Вы находитесь на странице: 1из 161

Félix de Alamín

TESOROS
DE
BENEFICIOS
ESCONDIDOS
EN EL
CREDO
Parte II/III

1727
el Articulo tercero del Credo.
formandofe mílagrofamente fu Cuerpo de la baxada.ó avifo,de que el Verbo quería Venir aí
Sangre de María Santifsima. Críófe en el míf- inundo , para remediar al hombre ; y efte no es
íno tiempo el Alma, y fue vnida con el Cuerpo;· vn beneficio no ponderaba? Si gravemente hu-
y eflando el Cuerpo , 'y Alma vnídas entre sí, v Selles ofendido al Rey, no reputaras por gran
fe vníó la Divinidad, quedando Dios hecho favor, que te perdonaíTe, aunque fuefle á cofta
Hombre , fiendo aquella Divina Perfona Dios, de grandes trabajos , y de mucha hazienda? Y¡
y Hombre juntamente ·, y defde aquel inflante,' de quanta mayor eftimacion fuera, íi el mífino
huvo en Chrifto dos encendimientos, vno Divi­ Rey te embiafTe i vn Grande de lu Rey no coa
no , y otro Humano, por quanto en efte Señor la Embaxada. , de fi querías que te perdonaf-
avia dos Naturalezas. Tambíon tenía dos vo­ fe , y adinicieiTe a fu gracia, y amiftad ? Como
luntades , vna Divina, y otra Humana, y no te­ halláras razones, para ponderar efte beneficio?,
nía dos voluntades encontradas, de querer, y Y los hombres, no aviamos gravemente ofen­
no querer; porque la voluntad Humana de dido a Dios ? Y no aviendo en nofotros po­
Chrifto , eftuvo fubordinada á la Divina ; de der para aplacarle , no embia á vn Angel muy5
tal fuerte /que aíTenría á todo to que quería la fuperior , y grande de fu Reyno por Embaxa-,
D ivina, fin que en nada fe apartaíTe de ella. d o r, para remediarnos , y concedemos el per-
Dice , que tué concebido por obra del Efpiritu don, y fu amiftad? Sí le teníamos muy agra­
Santo ; Lo plimero, paradeclarar, que en efte viado , y nos combida con la paz , no es vn
piefndo no luivo junta, ni fetnen de varón: beneficio eftupendo ? No es Señor- de Cielo,
Lo fegundo , porque el Efpiricu Santo, inilagro- y Tierra ? No es Omnipotente, á quien todas
famentc, de la Sangre de Ñueftra Señora 3formo las criaturas eftán íujetas ? Y efte Señor tan·
el Cuerpecito del Niño Dios. Y noporefTofe poderosísimo , que con foto querer podía ani-;
dice , que es Padre de Jefu. Chrifto; porq"f pa­ quiíar á todos los hombres i y eftando muy
ra fer Padre , no bafta hazer vna cofa , fi aJ¡ que agraviado , y que debia fer muy rogado ; es
es meneiter hazerla de fu propría íubftahc-ia; pofsible , que embie fu Embaxador, combi-:
y por eíTo nofottos no decimos, que ei Alba­ dándonos con la paz ? Si le teníamos muy eno;
ñil es padre de la cafa , porque la haze de la¿ jado , como en lugar de caftigarnos, embia
drilios, y no de fu propría cape. Afsi el Eípí- la Embaxador , declarando , que nos quiere
ritu Santo hizo el Cuerpo del Niño Dios , pero' perdonar? No es efta vna gran mifericordia^
fue de la Sangre de Maria Sancífsíma , y de fu Si quando debíamos temer, que viníetíe con
propría fubftancia; y afsi, es Hijo de M aría, y grandes amenazas, viene á darnos nuevas de
no del Efpiricu Santo ; porque aunque hízoefta grandes mífericordias, como podremos agra­
obra, no la dio ei ser de fu fubftancia , ni por decer tan grandes beneficios ? El Angel dio
modo de generación : Lo tercero fe dice, que fu Embaxada- á María Santifsima , de que el
fue concebido por obra del Efpiritu Santo; por­ Hijo de Dios quería hazerfe Hombre en fu
que aunque es verdad , que á eíto concurrieron Virginal Talamo , para alcanzar perdón para
las tres Divinas Perfonas; pero como fue obra los pecadores , y reftituirlos á fu amiftad. Y,
de amor, fe4atribuye al Efpiritu Santo, Y folo efta Divina Señora dio fu confentimiento, y;
el Hijo de Dios fue el que Encarno , y fe hizo defde entonces empezó nueftro remedio.
Hombre ; porque quando vn hombre fe pone A ti efpiricualmence embia Dios, no fo^
vn vellido , y ocrosdos le ayudan áveflir , en­ lo vna i fino muchas embarcadas inviftble-
tonces eres fon los que concurren á veítiríe , pe-i mence, para que te aparees de codo genero
ro vno folo quedó veftido; afsi también todas de pecado , ó para que camines con fervor
las tres Divinas Perfonas concurrieron á dar el por el camino del Cielo, y para que aflegures la
veftido de Hombre , pero lolo Encarnó, y fe Gloria eterna. Eftos Embarcadores fon las inf-r
hizo Hombre el Hijo de Dios ; y fi antes era piraciones divinas, por cuyo medio tíos había
Dios, defde entonces fue Dios, y Hombre. Dios, como dice San Buenaventura, de Seprercv
Itin.dÍftin£t.5./??/jp/>íí#;o divina efi nuntiusper
C A P I T U L O X X V III. quem divina voluntatis beneplacitum cognofñ-i
Como para que Mario. Santifsima admitiejj'efefi m us,& ab ¿ternorum Ülumintxmur^ & inflama*
del Salvador *Dios L% smbid vn Ángel m urt El Embaxador de Dios es la infpiracion
por En¡b*'iXadQ>\ y que a nofoíros nos embia divina , con que interiormente habla al alma,
muchas etnbaxadas, o infpiradon:si d la da á conocer la voluntad divina; y en ella
que debemos correfponder. excita defeos de los bienes eternos. Pues no
es grande beneficio de D ios, que nos embie
Ntes que et Hijo fueíTe concebido en el eftas embaxadas, ó menfageros invífibles ; y;
Virginal Taiamo, dice San Lucas: M if- que por ellas nos hable, y defcub.rafu voluntad?;
fu s efi Angelus Gabriel .-i Deo. Que fue pot Si fientes en ti eftas divinas i nfpí raciones, o
Dios embistió el Angel San Gabriei^Qn 1§ Egjí quanto 1<£ debes venerar, y eftipup 3 como
í ‘ 1
i Cap. XXVIII. Tf at.11. Como para qm Marta Santtfsm»
Embax adores del Altifsimo ? Que multitud de ta l, debes vivir bien ; repara ,, que te he Tf*
gracias le debías dar, porque Tiendo Omnipo­ dimido ; mira , que puedes morir de repente;
tente , fe digna de hablar por ellas contigo, advierte , que pones á contingencia tu lalva-
que eres vilifsimo polvo? O quanto al mo­ cion; repara, que Dios te ofrece la Gloría
mento debías confentír , y obedecer en quan­ eterna , y que ce pones á peligro de perderla , y
to ce pide, pues todo fe ordena para enriquecer de condenarte para fiempre álos Infiernos *re­
á tu alma, y llenarla de los bienes del Cielo! En para , que todas las cofas de, elle mundo fon fai­
efte cafo dice Díaz, Dom„ 4. Advent. Cum fas , brevifsiims , y nada , refpefto de las eter­
Deus fa n tiis vos infpiraíionibus vocal, eas orá- nas ; y que es gran locura, por lo que es nada,
tionibusfufpirijs lachrymis devota librorum ls- querer ponerte á peligro de perder los bienes
¿lione , & meditAtione augeatis. Como íi dixe- eternos , y de condenarfe a los fuegos. Eftos,
r a : Quando reconoces, que Dios te embia al- y otros muchos penfamicntos, cada dia muchas
gunas.fantasinfpIraciones, ó embaxades, dete- vezes los experimentas. Pues eftos, qué otra
Heos en ellas, medicadlas deefpacío ,y ocupaos cofa fon , fino las cartas, ó embaxadas , que de
en la lección de fantos, y fervorofos libros; y de parte de Dios te traen los Angeles? Y queref-
«quí refuliarán fervoro fos defeos, y con ellos pondes ? No hazes cafo de ellas, las defprecias.
¡vencereis la gran repugnancia; y hallareis por Pues como no tiemblas, viendo que tanto has
experiencia , que cs íuave, y muy alegre el defpreciado , y no hecho cafo de los Angeles,
exercício de la virtud, como dice la Efcritu- Embaxadores Soberanos ? Si fon tan poderofos,
ra : Gujiate, Ó“ videte, quam f m v is eji D o­ que vno folo quito la vida á ciento y ochenta
minas. mil Soldados del Rey Senacheríb ; como no te-i
Y íí quieres, que fe aumenten las mes vn caftigo grande , hallandofe tan defpre-¡
di­
vinas infpiracíones, 110 folo te has de ocu­ ciados por tí i Y fino has hecho calo de las Eni-
par en la lección de buenos libros, y en la me­ l>ax (r? s ,0 Carias del Rey Omnipotente ; co­
ditación , fino que has de executar los bue­ mo no temes fu indignación, y que al pumo te
nos defeos , que Dios te propoue , cum­ arroje á las galeras del Purgatorio, ó Infierno,
pliendo en todos fu fanta voluntad , 110 re- fegun mereces?
fíftíendo , porque para ello no ay eicufa. Díflfc Para tu mayor confuíion, aprende de ios
in Bpiphan, сот. г , te dice: Si el Rey te en> anímales; y verás, que vn Paftor tiene vna ma-i
bíaíTe vnas cartas ^-eferkas en fu nombre, pa­ nada de cor deritos encerrados ,.y defpues á lu.
ra que al punto vmíefles á fu prefencia, porque tarde, abre el aprifeo , y los fuelta; y eftando
quería darte vna grande dignidad; y que fino las madres valando,cada cordero acude ufa
ibas al momento , te condenaría á remar en madre , y no á otra » aunque allí aya ¡nnu.me-i
vna Gatera ; en efte cafo, con gran diligen­ rabies ovejas. Quien al cordero le enfeñó , que
cia , al inflante, 00 te pondrías en caminoí Y, aquella era fu madre? Y corno al punto, que
íi fe ofrecieífen algunos impedimentos , con oye fu ^ lid o , va corriendo , y no defeanfa
gran refolucion no los atropellarías ? C u r hafta hallarla ? San Geronymo»hablando de
ig ita r eadem diiigentia ad regemtum Iefttm- la Perdiz , dice , inHieremiam, cap. x j. Foviti
C h n ftim non fe fi mas , qui tot litteris fuo p e rd íx , quod non peperit. Fecit divitias, &
nomine feriptis te quotidié , v t fam m istebe- non in iudicio , in di midió dierum fuorum dei
mfieijs ornet , Accerjit , ел peena propoJitaY relinquet eas , & in novifsimo erit injtpiens*
yiijidum tempas ejlpervenias intriremem dam- Efto es: La perdiz es muy codiciofa de hijos ; y
Mandas Jis. Por que corf La mifma diligencia, afsi, eftas aves vnas á otras fe hurtan los hue­
ao vienes á tu R e y , v Señor Jefu-Chrifto *que vos , y los empollan con los fuyos ; y fucede,
con fus cartas , o embaxadas, embiadas en que vna perdiz tendrá veinte huevos debaxade
fu nombre , todos los dias te llama , para ador­ fus alas, que los efta empollando , y los diez
narte con grandes beneficios ; y qué fino vie­ no fon fuyos. Efto fe experimenta; porque na­
nes к fu prefencia, te amenaza con las gale­ cidos los perdigoncillos, eftando en compás
ras del Purgatorio, ó del Infierno f Dices» ñia de la perdiz , que los empollo , al punto
que íi Dios te embiára efta carta, al punto que íienten la voz , o cocucho 4sfu propria
obedecieras, efta es refpuefta de vn mal Chrif- madre, al punto la conocen , y van corriendo
tiano : Ил littera fu n t divina infpirationes, hafta hallarla ; y fucede tal vez , que vna per­
ab Angelis nuntijs divina alUta, Eftas car­ diz , que avia facado muchos pollos, queda
tas fon tas divinas infpiraciones , que los An­ con muy pocos. Pues íi los corderitos, y los
geles, Embaxadores divinos, te traen de parte perdigoncillos, afsi que oyen la voz de fus
del Rey del Cielo; y no te puedes negar, que proprias madres , al punto corren á bufear-
cada día tientes en ti fantos defeos, e infpira­ las ; coma tu al inflante , que oyes la voz
ciones divinas. Dios , fecretamente te dice: de tu Padre D io s, no va3 á to^a priefa á obe-
¿едяфю $ gac eics Clitiiliauoj ^да f f e x h t SÍ enguado< como

acímitieffe fe r M adre del Salvador. 14 *f
So lé dexas, y obedeces á la voz, ó infpíración ñas meutirofas? Si te comfcidáñ á vna Come*
de. tu Padre D ios, / mas librándote del de­ día , ó recreación de güilo , al inflante acudes*
monio tu enemigo, que te pretende condenar, muy puntual. Pues como rehuías,y dilatas muy,
y oírecicndote los bienes del Cielo? Como mucho aíTegurar las .delicias Celeftiales., cotí
110 te confundes, de. que los corderillos , y que Díos te combida ? Como .podrás dar ra-
perdigoncillos fean. tan obedientes á fus ma­ razoii en el juicio Divino a de la puntualidad,
dres, que al pumo, que oyen fu voz, corren gra.nde, con que procurabas confeguir los bie<
aellas, y .las liguen, y acompañan ; y que tu oes falfos del.cuerpo , y dafpreciabas los ver^
ídcfprecies las vozes de tu Padre Diog ? O daderos-, y eternos del alma ? San Bernardíno¿
<que rigurcía cuenta darás en el juicio , vien­ fot». 1,'Serm 34. hablando-de SauAuguft¡n¿
do que los brutos obran , como racionales , y quando reííília a las divinas infpíraciones, cot»
que los hombres fe hazen brutos! . :, que JDios le llamaba, refiere , que decía: Eru+
Dirás,que nodefpreciaslas infpíracJones, be/co , quod migaruw murmur f¿ecuiarium, 0*.
ó embaxadas de Dios , que'no le defpides de carnaiiitm audiebam, Que fe'avergón^ib?. de
todo punto , fino que dilatas obedecerle , y aver dado oído ¿las quexas , ó repugnancias
■<jue dices lo que refiere Ifa¡as ¿ xap, ;8. E x ­ de las cofas de burla de eñe mundo, queje im­
p e la , reexpseia , expecia , resxpecij , modi- pedían obedecer á las vozes de Dios. Pues íi
cum ib i , modkum tbi. Que. fe efpere, que fe á fus folas San Auguftin te^ia tan grande corn
efpere , que fe aguard? ; que fe eípere , que fe fufion por lo1referido ; quinta mayor vergueen
detenga , que prcllo.te refolverás, y determina­ 5a tendrás tu en el juicio Divino, quando te ha-;
rás , q u e no fe paííará mucho tiempo , que cq ga cargo, que por cofas vanas , faifas 9. y de
acabando tal ocupación. Coutra ti dice Ricar­ burla , has depreciado las celeftiales, verdade··
do de S. V iñ . de ContempL lib. 4. cap. 1. O ras, y eternas , que te ofrecía?
anima ingrata^ 0 v i f :era dura, vfyue qua afft}- Prohgue Ricardo; Quidadbtic dícis expe¿
gis ürnicumtuum 1 Ufytte quo f atigas dilscium ¿}j* Ecce adbue expeé'iaí, 0 *non vis apperirt ,
tuum ? O alma ingrata , como hazes tan poca, vocat , & non vis extre, pulf&t, & tu eutn fjv-*
ó ninguna eftimacion de Dios, y de íus bienes! peólare iubes modicitm, & modicum, Díces^
Como eres tan atrevido, que á Dios Omnipo­ que fe efpere Díos , que fe detenga vn poco ; y¡
tente dices, qüe fe guarde , y que fe efpere! No quantas vezes ha llamado ,y no has refpondi-·
es efta vna ingratitud muy culpable ? Sí vinie^ do ? Quantas ha tocado á las puertas de tu con
ra vno i llamarte, para darte cien reales de razón, y 110 le has querido abrir, diciendo, que
a ocho, no le hizieras efperar, no le dixeras fe aguarde ? Quantos dias, femanas, mefes, y)
que aguarda fíe : Pues íi el Rey del Cielo, y de aun años ha, que Dios te llama vna , y muchas
la Tierra te llama, para enriquecerte con los vezes, y por tan largo tiempo ha efperado , fm
^bienes de la Gloria , en cuya comparación to- frído, paciente, y maiifo , y tu dices , que efpen
dos'los del .mundo fon nada , y le dices qyé ef­ re vn poco ? Quintos anos ha que te dio luz , y.
pere i EíTano es vna ofladia , é ingratitud tan conocimiento de tu.obligacion ? Quantos años
grande , que paÜJ. á ier locura! Si con grande ha que te dio grande eftimacion de la virtud,yde:
humildad, reverencia, y agradecimiento, debías los bienes de la G loria, con muchos defeos de
.recibir fu embaxada, e infpiracion , porque en tu falvacion ? Quanto ha que dices, que has de
ella trae.muchos beneficios para tu alma, y le empezar, y refolverte, y nunca fe llega efte diaft
refpondes , que fe efpere, no es efte vn impe­ Pondera .quantas ferátiLis vezes, que en toda
rio , y defagradecimieato horrendo? efte tiempo te ha llamado Dios; y hallaras ,qu^
ProUgue Ricardo: C ar non fiatim njiíts^ fon innumerables. Y cada vez que te llama , es;,
& occu frij} LJor qué no le obedeces al pun­ vn beneficio eftupendo: Lo primero, porque vu(
to ? Por qué no le abres la puerta , y te reíliei- ■Dios immenfo, fe-digna de llamar: Lo fegundoy
ves ? Si reconoces , qup vna. perfona de mu­ porque el llamado eres tu,vih'ísima criatura: Ld
cha autoridad, llama á la puerta de tu cafa, tercero, porque te combida con los bienes del
al punto-corriendo le dás enerada. Pues.como ■Cíelo, que fon immenfos : Lo quarto , porque;
al Summo Emperador le hazes efperar , do Díos 110 necefsita de ti; y !i te llama, es de pura
hazicudo cafo de que él llama i O paciencia raiferícordia. Pues viendo , que vn vil polvo,;
nunca vifta! Si vno te ofrece vna honra vana, como eres , dífpreciasá fu Soberana Mageflad»
ó vna pequeña ganancia, no la dexas perder^ y á fus bienes celeftiales , y efto por los defprc-
al indante la procuras aílegurar y eu eílo po­ ciadifsimos del mundo >á quien tanto efiimasí
nes grande diligencia. Pues, íi quando Dios te como no quedas atonito, de que 2ya eíperado
llama, coii las infpiracioues, te ofrece las rique­ tanto, y tenido tanta paciencia contigo ? S|
zas, y honras del Cíelo , que fon verdaderas, fon tantas , y tan grandes las mífericordiasda
y p'.'ecioiiisimas , como no las folicitas, á lo tu Padre Celeftial, á quien fiempre has corref-i
.menes con ¿ njjgaa t las podido con.iiigcaticu^cs, y mal^ gqrr#fpóíien^
la s'im
148 Cap, XXIX. Trat. II. Propone/e el Myfterio
cias; camo no te admiras de la mifericordia fu- refiere, que Dios dixo : Numéralo vos gladio,
ya, contigo viada, ikntlo tan poderofo,que folo & omnes in cade corruetis. A codos haré, que
con querer, te podk aver deítruido? SÍ folovna os quiten la vida.todos moriréis á cuchillo.Pues
deícortefia de no refponder , y hazer aguardar por que tanca indignación con todos ? El Texto
i esn gran Señor, y no eíUmar fus Dones, bai­ lo dice : Pro eo quod vocaviy non refpon-
laba para que en ti executaffe vn calllgoriguro- dtfiis , locutus Jum non au d ifiis , Ó^- fa -
fo ; cjuanto mas lo mereces, pues tus groíferias, debatís malum in ocuiis meis, Lá caufa de tan­
c ingratitudes fon innumerables? Y como no tos daños es, porque os he lhímado, y no aveis
temes,que lo execute , que te dexe , defampa- refpondido.' Os he hablado , y os aveis heehé
re, y no te buelva á llamar pues eflo bafia, para fordos , y prolegnis vueflros pecados en -ei>í
que del todo te pierdas? prefencia. Y por Salomón , Proverb. cap.v.
Quando á Saúl Samuel le declaro , que el, díxo D ios: V ocaviy& rem i ¡lis* D efpexifiii
y fus hijos avian de fer deftruidos, le declaro la omne cotffilium meum , & increpationes m as
cania, diciendo: i . Reg, cap. 28. Quia non veglegifits, ego quoque· in interitu ve ( ir o r ¿de­
obedifti voci Domini, ñeque fe e ijii iramfuror'ts bo , fubfanabo , Yo os he llamado , y aveis
tius in Amalecb , ideired , quod poteris fecit refiflido. Aveis ¿efprecíado mis confejos, y los
tibi Dominas hodié. Porque no obedecí fie á la remordimientos de conciencia , que os daba
voz de D ios, ni tomaOte la v e n g ^ a de Ama- con mis infpiraciones; y afsi t yo en vueítva
lech con el rigor, que Dios te mandó , por efla muerte me reiré de vofonros ,y hai e burla, y no
padeces eílós trabajos. Si Saúl avia perfegnido os oiré, aunque me llaméis : Tune invocabunt
cruelmente al inocente David ; íi avia ínjuña- me , O" non exAudiám. Pues eflo, que otra co­
mente mjeito á fetenta Sacerdotes t y abrafado fa es, fino defamparar Dios á eftos i Pues que
á h Ciudad de Nobe; por qué el Texto Sagrado mayor defdicba puede experimentarfe, qual es
callo eílas, y otras maldades., que hizo tile en la hora de la muerte(no hallar á Dios propi»
mal Rey , y folo propone la caufa de fu deflrui- cío ; pues es lo mifmo , que dcíxarle por conder
cion , de que no cumplió enteramente, lo que nadó ? Si continuíunence Dios da muchas alda-
Dios le mando ? La caufa fue; porque pof badas á tu corazón, y no quieres oírle, qué mu­
aquella primera inovediencia niereció , que cho que cu ingratitud te haga indigno , de fot
Dios le dexaífe de fu mano,y fu alma quedo def- oído en la muerte ? Si tu llamas á vna puerca,
pojada de la gracia, y virtud divina; y efta fue Ja y fabes que te oyen , y conocen , y no quieren
caufa dé que cayefle en oíros pecados, y que el, abrir, no quieres bolver á ral cafa. Pues íi
y fu familia'fe perdieíTcj Con éíle tan eílupen- Dios ha llamado á tu coraz.on innumerables
do exemplo , como no temblamos s fino obede­ vezes, para entrar en é l, y llenarle de riquezas
cernos á la voz de D ios, pues el primer pecado celeltiales , y todo lo delprecias ; como no te­
abre la puerta , para otros mucho mayores , y mes , que viendo tu ingratitud ,te delampave?
para qnc Dios nos defampare ? Es de advertir, Correfponde luego al punco , li le quieres hallac
que al principio era tan virtuofo,que Dios dixo, propicio, y favorable.
no avía.otro mejor en el Pueblo , y por eflo le
eligió por Rey; y fue tan humilde, que fe efeoo- C A P I T U L O X X IX .
dio , por huir de la dignidad , y por revelación Proponefe el admirable Myfterio déla Encar­
D ivina fue defeubierto. Y eíle tan virtuofo, nación del H ijo de D io s, y quant o le de­
porque la primera vez no obedeció entera­ bemos fe r v ir por él. ·
mente á la voz Divina , fue defamparado , y efté
fue el principio de fu perdicion;como nóteme lo SSI que María Sandísima al Angel dio
mifmo el que no folo vna,(iho innumerables ve- fu confencimiento , en el mifmo in (lancé
zes refiíle , y no obedece á la voz de Dios? el Elpirítu Sanco tormo de fu Sangre Purifsimk
Ifaias de vnos dice: Cadant retrorfumt vn Cuerpo perfedilsimo , y crío vna Alma ra­
& contsrantur , iÜíiqtteantury & capiantur, cional excelentísima, y las-juntó , y vñió con
cap. 28. Eftos caerán de repente de eípaldas; la Perfona del Verbo Divino , quedando Dios
defuerte , que no le puedan levantar , ferán hecho Hombre , y el Hombre D io s, y defpo*
quebrantados, pifados, enlazados, y perdi­ fado con laHuínana Nacura!cza en aquel cála­
dos ; y qual es la caufa de cal deílruidon ? Yá lo mo virginal, y la Virgen levantada á la d!«til­
di\o Oleailro i Manda remanda caufa ruina dad de Madre de Dios. Entonces al Divino
retro¡fum,~ty vt canteramini. La caufa de efla Niño. Dios concedió immenfidad de gracias,
ruina es , porque Dios les llamó , embió di ver­ y dones, quales convenían á quien tenia can
ías ínfpíracioncs , y ellos las dilataban para def- Nobilifsimo Ser:· La primera fue, purezaim-
pues. Y ella dilación , ingratitud , y mala cor- menfa j de modo , que u¡ pecó, ni pudo pecar,
rcfpoudeftcia irritó tanto á D ios, que de repen- : ni errar, n¡ engañarfe , n¡ tener imperfección
te lfsCíffliíjójCoiigran fevendad. Ifaiasjcap.a íjlguiu: La fegunda fue, tan grande farnidad,

de U Encürnmon del Hijo de Dios. 14o
qüe excedió incomparablemente i todos los penetrarlas ? Por ello alcen bien ios Santos?
hombres, y Angeles juntos. La tercera es,la que álos Myfterios Divinos los veneremos;,
iVifion beatifica , porque defde aquel inflante y fencillamente creamos, y que 110 los efciidri-
vio fu Alma la Divina Eficacia, сон mayor cla­ ñemos; pues Dios folo nos manda , que los
ridad , que todos los Bienaventurados juntos. creamos,y nólos examinemos, porque tales
Lia quarta es qje recibió los teforosdela 'Myfterios } fobrepujan á nueftros encendió
Ciencia , y Sabiduría de D ios, no divididos, .mientos.
fino todos ( como dice-San Pablo , Colof. 2.) El amor qae Dios nos tiene, por cuyo ré-;
para que conodeíle todas las cofas paífadas, •medio fe hizb Hombre, á los hombres pone
prefentes, y futuras. La quinta es , la potef- en grande admiración , y no halian otro nioci-,
tadde hazer Milagros, fin tafia alguna , con vo, ímo la' immenfa mifericordia y bondad
folofuqiicrcr. La fexta es, poteíbd de con­ de Dios. Job, cáp,7· dice : Quid efi homo quia
vivir pecadores , y perdonar pecados muy magnificas eum i aut quid Apponis ergaewn
graves. -cor tuum ? Quien es el hombre, pata que tann
Quien podrá ponderar efte tan eftupendo ;to le eftímes , y engrandezcas , que parece;
beneficio , de que Dios fe aya hecho Hom­ que codo tu corazon efta empleado en amarle',
bre por nofot ros ? Si es Immenío, que no cabe y moftrale grandes finezas i Y Davhi dixo,
en codo el Mundo, como por mi eílá encerrado Pfalm. 143, Domine quid eji homo , quia inna~
en el pequeño cuerpecico de vn Niño ? lis pof- tu ijli e i, aut filias bomims , quia reputas eufrií
fible, que por mi fe haga pafsible, el que es im- Como (1 dixera i Si íL ..hombre es yílifsima
■pasible, y que no ponía padecer i Es pofsible, tierra , podredmubre , y guíanos ; como po­
que por mi la Infinita M ageíbd,y Grandeza nes en él tu amor ? Si tu eres tan Podcrofo,
fe aya reducido á la pequenez de vn Niño ? Sí que de nada necefsitas; como bufcüs al hombre
■viéramos que ti Cielo defeendieraá la Tierra, con tanto cuidado , como íi dependieras de elf,
y fe viniera con ella, lo juzgáramos por gran Si el hombre es injufto , mendigo , ignorante,
milagro. Puesquanto mayores ,Дпcompara- flaco , fujeto á muerte , y corrupción, yá
clon, que el Criador del Mundo baxe del Cie­ otros accidentes proprios de beítias; comofe
lo , y le vna con la Tierra de la Humana Nacu- amas tanto , que por él baxas del Cielo , te ha1·
raleza ? Puede fer cofa mas eftraña , ni mas .ad­ zes Hombre , y vienes al Mundo , para moni:
mirable, como ver vnidas en vna Pcrfona dos por él ? Como can eílopenda fineza no mepaín
Naturalezas, mímicamente entre si diñantes, m a, y faca de juicio, de pura admiración!
como fon, la Divina , y Humana ? Si Dios es D avid, Pfalm. S. diSo ; Quid e/l bo»iQ¿
la fumín a felicidad , en quien le hallan todos quod memores es eias , aut filia s bomiáis , quin
los bienes ;¿ quien tío pafma,, que por mi fe •vifitas eum ? Como fi dixera : Si ¿l hombre es
aya reducido á querer padecer ¡as mi ferias, que muy pequeño en quantidad , y es como nada*
padece vn Niño ? £ 1 cjue es alabado, y adora- en comparación de elTós hermofos Cielos , que
do en el Cielo por rodos los Efpiricus Sobera­ fon cuerpos Nobilifsimos ; comoá eftos de­
nos, es pofsible , que por remediarme a ini, xas , y i el le bafeas , y llenas de beneficios?,
quefoy vn vil gufano , quiera hazerfe Niño Si es muy v i l, que has halíadoen e l , para ha-
tierno , y como defpreciado? zerle capaz de tus magnificas Dones ? Por*
Efte Myl'terio e's tan grande, y tan Sobera­ que , Señor, te acuerdas de él, y le vilicas? Da*
no , que no le puede alcanzar U razón natural. vid, pone, lo primero; que Dios fe acuerda del
Sanco Tiiom.de Villan. /» i^it.U om .ólcc'Ver. hombre; y efta memoria es , no feca, fino
bum car и f iilu m e/l Pbihfopbi pm im isigno- llena de beneficios. Y que vn Dios ímmen-
ramus. Qae Dios le hizieile Hombre, y que de fo , y Omnipotente, tenga al'hombre fiem-
la gran Altela quiíiefle venir al deípreciodc pre en fu memoria , 110 es grande favor, f
la Humana Naturaleza , eílo de todo puntólo beneficio! Y quanto mayor, fin comparación»
ignoraron los Phílofophos. Como era pofsi- es , que íiempre lé tenga en la memoria , para
bie conocerlo , (i сfia dignación nunca la pre­ hazerle continuos favores ? Y qué haze el hom·?
fundió el entendimiento humano ? Y aun Santo bre , viendofe rao favorecido ? Se olvida de los
Thomas p. qüadí, <q, art. z.áice: Latait Aa~ beneficios, y del mifmo Dios , y aunque con­
gelos inve/iigabilis Domini conciptio , & mo­ tinuamente Dios cuida de el ,y tiene perpetua
dín. Qje aunque los Angeles conocieron la providencia de todas fus colas , el hombre viye
futura Encarnación del Hijo de Dios; pero que olvidado de todo eíto ; y todos fus penfamíen*
no les avia revelado fu Concepción, y el mo­ tos,y deíeós fe ocupan en cofas viiifsimas^y def-.;
do, Pues ft á tán Soberanos Efpiritus , que ef- preciadas.Pues á quien no pafma efle tan gran­
rán (íempre viendo á Dios, algunas cofas de ef­ de olvido, y fuma ingratitud ! Y qiianto mas,·
te Myíbrioeíkban ocultas í como puedeaver fin comparación ,dc,be admirar, que conocien­
capacidad en el entendiste tito hogaño дpuja do J?Í8S 5 &> 1 U9 ^ 26C bien a*
150 Cap.· XXIX. Trat. II. Proponefe d M y ferio
Iiombre , perféverando fieinpreen favorecerle. No hazia efta Tobias.que habiendo memoria,
.Pues , Señor > íi. el Hombre es tan v il, que fe de los beneficios, que avia recibido de Aza­
olvida de ti,y de todos ttis beneficios »como ce das , dixo á ÍU-Padre : Quid ilii ad has dignum
-acuerdas.de él ? Si tt riene muy olvidado , es poterimus da.ri ? A tantos beneficios , cora®
;ingratiislnio,. y te ofende , como hazés cafo de de fu mano he recibido , donde hallaremos
■el ?··'Del que te- olvida , te acuerdas ! Del que digno agradecimiento ? Y fiendo fu haziénd»
merece horrendos caftigos, por fu'gran ingra­ muy quantíofa , le pidió que ib dignaíTe de
titud , afsi de t i rienes tanta memoria! Lo recibir la mitad de fus bienes , cap» iz . Y
íeguudo ,· dice David : V i fitas eum. Que ,en clcap. 9. añadió: Si ms ipfum traddam
Dios no fe contenta con vifitar al hombre tan tibi fervutn , non ero condignas providen-,
ingrato , y. olvidadizo , fino que le vifita. Y di­ fia tua. mi confideracíon tengo tan pre­
te aquí Titeltuán : Deus vifitare , exponunt de ferítes los beneficios , que me has hecho,
•entone Divinitatis cumbumanitate. Que efta que íi me dieffe por Efclavo tuyo , pa­
viíita es la que hizo Dios , vníendofe la D ivir ra fervirce toda la vida , me parece que
inidad, con ia.Humanidad, Pues, Señor, al. que no podía fatisfacer á la obligación que te ten­
jte ofende viíitas, y vienes á ofrecer eS perdón? go. Pues fi Tobías fe nuieftra tan agrade­
!A I que te defprecia, amas ? Al q^e huye de ti, cido , por beneficios de cofas temporales;
fcuicas, figues, y vifitas ? Al que te ha fido tray- quanco mas lp debemos cftár á D ios, por tales
dor, y tu enemigo , afsi honras tanto, que te beneficios ? Y_íi todo fu cuidado era agrade­
.vnes con fu naturaleza, para poder morir por cerlos abundantemente ; por qué no tenemos
? A l que crlaíle , y que te ha fídó traydor, muy en la memoria , repitiendo continua­
que. fe ha revelado, contra t i, y que dexando mente los admirables de la Redempcion , para
tu férvido., fe ha pallado á tu enemigo, afsi prorrumpir en los debidos agradecimientos?
favoreces , que quieres derramar tu Sangre Afsi tu, con gran fervor , y agradecimiento,
por él? A quien no dexa admirado,y atonito! puedes decir a Jefu-Chriflo : Si ms ipfum
Y es poísible, que haziendo Dios talestraddam t ib i'J'ervum , non ero condignas
■finezas por el hombre, que viva olvidado de providentia tm . O Señor ,que por mi amor
todas ellas , y de íu Criador ? Si*Porque todo has defeendido del Cielo , te has hecho Hom­
fu cuidado }Vjios hombres , le ponen en dár güi­ bre, y te has dignado de llamar Jiermanosg
to á fus fentidos, en regalará fu cuerpo ; to~ nofotros! Por eftas, y otras fin guiares mercedes,
dos fus penfamientos, afe¿tos,y defeosefián que de tu mano he recibido, me veo tan obli-:
entregados á lo caduco , y temporal, y aun gado , que f i m tipfúm traddam fervum ti­
que continuamente e£Hn recibiendo beneficios^ bi , non ero condignas providentiis tuie. Si une
como los animales cerdudos, que con gran­ fueífe á los Defiéreos, y alli me fuftentaííe con
de anisa, folo fe ocupan en comer las bello­ yervas , y prorrurapieCTe en continuos ge-,
tas , inclinados {iempee á la tierra, y no le­ midos, haziendo vida folítarla , y muy peni­
vantan los ojos para mirar á quien apalea Jas tente , abriendo mis carnes con perpetuas difw
encinas, y les echa al fuelo la comida, Afsi ciplínas, en continuos exercicios penales, y
los hombres todas, etten entregados á lo cadu­ eípirituales, por amor tuyo ( non sro condig-
co , y mundano; áeftas cofas grandemente ef- ñus providentiee tu¡£* Aunque me ocupe en
timan; a cflls folicijean , con grande cuidado, eíle modo de vida , íiempre quedaré muy
y porconfeguirlas, ó por no reparar en ofen­ corto en pagar , y nunca alcanzaré á la deuda
der á fu Criador, le defprecían , eftimando en de tanro amor. Y ce determinas á cfto , ó i
jnucho á las cofas viles , y de Dios no fe acuer­ lo menos á.fervirá Dios , con rodo tu cora-
dan , y le reputan en nada. Pues efio esotra zon ? No. Pues como no adviertes , que la
cofa, fino convertir fe, 6 hazerfe femejanteá mejnoria del amor, y de los beneficios , bai­
los cerdudos , animales inmundos, que no la para convertir á vn corazon muy obflina·?.
miran , ni reconocen á quien lps haze benefi­ do?
cios? No es efta vna ingratitud horrible? Si Saúl fuécruel enemigo do David, conti­
tu hazes algún beneficio á otro , quieres que nuamente le perfeguía , para quitarle la v¡-¡
le tenga muy en. la memoria, y que fiempre da, Eftaba muy irritado , y endurecido con­
fe mneftre muy agradecido ; y fino lo ejecu­ tra él; pero en vna ocafion fe aplacó de tal
ta afsí, es grande tu fentimicnto , y manifief* fuerte, que juró, que no le perfeguiña mas,
tas grandes quesas. Pues íi los beneficios , que motivado de las razones, que .le dixo Joña-'
Dios te ha hecho, y haze , fon innumerables, tas: Placalm voce íofiatha, iu rtn>it, v iv it Do*
quan dignifsimo eres de cafligo , pues no to­ minas t quod non occidetur. 1. Reg, 19. Pues
lo los olvidas , fino que gravemente ofendes, fi con mortal odio ie aborrecía , y procuraba
'á quien fiendo til PjftS f y fu muerte, como le convirtió * y aplacó tan*
aa ¿síávo tí^ i° i 9a« mas l & } <Iue Ic
EWbt'
de L· Encarnación del Hijo de Tííos', i ff
pVopufo foñatas los beneficios , que David rium feepius populo efi tntük&fidttm quiA
1c avia hecho ; como por el fe confervaba fu vtiütatis ex eius meditaticne tapitur. El Myf-
Re yno ; que por el venció á los Philifteos; íerio déla Encarnación del Hijo de Dios, mu­
que fe pufo á peligro evidente de perder la vi­ chas vezes fe ha de proponer ai Pueblo; porque
da con el Gigante , por librarle á e l, y á fu es grande la vtil ¡dad, que fe faca de eftaMe-<
Pueblo ; y que nunca le avia ofendido; y re-x . ditacibn, Y profigue : Se ha de poner gran,
maca : Quars ergo peccas in fanguine innoxio cuidado , en que eíios Myftenos, propueílos á
Ínterficiens David , qui eji abfque culpai Pues nofotros , para nueílra enfeñan^a , eften muy
fi de David has recibido tan grandes benefi­ fixos, entrañados , y arraygados en nuefiras al­
cios , y no te, ha ofendido ; como le perfiguesj, mas , para que con la coníideracion de tan ad-J
queriéndole quitar la vida ? La ponderación mi rabie beneficio ,,á Dios como Autor, der
de eftos benctidos foc tan poderofa, que con­ mos las gracias, con obras , y con palabras; y
tener aquel malvado Rey al demonio, apo­ para que confidmiido tan eftupendo exemplo,
derado de fu alma, contodoeffofe aplacó, y de humildad, nos excitemos á fu imitación.
prometió la enmienda, O Chriftlano , peor Que cofa mas vtil á nofotros, que para refrenar
que Saúl, en quien el demonio efti apode­ nueftra fobervía, y elación , como penfar fre-
rado , y que períigues, y ofendes á Jefa-Chrif­ quentemente en tan profunda humildad de
to ! Di me , no es Santiísimo , y de quien has Dios , que quiere fer vifto en tan gran defc
recibido grandes favores ? SÍ. Pues como le precio , y abatimiento , por comunicar fu
periigues', y, ofendes ? Quare ergo peccas ? No gloria á los hombres ? A quien no moverá £
re crió de la nada? Note ha dado el ser que humildad , viendo, que la Infinita Mageftad*
tienes, eíTe cuerpo , y alma ? No ce ha hecho fu- ante quien las columnas del Cielo tiembhnj
perior i todas las criaturas ? No te ha criado á y fe eftremecen, como dice Job, fe humilló tan-;
fu Imagen, y femejan^a ? No tiene efpecial to , que fe ha hecho Niño ? Quien no ahorre-i.
providencia de ti en cada tildante, habiendo ceráfu fobervía. viendo que el Señor Immen-,
que el Sol te alumbre de dia , 1a Luna, y Ef- fo eftá , como defpreciado, y defconocido?;
trellas de noche , y que todas las criaturas te Viendo i que efeoge voluntariamente tan fin-;
afsiilan con fus frutos, para tu-fuftento? Pues gularifsimo defprecio, por remediar , y curar,
como le ofendes, y perfigues ? Quare ergo pes­ nueftras almas ? Quien no fe animará con gran
cas} No te ha criado parad Cielo, y para fervor, á feguír la humildad de tan Soberao
que vayas á gozar fus glorias eternas? Y pot noMaeftro ? Haftaaqui el Santo. En nofotrog
que eres ignorante , no te ha dado vn Angel, faltaefta confideracion. Pues ficfto no ponden
para que fea tu ayo, te libre de cus enemigos ramos, que mucho que carezcamos de toda
los demonios, y te enfeñe el camino del Cié* humildad , y eftemos llenos de fobervía ? Si ef-ц
lo ? Pues como despreciando tales favores, le te , y los demás Myfterios, confideraflemos de:
ofendes? Quare peccas ? Y viendo efte Señor, efpacio , y con mucha atención., ferian moti-L
que coa tus culpas te has hecho efclavo del de­ vos eficazes,pa?a aprovecharnos de tan fingula^
monio,, que te lleva al Infierno , no ha basa­ res beneficios, y el olvido de ellos es el prin-i
do defde los Cielos, y fe ha hecho Hombre, cjpío de nueftra perdición.
para librarte? Pues como á tan grande amor, Dios fe quexa por Ifaias, cap., 5.dicien-¡
pagas con continuas ofenfas ? Si i cus padres do : Va qui сonfargüís mane ad ebriatateta
no oílas ofender, y les obedeces , y firves con-, feóiandam , & ad potandmn vjque ad vef*.
tinuamentc ;y Dios es tu Padre, y Criador, peram vt vino ajinetis , & lyra in convivijs
y fu amor para contigo , excede infinitamen­ vejlris , & оряs Domini non refpm tis , ne-\
te al de cus padres; como eres tan ingrato, que opera mantim eius non eonjiderajtis. Ay
que le ofendes, no vna, fino muchas vez.es? de voíbtros, que apenas ha amanecido, quan··
Quarepescas ? Puede fer mayor tu ingratitud? do oslevantaisá comer , y beber, y empleáis
No mueleras enefto, que fin comparación, eres todo el · dia en combitcs , muficas , y entreten
peor que Saúl, de quien el demonio eftaba nimientos, y no coilfiderais las obras de Dios,;
apoderado? r; ■niosacordais de ellas! Eftas obras del Señor,;
Si la confideracion de los beneficios de fon la de la Encarnación , y Redempdon del
David fue tan eficaz , que convirtió , y mudó Mundo. Y luego dice: Que el Infierno düata
á Saúl; mucho mas eficaz ferá ia ponderación fusfenos, fin termino , y que muchos defeian­
del amor de Dios , y beneficios, que nos haze» den á el. Pucsfi el confiderar los Myfterios^
-Por cito el Papa San Pió V . en elle tercero Ar­ es codfejo , y los deleytes aqui referidos , foka
ticulo del Credo , en el cap. i. encarga mucho, parecen pecado venial ; como el Prophcta d^
que con ftequencia meditemos la grandeza de á entender, que d no huir de ellos defe&os le^
efté Myftério. Lo mifmo propone en d fexto; ves, y la falta de confideracion de los Myfte-;
y en el caj¡>* 11, dicj : In w rM iiQnh M y Jlj) r|os г es de la condenaron·? Olcaftros
i¿ z Cap. XXX. Tra*. ÍI. Proponenfe los grandes beneficios.
Jmwtoderata corporis cura fo h t opera Dom i- 'Unigénito Hijo. Y a h í, dice San Juan Eplílol.
n i negligere , & cor hotn'mi anfert ad ea , qua i . cap. 4. In boc apparuit cbjfitas Dei in n<¡-
D ei íant . Ello es : El defordenado cuidado bis qaonUm Filium fuum Unigenitum mifstt
de los güitos del cuerpo , y de los bienes, i a vmndum , vt vivamus pee eur/i. Que fe
haze que í'e defprecien las conlíderaciones de inuellra quan ¡mínenlo es el amor 'de Oíos,
Dios, y arrebatan al corazon,para que no píen- para con el hombre , pues para fu remedio
fe en los medios de fu falvacion , ni fe acuer­ embió al Mundo á fu Hijo Unigénito. Gran­
de de ellos, lino que fiempre eñe penfando, de fineza huviera fido , (í ¿ c(íe fin huvieva
y amando á las cofas mundanas; y afsi, prefto embiado á vn Angel; pero fu amor no fe con­
cae en pecados graves, y perseverando en ellos, tento con eflo, lino que paraefto quifo,qiis
luego £e endiirece.y no es poí'siblc falir de ellos; fu Hijo fe hizielle Hombre , y viukíTo ai
con eflo , no haze propoliro fírme , y viene á Mundo. Puede fer mayor fineza? Gran fine­
dar en el Infierno. La confideracíon de los be­ za es dar vna gran limofna, pitra el reme­
neficios , haze defprecíar los vicios ; y como ay dio de vn a, muy necefsitado ; pero fon muy
perpetuo olvido de lo Celeftíal, por elfo el aí- raros eílos, y aúnen tal cafo , vna muy pe­
nia fe defpechaen pecados , halla llegar al In­ queña Hmofna, muy pocos la alargan; pero
fierno. Nueftra carne es como vn rio muy rá­ dar a fu H ijo , quien jamás le ha dado? Pues
pido , que corre á los pecadas; todos los pen- que diremos , fi es Unigénito ? Elto jamas ha
faroientosjfiempre de fuyo, fe Inclinan á lo malo paffiido por el poifamienuo de los hombres.
dixo el Genef. c, 6. GunSta cogitatio coráis in~ Ello fe reputa por ímposible. Pues ede irn-
tenta eji ad maium. Nueftra alma es como vna pofsibie venció el máximo amor de Dios,
barca, puefta en vn rio muy rápido %fi falcan dándonosá fu Unigénito Hijo. Pues como fe
los remos de la confideracíon , y gracia de podrá ponderar tai exceífo de amor? SI vn
Dios , ferá llevada por el corriente al defpe- hombre huviera dado á fu Unigénito , no
nadero de los pecados, y de allí al profundo parece huviera términos en la eloqoencia, pa­
de los Infiernos. Luego es muy conveniente, ra declarar tan excefsivo amor. Pues quan-
que con los remos de la соníideración de los to mayor es , fin comparación , que Dios ¡m-
Myfteríos Divinos; y con los fatttos defeos, menfo embíe á fu Unigénito, para nueílro
'¿[ue allí nacen, continuamente refrenemos á remedio?
la furiofa corriente de nueftra lenfualidad* El Salvador lo declaro,diciendo: loan. cap.
para que no nos defpefie. 3. Sic Deas dilexit mundum vt Filium /uum
Unigenitum da reí. De tal fuerte ha amado
C A P I T U L O XX X. Píos al Mundo , que le ha dado á fu Uni­
Los grande; beneficios hechos al hombre, por génito Hijo. No dice , que embió al hijo
U venida del Hijo de Dios al M undo , em­ de vn Virrey , no á fu hijo adoptivo , li­
pezados en ia Encarnación·,y de/íe enton~. no á fu proprio, y natural H ijo , á fu Unigé­
' cesycontinuados bajía la Cruzad que nito , y vnico. Y ello lo propone, con cf-
debemos corre/ponder, ta palabra : Sic Deas diiexit. Pues efto, que
íignifica , fino que faltan palabras, para ponde­

C ^Randes, y muy dignos de eftimar fon


J los beneficios, que de Dios recibimos
én la Creación, y en la confervacion, y
rar efte amor tan eftupendo ? O Grandeza del
amor de Dios S Que no fe contenta con dar­
en-nos todas las criaturas, que avia criado , fino
otros muchos , que cada dia nos haze; pero que· es tan magniheo , y liberal, que aunque
reípecto de la Encarnación det Hijo de Dios» eftos Dones criados, exceden á los méritos det
fon muy pequeños; pues de.el San Bernardi- hombre., no igualan á la grandeza de fu amor;
no , tom, 4. Serm. 1. diso : Benejtcium Incar- y eíle le manífiefta en la Encarnación , pues
'vadonis F iiij D ei , donum efi D iv in a M a - nos da vn Don tan excelente, que infinitamen­
ie jia iis , quo maius rnthe/auris D ei in a triri te excede i todos los del Mundo, y que es igual
non potuit. El beneficio de la Encamación al tniftno Dios ; en efto nos ama tanto , que en
'del Hijo de Dios es tan grande, que en los algún modo parece,que á nofotros nos ama mas
Tcforos Divinos no fe puede hallar otroma* queá fu H ijo , pues ie dio por nofotros: Y
yor ; y por quanco en elle , y en todas las ac­ aunque eflo parece encarecimiento, fe declara
ciones , palabras, obras,, y penfamientos de con lo que el Salvador dixo de! Mercader, que
Jefu-Girifto , que fon innumerables, que por díó q uanto teniu por la piedra preciosa; en
ordenarfe codas á nueftro remedio , por elfo que declara > que mas eftímaba la piedra, que
fon beneficios á nofotros hechos , con todo eflo quanto tenia ., pues todo lo daba por ella.
los reduciré á los principales. ' Pues fi Dios nos ama tanto , que nos ha dado
El primero, es, elexceífo de amor deDios todos los bienes criados, y aun á si mifmo,
al hoínbrc. que para lu j:ernediüTe dio a ÍU que mHchtí haríaijjoi jjoJqifos , para corred
hechos al hombre en la Encarriawñ del Hijo de Dios . iy ? \
pondera tanto amor en darle todas nueftras viuda , fe hizo efclavo; y kide S. Juan Liinof»
colas, y á nofotros mifmos ? Y aunque eíto ñero, que por tener dineros,para fuítcncar á los
exeem-áras, todo es nada , rcfpeílo del béne-í pobres, fe vendió por efclavo. Y íi eftos redi­
ic io que recibes, que es infinito, midos, fiempre quedaron muy agradecidos, i
£! tercero es, que qutfohazerfe Hombre, quien los libró de la efclavicud; quatno mas, fin
y ciarnos á fu Hijo , no citando obligado de comparación, debe fer nueftro agradecimiento*:
nueílro amor por obfequios, fino porque pri­ pues quien nos libró, es Dios imvnenfo?
mero nos amo, como dice S.Juan , Epifíol. 4. , El quarto beneficio,es,avernos librado de lá
]p/s prior diiexit nos, & m f út Filium f ’m m efclavicud del pecado original, que heredamos
propiciíitionem pro pcccatis nojiris. Que pri­ de iludiros primeros Padres,por el qual eramos,
mero nos amo ; y por elfo embió á fu H i­ condenados. En-, todos los hombres no avia;
jo , para propiciación , por mieítros pecados. fuerzas para fatisfacer por él;pero por los meri-;
Quien 110 fe queda atonito , viendo que tos de Jefu-Chrifto, fuimos redimidos,y libres;
Dios nos haze tan ¡mtnenfo favor , fin mé­ Puesquantofe debe eftlmar, y agradecer efte
licos nueflros j y fin pedirle ? En el Mando; beneficio > Aoravn niño bautizado., antes de
de (pues de grandes férvidos , para alcan­ llegar al vfo de la razón íi muere, al ¡níta'nte
zar algún premio , fon neceflarios muchos fube al Cielo, por los méritos de Jefu-Chríño;
méritos , grandes diligencias , muchas fupli- lo qual no fe concedió á San Juan Bautiíla,
cas,V memoriales. Y muchas vezes, muchos áSan Jofeph, ni áotros Santos del Teftarnerc-<
Soldados, deípues de aver, empleado coda fu to Viejo , porque todos iban al Limbo ; y no;
vida en la guerra, exponiendofe muchas vezes fubicron d Cielo,hafta que fubieron con el Sal­
¿ peligro de perder la vida,y padeciendo cotni- vador. Pises no es fumo beneficio , que por el'
nuas penalidades,defpues d; mucha folicitud,no Bnutifmo , fe?.mos libres de tan grande deuda*
configuen premio alguno, y fe ven obligados á que para facísfácer por ella , no,avía fuerzas en,
pedir llmofna, Pues quien 110 fe pafma,que codos los hombres ? Y no es eftupendo benetf^
Dios immenfo, fin mérito nueílro, fino grado- ció, que vn niño, fiendo Bautizado , y murien-·
famenre , porque nos ama , nos da vn Don in­ do , ínbe al punto í la Gloria , grada que no fe
finito ? Quien ama á vna cofa,es, porque defeu- concedió á tan grandes Santos, como elBautift
bre en ella alguna bondad, y perfección. Pues ta, San Jofeph , y otros, del Te flamenco Viejo?;
lí el hombre es polvo, y vil gufano ; como pue­ O quan grandes agradecimientos pide efte be-j
de aver en el cofa digna de fer amado f Y dado nefido! ■ J
cafo que la huviera '; como puede fer objeto del El quinto beneficio , es , que no folo
jamor del Omnipotente , y para que llevado de nos libró de el pecado original , fino que
efte amor , le de vna prenda tan Soberana? Ef­ nos dexó medios , para übrarfí-de los pe­
te motivo folo bailaba,para que amemos aÜios cados sitúales , quando fucediere caer en
con todas nueíkasfinr^as. Y afsi,dixo S, Juan, alguno en ellos. Por San Juan, cap. S.dixo:
Sbi : Nos ergo diligamus Deum ¡ quoniam Deas Q uifacitpeccatiim Jervus sft peccatis, Qiiien
p rio r diiexit nos. Sí el verfe vno amado , escita comete el pecado , es· fiervo , y efclavo del
á amar al ocro, y Dios primero nos ha amado pecado. Y efte és la cofa mas v i l, y mas da-:
con amor infinito , y por eíTo nos ha dado á fu ñofa, que ay en el Mundo ; pues Cicerón . di-
Hijo ; por qué nofotros no le amamos, con to­ x o : Homini nihil aceidere potejl prater cul-
das nueftras fuerzas? pam , ¡te pcccaitm. Ningnn daño , que fuce-;
El tercero beneficio,es,dice S.Pablo,ad Phi­ da al hombre , fe puede verdaderamente lla­
lip. 2.Ctutn informaDei ejfet femetipfumexina- mar daño, fino el pecado. Si éfto diso vn
n iv it form am fervi ticcípiens in Jtm ilituiinéhe- Gentil, con fólo la luz déla razón ; que debe­
minumfíiit u í, & babitu inventas vtbomo.Q^e mos nofotros fentir, advertidos , e Iluílrados
Chrifto, fiendo Dios, no fe manifeftó con Glo« con la luz de ia Fe Verdadera ? Pues íi parai
ría,y Mageftad,íinp que fiendo Señor, fe huniiv librarnos de tan gravifsimo mal, y efclavicud
lió como íi fii'eíle ñervo,tomando la Naturaleza, eterna, nos ha dexado el remedio-en la j:on-,
de hombre, que era habito proprio defiervo, féfsion quanto lo debemos todos eftimar?,
ó efclavo. Eftó es , para librarnos de la efclavi- Si vno hallara remedio, para rtfucitav def-i
tud , tomó forma de efckvo ," permitiendo fer pues de muerto , le reputára por beneficio,
reputado por Ladrón. A quien no dexa •acónito'· eílupeiido. Pues advierte , que aunque el pe­
el beneficio, de que el Rey del Cielo , y Tierra,- cado no inata al cuerpo , verdaderamente al
oculte fu Grandeza, fe villa de viles veftiduras,· alma la dexa muerta ; pero por la confef-,
y quiera fer tenido por vil criatura, -por redimir íion refucita. Pues fi efte medio nos ha d,e¿
á los hombres, vilifsimos el’davos ? Muy cele­ xado el Hijo de Dios Hombre , no es vn
brada. ha fido la caridad de S. Paulino Obifpo, grande i y fingiilariftimo beneficio? Si vno'
que por librar del cautiverio a vu hijo dg v iu buvieíTe contgahido vna deuda mu£-grande¿
' ... 5 5 - la
154· Cap. XXX. Trat. II. Ffoponenfe ios ?rancles beneficios
Ja qual era impofsible poder pagar , y finp con los hombres; pues tiendo U:s enemigos*
pagafle , eftaba ^condenado á fer abrafndo v i­ los reconcilió , y hizo amigos , muriendo pot
vo en vn grande fuego ; qué penútívo , y ellos ; á quien no pafma eñe amor ! Sino fe ha­
afligido andaría , imaginando millares de tra­ lla quienquiera morir por vn amigo, ó bien­
zas , para falir de elta deuda ? Y viendo, hechor; quien avrá ,que quiera, .morir por fu
que todas eran vanas ; que atormentado ef- enemigo?Pues qué amor tan excefsivo de Dios
taria fu corazon ? Que temores tan horren­ Hombre , que quiera m orír, para con fu muer­
dos , de fer echado y y abrafado en el fue­ te reconciliar con Dios á fus enemigos los
go ? Pero fi vn Poderofo pagáíTe por él, hombres? A quien no dexaaconito eüearr.or
quanto ío agradecería ? Quan grande bene­ tan ímmenfo ! Ei objeto del amor, es el bien;
ficio feria para éJ ? Quan obligado fe halla­ y afsi , los hombres no aman , fino lo bueno.
ría á fervirle toda fu vida ? Pues fi el H i­ Pues fi en los hombres hallarte pecados , que
jo de Dios libra al penitente de la deu- tanto aborreces, y que por ellos eran tus ene»
& de fus pecados, que á él es impofsible pa­ migos ; como tos has amado con can excefsivo
gar, y de la pena eterna del· Infierno, a que amor, que por hazer las pazescon ellos , has
citaba condenado , porque haga vna verdadera dado tu vida ? Santo Thomás de Vilhumeva,
confefsion ; como es pofsible ponderar la gran­ Qonc. 2. exclama : C u r pro v ili vermículo vni-
deza de eñe beneficio ? Y quan obligado fe de­ genitum tuuni dilettifsmutn u b i co¿eqiu/em
be moftrar, por toda fu vida, por tan immen- in Crucera , & morttm tradderts ? Quis te
fo favor? compalil , ó Verbum D ei , vt a te ipfo pro
£1 fexto es , que vino al Mundo, para alienopeccato , talera vindiBam exigeres , ta-
reconciliar con Dios á fus enemigos , y ha­ lem requireres peenami O Padre Eterno, como
berlos amigos. Y aísi , por San Matheo cap. por el vil gufanillo del hombre, y tu enemigo»
p. dixo: No« ve ni vacare iujios , fedpecca- has querido entregar á Muerte de Cruz , á tu
iores. Que vino al Mundo á bufear , no á los amamifsimo H ijo , igual contigo? Y tu, V erbo
julios , fino á tos pecadores ; efto es , á los Divino, quien te obliga, ni pudo obligar,a que
..enemigos fuyos , para reconciliarlos con por el pecado de vna vil. criaturiüa , quííkííés
Dios ,.y de enemigos, hazerlos amigos. Pues padecer tan grandes penas? Si vno fíente en
á quien no pafma, que el Omnipotente, no si gran repugnancia, para amar á fu enemi-í
folo ruegue con la paz, fino que vénga en go , y no le quiere hazer bien , ni hazer*
Perfona á ofrecería á fus contrarios , y ene­ con él las. amiftades ; qué amor es efie de
migos? Sifón digmfsímos de condenación,y D io s, que viene del Cielo ,combidando con
con folo querer, les puede arrojar al Infier­ la paz al vil polvo del hombre , y para re-,
no ; como no folo, no les caEMga , fino que vie­ concillarle con el Padre , ofrece fu vida , y
ne en Perfona j ¿ combidarles con la paz ? Si en muere en vna Cruz ? No es efte vn benefi­
el Mundo , vn vil vaflallo, hizieffe vna grave cio tan admirable , que es impofsible ponde­
injuria á fu Rey , no alcanzara perdón , aun­ rarle ? Y quan impreíTo le debíamos tener en
que hizíera muchas diligencias j pero fi el mif- nueftro corazon, para agradecerle, y fervirle
dio Rey le quiiiera perdonar , y hazerle fu por él?
amigo, y para eífo él le bufcaífe ; no caufara Quien no queda atónito , viendo rai­
ífto grande admiración , y pafmo ? Pues fi les finezas de Dios con el hombre ? Es pofsi-·
el hombre es vn poco de polvo, y es tan atre­ ble , que el hombre cometa las culpas, y
vido , que fe ha hecho enemigo de Dios , pa­ que Dios pague por ellas ? Si Dios es el
ra alcanzar el perdón, no debía hazer grandes ofendido continuamente, y el hombre fiem¿
ftiplicasa los Santos, poniéndolos por ínter- pre el culpado ; como efte queda líbre , y
ceíTores? Y defpues de eflo, no fe debía exercí- Dios fe ofrece á Satisfacer por él ? Que el
tar en grandes penitencias ? Y fi haziendo eílo, R e y , por el enemigo revelde , y el Señor
confeguia el perdón, no era eílovn gran favor? por el criado infiel , ayan querido morir»
Pero fi hada de efto executa, y con todo eífoi por fat¡sfacer por fus culpas ; quando
el Rey Soberano viene defde el Cielp á buf- efto fe ha vitlo? Que el Rey muera por la
carle , y le combida con la paz ; no es ef- vida de vna hormiga , ó por vn guíanofc
rc vn beneficio eftupendo ? Adonde- puede quien lo creerá ? Pues quanto mases, fin*
aver razones , para ponderarle I A. quien comparación , que el Rey del Cielo , quiera
no pafma efta caridad , y mifericordía! fatisfacer", y morir por los pecados del hom­
San Pablo, ad Román, cap. 5. dice : Com· bre t que es vn vil gufano , y aun nada, en
tnendat cbnritatem fuam D euf in nobisy fu prefeucia ? Quien oyendo tal tftremo d©
xjuanram cutn inim ici effemm í'econci¡i¿¡ti fu m - amor , no queda pafmado ? Ifaias , cap.
mus Deo , per mortem F ilij eias. Grande­ 5^. dixo á Dios : Domine quis credidiiau-
mente dslíe fer alabada U'caridad de Dio fttm m jlre i. E t braquium Dowim tai revela-
t«m
hechos al hombreé ¡a Erióffináetoádel R ijo de Dios:
'tttffi eft ? Señor , quien dará crédito a raís ay fuego ; afsi, donde no ay obras, no ay
palabras ? Quien creerá, que eres muy Poderoi amor; y eílas obras fon la obfervancia de
i'o, y Omnipotente ? Pues por que lo pone en la Doctrina Evangalica; y á ella nos muc->
duda? Porque enrodó eft.e capitulo propo* Ve, y excita en fu venida al Mundo. SanPa-í
ne , que el Hijo de Dios quifo fatísfacer, y blo', ¿d T it. cap. 2t dice: Apparuit fttimgra¿
Tiiorir por tos hombres viles, fus enemigos. tía D ei Salvdtoris nofiñ ómnibus bomini-
■Yeí1:a es vna obraran eftupenda , qué le bus erudiens nos , v t abwgar.tes imputa*
parece al Propheta , que los hombres no la tem , & facularla dsjideria ,/obrie ,pi¿ , &
creerían. Afsi,aIgunos Gentiles, eílo lo reputa­ iufié vivamus in hoc faculo expefiantes bea¿,
ban por locura · Si dixeíTes que el R e y, por vn tam fpem. Ha aparecido la gracia denucílr#
íraydor de fu Reyno , avia entregado á fu Hijo Salvador, enfeñandonos á todos, que aborre­
unigénito , para que muriendo por e l , fatisfa» ciendo ía impiedad, y los defeos del Mundo,
cieíie,y aplacarte la ira del Padre, los oyetu vivamos templada, y juftwnente, efperando,
tes no, lo creerían, y dirían, que era locura» la Bienaventuranza del Cielo, Eíla gracia de
Bien creían, que Dios haze Milagros , que Dios , que apareció en el Mundo , y enfeña á
relucirá muertos, queá todos comunica el todos ios hombres, diceAlapide, esChrifto
ser , y la vida ; pero que Dios haga tales ex- Señor Nueftro, ettj'ue apareció en fu Encarna­
ccílbs , como entregar á fu Hijo muy anui­ ción, como Sol Divino, alumbrando las ti­
do , por el criado malvado ; que entregue nieblas de nueílra ignorancia,, y enfeñando $
para morir al Hijo , porque el enemigo re-: todos. Y que es lo que enfeña?
vdde viva ; que los pecados de los hom­ Lo primero, es , dice S. Pablo : XJt ¿thne*
bres , los mude fobre las efpaldas de fu H i­ ■gantes impietutsm, Efto es, que aborrezcamos
jo ; y que cafiigue en ellas, lo que hizo el íiervo codro genero de pecado , y ofenfa de D io s, no
íraydor : Efto, como lo puede percebír el en·; folo grave , uno leve. Como fi disera: Sí Dios
tendímiento humano ? Por eflo la Igl.efia , co* ha hecho por ti tal fineza, que ha baxado del
rno pafmada , y atónita , exclama: O Gran­ Cielo,para librarte de pecadojcomotu no abor­
deza eítnpenda del amor ! Que por fatíshi- reces lo que eL'te Señor tanto abomina ? SI
cer los pecados del fiervo , has entregado vno no puede amar verdaderamente i otro , íi
á tu amado H ijo : Ut fervnm redimeris F i­ fu voluntad no eftá conforme á la fuya ; por-i
lium traddidijli f Si eíle beneficio eS tan que el amor haze , quede las dos voluntades,-
grande, que por eflo muchos Gentiles no le fe haga vna; como tu podrás amar á Dios, íi-:
creían, los Chrirtanos quanto le debíamos ef- no aborreces todos los vicios , no folo gra­
eftimar ? Quan imp relio debia eftár en nuef- ves, finó leves;pues á todos elle Señor los abor­
tro corazon? rece, y á todos los viene á condenar cou fu vida?.
Hafia aquí lias viílo las grandes finezas Si la muger , folo debe amar á fu marido ; y í5
del amor de Dios con los hombres. Pues co­ muertra algún amor á otro, aunque fea muy pe­
mo tantos exceílós de amor no te mueven á queño, el marido fe da por ofendido, Si tu tie-,
amar á eíle Señor , coh todo tu corazon ? Co­ nes.vn amigo,á quien amas de corazon, mucho,
mo , no folo el amor, fino las vtilidades tan fintleras, que de propofico te hizicra álgun defi
grandes, que por él te han venido, .no te mué* ayre , aunque pequeño; y mucho mas lo firiiie—
ven i correfponder , con toda fineza ? Sí veríe ras, fi ellos los repitiefíe cada dia. Pues fi Dioa
vno amado , mueve á amar ; como el amor te ama con amor excefsivo, y tu cada dia/e
tan excefsivo de vn Dios Immenfoman lici­ ofendes cou los pecados veniales voluntarios,
tado con tantos beneficios, no ablanda efie tu no es fpr<j:ofó, que íe de por ofendido í No es
corazon? Qué corazon de hierro, ó de pie­ grande ingratitud la tuya , no corrcfponder
dra lera, quien reliña á tales favores ? Que á vn amor tan eftupendo ? Si reputaras po£
diremos, fino que es mas duro,que vn marmol, ríiuy mala correípondencia á tu amor , íi
ó diamante , lino fe ablanda con obras tan el amigo te hizieífe defayres ; quanta ma­
eftupenda* de amor? yor es la tuya , fin comparación , que vfas
Pero fi tu corazón fe ha movido á corref- con Dios , á quien debes amar , con rodo
ponder i tales finezas ,· es necelfario que tu tu.corazon?
amor no fea íaífo, lino verdadero, Y pura eflo Lo ¡egnndo , dice San Pablo : A ble­
advierte , que el Salvador dixo : Si quis ditiget gantes /acularía de/d:?i,i. Q¿:e Dios quie­
me , ftrmmsm nattnrfervabit. Si alguno me re de nofotros , que neguemos , ó morri-
ama , efle lo mueftra , no con palabras, fino fiqüémos Jos defeos feculates ; efeo es, las
con obras, guardando mi Do&iña ; porque el concupifcencias , y defeos de las honras^
el amor fin obras,y folo de palabra,no es amor; de ¡as haziendas, y de las cofas del Mundo,
porque como por el calor fe infiere, que ay fue- Pues íi eftascofas, fon indiferentes, y fe pue­
£ 0 » y i» # & np ay c ^ r j j&sitjflfls i no dep £pza¡: fui pecado , porque íe ha# mor-
’ ' '' 'K i ja
i <¡6 Gap.'XXX. Trat. I I . Proponen/e los grandes beneficios
tlficar ■, ó negara ellas? Los Gentiles lo en- cefsit necefsitatem, 0 “refpuit juperfluitatem*
feñan *, pues Cicerón líb. 4, de Retbor. dí- Quevfemos de las cofas, l’egun la Ley déla
xo : Viros ad vntttn-yquodqus malefitium Jtn - Naturaleza, que concede las cofas neceífarias,
gulfi eupiditat'is impellunt. Qnalqiuera^ 4 e- y defprecia las fuperflnas : Efto también lo
feo no mortificado, ni fujeto ala razón, arrafc praóticaronlos Gentiles, pues Plutarco/» Ca-
tra, y lleva como por fuerga á todo genero thone , dixo: N ib il pr¿eter dbum natura deji·.
¿le maldad. Y lib , i . d e Retbor. dixo : Cosca derat. La Naturaleza fojo bufea fuftencarfe,
ac dom im trix cup¿ditas ad frum dum bm is y no el regalo, ni los faynetes. Plutarco, m
corpor is , v titu r pernkiojífsimus fatelitibus . •Apopb. dixo: Si quieres vivir en paz con todos,
Si el defeo de las cofas del Mundo s y de te has de contentar con poco, no queriendo co­
las conveniencias, domina en el alma, la cie­ fas , que folo firveii á la ocioíidad , y ftipevfltiir
ga, y haze que las apetezca con tan vehe* dad, Y de Ira cohtbenda, dixo Sócrates : Hor-
mentes defeos , que fon crueles verdugos, que tabatur, v t caberemus d cibis , & potu , vten-
la atormentan; y como la dexan ciega, fe arro-¡ dum effe cum efl necejfe. Efto es , qne no fe
ja á los peligros de alma , y de cuerpo. Y Sé­ comiefíe febebieíTe lo que pide el ape­
neca, de M oH, dixo: Quid turpius aat ma- tito , fino' lo neceffíirio para el fuftenco, vian-
g ii brutum hominem ad voiaptatem propenfum, do de todo, con moderación, pues refrena 3
atqus remmnofirarum pretiojiarum oblitunii las concupífcencias. Y refiere , que á Agifilao
Qui n i homo quidsm deinceps vacarí debet9 le preguntaron: Que vtilidad avian dado las le­
fe d portentofa befita , qui afpecla dumta- yes de Licurgo á los fuyos? Y refpondió : Con»
xat falfam hoininis p ra f vferxt fpeciem . Que tentum voluptatum>Qü& el defpreciode las co-i
cofa mas fe a,y abominable , y mas bruta, fasgufíofas , y fuperfluas. Y añade: Qiie xAgifij
que vn hombre, entregado á los guftos del lao,paíTando con fu Exercito por cierta Región,
cuerpo * y olvidado de ios bienes preciofos fus Moradores lehizícron vn regalo de man­
del alma, quales fon las virtudes? Efte no jares , y .vinos preciofos, y de arina; él folo
debe fer llamado hombre , fino disforme, y tomó la arina para s i, y to dos los regalos los
portentofa beftia,, que folo en lo exterior repartió á los Efclavos. Y preguntado; por qué
trae ía forma de hombre. E llo s, y otros mu- no los refervaba para si? Refpo»d¡ó:<2 f^ v irtu -
chifsimós daños, que omito, proponen los temcolunt non a-drriittunt, humfmodi delitias¿
Gentiles ; fe hallan en los defeos no mortifi­ Los que tratan de virtud, no admiten eflas de­
cados , ni fujetos á la razón, de los bienes del liciaste conteucan con folo lo neceíTarío al fufj
Mundo. Pues los Chriftianos, que en nada fe tentó de la Naturaleza, y para elfo me bafta la
mortifican , cómo no reparan en eftos daños? arina j lo demás lo defprecio, como feperfluo.
Es pofsible , que los Geutiles aborrecen, y A quien no admira , que efte Rey , folo fe con­
defprecian los güilos de el cuerpo , porque tente con lo precifo, y tan v il, como el arina?
fon ocafion de pecados; y que los Chriftianos Quien no fe pafrna, que no folo vn o , ó dos
los amen , y bufquen , aun que por ellos fe va­ Lacedemonios , fino toda fu Nación , vívief-
yan al Infierno ? Si muchos de eftos Chriftia- fen tan ajuftados ¿ las leyes de Licurgo ,que
b o s , fe reputan por fabios, y entendidos; co- todos vfaban de lo ncccíTario en la comida,
Bio ao reparan , que eftos Gentiles los reputan, veftídos ,.y alhajas ? Como no íc confun­
por beftias portentofas ? Como no fe aver­ den los muchos Chriftianos , que no obedecen
güenzan de que fi eftos , aora vinieran al lado&rinade Jefu-Chrifto, que les enfeñala
M undo, y los vieran tan entregados á los guf­ modcracion vircuofa,, y á huir toda ftipcriHiii-
tos , los trataran , no como 3 hombres, fino dad ,110 folo en la comida , fino en el vfode
comoá befíias? Los Santos convienen en lo todas las cofas ? Y como 110 fe avergüenzan, de
que San Cenon , Serm, de Spe , dice: Per con- que el Rey Agifilao defprecio todos los rega­
cupifícntiam diverfa diabolus hominum men­ los , y folo fe contentó con la comida de arina;
tís capit at decipit. Que por los defeos, no y qué aora, continuamente bufean faynetes, co­
mortificados, ni fujetos á la razón, de diverfos fas preciofas , y regaladas , que folo firven al
modos el demonio engaña á muchos , y los íle~ vicio de la Gula ? En el libro de la Felicid-id
va configo. Pues es pofsible, que los hombres Natural, y Sobrenatural, trat. x. Propufe mu­
fean tan iiecios, y ciegos, que por no moitifi* chas autoridades , y exemplos de Gentiles,
car fus defeos, abran la puerta al demonio, pa­ acerca de la templanza , en el vfo de codas las
ra que los engañe, y lleve configo al infier­ cofas.
no? Lo qusrto, que propone San Pablo , es
Lo tercero 3 dice San Pablo : Sobrié v iv a - luft? viv&mús. Que vivamos ejercitando la
mus. Que vivamos en todas las cofas con tem­ virtud de la julticia : Efta exercitaron muchos
planza , y moderación ; y dice vn Expoíicor; Gentiles. De ella dixo Menandro : lu f ii mores
S ib r ii htejt fsmndum legm m iw & , cju& fon3 iniuriam face re nefpmt* Que el varón jallo.
- hechos al hombre en la Encarnación del Hijo de D*os: i
fio fabeluzcr daño, ni injuria á otro. Sto- íib. 2. de Legib. Cultas Deorum efl optimusj
beo refiere, que ios Athenienfes injuílamen- cafiijsimus , fun ftifúm usyplenifsm ufqnepie-
te condenaron á muerte á Sócrates; y eftando- .tatis, vt eas femper, pupa, integra, incorrupta
la executando, fu muger fe quexaba de efta mente , O 1 voce veneremus. A los Diofes fe
Injuílicia ; y él la dixo : Tu iudica me iu fti debe dar el culto oprimo, caftifsimo fancíf-;
neeAri. T u juzga, que jn fiamente foy muer­ fimo, y muy lleno de piedad ; y afsi , quien le
to. Ariíloteles, de Ainidcía : N ib il ejl pro- ofrece , debe acompañarle, con gran reverencia
feéío pr&ftabiliusi quam f i plañe inUltigi nos interior , y exterior, con alma pura, libre de;
a i iujlitiam ejfe natos, & hoe iam patebit Vicios, y con vo:z femejante , que todo rnuefe
Jfbom num ínter ipfos focietatem convinBio- tre grande fumlísion , y refpeto á los Diofes.;
nem , & fidelitatem ptrfpexeris · No ay cofa A ellos vemos, que los Gentiles reverenciaron
mas digna de alabanza , como conocer clara­ con gran pureza de alma , y de vozes , y que;
mente , que hemos íido criados para exercitar enfeñaban , que en todo executaflen la voIun-¡
la juftícia;y fi fe guarda, fe vera íi éntrelos tad fuya. O quanto confunden á ios Ciiriíii^nos^
hombres,vnos con otros, tienen fidelidad, amif- que quando eftán en el Templo, eftán muy di-;
íad , y amor , no haziendo daño á otro, Y Arif- vertidos, mirando quanto pafifa , fin reverencia
toteles, lio, 5. Ethic, dixo: lu flitia ejl habí“ interior, ni exterior , y con almas impuras, y
tus per quem iujlorum operatiortes J iu n t , O“ llenas de vicios , y en nada obedecen ¿D ios!,
volunt res iujlíis. La juílicia es vn habito , por Efto no parece irnfslon, y burla , mas que ado.-:
elquailos buenos quieren, y obran las cofas ración ? A villa de eíle culto , que los Gentiles
juilas. El Apoftolico Díaz en fu M arialtfol. daban á fus falfos Diofes, en el juicio Divino,
'436·. refiere, que Te miño des dixo á todo el qué cargo tan grande fe hará á los Chr.iü.ianos,
Pueblo , que le avia hallado vna traza , con que de que al verdadero Dios le han tratadc¿c6mq
grandemente íc aumentaría el eftado de aquella cofa de burla?
República. Todos le remitieron á que dlxeílé Lo fexto, que dice San Pablo, es: V iva j
el avifoen fecreto á vn Varón Incorrupto, y mus in hoc j¡¡culo expectantes be&tam fpem .
<¡ue todos aprobarían lo queéldixeüe: Hizofe Que vivamos eu eíle mundo, como quien pref*
afsi, y dixo: Aora fe puede pegar fuego á to­ to cípera ir á recibir el premio de la vida , y
da la Armada de nueftros enemigos, que eílá en Gloria eterna. Como fi dixera: Pues, no fa^1
el Puerto, y con eíle daño perderán las fueras, beis fi llegareis á mañana, todo vueílro cuida*:
y nofotros ferémos Señores de toda Grecia. El do le poned en exercitar virtudes, que fon la
.venerable Varón fue adonde efiaba todo el Se­ moneda, porque fe dá el Cielo. Y eftas folo os
nado , y dixo : Tbcm i/i oclis confilió nibil vft- ampararán en el Tribunal Divino. Tocloslos
.liu s ; fed nibil in iajiias. £ 1 confejo de Tetnif- bienes los dexareis aqui, y folo llevareis los
tocles no puede fer mas v t il, pero es Injufto. vicios, que os acufen, y condenen , y las vir­
Oida efta fentencia, todos á vna determinaron, tudes que os favorezcan : Opera enim illorum
que no podía fer provechofo,lo que era injufto; fequuntur ///ojjdiso San Juan. Y pues cílá
y mandaron, que nunca eflo f¿ bolvieífe á pro­ tan cerca eíle viage de la Eternidad de Gloría,
poner. A quien no admira , que cílos no qui- o de Infierno ,que no fabeis fi ferá oy , 6 nía-
íicflen admitir vna tan iníigne ganancia, por ■nana ; por qué todos los cuidados, penfamien-
cllar'acompañada de injuílicia ; íiendo afsi, tos, y obras, no fe ocupan en librarnos del
que en tiempo de guerra pareció licita ; y que Infierno, y aíTegurar el Cielo ; pues eílo nos
los Chriftianos admiran muchas injufticias por importa , librarnos de vna eternidad de tor­
el interés ? O qué confufíon, que entre tales mentos , ó aíTegurar vida , y gloria paradera»
Gentiles haviefle tamo amor del próximo , fi­ pre ? Quien ha de hazer vn viage largp , y que
delidad , y juílicia , y que entre los ChriíUanos le importa mucho, quando eílá cercano, folo
yeamos lo contrano! en eílo pienfa , y en preparar lo neceíTario oara
Lo quinto , dice San Pablo : E t pié . Viva­ él. Pues fi la falvacion es él negocio mas inu
mos : Efto ¿s , para con Dips obfervémos el portante , y el viage mas peltgrofo , y dilatado,·
cfpú'itu al interior·’, y cfterior culto. Eílo lo ve­ cuyo termino dura para fiempre, y no fabemos
mos practicado en ios Gentiles, con fus falfos fi ferá dentro de vno, ó de dos dias ; qué lo­
Diofes. Qulntiliano d¡\o : Deum tole , & ' cura es la nueílra , pues ñola filiáramos con
omnia fiicies divino in/linSiu. De pistóte lo- íumo cuidado ? Como no tememos perderla-,
qnere , & diffet, Niilla vis m.iior pistáis vera. por negligencia?
La piedad es la mayor virtud, en ella te ocu­ Yá en efto has vifto lo que pide San Pablo,,
parás, de ella hablarás, en ella ferán tus conti­ para que corrcfpondas al amor, que debes k
nuos cuidados; y afsi, reverencia á D ios, y Dios , por aver venido al mundo para reme­
ninguna obra, exc reires movido detuspafsio- diarte. Sino íoexecutas, como no reconoces^
nes, fino por infpitijcton. dei Ciclo, ^cci;ona que i$ faltas tábido agrad?ciínkntQ, y que
P<?S
158 C ap.X X X I.T rat.il, Proponenfe hs beneficios hechos
por tu ingratitud, puedes temer rigurofos caf- muy pefadas; y que el hombre no reconócelo®
tígos ? Si por tantos beneficios eftás muy obli­ tnuchos^y grandes beneficios; y que en lugar
gado; y además de cüo , íi exercitas las virtu­ de agradecimiento , con ti mu mente ofenda á fii
des referidas, te ofrece Dios por premio la Glo­ Dios y fu Bienhechor! Eík> no da á entender^
ria eterna; como al punto no te refuelves áfer- que los brutos obran como racionales, yeitos
yírle, con toda diligencia, y fidelidad? Sí eftos ípm o animales?
Gentiles propueftos y no conocieron á Dios
Verdadero, ní temían el Infierno, ni efperatjan CAPITULO X X X I.
•la G lo ria, ni entonces avia venido al mundo '"Projtguenfe los beneficios hachos al hombre^
el Hijo de D ios, hecho Hombre,; y con todo por ¡a venida del Hijo de Dios a? Mundo , í,«-
effo ejercitaban las virtudes, referidas aqui, y pizados en h Encarnación , y defde ettton·^
í>tras muchas; queefeufa en el Tribunal Divi- fes contimados hafiz ¡a Cruz. yy dd amor .
«o tendremos los Chriftianos, llenos de vi­ con que a dios debemos
cios, que por la Fe conocemos, que ay caftigo correfponder,
de Infierno , y prqmio'de Gloria, y que hemos
«■ecibido grandes beneficios, por averíe Dios t fepñmo beneficio es, que elle Señor ba¡3
fcecho Hombre por nofotros > Quanto nos acu­
larán las virtudes de eftos Gentiles en el juicio?
3?cro fi todo lo referido no te convierte, por
E xó del Cielo á bufear las almas perdidas*;
y afsi, fe comparó al Paftor, que bufea á las .
ovejas perdidas : Non fu m mtjfus nijtad oves¿
vitimo te propongo el agravamiento de los qu<eperierunt. Y por San Lucas, cap. 1 5. dixor
animales· Quien de voíctros cendra tanto amor á fus ovew
Refieren los Autores, qué el Elefante és jas, que fi perdiera vna , no dexár'a las no­
animal de grandes fueras; y viendo los hom­ venta y nueve, y bufea la vna perdida? Las
bres , que por eíTo no le puéden Cazar, fabieu- noventa y nueve dicen algunos, que fon los An­
do , que es animal muy pefado, y que fi vna geles ; y la vna , que es la Humana Naturaleza¿
)¡ez cae en tierra, nó fe puede levantar, porque que fe perdió por el pecado. A quien no cauf*
no tiene coyunturas, y por eflo fe arrima á grande admiración ,qucdexe Dios á los An­
algún árbol, para dormir de noche; advierten geles , y baxe á bufear efts oveja perdida ? Efte
los arbohs á que fe fuele arrimar, los (ierran amor fe mueftra mas: Lo primero , porque el
por el tronco, hafta que queden aíydos en po­ inífmo Señor dixo, Luc. c. 15. Congratulamini,
co. Quando viene el Elefante, y fe arrima, quia invtni ovem, qu¡zperierat. Dadme el pa­
cae el á r b o l y el también cae en el fuelo. rabién, por aver hallado efta oveja perdida. Si
Entonces acude el Cazador , como condoliea- el beneficio es hecho á la oveja , que por eflác.
dofe de verle*afsi caidó ; y finge que fe enoja, perdida , y los lobos la podían defpedazar, co*i
contra quien le hizo caer; y con elle Temblante, roo á ella no fe da la enorabuena ? No.es argu­
empiezas ayudarle ¿levantar, haftaque lepe- mento , del grande amor que la tiene ; pues fifr
tic en pie. Viendofe el Elefante favorecido , y necefsicar, quiere que le den norabuena , como
tan obligado , mueftra tan grande agcadcci- fi fucile Dios el pérdidofo ? Lo ícgundo,fe
miento a fu bienhechor, y le mueftra tal amor, mueftra en el grande gozo , y combite , que
que como vn manfo cordero le ligue, y fe vá hizo en la Parabola del Hijo Prodigo , quando
Eras e l; y dcfpues, por coda fu vida Te firve, fu- fe convirtió : Lo tercero , fe declaró el gran
friendo que fobre el eche pefadas cargas, co~ defeo de hallar á los pecadores ; pues apenas
lu o á v n jumento.·’ Pues íi elk bruto tiene tal Encarnó en el Virginal Talamo , quando inf-
agradecimiento por vn beneficio fingido; qual piró á Mueftra Señora , que fucile á cala de fu
debe fer el tuyo , por los muchos verdaderos, Prima, para fatítificar al Bnprifta : Lo quarto,
que Dios te-ha hecho ? Si elle, no folo figue á porque fe canfaba , y fatigaba , bufeando á los
fu bienhechor, y le firve coda fu vida, llevando pecadores por las Aldeas, V illas, y Lugares:
las pefadas cargas que le echa; por qué tunó Lo quinto , porque efta era fu continua ocupa­
/iguesá tu Redemptor, y fufres la carga, no pe- ción , predicando, y haziendo milagros de día,
fada, fino fuave , y ligera de fu Ley ? Si te ha y gaftando gran pártc de ja noche en oración?.
levantado de la culpa, de donde tu no podías L o fexco, porque aunque l'os Phariíeos le nuuv
fa lit; por que, como animal agradecido, reco­ muraban , y quitaban el crédito , rt.uchas ve-;
nociendo ios innumerables beneficios, no amas, zes le tentaban ; otras le decían muchas opio-,
y ligues á tu benefa&or, y nunca te apartas de brios , y nunca cefsó de bufear a los pecadores,
el ? O confufion , pues las beftias te exceden Ó que confuíion para t i , pues- por vna leva
ta^co en el agradecimiento ! O beftiaüdad murmuración, ó pequeño trabajo , dexas
horrible ! O ingratitud cfpaiitofa·, pues vn bru­ virtud , y á Dios ! Lo íbptimo, porque hallan­
to fe va tras fu bienhechor, y le firve toda fu do á la oveja perdida, la echó fobre fus ombrosi
vida judq el cq^inu^ a ^ j o de torgas |Lo o&^vo s 4 Í£?, 4 « íi ? íoan. cap. 10. Eg&
al hombre por la venida del Hijo de Dioí a! .Mando, i fp
fum F ifío r bonus, bonus Paflor animam [u \m , hi/.o tan pelados, que no los pudieron fijbíta-
dat pro ovibtts fu tí. Que es buen Paílor; y ncr los Cielos , y baxaron fin parar halta lo
que el Paílor bueno, c!á íu alma por fus ovejas. profundo del Infierno; у аШ , cita carga tan
Al'si lo sxecuco, dando fu vida por nofotros; y grande , Ies tendrá muy brumados. Pues íi
afsi, por ti dio muchos pufos, por ti fe fatigo vn folo pecado hito cal efedto en los demo­
Cnuchas vezes, por ti padeció muchos dolores, nios tan poderofos; quanto mayor ferá el pelo
por ci derramo íu Sangre , por librarte del lo­ de codos los pecados del mundo ? Puesíi eíle
bo infernal, haziendo oficio de buen Paílor. pefo tan immenfo cargó fobre el Salvador, pa­
Repara Jo primero, quan grande es el amor ra fatisfacer por ellos ; quan grandes ferian fus
q;ie te tí ene, pues por tu bien tomo trabajos tan. congoxas , y triñe zas?
penofos. Quan obligado ce hallas á can gran Grande balido el dolor, y arrepen tí miento
multitud de finezas de amor, hechas por ti ? Y de algunos pecadores; pues coníiderando la
quan grande es la ingratitud tuya, fi a ellas no gravedad de fus' culpas , de repente fe han que­
correfpondes ? Lo fegutvdo , como no te con­ dado muertos. En la vida de S. Vicente Fcrrer,
fundes, que Dios Immenfo, que no necefsica fe dice, que predicando en Zamora, vjetido
de ti, por falvar tu alma, continuamente,de día, llevará quemará dos hombres, por eí pecado
y de noche ha citado defvelado , padeciendo Nefando; pidió al ]uez, q.iie antes de executarlat
grandes incomodidades , y trabajos , y tu nada fentencia,los pufieífe donde oyeíTen fu Sermón.
liazes por librarte del infierno? Hizofe afsi, y predicó ei Santo con tal fervor,·
E! ndavo beneficio fue , que defde que el que acabado el Sermón·, los de (cubrieron para /
Salvador fue concebido , como recibió en si, llevarlos al fuplicío , y los hallaron hechos car­
como fiador,codos los pecados de los hombres, bón. Oci'a.vez confeflando á vno , que como
para fatisfacer por ellos, como dixo Ifaias, cap. dice el Santo , mataba a los hombres, como
5 i.V oJfuit in eo inquitates omniumnofrum, rnofquitos, que tuvo tamo dolor , que fe que«
Defde entonces conoció todos los pecados de do пшено á fus pies. Pues fi los pecados de-
los hombres, pallados , prefentes, y futuros; y vn hombre folo,, caufaron a eftos tres tan gran.*
defde entonces recibió grandes dolores inte­ de dolor, y fentimiento , que les quitóla vidaj
riores , y rriítezas, que le duraron toda la vida. quétriftezas, y dolores tan elpantofos ferian
Afsi lo dice San Bernardino , tom, 3. in die vc~ los interiores del Salvador , en quien defearga-
tieris Sanólo. Y Alapide in Matth, cap, 26. ban todos los pecados de los hombres del mun­
A principio conceptionis per totam vitamjvfque do, para fatisfacer por ellos? Como dixo Ifaias,
itá mortetn continuó fum m i trijlatus tjl. Anima cap. 5 3. Ve re languores nofiros ip fe tu iit , &
C b rifii in Dea mdebst omnia , & horrenda dolores nofiros ipfe poftavit* Si dice Santo
peccata bominum , ac pro illis compuBionern Thoroas, que el dolor de efte Señor fue mayor
& doíorcm fuwrnum elicuit} a c fi illa commifif- que el de todos los penitentes juntos; quan*
fet. Defde que fue concebido, hafta morir, con­ excefsivo feria eíle ? Todas las contriciones de
tinuamente eftuvo viendo todos los pecados todos los penitentes, diftan mucho mas, que
de los hombres, cuya viña le causó continuo los pequeños Rios, refpedo del Mar,qual es la
dolor, y trifteza , doliendofe de ellos , como de Chrifto. Afsi la llama Jeremías, Thren. cap.
fi fuefien proprios , para fatisfacer á Dios por %. Magna, ejl velut m&re contritio tu.u Porque
ellos. comprehende el dolor de todos los pecadores,
Que congoxas caufaria á vn hombre, fi como el Mar la de todos los Ríos grandes, y pe­
vieíTe venir fobre si vna Torre de innumera­ queños. Y eñe dolor interior del alma era tañ
bles , y grandes piedras, y que todas caian fo­ grande,que dice S. Bernardino, ibi: Si crearen
bre el j y tan pefadas; que la menor bailaría par tur plures crtjtu r¿¡q u a vnquam f:ru n t,fu n ty
ra hazer menudos pedazos al mas poderofo & erunt, non pojfcnt comprebendere Шит inef-
Gigante del mundo? La multitud de los peca­ fabilem dolorem Qhrifti. El dolor de los peca*
dos es, como vna Torr¿ immenfa de piedras dos.de los hombres , que padeció el Salvador,
pefadifsimás, que la menor de ellas baña, para fue can grande , que fi de nuevo fueran,criadas
deshazer las mayores fuerzas de la naturaleza, otras tantas criaturas,como ha avido,ay,y rivrá,
aunque fea délos lupretnos Seraphines; pues no le pudieran comprehendcr. Puesfi tan innu­
en toda ella no ay poder , para fatisfacer ple­ merables criaturas , no pueden comprehendee
namente por vn folo pecado. Pues que con­ efte dolor , como le podremos explicar?
goxas , y criftezas padecería interiormente el El Santo dice : Que como el bien de que
Salvador; viendo , que fobre si cayó la Torre fe priva el alma'pecando , es D ios, yettees
horrible , yefpantofa de los pecados de todos infinito, afsi el dolor del Salvador era infinito*
los hombres, para fatisfacer por ellos ? Es can Quia bomtm% quo privabantur ; erat infinitara
pefado el pecado , que vno folo de penfamien- per confequens b-abebat infinitum dolorem*
*a, que cora; tió Luzbel, y fus compañeros, ls$ ТодЬдец dice, <jue ce;uo el Salvador clara-
бо Cap. X 5tXí. Trat. ÍI. Proponenft los beneficios hechos
mente conoció la gravedad, de los pecados, y pío , quan obligado te halh.fi á mortificar to­
quan guvilsima era la ofenfa, que fe haze a das las liviandades de tus fe ruidos , y a infiie
Dios, á quien amaba infinitamente, y que quien algún ai cerramiento, y eftrcchura en Ls con­
le cometía era el hombre , a quien también veniencias del cuerpo? Y aunque lo cíiccutj,,s->
infinitamente amaba , afsi, era infinito fu doior: no es lo mifmo que natía , refpcño de loque
C b ri[iu s infinite amabat Patrera offenfum , & por tus folturas padeció el Salvador, por nueve
jíc u t infinite amabat Patrem , & ereaturas ita mefes,en efte encerramiento?
infinite dolebat. Y que como claramente co­ Y nofoloel Niño padeció el trabajo reícri-
nocía nueftra ingratitud á D ío s, y á fus benefi­ do,-fino que dice el V.P. Puente z.p. meda. 10,
cios y nueftra gran ceguedad voluntaria, de En el inflante de la Encarnación, el Padre Eíc^-
no qóerer conocerle, y aprovccharfe del benefi­ no le defeubrió todos los trabajos , que avia de
cio de fu Encarnación,que es infinito, Je caufa- padecer, defde que Encarnó , halla que eipieó
l?a infinito dolor ver nueftra ceguedad; por en la Cruz ; y entonces admitió , y bebió el Ca­
la qual no nos aprovechamos de tan gran be- liz amargo de fu Pafsion ,y íué bautizado con
neíicio , dado á uofocros , de que fe figue nuef- el Bautifmo de fus ignominias, y dolores, per-
fcra perdición-.Cognofcebat infinitum heneficiutn feverando ( como el mifmo dixo , Marc. c. i o.)
f ur _.. --------
á Inearnationis „......
«ty. tantutn dolebat ^quantum
,& en ]a amargura de efta bebida , y de efte Baurjf-
erat beneficium. Y profigue el Santo , pro­ mo , todos ios dias de fu vida, lullacl fin de
poniendo otros motivos de efte infinito dolor. ella. O Catholico ! Si las blasfemias, las igno­
Pues tantos infinitos dolores de los pecados minias , y tormentos de la Pafsion , fueron
ágenos padecía ; quan afligido ,y atormentado horribles , y efpantofos ; quanto padecería dle
tendría aquella Santifsima Alma , defde que Señor en todo el diícurfo de fu vida ¿ dd'de que
-Chrifto Encarnó, haftaque murió ? Y íi defde Encarnó, hafta que murió , teniendo íiempre
que Encamó, hafta que murió , tuvo preftntes prefente la reprefentacíon ; y memoria de- ios
todos tus pecados , y, por eíTo infinitos dolores, grandes tormentos , que avia de padecer! .
por los motivos referidos; como no reconoces, Quanto,continuamente,le atormentarían filas
que en cada inflante recibes infinitos benefi­ penas ! David hablando de ellas , Pfmm. i 7*
cios, y que eres deudor á todos ellos ? Y ya dixo: Dolores ín firn i circundederunt mi-,prx~
que es impofsible fatisfacer enteramente.; por Qcupiwerunt me laqaei fnortis, Dolores vdie-
qué no te animas -á fervir á Dios con todas cus mentifsímos, qnales fon los de ]a muerte, y aun
fu e ra s, pues con effo fe dara por fatisfecliof otros femejantesá los del Infierno me hanro¿
.Y como 110 lloras, continuamente, los infinitos deado , y cruelmente me atormentan. Pues que
dolores, que ocafionafte al Salvador, defde que penas tan horribles le caufarían eftos tan gran-
«ació, hafta que murió? des dolores ? Y fi defde el inftante de fu En­
El nono beneficio,que recibimos del Salva­ carnación, haft^ morir, efte Señor tuvo prefen·.
dor , fue querer padecer por noforros los gran­ tes todos los pecados de los hombres, y los
des , y terribles dolores, que padeció fu Santif- tuyos, y ios tormentos, que por ellos avia de
Bio Cuerpo, que fueron muy grandes.. Afsi que padecer; como has íi do tan cruel, que por cf-
entró en él mundo , nos dio vn exemplo efUi- paclo de treinta y tres años tuvifte muy afiigi-
pendo de paciencia, y mortificación perfeda, do,y atormentado á efte innocente Cordero con
pues futirlo vna cárcel penofifsima, obfeura, y tus pecados ? Que anguillas tan grandes le
eítrecha de nueve mefes, qual es el vientre d« pcaíionafte? ■
Ja muger , en el qual efta el niño eftrccho., y Efto íe explica con vna comparación, "Si
apretado, fin poderfe moverá vn la d o ,ó á eftuvicfles muy atado ,.y vieras venir fobre ti
otro , ni mover pie , ni mano, ni ver , nioir. innumerables animales pon^oñofos, por vná
Efto, los. demás niños no lo tienten , por no parte Vivoras, por 'otra Serpientes , por otra
tener vfo de razón; pero efte Divino NIúo , co­ Leones , por otra Tigres, por otra Toros bra-
mo tenia perfcdiifsimo conocimiento , no es VÍfsimos, por otra Oííbs fieros, y que cada vno
for^ofo , que fintieíTe grandes penalidades ? Si fe encaminaba á diverla parte de tu cuerpo:
á vn hombre de razón le cncerrafíen en ferrfe- vnosála cabeza, otrosí los brazos, otros á los
jante cárcel, por nueve mefes, que infufrible pies , otros al cuerpo, otros faítaífcná los ojos,
feria para el efte encerramiento ? Qué penas otros defpedazaííen las orejas; que congoxa
таг* dpantQÍas las fuyas, y mas fi eftaba inno­ tendrías? Y fi efta reprefentacíon la tuviciíes
cente , y padecía por pecados ágenos? Pues defde que entraífes en el vfo de la razón , y por
quanto padecería aqui el Salvador, por las muchos años tu,vid0fes ficrapre efta memoria,
pulpas agenas ? Y fi con efta cárcel tan penofif- fabiendo ciertaírsentejque todo lo reprefentado
fima , quifo pagar las folturas , y liviandades fe avia de cuqiplir en ti, fiempre no eftuvierss
de tus fentidos; quan innumerables beneficios lleno de trifteza ; de penas, y amarguras ? Pues
ец efto cada ioftantc íe haz?? Y £9g сйб|зщ д ^fsUoiifídg^ %Cbüíig ? qvig atado con la.

al hombre por la venida dél Hijo dt Dios d Mando, i6 l
prorrieíTa , que hizo al Eterno Padre el día de fu que como el Alma de .Chrifto era Bicnaventit-í
Encarnación, de fatisfacer por todos los peca­ rada , y eftnba vnida al Cuerpo, por derecho
dos , y que acuden á el tantos animales fieros, tocaban al Cuerpo ¡os qnatvo doces ,q.ue aóu-
qnantos pecados fe le reprefencan, y particular­ goza cu el Ciclo , que fon claridad , impaíibi-
mente los tuyos. Los de tif Sobervia tiran á la lidad , futileza , y ligereza ; pero afsi que £n-¡
cabeza, con crueles efpinas. Los de la Avaricia carnó, le pri vó de eflos dotes, para poder pa­
¿las manos,con fogas , y clavos, que fe las decer , y morir por el hombre : Lo quarto, vo-:
trafpaíTan. Los de deshoneftidad á todo el Jnntaríarriente quifo padecer la muerte deCruz;
cuerpo,con horribles azotes. Los de Ira al cue­ Pues (i eñe Señor, por remediar á cu alma , ncf
llo, con fogas. Los de la Gula ála boca,con huyo de tantos, y tan horribles tormentos, fi­
hiel,y vinagre. Los de Enjbidla al corazon, con no que a codos fa ofreció voluntariamente ; co­
horrendas afrentas. Con tantos tormentos, fon mo tu , á todas las Leyes de eíle .Señor, y dadas
fantas tus congoxas, y anfias, que pudo decir para tu provecho, huyes , .y las rebufas ? Si def«;
con David, Pfalm, 35?, Circundederuñt me ma~ de que entró en el Mundo , hafta que murió*·
¡a, qtiorum non eft numerus. Que fon tantas fus quan tas trabajos padeció , fueron otr.os tañeos
penas , y tormentos , que 110 tienen numero. Si beneficios á ti hechos, y huyes de agradecer­
la representación de vna grande afrenta publi­ los ; como fatisfarás á tan gran multitud de
ca 3o de vn gran tormento, caufa en ti vna horri­ finezas de amor?
ble pena ; quanto mas en Chrifto , las muchas, El vndecimo beneficio es , que el Salvador
y gravifsimas, y los dolores que padeció ? Y vino af Mundo , para extinguir de todo punto
como no te confunde, y Haze1derramar copioiif- , la decida, librándonos de la pena eterna , que'
finias lagrimas, fabiendo , que por efpacio de por ellos debiamos pagar en el Infierno, S, Pa­
33. años, continuamente le afligirte con grandes blo , ad-Colof, 2. Defpues de -aver dicho , que
congoxas , y tormentos, con la memoria per­ por el Salvador, Dios nos perdonó-«medros·
petua de tus pecados ? Como no te quedas pecados , y admitió k fu gracia; añade ; Delsrifj
muerto de puro dolor, y fentimienro , de que euod auuerf ns nos erat cbiragftipham decreth
por dar güitos á tu cuerpo , has. tenido afligi- Que borró la Elcrkura, ó Decreto, pronuncia-·
difsitHo, y lleno de congoxas por treinta y tres do contra nofotros, Y dice aquí Alapide : Ghi-
anos al Hijo de Dios? Tu muy entregado á rograpbum ejl obligatio ad pce'mm atsrnam
rifas, y deleyees ; y para pagar por ellos, Dios íu xtii decreium D e i , & jententiam damjia·,
fe llena de penas , quando merecías horribles tionis in Adcim , & pofieros eint pescantes;
caftigos; como no re pafmas ? Y íi en cada aflic­ QueefsaEfcricura, ó.Decreto, es la obliaa-i '
ción que padeció , fatísfacia por tus pecados, cion , que hizo Adátj por si, y por fus hijos,
cada vno no es beneficio , uue has recibido ? Y como cabeza nueftra , de obíervar la Divina
íi eftos fon innumerables, por el efpacio de Ley ; y la fentencia de eterna condenación , que
treinta y tres años; como no correfpondes á Dios pronunció contra quien la quebrantare,·
tanta multitud de finezas.de fuamo,r? ¿ la qual eflaba-mos condenados por el pecado'
El décimo beneficio es, que quanto 'obro el de Adán. No es efte vn eftupendo beneficio,
Salvador en toda Í11 vida por noíotros, codo fue que Incluye innumerables ? No libra dé aquel
obra de mifericordia , á que voluntariamente fe horrendo fuego, de. la vifta horrenda de los de-·
ofreció , como dice líaias , c. 53. Oblatas <?y?, monios, de la compañía de los condenados, y
quid ipfc vaiuit. Lo primero , quifo voluntaria­ de todos los otros muchos tormentos, y de &
mente hazerfe Hombre, para redimirnos; por­ pena de daño , que es carecer de la viiía de
que ¿Dios , quien le podía obligar á efto , lino Dios? Y codas eftas penas, no avian de durae.
fu grande miíericordia ? Lo legando , aunque para íiempre,.íii) fin? Pues íi el Salvador, con fuf
determinó romar Cuorpo humano , pudo to­ Pafsíon nos ha prefervado de tan horribles ,’y¡
mar el de Varón perfeéto ,como el de Adán; efpantofas penas, en que debíamos fer atormenj
pero no quifo , fino nacer de muger, por di­ tados para tiempre; con quan innumerables,
ferías razones , que propone Santo Thomás agradecimientos, y obfequios , debíamos cor-,
$.part. qutejí. 1 r, art.^, Y vna es , para que refponder á los muchos beneficios por efto re-í
como nueftra perdición entró por vn hombre, CÍbidos ? Aunque toda la vida hizieramos cftu-:
y vna muger; afsi, nuefiro remedio cuvieflc pendas penitencias en el D^fierco, todo es na­
principio de otro hombre *y de otra muger; y da , refpeíto de tan grande beneficio. Pues yá¡
para que en todas nueftras iiccefsidades acudief- que no hazemos efto ; por que no le agradece-i
fetnos á los dos, con b confianza, que'fe repre- jnos, con continuos obfequios, firviendo á tan
fctúa al Padre,y a, la Madre: Lo tercero, volun­ gran Bienhechor con toda nueftra alma ? Y que
tariamente quifo tomar Cuerpo, mortal, y pafi- caftigostan horrendos merece, quien no folo'
ble , para pagar con fu muerte nueftras culpas, no lo agradece, con obras, ui palabras, fino quis
-sqmo dice JSanPablot adRom. 8 .y ;^ # f£ .z s pfgilde vn Dios/yjyjjcnfojdc cuy ai
% SSíH
ló i •Cap.XXXI.Trat.il. proponenfe la grande
mano tan grandes beneficios ha recibido ? Efte, las virtudes; pues efto os importa, para alcana
tSe que otra cofa es digno , fino de que al punto 9^r vna vida eterna, llena de felicidades. Efto
le condemffc á que padecicífc aquellos tan ter­ eníena David , diciendo: Pfalm. 26, Unam
ribles tormentos,para íiempre,por fu ingratitud? piti-j d 'Domino , banc requiram , vt in babitet
Él duodécimo beneficio, es , que el Hijo de in domo Domini ómnibus disbus vita mea. U na
Dios vino al mundo haziendofe Hombre: lo coía he pedido á D io s, y efta con perfeveran-
vno, para liazernos hijos adoptivos de D ios; y cia bufearé ; y es , habitar en la Cafa del Señor,
lo otro , para hazernos capazes de ir á la Gloria por todos los dias de mi vida. Lo qual es. lo
Celeftial del Cielo. Y afsi, dixo el Salvador por inifmo, que continuamente fervir á D ios; y
San Juan, cap. 3. E x d ia fi operést Filium ho- configuiendo ello . haré poco cafo de todas ¡as
m in ií y vt omftis, qui credit in etirn ; non pe~ cofas del mundo , que íc pueden apetecer. O
r.eat; je d babeat vitam aternam* Efto es, con­ quauto-coniimde el exeiiiplo de efte ,Kcy, á los
viene, que.yo fea crucificado, para que todos que con demafiadocuidado procuran los bienes
los que creyeren en m i, y obedecieren mis Le­ faifos de efta vida , haziendo poco cafo de Tos
yes , exercitando las buenas obras , y virtudes, del Cielo ! O quanto pueden temer, que en el
que para ello les he enleñado , configan la vida otro mundo fe hallen burlados!.
eterna. O que beneficio tan eftupendo ! No traf* El fegundo efeíto, dice, es : Vt omnespo-
Jada de vna vida, llena de miferias, á otra llena tentias yfenfus, (tjfeftus, amores , operationes,
de felicidades? AHino fe goza de la viña de cogitfítiones , intent iones, trahii i n Deum non
D tos, y de todos las bienes juntos ? Allí na n iji Deum cogítete intendat, &· fijp ir e t , Qyc
efta excluido todo genero de trabajo, pefadum- todas las potencias, fencidos, amores, opera­
bie , y enfermedad j no aviendo fino gozos, y ciones , penfamientos, e intenciones, miren á
felicidades ? Y todas ellas, no fe gozaa, paraN Dios , que no pienfe en otra cofa fino en Dios,
Iiempre, por toda la Eternidad ? Y on todo ef­ y en agradarle , enderezando á eíTo folo todas
to no citan incluidos Innumerables,y eftupen- fus operaciones, y defeos; y que íi vía de las
dos beneficios- í Pues por ellos , quan obligado criaturas; es folo por agradar á D ios: v. g. Sí
debes eftár, á quien los ha ganado para ti? come, no es por fatisfacer al güito, fino por ,
Quanto le debes fervir; pues tan admirables mejorfervir á D io s,y lomifmo.cn las demás
bienes te los ha comprado ácofta de derramar ocupaciones. El enamorado, íiempre pienfa en
toda fu Sangre.?. Y que puedes tu ha-zer, para fu amanee , y en modos como la agradará. Afsi,
que en algo müeftrcs tu debido agradecimiento, debeferen el que ama á D ios, y con mayor
á tanta multitud de beneficiosi1 Todos eftos razón ; pero fi todos tus penfamientos, y de­
beneficios, que refplandecen en efta obra ; co- feos , fon de las cofas del mondo ; efto , qué
Uio no reconoces, que fon gran motivo , para otra cofa declara , fino que á efte folo amas , y
alabar , y fervir á D ios, con la mayor perfec­ 110 á Dios? Y como no reconoces, que.ee de-
ción , que te fuere pofsible ? Porque fi antes xará burlado , como lo ha hecho con todos los
de hazerfe Dios Hombre, y antes de hazerfe los amadores del mundo ? Tertio: F a c it , vt anima
beneficios referidos, tan efmpendas,en eftos dos optetpro Deo multa páti^ & magna, & heroi­
Capítulos; pedia , que le amalíemos con todo ca ugere. El tercero efe¿to, es, hazer que el al­
nueftro corazon , alma , efpirim, y fuerzas. ma defee hazer mochas , y heroyeas obras pot
D etíter.6. Con quanta mas razón pedirá aora Dios , corno fon fufrir ronchas, y graves inju­
elle grado de amor , y fervor en fu fervicio ? y rias, y defprecios, tener mucha oracion, grande
íi la prueba del amor fon las. obras ; como fe retiro, y filencio, y otras obras heroyeas feme-
dirá , que tu amor es. verdadero , fi carece de jantes; pero fino puedes fufrir vn pequeño deí-¡
fus efeótos? precio , 6 leve injuria, fi amas las alabanzas, y:
Los verdaderos nos los propone Alapide eftimaciones; fino labes qué cofa es oracíon,;
in E p if t .i. S.Ioann. cap. 3 . diciendo: Ejfe- ni filencio ; fino fabes refrenar la Guía , ni qui--
¿¡tus amoris f u n t : primo animam d terrenis cu~ tar algo del fueño ; donde eftá tu amor áDios?
fid it atibas purifictá ,v t non n iji caelejiia cu- Efto 110 es moftrar, que eftás lleno del amor del
piatt & faciat. Los efe¿los del amor de Dios,', mundo , y de los vicios?
fon. El primero purifica al alma de todos los Quartó : -A»imam amanten* Deoafsimilat in
afedos terrenos ; de fuerte, que principalmente moribus, & viriiitibus divinis. Elquarto Kaze,
cuida de lo celeftial, que para Iiempre dura,y que el alma fe haga femejante á Dios en las cof-
en efto ocupa todos fus penfamientos , afeaos, tumbres, y virtudes divinas. Efto es, en vna '
y defeos. Eño nos enfeño el Salvador , dicien­ grande humildad interior, y exterior, vn gran.
do: 6. Qu.á?ite primiim Regnum Deit· delprecio de lós dichos del mundo , vn defprc-
& iti/litiuni das.· Como fi dixera : Principal­ g í o grande de todas las cofas fuperfluas,q'ie fo­
-

mente eftitnad , y bufead el Reytio de los Cie­ lo fírven á la vanidad, ó vana curiofid^d ; pe«»
los, y los medios para coníeguirlo, quales foa fi eftás lleno de fobervia interior, y exterior. S^
f&ltsfackh de los hombres,j)or él pecado de'Man
hazés nfacha cafo de ios dichos delm undp,y le ofendes, no folo vna, íiaó muchas vezes?
figues íu? di¿íramenes,y dexas lá virtud,porq no Como 110 temes /que ai punto te quite la vida,
te ladren eftos perros del demonio , y fi amas y te arroxe,para fiempre,en compañía de los de­
jas cofas fuperfluas, y no ce contentas con lo monios? Y que confuíion ferá la tuya en el jui-
precifo , y neceflarío , y todas cus coítumbres . ció , quatido te h-aga cargo de codos eftos, jf
fon defemejantesáJeíu-Chrifto; donde eftá ei Cada beneficio , y de tu fummainoraticud ? Pop
amor, que le tienes ? Como no reconoces,, que qué al punto no correfpondss, para librarte dá
folo eftáslleno del amor dehmmdo? Quintofa- tan horribles riefgos? '
cít eam tranquilar» imperturbabilem
tdm in adverjis , quam in profperis gratias .■■· C A P I T U L O X X X II.
Deo , & exultet. El quinto es, que al alma la Norrio era impofs'úle , que h s hombres- jjt¡sfa ¿
conferva en paz, con tranquilidad, fin perturba- siejfm por 4 pecado de M a n , y coma para ddr
cion , y con alegría, aun en las grandes-adver- d D iosperfeíia fat/sfacion, vino ai mundo '
íidades , y dá gracia? á Dios , porque fe las em- eí H ijo de· Dios, y je hizo Hombre
bía, y fe alegra de tener algo que ofrecerle?. qmnto'lo debemos agradecer,
pero fi tu, no íblo en las graves tribulaciones
te inqui-JcaSjy prorrumpes en impaciencias ,que- 'O ^ pecado'de Adán fe nos cerró 'la pije«
xas, y tm;rinuracioncs, en «fto no declaras, que J . ta dsl Cielo , para que aviamos fido cria-
«n tireynael vicíodela íra ,de la Sobervia,y dos*, y nacimos Efdavos del demonio , hijos
Codicia? Pues como fe puede hallar el amor de de ira , enemigos de Dios , y condenados
Dios , donde tañeos viciospofleen cu corazon? para fiempre. Y era cal la corrupción , en
Pues íi en ci ño fe hallan los efeítos del que eftaba fu-mergida la Humana í^acur^'ieza#
amor de Dios; como fatisfarás.*á las admira- que los hombres , como tendidos en tierra
bles finezas, que por d ha hecho eíte Divino . llagados, deípojados,y medio muertos, co-
Sfñor? Si Dios, para tu remedio, ce da a fu ' moel miferable hombre, que cayo en mayos de
Unico Hijo ,y para eflfo baso del Cielo a la ladronesca el camino tle jericó, no podía le-
Tierra ; por qué codo tti no te das á Dios ? Si vantaríe de aquel deídíchado ethdo , ní facisfa·,
todas las obras de Jeíu-Chriik» fueron benefi- cer á la jufticia divina, halla que vino e! Mefias;
cios , no folo para todos, fino paca t i , como y hecho Hombre, nos reconcilio con Dios , y
fino huvielfe otro hombre en el mundo ; por que abrió la puerta del Cielo, · ■ ■ 'd
todas rus obvas, palabras , y penfamientos, Yefla fu venida al mundo, fue acafo for«?
no fe difponen á honra de tan gran Bienhechor? $ofa ? Se vio obligado á venir ? Los hombres la
Si te ha librado de la fervidumbre dei pecado obligaron con muchos obíéquios , ó con clamo-*
original, del poder del demonio.y del Infierno,y res, y lagrimas ? No. Si eran fus enemigos, por
tu agradecimiento por cílo debia fereftupendo; el pecado original, y por muchos actuales, con
como en ti no fe halla vno muy queño ? Si efte que le provocaban, á que con gran rigor les c'af-
Señor, no íblo te libró del pecado, y. del demo- tigafíe ; como le podían mover , (rao á riguro-
mo, fino que en el Bautífmo te concedió la vida fos caftigos ? Su venida- fue de pura gracia , y
de la gracia,que te hizo hijo adoptivo de Dios,y mifericordia , (in méritos nueftros , como dice
te dio el derecho al Cielo>y eflo pedía immenfo S. Pablo, ad Thim.cap,}, ,Chm kenignUas\ &
agradecimiento de ‘obras , y obfequios; y faí* bamankai apparuit Saíuatoris n o jíri D ú , »0»
tando todo eíto en ti,110 es fumina- ingratitud la ex operibas nojiris , qu<sfecimns\.feifecundum
tuya? SÍ. por pagar cus pecados, y llevarte m ijerkoriia m fd m s nos ft c ii. l?ues vn bene-
al Cielo , por cfpacio de treinta y tres años pa- ficío tan grande , hecho de pura gracia, á quien
deció innumerables afrentas , y tormentos, mereció horribles caftigos^ quinto debe fec,
hafta fer cruelmente azocado, coronado de agradecido t Si á ti es hecho vn beneficioter-
horribles eípinas, y muerto en vna Cruz, y reno muy pequeño, le agradeces mucho', no
tan grandes finezas no fe ias agradeces , ni con ^Ifnlo de palabra, fino con muchos obfequiosj^
palabras, ni obras, y nada quieres padecer conquanca mayorrazon^oníinuamence^ebias,
por ir al Cíelo; como no reconoces, que por agradecer elle, pues es CelefHai, y el mayor,’
tañaran iní^-aticud , mereces te arroje al In« que .fe ha vilto en el mundo·? Y fila Siotilsiná*
fíerno i Sifué can grande la caridad ,· y amor Trinidad decretó’ , que el Hijo de D ioi la
de Dios para contigo, que no teniendo necef- hizielfe Hombre , para redimir al LinageHu-
fidad de tí para cola alguna ; porq'ueton jfolo mano ; en fu Eternidadtavo otros muchos me^
verfe , y amarfe es Bienaventurado; y con dias, para remediar al hombre? Si. Porque pu-;
'todo eífo, por librarte del Infierno , y llevarte do perdonarlas con pura, y tola míferjeordia, o
al Cielo , quifo padecer tanto; como tu , en lu- criando de nuevo otro hombre, innocente , que
>gar de agradecer, y fervirle , por tan admira-, fatiscacieíTe por el pecado de Adán, y de loa
bles beneficios, eres tan loca, y atrevido, que de fus íucceirpres', ó encargando ella obva á ios
· ; ■ " ■ ■ ■ ■ ' Xa. S»
................................................................" ‘
j¿ 4 Cap. XXXIII. Trat. II. Quanto al beneficio
Seraphines; pero no quifo efcoger ellos medios declmiento , fi el tal fe ófrecieíTe á fufrir todos;
fáciles, ni encargar efta obra á otro, íin,o que los tormentos , que debías padecer, ' porque
como el medio mas perfe&o, y muy penoí'o,pa­ tu quedafíes libre de ellos? Pues quanto mas-
ra con él remediar á los hombres. Y afsi, no agradecido, fin comparación 4te debes moftrar
pudo darnos mejor Remediador, ni mas pode·* ai Hijo de D io s; pues afsi que entra en el mun-
rolo remedio, ni mas copiofa redempeion* do',fe ofrece por ti apagar la deuda infinita de
queriendo» que adonde abundo el delito, abun- tus pecados , y efto á cofh de grandes tormen­
daíle roas la gracia , como dixo San Pablo ad tos , porque tu quedaííes Hbvc de ellos ? Si
Rom. cap. 5. Ubi abtmdavit dsliíium fupar- eílatido cu condenado k vna muerte afrentof*
.abunda v itjrra th . Pues quanto debemos agrá-. por tus delitos , y ya te Ikvafíen al fuplicío , y
decer k D ios, que no folo quifo perdonar las viendolo vn hijo del Rey , te libraife de tal
injerías nneftiras , fino darnos á fu Hijo , para muerte , y afrenta , y la padeciefle por t i, quan
gran provecho, y honra oueftra ? Si nos fubli- grande fuera efte beneficio í Quanto lo eíiíma-
1T16 por eíle medio y i que los hombres fueíTen rás ? Qyanto, continuamente , lo tuvieras muy
Dio£es,por participación i quanto. debemos ... „yrefente en tu memoria i Pues fi tu citabas
agradecer tan fubiíme ettado? condenado ala muerte afrento fa, y eterna del
Y pudieran todos los hombres juntos, y Ififierno, .y por librarte de ella el Hijo del Eter­
los Angeles»reparar todos los daños , que cau­ no Padre, afsi que entra en el mundo íe ofre­
so la culpa de Adán? El Papa San Pió V.en ce por ti á padecer grandes tormentos; quanto
el are» 2.. de fu Cathal. refponde : Gsnus bu - mas debes eftimar ,y agradecer con obras elle
minian nidio modo in prijiin u m Usura pote- beneficio, mucho mayor, fin comparación? En
rat refiitui hominum , aat Angdorum v ir i- agradecimiento de la promptífsima voluntad,
ibus* Quare reliqaum era , illud ruina , Ú* con que ChriÜo Señor Nueftro , afsi qiae fue
malorum fubjidium D e l , vt p e i Filius in fi. concebido, fe ofrecio a fer tu Redeoiptorj
nita virtute ajjun.pt o carnis noftrs imbeciii- por que no le ofrecerás vna voluntad de fsrvirle,
taíe infinitAW peccati. virrt tolleret , & nos re - tan eficaz, que porellatedifpongas á recibirla
conciliaret Deo. Aunque graclofamem-e podia fantificacion que te gano? Sí re hallas obliga­
Dios perdonar el tal pecado; pero peceña­ dísimo ; por que, á imitación fuya, no dices
mente fatisfacer.por é l, 00 pudieran los. Ange­ como é l: Bees venio , vt facÍAm voluntatem
las ,. oi los hombres, folo por fus méritos, y aísi, tuam Dsus ? Vefme, Señor , que efloy ptompto
para reparar efta .tuinaperfectamente, fue con­ para cumplir tu voluntad , y obfervar tu Santa.
veniente la Encarnación del Hijo de D ios; por­ Ley? Defde oy mas eftará en medio de mi co-
que como fu virtudes infinita, pudo borrar la razon. Y aunque cumplas efto perfectamente,
infinita malicia, ú oíenfa del pecado , y recon­ es lev mifmo que nada , refpeíto de lo que
ciliarnos con Dios. Y Santo Thomis de Villa- por ti ha hecho tu Redemptor; y mas fabiendo,
nueva ; Coiict.-r.de Advent. Cum culpa ejfet que por guardar fu L ey, y por fervirle-, te
infinita propter infinitatem D si ojfenfi, huius ofrece premios eternos?
fa t'h fiélio d pura creatura fie ri nonpoteft ex-
pendientifsimum , ergofuit ad phnut/j peccato- C A P IT U L O xm u.
i'umndctnptionem^ vt tpfe redemptor hominum Como aunque para ti bineficio de ¿a liíle m p c io n
Dem ejfet. Por fer la culpa de Adán de infinita bafiaba vna obra del H-.jd de D io s , q uijo p¿*.
otenía, por fer el ofendido Dios infinito; afsi, la decer rm ubopor treinta y tres arios, pura que
fatisívicion debía fer Infinita, fi perfectamente fe. con "túri admirables exemplos cobraffemos bvr-
huvieflc de fac¡sfaceryy ella no ^odia pura cria­ r o r al .pecado , y adorna/emos nueftras al­
tura ; y afsi, fi¡é convenienrifsimo., para la per­ mas con iM/'tudeSyi que debemos
fecta fatlsfaccion., que el Redemptor de los correfponder.
hombres fucile D ios, y Hombre puro. Co­
,
Y
mo Dios no escapa^ de padecer, íe hizoHom -lf A hemos vlfto que ninguna pura criatu­
bre , y padeció , y dio^períeíla íatisfaccion. ra podia fatisfacer perfe¿Umente por el
No es maxiina mifericordía, que por librar­ pecado de Adán , fino el Hijo de Dios hecho
nos de la fervidumbre del pecado , y del de­ Hombre, por iér fus méritos de infinita vir­
monio , fe ofrezca el Hijo de'Dios á tormentos tud ; y para elfo fe hizo hombre, para que el
tan grandes, que jamás hombre alguno los aya hombre , hecho Dios , farUfacieífe por el
padecido femejautes? Sí te hallaras con vna hombre; y'dice aora Santo Thomás de Villa-
deuda muy grande , y que fino pagaíTes,, ferias, nueva, ib i: Minimus Liborum C b riftti 0 ‘ mi~
atrozmente-atormentado, y revieras ímpofsi- nima elusin carne fatigatio fuffiüens erat e x '
bilicado apagar; quan agradecido quedaras i f e ad ortmium peccatorum plenifsimam fa tif-
yno , que de mílericordía fe ofreclefié á pagar faSlionem, El mas minímo trabajo de Chrifta
toda tu-deúda ? Y quanto nUyarfuera tu agrá-· Señor. N aeftro, y la mas nvtúma ¿aligación de
fu
de la Redempctonf e debe cowefponder. 6
t i
fu Cuerpo,de fuyo era fuficiente, y plenífsima Erernoá fu H ija Unigénito á tan-horribles
fatisfaccion de todas los pecados del Mundo, tormentos , y muerte , es claro teftimonio
por fer infinita la Perfona , que los pade­ del fummo aborrecimiento , que Dios tiene al
cía ; y por configuiente, de Infinito m érito; y pecado , por fer mal fumo. Lo fegundo , por­
afsi, qualquieraobrafuya, ofrecida al..Eterno que viendo , que el Hijo de D io s, por librar­
Padre por el hombre , era digna de fer acep­ nos de tan cruel tyrano , padece tanto por no*
tada , por fu infinita autoridad ; y con rodó fotros ; quien fe atreverá á fer tan ingrato*
eJTo vemos , que por treinta y tres años qui- que ofenda á quien le mueftrs tan grandes
fo eftár padeciendo; y en los tresvltimos ef- finezas de amor ? Como tal ingratitud , no le
tuvo quarenta días en vn Defierto, padeciendo ha de poner grande horror?
grandes incomodidades, por los frios en el Si con el a£to de obediencia que hizo al
mes de Enero, ayunando, fin comer , ni be­ punco que fe hizo H om bre, en admitir el
ber ; futrió grandes afrentas , contumelias , y -padecer por el hombre , fobraba para la Re-
p ejecuciones; permitió fer cruelmente azoca­ dem peiondeí honabre ; y con todo efio fu
do , coronado de efpinas, publicamente afren­ am or, queriendo desearnos exemplo's fobradif-
tado , y crucificado ; y en todo padeció horri­ fimosde virtudes , para nueftroremedio ; co ­
bles , y efpantofos tormentos, y dolores. Pues mo avrá corazon para ofender á quien le ha he­
fi con vna fpla obra podia fatisfacer por los cho continuos beneficios, por efpacio de rreln-;
pecados dtl Mundo ; para -qué quifo pade­ ta y eres años ? Si quedáramos perdidos , y
cer tanto , y por tránfa y tres años ? Si era condenados , fino huviera venido árefeatar-
liiocf Litiísimo , y Santifsimo, y folo por los -oos; y efte refcace le ha hecho á cofia de gran­
pecados ágenos de los hombres padecía ; por des tormentos , y muriendo en vna Cruz ; co ­
que voluntariamente qu ifo, que aquel Sacra­ mo avra corazon , para ofender á tan gran
tísim o , y delicadísimo Cuerpo, fufrieCfe tan Bienhechor? Sí al Hijo le coftó padecer gran­
crueiifsimos tormentos , bailando fola vna des-penas , y tormentos reconciliarnos con
obra fuya , por fer infinita, para faívar á io ­ Di.os , no es gran ingratitud vivir con gran
do el Mundo? olvido de lo que coftó la Sangre , y Muerte
Santo Thotnás de ViUanueva, Conc. 2. del Hijo de D ios? Y no es mucha mayor in­
Deas ventt in munáutn non folttm fatisfa- gratitud, fin comparación, ofenderá quien
tieítio pro culpa , v t eam dcjtrueret i fed tantas finezas ha hecho por noCotros ? O qua
eíf.-tm á pee candi audacia marte fu á bomines horrenda-, y mala correfpondencia! Quien ef-
de terreado. No foto vino al Mundo, parafa- to o b r a ,n o fe mueftradefagradecido, mucho
tisfaccr por la culpa , fino que quifo padecer mas que las fieras ? O qué cargo tan horren­
efpantoíos tormentos , y muerte tan afrento- do fu les hará en el Tribunal Divino O co­
f a , para que viendo los hombres tan horribles mo alli fe Ies moftrará, que nofolohan fido
penas, padecidas por fus pecados , eflo les cau- ingratifsimos , fino inhumanifsimos , pues
faíTe elpanto , y horror,'pira aborrecer mucho con fus pecados han buelco á crucificar al H i­
al pecado. Pues no bailaba, para que el hom­ jo de D io s, como dice San P a b lo : Rurfus
bre cobr.ifie grande horror al pecado , ver que cfücifigm us ! O qué horrendo caftlgo, y pe­
Dios le aborrece tanto, que por el,á gran multi­ n a , nunca ponderable , por toda la eternidad
tud de Angeles , los echó del Ciclo , y conver¿ . tendrán ellos , porque despreciaron tan grande
tidus en demonios , los arrojó al -Infierno? amor , y tan excefsíva Redempcioo ? Coqno
Pues para que los hombres deteften , y abor­ tílo n o ca u fa horror?
rezcan l i culpa, no bailan ellos tan grandes Y también te debe efpantar, y reconocer
caflrgos ? Santo Thomásde ViUanueva , ibh quan gravé es la fealdad de la culpa , pue$
Refponde : Alioll tnibi ita detsrrif rabil Jic me hizo tal eftrago. Proligue Santo Thom ás, di­
detinet a peccato , ficu t „vidire Filiar,1 D¡ri ciendo : Si vn Rey fueífe tan enemigo de
diliBífsimuw , & vmgr-nitmn propter pcoa- ladrones, que á fu Hijo vnico , y muy ama­
tum dsvis afjixarn , ¿atronibus ctjfotiatxm, do , y heredero del R eyn o, por vn peque­
critdeUfsimA morte midiatuw. No ay cofa, que ño hurto le hiziefle ahorcar ; quien en aquel
tanto me atierre , efpante ,y haga apartar del Reyno fe atreviera á hurtar ? Filius Dei pro
pecado , como Ver al Hijo de Dios Unigé­ w in s pom! furto ermifixus eß , & hoc
nito , Santísimo , y amancifsimO , y que por el f denies ojfíndimus ? Qtio reata} Quo fappii*
pecado ageno de vn vilifsiato efclav'o , eíté ció ? Quo inferno ? Pues fi el Hijo de Dios
enclavado en vn Leño , acompañado de L a ­ es crucificado , por el hurto de vna mangana;
drones , y muy maltratado con atrocifsima quien fe atreved, pecar ? Adonde ay cajiga
muerte Con razón dice eí)o- el Jíanro. Lo pri- para tal atrevimiento ? Qué infierno can hor­
ju ero .p arq u e por el pecado del hombre , que rible no merecerá ? O infinit am audaciam p ff-
es vil eícU vo, y polvo * entregó el Padre fa torií, qui pofl talera fpsilacttlum peccarf
mn
i 66 Cap. XXXIII. Tfac. II. Quanto ai beneficio
nonfcrmidaL O infinita a u d a c i a y atrevi­ que no fe puede labat* , íiuo con la Sangré
miento del pecador , que defpues de ver vn de D ios ? Quan grande es la enfermedad,
efpe&aculo tan horrendo , fe atreve á pe­ que para curarla , fe mandó quitar la vidá
car ! O quan horrendo es el pecado , pues pa­ al H ijo de Dios , para que can el prceiofo
ra .remediarle , es derrapada la preciofa San­ bal lamo de fu Sangre , fuelle curado ? Q udis
gre del Hijo de Dios ! Agnofce borao, quam ejl macula , quo Dei Sanguine diluitur ? Qaa·
gravia fu n t vulnera pro quibus Dominas lis- ejl infirmitas pro caías remedio. Filias Dei
Cbriftus , tam crudeiiter vulneratur, O iubelur occidi , vt pratio/o Sangiúnii f u á
hombre ciego >y fin juicio , como no acabas baljamo mederetur ? Como es pofsible ponde­
de conocer, quan graviísimas fon las llagas rar la gravedad de tal enfermedad , que pide
del pecado , pues para curarle es tan cruel, tan íwgularifsimo remedio ? Imagina á vn
mente atormentado , y muerto el Rey del hijo vnico , y heredero de vn muy poderoíb
Ciclo ! Como remedio tan efpantofo , no­ K ey, que eílá enfermo de poncoña, que 1c echo
te haze conocer la gravifsima malicia del pe­ Vna vivora, que le m ordió, y que ya efta muy
cado , parí aborrecerle? cercano ála muerte; y que todos los Médicos
Y Conc. i * dice : Quid enim mugís hominiconvienen , que no puede v iv ir, fino con la
peccati borrorem incutere poteft, quam vidi- muerte de otro hombre,que con fu lengua chu­
re Filium D e l, pro peccato in Crucis patí­ pe la ponzoña de la enfermedad de el Principe,
bulo tnorientem;& terribilem prtí reatu haminit el qual morirá fifi remedio, afsi que la chupe.
fatisfaSiionemreddentem'i O grande malum Qué confejofe- tomaría end le calo ? Para ef­
peccatüm, pro quo taiis vltio f it ! Que- cofa t o , no bufearian á.vn hombre, fentenciado á
ay , ni puede aver, quécaufeal hombre ma­ muerte , ó algún cfclavo v i l , cuyá vida fuef-
yor horror, y aborrecimiento al pecado , co­ fe tenida en poco ? A efte no llevarían , para
mo es ver al Hijo de £)ios, que muere en que con fu muerte íé remediaíTe la vida de el
.vna C ria por nupftros pecados , y que por Principe? Hile es el m edio, que propufiera la
nueftra deuda pago can terrible, y elpancofa fa- prudencia humana. Aora conüdera ello por
tisíhccion ? Grande nial es el pecado, pues por lo contrario. Imagina, que el vil efdavo , ó
él feexecuta tan horrible caftígo. Morir fo- el condenado á muerce por fus pecados, fe
lamente el Hijo de Dios , para pagarla deu­ halla con la enfermedad referida , y que no
da del pecado, baña para caufar horror; pe. hiivieíTe quien lamieífe , y chupafle la tai
ro morir crucificado, y padecer con efpancoíbs ponzoña , y que el Principe , ¿ hijo vnige-,
com en tos, con azotes , y efpinas; quanto nías nito , tuvieífe tal compafsiou, y laftima del
debe horrorizar? Y aun añade mas el Santo: tal enfermo , y eíluvieíle tan abraíado en u»
Aunque me pongas todos los mas horrendos am or, que de fu voluntad íe ofrccieífe , y chu­
cañigos , que Dios tu efte Mundo ha hecho, parte la llaga emponzoñada , y mtirielíe por el
y aun las penas del Infierno , no me parece vil efclavo, y condenado á muerce.Qnien jamás
tan grave como efte : Et nón fim ile propones pudiera penfar tal .cofa? Quando huvo amor,
-gebnnas , non fie expAvafco, non fio comre- ¡ que llcgalT: á efto ? Pues ei:o no es nada , rei-
mi/co , ficu t viáere Deum pro peccato mo- peíto de lo que el Hijo de Dios hizo con no-
ri¿nte% t & peccati rcAtummorte jolventem. Iberos. Sinos efpaiita,)' juzgamos por impofsi-
¡Y aunque me propongas el caftigo horrendo b le , que el Hijo del Rey hjzicífc efta demonf-
de mil Infiernos , no iné cauta tan grande tracion ; y todos los Reyes de la tierra fon na­
Ü oiror, y temblor, cgtno ver al Hijo de Dios da , en comparación de D io s, quanto mas nos
morir.por el pecado dtL hombre, y pagar fu debe efpantar , que el Hijo de D ioi lo haga por
deuda, con muerte can laftímofa, y eípaocofa. nofotros, viliísimos cfclavos ? Quien, coníider
Pue&fi tan gran horror caufaba a efte Santo randó efta obra , no. queda atónito , y palma­
ver efte caftigo ; quanto mayor le debia te­ do de can eftupcndo -amor ? Quien,‘ conrinua-i
mer , quien le efpera por fus pecados ? De mente , por tan gran beneficio, no eílá dando
catiro qui¡ obfso'o audiat peccare} Quls vel á Dios continuas, y perpetuas gracias ,y ala­
levijsimam culpam, non expavefcat i Filias banzas , y ofreciendo Iiempre obíequios ? Y
De i , pro peccato mort ¡tus e j l , & te peccare quien no fe pafma , quan gravifsima es la pon­
deieéíAt ? Quien oyendo cite caftipo^ran gran­ zoña del pecado , pues no fe remedió , íino
de , defde aora· fe atreverá á pecar ? Quien con la muerce del Hijo de D ios? Y quien no
yá no'temblará de cometer aun vna levifsí- tiembla de cometer el pecado , pues condene
tna culpa? Donde efta el juicio, del que vien- tan uorrenda ponzoña/, que no fe ha curado
do morir por el pecado al Hijo de D io s, y fino con la muerte de Dios?
con codo eílo fe deleycapecando? A eíle, quien Hallaban-fe cercados de fus enemigos los
ijo le -reputará por loco? 4 Moradores de Jobes, y pidiéronles termino de
Eite repa|?, qoan horrible es U 3U* 6 paites sftsMuaa.erar*
1
* Í9a
de h Uedempcion , fe debe corvefponder. \6y.
íbcorridos; fe congregaron , y avifaron al Rey Dios hizicra muy rigurofos cafligos en los
Saúl, que eclio vn vando , que fobre fus Vaf- h o m b re , no moitrara en cito fu. Juftieia ; pero’
fallos cayo vn horror tan eftupendo, y vn ter­ haz.r, que por ios hombre vi les efciavqs, der-,
ror , y temor can eftrano, que la Eicritura le lla­ rame la Sangre fu H ijo , y lea muerto; eíto
ma temor de D io s, que les penetró hafta lo in­ claramente declara el grande rigor de fu }tif-
timo del corazon : i . Reg. cap, 1 1 . In vajit ti- ticia. Adonde mas podrá llegar elle rigor? C o ­
•mor Domini populum. Y movidos , y como ai mo es püisibie declarar el fmnmo aborreci­
rados de eft.e temor, fe juntaron trcfciemos mil miento , que Dios tiene al pecado , pues por
de Ifraél, y tréinta mil d eju d á , todos tan el ageno moftróel rigor de fu J nítida , con
animofos, que con folo fu villa , auyentaron fu proprio Hijo ? Mira ios caftigos, que hizo
á los enemigos. Pues que temor es cfte , que en íii Cabera,, por tu íobervía; en fus Manos,
en tan breve tiempo hizo juntar vn Exercito por tus venganzas jé iras; en fu Cuerpo, por
tan poderofiísimo , y que apreiuraíle tanto fus tas deshonestidades j·en fus Pies , por cus
paíTos, que vencí cíe á fus enemigos? El T ex­ páílos deiconcertados. Puesíi por filvarre ha
to dice: Que Sitil tomó fus B ueyes,y ios. padecido tanto , qué hará en t i , fi por fu par-.,
quitóla vida , haziendo de ellos muchos pe­ te , aviendo deñruido todos los pecados, dsf-,
dazos, y los repartió por todos los Tribus, pues los halla en ti muy v iv o s, y poderofos?.
diciendo : Quien no faliere á la guerra ¡ y no San P ablo, ad Román, 8. dixo Proprio Filio
roe figuíe re contra ellos enemigos , fepa.que fu o , non pepercitifed pro nobis traddidit iüumi
haré taxadas fus Bueyes , como lo he hecho Que por nueflros pecados , no perdonó D ios
con los niios:"Quieumqut non exierit, & fe - á íuH ijo. Pues fino perdonó i fu Hijo ,poc
quutus fuerit Saúl , Jie jtst de bobus eius. vérlc con pecados ágenos; qué hará con el pe­
Viendo los Pueblos el deftrozo de los Bueyes cador , visndole con pecados-proprios ? Si a fu
del Rey ; ello les causó gran terror, y efpan- Hijo muy amado afsi calliga , por las culpas
t o , y al pmitp le obedecieron, y figuieron. agenas ; quan grande, ferá fu rigor con el pe­
Pues lí el íaber, que el Rey avia muerto á fus cador ,fu cruel enemigo, y que ha defprecia-·
Bueyes, y defpcdazado , les causó tan efpan- do la Muerte , y Pafsion delStñor ? Y quan·^
tofo tem or; quanto mayor fuera , íi huvieífe do le llevaban áctuc.ificar, como eftaba cruel-j
muerto con crueldad á fu hijo el Principe mente azotado, y desiigurido; y las Mu ge res,·
Jonatás ? Pues qué horror debías tener , vien­ compadeciendofe de él Horaden,lasdíxo.: Ss
do la Jufticiade D io s, que para hazérguerrg in viridi boc Ugno, boc jhciunl·, in árido
al pecado, que de tu alma fe avia apoderado, quid fiep, Luc. cap. 23. Si tal caftigo fe exe-
echó mano de fu Hijo Unigénito; y permi­ cuca en el Arbol verde'1, y ’cargado de tru-
tió fe defcargaíTen fobre el tan innumerables he­ ■to , qué ferá del fe c o , y eíléril ? Eíto es , íi al
ridas , tormentos , azotes , bofetadas , efpinas, Inocente , que no ha pecado , afsi c a(liga la
clavos , y Cruz ,que eftá todo como despeda­ Juílicia Divina ; qué hará con el pecador? Si
zado , y aun muerto , y todo lo pones á tu vif- el que eftá lleno de virtudes , afsi es malí
ta ? Quien viendo taU'ftrago, por fu culpa , iio tratado ; qué ferá del que eftá lleno de peca-:
íc llena de efpantofo horror ? Quien fe atreve­ dos? Si el Hijo U nico, y muy amado, afsí
rá á bolverá cometer el pecado , viendo ^or es can afligido ^or los pecados ; como lo ferá
el tan atormentado , y muerto al Hijo de Dios? el enemigo, por los fuyos proprios?
Y fi los Ifraelitas, por ver muertos los Bueyes .Ademas de ello , dice Santo Thom ásde
del Rey Saúl, al punto le obedecieron , y fue­ VÜlanueva : Deus faSfus ejl homo., v t per
ron á la guerra , poniéndote á peligro de per­ boc homo reparetur. Ello es , por el pecado
der la vida; como »áfonos al punto no ama­ Adán perdió las grandes virtudes, que Dios
mos , y obedecemos en todo al Rey del Cie­ le avía dado , con las quales fu alma eftab^
lo viendo , que por librarnos del pccado, por muy adornada, y hermoíifálma, y fe hizo fe-,
darnos la vida , y b. gloria, ha permitido , que mejante á los brutos ; y para que nofotros
fu Hijo Unico , y muy amado, fea por no- recup^raflemos efta gran dignidad ,y nueílra
fotros defpedazado , y muerto ? O qué efpan- alma cftuvieíTe muy adornada de virtudes, fe,
tofs juftieia! hizo Dios Hombre ; y por efpacio de trein­
Dice dtfpues San P a b lo , que graciofa- ta y tres anos quiíó eflár ejercitando admi­
mente fuimos jufliíkados , por ¡os méri­ rables virtudes, para que viéndolas, las co-
tos de Chriflo Señor nueítro ; y añade ; Qtiem piaffemos, é imitaífenios, y afccndieíTcmos 3
propufuit Deus propuiAlionsm perjiiem iyfan­ grande Santidad, como lo han executado in-¡
guín« ipjtus ad oftcnjíunem iujlitiá fu » . Que numerables Santos. Pues quan iunumerales
nos le propone Dios por propiciación, mof- beneficios eftán £tqui incluidos! Grande .bene­
trandopos fu Sangre , para manikí\a,cÍon. del^ ficio , y mifericordia fue Encamar el H ijo dé
rigor de fu Jutticia. Como fi di.xeva, ¿ Aunque p j o s ; y_con, elU ob ra, por k í de iufinico me-
ió 8 Cap. X X X I V .T r a t . II. Vrofom nfe ksgrandes beneficios
'1ro,baftaba para redimirnos; pero no baf-
r o al amor de ]cfu-Chrifto , íino que quito CAPITU LO X X X IV .
te xere i car innumerables virtudes , deí’de fu en- Q um grandes beneficios nos hizo en Encar-
irada en el M undo, halla morir en vna Cruz, nar , para redimir ai hombre , y no a ¡as
padeciendo immenías, é intolerables injurias demonios; cotexando h culpa de eftos , coa
por nofotros ; y para que? Para dexar copio- las del hombre ; y f e exorta a imitarla penis
íifsimos, y eficacifsimos exemplos, que nos mo- tencia de Adán ,psra corrcfponderagra-.
yieflen al exercicio de admirables virtudes; y; decido*', y f e propone el peligro de no
para que afsí i'ubie[Temos á grande fantidad. ' . cxscutarloofsu
Piies aora pondera quantos exemplos te dio
d e p o b reza , quantos de humildad , quantos-de / ” \ T r o s grandes beneficios nos ha hecho,
paciencia, quantos de todas las virtudes ? No V -/ P01’ medio de fu venida al Mundo el
tienen numero. Y cada éx-emplo de éftes, por Hijo de D io s , fi los cotexamos con el caüigo
fér obra de Dios Infinito , no es infinito beneft- de los Angeles. El· primero e s , que afsi que
ció? Y diene, fi cada vno de eftos beneficios pi- pecaron los Angeles , al punto fueron cafti-
*le i n f i n i t o agradecimiento , y que tu no le pue- gados , y arrojados al Infierno , por coda
'des dáe, íino correfpondes con todas las obras vna eternidad ; pero al hombre , aunque Dios
buenasque puedes,no ferás muy ingratorSi pa- le caíligó , echándole del Paraifo ¿ y deciaran-
ra que fuertes redimido, bailaba vna obra fanta dolé los males, que por el pecado le avian ve-
del Redemptor , y no fe contentó con lo pre- nido ; pero rio le arrojó ai Infierno como á
c if o ,y neceíTarío , íino que además de eíío, los Angeles,' fino que le dexó en el Mundo,
«xercita innumerables virtudes, para que vien- Que mifericordia tan grande es efla , que al
dolas , te movifcííes á adornar tu alma con punto, que pecan los Angeles, fon ¡andados en
o t r a s , á fu femejan^a; como tu te contentas fo- el Infierno , y al hombre no le arrojan coa
lo con lo precifo , de no ofenderle con pecado ellos ? Si el pecado de Adán fue de fobcrvla, y
m ortal, y no le agradeces tan grandes benefi- también el de los Angeles, y por eflo cftos fue-:
cio s, con otras muchas obras fatuas ? Como ron echados al Infierno ; no es gran beneficio,
.t r e s tan’ ingrato, que además de las obras que el hombre no fuerte -entibiado á las mifi
yirtaofas , que tienes obligación , no exer- maspenas? Entonces, como D io sd ixo áE vas
citas otras muchifsimas , como por ti las Jn dolare partes filias. Parirás con dolor los
obró el Salvador? D e tan gran numero de hijos. Era fácil decirla: Nunca parirás. N o
éxemplos coiíio te dio-Chriílo Señor Nuef- quiero aya mas hombres, pues ran ingrato , )i
tro , para que adornafíes ¿tu alma de Santi- enemigo me ha íido el primero; y con efto pe*
d a d , te has aprovechado ? A y de t i , fi los- recia todo el Genero Humano¿Pues no fueefia
tienes o ciofos! Y ay de ti íi en lugar de ' Vna gran- mifericordia ? No es eílupendo be-
agradecerlos , con muchas virtudes, has corref- nefidotíperar al hombre, y darle lugar para
pondido, con muchos pecados ! O que fevero que hizieíTc penitencia, y negar cfto á los An-
juicio te efpera ! Job.fucvn efpejo de Santidad, geles ? Quan agradecido te debes moftrar á
y no aviendo entonces por el muerto el H i- Pios?
jo de Dios, dixo , que en el Jyicio Divino , á E l fegtindo beneficio es , que D ios ha vfañ
m il cargos , que le biziefíe el-D ivino Juez do contigo de grandes mifcricordisas , las qna-
#10 podia fatísfacer á vno , cap. 9. Pues def- les negó á los Angeles; pues á eftos, al primer
p u e s , que por ti ha íido crucificado Chrifto, pecado les condenó fio efperarles al fegundoj
y te ha hecho innumerables beneficios ; y ca- y á ti no te arroja al Infierno al primer pecado,
da vez que has pecado, le has crucificado, co- íino que te efpera j y no*folo has* cometido
pío dice San P ab lo : O que horrendos cafli- otros , fino muchifsimos. El pecado de los An­
gos te efperan ! Y como al punto no geles folo fue vno, y efle fue de fobervia, con
hazesvna verdadera peniten­ el penfamiento; pero los tuyos fon muchos, de
cia , para librarte de obra, de palabra , y de pensamiento, en mate­
ellos? ria de Sobervia, de Luxuria, de I r a , y deto-y
dos los otros vicios, Pues íi D ios te lia hecho
innumerables beneficios , y has fido tan ingra-
tiísjtno ; quanto m as, fin comparación me­
recías , 110 folo el caftigo dado á los Angeles,
fino otros muchos mayores ? Tns pecados fora
en parte mucho mas graves, que los de los An­
geles , porque no defpreciaron la Sangre de
Chrifto , porque no imvrió por ellos; pero tu
Ubias rr)enofprec;^4o ¿ 119 has he^h» cafo da
.y penitencia de Adán: 16 9
ell3,aan que fe tlch'ámó poi' tí en la Cruz. Y aun Dios , fe execüto é fv el tíéaipo',' qüé el mundo!
repitiendo d pecado, con él buelvesá crucificar eftaba hecho vn ábyfmo dé maldades.Los Gen-!
al Hijo de D io s , como dice S. P a b lo : Rurfus tües avian crecido tanto en las idolatrías , que
crucijtgcnffj.Pues íi es mucha tu ingrat¡tud;con fe hazim adorar como Dioles. Los Judio* cite-:
quaiita mayor razón merecías , que Dios te hu- ban llenos dé hypocreíias, avaricias, ambicio­
viera confundido en los infiernos con los de­ nes , y otros muchos pecados. La tierra , toda
monios , haziendote participante de fus penas, eftaba llena de maldades; pues íi tan gran mui-:
pues les excedes en las culpas ? Como no te ef- ticud. de pecados provocaban fu ira para eí
pantas,de que vfando Dios de Jufticia á los An­ caftigo ; qué mifericordia tan admirable es , que
geles , afsi que pecaron , á ti te ha futrido mu­ en eíte tiempo quiera venir al mundo, para re­
cho tiempo; y no folo vno , fino muchos peca-' mediarle ? Si eftaba viendo tan innumerable
dos? Que obligado eftás á eñe Señor, pues te ha multitud de ofenfás; como eftas no fueron par-,
íufrido tanto,íiendole tan ingrato? Quien ha de­ tg , para que retrataíTe fu determinación ? Co-i
tenido el rigor déla Divina Jufticia, para que mo en lugar de anegar otra vez al mundo , con
no fuciles caítigado i mereciendo horribles caf- otro D ilu vio , ó abrafade con fuego , como
tígos, fino los méritos,y miferícordía del Salva­ á Sodoma , defeiende del Cielo ,, para llenarle
dor? Y como no falos al p a r to de pecado, tem- de bendiciones? O caridad, infinita,cuyas llamas
■blando,y coníiderando el eípantoío rigor,y caf- no pudieron fer anegadas, con las muchas aguas
tigo de Dios , contra fus Angeles ? Si con tanca de los ríos de los innumerables pecados , fino,
feverídad caftigo á Criaturas tan Nobles ,y fa· que crecieron con mayores raueftras de amor!
bias;como, no temerá femejancecaitigo el hom* bi en el mundo vna grave ofenfa provoca á la
bre, vil criatura, que ha ofendido mucho mas á- venganza , que muchas vezes no ay poder para
D ios,y que por ¿fío le de horrendos tormentos? aplacarla , y íi multiplican algunas, fe haze
El tercero beneficióos, que quando Dios ar­ como impofsible el perdón, y todo es executat
rojo al infierno a los Angeles, ninguna efperan- venganzas ; como injurias tan gravifsimas ,
les dio de remedio, ni de facarl.es de las pe- tancas , hechas á Dios , no folo no fon cailii
Das eternas;pero á Adán,quando apenas avia pe­ gadas, fino que basa el Hijo de Dios, á mo-,
cado , 1c echo del Paraifo. Entonces, viniendo rir, y pagar con fu muerte todas eftas ofen-
Como Juez á reíldenciar á Adán ,.y á Eva , y á fas ? No mueftra en efto vn amor tan excefsi-,
declararles la fencencia de nuiertq,en que. avian ■vo á los hombres, que es impofsible explicar­
Incurrido; como Padre amorofo , y mifericor- le ? Si nofotros no merecíamos tan grande bien^
dioíó , les prometió hazerle Hombre por ellos; fiuo que. folo eramos ‘ dignifsimos de horrendos
y fe lo dio á conocer , quando dixo: Ipfa conti- caftigos, 110 es eíte vn beneficio tan grande, que
ret c&p.ut tuum. Genelis j como lo declara el no fe puede ponderar? Si eramos fus capitá-i
Papa S•Pío1'V.en fu Caial.<ír'í.2.f.4,Y S.Thom.’ les enemigos , traydorss , é ingratísimos;
&,2.q.2.art,7. Y efta prometía la fue Dios con- qué excefto de amor , es, que qiyen , con falo
cinuandoálos Antiguos Padres,‘como diccSan querer, nos podía confundir, y deftruir, quie­
Pablo , A á t .c .ij . Vobis annmciamus eí¡m,qua ra venir á morir por nofotros , y con tan cruel
ad Patres noflros repromifsio faéla ejl, No es muerte , f-itisfacer por nueftras culpas ? Com a
admirable mifericordia, que -quando Dios echa­ tan eítupeado beneficio no eítá muy entrañada
ba del Paraiíó.Terrenal· á Adán, y a fus descen­ en nuestro corazón ? Como .no le agradece-i
dientes,cu tone es les prometa dar, quien íes abra mes tan continuos obfequios , de obras* de,
las puertas del Parailo' Celeftial ? NS es grande palabras,1y penfamientosi1
beneficio., que quando Dios fe halló muy.ofen- El quinto beneficio , es , que aviendo pe-r
dido, y que por elfo les declaró las maldiciones^ cado ai principió nueftros primeros Padres , %
que por fu culpa Íes ha venido, que entonces-les los Angeleá; á· ellos ¿l Hijo de Dios los dexc*
confuele ,y prometa efperan^as de muchas ben­ reprobados, no quiío; venir á remediarlos ·, y
diciones? No es íutgulariísima tnifericordia, que folo tomó carne, y fe hizo Hambre , por li->
eftando muy reciente la ofenfa tan gravifsima; y. bramos déla fervidumbre del demonio , y del
la Juílicia Divina muy provocada,y que entc.a- infierno, y llevarnos al Cielo , como dixo Sart
ces, todos los hombres merecíamos ter maldi- ■ Pablo, ad'Hebr. cap. i. Non Angelas appre-
tós ,y condenados para íiempre , como'los de­ bendit; fod. jemen Abrahte, Pues como dev
monios? Que piedad es cita tan eítupeuda , qué xó fin remedio á la naturaleza , tan Noble,;
elmifmo Dios ofendido , en lugar de tutminar y Sabia , y quifo Encarnar , y hazerfe Hom­
rayos ds caftigos.ofrezca que embíará quien re­ bre , para redimir á nueftra naturaleza tan
pare todos fus daños, y le remedie? Quanto de­ vil , en comparación de U de los Angeles?;'
bemos eftitnar can admirable favor!1· Qiiien no queda aroniccf, viendo que Dios re­
El quarto bencEcio, es , que la execudón - prueba á vna Naturaleza tan Noble, y §abia , ^
He la proi^íTa U ¿¿.ucar^í^ti gi¿od $ efeoge a ja v i l , y gijlcrabie J¿2aii?rc, par^
X ' na-
170 Cap. X X X IV . Trat. II. De la Encarnácion
n¡*cer de ella, y re mediarla ? Que amor tan eftu- hallarfe bien difpueltos para la confefsion ? A l­
pendo es eñe? Qu a n agradecí da, y eftimada por gunos dicen : La contrición fe produce en
nofotros debe fet eíU tan vtilifsima milcricor- vn iuítante, y por elfo juzgan,que para ella baf-
dia f Yquan preciofa es, á los ojos de Dios , U ta decir: Tibí fo ii peccavi. O qué engañados
verdadera penitencia,' pues viéndola, fe movió á vivéis ellos! El fuego , en produciendo ocho
compafsion tan grande de nofotros! grados de calor en vn leño verde, luego es pro­
Adán, viendo la gran mifericordia, que Dios ducido ; pero primero anteceden muchas pre-,
avia vfado con él » le moftró muy agradecido, paraciones de otros grados de c a lo r, que expe­
haziendorigurofa penitencia de fu pecado;pues led la humedad, y el agu a; y en efto ay bailan­
V illegas, en la V i da de Adán >dice: Que nunca te dilación ; afsi en la peniteucia , antes de la
cometió otro pecado grave, y que pufo fu ha­ contrición , diverfas difpoíiciones deben prece­
bitación, hada la muerte, á la vifta del Paraifo\ der ; y fino es a ís i, como es pofsible aya verda^
y que efto era ocafion á Adán, y á Eva >de llo­ dero arrepentimiento?
rar fiempre fu pecado , acordaudofe , y viendo Eítas preparaciones nos las propone Lefsío»
por fus ojos lo que avían perdido , y la m irria que enfeñando como el alma fe ha de.difponer,
en que fe hallaban, y que nunca fe enjugaban fus para hazer vn Aóto de Contrición , pone cinco
ojos,y cadadla fus lagrimas mas fe aumentaban, confideraciones de los beneficios D iv in o s ;y
y á fus cuerpos trataban con gran rig o r; pues remata : Quibus ants octtios pojitist & bene
dice el ÉfpirítLi Santo , que eftos, y otros, en el pvnderatis , fuff andar pudore , excitaba inme
principio del mundo, para fu fuftento, folo v.fai máximum dolorent proptsr tantam ingraitiii-
ban de pan,y agua, y d.e vn vil véftido, para cu­ dinsm , ac iniuriam in tantam MAiejiatem^
brir fu defnudez. Ecclsfiaji. cap.2p. Y aora,íos & bsnefaBorem. D einde propom m jeria m
que gravemente han ofendido á D¡os.,,fejuuef- vita emmendationem , pee cata mea confitería
tran agradecidos , haziendo vna verd adadera poemtentiam agere , omniaqus eius pracepta
penitencia, en algo parecida á la de Adán? No. occufAté fs r v a r e , 0 * om nei meAi cogitutio■*
y á lo menos , fe apartan de todo punto de co- n e s , Jiudia , connatus vitamqne totam, in tiut
fneter otro pecado ? N o. Porque buelven otras obfequio , & gloria im penden. Opuíc. 4.
muchas vezes á las culpas. O que ingratitud tan cap. j . Confiderados eftos m o tivo s, y bien
horrenda! Y qual es lacaufa? ponderabas, el pecador fe confunde, fe aver­
Muchos fon los que falcan eñ el dolor, y en güenza , y excita en si vn gran dolor , y arre­
elpropofito, y por eíTb nazen faifas confefsío- pentimiento , por conocer tanta ingratitud , y;
nes. El P . Alonfo Rodríguez, trat, 7. cap. 8, tan graves injurias, hechas contra ia' Supre-'
pregunta: Qual es la caula , que ios del mundo ma M ageftad,y tan gran Bienhechor. Enton­
buelvan tan fácilmente á caer en los mifmos ces haze propofitos firmes de enmendar fu
pecados,defpues de muchas conféfsiones?Y ref- vida » de confeífar fus pecados , de hazee
ponde;La caufa es comanmente, porque no los penitencia de ellos, de guardar con mucho cui­
aborrecieron de veras, ni vienen á las confefsio- dado , y diligencia toda la Divina Ley ; y de
nes,con propofitos de uo tornar á pecar. Y co­ ordenar todos fus penfamlentos, palabras, 7
mo el corazon nunca de todo punto buelve á obras; y toda fu' vida , en obfequio , y gloria
D ios, fino á media cara, como dicen, fácilmen­ de D ios. Y de donde nace efto ? De que elpe-.
te fe buelven alo que nunca dexaron del todo; cador fe detuvo enconfiderar, y bien ponde­
porque-fi de veras les pesara, y aborrecieran el rar los motivos , que excitan al dolor : E t bené
pecado, y tuvieran própofico de nunca mas bol- ponderatisf Y como de fu parte hizo lo que pu­
y e r á p ecar,n o bolvieran fácilmente á e s c o ­ do , le ayudó la Divina Gracia, de quien dicen
mo fino huvieíFen confeíTado, Haíta aquiefle losT h eologos: Facienti , quqd e fiin fe^ D ea s
Autor, Y qué feguridad avrá de tales confefsio- nomdenegat graHam. Qae á quien haze lo que
ues ? Y eñe daño depende, de que no fe detie­ puede , Dios no le niega fu gracia. Y que por
nen en el d o lo r, y aborrecimiento de los pe­ efte medio, facó grande luz , y defengaños, que
cados, ni en la enmienda, ni en pedir á Dios le motivan á vna verdadera penitencia. Y para
jrsifericordía , y favor. En vn inflante fe prepa­ efto es neceífariodetenerfealgnu tiempo en eftas
ran; pues como espofsible aborrecer los vicios? confideraciones, pues no fe gozan al inftanre. ■
Para vna verdadera confeísion , es neceílario Efto fe manifiefta en la Converfion de’S. Pe-·
romper las cadenas de las culpas, aborrecerlas dro,defpues de fu negación, de quien dice la V .
de todo corazon , pedir á Dios perdón , propo­ Madre Agreda, H b ,6 ,c,i6 . El Señor deípertó ei
n e r huir de todas las o callones, y guardar la D i­ corazon de Pedro , y le reprehendió benigna-,
vina Ley; y para efto fe vencen muchas repug·· mente, mediante la luz.que le e m b ió , par*
nanejas, y reiiftencias de la Carne ; del Mundo, que conocieíTe fu culpa , y ÜQraíTe, Y al punto
y del Demonio , que eftaba apoderado del al­ fefalió el Apoftol de la cafa del Pontífice , rom-'
ma. Pues c o m s, fia detenerte cu efto, quieren piendo fu corazon^con inciaig dolor^ lagrimas^
£9 K
y p m tm c h de A d á n i y - t
por fu ¿aida i y para llorarlo coh amargura ,,fe he querido las penas étérñíís , y perder el Cíe*
fue á vna cueva dotulelloró , con confufion , y lo ? Ay de mi !. Y corno podre ellir ardiendo
'd o l o r vivó ; y dentro de tres horas, bolvióá la entales llamas, para fijmpre ’ De la falta da
gratis , y alcanzó perdón de fus delitos, aunque ellas, y ocras coniideraciones, bien pondera-:
los impulíbSj y finitas infplracíones fe avian d as, procede que no ay contrición, ni atrición,
continuado ñempre. Reparefe, que díte : Que quat es neceífaria para ?na buena co.ifefsion..
dentro de tres horas bol-vid a, la gracia. Y qué Si falca la conlideracion ponderativa , que baf­
precedió ? Lo primero, que fé retiro i vna cue­ ea para engendrar vn verdadero aborrecimiento,
va , adonde alli folo Ce ocupo en coníiderar, de la culpa,y verdadero propoliro; como puede,
y ponderar la gravedad de fu pecado : L o & - aver verdadera confefsion ? O que innumera­
gnndo , que rompia fu .eorazon con Íntimo, bles-fon los que vienen á la confefsion, fin ¡no-<
y vivo dolor i Lo tercero, que elle dolor, pror­ verie lo bañante al verdadero dolor ! Y por
rumpió en copiofas, y amargas lagrimas. Pues efto, quanto fe puede temer , que fean tañeos*
íi vn Apofiol, defpues de dlfpoíkionestan fer- que cafí fe pueda decir lo del Propheta ,,que
vorofas, tardó tros horas en bolver á. la Divina ninguno liaze verdadera' penitencia? Y ello io
Gracia; como el pecador , fin ellas preperado- maeflra la poca , ó ninguna enmienda que
n es, íolo con vna, bvevifsima difpiicencia , fe vemos, defpues délas confefsioiícs.
juzga muy feguro en la amiflad de Dios i Si i n1
antes de lacouíefsion no íé ha detenido algún CAPITULO XXXV.
tiempo , baf¡.inte para aborrecer fus-pecados, Que ¡a Iglejhi) defeie el Adviento, nos exorti
y no llega con dolor vivo , y amargura de fu ¿i que nos Prepáranos , pura que el Miño Dios,
eorazon jeomo fealTjgnra tanto de fu penitencia? efpirita.ihmnte nazca en nuefírzi ültriar,
Com o no cen:e, que iba falla, por fu dolor? y motivos qus d efio excitan.
Jeremías , en nombre de Dios , cap, 8. di-
ce : Atulius ejl qui agat p&nitcntiam de p¡c~ a mor de Dios Inexplicable á.los hombres^
catofuo. Ninguno haze penitencia de, fu pe­
cado. Pues en los días Feiiivos , f en mu­
O No fe contentó con ¿ver venido ai Sum-
do , fino que de nuevo , efpintualmente , quie­
chos jubileos , no fe confiesTan muchos? Si. re nacer en las almas; y para ello ha difpuello,·
Pues como dice , que fon tan pocos los que ha- que la Iglelia aya .inftituído el Adviento, para
ten penitencia, que fe puede de-'r, que nin­ que los Freiesfe hallen bien preparados en el
guno? Va lo dice el Piopheta : Nullus eftdi- dia defu Nacimiento..El Concilio Petricovietii
cens, quidfect ? Que no llegan a confelíar con fe , in Symboto ,cap. 3. defpues de proponer;
t i verdadero conocimiento de la gravedad de que la Iglefia ha ordenado las quacro femanas
fu pecado , diciendo : Quid feci ? Como he de Adviento , para excitar , y animar a los Fie­
fido tan loco , que tiendo yo nada, he ofendi­ les áque le preparen , para que en fus almas, ef-
do al Immcnfo , al Omnipotente , al que fo­ piricualmente nazca ei Niño Dios ; añade : íyi
lo con querer , puede deílruirátodo elle mun­ quo Sanctorum Pttrum deftdsñum mbisrepra*.
do , al Señor de tan Gran M ageftad, que en fe n tiit, qui fedentes in tew bris, & in -v>nhr&
fu pretenda tiemblan las columnas del Cielo, mortis , íncredibils. animoram arderé iefum¿
como dice Job? Quid f s c i ? Como he fido tan Chrifium expecízntes csatinuis , & ftebilibus
ingrato, que he injuriado á mi verdadero P a ­ moiis clzmabint. En efte tiempo del Adviento,
dre ¡ á quien me ha criado, y facado de la nuda; nos reprefenca Ja Iglefia los ardientes deíeos
al que, por todos los inflantes, me eílá confer- de los Antiguos Padres , que ellandoaíkntadoa
1vando; al que, continuamente, tiene providen­ en las tinieblas, y fombras de la muerte ,efpe-,
cia de mi ? Quid feci ? Como fe puede ponde­ raban , con increíble fervor ,qlie viniefle hecho
rar mi ingratitud; pues he injuriado al que por Hombree! Sol de julllcia Jefu-Chriílt) ,para
librarme del poder del demonio , y del infier­ que los alumbrafle , y facaife de las tinieblas. Yj
no , me ha amado tanto , que ha dado fu vi- ello lo pedi.iH con continuos clamores, acompa­
-da por m i, padeciendo por elfo horribles tor- ñados de fufpiros,.peticiones,y lagrimas, dicien­
vnzntost. Qmdfeci ? Com o ha (ido tan grande do con íiuias, cap. 4 j. O Ciclos ! Embiad el ro-·
■tni atrevimiento , que fabiebdo por la Fe, ció Divinojlas nubes Huevan al J u lio ; y la tierral·'
-queDios eílá prefente^iendoquanto házemos, produzca al Salvador. Y citas palabras, d .fie la
-yqueeá mi J n e z ,y que eílá acorrí puñado de primera Dominica , por todo el A dviento/toi
innumerables Angeles, poderofifsimos , que alli dos los dias en el Oficio fe refieren An;:phonas¿
; rrie podian al inflante aniquilar, y con todo dio que mueven á eípetar la venida, del Salvador:
■leofendí ? Quid fie *} Donde eílaba y o , que Qui; vero mazari amare erga Cbri/íum ferun-,
•fabiendo , que porfervir á D io s, me ofrece el tur , carnern eiiam fuam per omne id tem-
Cielo lleno1d e glorias paraíiempresy que á quien pus iewnio m.tcerant , qud domitis Ulius
2g ofende^ J.g e9n4eua ál(?§ iaegosetern os, y CítpiditdtibtíS 3 tanto ffljgis expedid queanl
X&‘ ' " &
172 Cap. X X X V . T r a t . II. Proponefe lo qm la IgUfta
fid Mam venkntem excipiendum ; pero los que Señor, que baxa á favorecernos; como ál pun­
con mas fervorofos defeos efperan á Cbrifto, to no te previenes para recibirle?
Señor nueftro, por todo el tiempo del Adviento Los Paílores, al punto· que oyeron, que
maceran , y afligen a fu cuerpo con ayunos , re- avia nacido en Beién , fe difpufieron para vene­
, frenan codos los defordenados afectos , fuj erán­ rarle. Afsi que los Angeles dieron las noticias
dolos al eípiritu, para que afsí,eftando bien pre* felices , partieron para verle , y adorarle, di­
parad os, puedan recibir en fu almaalRedempror, ciendo : ‘Tranfeamus vfque Bctbeiem. Afsi,. va­
que fe quleredignar de entrar en ella\Gmuspoftea mos al inflante á Belén. El Chriftiarco r afsi
qmmdm iwultümque expeSiatas, & di es Nati- que oye las vozes de la Igteíia , en el O lido del
•uitatis advenit,quanta ejl per Deum omnium l¡e- Adviento , en que nos preparemos para la ve­
titia !, Quamprofujfum gaudiam! Quam incre~ nida deí Salvador , al punro diga lo mifmo:
dibilis exultatio ! 'Tune dújideratus dijfolvit iüJ Tranjeafí3ust ©v. Difpongamonospara coníe-
gumeaptivitatis nojlra, & nos agravi fervita- guir tan gran felicidad. Repare , que dice la
te y quadiabolo mancipati eramus in libeytatem lgleíia, que nace el Niño Dios en Belén , que
ajferit. Eftos , defpues que por todo efte tiempo es la caía del Pan ; allí es donde fe dá eí íuf-
con fervor, fe han preparado , y viene el dia de t e n t o ,y pan del alma. Pues qué efeufa cen­
la Natividad. O qué grande es la alegría , que dra delaute de Dios , íi al inflante no le folici-
D iosles comunica! Qué profundos fon los go­ ta ? A muchos comprehende la reprehendo»,
zos ! Qué increíbles fus alegrías! Enconces,eI que Jacob dio á fus hijos , diciendo ; Qitare
Señor les premia, no folo con eftos gozos , fino 'neghgitis ? Audivi quod alimenta vssd.intitv
que los defacó de algunas cadenas de pafsiones, in <¡s£gypto} Para qué tan negligentes en tiem­
conque el demonio , en algún m odo, lestenia po de tanca hambre, que ño bufcals el pan?
como prefos , y les dá libertad , para que defde Si yo s é , que en Egypto le vende ; por que al
entonces puedan ferv/ic á fu Criador , con todo punto no le vais á comprar ? A ri te dice
fervor. Hafta aqui.el Concilio; y efto fe redu­ D io s:S i cu aima eftá necefsitada del Pan d íl
ce: 1 Cielo ; por qué no la bufeas elle fuftento ? Si
L o primero , nos propone vna preparación cada dia , dos vezes, á lo menos, das la comida
de muchos dias , paraefta Natividad efpiricual; a t a cuerpo; por que á tu alma , por muchos
porque como el beneficio es grande, afsi pide días, y aun mefes, la confervas muerta de ham­
grande preparación , porque li el R ey AHuero bre , íi cada dia tanto cuidas del cuerpo, que
pedia , que las Doncellas , que avian de fer fus es tierra ; como no te compadeces de tu alma,
efpofas,por ei'paciode vnaño fé preparailén, tan nobilifsima? Y ya que por todo el año 110
con todos los adornos mugcriles, para que fu has hecho cafo de tu alm a; por qué á lo menos
hermofura le fuelle mas agradable ; quanto, con en el tiempo del Adviento no la procuras el Pan
mayor razon,fe nos debía pedir mucho mas tiem­ del Cielo , que D ios en Belén ce ofrece ? Si ef­
po , para adornar las almas con todo genero te Pan Celeftial fe dá de valde , á quantos fe
de virtudes, para en ellas hofpedar al Altifsimo difponen para recibirle qué efeufa te valdrá
D ios ? Si pidiera la preparación, fegun fe debe en el juicio , de que no le bufcas ? No es muy
atan Soberano Huefped; como fuera pofsible reprehenfible, que andas perdido, bufeando
hallarfe, quien dignamente le recibieffe ? Pero los alimentos del cuerpo , que te cueftan gran­
quiere , que como es grande bien fu Nacimiento des trabajos , y no facían , y dexas los Ce-
efpirkual en las almas , que nos preparemos leftiales , que Dios te ofrece de valde ? N o
quanto mas pudiéremos » defembarazandolas es dignifsimo de reprehen/ion , y aundecaf-
de los defeos terrenos, y adornandolas con vir­ tigo , que en la pofada de tu alma aya lugar
tudes; porque fegnn la difpoficion m ayor, ó páralos anímales de los pecados , y para apo­
menor nueítra, afsi comunica fus beneficios: Si sentar á los demonios , y que folo falte pa ra¡
quanromasfe acerca vnoat fu eg o recib e ma­ Dios , que te viene á. viíicar.? Qué razón ay
yor calor , afsi fucede al que mas fe acerca á efte para que aya tiempo muy fobrado para jos
foego Divino. El Maná, que baxb del Cielo, fue negocios con que íirvesal Mundo , al Dem o-j
de gufto Celeftial, y causó foberanos efeftos en n i o ,y á tu Carne, y que folo falte paca el
los que le recibieron con la debida difpoficion; de cu falvacion, y para recibir á cu Criador,
y fe convirtió en guíanos , á los que carecieron que viene á remediar todas tus iiecefsida-
de eíla. Lo mifmo pueden temer los que no fe des ? O qué juicio tan rlgurofo te efpe-,
difponen para recibirá Chrifto, Maná Celeñia!, ral
pues íiendo eíU venida obra de fuma mífericor- Lo fegundo, el Concillo nos propone los
dia » para ta falvacion de los hombres , fe con­ grandes , y fervorofos defeos , y continuos
vertirá en rlgurofo titulo dejufticia, porque no clamores , con que los Santos del Viejo T e f-
fe aprovechan de tan gran mlfevlcordia, como camento clamaban , pedían, y efperaban el
fes viwacclvfd?. Cielo* Si efte e§ yn ^acimientodg| Salvadpr. X afsi. dice ¿Sane.»
nos exoria en d Adviento;
Thomás de Villanueva, cond. г, deludido. gutia? Que importa, qué algunos en el Ad-;
Revelóles Dios , que avía de hazerfe Hombre, viento efperen, que en fus almas nazcael Salva-
para librar de los pecados al Genero Humano. ■d o r , fino ayunan , abfteniendofe de los vicios?,
Oquanco le.admiraban , y pafmaban de caí Que poco que aprovecharán para efto fus ayu­
am or, y dignación ! Inde lilis omús agonía, nos, (i en ellos éftán defeando ,, que llegue U
vídendi С b n fiu m , ini¿ clamores > indé deji- P afq u a, para dar rienda fuelta a los alivios,
deriя , inde lachrymte , & petitiones afsidue y defeos de la gala ? Y íi vemos , que los An-¡
chm»fttium immitte agnum D'jmins dominxto- tiguos , para confeguir la venida del ¿señor, no
rern térra. De la-tal prometía les nacieran folo ayunaban , y maceraban fus cuerpos, fino
grandes , y fervorofos defeos de ver hecho queá eflo juntaban fervoroñfsimos defeos de
Hombre al Mclius ; por efto eran fus lagrimas, los bienes Celeftíales, y de ver en el mundo i fu.
fus anfias , firs peticiones continuas, claman­ Redem ptor; quien carece de todp eüo, y todos
do les embiafle al Cordero Divino , que les fus penfamíentos, cuidados, y defeos lolo foa
librafle de la carga de fus pecados; Cam cog­ de lo temporal, qomo confegiárá los bienes
ito vi ffent ¿litas Maieftatem , & Oivinita- Celeftíales ? Si no fe prepara con fervor , y hu­
tem miro enim videnii eius dejiderio tene- mildad , como no reconoce , que fe fe nega-;
bbntur. Como conocían la grande gravedad rán? . .
de los pecados , cuyo pefo grandemente les Lo rercero, la Tglefia nos propone la pre-í
afligía, y la fu mni a Mageftad, Divinidad , y paracion, que San Juan pediaá los -judias,:
amor de 'lu Redemptor , por elfo era mara- para recibir al Salvador; pues en el Adviento·
v illo fo , y excefsivo el defeo de verle en eUe refiere , que les decía; Lo primero , Matth.f,*¿?.
mundo. £1 ver nacido a fu R^dcmpcor, efte 3. Incite ergo fru tiu s dignos pcsnitcntix*
era el (in , y blanco de fus efperan^as, y defeos; Hazed írutos dignos de penitencia. Como (i
con eíio pallaban la vida ; y con efta fe , y ef- dixera : Vueftra penitencia no fea fingida,
penn^afe confoiaban, aun quando llegaba la ni folo efterior, fino nacida de vn verdadero
muerte; pues San P a b lo , ad Hebr, cap, i r , propofito de la enmienda, de fuerte, que eii
dice ; Iuxta fidem defuntii fu n t omnes /y?/, lo exterior fean vifios fus frutos, y que fon dig­
non acceptis repromifsionibus fsd Л fonge af­ nos. Y como deben fer dignos eftos fru-i
luientes , Ф 1 falutantes. Efto es , que todos tos ? Alapíde io dice aqui : Dignos fruSius
murieron con la f e , y efperan^a, fin recibir pmnitentia f e c i t , qtti converjas tanto fittdip
el cumplimiento de la promeífa á ellos hecha, fe r v it veritati, quanto antea fervivit vrni-
de la venida del Salvador , en quien rodos tiiti , ©“ áUbolo , as tdm ferventer amaf
ponían la efperan^a de fu falvacion, D eum , quam antea amavit carnem , & mun-
Y para Caber algunas circunftancías de quan­ dum iufia illtid. Paul, ad Román, t-.p. 6. Según
do vendría , dice el Sagrado T exto, que el Pro- Doctrina de-San Pablo : Aquel haze. frutos dig­
phetaD aniel, fe ocupó en dilatados, humil­ nos de penitencia , que convertido fe exercita
des , y profundos clamores , con fervorofas pe­ con tanto fervor en las virtudes , como antes
ticiones á D ios , viíViendoíe de facos, de ci­ en los vicios. El que obedece á. Dios co¡n
licios , y aflicciones con fervorofos ayunos; tanta fidelidad , y promptitud ·, como antes
y defpnes de codo efto fe le apareció vn Angel, obedecía a la carne , y al demonio. Si ..antes
que le di.vo; Ego v en i, t í indicarem tib í, quia corría por los v icio s, para ir al infierne?; que
vir dejideriorum e/i, cap, p. Y o he venido, mucho que corra por las virtudes , para ir al
por mandado de D io s , á declararte las cir- Cielo? SÍ antes al punto obedecía al Mundo,
cunft acidas , que defeas faber , acerca de la ve­ al Demonio , y á !la Carne, fus crueles eLiemi*
nida del Salvador. Leanfe las Vidas de los g o s , que folo procuraban perderle para fiem-.
Propheras, y Patriarcas , y fe hallará, que fue­ pre ; por que no fervirá de el mifmo modo
ron muy abftinentes, adornados de virtudes, á Dios , que pretende fu falvacion eterna?
ocupandofe mucho en la meditación , y en muy Profigtie la Iglefia , proponiendo la preJ
fervorofos defeos de ver al Redem ptor, pro­ paracion , que San Juan pedia á los Judíos*
curando también los bienes Celeftíales ;y por para recibir al Salvador» pues defpues de en·»;
eñe medio , merecieron por enigmas, y figu­ leñarles la penitencia , p&ra purificar las al­
ras, ver al Salvador, y experimentar en fus al- mas , queriendo que eften adornadas de virtu-,
imsadmirables efeátos efpirirtules. Oquanto des , les añadió : ReBas faette (emitas eius.
defengana efto á muchos, que quieren que Dios Luc. cap. 3. Preparad caminos.teftos al Señor;-,
nazca en fu alm a, y fu vida es muy tibia, y y efte es el m edio, para que los hombres le-
mundana ! Si eftos lograron la felicidad refe­ vean : Efto m ifm o, mucho antes, enfeñó Ifaias,
rida, por medio de vna preparación tan d ila­ cap. 40. álo s judíos. Como fi disera : Qiitcad
tada de virtudes ; como cftos quieren confeguir todos los impedimentos , no re ¿ios de ресач
que Dios nazc^en fu. aliña, fia preparación ai-: d o s, got leves1 gue fean redim id ías iras»;.
" " ; ias.
174 Cap. X X X V . Trac, I L Propoñe/e lo que la íglefia
jas foberVías , la gnla , la pereza, y todos los miento dei Rey del Cielo , que ofrece por pre*
demás v ic io s, pues amiqne fean pequeños, im­ mió G lo ría , no terrena , fino Celellia), y eter­
piden á Dios , que entre en vueftro eorazon, na? Para merecer vn premio tan'grande,que
porque quiere tomar, poífefsion de él , y ador­ todos los del mundo fon nada en fu compa­
narlos de las virtudes derechas , quales fon vna ración; con quan grande adornó de virtudes]©
profunda humildad , vna prompta obediencia, debíamos merecer? Si eile .Señor esSantífst-
{vn verdadero amor dél proximo , que efias ft>u m o ; por qué no procuramos vna gran fantidad,
las fendas redas , que llevan áD ios ; y fi eílo para que en fu prefencia feamos viilos muy pu­
fcxecutais, profigue San Juan: Vldebit omnis ros , y agradables á fus ojos?
£»rofalutare Dei. Vendreis á conocer al Saiva- Ideo ante t ampiares dies ca/lificemus cor­
¡vador , y experimentareis los efeflos admira­ da nofira , punjietmus fpiritum , & nitidi, 0"
b le s, que en las almas bien difpueftas obraef- immaculati fujeipiamus Domini adventum, -vt
ce Señor. Si eílá renunciación de vicios , y exer- cuius nat¡vitas per lmwaculatam Virginem
jcicio de virtudes, pedia Ifaias, y San Juan á los tonjíitit , eiu¡ natalis per immacuhtos ferros
" ÍJudios ,para recibir al Salvador; con quanta procuretur. Pata confegtiir eílo, muchos diag
jnayor razón la debían exercitar ios Chriifia- anees limpiemos nueftros corazones , puriü-
hos, tan iluílrados con lasluzes del Evangelio? quémoslos , para que citando ísnmacakdos,
¡Si Dios es la mifma Pureza, y Santidad *, como refplandecientes, y hermoíos , con el adorno
entrará de afsiento en almas impuras? Como de diverfas virtudes, recibamos el immacu-
fe le podrá preparar morada agradable, fino ef- lado Nacimiento cfpirmia) dtl Señor; poique
tá’ T^ornadade pureza , y fantidad ? Si efperas íi fu Natividad nos ha venido por vna V ir­
vn huefpedhle autoridad , no folo le preparas gen Purífsim a, conviene que fea celebrada
vnafala muy barrida, y limpia, fino muy ador­ por Siervos puros, porque fien aqueldiaáal­
nada de alhajas muy bien compuertas , y que guno falta la pureza, y fu alma cftá mancha­
le agraden mucho. Y quanto te efnieras en elle da; como fe dirá , que celebra vn Nacimiuvr
adorno , fi de tal huefped efperas recibir gran-> t o , lleno de pureza , y fantidad ? Qué lmpor¿
des beneficios ? Pues quanto, con mayor razón, ta , que alli afsiíla con ti cuerpo, fi fu alma
fin comparación , debes executar eíla prepa­ eílá muy lexos de el Salvador ? Y fi cilá hrw
ración con el Rey del Cielo , y T ie rra , de m undo, y fe introduce donde todo es pure­
ijuien efperas la falvación? za ; qué mercc fino la indignación Divina^
Lo quarto, dice el C oncilio, que los qué lgitur fufeepturi natalem Domini ab omni no?
íquieren agradar al Salvador en fu Nacimien­ fe c i purgemus, repleamar diverforam muñe-:
to , y facar mucho fruto, que maceran fu car­ rum donis. Si hemos de celebrar el Nacimien­
ne con ayunos, por todo el tiempo del A d ­ to del Salvador , purifiquémonos de toda man­
viento, y refrenan codos fus defordenados afec­ cha de pecado, y adornemos n u E Í l r a s almas con
to s: Ello nos loenfeñaSan, Máximo, m Vigil. todo genero de virtudes, para hallar agrado
N ativit, diciendo a fsi: Quan grande es la ale, en el Señor. Haila aqni el Santo. Lo mifmo di­
gria , quando fe celebra el nacimiento de vn ce San Ambrofio en el tom. 5. Y aun añade m
gm perador! Entonces , todos los Principes fe quatro Sermones otras Angulares ponderacio­
adornan de preciofos veñidos , y joyas, procu­ nes , que la preparación es muy debida; porque
rando cada vno parecer en fu prefencia muy el Huefped es el Immenfo , el Gmnipecen-
¡agradable. Eftos juzgan,que le darán mayor t e , y el Infinito en perfecciones. Puesyá que en
g ü ilo , y g o z o , quanto mayores adornos lle­ los hombres no puede ave'r capacidad correí-,
varen ; porque al Emperador le parecerá, que pondiente para recibirle como Ley ; valdrá
aquel le ama m as, que fe efmera mucho en ce. ... la efeufa , de que no hazen quanto pueden , pa­
lebrárfu nacimiento. ‘Y en eftos adornos po­ ra hofpedarle en fus almas con mucha pu­
nen mayórfolicitud , fabiendo, que el Empe­ reza?
rador es mtiy liberal, y qüe concede grandes A efto fe· añade , que qnando San Juan nos
<íones á quien íe celebra; y que quanto mayor dice , que eíte Señor fe hizo Hombre ; añadió:,.
¡cuidado fe pone en eílo, es mayor el. premio: E t babitabit in nobis, & viditw s glorieta eius
S i ergopropter prafenlts gloriar» terreni Re­ plenutngratia , veritatis, Efto es, que no fo­
gís f u i natalis diem bomines , tanta appari» lo mora corporalmente con nofotros , finoef-
tione fu fe ip iu n t, quanta nos accuratione ater- piritualmente, comunicando á los hombres fus
7íi Regis natakm fufeipere debemns, qui pro D ones; porque viene lleno de gracias , con de­
devotione m fira , non nobis temporalcra l\r- feo de repartirlas, y que eflá'ileno de Dones,
gietur gioriam» fed ateraam ? Si por la cele­ porque es la fuente, de quien manan todos los
bridad de vn Rey terreno , tanto fe adornan ¡os bienes. Pues fi es la fuente , y eflamos perecien­
hombres; quanto mas fe deben efmerar en ador» do de fed;,com o no acndimosa ella para api-
n^r fus gljjjag en ú celebración de el garla ? Si comunica fus «iifericordj¿s, íegun 13
"
m s exortd en el Adviento,
capacidad coñ que cada vno llega ; porque no ofreció Sacrificio al Id olo; y defpues le pre*¡
nos preparamos, defde que la Iglefia nos.avifa gurito : Le dt-clarafe , quien defpues de fus dias
en el principio del Adviento , para que eftando governarlaal Imperio Romano? Y quéleref-
bien preparados, llene codos los fenos de nuef- pondíó ? Que vn Niño Hebreo , que junta­
tras potencias, con fus riquezas celeftiales ? Él mente feria Dios .,y que áfus fallos Diofes ha­
núfmo Señor» además de las vozes de la Igle­ ría baxar al Infierno ; y que bolvierido el Em­
fia, nos llama, pidiendo , que le demos el cora- > perador á Roma ¿ hizo poner vna Arca muy
2on, defembarazado de todo amor del mundo, preciofa en d C apitolio,y en ella efla ínferíp,.
para llenarle del celeftial. Proverb, cap. 2?. cion : Ara primogenjtt Del. EiU Arca es de-;
Fili prabe mibi cortuum, Por qué no oímos dicada al Hijo Primogénito de Dios. Lipoma-
fus vozes , y limpiamos al alma de todo lo ter­ n o , towi, 8'. refiere, que aviendo en Romacdifi^
reno , para que fea llena de los bienes celeftia- cada vn Templo con immenfos gaflos , que
ies? SÍ es vna ganancia funima, por bienes hd- confultaron lostRomanos á fus falfos Diofes;
fos , y que duran vn momento, recibir los ver­ quanto ■tiempo duraría aquel famosísimo , y
daderos , felices, y eternos ·, como no nos dif- fumptuofiísiino Templo ? Y que refpondicron?
ponemos paradlos ? Eüe Señor eftá tan defeo- DarabU doñee -virgu aperiet, Durará hafta que:
fo de comunicarte fus bienes, que dice por San para vna Virgen ; y pareciendoles, que ello era
Juan , Apoc. cap. 3. Buce.fio ad ojiium , £5“ impofsibje , por eÜo afirmaban , que el tal
pul/o ¡Jiquis audierit vaeem, & aperuerit mihi, Tem pla íeria eterno·; pero que la.noche,'que eí
intrabo ad íllut/2, & ccenabo cum tilo , & Me Salvador nació, cayó todo, y fue deshecho j de
mecum. Advierte , que eftoy a la puerta de las tal modo, que apenas fe defeubria raftro de fus
almas llamando, no ceífacon las continuas ins­ ruinas. Santo X'homás t . i , q, 1. art,7. ad 3. re­
piraciones. Si alguno oyere mis vozes , y me fiere , que en las Hiítorias de los Romanos fe
abriere, entraré en fu corazon, y le comunicaré proponej que en tiempo del Emperador ConfT
mis bienes, fegnn fu difpolicion. Pues quien no tancino, y de tu madre Santa Elena, fuedéfciw
abre ai punco, al oir las vozes de vn Dios tan bíerco vn Sepulcro,en que eftaba vn hombre,te4
amante ; y que íi le da entrada en fu corazón, le niendo en el'pecho vna lamina de oro , en que
dexará muy rico 4 e bienes celediales ? Como no eftaba efeulpido : Chrifto nacerá de vna Virgen,
teme,que le caftiguc, por conocer, que fus efcu¿ ■ y yo creo en él, O S o l, otra vez me bolverás 3
fas fon faifas ? Como no fe confunde fu pereza, ver , en tiempo de Conftantitio, y de Elenal
Viéndolos grandes fervores con que los Pro- Quien efto eferivió, y conoció en tiempo de los
phetas Antiguos efperaban , y con muchos Gentiles; como podiafaberlo, fino milagrera­
clamores ·, pedían el Nacimiento de el Sal­ mente , por revelación divina , para conürmac;
vador? en la Fé al Emperador , que entonces te con-,
CAPITULO X X X V I. yir fió á la Fé?
Proponen/e diverjas prodigios, /»cedidosen si Barradas, tom. 1. deH ativ. Chri/i, Ub. 8.
¡Nacimiento del Salvador· , que nos excitan ¿i cap. 13. refiere,' que las palabras d e lP L lm .
celebrarle con e/piritu, y devocion , y f e I j 3 . Naxt /tcui dies illuminabitur, Qae la no··
reprehende d quien'le celebra/oio che eftaria raa clara , y llana de luzes , como el
con alegrías mundanas. d ía , que eilo fe cumplió en la noch" del NacUi
miento del Salvador; pues á la media nocífe
Omo D ios tanto defea nueftro bien , y fe vio vna claridad tan grande , ,que parecía de
C venía al mundo hecho Hombre >para re­
mediarnos ; y efte remedio dependía , de que le
día j y que eftaluz , como no podia baxar á los
Padres del Limbo , la tierra por divetfas partes
reconocieíTemos por verdadero D io s , quifo fe abrió , y por fus aberturas defeendió , y los.
que fe conocieífeíu venida , haziendo diveríos alumbró, y dio noticia del Divino Nacimiento^
milagros ; pues fe apareció á los Palores gran y que entonces fe cumplió el vaticinio de Ifatas,
multitud de 'Angeles, que les anunciaron el ■cap·. 7. Populas, qiti babiPat in tenebris vidit
feliz Nacimiento del Salvador, Y en aqueiia lúctm magm?n. Y que aquella noche las viñas
mifma noche fe apareció á los tres Reyes la de EngadL florecieron , y dieron fruto. Que
Eftrella , y vn A n gel, que les dixo.: Vinieílen en aquella noche en Roma, vna fuente de agua;
á adorur al Niño D io s , y difpufo vír.icfleti fe mudó en fuente de. Azey ce , y que corrió haf­
por Jerufalen ; y dando ellos la noticia, los ta el Río T y b c r, que aparecieron tres Soles en
Judíos le reconocieflen. Oriente , y poco a poco fe redujeron i vno.
Ovofio, lib.ó.Cíip.vit, 'refiere, que en aquella V que junto al Sol fe apareció vn circulo de,
noche en Roma de repeine fe cerraron lasPuer- oro , y en medio vna hermosísima Virgen, que,
tas del Dios Jano , las ’qnales 110 fe cerraban, en fus brazos tenía á vn hermofo Niño. Y que
fino en tiempo de mucha paz, Niceforo , lib, 1, al Emperador Q&aviano los Vaífallosquilierou
*%· 17.; r«jlí[e j ■fil Auguftft a,dprar £Q£ IJios; peta E,1 ^ y lr>
176 Cap. XXXVI. Trat. II. Froponmíe dwerfosprodigios,
confutó con vna Sibila ; y eíla en la noche del & femper tatis viribus, toto corda, tot,t mente
Nacimiento del Señor, en la cafa del Emperaa cum omni devotione , amore n,ruinare, &
dor, milagrofamence vio cerca del Sol vn circu­ laudare concupifcamus, v t debitas faltempró
lo de oro , y en medio vna Virgen, con vn Ní- tanto amore gratias refiramos. Las tparaviiias
fio muy hermofoen fus brazos,· con vna inf- de efte foberano N acim iento, por todas- las
crípcion , qut decía: H¡es cji ara Filij D ei noches, y días, íiempre, con todo corazon, con
viventisl Entonces la Sibila moftró al Empe­ toda nueftra alma , con todas nueflras fuerzas
rador eíla vifion , y le díxo : Como en aquella las meditemos , y rumiemos, para que fe infla­
noche avia nacidcí el Niño D io s , y le adoro , y men nueftros corazones ; para que iluílrados
ofreció Sacrificio ; en el qual fitío defpues fe con la luz divina , conozcamos algo de tan cx-
fundó vn Convento , llamado Ara Cceli. Otros cefsivo am or, y de la dignación divina ; y ya
muchos prodigios propone efte A u to r, y Car­ que es impofsible dár á Dios dignos , y corref.
tagena, que yo om ito; y folo añado, que eíte pendientes agradecimientos , á lo meuosrle
propone , que la Sibila Tíburtina anunció el demos todas las gracias, y le ofrezcamos qu au­
lugar donde avia de nacer, diciendo ; Chrífto tos obfequiospudiéremos; porque no fuceda-,
fera anunciado en Nazareth', y nacerá en Belén·. que en ócafion que nos haze tan grandes benefrr
Y que otra Sibila prophetizó, nacerá en Belén. cíos , no feamos hallados ingratos en la prefen-,
Eflas Sibilas, como pudieran anunciar eftos cia divina; y porque vn beneficio tan inenarra­
MyCienos, mucho antes que fucedieíTen , fino ble , no fe convierta en nueftro daño, en caflí-
-fe los huviera D io s, milagrofamente, reve­ go denueftro defagradccinuentc. Ellos ingra­
lado? tos teman ,que contra ellos dke Ifaias, cap. i .
Y para que obró Dios tantos prodigios, Va genti peccatrici>populo gravi iniquitate9
’antés , ó en el día del Nacimiento del Salva­ feminenequam filijs Jcileratis! Vee faculo in-
dor, fino para que los hombres le recqnocieífen, grato, tepido, & taniorurn beneficiorum oblitoi
adoraOen , y íirvieíTen ? Afsi lo executaron Ay de vofotros , pecadores, Pueblo oprimidoj,
María Santífsíma , y San Jolep h , que iluílra- con graves maldades, malvada generación, hi­
/dos con la luz de la Fé)5 afsi que nació el Salva­ jos de la maldad! Ay de t i, Pueblo ingrato,
dor , le reconocieron, y adoraron por Verdade­ tíb ío , y olvidado de tan mfaravilIoíos benefi­
ro Dios, eílando muy ocupados en la contem-¡ ■ cios ! Si tu te indignas mucho contra otro, que
placíon de tan foberano Myfterío. Pues fi noto- fe olvida de algún beneficio terreno ,, que le
tros eftamos iluílrados con la luz de la F e , y ayas hecho; quanta mayor indignación , lin
con la de los muchos prodigios aquí referidos; comparación , mereces de parce de D io s, pues
que debemos hazer, fino con mucha confidera- yives olvidado de tan grandes, y divinos be*
cion de efte foberano Nacimiento, preparar­ neficios?
nos pard, celebrarle ? Si Dios obró los prodi-· Profigue el Santo: Uecens Chrifli fan g uh
gios referidos; para que vamos !á reconocerle, { vtait Hieronymus) in cordibtis hominum fer*
por medio de la' oracion ? Como avra quien fe vebat ¡ erat devotio Sanclormn antiqua, ar¿
haga fordo á eftos avifos? Santo Thomás de dentifsirnus fervor , & ardentifsimm ardor,
Villanucva, concluf* x. in Natali Dom . dice San Geronytno refiere,que la Sangre de Chrifto
'afái: Hoc fotis , diebus m w o ómnibus diebus reden derramada , ardia en los corazones de
y ita nojir a agamus , hoo continué meditenmr, los Fieles. Era grande fu devoción , fu fervor
fem p er qüarentes puerum lefum in vía , doñee era muy ardiente; pero ya cefsó aquel fervor
tranfeamus in Bethlem, Elle beneficio tan fu- antiguo, aquellos le acercaban mucho á Dios^
premo de averfe dignado el Inimenfo de ve-· que es fuego divino, por medio de la medita­
cir á remediarnos, íiempre le agradezcamos. ció n , con la qual en ellos fe encendía el fuego
Si efte excede á todo encarecímiemo; por que, divino , que les abraíaba en am or; pero como
pontinuamente , por él no le damos repetidas nofotros nos apartamos de eíla confideracion,
gracias ? Para que reconozcamos el grande por elfo eftamos muy fríos en el férvido de
amor , que en ofto nos mueftra , y la obligación D ios. Adonde eftá aora, aquel fervor antiguo?
que le tenemos; por eíTo, por todos los di as de Donde la gran devocion d d Pueblo? Donde
la P afqua, ocupémonos en fu coníideracion, los. incendios muy fervorofos de am or, para
y aun fi\>udleñemos, por toda la vida, para que con D ios? Donde la continua alabanza, ac­
con la continua meditación, fe endeuda en no. ción de gracias, y perpetua meditación? Hoc
fotros el fuego de la devocion , y de los fervo» vnicum , ©“ máximum fidílibíis turic erat ne-
rofos defeos de hallar al dulce jesvs ; porque gotium diebus , noflibus in operibus mamara
fi con fu venida nos haze eftupendos beneficios, tuarum meditari , 0 “ immenfas pro eis Deo
y los olvidamos, effo ferá fuma ingratitud. gratias rsdd'ere· O ingratifsimamgentem , quee
Y en la concl, j . profigiie Santo Thomás: talium fujiinet ionorum , & beneficiorum obli--
mrab¡¡Í0 diebus t ae nocí ibas vbi^ug %/ifci! El vu íco , y nj^sifüo de I05
fu cedídos en el Nacimisnfó del Salvador»*
píeles , fintoncés ferá ocupar los dias , y las no- ni configo, ni con los efrranos tampoco hablan?’
diesen la meditación de las obras.de Dios, N o es efto ingratitud eftupenda ? Y como fe-
dando imaienfas gracias,y ofrecicndole machos dirá , que confiefTo, que Chrifto ha nacido , y
obfequíos de virtudes en agradecimiento. Haf- eftá reclinado en el Pefebre ,íino penfando , y.
ta..aqm d Santo, Y aora , de d ía , y de noche, hablando nyichas vezes, á lo menos por aque­
continuamente, íos hombres no fe ocupan eil llos di as en efte Myfreno?
los negocios del· mundo? Deíde el menor, hafta O ftrjliáiutcm! O veré jumenta ifíjipiential
el mayor, todos, de di a, y de noche, no fe ocu­ Cognovit has pojjejforer», & affenm prajtp?
pan en adquirir bienes del mundo,y enfolicitar domitti f u i , & Chrijiiani dedignantur afsu
eftimaciones , y honras ? Y en efta ocupado» dua meditatione Dominum fuum rn prafept po-
continua, no fon’ comprehendtdos los Seculares¿ JítUfü invijfere ! Puede fer mayor la necedad!
y también ios Eclefiárticos,■que por fu ofició A y cofa de m ayóf eípánro ! No es efto fer ra­
debían fólo atender á las cofas divinas, y de los cional, mas inficiente , que los jumentos! Si el
Myfterios de nueftra Redempcion i Y aun en el buey reconoce á fu Señor, y el jumento el Pefe-
tiempo dd Nacimiento del Salvador , no viven bre de fu Dueño, no es monfiruoíidad , que. los
muy olvidados, nunca meditándolos para agra­ C-hrifHanós fe dignen de víficar con la continua
decerlos ? Pues efta 110 es fimima ingratitud? Ef- medicación á fu Dio6, ySeñor, pueftopor fu re­
tár recibiendo tan immenfos beneficios, y olvi­ medio en vn Peíébre? SÍ d jumento es él animal
darlos, o no hazer cafo de d io s, no es digníísi- mas-infipience,en efto no declaran,que fe bazea
nió de la indignación dívípa, y de vn horrendo mas necios,que efte bruto?No es cofa éfpantofa,
caftigo?· que en d tiempo que laIglefia celebra efte Myf-
tr . Luis de Granada , cottc. i . in Natal. terío, aya innumerables, que viven tan olvi­
Dor»?n* viendo eñe o lvid o , é ingratitud de dados de e l, que aun entonces no le cooíideratv?
los hombres, exclama : Qais fe r a t, vtpro tam Muchifsimos, aunque entiles dias oyen Mif-,·
inenarrabili bsnejicio grafías non agatnus, fa , procuran , que fea muy breve j y en ella .ef-1
nec laudes Ulitispradicemus, hno v ix , nec men­ tan mirando quanto pafla, y difeurriendo en
te cogitem u í, quale, vel qaas magnifican! , J if eíTo , o en otras cofas, y luego al punto fe falen.
munus boc, quod d Domino percepimus ? Quien Y quando meditan en eñe Mvfterlo, para agra-f
podrá tolerar, ni fufrír , viendo , que Dios oy decerle ? Nunca. O fuma ingratitud ! O entra-'
Viene al mundo hecho Hombre , para nueftro ñas,mas duras que el hierro ! Donde fe hallará
remedio , por tan inenarrable beneficio , no ay >mayor dureza , co'mo el carecer del afedo del
quien le de las gracias, ni quien exorte á que agradecimiento ? Si las fieras mas feroces reco­
le alaben, ni ay quien por vn breve efpacio con- nocen, y agradecen el beneficio á ellas hecho; y
fidere , quan foberano, y magnifico es efte don, eftos no le agradecen, ni aun reconocen , por
que recibimos ?' Quien ay de los morrales, que eíto no fon mas feroces ? Quid igitur in loco boc
fe ocupe íi quieta vna hora cada dia en confi- die a»2 prorfam ignoro , niji quod vehemente?
derar,.quan incomprehenfible es el amor de timeo forte non pertinsat ad eos fruMus re~
Dios , para con nofotros , ingratísim os, pues dempiionis, qui bencf.cium non ¡e/timant Re*
viene para damos la fallid eterna ? Venir vn demptoris. lilis enimvidetur Chrijius, nec na­
Señor immenfo en perfona , y para Inzer vn tas, nec ptxjfiis fu ijjc, qui nihilo tnagis aito fíu -
beneficio tan eftupendo , que todas las criatu­ pendis Myfterijs affduntur, quarn f e nihil ad
ras juntas, dignamente no pueden agradecerle, eos pertinent. Si d fin , ó muerte de eftos ferá
y ver, que le olviden , y no hazeii cafo de él, feliz, o infeliz, totalmente lo ignoro ; pero muy
¿ quien no pafma ? Como ay paciencia en mucho temo ,.que estos no han de participar el
Dios , para fufrir tan grande defprecio ? Non fruto de ¡a Redempcion ; pues no eftiman el
ptídet bornuvjs, qui j e crsdere profitentur le- beneficio, que les ha hecho d Redemptor, Para
fu m Filíam Dsi in prafepi, loco bumUlimo, at- eftos parece, que Chrifto no ha nacido , ni pa^
qtte abieñifshno noflñ gratia redimtum, «3« decido ; pues á la confideracion , a! agradeci­
f e totes in rerut» , tara admirandarum con- miento , y e(limación de tan cftnpendos Myfte«'
templationem daré; de his cogitare, de bis do- ríos , no fe aplican , ni de ellos hazen ca fo , co­
tni jforiíy no¿ le , ac die fecum , cum fifis, & mo (i ádlos nada pertenecicífen. Pues íi á be-i
cum extern!s loqui? Los hombres, que con- neficios tan fobcranos defpreeian , nofehazem
fieffan , qne el Hijo de Dios fe ha hecho Hom­ indignos de fer privados de fus veilidades?
bre , y que eírá reclinado en vn Pefebre, lugar El fundamento que tengo para afirmar efto
hnmÜdtfsinio , y deípreciadifsimo , por librar­ ( profigue ) es, que no á eftos ingratos, y malos*
los del infierno , y llevarlos al Ciel'o ; como 110 fino á los hombres de buena voluntad, los An­
fe con Rinden , y avergüenzan, de que no fe geles en eíle dia ofrecen la paz , no lá que da el
ocupan rodos en la contemplación de tan Sobe­ mundo , fino la qne el Rey Soberano tru>:o del
ranos Myfreríos ? Y qne ni en ellos pie&fan, .Cíelo. Hafta aqui efte Autor, Y repara, que efte
«i en fu caía ? ai ru g a , iii de dia ? ni de noche. olvido tuyo de tan CelefHaíes M yfterios, no;
■’ ' .............. & .... № '
>78 C a p .'X X X V I.T fat.il. Vroponenfe diverfbs prodigios
folo ha fido por vna Navidad , fino por todos pograndes penalidades,tormentos, y Cruzes,
los años de tu vida. Pues ingratitud tan conti­ no es for^ofo, que las aborrezca , y condene i
nuada por tantos años; como no merece vn todas ? Pues como los hombres viven tan enga­
horrible caftígo? Pises quien es Ingrato, que no ñados, que los vicios, que entonces cometen, fe
celebra los Myfteríos Divinos con efpiricu, y perfuaden, que fon virtudes agradables á Dios?
con !a debida devocion; quanto fe puede preíu- Y profigue el Autor: Citrn i&ntorum myfterio-
mir, que eftos tan descuidados, e ingratos,cay- rum fefiivoi dies e medio tallere non potuit,,Jie
gan en otros pecados ? Y íi en efie eftado tan turnen hoc negotium invertit t v f bis diebus- ma­
defeuidado les coge la muerte; qué ferá de fus gis v en tri, quam Chríjlo , magis fe c u h r iU ti*
almas ? Si por fer tan defeuídados, é ingratos títS , quam bu ius myflcri] dignitati fe r vire f a ­
en celebrar los Myfterios D ivin o s, fon priva­ cial hofies no¡Ir i .fpiriiualiaC hrifii fe ¡la ab-
dos de fus efeítes; como no temen tan horrible Ecc lefia in eiufdem inftituta in carnaliacon-
peligro? verteré conantur, Satanás , como no> puede de
Los Chriftianos, que fon mundanos, juz­ todo punto quitar la celebración de dias tan fef-
gan que celebran la Pafqua , porque en ella tivos de tan foberanos Myfterios, ha puefio co­
procuran mucha alegría, fie fias, y regocijos. O do fu cuidado en invertirlos, liazíendo, que con
qué engañados viven ! Si efte Myfterio es todo pretexto de tan gran feftividad, íe Orva al vien­
efpiritual %y celeftial, y folo fe debe venerar tre,mas que á Chrifto, á la alegría íecular,y á los
con efplrítu, y devocion; como no reconocen, cumplimientos del mundo , mas que á la digni­
que la alegría mundana, y carnal, deflruye á la dad delMyfierio.Los demonios,nueftros enemi­
efpiritual, que fe debia tener en cales dias ? C o ­ gos , á las fieftas efpiricuales, que la Iglefia ha
mo han de agradar los juegos , las rifas, y los ! inftituido en alabanza de Dios , las han conver­
entretenimientos , fi el Niño Dios eftá llorando tido en mundanas, y carnales. Pues fi la cele-
por los pecados, que en efto , y en otras cofas,, ■ bracion es invención de los demonios , para
entonces fe cometen ? Quien nace definido , y perderlas almas; como agradará á Dios? JSo es
defpues de nacido es embucho con pobres pa­ for^ofo, que la repruebe , y condene?
ñales ; como guftará de que vcekbren fus fieftas San Bernardo, Sefm. ¡ . Advent. agriamen­
co n curiofos ,y ricos veftidos ? Quien afsi que te reprehende efte abfurdo, diciendo : Quanta
nace , fe abraza con la afpereza, y rigor ; como infanta e j l , v t poft tanti Regis Adventum alijs
guíhráde que fus fie evos bnfquen regalos,y de- negotijí bomines f e audeant occup&ri, & non,
leyces , que condena defde el Pefebre ? Pues la * magis a mijts ómnibus fo li eius caltui vacent>
celebración de la Pafqua, guftofa al recien naci­ O 1 in eius prafentia non cuiufquam memine-
do , confifte en mucha pureza de codos los de- rint aeterorurn ? Quan grande locura es, que
fe&os,vac¡ando de todos ellos al alma,para que ' aviendonos preparado la Iglefia , para efiár bien
en ella nazca el Niño Dios en la confideracion difpueftos, para la venida de tan grande Rey; y
de eftos Divinos Myfterios, facando de alli fer- que aviendo venido, le dexen folo, y fe atreven
vorofos de feos de imitar las virtudes, que def- á ocupar en otros negocios ? Si efte es de ñim-
de el Peftbre nos enfeña? A quien efto execuca, ma importancia; como no dexan todos los de­
comunica mucha alegría,y gozo efpiritual. Pues más , pues fon vües ,y terrenos, vacando folo
fi en efto confifte la celebración de la Pafqua;. á efte tan itnportantifsimo i Y por qué , quando
como dexando efto , folo la celebran con jue­ tratan de efte celeftial,y divino, 110 olvidan to­
gos, entretenimientos, vanidades, y regalos ?. Y dos los terrenos? La vida de eftos es mundana,
no ha llegado á fer tan grande el excedo en efto, y fecnlar; y afsi, la memoria defte Myfterío, no
que juzgan muchos, que celebran.mejor la Paf­ les caufa fuavidad.ni gufto.Y afsi,la memoria,y
qua,íi totalmente fe encriegan á juegos, á abun­ celebración defte Myfterio, es feca,indevota,ca-i
dantes comidas, bayles, u otros vanos entrete­ rece de codo afecto de devocion.. A eftos dias
nimientos ? A eftos dice Fr. Luis de Granada, los celebran por coftumbre, y no con el efpiricu
in NataliDorn. conc. 3. Quidenitn magis prte~ que fe debe : >E t quod damnabiUm eft¡ ipfa.
poftertim, quam Chrifli fíe tus, vagittts,frigus ¡ memoria buius tneflimabilis dignationis datur .
atqae borridü cubiléprgfcpe extrintamque na· in occajiones carnis) v t videas eos tanta folici
tj-vitaiis inopiam ijs rebus valle celebrare, quas tudins diebus iftis vefliumglonam ciborumpa­
ipfe tantis terumnis abolere voluity& ob quas in rare delitias, ac fe b<ec biúufmodi, qu&rat in
corporefuo c ru cesla b o re s pertulit, Qué cofa m tivitate fu á Cbriflus, & ib ifufeipiatur dig-
mas abü:rda,y contraría áChrifto, como querer nius, vbi b<tc accuratius exbibeantur. Otra co­
celebrar fus lagrimas, llantos, y frios con entre­ fa ay mas digna de condenación; y e s , que U
tenimientos tan vanos? Si alli el Salvador pade­ memoria de la Pafqua , que es obra de inefti-
ce eftrcmada trífieza; como le han de agradar mable dignación, la toman por ocafion,y moti­
tantas fuperHuldades viciofas ? Si á todaseíTas vó para entregarfe a los vicios mundanos, y car­
vanidades, y fuperHuidades vino á defterrar del rales^ y afsi verás, que los hombres, con ran
inundo; y por ccnieguir eílo padeció fu cuer- grande foücitud^en cííos dias preparan comidas
; /medidos en el Nacimiento del Salvador!
abundantes, y- regaladas, y veftidos curíofós, y tonel, 2. dice : Huiufraodi f e fia Aémon non rea,
ricos,como íi eftas cofas Ies pidieííe Jefu-Chrif- foryrtidnt; fe d irridet i atqu¿ dejiderat, de bit'
to~cn fu Nacimiento, y como íi fuera reputados dicit ‘Tbren, cap, r. Viderunt eam bofte*, de
por mas digno ; quien en tales cofas mas fe ef- riferunt Sabbata eius, & Eeciefia luget eum
merárfc,y es afsi?N o. Porque S. Bernardo en Prophetayvia Syon lugent, eo quod non fin t, qui
nombre de D ios, dice afsi. veníant ad folemnitatem. A eftas fieftas no te-j
Quid tanta ambitione paras vejies in nata- me el demonio, fino que haze burla de ellas, y.
1em pieam? Detsflor ergofuperbianñ Quid tan- las procura; y de ellas dice Jeremías, que los
fafolie iiudine tiborm i copias reponis in tempus demonios las vieron , y hizieron mofa , y burla;
illud ? D&mno carnis delitias% Para qué con pero la Igkfia las llora , y clama con el l^rophe·.
tanto defeo de alabanzas, y eftimaciones, facas ta. Los caminos de Syon lloran, porque no ay;
veftidos curiofos, y ricos ea mi Nacimiento? quien venga á la folemnidad,porque no fe cele­
Com o no reconoces, que yo aborrezco efla tn bra con el efpiritu, que £e debe : Gamales bomu
fobervia f Para que con tanta lolicitud proceras fíes non D eo ; fed didbolo f e fia celebrant, Los
abundantes,y ricas comicks, para la Pafqua ? Yo hombres carnales, no en honra de Dios,fino del
condeno efias tus delicias ; mucho me defagra- demonio celebran las ficftas.Si entonces comen,
dan. Si para fuftentar al cuerpo , y para vertir­ y beben dematiadojfirven ala/gula; y del mucho
le , bañan cofas pocas, y fe hallan con facilidad: comer ,y beber, fe íiguen murmuraciones, ale*
Celebram ergo aduentum ineum, labijs me bo- grias vanas, y muchas deshóneftidades; afsi en·
ñoras, p d cor tuum longe eji ame. Non mt las palabras, como en las obras , y penfamien-
■colis; fed Deas tuus eji venter tuus , Ó “gloria tos. Pues efto , que otra cóTa e s , fino celebrar
in confufisris cibi. Infcelix omnind,quivolupta- fiellas del demonio ? En la Pafqua , íi fe pone
tem corpori j , & facularis colit gloria vanita- la mefa, y en ella los naypes, 6. los dados, fe
tcm. Hoc enttn faciunt m iferi, qui ignoran- figuen trampas, juramentos, riñas, y rencores.
tiam Del babent. Nam f i cognovijfent, num- Pues ellos hazen otra cofa, fino levantar altaf
quam Dominum gloria tanta adverfum fe ík- para en el venerar al diablo ? Si éftas fictlas eftát»
fanta provocarent. Quien con el modo referido dedicadas á la carne , y a! demonio ; como fe
celebra mi Nacimiento,folo m e, alaba con los dirá , que fon en honra de Dios ? An non ifie
labios ; pero fu corazon eftá lexos de mi. -Afsi;, curr,fie J ein b a c f ilemnitategerunt, altare dia~
n© me dás culto, en eftas fieftas; tu Dios es tu bolo ereieerunt}‘ H<sc ergo foletnnitas ad quam
vientre , á el tolo firves, y eílo ferá para tu ma­ carnales bomines vonfhmnt nonad foiemnitatem
yor confuí ion. De todo.punco es infeliz, quien Del. Pues fi á eftas efpirituales , y fantas fieftas*
firveá las delicias del cuerpo , y á la vanidad las convierten en viciofas, y agradables a los
mundana. Efto obran los miferables , que no demonios; como ferán gratas á Dios > Si poc
tienen conocimiento de Dios ; poique fi le có.- tales celebraciones merecen caftigos ; como efj
nocieran , nunca fe atrevieran con canta locura á peran premios?. L u ego , quien defea celebrar,·
provocarle contra si. Hafta aquí S. Bernardo.No como fe debe el Nsaimiento del Salvador ¿ y
vem os, que para la Pafqua , mucho antes fe cónfeguir mucho fruto, o^upefe en mucha lee*
preparan muchos regalos ? Y en tonces mas cion , y meditación de efte M.yfterio,y en fervor
que nunca , no fe entriegan á los entretenimien­ rofos afectos, alabanzas, y hazimientos de gra-
tos , demafiadas comidas, juegos, y bayles? ciaspor tan grande beneficios ,* haziendaalgu­
Pues íi todos fe avian de entregar en eftos diaS nas iimofnas ,fegun fu pofsibilídad ; y fegun ei
a laconiideracion , y veneración de tan fobera- fervor que enfilo puliere, afsi ferá fu fruto.
nosM y Herios, para de alli facar grandes fru­
to s^ de lo efpiritual no hazen cafo, lo olvidan, C A P I T U L O XXXVII.
y todos fe ocupan en comer , y beber con mu­ Proponmfe fiete caifas, o grandes beneficios rs*
cho regalo, y abundancia en divertimientos , y ■■, cibidos en el Nacimiento de Chrifio, de que¡
'juegos; como fe podrá d e cir, que citas fon fief­ ■nos debemosg o za r, y d que debernos
tas de C Inrifíjanos ? Si eftas fieftas -Efpirituales . correfponder.
las convierten en mundanas, y carnales, y mu­
cho tiempo antes, cosí grandes aníias defean,

Q
Uando ay vna gran noticia muy feliz, to^
que lleguen, 6 para llenar bien el vientre , ó dns fe alegran, todos llenos de gozo,
para darle á ios entreteniniteiuos , y juegos; " vnos á otros íe dan muchos parabienes;
como fe dirán tíeftas de D io s, fino de los vi­ y qué mayor nuevajComo venírDios al mundo?,
cios ? Y no es éfbe el modo común en todos ¡os (^ue mayor felicidad, como el Omnipotente;
Pueblos de celebrar la Pafqu^ , y aun muchas aver querido oy nacer hecho Hombre? Quando
fieftas dél año ? -Pues donde eftá el cu lto , que pudo el entendimiento , no lolo Humano , fino
fe d ebe.dár á- Di os? Angélico , penfar , que el eterno , y excelfo fe:
£c.-l»'tt4s -4c .OrangflA (juiíiefle vnir a la ¡Rumana NatLij:?l??a ? y nacet;
............ №
180 Gap. X X X V I I . T r a t . i l . 'proponenfe los grandes benefietos
para favorecerla! O dignación eftupenda, y piafas lagrimas. Y dice Stella; Filias Dei pee-
n a n e a baftantemente alabada! Por efto los An- cata plangit, qu& tu deberes plangere , plorat
gdes,apareciendofe á los Paftofes, dixeron: Ec- autem ipfe ne tu tn infernum badeasploraturas,
ce Evangelizo vobis g&udium magnum, quia A lli eftá llorando los pecados, que tu debías
natas ?jl bodié fahat&r tnundi.Luc, c.2. Yo os llo rar, él los llora , para que cu no los vayas
doy vnanotlcia- de grande g o zo , porque oy ha á llorar al Infierno. Y como íe fufre , que el
nacido el Salvador del mundo. O noticia la mas H ijo de Dios llore tus culpas , y que co no le
alegre, que á los hombres fe podía dar ! Quien acompañes eon lagrimas, y que tus ojos eftéti
no queda atotúto, oyendo,que el que es eterno, muy enjutos ? No es monftruofidad, que llo­
y fin principio , por hazerfe H om bre, quiera rando el Sa.lvadpr tus pecados , tu te entríeguus
nacer? Muchas fon las caufas de efte gozo; á rifas , y paífatiempos ? SÍ la caufa de fu llan­
pero propondré algunas. to fon cus pecados, y ru añades otros con tus
La prim ea , dixo el A ngel, y es porque vanidades, rifas, y guftos, no es ^fto aumen­
o y ha nacido el Salvador del mundo , y eílá tarle las penas, y lagrimas ? Es efte.tu agrade­
en lugar humilde, y patente, para dar confian­ cimiento ? Si eftás en tan laftimoío eftado, que
za á los pecadores. Santo Thomás de Villa- conociéndolo , y compadeciendofe de ti e¡
nueva , in Natali Dow. dice : Inter lamenta Hijo de D io s , llora por tus pecados , que gra­
'/¡afeitar , v t ómnibus jiduciam prgbeat acce- vemente afligen fu corazon ; como no le acom­
dmdt. Non defpicit peccatottm bumiliaturn, pañas en el llanto , ní tienes laftin? a de ti r Sino
qui fordiium non defpexit flabulum, Nace en le acompañas con lagrimas, como efperas al­
vn Portal . donde á tódos cftá patente , y entre canzar mifericordia?
beftias, para dar confianza , para que los hom­ Fray Luis de Granad, in Nata!i Dom. cone,
bres lleguen á pedir perdón. Si ha querido na­ 4. dice: P ix natus nuditaterw, patipertater/i,fri·
cer envndefpreciable , y afquerofo eftablo; co­ gas, lacbrymas bofpitij vilitatem , & le£ii af-
mo defpreciará al pecadpr , que llegare humi­ peritatem expiritur , v t pro nojlris peccatis f i
llado ? Si ha nacido para nofotros Niño tan affligens inopia fw lu x u m nofirum, humHíta­
humilde ; quien temerá llegar á efte , que ofrece te fu á fuperbiam mftrum , laehrym-is Juis
fer fu Salvador ? Reconoce las propiedades vanagaudia nojir a , frigoris atque laborisfuo-
de los niños,con vna lagrima es aplacado ; fi es rü afperitate delitias no/iras inciperet expiare.
ofendido,, con vrf pequeño agaflaj-O perdona Apenas nació el Salvador, quando quifo pat
gravifsimasofenfas, no fe acuerda de las inju­ decer la defñudez, la pobreza, el fr ió , la vile­
rias, á ninguno defprecia , á ninguno defpide, za del hofp Ícío,la afpereza del lecho, y las
aunque fea grande enemigo fu y o , con t a l, que lagrimas; y para qué? Para que afligieudofe,
llegue arrepentido : Acredite ad euwpeccatoress quífo pagar, y fatísfacer por nueílros pecados;
mine durff parvulus eji , dum gen$rts ma- Con la pobreza pagaba nueftras fuperfluidades.y
iefiatis vtdetur oblivifci. Acc edite nolite tipie- demafias ; con fu humildad nueftra fobervia;
re, ¡rafe i nefeitfer iré non novitynon puniend'n, con fus lagrimas nueftras vanas rifas ; con los
fe d fanandis peccatoribas nafeitur. O . peca­ pies, y afpereza del lecho nueftras delicias." 0
dores ! No queráis temer , llegad con gran con­ quanto debes á efte Divino Niño ! A can gran­
fianza á pedir mifericordía a efte Señor,que des finezas, ó quan obligado te hallas ! Como
como Niño tierno , fácilmente perdona las in­ no aprendes por ti á humillarte, para vencer
jurias ; mirad , que para daros confianza, tiene tu fobervia ? Como no tomas algunas mokf*
oculta fu Grandeza, y Mageftad , y fe mueftra das contra tu cuerpo , para que no admita der
Niño ; mitad , que como ta l, no fabe enojarle, lícias > Como 110 cercenas de gaftos , y dás 1¡-
ni herir. Reconoced', que no viene' á caftigar, ntofna á los pobres, quitando las fuperftuida*
fino á perdonar álos pecadores; pues él miíiiio des ? Como no lloras, para pagar los vanos go.
dixo : Non enim venit Filius hominis in mim- z o s, y las rilas ? Si enim boc p?’o te parvulus
dum ; vt iudicet mundüm\ fed vt folvfltur mun- adbuc fecit <,quid pro te faceré par eji ? SI efto
dus per ipfuw, loan. cap. 12. N o he venido al hizo por ti el Divino Niño , acabado de nacer;
mundo , para juzgar, y caftigar á los pecadores, qué debes cu Inzer por ti? Si efte Niño es O m ­
fino para reconciliarlos con Dios , y perdonar­ nipotente , y cu vn vil gufano ? El es Purilsimo,
los. Pues fi Dios ofendidojcon tan gran miferi- y Sandísimo; tu lleno de todas maldades ; El
cordia combida. al perdón , y d.elfo ha venido no cieñe necefiidad de t i ; tu nada püedes fin él,
al mundo ; qué locura es la del pecador, que aun vcfpirar. Pues fi Señor tan Soberano , para
no fe aprovecha de efta ocafion? remediarte, quiere padecer tanto; porqué no
La fegunda caufa de nueftro gozo, es, por­ harás otro tanto por tu alma ? Si por tus peca­
que apen:ts nace , qtuuido empieza á pagarlas dos IntvieíTen prefo á vn o, y 'le condenaílén i
deudas ,0 penas, que merecíamos por luieOros azores ,■y á otras penas gravifsímas, efte al
pecados; pues eftando en el eítabio, vertió ce- punto fe cliículnára ,hizierá que te prendí efie 11,
" recibidos en él Nacimiento deChriJIo, T Í í
y quedando el líbre , tu pagaras tus delitos. Y rir el Hijo de Dios? Si mi pecado 110 fuera
haze eflo contigo el Salvador ? Siendo tu el reo, dig:io de Mitigo eterno, nunca por mi'remedio
no te dexa libre , y él paga las penis ds cus pe - muriera el Hijo de Dios. Como no me contun­
cados? Como efto "no te dexa patinado? Q ho- do,^ avergüenzo, viendo mi negligencia en fk-
tnodó fu cu tus fttní crimina , cuius criminum tisfácer por mis culpas, quaido por ellas padece
peena, cuius pcenitentU lucra, cuias tot&hzc ■tanto el H ijo de. Dios > £1 Unigénito d^l Pa­
f a lu í, & atufa ífi rides , ac deUtiarií> Qué dre compadecido de mí , ellá llorando, y
audacia es la tuya , que fiendo tuyos los peca* futriendo tanto por m í; y yo me daré á las
d o s, y que tu debías padecer fus penas , y que rifas , y enñ-ecenirnientos ? Si conozco , que
haziendo penitencia,confeguias grandes ganaa- es tan grande la enfermedad mía , a que fe apli­
cías, y la falud de tu alma, y que no hazes nada, ca medicamento tan coftofo ; como no pro­
y todas las penas las dexas, que las pague el N i- curo curarla ? Halla aqui el- Santo. Con tal
ño Dios ; y t u , folo te ocupas en rifas, delec­ coníideracíon , el alma fe anima á imitar á
tes, y entretenimientos ? Has perdido el jui­ Chrifto.
cio? Si Dios es Immenfo, y Omnipotente,y que La tercera caufa, e s , que vino al mundo,
no tiene necefsidad de t i , ni recibe vtilida- parafer nueftra guia , para etiléñarnos ei cami-
d cs, y ella padeciendo tanto por t i ; no es íum- iniuo derecho del Cielo. Ifaias, dando eípetfeti-
ma ingratitud , horrendo atrevimiento, y mas 92sde la venida del Salvador al mundo , dixo:
que locura , tu modo de vida? ipfe ventea , & ertt nobis direcia vía*, ita
San Bern-itdute confunde, pues in Serm. v t flulti non em ntper eam. Y'endrá, y mof-
3. ds Naiw it, dice afsi : Cbrijius Fihorum trari el camino feguro del Cielo,y tan claro, que
Ada pee c a í a deplorat , & certé pro quipus la -
fi los nec¡os,le liguen , no pueden errar. Y San
cbrymas funáit pojled fu n d it, 0 1fanguhism, Juan , hablando de 1'u venida al mundo , dice:
Lacbryrna Chrifii mib¡,&pudorsfnpariunt, O 1 EfAt lux veray-quíe illuminat ornnem •oenientem
doforem. Chrifio, recicn nacido, llora los peca­ in bunc muníuw. Qne es luz verdadera, que dá
dos de los hijos de Adán; y ellas lagrimas me luz , y alumbra á todos los hombres del mundo.
caufan conluiion , y dolor. Confution, por­ Quando nació en Belén , el mundo eftaba lle­
que mi corazon eftá duro , y empedernido. D o­ no. de las tinieblas de la idolatría ; y el PuebU
lo r', porque fi él. Salvador , tierno Niño , afsi de Dios lleno de tinieblas , y de vicios; pero
paga pecados; qué debo yo hazer, que los he afsi que nació , empezó á .alumbrar, y traer al
cometido ? Proligtie aqui San Bernardo, con verdadero camino ¿los hombres, defeubriendo
Vna comparación :li fiando yo jugando en.la Pla­ fu Nacimiento á los Pallares , y á los Reyes,
z a , en el Rerrete dd Rey fe dio fentenda de para que viniendo á adorarle V les facaífe de las
muerte contra m í: Oyó efto el Principe Uni­ tinieblas- de los pecados ·, y les mofti-affe el c'a-:
génito , y al punto le-definido de fus veití- mino derecho del Cielo, Y á todo el n.ando,
duras Reales , viuiafede faco , cubriófe de como S o l, defierran.do las tinieblas de los pe­
ceniza; y pidió , que fe executaíTe en él la fen- cad o s, alumbra dcfde el’Portal de Belén. Con
tencía de muerte, porque yo fuefle libre. Sa­ tantas tinieblas de pecados , el hombre no fola,
le a morir en vn tragj laftimofo , y lloran­ no podiair al CieSo,lin.o que caminaba, y aun
d o , porque yo fu tiervo, ávia fidó condenado bolaba para él Infierno, Y a fsi, tenia necefsidad
¿ muerte. Véole de repente en efta· forma; de guia,para acertare! camino de 1¿ Bienaven­
quedé atonito , con la novedad : Pregunto la turanza. L í guia ha de tener dos cofas: La pri­
caufa ; y me dicen, que él ha efeogido eñe mera , que fepa el camino derecho, y cierto., y
genero de muerte , por librarme á ni i de qne no le pueda errar *. L:; fegunda, que la vea­
ella. Qué haré yo en efte calo? Me quedaré mos,para fegtñrla. De aqui fe íigue , que no po­
jugando ? Haré burla de las lagrimas, y muer­ día hombre alguno fernos guia para el Cielo,
te del Principe? ISSo es pofsible , fino eüando porque ninguno Cabía el camino. Abra dice Sán^
füerá de juicio; en eíle cafo , a lo m enos, lé to Tilomas 3, p. quaft, i , are. 2. Ut érgo ex-
iré acompañando , y derramando con él co- bibiret bomlni, & qui vi ds retar ab bomine^ 0*
copiofas lacrimas. Y de-donde procedieron las quem b'jmo fequcrttitr^Dms.fir, tas e$ ho­
lagrimas? DeM ondemi confuíion , y vergüen­ mo, Dios es invilible, y como no podía fec
za ? Porque de la conlideracíon -del remedio, viilo , no podrimos feguírle ; y para que le
conocí la gravedad de la culpa. Avia yo pe­ vieiiemos, y figaieiremos por el camino derecho
cado: ; eftaba ignorante ; no recelaba ei caf- del C ielo , por elfo fe hizo Hombre viiible.
tigo·; y v e o , que-baxa al mundo el Htjod'e Quinto debemos eftimar ella admirable d ig ­
Dios Ai í ifilm o , para íer crucificado , y muer­ nación, y beneficio ? Dios Imtnenfo venir al
to , "porque yo v iv a , porque no'fe execute U inundo , y hazerfe Hombre , parahazerfe nuef«j
fencencia- d·; muerte en m¡. Pues qnsn grave tra guia,· para llevarnos al Ciclo á hofotros vi_¡
ferá mi calpj j pues por ella £ae aeceíT.iáo roo-. lifsiuus , á qiuea nopafnia? Qii^ndo el Ar^
gluu-.
18a Cap. X X X V I , T f a t . I L Proponenfe los grandes hénefictos
thangel San-Raphaél, declaro quien era, y que inm érito alguno nueftro , quifo venir al mun¿
avía venido del C ie lo , para fer g u ía , y enfeñar do , y que el dia que «acia fe ciieíTe vn pregón*
los caminos á Tobías »entonces tos dos T o - como venía por fu parte, cotí animo de haze?
bias , Padre , y h ijo , recibieron tal efpanto , y las pazes con los hombres, Y a fsi, los Angeles
admiración , que dice el Sagrado Texto , cap, en el ayre la anunciaron, diciendo: Püy bomi-
1 2. Cumque b¡ec aadiffeñt, tttf'baíi f u n t , ¿ 7“ nibus, Y añadió Alapíde: Pax bominüm cum
trementes cesiderunt fuper terrar». Que oyen­ Deo. Que éfta paz es entre D io s, y los hom­
do , que era A n g e l, quien le avia guiado en to­ bres. Baxa el Iris de la paz , y defde el Cielo
dos fus caminos , quedaron tan turbados , y llega á la tierra. Quando ha ávido guerras muy
tan llenos de tem or, que cayeron de fm ay ados dilatadas , y fe, publican las pazes, es grande el
en tierra ; y quando bolvieron en s i , fue ne- gozo del Pueblo. Pués quanto mayor debe fer
ceflario, que el Archangel los confortafTe: No- el nueftro, pues ha venido el Hijo de Dios,par*
lite timere. Pues fi fabee, que vn Archangel hazer las pazes cotí el Eterno Padre , y en efTe
avia baxado del C ie lo , para enfeñar a Tobias dia los Angeles la publican?Por efto San Leoft*
los caminos, les causo tal efpanco , y aíToru­ Serm, т . de N ativit. dixo : Gaudeat peccator, .
b ro ; quanto mas nos debe pafmar , ver que quia invitatur adveniam, Alegreíé el pecador»
el Señor de los Angeles, y de todos los Sobe­ porque oy es combidado al perdón ,fi fe arre­
ranos Efpirieus aya venjdo al mundo , hecho piente de fus culpas; los Angeles le ofrecen la
Hombre , para fer nueftra giíia, y enfeñarnos paz. N o es efte vn beneficio eftupendo ? Def-
«1 camino del Cielo ? Aqui advierte lo prime­ cender del Cielo el Omnipotente , é Immenfo»
r o , que Tobias en todas las cofas obedeció y combidar con la paz á ios hombres, que
¿quien le guiaba en todos fus caminos ; y efto» en fu^prefencia , fon como nada, no es vna
quando folo conoció, que era hombre. Pues mifericordia imponderable ? Y quanto debe
quanto mas nos debemos nofotros dexar guiar: agradecerfe?
de Dios , que quiere fer nueftra guia ? Y fi en La quinta caufa del g o z o , e s , porque el
todo obedeció Tobias al Angel en los caminos Niño viene á dar á las almas paz interior , y
de la tierra ; quanto mas debemos nofotros grande tranquilidad. Y afsi,dice Alapide: Pax¿
obedecer á efta guia Celeftial en el camino tdeji tranquilitas mentís, & confentice , ijs
del Cielo , cuya importancia, es, m ayor, fin qui fu&m voluntatem Dei legi, & vóluntatt±
comparación ? Nofotros eftamos llenos de ig­ per omnta fu b jid a n t, & canfor ment. Efto es,
norancias ; el M u n d o ,el P e m o n io ,y nuef­ á los que dexando fus vicios , y ejecutaren la.
tro amor proprio , continuamente nos enga­ D oftrin a, que efte Divino Niño les enfeñare-
ñan , y muchas .vezes, con títulos virtuofos, les comunicará grande paz interior , y tranquir
y nos llevan por el camino del infierno ? Pues lidad , con la qual vivan alegres, y guftoíos¿
como no nos dexamos guiar , y governar por D e efta paz, dice San Pablo, ad Philipp. 4, Pax
D ios , que como fabe el camino verdadero* D e i, qua ex fuperat отпет fenfum . Que la
tío folo aparta de la pérdicion, fino que nos Ile- paz , que Dios comunica á los hombres de
\*l por las fendas re£tas de la falvadon ? Si buena voluntad, que obfervan la Doctrina del
ignoras vn camino > y av muchos, y en ellos Salvador, es tan grande, que no lo pueden re­
ay ladrones, ó grandes peligros de perderfe ef- cibir los fentidos, ni el mundo la puede dar«'
timas mucho á vna guia, que te lleva por fendas Todos los güilos del mundo fon nada, en сопи
derechas,donde no ay riefgo alguno. Pues fi en paracíon de ella paz interior, que Dios comu­
el camino del Cielo á cada pallo 'ay riefgos , y nica á fus Fíeles Siervos : Lo vno , porque ef-
tu los ignoras; por qué no te dexas guiar por 4 tando fujetala fenfualidad ala razón ,cefsó la
Chrifto,que te libra de todos, y lleva por donde guerra interior de las pafsiones , de que fe li­
llegues ai Cielo, con toda fegurrdad ? Lo fegun- gue la gran tranquilidad de Ja conciencia: Lq
Ido , afsi que Tobías conoció, que el Archangel fegundo , por la gran efperan^a de ir i la g ¡0 4
San Raphaél,avia fido fu guia, fe ocupó en ala­ ria , que ocafiona grande gozo : Lo tercero»
bar continuamente , y agradecer á Dios can porque el alma eílá en fu centro , que es Dios*
grandes beneficios. Pues fi en fer Dios tu guia, en quien defeanfa : L o quafto , por las gran­
los-has recibido mucho mayores, fin compara­ des confolaciones Celeftiales, que la da Dios*
ción ; como perpetuamente no le alabas, y Efta paz , folo la gozan los que fielmente fíe.
agradeces tan grandes mifericordias? ve n a D io s ; pero los viciofos, los quefiguen
La quarta caufa del gozo , e s , porque en fus pafsion.es, viven en continua guerra ;por-¡
efte dia fe publican las pazes con D io s , y los que la mala conciencia continuamente ator­
hombres» Defde que Adán pecó, avia enemif- menta al alma» De eftos, dixo Ifaias : Impjj
tad entre D io s , y los hombres , no avia quien iiutem , qttaji таге fervens, quod quiefeere non .
fcizíeíTe eftas pazes; pero el Hijo de D ios, com- poteft , & circundant fiu c tu s , non efi pax
padeckadofe de n&fotros,pcr pura mifericordi» m pijs. Que Jos Impíos ¿ aunca gozan paz

recibidos en si Nacimiento de Chtiflo , iS ?
verdadera , porqué como c! mar- no puede íiempre. San Máximo , m Na cali Dom. Hom;
eítár quieto , porque las olas le alborotan; ais i 1. Hodie bíbitator Cceíi venit ad térras s
¿ lo svicio fo s, fus pafsiones les alborotan,y t errartan Íncolas vocaret ad Ccelam. O y el Se­
no dexan gozar de la paz interior de fu alma; y ñor del Cielo ha nacido, para llevar al Cielo
como el enfermo , aunque mude cama , y al­ á los Mofadores de la tierra. Pues noticiaran
mohadas , ó le buelvan de vn lado , nunca fof- grande , que nos ofrece tan foberano bien ; co­
íiega; porque la grave enfermedad, que tiene mo fe puede o ir, fino con grande alegría ·. San
dentro de si, no le dexa defeanfar; afsi ios ma­ León , in Natioit. Serm. 1. Ñeque fas ejt /cu
los , por mucho tiempo que vivan , aunque re­ cura ejfetriJlUut vbi natalis e jlv itx , qua
ciban machas cofas exteriores de gü ito, nunca bis ingsrit ¿c pronnjj'a ¡steminaie Utiiiam.
fus almas coniiguen verdadera paz ; porque los No es juílo dar lugar á la trifieza , pues oy na*
humores de las pafsiones les hazen. continua ce nueftra vida,que nos promete vna eterna ale­
guerra , y no les dexan foífegar , ni dexarán gría. El Cielo eftába cerrado , tío podíamos en­
gozar de quietud interior , haita que echeo trar en é í ; pero oy nace quien le abrirá , y con
de fus almas eítos humores , y calenturas efpi- fu venida fe nos promete fu entrada, y fus go ­
rituales. zos admirables , y eternos. Pues tan grande ef-
Ver fe vno libre de la guerra interior , que peran^a, como no llena de gozo á núe Uro co-
ocafioiiairlai pafsiones, y gozan de paz, y eran-. razon í Siempre ddeamos vna vida alegre, y
quilídad. interior, esvna felicidad tan grande, gozofít; y por eflo apetecemos los .contentos
que no la ha» coníeguido ios Emperadores cu cite mundo; pero de titos, dixo Salomón,
mundanos; puesde Alejandro Magno fe refie* Ecclcf.-cap, 7, -Rifum reputavi erraren) , (3“
r e , que Siempre vivió con grandes inquietu­ gandió áixi ; quid fr u ir á dsciperes ? Como
des , y anfus de íl*r dueño de todo el mundo, y li di,\era : Buíqué las ocafíones de las rifas , y
por eft o padeció grandes trabajos; y quando lo del go zo , juzgando tenerle grande, y penna'
havo alcanzado , eítiba muy defconfolado, nente, y fue muy pequeño,'duró vn inflante;
tanto que lloraba, porque no avia mas R e y - y fe convirtió tn llanto , ó en tviíteza, inquie-,·
nos que conquiítar, Pues quanto debes efti- tudes, y peíadutnbres. Pues fí todas las alegrías
mar cita paz , y tranquilidad , que no pudieron del mundo fon de eite genero; quanto fe debe
confeguirlos grandes Em pecadores ? Pues ef- alegrar p lju fto , viendo que oy concibe gran­
to ,n o eshazerce mas fe liz, que todos ellos? des cfperan^as de gozos eítupendos, y que nun-¡
;Y quanto debes agradecer á eñe Divino Niño, ca fe acabarán?
que te ofrece tan grande dicha ? Y pues eftá Lafeptima caufa del g o z o , e s, poique es
en tu mano , con el ayuda de Dios , quanto la el dia· del Nacimiento de nueítro Rey , y Señor,
debes folicitar ? Y fino echas de ti eflas pafsio­ es muy juílo , que aya en él vn grande ,y gene­
nes , q ise te caufan la guerra interior; ’como ral gozo ; porque fi en el nacimiento de vn Rey
quieres hallar elta paz ? Qmen tiene enclava­ terrenOj que por breve tiempo ha de reynar, los
da vnaefpina , no defeanfa hafta facarla, Quien hombres reciben grande alegría. Acra dice San­
eftá atormentado con dolores de vna poítema, to Thomás de Viil'inueva, conci« 3. Cuius Reg-
no defeanfa hada reventarla. Pues fi tus paf. ni non eritfin ís, & d quo omnis nojlra felicitas
(iones ion efpinis, y poftema, que interiormen­ pendet natalitim dies t quo gandió colendits eft.
te te atormentan; como.eíperashallar el def- Si viene, ó nace el Rey (icios Reyes, cuyo Rey-
canto , lino las echas'de ti f San Juan dixo: no no tiene fin. Si viene oy el Señor, de.quiea
Vincenti daba marina abfeonditum. Apoc. cap. depende coda nueftra felicidad ; con quanro go­
2. Q¿e a quien haze guerra á fus inclinacio­ zo le debemos recibir, y reverenciar? Si con
n e s, y las vence, concede Dios losconfuelos grande alegría fe recibe ai Rey , á quien fe han
grandes. Pues fi eftosfc dan á los que las ven­ de pagar los tributos , y también á vn huefped
cen, y tu no hazes guerra contra ellas , ni las poderofo j de quien elperas favores terrenos,
íujetás á la razón ; como quieres confeguir la quanto mas id Rey del Cielo , de quien cfperas
tranquilidad, que Dios concede á fus verda­ el Rcytio Celeítial ? Quanto mas , viniendo pa­
deros , y fieles fiervos? ra facarte del poder del demonio , para librarte
La lexta esufa del gozo , es , porque el délas penas del infierno , y darte el Cielo ? Si
Angel diso á ios Paltores, que los anuncia­ efta fa venida al mundo contiene grandes vtiii-
ba vn gozo grande. Y dice aqui Stella : Gau- · dades para tu alma; quan grande debeferrn
dium r/iignum, quja verum, & perpetuo áuYtt alegría ? Ifaias cap. 9. nos propone fu venida,
turum ¿ i differentiam h uní.mi gau d i j , quod diciendo : Par-valus ñutas eji nobis , O4 Filias
mom;ntamum e(t. Q^ie eíte gozo es grande, datas efí nobis , principatas fuper bmnernnt
porque oy fe dá la noticia al mundo , quien eiust & vocabitur conjiliarius Patcr. Nos ha
abrirá h s puercas del Cielo , para dar á los fu- nacido para nofotros vn pequeñico. El Hijo de;
yosgo¿9 v?rdads£gt y durac para í>ios feuq? l¿a á^áoj %Aí Pfiuíipado cargó fo-,
-■ ' . . . . . . . ^
18 4 Cap. X X X V T i.T r a t.IL Proponen/e los grandes beneficios
bresí; es Confejero, y verdadero Padre. Aquí criado de la nada ; quamo giaí , por averfe
fe nos defcubrnv muchas caufas de gozo. dado todo para ti ? Y íi le debes eftár muy agra­
La primera , que dice : Prindpatus fstper decido , por averte dado á elle mundo; qtianto
frtmerum cius. Que aunque viene á conquiftar mayor beneficio, fin comparación, averíete da­
el Reynodelps Cíelos para nofotros rodas do el miímo D io s , que es don infinito ? Num-,
fus armas, y fu poder lo carga fobre s i , y le quid snnarrari poteji qu<s, & quintafint da-,
quiere conquiftar . con trabajos, que echa fo* Pa nobis cum ijle jilius datas eji nobis ? Nonne
J>re si ; pues para eííb quifo nacer con gran-, omne datum ■ optimum , & omne donum per
pobreza, y deícomodídad. Los Reyes, para fecium ab'ipfo , & cum ipfo ad nospanter def*
íuíkntar fu g r a n d e z a , y para defender á fus vaf. cendit ? Dandofenos, por ventura, fe podrán
fallos, los echan tributos , y cargas peladas; y numerar quantos,y quan grandes fe an los be­
para la guerra quitan ¿ los padres fus hijos, y neficios á nofotros hechos, quando dice el Pro·,
a las mugeres los maridos -,y quando el Rey pheca , que fe nos ha dado ei Niño Dios ? Con-
e s roas recien entrado, mas necefsita de dine­ íigo nonos ha traído el'Don óptimo, y todo
ros , y alhajas ; pero el Rey del Cielo, entrando bien perfeífco ? Nonne vniverfas opss Cceli om~
oy en el mundo , nada pide á los vatTallos; y nes tbefauri Del fecum nobis advexit ? Pot
oy, por sí folo, fin la compañía de los hombres·, ventura, np ha traído configo todas las rique­
e m p i e z a la guerra contra nueftros tres enemi­ zas del C ie lo , y todos los teforos de Dios»
gos , M u n d o , Demonio , y Carne. Puesquan- para repartirlos á los hombres, ¡i fe difpouen
to nos debemos alegrar , viendo que eñe gran para recibirlos ? Pues quan grandes, y coutii
R ey quiere el folo hazer ia guerra, y vencer nuas alabanzas, agradecimientos, y obfequios
á nuefiros enemigos? le debíamos d ar, por tan innumerables miferin
Lo fegundo, dixo : Natus efi nobis. Que cordias ? Si los Angeles eñe día basan del Cie­
h a n acid o p ara nofotros; y el Angel dixoá los lo á celebrar etle Nacimiento , y cantan á Dios
Paílores: Natus eji vobis Salvator. Para vofo- alabanzas por eíle beneficio, nahccbo ¿ ellos,
tros ha nacido eí Salvador. No nace para si, fino á nofotros; quanto mas debíamos nofo­
porque por fer D io s , fu Nacimiento es ab ¿tier­ tros defocuparnos, para de efpacio agradecer­
no. Para ri viene, para fer tu Salvador. No vie­ le f Por efie Nacimiento los Angeles no fueron
ne á. tomar para s i , lo que es tu y o , fino á dar­ ennoblecidos, ni redimidos de la poteílad del
te á ti quamo esfuyo. N o viene á quitarte tus demonio; pero noíbtros hemos fido enfaldados,
riquezas , que fon de la tierra, fino i darte las librados del infierno, á que eítabamos conde­
fuyas, que fon del Cielo. N o viene á quitarte nados, hemos fido facados de la poteftaddel
tus bienes , que fon fallos , y en vn momento demonio, y muy llenos de dones, Pues como fe
defaparecen ; pero viene á darte los del.Cielo, puede fufrir, que recibiendo tantos, y tan ad­
que fon verdaderos , y duran para fiem pre.N o mirables beneficios, no los agradezcamos con­
viene áque le acudas con tus fuerzas corpora­ tinuamente? S ie l Rey Divino , viene defdeel
les , para conquiftar para £i Ciudades; pero Cíelo , como huefpcd , a nueílra tierra , y trae
yieoe á darte las fuyas efpirituales , para-que configo fus grandes riquezas; que ingratitud
conquiííes, no para e l , fino para ti ios Rey- tan elbpenda , que los hombres no .le falganá.
nos eternos del Cielo. No viene á quitar tu recibir j y á e ftir muy de efpacio en fu com­
pan , y. vino, con que coofeevas tu vida , fino pañía , para mortrarle agradecidos? Si á qual-
á darte fu Cuerpo , y Sangre , de baso de acci­ quier huefped que viene, le reciben con mu­
dentes de pan , y vino j para darte la vida eter­ cho agrado, le regalan , y no le dexan folo; co-¡
na, No viene á que pongas tu vida á peligro de ido fe haze ,1o contrario con Dios , queviepe
perderla por la fuya , fino para morir por tí, pa­ defdeel C íeloá viíitarlos? Y f i fondefeofifsj-
ra dar cela perpetua. No viene para que le des, mos de riquezas, y Dios trae las de! C ie lo , pa-;
íiño á llenarte de riquezas; y aun á simifmo fe ra concederfelas ,y no hazen cafo de folieitar·*
ha dado ; y por fal varte , aisí que nace , quiere la s , ni agradecen , como fe debe , la vifita de
fer puefto en vn P ortal, á todos vientos, en lo tan gran Señor ; 110 es efta horrible ingrati­
mas rigurofo del Invierno. tud ? O como por eíle defprecio merecen vn
Confiderando el'to el Abad Guarrico, in Na* gravifsimo caLligo!
tal., Dom. redice : íntelligi num i enlatar ma­ Lo tercero , dice el Propheta, que para ti
jar is bcmjicij debiiorem ejfe , guanta plus eji ■
eíle Divino Niño y R e y , viene como Padres
ZJeuw pro te hominem j i e r i , quám mundum Pater fu ta ri faculi. Es Padre , porque nos en-;
exnibilo propter te crenjfe. Conoce, quan obli­ gendra por gracia ; y como los padres proen-i
gado quedas a Dios por eñe beneficio de aver­ rati enriquecer á fus hijos; afsi elle Divino Pa­
íe hecho Hombre , y nacido para ti ;pues es dre , no folo nos quiere dar á s i , y las rique­
mucho mayor , que el averte criado de la na­ zas del C ielo , que trae coníigo , fino también
da. Si eítes: obligado a fei'vjrle , por avggte Jos méritos, que epofiguío eg elle, rrjundo. Y,
ficíhido f SH el Nacimiento de Chrífloí i
afs?, dícé Sfteíla, in L ac,2, Tatas nofler ejl-s eias que la que contrail irnos pór pl pecado dcAdany
lacrhym£ no/lr.s, gemitus no¡Ir i , labores no- 1 '
pues defpues ■”
de uncos millares ' años , nun­
de
jftrí t & nojira eius mors, & nojira redemptio, ■ ca huvq Medico , que la pudicfle curar ? Pues
quam in ligno C vmis operatm e fl, nam propter aora San Bernardo yin V ig tL N stiv it.S erm ;^ ,
homines , & propter nojlram J'alutem *def- dice: Audite quia bodié vm it Medicas ad agro-
cendit de Calis, Todo es Rueílro , fus lagri-. tesa d mortuos vitavenip , q u i Janeí ornnss in-
im s, y genndos , los trabajos padecidos en ¡el. firm itates nofiras. Alegraos enfermos, y íkbed,!
Pefebre por tantos dias,y en tiempo tan rigL>ro-;, que oy en nueflta tierra lia venido vn Medico,
¿o, todos fon nueftros.y aun fu Mnerte.y la Re- que 'aunque es recién nacido Hombre, со т о jun­
4 empciou, que. pos alcanzo en la Cruz, cambien , tamente es Dios» es tan Sabio, y tan Poderofo,
es nueftra; pues por nueftrafalvación, vino def-. que; fana todas Jas enfermedades , y aun á ¡os
de el Cielo ai mundo. T.odo eíto , lo padeció, muertos refndras, y dá la vida. Pues fi noíocros
para fadsfacer por nueftros pecados , y para eftamosmuy;enferqios , quantonos -debemos
aplacar al Eterno Padre, y para dexarnos ricos . gozarde la venida de tan fapienciíisimoMedieo^
con fus meneos, que aplico por. nofocros. Pues que fana codas.las enfermedades, y ¡as nueftras .
qiwnro le debemos á efte Señor , pues co­ eípii icuaies? Pero es, de. advertir ¿ que San Ber­
fias fus obras hn querido ,.que fean nueftras ? Si nardo , Serm, 3*in.Naia.li Dom. dice : Que no
cada vna de eüas obras , que ha hecho , ha fucedid a-cafo ei nacer efte Divino M edko en
querido que iban tuyas,y citas fon imiLímerables;' B d en ,.en tiempo.de tanto frió , en >'п ]Рогч.
por quan grandes tirulos , tu con cus acciones* t;i! , can defabrigiido , y fer reclinado en v a
debes fer luyo todorFi.Luisde Granada in Do- Pefebre , porque como era Dios., y fu Sabi­
rain, ií ¿ Re ■ :o nо с ¡etulo eftas admirables dadi­ duría infinita , y lo nüí’mo fu í^oder; y por
vas , hechas á nofocros; exclama : Qais enirnta- eíTo , Señor dd tiempo , y de- todas las co­
h m Regsm a Dea natías qui nos , tdm'magni- fa s , pudo c-lcgír' lugares, y ciempos'muy aco­
ficis ornaret non Шит tota tarde ampleSlaturl modados , y no quito íino efte tan def;;como-.
Non fetotum illins obfequio traddafí Non Шит dado ,y penoí'o. O Soberano Señor ! Si eres·,
permitáis laudibus ceUbret ? Non ardentifsimo el Suprtmo Rey de la Mageüad., como vie­
ilhus atnore fiagret ? Non pro ilio milíius etiam- nes en habico tan defcouoctdo , y defprecb.do?
mori ¿upiat} Quien viendo,que Dios !e ha dado Si eres Dueño de todo el mundo, como vie­
vn Rey tan amorofo, que con dones magníficos nes con tanra pobreza ? SÍ eftás fiempre íervi-
h ha honrado , -y enriquecido, no к ürva coa do , y acompañado de Angeles ,,y Seraphines, '
todo fu corazon ? Si fe le ha dado codo; por que como aquí te rodean beft¡as ? Si el Cielo can
todo , {in refervar cofa, no fe le ofrecerá en ob-. hermofiísimo , es el ' lugar de cu habitación,
fequios? Como podra moftrar fn agradecimien­ como ce veo colocado, en vn eibblo? Si eres Sa-
to , fino alabándole con perpetuas alábanos? Si pientifsiiro , qual es la canfá de elta elección?
' t2n grandes beneficios, nacen de amor infinito, Sanro Thomás de Villanueya , concl. z in
que nos tiene ; como no le amaremos con amor Natal, Dom. Catbedra decet difeite humUita-
fervoroftíslmó? Corno es pofsible agradecer rail tem , puiApertatem afpirattonem pacientiaw.
grandes finezas , aunque vno muriera milia­ Defde el Pefebre, como defde Cachedra , nos
res de vezes por el?Y fi cada vno de eítos bene­ entena ta humildad, la pobreza ,. la afpcreza,
ficios, merecía infinito agradecimiento,y tu eres Ja paciencia, y el defprtcio dequaato el mun­
incapaz de cita infinita fatisfaccion ; queefeufa do ama. Los. Médicos, para curar vna,enfer­
tendrás , de que á lo menos, no le íirves con to-. medad, procuran expeler'las caufas de e^as^ue
do tu corazón , y con todas tus fuerzas? fon los malos humores de donde proceden;
y como tedos los .vicios del mundo, enfer-i
CAPITU LO X X X V III. medades , que le' han dellrnido , nacen de
Como el Niño Dios, Medico Divino ., de/de lá C a . tres principios, como dixo San Juan Epift*
tbedra del P efebre , nos propone el beneficio de l . cap, 2. Del amor defordenado, de honra^
remedios contrarios s y fo h propongo a las qne es la fobervía, de hazienda, y de deley-
mas principales enfermedades de tes. £ít;¡s tres iuentes , fon las raizes de todos,
nuejlm s almas. los pecados.y las eres principales enfermedades
•T del hombre, de donde proceden ¡as demás, VI·*'
Uandn vYia enfermedad es gravlfsiraa, y níendo,pue$,el Medico del Cielo á curar las,que
Q de mucho tiempo , y riene al enfermo
muy poitrado,y fe ha llamado á vn Me­
medicamentos avia'de aplicar ,íin o los conrra^
rios á ellas? Si á efto Atenía, como avia de venir^-
dico muy afamado ; quando el doliente fabe, íino pobre, humilde, afligido, y cercado de pe-i
qus ha venido , y que ya eftá en fu cafa , es no­ ñas? Avia de moftrarfe con fauíto,y pompa , vii,-
table el goza que recibe, Y que enfermedad ay niendo á curar nueftra.fobervia ? Avia de venij.
tnasan¿i¿ ia, ni. masgeligsoítyij. mas iacurable. lleno de riquezas, viniendo 4 deftert^ U codi^
Ы ш
1 26 Cap. XXXVIII, Trat. II. Como el N iño Dios
cía de ellas ? Avia de venir lleno de regalos, y y no como hombre , que es vn poco de polvo?
delicias , como otro Salomón, viniendo á re­ Como tan Suprema Grandeza la encubre , con
p r o b a r la dcmaíia de ellas ? SÍ vn contrario fe la vileza del polvo de la Humana Naturaleza,íi-
cura, con otro contrarío ; como avia de venir nopara confundir á Jos fobervios , qne efeon-
el Medico de eftas enfermedades, fino con me­ den qtianró les puede humillar , y man iHefla n ,'
dicinas contrarías á ellas ?■Eftos medicamentos y engrandecen , quamo les pueden grañgear
de los exemplos del Salvador , fe han aplicado eíUmaciones ? Y por que 110 nace en Jernfa-.
muchos, y no folo fanaron de fus enfermedades len , Ciudad tan afamada , y nace en Belén, ’
víciofa.s , fino que llegaron á fer grandes Santos. Pueblo muy pequeño, y defpreciado-, fino para’
Que hombre tan a gen o 'd e razón fe hallará, que avergonzar á los-que fe 5¿¿tan de aver nacido ’
viendo al Criador de los C ielo s, á la Gloria de en Ciudades grandes; y á otros ,· que. fe aver-'
l o s Bienaventurados, en habito, y figura tan guen^án de aver nackíó en Pueblos- pequeños?1
humilde , y tan pobre, que eftá reclinado en vri Y fi es Santifsimo , y Fuente de toda-Santi*
P e f c b r e , lleno de penas, y aflicciones , pade­ d ad ; com oquifo, que en fu Génealogía de·
ciendo grandes frío s, y trabajos ,que no fe ef. Hombres fe declaraíTe ,que algunos de fus Pro­
fuerce á imitarle en algo de lo que mira, íiquie- genitores fueron pecadores, fino para confundir
rapor no confcntit, que medicinas tan cofto- a muchos, que continuamente fe alaban,y ja¿hn
fas , ayan Calido en vano ? Que Soberna fe po­ de las hazañas virtuofas de fus abuelos,cfconcten
drá fanar,fi con efta humildad del Hijo de D ios, fus defeétos , y fe reputan por afrentados , fi fe
no es curada ? Qne Avaricia fe puede curar, íi defcubreñ ? Pudiendo efeoge-r nmy rica ¿Madre,
con la pobreza de efte Señor no fe cura ? Que no quifo, fino que fucile pobre, y defpofada con
orgullos , y apetitos de la carne no fe reprimen, vn Carpintero;y también quifo fer reputado por
fi con las afperezas, que efte Señor trata á la fu- Hijo de Jofeph, para curar la fobervia de algu-’
ya Santa , no fe refrenan ? Pero veamos la gra­ nos, que fe corren de tener padres , ó parientes
vedad de eftas enfermedades, y los remedios, pobres.óen oficios baxos;pero aun á mayor hu­
que aplica el Niño Dios. mildad , y defprecio fe reduce.
' La primera enfermedad es la Sobervía, tan Pues dixo líalas : Párvulas eji nobis. Que
dañofa , que de ella dice San Gregorio 3. Mor. . ha nacido para noforros pequeñuelo. Si fe ex­
v c. 18, Vitiorum regin.tfuperbiai cum deviclum plicaba con decir, que es pequeño , para qué le
plané cor ccepertt, mox illud feptem principa- propone diminutivo parvus ? Es que la grande­
libus v itijs, quaji quibufdam ducibus áebafian- za de D ios fe humilla tanto , qae fe reduce a la
dum traddit.La. Sobervia es la reyna de los vi­ mayor, pequenez j que es el diminutivo. Si el
cios ; y fife haze dueña del corazon, no ceíTa Nombre de Dios es admirable,.y fobre todos ¡os
hafta que abre la puerca á codos los fíete capita­ Nombres; como le llama pequeñuelo, que es e l
les vicios,que los introduce, para deftruirle.Ré- Nombre mas defpreciado, é Ínfimo? S. Bernar­
parefc, que por querer dignidades, honras ,y ef- do in Vigtl. Nativ. cap. 5. Tarvulus nafcitar,
timaciones , Ó por nopoder fufrir vn defprecio, v t non apponat homo magnificaref e ipfam ; fed
ó ínjnria , y muchas vezes muy pequeña , y aun efficimini ficut parvnlus. Ñace como peque­
imaginada , como las referidas, que todo pro­ ñuelo , para que no apetezcamos, que nos repu­
cede de fobervia »fe orignan grandes rencores, ten por grandes, para que le imitemos,querien­
crueldades, y otros innumerables pecados, que do fer tenidos por pequeñuelos; ó'fobervia mia!
hazen perder las haziendas, las vidas, y las al­ Dios quiere fer reputado por pequeño ;y yo pro­
mas. Y*fi la fobervia inficionó á todos los de­ curo,que me tengan por grande,en.la fangre, en
monios , y los. perdió, y Adán , y á todos los letras,ó virtud ? Dios quiere fer conocido con
fucceííores; no es muy horrendo vicio? nombre deípreciadosy yo apetezca nombres de
Efta san grávifsima enfermedad nueflra, grande eftimacionrCornonocaftigaDiosmi al-
vino á curar el Medico D ivino; y afsi , dice civez? Y mas fe humilló ; pues diceífaias cap,. 2.
San Ámbrofio in Pfalm. 118. Serm, 18. Ideo Jteclinaviseum in praeepio,Q¡it fue reclinado en
venit de Qoelo , ‘Vt homines Deas bumlis , 0 * vn Pefebre: Repara lo primero, la pequenez del
humilhtus , füdt legi fubingaverit, & ad f u i lugar.Si efte Señor es immenfo, á. quien todo lI
amoretn , & obedientiam converterit. Efto es, mundo no es bañante para fu habitación; como
eí hombre, por fu fobervia, avia defobedecido fe humilta tanto, qne fe reduce, no folo á morar
;i Dios ; y por efiTo baxa del Cielo en trage hu­ en vn Portal,fino en lo corto de vn eftablo? Co-
milde , para con fu humildad , curar fu fobervia. > mo no quedo atoniro , de que para hum ¡llar m í
Si es Dios tan antiguo, tj*be tiene Ser defde fu fobervia.teeftrechas tanto á la pequeñezdevn cf-
Eternidad; como quiere nacer eu tiempo , fi­ tablo?Repara lo fegundo,que el eftablo es lugar
no para condenar la fobervia de los que fe jac­ defpreciado, y proprio de beftías. El Señor de
tan de La antigüedad de fu linage , ó cafa? Sí Cielo, y Tierra fe abate tanco, que quiere nacer
es Dios Superior j porgue no viene coiiiotalj en lugar caá vili.fsimo?Si los-hombrcs^nefon va
goco
mida de las enfermedades de wasJiras Almas! iS ?
pocó <íe tierra, tienen por gran defdoro en­ mos;y pordíe mediocuremosfineftrs fobervia?
trar en. viv eftablo i cotr.od Alüíshno quiere Si vn Medico aplica algun medicamento,aí pun­
nacer en el , y efhir alli de aísiento , por mu­ to lo execytas. Pues como dexas cfte exenipló,
chos dias ? Si David, Pfaim. ¿>8, dice : Qui fe - medicamento admirable, para lanar á tu alnía?-
des fuper Cberubtm. Que Los Que rubines , Ef- Gomo no reconoces, que ñuo vías de e l , te po­
pirlrus Soberanos , fir.ven de Trono a fus píes; nes a peligro de' que la fobervia pierda á cu al-
pues como de Trono can Alcifsimo, y Soberano, ma,y que fea en vano la venida ¿1 mundo del 'Se­
defeiende ávnotan vilifsimo? Viendo efto, co­ ñor, para,curailñ?í)fí/£¿ magis inüúgruvm^u'ti
pio no quedas atonito? tejíandum amplias, quid gravius pttnkndunt,
El Prophcta Abacuch , cap 3. d ix o : Aüdivi, qiiárn v t videns Pettm Caeli-pstrvuluin fActumt
auditionnn tuam, 'timui. Y la Igleíia leyó; ultra apponnt ’ homo magnificare Je fu par·
Expavi. Señor, he oido tus palabras, y no foío Urram.? ¿ntolerabiüs iwpuáentitz efl , vt vbi f e
he quedado atemorizado,fino atonito* y pafma- examinavtt Aiaiefiai ¡ vsrmiculus infietur a
d o ; pues qué ha v¡lk> , que le dexa tan admira­ intumefcat, *Quecofa mas indigna, ni mas de-
do? Ya lo dice:/# medio duorum ammaUttm cog- teílable, ni· mas digna de ¿artigo , como ver ¿
nojeeris. Que Dios, viniendo al mundo ,fe daá Dios hecho Niño, y en vn Peíébre, donde nadie
conocer entre brutos; pues viendo á U Mageí- haz ia cafo de fu Perfona; y que el Hombre fe
tad Iinmenfa en tanta humiidad, poreflo que. dcfdeñe'dela humildad, y quiere fer reputado
ida aroniro , y pafmado, Dios Immenfo,Ri.y de por grande', y que para eílo bufque las eflima-
R e y e s, y Señor de todos los que dominan , co­ ciones del mundo? No es intolerable acrevíírtien-
mo diceS, p3blo,r.ad Timoch.c.tf.y entre bun­ to, que viendo á la Magefta'd de Dios tan titimi-
tos? Si. Dice S.Juan, Apoc.c.1,, que á cfte Señor;· lh ida, que parece nada; y con todo eÜ"o el hom-J
le adoran con gran reverencia millares de Ánge­ bve , que es gi:lanilla v i l , fé hinche , y enfober-»
les m el Cielo; como en el mundo,en lugar mas vezcaf N0 paífa á fer gran de£vergüenza, quect
deípreciado,donde le acompañan brutos?fAfsi el Señor de Cielí) ,· y Tierra fe acoja ai lugar .mas
Omnipotente , inclina fu Cabeza en .vn Pefebre defpreciido ; y que el hombre , fu vil eiclavo,
vilifsimo? Dios, y Pefebre?Dios, y Eftablo? Qué pretenda.los mas honrádo^Si tu te hábiles Rey
cofa mas baxa , y defpreciada, que el eftablo de nmy poderofo , y reverenciado, y por librar de
beftías? Y qúe cofa mas alta que Dios , en cuya la muerte á vn.eíclavo tuyo , que merecía por fu
comparación, todas las criaturas -fon nada, co- fobervía , dexafles coda la Ma ge fiad ,y (gran­
m o cn feñ a lfa ia s. Y espofsib|e, que Señor tari deza , y fuc-ffes á morar á vn Pefcbre , dón^
aleo, y Soberano, para curar mi lobervia fe hu- de fuelles defconocido , y defpreciado , por­
mille , y defeienda á vn eftablo , lugar mas-ínfi- que en efloconíifiia la libertad de.Eu 'efclavo; y
rr:o, y defpreciado en'el humdofEs pofsible,que el no hiriera cafo de cita fineza , y exentplo,y
la Infinita Sab.idiuia fe ha de mo'ftraf como vn proílguiera en fu fobSrvia, vifiiendofe de galas
tierno Infante,que parece la inifma ignorancia;y para fer elevado , bufeando honras, y cftitna-.
efto en vn eftabfo , lugar á quien todos defpre- cfoncs;quanto ponderarasíu atrevimiento?Quan
cian? A qoieti ello no palnijl ? Viendif Job la itn¿ dignií'simtj le juzgaras de vn muy rigurofo caf-
inenfidad de las aguas del mar,y que fe levantan tigo ? Pues ñ tu hazes'eíto miímo con Dios,
tan a lta s, que parece quieren anegar al mundo; quanto mayor, ÍIncamparacion„Iemereces!
y.que,Dios las detiene, y nó falen de fus térmi­ . Lá'íegunda enfermedad, es la codicia , ó de^
nos ; exclama : Qvis conclujit ofii¡s mure , feo de bienes. No fe condenan las riqueza?, pues
quajípanms infantif obvolueremlczp. jS.Qnü'n algunos han íido ricos , y Santos', teniendo el
ha puefto termino i ía immenfidad de las aguas afeóte defprendido de ellas. La enfermedad
del m ar, para que allreften detenidas , fin Salir coníifte en el mal vio ,y defeo defordenado de
de madre? Qiuen le ha ligado, como fi fueffe vn bienes. De eñe d-ixo el Hclefiafilco, c. lo .N ib il
niño , con las faxas de fu infancia ? Y quanto i¡i iniquius^quam Amare pécuninm. N0 ay cofa
masfe admirara Job, fi viera ávn Dios Immen- peor como amar liaziendo biene1; temporales,
íb,reducido á li pequenez de vn vilelUblo ¿Qué ..Pues fi ellos bienes fon indiferentes , como et
ato lito quedara viera á la Suprema,é Immen- amarlos es 1a cofa mas dañofa? El mifmo lo di­
fa M,!geftad,quq voluntariamente fe avia puedo ce : W c eni*» aniw&m ticket vzíuíÍcw 5 nóveme
en eít.íJo tan abatido.defpreciado,y abreviado? quien ttf nc amov defordenado á eflos bienes,coa
Aora San Bernardo,’ Ssrm. 1. de Nativ. d i­ facitidíd.viemio alguna ganancia,vende fu alma
ce : Qa<eneafsitas f u i t , v i fie ex'imindfret f e , -al demonio , y fe expone a muc-hos peligros de
fio b¡4 ¡iiliaret f e , f i: abr'gvl.'tr'ee f ? ¡ Dominas alm i,y cuerpo,S Pablo ad Thi<.n.c,5 .dixo : Quí
M itifl.tfis , nifi v t ‘0/¡s f i n ’lltsf fici.-itií, Que vaínnt divitis fiiri incidunt intsntrti¡m?t & i n
necefsid.id tuvo .■ ;! Hijo de Dios, el Señor de ta- laquium d ia b o lid e fd a r ia m?rgut
da M ageíhd, que fe hum illó, y eftrechó Canco, botaines in intsritum. R ^ ix wnnlum ntala-:
que parece fer nada t fino para le imites rum ejl cupiditiih E llo es, los que n o fe co n te tu
' " " ' As % tan
1 88 Cap. X X X V III. Trae. II. Como el Niño Dios
tan con los bienes,que D ios les ha dado,y quie­ ciada , que por fu gran p o b rera , á fu H ijo re­
ren fer ricos, caen en los lazos del demonio , y cién nacido le aya reclinado en vn Pefebre?
fe condenan. La raiz de todos los pecados, es A y cofa mas alca que D io s , ni mas v il, que vn
efte defeo deíbrdenado. Pefebre ? Pues corno cofas tan diñantes fe ha«
A efta tan dañofifsima enfermedad vino juntado en vno? D avid , Pfalm . 102. dixo.-.Do-
á curar el M edico D iv in o , por medio de la p o ­ minus in Cosío par'avit fedem fütim, Q geet
breza , que es la virtud contraria. Y afsi » dice Señor tiene fu afsiento tan alto , que es en eí
San P ablo 2. ad C o r. cap. 8. Propier vos ege* C ielo. Pues como aora en vn Pefebre , y des­
ñus fticiu s efl cutn ejfet d ives, v i illius in- ■ preciado del murado? Si el cftablo es lugar de:
opin vosdivites cjfeth. Siendo rico Jefu-Chrif- brutos; com o d Emperador de C ielo, y Tierra,,
to , y Señor de todas las riquezas, fe hizo po­ quiere fer tan ^obre , que le elige en lugar de
bre ; y necefsltado, para con fu pobreza enle­ T ro n o ? Si el Pm pheta fe adm iraba, de que
jiarnos ·, que eífe era el medio para alcanzar Ia.s D ios fe moGr.ifíe menor-qué los Angeles. PíaL·
verdaderas riquezas del Cielo. Quien no que­ 8.’ Quanto mas fe admirára , viendole in'terioc
d a atónito , viendo'que el dueño dequantas ri­ á los hombres, en vn cftablo ? C om o „ Señor,·
quezas ay en el m undo, fe haga pobrifsimo de la Alteza de tan grande M ageftad, has que­
por los hombres , que fon vn poco de tierra? rido venir á tan fumma p obreza, y humilla­
ÍNo te pafmára, fi vieras, que vn Poderofo Rey; ción ? Repara, a q u í: L o primero , que M aríx
fe hazia muy p o b re , por enriquecer á v n vil vaf- Santifsiraa eílaba fola. Pues íi e s la R e y n a d e í
fallo ? Pues quanto mas , fin comparación , es, C i e lo , com o en la necefsidad tan grande , fe
que el Emperador fñmmo fe haga pobrifsim o, hálla fin compañía ? Si las R e y u a s, y aun la s
por enriqnezer á ti-, que eres vil polvo ? Quan- mugeres ordinarias , fon.afsiílidas de criadas, 6
to fe debe eítim ar, que venga defde el C ie lo , y de otras am igas; com o todo efio falca á la R ey-
que con fu exemploce enfeñe ádefpreciar eTtos ña del Cielo ? Y fi qualquiera muger muy p o ­
íalfos b ien es, para que feas riqi’iifsimo de los bre , pára parir tiene vn apofento recogido, y¡
del C iclo ? Y afsr San Bernardo t Serm. 4. In­ lecho para defcanlat; com o todoeílo fUka á U
troduce á eíle Señor , que ^defde la Cachedra Emperatriz de C ie lo , y Tierra ? Y com o folo
d el P efeb re, predica á lo s co d icio fo s, dicien­ fe halla en vn Portal , todo defabrigado , y
d o : Quid vabts citm terreáis dlvitijs , & glo­ «xpueftoá todos los ayres ? D onde eftan las-
ria temporal}, q m me vera , nec vsfir<t Junt> colgaduras ? D onde los, apofencos abrigados?,
Homo cttm ínter ie r it , fion fummet or/inia , ñe­ Qiiando fe ha vifto femejante pobreza en N a­
que defeendit cam to gloria eius; vera ergo di~ cimiento?
' vlti<e non f u n t ; fe d -virtuteí, quas confcientia Repara lo fegundo,que en el Portal le
p o r ta t, v t i n perpettium di-ves fía t, C o m o íi acompañan los brutos. Pites en el Cíelo eílá
.fi

dixera: C om o folícitais tanto/los bienes d el acompañado de A ngeles, como aqui carece ds


mundo , que todos fon vn poco de tierra ? C o ­ tal compañia? Donde eflán los criados, que
m o afanais canto por riquezas , que fon faifas, le firvan, y afsiífan, en tiempo de tama necefsi-,
jsorque no os dan el defean ío, que prometen,■ dad ? Si es Rey del Cielo , donde cftán fus Vaf-
y que duran muy poco , y que fon caufa déla, falíos? Donde las G uardas, que le aliñan ? Si
condenación de muchos f Sino fabéis , fi oy , o J o b , cap. 2 y. mirando áD ios en el C ie lo , ex-
mañana m oriréis, y todos los bienes fe quedan clama\Ñumq¿tid efl huwerus militüum eius..Q¡ic
acá ,y ninguno os acom paña^ ; por que os ma- fon. tantos los Soberanos Efpírkus que le acom­
ímatais por adquirir, lo que nada os aprovecha' pañan , que no tienen numero;·como en ei Por-;
,rá en la mayor necefsidad, y que puede fer cau? tal 110 vemos, que aya vno,q<ue le firva?.Si qual-
' fa de vueftra perdición eterna ? SÍ con gran afaní quiera rico , yendo á otro P u eb lo , á lo me*
trabajáis por bienes falfoS, que duran vn mo­ nos lleva vn criado , que le firva; como e l
mento ; por qué no ponéis eífe mifmo cuida­ Rey del Cielo, viniendo al mundo, y teniendo
do j para confeguir los verd ad eros, y eternos,· en el Cielo millares de AngeleS, los dexa. to­
en cuya com paración, todosilos del mundo fon ·, d o s, y viene folo, como el mas pobre mendigo^
nada? . Repara lo tercero , que fue reclinado en vn Pe-í
Para movernos al defpreclo del m a n d o , el übrei RecHnavit eum in prafupioJÍues fi es Se­
Salvador nos dio el exemplo de pobreza, tan ñor abfoluto deCielo , y Tierra ; como para fu
gran d e, que dice San L u ca s, cap. 2. P m n it habícación no difpone , que fe le prepare v a
fum in v o lu it, & reclinavit aura in prcéjepioi hertríofo, y muy Magefinofo Palacio? Com o no
quia non erat ei lovus mdiverforio. Q ue fue reputa por indigno de fu Grandeza, y Mageftad
em bucho con mancillas, y reclinado en el Pe­ á vn eftablo, que es lo mas pobre, y defpreciado
febre , porque en el Portal no avia capacidad. del mundo? Salomón edificoáD iosvnTem ^
Q uando fe ha vifto pobreza tan grande ? Quah- p í o , el mas ric o , y prepiofo ; que jamás fe ha
Ú9 ¡ W ú k k iaa 3JPS«r tan pobre, y d e / ^ e - viña , que era la tnatayi,Ll^ d ¿ niyndo ; %
■·. * gft»
tóida de las enfermedades de nueJiras Almas', i Hp
con tod oeSc,tod o atonico, y paünado, $.R?g. conñan de carne ,y de efpíritu , y viven co¡nor
cap. S. exclamo: Ergo neputandum ejst quod brutos , солю (i folo tuVicíTen cuerpo ; y para
víre Detti habiten fuper terram t Si enm co¡- ir al Cieío,deb¡a:i vivir, iegu'i el eíp¡ricu;y aísir
lum , & coeli calor um te capere non poffunt^ · vino el Celeílial Medico á eiifeñarnos eñs
quanto magii domas b ¿ c ! Por ventura , fe vida celeñial , que ignoramos, Y” aora dice
dignará Dios de venir á morar en ja tierra ? Si Fr. Luis de Granada, m -Ыашли Dow. cap. 4.
el Cíelo , y muchos C ielo s, no ion bailantes Ideo Salvator ómnibus rebus dejíirntm in fum·*
para fu habitación; como querrá venir á eñe та paupertatíy bamilitate, ¿ique afperttate n(U
Tem plo ? Pues fi á Salomón vn Tem plo tan' tus ejxf vtfvionos exemplo a terrena ¿o jltatiot
magnifico , y riquifsimo , le pareció nada' par« a i c&U/lia , atque divina tradücertt. No po-;
inorar D io s ; quanto mas le admirara , y paf- diamos ir ai Cielo por la vida carnal , porque
mára ,fi le viera tan eftrechado en vn pobre 4 y por ella lleva el demonio las almas al infier­
viüfsimo eñablo ? Pues íi el que es mas im·*· no ; por eflo el Salvador vino al. mundo , y na­
mpnfó , y que no cabe en todo el mundo fe re-; ció en el en fuma pobreza , hiimíklad·, y afpe-
duce á la pequenez de vn pobre , y defprecia- reza, para con fu exemplo enieüarnos, que defj
do eíhblo; quanto, con eñe exemplo, condena preciando lo terreno., ¡nftituyamos vna vida
á los que bufean cafas grandes, y moradas celeñial ,y div-ina; defuerte , que to¿ío nu^flro
m uy. acomodadas ? L o quaftó, dice : Que fue principal cuidado fuelle caminar al Cíelo, niief-
embucho en mantillas : Pannis emn involuit. traPacria. Puesíí defeas ir al Cielo , y gozar
Si al C ie lo , y á las Eftrtllas, y á las flores Dios de fus Glorias eternas ; y viniéndote á guiar el
.Vifie de gran hermofura ; como para si to­ Rey del C ielo , y á enfeñarte el camino , y'que
ma vnas pobres mantillas ? SÍ Ifaias, cap. 6. vio no lleva otro , fino el de la pobreza , y humil­
á Dios en vn Trono Mageñuofó , veftido de" dad , fi tu turnea le figues, y vás por él concra-
G lo ria , y cercado de mucha Grandeza ; cóíno rio ; como no temes perderte? Quien viendo
aora en el mundo fe manifiefta con tan eürcma- al Señor de la Mageftad, que va delance , con
da pobreza ? No es cftó exponérfe á peligro de ®fma humildad, y pobreza, Querrá ir cargado
que nadie le eftírne , y que todos le defprecien de honras, y riquezas ? Quien conociendo,·
por pobre ? Pues íi el Señor del m undo, y ri­ ' que el Rey Supremo fe ha veltido de viles ves­
quifsimo , no' quiere veftlduras ricas, ni pre-; tiduras , fe atreverá á veñirfe de galas ? Quan-
ciofas , fino que íolo eícoxe vnas pobres man­ do eños falgan de efte mundo, y quieran entrar
tillas ; quanto le defagradarán las períbnas, que en el C ie lo , los admitirá , ó defpedirá·? Vien-«
íiendo vn víl polvojfe viíien de veítiduras fuper- d o , que no han llevado el camino que les enfe^
fiuas, curiofas, ricas, y preciofás ? Si el Po-¡ ño , y que no le han querido feguir; que hará
derofifsimo, folo fe contenta con fola vna veíli- con ellos? O que congoxásias fuyas!
dura pobre, qual bafta para cubrir, y abrigar La tercera enfermedad de nueftra naturales
al cuerpo ; quanto aborrecerá á los-que fe ador­ z a , e s, dice San Juan , la concupifcencia de la
nan de galas , y vanas curiofidades, por vani­ Carne, Efto e s , de todo lo que la es agradable,
dad , y parecer bien? y deleytable á la carne , como las comidas, be*>
Eñe exempio de tan eñupenda pobreza, bid as, conveniencias del cuerpo , comedida··
que nos propone el Salvador, es acato folo pa­ des , delectación de los fenndos, y ddeytes^
ra librarnos de los muchos vicios, que· ocaílo-; que fe incluyen en el amor proprio , que bufea
nan las riquezas. Alapide in Ioan.cap, i , dixo: todo eflo , y no quiere, qne e¡ cuerpo padezca;
Chrijius f :to exemplo volait docere Cbriflim is y a fsi,.huye d^coda tribulación. Y eñe amot
terram effe -quafi bofpiswm, patriam vero effe proprÍo,es priiKipio de-codos los pecados. Sart
ccelum ad quod coniomptu terrenis tota mentí Pablo 2. ad Thimot. cap. 3. E rm t homines.
tontendere debent. Que Chrifto, con fu éxeoi- f e tpfos amantes. Los hombres ferán amadores
plo ¿enfeñó á los Chriñianos , que la tierra es de fu cuerpo ; y luego ajñade muchos generos
vna pofada, ó venta , y el Cielo fu Patria; y de pecados, que eños cometerán. Pues de
que como los Peregrinos, para fu camino, fo­ donde fe ligue , que caygan en gran multitud
lo llevan lo neceíTario,-y en las Ventas no fe de pecados? SauAnfelmo: E x arriare f u i та-
detienen , fino lo prccifo; y que todo fu cuida­ nabunt imtlt-i vitiomm rivi. El Venerable Pa-i
do es llegar á fu Patria; y á la Cafa de fu def- dre Fr, Juan de Z tm o, Capuchino, y ÍVhityr,
canfo; afsi ellos, deben defprecjas: todo lo ter­ , dixo : La Gula , fi entra en vno , le coniume
reno y con todo connaco amando lo celeñial, , quantas virtudes tiene, y abre la puerta a in*
caminen aL¡Cielo fu Pácria. : párafu Gloria nos numerable multitud de vicios; porque eñanúo
ha criadq; y naciendo en el m undo, nos enfe- bienfüñentadoelcueip.o , no quiere faje carie;
ña á dcfpreciar todo lo terreno, y á. no tomar aleípiricu: Luego la carne vá cobrando mas
de e llo , fino lo precifo , y.neccífarío , para ca- fuerzas, la hambre con nada fe faíbface, la go*
■niaár al G s k ^ cmeika hombres ioíina aqчsicas jin t ^ Basaof^rqciaadofe ls^
19o Cap. XXXVIII. Trat'. II· Como el N m o Dios
viantías co m u n es, y p o b re s , fe apetecen las d Salvador las penalidades; y afsi, con alta pro
abund an tes, y regaladas , y le murmura fi fa l­ videncia difpufo , n o nacer en N azareth ; por­
tan , ó no eitán bien fazo n ad as, y echan de que a l l i , i lo menos , avia el abrigo de la cafa,
Vno d amor de D io s. A efto fe a ñ a d e , qué d i­ y. otras con ven ien cias, fino en 13d é n ; y e ito .
ce San P ab lo ¿id Pbilipt Q u e m uchos, por la en tiem po , que eftuvieffen las cafas llenas de
< n ila, tienen ¿ f u vientre por fu D i o s ; y. que gente , y no huvicfle otro r e fu g io , fino el P o r­
p or vltim o , fe pierden. Pues fi por el dcleyte tal , expLiefto á rodos vien to s, dónde ios Ay.r.es,
de la G u la tantos fe pierden ; quantos mas por y los yelos moleftarian mucho-; y q u ífo fucile
lo s otros, m ucho m asdeleytablcs al cuerpo ? Y en los dias mas rlgurofos del Invierno , y á m e­
fi m uchos pecan por la curioíldad de la vifta, dia noche , que es quando haze mas frió, Y en­
quanto mas por los demás fe nt i dos? tonces : Reclinavit. eum in prafeph , fue recli­
G ranada,1 tone. 2. Dam. 4 . A d v . propone, nado e n 'e l P e íé b r e , no en cu n a, ní en cama
que la lg le fia ha padecido tres perfecuciones: m uy b la n d a , fino en la dureza d el P efeb re.
L a primera , de ios T v r a n o s : L a fegu n d a , de P u ed e fer m ayor afpereza , y m al tratam iento,
'lo s He reges : L a tercera, de los deley ces»y d e­ á vn tierno Infante ? A fsi el R ey del C id o , y
lic ia s ; y añade Ecclefia amara fu it in perfe- T ierra , viniendo á eft.e m undo , quiere fer tra­
eatione tyranomm, am&rior hareticortim , ama- ta d o con tan grande alpereza? O qué .confu-
rifsima.vero cuphiit&tum , ae delitiarum. Ht f io n , viend o al Em perador Summ o , en tan1·
S . C h ry fo ft.· con firm ar. Qtti attfotiorem deli- duro , y afpero le c h o , y que los hom bres , fus
t 'mrum , qudm tyranórum ejfs tefíaiur, vehe- vile s efclavos , bufquen lechos m uy blandos,
tntihtiufqae nos nolis camis delitijs, qudm car- y que aborrezcan el mal tratamiento de fu cuer­
tiifc is olim exquijítis torrmntis nocere. L a p o , y que para él ío lo bufqucn d e lic ia s ! O
Iglefia fue afligida c o n .la perfecutlon de los q'uant.0 les a c u fa , y predica efte P e fe b r e , y
T y ranos; mas con la de lo s H e r je g e s ; pero eíía b lQ ! C o m o viendo ran eftupcndo exem plo,
afligidifsim a en fuperlativo grado , con la per­ n o le fig u e n ?
secu ció n de lo sc fe le y te s , y delicias. Y efto*ío R efiere Q u in to C u r d o ,l i b . 5. qúe A le ja n ­
confirm aSan C h r y fo fto m o , que d ice: Es mas d ro M agn o yendo á conqulfiar á Perfia , cayo
c ru e l, y a tr o z , la guerra-de los d e le y r e s ,y tanta lileve , que ningún Soldado fe atrevió á
' 'íJelici as, que no la de lo s Tyranos-; porque mas paíTar adelante. V ien d o efto A le ja n d ro fe apeo
Vehemente «os jperfiguen , y dañan las delicias, del c a v a llo , y em pezó á cam inar p or encima
í¡u e no los exquifitos torm entos á los M artyrcs; de la n ie v e , y del y e l o : Tune cmnts erubcf*
lo s T y ranos perfeguian claram en te, y h a zia n centes feq u u ti Ju nt eum. Entonces todos fe
M a n y res , y no atormentaban á t o d o s , fino á avergon j a r o n , y le figuíeron. Pues fi el Rey.
.aígtuios ;p e ro las delicias . i todos.acom eten , y de ia. G lo r ia , ‘quíere que coilquiftem os el R ey-
o cu lta m e n te .,y no fe conoce efta períecucion, 110 de los C ielos ; y para efio es necefTario püiTar
p o rq u e n o a flige, fino qué dfeleyta, y p o r e flo f t i o s , d efccteodidades ,y afp erezas, para ven­
é, m uchas almas echa al Infierno, Y es tan cruel cer á nueftro enem igo el cuerpo ; y vem os al
« ftagiiejra , que'aun á lo s Santos perfigue ; pues R e y D iv in o , tierno Infante·, que vá delante,
. San G e ro n y m o refiere de s i : Q u e citando lle­ futriendo tantas afperezas, d efeom od id ad es, y
no de .canas , y en el D efierto , haziendo vna frios ; com o n ofotros lus VaiTalios , y 110 niños,
v id a m uy p enitente, muchas vezes le acom e­ fino V a r o n e s , n o ie fegu im os? C o m o hem os
tía n las tentaciones de Us delicias , y le parecía <Se vencer , fi en efto fom os cobardes ? SÍ los
haIIarfe en lo s entretenimiento^ de R o m a . P ues Sold ad os d e.A lex a n d ro fe confundieron , y l e
•fia eñe tan anciano , y tan penitente no le fal­ figuíeron , padeciendo grandes defeom od id a-
taban tentaciones d eleytab les; qué harán con' des , ham bres , y fri'os»ponconquiftar vn R e y -
lo s que continuam ente las bufean ? Si al que no de tierra, no para ellos , fino para fu R e y ;
íft á en el D e fie rto , y caíi debilitado,, y que dor- com o nofotros, Chriftianos , no .feguim os el
ntiaeti el fu e lo , afsi acom eten ; qué harán en exem p lo , para confeguír el R ey 110 eterno dé
lo s bien com idos , . y que duermen en camas los C ie l o s , para nofotros m iím os? P u es fi el
blandas , y fe h allan en el m undo en continuas R e y del C ielo eftá-en vn ' duro P efebre , tem ­
o cafion es? Si San G e ro n ym o , apenas fepodi^i blando de -frió , y en vn P ortal m uy defaco-
lib rar ; qué hará quien nunea las contradice , ni . m o d a d o , padeciendo alli muchas penalidades;
¡w .e guerra ? Eñas delicias acom eten k todos,, • com o e lC h riftla n o fe atreve á entrega’rfeá de­
fiencio muy raro quien conozca , quan g r a v if-. ley tes , y delicias ? Si el que canto padece es
f im a , y general enfermedad fea , ni el m o ­ m i Capitan , y tú eres mi Soldado.; 110 es grave
d o de v en cetla ; com o fe librarán de tan g ra v e s' atrevim iento el tuyo?
daños? » El A p oftolico D iá z , conchf. 1 iin Natali
P ara dar á conocer efta ta n .g ra v e , é vn iver- Dow . Introduce al R ey D a v i d , huyendo de la
ía l enfcriuedad 3 y; el njodo.4e v e n c e rla , e lig ió ¡jira de A b fa lo n * l.Q* fie& ^ fc a ljo ? cam inaba
4 ' : £ 9 1 .'
cuida de Us enfermedades .de m e jiras Almas ¿ 10 r
pót las montanas, juzgando, qué aquel trabajo, Ghríüo, acabado de nacer, para pagar poreí*
era caíligó de la ira de D io s , y por eflo iba1 pddfdo tanto; qué lera jufto jqtie til hagas por?
llorando fus pecados. Todos le acompañaban, ti ? El era Dios Omnipotente , en· eres vn vil
¿aminando á p ie , 2. Reg, cap. 15, aoira dice; ¿ufano , en cuya comparación eres nada; El era·.
Siquis ex sis ¿quitare voluijfetj ptaxima cum Sandísimo ; cu eflás lleno de codoj ios pecados.'
Imtitla, & pompa , -quis eum n.Qtt' appellaret: E l no neccfsirade t i , ni de ras buenas obras , nt
tnfanum? Si alguno de los qtxe le acompaña­ néceísita.de los hombres ; pues antes de criar­
ban fueffe á cavallo, con grandes alegrías ,.rí-· lo s:, era Bienaventurado; pero tu necefsicas
fa s , y pompa , no le reputaran por loco? No tanto de ette Señor, que aun reípirar no puedes^'
fc dirjan ; que defverguen^a es la tuya ,·. que fino te ayuda; Si ergo, qui. feeleribus tuis pro-',
quando'el Rey vá llorando , tu caminas á cava-' ^ücatus te fíagellis confiere, debnijfet, in fe
lio , y moftrando grandes alegrías ? Eílo , que ipfum fiagella tibí debita reto tfit, quomodo tu
etra cofa es , fino no compadecerte del. Rey¿ cuius funt crimina, cuius crim'mumpana, cu-
y hazer burla defus trabajos ? Como no te 11íes* ius>p(£‘útenti¡£ lucra, vides, ac délttiaris ? Si el
que íi lo fabe , le provoquemos agrande Índigo Omnipotente., que.no te ha.tnéneñer para cofa
nación? Pues fie l Rey de los Angeles, y de alguna , padece tanto por ti vil gufanp; quanto1
los hombres , no por ins pecados, lino por los inasdebiastu padecer por tí ? Efte Señor .tan-
nurilros, ella en el duro Pefebre , padeciendo, Soberano , por tus muchos pecados, no eílaba1
grandes incomodidades; como el hombre, vil muy provocado contra ti ? Con Tolo querer^:
gufano, y lleno de pecados , nunca quiere pa-, ño podia deflruirte ? Y eílos ca/íigos , qué til
decer algo , para fatisfacer por ellos , fino qué merecías , no los echa íobre s i; y por eíTo, ata-*
fiempre quiere vivir lleno de deley tes, alegrías, hado de nacer, euipezo: á padecerlos por ti?; -
y contentos ? No .es ello calificarfe de loco? Pües como tu, debiendole fervir por cantos be-
,Y por quanto elle Divino Niño todo lo eítá riericios, y debiendo enmendarte , y íiazer pe··
mirando , y mira fu defverguen^a , y foberviaj n-itencia v no la hazes, ftno que prófigues en'los
no le provoca á indignación t Y como no te­ pecados de fobervia , y avaricia, en las rifas*,
me , que contra él execute vn caftígo rigu- dcleytes , y demás vicios ? Que caftigo ran hor-·
rofoí \ rendo merecías por eílo? Baila aqui eíle Au­
Granada, in Natali Dom. te dice : V ix tor. Ello lo reconocerás m ejor, íi tuvieras vn;
ríatus nuditatem, paupsrtatem ,frtg ü s, lactíry- criado vilifsimo ,y por fus pecados eftuvieíTe
mas, bofpicij viiitatem , & leSíati afperitur, condenado á graves tormentos; y tu , movido
v t pro no(Irisj e feeleribus affltgens inopia fu á de mifericordia,pí5eque él fueífe libre,te ofrecias.’
luxumnoftrum , bumtHtate fu á fuperbiamno- á padecerlos. Si tu , eftando padeciendo tales
Jlram , iachrymis f,ais -vana gaadia noflra, Ú* penalidades, vieflesque eltal criado no l o a g ^
frigor is , atque laborum fuorum afperitate decía, ni hazia penitencia , fino que profeguia
delitias nojiras incipcret expiare’. El Salvador en fus vicios ; quanto contra el te indignaras?
echo fobre si los pecados de los hombres ; y Que caftigo tatí rigurofo executáras contra el?
afsi que nado , quito experimentarla defnudez, Puesfi hazes lo líiifmo con Dios ; quan indig­
la pobreza , la vileza del hofpicio, las lagrimas, nado eilará contra ti ? Como no temes , que en
los fríos; para que afligiendofe, por nueftros ti execute fus rigores?
pecados , empezaífe á pagar con lu pobreza, Efta ingratitud la pondera bien Santo Tho-i
nutílra fupsriluidad; con fu humildad, nueftra más de Viilanueva , in Natali Dom·, conc. 2.
fobervia ; con fas lacrimas, nueftros vanos go­ diciendo: O magna catbedra ptcefepit'.millud
zos^ alcgrias;con la afperezadel lecho,del frió, in. quo refidet divina fapientia imgijler orbisl
y de las demás incomodidades, fatísfacíeíTe por O Pefebre , Cathedra grande, defde donde
nueílras delicias , y deleyees'. Si^ Chritto haxe enfeña el Maeftro de todo "3 mundo , que es
todo efto por ti, vilifsima criatura; quanto fe .lo infinita Sabiduría T á defptecíar ias r¡t]¡iezas,
debes eílimar? Viendo elle exemplo, de que por honras, y delicias ! Loque el mundo'aprueba
ti padece tanto, para fatisfacef por tus pecados; con el. exemplo condena el Maeftro, de quien
como 110 buícas la humildad , la penalidad , el •quieres fer difciptilo. D ices, que en el Bautif-
llanto , huyes de las delicias , y abracas la U)o pro fe falle fer Difcípulo de1 Chrlíto; pues
afpereza de vida ,quc baila á fujetar los defor- como en las obras eres mundano , y aun paga­
denes ,que pide el cuerpo tu enemigo, para no ? Como te glorias del Nombre de Chriftia-
perderte? S i etihn pro teparvúlas adime fec itt i io , íiendo tus obras corno de Gentil ? Si eres
quid tepropter teface ye par eji ? Ule Deus Om- 'Chrifliano; por que no executas láSobras,'y
n¿pateas , tu vilis verniculus%tile ab omnipee* -Doílrina, que Chrifto te ha eníéñado ? St
cato immttnis , tu ómnibus jiagitis coopertus, Cnrijíarn non f rqueris , qu:i rathns Cbrijiia-
illebonis tais non indiget , tu citra illius pr-<e- nus mincuparis? Cnr te Chrifii d\fcipulam
fsntsm ogem ne refpirare ^uidm v a ku Si Jefa» ■ejfe mentirís i Si 4 Chtiílo no figues 5 como
” ........... 55
jpZ Ca p. XXXVIII.Trat , IT. Como el Niño Dios
te atreves á llamarte Chriftiano ? Para que manifiefto fu Nacimiento Efpíritual 'en las Al-;
mientes, diciendo,que eres Difcipnlo deChriíto, mas: Inqua Cbriftus per ajfeBam »¿fritar,
íiendolo del mundo, y del demonio ? Sabemos,, per amoremperfeBum ttutritur, E0111.7. Com p.
que en Atenas huvo muchas fectas.vnas de Pía-., Theol. jib.^ c. 14. En efta tercera fe ligmñca e l
ton,otras de Pytagoras, otras de Epícuro, otras Nacimiento de Chrifto , en que en las Almas,
<le los Stoycos ; Sed quifque iuxta opiníonem nace,eftando en ellas por medio de afectos fer-:
fu a m , & nomen forciebatur, & vitam eonfirm- vorofos,y en ellas fe conferva, y ctece por amor
jyikfeciabatur, Pero cada Difcípulo dedos , fe- perfecto , y perfeverante.-Santo Thomás de
gun el nom bre,y Doctrina de fu Maeflro, afsi Villa nueva 3in Dan, nos propone áSart
ajuftaba fu vida : Si tu igitur Chrtfiianus m m i- Jofeph, y á ; Nueítra Señora^ que viendó aí
7¡e ,c u m o n vpere ? C ur C brifil doBrinam am - Niño:Dios, eftuban atonítos , palmados, y. fti-
p ls B a ris , & vitam hi contraruim agis ? No­ blimados en profundos extaíis, llenos de fer-;
mine Chrifiian'us ,v it a m undanas > Si tu eres vorofifsimos a fe a o s, y tan llenos de tan gran-¡
Chrífiíanoen el nombre; porque no con Jas d e s , y fobéranos gozos,, que es impoísíble
obras ? Por qu&-confie(fas fer Difcipulo de explicarlos,
Chrifto , y obras lo contrario ? O fuma cegue- . Efte Nacimiento Efpíritual en :las Almas,
iiad ! O maxima .necedad de los mundanos ! A. produce en ellas admirables frutos. Y afsi,
Chrifto alabais con las palabras,y con las obras Fr. Luis de Granada, Domiri, 4, Adv. conc. 2.
le contradecís? Conio no reconocéis, que en dice: Ojiando fpiritutn fuum nobis contulii,
el juicio ^epatará a los verdaderos Difcipulos naturam per gratiam fa n a l, virtutibus men-
'de los falfos ? Hafta aquí el Santo y Pues fi efta tsm roborat, vires atque mimum addit, avitijs.
noche, ó mañana te hiülaíTes en el juicio de avocat ad virtutum ofjicia Jlimulat, illjwii-
p i o s ,y t u s obras no fon de Difcipitio fnyo; nat intelkcíum j ajfeivum accendit terrena fa~
como re*reconocerá?, SÍ fon de mundano, ó Jiid ire, 0 “ ccekjlia appetere f a e i t , dulcía tr%
'de pagano , a las quales, defde fu nacimiento, amara, & amara indulcia. vertit . cceUfli-,
hafta morír los cóndenó;quc ferá de tí entonces?. bus donis mentem m unlt, atque armat^ eamqtie,
Si allí te propone por delante la vida de eftos . {nif i fponte fe bofii fitbijeiat) inexpugn^bí*
Philofophos, que ejercitaron muchas virtudes, lem farit, Sic denique fie v i a , qu¡e antea ¿tu
y en ellas fe conformaron con fus Maeftros; que 'fra&ibm y & offendiculis erat, complanat.i eji,
refponderás? Si. además de efto , te manifieíla .vt dicat Propbeta Ifaías cap. 3 5, Hac eret
los grandes ejemplos de humildad , de pobre- vobis direffa v ía , ita v t Jiulti non errsnt per
■¿a , paciencia ,y aufteridad ¿-que te enfeúó def­ eam, Efto es·, al hombre fe le haze muy agria,
de ''l Pefebre j que confundido , y concluido te y muy pefada la, virtud , y por eíTo fíente
fo lla rá s, conociendo, que has obrado lo con­ grande repugnancia en exercitarla ; pero íí
trarío ? Quantas., y quan horribles ferán tus efpirítualmente nace Chrifto en el A lm a, la
congoxas, temiendo fenten.cia de condenación? dexífana de efta enfermedad , iluftra, y forca-'
Pues para librarte de to d o , al punco refuelvc lece ;i fu entendímienro ; y con fus muchas iluf-
feguir á Chrifto ¿y abrazar la Doctrina, que traciones, eftimúla a la voluntad, haziendo^
te e n fe ñ a .defde la Cathedra del eftablo >pues que fe determine á las virtudes; porque iluüra-
obrando afsi , le hallarás propicio, y favo­ do el entendimiento, fe encíendcti, y mueven
rable. · los a fe a o s, aborrece lo terreno , caula faftidiOj
CAPITULO X X X IX apetece, y anda por lo celeftial, y eterno ; y fi
’C ono el Niño Dios eñ L· Pafqtta de Navidad^ antes los vicios le eran guftofos, y alegres, aora
quiere efpirituahnente nacer en las Almas,y fon amargos, los llora , y aborrece ; y fi antes
como fd e b e n portar efias,para, con* las virtudes le eran muy defabridas, y amargas*
fegtiirían gran beneficio. ya fe han convertido en gran dulzura, y en ad­
mirables gozos, y alegrías ;:y el alma queda tan
'ÁN Buenaventura propone, que en Ch’rlf- llenadelúzes divinas, y tan fortalecida4 que
S to ay tres Nacimientos> vno Etern^l, por
fer Dios ab ¿eterno engendrado ; otro Tempo­
parece inexpugnable. Y los caminos derechos
de la virtud , tos conoce con tan gran claridad,
ral , por aver nacido Hom bre; otro Efpíritual, que puede decir con el Propheta : Efte es el
en que nace en las A lm as, y que efto fe nos camino tan fegu ro, cierto , y derecho , que
propone en las tres Miflas , que fe dicen el dia aun los necios no le errarán , fi le figuen. ‘
de Navidad : En la de media noche, como es Como fe intitula Paftor , y viene árecogec
oculta, fe dos propone fu oculto Nacimiento de las ovejas, á las que le oyen , y le figuen, vién­
la Eternidad: En la fegunda que fe dice en el dolas aptas , para eífocon fus celeftiales infpi-
Aurora, el Nacimiento Tem poral, porque en raciones, las llena de divinas luz.es , y de celeí-
partees manifiefto,y en parte oculto : En la tiales confolaciones ; defuerre, que apaga en
tercera j dice; ¿e medio dia¿ (;§ gjaa eLUs el dtfeg las cqíks rüundaa^ ^ enciende
....... ~ SA'
en ¡a Vüfqua de Navidad, quieré n m f én h s Almas ;
enell¡ls:fervorofos deí'eos délo ceieftlal. P o r alegría quando nace el S o l, pof.qué Ies ayud#
Ezechiel* cap. 34. dixo : In pufcuis vberrimis con Tus rayos, y les conforta; afsíen nacie ndo
pafcam oves meas, Ü" in moniibas excelfis efle Divino Sol en las almas, las llena de grande’'
ifra el erunt pa/сиа eorum. Ib i requiefcent gozo, y alegría : Lo vno, por verfe libres de fuá
in hervís virentibus. En los paitos abundan­ pafsiones, que mucho les moleftaban: Lo otro,"
tísim o s, y fértil ifs irnos, apafcentare mis ove­ jpor exercitar las virtudes, y conocer con mucha
jas , y en los Montes excclfos de Ifrael gozarán daridad las verd.tdes celeítiales , á que fe junta
с ños paitos, y al! i ferán grandes fus defcan- vnagran efperau^ade Ir á la· Gloria, Eíto les;
f o s , y confuelos. Quales fon ellos abundan- haze vivir con grandes alegrlasr y gozos. O que
tífsimos paílos., lino la grande , abundancia de feliz eftado elle i G q u a n to ,fin comparación,
dones , gracias , y beneficios , que Chrifto excede al de ios R eyes, y Emperadores ! Y[
Ы$о, alas almas, quando entra en el mundo»· quanto por todo,.eílo debe fer folicitado!
D ice Granada, Dom,4. Adventoeonc.2. Y aña- Para ¿onfeguir tan grande.'felicidad , nos;
dio : Quorum eontempiatione adeo dulcitsr, O 4., debemos primero preparar ; porque como ál
tnirabiliter tujifrum ¿mima veficitur inebria- cuerpecico/"humano , quand^ eflá en el vientre
tur , & pufüinv л v t ei quidquid in boe faculo de la ¡nacíre, no infunae.Dios eí^álma, hafta que;'
falge^tantaminirerum comparatione fordef.1 eftá formado,..y organizado; aísi no nace Chrif^
eat. Con la contemplación de tantos, y tan. toen las almas,..halla que eíten bien'preparadajs.;
fobcranos ccleftiales dones, el alma de los Juf- Los Magos ,■que .vinieron á adorar al. Niño
ío s con tan gran dulzura, alegrías, y gozos, Dios , experimentaron efta felicidad , quef.,
¡es apacentada, que eftá como embriagida , y fue principio de la gran íantidad , á que. fue-i1
Juera de-si , y conoce la nrecioíídad de las ton fubllmados. A ellos fe apareció la Eftre-
cofas divinas con can grande luz , en fu com­ lia , que les. anunció el· Divinó Nacimiento:
paración , las cofas mas hecmoíasdei mundo, Vidimus Síiilam eins. Pues como Dios Hamo
la parecen dignifsimas de defprecio; y como á eftos M agos, cñaudo tan diñantes de Belén?,
las mira con grande aborrecimiento, y con Por qué hazc tan gran favor a eftós, yn o ,á [ ,
gran fervor ama, y procura lo celcñial t per­ los de fu Pueblo i Cartagena, torr).i,Hb,6^
severa Dios obrando en ella. hom. 1. citaá San Chryfoftomo,que dice : Que.,
El Propbeta Malachias, cap, 4; dirco: O w . ellos eran Difcipulos de Balan, que les avia
tur vobis timsntibus пошея темп, Sol lujliiuz, profetizado con la metaphora de vnaEftre¡laj¿
Nacerá para vofotros, que temeis, el Nombre el Nacimiento de efie Divino Niño ; y que'
del Señor, el Sol de Jufticia ; el Nacimiento aquellos Pueblos eligieron á..algunos , que cotí
jdel Niño Dios, en las almas, le compara al na­ frequenciafubian i vn Monte , para defde allt
cimiento del Sol material; Lo,primero, porque regiürar el nacimiento· de efta Eflrella. Vade-:
como el Sol naciendo, deftierra todas.las tinie­ más de eíio : Solebant jitigalis annis Jimul
blas; afsi el Sol D ivin o , naciendo en el alma, ad montem conjcendere , vbi tribus in(egris
deftierra en ella todas las tinieblas de los erro- .diebus faerificia Deo rediebartt rogantes , ne
yes, de los pecados, de las tentaciones, y delcu- ab sis in vifzm Stellmn abire permUteret , & 1
bre los lazos de Satanás: Lo fegundo, es, por­ tune apparuit i¡lis in «ufo virgo pulcberrima
que la luz del Sol eníeña todos los caminos.Afsi fiiium inter bracbiA tcnens , cp-i crucem f a ,
el Niño Dios naciendo en el alma, ía enfeñalos per caput geftabat. Que acofttimbraban to­
.Caminosciertos,feguios,y derecbos del Cielo: dos los años fubír al JVLonte; y por tres días
Jujlum deduxit Domintts per vías recias. Lo enteros ofrecían á Dios Sacrificios', pidíeiu.
tercero, porqueta luz del Sol-no es pequeña, do Ies moilrafíe la Eltrella.; y ellando hazien-:
como la de la candela, ó como de Eftrella , fino do efta petición s fe les apareció en el Cielo
¡que es luz muy grande ,.que defeubre lo malo, vna Virgen hermoíifsima , que' eu lus brazos
¡y lo bueno, por pequeño que fea , para huir de tenía á vn heimofo Niño. P ues íi ellos conti­
lo m alo, y feguir lo bueno ; afsi, la luz del Sol nuamente eípersban éíle Nacimiento ; y ade­
D ivino es muy grande , iluílra mucho al alma, más de effcq, muchas vezes fe ocupaban eii di-
3 a dá á conocer los pequeños, y fus graves da- díiatada oracion. de tres días enteros , por
fcos, para aborrecerlos, y también las cofas pe­ ellos defeos, y preparación íe les aparees Já
queñas , paraexercitar con perfección la virtud: Eftrella , y les guia hafta ludfir i-.! lnííio D>'o~,
L o quarto, el calor del Sol, de-los cuerpos haze que nació efpirítu ai mente en fus almas,
liuír el frió ; y les comunica tal calor, que elten y los hizo Santos. A quien no admira, que
aptos para qualquiera obra. Aíst el Sol Divino, vnos Barbaros citen tanto tiempo en oracion,
como es grande fu luz , alumbra mucho al en­ de dia , y de noche , y en vn Monte á las
tendimiento ,e inflama á la voluntad, y hazc inclemencias de tiempo tan rigurofo , efpe*
perfeverar, y crecer en la virtud : L o quinto, randola vifta de la Eftrella; y que el Chrif-
gue como los a ja m o s feciben go zo , % tuno,teniendo tantas luzes del Cielo> pudiendo;
... ....................................... S 9 rt
xp4 Cap. XXXIX. T n t . II. Como ei N iño D ios
con mucha conveniencia en fu c:ifa , no quiera es la verdadera (olemnioad, províchoía á vu eí.
emplear ajg'unos ratos de devoción , ni pade- tras almas vy á Dios agradable , y que á vuef-
cerviu pequeña incomodidad , pava coafeguir -trocorazon comunicará fus maravillofas gra-¡
cíla dicha? cías. Y en la conc', i . díce-el Santo : Monea > &
Dudan algunos, íi Chrifto venia á reparar exorto ardentar laúdate frequentate canticum
los daños, que causo Adán; por que no viene repetitte laudem, H¡ec j í t latida ve Jira , bar
luego , que peco? Por qué tardo en venir cinco exale atio ve jira , bac otnnis cura ,0 * medita-¡
m ilanos? Sieftabaen fu mano venir quando tio 'Veftra. Y o os aconfejo, y exorto , á que en
quiíieífe , porqué nada le es ¡mpofsible ; como tales dias no ceffeis de agradecer tales benefi­
dilato tanto en remediar al Genero Humano? cios , alabando á Dios por ellos-, con' fervor os
L os Santos, con San Pablo , ad Galat. 4. di­ ocupareis en las alabanzas. Frequentad, y repe­
cen , que vino en ei tiempo oportuno. Y tirlas ; efta fea vueftra alegría , efíe fea todo
Cartagena, tom. i, lib, 3, bom,4. cica á San Vueftro cuidada, y meditación. Y tened enten*
Auguítin : Refportdet ad Dei Maiefiatem fpe- d id o , que fi os ocupáis en eftas Santas medita^:
¿iare per longuifstma tewporum intorvalla' clones dilatadas, confréquenciajy fervor, no os
filium sius adventum differre, pp fie amplias hallareis trilles,fino que en tales exefciciosDios
dividgatus fervent'ms dejideratus preciojior, os comunicará alegrias,y gozos efpiricuales,que.
& ciarlor haberetur, Como fi dixera ;■Si lue­ en gran manera exceden á lós inúndanos.
go que peco A d án , hiiviera venido el Medi­ ■ Eños grandes confue!os, y go zo s, no lo i
c o , no fe huviera reconocido la gravedad del comunica Dios a todos; pues San Bernardo
pecado, ni fus gravifsimos danos, y no efti- Serm, de Nativit. dice : Non confolatur Chrifii
marári el remedio ; y para fanar, era neceífarió, infantia gárrulos , non confolantar Chrifii
que el hombre fe conociefíe , y hurDiilaíIe mu­ iacbrymct cacbinantis, non eonfolantúr panni
cho , y reconocí effe, qué M oyfes, y los demás eius ambulantes in Jlclis , non eonfolantúr pra-
Prophetas, no le podían remediar; y afsi, los fep ¿ , & fiabulum amantes primas catbedras.
Santos fufpiraíTen por el remedio. Y para con- La infancia de Chrifto, en qué eíluvo en con^
folarlos les revelaba , que Dios nacería hecho tinao filencio, 110 confucla á los habladores;
H om bre, y los remediaría. Con eftas promeííás las lagrimas de Chrifto , no confuelan á los
fe publicaba efta mifericordia; y con grandes, y entregados á ias demaliadas rifas ; los paños
fervorofos defeos, y humildes peticiones, la pe­ tan pobres , no confuelan á los amigos de
dían ; y por efie medio fe difponian , para efti- galas; la humildad grande del Pefebre, no-
mar mucho , y-reputar por fumo beneficio, tan confucla á los que pretenden honras, dignida­
eflupendo don. Por quanto efta preparación can des , y eílim ación es. Si el Salvador en el Portal
fervorofa , y humilde quiere D io s, para nacer condena todo lo mundano, y carnal; como á ef-»
en nueílras almas. Mi P. S. Francifco para efto, tos los ha de confolar ? Si eños folo quieren los
fe preparaba con los continuos ayunos, mucha confuclos humanos, y carnales; como han de
oracion , y mortificación , defde todos Santos,' poder recibir los divinos , y celeftiales, que foá
hafta Navidad , y entonces eftaba lleno de go­ contrarios ? Como al foberviole dará gozo la
zos ,y de devotifsímas lagrimas ; era tal fu ale­ humildad del Pefebre? El Propheta Malachias
g ría , que no podia hablar, Santo Thomás de no dice, que nació para el confuelo de todos,
,V¡31anaeva, conc. i , Natal, Dom, refiere, que el íino que pufo termino, diciendo ; Orietar vobts
K iñ o Dios hizo grandes favores á Santa Paula, Sol Uftivia. Nacerá para vofotros el Sol de Juf-,
y i. San Geronymo, en la noche de Navidad,co­ ticia; y nacerá para los amigos de regalos,y de^
mo en premio de fu grande preparación. licias >Y para los que bufean honras ,y e filma­
Y no folo te debes preparar con fervorofa ciones, ó abundancia de bienes ? No. Sino qué
meditación, ardientes defeos, y mucha pureza; dice el Propheta: Sedvobis timentibus nomm
pero en los dias de Pafqua debes ocuparte en fuum yqy.c. nacerá para los que temen fu nombré.
dilacadas meditaciones de efee Myfterio ,;para Y qu é temor es eíle, tan agradable á Dios?
agradecer, y alabar-al Señor por tan grandes David dixo: Beatas v i r , qui timst DomU
mifevicorüias, y para afsi hazerte capaz, de num , in mandatis eitts volet nimis. Que es
que el Niño Dios nazca en tu alm a, comu­ Bienaventurado el que teme á Dios , y fe ef-
nicándola fus divinas gracias, Y afsi, Sanco mera demafiado en la guarda de fu volnncad di­
Thomás de Villanueva, conc. 2, in Natal, Do- vina. Eíte fique gozará délos confudos divi-.
ínin. dice : Profunda meditattone hac penfate, ñus, en eíta alma nacerá el Niño Dios. EOaco-
¿otos bus dias bis facris meditationibus incan­ gerá los efe¿tos divinos, que precende con?u-
uentes. Ti<£c eft vera folemnitas Dio grata. nicar en fu Nacimienco, Nace el Sol por'la
Con profunda medicación peníareis eRos Myf- mañana; y aunque nace para todos , íi al­
terios, y por todos los dias de Lis Pafquas, guno eíU efeondido en las cavernas de la
os o cup arei s en eft fautas me di cacio nes. E ña tierra, no i$ce para é l, ni nace para eí
9UC
en la Pafqm de- Núvldad, quiere nácw en Us Almas: 10 5
que cierra las puercas, y ventanas de fu cafa, y do yá en el referido Pueblo , ninguno te hofpe-'
no Ic dexa entrar en ella. AfsíChnfto verdade­ daíTe , por cuya eaufa te recogieres en vn por­
ro Sol de Jufticia, aunque nace para codos, y á t a l, y allí nadie re viiitaífe; qué fent¡miemos
■nadie niega fus Divinas luzes ,afsi fe difpone ferian los tuyos ? Quan grandes ferian tu·? que-
para recibirlas ; pero no nace para los que eftán xas? Pues quanéo mayores, fin comparación,
metidoé en los vicios. Si ios·amadores de si, los ferian las del Rey del C ielo , viendo el defare-
am biciofos, los codiciofos , y todos los vid o r cío de fu Perfona í Si ¡;fle defprecio le hazia
ios le cierran la puerta , y las ventanas de fus derramar^copiofas lagrimas; como fe podrá
alm as; como ha de enerar en ellas ? Y afsi,íol© ponderar?
para comunicar fus favores, nace'para los que L o íegundo, no folo fiente el deíprecío de fu
verdaderamente le firven , y le dan-entrada en Perfona, fino que los hombres no hazen cafo de
fu corazón. las riquezas, y bienes del Cielo , que les ofrece.
Nudlra Madre la Igleíia, d ice; Vagit in~ San Juan, tratando del Nacimiento dd Hijo de
frn s inter aréia conditus prafepia. Que el D i­ Dios , dice : P iem m g m tU , & veriUits, cap.
vino N iñ o , apenas ha nacido , quando ¥n el 1. Efto-es, que venia lleno .ds gracias, y verda­
Peíebre dm am a copiólas lagrimas; dtas con- des. , como vn mar de gracias , y miferícórdias
fidero, que miraba la Rey na de los Angeles, y verdaderas, Y S. Pablo dice : 1» quo fitn t om-,
que le decia: O D ios m ió , y bien de mi alma; nestbifm ri fs p i entice, & fcienti# Ltei, Que en
quien os ocafiona días lagrimas ! Tengo yo efte Divino Niño eftán efeondidos. todos los
. acafo la culpa ! Es ver,que dexas el Palacio pre­ teforos de la Sabiduría, y Ciencia de D ios. Y¡
ciólo , y riquifsimo de tu Gloria ; y aqui íolo ellas grandes gracias, y teforos, no los traia
hallas vuas viles pajas ? Es, que enjugar de An­ para comunicarlos á los hombres,? Sí.· Pe­
geles , aqui ay brutos, que ce acompañan ? Es ro dice S. Pablo, ad Rom. j o . ToU die.efpandi
acafo, que no aviendo mal temporal en d Cielo, ttiAnus meas ¡ad populum non CTsdentem^ & con-
íienees aqui Invierno n-uy frió , que muchote tradicentem. Y vna Letra anadio : Ad populum
maltrata ? Es acafo; que gozando en el Cie­ nolentsm. Que todo el dia eftaba con las ina^
lo grandes felicidades, aqui no hallas , fino nos abiertas, ofreciendo fus dones á vn Pueblo
Jimmar de penas , y trabajos í Es que viendo, incrédulo , que no los quifo recibir. Y no duro:
que en la Gloria te íirven los Seraphines, y to­ ella oferta de fus dones, no por vn d ia , fino
dos los Efpivitus Soberanos , aqui te miras fal­ por todas las Pafquas, eftando para d io en
to de criados ? Es ver, que aviendo dado todo el P ortal; y no ay qnien quiera recibirlos, de-
elle mundo a los hombres , dios no te han conr xándo íblo al Niño Dios; Pues efte defpre­
cedido vna pobre poíada ? Es alguna caula d<s d o tan continuado de los, bienes del C ielo,
eftas,loque os hsze derramar cantas lagrimas? no es bailante para 'hazer prorrumpir en 'la­
La primera, propone Cartagena, tom. i,, stimas
O de comoafsion
i ? No es motivo dcéílu-
lib. 3, homií. 7. Ab humili prajepio populum pendo feníimiento , que D ios kíñiico efté tan­
■fumi alloquitur, adf e ipfum videndam vagiti- to tiempo con las manos eftendidas , combi-
‘ bus tn v it a t ^ lachrymis ¿orí af»*" .Que defde el dando, y ofreciendo bienes ccleftiales , y que
J?efebrc,con llantos,y lagrimas. llama á fu Pue­ nadie haze cafo de ellos r No te combida con
blo ,y le exorta , que le venga i ver. Efio es, fu gracia , y te ruega con d ía , y la defprecias?
avia avilado por los A n g e la , que avia nacido N o te efla efperando, para darte todos fus bie­
.¡el Salvador de los hembtes; y folo los Pufiores, nes , y aun ■ á si mií'mo en el Sacra mentó, y no
■y Magos le vinieron á ver,; y viendo , que no hazes cafo de ellos ? Pues quanto fencirá elle
Iiazen cafo de fu venida, fu amor los llama ion defprecio tuyo?
l gritos, y alegrías. Pues como fomos tan ingra­ .. Si vn Mercader viniefle de las Indias, ys
tos,-.que no venimos á ver á quien viene , para truseíTe vnas telas precíofas, y mucho oro ,yí
;íer nueftro Redemptor ? Como fainos tan da­ . plata , y en medio de la Plaza ias puíietíe , ha-
tos , que no nos obligan los gemidos ^ 'lagri­ zieudo pregonar, que las daba d.c valde , y
mas de vn Niño Dios ? Viendo elle defpredo todos miraflen las ricas reías, el oro , y la
nueftro, que hazeinos, fino aumentar fus gemi­ plata , y· al pnnto fe Fuellen , y 1c desafien fo­
d o s, y lagrimas? Efta patente en el Portal, fo ; que corrido quedada > Qué avergorn’ a-
.'donde no ay puerta, que impida la entrada , y do ? Que confufo , y admirado ? O como
nadie viene á agradecer fu venida; y eiiidVo de­ d iria: Eftos hombres tienen juicio Como
belaran , qne no le eftiman , ni hazen cafo del fe podrá decir , que le tienen ; pues ofrecién­
beneficio. Pues fi mira tal ingratitud en noto- doles yo mucho oro , y plata, con que podian
iro s ; qué mucho , que d fentimientp le haga Jiazerfe muy ricos , lo defprecían , queriendo
■prorrumpir en lagrimas? Si ta vinietTes á vn qnedarfe en· fuma miieria ? Y los-bienes del
■Pueblo , para facarle de grandes miferias ; y C ie lo , que d Niño D io s nos ofrece de val-:
‘ ^ p ie % t g d o g & № p t ó t X a r ó l e SMSfc d e , no fon t§n preciofos , que t§49 4 ojo, ert
" " " - g fe i ft
196 Cap. XXXIX. T r a j.I L Como el Kino Dios
fu comparación es nada ? Afsi lo dice el ha de atormentar ? Si yo foy muy reverenciado,
S a g ra d o Texto , Sapiencia 7 . Omne aurutn in y adorado en el Cielo, y aora por ci quiero mof-
cowparjtiont ilíius arena eji exigua. Y eftando trarme muy olvidado , y defprecíado en el Pe­
ti Divino Mercader en el P o rtal, ofreciendo febre, para enfuñarte, que la humildad es el
tic vald'eeftos dones; qué hazen los hombres? camino del Cielo ; y v e o , que hechas por la
Aísjften á eftos Myfterios, como de paito, no fobervia , apeteciendo honras , y elVtmaciones,
reparan mas de lo exterior que oyen , rti fe que fon camino del Infierno; como quieres,
detienen en confiderar cftos Myfterios; y como que no lo fienta mucho ? Si yo, por íer Rey del
no.hazen cafo de ellos, no facan froto. Pues Cielo , y de la Tierra , podia allí tener precio-
viendo el Divino Mercader , que los hombres fas , y riquifsimas ropas, y no q u ifc, íinofei*
no quieren de valde lis riquezas del C ie lo , la abrigado con vnos pobres , y viles pañales; no
divina gracia, las virtudes, el perdón de las es for<jofo, que (lenta mucho, que aora los
culpas , la dignidad de hijo de D ios, ni la gran­ hombres, y mugeres, que fon viles guíanos ?en
deza de fu Gloria eterna. O que dolor tan ve­ las Pafquas fe viílan lo mas rico , y preciofoj,
hemente es el fu y o , que le haze prorrumpir en que pueden ? Sí yo, con mi excmplo,en las Paf­
lagrim as! O como contra ellos clam a, Pfalm. quas condeno las delicias , los regalos , y ríquer
4. Ftli bominum vfqus quo gravi corde: V t zas ; y v e o , que no hazcn cafo de mi enfeñan-
quid, diligitis vanitAtem 1 O hijos de los hom­ ^a , que les aparta de fu perdición ella viíta; no
bres , hafta quando avels de vivir como bru­ es for^ofo,que me atormence mucho? Sien
tos ! Porque ibis can necios, y tan faltos de el tiempo de las Pafquas es quando yo con
encendimiento , que ofreciéndoos yo los bienes los hombres , mué Aro eftupendas feñales de
verdaderos del C ielo, no los quereís, y folo a m o r,y me mueftro deteofode hazcrlos gran­
bufeais los falfos ,. y .terrenos 1 Donde teneis des beneficios , y entonces fe entnegau, mas
el juicio , pues trabajais de dia , y,de noche por que nunca , i los regalos . juegos, y vanidades?
adquirirlos bienesfalfos ,y no quereis de val- no parece , que efto es querer ofenderme mas*
de ios verdaderos , y del Cielo ? Com o foís tan quando yo mas les quiero favorecer ? Pues có­
defgraciados , que no eftimaís cofas tan preció­ mo podre futrir tales ingratitudes , fino derra­
las ? Como no reparais, que viendo yo efte mando muchas lagrimas , po r los danos, que.
vueftro defprecio , me ocafionais cal fenti- por efto á si fe hazcn?
miento , que me haze derramar copiofas lagri­ Si efte Divino Niño viene con grandesde-
m as, viendo vueftro daño? feos de nacer en tu alma , y llenarla de los bie­
L o tercero , dice San Bernard, Serm.1 de nes del Cielo ; como no nace en t i, y note co­
N ativ, Cbrijius v a g it, Ó'J Incbryrrjatus e jt , v t munica tan grandes favores? Granada , iñ Na-
incíperetpeccata noJim deftitere, Ú 1 luere. Que tali Domr conc.4.. lo dice; Quomodo C brifll
Chrifto en el Pefebre eftá'llorando , para em­ beneficia , atque myfteria cor naßram igne
pezar á llorar , y fatisfacer por nu'eftros peca­ divini amoris incendent, f i nos ad bunc ignem
dos. Como fi dixera: Si yo foy innocente 1 y non accedimus, /7 divina hite myftcria meditar i
eftoy pagando las penas de tus culpas, y fiendo neglimus yv t bac ratione aíiquis divini amoris
tu el culpado >como en fugar de acompañarme in meditatione noflra exardtfc¡tt ignii. Como
á fatisfacer, añades orras nuevas ófenfas? Sí los beneficios, ó Myfterios de Chrilto »que fon
para aplacar á Dios ofendí do, debías cía mar, dar carbones de fuego , encenderán anueftro cera-
gritos , llorar , y pedir miíericordia; y en lugar zon en el fuego del Divino Amor, tino nos acer­
de elto, te ocupas en rifas , juegos, y entrete­ camos áefté fuego? E ftoes ,, fino meditamos
nimientos ; como déxare de llorar cli ceguedad? eftos M yfterios, para qüe en ntteftra medita­
Si yo , para pagar tus culpas, tengo.mny afligi­ ción fe encienda el fuego del Divino Amor ? E l
do , y atormentado mi tierno cuerpo conloa fuego no abrafa % ni da calor á los diñantes,
frío s, y dureza del Pefebre; y tu debías hazer ■fino i los cercanos; y quanto mas cerca s y allí
penitencia , mortificando á- tu cuerpo cotí mas fe detienen > mas fe les comunica; y aun
ayunos , con la dureza del lecho, y con otras 'al hierro, echado en el fuego , h3ze que parezca,
mortificaciones; y veo que aora^ mas que nun-j fiiego , y le ablanda dcíiierte , que en el há-.
ca , te entnegas á ios regalos , a las comidas , y zea · quancas molduras quieren. 'Pues1 quien
.bebidas demafiadas , y dás a tu cuerpo quantos tendrá fu corazón can duro como el hierro, qu'e
giiíios pide ; como no fentirc eflo? Si yo muef- fi'medita'de efpucio los Myfterios del Naci­
tro en mi Nacitmenco vna fiima pobreza, y miento·, la alteza de la iupreina Mageftad, qulfc
aunque foy Señor del M undo, lo defprecio to­ •há venido del Cielo , y la grande humildad de
do , y íolo me contento con lo precifo , y ne- ■querer eftár en viv Pefebre., y otras circnnftari^
ccfíario para v iv ir; y veo, que con grandes añ­ '¡cías, no quéde todó admirado , y fe conviertk
ilas , de d ia , y de noche, buicas. con gran traba­ en fuego de-amor divino? D avid dixo : íh"
jo bienes íuperfluos, y falfos; como efto no mediiadone- mt¡g>%t9t*rdejéet -igniti Que en; fu
m la V afqm de Navidad^mere nacer en las Almas i p j¡
meditación fe encendía el fuego de la devoeíon,
y ds los defeos de fervir á Dios : Luego fi fal­ C A P I T U L O . LXr
ta la meditación , como avrá devocion , ni pro­ Como María Santifsima fu e Virgen untes del
poneos de agradar al Señor ? Pues íi la medi­ Parto , en el Parto , y defpues de é l; y que
tación es el medio para confeguir los frutos nos la propone Dios por Madre , amparo, y
del Divino Niño ; por qué para confeguirlos, defenfa en todas ntteflras necefidadesy
no te ocuparás en ella muy de propofito ? Sí y qual es el modo , con que la de-
tod os los dias de Pafqua fon consagrados 3* bemos tener obligada.
P io s ; por qué tu , quanto mas pudieres, no los
confagras ¿ Dios , ocupándote en fu medita­ Viendo propueíto el Nacimiento de Jefuq
ción'* Si por todos eíTos dias el Niño D ios de
día, y de noche,te eftá efperando; por qué con­
A Chrifto, refta proponer quien fue fu Ma-
dre. Y el Credo dice : Que nació de Sam¿ Ma­
tinuamente no acompañarás á efte Huefped D i­ rta Virgen. £íto fe reduce : Lo primero , que
vino ? Sino dexas foto á vn Huefped munda­ Jesvs nació de Santa Maria , que fue fu Aía-.
no ; como tendrás atrevimiento paradexar fo­ dre , que lfp a r ió , como la dixo el A n g e l: Pa­
jo á tile Rey D iv in o , que viene para llenarte rtes Filiurn , & vocabis nomen eius lefum.
de bienes del Cielo ? Como le enjugarás las la­ Parirás vn H ijo, y le llamarás Jesvs : Efte anun­
grimas , ni conseguirás los Divinos favores, que cio del Angel fe cumplió ; pues San Math, cap.
te defea comunicar, (i ce apartas de cite íue-; i . refiriendo la Genealogía de Maria Santifsi»
g o Divino? m i , dice : Virara Mariis , de qua natas efe
Quien nada de efto executa, ni pone en ■ Ief¿ts,qui vacatur Chriftus. Q je de Maria San-
D ios íus afe£l:os,y defeos , fino que los pone tifsima nació Jesvs , que es llamado Chrifto ; y
en las cofas vanas , tema no le aborrezca D ios. San Lucas cap. 2. dice : Que fe llegaron los
.En el Levitico, cap, i x. mando, que no le ofre- dias de fu Parto; y que parió á fu Hijo Uni­
cieíTen Abeflruzes. Pues por que los aborrece, génito: Luego los .Evangelizas le reconocen
y reprueba en fus Altares ? El Abulenfe aqui: por verdadero Hijo íliy o , y Verdadero Hom·.
Nam cum alas babsat a ierra fe tollere nsqiút, bre: Lofegundoie redúcela que no fue puro
Jicut cater# aves in aerem fublevantur , fe k hombre, fino juntamente D io s ; pnesSan Juari
fempsr pedibus gruí ¡tur, Aviendoles Dios da-, cap. 1. dixo : In principo erat Verbum, Es
do alas, las fruítran , y no buelan con ellas ,an-’ ■Deas erat Verbum. E t Verbum caro fa ílm n
tes, eítimandolas en p o co , como íi las tuvieífe efl. Q u e , el Verbo era D io s , y que tomó Car-;
quebradas, las dexancaer; y aviendo debolar ne Hum ana; e fío e s, que fe hizo Hombre, Y¡
por la región del ayre, como las demás aves, San Lucas refiere , que el Angel dixo á María
fiempre andan por la tierra , pifándolas con fus Santifsima, cap. 1. Qaad ex te nafeetur San-
pies ;y íi alguna vez levantan las alas, folo fon ¿fus vocabitur Films Dei. El que de ti nacerá^
amagos de bolar i pero no buelan. Maldita fea ferá Santo, ferá llamado H ijo de D io s , y fe-;
tal a v e , dice D io s : Yo la repruebo,pues avien* rá grande, y Hijo del Altifsimo. Y San Pa-t
dola dado alas, las fruftra, desando de holar blo , ad Galat. cap. 4. Ubi venit plenitud9
ton ellas. En eftos Abeñmzes reprueba Dios temporis m ifsitDeus Filium fuum faSlum ese
á vnas almas , que teniendo alas para bolar muliere. Quaudo fe llegó la plenitud del tienii-i
al Cielo , que fon los penfamientos , medi­ po de las mifericordias , embió Dios á fu Hijo*
taciones , afectos, y deíeos, no las levanten que nació de vna Mnger, ,.Áqui vemos dosfí-i
a D ios i guftando fiempre de las cofas de la Ilaciones, vna de H ijo dé D io s, y otra de Ma-'
tierra; y ii alguna vez las levantan , fon como ria Santifsima ; luego , en quanto Hombre^
el Abeilruz , que todos fon amagos, fin per­ Maria Santifsima es Madre de je s v s , que es
severancia en nada. De efte modo viven todo D io s , y Hombre verdadero.
el año; y aunque por todo el Adviento la Igle? L o tercero fe reduce ,-á que efte Señor na-?
íia les dá vozes ·, y amonefta , para que fe pre- ció de Maria Santifsima , fiendo V irgen, an-:
paren, no hazen ca fo ; y aun eti el tiempo de tes de el Parto , en el P a r to , y deípucs del
Ja Pafqua, todos fe ocupan en fieftas, rego­ Parto, Efto eflá exprtífo en el Sagrado Texto;'
cijos , juegos , y en regalarfe ; quanto mas porque Ifaias, diciendo al Rey Acab , que Dios
pueden temer cítos , pues fiempre fe ocopan en le quería librar de fus .enemigos; y para que:
las cofas terrenas , y . 110 en las Ceieítiales, fi­ conocieílefer eíto cierto,-fe d ixo, quepidicf-i
n o muy de paíTo,y corriendo > Que fe puede fe alguna feñal en el Cielo ,.ó en lo profundo
efperar de eftos, fino caer en algún pe­ del Infierno, El R ey no feíitrevíp á pedirla, pa-i
c a d o , por cuya caufa.fean repcq-, sreciendole' , que era tentar á "jpíQS ; pero-el
fe lfc jc o n io clA b sfttu ^ >JPropheta fe la dio , diciendo\í Ecce Virgo,
'eoncipiet , & parict Filium , jp* vocahitar

¥ ·
S haí
i o8 Cap. X L . Trat. II. Como M aría Santtfsima
querido admitir fcñal inUagrofa de efta ver­ que por fer Dios Omnipotente , y puede
dad , pues yo bien claramente t: la daré en í.i quantos Milagros quifkrc , no faldera del T á ­
rierra ; y cs„, q^ic vna Doncella , filando V ir­ lamo de fu Madre , (in detrimento de fu V irgi­
gen , eftará preñada, y permanecerá Virgen, nidad? Sabemos, que de nada crió Dios row
en el P arto , y defpucs del Parco , pariendo das las cofas; que Adán , y Eva no fueron en-j
Vn hijo , que Te llamará Errmianuci, que fe gendrados , como los demás hombres. Pues fí
interpreta Dios con nofotros, como dice D ios entonces, miiagrofamente,produxo las co ­
San M atheo, cap. i. Si efta Sagrada Doncella fas ¿si p o d o referido, fiendo Omnipotente;
avia de concebir , y parir naturalmente, que por qué no podrá hazer ¿ que Maria Sandísi­
íeñal fuera, tan rara, y peregrina , que cor- ma conciba , y pára vn hijo , quedando Virgen,
refpondieíTc á ío que con tales palabras Dios por modo de-Milagro ? Si etfuvidíe en mano
promete , que ciaría la mayor mueftra de fu po­ de los hombres' criar madre para s i , cadavuo
d er, que fe puede ver en los Cielos, y en la la criara muy honrada, y muy fanta , y en eflo
tierra, que es concebir, y parir á vn Hombre, fe efmerára q 11anco mas pudielfe. Pues (i el Hi­
que juntamente fuelle Dios , naciendo de vna jo de Dios es Omnipotente; por qué 110 avia
Doncella,fiempre Virgen? Si efta no fuera fu in­ de dár á fu Madre quanta mas honra pudicíTe,
teligencia , como fe dixera, que era milagro librándola de la corrupción común , á las otras
la prometía de Xfaias ? Dios dixo por el imigeres? Si el Hijo es la mifma Santidad, y
Propheta Ezech, cap. 44. Que dentro de la Madre es Sandísima ; como en tal Concep­
el Santuario avia vna puerta , que miraba ción , y P a rto , no avia de fer todo Sandísi­
ázia el O riente, que cftaba cerrada , y efta mo?
nunca fe abrirá; y el Varón no entrará por Efta Virginidad de Nueftra Señora, la ha
ella , porque folo el Señor de Ifraél entrará: confirmado Dios con diverfos milagros ; y
Porta btüc chufé erit, non apperietar ,6 ^ vir vno e s, que fe refiere en la Vida de Fray G il,
:non tranfibit por e&m , quantum Domius Deus „Compañero de mi Padre San Frauciíco , don­
Ifrael. Si Dios esEfpiritu puro-,y folo entró de fe d ice, que vn Maeüro de Theologia era
en ella , y fiempre eítavo cerrada ; no es ef­ muy atormentado con grandes efcrtipulos,acer­
ta prueba darifsima de fu Virginidad » an­ ca de la V^irginidad de Nncílra Señora: Y oyen­
tes , en el P a rto , y defpues de él ? Quando do la grande fama del Venerable Fray G il,
el Angel dixo á María Sandísima, que avía ■determinó ir á confultar con el fus tentaciones,
de parir al Salvador, le refpondió: Qucmodo para vér li por fu confcjo ,fe podia librar de
fie t ijiud j quantum virum non ccgnof:o ? Co­ ellas. Y caminando con eíle fin para hablarle;
mo puede fer efto » fino conozco varón ? Efto -el Venerable Fray G i l , con ínftínto del Cie­
e s , tengo hecho voto de Caftidad. Y tefpon- lo , le íalió al encuentro ; y eftando cerca de
dió el A ngel: Spiritas Sanclus fupsrvenut in él , antes que le hablaffe, con el báculo que
te , & virtus Altifsimi obumbrabit Jibi, llevaba, hirió la tierra, y dixo : Padre Pre-
Com o íi dixera No temas ; porque en efta ■dicador i Marta fu e Virgen antes del Parto;
obra no ha de aver concurfo de varón , ha de -:y al punto nació vn hermofo lirio» Segunda
fer milagrofa ; porque el Efpiritu Santo , y la vez hirió la tierra con el báculo , diciendo;
Virtud del A l di simo lo difpondrá de fuerte, ' Maria fu e Virgen en el Paría ; y al inlhnte
. ique concebirás , y ’parirás, quedando con tu -nació otro hermofo lirio. Tercera vez repitió
¡entera, y pura Virginidad; porqueá Dios 110 ¡lo mifmo , diciendo: Padre Predicador: M a·
'es impofsible fiazer efte Milagro. Como fe po­ '■ria· fue Virgen .defpues del Parto.-Y al inf-
dra decir , que efta obra es impofsibie, íi obra ( tance la tierra brotó , otro, lirio. Y dicho ef­
>vn Milagro el Omnipotente? to , fe bolvió fin hablarle mas. Entonces el Pre*
El .Papa San Pio V . d ice: El S'alvador, ef­ ¿dicador viendo, que milagrofamente le avia
u n d o cerradas lás-pü'ertas, entró-en el quar- conocido, y los milagros de los lirios ,-que,
zo dónde efiaban fus Difcípulos , y luego def- • do muy confolado ; y dando muchas gracias
apareció. En el Sepulcro cftaba fu Sagrado á Nucftro Señor por efte beneficio, y. ,defde
Cuerpo ; y aunque cftaba cerrado con vna pie- entonces fue muy devoto fuyo.
! idra muy grande , de allí falió refucitado; y En decir a q u í, que Maria Santifsima fue
de ordinario vemos , que los rayos del Sol, Madre del Redemptor , fe nos declara,' qite
dando en vna vidriera, la penetran , y paíían como nueftra perdición comentó por vnhoni-
mas adehtnte , iin quebrarla, ni hazerla daño, ’ b r e ,y vna muger; afsí, nueílra Redempcíon
fino que la d/xan como fe eftaba;; y añade: tnvo principio de, otro Hombre , y otra Mu­
Cur ¿ihiori %noio lefüs' ex materno M m , fine ger; de Chrifto', como Cabeza» ,y vnico M e­
vilo Materna· Virginitatis detritbett$o non efi dianero nueftro. Luego de fu. Madre , como
cditui ? Si qfto vernos na tu raímenteo s! losra-* de fu ayudadora en la,obra dé imeílra Redemp-
s a s alte £Íon ; ^ lo§ a'JlLtSi acudi^Tcn lo^ hombre?
ftte Virgen antes d d P a rló , en el Parto, y defpues de el. 199
para el remedio d¿ ius necefsidades coa la con- Salud de los enfermos, y Puerca de el C ie-
iian^a, que fuelen acudir á íu padre, 6 a fu lo .
madre; y ei Salvador quifo tener Madre , pa­ Lo primero, dice: Pufugiumpeccatorumy
ra que ella fucile también Madre , y Aboga­ que es Regio de pecadores ; pues á Dios eno­
da de los pecadores, los quales fi por fu puíi- jado, é irritado contra los pecadoras , ie apla­
lammidad teuiieífen acudir á e l , por fer no fo- có, y amansó, como á vn Manto Cordero. D el
lamente Hombre, y Abogado, fino,rambien H ijo de Dios dice D a vid , Pfalm. aS. Diie-*
D ios , y juez muy Jufto, acudieílen confiada­ ¿las quemadmodum jillu s vnkornium. El que­
mente á íu Madre, que tío es Juez , fino Aboga­ rido es como ¿1 hijo de loa Unicornios.El Uni­
da ; y ella, como Madre, llena de miíericordias, cornio i dice San Iíidoro , es animal feroz , in­
y piedad , abogaííe por todos ; de lo qual fe dómito , y ligero. Para cogerle, folo vn reme­
con oce, quan grandes deíeos tiene de nueílra dio hallan ios Cazadores; y es, poner delante
falvagion , pues nos dá por Abogada á la R ey­ de el vna Doncella rníiy hermofa , á cuya vtfta
una del C ie lo , y fu propria Madre. Y por eiTo, pierde ia ferocidad; y herido de íus amores,
quanao el Salvador eílabaen la Cruz, dixo á viene á ella , y fe atroxa en fu regazo , adonde
San juan: Ecce M&ter tua. Efta es tu Madre, ella le echa el lazo , y los Cazadores le llevan
que como tal fe moflrará contigo. Y ala Vir­ prefo. Dios eftaba can terrible, que nunca los
gen : Ecce Filias tuus. Efte es tu hijo. Y dice Santos Padres, con fus lagrimas, oraciones,y
San Bernardo, que en efto nos declaró , que la íufpiros le pudieron aplacar; pero puefta en fu
hazia Madre , y amparo de todos los Fieles : Ip- prefenciak Santibima Virgen Maria , dicien­
ja eji vera Fideiium Aí^tcYi En que nos decla­ do ; Ecce ancilla D om ini, íe agradó tanto de
ró el Salvador, que el medio mas oportuno, fu Santidad, y Humildad , que fe amansó como,
y eficaz para alcanzar bienes temporales , y Ce- vn Cordero,y fe dexó prender,y atar con las ata­
leftialcs es valernos del Patrocinio de íu S.m- deras de nueíira Humanidad.Antiguamente, fe
tifsima Madre , reputándola por Madre nuef- intitulaba como,dixo Moyfes, Den tero n, cap-4.
tra , para que pidamos con mucha confian- Deus nofísr ignis confumsns e/l. Un fuego
5 a· voraz , vn fuego rragadar , e incendio terrible*
Quando Adonias vio muerto á David f y A fsí abrasó á las Ciudades de Sodoma, y G o-
que lu hermano Salomón eftaba vngido por morra. Y David le intirula Dios de venganzas,
R ey , tuvo vna preteníion ; y para falír con ella, Pfalm. cap, 93. Deas vlt'ioniun Dawinus. Pero
fe valió de h Madre del -miímo Salomón, Si el aora dice San Pablo 2. Corinth, cap, j ,P a -
R ey eraíu hermano, como no tiene confian­ ter mijericordiarum, 0 “ Deas totius confok-
za con el í ni fe vale de lós amigos , ó privados tionis. Que es Padre de miferícordias, y
de Salomón ? Porque le pareció , que no avia Dios de toda confalacion; pues como can gran­
medio en el mundo mas cfícázpara tal Hijo,co­ de mutación? E s, que ha eftadoen el Tála­
mo fú Madre. Los Apoftoles , y codos los Sai - mo , y en los pechos de Maria Sandísima, Ma­
tos, y el Baptiíia, grandes amigos fon de Dio¿; dre de mifcricordias ;y defdc entonces vfa con
pero eftamio en la Cruz ,fo!o pava mttiftro am­ noforros de grandes miíericordias : Y fi ao­
paro nos propone áfu Madre , porque no ay ra Dios irritado á tomar venganza por nuef-
intercefslon como la fuya , por que es la Rey- tros pecados, nos quitre canigar, Maria San-
na del C ie lo ; ti fus méritos toa mayores, que tifsimafe pone delante, y pide, que vio con-no-
los de codos los Santos; como ei Hijo de Dios fotrps de fu milericordia. Aísi San Anronino,
negará cofa, que pida fu Madre? Aiapide hS part. 4, titui, 15. refiere., que por los vicios de
Luc, dixo : Fons cmniuni bencdiSlionum, & el mundo , cftaba Dios para perderle , arro-
gratiarum Beat& Virginia Deo collatum. Qne xando contra el tres langas; pero que Mariá
la fuente de todos los bienes, bendiciones, y Santifsima, con fus ruegos , le a p l a c ó , dicien­
gracias ha dcpoíitado Dios en Maria Sandísi­ d o , que embisria al mundo á mi P. San Fran-
ma , para enriquecerla ^ y para que ella los cifco , y a Santo Domingo , para q u e ellos , y
idiftríbiiya, y reparta enere los hombres. Pues losíuyos , predicando, le reduxeíivO á peni­
fies poderosísima , y nos ha admitido por hi­ tencia. Y coníiyuió aplacarle qnantss v tz ts a o ­
jos ; como no efperamos coiifegnir ellas gra­ ra Dios nos caftigara , fino iurervínicrAti los
cias , fi las pedimos con mucha humildad, ruegos de efta Divina Señora? Si ru , pecador,
y confianza , como los hijos con fus madres? remes los calligos Divinos , acude al amparo
Eftas bendiciones , y privilegios de eíU Señora, fuyo , oblígala con muchos obfequios, y te al­
ftos propone la lglelia en fu Lerania , d élas canzará las mifcricordias D ivinas, y el perdón
qnalesefcojo quatro, en que la llama; Refu- de todos rus pecados.
gitirn peocatorum, Con/olatrix afjiiciorum. Sa­ Lo fegundo es , Confoladora de los afligi­
las infirmorum. Ianua Caeli. Que es Refu­ dos: Con/olatrix affiieiorum, Y aísi ioexe-
gio de pec^PíCSí !QQn(»?lft ÍPI aSigidos. cuta con fus devotos, Refiere Sap Jua» , que
M*h
200 Cap. LX. Trat. II. Como M aria Santifsimá
María Santifsima , leíus , v fus Difcipulos fue- pachado. Afsl quifo el Señor bazer las
ron combidados á vna Boda ; y aviendofc aca­ cedesa San Juan , y á. fus Padres, mediante fu
bado el vino , dbi Señora queriendo,que el Sal­ Divina Madre ; para que fepamos ,que porfti
vador , niilagroíámente, remediarte la falta , le intercefsion nos ha de comunicas fus bienes,
dixo : Vimim non habet, cap. 2. El vino fe ha remediar las aflicciones.
acabado , remediad ella falta , porque eflos no Y añade San Bernardo : Nibil nos Deas
quedtn avergonzados. Si todos no avián cono­ babere voluit quod per М аты manus non tran-i
cido la falta del vino , por que efta Señora anda fierit , & nibil ex optribus nojlris fib i ejfs
tan folicita del remedio, y le procura ? Porque gratam , nifiper manus M aria munus offe-
tiene grande amor á fus devotos , es Madre ratur , ideo tnodma illu d , quod Deo ojferre
de P ied ad , y de Mifericordia. Reconocía la Aefideras , gratifsimis Maria manibus cura
ncccfsfdad de fus devotos , y la afición que traddereifirepuífam non vis babere,Mü,Qair\o
tendrían; y a fs i, quifo remediarlo. Repa- ningún favor quiete'Dios concedernos,fino -pai­
íc fe , que Maria Santifsima , dixo á los Mi- rando por las manos de Maria Santifsima, afsi
r.iftros: Qtjodcuwqtie dixerit vobis ,facite. Pa­ quiere, que todas nucílras buenas o b ra s, pa­
ra que fe haga el M ilagro, y fe focorra la ne- ra que le fean mas agradables , paífen por las
cefsidad, execucad quanto os mandare mi Hijo. mifmasmanos. Portante dice San Bernardo:
Paes il efta Señora no pide el remedio, fino que EíTo poco, que ofrecieíTeis a DIos,fi quereís que
folo infinuo la falca del vino , y el Salvador la no fea defcchado , procurad fea ofrecido po¿
refpondio, al parecer, con afpereza,y defpego; mano de efta Soberana Reyna , eflo lo propone
como, dáyá , como por hecho 3el Milagro, D íaz: In fefto ad nivts. Pues fi efta Señora
como fi el Señor fe le huviera ofrecido ? Por­ es tan poderofa, y por fus manos vienen á los
que es tan grande , y eficaz te intercefsion de ef­ hombres, todos los bienes efpirituales, y teni4
ta Señora , que fola vna infirmación hecha por porales ; como ñola procuras agradar cotí miH
fus devotos afligidos, baíU para que milagro- chos obfequiós , para obligarla á que en todasi
famencc fean remediados. tus necefsidades te favorezca? Si tus convenicim
Quien viendo,quan eficaz es la intercesión cías temporales , dependen de otro hombre^
'de Maria Santifsima , 110 fe vale de ella ? San continuamente le íirves , en quanto puedes , jí
Bernardino de Sena , totn, 2. Dom. 1, Quod conoces, que le agradarás,. Pues á lo menos*
omnium gratiarum , qua humano generi d e f ■ por que no harás lo mi fino con la Reyna de el
cc-ndunt per gloriofam Virginem generaliter Ciclo , de quien tanto dependes , para tus con­
difpenfantur. Todas las gracias , qué Dios, veniencias, no folo temporales , fino efpirl-i
como dador de los bienes, haze á los hombres, tuales , de quien pende tu falvacion eter^
generalmente fe difpenfan , y .reparten por nía. na?
no de lu Sandísima Madre. Com oíi dixeífe: L o tercero, e s : Sdus infirmorum. Que es
Es la Theforera, y Difpenfadora de todos los falud de los enfermos, no folo de las enferme-i
bienes , y favores hechos, y que fe han de ha- dades corporales, de que en los libros fe mirati
zer a los hombres. Vifitando María Santifsima Innumerables exemplos; y por eflo aqui no
a Santa Ifabel, la lleno Dios del Efpiritu San­ hablo de ellas, fino de las cfpírituaies , alum4
t o ; y á ella , y á fn marido hizo Prophetas , y brando á las Alm as, para que falgan de fus vi-,
á San Juan le fantificó , y comunico admirables cios , y también dándoles fuerzas , para que na
bienes efpirituales. Pues li Dios quería benefi­ caygan en la muerte efpiritualjy para que fe dei
ciar á San Juan, y á fus Padres ; por que no lo fiendan de los demonios, qne les procuran nue­
Iiaze anees, fino íolo quando Maria Santifsima vas , y graves enfermedades efpirituales. Efta
entro en fu cafa? Bien pudiera el Hijo de Dios Divina Señora, dice de s i : Ego tnurus. Cantic;
de otro modo fantificar á San Juan i pero qui­ 8¿ Que es vn muro muy fuerte , y muy alto en
fo , que fuelle mediante la voz de fu Madre,pa­ nueftra defenfa. Nueftra flaqueza es grande;
ra que todos entendamos , que quantas merce­ nueftras enfermedades fon muchas , y los com­
des ha de hazer al mundo,han de fer por fu ma­ bates de los demonios fon continuos. Que re»
no ;y ella ha de fer nueftra Medianera para al­ medio , en tan eftraño peligro ? Ya nos rdfpon-'
canzarlas. Y aí'si, S. Bernardo de Nativit, Virgt de la Madre de Dios , defeofa de favorecernos:
dice ; Sicut tilias mediator ejl apud Pa- Ego quafimurus. Y o foy como vn muro , para
tre-m , ÍU Mater apud Fílium s/i media- amparar vueftra flaqueza , y defenderos de
t r ix , v t armes boe nomine ficu t honori fie ant las rigurofas batallas de los demonios. Dicho-
Ftlium , honorifie ent , & Ma.trem. Si el lbs aquellos, que en todas fus tentaciones acu*
Rey ha de hazee vna merced , dá el Memo­ den al punto á efte fortífsimo muro , pro­
rial al Privado,ñ quien ha entregado el Govícr- curando fu favor , ё intercefsion ; porque ef-
no ,y quiere que acudas á é l , para que le ref- tos hallarán reniedÍQ pata vencerá fus ene-j
p ite s , y fcp.\^¿ íjue por fu nj&iQ has <]c fec 4cf- niigos.
fií$ Virgen antes ¿ d Parió t en el Pártó i y defpties ¿é eh ¿O í'
0 e efta Divina Señora ¿ dicá el E fp o fo : Qu<e muertéiY íi el Nombré de Jesvs*y de MariajMfl
tfi ifiá i quie progreditur qnafi Aurora confur- zen temblar ¿ y huir á íós-dcmonios; comcj coti-
g en t, pukbra v t L u n ie le c ta v t S o l, terr¡bilis tinuamenté nonos vaieiiiósde taupoderoljadé*
z>i ca/lroram acies ordinatú. Canc.cap.íJ. Quieti vocioti?
es efta,que fube como Aiirora hermoía,como la Bien conoció la grahdé eficacia de éfté í>añq
)Luna terrible* como Efquadron bien ordenado? to Nombre Sati Bernardo, comb refiere lalgle^
Dice lo primero * que es Aurora, Luna* y Sol*., fia en el Oficio del Nombre de Mavia ; pues dis
en que nos declara, que María Sancifsima á ios ce a fsi: Si in/urgtíhi vtnti tentationsrn ¡ f i in\
devotos loj comunica luzes , como de Aurora, ítirras /copulo^ tribuUiionem ¡> i>ocá Mariairt-¿
como de Luna j y S o l, para que créztart en vii> Si levantan contra ti los vientbs dfe las tena
tudes: L o ftrgundo , que es como vn Batallón tatíones ; y los eícoüós de las, tribulacióbésj
terrible, bien ordenado * contra los demonios* invoca á María ; y dé efté modo ; pl'opO-
(Enemigos de fus devoras. Pues íi vn Efquádron ne muchas teiitatíones i anguillas ¿ y tribuías
terrible de Soldados terrenos haze temblar, y clones; y pide eti rodas; que coh devcciOri
huir á fus enemigos; quanto mas efpantará 3 y invoques efte Satitc» Nombrfc * y que fiemp'ré
hará huir á los demonios el Eíqúadron del Cie­ tengas en tu ineínoriá ·, y corazch \ qüe d¿
lo Maria Santifsima ■ , en quien fe halla el P o ­ e fe modo ·, faldras ficmpr'e vencedor. Bíen Id
der Divino í Pues fi nos vemos cercados de las experimentó Sañ Ranióri Ñoiirtató j á ^uieti
tentaciones de los demonios ¿ y efta nuetira vU el deiiionio fe 1¿ apáreciÓ en Forma dé vh vi*S)
da es vna continua guerra * hafta la muerte * y nerable anciano * y le perfuadió eo¡1 rázSneSjf
el Patrocinio de Mavia Santifsima es tan fuer­ al parecer prudenresique dexáffé los fantbs eset-
tís im o ; como no procuramos eftadefenfa? Si ckios que pra¿Heaba ■ , y qué obedctlelTe- á ÍU
es tan terrible , que haze huir á los demóniosj padre i pero el Santo refpohdió : CJ¿ié él h(j¡
nueftros enemigos; como fomos tan necios, que avia dé feguir otra dOdrina ^fino ía qüé le £tin
en todas nueftras tentaciones no acudimos áef-j feñaba la Virgen Maria j qué eftaba éil dc^JeiU
ta defenfa, para dexarlos vencidos? Ermita. Afsi qüe oyó efte Saütifsimó Ndmbréj
Y nofoloes terrible como Efquádron 4con­dcfapareció el fingido ánciárto ^ arrojatido fufe:
tra los demonios j pero fu Nom bre, pronuncia­ go por los ojos j y por la boca ·, y quedó libré
do con devocion * haze huir á los demonios. Si de la téntacion. Oyendo los demonios el Norria
los demonios * oyendo el nombre de San Anto­ bre de María j fe acuerdan ¡ que ellct Icé há
nio Abad huian, y falian de los cuerpos ; quan­ quebrantado iá cabeza : Ip/a emuret éapu£
to mas temblaran, y huirán t oyendo el Ñom·» tuami, Genef. cap¿ Qüe pot tila hári íidet
bre de Maria Santifsima >que espoderofo, mas vencidos muchas vezes 5 que foti addiiráblfs
que rodos los nombres de los Santos i San G er­ fus virtudes; y que es Madre del Hijo dé Diosi
mán j in Jonam* Tu , mqttifsimi bojiié contra La memoria de cadá vria de eftás cofas léS atiéra
f eraos tinos invíijiones 4fala tai nominis invo* ra , efpanta ¡ y haze huir. Pues !Í la invóéaciori
cationt faitíii/sirna repellen* tutos , atqae in* devora de efte Santifsimo Nombre es tan j^b-í
columms fervas. Que María Santifsima dexa deroCa para vencer las tentaciones; tju^ eféü-s¡
libres, y feguros á fus Siervos de tas tentacio* ía tendrá ¡ quien no fe vale de remedió tati
res del demonio * folo con invocar con devo·* fácil? .
cion fu Santo Nombre. Pues fi fola efta itívoca- L o qüarto í idftuá C a ít, qué eS pííéirfá déí
cion es tan fuerte arma contra enemigos can Cielo, ella la abrió , para que á fú Virginal Td-<
crueleSjy fus tentaciones fon continuas; por que - lamo defeendieífe el H ijo de D io s ; y es Puef·?
en todas ellasno le pronunciamos 4con gran re-* ta de la Gloria s para que fus devotos etifreií éti
verenda , y devocion ¡ pidiendo que nos ayude? ella* Y a fsi, San Bernardo, Serrtti 4. Aj/ampU
San Buenaventura , inP/alt. Virg, dixo :■Qui d ixo; Per te Maria Ccshim repletan) efi ¡ & in*.
etdmrabUenomen tuam retinent, non expave/* fiemas evacúalas e/l, in/láurata ruin# HiiYU/á*
cunt inpunBo mortii t Áb t&vQtat'ione mrninis lsmt Efto es , por Maria Santlfsirtiá mucíiás aU
tui trepidai/piritas malignas*Oyendo invocar mas hanfubido al Cielo ; Ella es el íeparó de íá
a eñe Santo Nombre * tiembla* y huye el ef^ín-1 ruina de la Celeftbl je itfa lé n ; y i muchifsímíj§
tu maligno ; y afsi, los que. pronuncian a eftu ha librado de caef en el infierno , á queeftabatj
admirable Nombre $ no temen las tentaciones condenados por fus pecados * alcatifando de fii
en la hora de la muerte* Santa Brígida f Ubi. i , .Hijo i que les dielfe lugar , y tiempo para ha-
cap. p. dice : Omnes dómones ve rentar t & ti-> zer penitencia. O qüé ¡nnufinerables fofí eftd^
m ent, quiA audientes hov nomen Mári<e tfiatim pues los Libros eftán llenos de tales exemplosí
telinqatint anim$mt Todos los demonios tiem­ Muchos D oétofes, y Santos enfeñafí que' eftá
blan del Santo Notpbre de Maria f que al pun­ Divina Señora dice de sí en los Proverbióse
to que le o y e n , huyen ^y dexan al alma 5 y fus gap, 8. Bentus bomú , qui áudrt me ¡ & qui
tentaciones j no f$n horribles en ia hoja d e l* vigilal (id fvres_ meas $uotidié,i Qb/ervett aá
fe p fifí
zoz C a p .X L . T i á t A l X o m M ariaSantifsm á
'-tiojiesojl'tj tnei, qulme UvvinUrit inveniet v i- Untes a Domino , minimé audimur , quipr<eci-
iam , bauriet falutem a Domino. Bie.naven- pitntem Dominum , .íaí í nullo modá
turado es , guien quotidianamente vela á mis audimus ? E t quid mirum fi Vlorentins t in pra-
puertas; eflo es, hazicndome quotídíanos ob- ci /no ctío auditas, qui in praeeptis fu is ci-
tequios; porque eñe haliat'á la v íd 3 ,y d e D io s tius Dominum. audwit } Y pondera el Sanco,
Confeguírá la falud. En comprobación de eflo, que el Efpiritu Sanco dice : Qui averit'aurew
el Padre Carvantes , tom, 2. Dotn.io, dice: Que fr n m n e audial legem , oratio eius erit ette-
en la vida de Santa Gercrudís fe rtfiere , que trabilis. Quien no obedece á la Ley , y volun-
efta Santa víó á Nueftra Señora níuy bella,'y tad de D io s , no merece fer o id o , es fu oración
que debaxo de vn Mamo muy rico . abrigaba execrable; puesíi tu n o oyes á D ios , como
vn numero grande vivoras , y otras fabaudi- quieres queteoyga?
xas. Y admirandofe de. efto la Santa , la dixo . Lo tercero T íi defeas alcanzar algún efpe-
Nutftra Señora : Que aquellas fabanaixas líg- cial beneficio , entonces ejercitarás algu-
níficabanlos innumerables pecadores del mun- ñas mortificaciones de el cuerpo , y en mucha
d o »que por fu medio fe avian de falvar, y tro- oración fervorofa. Eftandó el Pueblo Htbreo
caríe en hermofas Eftrel.las del Cielo. ,. en grande aflicción, y defcando librarfe de ella,
P a r a confeguir tan, gran, felicidad,* es ne- dixo el Sacerdote ¡A c o rd a o s , como eftando
ceflario : Lo, prim ero, tener á Nueftra .Seño- nueftros Padres- en el Deíierco múy afligidos,
ra grande, y muy cordial devocion , no cou- por la, oprefsion de los Amalecítas, acudieron
tentandofe con rezar eí Rofario aprlfa , y fin a Dios con oraciones, ayunos, y penitencias,
d e v o c i o n , f i n o con mucha atenciot), y reveren- Y añadió : Scitota qmniam exaudiet Domi-
c ia ,y ofreciendo á Honrafuyamuchos , y conti- vas praces vejiras , f i psrmanfiritis in ieiu-
nuos obfequios , defvelandoíe en efto ,com o pi- nijs , & in orationibus in confpsBu Dominf.
de la autoridad inmediata, pues de efte modo la Tened por cierto , que oirá D ios vueflras fu-
obligamos á que ruegue pornofotros ¿ y nos plicas, íi permanecíeredes en ayunos , y ora-
a lc a n ce grandes mifericordias, y beneficios efr ciones en la.ptefencía del Señor. Afsi lo exe-
pirituales : Lofegundo , que obfervemos pun- cucaron con mucho fervor, Judich cap,¿j,,y Dios
tualmente lo queDíos nos manda. Efto.nos en- les oyó, y lib ró : Y aun de elle medio fe valió lá
íeña efta Señora , pues quahdo alcanzó ? que el Virgen Santifsima; pues S. Buenaventura refiere
Señor con vircicíTe el agua e n v in o , díxoá los in vita C b rifii: Que N.Señor dixo á Santa Br¡-
•íervidores : Quodcumque d ixen t volts facitg. gida : Nuliam gratiam donum aut inríutira
Executad lo que os mandare. Afsi lo hizieron; d Deo babui nifi magno labore, continua ora*
y luego fe íiguió el Milagro, y eficacia de la ora- tione ^ardenti defiderio , profunda devotione,
clon de Maria. Sandísima. Afsi , á nofotros di- fíiultishchrymis , ¡mita affiiklionedicendo ,fa~
<;e : SÍ quereis agradarme., y que yo ruegue por tiendo , & cogitando fib i plaeita. H agotcfa-
vofotros : Quodcamque dixerit vobis jaette. ber,que la primera gracia,que recibí en nú Con-
Esecntad quanto os manda mi Hijo Jcsvs. Eí- cepcion , yo no la pude merecer; pero iasde-
ta es la verdadera devocion á. mi muy grata; más mercedes , dones, y virtudes, «jue recibí de
y íi quebrantáis fus leyes , no os aprovechará D io s , me coftaron mucho trabajo , conrmea^
mi intercefsion ,y fereis dignos de fu indigna- oracion,ardientes,y fervorofos defeos,profunda
cion , y de la mía. Eüe es gran medio para al- devocion , muchas lagrimas, y aflicciones, pen-
can^ar de Dios quanto le pedim os, [1 convíe- fantío lo que á D ios er$ agradable. Y añadió;
ne. San Gregorio , lib, 1, Dialog. cap. 15. re- Profirmo fe ia s , quod nidia, gratia defeindit in
ficre , que vn Monge de fu tiem po, llamado mirnam nifi per orationem, corpans affii-
Florencio , alcanzaba de Dios quanto quería; y Siionem. Sabe de cierto , que níguna gracia def-
qoe otro le pieguncó : Qual es la caufa de que ciende á las almas, lino por la oracion , y aflic­
ta» prefto conceda Dios á aquel Monge quan- cion del cuerpo.Pues quien nunca aflige al fu y o;
to pide ; y á m i, y á otros no nos concede lo y fu oracion es muy negligente ; como quiere al-1
que pedímos , ó tarda mucho f Y refpondio cancar los favores de Dios? Si iaSS. Virgen, pa­
cí Santo : La· culpa reneis vos $ y los otros; raconfeguirlos, primero fe preparaba con gran-
porque no bazeis con Dios , lo que efte Santo des trabajos,continua oracion,ardientes dcíeos,
obraba: Efte , puntualmente execuraba, y con profunda devocion , muchas lagrimas , y aflic-·?
gran diligencia hazia , quanto entendía era del cion de el cuerpo; como nofotros , líenos de
gufto de Dios ; y por efto le .correfpondia el Se- pecados , prefumimos alcanzar dones de D ios, ,
ñ o r, hazlendo quanto le fuplicaba: V o s , y los careciendo de todas eftas difpoíiciones ? Si los ’
otros lo Imeis con negligencia , y tardan- bienes que efperamos de laVírgen fon grandes,y :
,y eftals fordos á fus v o z e s; y con efto el el principal es la G lorio del Cielo, y los medios^
lo efta i vueftras peticiones , y no concede lo á efto conducentes;como los confeguirémoe,
g«s 4 o. fe tftída,; Quid w jym %fi poftw* ¡jo 9Í%aDW>$*SÍ>«i confinups ptequios? ·'
fue Virgen antes del Parió, en el Parto t y defpm de el. 203
bre ; y afsi , la fepukura , padecer, y morí“
ARTICULO I V. no le convienen a á L,’iriito
Chriíto en quanto
D ios , fino en qnaneo Hombre; y afsi ib di­
Padeció debaxo del poder de Pon - c e , que Dios padeció , y murió : Ello folo
atribuye, por quanro fue perüfto Hombre,
ció Pilata, fu e crucificado, como en elle Articulo lo Jico S¿n Pío V .
muerto, y fepultado* Refpondo lo. fegundo , que. Dios por mu­
chos modos , pudo* librar al Genero Huma­
CAPITULO X LI. n o; porque pudo vfar con nofotros de mi-
Se explica efie Articulo ,y f e declara contra los í e r ic o r d ia fo lo con perdonar el pecado
Gentiles t y Judio s , com o el p a d e ce r Chrifio la difponiendo , q ue otro fatistacieíle por el,
■ ~ . . . . . ~
'^inerte de C r u z , no le es de ignominia , fino de. 0 £-0j0 con aver Encamado et H ijo de D ios,
grande gloria ; porque en ella rcfplandecen, ó folo con vna gota de Sangrfe , o con qual·«
y f e dan d conocer las perfecciones quiera obra fuya ,* por fer de mérito infinito;
D ivinas, mas que en pero Sanco Thomás , ía. part, qii^íl, 45. art. 4.
otras obras. diso : Congruum fUit , .vt qui«pro omnium
■’ fahité moriturus advene rat , & pro pese ato
f A Qui fe encierra el Myfterio de nueftraRe- primi hominis fatisfaciurus, non aliam quam
dempeion, que Chriíio Señor nuetiro, mortem Cracis pateretur. ~ Fue conveniente,
'defpues de aver vivido en el mundo treinta y que viniendo á recuperar la, falud de el hom­
tres años, yen losttes vkimos averíe ocupado bre , y fadstacer por fu pecado, no efeogieífe
jen enfeñar, con fu Sandísima D od rin a, admira­ otra ¡Víusrtc, ti::o la de la Cruz ; pues por eñe
bles exeinplos, milagros,y el camino del Cielo, medio refplandccieron , y fueron mucho mas
fe dexó prender de fus enemigos , y fue lleva- conocidas las perfecciones D ivinas: Refpondo
do, con ignominia, por ias calles publicas ,y fue lo tercero, que íi Chriíio huviera fido pecador,1
preientado ante qiutro Tribunales , y íufrió y muerto por fus pecados, y le adoraflsmos poc
todos ios tormentos , que refieren los Evange­ Dios.eíTo hiera ignominia; pero ílendo Inocen­
lizas. Eílo iupuefto , dice eftc Articulo : L o te,e Hijo de Dios,por misericordia,y amor,qui-
prim ero: Padeció debaxo del Poder de Ponda fo fer crucificado; efto no es ignominia, fino fu­
Pilato. Eftefue el juez , pueílopor los Rom a­ ma alabanza, en que refplandecen grandemente
nos , que injuftamente le feutenció *. Lo fegun­ las perfecciones de D ios.
d o , dice : fu e crucificado , que fue el genero Lo primero , poeque muriendo , y re-
)de muerte, que fegun los Romanos, fedaba- fucitando , refplandectó la Omnipotencia de
á los infignes malhechores : Lo tercero, dice: el Señor ; y que no fola era Hombre , fino
Muerto y en que confellausos , que verdadera­ juntamente Dios. David_dice , como explica
mente murió , como los de mas hombres , apar- la Iglefia : Im pleirftt.it , qu¿ consinit Da­
tandofe el Alma del Cucrpo,por falcar la vnion, vid dicendo *nationibui regnahit a ligno Deas
que los vnía; pero como la Divinidad eftaba in Hymno, Que fe cumplió el vaticinio de
.vnida al Cuerpo , y á la Alma , aunque el Cuer­ David , que dixo : Que fe 'anunciaíTe á los
po , y el Alma fe fep?raron , pero ia Divinidad Gentiles , que Dios avia Reynado defde la
quedo vnida con el Alm a, y el Cuerpo: Lo Cruz. Pues íi los Gentiles 'lió querían reci­
quarco,dice: Fue Sepultadora es el Cuerpo, el birle por D ios , por decir, que avia muerto;
qual eftuvo en la Cruz, hafta que por la carde lé conao les prophetiza , que Rcynó defde ella?;
baxaron, y le fe paitaron en el Sepulcro nuevo, y Es verdad ·, que murió en ia Crus , mof-
allí eftuvo el Cuerpo, vnido á la Divinidad. trando en ello , que era Hombre pafsible;
Uno de los motivos , que alegaban los pero luego refucito : Y -ti murió como fla­
[Judíos, y G entiles, para perfeguir á ios Chrif- co también refucito como Omnipotente;,
tíanos , e r a , porque ¿doraban por Dios a vn pues refucitarfeá s i , por fu propria virtud,
Hombre crucificado i porque dice San Pa­ no puede executarlo afsi criatura alguna , por­
blo 1. Corínth. Que ios Judíos feefcundaíi- que ¡eílo folo.es proprio de D ios , en que
,zaban,de quefueífe D iosvnH om bre crucifi­ refplandece fu Omnipotencia ; y par ella,
cado ; porque al tal > le reputaban por mal- quiere fer conocido, y adorado por verdadera
’d ico, Los Gentiles juzgaban por necedad , ig­ Dios; y afsi, fi por los libros de los .Chriftianos
nominia , e indecoro , que Dios padecieíTe; y . faben , que murió , y á ello dan crédito ; poc
que elfo era impofsible : Refpondo lo, pri­ que no creen , que refucito, pues elfos mífmos
mero , que en quanto Dios , no pudo' pa­ libros afirman , que como Dios es Omni-í
decer j pero para eíTo fe vnío con ia Hu-· potente , por fu propriavirtud relucitóí
mana Matnrakz?, , haziendofe pifsible ; y Quando el Salvador efiaba en la Cruzj

afsi, padeció j y muíjo en (iedan fus euememigos ; Si Filius Del
204 C ap.X LI. Trat.IIÍ. Explicafc efte tercer Articulo,
defcenáat de C?uct;,& crcdemus et. Matrh, cap,, ron , e hlzíeron pedazos. Pues fi eftas, de com*.
27, Si eres Hijo de D io s , basa de la Cruz , y palsion tanto le ¿cormenean ; corno los coraza!
creeremos fi hazes ctfe Milagro, conftflarciros, nes de ios judíos eftaban mas duros , que ¡as
y re adulciremos por Hijo del Omnipotente; piedras ? EÍ quiuto prodigio', fue , que fe ,abrie-
pero el Salvador 110 quifo defeender, fino que ron los fepulcros , y refu citaron algunos muer-
perfeveró en la Cruz hafta morir, Pues como tos. El fexto, e s , que el Centurión , y Josqus
no baxa, pues le ofrecen recibir por Mefías?No con él eftaban , viendo tales M ilagros, glori-
quifo , que le rcconodeíTen por Dios por efte ficaron á Dios, y le confeíferon, diciendo : Ve-
M ilagro , fui o por otro mayor , que fue el de re. bis homo iujíus F:\ius Dei erat. hite Ji¡f-
fu Reíurrcccion, Milagro nunca vifto , ni con- t o , verdaderamente era Hijo de D ios. Pues
cedido á pura criatura , fino á quien era Hom- tantos, y tan grandes Milagros en ia Muerte
b r e .y D i o s , y que por la Divinidad podía re- del Salvador, no mueftran fu Omnipotencia?
fucitarfe á si niifmo ; y aísi , por dos Seirmo- Y íi eftos prodigios fueron tamo^, y tan gran-
nes de San Pedro, que predicó lu Refurreccion, des , que viéndolos muchos,le contcíTaron por
convirtieron a la Fe ocho mil perfonas, y le D io s ; efto 110 declara, que efta Muerte fue
reconocieron por verdadero Dios. Y antes de muy honrofa , pues con tantas, y tan gran-
i n o r i r , folo era venerado, y adorado por pocos des demonftraciones , quifo fer maniteita el
. J u d i o s ; pero defpues los Apoftoles, predican- Poder D ivino,
do fu Muerte , y R efurreccion, fue adorado Tam bién en el Entierro del Salvador, fu
por todo el mundo. L uego la Pafsion , y Muer- Om nipotencia refplandece ; porque avieudole
te del S a lv a d o r no es i gnominiofa , íino muy dado fus enemigos muerte ta u ch ie l, y alren-
Tionrofa ; y medio para que refplandezca mas. tofa , fe fe g u ia , que le dieflen Sepultura v i l , y
D i o s , y fu O m nipotencia, y fea mucho mas afrentofa: Y lo executáron ? N o. Porque ífaias
c o n o c id a ,y adorado. * cap. 1 1 . prophetizó : E r it Sepulchrum eius
Los M ilagros , ó prodigios fucedídos en la gloriojum, Su Sepulchro ferá honrado, glorío-
Muerte del Salvador , cambien prueban la O m - fo , y adornado de fingular explendor : L o pul-
n ip o ten cia de fu D ivinidad; porque eftando en m ero, porque fue enterrado por Jofeph , no-:
la Cruz , el Sol moftró fu fentím iento, pues le ble Decurión; y por Nlcodemus, que era M aef-
e cly p só , y llenó á la tierra de tinieblas ; dando tro de grande Autoridad en I ír a e l: L o fegun-
a entender en efto , que cftaba como pafmado, d o , porque la Providencia D iv in a , 110 quifo
dequ e con el Criador fe ©xecutaífe tan horren- le enterraíTen otros , íino eftos , que eran DiGj
da maldad ; y que por,no verlo fe aufentaba, y cipulos del Salvador. L o tercero, porque dice
ocultaba fus luzes; y como efte eclypfe fue tan San M arcos, cap. 1 5 . AadatBér : Que Jo fep h ,
gíande , tan portentofo, y v niverfal por toda la oíTadamente entró en cafa de P ila to , á pedir li-
tierra , causó tal admiración , que S an D io n y -. cencía, para enterrarle, Si entonces nadie fe
fio , d ix o : Que D ios eftaba padeciendo , ó to- atrevía á hablar bien de Jesvs, no es m ilagro,
da la maquina del mundo perecía*: A a t Deas que Jofep h , con tan gran refoluclon pida licen-
natura p a th ur , aut tota machina mundi dif- cia para enterrarle , no temiendo los peligros?,
fo lv stu r. Efto lo prophetizó elPropheta A m os, . L o quarto , porque como dice San Juan, cap¿
cap. 8. diciendo: E n ftquel dia, dice el Señor ,/<? 19. llevaron diez libras de Aromas , para em-,
pondrá el Sol d medio día, y Yo cubriré la tierra balfamar el Cuerpo. Pues efto declara , que qui-
de tinieblas·. Yo mtiduré vuejlros dias fejiivcts en fieron darle fepultura , no com o á hombre o r -
dias de llanto',y 'oueftros santos de alegría,en ¿a- diñarlo, íino com o á Principe, con grande of-
mentoi. Si D io n y fio , fiéndo entonces G entil, y tentación; L o quinto , porque aplicaron tresef-i
eftando aufente, conoció, por efte e cly p fe , que calas para defclavar , y baxarel Cuerpo ;pues
eftaba padeciendo , como los Judios no lo re- no es de grande honra , que Varones tan
conocieron , íiendo eftá Prophecia tan clara? Iluftres , ellos por s i , no fiándolo de otro , ba^
E l fegundo prodigio , fue, que el velo del T em - xen á vno , condenado á vn fuplicio afrento^
p te jíin q u e nadie 11egaíTe á e l , fe hizope- fo ? L o fe x to , porque fue fepukado en vn Se-:
dazos , en que daba á entender , que de puro pulchto nuevo , muy honrado , y todo, de pie-
dolor , y fe 11ti miento fe rafgaba, ó que ya por dra: L o feptimo , no es obra de grande gloria,,
la Muerte del Señbr, la Ley hafta (entonces ob- y de la Omnipotencia Divina, dár tan gran van
fervada en aquel T em plo , yá avía fenecido. lor i eftos dos hombres ,para que publicarnen-.
E l tercero p ro d igio, fu e , vn gran terremoto de te le den fepultura, en ocafion que los A pof-.
la tierra. Y Cartag. tom. 1. lib. x 1. Hom, 13 . to le s, por temor avian huido , y mas quando
con muchos Autores Gentiles afirma , que los Judios eftaban muy enfurecidos contra
fue vn iverfal, y que deftruyó muchas cafas, el Salvador , y contra todos fus Difdpti-y
y aun algunas Ciudades. E l quarto prodigio, los? ■ .
fue 7 que las piedras 4 vnqs con otrasíe golpea^ ■■ Taiijbien fe aaueílr^ la Om nipotencia de;
en qm contiene la P a fsh n " y M uerte de Chriflo. 20¿
Dios en el Sepulcro ; pues en él ha hecho mara- fin poderfe remediar. Pues nu'cko m iy i:r ,y
villofas converfiones. Sophronío in Praét* mas laftimofo eílsdo era el tiel hoi-nlm-, en lo
fp irit, cap. 48. refiere : Que vna muger podero· efpirkual antes d>:h venida de Cháfto ;d ni mi­
fa,vna noche yendo a entrar á adorar al Se­ do ; porque no folo fe hallaba privado de to­
ñor en el Templo del Sanco Sepulcro, y fe dos los bienes , que Adán perdió , (in poderlos
la apareció Nueftra Señora , y la prohibió la recuperar, fino rodo cercado de mortales he­
entrada, fino dexaba laherégia de Severo , y ridas , de ofenfas graves contra Dios. Tantos
íino abrazaba Iaverdadcra Fe. Quedó confufa, pecados repetidos por miliares de hombres, y
hizo penitencia , y fe reconcilió con la Iglefia; .en millares de años, provocaban á la indigna­
y hecho efto,entró en el Templo fin dificultad. ción , á que de todo punto deüruycfle al mun­
Y de vn Conde añade, que iba á entrar en el do : Y Jo executó ? N o. Porque dice jere­
Santo Templo , y que fe apareció alli vn Car­ mías , cap. 2, Thren. Mijcrtcordi.i Domini^
nero , que con Ímpetu le acometió, y lfe echó guia non fum us confuniptl. Que por las mífe-
fuera, Y efto le fucedió muchas vezes. Examinó ricordías de Dios ,110 fomos, d.eíkuidos de to­
fu conciencia ; y hallando , que era herege Se- do punto, Pues fi en eftp fe reconoce Ja gran
veriano , renunció la heregia , hizo penitencia» mifericordra de D ios , quanto mas refplande-
y al punto , fin dificultad, entró libremente. cerá en venir al mundo á remediarnos del íufe-,
Pues citas converfiones tan milagrofas, no liz eftado , en que nos hallabamos?
mueftran la Omnipotencia D iv in a , con que Viendo , que los hombres no ceñaban de
Dios quiere, que aquel lugar fea muy venera­ ofenderle, y provocare á ira, e indignación,
d o, por aver fiao allí fepuitado el Cuerpo del determinó venir al mundo á íacarles de tau
Salvador i Y todo eílo , no es de grande gloria infeliz eltado , no por necefsidad , no por obli­
á Dios? gación , ni por imercíTes algunos ; porque
Y fi quien moria en la C ru z, era grande­D io s , como dice D avid , no necefsira de no-
mente afrentado , y efte Suplicio era muy igno- íotros , pues para nada nos ha menefter: Deus
miniofo ,y á defde que murió en ella el Salva­ nseus es tu , quoniam bonorum msorum non
dor, la Omnipotencia refplandece en ella ; pues eges. NÍ vino por merecimientos mieftros, por­
por fu medio ha hecho D ios muchos, y gran­ que íi eramos fus enemigos, dignifsítnos de fu
des milagros. A la Emperatriz Santa Elena indignación , y de horrendos caftigos ; como
fue reyelado, que fuelle á adorar la Santa Cruz, podíamos merecer fu venida ? Pero vino poc
y defde Roma para efto ft.?eá jerufalen; y avien- compadecerfe de ver nueftras grandes miferias,'
dola hallado a lli, delance de todo el Pueblo, y· el defeo de nueftro remedio. Y afsi dixo Za-
tocando á ella vna muger muy enferma, al charias : Por folas las entrañas de fu mííeri-
punto de repente quedó fana. La Iglefia nos cordia, nos vino á vifitar defde lo a lto , para
propone , que San Lorenzo haziendo la feñal alumbrar á los que eftaban afrentados en las
de la C r u z , daba viña á los enfermos. Los tinieblas, y fombras de la m uerte, y guiar
'Autores muy graves nos proponen innumera­ nueftros paitos por el camino de la p a z : Per-,
bles milagros , que ha hecho Dios por la Cruz. ‘OtfceramifericardU Del nojlri in quibus vijt-
¡Y todos experimentamos , que haziendo efta tavit nos oriens ex alto. Luc. cap. 1. Como
Sagrada feñal , hazemos huir á los demonios. fi dixera: .En el modo humano fe defeutraña
Pues como'vn Leño podía hazer á los demo.- D ios nó parece le queda otra cofa que darnos,
níos poderofifsiinos , que huyeífen , fino por la fino las entrañas de fu mifericordia. D ondeay
gran virtud , que el .Salvador pufo en el en fu palabras para ponderar, ni obras-parí agrade­
muerte ? El Leño por s i , no tiene virtud para ce r tan eftupendo beneficio ? Si merecíamos,
hazer milagros , fino hecho Cruz, Y efto, por que arrojafle rayos , y quexodas las criaturas
qué ? No por s i, fino porque en ella quiere nos perfíguleíkn , bolviendo por la. honra
D ios moftrar fu Omnipotencia, y que efta ha- de fu Criador, y nada de eftohaze, fino, que
ze milagros t defde que murió en ella. Pues compadecido de nueftras miferias viene á re­
donde le mueftran tantos milagros , como mediarlas ; como podremos correlpcnder á raíl
puede aver ignominia , fino fuma honra, y; ¡mmenfas miferlcordi.r;?
glorh? L o tercero , en la venida , y muerte del
L o fegundo, en la V id a , y Muerte del Salvador refplandece , y 1'e dá ¿ conocer el
Salvador, refplandece grandemente la grande, immenfo amor , que tiene á los hpmbres, en
e infinita niífericordia ,.que vsó con todo el que dice Sao Pablo 5 ad Ephef. cap. 2. Propter
Genero Humano ; pues por averie íídotraydor nimiawfuam charitatem , qm dilsxit nos, Cum
ttuefn-o Padre Adán , perdió todas las gracias, ejfemus mortui pecc&tij coavivificavit nos in
que Dios le avia dado para s i , y para nofotros. Chriflo. Eftando nofotrol muertos en pecados,
?víi’y defdichado fuera el enfermo, que fe ha­ fiendo enemigos d e'D io s„p o r fu deníafiada,
ll aíls coa muchas 4.y muy graves cofepnedadcsa y fuma caridad con que nog amo t nos refucito;
io 6 C a p . X L I . T r a t . i l . Explicafe si ^Tercer Articulo*
a vna vida efpirituaV, y divina en Chrifto. Aquí de la Tierra fe viftiera de vn habito" de Efcbvcf,
dice San P a b lo : Nim iam , que efte amor de y por muchos años , viviendo como vn pobre
D ios, fue nimio , y excefsivo. Pues por qué? Efe lavo tuyo,y eíhivieíTe pagando muchas deu­
San Bernardo: Veré nimiam, quiamenfuram das tuyas ; á quien no palmara efb fineza?,
excedít ; modum ftiperat , plañe fupereminet Quan obligadifsimoquedarías 3 amarle, y fer-
•vniverjis. Verdaderamente es excefsiya, por­ virle ? Pues fi efto ha hecho por ti el Rey dei
que excede á coda medida , y merecimiento, Cielo, y Dios Eterno *, quanto por efto le debes
fobrepuja á todos los modos de amar. Cierta­ _ amar, y fervír con continuos obfequios ? Si tan
mente excede mucho á todos los amores. Qua-r gran Señor, mientras vivió por los treinta y
tro fon los amores mayores, que ay en el mun­ tres años, no cefsó de eftár pagando por t i , no
do : El primero, es, el natural, que ay entre pa­ es bien poco, ó nada, que por toda tu vida , fin
dre ,'y madre, y entre los hijos. El fegundo* ceíTar, continuamente le procures fe rv ír, y
es, el que ay entre marido , y muger: El terce. agradar?
ro , es, el que ay entre los am igos: Él quarto, Pero auit mucho más te ha amado efte Se­
el que ay entre el cuerpo, y alma. El alma fuer­ ñor ; pues San Auguftin, lib. Soliloq. cap. 1 j .
temente ama áfu cuerpo, áquien informa, y .^xclama: D ilexijli Domine plufquam tesquia
íiente- mocho fepararfe de el. Quantos , y tnori voluijiipro me. T u , Señor, me has ama­
quan grandes exceffos ha vido en eftos qiiatro do mas que á t i; pues por mi quiíifte morir.
’amores ! Pero aunque algunos han íído excef- Quien no fe pafma , deque efte Señor quiera
fivos , ciertamente es mucho mayor el que nos mas nueftra falud, que á fu Cuerpo ; pues quifo
íiene DIos,como dice S.Bernardo:^?'? nimias, que fueíTe cruelmente atormentado, y aun qui­
quia menfuram excedit. Sobrepuja , y grande­ fo morir con graRdes tormentos , por reme­
mente excede á todos los amores. Pues en efto diarnos ? David dixo , Pfalm. 90. Non accedet
no refplandece grandemente el amor de Dios á ad te m dum , ñeque jtagúlu m appropinquabit
los hombres? X tabernáculo t»o. Como fi dixera : Porque eres
A mas paífa efte amor tan excefsivo; pues Dios, no puedes morir , nadie te puede hazer
qu ifo , no folo hazerfe H om bre, fino tomar el jmal alguno. Pues fi efto es cierto, como te
habito de Siervo por el hombre. Y afsi,dice Sari vemos tan herido , atormentado , y muerto?
P a b lo , ad Philip, cap. a. Semetipfum exin j- La Iglefia in die Afcenf. lo dice: Qaa viéíus
nivit %form&m fe r v i accipiens. Que fe humi­ ejl elementía , v t no{Ira $erres crimina , mor-
llo , 6 abaxó tanto, qué parecía nada, y que tcm f»bifes innocens, d morte nos v t talleres
tomó form a, ó habito de Siervo. A quien Como fi dixera: Es verdad, que como D ios
no paftna, que la Mageftad infinita, de Dios no puede padecer, ni morir; pero el grande
fe apoque , y humille tanto , que dexada amor, que tiene á nofotros, viéndonos en muy
toda fu Grandeza, y Soberanía, quiera pa-, miferable eftado, fe hizo Hombre , para poder
tecer tan pequeño, y defpreciado, como vn ' morir,y padecer por nueftros pecados. A quien
hombre muy ordinario ? Quien no queda ato- no dexaatonito v e r, que el impafsíble fe haga
nito viendo, que el que es la Summa Santidad, pafibie, y que el Eterno fe haga mortal por no­
quiera fer vifto H om bre, en que parece fe mof- sotros ? Como fe podrá ponderar el amor de
traba,com o Siervo, ó Efe lavo del demonio? vn Señor tan Poderofo, y Soberano, á quien
í'íunca fe ha vifto , que vn Principe , ó Rey, ningún d o lo r, ni trabajo puede llegar, y que
[olvidado de fu mucha N o b leza, y Grandeza, por nofotros fe haga H om bre, para poder pa­
*íe vífta ’de vn habito muy vil, y fe haga Siervo, decer grandes penas, tormentos , fer cruelmen­
por dar libertad á vn defpreciado VaíTalIo fu- te azotado, coronado de terribles efpínas, y
■^o. Pijes quanto Ce debe pondefar, y eftimar, fer crucificado? Crece la admiración. Y di­
que el Rey del C ie lo , dexada toda fu grande­ xo vn A u to r: Si vnica fm guinis gutta po-
za , fe vifta del fanbenito del pecado, por li­ tuit fufjicere ad totius mundi redemptio-
brarnos de é l, haziendofe Hombre ? San An­ nem , сиг tantum fanguinem de tuo corpore
tonio de P a d u a , Dom. 3, pojl Trinit, dixo: profundi permijifii ? Seto ver¡s , & ver с fcia 3
"Triginta tribus annis fattus ejl Cbrijlus ftr - quia non propter aliud f e c i j li , niji 1vt ofiende-
<uus tuus propte? peccatur , v t te á diabolifer- res , quanto diligeres me. O Señor! Y o
v i tute liberaret 1 ergo dignus e j l , a te diligi, te ruego me digas , ÍÍ bañaba vna gota de tu
qui cum Jit Dominas Deus faffius ejl tibi fer~ Sangre, para redimir á todo el mundo; por
•viens. Por efpacío de treinta y tres años Chrif­ . que permítifte , que fucile derramada toda la
to fe hizo , como Siervo tuyo ; pues en todos de tu Cuerpo? Y a conozco ciertamente , qué
ellos eftuvo fatisfaciervJopor tus pecados , pa­ lo quiíifte, no por otro fin , fino para que yo
pa librarte de lá fervi^umbre del diablo. C o­ conozca el grande amor, que me tienes, y lo
mo no quedas atonitode que él Rey de los mucho que defeabas padecer por mi falva-
R eyes, fe haga como Efclavo tuyo ? SÍ el R,e¿ {¡¡ion. En todo eftoj ne refglandece el fummo
amor
que contiene la Pafsioti t y Mtievte de Chrtfl$% ia y
amor que ños tiene í Y no· es dísóífsimo de fe arrójate en aquella boca, Entonces Marco
alabanza? Curcio , Mancevo N oble, y generolo , muy
Lo quarto , refplandece mucho , y es mas ^ amante de fu Patria , y de todos tus Ciudada-
conocidoel ámor divino ; porque en fu Vida, no$r queriendoles librar de aquel tan pdigro-
y M u e r t e , padeció por fus enemigos, e iiigra- fo contagio; fubió en vn « vallo , apretóle
tos, Y a fsi, la grandeza de eñe beneficio con- bien las el'puelas; con eílo, dando vna muy ve-
fifte., en que el Hijo de Dios v-inoá librar del loz carrera, fe precipitó en la tal abertura , yt
Infierno ,n a á fus am igos, fino á fus enemigos, al pinito fe cerró, y eefsó la peñe, Efta haza-
¡Yafsij'dixo : Venit Filias bominisquierers, & ñ a , con grandes alabanzas , la celebraron los
falvum facere ¡ quod perierat, Ñonvenivoca- - Rom anos, muy agradecidos, Obra tuéeltade
re iuftos ,/ í¿ peccatores. Que no vinoá bufear grande honra , y muy iiígna de fer muy colé­
a lo s Jofíos, y amigos, finoá los pecadores, brada , por aver con fu muerte librado de ’a
a los ingratos, y enemigos fuyos , para morir peííe á fu Patria. Y quanto mas digno de hon­
por .ellos, hazerlos am igos, y darles el Cielo. ra es,:. Jefu-Chríño ? L o yno , porque es
Grande gloria , y alabanza es m orir, y pade­ D io s : Lo o tro , porque con fu muerte Übró
cer mucho por los amigos ; pero dár la vida á Jos hombres , fus enemigos , de otros mayo­
por los enemigos, con crueles, y exquifitds res ridgos, Y fi Marco Curcio , por lo refe­
tormentos ; quien jamás hizo tal fineza , fino rido , fue tan alabado , y honrado; quanto mas
el cxccfsivo amor de Dios ? Si las ingratitudes lo debe fer e! Salvador; pues la fineza fuya es
délos hombres eftan provocando á ira, y á inuyo mayar , fin comparación , potquemu-.
indignación,para que contra ellos cxecuce rigu- rió por íalvar, no á fus amigos , fino á fus ene-i
rofos caftigos; que exceíTo de amor es efte , que migos ? Y quanto eñe amor tan -grande de­
Itís venga abufeav, para llenarlos de beneficios, bía eíHr fiemprs muy eftampado en nueftra
y para tnorír por ellos ? Los ha menefler para memoria, para agradecerle?
alguna cofa ? Para nada necefsíta de ellos, ni D e lo referido fe conoce, queChriño, no»
de rodas las criaturas; porque dice San Pablo, en quanto Dios , fino en quanco Hombre mue­
Actor, 7. Hite indigens alic[uo, eum ipfe die ra en vna C ru z, no es indecoro , m indecente,1
vii&rn ■refph\ttionemi & omita. Que Dios de lino obra muy gloriofa ; pues en eíto rcíplan-i
nadie nece.fsita, y que á todos les ha dado quan­ decela Omnipotencia D ivin a, fu grande mi-
to tienen , hafta ia refpiracion, y _que no fe ferlcordia , y.fu excefsivo am or; y por efto es
pifcden m over, íincxles ayuda. Pues Íí en todo masconoddo , alabado, y amado mucho mas,
dependen de íu Magcftad ; como puede necefsi- que por las obras de la Creación, pues eftaá
tar de ellos ? Ni tampoco puede' temer algún todus las excede. Y no debe parecer cofa Itidig^
daño por ello s; porque dice J o b , cap. 35. Si 11a, que D ios fe liumillaíTe. canco , hazíendofe
peccaveris , quid ei nocebis ? Si multiplicáis Hombre , y obrando tan eflupendas finezas;·
faerint iniquitates tua, quid fo v ts contra eum'i porque como es immen.fo, quifo hazer benefi­
Si pecares, en que le podrás dañar? En nada. cios , como dignos de fu grandeza; porque fi
Si fe multiplicaren cus pecados , en nada po­ Seneca, de Bsnef. lib, 2, cap. 16, refiere : Que
drás dañar al Omnipotente. Pues fino ay cali­ Alexandro d íó á Vn fiervo vna Ciudad.; y re-
fa alguna ..para amar a los hombres, fino mu­ cufando eñe el don,por parecerle excedió á fus
chas ótenlas, para aborrecerlos, y caííigarlos, m éritos, le refpondió el R e y ; Non qu¡erot
por fus muchas ,y grandes ingratitudes; como quid te acctpere deceat,· fed quid me daré. No
lo s ama con tan grande exceíTo , que quifo pa­ atiendoá tus m éritos, lino a lo que debe dár
decer muerte terrible, y afrentóla por reme­ mi animo liberal , y magnanimo. Y Eliano,
diarlos ? Pues morir con grandes tormentos hb. 2, de Var. luft. dice : Pytagoras interro-
por vn efclavo ,.· y enemigo fuyo , no es tle- gatas, qm rationcbominesdijs (milesJierent.
monftracion tan grande de am or, que es rm- Refpond’t ; Si veritatern ampUElercntur, & 1
pofsibte explicarlo? cunSlis*benejacerent. Que preguntando áPyta-
Refiere Salisburgenfe , tom, 3, in Paraf- goras,como los hombres fe podían hazer feme-
cevs, que enmedio de la Plaza de Roma fe jantes á tos Djofes? Refpondió; Si abraza­
abrió la cierra, y fe hizo vna grande boca,que ren , y fi^nieren la verdad ,.y hirieren benefi­
exalaba gravlfsimo , y muy pcftilencial olor; cios 3 todos. Beyerlinc, tom, 1. de Betief. dice;
temieron , que efto apeftaíle a la Ciudad , y Alexander Severas ptrcunjl.inti, quis mam
que todos pereciellen. Confukaron al Orá­ videreturRex optimns> A it qui amicoi vtaneri-
culo ; y eñe íes refpondió: Que no fe cerraría bus retinet, & inhnicos Jtbi bañefícijs concilíat.
aquella grande abertura , ni cefTaria la peñe, Que vno preguntó al Emperador Alexandro
fino en cafo que algurto , voluntariamente, Severo, quien obra ferio ? El Rey Optimo
por íu Patria , y por fus Ciudadanos , como refpondió: Q£iien con beneficios conferva
jtjoftiaofrecidat para aplacólas divinas, amigos, £ con e jo s reconcilia a lpg gpemigos.
io8 Cap. XLIL Traf-III. Contratos Judios , y Gentiles,
Aquí vernos: L o primero , que Alexandro foftom o, que dice : Si per fingales dies more*
cil'.o: Que era proprio de vn Emperador ge- reraur pro eo quod, & a nos á ik xit, debitura
ner-ofo- dar grandes dadivas, fin atender 3 non exolvsremus , inw, nec mínima tr? debiti
moriros. Pues que mucho , que aun Dios, fu- ac poneremos. Si por mucho tiempo cada día
marnentc liberal ,feaproprio manífeíhr exccf- muriéramos, padeciendo grandes tormentos
íos de amor ? Y íi eífotros reputaban por gran por efte Señor, que tanto nos ha amado , no
h j zana, pro pría del Optimo R e y , ó de fus P i o ­ fatlsfacieramosálo mucho que le debemos» ni
les , Im er bien á fus enemigos; quanto de ma­ aun la mas mínima parce, porque la deuda es
yor gloria es , que efto loexecute el Verdadero infinita. Y te pide efto ? Te pide, que te dexes
D ios ? Si cualquiera virtud es cofa muy hon- coronar por fu amor, con corona de crueles
rofa, y gloriofa; y las virtudes , que el Salva­ efpínas? T e pide, que te dexeá dar mas de
dor excrcítóen toda fu Vida , yPafsion , fue­ cinco mil azotes, ó que re crucifiquen? No,
ron ftimmamente perfe¿tas; no es forgofo , que Pues íi efte Señor, fiendo Immenfo, lia pade­
fean de fuma honra , y gloria? cido efto , y mucho mas por ti , vilífsimo , e
Solo refta, que coníiderando los grandes invtilifsimo fiervo; que mucho harás t u , en
beneficios recibidos, los agradezcamos. Si por confiderar lo mucho,que padeció por ti,y qusr-
beneficios generales , que cada ¡nftante, y mo­ dar fu Ley? Como tienes cara para rehuíar cofa
mento eftamos recibiendo, en cada inflante, tan pequeña ; pues efte Señor hizo tan eftupen­
debíamos fervír , y alabar á X)ios. Si es mu­ das finezas,padeciendo cruelifsinios tormentos
cho m ayor, y mas excelente, fin comparación, por tu amor?
el beneficio de aver muerto por nofotros el C A P I T U L O X LII.
Hijo de D io s ; quanto mayor debe fer nueftro Vrofiguefe contra los J u d ío s , y Gentiles , coi
agradecimiento ? Si fomos vilifsimos, vn po­ tno el padecer Cbrifio la m aerte de C r u z , no
co de tierra , vn vafo Ueno'de immundicia, y h fu e ignominia, fino de grande gloria , por-,
de v ic io s; que agradecidifsimos debíamos ef- que en efto refplandecen las perfeciones D iv i­
t á r , de que el Rey de los R eyes, y el Altifsimo nas , y f e reprehende a muchos Cbrifiianos,
Señor , aya hecho exceíío tan grande, como es que juzgan pierde}?· mucho, por perdonar-
morir por nofotros , ingratísimos £ [chvos, los agravios, o par ocuparfe
enemigos fuyos, fiendo tan vilifsim os; y efto en ejercicios de
qiiando merecíamos, que nos arrojafieá los virtud.
Infiernos ? Bien executaba efto vn Santo Her-
m itaño, llamado Efte van , de qnien refiere T O qtii n to , n o es itid ece nte, ni i nde corofó,·
’Salesburg, ibi in Feria Paraje, Que le vinieron 1 / ni iniqtio , que el Padre Eterno entrégaf-
aviíítar tres Ancianos, con defeo de que les fe á fu Hijo á la muerte, porque efto lo difpufo
diefle algunos falu dables con fejos, muy pro ve- por fu grande conmíferacion , que tuvo á los
ehofos á fu alma ; y como hablaífen con é l , y hombres , á quien avia criado , como íaftiman-
el callaffe, díxeronle: Como no refpondes, dofe de fu perdición; y en efto "refpiandece
pues hemos venido á ti fo lo , con el defeo de grandemente fu am or, á las obras de fus nía-
rvueftro aprovechamiento ? Y refpondio: Per­ nos , viéndolas perdidas , y queriéndolas re-i
donadme , porque hada aora .no avia adverti­ parar, y remediar. Efto fe explica con vn cafo,
do en lo que hablabadcs, y yo os doy la caufa: que refiere Salesburgenfe, in 2. Fer. Psntecofi,
Ego die noBuque aliad nibil afpicio , nihil Y es , que vn Rey Moro tenia cercada á vna
aliad cogito ,nififummam amatorem, & bene- Ciudad, donde eftaba el Rey de ECpaíaDou
faBorem' meum Isfum-Chrijlum in ligno pen* Alonfo , duranre el fítio , acafo, el Rey Moro
dentera, & pro me morUntsm , opera autem cogió prifioneroal hijo del Rey de Eipaña ,y
in eafligo, quibus eum pro modulo meo digne entonces le piifo junto á las puertas de la Pla-i
vatearn redamare. Sabed que yo ,d e d ía , y za ■, diciendo : Aut vriem trades, aut filium
noche, no miro , rii piénfo en otra co fe, fino perdes. Entriega ala Ciudad , y íino perderás^
en el Summo Amador, y Bienhechor mió Jefu- el h ijo , porque le degollare. Aquí el,Rey de
Chrifto , pendiente en vn Lefio , y muriendo Efpafia, reconociendo, que fi entregaba la
por mi. Y también me ocupo en difcflrrir, con Ciudad , perecerían fus Moradores, ó renega­
que medios p,odre , fegun mis fuerzas, corref- rían de la Fe Catholica. Y por eflo fe condena-
ponder á tan) grande amor. Oyendo efto los rian, aunque era grande el amor, al h ijo ; con
Ancianos, quedaron muy edificados , y fe todoeíTo, el amor grande que tenia áfus VaíTa-
tiefpídieron. En efto mifmo aviamos nofotros llo s, y la compafsíon de fus daños, le hizo
también de penfar,dedia,jrde noche,par a amar, prorrumpir en eftas palabras: Moriatur filias
y fervir á quien tanto debemos: De executar,y 0 " cives vtvant jides rettneatur. Muera
procurar efto , muchos huyen , jorque les pa­ el h ijo , y vivan mis VaíTallos , y confervefela
rece demaíiado. Eftos oygan á Sao Juan Ghr^- g,elig¡oa Chrifiíji.na.j y la Fe ¿el y.erdadero
Pió?»
com') ¡a M usrte de C ru z * no fu s ignominia en Chrijíéi aop
,D¡o$é Y pava moftrar fu animo iuviéto , y muy xas sjl hamo dhinitatis. El demonio en el cebüi
deíeofo dd bien de fus Vaííiillos, defde el mu­ de la C r u z , tragándola carne de la human!-:
ro arroja fu efpada, diciendo: Meo gladio dad de Chrifto , quedo preío con el an^uei
jitiummeum iugulaté. Y o os echo mi efpada, lo de la Divinidad. £íto es * viendo el de¿
para que con ella'degolléis á mi hijo. Ño es momo á Chrifto tan humilde 4 y fujetoálaa
efta acción muy heroyea , ydignifsima de ala­ penas , y trabajos , ju zg a , que era Hombre,
banza , de grande am or, y compafsion ? Pues y pecador como los demás; y a fsi, por me-,
íi el Padre Eterno , compadecido d é la innu­ dio de fus IVÍiniftros le procura la muerte ; pe­
merable multitud de hombres mlferables »con­ ro mordiendo en el·, fue preío con el anzuelo
denados al Infierno, y á fer perpetuos Efcla- de la Divinidad. Pues íi p¡or la Sabiduría DÍ-i
vos de Satanás, voluntariamente otrece á fu Vina , encubierta con la humildad j. venció , y
H ijo Sandísimo á la muerte. Efta compafsion, dexó burlado á la gran foberviade rodos loa
y mifericordia no haze , que grandemente ref- demonios , que todos forí fapiéntifsimos; pac
plandczca fuarnor, compafsíon, y mifcricor- eílo no es dignifsimo de toda honra, y ala-:
dia para con los hombres ? Y íi el Padre Eter- batida Y Si efte trulnfo es el mayor 4 que ja-s
no ciertamente fab ia, que con la muerte de más fe ha vifto;com o fe podía hallar la ala·*
Cruz fu Hijo no avia de perecer de todo punto* ban^a debida?
íino que avia de refucitar gloriofo , dejando Pero aun otras muchas perfecciones diví*'
remediado al Genero Humano , por eílo tío es ña s , refplandecen en efta obra divina da
dignifsimo de toda honra , y de perpetuas ala­ la Redemption, y diícurriré por las mas princH
banzas? pales s que nos propone Santo Thomás d¿
Lo fexto , en efta obra de la Redempclon Villanueva , concia/* Advent,, diciendo;
H um ana, grandemente refplandece- el atd Nullum opus eft in orie in quo Detts magis
buró de la Sabiduría , en aver difpuefto tan ad- faam potentiam * /uam que /apientiam , fuartk
m¡rabie remedio , para librar á todo el Gene- bonitatsm , /uam cbaritatem t /uar/tque iu+
ro Humano , por aver difpuefto eti que pof fiitiam , mi/sricordiam ¡pietatem i catera/^
el camino , que entraron nueftros males, or* que omnes eximias virtutes , 0 “ in quo tna¿
^piaífe nueftro remedió. Y afsi, San Pío Quin­ gis /e Dettm e//e monftrarst , qudm in hoc±
to in 4. art, dice : Divino conjilio tribuendum No. ay obra en todo el mundo } en
e j l , vnde mors oriebatur, indeviLt re/urge- D ios mas mueftre fu Oitinlpotencia , fu Sa^
ret /¿ypens enim , qui in ligno primos paren* biduria , fu Bondad , fu Caridad , fu JuC.;
tes vicerat , vi£ius c/i in ligno crucis. Obra ticia ¡ fu Misericordia j fu Piedad , y to­
ts de la admirable Sabiduría Divina * que das fus eximias perfecciones » y en que mas
de donde nació la muerte , refucite la vida; fe mueftre fer Dios , como en averfe he-^
y que fi el demonio venció á nueftros prime* cho Hombre s y en- aver querido, yá he­
-ios Padres en el Arbol , por Chrifto fueíte cho Hombre , padecer penas , y muerte
vencido en el Leño de la Cruz* para que íi por el Linage Humano, Com o fi dlxera:
por vn Arbol vino nueftro daño , otro lo fuef* Quanro mas foberanas s y fuera de la G£H
fe de nueftro remedio. Y efto fue lo mlfmo, pacidad humana fon las perfecciones, mas;
que vencer al demonio con fus proprias ar­ refplandece la grandeza de Dios j y no (a
mas , como David al Giga:'te Goliat :L o fep- hallan ócras tan grandes * y tan fublimes,
tim o , refplandece la Sabiduría Divina , en "como las que ha obrado en falvarnos ¿
que por la humildad venció el Salvador á la padecer por nofotros, ha?.iendofe Hombre*
fobervia del demonio , como díce San Bernar- pnes por efto nos declara fus infinitas pc u
dino , tam. 1. Serm. 5 1. Opportuitpati C bri- feccíones , quan fumamente es bueno , mi·*
Jíum\ vt confunderet diaboli fuper-viam. Con­ fericordloíó , quan poderofo , quan fapietr^
vino que el Hijo de Dios fe humillaíTe, ha- tifsimo.j y quan dignifsimo es de fer ama­
fciendofe hombre , y padeciendo muerte de do , y reverenciado con ftunmo amor á y ve*
C ru z, para confundir ia fobervia áel demo­ neracion. Y a fsi, dice el Santo : Qtíld mU,
nio, Para coger , ó pefear los pézes en el an­ raris, /ipijjtmtís D eus, vt divitiaí bonitAtis
zuelo , los' peleadores Cuelen poner algún gu- /u¡2 ofienderct pro redimendá crealara fuá,
íanillo ; y viéndole los pezes, vienen á comer­ talia pati digrtatas ejl ? Áuc in qtto bomineni
le , y alli quedan preíbs. David compara al á f e conditum ad /e magis aliieere , a! que a4
S.-ilvador al gufano , Pfahn. 2 1. Ego /um amandum volhndum revcrendttm Greatoreni
•usrrnh, GJ“ non homo. Fue puefto en el an* /uam obligare potuit ? De que te admiras*
^uclo de la Cruz , y acudió el demonio, como fi el piadofifsimo Dios * para moftrar las gran­
pez fnriofo, queriendofele tragar. Y diceaqui des riquezas de fu bondad » quifo padecec
San Bernardino : Biabólas in virga C r i0 s tormentas , por redimir á fu criatura? Yj
tran/ghitkns sarnsm iJumanUatis ? · trans/i- en que obra mas foberana pudo obligar tiias
pd al
2 !o Cap. XLII. Trat. III. Contra ios Judios t y Gentiles,
al hombre , para q^e amalle mas á íu Criador,· íible , que fue la Naturaleza Humana, para
v le rcveicnciafic ; como en ella? Por Ifaias, repararla , y para que en ella pudicllé padecer,
cutí. zS. d in o D io s : Aiienum efl opus eiits , vt lo que no podia en la Divina.
o¡¡'teta? opas juum ; peregrinar» ejl opas eiits. Lo fegundo , moftró el rigor de fu juftíua,
Q lc Dios tenia vna. obra fuya quehazer , y que de quien dice San Bemardiub , totn. i. Serm.
tras>cna de él, y obra peregrina. Dice aquí: Lo 5 i . Del enirn iujlitia e jl, quod nuinqtiampee-
primero, qu·; era obra agena , porque ageno es catum impune dimittat. Que la jufticia D i­
en Dios el ¡rorir ,y padecer: Lo fegundo ,díce, vina ningnn pecado dexa de caftigar. Y efte
que tile obra peregrina fuya; porque hazien- caftigo es temporal, ó eterno. Y el Salvador,
doit· Hombre , quifo, que la Naturaleza Hu­ con todo rigor de jutlicia, fatisSzo , y pagó
mana murieííe, para falvarla ; y efta fue obra por el primer pecado, y por todos los hom­
peregrina fuya , en que nos manififta la fuma bres. Para efto advierte , que el pecado de
perfección de fus atributos. Pues (t en efta Adán contiene ofenfa infinita ; porque la ofen-
obra canco rcfplandecen las. perfecciones divi­ f a , y fu gravedad, es fegun la dignidad del
nas , no es ello de grande honra, y alabanza ofendido, como íi vnVaflfallo dieííe vna bo­
de Dios? fetada á fu Rey , efto feria gravifsimo de face­
L o primero , moftró fu infinita Bondad, to ; pero 11 el Rey la dieííe al Vaífallo , feria
en comunicarle á si milmo , dando fu Set de poca monta. Pues como el primer hom­
perfonal á la Naturaleza Humana , vnien- bre, y con él nofotros, que fomos vilifsimos,
dole á ella , y emparentando con todo el y vn poco de p o lvo, huvieííemos ofendido
U nage Humano. Y añade Santo Thomás, á D io s , que es infinito, y la deuda pedia fa-
i b i : Ñeque in alio opere fumma illa bonitas tisfacion Infinita j y tódos los hombres , y to­
D ei magii potnit innotefeere , qaam eum dos los Angeles, no podían fatisfacer , aunque
J it mmortalis moriatur , v t benefaciat, & para elfo todos padecieíTen, y miirieffenjporqLie
eum f i t impafsibil'ts, patiatu? , v t liberet. toda fu fatisfacion es fineza,y era neceífario,qiíe
En ninguna o era obra canto fe puede dar á la fatisfacion fueííe infinita , y Dios no podía
conocer la fumma Bondad , y clemencia padecer , ni morir ;por eíTo el Hijo de Dios
de D io s; como fiendo immortal , é-impaf- fevniócon la Humana Naturaleza, y en qua.jj|f
fible , hazerfe mortal, y pafsible , para pa­ to Hombre padeció , y murió; y como era
decer , y morir , para de efte m odo, no D io s , y Hombre , afsi lu fatisfacion fue infi­
padeciendo, ni muriendo la D ivinidad, íino nita , y con todo rigor de jufticia latís fizo,
la Humanidad á ella vnida , librafle al Li- por los pecados de los hombres. O quanco
fiase Humano perdido: B t quid obfecro iti- refplandece aquí la Jufticia D ivina, puts no
dignu m divina Maiejlati , v t jib i veniat pudo fer mayor la jufticia , como pagar el
kominem , quera creavit í Pregunto : Ea mífmo Dios humanado nueftras deudas , y
que fe halla la indignidad , de que la Divina efto con todo rigor de jufticia!
Mageftad de Chrífto í'e aya querido vnir á laNa- Lo tercero, moftró fu infinita mifericor­
turaleza Hurrtaua, que avia criado? L a Na­ dia, fin detrimento de la Divina judíela. Y
turaleza del bien, dicen los Philofophos, es afsi, dixo David,Pfalm . 84. Mifericordia , 0 o
fer comunicativo de si mífmo , y de todo lo veritas obviaverunt jib i, iujlitia , & pax o f ·
que tiene , cómo fe mira en el S o l, nobilifsima culata fu n t. Se juntaron la mifericordia, y la
criatura, que comunica á todo el mundo fu jufticia , y ejercitaron fus ados , fin con-
luz , y fus ínfluxos; y quanto la cofa tuvie­ trariarfe ; porque 110 pudo fer mayor miferi-
re mayor bondad , lera mas comunicativa cordia, que venir perfonaimente D ios á re­
de-si mlfma. Pues como Dios es fumamen- mediar nueftras miferías, y hazerfe capaz de
te iu ie u o , es fumanaente comunicativo de si penas, y trabajos, para tener cornpaision de
mífmo , y de fus perfecciones á todas fus nofotros. Ni pudo jmnarfe mas , ni tener
criaturas , á vnas mas , ó menos , fegun la mayor hermandad , que aplicar á los hombres,
capacidad, de ellas. Y cómo el hombre tiene por miferitordia , la fatisfacion que Dios
en si capacidad, para fer bueno, y Bienaven­ Hombre , mereció de jufticia; y también por
turado ; y por el pecado de Adán perdió aplicarnos fus merecimientos, por fu influirá
cita1 felicidad , Dios, queriendo refíituir á los mifericordia: Lo quinto, moftró íu íi finita
hombres al eftado antiguo en que los avia Sabiduría en inventar modó , como juntar c o ­
criado, y hazerlos buenos, y Bienaventura­ fas tan diftantes, como foa Hombre, y Dios,
dos , como el lo e s ; y para eflo era neceffa- Eterno , y Temporal , impafsible, y paísibir,
rio padecer, para fatísfacer por los pecados; y en dar traza para deshazer el.fiudo dificulto*
y en quanco Dios , no podía padecer, ni fíf&imo de nueftras culpas, perdonándolas la
morir , por fer immortal, é impafsible , hizo Divina mifericordia, fin perjuicio de fu jutlicia,
fu bondad juntar contigo vna naturaleza paf- L o fexcó, moftró fu fumma Santidad;, y rodas
como lá mucYtt fo Ctuz¿%tíü fu e tgmmmlá m Chrijlo. 211
fus virtudes , imprimiéndolas en Dios humana­ ra derribarlos, también le tuvo para dejar­
do , para que fueíTe dechado vifsíble de codos, los caídos , y no quifo 5 fino que fe levan-
animándonos con fu exemplo á imitarlas , y taíTeft, y fe desó llevar prefo: Lo décimo,
ayrdandonos con fu gracia á . procurarlas; porqué queriendo Pedro defenderle en cj Huer­
defuerte , que nadie pueda efcufavfe de imi­ to , le reprehendió, y ie dixo :. Q a e ‘no le'·
tarlas; porque fi Dios ama á los proximos, impidieífe la muerte , que el Podre Hr'crno le.
quien no los amará ? Si Dios haze bien a fus tenia p reparaday que li qu'tlidk.quc no tna-
enemigos , quien hará mal á los/fuyos.? Si riefle, le embiaria Angeles, que le defendief-.
p ío s fe humilla,quien fe enfobervecerá? Si Dios fen ·: Lo vn décimo ,· porque en todas Lis
padece, y fufre, quien ferá mal fufrido ? Y acufacioncs no fe defendió: Lo duodécimo,
li ' Dios obedeció á los verdugos en cofas , porque aunque Pilaros defeaba librarle , no
irniy penofas ; como nofotros , no obede­ fe valió dé fu amparo;. Pues íi voluntariamen­
ceremos á D io s , en la obíérvancia de fu íuave te fe ofrece ¿padecer muerte cruelifsima, por
Ley?. librar á los frouíbres del infierno; no es efta
A efto fe. añade : Lo primero , y muy vna obra de caridad j dignifsima de grande
principal, e s , que fi padeció grandes tor­ honra , y alabanza } Somnio de Pa/sione Dom;
mentos, afrentas, y muerte de Cruz , en efto cap. 5. dice: Decentifsimum e f l, & pulcher-
moftró fu grande amor , y caridad.; ’pues rim acespiare mertem voluntarte pro libera-
todo lp padeció , no^ por fuerca, ni i mas no tione patria , & cognatorum , nam . has ·
poder; porque como era D ios, y Omnipo­ npud líomdnus ¡taina, ad monumentum im-
tente, íi quiücr.1, fe hu viera librado, por mu­ mortalitutis habebatur, Gofa muy decente , y
chos m o d o s , del .poder de Pilatos , y todo honroíifsímá , e s , admitir .voluntariamente
el mundo no fuera bailante , para hazerfe al­ la muerte, por librar de eíla a. la patria , ó á
gún m a l, fi el no huviera querido, Y efto los parientes; y á quien e fto h azi a los R o­
fila claro: Lo primero , porque el Prophe- manos honraban tanto, que le ponian efta-f
taIfaias, hablando de los tormentos que pa­ tu a , juzgándole digno de eterna memoria/
d eció, d ixo , cap. 53. Oblatas efl , qttia. ipfe y alabanza. Pues Ti tan notable honra fe da­
volait. Que voluntariamente fe entregó á pa­ ba á vn hombre , que maria por librará fus
decerlos : L o fegundo , porque viendo fus amigos , ó deudos; quanto.mayor , fin com¿
milagros, gran multitud de gente le q.uifie­ para cion , fe debe á, vn hombre , que junta-·
ro n hazer.Rey , y él fe efeapó , huycndo: efta mente era D ios', y que muere por librar de
dignidad. Lo tercero ^por.que vna vez le qui- el infierno , y dar el Cielo á fus enemi­
fieron apedrear, y matar ¿pedradas; y-otra gos ? indecente ,1 indecoro , é iniquo es dar
yéz le llevaron fus enemigos á vn Monte, pa- grande honra á vn grande pecador , que
?a defpeñarle , y él mifmo fe libio de eftós por fu s delitos , par fuerza , y violenta-
dos generos de muerte. Lo quarto , porque mente , es. condenado a muerte ñfrentofa;
el mifmo Salvador , mucho antes declaró , que pero el Innocéntifsimo ., Santifsmo , que
en Jerufalen avia de fer* elcarnecido , burla­ es Hombre , y Dios , y " que voluntaria­
do , azotado , y crucificado..Matth* cap. 20, mente f e ofrece a morir por dar la vida d
Y que avia de íér entregado á los E fcribas,y fu s enemigos ; donde ay honra , que f e le
Principes de Jos Sacerdotes, y álos Gentiles; pueda dar ? Tan ñnmenfo beneficio ; como
y todo fe cumplió. Y pues efto lo declaró mu­ es pofsible agradh-erle · , aun con p:rpe-.
cho antes, fino quifiera ^admitir efta muerte, tuos y Continuos, grandes, y fervorofos ob-·
~fehuvjera ido á otra pacte : Lo quinto »por­ fequios?
que fabiendo, que yá le bufeaban , para dar­ - En efie Myfterio cambies grandemente ref­
le la muerte referida, no fe efeondió , ni fe plandece la Providencia divina ; porque como
retiró , fino que fue al Huerto , donde con fa­ WTiportaba tanto , que ios hombres reconbciéf-:
cilidad; le ^ludieífen prender.: L o fexto , por- fcn i yveneraflén á Chriíló por fn Salvador; y
él mifmo falió al encuentro á fus enemi­ en efte conocimiento, Dios conoció , que fe
g o s,.y les dixo :. To foy A quien bufcaist, e/í¡t avian de móftrar incrédulos, mucho tiem po.
es vneftra Vara'. Ló féptimo , porque con antes previno ¿ fu Puebla , declarándoles por
■¡decirles: To foy j al punto todos cayer,on;en ^guras.j y,.Prophccus , que avia de venir al
tíerrá, como m uertos,'y él no huyó , como frundo , y las .Aiuch'as obras , que avia de
pudiera, fino que cipero, que b olvieífe.cti Obrar en é l ,- para que viéndolas cumplidas,
s í , y fe levantad e n : Lo oítavo , porque co­ creyeífen en él. Afsi lo dice Santo Thomás de,
tilo túvo poder , para que codos cayeffen en Villatiueva',ibid. y propone .muchas de cflas
tierra, como muertos, con folo decir : .Yo figuras, y Prophecias, Las circunftancias de l í
ío y ,y n o fe levantaron , hafta que les dio· li­ Pafsion del Salvador , las refiere e! Prophe-;
cencia. ¡.L p ftpoo j guQ. goWQ. tuvo poder pa­ ti Daniel r cap. 9. y en el übro de la Sabiduría*;
2 12 Cap. XLII.Trar. II. Contra los Judíos» y Gentiles #
cap. 3. Zachnrias, cap. 12. Ifaias, cap. 5?. fion , Dios no era conocido en el mundo , fino
D avid en el Pfalmo 2 1. y (5 8 . Todas eftas cir- en Judea , que era como vn rincón di; ia tierra,
cunfhndas fe cumplieron-en Chrifto, cíSmo y aun alli-era muy ofendido ; tedo ¿¡qi¡el Pue­
refieren los Evangdlftas. Pues como avtrá co- blo eftába lleno de pecados, en él avía muy
razon,tan d a ro , y obitinado , que no fe rinda pocos Juftos; pero dcfpues que murió el Sal­
á la evidencia ,-y certeza de vna Religión , fun­ vador , en todas las Naciones, del mundo hu-
dada fobre los fundamentos de tantas Prephe- Vo gran abundancia de Santos, M artyrcs, Con-
ciasverdaderas? Si todas fe cumplieron , cla­ feíTores, y V irgines; y fon imnm.ci-.tbHs, y
ramente no enfeñan fer divinas ? Pues como aun muchos Defíerros eíbban muy poblados,
no fon reconocidos eftos Myfterios, por dig- de^ Monges fantifsimos. Pues fi tal iruro ha
jiífsimos de toda honra, y alababa? .producido,no es efto de grande honra de Dios?
D e aquí fe conoce claramente : L o prime­ L o fegundo,porque I3 Vida , y Pafsion , con­
ro , quanto ha engañado el demonio á muchos, firma ánueftraFé, enciende en el corazon de
que juzgaban por cofa indigna, é ¡.gnominiofa, los Fieles grande amor, y admiración de ¡as
y gran necedad , que Dios padeciefíe , y m«- perfecciones divinas ; porque el lund^mento ,y
riefle en vna C ru z; pues en efto eüá efeondida principio de todos nueftros bienes, ts el cono-
grande gloria,, y la manifeftacíon admirable cim'iento de Dios ; y el modo que en efte inun­
de los atributos , y perfeciones divinas , que do tenemos de conocerle, es por las obras, y
en efta obra tanto refplandccen ;v aunque mu­ maravillas, que ha obrado; y quantas ñ as
rió , no en quanto D io s , fino en quanto Hom­ excelentes fop las obras, tanto mas nos dán
bre , en efto no ay deshonra , ñi ignominia, noticia délas excelencias de fu Artífice. Y co­
fino grande honra , y fuma gloria j porque la mo entre'todas las obras de D io s , lam asm a-
razón natural enfeíia, que la calidad de la ravillofa es la de averfe hecho Hombre , y pa­
muerte indigna no fe tom a, ni fe juzga por decido por él y en lo qnal nos defeubre grandes
la pena , fino por ia caufa; fi lacaufa.es culpa­ reíplandores de fus perfecciones divinas ; poí
b le , como el hurto, ü otro delito; entonces, cuyo conocimiento, las almas fon muy iluftra-
como'el pecado es cofa'vílifsima, e ignominio- das á conocer á D io s, á amarle , y fervirle , ha­
f a , afsi lo es fu pena ·, pero quando la caufa es llando en efto grandes ejemplos , y eüuriulos,
jufta, como padecer por la Fe, por la Caftidad, para las virtudes. Pues todo c ü o , qué otra
p o rla Jufticia , por' la Patria , 6 por el-bien cofa es, fino de grande gloria de Dios? .
común , iio ay cofa mas gloricfa que efta. Y Probado ya contra los Infieles , y Judíos,
en efte cafo , quantolas penas, ó muertes fue­ que no fue afrenta , ni Ignominia, fino grande
ren tnas crueles , tanto es mayor la g lo ria ,y gloria, aver padecido penas, y muerte el Salva­
honra de los que las padecen. La caufa de la dor, Ay otro error entre algunos , y ann mu­
muerte de Chrifto fue juftifslma, y Santifsima; chos Chriftianos, que juzgan quedan deshon­
porque dice Ifatas, cap. 53^ Ipfe autem vtilne- rad os, y fin crédito, íi executan la Doctrina
ratas efipropter iniqmtates nojiras , attritus de Chrifto, quando les enfeña , que perdonen
eft propter [celera noftra, & . pajfuit Dominas las injurias, y los agravios. Dirá vno : Sino
in eo iniquitatem omnium nofirum. Que murió, tomo venganza , quedo deshonrado , mi crédi­
íiendo cruelmente atormentado, por fatisfacer to queda perdido, dirán , que foy vn mengua­
los pecados de todos nofotros , y por hazernos do , y gallina , quedaré para fiempre afrentado.
buenos , y fantos. Aqui vemos , que la caufa Muchos, llevados, y govetnados de efte perver-
de .fu muerte ‘ no fue por pecados fuyds , fino fo ju ic io , prorrumpen en venganzas por las
por los nueftros. Murió por librar del infierno obras, ó palabras muy irancundas , y afrento-
¿ todo el Genero Humano. Murió píSr fatif- fas. Eílos viven muy engañados , porque per­
facerpor nueftros pecados. Murió por darnos donar la injuria, fufrir la afrenta, 110 es afren­
cl-Cielo,de que eftabamos privados. Se compa- ta ni deshonra , fino grande honra. Efte fufrir
idgció denueftras defdichas, y por'librarnos de el agravio, y ofenfa, haze á vno Inucho mas
ellas. Pues fi eftas fon fantifcimas, y el era San­ efclarecido, é iluftre , y le fubllma á vna fupe*
to ·; pues de él dice el Propheta, i b i : Iniquita· rior honra , no foio en los ojos de D io s ; pero
tem non feccrit, ñeque dolus feterit. Que no aun en los del mundo. Sabe,que debaxo de
comcció pecado, ni fe halló engaño en fu boca; ,effas baxezas, ignominias , y afrentas, que
cómo eita muerte puede ferie ignominia á' tu juzgas efián efeondidas, y encubiertas gran-
C h rifto, finp de fuma honra, y gloria ? Si ■des honras, y alabanzas. Y por quanto el De­
por nofotros padeció tanto; quan obligados monio , y el Mundo te tienen muy engañado?
citamos á honrarle, venerarle, y fervirle? y juzgas »que Dios quiere , que fus Ciervos vi¿
L o fegundo,fe conoce , que de la muerte vanen el mundo fin honra , y por cffonote
del Salvador fe ha feguido grande gloria á convencen los lugares de la Efcrnura , ni los
D io s : Lo primero, porque antes de efta PaC; •exemplos de los Santos? te pondré autoridades,
Y.
como la Muerte de C r u z , no ^rüe ignominia én Chriflo ■ 213
y cxcmplos de G entiles, muy· amadores de la debe fer, quien vence eu si la ira , y vengan^,’
honra , ios quales, por razón natural, conocie­ puefto que efta es mayor fortaleza , y victom ?
ron , qne es grande honra fufrir las injurias, y Valerio Máximo >lib. 4. cap, 1. dice afsi ¡E l
no vengarte de ellas, ni pqr obra » ui por pa­ íriumpho , qne Camilo alcanzo de I01 Veyos,
labras. fue de grande magnificencia : La videría que
Lo primero , porche, dexarfe vencer de lg ryvo de los Francefes, fue tamofa; pero aver
venganza , y de la ira , no es obrar como ra­ idoáfocorrer a fus enemigos , venciendo la
cional, Y afsi, Seneca , lib. 1. de ir a , cap. 1. venganza; y la fr a .fn e muy mas admirable,
dixa : Quídam ex fapi entibas v iñ s dixeruní porque mucho mayor hazaña , e s , vencerfe
iram cjjí brevem infm hm ,, ¿eque enim im­ vno á si mifmo , que á fus enemigos. Afsi ve­
pote ns fu l e í l , decoris obiita vm is agitata mos,qne Álexandro conquífto muchos Rey nos;
ca.uf¡s, Qite algunos de los fabios dixeron, pero fue vencido de la ira , y vengaba i pues
que la ira es viu breve locara, y haze 3. vno, quitó la vida á dos.amigos ; y efto obfeureáó
que obre como loco, no acordandofe de fu dig­ mucho fu.fama , pues quien venció á gran mui-
nidad , y de que debe o b ra r como racional ; y tirud dé Ciudades, fue vencido por el vicio de
por leves , y vaftas caufas, o leves daños , 6 la ira , que es vilifsima. Pues no es gran vi­
pequen-js oíenfas, prorrumpe en palabras, mqy leza , dexarfe vencer de vn enemigo tan
agenasde razón. Pues íi vn loco es defprccia- vil? · . 1
d o , y nadie haze cafo de el ; quanto mas des­ Por efto Cicerón , in Paradoxis dí Cafare^
preciado debe fer el iracundo', que por vengar­ ponderó que Julio Cefar l no fue de codo,
le , fe haze loco < Cicerón 4. Tujc. czp. 36. di- punto valiente , pprque fi venció muchos Rey-
xo : Ir ¿tus proprie dkimus sx'tffe de potefia- nos , y Provincias , y á famofos Capitanes?
te ideft de confilio, de ratibn?, de mente. Pro-, no llegó á vencer fus pafsiones , porque ellas
priamenre decimos , que los airados dexan de ¡e vencieron de tal modo , que !,e hizieron caer,
fer racionales, porque obran fin confejo , y fia en gran deshonra , y afrenta de iafeivia , y. em­
rar.on. Pues fi eílo es obrar como brutos, no briaguez : Luegó cada vicio de eftos , fue mas
es gr^n deshonra ?' Cola muy ignominiofa , y valiente que el. Conforme á efto , folia decir
afrentóla es , defdedr vn hombre de fu linage, Diogenes Cínico , que nunca los Principes T y -
como íi vno muy noble feocup^fle en viles ac­ ranos fon Valientes; porque , aunque vencen k
ciones f- á efte , todos le aborrecen ( todos abo­ muchos hombres, y Pueblos; á ellos los ven-¡.
minan , y miirmuran de él. Pues íi el hombre, cen fuspafsiones ,y los tienen fujeto s, y renw
por fer racional, es nobilifsimo , y por dexarfe dídos , y pueftos en miferable eftado de vicios»
llevar de la ira , y venganza, fe haze loco vo­ convertidos en beftias , y privados de fer hom­
luntario , y obra como bruto ; quan dignifsi­ bres ; pues no es efta vna grande afrenta ? Juzh
mo es de menofprecio? gas , que es valentía, gran esfüer^o, y que re­
L o fegundo ■ > porque reprimir los defeos cuperas ru crédito , fi quando"el otro te injuria,
de venganza , y ira , es grande honra, y es de obra , ó de palabra, y tu le dices palabras
muy d¡gr>o de alabanza- Y afsi, dixo.Quintilia·. afrenüofas, o le difte vna bofetada, ó ledifte
no , Deciam. 7, part, í u . ¿fi celebrando alguna eftocada ; efto no es otra c o fa , fino def-
veritAS vincere iram. Grandemente debe fer honra , pues te dexafte vencer del vicio, obraf-
celebrada la virtud , que reprime , y fujeta.á ia te como loco, ó como bruto: Efto no es forta­
ir a , pat a que no llegue á vengarte poróbras, leza , fino gran flaqueza , tan grande, que trúm- -
y palabras. Seneca ¡ cap. 2. de ira, dixo: Mag* fa de t i , y te haze la colera eiclavo fuyo. Pues
n i animi efi ¿murtas defpisen , vltionis con- npes gran ignominia, y afrenta, hazerte ef-
tnmellafi<simum génus t ji : Ule magnas, & clavo de la ira', vicio tan vil ? No te dexa tuN,
tJobilis 'e/fi qui more magna fer te latratus minu- bado , y fuera de ju icio , llevándote ctímo arraf-
to’rum' cítnurn fe ú r a s ex Midit. Propno es de trando ? Tu roftro', no fe mueftra fiero ..hórri·*
grande, ygenerofo animo, defpreciar las Inju- ble , y los ojos turbados ,1a lengua de feo m*
.rías, y no hazercafode ellas,y tomar deellas p u efta,y tus acciones fin concierto; de fuer­
yengam jves muy a fren tofo. Aquíks, fue gran­ te , que entonces pareces^ vna fiera furiofa ? Tt^
de, y noble , que no apreció las injurias , y mifmo te avergüenzas de efto ,^ u e s pafTada
fe porro en ellas , como vna grande fiera , que la furia , viendo tus defetinos , quedas corrido,
defprccjo los ladridos de los perrillos. El Poe­ de lo que díxífte ,ó hizifte , y das por efctiíai
ta Manruaiíb dixo : Fortior e'fi , qui f e ivam- que la colera te cegó , que te facó de juicio; y
qui fortfsim a v iv it oppida,. Mas fuerte , y mas dices, noeftuvoen mi mano, no pnde mas;;
digno de alabanza e s, quien yence la ira , y la Pues eftó no es conteífar tu flaqueza , y falta dé
venganza, que no quien venció ¿ fuertísimas fuerzas? Como podras afirmar , que efto es
Ciudades, Pues li el Soldado ganó grandes Pla­ bol ver por íu crédito , y honra, quedando pov,
cas , por tíTo; 55 rmiy ■ * qii|uíq raag b efto muy 4 ??li9 Jiia<Íp 5 y d? ¿convert'-·
214 ^“?P· 2?XÍI. Trat. II. Contra los judios t y Gentiles,
do en lo c o , y en beím * oorando como ta­ vio a embiar, fin hazerles daño alguno. 1 en
les? el lib. 4, refiere: Qne vn Mancebo , enamo­
Serla grande tu fortaleza , te moftrarias rado de vna Doncella , hija de Philoftrato, T y -
hombre de gran esfuerzo , y muy honrado , fí rano ,y Rey de los Athenienfes , la encontró en
quando alguno con palabras , y obras te ofen­ vn lugar publico 4 y alli la besó >y dicícndóle
de lo fufres, reprimiendo la ira , colera , y fu muger , que le hizief^matar , refpondio: Si
Venganza. De el que afsi obra , Cicerón lib, i . matamos d (os que nos aman , qué haremos con
D ivin. Injiit, cap. 9, dice : Animum vinceret los que nos quieren mal}· Y añade el Tyrano:
iracmdiam cohibiré fortifsimi cji , qui f i e i i Eftando cenando , Traíypo le dtxo palabras i n-
h¡ec non modo cumviris fummis comparo ;fed juriofas ; y no conte uto con efto , le cícupió en
fimillimum Dea indico. Non enim forttor iu~ la cara : Y el T yrano' reprimió la colera , no
dicandtís efi , qui leonetn, quam qui violen- queriendo vengarfe de é l , y aun detuvo á fus
tam , in f e ipfo feram inclujam iram fuperat, hijos , que querían vengar lapfenfa , y agravio
iVcncer laspafsiones , refrenar la ira , es pro- hecho á fu padre : Y el día figúrente , fabiendo
pilo de animo fuerciísimo. Al que efto cxecu- · el Tyrano , que efte fu enemigo fe quena ma­
t a , no folo le compara á los varones muy aven­ tar él mifmo , por temor del* caftigo del Rey,,
tajados ; pero juzga , que es muy femejante á fue á fu cafa , y le aparcó del propomo que tc¿
Dios. N ofe debe juzgar por fuerte , y valien- . nía , dándole fufee , y palabra Real , de que
re , quien vence á vn leó n , íino quien fu- avia de quedaría amigo,en el mifmo grado que
jeta á la fiera beftia de la ira , y colera, que en antes. Y añade valerlo : Si ninguna otra cofa,
nofotros efta efeondida. Aquí Cicerón -pro­ huviera hecho, digna de honra, ó memoria, fo­
pone tres cofas: La primera, es , qye no le de­ lo con efto que hi z o , bailaba para qne le hon­
be juzgar fuerte , ni valiente , quien vence á va raran , y tuvieran en la memoria , los que vi­
león , íino qukn fujeta á los vicios, y con,ra­ nieron defpues de el.
zón ; porque aquella es fortaleza del cuerpo, Plutarco, en la Vida de Licurgo refiere,
y efta conviene á muchos animales/Pues que que reform óíu República notablemente, en
lionra es tener alguna propiedad común, con admitables , y Angulares virtudes ;peio llevan­
los brutos í L o fegundo, que fe debe reputar do efto muy mal vn M ancebo, llevado de la
por valiente, quien rinde ¿ lo s vicios , porque ira , le dio tan terrible golpe , que le facó vn
es virtud muy fupenor del alm a; y por efio, o jo ; pero Licurgo no mudó de Temblante,
muy excelente , y m ayor, que la que han teni­ ni fe en ojó: Viendoel Pueblo efta maldad , le
do los grandes Capitanes : Lo tercero, á quien entregó al malhechor, para que le caftigafíej
tiene efta virtud , compara á los varones muy pero -Licurgo le llevó á fu cafa , y no le repre­
íublim es, y. exceleutifsímcs. Pues quati fiibli- hendió , ni dixo palabra afpera , ni le hizo da­
me honra es fer comparado á varones, los mas ño alguno , fino mucho bien, pues fiendo el tal
honrados del mundo? Lo quarto , dice , que Mancebo de muy malas coftumbres, le convir­
eftos, no folo fon femejantes á D ios, íino muy tió en hombre virtuofo ; y de hombre muy
femejantes , eii fuperlativo grado. Puede ier iracundo, hizo que fuelle muy paciente, y ador­
mayor la honra , como fer no folo femejante á nado de otras virtudes. Plutarco, en la' V i­
P io s , fino ferio en grado can excelente ? Pues da de Focion refiere, que fue hombre de gran­
íi los Sabios G entiles, muy amadores de la des virtudes , queGovernóá los Athenienfes;
h o n ra , tenían en tan grande eftimacion á los pero que algunos fe revelaron contra el. , y le
íque refrenaban las iras , y fufrian las injurias; acufaron falfamcnte ; y tuvieron tal maña , que
como tu afirmas, que por eífo perderás tu cre- por Decreto de la República , fue condenado
Idito? á muerte , por traydor á la patria ; y eftando
Efta doctrina la pra&ícaron muchos, Gen­ yá cerca de executar la muerte, dice Plutarco,
tile s, pues,Valerio M áxim o, lib*4. cap. 2, re- que moftró gran magnanimidád , tanto,.que
Sfire, que Aulo Gabino. acusó de graves de- causó admiración; no dio inucftras de fenti-
titos á Cicerón , y le defterró deRpnia ; y que mlentos 3 no fe quexó de los grandes benefi­
Pablo Vatinio lé fue muy contrario a fu hon­ cios ,'hechos ! la República; no de lo mucho,
ra , y reputación ; y con todo elfo , 3 eftos dos, que por ella avía padecido; no la ingratitud,
ibs grandes enemigos, Cicerón los defendió que con e l , fiendo fu R e y , vfaban fus vafíallos;
publicamente, y con grandes veras, porque ni de que falfamente le acufabin , ni propufo
quilo vencer las injurias, con buenas obras, Y fu inocencia ; folo d ixo : Mando fe r $ filio r/seot
en el lib, a o. que á Marco Bibulo , hombre de ne iniuriíS ab Athcnicnjibas accepta immoriam
grande reputación , le mataron dos hijos muy fervet. Mando feriamente á mi h ijo , que no
virtnofos; y la Reyna Ies embió prefos á los fe acuerde de efta injuria,recibida por los Athe­
que los avian «muerto , para que torna ¡Te á fu nienfes, Semejantes á efto s,ay otros muchos
gufto la, venganza en ellos j pero el los bola gxemplosds los G e n t es« Efto exercitaban los
como la M uerte de C ru z 3 nopteIgnominia en Chriflo, ix $
Sabios G entiles; y á efto alababan, y engran­ afsi, Acift.i. Polii. cap. j . dixo : Dignitas vir-¡
decían. Pues como los Clirüüanos, por cofas tutis ejl pnmium. La dignidad de la virtud»
muy leves , nos quexamos , y las apuramos tiene por premio a la honra, y eftimacion. Y
por grandes afrentas? Si eftos Gentiles , en co- Cicerón , in Bruto : Cum bonop. Jit premium
fus :an gravifsiiwas callabin , y efte fufriinien- virtutis-, J i aliquis naftas cftimpirturn huns
to le reputaban por grande honra ; como no­ nomm honoris adsptum, non honorcm putdt
fotros , que debíamos imitar á Je fu-Chrifto, Por quanto el premio de la virtud es la honra,
levantamos el grito , damos grandes quexas en y eftimacion , d ig o , que íi alguno ha coníegui-
cofus de poco momento , juzgando , que per­ do el imperio , tino es virtuofo , no es digno de
demos el crédito , y no cefianios hafta vengar­ honra. Pues íi los Gentiles enfeñan , qne la
nos, por obra,ó por palabra? honra folo fe halla en la virtud , y buyos de
Oíros ay que íe oponen á la Do&rína de ella ; como dices , que perderás , íi te ejercitas
Chrifto, juzgando , que íi íe exercitan en obras en ella ? Si dice Cicerón, que aunque vno Lia
liabas, y humildes , perderán el crédito. Y Emperador, no es digno de honra , fino es vir-
afsi, dicen : Cola indigna es , que perfona de mi tuofo , aunque tu tengas grandes dignidades;·
calidad fe exercite en miniflerios baxos, y hu­ como 110 reconoces , que no mereces la verda­
mildes, perderela eftimacion , harán burla de dera honra , fino eftás adornado de virtudes?
ii'.i , y me deípreciarán. Y dinie , Chrifto no Es pofsible , que lea tan grande tu ignorancia,
era Hijo de Dios , y quifo fer tenido por Hijo y ceguedad, que necefsitas de que los Gen*¡
de vn Carpintero ? No era Santifsimo, y quifo tiles fían tus Maeftros?
fer reputado por pecador, por blasfemo , y que E n laL eyd e Gracia ay grandesteftimonios
era digno d<j la muerte infame de la Cruz í Sien­ de efta verdad , pues el P . Herediaenel tom. 3«
do el Maeftro Divino , no fe arrodillo, y labó de líisChoronicas de S.Benito rcfiere,como Car-:
los pies de fus DHcipulos ? Toda íu vida no lo Magno defprecio grandes, y poderofos R ey-
fue vn continuo exercicio de Humildad, vivien­ nos, y fe entró Monge de S. Benito, en el Con-
do como pobre , y en el tiempo de fu Predica* ventode S.Silveftre; y viendo, que alli era muy
cion fe fuftenraba con las limofnas, que las honrado,defeando íer tenido en poco, y fer def-:
Santas Mugeres le hazian i Pues íi el Salvador preciado , dexó aquel firio , y fue al Convento
atropello por los dichos del mundo, no hazien­ de Monte-Cafino, donde vivió defeo no ci do,;
do cafo de ellos, por enfeñarte á vencer la fober­ exercitandofe en las penitencias, mortificacio­
via ; como no liazes cafo de fu enfeñan^a, ni de nes, y oficios de humildad , no folo comunes
los exemplos que te dio ? Diciendo , que es á todos, fino á otros extraordinarios; y alli le:
afrenta tuya, o que pierdes elcredko , íiexercii hizieron ayudante de Cocinero, ó mozo de C o ­
tas tales obras; con tales palabras no dás á en­ cina , á cuya ocupación acudía con mucho guf-J
tender ,que repruebas la Doctrina de Chrifto? to , y humildad ; y por eftár ignorante en
Pues cómo en ti ay atrevimiento, para pro­ efte exercicio , cometió algunas faltas ; y en
nunciarlas contra el Maeftro del Cielo , y -de vna ocafion, por eíío, el Cocinero defeomedída-
ia verdad infalible? Como tienes vergüenza mente le dio vn gran bofetón, riñendoleafpe·*
de executar los remedios, que por la falud de ramente *y el Varón de D Í osí no fe nrtovjó¿
tu alma ha recetado el Medico D ivino? El ni turbó con efto : Luego cometió otra tal ta,
enfermo no fe avergüenza de tomar vna pur­ y el Cocinero le dio otro bofeton, y avn otro
ga , ni de executar los remedios del Medico* tercero , muy recio j quedando Cario Magno
nunca juzga , que por efto pierde el crédi­ con el mifmo fofsiego que antes; porque fu hu­
to. Ptiesíi tu alma efta muy liena de fobervia, mildad avía echado grandes raizesenfucara^
de ir a , y de otras muchas enfermedades ;co fto z o n : Entonces, otro Monge , dixo al Ab:.d , y
eres tan loco , que te avergüenzas de curarla , y á los otros, como el abofeteado era Cario Mag­
juzgas , que perderás el crédito, fi la aplicas las no , de que quedaron efpantados , y muy edi*
medicinas Efpirituales , que nccefsita ? SÍ el ficados; pero aunque los Monges conocieron
cuerpo es vn poco de vil tierra , y para darle la Perfona , que tenían en fu Monofterío , no
Já, falud hazes grandes diligencias, y no las por efto le regalaron , iii fefiejaron , y en lo ex­
dexas por el que dirán otros , y en e£Fo no po' terior , no dieron á entender, que le tenían mil-
nes reparo; como nada quieres luzer por tu al­ cho refpeto ; antes el Abad , para hazerle que
ma , tan nobilifsima , llena de vicios , que fon merecietíe mas, y fe artaygaíle en humildad,
enfermedades efpirituales, porque no*murmu· hizo que por vna temporada fuelle Paftor,
res de el ? Si efto te importa muchífsimo; y guardare las ovejas, que tenia el Convento,
como no atropellas por todos eftos repa­ lo qual admitió,y executó fin repugnancia, coa
ros? mucha pramptkud , y humildad.
Y fabe , que es grande honra el exercicio Nota aqui lo primero , el defprecío de Catte.
de la vírtu d : Afsi lo ciUeáaroii los Gentiles, X to s , y poderofos R eyn os, por el eftado Mímil«
de
i!<J Cap, X U I U f a t . II. Se proponen torfantos fines
de , y defpreciado : Lo fegundo , que por fer vos facere credmtes. Qne á Dios ha agradado-?
Rey, y eí-lár acoftnmbrado a regalos, y no acof- y que ha determinado lalvar i los r if le s , por
mmbrado i los exercicios ponoíos, continua4 la Predicación , y Doctrina del E van gelio ,» ·
dos , v humildes de la R e lig ió n , nunca pidió quien los mundanos llaman necedad. Pues íi
c'X'-L’pcioni-S , íino que en todo fe portó como con todas veras defeas tu faivaciosi ; por que
los demás, con mucha obfervancia regular : L o no te aplicas con todas tus fuerzas ai exercido
tercero por no fer honrado, dexó el Convento de las virtudes ? Si aqui te he nroftrado,que
de San byivtftre , y fe fue al de Monte-Cafino, por las que exercito el Salvador han refplan-
donde por no fer conocido, y fer Eílrangero, decido grandemente las perfecciones Divinas;
fue tratado con mayores mortificaciones, y como no las imitas en mucho , para con ella*
exercicios de humildad. Lo quarto , admi­ agradarle ? Si te he defengañado con losexein-
tir él oficio de Ayudante de Cocinero, fia píos de los Gentiles,y de los Chriftianos,qne en
repugnancia alguna. Lo . quinto fufrir , no fo­ las baxezas, y exercicios humildes efta encu­
lo vna , fino tres bofetadas , dadas сой mu­ bierta la honra; por qué no bufeas efto en las
cha ira , y defprecio; pero recibidas eon mucha verdaderas virtudes donde fe halla? Si t u , y los
p a c i e n c i a , y humildad. L o fexto t que en to ­ mundanos dais gran reverencia, y honra á los
dos eftos lances , nunca defeubrió quien era* Santos por lus virtudes , como no los imitas?
y fi fe conoció , no fue porque el dieííe la Como no acabas de conocer , que tu mifmo
noticia, Lo feptim o, que descubierto quien confieflas, que la honra verdadera folo fe ha­
era , no pretendió eftimacíones , íino que qui­ lla en las folidas virtudes?
fo fer tratado como los demás Monges ordina­
rios. Lo o¿tavo a que admitió con guita , y hn- CAPITULO XLIII.
iniídad el oficio de Paítor, y guardó las ovéjas, Se proponen los fantos fines de m oñrChrifio·
no murmurando, ni quexandofe, ni repug­ por nofotros en la C r u z , d los quales debe-i
nando ocupacion tan humilde , y deipreciada* ni os correfponder , por fer benefi­
y can agena de Perfona de tan aka Dignidad. cios efpscides*
¡Todo efto no lo tuvo por deshonra, ni por def­
N los dos Capítulos antecedentes fe há
E
precio , íino por grande honra, y eíUmacionj
porque en efio exercitaba las virtudes a enri­ propuefto, que refpeéto de Dios, no fue;
quecía á fu alm a» fervia, y agradaba á Dios* »edúcente padecer, y morir el Hijo de Uios
Summo Emperador, y fe diíponia para reci­ hecho Hombre; porque en efta obra de la Re-
bir grandes pEcmiosen el Cielo, Leanfe las dempeion t grandemease refplandecieron las
Chronicas de las Religiones, y en particular perfecciones*DIvinas; aora refta fatisfacer á las
las de San Benito, y de mi Padre San Francifcoj preguntas de algunos ignorantes , que dicen:
y fe halará que muchas R eynas, y Empera- N o pudiera Dios remediar al hombre potr
trizes , Reyes , y Emperadores , renunciaron otro medio ? Y fi bailaba para efto qualquiera
los Rey nos,fe entraron en Religión, donde vi­ acción i u obra fuya, por fer de valor iníinitoj
vieron exercitandofe en grandes virtudes, y para que quifo redimirnos á coila de íinmenfos
exercicios de mucha humildad ; y por eíto dolores,y tormentos,y de toda fu Sangre? Dios,
perdieron el crédito ? No. Sino que ganaron por fer Omnipotente , pudo de muchos modos
mucha honra en efte mundo; y aora pofíeen reparar a la Humana Naturaleza, porque pudo
ocra mayor en el Cíelo , que les durará por to- „ por medio de vn A n gel, ó por otros muchos
da la eternidad, Pues íi eftos Grandes defpre- modos á nofotros, efeondídos , y muy paten­
ciaron los dichos del mundo , y reputaron por tes a fu Divina Sabiduría, Pues por que no lo
grande honra a la virtud, efeondida en las ba- düfuifo afsi? Santo Thom ás, quaeft. 4 6 .dixo:
xezas; como-.no fe confunden muchas perfo- Cónvenimtifsimum fiú t Cbriftum pati mor-
nas muy ordinarias, que juzgan perderán mu¿ tetn Cfucis. Que fue conveníentifsímo que
cho , fi fe exercltan en los aítos humildes? Chrifto, viniendo á reparar al hombre , y a
Hilos juzgan por necedad los exercicios fatisfacer , que padecieíTe Muerte de Cruz. Los
fantos, y que ellos íe portan con prudencia , y motivos de efta obra claramente declaran , que
fabidLiria; eftos adviertan , que dice Dios por porta! Muerte no merece deshonras ,ni igno­
San Pablo i.C o rin th . i, Perdam fapientiam minia , fino que es dignifsimo de honra, y ala-
Japientiam , & prudentiam prudentimn repro­ bausas , por los motivos fantifsimos , y
baba. Que Dios perderá la fabiduria de los fa- vtíliísimos, para el fin pretendido de la falva-
bios mundanos , y reprobará la prudencia cion del hombre , y los propone Santo T h o ­
délos hombres carnales, que fe oponen á fn más en la quaeft. 1. y ¿fi, y fon losfigmcn-
Ley , y que folo fe govieman por las leyes del tes. -
mundo , u de la carne. Y añade el Ajoftol: , El primero, es,dice.Santo Thom ás: Roe
Pfocuit Deo per JiulttiUm pradieationis ful* •ptiUfait ad rtmotionem mdu Que quifo ha-
aserfe«;
de morir Chriflo por nofotros en la C r u & 2 ?7
¿írfe Hombiré, para deftmir el pecado, pa­ vina Mahjlatis. Tanto епШ offenfa nfl gr-xJ
ra que tos hombres, conociendo lhs danos s y v ior, quantx rnaior e¡l ii¡'¿ in quera delinquí
gravedad del pscaao , no fe atrevieren aechar tur. Qite el pecado tiene gravedad , ó тац
tan horrible mancha en fu alma. San Pablo licia infinita , por fer of.nía contra Dios írt*
ad Timotb, cap, 2. dixo : Dedilfomeüpfum pro finito; porque quanto es mas grave ¡a perfona1
nobis , v t nos redimeret ab omni iniquita- ofendida, i efle paflo crcce Ц ofenfa, Pues fi
te , 0 “ mandaret Jibi populum acceptabifem es infinita la malicia de el picado morral^
feSíatorcm honorum operum. Qne ej Salva­ quien ia podrá declarar ? Podrán los ma­
dor fe entrega á los tormentos,.y ala muer­ yores Thedlogos ? No, V podían hazerla
te , para redimirnos de todo pecado, y ha- los Angeles ? Tam poco. Porque f: es infíj
zer de nofotros Vn Pueblo , que le fírvieíTe, nita efta malicia , corno la podrán compre-;
y fueííe muy agradable , por medio de las hender los entendimientos limitados ? Y aísiy
buenas, y fantas obras, KíFo intentó, quan­ aunque fe efcrívieíkn machos libros , que
do crió a A dán, y . para eífo le adornó de ad­ folo rracafíen de la malicia de el pecado
mirables dones ; pero por el pucado mortal, mortal , y de lo .mucho que Dios te aborre-J
e ! , y todos nofotros, incurrimos en gavifsi- ce , no declararan tanto efto ,-com o lo ex-
mos danos : L o primero , fuimos privados preflaaver baxado Dios defde el Cíelo al mun-:
de todas las foberanas gracias , concedidas do , y averíe hecho H om bre, y por treinta
á Adán , y ofrecidas á nofotros fus hijos: y tres años aver querido padecer las pena­
L o fegundo , perdimos la gracia , y amiftad lidades , y trabajos , que los demás hijos
de Dios , hechos enemigos ^iuyos , hijos de de A dan ; y deípues de efto , infrió crue-j
ir a , y aborrecibles á los Divinos ojos : L o lifsimos azotes , fer Coronado de efpinas,*
tercero, quedamos excluidos'de clR eyn od e horribles bofetadas ; y defpues de efto , la;
los Cielos : Lo quarto ¿ fuimos condenados afrentóla muerte de Cruz , con indecibles
al infierno. Lo quinto , quedamos efeia- dolores. Y quaí fu¿ la caufa ? Y á lo dixar
vos de los demonios , y ítijetos á fu impe­ Sari Pablo : D sdii femetipfutn pro nobis, u£
rio : Lo i’exto , nueftras almas quedaron muy nos redimeret ab оптi ¿niquítate. Que fe en­
impuras , muy feas , y abominables : L o tregó a la muerte , por librarnos de todo·
feptiino, quedamos ciegos , y citamos cerca­ pecado. Pues fi para librarnos del pecado*
dos de tinieblas efpirituales , y de innume­ padeció tanto el Hijo de Dios , y derramo
rables ignorancias; de tal fuerte , que no por efto fu preciofa Sangre , que vale mas
podemos dar paflb en el camino del Cielo, que todas las vidas de los hombres , y de
íi Dios 110 nos embia fu Divina lu z : Lo o&a- los Angeles; no declara en efto el fummo abor­
yo , quedamos tan enfermos , tan ñacos , y recimiento , que Dios tiene ai pecado ? O.
tan debiles para toda obra buena , que lia­ que enfermedad tan horrible , y efpanrofa^
da podernos , fino nos ayuda H Divina gra­ que para p.oderla curar , no hnvo remedio
cia. Todas las fuerzas de el alma quedaron en todo el mundo , y no pudo fer cura^
mas llagadas, que el, que cayó en manos de da , fino con, la muerte de el Hijo de
los ladrones en el camino de Jcricó. Eftos Dios!
fon los principales daños, que a ^todo el Ge­ De aquí fe íigué, que con fummo , y acer-
nero Humano vino por el pecado mortal. vifsimo odio debemos aborrecer al pecado
Y en ellos cae , quien ao$i peca tr.ortaUncn·. mortal , porque íi ocafiona contra nofotros
te. Puts quien podrá ponderar la gravedad los ocho daños лап graviísimos., aquí yá re-,
de folo vn pecado , que .tantos daños oca- referidos ; no fobra efto , para aborrecerle:
fiona í Quien puede penetral· la gran mali­ con odio mortal? Si vem os, que es injuria
cia de vna gota de agua, que cayendo en el infinita , y que para librarnos de fus daños*
mar, cc^ivirtieífe en veneno a rodas fus aguas, y y para aplacar al Eterno Padre , el Hijo ds
qukaflfen la vida á todos los pezes de el ? Pues D ios padeció grandes afrentas , y opro-
quanto mayor e s , íin comparación , la ma­ brios , crueles tormentos, y el horrible fa-4
licia de el pecado , pues á todo el Gene­ plicio de la C ru z ; como eñe ccnocjlniento
ro Humano privó de l a - g r a c i a y de la v i­ no obra en nofotros grande . horrp'r contra
da eterna, y le ha traído otros muchos ma­ el pecado ? El Padre Fray Lnjs'de Grana­
les? da , dice ií Q íjís ¿ideo fiupfdas , & wantis
Otra m alicia, mucho m ayor, fe halla en egms erit , qw non vidsat quají d fj.d e co-i
el pecado m ortal; yes , qtie es ofenfa contra lubri peccatfim efe fugiehdum , & omnia.
D ios , y por eílo es tanta fu gravedad , y mali­ nmndi mala , atque ipfam gíbenme tormén-^
cia , que dice Santo Thomás ¿„p. q. i. art. 2. ta ejfe prium fubeundA ~, quam v t boc tara
ad a. Peccatum contra Dsum commiffum maium ingerís incidamus ? Quien es tsn ne^
qm n jlm k ú í í 1 {*£ lnfiJVÍ^JÁii cioj gue debiendo huir del peligro, no lo hazeg
i 1 ■ Sa 81
1 18 Cap. L X IIL T r a t. II* Se proponen los fantos fines
0 efte tan loco, que no vea que fe debe aprtar de Satanás le prcndidlen , acaíTen, y ator-
del pecado , como de ia vifta de vna culebra, y menuílen ; y que por vltimo le criiciíicafll’Li,
que primero debía abrazar todos los males del dándole cruel muerte, También íufrió mu­
inundo , y aun los tormentos del infierno, an­ chas penas , algo femejantes á las de el in­
tes que cometer tan gravifsimo mal ?' SÍ el fierno , donde no ay confuelo, ni a livio , ni
pecado ocafiona los horribles daños referidos; remedio , ni mifericordia , y defamparo- de
y además de efto, es ofenfa can gravifsiraa con­ todos. Todas eftas penas , que debíamos pa­
tra D io s, que para deftruirle padeció tanto el gar , quilo el Salvador fatisfaceibs por
H ijo de D io s ; como nofotros no le aborrece­ nofotros. Por efte medio dio fatisfaccion per-
mos con tan mortal odio , aunque por no co-, feítifsima , con rodo rigor de jufticia, por­
meterle perdieífemos la vida ? Y íi es vn be­ que íi el ofendido es Infinito , tambkn es
neficio tan grande avernos librado el Salva­ Infinito quien facisface , pues era D ios , y
dor de tantos daños ; quan ingratifsimo ferá Hombre.
quien bolviere al pecado ? Con efto , que Para librarnos de tan graves daños, y
'otra coía haze, fino renovar las lla g a s, y la por fatisfacer por nueftros pecados , e(cogió
muerte del Salvador ? Y que caítigo mere­ el padecer por nofotros de fuerte , que dice
cerá tan horrible ? Conjo no tiem bla, que Alapide ad Román, cap. 15. Chrijtus fu<t
Dios le caftigue con gran rigor, pues afsi lo voiuntatí , natura , qaieti , 0 ' comrnodis non
executó con íü Hijo , por los pecados age-t Jervivit ; fed ea omma , & vitam fu ara
nos? pro fa iu ti noJira cxpaffuit , & nos Cbri-
El fegundo motivo de querer padecer, y Jiiani , quid faceré debemus ? Chrlfto, viendo-
morir en la C ru z, dice Santo Thomás , quseft. nos perdidos , no nos dexó , ni defpreció,
46. ibi : Hoc genus mortis máxime sonve- fino que por fatisfacer por nueftros pecados,
nicns· 'erai fatisfaciioni pro pee cato primipa- librarnos del infierno, y llevarnos al Cíelo,
rsntis , quod jeipfum pateretur ligno affigi eftuvo fujeto , rindiendo fu voluntad á. la
quaji rejíitusns quod Adam jujiuírrat. M o­ obediencia de las criaturas , y aun de los
rir en la Cruz fue conveniente , para fatisfacer impíos Sayones; 110 procuró las convenien­
por el pecado del primer Padve , y que fi el cias , que podui recibir fu cuerpo; no aten­
peco, vaiiendofe de vn A rb o l; del de lá Cruz dió á in quietud , ni á i,¡ defeanfo , ni hu*
vsó el Salvador, queriendo fer crucificado en yó del trabajo , ni de la mortificación, fi­
ella , para fatisfacer por el pecado de Adán; no que^ por nueftra lalnd furrio grandes in­
elq u a l, además de ofenderá'la Divina Ma- comodidades , y trabajos ; padeció grandes
geftad, incurrió : Lo primefo , en la pena de tormentos , halla morir en vna Cruz. Viendo
muerte : Morte morieris, Genef. 2. L o fegun­ tales finezas,qué debemos hazer los Chritianosf.
do , en todoslos trabajos, y calamidades, que Por qué , por nueftra Salvación eterna, no ha·
en efta vida padecemos: L o tercero, en otra zemos muchas cofas eu fervicio ftiyo , como el
pena m ayor, que es en la muerte eterna ; Lo Salvador hizo^por nofotros ? Sujetamos nuef­
quarto, en eflár fujetos al demonio. A eftas tra voluntad a otros ? N o. Porque fi alguno
penas el hombre perfectamente no podia fa­ reíifte á nueftro gufto, notablemente nos albo­
tisfacer, Aora , dice Santo Thom ás, quseft, rotamos , y prorrumpimos en grandes iras , yt
,i. ibi i Homo autem puras fatisfacere non aui\ venganzas ? Renunciamos todas las con­
poterat, pro tota Humano Genere. Deus au-. veniencias de el.^cuerpo para fujetarle, y
tem fatisfacere non debebat : Unde oporte- agiadat a Dios , y pagar tlucCiros pecados;
bat ::: ad condignam fatisfaShionem % v t ac~ ele o genios los medios mas penofos para cu­
tus fatisfacientis haberes efficaciam infini- rar nueftras almas , como por nofotros lo
tam , vtputa Dei , & bominis, Ningún hizo el H ijo de D ios ? No* Porque en to­
hombre puro podia fatisfacer, por la ofenfa do obramos lo contrario , fiempre bufea-
infinita hecha á D ios ; y D ios no podia par mos quanto apetece el cuerpo, fiempre hui­
decer. Por lo qual , por la gran mifericor- mos de la mortificación. Pues como fe fu-
dia, para la condigna fatisfacción convino, que fre , que Jefu-Chriílo efté continuamente pa­
Dios fe hizieíTe H om bre, y padecieíTe, para deciendo por nueftros pecados , y que nofo­
que la fatisfaccion fuefle infinita. Por efio el tros concedamos á nueftros cuerpos, quan-*
Salvador, tomando por fu cuenta fatisfacer tos guftos piden?
las penas por el Línage Humano , fufria los £1 Salvador , no folo padeció grandes
trabajos comunes’al hombre , como fueron tq. fatigas , y tormentos defde que entró en
dos ios de la niñez, tener hambre, fed , y can. el Huerto , haíía que murió en la Cruz',
fanció , y muchas perfecuciones. Tam bkn fino que por toda fu vida , fe puede decir,
fujeto al demonio, permitiendo que le Uevafle que fue fiempre vna grandifsima, continua,
1 lo mas alto del Tem plo, y que Ips Mililitros X perpet!^ fafííoQ j porque el Cardenal
de morir Chrlflo por nofotros en la Cruz: líp
Bclai'minío de Gemitu , lib. 2, cap. 3, di­ debíamos nofotros mortificar ñtiéftros güi­
ce : Ab ip fi cánaptionis hora eognovit Cru- tos , pues fueron la esufa de que' por ellos
cem Jibi cjfeparatam , eamque libentifsimé ac- el Salvador derramafíe toda tu Sangre ? De-
cspit pro faíuti hominum, & femper eam ante, leyíes , que han coftado la Sangre de D io s ,.
cctdos rmntii Jic habuitsv t veré dici pofsit toto como los aviamos de admitir ? Como no nos
vitafuo tempore in Cruce pependijfet, El Salva­ avergonzamos de v e r , que David no quiera
dor, dcfde que fne concebido en el Tálamo Sa- beber el agua , que licitamente podía, porque
giado de Nueftra Señora,'conoció que ie eftaba pufo á peligro de derramar la fangre de los
preparada la muerte de C ru z, á la qual fe ofre­ Soldados; y que nofotros no renunciemos los
ció con mucho gufto , por la honra del Padre, deley res, que han hecho verter la Sangre del
y por la íulud de tos hombres , y fiempre la tu­ Hijo de Dios?
vo preícntc anee los ojos iie fu ahna;de ral fuer­ Summa defdícha es eftár vno fuje-
te , que verdaderamente fe puede decir, que to , y rendido a vn cruel tyrano , de quien
por tocio el tiempo de fu vidaeftuvo pendiente no fe puede librar; y en eftaocafion te hallabas
de la C ru z; porque interiormente, y continua­ efjlavo del demonio , vilifsimo , y cruelifsi-.
mente, padecía los dolores, y tormentos , que mo tyrano , que á los fuyos en efte mutu
quando fue crucificado, Y efio fe comprueba, do Jes trata muy mal , y defpues de muer-;
til que muchas vezes hablaba de la C ru z, y tos los lleva al Infierno. Pues fi el Salva­
aun en d tiempo de lu Transfiguración : Dlce- dor , fatisfaciendo por tus pecados , te ha
bant exceif'um e 'tus. Y no era juftifsimo, que librado de efte tyrano ; quanto fe lo debes
■pues latisfacia por tus pecados, L ayudafles á agradecer ? SÍ es gran beneficio facar á vno del
íkisfacer con algunas penas? Si en toda fu vida poder , y cautiverio de vn cruel tyrano , y
efliivofatísfaciendoporti, eftando íiempre in­ mas quando no avia cíperan^a de falir de
teriormente crucificado., no era muy juílifsj- fu poteíhd ; quanto mayor es el que nos ha
mo , queá lo m enos, medkafles en fus do­ hecho el Salvador , pues nos ha librado del
lores } para eorrefponder a fu amor ? No poder del demonio , nueftro cruel enemigó?
era muy puefto en razón , que tu le acompa­ Y quanto fe lo debemos agradecer ? San Pió
ña líes , continuamente , haziendo penitencia Quinto en f u Catbal. art. 2. dice : ts£quum
por tus pecados ? Y lo executas afsi ? No. ejl nos Jtcut mancipii Ksdemptori noftro, in
Porque todo el tiempo le empleas' en vani­ perpettíum addicere confieran veneran , &*
dades del mundo. Pues como Dios fufre , que tollere, & nos totos traddere, Conozcamos
íu Hijo Santifsimo , de d ía, y de noche, eñe que es juftifsimo , que totalmente nos debew
padeciendo por la faludde tu alma, y que tu mos entregar á nueftro Redemptor, a ferv¿r-
nada quieras padecer por ella , fiendo afsi, lc , obedecerle, y venerarle perpetuamente,;
que efto te importa librarte del infierno y la portándonos como efdavos fuyos, puesver-j
falvacion eterna ? Como fe puede tolerar, daderamente lo fom os, porque nos ha redimi­
que el Hijo de Dios , por codo el tiempo de d o , y es nueftro Señor : Dice que es juño,
íu vida eííé continuamente padeciendo vehe- qne rodas nueftras obras fean hechas á honra de
mentiísimos dolores , por fatisfacer por tus Chrifto , y que en todo hagamos fu voluntad.
pecados; y que tu , por todo el tiempo L de Si de derecho el efclavono.es dueño de fus
tu vida , no hagas otra cofa , fino añadir acciones , y en todo efta obediente á fu due-i
pecados a pecados y con eífo añadiendo ño , y fujetoá obedecerle entodo; conquan-· ·
nuevos tormentos al Salvador ? O quanto ta mayor razón , el Chriftiano redimido , debe
te avergüenzan los Ifraelkas! eftár en todo muy obediente á fu Redemp->
David declaró el gran defeo , que te­ tor ? Si el efclavo tiene efta fujeclon á otro'
nia de beber de el agua de Belén; oyéron­ hombre , porque le ha comprado con dinero;·;
lo dos Soldados,y rompiendo por el Exer· quanto mas , iin comparación , debe el Chríf-
cito de Jos enemigos , le traxeron vn vafo tiano eftár fujeto á fu Redemptor, que le ha
de ella ; pero David no la quifo beber, y ia facado de la cfclavitnd del demonio, y del
ofreció á Dios. Pues fi fu fed era grande, ’ infierno , y le ha comprado , no con dineros,
Como no la bebe ? El lo dixo : Sangainem bo* fino con el* precio de fu Sangre , que ¿s de va^
tninum ijívrum bibam, z. Reg. cap. 23. Re­ lor infinito?
conoció , que por averíela traído aquellos Fr. Luis-de Granada in Parafc, en nombre-
Soldados, fe avian puefto á peligro de derra­ de Chrlflo te dice : 'Tu ad captivitaton , & ,
mar fu fangre, y como avia collado tanto , no - •mortcm damnatus eras, ego vero pro te rnortem
la quifo admitir. Pues fi folo porque aquellos fufeipiens a morte liberan,& vitar» contulúcur
Soldados fe pulieron a peligro de derramar ergo vitam non tib í; fed mihi debeat milita-,
íu fangre , baftó para que David negafTe á t i l· Como fi dixera : T u eftabas condenado
íu cuerpo c] agua &11 guanto mas $ fer efclavo de el demonio para íiempre, y á
■ " Ésa' ’ vm
a2Q Cap. XLIÍI. Trar.II. Se proponen losfinios fines
padecer los tormentos del infierno ; pero va fimo de muchos, y muy vigurofos csftígosl
muriendo por t i , te libro de effa elcbvitud. Y que ferá de t i , íi entonces el Divino j ucz los?
XJnes porque todas las obras de tu vida no fe manda executar!
emplean en fervirme, y obedecerme ? Si. yo El tercer motivo , para querer el Salvador
vine al mundo, por la falud de tu alm a, y to­ padecer, y morir en la Cruz , fue para darnos
das mis obras fe ocuparon para librarte de la exemplo de todas las vimules. Y ais!, dice San­
efclavitüd del demonio , y del infierno, y para to Thomás quiáeft. 46. ib ;: Convtnitntifsimum
llevarte al Cielo; por que tu no te ocuparás co­ f a i t Chriftum pati marttm Crucis propter
do , como fiel efclavo , en fervirme , y agra­ exemplum virtutis dicit S, Auguji, fopientiít
darme en todas tus obras f Sí yo por t¡ no hu- D ei honorem ad exernplítm , quo rrc¿¿ vivare-
viera m uerto, no te libraras de la efelavicud mus yfufeepit. Fue convemenní'simo , que
del dem onio, ni íe huvíera abierto para ti el Chrifto padecieífe muerte de Cruz, para darnos
C ie lo , Pues como no agradeces tan immen- exemplo de todas las virtudes. Y San Augufiin
fo s beneficios,y continuos obfequios? Miranie dice:El H ijo deDios quifo darnos exemplo con
en la Cruz , dcl'de la planta del pie, hafta la C o­ que vivieíTemos fanta , y teñamente, para con-
rona de la Cabeza, todo lleno de llagas, como feguir el Cáelo , y para eíTo fe hizo Hombre. Y
Ieprofo , y todo anegado en dolores , para pa­ efto nos declaró, quando defpues de aver Jaba­
gar tus pecados. Pues íi yo padecí tanto por do los pies de fus Difciptilos , les dixo : Exem­
librarte del infierno , y darte el C ie lo , no es plum dedi vobis , v t qacm.idmodum egafsciy
bien poco , o nada pedirte, que te mueftres it a , & vosfacUtss. O s he dado exemplo de
agradecido, haziendo en todo la voluntad de humildad, para que en ella me im itéis, y feais
cu Redemptor ? SI para librarte de la fervi- humildes. Y San Pedro dixo ,Epiftol.i.cap. 1 2»
dutnbre del demonio , y darte el Cielo , y def­ Chriftus fajjus eji pro nobis , vobis relinauens
de que ful concebido , hafta el fuplicio de exemplum , v t fequamini vejiigia (tus. Ch.rif^
la C ru z , todo me emplee, con gran folicitud, to padeció por nofotros, para darnos exemplo,
en procurar affegurar la falud eterna de tu al­ que imitemos fus virtudes. Viniendo al mun­
ma ; por que tu , continuamente, no agradeces do , nos enfeñó el camino del C ielo ; y como
con continuos obfequios , tan grandes trabajos eftaba el mundo lleno Lie tinieblas,y de ignoran1- .
míos? cías , no fe conocía la virtud , y como Sol D i­
SÍ efto no execiitas, y íírves al M nndo, al vino , deftierra eftas tinieblas con la luz de fu
Demonio , y á ía C a rn e , tus crueles enemigos; D o ¿trin a ;y porque la voluntad.eftaba muy
como no reparas , que con fingidas promefías flaca, para andar el camino de la Bienaventu­
te llevan al infierno ÍNo es coí'a indignífsíma, ranza, la animó , y esforzó á caminar por el,
que firvas cba tanta folicitud a y cuidado a, tan con la virtud de fus exemplos;porque de lo vno
crueles, y vlilísimos enemigos tuyos , que folo necefsitaba nueftra ignorancia, y de lo otro ,
procuran tu perdición, y que á tu Redempor, y nueftra flaqueza, para confeguir el fin, para que
í)io s Imrnenfo, que te quiere dar el C ie lo , que fuimos criados.
murió por t i , le dexes, defprecies, y ofendas? Y por qnanto dice S. Juan.EpiítoI. i.cap.2;
San Vio V .ib i, dice '.QuoJupplitio digni erimus Omm qaod efi in mundo concupifcefltia car-
ftp o fta m m Ecflejtant ingrefsi fummas , Ú* nis eft , O* coruupifcentia cculorum , & f u -
voíuntatem D ei cognovmus non Chrifto; f e A perbia, vita. Efto e s, la caufa de la perdición

‘mundo , & diabofo fervim us. De quan borren- de los hombres , es el amor defordenado de sí
ido caftigo ferás mas d ig n o , fi defpues que mifrn,q1, y nacen de el otros tres amores, que
fuiíle bautizado , y conocifte la vohiutad de fon la caufa de todos los males del mundo je i­
jDios» has férvid o , n o á tu Redemptoc», fino to es , amor defordenado de honra, y eüima-
al M undo, y al Demonio ? Si en el Bautifmo, cion de hazienda, y de deleyte. Eftas. cofas
por virtud de la Sangre del Salvador ,fmfte li­ bufean los hombres, con tan grande anfia , que
bre del demonio, y tenunciafte todas fus obras, en ellas tienen puefla toda fu felicidad , y víti-
y las del mundo , y con todo tu corazon pro- fflo fin; y eftán tan afydos5y aficionados á ellas,
metífte fervlr á tu Redemptor, y fíempre ha­ que 110 las dexan por temor de perder el C id o;
ze s lo contrario; como te atreverás-á parecer y por confervar eftos bienes falfo$¿ó por adqui­
en el Tribunal Divino ? Que cuenta darás en el rirlos , no reparan en cometer muchos , y dí-
J u ic io , de que continuamente eftás quebran­ verfos pecados. Pues fi el Salvador venia á re­
tando la palabra, que difte á Dios en el Bautiír formar el m un d o,y á defterrar los picados;
trio ? O como entonces conocerás quan horren-: jeomo avía de venir ,fino con fu exemplo, mof-
da ingratitud e s q u e el vil gufanillo del hom­ trando vna vida pobre, afpera, y humilde, pues
bre aya ofendido á Dioslm.menfa , á quien por efta es contraria á los vicios f Los Médicos, pa­
muchos tirulos debia fervir, con todo cora?.*:n! ra curar vna enfermedad, todo fu cuidado le
O como c;oiiocerá| entonces ? que eres diguif- ponen en d^ftfrraj: l^ cauí'as d> donde procede»
' .................. a«$-
de morir Chrtjlo por nofotros en la C yuZj I гг i
que fon los humores, y contra ellos aplican los te he enfeñado en la Cruz, Pues como tu obras
remedios contrarios. Afsi el Salvador, Medico lo contrario ? \ o citando eu la Cruz,todo cer­
celeiiiai, viniendo al mundo, aplicó los reme­ cado de dolores i 11iehijos, te enh ñé la virtud de
dios contrarios, controlas principales raizes de la paciencia,no fe vio en ¡rii feñal alguna de im­
los pecados, como dice la Igleíia en eí Breviar. paciencia. Pues como tu, por cofas muy leves,:
incom . vstius шаге, ita Dominus nofier сon- prorrumpes en grandes iras, impaciencias, y
trAria opoofuit medicamento, peccatis. Qué co­ juramentos, y aun en grandes venganzas? a£
fa puede aver para vencer la fobervia, como tu qttarisgrandM ? Y o entonces te di el exeas«
ver al Rey del Cielo , y Tierra muy humillado, pío de gran defpreció del m undo, y de fus
y aun debaxo de los pies dé los Sayones? Quien bienes , pues efluve defnudo en la Cruz, y por
no echará dr si la codicia , fi confidera , que el todo el difeurfo de rn? vida , fiempre confervc
Señor de codos los bienes los defpreció codos, gran pobreza; Pues como tu continuamente
y las riquezas , por darle el Cielo ? Quien fe vives tan lleno de codicia , que nunca celias de
atreverá á dár deleytes á fu cuerpo, ponderan­ bufear quantos bienes puedes ? E t tu quaris
do , qr.e por enfeñaríe á que los aborrezca, eiiá grandia ? Y o en la Cruz eftaba oyendo á mis
fu Dios ¡lene» de tormentos , y enclavado en la enemigos, que contra raí pronunciabanhor-i
Cruz? rendas injurias, y ipe perfigukron con tan graitr
Pero como para la verdadera reformación de aborrecimiento, que no pararon halla po­
del alm a, no baila la mortificación de ellas nerme en la Cruz i y quando actualmente eíla-
fr.mcs, fino que es necefíario adornarfe délas ba recibiendo eftos d a ñ o s, ce di el exeqiplo de
virtudes; pero efte Señor nos dio exemplo per- perdonar álos enemigos; pues al Padre Eterno
fe£tibimo de todas las virtudes; de tal fuerte, pedí por ellos , y los difeulpé, Pues como tu
que quien las imitare , llegue á gran perfección; por injurias, y daños lev ifs ini os , confervas
y afsi,que muera entre en el Cíelo,como lo han grandes rencores , y comas muchas venganzas?,
confcguido mochos Santos , 'y como en las E t tu quaris grandia} Y o en la Cruz te enfeñe
virtudes ay muchas dificultades que vencer: Lo á defpreciar las honras, y eíKmaciones del
primero , poc-eftir la naturaleza muy corrupta: m undo, pues quife íer reputado por pecador,
Lo fegnndo , por los muchos viciofos con que y fer condenado ávn fupiicio , entonces repu­
han eugi;udr'ado los hábitos malos : Lo tado por infame, y morir entre dos Ladrones.
tercero , por la continua rebeldía de la carne: Pues como todo ta cuidado es apetecer, y buf­
L o quarto, por las muchas tentaciones de nuef- ear honras, queriendo fer tenido en mucho en
tros tres enemigos, Mundo , Demonio , y Car­ el mundo? E t t u quarisgrandia t Para enfe-
ne ; por eflo el Divino M edico’, para animar­ ñarte áhuir los deleytes , y el aborrecimiento
nos á vencer todas eftas dificultades, y para al­ de tu cuerpo; porque el amor que á él fe tiene*
canzar las virtudes , nos dio exemplos de gran es origen de muchos pecados ; y que por eífo
fortaleza. Y afsi, ibí, dice Santo Thom ás: Per- muchos fe ayan condenado , quife eftár en la
tinet ad vitar» reííam , ea qute non fu n t me- Cruz, todo lleno de llagas, y dolores; y eftaiv
tuenda , non metuerc, Junt ergo bomines, dotan atormentado mi Cuerpo ,110 tuve alivio
qui metuunt quod non metmndum tfi. Para alguno, íino el duro Leño. Pues como á ta
vivir rectamente , conviene no temer las cofas, cuerpo le concedes continuos regalos, y buenos
que no fon dignas de tem or, y ay algunos tratamientos ? E t iu quaris grandia ? Sí obras
que tienen horror á. algunas penas. Pues pa­ lo contrario,que yo te he'enfeñado; como quie^
ra quitarles elle temor , y animarles á pa­ res que en'el juicio , ¡fo ce reciba por Difcipulo
decer , el Salvador quifo elegir la muerte mió? Si al juicio llegares con los vicios, que
de C ru z , que entonces era el mas abomina­ yo con muchos exemplos he condenado, y no
ble , y muy temido. Qué beneficio can eílu- llevas las virtudes, que llevan al Cieioj. como
pendo es eñe , que para allanar, y quitar las no temes, que yo ce ciérre fus puertas? Sí lie*·
dificultades, y temores , que ay en el camino vas los vicios , que fon las armas del demonio;
del Cíelo , y para que por él camínaíTemos con como no adviertes, qne Satanás te reconocerá!
facilidad, el Señor efeogió la muerte mas atreíz, por Soldado fuyó , y que te llevará configo?,
y abominable? Si para animarme.á caminar Pues como no temes mi juila indignación , pot
a la Gloria , quifo padecer vna muerte can ri- ver que has defpreciado los muchos , y gran­
gurofifsima , y doloroíífsima; como no vence- des exemplos , que eran el camino Real del
té algunas dificultades, que en fu comparación, C ie lo , y que por eífo, para Íiempre, te con-,
fon nada para c^nfeguir las virtudes, que. llevan den as?
al Cielo? El quarto motivo , para querer el Salvado«;
Efte Señor fe quexó de ti por Jeremías, padecer , y mocir por los hombres , fue mof-i
cap. 45. diciendo: Ecce quos adificAvi, & tu erarnos fu excefsivo amor , para mover á que;
.y tw ijtib i¿ r a n d k l Misa las. virtudes, cjue jro leaménpos. Y afsi,$auto Tfrpmas ibi? quísftt
¿.di-,
21% Cap.X L.III.T tat.il. proponen los fantos fim s
j . dixo : Nibíltám mcejfariitm fitit ad augeri- mente , en el modo referido , correfyonder al
áam cbaritateTMy qu<£ máxime perboc excitatur, amor de Dios ,que por falvar álos vilifsimos
Vnds D . Auguft. Quo mator caufa advenías guíanos de los hombres,' y enemigos fuyos,
Domini j niji ojlenderet dilectlonem fuam ? entregó a la muerte á,fu amado H ijo ? Y te
Ninguna cofa ay mas neceífaria , para au­ pide Dios , que padezcas grandes tormentos,
mentar en nofotros el amor de D io s , como hafta morir muchas vézes , para coírefpondec
las" obras de la Redempclon; pues por ellas á la deuda de tan gran amor ? Y fi aun efto es
grandemente fe excita. Y por eflp dixo San nada , en comparación de lo mucho que de­
Augnftia: Que mayor cáufa puede aver de la bes ala deuda de tan grande amor , no es bien
venida del Señor al mundo, y morir por nofo­ p o co , ó nada lo que Dios te pide; y es , que
tros , fino querer moftrar lo mucho <jue nos te aparees de todos los vicios, porque te llevan
ama ; pues eífe amor nos obliga á que le ame­ al infierno, y te exercices en las verdaderas vir­
m os? Y el Salvador díxo : Catn cxaltatus fu e­ tudes , porque fon el camino Real del Cielo.
ro d ierra , omnia trabam ad me ipfum. Ioann. Si efto no executas, que efe ufa'tendrás en el
c a p .í2. Efto es, quando fuere crucificado, y los juicio divino ? Como no reconoces, que nada
hombres conocieren mi amor. Eílo les obliga­ alli te fervirá de efeufa? Como te efeufará, que,
rá á dexar los vicios, y á fervirme con mucho has querido fervir al demonio, y que has deípre-v
amor. El amor de Dios fe engendra de los ciado á Dios , que te ofrecía el Cielo , y fus
principios, el vno en pechos generofos, es el glorias , íi tu fielmente le huvieras férvido?
conocimiento del amor. En pechos intereíTa- Com o no temes , que en el juicio te dcfpreciej
dos fon los beneficios , que fon leña con que pues íiendo el tu D io s , tu C riador, Rcdempr
fe enciende efte fuego, y fe ceba. Adonde fe tor , y el Sumrao Bien , en quien fe hallan to­
puede bufcar mayor que el de D io s , de quien dos los bienes,le has ofendido, y dexado por los
dice San Pablo ad Rom. 5, Cum inimici ejfe- vilifsim os, brevifsimos, y faltos bienes de la
mus pro nobis mortuus ejl. Que es tan grande tierra?
ei am or, que Dios tiene á los hombres, que Qual es la caufa, de que no corre fpondas á
íiendo fus' enemigos, padeció los grandes tor­ tan excefsivo amor ? Qual ha de fer, (ino el que
mentos de la Cruz por ellos. Pues donde ja­ no confideras, ni ponderas, quanto te aína efta
más fe hallará amor femejante á efte ? Y San Señor,ni los grandes beneficios , que lias recibi­
Bernardo, dice: Que todas las llagas con que do. Si coníiderarás efto , correfpondieras á cu
eftá abierto fu Cuerpo en la C ru z, con las qua- obligación. Alapid, in Iacob. cap. 5. dice : Ale-
les publica, que te ama: Vniñera ifia ¡oqmmtur xander Magnas ad magna f e cxcitabat legen¿.
pro me , qaia íe diligo. Los azotes, los clavos, do , & confiderando heroica faSia Achiles, Ale-
las efpinas , las roturas de los p ies, y de las xandri Scipio Scipionis, & Akxandri lulius
tnanos , y las innumerables llagas de todo el Cafar, Alexandro Magno leyendo, y con Ade­
Cuerpo ; que otra cofa fon , fino teftigos , y rando las heroyeas hazañas de Aquiles, fe exci­
vozes de fu am or, que nos piden el recorno de taba , y animaba á otras grandes, y heroyeas
iiueílro amor? obras.Scipion leía,y confideraba las deAlexan-
N o ay obra alguna, que no fea incentiva» dro;pero Julio Cefar las deAlexandro,y de Sci-
'de amor. Y eñe es tan grande, que los hom­ pion; y por medio de la tal lección , y confide-i
bres , ni los Angeles le podrán explicar, ni ración , concibieron grandes defeos de imitar­
Sann podremos fatisfacer & las grandes deudas, los ; y poniéndolos por execucion , fueron muy
jque por el le debemos.' Y a fsi, dixo Granada, eminentes , y coníiguieron grandes visorias;
in Parafceve : Plus amavit , qudm doluií. Pues fi eftos, por confeguir honras vanas, fe
Numquid f i perftnguhs diss, moreremur pro ocupaban en la lección, y meditación de las
eo , qui ita nos dilexit meritum exolveremus} obras excelentes de otros hombres; por que
Imo nec minimam paritm meriti reponeremus, 110 te empleas en la lección, y meditación de
lA it Cbryfojl, San Juan Chryfoftomo dice: las grandes virtudes del Hijo de D io s , para
Mayor fue el amor que nos tu v o , que los tor­ coníeguir las honras verdaderas, y perpetuas
mentos que^adecíó. Y fi cada día padecieffe- del Cielo ? Y fi todas las obras del Salvador
roos muchas penas, y tormentos , hafta morir fon fuegos, é incendios de amor; como no ce '
por efte Señor, que Éanto nos ha am ado, y ocupas en fu lección, y meditación, para abra-
luego bolvieflemos á refucitar, y por mucho farte en tan gran fuego , y correfponder á el?
tiempo bolvieífemos á m orir, fatisfariamos la Que efeufa tendrás delante de D i o s á la vifta
deuda de efte amor ? Y á refponde el Santo, de los exemplos de eftos G^gtiles, que por
N o fatisfaci eramos por la mas mínima parte; honras terrenas, canco fe ocupaban en U lec­
porqué el amor de Dios es infinito, y toda ción , y meditación , y que tu por las celeftia-
. iiueftra fatisfación es limitada, y como nada, les, y divinas , no quieres tomar efte medio,
£üíu QQtppiraqigtj. Cgrag fe podía flue <^gl p ro p ia £«y;a al^n^arl^í^o es grande;
de morir C h iflo por nofotros en ¡a Cruz*:
inm'ítrituí!, que fiendo muchifsím#s, y todos enem igo, y que por eflo cieñes mucho que fa-’
exceí’ilvos > vivas muy olvidado de ellos ? O tisfacer , quieras entrar en el* Cielo , por de­
que cafligos muy grandes puedes temer , por licias , regidos, y contentos ? C arillo , para
ella tu ingratitud , y olvido tan grande del condenar el vicio de la gula} fiempre guardo
amor de tu Dios! grande abílincncia en la comida, y b e b id a ;/
Si afsi obras, effe no es buen modo de ca­ en el Defierto, por quarenta dias con fus no-l
m b a r al Cielo , fino á la perdición, el Salva­ ch e s, ayunó, íin comer, ni beber, y afsi entra
dor dixo: Nonejb fervus tnaior domina, fu o . en fu Gloria. Pues como tu , comiendo, y
loañn.cap. 13. El El'davo no es mayor que bebiendo con exceíTo a y cayendo en todas las
í ti Señor. Como fi dixera: SÍ yo voy al Cielo efpecies de la g u la , quieres entrar en com-·
por el camino del aborrecimiento , y maltrata­ pañía de quien fue. tan abftinente , y ayu-i
miento dd cuerpo, por la humildad , y ejer­ nador? ■ $#
cido de todas Us virtudes; como el hombre, Stella in ¡Lm^-cap. 24. te dice: Sí á vn
vilií'simo íiervo, quiere ir á, la Gloria amando hombre facinerofo , y ladrón , que merecía
mucho a fu cuerpo, dándole quantos güilos mil muertes, no fe le diefle otra pena, fino que
p id e, caminando por la. fobervia , y por los fueíTe echado en la cárcel por folo tres dias. Sí
vicios ? El Apoflol San Pablo ad Galat. cap. eile acuüíTe de cruel al R e y , y fe quexára de
5. dixo : Qui fu n t C b rifli, earnera fuajn cra- que le avia necho grande injuria, no fuera re­
(¡fixerunt eum v itijs , & eoneupifcentijs. Los putado por necio , ó loco ? Y aora dice: SÍ
Soldados de ¡a Milicia de Che i lio, crucificaron ergo tu federa ptórajli propter qu¿e inferna
fu carne , los vicios , y concupilcencias. Pues dignas erasjdeoque in perpetuara careare
íi nada de efto hazes, y te dexas llevar de los cur quareris propter tnodieos labores, quitas d
defeos mundanos, y carnales, y 110 cxerciras Deo efficieris eum matara tormenta n¡erearis
virtudes, y aun las ignoras; como q u ie r e s e n ­ patfi Pues fi tu has cometido muchos, y gra-
tr a r en el C ie lo , no fiendo Soldado de Jefu- viíym os pecados, y por cada vno merecías el
Chriíío, íino de la carne, ó d d mundo? infierno ; pues cada pecado merece pena infin¡-¡
El Salvador dixo á fus Diícipulos: Afow- ta,no es locura querer el Cielo, como de valde?,
ne bac opportuit Cbrifluw pati, O* ita intrare Acaío quieres merecerle por los pecados? Si
inglor'tam fuam í P oe ventura no fue conve* el Cielo eftaba cerrado por el pecado; como
nienre, qneChrifto padeciefle los tormentos eres tan necio nque quieres, que á ti fe te abra,;
de fu Pahion , y que afsi entrañe en fu Gloria? fin ceflar de pecar ? Si el Hijo de D io s , para en­
Pues (i Chriíto, por íu humillación , y tormen­ trar en el Cielo padeció tanto,y exercitó vna vi-:
to s, mereció el premio accidental, yp o re íle da Santifsima; como eres tan atrevido, que te
medio entró en fu G lo ria ; como nofotros, vi­ parece mucho rigor pedirte , que desheches to­
les fiervos, queremos entrar en la gloria agena dos los vicios, y cxercites virtudes? Y íi por vn
fin méritos ? Si el Salvador, fiendo Sandísi­ folo pecado eras digno del infierno; quanto mas
mo , primero exercitó muchas, y admirables por los muchos, que has cometido ? Por qué ce
virtudes para entrar en ía Gloría fuya; como quexas de vnos trabajos, qué Dios, te embia,
la efperamos nofotros, fin adquirir virtudes , y mereciendo otros muchos mayores , fin ccmpa-:
todos llenos de defeos viciofos, terrenos, y radon ? Com o no reparas, que muchas tribu­
inúndanos ? Son acafo mejores ios miembros, laciones vienen por los pecados olvidados, ó
que la cabeza ? San Bernardo d ix o : Monftruo- de que no has hecho entera penitencia?
f a res ejl j ¡ caput int-ret in damum per vnatn t o s hijos de Jacob fueron acufados por;
fm ejlra m , &· corpas per aliam. Monftruofi- exploradores, y efpias, y por-eífo fueron echa-;
dad fuera v e r , que la cabeza de vn hombre dos en la cárcel, y viendofe muy anguílíados,
entraba en vna cafa por vna ventana, y el cuer­ decían: Mérito b&c patimur. Qne j¡jiramente
po por otra. Pues no ferá mayor monílr o ofi­ padecían aquella tribulación. Pues fi eftaban
ciad, que1 nueftra Cabeza Chriíto , entre en el innocentes , y aun no les avia paliado por el
Cielo , por trabajos, y tormentos; y que para penfamlento el delito imputado ; como dicen¿
nofotros, que fomos el cuerpo, aya otra puerta que le padecen juftamentente i Ellos dixeron:
de güilos, y delicias i N0 ferá gran monftrno- Meritó baepatim tr, qtiia pcccavinnis in fr a -
fidad, que el Salvador, que es la Cabeza de efte trem nofirum. Genef. cap. 42« Se acordaron,
cuerpo myflico , y que defde que vino al mun­ que avian echado á Jofeph fu hermano en vn»
d o , fe privó de todos los regalos, y conve­ C ífterna,ócarcel;y que facandole de allí , le
niencias , y qne pudiéndolo gozar fin pecado, vendieron porEfclavo , de cuyo pecado no fe
no las adm itió; y que al fin de fu vida , fue dice huvielfen hecho penítenciajy afsi lo recono-·
azocado, coronado d e e fp in a s,y crucificado, cieron , que aunque eftaban Innocentes en el de_
y que de eñe modo entró en el Cielo ; y que ]¡to,qiie fe les imputaba; pero eran reos dej
Ílí vilífsimo Effilayp fu^o ¿ y gue h js fiíjo fij gecíjdoj cometido «onefa Jofeph, y que aquella
224 ^ 3P· Trat.II. D e los grandes beneficios
tribulación era 'juila pena, y muy merecida. Circunciílon , cuyo dolor era vehementlfsimo;
Hita tribulación les vino defpues de veinte y Y fiendoeíte dolor, y Sangre allí /erramada,
cinco años-, que vendieron á fu hermano , de fuHciendfsirno para redimir al hombre, no lo
lo cjnsl ya ellos efiaban olvidados, que fe la ofreció por paga cumplida, fino por principio
embió D io s , para que fatlsíacieíTen por aque-, del precio; porque no fe contentó con dar el
lia culpa. O q u e de tribulaciones embia Dios, precio fuficlentífsitno, fino que quií'o dar el
por pecados olvidados! Que importa , que íuperabundantifsimo: Lo tercero, queeftuvo
cftemos innocentes en cofas, qne fe nos atribu- - quarenta.dias haziendo penitencia en el Defier-
yen , íi tenemos que fatísfacer por otrospeca- to , fin com er, ni beber : Lo quarto , que fitn-
tfos olvidados? Si á eflos fe la embió Díos do de treinta años, ha fia los treinta y tres, con-
¿defpues de veinte y tres años; como no rcco- tlrmamente fe ocupó en Predicar , en dar fa-
íiocemos , que coij^ncfotros hará lo mífmo? lud á los enfermos , yendo a pie de Pueblo en
2 ?ues como no tendremos paciencia? Pueblo, en que padeció grandes defeomodida-
d e s , y notables perfecuc iones. Lo quinto, es,
CAPITULO X L 1V.* que fe dexó pifar , acozear, y maltratar por fus
'Délos grandes beneficios ypor merfenos dado enemigos en el Huerto; quifo fer atado , lie-
■enf u Vida , y M uerte, por exemplo del amor, vado prefo,con grande afienta,por las calles de -
del próxim o, y de los enemigos, y conw Jerufalen; fer prefentado como reo delante de
debemos correfponder d fu$j los Tribunales de Anas, Cayfás , P ilatos, y
exmplos. Herodes, y en ellos futrió bofetadas, heridas, y
golpes ; fer coronado, con crueles efpínas > fer
Demás de ios immenfos beneficios recr- azotado, con horribles azotes; fer efeupido, con
A bidos., en la Pafsion recibimos otro, Jmmandas íálivas,herido con vna caña, y mefa-
que es máximo, que es el exemplo de todas Jas dos fus cabellos; fer mofado,y burlado, con pa-
virtudes. Y Sanco T h o m á sib i, dice: Pafsio labras, y geftos de efearnio, como infenfatoj fer
C h ñ jli fu ffieit totalitsr ad inform&ndam vi~ infamado, y afrentado, con delitos falfos; y fer
tam nojlr&m. Quicumque enitn volt perfecié condenado á muerte de C ru z, que fue lamas
•swsre nihilaliud faciat m jt, quod cmtemnat^ afreneoía, y dolorofa, que íe le pudo dar. A
qutz Chrijlus in cruce contempjit, & appetat, quien no paíma, que el Omnipotente quiera pa-
qu¿s Chrijlus appstijt. Es tan grande la vtili- decer tanto por nofotros, vilifsimas criaturas?
dad del exemplo del Salvador ,* que baila para Como,fiendo los hombres fus enemigo?,quiere
total enfeñan^a ¿iiieilra. Y afsi, quien le quiíie- padecer tan excefslvos tormentos, por llevar-
fe feg u ir, figa el exemplo fu y o ; y para eflo, nos al Cielo ? Es pofsible que Dios , fiendo
todas fiis virtudes las reduce i la, paciencia, k Bienaventurado , fe quiera hazer Hombre , por
la humildad , á la obediencia , á la caridad, y hazer bien á los ingratos, y por compafsíon de
defprecio del mundo. Aquí fe halla, para de- miferias, quiera padecer tanto ? Y fi piído con
tendernos de los enemigos, que nos procura- folavna obra, por fer de valor infinito, redimir
ron impedir el Cielo } lu z , que deftíerra los al m undo, y no quifo fino padecer los innu-
errores,con que nos perturban nueílros advera merables tormentos, y afrentas, que fe han
íarios. Sus cxemplos foii vna efcuela vniverfal* referido, por dexarnos copioíifsimos, y admi-i
donde fe enfeñan todas las virtudes, ó camí- rabies exemplos de todas las virtudes, para;
nos. Pues fi efle exemplo nos afíeguta el ca-; que nos muevantnucho á caminar al Cielo; co­
mino del C ielo , no es efle vn benefkio*eflu- mo ferá pofsible explicar efle amor ? SI eflo
pendo ? Y fi enflcada exem plo, por fer D ios huviera executado otro hombre por nofotros*
infin ito, es dignifsimo de agradecimiento; y fu amor fuera excefsivo ; pero no es afsi. Pues'
los exemplos que. nos dio, defde que nació» es Dios hecho H om bre, que es infinito en \$
jhaíla que murió, fueron innumerables, yá que Sabiduría, en el P o d er, en la Grandeza , en la
p o es pofsible agradecerlos, como fe d ebia; co- Bondad , y en toda Perfección, quifo hazer
' Smo cumpliremos con eíta obligación, fi á lo efio ; quan immenfo , e incogagrehenfible feráí
ínenos por eflo no le fervimos, y amamos con el amor con que nos ama? ·
fcodas úueítras fuerzas? Yqualdebe fernueRra correfpondencia, s
, L o primero, aunque en qualquíer Myftc- can imponderable amor ? Santo Thom ás, ibis-
f io nos defcubreChrifio el infinito amor que Si hoc in cruce fec it Chrijlus , 'ideó Jipronobis
jios tiene; en fu Nacimiento defeubrió efle mimara fuam deait, non debet nobis ejfe fu a -
amor , naciendo Niño , y ftijeto á las flaquezas» v e , quacumque mala fuftinere pro ip/o. S¡
y mifenas de otros niños, y quifo nacer en vn Chrifto padeció tanto por nofotros, y dio fu
eftablo. Todo lo qual pudo efeufar, por fer V id a en la Cruz; por amor fuyo debemos pa-
Omnipotente: Lo fegundo, fiendo Niño de decer trabajos}por hazer fu voluntad, nada
ficho dias 4 por nucftr,9 amor , :qüÍio. íuf£¡£ jja t e ^ mucho . Los verdaderos; y períettos
recibidos Un laFlda, V á fs m n 'M m rte de Chrífio . гг i
amígoS.íienen vn mífmo querer , lo que e! vno y que fe focorran en codas fus necefsidades;
quiere, lo quiere el otro, y lo que el vno no ello fe guardafle en cada vno , no tuvieras рац
quiere , no quiere el otro. Pues fi Dios'es ntief- dre , y madre , que es vn gran beneficio ? L a
tro amigo, y nos ama con amor tan immeiifo; fegundo, porque á todos manda , que no haga«
por que, entre nofotros, y fu Mageílad , no ha mal , n¡ daño en el cuerpo , ш en el alma , ni ев
de avcr vn querer, y lio querer ? Y fi nos ha la honra, ni en la hazienda. Pues cito no es éftu-
amado con tan grande exteffo , que por nofo- pendo beneficio ? Lo tercero , porque mandaí
rros lu dado fu vida 9y padecido horribles tor­ perdonar las injurias ay hazer bien á los enemi-,
mentos ; no es bien pequeña la recompenfa del gos; íi tu huvíeifes ofendido gravemente á otro*’
amor que nos pide ? Pues que efeufa tendre­ no eftimarás muchifsimo , que el otro te perdo-i
mos en el Tribunal Divino,de que por fu amor, nára? Pues quanto mas debes agradecer , que,
no hazemos efto poquito ,· avtendo padecido Chriflo fea cu abogado, é intercefíbr * puraque
por nofotros tan hotribles tormentos ? Si ce te perdone? Lo quarto , porque á los que fe
pidL-ra , que padecieífes los tormentos, y era* aman , como Dios manda , les ofrece grandes
bajos, que el fu frió , jsodia^tener alguna ef- premios en efta vida , y en la otra; y .aun рос
enfa ; pero íi efte Señor,pOT tu: amor , por qualquier acto de amor , ó buena obra hecba al
librarte del infierno,y llevarte al C ielo, fu- proximo, les premiará en efta vida, y en Га otraí
frió grandes afrentas , eftupendos dolores, y Lo quinto, poríjue qualquíera,que hizíere algún
muerte muy afrencofa , y dolorofa; como eres daño , ó injuria á fu proximo , con la obra , b
tan ingraro ,-que no le· correfpondes , amándo­ con el defeoj la toma por fuya ; y aunque fea
le con todo tu corazon? muy pequeña, la há de caftigar con pena tempo-«
Amamos mucho ávn amigo antiguo , que ral en efta vida, ó en la otra ; y fi fuere grave , U
íabemos nos ama defde la niñez , y que ha con­ caftigará con pena eterna , como dixo San juan4
tinuado , y confervado fiempre. Amamos tam­ Epift. cap. 3, Qui non diíigit, manet in murte.
bién mucho á vn am igo, que hemos experi­ Onmisquiodit fratrem fuum homicida efi. Lo
mentado , que nos ama fin interés, y que nos fexto , porque no admite los obfequios , que fe
ha hecho grandes beneficios; á ellos, aun en co­ le ofrecen , fi el ta l. tiene cnemiftad, ó rencófc.
fas lcvifsimas , nunca ¡es ofendemos , haze- con fu proximo ; y afsi ,á quien fe halla con tal
roos por ellos quanto podemos, y nos efmé- enojo, y llega al Altar á ofrecer fus dones i
ramOs en hazer en todo la voluntad de ellos* Dios, le dice j Relhqui ibi munus tuum ante
Pues quanto mas jufto , y debido es , que amé- Altare,®’ vadeprius reconciliar}fratñ raí.De«;
ínos ¿ D io s , que fiendo infinita grandeza, def^ sea tus dones delante del Altar,y ve al punto á ген
de ab (eterno nos am ó, y fiempre nos ha ama­ concillarte con tu proximo;y hecha ella reconct-.
do , primero que nofotros le amallemos, íitl Ilación, los ofrecerás,y entonces los recibiré: Lo!
efperar provecho de nofotros? Si á los ami­ feptimo, porque efte amor de vnos con otros,·
bos referidos nunca íes ofendemos , aun en co­ quifo fuelle la feñal de que eran fus Difcipulosj
fas muy leves, y procuramos tener vn que­ y afsi, dixo : In hoc cognofcsnt omnes, quh Dif-i
rer , y 110 querer con ellosj fiendo afsi, que cjpuli mei ejlis diheliomm habusritis ad invU.
fu amor es muy limitado ; por que 110 haze- cem, loan, cap« 13 . En efto conocerán todos los
lüos lo mifmo con D ios, que nos ama infi­ hombres , que fois mis Difcipulos, fi teneis
nitamente , .y que por nofotros ha padecido amor verdadero vrios con otros. Puede fer ma-¡
horribles tormentos? Sino reusó todos los yor demonftracion de lo que Dios quiere, quej
tormentos de fu Pafsion , por aprovecharte amemos á los próximos ? Y íi codo efto redciiM
nías, con los muchos exemplos de. todas las vir­ da en grandes vtílidades; efpirituales , y te¡n-i
tudes, que en ella ce dio ; como eres un ingra­ poralesde cada vno, no fe incluyen aquí тчЦ'
to, que no le amas con todo tu corazon, hazieti- chos beneficiosjdignifsimos de agradecimiento?i
do en todo fu voluntad ? Si efte Señor , defde Para que'efte amor fea verdadero,fe ha de тац
fjue nació, hafta que murió , todo fe entregó á nifeflar con las obras. De efte amor nos dexó el
íolicitar tu falvacion } por qué tu no ie entrega­ Salvador muchos exemplos. Aunque labia, que
rás todo tu amor, en todos los dias de tu vida? Judas le tenia vendida , no publicó fu pecado^
El fegundo amor , que nos enfeña , es el del ni murmuró de él 5 y quando el Juez le pregun-j
prox imo , pues dixo : Amaras al proxiitíe , co-■ tó por fus D i£ip ulos, y fu dotlrina , refpondia
vio a ti m'ifrño. En eñe Mandamiento fe def* > folo acerca de fu Doctrina , y nada dixo de fus
cubre admirablemente la bondad de Dios , y el ■'Difcipulos, porque en aquella noche todcfslü
immenfo am or, y cuidado que tiene de cada avian defamparado ; y el Evangelio eftá lleno
vno de los hombres: Lo primero , porque ca­ de exemplos , en que padeció grandes defeo·^
da vno quiere fer amado , y fer ayudado en to* modidades, y moleitías , por enfsííar el ca­
das fus neccfsidades. Pues íi Dios a todos los mino del Cielo á los hombres, y por curarlos
hombres mandó, que fe amerj vtiog a otfosj eiifeimp? j y ñna,lmen;e, por Calvarnos padeció
a z6 Cap. XLIV. Trat.II. Dé ios grandes beneficios
grandes t0rm éntos,hiifta m orir en la Cruz. Pues rodo bien: Ego autem, Si íien d otu m i etiemigOj;
fi Dios . fendo Omnipotente , y no teniendo y m ereciendo el infierno , p or libraste de e l , y
needsidad de uoíotros , y por caridad , y amor darte el Cielo , padecí horribles termenros, y
fe hizo Hombre, y padeció grandes moleftias, muerte afeentofa; no es bien poco, ó nada lo
halla morir por nofotros , para librarnos del que te pido,que perdones,y ainesá tu enemigo?
infierno , y darnos el Cielo ; como nofotros no Si defpues de averte' redimido , muchas vezes
le imitamos en eíle amor de los proxitnos ? Si has hecho contra mi gravifsimas ótenlas , como
fon ¡nnumeraies los exemplos de amor del pro- hechas contra Dios,pues por vn pecado eíbbas
ximo ,que continuamente [ios dio en toda fu vi­ condenado á eternas penas , y con todo efíb ce
da; cómo Caritos exemplos no ce moverán á eíle he perdonado, porque pedifte mifericordia;
amor i Si ru Redemptor, y Salvador ,á quien . por qué no perdonarás, y amarás á tu enemigo,
tanto debes, te pide , que le pagues todos los porque yo cu Dios lo pido ? Siyos que foy Fuen­
beneficios, que ce ha hecho, en que por fu te de todo bien , y Mageñad infinita , fiendo
amor ames á tu proxiuio 3 fi efto le niegas, no tu mi enemigo, y criatura mía muy baxa, y feif-
ferás ingratilsimo ? Si todos los hombres fon fima por la culpa, te he perdonado las cíenlas,,
imagen de D io s, y ion capazcs de fer Bien­ que en algún móao fon infmicasipor que pidién­
aventurados en el C ielo; fi para eflb fe difpo- dolo y o , no perdonaras á o tro , que es igual
nen j como no los amarás ? Si efie amot; del tuyo , la ofenfa que es nada , en comparación
proximo es muy vtil para el cuerpo, y para de-la que tu has hecho contra tu Dios ? Si por­
el alma ; por que 110 le procuras , fi quiera, que perdones, y hagas las amiftades , te ofrez­
por tu conveniencia? £ 1 Ecclefíaft. cap. 13 , co grandes bienes en eíle mundo, y te admito
d ix o : Omne animal diligit Jibi jimile. Que por hijo adoptivo de D io s, y defpues te daré Ja
todo animal ama á fu feraejante.' Pues como no G loria; como nó perdonarás, á lo menos, para
te contundes, de que eres peor que los brutos, eonfeguir tales bienes?
fino amas a tu proximo, que es tu femejanre? De efle amor nos dio muchos exsmplos el
También debemos amar á los enemigos, Salvador ; Judas era fu cruel enemigo , y fa-
que nos aborrecen , injurian, ó hazen daños, blendo que ya le tenia vendido á ítis enemigos,
defeandolos los bienes de gracia , y los eter­ le labó los pies; y quando iba por Captran , y
nos de Gloria ,y todos los bienes temporales, Caudillo para prenderle , le dio ofeulo de paz,
que para fu falvacion les pueden ayudar; y y le trató como amigo : Amici^ ad quid •ueniftíi
haziendoles el bien , que podamos , y pide Los Pharifeos emblaronMinifiros para prendes
fu necefsidad, E l Salvador, dixO : Ego au- á Chrifto, y quitarle la vida, fieüdo todos hom­
tem dico vobis, diligite inimicos veftroi, beni bres facineroíos,y promptos para tan gran mal­
Jache bis y qtii oderunt vos, & orate pro per- dad; y fabiendo eílo el Salvador, el animo tan
jequentibus, & calumniantibus vos, Matth.cap. dañado que llevaban, íes habló conpalabias tan
5. Y o os digo , amad á vuellros enemigos sy fuaves, que los convirtió, y hizo Diicipulos fu-
hazed bien a los que os aborrecen , y rogad por yos. A Maleo , que con los demás le prendió*
los que os perfiguen, y calumnian. Quien lo y que como'los otros, le avria hecho n;uy ma­
manda ? Ego. Yo, que foy Eterno s y Potcntlfsi- los tratamientos, viendo que Pedro le avia
mo Dios , que coa mi infinito Poder , faque de herido , y cortado vna oreja, fe la faro mi-
la nada Ciclos , y Tierra-, y quantoen ellos fe Jagrofamente tocandola, Luc. cap. 2-z, Y en-
contiene i Ego. Y o lo mando , que foy Señor feñandoles el camino del Cielo , los Judíos ¡s
Supremo , y abfoluto, que hago quanto quiero, trataban m al, blasfemaban de e!, y decían, que
y á quien todos los Angeles , y todas las cria­ ' tenia demonio , que eíhba loco , y que era
turas obedecen , fin falir vn punto de mi vo- engañador ; y muchas vezes le bazian pre­
voluncad. Pues quien fe atreverá á contradecir­ guntas con animo depravado, ■para ver
j fi

me ? Si foy tan poderofo , que en to,do pl mun­ refpotidia a lg o , por donde Se pudieíícn acu-
do hago quanto quiero, fino me obedeces’; cor far. Y aunque lo conocía , y que aquellos eran
tno 110 temes, que al punto £c arroje á los infier­ enemigos fuyos , no los dexó , ni fe fue á los
nos , como embié á los Angeles, convertidos en Gentiles, y no los habió palabras afperas, ni
demonios? Ego. Y o lo mando, que foy Juez fe movió contra fus enemigos, ni en obra , ni
XJniverfal de vivo s, y muertos ,tque tengo de en palabra, ni en el afpeéio, no les moíltó
fentenciar á todos los hombres á tormentas defprecio, fino mucha fuavidad , y benignidad,
eternos , ó á Gloria fin fin. Si dices, que el ene­ y les hizo muchos beneficios, lañando á fus
migo no merece fer amado, porque es muy ma~. enfermos, y refucitando fus muertos ,y no de*
lo , y te ha hecho mucho mal: Ego autem. Yo xó de hazer cofa alguna, de quantas pertene­
que lo rr.anjdo , foy infinitamente bueno, pla- cían á fu íálvacion, jhafta morir por ellos e¡i
d o fo , y benigno ; pido , que por mí refpeto , y vna Cruz.
amor, ames k tu enemigoí aunque es indigno de pero exemplo roayac nos d io , citando
e¿n
recibidos en la Vida , Vúfsm , y Muerta de Chrijia: íz j
en la Cruz , recibiendo a&ualmente crac- gano á tu enem igó, no quieres ? L o feprimo;
]ií'shr.os rormenros , 'y las mayores injurias, quequando a£Ui3lmc:pre k crucificaban , pidió
y efeamios, que jamás fe han hecho *, todos los. al Padre Eterno para ellos el perdón , que es
inkmbrosfe le rompían , fe descoyuntaban los mueílra clara, de que los amabí de corazón.
huellos,y-fu Cuerpo eílaba todo cercado de Im-; Pues como tu .confervas el rencor por macho
inenfos dolores, Y entonces , pudiendp man­ tiempo ? Lo o&avo , que pidió perdón para
dar alas crfaturas , que vengafíen las injurias ellos; y para eífo no aguardó ¿i. que celíaCTe la
hechas á fu Criador, ó hazer que del Cielo ba­ injuria, que- ceflaíTe ía crueldad , y que ellos fe
sarte fuego que los abrafáííé, o que la tierra los humillaíTen , y pidíeíTen mifericordia , fino que
trag^ííc, y entregafíe á las-furias infernales, en­ qhando aAualmente le hazian tan graviGImas
tonces no fe indigna, ni fe enoja , iil fe quexa injurias , les perdona., y ruega por ellos. Pues
de fus enemigos, fino que aboga por ellos , pi­ como tu-defpues de paííada la ofenla, no quie­
diendo al Eterno Padre, que los perdone, y los res perdonar , aunque o'trosjntcrcedan ? Obran­
efeufai Ignofcs illis, quia nefeiu nt , quid f a - do afsi , no mueílras que n o eres Difcipuío de
ciuni i A quien napaíma tan grandes niuefíras Chriílo, finó del demonio, ó del mundo ? Pues
de amor , hechas á fus enemigos! íi oy murieíles; como no remes, que en el jal­
De aqi¡i conocerás, quan lexos eílas de fer d o divino , :Dios te entregue á los demonios,
Difcipuío de Chriílo : Lo primero, efle Señor, por fer Difcipuío fuyo i' Efle ferá juíllfslmo
á los que le iban á prender, para quitarle la vi­ cáílígo ; porque fiel Señor cíe todo lo criado,
da , no les hablo palabras afperas, ni les dio que podia en vil momento dellruir á todo eíle
en roílro con fu maldad, fino que les hablo mundo; y fiendo can gravlfsimamcnte injuria-,
con tal afabilidad, como fi fuelfen amigos. do , y tan cruelmente atormentado de vnoS
Pues como tu , a quien te haze vna pequeña in­ vüifsimos pecadores, «dig'nifsimos millares de
juria , le buelves otras muchas mayores , le vezes del infierno, las perdona , y ha/.e bien,
¿ices palabras muy ofenfivas, y gravemente y te mueflra tan gran multitud de' exemplos,
te irritas contra él? Lo fegundo , que á Ju ­ para que ames, y perdones á tus enemigos , y
das, que fabia era traydor, no le negó fu com­ 110 hazes cató de que Dios te lo mancU*, ni de
pañía , ni publico fus maldades , y traycio- los eílupendos exemplos que te ha dado ; que
don. Pires como tu continuameote murmu-; mereces, fino qué no te .perdone ,y que para·
ra s, y habhs muy mal de tu enemigo , publi­ íiempre te condene con los demonios , cuya,,
cando fus defectos, y muchas vezes levan­ doétrina has feguido?
tándole falfcs reílimonios, diciendo-de e l , lo
¡que no le ha paííado por el penfamieuto ? Lo C A P IT U L O XLV.
tercero, que qaando fus- enemigos le venían De ¡osgrandfs beneficiostqué ejrtíijo de Dios nos
a prender, ti k s fallo á encuentro, y primero les concede, por los admirables exemplos de pacien-i
hablo. Pues fiá enemigos tan grandes, que le ■ fia , quenas dio enfu, Pafiion i y Maette¡y
.Jyeniaii á hazer gravifsimos daños, les habló; (orno d ellos mucbvs correfponden .
.icomo tu, porfer ccfas de nada, niegas el habla ^ muy mal· >
á tu enemigo ? O como, á lo menos , le muef-
ttasel.roftro torcido, como de enojado ! Lo L fegundo.éxempío, que nos enfeñó. eíj
<]uarto , que á judas le filió al encuentro,
fabiendo , que -venia á prenderle. Pues co-
E Salv/doren íu P afsio n es, 1^. paciencia,·
dixo SanThomásen eíle 4. articulo: Si gua*_
,jtno tu huyes de tu eneflilgo.? Lo quinto , que ris exemplumpatientice. eXcellentifsitna invenid ,
á Judas no le habló, faio que le llamó aml- tur in cruce. B e eíle exemplo teníamos los
^ o ; no fe quexó de e l , ni le reprehendió fu hombres grande necjfsidad ; porque la trift^za.
¡trayclon. Pues como , contra tu enemigo de no fuceder las cofas como vno quiere, á mu­
■pronuncias ' continuamente muchas , y muy chos ha ocafionado , gue ellos fe ayan muerto,·
grajos quexas contra elí Lo fexto, que á Maleo, pechado en algún rio , ó arrojado^ por Vnaveiu
íii enemigo, miíagrofanientc le curó; y eftaPí- tana, y .hecho menudos pedazos, Y.e.n ,eñ6í
ido crucificado , quifo padecer tan grandes dando ijempre ay tHbuhciones ; y . muchas:
tormentos , y los ofreció al Padre Eterno , por penalidades, ó perfecuciones , · faltos teftiniQjj
librar del infiernó, y dárel Cielo á fus ene­ ijIqs, injurias,‘ ó enfermedades; de que na­
migos, fi £b» arrepintieren. Pues fi eñe Señor die eftá libre, Demáí de ello , la ira has#
haze tan admirables beneficios áfus enemigos; prorrumpir en Indignaciones impaciencias,
como tn¿ los tfiyos , quintos daños puedes, haze caer; en; gravifsimos daños 'fiel cuerpo,
y continuamente defeas hazer los mayores? y delalnia , que la trae inquietifsima , y*haze
(Y fi el Salvador k s hizo tan grandes benefi­ conteter muchas , y grandes ofenfas a DIos^
cios , á coila de grandes tormentos; como tu, y por eífo mn;hos fe condenan, la paciencia
* coa 1 1 íin trab ^ o hazer al-. reftenq, las ¡jafsiones, y las govi^na ¿efuerte,
’ m
it % Cs-p. X L V . Trat. II. De losgrajides hemficics,
que el alm a goza de grande tranquilidad. Y á azotes fueron, cruelifsimos , dados con vnas
¡a paciencia eftimaban canco los Gentiles', que varas muy duras , con cordeles, y látigos muy
la repinaban por la felicidad, y Bienaventuran- recios : Lo tercero ¿ porque los verdugos fue-
$ a , que fe puede tener en éfta vida, como dice ron hombres fuertes , y bravos, y fe remuda-
Laercio, lib, 4, cap. 7. Porque con ella vivi.m .ban , y todos eftaban llenos de ira , é índigna-
contencos, no recibían pefadumbre, gozaban cion mortal contra el Señor : L o quarto, por­
de paz , y tránquilidad. P11.es librar de las con­ qué las Carnes fie Chrifto eran tiernifsimas, y
tinuas pefadumbres, que los hombres fuelen delicadifsimas, formadas de la Sangre Virginal:
padecer, y darles vna grande paz , tranqui­ L o quinto , porque fúe grande la mültictid de
lidad j y medios , para que fe libren de peca­ los azotes , y golpes que recibió; pues arlgunos
dos , y caminen al Cielo; no es beneficio, que Santos dicen, que pallaron de cinco m il: Lo
ncluye a muchifsiinos ? Y quanto lo debemos fexto, porque no folo le azotaron las efpaldas,
agradecer? P ues efto nos enfeña el Salvador, y parte exterior del cuerpo, en que todo eftaba
con el exemplo de fu paciencia , que fue exce- lleno de llagas; le delataron, y bolviendo las e t
' lencifsima. paldas i la columna,.le boltferón á ar-arjy en el
Lo primero , por los muchos tormentos, e vientre ¿ pecho, y roftro , y en todas las demás
injurias que padeció,que fuerón muchas, y partes , que eftaban defeubiettas, le azocaron
muy grandes ; fufrir mucho álos jPIrarifeos >y con la mifma crueldad , hafta que todo fu Cuer­
Efe-ribas, que continuamente le repugnaban, po quedó defollado , hafta defcnbrir los huef-
y contradecían , y tener en fu compañía 'á Ju ­ Íoí. Y eftando afsi tan llagado, y temblando
das. Qué fentimiento tan grande feria el fuyo, de frió ,le pulieron por efearnío vna veftidura
fabiendo de cierto , que efte era el traydor, que de purpura vieja, y fobre la cabeza vna Coro-j
le avia de entregar, y qtte los otros le avian de na de crueles efpinas, muy duras, y muy agu-
crucificar ; y con todo effo vivía , y converfa- das,que le cercaban toda la Cabeza,y las íienes,·
ba con ellos? Pero los exemplos mayores de y toda la trafpaíTaban, hafta las venas, nervios,
paciencia, fueron los de fu Pafsian , y Muerte, y hueíTos, y haziaivmanar Sangre,ton abundan­
por queque ron muchos, y gravifsimos los tor­ cia, por el roftro , y cuello ; y qué dolores tan
mentos, qne entonces padeció; porque en el crueles le caufaria ? Y quan continuos fueron
Huerco , afsi que Chrifto dio licencia i fus ene­ los tormentos de la Corona, pues duraron haf-i
migos* para que executaíTen fu furor, mucho le ta m orir; y fi vna vez fe la quitaron , luego fe
atormentaron con las manos, con los pies, con la Solvieron á .poner, caufandole nuevos dolo­
lospalos,y con los otros inftrumentos que lleva-, res. Y con vna caña, ó palo le daban golpes
ban, y en efto perfeveraron, hada llegar á la en la Cabeza; y todas las vezes, que daban en
cafa de Anas; y quanto le afligirían a llí! Def­ la Corona , fe renovaban , y aumentan los;
ines execícarón en el muchos, y cruelifsimos' dolores.
géneros de tormentos, por toda vna noche * y Luégo le pulieron la Cruz fobre fus om-
vn día. -Gon que crueldad le acometerían en b ro s, para que la llevaífeal lugar donde avia
eñe primer - ímpetu , quando comentaron á de fer crucificado. Efte tormento fue muy gran­
encrdelecetfe , y á derramar la ponzoña mor­ de ; porque el Madero de la Cruz era muy
tal , que por mucho tiempo te niaa repref- pefado, que ( como dicen algunos) tenia quin*
fada en fus pechos furiofos ? ,EÍh cafa de ce pies de largo. El Señor eftuvo molido, y
Anas, defpues de averie condenado por blasfe­ llagado hafta las entrañas, y tenia confundi­
mo , y digno de muerte , los Soldados arreme­ das , y galladas todas lSs fuerzas; y los ombros,
tieron contra e l , con grandifsima crueldad, y- fobre que cargaba la Cruz eftaban llagados;
con 'bofetadas , golpes , y puñadas » y afquero- pues quanto padecería entonces? Pues fi tocarle
fas falíbas , le atormentaron gravifsimamente* á vno con la mano en vna llaga le caufa gran
Y eftos tormentos los cc^itinukron,.y acrecen«! d o lor; que tormento feria echarle tan grande
tdron por toda aquella noche,con invenciones,* pefo fobre fu Cuerpo, tan canfado, y llagado?
Hénas de. crueldad , yd e furia infernal. Y por Y como la Cruz era larga s y arraftraba por el
rW elación fe ha fabido , que el Salvador en fuelo, tocando en las piedras, y meneaud ofe
.«quellá noche fue herido quarenta vezes, con fobre los ombros, acrecentaba la pena > y el
recias bofecadas, y crueles golpes entodaíir dolor. De efte modo caminaba, con gran pena­
cuerpo , fia darle vn ¡nftante de defeanfo. lidad, el camino tan largo; y como iba tan fati*
En cafa deHérodes fue atado á vna columna, gadifsímo ,-vino á desfallecer, y caer en el ftie-
y en ella cruelifsimámente azotado; efta fue Io , debaxo del pefo dé la C ruz, y efto le causó
grairde pena : Lo primero , por eftar atado* coii grande tormento. Y temiendo los Judios 110
ttantafuerza, que la s 'fo g a s ,y cordeles fe le fe murieííe en el camino, bufearon quien le
entraban por fus delicadas carnes, hafta hazer-, ayudafíe á llevar la Cru’4 ; y efto, no fue com-
1« reventar la Sangre: ¡Lo feguiido ? porque lgg pafsion,íin© ¡jefeo de darle mayoí:eíi torniencosft
que el Hijo ele Dios nos dio defu paciencia.4 2 2p
muriendo éh la Cruz. Y llegando al Monte fus dolores es vn excmplo admirable de pads-'
Calvario , le defnudaron de fus prop ríos vef- cer, y dígnifsimo de agradecer, e imitar; quan-
tidos , para enclavarle en la Cruz. Efto fue muy to mas los innumerables de tau excefsíva pa-,
penofo para el Señor; porque las véftidutas ef-; ciencia?
taban pegadas a las llagas , con la Sangre Teca, Y aviendo, el Hijo de Dios dadote tantos,·
V a m ad a , y como fe las quitaron con violen­ y tan grandes exemplos de paciencia , los has
cia, íe bol vieron 4 abrir las llagas, y renovaí imitado? Dirás J o primero i Que no puedes
ron todos los dolores paílados.A. efte tormento, fufrir las condiciones de: otros, con quien v k
fe anadió el frió del Invierno, que le penetró Ve s, porque fon infufribles. Y como no repa­
las carnes abiertas, y.le hizo'temMar, y ef- ras lagra^p moleftia;que padeció-el Savádor,r
tremecer ; y duró eíle tormento, hafta que efe. converfando con pecadores reveldes, que re-
piró. ' * íiftian á la virtud, y que .por eflfo fe perdía el
Ya defnudo , los Soldados tomaron aquel fruto de fu venida al mundo ,y que le’ llamuban
Sacratifsimo Cuerpo, y con furia le arrojaron endemo n¡ado,y otros nombres múy afrentólos?:
fobre la Cruz, pufieron íbs eípildas fobre el Y tartibien no fubrió , y habló con mucho
madero , y eftendieron fobre el los brazos, agrado álos Ju d io s, queíe haz Un preguntas
y los píes. O que cruel tormento feria á vn con dolo ■, para poderle acufar ? Y no-hizqlo
cuerpo todo defollado , echarle fobre vn du­ mifmo con otros, que le fueron á prender , pa­
ro madero! Al punto empezaron á enclavar ra quitarle la vida ? Y no fufrló, con gran pa-:
la vna mano ; y como el clavo era grande, y ciencia, las horrendas injurias, y crueldades,
noagudo, por el agugero llevó rrás si la car­ que con el vfaron los Sayones en fu Paísion^
ne; tomáronla otra mano,, y comoelCuer·* Pues fi quanto padeces de tus vecinos, ó de los»
po , y los nervios fe avian encogido con el de tn cafa, ó de' tus enemigos es nada, en
frió , con gran violencia tiraron de ia maní», comparación de los que paísó d Salvadorj;·
para clavarla en el agugero , que tenían hecho, qué caftigo merecías , porque no fuíVes ,cow
y lo minino hizieron con los pies, tirando de fas tan leves , á vífta de tan grandes exemplos
ellos,coh gran furia, hafta llegar alalgugero de paciencia, como te ha dado el Hijo de Dios?;
donde los enclavaron, y con’la violencia, que SÍ Chtlüo , por fer D io s, con fok> vna palabra
tiraron de las manos , y pies para enclavarlos* podía echará fus enemigos al ahyfmodel ím
quedaron las coyunturas de aquel Sagrado ■fiemo,y losfufrió por darte exemplo de pacieiw
Cuerpo abiertas > y los hueflos defencaxados cía; por que tu , miferable, lleno de pecados,nó
de fu m e , que fe le podían cantar »corno Pro- toleras ellas tribulaciones, ó enfermedades, coa
phetizó David , Pfalm. j i . O quangrandesa y las quales te corrige, y caftiga Dios por tus,
agudífsímos dolores fenriria, y como le pene­ culpas ? Si eíle Señor pagó por tus culpas,
trarían el corazon, y partirían los entrañas! tan arrodísimos tormentos , y dio grandes
TDefpues; de enclavado , levantaron la Cruz exemplos de paciencia , para enfeñarte á tener-i
en alto y en vn agugero de vna piedra , que laTCOmo te atreves á no querer fufrir mólef-¡
para efto eftaba difpuelta, dexaron caer con tías muy livianas ? Y fi te ha fufrido, ydifsi-i
gran ímpetu el madero de la Cruz , y el Santo mulado muchos pecadds , mereciendo tu el In-:
Cuerpo. Efte fue tormento incomparable, por­ fierno , haziendote beneficios, quando le in·)
que con la violencia que cayó , fe le abrieron juriabas; por que tu no fufrirás, y tendrás pa^
todos los miembros, fe le eftremecieron las ciencia? -
entrañas, y fe le dafgarraron los agugeros de L o fegundo , fue grande eí exemplo de I#
píes , y manos í y comentaron á manar-San. paciencia del Salvador en el mundo, como fu-;
g re, como'fuentes v iv a s; como fe podrá ex-¿ frió tan terribles tormentos, y horribles afren-i
plicar la grandeza de los dolores de los bendi­ tas , pues fiendo eftas, y aquellos immenfos»,
tos brazos , enclavados, y tan reciamente efti- los fufrió con vna paciencia inefable, y efpan-
rados ? Y qnan doloroiifsimas ferian las penas tofa ; no fe queso de fus enemigos·, ni d éla
de los pies , y la carga del Cuerpo ? Y quan grande crueldad con que le trataron ; no fe de­
atormentada eftaria la Sagrada Cabeza , que no fendió , ni fe enojó contra ellos, ni les moftraí
.tenia donde reclinarfe , fino fobre las efpinas? e'1 roftro diíguftado , ni les dixopalabras afren-i
¡Y que fentirían todos los Sagrados miembros, tofas, ni de pena, ni de amenaza, ni les exa­
eftando^ada vno de ellos fuera de fu lugar ? Y geró crueldad, é ingratitud. Y dicíendold
quan ¡mmenfos ferian eftos tormentos, perfe- muchas injurias , uo murmuraba de ellos , n i
verando por tres horas, eftando hecho vn pie- les decía palabras ofenfivas, ni abrió fu boca
ligo de dolores , hafta que eípiró ? SÍ hazerfe para defenderfe, m para quexarfe, fino comc*
Hombre D io s, es eftupenda demonftración de vna oveja m anfa, que quando la degüellan^
am or; qtfanto mayor g s , que por fus enemi­ no vala; afsi efte Señor, callando, con quie^
gos t quiera padec|t unto? £ £ íüá 1 £ wpof® in frió los issgews ¿ a y o s con^
m
23° C a p . X L V . T r a t . i l . De los grandes Bsnejicios
fejlie fus enemigos le atormentaron , y la furia dados , y le llevaron prefo con grande eftrocn*
truel con que le dieron la muerte, como lo Pro- do ,como á ladrón-, 6 como hombjar'jiiuy fa-
phetizó lía la s, cap. 53. Sicut ovis ad occifsio'< cinerofo. Matth. cap ,26 . Y*por que tartas, y
mm ducetur , & qjmfi agnus cor&m tondsn tan grandes perfecucioncs ? Ya lo Prcphcuzo
te fe obmutefeit , 0 1 non appsriet o¡ fuum. David , Pfalm, 1 18 . Iniqui pcrfecutt junt me
Para que le imites en la paciencia, te ha dexa- gratis. Los enemigos me perfiguicren .fin
do innumerables exemplos de efta virtud, Y le caufa , folo lo exefutaron por od io , y mala-
figuts ? No, Porque por cofas muy leves te Voluntad.
enojas prorrumpes en iras , impaciencias,, Y én el tiempo de la Pafsion , crecieron
/inaldiciones , alborotas la cafa , la Jlenas de denudado# e fia? perfecucioncs injuftes; pues
Vozes.j te pones tan furiofo, que pareces loco,· dice San Pedro, Epiílol. 1 . cap. 2. Tradebat
y entonces cxecatas muchas locuras , de que autem fe iudicanii iniujle , qui-peccatanoflra
íkfpues tefefa. Y eíio , no lo executas conti­ Ipfepertulit, vt pecuatis mortal, 'iuflit'm viva-
guamente defde niño , hafta aora? Puesíi ef- rmn. Que fiendo Jufto , y Santo , llevó fobre
tásfíempre en las vanderasdel demonio, co- si nueílros pecados * y por eflo permitió, que
tno diremos , que eres Chriftiano , y Difcl- le juzgafíen , y condenaífcn injuíHmcnte ; por-:
pulp de Chrifto ? 'E l Soldado figue á fu Capi­ que nofotros refueitemos de las culpas , y viva­
tán , y folo le da vn premio temporal de muy mos á D io s, y á la gracia. Efta ¡njuftlcla fe
pequeño valor. Pues como note avergüenzas, prueba., que fue fin caufa: Lo primero, porque!
de que rfo figties áui Capitan Je fu s , que fi le viendo que avia refucilado á Lazaro, y que
figues, te ofrece el Reyno de los Cielos ? S i muchos por eíTo creían en el , dlxeron : Efte
el Soldado figue á fu Capitan, y por eíTo fe po­ Hombre haze muchas maravillas. loan. cap.
ne á peligro de morir ; como tu no quieres fe- ,11. Y entonces ,.en'aquel Concilio determina-;
guir el exemplo de tu Capitán , que es Dios, ron quitarle la vida. Puede hallarfe mayor
que te enfeña á tener paciencia, en lo qual prueba de fu inocente muerte, como decretar
noay peligro de muerte? SÍ vino iil mundo, darfela , por aver refucirado á vn difunto ?Lo*
para darte grandes exemplos de paciencia, ga» fegnndo , porque dice San M atheo, cap, ’
ra enfeñarte á vencer la ira , enfermedad cruel y San M arcos, cap. 14 . Que los Sacerdotes
de tu alm a, que la haze caer en muchos pecar bufearon fálfos teftigos. Pues caufa fiecha con,
d o s, y en rencores, que á muchos han conde­ teüigos falfos , como puede íer. verdadera? Lo.
nado.al infierno’, y tu nunca le imitas ; que tercero, porque Pilatos , publicamente dixo:
refponderas en el juicio, quando te haga cargo Ninguna caufa hallo en eñe Hombre. Y He*
íde tantos, y tan grandes exemplos, y que nun-: rodes ha dicho lo- mifmo, Liic. cap. 23. Loi·
pa ios has feguido? quarto , porque San Matheo , cap. 27. y Satl·
Lo tercero , fue grande, y excelentifsima la M arcos, cap. 1 y. refieren, que Pilatos cono.*;
paciencia del Salvador,porque tan fuñimos tor­ c ió , que los Judíos le perfeguian, y acufa-i
mentos,e injurias, ¡as fufrio con fingularifsima han por embidia : L o quinto, porque viendo’
paciencia , eftando inocente , no pot pecados los Judíos, que por hallarle inocente, no quería,
proprios, fino por los ágenos, como.ProphetÍr condenarle , le amenazaron, diciendo, que no
zo Ifaias,cap.J3.^lííWíaj ejlpropter f :elera no-i feria amigo del Cefar,. loan. cap. íp. Oyendo
{Ira , eo qtiod iniquitatem non fecerif. Y con .cito Pilatos, temió, y dio la fentencia de muer-,
fér Santifsimo,y viniendo al mundo para li­ te , y fe labó las manos delante de todo ei Pue­
brar del infierno a, los hombres y llevarlos al blo, diciendo: Y o foy inocente en la Sangre de
Cielo. Los Judíos , á los Milagros que hazla, efie Jufto, Matth. cap. 27. pero el Salvador,
para convertirlos , los atribuían á obra del de­ 110 fequexó délas muchas injuílicias ; no ale-.,
monio. Matth. cap. n . Y porque procuraba gó en fu defenfa; no apeló á otro Tribunal,
Convertir á los pecadores , le infamaban di­ fino que fufrlój con gran paciencia,todas Jas in-
ciendo, que era amigo de los Publícanos, y jufiieias, y tormentos de fu Pafsion.’ Y tu„ no
$ e £ o m e r,y beber. Matth. cap, 1 1 . Y predi­ obir«s lo contrario ? No te quexas grandemen­
cándoles la Doítrlna del Cielo, le cobraron tan te dé la ingratitud de otros í No ponderas
¡grande aborrecim ientoque algunas vezes le niuchifsimo tu inocencia? No llcnaselayre.de
apedrearon. IÓann. cap. 8 .1 0 . y 1 1 . Y le re­ quexas , y murmuraciones , publicando, que
putaron por hombre tí„i perverfo, que p^r De- te han hecho grandes injufHcIas ? Y .dim e,
jpretodel Cohciliofe mando, que fue líe echa­ eres tan fanto com o;Chri[lo ? No. "Porque,
ndo de la Synagoga, como defcomulgado, quien , eftás lleno de pecados. Pues como no reco­
rcSixeCfe, que eraChrifto. loan. cap. Y tam­ noces , que cfTos trabajos fon caftigos miferK
bién mando, que quien fupieíTe adonde efia­ cordiofos, por tus culpas ? Y te han dicho tan
b a , le prendí efle. loan, cap. 1 1 . Y al Huerco grandes injurias, y daños, como á Chrifto? No.
|yͣͣ£2U & prenderle cqu muchas ingas ? £ §o¿- É 2 № ^ d o s j£L¡ ítlpefio..
que el Hijo de Dios nos dio de fu Paciencia* 231'
'de !os qwe padeció el Salvador, Pues fi todos á fu Hijo Unigénito, y muy amado por tug
citos los luír ió con admirable paciencia, para pecados; qué hará contigo , que eres fu ene-,
qcie aprendiefíes de fu exscnpló ; que excufa migo ? Y fi para que te libraffcsdel infierno, y
darás, de que fismpre ellas'obrando lo con­ caminaflés al Cielo , te embló á fu Hijo , para
trario? que ce enfeiuíTe con do&rinas, y obras , y le has
En el capitulo-4/3. propongo otras auchori- defpreciado , y no has querido íeeuir fus
dadE> claras,que pudieron efcufar eftos tormen­ exempfos; quan indignado eliara coucigo ? Sí
to s, y que voluntariamente los admitió por tal jufticia Iileo en fu H ijo , reconocido por
nueltro bien ,· aunque fueron cruelifsinios pa­ cal , foSo porque tomó' imagen de pecador,
ra fu Cuerpo. Q¿ia¡i grande beneficio es, que y fe pufo en cu lugar; qué hará, contigo, que
vn Süiior.ímmenlo aya querido padecer volun­ eres enemigo verdadero , y revelde como Pha-
tariamente can horribles tormentos, por dar­ raon , que deí’precias fus Mandamientos ? Y
nos exemplo de paciencia , pira vencCr la ira?* íi viendo tu iüfolencia, ce embia trabajos , pa­
,Y quan obligados' citamos á imitarle? Y te ra que fatisfagas , imitando la paciencia de
ofreces á padecer grandes trabajos, para cor- Chriíto , y no los admites ; como no temes,
refponder al Salvador, que futrió tanto por que caftigue tu fobervia ? Si tan laílimofo
ti i No, Porque huyes aun de ios mas peque­ pufo al Cuerpo de fu H ijo ; tino te enmiendas,
ños , y los muy leves, te parecen muy graves, como no temes haga lo mifmo contigo?
y por efío los rt¡hufas; y. fino los puedes cícu-
í a r , te portas en ellos con muchas iras, e im ­ C A P IT U L O X L V I.
paciencias, Y que reprehendan , y caíligo me­ De los grandes beneficios , que el Hijo de Dios
reces , que te de el Señor, pues aviendoce da­ nos dio en fu Vida * y Pajsion , por los cid*
do cantos , y tan admirables exemplos volun- mirables exemplos , que nos dexd para
tarios de*tan gran paciencia, ninguno lias que­ vencer naejira Sobervui > d que de­
rido imitar ? Que cargo tan grande te hará, de bemos correfponder.
que tan grandes exemplos , y quanto en ellos
,
L tercer exemplo que nos dio el Salvas
padeció > para ci han iido ocioios ? Ai si def-
prteias exemplos tan grandesde l^ios. Omni­
potente , dados con grande amor, y para gran*
E dor en fu Pafsion , y Muerte , es de la
humildad; como íabia que la lobcrvia, here-:
de vtilidad cuya? · dada de nueflroi primeros Padres, eíta muy,
Pues como has de fatisfacerá ‘D io s, por array gada en nueftro corazon, y que codo nuef*
tus pecados? Iíaias,cap. 52. propone á Dios, tro cuidado e s, querer fer honrados , y diana-
que dice : Propter Jcdtts popuil mei percuji dos. Quien hizo, que Adán ofendicíle a Dios,
eum. Por el pecado de mi Pueblo he permi·*· fino la fobervia de querer fer como Dios i trU
tido , que mi Hijo fea atormentado , y crucifi­ tis Jícut Dijt Quien á los Angeles con­
cado. Y fon tantos los tormentos, que dice virtió en demonios , fino la fobervia ? Y qual
ífaias, cap. 1, A planta pedís, vjque adverticem es el principio de tantos pecados , como han
non efl meo fanitas. Quedefdela planta del cometido les hombres , íino la fobervia de
pie , halla ia Corona de la Cabeza, en el Cuer-i Adán? Para curar efta tan gravifsima enfer­
po no ay parte alguna, que no elié llagada, medad , y librarnos de tan gravifsimos males,
y llena de dolores. Pues fi para pagar cus pe­ aplicó el remedio contrario , que es 1a bu mil-;
cados eflá tan maltratado el Salvador; como dad, Y a fsí, San Gregorio ,lib, 34 . Mor.cap.
t u , que los has cometido , quieres huir de 7 1 . dixo : Ad boc Füitis D ñ fonnam injir-
toisa pena , y- vivir lleno de contentos ? Si el rnitatií noJira fufeepit , O“ dejpeSlus appA*
Hijo de Dios , para llevarte al Cielo ,eíluvo ruit ad boc contameliarum ludibrio, irrtf io­
tan atormentado; y tu en nada figues efte exem­ nes, opprobria tolerabii vt fuperbüm non ef-
plo , y echas por el lado contrario ; como no fet botn'mem doceret bumilis Deas. El Hijo ds
reparas , que caminas al infierno i Quando el Dios , para enfeñar al hombre , que no fueíTe
Salvador llevaba la Cruz actieftas para fer cru­ fobervio , fino humilde , vino humilde , y def4
cificado , hs Mitgeres , viendoíe tan afligida, preciadoal mundo, y por eíTopadeció contu­
prorrumpieron en copiofas lagrimas; y el Sal­ melias, efearnios, ¡misiones , y oprobríos. Y.
vador las dÍNo: Se in ligno viridi bac fiuntt el Salvador d ix o : Difcite a me, quia mittis
in árido quid fisf} Ltsc.cap, z j , Hilo es , fi fum , & bumilis corde. Matth. cáp. 1 r. Apren­
por el pecado ageno mueílra Dios tan grandes ded de todas mis obras , y hallareis, que
rigores de juílicia ; qué hará contigo, por tus foy humilde de corazon. Y en otra ocafion,
peco dos proprios ?Si aísicaftiga al Sanro,é Ino­ acabando de obrar vn a£to de mucha humil­
cente, lleno de virtudes perfe&jfsimas; qué dad , dixo : Exemplum enim dedi vokis, v i
hará con el pecador,»lleno de m uchos, y abo­ que,madmodum egofeci vobisy ita O" vos facia-
minables pecados i Si tan atormentado puÍQ tis,loan. cag. 1 Y© 98 fee ^ 4 « exemplo, para
\ 31 Gap. L X V I . T í á t l l . Proponefe la Vi da, Vúfsiony y Muerte
que imitéis mis obras de humildad, Leafe to- íerven enfa corazon la verdadera humílílflá«
dala vida del Salvador ; y fe hallará , que y coíi ella defiruyan el.vicio pernkioliísij
tocias- fus acciones eltán llenas de'humildad, rao de la. fobervia , y vanagloria t qacá ma-
Pues fi ellos exemplos fon innum erables, y ca­ chos ha Gonden,ado. Y tu , no publicas tus bue­
da vno es vn beneficio eípecial > quan grande nas obras , no las realcas , queriendo pop
debe fer nueftro agradecimiento?Y íi todos ton ellas fer alabado ¿ y ellim ado? Pues con cito
ex ce atados para, darnos exem plo, para que nos no aumentas á la..lobervia , y vanagloria í Y-
librem os de la fobervla , vicio tan .dañoíifsi- como no tem es, que te pierdan? Si el· H ijo
mo al cuerpo , y abalína ; como podrem os de D io s , en quien no podia aver pecad o , tan­
agradecerlos b k n , lino imitándolos ? Aunque to ocultó fus buenas obras , fino en cafo de
' ellos fon tantos, que no fe pueden numerar, grande necefsidad ■, com o tú , fin caufa , 'pu­
propondré algunos. blicando las tu y a s, 110 cernes que eítos dos
£ 1 primer exem plo, que uos dio C hrif- 'vicios te deftruvan ? Y importándote mucho
to t fue , clcondcr los dones D ivin o s cg ia vi­ el vencerlos ; como afsi deiprecias los m uflios
da tan humilde que e x e rd tó , hafta los treinta exem p lo s, que para eíío te ha .dado el Salva»!
a ñ o s ; pues en todo elle tiempo no hizo M i­ dor. ? Sí Chrilto , encarecidamente, y con tan ­
lagros , ni caleño publicamente , ni, hizo co­ tos exem plos, enfeña eíle ejercicio de hutnile
fa feñalada , ni extraordinaria , fino quando fue dad ; como no conoces la gran necefsidad d -
hallado en el Tem plo ; y de todo cite tiempo, efta virtud , para curar cu lobervia ? S ie lM e r
r o s dice San Lucas, cap. a. E ra t fabditus illis. díco del Cielo nos aplico tantos remedios
Q ue citaba fnjecoá M aria Sandísim a , y a, San para fu c u ra , vían dolos e l , fin tener necef-
'Jofeph ; y es parecer de m uchos, que le ayuda­ íid a d %tu s que la tienes grande, y no ce v a ­
ba en ei oficio de Carpintero t por exercitar les de ellos , n a dás á entender , que no
la humildad , y no parecer ocioío. Com o no conoces en ti tan grave enfermedad* ó que ef-
te quedas ata ni со » viendo que tuvo oculta fu tas loco?
Sabiduría infinita por tantos años ? Y tam­ E l fegundo exemplo , es , que todas las
bién la virtud de hazer m ilagros ? Y quanto buenas obras que cxcrcitaba las tenia no de
te debes ad m ira r, de que fiendo D io s , ш у о si en quanto Hom bre , fino del Eterno P a ­
oculta fu D ivin id ad ? Y tu , ocultas-la noble­ dre , y nacía.fe atribuía á si j y a f s i , dixo por
za , ó la ciencia ? N o . Porque continuamcnce San Ju an y cap. 7 . M i doBrina no es mía , ¡¡n a
publicas elfo , y otras prendas , con gran d e­ del que me embio. Com o íi d ix e ra :Z ,¿ Doc­
le o de que todos te alaben ,y enialcen. Pues trina que yo enfeño ¡ y por effoparece '.»ia ,n<>
fi tu nobleza, o fabiduria , y otros dones fon m ee de m i , en quanto H om bre, ni es aUq&}~.
nada , 'en comparación de la grandeza, y fa- rida por mi in d uflria , fino comunicada p or
biduria infinira de D io s , y los oculta para dar­ el Eterno Padre. Y hablando vnívcrfalnient®
te exemplo i como no te avergüenzas deque de rodas fus obras , d jx o : No puedo yo dg
¡as publicas ? Si el H ijo de D io s deiciende del p¡i mifmo baz.er nada. loan , cap. 5. Y en ei
Q e ío j halla vn eftado tan baxo y como,es ha- cap. 14 , dixo : Las palabras que yb h;ibla , n&
ie ffe h o m b re, y quiere v iv ird e fc o n o c id o ,y las hablo de mi mifmo ; mas el Padre que
defpreciado , por lanar cu fo b ervia; com a eres ejh i en mi , es quien haze ¿as obras * que yo
tan atrevido , que no liazas cafo de fus exem- bigo. C om o íi dixera : Las palabras , que
plos , y fiempre procuras lo alto de las eili- pronuncio , y obras que bago, no las tengo
macioties? de m i , en quanto fo y Hombre , ni /a len de
D eípues que el Salvador dexo la vida tan m i Humanidad , como de prim er Autoi%.y
oculta , y retirada , y empezó á predicar ,y por caufa. de ellas ; mi Padre , que es Dios , me·
hazer obras de caridad , hazla M ilag ro s; fue da virtud para hablarty es quien baze las obras
para enfuñarnos á huir la honra , y alabanza: que yo bago. San M atheo, cap. ip* refiere ,.que
P o r eíío muchas vezes á las p e r fo n a s q u e m i- vn M an ceb o , le d ix o : Maeflro bueno. Y lg
lagroiamence fanaba »les manda callaflen aquel refpo n d ió : No ay otro bueno , fino Dios. C o ­
beneficio , com o refieren los Evangeliftas. San mo fi di sera : Si me llamas bueno , por (as
M ath e o , cap. p. 8. y 1 2 , San-Lucas , cap. 8. •buenas obras que miras , -juzgando que p ro ­
San M a rc o s, cap. 7 . y 8. Y que otras vezes, ceden de mi , como dé hombre pupo j f¿ b e ,,
fe iba d é lo s Lugares donde hazla los M ila­ que por si ninguno es bueno , fino folo Dioss
gros , com o lo refiere San Lucas , cap. 4 . San él fo lo , de fu propria virtud , y naturaleza
J u a n , cap. y. y 6 . San M ath eo , cap. 1 4 . y 15 . es bueno ,y tiene en si la bondad \ y a ¿ 1$
£ fío hazla el Señ o r, para enfeñar a los hom­ como Autor de todo lo bueno , f e k debe la
bres , que en quanto pudieran , éfcoudan las gloria , y alabanza déla bondad. En efto nos
buenas o b ra s , y no quieran por ellas el pre- enfeño la humildad tm iji-necefláriade que el
¡yiu víuiq ds la alabanza ? figo para que con* hombre n o t^ n e d e fie o ía buena/m opecados,y;
d d Hijo de D ios , para vencer m éftfa fo h rv tá : 23 f
SJcfc'&os, y que de si mifi.no todo es m alo, y do á Pedro , que metiefie el cuchillo en Ы
meotirofo; y que los que fon buenos , de Dios vayfu , le d ixo: No entiendes , que f i yo q:¿i-
reciben la bondad ,y á el fe debe atribuir Id fiera, defenderme , pudiera rog.¡r a mi Т?лА
alabanza de todo lo bueno. Los hombres no d?e , que me embidr.i Ati^°les , y embidn
imitan eítos exemplos , porque fe alaban, y , mas de diez, legiones , рлгх def;ndsrm¥v
glorian de lo bueno que ay en ellos, y fe atri­ Matth. cap. г6; Pudiera decir con verdad:'.?/ya
buyen a s i, y á fusíndiiftrias, y trabajos la fa- giiifiera defnderme , virtud tenga contra todo
jbiduría, y todo lo bueno ; como no reparan, el mundo , y pudiera mandar d los Angeles, que
que efta es vna muy fina fobervia ? O qué lexif- me defendtejfen, Y no quilo, fino hablar mo:
flmos fe hallan de feguír los exemplos de Chrif- deftamente , diciendo , que podía rogar,
t o ! Siendo eíte Señor D io s, y Hombre* todas que fue defeubrir lo menos 5 que podia ha-·'
fus obras buenas no las atribuye á s i, íinoá z e r, que era rogar , declarando , que el po-¡
Dios ; como los hombres , que de luyo fon n u ­ der de mandar, en quanto Hombre, le ve tii#
los , por la corrupción de la naturaleza, fe del Padre.
atribuyen á si todo lo bueno ? E fta, qué otra Y imitas á Chriíto en la; palabras modeítas,;
•cofa es , tino hurtar á Dios la honra , y alaban­ y humildes ? No, Porque hablas con mucho
za , que le pertenece ? A eítos, ,San Pablo ad imperio de los otros / y quieres dar ¿ entender,
Coriach. 1. cap. 4. reprehende: Quídáutem, que eres muy fabio , y entendido, y hablas
■quoA non acceplfti ? Si aut'sm aeespifii, quid con arrogancia ¿ y fobervia. Pues como def-
glvriat'if) quafinon acceperis ? Qué cola buena de que tienes vfo de razón , hafta aora , no has
a y , que de Dios no ayas recibido ? Y fi la hecho cafo de cítos exemplos, qne ce ha dado
recibirte ; como eres tan vano, y fobervio, ei Maeftro Divino ? Qíí<m digno eres, de repre-
■que te glorias , y alabas de los bienes age- heníion, y caíligo, por cite defprecío ? Si Chrif-
nos? to , en quien citaban encerrados los ceíbros de
El tercer exemplo, que nos dio el Salva* la Sabiduría de D io s, como íi fuera ignorante^
ídor, fue ·, de medeítia > y humildad en fus qnifooirá los Doctores, y hazerles pregun­
palabras ; porque el humilde, no habla deí- tas ; como el hombre, heno de ignorancias , y( ■
orde nada me nre de si , ni alaba, ni engran­ fujeto á innúmera merabí es errores , no oye , y
dece fus cofas, ni defeubre prefumpeion, ni pregunta , para aprehender s litio que fe-muef- к
fobervia en ellas. Y afsí Tobías , cap. 4. dixo tra como Sabio ? Si Chrifto , fiendo Hijo na­
á fu hijo : No coníisntas, que la fobervia ten­ tural de D io s, fe nombraba hijo del hombre»
ga feñoríoen tu corazón, ni tampoco en cus y ocultaba la autoridad que tenia por fer Dios?
palabras : Süperbt.ini nmnquam in tuo Jtn - como el hombre t aunque tenga alguna parte
/ « > eiiit in tuo 'Vrrbo dominctar. Aísi la hu­ de nobleza , virtud, ó letras , no defeubre con
mildad fe exeveita ,, y defeubre en las pala­ llaneza, quando conviniere, parahumiilarfe,'
bras modeítas , y humildes. De eíto el Sal­ las baxezas,e inhabilidades, que para innui
vador, íiendo niño de doce años , quando ci­ metales cofas tiene ,,y no difsimula , y.encu-
taba eninedio de los Dottores , porque en­ bre ja que le puede fer honcofa , mientras 1*.
tonces importaba darles noticia de la venida'del , necefíidad no obliga á mantfeftarlo ? Si Chrif­
■Mefias, no vsó de palabra de Maeítro, ni def- to rogó á San Pedro , pudiéndole mandar; род·
cubrió autoridad alguna de Superior ; pero qué el hombre f quamo es de fu parte , no de-
con humildad , como íi fuera Dii'cipulo, y fea, y procura im s rogar , que mandar, para
pudiera aprender de ellos, ios eítuvo oyen­ humiilarfe ? Sí por tus pecados, y flaquezas
do , y efcuchando , y les hifco preguntas , co­ eres muy digno de defprecio; de qué te firve
mo quien quiere Ciber lo que ignora. Nata- la alabanza , pues por eífa fobervia puedes
(nael le llamo Hijo de D io s; y él fe llamo temet no feas reprobado de Dios. San Pabla
hijo del hombre. loan. cap. 1 , Y ordinaria­ 2. ad Corínth. i. díce : Ñonqui je ipfum eom~
mente fe llamaba hijo del hombre, dsfcu- r/tendat , Ule probatns efl , fed quem Deas
briendo la naturaleza humilde , y oculcando commendat. No aquel que fe alaba , y dice bien
la Divina. Quando fubió en el navio de de si es bueno, y aprobado por ta l, fino aquel
San Pedro, para predicar á muchos, que ef· á quien aprueba , y alaba Dios. Pues fi Dios re­
taban á la orilla del m ar,rogóá Simón,que prueba la fobervia , y eílimala humildad; co­
apartaíTe el navio vn poco de la tierra. Luc. mo por efte medio no procuras íer bueno de-.,
cap, 5. Pudiera, por muchos títulos, mandar­ lame de Dios ? Qué importa , que por tus ala-:
le , porque era fu Maeftro , üi Señor, y de' bancas te eftimen los hombres, íi por ellas
todo lo criado , y 110 quifo vfar del poder que caes en. fobervia , y quedas reprobado dq
tenia para mandarle , como á Difcipulo, y Dios?
fubdito , fino humillandofe le rogó , como £ ! quarto exemplo de hum ildad,es,infrir bien
■fi fuera .fu igual, Qirando en ,1a priíioa man- lasieprduéfionesinjufta^quenoshiziercn.D cfia
Gg KQ-·
^34 Cap. X L V I.T r á t.II. ProponefebFida^Pafsm,y Muerte
voluntad prompta, y humilde, nos dio muchos Rey ; y advierte el Evangelifta , que viend»
exemplos el Salvador, fiendo reprehendido fin el Salvador , que le quedan hazer Rey al
culpa. San Lucas, cap. í i . refiere, que avien- punto fe aparto de allí, y folo fe fue al Mon­
do predicado contra la ambición s chypocrefia, te Oiivete , donde no le pudieífen .hallar,
y otros pecados públicos de los Eícribas, y A efta dignidad , no pretendida, la defpre-
amenazado el caftigo , fino hazian penitencia, ció el Salvador , y huyó de elía. O quanto
de eítos delitos , muchos fe levantaron contra en efto condeno á los embidioios , que con
d Señor; y todos jumos le reprehendieron,/ mucha folicitud procuran ias honras, yd ig-
a.cufaron, con canta importunidad,y priefía,que nidades , que los enfobervccen , y pier-
no le dexaban hablar, y le quedan oprimir, den ! En la noche dé la Cena defpreci-ó el
'Quando el Salvador sílaba delante delPontifice Salvador la honra de Maeftro , y exfercitqel
Anas, dando razona la pregunta que le avia he* oficio proprio de Siervo ; porque puefto de
choj vn miniftro le reprehendió de fobervío,y rodillas, y Tentados los Difcipulos, leslabó,
atrevido, diciendo! Afsirefpondes al Pontífice} y limpió ios pies, loan. cap. 1 3 . Viendo ci­
Y con la repreheníkm , le dio vna bofetada en tó Pedro , exulamó : Domine, tu mibi ¡abas
fu Divino Roftro; pero el Salvador no le dió pedes ? Como fi dixera : Como fe puede fu-
caftigo alguno, ni le dixo‘ palabra afpera que frir , que tu f Señor de C ie lo ,y Tierra, ef-
le amargare, fino con grande benignidad , le tés poftrado á los pies de vna vilifsima cria­
preguntó , que le dixeífe , en qué avia errado, tura? Si eíTas Manos faftentan á los Ángeles,
diciendo : Si hablé m al, dims en qué} Declara mueven los Cielos, dan viftaá los ciegos,y
donde efiami yerro. loan. cap. 18 . Aqui el Sal­ hazen obras maravillofas ; como dexaré , que
vador nos enfeñó á futrir las reprehenlionesin- labes mis pies?No Cois, Señor, Superior aco­
juílas, y que callemos en ellas con humildad, das las cofas ? No fois el que eftá aflentado
quaudo del callar , folo fe figue nueílra confu- fobre las alas de los Querubines ? Qui J'edef
íion ; pero que fi del callar fe ligue algún grave fuper Querubim ? Pfalin. 7 7 . No fois el que
daño, entonces refpondamos con palabras man teneis á la tierra por efeabélde vueftros pies?
fa s, y humildes, declarando la verdad. Y en Y y o , no foy vn gafano v i l , vn poco de pol­
las reprehenilones ínjuftas, te has portado con vo fucio , por imperfecciones , y peca­
eJÜe modo humilde ? No. Porque te has albo­ dos ? Tu mibi ? Afsi es. Y con todo fe arro­
rotado, y gravemente indignado, has prorrum­ dilló á los pies de vnos pobres Pefcadores*
pido en palabras afrentólas. Pues como en nada Quien viendo efta humildad del Salvador, no
no imitas la humildad del Divino Maeftro ? Si fe humilla ? Quien no fe derriba á los pies
con la humildad, y paciencia te ha enfeñado i de fus inferiores, o á lo menos de fus igua-i
vencer á la fobervia , y al mundo 511© es fo ^o - l e s , viendo derribado á Chriftoá los pies de
í o , que eftos'enemigos te deftrtiyan ? Afsi fus Difcipulos ? Corno puede quedar raftro
defprecias la Doétrina , que defde el Cielo de fobervia, y altivez , viendo al Omnipo-»
ha venido á darte el Divino Maeftro'? Si a tente debaxo de los pies de vnos pobres Pef-
la reprehenfion , junta con vna bofetada, el cadores ? Y qual es el fin, .que tuvo Chrifto
Salvador refponde con palabras muy modef- en efta humillación tan grande i Ya lo díxo:
tas , y humildes; como cu , por vna injuria S i e g o D o m in a s, & M agifter labi pedes ve~
levifsima, que es nada , prorrumpes en iras, J i r o s , & vos debetis alter alte fias labare p e.
indignaciones, y venganzas ? Si el Salvador, des. Como íi. dixera : Si yo , vueftro*Dios , y
recibiendo la afrenta de la reprehenfion , y Señor d e C ie lo , y T ierra, me humillo tanto,
bofetada , y pudiendo caftigar al arrevido, y defeiendo á executar exercicios tan humildes
quitándole la vida , no lo haze , y folo fe con vofotros; por qué no haréis lo mifmo vofo-
contenta con vna manfa, y humilde refpuef- tro s, vnos con otros. ;
ta ; que efeufa tendrás en el Juicio de Dios, ^os Superiores, Señores, y A m os, exer-
de que no le has querido imitar , con eftos citan efte exemplo de humildad del Salva­
exemplos de paciencia, que te ha querido dar dor con fus fubditos ? No. Porque quieren
el Salvador ? Y que responderás tu enton­ fer muy férvidos , reverenciados, y á ellos los
ces , viendo tantos, y tan grandes exemplos, tratan con mucho imperio. Viendo eftos el
y que no los has imitado, aun en cofas muy exemplo de tan gran humildad del Salvador;
leves? como no echan de si toda íobervia, pertan-
E¡ quinto exemplo de humildad, que nos dofe con codos con mucha afabilidad t Y pa-
'diójfue, de huirlas honras, y dignidades. Re- ra vencer la fobervia , no excrcítan con ellos
íiere San Juan, cap. 5 . quequandoel Salvador algunos a¿tos de humildad ? Si e! Rey t y
dió de comer, con cinco panes á cinco mil Señor de la Mageftad , ante quien fe arn:-
hombres ; eftos , aviendo recibido can gran- dillan todos los Moradores de el C ielo, y
éc: beiicfki© , determinaron el levantarleppr. de el In fe r n o ; no fe deíduio de hazu obi*
tan
á
r d Wjo de Dios para vm ür núíflta
É&ñ f e a ; cotno el hombre, que por grande grandemente contra e l , y con gráa defprecty
que fea, es vil polvo, fe podrá defdeúar ? ni le echaron fuera dí la Ciudad, como á Índigo
efe ufar de imitarle ? SÍ el Omnipotente te di 6 no de morar en ella; y con gtande odio ie lle^
eñe exemplo de humildad , para que vendas varona vn Monte alto , para que defpeñadoi
á la fobervia , cruel enemigo fuyo j como murieíTe: Lo quarto, padeció elíos deíprecio^
no le figues i pues de elfo fe ligue grande de los parientes de Nueftra Señora , y de San
ytilidad á tu alma i Eñe Señor les dice lo mif* Jofeph, que fe reputaban por parientes fuyos^
mo , quü á fus Dífcipulos : Si ego Dominus# que oyendo, que predicaba , con grande con··
& Migifler Ubi pedes vsflros , & tros dt- curfo de gente, y que hazia M ilagros, le fue-i
hetis alter alterius labare pedes. Si yo foy Su­ ton á pfertdéí, diciendo> que fe avia buelto fu<
premo Señor j y de mi á los Apoftoles ay íiofo» Marc. cap* 3. que fue decir, como expli-
infinitó deligualdad , y con codo efl'o les ja- can algunos, que decían: Algún demonio de*,
be los pies , por daros exemplo , para que n e, que fe ha buelto furiofo, y por tifo le que-¿
¡veníais la fubervia , cruel enemigo voeílro}· rían prender, y echar en alguna prifion. Y á ef-,
por que vofotros no exercitaréis obras de tasinjnrías, defprecios , y persecuciones cara
humildad con otros , que por fer hombre, grandes , las fufrió el Señor con mucha hu·*
fon vueñros iguales, y puede fer que mucho mildad ,ím reprehenderlos, difsjmulando, jj)
mejore^? A vnos > que querían 1er mas que callando. Pues íi el Salvador, fin dar caufa al*
o tro s,y excederlos, les dixo : El que entre guna, infrió el fer reputado por loco, y furioíb
yofotros quííiere fer.grande , y fuperior , fea de fus Deudos , fegun la carne i como 110 ten­
miiiiñro de todos aquellos á quien quííiere drás paciencia , quando los tuyos te defprel­
fer fuperior; y el que entre vofotros quííiere eían , avíendo tu dado motivo para dio. Y íS
fer el primero, y tener preeminencia á otros, con gran humildad fufrió fer echado de la Cin*j
fea ñervo de aquellos, entre los quales quiere dad ,con gran defprecio , y fer llevado st vií
fer el primero; Qui ínter vos voiuerit maior Monte, para fer defpeñado; como tu no diisi— ,
fieri fit veßer tninifier , O“ qui volucrit in* muías con paciencia, las pequeñas injurias, 6
ter vos primas ejje^ jit vefter fervus. Match, daños, que te han hecho cus parientes ? Si eft
jtap. 2 0. Ella humildad pidió el Salvador, pa­ tos tan grandes exemplos te dio el Salvador*
ra que vno fea grande en el Cielo, Pues fi para que toleres las injurias , ó daños , qu«i
eflos quieren fer grandes en el Cielo, como recibieres de ios tuyos j como no los imitas,;
Jo confcguírán , lino fe humiiían en la tierra? fino que por cofas de poco momento proM
¡Y aqui anadió el Salvador : Filius hominis mmpes en quexas, murmuraciones > iras,
non venit tniniftrarij , fed miniftraret Y o, rencores?
¡que foy Señor de Cielo , y Tierra, he venir El fepcimo exemplo de humildad, fue¿
!4o al mundo , no á íer férvido , lino a fer-; querer fer reputado de los hombres por pe-i
jvir, como li fuera ñervo. Pues á viña de tan cador , pues voluntariamente quifo efcogei;
eftüpendo exemplo ; como los hombres, que muchos de eftos defprecios , para nueñro re­
fon nada , no quieren humillarfc , fino que medio , y exemplo ¡ Siendo tierno infante^
eftán llenos de fobervia , que á muchos ha quífo fer Circuncidado ; y era la Circnnci^
condenado? fion remedio, y medicina contra el pecado^
El fexto exemplo de humildad, que nos y a fs i, era feñal de pecadores. Refiere San Lu-,
’d íóel Salvador, fue, quererfufrirlosdefpre­ cas , cap, que predicando San Ju a n , pre-i
cios de ios hombres : Lo primero , por fer def- dicaba el perdón de los pecados ; y eílo la
eftimado , por de baxo nacimiento , y linage, alcanzaban los pecadores, recibiendo fu BajH
pues decían ios judíos : No es eñe hijo de )o- tifmo 5 y el Salvador quifo fer Baptizado^
feph? No conocemos nofotros á fu Padre, y á fu como fi fueíTe pecador ; y efte‘ Baptifmo lti
Madre ? No es eñe hijo de vn oiieial cié Carpin, quifo recibir publicamente , en compañía d§
tero?No es fn Madre María?No fon fus primos, muchos , y grandes pecadores. Quien no fe
Diego , y Simón ? Lo fegundo, fue deprecia­ admira mucho , viendo , que el que vifte
do,por la vileza de ia patria. Y afsi, refiere San los Cielos de nubes , y la Tierra de fio*
Juan, cap.i. que refiriendo á Natanael, que ya res publicamente fe quite los veftidos ,
avian encontrado al Mefias , que venía de Na­ quede defnudo ; y que el que hizo los Ele»
zareth. Refpondió como admirado: De Na­ mentos , fe ponga debaxo de el agua ; f
zareth puede venir cofa buena ? En tan baxa que el que es fuente de Santidad , y pure«¡
eftimacion era reputada fu patria. Lo tercero, za , quiera fer Baptizado con Baptifmo de
fue muy defpreciado de fus Payfanos ; pues Penitencia , ordenado para pecadores ? S*
refiere San Lucas # cap. 4. Que predicando en qualquier pecador podía dexar eñe Buptíf^
Nazareth , donde fe avia criado , reprehendien- mo fin pecado ; porque era voluntario , y(
¿ q lá ingr^itud fuya % * fe St9 Sn h Ley » el que el Salvado^
í?s% m
36 Cíí p, X L V I. T raté IT* Proponefe la V i h , Pafslon >Muerte
voluntariamente tomaííe vna rtota tan infig* no fufáremos nofotros vnas_ muy pequeñas^
ne de pecador, por folo ejercitar la humildad, que fon nada en fu comparación ? Si el que es
y darnos ejemplo de ella; no es vna grande Sandísimo, quifo fer reputado por muy per-
dcmonftracíon de lo mucho, que defeaba fe iin- verfo , para enfeñarnosla humildad , y vencer
prlmieíTe en nueftros corazones f Quien, á vifta la fobervia-, fi nofotros eftamos llenos de pe­
de tantos exemplos , para curar á fu alma de cados , como no imitamos fu exemplo í Y íi
la fobervia, no procura exercicios de humil­ el Señor, muchifsímas vezes,quifo fer repu-<
dad >aunque, poreífo le noten por malo , y pe­ tado por gran pecador; por q°c vr1a vez >tí lic
cado.? fe nos impura vn leve defeco, no It to ld a­
Y mos? De San Martin Obifpo fe refiere, que
aun permitió fer muy Infamado,por ma­
licia agena , que con mentiras, engaños, y fal- tenía en fu compañía vn C lérigo, que decía
fedades le levantaífenfalfos ceftimonios.Eu cafa gravifsimos defprecios al Santo Obifpo ; lla­
de Caifas fu frió , que publicamente le dlxefTen, mábale loco , engañador , y fuperfticiofo , que
que era blasfemo, y digno de muerte. San Juan, con Artes fuperfticiofas avia engañado á to­
cap. io . refiere, que en otra ocafíon fué nota- dos, y íe hablaba con tanto atrevimiento , é
' d0 blasfemo , y que fe basaron por pie­ ira , que no faltaba , fmo poner en él las
d r a s para tirarle: Tuviéronle por Encantador, manos. Y el Santo Obifpo fufna todas eftas
y que tenia paíto con el diablo. iDe efte delito injurias , y defprecios del Clérigo, con a d ­
tan horrible, le infamaron muchas vezes. Luc* mirable humildad, y paciencia , y pudiéndo­
cap. 1 1 , y decían : Con la virtud de Belcebub le caftlgar , ó defpedírle, y echarle de fu com­
lan^aa ios demonios. Y creció tanto efta.in­ pañía , no quifo , fino que le conlérvó , y con
famia , que yá muchos deí Pueblo creían lo mif- palabras blandas le amoneftabá , que! íe en­
mo } y le publicaban por Encantador »dicien­ mendare. Y daba la ra2ondefu fufrimíento,
do : D e m o n i o tiene , loan. cap. 7. Y no folo diciendo : Si Chrifto fufrió á Judas ¿ poiqué no
los Milagros que hazia, filio la Dockina qué fuftiré yo á mi Clérigo? Porqué el fíervo ha
enfeñaba^ la atribuían al demonio; pues dice de querer fer tratada mejor , que fu Stñor,
San Juan , cap. 10. Por las palabras que y el difcipuío mas , que fu Maeftro ? -Pues íí
avia dicho, fe movió vna diíeníion , diciendo: el Maeftro Divino fufrió las graves injurias de
Demonio tiene , loco efta. Le publicaron poe fu Siervo, y Difcipuío Judas; por qué. no ha­
fedíciofo, rebolvedor de los Pueblos, y fem- ré yo lo mifmo con efte Clérigo ? Si efte San*
brador de difcordias,por lo que le acufaron de¿ to fe portó con tal humildad, y paciencia, con-
lante de Pilatos , diciendo cort grandes clamo­ íi de raudo folo las afrentas 5 y defprecios, que
res : Alborota la gente, pronibe fe dé tributos el Salvador fufrió de los Jud íos; quanta ope«
al Cefar. Le juzgaron por tan perverío , que ración hará en nofotros los muchos oprobrios
merecia la . muerte mas infame , que entonces que padeció ? Qué atrevimiento es , que no-
érala de C ruz, de quien fe deeia. era maldito, fotros , fiendo pecadores , queramos fer repu­
el que mor i a en la C ruz: M.&lediéius , qui tados por Ju fto s, y Santos , viendo al Rey
pendtt irt Ugno, Y afsi ·, no pararon, ni eef- del C ielo, que por curac nueftras almas es deí*
faron de perfeguiíle , hafta que le eructaron. preciado , y ceñido por gran pecador? .
D e eftos, y Otros muchos mas delprecios, y; El o&avo exemplo de humildad , es todo
y tan gravifsimosdelicos , falfamente impuef-, de la Pafsion de Chrifto , en que fe hallan ro­
tos , fufrió el Salvador con inefable humil­ dos los generos de afrentas , y defprecios, que
dad , no enojandofe , ni-indignándote con­ voluntariamente fufrió : L o primero , quifo ei»
tra fus enemigos , ni efeufandofe , ni que- fu prifion padecer , que fus enemigos execu-
xandofe de ellos , ni refpondiendoles pala­ taílen coda la furia de fus dañados corazones;·
bras afperas; y pudiendo , folo con querer, porque como avia mucho tiempo , que tenían
efeufar eftas infamias, no quifo , lino que concebido gravífsimp odio , entonces derra­
voluntariamente los quifo padecer, por Calvar­ maron toda fu ira , y le acometieron con gran,
nos á nofotros. ímpetu ; y cada vno executó en él ia crueldad
O qué mal imitamos al Salvador, pues que pudo. Y como advierten San Anfelmo , y
fi nos imputan algún pecado , no podemos San Buenaventura: Unos le daban de palos,
foílegar , nos inquietamos grandemente , nos ocros de golpes , otros ds puñadas , y otros
Indignamos , enfurecemos , y .queremos ven­ de pefeozones ; otros le pelaban las barbas^
garnos ! Qué quexas, y efeufas continuas da­ ocros le tiraban de los cabellos , otros le da­
mos ? Qué palabras tan iracundas pronuncia­ ban de bofetadas , y todos le decían palabras
mos? O qué mal nos aprovechamos de eftos muy afrentofas: Lo fegundo , le echaron vna
exemplos de humildad , y paciencia de Chrifto! grande foga al cuello , atáronle las manos, y
Si efte Señor fufrió todos los generos de afren- le apretaron el Cuerpo con fogas : Lo terce­
ta$ , que imaginó la malicia humana; porqué ro , por codo el camino le afrentaban mucho,
ha-
áú Hijo de D ios , para vencer nucjlta fobervia.
Iiazíendolé muchos nidios tratamientos : Lo Soldados, y criados de Herodes, le despreciad
quarto , le llevaron á cafa de Anas, y le dieron ron : Lo vndecimo , porque para perfuadlr aL
allí vna cruel bofetada : Lo quinto, fué llevado Pueblo , que le nienofpreciafle , le hizo vt-fti-
á caía de Cay fas , donde fué prefentadc? delante vna veftidura v i l , propria de loco : Lo duodé­
del Concilio, para fer juzgado de hombres tari cimo , defde allí le llevaron á cafa de Pilatos,
perverfos ; por fus odios , y pecados , todos le Hilaban las calles llenas de aquel Pueblo fu rio-
miraban con ojos terribles , y con defprecio. f o ; y como vieron , que en cafa de Herodes le
AHi eftaba el humildlfsimo Señor en medio de avian defpreciado tanto , concibieron n»»y bá-
tan crueles enemigos, las manos atadas, los xo concepto del Señor; y olvidados de fus ma*
ojos baxos como reo. A quien no pafma , que ravillas, levantaron gritos, y alaridos contra
el Juez de vivos , y muertos efte allí como é l , y muchos le tiraban cofas ímmundas; y los
delínqueme! Y rcfpondiendo á vna pregunta, Sayones que le llevaban , le decían muchas
que le hizo ti Ju e z , le condenaron por blasfe­ afrentas, para provocar mas al Pueblo á que
mo , y digno de muerte. Elcarnecieronle cont le deípreciaífe , y eféarnccieíTe como á loco.
fus lenguas·; hiriéronle con las manos, y con . Lo decimotercio, buelto el Señor al Tribu¿
palos ; efcupieronle muchas vezes, con falivas nai de Pilatos, viendo que él , ni Herodes , na
immundas , y afqucrofas ; dieronle muchas hallaban caufa para condenarle, para farisfacer
bofetadas en el Roítro , que quedó muy acar­ al furor del Pueblo , determinó hazerle azotar*
denalado : Lo quinto , le entregaron á los Sol­ Qué afrenta, y defprecio fué para el Señor, que
dados , que en toda aquella noche no ccffaron para azotarle Je quitaíTen las veftidulras, y que
de hazerle rodos los efcarnios , injurias , afren­ por mucho efpacio le tuvIeíTen defnudo en lu­
tas , y oprobrios de obra , y palabra , que pu­ gar publico, delante de innumerable gente ! Y],
dieron imaginar. Y además de efto , con vn qué injuria fué para aquella Divina Mageíbd,
patio fucio cubrieron aquel Roftro, venerable á citando afsi deftiudo , iet atado fuertemente
todos los Angeles; y tenieudole afsi cubierto, con fogas, y cordeles; y eftando afsi atado
le efcarnecian ; y llamándole falfo Propheta le fer azotado , como fi íuefle vn rfifclaVo , ó vn
herían , vnos en las mexilías, otros en la cabe­ famofo Ladrón; pues á tales períónas íé daba
za , diciendo : Adivina quien te dio ? Eftos, el caftigo dé los azotes > Lo décímoquarto,,
y otros defprecios muy afrentofos le hizleronj porque para defpreciar mas al Salvador , y de­
y fueron tantos, que fio fe fabrán halla el día clarar Con mofas , y rilas , que era Rey fingido,
del juicio. y de bürla , y digno de todo efearnio , y defr
Lo iexto, de allí íe íacaron atado ., como precio , fobre el Cuerpo llagado , y deínudo*
<eftaba , con íogas , y cadenas, y todo el Cuet- manando Sangre, le pulieron vna veftidura vie­
po afeado con los golpes, y falivas * con gran^ ja colorada de purpura ; puliéronle fobre la Ca­
des alaridos, y grita del Pueblo que le Íéguiaí beza vna Corona de efpinas, muy recias, y agu­
eftando las calles llenas de gente, diclendoié das , qué le penetraron el cerebro ; puíieronle
muchos oprobrios, le llevaron hafta la cafa dé en la mano vna caña, en lugar de Cetro, para
Pilatos , y en fu prefencia le acufaton. Qué reprefentará todo aquel Pueblo ,;en publica
afrenta , y defprecio para el Señor fue eflár de­ Teatro , como fiendo Chrifto Hombre de baxo
lante de él como reo maniatado, y el Juez Linage , y pobre , tenia tanta ambición , y fo­
femado en fu Tribunal, y cercado de cruelifsí* bervia, que pretendía el fer Rey ; y que el Rey-
mos Sayones, y que allí era acufado por al­ lio que él merecia, era folo de burla, é irrif-
borotador , cngaííadui‘ , y vfurpaíW' Rey- fion ; y para fepreíentar efto mas al vivo , y cotí
no ! Lo feptimo , por conocer Pilatos , que pena t y efearnio del Señor , fe hincaban
era innocente , le remitió á Herodes, hombre delante de él de todniab , , i. . £¡¿0f
cruel. Lo o£tavo, porque en efte camino los te falví- Rey de los Judíos. EfcupiatiJé cu ^
Sayones , que le llevaban , le daban muchos cara, y le daban de bofetadas j tomábanle la ca­
golpes, y le hazlan andar aprifa, laftimandole ña , y le daban con ella en la Cabeza * íobre lá
los pies, que los llevaba defcal^os. Y fi anees en Corona de cfpinas, pretendiendo con eftos tor­
aquellas calles avia íido muy honrado, por Pro­ mentos, y defprecios efcarnecerle, y caftigarle;
pheta , y por Mellas; qué afrenta tan grande le como a vfurpador de Rcyno ageno , y provo­
fué ver, que entre tan innumerable concurfo de car á los circundantes á que con rifas, y mofas
gente le trataban con grandes defprecios,y peor, le efcarnecieífen mas.
que á vn ladrón ? Lo nono , porque Herodes Lo decimoquinto , esotro mayor defpré-
viendo , que en fu prefencia no hazia milagros, cio ; y es, quefablendo Pilaros , que el Salva»
ni le lelpondla , le defprecio como ¿Ignorante, dof era innocente , y confeffando por fu bo­
porque no refpondia palabra , y como á loco; ca , que era Varón Jufto , lolo por fatisfacer al
porque fiendo acufado en fu prefencia , no Pueblo, y dafle gufto , le condenó á muerte
íe defendió í Lo décimo , porqu^ todos los de C ru z, que e » U mas infame, y afrentóla; /
%3« Cap* X LV I. Tfat. x¡, T)e losgrandes h m fc k s ;
§>gra mas afrentarle , ít la hicieron llevar fobre quieres quedar libre ,y que el Hijo de Dios iís
fus ombros ; y á fus lados pufieron dos Ladro­ nocentifsimo los pague* callar.do , yíuíriendo
nes famofos »para que todos creyeífen , que era Grande deformidad fuera , que vn Rey, por fa->;
peor que ellos ; y que como Cabeza, y Princi­ tisfacer k>s pecados de vn Vaílallo, fueíle aíren-»
pe de malhechores , le ponían en medio de tado, y que el tal VaíFallo nada quifiefie pade­
d io s: Lo decimofexco „ que avíendole yá cer, fino fer muy honrado. Pues quauta mayot
crucificado , efcarnecían de el con los meneos» deformidad es , que el Rey del Ciclo fea tan
y ge (los del cuerpo, meneando la cabeza. Tam­ defpreciado,por el vil gufano del hombre,y que
blen le efcarnccian de palabra, con horribles efte nada quiera padecer, fino fer muy honrado?
afrentas, y blasfemias. Todo eíto es vn pe­ E l vil polvo, lleno de maldades, que merecía el
queño bofquexo de las injurias, afrentas* y def- infierno; que privilegio tiene, para no quercp
precícs , que el Salvador padeció ; porque refe­ fufrir cofa, y para querer fer mas honrado, que
rirlos tedos, es impoísible. Y en todas las in­ el Hijo de Dios tan Sandísimo? Quilo pa~
jurias, teftlmonios falfos, y acufaciones,.ca­ decer tantas injurias , para darnos exemplos
lló, fin refponder palabra.en defenfa fuya »de­ de humildad , como dice el Padre Fray Luis
lante de. Herodes , y de Pilatos , ni fe qtiexó de Granada, ibi : Cbrijius nobis exempium
de las graves injurias, que le. hizieron los M i­ deáit, vt cutn ab hominibus afjligmur , non
lilitros de jufticia ,n i de fus atropellamientos, ad eorum in'mjlitiam refpuiamus f Uli/que
ni de fus crueldades, ni de los horrendos opro- irafcamur , Jedde manu Del iujle indicaraist
brios , y afrentas que le hizieron , quando efia­ illa- accipiamus. El Salvador callando , fufre
ba en la Cruz, Y todo eíto lo quifo voluntaría, las afrentas injuilas, en lo qual nos dá exeai*
frnente padecer; y pudiendo, folo con querer, li^ pío , para que quando ios hombres nos afl¡-
fcrarfe con gran facilidad, pudiendo defvanecer. x an , e injurien injuftamenre, no atendamos
iodos los falfos teftimonios, y dexar conven* á fu injufticia, ni nos enejemos contra ellos,
Sidos a fus contrarios no quifo,ni purgarfe de los ni prorrumpamos en iras, íino que fuframos
delitos, quá le atribuían, por redimirnos,y con paciencia, recibiendo los defprecios, co«i
Jenfeñ amos la humildad, y que callando ven­ mo trabajos embiados por la mano de Dios,
damos la fobervia; y que fi tefpond ¡eremos, que los enibla juítifsímamente > pero fi no$
porque tal vez es neceífario, hablemos con hu­ impacientamos, ó murmuramos, ó nos que­
mildad , y modeflía. damos y ó gritamos, publicando , que nos
Todas efias afrentas, y defprecios, y otros hazen injuílicias; como feguíremos los exem*
puchifsimos que omito, padeció el Salvador. píos del Hijo de D ios? Si quanto tu padeces
¡Y dice Fray Luis de Granada in Parafceves es nada, refpe&o de las muchas, y gravifsfc
Huc incomparabUi batnilitate Dominas pro mas afrentas hechas al Salvador, y en ellas ca
■primi bominis f uperbia, U f £ maieflati fatisfe· l i ó , por darte exemplo; como no te a verguean
eit, & fimul bumilitatis nobis exemplum relir¡i 9as,de que no quieres fufrir vna,que es na-·
ijueret. Con tan incomparable humildad qui­ da? Cómo no temes vna agria repreheníio ni
lo el Señop: Lo primero , fatísfacer áDios, por San Pedro Martyr , Dominicano., fiendo
la fobervia del primer hombre ; porque como purifsimo en la vida , y aviendo guardado
pl ofendido era P íos infinito , y pedia infinita perpetua virginidad „ por ocafion de vnas
jpaga , quifo que efta fuefle excefsiva: Lo fe* Santas del C ielo , que le vifitaron en fu Celda,
gundo, padeció tanto , para dexar nos grandes fue infamado con vn teftímomo falfo , que
exemplos, para que por fobervia, no ofendíef- tenia iDugeres-nt fu Cclda¿ Y efiando def-j
femos á Dios. Pues por fatisfacer por n ofof^» cefrado , y muy afrentado por el pecado,·
y ieconciliary^c ^ TJ&Ilja V cail0 j fufrI£í> que no avia cometido. Un dia delante de vrt
jumísimo, e Innocente; como nofufri- Crucinxo, fequexó amorofameote al Señor¿
"tnos nofotros? Si te efeufas de padecer contume­ diciendo : V o s , Señor, fabeis mi innocienciaj
lias, y afrentas, por decir que efiás innocente, y en elle pecado que me atribuyen ; por quecoiW
que te levantan falfos teftimonios , pues fepan, fíentes , que padezca tan grande infamia, fia
que en 'tal cafo debes moftrar paciencia; por^ culpa ? Rcfpotidíóle el Salvador: To, Pedro*
que fiC h rífio, fiendo innocentifsimo , pade-, qué culpa, cometí, para que rnersciejfe ferpuef·
cío tanto ;, porque no fufríremos , pues fo- to tnejlA Cruz, ? Por que no aprendes de mí
rnos pecadores ? Si el Hijo de Dios calla , y fu- a tener paciencia en las ddverjtdades, y traban
fre , por av-er Calido por fiador dé los pecados jo s, por feguir mi exemplo ; pue¡ ios tuyos no
ágenos, y tuyos; por que no callarás, y ten* pueden comparar/e con los míos i Paes fi afsi
drás paciencia, por los que has cometido? S¡ es reprehendido vn Santo, que felofe quexa*i
tu fales por fiador de alguno, primero no ha- ba arnorofainente á D io s; quan agria repre-*
zes que cobren del que lo debe ? Pues fi tu henfion merecerán los pecadores, que prorrunn
deudos itjn ^ ?^ l?l?| g e c ^ s ¿ por que pen en ¡yras , paurpiuraciones , y |«ncores2j
qm e l Hijo de Dios nos dib excwplo de fu Obediencia. 23 ~
Quahtofe quexara de ellos, deque noíiguen y perfección á fu o b r a , qus es la falvadon del
fu cxetnplo , paca vencer los vicios de la ira, y hombre. Dice , que cito es fu manjar; porque
de !a fobervia ? Y que rigurofo juicio , y caí- como ios hombres defean , y eftiman mucho el
tlgoles cibera en el juicio Divino > porque han m anjar, porque con el fuftentan la vida, y coa
defpreciado tari admirables medicinas de fus el toman mucho guflo, y deleyt!.- ·, afsi dice,
pecados! que effo es lo que fumamente defea ,y un cité
fe deley.ca , que es en obedecer al Ecemo,
CAPITULO XLVn. P a d re, y en cumplir quanto le ha ordenado,
D f los grandes beneficios, que el Hijo de Dios en orden á la falvacion de los hombres. Á.
pos dio en fu Vid# , y Pafsion , por los admi· quien 110 paíina , que G iriílo obedeza* , y
, rabies ejemplos que nos dexó, de obediencia . execute , quanto le ha mandado el Eterno
áDiost d fu Ley, y d fus V^arios Padre para fa! vacio a nuellra , y que uofo·
los Prelados, para que Ш tros no hagamos cato de ella, ni pongamos
obedezcamos. codas Jas diligencias neccflarias , para affe-
gurarla ! Si eile Divino Señor' reputa por
E L quarto exemplo, que en fu V id a, y manjar dulcifsimo y íabroííf¡>inio,.'' executar
,

Pafsion el Salvador nos dio* dice S. Tho- todos los medios para llevarnos al ¿icio ; como
tnás: Si qutris exeatplum obedtentta fequare efto á nofotros fe nos haze muy amargo, y gran-
tum^qui fa£Íus eß obcdiensPatri vfqus ad mor- demente lo repugnamos ? Donde eíla el enten-
tem. Si quieres alca 119ir la virtud de la o'oedien- dimicnto nueftr.o, que depreciamos eílos exem-
cia , mira el ejemplo de Chritlo , que fue obe- píos , que nos guian ala crema felicidad?
diente al EternoPadre 'nafta la muerte. Efta obe« Y por San Juan, cap, 8. dixo el Salvador:
diencía,par a noforros beim por canelísima; por- Qj*¿ placita funt ei, fació jetnper. Y o obro,
que la inobediencia de Adán , nos privo dé la y executo ficmpre lo que es agradable al Eterno
amiftadde D ios, qued-amos enemigos fuyos, "Padre. ComQ fi dixera': Cvmo el Eterno Pa->
condenados á muerte ce mpor a l , y eterna ; que- drees perfeStifsimo , y quiere lo muy perfecto%
damos hechos femejances' ¿ las beüias , y priva- tjfo hago yo > y ejfo no por vna vez , fino con-
dos del Rey nó de ios Cielos , y heredamos el tinuamente, en todas tnis obras, palabras, y
pecado original, de cuyos danos ningún puro penj.amientas. Y por San Maüuo , cap. 5. di-
hombre nos podia librar ;pero por la obedien- xo : Non veni folvere legem ; fed ad unplere.
,cia de Chrifto, con que lig ofreció á morir por Qyé vino á cumplir la Ley , y todo lo que los
noíbtros, nos reparo , y libro de ellos daños? Prophtras avian anunciado* Y añadió: Iota
pues nos reconcilia con Dios , nos alcanjólu autvnum apex non prateribit d lege done omnia
gracia , y amiíbd , nos libro del pecadoori- fiant. Que no faltaría al cumplimiento déla
g'mal, del poder del demonio,y de la condena- Ley, aun en cofas tan-mínimas, como vn punto,
cion eterna ; hizonos hijos de D io s, y nos dio Que toda la Ley laexecutaria,fin faltar cofa al-:
derecho al Cielo. Todo efto lo incluyo S. Pa- gima,tan pequeña como vn punto. Y afsis defde
blo con ellas palabras, ad Rom. cap. 5. Sicut que Encarno en el Virginal Talamo,íiempre ef^
per inobedientiant vnius hominis peccatores con- tuvo obedeciendo al Eterno Padre en las obras,
ßituti funtmulti, ita O“ per vnitis obeditio- pertenecientes ánueílrafalvacron;hizo vidamuy,
■nem hißt conßituentur multi. Y en ella obra auílera , anduvo por diverfos Lugares, pade-
ro fe incluyen innumerables exemplos de obe- ciendo grandes trabajos ,por enfeñar el caml-
diencia? Y cada vnosno es vn beneficio eílupen- no del Cielo. Y en fin , toda la Vida de ChriC*
do ? Pues qoanto efto fe lo debemos agrade- to , en quanto Hombre, fue vna perpetua obc^
cer ? -Qyan obligad!fslmos nos hallamos á fer- díencia al Eterno Padre, hafta morir en la Crnz.
yirle? Y afsi, dice San Pablo: FaBus obediens, vfque
Enredos exemplos hallo dos generos, vilo ad mortem. No dice , que. foto en morir hie
en ordénala re'Äa obfervancia déla Divina obediente, fino que era de vfque , que es de-
Ley, en que nos dio admirables exemplos; pues c ir , que deíde.que entro en el mundo , hafta
el Salvador dixo de si·: Defcendi de^Cosh non que murió, fue obedieate^ue fu ohcdiencía fue
vt faciam voluntatemmeam ; fed'voluntatem perpetua. Nota ;iqu¡ lo primero, que el Salvá-
eiusq/ti mißt me. Ióañ. 6. Y o defeendi del dor por toda fu V ida, dhw o obediente á la
Cielo , no para ha?,cr mi voluntad , fino la del Divina L e y , fiendo Hotnbre , y Dios. Pues'co-
Padre Eterno, pura obedecerle en codo. Y ef- m o tu ,v il gufano , á cada pallóla quebrantas.?
tando ocupado en predicar, y convertir á_ la Lo fegundo , que obedeció ¿ la Ley , aun en со-
íamarjtana, dixo : Metts cibuseßi v't fuciam fas minimas. Pues como tu , fi tal vez guardas
шЫпШет eius, qui mißt me, vt perficiarn los preceptos graves, deíprecias los pecados
opas eius. Mi manjares hazer la voluntad de veniales, y en ellos ofendes á D io s , y no le
Padtfe, cjue me eoibíó t y dar cumplí míe nto4 quieres obcdecef i Lo cerccro г que el Salvador
‘ ‘ " " sa
24ó C a p . X L V I I . T r a t . i l , De losgrantes beneficios,
©n toda fu vida, té dexó innumerables exemplos obedecer ? Sí el Omnipotente , pudietidofe ífsf
de obediencia. Pues como..no hazes cafo de b rar, folo con querer, noquiíb fino obedecer^
cüos, y los defprecias ? Lo quarco , que rodos fin repugnar, ni eicufarle á Juezes tan iniquos¿
cílos cxemplos fueron ordenados, para que afíe- ■ y á fus Miniílros j aun en cofas tan dañofifsitnas
jgurafies ni ialvacion. Pues fi efto te importa, á fu Cuerpo innocente; como tú eri coías muy,
no menos que afogarar la Gloria del Ciclo; leves obras lo contrario ? Sino obedeces á
pftás loco , qae afsi defprecías tan grande feli­ Dios , y á fus Miniftros; como vencerás á tu
cidad? Es pofsible , que el Hijo de Dios toda propria voluntad ? Como no reparas , que por
Í ü vida la ocupafTe ch darte cxemplos, para que nó aver vencido eñe vicio déla íobtrvia, №
logres tu falvacion , y que nada quieras bazer eftarán abrafando para fiempre en el infierno?,
por confeguirla ? O que rigurofo juicio ce efpe-r Advierte, que dice Alapide 2. ad Philip. Dtos
fa , por eílos cxemplos! rum praceptum crucis aecipere voiuit Cbrijlits¿
E l fegundo exemplo de obediencia, es vt perfecium mbis daret exemplum obediencia
lobedecer a los Superiores , y á fus Mlníílros, nequis qu&rit, fibi d fuperioribus dura nimts
como Vicarios de Dios , cuya poteílad tienen, pr<scipiú , fed feiat fe longédurius d Patre fü -
‘a fsi nos lo enfeñó con el exemplo; pues dice 'bmnda crucis mandatum accepijfe. Que Girino
San Lucas , cap. 2. Et erat fubditus illis. Que quifo padecer el precepto tan cruel, y efpaiuo-:
eftuvo fujeto á Maria Santifsima',y á S a n jo - fo de la Cruz , ordenado por el Eterno Padre^
fofeph por muchos años. Y quando en la prl- darnos perfecto exemplo de obediencia , para
íion del Señor, quifo San Pedr.o, por fueras , para que nadie fe quexe de fu Superior , de qufe
de armas, defender á fu Divino Maefiro , le ie manda cofas duras, ó muy penofas, ó de def-
díxo iM ítie gladium in v aginar», Calicem credito ; pues fin comparación fue mas dur3 ',·
quem dedít Pater , non vis , vt bibam ittumf penofa , afrentofa , e ignominiofa laobedienJ
Ionn. cap. 18, Como fi dixera ¡ Embayna el cia de la Pafsion, y Cruz del Salvador. Pues
azero. Ño quieres que beba el Cáliz., que mi íi por tí el Rey del Cielo , quifo padecer tan
Padre me ha dado ? Aqui no dice, que fu prí- innumerables afrentas, y tormentos, por darte
fion 9 y demás tormentos fe los daban lo s - exemplo de obedÍencia;como,aun en cofas muy
Judíos , fino el Eterno Padre, que lo permitía, leves, refpeíto de lo que el padeció, no le imi­
por medio de los Prelados, aunque m alos, y tas ? Que cargo ran grande te hará en el dia del
por medio de fus Miniílros , á quien quería obe­ Juicio, de que has defpreciado fus exempios?.
decer, fin refiftencia alguna, porque en elfo O qué confufo, y cemerofo te hallarás entonces!
obedecía al Eterno Padre, que les avia dado
tal poteltad. Quien no queda atonito, vien­ C A P IT U L O X L V lir.
do que el Rey de C ielo , y Tierra , quifo fer jye los grandes beneficios , que el Hijo de Dios
entregado ín poder de hombres pecadores, vi- nos did en fu Vida >y Pafsion, y los exempios
lifsim os, y cniclifsimos, para que executafíen que nos dexó de pobreza , para aborrecer lo
en el todos los tormentos, y afrentas, que terreno, y daños , que po? ellos nos vienen,
. tjuifieíTcn? por feguir las vanidades, y fuperfiui-
A o ra, dírae: Tus Superiores, Prelados, dades del mundo,
jpadres, ó amigos, te han mandado cofas taa
terribles como eftas, que el Salvador padeció? ,
L quinto exemplo que nos dio el Salvados?
iTe han obligado ¿ que hagas cofas, por las qua-
les publicamente por las calles feas afrentado , y
E cu la Cruz ( dice Santo Thomás) fue el
defprecio de las cofas terrenas; y afsi, dice:
. llevado á muchos Tribunales , donde feas muy Omnia boua terrena contempfit tefus , v i con*
¡defpreciado, y te den muchas bofetadas, y te temnenda monjlrarct. Todas las cofas terre­
levanten falfos teftimonios ? T e han obligado nas dcfprecíó el Salvador , para darnos exem­
’a que por executar fus mandatos, feas cruel­ plo de que nofotros las defpreciemos > á lo me­
mente azotado, coronado de efpinas, y final­ nos con el áfe&o ; pues fi efte eftá bien reglado,
mente crucificado? Dirás , qye nada de eflo no es dañofo ; pero fi eftá defordenado á los
■te han mandado, fino obras muy pequeñas, bienes terrenos , ló es mucho : Lo primero1,
que fon nada , en comparación de lo que pa­ porque es ocaíion de riñas , pleytos , y dlfeo-
deció e! Salvador. Y les has obedecido , ca­ fiones, como dixo el Apoflol Santiago , cap. 4.
llando , no repugnando , ni refiriendo, ni eícu- .. Vnde bella, & lites ? Non ns ex consupifccntifs
jfindote ? Dirás que , no porque muchas vezes vejlris ? Lo fegundo , porque ei codiciofo , y
no has querido obedecer, otrashás repugnado, avariento , no tiene paz en fu cafa , toda la lle­
jnurmurad.o, y te has efeufado. Pues fi el Rey na de Vozes, y de maldiciones , por qualcjuiera
'del Ciclo , y T ierra, por darte exemplos de cofa que fe pierda , ó fe dexe de ganar, como
obediencia, padeció tanto.; covno tu , vil Efcla- dice Salomón , Proverb. cap. 15 . Conturbad
■&o fuyo, cuco.: ^ tia pequeñas, no quicrej domim funm , qui feíiatur avaritiam. Lo
ter?
que el Hijo de Dios nos dio, para deJlerrar las vanidades,
tercfro , el avariento nunca cien« paz en fu tado por tres dias , en que fuefTe fcpuícado'J
aliña , fiempre eítá inquieto; y. aunque confí­ Pues efte Señor no era Rey de todo el man-,
na macha hazieiuia , nunca fe facia de ella, do ? No podía gozar de todas fus riquezas,
y por confcguir m as, vive en continuo corr fin pecado alguno ? Pues fi folo con querer,
mentó , como dixo el Ecclefiaft, cap. i 4. Infa- podía gozar de. quantas riquezas , y conve­
ciabiiis cotias cupiii in parte iniquitatis, non niencias quifidíe; como viniendo al mundo,
ficiabitur. Lo quarto , es caufa de caer en dl- por toda fu vida, hafta morir, quifo vivir en tan
verfos pecados, y de quitar á otros fu hazien- eftremada pobreza > El Apoftol San Pedro
d a ,y de no refíituírla. Lo quinto, porque di­ 1 . cap. 2. dixo : Cbrijius pajfits efl pro no-
ce San Pablo 1. ad 'Corinth. cap. 6, ~Avari bis relittqttens eietmplum , vt fequamiai vti
Begnum Dei non pojidebuni. Que los ava­ fligia eius. Como fi dixera:: Viendo Cbriflo;
rientos , no confeguirin el Reyno de Dios, que, ios hombres Je perdían-¡-y aun condes
y fe condenarán para fieiñpre. Lo fexto , que naban , por. .el de/ordenado· defeo de los bíe+
muchos fe condenan, no por fer ricos, fino nes asi mundo %los quifo defpreciar , y v-i-vit
por el mal vio de las riquezas; pues San L u ­ con gran pobreza , para que imitando f u
cas, cap. 16. refiere, que vn rico fe condeno, exemplo , nos libruffemos de tan .grandes rkf*
y los vicios fuyos eran } que veftia coftofa- gas , y fafaajfemos nueflras almas. Pues íi
mente , vellidos de purpura , y camifas de nueftro Caudillo , Capitan * Príncipe ¿ y DIosJ
olsnda,y que cada día comía con abundan­ nació pobre , vivió , y murió muy pobre,
cia , y regalo, y no daba limofna al pobre y nos da efte exemplo para que. vivamos
Lázaro. No dice, que rompba la hazienda age- a fsi, y le imitemos , para librarnos de gran-,
11a , ni qui hurtaba á otros fu hazienda, ni de es daños de cuerpo , y alma j como no le
que de dexaba de pagar las deudas , ni que de­ feguimos?
bía el fslario de fus criados, ni que era desho- Bien pudiera el Savador aver venido
nefto, ni homicida , ni blasfemo , fino que vef­ al mundo , con grandes riquezas ■, y con­
tia , y comia muy.coftofacnc.nte, y que noda- veniencias , y, darnos grandes exemplos de
ba llirofna. De todos eftos daños nos quiere li­ defprecio de el mundo ; pues vimos , que á
brar el Salvador , con el exemplo del defpreclo Abraham , a David , al Santo Rey Don Fer­
de todas las cofas terrenas. Piies fi cada exem­ nando , y San Enrique , Emperador , fueron
plo es vn beneficio particular , quanto fe debe Ricos , y Santos, porque fupieron vfar bien
agradecer ? Si porefte med'10 nosdá exemplo, de las riquezas ; porque como es muy dificul-
para confcgiíir librarnos de inquietudes, gozar tofo vfar bien de ellas , y por fu amor dema-
de paz , apartarnos de muchos pecados , y del fiado , muchos fe condenan f por eíTo tomó
infierno , á que guia la codicia , y acercarnos al por medio mas feguro , y mas provecbofo
Ciclo i 110 fon beneficios muy lingulares , que para nofotros , venir al mundo , no como,
piden , que por eflo le firvamos con grandes, rico , fino como muy pobre , queriendo poE
y continuos obfequíos? nueftro bien padecer grandes rrabajos, y las pe­
Eftos. exemplos nos dio por toda lu vida, nalidades, que padecen ios pobres. Y S, Pablo
defde qtis nació , ha fia que min io , pues quifo ad Corintb. cap. 3 . dice: Propitr vos egenas
nacerán vn Eftablo,expuefto á los fríos, y ri­ facías efi cum tffet dives , vt illius impia
gores del i.ivierno.Dcfpucs vivió con tanta po­ vos divites ejfstist Por nofotros fe hizo po-;
breza , qi¡c dixo : Mattb. cap. 8. Las rapofas bte, fiendo ric o ,p V a con fu pobreza hazer-
tienen lui cuevas donde acogerfe, y los paxa- nos ricos de virtudes". Pues fi Chriílo, Rsy.
ritys fus nidos, adonde crian fus hijos; pero de la Gloría , y Senc^ Univerfal de todo el
el Hijo de.la Virgen Maria no tiene donde re- inundo., por nueftro amor, y por nneftra fat-
diñar fu Cabeza ;y fue fu vida tan pobre , que vacion , quifo vivir tan pobre , y falto de
no tenia q ie dár á fus DU'cipulos, para que co­ bienes temporales , para darnos exemplo de
mieden ; y a fsi, vna vez fueron á coger efpigas lo mucho que nos dañan , y que por elfo
de trigo para comer , por la mucha necefsidad huyamos de ellos ; como no le infiramos»
en que fe bailaban. Mattb.cap, 12 . Y no tuvo fiquiera por jiueftro provecho ? Y fi llegó
moneda, para pagar la alcavala á los Cobrado­ á tanto fu pobreza , que permitió , que los
res del Celar. Qjando predicaba , fe fu (le ataba verdugos le quitafien los vellidos; y por ef-
délas limofnas que le daban. En fu Pafsion fo quifo e/lár en la Cruz deínudo , y ¿
fue d_·fpoj.ido de fus veftiduras. En el mun­ la vergüenza de todos , para mas padecec
do vivió ÍL’innre con gran pobreza; y en la por nofotros , y darnos exemplo de eftre­
Mu erre, fpio le quedaban los veflidos, y eftos fe mada pobreza ; y á vifta de efto , como
los quita,roí», y l¿ dejaron definido. Y defpues codos no nos animamos i futrir , y pade­
de muerto le dieron vn.i mortaja de limofna, cer los trabajos t qnq nos embia nucido Re»,
conq«ele carbolvieíftiii» yvn Ssp ulero, p ce f-. dempwt^
ílk s;
Cap. X L IX . Trat. II. Vropnenfe fasgrandes beneficios,
Si Chrifto , Tiendo riquifsimo , fe quifo to ea componerle i s i , y los ciento vlcímos
hazer pobre, para librarnos de el pecado, los gafta en lít boda ; de fuerte , que lue­
y de d infierno , adonde muchos fe han go para paflar , hazen trampas, y enredos,
condenado por las riquezas ; como el hom­ con que ofenden á Dios , y prefto vienen
bre las folie ira canco , y no repara en los á morir en vn Hofpital , ó en vna Carcek
peligros á que le exponen ? Si defean fer ri­ O quanto de eílo ay en el mundo ; y lo
cos los hombres ; por que no procuran las peor es , que los tales no hazen eícrupulo!.
efpirituales riquezas, que fe hallan en quien Como todos ellos no teñí en-fu condena­
echa de si la codicia,pues para darnoslas ci Sal­ ción?
vad o r, fiendo riquílsimo, fe hizo pobre, pa­ -El Savador dixo ; vobis divitibur¿
ra'que imitando fu exempío, las configlüeíTe- quid bubetis confolationem veftram. Luc.
mos ? Si Chrifto en fu Nacimiento, V id a , y cap. <?.. Como fi dlxera : Ay de vofotros
Muerrc fue pobrifsimo , y íi bufeo Difcipu- ricos , que tenéis vuejiras confutaciones i Ef-
lo s , fueron pobres , y aun los enfeñó , que ta palabra, Va , en la Sagrada Efcripcura
idexafíen fu poca hazienda , y la de xa ron to­ es noca de condenación. Pues ft las confola·*
da ; como dixo San Pedro : Ecce relinqui- ciones fon indiferentes , y aun pueden fer
mus omnia. Como admitirá por Difcipulos vircuofas } por qué por ellas fe condenan
fuyos á los que de dia , y de noche cuidan los ricos ? Alapide dice , que porque á fus
folo de adquirir hazienda , para hazerfe ri­ riquezas las eíliman , como al fumino bien,
co? ? San Pablo i. adTmo.tb, cap. 6, dice: y como por vltimo fin , y en ellas ponen
Qui volunt divites fieri incidunt in tenta- toda fu confunda , y fio en Dios , y por­
tionem , & m laquear» di abolí, Ú* defíderia que de ellas abufan para la fobervia·, pava
multa innutilia, & nociva qu¡e mirgunt bo- los gaftos vanos , y excefsivos con que ha-,
mines in interitum, (¡5 “ perditionem. Que los zen á otros machos daños ; y porque gaf-
hombres , que defean fer ríeos , caen en la tando mucho en vanidades , no focorren á los
tentación , y en los lazos del demonio , y pobres; y afsi vemos , que el Rico Gloton fe
en muchos defeos invtíles, que los pierden, condenó , por no vfar de miíericordia con el
y condenan. Pues quien cree , que la pobre­ pobre Lázaro; pero ti Salvador haze mención,
za lleva al Cielo , doude da riquezas, que de que elle rico era muy voiáz en el comer , y
duran para íiempre , y que á abrazarla, nos beber , y en crages, y de allí vino á no te­
amonedan los exemplos de la pobreza de ner piedad , ni cavidad con los pobres. Pues
Chrifto;y el que también conoce , por el Evan; fi por eílo fe condenan los ricos , en quien
gelio , el peligro de las riquezas ; como ef* és üclco mayor gafto ·, como no aya mucho
pera tener buen fin , y muerte , fi todo fu ' excefíb , ni falte i la caridad con los pobres,
. cuidado , fu negocio, y fu defeo es enrique­ y necefsicados ; con quanca mayor razón fe
cer , con notable olvido del Cielo ? Por que condenarán muchos pobres, que fegunfqvo­
todo efle cuidado no le pone en afíegurar luntad fon ricos , y que en tos riquezas tic*
fu falvacion ; contentandofe con veftir der nen puedo íu corazón , y las miran , y ef-
centemente, en el eílado que Dios le ha da* timan f como á fu vltimo fin , y que hazea
do? gaílos excefsivos , fuera de lo que fu d ia ­
De efto fe avergüenzan muchos ; y afsi do pide , queriendofe portar como ricos?
vemos , que algunos no alcanzan vn real, y Quando á ellos , en el juicio D ivino, el
por no parecer pobres, tienen mucho apara­ Savador les haga cargo , que fu venida fue
to de gaftos, veítidos , y alhajas, y para ef* por darles exemplos de pobreza , y humil­
to fe defentrañan, empeñatidofe ; y á coila dad , para que aborrecieífen la codicia , y
agena quieren fufientar efta vanidad. Y fi la fobervia ; que confnfos , y avergonza­
efta la dd’preciáran, pafsárati mediana tnente¿ dos quedarán > Quando les proponga, que
con eflo poco que tienen. Reparefc en mu­ muchas vezes les predicaron las pajas de el
chos R ic o s, y Senofes , que' eftán cargados Eftablo de Belen ·, y que oyeron, que d Hi­
¡de deudas, y muy empeñados,por gaílosva·: jo de-Dios no tuvo donde reclinar fu cabe­
« o s , y excefsivos; y por efíb kazen muchos r a ; y que en tiempo de grande fed , le die­
agravios á los Oficiales , á los Mercaderes, ron .hiel· , y vinagre, y que han obrado co­
y d fus criados , y quedan impofsiblírados do -lo concrario ; que temores ferán los fu-
para dar limofnas, y para eftos no ay vn quar- yos?
to ; peró la vanidad nunca falta , aunque Eflos .exceíTos t y gaftos fuden fer en
fea á coila agena. Y eñe daño fe halla, los veftidos, y adornos , para querer parecer
aun en los pobres. Dan á vn Mancebo ofi­ bien al mundo , y con efto defagradan mu­
cial trefdentos ducados en doce , gaita los cho á Dios , que los caftiga. El Prophera
íM lQ cooapqqer la' g9yia » y ptro^ cien­ gophonu?, cap, gtOcmao á los Hebreos,
' ¿ i.
que el Salvador nos blz,*), en qú w ? padecer por nofitros*
'diciendo : Huirá el Señor viíita fobre los
Varo:ies, que viften al modo Eftrangsro ; ef* C A P IT U L O X L ÍX ,
to es , dice vn A utor, aquel Pueblo mudaba Proponenfe los grades beneficios , que e\
de ifag'-’s , fegun las N .uñones Eílrangeras , y Salvador nos hizo , en querer padecerpsf
lo fintió Dios tanto , que d ice, caftígaria af- v mfotros tan máximos
perifsinutnente i todos los que dexafícn fu dolores.
ordinario , modífto , y antiguo trage , y
fe viftieífun á lo Eftrangero. A las bijas de Randes fon los beneficios qüe hemos reí
Slon , par Ifaias , cap, j . amenazo Dios cotí
horrendos castigos , por la profanidad de
G cibido , por avernos el Salvador libra­
do del demonio , del pecado, y del Infierno*
fus rrages , y galas. Y Si Carillo , con fu y por avernos reconciliado con D io s, y abier-
pobreza, y dcihudéz las ha condenado; con tonos las puertas deí Cielo , por los exemplos
quanto mayor rigor caftigará á las. imigcres de.virtudes tan admirables que nos díxó ; peto
Chriftianas , por tales vanidades ? Quan refta dár á conocer el modo , como nos aU
afrentadas fe verán, feas , y defnudas en el can^o eftas mifen’cordiasí ello es , con maxi-i
(juicio vniverfal , delante de todo el mun­ mos dolores. Y efto incluye máximos, e inw
do ? Eftas , en fus cafas , en las calles , y numerables beneficios; y afsi, el V . P. Fr. Luís
en las Iglcíias , cada dia miraban á .Chrifto de Granada/» Parafc. dice : Aíaxima buha
defnudo , atado á la columna , lleno de beneficij pars ejl dolomrn magnitudo , quibus,
cardenales , o le veian enclavado en vna Cruz, tanta bona nobis Salvutor prornsrait. Máxi­
todo fu Cuerpo defnudo , y defollado. Y ma parte de el beneficio de la. Redempcioií
que las amonefta en eílo f Que Chrifto qui­ es, la grandeza de los dolores , con que el
lo padecer tinta fealdad en fu Cuerpo ,· pa­ Salvador nos alcanzó tan grandes bienes.
ra enfe fiarnos, á que mortifiquen los hom­ añade : Quo fityvt cam doloramChrifii mag*
bres , y las tnugeres la. fobervia , prefump- nitudinem perfpeciam , & cognitam babueri-
cion , y defvanecimiento de la hermofura de mtis , tüm intelUgemus quantum Redemptort
ide fus cuerpos ; porque es tan vana, que debeamus , qui nos tam multis in Cruce do-i
vn leve accidente , ó vna enfermedad , la loribus regenerabit, vt nos minas illi pro Re*,
(convierte en horrible fealdad. Quifo que le demptionis prstio , qitam pro Redempthnss
klefnudaíTen de tódas fus veftiduras / para bmffitio debtamus. De aqiü nace, que fi cuviefn
darles esemplo de que aborrezcan todas las femos muy coníiderado la grandeza de los do-í
galas. Pues como no fe avergüenzan, y Con­ lores , que padeció el Salvador, entender
tunden grandemente delante de vn Santo riamos quan grande es la clemencia, que tu­
.Crucifixo , que tes eftá diciendo, que ahórre­ vo de nofocros ¡i^pues con tan grandes dolores
te fus hermofuras , y galas , en canto gra- quifo, de efclavos del demonio,hazernos hi-;
!do , que para moverles á que las defpreciaf- jos fuyos, y herederos de la Gloria. A efta gran-i
íen , quifo eftár tan llagado , afeado , y deza de los dolores del Salvador , que la cons
definido ? Y como fe atreven á poner en Aderemos, no vna vez,fino perpetuamente, nos
fu prefencia con tales trages , como fino amonefta el Apoftol, diciendo: Recogitats cam
fueran Chtiftanos ? Y como tienen oíTadta­ qui talem patitur adverfusferhetipjam contra-i
para pedir Ies. perdone fus pecados, citando diEiioncm. Efto es, coníiderad,y bolved á confia
con galas , que tanto aborrece? Y como ef- derar la grandeza de las irriíiones, afrentas, yj
peran les conceda beneficios , viendo, que no tormentos, que le dieron los ludios, que efto
lian hecho cafo , y que no han imitado los bailará , para que imitéis fus virtudes. Y añade
muchos exemplos que les d io , para que re- el Apoftoh Ut nonfatigemini anirns vtjiris de-i.
«unciaíTen ellas vanidades del mundo ? Y quan- ficienttt. Efto e s , confiderad muchas vezcslj*
do falgan de efte mundo , viendo que en él grandeza de eftos dolores , para que en los
¡Tribunal Divino , Dios les hará cargo de todos trabajos, y penalidades de cfta vida , pevfc-
eftos exemplos que les d io , y ellos los han def- vereis con paciencia , eftando armados, X pre-,
freciado; qué horrortan tremendo íerá el fuyo! venidos con la grandeza de los gravifsimos do-í
¡Viendo , que entonces, de vn inflante depende lores del Salvador, que por nofocros padeció*
Ja femencia de gloría , ó de infierno pava fiem- Para confeguir eftos frutos , los propondrá
prejque efpantofo temor ferá el fuyo? Pues aqui.
fi quieres librarte de tales riefgos ; por que La grandeza de eftos dolores la proponá
ai punto no dexas todas eflas vanidades, el V . P . Fr. Luis de Granada , ib i: Magnitudo
y vfas de vellidos muy dolorumChrifii tanta, fu tt, vt omites omnmm
íioneftos? mort&lium dolores in vnum Jimal coninnA
¿ii non Jtnt cum illis conferendi. Tan gran*
t e m ¡sie fue U grandeza ¿e los dolores de nueftrof
i i
244 Cap. XLIX.Trat.TL Proponenfelorgr andes beneficios
Salvador, que (i todos los dolores de todos los nem vitam vjque ad mortem continuo fam ·
mortales-fe juntaran en vno, no fe podían com­ me Irijlatas ejl. Prima fuit peceata omnias
parar con cilos. Sumo Thomás 3. p&rt.qut&fl, & Jinguia omnium , & Jingulortitn bominutn
46. are. 6. dice : Dolores quosCbr'tJluspaflús ab Adam vfque adfntm ««»¿¿/.Muchas fueron
efl übmss exteflerunt dolores , quos homine¿ las caufas del dolor interior,y trifteza del Salva­
ряЫ bojfmtt in Ьлс vita. Los dolores, que do r,puesdefde el principio de-íu co*icepcion,poi:
el Salvador padeció por nofotros, exceden á co­ toda fu vid a, harta la muerte, continuamente
do·. los dolores , que los hombres pueden padeció fumm a. trifteza ; y la primera fue, que
padecer en cfta vida. San Buenaventura in tenia muy prefences todos los pecados, y de
3. part. difl. 16, qiuíft. 2. dice íomifmo, Y ef­ cada vno de los hombres , que huvo defde
tos Santos, рагг probarlo , proponen diverfas A d án , hafta el fin del mundo; y como· avia
razones, que yo omito. Lo mlfmo dice Sua~ falído por fiador de todos , los miraba como
i’ez , quátjí, 46.fe¿t. 2. David ,Pfalm . jjp, di­ proprios·:* Bt pro Mis cornpunéíionsm , & do*
ce : Circundederunt. me mala , qu&rum non lorern fummum elicuit, perinde ac fi iUe com-
efl n uuierus. Que aí Salvador le cercaron tati­ mififfet. Y- para fatisfacer , y aplacar á Dios·
to s dolores, y penas , que 110 pueden nume­ ofendido , producía por ellos a&os de grande^,
rarle. Y por Jerem ías, Thren. 1. nos sxorta el y famoso dolor „ y compunción, porque como
Salvador a que сonfideremos fus dolores, y conoció pertedamente la gravedad del peca~
penas , diciendo : Attendité , & videte rJÍ ejí do , y quan gravifsima era la ofenfa dsD Ios,
dolor , JIcut dolor meas, Y dice aquí Caftrove- y la injuria hecha ¿ tan Suprema Mageftad ; j
Eo : Pajsio Cbrifti fuit accerbiorgrxuior, Ф· como amaba tanto á los hombres cito le oca-
peenoflor quibufcumqite alijs pesrtis atque da· fionaba vna trifteza immenfa. El alma que mu-
ribas. Confiderad , y ponderad los dolores, cho ama á DioSr y á los proximos, fe duele rou^
que yo he padecido por vofotros , y hallareis, cho de las ofenfas de D ios, y de la perdiciorl·
que ion tan terribles, graves, y pe nofos, mucho· de las almas ;■ y mientras mas ama á Dios , y 4
mas de los que han padecido los hombres.. los proximos', tanto mas fe duele de las ofen»
Pues quien podrá ponderar fu grandeza,? Los· fas de D ios, y délos daños de los proximos.,
amigos de Job le fueron á con ío lar,y víen- y déla perdición de fus almas. A fs i, San Pe­
dole can atribulado , y lleno de llagas, y dolo­ dro 2, cap. 2. dice : Q«e los pecados de los
res quedaron rail llenos de pavor , que por Moradores de Sodomaatormentaban grave­
fíete dias con fus noches , eftuvieron eu conti­ mente de noche , y de diaal anima del Santo·
nuo filencio, fin atreverte á hablarle , fe paf- Lotii. Pues fi el Salvador perfectamente ama**,
maron de averie vllto muy rico , y poderofo^ ba^a gloria de D ios, y la falud de las almas»
y que entonces eftaba lleno de llagas , y que viendo íiempre prelentes tantos pecados , con
fus dolores eran vehementes. Pues fi ver á Job que Dios era injuriado, y que los pecadores
tan lleno de doloies, causó en fus amigos tal morían y fe condenaban ; quan angnítiadif-;
pavor , que por fíete dias con fus noches., no finia,y afligidifsima citarla el Alma .Santifsima?
fe atrevieron a hablarle ; y los dolores del Sal­ Quan convertida eftaria en vn ínar de conti­
vador fon mucho mayores , fin comparación*, nuas , y crueiifsimos dolores, y triñezas im-
como efta conílderacion no nos dexa atonkos, menfas , que fin ceífar de día, y de noch« , fio
por muchos días ? Sí fe pafmabart de que hom­ medida le atormentaban ? Santo Thom»
bre tan rico avia paílado á eftár lleno fie dolo­ qiiajl« 4Ó. art. 6. dice: Chriflut vt faiisfacereS
res de ples á cabeza, y cercado de llagas ; quan- pro psecutis omnium Ajfumpjit trifiltiam mm
10 raas nos debe efpantar , que el Rey del Cíe·, ximam ,· qui dolor excefsit omnem dolorem
lo , y Tierra , por nofotros tenga todo fil contrits cmufstímque. Para, fatisfacer Chrifto
cuerpo hecho v n a T la g a ,y con dolores tan por los pecados de todos , recibió maxim#
grandes , que no tienen comparación? trifteza ; y excede efte'dolor á'todos fos que
De eftos dolores, dice Santo Thomás in han tenido contrición.· Pues fi muchos, de la
!3 . par.t.. quxlh 46. In Chriftofuit dolor fenji· gran contrición de fus pecados , repentina­
b ilis O “ interior. Vterque^ dolor fuit maximus mente han muerto ,.y el del· Salvador era maV
Ínter dolores bulas vitó. Én Chrifto huvo dos yor , fin comparación ; quan atormentado ef-
generas de dolores; vno fenfible, y- otro inte- tarla ? Y fi tenia· .prefencestus pecados, y íd&
ríor j. vno del cuerpo-, y otro del alma; vno¿. mios quan afligido le teníamos? Q com eta­
y otro fue máximo , entre los dolores de ef- mos tan crueles con tan Soberano, y Aman·*
te mundo, y efte dolor interior, no folo fue te Señor, que defde que fue concebido , háfia
máximo por la intenfion , y grandeza , fino por morir !e hemos tenido continuamente tan
fu mucha duracion;pues dice Alapide inMatth, afligido! Y qué locura esla nueíira, que ef-
cap. 26, Multa fuerunt in Gbrtflo caifa tri- tiiiwo efte Señor fiempre, por toda fu vídaa
Jlitiii, üb'qmi fib initio eonceptioftif per от*; tan lleno 4e amarguras, no n.ós-í©nipadezca-.
que el Salvador' noshlzo^n querer padecer por nofotrou 145
mos de ellas, y todo nueftro cuidado , por to* gre con los azotes, efpjftas, y clavos , fino qué
da nueftra vida, es damos á güilos , y ale- anees de efto quifo, que fu imaginación , y fu
gvias? fantozelo , fueíTen los verdugos, imaginando
Qyan grande fuefíe efta triíleza Interioranos tan al vivo todos los tormentos, que defpues
la quito moflear el Salvador; pues en c! princi- avia de padecer; y aí'sí, en aquella hora pade?
pío de fu Pafsion fe fué-al Huerto á orar, y. alii ció eípiritualmente * y de tropel, y por junto,
dio lugar á la triftéza , y empezó á afligirfe, quanto defpues luirlo en dtverfas horas ; y co-.
y contriftarfe-: Ctepit contrifiari , & mafias EBO efto repugnaíTe.la parce inferior , el efpiritu
eje. Y efta crifteza creció tanto, y fue tan vehe­ luchó , y venció efta repugnancia ; y de efta re-
mente , que dice San Lucas: Faitus in agonía filtencia procedía el fudor tan copiofo de San­
prolixius oi’abat, & faStus ejl fudor. eius Jt- gre. Pues-fi el Salvador venció la repugnancia
cut gaita fanguinis decurrentis m terram. de fu carne, y por nofocros quifo padecer an-·
Qnc llegó a tan grande agonía , ó angúftias, guftlas tan gravifsimas; poj· qué no le Imitamos»
que fudó gotas de Sangre , en tanta abundan­ venciéndola repugnancia de nueftra carne, pa­
cia , que cayeron en la tierra* Efta agonía fue ra fujetar los vicios i Si para enfuñarnosá ven­
la contienda , ó repugnancia de la carne con el cerlas reíiftió tanto á fu carne , que brotó tan
efpiritu i porque la carne repugnaba la muerte copiofa Sangre; qué efeufa tendremos de que
tan atroz, y ctuel, y el efpiritu quería que la nofocros no reíifumos á nueítras pafsiones ? Si
padecíelfe, por obedecer á D ios, y redimir al el Salvador reíiftió , y determinó, por tu bien,
hombre, Quan grandes ferian eftas' angúftias; abrazar todos los tormentos de fu Pafsion;·
pues por todas las partes del cuerpo manaban qué efeufa ce valdrá , de que no quieres vences
gotas de Sangre , en tanca abundancia * que ca­ tu repugnancia, para exercitar la virtud, en
laban los veftidos, y llegaban á mojar la tier- que no ay los tormentos, como los que padecí
,.ra? Y como podia manar tan grande· fudor, ció el Salvador?
y copia deSangre , fi no procediendo de vehe- Si nueftro Rey Je sv s, por nofotros empie»
mentifsimas , é immenfas angúftias , y triile- za vna cruel batalla , contra nueftros enemigos
zás ?· De ella Lanfpergio, Humii. 5, d ix o : E x - Mundo , Demonio , Carne, é Infierno ■ com®
Cefsit Cbrifii trijliUa^omnium trjfiitias ab ira1· no le feguimos con fortaleza , y peleamc^j varo-,
tio mundi, quia irifiabatur pro ómnibus. Que lilimente para vencerlos í No es grande vileza*
Ja trifteza del Salvador en el Huerto, excedió y dignifsima de rigurofo caftigo , que el Re^
á todas las triftezas de todos los hombres ,.qtie del Cielo efté peleando por nofotros, para que;,
ha ávido defdeel principio del mundo ; porque configamos el Reyno Celeftial; y que nofotros,-
por todos fe cntriftecia , y dolía , para facislaeer villfsimos guíanos ¿ nos eftémos ociofos ? Ala-
por todos fus peca dos. David en el Pfalm.Z'j, pide adHebr.cap. 1 i . refiere, que Mekiádes
d ix o : Repleta eji maiis anima nisa, & vita mea para animar á fus Soldados á lá pelea, pufo
inferno appropinqujvit. Y Fr. Luís de Grana­ en fu prefencla, dos Gallos, que con gran vi­
da , in Parafc, leyó : Idefi dolores in anima gor , y fortaleza pelearon , hafta no folo derra-;
mea doloris tnferni propé modum fimxles me mar fangre , lino hafta quedar alii muertos.
cruciant ,atque dilascrant. Mi Alma eftá no Viendo efto los Soldados , con gran generoíi,
folo llena , fino muy llena da angúftias , y trif­ dad , y valerofo esfuerzo , connaron las ar­
tezas tan grandes, que fon cafi femejantes ¿ las mas , y fe ofrecieron ¿las heridas, y á la muer­
del Infierno , fegun me atormentan, é interior­ te, Y añade : Si bru torunt ftfxmpia id prafii-
mente rae defpedazan, La grandeza de eftos tenmt in geniilibus , quid facisnt fancla*
dolores , lo manifiefta el fudor tan copiofo de rum certamina in Cbrifiianis} Si el exemplode
Sángre , hafta entonces nunca vifto en el mun­ eftos brutos dio can gran valor á los Gentiles
do, Pues con tan horrendas angúftias , quan para pelear contra fus enemigos ; quanto mas
defconfolada, y afligida eftaria, aquella Alma á los Chriftianos nos deben animar los exem­
Santífsima?' plos délos Ma.rtyres , que dieron toda fu í'aiw
Eftas tan grandes anguillas no fueron for­ gre, y, vida por confeguir el Cielo ? Y quanto»
jad as, nlfufridasá mas no poder , fino volun­ .mas nos debe esforzar la copiofa Sangre, que
tarlas ; pues fino quifiera eftár trifte , no hu- ebri grande esfuerzo, y con immenfos dolo·*
Viera llegado á él la trifteza, fino que pudiera re s, derramó el Salvador para darnos excmplo?
cftár lleno de gozo ; porque era Señor de fus Como hemos de vencer á nueftros enemigos,
pafsiones ; y a fsi, en el tiempo de la Pafsion, Mundo, D em onio,y Carne , fino peleamos
él mifmo j de fu propria voluntad , defpercó en contra ellos, con gran esfuerzo? Y como no nos
si el temor, y pavor; y afsi, los Evangelis­ avergonzamos de ver al Rey del Cíelo pelear
tas no dícen , qltc fue afligido , ni anguftiado, por nofotros , hafta padecer tanto, y que no-
fino que el empezó: Capit contrifiari. No qui­ focros-no le acompañemos? Y como no nos
to eíperar, que los verdugos facaífcQ |u s aij- avergon£aig9§ ilu d ió t que I05Gallos, fiq
24Ó Cap.XLIX. Tfat.íí. Vroponinfe losgrM cs bmfíelas %
Vtiltdad alguna , peleen hafta derramar fu fan- tnos dolores recibiría ? Si vn o, por n*ny V®»
gre , y morir; y quu nofotros , para a lcafa r el líeme que lea , no puede .tolerar él ¿o lo r, ft
Rcyno de los Ciclos, no queramos pelear, ven- le enclava vna cípina ; como el Salvador,
cíendo á nueftrosenemigos^ue nos le impiden, tiendo dclicadifsimo , y eftando muy acor-,
-y aun condenan? ' mentado de los crueles azores, podría fufrir-
Si eíle Divino Señor , defde que fue conce­ lo í Lanípergio , lib. dbco: Peonas inexpli-
bido,hafta la mnerte,vivió en continua trifteza, cabiies , as cruciatus ¡mmenfos fuji'met pro
dolícndofcde ti, para fatUtacer por tus culpas; nobií ingrata Dominus Maicjiatis in coro-
« n :o tu , por toda tu vida , vives en continuas natione. Con la Corona de efpínas el Señor
alegrías ? Es efta la penitencia que hazes por de la Mageftad , padeció por nofotros ingratos,
tus pecados i Con tu modo vicioío, y con­ inexplicables , e ¡mmenfos dolores ; porque
tinuado; oque horribles tormentos, y trifte- como las eípinas eran muy agudas, y durif.
?as hizifte, que padccictíc por t i , toda fu vida, íimas, y las apretaron con violencia, pene­
el Salvador ? Eüa trifteza tan horrenda ,-defde traron los hncíTos, y las fi¿nes , con tan grandes
que entró en el mundo, grandemente declara dolores , que dice San Lorenzo Juftíniano dg
la fuma gravedad del pecado. Pues £1 el .Señor, Agón, cap. 14. D ibHit plan? mori tanto dolo-i
para fatisfacer por tus pecados , quiere pade­ re tramfixus, f e tamen refervavit ad vitarni
cer tan continuas , y horrendas criítezas; como vt bis etidm gtaviara· perfzrrei. El dolor que
no le acompañas en ellas , pues las has come* causó la Corona de efpinas ,.Ie huviera quitado
tido ? Y debiendo hazetlo afsi; como no te la vid a, fiuo la refervára para padecer mayores
caufa gran confuíion , que íiempre quieres vi­ tormentos. Y fi eftos tan grandes dolores los
vir con mucha alegría , y aun en el tiempo de fufiió, haíU que murió; quan horribles ferian?
Ja confcfsion te hallas fin trifteza alguna ? Lanl-¡ A efto fe figuió el tormento de llevar la Cru*
pergio, HomiL 5. di^o: Nifi vnum peccatum fobre fus ombros, para fer crucificado, y efte fitc
eommifijfem , debetur infinita trijiitin %Erg o vn genero de grande crueldad,y de fumma.pena,
qnalem babere dtbeo tñfiiti&m, qui t»tilia pee* dolor, y deshonra : Lo primero , porque como
eatorum UBaliutn eommifi. Aunque no huvief· citaba débil iradiísimo, y todo quebrantado, por
fe cometido, fino folo vn pecado , para fatisfa­ la mucha Sangre derramada en el Huerto, y
cer por e l, debía yo tener infinita trifteza, por con mas de cinco mil azotes, v con la Coroná
ferDxos infinito el ofendido. Y quan grande de efpinas , apenas fe podía tener en pie : L #
trifteza debo tener »porque he cometido milla­ fegundo, porque le defnudaron de la purpuj,
res de pecados mortales. Puesfi la trifteza de ra , que eftaba pegada á las carnes , Ik’na-a
yn folo pecado es tan gravifsima; quan grande de llagas ; y como íe la quitaron con mucha
í^ria la de todos cus pecados, y la de todos los pnefa , efto le.caufaria gran dolor: Lo tercero,
hombres , de que fe dolía ? Y quan atortnen- porque efto fue muy ignominiofo , porque í<¡
tadifsima citarte aquella Alma-Santifsíma, con pulieron fus proprios veftidos , para que fueífe
tan i mmenfas trille zas ? Es pofsible que vnDios conocido, y muy afrentado: Loquarto, porque
de infinita Mageftad 3 quiera de rramarfil San­ la Cruz cramuy pefada,y.larga , y el camino
gre tan precíofa, por criatura tan v i l , como yo largo. Pues íi por efto vn hombre muy robuf-
foy ? Es pofeible , que á cofta de tan eftupen- co, padeciera gravífsimos dolores; quantoma-;
dos dolores bufque mi remedio , y que de fu y °r e s , fin comparación , fufriría el Salvador,
Sangre haga medicina, para curar nú pecado? eftando debiliradifsímo ? Lo quinto , porque
Como tengo atrevimiento para pecar, y 1er cau­ en la Cruz iba el pefo de nueflros pecados, co-
fa,de que la carga infinita de mis pecados cruel­ niodixo San Pedro r. cap. 2. Qui'peccata no¿
mente atormente al Señor por toda fu vida ? Y Jira pertulit in corpore fm .fuper lignwm.
yaque no puedo fatisfacer con infinitas penas, y Pues fi vn pecado de fobervia fue tan pefadif-
Friílezas por mis pecados ; por que continua­ íim o, y gravifsímo , que no le pudieren fiifrte
mente , por toda mi vida, no los lloro , pidien-, los Angeles; y pesó tanto , que defde ti Cíe!»
d o á Dios mifericordia? los derribo , y no pararon hafta el infierno,
Defpues que el Salvador fue cruelifsima- quanto bruniarian , y pefarlan al Salvador
jnente azotado , eftando fu Cuerpo hecho todo todos los pecados de todos los hombres del
yna llaga , y lleno de dolores , le añadieron mu­ mundo ? Lo fexto , porque con;o el Salvador
chos mas; porque los Sayones, por burla , y eftaba muy fatigado, y falto de fuerps , poc
¡efearnio, quiíieron que reprefcntaíTe á vn Rey dos vezes, dicen algunos, que cayó sn e! f:ie!o; y
fingido; puliéronle vna Corona de crueles ,y con el golpe fe le renováronlas heridas, y fe
duras efpínas, apretaronfela fuertemente en la aumentaron los dolores; Lo feptimo, porque
cabeza ; y entrando en ella, le penetraron las como apenas fe podía mover, le impelían, y da^
tienes. Si fueron ferenta y dos efpinas , y todas ban golpes, para que andiivieíTc sprieft, por te-
£Sfl«rttott la Sagrada Cabeza; quaa .acerYifsi- ÍV*S>c de<jüsno ís cpLirieíTeendcamina; porquo.
que ti Salvador nos hizo^n querer padecer por nofotros'. 2 47'
con grandes anfias defcaban darle muerte vino generofo á los ajufticíados, para confort
afrenrofa, Lo o&avo > porque dice Lanfper- tar fudcfmayo , y citando el Salvador afligí-:
gio , ¡ib, j . que como codo el Cuerpo eflaba difsimo* y muy fediento , por eftár muy de­
licio! lado, el grave pefo de la Cruz, puedo ib- ■ fangrado , y fatigadiísímo , por los muchoi
bre el om bro, herido en e l , le hizo vna gran­ tormentos , y caminos , ellos el vino fe le
de llaga, Y quan horrible feria eíte tormento! mezclaron con h iel, y mirra amarga , para
L o nona, porque el calligo de la Cruz era muy atormentarle la lengua > boca, y eltomago*
' afrento fo 1 e ignominíofo. Lo décimo »por­ donde no avian llegado los azotes, ni las ef-:
que le llevaban cutre dos Ladrones , declaran4· pinas. La oétava , ique los Sayones, congraa
¿o en efto , que era peor que ellos. Lo t i. prieífa, y crueldad defnudaron al Salvador de
porque en el camino, y por las calles , que ci­ fus veíliduras ; y como efiaban pegadas á las
taban llenas de gente, muchos le decían gra­ carnesllagadas , le defollaron , caufando efto
vísim as injurias* Lo 12. por el pregón en intolerables dolores. La nona fue ,x}ue eftando
que declaraban, que por Jufticia era caíliga* el Salvador defnudo , le mandaron los Sóida-,
d o , por enredador , y por otros delitos , que dos * que fe tendieílfe de cfpaídas fobre la
le atribuyeron. Lo t j . viendofe tan afrenta­ C ru z, y aí puntóles obedeció, eftendiendo
do , y delante de innumerable genta , que fus brazos, y pies para que fueflen enclava^
dio antes le avía honrado. Eüos-, y otros mo­ dos. Que tormento tan grande tendría el Sa­
tivas ^ quan horriblemente .atormentarían al grado Cuerpo, todo de follado , citando det.
Salvador! Y quien podra numerar los tormen­ nudo fobre el duro Madero!
tos , que en todo elle viage padeció ? Y cada La decima, por el dolor tan mteníifsímo,·
vna de eftas penas, no es beneficio muy Ungu­ quando fue enclavado en la Cruz j porque los
lar, hecho á nofotros f Pues quan obligados clavos eran gruesíos, y fin punta , y por e£T®.
eftamos a corrcfponder con continuos obíe- fue necefTario dar muchas martilladas : coa
quios ? Si el Salvador voluntariamente , y fin ellos enclavaron la vna mano ; y como la otra
quexarfe llevó la Cruz de tus pecadas hatta el no Uegaífe al barreno, acarón á ella vnafoga*
fin , por llevarte al C ielo; que cuenta darás y tirando con violencia, harta que Ilegafle ; y
en el Juicio Divino , de la gran repugnancia, con tan gran violencia , que losi;ervio5, y las
«que tic'nes en llevar la C ruz, que te ha dado? venas fe rompieron ; y lo ínifmo hizitron coa
Como te valdrá allí efeufa; pues ci Señor lle­ los pies. Que dolores tan immenfos ferian los
va fu Cruz con immenfos trabajos, en cuya que ocafionaron los clavos, embotados, y
comparación los tuyos fon nada? grueífos , rompiendo nervios, y venas ? Y.
Luego que el Salvador llegó al lugar det quanto mas fe aumentarian con las muchas
fnplicio , con el gran defeo que los Judios te­ martilladas, que para effo dieron ? Y quien
nían de crucificarle , al punto lo executaron, podrá explicar los dolores tan vehementes,
en que concurrieron muchas circunftancias, que fentivia, quando defeoyuntaron el brazo,
que el Salvador yoluntariamentc. quifo ; y y los p ies, por tirat con la fo g a , con muchif-
cada vno de por si le causó gravifsimos dolo·* íima violencia, para llegar al barreno ? L a
fe s , y aflicciones. La primera, morir en el vndecima, porque levantando la Cruz en alto,
campo rafo , para que fus ignominias fucilen de repenre , y de golpe la dejaron caer en el
mas publicas, y viftas de todos. L a fegunda, oyo hecho. Qu^ dolores tan intenfifsimos fe*
fue fer' c i el Ñlonte Calvario· , donde eran rian eftos ; pues le eílremecieron los miem-j
ajufticiados los malhechores , por los mayo­ bros, fe rafgaron masías llagas de los clavos*
res delitos. La tercera, para que fu muerte de donde corría gran abundancia de Sangre?,
fueíTe mas afrentofa , quiio. fe execucaffe por La 12* por los efpantofos tormentos, que ров
Sentencia de la Jufticia , y pedida por los Ecle- tres horas padeció en la C ru z; pues con el pe-
fiaílicos , y por todo el Pueblo. Laquarta , fec fo del cuerpo , las heridas de los pies , y de las
crucificado al medio dia } para que todos, con manos continuamente fe rafgjban : todos fus
claridad , pudieffen ver fu defnudez, y grande miembros, fin ceflar vn punto, eltaban alii
ignominia, La quinta , morir en el dia folem- padeciendo ,fm poderfs aliviar vnos ¿ otros.
fle de la Pafqua 4 en que por fer dia tan. íeftivo Pues que dolores tan veheroentifsunos, y con­
íblcaban á vn fteíncrofo de la C árcel; y no tinuos ferian eftos ? La 13 , por el grande frió*
Jhazet cito con el Salvador , daban á conocer*1 que trafpafiaríafu Cuerpo, tedollagado, en
que eran gravifsimos fus delitos , pues en dia el campo, y alayre. La 14 . por verfe defmi-
tan folemne eracaftigado, La fexca , porque do delante del innumerable Pueblo ; pues fi
eneftiFiefta ,de todo el mundo concurría in^ Adán tuvo vergüenza de verle defnudo , eftan­
niiincrable gente, y por effo fu imerte fue muy do folo , delante de fu muger, y al punto fe
afrentofa. La fe p :ú n i, por la grin crueldad cubrió ; quanto mayor la rendria el Salvador^
4 ? ÍQ¿ Sayo.i:i j p v ^ u í 4*S Xi^ndof^ 4ф .п ;с 4е »¿ч пиюсгоц
т
24 -8 Cap. X L IX . Trat.II. ’Proponmfe tosgrandes hmßchs,
concurío ? La 1 5. por verie deshonrado , y calillarnos ? Si padeció can efpantcfos tor-
pucito enere dos Ladrones * como fi fuelle el mencos, y tan in-imeafos dolores, para mo­
peor de ellos, Que fentimiento efte can gran­ vernos á aborrecerlos; y ella mirando ,-que los
de y. Tienda innocente , y can deshonrado , por defpreciamos por vn vil , y breve ddeyre;
peca dos ágenos? La 1 6. ver, que no folo le qiian.ro elle dcfprecio le moverá á indignarle
avían dexado defnudo , fino que los Soldados contra nofotros ? 3S3o es monftruofidad eitár el
jugaban fus Veftiduras. La 17 . que all: eltaba CapItan crucificado, y lleno de dolores gravif-
oyendo,que hazian de el grande burla,y mofa, fimos , por dar vn Reyno al Soldado ; y eíte,
y que le decían muchas contumelias , y afren­ en lugar de feguirle , fe dá á güilos, deleytes,
tas* La 18. que citando exhaufto, por la mucha y entretenimientos ? San Pablo ad Galat, cap.
fengre derramada , y teniendo grande fed, y 5. dixo : Qui funt Qhrijii, carnem fm m cru-
declarándola , le dieron vinagre en vna efpon- cifixerunt cum vitijs, & concupifcentijs.. Los
ja. O qué crueldad ! La 1 9, que en fus tormén^· Soldados de Chrifto, han crucificado la carne
tos Dios no le dio alivio , como fuele dar á fus ca.n fus vicios , y concupifcentias. Efto es , tie­
Siervos* Con razón dixo Lanfpergio, lib. 3. nen fuje tas las pafsiones, Pues fi en el Bautií-
'Dolores Cbrifii in Cruce incomprebenfibiles mo entrañe por Soldado , y premedita obfer-
fnnt. Que los dolores , que el Salvador pade­ var efto; fi iiazes lo contrario, como no tiem­
cía en la Cruz, fon incomprehenfibles, y no ios blas del juicio Divino? Si el Divino Capitan
podemos llegar á conocer. Y como no que­ rehará cargo, de que por ci fue crucificados.
damos atónitos , viendo la multitud , y fuma cou;o te recibirá por Soldadq luyo , fino le lias
imeníion de tantas penas, como por nofotros feguido, fino al Mundo, y al Demonio ? Quan-
fu frió ! Como no reconocemos, que por mu­ do rehaga cargo de los immentos tormentos,
chas periccuciones , trabajos , dolores , y pe­ y doiores, que padeció por ti, por, darte el Cie­
nas , que vengan fobre nofotros, todo es nada, lo , y de lo poco 3 ó cafi nada, que te pedia,
rcfpecto de lo que efte Señor por nofotros pa­ para que te moftrailes agradecido, conociendo,
deció? Y fi en tan horribles tormentos no mof-. que has oleado lo concrario. O qué horribles
tro fentimiento Vcomó en trabajos muy peque­ temores tendrás!,
ños nos podremos quexar nofotros? Y como No obraba afsi San Pablo ad Galat.cap.
podremos agradecer tan innumerables dolo­ 2. qucdlce : Cbnfio confixus fum cruci, vivo .
res , padecidos por nofotros ,por libramos del atitsm 3 ium non ego ; fed vwit-in me Cbrifius*
infierno, y para llevarnos al Cielo ? Pues fi por Como fi dixera: Efioy crucificado a los v i­
ti ha hecho tan eftupendasJfinezas; qué te pi­ cios , y d las comiipifcenchs no me deleyto con
de , para que las agradezcas? las cofas-del mundo; efioy como muerto d ellas\
Y a lo dice Lanfpergio , Iib.ií>. B o m il.4 1. me govierno , nopor los defeos de la carne tfino
pocemur carnem noftratn crucefixere cutp vt- por las leyes del efpiritu ; y cosyio el que eftd
tijs, & concapifcentijs: boc efi pro extirpan- crucificada , no puede mover fus miembrost
dis vitijs carni non parcere , fed clavh obfer- porque los tiene enclavados,y fixos en la Cruz',
vationum divini beneplaciti Cruci Cbrifii afsi yo , no me wuevo d jtguir los deleytes, y
affigere. Lo primero que uos enfeña en dexar- grifos de tacaras ¡y folo vivo ,f g a n las re-
fecrucificar, es que crucifiquemos á nueftra' glas deJefu-Cbri/lo.. Pues quien hizo en él tal
c-arne con fus vicios, y concupiscencias efto mudanza ? El lo .dice : Qui dihxit me ,
es,que no concedamos á la carne los vicios, y tradidit fenietipfum pro me. Como fi drxera:
defeos defordenados : que el Alma los tenga Chrifto me ha amado , tanto , que por futisfa-
tendidos, y fujetos : que la carne cfté como cer por mis pecados, por librarme del infier­
crucificada á cilos. Si pide cofa tan peque­ no ·, y darme el C ielo, quifo entregaife á la'
ña , y obramos lo contrario; o que horrible es cruel muerte de Cruz;pucs por qué por fu amor,
nueftra ingratitud 1 Si el Salvador, por los pe­ no me privaré yo de los güitos, y deley tes mun­
cadas ágenos , padeció tanto ; quanto debe­ danos ? Si por mi ha padecido intolerables do­
mos padecer por los nueftros proprios ? Si por lores ; no es bien pequeño agradecimiento , que
toda la vida debíamos eftár padeciendo, para yo me prive de algunos breves, y viles güitos?
farisfacer por nueftras culpas ; y efto es nada* Si me ha hecho innumerables beneficios, y por
reíptíto de lo que vna fola merece, y añadi­ cada Vno le debia infinito agradecimiento ,y
mos nuevos pecados : quanto provocamos á efle no puedo ofrecerle ; po,r qué no viviré cru­
ira , é indignación al Redemptor, viendo que cificado a eftos guftos mundanos, fíbiendo,
no noS aprovechamos de los grandes tormen­ que en efto le agrado mucho ? SI las efpinas
tos de fu Vida , y Pafsion ? Si fabemos, que han atravefado fu Cabeza , para curar mis ío«
ia caufa de fer el Salvador crucificado ,fué pa­ bervias ¡como-podré fer fobervío ? Si fus Ma­
ra defterrar los pecados, y halla, que nos en­ nos eftán trafpaífadas con duros c¡avos,para
tregamos áellos i quanto ello le provocará,á curar ib¡ avaricia ¡ 110 es forjofo, que yo abor­
re aca
ijtif H Salvador nos h&o, én ¿¡usrér padecer por nofofror* $49'
'rezd roda codicia? Si fus Pies eftin clavados neficios, que por efte medio confeguimos r L-ot
en la C ruz, para pagar mis paíTos defconcerta- primero, el curar codas la? enfermedades d a.
d o s; como me atrevere á profeguidos ? Si aquel nueítra alma. Y alsí dixo San Bernardo, Serro^
Sagrado Cuerpo eílá azocado , con horribles 72,in C anc. Quid enimtdm efjicaxad curan·*
azotes, y codo lleno de llagas , para pagar los da eonfcientia nofira vulnera , nurnn ad pur* .
cxcefsivos regalos, y deleyees, que yo di al gend^m mentís aciem ) quam Cbrifli vulneran
mío >no fuera grati locura, é impiedad , íi yo fedula meditatio ? No ay cofa tan eficaz , par»
proíiguiera en ellos ? Si vn Dios Jmmenfo, curarlas llagas de nueltra conciencia, y para
por mis culpas efU can llagado, y acormen- purificar, y perficíonar k nueftra alm a, cch
tado ; como yo , vil Efclavo fuyo , podré mo la frequcnce , y continua medicación de
negarme á vna cofa tan pequeña que me pi- la Pafsion del Salvador. Y San Auguftin in
d e , qual.es, que me abftenga de codos los Manual, cap. ¡ i . In ómnibus non inven!, tdm
¡vicios? efficax remedium, qudtn vulnera Qbrifii, Pa-
Lofegundo, diceLanfpergio, lib. i. homíl, ra vencer todas las tentaciones, y los vicios*
"40. In cruce ad monemur Dominum lefum di- 110 he hallado remedio tan eficaz, como va^
ligsre, atque oflendere, quo modo ex toto carde, lernosde la Pafsion del Salvador: Lo.fegun-^
& ex ómnibus viribus parati Jumuí illumdi- d o , porque á la virtud, que parece afpera,;
ligtre eique nos tofos exponere, Eftando el defabrida , la fnaviza , haze dul^e , y deleyea-í
Salvador eu la Cruz crucificado , nos enfeña, ble. En los Opufcul.de mi Padre San Francif-i
que con las obras, palabras , y defeos le de­ co, Apopb. 50. fe refiere , que padeciendo ctiuj
bemos amar , y fervit con codo nueítro cora-, chas, y graves enfermedades , le dixo vnos
zon, y con codas nueftras fuerzas; porque eñe Que por qué no hazia, que le traxefíen algo
Señor, no íolo nos ha amado, fino que con que recreaíTe fu animo ? Y refpondió el Sanco;
las obras lo ha moftrado, porque fe nos ha da­ Nibil ntibi, tám deleBabile , quám vita , 0* ■
do á si mifmo ; no es eíto demoftrar la grande­ Pafsionis Domini memoria , qua mihi fre j
za de fu amor ? Y no ha pafíado á vn exceíTo quens eji , O1 quottdiana , ñeque ad finen,í
tan grande, que por nofotros ha dado fu Vida vfque mundi fivixijfem alta indigerem, Naf
eu vna Cruz , padeciendo immenfos dolores, y quiero confoiacion humana, porque ninguna
tormentos ? Pues íi Dios ha andido con tan cofa ay deleytable para m i, como la memoria
gran liberalidad contigo ; no ferá fuma cu in- déla V id a , y Pafsion del Señor , cuya memo-r
graticud , fino le amas con todo tu corazon, y. ria , y medicación en mi es frequente, y qwocí-r
con codas cus fuerzas? Y íi amándole del modo diana; y fi yo viviera hafta el fin del mundo*
referido, no puedes correfponder á Ja mas mí­ no quiíicra otra confoiacion. Pues íi en efta
nima fineza de las que ha hecho por ti jquan medicación fe hallan eftas vtílidades ; como no
ingracifsimo ferás , refpeéto de los otros ínnu- ]a exercita, quien defea librarfe de los vicios,'
flnerables beneficios , pues no correfpondes, y falvar fu alma ? Si hallaras vn remedio muy
fcgun*tus fuerzas, ayudadas déla gracia? Efto eficaz, para curar codas la$ enfermedades, le
lo cumplirás, quand o codo tu am or, y codas eftimáras en mucho, y le compraras á coila
tus obras, penfamiencos, palabras , y miem­ de gran fuma de dinero. Pues íi la medicación
bros , los ocupes en honra, y obfequio del quotidiana de la Pafsion del Salvador, es el
Salvador ; porque fi todos tus miembros,'y los remedio vníco para_ todas las enfermedades
defeos, y concupifcencias fervlan á la Car­ de cu alma , y la puedes tenec de valde , y no
ne, at Mundo , y al Demonio; por que ef- quieres exercitarla; no es cfto defpreciar la fa-:.
tos no los conviertes en fervic, y agradar á luddetualma?
P io s , que los crió? Lo tercero, la continua meditación dé
la Vida > y Pafsion .del Salvador , contorta
C A P IT U L O L. á las almas , las haze defpreciar lo terreno,
vanoj y caduco, y guia-haña confcguir graii
fíelos grandes beneficios, que el Salvador nos perfección de virtudes. Y afsi , San Buena­
bisco , dexandonos la meditación de fu Pafsion, ventura in Proemio vita C hrijíi, dice: JJrt¿
para cafar nutjiros pecados, y quexas fuy.as, de credis , quod $an$e’ Francifcus ad tan-
por el olvido mejiro de efle remediot tam •virtutum copiam pervenerit , nifi ex
y como hemos de correfpondet fimiliari converfationt. , & meditatione Do*
4 el. mini lefu ? De donde juzgas, que provino
a mi Padre San Franciíco tnn grande abundan^
cia de virtudes, can perfeftas, tan grande pe­
P
O R medio de la Pafsion, y muerte del Sal­
vador, no folo hemos recibido los benefi­ netración de las Sagradas Efcnturas , can
cios ya propueftos ; pero por la meditación tre­grande conocimiento de los engaitas de el
g ü e le ¿U fus £e»íts ¿ n^s kaze u n grandes be* demonio j íjnQ de la fam iliar} jr trcqncnt<¿
|í ' №
ayo Cap. L . Tfat, II ,'Proponenfi losgrandes beneficios',
medicación de la Vida , y Pafsion del Sal- motivo á que el Salvador fe quexe mucho de tí?
vador ? Y como el Sanco Padre , en efto Eftas quexas del Salvador , nos las propo­
avia experimentado tan grande fruto , poreffo ne la Iglefiacnia Semana Santa, y,también la
en la Colac„ 24. deípues que nos enfeña , que Sagrada Efcrirura en díveríos lugares. Qnan-
nos exercitemos en efta continua meditación, do el Salvador fue á orar al Huerto, pidió á
añadió : Qtii relinquit Pafüonern Dornini, los Apoftoles,que oraflenenfu compañía, y
maiorst» jibi profeSium promittens per alias, de ellos fe retiró para orar ; y habiendo Ora­
£«0 veré vi a non fu n t, cadit in oculta pra- ción muy dilatada, tuvo vn fudor de Sangre
eipitia, Quien dexa I¡i meditación de la Vida, copíofo , y vino a vifitar á fus Difcípulos; y ha­
y Pafsion del Salvador por otros caminos, llándolos dormidos, dixo: Sic non potuiftis
, que no fon verdaderos, efte cae en precipi­ vna hora vigilare mecum ? Mattfi. cap. 26. Es
cios , y errores. A/si fucedió á Molinos, y pofsible , que vna hora no pudifteis orar con­
á otros que le han feguido ; algunos propufe migo ? Por qué en efta ocafion, les reprehende
en las Falacias del demonio en el Tratado 8« mas que en otra,de que no avian perfeverado en
eap. 14. y en el Tratado 4. la Oración por vna hora ? Es que les avia di­
■ LoquartO j la continua meditación de lacho , que eftaba trifte, y en aquel tiempo cita­
Pafsion del Señor,ha dado grande esfuerzo á los ban los Apoftoles cerca de caer en la tentación
Santos Martyres , no folo para defpreci'ar todo de dexarle; y para no caer, les previne , que
lo terreno, fino para ofrecer fu vida á los tor­ hizíeíTen Oración en fu compañía; y vién­
mentos hallandofe muy gozofos en ellos. dolos dormidos los reprehende. Y dice aquí
San Bernardo , Serm. 6 1 , in Cant. Inde tole- Alapide : Quis enim licet fceleratas non exci-
rantia martirij provenit ,quod in Ghrijti vuU taiur ad dolorem videns Cbriftam, dolentem
neribuí tota die verfetur , & iugé meditatiom pro fe tam acerba pati. Quien, aunque fuef-
demoretur, La tolerancia , y fortaleza de los fe muy perverfo, no fe excitará á dolor, y
Martyres, en fus muy penofos martyrios nació; ¿acompañar al Salvador, viendoletan dolo­
porque con toda devocion, y continúa medi­ rido , y que por amor fuyo padecía acerbas
tación fe ocupaban, morando en las llagas del anguftias? No haziendo efto , como fe po­
{ Salvador, Y San Buenaventura , ibí ¡ lugis día manifcftar fu buen afeólo voluntad , y
meditatio vita Domini Itfú robarat, & fia- cftimacíon de lo que por el padecía f Im a­
bilit mentem contra vana·, & caduca, & ad~ gina , que el Salvador te dice : No fubes,
verfa, vt patet ifjB.Cacilia in qua meditaba, que el Demonio, la Carne , y el Mundo,
tur die , at noSíe’. La continua meditación de continuamente bufean ocaíiones para def-
la Vida , y Pafsion del Salvador, corrobora, truirte, y que la Oración es el medio pa­
y fortalece al alm a, para vencer las cofas ca­ ra librarte de ellos , y que para enfeñatte
ducas , y vanas, y contra las a d v e rfá sc o m o la Oración , yo te he propuefto , que ef-
fe vio en Santa Cecilia, que de día, y denbchefe toy muy de efpacio , orando en el Huerto;
ocupaba en la meditación de la Vida, y Pafsion pues como no hazes vna hora de Oración
del Salvador; y por efltb no la venció la;: gran­ conmigo ? Y fi por no hazer vna hora
deza dé las vanidades , y regocijos de fu boda; de Oración te reprehendo ; qnanta mayor
de todas ellas no hazia cafo ; y en la noche de reprehenfion mereces que te haga, pues min­
las nupcias convirtió áfuEípofo'¿ yáqueguarr ea hazes Oración ? Si re falta la Oración*
. daíTen caftidad, y con gran animo padeció glo- y por ello vives floxo* y tibio; como no te­
riofo martyrio. San Andrés , los Apoftoles, mes pecar? Si los Apoftoles en aquella no­
y otros muchos Martyres, fe hailaron muy go­ che, por-orar con tibieza , fe quedaron dor­
zofos en fus martyrios J,’ y efta les próVcñia de midos , y defampararon á fu- Divino Maef-
Ja continua meditación eri la V id a , y Pafsion tro ; quanto mas prefto me dexarás tu , que
deJ Salvador. Y dime , efte mundo no ¿-ÍU lle- no tienes Oración' ¿ afsi que contra ti fe le­
no de tribulaciones, y trabajos ? Pues para lie-' vante vna tentación ? Como no miras el
varios coii paciencia, y alegría , te ociipas en exemplo que yo te he dado , pues ya que
efta meditación ? Y fi para llevar los trabajos:, perfeveré en la Oración por mucho tiem­
con güito , y mucho frúccí, y para vencer a tus po , eftándo cubierto de vna cóngoxa mor^
enemigos, Mundo, Demonio, y Carne, y pa­ tal i SÍ yo eftoy folo en el Huerto orando
ra llevar camino cierto y : y feguro del Cíelo, de d ía, y. de noche por t i , y folicírando tu
el Salvador te ha dexado éfte medio de la fre- falvacron , y tan congoxado, que cftoy fudan-
queute meditación de fu Vida' , y Pafsion; do tofjioí'a Sangre; que crueldad, e ingrati­
en ' efto no fe incluyen innumerables bene­ tud és la'tuya , que no roe ’hazes compaúu?
ficios? Pues con quanto agradecimiento de­ Pues conjo le conocerá que me am as, fi me
bías ejecutar efte cvercscio, tan prbvecltóío dexas folo en t^n grandes congoxas, y de-,
á tu alma? Y fino ís· ocupas en e l , >00- dás famparo?
. que el Salvador nos hizo, meditando en fu Vafmni ' z ft
A efta. confíderacion ^exorta San Pablo a en el infierno, por toda vna eternidad? Co'4
los Hebreos, y eti ellos á nofocros, cap. iz. mo no cernes efto ? Como quieres, que Chrífe
diciendo : Recoptate enim eum , qíti Ufan to e» el juicio te reconozca por hijo fuyoj
fuftinuit a peccatoribui contradiclionem, idíji fí .eres tan ingratísimo , que no le quieres
afsidas cogituto. Dice aquí San Anfelmo: hazer compañía en la Oración , y le dexaíj
Penfad continuamente en los tormentos ; y lleno de dolores, por ií á íbrvir á los vicios^·
aflicciones , que por nofotros padeció el Sal- 'íus enemigos?
vador., por manos de los pecadores. Cotí Entre tañeos tormentos como el Salvadoí!
razón pide en nofotros efta continua coníi- fufrió en fu Pafsíon , tuvo o tro , de que fe
deracioñ ; íi tu padre eftuviera padeciendo quexa por D avid , Pfalm ,<5 2 . Et fufiinuit$
gravifsiuios tormentos , pot pagar algunos ■qut Jimul contrijlarztur , & non fait „ Ü",
pecados cuyos, y por' librafte de las graves qui confolarelur, & non inveni. Que eftuvp
penas por ellos merecidos i no lé acompa­ núrando, fí alguno fe compadecía de fus do*i
ñaras continuamente , afsi Riéndole á quan- lores, ó le venia á coiifúlar, Y le hallo? No¡¡
to fu*ra;de fu confuelo ? No,-ce Compadecie*· Non veni. Aora , cónfidera á Chrifto pade-,
ras mucht^ de el , agradeciéndole tan gran­ riendo ; y te arrepientes de cus pecados,;
des finezas ? No es eiio lo menos , que podías viendo lo mucho que por ti padece por fa-,
hazer ? Y íi le dexáras folo en fus tormentos, tisfacerlos i Como es pofsible fino meditas
y-cc'fueras á palíeos, y entretenimientos ;qu¿ la gravedad de fus tormentos ? Pues' no es
merecieras ? No fueras reputado' por ingra- muy reprehensible , que padeciendo horribles
tlfsinio, y muy malvado hijo ? Tuvieras anU dolores, y tormentos por t i , no le acompa·
mo para dexar á tu padre folo , y en tan gran* ñes én el fencimienco ? Y no e& mucho mas
des dolores? No por cierto. Y nofabes,que reprehenfible , fin comparación , que- le dexes
Jeíu-Chrifto es tu Padre , tu Dios , Criador, fo lo , y padeciendo tanco , y cu todo te eiv¡
y Re de raptor, que por facls facer por tus pe­ tregües á rifas, guftos , y paífariempos} Tarín
cados , cftá padeciendo crueles tormentos en bien fe quexa por D a v id , Pf¿lm, jo , Obtt*
fu Pafsion, hafta fer crucificado? Pues repa­ viori díitus fum tanquam rnotus acorde. Ef-í
ra , que te combida á que le confuelcs , 'y eftés to es, mis amigos me han olvidado * no fe
en fu compañía , diciendo con Jereaiias ,cap* acuerdan de m i, tan olvidado me tienen ? co­
■i. O vos o?w?s, qui tranjitis per viAtn atten- mo íieftuvieíTemyevto. Y no eres tu efle,que
dite) ft ¡jl dolar, ficut dolor msus! O vofotros! le tienes tan-olvidado , como á los muercos?,
Conliderar , y ponderad la grandeza de los En todo el dia, no eftas peiifando en las cofas
dolores del Salvador; y te ocupas en efta fre- del'mundo , y nunca confideras >la Pafsion
qnence conítderacion, haziendole compañía* del Señor? Pues efto, que ocra cofa es .fino
ó ,á lo menos vna hora cada dia? No. Por­ tenerle tan olvidado , como á' lós muercos?,
que pení'ar vna hora cada día en la Pafsion del i^ues afsi agradeces el immenfo amor que ta
Señor , fe te haze muy pifado, Y no fe ce ha­ tiene? Afsi .eftimas los innumerables ber^er-j
ze muy, íacil velar en compañía de Satanás, íicios, que con tan terribles tormentos te
no folo vna hora, fino coda vna noche , y hecho?
aun ñochas m as, y rain muchos años ? No . La Igleíia nueftra MadAé} viendo el def<¡
fe re h.tre gultofo velar con el mundo, fi* cuydo, y olvido de los hombres, no folo de los
guiendo fus vanidades , por 'continuados tormentos, que padece el Salvador; pero aun
años ? No fe te hazc muy ligero velar, por de fu mcierce, agriamence fe quexa ; y en el Sa«i
gozar-de deieyces , y d;u- gufto a tu car­ ba¡io Santo, con el Propheta Ifaias, cap. 57^ d n
ne , empleando en efto muchos días, y no­ Ce : Ecce quomodo moritur i u f i n s , & w m &
ches , fin dorm ir, ni defeanfar , no temien- percipit corde , nsmd conjiderat. Como fi dixe-:
do ios irios , y lo sLfe renos i Que efeufas ra : Quien no queda atónito, viendo la cruelñ
.tendrás en el Tribunal Divino , que en el jue­ dad , con que el jufto es muerto : ninguno lo
go , en la converfacion , en las cofas del miul- pondera de efpacío; pero ni aun lo confideva*
do , de h Carne, y del Demonio , has emplea* Las hijas de Jerufalen , víeñdo tart fatigado al
do , no folo muchas horas, fino »ñ os, y en Salvador, quando llevaba la Cruz á cueftas^
todo efto eftabas muy guftofo j y para velar de compafsio’n ptorrumpieron en copíofasia-;
con Chrlllo en la.Oración , dices, que fe te grimas. Pues íi eftas por verle en figura tan
haze pefado ? Pues fi tan petado fe te haze laftimofa, canto fe compadecieron.;,quanco mas
eftár vua hora en la Oración en compañía de le debíamos llorar nofotros, fabiiendo que es
Chrííto; quan jufto ferá , que perpetuamen­ "Dios, y que muere por nofotros? Y, quanto
te carezcas de ella? Si mientras Vives, fiera» mas debía eftár efta memoria eii nueftro cora->
pre quieres· eftar- en compañía de los derao- zon , fabieiKlo, qué es Juftó , y Santo , y que
Siasi nq es tijuy juftp t que, ¿9 n grande crueldad por redimirnos, yi
U i , Secóla
2,5 %' Cap. L. T rat. l l . V r oponenfe ios grande? beneficios/
reconciliarlos con Dios ? Y íi en efto eftán in- fe hizicron pedazos , el Velo del Templo fe
cluidos muchos , y grandes beosficios , y tu no rafs¡a , fe hizo pedazos , los ftpulcros fe
los agradeces , ni los ponderas de efpácio , ni abrieron; y de efte modo milagrofamente fe
los confidcras, fino que vives muy olvidado de compadtcieron,y fintieron en fu modo la muer­
ellos; no es muy juftHsuíialaquexadelProphe- te de fu Criador. Viendo ellos m ilagros, al -
ta liaias, cap. 57, y de la lgleíia, que admira­ ,ganos herían fus pechos , y le confeífaron por
dos de tu ingraticud, exclaman : Écce quemad# Hijo de Dios,, f Lanfpergio, lib. dice: H¡.cc
moritur iujlus\ S.Thom . i,p . q* 1 . dice \Citm figna ad ignominiam .nojíri furia fu n t, quia
atipa psQcati mortalis fit infinita , vt peeet con. nos non cornpugimus corde, licH proptsr nos
tra bonuminfiniium, pesna debita eius ejl infi­ cum Ghrijlui tanta fibi irrogatafupplicia per-
nita. Que como la culpa del pecado mortales tulsñt. EÍUs feiiales mílagrofas hizo el Señor
infinita , por (er injuria contra Dios .infinito, para nu.eftra mayor· ignominia, queriendo que
afsi la pena debe fer infinita, Y por aver peca­ fe moftraflen con grande fentimiento , pues no
do , no vna, fino muchas vezes, no merecías nos compungimos de corazón; fiendo afsij,
infinitas penas i Y para que fatisfagas por tus que por nusítrps pecados padeció tantos tor-
pecados , te obliga á que las padezcas? No. mentoSk Pues íi las piedras fe hazen. pedazos,
Poi que el Hijo de Dios , por mifericordia , y viendo la cruel nuierce , dada á Ííi Criador^
compafsion de vetee en tan miferable eftado, como nueftto corazon.no fe rompe de puro
quifo morir con grande crueldad , por fatisía- dolor ? Si las criaturas inffcníibles , tanto fe
cerpor ti. Pues íi defde que entro en el mundo, compadecen , y lloran la muerte del Señor,
hafta que m urió, quífo padecer tan horribles quanto mas la debe llorar, y fentir el racional,
penas , poi; compadecerle· de t j ; porqué tu, viendo que padece tan crueles tormentosa, por
por toda tu vida continuamente, no traes en tu fus pecados ? Donde eftán fus lagrimas ? Don­
memoria fas tormentos, para compadecerte de de fus fufpiros, y gemidos ? Eftando fin dolor
tan amante , y¿an dolorido Señor ? SI te libró alguno 5 no declara, que fu corazon es mas du­
de las infinitas p.enas que merecías, y las quifo ro que vna piedra ? De donde proviene tanta
padecer por ti; no es bien poco,ó nada,que pon­ dureza ? El Apoñplico D iaz, dice: Quotidié
deres muy defpacio, y con fre querida, ellas comprobatur, qaed -qnantas tjl amor qua
tar¡ eftupendas finezas.? Pues fi etto poco 110 aliquim diligimus, tantas ejl dolor , quern ex.
hazes, y vives muy olvidado de ellas; no es eius adverfitate percipmus. Comprobado eftá
efta vna ingratitud horrenda'? Como Dios no por ía experiencia de cada d ia, que a. la medida
caftíga tai maldad ? Si fon. tan mal agradeci­ que es el amor que tenemos á otro , afsi es el
dos tan grapdcs beneficios , que han collado la dolor que fenñmQS de fus adverfidades. Pues
Sangre de^ Salvador, que es de infinito valorj fino tienes dolor , ni fentimiento alguno de las
como no temes-fu indignación ? Sino te acuer·. ^ penas del Salyador, ni te acuerdas de ellas; no
das en todo el año de lo que por ti padeció. es feñal ,-que en nada le amas? Pues como te
C h rlílo , y íi efto vie'ne á tn memoria , al pun­ perfuades , que amas mucho á D io s, fino le
to lo olvidas; no es eftp dar. á entender, que no vifitas en fus horribles tormentos, ni te acuer­
íiazes cafo de tales.finezas , y que no las efli- das de ellos?
rna$ ? O ingratitijd , y ceguedad- eftupenda, Dios fe quexa de ti por boca de San Bue­
pues, beneficios que piden infinito agradeci­ naventura , que in^.p-, difi. 16. q. 3. dice aís¡¡
miento , fon reputados, en nada! Si con cruelr Momo vide, quid pro te paiior,
dad alguna mata á algún pariente tuyo i quanto Ad te clamo , qui pro te maior,
lafientes? Quanto lo ponderas? Con,quanta ■ Videpcenas, quibus affiitior,
frequenciá lo traes a la memoria ? .Pues como Vide clavos , quibus confodior»
no hazes lo mifmíí, viendo cada dia en los qua- Cumfit tantas dolor exterior,
dros pintada la crueldad grande, con que por Interior tamen ejt graviort
llevarte al C ielo, fue muerto el Salvador ? Co­ Tdm ingratíwi, dum te experior„
mo no te avergüenzas, de que fea tan grande O. hombre, contidera lo que por ti padezco,
tu ingratitud , de que lientas tanto la muerte de de ti me quexo , y contra ti clamo , porque
Vu pariente, y .nada la de tu Redemptor ? Pues por ti padecí! Coníídera las penas con que íoy
¡donde-efta tu Fe? Donde el amor , que le atormentado , pondera el tormento de los cía-,
tienes? vos con que eftoy enclavados y fabe , que aun­
A eftos.,las criaturas infenfibíes· les enfe- que es grande el dolor exterior, es mucho mas
fian , á que fientán mucho la muerte de fu Cria­ grave el interior. Pues^fi yo he hecho tanto
dor ; pues muriendo el^ Salvador ,4ios dice etj: por t i ; como conmigo eres tan ingrato ? Dice
Evangelio·:. Que el Sol fe obfcureció, fe llenó lo primero: Homo vide. O hombre ! No labes
de tinieblas con ellas, coma cotí,luto cubrió que foy tu D io s, tu Criador.,,el que crió á los
fus ícfplandoresj la tierra fe movió 4 las pledr^g ¿ngeles j i quien e[los adoran, y que foy OionU,
que el Salvador ríos hiz>o Meditando enfu Pafsion. ^ ¿yj'
potérvtó ;*y con .todo eíTo, por amor tuyo, do mí Cuerpo, y'hecho vna llagas por qué efto
■ por íacarce del Infierno, y llevarte 31 Cíelo me ■ no te mueve á que mortifiques al tuyo ? SÍ mis
he hecho· Hombre , para poder padecer por M anos, y Píes eftáñ clavados; por que no cla-
t i : Pro te patior. Por ti he fido afligido ; por vas i tus alma con el temor Divino , para qué
ti avüne cuarenta días con fus noches; por ti, nunca me ofendas? Profigue San Buenaven-
j ’o : eí pació de treinta y tres años, vi vi ton tura : Ctm Jit tantus, O-c. Aunque fon gra­
gran pobreza ., padeciendo grandes incomo­ ves las penas que .padecí, tu me añades otras
didades : Pro te patior. Pot tí íufri muchas mayores , con los pecados, que aora come­
lujurias, contumelias., palabra^muy afrento-, tes. Con tus deshoneftidades, qué hazes fino
fa s ; por cí padecí grandes defprecios, fer mu­ llenar otra vez mi Ctrefpo de azotes ? Con tu
chas vezes publicamente afrentado, fer coro­ fobervia * que hazes fino aumentar »muehas
nado de efpinas fer cruelmente azotado; y mas efpinasá mi Cabeza ? Con dar güilo á tus
finalmente, fer «crucificado con tan grande def- vicíofós défeos, qué hazes fino enclavarme de
honra : Pro tepatior. Pues aviéjjfelo hecho efías nuevo ? Con tus gulas en la comida ,'y bebidaj
fi ¡veías por ti j como no reconoces quan juftifsi- qué hazes fino llenar mi boca , y eftomago de
jncí e s , queeílos beneficios los tengas íiempre hiel, y vinagre? Efto hazes 4 e tu parte. Pues
muy en tu memoria , para compadecerte de como eres tan atrevido, quéme abades ntfévos,
impara agradecerlas ? Si yo por t í , he hecho y tan crueles tormentos ? Si yo ettaba fobrada*
tantas, y tan grandes demonftraciones de amor; mente afligido; como eres ran cráel.,queme:
por qué en agradecimiento, no procuras fer- renuevas los tormentos ? Afsi pagas mis fine­
virme con todo tu corazon ? Si te he eftimadó zas ? Y de donde procede tanto daño? je re ­
en tanto, que te he ¿femprado ton toda mi mías dixo : Dafolata efi omnis ■térra , quid
Sangre, y folo vna* gota de ella es de valor nullíts e jl, qui recogitet cordé. Que el Tmundo
infinito ; como á vn D ios, que tanto te ama, efta perdido , y lleno de vicios * porque falta
110 lolo no le íirves , fino que le cftímasen la meditación exercitada de corazonv Pues fi -
nada , pues continuamen