Вы находитесь на странице: 1из 17

EL APALANCAMIENTO.

FINANCIACION Y RENTABILIDAD

Dr. José Villalonga

Los modernos teóricos de financiación de una Empresa (constituida como una


Sociedad Mercantil) consideran que el objetivo de la función financiera es
maximizar el valor de las acciones (participación en el Capital social) de la
misma. Dado de que la financiación puede hacerse mediante acciones
(ampliaciones de capital) u obligaciones (solicitud de créditos o emisión de
Deuda) y que la proporción entre ambas puede hacer variar el coste de capital
(“Tasa mínima de rentabilidad que deberá dar la Empresa a las diversas
fuentes de financiación que componen su pasivo, con objeto de mantener a sus
inversores satisfechos, evitando a la vez, que descienda el “valor de mercado”
de sus acciones”), el problema es saber si hay una estructura financiera
óptima. Ante esto hay dos aproximaciones al tema:

a) Método RE: También llamado de aproximación. El valor de


las acciones se calcula en base a la capitalización de la cuenta
de explotación. Los defensores opinan que el coste del capital
y el ratio de endeudamiento son independientes. Por tanto no
existe una estructura financiera óptima

b) Método RN: Lo que calcula el valor es la capitalización de la


cuenta de pérdidas y ganancias. Sus defensores sí defienden
una estructura óptima, o al menos que existen estructuras
financieras mejores que otras.

La ‘tesis de la influencia de los dividendos en el valor de las acciones” (en el


caso de las Empresas que son Sociedades Anónimas) defiende que repartir
dividendos (La parte del beneficio obtenido por las sociedades mercantiles
cuyos órganos sociales acuerdan que sea repartido entre los socios de las
mismas “dividendo activo”) aumenta el valor de estas. En el otro extremo están
quienes defienden que lo que incrementa el valor de las mismas es la
capacidad de generar beneficios que tiene una empresa, y que no importa lo
que hagamos con ellos siempre y cuando el rendimiento de la empresa iguale
el rendimiento medio del mercado. Está es la eterna polémica sobre el ‘más
vale pájaro en mano que ciento volando”. Un inversor racional, se inclinará a
guardar los beneficios mientras que un defensor de la liquidez adelantaría su
recogida para asegurar resultados y optar así por nuevas inversiones. Los
intentos de demostración empírica han permitido avalar que si el rendimiento
de la empresa es igual al coste de capital, el valor de la empresa no es
afectado por la política de dividendos.
Nos preguntamos ahora acerca del apalancamiento en la empresa, que es,
como opera etc., inclusive el motivo por el cual algunos lo conciben como algo
nocivo para la economía de la empresa. El apalancamiento no es ni malo ni
bueno es como una pistola, si esta en manos de un policía experto en su
manejo posiblemente sea algo bueno, pues una herramienta de defensa en el
cuidado del orden publico, pero en manos de un niño puede ser peligrosa, la
realidad es que el apalancamiento es una estrategia financiera asociada con la
forma de financiarse y de gastar, El apalancamiento puede ser Operativo y
financiero, el primero denominado primario por algunos y el Financiero como
secundario. Como en Física los dos ejercen "PALANCA" para lograr mas
fácilmente lo que de otra manera consumiría mayor esfuerzo, ¿Qué es lo que
conseguimos lograr mas fácilmente?: Utilidades mayores o potencializar
nuestras utilidades, pero como todo en la vida, tiene sus pros y contras también
te pueden generar mayores perdidas en caso de no llegar al nivel de Ingresos
esperados.

Cuando hablamos de Apalancamiento, como decimos en el párrafo anterior,


nos podemos referir a dos tipos:

ƒ APALANCAMIENTO FINANCIERO
ƒ “ OPERATIVO

a) Apalancamiento Operativo (Operative Leverage)

El apalancamiento operativo es la sustitución de costos variables por costos


fijos que trae como consecuencia que a mayores niveles de producción, menor
el costo por unidad, Veamos un ejemplo:

Suponga que Una Empresa produce Zapatos, y utiliza mucha mano de obra
para el proceso de fabricación el cual seria un costo variable, a mayor
producción de zapatos mayor numero de trabajadores, inclusive podría, en un
momento dado, escasear la mano de obra que necesita, o sea que si produce
más gasta mas mano de obra y el costo sigue siempre al ingreso en la misma
proporción, sin embargo la Empresa decide comprar una maquina para
automatizar todo el proceso y reducir dramáticamente la mano de obra que
utilizaba, ahora tendrá un costo variable muy bajo, pero tendrá un costo fijo alto
por el costo de la inversión de automatizar el proceso vía depreciación o
desgaste de esa maquina, si produce 1 par de zapatos la depreciación, el
gasto fijo será el mismo que si produce 1000 pares, esto quiere decir que el
costo fijo no sigue a los ingresos sino que este se divide entre mas pares de
zapatos a medida que se incrementa la producción esto da como resultado, un
costo unitario mas bajo.

b) Apalancamiento Financiero (Financial Leverage)

El apalancamiento financiero se produce cuando la Empresa recurre a deuda


más que a capital común de accionistas para financiar su empresa, es decir
prefiere pedir financiación exterior ya sea mediante la petición de créditos a
entidades financieras o la emisión de deuda, antes que emprender una
ampliación del Capital Social.
El apalancamiento financiero es el que tiene más trascendencia y que
cuantifica y está relacionado con el endeudamiento de la empresa. Pero,
¿cuándo puede ser correcto endeudarse? La experiencia financiera
recomienda que toda deuda es buena siempre y cuando mantenga los niveles
adecuados de la relación DEUDA / CAPITAL en la empresa.
En el mundo de la empresa, hay una serie de decisiones que son inevitables
independientemente del sector donde la empresa opere. Es decir, la empresa
debe de tomar decisiones para establecer el procedimiento y conseguir los
recursos necesarios para financiar sus actividades, tanto presentes como
futuras. En la esencia de la política financiera de cualquier empresa se
encuentra establecer la estructura de la misma (de la política financiera), o sea,
la cantidad que se debe emplear tanto de deuda como de recursos propios o
capital para financiar las necesidades de inversión presentes y futuras.
Normalmente se dicen cosas como:
• la manera más sana de crecer en un negocio es
exclusivamente a través del capital generado por el mismo
• cuanto menos deuda tengamos mejor y más seguro
tendremos el negocio
De ahí que nos podemos plantear, ¿es cierta la precisa de que el
endeudamiento es un mal que se debe de evitar o además tolerarse
únicamente cuando es necesario? Para dar respuesta a este interrogante es
preciso entender el concepto de apalancamiento financiero.
Veamos ahora que se puede definir también al Apalancamiento Financiero
como “el efecto que se produce en la estabilidad de la empresa como
consecuencia del empleo de DEUDA en su estructura de financiamiento”. O lo
que es lo mismo, es importante precisar que se entiende por rentabilidad para
poder comprender si este efecto es positivo (apalancamiento) ó negativo, y ¿en
qué circunstancias? (Siempre que en la empresa exista deuda también existe
apalancamiento, pero dependiendo del coste puede ser bueno ó malo).
Incrementar la cantidad de deuda en la estructura de financiamiento de un
negocio o empresa, o lo que es igual, incrementar el apalancamiento
financiero, tiene un efecto sobre la rentabilidad que depende del coste
financiero de esa deuda, sin olvidar nunca que la rentabilidad de una empresa
no es sinónimo de beneficio, es decir, es un concepto que tiene que ver con
otra serie de cosas.
Contrario a lo que algunos creen el financiamiento proveniente de accionistas
resulta más caro en el largo plazo que el proveniente de la emisión de deuda o
el pago de un crédito a largo plazo. Esto se debe a que las expectativas de
rendimientos o dividendos de los accionistas por poner en "juego" su dinero es
habitualmente mayor que las de quien pone dinero en préstamo o deuda, ya
que un accionista es el ultimo que cobra (solo cobra si se produce un reparto
de dividendos), por lo que este capital es de riesgo. Esto no quiere decir que
quien preste dinero no tenga riesgo, pero en términos generales este es menor
al de un accionista, por lo tanto financiarse a largo plazo con deuda es más
barato que financiarse con capital común de accionistas. Además del interés
que paga la empresa al Acreedor (quien otorgo el préstamo), la Empresa
puede deducir una parte en sus impuestos, lo que se traduce que el fisco
(Gobierno) pague parte del interés. Esto trae como consecuencia que una
empresa que tiene deuda tenga un impuesto más bajo, en comparación del
que se financio vía Capital común ya que los dividendos no son deducibles.

Veamos un ejemplo para comprender mejor este mecanismo: si las empresas


A y B tienen utilidades ( beneficios) antes de impuestos e intereses de 1,000 y
la A ha contraído deuda por $1000 y la B amplio capital por la misma
cantidad. la empresa A tendrá una deducción de intereses que B no tendrá, si
los intereses de A son 300 pesos y el impuesto es del 35 % la empresa a
pagara el impuesto sobre $700 (1000-300) o sea $245 (700 x 0.35) y por tanto
su Beneficio neto será de $ 445. Mientras que la empresa B pagara $350 (1000
x 0.35) de Impuestos pero no tendrá que pagar intereses de Deuda., y esto trae
consigo una mayor utilidad después de impuestos B, exactamente $ 650.
¿Entonces como es que salió beneficiado el accionista de la Empresa A?, El
truco esta en que la empresa B para financiarse contrato mas capital de
accionistas y para esto expidió un numero mayor de acciones que se
adicionaron a las ya existentes y si crece el numero de acciones la utilidad
generada se dividirán entre mas numero de acciones trayendo consigo una
utilidad por acción mas baja, en cambio la empresa A aparentemente genero
menos utilidades pero tiene las menos acciones para repartir esas utilidades y
por acción se recibirá una mayor de utilidad.

En los dos casos anteriores de Apalancamiento Operativo y Financiero existe


un efecto contrario si no se llegan a los ingresos necesarios para rebasar su
punto de equilibrio (donde no se pierde ni se gana) generando perdidas
extraordinarias por el cargo fijo de gastos e intereses.
En Ocasiones se habla también del llamado “Apalancamiento Total”. Este es el
producto de los apalancamientos anteriores (operación y financiero), dando
como resultado potencializar las utilidades por acción a partir de aumentar los
ingresos. Así mismo la disminución de utilidades o pérdida por acción al bajar
los ingresos.
El apalancamiento es una herramienta para administrar la empresa, pero es
un arma de dos filos ya que adiciona un riesgo adicional al del negocio, que de
no ser manejado con conocimiento de causa y experiencia sobre una
planeación bien realizada, puede conducir a resultados nefastos. Sin embargo
si se utiliza con inteligentemente puede traer utilidades extraordinarias para los
accionistas. (Hay indicadores financieros fáciles de calcular que pueden dar
índices de apalancamiento, para toma de decisiones, si se desea calcular estos
indicadores es conveniente dividir sus gastos de operación en fijos y variables,
lo que le ayudara a calcular fácilmente estos indicadores).

Financiación Externa, Endeudamiento y Rentabilidad

Comenzaremos indicando que un mayor empleo de deuda para la financiación


generará un incremento en la rentabilidad sobre los recursos propios, siempre y
cuando el coste de la deuda sea menor que la rentabilidad del negocio sobre
los activos netos. Es importante indicar que el incremento en la rentabilidad se
produce porque el aumento en el nivel de endeudamiento presupone que no
perjudicará a la rentabilidad de los activos netos, es decir, estos nuevos fondos
que vienen del endeudamiento serán empleados en nuevos proyectos de
inversión que proporcionen una rentabilidad que asegure la reacción de valor,
es decir, un aumento en los beneficios netos obtenidos por unidad monetaria
(Rentabilidad de Comercial o de Ventas).
¿Es entonces el costo de la deuda el único factor determinante para establecer
una política de financiación concreta, bajo el punto de vista de la rentabilidad?,
evidentemente NO, ya que una mayor cantidad de deuda lleva consigo un nivel
adicional de riesgo que de no ser manejado cuidadosamente puede conducir a
resultados muy malos. Por el contrario, si este nivel de deuda se utiliza
inteligentemente traerá como consecuencia:

• mayor beneficio
• desde el punto de vista exclusivamente financiero, una mayor
rentabilidad para los accionistas

¿Dónde está el límite en la cantidad de deuda que un negocio o una empresa


puede asumir? La respuesta dependerá, además de los factores vistos
anteriormente se encuentran también la capacidad que tenga la dirección de la
empresa para gestionar el endeudamiento conjugando acertadamente la
relación RENTABILIDAD / RIESGO.
Esto tendrá como consecuencia que no solo se mejore la rentabilidad sino que
además la política de financiación de la empresa sea más viable.
A continuación se describen tres tipos de rentabilidad y el método para su
cálculo:

a) RENTABILIDAD DE VENTAS O COMERCIAL


b) “ ECONOMICA
c) “ FINANCIERA

a) RENTABILIDAD COMERCIAL; sería el beneficio que quiere la


compañía o el ratio comercial. Es decir, es el beneficio que genera
una empresa por cada unidad monetaria en la que se esté hablando
(Beneficio Operativo). Nosotros ya hablaremos en Pesos Mexicanos
($).

Ratio Comercial o Ratio de Ventas Æ RdV


Return on Sales Æ RoS

La definición clásica de “RdV” (Ratio de Ventas) es la de “beneficio


neto”, o sea, beneficio después de impuestos, es decir, la última línea
de una cuenta de resultados dividido este beneficio neto por las
ventas netas.
El problema de esta definición clásica es que el beneficio neto está
afectado por elementos tales como intereses financieros o impuestos
que están fuera del control, de la gestión de ventas propiamente
dicha. Por lo que, si asumimos esta definición clásica “RdV” puede,
por ejemplo, mejorar solo porque el tipo impositivo o porque la
política financiera de la empresa haya cambiado.
Debido a esto, la definición “RdV” expresada en el primer parrafo (
beneficio que genera una empresa por unidad monetaria) se utiliza
más habitualmente ya que hace énfasis solo en los resultados
operativos de la empresa. Es decir, reflejaría su estrategia de precios
(a cuanto dinero vendes los productos), o la habilidad de la empresa
para controlar los costes operativos (lo que va a costar el producto a
vender).
Si asumimos la nueva definición, quedaría tal que así:
Beneficios antes de intereses e impuestos
(BAII)
RdV Beneficio operativo = ---------------------------------------------------------
-
Ventas Netas (VN)

RdV = BAII / VN

b) RENTABILIDAD ECONOMICA; es el ratio económico que mide el


beneficio que genera la compañía por la rentabilidad de sus activos,
o sea, de su dinero.

Ratio Económico o Rentabilidad Económica o Rendimiento del Activo Total Æ


RAT
Return on Asset Æ RoA
El “RAT” (Ratio del Activo Total se define como el beneficio antes de intereses
e impuestos, también conocido como “BAII” dividido por el Activo Total de la
empresa.
Hay que tener en cuenta el ratio que no depende de la forma en que la
compañía financia sus activos y es resultante solo de decisiones operativas, es
decir, no está afectado por las operaciones financieras.
Nos da una idea entre los activos totales de la empresa (sin entrar en los
intereses de la deuda) y el BAII. Es una medida escrupulosamente económica.

RAT = BAII / AT
Pero así como el otro “RdV” estaba ligado a los procesos operativos
exclusivamente de las ventas, el “RAT” nos puede interesar calcularlo antes de
beneficios de intereses e impuestos o también después de impuestos. Por lo
tanto:

RAT antes de impuestos = BAII / AT

RAT después de impuestos = BAII * (1-t) / AT = (Beneficio Neto + Intereses Netos) / AT

• t Æ tipo impositivo = 35%

(1-t) = 1 – 0,35

c) RENTABILIDAD FINANCIERA; evalúa el beneficio que obtienen los


accionistas con las inversiones que realizan en la compañía, negocio
o empresa.

Rentabilidad Financiera o Rendimiento Recursos Propios Æ RRP


Return on Equity Æ RoE
Este ratio de rentabilidad financiera viene dado por el
beneficio neto dividido por los recursos propios. Y en
principio es un ratio que se mide después de impuestos,
porque aquí intervienen todos los factores que influyen en
la empresa. Los accionistas están interesados en lo que les
queda.

RRP después de impuestos = Beneficio Neto / Recursos Propios = BN /


RP

Aunque no será lo normal, la fórmula que nos indica el “RRP” antes de


impuestos sería la siguiente:

RRP antes de impuestos = Beneficio Antes de Impuestos / Recursos Propios =


BAI / RP
El apalancamiento es un factor que nos va relacionar la Rentabilidad
Económica (RE) con la Rentabilidad Financiera (RF). Nos va a indicar si esa
deuda es más o menos rentable para la empresa.

APALANCAMIENTO Æ Factor de Apalancamiento Æ RE / RF

El endeudamiento tiene un límite y una zona de riesgo porque al pedir más


dinero te cobran más interés, y llega un momento en que te encuentras en una
zona de altísimo riesgo que no se debe de sobrepasar.

Para comprender mejor estos mecanismos, veamos un ejemplo:

Vamos a realizar un ejercicio sobre una empresa que:

a) tiene $ 2.000.000 de activo


b) obtiene unas ventas de $ 3.000.000
c) el coste de esas ventas es de $ 2.000.000
d) esto nos da un margen bruto de beneficios de $ 1.000.000
e) otros gastos operativos de $ 500.000
f) tiene un beneficio antes de interese e impuestos, o sea, un
BAII de $ 500.000
g) unos gastos financieros, es decir, el pago de intereses de $
150.000
h) por lo que BAI = 500.000 – 150.000 = $ 350.000
i) impuestos 35% Æ $ 120.250
j) luego al final, el beneficio neto es de $ 220.750

RAT (antes de impuestos) = BAII / AT = $ 500.000 /$ 2.000.000 = ¼= 0,25 =


25%

RAT (después de impuestos) = (BAII * (1-t)) / AT = (500.000 (1- 0,35)) / 2.000.000 =


16,25%


RAT (después de intereses) = (BN + IN) / AT = (220.750+97500) / 2.000.000 =
16,25%

• BN Æ Beneficio Neto
• IN Æ Intereses Netos

Vamos a explicar de donde salen los “IN” (Intereses Netos). La compañía pagó
de intereses unos $ 150.000 a los bancos, debido a este pago el impuesto
será solo $ 120.250 en vez de $ 170.500 que sería en BAII (500.000 * 0,35 =
170.500), si la compañía no tuviese deudas. Por lo tanto, la compañía o la
empresa está ahorrando en la cuantía del impuesto $ 170.500 - $ 120.250, es
decir, $ 50.250. Y el coste neto de los intereses para la compañía es de $
150.000 - $ 50.250, o sea, $ 90.750 .
En definitiva, los gastos netos de intereses después de impuestos serán igual a
los gastos brutos de intereses que figuran en la cuenta de resultados
multiplicados por (1-t), donde el tipo impositivo.

150.000 * (1-t) = 15 * 0,65 = $ 90.750

Entonces vamos ahora a comparar para deducir el “AF” (Apalancamiento


Financiero), comparando dos empresas que tengan o no tengan deuda, es
decir, que se financien solo con Recursos Propios o que se financien con
deuda.

EMPRESA A EMPRESA B

ACTIVO RECURSOS ACTIVO DEUDA


2.000.000 PROPIOS 2.000.000 1.000.000
2.000.000 (15%)

RECURSOS
PROPIOS
1.000.000

EMPRESA A Æ solo con Recursos Propios


EMPRESA B Æ 50% con Recursos Propios y 50% con Deuda e interés
al 15%

A B

Ventas Æ 3.000.000 Ventas Æ 3.000.000


Costo Ventas Æ - 2.000.000 Costo Ventas Æ - 2.000.000
Margen Bruto Æ 1.000.000 Margen Bruto Æ 1.000.000
Otros Gastos Æ - 500.000 Otros Gastos Æ - 500.000
BAII Æ 500.000 BAII Æ 500.000
Intereses Æ 0 (no deuda) Intereses Æ - 150.000
BAI Æ 500.000 (1.000.000 * 0,15)
Impuestos (35%) Æ 17.500 BAI Æ 350.000
Beneficio Neto Æ $ 320.500 Impuestos (35%) Æ 120.250
Beneficio Neto Æ $ 220.750

Las dos empresas están en las mismas condiciones. La diferencia es que la


empresa A se financia con recursos propios y la empresa B tiene deuda al
15%. Entonces, ¿cómo podemos calcular el Interés Netos que paga la empresa
B? pues la primera compañía no paga intereses y la segunda si los paga.

A Æ $ 320.500 (Beneficio Neto)


B Æ $ 220.750 ( “ “ )

El Cálculo del Apalancamiento

Para entender mejor este concepto sigamos con el ejemplo anterior


Veamos como actúa esa deuda al 15% de la empresa B si le es rentable o nó,
calculando el apalancamiento.

EMPRESA A ANTES DE DESPUES DE


IMPUESTOS IMPUESTOS
RAT 500.000 / 200.000 = (220.750 + 90.750 ) /
25% 2.000.000 = 16,25%
RRP 500.000 / 2.000.000 = 320.500 / 2.000.000 =
25% 16,25%
EMPRESA B ANTES DE DESPUES DE
IMPUESTOS IMPUESTOS
RAT 500.000 / 2.000.000 = (220.750 + 90.750 ) /
25% 2.000.000 = 16,25%
RRP 350.000 / 1.000.000 = 220.750 / 1.000.000 =
35% 22,75%

¿Cuál es la explicación comparativa de la rentabilidad financiera?. Deducimos


que la rentabilidad financiera (RRP) de la compañía que tiene deuda “B” es
más alto que el “RRP” de la empresa “A”, y más alto incluso que su “RAT”
porque cada vez que la compañía “B” pide prestada una unidad monetaria
cuesta a la compañía un 15% antes de impuestos o un 9,75% después de
impuestos.
Esta unidad monetaria (en este caso $) que la compañía B ha pedido en
préstamo es invertida en la compañía a una tasa de rendimiento del 25% antes
de impuestos o del 16,25% después de impuestos.
Este diferencial positivo son ganancias y va a los bolsillos de los accionistas.
Bien pues esto es el concepto de apalancamiento financiero en otras palabras.
Apalancamiento financiero es la habilidad de una empresa o de uno mismo
para invertir dinero prestado a una tasa más alta que el tipo de interés que ha
pagado por ese dinero que le han prestado, es decir, por la deuda adquirida.

¿Cómo se llega a una fórmula que cuantifique ese apalancamiento financiero?.


Supongamos la siguiente empresa:

ACTIVO DEUDA
TOTAL Interés (%)

RECURSOS
PROPIOS

• AT Æ Activo Total
• RP Æ Recursos Propios
• i Æ Interés de la deuda
• D Æ Deuda
Si calculamos la ecuación del beneficio antes de impuestos de esta compañía,
sería igual a su “RAT” multiplicado por su “AT”, del cual debemos deducir el
coste del dinero prestado a los prestamistas. Fijémonos:

BAI = ((BAII / AT) * AT) – (i * D)

Si aplicamos eso a la empresa B del ejercicio anterior, sería:

350.000 = ((500.000 / 2.000.000) * 2.000.000) – (0,15 * 1.000.000)

350.000 = 500.000 – (150.000)

350.000 = 350.000 ¡OK!

Pero, ¿qué pasa?:

BAII
------------- = RAT
AT

BAI = RAT * AT – (i * D)

ACTIVO DEUDA
TOTAL Interés (%)

RECURSOS
PROPIOS

AT = D + RP

BAI = RAT * (D + RP) – (i * D)


BAI = (RAT * D) + (RAT * RP) – (i * D)
BAI
BAI RAT * RP RAT * D (i * D)
------------- = ----------------------- + --------------------- - ------------------ RP
RP RP RP
RP

(RAT * RP) (RAT * D) (i * D)


RRP = --------------------- + ------------------------ - --------------------
RP RP RP

D
RRP = RAT + [ ( RAT – i) * ------ ]
RP

Esta formula nos relaciona lo que llamamos “factor de apalancamiento”,


veamos:
D
[ ( RAT – i) * ------ ]
RP

Según ese apalancamiento:

o cuando la empresa o compañía con la que estemos trabajando


sea rentable, nos dará un valor positivo
↑ 0 (rentable)
o cuando no sea rentable significa que tendremos un valor
negativo, o sea, menor que cero
↓ 0 (no rentable)
o cuando la empresa no tiene deudas indica que el factor de
apalancamiento es igual a cero (0)
= 0 (sin deudas)
RF = RE

Este factor de apalancamiento va a depender de la relación entre “RF”


(Rentabilidad Financiera) y de la “RE” (Rentabilidad Económica). Por ello,
cuando la empresa no tiene deudas estas dos rentabilidades son iguales.
Lo que nos está diciendo la fórmula es que la “RF” de la empresa es igual a la
“RE” más el “Factor de apalancamiento financiero”, el cual depende de dos
elementos:

a) la diferencia entre el “RAT” y el coste de los intereses

(RAT – i)

b) y del ratio Deuda/Recurso Propios

D / RP

Teniendo claro esto, de esta fórmula podemos distinguir dos casos:

1º.- empresas sin deudas financieras; en este caso D=0, entonces


el Factor de apalancamiento es igual a cero. Es decir:

RRP = RAT

2º.- si la empresa tiene deuda; puede ocurrir que:

a) que la Deuda (D) es siempre positiva, existe deuda y


podemos encontrarnos con 3 situaciones:

• que el RAT sea mayor que “i”


RAT > i
Entonces la compañía es capaz de invertir el dinero
prestado a una tasa mayor que el coste de intereses.
En este caso:
RRP > RAT
Y el factor de apalancamiento es positivo. Será más
alto en tanto en cuanto la diferencia entre el RAT e
“i” o bien “D” y “RP” sea mayor

• que el RAT sea igual a “i”


RAT = i
En ese caso RAT – i = o, y el factor de
apalancamiento es igual a cero
RRP = RAT
Tenemos deuda pero el rendimiento que le
sacamos a ella es igual a los intereses que
sacamos de ellos

• que el RAT sea menor que los intereses


RAT < i
Entonces (RAT-i) < 0, lo que significa que ese
factor de apalancamiento va se negativo, Por lo
que:
RRP < RAT
Es decir, la RF < RE lo que indica que esa deuda
nos hace perder dinero. Y por lo tanto, no
estamos sacando rentabilidad a la deuda

BIBLIOGRAFIA

1.- Varios Autores (2006) – Dirección Financiera II: Medios de Financiación


Empresarial – E. Pirámide (Madrid)

2.- Lele, Milind (1995) – Desarrollo del Apalancamiento Estratégico – E. Diaz de


Santos (Madrid)

3.- Fuertes, M. (2004) – Apuntes de Economía Financiera de la Empresa – E.


Universidad Autónoma de Madrid

RECURSOS DE INTERNET

1.- Documento – La Financiación de la Empresa


http://www.madrimasd.org/emprendedores/consolida-
empresa/financiacion/comun/financiacionProyectosEmpresariales.pdf

3.- eumed.net – Semanario Capitales N.44 (2003) – Apalancamiento


Financiero: ¿Cuándo puede ser correcto endeudarse?
http://www.eumed.net/cursecon/colaboraciones/procap-apalanca.htm

4.- Mascareñas, Juan (1998) – Los instrumentos de financiación de la Empresa


analizados como opciones.
http://www.ucm.es/BUCM/cee/doc/9814/9814.htm

5.- Documento – Apalancamiento Financiero y Apalancamiento Total


http:// www.emp.uva.es/miguelsanmillan/AnalisisSesion20.pdf