Вы находитесь на странице: 1из 2

292 FLORENCIQ ESCARDÓ ALCOHOLISM(

4. ESCAlwÓ F. - La medicina de la persona.. Loe. cit. los estudios oficiales. Rev. de la Soco Méa. ArgI,
(1), pag. 451�452.
excesos peri
1958, 72, 12, pág. 586.
depresiva. E
5. DiSCUsión del tema IV (continuación). Loe. cit (11. 10. Merece consideración muy atenta las experiencias
mono mania
pág. 451-452. de C. Alberto Seguin en Lima - cf. La enseñanza
6. La Clase Inaugural del Prof. Etchegoyen se pronun­
ger incluyó
de las ciencias pSicológicas en la Facultad de Me­
cló el 21 de junio de 1957, el Congreso tUYO lugar el
la alemana
dicina de San Marcos de Lima. Acta psiqlliat. psit;ol_
1-16 de noviembre del mismo año.
La dipson
Amér. lat. . 1964, lO, 327.
cepto gener :
7. Slv.o.noN P. Problemas de Salud Mental en la Pro­ 11. Véase Loc. cit. (1), pago 438, respuesta del Prof.
de una ingE
-

vincia de Mendo:¡:a, ap. de Acta Psiqui(¡t. psicol. Foglia.


Argentina, 9. 4. Las conclusiones de este informe
dependenciél
12. cL Ellis A.
serva su inc
Qllé es la pSicologia y qué hacen los
sobre el Hospital Nacional Neuropsiquiatrico El SaU­
ce merecen atenta lectura.
psicólogos. Contribuciones a la Psicología Médica.
mas clínica
ya que el :p
Buenos Aires, Eudeba, 1962, pág. 45 a. 49.
8. En la Catedra de Pediatría a mi cargo, Hospital de

Niños, Buenos Aires, funciona desde hace 5 años


13. CAILLOIS R. - Tras seis allos ae un combate dudoso. dependencIG
un departamento de Psicología y Psicohigiene con
Buenos Aires, Diógenes 1959, 26, p. 3-8 intervalos 1
tareas de docencia y asistencia e higiene mental 14. ef. Escardó F., "Ariel o el discipulo". Amigos del el sujeto a
institucional. Trabajan en él doce psiquiatras y Libro Argentina 1962, pág. 32 Y passjm. pendencia j
treinta psicólogos.
primaria, al
15. Esco\l{Oó F. Estructnra interna de 1lI/.a Cátedra de
saria de ah

9. ESCARDÓ F. Problemas suscitados por el ejercicio Pediatría. 19 Congreso Uruguayo de Pediatría. Mon­
En 1849,

de las técnicas y especialidades no incluidas el} tevideo 26-31 marzo. 1965, in press.
Alcoholismt
holjussdom­
medad aleo
pesar de qt
se ha usad
le�iones prc
de alcoho l e
circunscribí
aquellas al
que . sin t�r
ENCICLOPEDIA ban en SUJE
hol largo t
Huss no SE
trica, cu ále
nervio sos d
nico que, s
lógico en s
El concep
Alcoholismo nico puedE
todo su val
ginal de H
una enfern
del sistema
manía aleo!
Para el médico general y el psiquiatra es en Moscú, publica su obra clásica Ubn die de nuestro
del mayor interés, y especialmente en los Trunksucht. . ("sobre la manía de be­
. llinek, a P
últimos 20 años, el concepto de alcoholismo ber ... "). En el prólogo de dicha obra, Hufe­ autor descu
como enfermedad. El término alcoholismo land llamará a esta afección, dipsomanía. tológico cel
usado laxamente para caracterizar al estado Brühl-Cramer considera que la sintomatolo­ trol en la s
de embriaguez, a la ingestión desordenada gÍa de esta afección sigue un curso regular dad de deh
de alcohol u otros fenómenos similares, no y ella se desarrolla en individuos que han que carach
es adecuado y se presta a confusión. abusado regularmente y largo tiempo del el alcoholis
El primero que habló del alcoholismo como alcohol. Dividió ]a dipsomanía en constante, su material
enfermedad fue un médico inglés, Thomas temporal y mixta. Dentro del tipo temporal En 1955 \
Trotter, quien en 1804 escribió: "en lenguaje describió tres variedades: manía de beber Y Alcoholis:
médico, considero que la ebriedad es una declinante, con variaciones de la sed de al. forma clíni
enfermedad en sentido estricto, producida por cohol de una a otra hora del día; manía de incapacidad
una causa remota y que da lugar a acciones beber intermitente, con excesos alcohólicos síntesis del
y movimientos en el organismo, los cuales varias veces al mes, de dos o tres días cada contrase en
a su vez perturban las funciones de la salud". uno, y manía de beber periódica, con excesos to de alcoh-
Trece años más tarde, Salvatori (1817) un de tres a veintiún días y largos intervalos
médico italiano que trabajaba en Moscú, pu­ libres.
blicó su trabajo sobre la ebriedad continua, E'l error clínico de Brühl-Cramer fue afir­
remitente e intermitente, englobando los tres mar que siempre el exceso alcohólico es pre­
tipos bajo el concepto de la oinomanÍa (del cedido de un estado depresivo prodrómico.
griego, oinos vino). En 1819, Brühl­ Muy pronto, en el siglo XIX la dipsomanía
Cramer. médico alemán que también ejercía quedó limitada, en un sentido estricto, a los
ALCOHOLISMO 293

excesos periódicos precedidos de una psicosis 20, 216). En 1960, Jellinek publica su obra
depresiva. Es 10 que Esquirol, en 1838. llamó capital sobre el tema: El concepto de enfeT�
monomanía de embriaguez, y luego Griesin. medad en alcoholismo. Jellinek revive y am­
ger incluyó en la psicosis afectiva y la escue­ plía el criterio de daño empleado por Huss,
la alemana posterior adjudicó a la epilepsia. y define alcoholismo como "cualquier inges­
La dipsomanía debe reincorporarse al con· tión de alcohol que produce cualquier daño
cepto general de alcoholismo, ya que se trata al individuo o a la sociedad o a ambos".
de una ingestión patológica de alcohol, con Describe cinco especies de alcoholismo: alfa,
dependencia física hacia dicha sustancia. Con· con dependencia psicológica y daño econó·
serva su individualidad como una de las for­ mico; beta, con complicaciones físicas cirrosis,
mas clínicas, remitente_ de la enfermedad, pOlineuropatías, etc.; gamma, con dependen·
ya que el proceso patológico subyacente a la cia física y pérdida de control (alcoholismo
dependencia física remite, desaparece, en los intermitente); delta, con dependencia física
intervalos libres entre los ataques, pasando e incapacidad de abstenerse (alcoholismo in­
el sujeto a ser un bebedor normal. La de. \'eterado); epsilon o dipsomanía (alcoholis­
pendencia física, al iniciarse un ataque, es mo remitente). Considera como enfermedad
primaria, aparece sin ingestión previa nece­ propiamente tal a las formas gamma y delta,
saria de alcohol. excluye a la alfa y beta, y no se pronuncia
En 1849, Magnus Huss publicó su obra sobre la dipsomanía.
Alcoholismus chronicus eller chronisk alko­ En dos trabajos que se publicarán proxi�
holjussdom (AlcoholIsmo crónico o la enfer· mamente en esta revista (El concepto de
medad alcohólica crónica), en Estocolmo. A enfermedad en alcoholismo. y Un nuevo en­
pesar de que el término alcoholismo crónico foque del tratamiento del alcoholismo grave
se ha usado después para caracterizar las recidivante) proponemos una hipótesis neuro­
le.5iones producidas por el consumo excesivo fisiopatológica del alcoholismo centrada en
de alcohol en cualquier órgano corporal, Huss la hiperexcitabilidad ante el alcohol de cier.
circunscribió su concepto de enfermedad a tos circuitos neuronales hipotálamo�tálamo­
aquellas alteraciones del sistema nervioso corticales, cuya coagulación estereotáxica ha
que. sin tener lesión anatómica, se presenta­ permitido suprimir patogénicamente la de­
ban en sujetos que habían abusado del aleo· pendencia física hacia el alcohol en dos de
hol largo tiempo. Jellinek (1943) dice que tres pacientes operados. E'sta técnica no ha
Huss no señaló, por inexperiencia psiquiá. salido aún de la fase exploratoria, pero es la
trica, cuáles eran los síntomas mentales u continuación directa de la intuición de Huss
nerviosos del síndrome del alcoholismo eró· en 1849, señalada más arriba.
nico que, según él "forman un grupo noso·
lógico en sí mismos". Juan Marcani
El concepto tradicional del alcoholismo cró.
nico puede descartarse; en cambio cobra
todo su valor el planteamiento intuitivo ori�
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
ginal de Huss al definir alcoholismo como
una enfermedad con compromiso funcional
1) BRÜHL-CRII.MER Cv. über die TrnnksltcJ¡t ¡¡nd ei¡le
del sistema nervioso. El concepto de toxico·
rationelle Heil-metode derseZbe1!. Berlín, 1819 . 2) ES­
manía alcohólica se insinúa desde comienzos
QOlROL E. Des Maladies Mentales, París, 1938. 3) Hus s M.
de nuestro siglo, madura con la obra de Je·
Alcoholism!ls ChroniCllS eller Chronisk Alkol!Olssjukdom.
llinek, a partir de 1946, año en que este
Stockholm, 1849. 41 JELLINEK E. M. Quart. J. Stud. Alc.
autor descubrió la evolución del proceso pa­
1943, 4, 85. 5) JELLINEK E. M. Quart. J. Stud_ Alc. 1946,
tológico centrándolo en la "pérdida de con·
7. L 6) JELLINEK E. M.-W, H. O. Technical Report Se­
trol en la situación de ingestión", o incapaci­
ries N9 48, 1952. 71 JELLINEK E. M. The Disease Concept o/
dad de detenerse en la ingestión de alcohol,
Alcoholism. Hillhouse Press. New Haven, 1960. 81 M.�a ­
que caracteriza a la segunda forma clínica.
CONI J. Acta psiquiát. psicol. Amér. lato 1965, 11. 9)
el alcoholismo intermitente. Je11inek amplió
MARCON! J., POBLETE M., PALESTII\fI M_, MOYA L., BAHII.MON­
su material clínico al respecto en 1952.
DES A. GUZMi.N S. Acta pSiquiát. psicot Amér. lat. 1965,
En 1955 un Comité de expertos en Alcohol
11. 10) SALVII.TOR¡ "Comentario Pathologica de Ebriosi­
y Alcoholismo de la O.M.S. definió la tercera
tate Continua, Remitente et Intel·mitente". Commnt. Soco
forma clínica, alcoholismo inveterado, como
pbys. Med. Apud. Univ. Mosqueux Instlt. 1817. 11 )
incapacidad de abstenerse de alcohol. Una
TROTTER T. A n Esssay, jlfedical. Philosophical und Chfl­
síntesis del problema, hasta 1958, puede en·
mical, Ol! Drunkenness und its Effect on the Hlnnan
contrase en nuestro trabajo sobre El Concep·
Body. London, 1804. 12) OMS. Servo Inf. Téc. NO 94, 1955.
to de alcoholismo (Quart J. Stud. Alc. 1959,