Вы находитесь на странице: 1из 11

INTEGRACIÓN SENSORIAL

Claudia Cornejo Chávez


Educadora Diferencial, especialista en Audición y Lenguaje
Magister en Educación
Directora de INSERTA

Para entender la conducta observada de un niño, tenemos que mirar y considerar su biología, su
disposición emocional, su cognición y su dinámica familiar. Cada una de estas partes interactúa
con las otras explicando en conjunto el comportamiento observado. Es en éste contexto que se
hace relevante conocer el concepto de Integración Sensorial.

La teoría de la Integración Sensorial, proviene de los trabajos realizado por la PhD Jean Ayres,
Terapeuta Ocupacional norteamericana entre los años 1964 a 1986.

El concepto de Integración Sensorial, es descrito como “un proceso neurológico, que organiza
las sensaciones corporales de nuestros sistemas sensoriales a nivel del sistema nervioso,
permitiéndonos responder exitosamente a las demandas ambientales”.(Jean Ayres).

Investigaciones recientes en el campo de la neuropsicología, desarrollo infantil, fisiología, y


neurociencia vienen a enriquecer la Teoría de la Doctora Ayres. Al respecto, este artículo es un
intento de aportar a la Teoría de Integración sensorial, la mirada biológica del Dr. Humberto
Maturana, que nos ayuda a comprender cabalmente el operar de nuestro organismo.

El biólogo, Ph Humberto Maturana, con su Teoría de la Biología del Conocer y del Amar, nos invita
a reflexionar sobre el operar de nuestro organismo. Nos muestra que cuando miramos a un ser
vivo en términos de su composición, hablamos de su fisiología y cuando lo miramos en términos de
su relación, en términos de sus circunstancia, hablamos de su conducta. En términos de nuestra
fisiología (composición) nosotros somos “Homo sapiens sapiens”, pero en términos relacionales
tenemos un modo de vivir humano, somos seres relacionales, existimos en la relación, en lo social
y nuestro modo de vida se da en el lenguaje.

“El vivir humano es un fenómeno relacional, y el ser humano, es un entrelazamiento dinámico de


la corporalidad (anatomía y fisiología) Homo sapiens sapiens y el modo de vivir humano. En otras
palabras lo que estoy diciendo es que, el ser humano no es una mera corporalidad, y que tampoco
es un mero modo de vivir, sino que es una dinámica que involucra cierta corporalidad y cierto
modo de vivir.
Corporalidad y Modo de vivir se modulan mutuamente en el fluir del vivir de ese ser que es el
“ser humano”.

“La corporalidad de cada ser humano se transforma según el fluir de su vivir humano, y el vivir
humano se transforma según la dinámica de realización de la corporalidad, de una manera en la
que, de hecho, corporalidad y modo de vivir no son separables. Dicho en otras palabras, lo que
digo es que no da lo mismo vivir de una manera u otra porque el ser humano que surge es distinto
en los distintos modos de vivir. El niño que crece viviendo de una cierta manera se transforma en

1
su devenir fisiológico de manera distinta de aquel que crece viviendo de otra manera, y que el niño
que por alguna razón tiene una dinámica fisiológica distinta de otro, tiene un devenir como ser
humano distinto de aquel otro en tanto tenga un vivir como humano”.
“Nuestro ser fisiológico indicado como un esbozo de corporalidad (en la figura de abajo),
con una dimensión interaccional apenas sugerida con dos flechas que apuntan las direcciones del
encuentro con el entorno, es de hecho un ente multidimensional. “

Sus dimensiones de encuentro con su circunstancia son múltiples. Es decir, si analizamos


nuestras superficies sensoriales, por ejemplo, no solo encontraremos que se extienden por toda
la superficie corporal, sino que hay diversas superficies sensoriales; los ojos, los oídos, la piel, las
papilas gustativas, los receptores olfativos, los vestibulares y los propioceptivos, son todas
superficies sensoriales, es decir son superficies de encuentro con el medio.

La integración Sensorial ocurre con la participación tanto del sistema nervioso (red
neuronal cerrada), como de las superficies sensoras del organismo, ubicadas en los 7 sistemas
sensoriales, entendiendo al organismo como lo plantea el biólogo, Dr. Humberto Maturana, como
un sistema dinámico cerrado, viviendo su determinismo estructural, es decir, los estímulos no
entran al organismo, sólo gatillan en sus superficies sensoras cambios, que a su vez genera
cambios en la red neuronal dinámica, cambios determinados por la estructura de la red en ese
momento, dando origen a una conducta en el entorno, que un observador valora como adecuada o
inadecuada según lo esperado por él.

Pero nótese que esto lo estoy diciendo yo como observador que ve lo que ve, y que en su
explicar acepta que hay mucho que no ve. No vemos todas las dimensiones y configuraciones de
encuentro de un ser vivo con su circunstancia, hay una dimensionalidad de encuentro que
pertenece invisible, para siempre o por un tiempo, dependiendo de lo que hagamos como
observadores, pero que en tanto no es visible, pertenece a lo inconsciente.

El Dr. Maturana explica el operar de nuestro organismo, describe al sistema nervioso


como un conjunto de elementos neuronales interconectados, como una red cerrada sobre sí
misma, y que opera como una red cerrada de cambios de relaciones de actividad entre sus
componentes. El sistema nervioso se interfecta con el organismo en las distintas superficies
sensoriales y efectoras con que éste (el organismo), se encuentra con los elementos del medio. El
sistema nervioso participa indirectamente en las interacciones del organismo a través de su
intersección con las superficies sensoriales y efectoras de éste, no directamente. Lo hace
indirectamente porque los sensores y los efectores son parte del organismo y no del
sistema nervioso.
Cuando un agente externo incide sobre un sensor, se gatilla en el sensor un cambio en su
estructura, que gatilla un cambio en la estructura del elemento neuronal que se interfecta con él.
Al cambiar la estructura del elemento neuronal en intersección con el sensor, cambia el modo de
operar en la red neuronal, y el curso de las relaciones de actividad del esta red cambia. Cuando
cambia el estado de actividad del elemento neuronal que se interfecta con un efector, se gatilla
un cambio estructural en éste, con lo que cambia su incidencia en el medio en que el organismo
interactúa. Cuando esto pasa, lo que un observador ve es CONDUCTA.

2
Lo que uno ve CONDUCTA, sin embargo, lo que el organismo hace es una CORRELACIÓN
SENSO-EFECTORA, por intermedio de la dinámica de cambios de relaciones de actividad que
tiene lugar en el sistema nervioso como red neuronal cerrada que se interfecta con estos.
En tanto el sistema nervioso se interfecta con el organismo, los puntos de intersección
son meros puntos de intersección, de modo que la dinámica del sistema nervioso es una dinámica
interna de relación de actividades entre las neuronas, y los elementos sensores y efectores son
elementos sensores y efectores del organismo.
La teoría de Integración Sensorial de Jean Ayres, habla del organismo como sistema
abierto por cuanto es influenciado por el medio. Sin embargo, siendo estricto en los dominios,
biológicamente el organismo es un sistema cerrado en su dinámica fisiológica, esto es, los
estímulos NO ENTRAN él, solo lo perturban, pero no determinan los cambios que se generan en el
organismo. Los cambios están determinados por la dinámica interna del organismo en ese
momento, es decir por su estructura en el momento de ser gatillado (influenciado) por el medio.
Desde la Biología del Conocer, el organismo está abierto sólo al intercambio molecular con el
medio, pero cerrado en su dinámica fisiológica.

El modo en que nos movemos en el entorno, está determinado por la forma en que
funcionan nuestros 7 sistemas sensoriales, ya que manteniendo la rigurosidad biológica, en el
encuentro del organismo con el medio sólo participan las superficies senso-efectoras del
organismo, no el sistema nervioso, nuestra red neuronal nunca esta en contacto con el entorno.
Sin embargo, las superficies sensoras están en contacto con la red neuronal, a través de los
nodos nerviosos que las interceptan, por lo tanto cualquier perturbación del medio que gatille un
cambio en la estructura de los sensores, a su vez gatillará un cambio en la estructura de la red
neuronal.
Que un estímulo sea perturbación o no, dependerá de la estructura del sensor en ese momento.
(determinismo estructural).

3
ORGANISMO EN EL ENCUENTRO CON EL MEDIO

Superficies
Senso-efectoras

Los senso- efectores son parte del Sistema Nervioso por cuanto desde los receptores salen vías
neurológicas hacia distintos estructuras centrales y subcorticales.

Los sistemas sensoriales de nuestro organismo son:


1.-Sistema Vestibular.
2.-Sistema Propioceptivo.
3.-Sistema Táctil
4.-Sistema Auditivo
5.-Sistema Visual
6.-Sistema Olfativo
7.-Sistema Gustatorio

Una adecuada Integración Sensorial, es decir, una adecuada integración de los sistemas
sensoriales entres sí, posibilita un eficiente desarrollo motor, socio-emocional, y de aprendizaje.

Es importante tener presente que antes de asignarle una intención al comportamiento “anormal”,
que presenta un niño, debemos preguntarnos:
- ¿Cómo es que él esta percibiendo el mundo que lo rodea?,
- ¿Cómo está operando o funcionando su biología, sus sistemas sensoriales?,
- ¿Cómo se están integrando estos sistemas entre sí?
- ¿Y a partir de éstos como se está percibiendo a sí mismo, a los otros y a su entorno?.

4
Por ejemplo :
- Andrés llora cada vez que le lavan el pelo, porque:
- Benjamín esta jugando fútbol y un compañero lo roza al pasar y este roce gatilla en él la
reacción de llorar, reclamar o pegarle a su compañero.

En ambos ejemplos, el comportamiento observable de los niños puede responder a un problema de


modulación del estímulo cutáneo, que les hace percibir como desagradable un estímulo táctil, que
para la mayoría de los niños no lo es.

La tendencia del adulto es a explicar este comportamiento desde premisas pre concebidas, que
en nada ayudan al niño a comprender y superar esta situación, tales como: “Andrés es súper
alaraco, llora por cualquier cosa” o “Benjamín es un niño tremendamente agresivo, no sabe tener
amigos”.

“Es imposible entender la psicología de la mente sin antes entender la biología del cuerpo”.

Estos niños están organizando la experiencia sensorial en forma distinta a la norma, respondiendo
consecuentemente de un modo distinto a lo esperado en dicha situación, pero en coherencia a su
propia forma de organizar sus percepciones. Éste proceso de organización de las sensaciones es
lo que se llama Integración Sensorial.

Las percepciones son las sensaciones o experiencias sensoriales organizadas en sus


características espacio–temporales; que permiten la discriminación sensorial u organización
perceptual.

SISTEMAS SENSO-EFECTORES DE NUESTRO CUERPO

Como ya dijimos, los sistemas sensoriales de nuestro organismo o cuerpo que están siendo
permanentemente perturbado por el medio, son siete; el sistema Vestibular, Propioceptivo,
Cutaneo, Auditivo, Visual, Gustativo y Olfativo.
De estos siete sistemas los que están a la base de todo nuestro desarrollo son tres primeros, y
tienen una importancia fundamental en nuestra conducta.
Estos sistemas sensoriales son los menos conocidos e ignoramos su incidencia en el desarrollo del
ser humano, sin embargo, tienen un rol preponderante en la conformación de la autopercepción.
Según el modo como ocurra la organización de las sensaciones gatilladas en estos sistemas, será
como el niño podrá sentirse, distinguirse, reconocerse a sí mismo y distinguir a los demás. Dado
esta condición empezará a interactuar con los otros y su entorno, posibilitándose el desarrollo del
lenguaje, desarrollo emocional, desarrollo motor y cognitivo.

El sistema Vestibular organiza la información de los movimientos corporales de gravitación, de


aceleración y de rotación. Estructuralmente se ubica en el oído interno (los canales
semicirculares) y se gatilla ante los movimientos de la cabeza. (Utrículo y Sáculo, también
registra pasivamente la fuerza de gravedad).

5
Permite mantener el equilibrio del organismo como un trípode; en colaboración con el sistema
visual y el propioceptivo, permitiendo mantener el registro visual en movimiento. Establece
conexión entre ambos hemisferios asociándose a la coordinación bilateral, participa en la
regulación del tono muscular extensor, se conecta con la formación reticular (cerebro antiguo),
teniendo incidencia en el alerta; y con el sistema lúmbico teniendo incidencia en el control de las
emociones.
El sistema Propioceptivo registra información de la postura corporal a través de la presión
profunda, permite el registro de tracción y movimiento articular (articulaciones) y elongación de
tendones, dándonos conciencia de nuestro cuerpo en el espacio.
El sistema Cutáneo, registra las experiencias sensoriales de la superficie cutánea, a nivel de
nuestra piel en cuanto a tacto, temperatura y dolor. Nos brinda la sensibilidad del propio límite
corporal y de acuerdo a ésta, registra las cualidades de la superficie de los objetos con los cuales
se interactúa. Nos brinda noción de esquema corporal, participa en la destreza de nuestros
movimientos (motricidad gruesa y fina) y en nuestro desarrollo emocional-social.
El sistema Auditivo: registra estímulos distantes, contribuye a la orientación espacial y participa
de modo crucial en la adquisición y desarrollo del lenguaje oral.
El sistema Visual: registra estímulos distantes, contribuye a la orientación espacial, participa en
el desarrollo de los precursores del lenguaje como es el contacto visual y en las interacciones
sociales.
El sistema Olfativo: registra estímulos cercanos, participa en el desarrollo del vínculo del niño y
su cuidador, protege de sustancias nocivas y atrae hacia sustancias potencialmente alimenticias.
El sistema Gustativo: registra estímulos cercanos, participa en el desarrollo del vínculo del niño
y su cuidador, protege de sustancias nocivas y cumple un rol fundamental en la nutrición.

Todos los sistemas tienen cualidades de modulación y de discriminación.

DISFUNCIONES DE INTEGRACIÓN SENSORIAL

Las disfunciones de integración sensorial pueden subdividirse globalmente en:


- desórdenes de modulación de los sistemas sensoriales y
- desórdenes de praxis
Los cuales pueden o no presentarse juntos en un mismo niño. Por ejemplo, un niño puede ser
defensivo cutáneo o inseguro gravitacional (desórdenes de modulación de los sistemas cutáneo y
vestibular respectivamente) y no tener problemas de planeamiento motriz, ( desórdenes de
praxias).

La Modulación es el proceso neurológico mediante el cual el sistema nervioso adapta sus


respuestas a un ambiente interno y externo en constante cambio. Permite organizar las
reacciones a los estímulos de un modo graduado o adaptativo, sin disminuir ni sobreaccionar ante
las experiencias sensoriales.
Permite la autorregulación, es decir el autocontrol de emociones y conductas, para lograr
adaptación social. Nos brinda la disposición para involucrarse en actividades significativas y con
propósito.

6
Cuando estas respuestas conductuales no son graduadas ni adaptativas se produce un desorden
de modulación sensorial.

Los desórdenes de modulación pueden expresarse como:


- hiporesponsividad,
- hiperesponsividad o
- fluctuación de la respuesta sensorial.
Cualquiera de éstos desórdenes afectará el desarrollo emocional- social del niño, limitando si
capacidad de autorregulación y funcionamiento en un nivel óptimo de alerta.

Un nivel óptimo de alerta es requisito fundamental para acceder a conductas de aprendizaje,


afectividad positiva, procesamiento sensorial óptimo, etc.
Un niño sobreexcitado (sobreestimulado), o con alerta muy baja no está en condiciones biológicas
para aprender y relacionarse adaptativamente en su medio.

Los niños hipo-responsivos a los estímulos sensoriales, expresan su condición biológica en


conductas de búsqueda de experiencias sensoriales, se muestran más hiperactivos, dispersos y
desorganizados motoramente.

Los niños hiper-responsivos a los estímulos sensoriales generalmente expresan esta condición
biológica en respuestas protectoras o defensivas frente al estímulo que les resulta amenazante.
Las respuestas protectoras pueden tomar forma de agresión, evasión o inmovilización.

Banda de Alerta Sensorial

Desórdenes de Praxia
Cuando la información sensorial no es adecuadamente discriminada, entendiendo por
discriminación el proceso neurológico de distinguir entre las características espaciales y
temporales de los estímulos sensoriales, y de organizar éstas características, (organización
perceptual de las experiencias sensoriales), entonces nos encontramos frente a una disfunción
de praxis o dispraxia del desarrollo.

7
Sensorialmente las disfunciones de praxis se presentan cuando el niño tiene una pobre
discriminación de los estímulos cutáneos y/o un bajo registro de información sensorial vestibular-
propioceptiva.

Tanto la desregulación sensorial como la dispraxia (dificultad en el planeamiento motor) afectará


la interacción con los otros, dado que el niño responderá a la interacción de un modo distinto a lo
esperado.

Por lo tanto, el modo en que opera la biología del niño (integración sensorial) es determinante en
su forma de interactuar con el medio, en la formación del vínculo e interacción social, incidiendo
en el desarrollo emocional, cognitivo y social del niño.

Los niños que presentan problemas de integración sensorial, requieren una intervención
terapéutica que les permita comprender y manejar su regulación y praxia de modo de continuar
un desarrollo adaptativo y lograr aprendizaje.

DISPOSICIÓN PARA EL APRENDIZAJE

- CALMA (regulación biológica- equilibrio interno)


- ALERTA (sueño- vigilia)
- ATENCIÓN VOLUNTARIO (la atención es vista como el producto final de un adecuado
registro, orientación y modulación de los estímulos)

Los problemas de atención, son un problema de calma interferida.


¿Por qué se puede interferir la calma?
En los adultos generalmente por factores emocionales traumáticos o intensos, vividos en un
momento particular de la vida de una persona, por ejemplo, la muerte de un ser amado. En los
niños habitualmente se observan factores fisiológicos ( cierta disposición biológica),
estabilizados por su espacio relacional, (factores emocionales).

Una disfunción de integración sensorial por hipo-reactividad o hiper-reactividad interferirá en el


desarrollo, en la autorregulación y en el modo de organizar un movimiento corporal (praxia)
acorde a la intensidad observada del estímulo, (la cualidad del movimiento o comportamiento,
será coherente con la intensidad percibida por el niño).

TRASTORNOS DE INTEGRACIÓN SENSORIAL Y CONDUCTAS OBSERVADAS

La integración sensorial no solo nos permite responder adecuadamente a las sensaciones


que percibimos, sino que también nos guía en la manera que actuamos en el ambiente, permitiendo
un eficiente desarrollo de nuestra motricidad. Cuando el niño presentan problemas en la
integración neuronal de sus sistemas sensoriales, se le hace difícil mantener la autorregulación

8
biológica de sus procesos internos, afectando los niveles de alerta óptima que permiten atender
adecuadamente al entorno, estará centrado básicamente en sus sensaciones internas.
En un niño con trastorno de integración sensorial podremos observar los siguientes
comportamientos según el sistema sensorial involucrado e intensidad de reactividad

Niño Hipo-reactivo Sistema Niño Hiper-reactivo


(busca estimulación) Sensorial (evita estimulación)
El niño puede no sentir el dolor, Táctil El niño evita que lo toquen o tocar objetos
cambios de temperatura o y personas. Ej: puede reaccionar peleando
textura de los objetos se sienten. o saltando en respuesta a ensuciarse o
Ej: pisa juguetes; mastica tocar ciertas texturas o comida, o si otra
distintos tipos de objetos; se persona lo toca inesperadamente.
arrastra contra las paredes;
choca contra las personas.
El niño busca los movimientos de Vestibular El niño evade todo tipo de movimiento o
aceleración y rotatorios, se evita ser movido inesperadamente. Se
mueve constantemente. Ej: busca observa inseguro en relación a cambios
girar su cuerpo frecuentemente; gravitacionales, se muestra ansioso cuando
generalmente se observa agitado se le saca de su equilibrio; se le levanta o
e inquieto, busca diferentes mueve del suelo. Ej: puede evitar correr,
posiciones y puede ser arriesgado escalar, columpiarse o balanceares; puede
en sus desplazamientos. sentirse enfermo o mareado andando en
auto o en el ascensor.
El niño tiene una postura floja Propioceptivo El niño puede observarse ser tenso,
al estar parado o al caminar, descoordinado y muy rígido en sus
puede desplomarse o caerse movimientos, puede tender a evitar
súbitamente. Se observa actividades de suelo.
musculatura fláccida, sus
movimientos motores pueden ser
torpes. EJ: camina en cuclillas,
busca actividades de
desplazamiento, tiende a tirarse
encima de un objeto, para
presionar su propio cuerpo y
sentirse, se pisa o hace girar sus
dedos.

A pesar de tener visión normal, el Visual El niño puede verse sobreexcitado al


niño necesita tocar para exponerse a muchos estímulos visuales
relacionarse con las cosas ya que tales como: muchos niños, colores, dibujos,
su visión no está totalmente palabras, juguetes, etc. Mantiene por lo

9
coordinada. Suele perder general poco contacto visual o puede estar
importantes claves gestuales de en hiperalerta, siempre mirándolo todo. Ej:
las otras personas por esta razón, puede cubrirse comúnmente los ojos;
o puede no discriminar prefiere la oscuridad; puede
señalizaciones o direcciones sobrereaccionar al enfrentarse a luces
escritas. fuertes; puede mantener baja atención en
actividades de mesa; puede no reaccionar
cuando alguien entra en el lugar donde él
está.
A pesar de tener audición normal Auditivo El niño se tapa los oídos al escuchar ruidos
el niño ignora los ruidos y puede o voces fuertes, puede quejarse también
no hacer caso a una instrucción de ruidos que son indiferentes para los
verbal. No se escucha a sí mismo demás. Ej: el niño no puede trabajar con
y sube el volumen de su voz, sube ruidos alrededor; no responde a su
constantemente el volumen de la nombre; le molesta el ruido de la
televisión o radio. aspiradora o licuadora.
Puede ignorar olores Olfativo Evita olores, evita comer alimentos por su
desagradables, busca siempre olor.
olfatear cosas, personas, comida,
etc.
El niño chupa o muerde objetos no Gustativo El niño puede negarse fuertemente a
comestibles, puede preferir comer ciertas comidas a ciertas
comidas muy aliñadas o picantes. temperaturas, puede hacer arcadas al
comer.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

El mejor tratamiento es la prevención en el diagnóstico oportuno desde los primeros meses


de vida, observando el balance autoregulatorio1 en el niño, es decir, su capacidad de estar alerta,
calmado y atento, reflejado en la presencia de respiración regular, color rosado, sistema visceral
estable, movimientos suaves, tono modulado, posturas suavemente flectadas, estados de alerta y
sueño regulados, nivel de actividad e irritabilidad y capacidad de restituir la calma.
La terapia y el diagnóstico es realizado por Terapeutas Ocupacionales y Kinesiólogos con
formación en Integración Sensorial. La perspectiva terapéutica se abre hacia una terapia
intensiva basada en una relación afectiva donde el niño vivencie la confianza mutua y desde ahí
sienta seguridad en experienciar sensaciones que le puedan ser irritables o totalmente nuevas.
Así, se puede desensibilizar hiperreactividades sensoriales o activar hiporeactividades
sensoriales.
El proceso de Integración sensorial se va modulando en la interacción. La terapia requiere
de la participación activa del o los cuidadores del niño aprendiendo el modo relacional para poder

10
generalizarlo al contexto familiar. Dependiendo de la edad del niño se debe incorporar al colegio
o Jardín Infantil informando a los profesores y mostrándoles estrategias que se pudieran
implementar en sala de clases para favorecer la calma y consecuentemente la atención
previniéndose problemas conductuales, de relación con pares y de aprendizajes.
Al observar el comportamiento del niño considerando como integra las experiencias
sensoriales, nos plantea una alternativa diferente en la perspectiva comprensiva, terapéutica y
pronóstica de cuadros diagnósticos como la disfacia (anomalía específica del desarrollo del
lenguaje expresivo y comprensivo que se da en niños con inteligencia normal), síndrome de déficit
atencional, síndrome de Asperger (presencia de estilo de comunicación alterado, falta de
empatía, intereses limitados y obsesivos, desarrollo del lenguaje y cognitivo normal), entre otros.
Todo niño interactúa con su entorno y aprende de él, a partir de sus experiencias
sensoriales. Las que se producen cuando los estímulos del entorno perturban los sistemas
sensoriales del menor, gatillando en su dinámicas neuronales cambios de actividad nerviosa, que
dependiendo de su configuración resultan o no en una adecuada integración sensorial para la
persona que observa, de acuerdo a esto uno distingue en el menor una conducta efectiva o una
conducta errática en su entorno.
Por lo tanto, para entender la conducta de un niño, no basta preguntarse por su espacio
relacional, también debemos preguntarnos por su biología, por como se esta gatillando su
estructura corporal a partir de sus sistemas sensoriales, que son permanentemente perturbados
por el entorno.

REFERENCIAS:
- 1. Maturana R H, Varela F. El árbol del Conocimiento. Santiago: Editorial Universitaria, 1990.

- 2. Maturana R H. Desde la biología a la Psicología. Santiago: Editorial Universitaria, 1995.

- 3. Ayres J. La integración Sensorial y el Niño. México: Editorial Trillas, 1998.

- 4. Greenspan S. Las Primeras Emociones. Barcelona: Editorial Paidós, 1997.

-5. Varela F. El Fenómeno de la Vida. En: Varela F, ed, ¿De dónde viene el significado perceptual ? .

Santiago: Ediciones Dolmen, 2000: 181-217.

-7. APORTES DE:

Verónica Varela, Psicóloga


Claudia Colombo, Terapeuta Ocupacional
Nancy Zamorano, Educadora Diferencia en Aprendizaje, Magíster en Educación. Profesora universitaria en
Catedra “Biología del Conocer y del Amar”, Colaboradora del Dr. Humberto Maturana.

INSERTA

11