Вы находитесь на странице: 1из 2

Yo, WILMER RAMÓN GALLARDO AVENDAÑO, venezolano, mayor de edad, soltero,

comerciante, titular de la Cédula de Identidad Número V-5.498.487 y domiciliado en

Jurisdicción del Municipio Valera del Estado Trujillo, actuando en mi carácter de

PRESIDENTE de la Sociedad Mercantil TAL, personería jurídica de Derecho Mercantil

debidamente inscrita por ante el REGISTRO MERCANTIL TAL (Xº) DE LA

CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO TRUJILLO, en fecha SEIS (6) DE MAYO

DE DOS MIL CINCO (2005), BAJO EL NÚMERO 03, TOMO 24-A; inscrita también por

ante el REGISTRO DE INFORMACIÓN FISCAL (RIF) bajo el Número J-31359233-

1,mediante el presente documento declaro: A nombre y representación de la SOCIEDAD

MERCANTIL TAL, confiero PODER ESPECIAL JUDICIAL, pero amplio y suficiente en

cuanto a derecho se refiere, al ciudadano CARLOS EDUARDO FEBRES GALLARDO,

venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Número V-17.460.298,

ABOGADO EN EJERCICIO debidamente inscrito por ante el Instituto Nacional de

Previsión Social del Abogado (INPREABOGADO) bajo el número de matrícula: 137.017, y


de este mismo domicilio, para que sin más limitaciones ejerza la REPRESENTACIÓN y

DEFENSA TÉCNICA DE LA SOCIEDAD TAL tanto en los PROCESOS

ADMINISTRATIVOS O JUDICIALES DE INDOLE LABORAL en los que esté interesada

la compañía, por ante las Autoridades Administrativas o Tribunales de la República

Bolivariana de Venezuela. En virtud del presente mandato, el erigido ABOGADO

APODERADO queda expresamente facultado para Demandar y Contestar Demandas,

Oponer y Tramitar Excepciones e Incidencias Preliminares y de Fondo de cualquier

naturaleza, Reconvenir y Contestar la Reconvención, darse por Citado y Notificado a

nombre de la Compañía, promover y evacuar pruebas, presentar sus alegatos y

conclusiones, solicitar la decisión y la ejecución de la causa correspondiente; y en general,

seguir estas acciones administrativas y/o judiciales, en todos sus trámites e instancias

hasta su definitiva terminación, empleando, si lo creyese necesario, todas las defensas y

recursos, bien sean ordinarios o extraordinaríos, y otros contemplados en las leyes de la

República Bolivariana de Venezuela, inclusive, el Control de Legalidad, Casación, y

Revisión Extraordinaria de la Constitucionalidad. Así mismo, el ABOGADO APODERADO


queda expresamente facultado para realizar eficazmente los actos reservados que

requieren disposición expresa, como convenir, desistir, transigir, disponer del derecho

litigioso en los casos autorizados por la Ley, comprometer en árbitros; solicitar la decisión

según la equidad; o emplear los Mecanismos Alternativos de Resolución de Controversias

como la CONCILIACIÓN o la MEDIACIÓN, entre otros, cuando lo consideren pertinente y

sin más formalidades que las contempladas en la ley. Igualmente queda facultado para

sustituir este PODER total o parcialmente en ABOGADO o ABOGADOS de su confianza,

quienes participarán en el proceso de manera coordinada y bajo su dirección y

supervisión; revocar a su discreción otro PODER u otros PODERES que se haya

conferido previamente o que hayan sido conferidos a nombre de la compañía, y para

hacer, en fin, cuanto yo mismo haríamos en defensa de los derechos e intereses de mi

representada compañía en estos Procesos, sujetando sus actuaciones a los Principios

Fundamentales contenidos en el Código de Ética del Abogado Venezolano, y demás

normas aplicables. Queda expresamente entendido que las facultades aquí conferidas son

meramente enunciativas y no taxativas, por lo que no podrá oponerse el defecto del poder

en razón de insuficiencia en las atribuciones dadas en el presente acto.