Вы находитесь на странице: 1из 264

Г. Я. ТУРОВЕР, И. Д.

ТРИСТА,
Д. Б. ДОЛГОПОЛЬСКИЙ

ПОСОБИЕ ПО УСТНОМУ
ПЕРЕВОДУ С ИСПАНСКОГО
ЯЗЫКА ДЛЯ ИНСТИТУТОВ
И ФАКУЛЬТЕТОВ
ИНОСТРАННЫХ ЯЗЫКОВ

Допущено Министерством высшего


и среднего специального образо­
вания СССР в качестве учебного
пособия для студентов институтов
и факультетов иностранных языков

ИЗДАТЕЛЬСТВО
„ВЫСШАЯ ШКОЛА“
М осква — 1967
П РЕДИ СЛО ВИ Е

Н астоящ ее пособие предназначается для студентов старш их


курсов институтов и ф акультетов иностранных язы ков. Его задачей
является развитие навыков устного перевода с испанского язы ка
на русский.
Оно может быть использовано так ж е для повышения языковой
квалиф икации преподавателей испанского язы ка и соверш енствова­
ния навы ков устного перевода лицами, самостоятельно изучающими
испанский язык.
И з выш еуказанной задачи вытекаю т следующие цели преподава­
ния устного перевода к ак самостоятельной дисциплины:
1. О тработка правильного зрительного и слухового восприятия
и понимания устной и письменной речи на иностранном языке.
2. Развитие памяти переводчика, т. е. достижение наиболее
полного запоминания прослуш анной иностранной устной речи или
прочитанного иностранного текста без записи, или полное восста­
новление их по сделанной записи.
3. П риобретение специальны х переводческих навыков по быстро­
му переклю чению переводчика с русского язы ка на иностранный и
наоборот (автоматизации речи при переводе), а так ж е быстрое и
правильное нахождение соответствующих эквивалентов на язы ке, на
который ведется перевод.
4. Д остиж ение правильного фонетико-интонационного оформле­
ния перевода, точное соблюдение ритма я зы к а, на который ведется
перевод с соответствующей передачей стилистических особенностей
переводимой устной речи или текста.
Д анное пособие рассчитано на 200—250 аудиторных часов, и
работу над ним можно начинать со студентами, имеющими подготов-
ку по испанскому язы ку в объеме трех курсов отделения испанского
язы ка. Пособие составлено на основе опыта преподавания устного
перевода с испанского язы ка на русский на факультете переводчи­
ков при I М ГП И И Я имени Мориса Тореза и опыта переводческой р а­
боты авторов.
Пособие состоит из введения, где излагаю тся лингвистические
особенности устного перевода с испанского язы ка на русский, а
так ж е рассматриваю тся некоторые вопросы стилистической транспо­
зиции при устном переводе, и основной части.
О сновная часть делится на четыре подраздела, охватывающие
главные виды деятельности устного переводчика:

I. П еревод с листа:
A. Устный перевод лексики, лексических сочетаний (штампов)
и ф разеологии по теме (лексический диктант-перевод).
Б. Устный перевод текста с предварительным чтением и р азб о ­
ром текста в классе.
B. Устный перевод,текста, предварительно подготовленного дома.
Г. Устный перевод текста с предварительной (3—5 минут) под­
готовкой в классе.
Д . Устный перевод с листа без подготовки.

II. П оследовательный перевод:


A. П исьменный пофразный перевод-диктант.
Б. А бзацно-фразовый перевод на слух с записью .*
B. Последовательный перевод с записью.
Г. П еревод звукозаписи с записью.
Д . Радиоперевод с записью.

* Авторы отказались от излож ения в данной книге скорописи,


применяемой при устном переводе, ввиду имеющегося учебного п о­
собия «Запись речи при последовательном переводе» (под общим ру­
ководством В. Ю. Р о з е н ц в е й г а , М осква, 1963, стеклограф и­
ческое издание) и готовящ ейся к изданию специальной работы
Р. К. М и н ь я р а - Б е л о р у ч е в а по условной записи уст­
ной речи.

4
III. П еревод на слух без записи:
A. М икрореферирование.
Б. Абзацно-фразовый перевод без записи.
B. Д вусторонний перевод.

IV. Синхронный перевод:


A. П рослуш ивание иностранного текста через науш ники (пони­
мание).
Б. П рослуш ивание иностранного текста через науш ники и пов­
торение его в микрофон.
B. Синхронное чтение перевода (прослуш ивание иностранного
текста через науш ники и синхронное чтение заранее подготовленного
перевода текста на русский язы к).
Г. С инхронно-зрительный перевод (прослуш ивание иностранно­
го текста через науш ники и синхронный перевод его по письменному
тексту оригинала).
Д . Перевод смысловых отрезков без текста оригинала.
Е. Синхронный перевод в замедленном темпе.
Ж . Синхронный перевод в нормальном темпе.

П ри отборе текстового материала авторы стремились к тому, что­


бы он отвечал следующим требованиям:
1) обязательн ая подлинность текстов;
2) разнообразие тематики;
3) возрастаю щ ая степень трудности текстов по мере прохождения
соответствующих разделов.
Этим требованиям отвечают газетно-информационный материал,
выступления по радио, телевидению и в печати государственных и
политических деятелей стран, говорящ их на испанском язы ке, бесе­
ды, интервью, пресс-конференции, выступления на собраниях, сове­
щ ан и ях, конференциях, симпозиумах, конгрессах и т. п. известных
деятелей н ауки , культуры и искусства, говорящ их на испанском
языке.
Текстовой материал охваты вает общ ественно-политическую, со­
циально-экономическую , страноведческую, юридическую, культурную
и специальную тематику.
По степени трудности материал пособия представлен следующим
образом:
1. Отдельные короткие газетно-информационные сообщения с
ограниченным количеством незнакомой лексики и с известными грам ­
матическими конструкциями.
2. Небольшие статьи (речи) со знакомой лексикой, в которых,
однако, имеются некоторые синтаксические трудности (изменение по­
рядк а слов, усложненность периодов, обилие эллиптических конструк­
ций и т. д.).
3. Тексты (речи, выступления) с некоторым количеством незна­
комой (по преимущ еству специальной) лексики и сложным синтакси­
ческим построением.
4. Тексты (речи, выступления) любой допустимой лексико-грам ­
матической и синтаксической трудности.
Авторы будут весьма благодарны за все критические замечания
и пож елания, сделанные в адрес настоящ его пособия.

Авторы
ЛИНГВИСТИЧЕСКИЕ ОСНОВЫ ПЕРЕВОДА

I. ЛИНГВИСТИЧЕСКАЯ СУЩНОСТЬ ПЕРЕВОДА

Перевод с одного язы ка на другой — это создание тек­


ста на другом язы ке, равнозначного в смысловом и сти­
листическом отношении оригинальному тексту.
Равнозначность перевода предполагает, что человек,
слышащий или читающий перевод, должен: 1) получить
всю ту информацию, сообщаемую в тексте, которую полу­
чает лицо, слушающее или читающее оригинал, 2 ) полу­
чить то ж е впечатление о настроении говорящего или
пишущего, которое получает слушающий или читающий
оригинальный текст, о его отношении к высказываемому
и об эмоциях, которые он ж елает вызвать, 3) получить то
впечатление о личности говорящего или пишущего (напри­
мер, о его профессии, особенностях интеллекта и т.п.),
которое получает человек, слушающий или читающий ори­
гинальный текст.
Первое требование называется т р е б о в а н и е м
смысловой (семантической) точности,
второе и третье требование вместе составляют т р е б о в а ­
ние точ но сти сти л и сти ч ес к о й .
К ак мы можем, исходя из такого понимания смысловой
точности, проверить, нет ли в переводе смысловых оши­
бок. Идентичность информации здесь можно проверить
посредством постановки вопросов. Существование смысло­
вой ошибки в переводе доказывается только тогда, когда
мы можем поставить такой вопрос, касающ ийся содерж а­
ния текста, на который человек, прослушавший (прочитав­
ший) оригинальный текст, и человек, прослушавший (про­
читавший) перевод, дадут разные ответы (в частности, и
тогда, когда читатель перевода не сможет ответить на
вопрос по содержанию текста, на который отвечает человек,
читавший оригинальный текст). Разумеется, при этом пред­
полагается, что читатель обоих текстов обладает теми ж е
7
предварительными сведениями (например, если один и тот
ж е человек прочтет сначала перевод, а потом оригинал).
Приведем несколько элементарных примеров.
П ри переводе с русского язы ка на испанский фраза
«Среди членов К онгресса — 250 американцев» переведена
так: “E n tre los miem bros del Congreso figuran 250 am eri­
canos” . Ошибку перевода можно выяснить, задав, напри­
мер, такой вопрос человеку, слушавш ему русский ориги­
нал, и человеку, слышавшему испанский перевод: «Сколь­
ко граж дан США было на конгрессе?» Тот, кто слышал
русский текст, ответит: «250». Тот же, кто прочтет испан­
ский текст, не сможет ответить на такой вопрос, ибо такой
испанский текст означает: «Среди делегатов К онгресса —
250 представителей стран Западного полуш ария». Испан­
ский перевод, оказывается, сообщает не ту информацию,
какую содержал русский оригинал.
Д ругой пример: название французского фильма « Le
grand chef » переведено на русский язы к как «Великий
вождь». Ошибка перевода выясняется, если мы зададим
французу, прочитавшему название фильма по-французски,
и русскому, прочитавшему перевод названия по-русски,
один и тот ж е вопрос: «Произведение какого автора, по
вашему мнению, экранизировано в этом фильме?» Ф ран­
цуз ответит: «По всей видимости, рассказ О ’ Генри». Д ей ­
ствительно, рассказ О ’ Генри «Вождь краснокожих» на­
зывается по-французски « Le grand chef ». Русский, про­
читав название «Великий вождь», не сможет, конечно,
догадаться, какое произведение экранизировано.
Переводя научную статью с испанского язы ка на рус­
ский, название статьи “El observatorio del volcán Paracu-
tin ” перевели так: «Вулканологическая станция на вулкане
Паракутин». Смысловая ошибка обнаруживается, если за ­
дадим вопрос: «Находилась ли станция непосредственно на
горе или около нее?» Человек, прочитавший русское н аз­
вание (в отличие от испанского читателя), скаж ет: «Стан­
ция находилась на горе» и при этом исказит истину (ко­
торую можно выяснить из текста статьи). Н азвание статьи
следовало бы перевести так: «Вулканологическая станция
у вулкана Паракутин». Н азвание статьи “Su pueblo n a ta l”
переведено как «Местечко, где он родился». Зададим чи­
тателю русского текста и читателю испанского текста воп­
рос: «Как вы думаете, в какой стране родился герой?»
Прочитав заглавие в русском переводе, читатель ответит:
«Видимо, где-то в Польше, на У краине, в Белоруссии или
в Прибалтике». Действительно, слово местечко по-русски
применяется к маленьким городам именно этих районов
Восточной Европы. Перевод с помощью слова местечко
был бы уместен, если бы герой родился действительно в
этих местах. В противном случае уместно слово «селение»
или какое-нибудь другое, соответствующее русскому сло­
воупотреблению в отношении соответствующих стран.
Из ответов на этот вопрос становится ясно, что чита­
тель перевода получил не те сведения, которые получает
читатель оригинала. Следовательно, перед нами смысло­
вая ошибка.
Разумеется, здесь речь идет не столько о практическом
методе проверки точности перевода, сколько об осмыслении
понятия «смысловая точность». Переводчик должен уметь
сопоставлять два текста (оригинал и перевод, или два ва­
рианта перевода) по смыслу — т.е. не по смыслу отдель­
ных слов, а по смыслу сообщения, содержащегося в тексте.
Требования смысловой точности ничего общего не имеют
с требованием буквального перевода. Буквалистический
перевод очень часто бывает весьма далек от смысловой
точности. Это можно видеть хотя бы из приведенных выше
примеров со словом «американский» и с переводом н азва­
ния фильма «Вождь краснокожих». Переводчик имеет пра­
во отходить от буквального перевода слов во имя достиже­
ния общей точности смысла и стиля.
Н а практике это значит, что переводчик, уяснив себе
смысл текста, должен передать его на русском язы ке теми
средствами, которые наиболее адэкватно передают этот
смысл.
Н есколько иные требования предъявляю тся к переводу
юридических и дипломатических текстов. Здесь, при про­
чих равных условиях, мы должны выбирать из всех п ра­
вильных (в смысловом и стилистическом отношении) пере­
водов тот, который наиболее буквален. Но, учитывая ж е ­
лательность такого пословного соответствия, мы все ж е ни­
когда не должны жертвовать ради этого смысловой или
стилистической точностью. Точный, но не буквальный пе­
ревод всегда безусловно лучш е буквального, но не точного.
Требование стилистической точности ставит перед пере­
водчиком серьезные и не просто решаемые задачи. Д л я
переводчиков устных ораторских выступлений с испанско­
го язы ка на русский основная трудность связана с разли ­
9
чиями с т и л и с т и ч е с к и х с и с т е м э т и х д в у х
я з ы к о в . В русском язы ке ораторские выступления сти­
листически довольно близки к деловому или научному
стилю. Таковы нормы ораторского стиля в русском языке.
Всякое отклонение от этой нормы (например, непомерно
широкое употребление возвышенных и патетических слов)
будет восприниматься как намеренное отклонение от нор­
мы или даж е как неумение владеть стилем (последнее
обычно вызывает комический эффект). В испанской стили­
стической системе ораторская речь далека от сухой дело­
вой и во многом близка к поэтической речи. Нормой для
испанской ораторской речи оказывается обилие возвышен­
ных, патетических слов, изысканных синонимов, необыч­
ных сравнений, образов и пр. П оскольку это норма, она
и воспринимается как обычное следование канонам ора­
торской речи. При буквальной передаче стилистических
особенностей испанского ораторского стиля на русский
язы к получается часто не тот эффект, который вызывает
испанский текст у носителя испанского язы ка: получается
отклонение от нашей стилистической нормы, непомерная
— в отношении наших норм — напыщенность, которая вос­
принимается к ак нечто странное или подчас комическое.
Приведем пример. При возобновлении занятий в не­
большой военной школе в М ексике начальник училища
произносит речь, начинающуюся словами: La ó rb ita he­
licoidal que nos im pone la ley de nuestra existencia vuelve
a reunim os hoy en este recinto. Если мы вздумаем перево­
дить это стилистически буквально, то получим: «Винто­
образная орбита, навязываемая нам законом нашего су­
ществования, вновь соединяет нас сегодня в этом помеще­
нии». Разумеется, такой перевод может вызвать лиш ь улыб­
ку, да и вряд ли он будет понятен. В таких случаях следу­
ет приближать стиль перевода к тому стилю, который при­
нят для ораторских выступлений в стилистической системе
русского язы ка. Это значит, что нужно в некоторой степе­
ни снижать стилистическую напыщенность.
С другой стороны, мы не можем идти по этому пути
слишком далеко. Н е всегда можно полностью и до конца
уподоблять испанский ораторский стиль привычному рус­
скому. Если мы это сделаем, мы подвергнемся другой
опасности: текст, во всех отношениях подобный русскому
ораторскому выступлению, будет полностью лишен нацио­
нального колорита стран испанского язы ка и, что особен­
10
но опасно, может приобрести национальный колорит язы
ка перевода. Тем самым мы нарушим третье требование
к переводу: человек, слушающий (читающий) перевод
должен получить то ж е представление о личности говоря
щего (пишущего), что и человек, слышавший (или читав
ший) оригинал.
П олучается, что переводчик, сталкивающ ийся с оратор
ским текстом, особенно насыщенным возвышенными ело
вами, изысканными синонимами и пр., должен снижат!
возвышенность стиля, но лиш ь до некоторой степени
Переводчик должен стремиться сохранить некоторое впе
чатление возвышенности стиля, которое будет создавав
испанский или латиноамериканский национальный коло
рит. Приведенная выше фраза из речи начальника учили
ща может быть переведена, если мы отойдем от букваль
ного смысла слов и передадим общий смысл фразы более
подходящими средствами русского язы ка, например, так
«Сейчас, как и в прошлые годы, мы вновь встречаема
с вами в этом зале после каникул; встречи, расставани?
и новые встречи — таков круговорот жизни нашего учи
лища». В таком переводе сохраняется некоторый оттено?
«красивости» оригинала, ассоциируемый в нашем сознанш
со спецификой романских стран, но, с другой стороны
устранена излиш няя образность оригинала и возвышенносп
его словаря, производящ ая, с точки зрения наших норм
комическое впечатление.
Особенно большой перестройки требует о р ато р ск и
текст в тех случаях, когда ораторское выступление каса
ется не очень важного повода (открытие выставки детскогс
рисунка, выступление в прениях на научной конференцш
и т.п.) — то-есть тогда, когда напыщенность стиля в рус­
ском переводе особенно нетерпима. Если ж е мы переводил:
речь на важ ную политическую тему, выступление в между
народной организации и т.п ., то в этом случае возвышен!
ность стиля в русском переводе может восприниматься ка и
нечто не выходящее за рамки допустимого (ибо соответ
ствует важности содерж ания), и в таких случаях можне1
зачастую обойтись и без стилистической перестройки.

II. ОСОБЕННОСТИ УСТНОГО ПЕРЕВОДА

В процессе устного перевода переводчик сталкиваете?


с некоторыми специфическими трудностями, отсутствую
П
щими при письменном переводе. Важнейшие из них —
следующие:
1. Ограниченность времени при устном переводе. Пере­
водчик письменного текста имеет некоторое время на об­
думывание своего перевода, на обращение к словарям, на
оценку разных вариантов перевода и выбор лучш его. При
устном переводе переводчик не может ни пользоваться
словарем, ни обдумывать свой перевод. Это значит, что
устный переводчик должен выработать у себя автомати­
зированные навыки перевода: у него должно быть безуко­
ризненное знание лексики, позволяющее находить экви­
валент немедленно и без обдумывания. К каждому термину,
к каждому фразеологизму, к каждому штампу нужно
иметь наготове перевод. Вместе с тем переводчик должен
уметь улавливать общий смысл даж е в случае незнания
каких-либо редких слов.
В связи с особой сложностью устного перевода к нему
предъявляю тся не столь строгие требования, к ак к пере­
воду письменному. Некоторые стилистические ш ерохова­
тости или мелкие неточности перевода, недопустимые при
письменном переводе, остаются в пределах допустимого
при устном переводе.
Смысловая основа текста долж на быть передана при
устном переводе в любом случае. Второстепенные ж е де­
тали передаются более или менее полно в зависимости от
возможностей. Иногда при устном переводе приходится
жертвовать второстепенными деталями из-за недостаточно
точного знания слова или реалии, из-за того, что пере­
водчик недослышал или — при последовательном перево­
де — не смог запомнить соответствующего слова; иногда
при синхронном переводе у переводчика может не хватить
времени на перевод некоторых второстепенных деталей.
При письменном переводе текстов специального х ар ак ­
тера (научных, технических или связанны х с некоторыми
необщеизвестными областями действительности) перевод­
чик регулярно обращается к научным справочникам, эн­
циклопедиям, научным работам на соответствующую тему.
Выполняя устный перевод, нельзя в процессе перевода
прибегать к справочной литературе. В таких случаях са­
мый правильный выход из положения — предварительное
изучение соответствующей терминологии обоих язы ков и
ознакомление с соответствующими областями знания (в
пределах, необходимых для понимания смысла текстов).
12
Вспоминается такой случай: на одном из международных
кинофестивалей в Москве демонстрировался немецкий на­
учно-популярный фильм о п ауках. Ф ильм переводился
синхронно с немецкого язы ка на русский, а с русского —
на прочие рабочие язы ки фестиваля (английский, фран­
цузский, испанский и китайский). Некоторые переводчики
(в том числе переводивший с немецкого язы ка на русский)
предварительно ознакомились со статьями энциклопедий,
касающимися пауков, и изучили соответствующую терми­
нологию. Некоторые ж е переводчики (в частности, очень
квалифицированный переводчик на английский язык) этого
не сделали, и в результате перевод фильма на английский
язы к был испорчен: переводчик, не зн ая английских тер­
минов и даж е не понимая подчас русского текста, был
вынужден во многих местах фильма молчать.
2. Невозможность обратной корректировки. При пись­
менном переводе переводчик начинает с общего ознаком­
ления со всем текстом и поэтому может переводить н а­
чальные части текста, зн ая о содержании последующих.
Многие неясности в начальных частях текста разъясняю тся
в свете последующих частей. Иногда переводчик, переводя
последующие части текста, обнаруж ивает, что где-то в
предыдущ их ф разах он совершил ошибку. При письмен­
ном переводе он может исправить эту ошибку.
У устного переводчика положение иное. Переводя н а­
чальны е части текста, он еще не знаком с последующими
и не мож ет учесть их при переводе начальных частей.
П ереводя ж е последующие фразы, он у ж е не может ничего
исправить в предыдущих. Это очень сущ ественная труд­
ность в устном переводе. Некоторые неопытные перевод­
чики пытаются ее обойти, поправляясь на ходу или сооб­
щ ая слуш ателям , что в предыдущей части перевода были
допущены ошибки. Т акие поправки, отвлекая внимание
слуш ателей от содерж ания текста и переклю чая его на
процесс перевода, приносят больше вреда, чем пользы.
К этому приему можно прибегать лиш ь в самых исклю чи­
тельных случаях, когда основная мысль текста искажена
существенным образом.
Трудности, связанны е с невозможностью обратной кор­
ректировки текста, иногда можно облегчить. Н а научных
конгрессах, например, часто публикую тся тезисы докла­
дов. Предварительное (до перевода) ознакомление с тези­
сами позволяет заранее уяснить основную мысль доклада.
13
Если нет тезисов, но известна тема выступления (или,
по крайней мере, тема, которая будет обсуждаться на
заседании), переводчик может заранее прочесть работы
того лица, которое собирается выступать. Из этих работ
можно ближ е познакомиться с проблемами, подлежащими
обсуждению, и выяснить точку зрения- автора на эти про­
блемы. А это позволит легче понять (а иногда и заранее
предсказать) главную мысль выступления.
Переводчик, которому предстоит переводить полити­
ческие выступления (например, в международных органи­
зациях) такж е нередко может заранее ознакомиться с
выступлениями и статьями соответствующего оратора (или
других представителей того ж е государства) на тему пред­
стоящ его заседания. Выяснение точки зрения соответствую­
щего лица (государства) на вопрос, подлежащий обсужде­
нию, значительно облегчает задачу переводчика.
Разумеется, к такого рода методам имеет смысл при­
бегать главным образом в тех случаях, когда соответ­
ствующая область знаний мало знаком а переводчику. Пе­
реводчик же, длительное время работающий на конгрес­
сах и конференциях, касаю щ ихся определенной области,
или в международных организациях, приобретает опыт,
знакомится с соответствующим кругом понятий, неодно­
кратно слышит выступления одних и тех ж е лиц по одной
и той ж е тематике, и тогда уж е трудности в понимании
смысла сводятся к минимуму.
Невозможность обратной корректировки может быть
нередко преодолена путем применения метода к о р р е к ­
т и р у ю щ е й к о м п е н с а ц и и . Переводчик, не зная
смысла последующей фразы и в связи с этим не вполне
точно понимая смысл переводимой, вынужден прибегать к
обобщенному переводу, давать слова наиболее широкого,
наиболее обязывающего (наименее информативного) зн а­
чения. В дальнейшем, услыш ав последующую фразу и в
свете ее уточнив себе смысл предыдущей (уж е переведенной),
переводчик осущ ествляет обратную корректировку не пу­
тем оговорки («Приношу извинения, я перевел неверно,
надо было перевести так-то»), а путем внесения соответст­
вующего уточнения в самый текст последующей фразы.
Например, если в предыдущей фразе сказано “el procer
de la lib e rta d ”, и мы не знаем, идет ли речь о С. Болива­
ре, X. А ртигасе или другом герое национально-освободи­
тельного движения в Латинской Америке, мы можем пе­
14

i
редать эту мысль наиболее общим образом: «один из ве­
ликих героев освобождения Л атинской Америки». Если же
из последующих фраз станет ясно, о ком идет речь (напри­
мер, будет упомянута битва, в которой участвовал Симон
Б оливар, или выяснится, в какой стране действовал “el
gran g en eral”), мы можем внести соответствующее уточне­
ние в текст последующей фразы: «Этот герой —• имя его
Симон Боливар — сказал в августе 1813 года...»
Здесь мы видим, как важно в случаях неясности давать
наиболее общий, наименее конкретизированный перевод.
В самом деле, если бы переводчик, не зн ая точно, кто
такой “el procer de la lib e rta d ”, понадеялся бы на свою
интуицию и перевел бы «Хосе Артигас», а потом о каза­
лось бы, что это Боливар, компенсирующая корректировка
была бы уж е невозможна, ошибку уж е нельзя было бы
исправить.
При последовательном устном переводе невозможность
обратной корректировки касается лиш ь целых абзацев,
целых частей текста, переводимых за один раз: переводя
один абзац, мы не в состоянии учесть значение последую­
щих абзацев или отрезков речи. В пределах ж е такого
отрезка обратная корректировка вполне возможна.
Наоборот, при синхронном переводе мы переводим на­
чало фразы, еще не зн ая ее конца, а следовательно, невоз­
можность обратной корректировки касается здесь отдель­
ных фраз и даж е частей фраз. Это ставит синхронного
переводчика перед дополнительными трудностями грамма­
тического и лексико-семантического порядка, о которых
мы будем говорить в следующем разделе.

III. ОСОБЕННОСТИ ПЕРЕВОДА С ИСПАНСКОГО


ЯЗЫКА НА РУССКИЙ

Процесс перевода с иностранного язы ка на родной


отличается от процесса перевода с родного язы ка на ино­
странный своими специфическими трудностями. При пере­
воде на иностранный язы к переводчик без труда понимает
оригинальный текст, и вся сложность перевода заклю ча­
ется в формулировке текста на иностранном язы ке. При
устном переводе с иностранного язы ка на родной основная
трудность состоит в понимании оригинального текста, тог­
да как выражение понятой мысли на родном язы ке обычно
не вызывает больших затруднений.
15
Переводчик, устно переводящий на родной язы к, стоит
перед большими опасностями, нежели переводчик, перево­
дящий на иностранный язы к. В самом деле, переводчик,
в достаточной мере владеющий иностранным языком, всег­
да может так или иначе передать на иностранном язы ке
понятную ему мысль. В крайнем случае он выразит ее
недостаточно точно, со стилистическими или иными ошиб­
ками, но основная мысль будет передана, и акт общения
состоится. Если ж е переводчик, переводящий с иностран­
ного язы ка, не поймет текста, то произойдет самое худшее
— перевод не состоится, то-есть мысль, подлеж авш ая пере­
воду, вообще не будет передана.
Именно поэтому в известном смысле правильна каж у­
щ аяся парадоксальной мысль: переводить на иностранный
язы к легче, чем на родной.
Что ж е может препятствовать пониманию иностранного
текста? Рассмотрим этот вопрос подробнее.

А. Ф о н е т и ч е с к и е трудности

Бывают случаи, когда переводчик не может разобрать


слова текста. Это может произойти по трем причинам:
а) плохо работает техника (науш ники и т.п.), б) перевод­
чик плохо знаком с фонетикой соответствующего нацио­
нального варианта испанского язы ка (аргентинского, к у ­
бинского и пр.), в) переводчик не может фонетически опо­
знать незнакомое или мало знакомое слово.
У странение технических неполадок не зависит, разум е­
ется, от искусства переводчика, хотя и в этом случае по­
лож ение переводчика не всегда безвыходно (о роли кон ­
текстной догадки см. ниже.)
Плохое понимание текста в связи с незнанием фонети­
ческих особенностей соответствующего национального ва­
рианта испанского язы ка может быть предотвращено.
Переводчик долж ен приобрести опыт слуш ания испанской
речи во всех ее вариантах. Д л я этого используется радио,
граммпластинки и особенно устное общение с носителями
всех национальных вариантов испанского язы ка. П ри этом
особое внимание следует обращ ать на варианты фонемы,
исчезающие в произношении. В кубинском произношении
исчезает, например, интервокальное d, почти исчезает s
перед многими согласнцми и т.д. В результате, для нео­
пытного уха такие, например, противоположные по смыслу
16
фразы, как “nos p agaron” и “no pagaron” оказываю тся
неразличимыми. З н ая, какие согласные в соответствующем
варианте язы ка обычно исчезают, мы можем мысленно их
подставить и опознать слово (например, в форме [u ’te]
опознать usted). Сознательное изучение всех национальных
фонетических вариантов испанского язы ка позволит из­
беж ать трудностей такого порядка.
С трудностями фонетического опознания недостаточно
знакомых слов хороший переводчик сталкивается в основ­
ном в двух случаях: а) при переводе специальных терми­
нов, б) при переводе имен собственных.
Е сли имя собственное нам незнакомо, расслыш ать его
подчас очень трудно: в таких случаях контекст не помо­
гает, а замена одного звука другим превращ ает одно имя
собственное в другое, такж е существующее или способное
сущ ествовать в язы ке. Чтобы справиться с этой трудностью
или по крайней мере уменьшить ее, переводчику следует:
1) быть очень хорошо знакомым с той темой, которая
обсуждается, а такж е с именами лиц и с названиями гео­
графических объектов, которые могут упоминаться в связи
с этой темой. В частности, надо знать имена ученых, упо­
минаемых в связи с темой, обсуждаемой на научном кон­
грессе (для этого можно внимательно просмотреть библио­
графию в справочнике по соответствующей области; ко­
нечно, запоминать эти фамилии нет необходимости, доста­
точно знать их пассивно — уметь узнавать на слух); если
тема заседания — политическая, нужно знать имена поли­
тических деятелей, которые такж е нетрудно найти в сп ра­
вочниках; 2 ) хорошо знать распространенные в странах
испанского язы ка фамилии (см. упраж нения на стр. 49).
Следует добавить, что при передаче на русский язы к
имен собственных следует исходить из того звучания, ко­
торое имя собственное имеет в произношении Испании
(а не стран Латинской Америки): всякое 11 передавать
через ль, даж е если имя собственное — аргентинское или
уругвайское (в Аргентине и У ругвае И произносится близ­
ко к русскому ж); всякое у передавать через [j ], а не
[ 3 ] и т.п. Переводчик должен не просто воспроизводить
услышанные звуки, а как бы устно транскрибировать их,
произнося их так, как принято произносить транскриби­
рованные русскими буквами испанские имена собственные:
аргентинское L avalle произносится по-русски «Лавалье»
(а не «Лаваже»), фамилия Muñoz произносится не «Мунёс»,
2 -2 2 6 3 17
что было бы ближ е к испанскому произношению, а «Мунь­
ос» (то-есть [m u n ’jo s ] «Муньёс»), V alladolid произносится
по-русски не [ЬаХаЗо’ПЗ] (как в испанском), а совсем
и н а ч е — [v a lja d a ’lit ] «Вальядолид».

Б. Л е к с и ч е с к и е трудности

Устный переводчик в процессе перевода не может об­


ращ аться к словарям, справочникам, энциклопедиям. Это
вызывает специфические трудности, для преодоления кото­
рых приходится сочетать несколько приемов работы.
1) Человек, готовящийся к деятельности устного пере­
водчика, должен самым тщательным образом изучить всю
лексику, характерную для выступлений на конгрессах и
конференциях научного характера. К такой лексике, помимо
собственно политической (или научной), относится и про­
цедурная лексика, изучению которой в настоящем пособии
посвящен особый раздел.
2) Если переводчику предстоит перевод выступления
в какой-то определенной специальной области (например,
на научном конгрессе, где работа, к тому ж е, распределя­
ется часто по узко специализированным секциям), необхо­
димо, как уж е отмечалось, предварительное изучение со­
ответствующей терминологии, испанской и русской лите­
ратуры по соответствующему кругу вопросов.
3) Очень часто в текстах (в частности, публицистиче­
ских, ораторских) употребляю тся образования из лати н ­
ских и греческих корней (в частности, новообразования, не
зафиксированные никакими словарями). Их можно понять
только тогда, когда переводчик знаком с применяющимися
в испанском язы ке корнями латино-греческого происхож ­
дения, а такж е с системой префиксов и суффиксов при
этих корнях.
Приведем несколько примеров:
El gran 1iró fo ra. Слово lirófora может быть понятно,
если знать значение корня -for- (phor) ‘носить’: lirófora —
‘лироносец’, то-есть ‘п оэт’.
Su trad ició n m ilenaria. Слово m ilenario содержит обще­
известный корень m il- тысяча и элемент -en- в значении
‘год’ — тот же, что в словах quinquenal ‘пятилетний’,
bienio ‘двухлетие’ и т.д. Этот элемент -en- восходит к
латинскому -епп- из annus ‘год’. Следовательно, m ilenario
значит ‘ты сячелетний’.
18
Espacio u ltr a te r r e s tr e — ‘внеземное пространство’; cen­
tu ria — ‘столетие’ (от cent- ‘сто’); copartícipe — ‘соучаст­
н и к ’. Все эти слова можно легко понять и перевести при
знании латинских корней.
M overse en la d isy u n tiv a — ‘стоять перед альтернати­
вой ’. Слово d isy u n tiva членится на префикс dis- (исп.
des- раз-) и корень -yunt- из лат. junct- ‘соединять’; ср.
русское слово ‘дизъю нкция’, обозначающее логическое от­
ношение «А или В».
La m ás edificante dem ostración. Вспомнив значение гла­
гола edificar и смысл суффикса -ante (-ente, -iente) а такж е
учтя контекст, мы поймем, что это значит ‘самое плодот­
ворное (конструктивное) доказательство’.
4) Одна из существенных трудностей в понимании ис­
панских ораторских, публицистических (а отчасти и науч­
ных) текстов связана с характерной стилистической особен­
ностью испанского ораторского и публицистического стиля:
уместным и красивым элементом слога считается обраще­
ние к гуманитарной эрудиции автора, частым ссылкам
на исторические события древности, средневековья и ис­
тории Латинской Америки (не всегда имеющим прямое
отношение к теме выступления), ссылкам на литератур­
ные сюжеты, на персонажи христианской и античной
мифологии и т.п.
Умение переводить подобного рода ссылки требует от
переводчика серьезной эрудиции в античной мифологии,
древней, средневековой и новой истории, знания текста
Ветхого и Нового Заветов, знакомства с именами А вгус­
тина, Иеронима, Фомы Аквинского и других наиболее
популярных «отцов церкви». Без знания христианской ми­
фологии и фразеологии нельзя понять, что guerra apoca­
líp tica значит ‘война, ведущая к уничтожению человечест­
в а ’, a profesión de fe — это ‘символ веры ’. Наконец, пе­
реводчику должны быть известны события и имена из
истории стран Латинской Америки после К олумба. Очень
важно знать тех, кого в Латинской Америке называют
proceres de la lib ertad — героев борьбы за национальную
независимость стран Латинской Америки, героев народных
восстаний: Zam ora, M ambises, Pancho V illa и т.д.
Чтобы правильно перевести фразу из речи уругвайского
делегата ООН: el general Garzón, bravo jefe oriental, мы
должны знать во-первых, что У ругвай официально имену­
ется R epública O riental del U ruguay, и следовательно,
2* 19
прилагательное oriental может означать ‘уругвай ски й ’, а
во-вторых, что генерал Гарсон участвовал в национально-
освободительном движении У ругвайского народа против
испанцев.
Без изучения испанской истории нельзя понять слово
foral в речи того ж е уругвайца: N uestro am or por la lib er­
ta d y nuestro culto del derecho vienen de nuestro m ás rem oto
pasado histórico, de las rem inescencias forales... Слово
foral — это производное от слова fueros, означающего ‘му­
ниципальные свободы’ и ‘муниципальные зак он ы ’ испан­
ских городов Средневековья.
Знакомство с новой историей такж е, разумеется, необ­
ходимо. Иначе нельзя понять, что скрывается за словами
la gesta de San Francisco ‘великий подвиг в Сан-Ф ранцис­
к о ’ (имеется в виду создание О рганизации Объединенных
Наций) и что такое Sociedad de las Naciones.
Что означает ф раза Después de la independencia, el
P erú tuvo la in iciativ a de los congresos de Lim a, precur­
sores, con el de P anam á, de la solidaridad co ntinental (из
речи в ООН)? Д л я понимания этой фразы полезно зн а­
комство с историей Латинской Америки: на Панамском
конгрессе 1826 года и на Л имских конференциях 1847—
1848 и 1864— 1865 годов было положено начало движению
латиноамериканской солидарности.
5) Немалую трудность представляют часто применяе­
мые в испанской ораторской речи латинские обороты и
целые фразы. Д л я их понимания недостаточно запомнить
небольшое число оборотов, приводимых в словаре «Ла-
русса» и т.п. (ipso facto, in situ , bona fide, sine die и пр.),
а требуется более глубокое знакомство с латынью . В речи
перуанского делегата в ООН в том месте, где говорится
о юридических традициях П еру, упоминается юридический
принцип jus in ter omnes gentes и книга голландца Гроция
De ju re belli ас pacis, упоминается т а г е nostrum в таком
контексте: El P erú у los países am ericanos reiteran su de­
m anda de que se abandone el criterio egocéntrico europeo,
que ha establecido el territo ria l de acuerdo con las dim en­
siones del m undo tolom eico, porque no son aplicables a la
inm ensa extensión del Pacífico entre la A m érica del Sur y Aus­
tra lia , en pleno m undo m agallánico, donde son inaplicables
las m edidas y las formas de vida surgidas del antiguo m are
nostrum latin o . Здесь переводчику недостаточно понять,
что m are nostrum буквально значит ‘наше м оре’, нужно
20
знать, что это — Средиземное море и представлять себе
роль этого моря в жизни и географических представлениях
античности. Что касается слова tolom eico, то для его по­
нимания нужно знать правила транскрипции латинских и
греческих имен в испанском язы ке. Если мы знаем что
начальное р перед согласным в античных именах и испан­
ских словах отпадает (psychologia]> sicología, pneum ati-
cus^> neum ático и т.д.), мы поймем, что tolom eico значит
‘птоломеевский’. Но и этого мало. Д л я правильного по­
нимания текста необходимо знать, кто был Птоломей и
что представляла собой птоломеевская география, и только
тогда станет понятно противопоставление «птоломеевского
мира» «магеллановскому миру».
6) Д л я хорошего понимания текста переводчик должен
изучить семантику испанских слов, не соответствующих по
своему смысловому объему русским словам.
В этом отношении показательно слово títu lo (и произ­
водное от него titu la r). Слово títu lo соответствует не толь­
ко русским словам ‘ти ту л ’, ‘зван и е’, ‘долж ность’, но и
словам ‘п р ав о ’, ‘качество’, ‘достоинство’ — все те потенци­
альные положительные последствия, которые влечет за
собой наличие некоторого признака. В одном из текстов
мы читаем: Traigo conmigo la representación genuina de un
pequeño país que por ser pequeño, por ser débil, por su culto
del derecho y por su sentido de la convivencia internacional,
posee títu lo s suficientes para hacer oír su voz en este recinto ...
P odría preguntársem e por qué la debilidad y la exigüidad
te rrito ria l dan títu lo s como los invocados. В обоих случаях
слово títu lo следует перевести как ‘пр ав о ’. Д алее в том
ж е тексте: Н е citado entre nuestros títu lo s representativos
en esta A sam blea, nuestro cu lto del derecho y nuestro sen­
tid o de la convivencia internacional. Здесь содержание того
ж е слова можно передать несколькими словами: ‘среди
оснований, дающих нам право выступать на этой Ассамб­
л е е ...’. Д алее: Y en esa lucha (José A rtigas) re c ib e —-g a­
lardón inapreciable — el títu lo de “P ro tecto r de Pueblos
L ib res” . Здесь слово títu lo довольно близко к нашему
‘зв ан и е’ или ‘ти ту л ’. Но ни то, ни другое не может быть
употреблено в переводе, ибо в нашем понимании ‘зв ан и е’
и ‘ти тулы ’ присваиваются официальными властями. Удоб­
нее здесь использовать глагол ‘назы ваю т’: «И в награду
за эту борьбу благодарные народы наших стран называют
Хосе Артигаса «защитником свободных народов».
21
Apreciemos aquí, en este títu lo único, los dos conceptos
cardinales que h an de inform ar nuestra concepción de la
solid arid ad internacional: unión en la lib ertad ; lib ertad en
el seno de la com unidad solidaria. Здесь títu lo можно пере­
вести словом ‘н азван ие’: «В этом названии мы должны
отметить два основных понятия, характеризую щ их наше
понимание международной солидарности...».
El títu lo de la facultad можно перевести как ‘должность
декана ф акультета’. Д ругой пример: ... en conflictos que
desgarran a pueblos acreedores, por diversos títu lo s, a su
respeto y su am istad. Здесь títu lo можно перевести как
‘основание’ или ‘причина’: «которые по разным причинам
пользуются ее уважением и являю тся ее друзьями».
Лицо (а такж е организация, государство) имеющее t í ­
tu lo , называется titu la r . El titu la r de la facultad — ‘декан
ф акультета’, a titu la r de la suprem a esencia — ‘носитель
высшей (т.е. человеческой) сущ ности’, иными словами, ‘че­
л о в ек ’.
Знание семантического объема испанских слов, отлич­
ного от объема соответствующих им по словарю русских
слов, достигается практикой, чтением текстов, по стилю и
содержанию близких к тем, которые надлежит переводить.
7) При применении всех указанны х здесь приемов, при
хорошем знакомстве с испанским языком соответствующего
стиля, при знании реалий и обширной гуманитарной эр у ­
диции в указанны х выше областях количество незнакомых
переводчику слов снизится до минимума. Но что ж е делать
с теми словами, которые и при этих условиях останутся
незнакомыми (хотя бы из-за плохой работы наушников,
из-за дикции и пр.)? Здесь на помощь долж на прийти
к о н т е к с т н а я д о г а д к а . При хорошем знании л ек­
сики язы ка в целом (и при других отмеченных выше усло­
виях) переводчик всегда поймет основной смысл текста.
Если ж е основная мысль понята и понят почти весь текст,
перевод отдельных слов может быть сделан по догадке,
основанной на опыте перевода аналогичных текстов.
Приведем несколько примеров:
Д аж е не зная слова ungir, можно понять фразу Le ve
ungido con el a lto cargo — Видит, что на него возложена
высокая о б язан н о сть...’ (или, в ином контексте — ‘Видит,
что ему доверен высокий пост’).
El (nuestro pasado) nos dio una experiencia dolorosa:
la secuela de asechanzas a quien surge desvalido de medios
22
constructivos para afianzar su existencia. Слово secuela мож­
но понять, зн ая латинский корень: лат. sequ- исп. seguir.
Это в сочетании с контекстом помогает перевести: ‘р я д ’,
‘целый р я д ’, ‘последовательность’. М орфологический ана­
лиз позволяет понять, что слово desvalido означает ‘л и ­
ш енный’. Но что значит asechanza? Если переводчик не
знает довольно редкого глагола asechar, ему остается толь­
ко одно: прибегнуть к догадке. Суффикс -anza(-enza, -ienza)
показывает, что слово означает название какого-то дейст­
вия или процесса. Из контекста мы узнаем, что это дейст­
вие или процесс ведет к неприятным последствиям ( 1а
experiencia dolorosa). Обратимся к фразе, следующей в
тексте за данной: Los tiem pos han variado y las posibili­
dades de asistencia técnica, económica y m oral constituyen
una de las finalidades m ás constructivas de las Naciones
U nidas. Это противопоставление (Los tiem pos han variado)
показывает, что процесс asechanza по смыслу противопо­
ложен тому, что выражено словами asistencia técnica, eco­
nóm ica у m oral. Что ж е это за действие? С одной стороны,
это может быть бездеятельность, отсутствие помощи —
тогда уместен наиболее общий перевод: ‘бедствия’, ‘страда­
н ие’. С другой стороны, здесь возможно и антонимическое
противопоставление — экономически развитые страны в
прошлом не только не помогали вновь возникавш им не­
зависимым странам, но совершали обратное: грабили их,
обманывали, эксплуатировали, обирали. Следовательно,
возможно понять asechanzas как ‘гр аб еж ’, ‘эксп л уатац и я’,
‘обман’; в пользу такого перевода говорит и одна грам­
матическая деталь: после слова asechanzas следует предлог
a: asechanzas a quien surge. Предлог а при отглагольном
имени возможен тогда, когда глагол употребляется с этим
предлогом, то-есть когда это п е р е х о д н ы й глагол.
П онятия ‘бедствие’, ‘страдание’ связаны с непереходными
глаголами, и при соответствующих словах почти немыслим
предлог а. Понятия ж е ‘граб еж ’, ‘обман’, ‘эксп л уатац и я’
и т.п. связаны с переходными глаголами, и там предлог
а вполне уместен. И так, из контекста выжато все, что
возможно. Перед переводчиком небольшой выбор понятий:
‘грабеж ’, ‘эксп л у атац и я’, ‘обман’ и т.п. Вполне точным
переводом будет здесь ‘обман’, ‘надувательство’ (именно
это означает слово asechanzas). Но если переводчик упот­
ребит слово ‘гр аб еж ’ или ‘эксп л уатац и я’, общий смысл
все ж е будет передан без особенно серьезных искажений.
23
Больш ей точности можно достичь лиш ь зная глагол asechar.
В данном случае более или менее точный перевод тре­
бует обращения к последующей фразе. Это возможно лиш ь
при последовательном переводе большими отрезками (или
при письменном переводе). Если ж е перевод синхронный
(или последовательный с небольшими отрезками текста,
переводимыми за один раз), переводчик не сможет обра­
титься к последующей фразе д ля уточнения смысла преды­
дущей. Н е имея такой широкой контекстной опоры и зная
лиш ь, что речь идет о каком-то действии или процессе,
ведущем к печальным последствиям, переводчик (в соот­
ветствии с указанны ми выше принципами корректирующей
компенсации) должен здесь употребить слово наиболее
широкого значения — ‘бедствие’, ‘страдан и я’ и т.п. Услы­
шав ж е последующую фразу (о помощи молодым государ­
ствам как цели, поставленной ООН), переводчик будет
иметь перед собой весь необходимый контекст и сможет
уточнить значение слова asechanzas. Соответствующее уточ­
нение вносится в текст последующей фразы, которая в
этом случае может приобрести, например, следующий вид:
«Времена изменились, и О рганизация Объединенных Н а­
ций ставит своей конструктивной целью, чтобы существо­
вавший прежде мир, в котором экономически развитые
страны обманывали и грабили молодые государства, пре­
вратился в мир, где государствам, обретшим независимо­
сть, оказывается всесторонняя техническая, экономическая
и моральная помощь».
Д ругой пример: B endito, pues, este recinto, donde se
congregan todos los pueblos de la tie rra y donde los débiles
del m undo pueden d eb atir m ano a m ano con los fuertes y
encauzar la solución de sus problem as por la v ía de la ju s­
tic ia y del derecho. Д аж е не зная слова encauzar, можно
понять, что encauzar la solución de sus problem as por la
v ía de la ju sticia y del derecho значит ‘н а п р а в и т ь
решение ее проблем по пути справедливости и за к о н а ’.
Разумеется, вероятность правильного перевода возрастет,
если переводчик будет знать слово cauce — ‘ру сл о ’, от
которого произведен глагол encauzar.
В. Т р у д н о с т и , связан ны е со слово­
образованием
В испанском язы ке многие словообразовательные типы
очень продуктивны, и в текстах ораторских речей довольно
24
часто встречаются слова, созданные самим оратором и
отсутствующие в словаре. Эти слова можно перевести,
только разлож ив их на морфемы (обычно на корень и
суффикс или на два корня). Общеизвестный пример —
слова на -dor, которые обычно переводятся действитель­
ными причастиями или даж е глаголами: la fuerza de que
la G ran P otencia es poseedora ‘сила, которой великая дер­
ж ава обладает’.
Н есколько менее известна роль суффиксов -его и -ista.
В политической и научной речи они применяются часто
в значении русских суффиксов -к- и -ов- в прилагательны х,
а еще чаще полученные с их помощью прилагательные
переводятся существительным в родительном падеже или
целыми описательными оборотами: Congreso Azucarero мо­
ж ет означать ‘совещание представителей сахарных компа­
н и й ’ или ‘профсоюзная конференция рабочих сахарных
заводов’, или иной съезд (конференцию), имеющий какое-
то отношение к сахару. E studios indigenistas ‘исследова­
ния культуры и языков индейцев’, equilibrio arm am en tista
переводится ‘равновесие вооруж ений’, a carrera arm am en­
tis ta — ‘гонка вооруж ений’.
При глагольных корнях латинского происхождения
(voces cultas) весьма распространены суффиксы -ivo и
-tario, часто переводимые на русский язы к отглагольным
существительным в родительном падеже или с предлогами,
инфинитивом или описательными оборотами разного рода:
m edios com pulsivos ‘средства принуж дения’, afán ig u ali­
tario ‘стремление к равенству’, el esfuerzo co n stitu tiv o de
nuevas naciones ‘усилия, увенчавш иеся созданием новых
государств’, el títu lo representativo ‘право быть предста­
вителем’, ‘право участвовать в работе’ (представительного
учреждения) и т.д.
Новые слова постоянно создаются в речи не только с
помощью самых продуктивных суффиксов (-idad, -ción,
-ismo, -ez, -eza, -és, -ense, -ano, -eno, -able и т.п.), но и
посредством более редких суффиксов: словосочетание 1а
pequeñez у fin itu d del hom bre может быть понято при
членении слова fin itu d на основу прилагательного finito
‘конечный, смертный’ и суффикс абстрактных существи­
тельных -ud, откуда значение этих слов — ‘ничтожность
и смертность человека’.

25
Г. Г р а м м а т и ч е с к и е трудности

Морфология испанского язы ка обычно не вызывает ни­


каких трудностей в понимании и переводе текстов. Больше
трудностей создает синтаксис. Д л я их преодоления тре­
буется безукоризненное владение всеми синтаксическими
конструкциями испанского литературного язы ка, в том
числе редкими и устаревшими (примем во внимание, что
использование архаичных синтаксических конструкций
подчас может служ ить таким ж е украшением стиля, каким
служ ат изысканные синонимы или необычные сравнения).
Типичные ошибки связаны с незнанием таких, напри­
мер, конструкций, как dado (dada, dados, dadas) +сущ ест-
вительное:
D a d a la elección del P residente de la A sam blea el
núm ero de puestos debe reducirse ... — ‘В с в я з и с из­
бранием председателя Генеральной ассамблеи число мест
снижается до . . . ’
Следует помнить, например, что рог с инфинитивом оз­
начает причину: por ser débil ‘благодаря своей слабости’,
‘из-за своей слабости’.
Неопытные переводчики часто допускают ошибку в пе­
реводе, забы вая, что в испанском язы ке отрицание по
обычно относится к глаголу или, точнее, ко всему пред­
ложению (тогда как по-русски отрицание не может отно­
ситься к любому члену предлож ения). Во фразе No рог
eso dejam os de sen tir ... отрицание no относится ко всему
предложению (то-есть предложение с отрицанием равно­
значно предложению No es verdad que por eso dejemos
de sen tir...), а следовательно, понимать его следует так:
‘От этого мы не перестанем о щ у щ ать ...’ (то-есть ‘Мы,
тем не менее, ощ ущ аем ...’). При незнании же этой синтакси­
ческой особенности испанского язы ка мог бы получиться
неправильный перевод: ‘Н е от этого мы перестаем ощ у­
щ а т ь ...’.
Специфические синтаксические трудности синхронного
перевода связаны с отмеченной выше невозможностью об­
ратной корректировки.
Эта невозможность сказы вается прежде всего там, где
испанский порядок слов отличен от русского.
В испанском язы ке порядок слов в целом довольно
близок к русскому. Отличия касаются лиш ь нескольких
пунктов, и именно здесь возникаю т трудности для син­
26
хронного переводчика. Вот каковы важнейшие из этих
отличий:
а) П рилагательные в отличие от русского язы ка, рас­
полагаю тся чаще всего после определяемого им существи­
тельного; после сущ ествительного расположены и подчи­
ненные ему конструкции с предлогом (de и пр.), которые
переводятся на русский язы к прилагательными: Congreso
de P a r í s —г ‘П ариж ский конгресс’. Чтобы облегчить свою
задачу, переводчик должен переводить текст не слово за
словом, а синтагма за синтагмой. В этом случае п рилага­
тельные и приименные предложные конструкции оказы ва­
ются в одной синтагме с существительным, и следователь­
но, мы переводим всю группу имени существительного,
услышав ее целиком.
б) Испанские предложения нередко начинаются с гла­
гола-сказуемого, за которым следует дополнение, подле­
жащ ее или обстоятельство места:
Llega a esta cap ital el Рге- В ... (следует название re ­
sid en te de la R epública рода) прибыл президент
A rgentina. Аргентины.
Corresponde a un discípulo Мне, его уч ен и ку..., выпа-
suyo ... agradecer ... л а честь поблагодарить...
Н а correspondido a las Na- На долю Организации
d o n e s U nidas transfor- Объединенных Наций вы­
шаг la consideración ... пала задача ...
A nte este acto de ecum éni- Моя делегация рада Пере­
са ju sticia, se regocija дать вам свои самые горя-
mi delegación al exten- чие поздравления по по-
derle sus m ás calurosos воду этого акта междуна-
parabienes. родной справедливости.
Такой порядок слов характерен для ф раз, в которых
новая информация содержится в подлежащем или ином
члене предлож ения, располагающемся в конце предлож е­
ния. Ф раза El P residente de la R epública llega a Bogotá
уместна в тексте, где уж е прежде ш ла речь о президенте,
и новая информация фразы в том, куда приехал прези­
дент. Ф раза ж е Llega a B ogotá el P residente de la R epúb­
lica используется тогда, когда логический акцент падает
на подлежащее.
В русском языке такому испанскому порядку слов со­
27
ответствует (как это видно, в частности, и из приводимых
здесь примеров) иное расположение слов: в начале пред­
лож ения располагается дополнение, подлежащее или об­
стоятельство места, а за ним следует сказуемое. Поэтому,
услышав в начале предложения сказуемое, переводчик
не должен переводить его тут же, а должен услыш ать
следующий за ним член предлож ения, и передать все пред­
ложение с естественным для русского язы ка порядком
слов.
Трудность эта усугубляется другим обстоятельством:
в испанском язы ке очень часто предложение начинается
со сказуемого в 3-м лице и не имеет выраженного словами
подлежащего: по смыслу оно часто соответствует русскому
предложению с подлежащим «он», «она», «оно», «они»:
La sensación de un país como el nuestro que concurre a este
recinto, no puede ser m ás curiosa. Os la voy a explicar con
absoluta sinceridad. Se sabe en presencia de un m undo cada
d ía m ás vasto y con problem as cada vez m ás serios. Sin
em bargo, c o m p r e n d e que se halla tam b ién en presen­
cia de algo que desea v iv ir a todo trance. Здесь com prende
переводится ‘она (моя страна) понимает’. Поэтому, услы ­
шав в начале предложения сказуемое, мы не сразу можем
понять, будет ли подлежащее где-то дальш е в предложении
или оно здесь формально не выражено (и тогда перево­
дится личным местоимением 3-го лица). Чтобы избежать
ошибок при переводе следует, услыш ав начальное сказуе­
мое, ждать, пока будет произнесен следующий член пред­
ложения или даж е несколько членов предлож ения и син­
таксическая ситуация прояснится.
Приведем пример: H an recaído este año dos designacio­
nes de la m ás a lta im portancia en representantes de A m é­
rica L atin a. Синтаксическая структура фразы становится
ясной только тогда, когда переводчик услышит слова dos
designaciones.
в) Некоторые трудности связаны с переводом пред­
ложений, содержащих выделительную конструкцию
Es ... lo que ... (Es ... el que ..., es ... la que) —• в русском
язы ке ей соответствует постановка выделенного члена
предложения в конец фразы:

No es ayuda lo que se re- Д л я решения этой пробле-


quiere para solucionar el мы нужна не помощь, а
problem a, es equidad. справедливость.
28
Поэтому, услышав в начале предложения es, перевод­
чик часто оказывается перед синтаксической неясностью,
поскольку возникает выбор из трех возможностей: фраза
с выделительной конструкцией es... lo (el, la, los)que...,
фраза с подлежащим, которое будет где-то далее в пред­
ложении, или фраза без выраженного подлежащего (тогда
надо вставлять «он» и т.п.). No es m otivo de tran q u ilid ad
social el que nuestros pueblos estén im posibilitados de dis­
fru tar de los bienes que la civilización ha creado para su
beneficio y com odidad. Здесь синтаксическая структура
становится ясной только тогда, когда переводчик услышит
слова el que. Д огадаться об этой синтаксической структуре
можно и ранее (по отсутствию артикля у слова m otivo,
показывающему, что m otivo здесь не подлежащее, а имен­
ной член сказуемого), но такая догадка недостаточно н а­
дежна, чтобы на нее можно было опереться без риска
испортить всю фразу.
г) Нередко бывает и так, что порядок слов испанского
предложения мало отличается от русского, и тем не менее,
начальные слова предложения не позволяют еще понять
его синтаксической структуры, и для того, чтобы начать
перевод, приходится ж дать окончания первой синтагмы
или даж е последующей.
Т ак происходит, в частности, тогда, когда фраза начи­
нается с конструкции a l-(-инфинитив: Al elegirle en forma
unánim e se ha honrado, p articularm ente, a uno de los gran ­
des obreros de las Naciones U nidas. Только услыш ав под­
леж ащ ее и сказуемое, можно понять, следует ли здесь
применить в переводе деепричастие (при совпадении субъек­
тов инфинитива и глагола-сказуемого) или придаточное
предложение, а если придаточное, то какое: временное,
причинное или условное.
Т акая же трудность возникает подчас, если испанская
фраза начинается с имени существительного (или именной
группы) без артикля — это ведь может быть не только
подлежащее предлож ения, но и приложение (которое по
' русски переводится конструкцией «будучи творит,
падеж»): Firm es p artid ario s del m étodo de las negociacio­
nes para resolver los conflictos internacionales, deseamos
dejar constancia ... Впрочем, в данном случае можно риск­
нуть и приступить к переводу с самого начала (переводя
испанское существительное русским существительным в
именительном падеже), ибо приложение по-русски может
29
быть передано (иногда со стилистическими натяж ками) и
именительным падежом: «Убежденные сторонники метода
переговоров при решении международных конфликтов, мы
хотим...».
д) Необходимость не пословного, а посинтагменного
перевода (а иногда и перевода с еще большим запозданием)
диктуется и другим, еще более существенным обстоятель­
ством: слова, находящиеся в пределах одной синтагмы,
семантически влияю т друг на друга, и поэтому перевод
отдельного слова до окончания синтагмы может оказаться
лексически неправильным. В силу этого к посинтагмен-
ному переводу приходится прибегать и в тех случаях,
когда этого не требуют собственно синтаксические причины.
I. ПЕРЕВОД С ЛИСТА

Цель. — Перевод с листа является одним из видов зри-


тельно-устного перевода и применяется обычно для пере­
вода без подготовку статей, освещающих текущие события,
общественно-политическую, экономическую или страновед­
ческую тематику, а такж е научно-технические вопросы.
В этом последнем случае требуется предварительное озна­
комление переводчика с терминологией, характерной для
данной отрасли науки или техники.
В процессе обучения переводу с листа основной целью
является выработка понимания иностранной речи, пере­
ключение с иностранного язы ка на русский и оформление
перевода. Д ругое назначение перевода с листа — это на­
копление необходимой лексики по проходимым темам,
быстрый подбор эквивалентов и отработка перевода р аз­
личных морфологических и синтаксических конструкций
испанского язы ка.
Методика. — Д л я отработки навыков этого вида пере­
вода, проводится ряд предварительных упраж нений, приу­
чающих студентов к преодолению трудностей, связанны х
не столько с чрезмерной сложностью текста, сколько с
сокращением времени на подготовку к переводу. У слож ­
нение текста преследует цель развития догадки у студен­
тов, сокращение ж е времени на подготовку подводит сту­
дентов к беглому переводу с листа без какой-либо подго­
товки, т.е. к тем навыкам, которых требует на практике
перевод с листа.
К концу подготовки, студенты должны свободно и бегло
переводить с листа статьи на пройденную тематику, а
такж е по отдельным темам, избранным студентами фа­
культативно.
Материалы. — П оскольку практически этот вид работы
в основном охватывает перевод газетных и журнальны х
31
статей или небольших выступлений при встречах, прово­
дах, на собраниях и т.п., когда речь заранее была написа­
на, но не переведена, материалы используемые в процессе
обучения, должны содержать именно такие статьи и выс­
тупления, которые освещают текущ ие события, взаимоот­
ношения между СССР и другими дружественными нам
странами, политику, экономику и культуру стран, где
говорят на испанском языке.
Специальная тематика отрабатывается факультативно
на специальных текстах во внеаудиторное время.
Наиболее полезными упраж нениями по выработке н а­
выков перевода с листа являю тся следующие:

А. ЛЕКСИЧЕСКИЙ ДИКТАНТ-ПЕРЕВОД

Это упраж нение служ ит для быстрого и точного опре­


деления словарного запаса студентов по проходимым те­
мам и вы являет четкость в переводе отдельных лексических
и фразеологических единиц (штампов) по разнообразной
тематике. Такие упраж нения полезно производить перед
работой над каждой темой в отдельности с тем, чтобы
преподаватель мог определить знания студентов по лексике
и фразеологии темы, которая будет проходиться. После
такой проверки преподавателю будет легче подобрать ма­
териал как для закрепления знакомой лексики, так и для
введения новой по теме.
Лексический диктант-перевод можно такж е проводить
после прохождения материалов пунктов Б. и В. данного
раздела для окончательного закрепления пройденной л ек ­
сики, а потом продолжать прохождение материалов пунк­
тов Г. и Д.
Д л я проведения занятий преподаватель подбирает на­
иболее употребительную лексику по нужной теме и дикту­
ет ее студентам, которые тут ж е пишут ее перевод. По
окончании диктанта, студенты зачитывают свой перевод,
а преподаватель определяет объем знакомого словаря по
данной теме не только отдельными студентами, но и груп­
пой в целом. Незнакомые слова и выражения объясняются
преподавателем и выучиваются студентами дома. Закреп ­
ление производится повторным опросом, упраж нениями с
данными словами и переводом специально подобранных
текстов.
32
При хорошей подготовке студентов после одноразовой
проверки знаний слов и выражений по теме можно пере­
ходить к следующему упражнению .
Примерные лексические диктанты по различным темам:

Política*

precepto constitucional конституционное положение


territo rio insular островная территория
p olítica n eu tra lista нейтралистская политика
figura prom inente выдающийся деятель
m adurez p o lítica политическая зрелость
discrim inación racial расовая дискриминация
carrera arm am en tista гонка вооружения
decreto de am n istía декрет (постановление) об амнистии
presos políticos политзаключенные
gestarse подготавливаться (о граж данской войне)
organización progresista прогрессивная организация
dim isión colectiva коллективная отставка
dejar en lib e rta d выпускать на свободу, освобождать
discurso de bienvenida приветственная речь
renuncia del gobierno отставка правительства
tra ta d o de P az мирный договор
ejercer presión оказывать давление (нажим)
firm ar un protocolo подписывать протокол (соглашение)
cancelar la v isita отменять поездку (визит)
m anifestación de repulsa выражение возмущения (отвращ е­
ния)
asilo po lítico политическое убежище
expulsar del p aís высылать из страны
estado de sitio осадное положение
clim a de zozobra тревож ная обстановка
lev an tam ien to arm ado вооруженное восстание
toque de queda комендантский час
desacato a la au to rid a d неповиновение власти (властям);
оскорбление властей
conferencia de prensa пресс-конференция
m edidas de seguridad меры безопасности

* La m ayor p arte de los vocablos y expresiones de los d ictados


léxicos h an sido tom ados de los textos que se dan a continuación.
3 -2263
33
declarar ilegal объявлять незаконным
allan am ien to de dom icilio нарушение неприкосновенности
жилищ а
expedir un com unicado опубликовать сообщение (коммю­
нике)
pena perpetua пожизненное заключение
asalto al palacio штурм дворца
le v a n ta r acta составлять акт
ra p to del presidente похищение президента
dar los ú ltim o s toques заверш ать что-либо, делать послед­
ние мазки
violar el territo rio наруш ать границу
m antener incom unicado содержать в изоляции
versiones propaladas распространяемые версии (слухи)
repudiable propósito гнусное намерение
lib e rta d de prensa свобода печати
encontrarse en pie de guerra находиться в состоянии войны
fracasar los negocios провалиться (о переговорах)
despojar de las tierras отнимать земли
a ten tad o terro rista террористическое покушение
aten u ar la tiran tez ослаблять напряженность
estado firm ante подписывающая сторона
negociaciones secretas секретные переговоры
período de vigencia срок действия
nota de respuesta ответная нота
ab ordar el problem a приступать к рассмотрению вопроса
ratificar un acuerdo ратифицировать договор (соглашение)
ca rtas credenciales верительные грамоты
táctica obstruccionista тактика обструкций
lleg ar a una inteligencia прийти к соглашению
problem a can dente жгучий (животрепещущий) вопрос
n o torias discrepancias очевидные разногласия
ejercer coacción принуж дать
reunificación nacional национальное воссоединение
estado de em ergencia чрезвычайное положение
franca irgerencia явное вмешательство
e n tra r en confabulación входить в сговор
tra ta d o por separado сепаратный договор
soslayar las negociaciones избегать переговоров
m edidas u n ilaterales односторонние меры
intereses v itales жизненные интересы
exonerar los crím enes снимать вину за совершенные пре­
ступления
34
exponer sugerencias выдвигать предложения
surgir возникать (о разногласиях)
posición re alista реалистическая позиция
fuerzas N ucleares M u ltilaterales многосторонние ядерные
силы
integridad nacional национальная целостность
v isita de cortesía визит вежливости
tropas de ocupación оккупационные войска
cin tu ró n de m inas atóm icas атомный минный пояс

Economía

efectivo en m oneda наличные средства в валюте


balanza de pagos платежный баланс
capacidad pro d u cto ra производительность
ritm o de producción темп производства
ventas a largo plazo продажа в кредит (в рассрочку)
condiciones in frah u m anas нечеловеческие условия
cotización de valores котировка ценных бумаг (валюты)
bienes de consum o продукты (предметы) потребления
proposiciones ventajosas выгодные предложения
relaciones económicas экономические отношения
corredor de valores маклер
inversiones en equipo капиталовлож ения в оборудование
decomisar v t конфисковать (изымать)
co m p artir experiencias обмениваться опытом
logros técnico-científicos научно-технические достижения
daños de consideración значительный ущерб
cuota de exportación экспортная квота
situación precaria ненадежное положение
com ercio p rivado частная торговля
condiciones p riv ilegiadas предпочтительные условия
an u n ciar la quiebra объявлять о банкротстве
aguas co n tam inadas загрязненны е (зараженные) воды
yacim ientos petrolíferos нефтяные месторождения
prom edio salarial средний заработок
exención de im puestos освобождение от налогов
fletes elevados высокий фрахт
devaluación de la m oneda девальвация (обесценивание) д е­
нег
causar estragos наносить ущерб (вред)
bajo el ró tu lo под вывеской
з* 35
cap ital básico основной капитал
por concepto de im puestos в качестве налогов
activ id ad es com erciales коммерческая деятельность
dependencia del Banco отделение банка
ingresos fiscales налоговые поступления
co n trato de v en ta договор о продаже (купле-продаже)
pingües beneficios большие прибыли
artícu lo s de uso y consum o товары ширпотреба
m ano de obra рабочая сила
reorientación económica экономическая перестройка
precio de costo себестоимость
poner en m archa una fábrica пускать завод
préstam o a largo plazo долгосрочный заем
convenio de pagos договор о платеж ах
anticip o m onetario денежный аванс
bienes inm ueh 2es недвижимое имущество
tip o de cam bio курс обмена (инвалюты)
capacidad ad q u isitiv a покупательная способность
crisis cíclica циклический кризис
deficiencias técnicas технические дефекты
estancam iento financiero финансовый застой
fondos de circulación оборотные средства
m ercado de v en ta рынок сбыта
producción global валовая продукция
p lan de inversiones план капиталовложений
pro d u ctiv id ad del trab ajo производительность труда
su perestructura p o lítica политическая надстройка
instrum entos de trab a jo орудия производства
valor de consum o потребительская стоимость
operación ventajosa выгодная операция
v en ta al por m ayor оптовая продажа
m edios de trab ajo орудия труда
división del trab ajo разделение труда
reservas en divisas резервы в иностранной валюте
prolongación del co ntrato продление договора (контрак­
та)
precios de acopio заготовительные цены
suspender los pagos прекращ ать платежи
a lto interés высокие проценты
docum ento ju stific ativ o подтверждающий документ
circulación de m ercancías товарооборот
índice de la producción уровень (индекс) производства
im puesto de u tilid ad es подоходный налог
36
fluctuación de precios колебание цен
debe m дебет
haber (haberes) авуары (наличие)

Huelgas
huelga general всеобщая (генеральная) забастовка
aum ento de salarios повышение зарплаты
reintegrarse a sus labores приступать вновь (возвращ аться)
к работе
declararse en huelga объявлять забастовку
gases lacrim ógenos слезоточивые газы
huelga de ham bre голодовка
declarar una huelga объявлять забастовку
reclam ar aum ento требовать увеличения (повышения)
volver a sus faenas приступать вновь к работе
activ id ad subversiva подрывная деятельность
irse a la huelga забастовать
m anifestación de h uelguistas демонстрация забастовщиков
dirigirse a un m itin направляться на митинг
congelar los salarios зам ораж ивать зарплату
p u b licar un m anifiesto опубликовывать манифест
frente de lucha фронт борьбы
lanzarse a la calle выходить на улицу
desafiar la prohibición действовать вопреки запретам
reivindicaciones económicas экономические требования
sum arse al m ovim iento присоединяться к движению
costo de la vida стоимость жизни
concentración popular народное собрание
clau su rar la cam paña окончить кампанию
acceder a las dem andas принимать требования
irru m p ir en el local врываться в помещение
p a tru lla policíaca полицейский патруль
encontrarse en huelga бастовать
despido m asivo массовое увольнение
declarar la cesantía объявлять об увольнении
dispersar a los m anifestantes разгонять демонстрантов
condiciones de trab a jo условия труда
reunión pública публичное (открытое) собрание
paro general nacional всеобщая национальная забастовка
volver al trab a jo возвращ аться к работе
trib u n al m ilita r военный трибунал
paralización to tal полное прекращение работы
dem andas lab o rales производственные требования
37
acordar una huelga принимать решение о забастовке
acto m u ltitu d in a rio многолюдное собрание (мероприятие)
¡legalización del p artid o объявление партии вне закона
solución del conflicto разрешение конфликта (спора)
sucesos sangrientos кровавые события
legalización del Р . С. узаконение компартии
p lan tear dem andas выдвигать требования
reducción de tarifa s снижение тарифов (заработка)
acam par a la intem perie располагаться под открытым небом
ex h o rtar al pueblo призывать народ
m étodos cohercitivos насильственные средства
d istrib u ir volan tes распространять листовки
restauración de lib ertad es восстановление свобод
agresión im pune безнаказанное нападение
organizar piquetes организовывать пикеты
paro indefinido забастовка на неопределенный срок
cesantear sin indem nización увольнять без выходного по­
собия
m archa a pie пеший переход (марш)
boycot m undial международный бойкот
m edidas d isciplinarias дисциплинарные меры
m ovim iento huelguístico забастовочное движение
luch as callejeras уличные бои
reponer en el trab ajo восстанавливать на работу
derecho laboral трудовое право
co m ité de huelga забастовочный комитет
huelga de brazos caídos итальян ская забастовка
propagar o ctav illas распространять листовки
sublevación arm ada вооруженное восстание
em plear rom pehuelgas использовать штрейкбрехеров
padecer ham bre голодать
declarar el lockout объявлять локаут
llev ar pan cartas нести транспаранты
derecho de huelga право на забастовку
huelga de solid arid ad забастовка солидарности
derecho de asociación право объединяться (в профсоюзы)
trab a jo ex ten u an te изнурительная работа

Trabajo

p racticar una profesión работать по профессии


tra b a ja r en un ta lle r работать в мастерской
tener un oficio иметь специальность
38
estar em pleado служить (иметь работу)
term in ar una carrera оканчивать В У З; получать образова­
ние
trab a jo im productivo непродуктивный труд
buscar un em pleo искать работу
recibir el plus получать надбавку
cargo por oposición должность по конкурсу
día laboral рабочий день
recibir un subsidio получать денежную помощь
term in ar el aprendizaje оканчивать ученичество
destitución del cargo смещение с поста
asam blea de producción производственное собрание
sociedad anónim a акционерное общество
pertenecer a un grem io состоять в профсоюзе
estar desem pleado быть безработным
seguro social социальное страхование
trab a jad o r de v an guardia передовой рабочий
m erecer un prem io заслуж ивать премии
p artic ip a r en la em ulación участвовать в соревновании
obtener una beca получать стипендию
cargo por elección выборная должность
recom endación del p artid o партийная рекомендация
cargo honorífico почетная должность
a c titu d al trab ajo отношение к труду
hacer una am onestación объявлять выговор
pedir el traslad o просить перевод (на другую работу)
asp irar a una vacancia претендовать на вакантную д о л ж ­
ность
producir plu sv alía производить прибавочную стоимость
inco m p atib ilid ad del cargo несовместимость по должности
buscar trab a jo искать работу
esperar prom oción ж дать продвижения (по работе)
trab ajo s pesados трудоемкие (тяжелые) работы
presentar la dim isión подавать в отставку
superación obrera повышение рабочей квалификации
llen ar la p la n tilla заполнять штаты
pagar un m u lta платить штраф
trab a jo insano вредная работа
estar de servicio быть на служ бе (военной)
suspender de em pleo y sueldo отстранять от долж ности и
задерж ать зарплату
hacer guard ia дежурить
desempeñar un cargo исполнять обязанности
39
sobrecum plir la norm a перевыполнять норму
ex tra lim itarse en funciones превышать служебные пол­
номочия
proponer a un cargo рекомендовать на должность
producción deficiente брак
“lis ta n eg ra” «черный список»
servicio m édico g ra tu ito бесплатное медицинское обслуж и­
вание
d em itir el cargo уходить (подавать) в отставку
calificación técn ica производственная квалификация
in am obilidad del cargo несменяемость в должности
perder el destino терять работу (должность)
trab a jo a destajo сдельная работа
accidente de trab a jo несчастный случай на производстве
tra b a ja r horas ex tras работать сверхурочно
ir de vacaciones уходить в отпуск
percibir rem uneración получать вознаграждение
pagar im puestos платить налоги
ayu d a m u tu a взаимная помощь
carn et laboral трудовая книж ка
m ínim o v ital прожиточный минимум
tu rn o de trab a jo рабочая смена
lu ch ar contra el ausentism o бороться с прогулами
elevación de precios повышение цен
cobrar los honorarios получать гонорар
estar a jornal получать поденную плату
firm ar el nom bram iento подписывать назначение
salario básico основной оклад
sueldo m ensual месячное ж алование (оклад)
ascender en el escalafón получать повышение в послужном
списке
fe lic itar con el ascenso поздравлять с повышением
recibir el certificado m édico получать бюллетень
pagar la cuota sindical платить профсоюзные членские взносы

Reunión, conferencia, asamblea


Asam blea C o nstituyente Учредительное собрание
aprobar la resolución принимать резолюцию
c ita r a reunión созывать совещание
prep arar el inform e готовить доклад
in terv en ir en los debates выступать в прениях
sesionar varios días заседать несколько дней
40
acudir a subterfugios прибегать к уловкам
reunión plen aria пленарное заседание
C om ité E jecu tiv o Исполнительный Комитет
hacer uso de la p alabra выступать
convocar para los (las) ... созывать н а...
asam blea de trab a jo рабочее совещание
m an ifestar desacuerdo высказывать несогласие
hacer una objeción делать замечание, возраж ать
añadir un párrafo добавлять параграф (статью)
llen ar el cuestionario заполнять анкету
decir unas palab ras сказать несколько слов
firm ar un pacto подписывать договор (соглашение)
in terv en ir en co ntra выступать против
aprobar los estatu to s утверж дать устав
ab rir la sesión открывать заседание
orden del día повестка дня
som eterse al reglam ento придерж иваться регламента
inform ar a los presentes докладывать присутствующим
incluir en el protocolo включать в протокол
estu d iar la cuestión изучать вопрос
dirigirse al público обращ аться к публике (собравшимся)
a b rir la discusión открывать прения
indicar los defectos указы вать на недостатки
acogerse a la decisión ссылаться на решение
dar explicaciones давать объяснения
afirm ar su in cu lp ab ilid ad подтверждать свою невиновность
critica r la conducta критиковать поведение
ad u cir datos com plem entarios приводить дополнительные
данные
conceder la p alab ra предоставлять слово
asistir como observador присутствовать в качестве наблюда­
теля
in terv en ir en nom bre de выступать от имени
sesión ex trao rd in aria чрезвычайное заседание
b ajar de la trib u n a сойти с трибуны
p artic ip a r como suplente участвовать в качестве замести­
теля
ren d ir cuentas отчитываться
tom ar p arte como in v itad o принимать участие в качестве
гостя
hacer el balance подводить итог
ser poco objetivo быть необъективным
delegado con voz y voto делегат с правом голоса
41
pedir la p alab ra просить слово
hacer crítica dem oledora наводить уничтожающую критику
pasar una circu lar разослать циркуляр
unirse a lo expuesto присоединяться к сказанному
exponer los hechos излагать факты
presentar el m an d ato предъявлять мандат
agenda del día повестка дня
defender el pu n to de vista отстаивать точку зрения
reunión por secciones заседание по секциям
inform ante principal главный (основной) докладчик
sesión solem ne торжественное заседание
lenguas de trab a jo рабочие язы ки
resolución previa проект резолюции
suspender la sesión прерывать заседание
proponer un recreo предлагать перерыв
re b a tir la tesis опровергать положение
rechazar la proposición отвергать предложение
sesión p lenaria пленарное заседание
discutir el plan обсуждать план
com isión m ix ta смешанная комиссия
nom brar un co m ité назначать комитет
re tractarse de lo dicho отказы ваться от сказанного
com isión de redacción редакционная комиссия
consejo de dirección совет правления
in terru m p ir al orador прерывать оратора
form ular una p regunta задавать вопрос
acusar de negligencia обвинять в небрежности
aplazar la discusión отклады вать прения
llam ar al orden призывать к порядку
le v a n ta r la sesión закры вать заседание
tergiversar los hechos искаж ать факты
acoger con aplausos встречать аплодисментами

Elecciones y legislación

v o to universal всеобщее голосование


elecciones presidenciales президентские выборы
se lla r la u rn a опечатывать урну
conteo de votos подсчет голосов
proponer como can d id ato выдвигать кандидатом
aprobar una ley принимать закон
cam paña electoral предвыборная кампания
iniciar los com icios начать голосование (выборы)
42
proponer una ley предлагать проект закона
aceptar la enm ienda принимать поправку
com puto de votos подсчет голосов
lis ta electoral список избирателей
reunirse el congreso собираться (о конгрессе)
sistem a electoral избирательная система
haber quorum иметь кворум
votación por separado раздельное голосование
senador v italic io пожизненный сенатор
abstenerse de v o tar воздерживаться от голосования
ab o lir u na ley отменять закон
vo tar en co n tra голосовать против
sufragio directo прямое голосование
votación unánim e единогласное голосование
cám ara de rep resentantes палата представителей
circunscripción electoral избирательный округ
proponer un contraproyecto представлять контрпроект
ley electoral избирательный закон (положение о выборах)
C ám ara B aja Н и ж н яя палата
votación sin debates голосование без прений
colegio electoral избирательный участок
derecho a voto право голоса
p riv ar de voto лишать права голоса
poder ejecutivo исполнительная власть
votan tes ausentes отсутствующие избиратели (непроголо­
совавшие)
sufragio igual равное голосование
boletín en blanco незаполненный бюллетень
por m ayoría de votos большинством голосов
votación adicional дополнительное голосование
an u lar la votación аннулировать голосование (выборы)
período electoral период предвыборной кампании
voto en favor голос за
p artic ip a r en el escrutinio участвовать в подсчете голосов
prestar ju ram en to приносить присягу (клятву)
pro h ib ir la reelección запрещ ать переизбрание
disolver el P arlam en to распускать парламент
discurso program ático программная речь
re tira r la ca n d id a tu ra снимать кандидатуру
p u b licar la ley обнародовать закон
depositar el boletín опускать бюллетень (проголосовать)
C ám ara A lta В ерхняя палата
votar por poder голосовать по доверенности
43
votación nom inal поименное голосование
p lataform a electoral предвыборная платформа
voto afirm ativ o голос за
cédula electoral удостоверение избирателя
votación a m ano alzada голосование поднятием руки
cargo electivo выборная должность
afiliarse al p artid o вступать в партию (стать членом партии)
censo electoral избирательный ценз
acum ulación de votos суммирование голосов
aceptar la postulación давать согласие на выдвижение кан ­
дидатом
voto decisivo решающий голос
inm unidad p arlam en taria парламентский иммунитет
poder leg islativ o законодательная власть
asam blea nacional национальное собрание
in terpretación de la ley истолкование закона
p rincipio de eleg ib ilidad принцип выборности
derrotar en las elecciones побеждать на выборах
m ilita r en un p artid o состоять в (быть членом) партии
lucha electoral предвыборная борьба
sistem a bicam eral двухпалатная система
p artid o de oposición опозиционная партия
votación secreta тайное голосование
gastos electorales расходы на предвыборную кампанию
jira electoral предвыборная поездка (по стране)
farsa electoral комедия выборов; избирательный фарс

Militares

portavión т авианосец
fuerzas arm adas вооруженные силы
base naval морская база
ten ien te coronel подполковник
com pañía de am etrallad o ras пулеметная рота
regim iento de in fantería стрелковый (пехотный) полк
división m otorizada моторизованная дивизия
condecorar vi награж дать (орденом)
reñido com bate упорный бой
herido de gravedad тяж елораненный
frente de operaciones фронт боевых действий
encarnizada b a ta lla ожесточенная битва
brigada de la gu ard ia гвардейская бригада
títu lo postum o посмертное звание
44
tanques enem igos танки противника
potente fuego мощный огонь
quebrar el avance сломить наступление
an iq u ilar las tropas уничтожать войска
diezm ar las fuerzas наносить большой урон
u n id ad avanzada передовая часть
instalaciones m ilitares военные сооруж ения
prácticas de desembarco десантные маневры
superbom bardero сверхтяж елы й бомбардировщик
ram pa de lan zam ien to de cohetes площ адка для запуска
ракет
proyectil teled irig id o телеуправляемый снаряд
guerra term onuclear термоядерная война
clim a bélico атмосфера войны
pertrechos de guerra военое снаряж ение
guardia civil сельская ж андарм ерия (Испания)
radiación atóm ica атомная радиация
propulsión a chorro реактивное движение
tira r al blanco стрелять по мишени
servicio activo действительная служба
p u n ta atóm ica атомная боеголовка
guarnición / гарнизон
reactor atóm ico атомный реактор
características (aviones) опознавательные знаки (в данном
тексте)
carro b lindado бронемашина; танк
torre de control командный пункт (аэропорта)
helicóptero т вертолет
ju n ta m ilita r военная хунта
bom ba incendiaria заж игательная бомба
arm a de fuego огнестрельное оружие
cañonazo т орудийный выстрел
alférez т младший лейтенант
refugio т убежище
p arte oficial официальное донесение (сообщение)
cohete balístico баллистическая ракета
rad io de alcance радиус действия
ojivas nucleares ядерные боеголовки
nave espacial космический корабль
aguas jurisdiccionales территориальны е воды
centro de reclu tam ien to вербовочный пункт
corte m arcial военный трибунал
espacio in terp lan etario межпланетное пространство
45
avioneta f небольшой пассажирский самолет
explosión nuclear subterránea подземный ядерный взрыв
terreno de prueba полигон
m arines m p l морская пехота (США)
bom ba TNT тринитротолуоловая (тротиловая) бомба
deliberado hun d im iento преднамеренное потопление
equipo de espionaje шпионское снаряж ение
taco de d in am ita динамитовая ш аш ка
aterrizaje de em ergencia вынуж денная посадка
contram aestre m боцман
guardia de tim ón дежурный рулевой
balsa de goma резиновая лодка
fuero de guerra военный закон
cohete de tres etapas трехступенчатая ракета
cam po de aterrizaje посадочная площ адка
avión supersónico сверхзвуковой самолет
E stad o M ayor штаб
cam po de m inas минное поле
alam bradas / p l проволочные заграж дения
concluir arm isticio заклю чать перемирие
sufrir bajas нести потери
asesor m ilita r военный советник
sostener tiro teo вести перестрелку

General

versar vi трактовать; говорить о чем-либо


incom patible adj несовместимый
concepción / представление, взгляд, концепция
pool т (In g ) пул (форма монополии)
secuela / последствие; следствие
sub val oración / недооценка
huelga decir нечего и говорить; ясно, понятно
ex tirp ació n raigal искоренение
com puto de horas общее количество часов
sistem a de co n tratación договорная система
desperdigar v t растрачивать; рассеивать
bo letín facu ltativ o бюллетень (о нетрудоспособности)
país no alineado неприсоединивш аяся страна
artícu lo de lu jo предмет роскоши
calculadora electrónica электронно-счетная машин?
ac tiv id ad docente педагогическая деятельность
perturbación ciclónica циклонное возмущение
46
certificado de “ idoneidad” справка о «пригодности» к чему-
либо
claros del día рассвет
arengar vi выступать с призывом
increpar vi ругать, порицать
echar lodo поносить; обливать грязью
am anerado adj манерный
elim inación física физическое уничтожение
v e n tila r un asunto решать вопрос (дело)
estar sin problem as (Cuba) не иметь затруднений
m alogro m неудача
fórm ulas estereotipadas стереотипы, штампы (решения)
en las m ism as narices под носом
condiciones insoslayables неизбежные условия
can alera m (Pan.) работающий на канале
escluza / шлюз
rapacidad / алчность, жадность
entraña / нутро
a despecho de несмотря на, наперекор
egregio adj выдающийся, великий
lib erto т раб, которому дарована свобода
escaram uza / стычка
novel adj молодой, новый
soborno т подкуп 1 1 (
cúspide / вершина г >.
prebenda / льгота, преимущество
prófugo т беглец
grisú т рудничный газ
navideño adj рождественский
am ordazar vt надевать намордник; заты кать рот
fuegos artificiales фейерверк
evocar el aniversario праздновать годовщину
co h ib ir v t сдерж ивать, ограничивать
registro т реестр, список; обыск
b arriad a / район (городской)
ch ip rio ta т киприот
zozobra / тревога, беспокойство
v o lante т листовка; руль
m anguera de agua ш ланг
frigorífico т (A rg., Uг.) мясокомбинат
sereno т ночной сторож
sala de espera зал ожидания
aguerrido adj закаленный в боях
47
reo político политический преступник
v iru elas / p l оспа
vacunación f прививка
quehaceres dom ésticos домашние дела
criado de m ano слуга
agua p o table питьевая вода
exhum ar el cadáver производить эксгумацию
desfalco m растрата
nevada / снегопад

Примерный цифровой диктант-перевод

3 41 86 104 357 782 1,076* 4,299 13,441 11,584


5 37 76 235 560 817 2,301 6,433, 15,283 18,320
7 54 92 421 696 903 3,529 5,184 17,307 20,265
8 19 23 388 745 163 7,706 8,840 19,132 27,524

31, 385 189, 701 1,060, 846 46,871 214,114 27,796, 332
53, 792 349, 653 138,480, 061 87,267 596,369 375, 215,957

0.3 0.7 0.25 0.56 0.138 0.964 0.1234 0.4512 0.94536


0.1 0.2 0.17 0.89 0.341 0.722 0.2345 0.9123 0.72871
0.4 0.5 0.38 0.74 0.587 0.213 0.3456 0.7678 0.65342
0.8 0.9 0.41 0.02 0.853 0.476 0.8961 0.5789 0.27163

j _ J _ J _ _ 2 _ 3 _ £ _ 6 _ 8 ] 3 18_5_2J7 И 23 48 68
2 ~3” 8 5 4 9 7 11 24 37 6 9 13 76 148 335 591

143j^_^J7_9U 15 18 2 7 3 8 63 89 126 363 571 843


834 "3 Т Т 7 6 4 2 8 15 22 41 73 84 96 114

91 7± д.?. 14— 2 6 ^ 38— 1 0 5 ^ 3 -^ 6^ 8-?-


2 4 7 18 46 87 84 4 6 3

П 11 о г26 , fí43 „o q l7 , 2 4 6 16 67 1 13
12 37 566 l 48 ”5 4Т Т 23 ?398 92*2 831Т7

* E n E spaña у algunos países latin o am erican o s los m iles, m illones,


e tc., se separan por m edio de una com a y las fracciones decim ales de
los enteros por m edio de un punto.

48
Примерны й ди к тан т имен собств ен н ы х

A gustín Blánquez, Celia de A ym erich, A ntonio Torrents,


F red P u ju la , Jo sé M aría B alil G iró, Jo sé P érez G uerrero,
R am ón de la Serna, A gustín C aballero R obredo, Francisco
A m erío, Á lvarez Linera, Jo sé P érez Riesco, Ju a n Fábregas
C am í, Francisco A paricio, Severo de M ontsonis, Eugenio
d ’Ors, A ntonio González Laso, E n riq u e P eñas de Ros, Fe­
derico R onsin frons’e n ], M iguel P ereyra, M iguel J a v ie r
Sciacca [ ’sa k k a ], Francisco San M artín Figueroa, A m oldo
Stocker, L uis Segaz L acam bra, V icente M arrero, M agdalena
G allego, P ío Bosch V ilá [bosk v i ’la ] , G regorio de Jesús
C rucificado, Gregorio Diez Ram os, Jo sé M iguel Petisco,
B ernardo Perea M orales, Luis O rtiz Muñoz, Jo sé R odolfo
B oeta, F élix Torres A m at, R afael C aldentey, Pascual Ga-
lindo, P edro S an tid rián , V icente P eral, Jo sé E ustacio C irlot,
A ntonio López O rtiz, Ana B agué, Ism ael de S an ta Teresita,
M anuel P edro del R ío, Francisca P alau-R ibes, M anuel G ar­
rido, Rafael Asenjo, Jerónim o Roos, V icente F errer, V icente
Blanco G arcía, Fernando T rías, J u a n P e tit [p e’t i ] , G erm án
Jim én ez, Jeró n im o R ojas, Luis O rno L iria, J a v ie r G oitia, Luis
M aría Jim én ez F o n t, Jesús Sánchez Díaz, Juan P edro F itz-
gibbon, E usebio A renillas, J u lio B elloso de Francisco, Ju a n
Medem S anjuan, Ignacio R odrigo, P edro R uiz A m ado, Jo sé
Ma B ernáldez, Isidoro R asines, J u a n O yarzun, A ntonio S an­
cho N ebot, F elipe Jim én ez de S andoval, Francisco V illa-
nueva, E d uardo E spert, Jo sé M iguel de A zoala, Jesús G ar­
cía Á lvarez, Ja im e Roser, J u a n G arcía de Luaces, Adolfo
M artín M erino, V ictorio P era l, Francisco C ándido Aniz,
Pedro Francisco A lberto C olunga, Teófilo U rdanoz, M anuel
U rbeda P u rkiss, Fernando Soria, Don J u lio B elloso de F ran ­
cisco, Rosa M aría Topete Bohigas, E d ith Tech [tek ], E m ilio
H uidobro, C o n stantino R uiz-G arrido, Acacio Fernández, V íc­
to r Scholz, D olores J a u rrie ta B aleztena, Carm en Gomis,
Severo R ialp , A na M aría A rranz C arabias, M ontserrat Gu-
asch [gwask], Jo aq u ín O rtega S alinas, Lorenzo M iguélez
Dom ínguez, M oham m ad Ibn Azzuz H aquim , Francisco J a ­
vier Osset, P edro L om bardía, M anfredo di Fenizio, Luis
Solano Costa, G ustavo Gil i, Federico V idal-C uadras, S alv a­
dor D ulcet, Jo rg e Stecher N avarra, P edro G arcía Ferrero,
Pascual M eneu, G erm án Term enón Solis, Jo sé Miguel V ello­
so, Jo sé Luis Diez P asto r, R icardo H icks, G regorio Sempere
C olom ina, S alvador Bordoy, J u a n Medem S anjuán, Angel
4 -2 2 6 3 49
López-Amo, Muñoz Jim én ez Milhas, A lfredo A rroyo, José
Sureda B lanes, F elip e C lim ent F errer, Francisco Sobrao M ar­
tín ez, Francisco A zorín Poch [pok], Francisco Bal diz, C ar­
los Sem pau, P edro G ironella Pous, Alfonso López-G alvá, M i­
guel Sales Vázquez, Fernando A guirre de Cárcer, Carm en
Casanova, V alen tín A ndrés Á lvarez, Jo sé Ma Gim eno, F a ­
b ián E stap é, Gil y C arvajal, Jo sé J u a n Forns, G uillerm o
Sans H u elin , J o s é M 3 C laram unda Bes; P ab lo U rd arte, E n ­
riq u e A lau Gómez Acebo, Luis de Baeza, A lberto Torra,
Federico P o rtillo , León Ignacio, E duardo S alades, Jo sé Ma
Ríos, C ristóbal Cordón, Federico Á rm enter de M onasterio,
Ángel H errera Bienes, Lucía Piosseck P rebisch [’p reb is],
Jo sé A ntonio M íguez, P ab lo M asa, A m paro A lb ajar, Alfonso
Castaño P iñ án , P edro F ernando V aldés, A ndrés von R itter-
Z áhony [fon rítte r ’záhoñi], Luis R odríguez A randa, B eatriz
G uido, Ram ón C astilla, Josefa S astre de C abot, J u a n Segura
R uiz, G uido P arp ag noli [parpa’ñ o l i ], Cam ilo S anté, San­
tiago F errari, M anuel F uentes B enot, L ía R atto , C arlos An­
tonio D uval, Lorenzo R iber, M aría Eugenia V alen tié, Ju a n
R ovira A rm engol, V ictorio B enam in, M aría Luisa del Ca­
rril, A lberto Luis B ixio, J u lia S ciarreta, F elipe A laiz, Gon­
zalo Menenses Ocón, C lara de la Rosa, O dette B outard [bu-
ta r ], E ly de F orteza, M auricio B erthet, E lsa T abernig, R ai­
m undo L ida, P edro Eugenio Z adunaisky, A ldo Francisco
M artino, J u lio H errera Ibáñez, R odolfo Jo sé W alsh, Jacobo
G oldschw artz, C ésar de M adariaga, O nofrio M oretto, E n ri­
que F alcón, N éstor O rtiz Oderigo, H écto r López.

Б. УСТНЫЙ ПЕРЕВОД ТЕКСТА С ПРЕДВАРИТЕЛЬНЫМ ЧТЕНИЕМ


И РАЗБОРОМ ТЕКСТА В КЛАССЕ

Тексты долж ны содержать незнакомую лексику и до­


вольно сложные синтаксические конструкции, которые р аз­
бираются при предварительном чтении и анализе текста.
П редварительное чтение и разбор текста дают возможность
студентам лучш е понять содержание текста и следовательно
лучше сделать его перевод. Чтение и разбор текста делается
всеми студентами пофразно или по абзацам. П реподава­
тель дает объяснения, которые в краткой форме записы­
ваются студентами. После разбора всего текста можно
приступать к переводу текста, д л я чего текст разбивается
на абзацы в соответствии с количеством студентов в группе.
Ж елательно, чтобы каждый студент переводил не тот аб-
50
зац, который он читал и анализировал. Все студенты сле­
дят за переводом и предлагаю т свои варианты . Преподава­
тель останавливается на лучшем варианте и разбирает
допущенные в переводе ошибки.
Основной целью данного упраж нения является введение
и закрепление новой лексики, знакомство с переводом
сложных синтаксических конструкций и правильное офор­
мление перевода.
После отработки этого вида упраж нения можно перехо­
дить к следующему, более самостоятельному, виду уп раж ­
нения.
Примерные тексты д л я перевода с листа с предваритель­
ным чтением и разбсзром текста в классе:

Del informe del СС PCU


Las m odificaciones producidas en nuestra sociedad han
elevado la im portancia num érica de la clase obrera y su gravi­
tación político-social. Con ello le han dado a la revolución
uruguaya — que se abre paso como una gran corriente que aún
no alcanza suficiente estatu ra — su fuerza m ás com bativa y
desde el pu n to de v ista histórico, su dirigente potencial.
Los procesos del desarrollo c a p ita lista que se aceleraron
en el período de la segunda guerra m undial acrecentaron
considerablem ente el p ro letariad o in d u strial, de la construc­
ción y el tran sp o rte. Su cifra lin d a hoy en los 300 mil prole­
tarios, de los cuales 200 m il viven y tra b a ja n en M ontevideo
y co n stitu y en el 20% de su población to ta l. A ellos se sum an
m ás de 100 m il personas que viven de su sueldo o de sus sa­
larios. J u n to s integran casi el 70% de la llam ad a población
“a c tiv a ” de la c a p ita l. Sum ados a la gam a de las capas m edias,
a los estu d ian tes y a la in telectu alid ad constituyen una in­
m ensa fuerza que se ha puesto en m archa socialm ente y, en
m uchos aspectos, tam b ién lo ha hecho ideológicam ente.
A la vez, el desarrollo c a p ita lista en el cam po, que se ha
procesado dentro del m arco de las relaciones sociales basadas
en la propiedad la tifu n d ista , en una econom ía de ex p o rta­
ción su p editada a los m onopolios im p erialistas y al m ercado
exterior, ha provocado grandes desplazam ientos de carácter
social. Tornó m ás profunda la crisis agraria, que es uno de
los aspectos sustanciales de la crisis de estructura.
Del Inform e de B alan ce del CC del PCU
en el X V III Congreso. Rodney A rism endi,
“ E stu d io s” N 25, 1962.
4* 51
Not as
grav itació n político-social — зд. социально-политический
вес
lin d a r en — граничить, достигать, доходить до
gam a — зд. различные
to rn ar m ás profunda — зд. становиться более глубокой

Intento de capitulación Republicana

E n la m adrugada del día 19 se conoció la noticia de que,


dim itid o el G obierno de Casares Q uiroga, se h ab ía formado
uno de m arcada tendencia derechista, presidido por M artínez
B arrio y del que form aba p arte como m in istro sin cartera,
Sánchez R om án, que no quiso firm ar el pacto de F ren te P o­
pu lar.
Un m ovim iento de estupor se produjo en la s m asas. La
palab ra ¡traición! comenzó a to m ar cuerpo en tre los que
estaban dispuestos a lu ch ar y a m orir por defender la Repú-
bl ica.
Las arm as se les caían de las m anos; ¿G obierno de c a p itu ­
lación?
¡No, y m il veces no!... La p rotesta subía como una m area,
llegando h asta el P residente de la R epública. E ste tu v o m iedo.
El gobierno que acababa de nacer, m oría apenas nacido. Le
m ató el fino sentido de las m asas, que ad v ertían que aquél no
era el gobierno que podía dirigir la lucha por la R epública.
Los trabajadores no estaban dispuestas a c a p itu la r.
E n v ein ticu atro horas el pueblo español se había encon­
trad o a sí m ismo.
El poder h ab ía quedado en la calle y las m asas lo habían
lev an tad o . T enían derecho a que se contase con ellas.
Pocas horas después de haber dim itid o el Gobierno relám ­
pago de M artínez B arrio, se formó otro, de las m ism as carac­
terísticas que el de Casares Q uiroga, siendo su presidente
G iral, de Izquierda R epublicana, y figurando como m inistro
de la guerra el general C astelló, y como titu la r de la cartera
de Gobernación el general Pozas, ex inspector general de la
G uardia C ivil.
El nuevo gobierno se ganó por el m om ento la confianza
de las m asas. Las no tas que éste publicó sirvieron para enar­
decer aún m ás los ánim os de los hom bres que estaban dis­
52
puestos a todos los sacrificios para im pedir la entronización
de la reacción.
El m ism o día 18 de julio, por la noche, en nom bre del
P artid o C om unista, h ab lé al pueblo por la R adio del M inis­
terio de la Gobernación.
Desde aquel m om ento, el “no p a sa rá n ” se hizo carne en la
resistencia del pueblo.
Las calles de M adrid y de todas las ciudades y pueblos
im portantes, eran cam pam entos m ilitares.
A bandonar la calle, significaba exponerse a que la tom ase
el enemigo porque éste estaba en todas partes.
H ab ía un gran nerviosism o.
La presencia de m ujeres arm adas despertaba la emoción
y la sim p atía de todo el pueblo.
Dolores Ibárruri “ El U nico C am ino”.

N o t a s
estupor m — оцепенение, крайнее изумление
tom ar cuerpo — зд. приобретать значение (смысл)
gobierno relám pago — зд. недолговечное правительство
(власть)
M inisterio de la Gobernación — Министерство внутренних
дел {Исп.)
hacerse carne — стать плотью; зд. стать неотъемлемым ло­
зунгом

Modesto Gui 1loto

P or Nicolás Guillen
Las v u eltas que da el m undo... T antas, que aquí estoy
restregándom e los ojos incrédulos frente a M odesto G uilloto,
el general M odesto, jefe del Q uinto Cuerpo del ejército repub­
licano español, a quien abracé por prim era vez hace veinte y
cinco años en una casona del viejo M adrid.
Ya lo he contado en o tra ocasión. A lo largo de una demo­
rada estancia en España, la España an tifra n q u ista en plena
guerra, h ab ía yo en trevistado a todos los jefes del ejército
popular menos Modesto. ¿D ónde hallarle? Adem ás ¿cómo? No
era este jefe, según m is noticias, hom bre fácil para lograr de
53
él que contestara algunas preguntas y m enos que accediera a
enfrentarse a u na ca m a rita fotográfica.
H asta que m i buena estrella m e lo puso en M adrid, en una
fiesta del P a rtid o C om unista español dada al cum plirse el
prim er aniversario del asedio de la ciudad por el fascismo. La
gran casa de la calle de L ista rebosaba de público y se diría
que estab a próxim a a estallar. Desde el puesto que ocupaba yo
entre aquella ab igarrada audiencia, fui reconociendo en el
presidium a las grandes figuras de la guerra y la revolución,
y m urm urando sus nom bres. Sólo que había uno ... ¿Q uién
era aquel joven oficial de rostro de águila, labios apretados
y cuerpo m agro a quien todos se acercaban con respetuosa
sim patía? Lo p reg u n té a una anciana que estaba al lado mío
y ella me respondió:
— Ese es M odesto, el jefe del Q uinto Cuerpo; no me diga
que usted no lo conoce...
Pues no; yo no lo conocía. A la term inación de la fiesta
me le acerqué en m edio de la re v u elta m uchedum bre que es­
peraba en la calle oscura, y él m e atendió, ya subiendo a su
autom óvil, con una sonrisa de buena v o luntad. Tenía la m i­
rada dura y bondadosa al m ism o tiem po, en una co n trad ic­
ción que m e recordó el R ubén D arío que nos p in ta A ntonio
M achado en sus famosos versos. Me dio una cita para el día
siguiente, en su despacho.
Recuerdo que cuando fui a verle a las ocho de la m añana
como me dijo — ¡las ocho de la m añana en M adrid, que es
plena m adrugada en cu alq u ier parte! — lo estaba afeitando
su barbero. La h ab itación era pequeña y había en ella una
mesa llen a de papeles, un estan te con libros y dos am plios buta-
cones forrados en cuero en m edio de tres o cuatro sillas. En
las paredes, algunos m apas m ilitares, y uno grande de E s­
paña, la piel de toro. La pieza se com unicaba con otra m ás
reducida aun, donde sólo h abía una estrecha cam a: el dor­
m ito rio del héroe. P o r una ventana ab ierta penetraba el aire
fino de noviem bre; el cielo soleado b rillab a alto y azul:
M odesto respondió a mi saludo sin re tira r el rostro de la
n avaja con que lo rasuraba un fígaro m iliciano. Yo me quedé
perplejo. ¿Cómo en tab la r una conversación así, m etiendo las
palab ras por entre la delgada hoja que iba y venía con áspero
gruñido y las m an d íb ulas de m i interlocutor? El pareció com ­
prenderlo, porque me dijo:
— Sigue, sigue, que todo podemos hacerlo al mismo
tiempo.
54
Yo com encé tratá n d o lo de “u sted”, pero él me paró en seco.
— Puedes tutearm e, es m ejor.
A quella m añana hablam os mucho. Me contó a grandes ras­
gos su vid a, desde el nacim iento, de padres m uy hum ildes,
en el puerto de S anta M aría en Cádiz h asta su ingreso en el
ejército p o pular, a los veinte años; y cómo pasara antes por
el prim er b atalló n del regim iento de a rtille ría de costas; y
el servicio en M arruecos en el cuerpo de regulares bajo las
banderas del rey ... E n A lcazarquivir, ju n to a la frontera con
la zona francesa, se hizo hom bre viendo la esclavitud de otros
hom bres que ten ían ta n to derecho a ser lib res como é l...
que tam poco lo era.
N atu ralm en te acabó expulsado. Ya era cabo. Lo degra­
daron “por hacer cam paña disolvente entre la tro p a ”, y se
le som etió a un proceso que duró seis meses: calabozo, tr a ­
bajo forzado, y al fin el licénciam iento. L ibre, volvió a E s­
paña, al puerto g ad itano donde naciera, a la casa de sus p a­
dres. H alló trab a jo como aserrador m ecánico en una fábrica
de envases, h asta que las elecciones del 31 derribaron a A l­
fonso X III y surgió la república. Ingresó en la Asociación
R epublicana de Cádiz y algunos meses m ás tard e se hizo
com unista. E stab a dirigiendo el S indicato de Oficios Varios,
pero su p artid o lo llam ó a M adrid, en 1933. De a llí a Moscú,
en su prim er v iaje a la U nión Soviética, donde perm aneció
algún tiem po.
H ab ía regresado a su p a tria cuando Franco dio el golpe.
En M adrid tom ó p arte en el asalto al cuartel de la guardia
civ il. E n tra en operaciones y es herido en la tom a de S anta
M aría de la A lam eda, en una m ano; después m ás gravem ente
en Griñón: un balazo en la c in tu ra . Luego, la guerra, la gue­
rra, la gu erra... H asta que España, aislada y vendida, cae
en poder del fascismo. M odesto logra sa lir de la península
y v iaja hacia la s dem ocracias populares, donde yo lo vi m u ­
chas veces, y estuve en su casa, y le conocí la m ujer y los
hijos. A hora, la H abana por unos días; la H abana para él,
que es ta n habanero, es decir, tan an d a lu z ... Lo encontré —
esta vez sin buscarlo — en el alm uerzo del ICAP a los dele­
gados extranjeros. E stab a con el poeta M arcos Ana. Oí una
voz ceceante, al pasar, que decía:
— A ver, a ver si este cubano me reconoce o m e recuerda...
Me volví, y era él, era M odesto. Nos abrazam os, m uy a
la cubana dándonos grandes m anotazos sobre los pulm ones.
A llí nos citam os para ocasión más demorada, antes del re ­
55
greso, cualquier día quizá, tal vez alguna noche, para hablar
de España y de Cuba, como en M adrid.
“H oy”, 1963.

Notas
buena estrella — счастливая звезда
m agro adj — худощавый
gaditano adj — родом из Кадиса
ICAP — Кубинский Институт Д руж бы Народов

Historia de la Jornada Internacional de la Mujer

La proclam ación de la Jo rn a d a Internacional de la M ujer


está ligada directam ente a la lucha de las m ujeres por sus de­
rechos políticos.
En 1910, en vísperas de esa proclam ación, sólo tres países
habían concedido a la m ujer el derecho a elegir y a ser ele­
gida: Nueva Z elanda en 1893; A u stralia en 1902 (derecho l i ­
m itado), y F in la n d ia en 1906.
Los comienzos del Siglo XX se destacan por un despertar
de la conciencia fem enina. Las m ujeres luchan por el derecho
a decidir el destino de sus países con el m ism o títu lo que
los hom bres. Al correr de los años y en m uchos países las
m ujeres representaban ya una p arte considerable de la fuerza
de trab ajo , p articipando así directam ente en la producción.
Esa tendencia al increm ento de la participación de la m ujer
en la producción se m anifestó singularm ente en los países
industrializados. No obstante, las m ujeres se veían privadas
de todos los derechos y, debido a ello, eran víctim as de una
explotación desenfrenada.
Así, pues, no se debió al azar el surgim iento entre las
trab ajad o ras de un nuevo m ovim iento en favor de la concesión
de los derechos políticos a la m ujer, pues veían en la con­
qu ista de esos derechos un m edio para la defensa de sus in­
tereses.
El 27 de febrero de 1909 se organizó en los E stados Unidos
la prim era jornada de la m ujer. En m uchas ciudades, del
A tlán tico al Pacífico, las m ujeres socialistas organizaron du­
ra n te la jornada una serie de m anifestaciones y m ítines en
los que reivindicaron los derechos políticos para la m ujer.
En dichas m anifestaciones participaron m ujeres de todos los
56
sectores de la población y las m ilitan tes del m ovim iento
fem inista. En Nueva York, en la sala donde se reunieron
3,000 p articip an tes, la bandera am arilla de las fem inistas
norteam ericanas ondeaba ju n to a otras. En la reunión se
aprobó una resolución especial protestando contra el no re­
conocim iento del derecho de la s m ujeres al voto. La citad a
“Jo rn a d a de la M ujer” celebrada en los E stados Unidos re­
vistió un carácter exclusivam ente nacional.
En 1910 se celebró en Copenhague la II Conferencia de
M ujeres Socialistas en la que participaron unas 100 m ujeres
procedentes de 17 países. E n ella estaban representados no
sólo los sindicatos y los partidos socialistas, sino tam b ién
la s uniones, asociaciones y clubes de trabajadores. P a rtic i­
paron adem ás las tres prim eras mujeres dip u tad as del P a r­
lam en to finlandés.
Las delegadas exam inaron la in iciativ a de las m ujeres
norteam ericanas, y, C lara Z etkin propuso se celebrase a n u a l­
m ente una Jo rn a d a Internacional. E n la resolución apro­
bada se proponía aprovechar dicha Jo rn a d a p ara reivindicar
el derecho de voto a todas las m ujeres m ayores de edad, sin
ninguna restricción basada en los m edios de fortuna, pago
de im puestos, instrucción o censo electoral.
El problem a de la extensión del derecho de voto era en­
tonces de la m áxim a ac tu alid ad ; co n stitu ía una etapa im ­
p o rtan te hacia la dem ocratización del sistem a electoral y
para la incorporación de la m ujer a la vida pública, incor­
poración que h ab ría de perm itirles lu ch ar m ás fácilm ente
por u lteriores reivindicaciones.
Se decidió celebrar la P rim era Jo rn a d a Internacional de
la M ujer el 19 de m arzo de 1911. Se eligió esta fecha a propo­
sición de las m ujeres alem anas: en efecto, el 19 de m arzo
de 1848, du ran te la revolución alem ana, el rey de P rusia,
cediendo a las am enazas del pueblo, hizo una serie de pro­
mesas, que no cum plió jam ás, entre las que figuraba la con­
cesión del voto a la m ujer. No obstante, por diversos m o ti­
vos, la Jo rn a d a se celebró en varios países y hasta 1914 en
fechas d istin tas, aunque siem pre en m arzo.
E n 1911, la Jo rn a d a Internacional de la M ujer se destacó
en A lem ania, A ustria, D inam arca, Suiza, E stados Unidos
y en otros países por una serie de reuniones en las que p a rti­
ciparon hom bres y m ujeres. Antes de la Jo rn a d a se d istri­
buyó en A lem ania un m illón de octavillas invitando a re a li­
zar acciones en favor del derecho de voto. En A ustria, adem ás
57
de las reuniones, se celebró una asam blea de m asas en la que
participaro n 30,000 personas.
E n 1912 y 1913 la Jo rn a d a se extendió a otros países.
E n 1914, las m ujeres de A ustria, H ungría, A lem ania,
H olanda, R usia, E stados Unidos, Suiza y de otros países
organizaron actos y m anifestaciones, y por prim era vez la
Jo rn a d a fue celebrada el m ism o día, el 8 de m arzo.
H ab ía surgido la tradición del 8 de m arzo.
E n A u stria se realizaron 300 reuniones, 70 en H olanda y
30 en Suiza; en este m ism o año, B ulgaria y F rancia se sum a­
ron a la celebración de la Jo rn a d a. E n la asam blea organi­
zada en P arís p articip aro n , adem ás de las francesas, delega­
das alem anas, inglesas y españolas.
A unque en estos años la celebración de la Jo rn a d a revistió
caracteres específicos en cada país, de acuerdo con la situ a ­
ción rein an te en ellos, la reivindicación principal fue el de­
recho de voto. Con él, las m ujeres reclam aban la absoluta
igualdad de derechos, y lu chaban por sus intereses p a rtic u ­
lares. A m edida que se desarrollaba la com prensión de las
m ujeres, las consignas lanzadas por ellas con m otivo del
8 de m arzo se hacían m ás v ariad as y am plias. Iban pasando
g radualm ente de la reivindicación del derecho de voto a las
reivindicaciones destinadas a crear las condiciones que ga­
ran tizasen el ejercicio de ese derecho; pedían tam b ién el
acceso a la form ación profesional. E n el transcurso de estos
años, la s m ujeres plantearon diversos aspectos del problem a
d é l a igualdad: salario igual a trab a jo igual; acceso a todas
las profesiones y puestos de la función pública, e tc ... No ob­
stan te, en las celebraciones anuales del 8 de m arzo, no se
aislab an de las preocupaciones generales de la sociedad lim i­
tándose a p lan tear sus reivindicaciones específicas, sino que
éstas estaban estrecham ente ligadas a la situación interior
de sus países respectivos y a la situación internacional en
general. P or eso, a p a rtir de la prim era guerra m undial re­
clam aron resueltam ente el desarme y la desm ilitarización,
lig an d o sus reivindicaciones a la defensa de la paz.
H oy, la Jo rn a d a Internacional de la M ujer se celebra en
casi todo el m undo. E n él las m ujeres de países con sistem as
sociales m uy diferentes e independientem ente de sus convic­
ciones políticas y religiosas m anifiestan sus sentim ientos
de so lidaridad con sus am igas del m undo entero en su lucha
común por la absoluta igualdad en todos los aspectos, polí­
tico, económico y social.
58
Pese al contenido específico y p a rtic u la r de las consignas
lan zad as por las m ujeres en sus países respectivos con m otivo
del 8 de m arzo, todas ellas contienen la afirm ación del papel
que las m ujeres desempeñan en la sociedad en tan to que m a­
dres, trab ajad o ras y ciudadanas. En los países en que las m u­
jeres han obtenido ya la igualdad de derechos en todos los
órdenes de la vida, aprovechan esta Jo rn a d a Internacional
p ara hacer un balance de sus actividades; fijan sus tareas
p ara p a rtic ip a r activ am ente en la edificación y desarrollo
del E stad o y en la consolidación de la paz m undial.
La Federación D em ocrática Internacional de M ujeres,
desde su fundación, ha estim ulado constantem ente a sus o r­
ganizaciones nacionales a celebrar el 8 de m arzo basándose
en reivindicaciones concretas que correspondan a las asp i­
raciones de las m ujeres de cada país, ligándolas a los gran­
des problem as de la paz y del desarm e, condiciones indis­
pensables para la conquista y disfrute de todos sus derechos.

“H oy”, 1963.

Notas
con el m ism o títu lo que los hom bres — на равных правах
с мужчинами
función pública — зд. государственная служ ба
en ta n to que m adres — зд. как матери

В. УСТНЫЙ ПЕРЕВОД ТЕКСТА, ПРЕДВАРИТЕЛЬНО ПОДГОТОВ­


ЛЕННОГО ДОМА

Это упраж нение предполагает устный перевод текста


в классе с предварительной подготовкой дома. Студент
самостоятельно осваивает незнакомую лексику и тщ атель­
но разбирает сложные морфологические и синтаксические
конструкции. В классе, прежде чем приступить к переводу,
преподаватель удостоверяется, что содержание текста сту­
дентами понято и объясняет те части текста, которые сту­
денты не смогли перевести самостоятельно дома. В д ал ь­
нейшем процесс перевода и его разбор происходят так же,
как и в предыдущем упражнении.
Этот вид упраж нения предполагает постепенное услож ­
нение текста и увеличение его объема.
59
Н а последующих занятиях особое внимание уделяется
закреплению лексики, оформлению перевода и быстроте
переключения.
По получении хороших результатов в этом упраж нении,
можно переходить к следующему упражнению .
Примерные тексты для перевода с листа с предваритель­
ной подготовкой текста дома:

Problemas у caminos de la revolución Uruguaya

E ste gobierno se ha encargado, ju stam ente, de exhibir


en profundidad la crisis estructural de la sociedad uruguaya,
pero tam b ién la incapacidad — de n atu raleza histórico-so-
cial — de los p artid o s tradicionales p ara encarar los proble­
m as cardinales del país. Es evidente que sólo una transfor­
m ación que concluya con el dom inio de las viejas clases so­
ciales y lleve al pueblo al poder, p erm itirá destruir la s ca ­
ducas relaciones de producción y desenvolver am pliam ente
las fuerzas productivas. Sólo un gobierno dem ocrático-na-
cional será capaz de llev ar a cabo la s transform aciones ra ­
dicales que se necesitan. Sus objetivos consistirán en la l i ­
beración económica y po lítica de nuestra p a tria del yugo
im p erialista norteam ericano, asegurando de este modo firm e
base a una p o lítica exterior favorable a la paz, a la indepen­
dencia de los pueblos y a relaciones soberanas con todos los
países. Se liq u id a rá así los pactos m ilitares y de otra índole
que Е Е . UU. han im puesto al país. E stos objetivos a n ti­
im p erialistas de la revolución se en trelazan con los o b jeti­
vos agrarios. P o stulam os una reform a agraria radical que
liquide el latifu n d io y los resabios p re cap italistas, dé tierras
a quienes deseen tra b a ja rla s y asegure una efectiva propie­
dad individual del trab a jad o r del cam po, ju n to a la existencia
de un im p o rtan te sector agrario nacionalizado y el estím ulo
efectivo y responsable a las cooperativas agrarias. S e d a r á un
poderoso im pulso a las fuerzas productivas; se increm en­
tará n la in d u stria, la ag ricu ltu ra y la ganadería y se m odifi­
carán la s condiciones de m iseria y atraso social en que vive
nuestro pueblo. El gobierno revolucionario llev ará a cabo
una am plia p o lítica de bienestar, de ascenso del nivel m ate­
rial y cu ltu ral de la s grandes masas.
P ara co n q u istar este gobierno es necesario un gran frente
que agrupe a la m ayoría de la población: la clase obrera, los
60
cam pesinos, las grandes m asas trabajadoras, la pequeña b u r­
guesía urb an a, la in telectu alid ad , la burguesía nacional. La
un id ad de estas clases y capas sociales en un gran bloque d iri­
gido por la clase obrera en alianza con los cam pesinos es el
F ren te de L iberación N acional.
E n torno de esta tesis referente a la s fuerzas sociales
en estado potencial de p a rtic ip a r en la revolución agraria y
a n tiim p e rialista, se han producido diálogos entre nuestro
P artid o y otros sectores. Unos conciben el proceso revolu­
cionario desde un ángulo nacio n alista que rebaja la función
histórica de la clase obrera en A m érica L atin a; otros co n tra­
ponen falsam ente el papel de las m asas del cam po o de la
pequeña burguesía in telectu al al del p roletariado. Tam bién
otros, a la vez de sostener la adopción de una ideología n a ­
cio n alista burguesa por el m ovim iento revolucionario, nie­
gan toda p o sibilidad de g anar a los sectores avanzados de la
burguesía nacional o de n e u tra liz a rla en su conjunto.
Si afirm am os que la revolución m adura o b jetivam ente en
las en trañ as de la sociedad uruguaya y en toda A m érica
L atin a, el m ás im p o rtan te problem a consiste en co n stru ir la
fuerza social capaz de lle v a rla a cabo; es decir, forjar el m o­
vim iento de todas la s clases y capas sociales nacionales y
populares, que, en ú ltim a instancia, será capaz de conducir
a las grandes m asas a la lucha por el poder. E llo nos reclam a
no sólo una estrateg ia acertada, sino tam b ién una táctica
ju sta, m ás am p lia y flexible que esa estrategia; pero, en ú l­
tim a in stan cia, subordinada a ella. Es necesario saber u n ir
una clara perspectiva revolucionaria con la conciencia de
la etap a político-social que se está viviendo. Dicho de otro
modo, se tra ta de a d v e rtir por qué cam inos avanzará desde
hoy nuestro pueblo si quiere acercarse a la hora revolu­
cionaria. Y estos tem as, cam aradas, no son ahora, en nue­
stra A m érica L atin a, m eros problem as teóricos.
La revolución no puede ser nunca el producto — como
se piensa en algunos sectores de las capas m edias — de un
im pacto genial que despierte súbitam ente la emoción del
pueblo o de ciertas acciones individuales o de grupos, a isla ­
dos de las m asas. C om prenderá siem pre y an tes que nada,
adem ás de los procesos objetivos, la capacidad de m ovilizar,
organizar y conducir a la lucha a las m u ltitu d es populares.
E n tre o tras cosas, el m arxism o se diferencia del “b lan q u ism o ”
y del anarquism o, por la valoración del papel de las m asas
en todos los aspectos de la acción revolucionaria, inclusive
6i
en los p lan team ientos tácticos inm ediatos. El revolucionario
que prescinde de las m asas, de su m ovilización y educación,
le facilita a la contrarrevolución — m ás a llá de intenciones
— la tarea de aislar a los com batientes de la clase obrera, a
sus p artidos o grupos.
No queremos decir con ello que exista una pared demarca-
to ria en tre la s d istin tas form as de la lucha revolucionaria;
proclam am os solam ente que la edificación de la fuerza social
de la revolución es siem pre la tarea fundam ental y decisiva.
Cuando la revolución m adura objetivam ente, dos peligros
acechan al luchador de la clase obrera y el pueblo: uno, puede
ser el del aventurerism o pequeño-burgués, la creencia de que
tal o cual receta, tal o cual acto aislado y estridente, siem pre
y en cu alq u ier circunstancia h ará avanzar el curso de la re­
volución; y otro (que es para el revolucionario una vergonzosa
enferm edad), el perder de v ista la s perspectivas de la revolu­
ción, el no percibir el trueno subterráneo que viene anuncian­
do la hora del destino para la clase obrera y las m asas popu­
lares. P ara uno u otro mal no puede haber otro rem edio que
la construcción sistem ática, en el m arco de la lucha de m asas
y teniendo en cuenta todas las form as posibles del m ovi­
m iento, de la gran fuerza social de la revolución. Q uiere
decir que la edificación del frente de liberación nacional,
la estim ación de la etapa en que se plan tea la lucha revolu­
cionaria y la elección de los m étodos a em plear poseen una
gran im portancia para el m ovim iento obrero y lib erad o r de
nuestro país.
Del Inform e de B alance del CC del PCU en
el X V III Congreso. Rodney A rism endi, “E s­
tu d io s” N 25, 1962.

Notas

crisis estru ctu ral — кризис режима


encarar v t — зд. разреш ать
resabio m — зд. порок
plan team ien to s tácticos inm ediatos — постановка ближ ай­
ших тактических задач
pared d em arcatoria — зд. глухая стена
construcción f — зд. создание .
edificación / — создание
62
grande — Fíjese que el ad jetiv o “g ra n d e” se em plea varias
veces en el tex to en el sentido de “a m p lio ”: grandes masas,
’ gran frente, gran bloque.

José Carlos Mariátegui “ El Amauta”

P or H ilda Gadea
El 16 de abril de 1930, los chóferes y tran v ia rio s de Lim a
detuvieron el trán sito por cinco m inutos: había m uerto José
C arlos M ariátegui, fundador de la Confederación de T rab a­
jadores del P erú y del P a rtid o C om m unista Peruano. Los
restos del au tén tico revolucionario, fueron conducidos por
los obreros, a su ú ltim a m órada, cantando la Internacional.
A los 35 años de edad, habiendo dedicado gran p arte de su
vida al m ovim iento obrero, dejó de ex istir un luchador in­
cansable y convencible (“convicto y confeso”) por las ideas
del m arxism o-leninism o.
E ste au to d id acta por excelencia, fue adem ás de un b rilla n ­
te escritor, un fino a rtis ta y un creador del pensam iento re­
volucionario latinoam ericano. Su obra fu n d am en tal," 7 E n ­
sayos de in terpretación de la R ealidad P e ru a n a ”, constituye
adem ás del prim er análisis m arx ista de la econom ía peruana,
no superado h asta hoy, una contribución al estudio de los
problem as de L atinoam érica.
A los 20 años ya form aba p arte del grupo de escritores
destacados de esa época con A braham Val del ornar, César
Falcón, F élix del V alle y otros. F unda con otros periodistas
de orientación izquierdista L a R azón y defiende a los obreros
presos que intervinieron en el paro general de 1919 de 8 días,
dem andando jo rnadas de 8 horas y contra la carestía de la
vida. Al sa lir lib res, los obreros se dirigen en m anifestación
al periódico que los había defendido. M ariátegui an te tres
m il trab ajad o res declara: “L a Razón es un periódico del pue­
blo y para el p u eb lo ”, sellando así el pacto con los obreros a
los que ya nunca ab andonaría.
V iaja posteriorm ente a E uropa estrem ecida entonces por las
realizaciones de la R evolución R usa, las conm ociones del fin
de la guerra m undial y el nacim iento del fascismo. Se afirm a
como lu ch ad o r social. A su v u elta diría: “Soy un hom bre
con una filiación y una fe ”, refiriéndose al m arxism o. Y en
E uropa redescubre A m érica y a su tie rra n a ta l. D espués de
afirm ar la vigencia universal de la doctrina m arxista-leni-
63
n ista con gran visión escribiría: “No querem os ciertam ente
que el socialism o sea en A m érica calco y copia. Debe ser
creación heroica. Tenem os que dar v id a, con nuestra propia
realid ad , en nuestro propio lenguaje, al socialism o indo-
am ericano. H e aq u í una m isión digna de una generación nueva” .
Si viv iera, vería que la R evolución C ubana, avanzada de la
R evolución L atin o am ericana, ha hecho re alid ad esas afir­
maciones.
Sus definiciones sobre el fascismo y el im perialism o y an ­
qui son m uy claras. En la “Escena C ontem poránea” , libro
escrito a su regreso de Europa, re salta el an álisis del fascismo.
M ariátegui llam ab a la atención sobre el fascismo, como
proceso, com o re su ltan te, como conducta de una clase. De
su estudio se desprende, que m ien tras haya reacción hay
peligro de fascismo. El fascismo es la ultraderecha, lo m ás
reaccionario, lo m ás antirrevolucionario, es la contrarrevo­
lución. Se n u tre de falso nacionalism o, de dem agogia y m u­
chas veces le v a n ta program as que se hacen populares: “La
bandera de la p a tria cubría todos los contrabandos y todos
los equívocos doctrinarios y program áticos”. H oy m ás que
nunca tien e vigencia su an álisis sobre el fascism o, porque
al im perialism o en su derrum be, an te el avance lib erad o r de
los pueblos se le hace m ás difícil el engaño con las dem ocracias
“rep resen tativ as”. E s así como, en escala m undial y en L a ti­
noam érica, las sangrientas dictaduras, los gobiernos “fu ertes”
y las dictad u ras de derecha son la nueva versión del fascis­
mo.
Sobre el im perialism o yanqui afirm ó: “El im perio y an ­
qui es u na re alid ad m ás evidente que la dem ocracia yanqui.
Los E stados U nidos decidiendo el éxito de la guerra, se con­
v irtiero n rep en tin am ente en el á rb itro de la suerte de E uropa.
Sus bancos y sus fábricas rescataron las acciones y los valores
norteam ericanos que poseía en E uropa. Em pezaron enseguida
a acap arar acciones y valores europeos, en los E stados Unidos
se acum uló la m ita d del oro del m u n d o ”.
A pesar de su m ala salud, se incorpora al m ovim iento
obrero y cam pesino del Perú. A ctiva la fundación de las fe­
deraciones sindicales de obreros agrícolas, m arítim os y m i­
neros. E n 1925, recrudece el mal de su pierna y deben am pu­
társela. Desde su silla de ruedas continúa su prédica y trab a jo
revolucionarios. F u n d a A m a u ta (1926). La revista llegó a
convertirse en el exponente de la cu ltu ra latinoam ericana
y fue un faro para la juv en tu d progresista del continente.
64
R efuta allí, con argum entos m arxistas, la tendencia peque-
ñoburguesa del A PR A , fundado en M éxico (1924) por H aya
de la Torre y que en la ac tu a lid a d , se ha convertido en el m ás
grande tra id o r a sus propios postulados. Sin em bargo, como
el program a del A PR A , contenía todavía lem as an tiim p e ria­
lista s, M ariátegui actúa con los ap ristas h asta 1927, en que
d efin itivam en te rom pe con ellos, cuando lo quieren tra n s­
form ar de una alian za a n tiim p e ria lista en un p artid o nacio­
nal de v arias clases, obstaculizando al proletario peruano
el derecho de organizar un p artid o de clase..
E n 1927 M ariátegui, ya tra b a ja incansablem ente por la
fusión del socialism o científico, con el m ovim iento obrero
del Perú. E n 1928, quedó consolidado un C om ité O rganizador
de lo que sería m ás tard e la Confederación G eneral de T ra­
bajadores del Perú.
E n 1929, funda el P a rtid o S ocialista P eruano, que se con­
v e rtiría en m arzo de 1930 por una escisión, en el P a rtid o
C om unista Peruano.
T am bién en este año, 1929, publica su obra fundam ental
ya citad a. La economía peruana, el problem a indígena, el
de la tierra , la enseñanza, el factor religioso, el regionalism o
y el centralism o y el desarrollo de la lite ra tu ra , son estu d ia­
dos con m étodo m arx ista, encontrando sus profundas causas.
Son actu ales sus afirm aciones: “El P erú m antiene, no ob stan ­
te el increm ento de la m inería, su carácter de país agrícola...
este sistem a económico ha m antenido en la ag ricu ltu ra una
organización sem i-feudal que co nstituye el m ás pesado lastre
del desarrollo del país” . En cuanto al problem a indígena
sostiene: “ Insurgim os prim eram ente contra la tendencia in­
stin tiv a y defensiva del criollo, a reducirlo exclusivam ente
a un problem a ad m in istrativ o , pedagógico, étnico o m oral,
para escapar a toda costa del plano de la econom ía”. “El
problem a agrario se presenta an te todo como el problem a de
la liq u id ació n de la feudalidad en el P erú ... dejando ap arte
las razones doctrinarias, considero fundam entalm ente, este
factor incontestable y concreto que da un carácter peculiar
a nuestro problem a agrario: la supervivencia de la com uni­
dad y de elem entos de socialism o práctico en la ag ricu ltu ra
y la vida indígenas” . Todo esto, to d av ía sigue siendo verdad
en el P erú y señala las bases para un cam bio de estructura
en nuestro país.
El afirm ó tam b ién: “Si la revolución de independencia
hubiese sido un m ovim iento de las m asas indígenes hubiese
5 -2 2 6 3 65
representado sus reivindicaciones, h abría tenido una fisio­
nom ía necesariam ente a g ra rista ”.
El problem a de la tierra y las luchas cam pesinas están
encam inando al P erú, hacia una verdadera revolución, una
revolución socialista por la existencia del elem ento concreto
que señaló: el socialism o práctico en la ag ric u ltu ra y la
v id a indígenas, y porque asim ism o expresó: “El socialis­
mo, no es ciertam ente una d octrina indoam ericana. Pero
ninguna doctrina, ningún sistem a contem poráneo lo es, ni
puede serlo. Y el socialism o, aunque haya nacido en Europa,
como el cap italism o , no es tam poco específico ni p a rtic u la r­
m ente europeo. Es un m ovim iento m undial, al cual no se
sustrae ninguno de los países que se m ueven dentro de la ór­
b ita de la civilización o ccid en tal”.
Y hoy, en el aniversario de su m uerte, ya vislum bram os que
será verdad lo que afirm ó en el orden co n tin en tal: “H ispa­
noam érica, L atinoam érica, como se prefiera, no encontrará
su un id ad en el orden burgués. E ste orden nos divide forzo­
sam ente, en pequeños nacionalism os. Los únicos que tra b a ­
jam os por la com unidad de estos pueblos, somos en verdad,
los socialistas, los revolucionarios. A N orteam érica, sajona,
le toca coronar y cerrar la civilización c a p ita lista . ¡El porve­
n ir de A m érica L atin a es S o cialista !”
“N o ticias de H oy”, 1964.

Not as
rem ecida p p — зд. которую всколыхнули
filiación f — зд. мировоззрение, идеология
A PR A — Народный Революционный А льянс Америки (пар­
т ия профашистского типа)
insurgir vi — восставать (галлицизм)

Lincoln
P or Nicolás G uillen
A braham L incoln nació el 12 de febrero de 1809 en H ardin,
estado de K entucky y m urió el 15 de abril de 1865 en W áshing-
ton. Lo m ató de un tiro en la cabeza un actor llam ad o John
W ickes B ooth, de 27 años, que la noche anterior había dispa­
rado contra él en un teatro durante la representación de una
com edia sin im portancia titu la d a “N uestro prim o de A m é­
ric a ”.
66
La vida de Lincoln fue dura desde sus comienzos. Siendo
m uy niño se traslad ó de K entucky con sus padres y una her­
m ana a un sitio inhóspito en el estado de Indiana, donde v i­
vieron en una pequeña choza luchando a brazo p artid o con la
n atu raleza. El padre de A braham , Tom as, era leñador y en­
señó ese oficio a su hijo. A los quince años éste no reconocía
rival en el m anejo del hacha entre todos los leñadores de la
zona. Sin em bargo, m ostró siem pre un am or desm edido a los
libros, un ansia irrefrenable de saber.
Según algunos biógrafos, las prim eras lectu ras de Lincoln
fueron la B ib lia, las fábulas de Esopo, un ejem plar m uy
deteriorado de la geom etría de Euclides y la vida de W áshing-
ton co n tad a por Weems. P ero según otros, los prim eros libros
que el pequeño A braham leyó no fueron ésos, sino el Diccio­
n ario E tim ológico de B alley; la s Lecciones de Elocución,
de Scott; el V iaje del Peregrino de B unvan, y el R obinson
Crusoe.
Su m em oria era poderosa. T anto, que solía aprenderse el
contenido de aquellos volúm enes que debía devolver. Como
estaba forzado a perm anecer en el cam po m uchas horas, se
llev ab a escritos los párrafos m ás im portantes del lib ro que
estab a leyendo, que rep etía en a lta voz du ran te el trabajo.
E ra m uy difícil encontrar papel por aquellos an durriales, y
para rem ediar esta carencia servíase de pequeñas lám inas de
m adera, que él fabricaba alisando los troncos con una cu­
ch illa y adelgazándolos h asta que eran aptos para escribir
sobre ellos. A sistió m uy poco a la escuela, y no pasó de la re­
gla de tres.
La ju v en tu d de L incoln fue bien m onótona en sus prim e­
ros años. No podía decirse de él que fuera un hom bre hermoso,
como por ejem plo el general Lee, jefe de los suristas, o B ooth,
el m agnicida. Un contem poráneo lo describe com o “un hom ­
bre alto , desgarbado, de pies grandes y m anos poco diestras,
la cabeza larg a y delgada, sobre la que se veían algunos m e­
chones que no h ab ían sido alisados d e b id a m e n te ...” El padre
decía: “A braham parece ta lla d o a hachazos, pero es como se
hubiera quedado sin p u lir”. O tros señalan que “la piel del
rostro la tien e p álid a, casi am arillen ta, y arrugada, como
p rem aturam ente envejecida1'.
E stab a lejos pues el joven Lincoln de ser lo que se llam a
un g alán, ap aren te para enloquecer a las m ujeres, frente a
las cuales (aunque se casó y tu v o hijos) fue siem pre tím ido.
E n cam bio, sus ojos grises eran b rillan tes y despiertos, y
5* 67
cuando com enzaba a hablar, su palab ra inteligente, salpicada
de hum or, ca u tiv a b a al auditorio, fuese una m u ltitu d o una
sola persona. Solía valerse de anécdotas para ilu strar su
pensam iento, que era claro y lógico.
A los dieciseis años, hizo Lincoln un viaje por el Missi-
ssippí, como trip u la n te de un pequeño barco, h asta Nueva
O rleans. E n este gran puerto del sur tuvo ocasión de ver la
esclav itu d de cerca y asistir a un espectáculo com pletam ente
inusitado para él: un m ercado de esclavos. E sto dejó en su
esp íritu una huella de indignación tan profunda, que lo m arcó
para toda la vida.
Seis años después el joven A braham ya no es leñador.
T rabaja en una tien d a de com estibles en New-Salem , la cual
es propiedad de un tal G entry (a quien había acom pañado en
el viaje a Nueva O rleans) y de quien se separa para estable­
cerse en el m ism o giro en unión de un socio que huye cuando
el negocio quiebra. Lincoln hace frente a las deudas, que p a­
g ará años m ás tard e sin quedar a deber un centavo. Fracasado
en el com ercio tra b a ja como agrim ensor h asta que en 1834 —
ya Lincoln es un gigantesco m ocetón de veinticinco años y
m ás de seis pies de e statu ra — , hace sus prim eras arm as en
la po lítica: aspira a m iem bro de la A sam blea local. E n aquellas
elecciones resultó vencido, pero no lo fue en las que siguieron,
y du ran te tres leg islatu ras ocupó un escaño en la cám ara del
m unicipio. M ientras ta n to , estudia leyes y se hace abogado.
Se tra sla d a a S pringfield (Illinois) p ara ejercer su profesión.
E n ella se m an tu v o h asta 1860 en que fue designado presiden­
te de la república. D etalle interesante: jam ás se hizo cargo
de ninguna causa sin h allarse profundam ente convencido
de que era ju sta.
La v id a p o lítica de Lincoln (que adquiere ya clam orosas
características nacionales hacia 1854) está dom inada por la
lucha co n tra la esclavitud de los negros. El cree que la es­
cla v itu d es un hecho injusto, co n trario a la dignidad y la
n atu raleza hum ana. P ero adem ás está firm em ente convencido
de que ella a te n ta contra la un id ad nacional. Con razón se
ha dicho que si W ashington fue el fundador de la p atria , L in­
coln fue su salvador.
La ley del congreso decidiendo la población por norteam e­
ricanos de los dos únicos territo rio s — K ansas y N ebraska —
que quedaban en m anos de indios, hizo evidente h asta qué
pu n to era serio el peligro de fragm entación que corría aquel
joven país. M ientras que los su ristas presionaban para que
68
uno de esos territo rio s, el de K ansas (sobre el cual cayó la
prim era oleada pobladora) fuera atra íd o hacia la órbita de
la esclav itu d , y ten ían por líd er al agresivo senador Douglas,
los abolicionistas, bajo la jefatu ra de Lincoln, querían un
E stad o “lib re ”. Lucha terrib le, encarnizada, realm ente m or­
tífera. “E n K ansas — decía un corresponsal periodístico —
dos hom bres desconocidos se acercaban uno al otro con las
p isto las em puñadas, y su prim er saludo era éste: ¿P or el E sta ­
do lib re o por la esclavitud? M uchas veces, después de la res­
puesta, venían los d isp aro s...”
A lo largo de seis años, el duelo L incoln-D ouglas acaparó
la opinión nacional. Al calor de aquella disputa surgió el
p artid o republicano, de que sería jefe el gran abolicionista.
Esa lucha, como es sabido, desembocó por una p arte en la
elección presidencial de L incoln, en 1860, consagrado por
su famoso discurso del in stitu to Cooper, y por la otra nada
menos que en la guerra civ il. U na guerra que d u raría cerca
de cinco años, que produjo pérdidas enormes y culm inó con
la derrota del Sur y la abolición de la esclavitud, si no de
hecho, al m enos de derecho. Un tercer resu ltad o se produjo;
y fue el asesinato del propio presidente.
E s sin duda interesante, a la distancia de m ás de un
siglo, com parar los puntos de v ista de L incoln y D ouglas y
aún las expresiones m ás frecuentes de sus discursos, para ver
hasta q ué pu n to reflejan lo que perdura de m alo y fa lta de
bueno en los E stados U nidos de hoy.
D o u g l a s . — Un esclavo es un ser hum ano que según
la ley no es persona sino cosa.
L i n c o l n . — La esclavitud tiene por base el egoísmo
natu ra l del hom bre. La esclavitud viola un derecho eterno,
y m ien tras Dios reine en los cielos y los niños de las escuelas
puedan leer, nunca esa m ancha negra llegará a consagrarse
como un principio divino.
D o u g 1 a s . — Si un hom bre quiere convertir en esclavo
a otro, n adie lo puede im pedir.
L i n c o l n . — El verdadero problem a es lu ch ar para
im pedir que la esclav itud se convierta en un m al nacional...
De que Lincoln tenía razón y su criterio era apoyado por
la m ayoría p opular norteam ericana, es prueba el hecho de
que fue elegido can d idato a la presidencia por su p artid o y
luego presidente por su pueblo.
Sin em bargo D ouglas dom ina hoy la escena de que fue ex­
pulsado en 1860. Peor aún, la pistola de Booth corta la vida
69
de un K ennedy, que distaba m uchísim o de ser un L incoln; el
racism o im pera en el Sur casi hasta los lím ites de la esclavitud;
el gobierno tra ta de sofocar por todos los m edios la libre
determ inación de los pueblos pequeños y débiles; la nación
está d iv id id a en condiciones m ás graves que en las vísperas
de la guerra de separación; la injusticia, el robo, el gangs­
terism o, la m ala fe, la rapiña, el chantaje, la am enaza, el
crim en — todo ese espíritu inferior, en fin, de que el im pe­
rialism o hace gala — suscitan el odio universal hacia los
am os de E stados Unidos. M ietras ta n to , ¿dónde está Lincoln?
Tal vez no venga todavía, pero ten d rá que venir, con su ló ­
gica y sus ojos grises, a decir su p alab ra de adm onición y de
esperanza. P orque si no viene, todo cuanto puso en pie hace
cien años va a derrum barse con un fragor b árb aro , que ap a­
gará el del N iágara, donde cada día se despeña el San Lorenzo
en busca de la m ar.
“N oticias de H oy”, 1964.

Notas
sitio inhóspito — неприветливый район
lu ch ar a brazo p artid o — ожесточенно бороться
andu rriales tn p l — глуш ь, захолустье
regla de tres — простое арифметическое правило
m agnicida m — убийца высокопоставленного лица
en el m ism o giro — в той ж е области (отрасли)
tres leg islatu ras — три срока полномочий законодательного
органа
escaño т — место, выборная долж ность
hacer gala — хвастаться
adm onición / — предупреждение, предостережение

Г. УСТНЫЙ ПЕРЕВОД ТЕКСТА С ПРЕДВАРИТЕЛЬНОЙ


ПОДГОТОВКОЙ В КЛАССЕ
Это упраж нение является последним упражнением, пред­
шествующим переводу с листа. В классе студентам раздается
незнакомый текст средней сложности. Н а подготовку пе­
ревода дается 3—5 минут. З а это время студенты долж ны
ознакомиться с текстом. Преподаватель объясняет те явле­
ния, которые незнакомы всей группе.
После подготовки каждый студент переводит определен­
ную часть текста, остальные студенты следят за переводом
70
и дают свои варианты перевода. Ошибки в переводе каж до­
го студента разбираю тся отдельно, кроме того препода­
ватель фиксирует наиболее характерны е ошибки и произ­
водит их анализ по окончании перевода всего текста.
Усложнение упраж нения идет за счет услож нения и
удлинения текста, сокращ ения времени на подготовку и
требования лучшего и более точного перевода текста.
После отработки этого упраж нения следует переходить
к отработке перевода без предварительной подготовки.
Примерные тексты д л я перевода с листа с предваритель­
ной подготовкой в классе:

Derrocamiento de la Monarquía

El 14 de abril de 1931, como resultado de las elecciones


m unicipales celebradas el 12 del m ism o mes, en la s cuales
la m ayoría de los españoles se pronunció contra la M onar­
quía, el rey y la fam ilia real fueron obligados a abandonar
el país y se proclam ó la R epública.
Con el derrocam iento de la M onarquía era desplazado de
la dirección p o lítica del país el bloque oligárquico (aristo­
cracia la tifu n d ista y capital financiero) que desde la restau ­
ración m onárquica en 1874, venía ejerciendo esta dirección.
En su lu g ar se colocó un gobierno republicano-socialista.
P arecía que en la vida de España se ab ría un nuevo pe­
ríodo de progreso y de am plio desarrollo de la dem ocracia.
Las ilusiones de aquellos días de euforia republicana socialista
fueron ráp id am en te agostadas por el soplo helado del conser­
vadurism o de las nuevas fuerzas llegadas a la dirección del
país. Sobre todo nosotros, com unistas, pudim os rápidam ente
com probar cuan poco se diferenciaban unos gobernantes de
otros.
El Io de m ayo de 1931, organizam os un m itin en el T eatro
de los Campos Elíseos de B ilbao para celebrar la Jo rn ad a
Internacional de los T rabajadores.
Al term in ar el m itin y tra ta r de organizar una m anifesta­
ción, nos encontram os con las salidas de la calle donde se en­
contraba el teatro , cerradas por destacam entos de guardias
de Seguridad.
Cuando intentam os avanzar, los guardias se lanzaron sobre
nosotros, golpeándonos con sus sables y pisoteándonos con
71
sus caballos. La reacción fue inm ediata. Y a pedradas y la ­
drillazos fue rechazado el ataque de los guardias que habían
dejado tendidos en la calle, heridos y contusionados a dece­
nas de trabajadores. Cogí una bandera y, acom pañada de un
num eroso grupo de cam aradas, recorrim os las calles de la
c a p ita l, p rotestando del inicuo atro p ello y de la violencia
con que inauguraba su p o lítica dem ocrática el gobierno re-
publ icano-social ista.
E sto era un pequeño incidente local, pero bien signifi­
cativ o de lo que el pueblo, y especialm ente la clase obrera,
esperaban de los nuevos gobernantes.
A pesar de todo, la instauración de la R epública abría
nuevos cam inos al desarrollo de la dem ocracia. Y es posible
que sin la colaboración de los socialistas en los gobiernos re­
publicanos, esto hubiera podido realizarse am pliam ente.
Fuera del gobierno, y en alianza con com unistas y cenetis-
tas, el P a rtid o S ocialista hubiera podido ser, en el desarrollo
de la revolución dem ocrática, el estim u lan te de las fuerzas
dem ocráticas y, aún quizás, el centro ag lutinador de las fuer­
zas obreras para la constitución de un solo p artido de la clase
obrera, sobre una base m arx ista, con un program a revolu­
cionario que diese solución a los problem as de la revolución 4
dem ocrática que se desarrollaba en España.
E n los gobiernos de la R epública, el P a rtid o S ocialista no
era un factor de avances revolucionarios, sino un freno para
el desarrollo de la dem ocracia.
E l P a rtid o S ocialista m archó por el cam ino de una cola­
boración en la que cada día se desdibujaba m ás su perso­
n alid ad como p artid o de la clase obrera, apareciendo como
cóm plice y responsable de una p o lítica an tip o p u lar, que restó
a la R epública el apoyo de las m asas, sin sum arle la adhesión
de la gran burguesía, objetivo al que ten d ían en su política
y en su a c titu d los gobernantes republicanos y socialistas.

II
E n aquellos prim eros días de entusiasm o popular, de enar­
decim iento, de ím petu revolucionario de las m asas, de co­
bardía y de m iedo de las clases que h asta entonces habían
ten id o en sus m anos los destinos de España, fueron posibles
to d as las transform aciones revolucionarias dem ocráticas.
Mas, los hom bres que form aban en el gobierno provisional,
y lo que m ás tard e constituyeron los distin to s gobiernos re-
72
publícanos socialistas, no fueron capaces de realizar el cam ­
bio que E spaña necesitaba.
E n la H isto ria de España nunca h asta entonces hubo una
situación m ás propicia para hacer ganar al pueblo el espacio
que le separaba de los países avanzados. Ja m á s la concien­
cia p o pular h ab ía p alp itad o con m ás fuerza; en ningún m o­
m ento la decisión de liq u id a r un pasado de esclavitud surgió
en el alm a de las m asas con m ayor ím petu.
La v o lu n tad de éstas era u n a brasa v iv a, en cuyo fuego
ard ía el deseo de term in ar con la m iseria, con el atraso, con
la ignorancia.
Los hom bres que dirigían los destinos de España, que
fueron elevados al poder por la decisión unánim e del pueblo,
volviéndose de espaldas a éste, gobernaron de cara a las cla­
ses privilegiadas.
L a tare a m ás urgente de la revolución dem ocrática es­
pañola consistía en cam b iar el régim en de propiedad de la
tierra , basado en el latifundio; arran car de las m anos de los
aristó cratas la tie rra que m an ten ían im productiva, haciendo
de ella no un in stru m ento de renta, sino un instrum ento de
trab ajo ; acabar con el ham bre de tie rra de los cam pesinos;
term in ar con su m iseria, con su atraso de siglos, incorporán­
dolos a la lucha ac tiv a por la creación de una nueva España;
significaba co n q u istar para la dem ocracia y el progreso,
m illones de gentes que h asta entonces hab ían vivido bajo
la influencia degradante de los grandes señores y de los ca­
ciques de los pueblos.
P orque E spaña no era la burocracia servil y aduladora
que inclinaba el espinazo an te los nuevos jefes políticos re­
publicanos. E spaña, en lo fundam ental, eran los obreros,
los cam pesinos, los in telectuales, la clase m edia.
Los cim ientos de España estaban en las fábricas, en el
cam po, en los m illares de pueblos cam pesinos agrupados en
torno a los cam panarios y som etidos y oprim idos por el cura
y el cacique, al servicio del gran propietario.
Se olvidó esto y se dejaron in tactas las raíces del viejo
régim en, que se ex ten dían en tu p id a m araña por todo el país.
Y pasaron los días. P asaron los meses y pasaron los p ri­
m eros años. E n la R epública de T rabajadores de todas clases,
“los obreros no com ían, y en m uchos pueblos de A ndalucía
y E x trem ad u ra, los cam pesinos se alim en tab an con raíces
silvestres”, com o denunció la d ip u tad a M argarita Nelken
en el Congreso.
73
El régim en de propiedad de la tierra co n tin u ab a basán­
dose en el latifundio. Un puñado de ricos propietarios, po­
seyendo decenas de m illares de hectáreas de tierras, c u lti­
vadas unas, sin c u ltiv a r las m ás, y m illones de cam pesinos,
arrastran d o ham bre y m iseria de siglos, sin un palm o de tie ­
rra donde posar los pies, o con un pedazo de tie rra tan pequeño
que sus cosechas eran ham bre y tra b a jo para sus dueños.
D olores Ib á rru ri “ E l U n ic o C a m in o ” .

Notas
euforia / — радостное настроение
agostar vt — увядать
cen etista m — член Национальной Конфедерации Труда
(CNT)
desdibujar vt — зд. теряться, смазываться
espinazo т — зд. спина
m araña / — зд. паутина

F u n d a d o r e s de N u e s t r a A m é r i c a

P or Salvador Bueno

El indio Benito Juárez


I
Muchos de los grandes fundadores de nuestra A m érica
fueron grandes oradores, hom bres que se com unicaban con
la m uchedum bre, con sus pueblos, por m edio de la palabra
ardiente, del verbo caudaloso; por los discursos y arengas que
ponían en pie de lucha a los criollos, a los cam pesinos, a los
llaneros y los trab ajadores de las ciudades, a los indios de
las planicies y de las m ontañas. P ero este hom bre, don B enito
Ju árez, verdadero fundador de M éxico, defensor de su sobe­
ran ía y reafirm ador de la R epública, era un indio de pocas
p alabras, de adem anes sobrios, de estam pa ta c itu rn a . Le
decían el indio silencioso. Y como un silencio solem ne rodea
su figura procer y lo destaca de modo insuperable en la his­
to ria de su país, en la h istoria de todo el con tin en te am eri­
cano.
H abía nacido en 1806, en vísperas del estallid o de las
guerras de independencia contra la dom inación española.
74
E n aquel pueblecito donde nació, los indios zapotecas sólo
h ab lab an su propio idiom a, no h abía penetrado allí la len­
gua de los conquistadores europeos. H a sta los doce años, este
pequeño indio sólo habló zapoteca. Y un día, un feliz día para
él y para su p atria, descubrió que necesitaba leer y escribir,
que debía estu d iar la lengua española y p enetrar en los cam ­
pos del conocim iento. Y el niño analfabeto quiso estu d iar,
y fue a la escuela en O axaca, y estudió la aritm é tic a , y la
g ram ática, y empezó a leer m uchos libros. C uando cum plió
los quince años estu d iaba la tín en el sem inario, y la filosofía
escolástica de la época.
P ero B enito Ju árez, aquel joven indio zapoteca, ad v irtió
que fuera de los m uros del sem inario cundía una revolución,
ard ían las luchas civiles, se forjaba el porvenir de su pueblo.
Del sem inario pasó al colegio civil de O axaca; no sería cura,
sino profesor. No im p artiría conocim ientos teológicos, sino
sería profesor de física. Y don B enito Ju árez contem pla la
lucha de los p artidos, las cam pañas de aquellos que querían
transform ar a M éxico contra aquellos que no m ás querían
m antener las fórm ulas republicanas para recubrir en realidad
los viejos vestigios de la Colonia. P o r 1847, Ju árez era un
oscuro abogado. E n ese año se enciende la guerra de los E sta ­
dos U nidos co n tra M éxico. Los invasores penetran en el te ­
rrito rio m exicano. Ju árez va como dip u tad o al Congreso de
la nación. Y se lucha contra las tropas extranjeras. Mueren
en forma heroica los niños de C hapultepec.
'Juárez llegó a ser gobernador de su estado de O axaca.
A llí fundó escuelas, abrió cam inos. Fue gobernador du ran te
cinco años. Será en 1853 cuando este indio zapoteca cae preso
por orden del general S an ta A nna, para ser desterrado a La
H ab an a y se establezca después en N ueva O rleans. El licen­
ciado Ju á re z trab a jó en los m ás m odestos oficios. C uando
estalla la guerra co ntra el d ictador vuelve a su país. Cuando
le preguntan: “¿Q ué quiere usted hacer?”, responde, conciso:
“S e rv ir”. Y sirve. S irve de ta l m odo que es designado secre­
ta rio de J u s tic ia y Negocios Eclesiásticos cuando la revolu­
ción triu n fa. U na ley que red acta perm ite conocer la trascen­
dencia de aq u ella revolución. D icta la ley: “Los trib u n ales
eclesiásticos cesarán de conocer de los negocios civ ile s”. Y
dice tam b ién : “Los trib u n ales m ilitares pasarán a los jueces
ordinarios respectivos los negocios civ ile s”. E ra Ju árez un
fundador de pueblos, era un hom bre civ il, era el indio silen­
cioso que forjaba el panoram a del futuro patrio.
75
II

La rebelión co ntra las leyes de la Reform a estalla en


forma incontenible. Ju árez está de gobernador en Oaxaca.
Y cuando se celebran elecciones, resu lta nom brado presiden­
te de la C orte Suprem a y por lo ta n to vicepresidente de la R e­
pública. Cuando la insurrección triu n fa y el presidente huye
al extranjero, Ju árez, el vicepresidente, asum e el cargo su­
premo. H a estado preso, pero lo lib ertan . Y com ienza la labor
trash u m an te de este hom bre. De G u an aju ato pasó a Guada-
lajara. A llí in stala su gobierno. La guerra civil se extiende.
D ura tres años. Y al final, el presidente Ju árez está en la
ca p ita l, con el fuerte apoyo que le ofrece haber defendido
unas leyes que afirm an las bases de la R epública, fortalecen
las transform aciones de la nación y abren el cam ino del fu­
turo.
Las naciones europeas fijan su m irada en M éxico con
ánim os de posesión y de rapiña. Q uieren cobrar ciertos cré­
ditos leoninos, trazan algunas m aniobras tu rb ia s de nego­
cios no menos tu rbios. Inglaterra, España y F rancia quieren
in terv en ir en la p a tria de Ju árez. Las dos prim eras se retira n .
P ero Napoleón II I, em perador de F rancia, a quien re tó ri­
cam ente V íctor Hugo llam ó Napoleón el Pequeño, im pulsado
por su esposa española, Eugenia de M ontijo, y a tenor con
ciertas am biciones, decreta la intervención de M éxico. A un­
que sufre v arias derrotas, el ejército francés llega a la ca p i­
tal. Ju árez se in stala en San Luis Potosí.
B enito Ju árez, o tra vez presidente nóm ada, encabeza la
lucha co n tra el invasor. E n la ca p ita l representantes de a n ti­
guos privilegios y am biciosos de nuevo cuño ofrecen su res­
paldo al gobierno extranjero. Los sectores reaccionarios y
conservadores propician la erección de un im perio. Y viene
como em perador M axim iliano y llega como em peratriz C ar­
lo ta. Pero la lucha se m antiene sin descanso. Las tropas
republicanas consiguen vencer a las huestes im periales de
M axim iliano. C arlota, vuelve a E uropa en procura de au x i­
lio. Pero Napoleón anda ahora con o tras intrigas. Y en M é­
xico el im perio se desm orona al em puje de las cam pañas
m ilitares. Al final, M axim iliano es fusilado en el cerro de
las C am panas, cerca de Q uerétaro.
T endrá Ju árez que seguir luchando, después de la derrota
del Imperio. Porque por aquí y por allá han surgido algunos
m ilitares de gesto ram pante y de am biciones incontenibles.
76
Anda ya en el panoram a m exicano el general P orfirio Díaz,
de O axaca com o Ju árez, pero con el resplandeo de los recien­
tes triunfos m ilitares que le encandilan los ojos y le im pulsan
las pasiones de m ando. E n nuevas elecciones, B enito Ju árez
triu n fa com o can d id ato a la P residencia de la R epública,
co n tra Lerdo de T ejada y P orfirio D íaz. Aun algunos levan­
tam ien to s quieren sacudir la paz que reina en la R epública.
P ero se im pone la pacificación. E ste hom bre, don B enito
Ju árez, el indio silencioso, el fundador im pasible, ha ido
fraguando su obra, lentam ente, contra todos los desastres,
los sinsabores, las traiciones, las fem entidas prom esas. F ren­
te a los desm anes e in ju sticias opone el apotegm a que tra s ­
m ite a la histo ria: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.
El 18 de ju lio de 1872 m urió el benem érito B enito Ju árez.
Aquel indio zapoteca fortaleció la R epública, defendió la so­
b eranía de su país, y su ejem plo encontró eco inm ortal en las
páginas de la h isto ria de nuestra A m érica, donde se lo coloca
ju n to a los fundadores de la nación m exicana como H idalgo
y Morelos.
“B ohem ia” N 35, 1963.

Notas
adem anes sobrios — умеренный в жестах
estam pa ta c itu rn a — меланхоличный вид (облик)
figura procer — фигура борда
O axaca — штат и его столица в М ексике (произносится
О ахака)
oscuro abogado — малоизвестный адвокат
C hapultepec — парк и дворец в городе М ехико
labor trash u m an te — кочевая деятельность
de nuevo cuño — новоиспеченные
gesto ram p an te — зд. готовый к схватке
fem entidas prom esas — лж ивы е обещания
apotegm a т — афоризм, изречение, апофтегма

La guerra de Texas — primera agresión yanqui


en América Latina
P or Ram ón Sánchez- Parodí
I
Cuando en 1783 España reconoció la independencia de
E stados Unidos, no pasó in advertido a los colonialistas es­
77
pañoles el peligro que representaba la nueva potencia para
su hegem onía en el Nuevo M undo. El diplom ático español
Conde de A randa ad v irtió en ese añojal rey C arlos III que el
im perio español ten d ría en los E stados Unidos una fuerte com ­
petencia en sus afanes de dom inación. Como servidor de una
potencia im perial veía con clarid ad y tem or el surgim iento
de esta o tra potencia que, lógicam ente, a sp ira ría tam bién
a tener particip ació n en el reparto del m undo en tre los colo­
nialistas.
E n la “M em oria Secreta” presentada al rey C arlos III,
A randa preveía que “el paso prim ero de esta potencia cuando
hay a llegado a engrandecerse, será apoderarse de las F lo ri­
das, para dom inar el Golfo de M éxico. D espués de habernos
hecho de este m odo dificultoso el com ercio con la Nueva
E spaña (México), asp irará a la conquista de este vasto im pe­
rio, que no será posible defender co n tra una potencia form i­
dable, establecida sobre el m ism o C ontinente, y, a m ás de
eso, lim ítrofe”.
España to d av ía se encontraba en posesión de todo su im ­
perio colonial en A m érica y aunque éste solam ente le in te­
resaba como fuente de riquezas, y de ahí la preocupación
de A randa an te el eventual entorpecim iento del com ercio
en tre la colonia de A m érica y la m etrópoli, el gobierno es­
pañol tra tó de llegar a un acuerdo que le sirviera como ga­
ra n tía form al co n tra una fu tu ra agresión norteam ericana.
F in alm en te, en el año 1819, en plena guerra de independen­
cia de M éxico, se firm ó el T ratad o de L ím ites Onis-Adam s
en tre E stados Unidos y España. M ediante dicho trata d o
los E stados U nidos obtuvieron enorm es ven tajas territo riales
debido a que E spaña desconocía en gran m edida la extensión
de sus colonias, que, como ya hem os dicho, les interesaban
ta n sólo en la extensión e intensidad que pudiera explotarlas
y saquearlas. A pesar de ello, en el tex to del T ratad o Onis-
A dam s se reconocía que los territo rio s de Texas, C alifornia
y Nuevo M éxico eran p arte in teg ran te de M éxico.
No dejará de ex trañ ar, a quien desconozca estos aconte­
cim ientos, y, p articu larm en te, los que tuvieron lugar entre
1820 y 1847, que actualm ente Texas, Nuevo M éxico y C ali­
fornia aparecen como estados m iem bros de los E stados U ni­
dos de N orteam érica.
E s en 1820 cuando com ienzan los im p erialistas norteam e­
ricanos, anim ados por el espíritu expansionista que tres años
m ás tard e se plasm aría en la llam ada “doctrina M onroe”,
78
a desarrollar un plan tendente a sustraer Texas de la esfera
m exicana e incorporarla posteriorm ente a los Estados Unidos,
ju n to con extensos territo rio s igualm ente m exicanos. P reci­
sam ente en ese año un aventurero norteam ericano, M oisés
A u stin, obtuvo del virrey A podaca un perm iso para estable­
cerse con 300 fam ilias en Texas, con la condición de que
dichas fam ilias fueran católicas, de buenos antecedentes y
juraro n obediencia al rey. Y la m uerte de A ustin su hijo
E steban se traslad ó a M éxico para gestionar la ratificación
del perm iso. E stando en M éxico estalló el m otín que procla­
mó al coronel del ejército español, A gustín Itu rb id e como
em perador, en un in ten to de fru strar la independencia de
M éxico. E steban A ustin ofreció rápidam ente sus servicios
a Itu rb id e. E l 14 de ab ril le fue confirm ada la autorización
exten d id a a su padre y un decreto de Itu rb id e lo facultó
para ad m in istrar la ju stic ia , d irim ir d isputas, m antener
el orden y organizar m ilicias, estando autorizado para asu­
m ir el grado de ten iente coronel. El 1830 A ustin había lo­
grado au m en tar a 2,000 el núm ero de fam ilias en Texas; la
m ayor p arte de los h ab itan tes del territo rio eran colonos
esclavistas que se dedicaban a la siem bra del algodón. O tro
gran núm ero eran aventureros y con trab an d istas.
Itu rb id e fue derrocado en 1824 y M éxico comenzó su exis­
tencia por un accidentado cam ino republicano. En 1830 la
leg islatu ra del E stad o C oahuila-Texas proclam ó su C onsti­
tución en la cual se abolía la esclavitud. Los agentes norteam e­
ricanos, u tiliza ro n esta co y u n tu ra para difu n d ir ideas sepa­
ra tistas, aprovechando que el cu ltiv o del algodón, base de
la econom ía tex an a, se efectuaba integrantem ente con trab ajo
esclavo.

II
E l 10 de noviem bre de 1835, valiéndose del pretexto de
que M éxico h ab ía abandonado el sistem a republicano! fede­
ra lista o p tan d ¿ por el ce n tralista , un grupo de colono^ texa-
nos proclam ó una declaración de derechos que conterrlplaba
el establecim iento de un gobierno provisional. S iete díás m ás
tard e se con stitu y ó el gobierno de Texas.
E l general S anta A nna, que en aquellos m om entos ocupaba
la presidencia de M éxico, organizó un ejército de seis m il
hom bres para som eter a los sublevados. E n la b a ta lla de San
Ja c in to S an ta A nna fue com pletam ente derrotado por el ejér­
79
cito que com andaba el aventurero Sam H ouston, respaldado
por las tropas que el presidente Jackson había enviado a
Texas con el general G aines al frente bajo el pretexto de pro­
teger las propiedades norteam ericanas de los ataques de los
indios com anches. El m ism o S an ta A nna cayó prisionero de
H ouston.
Cuando S an ta A nna fue puesto en lib ertad , a instancias
de H ouston, se dirigió a W áshington para entrevistarse con
el presidente Jackson, a quien el aventurero norteam ericano
h ab ía calificado como “m i protector y am igo ”. E n las entre­
v istas Jackson propuso a S an ta A nna, según asevera este
últim o, que M éxico reconociera la independencia de Texas
a cam bio de una indem nización de seis m illones de pesos.
No eran los colonos texanos el único instrum ento utilizado
por el gobierno norteam ericano. S abían que por este cam ino
to m aría largos años la adquisición del territo rio y el im perio
no quería esperar tan to . En 1822 arribó a M éxico, por prim era
vez, un hábil diplom ático norteam ericano, Jo d el R obert
P o in sett con u na doble m isión, obtener la ratificación del
perm iso de colonización expedido en 1820 y gestionar, si
esto fuera posible, la com pra de Texas. La prim era p arte de
su m isión la cum plió a cabalidad; en la segunda el éxito no
lo acompañó. N uevam ente regresó P o in se tt al país en 1825,
esta vez nom brado oficialm ente como m in istro plenipoten­
ciario en M éxico. A unque P o in se tt tu v o que ra tific ar en esa
ocasión el T ratad o Onis-A dam s, no por eso abandonó sus
propósitos de com pra. T an escandalosa fue la actuación y
ta n to se inm iscuyó en los asuntos internos del país, que en
1827 la población de C iudad de M éxico se am otinó y apedreó
su casa.
El 3 de enero de 1829 P o in sett salió de M éxico. El presi­
dente G uerrero h ab ía solicitado su retiro. Ya en su país escri­
bía: “A unque no existen las m ás rem otas posibilidades de
o btener Texas por com pra, se están fraguando las causas que
lo llevarán a form ar p arte de la U nión A m ericana”.
P o in sett fue su stitu id o por A nthony B utler, el cual fra­
casó tam b ién en las gestiones de com pra, siendo relevado en
1836 por P ow hatan E llis, quien am plió las ofertas anteriores
proponiendo, no ta n sólo la com pra de Texas, sino las de
Nuevo M éxico y la A lta C alifornia, tam bién.
A unque S an ta A nna había sido derrotado en San Ja c in to ,
el Congreso m exicano nunca llegó a reconocer la separación
de Texas.
80
E stados U nidos, por su p arte siguió gestionando la ane­
xión. E l 14 de ab ril W ilson Shannon, m in istro de Estados
Unidos en M éxico, declaraba: “H a sido una po lítica largo
tiem po alim en tad a (la re la tiv a a la anexión de Texas) y creí­
da indispensable a su seguridad y bienestar (de E stados U ni­
dos), y consiguientem ente ha sido un fin perseguido in v aria­
blem ente por todos los p artid o s y la adquisición de este te rri­
torio (Texas) objeto de negociaciones de casi todas las adm i­
nistraciones de los últim os veinte años”.
A nte el fracaso de las gestiones de com pra, el gobierno de
E stados U nidos decidió p recip itar los acontecim ientos y apo­
derarse por la fuerza de los territo rio s m exicanos. E n 1846
el presidente Jam es K. P olk ordenó a tropas yanquis al m an­
do del general Lancharías T aylor que ocuparan el territo rio
m exicano entre el R ío B ravo y el de las Nueces.
U lises S. G ran t, general en el ejército invasor de T aylor
y posteriorm ente presidente de los E stados Unidos, relata
claram ente los m otivos que estaban detrás de esta acción:
“La presencia de tropas de E stados Unidos en el extrem o del
territo rio disputado, m ás allá de los establecim ientos m exi­
canos, no fue suficiente para provocar un rom pim iento de
hostilidades. H abíam os sido em pleados para provocar la gue­
rra, pero era esencial que M éxico la com enzara; era m uy
dudoso que el Congreso (norteam ericano) declarara la guerra,
pero si M éxico atacab a nuestras tropas, el ejecutivo podía
anunciar: “P uesto que la guerra existe por los actos de etc.,
etc. ”
“Como M éxico no m ostraba v o lu n tad de venir al río de
las Nueces para expulsar de su suelo al invasor, se hizo ne­
cesario... aproxim arse a una distancia conveniente para poder
ser a ta c a d o ”.
E fectivam ente, se produjo una escaram uza entre tropas
m exicanas y yanquis que fue aprovechada por P o lk para
declarar la guerra a M éxico por haber “in v ad id o ” tropas de
ese país el territo rio de Texas y “derram ado sangre norteam e­
ric a n a ”.

III
Dos ejércitos y anquis invadieron M éxico. Uno penetró
en Texas al m ando de T aylor; el otro desem barcó en Veracruz
a las órdenes de Scott. Al principio la heroica resistencia del
pueblo m exicano logró p aralizar la invasión. E n el com bate
6 -2 2 6 3 81
de La A ngostura el ejército de T aylor estaba al borde de la
d errota. La incapacidad y la fa lta de decisión de los jefes
m exicanos, especialm ente de S an ta A nna, im pidieron que
esta situación fuera convertida en una decisiva victo ria para
las fuerzas de M éxico. Estos hechos, ju n to con la sublevación
organizada por el clero m exicano y elem entos proyanquis
de C iudad M éxico, conocida como “la sublevación de los
p o lk o s”, d eb ilitaro n la resistencia m exicana y rápidam ente
las tro p as norteam ericanas fueron avanzando hacia el inte­
rior del país. No obstante esta situación los m exicanos si­
guieron presentando resistencia. C hurubusco y C hapultepec,
son nom bres que recuerdan lugares donde la s fuerzas m exi­
canas lucharon bravam ente. E n estas dos b a ta lla s no tom ó
p arte S an ta A nna. F in alm en te a m ediados de septiem bre
de 1847 el general S cott tom ó C iudad de M éxico y com enzaron
las negociaciones.
El 2 de febrero de 1848, en la v illa de G uadalupe H idalgo
se firm aron los trata d o s de paz entre las dos naciones. M edian­
te ellos M éxico cedía como “indem nización” a los Estados
U nidos, Texas, Nuevo M éxico y C alifornia, y cam bio de una
indem nización que le pagaría el gobierno de E stados Unidos
de quince m illones de dólares.
Las condiciones de estos “tra ta d o s” no podían ser m ás
co n trad icto rias y probaban claram en te cuál fue la intención
de E stados Unidos al invadir M éxico. E ste país, ocupado
y prácticam ente destruido, entregaba dos m illones de kiló­
m etros cuadrados de su territo rio a los E stados U nidos como
“indem nización” por los “gastos de g u erra”, pero, al m ism o
tiem po, recibía de los propios E stados U nidos una indem ni­
zación de 15 m illones de dólares.
Dos meses antes, el 7 de diciem bre de 1847, el presidente
P o lk envió un m ensaje al Congreso norteam ericano donde
exponía los designios norteam ericanos y que explica, por sí
solo, las intenciones de la agresión a México.
“B ien sabido es que la única indem nización posible de
p arte de M éxico — decía P o lk en su m ensaje — a la s ju stas
y largo tiem po desatendidas reclam aciones de nuestros ciu­
dadanos, y su único m edio de reem bolsarnos los gastos de
guerra, consisten en la cesión de una p arte de su territo rio .
M éxico carece de dinero para pagar y de cualesquier otros
medios de efectuar la indem nización ex ig id a”.
E sta cínica confesión fue la culm inación de un largo pro­
ceso de in trig as para despojar a M éxico de la m ita d de su te­
82
rrito rio . La guerra, provocada por los E stados Unidos según
ellos m ism os confiesan, sólo sirvió como pretexto para u tili­
zar co n tra M éxico la fuerza de las arm as y colocar al país
en una situación donde no hubiera defensa posible, para
arran carle entonces, por la fuerza, los territo rio s que no h a­
bía querido ceder d u ran te m ás de veinte años.
E sta diplom acia de cañón de los E stados U nidos, que
puede decirse fue inaugurada con respecto a la A m érica L a­
tin a en aq u ella ocasión, ha sido practicada in in terru m p id a­
m ente por el im perialism o norteam ericano a p a rtir de aquel
m om ento. El m ism o M éxico hubo de sufrir nuevam ente las
invasiones de su “buen vecino”. N icaragua, H aití, S anto Do­
m ingo y G u atem ala, tam b ién conocen de las m aniobras
yanquis. P rim eram ente u tiliz a n las presiones p o líticas y
económicas para obtener sus fines. Cuando estas no surten
el efecto deseado, ap elan entonces a la s invasiones y a los
cañones de su escuadra. Sin em bargo la liberación de A m éri­
ca L atin a ya tien e trazado su rum bo. El pueblo cubano, cuan­
do bajo la consigna de “P A T R IA O M U E R T E ” derrotó la
agresión m ercenaria de P la y a G irón estableció un ejem plo
que m uy pronto será seguido por todos los pueblos herm anos
latinoam ericanos.
S uplem ento dom inical de “N oticias de H o y ” , 1962.

Notas

de buenos antecedentes — зд. с «чистой биографией»


dirim ir disputas — решать споры

Д. УСТНЫЙ ПЕРЕВОД С ЛИСТА БЕЗ ПОДГОТОВКИ

Этот вид работы предполагает перевод незнакомого тек­


ста любой трудности без предварительной подготовки, но
в рамках знакомой тематики, известных грамматических
явлений и без ярко выраженной стилистической окраски.
В зависимости от места, которое занимает перевод с
листа в специализации переводчика, определяется и коли­
чество занятий, проводимых по переводу с листа. Можно
считать, что студент хорошо переводит с листа, если за час он
грамотно, правильно (без пропусков и добавлений) и точно
может перевести от 3.000 до 5.000 печатных знаков обыч­
6* 83
ного газетного информационного текста без специальной
терминологии и очень сложных оборотов речи.
Особое внимание при быстром переводе с листа следует
обратить на точность перевода и его оформление. Часто
в погоне за быстротой, студенты допускают неточности,
пропуски, а иногда и искаж ения смысла оригинала, что
совершенно недопустимо.
Отработка перевода с листа специальных текстов, как
было сказано выше, требует особых занятий, на которых
сначала вводится и закрепляется специальная лексика,
а впоследствии даются тексты, содержащ ие основные поло­
ж ения теоретического и практического характера по дан ­
ной отрасли науки или техники. Работа над специальными
текстами требует от студентов очень точного употребления
терминов и хорошего знания материала. Н иж е даю тся при­
мерные тексты д л я отшлифовки перевода с листа без под­
готовки как общего, так и специального характера.

Jorge Dimitrov

Jo rg e D im itrov, el que lleg aría a ser guía de la clase


obrera búlgara y destacado dirigente del M ovim iento C om unis­
ta In tern acio n al, nació en R adom ir, Sofía, el 18 de junio de
1882. Desde tem prana edad ingresó en las filas del p ro leta ria­
do de B ulgaria, lab orando como tipógrafo h asta 1904. T am bién
desde su ju v en tu d , D im itrov unió sus destinos a la causa de
los hum ildes y explotados, ingresando en el P a rtid o Comu­
n ista de B ulgaria (antes p artid o de los denom inados “estre-
c h ista s”, social-dem ócratas de izquierda) en 1903. E n 1910
fue elegido m iem bro del C om ité C entral del P artid o .
D irigente capaz y esforzado, Jorge D im itrov fue S ecreta­
rio de la U nión Sindical G eneral de B ulgaria en el período
1904 — 1923. Asim ism o, de 1913 a 1923, tu v o la m isión de
defender los intereses de la clase obrera en el P arlam en to
de su país: era dip u tado por Sofía del P a rtid o C om unista.
En todas estas labores, del m ism o m odo que en el trab ajo
de agitación o escribiendo en la prensa dem ocrática contra
los enemigos del pueblo, D im itrov se m ostró siem pre como
un ejem plo para sus cam aradas de lucha, com o un revolu­
cionario inclaudicable. P ero aún esta fibra com bativa, este
carácter inspirador para todos m ilita n te s de la causa popular,
h ab ría de m ostrarse con m ayores relieves.
84
El 23 de septiem bre de 1923, los obreros y cam pesinos
búlgaros, b a jó la dirección del P a rtid o C om unista, se lev an tan
co ntra el terror desatado por la oficialidad reaccionaria que
tres meses a trá s había derrocado el gobierno “a g ra rista ” de
S tám boliiski, asesinando a este últim o. Los m ilitares, que
contaban con el apoyo del rey Boris, h abían disuelto a los
p artid o s U nión A graria P o p u la r y C om unista, suprim iendo
h asta las m ás m ínim as lib ertad es de la dem ocracia burguesa,
D im itro v es dirigente del lev an tam ien to popular.
Pero después de u n a sem ana de intensa lucha arm ada, el
m ovim iento es aplastado. Con otros mil com pañeros de lucha,
y siem pre com batiendo, el dirigente búlgaro tien e que pasar
la frontera con Y ugoslavia. Desde entonces D im itrov es
em igrado político, no cesando en ac tiv id ad pese a esta cir­
cunstancia, en Y ugoslavia, A ustria y desde la nación b a lu a ­
rte del socialism o, la U nión Soviética. E n 1933, en funcio­
nes de la Internacional C om unista, se h a lla en B erlín, en la
A lem ania donde ya H itle r ha com enzado a sacar las uñas
sangrientas, la s uñas del fascismo. E ntonces se desarrolla
un dram a que va a conm over al m undo y que revela a ese
tiem po y a los venideros la estatu ra de un com unista frente
a u na infam ia: Jorge D im itrov, el P a rtid o C om unista de A le­
m ania y la Internacional C om unista son pérfidam ente acu­
sados por los nazis de incendiar el edificio del R eichstag
alem án.
La vileza tiene por objeto desacreditar a los m ejores de­
fensores de la clase obrera y “le g itim a r” las m edidas de repre­
sión co n tra estos. P ero ha de suceder todo lo contrario...
No obstan te el juicio am añado, la sum isión de los jueces
a las au to ridades nazis y la gigantesca intriga de los G oering
y los Goebels, Jorge D im itrov desnuda la m entira fascista y
m uestra en to d a su bajeza y crim in alid ad la n aturaleza del
régim en que im pera en A lem ania. Recordem os algunas de las
históricas palab ras de D im itrov:
“Nosotros, los com unistas, podemos hoy decir, no menos
resueltam ente que el viejo G alileo: “¡E ppur si m uove!”.
La rueda de la h isto ria gira, m archa adelante, hacia la E uropa
S oviética. Y n adie conseguirá detener a esta rueda em pujada
por el p ro letariad o bajo la dirección de la Internacional Co­
m u n ista” .
Ni m ediante m edidas de exterm inio, ni con sentencias a
trab ajo s forzados, ni con penas de m uerte. ¡La rueda gira y
seguirá girando h asta el triunfo definitivo del Comunismo!
85
El juicio por el incendio del R eichstag se convirtió por
la histórica entereza de D im itrov, en un triu n fo de las ideas
com unistas y en una ap lasta n te derrota m oral de los fascis­
tas. La alarm a frente al peligro nazi estaba dada; a ella su­
pieron responder los pueblos.
D im itrov, una vez puesto en lib e rta d y desterrado por
las au to ridades nazis, m archó a la U nión S oviética, que le
dio su ciu d ad an ía. E n Moscú, el gran dirigente obrero se en­
tregó al trab a jo de la Internacional C om unista, de la que
llegó a ser Secretario G eneral. D im itrov fue uno de los m áx i­
mos im pulsores del F rente U nico contra la am enaza fascista.
La h isto ria no se detiene: el nazism o fue derrotado por la
coalición de los pueblos encabezados por la U nión S oviética.
B ulgaria fue lib e rta d a ...
Y a ella regresó Jorge D im itrov. A llí dirigió, h asta su
m uerte, la construcción del socialism o.
La figura de D im itrov es un ejem plo para los com unistas y
el M ovim iento Obrero Internacional.
“N oticias de H oy”, 1964.

Notas

fibra com bativa — зд. боевые качества


en funciones de — зд. по поручению, представляя
“E ppur, si m uove!” (Ит .) — «А всё-таки она вертится!»

Venezuela en una nueva etapa de lucha

I
U na vez celebrada la farsa electoral del Г de diciem bre,
com ienza u na nueva etap a en la lucha revolucionaria de
Venezuela. El gobierno de B etancourt, m ientras se preparaba
para asestar golpes dem oledores al m ovim iento popular, se
encubría bajo el m anto de una p ro stitu id a leg alid ad , opri­
m iendo y explotando al pueblo en un grado tal como nunca
lo h ab ía experim entado antes. M iles de m uertos y heridos,
aum ento de un 30% en el costo de la vida, hipoteca del país
a los m onopolios y consorcios extranjeros (F .M .I.) Fondo
M onetario In tern acional, y (B .I.D .) Banco Internacional de
D esarrollo, m ás de 20,000 presos políticos, 600,000 desem­
86
pleados actu alm en te, clausura de todos los periódicos popu­
lares (T ribuna P o p u lar, C larín, El V enezolano, etc.), rep­
resión a tiro s de cu alquier m anifestación, violación de la
autonom ía u n iv ersitaria, asaltos a Liceos de educación se­
cund aria, despidos de m iles de m aestros, Reform a A graria
traicio n ad a, asalto a las organizaciones sindicales, am etralla-
m iento a barrios populares, suspensión de la s garan tías
constitucionales, tráfico de influencias en M inisterios y o tras
dependencias oficiales, m ujeres y niños asesinados, entrega
to tal de las inm ensas riquezas n atu ra les a los m onopolios
yanquis, violación de la inm unidad p arla m en taria y el con­
siguiente desconocim iento del Congreso soberano al detener
a 11 dip u tad o s y senadores del P a rtid o C om unista y del
M ovim iento de Izquierda R evolucionaria, constituyen el
resum en de los 5 años de gobierno de R óm ulo B etancourt, que
ha pasado a la h isto ria como el tira n o m ás terrib le y como
el m ayor lacayo v en d ep atria que ha conocido Venezuela.
E n nuestro país se vive hoy una profunda crisis que con­
m ueve todos los aspectos de la vida económica, política,
social, m ilita r y en general, todos los órdenes de su desarro­
llo histórico como nación. E n el terreno económico, el país
se ve acogotado por el ham bre y la m iseria; la cadena de
em p réstito s con que el gobierno ha hipotecado a la nación
en su despilfarro ad m in istrativ o no se han invertido en forma
repro d u ctiv a, sino que se han u tiliza d o para m antener los
gastos burocráticos, m ilita re s y suntuarios y para g aran tizar
el fraude electo ral; la in d u stria básica, indispensable para
un desenvolvim iento económ ico-independiente, se ha estan ­
cado, gracias a las fórm ulas de “asociarnos” a los m onopo­
lios ex tranjeros para ad m in istrar y planificar dichas indus­
trias; el desorden fiscal, el peculado descarado en todas las
escalas ad m in istrativ as y el fracaso de la Reform a A graria
indican el profundo grado de crisis a que ha llegado Vene­
zuela.

Como consecuencia del ventajism o, la violencia y el


fraude descarado del Io de diciem bre de 1963 se proclam a
P residente R aül Leoni, candidato del continuism o, en una
farsa electoral que rebasó todos los cálculos en la que no
sólo se em pleó el fraude físico m ediante el escam oteo de
votos, de votan tes, de urnas y de actos electorales, sino
tam b ién el fraude represivo, m ediante el atem orizam iento de
la s grandes m asas cam pesinas, que sentían todo el peso del
87
ap a rato arm ado del gobierno, adem ás, se em plearon todos
lo s recursos del E stado m ediante el uso de cu aren ta mil
m illones de bolívares (aproxim adam ente diez m il m illones
de dólares), usando el ejército, m oviendo todos los resortes
internacionales como elem entos de presión, apelando a las
fuerzas clericales y a las llam ad as “fuerzas v iv a s ” y co n tan ­
do con la com plicidad de viejos dirigentes de algunos p ar­
tidos de “oposición d em ocrática”, que posteriorm ente a v a la ­
ron el fraude electoral.
El pueblo venezolano m ostró su m ás ap lasta n te repudio
a la p olítica de B etancourt, dando sólo el 25% de los votos
a su sucesor Leoni. D ejaron de v o tar un 25% de fieles in té r­
pretes de la ju sta política de abstención m ilita n te recom en­
dada por el F ren te de Liberación N acional; son 1,000,000
de personas que form an el b atalló n de los que no se inscri­
ben, que no v o tan y que votan en blanco, quienes en esta
form a dan su com pleto apoyo a la línea revolucionaria se­
guida por el F ren te de Liberación N acional y su brazo arm a­
do las Fuerzas A rm adas de Liberación N acional, m ostrán­
dose así decididos p artid ario s de la lucha arm ada y de todas
las form as de lu ch a adoptadas por esa poderosa fuerza p o lí­
tica del país.
R aúl Leoni ha m anifestado en repetidas ocasiones que
co n tin u ará la p o lítica de B etancourt, pero se m anifiesta,
h asta ahora, con m étodos m ás sutiles para gan ar a concilia­
dores, oportu n istas, arrib ista s políticos en la que ha tenido
algún éxito. P ero ha tra ta d o de desviar tam b ién al m ovi­
m iento revolucionario m ediante el halago demagógico, sin
que h aya conseguido ni conseguirá el m enor éxito; recien­
tem ente, se dio a la publicidad un docum ento del P a rtid o
C om unista donde se ra tific a la inconm ovible un id ad revolu­
cionaria dentro del P a rtid o y se rechazan y desenm ascaran
las m anifestaciones falsas de Leoni para tra ta r de d eb ilita r
la firm e u n id ad de los revolucionarios venezolanos dentro
del F ren te de L iberación N acional (FLN).
P ara la s fuerzas progresistas del país se ha planteado,
en el m om ento ac tu a l, una a lte rn a tiv a que no ad m ite posi­
ciones v acilantes; o lu ch ar contra la p o lítica desarrollada
h asta ahora por el gobierno o conciliar traid o ram en te con
los grupos que se han puesto definitivam ente al lad o de la
olig arq u ía y del im perialism o. Los ex candidatos presiden­
ciales Jó v ito V illalb a, A rturo U slar P ie tri y el vicealm i­
ra n te W olfgang L arrazábal, olvidando todos los p la n te a ­
88
m ientos form ulados d u ran te el proceso electoral, olvidando las
denuncias de fraude y ventajism o, que denunciaron haciendo
traició n a su posición de rechazo a la p o lítica represiva y
en treg u ista del régim en de B etancourt C aldera-B riceño L ina­
res han com enzado a colaborar con Leoni, defendiendo la
tesis de que éste será un gobierno d istin to , de que existe un
“cam b io ”, tra ta n d o de crear ilusiones en las m asas hacién ­
doles creer que aún es posible lograr que sus torturadores se
arrep ien tan y desarrollen una p o lítica diferente de la que
siguió B etancourt.
C ontra ellos se alza, hoy m ás que nunca, el F rente de
Liberación N acional, cerebro dirigente de la R evolución
Venezolana.

II
La nueva etap a que se abre a p a rtir del 1 ° de diciem bre
ha venido a confirm ar la necesidad h istórica e indiscutible
del F ren te de L iberación N acional el cual a g lu tin a a todos
los p artid ario s de un desarrollo económico y político inde­
pendiente. La ju sta línea p o lítica trazad a por el F rente desde su
fundación, cuya m anifestación visionaria fue su posición ante
las elecciones, le han hecho crecer el prestigio entre las m a­
sas, que cada día se incorporan a él en m ayor ca n tid ad ,
desengañados de poder lograr un cam bio pacífico en la situ a ­
ción venezolana. A ctualm ente hay fuerzas p atrió ticas que
coinciden plenam ente con el F ren te de Liberación N acional,
con su program a y con el carácter a g lu tin a n te que deben
tener las actuales fuerzas que realizan una oposición revo­
lucionaria.
El F ren te ofrece al pueblo la única a lte rn a tiv a v álid a de
poder que represente un cam bio a fondo, sin com prom isos
con el im perialism o; presenta bases program áticas ta n am ­
plias, que prácticam ente todos los sectores de la vida
nacional pueden pertenecer a él: co nstituye la expresión
pública de una táctica que no sólo profundiza en las m etas
políticas plan tead as, sino tam b ién en los aspectos de tip o
reiv in d icativ o que hoy reclam a nuestro pueblo. El F rente
de L iberación N acional surgió de la decisión irrevocable de
lu ch ar por la liberación del tu te la je de las jefaturas que
tan to daño han hecho al m ovim iento popular venezolano y
de las o lig arquías p a rtid ista s cuya quiebra se está produ­
ciendo ya, y está arm ado con una ideología que corresponde
89
a los reclam os n acionalistas, revolucionarios y liberadores
de la actual situación que vive el país.
M ientras Raúl Leoni em plea el clásico juego de las clases
dom inantes de engañar a la s m asas populares, m ientras
p repara form as de explotación y de represión ab ierta contra
el m ovim iento revolucionario, el F rente de Liberación N a­
cional responde con el m étodo dual de lucha revolucionaria:
al m ism o tiem po que se desarrolla la lucha arm ada m ediante
el fortalecim iento de las gloriosas Fuerzas A rm adas de L ibe­
ración N acional (FALN) para enfrentarlas a la dom inación
que vive V enezuela se está desenm ascarando continuam ente
la p o lítica dem agógica del gobierno, dem ostrando la false­
dad de sus p alabras, la continuación de la entrega de nues­
tra s riquezas n atu rales al im perialism o, el fracaso de la
po lítica ag raria y la situación caótica de la Econom ía, m os­
tran d o an te el pueblo la verdadera faz de la dom inación
que experim ente. Al lado del desarrollo de la organización
arm ada se am p lía el gran frente popular a tra v é s de todas
las organizaciones de m asas, haciendo llegar la propaganda
a todos los sectores, descom poniendo al enem igo y ganando
nuevos adeptos.

III
La aparición de los destacam entos g uerrilleros que tan
valerosam ente com baten en diversas regiones del país con­
stitu y en el resultado inevitable del proceso po lítico y social
venezolano. B etancourt y sus cóm plices, actuando por m an ­
dato del D epartam ento de E stado y del P entágono yanqui,
privaron a la m ayoría de los venezolanos del ejercicio de
sus derechos, cerraron el cam ino cívico y pacífico en la con­
tien d a p o lítica y condenaron al país a la ru in a. El nuevo
P residente, R aúl Leoni, ha prom etido que seguirá paso a
paso la m ism a p o lítica de su antecesor.
En oposición a esta conducta lacayuna los destacam entos
guerrilleros lib ra n una lucha a m uerte, cada vez con m ayor
ardor, se fortalecen y hacen que su prestigio se agigante
an te el m undo. Los guerrilleros venezolanos com baten en
las m ás duras y difíciles condiciones, en inferioridad en lo
que respecta a arm am entos y personal, en m edio de las te rri­
bles penalidades que conlleva la utilización de esa heroica
forma de lucha.
Conscientes de que nuestra heroica ju v en tu d sólo puede
90
m antener la lucha si es asistid a por la solidaridad y el apoyo
de las m asas, cada día se desarrolla con m ayor fuerza el
m ovim iento de m asas para ay u d ar con su activ id ad a las
acciones de las gloriosas FALN.
Como hemos dicho anteriorm ente, deben distinguirse dos
etap as en la lucha revolucionaria del pueblo venezolano. En
la prim era etap a, que term inó el I o de diciem bre con la
celebración de la m ascarada electoral, la lucha iba encam i­
nada, p rincipalm ente, a desenm ascar an te el pueblo venezo­
lano, y a n te los pueblos del m undo, la p o lítica entreguista
y asesina del gobierno, la profundización de la crisis econó­
m ica y social, el cam ino de represión y arb itra ried a d y el
am ordazam iento del pueblo, im pedido h asta de exponer sus
m ás ju stas reclam aciones. E n esa prim era etap a se concedía
m ayor im portancia a la lucha en las ciudades, al aprovecha­
m iento de los escasos m edios legales de que disponían las
clases populares, tales como la trib u n a del Congreso, alg u ­
nas publicaciones en las que ten ía cabida la voz de nuestros
dirigentes, etc. Las acciones arm adas ten ían un objetivo
esencialm ente po lítico y ten d ían a lla m a r la atención del
m undo acerca del tris te estado en que se encontraba Vene­
zuela y de la decisión del F ren te de Liberación N acional
de poner fin a ese estado de cosas.
H oy en el desarrollo de la segunda etap a, privado ya el
F ren te de Liberación N acional de todos sus m edios legales,
conociendo el m undo la existencia de una lucha revoluciona­
ria que cu en ta con un am plio apoyo y desenm ascarada la
p o lítica del gobierno an te las m asas, el énfasis m ayor de la
lucha se pone en la guerra de guerrillas, con el fin de ir con­
q uistando terreno y estar en condiciones de realizar acciones
de gran envergadura en cam pos y ciudades. Con este fin se
han ab ierto nuevos frentes guerrilleros, se han fortalecido
otros y se causan cada vez m ayores bajas a los cuerpos rep­
resivos, conquistándose ciudades regularm ente im portantes
una y o tra vez.
H oy existen los siguientes frentes de lucha: F rente “L i­
b e rta d o r”, integrado por varios destacam entos de los E sta ­
dos T rujillo , P ortuguesa y B arinas, dirigido por los com an­
dantes Dr. J u a n V icente Cabezas, F abricio Ojeda, Luben
Pekroff y Dr. L unar M árquez; F rente del E stado Lara, d iri­
gido por el com andante A rgim iro G abaldón; F rente “Jo sé
Leonardo C h irinos”, integrado por los E stados F alcón y
Y aracuy, com andado por D ouglas B ravo; F rente O riental,
91
que opera en los estados orientales del país. Todos estos
frentes cu en tan con el apoyo de los cam pesinos de esas zonas,
se autoabastecen casi to ta lm e n te y están bien arm ados gra­
cias a las num erosas victorias que han obtenido sobre el
ejército y sobre las diferentes policías que actúan contra
ellos. Son cientos de hom bres sobre las arm as que se forta­
lecen co n stan tem en te y que se preparan para b ajar al llano
y am p liar la porción de territo rio donde actúan y que alcan­
za ya a unos 12,000 kilóm etros cuadrados.
En la actu a lid a d , desde num erosos puntos de las m on­
tañas de Venezuela, desde las ciudades, donde cada barrio
p opular es un bastión de la R evolución y donde cada palo,
cada piedra y cada b o tella es un arm a de lib e rta d , desde
las cárceles y cam pos de concentración donde 2,000 presos
políticos, hacinados en las m ás inhum anas condiciones, p i­
den la so lid arid ad m ilita n te de todos los pueblos del m undo
para que se unan al gigantesco clam or proam nistía que le ­
v an ta nuestro pueblo, se alza la decisión invencible de log­
ra r para V enezuela su segunda y definitiva independencia
económica y p o lítica, enarbolando el lem a que pronto será
realid ad de: “H acer la P a tria lib re o m orir por V enezuela”.

“N oticias de H o y ”, 1964.

Notas

liceo m — средняя полная ш кола


acogotar v t — зд. парализовать, подавлять
despilfarro т — расточительство
gastos ... suntu ario s — зд. расходы ... на роскошь
peculado т — хищение
ventajism o т — преимущество, основанное на силе
continuism o т — преемственность выборных должностей
escam oteo т — зд. подтасовка
av alo rar v t — зд. признавать, узаконивать
m ilita n te — obsérvese que la palab ra “m ilita n te ” en el texto
se em plea como “c o m b a tiv a ”: “abstención m ilita n te ”,
“solid arid ad m ilita n te ”,
v o tar en blanco — воздерживаться от голосования
plan team ien to m — зд. обещание
92
Carlos Darwin

(1809-1882)

P or Ju a n Ram írez
Cúmplese hoy el 155 aniversario del nacim iento del gran
sabio n a tu ra lis ta C arlos R oberto D arw in, ocurrido el 12 de
febrero de 1809 en la localidad de Shew bury (Shropshire),
Inglaterra.
F u ndador de la biología m a te ria lista y de la doctrina
m ateria lista del origen* y de la evolución de las especies,
Darwin fue un innovador de la ciencia que no vaciló en en­
frentarse a los falsos conceptos sobre la m ateria que pre­
valecían en aquellos tiem pos.
D arw in fue el prim ero que fundó una teoría científica de
la evolucóin de las form as orgánicas, y con sus m últiples
obras, en tre ellas la referente al origen de las especies por
m edio de la selección natural, asestó un golpe ap lasta n te a
la concepción m etafísica del m undo.
Su m agnífico estudio del origen del hom bre concitó, es­
pecialm ente, el ataq u e concentrado de los enemigos de la
ciencia, y dividió las opiniones en los m edios científicos,
siendo esta n o tab le aportación al conocim iento hum ano in­
corporada al “Índex” de los lib ro s condenados por la Iglesia.
D arw in comenzó estudiando la carrera de m edicina, la
que dejó por los estudios eclesiásticos, pero m uy pronto
abandonó esta ú ltim a disciplina para seguir la senda que
verdaderam ente le a tra ía : el estudio de la N aturaleza.
Debió su éxito, en parte, a sus m agníficas dotes de ob­
servador y a su seriedad científica, así com o a los conoci­
m ientos adquiridos en un v iaje de cinco años de duración
que realizó por varios m ares e islas y diversos países de la
A m érica del Sur, en los que estudió profundam ente la fauna
y la flora y de modo especial los grandas fósiles encontrados.
Las investigaciones efectuadas le llevaron a confirm ar
que el m undo orgánico ha evolucionado de las form as m ás
sim ples a las m ás com plejas, confirm ando, asim ism o, por su
estru ctu ra el parentesco de los organism os. Q ueda dem os­

* E l presente texto y el sig u ien te se dan como ejem plo de m a te ria ­


les de la llam ad a T raducción cien tífica-técn ica. A ntes de trad u cirlo s
es necesario que el estu d ia n te busque y ap ren d a los térm inos que se
dan en cursiva en el texto.

93
trad o así, que el brazo del hom bre y las extrem idades superio­
res de m uchos seres de an im alid ad inferior (focas, m urciéla­
gos, etc.) tienen los huesos dispuestos en el m ism o orden,
dem ostrándose igualm ente este parentesco por su estado em­
brionario.
E sta lín ea se determ ina por el origen de las especies
desde la célula viva prim igenia, y siguiendo la sucesión
ev o lu tiv a, con las innum erables ram ificaciones en el orden
genealógico, h asta lleg ar al pez, siguiendo los grandes en tro n ­
ques de la h isto ria n atu ra l como los del estracadermo e x tin ­
guido y del gigantesco reptil (del que p arte la gran ram a de
los reptiles voladores y los dinaosaurios) h asta lleg ar al gran
antropoide de donde procede el hom bre.
D arw in explicó el origen y la evolución de las especies
por la selección n a tu ra l, probando que la variabilidad y la
herencia son propiedades de los organism os, y que las m odi­
ficaciones necesarias a la p la n ta o al anim al se van fijando
en la lucha por la vida. E stas m odificaciones, al fijarse y
tran sm itirse por herencia, determ inan la aparición de formas
nuevas.
(Quizás la única excepción a esta regla lo co nstituye la
latim eria, pez que actualm ente conserva, en apariencia, las
m ism as características de sus rem otos antepasados).
D arw in dem ostró que, en efecto, el hom bre si no puede
fácilm ente m odificar el clim a, sí puede en condiciones ade­
cuadas cam b iar la n atu raleza de p lan tas y anim ales tra s la ­
dándolos de u n lu g ar a otro, lo que con el tiem po ejerce cam ­
bios evolutivos en sus vastagos.
Explicó igualm ente las diferencias que se van acentuando
en tre ejem plares de la m ism a especie, en estado n atu ra l y
dom éstico. P o r ejem plo, indicó que los anim ales en domes-
ticid ad tien en la tendencia a in clin ar la s orejas, m ientras
los salvajes las conservan erectas, quizás por v iv ir sobresal­
tados. T am bién anotó la diferencia entre los patos salvajes
y los dom ésticos, pues los prim eros, voladores, tienen las
alas m ás ro b u stas que los otros, que, por cam in ar m ás, tienen
las p atas m ás desarrolladas. De ello se deduce que un órgano
que no se usa, se atrofia, y en sucesivas generaciones puede
desaparecer por com pleto.
F elipe Poey, nuestro gran sabio, aun antes de que D arw in
diera a conocer su teoría del origen de las especies, proclam ó
que lo “continuo es el transform ism o”. E n los peces ciegos de
las aguas subterráneas dem ostró cómo éstos h abían perdido
94
los ojos por su prolongada vida en un m edio carente de luz.
Con ello queda probada la acción que ejerce el medio en el
desarrollo de los organism os vivos.
D arw in realizó una gran hazaña científica al afirm ar la
victo ria de la in terpretación m a te ria lista de los fenómenos
de la n atu raleza orgánica, ofreciendo una explicación m ate­
ria lista de la adaptación, refutando la teoría m etafísica de
la invariabilidad de las especies y la versión id ealista sobre
el origen de la vida.
Em pero, al apoyarse en la teoría del sacerdote M althus
para ocuparse del problem a de la lucha por la vida, no supo
ver la esencia reaccionaria de la m ism a y por consiguiente
c ritic a r este engendro an ticien tífico según el cual no son
los explotadores los que originan las m iserias que sufre la
hum anidad, sino que los causantes de sus desgracias, por
au m en tar — en estas condiciones — la población en m ayor
proporción que los m edios de consum o, son los propios explo­
tados; teo ría que es refutada por las condiciones de vida
existentes en los países que construyen el socialism o.
Tam poco, enfrascado en los problem as sim plem ente bio­
lógicos, pudo descubrir que la transform ación del m ono en
hom bre se debió al uso de instrum entos de lab o r, al trab a jo
que desarrolló su m ano y cerebro y lo dotó de inteligencia.
D arw in representó, con todo en el cam po de la biología
lo que, con pleno acierto, vino a representar su contem po­
ráneo, C arlos M arx, en el desarrollo de la ciencia histórica
con la creación del m aterialism o dialéctico.
La v id a de D arw in es un ejem plo de trab ajo , de observa­
ción, de dedicación a la ciencia de com probación concienzu­
da de cada descubrim iento, de lucha contra los falsos concep­
tos establecidos, de lucha por encontrar la verdad.
Lo fundam ental de la teoría de D arw in, dem ostrado co­
rrecto, continúa im pulsando la lab o r de sabios y científicos
que se enfrentan a todos los esfuerzos reaccionarios por res­
tablecer las concepciones oscurantistas en las ciencias bioló­
gicas.
“N oticias de h o y ” , 1964.

T ratam ientos modernos del acero


El conocim iento m ás científico de los fenómenos que se
producen en los tratam ientos térmicos ha dado lu g ar a los
procedim ientos m odernos llam ados tratam ientos isotérmicos.
95
Se llam an tratam ien to s isotérm icos ciertos trata m ien to s
en los cuales el enfriam iento, en vez de hacerse en forma
co n tin u a, como es lo corriente, se interrum pe a ciertas tem ­
peraturas, perm aneciendo el m aterial a dichas tem peraturas
un tiem po m ás o menos largo, según las características del
acero, el tam año y form a de la s piezas y los resultados que
querem os obtener.
L as principales ventajas de los trata m ien to s isotérm icos
son:
a) Se reducen las tensiones internas y, por consiguiente,
la s grietas y la s deformaciones.
b) E m pleando para el trata m ien to sales adecuadas, se
elim in an to talm e n te la descarburación y la oxidación.
c) Se produce en los aceros un nuevo co n stitu y en te llam a­
do bainita, que presenta una gran dureza a la vez que una
gran ductilidad y tenacidad.
d) En algunos casos se consigue em plear m enos tiem po
en la operación, que por un tra ta m ie n to corriente.
Se u tiliza n hoy día estos trata m ien to s para el tem ple de
troqueles, herramientas, engranajes, m uelles, etc., y tam b ién
para el ablandamiento de los aceros.
P ara los trata m ien to s isotérm icos se u tiliz a n sobre todo
los baños de sales, con los cuales se consigue m antener el
acero a tem p eratu ras determ inadas y obtener las velocida­
des convenientes de enfriam iento.
Los p rincipales tipos de tra ta m ie n to isotérm icos son:
R e c o c i d o i s o t é r m i c o . — E ste trata m ie n to es
p articu larm en te ú til para el recocido de herram ien tas de
a lta aleación. P a ra ejecutarlo se c a lie n ta la pieza a una tem ­
peratura ligeram ente superior a la crítica, generalm ente de
740° a 820° C, m anteniendo esta tem p eratu ra el tiem po
necesario para que la transform ación sea com pleta, luego se
enfría ráp id am en te h asta una tem p eratu ra ligeram ente infe­
rior a la c rític a inferior, m anteniendo tam b ién esta tem pe­
ra tu ra h asta que todo el acero se h ay a transform ado; luego
se enfría al aire.
T e m p l e d i f e r i d o ( m a r t e m p e r i n g ) . — El
m artem pering es un tem ple escalonado. Se realiza enfriando
ráp id am en te el acero desde una tem p eratu ra superior a la
zona de transformación, en un baño de sales, h asta una tem ­
p eratu ra de unos 200 °a 300° C, perm aneciendo a esta tem pe­
ra tu ra el tiem po suficiente para la hom ogeneización (tiem po
96
que ha de ser cuidadosam ente controlado), term inando con
un enfriam iento al aire.
De esta form a se consigue que la transform ación se v eri­
fique casi al m ism o tiem po en toda la m asa evitándose los
peligros de agrietam iento y las deformaciones.
Se em plea para aceros de aleación que tengan una velo­
cidad c rític a suficientem ente pequeña y en piezas de no
grandes espesores, por ejem plo, en la fabricación de anillos
de rodamientos de bolas o rodillos, tem ple de engranajes
después de la cementación, trata m ien to de matrices o tro q u e­
les, etc.
E n caso de que sea excesiva la dureza puede seguir un
revenido.
Temple r e v e n i d o i s o t é r m i c o (a u s té m -
p e r i n g). — El objeto de este trata m ie n to es conseguir en
una sola operación efectos parecidos a los que se obtienen
con un tem ple y un revenido sucesivos. Consiste en ca le n tar
el acero a u na tem p eratu ra superior a la zona de transform a­
ción, seguido de un enfriam iento rápido h asta una tem pera­
tu ra que está com prendida, según los casos, entre los 250°
y los 600°, perm aneciendo a esta tem p eratu ra todo el tiem po
necesario p ara que la austenita se transform e to talm e n te en
el constituyente o la estructura intermedia deseada.
Se obtienen m uy buenos resultados con aceros duros al
carbono y queda m uy dism inuido el peligro de las pequeñas
grietas y de las deform aciones. Se presta m uy bien este tr a ­
tam ien to para pequeñas piezas tratadas en serie y a u to m á ti­
cam ente.
P a t e n t i n g . — El procedim iento p aten tin g es una
v arian te del tem ple revenido isotérm ico usado hace tiem po
para el tra ta m ie n to de ciertos alam bres de a lta resistencia
(cuerda de piano). El baño de enfriam iento es de plom o
fundido.
T e m p l e s u b c e r o . — El tem ple subcero es un pro­
ceso posterior al del tem ple ordinario, consistente en sum er­
g ir el acero en un m edio de enfriam iento a u n a tem p eratu ra
m uy inferior a 0 o С con el fin de provocar la m áxim a tra n s­
form ación en m artensita. Se em plea este procedim iento para
obtener calibres o piezas en los que se interesa m antener
forma y dim ensiones, aun pasado m ucho tiem po.
T ecnología M ecánica, Tomo I, págs. 333-335

7 -2 2 6 3 97
II. ПОСЛЕДОВАТЕЛЬНЫЙ ПЕРЕВОД

Цель. — Последовательный перевод является видом уст­


ного перевода на слух. Он может сопровождаться услов­
ной записью содерж ания выступления по опорным смыс­
ловым группам слов с последующей расшифровкой этой
записи. Главной целью при обучении этому виду перевода
является выработка навыков понимания иностранной речи,
переключения с иностранного язы ка на русский, усвоение
техники условной записи и отработка качественного пе­
ревода оригинала по сделанной записи.
Методика. — Д л я обучения этому виду перевода пред­
лагается ряд упражнений, которые в основном направлены
на быстрое понимание и правильную запись воспринятого
материала. Естественно, что качеству оформления перево­
да следует уделять большое внимание.
Работу по подготовке к последовательному переводу
можно постепенно усложнять вначале за счет более слож ­
ного текста и ускорения темпа его подачи, а в дальнейшем
путем передачи текста в механической записи или приема
радиопередач через громкоговоритель или наушники, что
превращ ает этот вид работы в предварительное упражнение
по освоению синхронного перевода.
Занятия по последовательному переводу проводятся
фронтально со всей группой студентов. Н а первых зан яти ­
ях преподаватель читает текст пофразно, в дальнейш ем, по
абзацам и в конце тренировки весь текст целиком. Студенты
записывают содержание текста на русском язы ке условной
записью, при чём темп чтения, а следовательно и условной
записи постепенно наращ ивается, доходя до нормального
темпа устного выступления.
Перед занятиями по последовательному переводу пре­
подаватель долж ен проработать со студентами специаль­
ное пособие, посвященное условной записи и убедиться,
что техника записи студентам ясна.
98
Во время чтения текста студенты делаю т запись содер­
ж ания оригинала. Д л я расшифровки записи и внесения
дополнений вначале дается определенное время, которое в
дальнейшем сокращ ается до минимума. После доработки
записи производится перевод текста с соответствующим
разбором вариантов и допущенных ошибок.
С особой тщательностью следует записывать трудные
д л я запоминания участки текста: перечисления, имена
собственные, цифровые данные. П ри именах собственных
особенно важ но запоминать фамилии (важнее, чем имена),
в многозначных числах обычно важнее всего начальные
цифры: ф разу “En 1947 la R epública de Colom bia contaba
con 10,545,000 h a b ita n te s ” переводчик может перевести
так: «В 1947 году население Колумбии превышало 10 мил­
лионов 500 тысяч человек».
М атериалы . — П оскольку последовательный перевод
является наиболее распространенным видом практической
переводческой деятельности определить границы тематики
и формы текста чрезвычайно трудно. В настоящее время
последовательный перевод практикуется на различных
совещ аниях, конференциях, беседах, интервью, выступле­
ниях по радио и телевидению, где ограниченное количест­
во выступлений на иностранных язы ках не вызывает не­
обходимости прибегать к синхронному переводу. Этот вид
перевода такж е имеет место при обслуживании делегаций,
туристов и т.п. одноязычных групп людей. Следовательно,
материалом д ля отработки этого вида перевода могут слу­
жить любые беседы, интервью, мнения о поездках, выступ­
ления по отдельным вопросам политики, экономики и т.п.
Наиболее полезными упраж нениями по выработке на­
выков последовательного перевода с условной записью
содерж ания текста являю тся следующие:
А. ПИСЬМЕННЫЙ ПОФРАЗОВЫЙ ПЕРЕВОД-ДИКТАНТ
Этот вид упраж нения предусматривает письменный пе­
ревод текста, воспринимаемого на слух и ставит себе целью
развитие слухового восприятия и понимание устной ис­
панской речи, тренировку переключения с испанского язы ­
ка на русский и усвоение на первом этапе условной записи
содержания прослушиваемого текста.
Перед проведением настоящего упраж нения, следует
объяснить студентам к ак производится условная запись
и требовать в процессе занятий применения этой записи.
?• 99
Текст д л я перевода со знакомой лексикой и граммати­
ческими явлениями читается преподавателем пофразно, с
хорошей дикцией, в нормальном темпе. К аж дое предлож е­
ние читается 2 раза. Студенты записывают содержание
текста условной записью. По окончании диктанта препо­
даватель приступает к проверке перевода, тоже пофразно,
отмечая наиболее полные, четкие и грамотные переводы.
Затем преподаватель проверяет у каждого студента сде­
ланную им условную запись.
Усложнение этого упраж нения проводится за счет ус­
лож нения текста, увеличения его объема и одноразовости
его чтения.
Особое внимание следует уделять точному пониманию
студентами устной испанской речи и правильной условной
записи.
После достижения студентами определенного автома­
тизма в условной записи следует переходить к следующе­
му упражнению.
Примерные тексты для письменного пофразового пере-
вода-диктанта:
P olítica у economía
1. B o n n . Llegará a esta c a p ita l, invitado por el m inistro
de guerra de A lem ania occidental el m in istro de la M arina de
G uerra del P o rtugal (12)*. T am bién se inform ó de la próxim a
llegada de catorce generales de brigada del ejército fran­
q u ista, encabezados por un coronel norteam ericano ( 12)**.
2. L o n d r e s . Trascendió en esta capital que el gobier­
no britán ico ha dem andado del Fondo M onetario In tern a­
cional la ca n tid a d de 2 m il m illones de dólares (14). De
esta sum a, to m aría la m ita d en efectivo, y el resto como
créd ito pendiente, en un esfuerzo por n iv elar la balanza
b ritán ica de pagos internacionales (15).
3. Y o u n g s t o w n . Las em presas siderúrgicas n orte­
am ericanas trab ajaro n la sem ana pasada a sólo el 17 por
ciento de su capacidad productora, según se conoció aquí (15).
D u ran te la sem ana an terio r al 4 de julio, el ritm o de
producción de estas em presas fue del 44 por ciento de su
capacidad (13).
* В скобках указан о количество смысловых единиц в предло­
жении.
** М атериалы этого раздела взяты из “N o ticias de H o y ” , “ B ohe­
m ia” и других органов печати Кубинской Республики.

100
Los productores siderúrgicos esperan tra b a ja r la sem ana
próxim a al 39 por ciento (8 ).
4. C i u d a d d e P a n a m á . Cam pesinos panam eños
fueron com prados con sus sem brados y pueblos, cuando dos
la tifu n d ista s com praron la isla de P onuga, según se conoció
aquí (17). La operación fue realizada incluso violando un
precepto constitucional que prohíbe la posesión priv ad a de
un territo rio insular (13).
5. W a s h i n g t o n . A yer llegó a esa cap ital el P rim er
M inistro de la G uayana B ritán ica para una v isita de cinco
días, d u ran te los cuales conversará con funcionarios del
D epartam ento de E stado (17). Al lleg ar al aeropuerto de­
claró que la p o lítica exterior de su gobierno, cuando su país
se independice, será “n eu tra lista y sim ilar a la d é la In d ia ” (13).
6 . N u e v a Y o r k . Despachos provenientes de C iudad
T ru jillo llegados a esta cap ital inform an que otra de las
figuras prom inentes considerado sospechoso de com plicidad
en la m uerte de T ru jillo , se “su icid ó ” (17). Un periódico
de C iudad T ru jillo declaró que el “su icid io ” de Fernández
probaba su cu lp ab ilid ad (7).
7. L i m a . T rescientas cincuenta m il personas viven en
las b arriad as lim eñas en condiciones infrahum anas, dijo en
un program a de televisión el sacerdote belga P ro tain (16).
Agregó que “la clase rica peruana es católica, pero no c ri­
stian a, y que los pobres en Perú son cristianos, pero no ca­
tólicos" ( 11).
8 . H é l s i n к i. El P rim er M inistro finlandés declaró
que los resultados de la s elecciones al Colegio Electoral
dem uestran la m adurez p o lítica del pueblo de F in lan d ia
(14). Agregó que dem uestran adem ás que el pueblo finlandés
está a favor de una p o lítica de n eu tra lid a d , de paz y am is­
ta d que el presidente ha venido poniendo en p ráctica con
gran éxito (17).
9. N u e v a Y o r k . Diez m anifestantes contra la dis­
crim inación racial fueron arrestados en un re sta u ran t de
M aryland du ran te la Nochebuena (12). El re sta u ran t, en
C risfiel, se negó a servir a los diez estudiantes, y cuando
éstos rehusaron ab an donar el local, fueron arrestados por
la policía y acusados de “entrada ile g a l” (18).
10. N u e v a York. Las cotizaciones de valores en
la Bolsa de Nueva York subieron rápidam ente ayer como
resu ltad o del discurso del presidente en el cual anunció el
reforzam iento de la carrera arm am entista d é lo s Е Е . UU. (16).
101
Los corredores adquirieron principalm ente acciones de
com pañías productoras de cohetes, aviones y equipos elec­
trónicos, al igual que acciones de industrias quím icas (14).
11. C i u d a d d e M é x i c o . El em bajador brasileño
en M éxico confirm ó que el presidente de su país h aría una
v isita oficial a M éxico el 15 de febrero del año próxim o (15).
El presidente corresponderá así a la v isita que hiciera a
B rasil el pasado año, el presidente m exicano (10).
12. M a d r i d . H oy se publicó un decreto de am nistía,
según el cual serán lib ertad o s todos los presos políticos y
com unes que hayan sufrido ya 20 años de presión (16). Como
no se indicó cuántos estarían incluidos en esta m edida, se
estim a que ésta es una argucia de la tira n ía de F ranco para
b u rlar el clam or universal por la lib e rta d de los presos polí­
ticos españoles (18).
13. B r a s i l . El gobernador de P aran á recom endó al
prim er m in istro que se facilite el intercam bio de café b ra­
sileño por cen trales telefónicas de los países socialistas (15).
El intercam bio se realizaría con H ungría, la RDA y Yugo­
slav ia, que han hecho proposiciones ventajosas para la ins­
talación de 100 m il teléfonos en la capital del E stado de
P ara n á (16).
14. T o k i o . El presidente de la A rgentina abogó por
la am pliación de las relaciones económicas y culturales
en tre su país y Jap ó n , du ran te una reunión realizada en
esta cap ital con directores de periódicos (19). El destacó
que la econom ía japonesa tien e grandes perspectivas en
A rgentina, dentro del terreno de la s inversiones y del sum i­
n istro de conocim ientos técnicos (13).
15. S o f í a . P rocedente de R um ania llegó a esta capital
el presidente del P residium de la A sam blea P o p u la r B úlgara
y el P rim er M inistro (13).
16. S a n J o s é , C o s t a R i c a . El dirigente calde-
ro n ista H errero, a quien en días pasados se le decomisó en
su casa una gran ca n tid a d de arm as se fugó del país en una
av ioneta p a rtic u la r (18). H errera ten ía “su c a sa ” por cárcel
y burló tam b ién a la guardia del aeropuerto, fugándose
posiblem ente a N icaragua o P anam á (13). El descubrim iento
de las arm as en poder de H errera confirm ó la preocupación
del pueblo costarricense de que está gestándose una guerra
civil en el país, preparada por los dirigentes del p artid o de
Calderón y del p artid o de Figueres (19).
102
17. S a n J o s é , C o s t a R i c a . El presidente del
P a rtid o Acción dem ocrática, organización progresista inscrita
para p artic ip a r en las elecciones presidenciales de m añana,
fue detenido anoche por la G uardia Civil (18). La detención
de A guiluz fue considerada como una m aniobra para en to r­
pecer la cam paña del P A D P en favor de su can d id ato en
las elecciones ( 12).
18. B o g o t á . Se extendió hoy a los gobiernos regiona­
les, con la renuncia de 5 gobernadores, la crisis que se p la n ­
teó el jueves pasado con la dim isión colectiva de los M inis­
tros (16). La renuncia del gabinete y de los gobernadores
tien e por objeto dejar en lib e rta d al presidente para reorga­
nizar su gobierno y p erm itir a varios de los dim itentes que
proclam en sus ca n d id atu ras en las elecciones parlam en tarias
de este año (20 ).
Lucha de clases
1. S a o P a u l o . Comenzó ayer la huelga general de
bancarios de esta ciu d ad brasileña que ya habían anunciado,
en dem anda de aum entos de salarios (12). Los em pleados
bancarios han expresado que sólo aceptarán un aum ento no
m enor del 45 por ciento y un aum ento m ínim o de 8,000
cruceiros (13).
2. T e g u с i g a 1 p a. El G obierno de H onduras conce­
dió asilo po lítico a cu atro abogados salvadoreños que estaban
retenidos en la aduana de A m atillo (13). Los abogados fue­
ron expulsados del país después que al gobierno im plantó
el estado de sitio en la nación (9).
3. В r a s i 1 i a. En protesta por la fa lta de viviendas
que les fueron prom etidas por las autoridades educacionales,
la s m aestras de las escuelas secundarias iniciaron una huelga
general (14). La sem ana pasada y por idénticos m otivos,
los m édicos realizaron un paro que afectó los servicios hos­
p italario s ( 10).
4. L i m a. Los obreros de las em presas eléctricas se
declararon en huelga, reclam ando aum ento de un 50 por
ciento en sus salarios actuales (11). Las tres centrales hidro­
eléctricas que su m in istran energía a esta capital continuaron
funcionando, operadas por personal del ejército y la m arina
de guerra (14). D ichas p lan tas son adm in istrad as por la em ­
presa norteam ericana “Lim a Lines P ow er” (8 ).
5. P a r í s . M illares de detenidos políticos, com batientes
contra el fascismo y la dictadura yacen desde hace m ás dé

103
20 años en las cárceles de la España de Franco (14). A causa
de las grandes privaciones y de la fa lta de asistencia m édica,
m ueren m uchos de los detenidos (9). Así ocurre tam b ién en
Burgos, donde se h allan hacinados 393 detenidos políticos,
los cuales to ta liz a n 9,825 años de prisión (15). U na gran
p arte de los 3,000 detenidos políticos son m ujeres (5). E n tre
ellas se h alla tam b ién M aría B lasques del Pozo, m adre de
dos niños cuyo m arido fue asesinado por los franquistas ( 11).
E sta fue condenada a 25 años de prisión y se encuentra desde
hace 19 años en las cárceles de la dictadura de Franco (13).
La m ayoría de estas m ujeres condenadas no ha hecho m ás
que expresar su p rotesta contra la dictadura y la a rb itra rie ­
dad que dom inan en su país ( 12).
6 . S a n t i a g o d e C h i l e . Después de una huelga se
reintegraron a sus labores 1,188 trab ajad o res de la sección
R acagua de la em presa norteam ericana que explota el m ineral
de cobre (15). T am bién se inform ó que otros 180 obreros
que declararon u na huelga ayer, volvieron a sus faenas ( 10).
7. T e g u с i g a 1 p a. La G uardia N acional arrestó a
14 personas, to d as residentes del D epartam ento de León,
acusándolas de realizar “actividades subversivas” y de tener
“arm as en su p o d er” (15). E n tre los detenidos se identificó
a F ab ián R uiz quien, según la G uardia N acional, “adm itió
haber d istrib u id o arm as y m uniciones” a las o tras personas
arrestad as (15).
8 . R í o d e J a n e i r o . En huelga de ham bre por tiem ­
po indefinido se declararon los alum nos de la E scuela N acio­
nal de Agronom ía y V eterin aria de la U niversidad R ural
del B rasil en esta ciudad (15). Los 600 alum nos de la escuela
u n iv ersitaria fueron a la huelga en protesta por la retención
de las asignaciones para alim entos, por p arte de las oficinas
ad m in istrativ as del establecim iento (15).
9. B u e n o s A i r e s . La policía em pleó hoy granadas
de gases lacrim ógenos para disolver en el centro de la c a p ita l,
una m anifestación de huelguistas del servicio postal (13).
La policía atacó a una colum na de 3 m il em pleados postales
en huelga que se d irigían a un m itin donde se decidió co n ti­
n u ar el paro después de 20 días de com enzado el m ism o (16).
Los h u elg u istas dem andan el pronto pago de sus sueldos
atrasados (7).
10. M a n a g u a . O tro grupo de exilados salvadoreños
llegó anoche a M anagua, entre ellos el doctor O tto Vides,
conocido in d u strial farm acéutico (16). Sum an ahora m ás de
104
60 los exilados salvadoreños, que han llegado en los últim os
días ( 10).
11. S a n S a l v a d o r . U na potente bom ba estalló ano­
che en el v estíbulo del M inisterio de T rabajo, en esta capital
(9). La explosión dejó un saldo de v arias personas heridas y
un boquete de m ás de 16 pulgadas a la en tra d a del edificio
(12). E ste acto se considera vinculado al clim a de zozobra
que vive el país en víspera de las elecciones del 29 de abril
en que h ab rá un sólo candidato, el oficial (16).
12 . L i m a. Seis indígenas que se negaban a ser desalo­
jados de las tierras que poseen de antaño, fueron atacados
a tiro s y heridos por em pleados de la Com pañía M inera N or­
team ericana “Cerro de Pasco C orporation” (16).
13. S a n J o s é. C. R. El P a rtid o R evolucionario Abril
y M ayo (PRAM ), de El S alvador, en un m anifiesto conocido
aquí, exhortó “a lu ch ar por la s soluciones concretas, contra
el ham bre, la m iseria y el retraso que sufre el pueblo salva­
doreño” (17). El plan “propone a todas las fuerzas dem ocrá­
ticas y opositoras la integración de un am plio frente de
lu ch a co n tra la tira n ía , por el progreso dem ocrático y la
plena independencia n ac io n a l” (17). P o r su parte, el P artid o
Acción D em ocrática coincide con PRA M en calificar las
“elecciones” de diputados del pasado 17 de diciem bre como
“una farsa m ontada para le g a liz a r” el régim en m ilita r sal­
vadoreño (16).
14. B r a s i l i a . C ientos de trabajadores desempleados,
se lanzaron a las calles en una “M archa de H a m b re”, d iri­
giéndose h asta el edificio de la C ám ara de D iputados, desa­
fiando la prohibición dictada por la policía po lítica (17).
15. S a n J u a n , P u e r t o R i c o . P or lo menos 20
personas resultaron m uertas durante un lev an tam ien to re­
gistrado en P u erto P la ta , según afirm an viajeros procedentes
de Santo Dom ingo (16). Las m ism as fuentes dijeron que
“el gobierno m antiene incom unicada la provincia de P uerto
P la ta , después de surgir a llí serios problem as relacionados
con la renuncia de funcionarios públicos” (17). Agregaron
que en la cap ital y otros puntos, “d istin to s grupos se enfren­
tan a la fuerza pública con piedras y palos” ( 11).
16. Q u i t o . El jefe m ilita r y civil de Cuenca, estable­
ció el toque de queda en esa ciudad a p a rtir de anoche a
las 9 (14). Anunció que re p rim iría todo desacato a esa dispo­
sición (7). Cuenca ha sido teatro de sangrientos hechos repri­
m idos por la fuerza pública en los últim os días, con un saldo
105
de dos m uertos y 50 heridos (17). El cadáver del estudiante
G alo M acías que m urió de un balazo, fue enterrado ayer en
Salinas, im pidiéndose su traslad o a P ortoviejo, capital de
M anabí (17).
17. L o n d r e s . Más de un m illón de londinenses que­
daron hoy sin m edios de transporte, al iniciarse la huelga de
v ein ticu atro horas de los trab ajad o res del M etro y de los
forrocarriles suburbanos, en dem anda de reivindicaciones
económicas (18). El personal de 10 estaciones de autobuses
decidió tam b ién sum arse al m ovim iento (8 ).
18. С u r i t i b a, B r a s i l . Cien m il am as de casa fir­
m aron un m em orial que enviarán al presidente del país
solicitando que se contenga el alza del costo de la vida en
el país (18). Las firm as fueron obtenidas durante la cam paña
co n tra el alza de precios realizada por las am as de casa de
esta cap ital y o tras ciudades próxim as (18). Las am as de
casa celebraron v arias concentraciones populares al clausurar
la cam paña (8 ).
19. В u e n o s A i r e s . D irigentes de la Confederación
G eneral del T rabajo (CGT), ad v irtiero n que si el gobierno
no accede a las dem andas de los trabajadores ferroviarios,
se podrá desem bocar o tra huelga general en solidaridad con
esos obreros (18).
20. С а г а с a s. Un grupo de jóvenes revolucionarios,
que actúan en coordinación con las fuerzas guerrilleras,
irrum pieron en los talleres del periódico norteam ericano
“Caracas D aily J o u rn a l”, incendiando sus equipos (18). Un
transeúnte resultó m uerto y dos heridos debido a disparos
hechos por una p a tru lla m ilita r contra el grupo de
jóvenes (13).
21. M o n t e v i d e o . El C om ité E jecutivo de la Cen­
tra l U nica de T rabajadores del U ruguay, reafirm ó anoche
su apoyo a los trab ajadores de la carne que se encuentran
en huelga en p ro testa por el despido de 50 de sus com pañe­
ros (18). E n u na reunión urgente consideró la CUT la cesan­
tía de otros 1,669 obreros que laboran en el Frigorífico N acio­
nal — em presa estatal uruguaya — decretada ayer (16).
22. C a r a c a s . Grupos de personas que regresaban del
recibim iento al C anciller A rcaya, fueron dispersados con
bom bas lacrim ógenas y disparos por agentes de la P olicía,
según revela el periódico “T ribuna P o p u la r”, que agrega (18):
“Pacíficos ciudadanos se vieron obligados a repeler la agre­
sión e hicieron h u ir a los agentes p o liciales” ( 10).

106
23. B o g o t á . El gobierno colom biano declaró ilegal la
huelga que m antienen desde ayer por la m añana los m ecáni­
cos de aviación y otros em pleados de la em presa nacional
“A v ian ca”, según lo anunció el M inistro de T rabajo (18).
Pese a que la disposición significa la autorización concedida
a la em presa para que destitu y a a los em pleados, la huelga
se m antuvo (10). La “Avianca” controla el 90 por ciento
del tran sp o rte aéreo com ercial del país (9).
24. В u e n o s A i r e s. El allan am ien to del dom icilio
de uno de los dirigentes realizado sin la correspondiente
orden ju d icial, fue denunciado por el P a rtid o S ocialista
A rgentino (12). Los elem entos policiales que realizaron dicho
allan am ien to , agrega el P a rtid o S ocialista A rgentino, se re­
tira ro n después de consum ada la brutal acción, sin lev an ta r
actos, n i otorgar recibo, por los libros que se llevaron (18).
25. R í o d e J a n e i r o . La huelga de chóferes de
óm nibus se resolvió con un aum ento del pasaje del 68 por
ciento sobre los precios actuales según se determ inó por la
intervención del gobernador (16). Los aum entos de salarios
que percibirán los trabajadores, sin em bargo, oscilan entre
el 40 y el 50 por ciento según las categorías, de m odo que
quienes salieron ganando fueron los em presarios (18).
26. L i m a. La huelga de m ás de 50 m il m aestros perua­
nos entró en su cu atro día de duración (11). La huelga fue
decretada por los educadores de los planteles oficiales y
p articu lares, al cum plirse un año de un paro que logró la
prom esa de aum ento de salarios por p arte del gobierno,
ofrecim iento que no fue cum plido (18). El M inistro de E d u ­
cación expidió un com unicado ofreciendo “garan tías para los
profesores que decidan volver al tra b a jo ”, pero ningún plan­
tel aten d ió ese ofrecim iento (14).
27. M a d r i d. 7 n acionalistas vascos com parecerán en
estos días an te un trib u n al m ilita r (10). Se les acusa de tr a ­
ta r de sabotear el tren en que viajaban sim patizantes de
F ranco, asistentes a los actos con que el tiran o celebró el
comienzo de la guerra de España, el 18 de ju lio (19).
28. R í o d e J a n e i r o . Una paralización to tal de las
labores de los bancos del E stado de G uanabara y de la ciudad
de N iteroi, cap ital del E stado de R ío, se registró ayer como
dem anda laboral de aum ento de salarios (18). Cerca de 30
m il em pleados bancarios acordaron la huelga si no se satis­
face su dem anda de un aum ento del 50 por ciento sobre sus
sueldos actuales (15).
107
Inform ación v aria

1. К i e v. E sp ecialistas de esta ciudad han diseñado un


sistem a de m ástiles y antenas que la U nión S oviética con­
stru irá para C uba (10). Se han proyectado 17 torres de una
a ltu ra de 45 a 100 m etros (7). P a ra su construcción se ap li­
carán los ú ltim o s adelantos de la ciencia soviética (6).
2. F alleció a los 80 años de edad, en la Isla de W ight,
el pionero del rad ar, A rth u r F lem ing (10). F lem ing estuvo,
d u ran te las dos ú ltim as guerras m undiales al frente de los
estudios sobre detección subm arina y ra d ar de G ran B retaña
( 12).
3. W a s h i n g t o n . La A rgentina perm itió a los Е Е .
UU. establecer una ram pa de lanzam iento de cohetes, según
un artícu lo de Jo nes, publicado en W ashington (12). El
artícu lo no revela donde será establecida la ram pa, pero
hace referencia a una publicación argentina que com enta
la n o ticia diciendo (12): “Ahora desean establecer una base,
tra e r a los m arinos, y m antener aquí la presencia m ilita r
del im perialism o (10). Será lo m ism o que la base de Guan-
tánam o, en Cuba (5).
4. B o n n . La república Federal de A lem ania form alizó
una com pra de arm am entos a los E stados U nidos por valor
de 226 m illones de dólares (10). Los co ntratos correspon­
dientes fueron entregados al subsecretario de defensa de los
Е Е . UU. por el M inistro de Defensa germ ano-occidental,
quien se encuentra en W ashington (13).
5. G u a t e m a 1 a. La escritora norteam ericana, Cobb,
que trad u jo al inglés “La F áb u la del T iburón y las S ard in as”,
fue expulsada de G uatem ala, según se dio a conocer oficial­
m ente (14). El com unicado dice que se le acusa de “haber
introducido en el país toda clase de propaganda com unista
y subversiva co ntra G u a te m a la” (12).
6 . L o n d r e s . El M inistro de la Defensa anunció ayer
que un b atalló n de tanques de A lem ania occidental comen­
zaría a adiestrarse en G ran B retaña en el otoño próxim o
(14). El en tren am iento se efectuará en C astle M artin (3).
“Según los resultados de este ensayo — dijo el m inistro —
se decidirá acerca de la recepción de otras u n id ad es” (11).
7. C i u d a d de M é x i c o . Once personas perecie­
ron y por lo m enos veinticinco resultaron heridos, en un ac­
cidente au to m o v ilístico provocado aparentem ente por un ca­
m ión (14). El accidente fue cuádruple, entre un cam ión,
108
dos autobuses y un autom óvil, y ocurrió en la au to p ista de
Q uerétaro a C elaya (12). El accidente, según las au to rid a­
des, se debió a la im prudencia del chófer del cam ión y a
la neblina (8).
8 . E s t a m b u l . Los vecinos de E sm irna, T urquía,
donde se encuentra el E stado M ayor de la OTAN, fueron
testigos de un nuevo desm án de los soldados yanquis (14).
Uno de éstos apaleó a un niño turco de 6 años de edad h asta
tal punto, que fue necesario ho sp italizarlo (11). El m uchacho
provocó la furia del soldado yanqui porque se acercó a un
auto y tocó el claxon (9).
9. N u e v a Y o r k . Más de 100 profesores de la facul­
ta d de filosofía de la U niversidad Jo h n H opkins, en B a lti­
more, aprobaron una resolución donde condenan la discri­
m inación racial (15). E n la resolución se pide a la s au to rid a­
des estatales que garanticen el derecho de m overse librem ente
en el país (9).
10. La empresa “Io n ics” dio a conocer que ha logrado el
desarrollo de una cé lu la com bustible de peso ligero que puede
u tilizarse para generar energía eléctrica (15). E ste com busti­
ble puede u tilizarse en vehículos especiales y satélites y se
puede v o lv er a cargar m ed ian te radiación solar (13).
11. C i u d a d d e G u a t e m a l a . El octavo ciclón
de la tem porada, que am enazó a Cuba, causó daños de con­
sideración en G u atem ala, en diferentes departam entos del
n orte (13). V ientos de m ás de 160 kilóm etros por hora ca sti­
garon P u erto B arrios y L ivingston, que están a unos 300 k i­
lóm etros de esta cap ital (15).
12. R í o d e J a n e i r o. El M inistro de M arina re­
consideró el castigo que le h abía sido im puesto a 22 oficiales
de a lta graduación de la M arina por haber devuelto sus con­
decoraciones de la orden del m érito naval (15). Los oficiales
que devolvieron la s m edallas lo hicieron como protesta por­
que se hubiese concedido igual distinción a personas civiles,
entre ellas a destacadas personalidades po líticas progresistas
del B rasil (16).
13. W a s h i n g t o n . El D epartam ento de Defensa lla ­
mó ayer a 76 500 reservistas del E jército , la M arina y la
F uerza Aérea, al servicio activo por un período no determ i­
nado (16). La m ayoría deberá presentarse a filas el prim ero
de octubre (6).
14. E l F e r r o l . E s p a ñ a . Un incendio que se dec­
laró en el buque “M arqués de C om illas”, surto en este
109
puerto, am enaza con la to tal destrucción de esa nave que
desplaza 6,300 toneladas (16).
15. Tres m uertos y 30 heridos fue el saldo de un acci­
dente ferroviario ocurrido a 20 kilóm etros de R iv ad av ia,
im p o rtan te centro petrolero en el sur de la A rgentina (16).
16. L o n d r e s. El periódico conservador “T im es” se
opuso hoy firm em ente a que E stados U nidos equipe a A le­
m ania occidental con proyectiles teledirigidos “P o la ris” ap ­
tos para ad a p ta rles pu n tas atóm icas (16).
Señala en su editorial “el peligro que encierra la intro­
ducción del “P o la ris ”, no sólo en A lem ania occidental, sino
tam b ién en E uropa occidental en general, ya que esto aum en­
ta ría la am enaza de una guerra n u clea r” (17).
17. S o 1 g n i e s. Cinco m ineros perdieron la vida al
chocar el óm nibus en que regresaban a sus casas con una ca­
m ión tan q u e de petróleo en esta ciudad al sur de B élgica
(16).
18. M é x i c o . R uinas arqueológicas con m ás de tres mil
años de antigüedad, fueron descubiertas a 11 kilóm etros de
la ciudad de M orelia, en las inm ediaciones del rancho “Zi-
ricu a o ” (16). Se encontraron, adem ás, grandes rocas ta lla d a s
con jeroglíficos que representan figuras de hom bres y anim a­
les (10).
19. S a n t i a g o d e C h i l e . Tres obreros se en­
cu en tran m uy grave, e n tre lo s 32, que quedaron hospitalizados
a causa de la explosión de gas grisú en la m ina de carbón
de Schaweger, ocurrida ayer (17). El resto de los 52 obreros
que recibieron quem aduras al inflam arse el gas, fueron en­
viados a sus dom icilios, después de la atención de em ergencia
que se les prestó (15).
20. M a d r i d . Las autoridades norteam ericanas están
discutiendo con los jefes m ilitares españoles la m odernización
de las fuerzas arm adas de España, dijo la E m bajada de los
E stados Unidos (15). Como se sabe, Franco pidió hace pocos
días que se revisen los trata d o s m ilitares con N orteam érica,
es decir que se lleven arm as nucleares a España p ara el ejér­
cito de la d ictad u ra franquista (18).
21. L o n d r e s . El subsecretario de defensa de los E sta ­
dos Unidos, llegó ayer a esta c a p ita l, para exigir al gobierno
b ritánico que aum ente su aporte m ilita r y financiero a las
fuerzas arm adas del bloque guerrerista OTAN (19).
22. L i s b o a . Los diarios de Lisboa hablan sobre las
dificultades económ icas portuguesas que crecen in in terru m ­
110
pidam ente у señalan que “los gastos en la defensa son
una gran carga y frenan el desarrollo de la econom ía del
p a ís ” (19).
23. T e h e r á n . Con m otivo de una gran plaga de la n ­
gostas que causó estragos en los cam pos de Irán, el gobierno
de ese país se dirigió al de la URSS pidiéndole ayuda (15).
U na escuadrilla de aviones soviéticos equipados con aparatos
para ex term in ar las plagas, entró en acción fum igando m ás
de 50 m il hectáreas de superficie infectada de langosta (17).
La ayuda soviética no ha tardado en dar sus frutos: en la
región donde actúa la expedición soviética los sem brados
han quedado com pletam ente a salvo de una destrucción ine­
xorable (16). H an sido liq u id a d as la s olas de langostas (4).
La población de K hurasán com enta con agradecim iento la
ayuda soviética efectiva y desinteresada (8).
24. L o n d r e s . U na m áquina electrónica capaz de tr a ­
ducir de ruso al inglés y viceversa, a una velocidad de 60
mil p alab ras por hora, fue exhibida ayer en esta capital
(17). A nte varios cientos de personas la m áquina trad u jo
unas 8 m il p alab ras del ruso en 10 m inutos, tom ándolas de
un ejem plar de “P rav d a” (15). Un funcionario de la com pañía
que fabrica este equipo declaró que se tra b a ja en otra m áquina
que podrá trad u c ir a una velocidad de 150 m il palabras
por hora (15). Añadió que la m eta ansiada, sin em bargo, es
una m áquina capaz de trad u c ir un m illón de p alab ras por ho­
ra (10).
25. B r u s e l a s . Con trem endo estruendo se derrum bó
un edificio gubernam ental lleno de em pleados y por lo menos
11 personas m urieron cuando la estru ctu ra desm oronada
cayó en una excavación co lin d an te (18). V einte personas
sufrieron heridas y 16 desaparecieron (6).
26. В u e n o s A i r e s. El m atu tin o bonaerense consigna:
en la zona de P u erto s Oasis, provincia de M isiones, efectivos
m ilitares argentinos abrieron fuego sobre un avión incursor
que llev ab a la característica Z P X , aparentem ente paraguayo
(19).
La m edida m ilita r fue dispuesta para obligar al piloto
de la aeronave a regresar a territo rio paraguayo, lo que así
ocurrió a los prim eros disparos, que no llevaban dirección
hacia el avión (16).
27. С a b о К e n n e d y. El nuevo in ten to de los Е Е .
UU. de poner en ó rb ita un supuesto astro n a u ta , que ya ha
sido pospuesto varias veces, y que se había anunciado para
lll
el próxim o sábado, es posible que sea aplazado una vez m ás
por “deficiencias té cn ic as” (20).
28. R í o d e J a n e i r o. El sociólogo Ram os en el
diario “U ltim a H o ra ” ad v ierte contra “el grave peligro que
corre la v irilid a d de los h ab itan tes del N ordeste brasileñ o ”
si consum en los alim entos que los Е Е . UU. ofrecieron en­
viarles (20). Dice el sociólogo que en tre los alim entos vienen
pollos engordados artificialm en te con horm onas fem eninas
(10). Los cuales en N orteam érica han hecho que no pocos
hom bres “cam bien de tem peram ento y hasta de voz” (9.)
29. S a n F r a n c i s c o , C a l i f o r n i a . El diario
“San Francisco C hronicle” revela que las bom bas de na­
palm sum in istrad as por los Е Е . UU. a P ortugal en v irtu d
de los planes guerreristas de la OTAN, son u tilizad as por los
co lo n ialistas portugueses para arrasar aldeas en Angola (21).
30. B o g o t á . U na niña resultó m uerta y siete personas
sufrieron quem aduras al e sta lla r e incendiarse 150 pequeños
puestos dedicados a la venta de fuegos artificiales, que se
u tiliz a ría n para celebrar las fiestas de navidad (20). Las
au to rid ad es inform aron que siete personas fueron conducidas
al hospital y que la niña D oris López resultó m uerta (13).
Las explosiones se produjeron casi sim ultáneam ente a todo
lo largo de una cén trica avenida, donde se instalan, todos
los años, du ran te la tem porada, esos pequeños puestos (15).

Б. АБЗАЦНО-ФРАЗОВЫЙ ПЕРЕВОД НА СЛУХ С ЗАПИСЬЮ

Это упражнение ставит своей целью развитие слуховой


и смысловой памяти, а так ж е дальнейш ую тренировку по
условной записи перевода.
Преподаватель читает в нормальном темпе небольшие
абзацы текста, а студенты делаю т условную запись пере­
вода. У праж нение следует начинать с небольших абзацев
в 10—20 слов (служебные слова, т. е. артикли, предлоги,
союзы и т. п. элементы предлож ения не считаются за са­
мостоятельное слово). В дальнейшем объем текста, прочи­
танного за один раз может доходить до 50—60 слов. Чтобы
облегчить несколько это упражнение, следует давать аб­
зацы, содержащие одну основную мысль.
Разбор перевода производится так же, к ак и в преды­
дущем упражнении. Особое внимание следует обращать

112
на полноту записей и на правильное понимание текста.
Если на первых порах студентам будет трудно запоминать
большие отрывки текста, можно читать их в несколько
замедленном темпе. Н е следует перегруж ать тексты но­
вой лексикой и трудными д ля перевода конструкциями.
У пражнение может быть усложнено за счет увеличения
объёма читаемых абзацев, незначительного усложнения
текста, а главное за счет все более жестких требований к
правильности условной записи перевода и последующему
оформлению перевода на русский язык.
Абзацно-фразовый перевод может использоваться для
развития навыков записи и перевода географических на­
званий, собственных имён и числительных.
Примерные тексты д л я абзацно-фразового перевода на
слух с записью:

154 aniversario de la República Argentina

M añana lunes se cum plen 154 años de la cesación del do­


m inio español sobre A rgentina y el nacim iento de la repú­
blica sobre las provincias del P la ta . Fue el 25 de m ayo de
1810 que el pueblo A rgentino, an te la n o ticia de la disolu­
ción de la J u n ta C entral de S evilla y el avance de los ejér­
citos napoleónicos por España, exigió en un cabildo la re­
nuncia del virrey Cisneros y la instauración de una ju n ta de
gobierno integrada por el com andante Saavedra y otras seis
personas.
La ju n ta revolucionaria fue el prim er paso. El pueblo
argentino, guiado desde las prim eras b a ta lla s por M ariano
Moreno y M anuel B elgrano y, desde 1812, por Jo sé de San
M artín (que regresara de España), libró heroicas luchas con­
tra el absolutism o español, liberando prim ero su territo rio
y enviando expediciones contra el poder enemigo en Boli-
via, U ruguay y P araguay. A unque estas ú ltim as expedicio­
nes fracasaron y la independencia aún tard ó algunos años
para dichos territo rio s, la revolución argentina del 25 de
m ayo de 1810 y la declaración de independencia del 9 de
ju lio de 1816 ejercieron una decisiva influencia en el ánim o
revolucionario de los pueblos iberoam ericanos, acelerando el
proceso de su independencia.
Las posteriores cam pañas de San M artín contra los repre­
sentantes del colonialism o en Perú y C hile se convirtieron en
8 -2 2 6 3 113
páginas im perecederas de la historia de L atinoam érica. La
b a ta lla de Chacabuco fue uno de los m ás resonados triunfos
de las arm as nacionales en las guerras independentistas de
nuestro continente.
H oy, 154 años después, A m érica L atin a honra aquellas
glorias, luchando con tenacidad contra el im perialism o y an ­
qui, los oligarcas y traidores. La h isto ria de A m érica L atina
es la h isto ria del com bate por la lib e rta d y la justicia.
“ N oticias de H oy”, 1964.

Nota
C abildo m — городской совет; зд. заседание городского со­
вета

Venezuela: el más rico país pobre del Continente


P or Enrique López O liva
M uchas personas creen que el hecho de que Venezuela
sea el prim er país exportador de petróleo del m undo y el
sexto en la producción de hierro, significa que su pueblo
d isfruta de un a lto stan d ard de vida. Sin em bargo, esto
está m uy lejos de ser cierto.
Un p eriodista chileno — M anuel Cabieses Donoso — que
vivió m ás de cinco años en V enezuela afirm a, en un lib ro re­
velador: “Venezuela, O key!”, que la p a tria de B olívar “es
el m ás rico país pobre del co n tin e n te ”.
E sta afirm ación no es un ingenioso juego de palabras,
sino una realid ad dura y descarnada que se puede com pro­
bar, inclusive, en encuestas y estudios oficiales.
Venezuela tien e una población to tal de ocho m illones 142
mil 850 h ab itan tes, de los cuales un m illón 336 m il se con­
cen tran en el área m etro p o litan a de Caracas y 432 m il en
M aracaibo. E n 1959 m ás del diez por ciento de la fuerza de
trab a jo carecía de empleos.
La oferta de m ano de obra, debido prin cip alm en te al rá ­
pido crecim iento dem ográfico venezolano que fue en 1962 del
4.5 por ciento, uno de los m ás alto s del m undo, aum enta cada
año. Cerca de cien m il jóvenes se unen anualm ente a la gran
m asa de los parados.
Las posibilidades de nuevas fuentes de trab a jo son l i ­
m itad as a consecuencia del control im perialista. Los sectores
114
principales de la producción: el petróleo y la m inería, con­
trolados por em presas en su m ayoría norteam ericanas, sólo
brindan em pleo al 1.8 por ciento y al 0.5 por ciento, respec­
tiv am en te, de la población activa, estim ada en 1958 en dos
m illones 457 m il personas.
Es en la ag ricu ltu ra donde el núm ero de em pleos es m ayor.
E sta ocupa m ás del 33.9 por ciento de la población activa,
siguiéndole los servicios (21.2% ), la in d u stria m anufacturera
(0.6% ), el com ercio (10.1% ) y la construcción (7.6% ).
El setenta por ciento de las fam ilias venezolanas per­
ciben ingresos m ensuales inferiores a los 600 bolívares, el
20 por ciento recibe ingresos de 600 a 1,200 bolívares, y
sólo el siete por ciento ingresos entre los 1,200 y 2,500 bolí­
vares. E x iste una m inoría privilegiada, com puesta por el
tres por ciento de la población, cuyos ingresos superan dos
mil 500 bolívares m ensuales.
El ochenta por ciento de la población vive en una situ a ­
ción precaria, que m uy bien pudiera calificarse de m iserable.
En 1960 se registraron 55,019 defunciones de las cuales 14,310
tuvieron como causa directa el ham bre, el resto fueron cau­
sadas, p rincipalm ente, por la gastroenteritis, la tuberculo­
sis, las disenterías, las avitam inosis, la s anem ias, etc.
Más de dos m illones y m edio de personas h ab itan en vi­
viendas im provisadas. El 52.3 por ciento de las viviendas
del país no tienen agua corriente. E n los alrededores de Ca­
racas, existen m ás de sesenta y cinco m il ranchos, donde
predom ina un estado de extrem a prom iscuidad. El 57.8 por
ciento sólo posee una habitación en la que viven un prom edio
de cinco personas.
E stos son sólo algunos datos escogidos al azar de docu­
m entos y encuestas en su m ayor parte oficiales. H e aquí una
parte de la realid ad venezolana. Un rápido vistazo de cifras
al “m ás rico país pobre del continente".
“ H oy”, 1964.

Notas

dem ográfico adj — относящ ийся к народонаселению


g astro en teritis / — гастроэнтерит, воспаление слизистой
оболочки ж елудка и кишечника
prom iscuidad / — скученность
115
La revolución ecuatoriana y sus características
Pedro Saad

(fragmen to)

I
Ya sabemos cuales son los objetivos de la revolución y
cuales las fuerzas que luchan por esos objetivos. A hora tene­
mos que exam inar el proceso de esa lucha por el E stado de
D em ocracia N acional y el papel del P a rtid o en ella.
Indudablem ente, el deber de los com unistas es im pulsar
la acción del pueblo por la realización de la revolución n a ­
cional lib erad o ra y por la conquista del E stado de Democracia
N acional.
P ero es deber nuestro tam b ién tener presente que nuestra
acción no se detiene en esa etap a; que para nosotros ese E sta ­
do de Dem ocracia N acional abre el paso a etapas m ás a lta s
de la revolución, a la etapa socialista.
¿Cuál es la form a de im pulsar la lucha por la conquista
del E stado de Dem ocracia N acional? ¿Cómo se p lan tea este
problem a en el Ecuador?
Ya hemos dicho que la realización de los objetivos de
la revolución nacional liberadora no pueden lograrse con
sólo las fuerzas del proletariado. La lucha por esos o b jeti­
vos y la lucha por la conquista del E stado de Dem ocracia N a­
cional, por su consolidación, por su avance, exigen la form a­
ción de un am plio frente de lucha, de un F rente de Libera­
ción Nacional.
E n el P royecto de P rogram a del P a rtid o C om unista del
E cuador decimos:
“P ara que el pueblo logre sus objetivos es necesario la
unidad. Es indispensable para ello que forjemos el arm a com ­
b ativ a de esa un id ad. E sto es un gran Frente de Liberación
Nacional. E ste F ren te luchará incansable y poderosam ente
por la victoria.
La agrupación de todas las fuerzas progresistas (clases
sociales populares, instituciones sociales, p artid o s dem ocrá­
ticos y p atrio tas, organizaciones populares y de trab a jad o ­
res), en un gran frente de liberación nacional es indispensable
para lograr el E stado de Dem ocracia N acional y para respal­
dar la lucha de su gobierno revolucionario en sus m edidas de
im pulso inm ediato del program a de la revolución.

116
F o rjar el F ren te de Liberación N acional no es reducirse
a una acción específica y m om entánea; es todo un proceso de
unificación en la acción, en la organización y en la coinci­
dencia de los objetivos dem ocráticos, antifeudales y a n tiim ­
p erialistas. Tiene que ser la lucha diaria y constante de to­
das las clases sociales populares, instituciones sociales, p ar­
tidos dem ocráticos y p atrio tas y organizaciones populares
y de trab ajad o res que estam os interesados en alcanzar la l i ­
b ertad y el bienestar.
Tiene que ser u na lucha tenaz por aplicar el program a de
acción de aspiraciones populares inm ediatas, en cada zona
del país, con plena v ariedad de in iciativ a, adaptándolo a
las condiciones especiales del sector.
Es la acción y organización de los obreros, luchando
por satisfacer sus reivindicaciones, por am p liar y unificar
sus organizaciones, por ap lasta r a los elem entos divisionistas
y agentes p atronales e im perialistas, que in ten tan infiltrarse
en sus filas.
E s la acción, an te todo, por estru c tu rar una gran alianza
obrero-cam pesina, núcleo fundam ental de la m ovilización
dem ocrática general y m otor que asegura las grandes tra n s­
form aciones futuras. La alianza obrero-cam pesina tiene que
ir forjándose tom ando en consideración el desarrollo de las
experiencias positivas de la lucha organizada de las m asas,
desechará los cam inos que la experiencia les ha señalado
como erróneos, y será un factor fundam ental de vinculación
con las m asas cam pesinas en lucha por las transform aciones
radicales, por la reform a agraria dem ocrática y por la supre­
sión de los rezagos y rem iniscencias feudales.
A trav és de la acción, y teniendo como núcleo principal
la alian za obrero-cam pesina, forjarem os el gran F rente de
L iberación Nacional que agrupe a todas las fuerzas de lucha
bajo la dirección de la clase obrera, en estrecha alianza con
el cam pesinado, para que se haga posible el triunfo de to ­
dos los ecuatorianos p a trio ta s”.
Delcaración del PC de España
(Ju lio de 1964)
II
Los cam bios producidos en España, p articu larm en te a
raíz de las huelgas de abril-m ayo, 1962, han abierto a ciertos
núcleos políticos de orientación católica lib eral, la posi­
117
b ilid ad de expresar legalm ente, aunque sea dentro de estre­
chos lím ites, sus juicios sobre las formas políticas que deben
reem plazar al régim en actual. Al m ism o tiem po, la prensa
leg al, bajo los efectos de la descomposición de la dictadura,
discute como no lo h abía hecho ahora lo que se ha dado en
lla m a r el problem a de “la sucesión”. P or los m arcos restric­
tivos en que transcurre, y por la n atu raleza de algunos de
sus p articip an tes, en este debate que tiene aspectos positi­
vos, se em iten no pocas ideas que pueden inducir a confu­
sión y a error sobre la s condiciones de un au tén tico cam bio.
El P a rtid o C om unista considera su deber terc iar en esta
discusión para declarar, creyendo coincidir en esto con todos
los grupos y todos los hom bres sinceram ente dem ócratas, que
las condiciones m ínim as para la liquidación efectiva de las
form as fascistas de poder y para la apertura de una situación
de lib ertad es, son las siguientes:
Iго. A m n istía total para los presos y exiliados políticos.
Los diversos in dultos dados por el régim en son un resultado
de la lucha nacional e internacional por la am nistía. Pero
veinticinco años después de term in ad a la guerra, resulta un
escarnio h ab lar de “paz española” m ientras yacen en prisión
centenares de hom bres cuyo único d elito es no pensar como el
G obierno y m ien tras siguen forzadam ente en el exilio los com ­
b atien tes y dirigentes del cam po republicano que aún viven.
La am n istía com pleta para todas las responsabilidades de la
guerra y para todos los llam ados delitos políticos posterio­
res, es la prim era exigencia de cualquier desarrollo hacia
una situación nueva.
2do. Reconocimiento del derecho de huelga. Toda la de­
m agogia actual sobre la “co laboración” entre obreros y p a­
tronos encubre la m ás brutal explotación c a p ita lista apoyada
en los instrum entos del poder — policía y sindicatos v e rti­
cales — y en la supresión para los trabajadores de todas
las posibilidades legales de defensa. El derecho de huelga
es el in stru m en to de defensa indispensable que necesitan
los trab ajad o res para hacer frente a la s arb itraried ad es del
G obierno y de los grandes ca p italistas.
3ro. Libertad sindical, lo que significa que los sindica­
tos sean auténticos sindicatos obreros, independientes de los
patronos, independientes del G obierno, que funcionen de­
m ocráticam ente, con asam bleas y congresos; que sus d iri­
gentes, ta n to en la escala local como nacional sean única y
exclusivam ente, aquellos a quienes los obreros elijan dem ocrá­
118
ticam en te, y no tengan que rendir cuenta m ás que a los
afiliados, ingresados en el sindicato no obligatoria sino vo lu n ­
tariam ente.
4to. Libertades de prensa, de palabra y de asociación, que
supone n atu ra lm e n te la posibilidad de form ar partidos po­
líticos, capaces de expresar, sin discrim inación, las diversas
corrientes que existen en el país.
5to. Libertad de conciencia, que llev a aparejada la l i ­
b ertad para el ejercicio del culto y para profesar las creencias
religiosas y asim ism o el derecho a no profesar ninguna re­
ligión.
6 to. Reconocimiento del sufragio universal como fuente
del poder legítim o.
Incluso habiendo sido elim inado F ranco del poder, m ien­
tras estas seis condiciones no sean una realidad, no será
posible h ab lar de la liquidación de las form as fascistas y
del establecim iento de las lib ertad es p o líticas en España.
E n la lucha por esas seis dem andas el P a rtid o Com unista
está dispuesto a establecer acuerdos, entendim ientos, coinci­
dencias, explícitas o tácitas, con todas las fuerzas p o líti­
co-sociales del país. Y tales acuerdos, entendim ientos o co­
incidencias estam os dispuestos a realizarlos, ta n to para una
acción general por esas seis dem andas, como incluso para
acciones lim ita d a s a la exigencia de unas u otras de entre
ellas.

III
El P a rtid o C om unista considera que la elim inación de un
régim en fascista, que se im puso gracias a la intervención m i­
lita r extran jera; que ha oprim ido al país du ran te m ás de v ein­
ticinco años, destruyendo todos los derechos; todas las lib e r­
tades; apelando a la represión y al terro r m ás feroces para
ahogar toda oposición, no es una sim ple crisis po lítica que
pueda resolverse con cam bios form ales en el G obierno y en
la Je fa tu ra del E stado, sino que es la apertura de un proceso
revolucionario.
N adie debe extrañarse de que los com unistas, en la tierra
de C ervantes, llam em os al pan pan y al vino vino y que, por
consiguiente, califiquem os de revolucionario el proceso que
va a abrirse en España con la desaparición de la dictadura.
Proceso revolucionario caracterizado porque problemas
económicas y sociales fundam entales — que son, en sustancia
119
los de la revolución dem ocrática — que han venido siendo
reprim idos y agravados por un poder político fascista, en el
m om ento en que este poder hace crisis, como consecuencia de
la reconstitución de las fuerzas del pueblo y el desarrollo
de la s lu ch as de las m asas, irrum pen de nuevo en la vida
nacional con una gran virulencia y exigen im periosam ente
soluciones.
Si quisiéram os resum ir en un solo rasgo la agudeza de
los problem as que el desarrollo histórico de nuestro país ha
venido acum ulando, podríam os decir que se expresa en la
contradicción en tre la necesidad nacional de un desarrollo
rápido, de sacar al país de su atraso en un plazo h istórica­
m ente breve y las posibilidades de la o ligarquía para realizar­
lo por la vía reaccionaria m onopolista.
Las razones que fundam entan esta necesidad son, al mismo
tiem po, ob jetiv as y subjetivas.
O bjetivam ente, el nivel ya alcanzado por las fuerzas
p roductivas — pese a su insuficiencia y a su retraso — exige
un m ercado m ás am plio que, en las condiciones actuales,
no encuentra ni en el país ni en el exterior.
S ubjetivam ente, como consecuencia de todo el desarro­
llo histórico-social dentro y fuera de España, la m asa fun­
dam ental de los españoles y, en prim er lugar, los obreros y
los cam pesinos, ya no están dispuestos a co n tin u ar sopor­
tan d o las condiciones de existencia que h asta ahora han co­
nocido. E xigen un cam bio radical de su situación; acercarse
al nivel de v id a de la sociedad m oderna; term in ar con el
atraso de España.
El rasgo fundam ental de la estru ctu ra económica de E spa­
ña que sigue condicionando — hoy como ayer — todo su
desarrollo, es la existencia de la gran propiedad la tifu n d ista .
Conviene recordar las cifras oficiales del catastro ya que la
propaganda gubernam ental y m uchos de los an álisis de los
aplogistas del neocapitalism o, se esfuerzan por olvidarlas:
51, 283 terraten ien tes, el 0.86 por ciento de los propietarios,
poseen. 22,881,100 hectáreas, el 53.51 por ciento de la tie ­
rra. Menos del uno por ciento de los propietarios son_ due­
ños de m ás de la m ita d de España.
No existe un solo ejem plo de un país económ icam ente
desarrollado que presente un cuadro sem ejante de la d istri­
bución de la tierra.
Y ello no es casual. La supervivencia de una distribución
prácticam ente feudal de la tierra determ ina no sólo el atraso
120
y la le n titu d del desarrollo de la agricultura, sino que con­
diciona, lim ita y deforma todo el desarrollo económico.
El atraso de la ag ric u ltu ra es responsable de la estrechez
del m ercado in terio r y constituye una losa de plom o para el
desarrollo in d u strial. No puede ex istir una in d u stria m oderna
y co m p etitiv a sin un m ercado interior am plio, fuerte y di­
nám ico. La len ta progresión del m ercado interior español
m uestra bien a las claras la poderosa fuerza de los grilletes
que ag arro tan el crecim iento de las fuerzas productivas de
nuestro país.
No se tra ta en esta declaración de hacer un análisis de
cómo ha discurrido h asta el presente el desarrollo econó­
mico de España. N atu ralm en te que ha habido desarrollo.
Las fuerzas p roductivas son el elem ento dinám ico de la so­
ciedad y se abren paso a trancas y barrancas cualesquiera
que sean los obstáculos que dificulten su crecim iento. Pero
es preciso hacer algunas constataciones fundam entales.
El desarrollo h asta ahora logrado en España no ha aco rta­
do la d istan cia que nos separa de los países económ icam ente
desarrollados. Todo observador im parcial puede com probar
que la distancia re la tiv a en tre España y los países desarrolla­
dos del occidente de E uropa, es hoy m ayor de la que era,
digam os en 1930. Y esto sin co n tar que países como P olonia,
H ungría y R um ania nos han sobrepasado y dejado bien atrás,
gracias a la vía socialista.
E n cada escalón, en cada etapa, es preciso m edir no sólo
el cam ino que, pese a todo, ha logrado recorrerse, sino el
trecho que nos separa del nivel histórico. H oy estam os m ás
lejos del m undo de los grandes com plejos in dustriales, del
átom o, de la autom atización y de la cibernética, de lo que
estaba España del m undo de la preguerra. Si nosotros tro ta ­
mos, a nuestro alrededor, el m undo galopa.
N atu ralm en te, si sólo existiera la necesidad objetiva del
desarrollo; si el cap italism o m onopolista español tuviera que
enfrentarse con las dificultades que tiene an te sí y con sus
contradicciones in ternas en una cam pana de cristal, al m ar­
gen de las fuerzas sociales del país y desligado del m undo,
el cap ital m onopolista term in aría abriéndose cam ino, im ­
poniendo su vía de desarrollo, por lento, doloroso y penoso
que éste fuera.
Pero las cosas no suceden así en abstracto, como ciertos
tecnócratas de gabinete tienen tendencia a im aginarlas. El
m otor del desarrollo social es la lucha de clases y son las

121
fuerzas sociales que la agudización de las contradicciones
pone en m ovim iento las que, en definitiva, deciden la m ar­
cha de la h isto ria.
“ Cuba S o c ia lista ” , N 38, 1964.

Notas
terciar vi — вмешиваться
explícito adj — определенный
tácito adj — подразумеваемый, возможный
virulencia / — зд. сила, подъём
catastro т — кадастр, поземельная опись
losa de plom o — тяж елое бремя
co m p etitiv a adj — способная конкурировать
discurrir v t — протекать, проходить
a tran cas у barrancas adv — напролом
constatación f — утверждение
tro ta r vi — зд. плестись
с а т р а п а de cristal — стеклянный колпак

В. ПОСЛЕДОВАТЕЛЬНЫЙ ПЕРЕВОД С ЗАПИСЬЮ

К ак было сказано выше, этот вид перевода чрезвычайно


распространен в переводческой практике. Он очень удо­
бен для передачи содерж ания оригинала по частям или
целиком, когда текст, подлежащий переводу, не очень
большой и заранее не подготовлен автором. Текст вос­
принимается непосредственно на слух без участия техни­
ческих средств.
Подготовка переводчика к последовательному переводу
требует большой тренировки в запоминании мысли авто­
ра, в быстром переключении с одного язы ка на другой,
в быстроте условной записи опорных смысловых групп
текста и в точном и быстром воспроизведении содержания
оригинала на хорошем русском языке.
Начинать тренировку следует с прослуш ивания и за ­
писи текстов объёмом в 800— 1200 печатных знаков, со­
держащ его лиш ь несколько незнакомых слов и несложные
синтаксические конструкции. Д л я лучшего понимания тек­
ста на первых порах можно читать текст в несколько за ­
медленном темпе, особенно конец текста, когда появляется
естественное утомление и внимание рассеивается.

122
По окончании чтения текста, студентам дается минут
5 д ля полного оформления перевода (в дальнейшем это
время сокращ ается до минимума). П ри проверке перевода
особое внимание следует уделять выявлению буквального
перевода и нахождению вариантов, более соответствующих
русскому языку.
К этому виду работы следует приступать лишь после
тщательной отработки условной записи на предыдущих за ­
нятиях.
Усложнение работы над последовательным переводом
достигается увеличением объёма текста до 2000 и более
печатных знаков, включением в текст более сложных грам­
матических конструкций (осложнять работу введением
большого количества незнакомой лексики не следует), а
такж е ускорением темпа чтения текста до темпа нормаль­
ной беседы или выступления на испанском языке.
Усложнение восприятия, а следовательно и понимания
устной речи на иностранном язы ке, в этом виде работы
переводчика достигается следующими упражнениями по­
следовательного перевода с записью, о которых речь бу­
дет ниже:
Г. перевод звукозаписи с записью и
Д. радиоперевод с записью.
Примерные тексты д ля тренировки последовательного
перевода с записью:

Mensaje de Pasionaria por la muerte de Thorez

Al C om ité C entral del P a rtid o C om unista F rancés, P arís.


Q ueridos cam aradas:
E n estos m om entos en que lloram os la m uerte de nuestro
en trañable M auricio, les envío el testim onio de mi afecto,
de mi hondísim a pena y de mi fraternal solidaridad con
vuestro dolor.
H ace apenas unos m inutos que el locutor de la radio con
inocultable emoción hacía conocer la triste noticia: ¡Mau­
ricio Thorez ha m uerto...!
Es difícil hacerse a la idea, es angustioso pensar que
no verem os m ás a M auricio, que no escucharem os la voz cá­
lid a, fraterna, siem pre cordial del m ás que herm ano y ca­
m arada de lucha, que tan cerca ha estado siem pre de nuestro
pueblo y de nuestro corazón.

123
N uestro P a rtid o y la dem ocracia española pierden con
la m uerte de M auricio Thorez al gran am igo que en todo
m om ento hizo la hum anam ente posible por ayudarnos en
nuestro larg o co m b atir por la lib e rta d de España.
¡Cuánto aprendim os de M auricio, cuánto su ejem plo ha
estim ulado nuestra confianza y nuestra fe en la victo ria de
nuestro pueblo, en la victo ria de la dem ocracia de España!
El educó al P a rtid o C om unista F rancés con su coraje y
clariv id en cia, en horas de trem endas dificultades; él dio a
todos ejem plos de firm eza y de honestidad revolucionarias,
m ostrando que sólo puede ser fuerte un p artid o que se apoya
sin vacilaciones en los principios creadores del m arxism o-
leninism o.
Y él fue ju n to a sus fieles cam aradas de las horas difí­
ciles y de todos los m om entos, quien, frente a todos los ene­
migos, transform ó al P a rtid o C om unista F rancés en el gran
p artid o de la clase obrera y de la dem ocracia francesa, en el
p artid o de la un id ad, en el p artid o del hoy de lucha y del
m añana de la v icto ria de la clase obrera y de todos los de­
m ócratas franceses.
Hem os perdido al cam arada entrañable al que siem pre
queríam os en co n trar en F ran cia o donde fuera...
¡Queda su obra, y su ejem plo. Y en las pruebas duras,
difíciles, que aún nos quedan h asta recuperar nuestra P a tria
para la dem ocracia, el recuerdo fraterno, lum inoso, cordial
de M auricio, nos acom pañará com o ejem plo perm anente de
firm eza y de consecuencia revolucionarias que nada ni nadie
pudo quebrantar!
C om partiendo con el alm a el duelo del P a rtid o C om unista
y de la clase obrera francesa, queda vuestra,
Dolores Ibárruri
“H oy”, 1964.

Rubén Ruiz Ibárruri


En la heroica defensa de L eningrado p articipó el Komso­
mol R ubén R uiz Ib árru ri, hijo de D olores Ib árru ri. R ubén
inició la cam paña en el verano de 1941, en el río Beresiná,
con el grado de ten iente. M andaba una com pañía de am etra­
llad o ras del 175 regim iento de la P rim era D ivisión M oto­
rizada. El G obierno soviético le condecoró con la Orden de
la B andera R oja, en ju lio de 1941, por el coraje dem ostrado
124
en los com bates sostenidos en la zona de la ciudad de Bo-
rísovo.
R esultó herido de gravedad y durante largo tiem po per­
m aneció en el h o sp ital. C onvaleciente, pidió reiteradam ente
ser destinado al frente de S talingrado (ahora Volgogrado)
donde, en el verano de 1942, se sostenían encarnizados com ­
b ates co n tra los invasores fascistas. Al m ando de una com ­
pañía de am etrallad o ras del b atalló n de estudio, de la 35
B rigada de la G uardia, que operaba en aquel frente, el joven
español derrochó v a len tía y arrojo. El 23 de agosto de 1942,
en cruento com bate, R ubén R uiz Ib árru ri cayó como un
héroe. El P residium del Soviet Suprem o de la URSS, por dec­
reto de 23 de agosto de 1956, otorgó a R ubén R uiz Ibárruri
el títu lo postum o de H éroe de la U nión Soviética, por el
ejem plar cu m plim iento de la s m isiones com bativas del m an­
do.
En la resolución se decía: “D ías antes de la m uerte de
R ubén, los tanques enemigos se in filtraro n hacia el apeadero
564, que llev a a la estación de K otluban. La tom a de esta
estación por los nazis am enazaba co rtar las com unicaciones
con S talingrado. E n esa situación, el golpe principal de los
tanques y de la infantería m otorizada alem ana cayó sobre la
com pañía de am etrallad o ras al m ando del ten ien te m ayor
de la G u ardia, cam arada R ubén R uiz Ib árru ri. Las valientes
acciones de los alum nos del b atalló n de estudio y en p a rti­
cu lar el potente fuego de la com pañía de am etralladoras
organizada por Ib árru ri, quebró el avance enemigo, y las
unidades fascistas no pudieron llegar a la estación de K o t­
lu b an . O perando luego en dirección al caserío de V lásovka,
la com pañía de am etralladoras del b atalló n de estudio, alen­
tad a por el ejem plo del cam arada Ib árru ri dio pruebas de
ex trao rd in ario heroísm o an iquilando las tropas y la técnica
del enemigo. La com pañía de am etralladoras del cam arada
R ubén R uiz Ib árru ri, diezmó con su fuego a las unidades
avanzadas del enemigo, que se retiró lleno de pánico, ab an ­
donando gran ca n tid a d de arm am ento y dejando en el te ­
rreno m ás de cien soldados y oficiales m uertos. En este com ­
bate, el ten ien te m ayor R ubén R uiz Ib árru ri, cayó m o rta l­
m ente herido. El caserío de V lásovka fue ocupado por
nuestras tro p as”.
— E sta es la elevada apreciación del valor de tu hijo y
de la un id ad de la G uardia que m andaba, dada por la J e fa ­
tu ra M ilitar del F rente, decía la carta recibida por la P asio­
125
n aria. — Q ue esto te sirva, querida am iga y cam arada Do­
lores Ib á rru ri, de consuelo m oral para soportar la gran pérdida
que has sufrido. Ni España ni nuestro país olv id arán el nom ­
bre de tu glorioso hijo.
“B ohem ia”, 1964

Notas
apeadero m — полустанок
caserío m — поселок, деревня, хутор
diezm ar v t — наносить большой урон

Los puertorriqueños estorban en su isla

P or González Bermejo
El P entágono tuvo que dar recientem ente un espectacu­
la r paso a trá s an te un m odesto “C om ité para la Defensa de
V ieques”, una isla de P u erto Rico ocupada en sus tres cuar­
tas partes por instalaciones m ilitares de la m arina nor­
team ericana.
K enneth B eliu, Secretario A u x iliar del D epartam ento de
M arina de los E stados Unidos fue com isionado para a d m itir
an te A ntonio R ivera R odríguez, alcalde de V ieques y presi­
dente del co m ité de relación que se traslad ó a W áshington,
que no se h arán nuevas “expropiaciones” de tierras en la
isla.
A unque el funcionario norteam ericano pretendió que “el
escándolo no fue m ás que una to rm en ta en un vaso de a g u a ”,
un día an tes el “New York W orld T elegram ” reconocía que
frente al in ten to expansionista norteam ericano, “los puerto­
rriqueños han reaccionado opiniéndose vigorosam ente”.
E s difícil que pueda encontrarse justificación m ayor a
la indignación po pular que este ejem plo perfecto de rap a­
cidad im p erialista incontrolada. P ara prácticas de desem­
barco bajo fuego, de la Infantería de M arina, los E stados
U nidos tienen ocupado el 76 por ciento del territo rio de la
isla, es decir 102 kilóm etros cuadrados del to tal de 133.45
de superficie.
No conform e con esto, de los 31 km s. cuadrados que
restan, el P entágono pensaba apropiarse unos 19,6, dejando
para ser hab itad o s y destinados a la ag ricu ltu ra sólo 11,4
126
km s. cuadrados. E n esa reducida extensión, debían ub i­
carse los 7 mil 210 pobladores de la isla, es decir a razón
de 632 por km . cuadrado, con una densidad de población
tre in ta veces m ayor que la que hay en el propio E stados
U nidos, donde en un kilóm etro cuadrado sólo viven 20 per­
sonas.
L a situación de Vieques no es m ás que una m uestra agu­
dizada de lo que ocurre en el resto de P u erto Rico, coloni­
zada por E stados U nidos en 1898 y que, sobre todo desde el
principio de la segunda guerra m undial, sufre una notable
proliferación de instalaciones m ilitares norteam ericanas. E n ­
tre m uchas o tras bases agresivas, la Base R am ey, en Agua-
d illa, alm acén de bom bas atóm icas e inm enso hangar de su-
perbom barderos y la ram pa de lanzam iento de proyectiles
teled irig id o s de R oosevelt R oads, convierten a la isla en un
blanco fatal de cu alq u ier eventual guerra term onuclear.
Sólo que en Vieques la p o lítica expansionista norteam eri­
cana conduce directam ente a arrojar a los puertorriqueños
al m ar.
Un coronel de la In fan tería de M arina confesó hace unos
años que ellos creían que “a la postre todos los civiles te n ­
drán que ab an d o n ar la isla de V ieques”. Ya se tuvieron que
ir once mil fam ilias cuando se com enzaron a construir las
instalaciones de la isla; las que quedaron viven en un enra­
recido clim a bélico, bajo “restricciones de g u erra” que l i ­
m itan sus m ovim ientos y viendo cómo los norteam ericanos
ocupan las mejores tie rra s y las m antienen im producti­
vas.
H asta el periodista Rafael Santiago Sosa, del periódico
co lo n ialista “El M undo” de San Ju a n , tu v o que escribir
como balance de u na reciente v isita a la isla: “Si usted le
pregunta a un viequense el origen de todos los m ales que
afectan la vida, el bienestar y la econom ía de Vieques, in­
m ed iatam ente le echa el peso de toda la responsabilidad a
la m arin a de E stados U nidos”.
El repudio com bativo que despertó entre los viequenses
y el resto de los puertorriqueños el nuevo in ten to expansio­
n ista del P entágono contuvo la m edida “e x p ro p ia to ria” que
ya estaba aprobada oficialm ente; pero cabe esperar que cu an ­
do am aine la borrasca popular los E stados U nidos insistan
en consum ar el despojo. P or algo, el líd er independentista
A lbizu Campos ha escrito: “en Vieques el gobierno de E sta ­
dos Unidos llev a a cabo la vivisección de nuestra nación. La
127
sociedad de V ieques va m uriendo, -extinguiéndose an te el
ataq u e frío, deliberado, del gobierno de E stados U nidos”.
“ B ohem ia”, 1964.

Notas
ubicarse vr — располагаться, размещаться
proliferación / — зд. увеличение, рост
am ainar — стихать (о буре)
vivisección / — вивисекция, рассечение живого организма

Fundadores de Nuestra América

P or Salvador Bueno

El libertador Simón Bolívar

“L ib erta d o r” llam ab an a este hom bre las repúblicas am e­


ricanas, unos cuantos m illones de hom bres y m ujeres de nue­
stra Am érica. L ibertador de cinco países, verdadero paladín
de la independencia suram ericana, hom bre de acción y pen­
sam iento, jefe in d iscutible de una m agna em presa histórica
que sacudió al m undo, resquebrajó al im perio español y
varió el curso de la h isto ria am ericana. Tal fue este Simón
B olívar, el caraqueño, aquel que desalentado y solitario
pronunció al final de su vida las p alab ras terribles: “Hemos
arado en el m a r.” Venezuela, su p atria , lo ofreció a toda la
A m érica, y nu estra A m érica le otorga prim erísim o lugar
en tre sus hom bres magnos.
E n la colonial Caracas, al pie del A vila, m ontaña que se
lev an ta al lad o de la cap ital venezolana como un centinela
perpetuo, nació en 1783 el futuro lib ertad o r, hijo de una
an tig u a fam ilia española largo tiem po afincada en las tie ­
rras nuevas de Am érica. C uando nació el 24 de ju lio de ese
año, nadie de su fam ilia podía sospechar que aquel niño
iba a q u eb ran tar el poderío español en el nuevo hemisferio.
Su padre m urió cuando ten ía el pequeño apenas tres años,
y su educación estuvo desde entonces a cargo de Miguel Jo sé
Sanz, ilustre jurisconsulto caraqueño. Más tard e ten d ría un
128
m entor m ás de acuerdo con las ideas que germ inaban en aquel
cerebro, y con su tem peram ento libre y rebelde. Fue su
m aestro, verdadero m aestro, no el com edido A ndrés Bello, de
norm as severas de precisas fronteras, sino un hom bre e x tra ­
vagante, raro, que respondía al nom bre de Sim ón R odríguez,
algo filósofo, m aestro am b u lan te, adm irador ferviente de
J u a n Jacobo Rousseau y de las ideas m ás avanzadas del siglo
X V III.
Ambos, el m aestro y el discípulo, em prendieron largas
cam in atas y excurciones, por toda V enezuela. M ientras S i­
món R odríguez inculcaba al joven aquellas ideas de reden­
ción hum ana, de em ancipación y de liberalism o, el hijo de
la fam ilia B olívar ingresaba en el ejército español y llegaba
a ocupar el cargo de alférez. P ero aquellas enseñanzas de R o ­
dríguez no se alejarían de su pensam iento. Le seguirían
sacudiendo, hincando, im pulsándolo en form a audaz en busca
de lo nuevo.
E l 19 de enero de 1799 este joven caraqueño, m oreno,
espigado, nervioso, em barca hacia España. A llí gozó de la
m ediocridad ostentosa y fatua de la corte del rey Carlos IV,
tan bien reflejada en los cuadros m agistrales de Francisco
de Goya. E ra enam oradizo el caraqueño y ya corrían rum ores
de sus andanzas g alan tes por el M adrid de la época. Lo cier­
to es que, no teniendo aún 19 años, casó con su prim a, Teresa
de Toro, de la que pronto enviudó. La corta tem porada que
la joven pareja vivió en C aracas, y en la hacienda de B olívar,
fue co rtad a dram áticam ente por la m uerte de la esposa.
“Desde ahora h an term inado m is placeres” dicen que afirm ó
B olívar.
V olvió a M adrid, a co rtejar a linajudas dam as, pero ta m ­
bién a conspirar por “la A m érica”. Los am oríos no le hacían
olv id ar o tra faena trascendental que ya hervía en su ánim o.
V isitó a F ran cia, bajo el im perio napoleónico, se trasladó
a Ita lia . A llí, ju n to a su viejo m aestro Sim ón R odríguez, se
interesó por to d as las bellezas de la C iudad E tern a. Un día,
famoso ya en n uestra h isto ria de A m érica, ascendieron am bos
a la cum bre del M onte Sacro. E n aquella escenografía rom án­
tica, Sim ón B olívar alzó su brazo an te su com pañero, y con
voz sonora, en que p a lp ita b a un trém u lo lírico, pronunció
estas palabras: “Te juro, R odríguez, que no descansaré hasta
que h aya librado a mi p a tria del yugo español”.
E ra el año de 1805. Desde este m om ento está al servicio
de la em ancipación am ericana. Ya tiene un precursor, F ran ­
9 -2263 129
cisco de M iranda. B olívar va a co n tin u ar su obra. La Decla­
ración de Independencia en 1810 no era sino el paso preli­
m inar. B o lív ar pone toda su inteligencia, su sagacidad y su
tesón en la em presa de salv ar una causa aparentem ente per­
dida. Inicia la lucha trem enda en los llanos venezolanos. La
reacción realista, española, parecía que destrozaba todo in­
ten to de lib ertad . B olívar fue capturado, se le envió a la isla
de C urazao, pero regresó de nuevo para m antener la lucha
co n tra el opresor. El 15 de junio de 1813 vuelve a e n tra r en
C aracas, de la cual h abía salido m ás por la fuerza de la n a tu ­
raleza que por el ím petu vencedor del ejército español.
P ero to d av ía no está en el cam ino del triunfo. Tiene de
nuevo que h u ir de Venezuela frente a los triunfos realistas.
Se refugia en Jam aic a, donde recobra fuerzas y organiza las
futuras cam pañas. Da a conocer la famosa “C arta de J a m a ic a ”
donde explica sus ideales políticos e institucionales. A fines
de 1816 B o lív ar vuelve a desem barcar en la G uayana vene­
zolana; su v o lu n tad no se ha doblegado no o b stan te los an ­
teriores desastres. Los triunfos y los fracasos se altern an en su
carrera. P ero la experiencia le prepara y facilita vías de
superación.

II
D espués del terrib le año de 1816, B olívar consigue m an­
tener la lucha persistente, tenaz, co n tra las tropas españolas.
Convoca al Congreso de A ngostura, y, al fin, en febrero de
1819, nace la R epública venezolana. Pero el enem igo no está
vencido. A los m uchos acontecim ientos m ilitares a los cuales
no nos hemos podido referir, suceden algunas v icto rias de
im portancia. E n B oyacá triu n fa el ejército lib ertad o r, y
penetra en B ogotá. A fines de 1820 hay un corto arm isticio
en tre B olívar y el general español M orillo. Cuando se reanu­
dan las operaciones, el L ebertador vence en la b a ta lla de
C arabobo, en ju n io de 1821.
La independencia am ericana no podía reducirse a la
lib ertad de un solo territo rio . P o r eso B olívar inicia la m archa
hacia el sur. Lía pasado desde lo que hoy es Venezuela y Co­
lo m b ia — La G ran Colom bia — y de ahí a lo que es hoy
E cuador. E l L ib ertador penetra en Q uito, sigue sus triunfos
en G uayaquil. Ya está com pletando su itin erario histórico.
Es el lib ertad o r de v arias naciones, el creador de B olivia
en 1825.
130
E l L ib ertad o r es ya personaje de leyenda, núcleo de toda
una em presa histórica, em ancipador de las colonias españo­
las. Tiene que defender sus cam pañas, ta n to de sus enemigos
españoles, como de sus am biciosos am igos criollos. Las in­
surrecciones y guerras civiles le siegan el esfuerzo sobrehu­
m ano de constructor. Uno de los m ejores intento s para coor­
d inar todos los empeños en pro de la independencia fue la
en trev ista realizada entre B olívar, el lib ertad o r del norte,
y Jo sé de San M artín, el lib ertad o r del sur, en G uayaquil.
Pero los resultados no fueron los deseados. C ada uno siguió
su cam paña in d iv id u alm ente. B olívar en fren taría de inm e­
diato terrib les contratiem pos.
P o r m ayo de 1824 la revolución am ericana se veía asedia­
da por todas partes, y las derrotas se sucedían. A m ediados
de ese año, después que B olívar ha reorganizado sus fuerzas,
se produce el seis de agosto de ese año u n a gran v icto ria, la
v icto ria de J u n ín , y el ocho de diciem bre, el inm enso de
Ayacucho. E n este com bate habían particip ad o hom bres de
toda la A m érica, unidos por un m ism o ideal de lib ertad .
E n tre 1825 y 1826 se consum aba la to ta l em ancipación de
la A m érica del S ur del yugo opresor del caduco im perio es­
pañol.
C laro que no todo estaba resuelto. E n cada región los
caudillos se declaraban dictadores, la guerra civil la tía en
distin to s territo rio s, h ab ía un afán por fragm entar el antiguo
im perio en A m érica. B olívar ten ía el sentim iento de la to tal
u n id ad am ericana. De ahí que, antes de retirarse del P erú,
después de las ú ltim as victorias decisivas, prepara el gran
Congreso de P an am á, que se frustró casi en sus inicios en
buena m edida por las m aniobras im pulsadas por los E stados
Unidos. No es posible describir aquí los sucesivos m alogros
y fracasos que sufrió el L ibertador d u ran te estos años. Su
sueño de la G ran Colom bia se desvanecía.
S o litario , abandonado, íntim am ente desolado, Sim ón Bo­
lív ar in ten ta retirarse de la acción pública. Jóvenes caudillos
se disp u tan el m ando de las naciones por él creadas. E m barca
hacia Ja m aic a en un v o lu n tario destierro definitivo. P ero su
grave estado de salud le obliga a perm anecer en S anta M aría
en la costa del Caribe. A llí, al cuidado de un viejo español,
m uere el grande hom bre el 17 de diciem bre de 1830. Tenía
solam ente cu aren ta y siete años.
Todos recordam os las palabras de Jo sé M artí, en aquellas
páginas de “La E d ad de O ro”: “C uentan que un viajero llegó
131
un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirse el polvo del
cam ino, no preguntó dónde se com ía ni se dorm ía, sino cómo
se iba a donde estaba la estatu a de B olívar. Y cuentan que el
viajero, sólo con los árboles altos y olorosos de la plaza,
llo rab a frente a la estatu a, que parecía que se m ovía, como
un padre cuando se le acerca un hijo. El viajero hizo bien,
porque todos los am ericanos deben querer a B olívar como a
un padre. A B olívar, y a todos los que pelearon como él
porque la A m érica fuese del hom bre am ericano” .
¿Qué decir del carácter de este hom bre? E ra im petuoso,
arrojado, rom ántico a c a rta cabal. Tenía energías e x tra o rd i­
narias. Se le ha acusado de tener tendencias dictatoriales.
T odas la s repúblicas am ericanas que salieron de sus m anos
iniciaban un len to pero seguro cam ino hacia la lib e rta d . La
enorm e em presa por em ancipar a A m érica tuvo en él un de­
cidido luchador, y a pesar de obstáculos, incom presiones,
envidias y fracasos, los pueblos am ericanos iniciaron bajo
su m ando el largo sendero de u n a cam paña que no h a term i­
nado aún. Todos le llam am os E l Libertador y hoy le rinde
trib u to todo un continente.
“B ohem ia” N 35, 1963.

Notas

resquebrajar v t — раскалы вать


caraqueño adj — de Caracas
afincado adj — зд. проживающий, осевший
m entor m — наставник
inculcar v t —- внуш ать
redención / — освобождение
espigado adj — рослый, вытянувш ийся
m ediocridad / — посредственность
lin aju d o adj — знатного происхождения
co n tratiem p o m — неудача
a ca rta cabal adv — по настоящему, полностью

Г. ПЕРЕВОД ЗВУКОЗАПИСИ С ЗАПИСЬЮ

Этот вид работы отличается от предыдущего лиш ь тем,


что текст, записанный на магнитофонную ленту, воспроиз­
водится через громкоговоритель, а студенты долж ны делать
условную запись оригинала, не видя говорящего, что з а ­
132
трудняет как восприятие, так и понимание устной иностран­
ной речи.
Н а первых занятиях текст, наговоренный преподавате­
лем, следует воспроизводить 2 — 3 раза, в дальнейшем
текст дается в одноразовом воспроизведении. Н а последних
занятиях студентам предлагается текст, наговоренный ино­
странцами, со всеми особенностями испанского язы ка как
в Испании, так и в Л атинской Америке.
Разбор перевода происходит так же, как и на преды­
дущих занятиях.
Примерные тексты д л я перевода звукозаписи с записью:

El canal у la “ Yunai” vs. Panamá

P or Joaquín Valdés Rodríguez


La econom ía panam eña está contam inada por dos epide­
m ias norteam ericanas: el canal de P an am á — y su zona —
y la “U nited F r u it” que, disfrazada bajo el rótulo de “Shiri-
qui Land С о .”, ex p lota la s tierras m ás fértiles del istm o.
La h isto ria del canal es la historia de uno de los des­
pojos m ás infam es registrado en los anales de la p irate ría
moderna.
P a ra hacerse una idea de los benificios que ha represen­
tado el canal a los E stados U nidos de N orteam érica, basta
recordar que solam ente em pleó unos 380 m illones de dólares
para su construcción, fin alizad a en 1915, habiendo obtenido
desde esa fecha la fabulosa cifra de 2,361,540,000 m illones
de dólares.
Sin em bargo, P an am á solam ente ha recibido veinte m illo ­
nes de dólares por concepto de im puestos. A nualm ente, el
gobierno de la pequeña república percibe alrededor de un
m illón novecientos tre in ta m il dólares por p arte de la adm i­
nistración del Canal.
El Canal posee una lo n g itu d de 80.5 km ., y m ensualm ente
sirve de trán sito a cu atro m il buques de diversos países. Sin
tom ar en consideración las áreas de m ar te rrito ria l, cuenta
con una extensión de 1,432 km 2.
Desde am bos lados de sus riberas, la jurisdicción del
canal se prolonga a lo largo de cinco m illas.
E n el subsuelo de la región hay grandes yacim ientos
petrolíferos inexplotados y m inas de m anganeso que, como
es n a tu ra l, está en poder de Е Е . UU.

133
Dos entes diferentes en la forma e idénticas en los fines
controlan sus actividades. Las actividades del canal son
realizadas por la llam ad a “Com pañía O peradora del C a n a l”.
O tra cosa es la “Zona del C a n a l”. E sta cuenta con un
gobierno civil y otro m ilita r, que ejerce m ando no sólo sobre
las tro p as del can al, sino tam b ién de todos los destacam entos
y bases m ilitares existentes en el resto de P an am á y del Mar
C aribe.
E n la “z o n a ” funcionan 39 “com panies” yanquis con un
activo de 80,780,000 dólares.
Ese pedazo de dignidad nacional arrebatado a principios
de siglo por la s oligarquías norteam ericanas, es escenario
co n stan te de la m ás descarnada discrim inación. Los tra b a ja ­
dores panam eños, canaleras, lo saben m uy bien.
La discrim inación se hace efectiva en lo que respecta
a la raza y a las condiciones laborales.
Los doce m il trab ajad o res panam eños de la “zona” reci­
ben 22 m illones de dólares anuales de salarios, m ientras los
cu atro mil norteam ericanos llev an a sus bolsillos alrededor
de 25 m illones.
El prom edio salarial de un obrero norteam ericano, según
las estadísticas, es de 6.250 dólares al año, pero el de un
n ativ o apenas lleg a a 1.833 dólares en el m ism o período.
Casi la to ta lid a d de las actividades com erciales e in­
du striales que tienen lu g ar dentro de la “z o n a ” están con­
tro lad as por el gobierno de Е Е . U U ., aunque los estableci­
m ientos de m enor im portancia — puestos de frutas, por ejem ­
plo — son propiedad de ciudadanos panameños.
H ace poco tiem po, el gobierno panam eño concedió exen­
ción de im puestos a todos los m ateriales destinados a la con­
strucción del canal y ese decreto dio vías ab iertas a los in te­
reses de USA para ahorrarse varios m illones de dólares por
ese concepto.
A pesar de todas esas v entajas, E E .U U . pretende con­
stru ir un nuevo canal en P an am á — esta vez en la provincia
de D arién — por estim ar que el actual es “o bsoleto”.
El canal construido en 1915 está com enzado a envejecer.
P rácticam en te es im posible que los grandes portaviones de
la arm ada estadounidense puedan tra n s ita r por su cauce.
O tras de la s dificultades que encuentran hoy es la le n ti­
tu d que im pone sus sistem as de esclusas y el núm ero elevado
de obreros que tra b a ja n en la jurisdicción canalera.
El nuevo canal a nivel, consideran los yanquis, utilizando
134
los m edios técnicos de nuestros tiem pos, em plearía solam ente
a unos mil obreros. El ahorro es evidente.
Ese canal se realizaría en una zona rica en yacim ientos
petrolíferos inexplotados y reservas de piedras preciosas.
P a ra llev ar a cabo la proyectada obra se escogió a la
provincia de D arién por b rin d ar m ejores ventajas geográficas,
y el uso de energía atóm ica. Así USA m ata dos pájaros de un
tiro : se ah o rraría u na considerable ca n tid a d de dólares y
llev aría a cabo u n a serie de experim entos nucleares en te rri­
torio ajeno.
Las inversiones norteam ericanas en P anam á son incalcu­
lables. P o r ejem plo, la “U n ite d ”, según propia confesión con­
tro la 15,360,000 hectáreas de fértil tie rra en las provincias
de C hiriqui y Bocas del Toro, dedicadas al cu ltiv o del banano,
abacá y cacao.
C ontrola asim ism o infinidad de em presas in dustriales,
puertos y el ferrocarril de Colón a C iudad de P anam á.
Dos de los cu atro bancos que operan en el país — Chase
M an h attan B ank y el N ational C ity B ank of New Y ork —
son norteam ericanos.
Los m onopolios “E sso” y “Texaco”, y la em presa “Unión
O il”, tienen en sus m anos la explotación petrolífera.
El m anganeso es explotado por una com pañía de USA,
la “R osario M innings С о .”
Se calcu la que en estos m om entos la población activ a
económ icam ente de P an am á es de 300,000 personas, incluyen­
do a las m asas de desocupadas o em pleadas tem p o ral­
m ente.
Inform aciones de ú ltim a m ano revelan que el sesenta por
ciento de la población vive en zonas rurales y que el 55 por
ciento de la población ac tiv a se dedica a las actividades
agrícolas.
El 58 por ciento de los trabajadores panam eños recibe un
salario m ensual prom edio de 75 balboas (dólar) y un procen-
taje igual de m ujeres obtienen sólo 50 balboas al mes.
Como es de esperarse, esta situación se refleja en todos
los aspectos de la v ida nacional, prin cip alm en te en la v iv ien ­
da, la m ayoría de las cuales tienen pisos de tierra y paredes
de barro, techos de paja y carecen de agua potable y de ser­
vicios sanitarios.
F ren te a ese cuadro de m iseria, la s fuerzas populares,
m antienen una a c titu d de dignidad nacional.
P an am á, entién d ase su pueblo, exige nacionalizar el ca­
135
nal y su “zo n a” negra, así como los enorm es latifu n d io s
de la “Y u n a i”.
La A m érica L atin a lo espera, pues los vientos que hoy
soplan sobre este co ntinente subdesarrollado y oprim ido están
indicando un destino mejor.

“B ohem ia” N 35, 1963.

Notas
obsoleto adj — устаревший
abacá / — м анильская конопля

Puerto Rico

P or Carlos P adilla
P u erto Rico, una de las prim eras víctim as de la rapa­
cidad norteam ericana en A m érica L atin a, ha perm anecido
bajo el dom inio p o lítico, económico y m ilita r de los E stados
U nidos d u ran te los últim os 65 años.
Ese largo período, caracterizado por la em bestida im ­
p eria lista co n tra la econom ía y fundam entos de la naciona­
lid a d puertorriqueña, el despotism o soberbio de los invasores,
el genuflexo servilism o de la cipayería crio lla y la lucha
incesante de los p atrio tas por alcanzar la independencia,
ha revelado la en traña crim inal del im perialism o norteam eri­
cano.
Todos los resortes de la ac tiv id ad puertorriqueña están
bajo el control de los E stados Unidos. El Congreso norteam e­
ricano, a despecho de la leg islatu ra insular, ejerce un férreo
dom inio sobre P u erto Rico. R elaciones E xteriores, fuerzas
arm adas, com ercio, finanzas, educación, com unicaciones,
etc., son asuntos reservados exclusivam ente a los E stados
Unidos.
La propaganda oficial norteam ericana, colocada en si­
tuación em barazosa, destina cuantiosos recursos a esconder
la realid ad p u ertorriqueña an te el m undo, p artic u la rm en te
a n te los pueblos de A m érica L atin a, identificados con sus
herm anos de P u erto Rico.
La lucha heroica de los p a trio ta s puertorriqueños, sim ­
bolizados en la figura egregia de P edro A lbizu Campos, in tra n ­
136
sigente y fiero en la am or a su pueblo, h a frustrado afo rtu ­
nadam ente los planes de dom inio de los E stados U nidos sobre
P u erto Rico. Un pueblo altiv o frente a un im perio prepotente.
Lucha desigual que se resuelve en favor de los pueblos h a­
cedores de la historia.
Los acontecim ientos dem uestran que la aspiración supre­
m a de los im p erialistas norteam ericanos respecto a P u erto
Rico, es la anexión defin itiv a como estado de la U nión.
Todos los esfuerzos del gobierno norteam ericano han sido
orientados hacia sem ejante finalidad. Se prepara esa anexión
para lle v a rla a cabo en el m om ento en que históricam ente
pueda ser posible, cuando el sentim iento de puertorriqueñei-
dad h aya sido an iq u ilado por los genocidas invasores.
El gobierno de los E stados Unidos, arrinconado por el
creciente m ovim iento antico lo n ial, no sólo no ha podido lle ­
var a cabo sus planes de absorción, sino que com ienza a
dar m uestra de desesperación frente a la fuerza y em puje de
la causa puertorriqueña. No otra cosa significa que después
de h aber sostenido que su castrado “E stado L ibre A sociado”
hab ía resuelto d efin itivam ente el destino de P u erto Rico,
ahora tenga que decir, por boca de su títe re Luis Muñoz
M arín, que aquél es un régim en colonial.
Tres grandes fuerzas confluyen para obligar a los E s­
tados U nidos a detener sus planes anexionistas sobre P uerto
Rico: la lu ch a incesante de los p atrio tas puertorriqueños,
lib rad a como dentro de una gigantesca cam pana de m adera,
silenciada por las agencias im perialistas; la existencia del
poderoso cam po socialista, cuya le a lta d a los principios del
internacionalism o p ro letario es incuestionable, y finalm ente,
la presencia en la O rganización de las N aciones U nidas de
países que sufrieron en carne propia la explotación colonial
de los im perialistas.
El “E stado L ibre A sociado”, inventado por E stados U ni­
dos con la fin alid ad de sustraer del seno de la ONU la discu­
sión del problem a colonial de P u erto Rico, y en el orden in ­
terno para ap a ren tar la solución definitiva del m ism o, ha
fracasado rotu n d am en te. La propaganda oficial ya no logra
encubrir la realid ad colonial puertorriqueña.
¿Cómo puede llam arse un régim en cuyos destinos residen
en un congreso, un ejecutivo y un trib u n al superior e x tra n ­
jero? Ese es el caso del “E stado Libre A sociado”. La ju v en ­
tu d p u ertorriqueña tien e que servir obligatoriam ente en las
fuerzas arm adas de los E stados Unidos; el D epartam ente de
137
A g ricu ltu ra norteam ericano fija la cantidad de azúcar que
P u erto R ico puede producir, así como la que puede refi-
n a r para el consum o interno, pues ese m ism o congreso ex tra n ­
jero prohibe a P u erto R ico la exportación de azúcar refi­
nada.
P u erto Rico no puede com erciar directam ente si no con
E stados U nidos, en cuyos barcos m ercantes está obligado a
tran sp o rta r sus m ercaderías im portadas o exportadas. Los
consum idores puertorriqueños pagan una elevada subven­
ción a la m arin a m ercante norteam ericana, cuyos fletes son
los m ás caros del m undo. P o r cada tonelada de m ercadería
tran sp o rta d a a la isla, la m arina m ercante de los Estados
U nidos cobra tre in ta dólares, m ás un recargo adicional de
4 dólares por to n elada.
Las aduanas de P u erto Rico están bajo el control directo
de los E stados U nidos, y m ientras la s m ercaderías norteam e­
ricanas que ingresan a la isla no pagan trib u to , el m ás im por­
ta n te producto de exportación de la in d u stria puertorriqueña
después del azúcar, el ron, es gravado con un fuerte im puesto
en los E stados Unidos.
El dólar norteam ericano es la única m oneda de circu la­
ción legal desde que poco después de la invasión el régim en
m ilita r establecido dispuso sim ultáneam ente la devaluación
en 40 por ciento y canje de la m oneda puertorriqueña.
E sta situación de dom inio colonial sobre P u erto Rico es
agravada por la presencia en territo rio puertorriqueño de
grandes bases navales, aéreas y m ilitares, incluyendo gigan­
tescas instalaciones atóm icas, cuya existencia pone en grave
peligro la seguridad de la isla.
Desde esas bases los E stados U nidos han lanzado agre­
siones sobre p aíseslatin o am erican o s, la m ás reciente realizada
co ntra Cuba. E n la isla de Vieques, p arte integrante del
territo rio nacional puertorriqueño, los im perialistas n o rte­
am ericanos ad iestraron contingentes de m ercenarios que la n ­
zaron posteriorm ente en la invasión de P la y a Girón.
Los m onopolios norteam ericanos acaparan las mejores
tierras de P u erto Rico. Leyes especiales para legal izar sem ejan­
te dom inio sobre la tie rra por m onopolistas ab sentistas
han sido em itid as recientem ente en beneficio de esos consor­
cios.
Las exportaciones norteam ericanas a P u erto Rico sobre­
pasan los 950 m illones de dólares anuales, lo que convierte
al país, forzado por el m onopolio im puesto por el Congreso
138
de los E stados U nidos, en el segundo clien te norteam ericano
en el hem isferio (después de C anadá que ocupa el prim er
lugar) y el qu in to en el m undo.
El m ercado de P u erto Rico, está colocado directam ente
detrás de países como In g laterra, A lem ania O ccidental, Ca­
n adá y Jap ó n , lo que ofrece u n a idea de la m agnitud de la
explotación a que está som etido el pequeño país.
El régim en colonial de E stados U nidos en P u erto Rico
descansa sobre un sistem a policíaco y represivo que no per­
m ite o tra m anifestación que las de los anexionistas y colo­
n ialistas. Los independentistas son perseguidos, encarcelados,
desterrados a prisiones en los E stados U nidos y asesinados
en sus propios hogares.
P ara el que se opone a la explotación colonial y defiende
el derecho de P u erto R ico a la independencia no hay trab ajo ,
pues los agentes de los diversos organism os de represión v isi­
tan al p atró n del in d ependentista y exigen que sea dejado sin
empleo. Cuando el patrón se niega por algún m otivo p a rti­
cu lar, es som etido a toda clase de hostigam iento guberna­
m ental h asta que se ve obligado a ceder.
La situación económica del país em peora de año en año.
El hecho de que en 1947 ganaran el sustento 222 mil personas
en trab ajo s agrícolas, m ien tras el año pasado esa cifra se había
reducido a 139 m il, es suficientem ente elocuente. Al propio
tiem po, en 1950 p o rc a d a mil h ab itan tes h ab ía 270 trab ajan d o
y el año pasado descendió a 238.
Como resu ltad o de esa situación m ás de 40 mil p u erto rri­
queños em igran an ualm ente a los E stados U nidos, donde
se hacinan en barrios m iserables y se em plean en las labores
más hum ildes y peor rem uneradas, objeto de la discrim ina­
ción racial.
M ientras, los m onopolios se van adueñando lite ralm en te
de to d a la vida económica puertorriqueña. R esultado de esa
penetración en gran escala es que m ás de un 80 por ciento del
cap ital in v ertid o pertenece a esos m onopolios, m ientras menos
del 20 por ciento es de ca p ita lista s puertorriqueños.
El gobierno facilita esa penetración lib ran d o a esos m ono­
polios norteam ericanos de toda clase de im puesto, sum inistrán­
dole cap itales y m aquinarias así como m ano de obra ca lifi­
cada b arata.
“ B ohem ia” N 35, 1963.

139
Notas

genuflexo adj — коленопреклоненный


cipayería / — зд. наймиты
castrado a d j — зд. урезанны й, выхолощенный

Clementina В. de Bassols
(México)
Congreso M undial de M ujeres, ju n io , 1963.

La delegación de M éxico saluda por mi conducto a este


m agno Congreso M undial de M ujeres, reunido en la capital
de la U nión S o viética y le desea el m ayor de los éxitos. S alu ­
do igualm ente, a la Federación D em ocrática Internacional
de M ujeres, bajo cuyos auspicios e in telig en te dirección, pudo
efectuarse este Congreso, y da un voto de adm iración y reco­
nocim iento a la cosm onauta V a le n tin a Tereshkova, que ha
confirm ado plenam ente, volando por el cosmos, que la igul-
dad de la m ujer y el hom bre, no es un m ito sino una realidad.
Venim os desde nuestro lejano país con el ánim o de in­
tercam b iar ideas y experiencias con todas ustedes, deseosas
como estam os de recibir enseñanzas que puedan ser de u tili­
dad para nuestro trab a jo en M éxico y tam b ién , con no m enor
interés, dem ostrar en el curso de las labores en el Congreso
los aspectos peculiares del m edio social-económ ico en que
nos toca ac tu a r y las realizaciones alcanzadas h asta hoy. El
Congreso M undial de M ujeres de Moscú reviste m ayor im por­
tan cia en el actual m om ento histórico, cuando el aislam iento
en que d u ran te siglos vivieron m uchos pueblos del m undo —
en tre ellos el de M éxico — se ha roto y las naciones requie­
ren cada vez m ás estrecham ente del conocim iento m utuo, de
la so lid arid ad y la cooperación internacionales. Acabó ya
la época en que la suerte de un pueblo no im portaba al resto
de la hum anidad: hoy es la etap a de la interdependencia, de la
creciente unión en tre las naciones, cuando el destino de un
p aís aislad o o de un co n tin en te interesa a todos los co n ti­
nentes y a todos los dem ás países, en que debido a la crea­
ción de los m edios de an iq u ilam ien to en m asa la suerte de la
h u m an id ad to d a se encuentra en juego y el destino de todos
los pueblos es tam b ién común. P o r ello deseamos tra e r a las
representantes de las m ujeres de todo el m undo un fervoroso
140
saludo de las m ujeres m exicanas y al m ism o tiem po agradecer
sinceram ente la m agnífica h o sp italid ad de las m ujeres sovié­
ticas. Traem os un saludo de las m ujeres trab ajad o ras de M é­
xico, de las m adres, esposas e hijas de quienes a diario y
con su esfuerzo tenaz, crean en nuestro país la riqueza so­
cial. Un saludo de las cam pesinas y de las m ujeres indígenas,
que ju n to con los hom bres, luchan denodadam ente porque la
tierra sea de quien la tra b a ja y con el sudor de su frente
logran obtener el pan para sus hijos; de la obrera que sufre
la explotación de los poderosos y tam b ién de la estu d ian te
y de la m ujer in telectual que pone sus conocim ientos al ser­
vicio del progreso de su pueblo.
M éxico es un país pobre, donde la gran m ayoría de su
población vive en pequeñas localidades y v illa s disem inadas
en las vastas m ontañas, en las selvas tropicales y en exten­
sos desiertos, o bien aglom eradas en las colonias proletarias
de las grandes ciudades. P ero M éxico es tam b ién un país
que lu ch a por salir de la pobreza, la ignorancia y el atraso;
que llevó a cabo una revolución popular en 1910 — 1917, que
abre los ojos a las realidades del m undo de hoy, a los ejem ­
plos m agníficos de la s revoluciones de nuestro tiem po, entre
ellas, la m ás cercana a nosotros por la geografía y la re a li­
dad social: la revolución cubana. M éxico es un país que t r a ­
ta de la b ra r su propio destino.
P o r ello sabe que la paz m undial es requisito indispensa­
ble para su m archa hacia ad elan te y para que los pueblos pue­
dan lo g rar su plena liberación.
Somos rep resentantes de diversas organizaciones m exica­
nas de m ujeres, pero no creem os en un m ovim iento fem inista
aislado de la lucha de los m exicanos por la tierra , por m ejo­
res salarios a los obreros y em pleados y am plias lib ertad es
dem ocráticas para los ciudadanos. Todo lo con trario. P ara
nosotros defender la paz y prom over la liberación de la m ujer,
significa tam b ién consolidar la independencia nacional y el
principio de no intervención en los asuntos internos de otros
pueblos; es exigir en lo internacional la proscripción de las
arm as nucleares y al m ism o tiem po apoyar en lo interno,
cu alq u ier m edida que tien d a a destruir los resabios feudales
en la v id a m exicana, abra cam inos al desarrollo económico
sano del país y p erm ita el crecim iento de la cu ltu ra en todas
sus m anifestaciones.
L as m ujeres de M éxico sabemos que la lucha por el progre­
so social, por la plena igualdad de derechos y posibilidades
141
de trab a jo con respecto al hom bre, debe vencer las trem endas
barreras que oponen las fuerzas del retroceso, las que día
tras día y en todas formas, u tiliza n d o su gran poder finan­
ciero, a trav és de la prensa, la radio y la televisión de nuestro
país tra ta n de desorientar a la opinión pública, de sabotear
n uestra lab o r, de e v ita r que las m ujeres tom en conciencia
de sus necesidades y sus derechos, y se abstengan de in ter­
venir en el gran m ovim iento em ancipador fem enino, que no
es sino p arte de la causa de la liberación económ ica y social
de M éxico.
E n un p aís pobre — debemos siem pre recordarlo — la paz
in tern a está en peligro constantem ente, am enazada por la
inju sticia, lo m ism o que por la ignorancia y la resistencia que
oponen los eternos enemigos del progreso y la dem ocracia.
P or ello, nosotros acom pañam os a la defensa de la paz m un­
dial y el desarm e, nuestro apoyo y solidaridad a todas las
formas de co m b atir la explotación indigna del trab a jo h u ­
m ano, la discrim inación racial y la situación de inferioridad
económica y social en que se m an tien e a la m ujer en los países
pobres. E n consecuencia, estam os por u n a educación popular,
am p lia y com pleta, por alcanzar las m etas sociales y econó­
m icas que saquen a todo nuestro pueblo de la pobreza y ele­
ven el nivel de vida de las m asas trab ajad o ras, dignificando
la v id a de la m ujer y abriéndole am plios horizontes.
U nim os nuestros esfuerzos por alcanzar la liberación com ­
p leta de la m ujer m exicana, a la am plia lucha por crear
una a u té n tic a dem ocracia en nuestro país, por hacer de M é­
xico un b alu arte eterno de la paz, por d estru ir lo negativo
en la vida social m exicana y así lograr la liberación de todo
el pueblo. De esta m anera cooperam os al fortalecim iento
de la fratern id ad internacional y el progreso de la hum anidad.
¡Viva la cooperación entre los pueblos!
¡Viva la paz!

Notas
... deseosas como estam os de recibir enseñanzas — ... полные
ж елания научиться всему
... cualquier m edida que tien d a a destruir los resabios feu­
dales — ... любую меру, направленную на уничтожение
остатков феодализма
estam os рог ... alcanzar las m etas sociales y económicas
... — мы ... за достижение таких социальных и экономи­
ческих рубежей ...
142
Д . РА Д И О П Е РЕ В О Д С ЗА П И С ЬЮ

Этот вид упраж нения является разновидностью преды­


дущего вида работы над последовательным переводом и
состоит в следующем: текст прослуш ивается лиш ь один раз
через наушники. В данном упражнении восприятие и по­
нимание иностранной речи осложняется тем, что посту­
пление оригинала происходит через науш ники, т.е. со­
провождается раздвоением внимания и затруднениями, выз­
ванными возможными искажениями речи и помехами.
Это упраж нение может так ж е служ ить как предвари­
тельное упраж нение к синхронному переводу, но им сле­
дует пользоваться осторожно, т. к. оно дает очень большую
нагрузку студентам, быстро утомляет и в конечном итоге
может быть непоказательным в работоспособности и уме­
нии студентами вести последовательный перевод с записью.
Примерные тексты д л я радиоперевода с записью:

Fundadores de nuestra América

P or Salvador Bueno

Toussaint Louverture

La R evolución Francesa de 1789 significó en E uropa el


resquebrajam iento del viejo orden m onárquico y feudal. Sus
repercusiones fueron enorm es m ás allá de Océano, cuando
llegaron sus clam ores y prom esas a estas tierras am ericanas.
En prim erísim o lugar, las reacciones an te la R evolución ocu­
rrieron en H a ití, la llam ad a “S aint D om ingue”, colonia fran­
cesa.
E n S ain t Dom ingue ex istía una organización social que
com prendía a los blancos colonizadores, a los m ulatos lib e r­
tos y a una inm ensa m u ltitu d de esclavos negros. En el
centro de la R evolución, en la m etrópoli, en P arís, había
surgido, en tre o tras m uchas instituciones de índole filan ­
trópica, la “Sociedad de Amigos de los N egros”. Q uerían hacer
lleg ar a los esclavos las excelencias de la lib ertad , de la
igualdad y de la fraternidad. Pero no eran iguales los
conceptos abstracto s que se estam paban en los papeles que
143
la política indecisa y cautelosa que con este m otivo se llevó
a cabo.
El 14 de agosto de 1791, después de una oculta cerem onia
religiosa, varios esclavos h aitian o s prepararon el alzam iento
que sacudiría a la colonia francesa de S aint Dom ingue. Seis
días m ás tard e estalló la revolución. Se sucedieron hechos
terribles; los esclavos hab ían soportado por años y años las
calam idades y m altrato s de sus amos. U na enorm e llam arad a
se extendió por todo el país. No había form a de resolver tal
situación caótica, de m uertes y violencias. En este m om ento,
en tre el odio desencadenado, an te la furia reivindicatoría
pero sin cauce de los esclavos en rebelión, surgió la figura
de Toussaint L ouverture.
E x isten datos confusos acerca de sus prim eros años. H abía
nacido en 1743 en una plantación llam ad a B reda. El adm i­
nistrad o r, era quizás un poco m ás com prensivo que los otros
amos, propietarios de esclavos de la Isla. Toussaint era
esclavo e hijo de esclavos. Su padre llev ab a por nom bre el
de Gaou G uinou. Tenía ocho hijos. Ni apellido ten ía Tous­
sain t, pues a su nom bre se añadió el de la plantación en que
nació, por lo que se le conocía con el nom bre de Toussaint
Breda.
El ad m in istrad o r de la plantación perm itió que el niño
esclavo, que h asta entonces había sido destinado a cuidar
rebaños, ocupara el sitio del cochero, con facilidades para
aprender a leer y escribir. F.ste niño, que llev ab a en sus ojos
y en su m ente clavado el recuerdo de escenas horribles de m a l­
tra to s y m uertes, comenzó pronto a realizar im portantes
lectu ras. Supo que podía ser lib re, que ten ía derecho a ser
lib re. Leyó a algunos pensadores franceses “enciclopedistas”.
Leyó sobre todo al ab ate R eynal. Se le llenó el pecho de an ­
helos por lib e rta r a sus sufridos herm anos.
En F ran cia, la R evolución concedió derechos políticos
a los negros. F ren te a las m edidas revolucionarias, los escasos
propietarios blancos en H a ití opusieron dificultades, trata ro n
de b u rlar dichas leyes. T anto los m ulatos lib erto s como los
negros esclavos observaban las m aniobras destinadas a di­
ferir el cu m p lim iento de las órdenes em anadas de la m etró­
poli. La tensión llegó al m áxim o a m ediados de 1791.
Cuando los esclavos no pudieron soportar m ás tal p o lí­
tica diferidora, se alzaron en agosto de 1791. Toussaint a d ­
v irtió que dicho m ovim iento anárquico, acéfalo, confuso,
estaba condenado al fracaso. Dicen algunos que defendió la
144
plan tació n en donde h ab ía nacido, y a la fam ilia de su amo.
Que le ayudó a em barcar hacia B altim ore. Tres sem anas m ás
tarde, como una chispa que se consum e rápidam ente, la in ­
surrección concluía. T oussaint no h abía abandonado sus lec­
tu ras, sabía por las vidas de aquellos héroes de la antigüedad
que trasm itió P lu ta rco lo que tiene que hacer un conductor
de pueblos. P ensaba que resu ltab a necesaria una etap a de
preparación. El ab riría el cam ino. Se explica que por eso
ad o p tara el nom bre de L ’O uverture o L ouyerture, porque él
ab riría los cam inos hacia la lib ertad .
P reparó, por lo tan to , a los esclavos de su plantación y
se puso a su cabeza. Se unió a los jefes Je a n Francois y Bias-
sou. P ero su actuación h asta ese m om ento no h abía sido
diáfana, parecía ta n recelosa — y h asta h abía ayudado a la
hu ida de sus amos — que no le dieron jefatu ra im portante,
salvo la ocupación de cu rar a los heridos. No pasaría m ucho
tiem po sin que tu v ieran que designarle ay u d an te de Biassou.
Fue nom brado brigadier. Seguiría por m ucho tiem po la lucha
enconada.
T oussaint esperaba su hora. Llegaba el m om ento que la
Asam blea N acional en P arís declaraba que todos los hom bres
son iguales, que debía e x istir igualdad entre los blancos y
los negros. A H a ití llegaban noticias de estas im portantes
decisiones. ¿E ra cierto que a llá en P arís declaraban que to ­
dos en S ain t D om ingue ten ían los m ism os derechos? La pre­
gu n ta suscitaba resquem ores, sacudía los ánim os, in citab a la
im aginación. ¿Todos serían libres? ¿D esaparecerían los amos?
Tres em isarios enviados por la A sam blea N acional llegaron
a la isla en septiem bre de 1792.
La p o lítica d ilato ria que había llevado h asta entonces
la A sam blea N acional francesa h abía confundido a los rebel­
des haitianos. No sabían si, como consecuencia de aquellas
escaram uzas, se lo g raría la lib e rta d de los esclavos. La R epú­
blica Francesa, surgida de la Tom a de la B astilla, había deca­
p itad o al rey Luis X V I, pero no tom aba la decisión de decla­
rar la lib e rta d de todos los esclavos. T oussaint, Je a n F ra n ­
cois y Biassou, en esta etapa, pasaron a la p arte española de
la Isla.
M uchas dudas puede tra e r esta decisión del lib ertad o r
haitian o . España, la declinante E spaña de C arlos IV, como
otras m onarquías europeas, luchaba contra la novel R epú­
blica Francesa. Q uizás estos jefes h aitian o s creyeron que In ­
g laterra y España sostendrían la abolición de la esclavitud.
1 0 -2 2 6 3 145
Cuando arrib aro n al convencim iento de que no occurriría
así, volvieron a S aint D om ingue. T oussaint, al m ando de
una tro p a de cu atro m il haitian o s que lo seguían, retornó a
su tie rra n a ta l, y se colocó a las órdenes del com andante fran-
cés, general Laveaux.
J u n to con el com isionado francés, Toussaint va a luchar
co n tra los encubiertos a desembozados “realistas” de la Isla
como contra el ejército inglés que había invadido H a ití,
Obtiene el cargo de General y com andante en jefe que le con­
fía el gobierno republicano. Llegó el m om ento en que Tous­
saint, como vicegobernador de la colonia francesa, ocupó
todo el territo rio de la isla cuando España entregó su parte
a F rancia con m otivo del tra ta d o de paz firm ado entre am bas
naciones. T oussaint L ouverture, el antiguo esclavo de Breda,
era el suprem o jefe de la colonia.
T oussaint, al frente del gobierno, adoptó m edidas de re­
construcción del país. El general inglés M aitlan d firm ó un
tra ta d o , y abandonó al frente de sus tropas el te rrito rio h a i­
tian o que ocupaba. La isla unificada, m an ten ía un cierto
grado de autonom ía. P ero asom aba en F ran cia el astro
fu lgurante de N apoleón B onaparte, quien pondría su a ten ­
ción, y su am bición, en resolver, a su m anera, la situación
h aitian a.
V olvió N apoleón su v ista hacia la A m érica tro p ical. Q uería
ocupar la isla y echar a un lado a aquel gobernador a quien
llam ab a “negro ilu m in ad o ”. P reparó una expedición al m an­
do de su cuñado, el general Leclerc. Escribió a Toussaint
m elosas líneas: “D ebéis ay u d ar al General con vuestros con­
sejos, vu estra influencia y vuestro talen to . ¿Q ué podéis de­
sear? ¿La lib e rta d de los negros? Sabéis que en todos los
países donde hemos estado se la hemos dado al pueblo que
no la te n ía ” . E n un m ensaje a la leg islatu ra francesa, el 22
de noviem bre de 1801, declaraba: “En S anto Dom ingo y
G uadalupe no hay esclavos. Todos son lib res a llí y co n ti­
n uarán siéndolo”.
A Cabo F rancés llegaba en enero de 1802 la escuadra fran­
cesa que conducía el ejército com andado por Leclerc. El ge­
neral h aitian o C hristophe se negó a entregar la ciudad. Lec­
lerc atacó rudam ente, obligó a C hristophe a re tira rse hacia
las colinas cercanas. Leclerc todavía esperaba conquistar
am igos con la publicación de una proclam a que el propio
N apoleón h abía redactado: “Si se os dice que el objeto de estas
fuerzas es despojaros de vuestra lib ertad , responded: “La
146
R epública nos ha dado la lib ertad , y la R epública no to lerará
que nos la a rreb a te n ”,
T oussaint L ouverture luchó m ás de tres meses contra las
fuerzas invasoras. Lucha denodada, heroica. Pero todos sus
oficiales no le respondieron; algunos lo traicionaron. Christo-
phe se entregó el 26 de ab ril. Los haitianos mal podían con­
tra rre sta r los efectos destructivos del poderoso ejército n a­
poleónico y las hábiles estratagem as de soborno que em pleaba
Leclerc. Toussaint, ingenuam ente, creyó en la honradez del
jefe enemigo. Fue in v itad o a v isita r el cam pam ento francés
para d iscu tir los asuntos de la isla. El 10 de junio de 1802
ocurrió el suceso. D u ran te la com ida fue apresado y con­
ducido a un barco que zaprp inm ediatam ente para Europa.
Fue llevado al ca stillo de Loux, en los Alpes, cercano
a la frontera suiza. El invierno de 1802 a 1803 lo padeció
con poca com ida y escaso abrigo. Ese m a ltra to indirecto le
produjo la m uerte el 7 de abril de 1803. Años m ás tarde,
cuando N apoleón estaba ya en S an ta E lena, declaró
a un com pañero: “Tengo que reprocharm e lo que hice en
S anto D om ingo d u ran te el Consulado. D ebía contentarm e
con gobernar la colonia por interm edio de T oussaint Louver
tu r e ”.
La figura del lib ertad o r de H a ití adquirió pronto aureola
de leyenda. E n v id a había conquistado la adm iración de sus
seguidores. Sus cualid ades de prudencia y discreción ganaban
el respeto de sus propios enemigos. Cuando m urió, allá, entre
los fríos europeos, el gran poeta inglés W ordw orth escribió
un soneto dedicado a su m em oria, a quien le había fo rta le­
cido su fe en la inteligencia invencible del hom bre. D urante
todo el siglo X IX su nom bre fue repetido por quienes desea­
ban la abolición de la esclavitud. Y su p a tria , en buena parte
por su esfuerzo, podría declararse lib re el prim ero de enero
de 1804.
“ B ohem ia” N 35, 1963.

Notas

acéfalo adj — зд. без руководства


resquem or m — зд. неприязнь, злоба
denodado adj — смелый, решительный
m eloso adj — слащ авый
10* 147
Colom bia
en lucha por su segunda independencia

P or Ricardo Peña
H ace 153 años, el 20 de ju lio de 1810, en S an ta Fe de
Bogotá, an tig u a capital del Nuevo R eino de G ranada, los
proceres de nu estra prim era gesta de independencia lanzan
el g rito de em ancipación contra la tu te la española. Colom bia
irrum pe así en el proceso de despertar que sacude a A m érica
entera. D u ran te varios años el país granadino se desangró.
Los llanos o rien tales y la cúspide de la geografía andina aco­
gieron las llam as insurgentes, que prenden tam b ién en las
ciudades. Pero, como en el resto de A m érica, esta em presa
lib erad o ra fue fru strada. La insolencia de los virreyes españo­
les fue su p lan tad a por la b estialid ad de los em bajadores
gringos. La m ancha de nuestro petróleo saqueado se exten­
dió por todos los costados de la p atria . N uevas cadenas de
explotación y de em brutecim iento vinieron a rem acharse
sobre los brazos del heroico pueblo de G alán el Comunero.
Y a la cabeza de la geografía suram ericana, en la confluencia
de los dos océanos tu telares, se alzó la im agen florida y to rtu ­
rada de C olom bia, desplazada en su territo rio por los m erca­
deres yanquis, con la cabeza de sus m ejores hijos puesta a
precio y con las tareas de su Segunda Independencia escritas
con la sangre y el com bate de sus cam pesinos, de sus obreros
y de sus estu d ian tes. H oy, a 153 años de esa fecha histórica,
es necesario m irar hacia Colom bia. La contienda de sus re­
volucionarios lig a a este país, como un eslabón indisoluble,
en la m archa que realizan V enezuela y el Ecuador en busca
de un m añana rad ian te. Y la form idable tradición de lucha
cam pesina que arde como el fuego vivo en las m ontañas y
en los valles colom bianos, hace de Colom bia una cifra clave
en el cuadro general de la A m érica L atina.

Dos guerras de 1947 a 1957


B ajo las d ictad uras conservadoras de O spina Pérez, L au ­
reano Gómez y R ojas P in illa , dos guerras dirigidas por la
M isión M ilita r N orteam ericana sacuden el cam po colom ­
biano. De 1947 a 1953 se desenvuelve la prim era parte de
esta larg a y reciente histo ria colom biana. Y de 1954 a 1957
la segunda fase de estos com bates tien e lugar. H oy, en las
148
altu ra s de la región de M arquetalia, al sur del T olim a, un
nuevo foco guerrillero eleva sus llam arad as sobre Colom bia.
Y en diversos lugares del m apa colom biano se acum ulan fuer­
zas y se organizan destacam entos populares.
La guerra de 1947 a 1953 term in a con 49 frentes arm ados
abiertos. Y la guerra de 1954 a 1957 concluye en m om entos
en que el centro del país, con el T olim a, el H u ila, p arte del
Cauca y del V alle, ha com enzado a generalizarse la lucha
arm ada.
E n estas em ergencias, las clases dom inantes supieron dar
un v iraje habilidoso a tiem po, supieron “cam biar de lla n ta s ”
el averiado vehículo de su gobierno, an te la am enaza de que
las m asas colom bianas tom aran definitivam ente por el cam ino
de la insurrección po pular y los desbordaran en ese proceso.
P or eso en 1953 arro jan por la borda el títe re gastado y L au­
reano Gómez cae, abriendo paso a la solución m ilita rista de
Rojas P in illa . Y en 1957, la gran burguesía le sale al paso al
m ovim iento guerrillero y como c a rta de triu n fo lan za el
nom bre de Lleras Cam argo, y la fórm ula del bipartidism o
p arita rio , o sea el pacto de las cam arillas lib eral y conserva­
dora para dividirse, por 16 años y en la form a m ás excluyen-
te, el ap a rato gubernam ental, m ita d para la oligarquía
conservadora y m ita d para la o ligarquía lib e ra l. Las únicas
guerrillas que en estas dos oportunidades, en 1953 y en 1957, no
entregan las arm as, son los destacam entos dirigidos e inspirados
por el P a rtid o C om unista de C olom bia. Esos destacam entos
se m antienen arm ados, se convierten en organizaciones de
m asas que g aran tizan el respeto a la v id a de los cam pesinos
en las regiones que dom inan y que im pulsan la R eform a A gra­
ria R ad ical. Esos destacam entos son lo que hoy la reacción
llam a “las repúblicas independientes” insistiendo en que
deben ser arrasadas. Son las bases revolucionarias que elevan
nom bres de co m batientes extraordinarios como son M anuel
M arulanda, J u a n de la Cruz V arela, Ciro T rujillo. Son el
saldo de u na cru en ta experiencia, en que nuestro pueblo ha
opuesto a la violencia oficial la violencia popular.

Factor Clave: organizar las ciudades

E stá claro que en 1953 y en 1957 la fuerza popular en las


ciudades colom bianas era m uy pequeña. Los golpes asestados
por la reacción y la dem agogia prodigada por la D irección
149
Liberal Oficial h ab ían desm antelado sectores íntegros del
ap arato revolucionario. De a llí que no pudieran com binarse
a la a ltu ra necesaria la acción del cam po con la acción de las
ciudades. De a llí que en 1953 la “solución” m ilita r y en 1957
la “solución b ip a rtid ista -p a rita ria ”, aplazara el desenlace.
Los revolucionarios colom bianos trabajam os por ev itar
que una nueva lucha a fondo de nuestro pueblo v ay a a term i­
n ar de nuevo en soluciones interm edias. Ponem os atención
especial en com binar el trab a jo del cam po con el trab a jo de
las ciudades. E n ese sentido, la unidad de la clase obrera
(dividida en tres grupos: CTC, orientada por la propia E m ­
b ajada Y anki; UTC, de ab ierta inspiración clerical y C om ité
de U nidad de Acción y S olidaridad S indical, independiente),
la organización del estu d ian tad o en una C entral E stu d ian til
D em ocrática y la aparición de un F ren te de Fuerzas de Iz­
quierda, como núcleo del F rente D em ocrático, serán rasgos
decisivos de la tarea de organizar la R evolución C olom biana.
No b asta com probar que el cam po colom biano tiene sober­
bias tradiciones de ac tiv id ad guerrillera. A eso hay que sum ar
la organización del p ro letariad o urbano, so riesgo de dejarle
de nuevo las m anos libres a la burguesía en ciudades que ac­
tu alm en te sum an el 50% de la población colom biana.

Las “Facultades E xtraordinarias” y el “P lan de H am bre”


P o r órdenes del Fondo M onetario Internacional el gobier­
no de G uillerm o León V alencia lanzó un plan de nuevos im ­
puestos, de devaluación del peso colom biano y de desocupa­
ción, conocido por el pueblo como “P la n de H am bre del
G obierno”. Sobre la ola de p ro testa y cólera que ese “P lan
de H a m b re” ha despertado, las fuerzas de izquierda se han
m ovilizado: un audaz paso, sin tetizad o en la convocatoria,
para el mes de septiem bre, de un Congreso de la Clase Obrera,
que debe dar nacim iento a la C entral Independiente del pro­
letaria d o colom biano, ha sido dado. O tra m edida de im por­
tancia: la convocatoria, para octubre, del Congreso N acional
E s tu d ia n til, para dar forma a la nueva C entral E stu d ian til
D em ocrática, ha cobrado cuerpo. Y avanza el trab a jo de con­
tactos y conversaciones para reu n ir a la izquierda colom biana
en un F ren te de Izquierda que sirva como centro al F rente
D em ocrático que las circunstancias im ponen. E n esa forma,
el eje fundam ental de la izquierda de C olom bia — el P a rtid o
C om unista C olom biano y el M ovim iento R evolucionario L i­
150
beral — avanzan, ag lu tin an d o al m ism o tiem po a o tro s
grupos de la v an g uardia, y van salién d o le al paso a la peli­
grosísim a perspectiva de una nueva d ictad u ra ab iertam en te
terro rista que el gobierno prepara, perspectiva co ncentrada
en la petición de “F acu ltad es E x tra o rd in a ria s” que V alen ­
cia ha so licitad o al Congreso. E stas “F acu ltad es E x tra o rd i­
n a ria s” d arían poderes ilim itad o s al ejecutivo colom biano:
le p o sib ilitaría n desde m odificar a su am año el presupuesto
nacional, h asta la esencia y el contenido de los Códigos de
P rocedim iento P en al, de J u stic ia P enal M ilitar, legislación
penal aduanera, régim en carcelario, legislación sobre “con­
ductas an tiso ciales” y legislación de menores.
La d ictad u ra ab ierta im plicará que u n a nueva fase de lu ­
cha g u errillera, com binada con acciones clandestinas en las
ciudades y con m ovilizaciones de m asas a planos cada vez
m ás elevados, estalle en Colom bia. Im plicará que esta lucha
por la Segunda Independencia de C olom bia penetre en una
fase m ucho m ás intensa y definida.

Recientes acciones en Colombia


De m uy poco van a servirle a la reacción colom biana los
prep arativ o s que tom an para la represión, pues a pesar de
ellos el pueblo avanza y el tem a del poder para el pueblo,
la cuestión del poder popular, del gobierno de am plia co ali­
ción dem ocrática, que se asiente fundam entalm ente sobre la
alian za obrero-cam pesina, está al día.
La prim era vez desde la época de Jorge E liécer G aitán ,
desde 1947, un paro político de la clase obrera bogotana ha
paralizado los núcleos fundam entales de la producción en la
capital de la R epública. E ste paro tu v o lu g ar en el prim er
trim estre de este año, a raíz de la m asacre de obreros de S anta
B árbara, A ntioquia.
P o r prim era vez, desde que está en m archa el llam ado
“P la n L azo” (plan de cerco y bloqueo a los m ovim ientos
de autodefensa cam pesinos que dirige el P a rtid o C om unista,
a las llam ad as “repúblicas independientes”) una gran pro­
testa nacional co ntra el in ten to de in v ad ir al M ovim iento
A grario de R ío ch iq u ito ha llevado al gobierno a retroceder,
tem poralm ente, claro está, en sus planes asesinos.
P o r prim era vez desde hace dos años, cuando se puso en
acción el llam ad o “P la n C o n tin en te” (plan destinado a im ­
pedir las m anifestaciones y los m ítines en Bogotá, y que
151
está dirigido por la M isión M ilita r N orteam ericana) los estu­
diantes, en una m agnífica lu ch a, que abarcó desde el 8 hasta
el 17 de junio, en m anifestaciones continuas, echaron abajo
la resolución del alcalde prohibiendo una m anifestación po­
p u lar. El estu d ian tad o en esa o portunidad se enfrentó a las
cargas de la cab allería, a las alam bradas de púas, y final­
m ente 13 Consejos E stu d ia n tile s sacaron ad elan te sus con­
centraciones públicas proyectadas, im plicando esto de hecho
una victo ria sobre el gobierno de V alencia.
U n ascenso de m asas como no conocíam os desde 1959,
ha recorrido al país. N um erosísim as e im portantes huelgas
de la clase obrera, que abarcan desde los poderosos m ovi­
m ientos de los trab ajad o res del petróleo, en defensa de la
E m presa C olom biana de P etróleos, h asta m ovim ientos nacio­
nales de los obreros de la construcción; paros cívicos en las
principales ciudades, protestando co n tra las angustiosas si­
tuaciones de ham bre y privación; huelgas a escala nacional
del m agisterio, que reclam a alza de salarios y dism inución
del presupuesto de guerra (m ientras al P resupuesto de E d u ­
cación se le arran caban este año 136 m illones de pesos, al
M inisterio de G uerra se le aum entaban 340 m illones de pesos);
paros escalonados en la s U niversidades, reclam ando la R e­
forma U n iv ersitaria; tom a directa de la tie rra en los cam pos
y en las ciudades; despertar m u ltitu d in a rio de la concien­
cia de las m asas colom bianas...

E n vísperas de grandes días


Como en 1810, cuando la conm oción de independencia
que estrem ecía al co n tin en te encarnaba en cada país con
fisonom ía propia, pero teniendo en frente a un enemigo co­
m ún, y desenvolviéndose dentro del m arco de una m ism a
época, en A m érica L atin a la R evolución C ubana ha sido
la detonación gigantesca que anuncia grandes acontecim ien­
to s que están a las puertas. E n Colom bia m adura una
crisis p o lítica de proporciones colosales, que rápidam ente
podrá convertirse en una situación revolucionaria.
El enemigo com ún, el im perialism o norteam ericano, en
su frenético propósito de no perder ninguna de las preben­
das que tiene, se desliza ráp id am en te por la ram pa de una
nueva dictad u ra terro rista. Esa d ictad u ra recibirá en las
m ontañas y en las ciudades colom bianas la respuesta revo­
lu cio n aria que n u estro pueblo desea.
152
Las fuerzas que hemos ido acum ulando pacientem ente,
las bases cam pesinas de autodefensa, que son de hecho pi­
lares de un ejército popular en la perspectiva futura, la gran
lab o r porque las condiciones subjectivas de la R evolución
C olom biana tom en cuerpo en organizaciones populares y en
conciencia de las m asas, todo eso que es el trab a jo de la orga­
nización revolucionaria está en m archa.
Y la lucha nacida en la s jornadas históricas del 20 de
julio de 1810 en esta o portunidad sí llegará a sus objetivos
finales: co n stru ir el poder en m anos del pueblo.
“B ohem ia” N 35, 1963.

Notas
vinieron a rem acharse — зд. были надеты
cifra clav e — зд. клю чевая позиция
em ergencias / p l — зд. чрезвычайное положение
“cam biar de lla n ta s ” — «сменить скат», изменить политику
ca rta de triu n fo — козырь
desm antelar v t — зд. вывести из строя, уничтожить
a su am año — по своему усмотрению
bogotano adj — de Bogotá
III. ПЕРЕВОД НА СЛУХ БЕЗ ЗАПИСИ

Цель. — Этот вид перевода отличается от последова­


тельного перевода тем, что он ведется без условной за ­
писи и следовательно может охватывать лишь сравни­
тельно небольшие отрезки устной речи. В основном, пе­
ревод на слух без записи служ ит для подготовки студента
к работе по двустороннему переводу, ш ироко применяе­
мому при переводе бесед, интервью, допросов, т. е. в тех
случаях, когда требуется переводить небольшие высказы­
вания.
Основной целью занятий по переводу на слух без
записи является развитие памяти. Одновременно тренирует­
ся восприятие и понимание устной иностранной речи и
отрабатывается переключение с иностранной речи на рус­
скую.
Методика. — П оскольку основной целью этого вида р а­
боты является развитие памяти, главное внимание следует
обратить на быстрое нахождение студентами основной мысли
автора и запоминание наибольшего количества подробностей,
относящ ихся к оформлению этой мысли. Следует иметь
в виду, что запомнить абсолютно все детали, в которые
автор облекает свою мысль, при восприятии более или
менее длинного отрезка высказы вания чрезвычайно за ­
труднительно даж е д л я хороших переводчиков.
Н ачинать тренировку по этому виду перевода следует
с перевода небольших и несложных предложений в 20 —
25 слов, доводя в дальнейшем объем отдельных высказы­
ваний до 80—90 слов, охватывающих одну основную, хотя
и широко развитую мысль.
В связи с тем что у студентов возникают большие труд­
ности при запоминании географических названий, собствен­
154
ных имен и числительных, следует давать специальные
упраж нения на такого рода явления (см. текстовой мате­
риал).
Н а первых порах не следует перегруж ать тексты незна­
комой лексикой и сложными грамматическими явлениями,
т. к. в этом виде работы догадка чрезвычайно затрудняет
запоминание.
П ри проверке перевода особое внимание следует обра­
щать на полноту перевода. Н е следует допускать пропус­
ков основных элементов высказы вания, поясняющих или
расширяющих основную мысль. Самому строгому осуж ­
дению подлежат так ж е ненужные дополнения и «фанта­
зерство» со стороны переводчика, возникающее в основ­
ном, в тех случаях, когда тематика переводимого мате­
риала хорошо знакома переводчику. Больш ое внимание
при оформлении устного перевода следует обратить на
правильную передачу интонационных особенностей вопрос­
но-ответной речи, т. к. бывает очень неприятно слуш ать
монотонную, невыразительную речь переводчика в сопос­
тавлении с яркой эмоционально окрашенной речью ав­
тора.
П ри устном переводе не следует так ж е разреш ать пере­
водчикам употреблять такие вы раж ения как: «он (она)
говорит, что...», «он (она) ск азал а...», «он (она) сыграет,
споет...» и т. п. Если беседа происходит с одним лицом,
следует либо опускать всякого рода предварительные по­
яснения, либо начинать перевод с фразы «товарищ (гос­
подин) такой-то говорит...». Предпочтение следует отдать
первому варианту. Второй вариант более употребителен
при беседе с несколькими лицами. П ри объявлении кон­
цертных выступлений следует применять следующие фор­
мы: «выступает (имя, фамилия), будет исполнен ...» или
просто «будет исполнен ...».
Материалы. — В связи с тем, что настоящее пособие
предназначается для изучения устного перевода с испан­
ского язы ка на русский, тексты трех подготовительных
упражнений перед началом тренировки по двустороннему
переводу даю тся только на испанском язы ке, а в материа­
лах по двустороннему переводу так ж е преобладают тек­
сты на испанском язы ке, так как предполагается, что на
занятиях по переводу с русского язы ка на испанский бу­
дет уделено больше внимания материалам с преоблада­
нием русского текста.
155
Д л я тренировки перевода на слух без записи следует
использовать материалы, которые легко разбиваю тся на
предложения и абзацы, содержащ ие одну основную мысль
и не представляю щ ие большой трудности д л я запоминания.
Д л я этого могут служ ить материалы, содержащ ие диало­
гическую речь, т. е. беседы, интервью, выступления «за
круглым столом» по радио, телевидению. Целесообразно
использовать д л я перевода специально составленные д иа­
логи по текущим событиям, а так ж е на бытовые темы, прой­
денные на зан яти ях по практике язы ка. В эти диалоги
следует вкрапливать дополнительную лексику и фразео­
логические вы раж ения (заранее объясненные) с тем, чтобы
расширить возможности перевода на слух при обслужи­
вании переводчиками делегаций, туристов, деятелей кул ь­
туры, специалистов и. т. п. групп лиц или отдельных лиц,
посещающих СССР.
Следующие два вида упраж нений являю тся подгото­
вительными к двустороннему переводу на слух:

А. МИКРОРЕФЕРИРОВАНИЕ

Это упраж нение преследует цель развить у переводчика


понимание и запоминание на слух, б е з з а п и с и , уст­
ной иностранной речи. Зан яти я проводятся следующим
образом: преподаватель читает краткие сообщения инфор­
мационного х арактера объемом в 20—40 слов, содержащие
одну основную мысль. Тут ж е содерж ание сообщения пе­
реводится студентами на память, без записи. Н а первых
зан яти ях темп чтения текста долж ен быть несколько з а ­
медлен. В дальнейш ем, наряду с увеличением объема пода­
ваемого материала и усложнением его содерж ания темп
чтения доводится до нормального.
Особое внимание при проверке перевода следует об­
ращ ать на точность перевода, не допуская ненужных до­
бавлений и буквализма (особенно это относится к поряд­
ку слов, интернациональной лексике, опущению сказуе­
мого и т. п. явлений буквального перевода).
Следует проводить такж е специальные упраж нения по
микрореферированию с географическими названиями, име­
нами собственными и числительными.
Примерные тексты для микрореферирования:
156
P olítica y economía

1. R í o de J a n e i r o . El presidente del P erú lle ­


gará el lunes próxim o a B rasilia, para una v isita de siete días
in v itad o por el presidente del B rasil, seguirá posteriorm ente
v iaje a los E stados Unidos, para entrevistarse con el presi­
dente norteam ericano (21 ).
2. H é l s i n к i. El presidente dispuso que el p arlam en ­
to finés cesara en sus funciones, para dar com ienzo al proceso
electoral que cu lm in ará con la elección de un nuevo p a rla ­
m ento en los com icios convocados para el 4 y 5 de febrero
próxim os (22 ).
3. W a s h i n g t o n . El secretario de prensa de la Casa
B lanca anunció que el presidente de los E E .U U . proyecta
realizar un v iaje a V enezuela y C olom bia a m ediados del
mes próxim o, y que se considera la posibilidad de incluir
al B rasil en el itin e rario (22).
4. S a n S a l v a d o r . La ju n ta m ilita r adoptó una
nueva m edida para proteger los intereses de los grandes cafe­
taleros del país, al asum ir por com pleto el control de las ex­
portaciones de café de El S alvador (18). La ju n ta m ilita r
em itió un decreto por el cual se p erm itirán las exportaciones
de café de las calidades m ás caras, ya que, según el decreto,
“es necesario aprovechar la cuota de exportación con las
calidades que representan m ayores ingresos para la nación»
(22).
5. S a n José, Costa R i c a . Inform es de N i­
caragua dicen que el dirigente de A rtes G ráficas Flores, fue
puesto en lib e rta d , gracias a una intensa cam paña de so li­
daridad desplegada por v arias organizaciones populares (22 ).
Flores fue detenido tres meses atrá s y se le m antenía inco­
m unicado porque la policía consideró “subversivas” unas
publicaciones que recibió desde M éxico (17). El domingo
habrá un acto en hom enaje a F lores y de repudio a la tira n ía
al que convocaron v arias organizaciones sindicales ( 12).
6 . M é x i c o . La producción m exicana de petróleo alcan ­
zó una extracción diaria de 274 m il barriles, dijo una de­
pendencia del Banco N acional de M éxico (15). Ese país ocu­
pa ahora el sexto lugar entre los principales productores del
m undo ca p ita lista , cuya producción es la siguiente (13);
E stados Unidos, 7 m illones de barriles diarios; Medio O rien­
te, 5.2 m illones de barriles; V enezuela, 2.8 m illones; Lejano
O riente, 554 m il, y C anadá, 518 mil barriles diarios (23).
157
7. Q u i t o . Con actos patrióticos en las plazas y un iv er­
sidades, fue evocado hoy el aniversario de la firm a del P ro ­
tocolo de R ío de Jan eiro , que estableció los lím ites entre
P erú y E cuador, lesionando la integridad te rrito ria l ecua­
to rian a, efectuada en 1942 (22). Ese protocolo convalidó
la ocupación de 200 m il kilóm etros cuadrados de territo rio
ecuatoriano por el P erú, que en 1941 invadió al Ecuador y
ocupó la provincia de El O j o y otros territo rio s ecuatorianos
que nunca h ab ían estado en disputa (23).
8 . V a r s o v i a. In v ita d a por el gobierno polaco, llegó
hoy a esta cap ital la delegación gobernam ental de la R epúb­
lica D em ocrática del V ietnam , encabezada por el prim er
m in istro y m iem bro del buró p o lítico del C om ité C entral
del P a rtid o de los T rabajadores v ietn am itas (23). La delega­
ción v ie tn a m ita llegó procedente de C hecoslovaquia (5).
9. C i u d a d de M é x i c o . El canciller desm intió
las versiones pro p aladas por las agencias y anquis de noticias,
acerca de una supuesta fu tu ra en tre v ista en tre los presidentes
de M éxico y E stados Unidos, que ten d ría lu g ar en la ciudad
fronteriza de Laredo, en agosto próxim o (24).
10. S a n Juan, P uerto R i c o . El gobierno do­
m inicano autorizó al Banco C entral de ese país para ad q u irir
oro por v alor de un m illón de dólares de la reserva federal
de N ueva Y ork, según inform ó el diario “El C arib e” de C iu­
dad T ru jillo (24). E sta m edida ha sido relacionada con la
precaria situación de la m oneda dom inicana, por los exilados
de ese país. ( 10 ).
11. T e g u с i g a 1 p a. La em bajada g u atem alteca a t­
ribuyó a “agitadores y m entes diab ó licas” la versión, propa­
lad a por el propio presidente, acerca de una supuesta invasión
que según dijo el presidente guatem alteco se preparaba sobre
ese país desde el territo rio m exicano (24). La n o ta diplom ática
afirm ó que la denuncia “era un caso urdido con el repudiable
propósito de en friar las relaciones m exicano-guatem altecas”,
lo que evidentem ente es verdad, pues ese fue uno de los pro­
pósitos del presidente (18).
12. S a n José, Costa R i c a . A legando que “este
año no hubo g an an cias” la com pañía bananera subsidiaria
de la U nited F ru it Com pany, se niega a pagar los im puestos
al gobierno costarricense (18). La a c titu d de la em presa nor­
team ericana producirá un gran déficit en el presupuesto ge­
neral de gastos de la nación, pues el gobierno había calcu­
158
lado el ingreso fiscal por ese concepto en 9 m illones 400 mil
colones — un m illón y m edio de dólares aproxim adam ente
(25).
13. O s i o. El P a rtid o L aborista noruego de derecha per­
dió la m ayoría ab so luta de que d isfrutaba en el P arlam ento
según las ú ltim as inform aciones sobre el resultado de las
elecciones p arla m en tarias del lunes (18). De las 150 bancas
del P arlam en to , los lab o ristas obtuvieron 74; el P artid o So­
cialista P o p u lar, 2; el P a rtid o del C entro, 16; el Liberal
V enstre, 14; el C onservador H eire, 29 y el C ristiano P opu­
lar, 15 (25).
14. S a n S a l v a d o r . “En El S alvador no podrá h a ­
ber un gobierno dem ocrático, si el poder no está en m anos
del pueblo, y esto, como la o ligarquía y el im perialism o han
cerrado to d as las posibilidades, ya no se puede alcanzar por
la v ía p acífica”, dice el periódico “O pinión E s tu d ia n til”
(25). Agrega el sem anario que “El E stado M ayor del E jército
no puede sesionar si no se encuentran presentes los agentes
de la m isión m ilita r n o rteam erican a” y que éstos tienen “a u ­
to rid ad ab so lu ta dentro de los c u a rteles” (20 ).
15. M o n t e v i d e o . Con m otivo de la sem ana de so­
lid aridad con tin en tal con los presos políticos de España y
P ortugal se vienen realizando diversos actos en esta cap ital
(16). E n la in stitu ció n te a tra l “El G alpón”, fue ofrecida una
conferencia sobre la poesía de A ntonio M achado, Federico
G arcía Lorca, Miguel H ernández y M arco A na, este últim o
liberado por el régim en franquista después de veinte años
de encarcelam iento (25).

Luchas de clase

1. P a r í_s. La policía franquista arrestó en M adrid al


escritor español A rtem io Precioso, quien había regresado a
España en 1952, tra s largos años de exilio, según noticias
procedentes de M adrid (2 ).
2 . L i m a . 200 fam ilias, que fueron arrojadas del terreno
donde in ten taro n co n stru ir sus viviendas, se encuentran
acam padas a la intem perie en los suburbios de esta capital
(16). La policía destruyó las chozas que confeccionaron los
“invasores” en un terreno abandonado, a 8 kilóm etros de
Lim a, y em pleado la fuerza los expulsaron h asta la carre­

159
tera, por donde m archaron h asta la en tra d a de la ciudad
(20).
3. B e l o H o r i z o n t e . Numerosos heridos produjo
la carga de policía que, con cachiporras y chorros de agua,
disolvió u n a m anifestación estu d ian til que p ro testab a con­
tra el aum ento de las m ensualidades en los colegios p riv a­
dos de este E stad o , M inas G erais (20). Desde el m ediodía
de ayer los colegios están cerrados, en v irtu d de un u ltim á ­
tu m de los estu d ian tes contra sus directores (16). La huelga
cuenta con el apoyo de 197 m unicipios de M inas
Gerais (6 ).
4. B u e n o s A i r e s . Un trab a jad o r ferroviario de
24 años, resultó m uerto en la ciudad de R ufino, provincia
de S anta Fe, cuando un grupo de obreros huelguistas intentó
im pedir la circulación de un tren petrolero (20). En S anta
Fe continúa la huelga ferroviaria debido a que los obreros
cesantes no han sido reincorporados al trab a jo (10). Se in­
formó desde esa provincia que grandes m anifestaciones se
están realizando en protesta por el am etrallam ien to de un
obrero ( 11).
5. R í o de J a n e i r o . U na enorm e m u ltitu d im ­
pidió con g rito s de “V iva la le g a lid a d ” y “A bajo el im peria­
lism o y an q u i”, que la policía disolviera una m anifestación
en favor de la legalización del P a rtid o C om unista (20). La
policía aprovechó un m om ento en que el público aplaudía
las palab ras del diputado C orreia para lan za r dos bom bas
de gases lacrim ógenos (13). Sin em bargo, los m anifestantes
no se in m u taro n y la concentración continuó con el m ayor
entusiasm o (8 ).
6. S a n S a l v a d o r . Más de tre in ta oficiales del ejér­
cito han sido detenidos, acusados de estar com prom etidos en
un golpe que se p reparaba contra la J u n ta M ilita r de G obier­
no, según trascendió en los círculos oficiales (20). El m ayor
Trejo, figura prom inente del golpe reaccionario del 25 de
enero, denunció que su casa h ab ía sido reg istrad a por los
agentes de la policía de represión p o lítica (18).
7. R í o d e J a n e i r o . O ficiales de la M arina M er­
can te acordaron declararse en huelga, a p a rtir del 15 de sep­
tiem bre, si p ara esta fecha la s em presas de navegación no
han resuelto la s dem andas que les tienen p lanteadas; entre
ellas, el aum ento de salario (20). Los radiotelegrafistas y
m aquinistas, en reunión separada, acordaron a s u m irla m ism a
ac titu d , sum ándose así al paro de los oficiales ( 11).
160
8 . B o g o t á . Cinco m il cam pesinos del D epartam ento
del A tlán tico , que no poseen tierras, ocuparon ayer grandes
extensiones de terrenos abandonados en esa región, según
se supo en esta cap ital (20). La ocupación se produjo al am a­
necer y se efectuó 48 horas después de que otros grupos se
posesionaron de los terrenos que la em presa colom biana
“P etró leo s” dice que le pertenecen en la lo calid ad de B arran ­
ca (19).
9. R o m a. D espués de reincorporarse al trab a jo los
m etalúrgicos italianos, al term in ar su undécim a huelga n a ­
cional y en v ista de la posición intransigente de los patrones,
los sindicatos acordaron declarar la próxim a sem ana su duo­
décim a huelga (21 ).
10. С а г а с a s. Las calles de esta cap ital y de o tras ciu­
dades del país fueron escenarios hoy de sangrientos choques
entre tro p as represivas del gobierno y m iem bros de las F uer­
zas A rm adas de Liberación N acional (FALN) (20).
Las au to ridades inform aron que un policía resultó m uerto
al registrarse un encuentro a tiros por grupos revolucionarios
y varios agentes policíacos (13). No se produjeron detencio­
nes (2 ).
T am bién se supo que elem entos no identificados, trip u ­
lando un au tom óvil, hicieron varios disparos al edificio del
M inisterio de S alu b rid ad , atribuyéndose la acción a grupos
de las unidades tácticas de cooperación, que operan en las
ciudades (19).
E n tre ta n to , en B arquisim eto, la policía arrestó a un joven
estu d ian te u n iv ersitario , acusándolo de d istrib u ir propa­
ganda “su b v ersiv a”, y de ex h o rtar al pueblo a cooperar con
las FALN (15).
11. T e g u c i g a l p a . El estu d ian te F ajard o denunció
que un yan q u i m iem bro de la O ficina de Seguridad P ública
intentó sobornarlo para que acusara falsam ente de com u­
nista a los integrantes de la m u n icipalidad de P u erto C ortés
(21). F ajard o m anifestó al diario “El C ro n ista” que fingió acep­
ta r las proposiciones del norteam ericano, para denunciar
después an te la opinión pública del país los m étodos coer­
citivos de los investigadores (20 ).
12. P r a g a . La O rganización Internacional de P erio ­
distas denunció las graves violaciones que contra la lib ertad
de prensa viene com etiendo la ju n ta m ilita r que detenta el
poder en Corea del Sur (18). Una declaración de la O IP des­
1 1 -2 2 6 3
161
taca que después del reciente golpe de E stado fascista en
Corea del Sur, han sido clausurados 76 diarios y 453 sem ana­
rios, im plantándose adem ás, una estricta censura (21 ).
13. P a r í s . E n la s ciudades de Lisboa y O porto se dis­
trib uyeron volantes en los que se exhorta a los trabajadores
portugueses a organizar para el prim ero de m ayo m anifesta­
ciones de repudio a la dictadura de Sal azar y por la restau ra­
ción de las lib ertad es dem ocráticas (21). Según inform es de
Lisboa, los vo lan tes están firm ados por la J u n ta P a trió tic a
de Jóvenes T rabajadores (10).
14. B o g o t á . Los obreros de cinco em presas de Cali
paralizaro n ayer sus labores en solidaridad con los tra b a ja ­
dores de la fábrica norteam ericana “C elanese”, que se en­
cu en tran en huelga desde hace varios días, porque la em presa
despidió a dos de sus dirigentes sindicales (22 ).
15. P a n a m á . La destrucción de los m urales expuestos
por la organización R enovación E stu d ian til U n iv ersitaria,
que defiende a la R evolución C ubana, causó gran indignación
en tre los estu d ian tes de la U niversidad N acional (19). La
agresión, realizada por elem entos reaccionarios y contrarre­
volucionarios cubanos, se produjo im punem ente después que
la R E U em itió un com unicado atacando a los con trarrev o lu ­
cionarios por ser enemigos de la dem ocracia y la lib e rta d de
expresión (22 ).
16. В r e m e n. La to ta lid a d de los 17 m il trabajadores
de la fábrica de autom óviles “B orgw ard” quedó ayer sin em ­
pleo, al anunciarse la quiebra y cierre de la em presa, como
consecuencia de la crisis porque atraviesa la in d u stria au to ­
m o v ilística en A lem ania O ccidental (23).
17. B o g o t á . Los indios m otilones, que h ab ita n en la
frontera con Venezuela, se encuentran en pie de guerra y se
preparan a a tac ar a los colonos de las selvas de Carere, pues
estos asesinaron el 22 de septiem bre a su cacique A cham ba
(22). Los m otilones son continuam ente despojados de sus
tierra s y hostilizados por los geófagos (7). Los indios mo­
tilones no tienen m ás arm as que sus flechas envenenadas
co ntra los fusiles y pistolas de los blancos (13).
18. S a n F r a n c i s c o . C entenares de buques en los
puertos de la costa del P acífico de los E stados U nidos resul­
taron afectados por el paro en los puertos iniciado ayer por la
m añana, cuando fracasaron la s negociaciones en tre las em ­
presas patro n ales y las uniones m arítim as (23). La Asocia­
162
ción de Oficiales, pilotos y trip u lan tes m arítim os organizó
piquetes en los principales puertos, para g aran tizar el éxito
de la huelga ( 12).
19. С i u d a d d e M é x i с o. El diario “El P o p u la r”
inform a hoy que “elem entos retrógrados” asaltaron tres es­
cuelas públicas y quem aron los re trato s de p a trio ta s m exica­
nos en las ciudades de Cuahtem oc y C hihuahua, situ ad as al
norte del país (22). El diario afirm a que los autores son “ele­
m entos reaccionarios instigados por el clero ca tó lico ” ( 10).
20. L a P l a t a . U na b a ta lla cam pal contra las au to ­
ridades de la cárcel de m enores produjeron alrededor de 150
jovencitas cuyas edades oscilan entre 15 y 20 años, las que
acusan a sus carceleros de “m alos tra to s ” (20). En m edio
del desorden, catorce de ellas lograron fugarse, y una se puso
en com unicación con la prensa para denunciar que “recibía
en la cárcel castigos inhum anos y en general el régim en im ­
puesto por los titu la re s del establecim iento a todas las in ter­
nadas es ab o m in ab le” (22 ).
21. B o g o t á . Un to tal de 1,124 personas, en su m ayor
p arte cam pesinos, m urieron asesinados d u ran te los asaltos
de bandas arm adas en los departam entos de V alle y Caldas,
en los siete prim eros m eses de este año, se reveló aquí (22 ).
El m ayor núm ero de v íctim as dentro de ese período se re­
gistró en el d ep artam ento de V alle, donde fueron asesinadas
864 personas, incluyendo m ujeres y niños (15).
22. C i u d a d d e P a n a m á . P aro general indefini­
do, fue decretado por los profesores de todo el país, al negarse
la com isión de presupuesto de la A sam blea N acional a apro­
bar el proyecto de ley que dispone el aum ento de los sueldos
a los m aestros de segunda enseñanza (24).
23. M é x i c o . Cerca de m il trab ajad o res fueron cesan-
teados en G u atem ala por la “S tan d ard F ru it C om pany”,
que aparece como em presa independiente, pero es en realidad
un brazo de la U nited F ru it, según se conoció aquí (23). Los
trabajad o res no sólo fueron cesanteados sin indem nización
alguna sino que se les desalojó ju n tam en te con sus fam ilias
de las casas que h ab itab a n (15). Los despedidos trab ajab an
en las plantaciones bananeras de la zona de Tecum Uman,
en la costa del Pacífico (10).
24. M é x i c o . T rein ta mil personas efectuaron una m a­
nifestación en la ciu d ad de M exicalí, en el norte de la B aja
C alifornia, en p ro testa contra las autoridades de los Estados
ii* 163
Unidos por los daños causados en la s cosechas por las aguas
contam inadas del R ío C olorado (23). La m anifestación duró
cu atro horas y tu v o el apoyo de todas la s ligas cam pesinas
de la región (10). Las aguas del Colorado, de elevada sa lin i­
dad, hicieron perder toda la cosecha de trigo de la B aja C ali­
fornia ( 11).
25. S a n t i a g o d e C h i l e . Los estu d ian tes de la
U niversidad de Chile, continuaron la huelga de 48 horas
acordada en solid aridad con los 250 alum nos de la Escuela
de A gronom ía, que no asisten a clases desde el 25 de
ju lio , por haber sido rechazada su petición del P la n de
E studios (24).
26. N i t e r o i, В r a s i 1. 50 cam pesinos del m unicipio
de Sao Jo sé Da Boa del N orte, rechazaron a un pelotón de la
policía m ilita r que, arm ado de am etralladoras, intentó des­
pojarlos de las tierra s que tra b a ja n desde tiem pos inm em o­
riales (23). Los precaristas, tam b ién arm ados con escopetas
convencieron a los soldados de que “era preferible retirarse
y no ap licar la sentencia ju d ic ia l”. Sin em bargo, esperan que
vuelvan en m ayor núm ero (18).
27. N u e v a Y o r k . U na bom ba incendiaria que hizo
explosión en la casa recién ad q u irid a por una fam ilia negra
en la b arriad a “exclusiva para blan co s” en V irginia, destruyó
gran p arte del inm ueble ocasionándole daños para la m itad
de su v alo r (23). El padre de dicha fam ilia, m anifestó que
desde hace varios días viene recibiendo llam ad as telefónicas
am enazantes, pero que, no o bstante, se propone reparar la
casa y m udarse a ella (19).
28. P a r í s . Las fuerzas represivas del régim en fascista
de Francisco Franco en España, han encarcelado en los ú l­
tim os meses a unas 100 personas acusadas de “acciones d iri­
gidas co ntra el rég im en ”, según inform a el diario L ’Hum a-
n ité (23). Las detenciones continúan (2). E n tre los últim os
figuran 36 obreros y em pleados de la fábrica de autom óviles
“B arreiro s”, arrestados la sem ana pasada (12).
29. В o n n. El T rinunal Suprem o de la R epública Federal
de A lem ania condenó a doce dirigentes sindicales, acusados
de “crear in tra n q u ilid a d y descontentos en tre la población”
por publicar y difundir num erosos folletos contra el rearm e
atóm ico (24). C uatro de los condenados sufrieron penas de
prisión o estuvieron en cam pos de concentración durante el
régim en h itlerian o ( 11).
164
30. N i t e r o i. Los sindicatos de trabajadores de esta
ciudad, decidieron d eclarar una huelga general el m artes
próxim o, en caso de que algunas em presas m antengan su de­
cisión de despedir a 1,200 obreros que paralizaron sus la ­
bores, en defensa de la C onstitución, du ran te la pasada crisis
política (26).
31. N i с o s í a. La versión de que se proyectaba asesinar
al presidente de la R A U en ocasión de su v isita a Chipre en
septiem bre próxim o, fue confirm ada aquí por Sim pson, actual
director del d iario “M ak h i” (20). Sim pson presentó en
conferencia de prensa a tres ex m ilitares chipriotas, los cu a­
les confesaron que desde hace algún tiem po hab ían entrado
en contacto con agentes del servicio de inteligencia de Israel
para lle v a r a cabo el aten ta d o (24).
32. M é x i с o, D . F. Más de 400 cultivadores de can­
d elilla — p la n ta de la que se obtiene cera vegetal industria-
lizab le — iniciaron su anunciada m archa a pie desde S altillo ,
pasando por C oahuila, h asta esta c a p ita l, en protesta por
las m iserables condiciones de vida en que se encuentran (26).
S a ltillo se h a lla a 880 kilóm etros del D istrito F ederal, pero
los “cam pesinos del d esierto ”, como se llam a a los c u ltiv a d o ­
res de can d elilla, cam inarán día y noche, con cortes períodos
de descanso, h asta alcanzar la m eta (21 ).
33. L i m a. El estu d ian tad o peruano se anotó una im por­
ta n te v icto ria al lo g rar la lib e rta d de su presidente, quien
fue encarcelado a fines de enero, cuando se presentó a las
autoridades para exigir la lib e rta d de varios estudiantes
detenidos a raíz de m anifestaciones de apoyo a Cuba (24).
El 30 de enero se efectuó u n a com bativa m anifestación estu ­
d ian til en dem anda de su lib e rta d (8 ).
34. T o k i o . Los vecinos de las ciudades y aldeas cer­
canas a las bases m ilitares norteam ericanas en Jap ó n , v o l­
vieron a m anifestar su alarm a y preocupación, a n te la posi­
b ilid a d de que las p rácticas y m aniobras que realizan avio­
nes de guerra estadounidenses ocasionen accidentes (23). La
zozobra de los ciudadanos nipones fue m o tiv ad a por el hecho
de que u n a bom ba de prácticas, lan zad a por un bom bardero
a reacción norteam ericano B-57 en el polígono de M ito, cayó
en el edificio de una cooperativa agrícola de K azuta, m uy
d istan te de la base aérea (24).
35. E l Terror de F r a n c o . U na acusación a
la policía fran q u ista de “organizar las provocaciones y sabo­
tajes registrados en todo el país, para ju stificar el arresto
165
de centenares de personas en varias ciudades de España, espe­
cialm ente en A n d a lu c ía”, fue form ulada por el P a rtid o Co­
m u n ista Español (23). El P a rtid o distribuyó volantes en
toda la cap ital denunciando “la m aniobra de la s autoridades
españolas y negando que el P a rtid o C om unista haya sido
el instigador de los sab o tajes” (15).
Información varia
1. W a s h i n g t o n . El D epartam ento de Defensa a n u n ­
ció que u tiliz a rá los servicios de unas m il com pañías con­
stru cto ras para escoger los lugares en que se construirán un
m illón de refugios contra bom bardeos nucleares, con cabida
para 50 m illones de personas (21). El estudio en cuestión
com enzará en diciem bre próxim o, se com pletará en un año
y costará aproxim adam ente 93 m illones de dólares (12).
2. T o k i o . T rein ta y dos personas m urieron en H iroshi­
m a en tre enero y junio de este año, como consecuencia de las
radiaciones de la bom ba atóm ica lan zad a por los E stados
U nidos sobre esa ciudad en 1945 (20). El H ospital N aval
de H iroshim a reveló que en el m ism o período han sido tr a ­
tad as 12 m il personas a fin de aliv iarles los sufrim ientos
ocasionados por las radiaciones (16).
3. N u e v a Y o r k. Al com entarse el desastre aéreo
que la sem ana pasada costó la vida a 74 reclutas del ejército
norteam ericano, fue revelado que los jóvenes soldados eran
conducidos en un ap arato deteriorado que “no se h abía usado
en un añ o ” (21). Se dijo que se h ab ía usado ese avión en mal
estado porque “los aviones nuevos están rela tiv a m e n te m uy
ocupados tran sp o rtan d o altos oficiales de las Fuerzas A rm adas
a m uchas p artes del M undo” (16).
4. К а г а с h i. La grave epidem ia de v iru ela desatada
en este país, desde el pasado mes de noviem bre, ha provocado
la m uerte de 251 pakistanos h asta ayer, según se reveló oficial­
m ente en esta cap ital (20). E n la s ú ltim as 24 horas, 6 nuevas
v íctim as de esa enferm edad infecto-contagiosa fallecieron en
el hospital local (13). Las autoridades anunciaron que mil
48 personas padeciendo v iru elas fueron atendidas en el refe­
rido centro m édico y que ingresaron 20 nuevos casos (15).
H asta estos m om entos no existen datos oficiales sobre los
enfermos atendidos por los m édicos p articu lares y es posible
que algunos fallecim ientos, tam b ién a consecuencia de la
epidem ia, no hayan sido correctam ente registrados (18). Los
funcionarios de sanidad tra ta n de iniciar una cam paña de v a­
166
cunación p reventiva en esta c a p ita l, y en o tras ciudades
de P ak istán (11).
5 . T o k i o . Jap ó n lanzó un cohete de tres etapas al es­
pacio (7). El cohete, “Kappa 9 — 1”, con un paseo de m ás de
una to n elad a y m edia y una lo n g itu d de 12,8 m etros, alcanzó
una a ltu ra de 343 kilóm etros y cayó en el m ar a 600 kiló­
m etros de la costa, después de un vuelo que tu v o una duración
de 9 m inutos y 40 segundos (25).
6 . S a n J u a n , P . R. La O ficina del Tiem po lev an ­
tó el estado de a le rta contra posibles inundaciones, que había
estado en vigor desde el m edio día de a n tie r cuando se re­
gistraron fuertes aguaceros en la p arte Sur y E ste de la isla
(22). Los aguaceros obligaron a cerrar d u ran te m edia hora
dos aeropuertos y por lo menos 10 aviones fueron afectados
por el agua (13). E n la isla Vieques, las aguas_ arrasaron un
puente y las llu v ia s causaron considerables daños (19).
7. N a c i o n e s U n i d a s . Los oradores que in ter­
vinieron en la com isión de p o lítica especial, du ran te las dis­
cusiones sobre el conflicto racial surgido en la U nión S ud­
africana por la p o lítica discrim inatoria del prim er m inistro,
coincidieron en form ular una “fuerte co n d e n ato ria”
(23).
8 . P a d u а, I t a 1 i a. Un avión caza de propulsión a
chorro de la Fuerza A érea ita lia n a , se estrelló ayer contra
una casa e hizo explosión, m atan d o a dos niños e hiriendo a
otras 17 personas en un vecindario m uy poblado de la cer­
cana población de E ste (25). El piloto saltó en paracaídas y
aterrizó en una de las principales calles, cerca del sitio donde
cayó el avión ( 11).
9. R e с i f e, В r a s i 1. A 52 se elevó el núm ero de
personas m u ertas en el desastre aéreo ocurrido ayer el es­
trellarse en el aeropuerto de G uararapes de esta ciudad, un
avión DC-7 de la P a n a ir de B rasil procedente de P ortugal
(23). El avión llevaba 92 personas a bordo (5). Dos explo­
siones en uno de los m otores del ala derecha parecen ser la
causa de accidente (9). El avión chocó contra una elevación
del terreno a 3 kilóm etros de la pista de aterrizaje cuando
se aprestab a a tocar tie rra (13).
10. M o s c ú . “Cada lib ra de peso de los bom barderos
de la fuerza aérea norteam ericana del tip o “B -58” cuesta
a los E stados U nidos 568 dólares”, afirm a hoy el periódico
“P ra v d a ”, en un artícu lo dedicado a exam inar el gravam en
de los im puestos en E stados Unidos y otros países (25).
167
El periódico se pregunta “donde saca los E stados Unidos
todo el dinero para construir arm as ta n costosas” y expresa
que, “casi el 60 por ciento del presupuesto federal norteam e­
ricano se dedica a propósitos m ilita re s ” (20).
Al an alizar el peso de los im puestos sobre los artículos
de consum o básico, el artícu lo señala que “un norteam ericano
corriente ni siquiera sospecha que las sum as que paga por
su carro com prado a plazos, incluye im puestos que ascienden
h asta el 28 por ciento de su precio de v e n ta ” (25).
E n cu an to a F rancia, G ran B retaña y la R epública Fede­
ral A lem ana el periódico afirm a que en esos países “m ás de
cu atro q u in tas partes de sus presupuestos nacionales se basan
en los im puestos” (16).
11. E n la U niversidad de M anchester, en Londres, fue
in stalad a una m áquina com putadora capaz de sum ar y restar
a razón de un m illón de cantidades de diez cifras por segundo,
siendo cien veces m ás ráp id a que cualquiera de la s com pu­
tad o ras fabricadas h asta ahora en In g late rra (24).
12. L i m a. “Las declaraciones del nuevo C anciller ecua­
to rian o no sólo son una provocación al P erú, sino un ataque
directo a los principios que sirven de fundam ento al orden
internacional, y por lo tan to se com portan como una am e­
naza a la paz del C o n tin en te”, afirm ó la C ancillería en un
com unicado respondiendo las declaraciones del C anciller de
Ecuador (28). El com unicado agrega que “Perú defenderá
su seguridad y no cejará un punto en la defensa de la intan-
g ib ilid ad de los trata d o s y ad o p tará todas la s m edidas nece­
sarias por la seguridad del p a ís ” (16).
13. S a n J o s é , C o s t a R i c a . V iolando la C arta
M agna de este país, 12 aviones de la Fuerza A érea norteam e­
ricana, de propulsión a chorro, llegarán a Costa R ica el 18
de este mes, para “hacer dem ostraciones de velocidad y ca­
pacidad de co m b ate”, sin haber recibido el correspondiente
perm iso de la asam blea le g isla tiv a (30). La constitución
de la república establece que “corresponde a la asam blea legis­
la tiv a dar o no asentim iento para el ingreso de tro p as e x tra n ­
jeras al territo rio nacional y para la perm anencia de naves
de guerra en puertos y aeródrom os de la n ac ió n ”; pero la
asam blea leg islativ a no ha concedido su consentim iento ni
puede hacerlo ahora,, por encontrarse en receso h asta el 10
de febrero (31).
14. G u a t e m a l a . C oncluyó aquí la reunión de los
jefes de los E stados M ayores de los ejércitos de los cinco
168
países centroam ericanos (10). E sta reunión acordada por
W ashington tuvo por objeto unificar la m anera de rep rim ir
los m ovim ientos populares, así como prestar una calabora-
ción co n ju n ta a los planes agresivos norteam ericanos contra
Cuba (18). Según el com unicado oficial, la reunión acordó
crear un “Consejo C entroam ericano de D efensa”, crear las
Fuerzas nav ales centroam ericanas, y recom endar a los go­
biernos la creación de “un servicio central de in teligencia”
para “intercam b iar inform aciones sobre las táctica s com unis­
ta s”, “identificación de agentes in tern acio n ales”, así como
inform arse sobre “ag itaciones” co n trarias a la dem ocracia
e invasiones que afecten su seguridad (34).
15. L i m a. El periodista R avines recibió dos bofetadas
duran te un program a de televisión, en el que reiteraba sus
recientes afirm aciones en la revista “V a n g u ard ia” sobre una
supuesta preparación de guerrilleros “a lentados por el com u­
nismo y el gobierno c u b a n o ”, con m otivo de “la b a ta lla del
p etró leo ” como se ha denom inado la so licitu d de diversos
sectores de que sea nacionalizado ese producto peruano
(33).
El p eriodista peruano Carnero, que oyó desde su casa cuan­
do R avines le m otejaba de cobarde, irrum pió en el estudio
del Canal 13 donde se originaba el program a, y tra s de pre­
gu n tar a R avines “¿Q uién es cobarde?”, le aplicó des bo­
fetadas (24).
Inm ediatam ente fue co rtad a la transm isión de la im agen,
pero los telev id en tes pudieron escuchar por algún tiem po
ruidos y confusión en sus receptores (12).
Luego de varios m inutos continuó el program a, pero el
incidente reunió en el local de la telem isora a periodistas
y p arlam en tario s a quienes R avines había aludido como
com unistas (15). E n tre ellos figuraban el director de la re­
v ista “C aretas”, redactores del diario “El C om ercio” y nu­
meroso público, que im provisó una m anifestación, cuyos in ­
tegran tes m ostraban evidentes signos de indignación (18).
La policía arrestó a C arnero y protegió con sus varas y
gases la salid a de R avines de las iras del público (10). R e­
firiéndose a R avines, el dip u tad o M ontesinos, afirm ó que
“ese ser indigno y tra id o r a la p a tria que ha tenido la desgra­
cia de verlo nacer, se ha perm itido in su lta r a los que de­
fienden el petróleo peruano (18). Las bofetadas recibidas
por ese m iserable expresan la indignación del P e rú ” (6).

169
Б . А БЗА Ц Н О -Ф РА ЗО В Ы Й П ЕРЕВО Д Б Е З ЗАПИСИ

Этот вид упраж нения отличается от такого ж е уп раж ­


нения с условной записью лиш ь тем, что студенты долж ны
запомнить основной смысл читаемого ими текста и стре­
миться к ак можно точнее перевести содерж ание ориги­
нала.
Объём разовой подачи текста долж ен быть меньше чем в
аналогичном упражнении с записью. М атериалом д л я этого
упраж нения могут служ ить тексты бесед, интервью, доп­
росов или диалоги на бытовые темы. Отобранные материа­
лы долж ны быть более усложненного характера по срав­
нению с текстами, используемыми д л я микрореферирова­
ния. Это долж но найти отраж ение и в лексической стороне
м атериала (специальная лексика, развитая синонимия), и
в особенностях его синтаксической структуры (обилие эл­
липтических конструкций, репризы, своеобразный «син­
таксический лаконизм», выражающ ийся в отсутствии раз­
ветвленных синтаксических построений) и в стилистиче­
ской тональности, присущей диалогической речи. Тексты
долж ны воссоздавать реальную ситуацию, обладая всеми
признаками, свойственными живой беседе. Основное вни­
мание следует обращать на точность перевода оригинала,
быстроту переключения с язы ка оригинала на язы к пере­
вода (испанский—^русский) и стилистическое оформление
перевода. Следует отметить, что при переводе диалогов
студенты часто впадают в буквализм, поэтому следует тщ а­
тельно следить за тем, чтобы при переводе студенты нахо­
дили соответствующие лексические и фразеологические эк ­
виваленты, а не поддавались соблазну переводить бук­
вально, не затрудн яя себя поисками правильного русского
соответствия в переводе.
Примерные тексты д л я абзацно-фразового перевода на
слух без записи:

Entrevista con tres agentes de la CIA que fueron captu­


rados recientemente en la costa sur de Pinar del Río cuando
intentaban una operación de infiltración 2 de noviembre
de 1963
In t e r ro g a d o r e s m ilitares:
Cm dte. G uillerm o Jim énez.
Tte. J u a n A ntonio Rodríguez Menier,
T te. G ustavo B lanco Oropesa.
170
Prisioneros:
C lem ente Inclán W erner.
L uis M ontero C arrazana.
R oberto Lizano Rodríguez.

I n t e r r o g a d o r (Cmdte. G uillerm o Jim énez): Vamos


a p resentar a continuación a tres de los detenidos, c a p tu ra ­
dos en los sucesos denunciados por el P rim er M inistro en su
com parecencia del m iércoles pasado.
E s necesario explicar antes que cada uno de ellos tenía
asignado en esta m isión una porción de trabajos con una fi­
nalidad d istin ta . Así', el prim ero de ellos, Inclán, ten ía la
m isión denom inada de R esponsable de Seguridad de la CIA;
o sea, él era responsable de g aran tizarle a los jefes de la CIA
que perm anecían en M iam i de que la operación se había
efectuado, y que los agentes de infiltración, o sea el team de
in filtració n , h ab ía llegado a tierra s cubanas.
El segundo de ellos pertenecía a lo que pudiéram os llam ar
la M arinería de la CIA, o sea, form aban p arte de la trip u la ­
ción del barco m adre de espionaje de la CIA, denom inado
“R e x ”, y en algunas ocasiones, tam b ién una vez fondeado
el barco frente a las costas cubanas, desem barcaba en una
de la s lan ch as con los hom bres y el equipo que h ab ría de
desem barcar en aq u ella ocasión.
El tercero tam b ién form aba p arte de la M arinería y rea­
lizab a funciones sim ilares al anterior.
F a lta un cu arto detenido, cap tu rad o tam b ién , cuya m i­
sión era la m ás im p o rtan te de todas, o sea, él era el jefe del
team de infiltració n que tocaba tie rra cubana y que, en de­
fin itiv a, ejecutaba la m isión por la cual el barco se apro­
xim aba a la s costas cubanas.
E ste ú ltim o detenido no ha sido posible presentarlo, pues­
to que en el desarrollo de los sucesos hubo de presentar
resistencia a las fuerzas revolucionarias que hubieron de
detenerlo y fue herido.
A ntes de la presentación y de la e n tre v ista que se hará
a continuación, vam os a presentar tam b ién p arte de algunas
arm as y del equipo de espionaje de la m isión que fue c a p tu ­
rada a los agentes de in filtració n de la CIA.
I n t e r r o g a d o r : Señor Inclán: sería interesante que
usted re la ta ra las circunstancias, o sea, las razones, de por
qué usted fue detenido, las circunstancias en que usted fue
detenido.
171
C lem ente I n с 1 á n: Sí, señor. Yo fui detenido al
tra e r un grupo de infiltración de seis hom bres de la ciudad
de M iam í, en la F lo rid a, h asta la costa sur de P in a r del Río,
a un punto conocido por “La B óveda”. Al desem barcar ese
grupo, nos estab an esperando las fuerzas del G obierno, y
entonces se produjo un intenso tiroteo. Con ese m otivo, yo
me lan cé al m ar y estuve nadando h asta la m añana siguiente,
en que to m é tie rra en el F aralló n , donde fui detenido a los
dos días y m edio aproxim adam ente.
I n t e r r o g a d o r : O sea: usted venía a una opera­
ción de infiltració n de agentes de la CIA.
Clemente I n с 1 á n: Sí, señor, eso es cierto.
I n t e r r o g a d o r : ¿Cuál era su participación en esa
operación de in filtracin de la CIA?
C lem ente I n c l á n : Yo figuraba a bordo como
Oficial de Seguridad. Adem ás de eso, yo venía con ellos para
ayudarlos a hacer el desembarco: o sea, m e m onté en la la n ­
cha y en la lan ch a ...
I n t e r r o g a d o r : P erdónem e... Sería necesario que
usted explicara qué quiere decir, cómo se traduce su tarea
de Oficial de Seguridad. ¿Cuál era su m isión, su obligación
como Oficial de Seguridad?
C l e m e n t e I n c l á n : El Oficial de Seguridad a bor­
do tiene el encargo de que el team de infiltración no se reúna,
no se m ezcle con la trip u lació n , para que se m antenga sepa­
rado de la trip u lació n . En este caso la función resu ltab a in­
necesaria, porque ya por los distin to s viajes que se habían
hecho la trip u lació n conocía perfectam ente quiénes eran los
m iem bros del team .
I n t e r r o g a d o r : ¿U sted había p articip ad o en oca­
siones anteriores en este m ism o tip o de acción?
C lemente I n c l á n : Yo p artic ip é en todas las
m isiones de ese team , que fueron seis, a la m ism a zona.
I n t e r r o g a d o r : Bien. ¿A qué se dedicaba usted en
el período an terio r a que la revolución ascendiera al poder?
C lem ente I n c l á n : Yo era abogado, con bufete
de la H ab an a, era abogado de la U niversidad, de Reform a­
to rio de Torrens y de la C línica de M iram ar.
I n t e r r o g a d o r : ¿Dónde residía aquí en Cuba?
C l e m e n t e I n c l á n : E n la calle 164, No. 506, en
el R ep arto B iltm ore.
I n t e r r o g a d o r : E n el antiguo B iltm ore.
Clemente I n c l á n : Sí, señor.
172
I n t e r r o g a d o r: ¿En qué ano usted hubo de salir
del país?
Clemente I n с 1 á n: Yo me fui en diciem bre del
año 1960.
I n t e r r o g a d o r: ¿Las razones que tu v o para ab a n ­
donar el país?
C l e m e n t e I n c l á n : Yo abandoné el país porque
ya m e h ab ía decidido a com batir el régim en, y m e fui en una
lancha, pensando cuando llegara a los E stados U nidos re a li­
zar viajes a Cuba.
I n t e r r o g a d o r : ¿Cómo fue?, relátenos cómo usted
salió del país, en que form a, con quién se fue.
Clemente I n с 1 á n: Yo me fui del país con un
am igo m ío, Alfonso Gómez M ena, que fue el que hizo la ges­
tión de obtener esta lan ch a, “El B u d ú ”, y nos fuim os con un
grupo; salim os del M iram ar Y acht C lub.
I n t e r r o g a d o r : Del M iram ar Y acht C lub, con A l­
fonso Gómez M ena, o sea, Gómez M ena los antiguos dueños
del C entral.
Clemente I n с 1 á n: Sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : ¿En un yate?
C lemente I n c l á n : En una lancha de 30 pies,
negra, de dos m otores, que se llam ab a “El B u d ú ”.
I n t e r r o g a d o r : ¿De quién era propiedad la la n ­
cha?
Clemente I n c l á n : La lan ch a era propiedad de
San P edro, de la firm a de San Pedro y P uig.
I n t e r r o g a d o r : ¿El tam b ién particip ó en la fuga?
C lemente I n c l á n : No, él estaba en M iam i.
I n t e r r o g a d o r : ¿Q uién dirigió eso?
C l e m e n t e I n c l á n : El que dirigió eso fue el doc­
to r E d uardo B etancourt.
I n t e r r o g a d o r : ¿Cuando usted se fue de Cuba, se
fue sin un plan determ inado, o ya llev ab a u n a m eta trazada?
C l e m e n t e I n c l á n : Ya llev ab a la m eta trazada.
I n t e r r o g a d o r : ¿Qué m eta era?
C l e m e n t e I n c l á n : La m eta era que teníam os un
co ntacto que suponíam os veríam os en M iam i, que nos iba
a proporcionar barcos y equipos para hacer viajes a Cuba.
I n t e r r o g a d o r : ¿Q uién les dio ese contacto?
C l e m e n t e I n c l á n : El doctor E duardo B etancourt.
I n t e r r o g a d o r : ¿Dónde se encontraba, aquí en Cuba?
C l e m e n t e I n c l á n : El estaba en Cuba, sí señor.
173
I n t e r r o g a d o r : ¿Q uién fue el que les presentó a
E duardo B etancourt?
Clemente I n c l á n : Alfonso Gómez Mena.
I n t e r r o g a d o r : ¿Y qué tip o de plan fue el que
él le planteó?
C l e m e n t e I n c l á n : Bueno, el plan era de acarreo
de arm as y todo tip o de equipo bélico para la contrarrevo­
lución.
I n t e r r o g a d o r : ¿Q uién proporcionaría esos eq u i­
pos?
C l e m e n t e I n c l á n : Esas arm as las proporcionaría
la CIA.
I n t e r r o g a d o r : ¿B etancourt tra b a ja b a con la CIA?
C lemente I n c l á n : Yo no sé si él directam ente,
pero m e im agino que ten d ría algún contacto.
I n t e r r o g a d o r : O sea: ya desde aquel tiem po re­
m oto del año 1960 usted m an ten ía contactos, por lo menos
indirectos, con la CIA.
C l e m e n t e I n с 1 á n: Sí.
I n t e r r o g a d o r : ¿Y cuando usted arribó a M iam i
qué tip o de relaciones m antuvo con la CIA, o a qué a c tiv i­
dad usted se dedicó?
Clemente I n c l á n : Bueno, el contacto con este
señor no dio resultados, porque él no ten ía los equipos ni
ten ía nada; entonces, nosotros hicim os contactos con el
D em ócrata C ristiano, y estuvim os trab a jan d o en los barcos
del D em ócrata C ristiano, siem pre apoyados por la CIA.
H ab ía un contacto, el jefe de la p arte naval del D em ócrata
C ristiano, J u a n Mesa, ten ía un contacto llam ado P eter, en
la CIA, y ellos proporcionaban...
I n t e r r o g a d o r : ¿Un norteam ericano?
C lemente I n c l á n : E ra un am ericano.
I n t e r r o g a d o r : ¿Agente de la CIA?
Clemente I n c l á n : Sí, agente de la C IA ... Ellos
proporcionaban los equipos, y adem ás autorizaban los viajes.
I n t e r r o g a d o r : E ntonces usted efectuó viajes en
aquella época...
Clemente I n c l á n : Yo efectué cu atro viajes a
Cuba con el D em ócrata C ristiano, sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : ¿Y los equipos se los seguía sum i­
n istran d o la CIA?
Clemente I n c l á n : La CIA siem pre sum inistró
los equipos.
174
I n t e r r o g a d o r : Vamos a ver si hacem os algunas
preguntas a otro de los p articip an tes en la acción de filtra ­
ción que realizó el barco “R e x ”, o sea, el señor C arrazana,
que fungía de C ontram aestre dentro de la trip u lació n del
barco “R e x ”.
El señor C arrazana era trip u la n te perm anente del barco
“R e x ”, destinado por la CIA a las actividades de espionaje
y diversión co ntra Cuba.
Señor C arrazana: sería interesante que usted nos ex p li­
cara en qué consistía su trab a jo como C ontram aestre dentro
del barco “R e x ”.
L u i s M o n t e r o C a r r a z a n a : Bueno, pues como
C ontram aestre mi función era m andar cinco hom bres a tra ­
bajar, para p in ta r y hacer las guardias de tim ón cuando
estábam os navegando, y tra e rle café a los hom bres y
eso.
I n t e r r o g a d o r : Eso era durante el transcurso del
viaje, o sea, cuando p artía n , ¿de dónde partían?
L u i s M o n t e r o : De W est P alm Beach.
I n t e r r o g a d o r : W est P alm Beach, ¿en la F lorida?
Luis M o n t e r o : Sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : P a rtía n de W est P alm Beach, en
la F lo rid a, hacia su destino que siem pre era Cuba, ¿no?
lógicam ente.
Luis M o n t e r o: Sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : C uando el barco llegaba ya al des­
tino, o sea, se ponía frente a las costas de Cuba, como relató
el Sr. Inclán, ¿en qué consistía su participación? o sea,
¿cuál era su actividad?
L u i s M o n t e r o : Bueno: yo m uchas veces fui a tie ­
rra en la lan ch a, pero en algunas no fui tam poco. P ero fui
m uchas veces a tierra en la lancha.
I n t e r r o g a d o r : E n las ocasiones en que fue a tie ­
rra, ¿qué usted hacía?, ¿cuál era su m isión?
L u i s M o n t e r o : Bueno: yo iba en la lancha, y des­
pués arriab a la b alsa con los paquetes.
I n t e r r o g a d o r : O sea, el barco llegaba frente a
las costas cu b an as...
Luis M o n t e r o: Sí, señor. A cinco o seis m illas.
I n t e r r o g a d o r : ¿A esa fue la distancia a que llegó
en esta ocasión el barco? A cinco o seis m illas de las costas
cubanas.
L u i s M o n t e r o: Sí, señor.
175
I n t e r r o g a d o r : En esa ocasión el barco sacó
¿cuántas lanchas?
Luis M o n t e r o : Dos lanchas.
I n t e r r o g a d o r : ¿En una de ellas usted venía?
L u i s M o n t e r o : En una.
I n t e r r o g a d o r : ¿Cuál era su m isión en esa lancha?
L u i s M o n t e r o : Bueno: arriarm e con la balsa hasta
el farallón para entregar seis hom bres que venían, y como
veinte o veinticinco paquetes que venían.
I n t e r r o g a d o r : ¿En la lan ch a venían seis hombres?
L u i s M o n t e r o : No, en la lancha veníam os doce.
I n t e r r o g a d o r : ¿Doce?
L u i s M o n t e r o : E n la o tra lancha venían los paque­
tes y tres hom bres.
I n t e r r o g a d o r : E n la lancha en que venían doce
hombres, ¿seis de ellos venían a quedarse en Cuba?
Luis M o n t e r o: Sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : ¿U sted conoce la m isión de esos
seis hombres?
L u i s M o n t e r o : No, señor.
I n t e r r o g a d o r : O sea, que el grupo que pertenecía
a la tripulación del barco no le decían nunca la m isión de
los hom bres que tra ía n .
Luis M o n t e r o : No, señor.
I n t e r r o g a d o r : Bien. Entonces, en esta ocasión en
que usted vino con la lancha, una vez que usted hubiera
dejado los hom bres en tierra , ¿en qué consistía su m isión?
Luis M o n t e r o : V olver al barco.
I n t e r r o g a d o r : ¿V olvía en la s lanchas al barco?
Luis M o n t e r o: Sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : Y cuando llegaba al barco, el b ar­
co ¿qué hacía en ese m om ento?
L u i s M o n t e r o : Bueno; entonces subía las lanchas
y se iba.
I n t e r r o g a d o r : ¿Se iba? E n ese m om ento todavía
el barco ten ía su a rtille ría desnuda, ¿no? ¿Cuál era la a r ti­
llería del barco?
L u i s M o n t e r o : La a rtille ría del barco son cinco
“2 0 ” dobles.
I n t e r r o g a d o r : ¿Dobles? O sea, diez.
Luis M o n t e r o : C uatro “5 0 ”.
I n t e r r o g a d o r : C uatro am etrallad o ras C alibre 50.
L u i s M o n t e r o : Dobles tam bién.
176
I n t e r r o g a d o r : Dobles.
L u i s M o n t e r o : Un “75”, y dos “5 7 ”. Casi nunca
le pusieron las arm as esas.
I n t e r r o g a d o r : E ntonces, después que el barco
ya realizaba su m isión, ¿en qué punto, o sea, cuándo, dón­
de o a qué tiem po el barco volvía a esconder la s arm as que
hab ían puesto en la superficie del barco para realizar la m i­
sión?
Luis M o n t e r o : A ntes de los claros del día.
I n t e r r o g a d o r : E ntonces, ¿a dónde regresaba el
barco?
L u i s M o n t e r o : Bueno, algunas veces lo llevaban
pegado a Cayo Hueso, o tras veces los dejaban por ahí por...
I n t e r r o g a d o r : Bien: Vamos ahora a hacerle a l­
gunas preguntas al señor Lizano, que tam b ién form aba p ar­
te de la trip u lació n del barco espía de la CIA “R ex ”, que
era m arinero de la trip u lació n .
Señor Lizano: ¿Q uién lo reclutó a usted para tra b a ja r
en este barco de la CIA?
Roberto L i z a n o : G ilberto Sardiñas.
I n t e r r o g a d o r : ¿Q ué cosa es ese señor?
Roberto L i z a n o : T elegrafista del barco.
I n t e r r o g a d o r : ¿Y de dónde usted lo conocía?
Roberto L i z a n o : Bueno, es tío político m ío.
I n t e r r o g a d o r : ¿U sted, su verdadero nom bre cuál es?
R o b e r t o L i z a n o : ¿El verdadero nom bre mío? R o­
berto Lizano.
I n t e r r o g a d o r : E ntonces ¿cómo es posible que a
usted se le ocupó un C arnet Laboral y un C arnet de pescador
profesional del IN R A a nom bre de Arsenio Feo Núñez?
R o b e r t o L i z a n o : Porque eso lo dieron los am eri­
canos allí, v aya, lo dio el com andante.
L u i s M o n t e r o: A m í me lo dieron tam b ién y se
me perdió.
R o b e r t o L i z a n o : Nos lo dio el com andante este
viaje, el ú ltim o v iaje éste, como una identificación para
si uno se quedaba, como no tenía identificación arriba, en­
señar la identificación.
I n t e r r o g a d o r : ¿Entonces usted venía con el pro­
pósito de in filtrarse en el país?
R o b e r t o L i z a n o : No, señor. E ra por un caso de
necesidad, que uno se tu v iera que quedar en tierra, como
en este viaje.
1 2 -2 2 6 3 177
I n t e r r o g a d o r : Bueno, pero en este viaje, por ejem ­
plo, ¿por q u é m otivo, en este viaje específicam ente, se le
dio este tip o de docum entación?
R o b e r t o L i z a n o : P orque no lo h ab ían preparado
antes, ni se h ab ía hablado antes de eso.
I n t e r r o g a d o r : A parte de este m ateria l, ¿qué otra
cosa se le dio?
Roberto L i z a n o : Q uinientos pesos para dos.
I n t e r r o g a d o r : Eso venía debidam ente sellado en
una b o lsita de plástico, ¿no?
Roberto L z a n o: Sí, señor.
I n t e r r o g a d o r : ¿Y usted lo abrió?
Roberto L i z a n o : No, señor, eso estaba cerrado
todo.
I n t e r r o g a d o r : ¿No se podía abrir?
R o b e r t o L i z a n o : Bueno, se podía ab rir, pero yo
no lo abrí.
I n t e r r o g a d o r : Señor Lizano, ¿esos quinientos pe­
sos eran m oneda cubana o m oneda norteam ericana?
Roberto L i z a n o : E ran m oneda cubana.
I n t e r r o g a d o r : ¿N uevas o viejas?
Roberto L i z a n o : Yo creo que eran de F idel.
I n t e r r o g a d o r : ¿De la edición del G obierno R evo­
lucionario?
R o b e r t o L i z a n o: Sí, señor.

“ N oticias de H o y ”, 1964.

Notas

team de in filtración — группа просачивания (проникнове­


ния)
barco m adre — плавучая база
bufete m (Cuba) — контора адвоката
rep arto m (Cuba) — район дач, загородный район
firm a / — коммерческая фирма
contacto т — зд. связь и связной
acarreo т — переброска (вооружения)
a rria r v t — зд. вести
farallón т — небольшой утес
a rtille ría desnuda — зд. в боевой готовности на палубе

178
Hoy se conmemora un aniversario más de aquella epo­
peya heroica del 30 de noviembre, en que un grupo de
jóvenes se lanzo a las calles de Santiago de Cuba para
facilitar el desembarco del Granrna, ocurrido dos días des­
pués. Tres participantes directos de aquellos hechos, Vilma
Espín. Haydée Santamaría y Armando Hart narran aquí...

H a y d é e : T ranscurrían los prim eros días de noviem bre.


Días antes, en una reunión con F rank P aís, habíam os acor­
dado reu n im o s con él en S antiago de Cuba. D urante esta
conversación, después de an alizar la situación, decidim os
que donde único podíam os hacer algo efectivo era en S an­
tiago.
H a r t : La reunión fue en La H abana. Tres o cuatro
sem anas antes, F ran k h abía ido a M éxico.
V i l m a : Fue m uy rápido todo. F rank nos dijo que
había que conseguir una casa en S antiago, donde yo estab a...
y eso costó trab ajo .
H a r t : Salim os para S antiago creo que el 14 de noviem ­
bre.
H a y d é e : Teníam os que cam biar de óm nibus por la
m adrugada.
H a r t : Nos apeam os en V ictoria de la s T unas u Hol-
guín, no recuerdo, creyendo que estábam os en Camagüey.
H a y d é e : A lquilam os una habitación en un hotel y
conversábam os sobre la posibilidad de ir a v isita r a un tío
nuestro que reside en esa ciudad.
H a r t : Pero cuando me asom é a una v entana y vi la
calle, com prendí que no estábam os en Cam agüey. El óm ni­
bus se nos fue y llegam os a Santiago como a las tres de la
tarde.
V i 1 m a: Y entonces... a buscar casa. A rm ando iba como
profesor de la U niversidad de O riente.
H a y d é e : Nos alojam os en una casa de huéspedes,
donde estuvim os viviendo antes del 30 de noviem bre, d u ­
ran te esos días y h asta el mes de febrero en que venim os
para La H ab an a. P ara todos los de la casa, yo me llam ab a
M aría.
H a r t : E stuvim os a llí tres meses sin problem as.
12* 179
H a y d é e: Se podía ac tu a r en S antiago, se recibía una
gran cooperación.
H a r t : Y el centro de operaciones era la casa de Vilrna,
en un lu g ar ta n cén trico com o San G erónimo.
V i 1 m a: C uatro meses, con vigilancia colaboradora de
todos los vecinos, que nos avisaban cu alq u ier m ovim iento
raro de las fuerzas represivas.
H a r t : Toda la m anzana entera.
V i 1 m a: Mi papá era Cónsul de F rancia y esto, al p rin ­
cipio, cohibía un poco a los esbirros. Pero, después, nada
los detuvo. E n la casa nos reuníam os aún después de que
com enzaran a vigilarnos. Nos hicieron un registro en enero,
sin que lograran nada. El segundo lo hicieron el 6 de abril
y ya no pudim os volver allá. T uve que sum ergirm e enton­
ces en la vida clan d estina. Y a m ediados del 58, me quedé
en el Segundo F rente.
H a y d é e: H ab ía dos cables donde se anunciaba la
salid a de los com pañeros del Granma, de M éxico, el 27.
V i 1 m a: H a b ía que co n tar 3 días después, para re ali­
zar las acciones de Santiago.
H a y d é e: Uno iba dirigido a A rturo D uque de E st­
rada en S antiago. Y el otro, de confirm ación, a La H ab a­
na.
H a r t : Al hotel Royal P alm , creo, que era un punto
de correo nuestro, donde recibíam os la correspondencia de
M éxico.
H a y d é e: Ese papel se lo comió A ldo cuando lo cogie­
ron preso, pues lo llev ab a consigo.
H a r t : El m artes 27, al m ediodía, vino F ran k a vernos
corriendo. Me lev an tó en peso, no ob stan te ser m ás b ajito
que yo, y m e dijo que había llegado el cable.
H a y d é e: T raía un p ap elito en la m ano, pero tenía
una cara ta n expresiva y ta n contenta, que no ten ía que
hablar.
H a r t : Desconozco si los dos telegram as el de S antiago
y el de La H abana eran iguales.

II

H a r t : Los planes de las acciones del 30 de noviem bre


los hizo F rank. El era el jefe de acción. El segundo era P ep i­
to Tey.
180
V i l m a : Se h abía preparado a cada grupo por separa­
do. Se citó a los jefes de grupo, que sabían lo que tenían
que hacer cuando sonara el m orterazo sobre el M oneada.
H a y d é e : A unque no sonara el m orterazo, todo debía
com enzar a las 7 a.m . Al no sonar, pues lógicam ente se pro­
dujo alguna confusión.
V i l m a : Anexo a estos planes, ex istía la posibilidad de
otras acciones. P ara ello se contaba con las brigadas ju v en i­
les. Y, adem ás, se p asaría una c in ta por la radio con un lla ­
m am iento.
N osotros teníam os que ir a dorm ir a P u n ta G orda el 29,
pero F ran k planteó que ten ía que quedarse alguien para
entregar la c in ta ... y ésa fui yo.
H a r t : Pasam os la noche del 29 en P u n ta Gorda.
H a y d é e : Salim os en una carav an a de autos. Iba en
la prim era m áq u in a, co n trario a cuando el asalto al M onea­
da, en que iba atrás. E n este carro estábam os F rank, A r­
m ando y T aras (D om itro).
H a r t : D etrás, algunas otras m áquinas con un grupo
de compañeros.
H a y d é e : R ecuerdo que le h ab lé a T aras de la sim i­
litu d de aq u ella carretera de P u n ta G orda con la de Siboney
y la im presión que m e producía, sobre todo al m irar hacia
atrás.
H a r t : Llegam os al C uartel General a las 6.30 o 6.45
de la m añana. E stab a situ ad o en San F élix y S an ta Lucía.
V i l m a : Yo llegué a esa casa, después de entregar la
grabación, casi p arejam ente con ustedes. A quí teníam os que
ir recibiendo la llam ad a de todos los jefes de los grupos,
a m edida que iban saliendo. Yo recibía la de P ep ito , infor­
m ando que y a salía.
Adem ás de la s acciones planeadas, h ab ía cientos de m u­
chachos listo s para e n tra r en acción. No se sabía lo que po­
día pasar. A lgunos de aquellos m uchachos cayeron presos.
Específicam ente, recuerdo a “P ap u ch o ”.
H a r t : Varios de ellos estaban en la E stación de P o li­
cía, que fue incendiada por el grupo de P epito. A lgunos
estuvieron a punto de m orir carbonizados, “P ap u ch o ”, que
ten ía entonces 17 años, entre ellos. Llegó todo quem ado a
casa de V ilm a.
V i l m a : Y M artí P érez m edio asfixiado. Los habían
salvado los bom beros, que apagaron el incendio por detrás
del edificio.
181
H a y d é e: Y es que era im presionante ver a aquellos
m uchachitos con sus brazaletes en las calles.
V i 1 m a: Incluso con el uniform e verde olivo. Los que
particip aro n en las acciones los vistieron.
H a r t : H ay que decir que el espíritu revolucionario de
Santiago era algo extraordinario. V ivíam os a llí sin proble­
m as. Nos paseábam os por las calles y aún después del 30
de noviem bre... y m ás aún, después de caer presos.

III
V i 1 m a: D espués del 30 de noviem bre, todos reporta­
ban en mi casa, a donde llegó el 24 de diciem bre F austino
Pérez, a quien dábam os por m uerto, para p a rtic ip a r en la
reorganización.
H a y d é e: Todas las reuniones las dábam os en San
Gerónim o.
V i 1 m a: El encuentro con F austino fue extraordinario.
S alíam os hacia B oniato, cuando vemos por la calle a un
hom bre flaco que venía subiendo. Y en plena calle lo carga­
mos en peso y lo llevam os así hasta mi casa. “Creo que estoy
m u erto ”, decía. T raía m ucha ham bre y se le m ataron unos
pollos de cría que ten ía mi m am á. El com ía, com ía, m ien­
tras decía: “E sto es un ham bre orgánica”.
H a y d é e: R ecuerdo que en plena calle, le gritábam os
“F austo, F a u s to ”. Los vecinos se acercaban a las ventanas
y p reguntaban q ué pasaba. Les decían: “Uno, que bajó de
la S ie rra ”. Eso da idea de la cooperación popular que reci­
bíam os.
H a r t : P o r ejem plo, en la m anifestación de las m adres,
con m otivo del asesinato de W illiam Soler y de otros cinco
m uchachos, p articip ó un ex traordinario núm ero de m uje­
res vestidas de negro.
V i 1 m a: A m í no me dejaban salir. D ije que no iba a
desfilar, pues estaba v estida de rojo, y que sólo iba a tira r
unas fotos. P ensaba hacer eso, pero cuando estuve allí, me
tu v e que incorporar al grupo. E ra em ocionante aquello.
H a y d é e: A mí me pasó por el estilo. D ije que sólo
lo vería desde una esquina ... y al poco ra to tam b ién estaba
desfilando.
H a r t : Todos los días íbam os el C uartel G eneral, como
si fuéram os al trabajo.
V i l m a : En aquellos prim eros tiem pos, era una lucha
182
alegre. E n Reyes, h asta jugam os con unas pistolas de agua
que mi m am á nos regaló.
H a r t : Con esa p isto la se hizo la brom a de. “N icarag u a”,
que estaba clan d estin o después de haberse escapado de la
cárcel. El 30 de junio, asesinaron a Jo su é y el 30 de ju lio
a F rank.
H a y d é e : F ran k nos envió unas cartas bellísim as- M u­
chas se perdieron.
V i l m a : F ran k era buen estu d ian te y un gran m aestro.
H a r t : Algo curioso: en la N orm al, P ep ito y él asp ira­
ban a la P residencia de ese centro educacional. Triunfó
F ran k y lo prim ero que hizo fue nom brar Vice a P epito.
En la U niversidad, fue a la inversa.
V i l m a : Tenía gran vocación para el m agisterio. Dejó
una profunda h u ella en los m uchachos que fueron sus alum nos.
H a r t : E ra m aestro de cu arto grado. R ecuerdo que
plan teab a que la H isto ria debía enseñarse prim ero por el
presente y después el pasado, así lo estam os tra ta n d o de
hacer hoy.
V i l m a : La personalidad de F rank era algo trem endo.
Im presionaba a todos.
H a r t : E ra herm ético, b astan te reservado.
V i l m a : Cuando le tom aba am istad a alguien, le pre­
g u n tab a m ucho sobre lo que pensaba de cada cosa. Le gus­
tab a escribir poesías, d ibujar. Tenía unos ojos tristes y pro­
fundos.
H a y d é e : D aba la im presión de tener m ucha fortaleza,
pero me lu cía que iba a m orir. E n este sentido, era lo inverso
que yo pensaba de A bel.
„H oy”, 1963.

Notas

c in ta / (grabación f) — зд. магнитофонная лента


tira r unas fotos — сделать несколько снимков

В. ДВУСТОРОННИЙ ПЕРЕВОД

После прохождения тренировочных упраж нений, под­


готавливающих студента к двустороннему переводу, мож ­
но приступить к отработке собственно двустороннего пе­
ревода без записи (иногда практикуется комбинированный
183
двусторонний перевод с записью слишком длинных перио­
дов в вопросах или ответах).
Двусторонний перевод это особый вид устного перево­
да (беседа, интервью, диалог и т.д.), при котором пере­
водчик последовательно вклю чается то в перевод с родного
язы ка на иностранный, то с иностранного на родной.
Объем переводимого материала, приходящ ийся на каждый
из язы ков, зависит от направленности беседы (интервью,
диалога).
Н а начальном этапе тренировки рекомендуется прово­
дить двусторонний перевод на знакомые студенту темы и
по заранее составленным преподавателем вопросам и от­
ветам. Вопросы задаю тся студентам поочередно, одни вы­
ступают в роли собеседника, другие — в роли переводчика.
В дальнейшем следует пользоваться текстами бесед, пресс-
конференций, интервью и допросов, взяты х из печати или
списанных с магнитофонных лент.
Во время перевода особое внимание преподаватель уде­
ляет правильному пониманию содерж ания высказы вания,
быстрому нахождению соответственного перевода на рус­
ский язы к и правильной передаче интонации и эмоцио­
нальной окраски вопросов и ответов.
Этот вид работы может быть усложнен за счет расш и­
рения тематики, увеличения объёма абзацев в вопросах
и ответах и ускорения темпа беседы до нормального темпа
испанской речи.
Особо следует обратить внимание на тренировку дву­
стороннего перевода на бытовые темы, содержащ ие раз­
личные фразеологические обороты, не имеющие прямого
перевода на русский язы к, а требующие знания русских
соответствий, иногда далеких от дословного перевода.
Больш ое внимание следует так ж е обращать на искоре­
нение в речи переводчика звуков и слов паразитов,
возникаю щих непроизвольно во время обдумывания пере­
вода.
Примерные тексты для двустороннего перевода:

La clase obrera у el desarme

Andrés R e ¡ano
1. Каковы, по Вашему мнению, причины, замедляющ ие и
осложняющие переговоры о разоруж ении?
184
La respuesta requeriría un análisis am plio y com p­
lejo, pues las causas que dificultan las negociaciones
del desarm e son m uchas y de diversa ínodle.
De todas form as, estim o oportuno precisar que al
fin alizar la segunda guerra m undial la Unión S oviética
fue la prim era de las grandes potencias aliad as v icto rio ­
sas sobre el fascismo y el nazism o que propuso el des­
arm e y la prohibición de las arm as atóm icas y de h i­
drógeno.
E n un principio se eludió la respuesta, luego pronun­
ció C hurchill su famoso discurso de F u lto n en 1946.
El viejo político inglés, y tra s él otros líderes de lo que
hoy llam am os m undo occidental, declararon la guerra al
desarm e, no queriendo acep tar que en los países del E ste
y del C entro de E uropa se derrum baran, con la caída
de H itle r, los regím enes fundados sobre el predom inio de
las fuerzas reaccionarias.
H oy son to d av ía las fuerzas del gran ca p ita l finan­
ciero internacional las que con m ayor virulencia continúan
oponiéndose a la desm ovilización de los ejércitos y a
la destrucción de las arm as atóm icas y clásicas. Los
grandes tru sts y los pools financieros, los m onopolios
in d u striales del m undo c a p ita lista que obtienen pingües
beneficios con la fabricación de arm as, ejercen gran in­
fluencia en los gobiernos de sus países respectivos y sa­
botean todo acuerdo sobre el desarm e, creando un clim a
de guerra fría. Tal po lítica va co n tra los intereses de la
clase obrera. Los trab ajad o res de todos los países desean
u na paz duradera, el desarrollo de la cooperación y los
vínculos económicos entre todos los países. La carrera
de los arm am entos se vuelve antes que nada contra los
intereses de los trabajadores.

2. К ак Вы относитесь к утверждению, будто военное про­


изводство создаёт возможности увеличения занятости
рабочей силы?
El rearm e no puede au m en tar las posibilidades de
ocupación, ya que resta a un em pleo productivo inm en­
sos recursos económicos que podrían ser utilizados para
elevar el nivel de vida de las naciones. Todo el m undo
se da perfecta cu enta de las cosas que podrían hacerse
y de los problem as que podrían resolverse si los centena­
les
res de m iles de m illones de dólares destinados cada año
en el m undo entero para gastos m ilitares fueran in v erti­
dos en fines productivos.
La carrera arm am en tista significa que una can tid ad
creciente de m aterias prim as se dedica a la fabricación
de arm as, provocando así la escasez de m aterias prim as
y por lo ta n to , la subida de los precios. La carrera a r­
m am en tista hace que dism inuya la producción de a rtíc u ­
los de uso y consum o, por lo que el rearm e no da m ayo­
res facilidades de em pleo; al contrario, con el tiem po
reduce las posibilidades reales de aplicación de la m ano
de obra.
Además, los que sabotean las negociaciones del des­
arm e y los que exacerban la guerra fría, se afanan en
d istraer la atención de la clase obrera de la dura y penosa
realidad económ ica y polílica dim anante de la carrera de
los arm am entos.
En relación con las labores del C om ité de los 18 en
G inebra, la FSM publicó el 28 de m arzo una declaración
que consigna la posición bien clara del V Congreso, que,
en representación de 143 m illones de trabajadores, se
pronunció por la paz y el desarm e general y com pleto.
E sta declaración in v ita a todos los trabajadores a estar
alertas y a ac tu a r en pro de un feliz desenlace de las ne­
gociaciones que se sostienen en G inebra.
H ay que perm anecer alertas y activos para detener
la carrera arm am en tista y poder u tiliz a r en algo produc­
tiv o los colosales recursos financieros devorados de año
en año por la p o lítica arm am en tista, de ta l suerte que
las conquistas técnicas y científicas cooperen a un con­
creto y ráp id o progreso social satisfaciendo las necesi­
dades de los pueblos.
“Tiem pos N uevos”, 1965.

Entrevista con Juan Marinello


1. К аковы достижения Кубы в области культуры?
Es una verdadera revolución cu ltu ra l lo que se está
desarrollando en Cuba. Y creo que lo m ás destacado en
esta ac tiv id ad de nuestra revolución so cialista es la a l­
fabetización general. C uba es, hoy por hoy, el único
país latinoam ericano y acaso el único en la h isto ria de
186
la h u m anidad que ha term inado en un solo año con esa
escuela del colonialism o.
Se llega en ocasiones a la subvaloración de este acon­
tecim iento; se o lvida que, para com prender los propósi­
tos de la R evolución, para darle im pulso, el pueblo debe
estar en posesión de un m ínim o de c u ltu ra , debe tener
acceso al libro, al periódico, a la revista.
E s cierto que hem os tenido y tenem os grandes difi­
cu ltad es para organizar nuestra econom ía, por falta de
técnicos. Pero, con un gran esfuerzo nacional — y con
la ay u d a decisiva de la URSS y otros países del m undo
socialista — , vam os avanzando en aspectos esenciales.
La educación superior ha de preparar, en el m enos tiem ­
po posible, los técnicos indispensables, y a ello m ira
la R eform a u n iv ersitaria en m archa.

2. Ч то Вы можете рассказать об основных реформах в


системе образования?
H ay en Cuba tres universidades: en La H abana, en
S an ta C lara y en S antiago. Antes, las tres daban prefe­
rencia a las disciplinas hum anistas. Los latifu n d ista s y
gentes acaudaladas preferían que sus hijos fueran aboga­
dos, doctores en Filosofía y Letras. E ran contados los
alum nos u n iv ersitario s procedentes de la clase obrera, de
los cam pesinos y h asta de la pequeña burguesía.
H uelga decir que ese sistem a de enseñanza estaba
divorciado de los fines de la R evolución y trab a b a el
desarrollo político, económico y social de nuestro país.
Se im ponía una extirpación raigal de esas taras, una
reform a que tu v iera por m isión básica cooperar al buen
éxito de la R evolución socialista. H ace dos años se con­
stitu y ó el Consejo S uperior de U niversidades, que im par­
tió la Reform a de la Enseñanza Superior, publicada el
10 de enero de este año en la G aceta O ficial, fecha en
que en tró en vigor como ley.
E n síntesis, la reform a proclam a que todo el que lo
desea puede estu d iar. P a ra ello se ha in stitu id o un am ­
plio sistem a de becas. E n esta labor p articip ó personal­
m ente Fidel C astro. Ya para este año se conceden cin ­
cu enta m il becas. En rigor, el E stado atiend e en todo a
los becados: viv ienda, alim entación, libros. Sin co n tar
una pequeña sum a para sus gastos personales. La ense­
187
ñanza es g ra tu ita . P ara los estudiantes que tra b a ja n al
m ism o tiem po, se reduce a seis horas la jo rn ad a laboral.
Se concede gran im portancia a las carreras científicas
y técnicas. Cuba no necesita hoy abogados m ediocres al
servicio de la burguesía. N ecesita buenos técnicos. En
1970, la producción in d u strial de Cuba deberá haberse
q uintu p licad o . Tendrem os una gran factoría m etalúrgica,
fábrica au to m o triz, astilleros. P a ra entonces deberemos
haber preparado veinticinco m il ingenieros y técnicos.
(En 1953 no h ab ía en nuestro país m ás que 309 ingenie­
ros). La econom ía cubana es planificada. Es n atu ra l que
necesitem os gran núm ero de econom istas, hoy casi inexis­
tentes en tre nuestros profesionales.

3. Изменился ли сам учебный процесс?


Sí, ha cam biado la propia organización educacional.
Se estip u la la obligatoriedad de la asistencia de los alum ­
nos a las clases. El acento se recarga sobre el trab ajo
diario de los estu d iantes. P or eso ha sido proscrito de la
enseñanza u n iv ersitaria el exam en único. La escala de
clasificaciones es de 0 a 100 puntos: h asta 69 puntos,
desaprobado; de 70 a 79 puntos aprobado, de 80 a 89
puntos, aprovechado; y de 90 a 100 puntos, sobresaliente.
La Reform a de la Enseñanza Superior afecta tam bién
al profesorado. P or prim era vez en A m érica L atin a se
establece su retrib ución por cóm puto de horas. Todo el
personal fa cu ltativ o será nom brado por el sistem a de
co n tratació n . La prim era contratación se hace por el
térm in o de un año. Las renovaciones del co n tra to están
condicionadas por la com petencia del interesado.
No negaré que existen dificultades. Y aun allá donde
menos las esperam os. P ero la fundam ental es la insufi­
ciencia de locales. A m edia hora de la ca p ita l, ju n to a
la carretera de R ancho Boyeros, está en construcción
una exelente ciu d ad u n iv ersitaria , con viviendas para estu ­
diantes, instalaciones deportivas y m agníficos edificios do­
centes. P ero la em presa es m uy am biciosa y ta rd a rá en
realizarse, aunque se realizará, sin duda.

4. Что нового в культурной жизни Кубы?


Se ha co n stitu id o el Consejo N acional de C ultura, que
a trav és de los consejos m unicipales y provinciales orga-
188
niza conciertos, conferencias, representaciones teatrales,
exposiciones de arte. Los cubanos constituyen un pueblo
m uy aficionado a la m úsica, devoto de la canción y la
danza. A ntes de la R evolución casi no había conjuntos
m usicales de carácter profesional. H oy tenem os ya dos
orquestas: una sinfónica y otra la del T eatro N acional.
P o r cierto, han actuado bajo la dirección de em inentes
m aestros extranjeros, como el soviético G auk. El T eatro
N acional pone en escena obras de m ayor alien to y nove­
dad.
En Cuba, como en otros países latinoam ericanos, se
celebran an u alm en te carnavales, una an tiq u ísim a tra d i­
ción p o pular en la que se derrocha ingenio. D urante
varios días, la m úsica, las parejas que bailan se hacen
dueñas de las calles. A ctualm ente, los sindicatos prestan
un concurso activ o a la organización del carnaval. Cada
uno presenta su can d id ato al concurso de belleza y pre­
para su carroza. La carroza de los ferrocarrileros ha sido
la m ejor del carn av al de este año en La H abana. E ra una
locom otora avanzando a todo vapor hacia una vida feliz.
E n el m undo cu ltu ra l ha sido un gran acontecim iento
el congreso de los escritores y artistas, celebrado en otoño
ú ltim o, en el cual se constituyó su organización. Se e li­
gió presidente a N icolás G uillén. H a sta ahora, en mi
opinión, no tenem os u n a producción lite ra ria que plasm e
cabalm ente toda la grandeza de nuestra R evolución, esto
requiere tiem po; tenem os la seguridad, por lo que se
tra b a ja , de que los escritores cubanos estarán a la a ltu ra
de la época.
En La H ab an a se ha con stitu id o la Casa de A m érica,
que organiza an u alm ente concursos de lite ra tu ra la tin o ­
am ericana. Cuba es hoy un índice ta n to en el progreso
social com o en el c u ltu ra l. En otoño se celebró en La
H ab an a un festival te a tra l, que perm itió presentar las
m ejores obras de autores del B rasil, de G uatem ala, de
V enezuela, del U ruguay, de M éxico y de la A rgentina.
Nexos de tradiciones cu ltu rales com unes herm anan a los
países latinoam ericanos, pero cada uno tiene sus pecu­
liarid ad es nacionales. P o r eso este conocim iento es pro­
vechoso no sólo a nuestros am igos del continente, sino
a nosotros mismos.
P a ra septiem bre se proyecta una conferencia de cul­
tu ra latin o am erican a. Se reunirá en La H abana, con asis­
189
tencia de m uchos países. Esperam os representantes de la
Unión S oviética.
E n sum a, la vida c u ltu ra l m uestra un pulso brioso.
N uestro gran pensador Jo sé M artí dijo: “Ser cu lto para
ser lib re ”. E stas palabras de M artí son hoy el lem a de
cada cubano. N uestra gran R evolución debe engendrar
una gran cu ltu ra.
“Tiem pos N uevos”, 1962.

La industrialización de Cuba

A lfredo Gutiérrez
1. Каково положение кубинской экономики в настоящее
время?
La R epública de Cuba atrav iesa un período de reorien­
tación económ ica, diría yo. H em os aprendido mucho
de los errores de los prim eros años, cuando nuestro deseo de
co n stru ir todo de una vez nos hizo desperdigar las fuerzas
y los m edios. A hora utilizam os con m ayor m esura nuest­
ras posibilidades y distribuim os m ás racionalm ente
nuestras fuerzas. Claro está, no podemos subestim ar ni
desdeñar los resultados positivos ya lorgados en la rees­
tru ctu ració n de nuestra in d u stria sobre principios socia­
listas.
Tomemos, por ejem plo, la in d u stria ligera. E n la
in d u stria del calzado, la te x til y otras hemos acoplado
las pequeñas producciones artesanales, lo que nosotros
llam am os “c h in ch ales”, en em presas consolidadas. Ahora
culm inam os el proceso de concentración, en las em presas
acopladas se da cim a al reequipam iento, term in a el pe­
ríodo organizativo. S im ultáneam ente se ha construido
nuevas fábricas de telas, m edias y otros artículos. G racias
a ese reajuste, ha m ejorado la calidad y reducido el
precio de coste.
H ace poco pusim os en m archa dos fábricas de gran
im portancia para todo el país. La fábrica m ecánica, de
S an ta C lara lev an tad a con el concurso de la U nión Sovié­
tica, y la de refrigeradores y otros aparatos de uso dom é­
stico, co n stru id a con ayuda de C hecoslovaquia en la
m ism a ciudad. P uede decirse que con ellas iniciam os los
planes de in d u strialización.
190
2. Чем эти планы отличаются от планов прежних лет?

A diferencia de los años pasados, estos planes enfa­


tizan el desarrolo de tres ram as, a nuestro entender deci­
sivas, que están llam adas a ser un factor de prim er orden
en la industrialización de Cuba. Me refiero a la quím ica
(en prim er lugar, la llam ada quím ica azucarera, es decir,
la elaboración de subproductos del azúcar, y la produc­
ción de fertilizan tes quím icos), la construcción de m aq u i­
n aria (m áquinas agrícolas y piezas de repuesto) y la
m etalu rg ia. E l desarrollo de esta ú ltim a nos hace con­
fro n tar la necesidad de erigir una nueva factoría de níquel
y em presas para la extracción de los m etales que acom ­
pañan al níquel: cinc, cobalto, crom o y otros.
E n la construcción de nuevas fábricas de las indus­
tria s de bienes de consum o nos atenem os a la m edia m un­
dial de producción. E n caso contrario, esos artículos le
costarían dem asiado al país.
Debe notarse que la producción in d u strial tenderá a
la especialización de las fábricas y de zonas enteras. Ya
se ha trazad o en líneas generales la nueva distribución
de la in d u stria por regiones, lo que p erm itirá un des­
arrollo m ás arm ónico de la econom ía. Cada zona in d u st­
rial tendrá su especialización. En la de La H abana nos
proponem os fom entar, principalm ente, las construcciones
m ecánicas y la electrónica, es decir, las in d u strias que
no necesitan gran ca n tid a d de líquido. Eso lo im ponen
las dificultades con que en el sum inistro de agua potable
tropezam os en La H abana. E n M atanzas desarrollarem os
la in d u stria de productos quím icos; en S an ta C lara, las
construcciones m ecánicas; en N uevitas, el cem ento y los
fe rtilizan tes quím icos; en el n o rte de la provincia de
O riente, la m etalu rgia; en H olguín, las piezas de re­
puesto, etc.
La construcción de nuevas p lan tas se efectúa hoy de
pleno acuerdo con esos planes. Veamos algunos ejem plos.
E n La H ab an a se reequipa la A n tilla n a de acero, que
una vez finalizadas las obras rendirá 300,000 Tm . de
acero al año; se edifican fábricas de v id rio y de plásticos.
E n la provincia de La H abana construim os una tex ti-
lera. En M atanzas funcionará para 1965 una fábrica de
fertilizan tes sintéticos. En la provincia de Las V illas
recién empezó a tra b a ja r una fábrica de m otores Diesel.
191
Ahora sólo es de m ontaje, pero m ás ad elan te los produ­
cirá. E n la fábrica de construcciones m ecánicas de S anta
C lara se organiza la fundición de acero por arco eléctrico.
E n N uevitas se in stala una fábrica de cem ento, y el año
que viene se iniciarán las obras de fertilizantes quím icos.

3. К ак обстоит дело с электрификацией Кубы?


E l gobierno revolucionario da gran im portancia a la
electrificación de Cuba. P aralelam en te a las grandes ter­
m oeléctricas, como la de M ariel en P in a r del R ío, cons­
truim os o tras m ás pequeñas, de 50 m il y 60 m il kw cada
una. R evestirá especial im portancia la term oeléctrica de
R enté, co n struida en S antiago de Cuba, la m ayor de la
isla. Sólo la p rim era p arte ten d rá una capacidad de
100,000 kw y p erm itirá organizar un sistem a energético
único en la provincia de O riente.
A hora, zonas de fom ento industrial ta n im portantes
como S antiago, M anzanillo, N uevitas, N icaro están des­
u n id as y cada una se abastece de electricid ad . Su gene­
ración en pequeñas p lan tas resu lta m uy cara y no es
ren table. La term oeléctrica de R en té podrá atender me­
jor estas zonas y, partiendo de ella, se creará un sistem a
energético único.

4. Ч то Вы можете сказать об основных задачах, стоящих


перед кубинской промышленностью?
Al h ab lar de las tareas que encara la industrialización
de Cuba, se pueden destacar cu atro aspectos fundam enta­
les: co n tin u ar la concentración de la especialización; la
racionalización laboral (establecer en cada em presa el
núm ero óptim o de obreros, el nivel de productividad del
trab ajo , etc.); norm as laborales cien tíficam ente fundam en­
tad as y fortalecer la disciplina en las finanzas.
E n esto hemos tenido algunos logros. H em os reafir­
m ado la disciplina financiera e introducido un nuevo
sistem a de rem uneración. Si bien es una cosa len ta que
exige u n a larga y paciente labor ex p licativ a, en la cons­
trucción de m áquinas y la m etalu rg ia el nuevo sistem a
abarca ya casi el cien por ciento de los trabajadores.
E ste sistem a dictado por las condiciones concretas de
C uba, reviste, a nuestro juicio, dos particu larid ad es po­
192
sitivas. P or un lado crea un incentivo económico para
la superación, y por otro, nos p erm itirá sacar en breve
plazo de 4,000 a 5,000 obreros, necesarios en otras ram as,
ya que en la in d u stria cubana, fuera de la azucarera,
el tran sp o rte y la construcción, están ocupados alrededor
de 150,000 trabajadores.

5. К акие страны оказывают наибольшее содействие в деле


развития национальной экономики Кубы?
La m ayor ayuda al desarrollo de la economía cubana,
la presta la Unión Soviética. El desarrollo de nuestra
in d u stria depende ahora de la energética, la m etalurgia
y las construcciones m ecánicas, y cabalm ente en ellas
la ay ud a soviética es especialm ente grande.
O tros países socialistas prestan tam bién gran ayuda al
cu m plim iento de los planes de industrialización de Cuba.
Con el concurso de la R epública D em ocrática A lem ana
estam os construyendo una fábrica de cem ento en N uevitas,
o tra de plásticos en La H abana y algunas m ás. H ungría
y P olonia nos ayudan a lev an tar un p la n ta de vidrio
en La H abana; C hecoeslovaquia, una fábrica de m otores
Diesel en S an ta C lara y una serie de term oeléctricas;
B ulgaria nos está m ontando una fábrica de carburos de
calcio en P in a r de Río.
“Tiem pos N uevos”, 1963,

1 3 -2 2 6 3
IV. СИНХРОННЫЙ ПЕРЕВОД

Цель. — Самым сложным видом устного перевода яв ­


ляется синхронный перевод. Качество синхронного пере­
вода зависит от правильного восприятия и понимания посту­
пающего оригинала на иностранном языке, быстроты пере­
ключения с иностранного язы ка на русский, полной неза­
висимости слухового восприятия текста от речи самого
переводчика и грамотного перевода оригинала на русский
язы к.
Само содерж ание этого вида переводческой работы оп­
ределяет цель тренировочных занятий по синхронному пе­
реводу, т.е. развитие навыков правильного понимания ино­
странного текста, свободного его восприятия через науш ­
ники, несмотря на возможные искаж ения или помехи тех­
нического порядка, соверш енствование навы ка переклю­
чения с иностранного язы ка на русский, достижение
полной автоматизации в переводе, независимо от темпа пос­
тупления оригинала, грамотное оформление перевода с
точки зрения русского язы ка, точность в передаче содерж а­
ния.
М ожно без преувеличения сказать, что все указанны е
выше упраж нения и виды переводческой деятельности в
какой-то мере способствуют приобретению навыков син­
хронного перевода, однако подготовка к этому виду перевода
имеет свою собственную методику и довольно обширный круг
предварительных упраж нений, о которых будет сказано
ниже.
Методика. — Принимая во внимание специфику син­
хронного перевода, приступать к тренировке по синхрон­
ному переводу следует на последнем этапе обучения перево­
ду в целом, лиш ь после того как хорошо отработаны все
другие виды устного перевода. К этому времени у студен­
тов долж на быть хорошо натренирована память, отрабо­
194
тано восприятие и понимание оригинала, выработана оп­
ределенная автоматизация в восприятии текста и в передаче
его на русский язы к. П ри обучении синхронному переводу
можно рекомендовать следующую методику работы:
1. Текстовой материал следует подбирать, начиная со
знакомых студентам текстов по переводу на слух, пере­
воду с листа и т.п. и кончая, самыми сложными незнако­
мыми текстами, содержащими сложные морфологические
явления и трудные д л я перевода синтаксические конструк­
ции. Н а начальном этапе не следует давать слишком труд ­
ные тексты, т.к. упраж нения на таких материалах не толь­
ко не принесут пользы, но, наоборот, могут вызвать у сту­
дентов неуверенность в своих силах и в конечном итоге
даж е отвращение к этому виду работы из-за слишком
большой напряженности, требуемой от переводчика.
2. Не следует перегруж ать студентов слишком длитель­
ной, одноразовой тренировкой без перерыва или перехода
на другие виды перевода. Необходимо всегда помнить, что
даж е д л я опытного синхронного переводчика 25—30 минут
работы в кабинете чрезвычайно утомительны.
3. Во время тренировочных занятий, на первом этапе,
лучше всего пользоваться текстами, заранее записанными
на магнитофонную ленту. Если запись сделана преподава­
телем, необходимо, чтобы записи были к ак можно бли­
ж е к оригинальным выступлениям. Д л я этого перед за ­
писью преподаватель размечает на тексте необходимые
паузы, ускорения, интонацию и эмоциональную окраску с
тем, чтобы во время перевода проверять их передачу студен­
тами.
4. Н а последнем этапе тренировок следует дать несколь­
ко выступлений с дефектами в произношении или помехами,
а такж е тексты, а которых встречаются крылатые слова,
пословицы и поговорки, всегда вызывающие затруднения
в процессе перевода.
5. Вопрос о продолжительности тех или иных предва­
рительных упраж нений и градации трудности текстов дол­
жен реш аться преподавателем в каждом отдельном случае
в зависимости от подготовки студентов, от их количества
и от конечной цели их подготовки.
Материалы. — М атериалы, используемые д л я трени­
ровки по синхронному переводу могут быть взяты из ори­
гинальных вытуплений, отчетов и докладов на различных
конференциях, собраниях, съездах, конгрессах, форумах,
13*
195
а такж е из материалов ООН. Следует привлекать в виде тре­
нировочного материала диалогизированную речь бесед, ин­
тервью, пресс-конференций, судебных заседаний и других
подобных материалов вопросно-ответного характера. М а­
териалы долж ны быть любой языковой трудности, различ­
ны по стилю и тематике. Тематика определяется в основном
специализацией переводчика, но в тренировочный матери­
ал безусловно долж ны входить тексты на общественно-по­
литическую, экономическую и страноведческую тема­
тику.
П одготовка синхронного переводчика по специальной
тематике требует длительной тренировки на специальных
текстах после предварительного знакомства студентов с
теоретическими положениями данной отрасли науки или
техники, с ее практическим применением, а так ж е после
освоения необходимой д л я перевода терминологии.
Основными предварительными упраж нениями по син­
хронному переводу являю тся следующие:

А. ПРОСЛУШИВАНИЕ ИНОСТРАННОГО ТЕКСТА


ЧЕРЕЗ НАУШНИКИ

Это упражнение имеет своей целью приучить студента


воспринимать иностранную речь через наушники и вникать
в ее содержание. Студент мысленно может переводить от­
дельные слова и выраж ения, но не долж ен стремиться к
полному переводу поступающего текста. М атериал должен
подаваться с четким произношением и в нормальном темпе.
Содержание текста долж но быть знакомо по предыдущим
занятиям. После прослуш ивания текста проводится пе­
ресказ текста, во время которого выявляю тся непонятные
места и пропуски содерж ания оригинала. П ересказ должен
быть как можно более точным и может проводиться как на
испанском, так и на русском язы ках.
У праж нение может быть усложнено за счет подачи не­
знакомого по содержанию текста, увеличения его объема,
возрастания его сложности, ускорения темпа подачи ори­
гинала и повышения требований к более полному и точному
пересказу содерж ания материала.
Примерны тексты д ля прослуш ивания через наушники:
196
Fragmentos del discurso pronunciado por el doctor Os­
valdo Dorticós Torrado, Presidente de la República de Cuba,
el 29 de septiembre de 1963, inaugurando el Séptimo Con­
greso de la Unión Internacional de Arquitectos *
P ara Cuba, la celebración de este Congreso en nuestro
país constitu y e una circunstancia de honra y de prestigio.
Y ello tien e aún m ás a lta significación, si reparam os que
este evento se lleva a efecto previo la necesidad de vencer
dificultades artificiales, cam pañas e infundios prom ovidos
por nuestros enemigos, todo lo cual fue superado y salvado
por el prestigio de la U nión Internacional de A rquitectos, por
su o b jetiv id ad y por la seriedad y responsabilidad de su a c tu a ­
ción in stitu cio n al.
Si querem os com prender cuáles son los problem as de
los arq u itecto s de un país en vías de desarrollo y qué ha
podido hacerse en m ateria de arq u ite ctu ra en cinco años...
por los cam inos revolucionarios, b astaría con c ita r algunas
de estas cifras:
C onstrucción de 661 escuelas p rim arias rurales con 1,700
aulas; 345 centros escolares con 3,450 aulas; reconstrucciones
de centros escolares; construcción de 99 escuelas secundarias
básicas, de seis escuelas tecnológicas, de cu atro in stitu to s
pre-universitarios; siete grandes cuarteles m ilitares conver­
tidos hoy en ciudades escolares, que albergan en su seno
escuelas tecnológicas, in stitu to s pre-universitarios y escuelas
secundarias básicas; 30 escuelas, producto de adaptaciones
de otros 30 cuarteles m ilitares menores; construcciones de
la C iudad U n iv ersitaria de O riente; el inicio de la C iudad
U n iv ersitaria de La H abana; las construcciones en la U ni­
versidad de Las V illas.
Y como ejem plo de realización presente y de m ás am bi­
ciosa prom esa fu tura: la construcción de la ciudad escolar
“C am ilo Cienfuegos”, que será capaz de albergar 20,000 estu ­
diantes; el conjunto de edificios que habrán de ser destinados
para E scuelas de A rtes, y otros m enores...
E n lo que respecta a Salud P ública: de 87 hospitales
existentes en 1958, contam os hoy con 144 hospitales, entre
los cuales se encuentran cuarenta hospitales rurales, en los
cam pos donde antes no existía uno solo.

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты


Г, Д и Е.
Construcciones en m ateria de recreación" y deportes; con­
strucciones industriales que alcanzan la cifra de 282,084
m etros cuadrados de construcción... La construcción de pue­
blos enteros en nuestros cam pos, ubicados en las G ranjas
estatales; y el inicio de la solución del problem a de la vivien­
da cam pesina, que es para la R evolución C ubana preocupa­
ción de prim er orden.
Y n u estras perspectivas futuras, enderezadas en lo esen­
cial a resolver en m ateria de arq u ite ctu ra estos cu atro pro­
blem as fundam entales: erradicación de los barrios insalubres
y de las v iv iendas inhabitables, solución al crecim iento ve­
g etativ o de la población y los conflictos con la escasez de
v ivienda, atención a los requerim ientos del desarrollo in­
du strial y a las dem andas de los am biciosos planes de desarro­
llo agrícola.

Notas
p aís en vías de desarrollo — развиваю щ аяся страна; страна,
вставш ая на путь самостоятельного развития
in stitu to s pre-universitarios — подготовительные отделения
{факультеты) д л я поступления в вуз
que albergan en su seno — в которых размещены (находят­
ся)
producto de adaptaciones — зд. переоборудованные под ...
que será capaz de albergar — которая сможет принять
erradicación de los barrios insalubres — снос жилых по­
строек, находящ ихся в антисанитарном состоянии
solución al crecim iento vegetativo de la población — реше­
ние проблемы бурного роста населения

Antonio Aparicio
(.A rgentina)
Naciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
Com isión P o lític a E spe­
cial. *
La delegación argentina se cuenta entre las que propu­
sieran que se au m entara el núm ero de m iem bros del Consejo
de Seguridad y el Consejo Económ ico y Social. E n opinión
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты
Б , В, Г и Д .

198
de la m ayoría, esta m edida que con ta n ta frecuencia se ha a p ­
lazado sigue siendo necesaria. El S ecretario General ha in­
sistido con to d a razón en la necesidad de reanim ar los órga­
nos de las Naciones U nidas y esta preocupación hace que sea
m ás urgente aún la solución del problem a que se debate. En
efecto, ningún órgano puede conservar su v ita lid a d si no se
ad ap ta a las circunstancias. El aum ento del núm ero de los
M iembros de la O rganización exige la am pliación, por cier­
to no excesiva, del Consejo de Seguridad. E n cuanto al Con­
sejo Económ ico y Social, la delegación de la A rgentina tom ó
la in iciativ a de proponer que se aum entara el núm ero de sus
m iem bros, y ta n to el propio Consejo como la A sam blea G e­
neral se lian pronunciado posteriorm ente en igual sentido;
P or su carácter universal y por la am p litu d de los estudios
que realiza, el Consejo Económ ico y Social es, en efecto, el
órgano m ás adecuado para dar a los países en proceso de de­
sarrollo económico el apoyo que necesitan. Es necesario,
pues, que estos países puedan hacerse oír.

Notas
La delegación arg en tin a se cuenta entre las que propusieran...
— Д елегация Аргентины совместно с другими делега­
циями предлож ила...
Es necesario, pues, que estos países puedan hacerse o í r . —
Следовательно, необходимо, чтобы эти страны вы сказа­
ли свои соображ ения (были заслуш аны).

Celia Peralta
(Venezuela)
Naciones U nidas.
D ocum entos oficiales de la
A sam blea G eneral.
T ercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu rales* .

Me m anifiesto en favor de toda m edida encam inada a


estim u lar la investigación científica, especialm ente en lo qué
se refiere al cáncer, afección incurable en la m ayoría de los
casos, que inflige a sus víctim as intolerables sufrim ientos

* Д анны й тейст может быть использован в разделе IV, пункЧ'й


Б, В и Д.

199
físicos y psicológicos, am enaza a todos los seres hum anos sin
distinción de edad ni de sexo y está tan extendida en los
países altam en te industrializados como en los insuficiente­
m ente desarrollados. Venezuela contribuye en la m edida de
sus posibilidades a la lucha contra el cáncer, que con adm i­
rab le energía se lleva a cabo en m uchos países, sobre todo en
la Unión Soviética y en los E stados Unidos de A m érica. A fin
de apoyar la acción del In stitu to del Cáncer, la Liga Vene­
zolana co ntra el Cáncer recauda fondos entre el público y el
G obierno em ite sellos con sobretasa; adem ás todos los años
se in stitu y e un “Mes del C áncer”.
Q uiero expresar mi satisfacción que el proyecto de re­
solución de la RSS de B ielorrusia tiende a estim u lar la in­
vestigación cien tífica en la lucha contra una enferm edad
ex trem adam ente peligrosa para toda la hum anidad. Sin
em bargo, podré v o tar en favor de este tex to después de haber
aclarado algunos puntos; en prim er lugar, desearía saber
cómo se sufragarán los gastos que ocasionará la concesión de
los tres prem ios que se proponen: si con cargo al presupuesto
ordinario de las N aciones U nidas o al presupuesto de la OMS,
o bien con créd ito s para gastos im previstos o extraordinarios
o m ediante contribuciones de los E stados M iembros.
P o r o tra p arte, no creo que sea necesario esperar tres
años para o torgar esos prem ios. P or últim o, estim o que la
delegación de la RSS de B ielorrusia y los autores de la en­
m ienda revisada deberían ponerse de acuerdo y llegar a una
fórm ula de transacción, h abida cuenta de las sugestiones de
la In d ia y de Y ugoslavia, de modo que la Com isión pueda
aprobar por unan im idad un proyecto de resolución sobre
la lucha co ntra el cáncer.

Notas

em ite sellos con sobretasa — выпускает марки с допол­


нительным сбором
... si con cargo al presupuesto ordinario de las N aciones U n i­
das o al presupuesto de la OMS — ... пойдут ли они
за счёт основного бюджета Объединенных Н аций или
за счёт бюджета ВОЗ
... h ab id a cu enta de las sugestiones de la In d ia y de Yugosla- -
v ia — имея в виду предложения Индии и Ю гославии
Б. ПРОСЛУШИВАНИЕ ИНОСТРАННОГО ТЕКСТА ЧЕРЕЗ НАУШНИКИ
И ПОВТОРЕНИЕ ЕГО В МИКРОФОН

Это упраж нение преследует цель развить у студентов


синхронизацию восприятия текста и его воспроизведения.
Д л я облегчения работы, воспроизведение делается на ино­
странном язы ке, однако это вовсе не значит, что это уп раж ­
нение легко дается студентам, начинающим заниматься
синхронным переводом.
Студент долж ен с особым вниманием следить за посту­
пающим текстом и одновременно за правильным его повто­
рением (не отставая и не забегая вперед, соблюдая нормаль­
ную плавность речи и имитируя по возможности интона­
цию оригинала).
П осле прослуш ивания текста и его повторения студен­
тами, следует проверить насколько текст был понят, а
содержание его удержано в памяти.
В начале тренировки можно давать тексты, знакомые
студентам по предыдущим видам перевода. Темп подачи
материала может быть несколько замедлен. В дальнейшем
используются неизвестные студентам материалы, а темп
подачи доводится до нормального.
Примерные тексты д л я прослуш ивания через наушники
и повторения их в микрофон:

Armando F. Hidalgo
(Nicaragua)

N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sem blea G eneral.
S exta Comisión.
A suntos Ju ríd ico s.*

E sto y de acuerdo con el P residente de la Comisión de


Derecho In ternacional en que no sería conveniente un deba­
te detenido sobre los proyectos parciales. Se plantea, sin
em bargo, u na cuestión im p o rtan te a propósito de la indica­
ción que h a hecho Sir G erald acerca de la forma en que debe­

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты


В, Г и Д.

201
ría hacerse la eventual com pilación de norm as referentes al
derecho de los tratad o s. La Com isión de Derecho Internacional
cree al parecer que es preferible un código general a una con­
vención form al, y a que esta ú ltim a sólo podría considerarse
o b lig ato ria p ara los E stados que la hubiesen ratificado. Pero
aún en el caso de que las norm as se incluyan en un código
de carácter general, su aceptación estará tam b ién sujeta siem ­
pre a la v o lu n tad de cada país. B uena prueba de ello es el
Código B u stam an te, que si bien ha sido aceptado por m uchos
E stad o s no ha sido reconocido como universalm ente obliga­
torio.
La delegación de N icaragua cree en principio acertada la
sugestión de que las norm as del derecho de los trata d o s con­
stitu y a n un código. La presentación de esas norm as no debe,
sin em bargo, im pedir que los E stados firm en alguna conven­
ción general que dé a los trabajos de codificación preparados
por la Comisión de Derecho Internacional algo m ás que una
fuerza p uram ente persuasiva. Si un código no pasa de ser m ás
que una p a rte de “los principios generales de derecho recono­
cidos por las naciones civ iliz ad as”* sólo ocupará el tercer
lugar en tre las reglas de derecho que la C orte Internacional
de J u s tic ia está llam ada a ap licar en conform idad con el in­
ciso с) del párrafo 1 del artícu lo 38 de su E sta tu to . Y como
es evidente que las aludidas norm as del derecho de los tr a ta ­
dos merecen u n a prioridad absoluta, es necesario encontrar
un m edio por el que se les dé la fuerza o bligatoria del derecho
convencional y se garantice su aplicación en v irtu d del in­
ciso a) del párrafo 1 del artícu lo 38 de dicho E statu to .

Notas

es preferible un código general a una convención form al, ya


que esta ú ltim a sólo podría considerarse o b lig ato ria para
los E stados que la hubiesen ratificado — генеральный
кодекс предпочтительнее формального соглаш ения, ибо
это последнее может считаться обязательным лиш ь для
государств, которые его ратифицируют.
... que dé a los trab ajo s de codificación preparados por la
Comisión de Derecho Internacional algo m ás que una fuerza
p u ram en te persuasiva — ... которое придало бы работам
по кодификации, проведенным Комиссией по меж дуна­
родному праву, не только характер убедительности
202
Federico Alvarado
(M éxico)
N aciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
Com isión P o lític a E sp ecial.*
La a c titu d de n u estra delegación respecto del tem a que
se está exam inando se inspira ante todo en la realidad, es
decir, en los hechos. Y los hechos que deben considerarse son
los siguientes. Prim ero: el núm ero de M iem bros de las N acio­
nes U nidas ha aum entado de 51 a 82 y es seguro que seguirá
aum entando. Segundo: este aum ento exige un aum ento co­
rrespondiente del núm ero de m iem bros de algunos órganos
principales de las Naciones U nidas para que todos los E sta ­
dos M iem bros tengan la posibilidad de p a rtic ip a r en sus ac­
tividades. Tercero: el problem a m ás urgente es el de aum entar
el núm ero de m iem bros del Consejo Económ ico y Social.
Sólo pueden llenarse las condiciones de estab ilid ad y biem
estar necesarias para asegurar relaciones pacíficas y am isto ­
sas entre las naciones si las Naciones U nidas prom ueven el
m ejoram iento del nivel de vida y el progreso económico y
social, que es, precisam ente, una de las tareas principales
del Consejo Económ ico y Social. C uarto: para au m en tar el
número de m iem bros de los órganos principales de las N acio­
nes U nidas es indispensable m odificar algunos A rtículos de
la C arta. La reform a de la C arta que en trañ arían tales m odi­
ficaciones no debe ser considerada como cosa insólita, pues,
por el contrario, quedó expresam ente prevista en el A rtículo
108 de la m ism a. P ero hay que ten er presente, igualm ente,
que conform e lo dispone el propio A rtículo, su realización
se encuentra sujeta al principio de la unan im id ad de los
cinco m iem bros perm anentes del Consejo de Seguridad. Tales
son los hechos que han inspirado la a c titu d de la delegación
de M éxico en anteriores períodos de sesiones de la A sam blea
General y que siguen inspirándola en el actual.
Notas
Sólo pueden llenarse las condiciones de estab ilid ad . . . —
только тогда смогут быть обеспечены условия стабиль­
ности ...
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты
В, Г и Д .

203
... no debe ser considerada como cosa insólita — не долж на
рассматриваться к ак нечто необычное

Jorge García Bango


(Perú)
N aciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
Tercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu ra le s.*
Al p resentar el proyecto de resolución, la delegación del
P erú ha ten id o en cuenta la preocupación por el problem a
de la viv ien d a que se refleja en el inform e del Consejo, en
las resoluciones 731 В y 603 D del Consejo Económ ico y So­
cial, en la resolución 1042 de la A sam blea G eneral y en la
introducción a la ú ltim a M em oria A nual del S ecretario Ge­
neral sobre la labor de la O rganización donde se señala no
solam ente u na dism inución en el ritm o del progreso en m a­
teria de vivienda, sino tam b ién un verdadero em peoram iento
de las condiciones en esa m ateria.
Las delcaraciones form uladas por otros representantes en
el curso del debate general han dem ostrado que el P erú no es
el único país que debe hacer frente a problem as de vivienda.
La delegación peruana ha considerado, por ta n to , que podría
hacer una con trib u ción positiva a la cuestión presentando
su proyecto de resolución.
Las repercusiones del crecim iento demográfico y la ne­
cesidad de m ejorar las condiciones actuales hacen absoluta­
m ente indispensable intensificar la planificación de la con­
strucción de viviendas económicas. La vivienda es uno de los
elem entos básicos de la vida y, lo mismo que a todos los
demás elem entos que constituyen necesidades fundamentales,
tienen derecho a ella el agricultor, el minero, el trabajador de
la fábrica, el técnico, el profesional, el m aestro y el hom bre
de ciencia. El P erú está prestando gran atención a la solución
del problema de la vivienda, el cual se ha agravado por la
presión de una población en crecim ento. El p aís ha com en­
zado a producir hierro y acero, y parte de la producción se
podrá destinar a la construcción de viviendas. Se ha prom ul­
gado una ley referente al censo proyectado para junio de
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты
Г и Д.

204
1960. Los datos proporcionados por ese censo serán un ele­
mento de juicio indispensable para medir la m agnitud del
problem a de la vivienda.
Los países insuficientem ente desarrollados no son los úni­
cos interesados en este problem a. Los países m ás industria­
lizados tam bién tienen problemas de vivienda, especialm ente
en relación con los sectores de población de ingresos reduci­
dos y en las regiones donde todavía no se ha logrado el pleno
desarrollo. En vista de la interdependencia del m undo en la
actualidad, el problema de la vivienda es a la vez de carácter
nacional e internacional. Los planes de vivienda deben tener
en cuenta la posibilidad de un m ejor aprovecham iento del
capital y de los m ateriales locales, el aceleram iento de la
formación técnica, el desarrollo de las industrias afines y el
fomento de las cooperativas de vivienda.

Notas
Memoria Anual — годовой доклад
... no es el único país que debe hacer frente a problem as de
v iv ien d a—■... не единственная страна, которая должна
реш ать жилищную проблему
En vista de la interdependencia del m undo en la ac tu a li­
dad ... — в связи с взаимозависимостью явлений в сов­
ременном мире...

Luis Rivero
(México)
N aciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
Tercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu rale s.*

E stoy de acuerdo con los representantes que consideran


im posible separar los aspectos social y económico del desa­
rrollo. Toda cuestión económ ica tien e intrínsecam ente tra s ­
cendencia social, pero no ocurre lo m ism o a la inversa. A
mi m odo de ver, el objetivo de la po lítica social es la feli­
cidad del ser hum ano y el pleno desarrollo de sus facultades.
En algunos casos esta p o lítica tiene repercusiones económicas,
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты
Г и Д.

205
en otros no las tiene. A hora quiero pasar rev ista a los proble­
m as sociales de M éxico y de las Naciones U nidas.
La p o lítica de M éxico ha sido prom over el b ienestar de
sus tres grupos culturales: los m ayas, los aztecas y los m esti­
zos, que form an la nación m exicana; y lograr que los dos p ri­
m eros grupos, que son fundam entalm ente agrícolas, y el ú lti­
m o, que es urbano, tengan igual protección y preparación
respecto de la v id a en el m undo de hoy.
E n m ateria de sanidad y de asistencia pública, hay que
m encionar específicam ente el program a de erradicación del
paludism o en que el U N IC E F y la OMS han particip ad o y
que ha tenido como resultado una considerable reducción de
la tasa de m o rtalid ad causada por esa enferm edad. E stá am ­
pliándose ráp id am en te el alcance de los servicios proporcio­
nados en v irtu d del program a de seguridad social, pero es
aún m ás im p o rtan te el hecho de que éste abarque ahora tan to
a la población ru ral como a la urbana.
E l porcentaje del presupuesto to ta l que se asigna a la
educación pública ha aum entado constantem ente. El propó­
sito del G obierno es elim in ar el analfabetism o, generalizar
la educación p rim aria, ob lig ato ria y g ra tu ita y dar la oportu­
nid ad a los estu d iantes de realizar estudios técnicos supe­
riores. La tare a es enorm e, pero se están logrando progresos.
Se están realizando grandes trab ajo s para asim ilar los
núcleos indígenas atrasados a la v ida del m undo m oderno, y
se han ad o p tad o diversas m edidas para proporcionar vivien­
das a costo reducido a los grupos de ingresos bajos y para
m ejorar las facilidades re creativ as en los barrios urbanos
pobres.
E l gobierno m exicano, al elab o rar sus planes de desa­
rrollo social, tien e en cuenta los m últiples núcleos culturales
del país, haciéndose perfectam ente cargo de las dificultades
inherentes a la in d u strialización de un país cuya estructura
social to d av ía conserva m uchas de sus características aborí­
genes y coloniales. Su objetivo es lograr que la transición
sea lo m ás fácil y p roductiva posible, sin perder p arte alguna
de la c u ltu ra del país.
M uchos de los program as tienen los m ism os fines que los
program as de las Naciones U nidas, algunos de los cuales son
de p a rtic u la r im p o rtancia para M éxico, que necesita asisten­
cia internacional p ara co m pletar con éxito su trab ajo . P or
ejem plo, M éxico acogería con beneplácito que se le prestara
ayuda para sus proyectos de desarrollo de la com unidad,
206
sobre todo en lo que respecta a la preservación de las ca rac te­
rísticas de sus diversos núcleos culturales.
M éxico está tam b ién m uy interesado en el program a de
v ivienda de las N aciones U nidas, del que espera aprender
m ucho. Las Naciones U nidas han colaborado con la O rgani­
zación de los E stados A m ericanos en el establecim iento de
un centro regional en Bogotá. Sin em bargo, considera que se
necesita algo m ás. E l program a internacional debe com ple­
m en tar los program as nacionales en aquellos aspectos de la
vivienda que los gobiernos, a pesar de todos sus esfuerzos,
no pueden resolver por sí m ismos. D eberán realizarse estu ­
dios técnicos de carácter m ás general y sum inistrarse m ás
asistencia técnica.

Notas

quiero pasar rev ista — хочу рассмотреть (остановиться на)


el program a de erradicación del paludism o en que el U N IC E F
y la OMS han p articip ad o — программа уничтожения
малярии, в которой участвовали Д етский фонд и ВОЗ
... sobre todo en lo que respecta a la preservación de las ca­
ra cterísticas de sus diversos núcleos cu ltu rales — особенно
в том, что касается сохранения самобытных черт р аз­
личных культурны х групп в стране

В. СИНХРОННОЕ ЧТЕНИЕ ПЕРЕВОДА

Этот вид упраж нения состоит в прослушивании через


науш ники текста на испанском язы ке и одновременном
чтении заранее подготовленного перевода текста в микро­
фон.
Особое внимание следует обратить на правильное деле­
ние студентами потока речи на свойственные язы ку син­
тагмы (не останавливаться на предлогах, союзах, не от­
делять прилагательное от сущ ествительного, наречие от
глагола и т.д.), на плавность речи и соблюдение интонации.
В целях предотвращ ения возможности использования
студентами графической разбивки текста на абзацы, рус­
ский перевод следует печатать подряд, без красных строк.
Это заставит студентов воспроизводить текст в зависи­
мости от смысла поступающих отрезков оригинала.
Очень полезно некоторые тексты записать в воспроиз­
ведении^ студентов на магнитофонную ленту, с тем чтобы
207
дать возможность самим студентам прослуш ать свою речь
и объяснить более подробно их ошибки.
Примерные тексты для синхронного чтения перевода:

Rafael Quesada
(Uruguay)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
Segunda Comisión.
A suntos Económ icos
y F in an ciero s.*
E l U ruguay ve en el Fondo Especial un instrum ento de
ayuda internacional de gran valor, cuyos objetivos son dife­
rentes de los del Banco y de los del P rogram a A m pliado. P or
ello el G obierno del U ruguay tie n e la intención, aún a costa
de grandes sacrificios, de co n trib u ir al Fondo Especial; en
cu an to le sea posible in d icará la c u a n tía de esta contribución.
H ace un año la A sam blea G eneral aprobó la resolución por
la que se creó el Fondo Especial y el Consejo de A d m in istra­
ción del Fondo ha aprobado ya 13 proyectos y es m uy probable
que en el próxim o futuro em piecen a ejecutarse 30 proyectos
nuevos. En su franca declaración, el D irector G eneral ha p in ­
tado un cuadro real de las condiciones económicas y sociales
de los países insuficientem ente desarrollados y ha destacado
que hay que acelerar el progreso de esos países para ev itar
que la situación se torne explosiva.
Algunos países tienen necesidad de una asistencia m u lti­
forme, tan to cu ltu ra l como económica; otros, com o el U ru­
guay, tienen necesidad de ayuda financiera y técnica. No
creo que los proyectos de asistencia deban ser objeto de una
estricta distribución geográfica; hay que ac tu a r en los países
y regiones en donde se hace sen tir la necesidad de ayuda.
E sta puede concederse en form as m últiples.
El U ruguay tien e recursos financieros lim itados. Sus gas­
tos m ilitares no son elevados. Las m ayores p artid a s presu­
puestarias son las de la enseñanza y la seguridad social. No
h ay problem as raciales y el analfabetism o es prácticam ente
nulo. Con todo, hay una gran tarea que espera ser iniciada
pero para la cual el país carece de los recursos necesarios. Ne­
cesita asistencia internacional y cifra grandes esperanzas
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV , пункты
Б и Г.

208
en la ayuda que el Fondo Especial podría prestar a las solici­
tudes que ha presentado, en tre las cuales las m ás im portan­
tes son: el aprovecham iento hidroeléctrico de S alto G rande,
la recuperación y u tilización de grandes extensiones de tie ­
rra, el aprovecham iento de las aguas, el m ejoram iento y
la creación de cam pos de pastoreo, las investigaciones geo­
lógicas, la explotación extensiva de los productos de la pesca,
y las obras de reconstrucción relacionadas con los desastres
causados por las recientes inundaciones. Además, podría ser
ú til que se crease en el U ruguay, país situado entre la Argen­
tin a y el B rasil, un gran centro internacional de enseñanza
técnica que, m ediante la form ación de personal capacitado
ayud aría a resolver los problem as que, en lo que respecta a
m ano de obra y al orden social, ha creado la ráp id a expan­
sión de la indu stria.

Notas
aún a costa de grandes sacrificios — даж е ценой больших
жертв
cifra grandes esperanzas en la ayuda — возлагает большие
надежды на помощь

Jaime Echevarría

(Argentina)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
S egunda Comisión.
A suntos Económ icos
y F in an cieros.*

Conozco m uy bien la am p litu d de la labor para ayudar a


la población de los países insuficientem ente desarrollados
a alcanzar el nivel de vida m ás alto a que aspira, y com par­
to la esperanza del D irector General de que las naciones m ás
afortunadas dem ostrarán una verdadera com prensión de este
problem a, a fin de que los beneficios del progreso técnico
puedan distrib u irse con m ás igualdad y se encuentren nuevos
m edios p ara proporcionar asistencia internacional p ara fi­
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты
А и Б.

14-2263 209
n anciar el desarrollo económico. La Segunda Com isión exa-
m inará el problem a más am plio del íinanciam iento económ i­
co al tra ta r de otros tem as de su program a. El Fondo Espe­
cial está desem peñando en su esfera de acción un papel m uy
im p o rtan te y los tem ores que se expresaron antes de estable­
cerlo han resultado infundados. En el breve espacio de un
año, se ha convertido en uno de los m ás im portantes progra­
m as de ayu d a m u ltila te ra l de las Naciones U nidas. Sólo el
núm ero de solicitudes presentadas b asta para dem ostrar la
confianza que inspira a los gobiernos. La asistencia propor­
cionada por el Fondo p erm itirá a los gobiernos em prender
estudios de los recursos y proyectos de capacitación de ex­
pertos.
El prim er program a del Fondo E special, aunque m odesto,
dem uestra lo que podría hacer si dispusiera de m ayores re-'
cursos. E n el Consejo de A dm inistración y en el Consejo Eco­
nóm ico y Social se han hecho algunas observaciones sobre
los principios que deben adoptarse para seleccionar los pro­
yectos. N uestra delegación atrib u y e especial im portancia a
la distribución geográfica ju sta, pues aunque no ignora las
necesidades de los países que acaban de lograr la independen­
cia en las diversas partes del m undo, considera que debe pres­
tarse la atención debida a la A m érica L atin a. Deseo señalar
que los países que han com enzado el proceso de in d u stria li­
zación se encuentran en u n a situación m ás precaria y necesi­
ta n ayuda m ás urgente que aquellos otros que ni siquiera
han iniciado ta l proceso.
La A rgentina agradece al D irector General y al Consejo
de A dm inistración que hayan aceptado su proyecto de estu ­
dio de la energía eléctrica. La escasez de electricid ad ha fre­
nado la expansión industrial de la A rgentina y es im portante
d eterm inar las necesiades y elegir los proyectos que desde el
punto de v ista técnico y financiero satisfagan la dem anda
del modo m ás eficaz. E ste estudio no costará m ás de 250,000
dólares.
Es in dudable que la principal dificultad con que en la
a ctu alid ad tropieza el Fondo es que sólo dispone de recursos
lim itad o s. La capacidad re la tiv a de pago de algunos E stados
M iem bros es m uy superior a lo que la escala de cuotas parece
indicar. P o r lo ta n to , el Fondo podría m uy bien sa lir per­
diendo si sus contribuciones se relacionasen con esa escala.
P o r su p arte, la A rgentina hace cuando está a su alcance
p ara ay u d ar a au m entar los recursos del Fondo.

210
Notas
los tem ores que se expresaron antes de establecerlo han re­
sultad o infundados — опасения, которые были вы ска­
заны до его создания, оказались необоснованными
La escasez de electricidad ha frenado la expansión industrial
de la A rgentina — Недостаток электроэнергии затор­
мозил промышленное развитие Аргентины
La capacidad re la tiv a de pago de algunos E stados M iembros
es m uy superior a lo que la escala de cuotas parece in d i­
car — О тносительная платежеспособность некоторых
государств-членов гораздо выше предела, установ­
ленного шкалой взносов.

José Olivares

(iChile)

N aciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
Tercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu ra les.*

Apoyo el principio de que debe establecerse un e q u ili­


brio en tre el desarrollo económico y el progreso social. En
A m érica L atin a, algunos de los problem as m ás graves son de
índole social. El atraso en m ateria de educación, salud pú­
blica y vivienda, la fa lta de personal calificado, la m agnitud
de las d istancias y la centralización excesiva, son todos pro­
blem as com unes a los países latinoam ericanos. Es evidente
que A m érica L atin a necesita alcanzar niveles sociales m ás
altos, pero en su opinión, esto deberá hacerse p au latin am en ­
te. V arios gobiernos han logrado ya grandes progresos, con
el asesoram iento técnico de organizaciones internacionales
y bajo la orientación general del Consejo. El Gobierno de C hi­
le, por ejem plo, se ha hecho cargo de la necesidad de estable­
cer ciertos principios básicos en cuestiones sociales y educa­
tiv as. Con este objeto, la U niversidad de Concepción ha for­

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты


Г и Д.
m ulado un am plio program a de capacitación técnica y so­
cial, plan que ha sido recibido m uy favorablem ente por a l­
gunas organizaciones internacionales.
La delegación de Chile acoge con beneplácito los estu­
dios demográficos de las Naciones U nidas, los cuales co n tri­
buirán a m ejorar las estadísticas básicas. C hile tiene p a rti­
cu lar in terés en esta m ateria, como lo dem uestra el hecho de
h aber aceptado ser la sede del Sem inario de las Naciones
U nidas sobre E valuación y A provecham iento de los R esul­
tados Censales en A m érica L atina.
C hile ha ad o ptado m edidas para hacer frente a los pro­
blem as que p lan tean el crecim iento dem ográfico y la em igra­
ción de las zonas rurales a las zonas urbanas. El Gobierno
está prestando especial atención a las regiones septentrio­
nal y m eridional del país, que están m uy a p a rtad as de la ca­
p ital.
Al Gobierno de C hile tam b ién le interesa m ucho el pro­
blem a de la vivienda; aprovechando la experiencia de los
países adelan tad o s y de los insuficientem ente desarrollados,
ha adoptado un criterio práctico y m oderado en esta m ateria.
Se ha establecido por decreto para todo el país un program a
de v iv ien d a que se basa en los principios recom endados por
las Naciones U nidas.
H ay u na relación ín tim a en tre los fondos disponibles pa­
ra los program as sociales y el m ejoram iento de los servicios
sociales nacionales. P or lo ta n to , deberán aum entarse en to ­
do lo posible las futuras consignaciones presupuestarias,
sobre todo para la asistencia técnica en el cam po social.

Notas

se ha hecho cargo de la necesidad — понимает необходимость


h a form ulado un am plio program a de capacitación técnica
y social — выработал широкую программу подготовки
в области технических и социальных наук
acoge con beneplácito — с удовлетворением отмечает
como lo dem uestra el hecho de haber aceptado ser la sede —
о чём свидетельствует тот факт, что (Чили) согласна
принять у себя (стать центром, организовать)
las futuras consignaciones presupuestarias — будущие бюд­
жетные ассигнования
212
M arta Suárez
(Cuba)
Naciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
T ercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu rales.*

La delegación cubana re tiró su enm ienda an terio r a fin


de proponer un nuevo tex to conciliatorio.
La enm ienda b o liv ian a es dem asiado p ro lija y no puede
insertarse en una declaración de carácter general. Las dos
ideas esenciales que contiene se expresan por una p arte en
la enm ienda de Cuba, que afirm a el principio de la enseñanza
g ra tu ita y o bligatoria, y por otra p arte en el principio 11,
que preconiza la no discrim inación racial y nacional, así
como la to leran cia y la am istad entre los pueblos.
El A fganistán y el U ruguay no proponen n ad a que no fi­
gure ya en el resumen redactado por la delegación de Cuba;
sin em bargo no nos oponemos a la sugestión del U ruguay si
ésta es aceptada por los autores de la enm ienda de las cinco
Potencias.
La enm ienda de Ita lia tr a ta de un derecho que corresponde
a los padres y no a los hijos, por lo cual no debe figurar en
la declaración.
La p alab ra “educación” se repite a m enudo en el princi­
pio 7. P o r o tra parte, en la prim era frase del tex to de las
cinco P otencias se tra ta de la instrucción, es decir de la
suma de conocim ientos que un niño puede ad q u irir, m ás
bien que del desarrollo de toda su personalidad. P or últim o,
las p alab ras “en los grados elem en tales” parecen dem asiado
vagas. P o r estas razones la delegación de Cuba propone que
se m odifique la redacción de la prim era frase de la s enm ien­
das de las cinco P o tencias que, por lo dem ás, parece b astan te
satisfactoria. E sto y com pletam ente de acuerdo en que se
sim plifique la redacción propuesta por la Com isión de De­
rechos H um anos, a condición, desde luego, de que no se om ita
nada esencial. P o r consiguiente, sugiero que se conserve la
ú ltim a frase del prim er párrafo inicial, cuyas ideas no se ex­
presan en ninguna otra p arte del proyecto de declaración.

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты


Г и Д.

213
La redacción propuesta por la delegación cubana in tro ­
duce dos nociones nuevas que no pueden pasarse por a lto en
la declaración: el derecho del niño al respeto a sus aptitudes
vocacionales y el derecho a recibir la enseñanza en su lengua
m aterna. Q uisiera que se votase separadam ente sobre estas
dos propuestas. Un niño que no haya podido seguir sus in­
clinaciones y a quien sus padres hayan im puesto un oficio
o una profesión, se convierte en un ad u lto desgraciado y am ar­
gado, en un ente m ediocre que no aporta a la sociedad todo
lo que podría h ab erle ofrecido. P uesto que existen medios
científicos para ay u d ar al niño a descubrir su verdadera
vocación, nada ju stifica que otros decidan por él su porvenir.
E sta p arte de la enm ienda cubana no debería suscitar obje­
ción alguna. C iertas delegaciones, p articu larm en te las de los
países que ad m in istran territo rio s donde se hab lan varias
lenguas, pueden pensar que es difícil suscribir la o tra pro­
puesta cubana; es decir, la de g aran tizar al niño el derecho
a recibir la enseñanza prim aria en su lengua m aterna. La
lengua m atern a de un ser hum ano co nstituye lo esencial de
su personalidad. E s lo que establece el vínculo en tre el niño
y su fam ilia y lo que perm ite a ésta controlar, educar y orien­
ta r al niño. P riv ad o de su lengua m aterna, el niño pierde
toda confianza en sí m ismo. Si se quiere proteger al niño
en todos los aspectos, im porta g aran tizarle un derecho que
es esencial para el pleno desarrollo de su personalidad.

Notas
dos nociones nuevas que no pueden pasarse por a lto — две
новые идеи, которые не могут быть обойдены (нельзя
опустить)
el derecho del niño al respeto a sus ap titu d es vocacionales —
право ребенка на уваж ение его способностей и призва­
ния
. . . n o debería suscitar objeción alguna — ... не долж на была
бы вызвать никаких возражений

Г. СИНХРОННО-ЗРИТЕЛЬНЫЙ ПЕРЕВОД
Этот вид упраж нения в основном имеет своей целью
тренировку переключения с иностранного язы ка на русский.
Этот процесс облегчается наличием у переводчика текста
оригинала, по которому во время перевода он не только
проверяет свое слуховое восприятие текста, но может и
214
несколько забегать зрительно вперед, чтобы лучше уяснить
себе мысль автора.
Н а первых занятиях следует подавать текст в несколько
замедленном темпе, так как в этом упраж нении появляется
дополнительная трудность в переводе: сверка текста, посту­
пающего в наушники, с напечатанным текстом, находя­
щимся перед глазами переводчика. Следует такж е следить
за тем, чтобы студент стремился переводить если не весь
текст, то во всяком случае основные смысловые группы слов.
В дальнейшем темп подачи материала постепенно уско­
ряется до нормального, и преподаватель требует от студен­
тов все более полного и точного перевода оригинала, не
допуская пропусков.
Примерные тексты д л я синхронно-зрительного перевода:

Juan Cardoso
(В olivia)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
S ex ta Comisión.
A suntos Ju ríd ico s.*
Como el inform e de la Comisión no está com pleto, sería pre­
m aturo que la S exta Comisión lo discutiera en cuanto al fondo.
La Comisión de Derecho Internacional exam inó la labor
efectuada por la Comisión en sus diez prim eros períodos de
sesiones. E ste exam en perm ite llegar a la clara conclusión
de que de todos los textos presentados en form a definitiva
por la Comisión de Derecho Internacional sólo el referente
al derecho del m ar ha dado lu g ar a la firm a de convenciones
internacionales. P arece que la razón para ello es que m uchos
de los tem as discutidos por dicha Comisión no eran viables.
E n tre estos tem as se encuentran los siguientes: la form ula­
ción de los principios de N urem berg, la cuestión de la juris­
dicción penal in tern acional, el proyecto de código de deli­
tos co n tra la paz y la seguridad de la hum anidad, la cuestión
de la definición de la agresión y el proyecto de convención
para la supresión de la a p a trid ia en el porvenir.
No o bstante, los resultados de la Conferencia de las N a­
ciones U nidas sobre el Derecho del M ar ponen de m anifiesto
que es posible encontrar m ateria codificable a pesar de cier­
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункт Е.

215
tas tensiones existentes en las relaciones internacionales.
E n consecuencia todos los E stados tienen el deber de facilitar
las labores de la Comisión de Derecho Internacional propo­
niéndole tem as codificables. La Comisión podría así, a la
vez que se ocupa de tem as com plejos y de difícil solución,
como el de la responsabilidad de los E stados y el del derecho
de los tratad o s, encom endar a uno o m ás de sus m iem bros el
estudio paralelo de tem as m ás fácilm ente codificables. Con
esto no se niega la im portancia de los tem as actu alm en te en
estudio, pero parece que algunos de ellos, como los dos m en­
cionados, exigirán aún varios años de trabajo. Los únicos
tem as respecto a los cuales pueden obtenerse resultados in­
m ediatos son los de las inm unidades y relaciones d ip lo m áti­
cas y consulares.
La reciente experiencia de la Comisión de Derecho In ­
ternacional ha puesto igualm ente de relieve que es necesario
m antener varios trab ajos pendientes al m ism o tiem po a fin
de presentar tex to s a la A sam blea General con regularidad y
prevenir la posible ausencia del re la to r encargado de un
tem a que tenga prelación. La Comisión de Derecho In tern a­
cional, los gobiernos y la A sam blea General ten d rían de este
modo la posibilidad de im pulsar en forma regular y ordenada
los trab ajo s de codificación.
Un tem a de considerable interés sobre el que la Asocia­
ción de Derecho Internacional señaló la atención en 1956 y
en 1958 y que ha sido estudiado a fondo por diversos orga­
nism os interam ericanos y entidades especializadas, ha sido
el del uso y aprovecham iento de las aguas internacionales
o interestaduales. Convencida de la im portancia de este
tem a, así como del tem a afín de la navegación por dichas
vías, la delegación de B olivia presentará form alm ente un
proyecto de resolución, en el que se pide a la Comisión de
Derecho In ternacional que proceda a la codificación de los
principios pertin en tes y se in v ita a la S ecretaría a que
recopile, clasifique y analice los m ateriales necesarios. La
Comisión de Derecho Internacional estará, desde luego, en
lib ertad de tra ta r am bos tem as de m anera conjunta o separada.

Notas
sería p rem aturo que ia S exta Comisión lo discutiera en cuanto
al fondo — было бы преждевременным, чтобы шестой
комитет обсуждал его по существу
216
... sólo el referente al derecho del m ar ha dado lugar a la
firm a de convenciones internacionales — ... только про­
ект, относящийся к морскому праву, привел к подпи­
санию международного соглаш ения
el proyecto de convención para la supresión de ap a trid ia en
el porvenir — проект соглаш ения, предусматривающий
в будущем снятие проблемы экспатриации (отчуждения
от родины)
... que es posible encontrar m ateria codificable — ... что
можно найти вопросы, поддающиеся кодификации
prevenir la posible ausencia del relato r encargado de un
tem a que tenga prelación — предусмотреть возможное
отсутствие докладчика по предшествующей теме

Selva Ruiz
(iUruguay)

Congreso M undial de M ujeres, ju n io , 1963.*

La delegación del U ruguay saluda en su nom bre y en el


de las organizaciones adheridas a la m ujer soviética, a la
F .D .I.M . y a todas las m ujeres que asisten a este Congreso,
y se siente profundam ente conm ovida por la hazaña de la cos­
m onauta V alen tin a Tereshkova. El m ejor ejem plo de que, dan­
do a la m ujer to d as las posibilidades, ella podrá dem ostrar
su equiparación con el hom bre.
U na de las conquistas de la m ujer uruguaya es form ar
p arte de la cen tral obrera, destacándose su participación
en m anifestaciones públicas, algunas, como la huelga frigo­
rífica y el paro solidario con los 14,000 trab ajad o res de la
E lectricid ad y el Teléfono; intentos de congelación de sala­
rios, reglam entación sindical, ataques a las libertades de­
m ocráticas han sido detenidos por las m anifestaciones p ú b li­
cas, en las que la m ujer particip ó activam ente.
La m ujer trab a jad o ra del U ruguay se ha encontrado apoya­
da por las jóvenes estudiantes desde el año 1958, en que se
estableció una im p o rtan te unión obrero-estudiantil, uniéndo­
se docentes, m agisterio, em pleadas públicas y de otros secto­
res.

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункт Е.

217
E n el grem io te x til, el 63% son m ujeres, se llega este
año 1963, a la equiparación de sueldos con el hom bre, con­
q u ista obtenida luego de 9 días de huelga. E n el grem io del
vestido, el 80% y en la in d u stria del dulce el 85% son m uje­
res.
La ley m atern al con pago to ta l y la ley de jubilación de
la m ujer m adre a los 10 años de trab a jo sin lím ite de edad,
son conquistas que debemos destacar; pero lucham os a c ti­
vam ente por conseguir la creación de casas cuna y la defen­
sa integral de la m ujer y el niño, contando para ello con
los sectores m ás progresistas de nuestro país, en los que te ­
nemos cifradas nuestras esperanzas.
E ste año se realizará en el U ruguay el P rim er Congreso
Nacional de la C entral de T rabajadores en el que tendrem os
p arte activ a, así como en la II Conferencia de T rabajadoras.
P asa nuestro país actualm ente por una profunda crisis.
1800 establecim ientos in dustriales y com erciales se han clau ­
surado. E l 50% de los trab ajad o res están desocupados. El
índice de salud y educación es cada vez m ás precario. Hace
un año que el gobierno no entrega los recursos a la U niver­
sidad, am enazando cerrarse el hospital m ás grande del país.
La m ita d de nu estra tie rra pertenece sólo a 600 fam ilias.
E sta situación de crisis es consecuencia del Fondo M one­
tario In tern acio n al, del M ercado Común y del cierre de las
posibilidades com erciales.
E sto incide de u n a m anera directa sobre la población in­
fan til que es de m edio m illón de niños, en una población to ­
ta l de 2,800,000 h ab itan tes. El 10% pertenece a la clase ri­
ca, el 30% a la clase m edia, y el 60% a la clase obrera y cam ­
pesina.
24,000 niños viven en los llam ados “pueblos de r a ta s ”,
en condiciones infrahum anas, que inciden en la salud, edu­
cación y form ación m oral de la infancia. ¿Cómo se alim enta
n uestra infancia? E l 75% de los niños del cam po no tom a
leche, y el 80% no come frutas, dando como resultado que
existen en el U ruguay un 81,5% de desnutridos.
E stos datos se agravan cada día en perjuicio directo de
la infancia.
E n cu anto a la educación de nuestra infancia, existe un
fenómeno alarm an te a destacar: en la ciudad el 54% de los
niños y en el cam po el 88% , abandonan la escuela para de­
dicarse al trab ajo , entre el segundo y el tercer año de en­
señanza.
218
E x isten escasos presupuestos de enseñanza, que im piden
desenvolver una educación adecuada a las necesidades del
niño.
E sta situación se resolvería solucionando el problem a
de la tierra , el desarrollo de la in d u stria nacional, la n a ­
cionalización de las in d u strias del E stado; la desocupación
obrera, haciendo desaparecer la deserción y el ausentism o es­
colar, llevando a todos los niños los bienes de la cu ltu ra.

Notas

la huelga frigorífica — забастовка работников мясохла­


добоен
intentos de congelación de salarios — попытки заморозить
заработную плату
... haciendo desaparecer la deserción y el ausentism o esco­
lar — ... покончив с непосещением школ

Enrique Mesa
(Ecuador)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
Segunda Comisión.
A suntos Económ icos
y Financieros. *
Q uiero su b ray ar la im portancia creciente de la asistencia
m u tu a que proporcionan las naciones por conducto de orga­
nizaciones internacionales, tales como el Fondo M onetario
Internacional y el Banco Internacional de R econstrucción
y Fom ento, y cuyo núm ero ha aum entado recientem ente con
Asociación In tern acio nal de Fom ento y el Banco Inter-
am ericano de Fom ento. E l B anco Internacional ha expresado
el deseo de desem peñar un papel m ás activ o en la coordina­
ción en tre los organism os, y la delegación del Ecuador coin­
cide con los que opinan que el Fondo especial debe prestar
especial atención a este problem a.
E l Fondo Especial, establecido para estim u lar las posibi­
lidades de inversión en los países insuficientem ente desarro­
llados y de llen ar así una laguna en la ú til labor que viene

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты


Б и В.

219
realizándose en v irtu d de los program as de asistencia té c ­
nica, ha iniciado sus trabajos bajo prom etedores auspicios.
El hecho de que el núm ero y costo de los proyectos presen­
tados sobrepase con m ucho los recursos de que dispone el
Fondo dem uestra que está desem peñando su función catali-
zadora de la in iciativ a nacional y que los gobiernos han
com prendido cómo deben ac tu a r para acelerar el crecim iento
de sus países.
N uestra delegación está de acuerdo con las observaciones
del D irector G eneral acerca de la necesidad de elim in ar la
diferencia que existe entre el nivel general de vida de los
países insuficientem ente desarrollados y de los países indus­
trializad o s. A unque todos los países de la A m érica L atin a
están haciendo grandes esfuerzos en ta l sentido, aún quedan
algunos problem as por resolver. El Fondo E special co n tri­
buye a ese fin m ediante los proyectos exploratorios que ha
iniciado para estim u lar las inversiones. La asistencia que
presta en la capacitación de técnicos y las investigaciones
es u n a faceta m uy im portante de su labor, ya que el escaso
nivel tecnológico de los países insuficientem ente desarrollados
es uno de los p rincipales m otivos de su falta de desarrollo.
E n cu anto a los principios que el D irector G eneral ha
esbozado en su declaración an te la Comisión, parece lógico
que el Fondo sólo pague una p arte del costo de los proyectos
y que éstos se ejecuten por conducto de los organism os espe­
cializados o de los órganos regionales de las Naciones U nidas.
Sin em bargo, el principio de que, en lo que respecta a los
proyectos, el Fondo sólo sufrague los gastos en m oneda ex­
tra n je ra debe aplicarse con flex ib ilid ad , ya que puede haber
casos en los que ta l procedim iento no sea la solución m ás
conveniente, como se previo con gran prudencia en la reso­
lución 1240 de la A sam blea G eneral. El hecho de que no haya
nada que pueda su s titu ir al deseo de una nación de ayudarse
a sí m ism a no hace menos necesaria la solidaridad in tern a­
cional, que es un deber que alcanza a todos los países.
N uestra delegación sugiere que al ejecutar los proyectos
se preste m ás atención a la p o sibilidad de em plear, al lado de
los expertos internacionales, especialistas y técnicos de los
países insuficientem ente desarrollados en núm ero suficiente
para que estos países puedan in iciar m ás ad elan te otros pro­
yectos por cuenta propia.
P or ú ltim o, la decisión del Fondo de aprobar la solicitud
de asistencia al In s titu to C entroam ericano de Investigación y
220
Tecnología In d u strial perm ite que en lo sucesivo pueda exa­
m inar proyectos análogos en un plano regional o subregional,
apoyando así los esfuerzos que realizan algunos países para
vencer sus dificultades m ancom unando m ercados y recursos
productivos.

Notas
Fondo M onetario In ternacional — М еждународный валю т­
ный фонд
Banco Internacional de R econstrucción y Fomento — М еж ду­
народный банк реконструкции и развития
bajo prom etedores auspicios — при весьма благоприятных
обстоятельствах
el principio de que ... el Fondo sólo sufrague los gastos en
m oneda ex tran jera — тот принцип, что ... Фонд должен
покрывать расходы в иностранной валюте

Gerardo Molina
(iUruguay)
N aciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
T ercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu ra les.*
El asunto en discusión es uno de los tem as m ás im portan­
tes de que hay an debido ocuparse las N aciones U nidas, y
tam b ién uno de los m ás inquietantes. H ay urgente necesidad
de p restar asistencia a los niños, pues la fa lta de cuidados
es una de las causas principales de m o rtalid ad in fan til y
tam b ién de anorm alidad en los niños que sobreviven.
En U ruguay, se estim a que el niño debe ser el m iem bro
m ás privilegiado de la sociedad. El principio de protección
a la infancia está consagrado por la C onstitución, y los de­
rechos del niño están protegidos por todo un sistem a de leyes,
que continúa siendo am pliado y que am para a los niños desde
antes del nacim iento h asta los 18 años de edad.
U ruguay reconoce m uchos derechos del niño. En prim er
lugar, el derecho a la vida desde el m om ento de su concep­
ción, por lo cual el aborto es severam ente castigado y las

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункт Д .

221
m adres tienen derecho a protección antes del parto, en el
p arto y después del parto. E n segundo lugar, el derecho a
pertenecer a u na fam ilia; todo niño tiene derecho a saber
quiénes son sus padres, si es legítim o o ilegítim o, y debe
en principio v iv ir con ellos. E n tercer lugar, el derecho a
la salud, que está garantizado por una vasta red de hospita­
les e instituciones m édicas, al propio tiem po que el desa­
rrollo físico del niño es vigilado por la Com isión N acional
de Educación Física. En cu arto lugar, el derecho al sustento;
éste puede recibirlo el niño en dos formas, ya sea d irecta­
m ente de sus padres o en la forma de un subsidio que se paga
a la m adre y que ésta u tiliz a para beneficio exclusivo del niño.
E n qu in to lugar, el derecho a la educación; el padre tien e de­
recho a elegir el tip o de educación que recibirá su hijo,
siem pre que sea adecuado. E stá obligado por ley a enviar a su
hijo a la escuela, pero puede elegir el tip o de institución de
enseñanza en que el niño ha de ser educado. La enseñanza
oficial es oblig ato ria para todos los niños que no asisten a
escuelas privadas; es g ra tu ita en las escuelas prim arias,
secundarias y de artes y oficios; es laica, popular, prolonga
el am biente del hogar y no ad m ite discrim inaciones. E n sexto
lugar, el derecho a un am biente fam iliar que sea m oral y
esp iritu alm en te saludable; el E stado se hace cargo de los
huérfanos, expósitos y niños privados de la atención adecuada,
quienes son albergados en instituciones o en hogares p a rti­
culares.
E n U ruguay hay m uchas organizaciones especializadas en
la protección a los niños, y se hacen grandes esfuerzos para
ayudarlos y m ejorar su suerte. Muchos uruguayos em inentes
han alcanzado fam a por su notable labor en este terreno. Como
puede verse, la p ráctica seguida en el U ruguay está en a r­
m onía con los principios enunciados en el proyecto de decla­
ración, y la delegación uruguaya v o tará a favor de éste,
aunque abriga sus reservas respecto de algunos pasajes del texto.

Notas
prolonga el am biente del hogar — продолжает линию вос­
питания, начатую в семье
el E stad o se hace cargo de los huérfanos — государство берет
на себя заботу о сиротах
... aunque abriga sus reservas — ... хотя и оставляет за
собой право высказаться
222
Д. ПЕРЕВОД СМЫСЛОВЫХ ОТРЕЗКОВ БЕЗ ТЕКСТА ОРИГИНАЛА
Это упраж нение является упрощенным видом синхрон­
ного перевода. Основная цель данного вида работы заклю ­
чается в нахождении в воспринимаемом тексте оригинала
основных смысловых групп слов и их переводе на русский
язы к. Н а данном этапе подготовки переводчик может не
стремиться дать полный и точный перевод всего текста.
В начале тренировки можно использовать материалы,
проработанные в упраж нениях А. и Б. данного раздела,
для того чтобы студентам было легче находить и перево­
дить смысловые группы слов.
В дальнейшем, на незнакомом материале, следует до­
биваться к ак можно большей точности и полноты пере­
вода, не допуская пропусков даж е несущественных на пер­
вый взгляд деталей оригинала.
Этот вид упраж нения требует более длительной тре­
нировки, чем другие виды работы по синхронному пере­
воду, поскольку здесь студент фактически встречается уж е
с настоящим синхронным переводом, хотя и в упрощ ен­
ном виде.
Примерные тексты д л я перевода основных смысловых
отрезков без текста оригинала:

Sr. Eizaguirre
(Argentina)
A samblea G eneral.
D ocum entos oficiales del
decim ocuarto período de
sesiones.

La sesión an terio r fue presidida por un profesor y un h u ­


m an ista que dio tono a las deliberaciones y fue para todos una
lección y u na norm a. Debemos recordar con respeto y sim ­
p a tía la figura ilu stre del Sr. H akim y saludar en él al pue­
blo de a lta c u ltu ra que representaba.
Ahora nos preside el Sr. Pérez, a quien ta n to nos alegra­
mos dé ver o tra vez ráp id am en te restablecido entre nosotros,
y no m e parece ocioso rep etir el saludo que esta delegación tuvo
ocasión de d irigirle con m otivo de un debate insertado en la
presente discusión. Señalam os entonces el orgullo que como
hisp an o h ab lan tes sentíam os al ver a un hom bre de la ascen­
dencia y form ación esp iritu al del Sr. Pérez presidir la m ás
a lta A sam blea u n iversal. O ír sus palabras en castellano
223
constitu y e un recreo que m uchos debéis envidiarnos. Aun
quienes no lo entienden — y ha ocurrido en algún caso —
ad iv in an su pensam iento. De ta l m odo su riqueza de acento
y su conm ovedora hum anidad superan h asta el obstáculo
de la lengua. ¡Que no será para nosotros! El gran profesor,
co ntra lo que m uchos pueden im aginarse por su exuberancia
cordial, es un hom bre analítico, penetrante, para el cual
los problem as no se resuelven por im presión, ni las posicio­
nes se ad o p tan ta n sólo por m ovim ientos em ocionales. Mal
le conocerían los que así no le juzguen. Poco han debido con­
su lta r sus obras m ás bien secas, diam antinas. A ello une ese
don, el m ás en vidiado de todos, el de la elocuencia, m ediante
la cual palab ras a veces corrientes, m anejadas por un orador,
tom an penetración y m agnetism o. Es un regalo de la n a tu ra ­
leza a quien lo m erece y regalo para quienes lo disfrutan.
Todas las apologéticas descansan en gran p arte en el ejemplo
y la vida d élo s hom bres. La apología de las Naciones U nidas
la hacen tam b ién estos grandes espíritus que ellas saben
colocar a su frente y servir su intento. Vive adem ás el Sr.
Pérez rodeado de ese respeto venerable, que señaló Cicerón
en “De sen ectu te” como recom pensa de la v ida de los hom ­
bres que ocupan los puestos consulares con honor, esa aura
de que se ven adornados en la hora lum inosa de sus largos
y fecundos crepúsculos, lleno de vigor y de fuerza. T al es
el caso del Sr. P érez Gonzaga. La veneración universal rodea
su figura, m arcada con el sello de la grandeza, y ante la cual
esta delegación conm ovídam ente se inclina.
Notas
apologéticas — зд. признание заслуг
apologías — похвалы; зд. заслуги
“De sen ectu te” — трактат «О старости»
aura — сияние
Roberto Morales
(Costa Rica)
Naciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
Segunda Comisión.
A suntos Económ icos y
Financieros.
F elicito al D irector G eneral y al personal del Fondo Es­
pecial por la rapidez y eficacia con que han organizado las
224
actividades de este organism o. N uestra delegación opina que
los proyectos aprobados por el Fondo para su prim er año de
operaciones se aju stan íntegram ente a los principios rectores
y los criterios establecidos en la resolución 1240 de la Asam ­
blea G eneral. Deseo agradecer sobre todo que se haya apro­
bado n uestra petición de asistencia al In stitu to C entroam eri­
cano de Investigación y Tecnología In d u strial.
A unque coincido en absoluto con la política que el D ire­
ctor G eneral ha esbozado, la delegación de Costa Rica cree
que en lo sucesivo deberá prestarse m ás atención a la tarea
de proporcionar al Fondo el personal necesario para que ayude
a los gobiernos a p reparar los proyectos. El Fondo debe de­
sem peñar un papel dinám ico a este respecto, ya que muchos
de los países que m ás necesitan su asistencia no tienen ni
el equipo ni la organización técnica para seleccionar y p lan i­
ficar proyectos de gran prioridad. N uestra delegación ha ob­
servado com placida la declaración del D irector General de
que conoce el problem a y presentará planes concretos para
ocuparse de él en la próxim a reunión del Consejo de A dm ini­
stración.
Notas
Deseo agradecer sobre todo que se haya aprobado nuestra
petición de asistencia al In stitu to C entroam ericano de
Investigación y Tecnología In d u strial. — Я хотел бы
выразить особую благодарность за то, что наша просьба
о помощи Ц ентральноамериканскому институту иссле­
дований в области науки и промышленности была под­
держ ана.
A unque coincido en absoluto... — хотя я полностью согла­
сен...
Carlos Manrique
('Guatemala)
N aciones U nidas.
D ocum entos oficiales de
la A sam blea G eneral.
S egunda Comisión.
A suntos Económ icos y
Financieros.
Agradezco en nom bre de mi país al Consejo de A dm ini­
stración y al D irector General del Fondo Especial por haber
concedido a G uatem ala la asistencia que solicitó con otras
naciones para el In s titu to C entroam ericano de Investigación
15-2263 225
y Tecnología In d u strial. E ste establecim iento de enseñanza,
creado en 1956, está financiado actualm ente por los países
de la región (cada uno de los cuales aportó 52,000 dólares
en 1959) y por las Naciones U nidas (cuya contribución se
elevó a 65,000 dólares en ese m ism o año). Según el proyecto
aprobado por el Consejo de A dm inistración, el Fondo Espe­
cial ap o rtará 900,000 dólares p ara la com pra de equipo y
la co n tratació n de expertos, y los países de la régión,
1,300,000 dólares (es decir, una contribución anual de 52,000
dólares por país). E ste proyecto, que p erm itirá desarrollar
las actividades del In stitu to , corresponde perfectam ente a
los criterios previstos: concierne a investigaciones in d u stria­
les que han de dar lugar a realizaciones prácticas y debe, en
cinco años, poner al In stitu to en condiciones de subve­
n ir a sus necesidades, sin ayuda exterior, y prestar servicios
a los diversos países de la región.
Nota

poner al In s titu to en condiciones de subvenir a sus necesi­


dades — добиться того, что Институт сам сможет обес­
печить свои потребности
Joaquín Romero
(E l Salvador)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
Tercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
: y C u ltu rales.
E stim o que el proyecto de la RSS de B ielorrusia tiene
el gran m érito de poner de relieve una cuestión de extraor­
d inaria im portancia y actu alid ad . E ste proyecto tiende a es­
tim u la r una cooperación internacional m ás ín tim a. P or lo
ta n to , es de la com petencia de la A sam blea G eneral, ta l como
se define en los A rtículos 13 y 55 de la C arta de las Naciones
U nidas. El hecho de que se tra ta de una cuestión m édica y de
que se h ayan concertado acuerdos con la OMS no lim ita en ab ­
soluto dicha com petencia. La única cuestión que pueda p lan ­
tearse, por consiguiente, es si conviene o no que la A sam blea
se pronuncie sobre esta m ateria. Ahora bien, m uchas delega­
ciones han insistido en los inquietantes avances del cáncer
y en la necesidad de intensificar la cooperación internacional
226
en la lucha co ntra esta enferm edad. Por lo tan to , la A sam ­
blea G eneral debe to m ar una decisión sobre este particu lar.
De los debates se desprende que la m ayoría de los m iem ­
bros de la Comisión desean que los prem ios sean instituidos
por la A sam blea G eneral. Sin em bargo, la delegación de El
S alvador estim a que conviene dar a los organism os técnicos —
o sea la OMS y la U nión Internacional contra el cáncer —
suficientes facultades para u tiliz a r este nuevo instrum ento.
H e escuchado con gran interés la propuesta que hiciera el
representante de la In dia en la 951a sesión. El texto propue­
sto devuelve a la creación de los prem ios la im portancia
que tien e en el proyecto de la RSS de B ielorrusia. En él
se d elim itan claram en te las atribuciones de la OMS y las
del S ecretario G eneral. P or últim o, la OMS queda capacitada
para hacer cu alq u ier recom endación que estim e oportuna
sobre la adjudicación de prem ios y, lo que es aún m ás im por­
tan te, sobre su renovación. Si se aprobase la propuesta de la
In dia, que ha pasado a ser el tex to propuesto por las ocho
Potencias, p erm itiría llevar a la p ráctica del modo m ás
adecuado la excelente idea contenida en el proyecto de B ie­
lorrusia.
Notas
m uchas delegaciones han insistido en los inquietantes av an ­
ces del cáncer — многие делегации с беспокойством под­
черкивали возрастающее распространение рака
tom ar una decisión sobre este p artic u la r — принять решение
по этому поводу
Em ilio Cárdenas
(В olivia)
Naciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
Tercera Comisión.
A suntos Sociales, H u m an itario s
y C u ltu rales.*

Q uiero felicitar a los m iem bros de la J u n ta E jecutiva


del U N IC E F por la obra realizada en favor de la infancia y
espero que, para p restar ayuda a los m illones de niños que

* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, пункты


А, Б , В и Г.
15 * 227
to d av ía la necesitan, ese organism o, cuyas realizaciones sort
ya tan dignas de elogios, disponga de m ayores m edios y cuen­
te con el concurso de la FAO, la OMS y la UNESCO. A unque
no esté directam ente interesada en la lucha an tipalúdica y
en la fiscalización de estupefacientes, la delegación boli­
v iana apoyará todo esfuerzo que se haga en esas esferas.
A n uestra delegación le interesa especialm ente el estu­
dio y regulación de los m ovim ientos m igratorios. U na parte
de la población de m uchos países se ve obligada a ex p a triar­
se. E stas enormes m asas hum anas que se desplazan de un
país a otro p lan tean problem as sum am ente graves, y el Co­
m ité In terg ubernam ental de M igraciones desempeña a este
respecto un papel m uy ú til al fa cilitar el tran sp o rte a la
instalación de los m igrantes.
E n lo que respecta a los desplazam ientos de la población
dentro de un m ism o país, hay que tra ta r de poner coto al
éxodo ru ral, que tien e como consecuencia la falta de salu b ri­
dad, el hacinam iento y la delincuencia en las ciudades y que
en el cam po es causa de la escasez de m ano de obra, de la
dism inución de la producción agrícola y del alza en los pre­
cios de los artículos alim enticios. El problem a de la vivienda
está vinculado al éxodo rural. E l gobierno boliviano le
atrib u y e gran im portancia y ha creado toda una serie de orga­
nism os e in stitu tcio n es destinados a m ejorar las condiciones
de vivienda de to d a la población. No se escatim ará ningún
esfuerzo en la tare a de elim in ar los sórdidos tugurios que
ponen en peligro la salud de quienes los h ab itan . La Comi­
sión, que precisam ente acaba de preparar una declaración
que afecta a centenares de m illones de seres hum anos, se hon­
ra ría haciendo un llam am iento a todos los gobiernos, a todos
los órganos de las Naciones U nidas y a los organism os es­
pecializados, exhortándoles a buscar una solución a este im ­
p o rtan te y grave problem a.

Notas

la fiscalización de estupefacientes — установление контро­


л я на торговлю наркотиками
el C om ité In terg u b ernam ental de M igraciones — М еж прави­
тельственный комитет по миграции
h ay que tra ta r de poner coto al éxodo rural — необходимо
попытаться положить конец бегству из деревни
228
Е. СИНХРОННЫ Й П ЕРЕВОД В ЗА М ЕД Л ЕН Н О М ТЕМ ПЕ

После проведения всех тренировочных упражнений мож ­


но приступать к этому последнему виду упражнений.
Основное внимание преподаватель обращает на отдель­
ные компоненты данного вида переводческой деятельности
и в индивидуальном порядке старается устранить недо­
статки перевода, д авая большую нагрузку в тренировке
на тот элемент перевода, который требует доработки (зву­
ковое восприятие, понимание устной речи, переключение
на русский язы к или оформление перевода).
Больш ую роль в отработке синхронного перевода может
сыграть повседневная тренировка во внеаудиторное время
в лингафонном кабинете.
Примерные тексты для синхронного перевода в замед­
ленном темпе:

Sr. Saenz Roble


('Guatemala)
Asamblea G eneral.
D ocumentos oficiales del
décim ocuarto período de
sesiones.
P erm ítasem e que, a nom bre propio y del G obierno que
represento, exprese a U d., Sr. P residente, m i m ás cordial y
expresiva felicitación por la honrosa designación de que ha
sido objeto al p residir esta A sam blea. Es un reconocim iento
a sus alto s m érito s personales, am pliam ente conocidos, y a
su perm anente dedicación a la causa de las Naciones U nidas.
Es tam b ién un hom enaje a su país, al cual nos adherim os con
todo entusiasm o por los invariables vínculos de am istad que
nos unen y por la estrecha solidaridad y com prensión que
deben e x istir entre los países de A m érica L atin a, por razones
históricas, cu ltu rales y de com unidad de ideales.
Mi nación concurre a este período de sesiones de la Asam ­
blea General llena de fe en la O rganización m undial y con
firm e esperanza en la v o lu n tad y capacidad de todos los E sta ­
dos M iem bros para cim entar, en el m undo convulsionado del
presente, la paz, la lib ertad , la ju sticia y la dignidad.
R eiteram os nuevam ente nuestra adhesión a los principios,
a los postulados y a los propósitos que dieron vida a las N a­
ciones U nidas, y que están solem nem ente consagrados en la
C arta firm ada en San Francisco, en la cual, “nosotros, los
229
pueblos de las Naciones U n id as” declaram os nuestra resolu­
ción de “preservar a las generaciones venideras del flagelo
de la g u erra”;* reafirm am os “la fe en los derechos fundam en­
tales del hom bre, en la dignidad y el valor de la persona hu­
m ana, en la igualdad de derechos de hom bres y m ujeres y de
las naciones grandes y pequeñas”*; propugnam os la crea­
ción de “condiciones bajo las cuales puedan m antenerse la
ju stic ia y el respeto a las obligaciones em anadas de los tr a ­
tados y de o tras fuentes del derecho internacional”* y nos
com prom etem os a “prom over el progreso social y a elevar
el nivel de v id a dentro de un concepto m ás am plio de la li­
b e rta d ”.*
A los quince años de la m em orable reunión de San F ran ­
cisco, estas declaraciones y com prom isos m antienen su plena
vigencia y continúan siendo una guía y una esperanza para
la hum anidad ato rm entada, sobre la cual to d av ía se ciernen
los peligros de una nueva guerra, m ás cruel, m ás destructora,
m ás diabólica. T odavía presenciam os, con pesar, flagrantes
violaciones de los derechos hum anos y de la lib ertad , integridad
e independencia de pueblos y naciones; to d av ía no cam pean
plenam ente la ju stic ia ni el respeto a los com prom isos in ter­
nacionales; to d av ía afligen a la hum anidad el ham bre, la
ignorancia y la m iseria, restringiendo drásticam ente el con­
cepto de lib ertad .
H alagadores y satisfactorios son, sin em bargo, los enor­
mes esfuerzos que, bajo la égida de las Naciones U nidas, ha
hecho la h u m anidad en los últim os quince años, en las difí­
ciles tareas de preservar la paz y la ju sticia, de prom over el
respeto y la protección de los derechos del hom bre, de fo­
m en tar el desarrollo económico y social de los pueblos, y
de procurar en todos los rincones del orbe condiciones de
vida acordes con la dignidad de la persona hum ana.
Tenemos fe de que estos esfuerzos, sabiam ente secundados
por los organism os especializados y por los organism os re­
gionales, hab rán de concretarse en el triu n fo definitivo con­
tra la agresión, la intervención, la subyugación de unos pue­
blos por otros, la explotación económica, la m iseria, el ham ­
bre, la desnutrición y la ignorancia y prom overán el pro­
greso y el bien estar de todos los pueblos.
Creemos, asim ism o, que la fuerza m oral de las Naciones
U nidas, al c o n trib u ir al m antenim iento de un orden jurídico

* Ц итата из преамбулы к У ставу ООН.

230
internacional, es capaz de asegurar la convivencia pacífica
de to d as las naciones, dentro de la cual han de hacerse cada
día m ás insólitos y m ás difíciles los abusos de los poderosos,
y ha de cobrar vigencia efectiva el principio de la igualdad
juríd ica de las naciones. E stim am os que el respeto de los
principios del derecho internacional es un elem ento im por­
ta n te en el m anten im iento de la coexistencia pacífica de los
Estados.
P ero los beneficios de la O rganización m undial no se res­
tringen al cam po del derecho, ni alcanzan solam ente a los
E stados como entidades políticas: su objeto principal y ú l­
tim o son los pueblos m ism os, es el hom bre como ser hum ano,
y la obra de las Naciones U nidas busca prim ordialm ente la
felicidad de éste, m ediante su progreso m aterial y espiri­
tu al.
Creemos, por consiguiente, que el m ejor aporte de los
E stados M iem bros a la obra universal de las Naciones U ni­
das es el de resp ald arlas en su labor, apoyando y cum plien­
do sus resoluciones constructivas y abriendo de par en p ar
las puertas de sus respectivos países, p ara que entre por
ellas, ancham ente, esa obra de justicia, de lib ertad y de m ejo­
ram iento social, y llegue h asta las regiones m ás ap artad as
y alcance a todos y a cada uno de sus ciudadanos. Ese
aporte h ab rá de co nsistir tam b ién en ay u d ar a la O rganiza­
ción, con sinceridad, buena fe y el m ás am plio espíritu de
colaboración a en co n trar las soluciones ju sta s y adecuadas
a los innum erables problem as que d ificu ltan la convivencia
pacífica, que frenan el desarrollo económico y que lim itan
los derechos, las lib ertades y el progreso de los pueblos.
Con estas convicciones y anim ada de este espíritu con­
curre m i país á este período de sesiones de la A sam blea, sin
hostilidades ni pretensiones, dispuesta a cooperar en la lim i­
tad a m edida de sus posibilidades al éxito de las Naciones
U nidas y a la solución de los problem as que afligen a la h u ­
m anidad.
E n esta o p o rtu n id ad, mi nación reitera su apego a los
principios de la C arta, su condenación categórica a la agre­
sión, a la intervención, a la subyugación de pueblos y nacio­
nes, su adhesión a la solución pacífica de los conflictos entre
naciones, y su respecto irrestricto a sus com prom isos in ter­
nacionales y a los derechos y libertades fundam entales de los
pueblos y de los individuos.
Mi país renueva tam b ién su convicción de que la lib ertad
23 J.
y la independencia de los pueblos, y la vigencia y efectividad
de los derechos hum anos dependen, en gran parte, de que las
naciones puedan gozar de un régim en económico ju sto y equi­
tativ o , que perm ita a sus pueblos disfrutar de condiciones de
v ida ju stas y satisfactorias, ya que no es concebible la li­
b ertad y la felicidad de los E stados cuando sus pueblos ca­
recen de lo m ás indispensable p ara desarrollar su v ida m ate­
rial y esp iritu al.
Mi nación m antiene invariable su a c titu d tradicional
en co ntra de todas las m anifestaciones del coloniaje, y con­
tin ú a creyendo que debe desaparecer to talm e n te de la faz
de la tierra. E n este siglo, y con el desarrollo y plena acep­
tación de los principios que dieron vida a las Naciones U ni­
das, to d a subyugación de unos pueblos por otros es anacró­
nica e incom patible con la vigencia de los derechos hum anos.
Ya no puede aceptarse la teoría de pueblos superiores y pue­
blos inferiores, ni la división del m undo en amos y esclavos.
Tam poco im presiona ya a nadie la falacia de que los pueblos
atrasados necesitan que los m ás adelantados los guíen y ay u ­
den, porque, por regla general, m ás que guía ha habido sub­
yugación, y m ás que ayuda, explotación.
Creemos que en este cam po del coloniaje, la obra de las
Naciones U nidas ha sido m eritoria. E stam os presenciando
el derrum bam iento de los im perios coloniales y nos llena de
satisfacción ver sentados en esta A sam blea, con plena e im ­
p o rtan tísim a p articipación, a representantes de m uchos países
libres e independientes que, hace apenas quince años, cuando
se crearon las Naciones U nidas, sufrían bajo el régim en colo­
n ial trad icio n alista. Vim os a m uchos de ellos realizar ingen­
tes sacrificios y superar dificultades incalculables para acer­
carse a esta O rganización y exponer sus anhelos de lib ertad ,
y hemos presenciado el progreso hermoso de la evolución de
m uchos pueblos y de su transición de súbditos de un im perio
a ciudadanos de un país libre. Es alen tad o r el hecho de que
sigue aum entando la lista de nuevos países libres. R ecibi­
mos con regocijo el anuncio de la independencia de Som alia,
de Nigeria, del Cam erún, a pocos meses de plazo. Q uedan,
sin em bargo, to d av ía m uchos m illones de seres hum anos
a quienes se les sigue negando el derecho de gobernarse a sí
mismos y de ser dueños de sus propios destinos.
Deseo hacer breve referencia a la posición de m i delega­
ción en algunos de los m ás im portantes puntos que deberían
ser objeto de debate en este período ordinario de sesiones
232
de la A sam blea G eneral, a fin de dejar claram ente estable­
cido nuestro pensam iento en relación de algunos de estos
problem as.
Nos com placen, en prim er lugar, los esfuerzos que ú lti­
m am ente se han llevado a cabo para buscar puntos de posible
acuerdo en tre las grandes P otencias, a fin de dirim ir pacífi­
cam ente sus diferencias y relajar las tiran teces que la guerra
fría ha m an ten id o d u ran te los últim os años y que tan to han
dificultado la solución de varios problem as de urgencia y
gravedad.
A este respecto, hemos tom ado nota con satisfacción que las
cuatro grandes potencias han llegado a un acuerdo para en­
co n trarle solución al problem a del desarm e, reconociendo la
responsabilidad que incum be a las N aciones U nidas en tal
delicado problem a.
D entro de un esp íritu de cooperación internacional, mi
país ha form ado p arte de la Comisión para la Inform ación
sobre T erritorios no A utónom os y forma en la actu alid ad parte
de la Com isión para el A frica Sudoccidental y de la Comisión
de la S oberanía P erm anente sobre los Recursos N aturales.
Cree su deber inform ar a esta honorable A sam blea que, en
el desempeño de ta n honrosas atribuciones, ha tenido y se­
guirá teniendo como única preocupación los propósitos y
principios de la C arta, los intereses fundam entales y el m ejo­
ram iento social, económico y cu ltu ra l de los pueblos.
F in alm en te, en nom bre de mi G obierno y de mi pueblo,
form ulo m uy fervientes votos por el éxito de las deliberacio­
nes de este período de sesiones de la A sam blea General y por
que sus resultados se traduzcan en paz, ju sticia y lib ertad
para todas las naciones y para todos los hom bres, m ujeres
y niños que form an la gran fam ilia hum ana.
Notas
flagelo — букв, бич
cam pear — д л я перевода следует прибегнуть к контекст­
ной догадке (и перевести, например ‘соблю дать’); здесь
контекстная догадка важнее, чем знание прямого смысла
слова “cam p ear”
obra de ju sticia, de lib ertad y de m ejoram iento social — зд.
дух справедливости, свободы и социального прогресса
falacia — зд. лживое утверждение
territo rio s no autónom os — несамоуправляю щиеся терри­
тории
233
A lberto Suárez
(Uruguay)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
S exta Comisión.
A suntos Ju ríd ic o s.*
N uestra delegación lam enta las dificultades con que tro ­
pezó la Com isión de Derecho Internacional d u ran te su últim o
período de sesiones, dificultades que la han obligado a reducir
el ritm o de sus trabajos. E stim o, sin em bargo, que la calidad
tien e m ucha m ás im portancia que la rapidez y debo m anifes­
ta r que la delegación del U ruguay se congratula de los pro­
gresos realizados.
Al igual que los otros oradores precedentes, estim o que
la Sexta Comisión debería lim itarse a tom ar n o ta de los tra ­
bajos realizados por la Comisión de Derecho Internacional y
abstenerse de ab rir un debate sobre la cuestión de si la co­
dificación de u n a m ateria como el derecho de los trata d o s ha
de rev estir la forma de un código o de un proyecto de conven­
ción. P o r in teresan te que sea desde el punto de v ista teórico,
este debate sería m ás apropiado en el m om ento en que se
presente a la S exta Comisión un anteproyecto definitivo. En
efecto, si es verdad que toda obra de codificación incluye un
elem ento legislativo que depende del desarrollo progresivo
del derecho internacional, si tam b ién es cierto que el A rtí­
culo 13 de la C arta no lim ita la com petencia de la Asam blea
G eneral a la form ulación de un sim ple enunciado sistem á­
tico del derecho vigente, no es m enos cierto que a pesar de
las dificultades que pueden presentarse en la práctica para
separar las dos funciones previstas por la C arta, la codifi­
cación consiste esencialm ente en declarar el derecho existen­
te. Los p artid ario s de un código del derecho de los trata d o s
arguyen que esta m ateria está regida por el derecho in ter­
nacional consuetudinario. Sólo será posible verificar la exac­
titu d de dicha afirm ación y, por consiguiente, pronunciarse
sobre la op o rtu n id ad de red actar un código, cuando se tenga,
si no el tex to com pleto del proyecto de artículos, por lo menos
sus p artes esenciales.
La delegación del U ruguay acoge con satisfacción la pro­
puesta de El S alvador que tiende a pedir a la Comisión de De­
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, п ункт Г.

234
recho Internacional a que proceda a la codificación de los
principios y norm as del derecho internacional relacionados
con el derecho de asilo. H an sido especialm ente los países
latinoam ericanos los que han elaborado las norm as de derecho
aplicables en la m ateria, norm as que no siem pre han sido aco­
gidas con sim p atía y com prensión por los ju rista s europeos.
El U ruguay, que ha llegado a su m adurez p olítica, a pesar
de las dificultades con que h a tropezado, que respeta plena­
m ente los derechos del hom bre y las libertades individuales,
y que se ja cta de no h aber conocido nunca el genocidio ni la
discrim inación racial, sólo puede sentir com placencia por
una in iciativ a sem ejante que p erm itiría confiar el estudio
de esta im p o rtan te m ateria a ju ristas, algunos de los cuales
proceden de países en donde la noción del derecho de asilo
quizá h aya perdido gran p arte de su p rístino vigor. Muchos
de esos países viven en paz, en un am biente político tra n ­
quilo, y el derecho de asilo puede parecerles una institución
superflua. P ero conviene recordar que el derecho de asilo
ha sido in stitu id o como una m edida de g aran tía no menos
im p o rtan te que el habeas corpas, que situaciones que se creían
defin itiv am en te desaparecidas tienen tendencia a reprodu­
cirse en m uchas regiones del m undo y que p ara m uchos países
y especialm ente para los países latinoam ericanos, la conce­
sión del asilo político es un deber fundado en la solidaridad
hum ana.
Al su b ray ar que la codificación propuesta por E l S alvador
no puede en ningún caso d eb ilita r la institución del derecho
de asilo que conservaría todos sus elem entos esenciales, quiero
señalar que, en esta m a te ria , los países latinoam ericanos
pueden ap o rtar una im p o rtan te contribución al desarrollo
del derecho internacional.

Notas
abstenerse de ab rir un debate sobre la cuestión de si la co­
dificación de u na m ateria ... — и воздерживаться от
открытия дискуссии о том, долж на ли кодификация
таких вопросов...
... en que se presente a la S exta Comisión un anteproyecto
definitivo — ... когда Шестому комитету будет пред­
ставлена окончательная редакция предварительного
проекта
arguyen que esta m ateria está regida por el derecho interna-
235
cional consuetudinario — заявляю т, что в этих вопро­
сах следует руководствоваться обычным международ­
ным правом
habeas corpus — лат . «габеас корпус», неприкосновенность
личности

Miguel Montesco
(México)
N aciones U nidas.
D ocum entos o ficiales de
la A sam blea G eneral.
Segunda Comisión.
A suntos Económ icos y
F inancieros. *
La reform a de la estru ctu ra económica e institu cio n al que
M éxico inició después de la revolución de 1910 y que otros
países de A m érica abordan en la actu alid ad , es condición
sine qua non del desarrollo económico y, sobre todo, del in­
d u strial; sólo m ediante ella se pueden aprovechar racional­
m ente los recursos del país; crear un m ercado interno cuya
existencia estim ule el desarrollo de la in d u stria y de la in­
fraestructura; au m en tar la capacidad ad q u isitiv a de los tr a ­
bajadores, que son consum idores al m ismo tiem po que pro­
ductores; increm entar el ahorro nacional, que desempeña un
papel tan im p o rtan te en los países poco desarrollados; formar
los cuadros técnicos y ad m in istrativ o s indispensables y echar
los cim ientos de una verdadera dem ocracia económica y
p o lítica. Los países poco desarrollados deben realizar las
reform as estructurales. Como lo ha señalado el P residente
de la R epública m exicana, está fuera de lugar tach a r de iz­
q uierdistas a los países que procuran satisfacer las asp ira­
ciones de sus pueblos; lo que desean es desarrollarse y seguir
siendo dueños de su propio destino y recursos.
Después de haber transform ado la estru ctu ra económica
y social casi feudal que im pedía la form ación de un m ercado
interno y el nacim iento de las in dustrias, M éxico ha conse­
guido trip lic a r holgadam ente en 25 años su ingreso to tal
real, m ien tras que el de la in d u stria y la ag ricu ltu ra aum entó
en proporciones to d av ía m ucho m ayor. La superficie de las
tierras de regadío, que en 1934 era de 158,000 hectáreas, se
ha am pliado a m ás de 3,600,000 hectáreas; la potencia eléc­
* Д анны й текст может быть использован в разделе IV, п ункт Г.

236
trica in stalad a ha pasado de 540,000 a 2,500,000 kilovatios
y será duplicada en el futuro; la producción de las refinerías
de petróleo ha aum entado de 27, 300, 000 a 92, 200,000 barriles
m ediante una creciente integración, y la producción de acero,
de 103,000 a 1,200,000 toneladas. Se han conseguido progre­
sos análogos en la enseñanza, las com unicaciones y los ser­
vicios de sanidad. D ebido al considerable crecim iento de
su población, que de 14,300,000 h ab itan tes en 1921 ha p a­
sado a unos 32,300,000 en 1958, y a los cam bios profundos
que ha experim entado su estru ctu ra, M éxico tiene que es­
forzarse cada vez m ás en crear 350,000 nuevos em pleos a n u a ­
les para los jóvenes que en tran en el m ercado de trabajo;
en tre otros grandes esfuerzos, nuestro país ten d rá que a b rir
m ás escuelas y form ar m aestros para u n a población escolar
que au m en tará en 3,300,000 unidades du ran te los próxim os
11 años.
E n todo el período que siguió a la revolución, el país
ha procurado consolidar los dos pilares de su desarrollo eco­
nómico: la reform a ag raria y el control del E stado sobre las
propiedades y la p o lítica de un sector im p o rtan te de ciertas
in d u strias y servicios esenciales, como los ferrocarriles, las
in d u strias quím ica, siderúrgica y petrolera, la producción de
electricidad, la construcción de silos y frigoríficos, y las
instituciones de crédito p ara fom entar la ag ricu ltu ra, la ga­
nadería, la in d u stria, el com ercio exterior y los servicios
m unicipales. Como sabemos m uy bien el papel fundam ental
que desempeñan estas instituciones públicas de crédito en el
desarrollo de los países to d av ía atrasados, la delegación de
M éxico es uno de los autores del proyecto de resolución sobre
bancos y corporaciones de fom ento in d u strial. Respecto a la
reform a ag raria, casi todos los sectores de la población m e­
xicana reconocen la necesidad de darle m ás im pulso, la de dis­
trib u ir en tre los cam pesinos los latifundios nacionales y
extranjeros, de colonizar nuevas regiones del país, donde
pueda asentarse p arte de los h ab itan tes en las zonas super­
pobladas, y de fom entar las cooperativas de producción. El
aum ento de la producción agrícola se debe en esencia a la re­
form a ag raria, a las obras de riego que financió el Gobierno,
a la creación de instituciones públicas de créd ito para el fo­
m ento de la ag ricu ltu ra, a la m ecanización de los cultivos, y,
en una palab ra, a la im plantación de reform as económicas y
sociales indispensables para el desarrollo del país. Como
M éxico conoce m uy bien los beneficios que reporta la refor­
237
m a ag raria, nuestra delegación se ha unido a las de Cuba,
B olivia y Venezuela para presentar a la Comisión un proyecto
de resolución sobre esta cuestión.
Es evidente que el nivel de desarrollo logrado por el país
no es lo b astan te elevado para satisfacer las necesidades
de una nación donde hay 1,800,000 nacim ientos al año; por
ta l m otivo, el nuevo G obierno m exicano se ha im puesto
diversos reajustes ad m in istrativ o s y técnicos, así como un
program a económico de 21 puntos, cuyo objetivo esencial
es elevar el nivel de v ida de la población, sobre todo de los
trab ajad o res y de algunos sectores de la clase m edia. Se tra ta
de lograr que el ritm o de aum ento del ingreso nacional sea
m ayor que el del crecim iento de la población; de llevar a
cabo la diversificación y la integración de la econom ía en
los planos nacional y regional; de asegurar una m ejor coor­
dinación en tre las inversiones públicas y privadas, y de esti­
m u lar el proceso de industrialización, dando prioridad a las
in d u strias básicas poco desarrolladas y a las que consumen
m aterias p rim as del país, así como a las que producen bienes
de cap ital. E stim o que la creación de una com isión de desa­
rrollo in d u strial dentro del sistem a de las N aciones U nidas
podría p restar indudablem ente m uy buenos servicios a los
países que se están in dustrializando y reforzar el trab ajo
que ya está ejecutándose, especialm ente por p arte de las
com isiones regionales. Adem ás, el G obierno de M éxico ha
reafirm ado la p o lítica que piensa seguir con respecto a los
inversionistas extranjeros: en las em presas productoras de
m aterias prim as, la m ayoría del ca p ita l debe pertenecer a
los m exicanos. Las com pañías ex tran jeras no deben absorber
el ahorro nacional. E n una palab ra, las inversiones e x tra n ­
jeras deben desem peñar un papel com plem entario en el fi-
nanciam iento del desarrollo económico nacional.
E n cu anto a las condiciones que en el plano internacional
son indispensables p ara asegurar la expansión económica de
los países poco desarrollados, quiero subrayar la im portancia
del desarm e no sólo en el terreno político sino tam b ién en
el económico, pues lib eraría considerables recursos para el
desarrollo económico y p erm itiría que algunos países poco
desarrollados redujeran considerablem ente sus fuerzas arm a­
das, cuyo sostenim iento requiere grandes sum as en sus pre­
supuestos y las cuales sólo sirven con sum a frecuencia para
m an ten er un sta tu quo económico y social que precisam ente
im pide el desarrollo nacional. El desarm e tam b ién perm i­
238
tiría m ayor estab ilid ad y equidad en los precios de los pro­
ductos básicos. Si la paz dejara de estar am enazada, la hum a­
nidad enco n traría el m edio de aprovechar de una m anera
racional todos los recursos de la tie rra y planificar para la
abundancia.

Notas
condición sine qua non — лат . непременное условие
está fuera de lugar tach a r de izquierdistas a los países que
procuran satisfacer las aspiraciones de sus pueblos — не­
правильно считать левыми те страны, которые стараю т­
ся удовлетворить чаяния своих народов
... en crear 350,000 nuevos em pleos anuales — ... для созда­
ния 350,000 рабочих мест ежегодно
colonizar nuevas regiones del país — освоить новые районы
в стране
el nuevo G obierno m exicano se ha im puesto diversas reajus­
tes ad m in istrativ o s y técnicos — новое мексиканское
правительство предприняло ряд административных и
технических реформ

Ж. СИНХРОННЫЙ ПЕРЕВОД В НОРМАЛЬНОМ ТЕМПЕ


Целью этого упраж нения является окончательная от­
шлифовка всех элементов, составляющих синхронный пе­
ревод. Закрепление и совершенствование навыков в данном
виде перевода в большой степени зависит от частоты трени­
ровок. Д л я того, чтобы хорошо переводить синхронно,
необходимо выработать навык синхронной автоматизации,
который приобретается лиш ь в результате упорной работы.
Можно отметить, что переводчики-синхронисты, чтобы не
потерять навык синхронного перевода, ежедневно проводят
небольшие тренировки дома или в лингафонном кабинете,
иначе они рискуют потерять этот навык и будут испытывать
затруднения при возобновлении работы в качестве син­
хронного переводчика.
Имеется очень много способов усложнения этого вида
упраж нения. Можно подбирать все более сложные тексты
по их лексическому составу и грамматическим трудностям,
можно ускорять темп подачи текста, доводя его до темпа
выступлений иных ораторов, которые забывают, что их
239
рбчь переводится на Несколько язы ков. Речь может быть
такж е затруднена плохим произношением или помехами,
вызванными техническими причинами, и. т. д.
Примерные тексты д л я синхронного перевода в нормаль­
ном темпе:

Discurso del Sr. José Perez, Presidente de la Asamblea


General
Expreso con toda emoción mi profunda g ra titu d por la
elección de que he sido objeto. El alto honor que vuestra be­
nevolencia me ha otorgado se confiere a m i p a tria , por su
m ilenaria trad ició n ju ríd ica. El Im perio de los Incas m ostró,
m ás que ningún otro régim en arcaico, honda preocupación
por el bienestar hum ano. En el período hispánico mi país
com partió con M éxico la dirección cu ltu ra l del inm enso Im ­
perio, y fue el centro que preparó el m onum ento de la legis­
lación de Indias. Después de la independencia, m i nación
tuvo la in iciativ a de los congresos de Lim a, precursores,
con el de P an am á, de la solidaridad continental.
H an recaído este año dos designaciones de la m ás alta
im portancia en representantes de A m érica L atin a. Nos halaga
pensar que las Naciones U nidas confían en nuestra A m érica
p ara desem peñar funciones de trascendencia. E stam os unidos
a E uropa por la m ism a c u ltu ra , y a los países de Africa,
Asia y O ceania, por arcanas vinculaciones prehistóricas.
Me alien ta en estos m om entos pensar que voy a tener
siem pre la inspiración, el apoyo y la colaboración de m is
colegas. Me ha tocado actu ar en la gesta de San Francisco;
en los días de prueba de Lake Success; en la difícil etap a de
P arís y en los m om entos de lucha y de ilusión de N ueva York.
A la sim p atía y el contacto personal que han co nstituido para
m í el m ejor galardón en esta época de m i vida, debo agregar
m i convicción de que, frente a las dificultades futuras, los
viejos lazos se estrecharán m ás aún en una obra que pertenece
a todos.
Confío, al m ism o tiem po, en la sabia cooperación de nuest­
ro insuperable S ecretario y de sus inteligentes colegas. El
Secretario G eneral — debo proclam arlo solem nem ente — ha
sido factor decisivo en los últim os años en la consolidación
de las Naciones U nidas.
Deseo aprovechar esta oportunidad para expresar una vez
m ás mi fe in q u eb rantable en nuestra O rganización. E n los
240
trece años en que estoy vinculado a ella, he vividointensa-
m ente sus m om entos de inquietud, de crisis, de peligro y,
¿por qué no decirlo tam bién?, de cauteloso optim ism o.
Las Naciones U nidas se han enfrentado a los m ás grandes
problem as y han ido afirm ando, día a día, su autoridad moral
y su prestigio en el m undo. N adie podrá negar que hoy la
C arta se cum ple en sus esenciales disposiciones. Hemos proc­
lam ado la D eclaración U niversal de Derechos Hum anos; se
encontraron fórm ulas sagaces para cuestiones que parecían
insolubles. T ras m uchos años de esfuerzo, con actitu d de com­
prensión que es honra para todos, estam os realizando, dentro
del espíritu de la C arta, la universalidad esencial para cum p­
lir los fines de ésta. La Asam blea debe h ab lar en nom bre de
la hum anidad entera.
Es largo to davía el cam ino por recorrer. La justicia y
la paz, como la cu ltu ra y la libertad, no son únicam ente un
legado trad icio n al, sino una conquista que debe realizar, por
esfuerzo propio, cada generación. H oy la nuestra está en me­
jores condiciones para llevar a cabo la m isión que le señala
el destino y preparar el cam ino a la nueva generación que
tiene el deber de superarnos.
Nuestros padres podían moverse en la disyuntiva de las
ventajas de la paz y de los peligros e inconvenientes de la
guerra. El m undo nuestro, en la era atóm ica, se m ueve en
otra disyuntiva: o la paz que garantizará la vida y el progreso
para todos los pueblos, o la guerra que será la m uerte y la
destrucción universal. La conciencia de esta disyuntiva rige
la hora presente y constituye el factor espiritual de fuerza
incontrastable que tiene en sus manos la Asamblea de las
Naciones U nidas. Si éstas supieron vencer grandes obstácu­
los, no podemos menos que m antener nuestra confianza en
que el gran problem a del desarme, bajo los auspicios de la
Asamblea General y del Consejo de Seguridad, y con la deci­
dida colaboración de las grandes Potencias, entre en un pro­
ceso que lleve a una solución definitiva.
Resonarán en este recinto, a favor de esta solución, los
angustiosos y solemnes requerim ientos de la conciencia uni­
versal. No podemos resignarnos a que la conquista del espa­
cio u ltraterrestre pudiera coincidir con la destrucción del
espacio terrestre. D epués de la catástrofe, el silencio eterno
del espacio infinito, nuestra tierra rodaría apagada y m uerta,
cuando ella fue creada para que floreciera la vida, fecundara
el trab ajo e irradiara el amor.
16-2263 211
Las pasadas Centurias vivieron bajo el presuntuoso signo
de la llam ada v oluntad del poder. Hoy la hum anidad no sólo
anhela, sino que necesita vivir bajo el signo de la voluntad
de justicia.

Notas

arcano — древний
legado — наследие
presuntuoso — тщеславный, надменный

Sr. Murillo
(Panam á )
El reconocim iento de vuestra contribución a la causa de
las Naciones U nidas, desde los días de prueba de San F ran ­
cisco, encontró su elevada expresión en el voto unánim e de
esta A sam blea cuando os eligió su Presidente. Me es por
tan to m uy grato presentaros por tan señalado honor, las
m ás sinceras felicitaciones del Gobierno panam eño y de la
delegación de la República de P anam á a este período de se­
siones de la Asam blea G eneral, que me honro en presidir.
E ste debate general ha de ser, obligadam ente, un balance
de los esfuerzos y de la obra realizados en provecho de la paz
y la seguridad internacionales, durante el período transcu­
rrido entre uno y otro período ordinario de .sesiones de la Asam ­
blea y, con m ayor alcance, en los años que lleva de existencia
nuestra O rganización. Deberá ser una especie de examen de
conciencia: el análisis desapasionado y crudo de las situ a­
ciones que ponen en peligro la tran q u ilid ad universal y asi­
m ismo el enjuiciam iento im parcial y sincero de nuestra en
lo que toca a los problem as cuya solución no ha podido lograr­
se en largos años de estudio, e igualm ente ante los de más
reciente aparición.
Cum plido en forma cabal este proceso, bien podría lle­
garse a una com prensión m ás racional y exacta de los tem as
que forman el program a de trab ajo de la presente Asam blea
General. Muchos de ellos, bien conocidos, representan un
saldo de Asam bleas pasadas, cuya im portancia no es hoy
m enor, pese al tiem po transcurrido, como no es m enor la ob­
242
ligación de ahondar en ellos y de darles la m ás ju sta y pronta
solución. Y hasta podría decirse que a m edida que pasan
los días son m ayores nuestra obligación y nuestra responsa­
bilidad respecto de aquellos tem as de presencia constante
en el orden del día de los distintos períodos de sesiones de
la Asam blea G eneral, por cuanto m uchos de ellos envuelven
intereses de v ital im portancia para los pueblos que no nos es
dado ir postergando indefinidam ente.
P or o tra parte, un acuerdo en asuntos de difícil con­
ciliación, m ediante concesiones recíprocas, robustecerá la
fe que la hum anidad ha puesto en las Naciones U nidas, hará
m ás sólida y respetable la posición de la O rganización y le
dará una m ayor au to ridad a su intervención en el ajuste de la
política internacional.
P ara que la Organización de las Naciones U nidas logre
cum plir la m isión reguladora de la paz y de la equidad inter­
nacionales que le ha sido confiada por la C arta, es preciso
que los E stados que la forman vayan reconociéndole una
m ayor y m ás am plia com petencia en los asuntos que afectan
las relaciones entre los pueblos. Y m uy especialm ente en los
casos en que esas relaciones puedan poner en peligro la paz
y la arm onía internacionales.
E n un m undo de naciones civilizadas, que han de v iv ir y
de luchar por su bienestar dentro de un régim en de derecho,
se hace esencial increm entar la fe en las relaciones internacio­
nales. P ara ello han de ten er los pueblos la convicción de
que sus obligaciones no serán o tras que las que han contraído
y de que sus derechos serán m antenidos incólum es y recono­
cidos en todos sus alcances.
El cum plim iento de la C arta, como trata d o m u ltilateral,
ha de ser la m ás edificante dem ostración de nuestra buena
disposición en este sentido. Ya en su Preám bulo, los pueblos
de las Naciones U nidas se declaran resueltos a crear condicio­
nes bajo las cuales puedan m antenerse la ju sticia y el respeto
a las obligaciones em anadas de los tratad o s y de otras fuentes
del derecho internacional.
Así como en la sociedad civil, la buena reputación y el
crédito individuales dependen de la honradez con que se
cum plan los com prom isos personales, en la vida de relación
de las naciones, la confianza y la arm onía entre ellas ha de
surgir y de m antenerse por la ju sta disposición y la buena
fe que se pongan de m anifiesto en la ejecución de las obliga­
ciones en que sean p arte los Estados.
i6* 243
E l incum plim iento de las obligaciones resultantes de los
tratad o s, no sólo crea situaciones incómodas para las buenas
relaciones entre los Estados y sus respectivos Gobiernos, sino
que va m inando, en sus cim ientos más profundos, la convi­
vencia am istosa entre los pueblos. Y este mal es al final de
cuentas el m ayor y el más deplorable, por cuanto este quebran­
tam iento de la confianza y del afecto entre naciones amigas,
resu lta con frecuencia de m ás difícil reparación que los daños
m ateriales causados por el incum plim iento de sí mismo.
Los efectos que acabo de señalar resultan aún m ás peno­
sos cuando el incum plim iento de una obligación contractual
viene de un gran P otencia, en sus relaciones con otra de menos
poderío, porque surge entonces el peligro de que se apegue a
la conciencia nacional el sentim iento de que la interpretación
favorable a sus intereses que haya de hacer la gran Potencia
de las obligaciones contraídas y la conducta que adopta con
base en su propia interpretación, no encuentra otro funda­
m ento que la fuerza de que es poseedora. Tal sentim iento
sería fatal para las vinculaciones am istosas entre los gobier­
nos y los pueblos, y las relaciones entre los Estados entrarían
en un período en que la acrim onia y los resentim ientos serían
difíciles de acallar.
Ningún E stado puede arrogarse el derecho de interpretar
en forma u n ilateral una obligación contractual, ni puede
afectar su validez m ediante actos de carácter legislativo ni
ad m in istrativ o , ni reducir la fuerza de dicha obligación para
cercenar el goce de los derechos o ventajas que corresponden
a la otra p arte co n tractante. En el orden progresivo del dere­
cho internacional, esta conducta representaría un descono­
cim iento flagrante de las obligaciones que serán resultado de
los tratad o s y daría bases muy poco sólidas a las relaciones
contractuales.
En el cum plim iento de todo trata d o debe privar, insisti­
mos, la buena fe, y la interpretación de sus estipulaciones
debe ser correcta y conforme al ánim o de darles aplicación
e q u itativ a y exacta, dentro de los alcances de su letra y de
su espíritu.
E n el décim otercer período de sesiones, en esta misma
trib u n a, expresé el convencim iento de que la elim inación
de las prácticas discrim inatorias que im peran en la Zona del
Canal de P anam á en desmedro de los derechos de los em plea­
dos y obreros panameños, haría surgir una nueva era propicia
al fortalecim iento de la firme y sincera am istad que debe unir
244
a los Gobiernos de la República de P anam á y de los Estados
Unidos de Am érica, y a sus pueblos respectivos. M anifesté,
igualm ente, que la nación panam eña confiaba en que la re­
glam entación por parte del Organo E jecutivo norteam eri­
cano, de la ley com plem entaria aprobada por el Congreso
de los Estados Unidos de Am érica con el fin de dar cum pli­
m iento a ciertas obligaciones contractuales concertadas entre
dicho país y la R epública de P anam á, daría lugar a la fiel
ejecución de los principios contenidos en el M em orándum de
E ntendim ientos Acordados, adherido al T ratado de M utuo
E ntendim iento y Cooperación de 1955, conforme al cual los
panameños que prestan servicios en la Zona del Canal tienen
derecho a la igualdad de tratam ien to y de oportunidades que
en el m ism o instrum ento le son reconocidos.
Con sincero pesar me veo obligado a dejar constancia en
esta solemne oportunidad, de que la nación panam eña se
encuentra poseída de sentim iento inquietante de que el rei­
terado desconocim iento en su propio territorio, por parte de
las A utoridades de la Zona del Canal de P anam á, del principio
universalm ente aceptado de que toda persona tiene derecho
sin discrim inación alguna al igual salario por igual trabajo,
co n stitu y e una barrera para la satisfacción de una de las
condiciones vitales para su bienestar económico y para su
tran q u ilid ad social.
No cabría, dentro de la sinceridad que caracteriza nuestras
relaciones con la Potencia del norte, dejar en silencio una
situación especialísim a que hiere las relaciones panameño-
norteam ericanas, nacida precisam ente de la interpretación
de algunos de los com prom isos contraídos entre P anam á y
los E stados Unidos, y de la cual ha derivado el incum pli­
m iento de los mismos.
En vista de una interpretación u n ilateral de tales com­
prom isos desventajosa para los intereses panameños, el de­
sarrollo de actividades com erciales en la Zona Canal, am pa­
radas en la exención de im puestos de im portación, ta n to de
artícu lo s de lujo como de prim era necesidad, perjudica en
forma m uy gravosa el m ercado nacional.
La nación panam eña lam enta que las representaciones de
su Gobierno en este respecto ante el Gobierno de W áshing-
ton, no hayan tenido h asta hoy la acogida que el sentido de
la ju sticia impone.
Como toda nación de economía subdesarrollada, P anam á
confía para su reivindicación económica en la cooperación
245
internacional organizada. En este aspecto nada m ás ju sti­
ficado que esperar una m ayor y m ás exacta com prensión de
p arte de la gran nación del norte, por los intereses en que
coincidim os como copartícipes en la obra del canal in ter­
oceánico existente en un territo rio en el cual es P anam á so-v
berano.
Mi país no forma fila en el coro de los pesim istas. Muy
por el contrario, la nación panam eña, como pequeña P otencia
que es, tiene conciencia de que la O rganización de las N a­
ciones U nidas co nstituye hoy por hoy la más sólida garantía
para el respeto a los derechos de aquellos pueblos que no
disponen de los recursos bélicos m odernos para hacerlos res­
p etar por sí mismos. Es la m ism a fe que explica la presencia
en esta sala de los representantes de numerosos Estados pro­
venientes de naciones que no cuentan con otras arm as para
su defensa que las que les proporcionan el derecho y la ju sti­
cia internacionales. Si no contáram os con los arsenales po­
derosos que el derecho nos ofrece, toda posición nuestra aquí
resu ltaría vana pretensión.
Pero si no nos contam os en el número de los que deses­
peran ante la tard ía solución de algunos problem as, no por
eso dejamos de sentir, en lo que realm ente significa, la im­
paciencia de las Naciones que luchan por alcanzar, por enci­
m a de todo y a la brevedad posible, sus reivindicaciones,
m as elem entales.
E n los países de economías rudim entarias, som etidos a
privaciones y sufrim ientos casi inhum anos, no es posible
decir a los pueblos, m ordidos por la m iseria y por el ham bre,
que han de esperar un cuarto de siglo, una década, ni siquiera
un lustro para la satisfacción de sus necesidades aprem iantes.
Sabemos que la situación económica del m undo es, como
lo son la social y la política, m ateria som etida a proceso
y que no han de corregirse sus m ales al golpe de una vara
m ágica. Confiamos en la espera que haya de ser necesaria
para que las Naciones U nidas levanten el andam io para con­
stru ir sólidam ente; pero no podemos confiar igualm ente en
la obra del tiem po por sí solo, porque estam os seguros de que
m ayores serán los trastornos que nos saldrán al paso, y m ayo­
res los obstáculos por vencer, si se perm ite que con el rodar
de los años los problem as vayan cobrando nuevos y com pli­
cados m atices y se conviertan en m onstruos difíciles de do­
m inar.
El saldo de realizaciones que las Naciones U nidas tienen
246
en su haber én la hora actual nos da derecho a exigirles aún
más. No es inconform idad; es fe en su poderosa capacidad para
llevar al m undo a la paz definitiva y perm anente, si en esta
obra se em plean, con sentido de justicia y sin reservas m enta­
les, las herram ientas que la C arta ha puesto en sus manos.

Notas

representan un saldo de Asam bleas pasadas — зд. перене­


сены с предыдущих сессий Ассамблеи
incólum e — нетронутый
cim iento — основание
acrim onia — горечь, обида
resentim iento — обида
cercenar — обрезать, сокращать
estipulaciones f p l — зд. требования; положения
eq u itativ o — справедливый
en desmedro de — в ущерб
■instrumento — зд. документ
exención de im puestos — освобождение от налогов
lustro — пятилетие
andam io — строительные леса
reserva m ental — мысленная оговорка

Discurso del representante de los estudiantes


de la Escuela de Sociología y Antropología,
bachiller José E n riq u e M ieres

Señor Decano de la F acultad de Econom ía;


Señor D irector de la Escuela de Sociología y A ntropología;
Señores profesores fundadores de la Escuela;
Señores profesores;
Compañeros estudiantes;
Señoras y señores:
El C om ité O rganizador de los actos de celebración del
X A niversario de la fundación de la Escuela de Sociología
y A ntropología ha delegado en mí el expresar públicam ente
su g ra titu d a todos quienes han trabajado por la m ejor rea­
lización de esta conm em oración. En especial, a los estudian­
tes de A rq u itectu ra, representados por el presidente del Cen­
247
tro de E stu d ian tes de esa F acultad, al profesor Jorge C astillo
y a los bachilleres Pedro M oretti y V íctor P isani.
Cum plidos diez años de la fundación de la Escuela de
Sociología y A ntropología, sus profesores y estu d ian tes se
reúnen para considerar, entre otros asuntos, lo que ella re­
presentó y ha sido, así como tam bién lo que es y representa
hoy para la U niversidad y para la nación.
Los hechos históricos reflejan que, en la F acultad de
Econom ía, la cual cum ple ahora su X X V A niversario, fue
creado — entre los años 1952 — 53, el D epartam ento de Socio­
logía y A ntropología, elevado cuatro años m ás tarde, a la
categoría de Escuela. Se deduce, por lo tan to , que el D epar­
tam ento como la Escuela, fueron creaciones de la pasada dic­
tad u ra y tal como lo señalaron los profesores Rodolfo Q uin­
tero y Federico B rito Figueroa en su ponencia presentada en
el VI Congreso L atinoam ericano de Sociología, la orientación
y el funcionam iento iniciales de la Escuela respondieron,
necesariam ente, a los planes de colonización ideológica pues­
tos en práctica, en nuestros países latinoam ericanos, por los
E stados Unidos. A dvertían los ponentes cómo “para influir,
la m etrópolis u tiliza tres grandes canales:
1. El suyo propio, sirviéndose de em bajadas, estudiosos
especializados, etc.
2. El D epartam ento de Educación de la Organización de
E stados Am ericanos (OEA);
3. Los planes que en escala m undial ponen en m archa
organizaciones como la UNESCO, etc. ” A conciencia sabemos
cuales han sido las actitudes asum idas por esos sectores
hacia nuestro desarrollo económico, social y cu ltu ral. H an
condicionado todo a las inform aciones de lo fáctico, de leyes
y de teorías ya conocidas. Los m ás de los graduados han sido
sólo sim ples sabedores de leyes y teorías. En cam bio los
investigadores, que se inician en la búsqueda de nuevas leyes
y teorías, son considerados, generalm ente peligrosos, pues es
peligroso todo aquel que se lance al estudio de las sociedades
vinculadas económica, política y cultu ralm en te a otra so­
ciedad m ás desarrollada.
Así la Escuela de Sociología nació como hija p u tativ a
del coloniaje ideológico. A p artir del año 1958, se han operado
ciertos cam bios en la vida de la Escuela, los cuales se han
m anifestado en una m enor lim itación ideológica en los
estudios y en las investigaciones, sin que por ello hubieren
desaparecido to talm en te las trab as obstaculizadoras del cono­
248
cim iento de los procesos y las estructuras económico-sociales
de un pueblo atrasado y sem icolonial, como lo es Venezuela.
E n un inform e, presentado por una Comisión designada
para la elaboración de un proyecto de reorganización de la
Escuela, in teg rad a por profesores A ntonio R equena, G ladys
T ru jillo de M oreno, N orm an W. P a in te r, entre otros, m ás
u na representación e stu d ia n til, se destacaban como aspectos
básicos p ara la reform a los siguientes:
1. O rientación educativa.
2. R eorganización del pénsum de la Escuela.
3. E ficiente acondicionam iento de los equipos de labora­
torio y m ateria l bibliográfico.
4. D esarrollo de la investigación científica ten d ien te al
m ejor conocim iento de nuestra realidad social, y
5. U na ju sta evalución del personal de profesores vene­
zolanos y estranjeros p ara el m ejor aprovecham iento y u tili­
zación de los mismos.
Los estu d ian tes consideram os que aun hoy está en vigen­
cia gran p arte de las conclusiones allí señaladas. E n espe­
cial las referidas a la au to crítica relacionada con la estruc­
turación sistem ática de las disciplinas teóricas y prácticas
que sirvieron de experiencia inicial. E n cuanto a la o rien ta­
ción edu cativ a se refiere, se tra ta de estru c tu rar un conjunto
de asignaturas, lo cual no ha sido logrado en el transcurso
de estos diez años, como com binación eq u ilib rad a y arm oniosa,
de lo teórico y de lo práctico, los cuales constituyen “una
unidad en la sucesión d ialéctica de causas y efectos que p a ­
san a ser causas m ed ian te la altern ab ilid a d de teoría, a p li­
cación y te o ría ”. Y a en el año 1958 esta Comisión hablaba
de reorganización del pénsum de estudios. El pénsum se ha
m odificado en v arias oportunidades. E n el transcurso de estos
últim os años se han realizado, no obstante, ajustes y reajus­
tes sin haber logrado por ello el objetivo o propósito espe­
cífico.
P u n tu a liz a b a esta Com isión, igualm ente la necesidad de
desarrollar la investigación científica dirigida a un m ejor
conocim iento de nu estra realid ad social. Consideram os que
no h an sido perm anentes las investigaciones socioantropoló-
gicas, así como tam poco han correspondido, con justeza, a
la com pleja problem ática de la sociedad venezolana. Sobre­
m anera interesa a los estudiosos e investigadores, conocer
la dirección y los cam bios que se producen en el desarrollo de
los pueblos atrasados. Sin em bargo, en nuestro caso p a rti­
17-2263 249
cular, se im ponen las lim itaciones que surgen de la naturaleza
m ism a de la Escuela dada la ausencia de lib ertad que priva
en nuestro país y que im pide, en gran m edida, el desarrollo
de la ciencia en general y de la ciencia social en p a rti­
cular.
Es in teresan te ad v e rtir que no existe aun hoy, como no
existió en el 58, ni el m om ento de la creación de la Escuela,
un acondicionam iento eficiente de los equipos de laboratorio
y m aterial bibliográfico. No obstante, está m adurando ya
en tre los estu diantes, el proyecto de crear u n a biblioteca para
lo cual se está realizando la organización debida.
E s n o to ria tam b ién la ausencia, en n u estra Escuela de
u n a ju sta evaluación y selección de profesores venezolanos
y extranjeros, en tre los cuales, nos atrevem os a decirlo sin
vacilaciones ni tem ores, se encuentran algunos con un bajo
nivel de form ación científica. G ino G erm ani, en un trab a jo
presentado en el IV Congreso M undial de Sociología, caracte­
riza la situación en los térm inos siguientes: “La enseñanza
es de tip o especulativo, contenido ecléctico y lím ites mal
definidos; escasa especialización del personal docente, redu­
cida labor de investigación, organización u n iv ersitaria ina­
decuada para satisfacer los requerim ientos de la enseñanza
y de la investigación en S ociología”. De ello se concluye que,
la m ayoría de las Ecuelas de Sociología en L atinoam érica,
no han logrado adecuación al nivel internacional, de lo cual,
claro está, nuestra Escuela no es una excepción.
H e allí el objetivo común por el cual debemos luchar u n i­
dos profesores y estudiantes. L uchar por el m ejoram iento
de la Escuela. P ero debe lucharse tam b ién por la superación
de la U niversidad, la cual no responde aun a las necesidades
de la sociedad actu al ni cum ple cabalm ente su genuina m i­
sión h istó rica, cien tífica y técnica. E llo refleja la tare a de
com bate continuo contra quienes sostienen la tesis de una
U niversidad profesionalista y cien tificista. La aspiración
de los estu d ian tes es lograr que la U niversidad C entral de
Venezuela funcione como científica- profesional fundam entada
en u na base social, pues está enraizada en la nación. Los
estu d ian tes aspiram os a la solidez de nuestra preparación,
la investigación de los procesos económicos, sociales y cu l­
tu rales de la sociedad venezolana, por cuanto, de esta m anera,
la Escuela de Sociología y A ntropología, en gran parte, y la
U niversidad to d a estarán realizando la esperanza de los
p atrio tas: la liberación nacional.
250
Notas

estudiosos especializados — квалифицированные специалис­


ты
inform aciones de lo fáctico — фактология
pénsum — распорядок дня
p u n tu alizar — подчеркивать, уточнять

Aprobación del programa


(Primer informe de l a M esa de la Asamblea)

E l p r e s i d e n t e : El segundo tem a del orden del


día de esta reunión tr a ta de la aprobación del program a del
decim ocuarto período ordinario de sesiones, la asignación
de tem as inscritos en el program a y la organización del perío­
do de sesiones.
A este respecto la A sam blea tien e a su consideración el
prim er inform e de la Mesa. H ay ta m b ién enm iendas propues­
tas por N epal, que som eteré a la consideración de la A sam ­
blea cuando lleguem os a los párrafos 7 y 8 del inform e de la
Mesa.
La Mesa, en el parrafo 2 de su inform e, aprobó la sugestión
del S ecretario G eneral en el sentido de que la resolución
730 I (X X V III) del Consejo Económ ico y Social que tra ta
sobre la asistencia técnica p ara la lucha contra los estupefa­
cientes fuera considerada bajo el tem a 12 por la Tercera Co­
m isión.
La Mesa aprobó adem ás, como se indica en el párrafo 3
del inform e, la sugestión del Secretario G eneral de que la
resolución 731 G (X X V III) del Consejo Económ ico y Social
sobre los servicios de asesoram iento en bienestar social fuese
considerada tam b ién por la Q u in ta Com isión en relación con
el tem a 12 del program a.
E n el párrafo 4 de su inform e la Mesa inform a a la A sam ­
blea que aprobó la sugestión del Secretario General en el
sentido de que la cuestión de asistencia económica a Som alia
fuese considerada en relación con el tem a 13 del program a.
Asim ism o, la Mesa ha aprobado la sugestión hecha por
el S ecretario G eneral m encionada en el párrafo 5 del inform e,
de que el tem a 63 del program a, relativ o a enm iendas pro­
puestas a ciertas disposiciones del régim en de pensiones de la
C orte Internacional de Ju stic ia , se rem itiese a la Q u in ta Co­
17 * 251
m isión, en ia inteligencia de que antes de iniciar su exam en,
é s ta recabaría la opinión de la Sexta Comisión sobre deter­
m inadas cuestiones de principio.
No habiéndose form ulado objeción alguna, considero que
la A sam blea aprueba las sugestiones del S ecretario General
que figuran en los párrafos 2 y 5 del prim er inform e de la Mesa.
Así queda aprobado.
E l párrafo 6 sim plem ente inform a a la A sam blea que el
representante de la India fue in v ita d o a tom ar asiento con
los m iem bros de la Mesa cuando ésta discutió la recom enda­
ción que se h aría respecto del tem a 60 del program a provisio­
nal.
E n los párrafos 7 y 8 la Mesa rinde cuenta de la acción
tom ada respecto de esta cuestión cuya inscripción en el pro­
gram a ha sido propuesta por la India. El proyecto de reso­
lución que la Mesa recom ienda a la A sam blea se encuentra
en el párrafo 7 de su inform e. E l resultado de la votación
sobre este proyecto de resolución se encuentra en el párrafo 8.
A ntes de dar p alab ra al prim er orador, señalo a la a ten ­
ción de la A sam blea las enm iendas al proyecto de resolución
recom endada por la Mesa que han sido som etidas por N epal.
S r . G u t i é r r e z (F ilip in a s): Deseo, Sr. P residente,
que m is prim eras palabras sirvan para re ite ra r la felicitación
de la delegación de las F ilip in as por la disignación de que
ha sido objeto en la Mesa de la A sam blea, debiendo agregar,
en nom bre de m i delegación, nuestras expresiones de alabanza
por su b rilla n te actuación.
E l orador continua hablando en inglés.
E l P r e s i d e n t e : Si ningún otro representante desea
hacer uso de la p alab ra, in v itaré a la A sam blea a que proceda
a v o tar sobre las enm iendas propuestas por N epal y luego
sobre el proyecto de resolución que figura en el párrafo 7 del
prim er inform e de la Mesa. H abiéndose pedido votación
nom inal procederem os a llev arla a cabo en esa form a.
Se procede a votación nom inal sobre la primera enmienda
de N epal. Efectuado el sorteo por el Presidente, corresponde
votar en prim er lugar a Turquía.
Votos en favor: R epública S ocialista S oviética de U crania,
U nión de R epúblicas S ocialistas S oviéticas, R epública A rabe
U nida, Yemen, Y ugoeslavia, A fganistán, A lb an ia, B ulgaria,
B irm ania, R epública S ocialista S oviética de B ielorrusia,
Cam boja, C eilán, Checoeslovaquia, D inam arca, E tio p ía , F in ­
lan d ia, G hana, G uinea, H ungría, In d ia, Indonesia, Irak,
252
Irlan d a, M arruecos, N epal, Noruega, Polonia, R um ania, S u­
dán, Suecia.
Votos en contra: T urquía, R eino U nido de G ran B retaña
e Irlan d a del N orte, E stados Unidos de A m érica, U ruguay,
A rgentina, A u stralia, B élgica, B olivia, B rasil, C anadá, Chile,
C olom bia, Costa R ica, R epública D om inicana, Ecuador,
El Salvador, Federación M alaya, F rancia, Grecia, G u ate­
m ala, H a ití, H onduras, Irán, Ita lia , Jap ó n , Jo rd a n ia , Laos,
L íbano, L iberia, Luxem burgo, Países Bajos, N icaragua,
P ak istán , P an am á, P araguay, Perú, F ilipinas, República
S udafricana, E spaña, T ailandia.
A bstenciones: V enezuela, A u stria, Cuba, Islandia, Israel,
L ibia, M éxico, Nueva Z elandia, P o rtu g al, A rabia S audita,
Túnez.
Por 41 votos contra 30 y 11 abstenciones, queda rechazada
la primera enmienda.
E l P r e s i d e n t e : A ntes de co n tin u ar el debate, debo
establecer la conexión de la propuesta de la India, L iberia y
M arruecos con el inform e de la Mesa. E sta propuesta supone
una enm ienda al tem a 66 del program a, porque dice que los
puntos c) (Cuestión de los ensayos nucleares de F rancia en el
Sáhara), y d) (Suspensión de los ensayos nucleares y term o­
nucleares) del tem a 66 co n stitu y an tem as independientes del
program a con los núm eros 67 y 68. De m anera que ruego a
los representantes que vean el docum ento A/L.262 en relación
con el tem a 66, que figura en el inform e de la Mesa.

* * *

E l P r e s i d e n t e : V uelvo a pedir a los señores ora­


dores que se lim iten al aspecto form al de la inclusión del
tem a, sin extenderse a la discusión del fondo del problem a.

* * *

S r. U r i a r t e y B o r j a (E l Salvador): P or ser ésta


la prim era vez que vengo a ocupar esta trib u n a bajo su ilustre
presidencia, perm ítam e expresarle el júbilo de m i Gobierno
y de m i delegación por el reconocim iento que se ha hecho
de sus m érito s y de su v asta experiencia en las Naciones
U nidas, así como de la devoción de su noble p atria por la
causa de la paz, al elegirlo por unanim idad de votos para
ocupar la P residencia de esta Asam blea General de las Nacio­
253
nes U nidas. No necesito decir que me reservo el derecho de
referirm e a su elección cuando intervenga en el debate gene­
ral de esta Asam blea.
Me referiré ahora exclusivam ente al problem a de proce­
dim iento, sin e n tra r para nada en la sustancia de la cuestión,
esto es, en los alcances de cada uno de los puntos del pro­
gram a de este período ordinario de sesiones acerca de los
cuales se ha iniciado el presente debate.
N uestra delegación considera que la cuestión de la forma
en que serán trata d o s estos diversos puntos debiera dejarse
a la decisión de la P rim era Comisión. A doptar aquí un acuer­
do al respecto, como lo propone la Mesa, c o n stitu iría en
cierto modo una lim itación de las atribuciones propias de
u na de las Comisiones principales de la A sam blea G eneral.
Según el artícu lo 23 del reglam ento de la A sam blea, “el
debate sobre la inclusión de un tem a en el program a, cuando
la inclusión de ta l tem a haya sido recom endada por la Mesa,
quedará lim itad o a tres oradores en favor de la inclusión y
tres en co ntra de ella. El P residente podrá lim ita r la dura­
ción de las intervenciones de los oradores en v irtu d de este
a rtíc u lo ”.
No parece haber habido discusión acerca de la inclusión
de los diversos puntos relacionados con el desarm e y con las
arm as nucleares y term onucleares. No creemos que h ay a una
sola delegación que se oponga a que se incluyan los cuatro
puntos com prendidos en el núm ero 66 de los tem as propuestos
por la Mesa en su prim er inform e; tam poco pensam os que
h aya delegaciones dispuestas a oponerse a la inclusión de un
nuevo tem a propuesto por la Mesa en su prim er informe;
tam poco pensam os que haya delegaciones dispuestas a opo­
nerse a la inclusión de un nuevo tem a propuesto por la Mesa
en su segundo inform e a solicitud de la U nión S oviética.
Ahora bien, de acuerdo con el artícu lo 100 del reglam ento,
“cada Comisión p rin cipal, tom ando en cuenta la fecha de
clausura del período de sesiones fijada por la A sam blea Gene­
ral a base de la recom endación de la Mesa, ad o p tará su pro­
pio orden de p rioridad y celebrará las sesiones necesarias para
ex am in ar por com pleto los tem as que le hayan sido re m iti­
dos”.
A unque el reglam ento no lo diga expresam ente, el espíritu
del m ism o no es otro que el de dejar la m ateria que en este
m om ento se discute al criterio y a la sab id u ría de la P rim era
Com isión, sin im ponerle una determ inada form a de considerar
254
los puntos relativ o s al desarm e, a la prevención de una m ayor
difusión de arm as nucleares, a la suspensión de los ensayos
nucleares y term onucleares y a la cuestión de los ensayos
nucleares de F ran cia en el Sáhara.
L a Mesa de la A sam blea G eneral parece haberlo com pren­
dido así cuando en el párrafo 4 de su segundo inform e dice
lo siguiente: “4. Siguiendo una sugestión del representante
de A ustria, la Mesa decidió adem ás recom endar que este tem a
se asigne a la P rim era Com isión, quedando entendido que la
propia Comisión decidirá la m anera y el orden que desee se­
guir para tra ta rlo , así como los demás tem as referentes a
cuestiones de desarm e que se le pueda asignar para que los
exam ine e inform e sobre ellos”.
No sé si la delegación de El S alvador estará equivocada
pero este p árrafo parecería ser una rectificación de lo pro­
puesto in icialm ente por la Mesa en su prim er informe.
Con base en estas consideraciones, m i delegación se per­
m ite proponer como enm ienda al proyecto de resolución
presentado por las delegaciones de la In d ia, L iberia y M arrue­
cos en el docum ento A /L.262, que los cu atro puntos com pren­
didos bajo el núm ero 66 en el prim er inform e de la Mesa sean
num erados separadam ente en el program a dejando a la P r i­
m era Comisión en com pleta lib ertad de decidir si estudiará
esos puntos como un solo tem a o los estu d iará separadam ente,
y cual será el orden de prioridad para su exam en en caso de
decidir tra ta rlo s todos, o algunos de ellos, por separado. Se
tra ta , a nuestro juicio, de una cuestión de procedim iento y
de organización de los trab ajo s de una Com isión, y am bas cosas
corresponden a la Com isión m ism a y no a la A sam blea G eneral.
E l P r e s i d e n t e : P ed iría al honorable representante
de E l S alvador que en viara por escrito a la Mesa la enm ienda
que propone.
Deseo hacer la siguiente aclaración en la esperanza de que
se facilite así el desarrollo del debate y la conclusión de la
consideración de los dos inform es de la Mesa. La A sam blea
tien e para su consideración la recom endación de la Mesa te n ­
diente a que se incluya un tem a titu la d o “C uestión del De­
sarm e” dentro del cual figurarían cuatro puntos. E ste es el
tem a 66 del prim er inform e de Mesa. T am bién la Mesa tiene
una m oción propuesta por la In d ia, L iberia y M arruecos, en
el sentido de que se dé a los incisos с) y d) del tem a 66 los
núm eros 67 y 68.
Sugiero que la A sam blea disponga de esta cuestión en la
255
siguiente form a, con la reserva de que se debe agregar aún
la enm ienda que va a presentar la delegación de El Salvador:
P rim ero votaríam os sobre el proyecto de resolución pro­
puesto en el docum ento A/L.262; si el voto correspondiente
es favorable, quedan inscritos los tem as a que se refiere con
los núm eros 67 y 68 del program a. Luego votaríam os sobre la
inclusión del tem a 66, que com prendería sólo dos puntos:
a) Inform e de la Comisión, y b) Prevención de la m ayor difu­
sión de las arm as nucleares.
Vamos a proceder a tom ar la votación nom inal, pero pre­
viam ente esperarem os unos instantes para dar tiem po a que
llegue a la Mesa la enm ienda que ha form ulado la delegación
de E l Salvador.
La enm ienda que propone El S alvador no corrige ni al­
tera la propuesta presentada por la India, L iberia y M arrue­
cos, sino que la am plía. Dice así:
“Decide dar a los puntos 66 a), 66 b), 66 с) y 66 d) del
program a los núm eros 66, 67, 68 y 69”.
P o r consiguiente, encuentro coincidencia en la p arte esen­
cial entre la propuesta de la India, L iberia y M arruecos y
la enm ienda de E l Salvador; pero como la enm ienda de El
S alvador tien e m ayor extensión, debo darle preferencia.
S i r R i c h a r d S t e e l e (Reino Unido): Q uiero decir
sim plem ente que estoy m uy lejos de saber exactam ente qué
se nos pide que votem os ahora. ¿No sería m ucho m ejor que
se nos presentara por escrito la enm ienda de El Salvador,
para ver ex actam ente lo que significa, y que continuásem os
m añana el debate? E n consecuencia, propongo que se sus­
penda la sesión h asta m añana, a la hora que decida el P resi­
dente.
E l P r e s i d e n t e : La m oción de lev an tar la sesión
tien e preferencia sobre cualquier otra. P or consiguiente, me
veo obligado a poner a votación la propuesta hecha por el re­
presentante del R eino Unido.
S r. R a m e s h c h a n d r a C h a t t o p a d h y a y a
(India): Mi delegación no ignora que las m ociones para que
se lev an te la sesión tienen prioridad sobre las dem ás, pero
no creemos que tengan prioridad sobre la votación. Como el
P residente ya h ab ía indicado el orden de votación, debe
considerarse aceptada la moción.
E l P r e s i d e n t e : H abiendo cierta d istancia, des­
graciadam ente im puesta por las circunstancias, no desde el
punto de v ista m oral, pero sí desde el punto de vista físico,
25§
entre este alto sitial y los asientos que ocupan los demás
m iem bros de la A sam blea, algunas veces yo no puedo percibir
quién es el representante que plantea una cuestión de orden,
y en ese caso, bona fide, tengo que in terp re tar que la ha pre­
sentado en el m om ento oportuno. P o r consiguiente, yo creo
que debo ap licar estrictam ente el reglam ento y poner a v o ta ­
ción la propuesta de suspensión del debate que ha hecho el
rep resen tan te del R eino U nido. Sin em bargo, el punto rela­
tiv o al m om ento en que la votación comenzó escapa a la ju ­
risdicción del P residente y en tra en la jurisdicción de los
asistentes que colaboran con él, y la S ecretaría me hace saber
que ya h ab ía com enzado la votación nom inal con el nom bre
de M arruecos. P o r consiguiente, pido al representante del
R eino U nido que me excuse. Vamos a proceder a la votación.
Se procede a votación nom inal.
Efectuado el sorteo por el Presidente, corresponde votar
en primer lugar a Marrruecos.
Votos en fa vo r: M arruecos, N epal, P an am á, F ilipinas,
Polonia, R um ania, A rabia S audita, Sudán, Suecia, Túnez,
República S ocialista S oviética de U crania, U nión de R epúb­
licas S ocialistas S oviéticas, R epública A rabe U nida, Vene­
zuela, Yemen, Y ugoeslavia, A fganistán, A lbania, B ulgaria,
B irm ania, R epública S ocialista S oviética de B ielorrusia,
C eilán, Colom bia, Cuba, Checoeslovaquia, E cuador, El S al­
vador, E tio p ía , G hana, G uinea, H a ití, H ungría, Islandia,
In dia, Indonesia, Irak, Ja p ó n , Jo rd a n ia , L íbano, L iberia,
L ibia, M éxico.
Votos en contra: Ninguno.
Abstenciones: Países Bajos, N ueva Z elandia, N icaragua,
Noruega, P ak istán , P araguay, Perú, P o rtu g al, República
Sudafricana, España, T ailan d ia, T urquía, E stados Unidos
de A m érica, U ruguay, A rgentina, A ustralia, A ustria, B él­
gica, B olivia, B rasil, Cam boja, C anadá, Chile, Costa R ica,
D inam arca, R epública D om inicana, Federación M alaya,
F in lan d ia, G recia, G uatem ala, H onduras, Irán , Irlanda, Israel,
Ita lia , Laos, Luxem burgo.
F ran cia y el R eino U nido de G ran B retaña e Irlanda del
N orte no tom an p arte en la votación.
Por 42 votos contra ninguno y 38 abstenciones, queda apro­
bada la enmienda de E l Salvador.
El P r e s i d e n t e : Pasam os ahora a considerar la
aprobación de los tem as del program a. Las recom endaciones
de la Mesa se encuentran en el párrafo 12 del prim er informe.
257
Respecto de los tem as 1 a 6 no se necesita decisión de la Asam ­
blea, pues ellos han sido considerados. Con respecto al tem a 7,
N otificación hecha por el Secretario G eneral en v irtu d del pá­
rrafo 2 del A rtículo 12 de la C arta, dado que lo único que se
requiere es to m ar conocim iento de ese docum ento, considero
que la A sam blea General así lo hace.
A sí queda acordado.
E l P r e s i d e n t e : ¿No hay objeciones a la apro­
bación de los tem as 8 a 18 inclusive?
S in discusión quedan incluidos en el programa lostemas
8 a 18.
E l P r e s i d e n t e : Si ningún representante desea ha­
cer uso de la p alabra sobre la inclusión de los tem as 19 a 22,
que se refieren al problem a de enm iendas a la C arta de las
Naciones U nidas, consideraré que ellos quedan incluidos en
el program a.
S in discusión quedan incluidos en el programa los temas
19 a 22.
E l P r e s i d e n t e : Si no se hacen com entarios respec­
to de la inclusión de los tem as 23 y 24, que se_ refieren a la
u tilizació n de la energía atóm ica con fines pacíficos y a los
efectos de las radiaciones atóm icas, consideraré que ellos
quedan incluidos en el program a.
S in discusión quedan incluidos en el programa los temas 23
У 24.
УЧЕБНАЯ СИНХРОННАЯ УСТАНОВКА I-го МГПИИЯ
им. МОРИСА ТОРЕЗА

Учебная синхронная установка смонтирована в ауди­


тории площадью 60 кв. м. В аудитории имеется 8 кабин.
В каждой кабине установлен магнитофон, микрофонный
пульт с микрофоном. Все кабины скоммутированы между
собой и на пульт преподавателя, на котором установлены
два магнитофона: датчик и фиксатор.
У становка позволяет проводить следующие виды работ:
1. Синхронный перевод речи преподавателя с микро­
фона-пульта или учебного материала с магнитофона-“д ат­
ч и к а”.

Кабина

Селектор Селектор
контроля записи,
259
2. Преподаватель имеет возможность при соответствую­
щей коммутации на пульте контролировать каждого сту­
дента, находящегося в кабине, и фиксировать его работу
на магнитофон-“ф иксатор”.
3. Преподаватель имеет возможность осуществлять д ву ­
стороннюю связь с каждым студентом отдельно и давать
указан ия во все кабины одновременно.
4. У становка позволяет проводить двойной перевод.
В этом случае первая кабина является ведущей. В ней
установлен специальный пульт, позволяющий осущест­
влять связь с преподавателем и остальными кабинами.
5. Каждый студент, находящ ийся в кабине, может з а ­
писать на свой магнитофон речь преподавателя или диктор­
скую речь, подаваемую с магнитофона-“д атч и к а”, а такж е
и свою собственную речь.
6. П ульт установки позволяет контролировать запись,
сделанную в кабине студентом, на общий динамик или на
головные телефоны.
О ГЛ А ВЛ ЕН И Е

Ст р.
П редисловие .............................................................................................. 3

Л ингвистические основы п е р е в о д а ..................................................... 7


I. Л ингвистическая сущ ность п е р е в о д а ............... 7
II. Особенности устного перевода ................................... 11
I I I . Особенности перевода с испанского язы ка нарусский 15

I. П еревод с л и с т а .................................................................................. 31
A. Лексический д и к т а н т - п е р е в о д ........................... 32
Б . Устный перевод текста с предварительным чтением и
разбором текста в классе ............................................... 50
B. Устный перевод текста, предварительно подготовлен­
ного д о м а ...................................................................... 59
Г. Устный перевод текста с предварительной подготов­
кой в к л а с с е ................................................................ 70
Д . Устный перевод с листа без подготовки . . . . 83

II. П оследовательный п е р е в о д ........................................................... 98


A. Письменный пофразовый перевод-диктант . . . . 99
Б . Абзацно-фразовый перевод на слух с записью . . . 112
B. П оследовательный перевод с з а п и с ь ю .............. 122
Г. П еревод звукозаписи с з а п и с ь ю .......................... 132
Д . Радиоперевод с з а п и с ь ю ............................................143

III. П еревод на слух без з а п и с и ............................................................ 154


A. М и к р о р е ф е р и р о в а н и е ................................................. 156
Б. А бзацно-фразовый перевод без з а п и с и .............. 170
B. Двусторонний п е р е в о д ................................................. 183

IV. Синхронный п е р е в о д ........................................................... 194


А. П рослуш ивание иностранного текста через науш ники 196
Б . П рослуш ивание иностранного текста через наушники
и повторение его в м и к р о ф о н ................................200

261
В. Синхронное чтение п е р е в о д а ........................... 207
Г. Синхронно-зрительный п е р е в о д ..................................214
Д. П еревод смысловых отрезков без текста оригинала 222
Е. Синхронный перевод в замедленном темпе . . . . 229
Ж- Синхронный перевод в нормальном темпе . . . 239

У чебная синхронная установка I -го М ГПИИЯ им. М ориса


Т о р е з а ...........................................................................................259
Г енрих Яковлевич Т у ровер, Иван Акимович
Трист а, А рон Борисович Долгопольский

Пособие по устному переводу


с испанского язы ка для институтов
и факультетов иностранных языков

Р е д а к т о р Я . С. М аненок
И зд а т е л ь ск и й р е д а к то р Р. С. Зильберман
Х удож ествен ны й р е д а к то р А. К■ Зефиров
Х удож ни к А. А. Куприянов
К орректор В. И. Н иколаева
Технический р е д а к то р Г. Г. К иселева

А-03190. С дан о в н абор 7/1-67 г. П одп . к печати 29/VI-67 г.


Ф орм ат 84X108V32- О бъем 8,25 печ. л . 13,86 уел. п. л.
15,20 у ч .-и зд . л . И зд . № И н 383. Т и р а ж 18.000 экз. Ц ен а 55 коп.
Т ем атически й план
и зд а т ел ь с т в а «В ы сш ая ш кола»
(вузы и техни кум ы ) н а 1967 г.
П о зи ц и я № 255.

М осква, К-51, Н е гл и н н а я ул., д. 29/14,


И зд а т е л ь ст в о «В ы сш ая ш ко л а» .

М осковская т и п о гр а ф и я № 7 Г л авп о л и гр аф п р о м а
К ом и тета по п еч ати при С овете М инистров С ССР
пер. А ксак ова, 13.