u e l d o a o c h o c i e n t o s m a r a ­
v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
O c h o t e , n at ur a ! d e B i l b a o , h i j o d e O c h o a d e H e r a n -
d í o é j u a n a , v e c i n o s d e B i l b a o : ha de h a b e r d e s u e l d o
á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o
de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s m a ­
r av e d í s.
E s t e b a n d e J e r e z , n a t u r al de J er é z h i j o de A l o n s o
R o d r í g u e z é L e o n o r N ú ñ e z , v e c i n o s de Jer ez : h a de h a ­
b e r d e s u e l d o é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é
dos cien to s maravedís. ■

( A l m a r g e n se encuentra u n a no t a q u e d i ce l o si ­
gue:
«E s t e E s t e b a n de J e r e z se a u s e n t ó y e n t r ó en s u l u ­
g a r M a r t í n d e A y a m o n t e , hi j o de D i e g o Lorenzo
y María Lora, vecinos de Ayamonte.»)

P e d r o M a l d o n a d o , g r o m e t e , n a t u r a l de S e v i l l a ,
hi j o de P e r o L ó p e z é M a r í a G a r c í a , v e c i n o s de S e v i l l a ,
e n la C a ñ a v e r e r í a ; h a d e h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s
m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
HISTORIA- DU C H I L E

( I l a y u n a not a ai m a r g e n q u e d i c e lo s i g u i e n t e :
« Es t e P e d r o M a l d o n a d o . s e a u s e n t ó , y e n t r ó en s u
l u g a r P e d r o d e T o l o s a , hi j o de L a z c a n o é M a r í a de
A t v i s t u r . v e c i n o s de T o l o s a , q u e s e n la p r o v i n c i a de
Guipúzcoa.»)

A l v a r o H e r n á n d e z , g r o m e t e , n a t u r a l de l a s C a l d a s
de la R e i n a , q u e s e n P o r t o g a l , hi j o de J ua n F e r n á n d e z
c M a r í a E s t é v e z : h a de h a b e r d e s u e l d o a o c h o c i e n t o s
m a r a v e d í s po r mes; r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
ses a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s . .

( H a y u n a n ot a al m a r g e n q u e d i c e lo s i g u i e n t e :
« E s t e A l o n s o (sic ) F e r n á n d e z no va, p o r s e r po r t o -
g u é s , y e n t r ó e n su l u g a r C r i s t ó b a l M a h u r í , g r o m e t e ,
v e c i n o de N a r b o n a . hi j o de P e d r o d e Ma h u r í . » ) '

S e b a s t i á n O r t i z , g r o m e t e , hi j o de J u a n O r t i z é
A n a G o n z á l e z , v e c i n o s de G e l ve s : h a de h a b e r d e s u e l ­
d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s por me s ; r e c ib i ó p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s
maravedís.

PAJES

J u a n de C u b i l e t a , paje, h i j o de M a r t í n Ochoa, é
S a n c h a , su mu j er , v e c i n o s de B a r a c a l d o : h a d e h a b e r
d e s u e l d o á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , d o s mi l i mara­
ve d í s.
(A rch iv o de In d ia s , 41-6-2/25.)

A L Y’II!.— Su ekin que se p a g ó ¿i ios m arineros ó grom e-


les é pajes de la nao C on cepción , de la cual es capitán
G aspar de Quesada,

Juan Sabastián D elcan o, vecino de Guetaria,


hijo de Domingo Sabastián Delcano é Catalina del
1’ E r n a m d o üe Ma g a l l a n e s 79

P u e r t o , m a e s t r e d e la d i ch a nao: h a de h a b e r de s u e l d o
á tr es mi l i m a r a v e d í s po r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de
s ei s m e s e s a d e l a n t a d os , d i ez é o c h o m i l i m a r a v e d í s .
J u a n d e A c u r i o , c o n t r a m a e s t r e de la d i ch a n ao ,
h i j o de J ua n P é r e z de A c u r i o é d o ñ a M a r i n a de B e r ri z ,
v e c i n o s d e B e r m e o : ha d e h a b e r de s u e l d o á d o s mi l i
m a r a v e d í s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , o c h o mi l i m a r a v e d í s .
A n t ó n d e l í a s o z á b a l , c al af at e , v e c i n o de B e r m e o ,
m a r i d o de M a d a l e n a de M a r c a i d a : ha de h a b e r de s u e l ­
d o á c i n c o d u c a d o s por mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o d e c u a ­
tro m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s .
D o m i n g o d e Y a r s a , carpintero, natural de Deva.
hi j o d e J u a n d e A r r o n a é M a r í a de H e g a i n a : ha d e h a ­
b e r de s u e l d o á c i n c o d u c a d o s por mes; p a g á r o n s e l e p o r
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s ,
J u a n d e C a m p o s , d e s p e n s e r o , n a t u r a l d e A l c a l á de
H e n a r e s , h i j o de (en blanca); ha de h a b e r d e s u e l d o á
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por mes ; p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d el a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o ­
c i e nt os .
P e d r o P é r e z , t o n e l er o, v e c i n o de S e v i l l a , en la c o ­
l l a c i ó n de S a n t a M a r í a , e n c al l e d e J i m i o s , m a r i d o de
d e Inés M o r e n a : ha d e h a b e r de s u e l d o á c u a t r o d u c a ­
d o s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e ­
l a n t a d o s , s e i s mi l i m a r a v e d í s .

L O M B A R D IiR O S

I l a n s e V a r g u e , c o n d e s t a b l e d e la d i ch a n ao, n a t u ­
ral d e A l e m a n i a , l u g a r de N u v r i , hi j o d e V a r g u e é El i -
s abe i : ha de h a b e r d e s u e l d o á c i n c o d u c a d o s po r mes;
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c i n c o m e s e s a d e l a n t a d o s , n u e ­
v e mi l i é t r e s c i e n t o s é s e t e n t a é c i n c o m a r a v e d í s .
M a e s t r e P e d r o , lombardero, natural de Brus ela s,
h i j o d e A n t ó n d e C o n h e j o , é Isabel a: h a d e h a b e r de
8o h is t o r ia de c h il e

s u e l d o á c u a t r o d u c a d o s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el
s u e l d o de c i nc o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e d u c a d o s .
R o l d a n d e A r g o t e , l o m b a r d e r o , n a t u r al de F l a n -
dea, e n B r u j a s , h i j o d e M i g u e l d e A r g o t e é L e o n o r , s u
muj er : h a d e h a b e r d e s u e l d o á c u a t r o d u c a d o s p o r mes ;
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c i n c o m e s e s a d e l a n t a d o s , v e i n t e
ducados.

MARINEROS

F r a n c i s c o R o d r í g u e z , ve ci n o de Sevilla, marido
de C a t a l i n a Dí az, e n la C a r r e t e r í a : ha de h a b e r de s u e l d o
á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o m i l i é o c h o ­
cient os maravedís.
F r a n c i s c o R u i z , marinero, ve ci n o de M o g u e r , m a ­
r i d o d e B e a t r i z M a r t í n C a m a c h o : ha de h a b e r d e s u e l d o
á u n m i l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o
de cuatro mese s adelantados, cuatro mili é oc ho ci en tos .
M a t e o d e G o r f o , m a r i n e r o , n a t u r a l de G or f o , h i j o
d e J o r j e de Go r f o : h a de h a b e r de s u e l d o á u n mi l i é d o s ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de
c n a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s
maravedís.
J u a n R o d r í g u e z , marinero, natural de Muelva, m a ­
r i d o d e M a r i n a G a rc í a : h a d e h a b e r d e s u e l d o á u n mi l i
¿ d o s c i e n t o s m a r a v e d í s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a ­
ve dí s.
S a b a s t i á n G a r c í a , marinero, vecino de Hue lva , m a ­
r i d o de J u a n a R a m í r e z : h a d e h a b e r d e s u e l d o á u n mi l i
é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por mes ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o
de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i oc hoc i ent d' s .
G ó m e z F e r n á n d e z , m a r i n e r o , v e c i n o de H u e l v a ,
hi j o d e R o d r i g o A l v a r e z é M a y o r G o n z á l e z , v e c i n o s de
H u e l v a : h a de h a b e r d e s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s
FERNANDO D E M AG ALLA NES 8l

m a r a v e d í s ; r ec ib i ó p o r el su e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e ­
l a n t a d os , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s .
L o r e n z o d e I r n ú a , m a r i n e r o , v e c i n o de S o r a v i l l a ,
q u e s e n la p r o v i n c i a d e G u i p ú z c o a , hi j o de J u a n de
I r n S a é G r a c i a de A g u i r r e S ar oe : ha de h a b e r d e
s u e l d o á mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o de c ua t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i
ochocien tos maravedís.
J u a n R o d r í g u e z , el s o r do , m a ri ne r o ; v e c i n o de S e ­
vi l l a, en la c o l l a c i ó n de S a n V i c e n t e , m a r i d o de Mar i
R o d r í g u e z : h a d e h a b e r de s u e l d o á r a z ó n de un mil! ó
d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o d e
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c ua t r o mi l i e o c h o c i e n t o s .
J u a n d e A g u i r r e , m a r i n e r o , v e c i n o de B e r m e o . m a ­
r i do de M a r í a O c h o a d e A c u n o : h a d e h a b e r de s u e l d o
á un mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó po r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i ¿ o c h o ­
cientos maravedís.
Juan de O rte g a , marinero., n at u r a l de C i f u e n t e s ,
h i j o d e P e d r o de O r t e g a é M a r í a de C i f u e n t e s , v e c i n o s
de C i f u e n t e s : ha de h a b e r de s u e l d o á un mi l i é d o s ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a ­
t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s .

GR O M E TE S

A n t o n i o d e A l c á z a r , p o r t o g u é s , hi j o de J u a n A l ­
f o n s o é Inés R o d r í g u e z , v e c i n o s de A l c á z a r : ha d e h a ­
b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes: p a g á -
r o n s e l e p o r el s u e l d o de c ua t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres
mi l i ¿ d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
(A l m a rg en se encuentra una not a q u e di ce l o q u e
sigue:
«E s t e n o v a p o r s e r p o r t o g u é s , y e n t r ó en su l u g a r
J u a n O l i v e r , g r o m e t e , n a t u r al de V a l e n c i a , hi j o de
R a f a e l O l i v e r é C l a r a , s u muj er . »)
6
H ISTO RIA DE C H IL E

G u i l e r m o , g r o m e t e , n a t u r al de L o l e , hi j o de T o m é
V a z é C a t a l i n a Ma r t í n: ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a ­
tro m e s e s a d el a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s .
R o d r i g o A l f o n s o , g r o m e t e . nat ur a l de L o l e , hi j o
de T o m é V a z é C a t a l i n a Ma r t í n : ha de h a b e r de s u e l d o
á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; p a g á r o n s e i e po r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n ­
tos m a r a v e d í s .

( A l m a r g e n se e n c u e n t r a una not a q u e d i c e lo q u e si­


gue:
«E s t e R o d r i g o A l f o n s o no va p o r s er p o r t o g u é s , y e n ­
tró en su l u g a r C ' r i s t ó b a l d e D a c o s t a , g r o m e t e , hi j o
d e J ua n de A c o s t a é B e a t r i z F e r n á n d e z , v e c i n o s de Jercü
de la F r o n t e r a . » )

G u i l é n , n a t u r a l de G a l v e y , hijo d e G u i l é n é S e v i l l a :
ha de habe r de sueldo á ocho ci en tos mara ve dís por mes;
r e c ib i ó por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres
mili é dos cientos maravedís.
G o n z a l o d e V i g o , n a t u r al de V i g o , q u e s en Ga l i ci a,
hi j o de R o d r i g o A l v a r e s ¿ I s a b el N ú ñ e z : ha de h a b e r de
s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes; r e c i b i ó po r el
s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es m i l i é o c h o ­
cientos maravedís.
P e d r o d e M u g u e r t e g u y , g r o m e t e , hijo de M a r t i n
de M o r t c r u s a é Ma r í a , v e c i n a de M u g u e r t e g u y , v e c i n o s
de B e r m e o : h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a ­
ve d í s po r mes ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c n a t r o m es e s
a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d os c i e n t o s .
M a r t í n d e V n s a u r r a g a , g r o m e t e , h i j o de M a r t i n
de V n s a u r r a g a é M a r i n a de C h i n d a r z a , v e c i n o s de B e r ­
m e o , m a r i d o de M a r í a O c h o a de A r t a e c h e : h a d e h a ­
b e r d e s u e l d o a o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á ­
r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , t r es
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
l- ' l i R K A N ' D O D li MAGALLANES 83

J u a n e s , n at ur a l de T u y , hi j o d e G o n z a l o F e r n á n ­
dez é I s a b e l R o d r í g u e z : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o ­
c i e n t o s m a r a v e d í s por mes ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d os c i e n t o s .
R o d r i g o M a c í a s , g r o m e t e , hi j o de R o d r i g o M a c í a s
é M a r í a F e r n á n d e z , v e c i n o s de S e v i l l a , en la c o l l a c i ó n
de S a n t i a g o : ha d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a ­
r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t ro m e s e s
a d e l a n t a d o s , tr es mili é d o s c i e n t o s .
J u a n N a v a r r o , g r o m e t e , n a t u r al de P a m p l o n a , hi j o
de J u a n de L á r r a g a , v e c i n o de P a m p l o n a : ha de h a b e r
d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó por
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es m i l i é d o s ­
cientos maravedís.

PAJES

P e d r o d e C h i n d a r z a , paj e, natur al de B e r m e o , hi j o
d e P e d r o C h i n d a r z a é M a r í a S á n c h e z : ha de h a b e r d e
s u e l d o á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s por me s ; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , d o s mi l i m a r a ­
v e d í s.
J u an i l l o , paje, n at u r a l de G a l v e v , h i j o de J ua n é M a r ­
g a r i ta , v e c i n o s de G a l v e v : ha de h a b e r de s u e l d o á q u i ­
n i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s : r e c ib i ó p o r el s u e l d o de
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , dos mili.
(A rch iv o de In d ias, 41-6-2/25.)

X L V IH .— Su eld o que se p a g ó d los marineros é grometes


é pa jes de la nao nombrada Sa n tia g o , en la cual va
p o r capitán Juan R odríg u ez Serra n o, el cual dicho sa­
la rio les corre desde ..(en b l a n c o ) . . A g o s io de ñ í D X l X
años.

B a l t a s a r G i n o v é s , veci no de P u e r to Morís, que s


e n la r ib e r a d e G e n o v a m a r i d o de C a r l o t a : ha de h a b e r
S4 h is t o r ia rm c n n ,i;

de s u e l d o á tres mi l i m a ra ve d í s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de
se i s m e s e s a d e l a n t a d o s , d i e z é o c h o mi l i m a r a v e d í s .
B a r t o l o m é P r i o r , c o n t r a m a e s t r e , n at u r a l d e S a ­
í nal o, hij o d e R o v e r P r i o r é J u a n a A s i e r : ha d e h a b e r
d e s u e l d o á d o s mi l i m a r a v e d í s p o r me s ; r e c ib i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , o c h o mil!.
J u a n G a r c í a , c al af at e , v e c i n o de G e n o v a , hi j o de
B a r t o l o m é ¿ D o m i n g a , su muj er : ha de h a b e r de s u e l d o
á mili y d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r m e s , d i go , á c u a t r o
d u c a d o s p o r me s , y r e c i b i ó por c u a t r o m e s e s a d e l a n t a ­
dos , v e i n t e d u c a d o s .
R u x a r , c a r p i n t e r o , n a t u r al de B r u z , q u e s en N o r -
m a n d í a , hi j o de M a r q u e d e F o d i z é C o l e t a , su mu j er : ha
de h a b e r de s u e l d o á c u a t r o d u c a d o s p o r mes ; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , s i et e mi l i é
quinientos maravedís.
G a s p a r D i a z , d e s p e n s e r o , hi j o de J ua n A l v a r e z é
M a r i E s t e b a n , de la Isla G r a c i o s a , q u e s en I p s i s l a s de
l os A z o r e s : ha de h a b e r de s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s
m a r a v e d í s po r me s ; r e c i b i ó por el s u e l d o d e c u a t r o m e ­
ses a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s .

LOMBARDEROS

L o r e n z o C o r r ü t , lombardero, natural de F ale sa,


q u e s en N o r m a n d í a , hi j o de J ua n C o r r u t : ha de h a b e r
de s u e l d o á c i n c o d u c a d o s p o r me s : r e c i b i ó p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , n u e v e mi l i ¿ t r e s c i e n t o s
é setenta é cinco maravedís.
J u a n M a c í a s , l o m b a r d e r o . n a t u r a l de T r o y a , hi j o de
K s t é b a n M a c i a s : ha de h a b e r de s u e l d o á c u a t r o d u c a ­
d o s po r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e ­
lantados, ve int e ducados,

M ARINEROS

Antón, flamenco, natural de E m beres, hijo de Juan


F E R N A N D O D E M AG A L LA N ES 85

d e B u r g o s é Ma r í a , s u muj er : ha de h a b e r d e s u e l d o
a m i l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes: r e c i b i ó por el
s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mili é o c h o ­
cientos maravedís.
L u i s M a r t í n , m a r i n e r o , v e c i n o de H u e l v a , h i j o de
D i e g o M a r t í n é C a t a l i n a Di az, v e c i n o s de -Huelva: ha de
h a b e r de s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por mes;
r e c i b i ó po r e! s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
t ro mi l i ¿ o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
B a r t o l o m é ‘¿ G a r c í a , v e c i n o de P a i o s , hi j o d e C r i s ­
t ó b a l G a r c í a é J u a n a G o n z á l e z , v e c i n o s d e P a l o s : h a de
h a b e r de s u e l d o á un mi l i ¿ ' d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r
me s ; r e c ib i ó por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a ve dí s .
J u a n G a r c í a , m a r i n e r o , n a t u r a l de P a l o s , h i j o de
G o n z a l o G a r c í a é C o n s t a n z a A l o n s o : h a de h a b e r de
s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes: pa-
g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s .
A g u s t í n , m a r i n e r o , n at ur a l de S a o n a , hi j o de A n ­
d ré s B o n e é B a t i s t i n a , v e c i n o s de S a o n a ; ha de h a b e r
de s u e l d o á u n mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes:
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
t ro m i l i c o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
B o c a c i o A l f o n s o , v e c i n o de B o l l u l l o s , h i j o de D i e ­
g o A l o n s o d e l os L a g a r e s , m a r i d o de T e r e s a H e r ­
n án d e z : ha de h a b e r de s u e l d o á un mi l i é d os c i e n t o s
m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
ses a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i e o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .
P e d r o G a s c ó n , m a r i n e r o , n at u r a l de B u r d e o s , hi j o
d e H e l i o í A l a r t é G u i l o m e t a : ha de h a b e r d e s u e l d o á
m i l i é d os c i e n t o s m a r a v e d í s por mes; r e c i b i ó po r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o ­
cientos maravedís.
D o m i n g o , m a r i n e r o , hi j o de J ua n B a p t i s t a . m a e s t r e
de l a n a o T r e n i d a d : h a de h a b e r de s u e l d o á u n m i l i é
86 H IST O R IA DE C H IL E

d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c ua t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a ­
r av ed í s .
D i e g o G a r c í a d e T r i g u e r o s , m a r i n e r o , v e c i n o de
I J ue l v a, m a r i d o de Inés G o n z á l e z de G i b r a l e ó n : h a de
h a b e r d e s u e l d o á un mi l i c d o s c i e n t o s m a r a v e d í s por
me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s .

g r oMETES

P e d r o D i a z , g r o m e t e , n a t u r al de H u e l v a , hi j o d e
M a r t i n H e r n á n d e z é C a t a l i n a H e r n á n d e z , v e c i n o s de
I l u e l v a : h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
dís po r me s ; r e c ib i ó por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a de ­
l a n t a d o s . tres m i l i é d o s c i e n t o s m a ra ve dí s .
A l o n s o H e r n á n d e z , n at u r a l de P a l o s , m a r i d o de
Is a b el R o d r í g u e z , v e c i n o d e P a l o s : ha d e h a b e r d e s u e l ­
d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s ­
ci ent os .
D i e g o d e T a v i r a , n a t u r al de T a v i r a , hi j o d e V a s c o
G ó m e z é Inés Y á ñ e z : ha de h a b e r d e s u e l d o á o c h o ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de
c u a t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s ma r a -
• vedi s.
(Al m a r g e n se e n c u e n t r a u n a n o t a q u e d i ce l o q u e
si g ue:
« E s t e no va po r ser p o r t o g u é s , y e n t r ó en s u l u g a r
J u a n , n e g r o , e s c l a v o de J ua n S e r ra no . » )

J u a n B r e t ó n , g r o m e t e . n at u r a l d e C r u e s i c , q u e s en
B r e t a ñ a , hi j o de J u a n de I v ar d el ¿ J u á n a A l g a : ha de
h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e­
c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o meses a d e l a n t a d o s , tres
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
P e d r o B e l l o , gromete, vecino de Pal os, h i j o de , . .
F E R X A N 'D O D E M AG A LLA N ES 87

(en blanco)... ha de h a b e r de s u e l d o o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
d í s po r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c ua t r o m e s e s a d e ­
l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
J u a n G ó m e z , promete, herm ano de Esteban Gómez,
pi l o t o de S u A l t e z a : h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n ­
tos m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó po r el s u e l d o de c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d os , tres mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .

( H a y u n a n o t a al m a r g e n q u e d i ce lo s i g ui e n t e :
« E s t e n o v a p o r s er p o r t o g u ós . » )

J i r ó n i m o G a r c í a , natur al d e S e v i l l a , hi j o de C r i s ­
tóbal G a rc í a , v i z c a í n o , é A n a S á n c h e z , v e c i n o s de S e v i ­
lla, e n T r i a n a : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s
m a r a v e d í s p o r me s ; r ec i b i ó p o r ei s u e l d o de c ua t r o m e ­
s es a d e l a n t a d o s , tres mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
P e d r o A r n a o t , natur al de H o r r a y , g r o m e t e , hi j o de
A r n a o t é J a q u e t a , v e c i n o s de H o r r a y , q u e s en B re t a ñ a :
h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u at r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
P e d r o G a r c í a d e T r i g u e r o s , g r o m e t e , hi j o de J u a n
R o d r í g u e z B a r b e r o é Isabel G a r c í a , v e c i n o s de T r i g u e ­
ros: h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s
p o r mes ; p a g á r o n s e l e po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e ­
l an t a d o s , tres mili ¿ d o s c i e n t o s .

P A.I ES

J u a n , f l a m e nc o , paj e, n at u r a l de E m b e r e s , h i j o de
P e d r o é P e d r a r a s : ha de h a b e r d e s u e l d o á q u i n i e n t o s
m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , d o s mili m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o , paje, hi j o de J u a n a D u r a n g o , m u j e r
del d i c h o J ua n S e r r a no : ha de h a b e r de s u e l d o a q u i ­
n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes: r ec i b i ó p o r el s u e l d o de c u a ­
t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , d o s mili.
(A rch ivo de In d ias, 41-6-2/25.)
88 H IST O RIA DE C IIIL E

X L I X .— R elación del sueldo que se p a g ó A los sobresa­


lientes cí oíros oficiales que van en las dichas cinco naos,
en la form a siguiente:

S u eld o que se p a g ó d los sobresalientes


que van en la nao T rin id a d , en la cual va el capitán
F ernando de M agallanes.

C r i s t ó b a l R a v e l o , c r i ad o del d i c h o c a p i t á n , n at u r a l
de P u e r t o , P o r t o g a l , hi j o de D u a r t e R a v e l o é C a t a l i n a
R o d r i g u e ? : , ‘ do P u e r t o : ha de h a b e r s u e l d o á mi l i ¿ d o s ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e í e a d e l a n t a d o s . tres
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
J u a n C o l í n , c r i ad o del d i c h o c a p i t á n , n a t u r a l de T o -
l osa d e F r a n c i a , hi j o d e .Mi guel C o l l c c J u a n a B en i t a :
ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ;
p a g á r o n s e í e p o r el s u e l d o de c u a t ro m e s e s a d el a n t a d o s ,
t r es mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .

( A l m a r g e n se e n c u e n t r a una n ot a q u e d i ce lo q u e
si gue :
« E s t e J ua n C o l í n se a u s e n t ó y d e b e l os tres mi l i é
doscientos m a r a v e d í s el c a p i t á n M a g a l l a n e s , c o m o su
fiador.»)

J u a n M a r t í n e z , v e c i n o de S ev i l l a , en la c o l l a c i ó n de
S a n t a L u c í a , m a r i d o de M a r i n a d e Z a m o r a : h a de h a b e r
d e s u e l d o á mi l i m a r a v e d í s p o r mes: r e c ib i ó p o r el s u e l ­
do de c u a t r o m e s e s a d el a n t a d o s , c u a t r o mi l i m a r a v e d í s .
F e r n a n d o , c ri a d o del d i c h o c ap i t á n , n at ur a l de Gui -
m a r a y n s , q u e s e a P o r t o g a l . hi j o de P e d r o R o d r í g u e z
¿ B e a t r i z Ma r t í n ; ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s
m a r a v e d í s po r me s ; r e c ib i ó por el s u e l d o d e c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d os , tres mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
A n t o n i o L o m b a r d o , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n , n a t u ­
ral de V i c e n c i o , q u e e s en L o m b a r d í a . hi j o de J u a n t
A n z o l a , su muj er : ha de h a b e r de s u e l d o á mi l i m a r a v e ­
FERN A N D O D E MAG A LLA N ES

dí s p o r m e s ; r e c i b i ó p o r e] s u e l d o de c u a t r o m e s e s a de ­
l an t a d o s , c u a t r o mi l i ma ra ve dí s .
J o r j e , m o r i s c o , e s c l a v o del d i c h o c ap i t á n : ha d e h a ­
b e r de s u e l d o á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o de c ua t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , d o s mili m a ­
r a v e d í s.
P e t í J u a n , f r a n c é s , n at u r a l d e A n g e o , hi j o de Gui -
l e r m o N í a , v e c i n o de A n g e o : h a de h a b e r de s u e l d o á
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s pos mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o d e
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s m a r a ­
vedí s.
G o n z a l o R o d r í g u e z , v e c i n o d e E s t r e m u z , q u e s en
P o r t o g a l , m a r i d o de B e a t r i z A l v a r e z : ha de h a b e r d e ­
s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s por me s ; r e c i b i ó por el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a de l an t a do s , tr es mi l i é d o s ­
c i e nt os ,
D i e g o S á n c h e z B a r r a s a , n at u r a l de S ev i l l a , hijo
de H e rn á n S á n c h e z Barras a é Beatriz Martínez P a l o m i ­
n a, v e c i n o s d e S e v i l l a , m a r i d o d e A n a R o d r í g u e z M o s ­
e ó s e : h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s
p o r m e s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t a dos, tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a ra ve dí s .
L u i s A l o n s o d e G o e s , v e c i n o de A y a m o n t e , m a r i ­
d o d e B e a t r i z H e r n á n d e z : ha de h a b e r de s u e l d o á mi l i
m a r a v e d í s p o r mes: r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , c u at r o mili m a r a v e d í s .
D u a r t e B a r b o s a , s o b r i n o del a l c a i d e B a r b o s a : ha
d e h a b e r de s u e l d o á mili é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s po r
me s ; r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a de l an t a d o s ,
s e i s mi l i m a r a v e d í s .
A l v a r o d e M e z q u i t a , p o r t o g u é s . v e c i n o de E s tre­
mó z. hij o de H e r n a n d o de M e z q u i t a é I n é s G o n z á l e z :
ha d e h a b e r d e s u e l d o á mili é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r
m e s ; r e c i b i ó por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d os ,
sei s mi l i m a r a ve dí s .
Ñ u ñ o , criado del d i c h o c a p i t á n , n a t u r al de M o n t e
9o H ISTO RIA DF, C H I L E

M a y o r N u e v o , q u e s en P o r t o g a l , hi j o de T o m á s F e r ­
n á n d e z é B e a t r i z F e r n á n d e z : ha de h a b e r de s u e l d o á
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes: r e c i b i ó po r el sueldo
de c u a t r o m e s e s adelantados, tr es mili é d o s c i e n t o s
maravedís.
D i e g o , c ri a d o del d i c h o c a p i t á n , n at ur a l de S a n l ú ­
ea r de B a r r a m e d a , hi j o de B a r t o l o m é X i m é n e z é E l v i ­
ra X i m é n e z , v e c i n o s de S a n l ú c a r : ha de h a b e r de s u e l d o
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes: r e c ib i ó p o r el s u e l d o
d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mili é d o s c i e n t o s m a ­
ra v e d í s.
F r a n c i s c o , p a j e é c ri a d o del d i c h o c a p i tá n , natur al
de E s t r e m u z . h i j o de A l v a r o M e z q u i t a : ha de h a be r
de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó p o r
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d.os-
cientos maravedís.
G a r l o s S á n c h e z , n a t u r a l de B a r b a s t r o , q u e s en A r a ­
g ó n , hi j o de J u a n S á n c h e z é M a r í a P é r e z , v e c i n o s d e
B a r b a s t r o : h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a ­
v e d í s p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o meses
a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s . .

( H a y u n a not a al m a r g e n q u e d i c e lo s i g ui e n t e :
«E s t e C a r l o s S á n c h e z se a u s e n t ó , v d e b e e s t o s tres
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s A n t o n i o de C o c a , c o n t a d o r
de la a r m a d a , c o m o su fiador.»)

L á z a r o d e T o r r e s , v e c i n o de A r a c e n a , m a r i d o de
L e o n o r , hi j o d e P e d r o A l o n s o , f í si co, é E l v i r a G ó m e z :
ha d e h a b e r de s u e l d o á q u i n i e n t o s m a r a v e d í s po r mes;
p a g á r o n s e l e a d e l a n t a d o s tr es d u c a d o s .
P e d 1*0 S á n c h e z , a r m e r o , v e c i n o de S e v i l l a , en la
c o l l a c i ó n de S a n V i c e n t e , hi j o de D i e g o F e r n á n d e z é
B e a t r i z S á n c h e z , m a r i d o de Isabel de V a r g a s : ha de h a ­
b e r de s u e l d o á mi l i m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mili.
E n r i q u e d e M a l a c a , l e n g o a , c r i a d o del d i c h o ca-
FERN A N D O D E MAG A LLA N ES 91

pitan: ha de h a b e r de s u e l d o á mi l i é q u i n i e n t o s m a r a ­
ve d í s p o r me s ; r e c i b i d por el s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , sei s mili.
G o n z a l o G ó m e z d e E s p i n o s a , a l g u a c i l m a y o r de
la a rm a d a , n a t u r a l de E s p i n o s a , hi j o de R u i G ó m e z é
M a r i n a G o n z á l e z , v e c i n o s de E s p i n o s a : ha de h a b e r de
s u e l d o á mi l i é o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , s i et e mi]L 6
d o s c i e n t o s ma ra ve dí s .
P e d r o G ó m e z , c r i ad o del d i c h o a l g u a c i l , hi j o de L o p e
S á n c h e z é M a r í a H e r n á n d e z , v e c i n o s de H o r n i l l a la P r i e ­
ta: ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s por
mes;' p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t a dos, tres mi l i é d o s c i e n t o s .
A l b e r t o , m e r i n o de la nao T r i n i d a d , hijo de A l o n s o
S á n c h e z é I sa b el H e r n á n d e z , v e c i n o s de C ó r d o b a : h a de
h a b e r de s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a ­
tro mi l i é o c h o c i e n t o s .
M a r c o s d e V a y a s , b a r b e r o , v e c i n o d e S a n l ú c a r de
A l p e c h í n , hi j o de B a r t o l o m é S á n c h e z d e V a y a s é Inés
V e l á z q u e z , v e c i n o s d e A l p e c h í n : ha de h a b e r de s u e l d o
á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes : r e c ib i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t ro mili é o c h o ­
c i ent os.
P e d r o d e V a l d e r r a m a , c l é r i g o , c a p e l l á n de la d i ch a
nao, hi j o de G o n z a l o M a r t í n de F e r n á n Gi l é de E l v i r a
H e r n á n d e z , v e c i n o s de E c i j a: ha de h a b e r de s u e l d o á
mi l i ¿ q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes: d i é r o n s e l e a d e ­
l a n t a d o s , mili é n u e v e c i e n t o s é set ent a m a r a v e d í s . '
J u a n d e M o r a l e s , c i ru j an o, v e c i n o d e S e v i l l a , en
la c o l l a c i ó n de la M a d a l e n a , hijo del m a e s t r e B a r t o l o m é
é B ea t r i z Rui z: h a de h a b e r de s u e l d o á razón de ve i nt e
é c i n c o mi l i m a r a v e d í s po r año; p a g á r o n s e l e por el terci o
d e u n a ñ o a d e l a n t a d o , o c h o mi l i é t r es c i e n t o s é treinta
é tres m a r a ve dí s .
92 H IST O RIA DE CH ILE

Su eld o que se p a g a d l o s criados de Juan de Cartagena,


capitán de la nao Sa n ! A ntonia, veedor de la dicha
arm ada, ó á ios sobresalientes que van en la dicha nao,

F r a n c i s c o d e l M o l i n o , c ri a d o del c ap i t á n C a r t a ­
g e n a , n a t u r a l de B a e z a , hi j o de F r a n c i s c o del M o l i n o é
J u a n a R u i z , v e c i n o s de Bae z a : ha de h a b e r de s u e l d o á
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c ib i ó po r el s u e l d o
de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d os , tres m i l i é d o s c i e n t o s m a ­
r av e d í s.
R o q u e P e l e a , c ri a d o del d i c h o C a r t a g e n a , n at u r a l
de S a l a m a n c a , hijo de E n r i q u e P e l e a é B l a n c a H e r n á n ­
dez: h a d e h a b e r de s u e l d a á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r
mes; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
tres mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e dí s .
R o d r i g o N i e t o , g a l l e g o , c ri a d o del d i c h o c a p i t á n ,
v e c i n o de O r e n s e , hi j o de D i e g o N i e t o é C o n s t a n z a Fejo;
h a de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ;
r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres
mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
A l o n s o del R i o . c r i a d o del d i c h o c a p i t á n , n at u r a l de
B u r g o s , hi j o de J u a n A l o n s o : ha de h a b e r de s u e l d o
á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r me s ; r e c i b i ó por el s u e l d o
d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d os , tres nnll é d o s c i e n t o s m a ­
ravedí s,
P e d r o de Y a l p u e s t a , c ri a d o del d i c h o C a r t a g e n a ,
v e c i n o de B u r g o s , hi j o de P e d r o de Y a l p u e s t a é J ua n a
de V a l p u e s t a : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a ­
r a v e d í s po r mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
J u a n de L e ó n , n a t u r al de L e ó n , hi j o de J u a n de
C a s t r o é M a r í a D e s p i n o s a : h a de h a b e r de s u e l d o á
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a de l an t a do s , tres mili é d o s c i e n t o s
maravedís.
G a r c í a d e T u ñ ó n , n at u r a l de T u ñ ó n , q u e s en l as
FERNANDO DE M AG A L LA N ES 93

A s t u r i a s de O v i e d o , hi j o de A l o n s o M é n d e z de G u a d o ó
I n é s G a rc í a : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a ­
v e d í s p o r me s ; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o
m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mili é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
J u a n de C h i n c h i l l a , n at u r a l de M u r c i a , h i j o del al ­
c ai d e d e O r i a é M a r í a de Q u c v e d o : ha de h a b e r de
s u e l d o á mili é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n ­
s e l e po r el s u e l d o de c u a t ro m e s e s a d e l a n t a d o s , sei s mili
m a r a ve dí s .
A n t ó n D e s c o b a r , natur al de T a l a y e r a , hi j o d e J u a n
D e s c o b a r é L e o n o r M é n d e z , v e c i n o s d e T a l a v e r a : h a de
h a b e r de s u e l d o á mi l i é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
p a g á r o n s e l e p o r el su e l d o d e c u a t ro m e s e s a d e l a n t a d o s ,
s e i s mi l i m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o de A n g u l o , n at u r a l de M o r ó n , hi j o de
J ua n de A n g u l o e I n é s de C a r t e s : ha de h a b e r de s u e l ­
d o á un mi l i é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; p a g á r o n ­
sel e p o r el s u e l d o d e c u a t ro m e s e s a de l an t a do s , sei s
mi l i m a r a v e d í s .

'Criados de A n to n io de C o c a , contador de ¡a dicha


armada.

J u a n G ó m e z . D e s p i n o s a , c r i a d o del d i c h o c o n t a d o r ,
n a t u r a l D e s p i n o s a , hi j o de P e r o G ó m e z é J u a n a G a r ­
cí a, v e c i n o s de S p i n o s a : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o ­
c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o
de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s m a ­
ra v e d í s.
P e d r o d e U r r e a , n a t u r al d e B r u j a s , q u e s en F l a n -
des. hi j o de J a q u e s de B r u j a s é C o r n e l i a , su muj er : ha
de h a b e r de s u e l d o a o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d el a n t a d o s ,
tres mi l i é d o s c i e n t o s .
B e r n a l d o C a l m e t a , c a p e l l á n de la d i c h a n a o S a n t
A n t o n i o , n a t u r al de l a c i b d a d de L a y t o r a , q u e es en
94 H ISTORIA b E C H IL E

Francia, hijo de Es te b an Ca lm et as é Ca ta li na A la y ua n a:
h a d e h a b e r de s u e l d o á un mi l i é q u i n i e n t o s m a r a v e d í s
p o r mes; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t ro m e s e s a d e l a n ­
t ados, se i s mi l i m a r a ve d í s .
A n t o n i o H e r n á n d e z , l e n g o a , v e c i n o de A y a m o n -
te, hi j o d e J u a n R o d r í g u e z é Isabel G o n z á l e z , m a r i d o de
C a t a l i n a V a z : ha d e h a b e r de s u e l d o á u n mi l i é q u i ­
n i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a ­
tro m e s e s a d e l a n t a d o s , s ei s mi l i m a ra ve dí s .
J u a n de M e n c h a c a , b a l l e s t er o , v e c i n o d e B i l b a o ,
hi j o d e M a r t í n de U r re y z t i é M a r í a I b á ñe z d e M e n c h a c a .
v e c i n o s de B i l b a o , m a r i d o de S a n c h a d e M u x i c a : ha de
h a b e r de s u e l d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes;
p a g á r o n s e l e p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mi l i c o c h o c i e n t o s .
P e d r o de O l a v e r r i e t a , b ar b e r o , n a t u r al de G a l d a -
c a n o . q u e s en t é r m i n o de B i l b a o , hi j o de P e d r o de O l a ­
v e rr i e t a ¿ M a r í a I b á ñ e z . su mu j er : ha d e h a b e r de s u e l ­
d o á mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; p a g á r o n s e l e
p o r el s ú e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i
¿ o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s , é m á s se le d i e r o n tres d u c a d o s
de g r a c i a p a r a c o n q u e c o m p r a r u n a m u e l a é un mol e-
j on, q u e t o d o m o n t a c i n c o mi l i c o c h o c i e n t o s é v e i n t e é
cinco maravedís.
J u a n d e S a g r e d o , m e r i n o de la d i ch a n ao, n at ur a l
de R i v e n g a . q u e es en ti erra de B u r g o s : ha de h a b e r de
s u e l d o á mi l i m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o
de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mili m a r a ve dí s .

S u eld o qne se pa gó á los criados ú sobresalientes de L u is


de ^Mendoza, tesorero del arm ada , capitán de lanao
D ilo ria , el cual dicho sueldo comienzan á ga nar desde
el mes de A g o sto de 1 5 ig .

F r a n c i s c o de C a r v a j a l , c r i a d o d e l d i c h o c a p i t á n ,
n a t u r al de S a l a m a n c a , hi j o de A n t ó n de C a r v a j a l é A n -
1'E li N A N D O D E M AG A L LA N ES 95

tona V á s q u e z : ha de h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a ­
r a v e d í s po r mes; r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , tr es mi l i é d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
J u a n M a r t í n , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n , n a t u r al de
A g u i l a r del C a m p o , hi j o de M a r t í n H e r n á n d e z é M a r í a
H e r n á n d e z , v e c i n o s de A g u i l a r del C a m p o : ha de h a b e r
de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes; r e c i b i ó por
el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tr es mil] y d o s ­
ci ent os m a r a v e d í s .
X i r n ó n de B u r g o s , n a t u r al de B u r g o s , c ri a d o d e l d i -
c h o c a p i t á n , hij o de P e d r o D o ñ a é M e n c i a D e s t r a d a : h a
d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes;
r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m es e s a d e l a n t a d o s , tres
mi l i y d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
A n t o n i o X i m é n e z , v e c i n o de G r a n a d a , hi j o de A n a
d e la C u e v a é F r a n c i s c o H e r n á n d e z : ha d e h a b e r de s u e l ­
d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i é d o s c i e n t o s .

( A l m a r g e n se e n c u e n t r a una nota que d i c e lo si ­


guiente: ■
« E n l u g a r de s t e , e n t r ó B a r t o l o m é de S a l d a ñ a , nat ur a l
de P a l o s , hi j o d e J u a n de P e r c r a ¿ L e o n o r de S a l d a ñ a .
v e c i n o s de P a l o s ; y d e b e los tres mi l i é d os c i e n t o s el
t e s o r e r o M e n d o z a , c o m o su fiador.»)

J u a n de C ó r d o b a , t o n e l er o, n at u r a l de S a n l ú c a r
de B a r r a m e d a , hi j o d e ............ : ha de h a b e r d e s u e l d o á
q u i n i e n t o s m a r a v e d í s po r me s ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de
c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , mi l i é q u i n i e n t o s m a r a v e ­
dís.
J u a n Y i H a l ó n , nat ur a l de A n t e q u e r a , hi j o de E s t e ­
b a n Y i l l a l ó n é T e r e s a Ru í z: ha de h a b e r d e s u e l d o á
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c ib i ó en c u e n t a de su
sal ar i o, d o s mi l i é c i e n t m a ra ve dí s ,
D i e g o D í a z , n a t u r al de S a n l u c a r de B a r r a m e d a , hi j o
9^ H ISTO RIA DI·: C H I L E

d e D i e g o D í a z S e c u t o r é C a t a l i n a H e r n á n d e z : ha de h a ­
b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó
por el s ue l d o, d i g o en c u e n t a de su s a l ar i o, c u a t r o d u ­
cados.
A l o n s o d e M o r a , n a t u r a l d e M o r a , q u e s en P o r t o -
g a l , hi j o d e J u a n A l o n s o ó L e o n o r G o n z á l e z , v e c i n o s de
Mo r a : ha d e h a b e r d e s u e l d o á o c h o c i e n t o s m a r a v e ­
d í s po r me s ; r e c i b i ó e n c u e n t a de s u s u e l d o d o s mi l i é
s et en t a é s i et e m a r a v e d í s .
D i e g o d e P e r a l t a , m e r i n o d e la d i ch a naOj hi j o de
J u a n de G o n i a é J u a n a D e z a , v e c i n o s de P e r a l t a , q u e s
en N a v a r r a : ha d e h a b e r de s u e l d o á mi l i m a r a v e d í s por
me s ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o d e c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s ,
c u a t r o mi l i m a r a v e d í s .
G o n z a l o H e r n á n d e z , h e r r e r o , v e c i n o d e S e v i l l a , en
T r i a n a , m a r i d o de I s a b el B c r n a l : ha d e h a b e r d e s u e l d o
á mili ó d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó p o r el
s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i é o c h o ­
cientos maravedís.
P e d r o G a r c í a , he r r e r o , n at ur a l de C i b d a d R e a l , hi j o
d e A n t o n i o G a r c í a de Q u i r ó s é M a r í a G a r c í a , v e c i n o s de
C i b d a d R e a l : ha de h a b e r d e s u e l d o á mi l i m a r a v e d í s
p o r mes ; r e c i b i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n ­
t ados, c u a t r o mi l i m a r a v e d í s .

S u eld o que se p a g ó d los sobresalientes que van en la nao


Concepción.

L u í s d e l M o l i n o , natur al de B a e z a , h i j o de F r a n ­
c i s c o del M o l i n o é J u a n a R u i z d e B e l v e r : ha d e h a b e r
de s u e l d o á mili m a r a v e d í s por mes; r e c ib i ó p o r el s u e l ­
d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d os , c u a t ro mi l i m a r a ve dí s .
A n t o n i o H e r n á n d e z , v e c i n o de S e v i l l a , en l a c o l l a ­
c i ó n de l a M a d a l e n a , m a r i d o d e I s a b el H e r n á n d e z , v e ­
c i n a de S ev il l a ; h a d e h a b e r de s u e l d o á o c h o c i e n t o s
I-O R NAND O DK .M A G A LLA N E S lj7

m a r a v e d í s po r mes ; r e c ib i ó p o r el s u e l d o de c u a t r o m e ­
s e s a d e l a n t a d o s , tres mi l i e d o s c i e n t o s .
A l o n s o C o L o , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n , n a t u r a l de
1a P l e b e ! q u e s en G e n o v a . hi j o de C r i s t ó b a l C o t o e Be-
ne d i ta , su muj er : ha de h a b e r de s u e l d o a o c h o c i e n t o s
m a r a v e d í s por .mes: r e c ib i ó p o r s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , tres mili e d o s c i e n t o s m a r a v e d í s .
F r a n c i s c o D í a / . d e - M a d r i d , natur al e v e c i n o de
M a d r i d , m a r i d o de B e a t r i z Dí az; ha de h a b e r de s u e l d o
a o c h o c i e n t o s por mes; r ec i b i ó a d e l a n t a d o s , en c u e n t a
de s u s u e l d o , c i nc o d u c a d o s .
J u a n d e S i l v a , natur al de la Isla G r a c i o s a , q u e s en
P o r t o g a l . hi j o de Ñ u ñ o de S i l v a e d o ñ a Isabel de V a s ­
c o n c e l o s ; ha de h a b e r de s u e l d o a mi l i e q u i n i e n t o s m a ­
r a v e d í s por mes; r e c i b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s
a d e l a n t a d o s , seis mi l i m a r a ve d í s ,
M a r t í n d e M a g a l l a n e s , h i j o de A n t ó n .Martínez e
( ' a l a l i n a de . Ma g al l anes, v e c i n o s de L i s b o a : ha de h a be r
de s u e l d o a mi l i e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r me s ; r e c i ­
b i ó po r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , se i s mili
maravedís. ‘
G o l i z a l o H e r n á n d e z H e r r e r o , n at ur a l de S a n t a
M a r í a del P u e r t o , hi j o de D i e g o R o d r í g u e z e l n é s Y á ñ e z ,
h e r m a n o de Isabel F e r n á n d e z : ha de h a b e r de s u e l d o a
o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s por mes; r e c i b i ó p o r e l s u e l d o d e
d o s m e s e s a d e l a n t a d o s , mi l i e s e i s c i e n t o s m a r a v e d í s .
J u a n d e l a T o r r e , v e c i n o de A l m o n e s t e r , q u e s en
t é r m i n o de S e v i l l a , m a r i d o de J u a n a S e r r a n o : ha de h a ­
b e r de s u e l d o a q u i n i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes; r e c i b i ó
en c u e n t a de su s u e l d o , mili e c i e n t o e c i n c u e n t a e n u e ­
ve m a r a v e d í s .
. M a r t í n d e j u d i c i b u s , m e r i n o de la nao C oncep­
ción, hi j o d e P e d r o de J u d i c i b u s e de B l a n c a J er el , g i -
n o v e s e s , v e c i n o s de S a o n a : ha de h a b e r d e s u e l d o a mili
98 H IST O RIA DE C H IL E

m a r a v e d í s po r mes; r e c ib i ó por el s u e l d o de c u a t r o m e ­
se s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i m a r a v e d í s .
H e r n a n d o d e B u s l a m a n te C a r v e r o , natura) de
Mé r i d a , hij o de J u a n d e B u s t a m a n t e e L e o n o r de C ác e -
res, q u e v i v e en A l c á n t a r a , m a r i d o de M a r í a R o d r í g u e z ,
c r i a d a del a l c a i d e del p u e r t o de C o n t r e r a s : ha de h a b e r
de s u e l d o a mili e d o s c i e n t o s m a r a v e d í s p o r mes ; r e c i b i ó
p o r el s u e l d o de c u a t r o m e s e s a d e l a n t a d o s , c u a t r o mi l i
e oc hoc ien to s maravedís.

Sobresalientes que van en la nao S a n tiago, de que va por


capitán Juan 'J^odrígtte^ Serra no.
J u a n d e A r o c h e , m e r i n o de la d i ch a n ao, hi j o de
J ua n H e r n á n d e z e B e a t r i z V á z q u e z , v e c i n o s de A r o c h e ,
q u e es en tierra de S e v i l l a , m a r i d o de C a t a l i n a A l v a r e z ;
ha de h a b e r de s u e l d o a mi l i m a r a v e d í s p o r mes: r e c ib i ó
en c u e n t a de su s u e l d o , c u a t r o mi l i m a r a v e d í s .
M a r t i n C a r r e ñ a , n a t u r a l de V i l l a F r a n c a , q u e s en
la p r o v i n c i a de G u i p ú z c o a , hi j o de Ma r t í n C a r r e ñ a e M a ­
ría de G a r r i ó l a: ha de h a b e r de s u e l d o a mi l i m a r a v e d í s
p o r me s ; r e c i b i ó por ei s u e l d o de d o s m e s e s a d e l a n t a ­
dos, d o s mili m a r a v e d í s .
H e r n á n L o r e n z o , n at u r a l de A r o c h e , hi j o d e L o ­
r e nz o Y á ñ e z A l v a n y e M a r í a Dí az, v e c i n o s d e C a b e z a
R u b i a , m a r i d o de T e r e s a R a m í r e z ; h a de h a b e r d e s u e l ­
do a o c h o c i e n t o s m a r a v e d í s po r mes; r e c ib i ó en c u e n t a
de su s ue l d o, a d e l a n t a d o s , c u a t r o d u c a d o s .
FERNANDO DE MAGALLANES yy

L . — R elación de los m aravedís que se han p a g a d o a los


grom etes que entraron a sueldo en las naos en lu g a r de
tos grum etes portugueses que se d esp id ieron , porque S .
A . mandó que na fuesen en la arm a da , después de haber
tecebid o su eld o de cuatro meses adelanta d os , e otros
que se ausentaron después de recebido sueldo, es en la
form a siguiente:
( N o se c o p i a po r e s t a r i nc l ui da en la a n t e r i or , s a l v o la
p a r t i da s i gu i e n t e: )
El g r u m e t e A n t o n i o , q u e e n t r ó en l u g a r de J u a n Por*
t u g u e s , se a u s e n t ó .

L l. — R elación de las mercaderías que se com praron en la


cibdad de C á d iz para rescate, por Juan de A ra n d a ,
facto r, es en ¡a forma siguiente:
Q u e c o m p r ó en C á l i z de P e d r o de A n a s t a s i o s e s e n t a
b o c a c i n e s d e c o l o r e s , á s e i s reales: m o n t a n d o c e mili é
do scien tos e cuarenta maravedís.
Q u e c o m p r ó un l o n e l e j o de e s p e j o s p o r mi l i y q u i ­
nientos é oc hen ta ¿ u n maravedís.
C i e n t o é s e s e n t a é c u a t r o d o c e n a s de c o c h i l l o s b o h e ­
m i o s . á di ez m a r a v e d í s : m o n t a n c u a t r o mi l i é n o v e c i e n t o s
é veinte maravedís.
C i e n t o é c u a r e n t a é c i n c o d o c e n a s de b o n e t e s c o l o r a ­
d o s d e la m e n o r su e r t e , á c i e n t o n o v e n t a e dos m a r a v e ­
d í s la d o c e n a: m o n t a n v e i n t e y si et e mi l i o c h o c i e n t o s
cuarenta maravedís.
O t r a s v e i n t e d o c e n a s de ot r a s u e r t e m a y o r , á n u e v e
r eal es: m o n t a n se i s mi l ! é c i e n t o é v e i n t e m a r a v e d í s .
B a l a é m e d i a de pa pe l , con c i e n t o é v e i n t e m a r a v e ­
dí s de las ( ar pi l l er a s, mi l i é n u e v c c i e n t o s é n u e v e m a r a ­
ve d í s.
D el c o r r e t a j e de los b o n e t e s , c i e n t o é s e s e n t a é c i n c o
](>0 llkSTOKIA DE OlllLE

m a r a v e d í s , é de l os c o c h i l l o s s e t e n t a é tr es m a r a v e d í s ,
q u e t o d o m o n t a d o s c i e n t o s é t r ei nta é o c h o m a r a v e d í s .
Q u e c o s t ó el t ' mc l en q u e se e c h a r o n l os c o c h i l l o s é
de l l e v a r en C á l i z á la R i b e r a , c i e n t o é d o s m a r a v e d í s .
A s í m o n t a el c o s t o tic las d i c h a s m e r c a d e r í a s , s e g ú n d
de s u s o se c o n t i e n e , c i n c u e n t a y c u a t r o m i l i é n u e v e -
cientos é cincue nta maravedís.
L o s o t r o s t r e i nt a é d o s mili s e i s c i e n t o s t r e i nt a y tres
m a r a v e d í s á c u m p l i m i e n t o de l os o c h e n t a y s i et e mil]
q u i n i e n t o s o c h e n t a y tres m a r a v e d í s , en la c é d u l a de
S. Al., f e c h a en i u i r c e l o n a , ¿i q u i n c e de A b r i l l d e s t e p r e ­
s e n t e a ño , c o n t e n i d o s , en q u e m a n d a b a q u e s e p a r a s e n p o r
el v a l o r de las m e r c a d e r í a s q u e e s t a b a n c o m p r a d a s para
la d i c h a a r m a z ó n , d e m á s y a l l e n d e d e l os d i ez y seis
mi l i d u c a d o s , y m á s t r e s c i e n t o s s e s e n t a y s e i s m i l i é
s e i s c i e n t o s é v e i n t e é sei s m a r a v e d í s de l o s t i r os de p ó l ­
v o r a é a r m a s , est án p a s a d o s e n c u e n t a en es t e l i b r o en
c u e n t a de l as c o s a s q u e el c a p i t á n A r r i e t a d e V i z c a y a
e n v i ó pa r a la d i c h a a r m a z ó n : de m a n e r a q u e S. M. ha
de h e r e d a r en l as m e r c a d e r í a s o c h e n t a y s i et e mi l i q u i '
n i e n t o s e o c h e n t a é tres m a r a v e d í s .
C o m o p a r e c e po r el l i br o de la a r m a d a de la E s p e ­
c e r í a , m o n t a el c o s t o de las c i n c o n a o s é a p a r e j o s de-
l l as é m a n t e n i m i e n t o s ¿ s u e l d o de la g e n t e q u e en
e l l a s va é m e r c a d e r í a s q u e S . A . í o r n e c i ó , s e g ú n d p a ­
rece p o r el d i c h o l i br o, sei s c u e n t o s é o c h o c i e n t o s e s e ­
t e nt a mili é n o v e c i e n t o s ¿ n o v e n t a é n u e v e m a r a v e d í s ,
de l o s c u a l e s , d e d u c i d o s c u a t r o c i e n t o s e di ez e sei s
mil! s e t e c i e n t o s é n o v e n t a m a r a v e d í s en q u e se a v a l u a ­
ron e a p r e c i a r o n las m u n i c i o n e s é m a n t e n i m i e n t o s q u e
r e s t a r o n de la d i c h a a r m a z ó n , tas c u a l e s S . A . n o s m a n .
d ó t o m a r p o r su c é d u l a f echa en B a r c e l o n a , á q u i n c e
d í as del m e s d e A b r i l l de q u i n i e n t o s e d i ez e n u e v e
a ñ o s , resta q u e m o n t a el c u s t o de la d i ch a a r m a d a s ei s
c u e n t o s e c u a t r o c i e n t o s é c i n c u e n t a é c u a t r o mi l i é d o s ­
FERNANDO DK H A G A L L A N K S 101

c i e n t o s e n u e v e m a r a v e d í s , y la a v a l i a c i ó n y a p r e c i o q u e
se a p r e c i a r o n é a v a l u a r o n las d i c h a s m u n i c i o n e s e m a n ­
t e n i m i e n t o s , es en la f o r ma s i g u i e n t e :

L l l .— R ela ción de tos m aravedís en que se avaluaron é


a p recia ron las cosas que sobraron de la dicha armada
que quedan en casa, es |hí ] la fo r m a seguiente:
A p r e c i o de l as c o s a s q u e r es t a r o n de lo q u e se c o m ­
pr ó c o n l as n a o s .
S i e t e l o m b a r d a s p e q u e ñ a s , las t r e s ' c o n s e n d o s s e r v i ­
d o r e s , a mi l i m a r a v e d í s c a d a uno, y l os d o s á d o s d u c a ­
d o s . y las o t r a s d o s á q u i n i e n t o s , sin s e r vi do r e s : q u e
m o n t a n c i n c o mili y q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
S i e t e b al l e s t a s vi ej a s , a c i n c o r e a l e s c a d a una: q u e m o n ­
tan mi l i é c i e n t o é n o v e n t a m a r a v e d í s .
L a s c o s a s q u e r es t a n de lo q u e v i n o d e ' V i z c a y a :
D o s a n c l a s , p o r s i et e mi l i m a r a v e d í s .
U n o s b a r q u i n e s , p o r c u a t r o mi l i é s e t e c i e n t o s é o c h e n ­
ta é o c h o .
P o r u n a t o b e r a , c u a t r o c i e n t o s é s e t en t a é c i nc o .
P o r c a t o r c e p i c o s de (ierro, a c u a r e n t a é c i n c o m a r a ­
ve dí s, s e i s c i e n t o s trei nta.
P o r d oc e c u ñ a s de fierro, t r e s c i e n t o s ¿ c u a r e n t a .
P o r d o c e a z a d a s , á c u a r e n t a é o c h o m a r a v e d í s la p i e ­
za, q u i n i e n t o s s e t e n t a é seis.
P o r d o c e a z a d o n e s de pi co, q u i n i e n t o s é s e t e n t a é
sei s .
P o r mi l i é c u a t r o c i e n t o s é s e s e n t a aros de (ierro, l os
t r e s c i e n t o s é t r ec e de t o n e l e s , q u e p e s a n t r e s c i e n t a s ú
tr e i nt a é c u a t r o a r r o b a s é n u e v e l i b r as , á s i et e m a r a v e ­
d í s la l ibr a, m o n t a n s e s e n t a mili é q u i n i e n t o s .
P o r c u a r e n t a é u n a a r r o b a s é c i n c o l i b r as de c l a v a z ó n
de c o s t a d o , e n q u e h a y mi l i é c u a t r o c i e n t o s c c u a r e n t a
c l a v o s , q u e c o s t ó en V i z c a y a q u i n t a l de c i e n t o ¿ cun-
102 HISTORIA DE c m u ;

renta é cuatro libras, á ochocientos ma ra vedí s ; que m o n ­


ta a l ’ r especto c i nco mili é q u i n i e n t o s ma ra ve d í s .
P o r cien c e l ad as , á dos re al es cada una. seis mili é
o c ho ci e nt os ma ra vedí s .
P o r cu a r en t a é una ga l le t as , á diez é ocho ma r a ved í s
cada una; s ete ci e ntos é treinta é ocho m a r a ve d í s .
P o r vei nte é nueve t ajadores, a q u i n c e ma r a v e d í s c a ­
da uno: c u at r o ci e n to s é treinta é cinco ma ra ve d í s .
P o r tres a r p e o s de ca de na, á dos du c ad os cada uno:
dos mili é dos c i entos é ci ncu ent a ma ra ved í s .
P o r cuatro flejes y medio de lanzas pe q u e ña s , de á
dos d oc e n as cada fleje, que s on veinte é nueve d o c e ­
nas, á d os c i en t o s é c uarenta y cuatro m a r a ve d í s la d o ­
cena: son siete mil i é n ueve ci e n t o s é s etenta y siete
maravedí s .
S e i s flejes de da r d o s , de á cuatro d o c en a s cada fleje,
q u e s on ve i n te é cuatro doc ena s , á s es enta ma r a v e d í s
la docena: monta n mili é cuatrocient os ó cu a r en t a m a r a ­
vedís .
P o r cu a r en t a é siete q u i n t a le s é tres a r r o b a s e nueve
]i bras de pó l v o r a que q u ed a en InCasa, é por s eis q u i n t a ­
les que se v e nd i e ron á A n d r é s N i ñ o , por doce mili m a r a ­
vedís; que son po r todo ci ncu ent a é tres q u i n t a le s é tres
a r r o b a s é nueve l ibras, á razón de dos mili m a r a v e d í s
el qui nt a l ; mo n ta n ciento é siete mili é s ei s c i ent os é
ochenta maravedís ,
P o r s eis mili é s ete ci e ntos cl avos estoperoles: nueve-
cien tos é trece m a r a v e d í s é medio.
P o r o ch o a r r o b a s é diez é nu e v e libras de cl avazón
g r u e s a de cos tado, mili é d o s c i e n t o s é cuatro m a r a v e ­
dí s é medio.
P o r q ui ni e nt o s c l a v o s de medio tillado: ci ncu ent a é
siete m a r a v e d í s é medio.
P o r s e i s c i e nt os c l a v o s de tillado: ciento é doce m a r a ­
vedís.
FERNANDO DE MAGALLANES

P o r dos piezas de l onas me dr i n a r e s : mil i ¿ d o sc i e n ­


tos é cua rent a maravedís ,
P o r nueve l on a s de suerte nu eva : o ch o mili é cien
m a r a ved í s .
P o r otros ocho mil! é q ui n i e nt o s c l a v o s e s to pe ro l es .
mili é s et eci entos ma r a vee í s .

L o que resta de !o q u e se c o m p r ó en S ev i l l a :
P o r u ñ a bota é media de ga r b anz o s : c uarenta é cinco
r e al es .
P o r una bota de habas : mili ma r a ved í s .
P o r cuarenta é ci nco p i pa s de vi n o, que restaron, a
cuatro d u c a d o s cada una: s esent a e siete mili é q u i ­
n i e n t o s ma ra ved í s .
P o r ot ras cua renta é ocho pi pa s q u e se ve nd i e r on á
d i v e r s a s p er s on a s : s esenta é ocho mili é cien m a r a ve d í s .
P o r cuatro c a br e s ta nt e s é o ch o cu a de r n al es que se h i ­
cieron para v a r a r las naos , á qu i n i e nt o s ma ra ve d í s cada
uno y los ca b r es t a n t es á dos mili ma ra vedí s : monta n
doce mili ma ra ved í s .
P o r trece pi pas , n u e v a s , á nueve real es c a da , una:
tres mil! é n ueve ci e n t o s é s es enta é nu eve ma ra ved í s .
P o r una caja de azúcar, que tiene diez a r r o b as é m e ­
dia: siete mili é s et eci e nt os ma ra ved í s .
P o r el b erg antí n que se vendió fiado á J u a n M a r t í ­
nez de la C ue r d a , ve ci no de S a n L ú c a r , á p a g a r del
día de N a v i d a d pr i me r o que v e r n á en un año, c omo
parec e por o b li g ac ión q u e hizo ante P e d r o P a r í a n , es ­
cr i b a no públ i co de S ev i l l a , en ci nco de Otubre de q u i ­
nientos é diez é nueve años : veinte é un mili ma ra ve d í s .
P o r ci ncuenta barril es de a nc h ov a , q u e se vendi eron
en C ál iz : seis mili dos cient os ci ncuenta mara vedí s .
A s í monta los ma r a v e d í s |en] q u e s e a v a i i a r o n las c o s­
tas s us o d i ch as ; cuatrocient os é diez é seis mil! é sete­
ci entos é n oventa ma ra vedí s .
104 I1 1 S T 0 H 1 A tilC C I l l L . r :

(Jargo e dala de los cuatrocientos diez, c seis mil! ó sete­


cientos '· noventa maravedís de la plana antes desta.
C á r p a n s e al dicho doctor Mat ienzo y á D o mi ng o de
O c h a n d i a n o en su no mb r e, los cuatrocientos é diez é
seis mili y sietecientos é novent a ma r a v e d í s de la pl ana
antes désta por las cosas s obr ad a s del a r m a d a de M a ­
g a l l a ne s , que en las dos hoj as antes désta se hace m e n ­
ción.

l)K S < '..\ U ltO

D e s e a r g a n s e doce mili ma r a v e d í s por cuatro c a b r es ­


tantes é ocho c ua de r n al e s , que no se ha podido di sponer
dellos y están en las atarazanas .
D e s c á r g a n s e siete mili é nucvc ci c nt os é setenta é siete
que le están c a rg ad os 'por veint e ¿ n u e v e docenas de l an ­
zas que so br ar o n d é l a di cha a r ma da de M a g a l l a n e s por­
que se dieron á D i eg o de Oca ña, di putado d é l a a rma da ,
que se hizo de las averi a s para el* pr o ve i mi e n t o de las
naos de la di cha armada, por ma n da do del.contador J u a n
López. '
D e s c á r g a n s e seis mili y ochocientos ma ra ve d í s que le
están c a rg ad os por ci ent ce l adas que sobraron de la di­
cha a rma da , porque las dichas, cient cel adas están en las
a tara z ana s :
D e s c á r g a n s e l e m i l i é cuatrocientos .é cuarenta, qu e le
están c a r g a d o s por las veinte y cuat ro do c ena s de d a r ­
dos, porque se dieron á D i e g o de O c a ñ a , proveedor de
la di cha a r m a d a , de las a veri a s , por m a n d a d o del dicho
c on t a do r J u a n Ló pe z .
D e s c á r g a n s e nu eve mili é trescient os é cua renta que
le est án c a r g a d o s por once ol onas. porquel di cho con­
tador J u a n L ó p e z d e R e c a l d e las tomó para sus na os en
el di cho precio y las debe á S u Maj es t ad y se han de c o­
b r a r dél.
D e s c á r g a n s e l e cuat ro b arr i l es de pól vora que se en-
[ ■[ CUNANDO m; MAOAU.ANKS 105

■viaron al O b i s p o de B u r d o s c u a nd o la co mu n i d a d: n u e­
ve mili setenta v dos ma ra vedí s .
D e s c á r g a n s e l e ci nco mili y q ui ni e nt o s m a r a v e d í s que
le están ca rd ad os p< »r mili é cua troci e ntos é cuarenta
c l a v o s de costado que sobraron de la dicha a rma da , por ­
q u e se di sp us o del los en la f orma s iguiente:
Qu e se dieron para el proveimiento del armada, de las
averías, á Di eg o de Ocaíia. di putado dellas. por ma nda do
del di cho cont ador, doscientos é ochenta cl avos.
■ Qu e se dieron al contador mili v ciento y qu i n ce clavos
para s us naos en el mi s m o precio que se es timaron, qu e
montan en ellos al respeto que le están c a r g a d o s , cuatro
mili v qu i n i e nt o s ma ra vedí s .
Q u e se di eron para adobar l os v a so s c uarenta y ci n ­
co cl avos.
P o r lo cual .se le han de c a r g a r los di chos ci nco mili v
q u ini e nt os .
P i d e que se le de s c a r gu en trece mil! y q u i n ie nt o s m a ­
ravedís. porque le están c a r g ad o s por cuarent a é ci nco
pipas de vino, á respeto de mili é q u i n i e nt os por cada
pipa, y el di cho O c h a n d i a n o di ce que no v e ni er o n á su
poder más de treinta é nueve dellas v en ellas hobo tres
de me nosc abo: de ma n er a que mon t a en las di ch a s n u e­
ve pi pa s que asi faltaron, trece mili y quinient os .
( ' o s a s que faltaron qu e di ce ( )chandinno que no v e ni e­
ron á su poder:
U na tovera. que ie están c a r g ad o s por ella cuatrocien­
tos y s etenta y cinco ma ra vedí s .
C at o r c e picos de hierro, que le están c a r g a d o s s e i s ­
c i entos treinta ma ra vedí s .
D o c e azadas, q u i n ie nt os é setenta é seis.
Doce aza done s, qu i n i e nt os é setenta é seis.
Que hobo de q u i eb r a en el azúcar, cua t roci e nt os é
ochenta.
C o s a s que tomó el contador que ha de p a g a r su. valor:
io 6 H ISTORIA DE CHII.E

U n barril de pólvora, qu e t omó en diez é s ei s de s e p ­


ti e mbre de q u i n i e nt o s veinte, q u e pesó un qui nt al é
n u e v e l ibras, q u e á dos mili el qui nta l , mo nt an dos mili
é ci ento é ochenta.
P o r seis mili é s et ecient os clavos destoperol q u e tomó
el di cho c on t a dor para sus naos, nu c v e ci e nt os é trece
ma ra ve d í s , que le están c a r g ad o s po r ellos.
O t ro s dos b ar r il es de pó l vo r a que se dieron por su
ma n da do á J u a n Pérez, de R a z av a l , c om i s a r i o de su nao,
en tres de A g o s t o de qu i n i e nt o s veinte, que pesaron
o ch o a r r o b a s é veinte y tres libras, q u e á dos mil i el q u i n ­
tal: mo n t a n cuatro mili y ochoci entos y cuarenta, y los
b ar r il es cuatro reales, que mon t a n cuatro mili é nueve-
ci ent os é c u ar en ta ma ra ved í s .
C i n c u e n t a y dos a ro s de fierro que tomó para l le va r á
L e b r i j a pa r a ci ertas pi pa s de aceita, que pe sa ron tres
q u i nt al es ci nco libras, á siete m a ra ve d í s la libra, m o n ­
tan dos mili é ochocient os é cuarenta.
D o s pa ne s de a zúcar para L e b r i j a , que mo nt a ro n q u i ­
nientos cuarenta.
E d e s c o n t a d o s los dichos setenta é nu eve mili é siete-
c i entos é setenta y n u e v e ma r a v e d í s que mo n ta este d e s ­
c a r g o de los di ch os cua t roci e nt os é diez é s eis mili s et e­
ci ent os noventa, que mo n ta el c a rg o, tincan de ca rg o
l íquido cont ra el di cho Dotor Mat ienzo trescientos é
treinta é siete mili é o n c e ma ra ved í s , los cu a l es se le
c a r g a r o n en el s u ma r i o del c a r g o é data de la cuenta
g e ne r a l , desde q u i n i e nt o s once hasta q ui ni e n t os veinte
é tres, q u e dió el di cho Mat ienzo, y el dicho cont ador
O c h a n d í a n o en su n omb r e .
C a r g a d o s al D oc t o r Mat ienzo é á D o m i n g o de Ochan-
di ano, cont a dor de la C a s a , en la cuenta que di eron co­
mo t esoreros, desde q ui ni e n t os once has ta q u i n i e nt o s
veinte y tres, en el s u m a r i o del c a r g o y data de Sa dicha
cuenta.
FERNANDO.DE MAGALLANES 107

L f f í . —Relación de todo el gasto de la armada de las


cinco naos que van al descubrimiento de la Especería ,
de que í u por capitán Fernando de í\íagallanes, ¿a cual
armada partía delante la Ribera de Sevilla miérco­
les a d i c d e agosto y deste día en adelante venzo suel­
do la gente de la dicha, armada, y partió de la barra de
San Lúcar para seguir su viaje martes a veinte de sep­
tiembre.
Qu e monLa en el pasto de las ci nco n a os que van en
el di cho viaje y los a parejos y m a n t en i m i e n t o s y del s uel ­
do que se p a g ó a la gente cuatro me se s a del an t ad o s y
en las m e r c a de r í a s que en ella van las q u e por parte de
su Alteza fueron puestas, monta en todo el gas to, s eg ú n d
má s l a r g am e n t e paresce por el libro de ia a rma da , esto
aliende' de las otras me rc a de rí a s y di n e r o s para úl timo
d e s pa c ho qu e C r i s t ó b a l de Maro puso en la dicha a r m a ­
da por virtud de la cédul a de su Alteza, ¡as c u a l es a ba xo
hará me n ci ón , seis cuent os y ochoci entos y setenta mil!
y novecient os y noventa v nueve ma ra ve d í s , de los c u a­
les, d e du c idos cua t roci e nt os y diez, y seis mili y s etecien­
tos y noventa ma ra ved í s , en que se a v a l u a r on y a pr e c i a ­
ron las mu n i c i o nes y ma n t e n i m i e n t o s que q u ed ar on de
la di cha armazón, las c u a l es su Alteza nos ma nd ó tomar
por su cédul a h e d í a en B ar c el o n a a q u i n c e dí as del mes
de abril de q ui n i e nt os y diez y nueve, resta q u e q u e d a
mon t a do en lo que queda puesto por parte de S u M a ­
jestad en la dicha a r ma da , seis cu e nt os y cua t ro ci e nt o s y
ci ncuenta y cuatro mili y dos c i en t os y nueve ma ra ve d í s .
Qu e aliende lo s obr edi cho, para l illimo d e sp a c ho
de la di cha arma.l a, por no tener comi s i ón de su Alteza
el tesorero y c on t a dor de la C a s a de ga s t a r en ella más
de la c u a nt ía s o br edi ch a, como pares c e por las p r o v i ­
s i on e s de S u Maj es t ad , dio y pagó C r i s t ób a l de H a r o para
HIS TORIA Fj E i ' , Hf ! , E

c o s a s n e c es ar i a s a la di cha a rma da doscientos v sesenta


y tres mili y tre sc i entos v cu a r en t a y cinco, los cual es
pa gó en las c o s as n e c es ar i a s a la a r m a da , s eg ún má s l ar ­
g a m e n t e pares c e por el l ibro delta, los cual es su Alteza
ha de m a n d a r librar, o el di cho C r i s tó b a l de Ha ro h e re ­
dar en la dicha a r m a d a , con má s lo que puso en ella.
M ás t'ornesció el di cho Cr i s tóba l de I l ar o en di nero
de que se c o m p r a r o n las me rc a de rí a s q u e van en la di­
cha a r ma da para el rescate della, un cuento y seiscientos
v diez y seis mili y setecientos ochenta y un ma ra ve d í s ,
los cua l es hereda en la di cha ar ma zón , con las co nd i c i o­
nes que con S u Maj es t ad a s e n t ó l e las cual es el treslado
de la cédul a q u ed a en el libro.de la dicha a rma da .
A s í pa r es ce mon t a en todo el gasto de la di cha a r ­
mada ocho cuentos trescientos treinta y cuatro mili t r e s ­
ci ent os treinta y ci nco.
D e m á s y atiende de lo susodicho.· se ha de de t e r m i na r
por S u Maj es t ad e los del su C o n s e j o si se ha de pon e r
a cuerna de la di cha a r ma d a lo que se dio y p a g ó a los
c a pi t an e s della por cédul a de S u Ma j es ta d , con más los
noven t a y seis mili ma r a v e d í s que se dieron a M a g a l l a ­
nes y a R u y Pa l e r o , a cada u no cu a r en t a y och o mil!
m a r a v e d í s , por seis m e s e s de s uel do de mar, a razón de
och o mili m a r a v e d í s por mes, d e m á s de los ci ncuenta
mili m a r a ve d í s de su s al ar i o o rdi nari o por año; y n o v e n ­
ta y un du c ad os qu e se pa ga ro n a D i e g o de C u e l o , correo,
q u e fué y vi no de la C or t e con el úl timo d e s pa c ho de la
dicha a rma da , como paresce en el l ibro m a y o r de la
C a s a a fox as ciento y dos. que h ab i é n do s e de contar a la
a r m a da se lia de poner con más lo que en ella S u M a j e s ­
tad tiene f ornescido.
A s i m i s m o se lia de d e t e r m i na r el g a st o que C r i s t ób a l
de I l a r o tiene hecho d e s p u és qu e ent iende en el di cho
de s pa c h o y otros n eg oc i os tocantes a !a di cha a r ma da .
A s i m i s m o se ha de poner a cuenta della lo que más
I’ ¡ T U N A N D O DE MAGALLANES I OQ

g a s t ó la p e rs on a q u e fue a C a n a r i a s de lo que se le dió


para la ida y tornada a C as ti l la.
Aliencle de lo s usodi cho, van en la dicha a rma da veinte
q u int al e s , qu e son l os diez e seis de azogue y cuatro de
be r m e l l ó n, que pu so A l o n s o Gutiérrez por cédul a de S u
Ma j e s t a d en la di cha ar ma zó n, de los c u a l es se ha de d e ­
cl arar si el coste del los ha de entr ar en la di cha a r m a ­
da, o si se ha de re sc ata r por si aparte, en el cual azogue
y b er mel ló n se g a s t a r o n doce mil i y cat orce ma r a v e d í s
q u e entr aron en el g a st o de la dicha a rma da , que q u e ­
da nd o el azogue que no entre en la a r ma zón , los ha de
p a g a r el di cho A l o n s o Gutiérrez, que de Jo uno y lo otro
es necesario decl aración.
E n seis dí as del mes de j uni o de mil e q u i n i e nt os e
veinte v seis años , pareció J u a n de A randa, Tactor desta
C a s a de la C on t ra t a ci ón , ante el contador, D o m i n g o de
O c h an d i a n o e pre s entó una provisión de los s eño r e s del
C o n s e j o de las I ndias firmada de s u s n o m b r e s e r ef r e n ­
dada de J u a n d e S a m a n o , s ec ret ari o de di cho C o n se j o ,
su tenor de la cual es en la forma si gui ente:
N o s los del C o n s e j o líeal de las Indi as de s us M a j e s ­
tades m a n d a m o s a vos J u a n de A randa, factor de s us M a ­
j e s t a de s de ia C a s a de la C o n t r at a c i ón de las I ndias, que
resi de en la cilxlad de S ev i l l a , que dent ro de veinte días
q u e este nuestro m a n d a m i e n t o vos fuere notificado deis
y en (reguéis a C r i s t ób a l d e í l a r o , factor de sus Ma j e s ta d e s
de la C a s a de la C on t ra t a ci ón de la E s p e c e r í a , o a quien
su podei- hobiere, las dos c i enta s y treinta v dos mili e
q u i ni e n t os e diez e siete ma ra ve d í s que por i nf ormación
vista en el dicho C o n s e j o parece qu e se c o b r a ro n de las
ci nco naos que el año pa s ad o de mili e q u i n i e nt o s e
veinte tres a ñ os , por el mes de s ep t i e mb r e del.dicho año,
vinieron v s ob r a r on de la a r ma da que se hizo para ve­
nir en su g o a rda de las I slas de los A z o r e s y vos los to-
J 10 111S T 0 l í 1A DE C1ÜLE

ma st e s y pusistes de vuestra m a no en el c a m b i o de J u a n
d e Alzól a, me rc a de r, por cuant o el di cho C r i s t ó b a l de
I l a r o los ha de g a s t ar en el d e s pa c ho de la a r ma da de la
Es pec erí a , que con esie nues tro ma n da do e con carta de
p a go del di cho C r i s t ób a l de Maro, o de qui en el dicho
su poder hubiere, vos serán recebidos y pa sa d os en
c u e n t a las d i ch as do s ci e n t a s e treinta y dos mili e q u i ­
nientos e diez e siete mara vedí s , y d e má s de tomar la di­
cha carta de pago, taréis c a r g o del las al dicho C r i s t ó b o l d e
Ha r o en los l ibros de la dicha C a s a de S ev i l l a . F e c h a en
Va ll a d o l i d. a siete dí as del mes de n o v i e mb r e de mili e
q u i n i e nt o s e veinte y cua tro a ñ o s . — F ra y García E p is­
copal Oxmensis.—D ad or C a rva jal.—E l doctor Gonzalo
M aldonado. — P o r m a n d a d o de los s eñ or e s del C o n se j o.
—Jo an de Samano.
Y en las e s pa l d a s de la dicha provisión está un c o n o ­
ci mi ent o que paresce q ue s f irmado de C r i s l ób a t de Ha ro ,
su tenor del cual es este qu e se s igue:
Y o , C r i s t ób a l de H a r o . factor de S u Maj est ad en la
C a s a de la E s p e c er í a , cono7xo que recibí del factor J u a n
de A r a n d a ios m a r a v e d í s en esta provisión contenidos ,
y p o rq ue es verdad, di esta carta de pago, f irmada de mi
n o m b r e , en Ma d r i d , a c i n c o d e febrero de mili e q u i n i e n ­
tos e veinte y ci nco a ñ o s , — Cristóbal de ILiro.
Ju an de A ran da. — cDomingo de Ochandiann.— ( Ha y dos
rúbricas).

L IV . — Caria del Obispo de B urgos para dar ¡a nao


aSant Antonio» a don fuan do \ ’elasco.
R e v e r e n d o e v i rtuos os s e ñ o r e s: — L o s s eñ or e s G o b e r ­
na dor es me han escrito que don J u a n de Ve l a s c o tiene
mu ch a neces idad de una nao en qu e traiga los b a s t i m e n ­
tos y bizcocho q u e ha me n es ter para s us ga l er a s , por qu e
no puede todas veces sal ir a los puer tos a tomall os, a
ca bs a de ¡as m u c h a s fustas de turcos y moros , que diz
FERNANDO DE MAGALLANES

q u e andan por la mar, y q u e les parecía que la nao Sanl


Antonio, que vino de la a rma da de M a g a l l a y n s , podría s er­
v i r para esto y re mi ti é r o n me l o para q u e yo de aq uí lo
p r ov e ye s e y os esc ri bi es e sobre ello. L o que a mí me
p arec e es, q u e pu es la dicha nao no hay en qué me j o r
p u ed a s er v ir al pre s eute que en este viaje, q u e de béi s va-
l iar la dicha nao y toda la xarcia y a p a r e j o s della y ar­
til l ería y a r m a s y mu n i c i ó n que tiene, y así vaíiado, a
costa de S u M a j e s t a d podéis da r la dicha nao al d i c h o
don J u a n de V e l a s c o para que a n de en su c o n s e r v a ; y
po r q u e a s i m i s m o tiene neces idad de piloto y m a ri ne ro s
que vayan en la dicha nao, proveel de del di cho piloto y
m a r i n e r o s y p a g a dl es el s uel do de un me s, y en v i a d , s e­
ñores, acá la relación del s uel do que el di cho piloto y
m a r in e r o s g an ar á n cada me s para qu e de acá se en ví e li­
branza para ello, y a s i m i s mo me haced s ab e r en lo que
fuere vali ada la di cha nao y a par e j os y artillería y m u ­
nición della; y porque dicen que esto es cosa que c o n ­
viene m u ch o para que don J u a n de V e l a s co pueda salir
con las g a l e r a s a r e med i ar la costa, os rueg o mu ch o que
lo prove ái s lo mejor y lo más b re v e me nt e que s er pueda.
N u e s t r o S eño r , vues t ra R e v e r e n d a y vi rt uo sa s pe r s ona s
h ay a en su g o a rd a . De B u r g o s , a treinta de j uni o mili
e q u i n i e n t o s e veinte e uno. Y la pól vora q ue truxo la
dicha nao también ge ia dad a lo que o r d e n a r de s . — Fon -
a·caí, a r ch i e pi s c o pu s e p i s copu s .

L V .·—e[{dación de la xarcia, velas e aparejos e armas e


artillería e otras cosas que tiene la nao, que Dios salve,
que ha nombre «Sanl Antonio», y es en la forma si­
guiente:
P r i m e r a m e n t e el b uq ue de la di cha nao con s u s á r b o ­
les y entenas.
E ! mástel m a y o r con su entena e x arci a segui ent e,
L12 H ISTO RIA 1)1·: C1 lll.lv.

N u ev e o b e n q u e s por banda, que son d i e z e ocho o b e n ­


ques.
C i n c o g r os el e s . dos por una b anda e tres por la otra,
«amida. ·
Dos c or on a l es , ga rní d a .
L a s re st aga s con su triza e montones .
Dos trozas.
Dos a y a n q u e s con su a rra cnme nto.
Dos a ma n t i l l o s con s us mot ones .
Dos aferravel as. ■
Un e st a y e un contra-estay.
Dos brazas.
T r e s o b e n q u e s s o r do s con sus pol eas.
El trinquete con su ent ena e x arci a s eg ui ente.
El tri nquete con cada cuatro o b e n q u e s por banda.
C u at r o gros el es . dos por cada b an da , g a r n id as .
Una triza e una ust aga.
Un estay.
Dos af e rra vel as .
D o s amantill os.
Dos Lrozas con su a r r a c a m c n l o .
Dos b razas de· trinquete.
La m e sa n a con su entena e xarcia s eg ui en t e.
La m e s a n a con su ent ena con cua tro o b e n q u e s e su
triza e ustaga.
Dos p a l a n q u m e t e s .
Un botal ón de la mes ana.
M ÁSTIÍI. » 1?. I . a ('.AVIA
El mñstel de la ga vi a con su entena e cuatro o b e n ­
qu es por banda' e su triza e ustaga e esLav e troza con su
ar r a ca me n t o .
l i n a b and era de la dicha " a v i a , vieja.
r: i:r.A ni’ i? a
La entena de la c e b ad er a con su triza e dos pol eas e
dos motones de los amanti ll os .
FERNANDO DE MAGALLANES

Una polca de las b ol i n a s e otra chi qui ta de los bolín-


ches del trinquete.
MA ST EL DE ].A C.AVI A DF PROA

S u triza e a mant il l os .
FCI botalón de proa,
APAREJOS

El batel con trece re mos viejos.


Un mástel del batel con su entena.
Dos r o s o nes del batel.
C u a t r o a n c l as , la una pe que ñ a.
C i n c o cables, el uno nuevo.
U n a g u i nd ar e z a de s esenta e ci nco brazas.
D o s u s t a g a s n u eva s del mástel ma y or.
L a s c o nt ra s y e s c o l a s de !a vela mayor.
L a s es co t a s y cont ra-escotas del trinquete.
Otra g u i nd a r e z a de ci ncuenta brazas, poco má s o me­
nos.
U n a troza d e l g a da .
Un escolin de g a vi a .
Un a gu i nd ar e za d e l g a d a , nueva,· de ochenta b raz a s.
Ot ra gu i n d ar e za nueva, de l g a da , de ci ncuent a brazas.
Otra gu i nd ar e za nueva de s es enta brazas.
Otra g u i n d a r e /a "nueva de setenta brazas, poco m á s o
me no s, al q u i t ra na da .
U n a beta nu e v a roída de ratones,
Otra beta nueva. .
VELAS

Dos ma es t ra s con cua tro bonetas.


Una c e b a d e r a v i e j a .
La vela de la m e s a n a, vieja.
La vela del t rinquet e con dos bon et a s .
Otra b o nel a del f n n q u e í e , vieja.
Dos velas de g a vi a ,
8
HISTORIA DE CUII.li

Una veleta.del batel.


Un pedazo de lona.
S ei s cobos viejos en pedazos.
Un arpeo del b a h o pr e s con su cadena.
Dos g a n c h o s de gatas.
Un g a n c h o de la vela.
D o s ente nol a s de l ga da s.
T r e s b a r r a s del cabrestante.
Dos b ar r as de (ierro.
V e i n t e e dos poleas g r a n d e s y pe que ñas .
D o s m o t o n e s d e la b o m b a .
C i n c u e n t a e siete rol da nas , g r a n d e s e pe que ñas .
T r e s c a de n a s de o b en q u e s con s us vigot as .
Otro g a n c h o de gata.
Once b er í e l los del racamento.
T r e s m e n a s de! r acamento.
' f r e s palas.
T r e s ovi l los de hilo de vela.
Un cuero para z ur ron e s .
A K T I L L K l i IA K AI Í . MAZON i; OTHAS COSA S

D os b o m b ar d a s g r a n d e s , con cuat ro servi dores.


Un p a s a m u r o con dos s er v ido r e s.
Diez e seis vers os , con cuarent a e c i nco s er v i do r e s e
diez e ocho c u ña s de lierro.
Un falcón con tres s ervidores.
T r e i n t a e tres pelot as de piedra de las l o m b ar d as g r u e ­
sas.
Siete zapati l las de fierro para los versos.
Dos c a x a s , e n que liay ci ncuent a e och o d o c en a s de
saetas.
T r e c e bal l estas con s us g a l as .
Dos b al le s ta s sin gaf as.
Una verga de bal l esta.
T r e s c ur u eñ as de ballesta q u e b r a d a s .
Ve i nt e e cuat ro picas.
Í-’ G IIX .W ’ DO DI·: M A G A M AN’ F,S

Once ban d er a s .
T r e s frascos con tres cebaderos.
C a t o r c e do ce n a s de dardos, q u eb r a d o s e finos.
Un farón con su asta.
O c h o d o c e n a s e m e d i a de la nz as .
V e i nt e e siete rodelas.
C u a r e nt a e nu eve petos.
Diez e nueve es pal dares .
V e i n t e e tres celadas.
Diez e seis ca squetes.
V e i n t e e cuatro barbotes.
T r e i n t a e nueve brazaletes en piezas.
S ei s brazaletes en piezas, sin ca ñones .
T r e s ba r r en a s.
U n m az o de (ierro.
U na cal dera de brea.
Una cal dera de cocinar .
S e i s picos de lierro para hacer pelotas.
T r e s c i e n t a s e ci ncu ent a pelotas de versos.
C u a r e n t a e J o s pelotas de lalconetes.
Vei nt e e cuatro pelot as pasa muros con s us dados.
S e i s pelotas de lierro del dicho pa s amuro.
U n molde de cobre para h acer pelotas.
S ei s tonel es para agoa.
Q u i nc e pipas para agoa.
Media bota de brea.
Medi a bota destopa.
Dosc i entos clavos de costado.
V e i n te e dos pernos.
Un a í a m bo r e dos panderos.
Ocho tajadoras de palo.
Ocho gal letas.
N ueve l anternas.
Un f o r n i i .
D o s ga ll et as herradas.
I I 6 HISTORIA DE CHILE

Dos tinas h e r r a d lís.


Una cal dera pe q ue ña de la c o m p a ñ a .
C i n c o b ar r en a s e dos (istias.
' Fres c a d e n as descotiila.
C i n c o ga ni illas.
U n a cuchil l a gr a n de .
U n a lantía.
C u a t r o h ac ha s .
C u a t r o azadones.
U n a azuela.
D o s m a n g u e r as para hinchir pipas.
C i n c o cuartil l os e medio, de palo.
C u a t r o e m b u d o s de hoja J e Mil án.
Un doce di as del mes de ¡ u l l i o d e mili e qu i n i e nt o s e
veinte e un años , den t r o en la C as a de la C on t r a t ac i ón de
las Indias, que es en esta muy noble e mu y leal cibdad
de S ev i l l a , los jueces oficiales de s us M a j es t ad e s que r e ­
s i di mo s en la dicha casa, en c um p l i m i e n t o de lo que el
I lustre R e v e r e n d í s i m o e muv ma gní f ico s eñ or el s eñ or
A r z o b i s p o Kons ec a. O bi s po de B u r g o s , etc., nos es c ri be
por su carta c u y o treslado está en cabeza deste i n v e n ­
tario, hicimos parecer ante nos a L u i s H e r ná nd e z de Ai-
faro e B ar t o l o m é Diaz, cómi tres d e s ú s M a j s t d s . , e a J o h a n
de C á r d e n a s , capitán e piloto de sus Ma j es ta d e s , d é l o s
cual es e de cada uno de l ios r e ce b i m o s j u r a me n t o en f orma
debida de derecho sobre la señal de la c r u z e n q u e pu­
s ieron sus ma n o s d e r ec ha s , so ca rg o del cual les m a n d a ­
mo s qu e di xi e s en e de cl aras e n lo q u e j us ta me n t e l es pa­
reciere pudría valer ¡a dicha nao .S\uil Anh>nio con to­
llos s us a pare ius e xa re ia c velas, e a p ar e j o s e a r m a s e
artillería e o l í a s c os as en el i nve ntari o desLa otra parte
contenidas: los cual es, d e s p u és de vista la di cha nao e
la s ar ci a e velas e a p a r e j os e a r m a s e artillería en el di ­
cho i nve ntari o contenidos, di xieron que todo ello podría
valer do s c i en t u s y noventa y "cuatro mili y do s ci e n t os y
c i ncu ent a y siete, e que así lo decí an e a s e g u r a b a n so
FEUNAND0 DK MAGALLANES 117

c a rgo de! j u r a m e n t o que tenían fecho, e f irmaron aquí


s u s n o mb r es . E d e ci mos qu e va a preci ada la dicha nao
con la armazón e xarcia e velas e a par e j os , en d o s c i e n ­
tos e noventa e cuatro mili e d o s ci e n t o s e ci ncu ent a e
siete m a r a v e d í s . — Luis Fernández de A (faro. — "Bartolo­
mé D í a — Ju an de (Cárdenas.— ( I l a v tres rúbricas).
C o n oz c o yo, don J u a n de Y e l a s c o . que recebí de vos
los oficiales de sus Maj es t ad es de la C on t r a t ac i ón de las
I ndias, que resi dís en la cibdad de S ev i l l a, una na o n o m ­
b ra d a Sanl Antonio, con toda la x arci a e velas e a par e j os
e a r m a s e artil lería e otras cosas en el i nve ntari o tiesta
otra parte contenidos, e porque es verdad f irmé aquí mi
nomb r e, en diez e seis de jullio de mili e q u i n ie nt os e
veinte e un años.
T o d o lo s us o di ch o en este invent ari o puesto y con t e­
nido es viejo y reviejo, con que ha s er v i do el v i a j e. — "Don
Juan de \’etaxco.— ( Con su rubrica).
A s i m i s m o di go que recibí diez q u i n t a l e s e dos a rro­
bas e trece libras de pól vora en once barr i l es , los cual es
no ent r an en el aprec i o que se hizo de la dicha n a o . —
Don Ju an de \'etaseo.— ( Con su rúbrica).
S ep a n cuan ios esta carta de poder vieren, c ómo yo Cristó-
b a l d e Maro, vecino de la m u v noble cibdad de B u r g o s , co-
moof ici a l qu e s o y de la a rma da qu e se envi ó pura d e s c u ­
bri mi e nto de tierra e islas de la E s p e c e r í a , n omb r a do
por S u M a j e s t a d e a n s í m i s m o para otra a r ma d a que sus
Ma j e s ta d es m a n d a n hacer, s eg ún d pares c e por d o s c é ­
du l as f irmadas de sus g o b er na d or es , a que me refiero: e
po r q u e vo en pers ona no puedo i r a la ci bdad de S ev i l l a ,
donde la dicha a rmada se ha de hacer, e porque no corra
í ie mpo e se enti enda l uego en lo que por S u Maj estad
es mandado; por ende, vo el di cho CrisLóbal tic I laro, o t o r ­
g o e conozco que do e otorgo Lodo mi poder co mp l i do .
bas tante, llenero, s eg únd que yo lo he e t engo e s eg ún d
q u e mejor e má s c u mp l i d a me n t e lo puedo e debo da r e
HISTORIA DE CHILE

o t o r g a r de derec ho, a vos Diego Diaz. mi l'ator. estante


en la ci bdad de S ev i l l a , que s odes a u s e n t e, e s p e c i a l me n t e
para que por mí e en mi n o m b r e e c om o vo s i endo pre­
sente, por virtud de las di chas cé dul as de S u Maj es tad,
podades c o b r a r e cobréi s de los s eñ o r e s Oficiales que r e­
siden en la C a s a de las C o n t r at a c i on es de S ev i l l a, lodos
l os ma ra ve d í s e bienes e me rca de rí a s que por las di chas
c é d u l a s d e sus Al te za s se mandan da r e pagar, los cual es
po da d es c o b r a r e re sc ebi r e haber de las p e r s on as en la.s
di chas cé du l a s co nt en id a s e \segund e c omo en el l as se
contiene; e para que de lo que c o b n m l e s e re ci bi er de s
poda des d a r e o t o r g a r e deis e o t o r g u éi s carta o ca r i a s
de p a g o e de finequito. las cual es valan e sean firmes e
b as ta n t es bien así e a tan c o mp l i da me n t e como si yo
mi s mo !as diese e o l o r g a s s e e a ello pre s enl e fuesse:" e
para que, si necesario fuere, s obr e la cobranza e recau-
danza de lo s u s o d i c h o o cu al q u i e r cos a e parl e dello po­
da d es p a res c er e parezcáis en juicio o fuera dél ante
c u a l e s q u i e r j usticias e ]ueccs. de c u a l e s q u i e r partes que
sean, de sus Alt ezas; e podades hacer e í a ga dc s todos los
abt os e p e di mi en t os e r e q ue r i mi e n t o s e pr ote st a ci one s e
e m p l a z a m ie n t o s e j u r a m e n t o s e ex e cu ci o ne s e venciones,
trances e re mat e s de bi enes e todos los otros aut os j u­
di cial es e ex t r a j u di c i a l e s que yo m i s m o haría e hac er po­
dría presente si endo, a u n qu e sean tales e de tal calidad
qu e, s eg ú n d d e re c ho , requi eran e de b an h ab e r en si más
mi especial ma n da do e presencia pers onal : e para lo ha­
ber todo por firme e no ir ni veni r contra ello ni contra
parte dello, ob l i g o a mí mi s mo e a lodos mi s bi enes ha-
hidos e por haber: so la cual dicha o b l i g a c i ó n relievo a vos
el di cho D i e g o Diaz d e t o d a c a r g a d c s a t i s d a c i ó n e fiadoría,
so aquel l a c l áu s u l a dichayWf'c/íí/H .\islijuJiL\jlun síj Iví , con
todas s us cl á u su l a s a c o s t u m b ra d as , e cuan cu mp li d o e
b as t ant e poder como yo he e tengo e de de rec ho se r e­
quier e para lo qu e di cho es e para cada una cosa e parte
dello. otro tai le do a vos el di cho D i e g o Díaz, con to­
l-'EHNAVDO DE MAGALLANES 1 T9

das sus inc i denci as e de pe n d e n c ia s , a n e x ida de s e con e xi ­


dades e con l i b r e e general a dmi ni st ra c ió n: en testimonio
de lo cual , otorgué e s t a c a r l a de poder a n i e l es cr i b a n o e
testigos de y uso c onte ni dos , c la lirmé de mi n o m b r e en
el registro del presente e s c r i b a n o . — F e c h a e ot orga da
en la di cha ci bdad de B u r g o s , a once días del mes de
octubre, año del S e ñ o r de mili e q u i n ie nt o s e veinte e
un a ñ o s . — T e s t i g o s qu e fueron p r e s e n Les, Go n z al o J e Al -
mazán, vecino de la di cha ci bdad, c F r a n c i s c o d e ' B u r g o s
e J u a n de l la ro , cr iados del di cho C r i s t ób a l de I l a r o . —
Cristóbal de ilaro ,
yo, F r a n c i s c o de L l e r e n a , es cr i b a n o e notario públ i ­
co del n ú me r o de !a dicha ci bdad de B u r g o s , por la Re i na
dona j u a n a e rey don ( ’. arl os, su hijo, nuestros s eñores,
e su es cr i b a n o e notario publ i co en la su Corte en todos
los sus reinos e s eño rí o s , fui presente a lo que di cho es
en uno con los di ch os test igos; e por o to rg a mi e nt o del
di cho Cr i s t ó ba l de Maro, al cual yo conozco, este poder
fice e s c r e b i r e por ende fice aquí este mió s ign o, ques a
tal.— ( Ha y un s i gn o) .— En testimonio de v e r d a d . — I''ran-
cisco de Llcrenn. — (May Li na rúbrica! .

Conocimiento de lo que recibió ‘Diego 'Díaz


C o n oz c o yo, Di eg o Díaz, están te en esta ci bdad de S e ­
villa, factor que s o y de Cr i s tó ba l de Maro, me rc a de r h úr ­
gal es , e por virtud de su poder, que es el desta otra p a r ­
te contenido, e una cédul a de S u .Majestad f irmada de
los s eñ or e s G o b er n a d o r e s , qu e es fecha en B u r g o s a c u a ­
tro de o tu br e del año pa s ad o de mili e q u i n i e n t os e
veinte e un años , que es ia de esta otra parte contenida,
q u e recebí de vos los s eño re s J u e c e s Oficiales de s us M a ­
jest ades de la C a s a de la C on t ra t a ci ón de las Indias,
qu e es en esta mu y noble e mu y leal ci bdad de S ev i l la ,
es pe ci a l me n te de vos, D o m i n g o de Och an d i an o , teso­
rero della, las me r ca de r í a s e cos a s s eg ui entes ;
[2 0 HISTORIA DE CHILE

R e c e b i una c axa de tres c e r r a d u r a s con las c o s as si-


guien tes:
Un ma rc o de ocho libras.
Ü í r o ma rc o de una l ibra, con su bal anceta.
Vei nt e e tres piezas de boca rci ne s de colores.
T r e i n t a e c ua tro d o ce n as de cochi l los D e s pi n a l,
Vei nt e doc ena s de peines de c ua rto de lomo, en diez
papeles.
S e i s d o c e n a s de es pe j os de baxetro, en tres papel es.
Ocho d oc en a s de cuchil l os de B r u s e la s , en c ua tro pa­
peles.
Oc h o d oc en as de cuc hi l lo s de ma r ca F r a n c i a , en c u a ­
tro papl es.
C u a t r o do c en a s de tixeras de cuarto, de Orgaz, en cu a ­
tro papel es.
T r e s d o ce n as de tixeras de punto dor ado.
T r e s pa ño s de a g u j a s de coser.
Ot ro s tres p a ñ os de a g u j a s linas.
Dos ma zos de peoní a, en que hay diez mil l ar es.
Diez ma zos de a val orio.
V e i n t e e ci nco pa pe l es de mu e s tr a s de es pe ce rí a e d r o ­
gue rí a.
Un boteci eo de azafrán.
Utvo bote de l ama r o s.
T r e i n t a y-dos mi l l a r es J e m a t a m u nd o, en dos papeles.
T r e s pa pe l es de cristal ino.
Diez e seis ma zos de perlas de colores. ■
U n a g u a r n i c i ón de sil las de sentar, de terciopelo ve r ­
de, con s u s f ran j a s de g r a na .
U n a ropa de terciopelo azul.
Otra ropa de r a s o falso , amar i l l a y en ca r na d a.
M á s recebi una caxa con las c o s a s de capil l a, que son
las s igue nt es :
Un cáliz de plata con su patena, una ara, u no s m a n ­
teles para de ci r misa, una casull a de lienzo de col ores, una
ve s t i ment a de lienzo, una estol a e un ma ní pu l o, u n os
FERNANDO DE MAGALLANES

c or p o r a l es , un bautisterio, dos v i n a ge r as des taño, una


c a mp a n i l l a , u nos hierros para hostias.
l i ec ebí más . och o r e smas e seis m a n o s de papel dap-
flado.
R e ce bí má s . dos ci e nt as c s etenta e dos b ar r et a s de
hierro, que pesaron t r e i n l a q u i n l a l e s e tres a r r o b as e v ei n­
te l ibras.
R e ce bí má s, un barril de a lu mb r e , que pesó c i nco arro
bas e v e in i e e tres l ibras, en tres taras.
R e c e b í má s , un costalejo de b er me l lón , que tiene tres
a r r o b as e nu eve libras.
R e c e b í m á s , do s ci e n t a s e noventa e dos l ibras de azo­
gu e , que se vendió a R o d r i g o Vázquez, l encero, a och o
mili m a r a v e d í s el qu i n t a l , que mon t a n veinte e tres mili
e tre sc i ent os s es ent a ma ra vedí s .
R e c e bí más, ci ncu ent a e un q u i n t a l e s e una arroba e
veinte e tres libras de cobre atacado, los c u al es vendí, es
a s abe r, treinta e dos qu i nt al es e dos arrobas y och o li­
br as a L u i s F e r n á n d e z de All ’aro, a dos mili e tre sc i en­
tos el qu i n t a l ; y dos q u i n t al es e una a rr ob a y seis l ibras
a M el c h i o r de C a r r i ó n , a dos mili e do s c i en t o s y cin­
cuenta el qu i nt al , e diez e seis q u i nt a le s dos a r r o b as y
nueve l ibras al di cho Mel chor, a dos mili e do s c i ent os y
ci ncuenta el quintal, que monto lodo ci ento e diez e siete
mili e cua troci e ntos e treinta e o ch o mara vedí s .
R e c e bí má s . un hor no de cobre.
R e c e b í más, un barril de c om i no s medio lleno.
R e c e bi más. una bota con c h i nc ho r r os .
R e c e bi má s . un brazo de fierro g r a n de para pesar.
.Rec eb í más, un peso de latón.
R e c e b í más, dos ol las de cobre en qu e iba el azogue.
Re ce bi más, nueve piezas de lienzos de presill a, que
tuvieron trescient as e ci ncuenta e nueve va r as e tres
cuart as, que eran m a n c h a d o s y b ue no con mal o: se v e n ­
di eron a R o d r i g o Vá zque z, l encero, a veinte e nueve ma-
\22 HIS TORIA Dt: OlllLIÍ

ra ve d i s la vara, que mo nt ar on diez mil! y cuat rocientos


y treinta y dos.
R e c e bi má s , un fardel de b re l a ñ as , n ú me r o 487, que
tuvo s e i s c i e n ta s e noventa e una varas, que vendido a
D o m i n g o de Och an di an o. a veinte e ocho ma ra ve d í s la
va ra, mo n t a ro n diez c nueve mil! e trescientos e c u a r en ­
ta c ocho mara vedí s .
Item, recebi un fardel de naval es , nú me r o 41j 5, que
tuvo s ei s ci en t a s y ochenta y seis va r as v media, que v e n ­
di d o s a D o m i n g o de O ch an di an o a treinta e tres m a r a ­
vedís la va ra, mo n t a r o n veinte y dos mili s ei s ci entos y
c i ncu ent a y cuaLro ma ra vedí s .
Ítem, recebi trece va r as y media de paño verde, c o m i ­
do de polilla, qu e vendi do a ochenta v ci nco ma r a ved í s
la vara, mo nt an mili y ci ento y cua rent a v siete.
Item, recebi un fardel de ca ña maz os , a lg o ma n c h a d o e
d apña do, que tuvo dos c i enta s y once varas, en siete pie­
zas, que vendi do a B a r t o l o mé Viere, a veinte y seis m a ­
r a v ed í s la vara, mon t ar on cinco mili y cuat rocientos y
o ch en ta v siete.
Item, recebi un fardel de c a ña maz os , n úme r o 472, que
tuvo trescient as y sesenta y siete va ras , que v e nd i d os a
R o d r i g o Vá zqu e z, a veinte ma ra ve d í s e medio la vara,
mo nt an siete mili v q u i n i e nt os y veinte y tres ma ra ve d í s .
Item, recebi veinte e tres piezas de lienzo de bret aña,
del fardel qu e se .salvó de la nao Santiago, q u e se pe r ­
dió, que tuvieron t rescienta.se una va r as e una tercia,
que ve nd i d o a diez e nu eve m a r a ve d í s la vara, por estar
d a pñ ad o , mo nt ar on ' cinco mili e s etecientos y veinte y
cinco.
Dió por cuenta D o m i n g o de O c h an d i a n o h a b er ven*
dido a ci ertas p e r s on as cu a r ent a y dos qu i nt al es e dos
a r r o b a s e catorce libras e tres onzas de cobre, que m o n ­
taron ci ent mili y och o ci e n t o s y veinte y nueve m a r a v e ­
dís, de los cual es dió y p a gó a mí el di cho D i e g o Díaz,
FtílíNANPO Dl i MAGALLANES I 'j3

cuarenta e tres mili e cua t ro ci e nt o s e s esenta y cuatro


ma ra vedí s , v los otros ci ncuenta e siete mili e trescientos
e s esenta e ci nco ma ra ve d í s restantes di xo h ab er l os g a s ­
tado en ciertas cost as tocantes a !a íacienda. de que ha de
d a r cuenta e razón; v parece q u e del recibo del dicho
cobre a la da c l a hay de qu i eb r a un quinta! e tres a r r o ­
b a s e catorce l ibras, de tos cual es asi bien ha de dar r a ­
zón el di cho Ochand¡ ano.
R ec e bí más, nueve toneles viejos, con a rcos de fierro,
que son a c um p l i m i e n t o de los qu i n c e toneles que truxo
la nao SlTüI Antonio, porque los otros seis se dieron con
la di cha nao a d on J u a n de Ve l as co .
R e c e bí más, veinte e tres pipas e botas viejas, con a r ­
cos de fierro, que son a cu mp l i mi en to de treinta e ocho
que truxo la nao, porque las otras q u i n ce se di eron con
la di cha nao a don J u a n de Ve l as co .
Recebi más, dos co mp a s es .
R e c e bí más, una silla de sentar, d e sg u a r n e c i d a .
R e c e bí más, un s aqu i l lo con anzuel os de pescar.
l·’ porque es verdad que recebí todo lo s us o d i c h o s e­
g ú n d y de la manera que de s uso se contiene, di este c o­
noci mi ento. f irmado de mi nombre, fecho enSevHUi, a
o cho dí as del mes de mayo de mili e qu i n i e nt o s e veinte
e dos a ñ o s . — -Diego Dta\. — ( Con su rúbrica).
124 H ISTORIA DE

L V I.—Relación de los maravedís que Domin o/> de Ochan*


diano, tesorero desta Casa, ha dado y pagado por co.s7.ta'
que se han hecho en ¡a descarga de la especería que vino
en ¡a nao nombrada la «.'Vitoria», en la cual vino por
capitán Ju a n Sebastián del Cano, desde siete de sep­
tiembre de quinientos e veinte r dos, que supimos de su
llegada en el puerto de San L ú ca r de liarram cda, en
adelante y en refresco de mantenimiento que se ¡es envió
y en otras cosas necesarias para ¿a manijiciacinn delto ,
a en la form a seguiente.
P r i m e r a m e n t e se c o m p r ó en siete de s e p t i e mb re de
mil i e q ui n ie n t o s e veinte e dos a ños un barco g r a n d e ,
que era de la nao de Mar t í n de Goi c oc he a, def unto, que
D i o s h ay a , que se perdió en las I j or c ad a s , con su leme e
seis remos, por q u i nc e du c ad o s en qu e íué a p r ec i a d o por
B a r t o l o m é Díaz e J u a n Vizcaíno, para s ervicio de la di­
cha nao Vilorta, p o rq ue el batel que tenia se le tomó en
C a b o V e r d e por el fator del R e y de P o r t o g a l , con trece
h o m b r e s , qu e en el di cho batel s al ieron a tierra a Lomar
refresco.
C o m p r á r o n s e má s , este día, por ma n o de D i e g o de
C o l l a n t e s , portero desta C a s a , para i nviar de refresco a
la ge nte de la di cha nao Vitoria, para refresco, los m a n ­
t en i mi en t os s eg ui en t es :
Doce a r r o b a s de vino, que costó el a rroba a cuatro
reales.
Qu e p a g ó por l levar el di cho vino a la R i b e r a , die?. y
siete ma ra vedí s .
Qu e pagó al mozo q u e midió el di cho vino, seis.
Qu e c o m p r ó ci ncu ent a hog az a s y roscas, a do c e m a r a ­
v e dí s cada una, seiscientus-
Qu e c o m p r ó ot ras veinte y ci nco r os ca s , a doce m a r a ­
vedís , t rescientos.
Qu e c o m p r ó un cuarto de vaca, que pesó setenta l ibras
OCIMVMUad DE MAGALLANES 125

e medi a, a ocho m a ra ve d í s la libra, cua t roci e nt os e o c h e n ­


ta y cuatro.
Q u e p a g ó por la lleva del di cho pan e c a r n e a la R i ­
bera, diez ma ra ve d í s .
Que c o m p r ó de mel ones, ci ncuenta e un ma ra ved í s .
A s í mo nt a lo s usodi cho c o mo de s uso se cont iene, tres
mili e cient m a r a ve d í s .
G a s t á r o n s e más , por m a no de J u a n V i z c a í n o, mili e
s ei s ci en t os e qu i n ce ma ra ve d í s con q u i nc e h om b r e s q u e
i n v í a m o s en !a dicha barca por el rio a b a xo c u a n d o s u ­
p i m os de la veni da de la dicha nao con J u a n de I l e g u í -
var, e s c r i b an o de sus Maj es tades , q u e fueron hasta las
f l o r e a d a s , donde hal laron a la dicha nao Vitoria, para
a y u d a r a traer la dicha nao. p o r q u e la g e n t e della veni a
en f er ma v poca, hasta el puerto de las M u e l as desta cib-
dad, y para q u e el dicho J u a n de I l e g u i v a r es tu vi e s e en
g u a r d a de lo que vení a en ella, j u nt am e n t e con el c a p i ­
tán S e b a s t i a n del C a n o y no de.xase ent rar a pe r s on a a l ­
gu na , en la Forma s eg ui en t e:
A tres m a r i n e r o s de la nao de C a r r i ó n , que s erv i eron
en a v u d a r a traer la di cha nao, en d o s dias, a real a cada
uno, d os ci e n t os cuatro ma r a ved í s .
Que p a g ó a ot ro s tres ma r i n e r os de la carabel a de
Qu i n t er a , por otros dos días, dos cient os cuatro ma ra vedí s .
Que p a gó a un mozo q u e s ir vi ó en el di cho b a r c o d o s
dí as y otros Lres di as en la nao al d e s c a r g a r , que son
ci nco días, ci ent o e treinta e seis m a r a ve d í s .
Que p a gó a un g r o me t e del di cho J u a n V i z c a í n o, po r
dos días que sirvió, dos reales.
Qu e p a gó a seis h om b r e s de trabajo que fueron en la
di cha barca, para a y u d a r a traer la dicha nao, en los d i ­
ch os dos dias, a real a cada uno, cu at ro ci e n t os e ocho.
Qu e pagó á Diego He rná ndez , el loro, por ot r os dos
días, s es enta y ocho.
Qu e p a gó en C o ri a por la cena que dió a la dicha g e n ­
126 UlSTOKlA Dli GIllLEL

te y por dos cá nt aros que c o m p r ó para agua, d o sc i e n ­


tos y setenta y dos.
Di ér on s e al di cho J u a n V i z c a í n o por ci nco dí as que
s i r vi ó en ia traída de la nao, e cli el d e s c a r g a r del clavo,
siete reales e medio.
A s i , monta lo s us o di ch o s eg ún d de s uso se contiene.
Di o por cuenta D i e g o de Co ll a n t e s , portero desta C a s a,
ha b er g a s t a d o en h acer abr i r la puerta del arco q u e está
junto con la dicha C as a , para pa s ar el clavo, cu a tr oc i e n­
tos e veinte e nueve ma ra ved í s , en. la forma s iguiente:
Qu e p a g ó a ocho hombr es que d e rr i b a ro n la tapia de­
recha de la di cha puerta, a real a cada uno. e a un ne­
gro que a yu d ó, me di o real, dos c i en t os e o chenta e nue­
ve ma ra ve d í s ,
Qu e p a g ó de a lq ui l er de cuatro a za do ne s e seis e s ­
puertas, catorce.
Qu e c o m p r ó seis es co ba s, a tres b l a n c a s cada una,
nueve.
Que c o m p r ó cuat ro palas, a q u i n c e ma r a v e d í s cada
una, s esent a. '
Que c o m p r ó dos libras de c a n de l a s para la nao. por
veinte ma r a ved í s .
Qu e c o m p r ó dos es pu e rt as grandes' de palma y dos pe­
qu eñ a s , por cuarenta.
A s í , mont a lo s us od i c h o como de s uso se contiene.
Dio por cuenta D o m i n g o de Ibarróla, ma ri ne ro , h a b er
g a s t ad o en el ma nt e ni mi e n t o de la g e nt e de la dicha
nao y de los otros que en ella es t aban trabajando, en s a ­
car el cl avo de los pa ñol e s y e n v a s a r e n cos t al es y p e ­
sar lo, has ta q u e se a ca bó de sacar la x arci a e artillería
deila en tierra, mili y s etecientos y ochenta y siete m a ­
ravedís, en la forma si gui ente:
Que c o mpr ó l une s ocho de s e p t i e mb re , de pan e vino
e carne e fruta, dos real es v medio.
Que c o m p r ó en mi é r col es diez del dicho mes, un c u a r ­
RU íN ANDO Dli MAGALLANES I 27

to de vaca, por cuat rocientos ci ncuenta y nueve m a r a ­


vedís.
Qu e c o m p r ó una arroba de vino, por ci ento y sesenta.
Q ue c o mp r ó este día, trece ros cas , a trece cada una,
ci ento y s es en t a y nueve.
D e b er e nj en as , .seis ma ra vedí s .
Qu e c o m p r ó cinco l ib ras de c a n d e l a s .para a l u m b r a r
en los pa ñol e s donde es ta b a el c l av o , por ci ncuenta.
De fruta este día, ci ncuenta.
Qu e c o m p r ó en j u eve s once del di cho mes, un real de
qu es o e un pernil de tocino, por tres reales.
Qu e c ompró este día, siete ros cas , a trece ma r a v e d í s
ca da una. no vent a y uno.
De fruta este día, diez y siete.
V i e r n e s doce del di cho mes. seis roscas, a trece m a r a ­
vedí s cada una, s etenta y ocho.
D o s a r r o b a s de vino, a cuatro real es e! a r r o b a, d o s ­
ci e n to s setenta y dos ma ra vedí s .
Qu e c o m p r ó otras seis r o s ca s , a trece ma ra ved í s , s e ­
tenta y ocho.
De pe sc ado para la g e n t e, ciento dos.
De fruta, treinta y cuatro.
Di ¿rons e más al di cho D o m i n g o por su trabajo, por
o c h o dí as que sirvió en la di cha nao, d e s de siete de s e p ­
tiembre fasta catorce del dicho mes, quínienLos y c u a­
renta y cuatro m a r a ve d í s .
Que p a gó en diez del di cho mes de s e p t i e mb re , a G a s ­
par (.jarcia, ve ci no d c S a n L ú c a r, tres mili ma ra ve d í s , que
h obo de haber por lo que trabajó con su b a r c o v la gen"
te que traía en traer la di cha nao, desde S a n L ú c a r de
t í a r r a me d a al puerto d é l a s .Muelas d e s t a c i b d a d , s eg ú n d
lo a v e r i g uó B a r l o l o m e Díaz, cómitre de sus M a j e s ta d es .
Qu e p a g ó este día a otro mozo, q u e a yu d ó a traer la
dicha nao desde S a n L ú ca r , ciento y treinta y sei s m a r a ­
vedís.
128 HISTORIA DE Cl - I H. E

Qu e pagó este día a P e d r o S o r d o , v e c in o de S a n L ú -


car, l emá n, por meter la nao por la barra h as t a B a r r a ·
meda, q ui n ie n t o s veinte y c i nco m a r a ve d í s .
Que p a gó este día a ..............................................-......., l emán.
v ecino de S ev i l l a , por traer la di cha nao de s de B a r r a -
meda al puerto desla cí bdad, s ei s ci entos m a r a ve d í s .
Qu e p a g ó a ciertos pe on e s , q u e a yu da r on a d e s e m b a ­
razar un palaci o para meter el cl avo, un real treint a y
cuatro ma r a ved í s .
C o m p r á r o n s e má s , de Martín de T o b a r , ma es tr o l en­
cero,' ' setecientas e s es en t a e cuat ro v a r a s e d o s . t e r c i a s de
ang'lo, a treinta e cua tro m a r a v e d í s la vara, para facer
co s t a l e s y e n v a s a r el cl avo, que mo nt a n ve i nt e e seis
mili e cuatro ma ra ved í s .
Qu e c o m p r ó en nu eve del di cho m e s de s ept i emb r e ,
cuatro real es de hilo e a g u j as e cera para c os er los c o s ­
tales.
Que c o m p r ó más, otra media l ibra de cera para e n c e ­
rar el hilo, por veinte e siete ma ra ve d í s .
En q u i nc e de di cho me s de s ept i emb r e , se c o m p r ó otra
libra de hilo de velas para coser los costales, por ve i nt e
y dos ma ra ve d í s .
Qu e p a g ó más , por l levar los cost ales que se c o s i e r on
en la C a s a , a la R i b e r a , e por un ovil l o de h i l o e por traer
tres c a r g as de due l a s a l as atarazanas , para d e ba x o de
los cos t al e s , cu a re n t a m a r a ve d í s .
Que pagó por !a costura de d os c i en to s e noventa e tres
c o s ía l es que se cosieron en la ( jas a , a tres b l a n c a s por
cada uno, que montan cu a t ro ci e n t os e cuarenta e un m a ­
ravedís .
Qu e p a g ó a siete h o m b r e s que a yu da r on a h i n c h i r ' os
costales, en dos días, catorce reales.
Que p a g ó más , a tres ma r i n e r o s y t r e s g r o m e t e s de la
c a r a b e l a de D i e g o de la R o s a , por dos dí as e me di o que
s irvi e ron en h i n c h i r e s ac a r los costales de cl avo de la
HRKNANDO l)li MAOAI.LANKS 12y

n a o a la barca, a rea) a cada uno por día, q u i n i e n t o s y


diez ma ra ved í s .
Que pagó a dos g r o m e t e s de la carabel a de B a r t o l o m é
Díaz; por otros dos días e medio que s irvi e ron en h i n c h i r
l os c o s í a l es , cuat ro reales.
Que p a gó a N i c o l ao Gr i e go, ma ri ne ro , por tres di as e
medio que sirvió en lo s us od i ch o , a real c medio cada
día, cí enl o ci ncu ent a y tres ma ra ved í s .
Qu e ' pagó a otro c o m p a ñ e r o del di ch o Ni c ol ao , que
sirvió en la dicha ñau, dos dí as en lo s us od i ch o , s es enta
v ocho.
Qu e p a g ó a otros tres h o m b r e s que t rabajaron en lo
s u s o d i c h o , desde las nueve hasta la noche, dos real es.
Q u e pagó a otros dos h o m b r e s que sirvieron en s ac ar
el artil lería e ve la s de la nao, dos reales.
Que p a gó a dos mozos que s irvieron en lo s us od i ch o,
un día, c i nc u en t a y uno.
Q u e p a g ó a D i e g o He rn á n dez c P e d r o Martínez, por
tres dí as que s ir vi e r o n en la di cha nao en s a c a r el cl avo
e artillería e velas, seis reales.
Que p a gó este día a He r n á n R o d r í g u e z , ma ri ne ro , e a
un g r o m e t e q ue s irvieron en !¿i dicha nao, real e medio.
Qu e c o m p r ó dos c an da do s pura las puer t as donde' se
metió la es pe ce r í a , d e m á s de la cer r a du r a qu e pr i mer o
tení a, para que cada uno de los Oficiales t uviese su l la ­
ve, por siete reales, c las a r m e l l a s para los di ch os c a n ­
dados, po r un real, e al c a rpi nt er o que echó las a r me l l as ,
me di o real; son por todo, och o reales e medio.
Que p a g ó por la traída de. tr e sc i en t o s e seis costales
g r a n d e s , l l enos de cl avo, desde la ribera a l a Ga s a, a d o s
m a r a v e d í s por cada uno, v por ciento e ocho c o s ta le s p e ­
q u e ñ o s l lenos de cl avo , a tres b l an c a s por cada uno, que
son s etecient os setenta y cuatro ma ra vedí s .
Q u e pagó por la traída de once c a x a s de ma r i n e r os e
9
13o mSTOllSA. DE CHILE

ci ert os cos ta l e j os , des de la ribera a ]a C a s a , seis real es.


Qu e p a g ó a ci nco h om b r e s q u e t ra ba j a ron en s ac ar
dos cos t a l e s de cl avo, desdel barco en tierra y a r r i m a r ­
los en la C a s a en dos dí as e una m a ñ an a , a dos real es
p o r día, son s ei s c i ent o s ochent a ma ra vedí s .
Qu e pagó más , p o r l le va r diez v e r so s e un falcón a las
atara z ana s , treinta y tres.
Qu e p a g ó a los c hi r r u n e ro s , po r siete c a rr e ta d a s que
l levaron del muel le a l as at ara z ana s , e velas e c a bl e s e
s er v i d o r e s de l o mb a r d as , tres reales.
Qu e p a gó a ciertos peones por l levar dos c a b le s al
atarazana, real e medio.
Que p a gó por l levar las pelotas e b al l es t a s e b o m b a s
de f ue go e otras c o s a s , un real.
Qu e p a g ó por d e s c a r g a r en tierra los a ro s viejos e una
bota de pól vora e - co s e l et e s y l anzas y otras c os as V lle­
v a r l o s a las atara z ana s , cí en l o c cua t ro ma ra ve d í s .
Q u e p a g ó a J u a n de He gu í v u r , por cinco d i a s q u e e s ­
t uv o en g o a r d a de la nao. desde siete de s ep t i e mb r e h a s ­
ta o nc e del m i s mo , veinte reales, a cuatro real es por día.
Que p a g ó a J u a n V i z c a í n o , ve ci no de la C a r r e t e r í a ,
dos mili e q u i n i e n t o s e treinta e cuat ro m a r a v e d í s que
h obo de haber, es a s abe r; los mili e d o sc i e n to s e ocho
m a r a v e d í s que p a g ó a los peones que t rabajaron en s a ­
car a go a de la bomba en la nao Vitoria, des de catorce
d e s e p t i e mb r e de mili y q ui ni e n t o s y vei nte y d o s fasta
nu eve de o t u br e, q u e s on veinte e seis dias, e los otros
mili y t r e sc i en t os y veinte y seis m a r a v e d í s qu e se di ej
ron al di cho J u a n Vi z ca í n o e para su cr i ado, es a saber:
al di cho p a g ó por su trabajo e m a n t e n im i en t o , á real
cada día, q u e mon t an o ch o c i e nt o s s etenta y cuat ro m a ­
ravedís. y al di ch o J u a n V i z ca í n o , a medio real cada día,
por e n c a r g o qu e tuvo de la dicha nao los di ch os veinte
y s eis días.
Qu e p a g ó en diez de octubre de q ui ni e nt o s veinte v
FERNANDO DE MAGALLANES

dos a A l v a r o L ó p e z , peón, un d u c a d o de oro por el por­


te de u n as ca rta s que traxo desde L i s t o n a , para los Ofi­
c i al es d e s ía C a s a , que eran de los ma r i n e r o s que q u ed a ­
ron en C a b o V e r d e , faciendo s a b e r c ómo e s ta ba n pre­
s os en L i s b o n a .
Qu e pa gó en tres de n ov i e mbr e de mili e q u i n ie nt os e
veinte y dos anos, a Cr i s tóba l de C a m p o s , corr eo m a y o r
desta ci bdad. mili y ci ncuenta e cuatro ma ra ve d í s , q u e
b o bo de h a b er por dos pe one s q u e d e s p a c h ó con c a r t a s
de mí el tesorero, el uno para F r e x en a l con una carta de
S u Ma j es ta d para L u i s .Márquez, m a n d á n d o l e qu e l uego
fuese a d o n d e b u Ma j es ta d est uviese, y el otro para mí,
el contador, con las ca rt a s que S u M a j e s t a d invió para
nos ot ro s, para que l uego i nviase con mi, el tes orero, el
libro de la di cha a r ma da con las otras r e l a ci one s e libros
a ella tocantes, con toda brevedad, es a s abe r: al peón
qu e fue a S a n L ú ca r , a mí el c on t a dor , ve i nt e e dos r ea­
les, y al peón que fué a F rex en a l , nu e v e real es, q u e son
tos dichos mili y ci ncu ent a y cuatro m a r a ve d í s .
Qu e pagó a Martín Des pi no sa . q u e tiene c a rg o de la
g o a r da de la nao Vitoria, mili e s et e ci e n to s e cu a re n t a
ma r a ved í s , qu e hobo de haber, es a s abe r: ios o c h o c i e n ­
tos e diez e seis ma ra ve d í s , por su s al ar i o , desde diez de
otubr e de q u i n ie nt o s veinte e dos años , qu e tomó a su
c a r g o la di cha nao, fasta dos de n o v ie m b r e del dicho
ano. que son veinte e cua tro días, a real c a da día, y los
otros n u e v e ci e n t o s veinte y cuatro m a r a v e d í s restantes,
q u e p a g ó a los p e o n es que t ra ba j a ron en c s g o t a r el
a g o a de la di cha nao por el di cho tiempo, son los di ch os
mili e s ete ci e ntos e cu a re nt a e cuatro ma ra ved í s ,
Qu e pagó al di cho J u a n D es pi no sa , por c os ta s qu e
hizo en g o a r da de la di cha nao, desde dos de n o vi e mb r e
de! di cho a ño de mili y q u i n i e nt os y veinte y dos, hasta
veinte y och o de h ebrero de mili y q u i n i e n t o s y ve i nt e
y tres, c omo por su cuent a parece, ocho mil i y nueve-
ci entos e veinte y ci nco ma ra ved í s .
l32 HISTORIA DE CHILE

Que pa gó a los ma ri ne ro s e ¡jen te que vino en la dicha


nao en cuenta de s u s uel do los ma ra ve d í s s igui e nt es .

L 17 /.—Relación de la sa rcia e velas e aparejos e armas c


artillería e oirás casas que recibió Domingo de Ochan-
diano , de la nao « \'i¡oria». en i -j de septiembre de m ili r
quinientos r veinte r dos años, es en la forma siguiente.
Un ca bl e nuevo.
Otro c a bl e d e me di a do .
Otro ca bl e viejo.
Otro medio ca bl e viejo.
Linas c on t r a s y es c ot as ma y o r es .
Dos b o l i n a s m a vo r es .
Una troza vieja,
Un av'tinque.
Otra troza e otro a y u nq ue .
. D o s es co ti ne s de ¿¿avia.
D o s brazas de la ver^a ma vor .
L a s a l e r r a v e l a s del mást el ma y or .
U n a c o n t r a , v i e j a , d e la v e l a m a y o r .
Dos e s c o t a s del trinquete ma y or .
Dos a l e r r a v e l a s del trinquete ma y or .
Una ¡ í u i m l a r e z a d e m e d i a d a .
Una guindare/.a nueva, qu e diz es de o ch en ta brazas.
U n a s l is iab a s n ue v a s de la vela ma y o r .
ÜLro p e d a z o de "ii inda reza, d e m e d i a d a .
Un pedazo ile beta nueva de cuatro brazas.
Otra i>pLi inda reza vieja.
Un pedazo de escuta m a vo r de ci nco brazas, poco más .
T r e s pedazos de cable.
Un pedazo de ca bo de l g a do , viejo.
Una contra, vieja, del trinquete.
Un pedazo de contra, vieja, ma y or .
FERNANDO DE MAGALLANES

C u a t r o pedazos de un cabo de g u i n d ar e za .
Otro pedazo de guindareza
Otros tres pedazos del gados .
Otros dos c a b o s viejos.
Un a p a r e j o del trinquete ma y or.
Dos c a bo s de g ui nd a reza viejos.
U n a ustaga vieja.
Dos pedazos de escola ma yo r, viejos.
Dos pedazos de cable, viejos.
VELAS

Dos tri nquet es de sar cia, el uno viejo y ei otro d e m e ­


di ado.
Dos m e s an a s viejas.
U n a barreta de m e s a n a, vieja.
Un p a pa hí go del trinquete, de me di a do, con su boneta.
Dos p a p ah í go s ma yo re s , viejos.
Una boneta mayor hecha pedazos.
Otra bonet a m a y o r hecha pedazos.
Otra boneta ma yo r, de me di a do,
Una cebadera.
U n a gu ar n ic i ón de una boneta vieja.
Diez ve rs os con veinte y ci nco s erv i dore s.
Un fe Icón con dos s ervidores.
T r e s l o m b ar d as g r u e s a s con cada dos s erv i dore s.
Un pasa m u r o con un servidor· q u e br a do .
O n c e bal l estas, las tres sin nuec es e una q u e br a da .
Dos tiros de b r o nc e de la Us peceria, p e que ñ os .
Dos escopetas, la una q u e b r a da .
C u a t r o b o m b a s de fuego.
Qu i nc e piedras g r a n d e s del pasa muro.
T r e s c i e n t a s s esenta y seis pelotas de pl omo para los
vers os .
C u a t r o c a b o s viej os de g u i nd a r e za s e cables.
C i n c o pares de gri il ínes.
Un martillo.
134 HISTORIA DE Cl-11L E

U n a s e s p o s a s q ue b r a da s.
Ocho es c opet a s .
U n a bal l esta.
Dos es pa da s .
Un a barr ena .
Una sierra.
Otra es pada,
Otra sierra.
C u a t r o petos viejos.
C na tro d oc en as de saetas.
T r e s d o ce n as de l anzas viejas.
Dos d oc en as e medi a de picas.
' i'res d o c en as de lanzas.
Un a rpe o de batel.
Dosc i en t os aros viejos.
V ei nt e y seis pe s os viejos.
S e i s d o ce n as de saetas viejas.
Una ca l de ra pe que ña de brear
Otro tiro pe que ño de cobre.
U n a escopeta.
Un arpeo.
YeinLe y ci nco arcos de fierro.
Un pedazo de pl omo.
Kl piloto dio lo s iguient e:
S e i s a g u j a s de n av e g a r.
Dos a mpol le t as .
Un as t rol ab i o de a l a mb r e .
D os c o nd a r e sa s de plomo.
Doce picas.
C u at r o d oc en as de flechas.
Ot ro s doce petos viejos.
D os azadas viejas.
U n a bota de pól vora.
Dos g a t a s de alzar ancl as.
Un cabal l ete del ¡aleónete.
C u a t r o c a de na s de los ob en qu es .
FERNANDO DE MAGALLANES

C u a t r o g a f a s de ballestas.
R e c i b i ó m á s de J u a n V i z c a í n o , en pri mero de otubre
de q u i n i e n t o s y veinte y dos, lo siguiente:
Cuati' o a par e j o s m a yo re s , gua rnec i dos .
U n a triza ma yo r.
lil r a ca me n t o ma y or, gu a rn ec i d o .
C u at r o a p ar e j o s del trinquete, g u a r n e c i do s .
U n a triza del trinquete.
D o s a man t i ll os m a yo re s .
D o s ca l de ras g r a nd e s de cobre.
U n a troza del trinquete.
Un mant ón de g u i n d a r la entena ma y or.
D os a ma n ti l l o s del trinquete.
Dos brazos del trinquete.
T r e s pies de ca br a s.
Dos ga t as de alotar ancl as.
D os bolinet as de gavi a.
L a triza de la m e s a n a.
Un bodin de g a v i a s ingl e.
D os b o l i n as del trinquete de avante.
Dos ca b o s pl an o s d e l g a d o s del go r d o r de los a m a n t i ­
llos del trinquete.
D o s v a ra s de b omb a g u a r n e c i do s con sus z ur ron e s e
fierros.
C u a r e n t a y s eis r ol da nas g r a n d e s y pe qu e ña s .
Tr e i nt a pol eas y motones, las diez y siete con r o l da ­
n a s y las trece sin rol danas .

L V Í l l . —R eal cédula por la que se manda entregar a C ris­


tóbal de Haro lodo el clavo que había llegado en la nao
«Victoria».
E l R e y , — N u e s t r o s Oficiales qu e resi dís en la cibded
de S ev i l l a , en la C a s a de la C on t r a t ac i ón de las Indias,
JIIHTOUJA DI: Ulll.lí

yo vos ma n do que todo el cl avo que Ira.xo la nao Vito­


ria, que vino c a rdada de las Islas de Maluco, lo deis v
en tr e g u é i s a C r i s t ó b a l de l ian ) , nu es t ro factor de la C a ­
sa de la C on t r at a c i ón de la l’. s pe ce n a. o a quien su poder
hobiere, para que lo h aga v e nd er e hacer de do lo que poí­
nos le ha seido, o fuere ma nda do, lo cual le haced dar
v e n t r e ga r por peso o por i nventario: e tomad su carta
de p a go o de quien el di cho su poder hobiere-de todo, el
cl avo que asi le en t r ega rd e s para q u e se le haga c a rg o
dello; e a s i m i s m o vos ma ndo que todas las mue.sLras de
dr ogu e r í a e es pe ce rí a q u e vení an en la dicha nao e vos
entr egó el capitán J u a n S eb a s ti á n del C a n o , lo t engái s
a mu y buen recalxl o. sin vender cosa a l g u n a dello hasta
qu e yo vos enví e a ma nd a r lo q u e dello hag'áis; e non
f ag ad es end e al. F ec h a en Y a l l a d o h d , a diez dí as de otu-
bre de q ui ni e n t os e veinte e dos a ñ o s . — Y o 1:1, Ri-;v.— P o r
m a n d a d o de S u Maj es tad. —- ¡■'rancisco de los Cubas . —
( K n l r e dos rúbricas).

LLX, — '/{lilación de 1.1 numera que se -fresaron y se entre­


garon a Diego 'Díaz, mercader, en nombre de Cristóbal
de lia ra , mercader húrgales, las eaxas e costales con
clavo del capitán e maestre e piloto e marineras que v i­
nieron en la nao «. 1 'ilo ria », en seis de noviembre de mili
e quinientos e veinte y dos años , es en la Jornia seguiente:

D o s costales l l enos de clavo, cubi ertos de palma, qu e


- s o n de Mi gue l de R o d a s , que pesaron seis a r r o b a s e tres
libras; diz que es cl avo limpio.
Un costal g r a n de , l argo, liado, que es del capitán J u a n
S e b as t i á n , que es de cl avo e fuste, que pesa seis a r r ob as
e q u i nc e l ibras.
Un costal nuevo, que es de Martín Méndez, q u e vino
por c o nt ado r del a r m a da , q u es de cl avo e fuste, qu e pe­
sa tres a r r ob as e dos libras.
fi;r n .\ \ 'd o di·; m a c. a i . l a m í s i3 7

U n a botija vedriada, que es de An ze . l omb ar d er o , que


diz q u e tiene cl avo e nueces, una a rr o b a e una libra.
U n a caxa del ma es tre , que pesó lo s egui ente, en tres
costales:
Un costal, que peso ci nco a rr ob a s y q u i n ce libras.
Otro costal, que pesó ci nco a r r o b as y veinte y tres
libras.
Otro cristal, que pesó una a rrob a y qui nce l ibras.
P e s a , por todo, trece a rr ob a s y cuatro libras, sin qu i ­
tar de cos tal es e cuerda e ro ma na.
Una caxa de I ki s tama nt e. barbero, llena de cl avo l im­
pio, que se puso en dos costales v pesó lo s egui ente:
Un costal, que pesó Lres a r r ob as e diez y siel e libras.
Otro costal, qu e posó ci nco a r r o b as e o c h o l ibras.
Que pesó, por todo, sin qu i t a r tara, nueve arrobas.
U n a caxa del capitán J u a n S e b a s t i á n , llena de clavo
l impio, q u e se puso en tres cost ales y pesó lo s iguiente:
Un costal, que pesó cuat ro a rro bas v diez y ochó
l ibras.
Otro costal, q u e pesó cinco a r r ob as e trece l ibras.
Otro c os ta l , que pesó ci nco a r r ob as v veinte l ibras.
Que pesó, por lodo, diez v seis a r r o b a s v una libra.
■ H a l l ós e en una caxa pequeña, que tiene por g o n c e s
dos s uel as de zapatos, un costale¡o, qu e pesó veinte y
dos l i b ra s ' d e clavo con fuste y se tornó a meter en la
mi s ma caxa y se tornó a clavar, c omo de antes estaba.
Una caxa llena de clavo, que dr/. ques del piloto, se
pus o en dos costales y pesó lo siguiente:
Un costal, que pesó cinco a r r o b as e catorce libras.
Ot ro cos tal, que pesó-seis a r r ob as e diez l ibras.
P e s ó , por todo, once a rr ob a s e veinte e cuat ro l ibras,
por tarar de cost ales e r oma n a e. cuerda.
T r e s s a q u i t o s pe que ño s, liados, en uno que entr egó
el ma es tr e ; pe sa ron dos a rro bas e diez e nueve l ibras,
po r tarar de c os t al e s e cu e r da s e ro ma na.
138 HISTORIA DE CHILE

Un cos ta l e j o de A rr a ti a, que pesó trece libras: está


en la c a x a del piloto.
Un cos t al, pe qu e ño , de J u a n de A c n r i o , q u e está roto,
que pesó d o s a r r o b as y ci nco libras, que está en la caxa
del pil oto.
H a l l ó s e en la caxa de Mar ti n Ménd ez , de cl avo neto,
cu a t r o a r r o b a s e diez y nueve l ibras, por tarar de costal
e c u e r d a e roma n a, que se pu so en un costal.
P e s a r o n dos costales, del piloto, que son de fuste de
cl avo, lo s egui ent e:
El uno cuatro a r r o b a s e catorce l ibras.
P e s ó el otro cuatro a r r o b as e och o libras.
P e s ó , por todo, ocho a rr ob a s e veinte e dos l ibras,
por tarar de c o s t a le s ' e cuerda e r omana.
Dos cos ta l e j os a la dos en uno, que son de D i e g o G a ­
llego, que pe s a r o n och o libras, poco m á s o menos.
P e s ó un c os ta l e j o. en que van me ti dos otros dos c o s ­
t alejos p e q u e ñ o s , con cl avo l impio, que es de los m a r i ­
neros que q u e d a r o n en C a b o V e r d e , q u e pesó, por tarar,
está en la c a x a del piloto, una a rr ob a y ocho libras.
P e s ó un costal nuevo, en q u e está met ido otro costal
viejo, con palo de clavo, qu e pesó dos a r r o b a s y ci nco
libras; p ú s o s e en la caxa de Mar tí n Méndez, y es po r
tarar .
Otra taleguita p e q ue ñ a , con otros dos tal engonci t os
p e q u e ñ o s, q u e es de V a s c o , promete, q u e podrá pesar
siete l ib r as : está en la caxa de Mar t in Mendez,
Ot ros dos c o st a l ej os p e q u e ñ o s con palo de cl avo, qu e
no se s abe c u y o s son, y tienen por ma rca una cruz de
a l m a g r a, que pesó veinte y n ue v e l ib ras por tarar: está
en la caxa del piloto.
U n a hab a l u e ng a con clavo, q u es de Cu b i l et a , paje,
q u e pesó diez l ibras, que está en la caxa del piloto.
Una habil la pe q u e ña pintada, que diz q u es de E s p i n o ­
sa, al goac i l de ¡a a rma da , pesó trece l ibras.
FERNANDO Dl i MAGAU.ANE8

Un costalcjo en q u e están una haba y ot ras cosas, de


J u a n Martínez, s o br es al ie n t e, que pesó nueve l ibras.
Una haba p e que ña llena de cl avo l impio, e un penacho,
que es del a lc al de B a r b o s a , el cual le m v i ó E s p i n o s a ,
a l g o a c i l . que pesará seis libras.
Un r amal de cl avo que inviú J o r g e , e s cl a vo del ca pi ­
tán M a g a l l a n e s , para doña Beatriz.
C o n o z c o yo, D i e g o Díaz, criado de C r i s tóba l de Maro,
factor de s us M a j e s ta d es , q u e recibí de vos los s eñ or e s
Oficiales de s us Ma j e s ta d es de la Co nt ra t a ci ón de las In­
dias, q u e residís en esta mu y nobl e e mu y leal ci bdad
de S e v i l l a , en n o m b r e y por virtud del poder que tengo
del di cho Cr i st ób a l de Maro, todo el cl avo e otras cos a s
de es pecerí a co n te ni da s en veinte e cuatro part i das , en
tres p l an as deste pliego, s eg ún d en el l as se contiene; y
porque lo s us od i c h o es verdad, di éste, firmado de mi
n omb r e . F e c h o en S ev i l l a a catorce de no vi e mb r e de mili
e qu i ni e nt os c veinte e dos años.
Diego ~Diaz.—Ju a n de H eguivar, e s c r i b a no de sus
Ma j es t ad e s . — (May dos rúbricas).

L X .—L isia de las especies que entregaron tos tripulantes


de ¡a nava v.]^'l·ictoriat> a su llegada a Sevilla.

U n a caxa del capit án llena de clavo cerrada, púsose


en tres c os t al e s y pesó diez y seis a r r o b as y una libra.
Un a caxa cl avada con cuatro cl avos, q ue s de F e r n a n ­
do de B u s t a ma nt e, barbero, llena diz que de c la vos , pú ­
so s e en dos costales y tuvo nueve a r r o b as por tarar, de
co s t al e s e cuerda.
Otra caxa de Martín Méndez, cerrada, la l lave de la
cual tiene el capitán.
Otra e ax a del pi l ol o llena de clavo: la l lave tiene el pi­
loto.
11IST01Í1A DE CUrrX

O ira caxa liada con cordeles, del maes tre, llena de c l a ­


vos, y pús ose en dos c o s t a l e s e medio, qu e pesaron tre­
ce a r r o b a s y cuatro l ibras, por l a r a r d e cost ales, r o m a n a
y cuerda.
Otra caxa de S u Ma j es ta d , cl av a d a , q u e di/ qu e vie­
nen a l g u n a s me r c a de r í a s q u e ' l l e v a r o n para resgate.
Otra caxa ferrada v e n cor ad a , sin c e rra dura , liada, q u e
la e n tr eg ó de J u a n R o d r í g u e z de I l u e l v a . ma r i n e r o, con
c i ertas c o s as s u y a s e de otros ma r i n e r os q u e q u e d a r o n
en C a b o V e r d e .
Otra caxa de S u Maj es tad , q u e la l lave del la tiene el
capitán, que díxo q u e trae me r ca de r í a s .
Otra caxa liada con una ha ma ca en ci ma , qu e diz que
va con su ropa e otras co s as , q u e s de A n t o n i o de lJ lega-
fetes.
U n costal liado, con palo de clavo, q u es del capitán, e
otro medio cosLalejo de lo mi s mo, que pesó seis a r r ob as
y qu i n ce l i br a s p o r tarar.
Otra caxa liada, p e qu e ña , que e nt r e g ó el capitán, con
las m u e s t r a s de la es pecerí a e o i r á s c o s a s que trava para
S u Maj es tad.
Un cos talejo en que va metida otra t alega con clavo,
q u e s de Mi gu e l de R o d as e Ni c ol ao , i o mba rde ro.
Una haldilla p e qu e ña , pintada, que lo e nt r e g ó el c a pi ­
tán, que diz q u e s de E s p i n o s a , al goac i l del Armada·.
Un costal bl a nco, q u e dent ro en él van otros dos eos-
talejos l iados, q u e lo e n t r eg ó el capitán, en q u e van
mu e s tr a s de cl avo e canel a para S u Maj es tad.
U n a l inajuela de t a ma ñ o de un cántaro, ques de
ma es t re A n s , en que va cl avo e nuez e canei a, q u e p e ­
só una a rr o b a y una libra, d i go una arroba e una libra
con Linajuela.
Dos costales, uno m a v o r e otro me no r , c u b i e r t os de
palma, con cl avo, que lo ent r egó Mi gue l de R o d a s , q u e
era de su caxa, q u e pesaron seis a r r o b as e tres libras,
po r tarar de costales, r o ma n a e cuerdas.
FERNANDO DE M A G A L I . A N ES 14 !

Un cos t alejo en que van me t ido s dos hal dil l as p e q u e ­


ñas con c l avo ¡i mpío, que se halló en el pañol de la nao,
que diz q u e s de Sos m a ri n e ro s que q u ed ar o n en (Ca­
bo V e r de .
E n t r e g ó el capitán, úna haba p e que ña en que va cl avo
l i mpi o e un pe n ac ho qu e se )o dió el a lg oac i l E s p i n o s a
para el al c ai de D i e g o B ar b o s a .
E n t r e g ó m á s el dicho capitán, una cestil la de ma cl as
s u ya e un palo g r a n d e de s ándal o.
E n t r e g ó el capitán un ramal de cl avos, cos ido en una
p a l m a , que le e nt r e g ó J o r g e , e sc la vo del capitan M a g a ­
l l anes , para que lo di ese a su m u j e r doña Beatriz.
U n a haba l uen ga cubierta de paja, qu e e n t r e g ó J u a n
de C u bi l e t e , paje, q u e dixo que era suya .
E n t r e g ó el capitán un r a ma l de cl avo, cosido, cubierto
de palma.
U n s aq ui to pe que ño , que se halló en el castillo de
proa, q u e es de A n t o n i o F e r n á n d e z C o l m e n e r o , e otra
t a l e gui t a pe que ña, azul.
E n t r e g ó D i e g o G a l l e g o , ma ri ne ro , dos t a l e gui ta s j u n ­
tas, con clavo.
E n t r e g ó J u a n de A r r a t i a , g r o me t e , un cos ta l e j o de
clavo.
E n t r e g ó ei ma es t re tres s aqui t os de cl avos, que van
l iados en uno.
E n t r e g ó el capitán un costal de palo de cl avo, que
diz q u e s de M a r t í n Méndez, contador del A r m a d a , que
q u e d ó en C a b o Ver de .
Otra t a l e gu i t a chiquita con dos l al en g oc i t os de c l avo
dentro, q u e cr ee que es de V a sc o , gr o me t e .
Un co s t a l e j o en que está una h ab a e otras cosas, que
diz q u e s de J u a n Mar tínez, s obr esal iente, que q u ed ó en
C a b o Ver de .
Un costal de palo de clavo, q u es del c o nt ra ma es tr e
J u a n de A cu r i o.
Ц 2 inSTOUlA DE CHILE

U n a caxa pe que ña , cl avada, que diz q u e s de R o l d a n ,


l o mb ar d er o , con ci ertas me n u d e n c i as , el cual q u e d ó en
C a b o V er de .
l i nt regó el piloto dos cos t a l e s con palo de cl avo, que
está e s c r i p t o e n c ima dellos: el piloto.
E n t r e g ó el piloto una caxeta p e q u e ñ a con cl avo, q u e
dixo que era de R i e ha r t de N o r m a n d i a , e un lío de ropa
vieja.

L X I .—R ea l cédula por ¡a que se manda a los Oficiales de


la Casa de la Contratación que entreguen a C rislóbal
de Ila ro , todas las muestras de especería que llegaron
en la nao « V itoria ».
E l R i : y . — N u e s t r o s Oficiales que resi dí s en la cibdad
de S e v i l l a en la C a s a de la C o n t r at a c i ó n de las Indias.
P o r otra mi carta v o s enví o a m a n d a r que todas U s
mu es t ra s de es pe ce rí a y d r o g ue r í a que vi n i e r on en la
nao 17loria et vos e nt r e g ó el capitán J u a n S e b a s t i á n del
C a n o , lo t u v i é s e d e s e n esa C a s a , sin v e nd e r cos a a l g u n a
dello; et p o rq u e yo he m a n d a do a C r i s t ó b a l de Maro,
nu e s tr o f actor de la C a s a de la C o n t r at a c i ó n de la di cha
E s p e c e r í a , q u e e nví en todas las di chos m u e s t r a s a ci er ­
tas p e r s on as que c o n v i e n e a la ne g oc i a c i ón y tracto de
la E s p e c e rí a , yo vos ma ndo qu e l u e g o que ésta veáis, en­
treguéi s t oda s las d i c ha s m u e s t r a s al di cho C r i s t ó b a l de
Maro, o a qui en s u p o d e r hobiere, q u e d a n d o de cada
cosa dello en esa C a s a la o c h av a parte, para q u e v o s o ­
tros lo tengái s para m u es tr a y memoria, a buen recabdo;
e tomad su carta de pa go , o de quien el di cho su poder
hobiere, para vu es tr o de sc a rg o : et non f a g a d e s ende al.
P e c ha en V a l l a d o l i d, a diez y siete dí as del me s de otu-
bre de q ui n ie n t o s e veinte e dos a ñ o s . — Y o e l R e y .
P o r m a n d a d o de S u M a j e s t a d . —Francisco de los Co-
bos .— (May una rúbrica).
FERNANDO DE MAGALLANES

C o n o z c o vo, D i e g o Díaz, cr iado de Cr i s t ó ba l de I l a r o ,


factor de s u s Maj es t ad es , que recibí de vos los s eñ or e s
Oficiales de sus M aj e s t a d e s , de la C o n tr a t ac i ón de ¡as
I ndias, que resi dís en esta cibdad de S e v i l l a, en no mb r e
del di ch o C r i s t ó b a l de I l ar o , por virtud desta cédul a de
S u M a j es t ad desta otra parte c onte ni da , tres l ibras e m e ­
día de ca ne l a de las cuatro l ib ras que J u a n S e b a s t i á n
del C a n o dexó en poder de v u es tr a s me r ce de s , d e m á s e
a l i e nde de la ca n el a e otras mu es t ra s de e s pe ce r í a q u e él
llevó para S u Maj es t ad, y la otra me di a libra, q u e es el
o c h av o de las di chas cuatro libra?, queda en po de r de
vu es t r a s m e r c e d e s , c omo S u Maj est ad m a nd a por esta
cédul a; y m á s recebi veinte e cuat ro l i br a s e me di a de
s á n d a l o, q u e así bien dexó el di cho capitán, y q u ed an en
po de r de vu es tr a s me r c e de s tres l i b ra s e me di a de s á n ­
dalo, que es el o c h a v o de veinte e och o l ib ras q u e pesó
un palo. E p o rq ue es verdad, firmé aquí mi n o m b r e .
F e c h o a q u i n ce de n o vi e mb r e de mili e qu i n i e nt o s e vein
te e dos a ñ o s . — Diego D ia i. — 0 ' a y Ulia rúbrica).

L X I Í .—Relación de lo que tiene la nao «Sanliago». que


nuestro Señor salve y goarde.
La n a o Santiago con ocho r e mo s .
El mástel m a y o r con su entena.
El mástel de la g a v i a con su entena.
El mástel del t ri nque t e de a v a n t e con su ent ena.
El mástel de la m e s a n a con su entena.
El b au pr é s con la v e rg a de la ce b ad er a .
El botal ón de proa.
El botalón de la me s an a .
ENTENAS DE RESPETO

D o s entenas q u e mercaron en S a n L ú c a r .
H a y má s dos en t en as pequeñas .
144 HISTORIA DE CHILE

V E L A S VI EJ A S

Til pa p a h í g o ma y o r , con tres bonetas.


La vela de pavía.
El p a p a h í g o del trinquete con dos bonel as.
La vela de la mesaría.
La vela de la cebadera.
'v e l a s nuevas

El p a p a h í g o con tres b o n e l as .
La vela J e la gavi a.
El p a pa h í g o del trinquete con dos bonetas.
La vela de la me sa n a .
La vela de la ce b ad er a .
Anc o ras y ganchos q u e tenía la nao

D os á n c o r a s , c o n v i e n e a s a b e r , u n o n u e v o y o t r o vi ej o.
I l a v m á s un g a n c h o v i e j o .

áncoras y canchos de respeto

T i e n e tres á n c o r a s que recibió en S ev i l l a , las dos n u e­


va s y la otra vieja.
H a y má s dos g a n c h o s para alitar áncoras.
H a y m á s dos g a n c h o s de las bolinas,
BARCIA DEL MASTEL .MAYOR .

P r i m e r a m e n t e siete o b e n q u e s por banda, viejos.


T i e n e más. seis corona s , dos n ue v o s y cua t ro . vi ej o s ,
¡ene más, seis a mant i ll os , dos n ue v o s y cuatro viejos,
ene más, seis betas de los di chos aparej os , ci nco
nuevos y uno viejo.
¡ene más, cuatro trozas nuevas ,
ene más, dos a mantil los nuevos ,
ene más , dos a fe rr a vel as nuevos ,
ene más, dos braz a s viejos,
ene más, dos b o l i n as nuevas ,
e ne más , la ustaga vieja.
FERNANDO DE MAGALLANES M 5

Tiene más, la triza nueva.


Tiene má s , el Lislay viejo.
Tiene más, el contra es ta y viejo.
Tiene más, es cotas y co nt ra es co t a s viejas.
XAKCIA DE LA GAVIA

C u a t r o o b e n q u e s por banda, viejos.


T i e n e má s, dos a man t i ll os viejos.
T i e n e más, dos brazas viejas.
T i e n e más, la Listaba vieja.
T i e n e más, la triza nueva.
T i e n e má s, dos bolinas nuevas .
T i e n e más , dos es c oti nes nu evos .
T i e n e más , el estay viejo

XARCIA DEL TRINQUETE DE AVANTE

, C u a t r o o b e n q u e s por banda, viejos.


T i e n e más, cuatro co r o n a s , dos n u e v a s y dos viejas.
T i e n e más, cuatro a ma n t i l l o s viejos
T i e n e más, cuatro betas des tos aparej os , tres n u evo s y
un viejo.
T i e n e más, dos trozas n u eva s .
T i e n e má s, d o s b ol i n as nuevas .
T i e n e m á s , dos a m a n t i l l o s nu e v o s .
T i e n e má s, dos a f e r r a v c l a s viejas.
T i e n e más, el estay viejo.
T i e n e más , dos b razos viejos.
T i e n e más, la triza nueva.
T i e n e más, el us taga viejo.
T i e n e más , las es cot as y c ontra-escotas nuevas .

XARCIA DE LA CEBADERA

U n a triza vieja.
D o s b r a z o s nuevos .
D os a ma n t i l l o s nuevos .
¡o
HISTORIA DE CHILE

XARC1 A DE L A JIESAXA

T r e s o b e n q u e s por banda, nuevos .


L a us t ag a vieja.
L a triza vieja.
L a escota vieja.
L a s a f er r a ve l as viejas.
U n a triza vieja.
POLEAZÓN DEL MÁSTl ' I. MAYOR

L a polea de la triza, b ronza da y ferrada.


S e i s mot on es de las c o ro n as , dos n u ev o s y cuatro
viejos.
S e i s pol eas de los dichos a p a r e j o s, de dos ojos, dos
n u evo s y tres viejos, y uno de los que vi n i e r on de V i z ­
caya.
S e i s pol eas de los di chos, ci nco de un ojo y uno de
dos ojos, nuevas.
C u a t r o pol eas de los a mant i ll os , nuevos .
C u a t r o po l ea s de las trozas, nu e v a s, dos de un ojo y
dos de dos ojos.
Dos po l ea s viejas de los brazos, de un ojo.
D os poleas do los a fe rr a vel as n uevos , de un ojo.
O t r a s dos pol eas de los di ch os a fe rr a vel as nu evo s , de
dos ojos.
Dos pol eas de un ojo, de las brozas, uno n uevo y otro
viejo.
POI.EAZÓX DEL TRINQUETE

C u a t r o mo t on es v i e j os de las corona s .
C u a t r o pol eas de tíos ojos de los a ma n ti l l o s , dos n u e­
v os y uno viejo, y otro de los que vinieron de V i z c a ya .
C u a t r o pol eas de un ojo, viej as, de los dichos a p a ­
rejos.
U na polea de las bolinas, vieja, de dos ojos.
D o s pol eas de la triza, viejas, una de un ojo y otra de
ojos.
F E R N A N DO DE MAGAM.ANfc'S '47

C u a t r o poleas de los a ma n til ios, nu eva s , de un ojo.


C u a t r o pol eas de las trozas, n ueva s , dos de un ojo y
dos de dos ojos.
C u a t r o pol eas de las brazas, viejas, de un ojo.
C u a t r o pol eas de las afc rra vel as , dos de un ojo y dos
de dos ojos, nuevas.
Dos poleas viejas de las escotas.
i >o i . i ; a k ó n de i .a m e s a n a '

U n a polea nueva de un ojo, de la escota.


Dos pol eas viejas de la triza, de un ojo.
D os pol eas viejas de las trozas, de un ojo.
P O L L A Z Ó N DE l.A G A V I A

C u a t r o pol eas chicas, nuevas, de los a man t il l os .


D os poleas chicas, nuevas, de las brazas.
C u a t r o poleas chi cas , de las bol i nas , nuevas .
D o s pol eas de la triza, nuevas, una de un ojo y otra
de dos ojos.
D o s pol eas de las trozas, viejas.
Dos pol ea s de los escot ines, viejas.
P O I . E A Z Ó N DE l.A C E B A D E R A S

D o s poleas viejas de la triza, uno de un ojo y el otro


de dos ojos.
C u a t r o pol ea s de ios amanti ll os, n u e v a s.
D o s pol eas c h i c a s de la ce b a d e r a , de los brazos,
n u e v a s.
l.OS C A M . E S Q U E T E N Í A LA N A O

P r i m e r a m e n t e , tres cables nu evos .


V má s un c al abret e viejo.
C A B L E S D E RES P E T O V XA RC 1 A DE R E S P E T O

D os c a bl e s que recibió en S ev i l l a : dicen que pesó cada


s eis qu i nt a le s y me di o el uno, y el otro cinco q u i n ­
tales.
J4b h istoria 131; cini.t;

U n a s L i s t a b a s de veinte y dos brazas y de ochenta


h jilos.
Una driza para el mnstel ma y o r , de veinte y seis b r a ­
zas y de s es enta hillos.
D o s piezas de cada cuarenta brazas para los apare j os
m a y or es .
D o s piezas de cada ci ncuenta brazas, para a mant il l os
y g oa r n ic i ón de vela.
Dos piezas de cada c u ar en t a brazas, para es cotas de
g a v i a y bol i na s m a yo r es .
Dos piezas de cada ci ncuent a brazas, para betas de los
a pare j os del trinquete.
Una pieza de s es en ta b razas y setenta h¡l íos, para
o be n qu es .
Otra pieza de treinta hil los y setenta brazas, para
s irga.
Me d i o quintal de trallas, de nueve hillos.
Un quintal de tralla, de seis hillos.

POI . l i AZÓN Dli I I ESI ’ ü T O

C u a t r o mo t on es de las coronas.
Y otros dos m o to ne s viejos.
S e i s pol eas de dos ojos, nuevas .
C i n co pol ea s de un ojo, tres n u ev a s y dos viejas.
C u a t r o pol eas, dos de dos ojos y dos de un ojo, para
trozas, nuevas .
C u a t r o pol eas para l os a man t i ll os , nuevas .
C u a t r o pol eas de dos ojos, para las b o li na s y escoti-
nes de gavia.
Diez y ocho pol ea s c hi qui ta s , nuevas .
Dos d o c e n a s de r o l da na s c hi qui ta s , nuevas .
Diez r o l d a n a s grandes- para la driza, n u eva s .
EL HAT El.

Kl batel con su e sq u i pa ci ón .
D o s rezones, uno viejo y otro nuevo.
FERNANDO DE MAGALLANES 149

Dos g a nc h o s , uno nu e v o y otro viejo.


S e i s mor t e r o s para b o m b a s .

L X H f . — He/ación de /0 que hay en la nao «Trinidad·»,


que cDios salve y goarde, d e.
LA NAO «TRENIDAD»

P r i m e r a m e n t e , el mástel mayor, con su entena.


L a g a vi a de! trinquete, con su mástel y entena.
El trinquete, di go, el mástel , con su entena del t ri n ­
quete.
L a g a v i a de proa, con su mástel y entena.
El mástel de la me s a n a , con su entena.
El b ah up r é s , con su entena de la cebadera.
El botalón de proa.
E l botalón de me s ana .
velas 1
v LJAS

T i e n e el p a pa h í g o ma yo r , con dos bonetas.


L a vela de la ga vi a .
E l p a p a h í g o del trinquete, con dos bonetas.
L a vela de la cebadera.
L a vela de la mes ana, con una boneta.
V ELAS NUEVAS

El p a p a h í g o mayor, con do s bonetas.


El p a p a h í g o del trinquete, con una boneta.
La vela de la me s ana .
La vela de la ce ba d e r a .
La vela de la g a vi a del trinquete.
XA RCI A DEL MÁSl' EL -MAYOK

N u e v e o b e n q u e s por banda, nueva s .


C i n co coronas, tres a una banda y do s a la otra, las
tres n u e v a s v las J o s viejas.
IIISTOIÍ] A DE CHILE

C i n c o a man t il l os , tres n u evos y dos viejos, tres a una


b anda y dos a la otra.
C i n c o betas, cuatro n u e v a s y una vieja.
Dos bol i na s nu eva s , una por banda.
T r e s cos t e ras sordas , nueva s , dos de una ban d a v una
de la otra.
Cu a t r o es c oti nes , n uevos , dos por banda.
Iil ustay viejo.
L a s u s t ag as nuevas.
D os a f e r r a vel as , u n o por banda; nuevos.
D os brazas nu e v a s, un o por banda.
E s co t as y contras, nuevas , uno por banda.
C u a t r o trozas n u e v a s, dos por banda.
L a triza nueva.
D os a ma nt il l os nu evo s , uno por banda.
XARC1A D E L T k l ¡s'Qli L T l i DE G A V I A

C u a t r o o b e n q u e s por banda, nuevos.


E l us tay nuevo.
D os a man t i ll os nu evos , u no por banda.
Dos es cotas nuevas , uno por banda.
Dos b o l i n as n u e v a s , , u n o por banda.
L a u s ta g a nueva, con su beta nueva.
Un andarivel nuevo.
Dos brazas n u e v a s, uno por banda.
XA1ÍCIA DEL T R I N Q U E T E DE A V A N T E

C u a t r o o b e n q u es por banda, viejos.


C u a t r o c or o na s viejas, dos por banda.
C u a t r o a man t i ll os , dos por banda, tres viejos y uno
nuevo.
E l ustay nuevo.
U na us taga vieja, con una bela nueva.
Dos brazas nu e v a s, uno por banda.
Dos bol i na s nuevas , uno por banda.
D os a man t i ll os nuevos, uno por banda.
FERNANDO DE MAGALLANES

Dos a í er r a ve l a s nuevas, uno por banda.


Dos e s c otas n ueva s y contra, nuevas.
Dos trozas nuevas , uno por banda.

xah cía d ¡·: la gavia de proa

D o s o b e n q u e s n u evo s por banda.


D o s b razas n u e v a s, uno por banda.
1£! ustay nuevo.
D o s b o li na s nuevas, uno por banda.
Dos amantillos nuevos, uno por banda.

LA X.-MÍCIA DIC I.A MU S A N A

T r e s o b e n q u es n u evo s por banda.


Usía ya nueva.
1 .a triza nueva.
U na troza vieja.
L a escota vieja,

LA XARCIA DE LA CEBADERA

L a driza nueva.
Dos a ma n t i l l o s nu evos , uno por banda.
Dos b razas n u eva s , uno por banda.

POLLAZÓN DEL MÁSTEL MAVOR

U n a polea nueva de un ojo, de la triza, b r os ne c i d a y


f er r a da .
C i n c o mo t o n es de las corona s , dos n u e v a s y tres v i e­
jas.
Diez pol eas de dos o j os de los aparej os , tres n u e v a s y
siete viejas.
S ei s pol ea s nueva s de las cos te ras s ordas, tres de dos
ojos y tres de un ojo.
Ocho pol ea s de los escotines, nuevos, dos de dos ojos
y seis de un ojo.
C u a t r o pol ea s de los amanti ll os , nuevos, dos de dos
ojos y dos de un ojo.
HIS TORIA DI l Cl l M. l · ·

Cu a t r o pol eas de los al'erravelas, nu evos , dos de dos


ojos y dos de un ojo.
Dos poleas de las brazas, de un ojo, uno nuevo y otro
viejo.
Ocho pol eas de las trozas, ci nco nueva s y tres viejas,
dos de dos oj os v seis de un ojo.
Un a pol ea de la bolina, vieja, de d o s ojos.
El r a ca me n t o de la troza, n u e v o y viejo, todo en vuelto.
POLLAZÓN DE LA G A V I A Dl i ! . T U I N ' Ql ' f i T Ü

Dos pol eas de un ojo de la triza, viejas.


C u a t r o po l ea s p e q u e ñ a s de los a man t i ll os , de un ojo,
nuevos .
D o s pol eas p e q ue ñ a s de los brazos, n u e v o s .
Una polea vieja del andari vel , de un ojo.
U n a polea de un ojo de la triza, nueva.
polkazón Di·;!. ■i'i?¡N()iii-:'i'i: nAVAvn·;

Dos pol eas de la íri/.a, viejas, de dos ojos.


C u a t r o m o t on es viejos de las coronas.
Oc h o po l ea s viejas de dos ojos, de ios a parejos.
C u a t r o pol eas de a Terra velas, dos de dos ojos y dos de
un ojo, los d o s nu evo s , de dos ojos, y dos, viejos.
C u a t r o p o l e a s de un ojo, viejas, de los amanti ll os .
D os pol eas de un ojo, viejas, de las brazas.
Dos pol eas de un ojo, de las escotas, una nueva v otra
vieja.
C u a t r o pol eas de las trozas, dos de dos ojos y dos de
un ojo, v las de dos oj os son nu e v a s, v las otras dos de
un ojo, son viejas.
U n a polea de dos ojos de la bolina, vieja.
El r a c a m en t o viejo.
POLliAZÓN DK LA (¡AVIA Dlv P l í O A

T r e s pol eas de la triza pe que ñ as , nuevas , de un ojo.


D os pol eas de un ojo, de las brazas, nuevas .
C u a t r o pol eas p e q u e ñ a s de los a mant il l os , de un ojo.
FliUNANDO Dl i MAGALLANES 1 53

l’ OLKAZÓN* DE I.A ME S A NA

Una polea de la u s ki ga , de un ojo. nuevo.


U na pol ea de dos ojos, de la triza, vieja.
Dos pol eas de un ojo,-de la (riza, nuevas .
Una polea de la escota, de un ojo, de las de Bilbao.
POI . KA Z ÓN ni·: I.A C I ' Ü A D K R A

Dos pol eas de la triza, la una nueva de J o s ojos, y la


otra vieja, de un ojo.
C u a t r o pol eas de los amant i ll os , de un ojo, dos n u e­
v os y dos viejos.
D o s poleas de un ojo, viejos, de los brazos.
T i e n e la di cha nao cuatro áncoras, dos g r a n d e s v dos
me di a na s ,
T i e n e más , un g a n c h o viejo de alitar á nco ra s.
H a y má s en la dicha nao, dos b o m b as g u a r n e c i d a s
con sus a par e j os , uno n u e v o y otro vicio.
H a y más en la di cha nao, un batel con su e s q u i p a c i ó n
y un g a n c h o n uevo y dos rehones.
1 1 a y má s en la dicha nao, un esquif e nuevo con su
e squí pación.
H a y má s , tres mili tachuel as.
May más, un c u e r o para c h ap e t a s para las b o m b a s , y
s eis v a r a s para las b o mb as .
CAULLS OUK T E N ÍA LA NAO

Un ca b l e nu evo, qu e vi no con la nao, y otro viejo.


.Más, un cal abrete de los que varar on las naos.
M á s hay, dos e s t r e n q u e s desparto.
M á s hay. un gnvi eí e para las áncoras.
.Más h ay . una pieza des par to para or i nq ue s .
x\i¡C!A m·: KKsrKTO

T i e n e dos c a bl e s de ios qu e. v i ni e r o n de V i z c a ya .
T i e n e más , tres c a bl e s n u evo s que hicieron en S e v i ­
lla, los dos de cada diez q ui nta l e s y el uno de s ei s q u i n ­
tales.
HIS TORIA DE CHILE

U n a beta de cuarent a brazas y ochenta y c ua lr o hillos,


para driza del mástel mayor.
U n a beta de ochenta brazas y treinta y seis hillos,
para l os a p a r e j o s ma y o r es .
Un a beta de s es en t a b razas y cua renta v ci nco hillos,
para b o l i n a s ma yo re s .
U n a beta de cu a r en t a b i a z a s e de cuarenta y ci nco h i ­
llos, para e s c ol a s de gavia.
U n a beta de s es enta brazas .y de treinta hillos, para
a m a n t i l l o s m a yo r es .
U n a beta de o chent a brazas y de treinta hillos, para
trozas y a y a n q u e s ma y or es .
U n a beta de oc h e nt a b razas y de s es enta y dos hillus,
para c ar g ad er a y ayuda.
U n a beta de treinta braz a s y de diez y och o hillos,
pa r a b ur da s .
Una beta de cu a r en t a brazas y de diez y ocho hillos,
para brazas m a yo re s .
D o s betas de cada óchenl a brazas cada una, y sesenta
hillos c a da una, para o b e n qu e s ma y or es .
U n a beta de s esenta brazas y de seLentn y ci nco hillos.
para or i nq u e s .

XAHG1A DE RESPETO DF.L T K 1N Q l ' E T E DE AVANTE Y CEBA­

DERA

U n a beta de treinta brazas e veinte y cinco hillos, para


triza del trinquete.
U n a beta de cu a r en t a brazas e de diez v ocho hillos,
p a r a b ol i n a s del trinquete.
U n a beta de cu a r en t a brazas e de treinta y seis hillos,
para driza de la ce ba d er a y vidao.
Una beta de ci ncuent a brazas e de cuarenta y cinco
hillos, para e s c otas del trinquete.
Una beta de s es ent a b razas e de veinte v cual ro hillos,
para a y a n q u e s del t ri nq u e te . .
FEHNANDO DE M A G A L L A N E S 155

U n a b e t a de s e s e n t a b ra z a s e d e s e s e n t a hi l l os , par a
c o n t r a - e s c o t a s del t r i n q u e t e .
U n a beta de c u a r e n t a b ra z a s e d e d i e z y o c h o hi l l os ,
p a r a a m a n t i l l o s del t r i n q u e t e .
U n a b e t a de o c h e n t a b ra z a s e d e t r e i nt a y c u a t r o h i ­
l l os , p a r a s i r ga .
M e d i o q u i n t a l de t r al l a s d e d o c e h i l l os .
. M e d i o q u i n t a l de t r al l a s de n u e v e h i l l os .
M e d i o q u i n t a l de tr al l as de s ei s hi l l os.

POLLAZÓN DE lí ES P E T O

D o s pa te sg a s g r a n d es , nuevas.
S i e t e m o t o n e s , l os c u a t r o n u e v o s y i os tres d é l o s q u e
vinieron de Vizcay a.
N u e v e p o l e a s d e d o s ojos, n u e v o s ,
C i n c o p o l e a s de un oj o, n u e v o s .
T r e s p o l c a s de a m a n t i l l o s de d o s oj os , n u e v o s .
U n a p o l e a n u e v a de a f cr r a ve l a s .
Q u i n c e cojoncillos, nuevos.
D o s po l e as de a m a n t i l l o s del t r i n q u e t e , n u e v o s .
U n a po l e a de las b o l i na s , de d o s o j o s , n u e v o .
C u a t r o m o l o n e s vi ej os, uno c o n su rol dana de b r o n c e .
( . ¡ n e o m o t o n e s p e q u e ñ o s , vi ej o s .
T r e s po l e a s de d o s oj os, d o s b ro n c id a s , de ¡as q u e v i ­
n i e r o n d e V i z c a y a , y u n o vi ejo.
C i n c o p o l e a s de un oj o, la u n a de l as q u e v i n i e r o n d e
V i z c a y a , y las c u a t r o , vi ej a s .
U n a p o l e a g r a n d e , de un oj o.
U n a polea de a l e r r av e l a s , de las q u e v i n i e r o n d e V i z ­
caya.
V e i n t e y un b er t e l i e s g r a n d e s par a el m á s l e l ma y o r ,
nuevos.
S e i s b e r t e l i es del t r i nq u e t e , p e q u e ñ o s , n u e v o s .

Anco ras y ganchos d e · respeto

D o s á n c o r a s n u e v a s , d e l as q q e v i n i e r o n de V i z c a y a .
HISTORIA DE C H I L E

D o s g a n c h o s de a l i t ar a nc o r a s .
D o s g a n c h o s de l os v i da o s .
C u a t r o hierros de bo m ba s.
U n a e n t e n a de r e s p e t o q u e se l o m ó en S a n L ú c a r .
O t r a e n t e n a de r es p e t o .
O t r a e n t e n a p e q u e ñ a , de las q u e v i n i e r o n de S a n L ú ­
car.

COSAS DE DESPENSA

D i c e n q u e e s t án en la d i c h a , f uera de l as q u e se s a c a ­
ron a la post r e, n o v e nt a y c u a t r o p i pa s de v i no , c o n v i e ­
ne a s a b e r : si et e c o n c a d a se i s a r c o s de hi er r o , y s e s e n t a
y c u a t r o c o n c a d a c u a t r o a r c o s de hi erro, y m á s o c h o to­
n e l e s y si et e p i p a s si n a r c o s , q u e s o n las s o b r e d i c h a s
n o v e n t a y c u a t r o p i pa s .
M á s d i c e n , q u e ti ene d e b a j o d e c u b i e r t a , d i ez y si et e
p i p a s de a g o a , c o n v i e n e a s a be r : c u a t r o t o n e l e s c on
c a d a s ei s a r c o s de h i e r r o y n u e v e p i p a s p o r ferrar.
H a y m á s s o b r e c u b i e r t a , c at o r c e p i p a s par a a g u a .
H a y m á s , r e c i b i d o s en la d i c h a n a o , s e t e c i e n t o s y c u a ­
r ent a c o s t a l e s de b i z c o c h o , q u e p e s a r o n n e t o s , c u a t r o ­
cientos noventa y nueve quintales, dos arrobas y cator­
c e l i br as.
H a y m á s , c i e n t a r r o b as de a c e i te en b ot i j as, s e g ü n d
d i ce n.
H a y más, cu arenta arrob as de vin agre.
E n d i ez y o c h o de j u ni o, r e c i b i ó C r i s t ó b a l ’ R o d r í g u e z ,
d e s p e n s e r o d e la d i ch a n a o, v e i n t e y sei s a r r o b a s v v e i n ­
te y c u a t r o l i b r a s de q u e s o s , en d o s c i e n t o s y v e i n t e y
dos quesos.
T l av e n la d i c h a n a o , q u e r e c ib i ó el d e s p e n s e r o en
v e i n t e de j u n i o, s e s e n t a a r r o b a s de t o c i no s .
C i n c u e n t a y c i n c o r i s t r a s de ajos.
H a y má s , un s e r ó n de a l m e n d r a s .
H a y má s, u n a pi pa d e h a ri n a .
V e i n t e y c i n c o b a r r i l e s de a n c h o v a .
FERNANDO HE MA G A L L A NE S I 5/

1 1 av m á s en la d i c h a n a o , q u e r e c i b i ó el d e s p e n s e r o ,
d o s b o t a s de g a r b a n z o s .
I-Iíiv m á s , q u e r e c i b i ó el d e s p e n s e r o en v e i n t e y u n o
d e j un i o, u n a b o t a de h a b a s .
E n d i ez y n u e v e d e j u n i o r e c i b i ó el d i c h o d e s p e n s e r o ,
t r e i nt a d o c e n a s de c a z o n e s .
E n est e día, r e c i b i ó C r i s t ó b a l R o d r í g u e z , d e s p e n s e r o ,
d o s d o c e n a s de t udos .
H a y m á s en la d i c h a , q u e r e c i b i ó el s obr edi cho» s e i s
d o c e n a s y m e d i a de c o r n u d i l l a s .
It en, en est e día r e c i b i ó el s o b r e d i c h o , c u a t r o d o c e n a s
de bastina.
H a y m á s en la d i c h a nao, q u e r e c i b i ó el s o b r e d i c h o ,
tr es b a r r i l e s y un c u a r t o de p a s a s de A h n u ñ é c a r , en v e i n ­
te d e j ul io.
H a y m á s en la d i ch a n a o, q u e r e c ib i ó el s o b r e d i c h o
en est e día, c a t o r c e p a n e s de a zú c a r , q u e p e s a r o n c u a t r o
a r r o b a s y v e i n t e y u n a l i bras.
H a y m á s en la d i c h a n a o , q u e r e c ib i ó el s o b r e d i c h o
en e s t e dí a, n u e v e b o t i j a s de mi el .
H a y m á s en la d i c h a n a o . q u e r e c i b i ó el s o b r e d i c h o ,
c u a t r o s e r e t a s de h i g o s .
H a y m á s en la d i c h a nao, q u e r e c i b i ó ei s o b r e d i c h o ,
doce galletas.
H a y m á s en la di ch a , c u a r e n t a e s c u d i l l a s .
H a y m á s en la d i ch a n ao, v e i n t e g a m e l l a s .
H a v m á s en la d i c h a n a o, tres m o r t e r o s con s u s m a n o s .
H a y m á s en la d i c h a n a o , q u i n c e t a j ad or es .
H a y m á s en la d i ch a nao, q u i n c e pl at os .
H a y m á s , c u a t r o m a n g a s par a e n v a s a r v i n o y a g u a .
H a y más, tr ece a r p o n e r a s .
H a y m á s , t r ei nta y u n a c u e r d a s d e p e s c ar .
H a y m á s , v e i n t e y c u a t r o l a n t e r n as , c o n sei s, q u e se
t o m a r o n en S a n t L ú c a r , c o n v i e n e a s a be r: c a t o r c e g r a n ­
d e s y d i ez p e q u e ñ a s .
H a y m á s en ¡a d i c h a , q u e se r e c i b i e r o n d o s b a r r i l e s de
HISTORIA Í>E C H I L E

c a n d e l a s , q u e p e s a r o n o c h o a r r o b a s y d i ez l i b r a s n e t a s ,
y m á s v e i n t e m a n o j o s p o r sí, q u e p e s a r o n u n a a r r o b a
q u i n c e l i br as , de m a n e r a q u e p e s a todo, d i ez a r r o b a s
j us t a s .
Ha v más, ci ncu en ta pe rno s llanos.
H a y más, n u e v e f i sgas.
Ha y más. nueve arpones.
H a y m á s , dos az u e l as ,
líav más, d o s m a rt i l l o s .
Hay más, u n a s te na z as .
■Hay má s, c u a t r o d o c e n a s de a n z u e l o s g r a n d e s .
Hay más, se i s d o c e n a s de a n z u e l o s m e d i a n o s .
H a y m á s , di ez d o c e n a s d e a n z u e l o s p e q u e ñ o s .
H a y má s, di ez d o c e n a s de a n z u e l o s b e s u g u e r o s .
H a y más, se i s a n z u e l o s de c a d e n a .
H a y más, c a h i z y m e d i o de sal.
H a y más, un c h i n c h o r r o c o n tod o su a p a r e j o .
Hay más en la d i c h a nao, tres b a r r e n a s , y d i g o s e i s i
barrenas.
Hay más, t r es h a c h a s g r a n d e s .
Hay má s , u n a c a l de r a g r a n d e d e c a m p a ñ a .
Hay más, u n a o l l a de c o b r e .
Hay más, u n a c u c h a r a de fierro.
Hay más, d o c e z u r r o n e s par a l as b o m b a s .
Hay más, c u a t r o pi es d e c a b ra .
H a y m á s , u n a j ar eta de s a r d i n a s .
H a y m á s , c i n c u e n t a y tr es l i b r a s de hi l l o d e c o s e r ve l as .
H a y m á s , c u a r e n t a l i b r a s de h i l l o de e m p a l o m a r .
H a y m á s . c u a t r o l a n t e r n a s de hoja, c o n s ei s m e c h a s
c ad a un a.
H a y m á s , c i n c o e m b u d o s de hoj a.
H a y m á s , t r e s c i e n t a s a g u j a s d e c o s e r ve l as .
H a v m á s , c i e n t y c i n c u e n t a a g u j a s de e m p a l o m a r .
H a y má s , c i n c o o l o n a s n u e v a s .
H a y má s , u n a o l o n a d a p ñ a d a . .
FERNANDO D 13 M A G A L L A N E S

i 1a y más, d o s c a l d e r i l l a s vi ejas.
Hay más, o c h o m e d i d a s de pal o.
Hay más, c u a t r o b o r a c h a s pa r a m e l e c i n a s .
Hay má s , un s e r e j ó n d e mario.
Iíay má s , u n a s i er ra de m a n o .
Ilav más, u n a si er ra g r a n d e c o n s u s h i e r r o s y l l ave.
H a y m á s , u n a l i m a par a la d i c b a s i er r a .
Hay más, u n farol.
tlay más, sei s m e d i d a s de l at ón.
May má s, d o s b a l d e s f er ra da s.
Hay más, d o s g a l l e t a s f erradas.
Hay más, d os l i na s d e m e d i r vi no.
Hay más. o n c e b a r ri l e s pa r a a g o a , c o n a r c o s de Herró.
Ma y más, un b a r r i l de seb o.
Hay más, sei s q u i n t a l e s de e s t o p a .
May más, mili c l a v o s d e c a r o t e .
Hav má s , mili y q u i n i e n t o s d e tillado.
Ma y m á s , q u i n i e n t o s c l a v o s de m e d i o ti l l ado.
H a v má s, c u a t r o mili e s l o p e r o l e s .
H a y más, c u a t r o m a n g u e r a s p a r a las b o m b a s ,
H a y más, c u a t r o d o c e n a s de s o g a s d e e s p a r t o .
H a y más, un a d o c e n a de pa s a s .
Ma y m á s , sei s e s p u e r t a s g r a n d e s p a r a d a r r a c i ón de
bizcocho.
May m á s , u n a d o c e n a de e s p u e r t a s p e q u e ñ a s .
H a v má s , di ez y si et e c o r c h o s p a r a tas b o y a s .
H a y m á s , d o s c o c h i l l o s g r a n d e s , q u e s i r v e n e n la d e s ­
pe ns a .
Ma y má s, n u e v e p l a n c h a s de p l o m o .
H a y ' m á s , d o s c i e n t o s y c i n c u e n t a c l a v o s de c o s t a d o .
M a y má s, un a r p e o de a f er rar, c o n s u c a d e n a .

A R M A S Q U E H A Y E>! L A D I C H A NAO

Ma y en la d i ch a nao, v e i n t e y c u a t r o pe t os , c o n s u s
espalderas.
I U S T O i í IA DE C ilIL li

líav más. v e i n t e y c u a t r o pe t os.


Hay más, c e l a d a s v e i n t e y c ua t r o .
Hay más, veinte y dos barbotes.
Hay más, c u a r e n t a y o c h o b r a z al e s .
Hay mas, v e i n t e y d os c a s q u e t e ? .
Hay más, caLorcc b al l e s t a s , c on s u s g a f a s .
Hay más, di ez d o c e n a s d e l anzas .
Hay más. o t r a s c ua r en t a l anz as, vi ejas.
H a y má s , tres d o c e n a s v m e d i a d e g u r g u c e s .
H a y m á s , q u i n c e d o c e n a s de d a r d o s .
H a y má s , c i n c u e n t a d a rd os , vi ej os.
H a y m á s , c i n c u e n t a pi ca s .
H a y má s , c i n c u e n t a rodel as.
H a y más, d o c e e s c o p e t a s , c o n s u s r a s c a d o r e s .
H a y m á s , d oc e c u e r n o s par a la p ó l v o r a , c o n d o c e c e­
badores.
H a y má s . o c h e n t a y c u a t r o d o c e n a s de saet as.
H a y má s , q u i n c e d o c e n a s de s a e t a s , vi ej a s .
H a y má s , q u e se r e c i b i e r o n , d o c e q u i n t a l e s y d o s a r r o ­
b a s y s i et e l i b r a s de p ó l v o r a ,
H a y m á s , un b ar r i l , p e q u e ñ o , de p ó l v o r a d e e s c o ­
petas.
H a y más, d o s c i e n t a s p e l o t a s d e p l o m o y d a d o s pa r a
l os v e r s o s .
H a y m á s , c i n c u e n t a p e l o t a s par a l os ('aleones.
H a y má s, s e s e n t a y un o v i l l o s de b a l l e s t a s .
H a y má s , si et e p e l o t a s d e l os p a s a m u r o s .
H a y má s , s ei s p i c o s par a h a c e r pe l ot a s de h i er ro.
H a y m á s , d i e z y sei s c u ñ a s , s o b r e s a l i e n t e s , a f u e r a d e
l as q u e t i e n e n l os v e r s o s .
Ha y más, cato rce banderas.
H a y má s , u n h o r n o de c o b r e .
T r e i n t a r e m o s n u e v o s e c u a t r o vi ej os.
FERNANDO DE MA tí ALLANliS

ARTILLERÍA

I l a v m a s e n la d i c h a nao, d o s l o m b a r d a s g r u e s a s , c o n
cada dos servidores.
H a y m á s , un pas a ni a r o, c o n d o s s e r v i d o r e s .
I l a v m á s . un f a l c ó n , c o n d os s e r v i d o r e s , y m á s su
banco.
H a y má s , c a t o r c e v e r s o s , c o n c a d a t r es s e r v i d o r e s c a ­
da uno.
H a y má s , c at or c e m o l i n e t e s en q u e e s t án p u e s t o s los
versos.
H a y m á s , s e t e n t a d a d o s par a l os p a s a m u r o s , q u e se
han d e r e pa r t i r.
H a y m á s , en !a d i ch a nao, u n a c a x a en q u e est á la b o - -
tica.
H a y más, en la d i ch a n ao, a r r ob a v m e d i a de c i r u e l a s
pa s a s .
H a y m á s , m e d i a h a n e g a de l an t e j a s .
H a y má s . c u a t r o o r i n a l e s , c o n s u s v a s e r a s .

G E N T E Q U E T I E N E LA D I C H A N A O

P r i m e r a m e n t e , el c ap i t á n y ' s u s c r i a d o s , q u e son l os
siguientes:
El señor capitán mayor.
Duarte Barbosa.
A l v a r o de M e z q u i t a . .
L u is A l f o n s o de Goes.
Gonzalo Rodríguez.
Francisco Lombardo.
Ñ u ñ o . F e r n a n d o , F ran cisco. Juan Martine?.
Cristóbal de Ravelón.
D i e g o d e S a n t i f i c ar .

o n c i Ai . n s

El pi l ot o. E s t e b a n G ó m e z .
El m a e s t r e , J ua n B a u t i s t a ,
11
1 62 HISTORIA I1E CI I I I . E

El c o n t r a - m a e s t r e , F r a n c i s c o A l b o .
■El e s c r i b a n o . L e ó n de E z p e l e t a .
El capellán.
El c e v u j a no , J u a n de M o r a l e s .
El a l g o a c i ! y un h o m b r e suyo.
El m e r i n o , A l b e r t o de V a l e n z u e l a .
El b a r b e r o .
T r e s l o m b ar d o ros.
E¡ a r m e r o , P e r o S á n c h e z .
El c al a f a t e , F e l i p e G i n o v é s .
El c a r p i n t e r o .
El d e s p e n s e r o .
A n r i q u c . lengoa.

M Alí i n i c u o s

D i e g o Ma r t í ne z .
Juan Ro drí gue z.
Bartolomé Sánchez.
F ra n c i s c o Martínez.
F r a n c i s c o Despinos-a.
C i n e s de Ma f r a.
L e ó n P a n c a l do .
F ra n c i s c o Priora.
An tón Hernández Colm enero.
An tón Rodríguez.
D o m i n g o de U r ru t í a .
T o m á s de M a r t í n .
J u a n Cí i n ov e s .
Martín Genov és.

c,M:MiíTn:s

D om ing o Gallego.
F r a n c i s c o de A y a m o n t e .
A n t o n i o de N o v a .
A n t o n i o de Goa.
L uí s de Vea.
FERNANDO Dli MAGALLANES ¡63

J u a n de S a n t A n d r é s .
V a s c o G a r c í a de B a y o n a ,
lil m o r e n o .
J u a n de Grif o.
B l a s de T o l e d o .
J u a n de N o v a .
l’ AJES

G u t i e r r e . J o r g e . A n d r é s de la C r u z ,

¿ A ' / l — Relación de las cose7.v que tenia o se han metido en


¡a na o, que Dios salve, nombrada la Concepción, así de
xa rcia e vetas como de mantenimientos e armas e arti­
llería e otras cosas, son ¡as siguientes:

LA NAO «CONCEPCIÓN»

P r i m e v a m e n t e t i ene la d i ch a n a o el m á s t e l m a y o r c o n
su e n t e n a e g a v i a e e n t e n a de g a v i a con su m á s t e l .
T i e n e má s, el t r i n q u e t e c o n su e n t e n a .
M á s , la m e s a n a c on su e n t e n a e b o t a l ó n .
I t e n , el b a u p r é s c o n su e n t e n a de la c e b a d e r a ,

VELAS V I EJ A S

T e n í a el p a p a h í g o mayor c o n dos b o n e t a s v i ej a s e
p e r c i n t a d a s : ti énel o a g o r a .
T e n í a más, el t r i n q u e t e con d o s b o n e t a s vi ej a s e p e r ­
c i n t a d a s : ti énel a s.
U e n , la vel a de la m e s a n a q u e t e ní a , g a s t ó s e en per-
c i n t a r ' a nao, p o r m a n d a d o del s e ñ o r c a p i t á n , p o r q u e era
vieja.
Má s , un a v e l a de g a v i a , vieja.

VELAS N T KVAS

T i e n e el p a p a h í g o con d o s b o n e t a s n u e v a s .
M á s , t i en e ei t r i n q u e t e con d o s b o n e t a s n u e v a s ,
Iten, la m e s a n a n u e v a .
HISTORIA DE CHILE

M á s , dos v e l a s de g a v i a n u e v a s .
U n a cebadera nueva.

XARCIA QUE TIENE LA DI C I I A NAO

Mástel mayor,— Primeramente, nueve obenques por


c ad a b a n d a .
Iten m á s , d o s o b e n q u e s sor d os.
M á s , c u a t r o g r o s e l e s c o n toda su g u a r n i c i ó n , coronas
e manteles e betas, viejos,
tten, ot r o g r o s e l . c o r o n a e m a nt e l e b e t a n u e v o s .
Más, dos g o m a l e s con betas e co ronas, nuevos.
Iten, d o s a f e r r a v e l a s p o r c a d a b a n d a , n u e v a s .
Iten, los a m a n t i l l o s m a y o r e s , n u e v o s .
It en, l as b o l i n a s m a y o r e s , vi e j a s .
L a s u s t a g a s m a y o r e s , vi e j a s .
L a triza m a y o r , n u e v a .
Más, dos a y a n q u e s e dos troza-vergas, n uev as .
E l e s t a y vi ej o,
Iten, el c o n t r a - e s t a y , n u e v o .
M á s , las e s c o t a s e c o n t r a - e s c o t a s , n u e v a s .

gavia

Dos b urd as nuevas.


L a u s t a g a n u ev a .
L a tri/.a n u e v a .
L os amantillos nuevos.
L a s brazas nuevas.
Las bolinetas nuevas.
U n a y a n q u e nuevo.
L as escot as nuevas.

MESAKA

D o s o b e n q u e s por c a d a b a n d a , n u e v o s .
D o s p a l a n q u i n e s , u n o n u e v o y o t r o viejo.
U n a y a n q u e vi ejo.
L a e s c ot a n u e v a .
FERNANDO DE MAGALLANES l6 5

TRINQUETE

C u a t r o o b e n q u e s p o r b a n d a , vi ej os.
C u a t r o g r o s e l e s . las d o s c o r o n a s e un m a n t e l e una
b e t a vi ej as e d o s c o r o n a s e tres m a n t e l e s e tres b e t a s
nuevas.
D o s a y a n q u e s , un o v i e j o e ot r o n u e v o .
L o s a m a n t i l l o s e b ra z a s e b o l i n e t a s e b u r d i n e s n u e v o s .
L a u s t a g a e triza n u e v a s .
El e s t a y vi e j o .
L a s escotas nuevas.
L a s c o n t r a - e s c o t a s vi ejas.

CE13A I )li li A

L a triza n u e v a .
I-as b r a z a s e a m a n t i l l o s n u e v o s .

CABLES

T e n í a m á s la d i c h a nao, un c a b l e n u e v o .
O t r o c a b l e v i e j o e c o r t ad o .
U n c a b l e de los de V i z c a y a , n u e v o .
O t r o c a b l e d e l os de V i z c a y a , n u e v o .

Anco ras ql'e tenía i .a nao

Un á n c o r a f o r ma r e s » con su ex i o.
Ot r a á n c o r a s u r g i d o r a c o n su exi o.
U n f o g a r e o p e q u e ñ o con su exio.
Un a g a t a par a l e v a n t a r el á nc or a.

XA1Í CI A DE RESPETO

D o s c a b l e s de a o c h o q u i n t a l e s c a d a uno, d e l os q u e
se h i c i e r o n en S e v i l l a .
O t r o c a b l e p e q u e ñ o , q u e s e hi zo e n S e v i l l a .
U n a pi e za de s e s e n t a b ra z a s par a o r i n q u e s .
D o s b e t a s de c i n c u e n t a b r a z a s c a d a u na. par a a pa re j o s
mavores.
D o s b e t a s d e s e s e n t a b r a z a s , par a t r o z a s e a y a n q u e s
mayores.
HISTORIA DE CHILE

U n a beta de c i n c u e n t a , par a t r oza s e a y a n q u e s del


trinquete.
D o s b e t a s de s e s e n t a b r a z a s e e s c o l a s de g a v i a e b o l i ­
n as m a y o r e s .
Dos betas de cuarenta brazas cada una, para triza e
e s c o t a s del t r i n q u e t e .
Una b eta de c u a r e n t a b r a z a s , par a triza m a y o r .
Una b e t a de s e s e n t a b ra z a s , par a a m a n t i l l o s m a y o r e s .
Una b eta d e s e s e n t a b r a z a s , par a b r a z a s m a yo r e s .
Dos b e t a s d e o c h e n t a b ra z a s c a d a u n a , p a r a o b e n q u e s .
Una bet a de o c h e n t a b ra z a s , par a a m a n t i l l o s .
Una g u i n d a r e s » de s e s e n t a b r a z a s e c u a t r o c o r d o n e s :
h a ce n de c a b l e para e s c o t a s e c o n t r a - e s c o t a s .
U n a pi e za de s e s e n t a b r a z a s para a c o l l a d o r e s .
U n a pi eza de s e s e n t a b ra z a s para b o l i n a s e b ra z a s de
gavia.
U n a p i e z a , d e s e s e n t a b r a z as , par a u s t a g a e triza e e s ­
tay del t r i nq u e t e e r a c a m e n t o del á r b ol m a y o r .
U n a b eta de s e s e n t a b ra z a s , par a a p a r e j o s del t r i n q u e ­
te de a v a n t e .
U n a pi eza de v e i n t e e c i n c o b r a z as , pa r a usí a ¡ja.
M e d i o q u i n t a l de t ral l as de d o c e hi l os .
M e d i o q u i n t a l de t r al l a s de n u e v e hi l os.
M e d i o q u i n t a l de t r al l a s de s ei s h i l os.

áncohas m·; KliSl'ETO

T r e s á n c o r a s n u e v a s con s u s e.vios.
D o s g a t a s par a las á n c o r a s .
D o s b o m b a s n u e v a s ,e u n a vi ej a .
S e i s m o r t e r o s pa r a l as b o m b a s .
N u e v e pellejas.
lili.o
T r e i n t a o v i l l o s de h i l o de c o s e r ve l as , en q u e h a y se­
s e n t a l ibras.
Q u i n c e o vi ll os de hi l o de e m p a l o m a r , de q u e h a y t r e i n­
ta l i b r a s .
FEI Í NANDO DK MAGALLANES 167

AGUJAS

(Ciento e c i n c u e n t a ati nj as cié e m p a l o m a r .


T r e s c i e n t a s a g u j a s de c o s e r vel as.

[{Ri l OS

T r e i n t a remos nuevos.

r.vnxA

U n a fatixa para el batel .


Un batel .
S e i s q u i n t a l e s de e s t op a .

DESPKXSA

C u a t r o c i e n t o s e v e i nt e e o c h o q u i n t a l e s e tres a r r o b a s
e q uin ce libras de bizcocho.
Di ce n q u e h a y o c h e n t a y n u e v e p i p a s de vi n o, en to­
n e l e s e p i pa s con a r c o s de fierro.
Dicen que hay, (.los b ot a s de t r ei nta a r r o b a s de a c e i t e
c a d a una.
Dicen que hay, c u a r e n t a a r r o b a s de a c e i t e en b o t i j a s .
D i c e al m a r g e n : de aquí s a c ó l í u y F a l e r o c i er t o acei te.
D i c e n q u e ha y . c u a r e n t a a r r o b a s de v i n a g r e en b o t i ­
jas.
D i c e al m a r g e n : d i ce n q u e s a c ó R u y F a i e r o c i ert o v i ­
nagre.
i l a y v e i n t e y s ei s t oc i nos , q u e p e s a r o n t r ei nta y n u e ­
ve a r r o b as , d os l i br as .
C i e n t o y s e t en t a v un q u e s o s : d i e z y n u e v e a r r o b a s y
c i n c o l ibras,
T r e i n t a d o c e n a s de c a z o n e s .
D o s d o c e n a s de d e n t a do s .
D o c e d o c e n a s de c o r n u d i l l a s .
Un ha z de b a s t in a .
S i e t e b ot i j as d e mi el .
U n barril de pa s a s de lexia.
O t r o de p a s a s de sol.
HISTOIUA DE O l l r L E

' Fres s e r o n e s de h i g o s .
U n a ser a d e a l m e n d r a s .
D o s p a n e s de a z ú ca r , en q u e h a y v e i n t e l i b r a s .
U n a b ot a de h a b a s .
Dos b o t a s de g a r b a n z o s .
C i n c u e n t a r is t r a s de ajos.
D o s b a r r i l e s de c a n d e l a s , en q u e h a y si et e a rr o b a s y
d o c e l ibr as .
U n a p i pa de h a ri n a .
C i e r to pabilo para hacer candelas.
M á s , o t r a s d o s a r r o b a s de c a n d e l a s .
D o c e lanternas grand es.
S eis lanternas pequeñas.
T r e i n t a e s c u d i l l a s de pal o.
D i e z g a l l e t a s d e pa l o.
D o s g a l l e t a s c o n a r c o d e hi er r o .
Q u i n c e g a m e l l a s d e pal o.
D o s m o r t e r o s c o n sus m a n o s de palo,
D o c e t a j a d or e s de pal o.
D o c e p l a t o s de palo.
Dos c u b e t e s c on a r c o s de (ierro.
D o s m a n g a s p a r a h e n c h i r pi pa s .
S e i s c u a r t i l l o s de ma de r a .
D o s m e d i o s c u a r t i l l o s de m a d e r a .
C u a t r o m e d i d a s d e hoj a pa r a acei te.
Trece arponeras.
V e i n t e e si ete l í n e a s de p e s c ar , de tr es su e r t e s .
T r e s pi es de c a b r a e uria p a l a n c a .
O c h o a r p o n e r a s de p e s c ar .
O c h o fi sgas.
T r e i n t a d o c e n a s de a n z u e l o s de tr es s u e r t e s .
S e i s a n z u e l o s de t or ni l l o.
Do s m a r t i l l o s d e o r e j as .
U n a s te na z as .
D o s b a r r e n a s de oj o.
S e i s b ar r e n a s .
FERNANDO DE M A G A L L A N E S 169

Cuatro hachas grandes.


Dos hachas pequeñas.
U n fonil c o n d o s c a n o s n u ev o s .
C u a t r o m a n g a s de m e l e c i n a .
U n a z u e l a de m a r t i l l o .
T r e s a z a d a s d e pi co,
T r e s azadones.
C i n c u e n t a p e r n o s de pu n t a .
D o s c i e n t o s e c i n c u e n t a c l a v o s de c o s t a d o .
C u a t r o mili e s t o p e r o l e s .
Q u i n i e n t o s c l a v o s de l i ll ad o.
Mi l i y q u i n i e n t o s c l a v o s de m e d i o t i l l ado.
Mi l c l a v o s d e b ar ró l e .
D o s mi l i t a c h u e l a s .
D o s v i da o s .
C u a t r o h i er ro s p a r a l as v a r a s de las b o m b a s .
D o c e z u r r o n e s p a r a l as b o m b a s .
D o s m e d i o s c u e r o s d e va c a.
U n a ol l a g r a n d e de c o b r e , e s t añ a d a .
O t r a ol l a d e c o b r e p e q u e ñ a c o n su c o b e r t o r .
Una cuchara de hierro grande.
U n a j ar re t a de s a r d i n a s par a p e s c ar .
C u a t r o l an t i as de h o j a s c o n s u s m e c h a s .
C u a t r o e m b u d o s de hoj a de M i l á n .
D o s p a i l a s pa r a c o c e r pe s c ad o .
D i e z b a r r i l e s c o n a r c o s de fierro p a r a a g u a .
U n farol.
Iten, h a y di ez e si et e p i p a s d e a g u a , e n t o n e l e s e p i ­
pa s , d e b a j o de c u b i e r t a .
M á s h a y e n c i m a de c u b i e r t a , d o c e p i p a s de a g u a .
D o s c u c h i l l o s d e h i er ro par a la d e s p e n s a .
D i e z e n u e v e b a r r i l e s de a n c h o v a .

ARMAS

D o c e b a l l e s t a s c o n sus ga f a s .
i? o HISTORIA DE CHILE

D i e z e s c o p e t a s c o n s u s f r a s c o s e c e b a d a r e s e raladore>s.
C i e n t o y v e i n t e l an z a s p e q u e ñ a s de ¡ V i z c a y a . . ■ ■■
C i e n t o e veinte dardos.
C u a r e n t a pi c a s.
T r e i n t a r o d el a s .
U n flex de g u r g u c e s .
V e i n t e coseletes con sus espaldares e celadas-e b a r b o ­
tes e un b r a z al c o n c a d a u n o .
V e i n t e p e t o s e un b r a z a! c o n c a d a u n o , e di ez e o c h o
casquetes.
U n a d o c e n a d e l an z a s vi ejas.
D o s d o c e n a s d e d a r d o s vi ejos.
T r e s panderos.
Un atambor.
T r e c e banderas.
S e t e n t a y d o s d o c e n a s de saet as.

ARTILLERÍA

D o s b o m b a r d a s g r u e s a s c on c u a t r o s e r v i d o r e s .
D o s f a l c o n e t e s c on se i s s e r v i d o r e s .
O n c e v e r s o s c on v e i n t e y d o s s e r v i d o r e s . . -
O n c e b ar ri l es de p ó l v o r a , en q u e h a y di ez q u i n t a l e s e
d o s a r r o b a s c c i n c o l i br as .
C i e n í p e l o t a s de p l o m o pa r a l os f a l c o n e s .
T r e s c i e n t a s e v e i n t e p e l ó l a s p a r a los v e r s o s , de p l o ­
mo , c on s u s d a d o s .
U n barri l de p ó l v o r a par a e s c o p e t a s .

POLEAZÓN

L1 má st el m a y o r , g u a r n e c i d o de todo lo q u e ha m e ­
nester, de vi ej a s e n u e v a s .
K1 t r i n q u e t e , t a m b i é n g u a r n e c i d o .
El má s t e l de g a v i a , t a m b i é n g u a r n e c i d o .
M á s la m e s a n a g u a r n e c i d a .
La cebadera guarnecida.
M á s l as p ó s t e r a s par a me t er el batel .
FE1Í NA N DO Dlv M A G A L L A N E S

I l a v de r e s p e t o , v e i n t e e d o s p o l e a s d e t o d a s s u e r t e s ,
nuevas.
M á s , d oc e r o l d a n a s de t od a s s u e r t e s , n u e v a s .
E n S e v i l l a , d o s e n t e n a s , p e q u e ñ a s , p a r a m á s t e l de
b atel .
D o s m á a l e l e s par a e n t e n a s , q u e s e t o m a r o n en S a n t ­
i ficar.
U n a s p o c a s de c i r u e l a s p a s a s e l an t e j a s .
U n a d o c e n a de s o g a s d es p ar t o. .
U n a c a l d e r a par a brea, de c o b r e .
C u a r e n t a y c i nc o a l c a n c í a s .
U n a m u e l a e un m ol e j ó n .
Dos barcinas.
O c h o v a r a s de a n g l o par a m a n t e l e s .
L o q u e se b a i l ó m á s , en la d i ch a nao. es lo s i g u i e n t e :
Un barri l de s e b o , q u e d i e r o n en S e v i l l a .
C u a t r o p i c o s par a l os l o m b a r d e r o s .
V e i n t e c u ñ a s d e h i er r o par a el a rt i l l er í a.
U n a si er ra de m a n o .
D o s b a l d e s h e r r a d os , n u e v o s .
O t r o b al d e , vi ej o.
P a l a s , tres.
Dos orinales.
S e i s a le z n a s ,
S ei s escobillas, con sus c an d ad os e cadenas.
E m á s un c a n d a d o q u e est á en la d e s p e n s a .
Q u i n c e o v i l l o s d e hi l o par a b a l l e s t a s .
S e i s a g u j a s d e ma re a r .
C u a t r o c a r t a s d e ma re a r .
T r e s r e l oj es de are na .
U n c u a d r a n t e d e ma de r a .
Un e s t r o l a bi o .
D o s e s t r e n q u e s de e s p a r t o , el u no n u e v o , q u e d i e r on
en S e v i l l a e q u e b r ó s e l e v a n t a n d o un á nc or a, e o t r o vi ej o.
D o s f i e x e s de a r c o s para b o l a s .
HISTORIA DE CFIILE.

V e i n t e l i a z a s de m i m b r e s .
M e d i a l o n a vi ej a.
Más ocho lonas nuevas.
V e i n t e y c u a t r o e s t e r a s , en l os p a ñ o l e s .
Cuatro mangueras.
T r e s c a h í c e s de sal.
S ei s varas de b o m b a s .

C AI,!'/.
S e i s a r r o b a s y di ez l i b r a s de s e b o .
Di ez e n u e v e b ar r i l e s de a n c h o v a .
C i n c o c u a r t o s de v a c a e u n a c a b e z a , q no di er on fresca.
M á s un c u e r o de va c a: p ú s o s e en la e n t e n a m a y o r ,
C u a t r o c a x a s de c a r n e d e m e m b r i l l o .
U n c e l e m í n de m os t a z a .
C u a t r o m a z o s de h i er ro .

GENTE DE LA DICHA NAO

L a g e n t e q u e h a y en la nao, q u e D i o s s a l v e e g u a r d e ,
n o m b r a d a L a Concepción, es la s i g u i e n t e :
El s e ñ o r G a s p a r de Q u e s a d a , c a p i t á n .
S a n c h o de Ileredia, escr ibano.
J u an de C a m p o s , d e s p e n s e r o .
Martín G i n o vé s , merino.
P e d r o Pé re z, tonelero,
tíustam ante , barbero.

HOMBRES DEL CAPITÁN

M a r t i n de M a g a l l a y s .
Juan de Silva.
L u i s del M o l i n o .
An ton io Fernández.
Carlos.
A lonso Genovés.
Un c ri a d o de .Martín de M a g a l l a y s .
GENTE DE LA MA R

J u a n C a r a v a l l o , pi l ot o.
FERNANDO DE M A G A L L A N E S 173

J u a n S e b a s t i á n , m a e s t r e.
Juan de Ac urio, contra-maestre.
A n t ó n d e B a z a z a b a , c al af at e.
D o m i n g o de Yaiv.a, c a r p i n t e r o .

MARINEROS

J u a n R o d r í g u e z , el s o r do .
F r a n c i s c o Ruiz.
M a t e o de Gol f o.
F ran cisco Rodríguez.
Juan de A g u i rr e.
' í ' or e nz o d e I r ma .
J u a n R o d r í g u e z de í l u e l v a .
G ó m e z de H u e l v a .
S ebastián Rodríguez.
J uan d e O r t e g a .

GKU ME TE S

G u i l l e r m o Y res.
Juan Navarro.
G u i l l e n Y res.
P e d r o de M u g u i er ti gu e .
M a r t í n de Y n c h a u r r a g a .
G o n z a l o de V i g o .
Juan de Lisbona.
R o d r i g o de M a c i a s .
J u an V a l e n c i a n o .

P A JES

J u a n Y r es.
P e d r o de C h e n d u r c i a .

LOM BARBEROS

An s, contra-estable.
Maestre Pedro.
Roldan.
174 HI STORI A DE C H I L E

B O MB A S

D o s b o m b a s , una n u e v a y ot r a vieja.
Más, doce zurrones.
M á s , se i s v a r a s .
M á s , c u a t r o h i er r o s .
M á s , d o s m e d i o s c u e r o s par a ¡as c h a p e t a s .
C i n c o qu inta le s destopa.

cosas m·: despensa

P r i m e r a m e n t e , s e s e n t a p i p a s d e v i no , c o n v i e n e a s a ­
ber: tres, c on c a d a se i s a r c o s de f i erro y c u a r e n t a y n u e ­
v e pi pa s , c o n c a d a c u a t r o a r c o s de hi er ro, y c u a t r o t o n e ­
les, c on c a d a sei s a r c o s de hi er ro.
T i e n e má s , d i ez y s ei s p i p a s de a g u a d e b a x o de c u ­
b ie r t a, c o n v i e n e a s a be r: c u a t r o t o n e l e s , c o n c a d a sei s
a r c o s d e hi er ro, y o c h o pi pa s , u n a f e r r a d a v l as siete, no,
H a y má s , e n c i m a de c u b i e r t a , si et e p i p a s para a gu a .
11ay m á s e n la d i ch a r e c i b i do s , t r e s c i e n t o s y s e s e n t a y
dos costales de bizcocho, que pesó d os c ie n to s y n ov e nt a
V cuatro quintales.
H a y m á s en la d i c h a n ao, r e c ib i da s , s e t e n t a a r r o b a s
de a c e i t e e n b o t i j a s : n o v e n t a y s ei s b ot i j a s .
H a y m á s , u n a c u a r t e r o l a de v i n a g r e , c o n s u s a r c o s de
hi er ro.
H a y más, ciento y c in c ue n ta y c u a t ro q u es os , q u e pe ­
s a r o n q u i n c e a r r o b a s y u n a l i bra.
H a y m á s r e c i b i d o s , v e i n t e y c u a t r o d o c e n a s de c a z o ­
nes, recibidos.
H a y más, de dentudos, dos docenas.
Hay más de b a s t i n a s , c u a t r o d o c e n a s .
Hay má s , s e i s d o c e n a s de c o r n u d i l l a s .
Hay más, c i n c o b o t i j a s de mi el l .
Hay má s , un b ar ri l de p a s a s de sol.
Hay mas, dos s e r o n e s d e hitaos.
H a y m á s , di ez y sei s l i b r a s de a zú c a r .
H a y m á s , u n b ar ri l p e q u e ñ o de p a s a s de so[,
FERNANDO DE MAGALLANES iy 5

Mav más, medio serón de a lm en dr as.


H a y m á s , una b o t a de g a r b a n z o s .
H a y m á s , u n a b ot a de h a b a s .
H a y m á s , v e i n t e t o c i n o s , q u e pe s a r o n t r ei n t a y una
arrobas.
H a y más, c u a r e n t a r i s t r a s de oj os .
H a y más, d i ez a r p o n e r a s .
Hay más, v e i n t e y u n a c u e r d a s de pe s c a r .
H a y más, c u a r e n t a y sei s l i b r a s d e hi 11o d é c o s e r v e l as .
H a y más, t r e i n t a y d os l i b r a s d e hi l l o d e e m p a i o m a r .
H a y má s, c i nc o a r r o b a s y d o c e l i b r a s de c a n d e l a s .
H a y má s , d o s c o c h i l l o s g r a n d e s .
Un c u e r o de va c a, c o r t i d o .
C i n c o m e d i d a s d e l an t e j a s .
C i n c o m e d i d a s de c i r u e l a s p a sa s .
C u a t r o l ant í a s. c o n s u s m e c h a s .
Di ez l a n t e r n a s , c i n c o g r a n d e s y c i n c o p e q u e ñ a s , di­
g o o n ce .
D o s t i na s par a m e d i r el vi no.
D o s c u b o s f er ra d o s .
S i e t e c a n d a d o s y si et e c a d e n a s d e e s c o t i l l a s .
Seis espuertas chicas y dos grandes.
D o c e pl at o s .
O n c e t a j ad o r e s .
V e i n t e e s c u d i l l a s , d i g o trei nta.
N ueve gamellas.
Dos morteros.
D o s m a n g a s de e n v a s a r vi no.
D i e z g a l l e t a s v d o s f er r a d a s , q u e son d oc e.
1
Dos c ald er os chicos.
M e d i a l on a par a p e r c i n t a s .
U n a si er ra de m a n o .
U n s er ej o.
S ei s pastas de plomo.
U n a si er ra g r a n d e , c on s u s a p a r e j o s .
HISTORIA DE CHILE

U n a d o c e n a de pa l a s .
D o s c a h í c e s de sal .
D o s p a l a n c a s y pi es de c a b r a .
C i n c u e n ta pernos.
Seis fisgas.
Seis arpones.
Una azuela.
Dos marlillos.
U n a s te na z as .
C u a t r o d o c e n a s d e a nz u e l o s g r a n d e s .
S e i s d o c e n a s de a n z u e l o s m e d i a n o s .
Diez d ocen as de an zue lo s ch iqu ito s.
Diez docenas de anzuelos besugueros.
Cinco anzuelos de cadena.
Siete barrenas.
D i e z h a c h a s , c u a t r o g r a n d e s y s ei s p e q u e ñ a s .
Tres gamellas.
U n a n z u e l o de t o r ni l l o .
Cuatro borrachas de melecinas.
S e i s c u a r t i l l o s de pal o.
C u a t r o medidas de hoja de Milán.
C u a t r o e m b u d o s de hoj a.
U n a p i p a de h a r i n a .
D oc e barriles de anc ho v a.
C u a t r o pelejas para escop eros.
U n a j ar ra d e s a r d i n a b l a n c a .
T r e s a z a d a s e tres a z a d o n e s .
U n a o l l a de c o b r e , c o n s u m e c h a r .
D o s c i e n t o s c l a v o s de c o s t a d o .
Un g a v i e t e pa r a a l z a r á n c o r a s .
C u a t r o mil i e s t o p e r o l e s .
C i e n t y c i n c u e n t a a g u j a s de e m p a l o m a r .
T r e s c i e n t a s a g u j a s de c o s e r ve l as .
Q u i n i e n t o s c l a v o s d e m e d i o t i l l ad o.
Mi l i v q u i n i e n t o s c l a v o s d e t i l l ado.
1' E I Í N A N ' D O lili MAGALLANES

Mi l c hi vo s de virote.
Diez banderas.
ARMAS

Doce coseletes.
Doce espalderas.
Doc e pe t os .
V e i n t e v c u a t r o b r a z a l e s.
Doc e celadas.
D o c e b a r bo t a s .
Doc e c a s q u e t e s .
S e i s d o c e n a s de l an z a s .
M á s u n a haz de l an z a s , vi ej a s .
Diez do c en as de dardos.
U n a d oc e n a de d a r d os vi ejos,
Dos do c en as y media de g u r g u c e s .
V e i n t e y u n a pi cas.
D i ez y o c h o r odel as .
T r e i n t a y o c h o d o c e n a s de s a e t a s .
O c h o ballestas, co n sus galas.

Atí TILl .l i UÍ A

D o s l o m b a r d a s g r u e s a s , con c i n c o s e r v i d o r e s .
D o s f a l c o n e l e s . con s e i s s e r vi d o r e s .
O c h o versos, con veinte servidores.
O c h o barriles, qu e pesaron o c h o q u in ta le s de pól­
vora.
C u a t r o c i e n t a s p e l o t a s de v e r s o s y ¡ a l e on e s .
C u a t r o picapiedras.
C a t o r c e c u ñ a s de hi er ro.
C u a t r o e s c o p e t a s , con s u s r a s c a d o r e s .
C u a t r o c u e r n o s par a la p ó l v o r a, c o n s u s c e b a d o r e s .
Di ez m o l i n e t e s de los v e r s o s .
LA C E N T K Qi:i·: TI MNI · LA DI CHA NAO

J u a n S e r r a n o , piloto.
1 h is to ria ni·: em ú · :

Maestre, Baltasar G en ov és ,
El c o n t r a - m a e s t r e . M a l o .
E s c r i b a n o , A n t o n i o de C o s t a .
D e s p e n s e r o . G a s p a r Díaz.
C a l a f a t e , J ua n Cieno ves.
El c a r p i n t e r o .
Dos lombarderos.
El m e r i n o . J ua n de A r oche,

M A k i M i- k o s

D i e g o G a rc í a . A g u s t í n . O c a c i o A l o n s o . L u i s .Martí­
nez.. D o m i n g o G e n o v é s , e A n t ó n F l a m e n c o , P e r o G a s ­
c ó n . B a r t o l o m é G a r c í a , j u a n G a rc í a .

G K U M K T K S

P e r o Dí az. P e r o B e l l o . P e r o ( j ar ci a . J e r ó n i m o . J ua n
B r e t ó n , A l o n s o Dí az , J u a n , n e g r o . P e d r o B r e t ó n .

íM.i k s

J u a n F l a m e n c o y su hi j o del pi l ot o.

L X \~.— Aním ela del Especería.— Apuntam ientos sacados


de /os libros de cuenta y razón pertenecientes a ta Te­
sorería de la Casa de la Contratación.— Fernando de
M a g a l l a n e s , l i u r ¡'’al e r o y oí ros.

i 5 i 8 .— En s i et e d í as del d i c h o m e s de m a y o de mi l i e
q u i n i e n t o s e d i ez e o c h o , se pa s a n en d a t a al d i c h o te­
s or e r o s e s e n t a mili m a r a v e d í s , q u e es t e día di ó e p a g ó a
F e r n a n d o de M a g a l l a n e s e al b a c h i l l e r R u y P a l e r o , a
c a d a u n o t r ei nta mili m a r a v e d í s , po r vi r t u d de u n a c é­
dul a de! R e y , nuesLro s e ñ or , f e c ha en A r a n d a , a d i ez e
si et e d í as del me s de abri l! d c s t e d i c h o año, ¡os c u a l e s S u
A l t e z a !es m a n d ó d a r par a a y u d a de c o s t a , y la d i c h a c é ­
d u l a c o n c ar t a de p a g o de l os s o b r e d i c h o s est á en poder
del d i c h o t e s or er o .
KHKN’ANDO ПК MAC.Al.í.AXKS ! 7у

E n v e i n t e de a g o s t o del d i c h o a ñ o de mi l i e q u i n i e n t o s
e diez, e o c h o se l i br a r a n en el d i c h o t e s o r e r o a A n t o n i o
R o d r í g u e z , coi-reo, tres mi l i m a r a v e d í s q u e h o b o d e h a b e r
p o r el vi aj e q u e I r uxo de Z a r a g o z a , en dí as , con c a r t a s de
S u A l í e / a para n o s o t r o s , m a n d á n d o n o s q Lie. m vi a s e m o s
a Hi l b a o al c a p i t á n A r r i c i a mi l i e q u i n i e n t o s .'ducados,
par a la c o m p r a de c i er t a a r m a z ó n par a el a r m a d a q u e S u
A l t e z a m a nd a h a c e r par a ir a d e s c u b r i r , de q u e van p o r
capitanes Fernando Magallaynes v el b a c h i l l e r Ruy
Falero.
5 de o c t u b r e . — E s t e d i c h o día se l i br ar on en el t e s o r e ­
ro a H e r n a n d o de . Ma ga l l a y n e s . c ap i t á n de S u s A l t e z a s ,
v e i n t e e dos mi l i e d o c i e n t o s e v e i n t e e d o s m a r a v e d í s ,
q u e h o b o de h a b e r por la ral a de su s a l a r i o d e s d e v e i n ­
te e d o s de m a r z o d e s t e d i c h o año, f asta en fin de a g o s t o
dei d i c h o a ñ o , q u e son c i n c o m e s e s e di ez dí as , a raz.ón
de c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s po r a ño, de q u e S u A l t e z a
le h i zo m er c e d el d i c h o dí a v e i n t e e d o s de ma rz o.
E s t e d i c h o día se l i b r a r o n en el d i c h o t e s o r e r o al b a ­
c h i l l e r R u v F al e r o , c ap i t á n de S u s A l t e z a s , o t r os v e i n t e
e d o s mi l i e d o s c i e n t o s e v e i nt e e d o s m a r a v e d í s , q u e
h o b o d e h a b e r p o r la rata de su sa l ar i o, d e s d e v e i n t e e
d o s d e m a r z o d e s t e d i c h o a n o , q u e S u A l t e z a le hi z o
m e r c e d , a r a z ó n d e c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s p o r аПо,
fasta en lin del m e s de a g o s t o d e s t e d i c h o año.
En d i e z e sei s de n o v i e m b r e del d i c h o a ñ o , se p a s a n en
d a t a al d i c h o t e s o r er o s e s e n t a mili m a r a v e d í s , q u e est e
dí a d i o e p a g o a F e r n a n d o d e M a g a l l a v n e s y el b a c h i ­
l l er R u y F al e r o , a c a d a u n o trei nta mili m a r a v e d í s , para
a v u d a de c ost a , por c é d u l a , techa en Z a r a g o z a , a d o s dí as
d e s e p t i e m b r e des t e d i ch o ano. la c ual , c on c ar t a de p a g o
en las e s p a l d a s , est á en p o d e r del d i c h o t e sor ero.
El d i c h o día, c u a t r o de d i c i e m b r e del d i c h o a ñ o de
mi l i e q u i n i e n t o s e di ez e o c ho , se l i b r ar on en el d i c h o
t e s o r e r o al d i c h o F e r n a n d o del C o l m e n a r , c o r r e o , v e i n t e
HI STOHI A DE C H I L E

e sei s d u c a d o s de or o, q u e h o b o de h a b e r po r el vi aj e
q u e en s á b a d o v e i n t e di as de n o v i e m b r e d e s t e d i c h o
a ño, t r u x o de Z a r a g o z a a esta C a s a c on c ar t a s de S u A l ­
teza par a mí el t e s o r e r o y par a el A s i s t e n t e d est a c i b d a d
s o b r e él a l b o r o t o q u e a c o n t e c i ó en la r ib e r a d est a c i b d a d
ent r e c i e r t o s v e c i n o s del l a y el c a p i t á n F e r n a n d o M a g a -
üaynes.
E n v e i n t e e c u a t r o d í a s del d i c h o m e s de d i c i e m b r e se
l i br a r o n en el d i c h o t e s o r e r o al c o m e n d a d o r F e r n a n d o
M a g a l l a y n e s di ez e se i s mili e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e
se i s m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r del t e rc i o p o s t r e r o d e su
q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o a ñ o , a r az ón de c i n c u e n t a mili m a ­
r av e d í s po r a ño.
El d i c h o día se l i b r ar on en el d i c h o t e s o r e r o al c o m e n ­
d a d o r R u y P a l e r o , c a p i t á n de S u s A l t e z a s , o t r o s di ez e
se i s mi l i e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s e i s ma i a v e d í s , q u e ha
de h a b e r del t e r c i o p o s t r e r o de su q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o
a ñ o , a r azón de c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s p o r a ño.
i 5 i 9 - — 6 de m a y o . — E s t e d i c h o día se l i b r ar o n a J u a n
L ó p e z C a r a v a l l o , pi l ot o d e S u s A l t e z a s , t r e s mili e c u a ­
t r o c i e n t o s e c u a r e n t a e c u a t r o m a r a v e d í s , q u e ha de h a ­
ber po r el s a l a r i o de d o s m e s e s e d o s dí as , q u e c o m e n z ó
de g a n a r d e s d e v e i n t e e s e i s d í as del m e s de h e b r e r o d e s t e
a ñ o de mili e q u i n i e n t o s e d i ez e n u e v e , q u e fue n o m ­
b r a d o y e x a m i n a d o por p i l o t o de S u s A l t e z a s , h a s t a en fin
del m e s d e abr i l dest e d i c h o año: q u e s on l o s d i c h o s d o s
m e s e s e d os d í as , a r azón d e v e i n t e mi l i m a r a v e d í s por
a ñ o , los c u a l e s m a n d a S u A l t e z a d a r en c a d a un a ñ o p o r
c é d u l a , f e c ha en A r a n d a , a v e i nt e e si et e de a br i l de mi l i
e q u i n i e n t o s e d i ez e o c h o , d e m á s de o t r o s tr es mi l i m a ­
r a v e d í s q u e le m a n d a d a r de s u e l d o c a d a m e s c u a n d o
s i r v i e r e en ei vi aj e q u e S u A l t e z a m a n d a f a ce r p a r a ir a
d e s c u b r i r el E s p e c e r í a .
14 d e m a y o . — K s l e día se p a s a n en data al d i c h o t e s o ­
r ero treinta mili m a r a v e d í s , q u e ha d e p a g a r a L u i s de
M e n d o z a , t e s o r e r o del a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n d a
FE UNA N 1)0 DE MAGALLANES I8 I

h a c e r al d e s c u b r i m i e n t o de la E s p e c e r í a , q u e s la me i ta d
del s a l a r i o de los s e s e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u A l t e z a
le m a n d a dar en cada un a ñ o , l os c u a l e s d i c h o s trei nta
mili m a r a r a v e d í s S u A l t e z a le m a n d a d a r a d e l a n t a d o s en
c u e n t a del d i c h o s a l a r i o , p o r c é d u l a f echa en B a r c e l o n a ,
en s e i s de abril d e s t e d i c h o a ño.
i." de m a y o . — E s t e dí a s e l i b r ar o n en el d i c h o t e s o r e r o ,
al c a p i t á n F e r n a n d o de M a g a l l a y n e s d i ez e s ei s mili e
s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s e i s m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r
del l er ci o p r i m e r o de su q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o a ño, d e
los c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s q u e S u A l t e z a le m a n d a
d a r en c a d a un a ño, el c u a l d i c h o l e r ci o se c u m p l i ó
en fin del m e s de a br i l dest e d i c h o a ño.
l is t e día se l i b r ar o n al c a p i t á n R u y [ ' a l e r o o t r o s di ez
e sei s mili e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s e i s m a r a v e d í s , q u e
ha de h a b e r del t e r c i o p r i m e r o de s u q u i t a c i ó n d es t e d i ­
c h o a ñ o , de l os c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s q u e S u A l t e z a
le m a n d a d a r en c a d a un a ñ o , el c u al d i c h o t e rc i o se c u m ­
pl i ó en fin del m e s de a br i l d es t e d i c h o año.
E n tres de j un i o del d i c h o a ñ o se p a s a n e n d a t a al
d i c h o t e s o r e r o s e s e n t a mili m a r a v e d í s , q u e ha de p a g a r
a l os c a p i t a n e s F e r n a n d o d e M a g a l l a y n e s y el b a c h i l l e r
R u y P a l e r o , p o r v i rt u d de u n a c é d u l a del R e y , n u e s t r o
s e ñ o r , f e c ha en B a r c e l o n a , a sei s de a b r i l del d i c h o año,
los c u a l e s S u A l t e z a le m a n d a d a r p a r a a y u d a d e c os t a
a c a d a u n o t r ei nta mi l i m a r a v e d í s .
E n v e i n t e e o c h o de j u n i o del d i c h o a ño. se p a s a n en
d a t a al d i c h o t e s o r e r o d i ez mil! m a r a v e d í s , q u e ha de
p a g a r a L u i s de M e n d o z a , t e s o r er o del a r m a d a q u e S u
A l t e z a m a n d a h a ce r par a el d e s c u b r i m i e n t o de ¡a E s p e ­
cería, par a a y u d a de c o s t a , p o r c é d u l a , f ec ha e n B a r c e l o ­
na. a di ez e o c h o de j un i o de est e d i c h o año. etc.
l i s t e dí a se p a s a n en da c t a al d i c h o te s or er o v e i n t e e
c i n c o mili m a ra ved ís, q u e h a d e p a g a r a A n ton io de C o c a ,
c o n t a d o r de la d i c h a a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n d a h a c e r
p a r a el d e s c u b r i m i e n t o d e la E s p e c e r í a , v e i n t e e c i n c o
iS i; I1 IS T O F U A IMi C H I L E

mili m a r a v e d í s , q u e S u A l t e z a le m a n d a dar en c u e n t a
J e l o s c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e Su A l t e z a le m a n ­
da d a r en c a d a un a no. po r c é d u l a f echa en B a r c e l o n a ,
a c i n c o d e ni a y o d e s l e d i c h o a ñ o . q u c s la m e i t a d del d i ­
c h o sal ar i o.
E n t r ei nta días del d i c h o m e s de j un i o tiel d i c h o a ñ o
s e p a s a n en da c t a al d i c h o t e s o r e r o cient mili m a r a v e d í s ,
q u e ha de p a g a r o J ua n de C a r t a g e n a , v e e d or g e n e r a l
del a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n d a h a c e r p a r a el d e s c u ­
b r i m i e n t o del E s p e c e r í a , de q u e son c a p i t a n e s F e r n a n ­
d o de M a g a l l a y n e s y el b a c h i l l e r R u y T a l e r o , p o r el s a ­
l ar i o de un a ñ o a d e l a n t a d o , por c é d u l a d e S u A l t e l a ,
fecha en B a r c e l o n a , a di ez c s i et e del d i c h o m e s de j u n i o
del d i c h o año.
En c u a t r o de j u l io del d i c h o a ñ o de mili e q u i n i e n t o s e
d i ez e n u e v e , se p a s a n en da ct a al d i c h o t e s o r e r o c i e n t
d u c a d o s de or o, d e q u e S u A l t e z a hi z o m e r c e d a A n d r é s
de S a n t Ma r t í n, p i l o t o d e S u s A l t e z a s , en d e s c u e n t o de
t r e s c i e n t o s d u c a d o s de o r o que) d i c h o A n d r é s de S a n t
M a r t i n d e b í a del a l c a n c e q u e le fue f e c ho del c a r g o q u e
t u v o en el a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n d ó h a c e r par a C a s ­
tilla del O r o c o n el g o b e r n a d o r P e d r a r i a s D á v i l a , los
c u a l e s d i c h o s c i e n t d u c a d o s S u A l t e z a nos m a n d ó p a s a r
en da c t a al d i c h o t e s o r e r o por su c é d u l a , f echa en B a r ­
c e l o n a . a o c h o de m a y o d e s l e d i c h o a ño . y o t r o s c i e n t
d u c a d o s q u e resta d e b i e n d o ha de p a g a r c u a n d o , p l a c i e n ­
d o a N u e s t r o S e ñ o r , v o l v i e r e del a r m a d a q u e a g o r a S u
A l t e z a m a n d a h a c e r pa r a· el d e s c u b r i m i e n t o del E s p e c e ­
ría. de q u e v a po r c ap i tá n F e r n a n d o M a g a l l a y n e s , de
l os c u a l e s ha de h a c e r o b l i g a c i ó n d e l os p a g a r , c o n f o r ­
me a la c é d u l a d e S u A l t e z a , v al d i c h o t e s o r e r o le han
de ser d e s c a r g a d o s en su c u e n t a , m o s t r a n d o la d i ch a
obligación.
3 i de julio. — L i b r á r o n s e m á s al d i c h o J ua n Serrano,
o t r os t r ei nta e un mi l i e n u e v e c i e n t o s e v e i n t e m a r a v e d í s .
FERNANDO DE MAGALLANES ] 83

q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r por el s a l a r i o de un a ñ o a d e ­
l a n t a d o s . p o r q u e v a en e) a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n ­
da h a c e r par a el d e s c u b r i m i e n t o de! E s p e c e r í a , p o r c é ­
d ul a, l ec h a en B a r c e l o n a , a di ez e o c h o d e j u n i o d e s le
d i c h o a ño. l os c u a l e s le c o m i e n z a n a c o r r e r d e s d e p r i m e ­
ro de a g o s t o d e s t e d i c h o año.
L i b r á r o n s e l e m á s a! d i c h o J ua n S e r r a n o , o t r o s v e i nt e
ducados., q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r par a a y u d a d e c o s ­
ta, por vi r tud de la d i c h a c é d u l a , p o r q u e va en la d i c h a
armada.
15 n j .— E l d i c h o d í u p o s t r e r o de jul li o del d i c h o a ño , se
l i b r a r o n en el d i c h o t e s o r e r o a E s t e b a n G ó m e z . p i l ot o de
S u s A l t e z a s , c u a r e n t a e c i n c o mili m a r a v e d í s , q u e h o b o
de h a b e r e n e s t a m a n e r a :
L i b r á r o n s e l e al d i c h o E s t e b a n G ó m e z s i et e mili e
q u i n i e n t o s m a r a v e d í s , q u e h o b o de h a b e r de su s a l ar i o
d e s d e p r i m e r o de m a v o d e s l e d i c h o a ño, h a s t a en lin
d e s t e d i c h o m e s de j ul li o, q u e son tres m es e s , a r az ón d e
tr e i nt a mili m a r a v e d í s p o r a ño , m o n t a n l os d i c h o s s i et e
mili e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
L i b r á r o n s e m á s al d i c h o E s t e b a n G ó m e z o t r o s t r ei nta
mili m a r a v e d í s , q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r a d e l a n t a d o s
por el s a l ar i o de un a ño, p o r q u e va en el a r m a d a q u e S u
A l t e z a m a n d a h a c e r par a el d e s c u b r i m i e n t o del E s p e c e ­
ría, por c é d u l a fecha en B a r c e l o n a , a d i ez e o c h o de j u n i o
d e s t e d i c h o año, los c u a l e s le c o m i e n z a n a c o r r e r d es d e
p r i m e r o d e a g o s t o d e s t e d i c h o a ñ o en a d e l a n t e .
L i b r á r o n s e m á s al d i c h o E s t e b a n G ó m e z o t r o s vei nte
d u c a d o s de o r o, q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r para a y u d a
de c o s t a p o r vi r tud de la d i c h a c é d u l a , p o r q u e va en la
d icha armada.
A s i , m o n t a n l os m a r a v e d í s q u e se le l i b r a r o n al d i c h o
Esteban Gómez, como de s u s o se c o nt i e n e , c u a r e n t a e
c i n c o mi l i m a r a v e d í s .
El d i c h o día p o s t r e r o de j ul l i o del d i c h o a no. se l i br a ­
ron en el d i c h o t e s o r e r o a A n d r é s de S a n t Ma r t í n, pi l ot o
184 HISTORIA 13K ClIll.E

de S u s A l t e z a s , c u a r e n t a e si et e mil! e q u i n i e n t o s m a r a ­
ve dí s, q u e h o b o de h a b e r en e s l a ma n e r a:
L i b r á r o n s e l e al d i c h o A n d r é s d e S a n t Ma r t í n d i ez mili
m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r del t e rc i o s e g u n d o de su q u i ­
tación d e s t e d i c h o a ñ o , q u e se c u m p l e en fin del m e s de
a g o s t o d e s t e d i c h o año, a r az ón de t r ei nt a mi l i m a r a v e ­
dís por año.
L i b r á r o n s e m á s al d i c h o A n d r é s de S a n t Ma r t í n o t r o s
tr ei nt a mi l i m a r a v e d í s , por el s a l a r i o de un a ñ o a d e l a n
l ado s, l os c u a l e s S u A l t e z a le m a n d a d a r p o r q u e v a en el
a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n d a ha ce r, para el d e s c u b r i ­
m i e n t o del E s p e c e r í a , p o r c é d u l a f ec ha en B a r c e l o n a ,
a di ez e o c h o de j u n i o d e s t e d i c h o a ño, el c ual d i c h o s a ­
l a r i o le c o m i e n z a a c o r r e r d e s d e p r i m e r o de s e p t i e m b r e
d e s f e d i c h o a ño.
L i b r á r o n s e m á s al d i c h o A n d r é s de S a n t M a r t í n o t r o s
v e i n t e d u c a d o s q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r pa r a a v u d a
de c o s t a p o r v i r t u d d e la d i ch a c é d u l a , p o r q u e va en la
dicha armada.
A s í , m o n t a n l os m a r a v e d í s q u e se le l i b r ar o n al d i c h o
A n d r é s de S a n t Ma r t i n, c o m o de s u s o s e c o n t i e n e , c u a ­
rent a y si et e mili y q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
El d i c h o dí a p o s t r e r o de j ul li o del d i c h o a ñ o , se l i b r a ­
ron e n el d i c h o t e s o r e r o a V a s c o G a l l e g o , pi l o t o de S u s
A l t e z a s , c u a r e n t a e c i n c o mi l i m a r a v e d í s , en e s l a m a ­
nera:
L i b r á r o n s e l e s i et e mili e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s , q u e
h o b o de h a b e r de su s a l a r i o d e s d e p r i m e r o d e m a y o d e s ­
te d i c h o a ñ o h a s t a en fin d e s t e d i c h o m e s de a g o s t o , q u e
son tr es m es e s , a r az ón de trei nta mi l i m a r a v e d í s por
año, m o n t a n l os d i c h o s si et e mili q u i n i e n t o s m a r a v e d í s ,
d i g o , q u e s o n l os d i c h o s tres m e s e s h a s t a en fin d e s t e
d i c h o m e s de j ul l i o.
L i b r á r o n s e l e m á s al d i c h o V a s c o G a l l e g o , o t r o s trei nta
mi l i m a r a v e d í s , q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r a d e l a n t a d o s
FERNANDO DE 11
M A C A . .A N E S

por el s a l a r i o de nn a ño , p o r q u e va en la a r m a d a q u e S u
A l t e z a m a n d a fa ce r par a el d e s c u b r i m i e n t o d e la E s p e ­
c e r í a , po r c é d u l a f e c ha en B a r c e l o n a , a d i ez e o c h o de
j u n i o d est e d i c h o a ñ o , el cual d i c h o s a l a r i o le c o m i e n z a
a c o r r e r d e s d e p r i m e r o de a g o s t o d e s t e d i c h o a ñ o en
adelante.
L i b r á r o n s e m á s al d i c h o V a s c o G a l l e g o o t r o s v e i nt e
d u c a d o s de or o, q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r para a y u d a
de c o s t a po r vi r tud de la d i ch a c é d u l a , p o r q u e va en la
dicha armada.
A s í . m o n t a n los m a r a v e d í s q u e se l i b r ar o n al d i c h o
V a s c o G a l l e g o , c o m o de s u s o se c o n t i e n e , c u a r e n t a e
c i n c o mili m a r a v e d í s .
El d i c h o dí a se l i br a r o n en el d i ch o t e s o r e r o a Juan
L ó p e z C a r a v a l l o , pi l ot o de S u s A l t e z a s , t r ei nta e dos
mi l i e q u i n i e n i u s m a r a v e d í s , en est a m a n e r a :
' L i h r á r u n s e l e al d i c h o J u a n L ó p e z C a r a v a l l o c i n c o mili
m a r a v e d í s , q u e ha de h u b j r de su s a l a r i o d e s d e p r i m e r o
de m a y u d e s l c d i c h o a ño. fasta en fin del m e s de j u l l i o
d e s t e d i c h o a ñ o . q u e son tres m e s e s , a r a z ó n de v e i nt e
mili m a r a v e d í s po r a ño , m o n t a n los d i c h o s c i n c o mili
maravedís.
L i b r á r o n s e al d i c h o .Juan L ó p e z C a r a v a l l o o t r o s v e i n ­
te mili m a r a v e d í s , q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r a d e l a n ­
t a d o s po r el s a l a r i o de un a ñ o , p o r c é d u l a fecha en B a r ­
c e l o n a , a d i e z e o c h o de j uni o de mili e q u i n i e n t o s e d i e z
e n ue v e , p o r q u e va en el a r m a d a q u e S u Alte;:a m a n d a
fa ce r para ei d e s c u b r i m i e n t o del E s p e c e r í a .
L i b r á r o n s e m á s al d i c h o J u a n L ó p e z C a r a v a l l o o t r o s
v e i nt e d u c a d o s q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r para a y u d a
de c o s t a po r v i r t u d de la d i c h a c é d u l a.
A s í , m o n t a n l os m a r a v e d í s q u e se íe l i br a r o n al d i c h o
J u a n L ó p e z C a r a v a l l o , c o m o de s u s o se c o n t i e n e , t r e i n­
ta y d o s mi l i y q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
L i b r á r o n s e ma s al d i c h o J u a n L ó p e z C a r a v a l l o tr ei n­
i8 6 HISTORIA DE CHILE

ta e s ei s mili m a r a v e d í s a d e l a n t a d o s , l os c u a l e s S u A l ­
teza 1c m a n d a d a r m i e n t r a s s i r v e en este viaje en la mar,
a razón d e tres mili m a r a v e d í s c o r m e s , los c u a l e s c o ­
mi e n z a a b a n a r d e s d e v e i n t e di as ..leí m e s de s e p t i e m b r e
d e s f e d i c h o a ñ o , q u e las d i ch a s n a o s del a r m a d a h i c i e ­
ron vel a de la b ar r a de S a n k í c a r d e B a m u n e d a en s e ­
g u i m i e n t o de su vi aj e.
El d i c h o dia p o s t r e r o de ¡ uliio del d i c h o a ño, se l i ­
b r a r o n en el d i c h o te s or er o a J ua n R o d r í g u e z de MalVa,
pi l o t o de S u s A l t e z a s , c u a r e n t a e d o s mili e q u i n i e n t o s
m a r a v e d í s , en' est a m a ne r a :
L. i br ár ons el e al d i c h o J u a n Ro dr i gu e / · de MalVa c i n c o
mili m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r de su s a l a r i o d e s d e
p r i m e r o de m a y o d e s t e d i c h o a ñ o liasla p o s t r e r o de ju-
11 ¡o s á m e n l e , q u e s on tres m es e s , a r az ón de trei nta
mili m a r a v e d í s po r año.
L i b r á r o n s e al d i c h o J u a n U o d r i ^ u e z de MalVa treinta
mili m a r a v e d í s por el s a l a r i o de un a ñ o a d e l a n t a d o s ,
los c u a l e s S u A l t e z a le m a n d a d a r a d e l a n t a d o s p o r cé-
d u l a, f echa en B a r c e l o n a , a di ez e o c h o de l u n i o dest e
d i c h o a ño, l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e p r i m e r o de a g o s ­
to (.leste d i c h o año.
L i b r á r o n s e al d i c h o J u a n R o d r í g u e z de .MalVa ot r o s
ve i nt e d u c a d o s , q u e S u A l t e z a le m a n d a d a r para a y u d a
de c o s t a por vi r tud de la di cha c é d u l a .
A hí . m o n t a n los m a r a v e d í s q u e se l i b r a r o n ( al d i c h o
J u a n R o d r í g u e z de MafVa, s e g ú n d J e s u s o se c o n t i e n e ,
c u a r e n t a e d o s mili e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
El d i c h o día p o s t r e r o de jul li o se l i br ar on , en el d i c h o
te s o r e r o al c a p i t á n F e r n a n d o de M a y a l l a y n e s trei nta
e si et e mili e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s , q u e h o b o de h a be r
en est a m a n e r a :
L i h r a r o n s e l e al d i c h o c ap i t á n F e r n a n d o de M a " a l l a y -
nes.' d o c e mil i e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s , q u e h o b o de h a ­
b e r d e su s a l a r i o d e s d e p r i m e r o de m a y o d e s t e d i c h o
FERNAN'DO DE MAGALLANES lS 7

a n o hasta en tin del m e s de j u l l i o s e g u i e n t e , q u é son tres


m e s e s , a r azón de c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s p o r año.
L i b r á r o n s e má s al d i c h o c a p i t a n A l a g a l l a y n e s ve i nt e
e c i n c o mil! m a r a v e d í s por el s a l a r i o de m e d i o a ñ o a d e ­
l a n t a d os , los c u a l e s le c o r r e n d e s d e p r i m e r o de a g o s t o
de s t e d i c h o año.
A s í , m o n t a n ios d i c h o s maravedís, como d e s u s ó s e
c o n t i e n e , t rei nLa y s i e t e mi l i q u i n i e n t o s m a r a v e d í s .
ES dí a p o s t r e r o de j ul li o del d i c h o a ñ o de mili e q u i ­
n i e n t o s e d i ez e n u e v e , se l i b r ar on en el d i c h o t e s o r e r o
a G a s p a r de Q u e s a d a , c a p i t á n de la n a o n o m b r a d a la
Concepción, q u e s una de las n a o s q u e S u A l t e z a m a n d a
i nv i a r al d e s c u b r i m i e n t o del E s p e c e r í a , v e i n t e e c u a t r o
mi l i m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r d e s u s a l a r i o p o r el
s u e l d o d e sei s m e s e s a d e l a n t a d o s , a r azón de c u a t r o mi l i
m a r a v e d í s p o r m e s , l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e ve i nt e
d í as del m e s d e s e p t i e m b r e d e s t e d i c h o a ñ o , q u e las naos
del a r m a d a h i c i e r o n vel a de la b ar r a d e S a n h í c a r de B a ­
rra me d a.
P á s a n s e m á s en d a t a al d i c h o tesor ero, en di ez e o c h o
de a g o s t o del d i c h o año, v e i n t e e c i n c o mi l i m a r a v e d í s ,
q u e ha de p a y a r a A n t o n i o de C o c a , c o n t a d o r del a r m a ­
da q u e S u A l t e z a m a n d a h a c e r par a el d e s c u b r i m i e n t o
del E s p e c e r í a , p o r el s a l a r i o de m e d i o a ño, a d e l a n t a d o s ,
d e m á s de ot r o m e d i o a ñ o q u e p r i m e r o le est á p a g a d o -
c o m o pa r e c e en e s t e l ibr o a f ol i o n o v e n t a y o c h o , d e
m a n e r a q u e va p a g a d o de! s a l ar i o de un a ñ o , y e s t o s d i ­
c h o s v e i n t e y c i n c o mili m a r a v e d í s , S u A l t e z a n o s m a n ­
do p a g a r por un c a p i t u l o de u n a su car ta, f e c ha eñ B a r c e ­
l on a. a v e i n t e e sei s de jul li o d e s t e d i c h o año.
¡ d e s e p t i e m b r e . — El d i c h o dí a se l i br ar on en el d i ­
c h o t e s o r er o a K u v E a l er o , c ap i tá n de S u s A l t e z a s , d i ez
e seis'mill e seiscientos e sesenta e seis maravedís, q ue
ha d e h a b e r del t e rc i o s e g u n d o de su q u i t a c i ó n d e s t e
d i c h o año, de l os c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u s A l ­
188 HISTORIA Dlí CHI 1-E

tezas le ma n J a n d a r en c a d a un a n o , el cual d i c h o t e r c i o
se c u m p l i ó en fin de a g o s t o denl e d i c h o ano.
En trece de s e p t i e m b r e del d i c h o a n o , se l i b r ar on en el
d i ch o t e s o r e r o a D i e g o de C u e l o , c or r eo , n ó v e n l a e un d u ­
c a d o s d e o r o, q u e h o b o de h a b e r p o r el vi aj e q u e l l evó a
B a r c e l o n a en m i é r c o l e s d i ez de a g o s t o de mili e q u i n i e n ­
t os e d i ez e n u e v e a ño s , con c ar t a s n u e s t r a s par a S u
A l t e z a s o b r e el d e s p a c h o del a r m a d a q u e S u A l t e z a m a n ­
da h a c e r par a e! . d e s c u b r i m i e n t o del E s p e c e r í a e ot r a s
c o s a s t o c a n t e s a ía C a s a , en c i n c o d í a s n a t u r a l e s , v por
el t o r n a v i a j e q u e t r a x o de la C o r l e , c on c a r i a s de S u A l ­
teza par a n o s o t r o s , en o t r o s c i nc o dí as , s o b r e el d i c h o
d e s p a c h o : l os trei nta e se i s d u c a d o s d e l l o s s e le d i er on
p o r la i da, p o r q u e lo d e m á s , a c u m p l i m i e n t o de c i n c u e n ­
ta e c i n c o d u c a d o s de or o q u e h o b o de h a b e r , le p a g a r o n
o t r a s p e r s o n a s p a r t i c u l a r e s , y p o r el t o r na v i a j e , o t r os c i n ­
c u e n t a e c i n c o d u c a d o s , q u e m o n t a n l os d i c h o s n ó v e n l a
e un d u c a d o s .
P a s a n s e m á s en d a t a al d i c h o t e s o r e r o , en treinta dí as
del m e s de s e p t i e m b r e del d i c h o a ño, c u a r e n t a e o c h o mili
m a r a v e d í s , q u e en p o s t r er o de ¡ul l io d es t e d i c h o a ñ o se
l i b r ar o n en él a F e r n a n d o de . Ma g a i l a yn e s . c a p i t á n d e
S u s A l t e z a s , por el s u e l d o de s e i s m e s e s a d e l a n t a d o s , a
r az ón de o c h o mi l i m a r a v e d í s po r m e s , l os c u a l e s S u A l ­
teza le m a n d a d a r l o d o el t i e m p o q u e n a v e g a r e , p o r c é ­
d u l a , fecha en A r a n d a , a di ez e si ete de a bri l del a ño
p a s a d o de mili e q u i n i e n t o s e d i ez e o c ho , los c u a l e s le
c or r e n d e s d e v e i n t e d í as del m e s de s e p t i e m b r e d e s l e d i ­
c h o a ñ o de mili e q u i n i e n t o s e d i ez c n ue v e .
El d i c h o día se p a s a n en d a la al d i c h o t e s o r e r o oíros
c u a r e n t a e o c h o mili m a r a v e d í s , q u e ha d e p a g a r al b a ­
c h i l l e r R u y F a l e r o , c a p i t á n de S u s A l t e z a s , p o r l i b r a ­
m i e n t o f e c h o en p o s t r e r o de j u l l í o des t e d i c h o año, p o r
el s u e l d o de sei s m e s e s a d e l a n t a d o s , a razón d e o c h o
mi l i m a r a v e d í s p o r m e s , l os c u a l e s S u A l t e z a le m a n d a
FERNANDO DE MAGALLANES

d a r t od o el t i e m p o q u e n a v e g a r e , por c é d u l a, f ec ha en
A r an d a , a di ez e s i et e de abri l del a ñ o p a s a d o d e mi l i e
q u i n i e n t o s e di ez e o c h o , l os c u a l e s le c o r r e n d e s d e
v e i n t e d í a s del m e s de s e p t i e m b r e d e s t e d i c h o a ñ o de mi l i
e q u i n i e n t o s e d i ez e n u e v e , q u e h i c i e r o n v e l a las n ao s
del a r m a d a de la b a r ra d e S a n l ú e a r .
24 d e d i c i e m b r e . — Liste d i c h o dí a se pas?in en data al
d i c h o t e s o r er o d i e z e sei s mili e s e i s c i e n t o s y s e s e n t a y
seis m a r a v e d í s , q u e ha de p a g a r a R u y F a l e r n , c ap i t á n
de S u M a j e s t a d , del t e r c i o p o s t r e r o de su q u i t a c i ó n d e s ­
te d i c h o a ñ o , d e q u e t i ene l i b r a m i e n t o .
i>5 de d i c i e m b r e , — P á s a n s e m á s en data al d i c h o t e s o ­
r e r o sei s c u e n t o s y c u a t r o c i e n t o s y c i n c u e n t a v c u a t r o
mi l i y d o s c i e n t o s y n u e v e m a r a v e d í s , q u e d i ó y p a g ó
para la a r m a z ó n q u e e s t e p r e s e n t e a n o se hi zo par a el E s ­
pe c e r í a, d e q u e f u e r on p o r c a p i t a n e s F e r n a n d o d e M a g a -
l l a y n e s y R u y P a l e r o , q u e p a r t i ó la d i c h a a r m a d a dest a
c i b d a d en d i ez de a g o s t o d e s t e p r e s e n t e a ñ o de q u i n i e n ­
tos e d i ez e n u e v e , día m i é r c o l e s po r la m a ñ a n a , e hi z o
vel a d e s d e S a n l ú e a r d e B a r r a m e d a , c o n la b u e n a v e n t u ­
ra, en m a r t e s v e i n t e de s e p t i e m b r e del d i c h o a ñ o p o r la
m a ñ a n a , s e g ú n d p a r e s c e p o r m e n u d o en el l ibr o de la
d i ch a a r m a d a , q u e e s t á en ia C a s a , y son d e m á s y a l l ¡ e n ­
de de d o s c i e n t a s y s e s e n t a y tres mili y t r e c i e n t o s y c u a ­
r e n t a v c i nc o m a r a v e d í s q u e C r i s t ó b a l d e Mar o g a s t ó
par a ú l t i m o d e s p a c h o de la d i c h a a r m a d a , d e m á s de un
c u e n t o y s e i s c i e n t o s y di ez e se i s mili y s e t e c i e n t o s o c h e n ­
ta y un m a r a v e d í s , q u e m o n t a r o n l as m e r c a d e r í a s q u e
p ar a r e s g a t e s de la d i c h a a r m a d a se e n v i a r o n , s e g ü n d
tod o e l l o p a r e s c e por el l ibr o de la d i c h a A r m a d a .
i 5 2 0 .— 2 de m a y o . — E s t e d i c h o dí a se l i b r ar o n en el
d i c h o t e s o r er o a R u y P a l e r o , c ap i t á n de S u s A l t e z a s ,
d i e z mil ! e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a y se i s m a r a v e d í s , q u e
h o b o de h a b e r del t e r c i o p r i m e r o de su q u i t a c i ó n dest e
d i c h o año, de l os c i n c u e n t a mi l i m a r a v e d í s q u e S u s Al*
H jo niSTOVUA DE OH ILIC

tezas le m a n d a n ti a r en cada un año, el cual d i c h o t erci o


se c u m p l i ó en fin del m e s de a br i l d e s t e d i c h o año.
E n d i ez e s i et e del d i c h o m e s de m a y o del d i c h o a ñ o
de mili e q u i n i e n t o s e v e i nt e , se l i b r a r o n en el d i c h o te­
s o r e r o a d o ñ a B e a t r i z de B a r b o s a , m u j e r del c o m e n d a ­
d o r F e r n a n d o M a g a l l a y n e s , c a p i t á n de S u s A l t e z a s , d o c e
mili e q u i n i e n t o s m a r a v e d í s , q u e h o b o de h a b e r p o r el
s a l a r i o de tres m e s e s , a r az ón de los c i n c u e n t a mi l i m a ­
r a v e d í s q u e S u A l t e z a m a n d a dar. en c a d a un a ño al d i ­
c h o c a p i t á n , los c u a l e s d i c h o s tres m e s e s ie c or r e n d e s d e
p r i m e r o día del m e s de h e b r e r o d e s t e d i c h o a ñ o y se
c u m p l i e r o n en fin del m e s de abril d e s t e d i c h o a ño, p o r ­
q u e de lo q u e h o b o de h a b e r h a s t a el d i c h o día p r i m e r o
de h e b r e r o fué p a g a d o el d i c h o c a p i t á n , c o m o p a r e c e en
est e l i br o a fol i o c i e n t o .
Fin p r i m e r o día del m e s de s e p t i e m b r e del d i c h o a ñ o de
mi l i e q u i n i e n t o s e v e i n t e , s e l i b r a r o n en el d i c h o t e s o ­
r e r o al c ap i t á n R u y F a l e m d i ez y s e i s mi l i y s e i s c i e n t o s
e s e s e n t a y se i s m a r a v e d í s , q u e h o b o de h a b e r del t erci o
s e g u n d o de q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o a ñ o de mili e q u i n i e n ­
tos e v e i nt e , q u e se c u m p l i ó en fin del m e s de a g o s t o
d e s t e d i c h o a ñ o . de l as c i n c u e n t a mi!l m a r a v e d í s q u e
S u s A l t e z a s le m a n d a n d a r en c a d a un año.
4 de s e p t i e m b r e . — E s t e d i c h o dí a se l i b r ar o n en el d i ­
c h o t e s o r e r o a d o ñ a B e a t r i z de B a r b o s a , m u j e r del c o ­
m e n d a d o r F e r n a n d o de . Ma ga l l a y n e s , c ap i t á n de S u s
M a j e s t a d e s , d i e z e sei s mili e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s e i s
m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r del t e r c i o s e g u n d o d e s t e d i ­
c h o a ño, q u e se c u m p l i ó en IIn del m e s de a g o s t o d e s t e
d i c h o a n o , de l os c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u s M a ­
j es t a d e s m a n d a n d a r al d i c h o c o m e n d a d o r en c a d a un
a ño.
24 de d i c i e m b r e . — E s t e d i c h o día s e l i b r a r o n en el d i ­
c h o t e s o r e r o a d o ñ a B e a t r i z de B a r b o s a , m u j e r del c o ­
m e n d a d o r F e r n a n d o . Ma g al l av ne s , c a p i t á n de S u s M a ­
j e s t a d e s , d i ez e s ei s mi l i e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e sei s
TORNANDO DI·' M A OA l. l . AN’ KS H)t

m a r a v e d í s , q u e b o b o de h a b e r del Lercio p o s t r er o dest e


d i c h o a ño, d e los c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u s M a ­
j es t a d es le m a n d a n dar en c a d a un año. .
24 de d i c i e m b r e . — l i ste d i c h o dí a se l i b r ar o n en el d i ­
c h o t e s o r e r o a M a r t i n de la M e z q u i t a , c i n c o mili e d o s ­
c i e n t o s e c u a t r o m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r po r la rata
de l os q u i n c e mili m a r a v e d í s q u e S u s M a j e s t a d e s le m a n ­
d a n d a r en cada un a ñ o par a a v u d a d e c o s t a h a s t a q u e
v u e l v a el a r m a d a q u e fue a la E s p e c e r í a , d e la cual f ué
p o r c ap i t á n F e r n a n d o de M a g a l l a y n e s , por c é d u l a fir­
m a d a del c a r d e n a l de T o r t o s a , g o b e r n a d o r d e s t o s r ei no s ,
f e c ha en Y a l l a d o l i d , a v e i n t e e s e i s de a g o s t o dest e p r e ­
s e n t e a ñ o de mili e q u i n i e n t o s e v e i nt e , q u e s d e s d e el
d i c h o día h a s t a en fin del m e s de d i c i e m b r e d e s t e d i c h o
a ño, q u e s o n c u a t r o m e s e s e c i n c o dí as , ha de h a b e r l os
d i c h o s c i n c o mi l i e d o s c i e n t o s e c u a t r o m a r a v e d í s .
F s t e d i c h o día se l i b r ar o n en el d i c h o t e s o r e r o al b a ­
c h i l l e r R u y F a l e r o , c a p i t á n de S u s M a j e s t a d e s , d i ez e
sei s mili e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s e i s m a r a v e d í s , q u e
h o b o de h a b e r del t e rc i o p o s t r e r o d e . s u q u i t a c i ó n d es t e
d i c h o a ñ o de mili e q u i n i e n t o s e ve i nt e , de l os c i n c u e n t a
mi l i m a r a v e d í s q u e S u s M a j e s t a d e s le m a n d a n dar en
c a d a un año.
i3i’ i . — 8 de m a v o . — F s t e d i c h o día se l i b r a r o n en el
d i c h o t e s o r e r o al c a p i t á n R u y F a l e r o , diez, e s e i s mi l i e
s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e sei s m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r
del t e rc i o p r i m e r o de su q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o año, de
los c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u s M a j e s t a d e s le
m a n d a n d a r en c a d a un a n o . el cual d i c h o tercio se c u m ­
pl ió en lin del m e s de abr i l d e s l e d i c h o año.
i 5 'j 3 .— F n diez, e n u e v e d e m a v o del d i c h o a ñ o de mili
y q u i n i e n t o s e v e i nt e y tres, se l i b r ar o n en el d i c h o t e s o ­
r ero J ua n de f »11 m i el a C r i s t ó b a l de C a n g a s , c o r r e o m a ­
yor d e s l a c i b d a d . d i ez y s ei s d u c a d o s de or o, q u e b o b o de
h a b e r p o r el vi aj e q u e llevó a Yalladolid García del
IC fi HISTORIA DE CMl I.IÍ

A d r a d a , c or r e o , c on c a r t a s n u e s t r a s p a r a ñu M a j e s t a d , en
d o m i n g o q u i n c e d e m a r z o d es t e d i c h o a ño, s o b r e c o s a s
t o c a n t e s al a r m a d a , a las v e i n t e l e g o a s por dí a, po r c u a n ­
to t r u x o c e r t i f i c a c i ó n de c ó m o s i r vi ó y n o se le d i e r o n m á s
d e l os d i c h o s d i ez y s e i s d u c a d o s , p o r c u a n t o lo d e m á s
q u e h o b o de h a b e r po r el d i c h o vi aj e, le p a g a r o n o t r a s
personas particulares.
lín v e i n t e y dos de o t u b i e de! d i c h o a ñ o de mi l i e q u i -
n i e n t o s e v e i n t e v (res se l i br a r o n en el d i c h o t e s o r e r o al
d i c h o B a r a b o n a , c o r r e o , o c h o d u c a d o s de oro. q u e h o b o
de h a b e r p o r el vi aje q u e U u. xode Y a l l a d o l i d a est a C a s a ,
en l u n e s trece de a p o s t o del d i c h o a ñ o , c on c a r t a s de S u
M a j e s t a d para n o s o t r o s s o b r e c o s a s l o c a n t e s al a r m a d a ,
y lo d e m á s q u e h o b o de h a b e r po r el d i c h o vi aj e le p a ­
ga ro n otras perso nas particulares.
i 3 de n o v i e m b r e . — E s t e día se l i b r ar o n ai c a p i t á n
R u v E al e r o , d i ez e sei s mili e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e sei s
m a r a v e d í s , q u e ha Je h a b e r del terci o s e c u n d o d e s t e d i ­
c h o año, de l os c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u s M a j e s ­
t a d e s le m a n d a n d a r en c a d a un a ño.
i 5 u j . — 10 de f e b r e r o . — E s l e d i c h o dí a s e p a s a n en
d a c l a al d i c h o D o m i n g o de Ü c l i a n d i a n o , d i ez e s ei s mi l i
e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s ei s m a r a v e d í s , q u e ha de p a ­
g a r al c a p i t á n R u v E a l e r o , del tercio p o s t r e r o de su q u i ­
ta c i ó n del d i c h o a ñ o de mi l e q u i n i e n t o s e v e i n t e e un
a ñ o s , de l os ci nc uenLa mili m a r a v e d í s q u e S u M a j e s t a d
le m a n d a J a r en c a d a un año.
fj de m a y o , — E s t e d i c h o día se l i b r a r o n en el d i c h o te­
s o r e r o , al c ap i t á n R u y E a l e r o , di ez e se i s m d l e s e i s c i e n ­
tos e s e s e n t a e s e i s m a r a v e d í s , q u e ha de h a b e r del t erci o
p r i m e r o d e su q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o a ño , de l os c i n ­
c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e Su Majestad le m a n d a d a r
en c a d a un a ñ o .
¡8 de a g o s t o . — P á s a n s e m á s en data al d i c h o t e s o ­
r e r o , di ez e se i s mili e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e sei s ma-
l'EtíNANbO L>Ü MA C ' i A l . l . A N l i S

r av e d l s, q u e ha de p a g a r al c a p i t á n R u y P a l e r o , de!
t e rc i o s e g u n d o de su q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o a ñ o , de los
c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u .Majestad le m a n d a dar
en c a d a un a ñ o .
17 de s e p t i e m b r e . — l i ste d i c h o din. se l i b r a r o n e n el
d i c h o t e s o r e r o al d i c h o P e r o Rui/., c o r r e o , q u i n c e d u c a ­
d o s de o r o, q u e b o b o de h a b e r por el vi aj e q u e i r u x o a
est a C a s a , en l u n e s q u i n c e de s e p t i e m b r e d e s t e d i c h o
a ño , c o n un e n v o l t o r i o d e c a r t a s de S u ¡Majestad para
n o s o t r o s , en r e s p u e s t a de lo q u e a S u Ma j e s t a d es c r e -
h i m o s s o b r e la n u e v a de la v e n i d a de la n a o M la ria del
E s p e c e r í a , de la cual v i n o por c a p i t á n J u a n S e b a s t i á n
del C a n o , en tres dí as , m e n o s tres h o r a s ; y l os o t r os
q u i n c e d u c a d o s de o r o q u e ha d e h a b e r , a c u m p l i m i e n ­
to del d i c h o vi aj e, le h a n de p a g a r l os m a e s t r e s e m e r ­
c a d e r e s de n ao s q u e est án e n S a n C u c a r de B a r r a m e d a ,
p o r el d e s p a c h o q u e para e l l o s ti uxo.
En o c h o de o c t u b r e del d i c h o a ñ o , se l i b r a r o n en el
d i c h o t e s o r e r o a L u i s de C a s t e l l a n o s , c o r r e o , t r ei nta e
c i n c o d u c a d o s de or o, q u e h o b o de h a b e r p o r el vi aj e
q u e en d o m i n g o s i et e de s e p t i e m b r e d e s t e d i c h o a ño
l l e v ó a V a l l a d o l i d , con c ar t a s n u e s t r a s par a S u M a j e s ­
tad, h a c i é n d o l e s a b e r de la v e n i d a de la nao Vitoria
d e s d e la E s p e c e r í t , en la c ual v i n o p o r c a p i t á n j u a n S e ­
b a s t i á n de! C a n o , el c u al sei vi ó el d i c h o vi aj e en tres
d í a s m e n o s sei s h o r a s , al cual- n o se ¡e l i b r a r o n m á s de
l os d i c h o s trei nta e c i n c o d u c a d o s , po r r az ón q u e S u M a ­
j es t a d n o s m a n d ó le d i é s e m o s , po r l as a l b r i c i a s d e j a s
n u e v a s q u e l levó , c i n c u e n t a d u c a d o s de or o, c o m o en la
p a r t i d a d e b a x o d i r á , y p o r q u e l d i c h o L u i s de C a s t e l l a ­
n o s fué c o n t e n t o de l l o, l os c u a l e s d i c h o s t r ei nta e c i n c o
d u c a d o s de o r o se l i br a r o n e n las e s p a l d a s de la c u b i e r ­
ta del d i c h o v i a j e .
E s t e dí a se pa s a n en data al d i c h o t e s o r e r o , c i n c u e n t a
ILJ4 H I S T O R I A DE CU ILl í

d u c a d o s de or o, q u e ha de p a g a r al d i c h o L u i s de C a s ­
t e l l a nos, l os c u a l e s S u M a j e s t a d nos m a n d ó le p a g á s e ­
m o s p o r s u c é d u l a, f e c ha en Y a liado! id, a o n c e de s e p ­
t i e m b r e d e q u i n i e n t o s e v e i n t e e dos. po r l as a l b r i c i a s
por la n u e v a q u e l l evó a Yalladoli-d d e la v e ni d a de la
nao Vitoria c o n la e s p e c e r í a , la c u al d i ch a c é d u l a est á en
p o d e r del d i c h o t e s or er o .
E n v e i n t e e u n o de o t u b r c del d i c h o a n o d e mi l i e q u i ­
n i e n t o s e v e i n t e e d os , se l i b r ar o n en el d i c h o t esorero,
a J á c o m e F a n t o n i . c o r r e o , seis d u c a d o s de or o, q u e h o b o
de, h a b e r po r el po r t e d e un e n v o l t o r i o de c a r t a s de S u
M a j e s t a d , q u e e s t e día n o s e n t r e g ó , q u e v i n o d e s p a c h a ­
d o d e s d e V a l l a d o l i d , en tres d i as y m ed i o , m a n d á n d o n o s
q u e l u e g o f ue s e yo. el t e s or ero, a d o n d e S u Ma j e s t a d e s ­
t uv i es e , c o n los l i b r o s del A r m a d a de la E s p e c e r í a y las
otras escrituras y r e l a c i o n e s q u e tr u x o el c a p i t á n J ua n
S e b a s t i á n de! C a n o .
1:4 de d i c i e m b r e . — E s t e d i c h o dí a se p a s a n en d a d a
al d i c h o t e s o r e r o , d i ez e sei s mili y s e i s c i e n t o s e s e s e n t a
e s e i s m a r a v e d í s , q u e ha de p a g a r al c a p i t á n R u y P a ­
lero, del t e rc i o p o s t r e r o de s u q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o
a ño , d e l os c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u M a j e s t a d
le m g n d a d a r e n c a d a un ano.
i 5 'j 3 .— E n o c h o d í as del m e s de m a y o del d i c h o a ñ o
d e mil] y q u i n i e n t o s y v e i nt e e tres, se l i b r a r o n en el
d i c h o t e s o r e r o , al c a p i t á n R u y Pa l er o, di ez e sei s mi l i
e s e i s c i e n t o s e s e s e n t a e s ei s m a r a v e d í s q u e h o b o de
h a b e r del t e r c i o p r i m e r o de su q u i t a c i ó n d e s t e d i c h o
año, d e los c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s q u e S u M a j e s t a d
le m a n d a dar en c a d a un año, el cual d i c h o t e rc i o se
c u m p l i ó en fin del m e s de abril d es t e d i c h o a ño.
I i -j U n A n d o u L: .\i a u a i . L a n I ; s i y5

L . X l 'J .— «lie!ación del sueldo que ha de haber el capitán


Fernando de Magallanes, el cual fu á p o r capitán gene­
ral de la armada, primera que f u e a M a lu c o , que p a r ­
tió de S e i’itta a diez de agosta de mili y quinientos y
dierL y nueve.»

Fl c a p i t á n F e r n a n d o de M a g a l l a n e s , q u e fue
p o r c a p i t á n en la d i ch a a r m a d a , í al l e s c i ó
a v e i nt e y s i et e de abri l de q u i n i e n t o s y v e i n ­
te y uno: v e n c i ó de s u e l d o h a s t a el dí a q u e
m u r i ó , v e i n t e m e s e s y ve i nt e y un dí as , q u e
a r az ón de o c h o mi l i m a r a v e d í s por mes,·
m o n t a en lo q u e h u b o de h a b e r c i e n t o y s e ­
s e n t a y c u a t r o mi l i v q u i n i e n t o s v trei nta
y dos: r e c á t e n s e l e c u a r e n t a y o c h o mili m a ­
r a v e d í s q u e se le p a g a r o n en S e v i l l a , de
p a g a de s ei s m e s e s a c u e n t a de su sue l do;
así, se le r es t a n d e b i e n d o c i e n t o y d i ez v
se i s mi l i y q u i n i e n t o s y trei nta y tres. 116 5 3 !í
l.o p a g a d o par a en c ue n t a de ln q u e ha de h a ­
ber, v e i n t e y si et e mi l i y s e i s c i e n t o s v n o ­
ve nt a , q u e le di o C r i s t ó b a l de Maro en S a n
L ú c a r , para se a c a b a r de a p a r e j a r para p a r ­
tir en el a r m a d a . - 7 :t>9 °
l-'n v e i n t e e c i n c o de ol ub r o de q u i n i e n t o s c
ve i n t e e c u a t r o se pa g a r o n po r m a n d a d o de
los s e ñ o r e s del C o n s e j o de las Indi as a D i e ­
g o de S o s a . i 5 ,oo o

42,690
A s i . q u e a l c a nz a F e r n a n d o de M a g a l l a n e s de
su s u e l d o . 73,843

L o q u e m á s ha de h a b e r q u e le d e b e n p a r t e s q u e f u e ­
ron c o n él en la di cha a r m a d a v q u i e n e s son los q u e le
d e b e n son l os s i g u i e n t e s :
H )6 íilSTOHIA Dü C H I L E

F r a n c i s c o P ri or a, x i n o v é s , q u e f ue p o r ma r i -
nero. / 5o
D o m i n g o de B ar ru t i, m a r i n e r o . 15,190
G on za lo Hern ánd ez, sobresaliente. 2.775
M a r t í n de M a g a l l a n e s , ' s o b r e s a l i e n t e . 3 j , 5o o
D om in g o de Cubillana, grumete. 4 HO
D om in g o de Coim bra, grumete. 865
A l o n s o de E v o r a , s o b r e s a l i e n t e . 10,600
Gu illerm o Tanexi, lombardero. 5yg
J u a n , e s c l a v o de J u a n S e r r a n o , g r u m e t e . 1,375
P e r o S á n c h e z de la U e i n a . c l é r i g o . 15oo
A n t o n i o Descobar, sobresaliente. 206
J u a n E ó p e z G a m v a l l o , pi l ot o. - 5 ,8o 8
J u a n B a u t i s t a P o n z o l ó n , ma es t r e. 7. 11 0
A n t ó n de Bazo záb al, galefate. 17,218
Ma es tr e A n t ó n , carpintero, ginovés. 2,660
Juan García, galefate, xinovés. 5,262
A i o n s o G o n z á l e z de la G u a r d i a , d e s p e n s e r o . 10,600
A l b e r t o S á n c h e z, merino. 3o6
M a r c o s de B a y a , b a r b e r o . 7 So
M a e s t r e A n s b a rg e n , l o m b a r d e r o . 2,61 2
J o a n M a c i a s , n at u r a l d e T r o t , l o m b a r d e r o . ] ,960
Ma rtín Ginovés, marinero. 375
Juan Pareníi, ginovés. i ,3o 6
D i e g o Martín, mari ne ro . 55 t
B e n i t o X i n o v é s , n a t u r al de A r b e n g a , ma r i n e r o . 3.75o
F ra n c i s c o de A g u i a m o n t e , gr um et e. 5,784
J u a n de G r i s o l , g r u m e t e . 2,568
B l a s de A l m e n i a , g r u m e t e . 238
J u a n G a l l e g o , n a t u r al de P o n t e d e n e a , g r u m e t e . 470
S e b a s t i á n Or t i z , p o r t u g u é s , g r u m e t e . 1,370
J u a n N a v a r r o , n a t u r al de P a m p l o n a , g r u m e t e . 2,504
P e d r o D í az d e H u e l v a . g r u m e t e . 640
A l o n s o F e r n á n d e z , n at ur a l de P al ns , g r u m e t e . 25 o
J e r ón im o (jarcia, grumete. ! ,204
F E R N A N D O Dl í M A G A L L A N E S •97

Pero García de Trigueros, grumete. 1,175


A n d r é s d e la C r u z , paje. 68
J u a n M a r t í n , n a t u r a l de S e v i l l a , s o b r e s a l i e n t e . 3 of>
j o r g e , morisco, es c la vo de Alagallañes. 1 2 , 1 83
J u a n de C a m p o s , n at u r a l de A l c a l á , e s c r i b a n o . 1,284
D i e g o A r i as , sobresaliente. 1,365
L u i s del M o l i n o , s o b r e s a l i e n t e . 2,370
A l o n s o C o b o , n at u r a l de la P l e d e , en G e n o v a , 16,187
28j,3 i4

A s i , q u e m o n t a n l os m a r a v e d í s q u e se d e b e n al d i c h o
F e r n a n d o de M a g a l l a n e s , c u a n t o lo q u e t i ene r e c i b i d o ,
d o s c i e n t o s e o c h e n t a e un mili e t r e s c i e n t o s e c at o r c e
m a r a v e d í s .— Cristóbal de Ilaro.
F n V a l l a d o l i d , p o s t r e r o de abr i l de q u i n i e n t o s t r ei nt a
v si et e a ño s , los s e ñ o r e s del C o n s e j o m a n d a r o n p a s a r en
c u e n t a a C r i s t ó b a l - d e H a r o la par t i da de v e i n t e y si et e
mi l ! s e i s c i e n t o s n o v e n t a , q u e t i ene p u e s t a en su c u e n t a
p o r d a d o s a F e r n a n d o de M a g a l l a n e s en la foja c a t or c e ,
c o n ta nt o q uel d i c h o C r i s t ó b a l de Ma r o q u e d e o b l i g a d o
que cada y c ua n d o pareciere quel dicho M a g a l l a n e s no
h o b o de h a b e r ni c u p i e r o n en su s u e l d o l os d i ch o s v e i n ­
te e s i et e mi l i e s e i s c i e n t o s e n o v e n t a m a r a v e d í s q u é l l os
p a g a r á p o r su p e r s o n a e b i e n e s . — ( H a y u n a r ú b r i ca ) .
E n V a l l a d o l i d , n u e v e de m a y o de q u i n i e n t o s t r ei nta y
s i et e a ñ o s , a nt e mí , S e b a s t i á n de P o r t a l l o , el d i c h o C r i s ­
tóbal de H a r o se o b l i g ó d e c u m p l i r e p a g a r l o c o n t e n i d o
en el d i c h o auto, s e g ú n y c o m o los s e ñ o r e s del C o n s e j o
lo m a n d a n , y pa r a el l o o b l i g ó su p e r s o n a e b i e n e s c o m o
si p o r s e n t e n c i a d e juez f u es e a su p e d i m i e n t o c o n d e n a d o ;
t e s t i g o s , A l v a r o de F a z , v e c i n o e r e g i d o r de C i b d a d R o ­
d r i g o , y N i c o l á s F r a n z i s , mi c r i a d o .— Cristóbal de lia r a .
198 h is t o r ia m· : ctnt.l·:

jLA’ F , — «Fce de lo.v asiento* de capitanes e oficiales del


armada de T\lagallanes. — ^1 fui de quinientos diez y
nueve.»
C iustóbai . ui·: JIau o i ’ .\h a su cu knta

L o s s a l ar i o s q u e S u M a j e s t a d m a n d a dar a l os c a p i t a ­
n e s e o f i c i a l e s q u e f u e r o n e n el a r m a d a de M a g a l l a n e s ,
q u e se h i z o par a el K s p c c e r i a el a ñ o p a s a d o de q u i n i e n ­
tos diez y nue v e , s e g ú n pa r e c i ó p o r los a s i e n t o s de l as
c é d u l a s e p r o v i s i o n e s q u e par a el l o dió S u M a j e s t a d ,
q u e t i en e J u a n de S a m a n o . |sonj en esta m a n e r a .

J ua n de C a r t a g e n a , p o r v e e d o r , s e s e n t a mili
m a r a v e d í s c a d a año, lia de g o z a r por c é d u l a
d e S u Ma j e s t a d d es d e ! día q u e parLió de s l i
c asa, q u e f uer on a v e i nt e de m a y o . (io, 000
1 'cedor

L 1 d i c h o J u a n de C a r t a g e n a , por c a p i t á n , c u a ­
r e n t a mi l i m a r a v e d í s c a d a afín, d e s d e el d i ­
c h o día, p o r c éd u l a. 40,000
T eso rero

L u i s d e M e n d o z a , por t e s or e r o , s e s e n t a mili
m a r a v e d í s c a d a a ñ o . desde! día de la vela. •jo, 000
Contador
A n t o n i o de C o c a , p o r c o n t a d o r del a r m a d a ,
d es d e ! dí a de la v e l a , c i n c u e n t a mi l i m a r a ­
v e d í s c ad a a ñ o . 5o , 000
F e r n a n d o de M a g a l l a n e s , o e bu mili m a r a v e d í s cada
a ñ o , d e s d e l día q u e las n a o s hi ci er e n vela h a s t a q u e t or ­
n e n , y ivuís c i n c u e n t a mili m a r a v e d í s en la C a s a . P s t o e r a
a c a r g o de los O f i c i a l e s de la C a s a .
R u y P a l e r o , su c o m p a ñ e r o , o t r o tanto s u e l d o e s a l ar i o
c o m o M a g a l l a n e s , — Joan de Samano. ( H a y Lina rubr i ca) .
TURNANDO DK MAGALLANES ] 99

L A ' 1 7 .— «Armada de M agallanes.— '¡-{elación de la gente


que Su íWaje&lad mandó ir en el armada de M a g a ­
lianas y de! salario que han de haber cada mes.»
Q u e v a y a n p o r todos d o s c i e n t o s t r ei nta y c i n c o h o m ­
br e s , e n t r e m a e s t r e s y m a r i n e r o s y g r u m e t e s y toda la
otra g e n t e n e c e s a r i a , q u e no s e a n por todos m á s d é l o s
dichos 235.

Sueldo de un mes
M a e s t r e s , mili c a d a m e s . 3 .ooo
Contramaestre. 2.000
C a r p i n te r o s , cinco du cados. 1,875
C a l a f a t e s , ot r o t a nt o. 1,875
Toneleros, cuatro ducados ¡ , 5 oo
Despenseros. 1,200
bom barderos, cinco ducados. [.875
M a r i n e r o s , mil d o s c i e n t o s . 1.200
Grumete, ochocientos. Soo
Fajes, quinientos. Soo
S o b r e s a l i e n t e s , a o c h o c i e n t o s y a mi l y a rail q u i n i e n ­
tos.

L X I 7 í . — «Relación de la gente que -va en cada nao del


armada, a quien pagaron socorro en S e v illa y lo que
tienen cada mes.»
LES LA NAO «TRINIDAD»

J u a n B a u t i s t a de P u n z u r o i , m a e s t r e . 3 ,ooo
Francisco Albo, contramaestre. 2,000
Maestre An to n i o , carpintero. 1,875
F e l i p o , c al a f at e. 1,87o
F ra n c i s e o M a r t i n , lo n d e r o . !. 5oo
Cristóbal Ro drígue z, despensero. 1,200
200 HISTORIA Dlr. C H I L E

Lombardcrna
M a es tr e A ndrés. i.8j 5
J ua n B a u t i s t a . i , boo
Guillermo T a n e g u i. i . 5 oo
Marineras
Fran cisco Despinosa. 1,200
G i n é s de M a l ’ra. r .200
León P ancaldo. 1,200
J ua n G i n o v é s . ¡,200
Francisco Piora. 1,200
Martin G i n o v é s . 1,200
A n to n io Hernández Colm enero. 1,200
Antonio Rodríguez. 1,200
Bautista Ginovés. 1,200
Bartolom é Sánchez. 1,200
T o m á s de N a ti a. 1,200
D o m i n g o de U m i lia. 1.200
Francisco Martin, marinero. 1,200
Juan Ro drígu e z. 1,200
D i e g o Martin. 1,200
G run ulcs
D o m i n g o de С о villa. 800
A n t ó n Go a , l or o. 800
A n t ó n de N o v a . Soo
F r a n c i s c o de A y a m o n t e . 800
J ua n de G r ij ol . 800
L u is de V e a s . Soo
Juan de S a n t A n d r é s . 800
B la s de T o l e d o . 800
An tón , negro. 800
V a sc o G óm ez Gallego. Soo
J ua n G a l l e g o . 800

P ajes
Gutierre?. A s t u r i a n o , 5 oo
FERNANDO DE M A G A L L A N E S 201

Juan G inoves. 5 oo
A n d r é s de i a C r u z . 5 oo

I.A N A O «SANTO ANTONIO»

J u a n de L o r r e a g a , m a e s t r e, 3 , oo o
Diego Hernández, contramaestre. 2,000
P e d r o de B i l b a o , c al a f at e. >,875
Pedro de Santo, carpintero. 1.875
M a r t í n de G o v t i s o l o , c al af at e. 1 .S75
J u an ( j r t i z d e G o p e g u i , d e s p e n s e r o . 1,200
F r a n c i s c o Ro ld a n, marinero. 1,200
J u a n de O v i e d o , t o n e l e r o . i , 5 oo

Lombarderos
Maestre Jacques. 1 ,^75
R o g e l de U pr e t . i , 5oo
Juan Jorge. i , 5 oo
X e r ó n i m u de Ax io . i , 5 oo

Marineros
S e b a s t i á n de O l a r t e . 1,200
L o p e de U g a r t e . [.200
J u a n e s de S e g u r a . 1,200
J u a n de F r a n c i a . 1,200
J á c o m e de M e s i n a . 1.200
S a n c h o de la P i e z a . 1,200
C ris tó bal (jarcia. 1,200
P ero Hernández. 1.200
F e r n a n d o de M o r a l e s . 1,200
A n t ó n Rodri gue/.. 1,200
Francisco, marinero. 1,200
Juan R o dr íg ue z. 1,200
P e d r o de L a redo. 1,000
Grumetes
J u a n del P u e r t o . 800
Domingo. 800
202 Í J1ST0I Í 1A DE C I K L E

D i e g o de S e v i l l a . 800
C o l í n Bazo. 800
L u c a s de M e s i n a . Soo
Lorenzo, grumete. . 80o
Ginés, Soo
Miguel de Pravia. 800
J u a n e s de I r u n i r a n z u . Soo
Juan G a ll e g o . 800
J u a n de M u r o s . 800
Pedro de Bazazábal. 800

P a jes
D i e g o , hi j o de C r i s t ó b a l G a r c í a . Soo
D i e g o , h i j o de J u a n R o d r i g u e / . 5 oo

NAO «VITORIA.»

A n t o n i o S a l a m ó n , maestre. 3 ,ooo
M i g u e l de R o d a s , c o n t r a m a e s t r e . 2,000
X e r ó n i m o d e ia R o c h e l a , c al ef a t e , 1,875
M a r t i n de G a r a t , c a r p i n t e r o . 1,^70
A l o n s o Gutiérrez, d es pe n ser o. 1,1-00
Benito Ginovés. 1,200
F e l i p e de R o d a s . 1,200
Esteban Villa. 1,200
J u an G r i e g o . 1,200

L om b ard tros
jo rge Alemán. i,fc>75
Geliberto. i , 5o o
Anes. 1 , 5 oo

Marineros
.Miguel V e n e c i a n o . 1,^00
Diego Gallego. 1,200
Lope Navarro. 1.200
Niculás, marinero. ¡,200
N i c o l ás de N a p o l . 1,200
F IÍH N A N D O D i: ,MAGALLAN'F.-S

Miguel Sánchez. 1,1:00


N ico lá s de C a p u a . 1,200

( j i i i met es

R o drigo (jallego. 800


An Io n io PorLugués. 800
Domingo, grumete. 800
Juan V iz caí no. Boo
J u a n de A r r a t i a . 800
Ochote. 800
E s t e b a n de Xerez. 800
P ed ro Maldonado. 800
A lv aro Hernández. 800
Se b as ti án Ürliz. 800

'P a jes
J u a n de Z u b i l e t a . 5 oo

NAO «CONCEIÍUÓN»

J u a n S e b a s t i á n del C a n o , m a e s t r e . 3 , oo o
J u a n de A c u r i ó n , c o n t r a - m a e s t r e . 2,000
A n t ó n de B a z á h a l , c al a f at e. 1,875
D o m i n g o de Yarzo. carpintero. 1
Juan de C a m p o s , despe ns ero. 1,200
P e d r o P é r e z , t o n e l er o. i , 5o o

Louihardcros
A n s Vargue. 1-875
Ma estre Pedro. 1, 5oo
R o l d a n de A r g o t . i , 5o o

Marineros
Francisco Rodríguez. 1,200
F r a n c i s c o Rui/.. 1.200
M a t e o de Gorfo. 1.200
J uan R o d r í g u e z . 1,200
S eb ast ián García. 1,200
204 HISTORIA DE C H I L E

Góm ez Hernández. 1,200


L o r e n z o de I r u na . 1,200
Juan Rodríguez. 1,200
J u a n de A g u i r r e . 1,200
J u an de O r t e g a . 1,200

Grumete, v
A n t o n i o de A l c a z a b a . 800
Guillermo. 800
Rodrigo Alfonso. 800
G u i l l e n , n a t ur a ! de G á l v e z . 800
G o n z a l o de V i g o . 800
Demuguertegui. 800
M artín de Insaurraga. 800
J u a n e s , n a t u r a l de T u v . 800
R o d r i g o A l ac i as . 800
Juan Navarro. . 800

Pajes
P edro de Chindurza. 5 00
J u a n i l l o , paje. 5oo

NAO «SANTIAGO»

Bal ta sa r G i n o v e s , maestre. 3 ,ooo


Ba rt ol om é, por contra-maestre, 2,000
J uan García, calafate. 1,200
Rusa, carpintero. 1,1875
G a s p a r Di ez, d e s p e n s e r o , 1,200
Lombarderos
Lorenzo Corral, 1,875
Juan Macía. 1 , 5 oo
Marineros
Antón Flamenco. 1,200
Luis Martín. 1,200
B a r to l o m é García. 1,200
J u an G a r c í a . ‘ 1,200
FERNANDO DE M A G A L L A N E S 205

A g o s t í n , m a ri ne r o . 1,200
Ocacio Alonso. 1 ,200
Pedro Gascón. 1 ,200
D o m i n g o , marinero. l ,200
D i e g o ( j a r c i a de T r i g u e r o s . 1,200

Grumetes
P e d r o Die::. 8oo
A lo n so Fernández. 800
D i e g o de T a v i r a . 800
Juan Bretón. 800
P e d r o Bello. 8oo
Juan G óm ez . 8oo
J e r ó n i m o García. 8oo
Pedro Arnaot. 8oo
P e d r o G a r c í a de T r i g u e r o s . 8oo

P a jes
Juan, flamenco. 5o o
F r a n c i sc o. íoo

SOBRESALIENTES EX LA NAO « T P I i N I D A D »

Cristóbal Rebelo. 1 .2 00
Juan Colín. Soo
J u a n .Martínez, v e c i n o de S e v i l l a . i ,ooo
H e r n a n d o , criado de M a g a l l a n e s, Soo
A n t o n i o , lombardero. i , ooo
J o r g e , m o r i s c o , e s c l a v o de M a g a l l a n e s . 5 oo
Juan Francts. 8<io
Gonzalo Rodríguez. Soo
D i e g o S á n c h e z Barrasa. 8oo
Luis Alfonso. i ,ooo
DLiarte B a r b o s a . i , 5 oo
A l v a r o de M e z q u i t a , p o r t u g u é s . i , 5oo
Ñ u ñ o , c r i a d o del d i c h o M a g a l l a n e s . Soo
D i e g o , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n . 8oo
2oO h is t o r ia m; u u l ü

F r a n c i s c o , pa j e y c r i a d o del di cl i o c a p i t á n . Son
C arlos Sánchez. Soo
L á z a r o de T o r r e s . 800
Pero Sánchez, armero. 1,000
E n r i q u e de M a l a c a , l e n g u a . i , 5 oo
G o n z a l o G ó m e z D e s p i n o s a , a l g u a c i l m a y o r del
armada. i ,8oo
P e d r o G ó m e z , c r i a d o del d i c h o a l g u a c i l . 800
A l b e r t o , m a r i n e r o de la d i ch a nao. 1.200
M a r c o s d e V a v us , b a r b e r o , 1,200
P e d r o de Y a l d c r r a m a , de R i g o . i . 5oo
J u a n de M o r a l e s , c i r u j a n o , a r az ón de v e i n t e v c i n c o
mi l i p o r año.

SOlinESAl.lENTF.S DI· LA NAO ('SANTO A NT O N i O »

F r a n c i s c o del M o l i n o , c r i a d o del c a p i t á n C a r ­
t a ge n a . 800
R o q u e P e l l a , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n . 800
R o d r i g o N i e t o , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n . Soo
A l o n s o del Ri o. c ri a d o del d i c h o c a p i t á n . Soo
P e d r o de V a l p u e s t a , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n . 800
.Juan de L e ó n . 800
G u t i e r r e de T u ñon. Soo
J ua n d e C h i n c h i l l a . i , ¡Soo
Antón Descobar. 1, Soo
F r a n c i s c o de A n g u l o , ? , 5 oo
J u a n G ó m e z D e s p i n o s a . c ri a d o d e A n t o n i o de
Coca, contador. 800
P e d r o de U r r e a , n a t u r al de B r u j a . Soo
Bernardo Calmeta. capellán. 1 , 5 oo
A ntonio Hernández, lengua. s. 5oo
J u a n de M i n c h a c a , b a l l e s t e r o . I ,200
P e d r o de O l a v a r r i e t a , b a r be r o . I ,2 0 0
J u a n de S a g r e d o . m e r i n o . 1,000
FERNANDO DE M A G A L L A N E S

SOBRESALIENTES DE LA NAO «VITORIA»

F r a n c i s c o de C a r a v a i a l , c r i a d o de! c a p i t á n L u i s
de Mendoza. 800
J u a n M a r t i n , c r i a d o del d i c h o c a p i t á n . 800
X e r ó n i i n o de B u r g o s , c r i ad o del d i c h o c a p i t á n . 800
A nt o n i o X i m é n e z . 800
J u a n de C ó r d o b a , t on el er o. 5 oo
J u a n V i lia 1ó n . 800
D i e g o Dí az. 800
A l o n s o de Mora. Hoo
D i e g o de P e r a l t a . 1,000
G on za lo H er nán dez , herrero. 1,200
P ed ro García. 1,000

S O B R E S A L I E N T E S DE L A N A O « CONCF . Ti Ct Ó. N»

L u i s del M o l i n o . 1,000
A ntonio H er nán dez . 800
Alonso Coto. 800
F ra n cis c o Díaz de Madrid. 800
J u a n de S i l v a . t , 5o o
Martín de Magallanes. i , 5o o
G o n z a lo H e r n á n d e z , h e r r e r o . 800
J u a n de la T o r r e . 5o o
M a r t i n de J u d i c i b u s . 1,000
H e r n a n d o de B u s t a m a n t e , b a r b e r o . 1,200

SOR 11 ESA [ . ( E N T E S DE LA NAO «S ANTIAG O »

Juan de A r o c h e , mari ne ro , 1,000


Martín B ar re n a . 1,000
Hernán Lorenzo. 800

P a r e c e q u e f uer on en la d i ch a a r m a d a s 3 o h o m b r e s ,
q u e son c i n c o m e n o s de l os q u e h a b í a d e l l e v a r v a q u i e n
se c u e n t a s u e l d o .
( A r c h i v o de I n d i a s . — R e s u l t a s de c u e n t a s t o m a d a s en I n d i a s
y S e v i l l a p o r J u e c e s d e C o m i s i ó n d e s d e ] 5^2 n i r 53.— E s t . t,
caj , t. leg·. 2).
H IS T O R IA D E C H IL li

L W H I . — Relación del sueldo que se debe al capitán y ofi­


ciales y compañía de la nao ] 'i t o r i a y Concebición, que
se deshizo, y S a n tia g o , que se p e rdió, contando á cada
uno el tiempo que sirvió, así á- los vivos como á los de­
finí ios, hasta el día que m u r ió , desde el d ía que p a r ­
tieron de Sevilla, que f u e á diez de agosto de m ili c
quinientos é diez é nueve años, hasta ocho de septiem­
bre de quinientos >· veinte ó dos años, que la dicha nao
V it o r ia tornó á S evilla; de manera que se les debe tres
años y veinte ú ocho días, d los cuales se les quita lo
que d cada uno se les dió en Sevilla de s o c o rro , y más
se les ha de quitar lo que cada uno ha recebido en el
viaje de las mercaderías del armazón; y lo que d cada
uno se debe es lo siguiente:
A l c a p it á n J u a n S e b a s t iá n d e l C a n o , que fue
por maestre d éla nao Concebición y fue mudado della con
mandado dei capitán, vino en la nao V itoria por cap i­
tán; sirvió de maestre desde que partió de S evilla, que
fué á diez de agosto de m ili quinientos diez y nueve,
hasta el lunes diez y seis de septiem bre de quinientos
veinte y uno, que son veinte y cinco mese^s y seis días,
M a r t ín M é n d e z , que fué por escribano de la nao
V itoria y vino en ella por contador: sirvió en su cargo
de escribano desde que partió de S evilla, que fué á diez
de agosto de m ili quinientos diez y nueve, hasla diez y
seis días de septiem bre de qu inientos veinte y uno, que
son veinte y cinco meses y seis días.
F r a n c i s c o A l b o , piloto, que fué por contra-m aes­
tre en la nao Tren id a d ; sirvió de contra-m aestre en el 1a
de diez de agosto de quinientos diez y nueve, que partió
de acá la dicha nao, fasta 29 de noviem bre de qu inientos
veinte, que son 19 meses y medio.
M i g u e l de R o d a s , que fué por contra-m aestreen
l 'E U N A N D O I>L M A G A L L A N E S UO 9

esta nao V itoria : Hirvió de contra-maestre de diez de


agosto de quinientos diez y nueve fasta diez de agosto
de m ili quinientos veinte anos, que son veinte y dos
meses.
J u a n de A c u r i o , que fue de acá por contra-maes-
tre en la nao Concebición, que se deshizo, y vino por
contra-m aestre en la nao \'itoria, el cual fue mudado en
esta nao por se deshacer la otra: sirvió en entram as naos
en el cargo de con tí a-maestre que de acá fuá; venció de
sueldo tres años v veinte e ocho días.
M a r t í n de J u d i c i b u s . m erino, que fue por merino
en la nao C oncebición, que se deshizo, y entró en el
inesmo cargo de m erino en la nao \~iloria: venció de
sueldo tres años e veinte e ocho días.
H e r n a n d o de B us l a m a n te, barbero, que fué en la
nao Cnnctibiciñn, que se deshizo, y vino en la nao Vito­
r ia en el mesmo cargo; venció de sueldo tres años e
veinte e ocho dias.
P e d r o de T o l o s a , que fué en la nao V itaría e por
grumete v en sueldo de grumete, el cual después fué
puesto por despensero: cuénüisele el sueldo de la mes-
ma manera que de acá fué y lleva la ventaja del se rv icio
de despensero en ia quintalada; sirvió tres años e veinte
e ocho días.
R i g a r t e de N o n n a n d í a , que fué por carpintero en
la nao Santiago y toí’nó en ia ]'itoria: venció de sueldo
hasta que la nao Santi.i^n se perdió, que fue á veinte y
dos de mayo de quinientos veinte años, que son nueve
meses y doce días,
A n e s , que fué por lom bardero en la nao V ito ria y
en sueldo de lom bardero, v después fué puesto por con­
destable en la dicha nao: cuéntasele el sueldo de Ja mes­
illa manera que de acá fué: lleva la ventaja del servicio
2 JO H IS T O R IA Di;. C H I L E

Je condestable en la quintalada: sirvió tres años y veinte


y ocho días.
R o l d a n de A r g o t e , lom bardero, natural de F lan -
des, en Brujas, hijo de M iguel de Argote e de Leonor,
su mujer, que fué en la nao Concebición por lom barde-
ro. que quedó en ia Isla del r.abo Verde enfermo, vino
en esta nao M ia r ía : venció de sueldo tres anos e veinte
e ocho días.
D i e g o ( ¡ a l l e g o , m arinero, que fué en la nao V ito ria
y vino en ella; venció de sueldo desde diez de agosto de
quinientos (.lie/, v nueve años hasta ocho de septiembre
de quinientos veinte v dos años, que son tres años e
vein te e ocho días.
N i c o l a o de Ñ a p ó l e s , m arinero, que l'ué en la nao
y vino en ella; venció de sueldo desde diez de
agosto de m ili quinientos diez y nueve años hasta ocho
de septiem bre de q u in ie n to s veinte y dos años, que son
tres años e veinte y ocho dias.
M i g u e l S á n c h e z de R o d a s , m arinero que fué en
la. nao 1 'ilo ria : venció de sueldo desde diez de agosto de
de quinientos diez y nueve anos fasta ocho de septiem ­
bre de m ili quinientos veinte y dos años: que son tres
años e veinte e ocho días.
P h e l i pe d e R o d a s , m arinero, que fué y vino en la
nao \ 'il a r ia : venció de sueldo de diez de agosto de q u i­
nientos diez y nueve años hasta ocho de septiembre de
m ili qu inientos veinte y dos años, que son tres años e
veinte e ocho días.
F r a n c i s c o R o d r í g u e z , m arinero, que fué de S evi­
lla en la nao Concebición, que se deshizo, y vino en la
1 'ttnria: venció de sueldo desde diez de agosto de m ili
quinientos ti i ex v nueve años hasta ocho de septiembre
de quinientos e veinte e dos, que son tres anos e veinte
e ocho días
J u a n R o d r í g u e z de H u e l v a , m arinero, que fué de
1-1· UNAN DO D E M A G A L L A N E S 2) 1

S evilla en la nao Conctíbición y que se deshizo y vino en


la nao IV /or/ti; venció de sueldo de diez de agosto de
q u inien tos diez y nueve años hasta ocho de septiem bre
de m ili quinientos veinte y dos años, son tres años e
veinte e ocho días.
G ó m e z D e r n á n d e z , m arin e ro ,qu e fue de S evilla en
la nao Conccbición, que se deshizo, y vino en la nao
V ilo rta ; venció de sueldo desde diez de agosto de m ili
qunientos diez y nueve años hasta ocho de septiem bre
de quinientos veinte v dos. que son tres años y veinte é
ocho días.
A n t ó n H e r n á n d ez C ol m e ne r o, m arinero,que fué
de Sevilla en la nao T re n id a d y vino en la nao V itoria,
por mandado del capitán; venció de sueldo de diez de
agosto de m ili q u inientos diez v nueve años hasta ocho
de septiembre de quinientos veinte v dos, que son tres
años e veinte e ocho días.
O c a c i o A l o n s o , m arinero, que fué de S evilla en la
nao Santiago v vino en esta nao X'itoria; venció de suel­
do hasta el día que la nao Santiago se perdió, que fué a
veinte y dos de mayo de m ili q u inientos veinte anos, que
son hueve meses y doce días.
J u a n de A r r a t i a , grumete, que fué y vino en la nao
V ito ria ; venció de sueldo de diez de agosto de m ili qui-
nientosdiezv nueveañoshasta ocho de septiem bre d e q u i­
nientos veinte y dos: son tres años y veinte e ocho dias.
J u a n de S a n l A n d r é s , grumete, que fué de acá en
la nao T ren id a d y vino en la V itoria ; venció de sueldo,
de diez de agosto de m ili quinientos diez y nueve anos
hasta ocho de septiem bre de quinientos veinte y dos
años: que son tres años y veinte e ocho días.
V a s c o G ó m e z G a l l e g o , grumete, que fué en la nao
T re n id a d v vino en la nao 1'¿loria, y caso que se nom­
bra gallego, es portugués v no entra en el numero de
los que S. M di ó facultad pndiesen ir, por cuya causa los
212 H IS T O R IA Dl- C H I U ;

señores del Con?ejo ban de determ inar si ha de haber el


sueldo o nó; venció de sueldo tres años.e ocho días.
paj íes
J u a n de Z u b i l e t a , paje, que fue e vino en la nao
‘V it o r ia ; venció de sueldo tres años e veinte c ocho d ía s,
P e d r o de C h i n d a r l a , paje, que fue en la nao Con-
cehición, que se deshizo, y vino en la \ 'il o r ia ; fue levan­
tado en M a lu co por grumete, cuéntasele su sueldo como
de acá, fué por paje: venció de sueldo tres años e veinte
e ocho días.
B a s q u i t o , paje, hijo de Vasco Gallego, piloto, que
filé y vino en la nao Vilorta, el cual se embarcó sin ser
asentado en el libro ni en el alarde y se fué con su pa­
dre Vasco G allego, por mandado de Fernand o de -Ma­
gallanes, según la inform ación quedan, diciendo que le
haría pagar el sueldo: sirvió en la dicha nao de paje:
ganó de sueldo tres años y veinte é ocho días.
S0 BRi:SAMF.\TI::S

A n t o n i o L o m b a r d o , que I'ué por sobresaliente en


la nao T r e n id a d , v vino en la nao I 7l o r ia ; venció de suel­
do tres años e veinte e ocho dias. que a razón de m ili
por mes, montan 37,924, de los cuales se le quitan 4,000,
que se le dieron de paga cuatro meses, y róstansele de­
biendo 32.924.
7,040 que se le pone de su qu inlahu la, lo cual se le pagó
en V alladolid por mandado de los señores del Consejo
de las Indias, antes de ser hecha la cuenta de lo que
había de haber de su sueldo v qu inlalad a.
Pagósele en 10 de noviem bre tie Ó22, 8q , 25o, que dió
conocim iento.
J u a n M a r t i n , que fué y vino por subresaliente en
esta nao ] ’¿toria; venció de sueldo tres años e veinte e
ocho días.
M a e s t r e P e d r o , que fué tomado en C anaria en la
F IN A N D O DE M AG ALLA N ES 2 13

isla de Tenerife, y no se muestra por necesidad que en


el armada hobiese de gente, sino por voluntad del capi­
tán; no hay asiento si entró en logar de otro que saliese;
entró en prim ero de otubre de nuil e quinientos diez y
nueve años en la nao S a iifiiig i), que se perdió, la cual se
perdió a veinte y dos de mayo de quinientos veinte, que
hasta entonces venció de sueldo siete meses y veinte y
dos días; el cual entró en nombre de sobresaliente: hase
de determ inar por los señores del Consejo si lo ha de
haber, pues entró en C anaria; y asim ism o, si ha de ha­
ber el más sueldo del servicio fasta que la nao \ l t o n \ i
vino a S evilla; porque habiéndole de haber por entero,
venció de sueldo treinta y cinco meses y dos dias.
X i m ó n de B u r g o s , sobresaliente, que fué en la nan
\'ilo ria , el cual se pone natural de Burgos y es porto-
gués, y i'ué contra el mandado de S. M. y no es de los
que acá fueron señalados por portogueses y, según fama,
dicen este fué cabsa y hizo que prendiesen en el Cabo
Verde a ios que al 1i prendieron: venció de su sueldo tres
años y veinte e ocho dias.
B a r t o l o m é de S a l d a ñ a , que fué por sobresaliente
en la nao 'Vitoria, ei cual después de partido de .Maluco
echó a h uir de la nao a nado, de noche, y se fue a la Isla
de T im o r, ei cual luyó a cinco dias del mes de hebrero
de m ili e quinientos veinte v dos años: venció de sueldo
veinte y nueve meses y veinte y tres días.
. Ma r t i n de A y a m o n í c , que fué en la nao Y ita rL i
por grumete, el cual echó a h u ir della después de par­
tido de .Maluco y salió a nado de noche de la nao y luyó
a la isla de T im or en cinco de hebrero de m il! q u in ie n ­
tos veinte y dos años: venció de sueldo veinte y nueve
meses y veinte y tres días.
C r i s t ó b a l tie C o s í a , de Jerez, grumete, que fué
en la nao Concebicióii y tornó en la nao 17Soria: falle­
ció a nueve de junio de quinientos veinte y dos; venció
de sueldo treinta y tres meses y veinte y nueve días.
214 H IST O R IA Di: C H I L E

J u a n P r i e t o , que fué en la nao 'Vilorta por m arine­


ro, fu y o en B urney y lanzóse con los moros antes de
estar hecho el rescate; pierde su sueldo y más lo que
tenía en la nao etc. (N o marca el tiempo).
A n t o n i o V a r e l a , natural de Genova, que fué g ru ­
mete en la nao Vitoria y fuyó de la nao 1 ’iln ria y echó­
se á la mar, á causa que fué acusado de delito malo;
perdió el sueldo.
Ma t e o , griego de C orlo, que fué por m arinero en la
Concebición: lanzóse con los moros en B urney antes de
estar hecho el resgate; pierde el sueldo y más lo que
tenia en la nao.
A n t o n i o S a l a b ó n. que fué por maestre de la dicha
nao V ito ria , el cual fué condenado á muerte por delito
que hizo: ha perdido el sueldo.
F r a n c i s c o de P i o r a , ginovés, que fué por m ari­
nero en la nao T rcn id ad. falleció a prim ero de mavo de
m ili quinientos veinte y uno, antes de tener hecho el
resgate, el cual, según dicen, fuvó de la nao. v estuvo
dos o tres d iasen Cebú huido, v fué tres dias antes que
matasen a los que allí mataron; venció de su sueldo,
veinte meses y veinte y un días.
D o m i n g o de B a r r u t i , m arinero, que fué en la nao
Treu id ad por m arinero y quedó en B urney no por su
voluntad: débesele su sueldo de diez de agosto de q u i­
nientos diez y nueve fasta veinte y uno de ju llio de q u i­
nientos veinte y uno; venció de sueldo de veinte y tres
meses y diez y nueve días.
G o n z a l o H e r n á n d e z , que fué por sobresaliente en
la nao Concebición, quedó contra su voluntad, por no le
poder tomar con la nao. en la isla de Burnev, el cual des­
de diez de agosto de m ili quinientos diez y nueve años
hasta veinte y nueve de ju llio de quinientos veinte v uno
que se quedó, venció de sueldo veinte y tres meses y
diez y nueve dias.
A l margen se lee: «portugués«.
HERNANDO DE M A Ít A L I. A N IiS 2 1D

E s t e b a n Y i l t ó n , m arinero, hijo de V illó n e la Pa-


dronela. natural de Trosique, ques en Bretaña, f u é v v i n o
en la nao V ito ria : falleció a seis días de agosto de nuil
quinien tos veinte y dos años; venció de sueldo treinui y
cinco meses y veinte y seis dias.
L o p e N a v a r r o , m arinero, hijo de Lope de A g u a re e
de Juana de A g uirre . vecinos de Tudela de N avarra, que
fué y vino en la nao 1 '¿loria: falleció a ocho días de junio
de m ili quinientos veinte y dos años: venció de sueldo
treinta y tres meses veinte y ocho días.
J u a n de O r t e g a , natural de Cifuentes, hijo de P e ­
dro de Ortega y de M aría de C ifueníes, vecinos de C i­
fuentes, que fue por m a rin e ro ‘en la nao (loncebiciún y
vino en la nao V ilo r ia : falleció a veinte de mavo de m ili
quinientos veinte y dos años: venció de su sueldo trein­
ta y tres meses v diez días.
B e r n a 1do o C r i s t ó b a l Al a u r i , natural de N arb ona.
que fué y vino por grumete en la nao 1 V/oriii; fallecida
diez y ocho dias de mayo de m ili quinientos veinte v
dos años: venció de sueldo treinta y tres meses veinte y
ocho dias.
J u a n de S a v i i zes. (.svV) natural de Som orrostro, hijo
de Ju a n de Santelizes é de M aría de Santelizes, en So­
m orrostro, grumete, que fué y vino en la nao X'iloria,
falleció á diez y siete de mavo de m ili quinientos veinte:
v dos años; venció de sueldo treinta y tres meses y siete
dias.
M a r t í n de I n s a u r r a g a , hijo de M artin de Insau-
rraga v de M arina de Chandurza, vecinos de Bermco.
m aridode Maria Ochoa de A i tache, grumete, que tué en
la nao Coiictibiciún y falleció en la nao 1 ’¡tenia a prim e­
ro de ju n io de m ili quinientos veinte y dos años; venció
de sueldo treinta y tres meses y veinte dias. '
D o m i n g o , natural de C ob illan a ques en Portogal,
lujo de Jorge Alvarez e de C atalina A lfonso, y fué por
grumete en la nao Tvcnuiad y vino en la nao I itoriii:
2i b h is to r ia u ii c im .i;

falleció a siete de junió Je m ili quinientos veinte y dos


anos: venció de sueldo treinta y tres meses veinte y siete
dias.
P e d r o de Y a l p u e s t a , vecino de Burgos, hijo de
Pedro de Val puesta e de Juana de Yalpuesta, fue por
sobresaliente en la nao Santiago y vino en la nao 17-
lon'a, falleció a 22 de jun io de i?22 años; venció de suel­
do treinta y cinco meses doce días.
M a r t i n de M a g a l l a n e s , portogucs, hijo de Antón
M artínez e C atalina de M agallanes, vecinos de Lisbona,
que fué de los diez, que S. M. dio licencia para que iue-
sen en el armada: fué por sobresaliente en la nao (Zon-
ccbición y vino en la nao \'ito ria : falleció a 26 de junio
de 1D2-J años; venció de sueldo treinta y cuatro meses y
diez v seis días.
A n d r é s B l a n c o , grumete, que fué tomado en C ana­
ria, en la isla de Tenerife, y no se muestra haberle to­
mado por necesidad que la nao tuviese de gente, sino
por \o lu n tad del capitán-, no hay asiento si entró en
logar de otro que saliese: entró en prim ero de otubre
de m ili quinientos diez, y nueve años en la nao Santia­
go, que se perdió, la cual se perdió á veintidós de mayo
de m ili quinientos veinte: vend ó de sueldo siete meses
y veinte y dos días.
P e d r o G a s c ó n , natural de Burdeos, hijo de Eliota-
sarat e G íllnm eta, fué por m arinero en la nao Sa>¡!iagos
que se perdió, y vino en la nao 'Vitoria: venció de suel­
do de ocho de agosto hasta veinte y dos de mayo de m ili
quinientos veinte, que la ría o se perdió, que son nueve
meses y doce días.
D i e g o G a r c í a de T r i g u e r o s , vecino de íiu e lv a .
marido de Inés González, de Gibraleon, m arinero, que fue
en la nao Santiago que se perdió, vino en la nao 1’itona;
venció de sueldo hasta que la dicha nao se perdió, que
son nueve meses v doce días,
FEKN'AN'DO D E .M A GALLA NES

D o m i n g o , m arinero, hijo de Juan Bautista, maeslre


de la nao Trenidad. fue por marinero en la muy Santiago
y tornó en la nao \ ritoria: venció de .sueldo, hasta que
la nao se perdió, que fué a veinte y dos de mavo de mili
quiñi entes veinte años, que son nueve meses doce dias.
lla v noLa al margen que dice: «Del testamento aparece
que se llam aba Dom ingo Bautista».
L o r e n z o de I l a r u n a . vecino de S orab illa. ques en
la provincia de Guipúzcoa, hijo tic Juan de H aruna é de
Grana de la G irresastre, que fué por m arinero de la nao
C onccbición y vino en la nao 'Vitoria: falleció á trece de
mayo de m ili quinientos veinte v dos años; venció de
sueldo treinta v tres meses fres dias.
X i m ó n de la R o c h e l a , hijo de G uillerm o G im ar y
Paro d ían o s de Santa María, vecino de la líochela, fue por
galafate en la nao Vitoria, el cual falleció en Cebú, an­
tes del resgate, a prim ero día de mayo de m ili q u in ie n ­
tos veinte y un años; venció de sueldo, veinte meses y
veinte dias.
A n d r é s de S a n M a r t i n , piloto, defunto.
V a s c o Cía l l e g o, piloto, defunto.
M a r t í n de X a r a . carpintero vecino de Deva, marido
de C a ta lin a de A vzra, que fué por carpintero en la nao
V itoria: falleció á treinta v un días de agosto de m ili
q u inientos veinte años, antes de ser hecho el resgate:
de sueldo doce meses veinte dias
j o r g e A l e m á n , natural de L slag , hijo de ju sto A le ­
mán v de M argarita, que fue por condestable en la nao
\'ito ria : falleció a veinte v nueve de septiembre de m ili
quinientos veinte años: venció de sueldo trece meses
diez e n ueve dias.
l ' i l i b e r t o . lombardero. natural de Muvienes en To-
rayn, hijo de Juan Bodar e ju a n a , su mujer, que fué por
lom bardero en la nao Vitoria: falleció a treinta días de
ag’osto de m ili quinientos veinte y un años; venció de
sueldo veinte y tres meses veinte y un días.
H IS T O R IA DE C H I L E

M i g u e l V e n e c i a n o , natural de Bresa, hijo de F ra n ­


cisco de A rg ieto e de M aría, vecinos de Bresa, m arinero,
que tué en la nao Vitoria : la Meció a veinte y cinco de
enero de m ili quinientos veinte y u.n años, antes de ser
hecho el resgate; venció de sueldo diez y siete meses
quince días.
N i c o l á s G i n o v é s dijo que no tenía padre ni madre,
ni herederos, m arinero que fue en ia nao \ Titoria. F a ­
lleció á seis de hebrero de m ili quinientos veinLe y un
años; venció de sueldo diez y siete meses veinte v seis
dias.
N i c o l á s de C a p u a , natural de Capua, hijo de Jileó­
me Trag ón e de M ilia de L icala, vecinos de Capua. que
filé por m arinero en la nao M t o r ia : falleció a treinta de
ju ll¡o de m ili quinientos veinte y un años, antes de ser
hecho el resgate; venció de sueldo veinte y tres [meses]
veinte días.
R o d r i g o G a l l e g o , grumete, natura! de la Coruña,
hijo de Duarte Hernández e de Beatriz Rodríguez; falle­
ció a diez y ocho de enero de m ili qu in ie n io s veinte y
un años antes de estar hecho el resgate; venció de suel­
do diez y siete meses ocho días.
D o in i n g o . grumete, natural de Coim bra, hijo de Pero
González e de C atalina Gómez, vecinos de C oim bra, fue
en la nao V itoria : falleció a veinte y seis días de diciem ­
bre de m ili q u inientos veinte años, antes de estar hecho
el resgate; venció de sueldo diez y seis meses quince
días.
( J c h o t , grumete, natural de Bilbao, hijo de Ochoa
de Uandio e de Juana, vecinos de Bilbao, que fué en
la nao \ ritoria: falleció a veinte y un días de marzo de
m ili quinientos veinte y un años, antes del resgate; ven­
ció de sueldo diez v nueve meses once días.
J u a n de V i l ¡ a l ó n , natural de A nleq uera, hijo de
Fsteban de Y illa ló n e de Teresa líu iz , que fué en la nao
V itoria por sobresaliente: falleció a tres días de abril de
KRRNANDO DÜ „MA G A l-l.A N E S

m ili q u in ie n to s veinte y un años; venció de sueldo diez y


nueve meses veinte y tres dias.
A l o n s o de l l é v o r a . natural de M oragues en Por-
togal, hijo de Juan A lonso e de Leonor González, veci­
nos de .Mora, que fue por sobresaliente en la nao I 'itoria:
falleció antes de ser hecho el rescate, a veinte v tres de
diciem bre de mil) quinientos veinte años: venció de suel­
do diez y seis meses trece dias.
D i e g o de P e r a l t a , hijo de Juan de Gonia e Juana
Deza. vecinos de Peralta, ques en N avarra, que fué por
m erino en la nao ]'ito ria ; falleció antes de ser hecho el
resgate, a prim ero de enero de m ili quinientos veinte y
un años: venció de sueldo diez y seis meses y veinte y
un días.
E i c a p i t á n F e r n a n d o de M a g a l l a n e s , que fue
por capitan general del armada, falleció a veinte y siete
de ab ril de quinientos veinte y uno; venció de sueldo,
después que el armada partió, fasta que m urió, veinte
meses y veinte y un dias.
Gonzalo Rodríguez, herrero en T ria n a , m ando de Isa­
bel Bernal, fué en la nao 'Vitoria: falleció antes de ser
hecho el resgate, a cuatro de enero de m ili quinientos
veinte y un años; venció de sueldo diez y seis meses
veinte y cuatro días.
J u a n de C a r t a g e n a , capitán y veedor del armada
en que fué Fernando de .Magallanes, ha de haber de su
sueldo, de quel armada partió de S evilla, fasta que la
nao V itoria vino a S evilla, que fué a ocho de septiem bre
de quinientos veinte y dos. que son tres años v veinte y
ocho días.
P e r o ( j a r c i a , herrero, natural de Cibdad Rea!, hijo
de A ntón García de Q uirós e de .M angarda, vecinos de
G ibdad Real, que fué en la nao V itoria ; falleció antes tic
ser hecho el resgate, en prim ero de mayo de m ili q u i­
2 20 H IS T O R IA 1)E C H I L E

nientos veinte y ú n an o s; venció de sueldo veinte meses


veinte y un días.
L u i s de M e n d o z a , tesorero del armada de que fue
por capitán general Fernando de M agallanes, ha de ha­
ber de su sueldo del día que partió de Sevilla, fas La dos
días de abril de quinientos veinte años, que m urió; ven­
ció de sueldo siete meses e veinte v dos días.
P e r o P é r e z , tonelero, vecino de S evilla, en la cola­
ción de Santa María en Cal de (jim io s, que fué en la
nao Goncebicián por tonelero; falleció antes de ser hecho
e! resgate, a diez y ocho de ¡u llio de m ili quinientos vein­
te años; venció de sueldo once meses ocho días.
G a s p a r de Q u e s a d a , que fué por capitán de la nao
Concebición, venció de sueldo del día que partió de Se­
v illa fasta que morió, que fueron sieLe meses y veinte v
ocho días.
F i l i p o , galafate, natural de Leco, que es en la rib e ­
ra de Genova, hijo de Felipe de Troa, que fué por g ala­
fate en la nao T r e n id a d , falleció antes de ser hecho el
resgate, a trece días de j ullio de m ili quinientos veinte
años; venció de sueldo once meses dos días.
A n t o n i o de C o c a , contador del armada, el cual fué
de acá en !a nao \ ’itoria, venció de sueldo de que el ar­
mada partió de S evilla fasta que morió, que fué a veinte
y ocho de marzo de m ili quinientos veinte y un años,
que son diez y nueve meses y diez y ocho días.
F r a n c i s c o M a r t í n , tonelero, natural de Sevilla, en
la colación de Santa M aría, hijo de Diego M artin, de-
funlo, e de Juana López, que en la nao Tren id a d falle­
ció antes de ser hecho el resgate, falleció a primen» de
mayo de m ili quinientos veinte y un anos: venció de
sueldo veinte meses, veinte y un días.
A n t o n i o de A c o s t a , escribano, fué por escribano
en la nao Santiago: venció de sueldo fasta que la nao
Santiago se perdió, que fué de diez: de agosto de m ili
quinientos diez y nueve hasta veinte y dos de mayo de
FERNANDO ¡Mí M A G A L L A N E S J

m ili quinientos veinte, que la nao Santiago se perdió,


nueve meses y doce días.
C r i s t ó b a l R o d r í g u e z , despensero, natural de Lepe,
hijo de Juan Rodríguez e A na Hernández, m arido de
C atalina de la F eria, que en la nao T ren id a d falleció a
prim ero día de mayo de m ili quinientos veinte y un
años; venció de sueldo veinte meses, veinte y un dias.
M a e s t r e A n d r é s , natural de Brtstol, ques en el
reino de Ingalaterra. marido de A na de Estrada, vecina
de S evilla, que fue por condestable en la nao T re n id a d ,
falleció antes de ser hecho el resgate, a nueve de marzo
de quinientos veinte y un años; venció desueldo diez y
ocho meses, veinte y nueve dias.
J u a n B a u t i s t a , lom bardero, natural de M om pilier,
hijo de Juan Bautista e de Inés, vecinos de M om pilier,
que fue en la nao Tren id ad, falleció a cuatro de noviem­
bre de m ili quinientos veinte y un años, antes de ser he­
cho el rescate; venció de sueldo veinte y seis meses,
veinte v cuatro días.
G u i l l e r m o T a n e g i , lom bardero, natural de L ila de
Groya, hijo de Ilib ó n Tanegi e de Gillom eta Ganzi, ma­
rido de Gdlom eta Llegant, que fué en la nao T r e n id a d ,
falleció antes de ser hecho el resgate, a. prim ero día de
mayo de m ili quinientos veinte y un años; venció de
sueldo veinte meses, veinte y un dias.
F r a n c i s c o de F s p m o s a , m arinero, natural de B ri-
zuela, hijo de A lvaro Falcón y de M ari González, defun-
ta, vecinos de Brizuelo, que fué en la nao Tren id a d : fa­
lleció antes de ser hecho el resgate, a veinte y siete de
abril de m ili q u inientos veinte y un años: venció de
sueldo veinte meses, diez y siete dias.
A n Lón R o d r i g u ez, m arinero, vecino de Muelva, ma­
rido de C atalina Dernández, que fué en ¡a nao T re n id a d ,
falleció antes de ser hecho el rescate, prim ero día de
mayo de m illq u ín ien to s veinte v un años: venció de sueN
do veinte meses, veinte y un dias.
Il l S T O l f l A DK ClllLl·:

F r a n c i s c o . Ma r t í n , m arinero, vecino de Ilu e lv a ,


hijo de Diego .Martín e de C atalina Díaz, vecinos de
Ilu e lv a , que en la nao T rc n id a d falleció antes de ser he­
cho el resgate, a prim ero de mayo de m ili quinientos
veinte v nn años: venció de sueldo veinte meses, veinte
y un dias.
A n t ó n de (¡o a . loro, grumete, criado de la M arquesa
de M ontcmayor, Fué en la nao 7 renidad; falleció antes
de ser hecho el resgale, a prim ero día de mayo de m ili
quinientos veinte y un años: venció de sueldo veinte
meses, veinte v un días.
A n t ó n de N o v a , grumete, natural de Nova, ques en
G alicia, hijo de Bartolom é de Vam onde e de C atalina,
su mujer, que fue en la nao Trcn id a d ; falleció antes de
ser hecho el resgate, a veinte y siete de abril de m ili
quinientos veinte y un años; venció de sueldo veinte
meses diez y siete días.
G u t i e r r e , paje, esturiano natural de V illa S evil, hijo
de Pedro de M ostillo e de E lvira González, que fué en !a
nao Trcnidad, falleció antes de ser hecho el resgate, a
diez y seis de marzo de m ili quinientos veinte y un años;
vend ó de sueldo diez y nueve meses, seis días.
J u a n de L o r i a g a, maestre, vecino de Sevilla, marido
de Juana de ¡a Aya. que fué en la nao San/ Antnnin. fa­
lleció a quince de ju llio de m ili qu inientos veinte años,
el cual fué herido al tiempo del alboroto por G aspar de
Quesada; venció de sueldo once meses, cinco días.
R o g e l D u p r e t , tom bardero, natural de M onaino,
hijo de File Juan e de M argarita, que fué en la nao S .w l
A n lo n io , falleció antes de ser hecho el resgate. a dos de
junio de m ili quinientos veinte años; venció d e su e ld o
nueve meses, veinte y dos días.
S e b a s t i á n de O l a r t e , m arinero, natural de Bilbao,
hijo de Diego Hernández de Olarte e de María M artínezde
Veriz. vecinos de B ilbao, que fué en la nao Sanl A nto­
nio, falleció a tres de hebrero de m ili q u in ie n to s veinte
FERN A N D O DE M A G ALLA N ES 223

años; venció Je sueldo cinco meses, veinte y Ires días.


J u a n e s de S e g u ra, m arinero, hijo de M artin de Go-
rostiza, vecino de Segura, ques en la provincia de G u ip ú z­
coa, m arido de C atalina García, vecino de Sevilla, que
fué en la nao San/ Antonia, falleció antes de ser hecho
el resgate. prim ero día de mayo de m il! quinientos vein­
te y un años; venció de sueldo veinte meses, veinte y un
días.
J á c o m e d e M e a i n a , m arinero, natural de Alesina, hijo
de Juan P into e de Polizena de Belara. vecinos de Me­
sina, que fué en la nao S a n ! A ntonio, falleció antes de
ser hecho el resgate, a diez y seis de septiembre de m ili
quinientos diez y nueve años; venció de sueldo treec
meses, seis días.
A n t ó n R o d r í g u e z , calderero, m arinero, vecino de
M oguer. m arido de Teresa González N eblina, que fué
en la nao Sant A n to n io v se pasó a la nao Concebickm
con licencia, falleció a prim ero de mayo de m ili q u in ie n ­
tos veinte y un años; venció de sueldo veinte meses,
veinte y un días.
R o d r i g o A l a c i a s , grumete, hijo de R od rigo Alacias e
de M aría H ernández, en la colación de Santiago, ques
en S evilla, que fué en la nao Concebición, falleció a p ri­
mero día de mayo de m il! qu inientos veinte y un años;
venció de sueldo veinte meses, veinte y un días.
B a 11a s a r G i no vés, maestre, vecino del puerto M aris,
ques en la ribera de Genova, m arido de Carlota, que fue
en el navio Santiago que se perdió, falleció a tres de
abril de m ili quinientos veinte y un años; venció de suel­
do diez y nueve meses, veinte v tres días.
J u a n , esclavo de Juan Serrano, que fué por grumete
en la nao Santiago, falleció a veinte y dos de mayo de
m ili quinientos veinte años, que ¡a nao se perdió; venció
de sueldo nueve meses, doce días.
J u a n F l a m e n c o , paje, natural de Cubecres, hijo de
Pedro de Pedraras. que fué en la nao Santiago, falleció
a'^4 n is T o u i A d i - c u j í .i·
:

a nueve de hchrero Je m ili quinientos veinte y un años:


venció de sueldo nueve meses doce días, hasta que la di­
cha nao se perdió, que fue a 22 de mayo de t.S^oaños.
F r a n c i s c o , paje, hijo tic Juana Durango, m ujer de
Juan Rodríguez Serrano, que tué en la nao Santiago,
falleció a prim ero día de mayo de m ili quinientos veinte
y un años: venció de sueldo hasta que la nao Santiago
se perdió, que fue a veinte v dos de mavo de m ili q u i­
nientos veinte años, que son nueve meses, trece dias.
C r i s t ó b a l U a v e 1o, criado de Fernando de M agallanes,
natural del Puerto de P o itug al, hijo J e D u a rle Ravelo e
de C ata lin a Rodríguez de Puerto, que fué en la nao Tre-
nidad por sobresaliente, portogués de ios diez que fue­
ron en el armada, falleció a veinte y siete de abril de
m ili quinientos veinte y un años; venció de sueldo vein­
te meses ediez v siete días,
H e r n a n d o , portogués. criado del dicho capitán,
que son de los diez que Su Majestad dió facultad ponie­
sen ir en el armada, natural de Guimara.is, hijo de Pero
Rodrigue/, e Je Beatriz M artin, que fué por sobresalien­
te en la nao T r e n iJ a l í , falleció a veinte y nueve de mar­
zo de m il! quinientos veinte v un anos: venció desueldo-
diez y nueve meses, diez y nueve días.
Pe ti J u a n , francés, criado del dicho capi tán, natura!
de Angeo, hijo de G uillerm o .Martín, vecino de Angeo,
que lué por sobresaliente en la nao Tren id ad, falleció
prim ero Je mavo de m ili quinientos veinte y un años;
venció de sueldo veinte meses, veinte y un días.
D i e g o S á n c h e z de B a r r a s a , natural de Sevilla,
hijo de H ernán Sánchez Bar rasa e Beatri;: M artínez P a­
lom ino, vecinos de Sevilla, marido de M ari Rodríguez
M oscuso, que lué por sobresaliente en la nao T r c n id a d ,
falleció a veinte y nueve de ju llío de m ili quinientos
veinte años; venció de sueldo once meses, diez y nueve
días.
V liliN ANDO D lí M A O A L LA N I í S 22$

L u i s A l f o n s o de G o i s , vecino de Ayam ontc, ma­


rido de Beatriz Hernández, portogaés, que fue por so­
bresaliente en la nao T r e n id a d , falleció a prim ero día
de mayo de m ili quinientos veinte y un años; venció de
sueldo veinte meses, veinte v un días.
D u a r t e B a r b o s a , portugués, de los diez que S. i\1.
dió licencia podiesen ir en el armada, que fué por sobre­
saliente en la nao T ren id a d y después se tuvo preso en
g rillo s en el puerto de Santa Lucía, qucs en la costa del
lira sil por el capitán general, porque se quería ir a los
in d ios deste dicho puerto, y después íué puesto en la nao
17lo ria por capitán della y della se huyó a los indios en
la isla de Zebú, y estuvo tees días, que no vino a las
naos ni quería venir, aunquel capitán M agallanes le in-
vió a llam ar; falleció a primero-de mayo de m ili q u in ie n ­
tos veinte y un anos; venció de sueldo veinte meses,
veinte y un días.
Ñ u ñ o G r a d o , criado del dicho capitán M agallanes,
natural de M ontem avor Nuevo, portogués, uno de los
diez que S li Majestad dio licencia fuesen en e! armada,
que fué por sobresaliente en la nao T ren id ad, falleció a
prim ero de mayo de m ili quinientos veinte y un años;
venció de sueldo veinte meses, veinte y un días.
F r a n c i s c o , paje, criado del dicho capitán M ag alla­
nes, natural de Kstrem is, hijo de A lvaro de la M eschita.
falleció a prim ero día de mavo de m ili qu inientos veinte
y un años; venció de sueldo veinte meses, veinte y un
días.
P e d r o S á n c h e z , arm ero, vecino de S evilla, en la
colación de San Vicente, hijo de Diego Hernández e de
Beatriz Sánchez, marido de Isabel de Vargas, que fué en
la nao T ren id a d por armero, falleció a dos de noviembre
de m ili quinientos veinte y un años; venció de sueldo
veinte y seis meses, veinte y dos dias.
226 iu s t o r ia d e e im .E

P e r o ( j óme/ . , criado del alguacil Espinosa, hijo de


Lope Sánchez c de M aría Dernández, vecinos de H o rn i­
llo la Parla, que fué por sobresaliente en la nao T r i n i ­
dad; falleció a veinte y siete de abril de m ili quinientos
veinte años; venció de sueldo veinte meses veinte y seis
días.
P e d r o de V a l d e r r a m a , clérigo, hijo de Gonzalo
M artín Fernángel e de E lv ira H ernández, vecinos de
E cija, que fué en la nao Trenidad, falleció a prim ero de
mayo de m ili quinientos veinte y un anos; venció de
sueldo, veinte meses veinte y un días.
R o d r i g o N i e t o (Jal l e g o , vecino de Orense, hijo de
Diego NieLo e de Constanza Fevo, sobresaliente, que
fué en la nao Sanl Antonio, v después fué mudado a la
V ito ria por mandado del capitán Fernando M agallanes,
falleció a veinte v siete de abril de m ili quinientos veinte
y un años; venció de sueldo veinte meses diez y siete
dias.
A n t ó n D e s c o b a r , natural de Talavera, hijo de Ju a­
nes Descobar e de Leonor Méndez, vecinos de Talavera,
que fue por sobresaliente en la nao Sant Antonio, y des­
pués se mudó en la nao Concebición por mandado de M a­
gallanes. falleció a veinte y nueve de abril de m ili q u i­
nientos veinte y un años: venció de sueldo veinte meses
diez y nueve días.
A n t o n i o F e r n á n d e z , portugués, de los diez que
S. M. dió licencia, vecino de Sevilla en la colación de la
M adalena, marido de Isabel Hernández, vecina de S e v i'
lia, que fué en la nao Concebición, falleció a diez v seis
de agosto de m il! quinientos veinte años; venció d e su e l­
do doce meses v diez v seis días.
F r a n c i s c o D i e z de M a d r i d, vecino natural de Ma­
drid. marido de Beatriz Díaz, vecina de M adrid, que fué
por sobresaliente de la nao Conccbiciún, falleció a prim e­
ro de mayo de m ili quinientos veinte y un años; venció
desueldo veinte meses veinte v un días.
FERNANDO DE MAGALLANES

J u a n de S i l v a , portogués, que fué de los diez que


S. M. dio licencia, natural de la isla Graciosa, hijo de
Ñuño de S ilva e doña Isabel de Vasconcelos, que fué
por sobresaliente en la nao C on ccb ición, falleció a p ri­
mero día de mayo de m ili quinientos veinte y un años;
venció de sueldo veinte meses y veinte v un días.
J u a n de T o r r e s , sobresaliente, vecino Je A lm ones-
ter, ques en térm ino de S evilla, m arido de Juana Serra­
na. que fué en la nao Concebición.. falleció a veinte y
siete de abril de m ili quinientos veinte v un años; venció
de sueldo veinte meses diez y siete días.
J u a n de A r o c h e , m erino, hijo de Juan H ernández
e de Beatriz Vázquez, vecinos de A roche, ques en tierra
de Sevilla, marido de C atalina Alvarez, que fué en la
nao Santiago, que se perdió, falleció a diez de ab ril de
m ili quinientos veinte v un años; venció de sueldo hasta
que la nao se perdió, que fué a veinte y dos de mayo de
m ili quinientos veinte años, que son nueve meses e doce
días.
M a r t i n de B a r r e ñ a , natural de V illa ’ Franca, ques
en la p ro vincia de Guipúzcoa, hijo de M artín Barreña e
de M aría de B a rrió la, que fué por sobresaliente en el
navio Santiago, que se perdió, falleció a nueve de abril
■de m ili quinientos veinte y un años; venció de sueldo
hasta que la dicha nao se perdió, que fué a veinte y dos
de mayo de m ili quinientos veinte años, que son nueve
meses y doce dias, '
L e ó n de E s p o l e t a , escribano, que fué en la nao,
Trenidad, falleció a prim ero de mayo de m ili quinientos
veinte y un años; venció de sueldo veinte meses y veinte
y un días.
S a n c h o de l i e r e d i a . que fué por escribano en la
nao Conccbiciótu falleció a prim ero día de mayo de m ili
quinientos veinte v un años; venció de sueldo veinte
meses y veinte y un dias.
228 H IS T O R IA D E C i lI t . E

G u i l l e n , grumete, que fué en la nao Concebición, fa­


lleció a veinte v cinco de enero de m ili quinientos veinte
años; venció de sueldo cinco meses y medio.
P e d r o de M u g u i e r í e g u i , grumete, hijo de M artin
de Morteruza e M aría Ochoa de M ug u ieríe gu í, vecinos
de Bermeo, que fué en la nao C oncebición, falleció a diez
y seis de septiembre de m ili quinientos veinte y un años;
venció de sueldo veinte y cinco meses y seis días.
C uatro m ili y quinientos m aravedís que se pagaron a
Ocañoa y a H ernando de Bustamante, por cédula de
S. M ., los cuales H ernando de M agallanes les mandó
de a lb ricia s cuando saltaron en tierra y se descubrió el
Kstrecho (dió carta de pago a 3o de otubre de 1523 ).
Q uince m ili m aravedís que se pagaron a M artin M é n ­
dez, contador de la nao V ito ria , por cédula de S. M ., del
gasto que hizo él y los otros com pañeros, cuando los
prendieron en el Cabo Verde (dió carta de pago en 6 de
mayo de i 5:;3).
M ili seiscientos m aravedís que se pagaron- a Gómez
H ernández, m arinero, y a Perucho Vizcaíno, que fue­
ron presos en el Cabo Verde, del-gasto que hicieron del
Cabo Verde hasta S evilla (dieron carta de pago a 20 de
marzo de i 5i>3).
T re s m ili e setecientos e cuatro m aravedís, que se
gastaron con F rancisco , esclavo, que vino de M aluco, en
le vestir, e buscar cuando se fuyó, e darle sepultura, y
osequias, e misa, e cera, e otras cosas cuando m urió.

LAVA’ .— Relación del sueldo que se ha pag ad o a los que


tornaron en la nao San! .,-1ntonio, a los cuales se les pagó
de que la nao partió de Sevilta, que f u é a ¡ o de agosto
de 5 j g años, hasta 8 de maro, que la nao tornó a Se­
v illa , del año de S 2 1 .
A l v a r o de M e z q u i t a , que fué por sobresaliente en
FEU N A N D O DE M A G A LLA N ES 22g

la nao Sani A nto nio, y vino por capitán; venció de suel­


do de que la nao partió hasta ocho de mayo que tornó a
S evilla, veinte meses y veinte y ocho días.
■Juan G ó m e z , sobresaliente, que fue en la nao Sant
Antonio: venció de su sueldo veinte meses y veinte y ocho
dias.
G u t i e r r e , que fué por sobresaliente en la nao Sanl
Antonio: venció de su sueldo veinte meses y veinte y ocho
días.
G o n z a lo T o r r e , defunto, que fué por sobresaliente
en la nao San! Antonio, venció de su sueldo veinte me­
ses y ocho días, hasta dos de abril de i 52 i,
F r a n c i s c o de A n g u l o , sobresaliente, que fué en la
nao Sant A ntonio: venció de su sueldo veinte meses y
veinte y ocho días.
J e r ó n i m o G u e r r a , que fué escribano de la nao
A nto nio, y vino en ella por tesorero; venció de sueldo
de escribano del día que la Arm ada partió, fasta dos días
de ab ril de m ili y quinientos veinte, que falleció L u is de
Mendoza, tesorero, en cuyo logar entró, fasta que la nao
vino a Sevilla, que fueron trece meses y seis días, a 8 de
mayo de iS 'ji. (V ecino de B urgos).
P e r o S á n c h e z de R e i n a , clérigo, que quedó en el
puerto de San Ju lliá n con Juan de Cartagena, venció de
sueldo treinta y seis meses y veinte y ocho días hasta
que !a nao V itoria vino.

L X X . — Relación del sueldo que se debe al capitán e ofi­


ciales y compaña de la nao T r c n id a d , que quedó en 'Ata-
luco. etc., desde que la armada partió, hasta que ¡a nao
V ito ria se uparlo de su compaña en Maluco, en 21 de
diciembre de 1.
G o n z a l o G ó m e z D e s p i n o s a , que fué por alguacil
m ayor de la armada, sirvió de alg uacil fasta fin de abril
23 o H IST O K IA Dü C H I L E

de quinientos veinte y un años, que son diez y nueve


meses y veinte y un días, y desde primero de mayo de
52 1, hastil en fin de septiembre de 522, que sirvió de ca­
pitán fasta el tiempo que tomaron los portogueses la
nao, que son diez y siete meses.
J u a n L ó p e z C a ra val lo, piloto, tiene su asiento en
la Casa, el cual se lia de ver por los libros del la io que
ha de haber a F ra n cisco Albo, piloto ,que vino en la nao
Vitoria, se le contó a razón de 3o,ooo por ano, que es a
2,5oo por mes, que haciéndose la cuenLa al dicho respe-
Lo, del día que partió hasta que la nao tomaron los por­
tugueses, digo que la nao V itoria se apartó della, seria
28 meses y i i días.
J u a n B a u t i s t a P u n z o r o L marido de Blanca, que
fue por maestre de acá en la nao Trenidad, de veinte y
ocho meses, once días, que venció de sueldo, hasta que
la nao \ 'il o r ia se aparto de M aluco; es natural de Ces-
Ire, que es en la ribera de Genova.
A n t ó n de B a z a z á b a l , calafate, vecino de Bermeo,
marido de Madaiena de M arcaidas, que fué en la nao
Concabición por calafate della. y quedó en la nao T r e n i­
dad por contram aestre, cuéntasele el sueldo por calafa­
te, como de acá llevó ordenado: el prem io que más ho-
biere de haber, por lo que hobiere servido de contra­
maestre, se le dará cuando veniere. Venció de sueldo 28
meses, 1 ¡ días.
M a e s t r e A n t ó n , carpintero, natural de B aragine,
que es en la ribera de Genova, hijo de Juan Luzán e de
Batistina, vecinos de Baragine, que fué en la nao T r e n i­
dad; venció de sueldo 28 meses, 11 días.
D o m i n g o d e A y a r z o , carpintero, hijo de Juan de
A rro lla y de M aría del Gañía que f'ué en la nao Gonce-
b id ó n y quedó en la nao Trenidad; venció de sueldo
hasta que la nao V itoria partió de M aluco, que son 28
meses, 12 días.
FERN A N D O DE M AG ALLA N ES 23 I

J u a n G a r c í a , calafate, vecino de G e n o v a ,'h ijo de


Bartolom é e Dom inga, su mujer, que fus de Sevilla en
el navio Santiago que se perdió, y quedó en la nao T r c ­
n id a d , venció de sueldo hasta quel dicho navio S antiago
se perdió, que fué a 22 de mayo de i 520 años, 9 meses,
12 días, e habiendo de haber el más sueldo hasta que la
nao ] ’¿toria partió de M aluco, son más, 18 meses, 28
días.
A l o n s o G o n z á l e z , despensero, natural de la cíbdad
de la Guardia, que es en el reino de Portogal, marido
de C atalina Yáñez, vecina de S evilla, que fué en la nao
V ito ria y quedó en la nao T ren id ad por despensero;
venció de sueldo hasta que la n a o’ 1 7/orí<3 partió de M a­
luco, 28 meses, 11 días.
A l b e r t o Sá n c h ez, hijo de A lonso Sánchez y de Isa ­
bel Hernández, vecinos de Córdoha, que fué por m erino
en la nao T rc n id a d y quedó en ella: venció de sueldo
hasta que la nao V it o ria partió de M aluco, que son 28
meses. 11 días.
J u a n de M o r a l e s , cirujano del armada, vecino de
Sevilla, en ia colación de la M adalena, hijo de maestre
Bartolom é e de Beatriz R u iz, difuntos, que Dios haya,
que fué en la nao T rcn id a d y quedó en ella; venció de
sueldo 28 meses, 11 días.
M a r c o s de B a y a , barbero, vecino de San L ú ca r de
A lp ech ín , hijo de Bartolom é Sánchez de Baya e de Inés
Velázquez, vecinos de A lp ech ín , que fué en la nao T re ­
pidad y quedó en ella; venció de sueldo 28 meses, 1 1
días,
M a e s t r e A n s b a r g e , natura! de A lem ania, en el lo ­
gar de M ebri, hijo de Borge e E lisabed, lom bardero,que
fué por condestable en la nao Concebictón que se des­
hizo, v quedó en la nao T ren id a d por condestable, en la
nao T ren id ad: venció de sueldo hasta que la nao V itoria
partió de M aluco, 28 meses, 1 1 días.
ÍIlS T O liJA DI·. C H IL E

M a e s t r e P e d r o , natural de B ruselas, hijo de Antón


de Consejo e de Isabel, que fue por lom bardero en la
nao Concehición que se deshizo, y quedó en la nao Tre-
uidad por lom bardero y para se rv ir de tonelero; venció
de sueldo 28 meses, ¡ 1 días.
J u a n M a c l a s , natural de Troya, hijo de Esteban Ala­
cias, lom bardero, que f’ué en la nao Santiago, que se
perdió, quedó en la nao Tre n id a d por lom bardero: ven­
ció de sueldo hasta quel navio Santiago se perdió, que
fue a 22 de mayo de i 52o años, 9 meses 12 días, e ha­
biendo de haber lo demás a cum plim iento de 28 meses,
i 1 días.
G i n é s de M a f r a , m arinero, natural de Jerez de la
Fro ntera, m arido de C alina ¡sie} Martí n, vecina de Palos,
que fué en la nao T r e n id a d , v quedó en ella, venció de
sueldo hasta que la nao V ilo rta partió de M aluco. 28 me­
ses, 11 días.
L e ó n P a n c a l d o , natural de Saona, m arido.de S al­
vaba Pancaldo, m arinero, que fué en la nao Trenidad. y
quedó en ella: venció de sueldo hasta que la nao \~itoria
partió de M aluco, que son 28 meses, 1 i días.
M a rt i n G i n o v e s , nauiral de Geste de Poniente, hijo
de Dom ingo Porte e de C atalina Na riza, m arinero, que fué
en la nao T re n id a d y quedó en ella: venció de sueldo
hasta que la nao \'ito ria partió de M aluco, 28 meses, n
días.
J u a n P a r i e n t e S á n c h e z , natural de San Remo,
ques en Genova, marido de V olantína, m arinero, que fué
la nao T ren id a d v quedó en ella; venció de sueldo 28
meses, 11 días,
B a r t o l o m é S á n c h e z , veemo de Ilue.lva, marido de
Juana Rodríguez, m arinero, que fué en la nao T r e n id a d ,
y quedó en ella por escribano: venció de sueldo hasta
que la nao V itoria partió de M aluco, 28 meses )i dias.
J u a n R o d r í g u e z , vecino de S evilla, marido de C a ­
talina López, m arinero, que fué en la nao T re n id a d , y
Fernando de Ma g a l l a n e s 233

quedó en ella; venció de sueído hasta que la nao ‘Vitoria


partió de M aluco, 28 meses, n dias.
D ie g o M a r t í n , vecino de Ilu e lv a , m arido de C a­
talina Díaz, m arinero, que fue en la nao Trenidad, y
quedó en ella; venció de sueldo hasta que la nao \'ito ria
partió d*e M aluco, 28 meses 11 días.
E l cual dicen, no sevendo.suficiente para .ser m arinero,
cuanto'm ás para ser maestre, le puso por maestre en la
nao V ito ria y Concebicivn, no se ie cuente a causa de le
poner sin necesidad, contra voluntad de los oficiales, por
Fernan d o M agallanes le tener afición, por ser reporta­
dor de parlerías, y fue una de las personas que fueron
cabsa del escándalo entre e! C ap itán y Mendoza y los
otros oficiales.
F r a n c i s c o R o d r í g u e z , m arinero, vecino de Alo-
guer, m arido de Beatriz .Martin Cam acho, que fue en la
nao C o n c c b ia ó n , que se deshizo, y quedó en la nao T rc-
nidad; venció de sueldo hasta que la nao ] rtlovia parlió
de M aluco, 28 meses, n días.
J u a n R o d r í g u e z S o r d o , vecino de Sevilla, en la
colación de San Vicente, m arido de M ari Rodríguez,
m arinero, que fué en la nao Concehicion, que se deshizo,
y quedó en la nao T rc n id a d ; venció de sueldo hasta que
la nao V itoria parlió de M aluco, 28 meses, i i días.
S e b a s t i á n G a r c í a , vecino de H uelva, m arido de
Juana Ram írez, m arinero, que fué en la nao C oncebicián,
que se deshizo, quedó en la nao Tren id ad; venció de
sueldo hasta que la nao \ ’ilo ria partió de M aluco, 28 me­
ses, 1 1 días.
J u a n de A g u i r r e , vecino de Bermeo, m arido de
M ari Üchoa de A curio, m arinero, que fué en la nao Con*
cebicián, que.se deshizo, quedó en la nao T ren id ad; ven­
ció de sueldo hasta que la nao V itoria partió de Maluco,
28 meses, 11 días.
B e n i t o G i n o v é s . natural de A ib en g a, hijo de Ra-
=34 H IS T O R IA DE C H IL E

monéte E squin ado e Y anguina, m arinero, que fue en la


nao V itoria y se mudó a la nao Trcn id a d , por mandado
de M agallanes; venció de sueldo hasta que la nao Vito­
ria partió de Maluco, 28 meses, 11 días.
B a r t o l o m é P r i o r , natural de Sant Maló, hijo de
Roberto e de ju a n a A sier, que fue por contra-maes-
tre en la nao Santiago, que se perdió: venció de sueldo
hasta 22 de mayo de 1220 años, que la dicha nao se per­
dió, 9 meses, 12 días, e habiendo de haber el más suel­
do a cum plim iento de 28 meses, 11 días, hasta qué la
nao V ito ria partió de Maluco, serian más 18 meses, 29
días: el cual Bartolom é P rio r quedó en la nao T r in id a d .
F r a n c i s c o de A y a m o n t e , grumete, natural de
Ayam onte, hijo de Bartolom é Rom ero e de Leonor Díaz,
vecinos de Ayam onte, que fué en la nao 7 r a rid a d y
quedó en ella; venció de sueldo hasta que la nao \ ' i / o r i j
partió de iMaluco, 28 meses, 11 días.
J u a n de C r i s o l , grumete, natural de C riso l, que es
en Portogal, hijo de Juan Yáñez y de Isabel A lfonso,
vecinos de C riso l, que fué en la nao T rc n id a d y quedó
en ella: venció de sueldo hasta que la nao 'Vitoria partió
de M aluco, 28 meses, 11 días,
L u i s cié B e a s , grumete, natural de Heas, que es en
G alicia, tierra deS (-onde don H ernando de A ndrade,
hijo de Bartolom é Pérez y de Isabel Pérez, que fué en
la nao T rc n id a d y quedó en ella; venció de sueldo hasta
que la nao V itoria partió de M aluco, 28 meses, 1 1 días.
(E s portugués, no es. de los que Su Majestad dió lice n ­
cia fuesen en la armada).
B l a s de 'I'o l e d o , grumete, natura! de Alm uni'a,
ques en el reino de A ragón, hijo de Diego de Vega e de
M aría de Vega, vecinos del A lm u n ia, que fué en la nao
T ren id a d y quedó en ella; venció de sueldo hasta que la
nao Vitoria partió de M aluco, 28 meses, 1 ¡ días.
A n t ó n , de color negro, grumete, que fué en la nao
F E R N A N D O DK M A G A L L A N E S 235

Tren id a d y quedó en ella; venció d esueldo hasta que la


nao V itoria partió de M aluco, 28 meses, 11 dias.
J u a n G a l l e g o , natural de Pontevedra, hijo de A lo n ­
so Rodal e de M aría M artín, vecinos del Canto de la
Barca, ques en G alicia, que fué por grumete en la nao
'Trenidad v quedó en ella; venció de sueldo hasta que la
nao V itoria partió de Maluco, 28 meses, n dias.
S e b a s t i á n O rt i z , hijo de Juan Ü rtiz e de Ana G on­
zález.. vecinos de Yelves, que es en Portogal,. que fué
por grumete en la nao V ilorta y quedó en la nao T r e n i-
dad con licencia del capitán: venció d esueld o hasta que
Ja nao V it o r ia partió de M aluco, 28 meses, .n días.
G u i l l e r m o , grumete, hijo de R o d rigo e Juana, veci­
nos de Galvay, que fueron en la nao Concebición. que se
deshizo, y quedó en la nao T ren id a d ; venció de sueldo
hasta que la nao V itoria partió de M aluco, 28 meses, u
días.
G o n z a l o de V i g o , grumete, natural de Vipo, que
es en G alicia, hijo de Uodrigo A lvarez e de Isabel Nú-
ñez, que fué en la nao Concebición que se deshizo; quedó
en M aiuco en la nao Tren id ad: venció de sueldo, 28 me­
ses. 11 días.
J u a n e s . natural de Toi, hijo de Gonzalo Dernández e
de Isabel Rodríguez, grumete, que fué en la nao Conce­
bición que se deshizo, y quedó en la nao Tren id a d : ven­
ció de sdeldo hasta que la nao V ito ria partió de M alu­
co, 28 meses, 11 dias. (E s portugués, según dicen).
J u a n N a v a r r o , grumete, natural de Pam plona, hijo
de Juan de la Paga, vecino de Pam plona, que fué en la
nao C oncebición, que se deshizo, quedó en la nao T r e n i­
dad: venció de sueldo hasta que la nao V ito ria partió de
M aluco, 2S meses, u días.
P e r o D í a z , grumete, natural de H uelva, hijo de
M artín Dernandez e de Catalina H ernández, vecinos de
Ilu e lv a , que fué en el navio S antiago, que se perdió,
236 H IS T O R IA DE C H I L E

quedó en la nao Tren id a d ; venció de sueldo hasta quel


dicho navio Santiago se perdió, que fué a 22 de mayo de
i 520 años, 9 meses e, doce dias, e habiendo de haber el
más sueldo a cum plim iento de 28 meses, ¡ s días que la
nao \'ito ria partió de M aluco, serian más ¡8 meses, 29
dias.
A l o n s o D e r n á n d e z , natural de Palo s, marido de
Isabel Rodríguez, vecino de Palos, que fué por grumete
en el navio Santiago, que se perdió, quedó en la nao
T v e n id a d ; venció de sueldo hasta que la dicha nao S a n ­
tiago se perdió, que fué a 22 de mayo .de i.vjo años, 9
meses, 12 días, e habiendo de haber al cum plim iento de
28 meses, 11 días, hasta que ia nao V itoria partió de
M aluco, son más 18 meses, 29 días.
J u a n B l a s , bretón, grumete, natural de Troay, ques
en Bretaña, hijo de Juan de H aybardel e de Juana A lga,
que fué en el navio Santiago, que se perdió, quedó en
la nao T ren id a d ; venció de sueldo hasta que la nao S a n ­
tiago se perdió, que fué a 22 de mayo de 1Ó20 años, 9
meses, 12 días, e habiendo de haber el más sueldo a cum­
plim iento de los 28 meses, 11 días, hasta que la nao V i ­
toria partió de M aluco, serian mas. 18 meses. 29 días.
J e r ó n i m o G a r c í a , grumete, natural de S evilla,-h ijo
de C ristó b al G arcía, vi/.caíno, ede A na Sánchez, vecinos
de Sevilla, en T ria no, que fué en la nao Santiago, qué
se perdió, y quedó en la nao T ren id a d ; venció de sueldo
hasta que la nao S antiago se perdió, que fué a 22 de
mayo de 1520 años, 9 meses, 12 días, e habiendo de ha­
ber el más sueldo a cum plim iento de los 28 meses, 11
días, hasta que la nao ] 'ü o ria partió de M aluco, serían
más, 18 meses, 29 días.
P e d ro A r na u t , natural de C ro i, hijo de A rnaut e Ja-
quet'a, vecinos de C ro i, que es en Bretaña, grumete, que
fué en la nao Santiago, que se perdió, y se pasó a la nao
'Trenidad con licencia del capitán; venció de sueldo has­
P E IN A N D O DE M AGALLANES lJ> J

ta que la nao Santiago se perdió, que fue a 22 de mayo


de i 520 años, 9 meses 12 dias, e habiendo de haber ei
más sueldo a com plim iento de los 28.meses, 11 días, has­
ta que ¡a nao V it o ria partió de M aluco, serían más, 18
meses, 29 días.
P e r o G a r c í a de T r i g u e r o s , grumete, hijo de Juan
Rodríguez, barbero, y de Isabel García, vecinos de T r i­
gueros, que fué en !a nao S a n tia g o , que se perdió, que­
dó en la nao T rcn id a d ; venció de sueldo hasta que la
dicha nao se perdió, que fué a 22 de mayo de 152o años,
9 meses, 12 días, e habiendo de haber el más sueldo a
com plim enlo de los 28 meses, 1 i días, hasta que la nao
1 '¡lo ria se partió de M aluco, serían más. 18 meses, 29
días.
J u a n G i n o v é s , paje, natural de puerto M orís, ques
en ia Ribera de Genova, hijo de Bartolom é Rúa e de Ja·
gueta, vecinos de puerto M orís, que fué en la nao Tre-
ttidad y quedó en ella; venció de sueldo hasta que la nao
V itoria partió de M aluco, 28 meses, 1 1 dias.
A n d r é s de l a C r u z , paje, criado d e ju á n Rodríguez
Ñero, vecino de S evilla, e de Isabel Pérez, su mujer, hijo
de Leonor A nd ía, criada de los dichos, que fué en la nao
T ren id ad, y quedó en ella; venció de sueldo, hasta que
la nao V ito ria pttrlió de M aluco, 28 meses, 11 días.
J u a n I r e s , paje, natural de Calvey, hijo de Juan e de
M argarita, vecinos de Galvey, que fué en la na,o Conce-
b id ó n , que se deshizo, y pasóse a la nao T re n id a d ; ven­
ció de sueldo hasta que la nao V itoria partió de M aluco,
28 meses, 11 días.
J u a n de S a g r e d o , m erino, que fué en la ^nao Sant
Antonio, y por mandado de! capitán M agallanes se mudó
della, quedó en la nao T ren id ad; venció de sueldo has­
ta que la nao V ito ria partió de M aluco, 2S meses, 1 1
días.
A l margen dice: «N atural de Revengo» (B urgos).
238 U IS T O li) A n ii C H IL E

Juan M artínez, vecino de S evilla, en !a colación-de


Santa Lucia, marido de M arina de Zamora, que fué por
sobresaliente en la nao T r e n id a d , y quedó en ella; ven­
ció de sueldo hasta que la nao 17lo ria partió de M aluco,
28 meses, 1 [ días.
J o r g e , m orisco, esclavo del capitán M agallanes, que
fué en la nao T r e n id a d , y quedó en ella; venció de suel­
do hasta que la nao V itoria partió de .Maluco. 28 meses,
i i días
H e r n á n L ó p e z , sobresaliente, que fué en la nao
V ito ria ; entró en Tenerife a prim ero de otubre de 15 1c>
años, en logar de Lázaro de T o rres, de lo cual hay
asiento, quedó en la nao T re n id a d para hacer carbón si
menester fuese para adobar la nao; venció desueldo has­
ta que la nao V itoria partió de M aluco, 26 meses, 21 días.
Bías A lfonso, que fué tomado en Tenerife, ques en
C anaria, y no se muestra por necesidad de gente que la
armada toviese, sino por voluntad del capitán, y no hay
asiento si entró en logar de otro; fué en la nao Concebi-
ción por sobresaliente, y quedó en la nao T re n id a d ; ven­
ció de sueldo de prim ero de otubre de 15 1g anos, hasta
que la nao V it o ria partió de M aluco, que son, 26 meses,
20 dias.
J u a n de C a m p o s , natural de A lcalá de lle n a re s, que
fué por despensero en la nao C onccbición, que se deshizo,
y después fué escribano de la nao T r e n id a d , quedó en
M aluco por escribano e tesorero de asiento de los cuatro
que quedaron: cuéntasele el sueldo como de acá llevó
ordenado, hasta en tanto que venga, [y | que S. M. le haga
mercedes; venció de sueldo, hasta que la nao V ito ria
partió de M aluco, 28 meses, 11 días.
D i e g o A r i a s , natural de S anhicar de Barram eda,
hijo de Bartolomé. Jim énez e de E lvira Jim énez, ve ci­
nos de S anlúcar, que fué por sobresaliente en la nao
T re n id a d , quedó en M aluco, de los cuatro que quedaron
de asiento en la isla de T id o ri, cuéntasele sueldo CÓ'T>Ó
FER N A N D O DE M A G ALLA N ES 23g

de acá llevó ordenado, hasta que venga, y S. ¡VI. le haga


mercedes; venció de sueldo hasta que la nao Vilorta par­
tió de M aluco, 28 meses, 11 dias.
L u i s d e l M o l i n o , natural de Baeza, hijo de F ra n ­
cisco del M olino e Juana R u iz d e Delver. sobresaliente,
que fué en la nao Concebición, que se deshizo, uno de
los cuatro que quedaron en M aluco en la isla de T id o ri
de asiento: cuéntaseleel sueldo como acá llevó ordenado
hasta que venga [y] S. M. le fliaga] mercedes; venció de
sueldo hasta que la nao \ rilo ria partió de M aluco, 28 me­
ses, i i dias.
A l o n s o C o t o , natural de ln Plede, ques en Genova,
¡lijo de C ristó b al Coto e de Benedeta. su mujer, que fué
por sobresaliente en la nao Concebición, que se deshizo,
uno de los cuatro que quedan en M aluco, de asiento en
la isla de T id o ri: cuéntase! e el sueldo como de acá lo lle­
vó ordenado, hasta que venga [y] que S. M. le haga mer­
cedes; venció de sueldo hasta que la nao l'il o r ia partió
de M aluco, 28 meses, 11 días.
(Archivo de In d ias.— Resultas de cuentas tomadas en In d ias
y Sevilla por Jueces de Com isión desde i í 2:¡ a irr3 .— Est. 1,
caj. 1. leí,··, a).

L X X f . — P á rra fo s de tina real cédula d ir ig id a a los Ofi­


ciales Reales de Sevilla., acerca del asiento que se había
tomada con M agallanes y P a le ro .— /6’ de a b ril de
/ 5 18.

E l R ¡; y .— N uestros O ficiales, etc. (Segundo párrafo).


— Cuanto a lo que decís que habéis sabido que vo m an­
do tomar asiento con los dos portugueses para el viaje
que han de hacer a la Especiería y que vos lo debiéra­
mos hacer saber prim ero que se asentase y tomar vuestra
inform ación e parecer y aprobar el viaje que se han pre­
ferido a hacer con nuestros pilotos que en esa Casa están,
2 j |0 H ISTO RIA DE C H IL E

bien nos ha parecido io que decís, que no se ha dejado


de hacer por falta de no teneros por personas m uy deseo­
sas de nuestro servicio y de experiencia e que sabréis
muy bien lo que en semejantes cosas se debe hacer, sino
que como al tiempo de su venida hobo con mi partida
tantas ocupaciones, no se m iró en ello, y luego que los
portugueses vinieron y dieron sus m em oriales de lo que
se ofrecieron a descubrir., yo lo mandé ver al mi G ran
C h a n c ille r e ai muy reverendo in C h risto Padre A rzo ­
bispo de Rosano e O bispo de Burgos, del nuestro C o n ­
sejo, e a otros del nuestro Consejo, y porque pareció que
convenía a nuestro servicio que el dicho viaje no cesase,
se ha dado en su despacho alguna priesa e se tomó con
ellos cierto asiento, e! traslado del cual vos mando en­
viar con la presente, y, demás desto, he mandado al di­
cho O bispo de B urgos que vos escriba largam ente lo
que en ello pasa y las cabsas que ha habido para lo ha­
cer, para que vosotros lo veáis, y, si os pareciere, déis
parte dello a Sebastián Gaboto e a Juan Vespuche e a
A ndrés de M orales y A ndrés de San ¿Martín y los otros
nuestros pilotos, como lo e scrib ís: vedlo todo e avisadm e
de lo que será menester proveer en ello y de lo que a
todos os pareciere del dicho viaje.
(Q uinto párrafo).— Porque, como veréis, por el dicho
asiento que con los dichos portugueses mandé tomar, yo
he de nom brar personas que vayan por tesorero e veedor
y escribano del armada que han de llevar, y demás de
las dichas personas que han de ir con los dichos cargos,
ha parecido que convernia que fuese un tercero con los
dichos portugueses, para, en caso de muerte, o para
también si ios dichos portugueses no siguiesen en la de­
rrota que deben para acabar el viaje que van a hacer, y
por ventura no tuviesen buen fin para las cosas de nues­
tro servicio, yo vos mando que desde agora comencéis a
pensar qué personas habrá en esa Casa^para que vaya
por tercero con los dichos portugueses, e asim ism o 1e; s
1 'liJí N.\N 1)0 D i; MA O A L l . A N I C S 24 1

otras dos que han de ir por tesorero y veedor y escriba­


no de la dicha armada, y, lo más presto que ser pueda,
me enviad vuestro parecer. — De A randa de Duero, a diez
e seis di as de abril de m ili e quinientos e diez e ocho
años.— Yo 1:1, R lív.— R e fi en dada del secretario Cobos,
señalada del C h a n c ille r e del O bispo de Burgos.
(A rchivo de Indias, i3<j- i-r, folio 5>).

L A 'X //.— l^árrafo de caria de i E m p e ra d o r a Ins O ficia­


les de la Сала de la Contratación de las In dias acerca
de/ despacho de la armada de ШаоаПапе.ч.
Ei, Rkv, etc.— ¡S ecundo párrafo).— lín lo que toca a
lo del viaje que H ernando de M agallanes y el b achiller
Ruy Palero han de hacer por nuestro mandado, que os
han dicho que si para veinte e cinco de agosto prim ero
que viene no les dáis despachada el armada con todas
las cosas necesarias, que es el tiempo en que ellos tie­
nen pensado tle com enzara hacer ti dicho viaje y hacer­
se a la vela para él. que no partirán hasta el mes de d i­
ciem bre que viene, y que a vosotros os parece que el
térm ino es muy corto para se poder aderezare aparejar
todo como es menester, asi porque no se podría bien
proveer e seria mucho más costoso, como porque d ila ­
tándose para el dicho mes de diciem bre, habrá más tiem­
po y mejor aparejo de navios e m antenim ientos e a me­
jores precios, y también en este tiempo podrán nascer
cosas que convengan proveerse para que con el dicho
viaje haya el recabdo que conviene; lo cual me ha pare­
cido bien por las cabsas que decís y por otras que para
ello hay; e asi vos mandó v encargo que lo hagáis y de
mi parle lo d ig áis a los dichos portugueses, y que desde
luego entendáis en proveer de los navios e cosas necQ-
iG
24- L lIS T O k lA D E C H IL E

sarias, para que, en siendo liempo, esté Lodo a punto;


y esto proveeréis de los dineros quede aquí adelante
para Nos venieren de las Indias.
Zaragoza, a 21 de mayo de i 5 i 8.
(A rch ivo de Indias:, i r-'f>-1 --
1', folio f>3 vuelto’ .

L . X X H f . — l i c j t cédula a M agallanes y F a lv ro ¿visándo­


les que se ha dado orden a los (í/ieiales de la Casa de
la Contratación p a ra que entiendan en proveer al des­
pacho de la aunada en unión con ellos.

Ei. R e y .— F ernando de M agallanes y b ach ille r Ruy


Falero, nuestros Capitanes.— Los nuestros O ficiales que
residen en la cibdad de Sevilla en la Casa de la C o n ­
tratación de las Indias, me han escrípto que, conform e
a lo que acá se platicó e asentó, vosotros les habéis pe­
dido que para veinte e cinco de agosto prim ero que vie­
ne vos tengan aparejados los navios, gente e cosas nece­
sarias que para la jornada del viaje que por mi mandado
is a hacer será menester, y que si para este tiempo no
está aparejado, no podréis partir para él hasta el diciem ­
bre. y por ser corto el término, no creen que en él se po­
drá bien proveer, v que seria mejor que la dicha armada
se hiciese despacio, para que estuviese a punto para el
dicho tiempo, y vosotros así lo teniades v lo d ixisles, v
así ha parecido acá: v les envío a mandar que en este
tiempo entiendan en proveer la dicha armada lo me­
jor que ser pueda: vosotros entended con ellos en el
despacho del lo, para que se haga como a nuestro servicio
convenga, porque hasta agora, a cabsa de la priesa de
mi partida para estos reinos de A ragún, y también
porque el O bispo de B urgos vino delante por mi m an­
dado y ha estado doliente, no se ha podido entender en
acabar de enviar el dicho despacho; y porque yo escribo
H ernando bt; m a g a i . L a n I í s 243

más largo a los dichos O ficiales del Darién, hará fe e


creencia,— De Zaragoza, veinte y lino de mayo de m ili
quinientos die-/ e ocho.— Yo ux R i;v .— Refrendada de
Fra ncisco de los Cobos, señalada del (chanciller e O bispo.
(A rch ivo du Indiiis, ¡o·,.)-!--', toino i(, luí i o vuelto).

L X X I ] ' . — C a r la del íie y al de P o rtu g a l intercediendo a


favor de Sim ón Barreta de Magallanes y F ra n cisco de
M agallanes p a r a que no .se les aplicase la pena de
muerte r perdimiento de bienes a que habían .sido con­
denados.
Serenísim o y muy excelente Uey e P rín cip e de Porto-
gal, mi muy caro e muy amad j lio y herm ano. Nos el
Rey de CasLilla, de León, de A ragón, de N avarra, etc.,
vos invíam os mucho a saludar como a aquel que mucho
ánimo [tiene] y para quien querríam os Dios diese tanta
vida, salud y honra como vos mism o deseáis. H acem os
vos saber que Sim ún lia r reto de M agallanes y F ra n c is ­
co de M agallanes, su herm ano, vinieron a mi y me hicie­
ron relación que por cierta muerte de un juez de Ponte
de Barca en que fueron culpantes, diz que vos los man-
dastes condenar a pena de muerte y perdimiento de sus
bienes, v porque di/, que ellos son de corona y se quie­
ren presentar en la cárcel eclesiástica y mostrar cómo
son sin culpa de la dicha muerte, me suplicaron vos es­
cribiese sobrello: y porque los dichos Sim ón Barreto y
F ra n cisco de M agallanes son debdos de criados y se rv i­
dores nuestros, por c u y o respeto tenemos voluntad que
sean favorescidos, aletuosamente vos ruego hayáis por
bien que. si ellos son de corona, se libren por ella, y no
consintáis que se les haga agravio, antes mandéis que
con justicia sean favorescidos. que en ello rescíbiré de
vos muy sin g u la r com placencia.— Serenísim o y muy ex­
celente Rey e P ríncipe, mi muy caro e muy amado tío y
244 IUSTO H1A DI·: C I I I L E

herm ano. Nuestro Señor lados tiempos vos haya en su


especia] guarda v encom ienda-— De Zaragoza, a xxxi días
de ju lio de m ili e quinientos e diez e ocho años.— Y o rr.
R f.y .
¡L ib ro d ia d o de U ca les G o lilla s , tomo Y l! , folio 70 v a c ilo !.

L A 'A T .— 7{cal cédula a Fernando de '^Magallanes acerca


de lo que le había o c u rrid o con el Teniente de A ¡mi­
rante con motivo de los pendones que puso en una de las
naifes de su armada al tiempo de v a ra rla .
lii. U k v .— F ernando de M agallanes, caballero de la
Orden de Santiago, nuestro capitán. V i vuestra letra de
veinte e cuatro de olubre pasado en q u e m e hacéis sa­
ber lo que pasó con vos el Teniente de A lm irante sobre
los pendones que vos leniades puestos en el cabrestante
de la nao que se varaba, y por cierto a mí me ha d esp la­
cido y he seido deservido dello. poi que yo vos tengo por
muy cierto servidor y criado y, como a tal, vos tengo de
mandar l'avorescer y hacer toda merced, como vuestra
voluntad pava mío servicio merece: yo envío a m an dara
'Sancho M artínez de Leiva, nuestro asistente desa c iu ­
dad, que haga inform ación de lo que en ello pasó y cas­
tigue los culpados, el cual lo hará como convenga, como
más largo lo escribiré al D otar Sancho de Matienzo, a
quien me remito. Y a las otras cosas contenidas en vues­
tra carta no hay qué responder, porque yo lo mandaré
proveer como convenga.— De Zaragoza, xi de noviem bre
de qu inientos diez y ocho anos.— Yo k i . R e y .— Refren­
dada de Cobos, señalada del C a n c ille r e del O bispo de
Burgos.
(Legajo cilado de Reales Cédulas, tomu V i [, folio 1^9 vuelto).
F E H N A N D O Dli M A G A L L A N E S 2 4?

A A ‘A ' 17 .— lie a l cédula al Asistente de Sevilla ya ra que


haga inform ación acerca de lo que había ocu rrido a
Magallanes con el Teniente de Alm irante.
l'j. Ri'Y,— Sancho Martínez de Leiva, nuestro asisten­
te de la muy noble e muy leal cibdad de S e v illa .— P o r
otra mi cédula que va con la presente vos envío a m an­
dar que llagáis inform ación de lo que pasó el Teniente
de A lm irante y su alcalde, estando vos alísente de la
cibdad. con l'’ernandn de .Magallanes, nuestro capitán,
y otras personas, sobre ciertos pendones quel dicho Ma­
gallanes puso sobre el cubrestante de una nao que se
varaba, para la Arm ada que mandamos enviar con el
dicho M agallanes y con Ruy Kalero. y castiguéis los que
en ello hallardes culpados, como veréis: y porque los ca­
pitanes que entienden en nuestras armadas no han de
ser mal tratados, antes en todo muy favorecidos e ayu­
dados e yo he sido deservido de lo que en esto pasó, e
asi, es mi voluntad que sea castigado con todo rigor de
justicia, conforme a la dicha cédula, para que a ellos sea
castigo y para lo de adelante sea exemplo y que en ello
no haya la floxedad e descuido que soy inform ado que
vuestros tenientes tovieron en lo castigar; por ende, vo
vos encargo y mando que luego entendáis en ello con
mucha diligen cia, v de aquí adelante proveáis cómo no
acaezcan semejantes cosas v en todo favorezcáis siempre
las cosas de la nuestra Casa de !a Contratación de las
Indias y a los nuestros O ficiales y capitanes della. que
en ello seré de vos servido y de lo contrario recibiría
desplacer e deservicio.— De Zaragoza, xi de noviem bre
de quinientos diez e ocho anos.— Y o (■;[. Ui;v. — Refren­
dada de Cobos.— Señalada del C h a n c ille r e det O bispo
de Burgos.
(A rch ivo de Indias, ity-i lomo YS[, i'olín i.'ta vuelto1.
246 I 1IS T 01 U A DE G IH U i

L X - \ V Í I . — A l C ab ildo de Sevilla y oirás autoridades de


esa ciudad recomendándoles que favoreciesen a los O fi­
ciales de la Casa de la Contratación, desymKs de sabido
lo que había o c u rrid o a M agallanes con el Teniente de
Alm irante,
L l R e y .— C ab ild o, Asistente, A lcaldes, A lguaciles
Veinte e Cuatros, C ab allero s, Ju-raJos, E s c u ­
m a y o re s ,
deros, O ficiales e bornes buenos de la muy noble e muy
leal cibdad de S e v illa .— Yo soy informado que estando
Fernando de M agallanes, nuestro capitán, entendiendo
en varar una nao para cierta armada que mandamos ha­
cer para ir a cierto descubrim iento, porque puso el pen­
dón de sus arm as sobre el cabrestante de la dicha nao,
diz que el Teniente de A lm irante y su alcalde alborota­
ron ei pueblo y fueron a prender al dicho capitán y lo
pusieron por obra, y sobre ello hobo otros ruidos y es­
cándalos, de que lie seído y soy m aravillado de vosotros
dar causa que pasase lo susodicho y no se favoresciese
en ello a los nuestros O ficiales de la Casa de la C ontrata­
ción y al dicho nuestro capitán, que. como sabéis, éstos
suelen v han de ser favorescidos cuando van a sem ejan­
tes viajes; y porque, como vúis, esto ha sido en deser­
vicio nuestro, yo vos encargo y mando que de aquí ade­
lante non deis lugar a que se liaban semejantes cosas, y
cuando algo dcsta calidad acaesciere, lavore/.cáis e ayu­
déis a los nuestros oficiales y capitanes de la dicha Casa:
que en ello seré servido y de lo contrario recibiría deser­
vicio .— De Zaragoza, a once de noviem bre de quinientos
diez y ocho años. — Yo e i . I \ i: y . — Refrendada de Cobos,
señalada del C h a n c ille r e del O bispo de Burgos.
(A rch ivo de Indias, leí,r;ijri ciladu, tomo V II, l’nlio
FERN A N D O DE M A G ALLA N ES -47

L X X V I I Í . — „-I/ doctor Sancho de íWa lienza, tesorero de


la Casa de la Contratación de tas in d ia s , agradecién­
dole lo que había hecho en la incidencia o c u rrid a a M a ­
gallanes con el Teniente de Almirante.
Kr. R e y .— Doctor Sancho de Matienzo. abad de Jam ai­
ca, nuestro tesorero de la Casa de la C o n lra ia ció n de las
Indias, que residís en ia cibdad de S evilla, y canónigo
d ella.— Vi vuestra letra de veinte e cuatro de ofubre pa­
sado en que me hacéis saber lo que pasó el Teniente de
A lm irante y su alcalde con H ernando’ de iMagallavnes,
nuestro capitán, y vos agradezco y tenido en servicio lo
que vos en ello hicistes y ei cuidado que tuvistes Je me
lo hacer saber, que es todo dicho y fecho con aquella vo­
luntad y afición y fidelidad que siem pre habéis tenido v
tenéis a las cosas de nuestro servicio. Yo he mandado
proveer sobre el caso lo que veréis para quel Asistente
de la cibdad castigue las personas que en ello hobieren
seído culpantes por todo rigor de justicia, y, demás des-
to, yo le escribo m andándole que en eilo entienda con
mucha diligencia: dalde mi carta y notiíicalde la dicha
cédula y facedme saber cómo lo face y el castigo que en
ello hobiese fecho.
t.o que decís en lo que toca al dicho H ernando de Ma-
gallavnes tengo yo por muy cierto y dél la confianza que
es razón, y asi se lo podáis certificar, y que en todo le
tengo de mandar m irar e favorescer como a cierto criado
v servidor nuestro.— De Zaragoza, a once de noviem bre
de quinientos diez y ocho años.— Yo e l R u y.— R efrenda­
da de Cobos, señalada del C h a n c ille r y del O bispo de
Burgos.
(A rch ivo de Indias, logaju ciiado, torno V II, folio i-|0 ).
- 4^ H tS T O U lA D L C H IL E

L A A / A '. — "J^eal céiluía a Sancho Martínez de L a v a ,


asistente de Sevilla, ordenándole hicie.se la información
del caso p a ra que juesen castigados ios que habían can­
sado el incidenle o c u rrid o a Magallanes con ocásinn
de v a r a r una de las naves de su armada.
I ll R ky— S ancho ¡Martínez iic Leiva. nuestro asistente
de la muy noble y muy leal cibdad de S e v illa .— Va ha­
bréis sabido cómo los nuestros O ficiales que residen en
la dicha cibdad, por nuestro mandado entienden en ha­
cer cierta armada para ir a cierto descubrim iento, la cual,
placiendo a Nuestro Señor, han de llevar Fernando de
M agallavnes v R u v balero, caballeros de l a ’O rden de
Santiago, nuestros capitanes; e agora yo soy informado
que estándose proveyendo de las cosas necesarias para la
dicha armada, en veinte e un dias del mes de ottibre pa­
sado, los dichos nuestros O ficiales concertaron con el
dicho Fernando de M agallavnes que otro día viernes se
varase en tierra una de las naos que han de ir en la d i­
cha armada, y quel F a lo r de la dicha nuestra Casa lle va­
se el pendón de nuestras Armas Keaies a la dicha nao
para lo poner encima della, y el dicho M agallaynes las
su vas para poner de fuera de la nao, como diz que es uso
e costumbre, y que como el dicho capitán madrugó,
creyendo que el dicho F a io r había llevado e! dicho nues­
tro pendón, como había quedado asentado, puso las
banderas de sus arm as en el cubrestante que estaba en
tierra para varar la dicha nao, y diz que un Sebastián
Rosero, alcalde del Teniente del A lm irante, di xoque no
parecía bien que estoviesen allí armas de Portugal, v
que! dicho capitán ¡VI agalla y nes le respondió quél no te­
nía armas de! tiey de Portugal, sino las suyas, como
nuestro vasallo e servidor; sobre lo cual diz que otras
personas hobieron cierto encuentro con Juan Rodríguez
FERNANDO DE M A G A LLA N ES 249

Mafra y le dieron ciertos espaldarazos y hirieron en una


mano; y calando así, diz que el dicho Rosero, alcalde,
fue al C ab ild o desa ciudad y al dicho Teniente de A lm i-
ranle, y dixo quel dicho M agallavnes había puesto ar­
mas de Portugal, y que sobrello había grand ruido, es­
tando ya, di/., que lodo pacífico; el cual dicho Teniente
de A lm irante salió con mucha furia, diciendo que andu­
viesen lodos a la ribera, y vino con mucha gente a pren­
der al dicho capitán, que andaba trabajando cómo la
dicha nao se varase, y puso por obra de lo prender, tra­
bándole de los pechos v haciendo otras cosas en afrenta
suya, y parque deslo yo he seido y soy deservido, así
por ser cabsa que las cosas del dicho viaje se im pidiesen,
como por tocar al dicho capitán, a quien yo tengo por
cierto criado y servidor, y a nuestro servicio conviene
que sea castigado; confiado de vos que lo haréis con
aquella diligencia y cuidado que a nuestro servicio y a
execución de la nuestra justicia cum ple, fué acordado que
debía mandar dar esta cédula para vos en dicha razón, e
yo tóvelo por bien: por ende, yo vos mando que luego
hagáis inform ación cerca de lo que sobre lo susodicho
pasó y procedáis contra las personas que en ello baliar-
des culpantes por todo rigor de justicia, la cual execu-
téis en sus personas y bienes, que, si necesario es, por
la presente vos dov poder cum plido, con tudas sus in c i­
dencias e dependencias, anexidades e conexidades, y en­
viad ante mí la relación de lo que en ello hobiere pasado
y del castigo que hobierdes fecho, firmado de vuestro
nombre, en manera que haga lee, para que yo sea infor­
mado dello.— Fecha en Zaragoza, a once lie noviembre
de quinientos diez e ocho años.— Yo el R kv .— R efren­
dada de Francisco de los Cobos.— Señalada del C h a n ci­
ller e Don García e Zapala.
(A rch ivo de ¡n d ia í, legajo citado, túmo V il, folio h o vuelu>;.
25o H I S T O R I A DI: Clllt.F.

f.A'-Y-Y.— 'I^cal cédula a los O/lcia/es de la ('asa de la


Contratación de las indias para que luego que la reci­
biesen enviasen lodos ¡as antecedentes relativos a la a r ­
mada de Magallanes.
E l R e y .— Nuestros O ficiales que residís en la cibdad
de S evilla en la Casa de la Contratación de la Indias, yo
vos 'mando que luego que ésta recibáis enviéis lodos los
libros v escrituras que en esa Casa hubiere e quedaron
al tiempo que se despachó e! armada de que fueron por
capitanes H ernando de M agallaynes v Juan de C artage­
na al descubrim iento de la Kspecena. y cu alq u ier otra
relación tocante a esto, asi de salarios de gente y man­
tenimientos, como lo demás, tomando vosotros relación
de todo ello, para que tengáis cuenta de los salarios que
se han de pagar a las personas que fueron en la dicha
armada v del la han venido, y las otras cosas que con­
venga. que vosotros tengáis: y asim ism o me enviad to­
das, las relaciones y escrituras que vos en Iregó el capitán
Juan Sebastián del Cano, capitán de la nao ]'itoria, y
los padrones y relaciones del viaje y descubrim iento que
hicieron: lo cual todo traiga Dom ingo de O chandiano, a
quien yo envío por otra mi curta a mandar que venga a
mi para cosas de mi servicio .— De Y allad olid, a diez dias
de otubre de quinientos y veinle y dos años.— Yo ei. Rey.
— P o r mandado de Su M ajestad.— ¡\rancisco de los Cobos.
(A rch ivo do indias, iv¡y.|-8}.

L A A’A /.— ‘f {e al cédula p o r t a que se ordena p a g a r cierto


salario d xMiguet de la r\lezquila. acatando ¡o que él y
F ernando de M agallanes habían servido.
Iü¡, R e y ,— N uestros Oficiales de la Casa de la C o n tra­
tación de las Indias que residís en la muy noble cibdad
FERNANDO DE M A G A L LA N ES

de S evilla. Sabed, que acatando lo que Fernando de M a­


gallanes, ya difunto, nos sirvió y lo que M iguel de la
Mezquita nos ha servido, y cómo por nos se rv ir vino
con dicho Fernando, su tio, del reino de Portugal, don­
de es n a tu ral, a estos nuestros reinos; nuestra merced
y voluntad es, que lia va y tenga de mí por merced, en
cada un ano, cuanto mi voluntad fuese, quince m ili ma­
ravedís, para que le sean pagados en esa Casa: por en­
de, yo vos mando que deis y paguéis al dicho M iguel de
la M ezquita los dichos quince m ili m aravedís este pre­
sente año de quinientos v veinte v cinco, desde el día
de la fecha desla mi cédula hasta en lin déi, y dende en
adelante en cada un año, cuanto mi merced y voluntad
fuere, en cu alqu ier oro o'm aravedís que en esa Casa ho-
biere nuestro, que. dándoselos e pagándoselos, segúnd
dícho es, con esta mi cédula o con su traslado signado
de escribano público, y con carta de pago del dicho M i­
guel de la Mezquita, o de quien su poder hobiere, man­
do que sean recibidos e pasados en cuenta a vos el nues­
tro tesorero de la dicha Casa que agora sois, o fuéredes
de aquí adelante, los dichos quince m ili m aravedís en
cada un año. v asentad el traslado de esta mi cédula en
los libros de esa (jasa, v ésta, orig in al, sobrescrita de
vosotros, volved al dicho M iguel de la M ezquita , para
que la él tenga.
iArcliivu de Judias, tib. I, fol, 7·,).

l . X X X 1!.— Real cédala a los Ojlciales de la Casa de ¡a


Contratación p a ra que se acudiese a M artín de la Mez­
quita con el sueldo que le estaba señalado, en tanto que
volvía ta armada de M a g a llanes.
L£l R e y .— N uestros O ficiales que residís de la ciudad
de S evilla en la Casa de la Contratación de las In d ia s.—
Por parte de M artín de la Mezquita me es fecha relación
H IS T O IU A DE ClilLl·:

que yo ¡e mandé lib ra r en esa Casa quince mil] m ara­


vedís en cada un año con que se pudiese sustentar, en
tanto quel armada que mandamos enviar a !a E speciería:
de que t'ué por capitán H ernando de M agallanes, volvie­
se, por virtud de mi cédula lirmada dé mis G obernado­
res. fecha en esta guisa: E l. R i:y.— N uestros O ficiales
que resid ís en la cibdad de S evilla en la Casa de la Con-
tralació de las In d ia s.— Ya sabéis cómo Martín de la
M ezquita, portugués, sobrino del capitán Fernando de
.Magallanes, se quedó, por nuestro mandado, de ir en la
armada que inviam os al descubrim iento de la E specie­
ría, de que fue por capitán el dicho H ernando de M a­
gallanes; e porque entretanto que la dicha armada vuelve,
el dicho M artin de la Mezquita no tiene con qué se sos­
tener e mi voluntad es que ie den en esa Casa quince
m ili m aravedís de ayuda de costa durante el dicho tiem­
po; por ende, yo vos mando que durante el tiempo e
hasta que vuelve la dicha armada «•estos reinos, deis e
paguéis en cada un año al dicho M artin de la Mezquita
quince m ili m aravedís con que se pueda sostener, desde
el día de la fecha desta mi cédula en adelante, e no fa-
gades ende al, siendo asentada esta mi cédula en los li­
bros desa C^asa.— Fecha en V allado lid, veinte e seis días
del mes de agosto de m ili e quinientos e veinte años.—
Cardenal de Tortosencis.— Por mandado de S. M .. los
Gobernadores en su nom bre.— P e d ro de ios Cobos.—
Licenciado Z apata.— E que después que la nao Sant .■!>;-
Ionio vino no le habéis querido pagar cosa alguna de los
dichos quince m ili m aravedís, de que rescibe agravio, e
me suplicó e pidió por merced ge lo mandase pagar: por
ende, vo vos mando que veades la dicha cédula que de
suso va encorporada e, conforme a ella, lib ré is e paguéis
al dicho M artin de la M ezquita lo que se le debe y está
por lib ra r e pagar hasta el día que llegó esta nao, visto
que vino de la dicha Especiería, sin que en ello le pon­
F K ¡ í N A N130 D E M A C A L L A N ' E S

gáis embargo ni cm pedim iento alguno; e no faga Jes ende


al.— Fecha en V allado lid , a xxix días del mes de noviem ­
bre de m ili e quinientos e veinte e dos años.— Yo e l
.R e y .— Por mandado de Su M ajestad.— Fra n cisco de ¡os
C o b o s .— Señalada del O bispo de B urgos e de Don
G arcía.
P o r virtud de la cual dicha cédula de S u Majestad
suso encorporada. se pasan en d a d a a mí, Dom ingo
O chandiano, como a tesorero desta Casa, en diez e nue­
ve días del mes de marzo de m ili e quinientos e veinte e
tres años, veinte e cinco m ili e doscientos e cuarenta e
cinco m aravedís que he de pagar a M artin de la Mezquita
én la dicha cédula de Su Majestad contenido, por su sa­
lario desde prim ero de enero del año pasado de mil! e
qu inientos e veinte e uno hasta siete septiembre del año
pasado de m ili e qu inientos e veinte e dos, que llegó la
nao V ito ria en el puerto de S an lú car de Barram eda, que
son un año e ocho meses e siete dias, que a razón de
quince m ili m aravedís por año, montan los dichos veinte
e cinco m ili e doscientos e cuarenta e cinco maravedís,
los cuales me lian de ser recibidos en cuenta con carta
de pago del dicho Martín de la M ezquita, o de quien su
poder hobiere, y con la dicha cédula oreginal de Su M a­
jestad.
íArcl>iv<> de Indias, tomo IX , folio Kt vuelto. y .Va-'J/a;·

L X X X ! I i .— R eal cédula a los Oficiales de la Casa de la


Contratación de las indias p a ra que acudiesen ti l'ra n ·
cisco I'a le m con el sueldo que estaba asignado a R u y
Falero. mientras éste estuviera enfermo.
F l R e y .— Nuestros O ficiales que residís en la cibdad
de Sevilla en la (Jasa de la Cóntratación de Jas In d ias.—■
F ra n cisco Falero, herm ano del b ach ille r liu v [’alero, me
.hizo relación que los cincuenta m ili m aravedís que e!
254 U IS T O tilA 013 C H I L E

dicho R u y Falero tiene asentados en esa Casa por nues­


tro capitán, no ge los queréis pagar sin que ¿1 firme las
cartas de pago de lo que recibiere, e que a cabsa de su
enfermedad no lo puede hacer, suplicándom e mandase
que, firm ándolas el dicho F rancisco Fulero en su defecto,
se le acudiese con el dicho salario, con el cual él le pu­
diese proveer de lo necesario, o como la mi merced fue­
se: por ende, yo vos mando que durante el tiempo que
el dicho Ruy Falero estoviese enfermo que no pueda fir­
mar, paguéis al dicho F rancisco Falero lo que él tiene
.asentado, firm ándolos conocim ientos el dicho F rancisco
Falero; e no fagades ende a l.— Fecha en V allado lid , a
trece días del mes de hebrero de quinientos e veinte e
tres,— Y o Ei, R e y .— R efrendada de C obos.— Señalada de
los sobredichos.
(Archivo de Indias, legajo citado, lomo IX, folio j'¿}.

L X X X I V . — Real cédula p o r la que se ordena p a g a r


quince mil maravedís a Juana de D u r a n g o , en cuenta
del sueldo que le estaba asignado a su m arido Ju a n S e ­
rrano, que había ido en la arm ada de Magallanes.
E l R e y .— N uestros O ficiales que residís en la cibdad
de S evilla en la Casa de la Con tratación'de las In d ia s.—
Juana de D urango. m ujer de Juan Serrano, nuestro p i­
loto, nos hizo relación que el dicho su marido fué por
nuestro mandado en el armada que enviam os a las Islas
de M aluco, de q ir; fué por capitán general Fernando de
.Magallanes, y que. yendo en ei dicho viaje, fué preso en
cierta isla por los naturales della, donde lo dexó la gente
que iba en la dicha armada, sin le poder recoger, donde
está captivo o muerto, según dixo que constaba e pares-
cía por cierta inform ación de que ante Nos en el nues­
tro C onsejo Real de las Ind ias hizo presentación, y que
el dicho su marido vendió todo cuanto tenía, así suyo
l'K R N A N D O DE M A G A L L A N E S 255

como de la dicha su mujer, para llevar en la dicha arm a­


da, y ella está probe v con mucha necesidad, y me su­
plicó y pidió por merced le mandase p a g a re ! sueldo que
al dicho su marido le es debido de nuestro piloto e lo
que ha de haber del dicho viaje, con que ella e sus hijos
se pudiesen sustentar, o como la mi merced fuese; por
ende, yo vos mando que de los m aravedís del cargo de
vos el nuestro tesorero desa Casa, deis e paguéis a la di­
cha Juana de H urango quince m ili m aravedís, en cuenta
de lo que ha de haber el dicho su marido del salario de
nuestro piloto, para ayuda a la sustentación deila e de
sus hijos: e tomad su carta de pago, o de quien su po­
der para ello hobiere, con la cual y con esta mi cédula
mando que vos sean recibidos y pasados en cuenta los
dichos quince m ili m aravedís y descontados al dicho
Juan Serrano de su sueldo: e non fagadesende al.— F e ­
cha en Toledo, a veinte e dos días del mes de septiem ­
bre de m ili e quinientos e veinte e cinco años.— Yo e l
R e v . — P o r mandado de Su .Majestad.— ¡'"ranci.scn de los
Cobos. Y en las espaldas de la dicha cédula están seis
señales de firmas.
Por virlud de la cédula de Su Majestad suso escripta,
se pasan en d ad a al dicho tesorero, en once días del mes
de abril! del dicho año de m ili e quinientos e veinte e
seis, los quince m ili m aravedís que Su Majestad por Sa
dicha cédula nos manda pagar, la cual el dicho tesorero
ha de.lomar en su poder para su descargo, con caria de
pa^o.— Joan de A r a m i a .— 'Domingo de Otiiandiauo.
lla v una nota al margen que dice lo siguiente: «C ar­
gados después de fenecida la cuenta con los señor-es del
Consejo de las Indias». [H ay una rú b rica '.
LO b H I S T 0 U 1A IDts C 1U I.E

/j.V A 'A 'l”.— R e a l cédula p a ra que se socorriese con quince


m il maravedís a jitana de D u r a n g o , como mujer de
J u a n Serrano.
Til. R e v.— Nuestros O ficiales que residís en la cibdad
de S evilla en la Casa de la Contratación de las In d ia s.—
Va sabéis cómo el año pasado de m ili v quinientos e
veinte e cinco años, por una mi cédula os envié a man­
dar que pagásedes a la m ujer de Juan Serrano, nuestro
piloto, que fue por nuestro mandado a la Especiería en
el armada de que fue por capitán general Fernando de
M agallanes, quince m ili m aravedís para en cuenta del
salario del dicho su m arido, hasta saber si era muerto o
vivo, seg ú nd se contiene en la dicha mi cédula: y porque
mi voluntad es de le m andar socorrer con otros quince
m ili m aravedís, demás de ios que le mandé pagar por la
dicha mi cédula, vos mando que luego que esta mi cé­
dula vos fuere mostrada, deis e paguéis a la dicha m ujer
del dicho Juan Serrano otros quince m ili m aravedís
para en cuenta del salario del dicho su marido, demás de
los quince m ili m aravedís que por la dicha mi cédula le
mandé pagar: los cuales poned a cuenta de su salario,
para que le sean descontados de los prim eros que hohie-
re de haber, e tomad su carta de pago, con la cual y con
esta mi cédula mando que vos sean recibidos y pasados
en cuenta los dichos quince m ili m aravedís; e non faga-
dos ende a l.— Fecha en S evilla, a cuatro dias del mes de
ab rill de m ili e quinientos e veinte e seis años.— Yo e l
R iív .— Ror mandado de Su M ajestad.— F ra n cisco de los
Cabos.— Y en las espaldas están cuatro señales de fir­
mas.
En veinte e siete días del mes de mayo del dicho año
de m ili e quinientos e veinte e seis años se pasan en
dacta al dicho tesorero los quince m iil m aravedís en la
F E I í N A X I jO bl; ΜΛΟΛΙ.1.ΛΝΚ&

cédula de Su Majestad suso escripia contenidos, v el d i­


cho tesorero ha de tomar en su poder la dicha cédula
oreginal, con carta de pago, para su d escargo.— I l a y
dos rúbricas).
Λ Ι margen se encuentra una nota que dice lo sig u ie n ­
te: «Pagados por el tesorero después de fenecida la cu en­
ta con los señores del Consejo de las In d ias».— (H a y una
r u b r i c a '.
'A rc h iv o de Indias, Utf>·. cit.)

ΛΛ'Λ'.Υ! 7 .— R e a l cedida a los C o r re g id o re s y otras J u s ­


ticias. de cualquier lu g a r que fuesen, p a ia que h ic ie ­
sen justicia a Cines de MaJ'ra. piloto, que había ido en
la armada de T\ Zagal tañes, en las cuestiones que tenia
pendientes con su m ujer Catalina \\-Zartinez del U l e r ­
eado .
.I£i. R ιϊυ .— C orregidores. Asistentes, Gobernadores,
A lg u a cile s e otros Jueces e Ju sticias cualesquiev de to­
das las cibdades, villas e lugares destos nuestros reinos
e señoríos, e cada uno de vos en vuestros lugares e ju ­
risdicciones, o a quien esta nuestra carta fuere mostrado
o su traslado signado de escribano p ú b lico .— Ginés de
Mafra, piloto, que í'ué en la armada de la Especiería, de
que fué por capitán general H ernando de M agallanes,
me hi?.o relación que entretanto que él estuvo a nues­
tro servicio en el dicho viaje. C atalina M artínez del
Mercado, su mujer, le hizo adulterio con otro e se juntó
v está con él. so color quel dicho C ines de M afia era
muerto, e quél le dexó unas casas e otros bienes e ha­
cienda. lo cual ha malbaratado e comido e fecho lo que
ha querido delios; e me sup licó e pidió por merced
que porque él quiere pedir justicia contra la dicha su
m ujer por el dicho delicio e adulterio e bienes que $<;
258 H IS T O R IA D E ÜI11LE

le han perdido e malbaratado, vos mandase que se la


hiciésedes brevemente de manera quél la alcanzase, o
como la mi merced fuese; por ende, yo vos mando que
luego vendes lo susodicho e hayáis inform ación e sepáis
cómo e de qué manera ha pasado e pasa; e la dicha in ­
form ación habida é la verdad sabida, llam adas e oídas
las partes a quien toca e atañe, breve e sum ariam ente,
sin dar lug ar a luengas ni dilaciones de m alicia, hagais
e determ inéis lo que halláredes por justicia, por manera
que la ellos hayan e alcancen e por defecto della no ten­
gan razón de se quexar; e los unos ni los otros no fa ra ­
des ende al por alguna manera, so pena de la nuestra
merced e de diez m ili m aravedís para la nuestra Cám ara
a cada uno que lo conLrario h iciere.— Fecha en V allado-
lid, a doce días del mes de abril de m ili e quinientos e
veinte e siete años.— Yo e i . I í e y .— Refrendada del secre­
tario Cobos y señalada del D oclor R ellrán y P ero M a­
nuel.
(Archivo de Indias, kíyi--, tomo MU. folio fifi).

LAW ’A 'i '//.— LJ{eal cédula para que se acudiese a F r a n c is ­


co F alero con el sueldo que le estaba señalado a R u y
F alero, en vista de que E i\i A lfonso, m ujer de éste, no
había venido de P o r t u g a l a reunirse con él.
E l I í e y .— Nuestros Oficiales que residís en la cibdad
de S eviíla en la Casa de la Contratación de las In d ia s.—
Bien sabéis cómo por una mi cédula vos envié a m andar
que, viniendo lle v a Alonso, m ujer del com endador R u y
Ealero, a hacer vida con el dicho su marido y estar con él,
le pagásedes los cincuenta m ili m aravedís que de Nos tie­
ne en cada un año en esa Casa, porque fuimos inform a­
dos quelln quería ve n ir a estar con el dicho su marido e
cu rar de su persona; la cual, no em bargante que ha días
que se despacho la dicha cédula, no ha venido e se está
)rE lí NA N IlO ) » : M A G A L L A N E S "5g

todavía en Portugal; por ende,, yo vos mando que agora.,


e de aquí adelante acudais a F ra n cisco Falero, herm ano
del dicho Com endador, como su curador, con tos dicho,s
cincuenta m ili m aravedís, segúnd e como hasta aquí le
habéis acudido, e no a la dicha l l eva Afonso. ni a otra
persona ninguna, sin otra nueva cédula mi a v especial
mandado.— Fecha en V allado lid . a doce d ía sd e i mes de
ab ril de m ili e quinientos e veinte e siete años.— Yo e l
R ¡ : y .— Refrendada e señalada de los susodichos.
(A rch ivo de in dias, i^'j-i-7 * lomo ’X I I , folio 70 vuelto).

L X X X ] ~ f I Í , — oProbanza de F ran cisco F a le ro , jc c h a en


la ciudad de S evilla en el año de /J 2 7 » .
Muy virtuoso señor.— F ra n cisco Falero, portugués
criado de Su Majestad, estante en esta cilxlad, digo: que
podrá haber seis anos, poco más o m enos,quel comenda­
dor e capitán Ruy F alero, mi hermano, adolesció e de
aquella enfermedad ha quedado v quedó loco e furioso
fueradesu ju icio e sentido natural, e yo,com o su herm a­
no, le he tenido e curado e alim entado e sostenido e
bien tratado, teniendo c a r g o de la tutela e cura e adm i­
nistración de su persona c bienes, con toda la d ilig e n ­
cia e piedad que debía;’e asim ism o procuré de )e lib ra r
e sacar de cierta prisión en questaba por mandado del
señor Re v d e Portugal, e asi es que íiva A lonso, su m u­
jer. a p rin cip io de su dolencia le desam paró e se l'ué de
su poder a casa de su padre en el reino de Portugal, a
la v illa de C u b illá n , donde se ha estado lodo el tiempo
de los dichos seis años, contra la voluntad del dicho su
marido e sin le venir a ver, ni visitar, ni curar, ni que­
rer saber dél, e agora por su parLe se ha fecho relación
a Su Majestad e a los señores de su Consejo de las In ­
dias que vo no trataba bien al dicho comendador, mi
herm ano, e que ella quería venir a estar con él e le curar
H IS T O R IA D B C H lL li

e servir; a cu y a cabsa Sil Majestad man Jó J a r su real


cédula, para que, viniendo ella,le fuese acudido con cie r­
tos m aravedís de quitaciones e acostamiento que Su
Majestad' le manda dar para su m antenim iento; e porque
yo tengo suplicado de la dicha cédula real e para infor­
m al· a Su Majestad de la verdad de lo que pasa, m e con­
viene llevar testim onio del lo; yo, señor, os pido que a
perpetua memoria, o eom om ejor de derecho lugar haya,
m andéis recebir e recibáis los testigos que sobrello p ro
sentare, e !o que dixeren c depusieren me lo den por
testim onio en manera que haga fee, e sobre lodo me
fag áiscum p üm ienlod e justicia, para locual vuestro noble
oficio im ploro y las costas pido: e a los testigos que so­
brello presentare, pido les m andéis preguntar por las
preguntas siguientes.
Probanza de F ra n cisco Palero, hecha anle el L ice n cia ­
do Castroverde por com isión.
I.— Prim eram ente, si conoscen a mí el dicho F ra n cis­
co Palero e al dicho com endador e capitán Ruy Palero,
mi herm ano, e a ia dicha Fva A lonso, mujer del dicho
R u y Falero, e a Diego Ribero, piloto, etc.
I I.— Iten, si saben, creen, vieron, oyeron decir que
puede haber seis años, poco más o menos, questando el
dicho comendador Ruy Falero. mi hermano, en esta
cibdad por mandado de Su M ajestad, después de se ha­
ber partido el armada a M aluco, adolesció, e estando en­
fermo e doliente la dicha Fva A lonso, su mujer, contra
la voluntad del dicho comendador, su marido, le dexó e
se fue al reino de Portugal, donde se ha estado v está
fasta el día de hoy sin quererse venir a estar con el di­
cho su m arido, ni saber dél ni le escrebir, e si otra cosa
fuera, lqs testigos lo supieran, etc.
l i l . — (ten, si saben, etc., quel dicho com endador R u y
Falero fué al dicho reino de P o rtu gal, a la v illa de C u-
b illán , donde estaba la dicha su mujer, a la buscar, e an ­
FERNAND O DE M AGALLANES

tes q.ue llegase fue preso por mandado del señor Rey de
Portugal e llevado a la cárcel de la dicha villa de Cubi­
llán, donde estuvo preso seis meses, e después fué pasa­
do a Linares, ques a cuatro leguas de allí, e estuvo pre­
so otros cuatro meses; digan y declaren lo que cerca
desto saben, ele.
IV .— Iten. si saben, etc., que en el tiempo de los seis
meses quel dicho comendador Ruy Falero estuvo preso
en la dicha villa de Cubillán, aunque estaba e residía
en la dicha villa la dicha Eva Alonso, su mujer, e su pa­
dre, no le vían ni visitaban, ni le proveían de cosa algu­
na de lo que había menester, aunque tenía del lo necesi­
dad, e lo mismo ficieron en los otros cuatro mesesques-
luvo preso en la dicha villa de Linares, a cuatro leguas
de allí, e si lo contrario fuera, los testigos lo vieran e su­
pieran e no pudiera ser menos, etc.
V.— Iten, s¡ saben, etc., que teniendo el dicho comen­
dador Ruy Falero en la dicha villa de Cubillán un es­
clavo negro que le servia en la cárcel donde estaba, la
dicha Eva Alonso, su mujer, e su padre se lo hicieron
quitar e Lomar, diciendo que era suyo, e quexando dél
diciendo que se hallaba en poder del dicho comendador,
e le fué quitado e llevado a casa e poder de la dicha
Eva Alonso e su padre, etc
V I.— ¡ten. si saben, eLc., questando preso el dicho co­
mendador Ruy Palero, el dicho Francisco Falero. su
hermano, fué muchas veces a la Corte de Su Majestad a
procurar su deliberación e hobo carias para el señor
Rev de Portugal para ello, e con mucho trabajo e peli­
gro de su persona, fué al dicho reino de Portugal e
fizo proceder contra las justicias e contra el señor Rey
de Portugal, por excomuniones e censuras e poner en­
tredicho p'M· vía tie la conservatoria, por ser comenda­
dor el dicho Ruy Falero. fasta tanto que lo libró e sacó
de la prisión en questaha. en lo cual pasó mucho traba­
262 HI STORI A Olí Cllll.I·:

jo e peligro e Hizo muchos gastos e expensas; digan e


declaren lo que cerca ciesto saben, etc.
V il.— Iten, si suben, ele., que después de salido de la
prisión, el dicho comendador Ruy [-'alero se vino a esta
cibdad de Sevilla e aquí ha estado doliente e enfermo
fasta que perdió el sentido e quedó loco c furioso e hoy
día lo está., etc.
Francisco Fernández, clérigo, portugalés, vecino de
Sevilla, testigo presentado en la dicha razón, juró se-
gúnd derecho, e sevendo preguntado dixo lo siguiente,
etc.
Del tercero artículo dixo, que oyó decir lo contenido
en esta pregunta a portugueses que lo habían visto pre­
so al dicho comendador Ruy Palero en Cubillana e en
Linares, e que, a que lo ovó decir, puede haber seis
años, poco más o menos.
Del sexto articulo dixo, queste testigo oyó decir al di­
cho Francisco [-’alero, hermano del dicho comendador,
cómo había ido muchas veces al reino de Portugal,
por librar al dicho su hermano e que se había puesto a
muchos trabajos e peligros de su persona; e que asi­
mismo este testigo lo vido ir, estando este testigo en Se­
villa, al dicho Francisco Falero. puede haber seis anos,
poco más o menos, a la Corte de Su Majestad, e le dixo
el dicho Francisco Falero a este testigo cómo iba a ne­
gociar para librar al dicho su hermano; e de lo al con­
tenido en esta pregunta, que no lo sabe, etc.
Felipa de Acuña, hija de Diego de Acuña, portugués,
natural de la villa de San ViceinLe, ques en el reino de
Portugal, estante al presente en esta cibdad de Sevilla,
en la casa del dicho Francisco ['’ alero, testigo presenta­
do en la dicha razón, habiendo jurado, dixo lo siguien­
te, etc.
De la tercera pregun'a dixo: que ha oído decir lo con­
tenido en esta pregunta al dicho comendador en cierto
F E R N A N D O D E MAGA 1,1.A M ES 263

tiempo questovo cuerdo, e asimismo lo oyó decir a cier­


tas personas que venían déla dicha villa de Cubillán, ele.
(Archivo de Indias, est, 62, c, 6, leg\ iJ'Xi.

L X X X L X . — i { e j ! cédula mandando p a g a r a Gonzalo


Gómez de Espinosa, que había ido como a lg u a c il en la
armada de Magallanes, una pensión vitalicia de I r cinta
m il maravedís.
L a R eina .— N uestros Oficiales que residís en la cib-
dad de Sevilla en !a Casa de la Contratación de las In­
dias.— Sabed, que acatando lo que el capitán Gonzalo Gó­
mez de Espinosa. que fué proveído por nuestra algua­
cil de la armada de la Especería, de que íué por capitán
general Hernando de Magallains, fué después nombrado
por capitán de la dicha armada, y cómo en remunera­
ción de ello y por le facer merced, le habíamos consig­
nado trecientos ducados de por vida en cada un año, si.
tuados particularmente en la Casa de la Especería de la
Contratación, que por nuestro mandado había de haber
en la ciudad de la Corulla, la cual, pasada en la pre­
sente Casa por nuestro mandado, es nuestra merced v
voluntad que todo el tiempo que el traLo de ia especería
esté suspendido, de le facer merced, como por la pre­
sente le hago ai dicho capitán Gonzalo Gómez de Espi­
nosa, de treinta mili maravedís en cada un año durante
su vida, por la suspensión de! dicho trato de la espece­
ría, en remuneración de lo que en el dicho viaje y en
aquellas partes nos ha servido. Por ende, yo vos mando
que déis y paguéis en cada un ano, desde el día de la le­
cha desta mi cédula en adelante, durante h dicha sus­
pensión, en todos los dias tie su vida al dicho Gonzalo
Gómez de Espinosa, o a quien su poder hobíere, los di­
chos treinta mili maravedís, y dádselos y pagádselos en
H I S T O R I A DE C H I L E

dineros contados, según y como y a los tiempos que se


pagaren los otros maravedís de que tenemos hecha mer­
ced en esa Casa: y tomad su carta de pago, o de quien
el dicho su poder hobiere. con la cual y el traslado sig­
nado desta mi cédula, mando que vos sean recibidos y
pasados en cuenta los dichos treinta mili maravedís en
cada un año; y asentad el traslado desta mi cédula en los
libros nuestros deesa Casa, y sobrescrita de vosotros, es-
teonginal volved al dicho Gonzalo Gómez de Espinosa
para que lo él tenga y lo en en ella contenido haya efec­
to. Pecha en Madrid a diez días del mes de noviembre
de mili quinientos y veinte y nueve años.— Yo l a R e i n a ,
— Por mandado de S. M.— Juan Je Sam auo. — Y en las
espaldas de la dicha cédula se asentó lo siguiente: Asen­
tóse esta cédula de S. ,\L en el libro de las mercedes y
situados que tienen los Oficiales de la Contratación Lie
las indias, en ocho de diciembre de mili quinientos y
veinte v nueve años, para que se guarde y cumpla lo en
ella contenido, segiind que S, M . lo manda,
(Archivo Je Indias. nS-i-Li, l i b r o I. folio iH

A C . — R e a l cédula p a ia que .ve pagase a Contato Ga.


>iie% de Espinuda su site!Jo, no embargante que había
estado ausente. Je Scvit/a.
La R e i n a . — Nuestros Oficiales que residís en la cib-
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las In­
dias — Gonzalo (júme/. Despinosa. nuestro visitador de
las naos que van a las Indias, me hizo relación que él
t'ué en nuestro servicio en el armada de la Especiería
hasta Barcelona con el Obispo de Cibdad Rodrigo, y que
se teme que, sin embargo desto, a cabsa de estaros man­
dado que no paguéis sus salarios a las personas que no
sirvieren personalmente sus oficios, no le pagaréis su
salario del tiempo que ha estado absente desa cibdad, y
F E R N A N D O DE M A G A L L A N E S -65

nos suplicó y pidió por merced pe lo mandásemos papar,


pues había tenido justa cabsa ven nuestro servicio, o co­
mo la mi merced fuese: por ende, yo os mando que, sin
embargo de lo que vos eslá mandado, paguéis al dicho
Gonzalo Gómez Despinosa lo que hobiere de haber de
su .salario con el dicho oficio, hasta en fin deste presen­
te mes de noviembre, no embargante que haya estado
absente desa cibdad, por cuanto nuestra voluntad es que
le sea papado como si en persona hobiese residido en el
dicho oficio, habido respeto a que la dicha absencia ha
sido en nuestro servicio.— Fecha en Madrid, a diez e
nueve dias del mes de noviembre de mili e quinientos e
veinte e nueve años. — Yo la R eina . — Refrendada de
Samano.— Señalada del Conde y Dotor Beltrán y Licen­
ciado de La Corte v Xuárez.
A rch ivo ele In d ia s, lib ro I, folio a-j.

A’C/. — Iteal cedida para y tic los Oficiales de la (¿asa de


la Contratación pagasen .7 los herederos de Ju a n de
i\fom les, médico y c ir u ja n o , que Jfité en ¡a armada de
M a g a lla n e s , cuarenta y dos m il diez y ocho m aravedís -
L a R eina .— N uestros Oficiales que residís en la cib­
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las In­
dias. Yo vos mando que de cualesquier maravedís que
son a vuestro carpo de las cosas que quedaron de la ar
mada de que iba por capitán general Simón de Alca­
zaba, deis y paguéis a los herederos de .loan de Morales,
médico y cirujano que fué en el armada de Hernando de
Magallanes, o a quien su poder hobiere, cuarenta y dos
mili y diez v ocho maravedís que se le restan debiendo
de su sueldo que bobo de haber en el dicho viaje: y lo­
mad su carta de pago, o de quien el dicho su poder ho­
biere, con la cual y con esta mi cédula mando que vos
sean recibidos y pasados en cuenta los dichos cuarenta
2 66 H IS T O R IA DE C H IL E

y dos mili y diez y ocho maravedís.— Fecha en Madrid


a dic/ e nueve días del mes de noviembre de mil! e qui­
nientos e vsinte y nueve años, lomando la razón desta
mi cédula Cristóbal de Uaro.— Yo la Reina.— Por man­
dado de S. iM.— Ju a n de S am ano .— Tomo la razón por
Cristóbal de lla ro .— F ra n c is c o da B u r g o s . — Yo, Cristó­
bal de llaro, tomé la razón desta cédula en lo.s libros de
S, M. donde se tiene la cuenta e razón con el dicho Juan
de Morales y con los otros que fueron en la armada del
comendador Hernando de Magallanes .— C ristób al de
lla r o .
«En catorce de marzo del dicho año de mili v quinien­
tos y treinta y dos años, se pasaron en data a Francisco
Tello. tesorero desta Casa, los cuarenta y dos mili ediez
v ocho maravedís en esta cédula de S. M. suso escripia
contenidos, los cuales el dicho tesorero ha de dar e pa­
gar a los herederos de Juan de Morales, cirujano, en la
dicha cédula contenido, o a quien su poder hobiere, de los
cuales ha de tomar en su poder la dicha cédula origina!
con carta de pago, con las oirás escripturas v recabdos
bastantes».
(A rch ivo de In d ia s, i ■i-'j ; 3-:í *b/3; lib ro I, folio 22 vusllo)

A'C 1I . — ll ie a l cédula p a ra que se pagasen a F ra n c isc o F a


lera las cantidades que 'R iiy l'a l c r o tenia devengadas
de su sueldo.
L a R iüna.— N uestros Oficiales de la Casa de la Con­
tratación de ias Indias, que residen en la cibdad de Se­
villa.— Francisco Falero nos hixo relación que de las
quitaciones quél y el comendador Ruy Palero, su her­
mano. tienen de Nos en esa Casa Ies están por pagar
dos años, poco- más o menos, y que aunque por Nos vos
haya sido mandado que les paguéis por sus tercios, con­
forme a las ordenanzas desa (jasa y como se aeos tu m-
F E R N A N DO D E M A G A L L A N E S 267

bran pagar en ella las oirás quitaciones, no lo habéis


querido hacer, habiendo pagado las otras quitaciones y
libranzas que están fechas en esa Casa, de quél'v el di­
cho su hermano reciben mucho agravio y daño, mayor­
mente no teniendo el dicho su hermano otra cosa de qué
se alimentai' v sustentar, v me suplicó y pidió por mer­
ced vos mandase que luego, sin dilación alguna, les pa-
gásedes todo ¡o que ansí se les debiese de sus quitacio­
nes. o proveyésemos en ello como la nuestra merced
fuere. Por ende, yo vos mando que todo lo que se les
debe a los dichos comendador Ruy Falero y Francisco
Falero, su hermano, y les está por pagar y han de ha­
ber. conforme a la merced que de Nos tienen en los li­
bros tiesa Cusa, se los paguéis luego sin dilación algu­
na, y de aquí adelante les paguéis lo que hubieren de
haber, conforme a la dicha merced. Fecha en .Madrid, a
cuatro días del mes de liebrero de mili e quinientos e
treinta.— Yo i.a R e i n a . — Refrendada de Samano.— Seña­
lada del Doctor Beltrán y de! Obispo de Cibdad Ro­
drigo y del Licenciado de La Corte y Juárez.
A rch ivo de Indias, 148-1-3, libro I, fol. 4a.

A'G U I.— Real cédula p o r la que .ve manda entregar doce


m il maravedís a ia hija de A n d ré s de San M a r t in , p íla ­
lo que j u é de la arm ada de M agallanes, de que se le ha­
cia merced.
L a R e i n a . — Nuestros Oficiales que residís en la cib­
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de ias In­
dias.— Bien sabéis cómo Andrés de Sant Martin, nues­
tro piloto, fue en nuestro servicio v por nuestro manda­
do con Hernando de Magallanes ul descubrimiento de
la Especiería, el cual diz que murió en el dicho viaje e
que dexó una hija niña, que se llama (hay un b l a n c a e
habido respeto a lo quel dicho su padre nos sirvió y tra·
26S HISTORIA DE CHILli

ba|ó en el dicho viaje, es núes Ira voluntad de hacer mer­


ced a la dicha su,hija de doce mili maravedís para ayuda
de su casamiento, en cuenta de Lo quel dicho su padre
hobiere de haber de su sueldo o en otra manera: por
ende, yo vos mando que de cyalesquier maravedís que
haya en esa Casa o de las primeros que para Nos a eíla
vinieren, depositéis en un cambio desa ciudad los dichos
doce mili maravedís, para que oslen allí por de la dicha
.blanco!, para que le acudan con ellus cuando se casare,
y con lo que ganaren entretanto, se le acuda para ayuda
a se alimentar: de los cuales hacemos merced para ayu­
da al dicho su casamiento, en cuenta de lo que el dicho
su padre hobiere dexado. si algo le debiéremos; e tomad
su caria de pago del dicho cambio de cómo los recibe
para lo susodicho, con la cual e con esla mi cédula,
mando que vos sean recibidos y pasados en cuenta los
dichos doce mili maravedís.— [■'echa en .Madrid, a cinco
días de abril de mili e quinientos e treinta años.— Yo la
R u i n a . — Refrendada de Samano.— Señalada del Conde
y del Doctor Beltrán e de los Licenciados de La Cortee
Xuárez.
A rchivo de In dias, i-tS-i-iS, libru [, folio 8'j.

— R ea! cédula p a ra que se entregasen doce m il ma­


ravedís a C ristób al de San Martin, lío de ju a n a de San
M a r t ín , hija de A n d ré s de San Martin.
L a R lina . — Nuestros Oficiales que residís en la cih-
dad de Sevilla en la Casa de !a Contratación de las In­
dias.— Ya sabéis cómo por una nuestra cédula fecha en
Madrid a cinco de abril deste presente año, vos está
mandado que de cualesquter maravedís que haya en esa
Casa o de los primeros que a ella vinieren, depositéis
en un cambio desa cibdad doce ni i i 1 maravedís de que
hicimos merced a juana de Sant ¿Martín, hija de Andrés
l'liU N A N D O D E .M AG ALLAN ES ü fjy

de Sant Martín, piloto, que fue con Hernando de Maga-


Jlanes al descubrimiento de la Especería, para ayuda a
su casamiento, por lo que sirvió el dicho su padre [en]
el dicho viaje: y porque los dichos doce mili maravedís,
estando en un cambio, ganarán poco (o no nada) para
con que se alimente la dicha Juana de Sant Martín el
tiempo que estoviere por casar; v Cristóbal de Sant
Martín, hermano deS dicho Andrés de Sant Martín, pi­
loto, tío de la dicha Juana de Sant Martin, me suplicó
e pidió por merced, que pues él ha tenido e tiene a la
dicha niña en su poder y la terna hasta la casar, como a
su sobrina, le mandase entregar los dichos doce mili
maravedís,. para qué! los tenga y los trale y aproveche,
quél estaba presto de dar fianzas de no los destruir,
sino en utilidad de la dicha su sobrina v para su casa­
miento: por ende, yo vos mando que, dando el dicho
Cristóbal de Sant Martín fianzas y seguridad bastante
ante vos que terna los dichos doce mili maravedís y no
los destruirá ni gastará y que’ acudirá con ellos a la
dicha Juana de Sant Martin para su casamiento y que
con lo que con ellos hobiere y granjeare la alimentará
y los terna en pié, hasta que. como dicho es, se case, se
los deis y entreguéis conforme a la dicha cédula. — Fe*
cha en Madrid, a once días del mes de abril de mili e
quinientos e treinta anos.— Yo l a R i: i n a . — Refrendada
de Samano..— Señalada del Conde y del Doctor.Beltrán
v del Licenciado Xuárez.
Los cuales dichos doce mili maravedís en ¡a dicha cé­
dula contenidos se libraron al dicho Cristóbal de Sant
Martin, por cuanto dió (tanzas en forma, conforme a !a
dicha cédula, las cuales el dicho tesorero ha de tomar
en su poder juntamente con las dichas cédulas origi­
nales.
A r i ’ hivo de In d ia s, 148-1 - j 3, lib in I, folio ^7.
H IST O R IA DI· C l I L L E

A 'C F ,— R e a l cédula para que se entregasen a F ra n c isc o


¡'a le ro las cantidades que de su sueldo había deven­
gado y sobre las cuales se trabó pleito con E v a A fon sa,
que las había hecho e m b a rg a r .
La 1íi;ina. — Nuestros Oficiales que residís en la ciu­
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las In­
dias.— Bien sabéis el pleito que en esa Casa ante voso­
tros ha pendido entre partes, de la una Francisco.Pale­
ro, hermano del comendador Ruy Palero, e como curador
de su persona e bienes, e de la otra Eva Alfonso, mujer
del dicho comendador Ruy Palero, sobre que por los
del nuestro Consejo de las Indias en cierto pleito que
ante ellos pendió entre los dichos Francisco Palero y
lleva Alfonso sobre quién había de tener la curaduría y
administración de la persona v bienes del dicho Ruy
Palero, mandaron que, si la dicha lleva Alfonso quisie­
se ir a hacer vida maridable con el dicho su marido, en­
tretanto que estoviese en su compañía, el dicho Fran­
cisco Palero fuese obligado a gastar con ella y el dicho
su marido lo que hobiesen menester hasta la cuantidad
que el dicho Ruy Palero tiene de Nos en esa Casa,
como su curador e persona que tiene cargo de los co­
brar; y en cuanto a la dicha curaduría, reservaron su
derecho a salvo a la dicha Heva Alfonso para que lo pi­
diese ante quien viese que le cumpliese, segúnd que en
la dicha sentencia e abío de los del dicho nuestro Con­
sejo se contiene; en el cual dicho pleito que ante voso­
tros ha pendido mandastes que si la dicha lleva Alfon­
so quisiese estar fuera de la compañía del dicho Fran­
cisco Palero con el dicho su marido, porque se quexó
que del dicho Francisco Palero era maltratado, lo pu­
diese hacer y el dicho Francisco Palero fuese obligado
a gastar con ellos lo que, c o m o dicho es, el dicho Ruy
Palero tiene en esa Casa, segúnd que en 1a sentencia
FERNANDO DE MAGALLANES

que sobre ello distes más largo se contiene, por la cual


mandastes que se le acudiese con la dicha quitación al
dicho Francisco Falero para la gastar, como dicho es;
de la cual, por parte de la dicha IJeva Alfonso fué para
ante Nos apelado, y en el dicho nuestro Consejo se pre­
sentó en grado de apelación, y asimismo el dicho Fran­
cisco Falero apeló de que, como dicho es, mandasíes que
si ella quisiese estar fuera del poder del dicho Francis­
co Falero con el dicho su marido, lo pudiese hacer y
gastase con ellos la dicha quitación; y por ambas las
dichas partes fueron dichas e alegadas ciertas razones
cada uno delíos en guarda de su derecho, hasta tanto
que concluyeron: e por los del nuestro Consejo fué ha­
bido ei dicho pleito por concluso e acordaron que de­
bíamos mandar dar esta m¡ cédula para desembargar al
dicho Francisco Falero la quitación e merced que de
Nos tiene en esa Casa el dicho Ruy Falero. su her­
mano, e acudille con todo ello como a su curador, e yo
tóvelo por bien; por ende, yo vos mando que acudáis e
fagáis acudir al dicho Francisco Falero, o a quien su
poder hubiere, con todos e cualesquier maravedís que
hasta agora se le deben v están embargados al dicho
Ruy Falero de lo que de Nos tiene en esa Casa y de
aquí adelante hobiese de haber, sin le poner en ello em­
bargo ni impedimiento alguno, que Nos por ia presente
alzamos e quitamos cualquier embargo o secresto que
en ellos esté puesto a pedimíento de la dicha Eleva A l­
fonso por razón de lo susodicho. — Fecha en Ocaña, a
diez e nueve días del mes de noviembre de mili e qui­
nientos e treinta años.— Yo la Reina.— Por mandado de
Su Majestad.— Joan \'á?Lqne \ . — Y al pie están tres seña­
les de firmas.
En veinte e nueve días del mes de noviembre de mili
e quinientos e treinta años se libraron en el dicho teso­
rero Francisco Tello a Francisco Falero, hermano del
11ISTOH1A b K C H IL E

dicho Ruy Palero, e como a su curador, cincuenta e dos


m ili e ochocientos e treinta e tres maravedís, que ha de
haber a cumplimiento de todo lo que al dicho Kuy Fa-
lero se le debe en esta Casa de su salario hasta Hn del
mes de agosto deste dicho ano de mili e quinientos e
treinta, de los cincuenta mil) maravedís que Su Majes­
tad le manda dar en cada un ano.
[Archivo de Indias, 39-2-2/9).

X C 17 .— P r o v is ió n del Consejo de las In dias para que se


entregasen a A laria de M orón, como madre de Ju a n de
O rtega , que había ¿do en la armada de M agallanes, cua­
tro ducados , a cuenta del sueldo que había devengado.
Nos ios dei Consejo de las Indias de Sus Majestades
mandamos a vos, Diego de la Ilaya, cambio desta corte,
que de cualesquier maravedís que sean a vuestro cargo
de las cosas de las Indias déís e paguéis a María de Mo­
rón, o a quien su poder -hobiese, cuatro ducados, para
en cuenta de cualquier sueldo o otra cosa que se deba a
Juan de Ortega, su hijo, defunto, de lo que hobo de ha­
ber en el armada de la Especería, de que fue por capitán
Hernando de Magallanes; y tomad su carta de pago, o
de quien el dicho su poder hobiere, con la cual y con
éste mando que vos sean recebido.s y pasados en cuenta
los dichos cuatro ducados,— Fecha en ¡a villa de Ocaña,
a ocho días del mes de hebrero de mili e quinientos e
treinta e un años.— E l D o lo r "Beltrán. — Liceucialus Sitá-
rez de C a r a v a f a l.— Refrendada de Samano.
(A rch ivo de In d ia s, iüt-i-8, legajo 1^, ("cilio 11).
N bO l)l£ M A < ;A I.I.A SIiS D jli

A’C l 7/.— ‘/i(cal cédula p o r la que se mandan p a g a r a G on­


zalo Gónn -¡j de Espinosa cuarenta y tin m il doscientos
maravedís que le pertenecían como heredero de Maestre
An?,c. que hahia ido en calidad de lom bardero en la
armada de Magallanes.

La Rkina.— Nuestros Oficiales que residís en la cib-


dad de Sevilla en la Casa de la C onfracción de las in ­
dias.—díl capitán Gonzalo Gómez de Espinosa, heredero
de Maestre Anze, condestable de los lombarderos que
fueron en el armada de que fué por capitán Hernando
de Magallanes a las Islas de Maluco, me hizo relación
que a su suplicación e pedimiento. ePEmperador e Rey,
mi señor, le mandó dar una cédula, fecha en Burgos,
a quince días del mes de hebrero de mili e quinientos e
veinte e ocho años, para los Oficiales de la-Casa de la
Contratación de la Especiería para que averiguasen lo
que al dicho maestre Anze se le debía del sueldo del di­
cho v i o|e, y, averiguado,••••se le pusiese en armazón al di­
cho Gonzalo Gómez de Espinosa en ,1a armada que
había de ir a los Malucos: la cual averiguación fué he­
cha por Cristóbal de líaro, factor de la dicha Casa, v
por ella paresce que se le deben cuarenta e un mili e
doscientos maravedís, e: me suplicó e pulió por merced
que. pues la deuda no se pudo pagaren armazón, a causa
de no ir el armada, p o r e!. concierto hecho con el Serení­
simo Rey de Portugal, le mandase pagar los dichos
maravedís del dicho alcance, o como la mi merced fuese;
por ende, yo vos mando que para en cuenta de los dichos
cuarenta y un mili e doscientos maravedís, deis e paguéis
al dicho capitán Gonzalo Gómez de Espinosa veinte du­
cados. entre tanto que, vistas las cuentas del dicho C ris­
is
2/4 H IS T O R IA Dl¡ ciin.l-;

lóbal de Ilaro, se Jé orden cómo sea pagado de lo que


justamente se le debiere.— Fecha en Ocaña, a veinte e un
dias del mes de marzo de mili e quinientos e treinta y un
años.— Yo l a K i i i N A . — Por mandado de Su Majestad.—
Jo a n de Saniano. — Señalada del Licenciado Xuarez y
Licenciado Isunza.
En veinte e cuatro de mayo de mili e quinientos e trein­
ta e un años, se pasan en dacta a Francisco Tello, teso­
rero desta Casa, [os veinte mili maravedís en la cédula
de Su Majestad suso escripia contenidos, la cual está en
poder del tesorero con carta de pairo para su descargo,
e decimos que se le pasen en dacta veinte ducados.
(A rchivo de In dias, 14S a a , tomo II, fo lío la , vuello).

X C V I I i . — R e a l cédula p o r la que se manda a los Oficia­


les Je la Casa de la Contratación que enviasen ai C o n ­
sejo de In d ia s la razón del sueldo que se dabia a Juan
Serrano, que reclamaban su m ujer e hijos.

L a IÍ-eina.— Nuestros Oficiales que residís en lacibdad


de Sevilla en la Casa de Ja Contratación de las Indias.—
Sabed que por parte de la mujer e hijos de Juan Serra­
no, defunto, me ha seído fecha relación quel dicho Juan
Serrano tenía de Nos asentado en los libros desa Casa,
por cédula del Católico Uev. nuestro señor, padre e
abuelo, en cada un año. por nuestro piloto, treinta mili
maravedís e dos cahíces de tugo, porque nos sirviese en
tas cosas de las Indias, e que así era quel dicho Juan Se­
rrano con un hijo suyo pasó en el armada que manda­
mos hacer para la Especiería con Magallanes, puede
haber doce años, y que en lodo el dicho tiempo non han
sabido dél. ni si es muerto o cabíivo, mas de quel dicho
su hijo fallesció en la dicha armada: a su suplicación, en
remuneración de la pérdida del dicho su marido e muer­
VICUÑAS DO lili m a o .m . k a n v : s

te del dicho su hijo, les hecimos merced de quince mili


maravedís en cada un año, c por una nuestra cédula vos
mandamos que ge los pagásedes de cualesquier marave­
dís de vuestro c a rg o , y ¿n cumplimiento dello, tan sola­
mente le habéis pagado tres años, ven el uno dellos veinte
ducados, e le res'a por pagar muchos años de lo corrido
después que le fué fecha la dicha merced, a cuva causa
han padecido e padecen mucha necesidad, por estar,
como está. huérfano de marido e hijos, e me suplicaron
e pulieron que yo vos mandase que sin dilación alguna
le paga sedes todos los maravedís que le son debidos de
ios años pasados e de aquí adelante, por sus tercios de
cada un año, ot como la mi merced fuese; e porque yo
me quiero informar de cómo pasa lo susodicho, yo vos
mando que luego que ésta veáis, enviéis ante los del
nuestro Consejo de las indias la razón que hobiere por
libros desa Casa, de los maravedís que habéis pagado a la
dicha mujer e hijos del dicho Juan Serrano después que
pasó con el dicho Magallanes en la-dicha armada v en
qué cantidad e tiempos le habéis pagado e por qué cabsa
les habéis de.vado de pagare de qué tiempo, con el tras­
lado de cualesquier cédulas nuestras que en los libros
desa Casa hobiere locantes a lo susodicho, para que, por
ellos visto, se provea lo que a nuestro ser-vicio convenga
e de justicia se deba hacer; e no fagades ende al,— Fecha
en Avila, a xxiiii de jullio de mili e quinientos e treinta
e un años.— Y o l a Iíeina.— Refrendada de Juan Vázquez,
— Señalada del contado]· don García Manrique e de Suá-
rez e Bernal.
■'Archivo ütí In d ia s. i^H-a-2. tomo 11, folio Sfj, vuelto).
276 I I IS T O K 1Л DI; C H I L E

A’C/-V. — P a r a que los Oficiales Je S evilla paguen a f r a y


Antonio de (íu b illa n a como p ro c u ra d o r de J o r g e A l-
varez. padre y heredero de D om ingo de C u b illa n a , que
f u e p o r grumete en el armada de ¡a E sp e c e ría , veinte
m il maravedís para en p a rle de p a g o de lo que kobo
de haber de su salario e quintaladas , demás de oíros
veinte ducados que le p ag ó D ie g o de la Ila y a .
En Madrid, a veinte dias de agosto de quinientos trein­
ta y cinco años, se diú cédula de Su .Majestad, refren­
dada del secretario Samano v señalada del. doctor Ber­
na! e licenciado Gutierre Yeiázquez, del Consejo de !as
Indias, para que los Oficiales de la Casa de Sevilla pa­
guen a fray Antonio de Cubiliana como a procurador del
dicho Jorge Alvarez. padre y heredero de Domingo de
Cubillana, difunto, que fué por grumete en el armada de
que fué por capitan general Hernando de Magallanes,
veinte mili maravedís para en cuenta de su sueldo y quiii-
taladas, ios cuales son demás de otros veinte ducados
que por céduía de Su Majestad, fecha en Madrid, a quin­
ce de julio de quinientos treinta y cinco, fueron librados
al dicho fray Antonio, para en cuenta del dicho sueldo
e quintaladas en Diego de la Haya, y por la dicha cédula
de los dichos veinte mil, se mandó que, no embargante
que en otra que se había dado del los decía que tomase
la razón dello Cristóbal de Наго, que aunque no la toma­
se. tomándola Sebastián de Portillo, se pasase en cuenta.
Esta cédula fué la que se dio duplicada.
Asentóse al pié de'la dicha cédula, que tomó la razón
Sebastián de Portillo.— (lla v una rúbrica).
En Va 11ado 1id, diez y seis de junio de quinientos trein­
ta v siete años, sedió cédula de Su Majestad, señalada de
los señores del Consejo de las Indias, para los Oficiales
de Sevilla de la Casa de la Contratación de las Indias,
FERNANDO DE M A G A L LA N ES

que paguen a fray Antonio de Cubillana, de la Orden de


San Francisco, como a procurador de Jorge Aivarez,
padre y heredero.de Domingo de Cubillana, treinta e un
mili e seiscientos e doce maravedís, con que se le acaba
de pagar al dicho Domingo de Cubillana ¡o qufehobo de
haber de su sueldo e quintaiadas, del tiempo que sirvió
de grumete en el armada que fué a la Especería, de que
fué por capitán general Hernando de Magallanes, lo­
mando en'si poder bastante del dicho Jorge Aivarez para
dar el dicho dinero.
Fn Ocaña, a veinte de marzo de quinientos treinta y
uno, se dió cédula de Su ¡Majestad para los Oficiales de
Sevilla que paguen al capitán Gonzalo Gómez Despino-
za veinte ducados, para en cuenta de cuarenta y un mil
doscientos cincuenta, que se le debían de¡ armazón del
armada de Maluco, entretanto que se da orden cómo se
pague.
- Fn Medina del Campo, a cuatro de noviembre de qui­
nientos treinta y uno, se dió cédula de Su Majestad para
¡os Oficiales de Sevilla que paguen a .María de Morón,
cincuenta y cuatro mili trescientos trece, con que se le
acabó de pagar el sueldo e quintalada que Juan de Or­
tega, su hijo, hobo de haber en el armada de la Espece­
ría de que füé por capitán Hernando de Magallanes: es­
taba tomada razón por Cristóbal de Ilaro.
Fn diez y seis de jullio de quinientos treinta y cinco
años, se dió cédula de Su Majestad para que los Oficiales
de Sevilla paguen a fray Antonio de Cubillana, como a
procurador de Jorge Aivarez, padre y heredero de Do­
mingo de Cubillana. que fué por grumete en eí armada
de Magallanes, veinte mil para en cuenta y parte de
pago de lo que hobo de haber de su sueldo e quintaiadas,
¿Archivo de In dias, e.st. i, ':ujón i. ley. -ji.
IH S T O U IA DE C H IU :

C . — Representación de Francisca ¡•’alero a! Consejo de


las Indias, en la que hace relación de sus servicios, en
s olici/tid de que se k diese con que comer.
Muy poderoso señor.— Francisco F’aler digo: que lia
catorce años yo vine del reino de Portugal, juntamente
con Ruy Palero, mi hermano, para servirá Vuestra Ma­
jestad en el descubrimiento del ¡especiería y de otras
tierras ricas de que en aquellas partes teníamos, cierta
noticia y ciencia; y hecha la armada para el dicho des-
cobrimiento, Vuestra Majestad por uncí su cédula me
mandó quedar en Sevilla, para dar orden en otra arma­
da que tras de aquélla Vuestra Majestad quería enviar;
v hasta hoy he estado en Sevilla y en esta Corte, espe­
rando que en lodicho o en cosas de aquella calidad. Vues­
tra Majestad se sirviese de mi: por lo cual, no solamente
yo he dejado de emplearme en cosas de que se me hu­
biera seguido mucha utilidad, mas he gastado mi ha­
cienda. sin reposo v sin tomar orden de vivir v pleitean­
do con el Rey de 1’ orUigal sobre la libertad de mi her­
mano, que le ni a, preso, por habernos venido a servir a
Vuestra Majestad: y lo mismo pleiteando con el Fiscal
de Vuestra Majestad sobre lo que Vuestra Majestad por
su capitulación era obligado a cumplir con mi hermano
por razón del dicho descolorimiento, sin que de ello, a
mi hermano ni a mí, se nos haya seguido otra utilidad,
sino lo dicho y haber él perdido el seso natural, y yo mi
naturaleza, contra voluntad de mis parientes y contra
servicio de mí rey natural: y porque, hecho el descolori­
miento del Especiería, Vuestra Majestad envió segunda
armada, sin que me mandase servir en ella, no enviando
en ella persona que en aquella facultad más ni tanto que
vo supiese, ni de quien con más razón Su Majestad en
ello se debiera servir como de mi. asi por la mucha no-
FERNANDO Dli M A G A L L A N E S -79

lic¿a que de ello tenía, como por haber nos seído causa
de) dicho descobrimiento, por lo cual yo recebi mucho
agravio y también pérdida, porque yo pienso que, si yo
hubiera entendido en ella, que con la ayuda de Dios, del
armada resultara a Vuestra Majestad gran utilidad, por­
que como yo sabia lo que para el tal viaje era menester,
no partiera el armada fuera de tiempo, ni fueran las naos
podridas, como fueron las que enviaron, ni llevaran el
bizcocho desde Sevilla, muv sin sazón, ni siguieran la
derrota que llevaron, por la cual estaba cierto no venir
a buen fin. sino con grandes peligros y daños: y des­
pués acá, como yo tenga tanto deseo de servir a Vuestra
Majestad, l-eniendo aparejo para ello, me [he] ofrecido a
servir en algunas cosas déla misma calidad, y en nin­
guna Vuestra Majestad se ha querido servir de mí; a
causa de lo cual, yo no veo ni siento ya qué esperar, ni
tengo ya con qué sustentarme: por lo cual quise traer
a Vuestra Majestad a la memoria estas cosas para jun­
tamente le suplicar me mande dar con qué ye pueda vi­
vir, hasta que se ofrezca en qué Vuestra Majestad se sir­
va de mí: poique de otra manera me seria forzado ir a
servir a otro Rey para que me dé de comer, y con esto,
Vuestra Majestad en ningún tiempo íerná razón de te­
nerse por deservido de mi. por haber ido a buscar loque
para sustentar la vida todos los hombres han menester,
pues tengo tanta razón de irlo a buscar adondequiera
que ¡o hallare.
(A rch ivo de Sim ancas, Secretaria de Estado, legajo 359).
■En la carpeta dice: ''Portugal, í 53 í \
H IS T O R IA D E C H IL E

C J .— Real cédula p o r la que se haee g ra c ia de veinte du­


cados a Ju ana de 'Hit ranga. mujer de Ju a n Serrano,
pilóla que fue en la arm ada de Magallanes.
L a Reina.-—Nuestros Oficiales que residís en la cib-
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las In ­
dias.— Yo vos mando que de cualesquier maravedís de
vuestro cargo deis e paguéis a Juan a de !)u rango, veci­
na desa cibdad, mujer de Joan Serrano, nuestro piloto,
que por nuestro mandado t’ué a la Fspecería, veinte du­
cados, de que Nos le hacemos merced e limosna, habido
respeto a lo que el dicho su m ando nos sirvió en el ar­
mada de lo Fspecería y a su prisión, porque hasta saber
si es vivo, no se le ha de pagar cosa alguna del salario
de! dicho su marido; v tomad su carta de pago, con la
cual y con esla mi cédula mando que vos sean recebidos
y pasados en cuenta los dichos veinte ducados.— Fecha
en Avila,, a veinte e cuatro días del mes de j li 11i o de mili
e quinientos e treinta e un años, li porque yo mandé
dar e di otra mi cédula del tenor désta, entiéndese que
aquélla v ésta es toda una, y porque por virtud de am­
bas no se han de pagar más de una vez los dichos veinte
ducados.— Yo l a U rin a .— Por mandado de Su .Majes­
tad .— J u a n 'Vázquez .— Y en las espaldas están cuatro se­
ñales de firmas.
F n veinte e cuatro días ti el mes de enero del dicho año
de m ili e quinientos e treinta e tres.se pasan en dacta a
Francisco Tello. tesorero desta (lasa, los veinte duca­
dos en la cédula de Su Majeslad suso escripia contení
dos, y la oreginal ha de tomar en su poder con carta de
pago para su descargo, etc.— F ra n c is c o Telia. — L u is
F ernán dez de A lfa ro.
(A rch ivo de Indias).
FERN A N D O DE M A G A LLA N ES 2iS[

C l l . — Real cédula p a ra que se p agase a M a ría de M orón


cincuenta y cuatro m il trescientas ¡res m aravedís , restó
de lo que se adeudaba de sueldo y quinlalada a Juan
de Ortega, su hijo, que había ido en la armada de M a ­
gallanes.
L a R lin a .— Nuestros Oficiales que residís en ia cib-
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las In­
dias.— Yo vos mando que del primer oro nuestro que
viniere a esa Casa deis e paguéis a María de Morón, ve­
cina de Cifueníes, o a quien su poder hobiere, cincuenta
e cuatro mili e trecientos e trece maravedís, con que se
acaba de pagar el sueldo e quintalada que Joan de Or­
tega. su hijo, bobo de haber en el armada de la Espece­
ría de que l'ué por capitán general Fernando de Maga­
llanes, v tomad su carta de pago, o de quien el dicho su
poder hobiere, con la cual y con ésta, tomando la razón
della Cristóbal de IIaro, nuestro factor de la Casa de la
Contratación de la Especería, mando que vos sean rece-
bidos y p?sados en cuenta los dichos cincuenta e cuatro
mili e trecientos e trece maravedís.— Pecha en Medina
del Campo, a cuatro de noviembre de mili e quinientos
e treinta e Lino. — Yo l.\ R lin a .— Por mandado de Su
Majestad.— Juan de Saniano. — Y en las espaldas de la
dicha cédula están tres señales de firmas, y está escripto
lo siguiente: «Tomóse la razón desta cédula de Su Ma­
jestad por mi, Cristóbal de Ilaro, en seis de noviembre
de mül c quinientos e treinta e uno.— C ristóbal de Ila ro .
En nueve de diciembre del dicho año de mil! e qui­
nientos e treinta e uno se pasan en dacta a Pranciseo
Tello, tesorero desta Casa, los cincuenta e cuatro mili e
trecientos e trece maravedís en esta cédula de Su .Majes­
tad suso escripia contenidos, etc., y la cédula oreginal
ha de tomar en su poder el dicho tesorero con carta de
pago para su descargo.
'A rchivo de Iiidiíis'i.
282 H IS T O R IA DE C H I L E

C U l . — Real cédula p o r la que se ordena a C ristóbal do


I l a r o que diese razón de las sumas que se adeudaban
a F ra n c is c o RuirL. que había ¿do en la armada de ¿Ma­
gallanes. y que reclamaba su m ujer B e a lri% Martin.
I . a R e i n a . — Cristóbal de II aro, nuestro factor de la
Casa de la Contratación de Especería. Fernando Cama-
cho, en nombre de Beatriz Martin, mujer que fué de
Francisco R u i/ . , ya defunto, vecino de la villa de Mo-
guer, y de sus hijos huérfanos, me hizo relación que el
dicho Francisco Rui/., padre y mando de los dichos sus
partes. Nos servil) en la especería del armada de la Ca­
nela, que fué en el año que fueron las cuatro naos em­
plomadas de la cibdad de Sevilla, y fué en compañía del
capitan Magallanes, lo cual ha doce años que pasó, y fa­
lleció el dicho Francisco liuiz en la dicha armada, y que
sirvió cuatro años, y se le daban de sueldo cada mes
tres ducados y medio, y se at.entó así en los libros de la
dicha Casa de la Contratación, y en ciertas naos que
enviaron a la dicha cibdad de Sevilla, el dicho Francisco
Ruiz envió a la dicha su mujer un quintal de clavo, e
Nos mandamos retener el dicho quintal de clavo, y que
Nos, siendo informados de lo susodicho, le mandamos
pagar diez é ocho ducados, en dos tercios, de manera que
del sueldo que llevaba se le restaban debiendo cient e
cincuenta ducados e más el dicho quintal de clavo, que
valdrá cincuenta ducados, e me suplicó e pidió por mer­
ced que pues los dichos sus partes son probes y están
muy necesitados, le mandase pagar todo lo susodicho, o
como la mi merced fuese; por ende, yo vos mando que
luego veáis lo suso dicho e déis razón verdadera de loque
en ello pasa, para que, visto por los del nuestro Consejo
de las Indias, se provea lo que a nuestro servicio con­
venga; e no fagades ende al.— Fecha en la villa de Me­
F E R N A N D O DI·: M A G A L L A N E S =83

dina del Campo, a nueve dias del mes de mayo de mili


e quinientos e treinta e dos años.— Lo cual entregad á
la parle de la dicha Beatriz. Martin, firmado de vuestro
nombre.— Yo la R i-:i \ \ . — Refrendada de Juan Vázquez.
— Señalada del Conde, v Beltrán, v Juárez, y Berna!.
(A rchivo de Indias, ir-a-1-1;.

C I W — P ro v isió n de! Consejo de Lis in d ia s para que los


Oficióles de la Casa de la Contratación diesen razón
de lo queso había pagado a A nd rés de San M a r t ín , p iló ­
lo que había ido con Magallanes, r lo entregasen a
C ristób al de San ü / a r l in para que pudiese hacer valer
sus derechos.
Nos los del Consejo de las lndias.de Su Majestad ha­
cemos saber a vos los sus Oficiales que residís en la cib-
dad de Sevilla en la (.'asa de ia Contratación de las In­
dias, que Cristóbal deSanl M arlinha hecho relación en
este Consejo que Andrés de Sant Marlin, su hijo, pilo­
to, fue por mandado de Su Majestad al descubrimiento
de ia dicha Lspeceria y en la armada de que fue por ca­
pitán general Hernando de Magallanes, y que ha sido
informado qud dicho su heredero quedó en el dicho
descubrimiento e hasLa agora no se sabe si es vivo ni
muerto, e tenia de Su Majestad treinta mili maravedís
en cada un año por indos los días de su vida, e que ai
tiempo que par lió dexó en su poder dos hijas su vas. sin
madre, las cuales diz que se han sustentado hasta agora,
e nos pidió les mandásemos pagar el salario que pares-
cíese que se debe al dicho Andrés de Sant Martín para
ayuda a casar meter o monjas las dichas sus hijas: lo cual
por Nos visto, lúe acordado que debíamos mandar dar
este nuestro mandamiento para vosotros; por el cual, de
parte de Su Majestad, vos mandamos que enviéis ante
Nos relación de lo que habéis pagado al dicho Andrés de
H IS T O R IA 1>B C111LE

Sant Martin, o a otra cualquier persona en su nombre,


por razón del asiento que tenia de pilólo, o en otra cual­
quier manera; e informaros liéis de FsLeban Gómez e
Joan Rodríguez y Vasco Gallego, pilotos, que fueron en
la dicha armada, o de los que dellos estuviesen en la di­
cha cibdad, si fue el dicho Andrés de Sant M artillen la
dicha armada, y hasta do llegó, v si fadesció desta pre­
sente vida y en qué tiempo; y la dicha información ha­
bida y la verdad sabida, entregarla liéis a la parte del
dicho Cristóbal de Sant Martin, juntamente con la dicha
relación de lo que así le hobierdes pagado, para que la
tenga y presente ante Nos, para que, visto, se provéa lo
que fuere justicia.— Fecho en Madrid, a diez, e ocho dias
del mes de marzo de mili e quinientos e treinta e cinco
años,— Firmado de Beltrán y Xuárez y \ i ias.
A rch ive de Indias, 148 -i -j. libro Ltl.

O ’.— i { e a l cédula a los Ojie Liles de la Casa de la C o n ­


tratación p a ra que pagasen a doña C ala lina del P u e r ­
to cierta suma de maravedís, como heredera de Ju a n
Sebastián del Cano.
L a R jíjna. — Nuestros Oficiales que residís en la cib­
dad de Sevilla en la Casa de la Contratación de las In­
dias.— Sabed que en el nuestro Consejo de las Indias se
ha tratado cierto pleito entre el capitán Juan Sebastián
del Cano y doña Catalina del Puerto, como su madre v
heredera, de la una parte, y de la otra-el Licenciado
Juan de Villalobos, nuestro fiscal, sobre el sueldo que
el dicho capitán Juan Sebastián del Cano hobo de haber
del tiempo que nos sirvió en el armada que mandamos
hacer para las Islas de los Malucos, de que fué por capi­
tán general el comendador Frev (jarcia de Loaysa, y
sobre la paga de los quinientos ducados que le manda­
mos dar en cada un año por todos ios dias de su vida,
K.KKNANDO D L M A G A L L A N E S u 85

acatando lo que nos sirvió en el descubciinrento de la


dicha Especiería, y sobre las otras causas y razones en
el proceso del dicho pleito contenidas; en el-eual por los
del nuestro Consejo fueron pronunciados dos abtos en
vista y grado de revista, su tenor de los cuales es este que
se sigue: «Entre el capitán Juan Sebastián del Cano y
doña Catalina del Puerto, como su madre y heredera,
de la una parte, y de la otra el Licenciado Villalobos,
fiscal de Su Majestad, en la villa de Madrid, a diez y seis
dias del mes de hebrero de mili e quinientos y treinta y
cinco años, visto este proceso por los señores del Con­
sejo de las Indias de S. M., dixeron: que, aLcntoque por
este proceso parece que el dicho capitán Juan Sebastián
del Cano fue por mandado de 5 . M. con el comendador
Loav-sa en el viaje que l'ailesció, en emienda y satisf'a-
ción de cualquier cantidad que por ello se !e debiese y
de otra cualquier debda que S. M. le deba, así por ra­
zón del sueldo del dicho viaje, como de l o s quinientos-
ducados de que tenía merced, en cierta forma, en la Ca­
sa de la Contratación de la Especería de la cibdad de la
Coruña. mandaba y mandaron que se dé v pague a la
dicha doña Catalina del Puerto, como madre y herede*
ra del dicho capitán Juan Sebastián, doscientos mili
maravedís, los cuales sean pagados por los Oficiales de
S. M. que residen en la cibdad de Sevilla en la Casa de
la Contratación de las Indias, y la tercia parte de las di-.,
chas docienlas mili maravedís en fin deste año de qui­
nientos y treinta y seis, y la otra tercia parte a cumpli­
miento de las dichas docienlas mili maravedís en fin del
año de quinientos e treinta y siele.— En la villa de Ma­
drid, a diez días del mes de marzo de mili e quinientos
e treinta y cinco años, visto este proceso por los señores
del Consejo de las Indias de S. M., dixeron: que debían
de contirmar y coniirmaron en grado de revista el ablo
por ellos en esta cabsa fecho v pronunciado, sin env
286 IJ lS T O r m DE C J I IL R

bargo de las suplicaciones por ambas las parles inter­


puestas, con este aditamento y declaración: que las de­
cientas mili maravedís en el dicho ablo contenidas sean
ciento v setenta mili maravedís, y que dellos se le pa­
guen dentro de veinte días veinle mili maravedís, y los
ciento y cincuenta mili maravedís, a los plazos y confor­
me al dicho primero abto. F agora, Al vare/, de Gaínza,
en nombre de la dicha doña Catalina del Puerto, me su­
plicó c]ne porque la dicha su parte está enferma y con
mucha necesidad, mandásemos que los dichos veinte
mili maravedís que asi le están mandados pagar por el
dicho abto dentro de veinte días, se los pagase Diego de
la Haya, cambio en nuestra corle; e yo, acatando lo su­
sodicho, y por le hacer merced, tóveío por bien; por
ende, yo vos mando que de cualesquier maravedís e oro
del cargo de vos el nuestro tesorero, deis y paguéis a la
dicha dona Catalina del Puerto, o a quien su poder ho-
biese. los dichos ciento e cincuenta mili maravedís, a los
plazos y segiind de la forma y manera que en los dichos
abtos y en cada uno dellos se contiene; y tomad su car­
ta de pago, o de quien el dicho su poder hohiere, con la
cual y con ésta mando que vos sean recibidos e pasados
en cuenta los dichos ciento e cincuenta mili maravedís.
— Fecha en Madrid, a veinte e tres dias del mes de mar­
zo de mili e quinientos y treinta y cinco anos. — Lo que
habéis de pagar es ciento e cincuenta mili maravedís,
porque los otros veinle mili maravedís, por otra nuestra
cédula se los libramos en Diego de la llaya, cambio de
nuestra corte.— Yo i . a I í i í i v a . — Por mandado de S. M .
— Ju a n Vázquez. — Al pie de la dicha cédula están dos
señales de firmas.
Por virtud de la cual cédula de S. M., en once días
del mes de enero de quinientos e treinta e seis años, pa­
samos en data de Francisco Telln. tesorero desta Casa,
cincuenta mili maravedís, que ha de dar y pagar a
FERNANDO lil i MAGA LLA NIÜS uBj

dona Catalina del Puerto, o a quien su poder bebiere,


del año pasado de quinientos e treinta y cinco y este
presente año de quinientos e treinta e seis y en el año
venidero de quinientos y treinta y siete, en cada un año
.cincuenta-mili maravedís, conforme a la cédula de S. M.
suso escripia, la cual con carta de pago ha de tomar el
dicho tesorero en su poder para su descargo.
A rchivo de In d ia s, , libro III,

C V f . — L ib ra n za a los herederos de Juan de C a r laguna


en los Oficiales de Sevilia. d e -48,217 [m a ra v e d ís | que
valieron las mercaderías de Ju a n de Cartagena que
volvieron de M a lu c o .— i < j de octubre de / 50’7.

L a R e i n a . — Nuestros Oficiales que residís en la ciudad


de Sevilia en la Casa de la Contratación de las Indias.—
Por parte de doña Catalina de (Cartagena, hija, de Juan
de Cartagena, me ha sido hedía relación que el dicho
Juan de Cartagena iba ¡por] nuestro factor en el armada
de Magallanes y que en ella cargó de mercaderías de
rescate hasta cincuenta mili maravedís, las cuales vol­
vieron en la nao 17/r»7tT que volvió de Maluco, v que
Cristóbal de Uaro, nuestro fator de la Casa de la Con­
tratación del Especería, rescibió las dichas mercadurías
con otras cosas· y le ha pagado parle del lo, y me fue su­
plicado mandase al dicho Cristóbal de Hato que le aca­
base de pagar lo que dcllo le restaba debiendo, o como
la mi merced fuese: lo cual visto por ¡os del nuestro
Consejo de las Indias, mandaron al dicho Cristóbal de
Maro que dijese lo que en esto pasa; el cual respondió
que en las naos San A ntonio y V it o ria que vino de Ma­
luco, de la armada del dicho Hernando de Magallanes,
de las mercaderías nuestras que venieron en ellas, ve­
rderón de Juan de Cartagena una caxa con cosas de res­
cate, las cuales con las dichas mercaderías que vosotros
H IS T O R IA D E C H IL li

decís que enviastes a la Coruña, por venir maltratadas e


algunas dañadas, se vendieron en almoneda a los que
fueron en el armada del Comendador Loavsa para en
cuenta de su sueldo, e que lo que cada uno dellos tomó
de las cosas del dicho Juan de Cartagena le está puesto
en cuenta de lo que han de haber de su sueldo, y que lo
que se había dado de las dichas mercaderías y cosas del
dicho Juan de Cartagena y a quiénes y lo que cada uno
dellos debe e monta, se conienía en un memorial firmado
de su nombre, de que hacía presentación; del cual y de
la dicha petición que así fué presentada por parte de la
dicha doña Catalina de Cartagena fué mandado dar tres-
lado al Licenciado Juan de Villalobos, nuestro fiscal en
el nuestro Consejo de las Indias, el cual dixo que, pues
el dicho Cristóbal de Maro decía que las dichas mercade­
rías eran del dicho Juan de Cartagena y que se con ver­
tieron en la paga de los sueldos que debíamos a la dicha
gente de la dicha armada que así llevó Loavsa, él no te­
nía qué responder, mas de nos suplicar mandásemos
advertir de estas dichas mercadurías que rescribieron en
las cuentas de los sueldos de la dicha gente, o como la
mi merced fuese: lo cual visto por los del dicho nuestro
Consejo de las Indias, juntamente con el dicho memo­
rial. cuya copia va con ésía, firmada del dicho Cristóbal
de Maro, en la cual se monta cuarenta e ocho mili e dú­
denlos e diez y siete maravedís, fué acordado que debía
mandar dar esta mi cédula para vos: porque vos mando
que de cyalesquier maravedís v oro del cargo de vos el
nuestro Tesorero, deis y paguéis a los herederos del dicho
Juan de Cartagena, o a quien su poder hohiere, los di­
chos cuarenta y ocho mili e ducientos e diez v siete ma­
ravedís que así parece que valieron las mercadurías del
dicho Juan de Cartagens; e tomad su carta de pago, o de
quien el dicho su poder hohiere, con la cual y con ésta
mando que vos sean rescehidos e pasados en cuenta ¡os
t'EtíN A N 'b O MAGA LI.A N l\S

dichos cuarenta e ocho mili e ducientos e diez y siete


maravedís: lo cual cumplid, constándoos que Sebastián
de Portillo, oficial de las cuentas del dicho nuestro Con­
sejo, y Cristóbal de ílaro han tomado la razón desta mi
cédula.— Fecha en Yalladolid. a diez y nueve días del
mes de otubre de mili y quinientos e tieinta v sieLe años.
— Yo i.a Peina.— Por mandado de Su Majestad.— Juan
1Tá^qitez .— Señalada del Doctor Belíránedel Licenciado
Caravajal y del Doctor Hiemal y del Licenciado CuLierre
Velázquez.— Púsose al pié dclla que se tomó la razón.—
( l l a r una rúbrica).
. Por virtud de la cual dicha cédula de Su Majestad de
suso escripta, en treinta días del mes de jullio de mili e
quinientos e treinta e ocho anos, pasamos en data a
Francisco Tello, tesorero desta Casa de la Contratación
de las Indias, los cuarenta y ocho mili e docientos e diez
e siete maravedís en la cédula de Su Majestad de suso
escripta contenidos, por cuanto los ha de dar y pagar a
los herederos del dicho Juan de Cartagena, o a quien su
poder hobiere. conforme a la dicha cédula de S. M.: la
cual, original con el libramiento y carta de payo y la
copia firmada del dicho Cristóbal de llaro contenida en
la dicha cédula, la ha de lomar el dicho tesorero en su
poder para su descargo.
(A rchivo de Indias, i - j -ü y libro III).

(Z iX . — R e a l cédula lí ¡ os Oficiales Reales de S e v illa , o r ­


den a ndo se paguen d e rla s sumas a las personas que se
indican.

E l P r í x i ; i i 3i: . — Nuestros Oficiales que residís en la


cibdad de Sevilla en la Casa de la Contratación délas
indias.— Ya sabéis cómo por mis cartas que os he man­
-9° 1I1ST0H IA 15E C l l l L l i

dado escribir después que llegó el armada de que vino


por capitán general Martín Alonso de los Píos, os envié
a mandar que todo el oro e plata que en ella vino para
el Emperador y Uey, mi señor, lo guardásedes, sin gas­
tar dello cosa alguna, ni pagar ningún salario ni situado
que en esa Casa hobiese, mas de solamente los quince
mili e docientos y noventa ducados para ,el despacho del
Virrey e Oidores e de las olías personas que habían de ir
a las nuestras Audiencias de las Indias y Obispos, y para
otras cosas, conforme a una nominación firmada de mi
nombre que se os envió, y los novecientos ducados que
después de mis cédulas os envié a mandar que diésedes
a Agustín de Zarate e a Gonzalo de Aranda, que por
nuestro mandado van a tomar las cuentas de nuestra ha­
cienda al Perú y a la Nueva España, en cuenta de sus
salarios, y que lo demás, cumplidas las consignaciones
del tesorero Alonso de [jaeza y los trescientos mili du­
cados a Bartolomé May, de la compañía de los Helzares,
y a Rodrigo de Dueñas, lo detuviésedes. sin· tocar en
cosa alguna dello y me enviásedes la relación de los sa­
larios y situados y cosas que en esa Casa estaban libra*
dos y se debían, la cual vosotros me enviaste«; v, visla,
mi voluntad es que los paguéis por la forma y orden y a
¡as personas y hasta el tiempo que de yuso será conteni­
do, en esta manera:
(Copiánse las siguientes partidas):
1ten, a Martin de la Mezquita pagaréis veinte e cinco
mili maravedís, que segúnd la dicha vuestra relación
parece se le debe de todo el dicho año pasado de qui­
nientos e cuarenta e dos e del tercio primero y segundo
desle presente, de los quince mili maravedís de salario
que en esa Casa tiene en cada un año, conforme a su
asiento.
Iten, pagaréis a líuy Palero diez y siete mili e seis*
cientos e sesenta y seis maravedís y medio, que segúnd
F E R N A N D O H E MAC, A [.I. AN ICS

la dicha vuestra relación parece se te deben-del tercio


segundo deste presente año de ¡as cincuenta mili m ara­
vedís que tiene de salario en cada un año en esa Casa,
conforme a su asiento.
Iten, o (lonzalo Gómez de líspinosa. capitán e visita­
dor de las naos que van a las Indias, pagaréis catorce
mili maravedís, que segund la dicha vuestra relación
parece se le deben del tercio secundo deste año de los
cuarenta e dos mili maravedís que tiene de salario-con
el dicho cargo, conforme a su asiento.
Iten, a Francisco Palero diez v seis mili v seiscientos
y sesenta e seis maravedís v medio, que segúnd ia dicha
vuestra relación parece se le deben del tercio secundo
de.ste presente ano, de las cincuenta mili maravedís que
tiene de quitación en cada un año. conforme a su
asiento.
Fecha en la villa de Valladolid, a veinte y tres días
del mes de otubre de mili y quinientos y cuarenta y tres
años.— Yo 1:1. P iíín .c ip e .— Refrendada de Samano y se­
ñalada del Obispo de Cuenca v Berna! y Velázquez y
Gregorio López v Salmerón.
Archivo de Indias, 148-2-4.
K ota . — Hay, adornas, órdenes de pago para Sebastián Caboto
y Catalina de Miindrag-nn, su mujer; para Gonzalo de Acosta, A lon­
so de Chávez, Die^íi GuiUirrez, Alonso de Sania Cruz, Pero Me-
xia, etc.

C X . — Carta <ic Juan Sebastián del Cano al E m p e ra d o r


dándole breve relación de su viaje en la armada de M a ­
gallanes y de su regreso en la nao «1 7/onVí».
Muy alta e ¡lustrísima Majestad: Sabrá vuestra alta
Majestad cómo hemos llegado diez y ocho hombres so
lámeme con una de las cinco naves que V. M . envió a
descubrir la Especería con el capitán Fernando de Ma­
h is t o r ia d l: c h i l i :

gallanes, que haya gloria; y.porque V. M. tenga noticia


de las principales cosas que hemos pasado, con breve­
dad escribo ésta v digo: primeramente llegamos a los
54 grados al sur de la linea equinoccial, donde hallamos
un estrecho que pasaba par la tierra firme de V. M. al
mar de la India, el cual estrecho es de cien leguas, del
cual desembocamos, v en tiempo de tres meses y 20 días,
lograndq vientos bien favorables, no topamos tierra al­
guna, sino sólo dos islas inhabitadas'1 y pequeñas: y
después llegamos a un archipiélago de muchas islas bas­
tante abundantes de oro. Faltónos por su muerte el di­
cho capitán FernandoVle Magallanes, con muchos otros,
y por no poder navegar por la falta de gente, habiendo
quedado muy pocos, deshicimos una de las naves, y
con las dos restantes navegamos de isla en isla, viendo
modo de arribar, con !a gracia de Dios, a las islas de
Maluco, lo que ocurrió al cabo de ocho meses de haber
sucedido la muerte del dicho capitán, y alti cargamos
las dos naves de especería. Ha de saber V, M. cómo
navegando hacia las dichas islas de Maluco, descubri­
mos el alcanfor, canela y perlas.
Deseando partir de las dichas islas de Maluco la vuel­
ta de España, se descubrió una grandísima vía de agua
en una de las naves, de tal modo que 110 se podía reme­
diar sin descargarla: v pasando la época en que las na­
ves navegan para Zabba y Melara, resolvimos o morir,
o con toda'honra servir a V. M., para hacerle sabidor
del dicho descubrimiento, partir con una sola nave, es­
tando en tal estado, por causa de la broma, que sólo Dios
lo sabe; en cuyo camino descubrimos muchas islas ri­
quísimas, entre las cuales descubrimos a Bandam, don­
de se dan el gengibre y la nuez moscada, y Zabba. don-

t. «Habítate», dice el texto de la lia cco lla : «disponíate», el de


B aldelli, al cual .seguimos, respondiendo cmi ello a la verdad del
hecho,
FERNANDO DE M AGALLANES

de se cría la pimienta, y Timor, donde crece el sándalo,


y en todas las sobredichas islas hay infinito gengibre.
La muestra de todas estas producciones, recogidas en
las islas mismas en que se dan, traemos para mostrar
a V. M.
La paz y amistad de todos los reyes y señores de las
dichas islas, firmadas por sus propias manos, traemos
para V. ¡M., pues desean servirle y obedecerle como a
su rey y señor natural.
Habiendo partido de la última de aquellas islas, cit
cinco meses, -sin comer más que trigo y arroz y bebien­
do só¡o agua, no tocamos en tierra alguna, por temor al
Rey de Portugal, que tiene ordenado en iodos sus do­
minios de lomar esta armada, a fin de que V. M. no
tenga noticia de ella, y asi, se nos murieron de hambre
veinte y dos hombres; por lo cual y la falta de vituallas,
arribamos a la isla de Cabo Verde, donde el Gobernador
de ella me apresó el batel con trece hombres, v quería
llevarme junto con todos mis hombres en una nave que
volvía de Calicut a Portugal cargada de especiería, di­
ciendo que sólo el Rey de Portugal podía descubrir la
Especiería; y a ese intento armó cuatro naves para apre­
sarme; pero resolvimos, de común acuerdo, morir antes
que caer en manos de los portugueses, y así, con gran­
dísimo trabajo de la bomba, que de día y de noche no
hacíamos otra cosa que echar fuera el agua, estando tan
eslenuados como hombre alguno lo ha estado, con la
ayuda de Dios y de Nuestra Señora, después de pasados
tres anos, dimos fondo en... ^
Por tanto, suplico a vuestra alta Majestad que provea
con el Rey de Portugal la libertad de aquellos trece
hombres, que tanto tiempo le han servido, y más sabrá
V. M. que aquello que más debernos estimar y temer (xic)

i. F alla la indicación de lufí¡ir: en el otm ct'idicc citado, se lee:


usiamo an ivati».
294 H ISTO RIA DE C H I L E

es que hemos descubierto y dado la vuelta a toda la re­


dondez del mundo, que yendo para el occidente hayamos
regresado por el oriente.
Suplico a V. M., pur los muchos trabajos, sudores,
hambre y sed. frío y calor que esta gente ha padecido
en servicio de V. M.. les ha^a merced de la cuarta y de
la veintena de sus efectos v Je lo que consigo traen. Y
con esto ceso, besando los pies y manos de vuestra alta
Majestad.
Escrita a bordo de la nave V ic ia ría , en Sanlúcar, a
seis días de septiembre de i5 j2 .— E l capitán Ju a n Sebas­
tián del Cano.
Publicada en italiano en las pp, ioS-io-i del volumen I,
Parte III, de la ítacculta di Jocumenii e studi de la 11. Cvin-
mi.sxionc Colom biana, Ruma, iStja, gran folio.
ÍN D IC E
Páffs.

I.— Real cédula a los Oficiales de la Casa de la Con­


tratación en la que se les ordena pagar a Andrés
de San Martin su sueldo de piloto real .— 22 de ma­
yo de ]5 12................................................................. 1
II.—.Real ¿cédula a los Oficiales de la Casa de la
Contratación para prevenirles que Juan Rodríguez
Mafra ha sido nombrado piloto real.— 'j3 de ma­
yo de 15 12............................................. ........... ....... 2
I II . — Reai cédula a los Oficiales de la Casa de la
Contratación en la que se les avisa que Juan Se­
rrano ha sido recibido por piloto real.— 8 de fe­
brero de i5¡4 ........................................................... 3
IV .— Real cédula a los Oficiales de la Casa de la
Contratación noticiándoles que Vasco Gallego ha
sido incorporado en el número de los pilotos rea­
les.— 1u de julio de 15 14 ....................................... 5
V.— Real cédula a los Oficiales de la Casa de la Con­
tratación, en la que se les noticia que Esteban Gó­
mez, portugués, ha sido recibido por piloto real.
— to de febrero de 15 18.......................................... 6
V I.— Real cédula por la que se manda acrecehtar a
Andrés de San Martín su salario de piloto rea!,—
20 de marzo de 15 18..... ...... ................................... 7
2yÓ h is t o r ia ü t; ciisLl·;

V I!.— Real cédula por la que el Rey avisa los Ofi­


ciales de la Casa de la Contratación que ha reci­
bido por su capitán, con cierto salario, a Fernan­
do de Magallains.— j -j de marzo de i 5 iS..............
V 1JI.— Real cédula en la que se previene a los Ofi­
ciales de la Casa de la Contratación que e! bachi­
ller Ruy Palero ha sido recibido por capitán, con
cierto salario.— 2'J de marzo de i 5 i 8.....................
IX .— Real cédula por la que se aumentan a Magalla­
nes y a Falero sus sueldos de capitanes en aten­
ción a que van con una armada a descubrir «a la
parte de! Mar Océano».— 17 de abril de 15 18 .....
X.— Real cédula a los Oficiales de la Casa de la Con­
tratación para que hagan examinar un piloto que
había de llevar Fernando de Magallanes.— 17 de
abril de i 5 i 8 .............................................................
X I.— Real cédula por la que se declara que en caso
que Magallanes y Falero falleciesen durante el via­
je que habían de emprender, sus herederos goza­
sen délas mercedes contenidas en la capitulación.
— 17 de abril de 15 18 .. ...........................................
X íl.— Instrucciones generales dudas por el Rey a
Magallanes y Falero para el viaje que habían de
hacer.— Abril de 1r· 1H ..................... ......................
X III.—-Carta del Rey a los Oficiales de la Casa de
la Contratación para que no se suspenda el viaje
proyectado por Magallanes y ordenándoles que
compren ciertos artículos que para el efecto se ne­
cesitaban, según el memorial adjunto.— -jo de ju­
lio de i 5 i 8 ..................................
X IV .— Carta del Consejo de Indias al Rey relativa
al apresto de la armada de Magallanes.— 26 de
agosto de i5 i8 ......................................................... -
X V .— Real cédula para que del oro llegado de las
Indias se gastasen cinco mi! ducados en el apresto
FICI! NAN DO D E M A G A L L A N E S

de la armada de Magallanes.— i d e septiembre


de j 5 18......................................................................
X V t.— Real cédula por la que se avisa a los Olicia-
les de la Casa de la Contratación que debe seguir­
se pagando a Vasco (Jallego su sueldo de piloto.
— ¡4 de septiembre de 15 1S........................................
XV] 1.— Rea 1 cédula tocante al salario que debía pa­
garse a Juan Serrano.— 14 de septiembre de 15 18.
X V III.— Rea! cédula para que los Oficiales de Sevi­
lla paguen a Juan Rodríguez de Mafra el salario
que se indica.— 14 de septiembre de i 5)8 .............
X IX .— Real.cédula por la que se autoriza al Obispo
de Burgos para que busque mercaderes que con­
cu rran al apresto de la armada de Magallanes.—
10 de marzo de 15 ¡9.................................................
X X .— Real cédula por la que se ordena acrecentar
su salario a Juan Rodríguez de Mafra,— 10de mar­
zo de 1?u)............................................................ .
X X I.— Título dé capitán de la tercera nao de la ar­
mada de Magallanes para Juan de Cartagena,
con las instrucciones que se le dieron.— 3o de mar-.
7.0 de 15 1(1
X X II. —Título de veedor de la armada de Magalla­
nes para Juan de Cartagena.— 3o de marzo de ib 19.
X X I il.— Titulo de tesorero de la armada de Maga­
llanes para Juan de Cartagena.— 3o de marzo de
15 iq .................................................................................
X X IV .— Real cédula para que Gaspar de Quesada
sea capitán de una de las naves de la armada de
Magallanes.— fi de abril de i 5 iy ...........................
XXV'.— Real cédula para que se pague a Juan de Car­
tagena su sueldo dticontino de la Casa Real mien­
tras anduviese en la armada de Magallanes.— 6 de
abril de i5 ig ...............................................................
X X V I.— Real cédula por la que se autoriza a Cris-
298 H IST O R IA DE C H IL E

tóbíil de lia re para que ponga hasta dos mil du­


cados en las armadas de Magallanes y Gil Gonzá­
lez Dávila.— 6 de abril de t5¡9................................ 36
X X V il.— Real cédula a los üliciales de Sevilla pre­
viniéndoles que Gaspar de Quesada ha sido-nom­
brado capitán del cuarto o qumto navio de la ar­
mada de Magallanes.— 6 de abril de i 5 tg.............. 3y
X X V III,— Real cédula a ¡Os Oficiales de Sevilla a fin
de que efectúen ciertos pagos que eran necesarios
para el despacho de la armada de Magallanes.—
15 de abril de 15 19.....................................:.............. 40
X X IX ,— Real cédula para que se apremie a ciertos
pilotos a fin deque se embarquen en la armada
de Magallanes .·— 15 de abril de 15 19....................... 41
X X X ,— Real cédula para que los Oficialesde Sevilla
apuren cuanto puedan el despacho de .la armada
de Magallanes.— 18 de abril de 1ÍH9.... ,............... 42
X X X I,— Real cédula por la que se manda eximir de
ciertas gabelas a los tripulantes de la armada de
Magallanes.— 19 de abril de 1519............... ,....... . 44
X X X I l.— Real cédula a los tripulantes de la armada
de Magallanes, por la que se les ordena seguir la
derrota queaquél les indicare.— 19 de abril de i 5 ry. 45
X X X III.— Titulo de alguacil de la armada de Maga­
llanes para Gonzalo Gómez de Espinosa.— 19 de
abril de 1519 46
X X X IV .— 't itulo de contador de la armada de Ma­
gallanes para Antonio de Coca.— 3o de abril de
15 19......................... ................................................ 47
X X X V .— Real cédula por la que ee ordena a los Ofi­
ciales de la Casa de ¡a Contratación que paguen
a Francisco Palero cierto sueldo para que-resida
en Seviíia y «solicite la armada que se había-de en­
viar tras )a de Magallanes«.— üüdemayode 1519. 5o
X X X V I.— Real cédula para que se pagase a doña
FERNANDO DE MAGA t.l.A NES -99

Beatriz Barbosa, mujer de FernandodeMagallains,


el sueldo que a éste correspondía.— 5 de mayo de
15 ;y .......... ............................................................. 5i
X X X V II.— Real cédula por la que el monarca pro­
mete a Magallanes v a Falero hacerles caballeros
cnando regresen de su viaje.— 5 de mayo de Ó19. 5*j
X X X V Iil.— Real cédula a los Oficiales de Sevilla
para que, si es posible, reduzcan el número de los
tripulantes de la armada de .Viagallanes,— 5 de
mavo de : 519............................................................ 33
X X X IX .— Real cédula por la que se manda que va­
ya Jerónimo Guerra en la armada de Magallanes,
con cierto sueldo, a costa de "toda la armazón.»—
20 de julio de 15 u>.................................. ................ 55
X L .— Real cédula por la que se autoriza a Alonso
Gutiérrez de Madrid para que cargue en la arma­
da de Magallanes veinte quintales de azogue.—
15 1ij............................................................................ 56
X L I.— Real cédula librada a solicitud de Juan Ro­
dríguez Mafra en defensa de los herederos de al­
gunos parientes suyos que murieron en Indias.—
24 de septiembre de 15 19............................ ............. 56
X I J I . — (üai la de los Oficiales Reales de la Casa de la
Contratación de Sevilla sobre la prisión de Ruy
Falero en Portugal.— 3 i de agosto de iS'io..........
X L lll.— Real cédula para que se pague cierto sala­
rio a Martin de la Mezquita, portugués, sobrino
de Fernando de Magallanes.— 26 de agosto de i 5'jo. 58
X L 1V .— Real cédula a los Oficiales para que envíen
todos los antecedentes que haya relativos a la ar­
mada de Magallanes.— ¡o de octubre de i 522......
X L V .— Relación del sueldo que se pagó a los mari-
ñeros e grumetes e pajes que van en la nao, que
Dios salve, que ha nombre la T rin id a d , en la cual
va Fernando Magallanes, capitán mayor de la di­
3oo His t o r ia de c h il e

cha armada, de la cual es maestre Juan Baptista


de Pinzerol, el cual dicho sueldo comienzan a ga­
nar desde diez de agosto de mili e quinientos e
diez e nueve años, es en la forma siguiente......... 6o
X L V I.— Sueldo que se pagó a los marineros e gro-
metes e pajes que van en la nao S a iil Antonio, en
la cual va por capitán Juan de Cartagena, veedor
de la dicha armada................................................... 66
X L V 1I.— Sueldo que se pagó a los marineros e gru­
metes e pajes de la nao nombrada la Vilot ia,-en
en la cual va por cap.itán Luis de Mendoza, tesore­
ro de la dicha armada...............................................■ 73
X L V I II.— Sueldo que se pagó a los marineros e gro-
metes e pajes de la nao Conccbiciúir, de ia cual es
capitán Gaspar de Quesada,.................................... 78
X L V I 1,1.— Sueldo que se pagó a los marineros e
grometes e pajes Lie la nao nombrada Santiago, en
la cual va por capitán Juan Rodríguez Serrano, el
cual dicho salario les corre desde...... agosto de
MI) X IX ..................................................................... 83
X L IX .— Relación del sueldo que se pagó a los so­
bresalientes e otros oficiales que van en las dichas
cinco naos, en la forma siguiente:— Sueldo que se
pagó a los sobresalientes que van en la nao T r i ­
nidad. en la cual va el capilán Fernando de Ma­
gallanes...................................................................... 88
Sueldo que se pagó a los criados de Juan de Carta­
gena, capitán de la nao Sani A n t o n io , veedor de
la dicha armada, e a los sobresalientes que van en
. ia dicha nao................................................... :.......... 9:2
Criados de Antonio de Coca, contador de la dicha
armada............................ .......................................... y 3
Sueldo que se pagó a los criados e sobresalientes
de Luis de Mendoza, tesorero del armada, capitán ¡
de la nao V itoria ; el cual dicho sueldo comienzan
a ganar desde el mes de agosto de 1519.............. 94
KEH KAN 'D O DE M A G ALLA N ES 3ül

Sueldo que se pagó a los sobresalientes que van en


la nao C oncebición ............................................... . 96
Sobresalientes que van en la nao San/fago, de que
va por capitán Juan Rodríguez Serrano............... 98
L.— Relación de los maravedís que se han pagado a
los grometes que entraron a sueldo en las naos en
lugar de los grometes portoguéses que se despi­
dieron, porque S. A, mandó que no fuesen en la
armada, después de haber recebído sueldo de cua­
tro meses adelantados, e--otros que se ausentaron
después de recebido sueldo, es en !a forma si-
guiente.......................... ............... *3^.................... 99
L l.— Relación de las mercaderías que se compraron
en la cibdad de Cádiz para rescate, por Juan de
A randa, factor, es en la forma siguiente.............. Q9
L ll.— Relación de los maravedís en que se avalua­
ron e apreciaron las cosas que sobraron de la di­
cha armada que quedan en casa, es [en] la forma si­
guiente.............. ■........................................................ 101
Cargo e data de ios cuatrocientos diez e seis mili e
setecientos e noventa maravedís de la plana antes
désta.......................■>................................................ . 104
L U I.— Relación de todo el gasto de la armada de
¡as cinco naos que van al descubrimiento de la
' Especería, de que va por capitán Fernando de
Magallanes, la cual armada partió delante la R i­
bera de Sevilla miércoles a diez de agosto y deste
día en adelante venaó sueldo la gente de la dicha
armada, y partió de la barra de San Lúcar para
seguir su viaje martes a veinte de septiembre.—
5 de febrero de 15s 5 ......................... ..................... ¡07
LiV . — Carta del Obispo de Burgos para dar la nao
S an! Antonio a don Juan de Velasco.— 3o de junio
de i 5a i ..................................................................... . 110
LV. — Relación de la xarcia, velas e aparejos e armas
e artillería e otras cosas que tiene la nao, que
30 2 H IS T O R IA DE CU1I..E

Dios salve, que ha nombre San/ Antonio, y es en


la forma siguiente.— ¡i de octubre de 1521*......... 111
Conocimiento de lo que recibió Diego Diaz............. 119
PoJer de Cristóbal de IIaro a Diego Díaz para que
cobre de los Oficiales de la Casa de la Contrata­
ción de Sevilla los maravedís, bienes y mercade­
rías que por reales cédulas se mandan dar y pa­
gar de las naves que vinieron de la Especería.— 8
de mayo de 1522 ............... ..................................... 11>)
L V I.— Relación de los maravedís que Domingo de
Ochandiano. tesorero desta Casa, ha dado y paga­
do por costas que se han hecho en la descarga de
la especería que vino en la nao nombrada la Vito­
r i a , en la cual vino por capitán Juan Sebastián del
'Cano, desde siete de septiembre de quinientos e
■veinte y dos, que supimos de su llegada en el
puerto de San Lúcar de Barrameda, en adelante, y
en refresco de mantenimiento que se les envió y
en otras cosas necesarias para la manificiación
dello, es en la forma siguiente.. .............. ............ 124
L Y II. — Relación de la xarcia e velas e aparejos e
armas e artillería e otras cosas que recibió Domin­
go de Ochandiano, de la nao \ ’iloria , en ¡2 de
septiembre de mili y quinientos y veinte y dos
años, es en la forma siguiente............. ................. i 32
L V III.— Real cédula por la que se manda entregar
a Cristóbal de Haro todo el clavo que había lle­
gado en la nao V it o ria . — 10 de octubre de 1522.... 135
J J X .— Relación de la manera que se pesaron y se
entregaron a Diego Díaz, mercader, en nombre de
Cristóbal de Ilaro, mercader burgalés. lascaxase
costales con clavo del capitán e maestre e piloto e
marineros que vinieron en la nao V itoria , en seis
de noviembre de mili e quinientos e veinte y dos
años, es en forma seguiente................................... 136
(■'CUNANDO DK M A G A L L A N E S 3o3

LX.·— Lista de las especies que entregaron los ti i


púlanles de la nave V ictoria a su llegada a Se­
v illa ........................................................................... 1
L X I.— Real cédula por la que se manda a los Uficia-
les de la Casa de la Contratación que entreguen, a
Cristóbal de Ilaro todas las muestras de espece­
ría que llegaron en la nao V it o r ia ,— 17 de octubre
de ...................'................................................. 142
L X IL — Relación de lo que tiene la nao S a n tia g o ,
que nuestro Señor salve y goarde......................... ¡43
L X I 11.— Relación de lo que hay en -la nao 'J r in id a d ,
que Dios salve y goarde, etc................................... 149
L X IV .— Relación de las cosas que-tenía o se han
metido en la nao, que Dios salve, nombrada ia
Concepción , así de xarcia e velas como de mante­
nimientos e armas e artillería e otras cosas, son
las siguientes........................................................... 163
L X Y .— Armada del Especería.— Apuntamienfossa­
cados de los libros de cuenta y razón pertenecien-
a la Tesorería de la Casa de la Contratación.—
Fernando de Magallanes. Ruy Palero y otros.—
( i 5 (8- 1523) ................................................................ 178
L X V L — Relación del sueldo que ha de haber el ca­
pitán Fernando de Magallanes, el cual fué por
capitán general de la armada, primera que 'fué a
Maluco, que partió de Sevilla a diez de agosto.de
mili y quinientos y diez y nueve............................ 195
L X V ,— Fee^le los asientos de capitanes e oficiales
del armada dé Magallanes. — Año de quinientos
diez y nueve.......................................................-..... 198
L X V L — Armada de Magallanes. — Relación de la
gente que Su Majestad mandó ir en el armada de
Magallanes y del salario que han de haber cada
mes.............. ............................................................. 199
LX V 11.— Relación de la gente que va en cada nao
304 IIIS T O K IA D lí C I l r L E

del armada, a quien pagaron socorro en Sevilla y


lo que tienen cada mes............................................ 199
LX V 111. — Relación del sueldo que se debe a! capi­
tán y oficiales y compañía de la.nao ] 'ilo ria y Con-
.ccbición , que se deshizo, y Santiago, que se per­
dió. contando a cada uno el tiempo que sirvió, asi
a ¡os vivos como a los defunlos, hasta eS día que
murió, desde el día que partieron de Sevilla, que
fue a diez de agosto de mili e quinientos e diez e
nueve años, hasta ocho de septiembre de quinien­
tos e veinte e dos años, que la dicha nao V itoria
tornó a Sevilla; de manera que se les debe tres
años y veinte e ocho días, a los cuales se les quita ■
lo que a cada uno se les dio en Sevilla de socorro,
y más se les ha de quitar lo que cada uno ha rece-
bido en el viaje de las mercaderías del armazón;
y lo que a cada uno se debe, es lo siguiente......... 208
LX1X.— Relación del sueldo que se ha pagado a los
que tornaron en la nao S a n í Antonio, a los cuales
se les pagó de que la nao partió de Sevilla, que
fué a 10 de agosto de 5 19 años, hasta 8 de mayo, .
que ¡a nao tornó a Sevilla, del año de 321......... 228
LX X . — Relación de lsueldo que se debe al capitán,
oficiales y compañía de la nao Trcn id ad. que que­
dó en'Maluco, etc., desde que la armada partió, ,
hasta que la m o 'V itoria se apartó de su compa­
ña en Maluco, en 21 de diciembre cíe i.v ji........... 229
L·XX 1.— Párrafos de una real cédula dirigida a los
Oficiales Reales de Sevilla, acerca del asiento que
se había tomado con Magallanes y Palero.-— 16
de abril de ] 5 i 8 ................ ...................................... 239
L X X II. —Párrafo de carta del Emperador a los Ofi­
ciales de la Casa de la Contratación de las Indias
acerca del despacho de la armada de Magallanes.
— 21 de mayo de 15 18........ ....................... ............. 241
FERN A N D O DE M A G ALLA N ES 3o5

L X X I I I . — Real cédula a M agallanes y F alero avi­


sándoles que se ha dado orden a los O ficiales de
la Casa de ¡a ContraLación para que entiendan en
proveer al despacho de la arm ada en unión con
e llos.— 21 de mayo de 15 18.......................................... 242
L X X 1V .— C arla de] Rey al de P o rtu gal intercedien­
do a favor de Sim ón Rarreto de M agallanes y
F ra n cisco de .Magallanes para que no se les a p li­
case ia pena de muerte y perdim iento de bienes a
que habían sido condenados.— 21 de ju lio de i 5 i 8 . 243
L X X Y . — Real cédula a Fernando de M agallanes
acerca de lo que le había ocurrido con el T e n ie n ­
te de A lm irante con motivo de los pendones que
puso en una de las naves de su armada al tiempo
de vararla.— 11 de noviem bre de 15 x8..................... 244
L X X V I . — Real cédula al A sistente de S evilla para
que haga inform ación acerca de lo que había ocu­
rrid o a M agallanes con el Teniente de A lm irante. ■
— 11 de noviembre de i 5 i 8 ..................................... 245
L X X Y 1I . — Al C ab ild o de S evilla y otras auto rid a­
des de esa ciudad recom endándoles que favorecie­
sen a los O ficiales de la Casa de la C ontratación,
después de sabido lo que había ocurrido a M aga­
llanes con el Teniente de A lm irante. — 1 t de no­
viem bre de 13 18............................................................ . 246
L X X V I I I. — A l doctor Sancho de M atienzo, teso re-.,
ro de la Casa de la C ontratación de ias Ind ias,
agradeciéndole lo que había hecho en la inciden­
cia ocurrida a M agallanes con el Teniente de A l­
m irante.— ti de noviem bre de i 5 i 8 .................... .... 247
L X X 1X .— Real cédula a Sancho M artínez de Leiva,"
'asistente de S evilla, ordenándole hiciese la infor­
mación del caso para que fuesen castigados los
que habían causado el incidente ocurrido a Maga-
20
3o6 H IS T O R IA DE C H IN E

llanes con ocasión de varar una de las naves de su


■ armada.— ii de noviembre de i 5J8 ........................
1,X X X .— Real cédula a los Oficiales de la Casa de
la Contratación de las Indias para que luego que
la recibiesen enviasen todos los antecedentes re­
lativos a la armada de .Magallanes.— 10 de ectubre
de 1522 ................ .................................................
I.X X X I.— Real cédula por !a que se ordena pagar
cierto salario a Miguel de la Mezquita, acatando
lo que él y Fernando de Magallanes habían ser­
vido ............................................ ............................
L X X X I!.— Real cédula a los Oficiales de la Casa de
la Contratación para que se acudiese a Martin de
la.Mezquita con el sueldo que le estaba señalado,
■ en tanto que volvía la armada de Magallanes.—
tn de noviembre de i 022................... ....................
L X X X llI.— Real cédula a los Oficiales de la Casa
de la Contratación de las Indias para que acudie­
sen a Francisco Palero con el sueldo que estaba
asignado a Ruy Palero, mientras éste estuviera
enfermo.— 13 de febrero de i!rj 3 ............................
L X X X I V.— Real cedida por la que se ordena pagar
quince mil maravedís a Juana de Durango, en
cuenta del sueldo que le estaba asignado a su ma­
rido Juan Serrano, que había ido en la armada
de Magallanes.— 212 de septiembre de i.Vj.S............
L X X X V , — Real cédula para que se socorriese con
quince mil maravedís a Juana de Durango, como
mujer de Juan Serrano.— 4 de abril de : 5^fi.........
L X X X Y I.— Real cédula a los Corregidores y otras
Justicias, de cualquier lugar que fuesen, para que
hiciesen justicia a Ginés de Mafra, piloto, que ha­
bía ido en !a armada de Magallanes, en las cues­
tiones que tenía pendientes con su mujer Catali­
na Martínez del Mercado.— 12 de abril de 1527.....
Flüli MAN DO DK M A G A L L A N E S '¿O J