Вы находитесь на странице: 1из 4
470 HOBBY QHERRA Sify © OMO casi todas 1 de construceién méquinas asera estén hechas con materiales de deshecho, sin au precisién ea muy relativa. embargo, Ia sierra sin fin il a aquf, aunque hecha enteramen- te con repuestos viejos de auto- mévil, puede reallzar trabajo fino ¥ delieado tan satisfactoriamente fomo una sicrra de fabrica. ‘Tan bien se combinan las partes elegidas para formar una maquina arse de agregar esta méquina a fn taller, pues no sélo puede com- Detir con productos ampliamente Aifundidos, sino que hasta tiene ‘excelente presentacion. 1 montaje es féctl, porque cada parte entra perfectamente en su Tugar. Una vor conseguidas las ploras, basta un par de horas para tener 1a méquina lista para traba- jar. Esto es posible porque, con In exeepelén del rolete de guia de Ia slerra, mo hay plezas maquina- das. Esta méquina esté construlda para una sierra calibre 25 de 12” (G05 mm.), pero bajando el sopor- te superior’ y quitando tensién al resorte, puede usarse uni Gel mismo calibre, de 10” (25,4 m). Las dimensiones dadas aqui son tas correspondientes a dos mareas de automévil; el Ford modelo T J et Chevrolet de 4 cilindros_ mo- delo 1927. Tres bielas es todo lo ‘que. se usa del Ford; el resto et estrictamente Chevrolet. Si no se dispone de repuestos de estas marcas, pueden usarse los de east cualquier otra, con sélo in~ troducir unos cambios insignifican- tes en Ia construccién, La maquina esté sostenida por una columna de 890 mm. de longi- tad hecha por un caflo de 1” 1/4 Un extremo del tubo esta roscado y entra en una. brida de unién. Hota se contra a 150 mm. de uno de los extremos de una placa de hlerro de 14” (6,85 mm.) de 300 2400 mm. En Ia placa, que cons- HECHA CON PIEZAS DE AUTOMOVIL tituye Ia base, se hacen agujeros, fresados del lado Inferior, que co- rrespondan con los de la brida. Esta se bulona a Ja placa ¥ la pla~ ‘ca se bulona a su ver al banco. (fig. 3) SI el constructor lo desea puede usar blelas de mayores dimensio- nes, permitiendo ast el uso de una eolumna de mayor didmetro para obtener el maximo de rigidez. Las dos bielas se bulonan fir memente a la columna, a 89 mm. y a 641 mm, respectivamento de Ia base, (fig. 3), Las medidas se refieren del canto superior de la brida a los eantos inferiores de las bielas. Como los bulones de ojal stan- dard del Chevrolet son demasiado Peauefios, #0 usa otra dimension mayor. El bulén de ojal superior es de 3/4”, y de 200 mm. de lar- 0, ¥_ no tlene cabeza (figs. 3 ¥ 4). Como debe quedar perfecta- mente rigido, y para ello se usa tuna sola tuerea, se aprovecha una earacterfstia de Ia biela; se hace una ranura en vl buldn de modo ‘ue el tornillo de fijacién de. la cabeza de In biela pase por esa ranura y le impida girar (véase el detalle B, fig. 4). EI centro de esta ranura ‘esti exactamente a 57 mm. del extremo roscado. de pasar el bulén por el agujero de Ia cabeza de la biela, éste debe ser esmeriiado, pues es algunos eentésimos de milimetro menor. (Bsto rige para todas las blelas) . Cuando esto esté hecho pésese el Dulén; agréguese el tornillo de fi- Jacion y apriétese fuertemente 1a tuerea. Ahora solucionaremos el proble- ma de proveer las ruedas para la sierra, y el de proporeionar a es- tas ruedas un montaje seguro, bien alleado ¥ con poco rozamiento. Para eso se usa el conjunto de dos ruedas delanteras, menos las rue- @as de disco. Este conjunto con- iste de las mazas, completas con cojinetes de bolillas, eje, manguito do direceién, platos de la maza, ete. Como ruedas para la sierra se san dos tambores de freno, Su “ty diémetro exterior es de om. euhet es de 2794 Como ¢l Chevrolet de 1927 ni estaba equipado con frenos en lat Tuedas delanteras, se usardn lot ‘tambores de freno’ de las ruedas traseras, butonindolos a los discos de las mazas delanteras. Se adap- tan perfectamente, sin aiteracionet Porque la circunferencia sobre 1a cual estén hechos lot agujeros pa~ ra los bulones del disco es exacta- ‘mente la misma en las ruedas dé Janteras y traseras. El Indo cot vexo del tambor deberia estar orientads como se indica en las figuras. El ancho de las Iantas de Ti mm. (2" 3/4). Si so desea Gisminuirlo puede | hacérselo tor near un poco. Antes de_bulonar los tambores permanentemente a las mazas, de- en sacarse los bulones del disco, Si en este cambio reempliceselos por La raz6n ‘80 estropean, otros de cabeza plana. para hacer esto es que cuando las tuereas estén hacia afuera de los ‘tambores se proyectan demasiado lejos, molestando la correa de transmisién, de euya aplicaclon hablaré més adelant Como cada man; clén estd fijado ai jela en distinta forma, con- sideraremos separadamente el’ mon- taje de cada uno de ellos. Conside- raremos primero el superior, (figs. By 4). Bl agujero para el bulén de ojat en cada manguito de direceién de~ be agrandarse para que pase el bulén de 3/4”. (Esto rige también para el ‘manguito inferior) Cuando ya se ha fijado el bulén sin cabeza a la biela superior, to- mese Ia maza completa de una rue~ da, inviériase el manguito de direc eién ¢ introddzcase en él el bulén. EI tambor se mantiene ahora rigi~ damente en posieién vertical, pero puede atin girar de lado a lado, con €l bulén de ojal como centro, Esto se soluciona fijando s6lidamente el manguito de direccién al bulén de ojal. ‘Aunque el mangutto debe estar fir- Vaglictd os AUCLAIE SS TBRMMLO M ALESTE aerca pecuen Meh Mpa Aovene ~- ROLETE se Gira Bia Cov95es ‘ceko| b0Bisea pec Sra Vagien BY Toansuo 2 GCLAIE A og 407k UMEERIOR Wanita kececa- uy ILLOR 472 memente sujeto para evitar que st re, debe tener libertad para despla- zarse verticalmente, porque como la rueda superior es la que da tension ala sierra, el resorte va fijo al manguito de direccién superior, és- te debe poder moverse hacia arri- ba 0 abajo. Para eso, a 28 mm. del canto superior de la cabeza ‘de Ia diela haga un agujero horizontal de 4.5 mm. (3/16") a través del bulén, paraielamente a la biela. Por este agujero pisese una chaveta bien ajusiada, dejando que sus extremos Sobresalgan unos 6 mm. a cada 1a- do del bulén (detalle B, fig. 4) Empezando en el extremo inte- rior y paralelamente al tambor de freno, e6rtese una ranura_ vertical Sobre Ios dos lados del_manguito @e direceién, de 4,5 mm. (3|16") de ancho y 40 mm. de largo, que sirve de gufa a la chaveta fijada Dulon de ojal. Esta ranura dj tener el ancho exacto mencio para que la chaveta entre si go (ver fig. 4) A continuacién se agreg Janca tensora de la sierra, Se hace con planchuela, de 6,35 mm, x 254 mm, 1") ¥ de 330 mm. de li do un agujero de 6,35) mm. de cada extremo agujero del mismo dia fora a 145,5 mm. de w tremos. Para fijar tn hace en Ia parte superi Jumna soporte una ranul fa las bielas, de 6,5 mm (fig. 3). Hiigase un aj 635 mm. a unos 12 mm. de superior de Ja columna, Io reeto con Ia ranura. Se ta palanca en Ja ranura, y & sa un bulén por el agujero de 18 el agujero central de alanca; este agujero, como se recor @ard, no est en el centro dv la pa- anea; Ia posicién do ésta es tal, que su extremo mas largo quede hacia el frente de la maquina (fig. 8). Se engancha un resorte de frenos fuer~ te en el agujero posterior de la palanea. Al otro extremo del re- sorte se fija un tensor, y éste, a su ver, se fija a un anelaje de hierro abulonado a la parte posterior de Ja columna, a una altura que depen- de de las dimensiones del resorte (fig. 3). Cértese un eslabén de cadena co- min de 25 mm. y engincheselo en €l agujero del extremo delantero de la palanea. Con hierro redondo de 6 14" y 125 mm. de tongitud, hdgase una grampa como la ilustra- da en el detalle A, fig. 4, y en- EGnchesela en el eslabén cortado. Para fijar la grampa, hdganse en el manguito de Gireccion, a 12 mi- Mmetros del borde superior, dos agu- Jeros de 6,5 mm. de didmetro, dia- metralmente opuestos y en una It nea paralela @ las blelas. Finalmen- te, tfrese hacia abajo del extremo de 1a palanea y enginghese la gram- pa en los agujeros del manguito de ireccién (fig. 4 y detalle A) Se usa una varilla de anclaje para sostener Ia varilla de ajuste de la altura del rolete de guia (figs. 1, 2, y 3). Como el man gulto de’ direceién ya viene provis~ to de un agujero conico para la varilla de anclaje, esto no presen- ta ninguna dificuitad. El extremo opuvsto de Ia varilla de anclaje se obla, de modo que cuando el ro- Tete de guia se bulona a la vark Na reguladora de alt rosea entra un ite de 1/4” (6,35 mm.), (tf La varilla reguladora de altura’ pasa por el agujero vertical ya Mmeneionado, situado en la eabeza de la varilla de anclaje. Esté for mada, simplemente, por hlerro re- donde de 1/2” y tiene 452 mm, de Su extremo inferior se por lox cuatro costados. seecion cnadrada se fila esta ranura, EI rolete esta sostenido por una estructura rectangular (fig. 7), de bronee de 3x 25 mm. y de 124 mm. de longitud. Un extremo se deja abierto. La Jongitud interna de’ los lados es de 9,5 mm. A cada lado, y a 6 mm. del extremo abierto se” hace un agujero de 3,1 mm. de didmetro. Se coloca el rolete en el extremo abierto ¥ se pasa un bulén de bron- ce de 1/8" por los agujeros. Fi nalmente el soporte del rolete se fija a la varilla reguladora de al- tura, perforando_ dos agujeros a través de él y de la parte escua: drada de la varilla (fig. 7). Se asa el extremo superior de Ia va- rilla por el agujero en 1a cabeza HOBBY ao 1a varilla de anclaje y se_fija ‘a la altura deseada con el.tornilio de fijacion. ‘La maza inferior se fija a la ble- 1a inferfor en forma similar a la empleada en la parte superior. Hay algunos cambios de menor im- portancia (fig. 3). El buldn de jal usado en este caso tiene cabe- za_y su longitud sin contar Ta ea beza e de 218 mm, Su didmetro es de 3". Como Heva una biela fen cada extremo, necesitard dos ranuras. La mejor manera de computar el dngulo de estas rant- ras es armar el conjunto y mar car e] bul6n a través de los aguje- ros para el tornillo de ajuste de eada biela. El centro de Ia rant ra Inferlor esté a 54,5 mm. del ex tremo roscado y el centro de la ra~ ura superior 15,6 mm. del canto Inferior de la cabeza del bulén. La, biela que soporta la mesa se fa por la mitad en fngulo rec- 3). Debe tenerse cuidado romper- ealentarse el centro de 1a ‘ojo obseuro y aplicar la culdado. Para que la Je bien nivelada, debe je una auperfieie plana iada_ para verificar el jando el angulo se bs 90° so controla la doblado apoyando la al en la superficie ya veriticando la parte ‘un nivel comin. hese el conjunto infe- forma: siquense los fajuste de Ins cabezas oielas. Mantentendo la da vertical, pasese a ella y del mangulto de fi el bulon de ojal. Levan- conjunto y, apoyandolo s0- ‘Hagase girar el bu- Tén hasta que Jas ranuras estén en Minea con Ios tornillos de ajuste ¥ coldquense éstos Péngase la tuerea de 3/4” y apriétese fuertemente. Para impe- dir que el mangulto de direccion se revire y asegurar que el tam- bor de freno se mantenga parale- lo a las bielas, perférese un agu- Jero de 6,35 mm. a través del manguito de direceln y del bu- Ion; y filese fuertemente con un bulén de 1/4" (vere detalle cireu- lar, fig. 3) La mesa es un cuadrado de 25 em. de lado, cortada de plancha de hierro de 1/4” (figs. 1, 2, y 3). Si se puede conseguir acero en vez de hierro se obtendré una super ficle ms rigida, En el centro de Ia mesa hégase un agujero de 7.8 (Sigue'en la. pag. 478) UNA SIERRA SIN FIN | (Continuacion) mm. (5|16") (fig. 2). Empezan- do en el medio de uno de los I dos de Ia mesa hfgase un corte recto hasta el agujero central, con una hoja gruesa. Esto corte es no- cesario para el cambio de slerras. (fig. 2). Ahora, para fiJar In mesa a Ia biela toreida, coldquese Ia sierra ‘sin fin sobre los dos tambores de freno, exactamente en el centro de Estando frente @ la méquina, téngase Ia mesa ho- ‘iaontal, con ia ranura hacia In i quicrda. Muévase la mesa_hacla Ya izquierda, haciendo entrar la mn Ia ranura. Bajese la me- hasta que apoye en vl extremo vertical de la biela doblada, eén- trese exactamente Ia sierra en el agujero central y marquese 1a po- sictén de la mesa con una punta de trazar a través de los agujeros en el cojinete de la blela doblada. Antes de marear, asogurarse de que la mosa esté bien a escuadra Sfquese la mesa, agujeréense los agujeros marcados y hagaseles las ‘correspondientes fresaduras. En- tonces bulénese 1a mosa a la biel Un segundo rolete de guia para a sierra se flJa abajo de Ia mesa (fig. 6).."Se hace exactamente co- Mo el rolete superior, pero va. fljo a 18 mesa por un pequefio hierro TZ que se une con bulones a su ex- tremo cerrado y al lado interior do Ia mesa, Hste fngulo se hace de planchueia de hierro de 2 x 25 mm. (1/8" x 1"). Su lado corto es de 25 mm. de largo y el otro de 50. Bl lado corto es el que se fija al ‘soporte del rolete de guia con dos remaches, y el largo se fija a Ia mesa con ‘dos bulones trusados de 1/8". El rolete de guia inferior dobe estar pertectamente alineado con el superior, Para dar a los tambores una su- perficie de mejor arrastre, se re- macha sobre cada uno de ellos una tira de correa de transmistén del ancho, de la Hanta del tambor (fies. 1 y 3). Los agujeros para lot Temaches se hacen en lados opues- tos de cada tambor: cuatro aguje- ros donde se encuentran los dos extremos de la correa, y dos en lado opuesto para evitar ques deslice fuera de su sitio. Para que las cabezas de los dos remaches ‘no somen sobre la correa los aguje- ros eatin fresados. Para protecelén del que trabaje, Se hace un guardasierra delantero, (fig. 5). Esté “hecho con chapa de hierro de 1/8", Su extremo: su: Derlor esti abulonado al agusero do Ia parte superior de Ia varl- Ma reguladora de altura y su ex: tremo inferior se sostiene con tuereas en el soporte del rolete de guia. Puede agregarse un guarda- sierra posterior si se desea. La méquina esta Usta para sor usada. Coléquese la sierra sin fin sobre los dos tambores en la si- guiente forma: -hagasela pasar por la rantra de la mesa y coléquesela en el borde del tambor interior. ‘Tomese 1a maza del tambor supe rior, tirese hacia abajo para ven- cer la preston del resorte, y_ de cese la sierra sobre él. Hag: deslizar Ia slerra hacia el centro de los tambores hasta que su can- to posterior apoye en las ranuras de los dos roletes de gu! die funcién de estos roletes es aho- ra evidente: no solamente proveen Ido duradero y suave pa- srra, sino que también abra- zan ambos” lados de la hoja, eve tando toreeduras y roturas) . La tensiéa sobre la sierra sin fin puede regularse con ¢l tensor. (fig. 3). La varilla de regulacién de altura se fija a la-altura re- Querida para el trabajo que 8 quiere efectuar manteniéndola con Jos tornilios de ajuste. Como las mazas de los tambo- res tienen 76,2 mm. de ancho 63,5 mm. de diametro no hace fal- ia agregar una polea de transm!- sién. La correa se aplica a la ma za del tambor inferior EI ongrase so hace sacando ¥ Menando las tazas de las mazes; los roletes de gufa deben mante- nerse lubricados con grasa Iviana.