Вы находитесь на странице: 1из 4

¿Museos? ¿Quién los quiere?

Vámonos de
fiesta
Jóvenes guías turísticos salen a la calle a mostrar bares, discotecas
y los atractivos de la noche.

Txt» Carlos Dávalos Jpg.» Álvaro Hurtado

14 ∙ PENTHOUSE hard ∙ principal principal ∙ PENTHOUSE hard ∙ 15


Como Alina, Alex
de Nueva York, se
dedica a llevarse
de fiesta a los
turistas que están
de paso en la ciudad
todas las noches
pero de padre español que, pasadas las
once y media, y al ver que no llegará más
gente, dice en voz alta y siempre en inglés:
"¡A ver Pub Crawl, seguidme!”
La ruta comienza en un garito cerca de la
calle Arenal donde los relacionistas públi-
cos de los bares han tomado la ciudad por
asalto. "¡Cuánta gente tenés hoy!", le dice
uno con acento argentino.
Por la noche, la ciudad adquiere su verda-
dera personalidad. "Madrid es un sitio que
hay que conocerlo de noche más que de día,
es una ciudad nocturna". El guía los reúne en
la puerta y antes de entrar les explica que
el tour consiste en ir a cuatro bares y por úl-
timo a un local de salsa. En cada bar ten-
drán derecho a un chupito y un descuento
considerable en cada bebida que consu-
man. Todo por diez euros.
“Show me the Money!", dice Alex al terminar
su discurso y los turistas de la noche asien-
ten y sacan los billetes de sus bolsillos.
Luego de recibir la pasta, el guía les estam-

"A
noche me fui a dormir a las nueve "Salíamos de marcha con los guiris casi to- pa un sello en la muñeca con el logo de la
de la mañana. Me acabo de le- dos los días. Fue así que conocí a los ge- empresa. "Para entrar y obtener los descuen-
vantar hace una hora." rentes de muchos bares y gente de la zona, tos, tenéis que mostrar los sellos", les explica.
Hasta hace poco, sobre las once de la no- hasta que un día nos preguntamos ¿por qué "¡Ahora, vamos a emborracharnos!"
che, Alina Bergsdorf de Alemania se re- no cobrarles?", cuenta Gary Toomey, ir-
costaba todos los días en el legenda- landés que llegó a Madrid hace seis años y Tapas y chicas
rio monumento del Oso y el Madroño de trabajó en la recepción de un hostal don- Dentro del primer local todavía no hay mu-
Madrid con una camiseta roja en cuya par- de descubrió la enorme cantidad de de- cha gente. El grupo de extranjeros ha pasa-
te posterior rezaba: Follow me. No impor- manda de fiesta que había entre los jóve- do a ocupar gran parte del local. Hay una
taba que hiciera frío o calor, ella siem- nes extranjeros durante las noches. "Así mesa de billar, pero nadie jugando. Al fon-
pre llevaba puesta la camiseta roja que la que junto a uno de mis compañeros de tra- do está la pista de baile. El guía se acerca a
diferenciaba del resto y que servía para bajo decidimos montar nuestro propio ne- la barra y le pide a la camarera un chupito
que la identificasen. Ahí, sola al princi- gocio que consistía en eso básicamente: sa- para cada uno. Esta vez se trata de tequila.
pio, y entre cigarrillos, esperaba a que sus car a la gente de fiesta". "¡Repitan después de mi!", les dice con el
clientes hicieran su aparición. Gary es delgado y sus modales son deli- chupito en la mano: "¡arriba, abajo, al centro
-Venís por el Pub Crawl-, preguntaba ella cados, a pesar de que su idioma materno pa´ dentro!" e inmediatamente las bebidas
en inglés cuando veía a un grupo de jóve- es el inglés, habla el español de manera desaparecen de los vasos.
nes extranjeros que se acercaban tímida- perfecta. Relata que al principio cobra- "Me encanta porque puedes conocer gente de
mente y con cara de perdidos en la ciudad. ban tres euros, luego cinco, "hasta que fi- todas partes" asegura Emma, una neoyorki-
-Sí-, respondían los turistas que llevaban nalmente nos quedamos en diez". Fue así na de 19 años que lleva puesto un vestido
entre sus manos unas tarjetas con el mis- como se creó Madride , que en inglés juega de verano tan corto que casi no deja nada
mo logo que el de la camiseta roja. con el nombre de Madrid y ride que signi- para la imaginación. "Para nosotras que no
-Es aquí-, les decía, -mi nombre es Alina y fica paseo en inglés. "En Madrid fuimos los conocemos a nadie en la ciudad es la mejor
yo voy a hacer su guía esta noche. pioneros" agrega Toomey que también es forma de salir de fiesta."
profesor de inglés en su tiempo libre. "¡Hemos venido a España a comer tapas y a
Guías de fiesta Hasta hace poco Alina trabajaba para Ma- conocer chicas!", dice Jakob, un finlandés de
Como Alina, Alex de Nueva York se dedica dride, pero desde que ha sido reclutada pelo largo que va acompañado de otro Ja-
a llevarse de fiesta a los turistas que están por una nueva empresa, Pub Crawl Madrid, cob, de pelo corto, también finlandés.
de paso en la ciudad todas las noches. A ya no espera a sus clientes en el Oso y el Un sello en la "Yo trabajo como piloto de avión" dice el de
KEYWORDS este tour nocturno se le conoce como Pub Madroño, sino que lo hace en un conoci- muñeca les servirá para pelo corto con una copa en la mano.
distinguirse del resto
* Camiseta Roja Crawl, que en inglés quiere decir ir de ba- do bar muy cerca de la Plaza Anta Ana. de clientes y acceder a "Yo en una mina. Él trabaja en el cielo y yo
* Pub Crawl res y que se ha vuelto una actividad turís- Ha cambiado su uniforme rojo por uno la bebida. El recorrido debajo de la tierra", replica el de pelo lar-
* Fiesta tica cada vez más popular en ciudades con negro y blanco que la hacen ver más ele- empieza en la Plaza del go al que se le nota que el alcohol ya
* Madride mayor concentración de turistas jóvenes, gante. Reemplazándola en Madride se ha Sol o en la Plaza Santa empezó a subírsele a la cabeza. "Somos
Ana de Madrid.
como Madrid, Barcelona o Praga. quedado Alex, nacido en Estados Unidos,

16 ∙ PENTHOUSE hard ∙ principal principal ∙ PENTHOUSE hard ∙ 17


como el bien y el mal, las dos caras de una invitado a su país", dice Ali- El camino entre
moneda" na señalando a un tipo for-
Kate es irlandesa y la primera vez que llegó nido que está sentado en la bar y bar se hace
a Madrid salió con uno de los grupos de Ali- barra, "dice que me lo paga cada vez más
na. Desde entonces son amigas y viene a Es- todo. ¿Qué te parece?"
paña una vez cada dos meses. Si viene sola se -Bien, ¿no?-, le digo. ¿Que lento para los
queda en su casa, pero "cuando vengo con una le has dicho? guías conforme
amiga como la última vez, nos quedamos en un "Que sí", contesta con una
hostal". Kate suele venir los fines de semana, sonrisa traviesa y chispeante la noche va
pero, a pesar de que ha venido varias veces, por el alcohol. avanzando. De
no conoce más que los bares del Pub crawl. "Una vez, una de las chicas
“Yo cada vez que vengo a Madrid salgo con terminó tan borracha que se cada local, los
ellos”, dice Kate entre sonrisas “a mi ya no me quiso venir conmigo a casa", turistas salen con
cobran.” cuenta Alex, "estaba que no
-¿No te gustaría conocer otros lugares podía ni caminar y no paraba más alcohol en
más, aparte de los que siempre visitas? de insistir. Así que me deshice la cabeza y es muy
"Debería", dice finalmente sonriendo, "pero a de ella y cuando la fui a de-
mi me gusta esto". jar en su hostal, estaban to- fácil perderlos
En cada bar se quedan casi una hora. Tiem- dos sus amigos preocupados, en el camino
po suficiente para que los jóvenes turistas pensando que yo había queri-
se beban más de una copa. "Ahí está el ne- do abusar de ella. ¡Unos idio-
gocio para los bares", confiesa Gary Toomey. tas! Desde entonces voy con más cuidado."
El segundo es un sitio de música hip-hop. Un encuentro parecido ocurre en el bar de
Los porteros son inmensos, "me gusta cuan- un conocido Albergue juvenil, cerca de la ca-
do vienen estos grupos", declara Mountasser, lle Atocha. Es la una de la mañana. El hostal
"animan el lugar". se hace llamar Cats, gatos, como se les dice
La camiseta roja
distingue a los guías de El camino entre bar y bar se hace cada vez coloquialmente a los habitantes de Madrid.
esta curiosa iniciativa de más lento para los guías conforme la no- Ingresar aquí es como entrar en una burbu-
ocio que muestra la parte che va avanzando. De cada local, los turis- ja de babel. No sólo es un albergue, también
más golfa de nuestras tas salen con más alcohol en la cabeza y es es un bar y una especie de pequeña discote-
ciudades.
muy fácil perderlos en el camino. Las nue- ca. Tiene capacidad para ciento ochenta per-
Bares y discotecas son el vas amistades y romances también son par- sonas y en temporada alta suele estar lleno.
mejor reclamo para estos te de la rutina. Al bajar las escaleras, siguiendo la música
jóvenes turistas. "El chico con el que me enrollé anoche, me ha uno se encuentra con una enorme cantidad

18 ∙ PENTHOUSE hard ∙ principal principal ∙ PENTHOUSE hard ∙ 19


de jóvenes entre los 18 y 30 años de dife- stop (fiesta sin parar) comen- El sello es ahora donde entran gratis, o en un local de salsa.
rentes nacionalidades que, entre cervezas y zó cuando ambos trabaja- "Lo que nos diferencia del resto es que noso-
sangrías, comparten sus experiencias de via- ban en la recepción del hostel
reemplazado por tros creamos vínculos con nuestros clientes",
je. Son mochileros y todos están de paso. El que ahora les sirve de punto una cinta azul cuenta el mexicano, "los tratamos como si
planeta les pertenece. de encuentro. El sello es aho- fueran nuestros amigos y si les preguntas, to-
"Trabajando aquí, siento como si el mundo ra reemplazado por una cinta
que el guía pone dos nos recuerdan con cariño".
diera vueltas alrededor de mí", dice uno de azul que el guía pone alrede- alrededor de las Ahora ya todos están más sueltos y son-
los recepcionistas. dor de las muñecas de los tu- rientes, muchos bailan o por lo menos lo
Detrás de la barra está Ildi, una chica ru- ristas. Esta vez la explicación
muñecas de los intentan. "También les damos clases de sal-
mana que sirve cervezas en enormes vasos de la ruta viene acompaña- turistas. Esta vez sa", agrega Fernando antes de irse a la pis-
de plástico, los llamados minis. Cada uno da por una serie de recomen- ta con una británica, "viene incluido en el
vale poco más de tres euros, precio asequi- daciones como tener cuidado
la explicación precio".
ble para los jóvenes que no suelen viajar con con los carteristas y no embo- de la ruta viene Seis y media de la mañana en la Puerta
mucho dinero en los bolsillos. rracharse de manera excesiva. del Sol. Ya todos los garitos han cerrado
Además, les dicen a las chicas
acompañada de y Alina vuelve a aparecer. Está sola otra
Fiesta sin parar que por ningún motivo vuel- recomendaciones vez y con más de una copa en la cabeza,
Pasadas la una de la mañana la música deja van solas al hostel. está ebria. Saluda a los vendedores ambu-
de sonar y en la barra dan por terminado "Esto es una nueva forma de en-
como tener diurno en el que se llevan a los turistas lantes chinos que venden cerveza y boca-
el suministro de alcohol. Es hora del cie- tender el turismo", asegura Adrián cuidado con los de tapeo. "En una buena noche en tempo- dillos, y la ven todos los días a la misma
rre. Pero la fiesta lejos de terminar, está que estudió Marketing y comer- rada alta, hemos llegado a tener grupos de hora. Se besan con afecto y ella los lla-
por comenzar. Ahora el que va detrás es cio internacional. "Hay gente que
carteristas y no 150 personas, pero esos son casos aislados, ma por sus nombres. Su trabajo ha termi-
Al coleto así empiezan
su ruta por los bares
Paulo, un enorme guía brasileño de cuer- viene a España y no sólo quiere emborracharse en una noche común y corriente tenemos nado, pero ella no parece dispuesta a irse de Madrid los turistas
po musculoso y trabajado metódicamen- conocer el museo del Prado, sino entre 15 y 30 clientes. En invierno hemos a dormir. extrangeros que se
te en el gimnasio. Cada brazo suyo pare- que busca algo más que lo puramente cultural. llegado a no tener a nadie", afirman. "¿Y ahora qué?", le pregunta uno de los rela- apuntan a esta iniciativa
del Pub Crawl.
ce una de mis piernas. Su primera misión Lo que nosotros les ofrecemos es un turismo jo- "Nosotros no sólo somos guías", dice Fer- cionistas públicos que también ha sobrevivi-
es recolectar la mayor cantidad de clien- ven, alternativo. Les enseñamos como se sale de nando de México que trabajó durante más do a los embates de la noche. En la página anterior,
tes y venderles, por quince euros, una no- fiesta en esta ciudad". de cuatro años llevándose a la gente de "Vámonos a por una caña, ¿no?", le respon- algunos momentos de la
che llena de diversión y fiesta. El negocio les fue tan bien desde el princi- marcha para Madride "nosotros también so- de ella. velada de baile, bebida y...
lo que surja.
Como Gary, el caso de Santi Paniagua y pio, que ahora además cuentan con sucur- mos parte de la fiesta." La ciudad ha despertado, pero Alina apenas y
Adrián Jiménez fundadores de Party non- sales en Barcelona y Valencia, y otro tour El recorrido termina en una discoteca grande se irá a dormir.

20 ∙ PENTHOUSE hard ∙ principal principal ∙ PENTHOUSE hard ∙ 21

Похожие интересы