Вы находитесь на странице: 1из 161

Félix de Alamín

TESOROS
DE
BENEFICIOS
ESCONDIDOS
EN EL
CREDO
Parte II/III

1727
\ quánta honra a Chrifto .
qm dechran^quángrande esyy de 305
Aunque todas las Fcftlvidades del Salva* gracias le darían i Quantos 1c darían hS
'dor , fon grandes, y muy dignas de fer cc-. debidas alabanzas?
lebradas ; peto hablando de la Afcenfion , di­ Lo fegundo , es grande por el adrni*!
ce üan Bernardino ,tam. 4. ferm. 5. Sokm- rabie triunío de abrirnos lus puertas de el
filias Afcenfionis plena efi l&titla , cumfit f i - Cielo , que por millares de años , baila CÍ
finm fe flo r um , & fokmnitas omnium fohm- día de la gloriofa Afcenfion, eftaban cerra-;
ratatum \ quia ipfa folum obtinet principa - das i porque afsi que pecó Adán , le fue
tim . La Afcenfion, es folemnldadde todas cerrada la puerta Ucl Cielo á el , y á to-j
las folemnidades, y fíefta de todas las fief- dos fus hijos. Y afsí, defde entonces, quan-í
tas, eftá llena de gozos; y l'obre todas es la tos morían , aunque fuellen fundísimos} co-i
principal. mo San Jofeph, San Juan Sapdíta, y otros»;
Lo primero, es grande por el admirable ninguno entraba en el Cielo , harta el día de la
triunfo con que enera en el Cielo } y fe decla­ Afcenfion,y entonces huvo mucha alegria,por-í
ra con el premio , que los Romanos recibían que cefscj efta tan antigua prohibición, porque
á vn gran Capitan, quando con gran forra­ el Salvador abrió las puertas cerradas de eí
jera avia confeguido vna muy feiulada v iso ­ Cielo , entrando primero, acompañado de
ria ; porque el Capicaníba envn Carro Triun­ la innumerable multitud de los Santas t f<r-i
fal , muy acompañado de toda la Nobleza , y cados del Limbo. Pues que gozo tun grandi;
deLace ,¡ban todos los Captivos; y todos los feria el de los Angeles, viendo abiertas aque^
Ciudadanos le recibían con infigne pom­ Has puertas , halla entonces cerradas, qu«.
pa , y gozo. Haziafe vn arco muy hcrmolb, ellos defeaban fe abrieíTen á los hijos de Adání
y tico , en que eftaban pintados los triun­ Qué alegría , viendo fus defeos tan perfec-i
fos , y por todo el camino , muchos , y muy ramentc cumplidos ? Qué abgria la fuya*·
diverfos Muficos, que grandemente alegraban viendo reparadas muchas de las filias , que
á todos ; y vil gran Orador predicaba las he- ios Angeles Apoftatas dexaron vacias ? Y¡
royeas hazañas del Triunfador, Y eñe día , en­ quanto feria fu gozo , viendo tan Glorio-
tre los Romanos, era muy celebrado , en que fo , y Triunfante á nueílro Salvador ? Yj
al vencedor feftejaban con la mas plauíible qúan excefsÍYO feria el gozo de los Santos^
honra. Aora Sanco Thomás de ViUanneva, in viendo , que por millares de años avian íí-j
Afssnf. dice : Qiiod tune agsbatur apud Rq- do privados de efta entrada , y que y&
tnanos , hodie fit upud Angelas. Eñe triunfo la gozaban por toda la eternidad ? Y lfaias^
de los Romanos , es reprcfentacion del que para explicar la grande alegría de los Ju£V
celebran los Angeles en el dia de la Afcen­ tos , dice cap. p. Latabantur coram te t f i
fion , quando el Salvador aviendo vencido cut qtú letaniur in rneffe., ficut exultanp v ía
cinco enemigos ,á los Judíos, á la Muerte, clores ¡capta prada . Se alegrarán , Señor , de-:
al Mundo , á la Carne , y al.. Demonio en el lante de t i , como el Labrador cogidos {os
inundo'·, y fscadodel Limbo á todos los Cap­ frutos ; y como fe regocijan , y alegran
tivos , fe fubió ai Cíelo para gozac el premio los vencedores , quando libres de peligros
de fus heroyeas hazañas. Que acompañamien­ reparten los defpbjos. Como los Soldán
to tan lucido el de los innumerables Sancos, dos fe han vifto ¿ peligro de perder la vi­
Tacados del Limbo? Conque gloria, y hon­ da , y la hazíenda , fe hallan vencedores,'
ra entrará triunfante, dexando vencidos á fus y con muchos , y ricos defpojos fe hallan
enemigos , que por millares de años avian íiimamcnte alegres ; pero toda efta alegría
reynado en el mundo ? Que viftofa , y ale- es nada , en comparación de la de los Bien­
grifsíma feria la vida de vn numerofifslmo aventurados en el día de. la Afcenfion, Sí
exercico, muy ordenado de grandes Santos re­ fus gozos no fon de bienes falfos terrenos , y¡
dimidos , y facados del Capciverio , todos brevifsimos ,fino de verdaderos, y tDIvinos»;
llenos de gloria , y que acompañaban al que duran para fiempre , y de que yá han
vencedor ? Y dice Santo Thomás : Qais tomado todos la poífcfsion ; quien ferá el
bttius diei gaudium valeat recen/ere ? Qvtis que podrá explicar fus admirables gozos } y]
fiu fia bodie Ccelorum cives reddeuntem eum alegrías?
fpolijs Principen!, in fu á Civitatc fufeipiunti Lo tercero, el dia de la Afcenfion debe"
Quien podrá explicar el gozo , que todos fer muy folemne ; porque es el termino , y,
tendrían ? Tan feftivo ttiunfo , y alegría fin de todos fus trabajos , y defeanfo de fa
de todos ; quien la podrá explicar, ni en­ larga, y dilatada peregrinación en efte mun-,
tender ? Con que aparato , y prevención do. Y afsi, San Bernardino , tom. 4. Senn. ^
tan niaravillofa , los Ciudadanos del Cie­ dixo: Sokrhnitas i fia gloriofa efi , eonfum*
lo , recibirían á fu Principe , que bolvía matio enim y & ad impktio efi reliquM
«argado de despojos, y de vi&onas ? Que rum folemnitatum *, é* f x l ix chufa!#
9.a tums^
306 Csp. LXI. Trat. II. Vropo»efe e lM y p r ic ^ ocho motfacs,
totius itinem rij t i ti] Ú ti. La folemnídad de Loquarto, el dia de la Afcenfíon,es muy
la Afcenfíon, es vna conlumacíon , y com- folerone, por el grande poder concedido al Re-
plemeuto de las demás Fcftividades ; y es vna demptor. \ Y atd lo maBiieító , qnando fe dcf.
feliz memoria, o compendio de todos los pedia de fus Difcipuios , para íübir a los Cíie-
trabajos del Hijo de D ios, lucho Hombre. lo s , ínftruyendoles fobre lo que avian de exe-
Luego ju(lamente debe ice muy celebrada, curar , les dixo : Data eji mibipotejías in C a lcy
' con mucha , y muy vniverfal alegría. Síes & in Terr¿, Como (i dixera : Execuradlo
nueftro Padre , y rsiíeftra Cabeza; quanto fe que os mando; obedeced á mis palabras, y
deben alegrar los hijos del defeanfo de fu no temáis , porque yo citare fiempre con vofo-
padre, y los miembros de los.alivios.de lu trosfimefueredes fieles;- yo feré vueftroam-
Cabeza ? Y fi efto fucede en vnos hombres; paro en todas las ocaíiones; y fabed , que ten­
con quanfa mayor razón , y con quaiuos ma­ go poder en los Cielos , y en la Tierra, y nadie
yores gozos , fin comparación , debíamos . os podrá ha2cr daño alguno , fi yo no quiero;
alegrarnos , y celebrar el defeanío del Rey porque en todas las colas de la Tierra , y del
Eterno, que por darnos el Cielo , padecí» Cielo tengo poteftnd , y todas me eftán fujetas.
pornofotros innumerables trabajos , y horri­ Y David lJfalm. 47. dixo : Afcendit in iubilo.
bles tormentos ? Dios dixo á Moyies, Levít. Regnabit Deus fu p er gentes, Yáel Señor ha fu-
cap., j j . Dies fepihnus , quLi S&bbatirc- bido a los Cielos, y le halla con tan grande
quies , efl vocabitur Sanóius : ointie opus non Mageftad, que yá tiene poder fobre todos; fo*
facietis in eo , Sabbatum Domini efl. El día bre los pobres, y ricos , lobre los plebeyos,
feptimo de la femana fer a muy celebre , férá y iobre los nobles, y aun los Principes, y los
dia Santo, dedicado al Culto Divino; por­ Reyes ; todos á el tftán fujetos. Y afsi, Saa
que es Sábado del Señor, y dia de fu def. Juan Apoc. cap. 17. dixo : Agrias veniet illas,
canfo, Que ay en eñe dia ,-que es dia de Dios, qaonictm Dominas 'Dó^ninoram eji . El Salva­
y de fu defeanfo , y que por eíío debe fer dor , que fu vida fe moftro como Cordero*
celeberrimo , y todo dedicado al Culto D i­ vencerá á todos, porque es Señor, y Rey
vino ? A lapide : Sabbatam De i , in quo de los Reyes : E t R ex Regum, Los mas po­
Deas reqaitvil ift prima rerum cread une, deroíos Reyes, fon como nada en fu prefen-
Efle Sabado debe fer todo del Señor , y cía, Y San Pablo Ador, cap, 10. dixo: Confiir
muy celebre , porque es memojía , y re- tuus eji dD eo Índex viyorum , atque morttto-
prefencacion , en que Dios defeansó, cef- ra m . Que ha fido conftituido por Juez de los
fando en la obra de la Creación del mun­ vivos , y muertos; y afsi, en fu prdencia , los
do. Pues fi por aver ceíTado , y defeanfa- mas poderofos Reyes 'citarán temblando; y fí
do en ía obra de ia Creación del mundo, no han guardado la Divina Ley , les conde­
que no le coftó trabajo , lino decir : Fiat, nará para fieippreá los infiernos. No esefta
Hagafe ; por efío era dia del Señor , y Ce- autoridad elhipenda, fobre todos los morta­
leberrimo i y en él folo fe ocupaban en les? Por efto, 110 es digniísitr.o de que to­
el Cuíco Divino ; quanto con mayor ra­ dos le temamos, y grandemente k reverencie­
zón , conviene todo efto al Gloriofo dia mos?
de la Afcenfíon , en que nneftro Salvador Lo quinto, el dia de la Áfcenfion , es muy
defcaftso de la ebra de la Redempcion; $n folemne; porque en él el Salvador,fue colocado
que padeció por nofotros innumerables tor­ á vn Lugar muy fuperior ,y emiuentc , que Sau
mentos ? Luego efle dia , por fer folo de Pablo adEphef. cap. 4. dice : Ajcendit fuper
D io s , todo dedicado á. otro mayor defean» omnes Cáelos,Que fubio fobre todos los Ciclos.
fo , es muy célebie , y le debíamos todos N0 díce, que fubio fobre el primer Cielo de las
celebrar , ocupándonos ÍgIo. en fervir , y Eftrellas, fino fobre todos, hafta el vltimo, que
Agradecer beneficio tan’ irametifo? Efte día es el Empyreo. ElCuerpo , por fer terreno, no
el Salvador dio hn i la Do&rina, con que falio de la tierra; por,eíío Adán fue colocado en
fundo la Igleíia ; y dio Hn á la Fundación el Paraifo, y todos los fucceífores, é hijos Tu­
de eíle Templo Myílicó , dexandole enri­ yos, no podíamos fubir de la tierrapero el
quecido con los Santos Sacramentos, y coa Salvador tue el primero que fubió fobre todos
grandes teforos de fus méritos , y gloriofo los Cielos, como dice Alapide , ib]: Afcendit
fe fube á los Cielos. Y como el fin de fu Caslum Impireum quafímundi Dominas man­
venida ál mundo , era para redimirle , y do eji fuperior , vt toturn mundum corar» fe
dexarle enriquecido con fu fants Dodrina, prafentem Jtbique fubieffutn Jib i babeat, di~
y exemplos , y efto lo avia fenecido ; por rig a t , & tnoderetur. Como fi dixera : El Su­
cíTo defeatuó, fubiendo.fe al Cielo. De don­ perior debe eítár en lugar alto , y eminente, pa»
de fe colige , quan folcnane es tft? Fe§jvií ra quevea, y reconozca »quantoperteneceáfu
dad? govierno i y el Salvador, por fus méritos }me-
que declaran, qm n grande es, y de qmnta honra a Chrißo . 307
. recio ler Superior á todas las cofas ; y can innumerables , hermoíifsimos , poderos
afsi, para que lo fepan los hombres, vcan- fifsimos, yfapientifsimos íiervos?
le fubir a los Cielos , y que lia (libido La feptima , la Afcenfion es vn Myf-
haíla el Cielo, donde eft;á como Superioí , y terio muy folemne, pues en el el Salvador^
Señor de todo el mundo, y de todos los Cie­ es fublímado fobre codos los Efpirkus So-,
los ; y con eftó fe mueftre ,que codos eíUn de- beranos. San Pablo ad Ephef. cap. i. dicet
baxodefu jurisdicción , y mandato. Quantlo Deas fu feita vit Cbrifium a mortms сопл
elluvo en el mundo, le obedeció la cierra, pues flituens fu p rá отпет principatum , (5*
á fu vor le reílituyó á Lázaro, También le poteflatím , & virtutem , & domimtieneml.
obedecieron los vientos,y el mar* Pues para Que Dios refucito. á Chrifto , у к dio po-s
que fepan todos que tiene dominio , y abío- der, y fuperioridad fobre los Principes Son
luto poder fobre los Cielos , fubió fobre todos beranos del Cielo , fobre las Poteftades,;
ellos. Los hombres muy pdderofos hazen Pa­ Principados , Virtudes , Dominaciones , y
jados en la tierra; pero elle Señor es tan Gran­ fobre todos los nueve Choros de los An-[
de , y Soberano , que fu Palacio , es fobre to­ geles. San Pablo. £á Philipp, cap, 2. def-i
dos los Cielos donde fu Grandeza es venera* pues de ayer propuefto lo mucho que el
d a , y fummamenta eufalgada , coma dice Da­ Salvador fe humilló , añade ‘Propter qttod
vid, Píalm. 8. Quam elevataejí mugnificen-, Deus exa.ltavit iUttm, 0 “ dedit illi namen¿
íia tua fuper Cáelos\ Pues fi en íti Gloriofa $uod efl fuper , omns nomen , v t in no·?,
Afcenfion fe le da el ahfoluco imperio de mine lefuy omnsgenufleíletur Csleßinm , Ter- 1
todo el mundo , y de todos los Cielos, y reßium , O* ínfem orum. Dios ha enfaldado
tomo la pofícfsion como triunfador , muy por eiTo á Jefu Chrifto , y le ha dado vti
acompañado de grande Mageftad ; como por nombre , y que fea fobre todo nombre ,^,
tan fumma gloria, y como verdaderos fub- que al Nombre de jesvs fe arrodillaflen lös
dítos , no le tememos , amamos , y reve­ Angeles , los hombres , y los demonios#
renciamos , dándole ¡05 debidos cultos ? Y Quando aun á les mayores Emperadores, fe
íiendo Señor de los Cielos, y Tierra ; co­ les ha dado femejance honra ? Donde fa ha- ■
mo quando cenemos neceísidad , no acudi­ liará otra poceítad mayor , pues codas las
mos por el remedio á tan Santo , y anioroib criaturas , y los Principes del Cielo, y los.
Padre? del Infiernole eílán muy fujetos?
Lo fexto , el día de la Afcenfion, es Lo oftavo , el dia de la Afcenfion es gran­
muy Solemne, porque el Salvador * fue fu- de , y muy folemne ; porque el Salvador , no
blimado , lobre ios Cherubines , pues dice falo fubió áfer Superior á todas las criaturas,
David , Píalm. 17. E i afeendit faper Che- fino queeftá en ocra mucha mayor Dignidad,/
rubim . Que fue tublimado mas que los Che- ha tido fnblimado á eftár aílenrado á la dieílra
rubines , que fon Efpiritus Soberanos de el de Dios Padre, como enfeña San Marcos, cap.
Cielo. Y D avid, Píalm. 67, dixo : Gurrus 16. Dominus Ufas ajjumptus efl in Cneinm, &
D si áicem milíibus Imtitium multiplex mil- fedet d dextris D ei. Lo mifnio dice San Pa­
lia. Dominas , tn s is , in Sinay , in Sm¿io. blo ad Hebr. cap. 1. y cap. 8. y Aéior. cap. 7*
Afccndit in alturn ccepifti cjptivitatem. Quan­ Quien no queda atónito , y palmado, viendo,
do el Salvador , en fu Afcenfion , fu- que la Naturaleza Humana, en el Salvador ha
bió á los Cielos , llevando configo á los íido tan fubiimada i No es vn’ poco de cierra
Santos , que avía facado del captiverio , iba el hombre í Pues como es colocado á la mas
fobre vn Trono de Gran Mageflad , y Suprema Dignidad, que ha llegado á poffeer Ja
Gloria , que llevaban diez mil Angeles du­ Mageftad , y grandeza de fencarfe con Dios ? A
plicados , todos llenos de gozos i- Tos qua- la Afcenfion, la Iglefiala llama admirable: Per·
les , como ñervos, le afsitlun en tan glorio* admirabiiem Afeenficnem libera nos Domine*
fo triunfo. Y San Bernard. ib i, cap. 1. di­ Pues como á los demás MyRerios no les lla­
ce: Qye en. eflo nos quifo Dios moftrar la ma admirables? Porque codo cite Myfterio*
admirable grandeza de efle Myfterio , y fus eftá lleno de admiraciones.Dtfde la Tierra Infla
admirables gozos. Se dice , que ellos So­ el Cielo Empyrco , refiere Barradas, tom.¿j. liLv
beranos Efpiritus eran Carro , ó Trono de p.c, 12. que ay 446972 1.leguas.Pues no es dig­
Dios , porque con los obfequios , y hon­ no de admiración,que tan dilatado camino,рос
das , que como ñervos le daban , en cier­ virtud propría le feneciefle, penerrando los Cie­
to modo le llevaban ; y como eran tantos los en brevifsimo efpacio í No es muy admira­
millares , es decirnos , que el nuníerq de ble , que fubiendo al Ciclo , tenga poteftad íó*;
los Ángeles que fiibian con el Salvador,era bre todas las criaturas,/ aún fobre los Angeleä?
innumerable, y cafi infinito. Pues qué glo- Y no es admirable , que aunque por fer íJom»
*h tan éftupenda ¿ceja * ir acompañado de bre fea menor > pero *por efíár vnido á la
O ti я ü)i*
3G$ Cap. L X I . T f ñ t . T Í . Quales fecnlos henéfichs,
Divinidad , fea D io s ,y gozedela Suprema biremos á eftár con nueftra Cabeza. Y aun eí ·
M^gcñcd , y honra? O admirable Exaltación! Salvador ,Ioan. cap. 17, lo declara , diciendo:
O eximia Gloria de nueftra naturaleza! Que PatcrqjiOi dedifii tn ih i , vola t vt vbi egoft¡ray
el hon.bre fcu fuperior ¿los Angeles , que go- Hiic fin t mecntM. O Padre Eterno ! Os pido, ■
vienie al mundo , que á todos los mande, que donde yo ífioy , efl en conmigo los que me
y que todo lo dlíponga ; .quien no fe ale­ luis dado : Luego eíhmlo el Salvador en el
gra de tan iumma honra? Ciclo, y que los ftiyos clienen fu compañía*
nos da grande cfperan^a de confeguirlo : Haíia
C A P IT U L O LXL aqui ban Pió Quinto. Con la efperan^a de co­
QuíiJa fean los beneficies, que nos ha bcibo ger el fruto , tradaja el Labrador j el Sóida-1
el S.dv.tdor , por f u Subida a los Cié· do pelea por el premio, y fi 110 ay efperancas
¡os , y fe reprehende· a quien no de frutos , ó premio , nadie fe mueve al traba­
correfpande a ellas, jo. Pues fi el Salvador no huviera fubido al
Cíelo ; como nos animaramos ¿las obras vlr^1
Viendo propuefto de qtran gránde enfal- tuofas, con que fe eonfigue?
A ^amiemo, y honra fiieíTe al Salvador
fu Afccnfion a los Cielos, reña que conozca­
Alegrémonos* y demosle las debrdas gra-'
cías por tantos beneficios ; eíto lo efcecutaroií
mos, que no fubiópor folo recibir el premio afsi los Apoftoies ,de quien dice San Lucas,
de fus trabajos , fino que en fu triunfo bufeo cap. 24, E t adorantes , reverfijunt intíieru*
nueftras proprias vtiiidades ; y afsi, es muy faietn , eum gaudh magno. Que viendo fulúe
conveniente, que las entendernos, para qu<£ ñl Cielo ¡il Salvador, fe bolvicron a lerufftlerá
Jas agradezcamos *v procuremos lograr; pees con grande gozo. Pues fi el Divino Maeftro*
San Bernardina tom. 4. ferm.4« dixot Sieut ca­ fe les ha aulentado , y con lu pieícncia rtcE
tira omnia cías qui pro nobimatus if i : Ita bian grandes confuelos,cuya falta les debia can*
quoqtte eius Afeenfio proplí r nos fa B a efl·. far gran trifieza; como en ellos no obra ef-
Como codas las obras , que el Salvador obró to , fino grande goro ?. AlS'pide : Cerid ,
en ei mundo , fueron ordenadas a nueftra vei- U ti fpbíiabant j quia pofi labores'pradica-
lidad, afsi fu Afcenfion Gloriofa , fuédifpuef- tiones fe jim ili tnodd in Ccelum & Cbrifio*
ta para nueftras conveniencias, para que por E liaban muy alegres , viendo los gl orio fas fi­
ella confinamos grandes frutos-, y aumentos nes , que avian tenido los trabajos de fu M.aef-
cfpiiirúales. Y el mifmo Salvador dixo ; E x - tro;y por eíTo,y por fus promesas efkban muy
pedit -uabis , v t ego vadam, íoan. cap, 16. ciertos , que cumpliendo con· lo que les avia’
A vofotros conviene, que yo me fuba al Cie­ mandado, ferian recibidos por fu Maeftro et»
lo. Y en queeonfifte efia conveniencia ? Yá lo el Cielo ;y efta tan grande efperan<ja les Hena­
tlixa : Si ego non ábiero } Pararle tus nonve- va de gozo»pero no confiaban folo eneño , fi­
tiietad vos. CumauUm abiero, mittam eum ad no que á fu efpetan^a la acompañaban conj
vos. Si yo no fubiere a los Cielos, 110 vendrá obras fancas; pues afsi que entraCon en Jerufa-
fobre vofotros el Efpiritii Santo ; peró fi fubie- len, dice San Lucas; E t erant fempt* in tem­
re , os le erabiaré, que iluflrará vueftros entena· plo laudantes■ , & benedicentes : Que efía-
dimiemos; fortalecerá vuefíras voluntades; y ban con gran frequencía , alabando, y dan*
hará que con gran fervor caminéis al Cielo. do gracias á Dios ; enfeñandonos en efto·,
Quales fean eftos beneficios , que el Salvador queá la efperan^a de íf ¿1 Cíelo, la acom­
«os ha hecho, fubiendo á los Cielos, San Pío pañemos con vna continua, fervorofa, y fan-
(Quinto nos los propone bien en eñe Arti­ u vida.
culo. El fegundo beneficióles, diceSan Pío
El primero , es, dice San Pió Quinto: Quinto : M ifsit Spiritum Sanéiuw. A ¡os diez
C h rifii in Ccelum afeenfus ad confirmandam dias de como fubió á los Cielos , embió a, £f*
fpem in cordibits no/iris magnum ■monumen- piritu Santo, que llenó de fus Dones á todos
tum babet. La fubida á los Cielos , contiene los Fieles; cumplióla palabra', que avia dado, ■
grande eficacia, para producir en nueftroseo. y embió fobre ellos el Eipiriru Santo, loan,
razones vna firme efperanga de ir al Cielo; cap. 16. Oque beneficio nunca eftimado, ni'
porque como d Salvador es nueftra Cabeza, agradecido como fe debe! Mientras el Salva­
y fabemos que fubió a los Cielos , y que mief. dor eftuvo en el mundo , aunque á fus Difci-
tra humana naturaleza, eflá colocada á la Dief- pulos inflruyó con admirables Dodtriiws , y
ira de Dios ; por effo concebimos grande ef- exemplos, y le íigujeron, fueron tan iim cr·
¡jsianja níjfoErtís jmiembros tuyos, fu- fedps, y t»n qu.í 511 el tiempo de la
Paf-
ms ha hecho el Salvador por fh fu b i da a los Cjetcs. 3op
Paísicn le defampararon, y defpues eihban para acudirá el en todas tus necefsidades, ef¿
incrédulos á fu Reíivrrcccíon , y 'andaban ef- perando faiir bien defpachado í Pues li Jífti-:
condidós, y «roerofos de los Judios; pero afsi Chrifto Hijo de Dios , te ama con eílremo t f
iju.e vino lobre ellos el Elpjricu- Santo , ínfun- . .fin pedirlo tu fe ha hecho tu Abogado, e inter^
tlio en fus corazones tan heroyeas virtudes, eeífor delanfe del Padre Eterno! quanto d¿i
qu-e al punto defechando todo temor, y aun' bes cílimár tan gran beneficio? Y con quaftti
do temiéndo la muerte, ialieron en publico, confianza puedes llegar en todas tus ntcefsi-:
empezaron á predicar; y en ios dos primeros dades , que te las focorra , íi conviniere á tií
Sermones, convirtieron muchos millares de falvacion? " .
honíbres.· Y ícpuede decirdei Salvador loque Paralarnos mas confianza, veo que dicá
du Sanfon. ladre» cap. 16. que configuió de fus Salí Pabio , ad H eb r.c ap. 7, Sponfur fió iu s
enemigos mayores v ¡¿lorias , eftando muerto,, efi lefu s, & fempiternum bjibet facerdotium¿
que quando vivo. Y íi antes de la venida .del. XJnié , 0* falvare in perpetuar» potsfi acce*¡
Efpiritu Santo temían los Apoftoles mucho á ‘ dentesper femetipfum ad D eum f vmp-sr vivens
los Jodios , defpues que le recibieron armados ad interpelandum pro nobis. Talis enim dece*
con fu efpiritu , anduvieron por todo el muti- batyvt nobis effet Pontifex fm S tus innacensi
tío predicando el Evangelio , no temie ndo á in pollutus tgregatus d peccatortbus > O*
ios Reyes., y Emperadores, que les contrade­ excelfior ccetufaítus. Trata, de como por las
cían, y cftorvaban coa grandes tormentos^ Oraciones de los Sacerdotes- de la Ley Anti­
los quales padecí eron con gran valor, por no gua , Dios concedía mu chas gracias á los If«í
dexar fu predicación Evangélica. Y de la ore·· raelttas , y que ¿ora los Chriftíanos tenemosí
dicacton de los ApoíloJes , y de fus fuccéífores, otro Sacerdote mucho mejor, que es JéTus,
á nofotros no ha venido el conocimiento de que fe ha hecho nueftro medi añero para cotí
D io s, y fer llamados á la· Religión Chriftia- Dios , y que fu Sacerdocio nunca feacaba^
na,donde ay falvacion ? Pues quan .inmune* como ei de los Antiguos, fino que es etern©¿
rabies beneficios, recibidos por eílo? y que para fiertipre puede falvar á los que lé
El tercero beneficio, dtee San Pió, es : Af~ obedecen, y que fiempre efia pjdicndo , e m-
cendit in Cazlurn, vt appartat ante Dettm , 0 “ tercediendo.por nofotros; y que nos convenía,·
apud Patrem pro nobis advocati offish fu n - que tal Sacerdote fea Santo , puro, innocente,;
¿atar. Subió al Cielo para ellár delante de la immaculado »apartado de los pecadores,que no
preferiría del Eterno Padre > para orar por no­ necefsite de ofrecer Sacrificios para s i ; y es de
fotros , haziendo oficio de Abogado , co­ tanta eficacia el Sacrificio, que vna vez ofreció
mo díxo San' Pablo , ad Heb. cap, 9. Quien en la Cruz , que con el redimió á todo el mun­
tiene muchas depeíidiencias ,Tuele tener aigun do.. Pues li S. Pablo nos propone la gran fanti-
Agente, ó Abogado en.la Corte de fu Rey, dad , y dignidad de e&e Sacerdote Divino , y
para que folicite fus negocios. A efte modo el que en el Cielo eftá pidiendo por nofotros; co­
Salvador, como ellamos en eñe valle lleno de mo no acudimos á él con toda confianca , en
miferias , y de tcnta cicnes, y tenemos que todas nueítras necefsididcs ? Si muchos tienm
procurar el negocio de la falvacion ; el dulge gran confianza con algún' Santo , y eñe Señor
Jcsvs ha querido fer nueftro Abogado , é in­ á todos los Santos excede,y ha muerto pomo-
tere eíTor delante del Eterno Padre , para que forros , y defea mucho favorecernos ; como no
nos ayude en todas nueftras necefsidadesefpi- acudimos á fu patrocinio, pues es tan eficaz?
ritualcs, y temporales. Por muy feliz fe re­ El quarto beneficio , dice San Pió : Spem
puta , quien delante del Rey tiene aigun iqtet- noftramerigit de remifsione paccatorum. Que
Cíflor muy poderofo , y qué lo es muy agra­ nos comunica grande efperanga de! perdón
dable , porque concibe grande confian^ de de los pecados j y eflo es lo que decía:■Alapíde
falir bien defpachado. Pues repara, que San in 1. EpiftoL loann. cap. 2. Cbriftus ad-
Pablo i* adTbitn. te dice: Ums ejl.msdiator vocatu s nofter omtione interpretatione ixh ibit
D ei y & boníinum Cbriftus lefus. Que Jesvs f e , & fuas plagas vulnerutnqne cicatrices, ac
es Abogado , e interceflbr con Dios por los confeqztsnter f tía merita allegando divino conf «
hombres. Y aun el Salvador dixo á fus Difci- peéiu , ■v i i ornneí’D oílores confentiunt. Chrido*
pnlos : Ego rogaba Patrem dt oobis. Yo feré nueftro Abogado en el'C ielo , pide por los
xntetceffór por vofotros delante del Padre hombres, mofirando lusliagw , y las cicatri­
Eterno; Pues quauto debes eftimar tal benefi­ ces de fus heridas ; y configuíenLemctiEa
cio ?. Si el Principe , y hijo del R e y , fin pedir­ alega , y propone fus méritos ante el acata­
le nada, por el gran amor que tenia, el mífmo miento divino* Y efla es Do£trma, en que
íé ofreciefle á fer tu ínterceíTor delante de fu convienen los Doctores ; y aun añaden: M
padre ; uq era cfto dignífsluno de grande efti- eirco refurgens bas cicatrices rctinm t , Cí' in
^acion i Efto no te da¿$, gv^ftdg. poníjan^a CaJam in tu lit , vt eas iugiier Deo Patri q rn íi -
Pú№
? io Cap. I X Trat.'II. QjÁ&hs fean los bcn¿f¡cmy
¡Pontifex 9 & tnediator nofier reprajentet t ae cita para los Fieles muchas gracias ,’y medios*
p e r eas veniam , & grztiam nobis obthteat*. para que configan el Cielo. Y qi>;y>ío dcbts
Para profeguir el oficio de Abogado por noío- agradecer tener en el Cielo Sacerdote tan·Sobe­
frps; por eíl'o el Sal v ador, quando refuciló", re­ rano , que continuamente efle .pidiendo por ti?
tuvo , y confervó en si las cicatrices de fus; Y quantos fon los beneficios, qup por efio ca­
llagas, y cotí ellas enero en el Cielo , para con­ da día recibes , y no los conoces ,. ni agndcce?.?
tinua mesite enfeñaílas al Padre Eterno, como Et fexto beneficio-,.dice S, Pió t Per l iM -
.-Sacerdote, y medianero nusftro , para que por cenfion nos mueveá dcfpreciar todo lotcrrcn<¿>(
ellas conceda perdón, y nuevas gracias á los quejmpíde lo cele ñ tal, y que nuettro
-pecadores, verdaderamente arrepentidos. Pues· toda fe ocupe en fólicicac lo eeleflial, y divino;
con Sacerdote can Santo* e interceifor continuo,, Per boe máximum beneficiara confseuti fim m st
cuyos méritos fon infinitos; como el pecador qu-od- amofem nofirum ad Ceelum rapait ^.ac
no concebirá grande efperan^a de fus pechos* fjiirituffiy infiammavit, & vbi tbefauras vejle?
y mas fi pro írgue continua mente hazkndo pe­ e/l, ibi 0- cor vefirum. Por la Afeen don del.
nitencia d? ellos ? En-el Cielo fe dan-los decre­ Señor recibimos- vn grande beneficio ; píie®
tos en contra, ó en· favor de los hombres; pues Dueílro amor es arrebatado á dcfpreciar lo terr
»de quan grande conveniencia es·para nofotros, reno , yá amar alo edeftial; pues viendo fia-
•que en eflt’Trrb.mial continuamente afsífta ntief- bfr al Salvador, con defeo de feguirle, y de
tro Abogado , para favorecernos ? Y pues él acompañarle con divino efpiritu , el altí>» áe
.míírno ha tomada efte oficio, y fus méritos fots inflama, y todos fus penfamíeRtos y afeátos, jr
infinitos, y delta mucho ayudarnos' ;„como no defeos fon ce l&fliales ; y entonces fe cúmplelo·
,le pedimos con gran fervor, y confianza el re- que dí\o ti Salvador: Donde cña tu refort»,.
:medío de fas necefsidades? alli eíU Gu corazon. SÍ Chriílo fe huvier* que­
E! quinto beneficia, es, dice San Pió r In dado en la tierra, y conversara con nofotro^
'Afctnjione paravit nobis^losmt? eum venit in entonces tod os nueftros pe»fani ientos, y de­
calejíts g loria pojfejsionew. Erv fu. Afceníiori feos fuera gozar de fu prefcncia , y le mirara*
nos preparo el lugar de defeanfov pues fubien- mos como á Hombre; y aunque nos huiera
■doá los Cielos abrió fus puertas, que ellaban grandes beneficios , le reverenciáramos coa
carradas., comando pofleísion de e lla s y ha­ refpetos humanos, y no todos le tuviéramos
biendo· , que cambien entraífen en fu compañía prefente , ni aun fus muy familiares , y íretwpre
todos ios Santos, que avia facado del Limbo. eñuvieramos defcoocentos t defeando ir á fu
San Pablo ad Hebt\cap,6,· dL\o: Prgcurfor prefeneia : Verum in Ccelum afeendens aniorem
pro nobis ingrejftts efl iefus yfecuriditm or di- naftrum fpiritualejn reddidit. effeátque , v p
ítem Mclcbfedec babern Sacerdotimn aterwuw* qutm nunc abfentetn cogita mus, eum <ot Dsum
Jesvs , como Prectirfor, por nofotros,prime­ ‘ttemrenwt, ac díligamus,, Pero fubíendoíé ai
ro entró en el Cielo, y es eternamente Sacer­ Cielo , hizo que nueflro amor fea todo eípirr-
dote. Aquí dice dos cofas·: La primera que tual , y que le am em osy veneremoscomo
como Prccurfor entró por nofotros en el Cielo», á efpiritu puto, y en todas partes prefente, Effo
dice aquí Teophilato, y añade: Sieut carnem lo vemos claro con el exemplo de los Aportó­
propter nos ajjumpfet' Jic propter ñas ccelum les , que quaiido· tenían prefente al Salvador»
f u b ijt , nobis patefacere y & parare? iter. Que juzgaban de el· con modo humano. Y cito
como tomó carne , y fe hizo Horábre por nofo­ lo declara; pues les dixo : Conviene a vo-,
tros , afsi entró en el Cielo por nofotros-, abrió· fotros que yo me vaya, loaim. cap. i ó. Nam
■fus puertas , demandólas abiertas, íifueremos imperfeéitis Ule- amar „ quo C bñjlam Iefum
Fieles. No es eñe vn beneficio tan grande ,.que· prafentern diligzbznt, divina amore perfiüen··
no le concedió á los grandes Santos, que mu­ dus erat. Porque el amor con que amab;j.n al
chos años efUivieron efperando en el Limbo? Y Redeinptor t que tenian prefente , era im­
quaoto le debíamos agradecer con continuos, perfecto , y con el divino debía períkionaríc
obfsquios f L a fegundo , quando dice , que con la venida del Efpiritu Santo; y por efio al
entró para abrirnos el Cié lo.. Añade San Pablo* inflante añadió: Si yo no me voy} no vendí a
que es Sacerdote eterno, Y Teopliiíaco dice: á vofotros el Efpiritu Santo. Hafta aquí eíte
T ro eo quod interesáis pro nobis ad Patrem, Santo Pontífice : Natns efl propter deliíLi
qmni.&rn Pontifex ejl atemos. Como íí dixerar noJira , refurrextt propter mftijÜAtionem
No fe contenta con decir, que nos ha abierto las nojlram , afeendit propter glarñjic&tiomvi
Puertas del Cicló, íino que añade, que esSa- nofirmn* 1» ómnibus f e nobis vales exbi-
■cerdote Tno de la Ley Antigua, que vna vez b u it, totas n ofier, & totus in noJiros vf:ts-
fola'ofrecia Sacrificio .en el Sanóla San£lorum\ expenfus. El Salvador nació, y murió , pa­
pero Jesvs en el Cielo , es Sacerdote Eterno, ra fatísfaccr por tus pecados ; refuciró, puns
¡que fiempre eftá á 1%dieftra del Padre, y íoli? juftificarcp; íubió á los C jflo s, para cUrre U
GJo-i
que nos ha hecho el Salvador por f u ful·}da a los Cielos. 31r
€!oria, En rodas las obras de fu vida bufeo leyó San Geronyíno ; PÜij in d i ti igYiowittiosé
tu veilídad, todas fus obras, palabras, y peo- diiig'uis oanitatm , cS* qu&ritü mttidatiu¡rft
famíentos fuyos fueron , para que tu lografles Como íi dixera: O hijos índicos, cocho vivís
el Cielo. Piies como nada de eíto agradeces? olvidados de vudlra grande nobleza , de que
Como codo no teentriegas á bufcar , y iblici- foisimagen de Dios, y de que valéis tanto
tar el Cielo, pues canto ce importa? Santo Tho- que foís comprados con faugre de precio infi-
más J b id . dice: CunBis jfidelibus tune vnum nito ,y obráis como brutos i Siendo hijos de
erat cor toto animo Chrifto f e r t ir e , & pro Dios , y Ciudadanos del Cielo , hada quando '
tilo mortem , & extrema omnia pati. En el aveis de vivir olvidados de can eenevofa noble-
principio de la íglelia, todos los Fieles confi- za , de can hermofa Patria, y de fus celeñiales
deraban las vtilidadcs, y beneficios, y rodos dones , figüíendo con" todo corazon la vani­
fe ocupaban en vencer ios vicios , eseteirar vir­ dad , y mentira, haziendoos por eífo vanos,
tudes , en fervir fielmente á Chrifto , deíeaudo y mentírofos ?
por fu amor padecer grandes trabajos , y aun Santo Thomás de Villanueva, ih'dt concl.
inartyrios. Y todos tus pensamientos ¡ obras, i , valiendofe de las palabras del Angel, que
y palabras, fon como las de titos ? No. Porque dixo á los Apollóles : V ir i G aliUi quid ftatis ,
tod os tus cuidados, y ocupaciones, fon de la les dice : Mementote quid Galihet ejiii» Como
tierra. Ninguna cofa buícas^firo bienes terre­ íi dixcfTe : Si fois Galileos, que es lo milmo
nos ; eflos procuras con grandes anfias , en que Caminante , o Peregrino , y que tu camino
ellos íolo pienfas,ylos bufeas con demaíiada debe 1er el Cielo; como eflás parado? Si tu
foliciíud; de fuerte, que vives muy olvidado Patria es el Cielo ; como vives tan olvidado
de D ios, y del Cielo i en las cofas terrenas po­ da el ? Como vives tan defeuidado decaía, y
nes todo tu amor , y efperaii^a , en eHas colo­ bienes tan admirables, como fino te pertene-
cas toda tu felicidad ; y fi lo configues, te juz­ cieffi'n ? Si aqui vives en vn deílierro lleno de
gas feliz , y Bienaventurado. O que infeliz eres! mílerias; como eres tan loco , que á eflos mi­
Como podrás decir, que eres Chriíliano, fi vi­ ras como fdicidad , y del Cielo, donde eftá la
ves como pagano, que 110 cfpera otra vida? verdaderaBtenaventuran^a,vives muy olvidado?
Donde eflá tu Fe , en que confieras que ay glo­ Si eñe mundo es región de la muerte, y tiene
ria eterna, fi las obras las niegas , y defpre- por termino vna eternidad de penas , ó de
clas? glorias, y no folicitas eftas vltimas ; como no
A ti proprlamente convienen las palabras, temes caer en los tormentos eternos ? Qué lo­
que el Angel di\o á los Apoftolcs, al’si que el cura es la tuya , de que con gran diligencia buf-
Salvador le fubió ¿ los Cielos: V iri G j I í U í , cas bienes, que puede fer los dexes muriendo
quid fíat/s afpit>entes in Ccelum, Como íi d¡- oy, y que amanezcas en los tormentos eternos?
xera : Si Dios os quiere hazer moradores del Si ella vida esvn inflante ; para qué por tiempo
Cielo i como vivís muy olvidados de e l, y íolo tan breve erestan íolicito,y tan defcuidadifsimo
miráis muy de efpacio, y continuamente ála de la que dura por toda U eternidad ? Ecce entra
titira ? Si íois criados para los Cielos >como dux ve/ier , C7“ Dominai coramvovis pandens
dexais elle tan honrofo ^ y nobiHísimo Hn , y iter,afcendit,propeyate,qüid jia tit i Conoce,que
aBfazais el vilifsimo de los brutos, pues fiem- tu Capitán, y Señor Jesvs vá delante de ti para
pre miráis á la tierra ? Como no fois agradeci­ enfeñarte el camino , para que no le pierdas.
dos , confederando de efpacio las vtiUdades Pues fi dexas á eña guia celeñial, y divina;
grandes, que el Salvador os ha grangeado en como 110.temes tu perdición ? Si Ignoras vn ca­
la Afceníiou ; pueseíTa confiderarion »ayudada mino, en el numdo eflious mucho hallar quien
con la divina gracia, os dlcu alas para fu bit al te guie. Pues fi el camino del Cielo te importa
Cíelo con el Redemptor ? Como fois can ingra­ mucho,y eftá lleno de ladrones, que fon las
tos , no haziendo cafo de beneficios tan vtilif- pafsiones , y los demonios, que engañan , y
fimosa vofocros ? Si fois criados pira fer per­ dexas la guia cierta, y fegura , no ferá manifxef-
petuos moradores del Cielo , y . para gozar de ta tu perdición ? Repara, que de todos fexos , y
fus glorias perpetuas; como íois can necios, y edades, fon múchUsimos los que han feguído
ann locos, que los defprecí.ils,y folo bufeais á nueflro Capitan, y entre ellos muchos niños,y
las faifas , y perecederas ? No experimencais, doncellicas tiernas, como las dos· Olallas,y San­
que con grandes trabajos muchos bufcan los ta Inés , y otras , que fe ofrecieron á rígurofos
■bienes mundanos , y por eOo , y de repente los martyrios. Pues yá que no las has imitado , qué
pierden? No veis, que á la hará de la muerte las efeufa ce valdrá en el Tribunal Divino , de que
cofas muy amadas,ocadonan grandes congoxas, no has vencido los vicios, 11í exercitado las
y-que todas fe quedan acá, y ninguna acompaña virtudes, que podías en tu eflado ? Si eflos
á fus dueños? Por David ¡P/altn. 4. te. dice: caminaron tanto , y obraron con gran fervor,
Puij huminum vfqus quo g r w i cor de. Y como fie Hilo débiles; qué efeufa tendrás tu, que
eres
•? I2 Cap. LXII. Ttat. II. Qm propone reglds
eres fuerte, y no quieres- dar vn paííb eu la fuírc , que los ciegos Gentilés vivan íhejor qiió
virtud? muchos Chrlftianos?
O GaliUl^b Peregriné Vía ccelorum patet, Viendo Santo Thomás, que las razones
tama Paradifi aperta eji *, vos non psr am· referidas no re convencen, proíigue: Si non me*
buhitis ; fed Angeloram Paradifus expeclat\ vet vos tanhe beatiiudmis inajlim abile pon­
Quid ergo Jlatis 'i Vos Gloria, expsílat, & fia - das , moveat diflricíifsim a opemw , & vita
t is ? Tantüm vobis pr^minm repojitum eft , & veflra ra tío ; quam fevere tn die iudicij reddi-
haretist Talis vobis corona prom itfaur , & tu ri eflis. H ic tnim lefitt, qui ajfumpius t ji
deJidiose agitis ? O Galileos, ó Caminantes, a v o bis , ftc veniet , & quid G aliU i ! E t
y Peregrinos ! Si el camino del Cielo eftá pa­ cum non expe¿íatis, veniet. Sino te mueve
tente »como no le andais ? Como folo frequen- áfolicitarel Cielo fus grandes , e ineflimables
tais el del infierno ? La puerca del Parayfo eíte bienes, y el amor con que el Salvador en fu
abierta , eftando llena de felicidades ; como do Afcenfion te combida para que le figas, teme
entráis en ella ? Los Padres del Liaibo, aunque la eftrechifMma quenta, que en el dia dd Jui­
tenían la puerta del Cielo cerrada > trabajaron cio has de dar de todas tus obras, palabras, y
con gran fervor para enrrar en ella, y eftuvieron penfamientos , y de toda tu vida. Porque no
millaresde años efperjndo.Pues íi para volotros reconoces, que efto intimo el Angel á los A poe­
no efta cerrada,fino abierta,y los Angeles os ef- tóles , quando en el dia de la Afcenlion lesdi-
peran para introduciros en ella; qué efeufa x o : Que con aquella grandeza, y Magcfhid
tendreis , no hazieudo diligencias para confe- con que fe fubia al Cielo, vendría á juzgar i
gulr tan grande felicidad ? Como fois tan ne­ los hombres, y á tomarles quenta de todas fus
cios,que ofreciéndoos efta Bienaventúralas,»no obras , y de cómo fe avian aprovechado de los
kazeis cafo de ella ? Si tan grande Gloria os beneficios recibidos. O Galüeo aviador! Co­
efpera; como no la folicitais ? Tan grande pre­ mo no temes efta quenta, Ignorando íi veivj
mio eítápara vofotros refervado.y no le bufeais? drá o y , ó mañana á tomarla ? Advierte , que
Si os promete vna corona tan preciofa , que co­ por Ifaias, cap. 49. dixo: Veniet, & non Ji-,
das las cofas del mundo , fon nada en fu com­ iebif, tacutfemper,ftluitpatie-ns ful·.vtpariens
paración ; como fois can perezofos, que ñolas loquar. Prefío vendrá, y tomará quenta de
procuráis i Labor módicas 7fempiterna lstiti¿it todo. Si ha callado , y tenido paciencia baila
pugna le v is , O 1corona perpetua, vita brevisi aora, entonces daré vozes terribles, y deílrui-?
& vita aterna,0 peregriné Quid Jiatisl E x boc re á los tales. Entonces el Gentil dirá , que no
.vita veftr& momento cmnis aternitas ve (Ira tuvo noticia de los Myílerios Divinos. El Iiij
depende t , & Jla fts ! Tara modko , ac brevi dio , que no los oyó: Tu Cbrifliane mifery
labore gloria perpetua conquiritur, & dermi­ quid diólurus eft } Quid refpondcbis, d esn-
tis ? E t quod gravias eft , afptcitis inCcchtmy temptor ? O miferabie Chriftlano , que dirás
cont em nitii , & negligitis. Con pequeño entonces I T u , que has tenido noticia- de lo«
trabajo ,fe adquiere alegría fempicenia. Con medios para tu falvacion, y lo.s, has defprecia-
pelea leve, fe gana corona perpetua. Con vna do ·, que refponderás f Haíla aquí efte S3nto.
vida breve, fe configue vida eterna. O Peregri­ Y íi en efto folo te hallaras muy ataxadí); que
no ! Si es tan eílnpenda la ganancia; como ferá quando el Divino Juez te haga cargtrcle
eíUs ociofo , y no la procuras ? Del momento los innumerables beneficios , que te ha hecho?
de tu vida depende vna eternidad de glorias, Que, quando te propone los immenfos , que te
o de tormentos. Pues como con gran folió» hizo en todo el difeurfo de fu V ida, y Pafsioti?
tud no hazes de eftos , y aíTeguras las felicida­ Y que refponderás , por no averte aprovecha­
des eternas ? Si con tan pequeño , y leve tra­ do de los medios para tu falvacion, que te
bajo fe gana gloria perpetua ; como no hazes enfeñó en fu Afcenfion ? Pues íi fe ha de llegar
cafo ? Pero es mucho peor, que conociendo preño el dia de can horrible quenta; como al
los graudes bienes del Cielo, los defpreclas. punto no te previenes para ella ? Como no re­
Averguen$ate , de que los Phüofophos Geu- paras, queli lo dilatas te expones al riefgo de
tilesobraron mejor que tu; pues los Romanos quedar p^ra fiempre perdido?
*
ejecutaron grandes, y heroyeas obras de vir­
tudes. Eftos con gran valor vencieron cofas C A P I T U L O L X II.
niuy afperas , y dificultoíifsimas , folo por el Que propone regías las mas proporcionadas
camino de la virtud , no efperando otro pre­ para fu b ir con Qbrifio Señor NueJIro
mio : Quid nos ditlurt fu m a s , quos tanta p ra - al Cielo.
miorum moles, etrarn cognita, non provocat ad
xirtutem ’i Que diréis vofotros en el Juicio, ,
A
UIendo el Salvador fubido al Cielo para
-á quienes la fuma grandeza de tantos’premios prepararle para nofotros: Vado vobis
conocidos, 110 provoca i la virtud ? Como fe praparare locnm, Y queriendo, qctc todos los
hom·*
para fu b 'it con Chrifto Señor1 Nuefíro al Cielo.
íi&mbres , de qualqme.ru condición qu.c iban, chos a los próximos, muchasinjuHkías, y pro¿
(¡Uv roclos fe falven , y que nioguao lea exclui­ fanidacíes. Tampoco fe oferva la pureza de co-
do , como dixo el >Apoftol: Deus vult omnes razon ; porque en él, fe confervari machos de­
bómnss / alvos Jie rí, Strá acerrado proponer feos deshonctlos , de venganzas, de defprecios
algunos medios proporcionados pararodosj de los proxiriios , dé juicios temerarios , de fo-
para que puedan fubir.con Chriílo á la Gloría. bcrvlas, propias eílimaciones , y de otros mu­
Ellos medios conviene , que feali los mas con­ chos pecados. Ni fe obferva la quarta condi­
tenientes, y confillen en quitar los impedi­ ción , que es ocupar i fu alma en fervir folo a
mentos , que eftorvan', y aparcan del Cíelo , y D ios, y con todocorazon jfblidtar los bienes
en executar ios medios mas convenientes, y celeñíales , fino qt¡elá han recibido en vano, Y;
efipm's ; todo ^o qual reduciré á las Regias dice aquí San Alberto : Lo primero : su aforé
fíguientes. in vanum anhti&m eji ¡ Anima ■vo!utiiai:m ¿ í
La primera, es, que el hombre quite todos terrena , qua omnirió vanafunt Günvtrts^c pe*
los impedimentos , que eílorvan la fubída al ñmoqem , & folhituiinem . Reeibis el aima en
Cielo. Hilos fon los vicios, por leves que íean, vano ,es convertí? el entendimiento , voluntad,
y rodas las concupiscencias refrenas, no ga- y folicitud á las cofas terrenas , qi.e ion vanas*
vernedas, fegun la teda razón ; porque fi para Y en eflo, no fe ocupan de día, y de nochet coa
confeguir vtia perfeda falod, es necsífario ex­ tanta folicitud, que dan á entender, que en
peler del cuerpo rodos los malos humores, elloconítfte fu felicidad? No feefmeran, en
afsi paira que ef alma configa perfeda fallid, que tales cofas eílén tan perfedas , Corno fi laS
y eílé apfa , y defembarazada para caminar al huvieffen de gozar ? Pues fi el alma ha íido da*
Cielo , es necefiario ccíiar de si todos los vi­ da, pata en eíle mundo fervir á Dios, adqui­
cios , y afeólos defordenados, que fon enfer­ riendo virtudes , paradefpues ir al Cielo , y ít
medades , que la privan del extrcicio de las dexa eíla ocupación * y íolo fe procuran las
virtudes. El Salvador quando fubió á los cofas del mundo , que nofitven de provecho
Cielos , quifo que eíla fu fubida. fucile delan­ en la muerte-, y en el juicio, fino de mucho
te de fusDifcipuIos.Pu.es porqufe no fubió ocul­ daño; no es eílo recibir en vano el alma ? Lo
tamente, fino delanüe de ellos l· Noyarino in fegundo , dice San Alberto i in vamtm accipis
Marc. cap. 16, Ut bumaüa corda ad feinCoe*· rationalcm animam dum in¡l.\r pécaris fenjum
lum elévaret , & aHftraberet a térra, Quifos Jiq a eriS f r¿ttone ociofa. En vano recibe vno
que le vieffcn fubír al Cielo, para que folo ape- el alma racional, fi vive cómo bruto , 6guien-
tecieíTen fubir á él , y ir en lu compañía ¡ y pa­ do loque le proponen los fentidos, teniendo
ra que luenofpreciafien las cofas terrerías! Co­ ociofa la razón , no loücirañdo ios bienes ce-
nocía el Salvador, qué muchos con deroa* leíliales, Y muchos no viven como animales,
fiado afedo fe entriegan á las cofas temporales, toda fu vida ociofa , no afíegurando ei Cielo¿
que (i pudieran vivir perpetuamente en el mun­ iodos ocupados en dar güilo á' fu cuerpt> en los
do , trocaran el Cielo por la Tierra,,y para deleytes,en comer, beber, dormii· ^alegnrk,
quitaren ellos eftos afeólos reí renos* afedos ^ y darfe á ociofidádes, ocupaciones de anímales?
tan dañofos* y que folickaflen el Cielo, por Pues ellos en que fe diftittguen délos brutos?
eíTo delante de dios fe lubió a la Gloria. Obrando de eíle modo , no dán á entender,,
David pregunta ¿ Dios : Quien ferá el «que como brütos no efperan otra vida , y cjue
dichofo, que fubivá al Monte Santo de la Glo­ en eíla han pueito toda íu ftlicidad ? Y no foii
ria ? Refponde * Innoeens manibus , & mun~ machos los que viven de eíte modo ? Y ello es
docordei qai non accepif ift t'anutr. animara querer ir al Cielo, ó al infierno? Es querer íu j
faam , nec iuratiit in dolo proicimo fuo. Ello bir con Chriílo, ó defcender*con el demonio?.
es, fubirá al Ciclo el que fuere puro de manos* No es eílo renunciar la Gloria?
Eflo es, el que fuere puto en fus obras , el.que Los hijos de Rubén , y de Gad , eílandtj
no cometiere pecado alguno de obra , el que para entrar en la Tierra de Promifsión ¿ pidie­
fuere puro de coraron, el que no picare con los ron á Moyfes , que les dieíle otra , que éílabá
penfa míen tos, el que no recibe cu vano á fu junto al Rio Jordán , y que ellos tentuidsbañ
alma,el que no jurare con dolo, Y pregunto: Se todo el derecho á la Tierra de Frcmifsion ; y
guardan ellasquatro condiciones? Se obferva afsi fe executó. Pues fi la Tierra de Prorr ifsior*
la primera, que es refrenar la lengua de rodo era ofrecida por Dios , y ftrtiiiísima car ro, ouó
pecado? No, Porque continuamente fe oyen era Sym bolo de ia Gloria i como á eíla la re¿i
juramentos, ofendiendo á Diosen ellos, maU nuncian ? Ellos lo dsseron. Ni:tn. 32. Re*
dkiones , murmuraciones, mentiras f porfías* gio vbtrrifpá tfi ad pajimn únhnxlivm , O' nos
iras , impaciencias , palabras ociofas , y otros babimm inmérita plurima. La Ticrfa' q:?q pe­
muchos de la lengua. N i fe guarda la fegunda, dírnosos muy aburrarte de paílos para los ani-
que es no cometer pecadps de obra, porque males, y nolotros cenemos muchos jí.;¡rentes*
fea anglas 1*$ ¿cícoraqdi4AÓcs x l<2£ daños he­ Pues poi dar mucho ailmento ¿los aníir-aleS,
Rr tro-
314 Cap. Dftl, Trat.II Qm propone reglas
, ¿

rocjiron , y renunciaron la Tierra de Promi f- y en cierra agena, y el Rev de Francia, ó de Ef-


fiou ievttÜí'síina, y figúramela Gloria. O quan- paña , fe le moftraíTe muy cariñofo , j fe le
Cos ay fcniej antes á ellos , que por alimentar al bÍ2¡cíTe hermano ,y tan ardientes prometías le
jumento cié fu cuerpo, y por concederle quin­ declaraflc, que le quería bazer feliz , y partici­
tos guftos , regalos, y paflatiempos pide, re­ pante de las grandes honras r y riquezas de fu
nuncian la h^tewcia del Cíelo ! Si ellos fue­ Rey no >quanta diligencia pufieran para ir á go*
ron necios , por el trueque referido , íiendo zar efta can grande oferta ? Continuamente no
terreno j quanto mas necios fon tnucíios efíariapenfando en efto, no amando,ni defean-
Chriftianos, que renuncian lo celeftial, y eter­ do otra cofa ? Todo fu cuidado no feria qui tac
no , por lo viiifsimo, y terreno ? Y quanto mas todos los impedimentos? Aora dice el Santo;
necios fon otros , que todo fu cuidado le p o ­ Cbrt/ias ajeendit propter glorifícatiunem m -
nen en regalar, y bufear‘ conven¡encías p.ira ■ Jiram afeendit , vt pararet manjtonem ficut
el jumento de fu cuerpo ; y ello con tanca an- ipfe d ix it , vado рлгаге vobis hettm cur ergo
íia , que pjir¿cc colocan , folo en eíl'o toda nos tantam dignitatem , Ó" gloriam ntgligi -
fu felicidad ! Y quancos con gran foHcItud отш? Sí el Rey del C ielo, viendo las grandes
cuidan mucho de fus brutos, y cada dia les miferias tuyas en efte mundo , ha baxadoá el*
admíniftran la comida , y bebida , y de fus fe ha hecho hermano tuyo, con fu Sangre ha
almas viven muy defcuidados , no-dándoles comprado para ti el Cielo , y con grande amor
fu fuftento eípirirual por mucho ciempo? Pues te le ofrece ; como cori grandes diligencias no
elto no es trocar , 6 vender lo celdüal por la le folkítas?. Como todos, tus cuidados no fe
terreno > Pues iíno fe mortifican , o quitan enderezan , a quitar quanto puede eftorvar efta
eftos impedimentos ; como fe podra fubir al felicidad? Como todos tus penfamtent9s, y
Ciclo ? Si eftos le continúan , no es forjofo, dtfeos, no fon de gozar tan gran teforo f Que
que cada'dia íe aumenten, de fuerte , que ha­ locura es la tuyj , que defprecias tan gran dig­
gan defeender hafta mas profundo? nidad , y gloria, pues no la folicitas, ni te
La íe^unda regla , es, que el alma ponga acuerdas de ella ? Pues fí canco la dcl’pi ccias,
todos fus penfamícntos , at'e&os , y deltos que no hazes aprecio de fus grandes bicnesí
en D io s, en lo celeftial, y divino. San Bcr- que mereces,fino que Dios ce prive de ellos?
n ardil} o , tora. 4, Serm. dixo ; Qbr'tftus. El abariento , el deshonefto , y qualqiitera otro
faput noftrum afeendit in C<xium %vt memo- que ama mucho vna cofa , fiempre tienen puef­
riam noftrum elevar et ad reminifeentiam tos fus pensamientos en lo que aman , porqué
¿temomm, Qne Chrifto, nueftra Cabeza , fu- allí efta fu teforo s Vbi eft tbifauras tunsi ib i
bío al Cielo delante de fus Difcipuios, para, :eft sor tuum; Pues Chriftiano., como no te con­
que viéndole fubir á la Gloria » fiempre fe fundes , de que fiempre pieníes, y ames á cofas
acord.iílcn de é l, y de !os bienes eternos. San­ tan viles, a bienes tan falfos , y que de los de
to Thonús in Symboh , dixo : C b rijíu s af- la.Gloria, que fon verdaderos , vivas tan def-
cendit in Cazlum } v i contemnarníis témpora- cuidado, que aun no te acuerdas de ellos?
lia , & v t ad fe corda nofir-a traherít, Mattli. Pues en efto no das á entender, que no fon ver­
cap. 6. Vbi eft thefauras tuus yib i eft , & cor daderos? Pues donde eftá tu Fe? Si todos los
tuiirn. Qye el Salvador 4 uifo , que los Difci- bienes de efte mundo , fon como nada en com­
pulos le vieíTen fubir al C ielo , para que afsi paración de Ja menor gloria del Cielo ; por quifc
deípreciaften todo lo temporal, y juntamente tus afeólos ,.y defeos , no fon muy grandes „ y
atraxefíe á si el amor de ellos, y k puíieífen en vehementes?
e l, y en las cofas celeftiales; porque adonde Afsi lo execuco David , quando dixo,PfaJ.
efta tu teforo , .efta tu corazón, Eflo es, en qi.Qqem am oium defiderat cervas Ad /antes
aquello que mucho fe eftima , y ama; eneíTo aquArum , Un deftáerat anima тел ad te Deus*
fe pienfa, fe difeurre, y a.lli eftán toáoslos Como el Ciervo quando es herido por los ca­
pení'amientos , y afe&os; y afsi, fi vno pienfa zadores, o perfeguidopor los perros »correсой
concinuamenpe en lo celeftial, allí eftá fu tefo- (Urna velocidad á las aguas , para libraríe, refrié
f o ; y afsi, (i el corazon no es puro, y redo, gerarfe,y recuperar nuevas fuerzas,afsi yo en ej
ni fus acciones pueden fer puras , ni redas íi Deíierto defte mundo, perfeguido por las con-
el amor eftá puefto en las cofas mundanas*, cupifcenciasdelaCarne.y del Mundo,y acof-dí»
como fubirá al Ciclo ? Pues íi en el Cielo fe por las tentaciones del demonio, con grande, y.
hallan ios verdaderos, y eternos bienes ; como vehemente afeito , y con velocifsimocuidado-
continuamente no fufpiramos por ellos ? Si efta vengo,y te bufeo. Y que motivo era el fuyo o v
vida efta llena de miferias y la dcl.Cíelo llena ra que con tan vehementes defeos procuraíís
de felicidades; como por ir á lograflas, no po­ agradar a Dios? Yá lo dice: Si tibit anhr.¿
nemos codo nutfrro couatft? mea ad Deamfontem íwev».CooocÍ3>que Dios
SaiKoThomás de Villanuéva, in Afcenf. es fuente de vid3 eterna, fuente de precíelos,
«w *a. dice r-Si vno fe hallalTe pobre, dcfnudo, y cclettíales bienes, y por ello, cea vehementes
afee-
para fitb ir conChrißo Señor Nueftto al Cíelo»
jafe^tos, y defeos, corre, y bucla: Lo vno, por- puede confeguir efto j pero la cohfideracioti.
: queje ampare, y libre de tantos enemigos efpi- profunda de la gloria, y de fus bienes celef-,
, rituales, que le perfeguian; Loocro, porque la­ tiales, mueve mucho ■, para que los folicicemoS
bia , que cu Dios hallarla bienes verdaderosj 'con rodo fervor. Y afsi díxo íray Luis de Gra­
immenfos, y eternos; por eflo despreciando to­ nada ¡. S i conjíderatio noflra in calcjlibus fu e -
do lo traníitorio , como vilifsimo, y fallo, po­ H t collocata ■, protimis terrena bona vilefcenS,
se todos fus peníamientos, afectos, y defeos, atque fordebunt, Como fi díxera i Si tloSt
con gran fervor en Dios, yen lo celcftiaf, y ociipsíTemos en continua, ó á lo menos, ert
eterno. En efto pone fu teforo >porqué es muy vna muy frequente meditación délas cofas
grande, verdadero, y eterno. Y dime> continua­ celeftiales* al punto aborrecerianios los ble-;
mente no te hallas acolado de tentaciones del nes terrenos; porque como la voluntad ama
demonio, y de las conaipífcencias? Pues por íiempre el bien ; y hallando algún bien gran­
que al punto no acudes a D ios, que es nueftro de , y verdadero deíprecia el pequeño , y
amparo, y proreótor·, parjj que te libre ? Si los falfo ; y como el alma con la coníideracloti
gozos que Dios ha preparado en el Cielo, fon frequente de la G loria, defcubre; fus admira-*
tan foberauos, que los hombres nunca han bles verdaderos , y eternos bienes y que?
vifto, ni oido, ni apetecido otros que los igua­ los de el mundo fon falfos , que al mejoí
len ; como con grandes , y vehementes defeos* tiempo engañan, que duran vn momento¿;
no los folicitas ? O infeliz ! Como pones todo y que dexán muchas inquietudes *y pefadum-
tu cuidado en Jas terrenas confolaciones , de­ bres s con eftas confideraciünes fe defenga*
sando las celeftiales? Como íoló folicitas los ña, aborrece todo lo mundano, como cofa
vÜifsimos guftos, y defprecias los preciosísi­ vilifsima, y procura confeguir [o eterno; y
mos ? Como confumes tu vida en bienes falfos, como conoce fu grandeza , preciofidad, y,
y no hazes cafo de los verdaderos ?- Como coa duración eterna j y lo mucho que la impor­
gran folicitud procuras guftos, que fon nada, y ta confeguir tan fuma felicidad, por eflo cn*i
duran vn inflante, y desas los preciofífsimos, y ■dos íüs penfamiemos , afe&os , y defeoss
que duran para íiempre ? Como foló te ocupas todos fon del Cielo > porque en el ha colo*
en cofas baxas, que preño te dexarán, y dexas cado todo fu teforo* SÍ el Chriftiano con mu-;
Jos preciofos teforos , que íiempre acompañan? cha frequencia > y dilatadas meditaciones pen-i
En eflo no das ¿ entender , que has perdido el deraíTcj qiie en el Cielo le tienen guardadaá
juicio? Sien todas tus obras quieres fer repu­ honras j riquezas, y delicias tan grandes, qu st
tado por hombre de entendimiento 5.como en todas las de efte mundoj fon nada en fu
efta de ¡a falvacion obras como loco , pues éll* coniparacion ; y que las de eíle mundo foa
geslo peor? tan breves, que no fabe íi efta noche le dc-
La tercera regla, es, la continua, b i lo me­ xaráh; y que el tiempo que duran, hazen
nos la frequente medicación de las cofas celef» tener grandes incomodidades, y pesadumbres*
íiales, porque en ella el alma recibe luzes , con y que fon indignas de fu atfioí', y .levan tai
que defecha de si las tinieblas de ios pecados* y íu amor» y defeos á las cofas eternas, facIU
de las tentaciones ; y defte modo fe defengaña, men;e defprecia todo lo terreno, y cada dia
y camina al Cielo , y ¿Dios. David * Pfalm* fe acercará mas al Cielo, Y aun cbnfeguirá»·
>104. Q u in te Dominut/i , qa&rits faciera eins que no le perturben , ni den peladumbrcj las
fetnper, Efto es: Bufcad ¿ Dios por medio de adverfidí.dcs , y calamidades. Pueseüonoeí
(las virtudes. Bufcadle 'innpre ¿011 todo cora­ grande felicidad?
ron , defeando agradarle en todo *y no ceífeis San Pablo confólandó ¿ los Hebreos lea
hafta que Uegucis á ver el Roftro deDiös, Y dice , que confiderenlos grandes trabajos, qu<3
para eflo , de qué medios fe ha de valer ? Ya lo padecieron; pues fueron afrentados , llenos
dixo el Cardenal Belarmínio : Ills . quarit fa- de injurias, encarcelados j y privadas de to­
tiem D ti fempsr, qui fidem cogitando medi­ dos fus: bienes , en todos eftos lances no
tando exercet, & mortificando mtmbrwfaA, & recibieron pefádumbre ; pero que fe hal la
ab negatis facülaribus defiderijs corde pttro ron gozofos , y llenos' de alegrías: Múg*
femper v i v it , &* ad fiiciem Domini videndatn num certamen fuflinuiftis p&fmnum^ ro¡¡U
femper anbeiat.. Aquel bufea íiempre el Roftro tiam bonora^n veftrorum cutn g ra a d io f ufeep:*
de Dios, que fe exercita en penfar,y meditar las J iis , Ad Hebr. cap. 2. Si vna pequeña injuria-··
cofas celeftiales,ordenando fu meditación á, ven ¿muchos grandemente, les perturva la per­
cer fus vicios; de fuerte , que fujetos todos los dida de pequeños bienes, fuele fer caufa de
defeos feclitares, y mundanos, íiempre vive grandes alborotos ¡ y pefadumbres, j cómo
con puro corazón,'y con fervorofqs defeos CÍtos j recibiendo muchas ,· y- graves Injurias,
procura caminar al Cielo, y ä Dios. y la perdida de todos ins bienes , tío re·»
,Y aunque con ^o¡ias las meditaciones fe ciben pefádumbre, fino que fe hallan gozofos?
Rr 2 El
3i 6 Cap.LXILTrst.il. Q&e propone reglas,
El mi fino SiinJPablo lo dice: Gognofcentes i os mires, porque no ce pongas á peligro de caer
babere meliorem ¡ubfiantiam. Eflo es , conli- en deshondVidades ; que feas humilde, porque
¿eraban,que fi perdian las riquezas eran bienes , no te pierdas, porque muchos fe han condena-
falfos, que preílo defaparecen, y que las inju- do por la íobervia. Eftos, y los demás eonle-
rías al inftaiue fe acaban ; y que por eífo red- jos que te d i Dios , fon para que te alexes del
birlan honras, y riquezas eternas, que con la infierno » y te acerques mucho al Cielo , y á
/perdida de tales bienes confeguian vn defeanfo ti te coftará poco trabajo executarlos. Pucsü
eterno ; y con vn pequeño daño, alcanzaban el Salvador padeció cunto para moverte á obe-
vn reforo ceieítial, y eterno ; y como ecatan decer ; que efeufate valdrá? Y fifon vtilifsi-
gratxkla ganancia , por eíTo cti tan grandes mos para t i , y Diosíe ma.nda , que los exerci-
tribulacíoncs , eftaban llenos de gozos. Por tes i no es locura dexarlos por decir , que no
grande felicidad juzgan los hombres vivir con· ce los-manda con pena de infierno?
ir.ncha paz ; de fuerte , que de nada .recibían Si a vn criado tuyo mandaífes, qbe guar-
pefadumbre. Pues li ello lo quieren coníeguir» felá cafa , porque andaban ladrones> y el dif-
por qué no fe ocupan en la frequente medica- putaífe : Si eíto era precepto, o mandato para
don de los bienes eternos ? Pues con éfifo cef- obedecer , o no ; no dirías, que eja vn gran
fara fu amor á lo terreno ; y quitado efte amor, diíparate ? Pues ü efto fuera muy reprehend­
ió pondrá en lo ceieítial; y ñ les quitan lo ttm- ble en vna cofa de tierra ; que ferá deípreciac
pora!, ceflaran ias pefadumbres; y en fu lugar, los coníejos divinos , que ayudan mucho para
íuccderá grande gozo, con la elperan^a *cierpa librar á vn alma del infierno, y llevarla ai
de los bienes ccieltíales , como lo vemos en lo* Cielo ? Y ti el criado , juzgando, que el man-
leferidos , que propone San Pablo, dato era confejo , y no mandato , fe defcuidaC*
El miímo San Pablo nos propone , qae fe de guardar la cafa, y la robaflen, no re
Chrifto fue obediente, no falo batía la muerte* indignaras grandemente contra él ? Pues fi
jQno baña la de Cruz: Faéius obsdims vfque por no obfervar los confe jos,poco á poco caes
¿id mürttm , rnortem autem Crucis. Sí bailaba ea pecados ; quanto mereces la indignación de
decir , que avia fido obediente al Padre ; para Dios ? El Salvador eftuvo orando muy defpacio
qué añade , que efta obediencia duro hafla en el Huerto , y dixoáfus Difcipulos; V ig iU -
morir en la Cruz ?' Alápide : Tam g ra ve , & te , & orate ne intretis intentathnem. Velad,
durum praceptur» accipere voluit Cbrijius y orad, porque no entreís en tentación. Ello
perfetfurfl nobis daret tam nobitis virtuth obe- fe lo díxo, para que efhivieíTen prevenidos ,
dientia exemplum. Que el Salvador admitió no cayeífen en la tcncacion, por quanto fus ene­
ran duro , y grave precepto, para darnos va mxgos eftaban cerca. Y dime , cada dia no
perfeílo exemplo de la obediencia en los man- experimentas muchas tentaciones del Demor
datos divinos. Pues fi para dacnos exemplo de nio , del Mundo , y de la Carne? Continua^
perfecta obediencia , por la gran necefsidad mente no encuentras mil defatenciones 3 ingra-
que de ella tienes, para remediarte quilo pa- titudes, y pefadumbres, aun entie los tuyos?
decer vna muerte tan cruel; qué efeufa tendrás No afirmas, que es neceífarjo eftár liemprc con
deque Dole imitas, fi quiera por tu piopria . las armas en la mano, y fer fanto para tener
necefsidad ? Eñe Señor, no necefsitaba de ti paciencia ? Phcs como confeguiiás efto, fi te
para cofa , y con todo eífo voluntariamente falca ia lección de libros devotos ,y la medira-
por remediarte, quifo tan á cofta fuya darte cion , con que el alma, fe arma para la pacien-
efle exemplo de tan perfecta obediencia. Pues cia? Luego aunque la Jctdon , y meditación
ü cu por millares de títulos debes efta obedien- fon confejos, fi ayudan tanto á la guarda de
cia , de quien necefsitas cada, inflante , y efta los Mandamientos; fi los dexas a no lias expe-
lübedlencia te libra de tus pafsíones, de los la- rimentado, que por fú falta has quebrantado
20s del demonio , y de grandes peligros de muchas vezes ios preceptos? Tu , coñfer vn
alma, y cuerpo ; como te efeufas de ella, di- poco de tierra , quieres que tu criado te.obe-
cíendo , que no te obliga á pecado grave ? A dezca perfeftamente, haziendo tu voluntad e¡s
E>iós , á quien tanto debes, negado has tanto todo, fin faltar aun en cofas muy leves ; y fi
la obediencia ? Si Dios huviera hecho conti- falta en algo, lo riñes mucho. Pues con quanta
gó , folo lo qoe tenia obligación , quedaras mayor razón debes procurar obedecer en todoj
para fiempre perdido ; pues quanto ha hecho, aun en k muy leve, al Supremo Emperador, a
y hazc contigo ,es por pnramifericordia. Pues quien eftás obligad^ por millares de títulos? S!
como vil polvos debiendo infinitos beneficiosa eífos confejos, además de fer á Dios muy »gra­
tan gran Señor , no le quieres fervir, fino en dables, fon para ti vtiliísimos , por librarte de
aquello á que te obliga con pena de infierno? Si' caer en los lazos que llevan al infierno, y guiara
efte Señor te aconfeja, que no tengas conver- redámente al Cielo; como los defprecias con
íacionc» fuperfluas con njugeres , y que no las gran deí£Ítr*eíuo tuyo ^fgimual; y temporal?
para fu b ir con Ckrtjío Señor N m jiro al Cielo. 317
La quinta regla para fubir al Cielo con fubir al Cielo por otro, camino, dexandoel
d Salvador , es , la humildad. De ella de Ja humildad : Per GumiliUtem C b rijlu t
virtud quiere fer mxílro Maeftro , pues dixo; jublimatus efi in gloriara fm m , 0* tu per
Difcite d me , qüu m ilis fu m , O1 bumilit fuperviam exaluberit ad aUemm ? Capad,
cor de. Aprended de mi , que Coy manfo , y in torment'u deijeitur , membrum in de-
humilde decoraron. Y dice Fr, Luis de Gra- lictjs coronabitur'i Si Chrifto, por .la humil-,
nada , concl. 2. de Afcenf, Nulla vis. apta dad íitbió á la Glqría fuya , no es abíurdq
eft , quam d Chrifto bumilitAtis M agifiro , horrendo, que tu por lalobervia. quieras fu-i
bumilitAtis Spirhum afsiduis precibm poftu - bir á la Gloría , que no es tuya, fino a^enaS
¡are , & clarifsima vírtuturn exempla medita- Si nueftra Cabeza Chríño esdeípreciado *ylte·,
ri. Ningún camino ay mas feguro, ni mas vtil, no de tormentos , nofotros miembros fuyos,
como el de la humildad, y eífe fe ha de pedir feremos coronados en las delicias? Si el Rey
con continuos ruegos al Maeftro de ella ,que de la G loría, fupuefto el Decreto no fubióaí
es Jefu*.Chrifto; y meditando losclarifsimos Cielo, fino deípues que en el duro leño de
exemplos, quede efta tan admirable virtud la Cruz , por profunda humildad murió ; como
nosdexó, pues coníiderando eftos exempla- nofotros podemos efperar, que defpuesde la
res , copiaremos en nofotros fus pifadas,y muerte (eremos llevados al Cielo , fi en la
nos haremos en algo femejantes á efte Se­ vida no fomos pacientes , y humildes, fino
ñor » y efte es el camino real, y feguro , que fobervios, fenfuales, y enemigos de la Cruz
nos e -^enó pan fubir al Cielo porque (abe­ de Chrifto?
mos , que ají os á 1·$ Sobervios , que fe en­ O miferandam jlultorum bom m um in n
fadan , y quieren fubir , los abate , humi­ fan'tam ! O pbrenejtm nimis doknduml Ocos-¡
lla , y haze que fean defpreciados i y á los citatem mentís numquam promerito depiora-
humildes, les comunica fu gracia ,y con ella tAm ! O miferable locura de eftos necios!
cre¿en . corno dixo el Apoftol Santigo , cap. 4. O frenefi muy digno de llorarfe ! O ccgue*·.
Jieus fuperbis rejiftit , humilibus autem dap dad de entendimiento, nunca llorada como
grati atn, fe debe! Los que profeflan fer Chriftianos,
Ei mifmo Salvador dixo : Q ui fe y que afirman feguir la Doftrina de Chrif-
miliat exaltabitur. Luc. Quien fe humilla­ to , arden en grandes defeos de honras, y ef-
re ferá muy enfilado ; porque la humil­ timaciones , y de dignidades; fu cuidado, y(
dad es premiada con elenfal^ainiento. Santo folicitud es, fer muy honrados entre los hom-(
'Thomás de Vülanueva , concl. 2. in A f- bres , y en bufear lo que á efto les pijede ayu­
cetif. dice : C ommur cum tilo Jim ilitér def· dar : Quid infanius' quam fu b bumilit atis
etndere, vt Jim ul afeendamas. Non eft alia V exilh ambitione militare , & in tnagni fcho->
vuafcendenii nift defeenáendo. Ya aveis vifto la fuperviam profiteri ? Que cofa mas loca,
lo mucho que fe humillo Dios , pues fe hi* como debaxo de la vandera de la humildad,
20Hombre,y quifo nacer en vn viiifsimo pe- fervir a la ambición ; y en la. efcuela del -
febre; .toda fu vida eftá llena de humildad; Masftro de la Hnmildad, aprender, y pro*
en fu pafsion padeció horribles defprecios, y fcíTar la fobervia ? Si el Divino Maeílrodi-
^uifo fer reputado , por tan gran pecador , que' xo : Aprended de m i, que foy manfo , y hu­
era digno del mas infame fuplicio ; y por ef­ milde de corazon , y ellos no aprenden efta hu­
te medio fue fublimado el Salvador a fumas mildad , fino la fobervia ; como fe podrá de­
houras. Y afsi , animémonos á humillamos, c ir , que íún difcipulos fuyos, y que militan
defeendiendo, para que fubamos; porque no en fu Efcuela f No es efto deshonrar á Chriilo,
ay otro camiao de fubir , fino el de baxar y a fu Dodriua? Pues como con él podrán
por la humildad. Se humilde , y fubirás de­ fubir al Cielo ? Toda fu vida , no fe ocu­
lante de D io s, 1.. Reg, cap. 15, porque quien pan en los defeos de honras, y eftímationes,
fe humilla, á efle le fube Dios ; y al con­ procurando efto con gran folicitud? Pues ef­
trario, como dice D avid, Pfalm. J2. Dios to , qué otra cofa es , fino fer difcipulos de
haze defeender á los que fe enfaljan, ó le­ Lucifer ? Pues queriendo fubir por las hon­
vantan; y afsi , quanto . mayor te reputas, ras, qué otra cofa hazen , fino defeender al
tanto menor eres ; y quanto menor te juzgas, infierno ? Y quantos pafiosfe dan , es otra co­
eres mayor: Difce homo bum iliari , v t exaU fa , fino acercando fe mas á aquel infeliz iu·
teris , difce eontemnt , v t fublim sris. Sf l u ir gar ? Quando eftos lleguen al Juicio; como
tifümum namque 'eft alia via , quam bumi­ quieren, que Chrifto los reciba por diícipu-
lit atis Caelutn conjetndere velle. Hombre, los fuyos , pues nunca han aprendido fu Doc-' ■
apeende a humillarte , li quieres fer enfalda­ trina? Como no temen , que les diga , nunca
do ; procura fer defpreciado , para que fe*s os he conocido: Numquam novi vos ? Quan
Sublimado. Graudifsima necedad e s, querer juicamente deben temer, que ios embie coa
los
318 Cap. LXIÍI. Trat, VIÍ. Vnponefe primera
los demonios , ííiaeflros de la fobervia, cuya Juan , Apoc. cap. 20. Allí el alma., es préfen-í
doctrina han fieguido? tada íola. O que temor, y horror tendrá en­
Ninguno quiere éfte defcenfo con Lu­ tonces el pecador! Lo primero , por vsrfe de­
d ís r , fino el afcenfo con Chriito al Cielo, lante de vn Juez de. tanta Mageflad: Lo fe*
Pues íi efto quieren coa toda refolucion, y gundo , porque conocerá , que porfexel juez
Voluntad , es neceíTario, que con toda »y fir­ infinitamente Sabio , no fe puede engañaren
me determinación, íe haga guerra a todos los lo que juzga , y como es fumamente Bueno,
Vicios, y á .la fobervia. Y efla guerra íervo- no puede torcer la Juflicia >y afsí feráRe&If-
rofa , £orn¿ e^ pofsxbíe cxceutarla , fi no fe co- fimo; y como es Omnipotente , ninguno puede
íioccti los vicios ? Y como fe plantará ci; el íefiftir á fu fentenc*a;y como es Juez Supremo,
alma la virrud dé la humildad ( íi no eftá bien de £u Tribunal »0 ay apelación , ni fuplicas, y
conocida ? Todo efto , ya lo propufe latamen·* fu fentencia es irrevocable ; porque comoto-í
te en las Falacias añadidas. Para que fe con- do lo que fe puede ver en eñe pleyto, lo co¿
férve , y aumente efte fervor, te exercitarás, noce, y comprehende en la primera vifta, es
fluanto mas pudieres, en la frequente medica­ fuperfluH la revifta.
ción , y defeos Celeftiales ; y exercítando ef­ Lo tercero , porque al alma fe dá vna luz
to, concebirás grandes efpéran^as de Albir,© muy clara, con que fe Ja dan á conocer codos
fleynar con Chrifto en el Cielo, fus pecados fin dexar alguno, y aun los que
tenia muy olvidados , ó que juzgaba qus
ARTICULO VII. no lo eran , claramente conocerá , que allí
fe la ha de hazer cargo de todos fus peca^*
dos, de obra , palabra , y penfamiento , aun·*
T de allí ha de venir a ju z g a r que no fea ocioío ; y de las onuifsiones , y ne­
gligencias de fu vida , de la ingratitud , y ma­
a los vivos s y a los las correfpondencias á los beneficios Divinos^
muertos. afsi generales, como efpeciaks, como fon Sa­
cramentos , é infpiraciones ; y también fe la
C A P I T U L O L X IIl. hará cargo de las viciólas cireunfiancias, mez­
propone/e primero el Ju ic io particular def- cladas en las buenas obras. Pues por eíío di-
pues de la muerte» xo Dios por David, Pfaim. 47. Que juzgará
las Jufticlas, haziendo muy rigurofo examen
Qi;¡ íe nos propone primero, que Chrif- de las obras, que parecen buenas, Y qual ferá
co, en quanto Hombre ha de ba­ el horror >y temor del pecador ,viendofc lle­
scar ¿el Cielo, acabado el mundo , y hará Jui­ no de pecados'( El Jtiífo recibirá grande cop­
cio Univcrfal de todas las obras, palabras, ínelo, porque alli le hará D io s, que conozca
y peníamientos de codos los hombres ; pero todas fus obras buenas, con grande efperanga
además de efte Juicio Univcrfal, la Iglefia, y la de fer favorable fu fentencia, la qual ferá con
'¡Sagrada Efcritura nos enfeñan , que ay otro roftro muy apacible , y con palabras muy ca-,
particular; en el qual Dios coma (penca á to­ riño fas; pero al pecador pronunciará la fen­
dos de todas fus obras, palabras, y penfa- tencia el Divino. Juez, con vna voz horrible;,
jmientos, premiando , o caftigando, fegun los y efpantoía , diciendole : Apártate de mi , mal­
méritos,, b deméritos de cada vno. El tiem­ dito de mi Padres vece ai fuego eterno, que
po en que fe hazé eñe Juicio , es , en -el eftá preparado para Satanás, y fus Angeles*
mlfmo inflante de la muerte de cada vno. Pronunciada eíta fentencia, al punto ios de­
(Y autjque por efpecial difpenfacion de Dios, monios lo executan , y llevan al defdichado al
tal vez fe aya vifto comentar vífiblemente, infierno, donde ferá atormentado por toda la
vn poco antes de la muerte ; peto de ordi­ eternidad. O qué horror ferá el fuyo , vien­
nario" íe haze invifiblémente en., el mifmo do , que dé vn muy mullido lecho , pailaá
inflante en .que· vno muere. Y en el mif- otro de horrendo fuego, y del acompañamien­
mo momento, todo el Juicio fe concluye, fe to de parientes , y amigos, paíTa á la compa­
haze la ácufacion , y fe da. la fentencia, y fe ñía de horrendos demonios .! Efla fentencia
cxecuta. En el inflante de la muerte , el alma fe pronuncia , y exectica en vn momento. Y ef­
es prefentada delante del Tribunal de Dios, te momento, el hombre avia de eftár fiempre
que eftará ea vn. Trono de gran Mageftad. coníiderando , como principio, que hade ítt
¡Daniel, cap. 7. lcvíóen vn Trono de fuego, de fus bienes j o males eternos: O momentum
en quefe declara , quan formidable , y efpan-; d quo <eternitas\ O momento, de donde em­
tofo fe moftraEa contra todos los pecadores; pieza vna eternidad de gozos, u de Gormen sos?
pero á los buenoSjfe moítrarácn vn Trono her- Quien fe puede olvidar de t i , íino expon¡co-
mofQ-» t wfglaadpqeqicc # íoboq 1; vio Sa# dofe ^gtan peligro i O AcBctdace de
el j u k i o funicular áefpucs * la muerte
epe nsciíHentí», y procura no psidcr vn ¡uf- *
tánre ‘ile tiempo , pues-en cada vno pue- los Theologos; pero da mucho que fofpechac
des rmrccer la vida , que dura para fieui,. íi en eftos taita la Fé. '
pre. Eftos perfeverán en fu locura, porque les
Yfabieuílo „ que efte Juicio es cierto , y parece, quefihuvíera Juicio , le hiziera Dios
que no tenemos hora í'eguu de quando ferá, aísi que cometieron el primer pecado , y que
y que puede fer oy , y aun dentro dervna hora, pues no lo ha execucado, es feñal de que no
yí que oí) ay hora cierta , y qu¿ de efte mo^ ay eíte Juicio. Juzgan, que como ellos, aj puu-.
meneo , depende la eternidad de. gloria, óiiv* to que reciben vna injuria, al inftantc tornan
tierno , viven los hombres muy cuidadofos venganya , que afsi avía dec-lirar D ios, y que
de vivir bien , teniendo muy ajuftada iu con­ pues no la ha tomado de eUo$ , defpues de
ciencia ? 1 ieuen muy en fu memoria efte mo­ tanto como empezaron á pecar , que afsi no
mento , de que depende la eternidad, para mo- ay que temer el juicio,, ni el caftigo. Omife*
veríe á obrar bien ? Todo efto lo tienen muy rabies, y quantos fe engañan! Cómo no repa-^
olvidado , algunos no parece creen efta verdad ran , queeífa detención es grande miferkor-
de ía Fe, que ay juicio particular , porqus íi dia , que les efpera ¿penitencia ? A eftos dice
lo creen ; como le atreven á pecar, y á perfe- SanPabioad Román, 2. An divida i bonita',,
verar en el pecado ? Si viven como brutos, tis dus t ©* pacientia , & hngm im itatis con~,
apartados de las kyes de la razón; como diré- temáis ? Seeundum autem, duritiam tuam %tíf*4
mos,que creen,que Dios de premio á losjuftos, impeniterts cor tbefzurizas tibi ivam , in die
y pena dlos pecadores a la hora de la muerte? ira , & reveUüonit iu fii iudicij D el ., q ui
No parece temen los desventurados fu jn- reddet vnicuiqae fecundan^ opera eius. Co*i
fslicidad i pues íi la temieran , fe previnieran mo ignoras , mifcrable. hombre, que la Be­
j>ara ellas. Eftos,ea caftigo de fus gecadosjbuf- nignidad Divina ,.te combida ¿ penitencia?
can argumentos para engañarfe. Porque eri to­ Pues como, eres tan atrevido, que defp regas
da fu vida, fe deben de perfuadír, que no ay la paciencia, y longanimidad que vfa.contigo?;
juicio particular , y quenta que dar de íu Perfeverandb en tus pecados; como no repa­
mala vida , y por cíTo profigueji en ella. San ras , <^ue te pones en vn eftado tan duro, que 1
Pedro, i . cap. 3. dice : Venient in novijsimis no hagas penitencia; verdadera ? Pues con ef­
áitbui in decej/tione illujjores ,iu x ta propriar to , qué otra cofa hazes, lino ateforar para tí
euncupifceníias ambulantes diesntis : vbi efi cafttgos , y mas calHgos en el dia de Ja ira, que
promifsio , aut advertías eius. Eítad avilados, es quando fe manifieften todos tus pecados en
de que en los vltunos dias avrá ju ic io ; pero el Dia deJ jnfto Juicio de D io s, que á cada
engañados , dirán : Quando ha de venir efte vno dá el premio , ó caftigp , fegun fus malas,
Dia del Juicio , con que Dios nos tiene ame­ bbuenas obras? Pues li continuamente aña­
nazados? Y eftos , dicen los Expoíitorcs j que des pecados, 6 qué grandes teforos de ira ha­
fon muchos heveges que ha ávido. Y en que llarás!
fe mneftra? El Texto lo dice : Amkulant.t Y para que te defeogañes , y conozcas,
iu x ti proprias concupifsentia),. Efto es, íé que el juicio particular , no es amenaza de
dexaban llevar de la gula » de ladeshonefti- los Predicadores , íino verdad Cjthoüca de
dad , y de los demás vicios , eiitregandofc Fé revelada Lo primero , por ios Prophctas,
continuamente á ellos, y no temiendo el Jui­ pues Ezequiel,cap. i 8 .dice, que Dios juzgara
cio D ivino, dando i entender, que quando fe á todos, fegun fusobras. JoU , cap. 19. dÍ\o;
les propone , folo fon amenazas para aterrar­ Huid de la vifta.de la eípada, y venganca D i­
los, y espantarlos. Y no éfperimentamos, que vina , fábiendo, que os llamara ¿Juicio. Y póc
muchos Chriftianos , ai prefente viven como í)avid,Pfalm. 14. Quando fe llegare el tiem­
eftos, muy entregados á los vicios, y á todas po , juzgare las juílidas. Lo milmo dicen otros
fus coacupifcencias , y no declaran con ef­ Prophetas: Lo fegundo, pues el Salvador di­
to , que no temen el juicio particular? Y quao- xo , Matth. cap. 18. De toda palabra ociofa,
tofe podrá recelar , íi efta falta de temor , es, que díxeren los hombres, darán quenta en el
porque nole creen ? Si viéramos fus concien? Dia dej Juicio. También pidió quenta délos
cías, ó como temo , que en muchoS hallára­ talentos , le atrojó .al infierno ; vno que
mos , que no creen que ay Juicio, ó que dudaj le tuvo ociofo , y condenó á las cinco V ír­
ban mucho de él'. E l a6o de F é , es, creer genes Necias , porque no eftaban prepa«
ciertamente, que Dios ha de tomar quenta muy radas: Lo tercero , nos le enfeñan los Apollo-
eílrechi., y no faber íi oy fe pedirá efta quen- Ies» pues San Pablo dice , que Dios ha deter­
ta ; y quien fe hallate en pecado mortal ,fera minado , quelos hombres mueran vna vez , y
condenado-al infierno. Pues tener íé cierra defpues de1la muerte, es el juicio. Y !. :d
de todo efto, y cometer el pecado mortal, y Corinth. cap. 5. dixo , querodos hemos de feí
pejrfcvecur en ¡¡\, bien puede fer fegyn prefentadoj dejante del Tribunal de Chrif>o„
3;ао Cap. LXIII. Trat. II. Profoncfi primtro
para dar quinta .de todas mieftras obras bue­ . dras del Juicio, quando Dios té poñgfí ppí
nas,ó maias. £1 Apollol.Santigo ,cap. 5. Que delante el exemplo de efte Gentil , y que'tu has
eíU yá como a la puerta , como Juez, San Pe. obrado lo contrario!
dro , 2. cap. 3, dice : Que vendrá fu dia ; efto Efte olvido del juicio es muy reprebenf?.
es , á tomar cuenta quando eftemos defeuida- bie, Quando Jonás iba embarcado , Jos Mari,
dos, como el ladrón , que vive de novihe. Зал peros-vieron , que fe levanto vna horrible tcm»
Juan j А рос, cap. 16, dice: Que vendrá pref- peftud , y* que yá eílaban cerca <Je fer anega­
y cogerá déí-cuidados como el ladrón. dos , y mirando á Jonás , que eftaba defeuida-
Pues ii cíhs autoridades fon cernísimas, y de do , y eu vn profundo 'fueño, le reprehendan
í e , dictadas por I>iosj como ay .quien viva diciendo i Quid tu jopare deprim era} Como
como íi no ¡as creyeíle, o como fi fucilen men­ te eiiíríegas á íweíu> tan profundo , en oea-
tiras? Que eícufa podrá alegar cu el Tribunal fion , que todos eflamos cerca de perecer?
divino?. Por que no acudes á tu Dios 3 que nos libre?
Es cjn cierta la verdad, «te que en murien­ Quod eji upus tuum ? Qu# térra i na ? E t qua
do hemos de dár^cuetita á D io s, que por la vadis f Qual es tu oficio ? Qual es ni tierra*
luz natural lo conocieron los Gentiles. Y afsi, 6 «radon? Y adonde vas ? Para que le haze«
mi Roberto Carne raeeafe en fu Aurifodina» tantas preguntas, y todas con admiración ? Ty-
tom* i. de ludic. refiere : Plato aisbatK rln o , dixa i Qnmh bac interrogatio ad boc
сит- adverto-i qaU ratione gor&m iudice eom~ t e n d it v t akquod feelus iome eognofeeretur„
parean?, соплЬог quantum in me Jitym erif Todas eftas preguntas, fueron enderezadasá
reverá, ejfe óptimas , & ita vitAm тгат tra- exathinar, fi Jonás avia cometido algún peca­
■ dueere^vi eum maíor ¿ moriar bene, Quanda do, con que huvielTe ofendido i Dios. Como íi
advierto la cuenta que tengo de dar d.elante dixeífen : Jonás , (i has ofeirdido á Dios; como
■dd Divino Juez, -q.uant<¿ puedíj, y efta en todo tu cuidado no le aplicas para aplacarle? Si
mi 3 no folo procuro fer bueno , fino optimo;· le tienes enojado v como no te efpanta tu
y afsi, mudo de vida de tal fucríe , que quan­ defeuido , pues no le defenojas, fino que duer­
do llegue á morir, mí muerte ferá buena. Y mes á fiieño fiielto f Teniendo á tu Dios·
añade ¡ Одаяfí bomines quantum pojfüm hor­ mt»yÍT?kado, y eftando muy cerca de darle
ro r , at qttia monee ad buius vita rationem cuenta de tu cuenta j á quien no pafma yy ad­
fufetpiendam , qaod omniurn r qua h bac ver·· mira ver, que te cntriegues á vn profundo def­
Jan tu r optimum , prtsjíantifsimumque ejfe euido , y lueño ? Eftando todos noíbtros tem-
indico . A todos los hombres, en quanto pue­ blando, y clamando á D ios, para aplacarle,
do , exorto , y amonedo . á que difponga» porque la tempeftad del Mar nos declara, que
fancamence fu vida , para que fea buena fa yá la muerte eíláá la puerta , y también el jui­
cuenta ,y en los negocios de eílavida, éflfe cio i á quien no efpantará , que tu vivas def-
juzga por eloptimo, ¿ importantísimo : No cuidado de efta cuenca, y que duermas,.fin
tefe ¡o primero, Platón por la luz natural ,co- temor alguno?
nocio la verdad del juicio. Pues fi tu tienes GChriftiana! No te halías en el mar de
también luz natural, y la fobrenarural de к Fe, efte mundo, cercado de las tempefiades de
<que recibiftc en el Bjutifmo como con to i muchas enfermedadesy peligros ,que i mu­
modo de vida das á entender, que lo reputas chos anegan , y quitan la vida ? No miras
рос fabula í Lo íégnndo , que Platón , con cada dia- á muchos , que los llevan á la fepul-
£odas fus fuerzas, procuro fer, no folo bue­ rura,y'que yahánfido prefetitadosen el T ri­
no , fino bonifsimo , para poder dar buena bunal Divino ? Que fuerte les abrá cabido?
cuenta. Pues como con todo tu corazon pro­ Donde efíarán fus almas? Y tu , no te hallas
curas , no folo fet malo , íiuo pefsimo ? Lo cerca del mifmo ricfgo', y de ir a dar cuenta
zercero , que Platón, á codos exortaba á vivir ¿Dios de toda la vida ? Pues como vives,tan
bien , para dar buena cuenta» Pues Como tu defcu'rdado , como íi eftuviíTes en vn profun­
obras lo contrario ? Lo quavto , que Platón do fueño ? Eres tan ju lio , qué no tienes peca­
Juzgaba, que eíprepararfe para el juicio, era do 'alguno ? No; Porqufe has cometido mu­
ei negocio de nías importancia, y con íazoti; chos , y no fabes fi eftán perdonados , como
porque fi fe yerra , no ay remedio. Pues co­ dice el Efpirim Santo : Alefeit homo vtrüm
mo tu de efta cuenta no hazes caíTo ? Si vna j i t dignas amor?, vel odio. Pues fi tienes mu­
,Vez pierdes tu fal\acionj como no recono­ chos pecados, pafíados, y prefenres, de que ha*
ces , que quedarás condenado para írempre? de dar rigarofa cuenta s y has de pagar hada
,Y cómo no re confundes con el exeroplo de el vltimo maravedí j como vives tan olvida­
ífte Gentil ? Como no reconoces, que en efto do , no procurando fatisfacer por ellos ? 31
obraba como íi fiiefíe buen Chriftiano ; y tu ignoras fi cftán perdonados tus pecados, f
gcor qu«paganQ.£ O que mal defpachado fal- £Q¡? eíTo cita «n duda cu falvacion iqu&
, lod
d j u k k fanudar.Asfpuéi fa h muerte* 2t i
locura es ía tuya, que no procuras afíegurar- do, que tiene vn infierno para caftígar fusíftj
la } Quid fopore deprimeris ? SÍ. tienes á Dios jurlas , y que ha de fer tu Juez , y no cefias de
niuy enojadb contra ti, y no fabes lí o y, ó Ofenderle : E t tu rides ? Te has conjurado
mañana te tornará la rigurofa cuenta ; como contra la vida del mil'mo Dios, pifando fu San­
vives tan feguro , como íi ai Divino Juez le gre , y crucificad ole con tus pecados ( como di*
gavieras muy propicio ? Quod eft opus tuumi ce San Pablo) y efto por vn vil deleyte , y fa-
-S¡ fabes que¡\y*oficio es fer Chriiliano , y en hiendo, qu? ha de fer tu juca riguroío , no le
la ocupaciojjign que te bailas , tienes mu-· aplacas , ni procuras dár gufto , fino que (íc.dj
chas obligaciones que cumplir , y juntamen­ pre le ofendes:E l tu r;dss> His arrojado á Dios
te tienes los diez Mandamientos, yelvfode de tu alma , y admitido á los demonios; has
los Sacramentos , de que has ,dq dár muy ef- querido fer efclavo de Satanás , y no hijo ds
trecha cuenta ; como no te ocupas en ajus­ D ios; has renunciado el Cielo , y todas fus rl-·
tarla bien , con vna fanta vida ? SÍ vives quezas, que Dios te aviít comprado con fu San­
muy olvidado de efto , y el Divino Juez gre, y debiendo^ con continuos obfequíos agrá*
te llama de repente ; como no temes per­ decer eftos. ,y otros .innumerables beneficios,
derte para fiempre ? Qu¡e efi térra tua> Sí nunca dexas de ofendáis en todas las edades,y
tu patria es et Cielo , y para ir ¿ gozarle, en todos los Mandamientos; y debiendo conti­
lias fido criado , y no dás paito para el,n i nuamente llorar tus pecados , y hazer rignrofa
aun te acuerdas de et ; no es ello decir, penitencia , y no fabiendo, tí oy , ó mañaitife-
que no le e[limas , puedo que le tienes tan rás llevado á Juicio , fiempre te entrlegas á cus
olvidada , y que foío quieres ¡o terreno , pues güilos: E ttu rides ? Afsi te burlas de la Jufti·»
en efto tienes pueftos todos tus psnfamien- cia de Dios? Afsi no temes fu indi gnacion? Te­
ros, y defeos ? Pues fi hazes can gran des­ niendo a Dios muy irritado, alsi vives , coi
precio del Cielo , no mereces que el D ivi­ mo íi le tuvieíTes muy propicio ? Viniendo de
no Juez te pribe de el ? Quo vadis ? No efte modo , como no le temes vmuy riguro-
fabes , que vas caminando á la muerte, y Íbí
al ]u‘icio , íí continuamente, y por inflan­ Al inflante que vno muere, fu alma es pre-’
tes , fin cciTar vn pimro , caminas'á darla feftrada en el Tribunal de Chrifto , para que la
cuenta , y no fabes íí la darás oy ; á quien tome cuenta de todas lus obras .palabras,y pen-*
no cfpanta , que vivas tan defeuidado del famlentos, como dice San Pablo , a ad Cor. y,
rlgurofo Juicio, que liará prefto.el Divino Omnes enirn mznifzftari oportet ante Tribunal
juez? Sí por vn ínftante vas caminando ala C b r ij l i , vt refsrat vnufquifqut propriu corpa*,
prefencia del Divino Juez, y en efte camino ris prout g e fiiti Jiv e bor.um ,Jive mglurrt. Aquí
le vas injuriando; como no temes, que ful- lo primero, que dice S. Püblo, que afsi que vno
enine la fepcencia contra ti ? Si fabes, que muere, ha de fer ¡levado á juicio, y ello es cier­
tu Juez ha de fer- el Omnipotente , á quien to, e Infalible. Pues quales ferán las anfias de la
tantas vezes has ofendido , y no procuras pobre alma, yendo iola por par ages no conocí·
aplacarle , ni ceíTas de ofenderle , y no Ta­ dos,y ala viña de vna Eternidad? Que horrores
bes.íí oy , ó efta noche te tomará la cuenta, tan gravifsimos , viendo que la filen ai encuen^
y la tuya es mala ; corno no temes para fiempre tro muchos, y horribles demonios,que la dicen,
amanecer en el infierno? jrá con ellos condenada? Pues que horribles fc-j
En las vidas de los PP. fe refiere , que vn ránfus temores, temiendo vna conde nauorf
’Anciano frcquentemehte penfaba en el. Juicio, eterna ? Viendofe ran fola , y defainparada , ó
y víendo á vno , riendo le dixo : Coram (Jceli, , como clamará ! Adonde eftan los amigos, y pa­
O1 Terra Domino rationem totins vitte reddi- rientes , en qriien tanto confiaba ? Aviendoyaf
tu ru s , <3 “ rides ? Delante del Señor de Cielo, hecho tanto por ellos ; como aora en la mayoc
y Tierra has de dár cuenca de todas tus obras, nccefsidad me han defamparado ? Donde eíláa
palabras, y pensamientos de toda tu vida , y te los bienes, por quien viví con tanto afán,y tra­
atreves á reir ? Lo niifuio digo a t i , pecador; bajo , y aora me han dexado? O que tarde,y fin
tu has ofendido i Dios infinitamente bueno , á remedio he conocido efte engaño !' Quan di-
tu Criador, y Redemptor, y labiendo que ha chofá fuera mi alma , íi el tiempo , y los tra^
*ie,fcr tu rigurofo Juez., te ocupas en colas va­ bajos, que padecí por las coiss del mundo , hu-
nas , y rifas: E t tu rides f Dclpreciaíle al Su­ viera empleado en adquirir virtudes, pues eflae
premo Legislador, á. tú Padre amorofo , de aora me acompasaran, y guiaran al Cielo: Ope­
quien dependes en todo, ¿quien íe hizo Hom­ ra enirn illorum / equuntur fy.los, Apoc. A f
bre , y dio la vida por ti , por librarte del in­ de mi , que me quexoen vano, pues ya efto
fierno , a quien debi's infinito amor , á quien no tiene remedio!
jamás fe cansó de fufrirte, y efperarre, lus def· Lo fegundo , díce San Pablo: Op>nes> que to«¡
precisa fus pro mefus , amenazas ¡ y Líbica* dos han de fer pcefcntados enel juicio, Nim
§1
Cap. LXIII. Trat II. "Proponefe primero
guno ha d* fer exceptuado. T od os, pobres, t o , y efpantádo eftará? El Propheta Daniel
y neos , Reyes» Emperadores, y VaííaHos, vio á Dios en vn Trono de fuego, y de Gran­
N » fe refpeta alli á la Purpura dé los Reyes, de Mageftad, y que cíe fu boca filia vn rio
n¡ los Cetros de los Emperadores. No fe ¡mpetnofo de fuego , en que le declaraba , que
hazé allí cafo de todas las cofas , que eftl- aquel Tribunal, todo era rigor, todo juiUcia,
tiiael mundo, porque DíoS no es aceptador fio mezcla de miíericordla ; y añade : HorrüH
de perfonas , como dixo San Pablo , Á&or. fp iritn s metis , ego Daniel terttlus fu m , &
lo . Deus non efl psrfon&rum acceptnr. Alli vifiones conturbaverunt mt / ‘Cap: 7, Queef-
folo fe haze aprecio de la virtud, y la gran­ ta vifion le dexó lleno de horror, terror, y tur­
deza fervírá de intolerable pefo; porque dic6 baciones. Pues fi Daniel era Julio , y Dios no
el Efpiritu Santo, Sapient. 6. ludicium iu rif s u venia á ^üzgárle* y con todo eftó, cita viíla
tnum b is , qai prafident , potentes autem pó­ de Juez, con tan gran Poder, y Mageftaíl, le
tenle? tormenta patientur, Que el Juicio, Caufa tanto horror, y efpanto i qué ftra quando
para los que han mandado , ferá durifsimo* al pecador fe le roueftre mas horrible , lleno de
y que los poderofos , mas podsrofamente furor, y ya para dar la fentencia contra él ? El
atormentados ferán. Qué fentimiento tan hor­ Propheca Nah.um , dixo : Ante facíem indig-
rible tendía quien era muy eftimado en el muti» nationis tiu s , quis ftabit f Quien podrá eftár
do, y que allí es tratado como el mas defprc- en la prefencia de Dios indignado ? Pues fi á
eiatío, y aun peor , fí tiene mas pecados ? Qué vn Propheta Santo le parece eflo como impof.
pena, víendo-, que en el mundo executaba fíble; corao podrá eftár alli el pecador, víendo
quanto quería , y que allí riada puede? Que los muchos pecados,que contra el Divino Juez
anfias, viendo, que alli no ay quien le pa­ ha cofnetido , y que por eífo eíla muy indig­
trocine , y ampare? Con qué dolor dirá en­ nado ? El Santo Job y cap» 27. dixo : Quis nti-
tonce«: O vanos cuidados , y trabajos mios b't bos tribuat , v t inferno prategas- me ,Ú°
«n las vanidades del mundo , que nada me ■abfeondas m< , doñee pertranfeat furor tuus}
aprovechan , fino que cruelmente me ator­ Que quifiera t citando amparado del favor D i­
mentan! O defdichado , que por las vanas* vino, eflár en el infierno , mientras fe paífael
y faifas eftunadones del mundó , que fon ju­ furor de Dios contra los pecadores. Pues quan
guetes de niños me veo á .peligro de per­ grande ferá eñe furor, pues por no verle Job,
der las verdaderas , y eternas glorías de el quería más eftát en el infierno ? Pues íi Job,
C ie lo ,y en gran ríefgo de eterna condena* tan Santo ¡, concibe tal temor del roítro ayrado
Clon? ■ de D ios; como le podrá rolerar , quien ha co-
Lo tercero, dice San Pablo, que todos hail metido muchos j y graves pecados ? Y quaq
de fer prefentados para fer juzgados delan­ efpantado eftará, viendo , que aunque quiera,
te del Tribunal de Chrifto ,que como es Dios, no fe puede efeonder, y que pot Fuerza ha de
eílará con tan grande Mageftad , y Poder, que afsiftir allí a toda la caufa del Juicio ? O qué
caufará efpanto , y horror. San Vicente Fer* horribles >y efpancofas íéráil fus anfias, con-
rer, tn Dom. 8, poji Sent. refiere, que vn goxas, y temores!
Mancebo divertido, eílando durmiendo , le Lo quarto ■, dice San Pablo > que de­
pareció fer llevado á Juicio delante del T ri­ lante de eftc Divino Juez * ha de dár vna
bunal D ivin o , y quando oyó al Divino Juez, eítrecha cuenta de todas fus obras, pala­
que le dixo : Redde rationem , da cuenca dé bras i y penfamientos. A llí fe manlfcllarán
toda tu vida : Al punto defpcrtó ,tan efpanta- todos tus pecados de la niñez *dcfde que em­
d o , y atemorizado del horror, que en fue- pezarte á pecar halla morir ; alli fe defeu-
ños avia tenido , que fiendo joven, apareció brirán todos los olvidados , todos los co-
lleno de canas, y defde entonces vivió Tanta­ fnetídós en lo efeondído , y en lo mas fe.
mente , y hizo rigurofa penitencia; y a.los creto ; también los pecados de penfamientos,
que le reprehendían de que maltrataba á fu que á nadie has revelado* Todos eüán muy
cuerpo, refpondia : Si vidifetis qu¿ ego v i- prefentes á Dios , ninguno fe le ha olvidado,
d i , fimiUm y vei forte r/>aiortmface?etis. Si como dice S.Pablo ad Hebr. cap. 4. Omnijt nu­
vieífedesen el Tribunal Divino lo que yo vi, da fu n ti® ‘ apperta ocults eius. Como el Divino
haríais femejante , y aun mayor penitencia. Juez tiene ciencia infinita, conoce todas las co­
Pues íi fola la reprefenracion del Juicio j en las, con todas fus circundan cías. Por Jeremías,
fueños, hizo can eftupenda mutación ; quan­ cap. 2p. dixo : Ego fum Index , & tefiis , que
to mayor aflicción caufará en el verdadero es teftigo, porque riene muy obfervados, y pre­
‘J uicio, y Tribunal ? Viendo ia Grart Magef­ fentes todos nticftros pecados. Quanto has
tad del Divino Juez , qiiíuuo aterrará al peca­ obrado , penfado , y hablado en toda tti
dor? Sabiendo que le tiene muy ofendido, y vida,todo lo tiene prcfence,y nada fe le ha píví*
que contra e] viene muy indignado ¿ qué atoni·· gado, como dixo ci Eckf. cap» 37, O peraos
si ju ic io p ¿ruerna? Jcfpites ck la muerte, 325.
ítis fovnis to¡\tT?é non íjl· jpnüquid qium las buenas obras , ay algunos pccr.Jo? oculto^,
fbftonditurn 'db <nuík tiut, O quau grande pulque el aiiior proprio engaña ; y ranibie^el
(erá el numero de pecados tuyos de todam uemonio, con prcte,\tos \ irtuoíos'haze caer ett
vida , que ellara mirando para juzgado! Pues muchas indifcrecioncí, y en vicios ocultos. De
como cito no te efeuita ? David , ¿Malm. 8p, dte genero eran losF.irifeos,qvle citaban lleno*
dixot Que fe luilaba. muy turbado de iner­ de fobcrvja, y de avaricia , y le reputaban poc
te, que le tal taba el aliento , viendo el furor ü .ihos , por algunas buenas obras exteriores,
Divino , y aíude la ratón de elle horror : Pu- qúehazian. Pues todos eílos vicios ocultos ,o
fu ifti iniquitates m¡tras m confpe&utuo. Q¿ie poco advertidos ,, el Divino Juez alli los exa*
cftá muy turbado , y como cfpantado , viendo minará, y por ellos <Jara el juíto cáítigo.
que Dios citaba conociendo fus culpas. Pues Dios mandó á Ifaias , que aiuinciaíTeloa
(i efte horror caufaba á David por fus culpas, pecados del Pueblo , Cíp. y hallo , que dice
que ferian muy ligeras , y las miraba el. D i­ el Texto : Qyealgunos , todos ios días, defea-
vino Juez; quanto mayor obrará en el peca­ ban Saber los caminos de D io s, como genes,,
dor , viendo que entonces conoce las fuyas, que obraba lo jufio, y cfüe en codo guardaba
que fon muchas,y muy graves, y que por tilas, la Divina Ley. Pues íi eran tan vlrcuofos,
preño contra el pronunciará la l'encencia? He? por que le ha de reprehender ? QlcafU’o : A?~
ficre Drefelio , tom, i, lib. s* cap. 10, de vn gugt occulta peecata eorum , qai J% mmeog<
Mancebo , que fue refucitado por San Ceífa- noftant peccatorts, fed potius iuftos afiimánt^
rio ¡ y preguntado , que avía vííio defpues & ifti pericübjiiíS sg ru ía n t , qai car» patic$t
que murió? Refpondió: Luego, que mi al­ qn<t ad Dei ttiltum periirTent t!<¡bibticrínt~'Qfn-
ma faltó del cuerpo , fue llevada delante del nia faca ejfí arhifrantur etiamfialia g ravicra ,
Tribunal efpantofo deChrUto ,á quien acom­ & majara orftittattt. Avia pecados; ocultos d$
pañaban millares de Angeles; alli como reo omifsion , cxercitaban algunas obras bue­
-muy feo, y horrible fui prefenudo ,y cita­ nas exteriores ,ycon eíTo fe juzgaban Santos,
ba con-horrible pavor , y temor > eiperati- que es vna fobervk oculta muy ptligrofa; y
do Ja Sentencia. Alli los demonios» me acu­ por eÜas , fus pequeñas obras , fe perft:»*
laban, y eiperaban llevarme configo. Creed­ dian , que eran faatas todas las dcsíiás, aura
me , que es tan grande el horrot , pavor, mezcladas con muchos vicio?. Unos conv
y temblor que alli vno tiene , que no fe fieiTan,y comulgan con frequencia ; pero fs
puede decir, ni aun fe puede penfar. Y es dexan llevar délas pafsionss, y de la fuper»
tan re£h , eSta&a , y riguroía la cuenta que ftaidad. Otros ayunan , y fon j¿u;y o
alli roma el Divinó-Juez , que ii yo tuvie­ dos á iras 5 otros hazen linjofnas , ó obns
ra cien lenguas , aun no bailaran para dar­ buenas exteriores; y por defe;.r la a! abanta hi? -
ía á conocer. Litando yo en cita tüti terri­ mana 3la vanagloria fe las K?vs, Dü.cfio iriad^
ble aflicción , fui refucitado por las Oracio­ ay muchos vicios ocultos 5 y lo p:cr es, qce
nes de San Ceilario. Pues íi die juicio es tan
t «
ii
fiendo eftos pccadoresr f·: juagan fantcs , y jkf-
rectifsimo; como antes de llegar a el, note “ precian á los otros ; lo qual e^, vna foberm
previenes con vna fanta vida , para que en muy oculta , y muy pernicioía. Pues, fi 'Q]Cs
llegando á fu tiempo falgas bien de él ? Si claramente conoce eÜos vicios, y otros muchos
en cito te detenidas; cómo no tiemblas verte a lli’ ocultos en el ■Juicio; quanre tendrá que espi­
muy atribulado , y condenado? gar ? Y quamodebtn temer fer pieícntados
Lo quinto,dice San Pablo >que Dios ha en aquel tan ri^urofo Tribunal, mtichosquc
de pedir cuenta , no folo de los pecados, fino íc Hallan llenos de vicios á fus ojos ¿cultos, y
délas buenas obras. Salomóndíxo\Cuntla qua que fe juzgan fantos, que es íobeivia on:y abor-*
fiunt adducet Deas in itidicium,pro omni erra* tecible á Dios?
tOfJivé b o n u t,v e l malum fit. Ecclefiait. c, r i . San Pablo 1, ad Corinth.4. rfHerc de sít
Que Dios en el Juicio, no folo examinará las que nofentia cofa^n que le remordie{Te ]a ctitl-
obras malas, fino también las buenas. Pues íi ciencia ; pero que no fe tenia por feguro , iíí
las obras fon buenas, que necefsj¿Ud tienen por juftificado : Nibtl enim m ^ i co n /así
de examen? Alapide : Exam tm vit opas non fu m fed non in boc iufiifcatns fu ñ í. Pues
nata in eo aculasJ it abflonihum aliquot cm t f/, íi Díosle avia efeogidopor vafo de eleccioh,y
f >e{ negligentU , ignorarttiá , inadvertentia, eífaba muy ejercitado en ol^asde caridad *y
cmlfüonit t & 1culpa. E s , que muchas vexes el fu friendo grandes perfecudoñesjccmo no ie dá
hombre executa las obras buenas, no reparan­ por feguro? S. Anftlm. Ltgtrüí qtüs in*
do en* quitar algalias circunstancias viciofas, y U Ílig it , Pfalm, i^.fintentiam , Un-peraHiii re*
las fuelen cxccutac , no con la recta intención, fo rtip e r ignortritiam deliqaiffei.Se aco'rdó>qtic
con negligencia, ignoranda,ó inadvertencia, ó dixo DavidiQctten conocerá los pecados,que fé
■dexaa algo bqcao QíntfsiQn j qie^ vez.es ci* cometen por Jgngr^íieia, y temiendo aver co*
S$ % me*
^ aP· LXIlí, Trat. II. Propone/e primero
¡metido 2'ígat)os,nofe íii6 por legnro; y anadio: pecados , que he cometido, y las obra* bu©;
QgiAjutcm.iudhat me Dominas ejl. Y añade S. ñas ,que he dexado , que difeulpa daré ? Pues
Anfelmo : Cuita tudieium non coiriprebsrulo, en efte capitulo, no refiere admirables virtudes
f u b qm virtutes noftra, trepidáni, Cómo li fuyas t No declara fu gran caridad con los po­
di:;era: Quien me juzga es Dios , <jue tiene bres ? No propone fu grtin caftídad, y tem-
Sabiduría infinita que no puede enganarfe, pirinea? No explicafu gran paciencia en fu­
y juzga las cofas , fegun la reéta razón ; pero trir los trabajos , e injurias ? No mueítra fu
yo como hombre , eítoy üci^p de ignoran­ J nítida , diciendo, que á ninguno hazia agra­
cias, y. puedo‘juzgar por virtudes lo que en vio»? Y poco antes, no sJixo, que la con¿
la prefená.i de Dios , verdaderamente pue­ ciencia no le remordía ? Si. Pues cómo efte pro­
den fer vicios ; y afsi , por fi acríben mis digio de fanridad dice , que no tiene que refa
obras buenas ay algún vicio efeondido, por ponderen el Juicio, y por eíTo eítá temblan­
efíb no me doy por feguro, Y añade Alapide; do ? Él Texto dice : Nonne ipf<s emfider&t
Putamus nos fapé bsne agere , tum mali agi- <vias meas, & omntsgrtjjus dsnumérat. Y ana­
tnus , non ejl gratíA ', O“ Des amor'e facet e, dio la Glofía: N í tninutifsimes cogituíionts m
quad amore no¡ir a gloria , m i cupudihüit iudicio , ac verba ienuifsiina , qua ápud nos
fecimus, Juzgamos muchas veies, que obra­ viluerunt in di¡cuffb retnanejint. Que Dios le
mos bien', fiendo sísí, qne obramos mal j en­ notaba los muy leves pensamientos} y las pa­
tendemos , que nueftras obras proceden de labras levifwmas t de que no hazemos aprecio,
amor de D ios, y no es afsi ; porque nacen para de todas eftas cofas tomarle rlgurofa , y
de defeo, de honra van* , y afefto defordena· eflrecha cuenta en el Juicio. Por eíTo vien­
d o ; y para refrenar eflos apetitos -viciofos, do , que eíte Juicio ha de fer muy rigu*
y tenerlos fujetos , dice San Pablo, i. ad ro ío , tanto teme Job , y por eflo no £abe que
Corinth. cap. p. Cu ¡ligo corpas tneum, & m refponder , i los cargos que alli le hará el Di.
JcrvHutem redigo, n i reprobas effictar* Que vino Juez. Pues li Jo b , tan gran amigo de
caftigaba i fu cuerpo, y á todos fus defeos D io s, juzga , que no dará bien la cuenta ; co->
los ftijetaba a la recta· razón , para no fet mo la darás en , en quien no fe hallan virtu­
condenado. Pues fi San Pablo , fiendo ran San­ des, fino muchos pecados? Si Job , tan ala­
to , no fe aífegura; como noforros , can im- bado de D io s, no halla que reíponder en eí.
perfeítifsimos , juzgamos, que el Cíelo nos JuicioDívino ; que refpor.derás tu?
«fia. abierto ? Y fi eñe Apoftol caftigaba fa Pero veamos , el Santo Job, no hizo agrá4
cuerpo , y tenía refrenados fus apetitos , por Vios áfus proximos, ni les defeo mal, ni les»
íio fec condenado, y fiempre temías como refpondio malas palabras^ fino que los hizo
fiofocvoE , dejándonos llevar de nueítra? paf­ beneficios , y no halla que refponder en el· Jui­
lones , ^ no refrenándolas, ni caftigando la cio ; y tu , no has hecho á otros muchos agra­
carne , nos aífeguramos mucho , y no tememos vios ¿ en fu perfona, ó hacienda ? No has teni*
el juicio ? San Anfelmo , dice aquí: Vas ele- do muchos rencores , y defeos de venganza?
¿liottis mttuit roprobus f it r i , quid m„ nobis No les has negado el habla , y la cortelia ,no
mifferis e rii , qui nullam adbuc Dei vocem queriendo hazer las amktades , con efcandalo?
de eleBiom nojira aüdivm ut, & iam tnaclibtti Pues quercfponderás en el Juicio? Q uidref-
q u s ji defcchritatetorpemus ? SiSan Pablo,,ef- pondebo illi ? Si Job , en todos fus trabajos*
eogído por vafo de eleteion , reme fer con­ tuvo gran paciencia, y no halló que' refponder
denado , y por huir tan gran peligro , fe excr- en el Juicio ; tu , que con leves caufas, pror­
cita en continuas virtudes j que ferá de nofo- rumpes en impaciencias s y no ay quien te pue­
tros miferables, que no hemos (ido efeogidos, da futrir, y tus maldiciones, ó juramentos fon
como el, y con todo eflb nos ocupamos en tantos, que no tienen numero; que refpon-
continuo ocio, muy feguros de la falvacion? deras en el Juicio ? Quid refpondebo ? E¡ San­
Si las virtudes nueítras fon faifas, ó vánriury to Job , á nadie hazía a g ravio y hazia machas
mezcladas con vicios; como no semblamos fer ljniofnas ; y no fabe que refponder en el Jui­
reprobados en el juicio? cio. Y aviendo machas, y gravesneccfiidades»
Pero aun con kvifsimosdefé&os, debes niegas las iimbfnas á los pobres , les-hablas;
temer mucho el jtiicio^E! Santo Job, como juf- con palabras afperas , y defabrídas , gaftasU
íiiadó, exclama-^ga/íi tnim fuciam rurn fu rre - hazknda en las ofenfas de Dios ,yen vanida­
xerit ad iudicandum Deus ? Bt cumqü<tjitrit% des , no pagas las dcucjas, ni los fa!arios, ni
quid refpondebo illi. Y añade Hugo Cardenal: ' los jornales, nireítimyes la hazienda agena;
In iudicio de commlftis, & de omifsis. Ay de pues que refponde rás en el Juicio? Quid r*f~y
mi ! Y que ferá de m i, quaiido Dios llegueá pondebo ei. Job no of-ndia á fuá proximos
juzgar,mi vida ? A los cargos^ que me hízíere, con las ..palabras , y no halla que refponder. Y.
le refpondete ? Qu^ocÍq me pfpponga los qj ¡ q.uc de vezes has gniudíi h fama i ocrosa
el juicio particular c¡ ffü is de ¡a muttts,
ÍJ«síit-.',s h.is mnniiLiraJo de otros , r-oeft.uiJo en cauro grado, que le parecía, no luí Jaba
tn tu b n c i, r.i el Sacerdote , ni la, csía- óbr.-i biuna, que no ¡rftu’-ieiíe manchada; %
tia,:ñla doncella, Pues q«c rcfpondcrásen el viendo en si tanta multicud de pecados , aun­
juicio ? QjthL Job tra tan caílo , que no que­ que veníales ; corao reconoció, que eran'ofco-:.
ría mirar alas mugaes,por no tener peni a-' fas contra vn Dios, a quien por innumerable^
míentos acerca, de ellas, y no hnlla que ref- títulos debemos fervir con todo nncítro co-í
poucer, Y tu no citas continuamente mirando, razón, y que de todos fus pecados le aviada
¿ las mugeres, de que refultan muchos penfar juzgar , todo p3fmado , de lo intimo de fu co-i
iiiitntos deshoneftos ? No comeres trequentíS razón, dixo: Señor, íi juzgas con todo rigor,’
deshoneftídades ? No lo dcciaraa los mochos quien lo íufrirá ? Siaora Dios nos dieífe á co-í
defeos, que has ceñido de pecar ? Los pecados nocer fa gravedad , y multitud de muflios pe-;
tuyos, de palabra no lo manifieftan tus coíiver- cados veniales ; o quan .efpantados quedarían
facionc·; deshoneftas, v tus chancas rebozadas? mos, como P a v M ! O como diriamos : Señor,
¡Y con la obra , qub de innumerables vezes has fi juzgas’ nueñros pecados veniales con todo
ofendido á Dios ? Y con tan gran numero de rigor.de juftida; quien te podrá futrir? O
culpas; qué refponderás en el juicio? Quidx quintos de ellos cometemos cada día con el
SÍ Job >elpejode fatuidad , y dechado de to­ penfamiento! Y quan innumerables por las
das virtudes, no halla que refponder; tu que obras, y palabras! O como en el día ¿el jui­
eres dechado de todos los vicios , que refpon­ cio eftos pecados pefarán tanto, que no lo$f
derás? Que ?-J2 «W : O quanto fe debe temer, puedas íü frir! Pues como aora no hazes cafó
que Dios nos juzgue con .todo rigor de juf- ' de edas culpas, reputándolas por ligeras ? Si
ticia! los Varones tan Santos, afsí ranto temen el
David, ¥falm*\ 23. dixo: Si iniquitates el juicio; como tu no haz es cafo de e l, tienda
¿bfervaberis jDom ine quh fubfiinebit ? Dios, tan gran pecador ? Si'eftos, muy adornados dq*
y Señor, íi con todo rigor obfervas nueftros virtudes , tanto temen el rigor de la cuenta de
pecados ; quien podrá fufrir el rigor de tu juf. algunos pecados veniales; como tu, eftandq»
ticia ? Quien podrá hallarfe delante de tu T ri­ lleno de ellos no temes , y aun aviendo cornea
bunal , y reputarle judo ? Efto dixo David, tido muchos j y muy graves ? Los pecado«
clamando de lo profundo de fu corazon : D t veniales de eftos , ferian inadvertencias , e ¡tán
profundis clamavi, Pues que le motiva a cla­ perfecciones; y con todo efio juzgan , qu·
mar con tanta ponderación ? El Cardenal Be- alli fe hallaran alcanzados de cuenta ; y fienda .
larmino , dixo : Si Deas fine misericordia nos los ruyos voluntarios, y por eíTo muchos mas .
indicare vci'tt %nm o fu b fifie t, nam offenfilo i ti graves, y tantos, que no parect 11 tienen nu­
Deum efi infinita tmgnitudinis. Si Dios nos mero , y á eftos has añadido muchos mortales¡
qniíjera juzgar fin mífericordia, y con todo ri­ como no hazes cafo de ran rígurofa cuenta ? Q
gor de juÚicia, ninguno fe falvára ; porque el que locura es la tuya , viendo que los Santos
pecado , por fer ofenfa de Dios infinito , con­ viven tan temérofos del juicio , y tu muy,
tiene cafi infinita gravedad , y todas laí criatu­ feguro! ,
ras juntas, que fon finitas , pudieran fatisfaccr Haz cuenta, qne en tu prefencia fe torna la
efta deuda infinita ? Pues ya que Dios, por los cuenta á vno; y que examinada fu fatuidad*
peritos del Sakador,'vfac.on nofotros de gran­ el Divino Juez pronuncia lá fentencia en fu fa-,
de cnifericordia ; como á tan grandes deudas, vor , y que no teniendo que purgar en el Pur­
queremos fatisfacer con obras levlfsimas ? Y gatorio , eftá lleno de gozo , porque Chriílo
como cftas, muy graves, á muchos les parecen Señor Nueftro le mira con muy alegre Temblan­
muy leves? En efto no dan á,entender, que te , y con voz muy dul^e, y ínave, dice : Fe ni
.90 conocen la gravedad de fus culpas, y que fponfa accipcre coronam. Efpciia in ia, ven á
por eífo no llegan ala confefsion bien arrepen-. gozar de las alegrías , deley tes , felicidades, y,
dos?'Pues fino es verdadera fu penitencia! honras del Cíelo. Yenefte Inflante el demo-,
como no temen , que en el juicio no vfe Dios nio huye, avergonzado , y confufo. Y el An­
con ellos de fu jnífericordia? gel de fuGuarda en compañía de otros'muchos*
San Auguftin explica efte verfo , diciendo: con grande mufica, y oltentacion la llevan á la
Ctrcunfpexit vitam fuam, vid it Mam , v»de­ G loria, para gozar para íiempre de los eternos
que fiagitijs coopertam. Quacamque refpsxiti defeanfos: Et in ¡eternum requies eorum. Con
nihit id fe bonum re fp sx it , & eum tanta, at. que gozo ¡ y alegría , dirá la tal alma: Loqtttus
tám multa peccata vndique videret , tamquam íontritHS e f i , & nos liberati fumas ? Bendito*
expavefeens exclamavi. Si irfiquitates. Con luz, y alábalo fea D io s, que me ha librado de los
fuperior ,y divina, fue iluftrado D avid ; exa­ lazos, de los vicios, y de Satanás ? Ya para
mino con cuidado toda fu .vida» y hallóla cu-i íiempre fe acabaron las tentaciones , y.los rr»r
licita de pecados geniales , 5 ¿oipe^eccjoaes, Jiajos, «o ay padecer. ha de
3% 6 Op.LXIÍÍ. Trat.. II. Proponefe, primero
fcr fc’tlcidr,íTcs, fio mezcla de alguna pcfadum- rigurofa en el juicio íe tema 5puis el Salvado?
brc. O qué iminenía gloria he recibido por ha dicho··: Amen dico tibí r.an txthn indi- -doñee
vnos pequeños trabajos , que por D¡os padecí! redias iiovifsimuM qtiadrantein. Marth.cap,
O que pequeño, ó ningún irab^jo tuve en j. Que á todos toma cuenta hafia d vicia;©
guardar la Ley de Dios, rcfpcdo de b faena qusdianre , y aun délas palabrasociofas. Pues
gloria , que por eíTo he recibido ! - 0 fí yo hu- fi de palabras tan leves fe torsa cuenta tan eílre-
viera tenido en el mundo el conocimiento, que cha, ; que ferá de ti ,-que eres muy continuo en
aora tengo , pues con eíTo huvkra ayunado á hablarlas ? Y que cuenta darás de bs mudias
p n ,y a¿i:atodos ¡os días! O qisanco huvie- "ríftldiciones, juramentos, muí-muraciones, pa­
ru. fu todas mis p-ifsiones , y no huvitra labras deshoneftas , y de otros muchos pcca­
dado g'.'iflo i mí cuerpo ! O dichola la hntnii- dos de la lengua, que has hablado? Y oyen­
d;.d qu; exe re icé, pues por t Has ion iirnieukis do , ‘que á ¿fie le examinan .de las virrudes;
la r' glorías, que aora recibo tu ti C ielo! Y qiiii'to remitas , pues en ti folo fe hallan vicios?
diciendo tilo , el alma muy acompañada de Como dirás : Ay de mi ! Como faldre de día
'Angeles , y -taffpla ndores mas hern oíos que cuerna ? Ay de u i , qüe tengo por cierto, que
ef Sol, íe íuoirá á gozar de las eternas glo- tengo defalir condenado! Y qué ferá de mí*
rías. L, í¡ contra mi fe dá lalei'tencia, pues ie>e etha-
Viendo, y ofendo ta, pecador r lím fe riJo , d<j cu el fuego para liempre ! Y por eftár aque·«
Con quéanfias dirás·:O defdfchydo de mi, que lía alma en pecado mortal, verás , que el D i­
pude yo irá gozar de la miíma gloria, y ¡ or vino Juez la mira con vn Rfiftro muy ayrado,
in i culpa la he perdido, pues temo , que legun y que pronuncia contra ilíá !a íentencia de con­
ínís pecados, la íentencia ie prenunciará con­ denación ton voz, que cai'.fará gran hervor.
tra iiii! Si Dios rríe crio para: el Cielo , y ha Vete de aqtii ·. M aitdittf. Vete de aquí mal­
%eftadoen n i mino ir á gozarle; quantoitndre dito, Apártate de mi preiencia , nunca verás mi
que llorar , para fiempre , faber, que por mi Roftro. Defde aora te condeno á vn lugar infe-
«utp;i le he perdido ?Donde tenia yo el en­ licifsímó , lleno de míferias, adonde experL
tendimiento , qne por bienes fallos, que du­ mentes todo genero de defdichas, adonde tiis
raron vn momento, he perdkio l(?s verdade­ ojos vean horribles, y cfpantofas figuras, y
ros , y eternos ? Y con hgirible pena, y dolor, feas abrafado con horribles , y efpantofos fue­
d.ra¡>; C u r deíe/ítiíü· ja m dijc/piina?» , gos ; y ador.de le echa ? In ignew, Al fuego
incrípationibus non acquievit cor mmr/j? di! infierno , á vn fuego tan fuerte , que á vn
Prov. 5, Ay de m i, que no tengo dífculpat duro diamante , en vn punto, ie convierte ¿a
Donde eíLba yo , epe no híze calo de las iuf- ceniza. A vn fuego #en cuya comparación , el
piracionesque Dios me embiaba í Ei pofsible, fuego de e^e mundo, es como pintado Puís
que por vivir C'n l-uÍIo d breve ¡rítante ds fi á efle no puedes íitfrir; como podrás el dei
efta vida,, me aya yá condenado áeternos dif- Jiificrno ? Y porqué tarto tiempo > In ¿fer*
guftos , y llantos i Por dar á mí cuerpo con- num. Para fiempre. Para fiempre. Para fiem^
íuelps t afsi he condenado á el, y i mi alma , á pre. Pára toda la eternidad. Por toda la eter­
tormentos,y fuegos fempitemos? Por aver dado nidad. O dcíduhudo! Como podrás fufnr,
á mis ojos libertad , he decftár fiempre miran­ eftarte ahrafando fierr pre en fuego tan horren­
do feüsiitios demonios, y horribles condena­ do? Sien efie fuego , que es ' orno pint;:do,
dos? Por no aver reprimido á mis pies jes refpcño de ti del infierno , ro puedes tener vi>
pofsible , que fiempre han de eíür préfos con dedo fiquíera por vn quarto de hora ; como po­
cadenas de fuego? O millones de vezes mífe- drás, qne todo tu cuerpo fe tfie abrafar-do
rable de m i, que eítando en mi mano aver fiempre fin ceñar, y fin alivio, por coda la eter­
grangeado las felicidades eternas del Citfo, nidad ? Y yaque el fuego es eterno, la com*
por mi culpa las he perdido , y folo he adqui­ pañía , qiie al!i avrá ,íerá de algún alivio , y
rido fuegos , y tormentos en el infierno ! Hilas confuelo? No. Sino de condenados, y de
confidcraciones, ó qué/cruelmente atormenta­ demonios : Qui paratas efl diabcioy& Angelh
rán' , y fiigirán tu corazon! eius. Pues fi aqui te caufará horror , ver á va
Te confirmarás,' en que irás condenado, demonio ; qué ferá ver en el infierno á muchos*
viendo á otro , que teniendo menos pccados y efpantofos , y eftár con ellos para íu mprc?
que los tuyos; ves ,que fale al infierno conde­ Con qué anfias eftará tu pobre alma, avíen-
nado. Oyes, que fe le toma la cuenta, no por do oído tan diverfas fcntencias, y ren;iendas
mayor , ni abulto,,fino délos pecados graves; que la tuya ferá de eoixlenaclon, por teues
pero aun de los muy ieves. Rigurofa ¿uera la mas pecados que otros, qtte en tu preícncia
cuenta de vn feñor con fu Mayordomo , fiivo han fido condenados para fiempre ? Y porque
dexafle paíTar vna blanca, fin que le de razón entonces temerás los fuegos tan merecidos; qué
ea que k ha empicado. Pues mayor, y naa? íobreiaUdSj y tembioics ^oriiblcs tendrás^
* J f " Sil
el Juicio particular defpms de U muwth
Si delante á< Vñ juez muy r'e<5to fuertes acufado ntm ¿eternum, Apartace.de mi maldito s ca¿.
deofenfas rtluy graves corara é l, y que 'edaban mina al fu ego'en compañía de los demo'nios, jr
muy probadas , y que por ellas r.iserectas fer al puntó ellos es cogerán , y ferás llevado á los
Cchadoenvna grande hoguera de fuego , que calabozos infernales donde leras abrafado
yá eftabá encendido, y íi filieíTes libre avias de por coda lá eternidad. Oye aníias , y dolores
tomar poffefsion de vn riquiisimo Reyoo ; qué muy . horrendos lerán los tuyos, en medio de
temores * y congoxas tendrías ? Que latidos las furiofaS llamas ? Y qué efpanco el tuyQ,
¿crttoeterian a tu coraiorii qti&idó fe exaiüínaf- viendote cercado dó demonios por toda la
fe la caufa? Quinto leñarías , que allí nadie eternidad? O qué maldiciones, y defefpera?·
rogaba poí tí f Pues todo efto es como pinta­ ctones tan horrendas feráñ las tuyas!
do , refpeció de lo que tú alma fentirá enton­ Pues quaiidote veasen tan defdichado ef-
ces , efperañdó la l'enténcia de Gloría, ó d¿ tado j quántó té pefará por no avef hecho pe­
condenación eterna. Q,e tiene que ver la nitencia ? Q¿>é vida tan eflrecha quilicías aVec
nuicrte corporal con la eterna ? Qjé el fuego elegido én el mundo ? Quanto deíeáras enton­
de la tierra , que es nada en comparación de eí ces avec iérvidóá Dios coii gran perfección?
del infierno , y que fiempre abrafa? Si entonces te dieífen la licencia para .bblvef
Haz cuenta , queyá la ellas dando á D¡os* ai mundo ; que penicencia riguroia hicieras?
que eílá en vn Trono de. grande Mageftad ; y Con quanto' fervor ejercitaras todas las· vir-
como fabe todos cus pecados ¿ de obras -t pala­ íudes, para entrar ellas en lá Gloria ? Pues
bras , y penffifmientos: D eliiium meum cognL- íi entonces efeogieras házer rigurofa péni-
tum tibí, Pfdliu, f i . Todos te los dará á co^o* tencia, pór qüé abra no házes vná verdín
Cer, yquan jutlamente mereces el infierno» Y d:rá contefsion s que es menos ? Pues cf-
te dirá: Tote di ía / alud t, conveniencias, y itá en tu maño j con el ayuda Je Dios,
tiempo j par a que te ocupajfes en guardar mi que aorá te la ofrece ? Si eutoiiees deter­
Ley yy por· efle medio grangeaffi-s muchos bienes minaras hazer vna vida muy fa-uta j para
para tu álma. Pues Cómo todo efto lo empleaf- aíTegurar tti falvacion ; por qué aora no la elfl-
te en fervir al demonio, mi enrÉuigo, y t/jyo? piezas, pára librarte de los horrendos tornieñ^
Como gaílafté el tiempo en coí’aS invciles,y tos , con que en el in tierno fon atormentados
viciófas , y prtredo defpreciadé fel negocio im­ los pecadores ? Sino fabes fi morirás oy , ó
portan tifsi ni o de tu falvacion *para que te em- ■mañana ·, y en elTe inftante has de dár la Cü^nta»
bie al mundo ? Si yo te crie y pira que gozaf- porqué nóte difpones al momento j pufes de
fes de la Gloria eterna t v para eíTo te rxaxe i Vu inflante depende eri falvacion , ó condéna-
tni IgIefia,donde te hedadocopiofos uiedios$ 'cion por coda íaStethidáti ? Si ló dilatas; co­
para que configuiefles tu lalvacion -t y los has mo no reconoces j que por . las dilaciones fe
íiietiofpredado ;qué rigurofo cafíigo mereces han condenado muchos ? SÍ entontes Rom­
por elle dcfprecio ? Porque no túeíles al infier­ pieras por todo i por librarte del infierno; por
no , me hize Hombre ¿ y por ti padecí conti­ qué ño ló hazes aora \ por no caer en las lla­
nuos trabajos ¿ mira á ini Cuerpo, que fue azo­ mas , y pór falyar tu alma ? Sind lo hazes afsij
tado , coronado de ¿(pinas, y crucificado entré como eres tan locó , que dexas én tanto p-eiU
dos Ladrones , toda mi Sangre ,y Vida di por gro tu íalvácion?
tí. Y viendo tu obftinacion , y que para tí no
bailaban efias finezas j te he dado muchas inf- C A P ÍT U L O L X IV ;
' pirackmes *y avilos ¿ té he futrido ¡ y elpera-
do los muchos años qué fabes. A los demo­ Propone/e el Ju ic io U n h s rf ti > y hs cm fts
nios condené al punco al primer pecado , y a tí . de bazerfsi conformes ¿ l*
le he efperado hada aora, rogándote con la paz* razón.
y ofreciéndote el Cielo. Pues qüé mas podía
yo hazér por ti ? Que refponderás a eílos car­
gos? Qué cuenta darás de la Sangre , que por
ti el Divino Juez derramó > Qué cuenta darás
D Efpues que la Fe nos ptopone el Juicio
particular , que fe haze de cada vno em
la hora de la muerte , nos ertfeñá ¿ que ay otro
del excefsivo amor , que te tuvo , y de los mu­ Univérial de todos los hombres jutiros ¿ luego
chos beneficios efpirituales ¿ y temporales* que fe acabe el muíido j el qual juicio ferá pu­
que te ha hecho ? No tendrás vna palabra que blico , y vííible i y Chrifto lera el Juez , que
refponder, enmudecerás, como dixó Job ¿ cap¿ vendrá con grande Mageflad , y GrandezaB
9. Si iujiijicctre mevoiuero %ús ñieum condem- acompañado de codos los Santos, y forriiará
nabit me. Y comd.tu alma falló del cuerpd fu Tribunal á villa de todos. Y dice el Articu-:
con pecado mortal *conclludo> el examen , él Jo i Y deálli tía de Venir. Edóes, que vendrá
Divino Juez pronunciaba la fentencia de tu del Cielo *nó de algún Pueblo , ó Lugar in­
condenacíoa, diciendo : Ite maUdifte in igt cógnito j fmo baxara dd Cielo cotí carita
Cap. LXIV.Tf3i.Ii. Froponefeel Jm ck U n h c rfa !,
JM-igefhel, y Gloria , qne nadie pueda dudar, cu'idados. Y en el tiempo Je Loch , eftando
■fi es e l ó no como quando nace el Sol con nuiy defeuidados los Sodomitas , baxó fuego
, ,

fu mucha luz , que no fe pue'de dudar de Ai ve* del Cielo, que los abraso. Eflos dos exemplos
fiida, £fte Juicio fe llama Univerfal, porque nos propufo el Salvador, y Iitego añadió, co­
ñ todos ha de juzgar., y ninguno podra huir de mo refiere San Lucas, cap. 17. Ita erit Films
$ílc juicio : Dice ,quc juzgará á los vivos, y bominis, Afsi ferá la venida del Hijo del Hom­
%¡os muertos; y en eílos por vivos, fon enten- bre , quando venga á juzgar ¡ porque eftando
ídídas dos géneros de pcrfoíias, que irán al jui­ los hombres muy metidos en bodas , y trn los
cio. Unas , que murieron defde.Adan , haíla paífatiempos del mundo , vendrá el Divino
entonces; y eftos fe llaman muertos , que refu­ Juez , y ferán innumerables los que fe conde­
cilarán por fer juzgados. Otros , que eftarán narán , excepto algunos pocos que syan vivido
£Ív,os> quando el Divino Juez venga a juzgar^ fantamente, como Noe , y Loth , que ferán fal-
'Cogiéndolos de repente vivos; pero luego mo­ vos. Puesíi quieres falvar tu alma; como no
rirán , porque ningún hijo de Adán fe libra de vives con mucha preparación, temiendo efte
2a muerte , y al punto refucitarán , para que en dia ? Si vives defeuidado de e l; como no te­
£uerpo,y alma vayan á fer juzgados. No fe fabe mes tu perdición * y que te comprehenda la
je! diadefte juicÍo,porqucDiosnó le ha querido fentenciadel Salvador, referida?
revelar. Solo ha declarado en el Evangelio al­ Y también Dios á los Gentiles dio efta no­
gunas feriales, que precederán ; quales fon, ticia del Juicio Univerfal, para que coi'rigicf-
¡t'fpantofosmovimientos de todas fus criatu­ fen fus obras , obrando redámente, Santo Tho-
ras, horrendas feñales en el Cielo, temblores más de Villanueva, conc, í. de füdic, refiere:
en la tierra, tormentas horribles en el mar. Que los verfos de la SibÜa Eritría , y en parti­
tY también precederá la perfecucion del Ante- cular los del Juicio, los tenían los Romanos en
Chriíio ; que ferá mas cruel, que las que ha el Capitolio. Aora dificulta el Santo. Porque;
pudecido la Iglefia , ypor arte del demonio, difpufo eílo D ios, que las Sibilas ditíTen noti­
|:ará algunos fingidos milagros. cia á los Gentiles del Juicio Univerfal ? Y ref-
Las Sagradas Efcrituras nos enfeñan efta ponde : Voláis ergo Dominas hoc tam genti*
(Verdad de la venida del Salvador , á hazer efte bus quam judesis notorium ejfe , v i legitim&m
'Juicio Univerfal; pues por el Propheta joel, non babeant coram eo excufationem , 0 ‘
cap, .j, dice, que juntará a todas las gentes quta qaod carmina Stbillina toto orbe , qua·*
para juzgarlas. Y por Ifaias, cap. 2p. dice: Jíto publicéin capitolio ennferibi , & in m axi -
Que vendrá de repente , lleno de furor , córao wa haberi apud gentes auBorttaie f e c i , v t tu-
llamas de fuego para juzgar, Y por Sophonias, áiajsferm o neminem-mors ai'mmlateret. Qui-
dice: Que efte día ferá muy terrible , y efpan- fo Dios, que la memoria , y noticia del 1uicio
tofo, lleno de grandes tribulaciones , cap. i. Univerfal fucile notoria, no folo a los Judíos,
Y lo mifmo dice el Propheta Malachias, cap. fino a Ios-Gentiles, para que afsi no tuvieflen
4 X 0 mifmo nos cnfeñanlos demas Prophetas, legitima efeufa ; por lo qual determino , que
\D an ic!, cap. 7. y el Salvador, Mat;ch. cap. 24. los verfos de las Sibilas, que en todo el mundo
San Lucas, cap, 2 r, y los Apoltoles”, San Juan, eran muy eílimados, y bufeados, publicamen­
cap. 5, y en el ApocaJ. cap,‘1 .San Pablo,'1. te eftuviefíen colocados en el Capitolio , y te­
Chor. cap, 6. San judas Tadeó, San Pedro, 3. jidos por los Gentiles en grande autoridad,
cap. 3. San Lucas,cap. 11. Eíla verdad la re­ para que fabiendo loqueen ellos fe contenia
piten endiverfoscapítulos. Pues fiel Efpirim todos fupie fien , que Dios avía de tener Juicio
Pivino, por medio de tantos Santos, nos ha Univerfal, en que a todos avia de pedir cuenta;
declarado efta verdad , de que Dios nos, ha de de todas fus obras. Pues fi aun en los Gentiles
pedir cuenta, no folo en el Juicio particular, quería Dios , que para que fe movieífen a obrar
fino en el Univerfal; como muchos viven co­ bien , tuvicíTen la memoria del juicio ; quanto
mo fino huviera juicio ? Si fe ignora cl‘ día de mas la pedirá en los Chriílíanos ? Y fi elíos
tila cuenta, y dice San Pablo, 1. ad Thefaíon. por la Fe faben , qne fe ha de dar epta cuenta,
cap. 5. Sicut f u r in noSte veniet. Que el Di- y efto lo oyen muchas vezes a los Predicadores,
Vino Juez vendrá , quando los hombres eflen y con todo eíTo viven, como fino lo cvcycflen,
tnas defenidados, como el Ladrón, que viene que efeufa tendrán? Oque rigurofos caíligos
¿ robar de noche ; como no remen , que por por efto experimentaran!
efte defctiido queden para fiempre perdidos? Efte juicio Univerfal han juzgado a alguJ
En el tiempo de Noe eftaban ios hombres co­ nos ociofo, porque en el juicio particular Dios
miendo , y bebiendo , comprando, y vendien* ‘ juzga á todos los hombres,y á los buenos dá ei
'do, y ocupándote en negocios, haíla que entro premio de fus obras buenas , y á los malos el
]íS¡oc en el Arca , y entonces de repente comen- cafligo de fus pecados. Y como Dioses Santif-
Püuv^o K defg
aQCgo-á (ogog cftos; fiino,y;Sap¡eatifs|mo1fnfcir^HCÍ^ esre¿liís¡m3(
el juicio pnr^culá? i de ía mi4ertfa B
y mítica fe ha de revocar: Lucido prtrcce udofo, li algún Juez fecretamente éñ la cafcel ■, man*
y uo neocíTario el Juicio Univerfal: Ello parece daíle azotar á vn Ladrón , no hiziera enteré
aimeftra ignorancia. El Abubníe, in Aidttb, juftíciapor el hurto, porque faltaba la príncia
(.врСг^, qu*ft. %\Ъ. propone divtírfas caulas pal parte de la pena, correfpondiente al vicio*
ilcla соnvenuncia de elle Juicio Genersl. Y porque no avia fido caCtigado con la confufion
afsi, dice : Prima taufa ad ofienjiomm ¿ufia~ merecida ,ia qual no fe puede íbplir por otra
rum operationum D ti. La primera caula , es, pena temporal, porqué es de otro genero fu«
para itsan¡feñar,’tjuan juilas ion las operaciones perior. Y es tan neceíTaria ella confufion, y.
tic Dios , quau íanto , y redo d goyierno de fu vergüenza humana, que efta íéa la principal
Providencia , no folo en el govierho vniverfal* pena del hombre; pues los ánimaks puedeii
fino en el particular de todas las criaturas. Nó- fer heridos, caftigados, y miítrtos j pero lija
fotros, como ignorantes apafsionados, nos pa­ pueden eoilfnndirfe , ni avérgonjaric. De qua
rece , que las muchas cofas que vemos , 110 van tefuka/iue el reo feCretamente quiere fer cruel*
bien governadas; poique caufa admiración, ver mente atormentado, mas que padecer la v.er^
á los buenos atribulados, y afligidos, con tra­ guén^a, y confufion en publicó* Y afsi, grande^;
bajos, y pt-rfecuciones , y á algunos malos, mente el hombre escaftigado, quando publi#¡
muy cnfalzados , y fublímados *con honras, y camcnte es avergonzado.
felicidades. Muchos continuamente corrigen Oportet igituradpe-fefiátri t & inle.g*&fo
las obras , y juicios de Dios ., quebrando fus iuftoriim réwunsratioñiYA ·, & rnaiórur/i retrU
cabezas por la ceguedad de fu corto, y bachi­ bütionem j vt falicitAtefti iufiorum honor , ^
ller entendimiento; y principalmente^ porque ¿loria j & miferá iñ*quorum confujh ,
quieren 4qüe codo fucedieta , y fuera goveraa- pudor eommiitettir. Y aísi, es debido á la per^
doáfu modo, y fegun lus imaginaciones tie— fe<íte ^y entera tewibucioti de los juicos, que en
cias, y en favor de íus conveniencias , y vali­ fu felicidad eterna ■, les acompañe la honra, f
dades ; y porque ítfsi no fucede, no quieren fu- gloria; y á los malos, que en fu miferia padez*
getar fu entendimientos la i~e , venerando por cau la confuííon, y verguéu^á, Y fi foioea el
ledos , y fantos los juicios de Dios ; y por no fecreto del juicio particular, fe huviera dad<5
ejecutarlo alsi, los tales viven en perpetua in­ el premió , o caAligo , faltaba vna parte mujf
quietud , y deííifioí’sitgo de encendimiento, y de principal de la rccribuciorl de buenos, y d i
.voluntad ; porque andan fiempre corrigiclido» malos ; y cónio Dios es Juftifsimo j y premiaj
y enmendando, y quexandofe de ias obras dél ó caíliga á cada vno, feguri fus obnis; emeedá
Supremo Govcrnsdor del mundo i y de voluü ¿los buenos la honra debida, y á los nulos 14
tad, porque no le quieren convenir, ni abrazar verguéala, y confufiob : E t vt iufio nibif
сон las obras divinas/ dejit ad plenum virtutis bonorem ¡ ñeque in i*
A eftas ■, y á otras muchas cofas, qué no pó- quo ad p'knam dcUóioram confujiantni^ om~
tkifios penetrar , dará Dios fatisfacíon en el neta intdlecitiaUm ratiortaiemque crtatitrani
diadcl Juicio, Y afsi 4 dice aqui el Abulenfe: Jtmul ¡n iudict'o eongreg&liit 5vt aS> ómnibus
Deas in d is iudicij ofisndet. ijiu d ¡ v t omnesi treaturis inteiietlus capacib»s t iujíus honore*
tám borti i quam rnali videarit 4 qmd emnia tur , & coram ómnibus conforidutur ¿uiqaus^
qua Deus e g it, iuftij'sime fafta fuerunt. Hoc : vt integra i & psrfscia D e 't iu ftiiU invenía-
aiitem no» oflenderetar ómnibus , n ifi Jlm ul tur. Y para que el jufto configa la plenitud
exijimtikus. Dios en el día del Juicio, maní* de honra , que merece , y el pecador la plena
feftaralos motivos, ocaufas de codas ftis ope­ confufion de fus dditos, Dios harisqué ejí
raciones ; y los buendsj y los malos, claramente el juicio todas las criaturas racionales j efta
'conocerán, que todas las obras, que Dios hizo, es, todos los (Angeles , todos los demonios3
fueron juftifsimam^nte flechas j y eflo no podía todos los defeendientes de Adám j allí fean
maniícftar á rodos, finó efundo codos juntos: juzgados , premiados, ó caftigados, para qué
Luego para cfto conviene, que fe haga el Juidó en prefencia de todos, el judo fea hwnradó „ y,
\ 7mverfaL Santo Thomis de Villanuevaj éonel, delante de todos, el pecador fea deshonrado^ y
\X.Advsnt, propone, queefte Juicio Univerfal, confundido; y pára dTo hará j que allí fe publi­
es conforme á la razón, y á la jnftida, porqutí quen todas las obras, palabras, y penfámientóS
dice: V'trtus non folum mere tur prs.miuw 5fsd de cada vno. Y por elle medio fe conoce ¿ quaií
etiam bunorsm J im ilit tr, peccatum non fo h m pericia es la jufticia de D iós, y quari reda fit
znersturpeenam ; fed confufiontm versean* admirable Providencia. Hafta aqui el Saneó, L ó
dhm. Semejantemente el pecado merece ¿no 1. porque fielredo, y perfefto caftigo del ju s í
folo pena, fino confufiott * y vefguen^a. Por humanóles neccíTavio,que fea publico,para qué'
eüo los Emperadores , j tifilísima mente manda­ el reo reciba el principa! caüígo, que es ¡a ver«
ban,que los delitos publicamente fe caíligafíeiij guen^y contulionipdrqtíe rio fe ha dccócédeÉ.
para que les reos padedefíen la pena, confu- ello en DíoS, que es perfeAifsimo til todas fiiS
fioo i ü yerguen ja > debida por fus ddúps 5 y gbtas? Lo porque en la ereadon, y priñeipíd
TR
^30 Cap. LXIV. Trát.IL Vr oponefe el Ja tw U n m rfd ¿
del mundo , todas í'us obras fueron peradas:· al mayor bien de los hombres. Pues fi es Ji f.
Lueco cambien lo han de fer al fin del mun- tiisinio , y.Santifsimo, y todas las obras las
do ; lo qual parece no lo fueran , por las ra­ convierte en nueftro mayor bien ; ¡rcr que no
zones prepueftas, fi folo huviefle el juicio par­ , nos conformamos con fu voluntad ? Si io que i
ticular : Luego el Univerfal, es el comple­ nolotros haze gran diiionancia , y que jtwga-
mento de fu reda providencia. roos , es muy contrarío, la Providencia lo
Salomón dice, que pufó los ojos en et ordena á bien nueftro, cqiko fe veta en el jui­
inundo, y le halla lleno de maldades, e ¡n- cio ; como no nos rendimos á tan fauto go-
juftícias ; y añadió: D ix iifíco rd s mea iujhim r vierno?
O" impium iadicabit Dorninus. Ecclefiaft. cap.. Por efto San Pedro, á efie diale llamódia
3. Efto es, que infirió, y facó por coníequcn- de la reftitucion de todas ías cofas: Tempvs
cia , que avia de aver Juicio Univerfal, en re[iitutionh omnium* Ador. 3«. Aora eftárv to­
que Dios juzgafle á los buenos ,, y remune- das ías cofas,; como hurtadas, y quitadas á
raíieávuos» y caftlgaííe á otros. Pues de que íus dueños : la pobreza , el trabajo», deshonra,
infiere, y que para elfo avrá. juicio Unlvetv y aflicción, eíU en los buenos ; la riqueza , el
fal ? Alap.ide^ /» v íía Jspe innocetHts d no- defeanfo, ja honra,, y alegría,, en los malos. En­
centibur danmantur ; &" oprimunturz erga tonces fe reftituirá á cada vno.lo qoe es fuyo,
iujU tin , & retlus· ordo exigit , v t fequa- y le pertcntce» al jufto, fe le dará la honra , y
tu r D ei h-,d¡c!utn U nivcrjak r quo ¡n iu jli- eftimaeion ; y at malo , aqui muy honrado , fe
ti(S detegantar , tí?" á&nmentur ,, ae innoctn- le rtftituira el defprccio , e ingnomioia. O
tibia in?e innocentiet Uus , & menta rc jtu quanto importa tener paciencia , y lufrimientar
tm ntar. £n eíla vida muchas vezes los bue­ aquí, por el brevifsimo tiempo de efta vida j
nos fon oprimidos r y maltratados por los: pues por efto la Providencia Divina , en ei jut.
malos; pues por eflo Dios redámente Q¡ovier- eio dará defeanfos > gloiias^ y honras fupre«r
na al mundo, v permite eftos danos, .por ios· mas , que duren por toda la eter^ídadí
aIros fines de íu providenciar fu juftícia,y . La fegmida caufa de hazerfe el Juicía
redo govierno pide, que aya vn Juicio Uni- Univetfal, es, por la honra , y exaltación de
vería! , en que ie deícubrirán las maldades· Chrifto Señor Ñueftro, Y afsi dice el Abulenfe;.
de los pecadores , y. por ellas íerán cafti^a- Secunda caufa erit ad bonorem C b r if ii , j;V-,
dos , y cambien le mamfefiará la inocencia de guarido totutmitndus ei fubiecius ¡¡t^ & omnes
los buenos * y íus méritos , y ferán. honra­ bomines aliqumda ei exhibeant bonorem, [al.
dos, tem fn v iti , quia feriptum ejl. Para que todos
E í Ecckjíaft. cap. 39. díxo: Que Dios le honren, y le reconozcan con temor , y fu.
eftá viendo , y conociendo fiempre codas las niifsion j porque San Pablo dice : Que todos
obras , y petifamienros de los hombres; nada· Jos hombres r los demonios T y los Angeles»
fe le efeonde, defde ab initio , hafta toda la hincadas las rodillas le reconocerán por Rey
eternidad, Y luego añade ; Noli dtcere , quid del Cielo , jr de Ea Tierra, Todos foire íiervos
ejl boc ,a u t quid ejl i/iu 4 ? OmnU in tempo~ fuyos ; Luego es jeito* qoe alguna vezáuiique
re /y o quarentur. No os canfeis-, preguntan­ violentos,le den.algunahonra , y efto fe lurá
do ; Por qué fucede efio, ó aquello ? Porque en1et Juicio Univerfal, Efio es para mirar por
Dios tiene tiempo feñalado p en que con gran ía honra de Clirifto; porque avietido fitfo· ptr-
claridad, y evidencia lo moílrará. No pre­ feguitlo, reputado por perverfo, y condena­
guntéis , porque Heredes Reynaba T y S. Juan do muchoij no conocido t ni honrado , co­
citaba en la cárcel j porque el lafeivo goza de mo convenía t era juíio que HegaíTe vn diap
falud , y el Santo eftá enfermo; porque murió· en que todo el muntiole con ocie líe , y ho,^-
mozo , el que parecía muy importante para te raífe,por fuerza,» por amor, como ¿ ver­
República , y vive mucho, quien la Fiaze mu­ dadero R ey dei Uníverfo, y entonees le re£
chos daños : Omuía itt tempofe fuo quieren- EjtuyefíéQ ía. honra, que le avian quitado ; jr
tu r. En el Juicio Univerfal fe verá , quatv allj fe conocerá, que ft los Judíos le repoca·
redamente en efto ha governado la Providen­ ron por tan mala·, que era digno de rmiertev
cia Divina, Allí ferán conocidos admirables,, y que elJos juzgaron tener poder para quitar­
o ciertos los. que aora ¿ tiueftra ignorancia, le Ja vfdia , en el juicio conocerán fu graos
parezcan yerros. A llí fe verá , pcrrquc tiene fantidad, y admirables virtudes, y que era
hazienda, quien la emplea en vicios, y le falta orgnifsímo de toda honra, y entonces fe la
al que la deíeaba gaftar en-obras de mifciicor- r&ftitujrán, y confesará» fi^ gran poder; y que
d ía; porque tiene el mando- el' Tyráno , que de eJ,, ellos no fe pueden librar.
oprime al pobre. Eftos, y todos los demás, Ojiando el Salvador fe fubió á los Cíelos,,
defordenes del mnndo, en el Juicio fe cono­ dos Angeles aparecieron *qive les dixeron; B ie
cerán , que han íido permitidos por la Divina ^cf us r fu i ajj'umptus ejl a v o b iiin ccslumj ic
Providencia 'T pero que iodos los ha ordenad® venietf. qumadtwdtim v id ifiu eunttm in tal#-
Efte
el jalao particular ttjpnes de la muertt* 331
Efte fesvs, que aora fu be ai Ciclo , si animo precio, le traen aíraflrando por las calles j £
venará á juz-gir á los hombres. \' alai, como le lugares indecentes, con gran menolprecíoi
veis fui»ir al Ciclo , afsi vcndtá al Juicio, Por Lo feguodo * aviendonos dado , la Divina
que añiden: £iie Jesvs, que es lo iniíino que Ley , no la obfervan * otros defprecian· íoS
efle4 y no otro ; esporque; cíle, y uo otfo* confejos , y execiiplos , que el Salvador no$
avia,(¡do muy perfeguido , deiprcciatio , tra­ dio para confeguir las' virtudes ; otros no ha·*
tado como loco , , crudo como reo muy cul­ m i cafo de los Sacramentos, que nos dexd'
pado , de Tribunal cu Tribunal , avia- íido á cofia de fu Sangre, porque no los reciben*
azotado . coronado de efpinas , y crudfi-* ó- übüfan de ellos, no recibiéndoloscomo
cada ; pues fabed , que elle , y no otro fe debe i otros , no hazen. aprecio uc í'u Pafo
vendrá áfer Juez, y caftigar tan horrendos fion , y Muercé", ni quieresi cu¡4idvi;tr Jas ¿rpii*
agravios» Aviendole hecho tan gravísimas des afrentas, y tormentos, que por ellos pa­
, publicamente j como fe podrían ref- deció ; otros le búelvefl á crucificar con fus
tirujr eftas deshonras, fino ditponiendo, que p?cádoff, como tijee San Pablo t £rta deící*
el miímo Señor publicamente en el Juicio les timacion , y defpreció de la Doiftiinajíle lo$
tome la cuenta , y di i claramente fe véanlas exewplos , y olvido grande de los muchos be*
maldades délos Judíos , y la ínnociencia, y neficios , es fórjalo cafti^ar. Pues fi en eftas
grandes virtudes del Salvador í Si las afren* cofas es defpreciado , y .ofendido Gbrifto , potf
tas , y deshonras * que los judíos hizie¿ cífo es muy debido, que aya el Juicio Uni*
ron al Señor, no ¡folo £beron publicas en Vtrfal, en que fe le reflituya la honra que Id
Jcrufa'léu , fino que por todo el mundo fé. quitaron, le adoren, y reverencien con gran··
efleiidíeron ; como fe le podía dar .fatisfac- de fumifsion, y que por fus pecados fean ri*
cion en vn juicio particular, fino en vn Uni- guroíamente calligados^
yeifal, y delante de -todo el mundo? El Salvador , dixo : Cum venerít F ilia t
Dios diso por el Propheta Joál;, cap. borní nis iti mate¡late j u a , & flanes Angelí cum
3. A/cendant gentes in vailem Jof¿pb¿tt eo, Matth, cap. 35. Qjando baxare al )uU
íjuia ¡bi fedebo , vt iudtcem omnes gentes. ció Univerfal, vendre cor, grande Mageftad»
June?.ranfe todos los hombres en el· Valle de y todos los Angeles me acompañarán. Pues
Jofaphat, efue eítá muy cerca de Jerufalén, íi es innumerable la multitud de Angeles;
y del Monre Oiivete, porque alli pondre: quan grande ferá la Gloría de Ci.rííto , viftieí»
mi Tribunal , y haié vn Juicio Uuíverfal do acompañado de tamos, y tan grandes Prin*.
delante de todos , y alli juzgare á todos. . c-ipes muy.podetofos f Y por quenco muchos
Piies por qué 110 elcoge ¿ Roma , íino efte en eíle mundo, ííO le temieron, ni vencía*·
Lugar muy immediato á Jeruíaién í Ribe­ ron , ni obedecieron. Entonces todos vién­
ra lo dice i Ubi Dominas * cxtrtmA ignotni- dole con can grande Mageitad > y Grande^
nía afftclus , Ú* iniu/ie indícalas eji , llic za , ie adorarán , y' reverenciarán , y fe ie
aadíim cjl , vt apparejt g-ortofus , Cí“ om* fujecarán , aunque i los pecadores, y. dertia-
rtiura iadtx ,.v t iudicet .orbem terrarum in níos les pefa , reconociéndole por íu Cria­
iufiitía , & aqmtate* Donde el Señor fue dor , y Dios , y fe cumplirá ia proródía,
tratado con extrema ignominia, y deshon­ que el Padre Etci'uo le hizo , t^o.
ra , y juzgado injuílamente, es muy Jufto* De fujetarle codas las cofas } y ponec á íú*
que alli aparezca gloriofo, y Juez que juz­ enemigos debaxo de fus pies, y que rod#
gue á codos con juftícia , y equidad , pa­ rodilla fe le hinque en fu pvdcniáj, y qué
ra que fi allí fue afrentado j alli fea muy cada lengua confieíTe , que Jcfu-Chrifto ef»
hqnrsdo ; y que fi fue grande la deshon­ cá á la dieftra de D io s, como dice San Pa»
ra , que allí padeció , fea mayor, fin com­ blo , ad PhiiipenJ. cap. a. Efte Señores ¡mef-
paración honra, y gloria con que alli es tro Rey , Criador, y Redemptor >y por efl'o !d
viflo, y para, contundir a fus enemigos, fen- debían los hombres temerj reverenciar,aderar^
tenciandolos ,· yodándoles el caítigo que me­ y obedecer; pero como lesdexó libres ,ba per­
recen; mitido, que ayan faltado á cfias oblÍgaciotic$i
Y cambíen allí el Saltador recuperaraLuego muy juílo es, que aya vn dia de juicio t
la honra, y él defpreció, que muchos Chtíi"- en que todos k reconozcan ^adorU! t teu.-aii)/
tianoslehan hecho; San Pedro, Aé'ior. cap, fe le mueftren muy fujetoSjy le den la honra taU
ío. dixo : Confiittítus eji iudex viva r umt debida á can Suprema Magcftad. Por tile i r i ­
©“ martaorum. Que ha fido conftítuido Juex dio los que vieron los deíprccios hechos á efte
de los vivos, y de los muertos. Es.ofendi­ Señor , verán en el juicio , que ie h;.ze tntt fa
do , y defpreciado: Lo primero, porque ju­ juftícia, y fe le reilítuirá la honra, y t-ílitmcloii
rando defprecian á Dios , no hazíendo cafo que le avian quitado.Piies quan grande ferá él
4 c fu Sanco Noffibte, hablan 4 c ¿1 ca» def- hpiiOE dg fec^doua, vitado aeuknhaa
a ci’yUt
33 *2, Cap. LXV. Trat. II. Projígttcnfelas cáufas
©fendido, que viene á juzgar^y fentenciarlos y muy honrado, alli fea muy vituperado; y
con tsn gran poder, y Migeftad? Si delante que el Santo > que ,aqui ha íitlo delpreci^do,
de vn Rey , c^lic es vn poco de tierra muchos^ de quien no fe ha,hecho cafo, alli. fea muy en.
íéturban , y codos los Reyes del mundo fon falzado, y alabadoen eñe figlo, U virtud ella
como nada,eji comparación de elle Señor; qiian- muy deslucida , y mal vi tía , y aborrecida; y
to ferá el temblor del pecador, . \iei¡do a fu' por eíío muchos buenos,y virruofos eíláu repu­
juez con can gran Mjgellad, y Gloria, y acorné tados por viles, nniferableSjy aun infames. Por
panado devn muy numtroío Exercito de An- f fio el Divino Juez, honrador de fus amigos, y
geits, cada, vno mas reíplaodccieiue que el fícrvos, difpondrá, que en prefencia de codo el
Sol? mundo , a viña de todos los Angeles, de todos
Tertia CMifa ad honorem bonorum. La ter­ los hombres * y demonios , fe maniíieüe fu
cera caufa de hazerle el Juicio U niverfal, dice innecencia de vida , fu virtud interior, y fatui­
d A bul enle, es , para bolver Dios^por la hon­ dad oculta ,.y reciban en aquella tan general
ra de muchos buenos ; porque algunos·en eñe publicidad , las alabangas,. y honras, que
mundo fueron dcfpreciados por miíerabies , o merecen. Y efla honra fera íumamente grande,
por infames; Etvoluit ergo D s u s , quod ali* que catife gran admiración a los mifriios, quq
qmndo coritm tato mundo torum itmoccntid , & antes les defpredaban, como fe dirá dcfpues;
JanSiilus cognofcatur, Hoc aulem non poterat
ejfe , ñ ifi cor.gregentur otnnes hvjtiincs, v i v i· CAPÍTULO LX V .
cieant bünitatsrri coran? , ©* boc. jie r i iudiciunt Projíguenfe ías caufas de b jzer Dios t i Ju lci»
generáis, Como fi dixera : La virtud , no falo XJniverfal, conformes a la razón , aun defpaes
merece premio,fino alabanzaj de efia han care­ , del Ju ic io particular ¿nevo·
cido muchos buenos,, o porque fus virtudes tñble.
fueron muy íecieras, y efeondídaá ? 6 porque
Rofígue el Abulenfc Jas caufas del juicio,
a-los vinuofos,los,mundanos ios repinaban por
necios, hazíendoburla^y efearníode ellos , 6
porque Ies levantaron algmi falfo ttfíimonio,
P y dice : Quarta caufa: Eft ad confujio -
ñera maiorum, Qiie la qisarta caufa del ]11¡cío,
cuy a innocencia no fe declaro: Luego es muy es, para que queden confundidos, y avergon­
puefto en razón , que aya vn día en que fe exa­ zados los pecadores. Eíla Virguería , y con-
mine la vida de todos los buenos, y t ilo delan­ íutiou ferá exceísiva, y cil muchas ocaíicnts:
te de todo el mundo , donde claramente todos Lo primero, defpues que \ n Angel echó el
conozcan fu fatuidad , y les den la honra debi­ pregón »como dice San Pablo, 1. Cbor. cap.
da. Y ello fe haga- delante de los malos; por­ 1 5. Refucilarán todos íos difuntos , fe les dará
que fi ellos ck-fpreciaron a los vircuolos s vean Vn cuerpo feo, horrible , y efpanrabie , tn‘ can­
fu innocencia, y fatuidad, y confieílen, que to grado, que dice ñlapide, in Sapiencia y.
fon dignos de honra, y alabanza, y también Ví'debunt ue/ormitaíem corporurn juorum s O*
para que los malos fe defengañen de los malos barridas jpeóirorum formas a damonibus af-
juicios, que han hecho conrra los buenos. fumptas , vnde ionfiernati diesnt montibus,
San Pablo dicr, r. Chor.cap. 4, Nolitt /«- 0 “ petris cadite J a per nos. Que viendo la
dícare , quoad v fq u t venUt D om inm , qtd iliu- horrible deformidad, y fealdad de fus cuerpos,
mlnabit ab/condita, tenebrarum m&nifejia- lescauiarátal horror, y eipanto, .que clama­
bit conftíis cot'dium , & tune tanferit vnicui- rán : montes, y piedras,caed íobre nofotrost
que. No queráis juzgara los otros , harta que y iepulradnos. Pues quan grande ferá eft„e i-or*
venga Dios a juicio, que manifestará hs virtu­ ro r, que les haze deíear, que los Montes cay-
des ocultas de muchos, y los vicios muy efeon- gan íobre ellos ? Y quan cftupEnda ícrá fu con-
didosdeocros , y dará a conocer las intencio­ fulion , viendofe tan horribles , y f.-jfsimos?
nes de todos; y por eñe medio ferá conocido Quan grande ferá iu verguenga , labiado, que
cada vno , y Dios dará la ignominia , ó ala­ con aquella tan horrible lenidad , han de efiár
banza a quien redámentela mereciere. Como delante de todo e! mundo ? Qujen bufeaba ias
íi di^eri: Aora» muchos hazen gran multitud galas, y fe componía , por parecer bien, qi:c
de juicios temerarios ; Lo primero , juzgan afrentado fe hallará, viendofe defnudo , y con
m al, fegun fuspafsiones : Lo fegundo, porque fealdades muy horribles ? Sino fe atrevía á pa­
no conocen las virtudes, 'que muchos ocultan, recer delante de la gente con veflldos ordina­
b los vicios fecretos , ni las intenciones , y por ■ rios , ó viles; qual ferá fu confufion , viendo,
cíTo alaban al que merece defprecio, y vitupe­ que por fuerza ha de parecer delante de todo
ran , y. dcfprecian a los virruofos: Luego es el mundo defnudo , y muy horrible,, y cfpan*
muy judo aya vn dia , donde en prefencia de tofo ? La muger dirá : O roftro feifbimo, y
fodós fe manificfte quien es cada vno , v qu^el efpancable'Erestn elque yo con gran diligencia.
¡ruiofo*,· que en eíle mundo ha fido enfadado, furaba, y aísyeaba ■? P q,ae bien empleado es, ■
de háZjer Dios el Juicio Umverfal, 3 5^
$jue ■aora enligar de afeytes, recibes otros de riquezas; íutriflc el trabajo én guardar la le ^
pez ardiendo , coa lo qua.l quedarás mas hor de D ios, pues aora gozarás de perpetuo def-;
rible, y feo ! O pechos infelices, aora iereis caufo,: B tdicel Uii Angelus > né (¡meas p r¿
arrancados del cuerpo ; a vofotros fe afiráti te büdie eji pronuntianda Jtntentia ■, bodie fe*
dos Dragones, que los defpedacen >en cafti- cura quiete coropaber'u. El Angel á efta alma*
go de averíos triido defeubiertos i Pues co­ dirá; No temas; fabe * que oy fe ha de pro-,
mo podrás continuamente padecer tales tor­ mmcLir en tu favor l;t fenténda ; oy iccíbi-,
mentos? O qué juítifsimo es, que quien con i;ás la .Corona de Gloria * en perpetua fegurU
mucha diligencia procuró ,· que fu cuerpo pa- d;;d; emouce.s dirá : Dame eífas manos, que
rccieífe hermofo á los hombres , aora por nunca ie ocuparon en el juego , í|ue no toca- *
fu horrible deformidad , fea muy deprecia­ ron colas deshoneftas; ellas que rememarónal
do delante de todo el mundo! pobre, mas bellas que los diamantes..Dame
Ef ApoftoSiqo Di az , catícl. 1. Advent. eíTosojos , que fe cerraron pava tío ver vidas'
tíice, que el alma del condenado, entonces á fu agenas ,ni á las mngeres t-y folo eftu-vicron
cuerpo le echará muchas maldiciones 4dicien- abiertos, para leer libros Santos, y para feguif
do\.Maledi£luM corpas cbmabiti o miferj^quU los caminos del Cielo *y los dexaré maS her*
tus taufñ b voluptatum peemm pniem n or. molos, que qu.antas hermofuras ay en el niuüi
Maldito feas cuerpo, pues por tu caufa, y do. Aora efla boca, que nunca fe abrió para ju*
porfegmr tus güilos,. eftoy condenada. M í­ rar , maldecir , ni para las faltas del próximo*
rame , pues foy tu alma , que toda eftoy cer­ que fe ptivó de la comida,· para darla al pobres
cada de demonios., y de llamas de fuego; aora ella que le abrió, para cor¡fcíTar el pecado , aó*
entrare dentro de t i , para que te empieces á ra lera llena de dulzuras.Ellos miembros, mor*
abrafar en efte fuego , pues es muy jufto , que tificados j aOí a los verás hermófos , y mas ref-*.
pues tuvifte tanta p;trte en las culpas * la ten­ plan decientes que el S o l: FulgSeunL iu jii J im ?
gas aora en las penas: 0 rmledióta iingua, qua Sul\ Qjjien podrá explicar el alegría del almaj­
proximum m ñleáixijli. O maldita lengua *que al entrar en fu cuerpo, viendo que queda tan.
muchas vezes hublafte mal de los proximosi ljermofo y refplandcciente ? O Catholico!;
O con qué crueles tormentos pagarás aora lo Yá has percebido eftas dos fuertes; vna mujr
trincho que has ofendido a Dios con tus mal­ dichoía , y la otra muy infeliz ; y es cierro , que
diciones t y juramentos ! O oculi tmlediéit defearás la feliz. Pues por qué no execütas las
tnearum libídiaum minifirU O malditos ojos» obras fantas , con que fe coufiguc ? Como no
pues fuiflciilas ventanas por donde entraron reconoces, que 110 fe puede gozar de gloria éñ
las deshoneftidades que coriietiíle ! No qulltf- eñe mundo , y en el otro,? Por qué no dexaS
te mortificarlos , pues aora fereis abraládos·, y eftos gufíos terrenos ,que fon íaLfos, y duran
continuamente mirarás horribles demonios » y Vn inflante *y aíl'eguras los verdaderos del Cíe-,
Condenados ! MalecitotA mimbra pretéritas la , que duran para íiempre?
voluptates aternis ignibfii perfofoendas.Q mal­ Luego el Divino juez baxará d$l Cielc)
ditos miembros , con fuegos eternos pagareis con gran Mageltadj y grande acompanimien-
vueftros deley tes; y diciendo efto , el alma en·- to > y en llegando al Valle de joiáphar ¡ fe
trafá en el cuerpo, y le dexará mucho tmsíeo,, fentará en va Trono hermoíusimo , hecho de
y horrible, y todo cercado ¿e llamas ¿ to­ Vna nube muy hermofa ,'y refplandeciente sy
cio hecho vn retablo de todas las enfermeda­ con fer vrio mifmo j fu rofiro ferá niuy alegre *
des. Pues fi folo vna enfermedad, no puede y a^acibilifsimo para Jos buenos ;· pero muy
vno tolerar en efte mundo ¡ como podrá fufrir terrible para los oíalos; tatito »que de folo ver-1
tantas en el infierno, y abrafartdofe en el fue­ le , quedarán feguftda vez llenos de temor *y.
go fin alivio , y para itempre ? O qúéhalari- confufion.' El Propheta Ifaias, cap, j , hablan­
dos , y cflupendos gritos dará entonces el do de ello , di¿e : Dies Domini Ví fiit cruáelis^
defdichado ! Y qué horrendos defconfuelos & indignationc plenus , & ir a , & fu ro rh a d
tendrá i „viendo que ya .nú tiene treme- conterendos peccatorés. El din del Sefior¡ qii£ es
dio! i del Juicio* ferá.cruel, lie no de indignación, de
Pero pote! contrario ,el alma del Jufto, ira', y de furor ¡ Dice lo primero, que efte día
quatido efte para entrar enfu cuerpo, conque es cruel, porque allí noavrá mifeticoidiá. D
alegría , y gozo eftará ; porque baxandd del qué horrendo ferá efte ¿lia * pues el que ts la
Cirfoi le dirá: Venijnecum fuete gloria i n q u 4 mifrtú mifericordia , entonces vfará del rigoc
adquirenda Comes Cbriftt fu iftit O cuerpo di- de fu Juftícia , que lera como cruel ! Lo fe-
chofo, ven á gozar conmigo déla Gloria, á que gundo ) que ferá. llena de indignación t dé
me avudafte á confeguir! Bendito feas, que ira , y de ¡furor. Pues quien podrá futrir la irti
me ayudafte á poíTeer la Bienaventuranza ; tu dignación tan grande de Vn Dios tan indigna·»
Mrifte U pobreza, pues aora ccñdus grande» d ó í Lo tercero dice , q.u? deshaiá , ó quef
• 3 1 4 ·, Cap. LXV, Traf. IL Pro/igucn/e tas caufas ^
bi'antará á los pecadores. Ello es , que no de­ res llenos de alfombro, pavor ¡ y tertiot horsf
jará cofa en el defvetiturado 'pecador , que no rible , caídos en tierra , y En /aliento al­
tenga pena, pues ferán atormentado fu cuer­ guno? '■
po , todos fus miembros , viña , oídos, y ■ El Angel qtíe venia á cañigar al Pueblo
todas íus potencias, y la Memoria, EntcnA de Ifracl, fe apareció á David ; y afsi qLie le
diniiento( y Voluntad. Pues aviendo empe­ vio , quedó tan atemorizado, que dice el Abu-
zado a padecer eftos tormentos, y temiendo la leu fe , Paralíp. 1. cap. 21. quaifi. 31, y qu*ft,
fentencia de fer condenados para liempre ; quan 67. que cayó en tierra, y quedó tan pafmado,
horrendo ferá fu temor, y confufiou? Ifaias, que fu cuerpo , y miembros , parecían de pa­
cap. 50. dice: Ardms fu ro r eius , labia eiul ralitico , y no fe podía mover , ni valer de fu
im pida fu n t indignatione , & lingua eius movimiento, ni vitalidad, y· que el pavor fé
q u a ji ignis devorans. Que parecerá vn furio» le entró en los huellos , que por todo el dif-
ib fuego , que fus labios cñarán llenos de in­ cürfo de lu vida, aquella mala difpofi donde
dignación , y que fus palabras ferán como vn miembros le quedó tan entre los huellos ,qu¿
fuego, que lo deftruye todo. Ya fe ha viño, con ningunas diligencias jamás pudo entraren
que las palabras de vn Rey indignado, han fi- calor. Pues fi David era tan animofó, y valien­
do bañantes , para quitar h vida-al repreheiw te , que pd^ó , y venció al hoitencloéí gante y
dido. Pues íi las palabras de tepreheiifion , y la' como la viíia de vn Angel obr&eiv# tan efiu-
Ientencia del Rey del Cielo , lleno de indig­ pendo temor, que por toda la vida le dexó tan:
nación , han de 1er como fuego , que todo lo maltratado en fus miembros ? El AbuJeHfc: Vi*
ideftruye ; que operado» tan horrenda haráeir derts Angtlum vultu terribili , & cum ghdía
los desdichados? Qné aOombros , y pafmos evagmato , propter máximum timorem D ¡-
ferán los tuyos ? El rcoeftá muy triüe ,y tem­ via non fe potuit fu flinere 3 & . c idit infera
blando , quándo fe halla delante de fu Ji¡e^9 ram , & catunt tn jiiB o · eft ei magna in fri-
uní y airado , que'con gran enojo habla á loy gidatio. corporis., qua duravit per totam vi*
ócros. Pues quien no temblará viendofe de-*· tam. Que vio ál Angel con vn terrible· lam­
Janre del Juez de vivos i y muertas, lleno de1 bíante , y. con la eipada defcmbaynada ; y dio
indignación, de ira , y enojo, ardiendo en le causó can máximo temor, quenopudiendo^
llamas de furor-, como dice Ilaias : Ardeas. fe tener , cayó despavorido en tierra; y de
fu ro r eifdt} alli rcfultaron los-accidentes referidos ; yló
Viana, tom, 1. Lament. 70, refiere de vno le duró toda la vtda. Pues íi David quede
vn Venerable Anciano del Yermo, que el D i­ tan alfombrado , tan terrible , que tayóen
vino Juez fe le repreíentó tan terrible , y for­ tierra todo atemorizado , de qúfe ttfukaron
midable., que dlxo: Si pofsibile tjfe t , áru- terribles temores-, quan efpantofo-, y foniii-
tnas bominum á conjpettu Dst interire ¿totus dab|e,y lleno de indignación ferá la viña de
mandas moreretur timare , atque formidihe el Divino juez , viniendo á tomar vengan­
in die iudieij. Tan fevero, y formidable, tan za de todos fus enemigos? Y á fu viña, qué
lleno de ira , e indignación fe moñrará el D i­ aíTombrados , y atonitos eftarán eños ? Que
vino Ji^ez en el Día del Juicio, que caufará efefto^ tan horrendos caufará en ellos? Y acor-
tal alfombro , y pavor folo fu viña tan terri­ dandofe de fus pecados , y conociendo que fo-
ble , que fi Dios diera lugar á ello , todos los bre ellos ha de-cacr todo aquel furor 5qué hor­
que fe hallaflen prefentes á tan formidable ex. ror , y confufion tendrán i No es eñe cañigo
peítaculo , quedarán muertos de folo el-pa^ bien merecido, que pues ellos no temieron pe­
.vor , y temor. Pues qnan gr/nde ferá eñe hor­ car , ni fe avergonzaron de que contra ellos
ror , pues caufará tan efpantofo efecto ? Y aya vn dia en que fe llenen de temor , pa­
qual fe hallará el pecador, quando lo’experi- vor , y confufion j que les dure para íiem-
mente? También añade: Q uevm v e z ,v n a pre?
Imagen de C b rijlo crucificado , miró con ojos Lo tercero , los condenados ferán gran­
airados, y de indignación, d t n f cientos hom­ demente confundidos , y avergonzados én la
bres t que efiaban prefentes ; y todos, defpa­ íeparacion que fe hará de los bnenos, de en­
voridos r y atemorizados ¡cayeronen tierra , y tre los malos ; porque eñando ya fentado
efluvieron corno muertos, fin fentido por ¿l- Chrtño Señor Nueñroen fu Trono,los An­
gunas horas. Pues que alfombro caufará en geles apartarán i los buenos ,de los malos:
jiquel día tremendo, no la imagen »fino el míf- Bt feparamt ab inviesm i jtc u t paftorfegre-
tnoChriño,y muy airado ? Si la Imagen en gat oves ab badis , & fiatuet oves adextris
el tiempo de la miferícordia , dexó como fu is , b/edos d fim ftris. Matth. cap. 25. Los
muertos á los referidos; que hará el Señor vi- apartarán cora© el Paftor aparta las ovej;as de
(fo, q[uandoy¿ no ay miíericordiu , fino fola los cabritos, y á los buenos pondrá á fu ma-
'Sjgtíreía ¿«fikja £ Cum» e&aráij los pecad^ qp derecha , y á loe mal·?« á U izquierda«
de hazcr Dios el Juicio Univerfat* 22f
La Tglcfia en elle mundo , efta mczclada .de mum fti&rnlugem , Ó ' opertacapite. EfthetV
buenos , y malos como vn rebatió de ovejas, y cap. 6. Pues que embidia tendrán los conde*
cabritos; pero en cita mezcla de buenos, y nía- nadosá ios iguales , y á los que Ies cranin-
JoSfl no tiemple <e conoce quien es oveja de feriores , quando los vean á la mano; dere·*
de Cielito ,o cabrito de Satanás; y por efta cha de D ios, y ellos ala izquierda? Quedo*
ignorancia, muchas, vejes honramos al peca- lorferá el fuyo , viéndolos enere los Angeles*
dor *como á J tifio , y dcfpreciamos al jufto, y ellos cu compañía de los demonios? Qué
reputándole por pecador. De donde cambien ftntirán los que fe juzgan entendidos, v fa*
procide , que Julios , y pecadores no tienen bios ? Y qué ientírán los poderofos, quando
íiempre el lugar que merecen, porque mu-, vean á los.pobres,, deltaicos, é ignorantes,
chas vezes Los matos, ocupan la mano dere- hermoiifsiínos , y llenos de reíplandores , y
cha s y el lugar mas empinado de la tierra; y ellos taísimos»y abominables ? Q¡í¿ pena, y.
los buenos , citan á la mano izquierda en el dolor el fuyo, conociendo , que ellos pudieran
mas defdichado del mundo. Y ay otro daño, aver confeguido la mílma honra , y que por fu
ye s, que los malos, periiguen, y hazen mu- culpa la perdieron? Y Q¿ie dolor, y pena
chos daños a los buenos; los defprecian con tendrás tu , fi eftuvieÜes como condenado,
obras, y palabras , y íes dicen machas afren- y a la mano izquierda f San Pedro Chryidio­
tas. Efto lo permite Dios. Pues fiendo juftifsi- g o ,d ixo i Quo fu n t profperitates homnum
jno es muy pueílo en razón, que diípongael tot ju n t íoft/istitii ittvidorítW' Que quantas
día del Juicio , para deshazer eftos engaños, y proceridades mira en los otros el embidiofoj
agravios , y que los Juftos fean honrados , y tantos fon los tormentos que k atormentan,
puertos á la mano derecha de Dios , y losma- Pues qué penas tendrás tu quando te veas tan
[os á la mano izquierda, dexandolos en la pobre, y a otros que áora ves muy pobres, que
tierra, para que todos los conozcan, y def- entonces eftarán adornados de admirables ri*.
precien. Y dice San Pablo r, Theíálou. 4. Ra~ quezas ? Qué íentirás , quando veas a otros, de
piemtts cum iilis in n&bibus obviara Qhrijlo que no hazes aprecio , por fer pobres , o igno*
in aíra. Y añade Alapide : in m b e fp le n d id if rantes , y que a lli, delante de rodo el mundo,
Jimd, Que los Santos citarán levantados en el eftancoia grande gloria, y privan mucho con
ay re en nubes heruioiiísimas , para que todo D io s, y que tu eítás menoípreciado ,íin ha-,
el mundo los conozca, y honre como Santos. zer cafo de ti, y arrojado a la mano izquietM
Púcs li cada Juílo , por eftár en nube hemi o- da ? Si mucho defeas las honras, y eíümacio-
liísiuui, y adornado délos quacro Dones de nes del mundo, qué dolores tendrás , víeii-
Cloria , refplandecerá mas que el Sol; qué ex- doce muy dcfpreciado , y a otros muy levan*
pedículo can admirable lera eite tan adornado tados, y fublimados , de quien en la tierra ño
de millones de Julios? Mudios en eñe mundo hazias cafo? Que pena tendrás, viendo a lA
fe juzgan Bienaventurados, porque fon no* mano derecha a algunos , porque hizieron pe-
bles, ó ricos, ó porque gozan de alca digni- nicencia,y que perdííle por tu culpa tan gran-
dad,y por eílo dsfpreúan , ó hazen agravios de felicidad, por no aver hecho vna buena
á los pobres, Y quantos de eftos fe ver conteísion? Entonces dice el Eípiritu Santo»
lán defprcciados en la tierra con los demo- todos los pecadores, viendo á los Juftos tan
nios, y los pobres á quien ellos defprecia* honrados , y gloriofos ; y ellos en t¡*n gran»
ban , eftarán muy honrados á la mano dere- des deshonras , é ignominias : Videnté'i tnr~
cha de Dios ? O qué confufion, y afrenta ferá babúntur ti more borribiü , &· mirabwttur in-
lafuya lQiié corridos, y avergonzados fe |ia- fubiiations infperata falutis. Sapient. 5. Qy&
liarán los fobervios , que defprecubaná los viéndolos tan llenos de honras, fe turbarán, y
pobres, y no hazian cafo de ellos , viendo, tendrán vn horrible temor, que eftarán muy
que eítán en grande gloria entre los Santos-, y admirados de tan grandes felicidades nod’pe-
cllos en el fuelo , defpreciados, y con grande radas, que han confeguido por averexercitan
ignominia! do la virtud.
C aín, viendo que Dios avía honrado, y Entonces Henos de hotror, y confufioti
favorecidoá fu hermano Abel , recibió gran- dirán , dice el Efpiritu Santo ¡ Sapienr* j.
de pena , y no lo podia íufrir ; Iratus ejiQ ain Bcce quomodo computAtl fu n t in ier Filios D t i,
vtbementér. Genef. Saúl, viendo la grande & inter fanfiosJors illorum sfl. Mirad vna
honra , que el Pueblp hizoá David , recibió cofa pafmofa , y es , que aota eftan entre los
grand e pefadumbre : lratufqus eji Sahl nimis, hijos de Dios , en grande honra, y fu fuerte es
1. R.eg, cap. 10. Aman, viendo , que él Rey citar en la compañía de los Sancos, y a la mano
avia honrado mucho á Mardoqueo , tuvo tan derecha de D io s: Eli fu n t quos alienando ha-
grande pena, que todo era llorar, fin podet buimus inderifum , & infirnilitudinem imprv-
cpnfuelo :»/2?»<ttf JeJlinavít iré ífí do~ jpíí'/jf,0* vitam ilh ru n i <s]i 'mabf>wm injmiatp*
Cap* LÍV . Trát. Ii, 'Ptofígacnfe Us Cáitfiis
Como íi dixeran Eftos Con- los que despre­ fervir a! demonio; y el premio qú’e hérfios há-
ciábamos ; porque mortificaban lá carne; por­ liado, es el infierno, lleno de tormentos; an­
que refrenaban los vicios ; porque hiiiandc las duvimos eüos caminos difíciles ,· y llenos de
cenverfacioncs , por guardar filencio ; porque trabajos , y nos han dado amargiiifslme fin.
fus veftidos eraa defpreciados , huyendo de No quifimos andar los caminos de D ios; y afsi,
las galas, i porque no querían acompañar­ por nueftra culpa , hemos perdido el Cielo»
nos , quando íbamos i nucflros,guÜos ,.y hemos adquirido el infierno: Quid nobis pro-
entretenimientos; porque fe ocupaba.» en mu­ f u t í Juperbia ? Ant dmitiarum ia&antia quíd
chos. excrcicíos humildes ; todoefto, nolotros sontulit nobis i De qué nos íirven las riquezas
como mundanos, lo reputamos por loeu a> ha- en. que tanto confiábamos? Que frutos hemos
zu¡nos burla de ellos ; y fi ibaná la or¿cíouy facado de las honras vanas i en que por con4
á oír Millas, ó íi;equcn taban ios Sacramentos* feguirlas padecimos mucho,y que nos eofta*
acudían al Rofario , o a otros ejercicios Cin­ ron grandes ¿uitlados ? De qué nos firven ao­
tos , íes decíamos nombres afrentólos , y con ra los guitos, y deleytes, á que con grande
ellosJcs d;tbamos en roftro , quando fe exe^ gufío nos entregábamos ? O mundanos, donde
citaban en ellas cofas, o en otras obras-de vir­ ett¿ imeftra· Bienaventuranza ? Donde los rr*
tud ; y por eíTo aora eiUn a b mano derecha eos, y preciofos veftidos ? Donde las cafas
de Dios,y muy honrados, y preilo fe fnbhin al bien alhajada« ? Donde la nobleza ? Donde
Cielo i y nolotros,que nos tepütab.imos dicho- la íupevioridad ? Donde la eftimacion, y ala­
ios , nos beníu¡5¡ engañado, pues nos hallamos banza ? Ellos mifmos refponderán : Tr¿tifie -
deíprcciadifsiirtos, y en la cierra , en compa­ runt omnia vlia tanqmm navis. Todo fe
ñía de horrendos demürwos , y preíio iremos al acabo. Todas eíhs cofas fe paífaron, como vna
iofí.rno , a Liadtctr ius horribles cimientos· A nave,queen vn momento defaparece.O Catho-
los'Juüos vino la felicidad que gozan, por íico , mira que los condenados nada tendiiafí
aver exercítado la virtud,· a nofotros fucedc* de eílos güilos! Por bienes tan breves per­
rán los tormentos , por - avernos entregado» dieron el Cielo ,· y grangearon el infierno; por
¡os vicios ; ellos por averfe humillado canto, fus deleytes , recibirán penas , y tormen­
áora fon muy honrados■, nof&ros por nueftra tos* A ís i, no íirvas fáfltoal mando engañofo,
íobervia, nos vemos en íumo dtíprecio , y aba­ fió cuides canto de tu cuerpo , ni de fu ber-
timiento-,ellos por aver cercenado de galas, ao­ mofura ¡ ncr te entriegues tanto á los regalos
ra fe adornan de riquísimas .veíliduras s pero déla carne i porque quedarás burlado* Trata
nofotros aora eftamos con gran ignominia, en de fervir á Dios > ocupare mucho en la ora*
cattígo de las galas ; ellos por aver 4 ado li- cion,en exerekios fantos, porque en el Juir
mofnaá los pobres, eftán líenos de riquezas; ció D ivino, foloias buenas obras te aprove­
y noíotros nos vemos en fuma miferia, por los charán.
gaftos hechos en cofas vanas j ellos por aver-: Quando el Rico Avariento eñába en el ítv
fe apartado de! los guftós, y deleytes del mun­ fiemo, y vio á Lazaro en mucha Gloria, pidió
d o , reciben aora guftosj y deleytes admira­ que le focorriefíe; pero le refpondio í Resspifti
bles ; pero ay defdichados de nofotros, que in­ bonain vita tu altane autem eructar ¡s. Re¿íb¡f*
felicidad nos efpera! Nofotros en el mundo, te guños, y deleytes en el mundo,-y aora lo pa­
nos juzgábamos felices^, y a eílos reputába­ gas en el infierno* Afsi , confrdera, que los
mos por míferabks j pero viendo la fuerte cara condenados , viendofe-tan atormentados , y
contraria , á quien no pafma ! O qué aver- quelos Juftos gozan grandes felicidades, lea
gon^adifsiiíios, y que desventurados queda­ pedirán algún alivio, para fufrír fus tormén*
mos! tos. El padre, viendo á fu h ijo , le dítá: H i­
Y baeltos contra si mifmos, (nefando jo , míra que fon grandes los tormentos que
fus cabellos , arañando fu roltro , lamentando padezco; acuerdate , que te di el ser, y te cric
fu defventura,- llorarán fus deleytes paliados, con mucho trabajo;y afsi,dame algim alivio.
las penas prefentes, y la eternidad del infier­ Y refponderá el hijo: O mal padre, que :rw
no que les efpera; y de que por vaguíUlío de vn dexafte andar por los vicios, no me corregí
momento,perdieron todos los bienes del Cielo, no me enfeñafte la Doílrina Chriftiaaa,por cu ­
y fe condenaron al infierno ; y conociendo fus ya caula yo llevaba el camino del infierne; pe-
defatinos,. dirán ;E rgo erravim us a v ía v srita - w conociendo mi* pecados , híie penitencia, y
, tis. L&ffati fum m us in vio- in iq u iia tis , & p ;r - por eífo me ha dado Dio» el Cielo; pero tu no
tiitionis , ambulavimus -Vías d tffic fe s : V iam cumpliíl« la obligación de padre , te entre-
D o m in i ignuravim us. Ay defdichados de no- gafte á los deleytes, y a la avaricia por hacien­
focros , que hemos errado el camino de la ver­ da , pues aora lo pagarás·en el fuego : Rscepifi;
dad , y del Cielo ! Anduvimos por el camino bom in vttjt t m tune autem eruciarii. El ma-i
í4 ? los vicios, padecimos grandes trabajos por jido , viendo i fu muger en cantg gloria
'del juicio pártieuhr áefpties de ¡a mutrth 337
la dirá: Actlcrdáte , que fuiíle mi mugcr í y afsi aconfejabas los vicios,me dpaítaSas de lo bue-
como á ta l, fe pido , me partícipes alguna par- no con tus pecados,y confejos;y nísiiCrufiariss
te tic tus glorias í ella refponderá: No quifíftc tendrás á los demonios para frempte pOr tus
yivír Tantamente, (ino darce álos vicíosjen ellos crueles compañeros.
gallabas la haz¡enda,todo te ocupabas en triun* Ocra cofaconfidero de grande udmiraciort*;
íar , jugar, co m e ry beber con ios amigos ; y 'en efta divifion;y es, ver á dos, que cometieron
íi pierdes en el juego *viniendo á cafa irritado * vn mifmo pecado;el vno a la mano derecha jpa-í
me dabas mala vida»y por vna mugcrcilla , ti- ra ir al Cielo ; y el otro , muy feo i la mano ízj
ton del infierno j con quien pecabas , me tenias quierda, para ir al infierno. Que dirá el que v i
en continuo tormento : C ra cia ris , nunca ten- al infierno?Si yo voy condenado al infierno,por
drás alivia. Otro hombre, dirá á fu mugcr; quetal dia quite la hazienda agena,y porque có(
Mira , que con todo cuidado te procure fervir, engaño quite dineros, y cofas de valor; efie pe»,
no ce di pefadumbre; y afti, alivia mis penas; y cado no le comee! yo Tolo , pues fulano tne fi«:
ella, refpondcrá: O infeliz marido ¡Turne dif- guió en eiia obra. Pues como la Juílicía de Dios,
tes muchas-, galas, medejíafte componer de- al ©tro le ha colocado ala mano derecha para ié
inallado, y que hizieífe algunos galios ¡r para al Cielo, y á mi á la izquierda para el infierno?,
fullentar vanidades j y yo íabiendo, que para £1 que eftáá la mano derecha *responderá : Es
fuítentarlas , quitabas la hazienda agena, no re- verdad , que te acompañe en los pecados ; petó
paraba, ni hazia cafo de ello; pero y o , defpues luego que conocí el mai el.ta.do de mi alma, me
refticui, dando ácada vno lo que le tocaba, y arrepentí de todocorazon ,u íU tu i, y hize vna.
con eíío , y con hazer penitencia > y renunciar buena confefsíon Tpidiendo ¿ Dios perdón. Si
las vanidades, gozo de la gloría, que aora vés¿ tu me huvieras imitado,eLluvieras conmigo á la
Tu reespijii tiona, in vita tua·. No quiíifte refti- mano derecha,y te falvaras. Pues tuvífte ame he#
tuir j ni dexar las vanidades 4y no me quita* tiempo para efto , por que no te confeíTaíle ? SI
bus lo que era ofenfa de Dios,, pues : Grueia- Dios mifericordiofamente te llamó con diver*
ris \ aora lo pagarás, y nunca efpcres eonfuclo* fas ínfpiraciónes, y confejos, y los defpreciaftejr
El hermano dirá al fuyo: Haz conmigo obras quien tiene la culpa?Quififle i/ias tener para ga*t
de hermano* focorreme en los horribles tor­ las i y gaítos fuperfluos 4 y pára pagar deudas^
mentos , que padezco; y tefpanderá: Recepifii te faltaba; pues aorajy para fiempre te darán tu
bon¿ in vita tu*. Te enfobervecias, me tratan merecido; Crttciaris, Dosdeshoneños,complM
bas con gran afpereza, te defvanecias porque te ces en vrt mifmo pecado; que el vno ella ya ala
moilraban mas cariño mis padres; no quilillc mano derecha,para Ir al Cielo; y el otro á la iz*
íocorrerme quando me hallaba necefsitado; y, quierda j para el infierno ¡ Dúo erunt in eodem
guando te daba a lg un o s buenos confejos, los ttEio\vnuí a^hfí)(tari& alter reHrrqupur,\^\ica
defpreciabas; pues aora t C ruciaris , para fiera-, cap-.’i yt dirá j el que es condenado: Si yo efloy.
■pte, yo nunca me acordare de ti. El rico 4 6 el á la mano izquierda,para fer llevado al infierno
noble , que huvieren hecho agravios al pobre* pot la deshoneílidad que tuve; por que no me
pedirán ,qne los mire con piedad; pero dice acompaña eYi la pena $quien fue cómplice coiw
ei Efpiritu Santo * Sapieot. j *lttfit jl&bünti migo en la culpa ? Reíponderá el que eftá á lg
in magna confta¡ttÍA aiverfus eot, quife angtt* inano derecha: Es cierto, que pequé contigo, y¡
Jíiaberunt , & \ u i ab jíukruni labores torum* que cometí ottos muchos pecados,y aun mayo­
iQue los Juftos, con graiiáe conftancia acufa- res que ttl; pero con las reprehenfiones de Pre-í
« n á los que les hiziecon agraviosjy dirán ; Te dicadores j y de las infpircioncs que Dios me
parecía , que por fer rico * ó noble ce era licito embiaba^determiné hazer vna verdadera cófef-
hazer los daños que querías Jy que nadie fe ta fíon, mude de vida , guarde los Mandamientos
avia de atrever, y por eflo nos. dabas pefadutn- Divinos, híze quanto bien pude a los pobres,^
bres, nos afligías con trabajos, y nos quitabas por eílb aora efio y á la niano derecha de Dios,
nueftrosfudorea , cerceuando quanto podías lo y preílo fubíre al Cielo. Tu no desafie el vicio,
,qae aviamos ganado; no pagabas las deudas, te ; m la ocaüqn de pecar, ni has hecho penitencia,
.. 1« /
1 I . *_
__J _
quedabas con nueftra hazienda, y eon la dó
¿W
ni confeñadó tus culpas con verdadero arrepem
In r4 * .. C m. rt*- Ji t »rt»·>í ^^ r· nvrtatMd 11 J

otros pobresj.te regalabas, y triunfabas á coítá timienco, pues'.Crftiíwr/í^or eflo eflás á la ma-.
agena;· pues fabe /que no puede aver dos glo­ no izquierda * para fer condenado al infiernos.
rias: T u tuvifte la vna en el mundo,pues aora lo Quien podfá explicarj quan horrible ferá la pe-;
pagarás con eternos tormentos i Craciat'is . El -■ naiyafliccionque tendrán los deídichados,vkn*
amigo, dirá á fu mayor amigo: Bíen íabes, que dofe en tantos tormentos, y atrencas, y que fus
vse contigo de la verdadera amiftad , haz aora parientes muy cercanosfus amigos, y ios inas
lo mifmo conmigo ^pues gozas de tantoi bienes; pobres dél mundo, eftán fumamente honradc í ,
pero dirá:Tu amiiiadfue p¿ra ayudarme á pecar, y llenosde felicidades , y ellos con amarguras,
me entrabas eu-pcligro ds o tender 4 Dios^ ¡n? y dolores, y que no les quieren dar ru vn pe-
..... - . · · - ■ - ■ -tí·.. qusa
3£*i
338 Cap. LXV.Trat.
que ño alivio?' Qué’horrcndos fentimieiítos, y Rea.de rationem de rneis decetn pracep,
gravüsimas penas, ferán eílas. tis, Quoties , graviter ea violafli. Dame
Lo quinto j los pecadores recibirán gran* cuenti de mis diez Preceptos , quantas ve-
de confttfion , y vergüenza , guando fe les to­ zes , y de qué modo los has quebrantado , y
me cuenta de fu vida , porque entonces fe abri­ quan gravemente : El deshoneílo, que cali con­
rán los libros de la conciencia: ludkium fedit , tinuamente quebranta el festo Mandamiento:
& lib ri apperti funt. Y alli el Divino Juez» El jurador , que violo el fegundo ; El codi-
con codo rigor examinará la vida de todos, y ciofo , que no obfervael feptinio j qué cuen­
década viso; de todas fus obras» palabras,/ ta darán , de que muy de ordinario no los guar­
penfamiencos , defdc qiie empezó en el vfo daron ? Y como faldrá de ella ¡, quien muchas
de la cazón , halla que murió. Efta Drefelio, vezes los ha quebrantado todos ? Redde ta-
tom. i. lib . t.c a p .¿ . lo reduceá los peufa’ tionjm de operib&s wifericordiee, Dá cuenta,
mientos j y afsi dice: Redde rationem de oeuh fi has cxercitado las Obras de Mifericordiaí
tifsitáis cogitatiombus. Qué pedirá cuenca y fi á los que falcaron á ellas , condenó el Sal-
d¿ los penfamientos, por muy ocultos que fean, vador, como refiere San Matheo , cap. 25.
de aquellos que no fe han manifeftadoá otro. quanto puede temer, quien ninguna ha excrci-
A lli le defeubrirán todos los aborrecimien­ tado i Redde rationem de exterioribus quin­
tos , y defeos de venganza que has tenido. qué fenjibus . Dá cuenca de los cinco Senti­
Y quantas vezeseílos defeos de venganza han dos exteriores, de ía Vifla , Oído , Ta£tos
durado por mucho tiempo ? Serán viftosro­ G üilo, y Olfato. Eítos te los concedió Dios,,
dos los defeos de engañar á otros , los pen- para que vfaíícs de ellos á honra , y Gloria fu.
famientos deshoneftos , las deleitaciones inte­ y a , y para loneceíTario del cuerpo, y no pa­
riores ; y en fin todos los penfamieatos. Y fi ra fervir con ellos á Iqs vicios; ó como alli
cada dia tienes muchos penfamientos, y nin. verás, que con el los no has férvido á Dios,
gimo, por mínimo que fea ha de quedar fin caf- fino á los vicios, á la Carne, al Mu^do , y á
tigo; quanto puedes temer ? Redde rationem los Demonios. Y fiendo en ti frequentifsimo
de verbis diciifque ómnibus , ¡tt<¡ue adeo de cite abufo de I4 vilta , y demás Sentidos; ó
omni ockfo verbo. Lo fegundo , dá cuen­ qué cuenta tan ditarada fe te pedirá ! Redde ra~.
ta de todas las palabras; y eílo , haftadeias tionem defeptem capitaltbus v iiijs . Se te pedi­
ociofas. Pues fi el Salvador , Matth.cap. 12. rá cuenta , fi has vencido á los fiete vicios
dixo : Que de„las palabras ociofas avia de pe- Capitales. No podrás negar tu oculta íober-t
dir cuenta , quan prande ferá la tuya, pues via,porquetl ornato fuperfluo de cu cuerpo,
continuamente te ocupas en palabras vanas, de tus veítiduras , y alhajas de tu cafa lo
y ociofas f Y fi las palabras ociofas han de fer publicará ! También tus obras , y palabras
juzgadas , y caftigadas; que ferá de las'tor­ con que procurabas la eftimacion vana lo de­
pes , y obfeenas ,de las murmuraciones , de clarará : Al vicio de la ira , íe publicarán
las injuriofas, dichas á losproxímos, délas las muchas impaciencias tuyas. Y fi eftas fon
ira s, impaciencias, de las maldiciones , ju ­ muchas cada día; quantas ferán las de to­
ramentos , y blasfemias ? O que caílígos tan da tu vida ? A eíle modo , tus paniamien-
rigurofos fe darán por cftas palabras, y poe tos, palabras, y obras, publicarán todos tus
las demás de la lengua ? Redde rationem de ae~ vicios.
tionibus fjiElifqus ómnibus. Se te pedirá cuen­ Lo oéhvo: Redde rationem d i ómnibus
ta de todas tus acciones , y obras. Bien lo te­ corporis i Ú 4 an'tmi s 0* fo rtu n é b&nts»
mió Job , pues dixo , cap. i$.O bfervafti fe- Corporh viribus animi , cateraque tibí ta­
mitas meas,, & vsfligia pedum meorttm con· lento- qtiomodo collocajii ? Se te pedirá cuen­
jider&jlU Y cap. 13. T u dinum erafiigrejjits ta de todos los bienes dd cuerpo, y del al­
neos \ fed parce peccatis tneis. Signa fti qaafi ma ,y aun de los bienes de fortuna. Todos
in faculo delióla mea. Tu , Señor , has obfer» te los concedió Dios , para el vfo necelía-
vado todos mis caminos , y harta las pifadas i'io de tu cuerpo , y para vivir bien ¿ pcr<?
de mis pies. Tienes contados todos mis paf- ay de ti , fi te has valido de elíos, para el
fos,y los tienes guardados para pedirme-cuenta vicio , y para fervir al demonio ! Qisanco te
de ellos ; y afsi re pido, m; perdones los peca­ acufarán los muchos cuidados, y paííosinios,
dos en ellos cometidos. Pues fi á Job le obfervo en que de dia , y de noche trabajabas por
todas fus acciones, y paiTos , y los tenia muy las conveniencias del cuerpo * y deí alma
contados, y preíentes; que ierá del pecador, vivias muy olvidado ? Con qué anfias has
cuyas acciones, y palios fe enderezan á los v i­ foiídtada los bienes terrenos , y de los del
cios, dr; fobsrvia,codicia, deshoneftidad, y de­ Cielo no hazias cafo , como íi para ellos no
más vicios? Y íieiulo cite fu continuo exercício, liuviefies fido criado ! Y que cuenta can rigu*
o quan guud? multku^ duplicados t;eti,dfáí £ofa fe te pedirá de lo§ bknes de fortunr¡, por
■ ’ ’ - aver
delJ metoparticular defpues déla muerte;
gver ¿bufado de ellos, haziendo que folo fir- chos en e! dia del Juicio /dirán i Señor, eñ
van ai Mundo, a la Carne, y al Demonio, y no tu nombre hemos prophétizado , y hemos
á Dios, y á la virtud, pues para eíTo los con­ echado á los^ demonios de los cuerpos, f
cedió el Altifsimo ? Redde ratiomm dienta hemos ejercitado muchas virtudes 1 y les»
fuifo tíbi muñere , ttc officto , quarn fedulo dio el Cielo ? N0. Porque Jes dixo : JSlarH
Mad , & quam fid ilite r curufii. Se te pedirá qaam novi vos difeedéte d me , omites qui
cuenta de la Ocupación , u oficio que has tent- operamini iniquitutem. Nunca os he cono;
do;con quanto cuidado,y fidelidad te has por­ cido , apartaos de mi , obradores de mal^
tado en él. O qué innumerables pecados graves dad.. Fray Luis de Granada , Dominic. 3^
de omifsion fe cometen en efto! Si eres Padre A dv. dice : Que eftos fon los ChriftÍanos¿
¿e Familias , ü de al ñas; ó qué cuenca tan r¡- que confían mucho de algunas obras buenas
gurófa, de fino has puedo todo el cuidado de. exteriores , que <jyen Millas , y Sermones^
biJoen apartar de losvíci is , y hazer crecer que afsiftená los Myfterios D ivinos,y qu^
£11 virtudes á tus fubdkos ! R e iie rathnefn reciben los Sacramentos ; pero quebrantad
temporil, otlm dé io¡locit(%tot vita bor¿sy tot algún Mandamiento en. cofa grave , de qu¿
amos qwm 'iio-exigiftu Se te pedirá cuenta íl nunca fe enmiendan. Pues íi quebrantan aln
has empleado bien, ó nal el tiempo; fi elle te gun Mandamiento en cofa grave , qué eípe*
le ha concedido Dies pira que hagas penicen- ran, fino fer condenados en el juiciof O quan»
cía de tus prcados, y para hazer obras buenas, tos de eftos ay en el mundo,reputados por vím
para merecer la Gloria ; qué cuenca d r is , de tuofos , en el Juicio f?rán condenados, pow
que no le has empleado en efto, fino en íervir que en cofa grave faltaron en algún Man·*
al mundo, y á los vicios ? Si en efto has em­ ¿amiento! Oquantosconfiaban, en que haq
pleado rodas las horas, la* femanas, mefes, y .confeíTado fus picados mortales y pero las di-i
años hafta aora; como efto note hazetem­ ligencias defusconfefsiones fueron muy bre4
blar? Como no te caufa horror, conociendo ves; y apenas confcífaron, q undo brevemene«
tama multitud de h.tras mal gaftadas ? O que bolvieron á fus pecados'O quanto fe puede dm
mal faldrás de efta cuenta y fino procuras en­ dar, (i fueron verdaderas cales coníefsiones!
mendar tantos yerros! Eftos, efVando delante dil Divino Juez cono«!
Y por quanto tienes puefta toda cerán cu ; Lo ptimero, quan horrenda es la malí*
confianza en algunas virtudes, que has exer- cia de vn folo pecado : Lofegimdo , quan eftu^,
cltado , y por elias cfperas el Ck'lo ; fabe, ■ penda es fu ingratitud para coi Dios. Puesefc
qúc Dios te dice por David , Pfalm. 74. to , quan fatuamente les avergonzará ? Qyc
Cutn accepero tempus ego, iuft'tias iuditabo. Corridos, y avergonzados fe hallaran?
Y atilde el Cardenal Belarmiuío: tdsft ia - Lo quinto, les caufaráfumaverguen^
fí\ft\'rti , ac nUifsnne iudicabo, En el dia y confufion , viendo que no folo fe les toman
del Juicio , reítifsimamente , y con toda cuenta , finó que todos fus pecados fe pu­
juftícia. las obras buenas , y juftas , exami­ blicarán , y manifeftsrán delante de todo eí
naré íi en ellas ay vicios para reprobarlas, mundo ; fe tmnifeftarán los pecadas mas fe·*
ó íi eftan bian hechas , para premiarlas : íi crecos del corazon , y los feos de la obra
vno ayuna , ó hate penitencia , ó extreita que fe cometieron en lo mas efeondido * y»
algunas obras de virtud , por parecer bien, los que por vergüenza , ó malicia fe callan
ó por confeguir alabanzas , y eftinucioses: ron en U confifsion , ó fe ocntcaron con efa
De eftos dixo el Salvador , que y i reci­ co fis,y folapamiencos; fe publicarán todasf
bieron fu premio, que no le efperen en la las diñadas intenciones , las trayeiones en-:
Gloría: Receper ant me~cedem fu¿m , Matth, cubiertas , las hypocrefias ,y todas las obras
cap. 6, Ni admite las obras, fino fon he­ que paceciiíi fantas-, y en la verdad eran ma-í
chas como Dios quiere. Ofreció Abel las las. Aiii ferán conocidos rodos los criados!
primicias á D ios, y le agradó. H izoíom if- infieles ; los cafados adúlteros *, los·, ami-,
rao Caín ; y dice la Efcricura : Ad G*/», gos faltos , y los Chriftianos fingidos. Yj
& a i manera eius non rsfpexit. Que def­ af.si, dice San Pablo , ad Corinth. cap. 4. Na~
preció , ó reprobó i Caxu , y H ¡ i ofren­ lite iadicare , qttoAd vfque veniat Dmninas^
da ; porque no la ofreció como debia. Los qti't illaiñinabit abfconditA tenebrarum ,
Plnrifros fe reputaban por Sancos, y los re­ tune Uus erit vnicuique A D?o. Qiie entonce)?
probo el Salvador i porque aunque guar­ todas las cofas , que citaban efcondidascon ch
daban algunas cofas de la Ley , falcaban en nieblas,y las fecretas encefradas en los corazón
otras graves , que quebrantaban. El Salvador nes, las maoifeftarán con luz efpecial, para que
díxo: MtUti dicent il.a die Domine in nomine todo el mundo vea lo que cada vno ha obrado.'
tuo Propbetabimas, & in nomine tuo da monta Y afsi, dixo el Salvador , Luc. cap, 12. N ib il
újeimuf , & virtutst multas fecirnus. Mu­ opertum \ u o i non revtletur, Ninguna cof-^
y Y* %i
Cap. LXV; T»t. IL Vroftgmnfe h s caufas,
a y encubierta , q a e uo v e n g a á fer defcubíer- Y afsi, dixo San Pablo : M anifejhivit ah/cenz
t a ; ni cofa cfcondida , que rth venga á fer fa- dita , ©“ confilia cordiutn , & tune laus er¡t
b id a. Los hombres pecar), eh confian<p de qué •vnjcuique á Dco. Que mtbnccs manifdlárá
nadie los i h í r a , que eflá oculto fu pecado * y Dios las obras fecretas , no foló malas, (if¡c)
que íiempre ettará oculto,y. D ios lo d ilsiin u la, las buenas , y á cada vno fe harájufliuaj daii.
y no los catlíga , porque ios e f p ¿ r a á peniten­ dolé c;iftigo , 6 premio, fegun hmiire n¡erecu
c ia „ ppr eíío gravemente ofenden á Dios; pues do. O qué hontados, y enlajados eftarán ul¡j
j»Qlfslrilo e s , qué aya vn diade. Juicio U niver- los buenos ! Y qué alegría 1j ir. y a '! Y auntjuc
fal, en que ca ilig ue eílos agravios , hxAkndo, entonces publicará Dios los pecados de los
cjtie delante de todo ei mundo ie publiquen los Juftos , también publicará la penitencia que
■pecados de cada vno t para' que y a q u e -iip íé bizieron , y los bienes que.de ellos facarmij
avcrqoiKpavoí de pecar delante de D i o s ,, lean de fáerte, qtte no les ferá ocafion de confuíioii,
ípay'afrí.'iicadoid^híKi.· de c* dr> el mundo,‘d o n ­ y vergüenza fino motivo de mucha honra,
de todos (us pecados, h a íh los m a s íécretoS, y y gloria’luya j porque fon viños triunfadores
éicondidos, fin. ocultar vno·, fe publicarán. .. dc.1 demonio , y d¿ los vicios ; porque íi es
Pues’qnando i? publiquen tus pecados; afrenta de vno,.caer vencido’á 3ós pies de otro;
que empacho , y ver^nertga, tan fuma tendrás? p;ro fi fe.repara , y levanta , y arr< ja en el fue-
Si por tu gran vergüenza np te atrevías ¿con* jo á. fu. enemigó , y le quita la vida , queda
ftlLrlosen el fecrcto ¿e U'.cpntelsió’n j.quañ ¡muy honrado , y con grande gloria i .y todos
horrible/i’erá cífa vcr.gacn.ga, yiendo que Jfe lé aUban, y. celebran íu vljftdría. A»si, por­
¿ubtican delante de todo el mnndo?' S|á,pifa que los juftos , ton fus lagrimas , vencie­
¿fías pecados fán feos fiicrat» publicados (je- ron i los pécados , y k-s ’quitaron la vjd¿;
lance de ti , todos tiis.parientes, y conoci­ elle triunfo , y penitencia ks íerá dé gran­
dos , iucra feó’rrenda. cu. vergüenza y piics' de honra, y gloria·, como enícñ..i Sati Grí-yo-
qiiant‘>mayor , fin comparación fet i 1, viendo r’i o >lib, M or. c¿>¡>. 4 j. Y viendo los ma­
que eííos tan íeosjv todos los de tu vida,fe pu­ los en tan grande honra, y gloria á otros que
blican en pretenda tuya-, de la de todos tus pa­ cometieron los mifmos pecados , ó otros ma­
rientes, conocidos, y ¿e.todo el mundo!· O que yores c]t¡e los fuyos , por aver hecho con tipra-
horror y eípanto el tuyo ! Sanco Thomás de po penitencia de ellos jquánto efto les confun­
Villanucva,fó»r¡.i. Adueitt, dice : O confafiij- dirá'? O qué amargamente llorarán, viendo,
npn znimam \ 0 máximum , & terribilem ptt. que con facilidad fe pudieron librar del Infier­
¿tirem ! Q jis verbis illum explican potsritjm d no , y ir a la Gloria ? Y viendo ·, que yá no tie­
velartimo cogiiare} Toler.tbilior nam quiillis nen remedio los pecadores » que horrendo dor
omnes crueiatut , & quantum-vis amara rnort lor fe.ráel fuvot
\vtderctUr , qttzni coram Deo-y & Angclh eius Lo fexto , tcsvdrán fuma vergueóla, y con-
ín tanta drform.'tati ñuditati't trim inibui sp· fuíion ·, quando oigan al Juez Divino·, qué les
parere ? Velenr potius pro tune inferni igñi- haze cargo de lo que ha hecho por ell'os·, para
bus cruci.v'i* Que es nimia la confiinficta ma- que configuÍLtíen fu falvacíon ; pues lidien do
sima , y terrible ; que es tán grarkJe > que es cargo de los beneficios', dirá á ca'daVno: Yo
impoísibie. explicarla , ni aun poder concebir te crié de Is nada, yo te di el ser -, y vida; por ti
fu grandeza. V que por poderíe librar de baxe del C ielo, y tome el fayal bdfl'o «le la hu­
ella , efeogerá el pecador todas las penas de manidad ; en él me encerré en el Tálamo de
efte mundo , y aun vna amarga muerte , y aun mi Madre. Ayune, fude, traba je. Mira cftas ma*
el .infierno, por no padecer 1&confufion, y ver- n j s , con que obré grandes maravillas, abiertas
gueuga que tendrán, viendo que fus pecados ef- ■por ti con duros clavos. Ellos pies,canfados de
can paten tes,y defe ubiertos delante de Dios,de padecer trabajos, agujereados por tu remedio;
todos los Angeles,y hombres.' Pues fi eíta ver- ■ efta Cabeza efpinada, para pagar tusfobervias,
g ¿eiig i ferá ta i horrenda;coinr>ay quien fe atré­ V pecados de penfamitmo.; éíleCuerpoabier-
vala pecar? Como no fe reine efta fúnru afrenta? - to á azotes v todo ctibkrto-de 'llagas·, y dolo­
-También maniteflari Dios las buenas res de pies á cabeza , por 'retriedio de rus c»l-
obras de los judos , pur muy fecrctas que pas. Por ti di mi Sangre , mi.'Cuerpo , y nu
avaii (i Jo s los penfamientos puros , los fantos V id a, tedia comer mi Cuerpo , á beber mi
deí^os ■, las intenciones tan ocultas ,las obras " Sangre. PufenVe en vr.a:Cruz , -eíperandote con
exteriores.·, que eñcubrrrón por humildad,fus los brazos abiertos. .'Que piKie hazerti-tas por
ayunos fecrecos , fui dlfciplinás , y todas fus fi , que no aya hecho ? ’QLié mal eícusé,
oHcas ,y iimofias, hechas con tanto récatd,. que por ti no padecieííe ? Y en pp.^o de
que no tupo la izquierda., lo que hizo la dere­ eflo , traydor ,has hecho otra cofa, fín o bhtf*
cha. Y timbien manifeílará las obras buenas,. femar mí Nombre , quebrantar ir-ísManda­
<jue el mundo tuvo por malas, y las condeno. mientos, feguirla Vandeta de m iy n w igo,
* Cttlí
del jm c h particular defpuu de la muerte.
crucificarme de nuevo ¿ quanto es de tu parte, vio j que pretende eftimadones * honras* y
por conífcguif tus apetitos, profanidades, y dignidades .quando'fc halle debate dd Sobe­
deshoticiüdades ? j-Jas hecho otra cofa , fino rano Juez ,que huyó , quando le qiuficron ha·
defpreciar rfcis ptorut-íTas , y á menazas, tío -ha* >,crKcy*y le ocupó en exercicios humildes*
zictido cafo de mi , torno fi fuelle Dios de pa­ hbando.. I04 pies á fus Dilclpulos ? Capit labá* ■
lo ? Defde la Cruz ce he llamado, trfredcncicie re pedes D fuputorum . loan. cap. 10, Y ii por vn
perdón, y #rl Ciclo y* Uamandote , para qué penfaoiiemo de foberria , arrojó at infierno á
poílcycífes mis riquezas , y Gloria eterna , y nO Jos b. ngeteá fobervios 3 qué hará con ios que
me quiíifte oiiY Pues qué efperas * fino que te menoiprccian a ios proximos 3 y fe enfoberv«-
embieconíos demonios, á quien fietrpre has c a í, con ¿os bienes que Dios les ha dadoí ■
obedecido? Sino has querido valerte de. tanta Quien emplea el tiempo en aderezar fu rof*
multitud de milericor^ias , como he vfado tro i y componer íus cabellos * por parecer
contigo i que efperas aora ,fino Codo eí rigor bien , que confufion tendrá , viéndole delanté
de mi juftkia ? C u r , quod pro te protuli pera de fu juez , queriendo cimas hennofo del
¿idifl't ? DL\o San Auguftin : L u x ingrato re - mundos Spaciófus'forma p ra filijs borrñntim,
dsmpíionii tu¡8 manera'renuifti ? Serm. 6~¡ .dé Pfalm, para pagar eftas vanidades de los
Temp, Como has fido tan enemigo de cu alma* afe(.'tes, qui fo que le afeaíTen , y llena Gfeti de
que has perdido los infinitos bienes , que yo afquerofas falivasfu Roílto? Quien cometió
gané para ella ? Como has fido tan íngratoj muchos pecados con fus proprias manos 5 qu¿
‘que has defpreciadolus teforos de la Redcmp- confufion, viendofe en laprefedeín del Jtiez*
cion, con que podías aver ganado el Ciclo? que quifo tener enclavadas Iss luyas? Foáe-
Pues no has querido la Gloría ; que-mereces, runt manutmSAs. Píalm. Para obligarle ácru*
fino el infierno ? Qué aterrado , y palmado no ¿omeneíTe tales pecados , quien ha dá^
citará el pecador , oyendo efte cargo tan juftífi- do muchos pa(Tos,por ir al puefto^ó lugar dondé
cado, y tan lluio de.miferieordiasl pecaba j queconfuíion tendrá, viendofe delante
O que confufion tan horrenda ferá para ¡os del Di vino Jueí, que dexó clavar fus Pies* para
■que á otros h-4.11 quitado fu hazienda, vu*ndo» obligarle á que no diefie palios tan dafioíbs á
que fu Jiiez es tan enemigo de las riquezas , que fu alma ? Foderunt pedes meos. El colérico, que
no quilo tener por fuyo.vn rincón* donde po­ á cada pafíb’prorrumpe en palabras iracundas*
der reclinar la cabeza! Non habet ‘übi cuput y vengativas ; qué confufion , vjendofe delante
fuurn reelinet. Match, cap. 8. Pues quien tan de fu juez s que para enfeñarle á fufrir *pade-i
pobre qulfo ler , por enfuñarnos á vencer la, cío grandes afrenEas * é injurias, fin hablar
codicia j como fuíViráá los que Han hecho da­ palabra , ni defpegar fu boca , como vn cor·
ño á otros, pór bazevíé ijeosí O quanto les dero: Sicut agnussd occfsicnem daifas non
reprehenderá ? Y ft derramó fu Sangre por ‘ apperuit osfaam t Quien pecó pof pereza , ó
noforros con gran liberalidad , como quien por no padecer vn .pequeño trabajo, ó inco­
derrama agua ; Effuf'ut fui?» fícut· aqaa. Pial, modidad ; qué confufion , víendofe delante dej
21 , con qué figol· reprehenderá á los que tenían Señor, que baxó del Cielo , y por efpacio de
para galas , y para losgaftos del mundo , y poí ^.ños padeció grandes trabajos, por la
eflo negaban la liinofna a los pobres ? Y con fakiddsfu alma? Qué diremos.todos , quan^- .
quanca confufion fe hallará el deshoneftosC[Lian* " do nos haga cargo el·· Divino Juez , de que
do fe vea delante del Divino Juez *que para con palabras, y exemplos admirables nos enfe*
obligarle á dexar efte vicio, en íu Divino Cuer­ ño-todas las virtudes nafa llevarnos alCieloj
po padeció tantos tormentos, que- defde los y nofotroí na hemos hecho cafo de eilos , as,
píes , hafta la cabeza , citaba hecho vna llaga? no qus hemos excrcitado los vicios coñtra-s
A planta pedís tfque a.í verticcm capií/s non eji ríos j que· i levan al infierno?
in eqfanttas, Ifaias,cap. t.Qué confufion tendrá Lo íeptimo, tendrán fuma .vergüenza, vlen¿
«1 glotón , que pof comer , ó beber mas de lo do en el juicioa la gran multitud de julios, á
neceífano, cae en deshoneítidades, quando fe la mano derecha.de! Jueí *que les acufarán,)p
Vea deíantc del Divino Juez, que pór el en convencerán A las efeufas , que los pecadores
cuarenta dias , y quarenta noches , no comió, podían dar. El Apoftol San Judas , dixo: Ecee
ni bebió cofa , durmiendo $n el Cuelo , en ciem* venit 'Dominas in fanftis millibtts fu is face-
po de Invierno í Cura ieiuna/fet quadragtnta rt itídkium contri omnes , & arguere omnej
diebus ? Qjien bufea comidas, y bebidas abun­ impíos , de- ómnibus operibus fu is. Que el Sal­
dantes , y regaladas; qué confufion tendrá, vador vendrá al Juicio, con millares de San­
viendofe en prefencia del Soberano ju ez, ‘que tos , para convencer á los reprobos de codaá
hailandofe con gran fed , folo le dieron hiel, y fus maldades. Si por fer Sabiduría Infinita , *
‘vinagre? Bt in jiti wea potaverunt me aceto, mil cargos, no í'cpuedercfponder vna pala-,
Pialm. 1, Que confundido fe hallará el fober- bra ,coino dice Job, cap. 9. Por qué para con­
ven.^
34^ Cap.LXV.Trat.il.Vrofigu'enfe las cávfts
vencer ¿ios picadores, viene cotí tantos milla­ feguia , para darle la muerte; á San Eflevau,
res de Santos ? Es , que muchos''le efeufan de que, fe’ arrodilla, para rogar por los que 1c
r.o aver cxcrcitado la, virtud , diciendo, que apedreaban^ Pues fi eftos eran mucho mas hon­
fon flacos , y dán otras efeufas , para no aver rados que ¿1, y perdonaron muchos mayores
guardado la Divina Ley ; y afsi, para conven­ agravios ; qué efeufa tendrá, quien toma ven-
cer eífas efeufas, y para que conozcan , que g.ap^a de injurias muy leves, en comparación
pudieron fer Santos, (i huvieran querido, quie­ de las referidas ? Y li Jofeph, y D avid, per­
re el pivino juez , que los Santos, en eí Jui­ donaron tales injurias, antes de venir Chrifto
cio, afsiftan' para que con fus exemplos los re­ al mundo; como fufriráel Divino Juez, que
probos fean convencidos; el Sanco Job,c.io.di- no ayan perdonado , defpucs de averies enlé-
*o: Injlauras contra- me tejí es tuos , & mul­ ñado á.pcrdonar con las palabras, y exemplos?
tiplicas iram tuam. Contra mi propones tef- Injiauras contra me tejles,
tigos , que me convencen de mis pecados, y Y el que con facilidad, y por leves caufas
etfo aumentó tu ira contra mi, Eftos teftigos, quebranta algún Mandamiento , alli verá á ios
dice aquí San Gregorio Son los Santos , que íkrc Mancebos Machabeos, que por no que­
Dios propone para convencernos, porque fus brantar vn f®lo Mandamiento , padecieron
exemplos fueron contrarios ú nueflros vicios: horribles martyrios; y en la Ley de Gracia,
T e jí es contra nos tnfiaurat cum elegí orUtn v i- verá innumerables Martyres , que fe podían
t.ítn pr.im tati no¡Irte contrariara ad argüe»- aver librado del martyrio , folo porque ado­
dffm nos multiplicas. Que los teftigos, que raren á los Idolos, y lo pudieron aver hecho»
Dios propone contra· nofotros , es la vidj ¡ y y tíefpues hazer penitencia, y no quiiíeron,
> I r\ V /» / i i
exemplos de virtudes de los Santos,contrarios fino padecer martyrios*. Pues que efeufa podrá
á nueftros vicios , para convencer nueftras eícu- tenér, quien ofendió á Dios gravemente , por
fas,de no averíos imitado. leves caufas, o por no padecer vna. pequeña
Si en el juicio quiíieras efeufarte, deque incomodidad ? Injlatiras contra me tejles.
no obfervafte los ayunos de la Iglcfia , por de­ Quien aó ha hecho penitencia de fus pecados,
cir, que eres flaco, alli verás mudios teftigos ó íi la ha hecho , ha fulo muy breve, y fuperfi-,
contra t í; vn San Fraiicifco , Santa C la n , San cial, fin el verdadero dolor, y arrepentimien-,
Pedro de. Aicantara , y otros innumerables, tó ; y en el juicio fe ha hallad^,' QuC ^us c°n-
cuya vida fue vn continuado ayvmo,y muchos a fefsiones fueron faifas, por cuya caufa efta en
pan , y agua. Moyfes , y Ellas, que por qua- el numero de ios condonados ; alli verá á Da­
renta días nada comieron. Pues con . tantos vid , que aviendo cometido-vn pecado ; y fa-
teftigos de ayunos muy rigurofos* y continuos; biendo que eftaba perdonado , de dia , y de
como te valdrá la efeufa de no aver ayunado noche le lloraba ; verá á Santa María Egypcia-
con mucha conveniencia , los pocos ayunos de ca, á Santa Peíagia, y á otras muchas, y muy
Ja íglefu ? Injlauras contra me tejles tuos. Si delicadas mugeres , y hombres , que para fa-
e! deshonefto fe qulfiera efatfar, de qu£ fue- tlsfacer por fus culpas fe fueron á los Defier-
ron grandes las tentaciones, veri alli á S. Fran tos $ donde fe fuflentaban conyervas lilveftres,
cifco , y á SanBen’mo , que para librarfe.de la Pues qué efeufa tendrá , quien ha hecho con^
tentación fe defnudaton ; y afsi defnudos, fe fefsiones faifas, por no averíe detenido al exa­
echaron en vnos zargales ; verán á muchas men debido , y al aborrecimiento neccflario,
doncellas, como Santa Inés, y títras , que por viendo á muchlfslmos , que por mucho tiem-
no perder la caítidad, efeogíeron padecer crue- pohizieron rigurofifsima penitencia, y llóra­
les martyrios ; verá alli á muchos cafiidos, que ron mucho fus pecados í Si tu eres vno de
fcconfervaro» virgines,como Santa Cecilia,con cftos defdichados; qué confufion ferá la tuya,
S, Valeriano, S.-Enriquc, Emperador, cpnSan * viendo innumerables teftigos de los juftos, que
ta Euaegunde, San Elzeario, con Santa Delfina, con millares de exemplos condenan á cada vno
y otros muchos mas. Pues con tantos teftigos de tus, pecados ? Eftos teftigos te dirán: O
tan honeftos, que con gran valor refirieron a traydor! Como no te averguengas, que pudo
las tentaciones de-la carne; qué efeufa tendrá, vna doncellita Religiofa, mas que tu ? Como
quien al punto fe dexaba vencer , y no fe valió te puedes efeufar, pues, tenias al mifmo favor
de los remedios , para vencer tales tentaciones? de Dios , y á manes Jos Sacramentos, íi te hw-<
Jnjlauras contra me tefies. Si el vengativo quL·. vieras ayudado como los Santos, para execu-
fielTe efeufarfe, de qtic toma venganza , por no tar lo que ellos ? Sí nofotros eramos de la mif-
‘perder fu crédito, por no quedar deshonrado, ma naturaleza que tu ; y eramos flacos de car- >
vérá alli á Jofeph, que fiendo el Privado del ne , y fangre , y que fentiamos el ayuno , y
Rey de Egypto , perdonó, y hizo grandes be*, que reíiftimos á las tentaciones , afiigiend»
ncficios álos que le avían vendido por Efclavo; nueftra carne ; que efeufa tendrás de no avef^
a D avid , qu» confervó U vida 4á quien le per·: executado lamifn^o? JSusftr» caftitidd condena
tus
del J a icio pürticuhr defpues de lamutrtei -343'
tus deshonefMdades; las abftinencias, tus gloto- ■En elta fenrencia. fe compreh'éfiden todaá
nerias ; nueftro filencio, tus vanas con vcrfació- las maldiciones ; ;jucs queda maldita fu alma,
nes; nueftra oración, ai grande Olvido de tu fal- malditó fu cuerpo ¡, y todos fas miembros > y
vacion. Que contufion tendrás, viendo , que potencias ■, y los arroja al fuego eterno , don­
para cada pecado, que has cometido, verás de continuamente , y pava fíempre fe citarán
alli millares de Sancos, que ejercitaron las vir­ abeafando. O que aflicción tara elpantoía ten­
tudes contrarias ·, y que como tefíigos con­ drán Los defventursdos, oyendo ella terrible
vencen a tus malicias ! San Auguftin Lib-.Medit, fentencia i pronunciar, do la con paLbr^s ef-
iap. 4, dice : Va mibi tot iuáitibusinops ad- pantofas! Como podrá aver fuerza para oírla?,
fíabo ·, quüt in bono opere me pr^cefferante Refiere San Lucas , Atlor, cap. 5. que San Pe«*
tot arguenttbus confunda? , quot mih¡pr¿ebue- dro reprehendió á Anáriias,y á ÍU muger, a ca­
runt bens oí vendí exemplum^ tot con vinear te- da vno de por s i ; y ai punto que oyeron la
fiib u s , & quot me monuerunt iu fiis aé'tionibus. repreheijnoá1, fe cayeron ñauertos. P u lq u e
Ay de mi! Q¿ic ettando yo pobre de virtu* hara la yaz de Dios tnuy énoj".do , e indigna­
des , en el Juicio cendre contra mí milla­ do? Diverías vezes le ha viíio , qué algunos
res de Santos por teftigos , que me acufen* han muerto de fol® oír las palabras de vn Rey
y confundan ; tantos convencerán mi mal mo­ ínojado. Pues íi tal efecto cauían las palabras
do de obrar, quantos me han enfuñado con de vn Rey i que es vn poco de pblvó 5 quan
fus fantos exemplos. Efto decía San AiigufKri, aterrados, y efpancado1- qvitdávan los repro­
muy adornado de virtudes ; y que dirá d re­ bos , oyendo la fentencia de fu condemciofi
probo , llenó de vicios, áquien convencen* ttenu? Suiica í herefa en fu vida , cap. 40.
y condenan las virtudes de tantos Sal'itos? ¡refiere de s í; Qj/e qnando Otos ¡a b.xzia mer «
Que confufion tan grands, y horrenda ferá lá sed de mofirarfele con partícula)' Ley , it>:t ella
fuya? los pecados livés , que avia cometido, la íiufa *
La quinta caufa de hazer el Salvado? han tal confufion , que L· precia n más tolera*
el juicio Univerfal ; proíigue el Abulenfe: bles hs p em s, y ihtnas del infierno ; y -que
Quinta caufa e f l , vt m d i 'ddsant , quemo· quedaba tañ avtr¿on$.ida , qu? ño fubiadon»
do infle pereavt * nam appanvit miqaitas de efconderfe¡. Y añade; E fío me ha lucho
fu á coram ómnibus hetninibus *& ip fi ·, quéd eonfiderai\fi"vna cofa como cfla we dtxv iart
tufie damnentur , & ideo non mambit ineis ífpantada. ; quefera el dia del Ju icio , quando
aliqua caufa quareia} Es muy puefto en ra­ efl a Magefiad claramente fe nos rnofirard , y
zón aya vn dia de jiiicio, en que fe mutítré, qué veremos las afenfas , que le hsmos hecho} PueS
los reprobos que fon condenados en cuerpo* íi efta Santa , lietido tan devtna j y favorecida
y alma , también conozcan por la acufa- de D io s, por los pecadbs menudllsimoSj ex­
cion de fu conciencia, por los cargos qtie les perimentó tan horrenda confufion * qu.antít
haze el Divino Juez, y por !a acuíacionde lá tnsyor ferá la del pecador, quando oiíja I2
vjda de los Santos, que juítamentc fon cotí, ínaídicion de Dios ? Repreft ntabafe á eRa
denados; porque delante de todos los horci·* Santa con muí fia iuz i quien es Dios * y quan
bres fe manitefUrán fus maldades , y la rec­ juño es fervírie, y quaü obligada eltaba á
titud de la Divina Juíticia ;y quedarán tan efto, y c^uan borreivda maldad fes ofenderle,
convencidos j que no avrá caufa de quexá, ann en cofas pequeñas, que la pareció , que
porque fe echarán á si la culpa , de que 1¿ por 00 padecer tal confufioft etah mas tolera­
pudieron falvar * fi huvieran querido. Q ue bles hs penas 4 y ¡lamas delinfietno; pues
anfías! Que alharidost y llantos tan hdrrtn* qnantó mas efpantoía ferá oxr la fentencia de
dos ferán los fuyos , porque conocerán * e[uc condenación érenla , por pecados graves?
para si fiempre fon. perdidos! Qrjiereslibtíarce de todas eftas coíifufioiies,'
Fenecido ei Juicio, fe íigue la fenteii- anguitias, y del fuego eterno? El Salvador
c ia ; y empezando por los buenos, conrof- te propone el remedio, diciendo , Luc. c. 12,'
tro muy alegre , les^ira : Venid beriditos Vigilate itaque omni fetnpore Orantes , v t dig­
de mi P a dre, d pojfeer el Reyno que eftd prt* ne babeatnini fü g é r i ifia otnnia, & efl áre ante
parado para vof otros i defde el principio del FiliUtft ho*ninis, Éflo es, fi queréis libraros
mundo. Que gracias darán al Sefióí1 > Qué de las grandes tabulaciones ^ que han de pa­
alegrías tan grandes las fuyas t por irá.go­ decer los hombres en el juicio , y tambidi de
zar vn Rey no , lleno de felicidades, que ha la fencenciítde condenación,ocupados.con toda
de durar por toda vna eternidad "/ Pero el diligencia, y perfeverancia en la meditucion
Divino juez 4fu roftro muy airado contra loé del juicio 4 y d; las colas celeítialcs en rodo
raalos , con vn* voz efpamable * les dirá: tifcrtnpo; eftocS4 quarico mas pudiecedes s y
Apartaos de mi malditos, ai fuego eterno , que por efte rtedío os librareis de pecados * y
tjíá preparado p a ra d diablo, y fa s Apgw s, y.ueílras almas fe a4Qnia.ráa de virtudes, y (e¡
iwlla*>
$44 Cap. LXVI. Trat. II, DeclüTafe efts Articulo,
dino: Per quern intcWgitur Spiritus SanBta,
hallarán capaces de que el Divino Jues Ies
eche fubcndicion. Y dice aquí Alapide j Q¿*¿ Que le fue moftrado vn Rio de agua viva que
ergo vigilljs, orationibus , & bm is opeabas procedía del afsknto de Dios , y que eñe es
a fú iu e vacant, iflis non erit tile dies laqueast el Efpirita Santo: D ice, que es Rio , y no
jedfeftivus. Quien continuamente fe ocupare . Fuente , porque el Padre es 3a Fuente , que
en vigilias, enfantas meditaciones, y buenas produce al Hijo 5y eñe es comparado al Rio,
obras, en el día del Juicio fe hallará, no trifte, de quien, y de la Fuente procede el Efpirita
y atribulado , fino muy alegre; porque fabe, Santo ; y decir ,que procede afede , y 110 d fe~
que al inflante fubirá al Cielo. Pues fi efte re* dibus ; es decir, que procede de los dos, co-i
medio libra de las tribulaciones del Juicio, rao de vn principio,
y de la co u d e n acio n , y coloca en el eftado de Aqui convieme faber: Lo fegundo,que
la falvacion de la Gloria , que dura para fiem- el Efpiritu Santo es de la mifma naturaleza que
pre i quan loco Cera quien no le cxecuwrc?, el Padre, y el H ijo , y que les es igual, y que
Cs D io s, como lo fon las dos Divinas Perfo-
nas , y que es Omnipotente , Eterno, Sapicn-
ARTICULO VIIL tifsimo, y de infinita perfección, y que le con­
vienen todas las perfecciones abfolutas del
Padre , y del Hijo', porque es de vna mifma
Creo m d Efpiritu Santos naturaleza, Efto confia de las Sagradas Letras;
porque quando San Pedro dixo á Ananias:
CAPITULO L X V I. Por que Satanás te ba tentado ? Añadió : Non
píelarafe el Articulo , y los grandes benefieiot» eft mentitus bom inibusfsi Deo, Айог. cap* 5.
que hemos recibido , en conocer tfie No has mentido i los hombres, fino á Dios.
M y jie rh . Efto bien claramente dice,que clEfpiritu Santó
es Dios ,S. Pablo, x.Cbur, cap. 12. nos pro­
pone , qne cs Dios el Efpiritu Santo *dice:
Y
A declaradas en e í primef Articulo las
dosPerfonas de la Santifsima Trinidad, N m d poiefi dieere Dontinus Ie fu s , n iji m
¡aquí fe nos propone la tercera , que es el Ef-Spiritu San&o. Ninguno puede nombrar к
piritu Santo, y aqai fe nos enfeña: Lo prime­ Jesvs, fino con la virtud del Efpiritu Santo,
ro , que el Efpiritu Santo no es Padre, ni Hijo, No fe infiere efto , que otra cofa es , fino de-
fino la tercera Perfona , que procede del Pa* « ir , que es Dios , fin cuya virtud nada pode«
<lre , y del H ijo , y es Verdadero D ios, como mos ? Y añadfe: Que las divifiones de las
el Padre ,'y el H ijo , y tiene la miftna D ivi­ gracias, hechasálos hombres, fon del Efpi*
nidad , que e(U'cn el Padre * y en el Hijo. E l rita Santo: Idem vero Qetís , qiti operatut·
Padre , entendiendofe afsi , y comp rehen* in nobist. Hite omnia operatur vnus ai que
diendo fu EíTencia, produce vn vivo cencep» idem Spiritus. Elmifmo Dios obra efias obras,
t o , y perfe&a Imagen de si j y efta Imagen es que es vn ntifmo Efpiritu. Bien claramente
el Hijo, que es de vna nnfmafubftancia con el enfeña, que el Efpiritu Santo es vná mifma
Padre, el «¡ual produciendo al H ijo , necesa­ cofa con Dios. Y San Juan , E p ifi. r. cap. 5.
riamente fe aman con amoe infinito 5 y eñe dices Tres fu n tq u i ttftmonmm dant in Ctx*
amor infinito, que procede del Padre, y del loPater , Verhtyn ¡,& Spiritus Sancius , & bi
H ijo , en que aman fus infinitas perfecciones* tres tnum funt. Tres dan teftimonío en el
es la tercera Perfona de la Santifsima Trini* Cíelo j el Padre , el Uerbo >y el Efpiritu San­
'dad, que procede de los dos, como de vn to , y eftos tres fon vna mifma cofa. Pues eíU
principio; y por elfo al Efpiritu Sanco, fe le bien ciato, dice: Que aunque fon diüinus
apropria el Nombre de amor. Eño fe expli­ Perfonas , fon vn D ios, y que por eíío todas
ca p o r la femejanga de vn Lago, que procede tres Perfonas fon iguales en la Divinidad. El
de vna Fuente, y de vn Río, aquí ay tres cofas Salvador dixo a. los; Apoíloles, que Baurizafi
‘di(Tintas; pero es vna irtifma agua. Afsi el fen én el Nombre del Padre, del H ijo , y del
padre E.cerno es como la Fuente, que produce Efpiritu Santo, y aq'ui hizo igual al Efpinm
til Hijo como vn R io , y, el Padre , yel Hijo Santo , con el Padre, y con el Hijo. Y fi el
como Fuente ,y Rio, que producen al Efpiritu Bautiímo fe diera en el nombre de alguna cria­
Sanco, como Lago;y no por eflo el Padre, y el tura, o en el no fe pronunciar a el Nombre del'
Jiijo , y el Efpiritu Santo fon tres Diofes, fino Efpiritu Santo, 110 fuera Bautifmo: Luego
¡vno folo, como el agua de la Fuente, del Rio* Bautizando en el Nombre de las tres Perfonas,
y de la Laguna es toda vna. Efto nosfigniñeó efto nos declara, que el Efpiritu Santo cam-i
San Juan , quando dice: Apocalyp, cap, 3 2 * bien es Dios, Efto confiefla la Iglefia eñ ei
Q jleniit mibt jlu v iu m stqu£viv$ procederítem Symboio de San Athanafio , en todos lo$
defade £)*■/' i & agni% X gfcs ítqul San Berna®* £ № s i CQ.nsluZc i f i t e nj г al Hija,
3!
y ¡os grandes beneficios de efte M yjferio ♦ 34 ^
y al Efpiritu Sanco. Lo mifmo difirió ci Con- máxime convenire ex to intdligimm , qt¡U
cilio Florentino. Los Griegos negaron , que fp iritu a U m vi$atn in nobis infondit, Coa
el üí'piritu Samo procedió del1 Padre, y'de! ci Nombre común de Efpiritu Sanco liaras*
Hijo ; y ol Pipa les anuncio , que dentro de rnos á la tercera Perfona de la Santifsima
tres años vendrían debaxo del poder tic los Trinidad , el qual grandemente nos purece
Turcos; y aísi fucedió en la mifma Pafqua le conviene , porque infunde en los Fieles
del Efpiritu Santo, y tffc día le acabó el impe­ muchos, efecío3 fantos ,*<on los guales con·»
rio de Jos Griegos. Jufto cafiigo, que pues liguenVna vida efpíritual fanta.
tuvieron cito ctror contra el Efpiritu Santo , cii Adviértale lo quarto , que aunque el Pa­
effe mifmo di¡* feap vencidos, y entregados dre Eterno, y el Hijo fon Efpiritus Puros , y
por Efclavos á los Turcos, enfeófiudonos en Saiítos ; con todo elío no fe Ies da el Noai·*
efto, que tema vn caíligo rigurolo , quien bre de Efpiritu Santo jporque efle'fe da á U
ofendiere al Efpiritu Santo. tercera Perfona , para diftingoirle dejas otras
Lo fegundo , fe ha de advertir, que el Efpi- dos; y quando fe dice de la tercera Perfona,
rírn Santo es Dios, y la tercera Perfonade la que es Efpiritu Santo, eftas dos palabras ha­
Sandísima Trinidad, realmente diilinta de las zen vn nombre folo, afsi como quando vn
otras dos; eflo es, del Padre,y del Hijo. Efto lo hombre fe llama Juan Antonio , haze vn fo­
eníeiió el Salvador , quando dixo: Bautizareis lo nombre , aunque de otro modo fuelen fer
cu el Nombre del Padre, del Hijo, y del Efpi­ dos nombres1, Juan , y Antonio ; y tam*
ritu Santo, en que claramente declara , que bien los Angeles , y codos los Soberanos
fon tres Perfonas diftintas. Y en e*l Sagrado Principe? del Cielo , fon Efpiritus , y Sáti­
Texto fe declara efto mas; pues hablando del ros ; pero efta fantidad es comunicada, y par­
Efpiritu Santo, dixo el Salvador, loan. cjp. ticipada de Dios ; pero San Pió Quinto , di-
3 % - l l k r m cUnfic.xbit, quia derrito accipitC, Ce aqui: Tertía Perfona Trinitatis proprU
EÍI0 es, el moftrnrá que yo foy el Verdadero dicitur Spiritas Sm Sivs, La tercera Perfona1.
Meíias, y enfeftara, que mi Do&rinaes ver- de laSaurifsima Triiiidad,propriamente es lla­
' ¿adera. Y aun añade , enfeñafá tocias las mada Efpiritu Santo; y pata elfo pcoponeca
verdades. Aquí también claramente decla­ el Teftamento, Pfalm. 50, y Sapient. 9, que lo
ra , que es diftínta'Perfona. Y . por San prueban ,y al Ecclefiaft. cap. 1. y en el Tefta-
Jnan , cap. x5. dice el Salvador: Que el em- mentó Nuevo, en S. Math.cap.z8. S.Marc.cap*
biará al Efpiritu Santo. Y por San Juan, cap. 1. San Lucas, cap. r.loan.cap.i. Y'efto enfeño
14. dice, que el-Padre le embia : en cuyas pa­ la Iglefiaen el Concilio Conílantinopolltano*
labras fe declara , que el Efpiritu Santo pro­ en el Ephefino Calcedonenfe, y Laterano.
cede del Padre , y del Hijo , y que ambos le Adviertafe lo quinto , que el Efpiritu
embun , y que afsi es diftinta Perfona, Y efto Santo fe pinta en forma de,Paloma ; no por­
miímo difinió el Concilio primero Conftan- que fea fcmejan:e i ella , ni porque tenga
tinopolitano. cuerpo, ni porque fe pueda ver con los ojos
Lo tercero , fe advierta, que en efta ter­ corporales, fino porque muchas vezes fe ha
cera Perfona de la Santifsima Trinidad , es lla­ aparecido en forma de Paloma. Y ello lig-
mada Efpiritu Santo , por excelencia, y por nificaloseFeftos, que produce en los hombres;
apropriacion, como llamamos al Padre, todo porqué la Paloma es fymbolo de U pureza, jf
pojJerofo;y al Hi jo, Sabio ; porque aunque to­ fecundidad ; para que entendamos , que el Ef·*
das tres Perfonas fean Poderofas , Sabias, y ■piritu Santo, produce en las almas gran puré*
Santas, fiendo en las, perfecciones en todo za , y fecuhdidad de muchas obras buenas; y
iguales, como dice la Igleíia en el Symbolo que afsi por fus influxo's divinos, ha adquirido
de San Athanafio; pero por algunos eíeítos muchos hijos efpirítnales, que fon los Chrif-
damos diverfoj- nombres á eftas tres Divinas tianos, efparcídos por todo el mundo.
Perí¿>nas; al Padre, la potencia, ó poder, por­ ^dviertafe lo fexto , que cambien el EC<
gue de él procede todo; al Hijo, la Sabiduría; piritu Sanco fe pinta fobre los Apoftoles, ea
porque por fu inefable faber, nos redimió con forma de fuego. Y efto declara , como el
fu Sangre , por medios no cogtcables , hazien- dia de Pentecoftes, ó Pafqua de Efpiricti San­
dofe Hombre , y humillándole, y obedecien­ to ,baxó fobre los Apoftolesy pintar efi«
do lufta la muerte; y al Efpiritu Santo, la defeenfo en forma de lenguas de fuego , es de­
bondad, y Santidad , y el amor ; porque co­ clarar ,que les concedió : Lo 1. que pudieíTeu
mo con fus infpíraclones nos limpia, alum­ hablar en todas lenguas: Lo 2. decir, que eran
bra , confirma fu fantidad , afsi le atribuimos de fuego, es declarar que fus palabras eran
el Nombre Santo. Y afsi dixo el Papa San como fuego, que abrafaba á los corazoness
PíoV. Gommstni Spiñtus Sanóii nomine tet- Lo 3. para que las palabras de los Apofitejlgí
t i i Perfona Appsll&tn ejt ·> %uod· qtiidtrfi M i fuefleti tan encendidas. Iss lleno 4 c los Dones-
> ^ del
346 Cap. LXVI.: Trat. II. Dedarop efte Articulo,
del Efpiritu Santo: iitpíeti Junt omnes Spiri- nueftro amor proprío , y el demonio; pero
tu Sani'to. h<k. i , Efio es* les lleno de la Sabí- donde el Efpiritu Santo mora , como.es Efpiri­
dum del Ciclo. tu de verdad , es como luz, que alumbra al
Adviértale lo .feptimo, que aunque es ver­ alma , y la u:i i conocer todas las ignorancias,
dad , que todas las operaciones , en orden a las y errores, para que fe libre de ellos, lisias, cap.
criaturas, que llama el Thcologo ad extra, n . le llama Eípiritu de Sabiduría, de Cpnfejo,
fo,n comunes á las fres Divinas Pcrfonas ; pero de Piedad, y de Bortaleza ; porque inípira fa-»
eftos dones , y efeítos fe atribuyen al Efpirí- biduria, para defterrar los errores , y para co~
tn Santo , como á fuente , y principio de roda nocer la verdad ; y el Don de Conlejo, .para
bondad, Y el Papa S, PioV. aqui di la razón: elegir lo mejor ; y F.ortaleza , para empezar la
M ulta S p iriiu i Sancto m buuntur , v i in u lli- obra buena ,· y para perfeverar en ella ; quien
gamnus illa in nosab Dei immenja cbaritJtepro- podrá ponderar la grandeza de eñe beneficio?;
fic ifc i .Muchos de los efectos,y beneficios, he­ Por mnofios años , y aun por toda fu vida, mu­
chos á los hombres , fe atribuyen al Efpiritu chos eftan continuamente eftudiando , y no
Sanco ; para que entendamos., que todospro- pueden apurar la verdad ; y toda fu fabiduria
cedendel immenfo amor que nos tiene. Igual­ es debaxo de opinion , en que vnos afirman, y
mente debemos dar las gracias á todas rresper» otros niegan ; pero el que es enfeñado por el
fonas , como á vn foio Dios; porque aunque Efpiritu Santo , fabe ciertamente la verdad.
fe dice, que el Efpiritu Santo vino en forma de Pnes quantoen efto los Apoftoles, y Diíclpu-
Paloma , 6 lenguas de ruego, es para dar á co­ los, tiendo Idiotas , por fer ilnílrudos por la
nocer b Perfona> del Eí'piriti! Santo; pero tam­ verdad del. Efpiritu Santo, excedieron á los
bién el Padre , y el Hijo obraron eflas c.bras j mas Sabios del mundo? Y quantos defpnes,
porque como del Padre , y de! Hijo, no pue­ fíendo Idiotas , han recibido eñe betkficio , y
de aparcarfe el Efpiritu Santo,«atsi todos los por eflo fon Sapientísimos ? Y quantó deben
efeftos fon igualmente de cocas tres Perfo- agradecer , que no fon iluftrados en vna ver­
nas, aunque algunos eteftosfe atribuyen a vna, dad, fino en innumerables ? De efta Sabiduría
y otros a otra , por la feruejan^a que tieueo Divina dice el Efpiritu Santo: Omneaurum
con los atributo* perfonales. incempitratione illius arena eji exigua f.ipicnta
Paraqne te animes á difponerte , ó reci­ Que codo el oro del mundo , eií fu compara­
bir los Dones del Efpiritu Santo, el V. P. Fr. ción , es como vna pequeña arena. Pues quan
Luis de Granada te propone fiis efeétos, in grande beneficio es aver dado Diosefie favor
Ventee, concl. .5. dice , y como en Dios fe ha­ á muchos Sancos, y que d nofotros le ofrez­
llan todas las virtudes, y pertecíiones; quien ca,(i queremos difponernos para recibislef
fea recibido al Efpiritu Santo, por fu cuidado, El fegundo oficio del Efpiritu Santo pa­
y providencia es governado , mejor que li vno ra nueftro remedio , dice : Si agrittidine la-
juntaííe infinitos avifos para fu govierno. Y borat , medicas e ¡ l , & medicamer\tum cfl. SÍ
aisi, añade: Omnia qua ad fpiritualis vita per- las almas eñán enfermas , para darlas falud, el
feSiioncm requirtintur pr<tfíat vnus Spiritus Efpiritu Santo es fu Medico. Nuellra naturale­
SanÜus. Quid enim efl} quod barrio ad banc za gravemente eftaba, enferma, ó muerta , poc
coekflem vitam ,egeat, quod is nan abunde la graviftima enfermedad del pecado original,
tribuat'. En entrando el Efpiritu Santo en el de ¿1 erii impofsible fauar. Dios-, mifericordio-
alma plenariamente, como tn los Apoftoles, la famentc, compadecido de nofotros,nos dio áfU
enfuña todas las cofas nécefTarias, para confe- Hijo muy amado. Y al hazerfe Hombre , para
guir la perfección , como es Sapientifsimo, allanar la dificultad ,que propufo Nueflro Se­
Perfe friísimo,y Poderosísimo. Qi¡é cofa pue­ ñor, vino el Efpiritu Santo: Spiritus Santlus
de aver , que conduzga á confeguir la vida ce- fu p er veniet ip te, Luc. c. 1. Qtiífo, con)o Me-
leflial, que elle Soberano Efpiritu , con gran­ dico'Divino, hallarle al principio del remedio*
de abundancia, no fe lo adminiftre ?Yá lo dice: que fe nos aplicaba. Y ya confeguido el reme­
Lo primero : Si enim luce, & 1rerum d h U dio de la Redeiiipcion ,abrieion la puerta al
narum cognitione indiget , Spiritm veritatis remedio; por el Bautifmo quifo fe ros dieíle en
e jit SÍ el alma neccfsira de la luz, y conoci­ el Nombre fuyo también. Y Chrifto di,\o, ha­
miento de las cofas divinas,el Efpiritu Sanco blando del Bautifmo : Quod natum ejl ex /p i­
es Efpiritu de verdad , que alumbra al alma , y rita fp iritu s efi, loan, c. 3. La generación, que
defuerraen ella las tinieblas de la ignorancia. nace del efpiritu,es efpiritu.Y dicen S.Cyrilo,y
Quando el Salvador nos le ofreció, dixo : Spi- S.Chryfoft.Que el Efpiritu Santoálos bantiia*
ritus veritgtts, }ozi), cap. 14. que era Efpiritu dos les comuñjca fu gracia, y bienes eí'pintua-
de verdad. Por el pecado de'Adán hemos que­ les , par# hazerlos efpirícuales, íantos ,y divi­
dado llenos de tinieblas, e ignorancias,expuef- nos;^ por quanto muchos pecan,y pierden ella
tos á queá cada paño nos engáñen los vicios, graciá para fu remedio, el Salvador inítituy.a?
y hs grandes beneficios de sfie Myjlerto, 347
ti Sacramento de-la Penitencia , diciendo: /3- evsnrftunt. Ipfe e/i<¡nim fphndidtfsima ¡ux¿
f u jl¿ v ip , Ú* d ixit eis ¡iceipits Spiritum San- O* onmium remifsio peccatorum, Ello es,
ñ im . Quorum rim iferitis psccata remitían- quando el Efpiritu Santo quiere comunicar fus
tur eif. íoan. cap. 20. Que foplando, dio po- Dones al alma , siV; que entra en ella la dá ¿i
reftad á fus DH'clpulos de perdonar pecados, conocer la gran vileza. délas cofas del nn.ndoj-
diciendo, que vecibicffen al Elpiritu Santo. y la grandeza de las cofas celtlUales; y efto al
-Pues ello, que otra cofa es, fino para fanar punto aborrece codos los pccados^on Hvmifsi--
imcrtras Hagas , darnos por Medico al Efpiritu mos propofltós de ro cometerlos; porque co-
Santo,y p;ira quenas comunique fus gracias? tuo viniendo la luz huyen, o fe defaparecen las
Y S. Pablo , 2. ad Chor. 3. dice : Spit'i- tinieblas , afsi enerando el Efpiritu Santo en el
tusvivificat, Que el Efpiritu Santo le vivifica, alma , y ocupándola toda con fus Divinaslun
Efto es, que de la muerte , de la culpa le refu- zes, haze aborrecer todos los pecados»y co*
cita á la vida de la gracia. Y dice aqui Alapí- mo la luz , ó iluftracion es muy grande , afsi es
de. Primo: Quia /'piritas gratia , Ú“ cbarita- graviísimo el dolor , á que fe figue el perdón,
tis <oitam/upernaturalem dat anima. Secundo: de rales pecados: Ornrtium rémifúo peccdto-
Qui* m pcllit ad bona opera , & ad legem im~ rum. Y por efte medio el alma queda pura , y
plendam. Tercio: Quia dirigit ad vitatn ater- con la pureza necefíaria , para que more eneiU
n.im. ES Efpiritu Santo vivifica : Lo primero, e] Efpiritu Sanco , amador de coda pureza,
porque dá vida cfpintual al alma: Lo fegundo, --- Efto te ha vifto en los Santos , á quien el
porque la impele , y mueve á las obras buenas, Efpiritu Santo comunicó fus £>ones , y fubli-
y al cumplimiento de la Ley Divina: Lo terce* mó á heroyeas vítcudcs. De Santa Paula, mou,
ro , porque por efte medio la dirige á ía vida te de fantidsd, San Geronymo, EpifloU 27*
eterna. Y en eflo el Chtifiiano no recibe benc- dice : In qun fontes lacbrymarut» {redirá , lt 4
ficios eftupendos? No le lefucita de la muerte, feccata leuia plangebat^vt illagravij'timorata
de la culpa ¿la vida déla gracia? Y fi fuera erhnim m crederet ream, Si miraras fu rof-
gran beneficio reiucicar á vn difunto ; quanto tro, vieras en él fuentes de lagrimas; porque
mayor es , fin comparación, refucilar déla de tal fuerce lloraba fus pecados leves , que
muerce., de la culpa , y de la condenación quien la viera, juzgara que avia cometido
eterna i la vida de la gracia , y falvacion eter- algunos gravifsimos, Y que pecados eran eftos,
11a? Efte beneficio de la penitencia, ó con- que canto lloraba? Yálo dice el Sanco,que
fefsíon , ííempre eftá patcnce para íiempre, eran los de averfe dado á regalos , quando er$
que peci{Temos , labamos en ella nueftros pe- fccular , y de avec compuefto fu roftro, no
cados , que con fus metilos Chnfto nos mere- por mover á pecar , tiao tolo por parecer bkn.
ció efta gracia; pero para que la recibamos, S. Efrem, cambien por los pecados muy leves
dice el Salvador: Cina venerit , drguet mun- cenia fus ojos hechos fuentes de lagrimas. San
dum depeccato, & de u tjlith , & de iudieioi Pablo , ad Rom. cap, 8. hablando del Efpiritu
loan, c. \6. Como fi dixera: El Efpiritu Santo Sanco , y del alma llena de fus Dones , dice:
en el breve mundo de cada pecador, reprehen- Spiritus pofiuUt pro rtobisgemitibus ¿amarra*
de lo malo que haze, yleexorca álo bueno, bilibvs. Y dice aqui San Chryfoftomo : Qui
y jufto, que debe.executar ; le defcnbre el buiufmodi gtatia dignus eji habitas is magn*
juicio , que debe hazer entre lo bueno, y lo eum animi compunstiont maltifque gemid»,
malo ; le propone la cuenta rigurofa , que ha bus Deo fe profiernunt. Efto es, í los que fe;
de dar en el juicio,, y la rigurofa juftícia que hallan enriquecidos con los Divinos Dones,
puede temer; y que para librarfe de efte rief- El Elpíritu Santo les propone motivos ,eficaz
gofe valga de la confefsion, Eftos impulfos ciísimos , y con ellos les mueve agrande com­
eada día fíente muchas vezes el pecador. Pues punción , y dolor de fus culpas ; les haze, cotí
íi cada vno es beneficio muy efpecial del Efpi- la fujr^a del arrepentimiento,brotar en copio-
ricu Santo; quan innumerables fon los bencíi- fas lagrimas , y gemidos inenarrables ; y que!
cios , que en eftos cada dia recibe ? Y quan- poftrados delante de Di<>s, con grandes clamo-
tolos debe agradecer? Lo primero, por fer res, le pidan mifericordia, prorrumpan en
tan continuos : Lo fegundo , por fer para li- alabar la gran paciencia del Señor,y fe encicn*
brarlcdel infierno, y dárle el Cielo: Lo terce- dan en fervorólos defeos de fervir , y agradar
ro,porque proceden de amor immenfo deDíos, a Dios. Y por elle medio fe libran de nuevos
Friu is de Granada,cond,4. Pencec.dixo: P ri- pecados, alcanjan perdón de fus culpas, confín
mum igitur Sanéhts Spiritas mentém hominis guen premios en el Cielo, Pues en todo efto,
ingredtens peccatt omnia fugat. Quemadmo- no fe encierran grandes beneficios?
dum adbae mente luce tenebr<t diffugtunt , Ha El tercer oficio que haze con las almas , i
$ piritu Sánelo tno vente msntem bominis occu- quien fe comunica el oficio de Maeftro, qu*
pAnte'peccntontm ttnebra tpjins íuee fu g it a las eníe&a á falic 4® fLls ignóranos ^ y atsi
2ÍÍ h pr.®
348 Cap.LXVI.Trat.il. Declarafe efte Articulo f
proligue Fray Luis s Si doctrina eget, parvo- Para dio nos pide tan grandes percgrlnaclo·;
ioram mjgtfter e/L Si necéfsican de Doctrina, npSjComo las de cílos Philofopbos, con tau
toaze con eiias oficio de Maeftro* £i Salvador íiügulares peligros de la vida, y haiicnda?
dí.xo á fus Difcipulos: Puraclytus autem Spi- No. Pues quanto efto fe puede eílimar ? Lo
titus$An8ñS i quem Paíer mittet in nomine fegando , porque los Madlros referidos eran
meo ¿lie vos docebit omnia, & fuggertt vobis huleados con grandes trabajos de los Difcipu­
úmnia , qu&cumque clixero vobis, ¿ilo es , el los ; pero eile Divino Maeñro, fin tales traba­
Efpiritu Santo , que el Padre embiará en mi jos, el niifmo bufea álos Difcipulos, y áfu cafa
Nombre, os enfeñará todas las cotas , que os les viene á enfeñar, folo con condieion, de que
conviene fabeí para vueñra falvacion , y per­ para íu venida fe preparen como deben ·, y
fección , y para cumplir vueñro oficio, y en­ eñe no es beneficio muy notable ? Lo tercero,
tonces entendereis muchas cofas , que exceden Vnu reputará por grande beneficio , que
á vüeñra capacidad; y además de eño s os Vn Rey muy fabio quifieíTe fer fu Maeñro. Eño
traerá á la memoria , quando fuere menefter, fe.ni ira en la Reyna Sabá , que aviendo reco­
muchas cofas , que huvieredes leído, ó oído, nocido la gran fabidüria del Rey Salomón,
y aprendido de mi Doctrina., y os las declara­ díxo í Beal i f e r v i ta i, qiti Jiant coram 'te
rá , y dará á conocer dentro de vueftro cfpiri- fernper} & audiuntfipientiam tuam. j, Keg.
íitu. cap, io. Bienaventurados fon tus Siervos, que
Efta enfenan^a no es feca, ni para, fojo en eftá.ulietnpre en tu prefencia, y oy en cu fabi.
él conocimiento de las verdades, lino que es duria. \ efta de Salomón , en comparación
llena de devocion, que produce admirables déla delElpiritu Santo , no es fuma ignoran­
Virtudes. Y afsi, el Venerable Fray Luispro- cia? Pues quanto mas Bienaventurados , fin
figite: Spiritas Santius mentem fpirltuaiibti t comparación , fon los que oyen á eñe Macñro
éirmis in jír u il , & roborat , omniumque dono* Divino i Lo quaito , porque los MaeUros hu­
rum ornamentis mtrijiee desorat gratiam , & manos , como los Philofophos tan eílimadif-,
virtutes ab eo dimanantes in fm d itSquibus in- limos, íolo.enlenaban las Ciencias humanas,
lellecium , as votuntatem cieterafquc anirme v i­ y aun con.muchos errores ; pero eñe Soberano
res m u nit , armat* Efto es, como es muy Maeñro enieña las cekñiales , ciertas, y Di<
grande la lnz,que el Efpiritu Santo comunica al viuas. Pues íi eños no tienen comparación con
alma, la haze aborrecer todos los pecados, y las humanas ; qiunto debtmos eñimar efla
aun muy leves ; y paraqne no bueiva á caer en euíeñanca divina?
ellos,ni en otros femejantes,ilumina á fu encen- Lo quinto , porque aunque aísunos Gen­
di miento,con grandes defeogaños, y remedios tiles enfeñaron algunas cofas de la'Div ínidad>
efpiriuiales, con que queda muy enfeñada, y pero los Egypcios los explicaban ccníuíos,cue
fortalecida, porque maravillofamentt la dexa íolamcnte entendieíTen los Sacerdotes, ó quien
adornada de Sabiduría, de Prudencia ,de Con- pertenecía el culto de 1a Religión, Y folamen-
fcjo,ydelos demás Dones íuyos; infunde te daban efta noticia (como refiere Clemente
en ella las virtudes , con que al Entendimien* Alexan. ¡ib. 5, Strag, ) á l.os que avían de
to, á la Voluntad , y á todas demás Po­ íu ceder en el Reyno; per© él Efpiritu Santo
tencias del Alma, las dexa muy fortalecidas, y enieña atodos, aunque fean pobres defprccia-
mefy poderofas, no folo para huir, y aborre­ dos Idiotas, como los Apoftoles, y les dá
cer á tojos los pecados; pero también para verdadero, y muy fabío conocimiento de los
execatar todas las virtudes. Myiíerios Soberanos , y muy ocultos del Ver­
O que beneficios tan eñtipendos hetnosdadero Dios. Pues quien podrá ponderar la
íecibído con eñe Divino Maeñro! Lo prime­ grandtia de eñe beneficio? Si los Gentiles
ro , porque eñe Señor, fiendo infinitamente eñimaban tanto la noticia de las cofas Sagra­
Sabio, íe ha dignado de fer Maeñro nueftro, das de fus lalfos Diofes , que no las partici­
que fomos ignorantifsimos. O que beneficio paban , fino álos Sacerdotes , ó Reyes; quan­
tan eñupendo! San Geronymp , E p ifi. ad to fe debe agradecer el conocimiento del Ver­
Paa/iti. refiere grandes peregrinaciones , y dadero Dios, y de las cofas celeft¡ales,que efle
trabajos , que padecieron algunos Philofo- Divino Maeílro comunica á todos, con íal,qoe
phos, baleando á los Maeñros mas doctos, fe difpongan, como deben. Lo fexto, porque
para aprtntler de ellos ; y para eOb hizieron fu enleñanja,excede á todas las delosMaeflros
grandes viages , por todas las partes del mun­ del mundo; eílos por buenos que fean, enfeñau
do, con gran riefgo de fu vida, y muchos tra­ ¡1huir lo malo, y feguir lo bueno. Efio es, las
bajos. Y fila fabiduria de eños es nada, en virtudes, que fe deben exercitar; pero fui Díf-
comparación de la del Efpiricü Santo , cu­ cipqlos , aunque eneño eften inñruidos , y fas
ya Ciencia es infinita; qué debíamos hazer, encendimientos iluftrados; con todo ciTo eñáo
para que fe dígnafle de fer nueftro Maeftro? llenos de ignorancias, y fa voluntad eíU
jsnujf
y los grandes beneficios de ejle Myfíerio,
fíiay enferma, y es arraftrada de los vicios; excUr/¡at s D epalis sfi ifie Artife* Spiricus,
pero efle Divino Hfpítitu , perfe£hmcr.;e la qui tíiiila, ad áifeendum , nuil a mora indigeÚ
dexafana,y remediada, Afsi lodixoelPro- Con vna fola lección facó Difcipulos cortfuma-r
phera £2cquicl en nombre de Dios, cap. j«5. dos , y perfectos ; de rudos pecadores, hízo
Ejfui'idam /upar vos a quam mandam t - & do&iísin’os , y eloquentilsimos Predicado­
emuxditbiv.im ab ómnibus tnquinamentis ve- res. I-'oreftoSan Gregorio , admirado excla­
fifis , & d.ibo vobis cor novum , & Jpiritum ma : Q quan Soberano es efte M.dtro, pues
nova»i pofí.irn inmedio v e f ir i , Ó* aufcram cor cu vn inflante faco perfc&Os Difcipulos! Pues
i.ipideum , & fp irilu m meum ponam in m i­ ÍÍ eüe Diviiio Maeílro, á hombres terrenos
dió v e f ir i , & faciam , -vi in pracepiis weis convierte en Divinos', y Celestiales; como no
{imbuíais , & iu/litia tata cu/iodittis, Efto le procuramos, para que-nos enfeñe.eüaCien­
es, mi gracia , como agua pura, caída del Cié- cia ? Si hallaras arce, para que tu cuerpo, y
lo , la derramare fobre vofotros, y quedareis roftro quedaíTe tan bermofo como de Angelj
limpios de tocias las manchas de vueftros pe­ con quan gran diligencia te aplicaras en apren­
cados; os quitare el corazon duro, y de pie-1 derle ? Por ftr hombres doétos , eftán mu­
dra , con que refi(liáis á mis ¡nfpiracíones; chos edudiando toda fu vida. Pues como no
pondré en vofotros vn corazon nuevo como ay quien fe aplique á difponerfe , para que
el de David, que hazia mi voluntad; pon­ efte Divino Maeílro le enfeñe otra Ciencia , y
dré en vofotros mi efpirlru , que feaviieftro hcrmoiufa mucho mayor , fin comparación?
Maeftro,y con tai Doílrína íigais mis man­ Y como codos los hombres fon tan ingra­
datos, y executcis-quauro es de mi agrado. tos , que no hazen cafo de rao Soberano
Pues efto , no es aexar ai hombre Ciño de beneficio , con que el Eípírku Santo los com-
la enfermedad del primer pecado? No es efio bida?
reftituifle á la Cantidad con que Adán fue cria­ El quarto oficio , que el Efpirltu Santo
do ? Pues no es vn beneficio , que todos haze con las almas á quien fe comunica, es
los hombre^ juntos, y ios Angeles, contal de confolador. Y afsi fe interpreta conLlador;
eficacia , no le pueden enfeñar ? Pues dor;de y afsi, proíigue : Si vanjs vna buius erum-
fe hallará cofa mas digua de eftimacion, y nijs pram itur aliquis\Paracletus Con/oiator ejl.
agradecimiento?
£1 Si en los trabajos, ó mortificaciones , y exer-
Lo fepcimo , porque aunque algunos cicios de la virtud, el hombre fe halía opri­
Macftros han facado algunos Difcipulos aven­ mido , y períevera, no folo le ayuda el· Efpi-
tajados , y excelentes; pero efta enfeñart^a es ritu Divino ; peto grandemente le confuela.
iinperfetíifsima, reípeclo de la que entena el El demonio, para que los hombres no fe en­
Elpíritu Santo , de quien dice Santo Thomás treguen á la virtud , ha introducido vn grande
de V,illanueva , concl. i. Penc'ec. Cre^ti fu n t terror , y perfuai.on de que la virtud es afpera;
bodié Spíritu D e l , no v i quídam bomines non muy defabrida , y que el vicio es fuave, y muy
guales natura ex Adüm propagare confue- deleytable; por eüo los mundanos figuen los
vit ; fed Coslefiis , & ,D h in i,p e r quosnova, vicios, y defamparan la virtud. Para curar eíía
propago Filiorum D ei in divinar» quandam tan gravifsima enfermedad, viene el Efpiritu
pulcbritüdinem conlefcii, Quando el Efpiricu Santo , fobre los Juftos, llenándoles de confué^
Samo fe comunica alas almas,como á losÁpoí- los,y alegrías efpirituales. Es verdad, que al v¡-
toles en el dia de Pencecoftes , entonces, con clofo , y al tibio, la virtud fe le propone miiy
tan Soberanos Dones, ion criados de nuevo dificultofa, muy agria, y aun vna Cruz con.
otros nuevos hombres Celefiiales , y Divinos; tinua , y que efto es infufrible ; pero.fi fe deter­
los quales por efta m-,eva regeneración , reci­ mina á vencer ellas dificultades, y repugnan,
ben vua gran hermofura de hijos de Dios. Pues cías , apenas fe ha determinado , quando Dio*
no es gran,beneficio á vria naturaleza terre­ ?mbia las coníolacioi^s. Dios dixo: Vincenti
na , y animal , convertirla en Celeftial, y dabo mmna abfcútiditutn, Apoc. í. Eflo es , al
Divina, con cuyos penumientos,y defeos,fiem- que venciere las concuplfcencias , las tentacio­
pre moren en el Ciclo , como fi fueíTen Ciu­ nes,repugnancias , y fe entregare á la virtud , y
dadanos fuyos ? Lo oílavo, porque los Maef- todoá Dios , le concede ei Maná efeondido;
tros del mundo , tardan mucho en la enfe- efto es, las confolaciones Divinas. Cada dia fe.
nai;<ja de fus Difcipulos ; defpucs de mucho experimenta , que Dios enjbiá grandes Suavi­
tiempo , no facan vn difcipulo pcrfe&oen dades á algunas almas imperfedas , quando
tilas cofas terrenas; pero de elle Divino Maefi con gran refotucion vencen alguna grave ten­
tros ,dice Sanco Thomás de Villanncva , ibis tación , ó fe determinaron á vencer algún vi·
Vna fol* Uftione difcipulos confummavit ex cío, ó propulieron con gran fervor fervir á
tudibht pifeatoribas ducttfsiwQS, ae tloqueri- Dios, y cuidar de fu falvacion ; y aun los pe­
tif¡irnos praditateríí fecir. Unde Gregarias cadores t fi con mucho fervor confieffan fus
píca-
'3yo Cap. LXVI. Trat. II De ciaraje el Articulo>
pecados, y determinan hazer vida nueva , y inerofos , le efeondian ; pero luego <¡ué Vin®
íuvorofa ; apenas han hecho la confefsion, fobre ellos el Efpiritu Sanco , recibieron tan
Píos les comunica grandes dulzuras, y íuavi- grande fortaleza , que fin temor alguno fa-
clades; y ellas fon mayores , ó menores , fe- lieron á predicar publicamente , c.on gtani
jgun es mayor , 6 menor fu fervor ;las quales de fervor; y lo mií'mo hizieron , e innúmera-
¡confolaciones concede el Señor, como princi­ bles Martyres, que predicaron la palabra de
pios , y mueílras de las grandes que les embía- Dios, deSante de los Tyranos , no temiendo
ftü , fi con refoludon , y fervor, profiguen el -.fus tormentos, El Efpiritu Santo , vino con
.camino de la perfección. vn fonido como de Efpiritu, y viento vehew
Pero dirás: Si el Efpícítn Santo es Con­ mente; FaElus efi repente de Cosío fonus ad*.
solador , como ellas delicias referidas oo co- venientis Spiritus vebementis, Dice , que vw
'tnunica á muchos que le íirven , y exercitan la no como viento vehemente , para fignificar e!
pracion.y aun frequentan los SacramencosPRcf- gran fervor, y eficacia con que el Efpiritu San-í
pondo lo primero , que ellos viven con tibieza, to mueve á las obras de virtud , con vna fue«
cometen diverfospecados veniales voluntarios, f í fuave , y amorofa, no contra nuellr3 voluta
y muchas imperfecciones , que no quieren ven­ tad, fino con grande güilo ; y porque quando
cer, Pues como ellos quieren alcanzar las con- entra en el alma, la lleva como navio, que iu-j
folaciones Divinas , que lolo Dios concede á vega con viento en popa , fin trabajo , y cotí
los fervorólos , que vencen fus pulsiones to­ gran velocidad , fiendo el milhio Piloto , que
das ? San Juan dixo : Pincenti dabo manna la govierna , enderazandole al puerto, y lu^
abfeonditum. Que el maná de las confolacio- gar donde quiere llevarle.
nes Divinas, Dios concede á los que vencen El fexto oficio , que exercica el Efpiritu
fus pafsloncs. Eílos, aunque frequentan ios Santo con las almas á quien comunica fus Don
Sacramentos, y tienen Oración Mental, confer- nes, es, fer fu Defeufor, y Protector , pan
* ¡van diverfos afettos mundanos , y cometen di- ra defenderlas de fus enemigos ; y afsi profi^
,Verfos pecados voluntarios. Pues como efperan gue el V". Padre : Si ínter m fta pariclitatur
el premio proprio para los ofrecido i vencedo­ deftnfor , & proteSíor nofler efi. Si fe hallan
res? El maná, que fabia átodos los manjares, y cutre enemigos , y tienen paciencia , y poneíí
efhba lleno defuavidad, no le embió á los toda fu confianza en Dios , es fu Protcflor,
Ifraeliras , fino quando fe avia confumido to- y Defenfor , que les ampara , y Defiende.
ida la harina que avian facado de £gypto,Pues Quando los Apolloles fe hallaban trilles ,y
ias confolaciones del Cielo , que fon mucho defconfolados , oyendo al Salvador ,que les
¡mas fuperiores , como las quieren alcanzar los avía de dexar , añadió: E t aiium Paracletum
íque no dexan los vicios mundanos ? S. Beriiar- dabit vobis. Ioann. cap. 14. Ello es : Yo
'áo^in declatn. fuper eccenos, dice : Cuius ad rogaré á mi Padre por vofotros, y‘os dará otro
confolationes mens inbiat , CJ'* peenitus m ea· Paracleto, que fea vueftro Proteílor ,yDeten-
ducis , Ü* tra n fito rijí , non renuit cortfofari, for, que cuidará de vofotros , y fera vueílro
ipfe Deus Jib 't profecía GmUfiu , fubtrahit a'.nparoen vueílras necefiidades , y trabajos.
confolationis gratiam. Quien tiene pegado el Eílos pueden venir : Lo primero , por los
icorazon á alguna cofa transitoria , y ca­ hombres, que perfiguen; y en eíle cafo , de^
cica , y de todo punto no U renuncia, á effe ciaDavid, Pfalm. 26. Dominas iiiuminatio
Je priva Dios de las confolaciones Divinas, mea , &" falut mea, quem timebo ? Dominas
|?ties fi los efpiriuulesreferidos , 110 dexan de Protector vitce m¡£ dquo trepidaba} Siconfifi
jtodo punto,y con fervor los güitos; como tant adverfum me su/ira non timebil cor meum¿
jefperan las confolaciones del Cielo? Siendo Dios mi luz, y mi faiuJ ;á quien po-<
El quinto beneficio , ü oficio , que haze dré temer? Si es el Proteélorde mí vida ; de
iel Efpiritu Sanco con almas á quien comu­ quien temblaré? Aunque contra mí fe levan,
nica lus Dones , es, darles el Don de Fortale­ ten exercitos , no temerá mi corazon, Eflo
za ; y afsi profigue el Vener. Padre: S iv ir i - bien fe vio en David , á quien el Rey Saúl
bus deftituitur , vtrius , & fortitado s ji. Si grandemente perliguio para quitarle la vida;
las tales almas eftaban temerofas, y norenian pero fíempre fe libro de é l, porque David lle­
animo para emprender obras grandes, y he- vó con mucha paciencia la perfecudon , y no
íroyeas , el Efpiritu Santo las /ortaicce , las fe vengó de el Rey, aunque pudo , folo fe
qtiicá todos los temores, y da grande animo, lo dexó á Dios , en quien pulo roda fu con-
y cstuer^o para codas las virtudes, y paráexe* üan^a. Ello fe vio en muchos Marryres, que
cutar quanto es del agrado de Dios.Efto fe vio echados á las beftias fieras; ellas fe arrojaban
en los Apoftoles , que aunque tan virriiofos, á fus píes ; y Dios los libró de los fuegos
temían· mucho los daños que podían recibir y de otros tormentos, halla que era fu volun­
jfe SScmigos los Efcribas; y por elfo te·; tad. Jacob j tenippor cruel enemigo i 1» her­
ma·
y los grandes fansfidos deejie 3^rr
manó , qué Con grandes defeos , preten­ Amor de Dios, lis vtie csaíígo, Comunican-·
día quitarle la vida, Cupo que viene contra dolasHws virtudes, y Dones t de modo que
el con cile intento ; pero Jacob hizo ora- fean Jviií^fpiritu con él, por vnion depccfc¿h>
eiou muy imorofa , y humilde á Dios, y Amor, noN^twndo otra cola, fino lo que
íu hermanóle trocó , y le recibió con agaíía- Dios quiere: Lotr^to , porque como c! fue­
jo , Gen'f. cap. 32. Pues no es gran beneficio, go es muy eficás, y per^^crativo : Sic amor
poner.. Dios á vno'en citado , que notenvi á Spiritus eji. fubtihjsimus , 7ff^^cífsiir¡íis, O*
BxL'rcitos , y en donde nadie le pueda'Inzer pútentifsimus , & agili/síMus. EKAmor deí
tíaFio , por tener por Protector á Dios ?Y d 'o Efpiritu Santo es fubrilifsimo , quí^brafa
es fumino beneficio, que el Omnipotente fe á los mas -efeondidos defectos; es
quiera dígnar de fer Protector de los hombres, mó, y miíevt al punco ,*con gran eficacia,
que fon viles gufa.nos? promptitod al excrcicio dé las virtudes; da
El íeptimo oficio, que haze'el Efpiriru fuerte , qué por lo eficaz , y breve ,, fe puede
Santo, quando comunica fus Dones, es 1er decir ; Hac rnutatio dexterce exce\fi. Eíla
guia, para efifeñar el camino feguro del Cíeioj mutación de vida es tan. grande , que fe pue­
y afsi, profigue : Si vid ducem qutens , csrtif- de decir, que es obra del Excelfo , como f*
jtmos in Cceium dux efi, Ello es, el hombre, vio en los Apoftoles^
como eíláiíeno de ignorancias , y ha fido cria­ El o¿iavo beneficio , qué recibe el alma,·
do para el Cielo , necefsita de quien le cnítñe á quien comunica fus Dones, que viene áella,
el camino ; y en tíftas almas es certifsíma guia. es remediar fu gran ¡nconftancia en la vjrtudf
Con las virtudes , las almas , caminan dc*cí- 1porque como la piedra, y qualqtiieraotraco*
pació , y a. las obras comunes ; pero con los fa peíada, contintiamenre fe inclina ¿ defeen*
Dones corren , y aun huelan , no folo para las der ; afsi el hombre , fíempre fe inclina, y
obras ordinarias, fino pa-a otras muchas he- eftá propenlb i lo terreno , y needska de que;
royeas. Para todas las obras neceísitamosdel cootinuamínte fuá ayudado ¿levantar el efpirli
ayuda dei Efpiritu Santo ; pero para las ordi­ tu; eño es, fus afectos, y defeos al Cielo. Para
narias nos guia con los auxilios ordinarios; remediar eih gran n.-cefsidad, viene el Efpiri-
pero quando'' comunica fus Dones , eleva á tu Santo, de quien dixo el Salvador ^'Alium ,■
las almas á otro modo muy fuperior ,y cfica- Paracletum dabit vobis , vt mansat vobifcún¿
cifsimo de obrar. Elle Divino Efpiritp vino in aternum. loan. cap. 14. Mi Padre os em-<
(obre los Apoftoles en Lenguas de fuego: Por biará alEfpiricu Sanco, para que fiempreeft®
qué mas en forma de fuego , que no en otra? con vofotros. Y como es efta afsiftencia con­
Álapide , in ASI. Apoji. cap.· 2, dice : Lo tinua en tales almas ? Ya lo dice Alapide : Spi-
primero : Injtgnum , quod cerda Difcipulo - riiu s SanBus femper rnanet , vt cónfctatoj*
rum faceret fufpirare , & anhelare ad Cce- in ñffim onibtis y & impulfor a i qudibst
& ‘ ad Cceleflia. Lo primero i baxa en etiarn heroyea-virtutum opera. Comofi dixera:
lu ¡n ,w
cita forma , para fignificar nos, que como el Eftas almas sfiabán tírtuy imperfectas, fus obras
fuego fiempre anhela á fubir i lo alto , afsi el buepas eftaban llenas de imperfecciones, y dif-
Efpiritu levantólos corazones de los Apofto­ tracciones-, pero viniendo fobre ellas el Efpiritu
les al Cielo , y á las colas Celeltiales.; y que Santo, como las llena de Divinas luzes, y de
allí tengan todos fus defeos, y converíacion gran fortaleza , las acompaña fiempre, dan-j
en ios-Cielos; y que allí moren , como en fu dohs continuas InCpiraciones , para que to­
esfera proprla.' Lo íegundo : Ut jign lfica- das íus obras ordinarias fean perfectas, y mo­
ret , quod in eis comprimere concuprjcentias^ viéndolas á muchas heroytas , que”exceden á
& v i tía cúñfimeret, & combareret quAfiig- hs fuerzas humanas. Por efto San Pablo de­
tiis', ideoqut. ígneos ef/i taces , & ágiles ad cía , que á todas las cofas de eíte mundo eüi-
emne. bonum efficeret. Lo fegundo, para íig- maba como efiiercol ,y toda fu converfacion
nificarque como el fuego codo lo abrafa,y con­ era en los Ciclos , y fiempre procuraba exe-
fume , y lo hazcfemej.uiteá si; afsi el Efpí- cutar ,quanto era del gufto de Dios; y por­
ritu Santo; en las almas donde entra, las pu­ qué fiempre pevfeveraba en efte fervot > Ut
rifica , confumeja efeoria de fus pecados, y maneat vebifeum in ¡tternum. Porque fiem-
íus concuplfcencias , c imperfecciones ; fy preel Efpiritu Sancoeítaba iluñrandoá ftven-
como el fuego levanta luz , que alumbra, afsi tendimíento, c Inflamando á fu voluntad, con-
el Efpiritu Divino alumbra á los entendimien­ fervorofos defeos, con que le detenía, para
tos , con vna luz tan extraordinaria, que ha- que no defc'endiefTe i penfar en lo terreno , fi­
ze creerlos Myfterios con mayor certeza , que no fiempre en los Bienes Celeftiaks, y mo'·
filos viera con ojos corporales ; y como el v'íendole al exercicio de las virtudes, que fon
fuego haze las cofas á sí femejantes, afsi el " los cfcalones para fubir al Cielo.' Pues eft*
Divino Efpidcu, a las almas las abrafa en beneficio nocs eftupende,y contiene m¡*chifsi ■
aios;
3 57 Cap. LXVII. Tíat. II. Vropncnfe las virtudes,
mos; p ues ccntinuair,eñtc, eftá ayudando i las oficios para curar todas fus enfermedades,
a lm a s , para, que no defeiendan al mundo lleno liafta que las dexa á todas con falud muy
de peligros, y para que íiempre feliciten el perfe&a?
Cielo, donde fe halla la perfeda feguridad?
C o m o es pofsible dar ¿ t o n o c c r la grandeza, C A P I T U L O L X V II.
c im p o rta n c ia 'd e ¡áte beneficio, de vn D io s Proponen/e las virtud es, conque nos debut
ta n immenÍQ , h ech o á los viles hombres? mvs preparar para recibir ai E fp iritu
HaÜa aqúi fé han propuetto algunos de Santo , y fa s Dones ; y fe exorta
los oííclos , que el Eipit'iti»,Santo obra en a fupreparación.
las ^Imas , quando las comunica fas Dones,
,
IO S viendo la flaqueza de la Humana
para remediar las muchas enfermedades efpl·
rituales:que han heredado por el pecado.dc D Naturaleza, embiófobre los Aporta­
Adán i Lo primero, eitán llenas de igno­ res aLEÍpiritu Santo , pára que con fus auxi­
rancias ; y por eííoexpueítasá millares de pe­ lios, y Dones las alumbraife , y torcalecicfícj
ligros : Lo fegundoes, que átantas ignoran­ para vencer todas fus tentaciones del demo­
cias, fe figuen grandes defordenes , y malicias nio. Afsi lo dice San Chryfofto,ino , Serm.
en la voluntad : Lo tsr· jgro , que fvempre bvtf- i. in Afcenf. Videns le fus , humana natu-
can ello terreno , y tránlitorio : Lo quarto, r¡g infirmitatern , tamque magno indigentem
qlic hallan en si vria continua repugnancia, pa­ auxilio Spiritus Sanéti prabuit opern , v t
ra b vircud; y íi alguna vez la empiezan i exer- inviclus ev*dat homo advfofus rrtacbinamen-
citar, hallan en si cal flaqueza, que con leves ía diaboli, Efta tan gran necesidad tene­
ofafiones., fe rinden ;il demonio: Lo quinto, mos todos, y mucho mas que los Apoflolcs,
que en las tribulaciones, y trabajos, fe hallan a quien el Efpiritu Santo hizo grandes bene­
defárnp’aradas, y fe pierden *. Lo fexto, que ficios con la plenitud de fus Dones , y fu
baleando alivios , y confuclos en las cofas del gran milerkordia ; compadeciendofe de nuef-
mundo , íoio hallan grandes pefadumbres, tras grandes mifcrias,y dolencias , fe ofrece
y defcgnfuelos: Lo feptimo , que queriendo a remediarlas* Y afsi, AlapÍdc/w 2* A&. 'di-
íanar ere fus enfermedades, nuda pueden por ' ce : In eadetn dia , quotannis dejeendit a l
$1 , fin el ayuda de el Efpiritu Santo*; co­ Fideles , qut ad tum adventum fe digné
mo dice San Pablo ; ■ Nemo poteji dicert praparant , 0 “ afpirant. En el mifmo dia
lifu m , n i/i in Spirita Sánelo : Lo oíhvo, - que el Efpiritu Santo baxó fobre los Apollo -
porque queriendo caminar , no tienen guia, les, también defeiende fobre los Fieles, que
porque las engañan los demonios , y fus pro- a fu venida , dignamente fe han preparado.,
prias pafsiónes ; pues íi quando ci Efpiritu y alpirado ; Efta preparación confia de las
Santo comunica fus Dones , libra de efias ,y virtudes figuientes. ,
de todas las enfermedades efpirimaies ^co ­ La primera, es, el retiro de los hombres,
munica á las almas vna felud perfecta i como y de los negocios, y ocupaciones paraencre-
no procuran obligará efte Gran Señor, para garfe átaoracion; y eílo enfeñaron los Apes­
que fe la comunique ? SÍ nadie quiere padecer tóles , pues para efperar la venida del Efpi­
vna leve enfermedad de el cuerpo, y executa ritu Santo , fe retiraron al Cenáculo , que era
qúantos remedios puede , por confcguir la fa­ entonces la-Cafa de Oración ; porque quien
lud como teniendo tantas enfermedades muy qqiere , que Dios le comunique los bienes del
peiigrofas- fus almas , y por no curarlas , fon Cielo , fe ha de retirar del tumulto de las co­
innumerables los que fe lian condenado ; co­ fas del mundo, para haierfe capaz de ellos.
mo no bufean el remedio ? Si con gran fo- Por OíTeas, dixo Dios: Ducam eam in fo -
licirud, y á cofia de mucho dinero, y pe­ Uiudinem , 0 “ loquar ad co'reius. cap. a. La
nalidad de los remedios , procuran la falud llevare á la foledad , y hablare '%fu corazons
del cuerpo, que es vn poco de tierra; que eílo es , porque entregandofe alli el alma,
locura es , aya tanto defeuldo en folici- por medio de la oracion , Dios la favorece,
tar la falud del alma tan nobílifslma, y con y comunica fus Dones. Dos cofas diceaqui;
enfermedades tan gravifsimas , que por La primera, que lleva al Defierto; cfto es, á
no curarlas, eftán los condenados abrafan- liigares folitarios , y apartados de la gente,
dofe en el infierno ? Sí al punto que íien- porque entre ella fe habla mucho; la lengua
tes la enfermedad , la procuras curar * lla­ anda fuelta , y es caufa de muchos pecados; y
mas a! Medico , y procuras que fea el mas también el retiro ayuda enucho á cultivar, y
dotlo , y experimentado ; como con g'rán- mejorar vno fu alma, y para recibir lasin-i
des aníias, no foliaras grangear al Efpiritu fluencias, y favores del Cíelo,que Díosíoí
Santo , Medico Divino , tan grande , que }o comunica á las almas puras.
£on las almas, enfermas } executa todpg jog Eftc redro practicaron muchos Gentiles
pues
con que nos debemospreparar ¿paró recibir al Efpiritu Santo* 3
pues Scneca , dando reglas de honefiayy ay cola, que fea mas admirable , ni oías
feliz vida* á vno , que le preguntaba de digna de eftimacion , que tu alma , yi
que cofas fe apartaría ? Epíflol, 7. di- por mucho quejiagas por ella } es muy pocay
ce : Quid tibí vitandum- préclpue cxijlunt'm ó nada , refpeáo de fu gran dignidad. To^
.quterii titrbarn, Inimica efi multorum con* -das eftas palabras fon faiteadas, y. digftif-j
Vírfatio, Nemo non aliqúod vitium nobist -finus de mucha ponderación ; y en qirau-f
aut commodat t aut imprimí i , aut nefehn - to al retiro, fe reduce á que vno fe retí«
tibus iilin it, N ih il efi tdm damnofum , quam 're : : Lo primero , de ocupaciones , que no1
in aliquo fpéBaculo defidere, Tune enimper fon provechofas al alma : Lo fegundo , qusÉ
voluptat'em ficilh ts vitia fubrepunt, Avarjor· de fu aprovechamiento fe cuíde mucho , pues
rcddeo , ambitiofior reddeo·, lu x tirio fior red- en fu comparación , todas las cofas fon na·*
deo , imo vero crudelior-, & inbumanior^ da : Lo tercero, qué fe huya de todas las
quia inter homines f u i, Pues me pregun- converdones , pues de días no fe facan?
tas , que de qué cofas debes huir , te fino pecados : Lo qnarto , - que folo con-¡
áconfejo que huyas de las converfaciones;* verfe con- los que á vno i¿ hazen mejor.;
porque la converíaclon de muchos, es ene- A quien no pafma que eílo ,'con palabras^ t
miga del cuerpo ,y del alma ; qualquíera de y exemplos , enfeñen eítos Gentiles, que n|
eílus converfaciones dexa , o imprime en temían Infierno, ni efpetabsm Gloria! Pues:
nofotros algún vició; y fin reparar nofo- que debemos hazer los. ChriíUanos., que fa-?
tros , nos dexa aficionados áel. No ay co- bemos , que por los pecados condena Díoí
fa mas dañofa , como deterserfe en oír ta- á los hombres al Infierno, y- por las ■.virtud'
les cofas ; porque como íiempre efhmosin- des ofrece el Cielo ? .Que efeufa: podrán dác
diñados & lo tríalo , oyendo cofas vicio- en el Juicio , de que no han hecho lo .que:
fas s con facilidad fe eneran en nofotros. los Gentiles , ofreciendolcs Dios fu gi&bia¿
.Te afíeguro , que íi cohvcrfo con otros, y ayuda, con mayor eficacia?
nunca buelvo á mi retiro tan bueno . como Lo fegitndo , no folo lleva Dios al al-í
fali de él , pues buelvo mas avariento, mas ma á la foledad , fino que añade el Pro-;
arubicioío , mas luxuriofo , mas cruel , y ■ pheta. ¡ E t loquar. ad cor ilus . Que Dips ia1·
mas inhumano ; y por qué ? Quia ínter habla , no con vozes exteriores , lino cor*
homines f u i ; porque me hallé en conver- infpiraciones. Y dice Alapide: tngirendo ei '>
faciones de los lioiiibres : Resede in te ip~ f u s ingratitudinis , Ó* peccatorum pudorstn#
fu m quantum potes , cum bis v erfa rs, qut odta-n ac- fpem vita , & dejiderium , & ,
te meliorem f it f n r i fu n t , illos admittet amo reta vita m lio ris . Hoc e/i , quod ait%
quns tu pvteris facers meliores. Non e/i er­ Ezequiel cap. 36, Dabo vobis cor1 ncvum¿
go , qaod gloria pttbiicandi ingénium tttum, & fp ifitu m novum, Quando Dios ■\iabls·'
te producat in Democritus ait : Unas mihi al alma , dá grandes iluftraciones á fu en^
pro propalo e/i , & populas pro vno . Hu­ rendimiento , con que con mucha iuz , y pon-:
ye á tu retiro , quanto mas pudieres ; con- deracion, conoce tu ingratitud, feconfunde, ji
verfarás con los que te hiñeren mejor , o avergüenza, y entonces fortalece áfis volun^
con los que tu puedes hazer mejores. Nun­ tad, para que conciva vn grande íiborfeci-i
ca falgas á tratar con oíros , por dar á co­ miento contra fus pecados , con aperarla
nocer tu ingenio. Acuerdate , que Democrito del perdón t y también haga grandes propo-
decia, que del pueblo no quería mas de vno, íitos firmes de mejorar de vida ; y efto es lo
Y en el cap. 8. dice : Secefsi non tan- que el Propheca Ezequi&l dice haze Dios con
tum ab hominibus ; fed stiam d rebus , & tales almas , porque las muda, dandólas otro
primam d rebus meis. D arius tratiandutn nuevo corazón, y efpiritu; elío es, de terrenos*
eft corpus , nc animo principali pereat. Con­ los hazeCeleftiales, por medio de vna fants
temns i f ia , qu¿e fuper vacuus labor velut vida. Quando el alma fe ocupa en fantas medi«
tmamentum oddecus ponit. Cogita in te pra­ taciones, y fervorofos defeos, allí halla á Dios,
ter anitnum nibil e/fe mira bile , qua magno para ayudarla >porque dice Salomón, Prov, 8*
nthil efi' magnum. Yo me he apartado, no Egofapieniin habito in confüio , & sruditis
folo de Jos hojnbres , fino de otras ocupa­ interfum cogítationibus* Que la Sabiduría Di-*
ciones; y primero de lasque podían'fervirme vina habiraen los. fancos confejos, y propoíi*
de conveniencia , ó deleyte ; porque he reto- tos, y que afsifte á los penfamientos fabios , y
nocido debe fer tratado el cuerpo con mucho divinos. Por averfe ocupado én efio los San­
xígor , porque no pierda al aloia. Defpre- tos , les comunico el Efpiritu Santo gran­
ci'a tu todas las cofas , que fon fuperñuas , y des íluílraciones , y fortaleza á fu voluntad,
folo firven para adorno, oítentacion, y hon- con los Divinos Dones , con lo qual fe
14· Pondera , que en codas tus cof^« tjuuteroQ en pivjnog, y CeleUialcí : Luego: ■
3 54 Cap. LXVII. Tm . 1 , "Proponen/e los virtudes,
íjuicn quifiere confeguir efta facilidad , rcti- lé quieren confeguir los que le defprecíao,
íde de los hombres, y de ocupaciones vanas, aunque iba en cofas muy leves?Tu no con­
y ocupefe en exerekíos Tantos. Defpues de cedes grandes beneficios , pero ni aun pe«
aver dicho grandes alabanzas de la ioiedad, queños, á quien continuamente te haze al*
y que los Santos, en quamo podían, huían gunos defayres , aunque leves. Pues fi tu,
ías converfaciones, vivían en retiro,y filencío. voluntariamente ofendes á Dios con tus pe­
Kempís, l ib , i, d t Imit , cap, 20. añade. In ­ cados ; como quieres que.ee conceda fus pre-
quiete , & JiUntio proficlt anima devota ciofos Dones ? Profigue SantoThomás ¡Tres
4bfconditd inventefiuenta Uchrymarum >qui- Efpin'rus hallo en la Sagrada Efcritura : El
bus fe noBibus fe iabat , & mundat, En la Efpiritu de Dios, el del Mundo , y el déla
quietud y filencío aprovecha el alma devo­ Carne : Hos dúos obijee v t pofiideas pri-,
ta , y allí efcondida.¿ halla ríos de lagrimas mum* f^alde enim contrarij f u n t , ñeque tos
con que todas las noches laba > y purifica 'onttm sapit babitaculum . Qitietam , & m un «,
íu conciencia. Pues fi Dios ama la porc­ dam Ule m^njtonera cfferat , qtíi cum coráis
ia , y efte es buen medio para confeguir- f u i domicilio bofpitari defidsrat. Quien quífic-
¿a ; qnaneo debes procurar elte retiro,y fo- rc confeguir el Éfpiritu de Dios , eche de
'¿edad? si á los dos , porque fon muy contrarios,
La tercera virtud , es, puveza de con­ y no pueden morar juntos eti vna mifma
ciencia , labando primevo el vafo donde el pofada ; y afsi, por qnanto el Efpiritu D i­
Efpiritu Santo ha de derramar fus Dones. vino es amador de fatuidad , y pureza , y
Quien, quifiere echar vn precioíb licor en algún defea que fe hofpede , preparale habitación
Vafo,primero le.laba muy bien,,Pues quien de* quieta , y pura : Sino vino fobre los Apof-
fea q tic en fu alma el Efpiritu Santo eche el toies , que avian feguido á Chrifto , hafia
preciofo ücor de fu gracia ·, y fus Dones;: que con todas las reprehenliones , que les
tjuanto mas debe procurar , que fu alnuef- dio defpues de rcfuckado , avian bien lio,
te muy pura , y limpia de todo genero de tado fus pecados; y aun defpues de efto, ef-
pecado.? Si.el vaíb tiene alguna immundi­ tuvieron todos encerrados en continua ora-
cia,.por .pequeóa. que fea , mancha el licor. cion ,-prq7aL‘andoíe *,como fe concederá á los
Pues como -enerará el Efpiricu S:mto , y fus que carecen de toda preparación , y ef-
Dones tan preciólos ·, y Divinos en el vaíb tán llanos de pecados veniales, que fon ofcn7
Smmundo de cu Alma , fi en ella confervas fas de Dios,
la ponzoña de algunos pecados , aunque La nuarta virtud, es , la humildad d®
¡eves ? Los Médicos,, para dár perfe&a falud corazon , vaciandofe de si mifmo, y de to­
¡alcntermo, primero le purgan de todos los do efpiricu contrario. El Apoftol Sancia'
humores, aunque fean muy leves. Pues para go , cap. 4, dlxo : Deus fuperbis rejiftit ,
que el Efpiritu Santo de la perfe&a falud al bumiíibus autem datgratiatn* Qiie'Dios re-
alma , jorque primero no hadé eftár limpia, íifle á los fobervios , y á los humildes di
y purificada de los males humores de los pe· fu gracia : Aquí dice lo primero , que re-
cados aunque leves ? San Chryfoftomo in lfat . íifte á los fobervios, porque eílos fon como
dice: A/ai'.í in quibmlihet mentibus operatur vafíxa hinchada , y llena del viento de la ar­
fp irita s ; fe d ij s , quei nihil babent obiiquumi rogancia , defean las alaban^ humanas; deí
n ih il ob¿ot\íum. El Efpiritu Sanco no á todas precian á los otros ; fe juzgan grandes de­
las almas comunica fus Dones, lino á aque­ lante de Dios , y muy agradables i los ojos
llas, en quien nada fe halla de contradicion Divinos; juzgan que tiene grandes virtudes,
á fu voluntad. Pues fia los pecados veniales que las han adquirido por fus méritos, fe las
los aborrece , porque Je ofenden , y fon man­ atribuyen á si , y no k Dios , que los hu­
chas de las almas ; ¿orno ha de venir a fa­ milla, por efta fobervía , como dlxo el Sal­
vorecer , con larga mano, adonde le hallan ci­ vador : Qui f e exaltat bumilUbitur* Por 1$
tas ofenfas, y manchas, que mucho le def- fobervia fueron condenados los Angeles ma­
agradan? los , y Adán, O quan grande vicio es,
Santo Thotnás de Villanuéva, tonel. i. pues tanto le aborrece , y caíliga ! Lo fe­
Tentecoji. dice: Si nultis lacbrymil expeti- gundo dice , que á los humildes da fu gra­
tas fu fp irijs , & obfeerattonibui invocaius cia. Y en qué confiñe efta humildad? Ala-
afsiduis bonorum operarn fru ü ib u s promeri- pide in Iacob cap, i. .Qui fpretis mundi
t u s , v ix pofsidstur quomodo dabitur can- pompis , & bum litér j t Spiritui D ei fubA
temptaribus. Si el Efpiritu Santo, defeado dürtt , ©*per omnia obedim t , ab «oque fe til·*
con muchas lagrimas, llamado con muchos ómnibus duci fénunt. Confiñe lo primer·
fufpiros, y oraciones, y merecido con mu­ en defprecíar todas las honras , y pom­
flía* ebfa| l?w$g*s, ípípas fe ^Ican^a; pas dfe el ^uado , y en querer fer 4cfpre-
ton que nos debemos preparar, para recibir al Efpiritu Santo,
tlado , y reputado por vil : Lo fegundo , e;i diccíTe exa&a ; porque David dixa ; Tu man4
obedecerá Diosen todas las cofas, procurando Que Dio§
d a f ii m m d a ia tun cttjia& iri n m t i.
en todo hazer fu voluntad fantiísimi'|Lo terce-' mandó , que fus mandatos fean «nardados
ro , en fujetsr fu eípirítu ,ó porcarfií con ver* con perfección : Qiie es muy pueílo en razón*
dadera humildad delante'de Dios, Ella ver­ que (i quieren que el Eípiriu* Santo Ies vjfi-
dadera humildad, dice Alapide, no es otra te , y comunique fi¡s Dones , io merezcan etl
cofa fino vn verdadero, y practico conocí» algún modo : La tercera ■, por fi acaíb 110
miento de s i, y de Dios; efto es, que el hom­ han obfsrvado io referido ( propone la coú*¡
bre conozca fu nada , y la. immeníidad de cricion } porque fiendo grande , vá ¿nuy acom*
Dios. EL verdadero humilde* no mira á los panada de., humildad j y de ella !*ace mu¿
hombres , lino á Dios. Afslmiíino fe confidera cha pureza , y fancidad * y mucho ternorj
en ia prefeneja de Dios , conociendo quefu que confirma al hombre en e l. férvido de
ser es como nada , que es vn abifmo de igno­ Dios , que /pone fus ojos en tales alrrjas*
rancias , y de pecidos, y vicios; y ponderan­ viene á ellas , y les comunica fus favores;
do efto , profundilsimamentc fe abate, y def* luego para confeguir efto fe debe poner gn-n
precia delante de Dios; y íi en si reconoce al­ cuidado en ei exereiciode la humildad t en el
go bueno, reconoce que graciofarfícntr lo ha modo referido.
recibido de Dios ; y todo lo refiere al Señor ,y La quinta virtud , es vna gran pure¿
le dá Jas gracias; y añade: Dentqae bumilis fea de todos los afeftos , de las delicias*
€tím D sam , & revsrtatur t fernper D eipra- y güilos terrenos *y carnales, y vna renun­
f mtiam c'-gitat , omnia ¿taque bumüiter agit^ ciación de todos ellos. San Bafilio ¿.In Ifai¿
& loquitur , vt D d fe intuentis ocuUs nuf~. in Pr&cem. drxo ; Omnibus quidem »dejl Spi*
quam offendat ; fed pUceat , & obíeBet, El ritus Sancita ; fed pv¡eápu¿ in bis i quí pu¿>
Verdadero humilde, como reverencia á Dios* r i fu n t ajfeñlbut fscuitarsm vim o/iendit. El
queeftá en todas partes , íiempre le crae.pre- Efpiritu Santo , afsi lie eii todos los que
fente ; y en todas tus obras, palabras ,y penfa- cílán en gracia de Dios; pero priucipalmen*
mientos, obra, habla ,· y pienfa ,con tai hu* te tiene fu inorada en tos que fon pufos de
mildad, que no ofende jamás á tan Gran Se­ los afectos terrenos ; á todos ellos , les co^.
ñor, fino que en todo le procura dar gnflo; * mímica fus favores Celeílialesi Dios , di-
obrando afsi, cúmplelo que enfeña el Apof- 3cr> por Ifatás, cap. 28. Quemdoíebit fetén·*,
tol: Humiliamini in confpecíu Domini, Que tiam. A quien comunicará Dios fu Sabí^
nos humillemos en la prefenda de Dios; eje­ duria , y fus favores ? Y refponde : Abla^
cutando eílo ,fe libra vno de muchas humilda­ tos t d [a¿$e , a vulgos ab vberibus. Y dt^
des taifas, y fe diínone para que Diosle comu* ce Alapidff Eos qui a <aulji d delitip pue-
ñique fus Dones. r i libas , d vita imperfefí'i , & carndi . EC.
El Edeíiafiico, cap, 3. Qiianto magnus tos favores Divinos , y fu Sabiduría * Dios
tfJ, humíllate in ómnibus , O" cOram Deo, comunica á los que fe han privado de las
& inventes g r ¿tiara , quonidtn magna poten- muchas delicias, y guftos terrenos, y mun­
tia D ei , & ab bumiliibus honoratur. Efto danos , los coiicede k los que hari renuiu
es , quanto mayor fueres , humillare en to­ ciado la vida imperfeta , y carnal *, porque
das las cofas , bufeando los exercicíos humíl- todos efián ya capaes de los bienes Ceief-
des^y delante de Dios, reprime los actos de ro­ tiales , por aver renunciado lps mundanos,
bería, y reconociendo tu fuma vileza, yla So­ y carnales, y vencido todas fus palsíonesí
berana Mageftad de Dios , te confundirás en fu á eíloü comunica Dios íus Divinas iuzües, y
prefencia; y porefle medio , confegu¡ras las grandes íhiílraciones , y favores Divinos, Él
divinas gracias. Y por Ifaias , dixo Dios : D i- Apoflol Santiago , cap. 4. dixo: Appropin-
eit Dorninus ; ad quern auXem refpiciam ¡ n iji qttiitf Deo , & appropinqmbit.vobis, Efto
ad pauperculum , & contntum fp iritu , & tre­ es , huid de vueftros güilos , y de todos
mentem fermows meos. A quien bufeare , fi­ los defeos mundanos.5 y ÍSeértaos , huleán­
no al pobrecillo ; efto es, al humilde, co­ dole por medio de afeíios Santos , y Celef-
mo dicen muchos Santos; y al contrito, qué tiales , y Dios fe acercará á vofotros , co­
tiene gran temor, y reverencia á las divinas municándoos Divinas luzes s y grandes con-
palabras, y por effo las obedece. Aquí pro­ fuelos Celeñiales , como en premio , por
pone tres virtudes , a que mira Dios , y le aver defpreciado las confolaciones munda^
agradan mas que otras , por las quales viene á ñas.
las almas , para favorecerlas: La primera , es ' A eílos, que fe privan de los güilos»
la humildad ; porque efta es raiz, y funda­ y delicias del mundo , les concede Dios ta­
mento de las demás virtudes : La fegunda, les gozos , y alegrías efpirituales, que Da.
№la guarda exaíta de las palabras de Dios; yid , Pfaim. 30. dice: Qttam magm multitúd$
Y y1 dwl-
p 6 Cap. LXVIII. Tráí. IT. Vroponenfs los muchos henefictos,
¿ulcedinis tuce L¡o>r:tnt, quant abfcondifii ti- ciendo: Creóla Santa Iglefia Catholica ; y na
tncntibus te ! O qnan· grande es la multitud díxcron, creo en lá Sanca Iglefia Catholica;
de dulzuras , que tenias ffcondidas , y las co­ ■quitaron el en , la qual palabra t avian puef·*
municas á los que te temen. No folo dice, que to, quando dixcLou : Crcu ei> el Padre } creo
á eftos comunica dulzuras , fino que es glan­ en el Hijo, y creo en el Eípiritu Santo ; por­
de fu multitud. Porqué dice, que eftáefcon- que cita palabra e n , dice aquella confianza,
dída? Porque el pecador no !o conoce ; pero y amor que pone, el que cree en folo Dios;
apenas fe convierte de todo coruzon, y em­ y afsi, no dicen , creo en la Santa Iglefia , fino
pieza vna vida fervoróla , qunodo empieza á la Sanra Iglefia , para denotar, que no cree­
íentir efta dulzura ; y aun las lagrimas, que mos , que la Iglefia es Dios , íino congre-;
derramo , le caufan grande akgrta; y como en­ gada pbr Dios ; porque ella palabra en , diÜín-
tonces tiene gran conocimiento de !a culpa, y gue la criatura de el Criador: Afsi lo nota Ru­
quan cerca eftaba de fer condenado t y fe mi­ fino en efte Articulo, Ella palabra Iglefia , eta
ra libre de efte horrible rieígo , y con gran ef- la Efcrkura , tiene muchos nombres , que fe la
peran^a, de que Dios le ha de dar el íleyno aplican por metaphoras que omito , y propia­
Eterno; codo eíto le caufa Ungulares gozos, mente íe llama Iglefia Chriftiana , la qual es la
y dulzuras, Y profiriendo en el íerv<cio de del Tdlaincnto Nuevo; y le difine multitud, y-
Dios, y en folicitar fu falv ación con codo cui­ congregación vifible de los hombres , llama­
dado , fu alma recibe tan grandes gozos,y da , y recibida porChiifto nueftroRedemptor,·
duteuras, que reveían , y fe Jas cori'umca al y los Apoftoles á la vnidad de U Fe Apoílo-
cuerpo , que por elfo recibe grande alegría. lica.., la qual multitud , y Congregación de
David, Pfalm. 8^, dixo:C oncupifcit, O1défi­ los Fieles , fcconferva por perpetua fuccef-
cit anima mea in atria Don-jai. Cor rneitm, & fion , y continua, deb.ixo dt: fu verdadera Ca-,
mea cara exulta ver unt.. Con grandes anfias roe beza , Chrilto , y del Sammo Pontífice fu V i­
hallo de gozar los bienes.del Cielo ; y de efto cario i y en efte Articulo , añade San pió Quin­
mi alpia ha recibido tan grande gozo , que no to : Per fidem v.ucatífunt , vt reieciis ign-3-
cabiendo en ella, harevofado,y comunicado rantijs , & eorum tenebris D ium verum , Ú*
á mi cuerpo, que por eíTo efiá lleno de ale­ vivum pie , O“ Saníte coilant, illiqite ex to­
gría. Piies qué hizo David , para que Dios ta corde infer-üiant. Efta multitud ■de Fieles
tantos , y tan grandes gozos le comunicaflc? es llamada á junta , para que recibiendo por
Mi Caftroveco: Anima in meditando Cceie- la iuz de la verdad ,y noticia de Dios, que
Jiem Gloriara rapitur , fiepe in tantum , Sí“ les ad.nmiftrala Fé ,dexad.islas tinieblas de
tale gaudium , vt vtdeatur exire de angujlia la íngorancia , y de los erroiTs , piadofa,
corporis vnde dicit cor menra , C5“ caro mea y fantamente den Cuito al verdadero Dios
exultavemnt. El alma , meditando la Gloria vivo , y le firvainos todos muy de cora-
Celeftiaí, muchas vezes Diosla llena de tan­ son.
tas luzes,y gozos, que no cabiendo en ella, La explicación dtfwfa de efte Articulo,,
íe los participa al cuerpo ,y k llena de de­ es tan neceñaria ( dice vn Moderno } que coa
voción fenfible, y muy admirable; peroxfto ella fe pueden defirnir todas las heregias, y
no concede Dios á los tibios , aunque fe exec- fe impide que Caigan otras, y que cali todas
citen en la meditación de las pafsiones. las heregias de eftos tiempos, fon contra cftc
Artículo. Luego fetá muy conveniente dexar»
A R T IC U L O IX. le bien explicado , por fer muy necesario fu
coiiocirniento; y aun porelTo Turlot, in hos
art, dixo: Propheta , appertius de Eccle-
L a Santa Iglefta Catholica h C m iu fia , quam de Chriflo locuti f u n t , nam fih&ne
nion de los Santos, veritatem firm o animo conceptutn non babus-
r h , facile horrenditm hersfis periculum non
C A P IT U L O LX V III. fugies 3 'Ecclefia, enttn ipfk de ómnibus eitru
Proponenfe ios muchos beneficios , que el Sal* errandi periculum docebit. Los Prophetas,
vado? nos hizo , dexandonos por f u VieA" mas claramente hablaron de la Iglefia, que
rio al Papa , y que debemos no d udar, nt de Chrifto; y íí alguno, con firme animo, no
examinar , fino venerar , y reverencia? confieíTa alguna verdad perteneciente a la Igle­
las D oéíriñas , que nos propone acer*. fia , fácilmente caerá én el horrendo peligro
ca déla Fé,ycoflumbres. de heregia ; porque la Iglefia enfeña todas
las verdades de la Fe, fin peligro de errar. í,ue-*
Viendo confeííado la Divinidad delEf* go fino cree con firmeza lo que la Iglefia enfe-.
A piritu Santo; luego los Apofbolespu­ ña, fe pone á peligro de fer herege; y afsi, pa^
lieron el Articulo de la Santa Iglefia , di­
ra iibrarfe de efte peligro ?fe advierte;
que el Salvador nos htz¿o3dejándonos por fu Vicario al Papá. 357
Que la Iglefia nos enfeña , que en ella ay Cabeza para ti buen govierno , y para cafligac
vna Cathedra vifvble ; y que quien preiide Jos delitos; porque ii faltara U Juílicia ,!el
en ella , es el Papa, como' Vicario’de PiLcblo prefto fe llenara de vicios. Pues ía
Chrilto , á quien conflituyo en elle oficio, ■ J«lefia , que es Santa , y juila , ricue ¿ los Pre­
quando le di;co, Match. cap. ií?. Tu es Petrus¿ lados, que fon Vicarios dd Papa, 110 folo
& Juper banc Petrarn (edificaba Ecclcfitm para que goviernen, fino para caftigar loa
meam, Tú eres Pedro ; y .fobre efta Piedra, delitos.*
que eres tu , tengo yo de edificar mi IgScíia ; y £1 fegundo beneficio, es, que nos libra del
quando citaba de camino, para fubirie ai Cíe­ veneno de muchos tlereges, y en particular
lo , ic la encomendó por tres vezes, diciendo: de los Bigardos , de los Alumbrados, y aora
P i)f 'e agrios ¡neos ¡piifee oves meas, loan, cap» de los de Molinos , que decian , que el Chrif-,
31. Apacienta'mis corderos, y nys ovejas; tiano eftá pueílo en tan noble libertad , que
porque íi la Iglefia fe compone de todos los no tiene qlie reconocer Superior, íiuo i Dios»
Chriftianos , y por eflb es vifibie , también efpecia! mente algunos que juzgan , que vienen '
fu Cabeza es viliblc s porque lí vna República, á tal perfección, que no tienen que efcuchar
ó Ciudad es vi tibie , porque fe compone de Prelados, fino lo que Dios íes infpira en fus
muchos individuos, y es for^oío tenga Cabe- ' corazones. Eílo no es bien clara heregia, opuef-
za que ía govieme ; afsi la Igleiia , que es Re­ ta ¿ muchos lugares , én que Dios noámann,
pública eípirltcai ·, y fe compone de tocios ios da obedecer á los Superiores ? Por la Ley Na­
Chriftianos, y por ello es viiible , debe tener tural , ay obligación de obedecer á los Su-¡
Cabeza vil.ib.le , que govierne á fus miembros,' periores. Ley de Moyfes , y el Evangelio la
fegun las verdades de la Fe ; porque fi la Ciu­ confirman , y perficionan , enfeúando, que
dad , ó República , no tiene Caneza que ia go- fe guarde con mayor perfección. El Apofrol
vierné , en elia.avrá vn pt¡ro deíorden ; y poco dixo: Qiíi pote/}¿ti rififtit . Dei ordwationi
importa tener vn Navio, y embarcarle.mu­ re fifiit . Tiene Dios ordenado , que el fubdito
chos en el para las Indias , fino ay Piloto que. obedezca al Prelado; el inferior, al Superior;
le govierne. Lo mifmo digo de hígltiia. Y la muger, al mando ; el hijo , álos padres; el
en avernos Chrifto dcxüdo por fu Vicario vaífaUo , al Rey : Luego quien a ello fe opone7
&] Surnmo Pontífice , nos ha hecho los benefw á la ordenado« de Dios contradice ; -y poc
cios figuknres. configuiente., el tal grangea para si lá condes
El beneficio primero, es, que en el Papa te­ . nación; y profigue San Pablo : Qui antera D ei
nemos vn grani recurfo , adonde.podamos acu­ ordinationem rejifipnt ipfi jib i damñationem
dir en nuellras dudas, para librarnos de enga­ íicquirunt. Luego íi en la República Ciiriília-í
ños; porque dice S.Pablo, adHeb.cap.i j,. Do- na no huviera Vicario de Chriílo , fuera falcar
Oirinis VíV'ijs „ & piregriíüs nolite abdtsci. i la Ley Natural. Pues corno ello Soavia ds
No os dexeis governar por Doctrinas varias, permitir Dios en fu efeogido Pueblo ? Si ea
y peregrinas. Uemos , que ay muchos que todas las Cafas , y Congregaciones ay-cabeza
ignoran la Do&rina Chriítiana, otros queia que mande ; porque avia de faltar en la Igle-
entienden mal; y que como es cali infinito el fia, que eftá llena de orden , y fantídad?
numero de los decios : Infinitas efi numeras SÍ feobfetvatíe lo que dicen los Hereges»
fiuítQTnmy afsí fon , como infinitas fus ne­ que á cada qua\ enfeña el Efpiritu Santo , en
cedades; Pues corno pudiéramos falir de íu corazon invifiblementc ; que coufufion hu~ 1
ellas , fino acudiendo á la Doftrma , que nos viera en el mundo? Uno dixera,queDiosle
enfeña el Vicario de Chrifto? Quan llenos de - eníeñaba efto : Otro dixera, que á el le enfe-
errores eííuvieran los Fieles con tan innume­ ñaba lo contrario ; y como cada vno es ami­
rables necedades 9 fino huviera Cabeza que las go de fu guílo , aquello que le parecía apro-
atajara ,? También vemos , que ·muchos poluo , para confeguir fu voluntad, disera:
hombres dodos , y Catholicos , han facado Que fe lo eníeñaba el Efpiritu Santo. Ello es
á luz diverfas opiniones, no fegurás en la Fe, falfo : Lo primero, porque ellos liguen tal
ó dañofas en las co(lumbres. Y quien atajará Do&riua , por executar libremente fus vicios;
efto , fino huviera Cabeza , que lo prohibiera? y á eflos el Efpiritu Santo, dice *que no mo­
El Obifpo Lanaza,¿0№i7 . 20. num. i<5 . dice; ra en ellos. Sapient. 1. In molcbolam aniwam
Que Sophronio, eftando en el Concilio de Se- non introibit fa p e n tia , nes babiiabit in coy-
lcucia , oyendo recitar ciertas propoficiones, pore fubdito peccato. Lo fegundo, en tierra
no feguras , exclamó con brio Evangélico, di­ de Hereges, en vna cafa fuele aver muchas
ciendo : Si cada dia fe introducen novedades perfonas , y cada vna fucle feguir fe^a-diílin-
en materia de Fe , no tiene firmeza de verdad ta , y cada vno dice : Que la luya es verdadera,
la ígteíia; y efto prohíbe San Paulo, ad Tbim, y ion contrarias : Luego en eílas ay falfedad,
(¿p, 4. Una República, bien governada , es Pues fino ay mas que vna verdad *y el Efpiritu
“ ‘ San-
358 Cap. LXVIII. Trat.II. Proponenfe los muchos beneficios,
Sanco es ¡a fuma verdad como ha de aprobar ellas acudicíTen á los Sacerdotes Superiores,
la faifedad de citas ( Digo io tercero , que to­ para que les inftruyeífen en lo que debianha-
das las tales fe&as fon faifas, porque enfeñnn zer, y que quería íe huroillaíltn , y fujccaüen
faltedades , y vicios, y la Religión Chriftiana al parecer de los Miniftros ,que avia puefto en
es la verdadera; poique enfeña á aborrecer la tierra ; porque quería s que por ellos fe gor
el vicio , y feguírla virtud. Y á efta afsifteel vernaflen.
Efpíritu Santo , como dixo Salomón,"Prov. i» San Auguftin, tom. de D o t í. f o l. i;
Ego fapientia habito in conjilio , & in eru­ reprehendiendo á los que por revelación íabeti
d ita cogitAtionibus. Digo lo qunrto, que San algunas cofas, y fe fian de fu proprio didamen,
Pablo, i, ad Tbimot. cap. 4. dixo : Dcfcen* no comunicándolas con los Miniftros de Dios,
dsnt quídam afide attendentes Jpiritibus erro- que fon los Vicarios del Papa , dice afsi: Dios
r i i t & doBrinis dtemoniorum. Que en los ha determinado fearnos enfeñados por ¡os
tiempos futuros, algunos fe apartarían de U hombres ; y quien no fe fujeta á efto , declara,
Fe , y feguirian errores ,y doctrinas de los de. que en el ay efpiritu defobervía , y eíla tienta
mouios. Pues fi eftos fe apartan de la Doítri- áDios,y fe expone á fer enganadodeí demonio,
11a verdadera ; como no reconocen, que figuen Y aunque aya fido arrebatado hafta el tercos:
errores, y perfecciones de los demonios , para Cielo , como San Pablo, debe fujetarfe á fer
perderlos ? Digo lo quinto , que fi el Elpiritu governado por la Iglefia : Cabeamus tales
Santo dice , quues infinito el numero de los tcntationes ftiperbijsimas ■, & pericvlojifsU
necios > como á todos efto%el Efpirisn Santo mas. Sabed , que governarfe por fu d¡¿tarasen,
les avia de govsrnar ? Pues como todo efto ' у порог la Igleíia , incluye tentaciones muy;
fe pudiera atajar, fi la Providencia Divina, febervias , y muy peligrólas; y para efto ргон
que obra redámente , no huviera dexado va pone el exemplo de SaivPablo , que defpues
Superior i que á los errados los defengañafíe, de fer arrebatado al tercero Cielo , dorde
y fino fe enmeüdaíTen los caíligafíc , pafa que aprendió la Dc&rina del Sagrado Evangelio^
no pegaflen á otro, el veneno? le mandó Dios, que fueíTe al Sacerdote , que
£1 tercer beneficio-, es , que Dios nos ha el le enfefr.ria lo que debia hazer. Pues íi San
'dadoalPapa fu Vicario , ó por fus Miniftros, ^РаЪ1о eftaba bien ínftruido en las verdades de
para examinar las Doctrinas,fi fon faifas,q11an­ la Doctuna dél Salvador; para que Dios 1c
do algunos dícen^que han tenido revelaciones; remite al Sacerdote ? Y rcfponde : Paulum
porque en eñe cafo , para q Sos Fieles no fean licét divina vocs in jlru tíu s ad hominem
engañados,quiere que nos governemos por los miffum c jjt , vt Sacramenta pcrcipen t, O“
Miniftros,ó Vicarios delPapa,ó por el mifmo. copularetur Ecclejia. Aunque divinamente
,Qiiifo Dios enfeñar áSamuel , y le llama efian- eftaba enfeñado, con todo ello le embió al
do durmiendo, Samuel. El creyó , que le lla­ Sacerdote ,paraque fupieíTe , que las revela-*
maba el Sacerdote Heli, y diceíe: Señor, ciones avian de conformarfe con la Doftrína
¡aquí eftoy. Refpondió el Sacerdote: Yo no de !a Iglefia, y que ella las avia de aprobar,
te he llamado , buclvete á dormir; aísilo hizo. por medio de íus Miniftros. También al Cen­
¡Y por tres vezes le llamó Dios, y fieropre iba turión Conidio, fe le apareció vn Angel, que
al Sacerdote ; y como no le avia llamado , de- le dixo ; Que fus limofnas avían fido á Dios
. ciale , que fe fuelle i dormir; y en !a tercera agradables , y que llamaíTe· á Pedro, que le
vez el Sacerdote reconoció, que Dios le lla­ diría lo que debía hazer para falvaríe. Pues
maba ; y afsi le diso : Buclve á dormir ; yJi fi el Angel le da efte avifo ; por que no le eníe-
oyes que te llaman , dirás: Loquere Domine, ña lo demás , y no le гбткс á otro ? Es para
quia audit fervrtt tuas. Señor, hablad, que enfeñarnos, que aunque Dios revele algo fo-
ya os oye vueftio Siervo, i.Reg. cap. 3. Hizolo buenaturalmente , todo eftá fujeto á la Cathe-
afsi, y entonces Dios le dixo, y reveló loque dra de Pedro , y á fus Miniftros, con quiera
precedía. Pues fi quería hablar á Samuel; fe debe comunicar , para no caer en las tenta­
por que no le habló la primeravez , que le ciones de Satanás. Hafta aquí San Auguftin.
Hamo? Porquero hizo andar yendo, y vi­ Como íi dixera: Quiero, que acndais á mis
niendo, y no le defa’bríó fu voluntad , hafta Sacerdotes , para que ellos enfeñen lo que fe
que el Sacerdote le inftruyó en lo que avia ha de hazer en revelaciones , y que no fe ñaf­
de obrar ? Cafisno , colat. 2. cap. 12. lo diere* ien en ellas, fino que aquella lolo tuvieflen
Vohiit fenioris inflitutioni form ar i , vt qui ad por cierta , y fegura, que el Pontífice , ó fus
dívinum m inijierium vocabatür probúretur Miniftros la aprobaflen ; porque fi efto falta,
illiu s ‘humilitas , & im ioribm forma, /ubre - pueden fer engaños muy fobervios, como dice
íiionis proporntur exmplo . Quifo Dios enfe- San Auguftin , y San Pablo dice: Que el de-i
fiar á los que avía de admitir áfu familiaridad, monio ie transfigura en Angel de luz. Pues Íí
fluenofe ftaífcn de revelaciones ¿ G,uq ^ue ei¿ £Д revelaciones tan ciertas manda Dios*
_qu*
que el Salvador nos hizo, dejándonospor fu Vicario al Papá, } f ?
fljuevayan i fus Miniftros , para que los enfe- ó de las coftumbres, para que afsi la Rellgloflf
fien ; como no temen fer engañados los qué fe Chríftiana eftuvieíTe fiemprebien governadau
fian de fti juicio , y fabiendo que el demonio Los Hef eges dicen , que folo 1a Efcritura es
s;igaña con muchas faifas ? Pues tío es gran Juer. dé todas las dudas , o controv.eríias, lo
beneficio de Dios avernos dado ¿fu Vicario, quales falfo: Lo primero, porque todas la*
para que nos libre de tari grandes riefgos? 1 Repúblicas , Ciudades , y Lugares , tienen le­
El quarto beneficio , es , que el Salvador yes comunes, -y particulares; y con todo' eflbj
nos dexo fu Vicario; porque por h l , ó por fus fe ofrecen muchas dudas, y pleycos} ó porqu«
Miniaros , nos libremos de peligros, aun éti la ley eftá obfeura , Óporque claramente no lo
las obras ordinarias virtuofas, que muchos dice, ó pot'que víia ley parece repugnar á otra&,
cxei'citan , juzgando fer virtudes * y fon vi­ en eftos cafos·, todos acuden ál juez, ó;G¿beza¿
cios. El Apoftol San Juan , eapt j.dixo : N oli- que lo refudva'·, porque la ley no; puede feí,
te omn 't fp iritu i credere ; fed probate /p irita s Juez : Luego lo mifttio hemos dé decir en U
f i ex Deo fu n t. No deis crédito á todo efpiri¿ Iglefia i Lo fegundo, pór patte de la Éfcritu*
tu; pero probad, íi procede de Dios, Eflo es, ra; pues dice Sart Pablo a.'Chor. ^ LittetA
no creáis á todos los buenos defeos , que o? cceidit , fp ir i tus v iv í fie át¿$\ fetit ido'grama*
ocurren. Pues íi fon de cofas fantas ; por qub tical mata, elefpiritual dá vida. Efto es , dic®
no fe les ha de dar crédito ? Alaplde: M ulti Alapide: Si las cofas, qtie fe enciendeit mera*
putant a g ifp irita D ecid e (tfobriet&tis, ca/iu Forkamente, las perciben como fuejián , dft
tíiiis , ebaritatij , & qai fe fin c e ri fe eXarnu fe entienden las palabras eti el fetuíd'O’ grama*
ftanti invenient agi fp iritu diaboli*x>¿initAt>st fical, y fe dexa el eí'pititnal s ó Glo que fe dí*
gula+ libid in is, concvpifsentía* Muchos obran ■ce en el Tellamento en figura,fe enrienda
finiamente, con efpiritu de Díos, de templan­ como fuena la letra, efto mata;pero entcn*
za , de ciftídud , de caridad, u de otras virtu­ dido efpiriuualmente vivifica. Efto fe verifica
des ; pero íi examinan con finccridad , halla­ en los Judíos, que quitaron l’a vida á Ghrifto,
rán , que fon movidos por el demonio, ó por porque ciegos con la pafsion entendieron
vanidad, ó por gula, ó por alguu defeo vi- mal la Efcritura , porque no la rcgííVraronj
cíofo. Afsi los DiCcipulos del Salvador, quaft- pues proponiendo ella dos venidas muy claras
do no le recibieron los Samaritanos, pidieron del Mefías ,· vna en mucha pobreza , y otra
al Señor les dicíTe licencia , para hazer baxar con gran Magettad , a juzgar el mundo, ellos
fuego del Ciclo , que los abrafaíTe, juzgando no entendieron el primer fentido, ni aun el
que efto era zelo de la honra de Dios, y no era fegundo : Luego á eftos no les bailo la Efcri-
fino defeo de venganza ; afsi, el colérico juz­ tura , porque la pafsion les cegó. Y fi la Efcrí-
ga , que obra con zelo de fu jufticia j y bien tura tiene diverfos fentidos, oeCefsita de que
examinada fe halla, que es movido de la co­ aya de parre de Dios juez , que difcietna el
lera , 6 de la ira. Salomón, Proverb, cap. 16. verdadero ícntído. Y fi baftara la Efcritura*
dixo ; E f i via , qtta videtnr homini re£i» , &· qualquieta ciego, con la pafsion, o ignorancia,
m vifsirm eius ducunt ad mortem. Ay caminos, fe expondría á muchos ricfgos,como íosjudiose
que parecen re&os j y caminando por ellos, Y por efto San Auguftín, Serm. 70. de Temp,
llevan ala perdición. Eftos caminos fon afec­ dice ¡ Littern occidit Jp iritu s vivificat. In
tos defordenados ,de eodicia, ó de ambición, felices iudei , O* plus infelices baretict , qut
Odefeos de otras cofas , que por el demaliado detm foltim littera afpiciunt fo n u m , quajt
afedtoá cllós, parecen lícitos i y ciegos, con corpus rfine anim.t, ita fine vivificante [p i­
eftos defeos, las procuran , y poco á poco de rita mortui reinar,/epunt. San Pablo dice,
rn vicio dan en otro , hafta que por vlcimo lle­ que ia letra mata, y que el efpiritu dá vida*
gan con él hafta la muerte ; y como eftán cie­ Infelices fon los Judíos , y mucho mas lo?
gos , fe pierden. Salomon , Proverb.cap, 12. Hereges, que folo miran á lo literal de la Ef­
diso: Via fiu lt i re£ía efttin oculis eius. Quiaa- critura , y no al fentido efpirítual, y por eflo
tem fapiens efi , audit confilia , Efto es, el quedan muertos en 1a cu!p.i; otras pruebas
camino del apafsíonado, ó imprudente , ¿ el trae el Santo en el lib> de Dotf.cap,\ y.
le parece reéfco, y le ílgue , y fe pierde; pero el Lo tercero , por parte de que ay muchos
prudente, pide confejo , y fe libra.de rales rief- lugares en la Efcritura difícultofos í otros, que
gos. Pues íi de eftos peligros *e libra,quien pi­ parede fe oponen, dé donde nácen grandes
de confcjo á los Miniftros de Dios, no es eíle controvet fias. Efto fe ve, en que los libros d®
vn grande beneficio? Tobías, Judith , de la Sabiduría, del Edeíiaf-'
El quinto beneficio, es, que el Salvado*1 tico , y Macabeos , la Iglefia los admite poc
«os dexó al Papa por fu Vicario, para que re- Canónicos j y los Hereges los niegan ; pQrqu*
folvieife , como Cabeza , las dudas que fe eftos, y lo« Judíos t no admiten los libros,
«iredefien, á cerca de los Myftírios de la Fe, qup £onti:a4i$Gg ¿ fiis etr«rs«. filio ño confia
' ^ 6o Cap'. LXVIIÍ. Trat. II onen e im s ,
S e la Efcritura : Luego es neceflario aya Juez; %% que refolvisile todas las dudssjquc eufenaf-
Úí Plinto jy efte es la 1glefia , y fu■Cabeza , por - fe la verdatf, y que caftigaífe á los reveldss¿
;qiiien nóS‘góvemam0S.Y afsi.eííos Libros eftáii que no obsdecieilen?
admitidos- por Canonicos:, por Decreto de Id Lo quinto, porque como en el Teñamc* -
Iglefia, como.dice S. lfido.ro/» Trosm.de lib rU to Viejo la Efcritura , no era ]ue¿ dclas difi­
Vrítr.TeJi, Y §.k\x%\ihJibA%.dtCivit.cap: i6i cultades , y eoLitroverlias, fino, el Summo Sa­
Tambieirha ávido-muchas , y divergís dificul­ cerdote v y. Concilio de . los Ancianos , lo
tades fobre los Myíterios de 1¡j Fe, ó fobre niifmo es: en el Nuevo. En el tiempo de loá
las coftumbres ,o fobre -algunas, tradiciones^ Apoíloles íe levantó vna controver.fia , -fr íos
, que no rfta b a n cxpteffas , 6 claramente decía* Gentiles, .que fe convertían i la Fe , fe debían
radas en-'la ■Éíctítoras Luego ella no podía circuncidaró no. Los Judíos Chriftianoá
fes luez .y es neceflario fueífo otro difllnto* afirmaban que-ix, San Pablo, y San Bernabé
Y afsÍ i San: Anguilla * ¡ib. 7, <Epift. Fundan/, afirmaban qae no ; y efta controverfia f? defi­
dice '. Evangelio non crsdertm , n ifi aa ¿tori­ nió, y refolvió por la Efcritura, como Jtiexí
tos E cckjia commovsrct, -No creyera-ai Evan-¡ No , fino.que éftos- fe convinieron , en que dd
gdioylrnomelé ¡propufieva por Evangelio la vna., y otra parte íé eligieran’ pérfonas , qu«
autoridad ¡lo·,la Iglefia ; porque atfnque la priin fue(fen á.Jerufalen á coiifulÉarlo'Con San Pcv
eípal razón· que ay , para creer las verdades di*o ; y.por la parce negativa fue- $3n Pabló,:
déla Fe yes ajerias Dios revelado en fu Efcrí- y San Bernabe; y por la parte-afirmatlva otros?
tura. Sagrada, .en fu Evangelio , ó en otro dé y defpues de.averío mirado cnúy bien j .fé le­
fus Libros Sagrados ·, el conocer qual es la vantó j y les dixo .’ Quid tentatis Deum impo*
Efericura Sagrada , o el Evangelio , ó tradU nere itígumfaper cefvica Difcipalorum quo'd
dones,· ó difiniciones de Concilios; efto lo ñeque paires rtoftri ¡ñeque rtos portare potúi~
¿abemos·, porque nos lo propone la Iglefia. m u si A£t. cap. 15. Para qué á los nuevos
Lo quarto-, porque en el Teftamento Vie* CliriíUanos quereis imponer la Ley de U'Cir-
$0, todas las drfkultades legales fe refolviart cünciiioñ tan pefada, que nueflros Padres , y
yor el Summo Sacerdote en la tierra, confti- .nofoc-ros no helios podido llevar ? Nota aquí
tuido por Dios , y no por la Efcritura. Efto lo primero , que efta controverfia la pudie­
confia del Deuter, cap. 17. donde dixo Dios á ron refolver San Pablo , y San Bernabe,
■Moyfes: St difficiU aut umbiguum apud tepsrf* porque ambos eran Apodóles , Dolores, y
pexeris. Vemefque ad Sacerdotes ad Indi* Prophetas ,y ambos eran elegidos por el ¿i*-
cem , qui fu e rit tilo tm p o rs , quarefque ab piritu Santo 3para predicar el Evangelio , co­
eis >qui iudicabunt tibí veritatem^ Ú ' fAcies^ mo dice San Lucas, A&. 15. y fobre ambos
quodeumque dixerint yfequsrifque fententi&m avía venido el Efpimu Santo ,y no qnífieron
eoram. Qui antera fupsrbierit , nolens obedt* vfurpar el oficio de San Pedro, á quien toca­
re Sactfdotis m psrio morUtur bomo jlk . Lo ba determinar, y refolver las propoficiones,
ttiifmo repite en el cap. 16. y en el Paralip. que tocan á la Fe , y á la Religión. Pues no es
cap. 19. y en el Exod, cap. 18. Si juzgares, gran prefumpeion , ceguedad , y fobervia,
que ay dificultad, ó dudares á cerca de la Ley, querer refolver eftas cofas , que no fe atrevió
¿acudirás a los Sacerdotes, que huviere en á terminar el vafo de elección , lleno délElpi-
aquel tiempo , que te declararán la verdad , y rítu Santo ? El efeogido por Dios, y eníe-í
harás lo que te dixeren y executarás fu nado en el Cielo, acude á la Cabeza Pedro, pa­
fen cencía; y fi alguno fuere fobervío, y no ra la refolucion. Pues como nofotros, llenos de
quifiere obedecer al mandato del Sacerdote, ignorancias, queremos interpretar , y faber las
al tal le quitarán la vida. Aqui vemos: Lo cofas divinas ? Nota lo fegundo , que todos
primero, que en las dificultades , Dios no los Concilios fon congregados por el Papa ; y
mandó á los Seculares, que ellos interpretaf- defpues de aver refuelco las proporciones,
fenla Efcritura, fino que acndieíTcn á los Sa­ . efperan la confirmación del Summo Pontífice:
cerdotes , á quien en aquel tiempo tocaba. .„Lo tercero , que todos los Santos, y los Obif-
Efto vemos que execucó Heredes , quando pos le reconocen por vníverl'al Cabeza. Pues
oyó , que era nacido el Mefias, pues no lo exa­ no es gran beneficio avernos Dios dado á eíls
minó por la Efcritura , fino que lo preguntó fu Vicario para que refuelva todas las difi-;
á los Sacerdotes: Lo fegundo , que dixo Dios, .culcades , enorden á nueílra falvacion?
que el Sacerdote les diria la verdad: Lo-cer­ El fexco beneficio, es, avernos dado Dios
bero , que quien íueíTe fobervío , y no obede- en la Iglefia vn camino feguro , y cierto pjra
jcieífe al Sacerdote, fueífe muerto. Pues íi eftas el Cielo. Sivnofueife a fu Ciudad, donde ella
eres cofas ordenó en aquella Ley, que era todo fu bien, y no fupieífe el camino, y avien-
íbtnbra de la Ley de Gracia, mucho mas per­ do muchos , vno folo fuefie el verdadero, y los
míta ; ftg forjáis gue p/ta gafcfc Cgfc¡e* íleípeñaderos , cayendo donde avia
■TU
qué el Salvádof nos h¡gós demandónospor fu Vicario ál Papá. i 6i
Tygres t y Serpientes, y fe hallafle eti vna eti^ té ad popular* , & ern os tu&m. Tu auteht
crircijáda , llena dé: caminos muy trillados ; y é rii in b is , qua ad Deum pertinente Lo mlf-
á la entrada de cada vnó de eftos caminos fe íaió dieé en d cap. Ello és, no ce efeuíes dá
JwllaíTe vno, que dixcíTej eílé es el camino ver­ hablar á Pharaon, por el impedimento dé til
dadero ; que turbado fe hallaría ? Qttan gran¿ lengua ; ay tienes á tu hermano Aarqnj líeválé
de beneficio feria para eñe , fi allí hallaífe Vna Contigo j y le dirás lo que yo ce he mandado*
guia fegura? Quauto lo agradecería f To­ ,^ue yo eflaré en fu lenguajy el hablará ai Pue-í
dos los cimillos, qué el Mundo , el Demonio^ blo , y ferá tu Interprete, Tu eres el principal*
y la Carbe , proponen al hombre para ía de el han de recibir trtis maridacós , y te ha
Bienaventuranza , .fon derrumbaderos , que de oír á ti 4 como ít íueífe yo miímoi Moy^
guian á la perdición *y folo ay vtl camino cier­ fes era la Cabeza de aquella Iglefia Antigua,,
ro,y féguro, que guia al Cielo, efte le enfeña la y por fu boca hablaba Dios á los deriiás* Aora
Iglefia , dé quien dice S<Pablo *ad Thím. c.-ji én nueílra Iglefia , la Cabeía, es el Papa, que
Setas quomodo te ot/orttat cü n v e rf& ri in domo iinttiedtatamente recibe las palabras , y Doc­
D e l , qutú e ji Ecékjia D e l v i v i , columna , 0 “ trinas de la boca de Dios. Eñe fe las ctímünU.
f ir m a m in k im v e r it a t is .'lo te he eiífeñadoj co­ ca á Aafon >que fon los Obifpós * y Préiadtí^
mo debes vivir en la Cafa de Dios , que es la por los quales enfeñaal Pueblo. Dioses íjmeií
Iglefia , que es Columna , y Firmamento de habla por la boca del Papá * á quien vifi-f
Ja verdad. Dice} que ésCafa de Dios , porque bSementé vemos, y Oímos , qüando propon
es donde e:ftá plantada la Efcaía de-jacob , por1 ne alguna cofa á los Fieles *,y el lo cotnunicá
dondefe fube al Cielo, de donde baxarc Ange­ á los Obifpos i y eflos á los que etifenan at
les para favorecernos, y donde hallamos á Puiíbío j como fon los CuraSj Predicadores %yi
Dios. Dice, que es Columna de la verdad, para ConfeAfores i y de afsienio eftá Dios en la IgLe-t
aífegurar, que es fegtira, y firme ; canto , que íia j para enfeñatlá , aíinqué . invifibletDeíicej'
toda la artillería del infierno rto la podrá der­ coiiiodixo por S. Matheo: Ego vobifeum fu m
ribar , como dixo el Señor i E t porta in ftri ómnibus diebus s vfqúé ad cQúfum'm&tioñent
t)on pravaíebunt adverfus eam. Match* c .ió . fite u lii Cóii vofotros eflarti fveropre: ¥ obifo
Por la Iglefia nos habla Dios 4 y nos en­ enm. No con los Moros , ni con los Tuteos,;
feña el camino re&o del Cielo *y lo que debi­ ilí con los Gentiles „ n‘t con los Hereges, fino
mos hazer, para confeguir efta felicidad, Al con vofotros mis Fíeles, con la Iglelia, que¡
Pueblo delfrael llevaba Dios pos? el Defieíco* es la Columna, Defde efia.habla* y enleña
y paraeíTo le proveyó de vna Colümtia^ire de el ñiifmo Dios : In columna hqiiebatur ad
noche era fiiego, que alumbraba ,y calentaba;y eos. Y afsi, quándo oyes á la Santa Iglefia*·
de día era nubéj que le defendía de los ardores que enfeña, fabe} qué Dios es quien habla»
del Sol, Efta lapufovifibleálos ojos de codos* y la debes oír , y*obedecer como á Dios , y fu
y eii ella fe pufo dé afsk-nro elmifmo Dios, y Do&rinala has de tener por Verdad infalible*
defde alli les hablaba , y enfenaba , propo­ fegiira, y cierta*
niéndoles la verdad fegura, en orden 3 Í cami­ Eftando Moyíes exercitando los ítiánda-i
no, y a las dudas que le les ofrecía *como dice tos de Dios, dice él Sagrado Texto ,Exod.
Davidj Pfalm. j>8, In columna nubis ioqtteba^ capí Crediderant Domino * & M oyfi
tu r ad eos* Y figuíendo fuS palabras , fabiaji fé rv o eius. Creyeron á Dios ( y á Moyfes,
qus iban feguros , y que no podían errar* Éfta Sí quien les habla era Moyfes ¿ porque no
es figura de la Iglefia Catholíca *que es Co­ dice , que creyeron en el ? Porque ptirtieró
lumna* y Firmamento de la verdad : Columna i creyeron eii Dios, y defpues en Moyfes. Por­
Flrn um en tum vm tiíü s, En la qual prsli- que conocían * que aunque hablaba ¿ y que(
de el Papa , cortio Cabeza; y por el t y *pot? de fu boca avian falido las palabras; cre-
los Concilios nos enfeña Dios. Y afsi, ea efid yeroti i que en él eííaba Dios * y que itiás
'Articulo díxo San Pío V. EteUjia non poteft verdaderamente era'Dios, quien hablaba , y
errare in jid ú i ai morum difcipUria trádenda pronunciaba aquélla Doctrina por boca de
eam a Spmtu SanSlo gubernetur* Que la Moyfes ; edfeñandonos eñ eflo * qué quando
Iglefia, eit los Decretos que nos propone , á d Papa nos habla en materias de la Fé *o dé
cerca de los My Herios, 6 de las coftumbfes, ¿ófhimbres, hemos de creer, que en él eíi¿
no puede errar *porque es regida, gobernada, afsiftíerido Díos, y que por fu boca nos habla*
y*erifeñada por el Efpkitu Santo, que eS fum- y énfeña ía Do¿trInd , que debemos obfeiS
ma verdad , y fabiduria infinita, Y no puede var; de fuerte , qué con mas verdad fe ptíed*
írrar, ni en gañarfe, nicngañaraos¡ decir, qué Dios es el que habla, y el Papá
Dios dixo áMoyfes ,Exod.c, 4* L o g r e a d es inltriitñenco vifible, por quien nos muef·
4am , 0 · pone verba mea in ore eius , & egü tra fu Voluntad. Afsi lo házían los Fieles«
tro iti efe tuo , & j r i ere iilius tpfe loquetur £ ré ¿«íUlde 9$$ a San Pablo i¿ ad
¿2 №*.
'36z Cap* LXEC. Trat. II. Proponenfe las verdades
fThefalon.cap. i.'A ccep iflisillu d ’non vt ver-
hum bominum ; f id Jicut vere eJi verbum Dei, C A P IT U L O LXIX.
Oiílcis mí predicación, no c o rn o palabras de proponen/e quatro propriedades verdaderas
Pablo, fino como de Dios, De mlboc^fa- de la Iglefia , y d f u v i fia. las de los Heregess
liati las palabras 5 pero las recibideis, no como con qve fe conócela faifsdad de eliot ,ylos be*
tnias, lino como del mifmo Dios, como real­ neficios y que Dios nos ha hecbo en traernos
mente lo íon s Sicut veré eji. Que es lo mifí d la Iglefia ,■y como debemos cor-
5110 creo en los Myftcrios Divinos , no porque refpender,
Pablo los enfeña , fino porque Dios, que es
STA Iglefia tiene quatro propriedades#
verdad infinita , los ha revelado. Lo mifmo
debemos creer de los Concilios ; pues del pri­ E por donde fe conoce fu verdad, y fe ex-
mero , que fe celebro en la Iglefia , y aprobó ■preñan en el Credo de la Milía , y en los Con·»
San Pedro. ABor. dice San Lucas, ASior» cilios, y en particular en el ISÍceno, y Conftan-4
'Vifum efi Spiritui Santfo, & nobis. Lo que t!nopolitano,en que fe dice: Et vnam SanS¡am¡
oseícrivíraos es Do&rina, del Efpirícu Sanco, Catbolicam , & Apofiotícam Ecdefiam. Cree-i
que á nofotros ha revelado, para que os U mos que ay vna Iglefia, que es vna, Santa, Ca-
fcníefiemos. tholica ,y Apofiolíca; es vna, y no muchas, y
De aquí fe figue, que debemos feguir por efto confeíTauios en el Credo. Notefe,quc aun­
fegura , y cierta la Doctrina que nos enfeña9 que S.Juan propone fiete Iglefias en Afia, y S.
no examinándola con curioíidad , fujetando á Pablo ialuda á la deCorintho}no por tíío con­
ella el entendimiento, con gran reverencia, no fesamos muchas Iglefias; porque eftas fo»
queriendo dudar, rtidifputar , ni examinarla! diverfas Congregaciones de los Fieles , y folo
Lo primero , porque nos la enfeña Dios, que fon partes , que componen efia vna , y todas fe
es verdad infinita, que no puede enganarfe, refieren á ella , como miembros de vn mifmo
ni engasarnos: Lo fegundo, porque es gran­ Cuerpo j y como por la Iglefia de Toledo en^i
de la fobervia del hombre , que tiendo igno- tendemos folo la Matriz, aunque en todo el
íantifsimo, quiere examinar las obras de la Ar^obifpado tiene muchas Iglefias. Afsi, autr-j
infinita. Sabiduría. Y no es fuma ofladia du­ que ay muchas Iglefias en cada Obífpado, ro«¿
dar , y querer examinar, fi es verdadero lo que das fon cómo parces, y miembros, que com·*
la infinita Sabiduría eníena ? Efto es dignif- ponen áefta vna.
fimo de grande caftigo, que el hombre, que Es vna : Lo primero, porqr e en ella , y efí
es la fuma ignorancia, dude, ó quiera exa­ todas es vna la Fe, como ¿liso S. Pablo : Unas
minar la Doárina del Alrifsimo. Lo tercero, Deus, vna fid es, ad Ephef. c.4. Efta Fe la pro·*
porque la Doctrina, que nos ha enfeñado , y feíTan todos los Catholicos, aunque eílenen
propone la Iglefia, es toda CeleíUal, y Di­ diverfos Reynos : Lo 2. por vna efperan§a,ibi¡
vina , y excede á nueftras fuerzas ; y no pedié­ In vna fpe vocationis <oefir&. Todos eípera-
ramos faberla, fi Dios no nos la huviera re­ mos la Gloría,por los mericos deChrifto,y poc
belado , como en eñe: Articulo enfeña el Pa­ nueíiras buenas obras, que proceden de la Fe:
pa San Pió V. H ic Articulas , & cateri intel- Lo 3. por vna vníon de voluntad; pues afsi
iigentia noftr<s facultatem, vires fuperant, cftaban vnidos los Fieles al principio, pues
ture optimo confiternur nos Ec elefite dignita- fiendo muchos, eran vn corazón, y vn alma:
lem , & muñera non humana ratione cognofi·. Multitudínis credentium erat cor vnusjO" anU
tere,fed fideioettlis intaeri. Luego fiefte co- tna. Aft. c. 1. Y efto es, lo que el Salvador p¡¡*
íiocimiento excede á la facultad del hombre, dio : Putter coftferva eos in nomine tuo , q w i
debe cautivar fu entendimiento, y creer con dedijit mibi t vt fin t vnam ^Jicut 0 " nos. L o
fencillez; pues toda la Doétrina del Credo, 4. dice S. Pablo, ib i: Unus Deas vm m baptif*
nos la enfeña la Iglefia, regida por el Efpiriru tna* Que tenemos vn Dios , y vn Bautifmo, jr
Santo; y la Iglefia la recibió de la enfeñan^a, que en el todos confervan la mifma materia, y
que nos predicó el Hijo de Dios, y de los forma, ib i: In vnq fp iritu omnesnos, in vnum
¿pofioleSjfusDifcipulos , y la ha confervado corputbaptiz&ti fummas. Efto es, que por el
Jtaíta aora, prefidiendo el Papa, como Bautifmo hemos renacido,y fido incorporados
¡Vicario de Chrifto en en el Cuerpo myftko de la Iglefia: Lo que
tierra. todos eftamos fujetos, debaxo de vna Cabeza,
y de vn Prelado, que á todos manda guardas
¡imas mifmas Leyes.lacob.^, Unus ejl Legisla*
5 rtá¡*> ETSCfg tor, Y i.Chor.8,ü»8j D ñ í. Ie f %f Chrifius ,Lo
tí. que es vno íu Vicario; pues á folo Pedro
|úzo Paftor de fu Iglefia,y no á otroj Tu es Pe*
tC W & fe p tr km c petrjm ¿ d ijístb j Ucslefim»
h la Iglefia , y ■la falfaUd dé /ох Hcreges.
mátn. Chrifto hizo Vicario á S, Pedro, y ¿ fus denan á dar mas cuíco a D:os, Del Baucifmo'
Succcílores. Alsj lo-coníiefían iodos los Padres dice San Pablo >ad Epbef. cap. 5. que le or­
Antiguos, y el Concilio Nizeno : t i nmpe­ denó Dios, para que la lglelia fea Santa, &5
te¡ i itliter* vnitatem retiñere in EccU/Ja 3 n ifi Immaculada: Vt^fic Sancla ejl im ы дгй/лí л,D S
prajtt ■vntis.iio fe pue.de couíervar cfta vnidad todos los demás Sacramentos proceden щщ
en la Iglefia , fino ay vn SucceíTor de S. Pedro, chas gracias dpiricuales i y afsi, ion inftrumen·*
que prcíida en ella, y que fe oponga á fus con­ tos de fantidad ; tiene Leyes Sanrifsimap , ad-;
trarios. Y ft en las Repúblicas no ay.vn Prela­ mirables confejos , enfeña todas las virtudes»:
do principal, no puede fer bien governada , y no adnriíe error, ni vícío alguno; prohíbe
defendida. Aí'si es da Iglefia. Y cito dixo· Dios toda talledad, é injufticia , todo quanto con­
por e¡ f Propheta Hzechiél, cap. .34. y ¿ j . J?&~ tiene es fantó , e immacuhdo, como dixo
¡io rerit -vnas omnium eqrum. Yo les dar-c vno, David , Pfalm. 18. Lex Domini immacuiata¿
que fea Paftor de todos. Y el Salvador dixo: Todo quanto-eiiftña !a Iglefia, fe ordena á
B rit vnas I JítJtor,&' vaum ovile, Ioatí,csp.to. coníeguir fantidad; y afsi, dixo David, Pfalm.
No'avrá mar, de vn Rebruio, y vn Paftor. Pues 14^. Dunntm Dei dccet fincí¿tuda. Que á
fi por tintos lugares de £fcriti.iracouíh)que la la Cafa de Dios la conviene fer Santa : Ló
Iglcíh es vna ; como los H «reges no conocen, quinto , profigue Becano : Eft fancia , quia
que las muchas que ellos fingen fon faifas? Cbrifius q uieji capul;, & Sponfus Ecclefia , ef£
La fegunda propriedad de la I^lrí^s f es, Sяпeius Sanóíoram, Es Santa , porque ílí
que es Santa : Lo r, dice S. Pió V . en cite arr. Csbeza , y Efpofo es Chrifto, que es el Santo
Jppeilaiur Sandía , quod £>eo ded/c.iía confv- de los Santos, y fuente de toda fantidad. Pues
f:»ataque fit . Se llama Santa , porque cíla de­ fi es fu Efpofa ; por que no la avía de -adornac
dicada , y confrgrada á Dios. A ísijin ud iai co­ de coda fantidad ? Y afsi, hablando de elía^
fas corporales fe Il.xiian Sancas, porque eftán dice San Pablo , ad Ephef. cap. 5.1Jt eXhibca?
dedicadas al Culto Divino. S. Pablo ad Heb, ipfe J ib i glorhfam Ecclsfiam nm babentcm
c.ip .g. hablando del Templo Antiguo , y do упасninm , aut rugam , aut uliquid eiufmodi*
los Candileros, y del Pan déla Propolicich, fed vt J it Sánela , & Immaculxta. Que Chnf-<
dice : Tod.is ellas cofas , por eftár dedicadas to á Ja Iglefia la hizo á si agradable, y glo^
á D ios, fe dicen Santas. Y del Tabernáculo, riofa,que no tuvielTe mancha alguna de pc^
dicc: Que el Tabernáculo del Templo era el cado , y fúeíTe Santa ^с 1шmaculada ; y como1
S-anóía Sanciorum. Y David , Vfulm. 5. Por­ es Cabeza de los Fieles, y Sandísimo, por efío
que en el Templo Dios es adorado , y fe lé dixo: Sandti eritis , quia ego Saitéhts fum . 1„
ofrecen Sacrificios , le llama Santo : Lo fegun- Petr. c. r. Seréis. Santos ,. porque yo lo foy.
do, dice S. Pió j Sanéis* m i ni duenda ¿y?, quod Como fi dixera: Yo, que foy la Cabeza , (oy.
vcluti corpas cum f-incio capíte Chri/io con- Santo;y afsi, los miembros deben ier Santos.
iunSiA eft. Santa fe dice la lglelia, porque eftá Oponen los Kcreges , convo la iglefia
vnida con fu Cabeza, que es Chrifto Saaciísi- ■ puede fer Santa , íi en ella ay muchos pecado­
nio, de quien la proceden todas las fatuidades} res ? Rcfpondo lo primero con el Papa S. Pió
porque quakjuiera, que ha recibido la Fe ds V. en efte art. que dice : La ígiefh es Sajira*
Chrifto, y fe lia Bautizado , fe ha vefiido aunque en ella aya pecadores , porque todavía
de Chrifto : Qaicuvuqüs enim baptizad eftis confervan b Fe , y fon Fieles , y porque por 1¿
Cbriftum induiflis. ad Galat. cap. £. Eítoes, Fe , y por elBaurifmo fe confp.grarüH á Diosi
por los méritos de Chrifto, en el Baatiímo rc- y como los que proleiliin vn ohcio', aunque le
cibifteis los dones cfpirittiaíss, que como, vef- ignoren , confervañ el nombre de aquel Arte,
tidos de Chrifto,os veftjfteis' de fatuidad: Lue­ y pertenecen á aquel oficio. Aísj por efto San
go íi la Cabeza, que es Chrifto,es Santa, lo de­ Pablo 1., Cbor. 1. A los Chorintios los llama
ben fer los miembros, que fon los Fieles que Santificados, -y Santos , y con todo eflfo repre­
reciben el Bautifmo.La tercera,es, dice Beca.no hende á algunos por fus vicios. Refpondo lo
de Eccl.c, 5. Dicttür Ja n íía , quia nemoin enm fegundo: Que la lglelia fe dice Santa , porque
ingrediiur jiif ip e r baptifmum abi:itust& fan-> en ella ay todos los medios para fer Santos,
Bific&tus. Se dicc Santa, porque ninguno entra <Refpondo lo tercm>: Que conib de la Efcritu-
enella,fino limpio de fus pecados, y fantificado ra, que es Sa^ta, aunque, admite en ella peca­
por el Ba.utifmo,cómo diceS.Pablo i.Cbor.e.6* dores, porque los cfpera , para que hagan peni­
Lo quarto , dice Becano : E / i Sanfia, quia tencia ; y alsi, la Iglefia es comparadas vn Co­
eius injlitüta , eatemonLí^ Sacramenta.^ Do-, legio de Virgines, en que las cinco eran pru­
¿trina ad fanóiitaicm^ ordinantnr. H,s Santa, dentes, y las cinco necias ; y al Arca de Noe,
porque quantó contiene es fanto , y fe ordena en que avia animales limpios , e immundos;
áconíeguir fantidad , los. Sacrificios fonfan- y á la red, que cogc todo genero de pezesj
ios, las Ceremonias fon íantas, porque fe oí- es Viña, eft gue ay vbas , y agrsxes ■, ее
Zz a ftfíjs
Cap» LXIX. Tirat. II. Proponen/e tas verdades
fcmbrado, en qut ay trigo, y cizaña,. Y el niel» cap. 2 . Sufcitabit Dominas Cceli Reg~
Salvador dixo : Que eran muchos los llamados* num , qttod in aternutn non difsipabitur. El
y pocos los e{cogidos , порог culpa de la Igle- Señor del Cielo fundará vi) Rey no, que nuoca
ía , puestos coníctva , 110 para ¡que perfeve· ferá deftruido. Efte es la Iglefia, donde Rcy-
ren en fus pecados , fino paraTqi’e í"c convier­ na Chrifto , y es adornado ; y aunque ha te­
tan , y muchos fe han convertido >y han llega­ nido horribles perfecuciones, íiempre ha cita­
do á grande famidad; porque к Iglefia y u n ­ do firme 3 y lo eftará hafta el fin del mundo.
que tiene pecadores , no aprueba fus viciosj La quarta propriedad de la Iglefia, es, que
íisio que los reprehende , y por los Predica­ es Apoflolica; y dice Becano: Dicitur Apafio-
dores los ptocura convertir á la fantidad que liea. Primó : Quia in Apofiolis iniiium babuit.
cftfeña: Luego fe debe decir * que la Iglefia La Iglefia fe dice Apoftolica , porque defpues
es S a n t a * porque fu Fundador es Satinísimo* de Chrifto, los. Apoftolcs fueron los primeros
porque contiene Sandísimas Leyes * por las Fundadores. San Pablo adEphefcsp, z. nos
razones arriba propueftas ; porque tiene yá en lo enfeña , diciendo \Eftis cives fm£iorumt&
fel Cielo hijos Satinísimos innumerables , que dómejiiei Dsi^fuper ¿edi/icatiJuperfttndarr.en-
ha producido ; y por la gran compafsion , y ium Apofiolorum >& Propbetaruni ípfo fum­
miferíccrdla , que tiene cort algunos , que ino angular i lapide. Chrijío lejtt1 Voíotros
avíendolos engendrado buenos en elBautifino, fols compañeros de los Santos, y de los de la
ellos fe han hecho malos , y pecadoresy con Cafa de D ios; y el fundamento de efie edificio
todo eíTo , 1a Igicfia los eíperá á que hagan efpiritual, anunciado pór los Prophetas , es
penitencia. Puesfíefta efpera es vna gran mi- Chrifio como primera Piedra, y los Apof-
fericordia ; quien la calumnia en eftono nuref* toles j como fegunda. Como íi dixera: üfta
tra grande-malicia? Doítrina de los Apoftolcs , no fué inven­
Laíercera propriedad de la Iglefia , es, fet tada por fu diétamen , fino enfeñada á ellos
Cacholica , que es lo mifmoqne fer Univerfal. por Jefu-Chrifto , y ellos la enfeñaron , por­
■Y afsi dice Becano ;*ibh Dieimt -primé G*- que afsi fe lo mandó el Salvador; y alsi, fti
tbol'tc'a , jen Unwerfdis , anta per vnh^rfum Doctrina es 3a miíma, qtic les eufeñó Jefu-
orbm diffiifáeft’X.o 1 . la Igleíia fe dice Cadio- Chrifto. Profigue Becano : Dicitur fecundé
]ica,que es lo mifmo que Univeríal,porque cftá Apoflolica, quiaab Apofiolis per orbíM térra*
eftendida por todo el mundo ; y por todo el rum propágala efl. Porque ellos fueron los
mundo el Salvador mandó á Sos Aportóles,que que primero predicaron el Evangelio por rodo
predlcafíen el Evangelio.Mavc.c.io. Euntes in 'el mondo, y convirtieron á muchos Judíos, y
kiniverjutn munáum pnedtcate Evangetium Gentiles , y los Bautizaron , y agregaron ála
■onrni credtura, Y efto lo executaron^ pues lo Iglefia i y en confirmación de que era verda­
prophetizó David, diciendo, Pf. 18 , In omnent dera la Religión que predicaban >, padecieron
terram exivit fonuseorum л & in fines arbii horrendos martyrios. Profigue Becano: £>;-
ierra verba curum. Hafta los fines de la tierra citar Apoftolica 3 , Quia Jequiiur Dcíirt-
llegó la predicación de los Apoftoles-; eflo es,· nam Apofiolorum. Lo tercero , fe dice Apof­
á rodas las Naciones fe ha dado noticia de la tolica , porque enfeña , y figue la Dofírina*
Religión Chriftiana , y en todas ha fido ado­ ■que los Apoftolcs predicaron, y nos enfeña-
rado jclu-Chrlflo , y ha fido recibida, fu Ley¡ ron , y las tradiciones, que también es Doctri­
Secundó , ф Catbohca , quta omnes bomines na de San Pablo * ad Thefah cap. í. Tenett
tharitatHfina fu o compleé^itur. Lo г. dice S, traditiones quas dicifiis , five per fermonem>
Pío V. porque por fu grande caridad, á todos Jiveper epijiolam nofiram.
los hombres, y mugeres de todas las JNaciones Lo quarto, profigue Becano i D icitur
admite, y á nadie excluye ; porque como Dios Apoflolica , quta retinet faccefsioñem Epifco-
no es aceptador de perfonas , afsi no lo es la porumab Apofiolis. Se dice Apoftolica, poc
Iglefia ; y en nombre fuyodixo David, Pf. г .1 razón de la continua fuccefsion que ha confer-
Poftulat a m \ & dabotibi gentes hteredita- vado,defde los Apoftoles hafta aora : Lo 1 . en
tem tíiam , & pojfefshnem tttam términos Ja Do&rina; y afsi, el Papa S. Pió V. in boi
térra. Pideme, y te daré a los Gentiles por ari\ dice : Ecclefia Chrifii Apoftolica dicitur
herencia tuya , hafta los fines de la tierra. Efto ex origine } qwtn ab Apofiolis dicit , Ecclefia
lo confirma S. Juan, Apoca!, cap.y. porque di­ veritatem agñofcimas f f i quidsm ems Doéfrl·
ce: Que de todas Naciones, y lenguas, vio gran 7}<é veritas non eft retens *ñeque nunc primum
multitud de perfonas en el Cielo. Becano, ib¡: orta;fed ab Apoftdis olim tradita. La Igleíia
Tertió, eft Catbolka rañone tmporis, quia de Chrifto fe dice Apoftolica, porque trae fu
femper durabit. Lo tercero , es , Cacholica , y origen de los Apoftoles, y por eíTo la verdad
Univerfal, porque fe eftiende á todos tiempos* de efta Doctrina no es reciente, ni poco ha
y, durará paca fiempre, Afsi lo prophema Da­ üacidajina fueenfepadapop losApoftoles,
' l
de la Igleftú s y la fdfe dad de los Hereges*
la Igleíu (iempre la ha eonfervado , hafta ca , porque enfeñan : Lo prúíiero , contrarias
aora. ti Salvador dixo: To ejioy con vofotros Do¿trínas ai Evangelio,y ala delosApofto-
todas ¡os d ia s, hzfla el fin del mundo j y í¡ les 5 püesAlapide in 2,ad G d a ti de Luthero
hubiera falcado la. Fe , yá no huvíera eí- refiere , que enfeñnba , que no cftamos loá
tado conla Igleíia. Luego fiempre, hafhaora* Chriliianos obligados álos preceptos del De­
ha perfeverado , y fu Doctrina* También di­ cálogo , y que el ChrifUano no necelsica d¿
xo , que tas fuerzas del Infierno ñola derri· obras j ni de Ley. Y añide , que cali lo mifmo
bamn j luego ítempre ha eüado firme ¡ Lo enfeñaCalvíno. Puede fer doctrina nías impía»
fegundOjdcfde el principio, baílaaora, ha con­ y abominable? No es eftapropriade demo­
ferido la fuccefsion de los Pontífices Roma-* nios ? No es cfto concia la Ley Natural ? Alá-
nos, que fon Cabeza de efta Iglefia ; y cito lo píde in i * Timotbi capt 4, refiere diverfos
canfieífan todos los Concilios,}' todos los San- exemplos délos Hereges , que íeniati familia­
tos, ridad con los demonios, y que lesenfeñabati
Avíetido vífto las propríedades de la lo que avian dé eferivir contra el Evangelio*
Igleíia Apoftolica, refta fabcr , que los He- y contra la Miífa. Lo mifmo/» Epijt. i.a d
reges á fii Se&a , la llaman Iglefk per Chrif- Galat. O defdichados los que los figuert ápueá
tiai]3, pero falfamente %porque i eíla faifa, no áprendenla doíbrina del demonio, cruel ene­
convienen las propriedades de la Verdadera, migo del hombre! Lo fegundo» porque falfá-
enfeñadas por la Efcncurajcqmo he propueftoj mente interpretan la Efcritora Sagrada ; pues
y afsi: Lo primero, porque íaVjjícfia es Apof­ Aiapide in 2. Corinth ¿4* dice , que Luthero*.
tolica , por fu anijignedad, y porque la funda­ de eres modos falfamente la declara : Lo pri-»;
ron fecundarlarocnce , ddpues de Chriflo los' tnero, añadiendo io que ha tfienefter, para proy
Apofloies ; porque el mifmo les mandó , que bar fus errores: Loíegund© , quitando algu­
predicaren fu Evangelio , y afsi lo ejecutaron* nas palabras ; pues quando dixo San Pcdroí
fundados en la Doctrina de fu Maeílro * en h Mctgis fatagite 4 vt per bona opera certatti
de los Prophccas , y etl la que les eiifeñó f el veftram vocatiomm fdeiatis. El quitó úbos,
Éfpiritu Sanco, quandedefeendió fobre tilos*' na opéra'x Lo tercero , para cumplir fusdef-
Y los Apollóles fueron Santos , y fueron mar*; honeííos defeos , á vna rntiger cafada la per-
tyrízados por )a Fe. Todo ello falca en los fuadió j que podia junearfe con el, en tiempei;
Hereges: Lo primero , por las Hiftorias confj que dormía fu marido , explicando falfameii-i
ta , que Luthero fue RcÜgiofo , Sacerdote , y tela de Sati Pablo: Si dormierit v ir eiusli¿
Apoñaca, y que fe casó con vna Monja. Y berata eji. Lo qual fe entiende de lá muerte:
deCalvino, que fue convencido , y calligado Lo cjuatto, contradiciendofej pues,vno acercat
por el Crimen Sodomktco. Pues comoá ef- de la Euchariftia , viviendo Luthero #le noto
toSjy iotros femejantes * el Efpiritu Sanco treinta y feis propoficiones , en que fe concra-
les avia de. revelar fu Doftrüm , y mas diticn* decia. San Pablo enfeñó s que guardemos laS
ido la Sagrada Efcritura, que la Sabiduría Di­ tradiciones í Tenet e tradit iones.. Los Heregesi
vina no entra en altnas fujetíis á pecados ; in las niegan , y dicen , que es ímpofsíble guar-1
malevol&m ammam non intrabit fapientiam, dar la caftidad. Pues digan : Como puedetl
nec incorpore fubdito .peccatis, Sapienr, i, decir i que fu Iglefia es Chriftiana , y Apofto-
Los que eftán inficionados con vicios can lica , no conformando fu dodrina con la del
infames; como par dt-n fer Apoftoles ,■y Fun­ Evangelio , y de los Apoftoies ? Si vemos que*
dadores de vna Religión tan Santa, como la niegan , é interpretan mal 3l Sagrado Texto?
Chrífliana? A los Apollóles mandó el Salva­ ello que ocracofaes, fino fer enemigos de'
dor , que enfaiaííen fu Doftrma : Docete ow~ los Apollóles ? EPto no es propríamente en­
ws gentes, Y también les dixo, que les em-* gañar , y· echar al infierno á fus difcipulos,
biaria el Efpiritu Santo , que lesenfeñaria to­ coa falfos tirulos?
das las verdades* pertenecientes al Evangelio: Dicefe Iglesia Apoflolíca, por razón de ¡á
Spirituf doeebitvos omrtsm verita;er¡i. Y afsi fuccefsion continua que ríene defde losApof-
fe Cumplió.. Pues (1 los Hereges no tienen efte toles,no folo en ta Doctrina* fino en la juriídic-
mandato de D ios, y el Efpiritu Santo no ha cion que tiene , defde los Apoftoies halla áora*
venido fobre ellos ; quien les ha dado efta ju- porque es la mifma. Los Miniftros Catho-
rifdiccion ,y autoridad, para fundar otra Igle- iicos 5 defeienden délos Apoftoies, y fon fus
íía ? Si el mandato de predicar el Evangelio fucceflores. Aora vemos, que á los Sacerdo­
fue publico , y la venida del Efpiritn Santo tes ordenan los Obifpos; y áellos, otros Obíf-
con grande eftruendo; por que hemos de creer, pos , y efto por confirmación del Papa; y ef.
que habla Dios por los Hereges , falo porque te orden fe ha guardado defde ¡Os Apoftoies^
ellos lo dicen? hafta aora, Efto confia de San Pablo ad Epbef.
Lo fegundo, fu doctrina no es Apofioli- 4« que dice ¡ Ip ft dsdif alies DoSíotes i O"
Cap» LXI^t» Tfat. II P fopcwnfe las verdades
P a/¿ores ad confummAtwfttm SanBorJW , in mo ellas fe podrán llamar Iglcfias Carbólicas,
o pus minijlerH in edifficathnem Corpor is ó Univerfalcs, pues folo fe cftienden tan poco,
C b rifl'i, doñee occurramas ■omnes in im íta­ y tan prefto fe acaban?.
te ni fid s i , Ы virar» perfe&um. Chrifto nos La lgivfia Cacholica , y Apoflolica fe di.
'¿¡cxb Paftorcs , y Dolores s para la perfec- ce S¿mta ; y afs!, dice San Pedro 1. cap. 2, A!
C ОПde las almas, para pcríicionar con la Doc- los nuevos' Chriftianos Hamo gente fanta:
crina á los Fieles , que componen á la Iglefia, Gens Satára ; y dice Alapide: : Lo primero,
■que es el cuerpo. Y efto , hrilta quando ?Doñee porque Chrifto es' fu Autor, que es el Sanco de
Qccurramus in vivum pvrfectmn. Hafta que fe los Santos: Lo fegundo , porque es govcr-¡
acabe ei mundo ; porque como el Salvador ha nada por ei Efpirku Santo: Lo tercero , por-:
dicho: E t porta infernt non pravakbunt ad-. qne fus Leyes, y quanto av en ella es fanto:
vsrfus eam. Efto es , que prevalecerá hafta el Lo quarto , porque á quanto» admite en el
fin del mundo, y billa entonces ha de durar la Bapcifmo , los laba de'fus pecados , y los
Doctrina Apoflolica j halla entonces perma­ esorta a toda fantidad , y perfección : Loen»■11-;
necerán los Paftores, que defdc los Aporto- to , porque tiene nnichiísimos Santos , Apof-;
les han íiiccedido por legitima fucccfsioti. Éfta toles , Martyres , ConfeíTores , y Yirgiues;
Dodrii:a , el Cardenal Hoíio de Fiá?> cup, 2 i. E t fu n i v ir i erudin , qui numerum Alar ty*
prueba con muchos Sancos, y en particular rum ajferunt vndecim miliiones.hy Efcriptorcs
con .San Auguítin. El Herege Arrio duro quin­ Doctos, que afirman , que de Sanros Marryres
ce anos., lo> demás íun lacado fus errores def- ay once millones'; y que fi fe huvkíTe dereaac
pucs. Pues diga Luthero ,qut' Obifpo huvo de de ellos, cada dia debía rezarfe de treinta mil,·
' i'11 áe¿ta s que le ordenaífe á él i Y quien á Cal· Y quien podrá numerar ¡os Santos , Confef-
.vino, y á los demás? Quienjcs dio la auto­ fores , y Vírgines, que efta Iglefia ha prodti-í
ridad ? De donde les vino eftá fuccefsion Icgi- ciclo ? Y quien podrá explicar quan grandtí
tima? N0 la tienen de los-Apofloles : Lovno, es fu Santidad , pues de Martyres foio ha en^
porque enfeñan contraria doftrinaála Apof- gendrado tan excefsivo numero ? Y fino ay
, rolica: Lo o t r o , porque cada vnode los ta­ cola que mas amemos, como la vida , viendo
les Hereges refucita üi heregía. Pues fino que tantos la han dado , y padecido horri-,
.vienen por legitima fuccefsion, y fe apar? bies toémentos , por conteííar la Igleíia Apof-
t,íii de la verdedera , apoderando de ella ; ca­ toüca,, y Romana ; cílo no manifiefta cía-,
iro á la fuya la llaman Iglefia Apoflolica ¡>La rsmentc, que efta Iglefia es toda Divina , y
'Apoflolica-enfeña la Obediencia al Papa.gran­ que á todos ellos Martyres la Omnipoten­
de reformación de los vicios, mucha laiuídíid, cia Divina les daba fuerzas? Y viendo que
y perfección. Pues ti ellos 110 quieren obede­ muchos de ellos, en fus martyrios, hizre-
cer al Pontífice , y le niegan la Obediencia, ron grandes Milagros; no declara c-fto, que
abrazan los vicios, y aborrecen coda fantidad; alii les afsiília la Omnipotencia de Dios ?Puts
como fu Iglefia puede fer Chriftiana , y Apof- todo efto no es demonftracion evidente de
toiiea, fi conrradiaen a loque nos enfeñaron' quan fanta-, y Divina es efta Iglefia , en quien
Chrifto, y los Apoftolcs, con palabras, y exem- tan admirables , y fantos efeótos fe mir
plos? rail?'
La fegunda propriedad de la Iglefia ver­ Pero en los Hereges hallamos muchos
dadera , es , que es Cacholica ; efto es, que vicios én íns doétrínas ; porque quitando ios
es Univerfal, y que fue predicada , y admiti­ preceptos del Decálogo , como yá lo propufe;
da en iodo el aumdo. Y alsi ,diee San Pablo y también otros preceptos,y confejos del Evan­
ad Rom. 1. Fides vejira; annunciatur in v n i- gelio ; qué fe puede efpcrar, fino que eflán
verjo mundo, Pero Turlot hic ,dice las muchas llenos de vicios , como diré en el Trarado ter­
heregias que ay; pero cada vna no fe eftien­ cero de efte Libro? La iglefia Apoflolica es
de á todo el mundo : Unas fe hallan en vna vna, porque tiene vna Cabeza principal, que
Provinci'a , otras en otra; vnas en el Oriente, es el Papa , y vna Ley , Ceremonias , y Sacra­
otras en el Occidente·; otras en el Mediodía, mentos ; y efto mifmo obfervantodos, aun­
Otras en el Septentriofl;-y en vna Provincia que eften derramados por todo el mundo. Y
fuete aver diverfas Sedas; de fuerce , que vnos fi en algunaslglefias fe obfervan algunas Ce­
á otros fe llaman Hereges , y en nada convie­ remonias , fuera de las vniverfales , es por­
nen ; y* muchas heregus, apenas han nacido, que el Concilio de .Trento lo ha-concedido;
quando fe han defvanecido ; otras han durado pero efto fe haze con licencia, y es cofa muy
poco tiempo. A ellas compara SanAuguftiná accidental; pero lo fubftancial de las Doctri­
jos arroyos , que en tiempo de Invierno, nas , y de los Sacramentos en todas, es vna;
quando llueve , llevan mucha agua; peropref- pero los Hereges , que fe han apartado de la
fo giiedaa fecos, con fola к «tena. Pues со* iglefia , cada yno ha fembrado ¿iyérios Dcg-
" . ' tnasj
de la Iglefia s y ¡a fatfedad de los Heredes. 36 7
©¿S, y errores; y vnos contra otros fe opo·· qu? quantos dodífsimos ay , y ha ávido en
mu , y los difcipulos, contra los Macfiros. Los todas las Univerfidades ChriíHanas, defdeel·
aue han andado por tierra de Hereges , han principio, halla aora f No declaran que fon
hallado en vn Pueblo muchas heregias diver- dodos, mas que San Auguftin, Santo Thomás*'
fiis ; y que en vna cafa , el Dueño profelía vna, y que todos los Dodifsimos, que han concur­
]a muger otra , los hijos otra , y los de la fa­ rido á los muchos Concilios, que hafta aoraf
milia otras ; y que los Autores oy mudan vna fe han juntado ? Acafo tuvieron revelación
doctrina , y mañana otra ;y que por cfto de­ de Di os ? No. Porqi}£ dixo el Salvador: Abf*
cí a Gcorgc , Duque de Saxonia : Non feire (onciifii htsc d fapientibus 4 & revelafli e¡i
fe quídam dicíbat , quid hoc armo crtdituri parvulis, Macth. 11. que Dios efeondió á ios
ejfent vic 'tñi f u i , quid vtrb proxime in fe~ fobervios el conocimiento de los Myfterios
quenti amo credítari effmt ffe nefeirs , quod Divinos,y los reveladlos humildes. Y poc,
fub'inde dogmata fu á variarent. Indicant hoc Salomón, Prov> 8. dixo: Arragantictm , &*.
non 1nodo iibelli eorum , verum , & rilas to- fu p erv ia m , & vLun p n v a m deteflor* Que(
ties co rrcB i , O“ mutati. Que los Hereges de aborrece, y abomina de los arrogantes ,da
fu Ciudad ignoraban , lo que avian de creer los fobervios, y de los pecadores. Pues fi ef-
el año figuíentc , porque frequentcmcme mu­ tas tres cofas fe hallan en los Hereges, y porj
daban fus dodrinas; y que efto ella patente efio abomina Dios de ellos ; como les av&
enlos libros que efcrivicron , y en los ritos, de comunicar los fecretos Divinos ? Y íi Diorf
que muchas ve'zes mudaron , o corrigieron. es lafumma verdad, y eíTa la ha moñrado en la
Pues tanca variedad da Sedas áiftintas,y canta Igleíia Apoílolica ; comopodia enfeñará ef·^
imitación , 110 es evidente dcmonflracion de la tos la Doótrina tan contraria s que ellos pii^í
falfedad dé eftas dodrinas f De vnos hombres, b iican , y toda llena de errores?
que por vivir á fu libre alvedrio, facudieron, y De lo referido fe conoce los muchoá
echaron de sí la Obediencia del Papa ,yque íé beneficios , que Dios nos ha hecho, en aver*i
apartan de la verdad , que es vna ; qu¿ ís nos traído á fu Igleíia: El primero , porqutf
puede cfperar , fino muchos errores ? Efía nos pudo criar en tierra de Moros ,ó de Hej
vnidad de vna Dodiina , y de vna Cabeza , la reges , y no quifo fino entre ChriíHanos: El
han obíervado todos los Santos, y los S.^· fegnudo, porque nosha librado de las hor-<
grados Concilios , que defdc los Apoftoles rendas tinieblas, de errores, y pecados, de ló í
ha ávido , hafta aora. Pues ¡i eftos han (ido go- Moros , y Hereges, pues por ellos fecondena«i
vernados por el Efpivitu Santo; por que ios ron : El tercero , porque en la Iglefia Apoftoli^
hombres no los imitan , y dan crédito á ca, la Dodriua que ay, toda es fegura, y apai'J,
vnos hombres viciólos, y líenos de menti­ rada de errores: El quarto , porque ay ert
ras? e!la Dodrina, para llegar á grande Inneidad1
Añadefe á efto , que el Obifpo Lanuza, El quinto, porque efta Iglclía es vn Pueblo
liom il . 14. dice , que la fobervia es madre efeogido, y muy amado de Dios, á quien
de eíla multitud de dodrinas ; y propone 3 trata con gran amor , y le haze grandes mee*
San Auguftin ,quedixo : Alia fe&a in A fri­ cedes ; y porque vivamos fainamente , nos
ca , in *-S£gypto , alia Mefopotania 3fed vn¿t ofrece ©1 Reyno eterno de los Cielos: El fex-
mate? fuperbia omnes gemút s & fuperbia pa~ to , porque efte beneficio no le efperabamos*
rit dijjen/íonem , Ínter fupervos femper fu n t ni merecíamos, fino que tnifericordiofamenr«
iurgia, Vna heregia ay en Africa , otra en nos le ha concedido : El feptímo , porque efta
$gypto,y otras en otros Lugares; y deef- vocacíon contiene todos los beneficios , hafta
tas , fu madre es la fobervia, que a todas las aquí referidos j y fus frutos los gozan los que
¡ha producido; y eíla fobsrvia engendra di- perfeveran, viviendo Tantamente en efta Iglefia5
Viíion, porque entre íg s fobervios , íierrtpre y el que efta fuera de ella, no fe puede falvar.
ay contiendas, y riñas; porque cada vno quie­ Y afsi , San Gregorio Papa , Itb. 14. M or.
re j que prevalezca fu didamen , y que el otro cap. 2. dice : Sancía vniverfalisEcclejtapra*
quede vencido. Pues advíertafc, que Alapi- dicai , falvar i viraciter , ni.fi intra fe , no»
de ad Rota, 3, refiere , que en el rom. 4. de poffe\ Affsrsns , quod omites qm extra ipfam
las obras de Luthero fe halla que decía, ftínt^minimefalvsntar.L·^ Iglefia Univerfal en*
que el era Dodor , mucho mas dodo » que fcñíj que folo fe falvanlos que naoran en ella, y
todos los Dodor es Papillas. No es efta fo­ que fuera de ella no ay falvacion. Es el A,f*
bervia de Lucifer ? Pues íi eftc es el Maef- cade Noe , donde folo fe falvan los quefinj.
tro de los fobervios, y de las mentiras, y ef­ trati en ella; y lomifmo dicen todos los San^
tos fon difcipulos fuyos ; que mucho que cn- tos, Y San Auguftin añade tnas, pues EpifloU
feñen tantos errores ? A quien no efpanta, 152. ad Donatifías , dice : Quijqtte ab bae
fine cada ynp 4? cilios preíujna fer dodo4nías, Q t íjp lM BcgUfk fq e ffí /tp a rtía t 4 q n /m
36S Cap. LXX. Trat. II. Explicafe zfta Comunion,
tumlibet laudübilitér fe txijlim et v iv e n , a pación de todos los bienes efpiiítualcs , qut
C brifio JeparMtts eJi/D' non habebit vitam ijed nos ha adquirido , y dexado Jefti-Chrifíoeii
ira Del manet Juper ettrn, Qualquiera que cftu- fu Iglefia , qualcs fon los Sacramentos , los
.viere feparado de efta Iglefia, aunque juzgue, facriíkios, ks oraciones , las penitencias , y
qncvive con mucha alábanla devirtuofo, jno mortificaciones ; efios bienes fon comunes a
tendía parte en Chriilo, ni confegtiirála vida todos los Fieles , porque tfodos foiiios llama*
eterna , y experimentará ’la ira
‘ de' -T
'1-- -
Dios, dos á vna Fé, y á vita Efperan$a á todos los
Pues filiemos recibido tan grandes benefi­ bienes efpirítuales, y á vna Gloria ; pero es
cios,debemos mottrarnos muy agradecidos,ob- de advertir, queno folo participamos de !os
fervando la Do¿trina de San Pablo, a i Epb. 4* bienes efpirítuales , que el Salvador nos ha
que dice: Obftcro vos, v i digne ambuieiis voca- merecido , y dcsado en los Sacramentos, en
Honequavocati ejlis , tum omni bum liíate , & las palabras Divinas, en las promtifas de el
wianfuetudme , cum pacientia fupportcintes Evangelio , fino que añade efte Articulo i La
invicem in cbaritate. Yo os pido, y ruego, Comunion de los Santos. Efto es , que par­
que viváis dignamente , fegun la vocacion ticipamos de los bienes de los Santos , que
fanra á que aveis íido llamados, con toda hu­ viven en toda la tierra , porque codos ellos ion
mildad , manfedumbre , y paciencia, lobre- miembros del cuerpo myftico de la ígleiia ; y
Ilevandoos vnos á otros en caridad. Aquí, porque en el tiempo de ios Aportóles, á to­
por el beneficio de la vocación; pide lo pri­ dos los Fíeles los llamaban Santos. También
mero , que anden , ó vivan dignamente , fe­ fe entiende , que fomos participantes délos
gun la vocacion á que fon llamados, que es bienes de los Santos del Cielo : Lovno, por la
á la obfervancia de vna vida lanca, qual es efperan^a que tenemos de ir agolarlos, coma
la del Evangelio. Luego fe debe procu­ ellos s porque yá Dios nos lo tiene prometí"
rar guardar1 , procurando fer iantos ; por­ dos,íi fuéremos Fieles, y es Cabeza nueflra,
que ferá grande afrenta vivir en vna Iglefia como de ellos í Y lo otro , por los muchos
Santa , y no fer faheo : Sois llamados á fer beneficios que participamos , pot1 medio
compañeros délos Santos, y moradores de de los Santos de el'Cielo , como defpues
la Cafa de Dios i y afsi , debeís procurar ador­ diré»
nar vueílras almas de toda fatuidad. Sois lla­ Todo eflo nos ío enfena ía Efcritura,,
mados ¿ l'ervir á Dios Santífsimo ; pues como pue9 como dixo David , Pfalm. jiS . Par-
podréis dignamente fervírle , y eftár en fu ticeps ego fm n omnhim timentiam t í , & r
prefencía , fi vueílravída no es muy pura, y cujlodientiüm mandata tita. De los muchos
lauta? Sois llamados para hazer obras fancas, beneficios, y mifericordías , que contedcs á los
para confeguir el Reyno de el Cielo. Pues que temen , y guardan tus Mandamientos ,yo
como no reparais, que ferá muy Indigno buf- foy participante. Y dice aquí San Alberto,
car Las cofas terrenas, y mundanas , para de­ porque como á ellos me has apartado de lo
teneros en ellas , ceñando por ellas de ca­ malo , y me has favorecido, para que por tu
minar al Reyno prometido ? Si fuera cofa muy amor guarde tus Mandamientos, El 'Ápoflol S,
vituperable , que vnofuelfc llamado á poíTeer Juan, eferiviendo á los Fieles, i. Epi/loL
vn Reyno , y no cuidaíTe dé caminar á e l, por capt i. dice 5 Ut vas focteiatem b.ibe.ttis no~
-’detenerte en ocupaciones viles , y vanas; biftum , & focietas noJ ira fi$ curn Patret
quanto mas digno de vituperio ferá , quien es 0 * cum Filio eias lefu-C hrijio, Y en efte
llamado á pofleer ,y gozar el Celeftial, y eter­ Artículo dice Sari Pió Quinto s Has Socie-
no » y dexa de caminar á él, por entreten tas in Cotnmunions Sanóioram Jita efi, Os
iicrfe en las cofas vanas >y viles del mundoi exorto á que tengáis compañía con nofotros;
efto^ es, la mifma Fe, Religión , y Xgíefla dft
A R T IC U L O X* Chriño * donde todos participan de vnos mif-
mos Sacramentos; y de eñe modo tendréis
Creo en la Comunion de los Santos. amiílad con el Padre, y con fu Hijo Jefu-
Chrífto i y efta es la Comunion de los Santos.
C A P IT U L O LXX. Afsi lo explica Alapide, y San Pío Quinto.
ExpUc*ft ejÍA Comunion, y les grandes henefi* Y San Pablo ad Colofenf. sap. i.dice: Cant
i i o s , que pot ella nos ba tom ankado el Salva t gandió g ra tia s agentes Deo , q u i nos dignos
dar i y qtial es la eorrefpondenaa^ q u t feeit in partem fo rt is Sanóíorum in lamine,
p o r tilos nos pide San Pablo. Con
~ gozo dad gracias á Dios , de que рос
fu Divina luz ha ilnílrado vüeftros. cuteiidí-ч
T A ^ cm^s ^as propiedades referidas , la míéntos, у рос fu mifericordia os ha traído
Iglefia tiene otra , que es la Comu- áque. feais participantes de los bienes, que
" щоп de los SaQtos. E 1
I 9 e s , la mutuáparúc^ 4 cfj dte msndo , e¡i
' ' ‘ f»
y los henefcioSj que por ella nos fiá comunicado el Sühddor* 36?
cotnuuici áloSSancos en eCtc mundo en fu Igle- que Iluminados , pidan fer admitidos ( y dá
iía , y defpues en la herencia de la Cierta eter- nuevo reftítiiidos a la iglefia, y á la comu·*
na. También nofetros debemos dar las gra- nion de ios Sancos i pero los Chrillianos, qu$
cias , pues confia por la Do¿faina Sagrada* nóelUn defeomuígados , y han caído en pe-*:
fomos admitidos á la comiiniotl de los San- cado mortal, tienen alguna parte en la comiw
tos. nion de los Sancos , aunque eflos »con mÍem-¿
Efto fe explica con fimlles de San Pablos bros muertos, pertenecen al.Cuerpo Myílico d$
E! primero, es , comparar á codos los Chriftia-. la Igleíia , por la profefsion de vna mifhia Fe*
nos á los miembros , que componen vn cuerpoj de vna mifma Efperan^a , por la Obediencia
y añade: muíti vnum corpas fummas in qué tienen á los mifmos Prelados *por el dere­
Chriflo , finguli autem alterius тнетЬгз. Afsi, cho, que confervan á los inifraos Sacramentos,
los Fieles hazen vn cuerpo en Chriflo, y ca­ y porque reciben muchos fo corros interiores,
da vno es miembro efpiritual del otro; efto exteriores por la Iglefia, para que fe conviertan
es , сопло el cuerpo tiene-vn alma fola, y y en falieudo del pecado mortal., parcicipan de
todos üis-miembros,tienen comunicación vnos k comunión entera de los Santos, de fuerte,,
con otros.avudLmdofe
*< el vno ai. otro fus ofi- que eíla entera, folo pertenece á los que eílán
cios. Afsi cu la Igleíia de Dios íe halla cita en gracia de Dios, y eílos reciben los benefi-¡
vnion , y comunicación , en la Fe , en la con­ ció sfigukntes.
formidad de la Sanca Do&rma , en elvfo El décimo, es., que los que viven eneftí#'
v ni Forme de los Sancos'Sacramentos , y en la Iglefia Milicante, tienen comunicación con laí
participación, de los méritos délas oraciones, Triunfante , que es el Ciclo con los Angeles*
gozos , y triíleaas: El ibgundo , es decir: Vos que con exceíivo amor defean noeilra falud,nog
ф sciues SmSlorum , ad Eplief. cap. i . V ofo* ayudan , y favorecen , como fe Vio en el Án­
tros fois Ciudadanos de la Ciudad de los San­ gel que oraba, y pedia por la Ciudad de feru*
tos ; efto es., como los moradores de vna Ciu­ faléu , cocno refiere ,el Propheta Zacharias, $
dad tienen vnion , y participación en todos los otrscen áDios nueftras oraciones, y obras 4 y*
bienes de la Ciudad, en ¡os montes, en los pai­ nos guardan de muchos peligros vifibles, é in-¡
tos , en los ríos , y en las calles , por la vnion viíibles, como fe vio en San Raphael con T04
política que tienen , aunque en los oficiáis, y bias, cap, ia. y David ^Pfxiro. po. dice , qud
dignidades ay·diferencia. Afsi en la Iglefia, со* Dios les ha mandado’, que nos guarden en co«¡
•dos los Fieles fon Ciudadanos de eíla Ciudad dos nueftros caminos ; y afsi lo executa , íi
de Santos; y codos tienen la comunicación de nofotros. oímos fus vozes. Pues no es benefir
todos los bienes efpirituaies, que en cita ha ció efpecialiisimo , que vnos Principes tan So·;
puefto el Salvador; tenemos vna Cabeza, que Jbcranqe, que fin interés alguno foliciten nuef>
es Chrifio , que nos. ccmímica codos fus bie­ bro bren? Y fi eíio lo-hazen concinuamenca
nes, vna Ley de caridad, vnosproprios, que en codos nueftros caminos ; efto es , en todas
ion los ineftimables teforos, que nos ha de- nuellras obras ; quan grande multitud de be-i
Xíido en los- Sacramentos, y en los paíios de neficios recibimos, de ellos cada día ? Y fi los’
la admirable Do¿trina , aunque los oficios, Angeles fon Nobilifjimos , Poderosísimos*
para adminiftrar efios bienes, efpirituaies, no *Salinísimos , y Sapientifsimos, y Dios nos los
fon comunes , pues ávnos ¿onyienc fer Pre­ feñila porMaeftros» y Guias; como fe po»
dicadores , ¿ otros Cooteflores , y á ocros Pre­ drá ponderar amor, que tienen i los h'oia-i
lados- bres?
De la participación , o cpmuniónde ef­ EL fegimdo beneficio, es , que aun lo»
tos bienes espirituales citan excluidos los Santos nos ayudan , y favorecen con fus ora­
Gentiles, los Indios, y los Moros-, porque ciones ; pues Judas Machabeo 2. cap. 1 5. vlcí
eftos nunca han entrado esi la Igleíia , ni han orar á Ornas, y jeremías por eí Pueblo. EÍI4
recibido el Bautifmo Lo primero л los He­ par:icipacioa de los méritos .de los Sancos9;
reges , que -fon Bautizados , cambien han ya difuntos , la vemos en et l ’tb. 4. R<?g. e.ip.
perdido la Fe , y fe han huido de laíglelia: Lo rp. en que. eftando cercado el Pueblo ene­
Segunda , los Climáticos , fe han lépárado migo , dixo Dios: Amparare a sft& Ciudad^
de la Igleíia , y no reconocen ai legítimo Vica- y l& librare, por mi por mi Siervo David»
lio de Chrifto, que es el pjpa : Lo tercero, Conto fi' dixera : Aunque eftos morjdoreS
también fon excluidos , porque aviendo recibi­ no fon dignos, y no merecen mí pecicion,;
do la Fe, y el Bautifmo ,í¿a defechados,. co­ vfare con ellos de mífericordia , por mi',y,
mo quando ei райог echa del rebaño a vna 'por los méritos de mi Siervo David, 1,
oveja contagiofa,; pero 110los echa la Iglefia también , qaando á Salomdn le dixo Dios^
para que eílén fieinpre fuera de ella , fino para que por fus muchos pecadas, privaba del Rey«
дне fe arrepientan de fu inobediencia, y para rjo á fu fucceffor; pero que á el no le privaba^
Aaa poti
Cap. LX^£. Trüf· II Explkcfe U Ccnmmon, ·,
por tu Pudre David , 3. R {g· s&p* u · O Fos hazen algunas penitencias , para que á
quan poderoia es la comunion de los Santos, los tales -pecadores, Dios les alumbre , y fal-
pues los referidos eran ya difuntos, y por fus gau de tan maleítado. Qnantas vezes tu has ci­
méritos participan de fus beneficios ios vi­ tado en peesdo mortal , y a peligro de conde­
vos ! tío es beneficio eftiiperdo , que Ios-San­ narte ; y Dios ha tocado cu corazon , y por tifo
tos , ya muertos , patrocinen , y ayuden á los ce has convertido , por los méritos , y oracio­
vivos! Cada dia oímos tilo , y leemos muchos nes de algunos Juftos! Y quantas vezes no has
milagros , pues ios que titán gozando de (ido vencido en las tentaciones, ni has .caído en
Dios en el Cielo, patrocinan, y amparan á pecados graves , por las oraciones, / méritos
los que viven en la cierra, y eftin llenos ios de otros buenos, que han rogado á Dios por
libros de tales exemplos. Y no es beneficio tu alma? Y quan innumerables fon cílos bene­
amirable , qiie Por e^a comunion , los San­ ficios, que de Dios has recibido por efta comu­
tos que eítán llenos de Gloria , y reynan-. nión de los Santos?
do con Dios, fe acuerden de nofotros, y fe También, por la compañía de los Santos*
dignen de querer venir ¿^favorecernos ? O á hombres perverfos,Dios les ha librado de los
quañro nós debíamos efmerar en férvidos, caftigos , que tenia determinados. Aísi lo refie­
y tenerlos muy gratos , para hallarlos favo­ re San Lucas , Actor, cap. z \. que.navegando
rables en nueftras grandes uecefsidades, en que San Pablo, fe levanto vna cempeftad tan horri­
no ay remedio ,íi no viene del Cielo! ble , que todos fe daban por perdidos ; y á San
El tercero beneficio , es ,que no folo los Pablo fe le apareció vn Angtl , y k dÍxo : Que
Sancos ; pero María Santiísima , por eíta par­ Dios le avia concedido todas las almas,que na­
ticipación de los Santos, defdc el Ciclo nos vegaban, con éi , que fueron 17 Ó. Y afsi , todas
ayuda , y favorece. Libros -tinteros ay, pues fojo eftas fueron libres del naufragio , por los meri -
el año Virgíneo tiene quatro tomos folo de fa­ tos dt'l Apoftol. Por los méritos, y oraciones
vores de María Santifsima., hechos á los hom­ dd Beato Fr.Seraphín de Monte Granario,Ca­
bres ; y aqui folo referiré el que vria vez,en vna puchino, hizo Dios tantos beneficios ádi verías
Revelación fue tnoítrado'", que Dios quería des­ perfonas, que dudo aya Santo, que aya hecha
truir al mundo por fus pecados; y queNucf· tantos Milagros como él.De efios ay gran nuil -
tra Señara rogo por los hombres, y le mof- titnd de excmplos; pero no es roncho, pues di­
tíó a mi Padre San Francifco, y Santo Do- ce San Augnflin , ferni. 2z6.*dc Temp. O ru io
miago ; y que ellos , y fus hijos convertirían iu jii claviseji C a ili ; afeendit pracAtio, & dtf~
¿los pecadores, y con ello fe aplaco Dios. eendit D ci miferAtio. Que 1a oracion dtl J-ufto
Qué millares de vezes eftá el Divino Juez pa­ es llave , que’abre las puertas del Culo , y que
ra cáítigar á los pecadores, y por losruegos á él fube la petición , y baxa la miferkordia de
de María Sandísima fufpende él catligo ! Y Dios. Por efte tfiedio machis vezes nos ha
quantos, por fu iíicercefsion , hazen verdadera librado Dios de caftigos, y nos ha hecho fingu-
pcni.e'ncia,v fe falvan !Y quantos , pot fus rue­ laresfavores. Pues quantos beneficios noshi
gos, fon libres de mucho*. pcligros4de-l cuerpo, hecho Dios, por la compañía , méritos , y ora­
y alma ! Innumerables fon efios; y pues le ha ciones de los Juflos? Pues eíio qué otra cofa es¿
hecho Abogada de ios-peeadores, y por adop. ■ fino la comunion , ó participación délos méri­
cíon, Madre de los Juftos; quan innumerables tos,y oraciones de los Santos,pues poreile me­
beneficios-fecrctos recibimos^or eíto! Si es dio recibimos itiuchos beneficios?
muy ciUtiuble á quien tiene negocios en Pala­ El quinto es , que por cite camino feremos
cio , tener por Abogada a- ia Keyna ; quanto aliviados, y. favorecidos en el Purgatorio ; por­
mayor , fin comparación,·es, tener por Madre, que como las almas, que eftán en é l, Imen vnt
y Abogada á la Reynade [os Cielos ? Y quan- cuerpo,con las que citan en el roundojafsi a los
to debemos procurar fervírla , y tenerla muy miernbrosvque viven fobre la tierra, les comu­
grata, para que-hos fea propicia en nueftras nc- nican fus biencsefpirituale.s, aplicando por ellas
ccfsidades? muchas obras buenas, mortificaciones, orado-
El quarto beneficio, es , que los malos, & nes, Sacrificios , é Indulgencias , par Us qualcs
pecadores, por la compañía de los Santos, qn« fon aliviadas, y íálen del Purgatorio , y luben
viven en el mundo, fuden rcfucitar de la muer­ al Cielo á gozar de Dios. Por efto la Iglefia, en
te del pecado , á la vida de la Gracia; porque el Sacrificio déla Mida,pide por ellas}dIcíe¡ido:
aunque eran miembros muertos íie elle Cuerpo Memento Domine famulórum famularumque,
Myftico de la Iglefia , reciben la vida Efpiri- tuarum^qui nos pr¿ceferuntt(ur?>Jigno fidettx
/‘tual por la comunion, ó participación de otros dormtum i n f omno pids^Qomo fi dixeraiSeñpr,
Fieles , que ruegan por ellos i porque la Igle- te pedimos por‘los que viniendo en tila car­
fia , y los Sacerdotes en la Miffa , oran por lod ne morral t.t lirvíeron , con quien eflanios vní-
que tíUQ fu pecado nwgfal }y mutuos dos por U HjEfperanga ,y Caridad, y como
y los beneficios, que por ella nos comunicado el Salvador. . 371'
nofotros , fon miembros del Cuerpo Myftico Deas cjput s fuper cmnern Ealefiam * qué,
déla Iglefia; y aora eftán fatisfacienduen ti ejí corpas ipjius rnsrita f m Qwrita, pracipuí
IJurgstorio por fus pecados, para que los ali­ pajsiotus , ©“ thortis ju £ nícrituin c:itn
vies , y laques de tantas penas. A efte fin la bns commuñicat. A efte Señor, que es el San·»
Iglefia lia dífpucfto la MiíTa de los Difun­ to de los Santos, a quien Dios ha dado ροζ
tos. Y los Papas han concedido muchas , y Cabeza de lli Iglefia.que es fu Cuerpo Myftico*
grandes Indulgencias, para que las aplique­ ha comunicado los méritos á los Fieles „que¡
mos por ellas. Para focorrerlas muchos Fie­ ion li:s miembros , y particularmente los de fti
les , procuran ganar por ellas muchas Indul­ Pafsion 3y Muerte. Hafta aqui efte Cardenal.;
gencias ; o e v o s ofrecen diverfas mortificacio­ Los hombres pueden exerekar por si obras ua-i
nes, y penitencias; y por efte medio, mu­ turales, pero no fo.brenatnrales; por la Fe* y U
chas falen del Purgatorio! Pues íi muriendo Gracia vienen,ías que fon fobrenaturales, y me­
tu vasa él, y te eftás abrafando en aquel fue­ ritorias; pero quien les ha dado¡eíTa dignidad,^
go , cada vez que por ti fe ofrezcan futVagios, fupernaturalidad , fino los nieritos de Chrifto,
ferás aliviado de tales penas; no ferá. eftévn quehalido nueftra Sabiduría, Jcfticia, San«
beneficio particular? Y fi muchas vezes fe ofre­ tificacion, y Redempcion, como, dice San Pa^
cen por ú fufragios, hafta facarte y llevar­ blo 1, Corinth. cap. 1. Qai fafóus efi ηο·\
te al Cielo ; no íerán eftos muy grandes bene­ bis Sapientia d Deo , & lu fiitia , &■ Sanel i*
ficios , á que quedarás muy obligado á agrade­ jicAtia , 0 ’ Redemptio ? Pues quantos bene­
cerlos? Pues fi todos eftos beneficios referidos ficios debemos á efte Señor , pues comunico
te vienen por la comunión de los Sancos; quan* fus méritos á los Sancos, para que afsi ayu*;
tas correfpondencias debes á Dios , porque d¿dos , tanto nos favorezcan ? De dondet
te fia hecho participante de tantas, y tan ad­ tienen principio cales favores , íino de U
mirables vtllidadcs? gracia»que les mereció, y concedió el Salva­
Elfsxto beneficio, es , que toáoslos be* dor? Pues como no nos moftramos muy agrá
neficios referidos nos han venido por la comu­ decidas, no folo á los Sancos, fino áChrif*!
nión , ó participación de los méritos de Chrif. to, íjue tanco les ayudo, y es el principio dá
to , que fe ha dignado de concedernos. Y afsi, todos los beneficios, que de ellos hemos reí
el Cardenal Hofio ibi ,cap. 30. C&terum ejl cibido?
'Sanchís Suníiát'Ur/i Dorninusnojier hfus C bri- El feptimo beneficio , es , qub eflati-i
J iu s , ciiius SanSiiéatC) Sánelas ejl ¡ quicumque do en el Cielo,es Abogado de los pecado·':
SanBas e j l , catas iu jiitU , hiftus <yí, quic;wi¿ res , para alcanzar' de Dios mifericordia*;
que iujlas efi, cuius n ijl erux ínter cejijjet^ mul­ Y afsi, San Juan 1. Epiftal, cap, 2. dixo:
la ejfet asemilla ejfet iu jlitÍ3 ynulla ejfert jeribo Oobis , vt non peccatis i 'fed f i -.
msritii citiufqiiatn, Tened entendido , que quis psccaverit , advocatum hube m us , apud
los méritos 1de los Santos no tienen de iii* Patrera lefutn-Cbri/íum , iufium , O“ ipfe
yo valor, fino por los méritos del Santo de efi propiciatio , pro peccatis nafiris. Como
ios Santos ñueftro Señor, que les ha concedi­ fi dixeife : Yo os pido que no pequeiss
do efle privilegio , pot cuya fatuidad, es faino pero fi alguno cayere en -algún pecado muy
el que lo es »por cuya jufticia , es julio el hom­ enorme , no por elfo defefpere; poique de*
bre jtifto , y fino huvieífe intervenido fu Cruz* lance de el Eterno Padre , tiene por Abo­
■njnguná fantidad verdadera hwviera , nin- gado,.y Defenfor a .Chrifto , que es Juf-
■guna juftícia , ni los hombres merecieran to. ; y es propiciación , para alcanzar per-
bienes efpitituales de eterna vida. Y proli- don de nueftros pecados. Aqui , para dar
gue: Quid enim aliucí ejl bornínis merituns, n ifi confianza al pecador , dice : Lo ptisnero,
mferatio D o m in i , & tnors ¡Ha Cmcts acerbat que en el Cíelo tiehe por Abogado, y
quam ilk mifertus gcneris n o jiri , noj ir a Defenfor á Chrifto ; efto es , que es Püde-
caufa fubite dignatus efi ? Hanc f i fu jiu ie . rofifsimo , y juntamente Dios : Lo feglin­
?¿s, quid erm t aliad vaiverfa iu jiiíu e mjir<&% do , que es Jufto ; efto es , que es muy
n ifi panas Sanguinis menflruat ; vt dícic Inocente, Sandísimo , y muy grato al Padre:
Ifaias 5cap. 4. Que otra cofa fon nueftros nie- *Lo tercero , que fe hizo propiciación por nuef­
ritos, finó la miferkordia de Dios , y la muer­ tros pecados; efto es , que muño por ellos eti
te tan cruel de Cruz, que teniendo miferi- vna Cruz, y que nos reconcilió; y que quien fué
cordia de nofotro^por nueftro remedio,fe dig­ tan caríratiyo entonces, aora también lo ferá;
no de querer padecer por nofotros el Hijo de porque no quiere,que fe malogrenfus méritos.
Dias? Si quitas eftos méritos; que fon nuef­ Aquien no paftua, que aviendonos comunica?
tras obras, fino como paños feos, y abomi­ do, y hecho participante de ellos; y viendo»
nables de íangre tnenftrua , como dice Ifaias? fe muy ofendido , y defpreciado, ofrezca fu
■iht ¿taque Smeius SanShorum , quem dedit perfona , para interceder por el Ϊ Pues efto,
j&íu a guc
372 Cap. L~XX. Trat. II. Explicafe ¡a C cm n 'm ,
que ocra cofa es, fino dcfpucs de darnos fus piar , para confcguir las virtudes, Pues ello
méritos , dir fu Perlón a , y Smerfc Abo­ qué otra cofa es, fino dár virtud, y comuni­
gado , y Deíenlorde úisenemigos í Pues co­ car fus méritos por «fie medio , para que afsi
mo fe podrá agradecer elle tan granbene- vendamos á los demonios , y escrutemos las
Jicio? virtudes ? Y fi los que con rtiucha frequen-
El octavo benefkijo , es , que por fus cia fe han esercitado en efU confíderadon»
méritos nos concede , que feamos tan pode- no folo han vencido á los demonios , fino
rofos , que pidiendo á Dios colas, que con­ que han llegado a fer Santos, y á mucha fa-*
vienen , nos las concederá. V afsi , el Salva­ miliaridad con Dios ; no reciben en eflo
dor dixo por San Juan , cap. 14· Quodeumque muchos beneficios, por toda cita participa­
■petieritis Patrem in nomine meo , boc faciam, ción?
Éílo es , qualquiera cofa que fea conveniente El décimo beneficio, es , que el Salvador,;
para vofotros, y la pidiere des al Padre en mi por fus méritos, nos há dexado los Sacramen­
nombre , y por mis méritos , os la conce­ tos , que infliruyo , para que vfando nofotros
derá. Y nos enfeñaá que prefeveremos en las bien de ellos , nos comunique , y haga parti­
pendones , como enCeña por San Matheo, cipantes de fus méritos ,y reparemos nuellros
cap. 7. Pues eílo qué otra cofa es , fino darnos daños , y nos adelantemos en las virtudes. Y.
vna libranza en blanco , para el remedio de afsi y dixo el Cardenal Hofio , ib i: F it autjm
todas nueftras ncceísidades ? Eílo 110 parece ijla communicatiú per Eccíejia Sjcrament.iy
querer comunicarnos, y hazernosparticipan­ qU£ vocantur faníta quorum , & ipforutn
tes del poder Diviuo? Pues quanros ,y quan efl in Ei'clefia communio quadxm , & focie-
grandes beneficios incluye efia Comunión , y tai ; vt Paulus í.ad Corinrh. cap. 10. dice:
participación del poder de Dios? Pero ad­ Unas pañis , & vnurn co-pjs muíti fummus^
vierte , que fino te lo concede, es, porque co­ qui de vno pone participamíts. La Comunion
noce , que te puede dañar j como elMedico, de efte Articulo f comunicación , ó partici­
que no quiere dar al enfermo lo que pide, por- pación de los meneos de ChriUo , fe Coníique
que le hará mucho daño , ó porque no pides por los Sacramentos de la Iglt iia ,que fon lla­
con fervor ., y con mucha humildad ; pues mados Sancos; porlos qtsalts en la Iglefia ayí
quien afsi ha pedido , ha confeguido fu peti­ la Comunion , participación ¡, ó .compañiaj
ción, de que ay muchos exemplos en el Evan­ porque, por participar de vn pan , ííendo mui
gelio , y en los Prophetas. thos , lomos vn cuerpo. Por lo qual, donde
El nono beneficióles, que necefsitainos todos efios Sancos Sacramentos comunes fe re­
’de armas para vencer al demonio , nucflro ene­ ciben ; por ios quaks fe hucív, participantes
migo ; pues por éífo nos dice San Pablo ad de los méritos de Chriflo, fe hazen vn cuerpo,
Ephef. tí- Inducite >vos armaturar/i D ei s v t con fucabeza. Hafta aquí efte Autor. Pues aora
pofsitis fiare adverfus injidias diaboli, Vef- pregunto : Por efios Sacramentos no recibi­
tios de las armas de Dios , para que podáis mos grandes bienes efpirituales ?· Y nocíláen
reliílír ¿ todas las ailechanjas del demonio, nueítra mano la frequencia de algunos, y U
y juntamente necefsitainos Je virtudes, para afs’iftenciaa lasMijTas? Y cada vez, por ella
agradar á Dios , y adornar Eas almas, que pa­ comunion , no participamos de lo s méritos de
la eífo nos ha dado vn remedio muy podero- Chriflo t Pues quantos , y quan grandes foa
ío en fu Pafsion, y Vida i y afsi, dixo San los beneficios , que por efla comunion , o
Buenaventura, Colat. 7 , Q¿ú fe intentc^O 1 participación nos haze á todos el Salvador?
devote in fanclifurna Vita , & Pjfsione Do- O que poco, o nada fe mueflrati agradecii
rnini exereet , ornai a vtilia , & neceffaria J i - dosl
i i abundante*' invenit , nee opus e j l , vt ex- E l'n , beneficio , es , que-todos ellos
ira lefum aliquid qt/¡eratt El que con devo­ bienes de efla comunion, nos los comunica
ción , e intención fe cxercita en la confidera- de valde , y fin Ínteres , fin efperar vtilidad al­
cion de la Vida, y Pafsiori del Salvador, allí guna, y fin merecerlos, San Pablo adColof,
halla abundantemente todo lo que ha menef- dip. 1. dice afsi ; Gratias agentes Deo , qui
ter, para .refiflir al demonio ,y para exercitar dignos nos fecit in partem JorPis San£lorui?i,
las virtudes ; y,fuera de-Jefus, no ay que buf- qui erupit nos de. pctejl&te tem brarum , £5*
car otro medio. Para confeguir efios frutos, tranfiutit in Regnum F ih j dih éiicnií ¡un·,
nos dice San Pablo ad Hebr. cap. ia. Re co­ Demos gracias á Dios , qfíe nos ha hecho dig­
gítate enim tum , qui talen» fu f lim it d ’pec- nos, de'^uc nos aya entrado en laccnuimon ¿8
eatoribus contr,adiólionem. Y dice aquí San­ los Santos ,ty de que nos ha facado de la potef-
to Thomás; Admonet ad dihgentem exetnpli tad de las tinieblas, y trasladado áfer herede­
eonfiderationem. Con diligencia confíderad la ros del Reyno de los Cíelos , y á fer codcs
JPafsion del Salvador, jme? eílo os ferá egegj* admitidos· t y &ÜQptts[os jpoj hijos fuyos»
y los beneficios, quepo? ella nos ha comunicado el Salvador* ^7%
У todos los beneficios aquí referidos, no iba TefUmento Nuevo ay el emupio déla Mag¿
beneficios fingularilsimos ? Y cfios поз los со* dalena , del Ladrón , y otros.
rmmicó Dios , por los mentos de Cbrifto en En efte Articulo fe nos enfeña : Lo. primá-í
el Bautiímo, quando eramos iüdignifsimcs, ro, que por la verdadera penitencia, y coa-,
y enemigos Tuyos ? Pues que agradecimientos, íefsion, hecha con las debidas circunftaileias,
podemos dár , que fean cortefpondientes á nos perdona Dios todos los pecados »aunque
tantos, y tan grandes beneficios-, hechos á íean muchos, y graviísimos. El Salvador,
quien era índignifsimo de ellos? tV^ando mandó á los Apoftoles, que predicad
fen la penitencia, y remifsion de ios pecados,
añadió: Incipientes ab Hietofdyma, Empe­
A R T IC U L O X. zareis por Jerufalen. Como fi dixtífe: Efta
Ciudad ha cometido el mayor, y mas enorme
pecado, que fe puede decir; y afsi, á eliaprU
E l perdón, 0 remfúon de los tuero ofreced el perdón, para que afsi los gran*
des pecadores confien, qyc por grandes que
fean fus .pecados , íi verdaderamente, fe arre­
pienten , los perdonaré. El Apoftol SanJuan
CAPITULO ш а . , 1. E p ifí; cap. 2. dice ¡ Ipfe efi propitiatio p rij
pee cutis no¡iris , non pro nof if is tan tum i fe £
Propone/e la DoEírtna de efte A rtícu lo , y. etiam pro totius mundi, Jcfu Chrifto es ei.
¡os grandes beneficios, que en ella recibi­ Sacrificio , que fe ofrece pasa aplacar' ¿Dios,·
mos y y el modo de correfponder no folo por nueftros pecados, fino por todos
a ellos, los del mando. Si dice por codos los dei mun­
do , en que ay gnvifsimos pecadores., y á nin­

P OR quanto la fragilidad del hombre, y ¡a guno excluye; como el gran pecador no toma
propenííon al pecado , y las ocafiones de grande confianza , de que ferá perdonado, íi
pecar ion muchas , para que no defefpere , yhaze verdadera penitencia ? Manatíes fue Rey
fe conluele , efperando , que íi cayere , Díos muy perverfo ; fe hizo Idolatra, y^fue caufa de,
le perdonará, íi haze verdadera penicenciai que muchos ¡dolatraflen ; hito mudhas muertes <
por eflo nos propone efte Articulo, en que ¡¡ijuftas, tenia á jerufalén llena de fangrede
fe nos eufeña, que aunque todos los hombres Prophetas 4,. Reg. cap. ar. Y en el 2. &aruli¡t¿
nacen -pecadores, y enemigos de Dios , pue­ cap♦ fe refiere, que. hizo grande penitencia*
den alcanzar perdón de fus pecados , íi fe arre-, y que Dios le perdonó. Si la mifericordia de
piencen , y reciben el Bautifmo>y fi defpues Dios es infinita,')' los pecados de todos los
cáenen algún pecado , también hallarán per* hombres juncos fon finitos; como no fe confia
don , y Dios tendrá mifericordia de ellos, fi en ella , pues es mucho mayor infinitamente U
con la debida difpoficion reciben el Sacramen­ mifericordia de Dio's?
to de la Penitencia; pues efte, y el Bautifmo, Lo fegwndo, aquí enfeña, que aunque
nos ha dexado el Hijo de Dios por medicinas Vnocayga muchas vezesen vn pecado , halla- "
efpiricuales, para curar todas las enfermedades rá en Dios mifericordia , con tal que llegue
del alma , que fon los pecados j y por eíTo di­ á la confefsion verdaderamente arrepentido.
ce lá Igleíía·: Confíteor vnum baptifma in Eíta repetición de los pecados es finita, y Ja
remifsionem peccatorum. Que confiefla vn mifericordia de'Dlos es infinita , y los méritos
Bautifmo, en que fe perdonan los pecados, de Chrifto fon influiros; y afsi, eíla miferl·-
Eíto mifmo nos enfeña San Pablo, adRom, 8. cordia , por eftender tanto , concede el per-
У el Concilio Tridcntino t fejf. 5. de Decret, don á tales pecadores, íi vienen á la conÉef-
pee. orig. Y quando.el Salvador refucicó, fion verdaderamente arrepentidos, Y eíto í‘c
mandó á los Apoftoles , que predicaíTen.peni­ ve, en que preguntando San Pedro : Si pecan­
tencia , y remifsíon délos pecados , Lucas, do vno fiete vezes , le perdonaría f Refpon-
езр.г^. Pradicari in nomine eiuspcenitentbm, pondió el Salvador! Non díco tibí fepties'}
©“ remifsionem pecc&torme. Y San Juan , cap. fed fsptm gies feptiet, Matth. cap. i 3 , Efto
!iO. dice: Que el Salvador dio a fus Difci- es , dicen los Expofitores : Le perdonarás,
pulos poteíhd de abfolver pecados ¡ Quo­ ■fiempre que llegue verdaderaménte arrepenti­
rum remifferitis peссAta rsmittuntu? eis , C9“ do : Luego aunque vno cayga diverfas vezes
quorum retinueritis retenta fu ñ í. Y en la en pecado mortal, íi llega á la confefsion ver­
Ley Antigua anunció Dios efta remifsion de daderamente arrepentido;, hallará ía iruferi-
los pecados por Ezechiel,c3p.i8. Y por Ifaias, cordia en Dios.
cap. 33. y es.í ella ay el exemplo de Manafes, Lo tercero , fe nos enfeña aqui, que vn pe­
y de David, á quien perdonó Dios ; y en él cado no perdona Di(?s , desando oteo por
per-
'374 Cap. L X T l. Trat. TI. E n que fe prapcne la rcmifskn
perdonar. Efto es,que aunque vnoconficífe to­ la verdadera, y faifa coníefsion, añadido , éñ el
dos ÍVis pecados con verdadero arrepentimien­ Tratado primero propufe muchas confefsio-
to , y de vno folo no tiene verdadero dolor, «es faifas , por falta de dolor, y de propofito,
.porque quiere profrguÍr,ó porque por vergüen­ y otras dndofas. Y en el Tratado fegundo pro-
za, o malicia le calla en ia confefsiou , eíie no puíe veinte y dos falacias, con que el demo¿
queda perdonado , porque dexa en fu alma vn nio engaña al pecador , para que no fe pre-;
enemigo de Dios. Y ia razón , es, porque la pare bien , y haga faifas confefsiones: Lo fe-
jretnifsioíi de los pecados, configue vna verdad gi¡ndo, porque fuele aver en el hombre algunos
, dera amiílad con Dios, y el pecador queda ya pecados ocultos,ya de fobervía, ó de negligen­
adoptado por hijo de Dios , y heredero de la cia , que el hombre no conoce, o de obús
¡Gloria; y eílo no fe puede confeguir, fino fe buenas>hechascon perveríá intención.
arrepiente verdaderamente de todos fus peca-* La razón porque Dios no quiere ,que ten.*
dos;porquet¡ ral,por vno folo es inovediente, gamos la infalible certeza del perdón de ntiefj
y enemigo de Dios, es fíervo del pecado, y del tros pecados, es,, para que íiempre eílemos
demonio , y condenado á muerte eterna ·. Lue­ muy folicicos de procurar aflegurar mieftra fai-
go , quedando vn folo pecado , no es amigo, vacion. Y afsi, dixo San Pablos, ad Philip, 2*
ni hijo de Dios, ni fe le perdonan los otros Cum timare , & tretnvre vtjlram falutem
pecados.' Efto es, querer fervir á Dios , y al operamr.t. Con temor, y temblor, procurad
demonio , lo qual no puede fer. Y eílo el fer diligentes en aíTegurai' vueflra, falvacion;
Apoílol Santiago lo dixo, cap. 2. Qui totam Lo primero , porque la fragilidad del hombre
hgem fe rv a v it , ojfenAii turnen in 'vno , fa - es mucha, yes muy fácil caer en pecados ;jr
fíaseft omniumrsus. SÍ por qualquier peca* nueílra ínconílancia es tan grande , que conr
do mortal fe haze vno enemigo de Dios, y es vna pequeña ocafion , ó leve tentación cae-«
condenado: Luego £1el pecador dexa vno de mos , íi nueftros defeos no fon grandes, yj
que verdaderamente, no fe arrepiente >elle no fervorofos: Lo fegnndo , porque tenemos
queda perdonado. dentro de nofotros á nucflro cruel enemigo^
Lo quarto , aquí fe nos enfeña, que nin­ que á cada paílo nos engaña, con preceftos viiv
guno puede faber con certeza infalible , que ruofos: Lo tercero , porque los demonios^
ella en gracia , y que fe le han perdonado todos nueftros crueles enemigos, que continuamente
fus pecados , fino por efpecial revelación divi* eílán acechando nueünis acciones, (i miras*
11a; y afsi, en efla vida ninguno tiene efla certc-í en nofotros vn pequeño defenido ,por eíTapuer··
fea, de fi es digno de odio , ó de amor, como ta fe entrarán, Y fi andando con fervor vno , ess
dixoSalomon , Eccleíiaft. cap. p. Nefcis homo ? tentado de los demonios quanto puede te­
an amare , vel odio digntts Jti, Y la ra­ mer , que le hagan caer, fi le hallan defeuida*
sión , es , porque muchos hazen algnnas do? Por eílo San Pablo, aunque fuq llevado
obras buenas, y no faben íi proceden de amor haíla el tercer Ciclo , dice de s i: Cafijgo cor-,
de Dios, ó del ímpetu 5 y fervor natural. Los pus meum , que caftigaba á fu cuerpo, temien­
coléricos, y fobervios, en muchas cofas juz­ do fer reprobado, Pues íi el Apoílol,que fue
gan obrar con zelo , y es con venganza. Los llevadaal Cielo teme; quanto mas,quien fiem-
flemáticos fnelen tener mucha paciencia, y preeílá en 1a tierra? SI de la feguridad na­
fuele fer natural, y no fobrenatural. Otras ce la negligencia, y eíla la miran ios demonios
obras fuelen hazerfe por engaño del demonio. en nofotros, preño nos vencerán,
?Yafsi, en los libros ay muchos exemplosde Lo quaito , aquí fe nos enfeña , que po­
algunos , que fentian grandes fuavidades, ter­ damos tener algunas conjeturas probables,
nuras, y devociones ;y hafucedido , que algu­ que nos aííeguren eflár en gracia de Dios : La
nas de eftas no procedieron por el Efpiri- primera, es, la fegtiridad de que no remuerde
tu de Dios, fino por el de el demonio , para la conciencia; porque reconoce ha hecho de
hazerlcs caer en graves pecados de fobervía, fu parte quanto podia , para apartarfe del pe­
juzgandofe por muy fantos, y que defprecien á cado·: La fegunda, es, fi defpues que fe con-
los otros, ó para que fe arrimen á fu diílarnefi, fefsó, tío ha buelto mas al pecado, y que fe
y no obedezcan á los Prelados, 6 Confeííores. ha apartado de las ocafiones de caer eti e l: La
por eílo San Pablo decía , que no le remordía tercera, fi experimenta vn gran aborrecimien­
la conciencia; pero no por eíTo fe tenia por to al pecado , y que en quanto puede le haze
ju flificado : N ihií mthi confettis fura ; fe el guerra ; La quarta , fi fe halla prompro para
non in bac iuflificatus fu m , Lo'primero, por­ todas las obras de virtud, y para exccutar
que aunque efiemos ciertos de la mifericordía quanto conoce , que es del agrado de Dios , y
de Dios, y de fus prometías, podemos temer juntamenre obedece con puntualidad á fuCon-
mucho, (i nucílra penitencia ha fido verdadera, feíTor, 6 Prelado s La quinta , fi tiene mucha
por falta 4 ? nueílra dífpoficion. En el Libro de ¡;onfian9a en Dios, «jue le ha perdonado, y ef-
de ios pecados tbenefictos recibidosty como debemos corref^onder. 375
pera la Gloría, no por.fas méritos, fino por ios de ia Penitencia, no quedáramos para fiempre
del Salvador. Eílo bafta para que viva íeguro perdidos í Pues quan grande es elle beneficio,.·
con efta certidumbre moral,con calque proííga que tanto nos remedia? El quinto beneficio,
en el ferviciode Dios. A otros ha querido Dios es, que tile perdón , no folo fe concededlos
revelarles , que eftaban perdonados, como á la Ricos , óá los Nobles , ó Reyes , fino á todos
Magdalena , al Buen Ladrón, y i otros. los hombres : El fexto beneficio , es , qué no
Elle perdón , 6 remifsíon de los pecados, íolo fe concede por vna vez, fino para- todas
que el Salvador, nos dexó en fu Iglefia , gran­ las vezes, que el hombre cayere en pecado,/
demente debemos cílinur , y agradecer , por­ verdaderamente fe arrepintiere. Pues quanto
que contiene muchos beneficios : El primero, eílo fe debe agradecer ? El íeptimo beneficio,
es, porque no condena al inflante que fe peca, es , que efte perdón es general; eílo es , para
fino que efpera á penitencia ; lo qual no hi­ ^odos los pecados, por enormes que íe,m, En
zo Dios con lus Angeles-, з! primer pecado ks el mundo yá eilán feñalados los caluyos para
echódel Cielo , y arrojo al infierno. Pues íi cada pecado ; y aunque el reo le confielfe , no
él hombre es vn vilifsimo gufano, y los Ange­ por eífo es.Jibre de las penas, porque fe exe-'
les eran Nobilifsimos, y Sapientifsimos , y cutan en el. Pero que mifericordía: tan eñu-
con todo elfo no los efperó , fino que al punto penda-de'Dios esefta , que llevando el peca­
los condenó ; y ai hombre le ha efperado para dor muchos, y gravifsímos pecados ,que ccm
vfar con el de mifericordia; quanto. le debe dos fon gravifsimas ofenfas contra el Omni­
e(limar ? El fegundo beneficio , es, que libra potente , y que le perdone, £i el pecador los
al hombre del pecado, quedes el mayor nul( conüeíTa con verdadero arrepentimiento?
que ay en el mundo : Lo primero , porque al Ei octavo beneficio, es, que íi es gran be-¿
pecador le haze Efclavo fuyo , y del demonio. neficío el que vno rjefucite de la muerte á U
Lo íegundo , porque le condena para fiempre vida; quanto mayor es, fin comparación , re-
¿ ¡os infiernos : Lo tercero , porque de él na­ fucite de la muerte de la culpa , á la vida de
cen todos los males de efla vida : Lo quarto, la gracia? Entrelas cofas corporales, Ja ma¿
porque al hombre le haie enemigo de Dios; eílimada es la vida , porque es el fundamento
porque qae cofa fe puede imaginar peor, de tedos los otros bltnes; y la cofa mas abor­
que fer enemigo de quien todo lo- puede , y recible es la muerte , porque es privación efe,
nadie le puede reíiftir ? El tercer beneficio, es, la vida, y de todo. Pues íi el pecado es kc
que aunque es grande el déla Creación, es muerte efpiritual del alma , y la remifsion ds
mayor efte de la jufiihcacion. Y afsi, Sari Pió los,pecados es tu vida? quanto debemos efli-
.V. in boc art, dice: Auguftims d ic it : Maitts mar tan grandt bien i Si fumamence eftimáras,
.opas exijiimandutn eft aliqnetn ex impío pium y pagaras vn medicamento *que te librara de
faeere , quam caeliun, & terram ex nihih crea, todas las enfermedades, por gravifsimas qne
re. San Auguftin dice: Oye fe debe eílimar fueíTcn ; y que aunque otros de repente te qui-
pormayor beneficio' facar a v,no de pecado, taflen la vida , apücandote alguno e'1 tal remer
y de malo ¡merle bueno , que criar de nada dio, al punto rciucitaíTes, y ello no vna , fino
al Cielo , y la Tierra. Y fi para cri-ar es necef- muchas vezes bolviefles á refucit.ir; quanto
íaria infinita potellad , y por avernos criado mas debes eüimar , y agradecer eíle remedie»
eílamos obligsdifsimos á Dios ; quanto mas del Sacramento de la Penitencia , que la mife-
lo debemos citar, por. avernos librado di pe­ rícordia divina te ha dexado en la ígleüa, pues
cado , pues es beneficio mayor? á tu alma la refucila de Ja muerte, de Ja cul­
Él quaíto beneficio, es >que es tan nccef- pa, á la vida de la,gracia; y 'ello do folo vna
fario elle perdón di los pecados po.r el Sacra­ vez , litio quantas lus caído en pecado rr¡pt*
mento de la Penitencia', que fin el corría tal; y te has confeífado bien ? Él nono bene­
mucho riefgo nuetlra falvacion; porque aun­ ficio,es, que la buena confcfsion, al punto
que por el Bautifmo fuéramos iibres de los cierra la puerta del infierno. Eílo es, libra de
pecados , como los ntovimientos de la con- la ÍLimma defdicha, y dexa abierta la puerta del
cupifeencia fon muchos, y muy tuerces , no Cielo, que es la fumma felicidad , como lo ex­
*.eífan de .incitar al pecado. Y dice aqui S.m perimento el Buen Ladrón ; pues en el mifmo
Pió: V ix Шит repelías , t[ui tam acriter rtfi- dia, que pidió pa;don, muriendo , entro en la
, vel pttgnet , vel tam vigilanter fuam gloria'. Pues ^n todo el mundo puede aver co­
fAlutsm djlitmt', v t omnefplagat vitare pofsit. fa mas preciofa , que efta?
Que apenas fe hallará vno , que pelee , y refif- El 10. beneficio , e», que el perdón del
ta á fus concupjfcentias, y que cuide de la pecado , por fer tan gravifsimo m il, todos los
ialud de fu aliña, con tal cuidado, y valor, Santos juntos,· y todos los Angeles, y Sera-
que evite, todos los pecados morrales. Pues il phines no le pueden conceder, lino folamcnte
Salvador no huviera dexádo el Sacramento Dios^ como dixo por líaias, cap, Egofum
*n 6 Gap. tXXI* Trat. II. En que ft frépcne la remosten,
oui deUo iniqulM es tuau -Yo»que % tu fa ng^ h e agni. Apoc. c. 22. Pues fi cüaSangre·
V io l borro y perdono tus pecados, Y Job,', del Salvador,con que nos ha labado las horren-
cao ia diso'* Qj*is P°ft mund avade das manchas de nueítros pecados, es- devatoc
hnmundo cómmum femine nonm t u , q u ijo - infinito,no pedia infinito agradecimienco’Pues
ia s es> Quien Señor , á el immundo lepo- . ya que en nofotros no ie pueue aver i por
'ñ ri hazeTl'-moto , Tiendo concebido en pe- que no correípondemos, con todas ijucftras
W o fino* ni folo, en quien fe halla toda fochas? El 14. beneficióos, hazernos todos los
ía“ iWefkd de perdonar pecados ? ■Si las in- referidos , no por nueftros méritos, fina de pu-
lurlaS hechas i el Rey .nadietas'puede per- ra gracia, y mifencordu. i dice San P a .
donar filio él roiímo i a&I , tom o criara- blo ad Tim . cap. ¡ . h r n t x vptréus m /t itu ,
ra alguna podrá perdonar las ofenfas he< qsafteimus nosjedfecundum fm m m fericor -
¿has a Dios, fino el mifmo i Pues qtianto dlatnfalvos nos fe c it , per labaerttm regenera*
fe debe cftimar , que Dios Omnipotente, iionih renov.it ionis SpiritHS S m B i, No por
-por fu "ra n * bondad , quiera perdonar las las obras de jufticia nueítras, fino por Dios,poe
Sraves injurias , que le haze el vil guCanillo fu mifcricordu , y por los n^ricos de Chralo^
Sel hombre ? El u . beneficio es , que efte per- el labarorio de fu Sangre en el Ikmifmo, y pe-
don le ofrece de pura mifericordia, aunque mtcncia , nos ha hecho ¿alvos, Si antes de con­
loa hombres no le pidan ; pues el mifmo fcifar el pecado eramos enemigos de Dios, g
Señor dixo- por San Lucas , cap. 22. Non teníamos provocada fu ¡ra ; como podiamoa
vtm votare iuftos , fe A peeeatores ad p a n L merecer el perdón? Pues fi tanta multirud d®
téntiam. Que baxó del Ciclo', no1'á 'buf- beneficios, y tan.grsndcs , que pedían infició#
car los Iuftos, fino i los pecadores , para agradecimientos , nos los ha concedido gra-i
que hasan penitencia; como fe podrá pon- riofamente, y de pura mifericordia; con qoS
Ücr'at tan grande mifericórdi’a 1 SÍ el Rey podremos moftrarnos agradecidosíPor muchas
liuviéCTe (ido gravemente ofendido ,· y ofre- y grandes obras que hagamos, no fon nada,ref,
fcieífe perdonarlas injurias , y para effo fa- pedo de lo muy obligados queeftamos?
lie (Te de fu Palacio, y atiduvisíle por lasca-* San Pablo i.Corintb.cap. 6. dice: Empt)
lies bufrando á fus enemigos , y' ofreden- tfijt pratio magno , glorifícate , & pórtalo
doles el perdón > no fuera eíio demonftra- Veum incorpore vejiro. Aveisfidojcompradoí*
ciern de mifericordia eftupenda , dignifsima y facadosdel poder del demonio , con precio
de fer muy agradecida ? Pues quanto ma- grande; y afsi, glorificad á Dios , y traedle en
yar es , fin comparación , que el Rey Su- vueftro cuerpo, Aqai , para obligar á que sj
premo , gravemente ofendido', y pudíendo, Chrilliano, fielmente cotrcfponda, le propone;
folo con querer, caftigar las ofenfas y dexa Lo primero , que ha íldo comprado con grands
el esftigo , y baxa defde el Cielo, y anda precio ; efto es, con la Sangre de Clnifto. Pues
por el mundo bulcanÜo a fus enemigos fi eñe precio , por fer infinitó, pide Infinita
combidandolos á todos con él perdón ; co- correfpondencia, y efto no puede aver en nofo-
nvo fe podrá hallar agradecimiento correfpoii- tros; como no nos moílramos agradecidos? Ya
diente , á tan Sobecana, y grande mifcri- lo diceDionyfioCartuxanoi.-Círii?
jeordiaf c i j l i , debeo ínetotum 3quia reddemijiir/ie ,de\
El 1 2 . beneficio, es , que para que el beo metotum%im ótm to , debso amoriiuo-t
■oecador , mas fácilmente alcance el perdón, plufqtiam mejpfum y quinto tu maiores me,pyv
píos concedió la autoridad de perdonar pe- quo dedi/ii te ip fu m & cui promittiste ipfatte»
cados i los Obifpos , y á los Sacerdotes* Ciertamente, Señor,qiie por avemie erbdo,to­
que fon capaces de pecar, y que por effono dodebofervüeftro; y por averme redimido',
fe admiran. No quifo dar ella potefhd k los todas mis cofas, y operaciones deben 1er vuef-
Angeles , porque como fon muy fancos , y tras, Tanto debo á tu amor que debo atender
poderoibs , los pecadores tendrían gran ver- á e i, mas que á mi. Quien podrá declarar,
guerra", y temor de confeííarfe con ellos ,y quan grande es mí deuda, pues fiendo infinita'·
por cíTo dexarian la penitencia ; y aíSi, para mente mayor, enttegafie cu vida , por darme
que la hagan , y la bnfqucn con gran con- lafalud ; y además de efta , me prometes davee
fianza., dexó Dios á los Sacerdotes la autori- á t i, y á tu gloria l Pues como puede aveí
dad de perdonar , para que con facilidad fe correfpoudencia igual, i can maravillólas deit-
acuda á ellos, y queden abfueltos. Pues tan das ? Lo fegundo , dice San Pablo : Qtis
grande beneficio , quanto fe debe eftímar ? El glorifique ¿ Dios ; eño es , dice Diónylic/J
i l , beneficio, es, qae codos eftos le han coña- Idefi in bonis operibns bonorate, &■ glorio·
do al Salvador grandes trabajos , hafta derra- Jum ofiendite. En todas vueílras obras proce-
inar toda fu Sangre, y con ella han fido laba* ded con cgn grande fancidad , que por ellas fea
das nueücas ;Lab aver uní fiólas fu a í № ¿ j^ios alabado l lipnrado, y gigueado, y de
de los pecadosbeneficios recibidos ty como debemos correfponder. ’377
que tiene ftecvos tan Tantos, y agradecidos: vltra de beneficios ha hedió Dios c onugd*
Lo tercero, dicé : Tr3edáDíosen vueftrps y con todos los Chriftunos j y afsi , fe quexa
cuerpos; y profigue : Idefi voluntati D ei cor- de tí i Quid eft quod vltra dsbuit fise rc , & ,
p o rM v e fin fu b ijc iií , qutzcumqtie adverfa non fe ci ? A tí te he hecho otros muchos ma­
aauanimiter tolerando , & “ iugum Domini yores , fin comparación; pues por ti me hu~.
fupet. fe fsrm do. Efto es> todos los apetitos* tnil le tanto 3.que me hize hombre » y .viví des­
que el cuerpo pide, fujetaíos todos i la volun­ conocido , y en grande pobreza ; por t í, por,
tad de Dios,no dándole güitos viciofos; y echa efpacio dé treinta y tres años, padecí grandes
íobreel.el yugo de laDiviua Ley.hazíendoque trabajos: E t quid vltra* Dexe, que i mi
¡a cumpla , con toda prómpticud, humildad,y Cuerpo le araCÍen con horrendos a^es ; que
fidelidad ; y que quando le vengan advertida»· á mi Cabeza trafpaflaíTen con crueles efpinas*
des, las-tolere con mucha paciencia, y confor­ dexe que me crucificaííba,y que miCuetpo eftu-
midad con la voluntad de Dios.Efte es el agra­ víeífe lleno de tormentos; dexe que me pu~
decimiento* que pide S. Pablo. Y dime: codas fielTen en vna Cruz,· cílando allí Con losbran
tus obras fon tan fantas, y exemplares, que zos abiertos , para recibirte* inclinando mi
viéndolas los hombres , alaben , y glorifiquen Cabeza, ofreciéndote el ofeuío de paz : Quid
á Dios ? Exeanas en todo la voluntad de Dios? .vltra debuit faeere , & non feci ? Quemas»
Le amas con todo tu corazon , con toda tu al­ pude hazer por ti ? Que mal huvo·, que poc
ma, y con,todas tus fuerzas? Y defpues. de n no padccieíTe ? Y viendo quanta es tu
íxecutar todo efto , reconoces que nada.ha- propenfion al pecado , te dexe el Sacramen-i
zes, aun íoio por ei beneficio aquí propuefto to de la Penitencia, para que te remed¡af-¡
en efte Capiculo; pues te compró á colla de fes : Quid vltra ? Dtfde la Cfuz ¿ dondé
grandes tormento^ , dando fu Vida , y toda elloy enclavado, te he llamado, oirVctíiendote
íu .Sangre por ti? Sí eílo cxecutas, aunque es el perdón délas graves ofenfas que me has
nsda,, de folo vna deuda., yá el Señor fe dará hecho , y combidandote con 'mi ainiftad , y¡
por fatisfecho. con el Reyno de los Cielos , has defpreciado
Dirás, que en todo has obrado lo con­ mis ofertas, y folo has oido las vozes del de­
trarío , que tus obras han efeandalizado a los monio , que te lleva al infierno. Y futrien-,
próximos 5 y que por eílo has fido caufi , de do yo, con much^ paciencia, cftos defprecioss·
gue ocrosofendan á Dios·, que todos los Mm- quemas podía hazer? Quid vltra debuit fa-%
tíamientos de la D'vina Ley has quebranta*· eere ? Y qué has hecho tu j para moftrar^
«do, no folo vtu, fino muchas vezes; que fo* te agradecido ? Has hecho otra cola , fino
lo has obedecido ai Mundo, al Demonio , y echar continuas maldiciones , jurar , y blaf-j
á la Carne, figuiendo fas confejos ; y -que á. femar mí Santo Nombre ? No has prorrum^
.ellos has amado , con todo tu corazon , por pido en muchas iras contra tus proximos ? No
cumplir tus depravados defeos, y que por eíTo has feguido la vandera del demonio, mi ene-
tías ofendido gravemente á Dios.Pues como no migo f y crucificadome de nuevo, quanto ca
te quedas muerto de fenúmíento, que á cautos» de tu parce r No me has dado nuevos tor­
y tan grandes beneficios,has correfpondído con mentos, y penas, porfeguircus güilos , desho-·
tan graves ofenfas? Como no quedas ato¿ neíüd^des, y profanidades ? No has defprecia­
Hito , de que Digs, por el amor que te tiene, do mis promefas, y amenazas? No has corrido»
te ha hecho tan grandes beneficios , y no ha- eomocavallo desbocado , por mil torpezas¡ yt
íes cafo, y le corrcfpondcs con grandes, y abominaciones } efcandaluando i ocros , . y
continuadas ofenfas Ir Qaando jamás fe ha ofendiendo á tu Criador? Pues que merece caa
\¡fto tan horrenda ingratitud ? Si con los grande ingratitud, fino Vn horriblecaftigo?
hombres,por cofas de poca monta, te mueftras El Salvador, viendo vna higuera ¿ y te­
muy agradecido, con palabras, y obras; como niendo hambre fefue á ella; y no hallando
con Dios immenfo,y por uncos, y tan grandes fruto, la echó fu maldición, diciendo: Nws··
beneficios, te mucítras tan ingraúfsimo? Co­ quam ex ts f r u t a s nafcatw. Y al punto
mo , con tanto dcfprecio lo tratas? ; fe fecó. Macth, cap. ir . Y advierte San Mar­
.^Avía hecho Dios grandes beneficios a cos t cap. 11. AIon erat tempus ficorum. Qne
fu Pyjitblo ; y le amenaza, que le ha de def· no era tiempo de higos. Pvues fino era·tiem­
truir : E t ponatn earn defertam* Ifai. cap. po de frutos, y la higuera no tenía en eíTo cuU
Y habiéndole cargo de los beneficios»le; pa,, ni en ella avia pecado; como la echa fe
¿ice : Quid eji quod vltra debuit facere , & maídicioo^y al punto queda feca? lis, que efia-i
non f e c i ? Si fon grandes los favores que te ballena de hojas muy frondofas,y en ella fis
he hecho; como no has correfpondído á ellos? reprefenesban los Judíos,Uenosde hojas de ce«,
¡Qué más podía haaer por ti ? Quid v ltr* ? Efte seaionias e^terioreSj y fin fruto de viruid.Pnc.^
Bhb , fi
37 S Cap. LXXIL Trat. II. Propone/e qmngrande es
íí la maldice , porque representaba 3 los ci v'trd ele¿Íi, Muchos fon los llamados, y pb*
judíos , lia frutos;, que maldición cebaría,' eos los efcogldos. Y dice San Gregorio, y
‘fobre ellos'? .Y fi afsi maldice a la higuera, Santo Thomás io Caten. Matth. cap. zo. M
con tan terrible maldición, que al punto fe jid tm multi veniunt , & od calefiem regnum
feca , porque u.o tenia frutos, tío debiendo- pauci per ducuntar ,p kriq u e snim Deum oc­
ios tener , ni avi ejido lk'gado el riempo de cibus fequuntur, moribus fugiunt M u ch o s ve­
darlos ; que maldición echará, fobre t i, Chrif- neni la Fe,y pocos.caminan allleyrioCeleftial;
t i-ano , que debiendo dar á Dios trucos de ílguen á Dios con las vozes í con las palabras
buenas obras , y fiendo fiemprc tiempo de dan á entender, que obran como Chriftianos,
dados nofolono los das, fino conde muí- y huyen de él con las coílumbres. Lom if-
tkud de ofenías? Si oy viníeífe á tomar la 1110 dice el Cardenal Cayetano in Luc. cap.
.cuenca de tu vida, y te haüaífes en fu I rl- iS. Alapide in Luca , cap. 13. dice : S. A h-
bunai·, que cuenca darías? Si por eílár cer­ guflinus Ecclefiam cowparat ante tritici
cado de beneficios, y por ellos debías cor- inqua piares fa n t pde<z , qudm grana tdcfl
r¿fpor)der,cort gran multitud de obras, y fo- plures rsprobi, qudm eleüii, San Áugufiin i
lo correípondes con graves Injurias ; como no· h Iglefia la Compara á la Era del Trigo , don­
ternes vna maldición muy horrible , y efpan- de ay mas pajas , que no granos. Efto es , ay
tola, mucho mayó“ , que ia que echó á la mas reprobos, que elcogidos ; como dio
Jilguera? Como no hazes penitencia al pun- no te baze temblar , y mudar de vida , no
to , pues Dios, la efpera, para vfar contigo de fabiend.o fi ferás de eñe mayor numero de
miferícordia? Y íi efto lo dilacas; como no· reprobos ? Si te hallaffes en vna cárcel, y oyef-
temes, que por tener muy ofendido , é irri­ fes decir al Juez; , que muchos de los
tado al Divino Juez , te eche U maldición , y que allí eftaban , ferian condenados á muer­
¡quedes perdido, como la higuera t ■ te cruel , é infame; y los Letrados, como
muy fabios en las Leyes, afirmaífen , que la
C A P IT U L O LXXIL mayor parce de los encarcelados avian de
Propone/e qu*n grande es la eficacia de la experimentar la fentencia Tpov fu mal modo
penitencia , para alcanzar el perdón t y que de vivir. Si tu fuefles vno de los prefos , fa-
mnchifsimas pecadores no configuen tan biend'o efio ; quanto· temblarás ? Quan fanta
grande bien por f u culpa , por­ vida efeegieras por faber, que viviendo fan-
que no fe difponen como tameute , te librarías de tan afrento!,1 ftn-
deben. tencia ? Y no kibes, que el Divino Juez
tiene pronunciado ,, que de los que viven
I al Salvador preguntamos, á que vino al en la cárcel de eftc n;ur¡do , fon mas los
S mundo? Nos reíponde : ‘Non veni <coca~ quefehan de condenar j que !os que .fe han
tsiuflos t fed peccatares ad pcenilentiam, Quede falvar; y que los tres Doctores Santos refe­
no baxa del Cielo á bufear i los Julios, fin» ridos afirman, que eñe numero de condenados
álos pecadores á penitencia'. El principio de tan grande , fe entiende de los Chrifiiancs; ce*
fu Evangelio fue predicar penitencia. Efto 1110 eftono te haae temblar, y folieitar vna vida
mandó predicar á fus Difcipulos , y efto nos muy fanta ? Sí efto 110executas; cotr.ono clem·?
enfeña con la obro, pues recibió a todos los blas fer del gv.an numero de los condenados?
pecadores , que arrepentidos le pidieron per- Pero aun mas puedes temer , porque
don ; y aun al Ladrón no folo le perdonó, San JuAt) Cliryfoftomoc-n el tom. 5. ¿ti»/?. 40.
pero le ofreció el Reyno de los Cíelos, Y ef- ad Pop , dice : Quoi effe fu ta t 'u in ch ítate
tandoen la Cruz , crueSifsímamentc atormen­ noflra , qui f a iv í ' fiant injejlum quidem
tado , hizo oracion, pidiendo perdón por los eft , qaod diólum s fu m , dicam i amen : non
que tan cruelmente le atormentaban: Pater pojfunt in tot m illihui centum in v e n tri, qui
ignofee iilis nefeiunt quid faciunt , Pues fi fatventar , & de' bis dubito. Quantos juz­
el pecado mortal es horrenda ofenfa ¿ontra gáis , que fe falvarán de los de nueftra Ciu­
Dios , que conden?, por el al infierno ; co­ dad? Parece increíble mi dlttamen ; pero
mo ay quien no folicite el perdón; y mas fa- con todo efTo le propondré. De tantos mi­
biendo , que Dios es fumamentc amigo de llares de perfonas, que ay.en ella, no puedo
V-far de miferícordia * y que con ella efl¿ afirmar, que fe faiven cienco , y aun" deefibs
com.bidando á fus enemigos ? Que laíiima lo dudo. Efta Ciudad , no era muy numero&í
tan grande, que fon muchifsimos los que fe San ChryfóftomQ no la cultivaba con fu pre­
pierden , por no difponerfe para recibir efta dicación continua, y con la aplicación de mu­
gracia! chos Sacerdotes zelofos í Y en medio de
El Salvador dixo ¡ M ulti f m t voc,iti, pzu% efto duda, fi ferán cierno los.que fe falvcní
la eficacia de h penitencia. pa?ú dlcanear el per dútfi 37p
Pues quantos fe Calvarán cu el Pueblo don­ tiunpos rezan; pero eílo fin d e \e cio i), ni
de vives, no avien'do vn Chryfoftomó, que reverencia, muy difiraidos en el Tem plo, y
te exorte , ni otros Sacerdotes zelofos, que hablando Con otros ¡ y otras wvezes durmién­
ayuden á tu falvacion ? ¡Pues que víó efte dole. De cftos dice San Chryfoitomo ¡¿ ibli
Sanco , para decir , que dudaba fi ferian cien­ O rem horremdittfi ? Quando falvus. erit ?
to los que fe íalvarian en aquella Ciudad? Qitar.do Deum placare poter ¡mus ? No es eÍTó
:Y á lo dice.: Qnanta enim in iu^enibus , qu<t+ Vna obra horrenda ? Obrándo afsi ; quando
f> ru jliiia ? Quan tus in fenibas torpor ? FU nos taimaremos ? Quando aplacaremos á Dios#
i i j suram g srit mmo , nemo zelum babeé, vt - Si entonces, con eftas obras , aviamos de ;ipla*
fensm rifp ick n s im m iítetu r: exsmplaria de- caí- fu ira , y alcanzar nuevas gracias para fer-
Uta fu rit , proptereá iuvenes non evadunt v irle, y le irritamos ¿ por llegar i los Sacra­
hudabÜ.'s, En los mancebos fe halla mucha mentos fin la debida preparación y teve-
malicia ; en los Ancianos mucha torpeza , y rencia; y lo inifmo hacemos rezando las de­
negligencia para lo bueno. No vemos que vociones ; como le hallaremos propicio?
á los hijos, los padres enfeñen fantas coftijm- Además de efio , cftoé viven fegun las kyesj
bres ·, no fe halla quien lea zelofo de la hon­ y coílumbres del mundo,exercitando fuv vani­
ra de D io s, y del aprovechamiento de laá · dades,;/ profanidades. Aman lo caduco,de dia,
almas. Ya fe acabaron los exemplos de las . y de noche afanan por efio viíible ¡ en eíio
virtudes, y por eíTo los Mancebos no fon ponen rada folicitud , ä fii cuerpo ..le conceder»
virtuofos ; y mas abaxo dice: Gomo la gen­ quantos guftos apetece , y pide; íe adnílnif-
te fe entregaba á los gufios, y fífas s y que tran , quantos regalos pide , en la comida, y
fi eftaban en la Iglefia > u orabaíj, eílo era bebida; no faben qué cofa fea mortificar
con nvucha negligencia , hablando \ y, riyen- , los íentidos ; caen én pecados graves , y fé
do con otr&s. EUos vicios , por fer caufa; lev-anean; pero no eflán firmes, porque pref-
de vna gran pereza * y de otros machos, y¡ to buelven ä caer. Eílos adviertan, que el
del mucho defculdó del Cielo, obligaron ;í 'Salvador dixo ; Regnuw ccslorum viai pa-
S.m Chryfoílomo a, decir * que dudaba fi titu r , & ’violenté 7'api un t illud. Match, cap»
ferian ciento los que fe falvarian, de los mii- ií* Qpepara confeguir el Reyno de los Cié-,
chos millares de perfónas, que avia en Ati- lös, es neceíTario hazerfe violencia ^ y. qué
liocáia. Pues íi aora en los Pueblos a^inu-*. violentos le arrebatan. Eflos no hazen
chos mas vicios ; quantos fe falvarán? Violencia ä fus pafsiones’ , y las dexah que
Pero veamos lo que fe m ira, / experi­ crezcan mucho > y, que con facilidad lea
menta en los Pueblos *y hallaremos gran hagan pecar 1 Y fi en fana falud , con vna
deferoboltura en los Mancebos \ los padres breve tentación 9 y pequeña ocafion pecan;
folo eníeñan á fus hijos tas cofas del mun­ qué ferá en la hora de la muerte , quan-
do, y poco , ó nada de las del Cielo ; y dó el demonio haze crtieí guerra , y los ha-
coa fus juramentos, y maldiciones¡ les en- -bitos vicios efián muy fuertes j y que inclinan
feñan ellos 'vicios, y'que.falgau blasfemos* mucho al pecado ? Y como podrán ieconocei-j
La codicia , ó avaricia eftá niiiy arraygada y refiftir á los muchos engaños, que el demo­
en todos, de dia , y de noche fe ocupan en nio -entonces propone , quien con mas peque­
folic¡car bienes,"y efte vicio enfeñan á fus ñas tentaciones} con facilidad, antes caían eñ
hijos. La fobervia cftá muy1 en fu punto; graves culpas? Eílos fon muy pocos, ref-
pues vemos á muchos, que todo fu cuidado es pe<fto de los que viveti inal ? O quan rtme-
folicitar honras , dignidades, y eftjmacio- rofos püedeii vivir 1 Lo primero , íi en algún
nes, y que con facilidad prorrumpen'eti impa- pecado Ies coxe la muerte-, y por eífo fe con­
‘ ciencias, rencores, y venganzas. Qué otra denan : Lo fegundo , porque algunos, cayendo
cofa fe rnira , fino venganzas , reynar la ambi­ en aigun vicio ¡ profiguen en el hafta la amec-
ción , y fobervia, y vn continuo anhelo pot tc , que fucls íer^muy defdichada : L o ’tercero^
los bienes del mundo, y vn gran defeuido porque quien en vida fácilmente cae con leves
en fu falvacion ? Vemos que muchos, des­ tentaciones, íhejor caerá én la cruel guerra,
cubiertamente fonmalóS, juradores , fenfua* que el demonio íe hará en la muerte. .
Ies, murmuradores, y avarientos, que en ellos Otros parece viven mas feguros , por*
■ fe halla !a Fe como muerta , y ' que fácilmente - que íirven á D io s , y fe exercitan en todo ge*
quebrantan la Divina Ley. Pues fí efios ibn . neró de virtudes, con gran fervor; y quan­
, ímtchifsimos, que tienen la Fe fin obras ; que tos fon los que defprecían todo lo terreno,
ay que admirar , que fean mas los que fe y bufean, con mucha folicitud, ío eterno?
condenan? Qiiantos viven muy retirados, con mucha
.Otros ay con vna vida común , qué á humildad , y defprecío de codas las con-
fe p /s foguea^' tee t y g veniensjas tre n a s f O qus pocos ion aílosl
■ , % li
380 Cap. LXXÜI. Trat. I, Proponefe qmngranas
Ei Salvador divo: Nemo mittens manmn ad y fe hallarán fecos, dados , y fin fervor , y¡
aratrum , & fefpiciens retro 9 aptus efi Reg- que nada aprovechan. Pues eíios no viven e¡i
no D ¿i. Luc« cap. 9. Ninguno que pone la mucho riefgo de caer cu algún pecado grave,-
mano eti el atado, y. mira atrás, es apeo pa­ y de perder fu falvacion ? SÍ ios que llevan ca­
ra el Reyno ele Dios, Y quantos empie­ mino re&o , muchos le dexan^ y buelven acras?
zan la vivend con fervor, y Uiego fe enfrian, como ríefgo tan grande 110 nos haze tcn¡blar?
y viven cor*mucha negligencia ? O que riefgo y mudar de coílumbres?
íe puede temer de eflas almas! La Venerable Cafi todos eftán muy confiados, y fegurostt
Madre Agreda, tom, j, lib, 2. nr.r». 440. de que eflán perdonados fus pecados, porque
refiere >que Nueítra Señora la habló , y dixo: los han eonfeflado, por fer tan eficaz la con-,
Como elefiado de la Religión es Sagrado, y or­ fefsion , pues por ella fe perdonan todos. Y|
denado ypara que en el fe confcrve Itt imita­ quan innumerables fon los que no quedan pern
ción i s la Vida Santifsimá de mi H ijo , por donados,porque no fe conhelfan bien ? S, Aíij.
ejjü efi.i indignadtfsimo con las Almas Religfa- brotio , in Ffalm. 36, diso : N ib il enim pro «j
fa s , que viven olvidadas de tan grande benefi­ defi ágete peenitentiam yn ifi agatur , vt oporh
cio 3 y tan defeuidadas, y mas que muchos tet. Nada aprovecha la penitencia, y confef-í
hombres mundanos \ y el demonio, como afluta íion , fino fe haze con las condiciones, que
ferpiente , pone mas diUg¿ncia , y fagaciduá Dios tiene difpueftas. Cotno vna eferiptnra , 6
en tentar , y vencer a los Religiofos , y Reli- reftamento nada vale»fino fe hazc con los
ginfas ,'qus con todo el refio de los mundanos rcqulfitos cfíénciales ; afsi, la contefsion.nada?
refpeftivamente ·, y quando derriva vna al. aprovecha ?fino llévalos requilicos principan
m.i Religíofa , ay rmyores confejos , y fo lici . les. O quintos faltan en eflo! San Ambroñoj,
tfid de todo el infierno ; para que no fe buel- tom. 5. Fer. 4. poft Dom. 1. C irc u iv i, O" per
ümbulavi lúcurn pcenltentia , & non invenía
<va d levantar con los remedios ^que tiene la Reíi·,
gion t como fon la obediencia , exerc icios fa ri­ j>cenitemiam tmmt Qoe ha regiílrado , cora
tos ¿ y vfo frequente de los Sacramentos. Pa­ cuidado , en que confifte la penitencia; y que
ra que todo efio fe malogre , y no le aprove­ viendo la tuya, halla que no es verdadera, fino
che al Religtofo caído , ufa el demonio, de tan­ faMat Pues por que dice ,que es faifa ? Ya lo
tas armas , y ardides , que f eria cofa efpan* declara: Reverfus es, Jicut eanis ad vomltums
toja ' 'conocerlos. T k¡ize, que laReligiofa de* dué VQíUt fa b calore sffeBa in limo térra pro
fiendá fus reluxaciones, ejeufandolai y fipu«·* voluta. Porque cfios> apenas han confeíTado
de , con algún color , y fin o con inobediencia y fus pecados, quando luego buelven acometer­
y mayores defordtnes, y culpís* H ija m ia 9 los ; fun como el pefro, que apenas vomita la
advierte efie formidable peligro. comida , quando buelve á coaier el vomito?
Y en el num. 427, dice afti: Para que elfon como el animal cerdofo, quí afsi que fe
Alt ifsimo reforme al que viene a la Religión% ha labadoen el Rio t al punto vá á revokarfe
con viene , que en bohiendo al mundo las efpaU, al charca lleno,, de cieno ,,<Lonfieíían fu fober-*
das , no le baelva los ojos, y que borre todas vía, fus codicias, fus vanidades, y apenas han
fu s imagines de la memoria f y olvide lo que confeíTado, quando luego fe hallan en los mif-:
tan dignamente ba dexado en el mundo. A los mos vicios. Qiiaiitosjdefpues de muchos años
que no atienden á efta enfenanca, y fo n in­ de confefsiones, no ay enmienda en ellos»
gratos , y desleales con D io s, f in duda les vie­ porque cafi ftempre fon vnas mifmas las con-i
ne el cafiigo de la muger de Loth, que Jip o p fefsiones ! Pues que mucho, que efie Santo
la divina piedad no es tan vifible , y patente las repute por faifas?
a los ojos exteriores ; pero recibenle interior­ San Juan Chryfoftomo, In 2. ad Chor*
mente , quedando elados , fecos , y f in f e r ­ cap. 2. hom. 4. Compiares no v i , qtti fe quu
vor , ni virtud, Y con efie defamparo de la dem peccata fu á defiere aiunt>at interint n ib il
gracia , ni configmn el fin d e fu-vocacion, n i malí opsrantur t verum ieianant , ac vefies
tiprovechan en la Religión , ni hallan confítelo afperas gefiante caterunt maiore pecuntartim
(fpiritual en ella ,■ni merecen que el Señor les eupiditate fia g ra n t , quam caupones , ira ma-
na re , ni vifite como d hijos , antes los defvUt gis corrip ian tu r, qudm f¿sr<e , atqus obrre*
como efclavos infieles ,y fugitivos . Hafta aquí Slatione magis y qudm illi laudatione deleiian¿
la Revelación. Pues íi eüe riefgo tienen las tu rr Pcenttentia iflt* non fa n t . Pwnitentia
Relígiofas , y los Religiofos tibios; quanto atque vmbra i fia fu n t ¡n on peenitentia. He
¡ñas le tendrán Jos Seculares tibios , pnes tie­ conocido 3 muchos, que dieclan aver llorado
nen mas ocafiones de pecar *y menos medios fus pecados, y que ayunaban , para fatisfacee
para levan:arle ? Reparen eflós, que han fali- por ellos, y que poc efTo traían vellidos afpe-
do de algún pecado grave , y frequentan los ros; pero no fe veia en ellos otra cofa, que
Sacramentos , y na vencen' fus pafsiones. deciaraíf*fu verdadero dolpr j folo fe miraba
S £>
h la eficacia de la ptmtenm, pdrtt alcanfor el perdón* 38 j
íñ ellos vn gran defeo de haztenda, mayor que ad Pvpt. driso : Si peccator ifí)puder*ttnw , O1
el de vn avariento} la ira de ellos es mayor que ignorantiam non cognovit quomodo petnit-ns
Ja de las fieras, porque fe deícytan, y ocupan en Citvere poterit , né rurfus in e&dem incidat}
las murmuraciones mas que otros» y fe alegran Efto es, fi el pecador no conoce los horren­
con las alabanzas 5 eíta no es penitencia ; tL dos daños, que á si fe haze con ei pecado , v la
to es fombra de penitencia. Pues fi efte Sanco, gravifsima ofenfa , que haze á Dios, á qi-k'n
,-deeílos, que acabada ia contefsion, fe hallan tanto debe ; como le aborrecerá, y como
con los vicios referidos, dice,que efta no es pe­ pondrá los medios para huir ¿le ¿l ? Y lino
nitencia , fino fombra ; que dixera de muchos* conoce efto, y fe le propone el pecado ddey-
qtiecafi íiempre confieífan vnos mlfinos peca­ table i qué mucho es, que buelva á cometer·
dos , y .por maravilla ay enmienda , y que fi­ le? Efto fucede ¿ los que confieílan con vna
no han pecado , es , porque no fe ha ofrecido breve difplicencia del pecado , fin detenerle
ocaíion ? Y atsi, reputaba por faifas las confei- al verdadero aborrecimiento, y á los prnpo-
íiones , aunque por entonces los tales ayuna­ fitos eficaces de la emmienda*.
ban , y traían veftiduras afperas; quanto con­ San Gregoriolib, 2.de Lapfis^ defpues
denara á los que vienen á confeffar con galas, de aver propuefto, que la penitencia fe debe
y en effbs dias , ni defpues, no ayunan , fino hazer de todo corazon , verdadero dolor , y
que fd regalan , y fe entregan á los gufios, y arrepentimiento, viendo en algunos las feña­
entretenimientos mundanos ? Qué feñales fon les , no de trifteza , fino de alegría i y que
eftas de vn corazon contrito , y de quien aunque hazen penitencia, no fe mortifican en
conoce la grave ofenfa, hecha á vn Dios im- la comida, ni en otras cofas, dice afsi : Qui
menfo , á quien todos vienen á pedir per­ bilaris ac latus ineedit qtior»odo wortem¡u&m
dón? dcjlet ? An illa ingemifeet , & planget, caí
Y profigue el Santo: Satan altos qtiidem vacat cultum pr¿etiofa 'ufflis in d uert , nec
per peccata , altos per paenitentiam , alto mo* indumentum C h rifii , quod perdidit cogita*
do p erd it , dum v id d icH , eoi nuilum ex pee- r e , nec D tvin i , O* Caelefits ornat&i dam*
nitcnii.i fruiüum pereipere Jin lt, Nam cum. tía defiere ? Amo te licet, & Margaritisgem-
qmhufijim rebla , atque apperta vía per ni* rnifque {.undecoret, fine Cbr 'tfti -decore nuda,
ciarn ajferre rtsquit , altera via tnit . El 'de­ & dtformis efl> Quien quando haze peniten­
monio , á vnos pierde por los pecados, y á cia , ó eftá para hazerla, b fe acaba de con·
ecros engaña por la penitencia » efto es, ha feífar de pecados graves, no mueftra trifteza,
zíendo que no laquen fruto de la confef- fino alegría ,i como diremos , que entonces
íion, y que fus pecados no fean perdona­ llora por fu alma, muerta por el pecado? Co­
dos. Viendo e! demonio al pecador en pecado mo fe dirá, que llora la pérdida de fu alma la
mortal, SeÚH'Ua á qnc fe coofieffe al punco, muger , que adorna á fu cuerpo con veftiduras
y como eiU avoftnn'bnido á no detenerfe , para ricas, y no pienfa en hazer todo lo nfcefia-
inovérfe a! abóme!miento, y odio de la culpaj rio , para recuperar el veftklo de ¡a Divina
afsí , confidla lin otra preparación , y fin el Gracia , que avia perdido 5ni tampoco liora
verdadero dolor , Con folo ineficaz propofito; los daños de la pérdida de los bienes Divi­
y heclio cito , le perfuaide el demonio q& nos , de que la privo el pecado ? Efta, aun­
fu pecado efla perdonado , y íi defpues cae que fe adorne de oro , y margaritas, fin el
en otros, fe conlicita del mifaio modo ; y afs¡, adorno, ó veftidura de la Divina Gracia., de­
perfevéra muchos años con confesiones fai­ lance de Dios eftá muy fea > y disforme»
fas: SÍ Dios le ernbiii infpiracioneií, para que Qué fentímientos hazes por la muerte del ¡li­
canozca, que eftá en pecado , ei demonio jo , ó de los padres ? Qu¿ gemidos por \ á
te liazacreer, que (i hizíera confefsion general, muerte del marido ? O , qué lagrimas ? Qoé
fe llenarle elcroputos, y con efte di<5tamen, demonftraciones tan grandes de dolor ? Éu
perfevera en fus concisiones taifas. Repare- tonces , folo te ocupas en llorar 4no cuidas
fe aquí , lo que dixo Nueftra Señora en la de aderezar el roftro, las galas mudts en lu*
Revelación »en efte capitulo ptopuefto,en que tos , no compones los cabellos , tu roílto cG>
dice: Que para que vno fe levante de lacul· tá muy .trille, y- llorofo; allí 110 ay alegrías,
pz , vfa el demonio de tantas armas , y ard í· ni rifas , ni admites regalos i quanto cu rl
dts, que feria cafa efpantofa conocerlas. Le- · fe mira es demonftracicn , ro folo de trif­
yendoeílo, no te admirarás de que yo, en teza , fino de excclsíva petia , y de que tu
ei libro añadido, de verdadera, y falla, con­ corazon efla muy dolorido ; y cafi lo mif*.
fefsion , proponga veinte y dos falacias con ni o te fncede en la pérdida de mucha ha-
que et demonio engaña , pata que el pecador zienda,
higa faifas concisiones. Y profigus el Santo : Animar» tuam
San Chryfoñomo a tom* j > U m ih 41. w jftrs p trd id ifii , 0 " fp iriítio litcr mertuütn
Cap. LXXIL.Ífjt. II. Proponefe quán grande es :
f» ¡;tr vi-vers zxpiftt , 0" »o« acritsr flan* de moftrar trifteza, viendo los fetiíimkncoá
g ¡¡ , non ii'gner in g sw fsii ? Non te t vsl tan grandes', que hazian en las perdidas tem·*
á triM in ij , vel eonsiauations lamenta* pótales ; y poi eífo decía , que aproas ha-í
tionis ab[cundís ? Ecce adhuc priora pescan­ lio penitente de quien quedafTe plena , y;
dí vulnera \ ecce maiora deli&a¡tetcsjfe , née enteramente Ltisíicho, Pues qué dixerrs
facere dsHijurJfe nec deliBa dejisre Si
a y . oy , fi viera á muchos peniceílres , en quiet»
miícr;ibk·mente has perdido á cu alma, que no fe tuira fcñ:il de verdadera penitencia, y¡
es perdida n^icho mayor, fin comparación? luego, con leve ocáíion,íe buclven al pecado? ■
ct-’.np agriamente no la lloras ? Si las per* Profiguc San Cypriano , ibi : Quam wagj
cidss temporales lloras, con grandes demoiií·» Mí* delíquimus , tam grandiiér üejleamas , aí^
tincionestic feacimiento ; como enlapérdi- to vnlneri diligens a & loriga medicina nots,
d de cuaima ,que es imiclio mayor, te veo d e fit p a n it s a t la crimine aqualis non dejit¿_
muy alegre ? Si áefhi tu alma muerta , empe- Muchas ofeüfas hemos cometido contra 1^
zalte ¡i reíucicai'la. por la penitencia ; y ello Divina Magiñad , y cada pecado es viia gra-i
avia de fer s por medio de vna gran triíleza, vifsima Injuria 5 es infinita , por razón dá
y pena ; y en lo exterior no veo obra,, ni ac-1 /er infinito el ofendido j es cambien muy;
cion , que lo muellre v fino alegrías , y regalos;· ofenfiva de el horíibre* pues ofende á quien
quinto me huze cito dudar, que fea verdade­ debe fervir , por innumerables beneficios,
ra tu penitencia ? Donde ella la confufion , y que de fu mano ha recibido* Pues yá, quq
vergüenza , que debías tener de ta pecado? no puede et pecador dár infinita facísfa^
Do adela continuación en los fentimientos , y cían j porqtiéjá lo menos , no llorará g;an-,
eo mortificar tu cuerpo , para facísfacer á Dios demente , en que maeíhe ,que .haze quunto
enoj.ido } Perdiñcá Dios , que es- el furanio, puede, para defenojar a tan Gran Señor ? Sí
bien , fu gracia , l’u amíttad, fus Dones,.y á la grande llaga fe aplica diligente, y di·;
Gloria ererna ; ofendifte á tu Criador ,yRe- lacada mcdícína·; por qué»para finar del pe-i
demptor ; a tu Padre Celeftial, que ce avia eado, que es graviísinia llaga del alma, y,
ofrecido la herencia del Reyno de los Ciclos, horrenda ofenía contra Dios , no ha de¡
provocare la1 ira de vn Señor tan poderofo* aver vna diligente , y dilatada curación f S|
que felo con querer , puede deftruir á todo · la llaga es muy grande , y 1^ curación tnujjj
elie munao, te condsnafte para íiempre á los pequeña , y breve i eomo podrá fer cura·?
Juegos del. infiernen, te entregare porefclavo da : Putas- ne tu Dominurn cito pojfe pl.icA*·
¿Satanás, y quitafte I3 vida á tu pobre alma.. ri quem werbis perfidis a n n u ifii , cui patria
Pues donde efeán las lagrimas ? Donde los ge- monium praparare m a ln ifii , curas Utuplum
miups , nacidos de lo ¡muíio· de el corazon? faerilegti contagione violajii B Putas f j .t
Bien puede aver penitencia verdadera fin la- cite irtifetm f u i , quem tuttmnon tffi d'txijlit
grimas; pero no fin el· fencimiento, tnfteza, Acafo juzgas , que al punco podrás apia-·
y pt;na interior; pero viendo á muchos peni­ car á Dios, á quien con palabras,y ohra$.
tentes muy alegres , y entregados k güitos en has ofendido, y negado ? Si con grande Igi
el tiempo de la penitencia, y que en lo exte­ nomima le has echado de t» alma , que es-
rior no vemos mueftras de la amargura , y wp templo, y en él has.admitido á losdei
trifteza interior , que debían llevar por los mouíos , fus enemigos, juzgas que con fo-í
pecados , y que en las perdidas temporales lo palabras fecas, y como de cumplimiento,·
fon grandes fus fentimientos , y que pror­ le defenojarás ? Si has defpreciad'o· fus pro-i
rumpen en muchas lagrimas, que declaran la meíTaSjde v.n Reyao Celeftial , y eterno,·
grande aflicción de lu alma ; 00 .inueílraii por vn vil deleyte-, ó pequeño- interés de
en ello, que noeíümaná Dios , ni ¿fu Cie­ tierra ; como juzgas c|ue al punto , que Ue-i
lo , niá fu alma, y que para ellos es de wa- gues á fu preíeneia , te hade petdon|ir í Has
y or ejjimacion las coíás viles de la tierra ? Sí pifado la Sangre dél Hijo de Dios , y quan-
¿¡ir: !osefe£tos fe ha de juzgar la caufa,ye} to es de tn paite le has crucificado , co-:
principal de .la contrición es la amargura, y mo dice San l?ablo; y entiendes , q;:e tari
y trifteza , vea cada vno ,-fi quando hazla gravifsuna ofenfa te ha de perdonar , fol©
penitencia , no .tenia la trifteza , que fe re­ porque i los pies de el Confelfor velas
quiere , pira aborrecer el pecado, y fi eo 1» ex­ tes cus pecados , con palabras muy fecas,'
terior fe moftraba· alegre , como fino húvie­ en que iinieílras , que no vas con verda­
ra pecado , fe puede tener porfegwo el que fu dero , y grande arrepetimiento ? Un Dios
penitencia fue verdadera. Una de las cofas, Omnipotente , y muy ofendido, juzgus quí
que tenia i San Ambrollo defeonfoiado., era facilraente perdonará, tus gravísimas iuju-:
ver ios rotiros de los penitentes tan feveros, rías , folo porque de palabra las. confie
■ansies , tiít*eño$ t y :¿r* .le.\q§ 4s jJour aq P %üí¿ eagaiu^9? y¿ve|l
la eficácia de la pmitem¡n} p_ara alcanzar el per¿Ion. 38 3
Yproíigue el Santo, declarando Id que breve examen , y con folo rezar algunas de·"
-debe hazer el pecador, para alcanzar el per- ' vociones , fin reverencia, ni atención, miran·
don, y dice: Orare oportet > & hnpenßus ro- do quantos eneran , y no fe hallan-en ti fe-
jrjre , diem luB it tranfigere v ig iiijs no ¿i es rules de verdadero penkencc ; y de eíia fuer-
■ííc'jhtibus duesre , tetnpus omne iachrywis te confitíifas, y en eíTe dia te-entregas á gáf­
lamentationibus occapare , falo ad^terere, cine- eos , y deieytes ; como no temes , fi acafr»
r i , Cf“ cilitio , O" iuflis operibus ineumbere^ ha (ido faifa tu penitencia ? Como no pro­
quibus peccata purgantue , elemofyms fre - curas aflVgurar , éa quanto pudieres , tu fal-
qaenter w /ijlere. IncunEíanter , O" lar'gUe* v ación ? Eftás loco , que el negocio más im-,
j i i t o p e i'íitio S ic fub Apoflolis ftdes vlgin t. portante , le dexas én contingencia?
Conviene meditar, y detenerfe á ponderar mu­
tiló las culpas, hafta fentic los efeótos referidos, CAPITU LO L X X ÍII.
y la ¡gravedad de la culpa cometida, para qi.it; Propon enfe muchas confefsioné'sfaifas %y otras
<bien conocida , lea aborrecida , pidiendo á. diídofas ; y fe'prueba fer grande el numero d i
Dios n;íLetÍcortila , ocupando los dias, y las no-· los Chrifílanos , que m alcanzan el petz
ches en vigilias , llantos , y lamentaciones, don defu s culpas , y fe condenan
víaudo d d d lic k ), ejecutando muchas obras p o rfu atipa,
ímtas , y limofnas continuas , con que fe pur­
gan los pecados. Eftas buenas obras, deben fer

Q
UÍen por algún pecado mortal haofbti-·
continuas, y abundantes. Eftc era el modo de dido gravemente á Dios ; como apla-
Jiazer penitencia en el tiempo de los Apollo* " cari l<i ira Divina? Como fe librará
les, Ha ña aqui efie Santo. Gran rigor parece­ d:“l pecado? Como , de morada del demo­
rá ello ¿algunos pecadores ; peroles-parece­ nio , fe hará Templo del Elpírku Santo?.
rá poco, íi confideran: Lo primero , los gran ■ Como faldrá de ia efclavitiid del demonio?
des trabajos-, que padece el codicioío, .por Como j de condenado al infierno , faldea elc-i
adquirir hazienda , pues eftó le pone en vn gido para morador .del Cielo? A muchos eti-
continuo tormento , y en efto eña peníando gjña el demonio , porque les perfuade 3 que
de día , y de noche , citando en continuo dd- eftán bien confeílados , y que>fus pecados ef-
velo , fu friendo muchos frios ,exceísivos ca­ cán ya perdonados; y afsi, muchas verzes fu-,
lores, y machas vezes á-peligro de perderla cede , que el Confeííor , con mucho fun da-
vida , por vna pequeña ganancia , que mu­ mento, duda de algunos ,'que fus confefsio-
chas vezes i¡o condene : Lofegundo , fi coti- nes han íido faifas, y les aconfeja , que ha­
íidera , que por ¡a verdadera penitencia.fe li­ gan confefsion general , á lo menos por aU:
bra de fer ríclavo del demonio, y de íer con­ gun tiempo, y fe refiften ; refpondiendo, que
denado al infierno ; por ella haze las pazesetm todos los pecados pallados , ya eftán con-
D io s , es admitido por hijo fuyo , y herede­ feffados ; y que afsi, no «ecefsican, de coa»
ro del Reyuo CelePdai. Pues li por la peni­ fcíTarlos, y que no es necelíario otra cofa: Ef-·
tencia verdadera adquiere tan grandes valida­ tos fon necios fi fus confefsiones fon du-
des ; como fe dirá. , que es grande el trabajo dofas , por que no procuran atíegurarfe de
propueflo ? Si al codiclnfo no le parece gran­ ellas, y jio ponerfe i peligro de que en el Ju i­
de el trabajo referido, por vna vil ,y eterna- cio D iv in o , íi fon faifas , fe hallen burla­
ganancia ; ni al deshoneílo , por vn lucio de- dos , y condenados ? San Thomis de V illar
kyte ; como le puede parecer mucho el traba­ nueva Dom, . Qttadr. dice t Plurirnos vide-
jo , para adquirir el Reyno de los Cielos ? Y mus frequenter peccata fu á confiten , &*
fe pide al pecador, que, con todo rig o r, ¡leve afsidué , celebrantes , tepídos , vitiofos , diffo·
rodo lo que aqui propone San Gypriano ? No, lutos , if li Sacramentum Panitentia f u f e i-
Sino que, alo menos, Hevea la cont’efsion vn p iiw t frequertte-r ; fed eius fru B u m nonperr
verdadero odio del pecado , y propofico firme d p i un t , qaia in d ig n e, & tepide fin e dolo-
de laemmienda icoiiefperanga del perdón ; y re , & compunElione acceduat. Peccatorttmt
las demás diligencias , aqui feñaiadas', las enfe» fu orum qunjt biftorUtmx nrrxnt¡nulltís gertitut,
ña como medios , para ñffegursr el perdón. nuil* lacbryma , n uil a compun&io. Vemos á
Pues que efeufa tendrás de no exccütar ; á lo muchos , que frcqoentemcrite confieflan fus pe^
menos, efte dolor, y propofito firme,para liazcr cados, o celebran; pero fon tibios, viciofos, y,
dq tu párte lo que debes , para lograr can gran­ difTolutós; eftos no reciben el fruto del Sacra*·,
de bien , á vifta de que padeces muy gran­ mentó de iá Penitencia , aunque le frequetv·
des trabajos, por cofas viles del mundo ? Y tan ; porque le reciben indignamente, con ti­
Ü vienes á la confefsion , fin averte detenido bieza , fin dolor, ni arrepentimiento, yen
4 confiderarla gravedad de tus culpas, para lo exterior dün eftas feñales , porque refieren
aliorrecerlas , y falo te has contentado con va fus pecado#, cora* quien refiera vna biftoria,
3S4 Cap. LXXIII. Trat. I . E n que fe propone
m no fe mira en ellos gemidos, ni lagrimas, fu. falvacion, k pierdan por la ignordftcla de
ni mueftrasde compunción. Efto que dicc efte no füber , como fe-han de confefiar bien,o»'
Santo es muy común; y fi el ConfeiTor , te- por !a negligencia de no detenerle al examens
rnicndo, que vienen mal difpu&ftos , para mo- y al aborrecimiento , y odio de los pee«,-,
.verlos á componcion , les haze -alguna exorta- dos , y propofito firme de la emmienda ? Pa*
'don , fe ení.-.dan , y fe lo dan á entender. Pues ra que ello fe conozca claramente , propon-i
donde eílael corazon contrito, y humillado, dre algunos exemplos, . *
q«e deben traer? Y ellos, qucíeguridad puc- judas cometió la horrenda maldad
.den tener de í'u falvacion? de vender á fu Divino Mae tiró ; pero rej
A eftos., San Cy-priano tom. 2. de Lapps^ conociendo fu maldad , dicc „San Matheo,
dice ·. Agite pxwtentiatn plinam dolsntes ac que hiio penitencia ,reftituyó el crédito , que
sniiit antis anitvi probate majiltiam, Nec vos le avia quitado , y también el dinero , reala*
quorutndam moveat , aut error impróvidas, mente llevado por la venta } ñero fe condes
4Ut Jiupor v a n a s q u i ctitn teneantur in U m no, y no le valióla penitencia. Puesfittiv<3
grandi crimine ^percufi funt animi cosciiats, gran pefar , y arrepentimiento , y publican
v t non intellrgjnt d elira me plangant. Efto mente confieífa fu culpa , y reftituye el díne^
es, hazcd penitencia entera , y verdadera ; y ro , y el crédito ,y por la penitencia fe per·*
para eíTo , examinad con cuidado , fi en la donan todos los pecados 3 como no alcanj^
..vu'eftra huvo los lamentos , o tuftezas bailan­ perdón , y fe condenó? Porque judas no efí
tes , para que fea de- Dios admitida, N0 exe- pero en la mifericordia de Dios, fino que def-
cuteis la penitencia aceleradamente , gover- cfpero ; y efta defefperacion le hizo índigo
nados por algún error, o- ignorancia, ni mo­ no del perdón. El que.afsi imita á Judas, au№<
vidos por algún temor vauo , como lo han que conñefíe s nunca haze verdadera pcnicen^
hecho algunos ; y por ello , ciegos, en ne*· cia ; otros ay , que tienen otra defefperacionar
gocío tan importante , no fe han detenido a y les parece impofsible la emmienda de fu mal
txamínar fu conciencia , ni para'moverfe al la vida , lo juzgan por impofsible , y no ek
arrepentimiento.· De que ha rcfukado, que peran en el ayuda de Dios, ni le piden fu am*
no han' conocido la gravedad de fus culpas, paro , y con efte conocimiento fe confidían,;
.ni las han aborrecido ; y luziendo cito , como Qijien jamás ha vifto , que aya propofito fir-
.pueden hazer verdadera penitencia ? Y fi por me de vna cofa , reputada por i mpofsiblc ? Y¡
no aver hecho efta diligencia oeccflarU,que de­ fi á eftos les falta el firme propofito deU
bían , fe ha indignado Dios contra ellos , y en emmienda ; como-ferá ·verdadera fu cofifcf«·
taíttgo de fti culpa lis permite, que cayganen fion? En cite dete&o juzgo comprehendidos;.
tal error, y crean á la mentira %efto es, que las á muchos, que preguntados por el Confefr
’diligencias que haztan , para confeífarfe bien, for, f\ tienen propofito de la emmienda , ref«*.
'juzgaban que eran ciertas; y agradandofe faifa- pondan, que si ; pero efte propofito no est
mente de fu diflamen, vienen á vn citado, qnc eficaz, es vn defeo de emmendarfe i pero no
'defprecian los mandatos de Dios , hazcn poco pafla á ponef los medios , ni á vencer
feprecio déla penitencia , medicina para cu­ dificultades , que impiden la emmienda, por^
rar fus llagas , y vienen á parar en que­ que les parece impofsible, y por elfo no fe
dar obftinados ; y remata x Pacem fib i v h determinan al vencimiento. De eftos, dixo ek
ironem ine dante fumpfertint faifa poUici- Efpiritu Santo : Piger v u lt , non vult. El
tatione fedacii , Q* ac perfiá is tunSii er­ perezofo quiere , y no quiere; porque quie-ij
ror «m , pro veritate fufeipiunt. Ita f i t , v t re la penitencia, porque es amable,-y me­
dum temerítate quorutndam promittHur. f i - dio para la falvacion; peío no quiere privarfe
lu i fa ifa , vei treditur , fpes vera falutis de losdeleytes , o cofas qije te haz.cn pecar , ni
¿dimatur. Juzgando eftos , que han confe- fe determina á poner los medios neceífarios; y,
guido la paz , y reconciliación con Dios, fin afsi,eftoesquerer,y no querer, es vnpropofi*
aver hecho para ello las diligencias debidas, to ineficaz, que nobafta para hazer buena con-r
fon engañados del demonio , con faifa pro­ fefsion* Pues quien confia en tan falfos propo·?
metía ; y recibiendo el error por verdad , pro- fitos; que feguridad tiene de fu confefsion?
íiguen en fus vicios , juntandofe con otros, A Otros hazcn malas confefsiones, por fá“·
ellos femejaqtes; y de aquí procede , que íi tá de propofito verdadero. El Rey Acab co­
tienen duda de fus confefsiones , la temeri­ metió muchos pecados; por cuya razón, Dios
dad de otros les aíTegura , y quita el eferu- por el Prophcta Ifaias le amenazó con di-
pulo , y creyendo , que fon verdaderas, fe verfos caftigos·; pero el fe humilló , y pidió,
les quita la efperangi de fu falvacion. Hafta perdón, Y Alapide ,¿ » j. Reg, cap. 21 ..dice
aqui el Santo. Pues no es cofa laftimofifsima, Pcenltmtia Acab fu it M tritio quare peenant
gue teniendo en.U pehicencía el remedio de tvafít i w culpar» non dslevis , nse lajlific&tw
tjf » Qji& fu penitencia fue por temor de la fer d¿ alguna Congregado!! ± ó por !.i S<¡-
pé^a, porque temió fer privado del Rey no, y maita Santa, por temor de no perder c¡ cire-
de la muerte , y que no borró ia culpa *ni al- ¿Ico ; y que fino fuera pór cito f no coiU
can^óJa gracia de Dios; y también, por- feliaran. O quanto íé puede teiníc * que d i
que confdsó fu culpa *y pidió perdón , y no ros no llegan con el verdadero arrepentí'
ofreció reftituír la Viña , que avia quitado, mie'ncb , y prppálico ; y que por eüa falta*
ni dio fatlsfacion del falfo teíUmomo , que no le les perdonan los pecados*
por fu culpa fe «vía levantado á Nabotjpara Muchos ay ¿que din grandes mueftras
quitarle la vida; y afsi, falcando a la cari- tle contrición . y que hazeri grandes p.ro-
tlad , y á la jufticia , fe quedó en pecado poíitos de la enmienda ; pero iit> nacidos
mortal. O quantos imitan á efte Rey 4 que de verdadera contrición 5 y afsi ■* no fon
. avleddo quitado á otros fu hacienda , ó el, perdonados* y fe condenati.· Uñó de eftos
credico , por algún falfo teftimoriio, ó por ■ fue el Rey Anctdchó ¿ ofendió á Dios gra-
declarar algún pecado fecreco·, folo fe con- veniente j y eflando muy moleftado» de la
tenían con confesar fus. culpas \ Pero no cíe- gravé enfermedad de que murió * fe bólvio
íien firme propofito d¿ reftituir la hazienda, á Dios , le pidjó perdón de las ó&rifas , que
6 el credico ; lo qual parece confirma que le avia hecho ; hizo grandes propóHtos^
delpucs, pudiendo hazer la tal reftitucion, de que no petfeguiria á úi Pueblo j y que
nunca la hazen. Pues fi dice el Derecho: al Templo daria grandes tencas. Y cori
Non diriiittítur peccaium ■, nifi r(jiitm taí> todo eílb, diee el EfpiutU Sanco * que no
iib!atun). Que no fe perdona el pecado, fi- quedó perdonado ( y qiis murió tín peca-
no fe reftituye lo quitado ;.eomo eftos no do ¡ Ig itu r homicida , Ú* biasftmHS ptfsr*
remen, de que Jus confefsiones fean taifas, m¿ pírea fa s e/l t & thij'erab.'ii v íi¿ fun~
por falta de verdadero propoiito? Bus eji, Eítb es, que murió eñ pecado , y
Ocros ay , que además de no téner pro- fe le llevaron los diablos, -Pues fi en elle ay
poíico- verdadero de la enmienda , hazej. tan grandes muEÍlra» de penitencia *, como
penitencia por refpecos humaitos. Pecó Saúl, ' fe condenó, y no fue perdonado? Alapide:
por noaver obedecido á Dios, que lemán- TAntiim orabat D ium ad hoc * vt d crtitiiife.
do, que quítafie la vida á codos los Ama- bus'ab 'eo ntifsit liberaretttr , non autem fa
lecicas, y á todos fus animales ; pero el ‘ fin e ·, vt vitam mntaret, Efto es ¡ xiLie eñe
refervó al Rey , y á los mejores anima- Rey hizo eftas demostraciones * iio movido
males., .Vino el Propheta , le repreheu- de contrición’, fino folo por librarfe délos
de , y dixo í Que por elle pecado, Dios le gravifsínlos doldres de la enfermedad $ jf-dc
quitaría el Reyno , confefsó fu .culpa * y la muerte , y que no twU intención de muda c
pldió perdón } pero no fue perdonado. de vida ; y como fu dolór; y propofiCQ tueron
Pues fx pidió perdón, con las milmas pala* naturales, y no Fueron verdaderos , afsi no fue
bras que David ; corno· eñe es perdonado, perdonado f y fe condenó,
y Saúl no? Porque quando pidió perdón, Muebas vezes fe halla * que algunos
no miró i la ofenfa ds Dios , ni á defe- fon hallados erí algún pecado , y por cífo
fipjarle j ,fino. folo atendió á no perder el temen perder fu crédito. Ocros experímentati
Crédito ; porque dixo \ Peccavi fed nuni bo- ‘algún grande trabajo , y vienen á confef;
«ora , me coram fenioribus·populi m ei, farfe j y fueleñ derramar copiofas lagr.ímasi
Éoram Ifrael. t. Reg. cap. 15. He pecado» Otros en vna grave enfermedad confieflan$
ptro hónrame delante de los Ancianos, y y hazen grandes propofito*# O quanto fe
¡derodo cUPueblo. Aquí moftró t-.que el pd- puede temer , que tales lagrimas * y pro¿
«lir perdón , fue folo ¿c palabra , y no de pofitbs . nazcan, no ¿¿verdadero dolor , fi*
todo corazon , por la ofenfa de jDiós , y nó de temor de morir, ó dé desar las co-
ijue. pedia le honíníTe .delante de los, Alicia* fas , que mucho amaban ,· ó por la afíle*
tioS, y de todo el Pueblo ; porque temia* cion que lés caufa el trabajo , ó enferme*
que fabiendó eftos, que cftaba reprpbadó por dad en que fe hallan , fin otro motivo , fa
Dios, ellos le reprobarían , defeftimarian , y penitencia ferá faifa* comoladeefte Rey; por··
privarían del Reyno , viendo .que el Pro* que el motivo es natural ¿y por^qucdefpués
)>heta no le honraba.; y afsi , efta ctfnfef- fucede,fe puede tcrocr^que cal pemcemda nft fe4
iion fue hecha par no perder el crédito. Y verdadera; porque fe experimenta muchas
Como coiifefsó p or refpetos humanos y vezes, que viendofe libres de ia aflicción,
dexó viyo el pecado , por eíTo no quedó per- ó enfermedad * todos los proporfitos prefto
4 ?nado( ni recibió la gracia de Dios* Mur fc defvanecen; alguaos , ea tal lance, llenos
chbs fe con/ícíTan , folo por refpetos huma- de temor , ó por librarfe del trabajó ea
t№s» porque fe vea obligad?? * P®» > pop que íe hallan ·, pro ¡Picea mudar de vid* #rcílí-
‘ ■ * / Ccc tujf
?86 Cap. LXXIII. Trat. II. En;que fe propone
fu-ir !o que tienen a^cno ; pero fi paliada fe dexó llevar de los fuegos de vn hombrtf*
■aquella tribulación , no reftituyen , ni fe apar­ de quien concibió vn hijo; clifsimuióe! pcca*
tan de las ocafioncs , ni exccutJn medios do , y ocultó el parto ; y afsi que parió, ma­
para emmcndavfe,y caen con vna leve ocalion; tó al hijo; defpues fe bolvió á hazer preña­
tilo esindicio .de mala confdVion , y bien da « y pariendo , hizo pedazos al fegundo
puede ícr buena, i pero la recaída tan f;icil, y hijo ; pero eílos pecados no fe atrevía á con-
afsi ¡inmediata , haze prefumtr. que fue faifa. fefiarlos, porque cfperaba falvarfe con las mu­
Q^ie de vezes fe experimentan ellos defec­ chas limofnas que hazla í ·Gayó en la enfer­
tos! medad vltima , y aunque confefsó , ocultó
Otros , particularmente miichas donce­ eftos pecados ; luego murió , y defeendió a
llas »-y mugerss, hazen faifas penitencias ,por á los Infernos« Y vn Monge, hijo fuyo , fa-
callar pecados por vergüenza, porque lacon- biendo fu muerte , empezó con mucho fer­
fefsion debe fer entera , de todos los peca­ vor á difciplinarfe , celebrar , y orac pot
dos mortales; como enfeña el Concilio' Tri- fu alma ; y filando en eño,vn día vio de­
dentino feísio. 14. cap. 5. Univerfa Eccle- lante de si á fu madre , y que dos drago­
fia femper intellex'tt inftitutam effe a D o ­ nes , terribles , y efpantofos , cruelmente
mino , integrara peccatorum conftfsionsr.nt la atormentaban en rodo el cuerpo , y en
& ómnibus poji baptifmufíi lapfis iure d i - los pechos. Entonces el hijo , efyantado , la
vino necejfariam exifisre . Y quien ha fal­ preguntó : En que -citado eftaba fu alma , y
tado a efta integridad , callando en la Con­ qué íignificaba aquella horrenda viíion? E¡I*
fiefsio11 algún pecado mortal, por vergüenza, refpondio : Que eílaba condenada , y decla­
o malicia , nunca confiefla bien. Specalum ró fus pecados ; y que aquellos horribles
JExempl. de Confe¡f. refiere,.que vna muger, dragones la atormentaban , en caftigo de las
defpues de referir codos fus pecados , callo dos muertes de los dos hijos, que avia muer­
yno por vergüenza,lo qual atormentaba mucho to , .qué con fus pechos debía alimentar; f
á fu conciencia.; y vn día , eftando en lalgle- ^ue fus muchas limofnas no la avianrvalido»
fia T toda banadaen lagrimas ,pedia á Dios- por a¡ver callado en la confefsion eílos pe·?
fe dignaííc de perdonarla el pecado callado, cados. Ella defdichada muger , fi huviera
np obligándola á que le contólalíe í.y^yn confesado bien , fe la huvieran perdonado fus
Sacerdote , que eílaba en la Igleíiá , vio 3 pecados , y íolo los Tupiera el Sacerdote , y
vil horrible demonio jumo á la muger , que le huyiera falvado i pero no quífo , y dcl-
eftaba muy alegre , y que con ¡mmodera- pues ella los vino á publicar ; y en el dia
c’10% daba grandes rifadas. Y entonces el Sa­ dei Juicio fe manifeílarári delante de :ódo
cerdote le conjuró a quedixcíTe; qual érala el mundo ; y en el infierno , además de.el
caufa de tan excefsh'a alegría, y de rifadas fuego, padecerá continuas afrentas, y baldo­
tan grandes? V refpondio el demonio*. Co­ nes , por toda vna eternidad. Con tal cafú-
pio fío tengo de alegrarme , y reírm e , vien­ go, como avrá quien fe atreva á callar pe­
do que e/la muger , afiigisndofe , y llorando cado alguno , por verguen^ , en la confek
sorre d los infiernos \ y que es tan neciat fion?
que juzgA que con lagrimas ba de {torrar los_ También haze faifa penitencia quien
pecados callados en la conffúan » ella quie­ dexa algún pecado, de que no fe arrepien­
re vn impofsible , y afsi , es dlgnifsintn de te , ni tiene propoíico de la emmienda , jF
gas yo haga burla de ella. £1 Sacerdote , afsi no le aprovecharán grandes mueílras de
que oyb ello, l^bló á la muger; la refirió arrepentimiento. Efau-, por vna efcudilla
lo que avia vlfto , y lo que avia dicho el de lcntexas , vendió el Mayorazgo que le
demonio. Ella compungida , y con lagri­ tocaba ; y defpae!, viendo fo perdidon #fe
mas , confcfsó todos fus pecados, y el calía- arrepintió de fú culpa , emprehendiendo
4 6 ¿y viendo efto el demonio, dando vn hor­ hazer rigurofa penitencia , con grandes la­
rendo eílallido y dexando vn olor ■intole- grimas , y follozos. Y' dice Saa, Pablo ad
rabie, defapareció. O quanca laftimafe debe Hebr. cap. 12, Reprob^tus e jt1', non inve-
tener á los que callan pecados por vergüenza nit locum poeniteittite qttamquam sum ¡<t~
en la confef^jpn» pues con eífo alegran mucho á tbnymis ¡nquijtjfet e&m.,Que' fiic reprobado»
los demonios (Como no les caufa horror tan fíe-: que ño alcanzó el perdón , aunque le foliato
ra compaú¡a?’Y íí tienen vergüenza de con- con copiofas lagrimas, -y getnidoá táíi gran­
feííar como no la tienen de la grande burla, des , que parecían bramidó£;dé león ; co/
que de ellos Hazen los demonios? Y Como mo dice el .Genef. cap. 37, írru g ít ciárño'
no temen ir prefto con ellos i.los ínfieri re magno i Putís fi Efau ,’ con grandes lá­
1105? grimas \ y gemidos'no alcanzó el perdón»
El· mifmo añade de otra muger, que gu* diretíios Üe muchos ^ t^ue yiench á'lá
COttí
hs Confefsioms fa l Ja i , y m ió fas*
Confirsíon ; péío Gn fcña.1 alguna de dolor, ni apenas futió de los píes de di Conjcflo^.
.de Sv.níiiSdad , / qiiv rerleren tus pecados ,co* quando pfefto , con facilidad ¡, y leve oca-
mol! fuera vn cuento ? Y £ vemos que mu« fion , bolvíó luego at pecado. (Jetando vno
chos, con las lagrimas , han alcanzado' el pee- - ti':ne quartanas , ó tercianas it'ncillas , el
tlon ¡ como á Elaii le le denegó, aunque derra­ día de hueca le parece que ella bueno , y
mo muchas, coa grandes, y copiolos gemidos, que y:i no ay raftro df la enfermedad ; peto
y con feñaies de dolor interior? Es que el d'txo,. no aiíeguramos efh faíud , hafta ver fi cor·1
jbí : yeniet diis fru B u s pstfis mei , & occi·* refponde s y 0 o , por algunos dias ; y á c L
dam hicoh. Es que Efui concibió gcande ira, , te modo fou las enfermedades de ti al­
y odio contra Jacob , y determino quitarle ma.
la vida , en muriendo fu Padre, y de xfte pe* Vino fobre ti vna calentura de ambición,
cüiJo no fe arrepintió , ni hito penitencia» . que te hizo muy fobervio * ó te acometió
Y aisi , elle íbio pecado , de que no le due- . Vna hydropefia de avaricia , que te bebe­
le , ni cieñe propoiito de la qmmtenda , baf» rías vn rio de hazienda , ó vna fiebre de
ta para que rio fea perdonado , aunque poe amor lafeivo , que te abrafaba j aeudifte
otros á'mrae copiofas lagrimas. Qué im­ ai Coníeífor , para que fanaflfe á tu alma.
porta ., que vno conüeíTe . los deleos de Y como fe conocerá , que tu alma queda·
venganza, que ha tenido contra otros , ílJ fana > Mira , íi preño , y con facilidad»
no perdona de todo cor^zon ? Muchos con* ó con leve ocaíion , bolvifte á ia miftxia
fklíiui fus rencores , y defpucs de muchas familiaridad* á la tiiifma deshoneftidad , á
iconfefsiones, perfevecar* en ellos ; y quan- la ganancia injufta , y á la mifma foberviaj
do fe contíeílan , alegan muchas efeu- íi efto es afsi , teme 3 que tu curación no
ías. fue verdadera , y que fue como la tereia*
Oytjan eftos á S. Chryfoft, ad U tbr, capi na , ó quartana , que dio folo treguas»
ti a. que dice: Qiii agit peenitenfiam non opor* porque íi en la cont-efsion abomínafte verda­
tet irafci ñeque ejferart , ftd tamquam con*· ■ deramente al pecado > y con coda relolu*
derfynstum eortteri. Quien ha recibido de cion promecifte la verdadera emmienda·; coc­
otro daños, ó injurias, y haze penitencia» ino hemos-de creer, que en can breve tiem*
no conviene que fe enoje , ni fe rriueftre aira­ po fe bolvió á amar cofa , que fue tan
do contra él, ní pondere fus Injurias 9fino que aborrecida f Efio no da que fofpechar»
feconfiderecotrto condenado ,.e indigno de que el pecado no # ia muerto , y que ef·,
mifericordia, como muy ingrato áDios de taba oculto * hafta- que luego fe ofreció 1¡*
quien ha recibido grandes favores, y beneficios, ocaíion? ‘
y que es'dignifsimo de grand.es tormentos, El Rey Saúl tenia grande odio , /
y que haze poco , ó nada en perdonar vna aborrecimiento contra David- , y le psríe-
injuria , que es nada , enkcomparación de guia niucüo , para quitarle la vida ; pero el
la que é! ha hecho al infinitó Señor , y Principe Jonacás juigó ± que ya eftab^
fino perdona á fu próxima vna pequeña in­ acabado efte rencor » y le' dixo á David,
juria j como quiere , que Dios le perdo·* como fu Padre eftabá yá pacifico ,que jáno
ne las gravifsimas »que ha cometido con* le perfeguíria mas. Como conoceremos ello,
tra' fu Mageftad ? Y añade s ,Si bac cogitst le rcfpondió David ? Hagamos vna buena
non irafeetur nequ? indi-gnaBitar j ftd la - experiencia 5 y Veremos, fi cita a:abada la
ge,bit , Ó* flevit tñgemifstt sailibst hoi'te, . tíiaiicia , qué contra mi fe encierra en ti pe¿
& áte , &· Üeum rogavít ne eius memine- cho de tu Padre , ó fi efta íolo dílimulada?,.
rit, SÍ pensara en eftas cofas ,-no fe airá« Si. completa tfi malitia pibs, t. Reg. cap. 2·
fa , ni indignara , fino qu? llorara , y con Y que prueba , executaron , para lalir de la
gemidos, de.día , y dé noche clamara, pt duda f Fue efta t Hallando o.cafion vn dia el
diendo á Dios miíencordia. Haíta aquí el Piincipe Jonatás , habló bien de David de­
Santo. Pero vemos, que muchos , nada da lante del Rey fu.Padre ¡y al punto que oyó fu
efto bazen ; y que dcfpue« de muchas con-, nombre,.fe bolvió muy airado Saül contra fa
ftfsiones , dura el rencor. Pues como fe af- )iijo Jonatis y le trató muy mal de pa­
feguran , de que fon verdaderas fus confcf* labra , porque favorecía á David', á quiert,
fiones? ^ él tenia· por enemigo., y aborrecía tantc*
Porque luego buelvai vna á pecaf , «ó 1 y luego al punto mandó , que · futilín
digo que fus confefsiones fean faifas , y que algunos Miniñros i prendctle, para quitarle
íio fue abfuelto , ni que quedó vivo el peca* la vida( l?ues codó,«ílo no declara*, quí
do con la penitencia , ayudada con ia ab* eftaba muy vivo el pecado , puefto que
íblucion; pero digo, .que puede vno temer, y afsi que fe ofreció· ocaíion , fe defcubrió’ ^l
fepn gut» recelg r fi-jc^ jfe 6 bicj , g fundameai® que tuvo de 0) depravado
. i« <
...................................... sqí?;
'
^g g' Cap. LXXIiL Trat. II. En qu efe'proponn?
cou ? por cfto pueJe vno conocer li fe acabó' mayor fu infierr.o. Bien m^rccida es EÍla;
el odio, que en fu coraz'on avia , y en fu pe- condenación , pues Dios ofendido , .ii'i’.nó
cbo;í! acabada la conielsioiv, oye hablar bien por íalvarlos , y les dexó el rctneoio de. la
di fu prójimo , o levé , y fe mueve contri falvücicni en· Га confcfsion , y no quiücroit
el, con tiiítvo impetuyddeando fu daño; íí aprovecharle de ella , ' aunque les embia
coa vna palabra, que dixo i la otra ,>o recado ti'.uciies caíligo» , para moverlos i peniten­
que- e.libio , o co:v íolo verla , fe encendió im· cia , aunque por mucho* tiempo les cf-
in corazón el fuego· de la deshonefri-dad , y P¡-t ó , i , -
bolvió ai trato ilícito , fundamento ay para . IIrifta' aquí·, en el capítulo prcícnce ,^
d.cír , que no irrnrló el pecada ,fino queef- en el antecede ote , bóiiantementc íc ha mani-
ta-vivo :■C Qrttplets zfi ítmIUía eins. O quin­ ft fiado con autoridad' , y con elUna!. modo
to fe pi¡ede temer , que en: muchos no· lu de cofif· lía; 1c , que loo mas ios ChriiuanoSj,
muerta ¿I pecado , fino que eftá vivo,y disi­ que fe condcnan , que los que fe filván*:
mulado ! Pava- examinar ir en vn brafero ay 'Y por -quat.to -e(U niátctia es de gra^dt: im­
fuego , quaudo no· fe defeubre lino' ceni­ portancia , para convencer con evidencia к
za , á vezes fe.toca con Ut' mano ; pero lí te muchos , p;ira qué con gnm fervor procu-,
rebuelve la ceniza ,· y no fe =qutrma. la mano* ren fu· üilvacionu ■, propondré las raior.es
es fcú'sl do que yá le acabo· el· fuego·; pao íí fe дне Álapide dlfcurrio in Epift. S. laiobi„
quema , es feftal de que eftá vivo , pats íe cap. 1. Prim é e f i , quia w.iivr p.ars Cb; if!ta­
abraso. Y afsi, fi defpues que vno confieíla, ñar им v r j i i in Jiutu peccati iKortaíis , ' 0 “
all punto que fe ofréce la ocafiorr, fe encien­ lafta S. Áugtíftmum Jicut. qtiis v iv ll , it l
da en ía¡ malicia· det pecada * fe puede temef p io ritu r^ t глго qui malé v iv it t beni т огш цг,
que no avía muerto, fino que eltabadiíimula· Ó· y ice verja. La primera razón, es, porque,
<io, pero vivo, Aunque efta no esxierta , é in- los mas de ios Chfiítianos viven en ptead»
f.iübic fdñal de contdViönes fallas ■, porque1 mortal ; y dice San AuguSlin , que fegu'n es.
es grande la flaqueza humana v pero con to­ la vida , afsi es la muerte ; t ito es , que qnleu
do eíío, los Autores í y los Santos nos en- Vive mal, tiene mala muerte ;y que es raro»
feñan, que fe puede ferner mucho , que na que quien vive mal , muera bien í y que tanin
murió el pecado1, fideí'pufis de 1* confefsion/ bien es raro , que qu'an vive bien , muera
luego* qtre te ofrece U ocafion , con· faciíidati mal. Dirás ., ^que todas reciben los Sacra­
buelve vno á. caer en el^i mentos: al fin de 1.» vida; y refpondc: Qtic
. efte modo fe confíeífari muchas; y no todos-, pues machos mueren ел la guerra;
afsi , na es mucho , quefean mas losChrií- otros- en· los navios; otros en los campos, o·
tianos,.que fe condenan, que los que le falvan* caminos ; otros de repente , fm Sacramentos;
El Padre Carabantes , tor». a. Domin. 14. .re­ y -muchos ,^ue reciben los Sacramentos , no
fiere i que -aSanta .Therefa reveló íí,* Señor* perciben fu Гфс<Г , porque ,рйга elfo 110. fe
que por malas confefsiánes fe condenaban i 11-· difponeri , como deben. Muchos viveu cor*
numerables Clirrftiános; y afsi, b filmada de ignorancia erafa de los Artículos de 3a Fe,
efto encarga i que fe predique contra las mar·, y de lo qiis eftán obligados á creer ex^
las confefsiones. Y en h Dominic* so* dice,, plicitamente. También viven con ignoran*
que en vna Ciudad de Efpaña,y Lugares á·. ,cia de los Mandamientos , y de ios Sacras
élla vecinos'.j havo vna cruel pefíc * deque mentos, y d^: como los deben recibir ; ig-í
murieron muchos millares de perfonas; y que noran qual debe fer el aborrecimiento ,qu¿
Dios manireño á vna Sierva fuya,, que de can­ dejjen traer.de fus pecados , y qtian eficaz^
tos millares, muy pocös fe .-avian falvado jy y abfoluto •eLpropíitO'de la emrtiienda, eign
le dixo : Es pofsible * Señor ¡, que efias en­ norando efto , como . fe confeflarán bicnij
trañas de piedad, y el amor que nos teneis Otros , aunque fabeft cíIq í viyen muy он
pueda dar lugar al demonio , para que haga vidados de Dios, de fu Alma, y. del Ciclo;
tanto dantíeu ¡os cuerpos en las almas ? Y todo fu cuidado, eftá en adquirir riquezas,
fu Magefhd la refpondio : Hija t no queda por dignidades, y honras, y taras vezes feacuer-t
№f, fino, por ellos ; porque ni con vozes de dan de Dios ,ní deja vida eterna. Y !i re*i
PrcdicadoíeS , ni con cáftígos, fe convirtie­ zan el Rofariof,· es: aprifa , y corriendo, fia
ron.: Muchos años avia, que los efperaba a pe- devoción , ní reverencia ; y fi confiefTan, es
' nltencía *y ellos no acababan de emmenderfe, Áuy breve , fin poner las cofiéidones de vna
iu,fé. avian de emmendar en adelante; yen buena; confefsion; 'y fon. muchos:los que con-.'
»äedio .de caftigarlös, vse de mifericordia con fieffan de año en año, y. todos eftos, ds to­
&IÍ0S,! quitándoles la vida , y condenando fus dó plinto, de día; -y de noche fe entregan
almas;' porque (1 vivieran -mas tiempo , ere- i las cofasíerréfias. Otros fe ocupan en viar
fcáfMa щ и íw> pesados г jr' f^ia; . ftdgufós;b®?ö.es’ ínjaftA^;·
nieu^
las cmftfsiúnn fa ifa s , y dudofa s· q
nierití , cfue no qníeren •rdlicuír. Gires fe dcrofiísimos , y llenan el infierno* Si dios ¡ o
cíjcregan á la déshoneílidad , canto , que ks ■vían de los remedios t qué nuichc’ícíhi can-
p ja 'x «o pueden librarle de ella; y ais i, fe- fa de íu condonación ? V cílamlo el n,i;ndó
Ha , y eficazmente , nu hazen propoíito eficáz lleno de vicios , y no curai.dolos , no cs.íor-
de la enmienda, i (¡0(0 i que íean muchos los qae mueren con
Sa'unJde/í, quia ali'j fovsnt lites , ellos, y fe condenen?
odia immortaita. La a. razón,es , porque rau- Tertia ejl, , qma multi habent princjpj#
chus foipcocan pleyros , riñas , pendencias, y política , aufyviciofa propofito huit áirtBe tan.
odios perpetuos ¡ y aunque.muchos faben, que traría. La tercera razón , es , porque muchos
pan la abfolucíon fe requiere propofito eficaz fe goviernán por principios politicen,, 6 vi-
de la enmienda: Tornen ¡huid pros arare,&· ha­ cioiós, direótamence contrarios al propoíito
bí re, no>] fatagunt. Con codo elfo, no hazen ias verdadero , y neceífario en la cor.f'eú.ioji. £;>
diligencias neceúarias para tenerle ; y hazen va tales íiidamenesfon enfeñados deíde la niñez,
proptólico , no eficaz , £1110 diíimulados y lo y en eilos perfeveran part^de fu vida ; como
peor es, que fe perfuaden, que es verdadero. es, que la injuria hecha á,Vno, la debe vengar
El propolico eficaz es cofa"ardua , fubliwe , y con otrafemejante; y q«e queda ;deshpnrüdo,
dificultólo , y muchos rto quiste:i hazerfe fuer­ reputado por vil, e infame , fino toma la ven­
za, para cofa tan ardua , no fe difpooen con ganza: Que el duelo,o defafio fe debe aceptar,
todas íi." fuerais , principalmente en la hora íi vno con él es provocado: Que lós combitei
de la mueVce, porque entonces faltad, juicio, y fe deben aceptar, y correfponder, aunque ea
tod;is las tuercas del hjombre eíláu debilitadas, ellos aya embriaguez ,-y mucha gula : Qi¡e
y como adormecidas: de donde nace , que por ante rodas cofas fe debe atender al eAado , á
el habito de cantos años, forman en ía muene la ta!*.iiiia ·, y á los hijos, aunque !e;t contra la
vn^ropoííto , como fuden en otras coafefsio- Ley de Dios , y de la Iglefia ; porque dicen,
nes. Hilo es, folo de palabra,' é ineficaz i H it ello pertenece á fu decencia, y honor : Qye
enii/i infla aaimaíverjione punititr peccator deben mirar por fu vida , por fu honra, b
qui vivens obíttus ejí Dei %vt tnoriens oblU fortunas, íobre todas las ’cofas , aunque fea
vifeatar fu i, lea S.. Gr¿g, & Auguft. dicen* con difpendío de la Ley de Dios, y daño del
Qiieconefte juílo defamparo es caftígado el. proximo: Qiie las calumnias , afrentas , e
pecador, que en vida 110 fe acordaba de Dios, injurias fe han de pagar con- otras. Eftoa
en la muerte fe olvide de si. filia es pena-, 6 dictámenes , y otros femejantes, ofreciéndote
caíligo. juftifsimo del pecado, que quien pu­ la oCuíion los executan , y en ello pieufan mu­
do vivir. reítaoience , quando podia , y 110 chas vezes , y fe coníirman en ellos, y nunca
quifo , no acierte , quando'podia querer. Que los aborrecen , ni aun en ¡a confefsion; ea
muchos 'carecen depile firme propoíito ,· fe tanto grado , queíí el Cotifeííor ks propone*
colige : Lo primero, porque efte propofico le que aborrezcan tales dictámenes , refpoo*
hazen muy de prifa , quando· Ion obligados den con muchos argumentos.,, y que Dios ng
á íonfdfac ;.y aísi, efte prQpoíirono parece, quiere, que pierdan fu honra ; y con tilo , no
voluntario , fino violento , y apura fuerza , y, hazen cafo de fu conciencia , ni de librarfc del
de cumplimiento: Lo legundo , porque def- infierno. Ellos propofnos habituales, ó por
pues de fu c/onfefsion 4preílo, y con facilidad mejor decir, que en ellos virtualmeace psrma*
b'itelven á los milnVs vicios , y aun*quaiido necen, de todo punto fón contrarios, al pfopo:-
confieíTan en el peligro déla .muerte, en con- íiro eficaz deapartarfe de todo pecada , y al
VaJeciendo buelvenqtra vez álos mifmosvi· obedecer en codo á la Ley de Dios. Pues como
dos; y ello es feñal de que fu propófito fué pueden hazet buenas confefsiones?y comodos
violento. , y^for^ido , por el .temor natural de Predicadores no reprehenden , en particular,
la .muerte , y que 110 fue :ííer.io , y eficaz : Lo ellos vicios, por elfo Jas Ciudades , y ¡o$
tercero , porque muchos tienen. habito:de Pueblos.ellan llenos de ellos vicies, y tnalaá
enibriagarfe*.de fornicar , de enoj^rfe,de dar coílumbres :■ Unde vrbe¡ , & pop i*i i manent
pgjadumbrés, de 'jurar, dü maldecir, y ■dé ■ iri bis wialist confuetudifiibus , Ó" vitijs. Sí Jos
oíros pecados, y 110 los quiere,n dexar, ó (i, Predicadores reprehendieran eftas coftiunbres
qyü$ren , no’.es verdadero fu propoíito , por­ ■viciólas , nuichosfe enmendaran.
que no aplican los remediosnece£fj.rios.para­ La quarta razón , es , porque aunque al- .
laSi)rolenda : Porro pra rdiq-uíjs v ilijs p¿fstm gnnos en la vltima enfermedad contieifan Cort
itíojynibus domin,it,!ir lu x u ria ., €>* fupe rbim verdadero dolor, y propofico. Si no muere
hgc.dw potenti/sima fttn t, implentque infsr -. tan preílo el enfermó, el demonio le trae á U
»#«.: Ciertamente , muchos vicios dominan memoria los deleytes paíTados, en que eftab%
cu l^shonibites j. perp principalnaente la luxu- acoftumbrado, y haze que confientaen algu^
¡p.>yia fobervia. Ellos dos vicios ion pq5 aa delegación mprofa. V .en eilo es imi/y
«r-V "" ' ” - ‘" ' '■
390 LXXHI. Tíái.II E n que fe propone#
fscii caer , por cftár can corrupta , é inclinada que Dios !e avía dado. Y cftanclo-ftíío , vid-
á lo Enilo iHvtúr:i naturaleza.; pero es muy ai Difunto cubierto con vna capa, 6 manteo
diticulrofo levautaríc'por k penitencia', por­ de fiu go , que entraba en fu apofento , dan­
que es mi¡y arduo , hazer vp propofico eficaz; do lüftimpfos gemidos, que los. ponia en el
porque los atl¿los terrenos cítán muy vivos, Cielo. El Madh o , tedo rurvado, pregunto:
y Íiímprc inclinando á So malo , á que fe junta Quien eres? Refpondió : Yofoyel inklizde
l;is. terribles terrtationes de los demonios, que eu Difcipnlo , que me he condenado. Replicór
ihncan con grandes tentaciones, y muchos en­ el Maeliro: Pires nolloraíle , y confeíkíle tus
gaños ¿n la horade k muerte; y í¡ envida, por pecados? Y refpondió: Si los lloré, pero no»
mucho tiempo', ellos fe fletaron á las tenta- con dolor, y arrepentimiento· de ellos; pof^
cloncs, p.iiecíendoks, que no podían .refiílir que el fcnumicnto que tuve , y las lagrimas;
a f¡L s ; qué ferá en la vkima enfermedad, que derramaba en el trance de mi muerte , no
quando fe juntan muchos demonios , y tientan fueron por tnfs pecados, fino por vér vque fs
con grande es-tuerto ? Y en ei vkimo de la vi­ acababa mi vida , y perdíalos bienes de- dk„
da , por juílo juicio de,Dios, yen pena , y 7 la efperim$a di gozarlos. Y íabe>queenla
caflicoiic los pecados .cometidos , yde las ne­ hora.de la, muerte mal fe prepara, quien lo
gligencias que tuvieron , en do mortificar lol dexa para entonces. Pues ÍIefte,por fer Efiu-,
defeos v iciolos, lino que fe entregaron á el ios, di ante , que fe fupone fabriá bien en que
con mucho (kforden , fueíc Dios permitir, eonfiílc la buena confefsion, y mas ayudan-i
que el demonio los verana ; y a ís i, muchos dok s en qnanto pudo, vn hombre dó&o , y fe
looíknten en tales tentaciones-,y miferable- confefsó mal; qué diremos de imichiísimos*
mente perecen,De aqui depende.fer tan grande que ignoran la Porrina. n.eceíkrk , y carecen
el numero de los Chuñarlos, que fe condenan, de Maeftro aeJoío , y doíto s que les ayude;
y tuii pocos, lus que fe falvan. Algunos muy á morir ? Y ñ efte, con tantas lena ks de fal-i
dockss llevaban la opinión contraria; pero vacion fe condeno, por faka de dolor, y pro^
oyendo ellas razones , y que fon practicas, pofuo ; qué diremos de muchos, que dUn*
que las tocamos ; ahrmaroa por verdadero* do en aquel trance tan terrible, ei> que,aui^
que ion ma,s los Chriftíanos, que fe condenan, muchos Santos temblaban , cíl-os eílán íin te-i
que los que fe falvan, tkfta aquí elle doc­ ■tnor alguixv, y fin poner folíeituid f paca aífe-t
tísim o Jeíuita. Repárele, qae los vicios re­ gurar fu falvacioní O quanto temo , que
feridos , y otros muchos mas, como fon la. en muchos dó&oa , que han vivido fiemprc
profanidad de las galas , y feguir las cof- ocupadifsimos en k s cofas dei mundo , y¡
tumbresdel mundo ·, y aunque todos fe con- muy olvidados de D ios, y de fu alma, en ellos
Jicflan muchas vezes,, ó á lo menos vna vez íe verifique lo de S, Auguftin, que queda piro^
al año, y que cafi todos fe han vifto, con puefto ! Qué es jttjlo cajtigo , qué quien ba
graves enfermedades, o en peligrad? muerte, vivido olvidada de Dios ., del Cielo , y ds
nunca vemos enmienda lino que cada día alma , en la muerte no fe acuerde de si. Si ro~
crecen mas los vicios. Pues qué ieguridad de dos fus penfamiemos, defeos, y obras, fe
fas confefsiones podrán tener eílos ? Si efpe- ocupaban ef> k s cofas del mundo, con per-
ran confcífar bien en k muerte , es grande te­ petuootvícfo de.Dios ,y de fu falv^clon po<'
ñí eí i dad : Lo primero , porque alsi Lo enfepaa efie tan grande defpi ecio de locekttiaV; quarn
■los Santos: Lo fegundo , porque lo que no fe to fe pue’de temer x que en k muerse no fe pre^·
ha hecho bien en lana {alud; como fe efpcra parea , como deber»?
acertar , quandef todas las potencias eflán per- Pero aun de los. que han vivido mal, y bat*
turvadas , y el enfermo apenas puede difcuEÍi: tenido la felicidad de hazer vna buena coníetj
en cofaalguna> fion en fu vitima enfermedad, fe puede ten^sf
Cierto es, que por la mifencordia de Dios* fu condenación, como lo maflificlla julio C za
muchos qus han vivido m al, á lo vkimo han far de S ig .p r£ itj}.trü t. 2, eap.7· Con el tuírri-í
hecho vr>a buena confefsiori', y fe han falva­ ble esémpfode vno , que por algunos años vf-j
do ; pero eftos fon muy pocos, refpeáio de vio amancebado. E.fte cayóenfermo ; y conoí
ios muchifsiroos , que fe han condenado. Y clendo que fe moría , confefsó fus pecados ton
eflo fe experimenta en algunos,que mueren cfcrn gran dolor, y firme propoíito de k enmieada^
feñales de falvacton. El Pjdre Andradc en fu y con mtichas lagrimas. Y fue tan grande fai
Itinerario , grado a. refiere , que en París ¿vn deteftaqion de fus pecados, qiie el Confeflb^
Eíludiante le dio la vitima enfermedad ; y que juzgó, que fu contrición era tan vehemente, j)
en ella fu Mae tiro le confefsó ,y,fomulgó,t:ou tan plenamente fatisfadoría, que luego volaría
abundancia de lagrimas', y murió , desando al Ciclos Murió , y empezando á decir Miífa-
grandes feñaics de fu falvacion.· E l Maeíko por él, fe le apareció, y le dixo : Ho eeleisrea!
¿efeaba. mucho faber los grados de Gioi;ia¿ jpoi »4 f poique ggojr gonde^díi, gj. Sacer·*
las Confefsionesfaifas, y dudofas,
dote temblando, y temiendo íí por.culpa fuya, vador te enfeña doe caminos, y 00 ay otros;]
Je preguntó : Sí iu condenación era por'fu ne- vno , de ía falvacioa; y otro , de la condena-
gligeucíaí Y refpondio : No he perecido por cion.-Y qual efeoges ? Q<tal camino de eílos
tu culpa : LaCoufefsíonquehiiecontigo4fue llevas? Es el dd Cielo, ó el del Infierno?,
encera,y verdadera : la deteftacion del pecado, ' Vas por el camino eftrecho , refrenando tus
fue cierta : el propofitode mítica maspccar, pafsíones ,.y exercitando la Virtud , figuiendo
fue eficaz, y la abfoluclon fue cierta, y fui ab- á Chrifto , ó figues á Lucifer , por no reprimir
fuelto de toda macula de pecado y admitido los defeos de las cofas del mundo? $¡ das
á la gracia de*Dios : ojalá huviera yo muerto . guftoá los apetitos,y defeos de la carne; como
entonces., pues no eftuviera enere los conde- no reconoces , que íigues el camino ancho;que
nados 5 pero como defpues tuvieífe alguna lleva al Infierno? Y fi te condenas , que te
mejoría , y concibiere alguna efperanga de vi- aprovecharán todos los'bienes de el mundo?
vir ,el demonio me-propufo la imagen de la * O CachoSico! Corno eres tan loco , que por
muger, con quien avia ofendido á Dios ; la vn inflante de guftos, te expones á^padecec
qual, moftrandotne amor , me decía : SÍ con- vna eternidad de tormentos ? Y fi por efTo te
valecieres , y vivieres, bolveremos á las anci- condenas, ¿Sino, ellos ; quales feráa tus andas!.
guas delicias: ^ o entonces , por la mala cof- O, como* clamaras : Quid nobis profuh fu -
tumbre , prompcaáafíentir , confenti; y por perbia ! que loco anduve, pues por guftos
julio juicio de Dios, creció de repente la en­ viles eftoy, y eftarepara íiempre abrafandom^
fermedad, de fuerte que me quitó la vida , y en el Infierno!
-mecondeue: Y luego‘defapareció. O quan-
fo pueden temer fuceda lo mifmo á los que fe 'C A P IT U L O L X X IV .
jeoftumbran á pecar ■! Porque con los actos Proponenfe do· generar de penitencias verda^
.continuados , han hecho habito de pecar; y deras de la Sagrada E frit u ra , y reglar
cicos hazen , con gran dificultad , ptopofito _para difponsrfi antes de U
./irme , y ehcázde la emmienda ; y aunque le Confsfsion.
hagan en la muerte , permitiéndolo Dios juf- \
tamence , entonces los demonios proponen A VIENDO propuefto-los muchos, que fé
grjvifsimas tentaciones , y las memorias de i l L condenaapor faifas Confefsiones, refta
los deleytes paífados , con grande efperan^a declarar , que debe executar vno, para confe-,
de qtie vivirán; y rebolviendo eftas efpecics guír vna verdadera penitencia, por la qual
eo fu memoria el Enfermo , muchas vezes, por alcance perdón de fus pecados. La Efcritura
la mala columbre , y por las vivas perfuafio- nos mueftrah penitencia, que Dios pretende
nes de el demonio , fácilmente pe¿a, y fe de los pecadores*- Efta- amonefta el^Propheta
condena. Pues fi ias malas coílumbresocafio- Jeremías á vno , diciendo : Status tibi fpsea-^,
.nao tanto daño ; por íjué no procuramos las Um, pone tibi amaritudines , dirige cor tuum
buenas, pues eftas nos inclin'aran á la virtud, in viarn re'¿la>n. Revcrtere ad Civitatei *tuaiy
v darán fuerzas para refiftir, y vencer al de«- cap. 1 1. Como fi dixéra : Retírate á lugar fe-
píonio? creto,en donde como atalaya,puedas traer á la
Pero advierte , que quándo el Salvador memoria , y confiderar las graves otenfas he­
propufo los -muchos, que fe pierden , feñaló chas á Dios, los daños prefentcs, y Futuros
dos puertas, vna ancha, y efpaciofa, que guía del Infierno que te efpera , y de la Gloria que
Á h perdición.; y otra muy afigofta, que lleva has perdido , y las graves ofenfas, que has Iie-j,
ai Cielo, Match, cap. 7. Y dice aquí San Al­ cho á Dios, y procura moverte á tan grande
berto : Artgttfta porta ejt virtús : ¡ata &*fpa- contrición , que llene á tu corazton de fenci-
tiofa diettur volaptas, qua ¿icentiofa ejh -ai om- mieneos, y amarguras, por aver pecado , de
nix,qute v u lt ; ye Eccleíiaft. cap. i.Om niaqua fuerce!, quetonísgas vna perfe&a contrición,
¿eftáeraverunl aculi mei > non ntgavi eis. Y añade áqui mi Cafttoveto : Mota quod, di*
Eft&es: El camino angofto del Cielo es la cit, dirige car tuum per viam.reáiam non de*,
.Virtud y que refrena las concupifcencias mun­ distando ad dexteram , & .fin ijira m , itavt
danas de la carne , y todos los apetitos los fu- taro obidiatfp iritu i. Advierte , que dice: Di-:
jeta á la re&a razón , y haze que(' el alma exei. rigfi’tu corazon por el camino re¿to de Las vír-í
€«re quanto es dei agrado de Dios, Lapuer- tudes ; de fuerte, que tengas fujetas al efpU
fa ancha, y efpaclofa, que lleva al Infierno^ ritu las pafsiones , no d«cíinando i la mano
fs dar güilo á los fentidos, ’dexarfe llevar derecha, ‘ni á ta izquierda de los vicios,porqa*
de los defeos mundanos , y dar al «yierpa eftóspierdeá á las almas, 1 *-
quantos güilos pide ; como Salomón', que Profigue Jeremías combidando á los pe*
•dixo , que avia concedido á>fus ojos , y oídos cadoresá penitencia; y dice , Thren. cap. a,
Ruancos dcltyres avian defeade. · Aquí el Sal* Dtdttt quaji Urrenitm hcbrytoas > p tr dietá,
0*
^£>'2 Cap. LXXI. Trat. II. Pregone??fe dos generos
& noctem non dtbis requiem tibi¡ ñeque taceat el alma vna falud no breve , y eranfítoña, fin®
papilla, oculi (ni. Confuvgt , Linda in nocís durable, y trabaja por borrar en si ios peca­
ejfunde ¡Jicut aquam cor tuum in confpsBu dos cometidos, procura fatisfacer d Dios^para
Domini, Si quieres hazer vna fervorofa peni­ recuperar la tar.tidad perdida , y vive con ío-
tenciario te contentes con pocas Ligninas; licinid en la enmienda de fu vida i quitando
fino derrama tancas , como los torrentes,que quanco le puede hazer, que boelvaá pecar; y
llevan grande abundancia de aguas ; y no íblo no folo pone folicitud,para no bol verá pecar,
efto ,iino que dtí día , y de noche' te ocuparás fino que fe arma con detenías contraías tenta­
en llorar tus pecados , perfeverando en efto, ciones del demonio , para no ler vencido por
y no ce dexes rendir del fueño; no cefles de el; y no folo prepara defenüá contra íus ene­
llamar á. Dios, pídiile mifericordía, y ala>¡ migos eípirituales, fino que concibe indig­
barle, proponiendo la enmienda , y luego en nación contra sip o r las culpas cometidas; y
la prefencia Divina, derrama tu corazon en 0 no folo indignación, fino temor de no fer con­
lagrimas; efto es , confesando todas cus cul­ denado por fus pecados,y también gran temor
pas. Aqui pide el Propheta, que antes de la de no bolvsr á caer; y no folo temor , fino de-
Confefsion el pecador, con grande aborreci­ feo, de aprovechar en las virtudes , y en defeos
miento , y muchas lagrimas, clamores , y ge­ de la Gloria ; y no folo defeos, fino emula­
midos , pida á Diosmifericordia, prometien- ción de imitar á los Santos ; y no folo emula­
do la verdadera enmienda. HaViend& efto', si ción , fino venganza contra s i, caftigando cq
pecador llega bien dífpuefto á la Confe,fsion. si los pecados , que ha cometido. Y rematé:
O qnanto confunde efto á los que vienen a Omnia-bac bonaprodeunt ex ir if i 'tttn, qua fe*
los pies del Confefíbr , fin averfe decenido al eundum Deum ejl, Todas cftas virtudes obra
aborrecimiento deTus culpas! Y quanco de­ la penitencia ,y tr-ifteza., que es fegun ’Dios.
bemos temer por efto , que llegafl fin verda­ Hafta aquí San Pablo , fegun explica San Ao-
dera deteftacion de ellas, y que por eífo luzcn felmo. Y de codas eüas autoridades de la Ef-
malas Confefsiones! ■ critura , podrá,colegir quales ayan fido fu^
Enia Sagrada Efcrltura, en el Deucerofio- Confefsiones.
hiio , cap.4.. dice Dios:. Cum quajieris Do- No fe contenta Dios con qualquiera peí
tñinum Deunt tuum, inventes eum , J Í tajnen nitencia, fino con la. verdadera, hecha fegun
foto corde quajteris , 0* tota'tribulatione ani- la Doétrina , que en la Efcricura nos ha pro-,
matuee. Quando el pecador bufeare á Dios, puefto; y fegun ella, nos juzgará en eí dia dei
le hallará , íi le bufea de todo corazon, y con Juicio , y entonces reprobará las faifas. Ellas
toda la tribulación de fu alma. En toda la tri­ hazeamuchos, porque ignoran el modo ds
bulación (incluyela gjanrrifteza , y aflicción difponerfe para vna verdadera Confefsion y
del alma *por aver ofendido á Dios: En todo eftaes la caufade hazer malas Confefsiones0
*corazon , incluye el aborrecimiento , odio , y .Y por efto dixo San Alberto Maguó, in Luc.
deteftacion del pecado,y que fea total, y tam- cap.ij. 0portel· quod bomo praparet J e , ns
1>ien el propofico de fervir á Dios. A los Is­ JiB us venUt ad S-ncrarnenttírum percfptionenia
raelitas, que gravemente avia’n ofendido á Conviene, que el hombre· fe prepare como
Píos , dixo el Propheta Samuel, i-Reg. cap, 7. debe > porque fi no·· obferva eílo, llegara
Si in M o corde ve[tro convertimini ad Dam i- fingidamente á recibir los Sacramentos, y en·,
m m , aaferts Déos alíenos de medio v e jlr i , & totices no le ferán provechofos , fino muy
p r aparate corda vejlrn , & fe rv ile lili fo li. dañofos. Para prepararfe bien , ayudarán las
Si queréis falír de pecado , convertios de to­ reglas íiguientes. ■
do corazon ¿ Dios , echad de voforros, y La prirnera, es , que fintíendo jdefeos de
aborreced á los falfos Diofes ; preparad vuef- hazer penitencia, que proceden de la inifc-
tros corazones , y fervidle á el foío ; efto es, ricordiade Dios , que con fu gracia excitante,
no á la gula , no á la codicia , no á la profani­ c infpiraciones, mueve los corazones; en­
dad , no áptfo vicio, fino folo á Dios. San tonces fe retira , y con^grande humildad , re-
Pablo 2. Chorinth. csp.j. dícc : Qu# mim f e - ' conociendofe indigno de mifericorciia , y
eundum ’Deum tri/íiíia eji , peenitenfiavr in que porsitiofe puede levantar de la culpaa
Jalutem JlAbilem operatur, quoñiam in nobis clame á Dios , pidiéndole que le dé auxilios
operatur non JolumJalmtudinem\fed defenjio- eficaces, para vna verdadera peniterteia. Efto
ncm\ f 'd indignationim·, f ?d timorem, Jed d$[i- nos enfeña el Prop.heta Jeremías , cap.¿ 1. di­
¿leriumifcd ¡emulationem>fed v indician *. Efto ciendo : Converte me , 0 “ convertar. Po/í-
es, dice aqui S. Ánfelmo : La penitencia, "que quam convertífli me, egipcenitentiam.h.c[m el
agrada á Dios, es.la que aborrece.lo que Dios alnif pide áDios fu gracia , y fus auxilios, y
aborrece , y fe duele, cncriílece , y aflige el con añilas los implora, para que cooperando
torázorí , jpor averie ofendido >y efta ©bja én i, dio? j conozca la gravedad de fuj culpas«
l
de penitencias verdaderas de la ........................................................m
Sagrada Efcritttra.
y haga verdadera penitencia» Y haze efta pe­ mfni. Que el principio de lafabiduria divina,
tición T porque dice Hugo Cardenal aquí: Pee- es el temor de Dios*
nitentia non pofsit impleri a fe n iji Dei auxi­ La quarta regla, es, que además de ía
lio adiuvants. Que el pecador, conociendo fu tribulación del alma , y del aborrecimiento,
flaqueza , y que no puede relucí саг á fu al­ ydeteftacion dei pecado en 1a contrición, fe
ma de ia muerte de la culpa, á la vida de la halla el alma humillada, confofa , y aver­
gracia , y que no puede hizer penitencia, gonzada. Afsí lo diso David: Cor contri-
fino ayudado con los auxilios-divinos, clá- tam l & buwiiidtum Deus non defpicies,
maá Dios le ayude , y conceda fus auxilios* Efta humildad no confifte folo en la ver­
para Hazer verdadera penitencia. Efta gracia güenza de·' decir fus pecados al Confdlor*
es neceffaria, para que mueva al libre alve­ ni en llegar á fas pies j con mucha humil­
ario, como enfeña el Concilio Tridentino, dad, en la poftura del cuerpo; pero prin­
fejf. 6. cap, 5. y porque ella , y la <;ontrÍcion, cipalmente corififtc en que el alma., pon­
fon bienes fobrenaturales, y todo don per­ derando los motivos referidos ■, fe confun­
fecto depende de Dios , como enfeña el Apof- de , y gravemente fe avergüenza de aver
tol Santiago: Qmne donara perfeSium def~ cometido cofa tan fea como el pecado, y
eendit.d Paire lurniñum. Luego, ante todas de aver ofendido á vn Dios tan Sobera­
cofas, debe pedir con humildad , y fervor efta no , que la ha hecho tan. grandes benefi­
gracia del Efpirim Santo. cios, y fe reputa por traydora, y dignísi­
La fegunda ,es, que el pecador conciba ma de grandes caftigos. Y afsi lo vemos
grande efperan^a , de que haziendo vna ver* en el hijo Prodigo, que afrapentido, de­
dadera confefsion , Dios le perdonará , y da­ cía , Luc, cap. ij. Mis pecados fon tan
rá la Gloria : Lo primero , porque el mifmo grandes , que eftán clamando al Cielo * pa­
Salvador, dixo : Non verti vacare inflas, fed ra que embie contra mi los caftigos mere­
peccatores. Que no vino ai mundo á buf- cidos ; y porque aviendome tu , Señor, cria­
car á los juftos , fino á los pecadores: Lo do para el Cielo, le he defpreeiado por lo
fegundo , porque por falvarnos derramó to­ v il, y terreno , conozco que efta es vn»'
da fu Sangre , y padeció horribles tormentos. graviísima injuria , y fumo defprecio. Tam-'
Pues quien padeció tanto por los pecadores) bien fe agrava mi culpa, por aver pecado
quien no confiará, que perdonará á los que le en tu preiencia , viendome . tu } Señor, que
bnfean,arrepentidos? \ yo te ofendía. Conozco ¡ que ha fido gran­
La tercera , es , que el pecador exami­ de mi deA/erguen^a , y atrevimiento , en
ne bien fu concieucia , advirtiendo , que mu­ ofender á vn Dios , que conozco me efta
chos harén malas confefsiones por talca de mirando pecar; y fabiendo , que el pecado
examen , como propufe en el Efpejo de ver­ es gravifsima injuria contra el , y que allí
dadera , y faifa Confefsion, lib. x, cap. 6. por­ de repente me puede caftigar , y que eá
que el Concilio Tridentino,/*^ 14. cap.5, pi­ Omnipotente; y que fino me caftiga aora*
de vn examen tan diligente , qual fe pone en en la hora de la muerte ferá mi Juez, ri-
vn negocio de importancia.; y que fino fe ha- gurofo. Ya no foy digno de fer llamadq
ze afsi, no fe le perdonan los pecados confef- hijo tuyo , porque he borrado muchas
f^dos, ni olvidados. vezes tu Santa Imagen , y porque me he
Los motivos para moverfe á efta con­ hecho Siervo vilífsimo de el demonio , y
trición , fon las coníideraciones de las perfec­ de el pecado ; y afsi, quien fe ha hecho
ciones divinas, que fe han propuefto en efte tan indigno, como puede fer llamado hi­
libro en el cap. 5. Y también las conííderacio- jo de Dios, y de Señor tan Soberano ? Y afsi 1 ■
nes de los beneficios divinos, que en efte li­ folo te pido me admitas en tu Cafa, como á
bro declaran. La contrición imperfe&a , es ¡a vno de tus Siervos.
atrición , y nace de la confideracion de la La quinta regla, es, que eftando el al*
fealdad , ó gravedad del pecado , ó del te­ ina humillada , con el profundo conocimien­
mor de las penas del infierno; y es^detefta- to de fus culpas, clame, y con fervor pi­
cion del pecado , con propofito de la enmien­ da á Dios la perdone , y que vfe con ella
da, y con la efperan^a del perdón. Efta atri­ de fu mifericordia. San Ambrofio , tom. 4.
ción fola no bafta, para alcanzar de Dios el de P cénitent. cap. 6. dice: Ut evadas valt
perdón '>pero junto con la confefsion , queda rogat'i Dominas , vult de fe fper Are ¡, v#lt
el pecador perdonado. Para cito ayudarán mu­ fib i fupplicari. Tu homo a , & vis rogarit
cho las coníideraciones propueítas en el Capí-, v t ignofeas , & putas Deutn non ro-
lulo 83. Y por eftas aconfejo , que empie­ ganti ignofeere} Para que te libres de efta
ce vno á aborrecer fus pecados , porque di- fentencia, Dios quiere que fe lo pidas , y
?e David; Initium fapientU eji timar D o - ruegues,Quiere,que de fu mifericordia efperfts
Ddd
394 Cap. LXXIV, Trat. II. Vrofonenfe dosgéneros
el perdón , y que le le pitias. Tu , fiendo hlzkrc juüicia á In proximo , no me accrda.
hombre , no quieres perdonar ¿ otro, ti­ remas de fus pecados. Aqui 1:0 icio p¡()e
no fe humilla , y pide perdón.· Pues como que luga penitencia de lus pecados, fino que
quieres , que Dios immenlo te perdone la guarde todos los Mandamientos j poique Ií
de uigiin pecado r.o hiziere ptritemia , ó al­
g ra v e oíenfa , que le has hecho , lino lle­
gas humillado á pedir, que te perdone ? Y gún Mandamiento· no quifiefir guardar, íe-
,j:á falla fu penitencia, y no le perdonará Dios,
er¡ eí cap. 7. dice: Nouit ornniaDeus ; fed ex -
peSlat vocem tuam , non vt paniat', fed v t Y afsi , hade proponer nueva vida , y fian­
ignofeat. Dios bien fabe todos tus pecados} tes avia ofendido a Dios , ya penitente , ofre­
pero efpéra tu voz·, ó tus peticiones, para ce fervirle en todo; porque fi vno huvkfl'e
perdonarte. Y en el cap. io. dice : Quod peé-agraviado á vn Rey , y le pidiefle perdón de
nitenlia fU facienáa cum humiUlnte , & ora· todas las ofenfas , y de rodas le peí alíe ; pero
tioni t & fletu. Que !a penitencia debe ir fi tenia propoíitode continuar a ofenderle, fo­
acompañada de humildad, oraciones, peti­ lo en vna cofa , efte no merecía perdón , iii:o
ciones , y lagrimas; por que hecha de efic cafligo , y fu penitencia fuera fingida. Lo
modo, es muy agradable á Dios, y confi- mifmo fe dice de! que pide perdón á Dios.,
gue el perdón. fi fe queda con animo deprofeguir en algún
pecado.
Dios dixo por el Eclefiaftíco, cap, jy.
Oratio bumUtantis fe , nubes penetraba , <5“ Quien afsi confieíTa, con efle firme propo-
doñee prop'mquet non confolabitur , fitodela enmienda ,debe proponer quitarlas
non
difeedet , doñee Altifsmus afpiciat. La ora­ocaíiones , que le han hecho pecar , y huir de
cion del que delante de Dios fe envilece, ellas. Si ha pecado, por fer deshonefto , apar»
reconociendo la grandeva de Dios, y Ja vi­ tefe de la familiaridad de mujeres, ó de fu
leza fuya, efta fube , y penerra las Ntives,viña; examine qual era la cauía, y apartefe
y llega hafta el Trono de Dios, y perievera de ella ; (i era el juego , dexele de todo p u n ­
pidiendo, fin ceííar, hafta que Dios conce­ to. SI la ocafion fue trarar con ral perfona,
de lo que fe le pide. Afsi vemos, que q«an­ huya de ella; porque fino, fácilmente bol-
do Dios embib la pefte al Pueblo de If- verá á pecar. Y afsi, quien no pone cuidado
rael, David, con mucha humildad , hizo fer­ en apartarfe de los pecados , y ocafiones, y no
vorofa oración , y fe aplacó 2. Reg, cap. ¡4,
aplica remedios para 110 bolver ápecar'co­
El hijo Prodigo , afsi que hizo oracion hu­ munmente no trae verdadera contrición, ni
milde, y fervorofa , también alcanzó el per-firme propoílto de la enmienda , y íus propo-
don. Lo mifmo fucedió á Manafíes , á Da­ firos fon ineficaces, y veleydades , que con
vid , por fu pecado , al Publicano , y á losfacilidad fe quebrantan. Y afsi ,fe experitmn-
Ninivitas. Todos eftos eftaban muy atribu­ ta que muchos , por toda fu vida, vienen ala
lados , afligidos, y humillados, y fe con­ confefsion con eítos propoíitos ineficaces , y
fundían delante de Dios ; y afsi, fu oracion
cafi fiemprefon vnasmifmasfus confesiones;
fue fervorofa, y humilde , y corno Dios y fe puede prefumir , que ío penitencia no es
a. los humildes da fu gracia : Humiiíbus datverdadera , porque con facilidad , y prefttz»
grat'am, Afsi, á eftos oyó fus oraciones hu­buelven a caer.
mildes, y les concedió el perdón : Enfeñando Specui, Exempl, de Contrit, refiere» que
en efto á los penitentes , que para alcanzar
vn Ecleíuftlco fe daha mucho a los regalos, y
mifcricordÍa,fe valgan de las peticiones humil­
a la gula , de que nació fer deshoneílo. Díóle
des , y ferfeverantes, porque eftas valen mu­
Dios la vkima enfermedad, y conociendo que
cho delante de Dios, fe moria , fe confefsó con muchas lagrimas,
La fexta regla , es , que no bafta detef-
y propoíitos de la enmienda , recibió codos
tar , y abominar el pecado , por fer ofenfalos Sacramencos , y murió , fue enterrada
contra Díos , fino que es neceffario fírme, con grande pompa , y acompañamiento; y
y eficaz propofito de nunca mas pecar, y de en aquel día huvo tanra ferenídad , que mu­
enmendar la vida, como lo dice la dífini- chos decían: M¡¡cho ha querido Dios hon­
cion déla contrición: Cum popofito non rar á efte difunto , pues nada ha faltado
petcandi de atiero. Y Dios por Ezechlel, de honra en lu. muerte , y entierro ; pe­
tap. iS. díxo: Si irnpius egerit peenitentiarn
ro defpues de pocos días fe apareció i vn
áb ómnibus peccAtu fu'ts , Ó “ cuftodieritt amigo , cuya villa le dexó muy atemorizado,
omnia p r ¿sepia mea , & fecerit iudkium > y dixo : Como cftaba condenado. Replicóle el
& iuftitiam , vlvet , & non morietur , от­ vivo : Pues no recibifte todos los Sacramen­
шит iniqu<tatum eius, nonreeordabor. Si el tos , y confeflfalk con muchas lagrimas ? Ref-
pecador hiziere penitencia de todos fus pe­ pondió : Es verdad , pero me faltó la verda­
cados , y guardare todos mis preceptos, y dera contrición ; porque aunque prometí U
en-s
de penitenció* verdaderas de la Sagrada Efcrtftira, . 3p £
enmienda'; pero" dcfpuss juzgue, que fi con­ pa. Efto lo dicen con vn corazon feco, y Id
valecía , no podría; cimtplir lo proihetido. que en lo exterior pronuncíen , no lo dicea
Como yo efiaba acoftiimbrado á caer en los de toda voluntad , porque no íe han dete­
pecados , vna muy breve ocaííc^i, folo eí pa- nido á ponderar algún motivo , que Íes
recerme, que íi faldria del ricino de morir, excite á vna verdadera concricion. Hilos,
me hizo caer, mi propofito no fue eficaz, además de no recibir el trato ; como no repa­
fino veieydad , y' Dios pide el verdadero, ran,que fo pena de pecado morral, eíhin obli­
y eficaz propofito *,y como eñe faltó en mi, gados á faber , quando reciben algún Sacra­
por eíTo me condené, O quanco le puede ce- mento , el modo de recibirle bien?
roer lo mifmo en eílos, que han hecho cof- Cierro es , que. tan grande Sacramento
tumbre en los vicios! Si aora,con facilidad, fe debe recibir,.no con ligereza, y poca ad­
fon vencidos con vna muy pequeña tenta­ vertencia, ni con negligencia, y poco repa¿
ción , porque la coflumbte ks lleva como ro , íifio con grande advertencia , y con mo­
por fuerza á la culpa ; qnanto masen la ha-, do tan eficaz , que en el penitente caufe la trtf-
ra de la muerte , quando las tentaciones fon teza, amargura, dereftatíon grande del pe­
horrendas , y los demonios harén creer al cado t y propofito eficaz de la enmienda*
enfermo, que no fe. muere , y que profiga Y dio fe coníígnc por medio de .„vna dila-,
afsi ? O quantos en aquella hora , confef- tada consideración de la gravedad 'de los·,
findo con muchas lagrimas , y propoficos, pecados. Afsi nos lo enfeña Dios por je­
como elle-desdichado , por fu mala co (lum­ remías, cap. i . Scitb t 0 " Víde , qaia щ .
bre , con facilidad han confentldo en algún lum , & amarum efl rcüquijfs te Dominum
pecado , y fe han condenado ! Cierto es, Deara t im m & w n ejfe timatcm eíus apnd
que entonces pueden confcíTai· bien, y fal- te. Y dice aquí Hugo Cardenal: Recogitai
varfe; pero es muy dudóla efta penitencia, I 0 “ certifsimé f c k i. Pondera , quan grave es,
por la mala coílumbre, y por otras muchas aver pecado j y dexado á Dios ., y fu temor*
Cíiufas. Pues como eílos Ion can locos , que y ciertamente lo conocerás;. Y en el cap.
dexan fu falvacion en can grande contingen­ 31. dixo Dios: Stufoie tih i.fpteuium pone
cia? tibí am.iríiudincs, dirige cor tuum in viam
La feptima regla, es, el remedio vnico i'eclam, Y leyó aquí Hugo .Cardenal : Po*.
fiara exeartar las reglas , qui propiteftas. m futura fuplicia, divinara injíítiam , iudh ‘
Y efla es vna profunda , y dilatada-confidera- сi j fc v irita tsm , &-p-:ccata pr¿t m t л . Con­
cion de la gravedad de las culpas., para rao- fidera ,l y pondera los caftigos, que Dios ha
Verfeávna verdadera contrición; porque es heciio en los pecadores quan rcéta es fu.
cierto , que para la verdadera contrición, fe juítida, Ц fevendad del juicio Divina, eft¡
requiere la detellaclon , y aborrecimiento que has de dár cuenta de- toda' tu vida'; y
del pecado , naciífe. de vn fincero afe£o ,la también coílfidera la gravedad de tus peca»
trifteza ^ amargura, ó tribulación del efpi- dos, y que fon graves ofenfas contra eí Di­
rítu , y vn firme propofico de ia enmienda. vino ^Juez ; y eftas coníideraciones te can-
Pues como íé ha de aborrecer el pecado, fi­ íaran grande amargura, aborrecimiento del
no fe confidera, y pondera fu malicia? £1 pecado , y propoficos de echar por el cami­
pecado fe reprefenta como bien, y por elfo no redto de la virtud» Y el Rey Exechlas
es amado ; fi con la confideracion oo fe def- *también ( como' refiere Ifaias ) diso ¡’ Reco*
cnbre fu 'faltedad ,',y gravifsimos danos, gitiibo Ubi omnes annos meos in amar ¡in di­
como ha de fer aborrecido , ni hazerfe pro­ ne ая4 .гя& mete , Jictit pullas birundinit j is
pofito firme de aparcarfe de el f Por falca damabo meditabor vt columba.'En eñas pa^
de efta confideracion , muchos no perciben labras nos enfeña, corno el pecador fe de-
el fruto del Sacramento déla Penitencia , por- be difponer , para vna verdadera contrición*
íjue llegan á el con vna feca , e Indevota cof- Efto es, que debe retirarle i lo interior da
íumbre , no ponderando la malicia, y graw fu cafa , y apartado de todo bullicio, co-
vedaddel pecado, juzgan que baila , el hin* -tno paxaro folicario , recorrer todos fus pe-
carfe de rodillas delante del'Sacerdote, dan- cados, coníidcraádo , ponderando, y gí
dofe golpes de pechos, y diciendo fus pecados* miendo j como la paloma, cuyo canto
Afsi lo dice Marcanc. de Candel. trat. 5. leét* gemir.
Propter boc miiíti non percipturtt f r u - Efto c¡üe nos enfeña la Efcritura * lo
ííum Sacramenti i qaia ex arida quadam vemos praáicado en los Santos-; pues Sari
tonfustud'me accedwit , nibil peccati g ra v i­ Auguilin 3 lib, 8. Confefsiótié cap. 12. di-*
taban , & malittam ponderantes, putantque ce i XJbi alt,t conjideratiom contritas , ta-
fuf/icne,Jt genua flzBent ante Sacerdotes le* tam mlfeñam tnsxm , aborta efl recogí-
<eUtrpeStmpercutientes dicmisfque тел cal* tí in me pro celia ingens lacbrymartii&i
VD d á z J^eft
396 Cap. LXXV. Trat . II. Explkúfe
Dcfpues que me. ocupe en vna alca, y profun­ muíi a¿i a , & peccdtoriifü ¿eteflatione ema-
da conftderacioa 4 eíla me propufo Sa, multi­ naife. Qnicn leyere tos fervotofos clamores»
tud de mis pecados; y ponderándolos, na­ y copiólas lagrimas de los Santos, fácilmente
ció en mi vna borral'cá grandiisima , con vná conocerá , que procedían de vn vehemente
abundante lluvia de lagrimas, y entonces aca­ odio , y deteílacíon de fus pecados. Pues co­
be de aborrecer mis pecados, y propufe la mo efte odio > y deteftacion tan vehemente
verdadera enmienda ; y dcípues cíe muchas fe producirá en el alma , con vna breve cuntí-
confideraciones, añade : Dicebam bac , & dcracion i Aqui hablan S, Cypriano, y el Con­
fiebam amarifsima contrittone cordisrwn Yo cilio de vna muy vehemente contrición, a la
decía ellas palabras, y lloraba coa amsrguif- qual fuera acertadifsimo, que todos nos dif-
fif»a contrición de mi corazon. pufieramos , para aíTegurar nuellra falvacíon;
Efta con!:deraciorí debe fer no fuperfi-. pero no á todos pide Dios tan rigurofo arre­
cial, y bre.vc , fino muy eípacio.fa , y deteni­ pentimiento , porque baña vn verdadero odio
da : Lo primero, porque como he propuefto al pecado *con propofito firme de la enmien­
en el Capiculo 72·. que pido fe lea» en que pro­ da , y efperanp del perdón ; pero porquanro
pongo , que muchos pecadores no configuen fe engañan muchos en eflo , y no llevan ella
el perdón-* porque por fu culpa 110 fe difpo- difpoíícion , y hazen malas. confefsíones , co­
ueti como deben; buelvó á pedir «fe ponde­ mo fe ha dicho , les aconfcjo, que figan 1?
ren mucho las reticencias, que allí propon­ do&rina de San Cypriano.
go de San Cypríauo , que pide fe ocupen mu­
cho en la confideracion de fus culpas , y en
üor arlas i Lo fegundo s porque San Cypriano, A R T IC U L O XI.
defpues de reprehender agriamente á los que
acabando de confeífar pecados graves» fe lle­ La refurrcccion de ia carne.
gan al punto á Comulgar , dice : Verfecutio7
tentútio tfi,perquam fubtrlis inim i.
tus adhuc hpfis occuita populatione graffaiur^ C A P IT U L O LXXV.
v t lamtntatio conquiifcat , v i dolor file a t, v t E x p lica f ? tfie Articulo ) y fe propone» ¡04
¿ e liñ i memoria tvanefcat , v t comprimatur beneficios divinos aqui encerrados , y
psBoris gtm itus, & fintas, ne Dominar» g r a*, tomo d ellos debemos corref-
v iter offenfunt longa , & plena peenitentia de¿ pondtr*
praettur. Una tentación , y perfecucion gran­
STE Atticulo juzgo necefsita de majo$
de ha inventado el demonio , contra los que
quieren hazer penitencia, con vn futí!, y oculto
(engaño , con que les perfuade; querellan bien
E declaración, de fuerte , que fe baga
niuy creíble : Lo primero , porque han freía
preparados para la Confefsion ; que al punto muchos, aun de los Chrj$ianos , que le haa.
S/ayan á confeflar; que ceíTen fus lamentos; negado , o dudado , por parecerles inipafsi-
que no fe detengan mas en el dolor ; que ble, Como muchos afirman : Lo fegundo^por­
yá no fe acuerden mas de los pecados , para que diceTertuliano de Rcfurre¿i. Spes C brU
aborrecerlos; y que ceíTen fus gemidos, y la­ Jiionorum eji reíurreclie mortuerum. £a ef-?
grimas. Y cito lo haze Satanás para que á peran^a de los Chriftianos , para obrar bkn,
JDios, gravemente ofendido , no demos la en* es la efperan^a de la rcfurreccion de los cuer­
tera , y plena fatisfacion, Aqui dice el Santo, pos difuntos, porque propone el premiod«
que el demonio haze efla guerra contra los todas las obras buenas; y la efperan^a d^con-
que fe eftán moviendo al dolor, y aborreci­ fegtiirle , mueve , y excita á obrar bíetí, No
miento de fus culpas,y eftán derramando lagri­ podemos fubir al. Cielo, fino por medio de;
mas por ellas.Pues quanto mayor férá la guer­ los méritos del Salvador , y de las. buena#
ra contra los que fe detienen muy poco,o nada obras. La Naturaleza Humana, como eftá cor­
en confiderar la gravedad de los pecados, para rupta , fíempre inclina á lo terreno %y vkiofof
^ aborrecerlos ? Como eftos á Dios, gravemen­ pero la efperan^a def la refurreceion de nuef-
te ofendido, entera, y plenamente le.apla­ tros cuerpos difuntos , escita, y mueve á
carán ? Como cftos no temen, que fu peni­ obrar fanramentc. Con eíla efperan^a no»
tencia fea faifa, y folo exterior? propone San Pablo , ad Hebr, cap. 11. que
Lo rercero, debe fer efpaciofa cíU confi­ muehoS fe animaron , y exercitaron vaa vida
deracion , porque el Concilio Tridentino,/^. fanta. Para que otros les imiten, les propon­
*6, cap, 4. refiriendo la penitencia de algunos» dré razones , y motivos , que los quiten todas
que nos refiere la Sagrada Efcritura , dice: fus dudas, para que con la efperanja de la
C trteqüi tilos fanSiorum clamorts confedera- admirable refurreccion de los ¡Ju(t©s, feaai¿
v jr if | f m l t tet sx vsksramti odie , v ita ante ;ipen á las virtudes.
la refurreccton áe h carne.
Primero convwní advertir., que por el BE fegundo, es, la autoridad de la Ley
pecado de Adán heredamos dos muertes, la Nueva, pues el Salvador por San Matheo,?^!
del cuerpo , y la del alma ; pero por Iosjbc- 2 %. dixo \ De re fu rric tio m rm rtu^um t qitod
ricos del Salvador, coa que nos redimió, nos d iíiu m i j í d Deo vobU.Ego fum DioAbraham,
han venido dos refurrecciones: La Vna ,es,la Deui.lf&aé , Dsas hnob ; non cft Deas mor-
del Algia, con que por el Bantifmo , y por la tuorum , ffd vivintiam . Cómo fi dixcía ; Por*
Confefsion nos ha librado de la muerte del que no dais crédito á la verdad, de que los hó-
pecado, como íe propufo en el Articulo dé­ bres íian de refucicar, pues en vueflr;'. Ley fe
cimo , afirmando, la remifsion de lós pecados: os propone: To foy.Dipsds Abrabaca^ds Ifnac^
La otra, es , la del cuerpo, ó de la carne, que ds Jacob , y no foy Dios de rríusrlos , de vi~
es la refarreccíon , para no bolver á morir. Y vos, Y por San Marcos, cap. 1z. dixo: De mor­
afsi, aqui fe nos enfeña , que todos los hom­ íais , quod rifargAM n$n U g iji 'ís in libro Moy -
bres han de refucitar en fus proprios cuerpos, J i i ? De que han de refucicar los muertos, ya
como dice San Pablo 1. Corinth* 15. Qmnes no lo aveis leído en la Ley de MoyfesíSan
quidem refurgemm ;; fed non omnts immuta* Pablo 1. Corinth, cap. 15. dixo : In momento,
bimur, Efto es , que todos hemos de refuci­ canft e'aim tub^O" mortal refirgent incorrup-
lar ; v'nos para la condenación eterna; y otros tl. En vn momento fe oirá la voz, que llame
parala Gloria, y Bienaventuranza; efta coti- á Juicio, y los muertos refumarán , para no
íeguirán los que han alcanzado el perdón per­ bblver á morir. Lo mifmo dice en el cap. 4.
fecto de fus pecados i pero los que han muer­ yá los Romanos cap. S. yen otras Épíílolast
to en pecado, refuckarán para vna eterna con­ Pues fi Dios es la mlfirta verdad, y no puede
denación , como dice San Juan cap. 5. Qui ho- engañarfe , ni engriamos, y ha revelado eñe
m feeerunt in rtfurrettlomm v ita , qui vero Myiterio ; como ha ávido atrevimiento en al-
mala egerunt, in rtfum Silonsm iudieij. Ef- gin^os ChriíHanos para negar, ó dudareft^
ta verdad, es, la que enfeña efte Articulo ; efto Articulo?
es ,.que nnefiroí proprios cuerpos, fiendovnos El tercero , es, la experiencia de muelos,
mifmos en individuo, y numeroj y los mifmos que por virtud Divina'han refucitado , comQ
•que aora cenemos,tí fuetearánen el £rs del mun­ lo refiere la S a g r a d a Efcrkiira , donde confia,
do. Y para que en el animo de los Inicies que* que vnos encerraron a vn difunto en el fcpulcro
de bien fírme,propondré div£rfos motivos. de Elifeo ; y como cocaiíc ios huefos del Pro*
El primero , y mas principal motivo, .plieta ,refucuó , y fe levantó , 4. Rig. cap,\$,
es,que Dios, que es verdad infalible,nos lo-ha Ei'Propheca Elias refncicó al hijo de vna Viu­
develado en el Viejo Teftamenco^ucs por ífai. da 3. Reg. cap, 17. El Salvador refuciló á
c.2ó,dixo Dios: Pivent mortal f u l, & intsrfe- tres difuntos, á la hija del Archífinagogo , al
¿ ii refurgent. Los muertos, que aora eftin de- hijo de vna Vi^da , que llevaban á enterrar, y
baso de la tierra , vivirán , y refocilarán. Y por á Lüzaro , de qnatro dias difunto. Y el mif­
Ezechiel dixo , cap. 37. O ja arid# audite ver- mo Salvador, por fu miíVna virtud, refucitó.
bum D o m in i : Ecce ego intromittam in vos f p i- YSanMacheo, cap, 27. reíiete,, que enton­
ritum , Ú* vw tntis, Huefos fccos , oid lapa- ces fe abrieron muchos fepulcros, y que refu­
labre de Dios ; y yo os daré efpiritu, y vivi­ cilaron muchos Santos, que en dios eftaban
réis, job cap, ip.,dixo :Ssif> qaod Ridemptor enterrados. San Pedro refucicó á Tabita , mu­
meus v iv it t & in w vifsim o dis de térra fu r- ger piadofa , Acior. cap, 9. San. Pablo'refuci-
feclurus f r u r f u r » cifcundabéf pille tne¡s, . lo áyn Mancebo , delante de todo el Pueblo,
& ,in carne raen vidsbo Deum m eum , qtttm Acior,cap,xc>, Todos cftos milagros fon certif-
v ifu ru s fu m ego ipfe > & oculi tnti confpeSíw íimos, pues nos los propone la Sagrada Efccu
r i f u n t , & non a!¡us. Yo conozco , que mi tura. Lalglefia nos dice, que San Eftamslaó
Jiedemptor vive , y que yo, defpues de muer* refuciló á otro ; que San Martin ¿ tres ; que Sau
to.,y enterrado, tengo de refucilar en el vl- Luis Obifpoádoce; y.las Hiftorias refieren
cimo dia , y que mi alma bolverá á vniife con á muchifsimos, refueitados por las oraciones
sni propria carne , y que con ella vere s mi de los Santos. Pues eftano es evidencia ocu­
¿Udemptor, y Dios; y yo mifmo le tengo de lar de la verdad de h refurreccion?
ver; mis ojós ,y no oíros le han de mirar. Los Theologos prueban )-que no repng*
:Aqui el Santo dice cinco vezes, que.el cuín> nanita razón natural, aunque fon fobre ella,
jpp , y miembros han de refucilar , y no otros. y paraefíbfc valen de muchas razones proba­
Efto mifmo fe prueba con el Propheta Daniel, bles , y exémplos naturales , para probar qual-
tap.iz. Y en elPfal^.<í5.<S8.i 17· y 118. y con quier Artículo ;y particularmente en e,fied®
v ^¡ob,cap.2^.y 26* E?,echiel, cap.; 7. Amos,«/?, la refurreccion , en que fe cfnietan San Au-
v£. y del a. Machab.wp. ia. y de otros muchos guftin, Santo Thomás , San Gregorio Saii
Jugares. Pío Quinto,. y San Bemard;no, probando,
que
,o8 Cap. LXXV. Trát. II. Explica/e
que pofítivamentc, por razoresnatu-
a u n q u e nipountim r.un crcdttejfe DeuM , qai bcc
rales no fe puede probar >pero con cl'vs umef- -pr^nntthfutaram. Los impíos } e incrédulos
eran evi der.tímente , que es creiblc. Aorácl fc.vlos que -juzgan,que no refiicicaieinos de er.-
Comentador de San Auguftm in l:b. z z r de treios muertos, Ellofelo !o dirá,quien nocree»
C iv it. D e i, cap. u . ¿lee : Q¿.:3 %t aliquid qu¿ Dios es Omnipotente: Nos.quifcimus Del
J it credibik fttfjicit , ot fit pfsibila , & ha- Gmnipotcniis effe virtutem qm pro-mifijje -ti
bt¿t aíiqua motiva fea 'argumenta, q-u* f*~. 'legitous , qued refurrefiionem-.tnortuorum
elanl· reta eredibiléin , iht -ot animas bene ef~ **»# I non pojfumus de refurreíiione dubi*
fe fiu s p ru ie á tb iuUieet ea nonrepugm ri r¡u tare quatn ipfe promifsit ,.q u i emnipotcns,
Úone , vtrawqu? reparitur in M yjttrijs Fid d , & mentiri nefoit. Pero nofbtros , que co-
Porque para quevna cofa fea creíble, baila nacemos , que Dios es Omnipotente, y fa-
qi:e fea posible , y que aya algunos motivos, temos , que ha prometido Ja reíttrrecciou
o argumentos que prueben , que la cofa es de ios muertos, no podemos dudar de dio,
creíble de fuerte , que yo hombre deíapaf. ' porque es Omnipotente -y verdadero ,· y
íioiiado , y prudente juzgue , que la cal cofa no •no puede mentir. Y íi tu dudas en eilo , te
repugna á la razón natural, y vno, y otro le comparo al infiel , que no c;rce : Quid tfl
halla en los Myñrios de la fe ; y aísi, defpucs amplias , ex nibüo facere bomines , qt¡i vi-
de aver probado elle Myílerio con ia Sagrada v a n t, an eos qui }&Cii funt , Ú 4 vixem nt
Efcritura , ferá bien proponer, que la relut- reparare , pojt ir.oriem ? Utique plus sfi /i»;
reccloa es pofsible , y que no repugna á la rá- c e r i, quod numquam fu lt , quam reparare
üon natural} y ello con autoridad de los San­ qtfod fu srit, Q?!ánodo dicis fufeitars nurt
tos. pojfe converfoi in p uli eran , q ui etiam
Y lo primero deshaziendo dos argumen­j i in nihilum reddiremur facere poterat , vt
tos , que proponían los que la negaban; El ejfemus Jm it nos fecit eíje , cum antea nibil
primero era decir , que no podía l'ér} porque ejfemus, Qaai es mas-, criar á los hombres de
el hombre es de naturaleza grave , y pefada , y la nada, para que vivan ; ó á ellos ^que fueran
que no podía fubír al Cicló. Refponde San criados ,y vivieron, refucilarlos defpues de
Augullisi 11b. 13. cap* 11. Qui per plumarum^ ¡a muerte ? Ciertamente es mas criar !o qus
& peenarum kvitatem donavit terrenis corpo- nunca tuvo ser , que refucltar lo que fue , y tu-·
ribus aviar» , vtportentur in aera , corpori* vó ser. Pues como fe puede dudar, que no puei
bm bominum non poterit donare virtutem s da reparar ai hombre , quieivle crio de la na-i
qua etiam in fiimmo Cáelo valeant babit&rt} da ? Como fe podrá decir, que el Omnipotcn*
Si Dios , por medio de las plumas , y alas, ha teño puede refucitar á los hombres, conver*
dadovirtud á los cuerpos de Sasaves , que por tidos en polvo, pues los crió de la nada ? Y íi
fer terrenos, fon pefados s para que ftiban,y aorá los aniquilara , de nuevo los pedia dár
anden por los ayres; por que no podrá dar al­ vida.
guna qualidad a los cuerpos humanos , para San Auguñin , i b l ! por femejan^as de la
que fuban al Cielo , y habiten en él ? Si á Dios fefurreccion nos prueba ,que !a nueflra es cier­
no fue iíiipofsible el dár virtud alas aves, aun­ ta., y verdadera, diciendo: Noli ergo incre.
que por si fon terrenas, y peladas, para que pu- dale homo de vefurreSlionc dubitare, Qui g ra ­
didlen bolar por el ayre ; por qué no podrá na femina mortua , & putrefsfía vivificas
conceder otra propriedad , 6 virtud para, que multomjgis te i¡furn rc/ufatabit , vt vivas
los cuerpos humanos fuban al Cielo? in aterntm. Hombre incrédulo, no quieras
A los que negaban 1a refm-recclorc cfpan- dudar de la relurreccion. Sí Dios, á los gra­
taba e! oír , que nueflro cuerpo , defpucs de la nos de las Amientes, muertos , y podridos de-
muerte , deípues de convertido en guíanos, y baxo de la tierra , los di cuerpo , y vida;
defpues de tancas tranfmutaciones naturales5 -qnanto tr.as ce refucitará á t i, para que vivas
avia de ferei mifmo en individuo, y numero, eternamente ? Sí repara á los granos , ofeír-i*
que tuvimos viviendo i .porque tenían por cier­ lias, para el fuílenco neceflarlo cuyo ; por qu«
to , que no ay potencia para refucícar á vn ani­ no ce refucitará á ti, pues pqrfn auiorfe ha
mal difunto. A que fe refponde , que eílo es dignado de reparar ellas coíás ? Si quieres con»
Verd¿d , refpe&o de las caufas naturales; pe­ fiderar las cofas del mundo , .hallarás cue la
ro no refpeíto de U Omnipotencia Divina* que Di vina. Providencíanos las ha propueílopor
puede hazerquantoquifierej porque fi de nada feríales de nueftra futura refnrrecqon. Vemos
crio á codas las cofas ; quanto mejor podrá la en el invierno, que los arboles fon dcfpojados
refurteccion , que es menor que la creación ? A de fus frutos, y -de fus hojas, y en el vera­
cíloSjfoíí?. i. Append.Sertx. ii.dice S. Anguñ. no buelven á renacer. Pues ello que otra cofa
Jrfípij increduii nonputatis fie ri pojfevt á es, fino vna imagen de nueftra reíumxdoní'
portitis rej»rg»mtís. Plañe dicat boc, qaiOm~. Interrogo te , qui de refurreciione dubitM
la refurrcccion de la carne, 389
v b i f u n t i f i n , quo i m p o n , qao Deus difpo- íeinejanjas , muy fuertes, ea prueba de n-.iefi.ra
J u ’i t pro du cun tur i D ic m ib i u b i Ititebuní an- refurrcccion, nos propon;.' S,Gregorio Papa,.'??
tequ.im producerentvr , qua nmfquam viden- Ezechiéi (ib. z. lio m il . 20. y tíom ii. 2 5./» loan,
t u r i fe d tarnen D eus q ui omnipotens e ji y San Chryfoftomo tow. 4. Ad Táeftion. 1.
en ex nihiío co n d id it, j u n t a fu á v ir tute p ro - cap, 4, tíom ii, 7. Con la autoridad de San
d a cit. A tí, que dudas de la refurreccíon de Pablo,y con eflos tres Santos,y Doítores de la
los cuerpos, pregunto : Donde eílaban ef- lglelta,y con los exemplos, que proponen que­
tas hojas, y frutos , que á fu tiempo díLpufo da cl-jro, que la refurrecíon de nuciros cuerpos
D io s , que fe produxeffen >Díme, donde eíia- es pofsible, y que es verdad es por averia pro-
ban efeondídos , antes de nacer, pues no Te mecido Dios verdadero , y Omnipotente.
vetan , y con todo eíTo Dios , que crio todas San Bernardino tow. i , S e r m. sj.propo*
las cofas de la nada , con fu fecreta v ir­ ne tres Artículos , y en ellos doce razones, en
tud ios produxo ? Mira á los campos, que que pmeba quan neceíTaria es efta refurrec-
en el invierno íe fecan , y mueren fus yervas» cion de mieflros cuerpos;y de ellas referiré aqui
y flores: Certe berva , qua ante v ix it , & algunas mas principales: La primera , de par­
tnoritur , ru rfu s r e v iv íf ú t ex fem ine , fie te de Dios; porque en todo el capiculo, con
etiara m jlr u m eorpus re o iv ife it ex pulvere. diverfos argumentos , prueba San Pablo la Re·
Si las yerbas ,ó flores , que aires vivieron, furreccion de Chriíto ; y defpues de probada
y murieron , btieken á. renacer de la (ímiente, dice : Omnes qutdem refurgem us ; fe d non
afsí ttueftro cuerpo nrfticitará del polvo. omnes im m utabim ur. Como ít disera : T o
Dom i/tut ¡e /u s -C b rifiu í mor i voluit , dos refucilaremos; vnos, para fer premiados*
& rsfurgere , nl· ds refurreclione dubita- otros , para fer ca{ligados. Pues de donde fe’
res. Qí<omolo potes dubitare ^quia non f u m - infiere , que de aver refucitado el Salvador,
mus re f» rre £ iu fi d mortuis , cum boc p ro - los Juftos han de reluchar r Es, que San Pa­
rfiitt.it Deus , q u i omnipotens , & v e ra x blo llama á los Julios miembros de C h rif-
efi. Ideo g ra n d i tejltmonio nobis fp e m re - to, Aora diee Sjn feeruardino : M a g n u m v ti *
fptrrectionis ojiendit , qu'u volu it dle tertia que inconvsniens ejfet , quod cuput nojlrur*
re fu rg e te , vt nos tali exemplo refurre£lio- ejfet in Cosía , & corpas , ¡ive membra re -
nem ex m ortuis , certifsim é crederetvar, m am rent in térra, Grande deformidad fuera,
N ueílro Señor Jdai-Chrífto quifo morir , y que nueílra cabeza ettuvicíle en el C iclo , y
reíncitar , para que no dudes de La refurrec- el cuerpo , ó fus miembros , qucdaííen en
cion: Y como puedes dudar deella, fupuef- la tierra: y Siendo Chriílo la Cabeza de ios
to que la ha prometido Dios ; que por fer juftos , y Omnipotente , y pudiendo , con
Omnipotente , puede ha/er quancoqniliere ; y foio querer refucítarlos , y llevarlos coit-
por fer verdadero , no puede mentir, y cum­ figo ; ¡10 foera deformidad , que efta cabe;a
ple quanco ha prometido ; y por fer tan mi- eituvielfe íola en el Cielo , y todos í»s miem­
íerícordiofo , nos ha dado U efperan^s de U bros convertidos en pok'o i Luego tic aver
refurreccíon ,con vn grande ceftimonio , pues refucitado Chriílo , Cabeza, de Sos Jeitos, tam­
para que nos confirmaífemos en ella , quifo bién fe infiere , que refucharán los juitos,
refhckar al tercero dia , para que con efte cjiie fon fus miembros?
exemplo firmifsimamente creyefíemos en ia re- Lo fegundo , fe convence , que ios honi-
íurreccion de los muerto?. Hifta aquí San A u- bres han de refucítar, por u /o ü de la Provi­
gtiftin ; y para prueba de ellos fiantes , pro­ dencia Divina , pues es cierto, que con ¿dr
pone á San P.'.blo ,qne dice i. ad Corzntb. roirable providencia ha hecho Dios á ios hom­
cap, 15. a vnos que dificultaban en la relur- bres innumerables beneficios', y íes iiadauo
feccion : Infiptens tu , quod fem'xnas non v i - leyes, para que vivan íantamente , y les ha
v if ic a t u r , n if i pritts tn u ria tu r , & quod fe · intimado muchas amenazas, fino guardan íus
minas non corpus , quod fu tu ru m e /i fe m i- Divinos mandatos. Y porque Adau fe pctdio
pat', fe d n u d u m g ra n um t v t pata tritic i aut á s i , y á fus hijos , el H ijo de Dios íe hi­
aiicaius ctÉtcTQruw. D eus autem dat illi corpusy zo Hombre para remediarlos , y por treines, 5*
jic u t v u lt , ©“ vntcuique fem inu m p ro p riu m tres años les cflavo enfeñando , y imírio por
tofpus. Como (i dijera : Como fois necios, por ellos. Y dice aora San Bernardino: H oe
dudando de la refurreccion de vueftra carne? non fteeret n if i intendersl totum borníncm
Sí fembraís vn grano de trigo , efte muere a ie r m liie r prem iare. Et fie dixíc Damafce-
en la tierra, y fe pudre, y defpues de muer­ no : Sí n f u r r é B io non a } , raque p ro v id en·
to , buelve a renacer. Aísi, del mitmo mo­ tía. Tune cafti agerentar. No hiziera D ios
do mueren, y fon fepultados nueítros cuer­ tan grandes beneficios á los hombres, lino
pos , y sfe pu iren; pero por vírcud Divina intentara eternamente premiar á todo hom­
ba.elven a v iv ir, y refucican. Otras muchas bre ; y afsi , dice San Juan Damaícerw;
400 Cap. LXXV.Trat. II. Explico/e
Si no ay refurrcccion , no ay providencia , lino Los Philolophos Gentiles confcflaron U
que todas las cofas fuceden acaío, Efto no refurreccion de los muertos. El Camaracenfe
fe puede dccir , porque todos los Cacholi- de B.efnr, refiere, que Senecadixo: Putodefun*
cos , y aun los Gentiles , confietían que Dios, ¿ios , in integrum refiitui. Que nueftra vida es
por fu Providencia , govierna al.mundo: breve,y defpues de la muerte, los difuntos han
Luego todos ellos beneficios fon endereza­ de bolver á efta vida , y recuperarán todos fus
dos , para qu£ el hombre en refucilando, fu miembros enteramente. Y Ambianace tow, 2.
cuerpo , y alma fuba al Ciclo, Y fi folo el fol. 40j. dice : Pitagoras 36'J Plato [entiuat
alma , y 110 el cuerpo fubieíTe al Cielo , efta rarfum poftquam diffoluta fuerin t corparat
fuera providencia imperfeta; y efto no fe pus- cóalefcere, & conjlitmáenuo. Pytaporas ¡y
de decir. Platón enfeñan , que los cuerpos humanos,
Lo tercero , eíh refui,rc.*cion debe fer defpues que fe han refuelto en ceniza , de
por razón de la Jufticia Divina, porque Dios nuevo fe han de reparar , y han de refucitar.
es Juftifsimo ; "y tiene dicho por David, San Anguftin de C iv it, D ei lib. 22, cap, 28. re­
Pfalm. 61. Rsddet vnicuique focundufn ope­ fiere , que otros Gentiles afirmaron lo ¡nifmo,
ra fuá. Que Dios premia , o caftiga , fegnn Eílos examinaron , fila refurrcccion era con*
las obras de cada vno. Vemos á muchos Juf- forme á la razón natural, y hallaron >que no
tos perfeguidos , e injuriados, y que futren avia repugnanciaj y conociendo que Dioses
efto con' paciencia; y que fus enemigos viven Omnipotente , y que puede refucilar á los
ton profperidad, y que en cfte mundo no les difuntos; por eífo afirman, que los cuerpos
Caftiga Dios: Luego en Uotra vida ha de pre­ han de bolver defpues á vivir, Y natural­
miar á vnos , y caftigar á otros , fegun fus mé­ mente vemos , que los guíanos de la feda , y
ritos y ó deméritos. Afsi !o dtxo San Pablo la langofta, verdaderamente mueren, y de la
2. ad Corinth. cap. 5. Omnes tnirn nos rm« femilla que han dexado, renacen. Pues fi á ef-
nifeflarl oportct ante Tribunal Q h r ijli , v i tos animales les concede Dios , que refuciten;
refe raí vnufquifqtte , propria corports provt qíianto mas al hombre que es racional, y ha
gefsit , ftvé bonum , Jive malum. Y por­ fido criado para el Cielo ? Beyerünc tom, 6,
que no peco fola el alma, íín el cuerpo, refiere muchas autoridades de diverfos Gen*
ni el cuerpo , fin el alma , fino que ambos co­ tiles , que afirmaron, que muchos avianre^
metieron el pecado, 6 exercitaron la virtud; fucitado. Pues fi todos los Gentiles Philo-
afsi4cuerpo, y alma ferán eatonces remunera­ fophos dan por cierta la refurreccion de los
dos , porque ft el cuerpo no ha padecido mu·, hombres ; como ay Chrifiianos , que efian-
cho por Dios , fufriendo enfermedades , ó ha do iluftrados con la luz de la Fé , duden de
Ado caftigado con difclpllnas, ayunos, ú otras ella?
mortificaciones, Dios no le premiaría? Y fi Grande beneficio es avernos Dios daj
no cttíUgára á los cuerpos, que por entregarfe do el conocimiento de la refurreccion de los
á fus güilos, quebrantan la Ley ; como fe cuerpos , porque, con e!Ta Fe confeguimos
dixera, que era Juftifsimo ? Vemos, que mu­ muchas vtiüdades. Santo Thomas in has
chos han muerto , y todos hemos de morir, y Opiifc. & art. 11, dice : F t Hitas prima refur-¡
convertirnos en tierra: Luego para premiar, reBionis eji ad toüendas trifib ia s ex mortttis.
o caftigar citas cuerpos, es i'or^oío refucilar­ La primera vtilidad del conocimiento de la re­
los. furreccion de los cuerpos , ayuda mucho pa­
Lo quarto, por razón de fus almas, que ra quitar Jas tríílezas, por la muerte de las
como fon i inmortales , y feparadas de ios cuer­ perfonas que amamos, pues es impofsible de-
pos, tienen natura! propenfion ábolvcrfeá vuir xar de recibir trifteza por la muerte de los
con ellos, porque íi no fe bolvieran á vnir, padres , hijos , hermanos , ó muy amigos;
(iempre e(tuvieran violentos ; y ello fucediera, pero la efpcran^a de la refurreccion á men
porque los Judos, eftando en la Gloria,no go­ jor vida, deílierra toda la trífteza. Eftastrif-
zarían de la períeíka felicidad , y noeíhivierail tezas, diceSan Pablo i.a d Tbefalon, cap, 4.
llenos de todos los bienes; porque qualquie- fon propias de los que eftán ciegos , y no tíen
ra parte , feparadá de fu todo", es imperfeta, nen Fe ; pero los Chriftianos las deben renu
y el citado déla Gloria es vn agregado per- piar , y reprimir, acordandofe, que los que
fectifsimo de todos los bienes. De lo qualfe mueren , no fe acaban para fiempre ni los
figoe , que aviendo de confegulr las almas la perdemos para fiempre ; porque real·, y ver­
fuma felicidad , donde efián todos fus defeos, daderamente han de refucitar , y los boíverán
perfeftifsimamente cumplidos , ayan de refu- á ver, y tratar en vida eterna ,y muy mejo­
citar los cuerpos, y vnírfe con ellas: Otras rados, fi fueron virtudes fuyas;Nofamffsvt>s
muchas razones propone SanBernardina, que ignoran ds dormientibtít, vt non contrifemini
yo omito, quia , q u iin Qbrijlo f u n t , refurgtnh
ItAS
la refurreccion de la carne. 401
Itáqas confohmini mvtczm · in vsrbis ejiis, tas mas exercitaren , ferá mayor el ptemio»
A Marta , quc.eftaba m uy trille por la muer­ y que es muy excefsivo , y que quantcs bie­
te de fii hermano , el Salvador, la confoló, nes ay en el mundo fon nada 5 en compa­
diciendo: Refurgtt frater taus. Marta , no ración del menor de la Gloria , y que todos
juzgues, que de todo punco lias perdido á en el Cielo duran por toda la eternidad ; ef~
tú hermano , y que Te ha ido adonde nun­ to alienta , y haze fer muy foiicitos, para ase­
ca le veas mas ; f;ibe , qué le bolverás á ver gurar tan grande felicidad.
muy de efpacio, porque ha de refucilar. En los trabajos , enfermedades, y cala­
Efta palabra Refurgtt , es la de mayor midades , laconfideracion de la refurreccion
confuelo para los triftes , porque en ella de nueftros-cuerpos ocaíiona grandes con-
fe dicí , que le ha de ver muy mejorado, fuelos i porque íufridos con paciencia, por
y Heno de gloria , y que para fiempreha de ellas efperamos grandes premios en el Cic­
gozar de fu compañía. lo. Job , cap. ó. dixo : Quien me conce-v
Secundó: /infer tintorera mortis, Lo fe- derá lo que pido , y quaado me' dará Dios
gundo, laefperamjia de la refurreccíon quita á lo que de el efpero, que ya que ha empe*
los Julios el temor de morir; porque íi el zado á afligirme, acabe conmigo. Sírvame de
hombre, defpues déla ibuerte, no efperára ■ confuelo, que alcance yo efta merced¿ qué
otra vida mejor , fin duda fuera, muy de te­ pues ha empezado á afligirme con dolores,
mer la tiiuerte ; pero porque creemos , que me embie muchos mas , hafla acabar con
defpues de la muerte ay otra vida mejor, vida. Pues fi Dios le avia quicado fiete hi­
la quid efperan los Juftos , por effo no la jos, y la grueíTa hazienda,yfe miraba todo
temen. Halla aquí el Santo; y propone lleno de llagas,y muy pobre; como á Dios pide
á San Pablo , que ad Hebr. cap. 2.. di­ mas tormentos,y que íi fe los eirbia , los ten­
xo: Ut per mortem dejlrueret eumyqui ba- drá por gran favor? El mil то dixo: Sciot quod
bíbat mortis in/periur» idefi diabolum , & li- Redemptor meus v i o i t , & in m tufsim o die de
beraret eos , qui time re mortis per totam v i- térra furretiurus fu m t Ú ‘ rurfus circundabat·
Umobnoxij erant'fervitutu Que él Salvador, pelle mea, & in carne mea videbo DsumSalvA-
con fu muerte, deftvujro al demonio, que tenía tarem nteum. Se que mi Redemptor vive, y que
imperiofobre la muerte. Eftoes, dice Alapide, yo cengo de refucicar en el vklmo dia,y que mis
para librar á los juftos del temor , y horror de carnes , entonces las recibire mejoradas} y yo
la muerte, porque anees caufaba gran temor, mifino veré á mi Salvador. Efta efperanya de
y horror el morir , por no faber adonde iria tan Soberanos premios á los Santos en efta vi­
el alma; pero aora ios Santos, ya no la temen, da , es de notable confuelo en fus trabajos, y
antes reciben grande g¿¿o , porque efperan enfermedades; y obra en ellos grande pacien*
ocra mucho mejor vida ; y afsí, refiere mu­ . cía, y alegría.
chos excmplos de Varones Sancos, que con Quintó : E x cognithrie refnrre&io*
mucha alegría elptraban la muerte,por el gran­ nis opartet maximas d nobis grafías exhibere..
de premio q.ie efperaban, y .porque fe libra­ Lo 5. dixo San Pío , qee por avernos Dios re­
ban de las grandes miferias de efta vida , que velado, fin merecerlo , el conocimiento de la
fon tantas , que fe repucaban por.dichofos en refurreccion , debemos dar maximas gracias
libr.irfe de ellas, y"de las muchas tentaciones á Dios , por los beneficios , que por efte "
del Mundo , Demonio , y Carne. conocimiento nos ha hecho. Eílo nos amo­
Tentó : Retrahit a malo timare pcen<et neda San ' Pablo ad Román. cap, 14. di­
quám credimus malis refer v a r i, & allcit ad ciendo : In boc C brijius mortuus eji , &"
bonum oper.indum%fpe pratnij. Lo 3. es, que la refu rre x it, vt & tnortuorum , & ' vivo*
efperanja de la refurreccion , haze apartar de rum dominetur. Somos todos de el Señor,
pecar , é influye., y mueve a. las o^ras buenas; y para eíTo murió Chrifto , y refucitó, pa­
porque laFe nos enfeña,que los maíos refucita­ ra dominar en nofotroS. Y como dominará
rán para fer cañi gados en el infierno, y los bue­ en los vivos? Ya lo dice aquí San Anfelmoi
nos, para fer premiados en elCJielo; y afsí ,'el In iliis , qui refurreíiioms tius exemplo no*
temor de el caftigo obliga á qbe los hom- , vatn y &· caleftem vitam in terris agunt,
bres refrenen las 'concupiscencias , y que fe Comofidixera: Chrifto murió por los hom­
aparten de los pecados , y la efperan5a del bres para fatisfacer por. fus pecados , para
premio , mueve mucho al exercicio de las vir- abrirles las puertas del Cielo , para darles
tudes. exemplo, desque Imiten fu vida,y refucitó, dan·
. Qaurtd'. Reddit folicitos , & fi»:iiofos doles efperan^ís de que ellos refucitarán , y que
*d bene operandum. Lo 4. es , que a ios Fieles á vifta del exemplo de fus virtudes, y con la ef»
haze foiicitos , y diligentes el exerciclo de peran^a de ir al Cielo, en la tierra exercí-
las virtudes 3porque como conocen, que quaa- uran vna vida Ccleftial, y Divina; y en eftos,
üec do*
¿fOT* C ap . L X X V I. Triat. II. En qitefe proponen
domina , porque todasfus palabras , obras, premios muy excefsivos , que dureíi por ro­
y peniaroicnios , fon Celeftiales 5y Divinos. da la eternidad ? Como no nos animamos
Pues fi por los beneficios referidos dtbia todos i mortificar nuellros cuerpos-, y ft;s
dominar en los hombres ; «fio es , debía miembros , pues el trabajo es caíi nada, y
fer dueño de codas fus obras , y penfa- los premios duran para fiempre?
mzentos ; no es grande ingratitud -no agra­ Tertia Qüia omnes bon i , & mali ?f-
decer , ni pagar eftas deudas ? No merecen fargent cum omni integritate t qute ad per·
«fios grandes caíligos, porque en lugar de agra­ fefiionem bominis pertinet , non erit ib i ca­
decer tan grandes beneficios , hazen dueños cas , nec claudus, hcc aliquis dcfeBas. Que
de todas fus acciones al Mundo , al De­ afsi los buenos , como ios malos, refneita*
monio , y á la Carne, y fe olvidan de Dios, rán coii todos fus miembros enteros, qua*
i quien tanto deben? les convienen pnra la integridad de la nstu-
íaleza, y que en ellos no avrá ciego , cojo»
C A P IT U L O LXXVÍ. ni otro defecílo. Lo miimo dice el Papa San
PÍO Quinto ; y San Pablo 1. adCorintíi, cap,
Proponenfe diez y feis beneficios t que conce­ 15. dice : E t vwrtui furgun t in c o t r u p -
de Dios d ios cuerpos ele los JüJlos en la re* ti. Y hablando de los malos , dice San
furrecciort de etios , y que perfeverardn Anfelmo : Refurgcnt integritate membrorum,
en el Cielo ; y je exorta d v iv ir vt fubjiineant «terna fupplicU . Que los
Jarifamente tp*ra me-- cuerpos de los Juftos refucilarán enteros, en
recerlos. miembros *, y íentidos, para que en todos
ellos tengan entera , perfe¿ta , y cumplida
Unqtie haíla aqui fe ha tratado de la Giorifi eterna ; pero que los maios refu­
A refurrecion de los cuerpos , nos cilarán con la integridad de todos fus miem­
falca explicar las circunftancias , o modos bros , para que en todo t.engan entera , y
con que los hombres han de refucilar , en cumplida pena ; porque fi les faltara algún
que. fe hallan muchos beneficios ^Divinos, miembro , ó fentido , ya carecieran de la
que nos propone Santo Thomas , in opufe. pena , que en el tal podían recibir > como íi
5, in hoc art. fuellen ciegos , carecieran de la viíla hor­
Prima : B jl quod ídem campus , quod ejt renda de los demonios , y de cofas de tre­
quantum ad c&rnm , & offa rifa rg t, La mendos afpeálos ; fi fordos , no oyeran los
primera es t que el mifmo hombre s ó mu* tremendos clamores de atormentadores, y
ger, que aora es, con la mifma carne, y huef. atormentados.
fos, que aora tiene', refucilará; eíto nos lo También lo dice afsi San Auguílin tom.
propone Job , cap. 19. Refucilare con mi í. Serm.. de Divcrf. N ib il ¿mminutum in bis
propria carne , y con eila vere a.mi Redemp- apparebit ; fed ad panaram erit integrit.it
tor , y Dios i yo mifmo, y no otro.., con corporis. Y quan grande ferá la pena délos
mis ojos le tengo de, ver. No es efie vn condenados, viendo que fi fe les reftituyen
gran beneficio para el Julio, que fu mifmo todos fus miembros, es, para que en cada
cuerpo , y miembros , que por Dios fe mor­ vno de ellos padezcan nuevos , y horibles
tificaron , feah premiados > Y también no es tormentos! Y quan grande beneficio recibi­
juftifsimo caftígo' para el pecador s que fu rán entonces los Julios , viendo que fe íes
inifmo cuerpo, y miembros, que fe deley- reílltuyen todos fus miembros perFetfamen-
taron , paguen fus pecados? te; y que efto es , para que todos fean lie-
S ecund a; E f i quia corpora refurgentia nos de gloria ! Si en efte mundo, tan lle­
trunt álterius q ud ita tis, quia erunt in cor- no de miferias, fe eílima mucho la reílitu»
ruptibiiia y quia bm i erunt femper in gloria , cion,, 6 faeídad entcía de folo vn miembro
& rtíali femper in peern eorum. La fegun- del cuerpo 3 quanto mayor es , fin compa­
da , es , que los cuerpos refucjrados ten­ ración , refucilar el Jufto , con todos fus
drán otra qualidad, diftinta de Ja que aora miembros enteros , y perfectos , para que co­
tiene;n , porque refucilarán incorruptibles; ef- dos ■gozeh de gloria eterna en el Cielo?
to es, que no bol verán mas á morir;, por­ Quarta : B Ji quia ownes refurgcnt
que los buenos irán para íieinpre al Cielo, in ¿etate perfidia ideft triginta trium , vtl
para gozar de fus glorias ; y los malos baxa- dtiorum. El quarto teneficio , es , que to­
rá» al infierno á padecer las penas*, correfpon- dos refucitarán en edad perfeíla de treinta
diences á fus pecados. Pues no es iaeílima- y tres años ,11 de treinta y dos., Y la razón
ble beneficio, que por trabajos, y mortifica­ que quiere decir, es , porque ¡os que 110 han
ciones ,· que duraron el inflante de efta v¡- llegado -á ella edad , no tienen la razón per­
el cuerpo , y fu* mienibros reciban fecta ; y i todos los niños , y mozos,
que ш ш е D b s á lo sju jlo s щ el C itk , 40^
Jfelés añadirá , y a. ¡os viejos fe íes quitará. círidadoen adornar fu cuerpo; cómo «o píos
Lo milmo dice San AuguíUn tom. ^,deGi~ euravivir lautamente,paraconfeguir сзп *nan-
vit. D e iy lib·. гг,слр. i y. Eltos, y otros San- de hcrnioíura , pues en fu comparacion°, to­
ros fe fimdan en iqac Sa;i Pablo 4, ad Epbsf-, das las de el mundo juntas fon «candé y
idixo : Dome occarfamus огтш in vitara ' fumma fealdad? ■* *
p s rfiíh im , in tm nf -íram at&tis plcnitudinis íe*tó beneficio * es , el Don de
C b rl/iL Efto es, que procuremos exercitar la impafsibllidad , dt: quien dice Santo
todo genero de \%cudes , hafta que en la Thomas habló San Pablo ad Corintbi
reliirr^ccion refucitémos todos en Ja efta». capí 15. diciendo ·, Semimtur in corrup
■tara plena *y perfecta, y de los anos que tu·* tione i fu rg tt in incofrupiiont■, Efto es, el
vo Cliritlo ; aísi lo explica San Anfeimo. hombre muere * porque es mortal , y fu
Pues no es grande beneficio refticuir acodos cuerpo muerto, como fimlente , es echado
ávna eddd tan perfe¿taí debaxo de la tierra, y por virtud Divina relu-
Además de efto concederá Dios entonces «itará ¡mmortal; efto es ¿ para nO bolver mas
quatro dotes de GlothjCOn queferán glorifica­ a morir, y padecer i porque dice San Juan,
dos. Dice aqui S. Thomás ;Quantum ad bonos Apocal. cap; 21, AbJiergtt Bsus úmnem U -
erit fpesidis gloria > quia fánSics. babebunt cbrymzm ab oculis eorum , 0“ m o r i‘ vU
corpora glorificáis , in quibus erit quadruplsx\ tra non e r it , ñeque luSius ¡ ñeque clamor^
dota. Los Juftos refucitarán con efpecial glo­ ñeque dolor erit i quia, primó abu\
ria , y de nuevo recibirán fus cuerpos qua- runt.
tro dates de gracia : El quinto beneficio , es> Los Juftos que refucitaren * no bolvé*
el de la claridad ,y hermofura , de quien di­ rán mas á morir , y nunca tendrán traba­
ce San Pablo i. ad Corinth. c£p. ij , Sur* jos , penas i dolores , ni fuños, porque f¿
get in gloria, Y dice aquí Santo Thomáss acabó el tiempo de merecer; y aora , pará
Erunt tnim carpera fanStarum clara /f- íiempre, gozarán glorias etcrnas¿ en premió dé
fulgentia 'fecundum illud. Mattln cap. 134 fus grandes trabajos. Efto es , en fefaclcaúdcí
Fitlgebunt iu /ii ficat fo l. Refuclcarán los Juf- el' jufto, eftará libre de enfermedades, dé
tos con el dote de claridad , y hermofuraj molefiias , de hambres, y de eanfancio; nd¡
fegun dixoel Salvador: Los julios refplandc- padecerá daño alguno , ni de perfonas , ni
jeerán , y eftarán tan llenos de claridad *y her- de los tiempos , ni deítemplan^a de ma­
niofurajcomo el SoU Y Carabant, tom. 1.Dom 1 los humores 4 lino que fiempre perfeverará^
¿1. Qa.\dr, dixo: Chrifto enfeñó,qué la claridad^ con tal djfpocion , y robuftez ¡ que nin-i
que cada vno tendrá en el Cieloj ferá tan gran*, guua violencia le pueda dañar; de ta! fuer·»
de ( y mayor que la deí Sol; y para prueba de te , qué fi oy aparecielTe vüo de los San-,
efto dice, que íi á media noche fe aparecicífe d tos j que refucilaron toii'el'Salvador , ni el
cuerpo de vn Bienaventurado en el Gíeio , fo-i fuego pudiera quemarle , ni le pudiera d^iaac
bre nofotros, daria tal luz , y alegría al mun­ cofa alguna. Efto lo vimos en la tierra ; pues
do , que parecería que era vn claro medio dia» á ios tres Niños Innocentes no les dañó el
De vn gran,Letrado de París fe dice , que eftan·1 horrendo fuego del horno ds Babylonia , don­
dopara morir^ y penfando^omo feria pofsible* de fueron echados< Otros femejantes mila*
que fu cuerpo j fiendo de barro, y eftando feo» gros fe leen en las vidas de los Sancos Martys
y denegrido , huvieífe de lucií , y defpedir can­ res. Puesíi talés prodigios, y maravillas há
ta claridad como el Sol; le quifo. Dioscon¿ obrado nuéftro Redempror con muchos Santos
folar , comentando a defpedir· de fu cuerpo en efte mundo ¿ que es Uigar' de mere­
tan grandes refpla¡idores * que no pudien- cer ; quanro mas defpues de ):efucitados¿
do fufririo fus ojos í huvo de apartarlos que es el tiempo de fer premiados ? Y en
El Sagrado Texto, Exod, cap, 34, dice , que eftó no redben lefs Juftos innumerables be­
Moyfes, faliendo de la ordeion ,fu roftro def- neficios ? Si á vno en efte mundo le librara
pedia tan grandes reíplandores, que cegaba á Dids de pefadumbres , no fuera grande bene­
lps ojos de el Pueblo. Pues íi cuerpos mor-s ficio ? Y íi le librára dé enfermedades , j? *
tales han íido' viftos con tan grandes ref- de qne nada le pudieife haíer daño , ni
j>la¡idores , y hermofura ; quanto mas, reD pudUffc morir i no era otro mucho mayot>
plandecerán , quando ya ayan refü£Írado,y Y fi toda efta vida eftá llena de grandif-
íean immortales i Pues efte no e®vn grande,y fimos trabajos , pehas i pefadumbres , y gra­
eftupendo" beneficio ? Y quan grande ferá ves enfermedades , no fuera muy eftimable el
la alegría de los Juftos , viendo que fus verfe libre dtí todas ellas ? Pues qnantei
cuerpos' eftarán muy bermofos , y llenos de mayor , y mas grande beneficio, fin com­
plvinos refplandores ? Y como quien defeá paración , es , que el Jnfto , defpues dé
P.vecer bjeiij jr agrada; , pita cíío macha íivcr fefudca^o I íc vea ya libre ,y exempto
¿ee í
404 Cap. LXXVL Trat. IT- Eñqttep propamn los fawpelos9
de toda pesa, y trabajo , no por veinte años,. Efpiritus, lo penetran todo , fin romper , ní
lino por Ltitía vtu eternidad ; y demás de eílo,, hendir , ni abrir ; afsi ferá el cuerpo de l-Í
todo lleno de glorías? Pues como no procu- »que puede penetrar ios cuerpos, al
tas las viftudes , para librarte de tantos traba- modo que el Salvador falió "dei Sepukro, que
jos , para gozar de vna eternidad de glo­ eflaba certatlo- con vna grande piedra. Fots
rias? 110 es efie grande beneficio , que fe conce­
El fepumo beneficio, es-, el' de I3 agili­ de al Jufto defpues de reluchado?
dad,de quien San Pablo 1,ad Corintb . eap.i 5.. El nono benefreio , t s , que los cuerpos^
dixo·: Seminaíur in injirmitate *.furge't m v ir - de los Jufios ferán femejantes al Cuerpo Gío-
tuie. Ello es , como el· gpano , ó íemüla, que riácado de Challo Señor Nueitro^ .San Pa­
fe echa en la tierra , y refucita con- mucha, blo ad Pbilipp. cap. 3. dixo i Expeñam M
viittid ; alsicl cuerpo del Juflo1difuntoco­ Dominum nojlrum lefum -Cbrijlum , quire *
mo débil· ,é impotente Tque no fe puede mo­ fvrrnabit corpus inm iiitatis nojira configura-
ver para cofa alguna, y es echado en la. tierra* íum corpori claritatií (u £ . Eílo es , dice San:
reñícítara muy agÜ ,y ligero. V Al apide aquii Anfelnio r Defpues de las gracias recibidas
Jd á it Suarez, » agihtatem bfatoruw carporum· en la refurrecc-ien, hará fetnejantes ntstfiros
talem fure t vt beati in inftanñ ab vno loco» humildes r terrenos , y defpreciadps cuerpos,,
in aüutn tranfiré pofsint. Que dice Suarez„ <]ue fean ícmejantes á la claridad de Jchu
que ti luílo , yá relucítac^j, tendrá tan grande Chriílo , aunqae la Gloria de tfie ieíior fe-<
Velocidad „ 6 agilidad ,, que en· vn jjifUnce í’c sá mayor, fin comparación. Pues no es fum-i
puede mover de vn lugar á otro , aunque fea. tno beneficio , que los cuerpes terrenos,vi.
muy diñante, Su agilidad ferá tan' grande,. íes , y defpreciados, yá reíiiútades apa-
q¿ie no avrñ cofa ,, que pueda impedir, ni de- tezcan glorioíos , y lemc|antes al Hijo de
ceuer fus operaciones j porque crafpaíTará lat Dios?'
tierra, y penetrará las peñas con mas facili­ El decímo beneficio, es, el que yá re­
dad , qiie vnaíaeta los ayres;y afsi, en va» sucitados los cuerpos de los Juftos, el día del
punto moverá fu cuerpo , deíde lo alto de e¡! Juicio ferán colocados á la mano derecha
Cielo , á la Tierra’ , b dcfde aquí á las In­ de Dios, todos muy honrados, llenos de ref-
dias > y efto , con-la velocidad,que vno mueve plandores Divinos, y tratados como hijos de
vn penfnmíento. Eílo el P1,. Carabantes ^dice*, loros. Qoe alegría , y gozo tan grande fer&
que fe vío eííb en el cafo- que refiere S. Grego­ el íuyo, viendo que fus cuerpos fon -tan hon­
rio r de vn Ecleíiüílíco·, á. -quien acometió vn¡ rados ,y efio dülantede los cendenados^que;
&o!d.ido, con ta efpadadefnuda , pata quitarle- erarán á la mano izquierda , y qae en efle
la· vida r pero el Ecleíjaílicof , ai irlcá 'def- aiu-udo los defpreciaron , y no hizíeron cafo de
cargar el golpé llamo ¿ San- Joan en f® ellos , 6’les períiguieron ?Viéndolos tan lublw
ayuda , diciendo: : San- Juan, detenedle.;·y al> mados^y honrados, dice el Efpirítu Sanco, $a->
punco el Sanco detuvo la man© de!' atrevido' p ie n t.c ap^ 5. quedarán atónitos, y pafmado&
Soldado» Pues efte no e&vn beneficia fingu- ios malos. Pues quan fublnne ferá eíla honr»
¡arifsimo ? Si á vno eí) effe mundo conce­ pues viéndola, cania tan feorsible eípanto á los
diere Dios „ que en vn dia pudielfe. asdat^ condenados?Y q,uan fummo gozo ferá el de loa
y ver todos los ReynoS'del· mundo quan- Juftos , vierdo que por aver exercitadola vir­
ío- ay en ellos ; no-fueravn beneficio-admi­ tud , fe hallan tan honrados fus cuerpos,£
rable,, aunque fuelfe eílo por folo> vna vez* libres de las-funimas· deshonras, y tormentoa
Fues quanco mayor, , fin comparación1, es,, de los coudcnado&í
qiíe ello- conceda al Juño·, defpues de la re- El 11.· beneficióles , oir la fentenciaj;
íurreceíon , para que en vn inflante fe: ptie- que Dios· dará en favor de tos Juílos, di-*
ch mover l é ir adonde guílace , jí eño x quan- eíefldoles : Venite benediüi percipite regmttn,
tjá vezes qiiifiere?· quod vobifparatum í/?. Venid, bendiros de mi
El octavo beneficio, es la fubtliídadj, Padae , á pofleer-el Re yno , que oseftá pre-i
de quien dice San Pablo- i* adCorínch. cap,,, parado, Qiié alegría tan fumma ferá la fuya„
1.5. Seminatar corpas anímale tfa rg e f f p ir i- viíudb , que fon can honrados? Y como fe pot
tuale, Será· echado debáxo de tierra r.como drá explicar fu gozo , viendo· que fus cuer-i
fíimiente , el cuerpo· animal· de el· hombre , v pés- terrenos fuben por los ayres, en compa·;
refucitará efpiricuai.· No· quiero decis eft ef- fita del Redemptor ,. para fcr .moradores del
co , que elle cuerpo fe trocará en eípiritu,, Cíelo , y para nunca mas morir, 111 pade­
fino- que verdaderamente fe quedará cuerpo cer r fino para fiempre gozara y mas vien­
de carne , y de hueífos , fino que,. como los do , que los malos ba.\arán malditos al in­
Sa-ntos- declaran· , ferá el. cuerpo en eílo íé- fierno , para padeces íjemgre eternos· í©*’·"
mej^nce 4 aioia al Angel· ^«^ue (jorag-Xott mentos^
: átíe concede Dios a ¡os J&flos en el Cielo, 4 QÍ
Quien podra explicar ios gozos tan ad- merables Cortefanos del Csrelo , tan rdpJau«
mírab'es ,quetn el Ciclo tendrán Jos Santos* decientes, y hermofifsinios ? Si el cuerpo de
рек !os i]uaero dotes di' «(orla, que Dios les vn Santo, bien pintado , enamora el corazoo-,
ha concedido ?Por el don de ti immortalidad, y alegra al alma-, que amor , gozo , y alegría
viendoí’c libres , deque «i el frío ,ni el calor, chufará en el Cielo , ver á los originales muv
ni la enfermedad, ni cofa alguna les puede bellos , refplandecieutes , y hetínoüfsia¡o¿
<Uñar; quan grande , y fin comparación ferá San Anfeimo, tom .^ .in Profmg·. cap> 25.
íualegiia! Y !i en efle mundo roda la hermo­ dice: Que como en el Cielo todos fe aman
fura , por grande que Гея , es fealdad t quanto perfe&amtnte , cada vno perfectamente fe go­
ferá fu gozo, viendo , que ía claridad, y her­ za de la felicidad de cada vno de los Bren*
mofura es can fu' ■'¡me , que codas las hermo- aventurados. Y añadé : Si ergo cor bomims
jfuras junras cki muiído fon nada en fu com­ d i tanto fuobono p lx capiet giudium íuam,
paración ?' У íi Tus cuerpos en eñe inundo qaomodo capax e r it t o t , & tantoruU, £>>«-
eran muy pifados; y íi andaban , era muy diorum ? Pues fi el Bienaventurado , apenas
poco, y mucho el canfancio; que gozo tan pyede recibir el gozo de fu felicidad ; con o
admirable viendo, que fe hallan can agites, ferá capaz de recibir el gozo de ínmimerá-
que en vn momento, defde el Cielo , pueden bles Santos, como alíi mirarán íus ojos?
baxar a la tierra ? Y quan íingniarifshna ferá lio tercero , los gozos , que tendrá íquai-
fu alegría viendo, que pueden penetrar los quiera Jufto, viendo las glorias del Cuerpo
Cielos, la Tierra, y las Aguas; y que para ir de Maña Santifsima , que ion can excesivas*
adunde quiííeren, rio ay impedimento algu­ que S. Buenavent» Solihq. tom ♦ 7. cap. 4,
no? Y quanto mas fe aumentará fu gozo tan dice : M iro quodam modo nsfcio , quo in &fii-
adrnirjble , por ГзЬег, y eftár ciertos,· que mabili gandió omnem beatam crejturam ins-
eftos quatro dotes nunca los han de perder, briat Regina Cceli D ei ficam Qujj
filio que para liempre los han de gozar? están maravillofo, y can ineftímable el gozo*
Además de los quatro dotes referidos, los que caufa en los Bienaventurados Ja virta de
cuerpos de los Santos en el Cielo , ferán reno­ la hermofura, y claridad de la Reyna del Cié-
vados en los cinco fentídos, y en ellos reci­ lo , que esimpofsible cxplícarli. Si es la Rey*
birán admirables gozos. Y aisi, el beneficio na del Cielo > y excede á codos los Santosi
doce que - recibirán, fetá por el feneido de la Ruanco excederá el gozo de ver ¿an admira­
viíla >que fu gozo ferá imponderable : Lo pri­ ble hermofura í Lo qiiarto, de los gozos can
mero , por ver, y gozar de la admirable her­ admirables , que caufará mirar el Cuerpo det
mofura del Cido, vu borron de ella moftró Salvador, dice San Auguftin , tom. p. Manual»
Dios á San Juan, Jpocalyp. c«p,a í.por com- cap. 15. Si quotidié oporteret nos tormenta
paraciones muy preciólas. Y que íignifica per ferre t J i ipf¿ m gbennam longo tetxport
Dios en proponemos la Gloria dd Cielo, por tolerare t v t C bri/ínm id gloria fttA videre
Comparaciones can precjofas? Alapide aquí: pojsifíius J non YiC dignu-m ijfct p.iti iíM№)
Omnes fenfus bcatoi'um proprias , & m ir iji ■■ qctod trijie efi , vt tantibom ; tantisque
cas volupí.Kss , & f u л oble&amenta , qu¡e heс rice participes haberemus } Es tan admirable,
oculus v iiit , ntc auris audivit in Cesto bea~ y tan foberana fa hermofura del Cuerpo dó
tas docent, S. Thom, & alij. Dar á conocer Chrifto , que íi por verla en fu Gloria , futíle
el Cielo , por comparaciones tan preciofas, 'necesario padecer cada dia. grandes tormetl>
es declarar , que los cuerpos gloriofos tendrán tos, y aun por largo tiempo tolerar los de£
alli, en todos fus.fentidos , tan admirables go- infierno , todo efto fuera nada, por pai ticlpac
ios , que los ojos, ni los oídos jamás los ayan de canto bien, y gloria. Pues quan admira­
percebido , ni puedan percibir eil efta vida. ble, y éftupendo ferá el goto dé ver á tan
Pues nó fe han vifter jardines de varias, é grande hermofura * pues foh> por mirarla^
innumerables flores, vHlofifsimas, y olorofif- eran bien empleados tantos trabajos ? S¡ coda
fimas? Todo ello es nada. No fe han vlíto lo deieytable , y hermofo del mundo es cutr-O
cofas hermoíifsimas? Todas fus hermofuras fombra , refpeéto de la hermofura de IaS co^·
fon nada , en comparación de los que mira­ íiis celeftiales ; como no refrenamos los ojos,
rán en el Cielo los Bienaventurados* para no verlass folo potqus afpircn 4 ver la#
Lo fegundo , los ojos, mirando a los Bien­ celeftiales f Si el deleyte de mirar bs cofas
aventurados , gozarán de fumaak'gria. Y de del mundo es cotao nada , y nos pone en ocj>
eftbs dixoel Salvador : Fulgibunt iu jii Jicut. flon de pecados , y de perder el Ciclo j como
Sol, Qje cada vno irefplandecerá como el Sol, de todo punto 00 apartamos la vífta, ti.*nÍÉ.n*
Pues fi folo vn Sol, que luze de tan lexos, do los ojos muy mortificados, para aíilgurárt
■baila para dar luz, /y alegría á codo el mun- y mirar las cofas celcltiaíes, pacs oc^íionart
4 o i qtunta alegría, y gojo chalará yci á Innu- gozoj eftupendos, y ítcrtio sf
/¡.oá Cap. LXXVL.Tfat. II. E n quefe trntonín ¡es h m flcks,
El iy . beneficio, que recibe el cuerpo can eftrcmada fuavidad, qr.e íolo h.i tifiado
díl Julio, defpues de rcfucitado , y que ha para apagar en mi todo apetito de hs cofas de
■fubidoai Ciclo , es , que el fentido del güilo eíla vida, tentó , que ni apetezco manjar , ni
es can renovado, y mejorado , que no ay com­ bebida. De Santa Dorotea refiere Ewfcbio Cc-
paración humana que lo declare, porque efíará faren/u Hiftoria, hb. p.quc yendo á padecer
lleno de hermoíifsimas fuavidades. Alli fentirá el mártyrio , dixo, que iba muy contenta ai
en la lengua , y paladar fabores maravilla- Paraifo de fu Efpofo. Oyó eílo Teoph¡bs
íos , y experimentará gallos admirables de hombre do&o , pero Gentil, у hazkndo bur­
todos los manjares; de. tal fuerte, que los la de la Santa,dixo: Yo te pido, que eia
mas preciofos, y fabrofos del mundo, ion na­ llegando á eíTe Paraifo, me embíes algunas
da en iu comparación. David dice* Pialan j <$é roías. La Santa fe las oírena. A-pepas avia
Inebriubuntur ab vbertate domas lúa, torrenit fido martyrizada *«pando llegó a el vnNifió
voívptatis potabis eos. Los Santos ¿ y Bien­ hermolifsimo , y en vna ceñilla, de parte de Ц
aventurados deiCielo fon embriagados con los Santa , le ofreció viias roías ,y manganas her-
eftupendos fabores de el f y Dios les dará á mofifsimas ¡ de tan admirable fragrancia , que
beber del jórrente de fus fuavidades. Eüo quedó atónito s y al punto fe hixo Chriíüario*
fs , dice el Cardenal Belarminio: por com* y el mifmo fe prefentó alTyrano, y padeció
paraciones corporales *nos explica los inefa­ crueles martyrios. Pues quanto feríala fra­
bles bienes del Cielo : Status erit plenas , v$ grancia , y olor de las rofas j y manganas, qu?
nibilamplius ¿ppetat. Ifta plenitud? facians 110 folo le hizieron defpreciar á todo.elnum-
omnes appetitusdefcribhur per ebrietatem, El do *fino que fe ofreció, á padecer vn horrible
Bienaventurado eftari l leno de gozos; de tai marryrio ? Pues como no áefpreciamos los
fuerte , que nada apetecerá , y cfta plenitud la olores vilifsimos del mundo t por gozar los
fígnifíca por la embriaguez; y como en el tor­ admirables del Cíelo?
rente es grande la multitud de aguas , afsi es El 15. beneficio , es s que el Jufto, lue^
imxima la deleitación de las fuavidades, con go que fuba á la Gloría , en fus oídos recibí- '
que Dios fatisfacc al fentido del güilo. Y por rá admirables alegrías, con fuavifsimas mu*
Salomón dlxó Dios: Comedite amici ¡ bi* ficas, y celeftiales cánticos, que con grande
hits , & intbriam ini. Cant. 5. Como fi dixe* melodía, y luavidad cantaran los Angeles. Ala*,
í-a: No penfeis , que alfentido del gufto, qué' pide in Apocalyp. c a p dke : E x ore vntúfk
fe percibe por la comida , os ha de faltar en cuiufque gh rijicA ti erit fonoritai vocum mira±
el Cielo , porque alls comereis, y bebereis» Ф т exíogitabili fuavitatt fib i invicem confo<*
3Efto es, gozareis de tan admirables fuavida­ nantium , Ф1 aaribas perfeólionis Hlius apta^
des , que quedareis como embriagados, lia Cada vno de los Bienaventurados caatará ala-i
fcpetccer los manjares del mundo; porqueá bancas á Dios, y fü mnfica ferá tan fonora , ^
ellos los reputareis por vilifsimos, y llenos dé fuave, que no es pofsíble declarar el gozo»
hieles fn fu comparación. Pues fi la3 bebidas, que сaufará , .porque ferá proporcionada a^
y manjares del mundo fon vilifsimos , y fu eftado feliz que gozan. Qiiando David to-4
deleyte no dura nada , ni facían el apetito ,y caba el harpa, deleytaba tanto á Saúl , que
- fon caufa de muchas enfermedades, y muertes; le foflegaba fus pafiiones,y echaba de el ai
jjor que^no guardas mucha abílinencia, para demonio 4 y la trifteza que tenia. Pues fi Ц
confeguir los precioíifsimos del Cielo , qu¿ mufica de la tierra catífaba tal alegriá ; que
durarán para fiempre? hará la del Cíelo , mucho mas fuave, fin com*.
El 14. beneficio* es, que al fentido del paracion? San-Buenaventuracn la vida de mlt
olfato dei Juífeo , Dios le mejora en el Cieloj Padre SanFrantiico , cap» 5. eferive ,xque to^
de tal fuetee , que perciba fuavifsimos, y candóle vn Angel vna eythara ¿ le causó tanto?
perfeábfsiríios olores, que notablemente Je gozo , que le pareció que yá eftaba en el Cíe.»
deleyean. V afsi, dixo el Padre Suarez in 3. p, lo. Pues que gozo ferá o ir, no folo el fonidqj
difp. 47. fe<9:. 6. Ipfa beatorut» torpor4 imdy tan fuave de vna cythara ,· tocada por vn Апч
& locas ipfe fuavtfsm um odonm fpargtm . gel, fino las vozes fuavifsimas de millones de
Efio es, que de los cuerpos de los Biinaver.tu* Angeles >que con admirable melodía de fú4
fados, y dél mifmo Cielo, faldrán olores fuá- beranos inflrumentos, eftarán cantando fobe«
vifsimos, y perfe&ifsiltios, que grandemente ranos cánticos} Qiie gozos tan admirable#
deleytarán al fentido del olfato. San Gregorio eaofará tan foberana mufica ! Por que no mor-í
:iuronenfe, lib .'j . refiere, que San Salvio tifieamos los oidos , huyendo de las convew
avíendo muerto, y refucilado., lloraba fu def- faciones humanas , de que folo focamos ptea-;
tierro. Hizieronle iuftancia los Monges dc- dc^ ? Por que no los guarchmos, para hazer-i
darafíe algo de lo que avia vifto , y dixo: eos dignos de tan foberanas muficas?'
m a} Ciéis?, l £C^ifei xa filpj ^ £,1 lé.bepeficiQ ,quc haráPik>s al Jnftft
- . ' ‘ ■ ге&я
que concede Dios a los Jt-ifíos en el Cielo. 407
refiicítado Ses, qu^en el Cielo el fencido del ipfo me reciptíirmn fpetroi Eftos miembros
ra&o, perfecfclfsimamcnte fe lia mejorado ; y los he recibido del Cielo j y afsi, por guardar
como eílc fcntido fe efticnde de pies á cabeza la Ley de Dioís los defpreciov porque efpero
por todo e¡ cuerpo 4 afsi en todo el ferán gran­ qüe los.refucitara , y me los bolverá mejora­
des ios gozos,,que-en todo el tendrán los dos.; Como fi dijera : Qué imporcá * que aorá
Bienaventurados; porqu® como Dios es tan -padezca tus tormentos, que duran vn Inflan-,
lÍbei’aiífs>¡nio en premiar, y en el fentidodel te, pues los gozos, que por ellos he de recibir*
ta&o padecieron mucho los. buenos por Dios* quando refucjte , fon mucho mayores,fin com-,
afsi fon recreados en. codo el cuerpo. Y como paracion , y. han de durar por toda la eter­
el fuego del infierno penetrará hafta las entra­ nidad? Aucíqúe aora mi cuerpo efte feo,y dene­
ñas á los condenados, afsi la gloria penetrará grido , eti el Cielo eftavá mucho mas hermofo*·
los cuerpos de las Juftos en el Cíelo, con in­ que el Sol j que importa ¡ que, el fencido del
compatibles gozos. S. Anfeimo ¿¿p Similitud, caíto padezca aorá vnos breves dolores^ íi
cap. i y yodice : Que como vn hietro hecho por eíTo , por toda la eternidad , todo el cuer­
, fuego , por qualquiera parte, eftá lleno de fue­ po eftará lleno de.inefables gozos? Pues íi eftos
go ; afsi los condenados, codos fus'''miem­ íiece hermanos defpreciaron las grandes rique*
bros eftarán Ite'nos de fuego , y en todos pade­ ¿as, y conveniencias,que íes ofrecía el Tyrano¿
cerán horribles tormentos t Sed corpora iuftoí· y qmfieron padecer horribles, y crufciés tor^
r u m in Casio deleílátio, quísdam ihefabilis méritos,con la efperan^a de que avian de refu-
inebrias in aftitnabili dulcedine f u i tatos cltar, y de que fus cuerpos feriaii glbriofos ,f,
eos innsm rrabiU gandió fatiabit. Pero al llenos de gozos;que efeufa tendrá ¿quien def;
fcntido del taéto , repartido por tpdo el eper- precla.efios bienes tan preclbfos del Cielo, poe
po de los juftos , los recreará, y aun embria­ deleytarfe en los bienes viles¿ y faifas del mun­
gará vna deleitación inefable , con víia ínefti- do? Que efeufa tendrán eftos viílofos en eí
mable dalzura, y faclará á todas las partes de Juicio Divino , á vift.a de lo qué eftos j y Íoí
fu cuerpo. Efto e s á los oj os, alas tiarizes, demás Marcyres padeeieron, por ganar la GI©3
ala boca , á las manos *á los pies., y hsfta lo ria eeleftialf
ípas interior de los huellos, las entfañas todasj
y cada vna de las parces del cuerpo en común,
y en particular, fentirán vna máraviljofa fuá*
ARTICULÓ
vidad ; de fuerte , que el fencido del ta£to, re­
partido por todo el cuerpo , efte lleno de ad­ L A VIDA ETERÑAt
mirable gozo. Hafta aquí el Santo. Pues íi
tan admirables dulzuras tendrá alii todo el C A P I T U L Ó L X X V IL
cuerpoj por el fencido del t^cto !. como no le
negamos los guftos que pide? Como no le S E E X P L IC A E S ? É A R TIC U LO ¿ t S É
añadimos mortificaciones , y penalidades ,quj& pondera la eternidad de lás penas de el InA
duran vn momento , para podes gozar de las fiem o., para büir de ellas \ y U eternidad
dulzuras eternas *que duran por roda la eter­ de las Glorias de el Cielo ¡ para
nidad? felicitarlas i
Si fomos amigos de dar á los cuerpoá los
ídeleytes, que piden los cinco fentidos; como L OS Safitos Apoftofes ¿ dice San ÍMo V*
no fe los privamos, para recibirlos en el Cielo* determinaron finalizar-el Credo cois
rouclio mayores, fin comparación? Si aquí efte Articulo ) porque defpués de aver pro«*
defpreciamos algunos-, por pequeñospor te­ puefto la refutreccion de la carne én el
ner otros mayores í como no dexamos los vi­ paíTado * no qaeda á los Fieles otra cofa
les , y temporales, por confeguir los Tobera^ que efperar s ' fino el premio de la vid»
nos, y eternos ? Si ítempre bufe-amos las, con* eterna j y también para que fepatnos ¿ que
veniencias del cuerpo, y de fus fentidos, y efte es el vltiino fin de el hombre , y pa­
los de efte mundo fon JüÜfsimos, y brevif» ra que fiempre tenga delante de los ojos de“
fimos j y los del Ciel admirables, y ía coníidcracion efta fumma felicidad ; y que
eternos; como no lo: os por eftos,· para confeguirla, á efto' ordene todas fus ac·;
pues efto redunda en 'a, y perpetua ciones, cuidados ^palabras,· y penfarr.¡entoss
ganancia del cuerpo ? s á los Santos para que afsi logre tan 'fumma felicidad^
Martyces, Macbab. z que padecie­ Con efta palabra : Vida Eterna , fe ños
ron horribles tormentos i y que los animaba declara , que defpues de efta vida mííerablc
á padecerlos ? Uno , por los fiete hermanos,, tiene D io s, para los fieles fiervos fuyos, otra
rcípondió : Eccelo ijia pojsided', fed propter vida feliz, perdurable , y eterna ¿ que nunc»
D ei leges, nuns ijla defpicio , quomam ay íe acaba, y que eftos nunca mas bolveran a
ItTOé
4.08 Cap. LXXVII. Trat. II. ExpUcanfe las penas del inferno
morir , como dixo el Efpiritu Santo, Sapient. conquiftado átoda la cierra , llor^bi porque
3, lu/iorum anim t in mam Del f m t non no avia mas que conquiftar: Luego alo es,
t&nget tilos tormentum m ordí . Y aísi, en cf- porque no llena á fu apetito , tino el íummo
to fe nos propone. Lo primero, vna í'egurx- bien , y la vida eterna; pues aunque el U;u;mo
dad perpetua de la vida. Ló fegimdo , én bienfaciárai fu deleo, d o eftuviera con-tcn-
efte nombre: Vida Eterna , fe nos declara U to ,fino le gozara para fiempre.
fumma Bienaventuranza, y felicidad. Lo ter- _ Los Gentiles, aunque por la Fe no co n o -
cero, fe dice Bienaventuranza , porque en cierou la vida eterna , y Bienaventuranza,que
ella fe gozan de todas las1delicias , guftos, y creemos los Chriftíanos , les pareció , qus
alegrías tan grandes , que no es poísible ex- atento al apetito de el hombre , ó porque le-
plicarias. Loquarto, fe dice v Eterna Vida, yeron en la Sagrada Efcritura , que defpnes
porque fe fepa, que eftas cofas fiempre fon de la muerte avía vida eterna:, y Bieiuventu-
permanentes, y perpetuas ; porque fi fe aca- ranza , no hallaron repugnancia , fino que Ies
báran, dieran mucha pena á fus poseedores. pareció muy conforme á razón que la hnvief.
Efta Vida Eterna, y Bienaventuranza,que fe, aunque muy diftinta de la que nos eu-
nos proponen los Apoftoles, nos la eni'eña la feria la Fe, Y afsi, mi Cameracenk en fu A h .
Sagrada Efcritura ; pues el Ecclefiaft. captj 1. rifro d in a , tom. 2. de Vita , propon: á Cice-
dixo : Qui perftttus t jl , & erit illi gloria ' ron , que dixo: Lo primero; Tempuseft i.irn
¿terna. Que al Alma, hallada perfecta , en la nos de, illa perpetua, non de bac vita ■xi?u&
hora, de la muerte ferá llevada i la Gloria cogitare. Tiempo es ya , qu'e pe'nsemos en
Eternaj y Sapient. 5. lu f ii in perpetuara v i- la vida perpetua, y no en efta tan -pequeña,
vent. Que los Juftos en el Cielo vivirán para y bt;eve. Si efto decía a los Gentiles, quinto
fiempre.Y'el Salvador dixo a los que le figuie- mas reprehendiera á los Chriftíanos , que
ron, Luc. 18. Centuplum actipietis , & v i- fiempre eftán penfándo en elta vida brcvjf*
tam aternam pofsidebitis. No quedareis de* . lima , y muy olvidados de ia de el Ciclo, que
fraudados de premio; pues le recibiréis cien es perpetua, y eterria. Lo fegundo, dí«>: Fita
vez'es mayor , y la vida eterna. Y aun Mozo, beata J ig ü e s ejl , nec im ita potsfl ¡nam f i
que le- pregunto: Señor, que obras buenas dé-- amitti vita beata p o te jl , beata ejfe nonpotefi.
bo hazer,para confeguir la vida eterna? Su Di- La vida bienaventurada fiempre permanece,
vina Mageftad le refpondíó: Si vis ad vitam no fe puede perder, porque fi .pudiera faltar,
bgre:Uyfe rv a «wWflta.Siquieres alcanzar eíTa no fuera vida .bienaventurada. Plinío dixo:
vida tan feliz, guarda los Mandamientos. San Quid bomini pote¡i dar i matas , qaam glorj.tt
Pablo г.ad Cborint .5. dixo: Habcmus domütn, l«»s , & ¡gternitas? Que cofa mayor fe puede
non mana fa c í am , fed atemora inecelis. Efto, dar al hombre , fino que goze de' gloria,/
es , quando falieremos de efta vida, fi hemos alabanza por toda la eternidad? Platón di­
vivido Tantamente, en el Cielo poseeremos xo : Cum en boc careen' evolaueris iuftus
vna vida eterna. Y San Pedro 1. cap. 5. Fo- pervenies, vbi nulla erit mole/iia^ nulla foli-
cavit nos in ¡eterriaw fuam gloriar». Dios nos citado , nulla fenecías , vbi vita tranquilla,
ha llamado á fu Iglefia ,con fin de darnos fu omnium malorum nefeia ,hnmob 'tli, &· ftm -
gloria eterna , fi le obedeciéremos. Omito piterna quies. Quando falieres de la cárcel
otros muchos lugares de el TcítamentoViejo, de efte cuerpo, fi fueres julto , feras llevado
y Nuevo , que prueban efta verdad. Lo míf- adonde no ay moleftia , ni trabajo alguno,
moenfeñan los Sancos, de cuyas autoridades ninguna folícitud , ni vegez , donde no ay
eftán líenos los Libros. ¡ mal alguno , fino vida tranquila, y fempíter-
Por razón probó efta verdad San Pedro, na quietud. Y Tremegiftro dixo : Cur. d v ir i
difputando con vn Philofopho, como refiere terrigeni precipitesinmortemruitis^camvo*
San Clemente in tom, 2, Biblioi, PP. lib. 3. vis defit immortalitatis confeqttenda facultad
fo l. 41P, diciendo: Dios esjufto , y premia d O varones, como os ocupáis tanto en las cofas
ios buenos, y caftiga a los malos. Vemos, que terrenas! Como precipitados bufeais bienes
á muchos malos en efte mundo no les caftiga, caducos, y vna vld&~ que es muerte , y vivis
y permite, que los buenos fean afligidos: Lúe- olvidados de prcIHB vna vida , que es ¡oi­
go ay otra vida , donde Dios dé el premio á mortal, y etcrn^^Kianto confunden á los
los juftos, y caftigoálos malos; y como las Chriftíanos ¿qd^^B^fu felicidad la ponen
almas fon immortales, afsi efta vida es eter- en las cofas de d^^Mlrablc vida,y foto pro­
na. El apetito de el hombre declara también curan lo que áP^fólla!
efta verdad. Todas las criaturas eftán conten- Al Chriftíanó , que vive muy defeuidado
tas, y facíadas en fu centro; pero el hombre de efta vida eterna , le dice Salomón, Usele*
nunca lo efta, aunque fea dueño de eftemun- fia jie s 13. ib it homo in domum <ttsmitatis
4 o | como fe vio en Alexandro, que avieado fu * . Advierte , que el hombre irá preño a
ia
y las felicidades de h Gloria m el CiéL· 40^
h de fu Eternidad. Dice , que efta es Que San Sitaon Scilita eftuvó muchos ¿ños
cafa fuya ·, porque en ella hade permanecer ¿en vna columna, y lo que predicaba al Puc-
рагя íiempre i es cafa Eterna para el Jufto blo todos los días, no era otra cofst, fine
en el Cíeloj y para el picador eii el infierno, la eterna felicidad de el Cielo. Efto lo re-
En vna de eftas dos Calas lias de parar. Pues petia todos los dias mudns vezes , pará
íi la vna es de Gloria para fíempte , y la otra qiie procuraífcn alíegurar el RcynO de los
de tormentos eternos ; como hoce previenes Cíelos, y huir de ¡os tormentos del infierno*
para huir de tan horribles penas* y para gozar Efta соníideración, muy póndérada, hizo á
de tan eternas glorias ? Como no ponderas efte Santo , que eftuvicffe tantos años per¿:
continuamente, fi oy , ó mañana me mué- feverando en la columna, ha-zlendo rigurd-i
ro j me efpera vna eternidad de glorías, fa penitencia, y por efte medio llegí) á con=
ó de tormentos ? Como no vivo fantamehte fegoir grande inneidad. Pues por que rio té
para ir á gozar de las glorias eternas ? Del ocupas eri efta continua conííderaciort, éftatte
Obifpo Golfrido dice Alapide aqui i que do no éncinla de vna columna , fino en tii
le caufaba horror efta coníid¿ración, y para cafa , para librarte de los vicios, y addrhaé
no irá la eternidad de tormentos, fino á la á tu alma de virtudes?
de glorias, decía: Quotidie ejio ad oftium Alapide in loann. cap. I i» dice : Ñfá
tfternitAtiS' Todos los dias confidero , que h il ita menlent ád bonum exiurttt!¿tf quáni
me hallo á la puerta de la Eternidad. £ftt> . aiernitatii férifr tneditatió. Ninguna í¡oJ
hazia, para moverte á obrar bieo. Pues íi eftás fa haze ál álmá apartarfe de lós vic¡ó£¿
también a la puerta de la.Eternidad, y no labes y exercitar la. virtud', tomo lá. meditacidtj
fí oy, ó efta noche morirás , y que entonces fe feria, y ponderación de la Eternidad. SÍ
te dará la fentcncia de Eternidad , de Infierno, Vno defpacíó fe pone á confiderar , que l,oá
ó de Gloria; como no confidéras efto cada . vicios , qiié ioil tan brevifsímos ¿ condes
dia muy de efpacio, para afiégurar la eterna fe- nan á vna eternidad de tormentos ; comd
Jicídad ? Por que no ponderas cada día: Ya por Vn gufto tan brevifsimo , querrá ad¿
eftoy á la puerta del camino de la Eterni- rnitir, y ccridenaríe á tan dílacsdifsímoá
dad, de donde nuntía fe"puede falir, porque tormentos ? Si pohderá qiie el trabajo^
en el ay vna vida eterna * llena de gozos* en el exerdeio de las virtudes ¿es muy pfr.
ó vna continua muerte, llena de tormentos* queiío * y brevifsimo , y qué el premíd
с ignoro qual fuerte me tocará. Piies со- es muy grande, y eterno; como dexará dá
ino 110 folicito la feliz,? SÍ efte es el negó* ejercitarlos ? Quien ferá tan loco , qud
ció, que mas me importa, y que la felici- por vn momento de deleyte , adniita vná
dad, 6 infelicidAd ha de durar para fiem- eternidad de tormentos ? O ceguedad ¿ y lo-
pie , y eftá muy cerca el día en que fe cura de los hombres $y mas que locara , pued
ha de dar la fentencia, en favor , ó en con- por vn breviislmp deleyte , fe arrojan' h
tra ; qué locura ез la mia , que vivo tan def- padecer étérnos fuegos , y tormentos ! Urt
cuidado? momento dura el deleyte ^ en vn inflante
Alapide refiere aqúi #que Theodoretoj fe acaba , y quafidó mas defeuidado el peca-
éonfiderando profundamente la Eternidad de dor, fehalla en vna eternidad de tormentos,
la Gloria , y de los tormentos del infierno, Como no les cipanta, que quien entra en el
defprecio grandes riquezas, y todas las de- infierno á padecerles, nunca faldrá de аЩ?
delicias del mundo, y fe entro en vn Сои- O Catholico! Como muy defpacio , y con
vento , donde fe hizo Difeipulo de Paco- gran frequencía, no te ocupas en efta medita-
mió, y fe evercitoen vna vida miiy peniten^ ciondela eternidad de penas, ó de glorias,
te. A ti no te pide Dios , que dexes toda para librarte de tan horribles males , y para
tu hazienda , ni que te exercites ert vida aíTegurar las eternas glorias ? Quando te
tan auftera, fino que eches de tu alma todos tienta el Demonio , ó la Cartíe ; como no te
los vicios , y que la adornes de virtudes, dices á ti mifmo : S¡ hago efto* riie condeno»
Pues á viña de efte exemplo; como note eternos tormentos. Pues como lo executarfe,
co n fu n d es s de que no execucas cofa tan pe- fieftoy alas puertas de la Eternidad? Si eftu-
queña? Si el premio es para íiempre ; que viera lóco, aun no liiziera. tal difparate. Pues
locura es la cuya, que por confeguirlé , no como le podre executar, eftando en mi fa.
tomas vn trabajo tan pequeño ? También no juicio? Y para que experimentes efto,
añade: Magni illius Simsonu Stytíta , quo- ponlamanofobre vna vela ardiendo, y co-
Hdiana consto erat non aiiam , qttám #ter- nocerás, que 110 la puedes tolerar por vna
nitatem peenarur,n infem i , & ¡tternam hora. Pues como la podrás fufrir por ro-
feelicitattm proclamare iuvens in Coe* da la Eternidad ? Y fi folo quemarfe vn drdo,
lym afpkert , & 1 ¿ebetyia minas íituere, o la mano, no lo puedes padecer, ni íutrirj
F ff ce-
41 é .Cap.LXXVII.Trat.il. Explican/e hs penas del Infierno t
como podras Ucvac, que todo el cuerpo íe eñe los Santos , íiempre fin fin, por tantos millo,
abraíando, por toda la eternidad? nes de a ñ o s in <sternami &· Tkra , cftaiáa
Y íi preguntares : Qi¡anto durará efta
llenos de gozos, reynando con Dios , en com.
eternidad de Glorias , que fe dará á los bue­ -paúia del Salvador, de Nucftra Señora, ton ios
nos , y la de tormentos para los malos ? Uno, Angeles, y demás Sanios del Cielo. O feliz
y otro durará, mientras Dios iuere Dios. Y eternidad! Como ella no fe Solicita ? Como
quanto tiempo dürara efto ? Yá lo diso Moy- de dja, y de noche, no fe procura? O Ca-
fes , Exod. cap. 15. Domina s regnabit in tholjco ! Si eres criado paja poifeer los admi­
aternam , &· vitrd. Dios reynará para fiem- rables bienes de la Gloria para lien pre ; que
pre, por toda la Eternidad, y aun mas allá. ceguedad , y locura es la tuya , que oívj.
Y afsi, los Bienaventurados gozarán de to­ des ran foberanos bienes , y los trueques
das las Glorias del Cielo eternamente , y por vnos falfos , terrenos, y btLvifsirnos,
los condenados padecerán los tormentas que te condenan á tormentos fin fin ? Que
del Infierno para íiempre , y aun mas allá: mayor locura puede fer !a tuya , pues los
l n isternum , & vitra. Que quiere decir bienes fummos , y eternos , pudiéndolos go­
eíle vltra ? Quiere decir, que vnos eftarán zar, los desprecias, y ,.éícoges los tormentos
llenos de gozos , y los condenados muy ator­ eternos?
mentados i efto 110 folo por toda la eterni­ ^ Loner de uSEtemitat. cita á San Au-
dad , fino que fi fe pudiera dar otra dura­ guftin , que dixo : Quid apptndis cum /»„
ción mas dilatada , íiempre, y íiempre efta- fin ito fin ilu m ' ? D ia tn miilia Jünnorumt
ránlos vnos en el Cielo, y ios otros en el decies centena milita j i dker.dnm sfl ^ rniL
infierno; porque la eternidad es infinita , nun­ lia millium , qti<e jinern babent , cum ater-
ca fe acaba , y nunca tiene fin. La eternidad de nitate comparari ncñ po/fant. Aunque el
gozos en el Cielo , nunca laperderán los Bien­ tiempo íea diiatadilsimo , tiendo finito , pa­
aventurados i y los condenados nunca ferán li­ ra que le comparas con eí infinito ? Diez
bres de los tormentos eternos. Quien no queda mii años, y diez mil cemenares de millares,
aronuo de tan dilatadífsima duración ! Como y^ qnantos mas millares de años quíficres
Jos hombres no fe animan á exercitar grandes, añadir; fi cüos tienen fin , no fe pueden
muchas, y heroyeas virtudes, pues el premio comparar con la eternidad. Pues aora, di-
durará por los figlos de los figlos ? Y como ay me, te parece que vivirás cien años? juz­
quien fe atreva á pecar, pues el caftigo nunca garás, que llegarás ala edad de Matufalen, que
tiene-fin? vivió novecientos y fefenra años ? Y que
Alapide , in Exod . cap. 15. nos explica fon tan dilatados años , refpedto de la eter­
efta eternidad por vna comparación, diciendo: nidad? Nada. No le puede comparar con
Si juzgas , que la eternidades cien mil años, ellos; Cum aterniiate cor/iparari non p o f
fabe sque ello es nada. Plenfa cien mil milla­ fu n t. Pues fi tan. dilatadísimos años fon na­
res d; años , 6 de figlos , nada has quitado de da , refpc¿to de la eternidad ; quanto mas
la eternidad. Picnía, que ferá cien.mil,millo­ nada íerjn los pocos anos, que te fairan , pues
nes ds años, fabe , que la eternidad cftá tan fon pocos los que llegan á ochenta? Pues
entera , como fino huvieííes llegado á ella. fi. deíeas , que tu vida fea feliz , y muy
Pienfa tantos millones de años, como gotas dilatada; por que eíte tiempo , que es na­
de acnia av en el Mar: Nec dum ád princi- da , 110 vives íanumente , para go^ar de
pium áternitatis per vcnijtK Aun no has llega­ la felicidad , que ha de durar por tocia la
do al principio de la eternidad. Toda íe efta eternidad ? Ño es gran locura ocupaite de
. entera la eternidad , y el gozo de los Santos, dia,yde noche, procurando adquirir rloue-
y el tormento de l®s condenados. Pues íi las· zas , conveniencias, honras , 0 en confurvar
gotas de agua , que ay en eLMar, fon caíi im- la falud del cuerpo , poniendo en efto la fe­
menfas, y cantos millones como gotas , no licidad, que dura tan. poco tiempo , que
fon el principio de la eternidad ; quien-la po- .puede fer que mañana yá lo ayas dorado,
podrá numerar ? Pues como podras futrir y vivas ran olvidado de la felicidad, que ha
eftár abrafaodote tantos millones de años en de durar por toda la eternidad ? San Auguf-
aquel horrendo fuego ? Si te parece infufrible tin in Pfalm. 76. dice M ulti clamañt ad
vna ardiente calentura, o vn gran dolor de Domirtum , pro d ivitijs , pro Juorum fa -
muelas por folo vna noche , eftando acollado la te , pro Jí&bilitate domus fu á , pro f e ­
en vna cama blanda; como podrás eftár mi­ licítate temporali , pro d ígnita te fécula*
llones de millones de años abrafandote en r i , v!X· quifquam propter ipfum Don)i-
vña horrible cama de cruetifsimo fuego? Y nuw, Efto es , muchos hazen grande.s,
que locura es, que por querer pecar, tu mifmo muy vivas , y continuas diligencias , y cla­
condenes á tan eípantofos tormentos ? Pero man á Dies , pidiéndole bienes témpora«*
les,
y las felicidades de la Gloria en el Cielo, ¿li г
les, la falud de el cuerpo , la eftabilidad, ó vezes le anmcntafl.es m as, hafta que fe fmicíTe
duración de fn cafa, ó las dignidades tem­ vn grande Monte , que llegafle defde !a tier­
porales , que duran vn momento , y ape­ ra al Cielo. Yaora añade : Н ас f;rlicitas тпл-
nas ay vno que ponga las mifmas diligencias, xirns ni'ail e ¡í , m fi tennis palvis rtjpsciü im-x
por la lalvacion , y por adquir la eternidad de meñfi i .j¿· in a¡lim ¿bilis tbejaurii ¡tempe D c i%
glorias. No es cita vna locura, que le debía qai fponjionuntibi preiiofa f it t ib t
llorar con lagrimas de fangre ? Donde ay' р ф /sio in оглпет aíetnitutem. Toda eíbt
entendimiento, que puede ponderar, como inaxirm felicidad imaginada , fi de verdad
fe debe, la ceguedad , ó locura de tari grande la poffeyefles , íabe , que es como vn pequeñó
defeuido , deí preciando los bienes del Cielo* polvo, rsfpeelo del mímenlo , e ineftimable
que ion eremos ,por gozar ios terrenos , co­ teforo , que qs Dios infinito , y Suinmo Bícn^
nociendo claramente , que fon fingidos , y en qr.ien infinitamente fe hallan codos los bic^
vanos í* Pues (i todos los bienes del mundo, nes, "y que de fu poíTcísion goza cada Bien*
fon tallos , y vanos; como los hombres,'de aventurado ; porque fino ay comparación de
dia , y de noche trabajan por conseguirlos? lo finito a lo infinito; como fe podrá co.m=í
Como efta mifma folicicud no la ponen para parar fila felicidad terrena, con la que goza
pólicer los del Cielo , que ion verdaderos, e al infinito Dios, cuya poíftfsion es eterna?
innumerables , y que duran por toda la eter­ Pues fi el premio es tan foberaoo , e iinmeníb;
nidad? quanto debes trabajar por coníeguirle ? Si pót
Lo fexto , fe reducen ellas glorias de’l las cofas de efle mundo , que fon nada, y bre-
Cielo , que fon tan grandes , que es. ¡mpofsi- vifsimas, de día , y de noche las felicitas; ccrt
ble explicarlas, Y afsi, San Bernardo m De* quaifta mayor га^.оп debes poner el mitmo cui­
clainat. Cogita qaidquid vis , quid potes de~ dado, en procnrAi los bienes del Cielo, que fori
jidsr&re excidit cogitatttm отпет , deji- e:emos, y en cuya comparación losdei mundá
derium tuam exjuperat Шя fcelicitjs (eter­ fon nada > Si para efto no te pide Dios , qua
na beatitüdo fempiterna. Ponte á difeurrir, niarryrizes tu cuerpo , fino que a 'tu alnialáf
qnantos contentos , y deleytes quifieres , y limpies de los vicios, !a adornes de las virtiH
quanto pudieres defean y Gibe, que los go- des , y que le íirvas con codo tu corazon; puc*
í.os del Cielo exceden , y fon mucho mayores, des coníiderar medio mas laave , ni mas fácil,?
fin comparación ,de los que tu puedes penfar, Si el premio es el miímo Dios , teioro infinÍEO'^
y delear * y dcfpue’s de ello ion eternos, San y que fe re ofrece para que le poileeas por toda
Pió V.in hoc avüicul. Beatiindo ómnibus bo- ja eternidad jque mas barato fe te puede dar?
nis ¿n im i , %)* C'jrporis íonjÍAS quibus beato- Y fi codo teocupas en.las cofas dei mundo ,y
fum glorli, Cütnuiüiii ¡¡i'it , íH' me eogiiationei nada, o Ctiíl nada , en procurar los admirables
quidem pijam as. La Bienaventuran­ bienes dd Cielo , y ofendes á Dios; que efeti­
za del Culo , concedida á los Santos, fe com­ fa cendras «n el Tribunal Divino ? Pondera
pune de todos los bienes períedos, que pue­ eño mucho. Pondéralo bien , y efeoge primo
den tener fus cuerpos , y almas ; y efb.¿ glorias ro mil muertes , antes que dexár de. fervir 3
íon can grandes , y Soberanas , que no pode­ Dios.
mos neniar , ni imaginar otras к ellas femejan- Lo feptimo , las glorias del Cielo fon tara
tes, porque fon mayores, fin comparación. foberanas, que dexati fadados Codos los de-»
£fto también lo enfeña el Prophetalfaias, cap· feoíde los Bienaventurados. Y afsl, dixo Sa«
64. y San Pablo ad Chor, cap-2. Auguilin de Dofl. Chrift, cap. 34. Quidqnid
Efto lo deciara mi Argentorienfe, Con* amabituí', ü dcrit , omne qrtod íbi e r it , omninb
jf'altat.q, diciendo : Síelluvieraien tu potettad beat-ifsintum ejl. Todo lo que es capaz de fer
elegir, y confegulf vna felicidad muy confor­ amado, allí lo goza el Bienaventurado ;· y to­
me á todos cusfdefeos ; y eíhi eífuvieífe libre de do quanto аШ ay , es fu-ma felicidad , y fiKna
todos trabajos, y enfermedades, y llena de Bienaventuranza, que llena todos los defeos de
Vn teforo de conflaciones, y alegrías de co­ los moradores del Cielo.David, P/„ 10i. dices
dos los bienes , y deleytes, y que todo eflo lo Qui replet in bonís dejiderium tuum . Elfo es,
avias de gozar para Siempre ; y también cita.fe­ que en la Gloria, Dios llena todos los defeos,
licidad avía de fer tal, que en ella .configuief- que el Bienaventurado puede tener , para la
fes quanto apetccieííes; y dilata todos tus de- mayor perfección ,.y gozos de fu cuerpo , y de
feos, quanto quiíkrcs , hafta gozar quantos fu alma , y de.todos fus fentidos , y potencias*
bienes, y gozos, b imagínales; pienfa,que El Cardenal Belarmino aquí lo dice: Tune
eliges para tí vnteforo dilacadiísímo , y quanto enim dejiderium anini<s eonquiefeit , & fim es
quinetes de plata, oro , riquezas , dignidades, eordis f a c b b 't u r , ciim f rué tur ftijmr-o bono,
honras, gozos , deleytes, y alegrías. Y ette quod ita contimt отп/л bona , vt Animas
ícforo cien vezes mas, y aun cien millones de ев bono plenas по» ЬлЬем , quod app?taPy
F ffa vel
2 Cap. LXXVII. Trst. II. Explicanfe ¡as penas del Infierno t
t¡jti requii'di íitfípiiiís· Entrando el juüo en el inquietudes, y pefadumbres? Pues fino los
Ciclo, los tíefeos tic mas bien«, y tle mas moitihcas; como no reparas, que liemprefg
alexias cciían , y toóos quedan laciados j'por* aumentarán tus penas , y-que nunca en Us co­
que como entonces políce , y goza del Summo fas del mundo hallas dcícanfo , ni le hall;ras?
Bien, que es Dios, en quien pcrfeéiifsimamcn. Si eres criado para g02ar de vnbien infinito,
te fe hallan codos los bienes juntos, llenos que es Dios ; porque no bulcas tan Summo
de tan Siurmio Bien, ya. no tiene mas que ape­ Bien, despreciando todo lo terreno, que es
tecer , porque llena á todos fus defeos ; y íius nada? Es pofsible , que fea tal la ceguedad , o
conociendo claramente , que tan grande feli­ locura de los hombres , que licndo rodos los
cidad ha de durar para fieropre; y como los bienes de el mundo como nsda , en compara-
bienes no fon de la 1 ierra , fino del Cielo , y don de los de el Cielo , por confeguir los fal-
por eíTo can foberanos >y excelentes , que aun ios, fe apliquen con grande lolicitud , y no te*
e l m e n o r de ellos no fe puede declarar poi fu man peligros de el alma , y de el cuerpo , y
grandeva ,y por otra parte fon íimiírneiables que no hagan cafo de los precloíifsimos , v
los bienes que alli poflee , .que dex.iti muy ía- verdaderos de Ja Gioria ? Si no fe canfan de
ciados todos fus deíecs; y mientras el hom- trafnochar, y velar, qaando pretenden alguna
bre no llega ¿ elle termino , nunca efta fadf- cofa de fu guílo , ni reparón en trabajos, ni
f'echo. cu peligros,quando cfperan vna grande ganan­
San Anguñin in Marroali, cap. aj. Cor cia ; como fe cantan ¡ y iie> fe mueven para af-
humanum in díjiderium ¿ternitatis fion jlxut?¿ feguiar el Cielo , en cuya comparación , como
numquam Jiabile sjfe potejí ,de alio in aliad dice San Pablo , todas las cofas de el mundo
tr&njit quarerts raquiem ubi non tft, In bis fon como t íiiereo1?
f aducís tranjltorijs veramrequtem inve- Lo o¿lavo , las glorias fe reducen áque
nlrc non v&let , quia tants eji dignitatis , v i duran para fiempre, por coda la eternidad. Y
nulluffi prater fummum bonum si fn f/ia re afsi, el Salvador, MattL· cap. 1 5. dixo ; lu -
pofsit, ,E1 hombre ha íido criado con defeo de f ii íbunt in vitara atemtrñ. Q¡.ie los juílos
los bienes infinitos, y eternos del Cielo; y goiarán en el Cielo vna vida eurna , llena de
afsi , nunca fus afeétos eftarán quietos, fiem- gozos, y felicidades. Y eda eternidad durará
pre fon mudables i cotídefeode vnacofa, paf- por ochocientos mil millones de sños. Eílo
lan á otra, juzgando hallan el defeanfo , y fe­ es nada ,refpe£lode que la vida del Cielo es
licidad , donde no la ay. Y en eflos bienes Bienaventuranza perfecliísima, y eterna., de
caducos, y tranfitorios, nunca puede.hallar quien dice San Auguftin, lib. 3. de Trinír.
el gozo , y quietud ; porque fu alma es de tan Nullü modo poterit tjfe vita veraater beata,
grande dignidad , que' nada de quanro. ay en n ifí fu crit ftmpiterna, No puede fer verda­
el mundo llena , y íaciaiu corazón fino Dios^ deramente vida bienaventurada , fino es (iendo
que ese! Summo Bien, Si codo quanto ay en fietnpre eterna ; i>orqne fino fuera alsi, huvie-
el mundo es finito , y fu apetito es infinito; ra temor de acabarfe ; y elle temor no le
quien le podrá dexar faciado , fino Dios, que puede aver en la Bienaventuranza ; y aísi, efibs
es infinito f Eílo cada vno lo experimenta en ochocientos míl millones de años tuvieran finj
si ; el pobre def-a vna pobre ganancia ; confc- pero la Bienaventuranza del Ciclo, ílempre
gjida eíU , apetece otra mayor , y luego otra, dura , nunca fe acaba. Y afi.i, di\o lfaias-, cap.
y oirá , hafta-llegar afer muy poderofo; y aun 2j. Latiiia fempit'erna erit fuper caprta eo-
entonces defea '«as , y mas. El Eftodiantc fo- rurfí,g¿wdüí№j& exafcatloneta obtivebnnt¡Pof-
lo defea faber la Gramática ; en aprendiéndo­ feerin alegrías, y gozos eternos. Y San Auguf-
la , luce/> ap-tece f.r Philofophn, luego Theo- ih rin Medit.cap. i j . d h o : Ib i ejl fer/.-piít'ma
logo, luego Prelado , luego otra Prelacia ma­ v it a , femper beata , ib i fiur.ma , & certa fes·
yor , luego otra., y otra; y aunque configue licitas, fecura tranquillas , itteundi f(glicitnst
muy grandes Dignidades, no eftán conten­ & feslix aternitas: En el Cielo; es la vida fem-
tos , fe hallan llenos de inquietudes , y fiempre pirerna , fiempre Bienaventurada; atli no ay
eftan defeando otras cofas. Efto fe halla en to­ temor de perder fus admirables bienes; alli
dos eftudos , y ninguno eílá fatisfecho en el ay íuma.y cierta feguridad de gozarlos; ay fe-
íiiyo , defeando mas, y mas , y nunca halla gura tranquilidad , y vna nmy alegre felicidad,
defeanfo. Y corno le ha de hallar, fi quanto íabíendo qt;e eílo ha de durar por toda la
ay en e! mundo es finito , y fus defeos Ion de eternidad. Puede íer mayor felicidad , ene
bien infinito, que es Dios, y no fe facían halla eílár llena de admirables gozos perpetuos?
que le gozan en el Cielo ? Y tu, no has expe­ Qu.ando jamás el mayor Emperador del mun­
rimentado , que nunca tus defeos fe han facía- do gozo otra femejaute, lino vna llena de pe-
do, fino que cada dia han crecido mas, y mas, (adumbres, y cuidados f Y fi ella dtl Cielo
y que juntamente te han ocaíionado muchas ofrece Dios á codos los que viven fantamente,
auat
y las felicidades de la Gloria en el Cielo. 4.1,^
aunque íean los mas pobres , y defdichados cíplinas , ni con muy rigurofas pentirencias*
del mundo; como todos no la procuran, con ñ i q u e dexcs cu imienda , pues ay muchos;
grande folicítud? Reyes, que han fido Santos. Lo que ce pide
Los mundanos juzgan, que fu vida, y Diosics, que eches ce cu alma todos los vicios,
deleytes durarán mucho,y fe engañan ; porque y aun los leves, y que la adornes de virtudés;
los gozos de los mundanos fon tan breves, pero eflb fe ce haze muy cuefta arriba , y en i.C*.
como, vn punco, ó momento; Bien lo expe­ tono qubres trabajar: Pues que efeufa ten­
rimentó el Ríco Avariento , de quien dice San drás en ei juicio Divino , de que has hcc^d
Lucas, que cftaba muy gozofo, ¡jorque cenia grandes diligencias, y padecido grandes trfc-
muchos bienes,y efperaba gozarlos por muchos baj.is, por alcanzar las cofas dd mundo, (i
años; y entonces oyó vna voz del Cielo *que vna penalidad , ó mortificación muy peque­
le dixo : Necio , efia noche m orirás , y tus ña , por coiifegulr el Cielo, te parece mují
bienes no los gozArds : Stuiti bac mete repe~ grave, y que es carga muy psfada ? Si por
tent animar» tuam.XJn inflante le duró el gozo, confeguir vna pequeña gananda.por coda la vi<j
que apenas le tuvo ,quando al punco fue pri­ da fe padece ¡riacho; q' ie fe debe ha/.er po¿
vado de e l, y fu alma fe halló en los calabo­ las riquezas del Ciclo , que fon mas precio-
zos , y fuegos eternos. De otro rico refiere, fas , ftrt comparación ? Si por bienes , ó gozos
que vivía con muchos regalos , y fe adornaba fallos , que duran vn momento, fe'admiren
de muchas galas ; pero apenas propone ellos grande* penalidades i quaies fe deben pade­
güilos , quando añade : Sepuítns eft in inferno i cer por los admirables , verdaderos, y ecer*-
Que murió, y fue fepultado en el infierno. O nos ? Si grandes trabajos fe luzen fuaves¿
que infelicidad, querer por guftos brevifsimos, por confcgair el vicio ,e irte al infierno t co­
слег en vn fuego eterno , paca 1er abrafado por mo o:ro>, mucho menores , para ir ai Cielo*
toda vna eternidad ! No es gran locura, querer fe hazen intolerables ,y por elfo fe aborrecen?
por deleytes tan breves,ponerfe á peligro de fer San Auguilir» Epift. 45. dixo : Si muiticru»
abrafado para fiempre ? Si no tienes feguridad ctutus fufap iu n tur , vt pAtdul»m vita différa-
déla vida , y ves que frcquenccmence muchos iuf , quinto m igis , pro ¿perno, fu b ’ttnái funti,
de repente mueren; como no temes,que tefuce- Si por alargar vn paco la vida , que es bre-
da lo mifnno, y que para fiempre quedes perdi­ viísima i e incierta , le ud mteu muchos reme·
do ? La vida del mas feliz mundano , aunque dios pcno(ifsi;nüs; quanto mas , (in compara­
llegafFe á dofcientos años, es nada , геГрейо ción, le’debian executar otros mas penólos
de la eterna. Pues como no bulcas efu , qué por la vida eterna i V San Auguilin Homil. 37.
durará para fiempre ? Ella vida, por dilatada dixo : Si curris pro bac ■c,:ia cenlttrn núilia ,
que fea, es breviísiina , y toda llena de tra­ quot milita debes curre?e pro vita ¿terna. Si
bajos , enfermedades, y pesadumbres* Pues por eníeñarte en efta vida ¿tan llena de roife-
como no vives fatuamente, y la mudas, y rias , y tan breve , que en vn momento fe aca­
.truecas por la eterna , llena de felicida­ ba , padeces cien mil millares de trabajos;
des > Si te ofrecieffen muchos doblones de quamos centenares de millares debías futrir,
á ocho por dos ochavos, no los dieras al pun­ por aifegurar vna vida llena de felicidades eter­
to , aunque cflo te coftara mucho trabajo? nas ? En la vida de San Joíaphar , cap, 27.fi
Pues fi todos los güitos del mundo fon nada* dice : Qiiis t£m ex tors tfi , qudm fexcent as
reípe&o de los del Cielo; por que no felicitas rnort-s in añ!ma non inducat , vt beat.i*n
eftos eternos,y fetidísimos,» colla de vivir fan· v ita m , & ab omni interita remota*» pof-
lamente ? Por dichofiísimo ce reputaras, fi en fiie a t , Quien es de can pequeño animo , y
eíle mundo conliguieras vnR-yno, tiendo afsi, tan (in corazón, que no fe ofrezca a íeifcien-
que es brevifsimo , y lleno de pefadumbres. tas muertes temporales, por poffeer vna vida
Pues quanta mayor felicidad es ir al Cielo, coda libfe., de codo punto Bienavenucrada , y
donde goza el Juftovn Reyno eterno, lleno eterna ? Por ello S in ¡ofaphac renunció vn
de felicidades , como dice San Juan , Apoc* Reyno , y fe fue al Deñerco , y en el acabó fu
cap. гг. Regu*bunt in f&cula faculorum. Si vida ,fuíleticandofe con yervas.
también ce juzgaras felicUsimo , fi aqui vivieras Dionylio Cartujano de Profef, Monafí,
por cien años, lleno de riquezas , y gozos con­ 4rt . 5. dixo: Tdm magna efi beatitudo
tinuos; y efto es nada , relpefto de las rique­ raerées Cáeleflis P aradyji , quod licet nos e/fe*
zas , honras , y gozos del Cielo j como no fo- mus habítur i eatn , n ifi per horulam vnara
licitas eftos bienes, pues duran pot toda la eter- dignam ejfet mtlle annis pro ea , vfque a i fa n -
nidad* guinetn laborare. Tan grande es la Bienaven-
Refta faber lo que fe'ha dchazer.pará turanza.y el premio Celeílal de la Gloria,
confeguir tan fobecanas glorias. Para cfto no que aunque no la huvieflemos de gozar, fino
te pide Dios, que martyrices tu cuerpo con dif- por vna .pequeña hora , era muy digno de
que
414 Cap.LXXVII.Trat.il.' Explicanfe k s penas del inferno,
qus por mil años padecicííennos grandes tra­ quies , aterno labore fuerat emenda , fed
bajos, halla derramar toda nueftra langre.Pues D ías miferhorditer pro bkefoifsiwo ¡abose
fi por cflo era juílo padecer muchos, y gran­ dai ¿temara réquiem , pro brevi defi?e¿i¡one
des trabajos , por dilatadUsimos años; quanto fempiternam glor/am. Si efio fe coníideracoti
navios es, del preciar todos los vicios ? Y..te pi­
todo rigor, por el eterno defeanfo fe debia
de Dios eáos mil anos de trabajos, y morti­ padecer eterno trabajo ; pero Dios n i'rrU
ficaciones , lufts derramar toda tu fatigrs ? No. cordiofamente, por brevlfsimo trabajo, oiré-
Sino que renuncias todos los vicios, y exerci- ce la gloria eterna ; por brevlfsimo , y f¡:l!y
tes las virtudes. Puede íer menor el precio que. pequeño delprecio, galardona con bornes, y
te pide? Y fi pcv gozar la Gloria del Ciclo, glorias fempicernas. Y afsi , conociéndolos
folo por vna hora , eran bien empleados los Santos, que ede premio tan Soberano nunca
mil años de trabajos muy grandes, y no te pi­ tenia fin ; por ello reputaban en nada todas las
de Dios efto, fino el brevilsltno tiempo de ef- moleftias, y tribulaciones, que en eda vida pa­
ta vida , empleado en obras Cantas ; que mas decían“, juzgando que folo duraban vn mo­
barato quieres el Cielo ? Si te ofrece la pollef- mento. Nota lo primero , que ios Santos Mar­
íiom de Dios, que es vn teforo infinito de to­ tyres fe ofrecieron á horrendos tormentos , y.
dos los bienes , por toda la eternidad , foto les parecían leves , refpe&o del premio que d’j
porque le (kvas, y ames de todo corazon , y petaban. Pues fi á ti no te pide Dios ícmejantes
con toda fidelidad; que cofa, mas leve , y de martyrios, fino que limpies á tu alma de vicios
menor trabajo te puede pedir Dios? San Pa­ y qtie la adornes de virtudes.y por ello te ofreí
blo ad Rom, cap, 8. dice : E xt ¡limo enim, qttod ce vn premio tan eílupendo , y' eterno; como
non f u ñ í condigna paf¡iones huius temporil ad eres tan ingrato que juzgasque es mocho *y
faturam gloriam , qu<s revdabitur in nobh. muy duro lo que Dios pide , y por ello mcncf*
Juzgo por cierto ,que todas las penas , tra­ precias fu oferta, y-le ofendes? Nota lo fegtm.¡
bajos^ tormentos padecidos , no fon con­ do , que los grandes trabajos, á los Santos,
dignas , refpeño de la Gloria, que Dios nos les parecían que duraban vn momento,ref-
ofrece en el Cielo. Y lo ftrán las grandes pe­ pe&o del premio eterno. Pues por que tu no
nitencias s que hizieron los Santos en los De- procuras en cfte momento de vida gran^eir
liertos ? Non fu n t condigna} No fon condig­ cada inflante muchos merecimientos , pues d
nas, Y los grandes , y crueles tormentos que trabajo dura nada, y por trabajo, ó mortifica­
padecieron los Martyres, ferán bañantes? Non ción , que tan prefto fe acaba , configues prc,
fu n t condigna. Aun no fon condignos? SI fe míos inedimabjes , y eternos?
les ofrece la poífefilon del fumino , e infinito La Madre de los líete Martyres Machan
Dios , por toda vna eternidad ; como ha de fer beos , no iolo vio los grandes tormentos que
condigno el merico de los trabajos, y penas les dieron , fino que con gran valor les exo*.
de los hombres , Hilo fuera por la mífericor* taba a padecerlos. Pues como vna muger fla­
dia, que los acepta por los méritos del Salva­ ca pudo tener valor para hazaña tan valerofa?
dor , con quien los Judoseftán vnidos? Confideraba las glorias eternas , y el premio
Y aun en nombre de los que padecieron
de la vida eterna , que Dios ofrece á fus Sierl
grandes tribulaciones por Dios , añade San vos. Y afsi, a íu hijo menor le decía: Peto
Pablo 2, ad Chonntb. cap. 4. Id enhn quod m u , vt ajpicidsad Coslum, Machab. 2. cap,7.
in prgfenti ejk momentaneum , & Uve tfU Hijo , yo te pido que mites al Cielo , que
bulationis no¡Ir a, Qne todas las tribulacio­ ponderes el grande , y fupremo galardón, que
nes que padecla’i , duraban tan poco , quepa« por la virtud te ofrece Dios en la gloj ¡a.Oyen­
recian vn momento , y muy leves. Pues fi ma­ do el Mancebo efias voses , cobró grande ani­
chos. Martyres eran abrafadosen fuego lento, mo , y padeció vn rigurofo martyno. O Ca-
y padecían otros horribles, y efpantofos tor­ tholico ! Si quieres confeguir gloriofos triun­
mentos ; como los juzgan leves , y que duran fos del Mundo , Demonio, y Carne: Petout
vn momento ? Aquí Saii Anfelmo dice: Ad afpicius Cfziuw. Te pido , que confiderese!
comparationem ateraitatis omne , quodinpra· Cielo , que para el has fido criado , y que á el
fertti vita p.ítimur , momentum eft ¡icétdiu* debes continuamente caminar por el ejerci­
tnmum vidtAtttr. Con (i doraban , que el pre­ cio de las virtudes, No mires á la tierra , y
mio es can grande , que es impofsible expli* á fus bienes , pues han fido criados íolo para
carlc , y que duraba para fiempre ; y ávida de que te ayuden á fubiral Cielo, Si las eneaño-
vn galardón , que avia de pefmanecer por to­ fas deliciaste ofrecen guflos : AfpiceCcehm,
da la eternidad , todas las penas, y tormentos, conoce que fon mentiroias, y que en vn mo­
aunque durallen mucho, juzgaban que eran mento fe acaban, y que las del Cíelo fon ver­
leves, y que folo duraban vn momento. Y daderas, y que duran’ pac toda la eternidad,
añade el Santo : Si reííé cenffamas a terna re~ i en tu interior i Otras me cfperan mejores,
l
V-|>

y las felicidades de la Gloria en el CieL· 41 y


y mas durables , fi defpreció ellas. Si lasen» nas. Lo miímo dicen los demás Apoíloles»
fennedades , tribulaciones, operfeciicioneste Lo quarto j nos lo enfeña el Con·
afligen ; A fpicí in Calma , confitera el pre­ cilio Tridentiao en la Seff. 14. Can. 8*
mio del Cielo , y di en tu interior: Eftas fon donde ciu otros lugares de Efcricura : La
leves tribulaciones , fe acaban eii vn momento, quinco ¿ efla verdad nos enfeñan codos los
y me "rangean innumerables glorias eternas* Sancos; y por codos. folo propongo al Papa
Si te acometen tus pafsiones , ó tentaciones del San Pío Quinco, que en (aCathecifm. art±
demonio,y te'promecen güilos, y alegrías: A f· 5. dice: E j í enim teterrimus , & obfeurifsi-
fice in Cvelum. Confidera los bienes del Cie­ mus carcer y.vbi perpetuó , & inextinguibili
lo , y di i ti mifino : Si .defprccio eftas, que du­ igne damnatorum anima fim til cum immira­
ran vn inflante , rccibire en el Ciclo gozos'can da fpiritibus torqaentur , qa¡e etiam gebenna$
grandes , que es impofsible explicarlos , y abif'is y & ' infsrnu's va catar. Ay eri el cenero»
que durarán para tiempre. No es gran locura de ia cierra vna cárcel muy fea , efpantofá*
que por cofas terrenas,que ib acaban en vn mo­ hedionda , y obfcurlísima ¿ dónde perpetua·
mento , quiéra yo perder gozos indecibles, y mente las animas de los condenados fon atdtNs
que me durarán por toda vna eternidad ? Si en mentadas con los demonios ; y elle lugar táci
erta confider ación te ocupas ■continuamente, horrible, es llamado geheiina , abifmo ¿y pré·,
vivirás con mucha paz * libre de vicios, ador­ priarrtence infierno.
nado de virtudes ,y con grande cfperah^a dé Lo fexto , los Gentiles, aliimbraTibradós
ir á gozar los innumerables bienes del Cíelo. con la luz natural conocieron i que dcípÜLS ds
ella vida avia infierno perpetuo para los
C A P IT U L O LX X V iíI. los j aunque dillinto dd qué co¡ifefTa¡rids ioii
propon ¡fe como para los que mueren en pe- ChrüHanos; y'afsí, en el tom. 2, Bsblhtb. PP+
cada mortal , ¿y diverfos *y horribles Sanco Theophllo Patriarca, eferiviendoi'ii¿le-
tormentos en ti infierno i feniá de la Religión Chriftianaj/fK i. ful, 178*
dice : P(£ñíi?um jernpiiernarum mentionerd
I Dios premia á los julios con lá Gloria fecere propbánt vef in Ser¡peores ¿ Poi!áfvpbi¿
S eterna del Cielo , como nos propone & Poeta. No creas que los Cliriftiários pre-i
efte Articulo vltimo , también nos entena,dicamos rnenriras, 6 fueños ; verdades Íoíi^
que á los desobedientes, y quebrantadores de das enfenamds , que hemos aprendido de los
fu Lwy , les caftiga con vn infierno perpetuo, Proplietas, por cuyas bocas nos ha entena­
ii la muerte les coge en pecado mortal : Lo do ; y para que no fías, incrédulo , y fepaa
primero , nos lo propone nueítra Madre la que ella verdad no es contra la luz natura!,
Igletia, como de Fe; Lofegundo, el Tefla- fabe t que rus. profanos Philofophos ,y Poe­
líiento Antiguo , pues David hablando de los tas Gentiles confeflaron , y dexaron elcrico;-
pecadores, Pfalnu 5o. dice: Sicut oves in in- como defpuesdela muerte', los· malos eraa
ferno pofsiti funt , mon de p.fcet eos. Como cáiligados con penas íempiternas. Mi Cama-
ovejas etlan pueílos en el infierno ,y la muer­ racenfi in Aurifidina de inferno refiere., que
te los paícera. En el Dentaron. tap¿ 1 ¡ i d¡xó Cicerón dixo : Apud inferos antiqui j f itpftli-
Dios: Ignis fueetnfus ejl in furaré meo j & “ ciaimpijs confiituta efje volaerttnt. Los An­
¿rdebit , vfque ad inferni no alfsima. Qnando tiguos enfeñaron á que en los infiernos efta-
yo enojado caftigare, fe encenderá vn grande ban íeñaladjs penas para los impíos. V refie­
fuego , y arderá halla el infierno. IfaiaSjM^ re ¿ Platón i que dixo : Plenam feeleribús
33. dice : Qtiis poterjt habitare de vobis cunt animar» ad inferos defcerniere p illad omnium
igne devorante ¿ aut quis babitavit ex vobis malofum extnmum efl. Él alma que eftá lle­
eamardoribus fsm pititnis. Quien de vofotros na de pecados defeiende á ¡os infiernos , lo
podrá habitat en el fuego abtafador, y coii qual es el extremo de todos ios roales. Y Ma-
los ardores fempicernos? Lo tercero, nos lo giri in fu o Polymen. de infsrn. refiere muchas
enfeña el Tetlamencp Nuevo , pues el Salva- ' autoridades de Getuiles , que confirman efta
dor en el dia del Juicio , dirá á los malos* verdad ¡ y en particular vna de Platón , que
Macth. cap. 2$.mDifcedUe d me malediSli i iñ dice alsi: Áy vna Ley del Dios Saturno, que
ignem tcternum. E t ibunt hi in fuppticiunt liafta ao¡ra permanece enere los Diofes y es,
aternum. Apartaos de mi malditos *id al fue­ í^ue todos los hombres viviéCTen bien ; Cum e
go eterno , que eftá preparado para el diablo* vita migrarent ad beatas Ínfulas profiÜ i erant
y fus Angeles. Y entonces ios malos ferán lle- Omni foelicitate pien.-e, Eílo es, que quan-
yados á los fuplicios eternos. San Pablo 2.· do ellos muríeñen fueíTcn llevados a los cam­
ndTbsfalon, tapt i.dixo : Qui peeoas dabant pos Eliíeos , dojide juzgaban fe hallaban los
eternas. Que los pecadores , que mueren en grandes Héroes Gentiles , que avian vivido
¡¡«¡iido mortal , experimentarán penas, eter­ bien; y que en Iqí Campos referidos, gozaban
4. e6 Cap. LXXVIII. Trat. II. Fro^omnfe las penas del infierno ¡,
de coda felicidad , porque juzgaban era muy Si tu , por eltár en pecado mortal, mueres
coniorme ?. razón , que a los virtuofos, dei- en él, y te condenas, experimentarás , que el
pues de fu ¡mime, les dicten cíTe premio,}' que primero tormento, es,cl iugar adonde te echa­
vividícn folos, y íeparados de los malos; pe­ rán , que es el infierno, cafa toda llena de
ro añade : Q»i ver ó inwfle impieque vi- penas , y de tormentos , de quien dice Job,
buntin pim tionh , iujlique fupplieij carcerem, cap. io. Terr/wt tenebrofant , O- opertam
quod appcllant taviarutn ibuní. Pero que los mortis calígine , t errar» miferies , & tene-
malos , é impíos , que viven viaofamente, def­ brarum , -ubi vmbra mortis , &· nuUas ordo*
pues de la muerte ferán llevados á la cár­ fed fempiternus horror inbabiíat. Que es vn
cel del infierno, donde jucamente íerán caf- calabozo, cerrado por todas partes; vna tierra
timados. A eftos Gentiles les parecía muy tenebvofa , cubierta de obfeuridades de muer­
conforme á razón , que tos virtuoíos , defpues te ; tierra de miferia , y de tinieblas, donde
de e ñ a vida, fucilen premiados; y los vicio- folo ay h fombra de la muerte, y donde habita
fos arrojados ai infierno , para confundir vn fempicerno horror. Pues íi ettando enfermo
i m u c h o s Chriílianos , que viven tan mal, no puedes fufrír eftár á obfeuras vna noche
que con fus obras declaran , que no creen, muy larga , porque fe te haze vn figlo; co­
que defpues de etta vida ay gloria para los mo podrás eftár a lli, cercado de tinieblas muy
buenos y é infierno para los malos. Como no eípefas , fin jamás ver la luz , y dio parí
fe avergüenzan de que á los Gentiles les con­ fieropre ? Sino puedes, por pocos días3díár en­
vencía la razón , para confeffarla verdad; y cerrado, fin falir devn apofento; como po­
que á ellos no bafta la razón, ni la autoridad drás ellár alii en lugar ran apretado , como
de Dios , propueíla por toda la Iglefia ?.· O vna eftrecha feptilcura ? Si no puedes morar
quan grande es fu maldad, que ha llegaáoá en cafa donde todo es vozes, y gritos ; co­
tai eftado! mo podrás eílár alli, donde continuamente ay
Lo feptímo , la razón natural ha de con­ horrorcfas inquietudes , vozes, gritos lamen­
vencer á cftos miferabies , pues Dios no lo- tables, tan efpantofos , quecaufan fempiternos
lo es Jufto , lino juftifsimo, y dáá cadavno horroresí1A efte lugar, San Juan Apoc. cap. i
la retribución de fus obras; al bueno , le pre­ le llama eñanque lleno de fuego , y piedra
mia; y al malo, le caftiga. Muchos le ofen­ azufre : V iv í mifsi fu n t in jhg n u rn ignis
den ocultamente , y fe atreven á ello , porque aráentis fulphure. En eñe eftanque ardiente,
les parece que nadie les ve, y que fus pe­ lleno de fuego, y azufre derretido, que dtfpe-
cados quedarán ocultos. Otros pecan folo con dirá horrible hedor, ferá echado el pecador, y
los defeos voluntarios. También permite la luz del fuego no le fervírá de confuelo, finó
¡Dios,que muchos buenos fean perfegtiídos ,y que le aumentará los tormentos ; porque íerá
afligidos, y que para ellos no aya julücia ; y á vna luz , que b.iíle para ver cofas horribles, y
á ellos pecadores , en eñe mundo, no les los grandes tormentos que alli ay; pero íerá vna
caftiga ,y íes dtixa con profperidad : Lue­ luz feifsíma, triftifsima, y tan mezciada.con
go defpues ds la muerte es for^ofo , que el humo del azufre , que producirá vnas tinie­
con ellos ejecute fu juílicia , y que como i blas efpantofas, que á los condenados cauíen
malhechores , los eche en la cárcel, 6 lugar horrible pavor ,y efpanto. Pues íi en vna co­
donde fon atormentados los pecadores, que cina no puedes parar , quando ^lí ay me*
es el infierno. Si entodastas Repúblicas los cho humo , y al punto te íáles de alii ; como
Governadorcs tienen cárceles, para cailigar podrás tolerar aquel humo tan efpantoío , y
á los delínquentes ; no es for^ofo que la eflo para íiempre ? Y íi en tiempo de muchos
tenga el Supremo , y jiiftiísimo Governador* calores no puedes parar, y bufeas lugares filí­
para dar fu merecido alas pecadores, que han eos ,y donde corra vn poco de ayle , que re
muerto en pecado mortal? El Juicio Univer- refrigere; ctuno eftarás allí, cercado de fuego,
fal le hari Dios ; lo vno , para caíligar al y de calores muy excefsivos , lin poder apar­
cuerpo , que pecó con el alma; lo otro , para tarte de alli vn inflante, fin que aya vn ref*
dár faciifacíon de fu altifsíma Providencia, quicio , por donde pueda entrac vn poquito
porque lio caftigó á vnos , y á otros si , ó de viento, que te refrefque? Pues íinopue-
porque permitió algunos pecados , y otros no. des futrir eftos tormentos por vn día ; como
Pues íi eiKonces no embiaffeá la cárcel á los podras por toda la eternidad ? Para librarte
malos, como á deftierro , y lugar de tormen­ de ellos i por qué aora no lloras tus pecados, y
tos, no diera entera fatisíacion de fu refta los coníieíTas con verdadero arrepentimiento,
Juflicia ■: Luego fegun la razón natural, fe y propoíito de la emmienda?
mueftra la verdad, deque Dios tiene la cár­ El fegundo tormento, que allí padece­
cel del infierno, para los que mueren en def-: rás , es , la mala compañía ; pues efia es de
gracia fuya. hombres perverfos, condenados alli por fus
1%
para los que mueren enpeeaáo mortal* 417
pecados,y también de los demonios, pues tyres,que eranfantifsímos }quantoconmayo£.·.
quando el Salvador en el Juicio les condene, furoratormentarán á los condenados,enemigo*
propone que les embiaráá que tengan eftahor- , grandes del.Criador, y que para atormentar*
renda co m p a ñ ía , Match, cap* 2 5. Difcedite d los fe los han entregado t Y viendo á ellos fus
pn m aStdifli7 » tgncm aternum y qui paratas cruelifsiraos enemigos, que tan cruelmente lea
t ji diaboloy & Angeiis sius, O qué horrible ícn- atormentan, que odios, rabias, e indignaciones
tencia! Quando el Propheta Daniel propheti- muy horrendas concebirán contra ellos?
zó al Rey Nabuco el caítigo, que por mandado El tercero tormento,es, que los condenados^
de Dios fe avia de executar en el , de que avia para Cu mayor iormento,eftarántan juntos¿puei
de fer privado del Reyno, y que por efpació dixo el Salvador , Matth* cap. 13. J iiig u u
de fíete años avia de fer echado en el campo, y fiifc h u h i id combarendum. Euo es , que coitoot
morar con las beilias filveíltes, dice el Apof- á las pajas , 6 malas yervas las coxen entuses
tolíco Diaz , tonn 4, Doin, i¿. poíl. Trínir, tnuy apretados, para echarlas en el fuego; afsi^
Adeóper terre faólus ejí , vt vnius horafpa­ feráü los malos atados como ha¿es,con los par$.
tio áttonñus , & slinguens effeftus s nec vnum ticipantes enla culpa, y ferán echados en el hie<¡
quidern verbttm reddtre potucrit. Que eiRey go juntos, para que de alli nó puedan huir ; y>
quedo tan at