Вы находитесь на странице: 1из 6

c   

c 
 c
 
 

Parafraseando a de Shazer en el prologo de su libro ͞Claves para la solución en terapia breve͟


se resume de la siguiente manera el enfoque centrado en soluciones: m    
 
   
    
 
          

                  
     

         
              
 
            
        

  
    !     
  
  


   "
      
     a (Steve de Shazer, 1991:15)

Por otro lado cuestiona el supuesto, mismo que adjudica a los modelos del MRI y de Jay Haley,
de que las soluciones estén necesaria y directamente relacionadas con los problemas que las personas
plantean en terapia, mencionando que este es un supuesto falso (de Shazer; 1991: 14)a Y propone, de
acuerdo a los resultados de sus investigaciones, que #  
      

       $    
      ͟ (de Shazer;
1991: 14)a Lo anterior esta sustentando en los resultados exitosos que obtuvo de la aplicación de tareas
simples, de formula o invariables (Selvini-Palazzoli), que tienden a ser constantes y que varían poco de
cliente a clientea De ahí que #  
          
 
 
 %  
   
   
    
    
    


    (de Shazer; 1991:15)a

Considera también que la relación entre terapeuta y cliente es de naturaleza cooperativa, al


contrario de modelos anteriores de terapia familiar que consideraban como constructo básico la
resistencia del sistema a cambiar que los terapeutas tenía que tomar en cuenta y crear artificios para
sortearla como las famosas intervenciones paradójicasa

El modelo centrado en la solución da relieve a la premisa que considera que el ͞problema͟ del
que se conversa en terapia no es el problema que el sistema usuario tiene en su contexto social, más
bien se considera al ͞problema͟ como una construcción lingüística que se crea a través del diálogo entre
el sistema terapéutico y el sistema usuario*a Los presupuestos teóricos del sistema terapéutico en
interacción con la posición del sistema del usuario acerca de lo que se conversa y su mutua definición
de la relación, influirán en el resultado de lo que se acuerde (implícita o explícitamente) y lo que se
determine como ͞problema͟, es decir, la delimitación y definición de lo que es el ͞problema͟ a tratar en
el contexto terapéuticoa

Incluso este modelo afirma que el ͞problema͟ solo es un polo de la totalidad <<problema-
solución>>a Esta totalidad se puede entender desde el fenómeno de figura/fondo que propone la
psicología gestalt* en relación a la percepcióna Es decir, en el sistema terapéutico se puede conversar
sobre algo que se acuerda que es un ͞problema͟, el cual correspondería a la figura, mientras que de
fondo estaría la expectativa de ͞solución͟ (lo que se quiere que no ocurra mas o algo diferente que
tendría que ocurrir) y que se define en relación a dicho ͞problema͟a O podríamos entender, desde la
perspectiva de Foucault, la conversación acerca del ͞problema͟ como el relato dominante, mientras que
las expectativas de solución como uno de los posibles relatos alternativosa Otra metáfora conceptual,
bajo la cual se podría explicar esta relación ͞problema-solución͟ es la teoría de los mundos posibles de
Schoridger, entendiendo como una posibilidad es hablar sobre el problema, y otra sobre la solucióna

En síntesis, cuando en el dialogo terapéutico se trata como tema principal cuestiones acerca del
͞problema͟, por complementariedad subyacente se está construyendo potencialmente la posibilidad de
que en el dialogo vire, en cierta medida, hacia la ͞solución͟ (me atrevería a decir que esta es una forma
de explicar los que ocurre en todas los procesos terapéuticos exitosos)a Por ejemplo, si una persona se
queja de dolores de cabeza y describe sus sensaciones de malestar a un terapeuta, está implicando de
acuerdo al contexto relación de ayuda, como subtexto, o que se quiere sentirse bien o que ya no quiere
sentir los dolores de cabeza, desde la pragmática de la comunicación humana se entiende que este
mensaje implicado es el componente instruccional de la comunicación (véase segundo axioma de la
comunicación humanaa Watzlawick et al; 1977)a

El dirigir la conversación hacia la solución es ͞todo un arte͟ que requiere saber cuándo, en qué y
cómo intervenir para lograrlo efectivamente, sin caer en una lucha, con el usuario, entre su necesidad o
deseo de hablar sobre ͞problema͟ y la intención de enfocarse en la ͞solución͟ por parte del terapeuta,
con el riesgo de que el usuario se sienta descalificado o que dé una respuesta por complementariedad
oposicionista que aumente su énfasis en el problema ʹcomúnmente llamada resistencia*-, con el
eminente peligro que la alianza terapéutica se vea mermada y se creé un contexto relacional
inadecuado para el proceso terapéutico, o incluso, peor, que el cliente decida abandonar la terapiaa Otra
de las posibles consecuencias negativas es que el usuario perciba como ͞simplista͟ los intentos del
terapeuta por centrarse en la ͞solución͟ o en lo positivo (como algunos terapeutas interpretan este
modelo) en comparación de la intensidad con la cual perciben su situación problemática, y como
consecuencia desestime el valor del trabajo desarrollado por el terapeutaa

En base a lo anterior, es conveniente apuntar que algunos terapeutas (Ruperto Charles) han
optado por comenzar la primera sesión creando una predisposición en el usuario a responder
͞positivamente͟, para facilitar el trabajo ulterior de orientar el dialogo terapéutico hacia la solucióna Una
forma efectiva de hacerlo es preguntando a los usuario, por ejemplo durante la exploración del
genograma, por los valores, virtudes, capacidades, logros, éxitos de su familia de origena Luego, sobre
lo mismo pero en la familia nuclear y/o en la persona misma del usuarioa Podemos terminar, esta fase
previa, preguntando sobre cómo lo indagado anteriormente puede ayudar -o incluso ha ayudado- a
resolver el ͞problema͟ que les inquietaa

Se puede continuar, planteado una pregunta presuposicional: ¿Qué es lo que se propone lograr
viniendo para acá (a consulta)? ¿Qué es lo que espera lograr? ¿Cuál es el objetivo o meta que quiere
lograr estando aquí en consulta?
Ênte estas preguntas se pueden obtener al menos cuatro opciones de respuesta:

1a El usuario responde planteando el problema (P) en este caso se recomienda avanzar a co-
crear el problema a través de preguntas lineales, en primera instancia, y luego pasar a preguntas
circulares para determinar el patrón problemático, el contexto en el que se da, la intensidad o la
frecuenciaa En la medida de lo posible reencuadrar el problemaa Para llegar finalmente a elucidar la
meta (ver más adelante)a

2a El usuario responde diciendo lo que no quiere ocurra o que siga ocurriendo (NO-P)a Ejemplo:
͞no me gustaría seguir peleando con mi pareja; quisiera dejar de tener miedo a͙; quiero que mi hijo no
sea un maleducado͙͟; etca En este caso podríamos pasar a elucidar la meta inmediatamentea Si el
usuario insiste en conversar sobre el problema aplicamos entonces la secuencia 1a

3a El usuario responde mencionando el objetivo que desea lograr, es decir, conversa acerca de
la solución (S)a Ejemplo: ͞quiero tener una mejor relación con mi pareja; me gustaría enfrentar mis
miedos y poder hacer lo que quiero para tener una vida mejor; quiero ser una mejor madre para mi hijo
y que el tome un camino que lo haga mejor persona͟; etca En este caso se puede proceder a acordar el
objetivo y buscar excepciones (ver más adelante)a

4a Puede ser que el usuario divague en la repuesta, incluso aunque el terapeuta insistaa O tal
vez responda con dudas, preguntas o cuestionamientos; o su comunicación verbal y/o no-verbal
muestra reservas acerca del terapeuta, la terapia o de lugar u otras circunstancias en donde se da la
terapia, conviene por el momento considerarlo como visitante (ver adelante) hasta que, en la relación
terapéutica, no se defina de manera diferentea

Según el modelo de terapia breve centrado en la solución, la primera distinción que se requiere
hacer es la de identificar la posición relacional bajo la cual emerge el usuario con respecto al contexto
terapéuticoa Se diferencian dos posibles posiciones la de comprador y la de no-comprador o visitantea
Para lo anterior se requiere que el usuario refiera un asunto a resolver, un ͞problema͟, y determinar la
posición que tiene al respecto a su participación y el deseo de cambioa Mientras tanto no se determine
que el usuario ha planteado claramente una ͞queja͟ con respecto a un ͞problema͟, o exprese su
necesidad o intención de resolverlo, o su posición no manifieste un claro compromiso con la terapia, se
definirá como un no-comprador o visitantea En este último caso, se puede prescribir al final de la sesión
la tarea de observación (que observe todo lo que está bien y desea que siga ocurriendo)a

En el caso de que se observe que el usuario plantea un ͞problema͟ a resolver (asunto a


resolver) o una meta por lograr y se perciba que se compromete con el cambio terapéutico, se entiende
que el usuario ha emergido como comprador (véase las tres primeras opciones de respuesta)a Êhora la
nueva distinción que se requiere realizar es sobre si el compromiso es con el cambio para sí mismo o
para cambiar a otrosa En el primer caso podemos decir que es un comprador cliente, en el segundo es un
comprador demandantea Para ilustrar lo anterior imagínese que una persona entra a una tienda
departamental y el dependiente le pregunta ¿Qué se le ofrece? Entonces la primera posible respuesta
del comprador imaginado pudiera ser: ͞ando buscando algo para mi͙͟, mientras que la segunda
posibilidad es que diga: ͞ando buscando un regalo para͙͟; estas respuesta corresponde, de manera
analógica, a los casos anteriormente planteadosa Una tercera respuesta, ante la pregunta del
dependiente, es: ͞solo estoy mirando͙͟ , ante esto se tendría que dejar a la persona a que eche un
vistazo a la tienda, sin presionarlo para no espantarlo, tal vez más adelante se le antoje comprar algoa

Una vez que el terapeuta ha diferenciado el tipo de comprador, cliente o demandante, se


avanza en el proceso terapéutico (preguntas, reencuadres u otro tipo de intervenciones) adoptando una
postura congruente con respecto a tal distincióna Esto quiere decir, que para un comprador cliente las
acciones terapéuticas versaran sobre el cambio para sí mismo, y para un comprador demandante se
enfocaran en el cambio para otrosa

En ambos casos, como siguiente paso, se procederá a buscar y localizar excepciones, que se
pueden entender como ocasiones en las que la regla del ͞problema͟ no se cumple, es decir, situaciones
en que no aparece, no se da o desaparece el problemaa Se puede hacer a través de preguntas tales
como: ¿Qué sucede cuando las discusiones de pareja no desencadenan violencia? ¿Qué sucede cuando
Juanito no se hace la cama? ¿Qué sucede cuando su hija hace lo que le dicen? ¿Qué sucede cuando esta
la madre y no el padre? ¿Qué sucede cuando se comunican como ustedes quieren?

Otra forma orientar la conversación terapéutica hacia las excepciones, es hacerlo a través del
͞problema͟ mismoa Después de definir el ͞problema͟ (preguntas lineales y circulares) y asegurarse que
el usuario siente que se ha comprendido su situación a través de parafraseos empáticos (EPNP), es
posible valernos de parafraseos de elucidación haciendo explicito el objetivo de solución que está
implícito en el planteamiento del ͞problema͟ (EPNÊ, hacer explicito lo que solo está implicado)a Por
ejemplo ante el planteamiento de que ͞mi hijo no hace caso cuando mi esposa y yo discutimos acerca
de lo que él debe o no debe hacer͙͟, se le podría decir: ͞entonces, si entiendo bien, lo que usted
quisiera lograr es ponerse de acuerdo con su esposa sobre la reglas y normas que como padres quieren
seguir para que su hijo haga caso y se comporte de manera adecuada͙͟a Si el cliente acepta este
parafraseo se continuaría preguntando ¿en qué ocasiones se han puesto de acuerdo ustedes como
padres? ¿Sobre qué temas si están de acuerdo con respecto a la educación de su hijo? Etca También
previo a estas preguntas se podría utilizar la pregunta por la escala o el porcentaje: ¿del 1 al 100 que
tanto han logrado ponerse de acuerdo con respecto a la educación de su hijo? O ¿Qué tanto porcentaje
está de acuerdo y que tanto no lo están? Y luego pasar a clarificar las excepcionesa

Si es posible encontrar excepciones, entonces se avanza a determinar si estas son percibidas por
el usuario como resultado de esfuerzos intencionales y voluntarios o como producto del azar y/o la
espontaneidada En el primer caso consistiría en respuesta tales como: ͞si en ocasiones nos hemos
propuesto ponernos de acuerdo sobre ciertos temas en relación a los permisos para salir de nuestro
hijo, lo platicamos previamente y ya sabemos que decirle al muchacho, entonces él sabe que ni yo ni su
madre cederemos con respecto a esto, deja de insistir y se adapta͟a En el segundo: ͞no sé exactamente
qué pasa, a veces no diferimos porque tal vez estemos de buen humor o simplemente por no querer
discutir, en realidad es difícil saberlo͟a

Una vez definido el tipo de excepción, conviene verificar junto con el usuario los objetivos
terapéuticos, es decir, que haya un acuerdo entre lo que cree el terapeuta que el usuario quiere y lo
que éste en realidad desea, de tal manera que se sienta incluido en esta parte del proceso terapéutico,
que los objetivos sean atractivos para el usuario y por lo tanto se sienta motivado a trabajar para
lograrlosa

Si se logra esta concordancia y las excepciones que se encontraron (crearon) se definen como
intencionales y voluntarias, se prescribe la tarea de ͞hacer más de lo que funciona͟a Por ejemplo,
siguiendo el mismo caso anteriormente planteado: ͞Hemos visto que son capaces de ponerse de
acuerdo como padres con respecto a la educación de su hijo, especialmente cuando se dan el tiempo de
platicar y planear la ͞estrategia a seguir͟a Êdemás, nos han dicho que el muchacho responde
favorablemente a este acuerdo entre ustedesa Por lo tanto queremos pedirles que de aquí a la próxima
sesión busquen algún tiempo para platicar y ponerse de acuerdo con respecto algún tema importante
en relación a las reglas que decidirán en la disciplina de su hijoa Confiamos en que harán un buen trabajo
en beneficio de la educación de su hijoa No es necesario que avancen demasiado, basta que se pongan
de acuerdo sobre un tema en especiala͟

Por otro lado, si se verifica el acuerdo en los objetivos y el usuario percibe las excepciones como
producto de la azar y/o la espontaneidad, se puede prescribir una tarea basada en el azar, por ejemplo
lanzar una moneda y según caiga cara o sol hacer la excepción o más de lo mismo, en la situación
anterior: ͞cada día de la semana lanzaran una moneda, si cae sol buscaran al máximo tener diferencias
sobre las reglas de disciplina con su hijo, pero si cae cara actuaran como si ambos estuvieran de acuerdo
en las reglas de disciplina de su hijo, independientemente de los motivos que incluso ni siquiera están
muy clarosa La regla que seguirán, en este último caso, es que ante el primero que diga algo con
respecto a la disciplina del muchacho, el otro estará automáticamente de acuerdo y lo manifestará
abiertamente tanto al otro como a su hijoa Pruébenlo vamos a ver qué sucede͟a

En el caso que no se obtengan excepciones o que no se acuerde el objetivo, ya sea porque no


fue posible o porque se acabo el tiempo o cualquier otro motivo, queda la posibilidad de prescribir la
pregunta por el milagro: ͞Supongamos que una noche mientras duerme, se produce un milagro y su
problema se resuelvea ¿Cómo se daría cuenta? ¿Qué sería diferente? ¿Cómo lo sabría su esposo sin que
usted le dijera ni una sola palabra sobre el asunto?͟(de Shazer: 29)

Una variación de esta pregunta que propone Giorgio Nardone, que además se deriva de eso que
Paul Watzlawick definió la técnica del como sí (1990) es la técnica de la fantasía del milagro: ͞Esta tarea
es una fantasía en la que tendrás que pensar todas las mañanas, desde ahora hasta que nos volvamos a
vera Quiero que todas las mañanas, mientras te lavas, te preparas y te vistes, pienses en esta fantasía
concreta, una fantasía mágicaa Imagina que sales de esta habitación, como saldrás hoy, que cierras la
puerta, como la cerrarás hoy, y apenas sales de aquí ʹcomo por milagro- tú problema desaparece, ya no
existea ¿Qué cambiaria inmediatamente en tu vida? ¿Qué otros problemas tendrías que afrontar? Piensa
en esa fantasía todas las mañanas, imaginando justamente que te proyectas (imaginándote en el futuro)
más allá del problema͟a

O la propuesta mexicana de Ruperto Charles de la pregunta por el milagro: ͞Demos por caso
que, esta noche mientras duermes profundamente provocas que suceda un milagro (si͙ está
sucediendo ese milagro) y todo lo que has querido lograr ya lo lograste, todo lo que has querido que se
resuelva o cambie ya se resolvió, ya cambió, porque lo que tenía que acomodarse, ya se acomodó, lo
que tenía que salir, ya salió, lo que tenía que fortalecerse, ya se fortaleció y ese problema ya quedo atrás
y todo eso lo estás consiguiendo con el trabajo de tu mente y de la mente de los que te rodean, y ese
milagro ya sucedió, pero como estas durmiendo profundamente no te puedes dar cuenta que ese
milagro ya sucedió!aaa, mañana por la mañana ¡que despiertes!, ¿Qué vas a ver diferente en tu vida para
darte cuenta que ese milagro ya sucedió? Lo que está en negritas se recomienda que se utilice una
inflexión de voz hipnóticaa

En la siguiente sesión, en caso de obtener alguna información con la pregunta del milagro, se
procederá a indagar ¿en qué medida se ha realizado el milagro? ¿Cuándo? ¿En qué situaciones o
circunstancias? ¿Qué se ha hecho para lograrlo?

De la misma manera, se determinara si la excepciones, en el caso de que las hubiera, son


deliberadas o espontáneas, con la información obtenida se sigue criterio anteriormente descrito hasta
llegar a la prescripción de la tarea de ͞hacer más de lo que funciona͟ o la de ͞lanzar una moneda͟a

En último caso de no encontrar excepciones, ni durante la exploración de la queja, después de


definir el objetivo o por medio de la pregunta del milagro, se puede dejar una tarea de observación (de
todo lo que les gustaría que siguiera igual o de lo que sucede cuando el problema no ocurre o no se
presenta) o sencillamente de hacer algo diferentea En caso de que ninguna de estas prescripciones diera
resultado se pasaría a la secuencia del MRIa