Вы находитесь на странице: 1из 115
2 GUÍA DIDÁCTICA Soy hijo muy querido del Padre Dios
2
GUÍA DIDÁCTICA
Soy hijo muy querido del Padre Dios
2 GUÍA DIDÁCTICA Soy hijo muy querido del Padre Dios Editorial Don Bosco

Editorial Don Bosco

SOY HIJO MUY QUERIDO DEL PADRE DIOS

Religión 2º año de Educación Básica Guía Didáctica

© Autor: Congregación Salesiana de Chile

© Editorial Don Bosco S.A., 2007 General Bulnes 35, Santiago de Chile www.edebe.cl docentes@edebe.cl

Edición y Diseño: Equipo Edebé Chile Ilustraciones: Osvaldo Carvallo Molina

Registro de Propiedad Intelectual:162.545 ISBN: 978-956-18-0759-4

3ª reimpresión de diciembre de 2010.

Impreso en Donnebaum S.A. Santiago de Chile

Ninguna parte de este libro, incluido el diseño de la portada, puede ser reproducida, transmitida o almacenada, sea por procedimientos mecánicos, ópticos, químicos o electrónicos, incluidas las fotocopias, sin permiso escrito del editor.

La Congregación Salesiana de Chile ha elaborado este texto a través de la unidad educacional EDEC (Equipo de Evangelización y Catequesis), agradeciendo la participación que han tenido en él los P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres. Alejandra Araya, Daniel Morales, Luis Alvarado y Javier Díaz.

P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres. Alejandra Araya, Daniel Morales,
P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres. Alejandra Araya, Daniel Morales,

índice

I. Presentación

5

II. Visión orgánica y progresiva del texto

10

III. Orientaciones psicopedagógicas para niños/as de NB1 y NB2

14

IV. Un modelo de planificación anual

18

V. Un modelo de planificación “corta” (una unidad)

19

VI. Indicaciones didácticas para cada unidad

21

1ª Unidad: “Dios Padre envió a su hijo Jesús para salvarnos”

22

2ª Unidad: “Dios Padre nos quiere como sus hijos”

30

3ª Unidad: “Dios es Padre de todos”

38

4ª Unidad: “Dios Padre nos regala la Creación”

48

5ª Unidad: “Dios Padre ama y protege a mi familia”

56

6ª Unidad: “La Iglesia es nuestra gran familia”

64

7ª Unidad: “María, madre de Jesús y de todos los hijos de Dios”

72

8ª Unidad: “En Navidad, Dios Padre nos regala a Jesús”

80

VII. Evaluaciones para cada Unidad

87

Evaluación Unidad 1

89

Evaluación Unidad 2

92

Evaluación Unidad 3

95

Evaluación Unidad 4

98

Evaluación Unidad 5

101

Evaluación Unidad 6

104

Evaluación Unidad 7

107

Evaluación Unidad 8

110

VIII. Subsidios

113

Evaluación Unidad 6 104 Evaluación Unidad 7 107 Evaluación Unidad 8 110 VIII. Subsidios 113
Evaluación Unidad 6 104 Evaluación Unidad 7 107 Evaluación Unidad 8 110 VIII. Subsidios 113
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para

i. Presentación

Apreciado profesor (a):

Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para la preparación, el desarro- llo y la evaluación de tus clases semanales.

Hemos tratado de hacer el Texto para el alumno/a lo más hermoso posible, para que los niños y niñas se entusiasmen y amen su texto, proporcionándoles, de esta manera, muchos recursos y variados conocimientos que los animen a trabajar, a conocer y amar a Dios. Sentirse amados/as por el Señor, esforzarse en responderle con amor, amando y sirviendo en su casa, en el curso y en el colegio: éste es el más hermoso conocimiento que pueden adquirir en clase de Religión. Esto es importante especialmente en los ni- ños/as del Primer Ciclo Básico.

La Guía ha sido confeccionada pensando en ti, profesor/a: para que te ayude a in- terpretar lo mejor posible el texto para el alumno y aprovechar los recursos que este ofrece, brindándote, además, orientación —desde el inicio de cada unidad— acerca de los objetivos que se persiguen y sobre los conocimientos esperados que te esforzarás por lograr con los niños y niñas.

Con todo, el gran principio que orienta todo lo bueno que puedas encontrar en ella es el siguiente: la Guía es simplemente una ayuda. No sustituye de ninguna mane- ra tu deber de preparar con esmero y creatividad cada encuentro con tus alumnos y alumnas. El primer responsable de la calidad profesional y de la eficacia pedagógica y didáctica de un encuentro con los estudiantes es siempre el profesor/a.

El Texto y la Guía son simplemente subsidios. A ti te corresponde conocerlos y uti- lizarlos en la medida en que te puedan ayudar en la preparación y desarrollo de las diferentes unidades.

Solamente tú, que conoces de cerca la realidad de cada curso, estás en condiciones de contextualizar y adaptar a tus destinatarios, los objetivos, los contenidos y las diná- micas propuestas por el texto y la guía.

SEGUNDO

BÁSICO

5
5
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y

1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular

Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y ser fieles a las orientaciones del nuevo Pro- grama de Religión Católica del Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile (CECH), apro- bado por el MINEDUC en 2005, te invitamos a releer y a proyectar a tu curso su fundamentación teoló- gico-pastoral y curricular.

En especial, para el Primer Ciclo Básico, hay que tener presente los siguientes puntos:

a) Rasgos psicopedagógicos de los niños/as (Págs. 68-69)

Se trata de recordar aquí algunas de las características esenciales que describen la identidad del niño/a, destinatario de tu acción pedagógica.

Estas características, aunque fundamentales, son muy generales; y por lo tanto, cada profesor/a tiene la misión de considerar las originalidades propias de cada lugar, de cada nivel socio-cultural, de cada establecimiento, tanto si se trata de varones como de mujeres.

b) Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales en el Primer Ciclo Básico (Págs. 70-71)

Este es otro referente importante. Se sabe que, especialmente en las clases de Religión, resulta más fácil la fidelidad a la transversalidad. Sin embargo, el profesor/a de Religión, consciente de esta situación privilegiada, no debe creer que esta asimilación progresiva y convergente de valores humanizadores se da de una manera inmediata y automática. Es, más bien, fruto de una intencionalidad sostenida. De allí la importancia de retomar lo que se indica en estas páginas y de analizar de vez en cuando cómo esta propuesta se concreta realmente en la dinámica de cada unidad.

c) Programa de Religión NB 1 (Págs. 72-85)

La definición de los llamados Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos no pretende de ningu- na manera agotar o reducir las propuestas formativas. Se trata más bien de señalar lo que se considera más importante y útil para cada nivel.

Aquí también debe funcionar responsablemente la creatividad de cada educador/a para no ser de- masiado esclavo y dependiente de lo propuesto y, al mismo tiempo, excesivamente libre e indepen- diente, alejándose de lo que realmente se le debe proponer al destinatario para una formación religiosa orgánica e integral.

Es tarea propia de cada profesor/a armonizar debidamente calidad y cantidad de objetivos y de contenidos, según las diferentes realidades de sus destinatarios.

6
6

SEGUNDO

BÁSICO

2. Algunas Orientaciones Importantes a) Primer Ciclo Básico: una unidad El Texto “Religión 2” pertenece
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Primer Ciclo Básico: una unidad El Texto “Religión 2” pertenece
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Primer Ciclo Básico: una unidad El Texto “Religión 2” pertenece
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Primer Ciclo Básico: una unidad El Texto “Religión 2” pertenece
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Primer Ciclo Básico: una unidad El Texto “Religión 2” pertenece
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Primer Ciclo Básico: una unidad El Texto “Religión 2” pertenece

2. Algunas Orientaciones Importantes

a) Primer Ciclo Básico: una unidad

El Texto “Religión 2” pertenece a la colección “Tú eres mi Hijo amado”, diseñada y estructurada

especialmente para la educación religiosa escolar de los niños y niñas del Primer Ciclo Básico (NB1

y NB2). Lleva como título específico: “Soy hijo muy querido del Padre Dios”. Con esta expresión,

densa en contenido teológico y espiritual, se pretende dar unidad, convergencia y centralidad a todos los objetivos fundamentales y contenidos mínimos, propuestos por el Programa oficial para este nivel.

Es importante recordar que está inserto en un conjunto de cuatro textos destinados al Primer Ciclo Básico y que, como conjunto, conforman una unidad programática orgánica y complementa- ria. Es deseable, por ello, que el profesor/a tenga una visión integral y que, por lo tanto, conozca cada uno de los cuatro itinerarios propuestos, aunque no se desempeñe como profesor/a de Religión en cada curso.

Los autores saben bien que todos están muy relacionados entre sí, se implican y complementan mutuamente y ofrecen, en su conjunto, un itinerario formativo único y orgánico, diseñado especial- mente para los niños/as de esta edad.

Como se puede constatar con una simple mirada, el texto presenta “ocho grandes temas” de

fondo, para el año. Aparentemente son pocos, pero todos son muy ricos en contenidos doctrinales

y estimulan la creatividad del educador para que sean debidamente profundizados e inculturados

según los diferentes contextos. Esta es un área delicada, pero necesaria y propia de cada educador.

b) La niñez: descubrirse como hijos e hijas amados por el Padre Dios

Estos ocho grandes temas o unidades apuntan a revelar y a fortalecer la conciencia de que cada niño/a, creyente o no creyente, cristiano o no cristiano, es realmente un “Hijo muy querido del Padre Dios”, un Padre a quien ha comenzado a conocer en Primero Básico, y cuyo Hijo Amado, el Señor Jesús, comenzará a conocer en profundidad en el siguiente Ciclo. Esta es la lógica entre 1º y 3º Básico.

Es muy conveniente que el profesor/a de Religión, antes de iniciar sus encuentros semanales, re- cuerde el sentido y la importancia de esta presentación general y, desde las diferentes perspectivas propias de cada unidad, apunte siempre a lo esencial de esta relación con el Padre Dios. Lo funda- mental de cada unidad está sintética y claramente explicitado en su título.

c) En diálogo con la familia

En vista a una formación más profunda y más integral, el texto considera la presencia y la cola- boración de los padres o familiares del alumno/a y la realización de variadas actividades, también interdisciplinarias, fuera del contexto escolar.

Los alumnos/as de Segundo básico están muy ligados a la protección de los padres. Esta colec- ción “Tú eres mi Hijo Amado” valora mucho esta positiva realidad, a pesar de las variadas y com- plejas situaciones de muchas familias.

En la medida en que los profesores/as dialoguen e intercambien experiencias formativas con los padres de los alumnos/as, la formación resultará más incidente e integral. Olvidar estas proyec- ciones fuera del contexto aula o escuela, tan acentuadas en cada encuentro, empobrecen lo que realmente se pretende: una formación integral desde la vida y para la vida. Aquí la familia juega un rol de singular importancia, como lo enfatiza el Programa de Religión de la CECH.

SEGUNDO

BÁSICO

7
7
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,

Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son, de alguna manera, agentes y destinatarios de un mismo proceso formativo.Todo esto conlleva implicancias y gene- ra consecuencias pedagógicas de gran interés.

d) Cada alumno/a con su texto

El uso de un texto personal y el apoyo de un cuaderno complementario, se considera de enorme im- portancia. Esto es evidente. No se necesitan mayores explicaciones.

Cualquier profesor/a sabe de la gran utilidad pedagógica de un texto personal. Esto le facilita enor- memente la tarea y le ayuda a ser ordenado y a animar un camino más o menos comunitario y, al mismo tiempo, muy personal. Utilizando un texto, cada alumno/a puede leer, contemplar y complemen-

tar tareas con sus trabajos personales. Puede confrontarlo con los textos de sus compañeros/as, dialogar-

lo con sus pares y con sus padres, tenerlo en la mochila junto con la Biblia y puede, en cualquier momento,

repasar y profundizar cada unidad.

El texto le permite, además, leer personalmente las citas bíblicas, textos del Magisterio de la Iglesia, disfrutar de poemas y plegarias, contemplar los dibujos, los esquemas, las diagramaciones. Así se gana tiempo y no se cae en la tradicional necesidad de escribir en la pizarra o de dictar contenidos.

El texto es como un amigo íntimo y privado, un compañero de curso, una instancia que le permite

a cada alumno/a registrar sus sentimientos, sus vivencias, sus inquietudes, su diálogo con el Señor, su profesor/a y sus compañeros/as.

e) El cuaderno de Religión

Texto y cuaderno de Religión son una unidad. Se complementan y se enriquecen mutuamente. Su uso es muy recomendable y por varias razones.

Creemos que el mejor texto escolar no puede reemplazar que cada alumno/a haga constante uso de su cuaderno personal. Aparte del problema del espacio, el cuaderno es un subsidio que ofrece la posibili- dad de llenarlo con toda la riqueza de la vida que se trata y se despierta en cada momento educativo.

La dinámica interna de cada encuentro incluye muchos momentos para consignar en el cuaderno, como tareas, ideas, decisiones, compromisos y, también, momentos de creatividad absolutamente per- sonales. Pero, aún más, puesto que en el cuaderno personal quedarán las respuestas e inquietudes que

el profesor/a y el Señor suscitan constantemente respecto a asuntos centrales de la vida del alumno/a,

el cuaderno se transforma en un instrumento de acompañamiento, de revisión y evaluación de su creci-

miento como persona.

De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta manera, cada alum- no/a llevará fielmente en su mochila a tres amigos en el camino de su crecimiento como hijo/a muy querido/a del Padre Dios: la Biblia, el texto y el cuaderno.

Este cuaderno, ojalá suficientemente voluminoso para acoger generosamente mucha vida, tiene mu- chas funciones interesantes. Entre estas, destacamos las siguientes:

• permite la evaluación de las actitudes y compromisos de cada alumno/a, su mayor o menor inte- rés, su participación creativa y constante;

• favorece el conocimiento del entorno familiar y de la vivencia cristiana de sus integrantes;

• revela la participación personal y familiar en la comunidad cristiana local;

• verifica la capacidad de pasar del compartir en el aula a la acción durante la semana;

8
8

SEGUNDO

BÁSICO

• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno
• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno
• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno
• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno
• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno
• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno

• estimula a cada alumno/a a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno es como un “memorandum vivo”, que recuerda y provoca siempre una respuesta;

• permite al profesor/a, una vez finalizado el año escolar, elaborar con más objetividad un juicio global sobre la participación concreta y constante en el proceso de formación religiosa;

• evita la dispersión de informaciones escritas en diferentes papeles que se extravían fácilmente y no dan concreción a la propia historia de crecimiento en la fe;

• en fin, el cuaderno puede ser como“el propio evangelio”, en cuanto puede contener las origina- les y únicas experiencias de encuentro con el Señor, según la mayor o menor disponibilidad de cada uno.

f) La identidad del profesor o profesora

Las motivaciones y las disposiciones interiores del educador/a, juegan siempre un rol de funda- mental importancia. La identidad del profesor/a de Religión* condiciona, para bien o para mal, el éxito formativo.

Sin una clara y fuerte intencionalidad kerigmática y una propuesta valiente de un encuentro per- sonal con Cristo vivo, la Educación Religiosa Escolar Católica pierde incidencia y se transforma en un simple adoctrinamiento neutro, algo que desdice lo que la Iglesia espera de los profesores/as de Re- ligión hoy.

De allí la importancia y la responsabilidad de consolidar una fuerte espiritualidad propia del cris- tiano/a que vive su profesión como un compromiso evangelizador en el contexto cultural de la edu- cación y de la instrucción formal.

Un desafío permanente a la conciencia del educador que toma en serio su vocación.

ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Los temas desarrollados por
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Los temas desarrollados por
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Los temas desarrollados por
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Los temas desarrollados por
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Los temas desarrollados por
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Los temas desarrollados por

ii. Visión Orgánica y PrOgresiVa del textO

Los temas desarrollados por los autores de este texto, no están aislados ni son independientes. To- das las unidades tienen un denominador común y todas están pedagógicamente enlazadas para con- ducir siempre a un único centro, como se ha dicho anteriormente.

Según los casos, el docente podrá acentuar uno u otro aspecto, acelerar o detenerse, enriquecer o tocar muy brevemente algo secundario, pero nunca saltar una unidad o pasar una sola parte de ella. Se trata de un proceso, de un camino. Cada momento y cada unidad es importante; se implican y exigen mutuamente. A veces se puede “caminar”, otras veces “correr” o “volar”, pero nunca detenerse en las primeras unidades con el pretexto de “verlas bien” y olvidar las restantes. Se trata de una exigencia para evitar que se den grandes vacíos de contenidos o áreas no tocadas, malogrando así la visión ar- moniosa, global, unitaria y esencial del misterio cristiano.

Veamos a continuación una breve presentación del objetivo y del contenido esencial de cada una de ellas.

UNIDAD 1:“Dios Padre envió a su Hijo Jesús para salvarnos”

Esta primera Unidad se desarrolla en el contexto de la Semana Santa, ya sea para prepararla, o bien, celebrarla en comunidad y comunión con la Iglesia, según sea el caso de cada año.

Se ha hecho la opción de relacionar algunas unidades con el Año Litúrgico. Sabemos que esta sema- na, por razones históricas y litúrgicas, va variando según los años. El profesor/a sabrá administrar bien el tiempo con el fin de que el curso pueda vivenciar toda la riqueza de esta unidad, ya sea en el tiempo de Cuaresma o en el de pascua propiamente tal, según sea el caso.

Ciertamente, el niño/a ya sabe algo de los grandes misterios que los cristianos y cristianas celebran en estos días. Ahora tiene la posibilidad de detenerse para entenderlos y celebrarlos, desde su realidad infantil. Es muy deseable favorecer la participación de sus familiares y contar con el sustento de las múltiples actividades que la comunidad educativa pueda programar.

En esta primera unidad hay que acentuar el protagonismo de Dios Padre que ama y quiere que todas las personas sean felices y, por lo tanto, estén libres de todo mal. Esta felicidad es “la salvación que regala Jesús” y que ofrece a todos mediante su muerte y su resurrección. Dos aspectos del Misterio Pascual que no se pueden separar.

UNIDAD 2:“Dios Padre nos quiere como sus hijos”

En esta segunda unidad se presenta nuevamente a Dios Padre como Aquel que quiere la felicidad de sus hijos e hijas. Su amor se manifiesta en la persona de Jesús, su Hijo Amado, hermano y amigo de todos los niños y niñas del mundo. Esta gran verdad está expresada en el título.

Jesús no sólo habla del amor del Padre Dios, sino que lo enseña y explica a través de la bella pará- bola del buen samaritano, deseando que también los niños y niñas aprendan, poco a poco, a amar y a servir como Él lo hace.

Como el Padre nos ama, nosotros amamos al Padre. Es lo que ha hecho Jesús. Este amor hacia el Padre Dios se expresa y se manifiesta especialmente en la oración, que es un diálogo o conversación amorosa y confiada con Él.

10
10

SEGUNDO

BÁSICO

UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos” El amor del Padre Dios es universal: ama a
UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos” El amor del Padre Dios es universal: ama a
UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos” El amor del Padre Dios es universal: ama a
UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos” El amor del Padre Dios es universal: ama a
UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos” El amor del Padre Dios es universal: ama a
UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos” El amor del Padre Dios es universal: ama a

UNIDAD 3:“Dios es Padre de todos”

El amor del Padre Dios es universal: ama a todos, no hace distinciones.Y si las hace, es a favor de los más necesitados.

El profesor/a, especialmente en esta unidad, debe preocuparse de purificar la imagen que el niño/a pueda tener de Dios, la que muchas veces no es evangélica, sino una simple proyección de ciertas experiencias personales, no siempre positivas.

“Dios es Padre de todos”: ama y cuida a todos y siempre es bondadoso y misericordioso. Es tan grande su amor, que desea que sus hijos e hijas vivan todos unidos, como en una buena familia, donde todos se quieran, ayuden, perdonen, amen y respeten.

En la comunidad cristiana, familia de Dios, el niño/a puede encontrar lo que necesita para sen- tirse mejor hijo de Dios, a pesar de las situaciones lamentables que a veces se viven en ciertas familias.

UNIDAD 4:“Dios Padre nos regala la Creación”

La cuarta unidad es una de las más motivadoras. Se refiere a un tema muy sentido y querido por los alumnos/as.

Es sabido que los niños/as aprenden haciendo funcionar, con sorprendente agilidad, todos los sentidos. No se cansan de mirar, tocar, mover, manipular, oler y de hacer múltiples preguntas, sobre todo referentes al origen de las cosas y de la vida. Todo es un permanente descubrimiento, que despierta en ellos/as las experiencias de admirar y contemplar.

El Padre Dios que los ama les ha regalado todo lo que existe: el mundo, el universo, lo visible y lo invisible.La mayor obra de su poderosa y amorosa creación es la pareja humana, el varón y la mujer, hechos semejantes a Él porque pueden amar y servir.

El tratamiento de esta unidad invita a los niños/as a agradecer y respetar la creación como un regalo del Padre Dios, dispuesto para que todos sus hijos e hijas se sientan bien en su casa grande. Dios Padre Creador todo lo ha hecho bien y todo lo ha hecho con amor y por amor.

UNIDAD 5:“Dios Padre ama y protege a mi familia”

Es muy complicado educar el sentido religioso de un niño/a independientemente de su familia. La experiencia y la psicología de la religiosidad enseñan que ésta es considerada como el contexto privilegiado donde se desarrolla, equilibrada y felizmente, el sentido de la trascendencia y, por ende, la relación con Dios y el mundo religioso. En esto radica que la temática de esta unidad sea valiosa y rica en posibilidades.

Al tratar este tema, el profesor/a deberá tener una atención y preocupación especial por la multiplicidad de estilos de familias que puedan coexistir en el curso.

Jesús también ha tenido su familia y, como niño, ha experimentado en ella lo que significa ser amado y cuidado. Él también aprendió de sus padres a cuidar la familia y a vivir en ella el amor y el servicio.

En esta unidad se presenta por primera vez al Espíritu Santo. Hay que mostrarlo como Dios- Amor, quien une a la familia y la hace feliz.

SEGUNDO

BÁSICO

11
11
UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia” De la familia humana, vista en la unidad
UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia” De la familia humana, vista en la unidad
UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia” De la familia humana, vista en la unidad
UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia” De la familia humana, vista en la unidad
UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia” De la familia humana, vista en la unidad
UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia” De la familia humana, vista en la unidad

UNIDAD 6:“La Iglesia es nuestra gran familia”

De la familia humana, vista en la unidad anterior, pasamos a la Familia Cristiana.

Es siempre el Padre Dios quien, a través de su Hijo Jesús, regala a sus hijos e hijas la gran familia que es la Iglesia. En ella cada niño/a puede sentirse amado, acogido y protegido, y en- contrar hermanos y hermanas.

Es muy importante que desde pequeño/a vaya descubriendo cómo la Iglesia es nuestra gran familia, la que nos acoge desde el momento del Bautismo.

Es la ocasión para reflexionar sobre este gran sacramento y, eventualmente, renovarlo en algún momento propicio.

UNIDAD 7:“María, madre de Jesús y de todos los hijos de Dios”

Así como en la mayoría de las familias hay una madre, también en esta nueva Familia que es la Iglesia, el niño/a descubre a María como otra Madre.

Esta es una unidad muy delicada y motivadora. El profesor/a debe tener presente que algu- nos niños/as no viven con su mamá y que otros, probablemente, no son católicos. Sin embargo, sea cual fuere el caso de cada uno de ellos/as, es importante hacerlos sentirse queridos y prote- gidos por “María, madre de Jesús y de todos lo hijos de Dios”.

Recomendamos pasar esta unidad en el contexto del Mes de María, siendo la mejor oportu- nidad para hablar de María, de su vida, de sus actitudes, de su maternidad.

UNIDAD 8:“En Navidad, Dios Padre nos regala a Jesús”

El amor de Dios Padre llega a su máxima expresión cuando nos regala lo mejor que tiene, es decir, su propio Hijo.

En el contexto del tiempo de Adviento y de la preparación casi inmediata de la fiesta de Navidad, esta última unidad corona y completa todo lo vivenciado durante el año.

Esta unidad ofrece muchas propuestas de trabajos interesantes para realizarse en el aula, en la familia y en la comunidad eclesial. El profesor/a, atento a lo que sucede en su ambiente socio- cultural, tiene ahora una oportuna posibilidad para evangelizar el sentido y la importancia de esta fiesta tan esperada. Para lograr este objetivo es necesario incluir a los padres de familia.

SÍNTESIS

El Segundo año básico, de acuerdo a la propuesta de este texto, es un momento eminente- mente teocéntrico, es decir, centrado en el amor del Padre Dios que regala cosas bellas a todos sus hijos e hijas.

El objetivo central, que hace converger todas las intervenciones educativas, consiste en des- pertar y cuidar en cada niño/a, un amor filial hacia el Padre Dios.

Al descubrir y valorar la paternidad universal de Dios, el niño/a, con la ayuda y la presencia atenta e inteligente del educador/a, puede desarrollar serena y armoniosamente su necesidad de filiación y de confianza en el Padre Dios.

De esta manera, se asegura una buena base para el niño/a, la que, en los cursos que siguen, le permitirá seguir creciendo en su dimensión religiosa y específicamente cristiana, dándole mayor profundidad y extensión. Es lo que se busca conseguir a través de una sólida y orgánica Educación Religiosa Escolar Católica.

12
12

SEGUNDO

BÁSICO

NOTAS DEL PROFESOR/A SEGUNDO BÁSICO 13
NOTAS DEL PROFESOR/A SEGUNDO BÁSICO 13
NOTAS DEL PROFESOR/A SEGUNDO BÁSICO 13
NOTAS DEL PROFESOR/A SEGUNDO BÁSICO 13
NOTAS DEL PROFESOR/A SEGUNDO BÁSICO 13
NOTAS DEL PROFESOR/A SEGUNDO BÁSICO 13

NOTAS DEL PROFESOR/A

III. O rIentacIOnes P sIcOPedagógIcas Para n IñOs / as de nB1 y nB2 Los
III. O rIentacIOnes P sIcOPedagógIcas Para n IñOs / as de nB1 y nB2 Los
III. O rIentacIOnes P sIcOPedagógIcas Para n IñOs / as de nB1 y nB2 Los
III. O rIentacIOnes P sIcOPedagógIcas Para n IñOs / as de nB1 y nB2 Los
III. O rIentacIOnes P sIcOPedagógIcas Para n IñOs / as de nB1 y nB2 Los
III. O rIentacIOnes P sIcOPedagógIcas Para n IñOs / as de nB1 y nB2 Los

III. OrIentacIOnes PsIcOPedagógIcas Para nIñOs/as de

nB1 y nB2

Los niños/as de estos ciclos se manifiestan activos, imaginativos y entusiastas.

Aprenden a partir de la realidad cercana y sienten una gran curiosidad por el mundo que van descu- briendo.

Durante esta etapa, los alumnos/as experimentan un notable desarrollo psicomotor, cognitivo, personal, social y moral, así como un importante avance en la adquisición del lenguaje.

Es necesario que el profesor/a siga atentamente esta evolución, para adaptar su educación religiosa a los cambios que se producen en los niños/as y aprovechar las posibilidades formativas que se le ofrecen.

1. Desarrollo psicomotor

El desarrollo psicomotor del niño/a implica el fortalecimiento progresivo del control sobre la postura

y la respiración. A esta edad, los niños/as afirman su lateralidad definitiva y obtienen un cierto dominio segmentario de las diferentes partes de su cuerpo. Poco a poco, toman conciencia de los elementos que integran su esquema corporal y adquieren la capacidad de manejarlos de forma coordinada e indepen- diente. Su atención se hace más firme y pueden mantenerla durante más tiempo.

2. Desarrollo cognitivo

Entre los 6 y 10 años, los niños/as organizan su pensamiento sobre su vivencia personal de la realidad. Se manifiestan activos, imaginativos y entusiastas y sienten una gran curiosidad por el mundo circundante.

A esta edad no pueden desligar su razonamiento de la experiencia y necesitan de las cosas para enten-

der los procesos. En años anteriores el niño/a era el eterno “preguntón”, sus “¿por qué?” indicaban una pre- causalidad. Esto se va transformando poco a poco, a medida que adquieren diferentes nociones (tiempo, espacio, conservación, etc.) en un pensamiento de causalidad, pero referido al mundo real y concreto.

Aunque sus recursos para analizar la realidad son todavía limitados, la capacidad que progresivamente van adquiriendo para estructurar su pensamiento (sobre todo con ayuda adecuada) les permite alcanzar algunas metas. Así:

Establecen relaciones entre los elementos.

Ordenan los objetos según criterios de semejanza y diferencia.

Clasifican objetos en determinadas situaciones.

Diferencian, con cierta dificultad, algunos de los cambios que se producen en los elementos que conocen (forma, posición, cantidad

Memorizan fácilmente situaciones que les resultan conocidas y que viven con cierta constancia. Pero necesitan realizar el paso a una memoria significativa que relacione lo que van aprendiendo con lo que ya saben, asegurando así la duración y consistencia de los nuevos conocimientos.

La inteligencia naciente del niño/a lo hace distinguir poco a poco el mundo de la fantasía del mundo real. Su religiosidad, por tanto, se hace cada vez más realista.

Hay tres fenómenos infantiles que tienen mucho que ver con la religiosidad y, por tanto, debemos tomarlos en cuenta para entenderla: son el animismo, el magismo y el antropomorfismo. Los tres fenó- menos son diferentes aspectos del modo de interpretar la realidad por parte del niño/a.

14
14

SEGUNDO

BÁSICO

— El animismo Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a
— El animismo Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a
— El animismo Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a
— El animismo Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a
— El animismo Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a
— El animismo Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a

— El animismo

Es la tendencia a atribuir intenciones a los objetos materiales o a los acontecimientos de los cuales se desco- nocen las causas. Es una manera pre-científica de interpretar la realidad.

Por ejemplo, el niño/a dice: “La esquina de la mesa me pegó, cuando me agaché”. Interpreta el hecho como si la mesa fuera un ser intencional. En el campo religioso, el niño ve a Dios casi confundido con los sucesos naturales:

“Dios hace caer la lluvia, Dios hace brotar los árboles”.

El animismo se manifiesta de dos modos:

Animismo punitivo

Este tipo de animismo se manifiesta cuando un accidente desfavorable se considera como castigo por una mala acción reciente.

Algunos autores descubren en el animismo punitivo infantil una noción de “justicia inmanente”: es decir, que en la misma naturaleza existe el castigo de las acciones culpables. Es más propia de los primeros años; luego va prevaleciendo el animismo protector.

Animismo protector

Este se manifiesta cuando los acontecimientos favorables se consideran como dones de Dios, dependien- tes de ciertos actos personales bien hechos.

El animismo, en un primer momento, favorece la religiosidad; pero hay que ayudar a los niños/as a superar esta etapa interpretativa de la realidad, por medio de una adecuada educación.

— El magismo

La mentalidad mágica se caracteriza por creer en la eficacia automática de un gesto, o en los prodigios ma- teriales que se esperan de una acción simbólica, o bien en la confusión entre el signo y su significado. Podemos encontrar mentalidades mágicas también entre los adultos: por ejemplo, cuando se piensa que es el ramo de olivo bendecido (signo), el que impide que entren en casa los ladrones; o cuando se piensa que es la bendición del auto la que hace que no sucedan desgracias. En estos casos, no se está considerando al ramo o a la bendición como un medio (signo) para comunicarse con el Dios vivo y personal. El signo es un diálogo con la persona de Dios. No es el signo el que produce determinados efectos, sino Dios, en su bondad.

— El antropomorfismo

Es la tendencia a describir a Dios con rasgos humanos. Algunos estudios en este tema muestran lo siguiente:

Entre los 6 y 9 años, los niños/as tienen un antropomorfismo material, cuando describen a Dios. Dicen, por ejemplo: “Tiene vestido blanco”, “Vive en un jardín florido”…

Entre los 9 y 12 años, muestran un antropomorfismo mitigado. Dicen, por ejemplo: “Es intocable”, “Es un hombre, pero no como los demás”, “Está en una casa sin techo ni paredes”

Sólo desde los 12 años se manifiesta una espiritualización de la idea de Dios:“No se puede dibujar”, “Ve todo y está en todas partes”, “Es como una luz”

3. Desarrollo del lenguaje

Por su necesidad de abrirse al exterior y a los demás,surgida de la ampliación de su círculo social,estos niños/as entran en el llamado diálogo socializado, superando paulatinamente el egocentrismo propio de años anteriores.

SEGUNDO

BÁSICO

15
15
Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través
Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través
Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través
Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través
Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través
Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través

Ya articulan adecuadamente todos los fonemas propios de su lengua y los agrupan a través de combina- ciones silábicas en palabras con o sin significado.

Amplían sus posibilidades de comprensión y expresión, sobre todo gracias al enriquecimiento de su vo-

cabulario:

Entienden palabras que entrañan comparación y términos contrarios.

Describen por semejanzas y diferencias.

Incorporan en su expresión nociones referidas al espacio y al tiempo.

Asimismo, van aprendiendo las estructuras básicas de su lengua, por lo que sus construcciones gramati- cales se hacen correctas.

Es conveniente tener en cuenta que existe correlación entre el lenguaje hablado y el lectoescrito. Y esto es importante pues niños/as que posean problemas en el habla también los tendrá en la escritura.

4. Desarrollo personal

Poco a poco, a partir de la imagen global que los niños/as tienen de sí mismos/as, comienzan a advertir que son personas distintas a las demás, con sentimientos y pensamientos propios que los definen y caracte- rizan. Este desarrollo lleva a captar su identidad personal y el hallazgo les hace sentirse pertenecientes a un determinado sexo.

Por influjo del entorno social y cultural, en determinados ambientes pueden presentar algunos juicios, expresiones y pautas de conducta que reflejen cierta discriminación sexual.

16
16

SEGUNDO

5. Desarrollo social

y establecen con ellos

vínculos de estrecha dependencia. Los mayores representan para ellos modelos de conducta.

Respecto a sus hermanos y hermanas, pasan por un período conflictivo, sobre todo con los más peque-

ños (celos, rivalidades

Su relación con los compañeros es inestable y pasajera. Los amigos no son siempre los mismos y su trato personal es, casi siempre, provisional. Mientras duran, estas uniones son intensas e incondicionales; los niños/as olvidan fácilmente sus frecuentes desavenencias y enojos. Estas buenas relaciones con los compa- ñeros/as vienen determinadas por la necesidad de pertenencia al grupo.

Esta edad está más abierta que otras a la institución. Mientras que el párvulo identificaba la religión con

la familia, el niño/a descubre la “institución religiosa”. Se integra a la institución a la que pertenece, y se abre

a la dimensión social de la religiosidad. Esta entrada lo inserta en un modelo cultural adulto y estimula su

desarrollo religioso; aunque todavía no logra percibir las funciones comunitarias en su valor simbólico.

Por esto, el niño/a entra bien en la experiencia de Iglesia, de parroquia o grupo cristiano. Comienza a ir

a la Eucaristía, a ser acólito, a participar en la catequesis de iniciación cristiana, a prepararse para la primera eucaristía. Practica el apostolado infantil.

A esta edad se interesan mucho por la opinión de los adultos (padres, profesores

),

que suele derivar, finalmente, en simpatía y aceptación.

)

6. Desarrollo moral

Estos niños/as no tienen todavía ideas claras sobre el bien y el mal (nivel pre-convencional). Tienden a

respetar las normas que los adultos les dan, porque se inclinan a actuar guiados por las consecuencias de la

acción (premios, castigos

destrozo es más grave si es de mayor tamaño. También influye en él la gravedad del castigo. Si el castigo es mayor, la culpa para él resulta mayor. Así, si se le castiga por romper un objeto de cierto valor y no se le casti- ga igualmente por ser egoísta con el hermano, considera más grave el destrozo que el egoísmo.

Por ejemplo, para el niño/a una mentira es más grande si es más increíble y un

).

BÁSICO

Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para
Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para
Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para
Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para
Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para
Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para

Los niños/as a esta edad actúan también de acuerdo con la importancia que tiene para ellos la persona

que les da órdenes o instrucciones (padres, profesores/as

).

A partir de allí irá formándose su conciencia ética y moral, pasando paulatinamente de la heteronomía a

la

autonomía.

7.

Educación religiosa y familia

Para que el niño/a desarrolle su fe es imprescindible la participación de la familia. Ella, donde los padres juegan un papel preponderante, cumple un doble rol en la formación religiosa.

Decimos, por una parte, que la familia es criterio de verdad para la fe del niño/a. ¿Por qué? Porque to- davía no tiene criterios de verdad propios; por lo tanto, consulta a la familia para saber si es verdad lo que el profesor/a de Religión le enseña. Por eso, en el hogar cuenta todo lo que se le dice, y observa si la reacción de los suyos es positiva o adversa. De ahí saca sus conclusiones.

Decimos, por otra parte, que la familia es criterio de encarnación. ¿Por qué? Porque ella le sirve al niño/a para realizar el paso de los conocimientos de la fe, que adquiere en la clase de Religión, y la vivencia que de

ellos hace la familia. Por ejemplo, no sirve de mucho hablarles a los niños/as de la importancia de la misa, si su familia nunca participa en ella. Por decirlo con una frase breve: “la religiosidad del niño es la religiosidad de la familia”, de tal modo que la educación sistemática que aporta el profesor/a no hace más que reforzarla

y clarificarla. De esto se deduce la importancia de la catequesis familiar y de toda iniciativa educativa que comprometa a padres e hijos.

Cuadro resumen:

Desarrollo psicomotor

Desarrollo cognitivo

Desarrollo del lenguaje

Van fortaleciendo el control so- bre su postura y su respiración (sentarse erguidos, etc.).

Organizan su pensamiento a partir de la propia experiencia y vivencia per- sonal.

Necesitan comunicarse con el mun- do exterior y con los demás.

Entran en el diálogo socializado.

Afirman definitivamente su la- teralidad dominante (izquierda, derecha).

Toman conciencia de las partes de su cuerpo.

Necesitan estar en constante relación con el entorno.

Articulan correctamente todos los fonemas propios de su lengua.

Progresan en su análisis de la realidad a través del estímulo y del aprendiza- je de estrategias más elaboradas: es- tablecer relaciones, ordenar, clasificar, diferenciar cambios…

Amplían sus posibilidades de com- prensión y expresión: compara- ciones y significados contrarios, semejanzas y diferencias, vocablos referidos al espacio y al tiempo.

Dominan y manejan su cuerpo.

Prestan atención de forma más sostenida y durante más tiempo.

Memorizan en situaciones que se repiten o que les resultan familiares, pero necesitan fortalecer la memo- ria significativa, que relacione lo que aprenden con lo que ya saben.

Van asimilando las estructuras bási- cas de la lengua.

Desarrollo personal

Desarrollo social

Desarrollo moral

Comienzan a advertir que son personas distintas de las demás (con sentimientos y pensamien- tos propios).

Caminan hacia la clarificación de su identidad personal.

Toman conciencia de su perte- nencia a un sexo determinado.

Sienten especial interés por lo que

 

piensan los adultos (padres, profeso- res,…).

Mantienen relaciones de estrecha de- pendencia con los mayores.

El trato conflictivo con los hermanos deriva en aceptación y simpatía.

Mantienen buenas relaciones, aun- que inestables y pasajeras, con los compañeros/as, por su necesidad de pertenecer a un grupo.

Respetan las normas que les dan los adultos.

Suelen actuar guiados por la conse- cuencia de la acción y por la impor- tancia que tiene para ellos la perso- na que los manda.

SEGUNDO

BÁSICO

17
17
IV. U n M OdelO de P lanIfIcacIón a nUal   Programación Anual Modelo T
IV. U n M OdelO de P lanIfIcacIón a nUal   Programación Anual Modelo T
IV. U n M OdelO de P lanIfIcacIón a nUal   Programación Anual Modelo T
IV. U n M OdelO de P lanIfIcacIón a nUal   Programación Anual Modelo T
IV. U n M OdelO de P lanIfIcacIón a nUal   Programación Anual Modelo T
IV. U n M OdelO de P lanIfIcacIón a nUal   Programación Anual Modelo T

IV. Un MOdelO de PlanIfIcacIón anUal

 

Programación Anual Modelo T

 

SUBSECTOR

Religión

 

NIVEL

2º Básico “Soy hijo muy querido del Padre Dios”

PROFESOR/A

 

OBJETIVOS TRANSVERSALES

• Formación ética.

 

• Crecimiento y autoafirmación personal.

 

• La persona y su entorno.

 

CONTENIDOS CONCEPTUALES

 

PROCEDIMIENTOS-ESTRATEGIAS

Unidades anuales:

• Observación y comentario de los inicios de unidad.

1. Dios Padre envió a su hijo Jesús para salvarnos.

• Presentación de contenidos formales.

 

• Lectura de textos breves.

 

a) Jesús murió en la cruz.

• Diálogo entre pares y con sus padres acerca de los contenidos.

b) Jesús resucitó para salvarnos.

• Investigación de aspectos significativos de su realidad cercana.

c) Jesús resucitado nos resucitará.

d) La Semana Santa.

2. Dios Padre nos quiere como sus hijos.

a) Dios padre me ama, cuida y guía.

b) Jesús me enseña a ser mejor hijo o hija.

c) Jesús me enseña a ayudar a los demás.

d) Jesús me enseña a orar.

• Actividades de comprensión de lectura.

• Redacción de respuestas y textos breves.

• Transcripción de textos fundamentales al cuaderno.

• Autoevaluación de los contenidos aprendidos.

• Realización de dramatizaciones.

• Presentación de trabajos ante compañeros/as.

3. Dios es Padre de todos.

• Experiencias de servicio y solidaridad en el curso, en el colegio, en la casa.

a) Dios nos perdona siempre.

b) Los primeros cristianos.

• Presentación y actividades en base a PowerPoint.

• Pintar dibujos de pasajes bíblicos.

 

c) La vida de comunidad y las normas.

• Aprender y cantar canciones.

 

d) Dios Padre quiere que seamos hermanos.

 

4. Dios Padre nos regala la Creación.

 

CAPACIDADES – DESTREZAS

 

a) La Creación.

 

b) Así cuenta la Biblia la creación del mundo.

c) Dios Padre nos creó semejantes a Él.

5. Dios Padre ama y protege a mi familia.

1. Comprensión de la realidad social

a) Interpretar situaciones.

b) Debatir.

c) Sacar conclusiones.

a) Dios Padre me dio una familia.

d) Identificar.

2. Inserción social

b) En mi familia me quieren, me cuidan y me educan.

c) La Sagrada Familia.

d) Dios Padre ayuda a la familia.

e) Dios Padre nos regala el Espíritu Santo.

a) Trabajar en grupo.

b) Aceptación de normas.

c) Tomar decisiones.

6. La Iglesia es nuestra gran familia.

d) Asumir deberes y obligaciones.

 

VALORES – ACTITUDES

a) Somos Iglesia.

   
 

1. VALOR DE LA HONESTIDAD:

b) El Bautismo nos hace hijos de Dios.

c) La misión de los discípulos.

d) Los símbolos cristianos.

e) Los cristianos aman a todos.

a) Lealtad.

b) Respeto.

c) Verdad.

d) Coherencia.

7. María, madre de Jesús y de todos los hijos de Dios.

2. VALOR DE LA SOLIDARIDAD

a) Espíritu de servicio.

a) María siempre fue obediente a Dios.

b) María está llena de amor.

c) Celebramos a María.

b) Sensibilidad.

c) Tolerancia.

d) Diversidad.

8. En Navidad, Dios Padre nos regala a Jesús.

a) El nacimiento de Jesús.

b) Humildes y sabios lo alaban.

c) En Navidad, recibimos un gran regalo.

3. VALOR DE LA TRASCENDENCIA

a) Oración.

b) Expresión de sentimientos.

18
18

SEGUNDO

BÁSICO

V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón
V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón
V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón
V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón
V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón
V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón

V. U n M O delO de P lan I f I cac I ón “c O rta” ( U na U n I dad)

PLANIFICACIÓN T DE AULA – UNIDADES DE APRENDIZAJE

SUBSECTOR

RELIGION

NIVEL

2º Básico “Soy hijo muy querido del Padre Dios”

PROFESOR/A

 

TITULO DE LA UNIDAD

Unidad 7:“María, madre de Jesús y de todos los hijos de Dios”.

OBJETIVOS TRANSVERSALES

• Formación ética.

• Crecimiento y autoafirmación personal.

• La persona y su entorno.

CONTENIDOS CONCEPTUALES

PROCEDIMIENTOS - ESTRATEGIAS

1. María siempre fue obediente a Dios.

• Analizar y comentar el dibujo de la portadilla de la unidad.

a) La anunciación.

• Diálogo grupal para conocer que María tenía y tiene grandes cualidades.

b) La visita a su prima Isabel.

c) Actitudes y cualidades de María.

• Comentan “Así nos cuenta la Biblia”.

d) Invitación a imitar a María.

• Diálogo entre pares.

2. María está llena de amor.

• Actividades de comprensión de lectura y de imágenes.

a) Momentos importantes de la vida de María que consignaron los evangelistas.

• Redacción de respuestas en el libro.

• Creación de dibujos y oración.

b) Una mujer llena de amor a Dios.

• Transcripción de textos fundamentales al cuaderno.

c) Creación de una oración.

• Autoevaluación de los contenidos aprendidos.

3. Celebramos a María.

• Diálogo con sus padres acerca de los contenidos y de la devo- ción que tiene la familia a la Virgen.

a) Mes de María.

b) Fiesta de la Inmaculada Concepción.

c) Fiesta de la Asunción.

• Decoran un cartel en familia.

• Aprenden y cantan: “Dios te salve María”.

d) Oración del Ave María.

DESTREZAS – HABILIDADES

VALORES - ACTITUDES

1. Comprensión de la realidad social

1. VALOR DE LA HONESTIDAD

a) Identificar situaciones.

a) Lealtad.

b) Interpretar.

b) Verdad.

2. Inserción social

c) Coherencia.

a) Trabajar en grupo.

2. VALOR DE LA SOLIDARIDAD

b) Aceptación de normas.

a) Espíritu de servicio.

b) Sensibilidad.

3. VALOR DE LA TRASCENDENCIA

a) Oración.

b) Expresión de sentimientos.

SEGUNDO

BÁSICO

19
19
20 SEGUNDO BÁSICO
20 SEGUNDO BÁSICO
20 SEGUNDO BÁSICO
20 SEGUNDO BÁSICO
20 SEGUNDO BÁSICO
20 SEGUNDO BÁSICO
20
20

SEGUNDO

BÁSICO

VI. I ndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad Entrega solemne del texto Entregar el texto a
VI. I ndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad Entrega solemne del texto Entregar el texto a
VI. I ndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad Entrega solemne del texto Entregar el texto a
VI. I ndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad Entrega solemne del texto Entregar el texto a
VI. I ndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad Entrega solemne del texto Entregar el texto a
VI. I ndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad Entrega solemne del texto Entregar el texto a

VI. IndIcacIOnes dIdáctIcas Para cada UnIdad

Entrega solemne del texto

Entregar el texto a los alumnos/as en una ceremonia especial; para ello, se pueden usar varios recursos que el mismo texto ofrece:

Comentar todos los aspectos gráficos y textuales de la portada del texto del alumno/a.

— Explica el título del libro: SOY HIJO MUY QUERIDO DEL PADRE DIOS (pág. 1).

Usar la carta de los autores (pág. 3).

Analizar el índice para mostrar la lógica del texto (pág. 5).

Concluir con una oración.

3) . • Analizar el índice para mostrar la lógica del texto (pág. 5) . Concluir

SEGUNDO

BÁSICO

21
21

1ª Unidad:

Páginas 6-7

1ª Unidad: Páginas 6-7 Temas: a) Jesús murió en la cruz. b) Jesús resucitó para salvarnos.
1ª Unidad: Páginas 6-7 Temas: a) Jesús murió en la cruz. b) Jesús resucitó para salvarnos.
1ª Unidad: Páginas 6-7 Temas: a) Jesús murió en la cruz. b) Jesús resucitó para salvarnos.

Temas:

a) Jesús murió en la cruz.

b) Jesús resucitó para salvarnos.

c) Jesús resucitado nos resucitará.

d) La Semana Santa.

Objetivos de la Unidad:

• Reconocer que la vida de Jesús no terminó al morir en la cruz.

• Descubrir que Jesús ha resucitado y vive con nosotros para siempre.

que Jesús ha resucitado y vive con nosotros para siempre. Páginas 6 y 7 • Usar

Páginas 6 y 7

• Usar esta portadilla para desarrollar la expresión oral y la capacidad de observación de los alumnos/as. Se puede recu- rrir a la formulación de las siguientes preguntas:

— ¿El paisaje donde están los personajes es de ciudad o de campo?

— ¿Qué personas y cosas están dibujadas?

— ¿En qué posición están los brazos de Jesús?

— ¿De dónde viene saliendo?

— ¿Cómo reaccionan las personas ante Jesús?

• Contexto de la imagen: En aquel tiempo, los israelitas hacían descansar a sus muertos bajo tierra, en un suelo apropia- do. Sólo los más ricos podían darse el lujo de hacer excavar un sepulcro familiar en la ladera rocosa de un cerro. Jesús era pobre, ¿cómo entonces su cuerpo descansó en un sepulcro hecho para ricos? La respuesta es que dicho lugar era de José de Arimatea, un rico fariseo y simpatizante de Jesús, que nunca se atrevió a declararse su discípulo.Él consiguió de Pilato el permiso para bajar de la cruz el cuerpo de Jesús y lo enterró allí antes de que oscureciese el día viernes, puesto que comenzaba el solemne descanso sabático de Pascua.

• Para lograr una mejor comprensión de la escena, leer a sus alumnos/as el texto “Así nos cuenta la Biblia”, recordando que es un modelo lector para sus alumnos/as. Plantear la pregunta que está al final de la página 7, motivando y guian- do el diálogo hacia el descubrimiento de que la historia de Jesús no terminó en la cruz, sino que su Padre lo resucitó.

• Entregar a cada alumnos/a una fotocopia de la siguiente lámina para que la coloree y escriba en ella el título de la unidad.

22
22

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 8-9 24 Pág. 8 • Leer con énfasis el título:“Jesús murió en la cruz”.
Páginas 8-9 24 Pág. 8 • Leer con énfasis el título:“Jesús murió en la cruz”.

Páginas 8-9

24
24
Páginas 8-9 24 Pág. 8 • Leer con énfasis el título:“Jesús murió en la cruz”. Luego
Páginas 8-9 24 Pág. 8 • Leer con énfasis el título:“Jesús murió en la cruz”. Luego
Pág. 8 • Leer con énfasis el título:“Jesús murió en la cruz”. Luego invitar a

Pág. 8

• Leer con énfasis el título:“Jesús murió en la cruz”.

Luego invitar a la lectura del texto. Una vez leído, aclarar que la secuencia de la Semana Santa has- ta la crucifixión es:

— Se inicia con la entrada triunfante de Jesús a Jerusalén el Domingo de Ramos;

— sigue con el Jueves Santo en la noche, con la celebración de la Última Cena con sus discí- pulos y en el Huerto de los Olivos (Getsema- ní) es tomado preso;

— el Viernes Santo, desde el amanecer, los que están en contra de Jesús insisten ante Pilato hasta que lo obligan a condenar a Jesús a la muerte en la cruz. Jesús es crucificado a me- diodía y muere cerca de las tres de la tarde.

• A través de las imágenes de la página, el profe- sor/a puede guiar a los niños/as a contrastar las situaciones: la alegría de la llegada a Jerusalén y

la agonía de la crucifixión. La lectura de cada ilus- tración puede ser motivada con las preguntas:

— ¿En la imagen Jesús está solo o acompaña- do?

— ¿Es una imagen de felicidad o de tristeza?

do? — ¿Es una imagen de felicidad o de tristeza? Pág. 9 • Enfatizar que la

Pág. 9

• Enfatizar que la secuencia de Semana Santa ter- mina en el hecho fundamental de la resurrec- ción:

— Dios Padre resucitó a Jesús en la madrugada del domingo.

— De esta secuencia, lo que más interesa es que a los alumnos/as les quede claro que, en pri- mer lugar, Jesús murió en la cruz el día viernes y, en segundo, que Dios Padre lo resucitó el día domingo.

• Pedir a los alumnos/as que realicen la siguiente actividad:

— Los alumnos/as escriben en sus cuadernos, copiando desde la pizarra y con letra clara y manuscrita, el título “EN SEMANA SANTA”.

— Luego, distribuyen en la página los subtítulos:

“Jesús murió en la cruz el Viernes Santo” y “Jesús resucitó el Domingo para salvarnos”. El primer subtítulo lo adornan con una cruz vacía y el segundo con el sepulcro vacío.

— Terminan el trabajo en la hoja de cuaderno, copiando desde la pizarra y con letra clara y manuscrita, la frase que está sobre fondo mo- rado, en la página 9 del texto.

— Finalmente, pintan los dibujos del texto.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 10-11 Pág. 10 • Leer el texto del tema “Jesús quiere que seamos felices”,
Páginas 10-11 Pág. 10 • Leer el texto del tema “Jesús quiere que seamos felices”,

Páginas 10-11

Páginas 10-11 Pág. 10 • Leer el texto del tema “Jesús quiere que seamos felices”, destacando
Páginas 10-11 Pág. 10 • Leer el texto del tema “Jesús quiere que seamos felices”, destacando
Pág. 10 • Leer el texto del tema “Jesús quiere que seamos felices”, destacando las

Pág. 10

• Leer el texto del tema “Jesús quiere que seamos felices”, destacando las palabras en negrita.

A partir de esta lectura, se recomienda plantear

cómo la resurrección de Jesús es el hecho más importante para la fe de los cristianos y cristianas y que una de sus implicancias es que Jesús está vivo hoy para acompañarnos, salvarnos y hacer- nos felices.

• Se pide a los estudiantes leer en coro el texto. Esta modalidad lectora facilita la fluidez y, por ende, mejora la velocidad de la lectura.

• Del mismo modo, se les solicitará copiar en sus cuadernos, con letra clara y manuscrita, el conte- nido del recuadro de fondo morado. De esta for- ma se habrán estimulado las cuatro habilidades fundamentales del subsector de Lenguaje.

• Para que los niños/as tengan una comprensión más cabal de esta frase fundamental de Jesús, el profesor/a puede conversar con ellos/as sobre quiénes son sus amigos y amigas y qué cosas ha- cen por ellos regularmente. En ese mismo sentido,

se podría ahondar en el verbo “dar” de la frase de

Jesús: ¿qué significa entregar o regalar la vida?

• En cuanto a la actividad Nº 2 se instará a los ni- ños/as a responder por escrito escueta y asertiva- mente, concentrándose en lo más importante de

lo que quieren expresar. Al momento de compar-

tir su respuesta con el curso, podrán explayarse ex- plicando y comentando.

con el curso, podrán explayarse ex- plicando y comentando. Pág. 11 • La actividad Nº 3

Pág. 11

• La actividad Nº 3 grafica de una manera plástica y concreta cómo la nueva vida otorgada por el sacrifi- cio de Jesús en la cruz (las flores) cubren y superan al mal indicado en los conceptos puestos en la cruz.

• En este sentido, es recomendable que antes de rea- lizar la actividad con los recortables de la página 115, los alumnos/as:

— Lean en voz alta cada palabra aparecida en la cruz.

— Den ejemplos concretos de cada concepto.

— Expliquen las consecuencias de la presencia de estos males (ejemplos:“El odio separa a las per- sonas, trae violencia”.)

• Una vez realizada la actividad con los recortables, los niños/as pueden conversar guiadamente por el profesor/a sobre cómo la vida entregada por Jesús (representada por las flores) supera el mal expresado en los conceptos escritos en la cruz. Por ejemplo:“La nueva vida entregada por Jesús une a las personas separadas por el odio, deja a un lado la violencia”, etc.

• Esta actividad da la oportunidad para que el profe- sor/a refuerce los hábitos de limpieza (recoger los papeles del suelo, cuidar de no manchar la lámina con pegamento, etc.).

SEGUNDO

BÁSICO

25
25
Páginas 12-13 26 Pág. 12 • Leer el texto del tema “Jesús resucitado nos re
Páginas 12-13 26 Pág. 12 • Leer el texto del tema “Jesús resucitado nos re

Páginas 12-13

26
26
Páginas 12-13 26 Pág. 12 • Leer el texto del tema “Jesús resucitado nos re -
Páginas 12-13 26 Pág. 12 • Leer el texto del tema “Jesús resucitado nos re -

Pág. 12• Leer el texto del tema “Jesús resucitado nos re - sucitará”, para luego comentar

• Leer el texto del tema “Jesús resucitado nos re- sucitará”, para luego comentar la ilustración de la semilla, explicando la analogía: tal como la semilla muere en la tierra para dar origen a una nueva planta, la muerte de Jesús nos salvó de los males y nos dio una nueva vida.

• Después de realizar la actividad Nº 1, se refor-

zará la habilidad de la lectura en voz alta, ha- ciendo que los estudiantes lean a coro el texto ya coloreado.

• Se pedirá que los niños/as escriban, con letra clara y manuscrita, el contenido del recuadro de fondo anaranjado. Esto refuerza las habilidades lectoescriturales.

• Se puede reforzar lo realizado por los estudian- tes en la actividad Nº 2, proporcionándoles un contexto para reformular la respuesta: ¿Qué de-

su fami-

bemos cambiar para ser mejores?

lia, en la escuela, con los amigos/s, etc.

en

Pág. 13ser mejores? lia, en la escuela, con los amigos/s, etc. en • Teniendo en cuenta que

• Teniendo en cuenta que los conceptos funda- mentales de la unidad ya han sido presentados, las siguientes páginas se utilizarán como herra- mientas de profundización.

• La actividad Nº 1 está diseñada para que la respues-

ta esperada sea conducida adecuadamente por la lectura de las imágenes. Por tanto, el profesor/a pue- de guiar a los niño/as en la observación atenta de los dibujos (paisaje, personajes, objetos y/o animales , actitudes, etc.)

— Domingo de Ramos: ¿En qué viene viajando Jesús? ¿Quiénes lo reciben? ¿Qué portan en las manos? ¿Qué actitudes tiene cada uno de los personajes? ¿A dónde va Jesús?

— Jueves Santo: ¿Quiénes rodean a Jesús? ¿Qué ten- drán las copas? ¿Qué alimento portan los perso- najes a la izquierda? ¿Qué cosas importantes dijo Jesús sobre estos alimentos?

— Viernes Santo: ¿Qué carga Jesús sobre su hombro? ¿Qué tiene en la cabeza? ¿Qué actitudes tienen las personas? ¿Dónde ocurre la escena?

— Domingo de Resurrección: ¿Dónde se encuentra Jesús? ¿Qué indica la luz que cae sobre él? ¿Para qué servía la prenda blanca que se ve en el costado inferior derecho?

• Se pedirá que los niños/as escriban, con letra clara y manuscrita, el contenido del recuadro de fondo ana- ranjado. Esto refuerza las habilidades lectoescritura- les.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 14-15 Pág. 14 • En la actividad Nº 2 , el profesor/a revisará en
Páginas 14-15 Pág. 14 • En la actividad Nº 2 , el profesor/a revisará en

Páginas 14-15

Páginas 14-15 Pág. 14 • En la actividad Nº 2 , el profesor/a revisará en voz
Páginas 14-15 Pág. 14 • En la actividad Nº 2 , el profesor/a revisará en voz
Pág. 14 • En la actividad Nº 2 , el profesor/a revisará en voz alta

Pág. 14

• En la actividad Nº 2, el profesor/a revisará en voz alta la actividad para verificar su correcta realiza- ción. En ese contexto, puede destacar las palabras “resucitó” y “vive” como acciones (verbos) que pue- den realizar las personas, para relacionarlo con el subsector de Lenguaje. El orden de las palabras escritas en el ejercicio es:

cruz – nosotros – resucitó – vive

• La actividad Nº 3 es una gran oportunidad para reforzar la habilidad de entender y seguir instruc- ciones. Así, los alumnos/as más rápidos/as y aven- tajados/as pueden servir de tutores/as a los com- pañeros/as que les resulte más complicado o que vayan más lento. Como un complemento a esta actividad, el profe- sor/a puede aludir al uso de los cirios en las cere- monias religiosas y, sobre todo, al importante sim- bolismo del fuego (tema que se tratará con mayor profundidad en la unidad 6, específicamente en la página 81), explicando cómo se relaciona con la frase escrita en el cirio que han fabricado:“Jesús ha resucitado”.

• En la actividad Nº 4, después de completar y es- cribir el mensaje en el cuaderno, se sugiere hacer un trabajo para desarrollar en los alumnos/as el

aspecto fonológico; esto se consigue repitiendo el sonido de todas las letras (o fonemas) con que el texto fue completado. Este ejercicio es importante para incorporar en el subsector de Religión el desa- rrollo de la comprensión lectora. Para tener en cuenta los fonemas implicados en la actividad, reproducimos el párrafo, subrayando las letras que deben ser completadas:

Cada año los cristianos y cristianas dedican una semana para recordar y acompañar a Jesús en su pasión, muerte y resurrección. Es la Semana Santa.

su pasión, muerte y resurrección. Es la Semana Santa. Pág. 15 • Previamente a escribir la

Pág. 15

• Previamente a escribir la carta, el profesor/a enseña

o recuerda las partes de una carta (saludo,contenido

y desarrollo, despedida). También puede aprovechar de repasar el uso de las mayúsculas. Hay que aclarar que una vez terminada la carta, no se revisará su ortografía, ya que el objetivo esencial de esta actividad es la expresión de sentimientos de gratitud hacia Jesús.

• Pedir a algunos alumnos/as que lean sus cartas ante

el curso.

SEGUNDO

BÁSICO

27
27
Páginas 16-17 28 Pág. 16 • La sección “¿Cuánto aprendí?” permite al alumno/a realizar una
Páginas 16-17 28 Pág. 16 • La sección “¿Cuánto aprendí?” permite al alumno/a realizar una

Páginas 16-17

28
28
Páginas 16-17 28 Pág. 16 • La sección “¿Cuánto aprendí?” permite al alumno/a realizar una autoevaluación
Páginas 16-17 28 Pág. 16 • La sección “¿Cuánto aprendí?” permite al alumno/a realizar una autoevaluación
Pág. 16 • La sección “¿Cuánto aprendí?” permite al alumno/a realizar una autoevaluación de lo

Pág. 16

• La sección “¿Cuánto aprendí?” permite al alumno/a realizar una autoevaluación de lo aprendido.

• Leer en conjunto las preguntas de la actividad Nº 1 y guiar su respuesta en voz alta en un clima de

respeto por las experiencias de los otros, de tal for- ma que nadie se quede sin participar.

• En la revisión de la actividad Nº 2, conviene que los estudiantes expliquen por qué establecen las relaciones. Como complemento a esta actividad, se les puede solicitar que relacionen estas fotografías con las ilustraciones de la página 13.

• Como es habitual, al completar la actividad Nº 3 los alumnos/as deberán ejercitar su capacidad de síntesis. Sin embargo, al momento de compartir su respuesta, podrán explayarse ante el curso.

• Una instancia autoevaluadora opcional podría constituir la elaboración de dibujos en los que se muestren las características de cada día de la Se- mana Santa, ya sea referidos a los hechos de Jesús,

o bien, a las celebraciones que realiza el pueblo

cristiano para conmemorarlos. Si este es el caso,

la idea es que vaya más allá de la representación

puntual de un elemento, sino que el alumno/a manifieste cómo ha vivido esta celebración en su propia comunidad.

cómo ha vivido esta celebración en su propia comunidad. Pág. 17 • El puzzle de la

Pág. 17

• El puzzle de la actividad Nº 4 se resuelve con las siguientes claves:

1.

Hijo de Dios.

2.

Bien.

3.

Salvarnos.

4.

Cruz.

5.

Resucitó.

6.

Domingo.

7.

Hosanna.

8.

Cena.

10.

Resurrección.

11.

Todos.

• Una autoevaluación complementaria puede con- sistir en que los estudiantes formen oraciones con las mismas palabras con que rellenaron el puzzle. Las condiciones para su redacción serían dos:

— No ser variaciones de las presentadas en la actividad (las que permiten resolver el puzzle), sino que deben expresar creatividad.

— Cada oración debe mostrar el sentido de la pa- labra, es decir, debe constituir una herramienta de autoevaluación, con la cual el niño/a capta- rá si realmente domina cada término. Finalmente, los alumnos/as compartirán sus oraciones con el curso y aceptarán las correcciones y aportes que sus compañeros/as expresen con respeto, dando paso de esta forma, también a la coevaluación.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 18-19 Pág. 18 • La sección “Con mis papás aprendo más” es una de
Páginas 18-19 Pág. 18 • La sección “Con mis papás aprendo más” es una de

Páginas 18-19

Páginas 18-19 Pág. 18 • La sección “Con mis papás aprendo más” es una de las
Páginas 18-19 Pág. 18 • La sección “Con mis papás aprendo más” es una de las
Pág. 18 • La sección “Con mis papás aprendo más” es una de las más

Pág. 18

• La sección “Con mis papás aprendo más” es una de las más importantes del texto, pues son los padres los primeros educadores en la fe de sus hijos e hijas.

• En este sentido, el hecho de que la actividad es- timule a que la habitual asistencia a alguna cele- bración de Semana Santa sea reconsiderada a luz de las enseñanzas de la unidad, da pie no sólo a que la familia dibuje y pinte en conjunto lo pedi- do, sino también que compartan las celebracio- nes desde una nueva perspectiva, en la que los padres son conscientes de la responsabilidad de estar educando a un hijo o hija en la fe.

• La revisión de esta actividad en la próxima clase da pie para que los alumnos/as expongan ante el curso cómo es su comunidad cristiana: cómo es el templo, con quiénes se encuentra habitual- mente, si tienen amigos o amigas con los que se encuentren en la misa o en las celebraciones de Semana Santa.

• Otro punto a considerar es que en el dibujo/a el niño/a puede plasmar qué hecho o hechos de la celebración de Semana Santa marca de manera decisiva a su familia. Es una oportunidad de real- zar, por parte del profesor/a, esos momentos que la familia ha atesorado.

del profesor/a, esos momentos que la familia ha atesorado. Pág. 19 • Sería conveniente que la

Pág. 19

• Sería conveniente que la canción propuesta sea utilizada a lo largo de toda la unidad, sacándole partido a su división por estrofas.

• La función de esta sección es de carácter eviden- temente celebrativo. Es por esto que las cancio- nes usadas pueden acompañar, si el profesor/a lo estima conveniente, alguna pequeña celebración que abra o cierre los contenidos de cada unidad, donde los estudiantes vivirán por un lado la ex-

periencia de alabar y agradecer a Dios dentro de su comunidad escolar, y por otro, la de participar en su preparación (aprender y ensayar los cantos, memorizar el orden de la ceremonia, etc.).

• Por otro lado, el carácter celebrativo del texto- canción no significa que los alumnos/as no pue- dan ejercer un trabajo de comprensión lectora con él. Al contrario: su alabanza será más com- pleta y verdadera sabiendo a cabalidad qué es lo que cantan. En ese sentido el profesor/a puede:

— Explicar qué significa la palabra “aleluya” del estribillo.

— Pedir qué identifiquen qué tipo de personas son las nombradas en cada estrofa.

— Hacer un paralelo entre cómo son esas perso- nas y cómo es Jesús.

SEGUNDO

BÁSICO

29
29

2ª Unidad:

Páginas 20-21

2ª Unidad: Páginas 20-21 Temas: a) Dios Padre me ama, me cuida y me guía. b)
2ª Unidad: Páginas 20-21 Temas: a) Dios Padre me ama, me cuida y me guía. b)
2ª Unidad: Páginas 20-21 Temas: a) Dios Padre me ama, me cuida y me guía. b)

Temas:

a)

Dios Padre me ama, me cuida y me guía.

b)

Jesús me enseña a ser mejor hijo o hija.

c )

Jesús me enseña a ayudar a los demás.

d)

Jesús me enseña a orar.

Objetivos de la Unidad:

• Reconocer que Dios Padre ama y cuida a todas las personas.

• Valorar la importancia de ayudar a los necesitados, aunque no sean nuestros amigos.

de ayudar a los necesitados, aunque no sean nuestros amigos. Páginas 20 y 21 • Como

Páginas 20 y 21

• Como es habitual, usar la portadilla para estimular la expresión oral y la capacidad de observación de los alumnos/as. Se puede recurrir a la formulación de las siguientes preguntas:

— ¿Dónde se ubica el paisaje?

— ¿Qué estación del año está representada?

— ¿Qué seres vivos y qué objetos inanimados hay en la escena?

— ¿Qué actividades realizan estos niños y niñas?

— ¿Han hecho ustedes cosas parecidas?

— ¿Cómo lo han pasado haciéndolas?

• Se debe dar énfasis a la siguientes preguntas, que apunta al tema fundamental de la unidad:

— ¿Quién cuida a estos niños y niñas? ¿O están solos?

• El profesor/a les explicará que Dios siempre está en medio de ellos. En la lámina está representado por los rayos de luz que bajan del cielo. Con la imagen de la luz se enfatiza el carácter espiritual de Dios, ya que no tiene figura humana, como Jesús.

• El profesor/a leerá a sus alumnos/as el texto “Así nos cuenta la Biblia”, recordando que es un modelo lector para sus alumnos/as. La función de esta lectura es mostrar cómo Jesús, a los doce años de edad, les hace ver a José y María que su verdadero Padre es Dios, y que ellos lo representan con su cuidado de padres.

• Invitar a dialogar posteriormente la pregunta de la página.

• Entregar a cada alumno/a una fotocopia de la siguiente lámina para que la pinte y escriba el título de la unidad.

30
30

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 22-23 32 Pág. 22 • La escena bíblica tratada en este fragmento se re
Páginas 22-23 32 Pág. 22 • La escena bíblica tratada en este fragmento se re

Páginas 22-23

32
32
Páginas 22-23 32 Pág. 22 • La escena bíblica tratada en este fragmento se re -
Páginas 22-23 32 Pág. 22 • La escena bíblica tratada en este fragmento se re -
Pág. 22 • La escena bíblica tratada en este fragmento se re - laciona directamente

Pág. 22

• La escena bíblica tratada en este fragmento se re- laciona directamente con lo visto en el inicio de unidad: Jesús enfatiza el cuidado que Dios tiene con nosotros a través de un ejemplo sacado de la Naturaleza. El profesor/a puede destacar que esta forma de en- señanza es habitual en Jesús: muchos de sus ejem- plos y parábolas tratan sobre la vida en el campo, con sus plantas y animales.

• Pedir a los alumnos/as leer en coro el título del tema, para luego leer y comentar el texto.

• Posteriormente, invitar a observar y comentar las dos ilustraciones, poniendo énfasis en la cercanía

de este Jesús sonriente con sus amigos y con niños

y niñas.

• Invitar a colorear la escena sin pintar.

• El profesor/a puede escribir la frase con que termi- na el texto en la pizarra:“Dios Padre es muy bueno

y perdona siempre”; y pedir a los alumnos/as que la

copien en sus cuadernos, con letra clara y manus- crita.

• Mencionar que el amor de Dios se expresa en la frase de Jesús:“Dejen que los niños vengan a mí ” (Mc. 10,14)

• Finalmente, a partir de la frase copiada se puede conversar entre todos: ¿Por qué es importante per- donar?

El profesor/a hará notar que el título del tema se- ría incorrecto si Dios no nos perdonara nuestros errores y pecados.

si Dios no nos perdonara nuestros errores y pecados. Pág. 23 • La actividad Nº 1

Pág. 23

• La actividad Nº 1 invita a que los estudiantes expresen su gratitud para con el Padre Dios en frases escuetas. Como ya se ha visto en otras acti- vidades, el ejercitar la asertividad conlleva que los alumnos/as puedan identificar y separar las ideas importantes de las secundarias. Cómo una forma de ampliar las respuestas de los alumnos/as se les puede pedir representar- las plásticamente a través de tres dibujos, en los que muestren el porqué están agradecidos/as de Dios. Como paso final, presentarán oralmente sus dibujos al curso y pondrán algunos de ellos en el diario mural.

• La actividad Nº 3 se puede practicar en grupo y ser recitada finalmente a coro, por todo el curso.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 24-25 Pág. 24 • Esta sección muestra cómo Jesús constituye un modelo para los
Páginas 24-25 Pág. 24 • Esta sección muestra cómo Jesús constituye un modelo para los

Páginas 24-25

Páginas 24-25 Pág. 24 • Esta sección muestra cómo Jesús constituye un modelo para los niños
Páginas 24-25 Pág. 24 • Esta sección muestra cómo Jesús constituye un modelo para los niños
Pág. 24 • Esta sección muestra cómo Jesús constituye un modelo para los niños y

Pág. 24

• Esta sección muestra cómo Jesús constituye un modelo para los niños y niñas (y para todos), cuyas cualidades y campos de acción se perfilarán induc- tivamente, a través de las actividades de la página.

• En la actividad Nº 1, el niño/a al colorear la imagen descubrirá cómo hay que actuar con quienes nece- sitan ayuda, a imagen de Jesús.

• En la actividad Nº 2,la respuesta de los estudiantes debe ser orientada, además, a que ellos mismos/as puedan ver en las acciones del Padre Alberto Hur- tado y la Madre Teresa de Calcuta lo que han apren- dido del ejemplo de Jesús.

• El profesor/a puede comentar y adaptar los relatos del llamado que tuvieron cada uno de estos dos grandes personajes:

“Una noche el Padre Hurtado encontró un pobre, enfermo y miserable, que no tenía donde ir; otra noche vio a un grupo de niños abandonados que dormían bajo los puentes del río Mapocho; quiso ayudarlos. Reunió personas generosas que dieron

Y así fundó

lo que sería y es su gran obra: El Hogar de Cristo. Con

lo que tenían: dinero, joyas, terrenos

incansable amor, él salía en su camioneta verde a recoger a los pobres y a los niños para llevarlos al Hogar a tomar leche caliente y dormir en una ver-

dadera cama

En cada necesitado veía a Cristo su-

friente.” (Fuente: www.hogardecristo.com)

“El 10 de septiembre de 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling para realizar su retiro anual, Madre Teresa recibió su “inspiración”, su “llamada dentro de la llamada”. Ese día, de una manera que nunca explicaría, la sed de amor y de almas se apoderó de su corazón y el deseo de saciar la sed de Jesús se convirtió en la fuerza motriz de toda su vida. (…) Jesús le reveló su dolor por el olvi- do de los pobres, su pena por la ignorancia que tenían de Él y el deseo de ser amado por ellos. Le pidió a Madre Teresa que fundase una con- gregación religiosa, las Misioneras de la Caridad, dedicadas al servicio de los más pobres entre los pobres…” (Fuente: www.vatican.va)

• Los alumnos/as pueden leer en coro el recuadro de fondo amarillo y transcribirlo con letra clara y manuscrita en sus cuadernos.

• En la actividad Nº 3 a los alumnos/as se les pue- de pedir también que memoricen el texto y que lo recen todos juntos. Esto puede ser evaluado.

texto y que lo recen todos juntos. Esto puede ser evaluado. Pág. 25 • Finalmente los

Pág. 25

• Finalmente los alumnos/as pueden desarrollar las actividades Nº 4 y Nº 5 y el profesor/a revi- sarlas en voz alta para evitar la cristalización de aprendizajes erróneos.

SEGUNDO

BÁSICO

33
33
Páginas 26-27 34 Pág. 26 • En esta página, los estudiantes podrán ver reforza -
Páginas 26-27 34 Pág. 26 • En esta página, los estudiantes podrán ver reforza -

Páginas 26-27

34
34
Páginas 26-27 34 Pág. 26 • En esta página, los estudiantes podrán ver reforza - da
Páginas 26-27 34 Pág. 26 • En esta página, los estudiantes podrán ver reforza - da
Pág. 26 • En esta página, los estudiantes podrán ver reforza - da la comprensión

Pág. 26

• En esta página, los estudiantes podrán ver reforza- da la comprensión del texto (la parábola del Buen Samaritano) a través de la secuencia de imágenes.

• Después de leerla, el profesor/a puede recalcar la idea de que ser un buen hijo/a, junto con implicar ser obediente a sus padres y ayudarlos en lo que puedan, también va más allá: para ser hijos del Pa- dre Dios es necesario aprender ayudar a todo aquel que necesite de nosotros.

• Una vez leída y comentada entre todos, se sugiere que esta parábola sea dramatizada. Dicha actividad se relaciona con el subsector de Lenguaje.

• El profesor/a puede destacar que la enseñanza de la parábola está resumida en el recuadro verde, e invi- tar a que los alumnos/as la copien, con letra clara y manuscrita, en sus cuadernos.

• Esta versión de la parábola se concentra en los pun- tos esenciales de la historia: un hombre que es ata- cado necesita una ayuda que le es negada, salvo por el extranjero samaritano (que eran malmirados por la sociedad israelita). Esto puede ser utilizado, trans- versalmente, para desarraigar las posibles semillas de xenofobia que puedan abrigar los niños/as.

semillas de xenofobia que puedan abrigar los niños/as. Pág. 27 • La actividad Nº 1 puede

Pág. 27

• La actividad Nº 1 puede ser complementada con un trabajo en grupo:

— Se forman grupos de 3 a 5 niños/as.

— Juntos/as imaginarán los detalles de cada his- toria, tanto de los que necesitan ayuda (¿Por- qué llora el niño? ¿Por qué esta sola la niña? ¿Cómo se accidentó el otro niño?) como de quienes la brindan (¿Dónde habrá aprendido primeros auxilios la niña? ¿Qué juegos le gusta- rá practicar al niño de la pelota? ¿Por qué razo- nes la niña está feliz?).

— Finalmente narrarán o actuarán las historias ante el curso.

— Esta actividad puede ser evaluada.

• Lo escrito en el recuadro azul, puede ser un mode- lo para la respuesta de la actividad Nº 2. Por esto conviene instar a los niños/as a escribir el texto del recuadro en sus cuadernos, como una manera de interiorizarlos aún más en el tema.

• La respuesta de esta también puede ser repre- sentada plásticamente. El profesor/a puede pe- dirles que la dibujen en una hoja de block y que la coloreen usando alguna técnica especial (papel picado, tempera, etc.), para luego exponer sus tra- bajos.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 28-29 Pág. 28 • Leer en voz alta el título del tema “Jesús me
Páginas 28-29 Pág. 28 • Leer en voz alta el título del tema “Jesús me

Páginas 28-29

Páginas 28-29 Pág. 28 • Leer en voz alta el título del tema “Jesús me enseña
Páginas 28-29 Pág. 28 • Leer en voz alta el título del tema “Jesús me enseña
Pág. 28 • Leer en voz alta el título del tema “Jesús me enseña a

Pág. 28

• Leer en voz alta el título del tema “Jesús me enseña

a orar”, para luego hacer notar a los alumnos/as que la oración que Jesús dirige a su Padre nace en un contexto de amor; luego explicar que esto enseña que nosotros también debemos rezar al Padre por amor y no por obligación ni temor.

• Pedir a los alumnos/as que observen la ilustración para que reparen en los espacios de las imágenes ausentes. Se los invita, entonces, a recortarlas (de la página 117) y pegarlas.

• El profesor/a dice: “En cualquier ocasión podemos rezar a Dios con confianza y cercanía, convencidos de que siempre Él nos escucha”. Luego lee en voz alta el texto de esta página.

• Se sugiere que el alumno/a copie en su cuaderno el título y estas dos oraciones:

Jesús rezaba siempre al Padre Dios. El Padre Dios siempre nos escucha.

• Como es habitual en este tipo de trabajos prácticos con recortables, el profesor/a debe pedirles a los ni- ños/as un especial cuidado en la limpieza de la sala

y la adecuada presentación de su trabajo.

• Al tratar el tema de la oración, el profesor/a debe tomar en cuenta de que está introduciendo una dimensión central de la formación religiosa de los niños y niñas, que los acompañará no sólo en los siguientes cursos sino toda su vida. Por tanto es

fundamental que el tono con que el tema es tra- tado en la página se mantenga en toda la unidad:

la oración se da en un contexto de amor y es el mismo Jesús quien enseña cómo se debe orar.

amor y es el mismo Jesús quien enseña cómo se debe orar. Pág. 29 • Las

Pág. 29

• Las actividades de esta página refuerzan el parale- lo que se establece entre ser hijos e hijas de padres terrenales y serlo del Padre Dios, centrándose en el caso de la comunicación: el conversar u orar. Esta debe ser una experiencia en la que los niños/as entreguen su máxima confianza y en la que abran totalmente sus corazones.

• Como una forma de que los niños/as tomen con- ciencia de cuánto más cercana es la comunicación con los padres (y por ende, con el Padre Dios) pue- de conversar entre todos la siguiente pregunta:

— ¿Qué cosas le contarías a tu papá o tu mamá y no se los dirías a tus amigos o amigas?

— ¿Por qué hay cosas que solo podemos confiar a los padres?

— ¿Qué cosas queremos que hagan nuestros pa- pás cuando les contamos esas cosas?

SEGUNDO

BÁSICO

35
35
Páginas 30-31 36 Pág. 30 • La sección “¿Cuánto aprendí?” sirve para que el alumno/a
Páginas 30-31 36 Pág. 30 • La sección “¿Cuánto aprendí?” sirve para que el alumno/a

Páginas 30-31

36
36
Páginas 30-31 36 Pág. 30 • La sección “¿Cuánto aprendí?” sirve para que el alumno/a autoevalúe
Páginas 30-31 36 Pág. 30 • La sección “¿Cuánto aprendí?” sirve para que el alumno/a autoevalúe
Pág. 30 • La sección “¿Cuánto aprendí?” sirve para que el alumno/a autoevalúe su aprendizaje.

Pág. 30

• La sección “¿Cuánto aprendí?” sirve para que el alumno/a autoevalúe su aprendizaje.

• La solución de la actividad Nº 1 es:

“Yo puedo ser mejor si imito a Jesús.”

• Una actividad complementaria de autoevaluación puede consistir en que los niños/as representen

a través de un dibujo la frase descubierta en la

actividad Nº 1. Este dibujo consistirá en la repre- sentación del propio alumno/a mejorando como persona, imitando a Jesús en su contexto familiar

o escolar.

• En la actividad Nº 2, consistente en identificar las afirmaciones verdaderas y falsas, las respuestas

son:

V – V – V – F – V

• En cursos superiores, es común que en este tipo de ejercicio se pida a los niños/as justificar por escrito por qué han identificado como falsas cier- tas afirmaciones. En el caso de los estudiantes de segundo año básico, sería interesante que explica- ran esto de forma oral. De hecho, si los niños/as se equivocan en su apreciación, el profesor/a puede saber así el por qué y corregir el problema desde su origen.

así el por qué y corregir el problema desde su origen. Pág. 31 • La actividad

Pág. 31

• La actividad Nº 3 tiene un nivel de complejidad mayor que las actividades anteriores. Esto es así porque se ejercita la comprensión lectora (relacio- nada con el subsector de Lenguaje) de un texto de corta extensión, seguido de una conclusión (en negritas, fuera del recuadro amarillo). Finalmente, las repuestas solicitadas en el recuadro azul tie- nen la ayuda de palabras pre-escritas.

• El profesor/a, junto con revisar y evaluar este ejer- cicio, puede ocupar el texto como base para una reflexión mayor: en la unidad ya se ha tratado el tema de la ayuda a los necesitados acudiendo a la parábola del Buen Samaritano y de los ejemplos dados por el Padre Hurtado y por la Madre Teresa de Calcuta; en cambio, en el texto de esta página, esta forma de actuar se pone al nivel de los mis- mos niños y niñas, con personajes muy parecidos

a ellos.

• Como una manera complementaria de autoeva- luación, los alumnos/as pueden inventar en gru- pos una historia original que exprese la misma enseñanza de la historia de Carmen. Luego las presentarán al curso, ya sea relatándolas

o dramatizándolas.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 32-33 Pág. 32 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad
Páginas 32-33 Pág. 32 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad

Páginas 32-33

Páginas 32-33 Pág. 32 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está
Páginas 32-33 Pág. 32 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está
Pág. 32 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está centrada

Pág. 32

La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está centrada en la oración realizada en familia.

Es importante que durante la revisión de la activi- dad en la clase siguiente, el profesor/a considere estos trabajos como una oportunidad para cono- cer a sus alumnos/as en su entorno más íntimo y familiar, recogiendo inquietudes que puedan ser tomadas en clase, desde el punto de vista cristiano.

Es importante que los niños/as sepan muy clara- mente que las necesidades de la familia son, mu- chas veces, de carácter inmaterial, tema que daría la oportunidad para una conversación muy im- portante en el hogar. No hay que olvidar tampoco que las carencias no materiales pueden ser de va- riados tipos: espirituales, de relaciones humanas, cuestiones de organización o de respeto mutuo.

El profesor/a tampoco debe olvidar que esta ac- tividad propuesta para el hogar puede, en algu- nos casos, reactivar en los papás costumbres tan importantes como orar en familia. Hay que estar muy atentos a lo que los niños/as quieran expre- sar sobre estos hechos: pueden ser portadores de muy buenas noticias.

estos hechos: pueden ser portadores de muy buenas noticias. Pág. 33 • La canción sugerida podría

Pág. 33

La canción sugerida podría motivar el comienzo de cada clase durante el desarrollo de esta uni- dad, así se logrará su memorización.

Si el profesor/a tiene la afición de tocar guitarra, puede acompañar la canción guiándose con los acordes:

DO SOL Lam Yo tengo un amigo que me ama, FA SOL DO que me
DO
SOL
Lam
Yo tengo un amigo que me ama,
FA
SOL
DO
que me ama, que me ama.
DO
SOL
Lam
Yo tengo un amigo que me ama;
FA SOL
DO
su nombre es Jesús.
FA
SOL
/Que me ama
DO
Lam
que me ama,
Rem SOL
DO
Con su inmenso amor/ (bis)

SEGUNDO

BÁSICO

37
37

3ª Unidad:

Páginas 34-35

3ª Unidad: Páginas 34-35 Temas: a) Dios nos perdona siempre. b) Los primeros cristianos vivían como
3ª Unidad: Páginas 34-35 Temas: a) Dios nos perdona siempre. b) Los primeros cristianos vivían como
3ª Unidad: Páginas 34-35 Temas: a) Dios nos perdona siempre. b) Los primeros cristianos vivían como

Temas:

a)

Dios nos perdona siempre.

b)

Los primeros cristianos vivían como hermanos.

c )

La vida de comunidad y las normas.

d)

Dios Padre quiere que seamos hermanos.

Objetivos de la Unidad:

• Conocer que el Padre Dios perdona nuestros pecados, siempre que nos arrepintamos.

• Reconocer que todos somos hermanos y hermanas e hijos e hijas del mismo Padre Dios.

hermanos y hermanas e hijos e hijas del mismo Padre Dios. Páginas 34 y 35 •

Páginas 34 y 35

• Usar esta portadilla para estimular la expresión oral y la capacidad de observación de los alumnos/as. Sin embargo, hay que tener presente que, en este caso particular, la historia representada será narrada en las siguientes páginas del Texto del estudiante (páginas 36 y 37), y será en esa ocasión cuando se retomen los elementos de esta imagen a través de preguntas y respuestas.

• Específicamente, la imagen representa el final de una historia muy hermosa que contó Jesús para mostrar que Dios es siempre Padre, tanto de los que se portan bien como de los que se portan mal.

• El profesor/a, ayudado por el texto “Así nos cuenta la Biblia”, debe resaltar que Dios demuestra especialmente su amor paternal con los malos, a los cuales no castiga, sino que espera que recapaciten, se arrepientan y decidan ser mejores El Padre Dios perdona aún a los peores hijos.

• Conversar entre todos las preguntas del recuadro. Para concluir, el docente puede compartir la siguiente reflexión:

“Todos cometemos errores, hacemos maldades y necesitamos el perdón de Dios. Pero para eso, también nosotros debemos aprender a amar”.

• Luego, el profesor/a invita a conocer la parábola del hijo pródigo en las siguientes páginas del libro.

38
38

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 36-37 40 Págs. 36 y 37 • Estas páginas presentan la historia de Jesús
Páginas 36-37 40 Págs. 36 y 37 • Estas páginas presentan la historia de Jesús

Páginas 36-37

40
40
Páginas 36-37 40 Págs. 36 y 37 • Estas páginas presentan la historia de Jesús que
Páginas 36-37 40 Págs. 36 y 37 • Estas páginas presentan la historia de Jesús que
Págs. 36 y 37 • Estas páginas presentan la historia de Jesús que muestra al

Págs. 36 y 37

• Estas páginas presentan la historia de Jesús que muestra al “Padre Bondadoso”. Tradicionalmente esta historia es llamada la parábola del “Hijo Pródi- go”, poniendo énfasis en la figura del pecador arre- pentido y recuperado, pero tiene un fondo más rico, pues al contarla, Jesús quiso mostrar a Dios como el Padre Bondadoso que siempre nos espera con los brazos abiertos.

• Debido a su extensión, se recomienda que el pro- fesor/a lea la historia por fragmentos, deteniéndo- se para hacer preguntas de comprensión lectora, apoyadas por las imágenes (cada trozo de texto con unidad de sentido tiene asociada una ilustración en su costado).

• Para constatar la comprensión lectora del primer segmento, se puede hacer las siguientes preguntas sobre la imagen 1:

— ¿Cuántos hijos tiene el padre de la historia?

— ¿Qué tiene en sus manos el hijo que se está des- pidiendo?

• Para constatar la comprensión lectora del segundo segmento, se puede hacer las siguientes preguntas sobre la imagen 2:

— ¿En qué está trabajando el personaje?

— ¿Qué le ha pasado a su ropa?

— ¿En quién está pensando? ¿Por qué?

• Para constatar la comprensión lectora del tercer seg- mento, se puede hacer las siguientes preguntas sobre la imagen 3:

— ¿Qué ocurre en esta escena?

— ¿Qué actitud tiene el padre?

— Se puede complementar este pasaje con la lectura de la imagen de inicio de unidad (páginas 34 y 35):

— ¿Por qué ambos lloran y, al mismo tiempo, están alegres?

• Para constatar la comprensión lectora del último seg- mento, se puede hacer las siguientes preguntas sobre la imagen 4:

— ¿Quiénes son los que participan en esta fiesta?

— ¿Qué están celebrando?

• Con respecto a la lectura global:

— ¿Por qué este padre no castiga al hijo?

— ¿Les ha pasado algo parecido?

— ¿Cuándo fue la última vez que los perdonaron sus padres? Comenten.

— ¿Han perdonado ustedes a alguien? Cuéntenlo.

— Finalmente, el profesor/a puede invitar a los niños a pintar las imágenes 2 y 4.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 38-39 Pág. 38 • La actividad Nº 1 mide la comprensión lectora, pi- diendo
Páginas 38-39 Pág. 38 • La actividad Nº 1 mide la comprensión lectora, pi- diendo

Páginas 38-39

Páginas 38-39 Pág. 38 • La actividad Nº 1 mide la comprensión lectora, pi- diendo que
Páginas 38-39 Pág. 38 • La actividad Nº 1 mide la comprensión lectora, pi- diendo que
Pág. 38 • La actividad Nº 1 mide la comprensión lectora, pi- diendo que el

Pág. 38

• La actividad Nº 1 mide la comprensión lectora, pi- diendo que el estudiante pueda ubicar los hechos básicos de la historia narrada en las páginas 36 y 37. Esto se relaciona con el subsector de Lenguaje. El orden de la respuesta es:

2 – 4 – 1 – 3 – 5 – 6

• El profesor/a puede invitar para que, de forma li- bre, algunos alumnos/as compartan detalles de la escena que dibujaron en la actividad Nº 2. Esta “libertad” de participar responde al hecho de que, muchas veces, pedir perdón es un momento muy íntimo: cuesta hacerlo y no necesariamente por orgullo, sino también por la vergüenza que nos acarrean nuestras faltas y errores.

• A partir de las imágenes de la actividad Nº 3 se puede solicitar, a los estudiantes, que expliquen ante el curso la situación que quedó sin pintar:

¿Qué actitudes dificultan el arrepentimiento y el per- dón?

• Facilitar esta sopa de letras (puede copiarse en el pizarrón), para que los alumnos/as encuentren la frase oculta:

A

H

T

S

I

O

E

I

N

O

S

R

A

R

R

E

P

E

N

T

I

M

O

S

F

O

R

S

I

J

D

I

O

S

D

Z

X

E

R

U

V

S

I

E

M

P

R

E

I

C

N

O

S

A

B

A

T

U

V

M

R

T

O

S

L

P

E

R

D

O

N

A

(Si nos arrepentimos Dios siempre nos perdona.)

O N A (Si nos arrepentimos Dios siempre nos perdona.) Pág. 39 • La actividad Nº

Pág. 39

• La actividad Nº 3, evidentemente plástica (pintar la actitud correcta), es coronada con la explicación oral de la historia que entreguen los alumnos/as. Al momento de expresar oralmente su trabajo, el profesor/a puede dar consejos a los niños/as para comunicarse mejor ante el curso relativos a:

— Volumen y entonación de la voz

— Posición y movimiento de las manos.

— Postura corporal al estar de pie (si es el caso).

— Uso de la comunicación no verbal (expresiones faciales y señas).

— Etc.

SEGUNDO

BÁSICO

41
41
Páginas 40-41 42 Pág. 40 • Leer el título: “Los primeros cristianos”; pedir a los
Páginas 40-41 42 Pág. 40 • Leer el título: “Los primeros cristianos”; pedir a los

Páginas 40-41

42
42
Páginas 40-41 42 Pág. 40 • Leer el título: “Los primeros cristianos”; pedir a los niños/as
Páginas 40-41 42 Pág. 40 • Leer el título: “Los primeros cristianos”; pedir a los niños/as
Pág. 40 • Leer el título: “Los primeros cristianos”; pedir a los niños/as que observen

Pág. 40

• Leer el título: “Los primeros cristianos”; pedir a los niños/as que observen y describan la lámina que acompaña el texto. Se puede guiar la lectura de la imagen con las siguientes preguntas:

— ¿Cuántas personas están reunidas?

— ¿Qué tipo de personas son? (adultas, niños, hombres, mujeres, etc)

— ¿Qué comparten?

• Luego el profesor/a debe leer el texto y comentan- do cómo vivían los primeros cristianos en Jerusalén. La idea principal de esta exposición es:“¡El amor que existía entre ellos brotaba del amor que Dios Padre tenía a cada uno!”

• Esta frase puede ser escrita en el pizarrón, para que los niños/as la puedan copiar en sus cuadernos.

• Una vez copiada, el profesor/a puede preguntar:

— ¿Esta frase es aplicable a ustedes?

— ¿Cómo podemos lograrlo?

• En la actividad Nº 1, el profesor/a podría pedir a los alumnos/as que contestaran en forma oral las pre- guntas, para luego responderlas en forma escrita en el libro.

para luego responderlas en forma escrita en el libro. Pág. 41 • Las actividades Nº 2

Pág. 41

• Las actividades Nº 2 y Nº 3 permiten que los ni- ños/as individualicen a las personas que más im- portancia tienen en sus vidas. Su realización puede ser oral, para luego utilizar el lenguaje escrito.

• Es importante tener en cuenta que, si algún estu- diante deja espacios sin rellenar, puede constituir una señal de necesidades que el profesor/a debe estar atento en identificar y, en la medida de sus po- sibilidades, orientar en su resolución.

• En las actividades de esta página,la mente del niño/a, como sucede en las parábolas, es estimulada ana- lógicamente: tal como los pétalos se unen gracias al centro de la flor, la familia y los amigos pueden unirse verdaderamente a través de Jesús. A partir de esto el profesor/a puede proponer la siguiente actividad:

— Formen grupos de 3 a 5 personas.

— Ideen 4 ejemplos de la naturaleza que puedan simbolizar la unión de los cristianos/as (las olas en el mar, los colores de las alas de la mariposa, etc.).

— Elijan el que más les guste y represéntenlo gráfi- camente (con plumones y cartulinas).

— Expliquen ante el curso su ejemplo.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 42-43 Pág. 42 • Ayudar a los alumnos/as a identificar los pueblos y/o razas
Páginas 42-43 Pág. 42 • Ayudar a los alumnos/as a identificar los pueblos y/o razas

Páginas 42-43

Páginas 42-43 Pág. 42 • Ayudar a los alumnos/as a identificar los pueblos y/o razas a
Páginas 42-43 Pág. 42 • Ayudar a los alumnos/as a identificar los pueblos y/o razas a
Pág. 42 • Ayudar a los alumnos/as a identificar los pueblos y/o razas a los

Pág. 42

• Ayudar a los alumnos/as a identificar los pueblos y/o razas a los que pertenece cada niño/a de la ilustración. Es recomendable que esta ayuda sea también inductiva, haciendo preguntas que faci- liten a los mismos niños/as descubrir los detalles que habían pasado por alto:

— ¿Cuántos colores de piel pueden identificar en los niños y niñas?

— ¿Habían visto sombreros y peinados como el de la niña 1?

— ¿Dónde vivirá el niño del abrigo, que tiene que protegerse tanto del frío?

— ¿Tienen amigos o amigas con la tez oscura?

— ¿Qué tipo de joyas usa la niña de abajo?

— Etc.

• Una vez realizada la actividad Nº 1, el profesor/a puede pedir que los niños/as lean sus respuestas en voz alta. Paralelamente, irá anotando en la pi- zarra los rasgos de semejanza y de diferencia, para que, en conjunto, puedan elaborar una respuesta más completa, construida por todo el curso.

• Leer el texto siguiente, haciendo luego preguntas para comprobar su comprensión.

• Los alumnos/as deben copiar en sus cuadernos el texto conclusivo del recuadro anaranjado.

sus cuadernos el texto conclusivo del recuadro anaranjado. Pág. 43 • El tema “La vida de

Pág. 43

• El tema “La vida de comunidad y las normas”, de la actividad Nº 1, servirá al profesor/a para ilustrar, de forma muy concreta, que vivir como hermanos y en vida comunitaria comporta dificultades. Pero que estas pueden ser superadas si hay buena vo- luntad y respeto: es por eso que nos ponemos de acuerdo en seguir ciertas normas.

• Invitar a los alumnos/as a comentar algunas expe- riencias que tengan al respecto.

• El profesor/a puede hacer un listado de las normas que menos se cumplen al interior del curso y hacer que sean los mismos alumnos/as los que enume- ren los problemas que han acarreado no cumplir- las.

• El siguiente paso es que los mismos estudiantes formulen soluciones. Las que pueden consistir en:

— Renovar sus compromisos con las normas del curso.

— Mejorar algunas reglas, sin rebajar sus exigen- cias.

SEGUNDO

BÁSICO

43
43
Páginas 44-45 44 Pág. 44 • En el contexto de lo tratado en la página
Páginas 44-45 44 Pág. 44 • En el contexto de lo tratado en la página

Páginas 44-45

44
44
Páginas 44-45 44 Pág. 44 • En el contexto de lo tratado en la página anterior,
Páginas 44-45 44 Pág. 44 • En el contexto de lo tratado en la página anterior,
Pág. 44 • En el contexto de lo tratado en la página anterior, específicamente las

Pág. 44

• En el contexto de lo tratado en la página anterior, específicamente las dificultades de vivir en comu- nidad y cómo estas pueden ser superadas a través del respeto de las normas, la actividad Nº 2 busca que a los niños/as deduzcan la funcionalidad y el sentido de ciertas normas, subrayando su carácter no antojadizo.

• Ya desarrolladas las actividades Nº 3 y Nº 4, el profe-

sor/a puede invitar a examinar esas y otras reglas pre- sentes en su casa, su colegio, su comunidad cristiana

o su barrio, para que puedan razonar su utilidad.

• Complementando el ejercicio propuesto en la pá- gina anterior de esta guía (en que se invitaba a exa-

minar y mejorar la formulación de algunas reglas en el curso), ahora los niños/as pueden considerar en qué aspectos de su diario vivir en el colegio hay desorden o problemas de convivencia para luego formular 5 reglas nuevas, que todos se comprome- terán a respetar. Este tema puede trabajarse en gru- pos, para que luego de conversar y formular listas provisorias, el curso completo examine todas las propuestas y elija las normas definitivas. Finalmen- te, un grupo escribirá estas reglas en una cartulina y

la pegará en el diario mural.

• Invitar a un alumno/a a leer en voz alta el recuadro de fondo verde.

un alumno/a a leer en voz alta el recuadro de fondo verde. Pág. 45 • Al

Pág. 45

• Al realizar la actividad Nº 1,debe recordarse,como es habitual, seguir normas de orden y limpieza.

• Cabe resaltar que las habilidades ejercitadas en

esta actividad son inversas a las solicitadas habi- tualmente: a las imágenes hay que asociar textos,

lo

que implica otras operaciones psicolingüísticas

y

permite un tipo distinto de interiorización del

tema.

• El profesor/a puede hacer notar cómo la actividad ilustra la conclusión del recuadro: presenta imá- genes de acciones y globos con textos, tal como se destacan los ejemplos (acciones) y palabras de Jesús.

• Los niños/as pueden copiar, con letra clara y ma- nuscrita, el texto de recuadro anaranjado en sus cuadernos.

• Luego dibujan 3 escenas que representen los tex- tos recortados y pegados en la actividad:

“Todos somos hijos de Dios.”

“Aunque somos distintos, todos nos necesitamos.”

“Como hermanos nos queremos, nos respetamos y nos ayudamos.”

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 46-47 Págs. 46 y 47 • La sección ”¿Cuánto aprendí?“ sirve para que el
Páginas 46-47 Págs. 46 y 47 • La sección ”¿Cuánto aprendí?“ sirve para que el

Páginas 46-47

Páginas 46-47 Págs. 46 y 47 • La sección ”¿Cuánto aprendí?“ sirve para que el alumno/a
Páginas 46-47 Págs. 46 y 47 • La sección ”¿Cuánto aprendí?“ sirve para que el alumno/a
Págs. 46 y 47 • La sección ”¿Cuánto aprendí?“ sirve para que el alumno/a autoevalúe

Págs. 46 y 47

• La sección ”¿Cuánto aprendí?“ sirve para que el alumno/a autoevalúe su aprendizaje.

• La actividad Nº 1 mide la comprensión de la historia del Padre Bondadoso y la enseñanza que con ella Jesús quiso representar. El orden de la respuesta es:

Bondadoso – de la casa – Dios Padre – errores

• La actividad Nº 2 busca que los niños/as evalúen su discernimiento con respecto a las situaciones en que es necesario dar y pedir perdón. Las soluciones a la actividad son:

Yo pido perdón a mis amigos y amigas cuando…

Los empujo – No comparto mis cosas – He peleado con ellos

Yo perdono a mis amigos y amigas cuando…

No me han prestado sus juguetes – Me han empujado en el recreo – Han peleado conmigo

• La actividad Nº 3 está centrada en evaluar la comprensión de lo que significa ser verdaderos hermanos y amigos de Jesús.

• Como actividad opcional o complementaria, se puede fotocopiar el rompecabezas de la página 47 de esta guía, con el título SOMOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESUS, que corresponde a la misma imagen de la página 22 del texto del estudiante, a fin de profundizar lúdicamente este tema recurrente en este nivel: la cercanía y amistad de Jesús con los niños.

• En la actividad Nº 4 los niños/as pintarán las acciones que realizan en ayuda de los demás. Esta es una buena oportunidad para que se percaten de qué acciones aún no están realizando y puedan ser invitados amigable- mente por el profesor/a mejorar en esos aspectos.

SEGUNDO

BÁSICO

45
45
Páginas 48-49 46 Pág. 48 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta
Páginas 48-49 46 Pág. 48 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta

Páginas 48-49

46
46
Páginas 48-49 46 Pág. 48 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad
Páginas 48-49 46 Pág. 48 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad
Pág. 48 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está centrada

Pág. 48

• La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está centrada en la oración con la que los cristianos y cristianas piden perdón por sus peca- dos al inicio de la Eucaristía.

• El profesor/a puede invitar a los niños/as a com- partir cómo fue la experiencia de aprenderse esta oración en familia (actividad Nº 2).

• Este es un buen momento para aclarar dudas con respecto al texto aprendido: los tipos de pecado mencionados, qué significa la palabra “omisión”, etc.

• Ya que los alumnos/as ya han practicado en casa, se les puede pedir decir la oración en coro, sin mi- rar su texto.

• El profesor/a también puede solicitar que los ni- ños/as compartan lo que aprendieron sobre la pa- labra “comunidad” en sus casas (actividad Nº 3).

• Finalmente, la actividad Nº 4 da pie para que los estudiantes, al explicar su dibujo, compartan cómo es su comunidad parroquial.

su dibujo, compartan cómo es su comunidad parroquial. Pág. 49 • La canción sugerida podría motivar

Pág. 49

• La canción sugerida podría motivar el comienzo de cada clase durante el desarrollo de esta unidad, así se logrará su memorización.

• Aprovechando el contenido de la canción, es reco- mendable que el profesor/a tome en cuenta la rele- vancia de la gesticulación en el proceso pedagógico en el aula. Mover las manos para ilustrar los concep- tos que quiere transmitir a sus estudiantes,puede ser una potente arma para ayudar a los aprendizajes, e incluso, puede servir, sin importar el límite de edad, para transmitir mejor una idea y facilitar su compren- sión más rápidamente, pues provee otro formato representacional al estudiante para que explore con menos esfuerzos ideas que pueden resultar difíciles de exponer a través del discurso. A su vez, en el caso de los alumno/as, también puede usarse como ins- trumento de observación: la gesticulación permite ser más libre respecto a los pensamientos que uno tiene, es una especie de estación transitoria entre la acción y el habla, indica el grado de al estabilidad cognitiva y qué es capaz de aprender un estudiante, reflejando un conocimiento explícito, ideas que no se encuentran en el discurso. Así el profesor/a puede reaccionar a estos pensamientos no expuestos y pro- veer al estudiante de la retroalimentación necesaria para el siguiente paso dentro de su exposición.

SEGUNDO

BÁSICO

LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47

LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS

LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47
LOS AMIGOS Y AMIGAS DE JESÚS SEGUNDO BÁSICO 47

SEGUNDO

BÁSICO

47
47

4ª Unidad:

Páginas 50-51

4ª Unidad: Páginas 50-51 Temas: a) La Creación. b) Así cuenta la Biblia la creación del
4ª Unidad: Páginas 50-51 Temas: a) La Creación. b) Así cuenta la Biblia la creación del
4ª Unidad: Páginas 50-51 Temas: a) La Creación. b) Así cuenta la Biblia la creación del

Temas:

a) La Creación.

b) Así cuenta la Biblia la creación del mundo.

c) Dios Padre nos creó semejantes a Él.

Objetivos de la Unidad:

• Reconocer que Dios Padre creó todo por amor, para que el hombre y la mujer fueran felices.

• Descubrir que Dios nos ha creado a semejanza suya.

• Descubrir que Dios nos ha creado a semejanza suya. Páginas 50 y 51 • Usar

Páginas 50 y 51

• Usar esta portadilla para estimular la expresión oral y la capacidad de observación de los alumnos/as. Para fijar su aten- ción en los elementos del paisaje y en las clases de hábitat representadas se puede recurrir a la formulación de las siguientes preguntas:

— ¿Por qué la pareja de niños estará parada al centro del paisaje?

— ¿Qué seres vivos hay en el dibujo?

— ¿Cómo es la vivienda que aparece?

— ¿Conocen un paisaje similar a este?

— ¿En qué parte de Chile podría ubicarse este paisaje?

• Leer el título de la unidad, para luego comentar con mucho entusiasmo el texto “Así nos lo cuenta la Biblia”.

• Posteriormente dialogar entre todos las preguntas del recuadro anaranjado, donde se pueden agregar interrogantes que aludan a las bellezas naturales cercanas a su localidad.

• Como reflexión final, el profesor/a puede retomar el título de la unidad, para que, a través de preguntas inductivas, los estudiantes puedan hacerse una idea de lo grande y maravilloso que es este regalo:

— ¿Cuántas clases de clima hay en Chile? ¿Y en el mundo?

— ¿Qué tipos de animales conocen?

— ¿Cuántas clases de fruta hay?

— Etc.

48
48

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 52-53 50 Pág. 52 • Motivar la introducción del tema con este poema, que
Páginas 52-53 50 Pág. 52 • Motivar la introducción del tema con este poema, que

Páginas 52-53

50
50
Páginas 52-53 50 Pág. 52 • Motivar la introducción del tema con este poema, que pueden
Páginas 52-53 50 Pág. 52 • Motivar la introducción del tema con este poema, que pueden
Pág. 52 • Motivar la introducción del tema con este poema, que pueden recitar y

Pág. 52

• Motivar la introducción del tema con este poema, que pueden recitar y comentar:

“El Sol y una nube me han despertado,

y yo, alegre, me he levantado.

A los pájaros del cielo y los peces del mar,

a los animales terrestres iré a saludar. Todas las cosas bonitas de la creación

A mí ¡me llenan de amor!

• Invitar a los alumnos/as a leer en coro el título del tema “La Creación”.

• Motivados por el profesor/a, los alumnos/as pue- den observar y comentar la ilustración coloreada, resaltando la variedad y hermosura, tanto de las cosas, como de los seres creados existentes.

• Preguntarles qué entienden por “creación”, qué elementos forman parte de ella (mundo natural

y mundo humano). En relación con el mundo hu-

mano, sondear si conocen el nombre de la primera pareja humana según el relato mítico (poema) de la Biblia: Adán y Eva.

• Posteriormente, el profesor/a debe leer y comentar

el texto. Se sugiere que resalte que por cuanto el ser

humano es la criatura más perfecta de la Creación,

es también el responsable de su protección y cui- dado.

• Después de hacer preguntas de comprensión de lo leído y escuchado, invitar a los niños/as a pintar la ilustración en blanco y negro.

a los niños/as a pintar la ilustración en blanco y negro. Pág. 53 • Explicar en

Pág. 53

• Explicar en qué consiste un regalo, quién lo da,

para qué, y a quién. Arrancar desde la experiencia de los niños/as preguntándoles:

— Piensa en un regalo que te hayan hecho y que te guste mucho. ¿Quién te lo regaló?

— Explica cómo le diste las gracias por el rega- lo. ¿Lo conservas? ¿Por qué? Cuéntaselo a tus compañeros/as.

• Junto con las habituales recomendaciones sobre la limpieza y la presentación de los trabajos, el que los alumnos/as tengan un especial cuidado en pintar la frase de la actividad Nº 1 implica realizar de forma óptima un ejercicio de motricidad fina, directamente asociado con el afianzamiento y me- jora de su manejo de la escritura.

• Las respuestas a la actividad Nº 2 es: EL PADRE DIOS NOS REGALA LA CREACIÓN.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 54-55 Pág. 54 y 55 • Leer en voz alta el texto del tema
Páginas 54-55 Pág. 54 y 55 • Leer en voz alta el texto del tema

Páginas 54-55

Páginas 54-55 Pág. 54 y 55 • Leer en voz alta el texto del tema “Así
Páginas 54-55 Pág. 54 y 55 • Leer en voz alta el texto del tema “Así
Pág. 54 y 55 • Leer en voz alta el texto del tema “Así cuenta

Pág. 54 y 55

• Leer en voz alta el texto del tema “Así cuenta la Biblia la creación del mundo”.

• Se sugiere que el profesor/a escoja 7 alumnos/as para leer en forma alternada la secuencia de la creación. Si hay buena recepción, esta operación puede repetirse más de una vez, con distintos niños/as del curso.

• Es conveniente aprovechar la diagramación de estas dos páginas para que los niños/as capten la secuencialidad del

texto del Génesis y la memoricen. Esto resulta muy fácil, ya que las láminas dan pie para que el profesor/a pregunte

al grupo curso:

— ¿En qué día creó Dios las plantas y las flores?

— ¿Cuándo fue creada la luz?

— ¿Y el sol y la luna?

— ¿Y el mar?

— ¿Y los peces del mar fueron creados el mismo día?

— Etc.

Como se puede apreciar, las respuestas a las preguntas pueden ser contestadas gracias a un golpe de vista al con- junto de las ilustraciones.

• Luego, invitar a los alumnos/as a copiar en sus cuadernos “LA CREACIÓN”y a dibujar un paisaje o pegar una fotogra- fía que contenga algunos de los seres creados por Dios.

• Los alumnos/as deben leer y copiar en sus cuadernos, con letra clara y manuscrita, el contenido del recuadro final.

• El profesor/a debe tener muy presente que al tratar el hermoso tema de cómo cuenta la Biblia la creación del mundo, es natural que los niños/as planteen sus inquietudes sobre cuán cercano o lejano es este relato de los descubrimien-

tos científicos de las distintas ramas del estudio de la Naturaleza. Lo que el profesor/a debe recalcar es que la Biblia

y la ciencia utilizan el lenguaje de forma distinta:

— El lenguaje científico busca registrar hechos con exactitud y formular teorías, que en unos años más van a que- dar invalidadas por otros descubrimientos y así, sucesivamente. Esa es la manera normal en que trabajan los científicos.

— El lenguaje de la Biblia, en particular el del relato de la Creación, es poético.Y su hermosura es utilizada para revelar verdades universales, que no cambian. La gran verdad expresada en este relato consiste en mostrar cuál es el lugar que ocupa el ser humano en el universo: es una criatura hecha por Dios, y su posición es de privile- gio… Dios le regala toda su Creación para que la cuide.

SEGUNDO

BÁSICO

51
51
Páginas 56-57 52 Pág. 56 • Leer todos en silencio el título del tema: “Dios
Páginas 56-57 52 Pág. 56 • Leer todos en silencio el título del tema: “Dios

Páginas 56-57

52
52
Páginas 56-57 52 Pág. 56 • Leer todos en silencio el título del tema: “Dios Padre
Páginas 56-57 52 Pág. 56 • Leer todos en silencio el título del tema: “Dios Padre
Pág. 56 • Leer todos en silencio el título del tema: “Dios Padre nos creó

Pág. 56

• Leer todos en silencio el título del tema: “Dios Padre nos creó semejantes a Él”.

• Para poder realizar la actividad Nº 1, el profesor/a pedirá a los alumnos/as que observen y comenten

lo que hacen las personas de las fotografías, tenien-

do presente que la estimulación de la expresión

oral debe trabajarse en todos los subsectores.

• La solución de la segunda parte de la actividad es la siguiente:

— La profesora enseña a los estudiantes.

— El agricultor cultiva los campos.

— Los científicos crean medicamentos.

— El astronauta viaja por el espacio.

— La dueña de casa se preocupa de la familia.

— El veterinario sana los animales.

• Comentar la idea de que las diversas actividades, profesiones u oficios que puede realizar una persona

imitan en el ámbito humano la tarea de Dios, y que por eso somos “semejantes a Él”. Por ejemplo, la pro- fesora enseña a los estudiantes para transmitirles conocimientos, formarlos y prepararlos con la misma preocupación con que Dios cuida de los hombres y mujeres. Cada persona, y los alumnos/as mismos, de- ben descubrir los talentos que han recibido de Dios

y que más tarde les servirán para una vida buena:

¿Quién tiene aptitudes para la gimnasia, o para la mú- sica,o para dibujar? ¿Quién es bueno para los números? ¿A quién le gusta leer? Todos estos talentos nos hacen creadores si los aplicamos para hacer el bien de los demás, y así nos asemejamos a Dios.

• Finalmente, esta actividad puede ser coronada con un tema que siempre estimula la imaginación de los niños/as:

— ¿Qué quieren ser cuando grandes?

Se les puede pedir, además, que relacionen su ofi- cio o profesión favorita con el título de la página:

¿Cómo se muestra en esa actividad que Dios nos creó semejantes a Él?

en esa actividad que Dios nos creó semejantes a Él? Pág. 57 • Invitar a los

Pág. 57

• Invitar a los alumnos a leer el texto de la página. El profesor/a resaltará en qué consiste la semejanza que tenemos con Dios.

• Se puede conminar a los alumnos/as a ver esas se- mejanzas en los personajes mostrados en la activi- dad anterior (página 56).

• Los alumnos/as pueden leer a coro el recuadro de fondo azul y, posteriormente, escribirlo con letra manuscrita en sus cuadernos.

• Finalmente, pueden trabajar clasificando los recor- tables de la página 121 del Texto del Estudiante, recortándolos y pegándolos uno a uno, para evitar que se extravíen los recortes.

• El profesor/a debe recordar que el alumno/a, en esta actividad, está utilizando criterios de clasifica- ción y debe hacerlo notar al curso. Esta actividad apoya los contenidos mínimos del subsector de Comprensión del Medio.

• Ver ficha de reforzamiento en la página 55 de esta guía.

SEGUNDO

BÁSICO

Páginas 58-59 Pág. 58 • La sección ¿“Cuánto aprendí”? sirve para que el alumno/a autoevalúe
Páginas 58-59 Pág. 58 • La sección ¿“Cuánto aprendí”? sirve para que el alumno/a autoevalúe

Páginas 58-59

Páginas 58-59 Pág. 58 • La sección ¿“Cuánto aprendí”? sirve para que el alumno/a autoevalúe su
Páginas 58-59 Pág. 58 • La sección ¿“Cuánto aprendí”? sirve para que el alumno/a autoevalúe su
Pág. 58 • La sección ¿“Cuánto aprendí”? sirve para que el alumno/a autoevalúe su aprendizaje.

Pág. 58

La sección ¿“Cuánto aprendí”? sirve para que el alumno/a autoevalúe su aprendizaje.

La actividad Nº 1 estimula la apreciación estéti- ca de los estudiantes, haciendo que ellos mismos ausculten sus criterios de belleza y fealdad. El sentido de esta actividad es despertar la con- ciencia ecológica de los alumnos/as. Todo en la creación es bello y bueno, pero hay muchas for- mas en que el ser humano descuida el Mundo que nos ha regalado Dios. La de la fotografía es una de ellas: la contaminación del aire por el humo y los gases. Puede preguntarse a los niños/as qué otras forman conocen de contaminación y comentarlas (contaminación de las aguas, por residuos tóxicos industriales o productos químicos de la actividad agropecuaria; uso del mar como basurero; acci- dentes que evacuan gran cantidad de petróleo en los mares, con el daño de las especies vegetales y animales, etc.) Si bien se espera que los niños/as capten el con- traste entre la fealdad del humo de la fábrica (chi- menea contaminante) y las hermosas maravillas creadas por Dios (arco iris, cisnes de cuello negro, flores de magnolio), no es raro que los niños/as puedan expresar un criterio distinto: por ejemplo, un niño puede decir que son feas las flores, en un intento de marcar la diferencia con respecto al estereotipo de las niñas. El profesor/a debe to- mar en cuenta estos fenómenos como una valiosa oportunidad de conocer más a sus alumnos/as y,

amigablemente, exponerles puntos de vista que ellos/as hayan pasado por alto.

La respuesta de la actividad Nº 2 es:

DIOS PADRE QUIERE QUE TODOS NOSOTROS CUIDEMOS LA CREACIÓN.

DIOS PADRE QUIERE QUE TODOS NOSOTROS CUIDEMOS LA CREACIÓN. Pág. 59 • Invitar a leer en

Pág. 59

Invitar a leer en silencio el Salmo 8.

Luego pedir que lo comenten estrofa por estrofa, para finalmente rezarlo en voz alta, agradeciendo a Dios por la hermosa Creación que nos regaló.

La solución de la actividad Nº 2 es:

1. V; 2. V; 3. V; 4. F; 5. V; 6. F.

Después de la revisión oral de las actividades (labor que evita que los niños/as cristalicen aprendizajes erróneos), el profesor/a podría detenerse en el con- cepto falso identificado en la actividad Nº 2, para recalcar cómo el ser humano que es llamado a cui- dar la Creación, muchas veces la mancilla, la ensu- cia y corrompe. En este sentido, el docente puede recurrir a la información sobre el “calentamiento global”y el debilitamiento de la capa de ozono que, en los últimos años, ha acaparado la atención de los noticieros y documentales.

A partir de lo anterior, el profesor/a, puede propo- ner que los niños/as se percaten cómo, a veces sin querer, le hacen daño a la creación y cómo pueden remediarlo.

SEGUNDO

BÁSICO

53
53
Páginas 60-61 54 Pág. 60 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta
Páginas 60-61 54 Pág. 60 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta

Páginas 60-61

54
54
Páginas 60-61 54 Pág. 60 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad
Páginas 60-61 54 Pág. 60 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad
Pág. 60 • La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está centrada

Pág. 60

• La sección “Con mis papás aprendo más” de esta unidad está centrada en la el relato de la Creación, según lo cuenta la Biblia.

• La realización de la actividad Nº 2, se verá fortale- cida si los contenidos de las páginas 54 y 55 (“Así cuenta la Biblia la creación del mundo”) fueron tratados en profundidad, en la medida en que los niños/as podrán comparar la versión que apren- dieron en su libro de texto con el relato de la Bi- blia que tengan en casa… Cuán interesante, cuán hermoso sería que fueran los mismos niños de 2º básico los que, al comentar la lectura, le recordarán a sus padres cuál fue el día en que Dios creó el sol, la luna y las estrellas…

• La actividad Nº 3 puede ser compartida con el curso, gracias a la lectura en voz alta. Además los alumnos/as pueden comentar alguna de las accio- nes de gracias hechas por su familia. Se podría proponer, además, que los alumnos/as realicen un compromiso que involucre a sus fa- milias en el cuidado de la Creación. Por ejemplo, pidiendo a los adultos fumadores, que intenten dejar de fumar o que fumen menos y lejos de las personas que no lo hacen; o clasificando la basura (desechos orgánicos, como restos de alimentos; e inorgánicos, como botellas de vidrio) en bolsas o recipientes distintos; no arrojar jamás pilas al agua, etc.

recipientes distintos; no arrojar jamás pilas al agua, etc. Pág. 61 • La canción sugerida podría

Pág. 61

• La canción sugerida podría motivar el comienzo de cada clase durante el desarrollo de esta Uni- dad, así se logrará su memorización.

• Si el profesor/a tiene la afición de tocar guitarra, puede acompañar la canción guiándose con los acordes: