Вы находитесь на странице: 1из 195

TRAYECTORIAS

PARA EJERCER EL DERECHO A VIVIR DE OTRA MANERA


MANUAL OPERATIVO

MANUAL OPERATIVO
15A 100-C 16A 1159 17A 1159

TRAYECTORIAS PARA EJERCER EL DERECHO A VIVIR DE OTRA MANERA


Con el apoyo financiero de

15A 100-C 16A 1159 17A 1159

Presidencia de la República
Consejería Presidencial de Programas Especiales
Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz
TRAYECTORIAS
PARA EJERCER EL DERECHO A VIVIR DE OTRA MANERA
MANUAL OPERATIVO

Presidencia de la República
Consejería Presidencial de Programas Especiales
Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz
������������������
��������������������������������������

���������������������������

������������������������
����������������������������������������������

�������������������
��������������������������������������������������
�����������������������������������������������������

���������������������������
��������������������
���������������������������
�������������������������������
������������������������

�������������������
��������������������������������

�����������
������������������������
����������������������������������������������������������

�������������������������������
���������������������������������������������������������

��������������������
����������������������������������������������������������������������������������

���������������������������
���������������������������������������������������������������������������������

���������������������������
���������������������������������������������������������������������������������

�������������
����������������������������

�����������������
������������������������������������������������

�������������������
�������������������������������������������������
�����������������������������������������������������

�������
�������������

�����������������������
�������������������
�����������������������������������������������

�����������������
�����������������

����������������
�����������������

�����������������������������������������������
������������������������������������������������������

�����������������������������������������������������������

� � � � � � � � � � �� �� ��
4
AGRADECIMIENTOS

El Manual Operativo "TRAYECTORIAS, para ejercer el derecho a vivir


de otra manera" documentado por el equipo de coordinación técnica
nacional del Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras
de Paz, de la Consejería Presidencial de Programas Especiales, durante
el período comprendido entre marzo de 2004 y octubre de 2005, cons-
tituye un esfuerzo de voluntades técnicas y políticas que desde diferentes
instancias de gobierno y sociedad civil se comprometieron en sacar ade-
lante este instrumento, con el fin de entregar al país una herramienta
metodológica como soporte al desarrollo del proceso de descentraliza-
ción de la Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, en lo que
concierne a la promoción de los derechos sexuales y reproductivos y la
prevención de embarazos tempranos.

Desde la Consejería Presidencial de Programas Especiales y el


Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz,
agradecemos el invaluable aporte técnico, conceptual y metodoló-
gico de la Dirección Nacional de Censos y Demografía del Dane, la
Subdirección de Intervenciones Especializadas del Instituto Colombiano
de Bienestar Familiar -ICBF-, la Dirección Regional del Servicio Nacional
de Aprendizaje -SENA- del departamento de Bolívar, la Agencia
Interamericana de Desarrollo –AID- la Organización Internacional para
las Migraciones –OIM-, al Proyecto de Salud Sexual y Reproductiva
del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, el Fondo de
Población de Naciones Unidas - UNFPA - la Oficina de Adolescencia y
Juventud de UNICEF Colombia y Profamilia Nacional.

Igualmente damos los agradecimientos a Javier Espitia Viass y Fredy


Hernán Gómez consultores externos de la Consejería Presidencial, a
Alejandro Flórez Aguirre y Juan Felipe Echeverry Jaramillo de la Red
de Gestores Sociales de la Consejería Presidencial, María del Rosario
Tafur de la Alcaldía de Puerto Nare, Martha Trujillo de la Fundación Sí
Mujer de Cali, Ana Victoria Artavia de la Alcaldía de Barrancabermeja,
Janneth Esmeral, Coordinadora de Participación Social de la Secretaría
de Salud Departamental de Cesar y a los equipos facilitadores de los
102 municipios que durante el año 2004 y primer semestre del 2005,
5
asumieron el compromiso de validar la metodología aplicando el pre-
sente Manual.
6
CONTENIDO

AGRADECIMIENTOS

PRESENTACIÓN
Algunos significados y condiciones del embarazo adolescente .............................10
Indicadores de salud sexual y reproductiva en los jóvenes ...................................14
LA PROPUESTA DEL PROGRAMA
DE PROMOCIÓN DE DERECHOS Y REDES CONSTRUCTORAS DE PAZ
1. Planeación con enfoque de derechos de niños, niñas y adolescentes ...............18
2. Enfoque de derechos y algunos conceptos en sexualidad y salud sexual y
reproductiva ..................................................................................................21
3. Manejo social del riesgo ................................................................................26
Estrategias de manejo del riesgo ........................................................................27
Sistemas de manejo del riesgo ...........................................................................28
Actores en el manejo del riesgo .........................................................................28
El manejo social del riesgo frente a los/las adolescentes ....................................28
4. PRINCIPIOS ORIENTADORES DEL PROGRAMA
a. Equidad de género ........................................................................................30
b. Desarrollo humano y proyecto de vida ...........................................................35
c. Construcción social ........................................................................................36
d. Fortalecimiento institucional ...........................................................................36
5. OBJETIVOS DEL PROGRAMA
Objetivo general................................................................................................36
Objetivos específicos ..........................................................................................37
6. COMPONENTES Y ESTRATEGIAS DEL PROGRAMA
Movilización social .............................................................................................37
Fortalecimiento institucional ...............................................................................38
Mejoramiento de las condiciones de vida ...........................................................38
RUTA METODOLÓGICA PARA
LA APLICACIÓN MUNICIPAL DEL PROGRAMA
PROCESO OPERATIVO Y METOTOLÓGICO
PARA LA REALIZACIÓN DE LOS TALLERES MUNICIPALES
1. Situación de salud sexual y reproductivadiligenciamiento de la
línea de base y conformación de la Red Social de Apoyo ................................41
1.1. Situación de salud sexual y reproductiva y diligenciamiento
de la línea de base ...............................................................................41
1.2. Conformación de la Red Social de Apoyo...............................................43
2. Taller de análisis de la situación de salud sexual y reproductiva
del municipio e identificación y procesamiento de problemas. ........................49
3. Taller de identificación de factores de riesgo que inciden en las
vulneraciones de los derechos, de factores protectores y líneas de acción. .......58
4. Taller de capacitación en estrategias para Informar, Educar y Comunicar (IEC).67
5. Taller para el diseño de la Estrategia para Informar, Educar y Comunicar ........78
6. Inducción a la estrategia de gneración de ingresos. ........................................87
7. Taller para la construcción del Plan de Intervención Municipal para Minimizar
Riesgos que Inciden en las altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes ..89
8. Seguimiento al Plan de Intervención Municipal................................................95
7
Anexo 1
CESTA DE CONCEPTOS
1. Los derechos sexuales y reproductivos ..........................................................102
2. Ciclo de vida ...............................................................................................105
3. La Red Social de Apoyo ...............................................................................107
4. La estrategia para Informar, Educar y Comunicar (IEC) .................................114
Anexo 2
INSTRUMENTOS PARA LOS TALLERES
DE LA RED SOCIAL DE APOYO
Instrumento 1 Instrumento para la identificación de riesgos que
generan altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes
a escala municipal. ................................................................137
Instrumento 2 Actores sociales y actividades que desarrollan. ........................147
Instrumento 3 Mapa de actores municipales de la
Red Social de Apoyo, según nodos. .........................................147
Instrumento 4 Caracterización de actores municipales que son
portadores de obligaciones para que se cumplan
los derechos de niñas, niños y adolescentes. ...........................148
Instrumento 5 Identificación y caracterización de vulneraciones a los derechos
sexuales y reproductivos y otros conexos (problemas) y de las
potencialidades para superar tales vulneraciones. ....................150
Instrumento 6 Priorización de vulneraciones a los derechos sexuales
y reproductivos y otros conexos. ..............................................151
Instrumento 7 Análisis de causas y consecuencias de las
vulneraciones (problemas) a los derechos sexuales
y reproductivos y otros conexos, priorizadas. ...........................152
Instrumento 8 Análisis de pertinencia de los factores de riesgo
y de los factores de protección de los derechos sexuales y
reproductivos y otros conexos ..................................................153
8A Factores de riesgo que causan
o favorecen las vulneraciones ...........................................153
8B Factores protectores de los derechos
sexuales y reproductivos y otros conexos............................154
Instrumento 9 Identificación de líneas de acción. ...........................................155
Instrumento 10 Diseño de líneas de acción. ....................................................156
Instrumento 11 Juan T. y su estrategia para el amor ........................................157
Instrumento 12 Programando la ejecución municipal
de la estrategia para IEC ........................................................158
Instrumento 13 Hábitos comunicativos y culturales de las audiencias................159
Instrumento 14 Plan de trabajo estrategia para IEC. ........................................160
Instrumento 15 Plan de Intervención Municipal para minimizar
riesgos que inciden en las altas tasas de fecundidad
en niñas y adolescentes ..........................................................161
Instrumento 16 Matriz de seguimiento al Plan de Intervención Municipal
para Minimizar Riesgos que Inciden en las Altas Tasas de
Fecundidad en Niñas y Adolescentes .......................................165
Anexo 3
MANUAL DE FONDOS ROTATORIOS Y FUNCIONES DEL COMITÉ DE CRÉDITO
8
PRESENTACIÓN

La Consejería Presidencial de Programas Especiales (CPPE) tiene como pro-


pósito contribuir al logro de las metas de la política social del Plan Nacional de
Desarrollo "Hacia un Estado Comunitario". Para el período comprendido entre
2003 y 2006, priorizó como uno de sus ejes de actuación una línea de la Política
Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, formulada por el Ministerio de la
Protección Social, la cual plantea "la prevención de embarazos en adolescentes y
la promoción de los derechos de salud sexual y reproductiva", para lo cual formu-
ló el programa de "Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz".

Desarrollar este Programa, a partir de la función política de la Consejería


Presidencial, implica un alto nivel de coordinación técnica, dada su responsabili-
dad en la contribución para armonizar acciones gubernamentales y programas,
evitando duplicidades o vacíos en la acción pública, lo que supone algo más pro-
fundo y eso es, coordinar las políticas existentes de forma que se logren integrar
las distintas decisiones y acciones de gobierno dentro de una misma visión de
conjunto en una clara perspectiva de largo plazo. En este propósito, la Consejería
Presidencial de Programas Especiales contribuye en la construcción de un hilo
conductor y acuerdos de consenso a partir de la aplicación de los diferentes com-
ponentes propuestos por el Programa, los cuales se presentan en este Manual.
El camino ha sido desarrollar canales necesarios con el sustento institucional y
con la alianza estratégica de la sociedad civil para contribuir a elevar sistemáti-
camente la capacidad resolutiva local, al conjugar el sentido estratégico con el
de realidad.

"TRAYECTORIAS para ejercer el derecho a vivir de otra manera" contiene los


elementos generales de la propuesta conceptual y metodológica desarrollada por
el Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz para su
aplicación municipal, la cual se construyó y documentó en una experiencia piloto
desarrollada entre marzo de 2004 y marzo de 2005 en veintiséis (26) municipios
de las regiones del Magdalena Medio y Montes de María, Cartagena y el depar-
tamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina validada en
setenta y seis (76) municipios de los departamentos de Antioquia, Bolívar, Cesar
y Santander, durante el primer semestre de 2005. Explica cada uno de los ocho
pasos propuestos en la ruta de acción municipal, los cuales conducen a la for-
mulación del Plan de Intervención Municipal para minimizar los riesgos del ciclo
vital, la salud, los factores sociales, económicos y políticos, generadores de las
altas tasas de fecundidad en adolescentes. Esperamos que este soporte técnico y
metodológico permita a los municipios y actores interesados, haciendo acopio de
la fuerza de voluntad y los conocimientos, emprender en departamentos y muni-
cipios diversos procesos de movilización social e institucional que incidan en la
9
disminución de los riesgos de embarazo de niñas y adolescentes, basados en la
promoción y protección de sus derechos, incluidos los sexuales y reproductivos.
ALGUNOS SIGNIFICADOS Y CONDICIONES
DEL EMBARAZO ADOLESCENTE

Los embarazos en la adolescencia tienen la propiedad especial de


hacer visible múltiples situaciones y condiciones sociales y personales,
casi siempre conflictivas, que por lo general desembocan en una serie
de reacciones y decisiones por parte de las familias, las parejas, las
personas y las instituciones. Son diversos los significados explicativos de
este hecho. Entre otros, un embarazo adolescente puede estar expre-
sando, para muchas personas, una oportunidad casi irrepetible de
demostrar que se es fértil, así como para otras personas se convierte
en la oportunidad de declarar que se está dispuesto a constituir una
pareja, una familia, un proyecto de vida conjunto.

Ya estoy cansada de pasar trabajo y Si me organizara con Lucho y tuviéramos Aterriza, esa no es la solución, primero
recibir tantos gritos en la casa… un hijo, seguro todo sería distinto… prepárate para la vida.

También para algunos significa la posibilidad de construir o rees-


tructurar elementos de su propia identidad alrededor del ejercicio de
la maternidad o la paternidad, así ésta no haya sido planeada. En
menores ocasiones, los embarazos en estas edades se asimilan como
la posibilidad de emprender cambios profundos en la vida personal y
familiar que deriven en una nueva forma, más responsable, de concebir
y experimentar el ejercicio sexual y de asumir el cuerpo. Para muchos
hombres se puede convertir en la posibilidad de demostrar socialmente
un aspecto importante de su hombría, el referido al desempeño de un
rol proveedor y protector de otros, como para algunas mujeres lo puede
ser demostrar un elemento sustancial de su feminidad, el relacionado
con el cuidado de los hijos, la capacidad reproductiva misma o el ejer-
10
cicio de la jefatura de un hogar.
Sin embargo, estas variadas experiencias están por fuera de ciertas
condiciones sociales y subjetivas, problemáticas y críticas. De hecho, no
pocas veces se les entiende o se les acepta como un hecho frustrante,
que coloca bajo una tensión mayúscula la estabilidad emocional y eco-
nómica de la adolescente y su familia y en riesgo máximo su propio
estado de salud. En estas circunstancias, el embarazo puede emerger
como un evento que dibuja en el horizonte vital un porvenir incierto
para su futuro hijo, tanto como para la madre y el padre.

Las anteriores son algunas de las posibles posiciones con las que
puede ser asimilada dicha situación. Y ellas, por lo general, dependen
en lo fundamental de los factores socioeconómicos que rodean a las
personas, las valoraciones éticas que se hayan construido, la capacidad
de resistencia y la capacidad de acompañamiento social, familiar e ins-
titucional, entre otros aspectos.

No resulta fácil predecir o indicar cuál de los caminos que la socie-


dad ofrece es el más adecuado para los/las jóvenes en general, pues
las resoluciones dependen de circunstancias y condiciones específicas
y concretas de los individuos y sus familias. Esferas relacionadas con
la identidad de género, valoraciones éticas, creencias religiosas, expe-
riencias vitales anteriores, filiaciones ideológicas, conocimientos de los
derechos y capacidad de comunicación, perfilan en buena medida las
decisiones reproductivas de los individuos y las parejas.

Mas en principio, se puede decir que en Colombia y en la mayoría


de los países de América Latina, las altas tasas de fecundidad en ado-
lescentes se suelen asociar a variables relacionadas con la educación,
la pobreza y el acceso a otros servicios sociales básicos.

Aspectos como la carencia de una vivienda digna, una dieta nutri-


cional adecuada, restricciones en la oferta de educación básica, media,
vocacional y profesional, inasistencia educativa y deserción escolar,
deficiencia en el sistema de protección social generador de condiciones
de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva diseñados para
adolescentes, salud y trabajo digno para jóvenes y personas adultas
de las familias, escasez de espacios para el esparcimiento, la cultura,
la recreación y el deporte para la población menor de 18 años, entre
otros, son factores generadores de comportamientos de riesgo que
desembocan en muchas ocasiones en embarazos tempranos de niñas
y adolescentes, los cuales traen enormes consecuencias para el desa-
rrollo del país pues afectan de manera significativa las condiciones de
vida, no sólo materiales, de toda la población. Entre las múltiples con-
secuencias de este fenómeno destacamos los siguientes:
11
 Detrimento de las condiciones de calidad de vida de los/las ado-
lescentes y sus familias: precariedad en la dieta diaria, violencia
intrafamiliar, abuso y explotación sexual, depresión, sentimientos
de insatisfacción constante, falta de seguridad y confianza en sí
misma, vulneración de los derechos fundamentales a la vida, la
igualdad y la equidad.
 Gestaciones no planeadas, embarazos e hijos indeseados y naci-
mientos no deseados que pueden acarrear consecuencias negativas
en el desarrollo psicológico, emocional y afectivo de las mujeres y
los niños y niñas.
 Toda la variedad de Infecciones de Transmisión Sexual -ITS-.
 Relaciones de pareja inestables, frágiles, de difícil manejo y corta
duración, que generalmente ocasionan desencuentros y rupturas
familiares acompañadas de expresiones diversas de violencia intra-
familiar y doméstica.
 Expulsión de niñas y adolescentes de las instituciones educativas a
causa de los embarazos tempranos, que si bien está prohibida por
ley, sucede en muchas zonas del país; deserción escolar de los/las
adolescentes, que con frecuencia se ven obligados a vincularse al
mercado laboral para generar recursos económicos como provi-
sión material al asumir la paternidad.
 Ingreso temprano de niñas, niños y adolescentes a cadenas produc-
tivas donde el subempleo, el comercio sexual, los procesos econó-
micos ilegales (narcotráfico, contrabando, trabajo sexual, grupos al
margen de la ley, etc.) y las malas condiciones de seguridad social
son el común denominador.
 Proyectos de vida en ocasiones truncados, especialmente en las
mujeres más jóvenes quienes suelen ser las que se hacen cargo de
los hijos.
 Incremento y reproducción de los ciclos intergeneracionales de
pobreza, pues las familias en condiciones de marginalidad acogen
los hijos de niñas y adolescentes que asumieron una maternidad
temprana, sin contar con los recursos necesarios para garantizar
una vida digna.
 Desigualdades de género que tienden a feminizar diversos pro-
blemas, como la pobreza, el VIH/SIDA, la violencia doméstica y
sexual, y en general la salud sexual y reproductiva.
 Mayores gastos en los servicios de salud en razón de los riesgos
que ocasionan los embarazos prematuros de los/las adolescen-
tes y jóvenes "Las madres adolescentes tendrán más hijos que las
que comienzan a tener familia más tarde; en muy pocos casos
los padres de sus hijos asumirán o compartirán el rol de jefe
de familia o proporcionarán apoyo financiero o de otra índole
(FNUAP, 1999a, p. 28). En muchos casos, la situación es aún más
trágica, pues el embarazo precoz se ha convertido en una de las
principales causas de muerte. Efectivamente, el riesgo de morir
por causas relacionadas con el embarazo es 50 veces mayor para
12
los/las adolescentes iberoamericanas que, por ejemplo, para una
estadounidense. El alumbramiento es mucho más peligroso para
las menores de 18 años que para las mujeres adultas plenamente
desarrolladas, y también es más peligroso para sus hijos, quienes
afrontan mayores probabilidades de enfermarse o morir cuando
tienen muy corta edad. Las niñas de entre 10 y 14 años de edad
tienen probabilidades de perder la vida a raíz del embarazo y el
parto cinco veces mayores que las mujeres de 20 a 24 años. El
acceso a los servicios obstétricos puede ayudar, pero la combina-
ción de cuerpos inmaduros, pobreza, falta de educación y carencia
de acceso a servicios médicos son factores que incrementan grave-
mente los riesgos. Cuando la madre muere durante el embarazo
o el parto, la salud física y psicológica del hijo se ve seriamente
comprometida por períodos prolongados y, muchas veces, durante
toda su vida"1.

Este conjunto de factores se manifiesta de manera particular en las dis-


tintas regiones del país, generando procesos diferentes de legitimación y
naturalización del embarazo adolescente, apoyados en la tradición cultu-
ral y los sistemas valorativos propios de cada región. Sin embargo, frente
a esta complejidad, cabe mencionar que los programas de salud sexual y
reproductiva impulsados hasta ahora en el país, salvo contadas excepcio-
nes, han girado en torno a aspectos biológicos de la fecundidad, a partir
de una intervención tradicionalmente sectorial que desconoce o da poca
importancia al desarrollo de habilidades psicosociales, a la formación
ética y a los imaginarios y significados construidos por los/las adolescen-
tes, las familias y la comunidad en torno a la sexualidad, como vivencia
enmarcada en contextos económicos, sociales y culturales específicos.

Por otra parte, aunque el abordaje integral de esta problemática ha


avanzado en algunas regiones del mundo, los diagnósticos realizados
señalan una escasa interrelación y un trabajo poco eficiente entre los
actores institucionales y comunitarios relevantes para el manejo del
tema. Como resultado de esta situación, se han generado procesos de
promoción de los derechos sexuales y reproductivos y de minimización
de riesgos en los embarazos no deseados en adolescentes, de poca
incidencia, desarticulados en términos institucionales y alejados de la
vida cotidiana de los/las adolescentes.

El Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de


Paz de la Consejería Presidencial de Programas Especiales (CPPE),
plantea a continuación una propuesta conceptual y metodológica que
pretende superar las dificultades arriba mencionadas, a partir de la
aplicación de alianzas estratégicas entre los diferentes actores departa-
mentales y locales de gobierno y la sociedad civil para la formulación
y ejecución de Planes de Intervención para la protección social de los
derechos, basado en el enfoque del manejo social del riesgo. Este enfo-
13
que articula los esfuerzos del gobierno, la sociedad civil y la empresa
Agenda Social Latinoamericana,
privada para el desarrollo de capacidades institucionales y sociales que
1.
CEPAL: (FNUAP, 1999b)
permitan cumplir con sus obligaciones, no sólo para proteger los dere-
chos sino para posibilitar su pleno ejercicio por parte de niñas, niños y
adolescentes.

Adicionalmente, este Programa quiere sustentar su metodología en


la aplicación de una perspectiva de género con la cual se busca, fun-
damentalmente, posibilitar condiciones de igualdad de oportunidades
en la participación de mujeres y hombres en las acciones que se deri-
ven de su aplicación. En resumen, ésta es una propuesta orientada a
la formulación municipal de planes para la intervención de los riesgos
generadores de las altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes,
planes cuya concepción se sustentan en un enfoque de derechos, mane-
jo social del riesgo y perspectiva de género.

Antes de exponer la propuesta, revisemos siete indicadores especial-


mente reveladores de la situación de salud sexual y reproductiva de los/
las adolescentes en Colombia y un cuadro que nos muestra la situación
por departamentos (Ver cuadro 1).

Indicadores de salud sexual y reproductiva en los jóvenes

1. Edad de la primera relación sexual


La Encuesta Nacional de Demografía y Salud, realizada por Profamilia
en el año 2000 (ENDS 2000), indica un aumento en la proporción de
mujeres que inician su actividad sexual o coital durante la adolescencia:
el 59% de las mujeres menores de 20 años ya han tenido su primera
relación sexual, mientras que la ENDS de 1995 reportó el 53.3%.

2. Edad de la primera unión


La ENDS 2000 señala que el 38.7% de las mujeres encuestadas
menores de 20 años ya han establecido una primera relación conyu-
gal.

3. Edad al primer nacimiento


La ENDS 2000 señala que el 16.5% de las mujeres menores de 20
años ya han sido madres. En el grupo de mujeres de 18 años el por-
centaje es del 17.4%.

4. Tasa de Fecundidad
Para la tasa de fecundidad en el grupo de adolescentes (15-19
años), la ENDS 2000 indica un incremento notable, en particular en la
zona rural. El 19% de las mujeres menores de 20 años ya eran madres
o estaban embarazadas en el momento de la encuesta. Por su parte, la
2. Sarmiento J. El movimiento social de
Escuela de Género de la Universidad Nacional de Colombia2. muestra
mujeres: retos y alternativas frente a que la tasa de fecundidad en las mujeres desplazadas es casi el doble
14 la situación del conflicto, el desplaza-
miento en Colombia y el ejercicio de de la tasa nacional (5.8 contra 2.6); que la proporción de mujeres
los derechos sexuales y reproductivos.
Universidad Nacional/ FNUAP. embarazadas desplazadas se acerca también al doble de la nacional
Cuadro 1. Nacidos vivos de mujeres entre 10 y 19
años. Colombia, 1998 - 2002.

���� ���� ���� ���� ����

������ ������ ������ ������ ������


���������������� ���������������� ���������������� ���������������� ����������������
������������
����� ����� ����� ����� �����
����� � ����� � ����� � ����� � ����� �
���� ���� ���� ���� ����

�������� 1361 419 30,79 1591 471 29,60 1.560 472 30,26 1500 453 30,20 1297 360 27,76

������� 793 237 29,89 903 227 25,13 1.040 290 27,88 1009 261 25,87 822 242 29,44

������ 5096 1477 28,98 5304 1561 29,43 5.315 1.542 29,01 5304 1511 28,49 5169 1460 28,25

������� 6294 1816 28,85 6866 1990 28,98 7.148 2.050 28,68 6708 1958 29,19 5852 1671 28,55

�������� 4839 1379 28,50 4823 1382 28,65 4.496 1.224 27,22 4283 1175 27,43 3314 981 29,60

������� 512 144 28,13 571 163 28,54 619 160 25,85 454 127 27,97 467 131 28,05

����� 17202 4828 28,07 17795 5062 28,44 18.043 5.079 28,15 19340 5434 28,10 19512 5212 26,71

����� 4434 1211 27,31 4286 1142 26,64 4.309 1.109 25,74 3957 1008 25,47 3314 802 24,20

�������� 5582 1473 26,39 5819 1531 26,31 5.788 1.556 26,88 5908 1589 26,90 4687 1334 28,46

������� 8740 2293 26,24 9571 2541 26,54 9.742 2.603 26,72 9146 2420 26,46 9341 2487 26,62

���� 14316 3508 24,50 14881 3696 24,83 14.524 3.713 25,56 14592 3738 25,62 13320 3362 25,24

����� 21674 5303 24,47 21993 5328 24,22 21.806 5.334 24,46 22519 5398 23,97 20017 4711 23,53

��������� 14270 3451 24,18 14973 3733 24,93 15.750 3.924 24,91 15545 3904 25,11 16173 4041 24,99

������� 22801 5503 24,13 23735 5910 24,89 25.320 6.221 24,57 24318 6084 25,02 22303 5488 24,61

����� 18242 4329 23,73 18414 4406 23,92 17.721 4.280 24,15 15742 3907 24,82 14149 3484 24,62

������ 15242 3615 23,72 15754 3718 23,60 16.143 3.757 23,27 16837 3974 23,60 17387 4190 24,10
����� 57944 13549 23,38 60890 14333 23,53 66.489 15.746 23,68 64382 14561 22,62 62927 14452 22,97

��������� 93664 21568 23,03 98901 22750 23,00 103.209 23.832 23,09 102796 24020 23,37 99584 22425 22,52

������ 500 115 23,00 578 112 19,37 622 116 18,65 584 118 20,21 296 59 19,93

������ 24126 5513 22,85 26526 5973 22,51 26.916 6.146 22,83 27745 6158 22,19 25297 5963 23,57

����� 13311 3010 22,61 13671 3136 22,93 13.193 2.873 21,78 12975 2980 22,97 10812 2415 22,34

������ 20225 4558 22,54 20645 4442 21,51 20.440 4.452 21,78 19251 4207 21,85 18375 3742 20,36

������������ 35719 8038 22,50 36924 8278 22,41 37.732 8.368 22,18 35685 7772 21,78 30033 6582 21,92

������� 29792 6689 22,45 29322 6614 22,55 32.824 7.180 21,87 31700 6966 21,97 28181 5906 20,96

��������� 18062 3968 21,97 17306 3851 22,25 18.182 4.003 22,02 17541 3799 21,66 16786 3629 21,62

�������� 1382 296 21,42 1276 279 21,86 1.295 267 20,62 1136 242 21,30 1165 288 24,72

������������ 21912 4629 21,13 22895 4834 21,11 24.465 5.112 20,90 24510 5088 20,76 22621 4841 21,40

��������� 32765 6753 20,61 34681 7004 20,19 36.407 7.480 20,55 35811 7371 20,58 34598 7055 20,39

���������� 10409 2142 20,58 10042 2055 20,46 9.622 1.936 20,12 9649 1997 20,70 8931 1786 20,00

������ 21398 4392 20,53 22386 4609 20,58 22.998 4.794 20,85 22976 4555 19,83 21648 4223 19,51

��������� 40692 7314 17,97 39852 7186 18,03 43.313 7.634 17,63 41784 7463 17,86 37822 6845 18,10

����������� 115245 20607 17,88 119352 21857 18,31 122863 22.443 18,27 126067 23591 18,71 136458 24621 18,04

���������� 1000 161 16,10 970 156 16,08 1.043 184 17,64 1066 162 15,20 1136 184 16,20

Nacidos vivos por grupos de edad de la madre

Estadísticas Vitales 1998 – 2002.


15
Fuente: DANE, Dirección de Censos y Demografía.
(8% contra 4.4%); y que el 30% de los/las adolescentes desplazadas
entre 13 y 19 años han estado embarazadas por lo menos una vez,
porcentaje mucho mayor al encontrado en los/las adolescentes no des-
plazadas (19% en zona urbana y 26% en zona rural). El porcentaje de
embarazos no deseados entre las mujeres desplazadas es 55%.

5. Conocimiento de métodos de planificación familiar


Según la ENDS 2000 todas las mujeres encuestadas reportaron
conocer al menos un método de planificación familiar. Los métodos
modernos más conocidos son la píldora, la esterilización femenina, la
inyección y el DIU; los tradicionales son el retiro y el ritmo. Sin embargo,
el conocimiento de los métodos anticonceptivos no indica que los usen y
menos que los usen bien, además desde la primera relación sexual.

6. ITS - VIH/SIDA
Desde 1983 y hasta septiembre de 2003, Colombia registra un total
de 40.072 casos de infección VIH/SIDA3. De éstos, 23.345 correspon-
den a personas asintomáticas viviendo con VIH/SIDA3, 9.096 a per-
sonas viviendo con el SIDA y 7.012 a muertes causadas por SIDA. El
comportamiento de la enfermedad en el país se ha caracterizado por
un progresivo aumento de la transmisión heterosexual, la participación
cada vez mayor de la mujer y la concentración en los grupos de pobla-
ción más joven (el 75 % de los casos se presenta entre los 15 y 44 años
de edad). Adicionalmente, el SIDA ocupó en el año 1998 el puesto 29
dentro de las causas de muerte general de la población colombiana,
después de haber ocupado el puesto 97 en el año 1991. No obstante,
el alto subregistro no permite valorar las verdaderas dimensiones de la
epidemia.

7. Mortalidad materna
En 1998 las cifras de mortalidad materna se calcularon en 101.9 por
cada 100.000 nacidos vivos. Las principales causas de muerte materna
son: toxemia (35%), complicaciones del trabajo de parto y posparto
(25%), aborto en condiciones inadecuadas (16%), otras complicaciones
del embarazo (9%), complicaciones del puerperio (8%) y hemorragias.

Vale anotar que los departamentos sombreados están por enci-


ma de la media nacional en el cuadro y, por tanto, requieren con
mayor urgencia la aplicación de la Política Nacional de Salud Sexual y
Reproductiva en lo referente a la promoción de los derechos de salud
sexual y reproductiva y la prevención de los embarazos en adolescen-
tes. La Dirección Nacional de Censos y Demografía del Departamento
Nacional de Estadística (DANE) suministra la información por municipio
a quien lo solicite.
16 3. Información procedente del Instituto
Nacional de Salud (INS) y del Un elemento adicional que destaca la importancia del Programa tiene
Departamento Administrativo Nacional
de Estadística (DANE). que ver con que nunca antes en Colombia hubo tantos jóvenes como en
la actualidad: la población entre 15 y 24 años alcanza hoy los 8.2 millo-
nes de personas; los/las adolescentes (15 a 19 años) suman un total de
4.2 millones y las personas adultas jóvenes (20 a 24) 4 millones más. Este
volumen se mantendrá o incrementará por algunos años representando
una "oportunidad demográfica" irrepetible. Sin embargo, esta oportuni-
dad podría ser desaprovechada si se insiste en observar a las jóvenes con
una óptica negativa y no se aprovecha su potencial para el desarrollo y
participación en beneficio de la sociedad.

17
LA PROPUESTA DEL PROGRAMA DE PROMOCIÓN
DE DERECHOS Y REDES CONSTRUCTORAS DE PAZ

La propuesta del Programa formulado por la Consejería Presidencial


de Programas Especiales (CPPE) incluye una aproximación actual a la
planeación con enfoque de derechos y de género como marco del desa-
rrollo humano y los conceptos de sexualidad y salud sexual y reproducti-
va. Contiene también una reflexión sobre el manejo social del riesgo, la
prevención de embarazos en niñas y adolescentes y la promoción de los
derechos sexuales y reproductivos, los principios orientadores, objetivos
generales y específicos, los componentes y sus respectivas estrategias y
una ruta metodológica para la aplicación del Programa en los munici-
pios.

Mira esos muchachos ahí parados, quién ... Yo me estoy guerreando esa beca Yo ando en las mismas, pero también
sabe qué maldades están planeando. para la universidad… viendo cómo saco adelante al grupo juvenil.

1. Planeación con enfoque de derechos


de niñas, niños y adolescentes

Los Derechos Humanos se definen como un conjunto de garantías


legales universales que protegen a los individuos y a los grupos socia-
les frente a acciones u omisiones por parte de los estados, gobiernos,
grupos o personas, que puedan llegar a afectar sus libertades y su
dignidad humana. Los Derechos Humanos se basan en el respeto a la
dignidad, es decir, al valor intrínseco de cada persona individualmente
considerada, así como la de un grupo o de la sociedad en su conjunto.
Estos valores incluyen la calidad de vida a la cual todos tienen derecho,
18
independientemente de su edad, género, raza, religión o fe, nacionali-
dad o cualquier otro aspecto.
Los documentos base que conforman la Carta Internacional de
Derechos Humanos son: la Declaración Universal de Derechos
Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
Estos documentos se complementan con una serie de Convenciones y
Declaraciones sobre asuntos específicos, tales como la discriminación
racial, la discriminación contra la mujer y los derechos de la niñez
(CDN). La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de la
Niñez abarca los derechos específicos de las personas menores de 18
años, que constituyen la población sujeto del presente Programa; por
ello es indispensable relacionarnos con este instrumento del desarrollo
no sólo para proteger nuestros niños, niñas y adolescentes, sino tam-
bién para proteger nuestra sociedad en general.

La Convención de los Derechos de la Infancia4 es "una de las herra-


mientas más revolucionarias de nuestro tiempo. Gracias a ella nuestras
sociedades tienen que revisar cómo están organizadas para asegurar
los derechos de la infancia. Aunque han transcurrido 15 años desde
que fue aprobada, la Convención sigue abriéndose camino en la mente
de los hombres y las mujeres de nuestro planeta. Si bien es un reto
constante abrir esas mentes hacia la riqueza conceptual y filosófica de
este instrumento, lo es más aún cuando se trata de los niños y las niñas
en plena formación".

El desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes tiene que ver con


su crecimiento armónico en distintos aspectos: físico o biológico, psi-
cológico, mental o cognitivo, afectivo, espiritual y social. Los derechos
de la niñez buscan garantizar el desarrollo integral de niñas, niños y
adolescentes. Éstos se han organizado por grupos de acuerdo con el
aspecto del desarrollo que cobijan:

Salud y supervivencia: contiene aquellas garantías centradas en la pre-


servación de la vida y un estado general de salud, nutrición y bienestar
de las niñas, niños y adolescentes.

Protección: incluye aquellas garantías que niñas, niños y adolescen-


tes deben tener, tanto en su familia como por parte del Estado, para
ser atendidos en todas las situaciones que representen riesgo para su
integridad física y emocional, tales como el maltrato, el abandono, la
explotación laboral y el abuso sexual entre otras.

Desarrollo: abarca aquellas garantías que facilitan el desarrollo de las


potencialidades de niñas, niños y adolescentes, tales como el afecto, la
comunicación, la recreación, la educación desde los primeros años de
vida, la formación de valores y el respeto por su cultura.
4. UNICEF, Ministerio de Cultura, Instituto 19
Colombiano de Bienestar Familiar.
Manuel Manrique Castro, en "Viviendo
al Derecho". Bogotá,
Participación: considera aquellas garantías que requieren para pensar
y expresar libremente sus opiniones y que éstas sean tenidas en cuenta
para incidir en la toma de decisiones que forman parte de su desarrollo,
el de sus comunidades y la expansión de la cultura democrática.

La responsabilidad de garantizar el respeto, la protección y el cum-


plimiento de estos derechos reposa en los actores sociales y políticos,
que se suelen denominar "portadores de obligaciones o garantes de
los derechos". Está, en primer lugar, el Estado, pero incluye a todos los
actores de la sociedad, desde las instituciones internacionales hasta los
miembros de las familias y las comunidades. Al lado de los "portadores
de obligaciones" están los "titulares de derechos" que en este caso son
los niños, niñas y adolescentes, quienes también deben tener respon-
sabilidades básicas frente a sí mismos, sus actos y frente a sus pares.
Progresivamente ellos se van constituyendo en portadores de obligacio-
nes frente a los derechos.

El cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y


las metas de desarrollo social son asuntos interdependientes. Para ello
resulta conveniente tener en cuenta algunas características propias de
los derechos humanos, como los siguientes:

Responsabilidad: Colombia es un Estado que ratificó los instrumentos de


los Derechos Humanos; por tanto es responsable ante todos los ciudadanos
y la comunidad internacional de respetar, facilitar, proteger y hacer cumplir
los derechos al reconocerlos como sujetos de derechos de los niños, niñas
y adolescentes y no como objetos de asistencia pública o de caridad.

Universalidad: Todos los derechos son aplicables a todas las niñas,


niños y adolescentes, todo el tiempo y en todas partes, sin discrimi-
nación de ninguna clase. Niños y niñas tienen igualdad de derechos
y aunque el bienestar de todos los niños es importante, se debe dar
prioridad a los más marginados del desarrollo o a los más vulnerados
en sus derechos.

Indivisibilidad: Ningún grupo de derechos es más importante que el


otro ya que son interdependientes y se interrelacionan uno con otros,
lo cual supone la aplicación de enfoques integrales. Sin embargo, se
deben establecer prioridades dadas las limitaciones de los recursos.

Participación: Todo individuo tiene derecho a participar y a contribuir


en el desarrollo social, político y cultural ya que se reconoce a niñas y
niños y adolescentes como actores sociales. En este Programa la parti-
cipación responsable de los actores sociales constituye una meta en sí
misma; un factor importante para ello resulta ser la información obje-
20
tiva, responsable y pertinente en torno de los derechos resulta ser un
factor importante para la participación responsable de ellos.
Por otra parte, la planeación con enfoque de derechos para el desa-
rrollo se entiende como la aplicación de los principios de los derechos
de la niñez y adolescencia en los procesos de planificación, con el fin
de fortalecer el ejercicio y garantía de los derechos; ello supone estar en
disposición de transformar la cultura que sustenta las propias relaciones
con los otros, así como la concepción del desarrollo humano y social,
la planeación y la gestión pública. Finalmente, aplicar el enfoque de
derechos implica desarrollar e integrar perspectivas afines tales como
el ciclo de vida, la equidad de género y el respeto por la cultura de los
pueblos.

2. Enfoque de derechos y algunos conceptos en


sexualidad y salud sexual y reproductiva

Hoy en día se entiende la salud sexual y reproductiva como un "esta-


do general de bienestar físico, mental y social, y no sólo ausencia de
enfermedades o dolencias, en todos los aspectos relacionados con el
sistema reproductivo, sus funciones o procesos"5. De acuerdo con la
Conferencia Mundial sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994), el
enfoque actual sobre la salud sexual y reproductiva, que fundamenta
esta definición, está fuertemente articulado con el concepto de equidad
de género y a la perspectiva de derechos.

Por fin el municipio, va a tomar Eso no es un favor... ...eso es un derecho que tenemos.
en cuenta a los jóvenes...

Como se observa, esta declaración plantea implícitamente el desa-


rrollo y bienestar integral de las personas y los grupos y supone la
existencia de las condiciones y oportunidades necesarias para que tal
5. Organización de las Naciones Unidas. 21
desarrollo se materialice y optimice. Buscando la viabilidad y sostenibi- Informe de la Conferencia Internacional
sobre Población y Desarrollo. El Cairo,
lidad de dicho propósito, en el plano internacional, gobiernos y orga- 1994. Nueva York. Página 12.
nizaciones no gubernamentales han decidido enmarcar las acciones en
salud sexual y reproductiva en el contexto de los Derechos Humanos y
del desarrollo de la perspectiva de género.

Y ello responde a que actualmente no se concibe que el ser humano


pueda plantear relaciones y formas de convivencia pacíficas, autóno-
mas y responsables por fuera del reconocimiento de su dignidad y de
hacer explícito que tanto hombres como mujeres tienen el total derecho
a acceder al pleno estado de bienestar que se persigue con el plantea-
miento teórico.

Justamente el Plan de Acción del Cairo de 1994 y la Plataforma de


Acción de Beijing enfatizan que los derechos de las mujeres son derechos
humanos. Al reconocer a las mujeres como titulares de derechos se acep-
ta, internacionalmente, aspectos de la vida relacionados con la sexuali-
dad y la reproducción, entre otros, que también deben ser incluidos en el
ejercicio y reconocimiento mismo de los derechos como parte inherente
al desenvolvimiento cotidiano de su vida. Al respecto, algunas concep-
ciones básicas sobre los derechos se amplían en el Anexo 1, titulado "Los
Derechos sexuales y reproductivos".

La definición de la sexualidad está intrínseca a estas reflexiones.


Existen diversos modos de definirla: uno, más construccionista, con-
sidera la sexualidad como una constante elaboración experimental
de las personas, y otro, más esencialista, define la sexualidad como
un aspecto delimitado de la vida humana en términos de funciones
biológicas y de paradigmas de comportamiento único y normalizado.
Sin embargo, hay cada vez mayor consenso entre los profesionales de
la salud y las disciplinas sociales decir que la sexualidad se entiende
como un conjunto de condiciones estructurales (genéticas, anatómicas),
fisiológicas (funciones), comportamentales (cognoscitivas, emociona-
les, conductuales) y socioculturales (sentidos, significados, imaginarios
sociales, ideologías, aparatos e instituciones y espacios de socialización)
que permiten el ejercicio de la función sexual, siendo la sexualidad el
resultado de cuatro potencialidades, a saber:

El erotismo, en el sentido de experimentar placer físico durante la


respuesta sexual y experiencias eróticas al permitirse experimentar todas
o algunas zonas corporales u órganos de especial sensibilidad (placer
o goce sexual).

La vinculación afectiva o vínculos afectivos, la cual señala que


todas las personas, sin excepción, plantean formas vinculantes de
comunicarse y de vivir, ya sean positivas o negativas.
22
El género, perspectiva que plantea que las sociedades, grupos y
personas construyen formas culturales de comprender, experimentar,
aceptar (prescribir) y limitar (proscribir) las diferencias biológicas entre
los sexos. Esta comprensión permite establecer diferentes roles sociales
y culturales (roles de género) para las personas de uno u otro sexo.

La reproductividad que significa, tanto la posibilidad humana de


producir individuos que en gran medida sean similares (que no idén-
ticos) a los que los produjeron, como las construcciones mentales
que se producen acerca de esta posibilidad (Rubio, 1994. Citado por
González). De igual manera la reprodutividad tiene una serie de carac-
terísticas que son:

 Posee manifestaciones psicológicas y sociales que trascienden el


evento biológico de la concepción, el embarazo y el parto.
 El plano biológico, además de los aspectos micro, tenemos todos
los avances en torno a la procreación, tanto preconceptiva como
anticonceptiva.
 Lo psicológico, por ejemplo la construcción de las maternidades y
paternidades, de las pautas y prácticas de crianza.
 En lo social, significaciones sociales del hecho reproductivo y la
concepción y de acuerdo con, por ejemplo, el ciclo vital, dado que
hay una gran diferencia entre una adolescente y una mujer madu-
ra; la institucionalización de políticas reproductivas; los fenómenos
demográficos, todo ello determinado por variables de género,
vinculaciones afectivas, erotismo en un perspectiva de derechos
humanos, sexuales y reproductivos.

El entender la sexualidad y la reproducción como aspectos que no


son solamente fenómenos biológicos implica aceptar la complejidad que
para las personas tienen estos dos planos de la vida humana. Cada vez
más las investigaciones de corte médico, como las de tipo socioantropo-
lógico, indican que tanto la sexualidad como la reproducción responden
a la interacción de múltiples factores personales, sociales y culturales, que
hacen que las personas manifiesten un determinado tipo de opinión y
experiencia frente a la respuesta sexual, los imaginarios y representacio-
nes sobre los hijos y las familias, sobre el erotismo, el género, los roles y
las relaciones entre mujeres y hombres, entre otros elementos.

En medio de estas observaciones, se ha identificado con mayor clari-


dad que no necesariamente la sexualidad mantiene una relación siem-
pre causal con el ámbito reproductivo. Es decir, no siempre el ejercicio
sexual parte de un deseo reproductivo ni tiene por finalidad alcanzar
una meta reproductiva. Esto es muy fácil de comprender en la pobla-
ción adolescente, cuando los/las adolescentes afirman que no siempre
que tienen un encuentro sexual con alguien lo hacen con el propósito
de procrear. Por ejemplo, no para todos los hombres el momento de
23
la relación sexual está planteado en términos de procrear y en muchas
ocasiones no hace parte de sus fantasías el tener hijos o hijas.
Desde que estoy en el grupo de danza Con lo del préstamo para la ampliación Es que tener más oportunidades,
cuido más mi cuerpo y me quiero mucho de la casa, ahora las niñas podemos dignidad, salud y educación es también
más. dormir en nuestra propia pieza. salud sexual.

Sin embargo, también es cierto que, por lo general, la vivencia de


la sexualidad implica algún tipo de reflexión (o decisión) previa, más o
menos consciente, respecto de la capacidad reproductiva. Un ejemplo
de ello es cuando las parejas antes de sostener relaciones sexuales
deciden, de consenso o no, utilizar un método contraceptivo o planean
tener una relación sexual en determinado tiempo dependiendo de las
probables consecuencias reproductivas que pueden tener tales relacio-
nes.

Por otra parte, esta serie de consideraciones y complejidades que se


presentan en la vida real y cotidiana de las personas implica, también,
que hombres y mujeres asuman que es mucho más positivo que sus
comportamientos cuenten con sólidos procesos de formación integra-
les, que posibiliten el desarrollo personal, la convivencia armónica y en
igualdad, y el ejercicio responsable de los derechos y responsabilidades
sociales y personales. La ausencia de estos elementos en la vida de las
personas, motivan, generalmente, que sus actos, decisiones y experien-
cias sexuales y reproductivas causen algún tipo de vulneración de los
derechos de otras personas. Por mencionar algún caso, varias de las
expresiones en materia de vulneración de derechos sexuales y repro-
ductivos que surgieron en el taller de: "Recuperación de Experiencias en
SSR, desarrollado en siete municipios del Magdalena Medio"6 en agosto
de 2003, así lo confirman6:

 Carencia de oportunidades de formación para que los/las adoles-


centes asuman de manera sana y responsable su sexualidad.
6. Consejería Presidencial de Programas  Debido a factores culturales existen hogares donde el hombre vive
Especiales - Programa de Promoción
de Derechos y Redes Constructoras
con dos mujeres y a las dos maltrata, pues éstas son económica-
de Paz. Documento-Memoria del taller mente dependientes de él.
24 "Recuperación de Experiencias en SSR,
desarrollado en siete municipios del  Las niñas conviven con hombres adultos obligadas por sus padres
Magdalena Medio". Septiembre de
2003. como solución a la satisfacción de sus necesidades básicas.
 El acoso sexual por parte de docentes es muy alto, al igual que los
embarazos de adolescentes en los que el maestro está comprome-
tido y la sociedad parece no darle importancia al tema.
 Las niñas manifiestan que desean ser trabajadoras sexuales como
alternativa de subsistencia. Los/las adolescentes que compiten por el
mismo muchacho se dejan embarazar como estrategia para retenerlo.
 Las niñas con discapacidad (mental y sensorial en la mayoría de
los casos, y algunas veces física), son abusadas por adolescentes y
hombres adultos.

Estas situaciones evidencian patrones económicos, sociales, culturales


y mentales que inciden fuertemente en las percepciones, comportamien-
tos y costumbres de la vida sexual y reproductiva de mujeres y hombres,
especialmente de los/las adolescentes. Comportamientos que se expresan,
entre otros aspectos, en la edad de la primera relación sexual, frecuencia de
dichas relaciones, número de hijos que se tienen y que se desean, número
de parejas que se eligen, métodos anticonceptivos que se emplean, trato y
valoración que se da a las mujeres, concepciones sobre la masculinidad,
prácticas de autocuidado que se promueven, valoración de la vida misma,
sentido de trascendencia, entre otros.

En consecuencia, cualquier intervención que decida emprenderse


alrededor de estos temas debe partir de algunas claridades que contri-
buyan a discernir los siguientes aspectos:

 Asumir un enfoque diferencial, traducido en identificar el grupo de


edad, el género, la étnia y el contexto cultural y sociopolítico terri-
torial.
 Otras problemáticas relacionadas que afectan directa y críticamente
a las poblaciones, como el desplazamiento forzado o la pobreza.
 Una propuesta de promoción, prevención y atención integral, inno-
vadora y práctica, dirigida a los actores institucionales y comunita-
rios de distintos niveles y sectores: instituciones gubernamentales,
empresas privadas, organizaciones cívicas, sociales y comunitarias,
familias y, por supuesto, los/las adolescentes.

Entonces, la perspectiva de derechos busca que en la concepción,


diseño, aplicación, evaluación y seguimiento de una política o progra-
ma se consideren todos estos factores y se integren de tal forma que
las condiciones, oportunidades, servicios y relaciones interpersonales e
institucionales tiendan a garantizar la igualdad y la convivencia pacífica
y armónica de las personas y grupos. Es decir, desde este enfoque se
pretende que la aplicación de los derechos humanos sea una práctica
constante, una experiencia materializada en la vida cotidiana y en la
prestación de servicios así como un indicador en sí mismo de su desa-
25
rrollo que contribuya a satisfacer las necesidades específicas de las
poblaciones.
En este contexto, "la salud y los derechos sexuales y reproductivos son
más que el reconocimiento de derechos fundamentales, actualización
del conocimiento o avances sanitarios; constituyen una de las estrate-
gias directas para la supervivencia y avance de la especie humana…7".
En este marco enunciamos los siguientes derechos de salud sexual y
reproductiva:

1. Derecho a las condiciones ambientales, educacionales, nutricio-


nales, afectivas y de salud apropiadas para el desarrollo de la
vida humana.
2. Derecho a conocer, respetar y amar el cuerpo.
3. Derecho a la libertad, dignidad y respeto. Es decir, derecho a no
ser víctima de ningún tipo de violencia ni discriminación.
4. Derecho a decidir convivir o no con alguien.
5. Derecho a la maternidad libre; a decidirla y vivirla por propia
elección, y no por obligación.
6. Derecho de hombres y mujeres a participar con iguales respon-
sabilidad es en la crianza, reasumiéndola creativamente, y a
construir identidades propias más allá de los roles de género.
7. Derecho a una educación sexual oportuna, integral, laica, gra-
dual, científica y con enfoque de género.
8. Derecho a la construcción de la identidad sexual y de género.
9. Derecho a sostener o no relaciones sexuales así como las condi-
ciones y circunstancias en las cuales sostenerlas.
10. Derecho a ser informado, comunicado y educado de manera
responsable y oportuna sobre estos temas.
11. Derecho a acceder a servicios de calidad y oportunos (salud,
educación, justicia, recreación, cultura, métodos de planificación
adecuados que garanticen la salud de hombres y mujeres, etc.).

3. Manejo social del riesgo

El manejo social del riesgo se basa en la idea fundamental de que


todas las personas, hogares y comunidades somos vulnerables a múl-
tiples riesgos. Las fuentes de estos riesgos se pueden agrupar en las
siguientes categorías:

 Salud: Conjunto de riesgos para el bienestar de los hogares ori-


ginados en la presencia de enfermedad, lesión o discapacidad de
7. Londoño E. María Lady, "Derechos
sexuales y reproductivos, los más uno de sus miembros o epidemia en una zona o comunidad.
humanos de todos los derechos" Cali,
Colombia. Junio 1996.Lo dicho aquí  Ciclo vital: Conjunto de riesgos para el bienestar de los hogares
sobre manejo social del riesgo fue
tomado de Bases para la formación
relacionados con el ciclo vital de las personas que los conforman:
de Política Pública en Discapacidad. nacimiento, infancia y juventud, edad adulta y vejez. Durante la
26 Presidencia de la República. Consejería
Presidencial de Programas Especiales infancia y la juventud, etapa de la vida caracterizada por la con-
(CPPE). Red de Solidaridad Social.
Bogotá, 2003. dición de dependencia durante un largo período, los riesgos con-
sisten básicamente en que niños, niñas y adolescentes no lleguen
adecuadamente dotados a la fase productiva.
 Sociales y políticos: Conjunto de riesgos para el bienestar de los
hogares que provienen de la presencia de violencia o de la ruptura
del tejido social, que puede llegar a aislar a personas u hogares
hasta el punto de impedirles el acceso a mecanismos de protec-
ción.
 Económicos: Conjunto de riesgos para el bienestar de los hogares
asociados a la pérdida o la reducción de la capacidad de producir
ingresos, como consecuencia de la desocupación, el subempleo o
la falta de capacitación para el empleo productivo.
 Naturales o ambientales: Conjunto de riesgos para el bienestar
de los hogares asociados con fenómenos de la naturaleza como
terremotos, deslizamientos e inundaciones.

En este contexto, la vulnerabilidad es la probabilidad de ser afectado


por un riesgo de cualquier naturaleza y está vinculada con la capaci-
dad de afrontarlo. La vulnerabilidad puede deberse a condiciones per-
manentes (como la vejez, la discapacidad o la pobreza estructural) o
transitorias (como la dependencia durante la niñez, el desplazamiento
forzoso o la caída drástica de ingresos por crisis económica). Aunque
todas las personas, hogares y comunidades somos vulnerables a los
riesgos de las diversas fuentes, son los pobres, y en especial las mujeres
pobres, quienes habitualmente están más expuestos y, al mismo tiempo,
tienen menos acceso a instrumentos adecuados de manejo del riesgo.

Los principales elementos del enfoque de manejo social de riesgo


son las estrategias, los sistemas y los actores.

Estrategias de manejo del riesgo

 Prevención o reducción: Estas estrategias están orientadas a redu-


cir la probabilidad de que ocurra un riesgo de deterioro, por tanto
se aplican antes de que éste aparezca. Incluyen medidas para
reducir el desempleo y de salud pública y educación, entre otras.
 Mitigación: Estas estrategias están orientadas a disminuir los futu-
ros efectos de un posible riesgo de deterioro; por tanto, también se
aplican antes de que éste ocurra. La diferencia con las anteriores
es que mientras aquéllas reducen la probabilidad de ocurrencia de
riesgos, las de mitigación reducen su repercusión en caso de que el
riesgo se materialice. Los seguros de todo tipo son un buen ejemplo
de este tipo de estrategias.
 Superación: Estas estrategias están orientadas a aliviar el impacto
del riesgo, una vez que ha ocurrido. Entre las formas de superación
27
están el desahorro, el endeudamiento individual, la migración y la
reducción de la ingesta alimenticia, entre otras.
Sistemas de manejo del riesgo
 Sistemas informales: Son los que están basados en la participa-
ción y la cohesión de la comunidad.
 Sistemas de mercado: Son los que están basados en la participa-
ción del sector privado, especialmente en las instituciones financie-
ras (depósitos bancarios, líneas de crédito, pólizas de seguro).
 Sistemas públicos: Son aquellos en los que participa el gobierno
mediante políticas, programas o regulaciones (sistema de segu-
ridad social, transferencias de recursos y obras públicas, entre
otros).

Actores en el manejo del riesgo


En el manejo social del riesgo participan personas, hogares, vecinos,
organizaciones comunitarias, ONG, empresas privadas, instituciones
gubernamentales y organizaciones internacionales.

Un sistema de manejo social de riesgo ordena las estrategias y


mecanismos de protección para conformar barreras sucesivas que en
última instancia protegen el desahorro en capital humano, causante del
deterioro irreversible de la capacidad de desarrollo de la sociedad. El
orden de tales barreras proviene del análisis de la respuesta de supe-
ración de los hogares frente a eventos negativos, de acuerdo con el
capital acumulado con que cuentan. Estas respuestas pueden incluir:

 Activos financieros: Venta de activos.


 Bienes inmuebles: Vendidos o dados en garantía de préstamos
bancarios.
 Bienes muebles: Vendido o empeñados con prestamistas.
 Freno a la inversión en capital humano: Deserción escolar y sus-
pensión del pago al sistema de seguridad en salud, entre otros.
 Desahorro en capital humano: Trabajo infantil, disminución de la
dieta diaria, entre otras pérdidas de bienestar.

Una misión fundamental de un sistema de manejo social del riesgo


es ayudar a personas y hogares en situación de alta vulnerabilidad,
sea por pobreza o por circunstancias transitorias, a mantener el acceso
a los servicios sociales básicos, evitar la exclusión social e impedir el
deterioro irreversible del capital humano y físico de los cuales depende
su productividad presente y futura.

El manejo social del riesgo frente a los/las adolescentes


Como sucede en todas las etapas de la vida, la adolescencia desa-
rrolla tareas claves que se nutren del desarrollo exitoso de fases ante-
riores. Puesto que la adolescencia, entre otras perspectivas, puede ser
entendida como la transición entre la niñez y la edad adulta, todas las
28
tareas de este ciclo vital están dirigidas a completar dicha transición. En
la adolescencia las personas afrontan tareas tales como:
 Establecer una identidad personal satisfactoria.
 Forjar vínculos afectivos y lazos interpersonales por fuera de las
relaciones familiares, lo cual incluye educa, controlar y cuidar de
manera responsable la sexualidad en desarrollo. En ocasiones,
esto se traduce en la formación de pareja o familia.
 Apropiar mediante procesos de educación formal e informal, acti-
tudes, hábitos y comportamientos que viabilicen el desarrollo de la
capacidad económica personal y la del grupo familiar.

La familia de la adolescente, sus pares, el vecindario, la escuela,


entre otros escenarios sociales, pueden ayudar a realizar estas tareas y
apoyar la superación de muchos obstáculos (emocionales, económicos,
afectivos, etc.) que se presentan en la vida de los/las adolescentes. Para
ayudarles es importante comprender que incluso sus comportamientos
más indeseables tienen que ver con el intento por completar sus ciclos
de desarrollo, con la ambivalencia entre el deseo de pasar a la edad
adulta o permanecer en la niñez y con las consecuencias que trae la
incertidumbre de creer que tal vez nunca podrán completar esas tareas
con pleno éxito.

En este sentido, se hace muy importante asumir un enfoque de inter-


vención integral, que incluya a los/las adolescentes, sus familias y el
entorno social en su conjunto, es decir, que incluya el mundo de los
adultos por incidir directamente en las representaciones y decisiones de
las jóvenes y adolescentes. Esta intervención va orientada a prevenir los
comportamientos cotidianos de riesgo a la vez que promover una vida
saludable y productiva, mediante el desarrollo de factores protectores,
entendidos éstos como factores que les protegen de las influencias
adversas.

La idea de los factores protectores proviene de estudios centrados


en niñas y niños que parecen funcionar adecuadamente a pesar de
vivir en condiciones de riesgo considerable8. A estos niños se les llama
"invulnerables", "competentes" y "resistentes" al estrés9 . Gran parte de
los estudios actuales se han enfocado en la identificación de esos fac-
tores y al conocimiento de su funcionamiento, es decir, si son factores
independientes o si ejercen su efecto primordialmente en presencia de
factores de riesgo, que son necesarios contrarrestar o reducir. Hasta la
fecha se han identificado factores protectores individuales, familiares y
ambientales, muchos de los cuales funcionan de manera independien-
te, bien sea que la adolescente afronte o no factores de alto riesgo.

Los factores protectores individuales tienen que ver con la perso-


nalidad y la identidad e incluyen aspectos como la autoestima, la
autoimagen y los sentimientos de confianza en sí mismo, entre otros.
29
Los factores protectores familiares incluyen la ausencia de discordia 8. Cowen and Work, 1988.

conyugal, la cohesión familiar y una buena relación con al menos uno 9. Garmezy, 1983, 1987.
de los padres. Un factor protector que existe en el ambiente social, más
allá de la familia, lo constituye, entre otros, la relación que establezca
con un adulto distinto a los padres, el cual goce del aprecio de la ado-
lescente dadas sus calidades éticas y morales, afectivas y emocionales.
Algunos estudios han mostrado que la necesidad de esfuerzos protec-
tores se incrementa con la mayor exposición de los/las adolescentes a
los factores de riesgo.

En este contexto, la propuesta del Programa contribuye al desarrollo


de la Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva en la línea de
acción de promoción de los derechos sexuales y reproductivos y pre-
vención de los embarazos en adolescentes y está orientada a fortalecer
capacidades en los diferentes actores, para identificar los factores de
riesgo y proveer y reforzar los factores protectores en las y los/las ado-
lescentes y sus familias en el contexto municipal: todo ello de forma
coordinada, proactiva y armónica con los diferentes actores guberna-
mentales, sociales y privados.

4. Principios orientadores del Programa

El programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz


tiene 4 principios orientadores: equidad de género, desarrollo humano
y proyecto de vida, construcción social y fortalecimiento institucional,
que guían y atraviesan cada uno de sus componentes y estrategias.

a. Equidad de género
La categoría de género ha sido de especial importancia y utilidad
para comprender y analizar los comportamientos y problemas que tra-
dicionalmente se han considerado típicos o inherentes a las mujeres y a
los hombres. A partir de este aspecto, se ha venido formulando el cues-
tionamiento que los comportamientos de mujeres y hombres más que
tener una base natural e invariable, se deben a una construcción social
que alude a aspectos culturales y psicológicos asignados de manera
diferenciada a unas y otros, por medio de los cuales adquieren y desa-
rrollan ciertas pautas de comportamiento, características y atributos que
hacen posible la feminidad y la masculinidad, derivándose de esto los
llamados roles de género.

Como construcción social, el género se constituye a partir de las


simbolizaciones y significados atribuidos culturalmente a las diferen-
cias anatómicas entre varones y mujeres, así como las relaciones entre
ambos. De este modo, el género adjudica características, funciones y
responsabilidades distintas a los seres humanos sólo por el hecho de ser
varones o mujeres (Lamas, 1996). Si bien la división y la asignación de
roles diferenciados parten de una constatación biológica, son una cons-
30
trucción historico-cultural. Señala así mismo que la diferencia sexual es
la primera evidencia incontrovertible de la diferenciación humana. Y
este hecho biológico, con toda la carga libidinal que conlleva, es mate-
ria básica de la cultura. Al momento de nacer se despliega la lógica
del género: en función de la apariencia externa de los genitales, a la
criatura se le habla de una cierta manera, se la trata distinto, se la ali-
menta diferente y se depositan sobre ella ciertas expectativas y deseos.
Así arranca el proceso de atribución de características “femeninas” o
“masculinas” a cada sexo, a sus actividades y conductas, y a la esfera
de su vida.

Es que hoy no se les puede quitar el ojo de No tanto a ellas, como a los peligros ¿Ya viste ese camino tan oscuro por el
encima a esas niñas y a esas muchachas. que las rodean. que tienen que pasar para ir a la escuela?

Es claro, especialmente para los adultos de hoy, que buena parte de


los acuerdos sociales, formas de vida, valoraciones sociales y compor-
tamientos individuales, durante las últimas cuatro o cinco décadas en el
mundo, se han visto profundamente modificados en razón de los nue-
vos lugares que las mujeres han obtenido y ocupado por muy diversas
razones. Las grandes movilizaciones sociales de las mujeres, la apertura
y conquista de nuevos espacios sociales, políticos, económicos, acadé-
micos que tienen en el mundo actual, la flexibilización de los roles de
género convencionales, las justas y valerosas demandas elevadas por
las mujeres ante distintas instancias internacionales respecto del respeto
a sus derechos humanos, sus nuevas concepciones frente al desarrollo,
el mundo y la vida, son factores que han motivado nuevos tipos de rela-
ciones y de convivencia entre los hombres y las mujeres, al menos de las
que se tenían por aprobadas y exclusivas hasta no hace tantos años.

De otra parte, cada día se hace más claro para las ciencias sociales,
las instituciones prestadoras de servicios y para quienes formulan políti-
31
cas, programas o planes de intervención en salud sexual y reproductiva
que las actuaciones, temores, inquietudes, mitos, preguntas, prácticas,
percepciones y representaciones en torno de la sexualidad y las decisio-
nes reproductivas de las personas determinan, en buena medida, sus
decisiones en estos campos. En dicho contexto, tanto la sexualidad como
la reproducción pasan por la comprensión, identificación y encarnación
de modelos sociales y paradigmas personales. Es decir, por prescripcio-
nes culturales, éticas, morales, así como por las menores elaboraciones
personales en torno de las experiencias sexuales y reproductivas.

¿Usted no está muy grande como para Mijita usted está muy chiquita para Bueno, al fin qué soy grande
estar jugando muñequitas? andar pensando en novios. o pequeña?

Esta consideración implica que las maneras como hombres y mujeres


asumen una determinada postura frente al mundo y a las relaciones
interpersonales, tiene una relación y una incidencia directa sobre las
prácticas, imaginarios y decisiones sexuales y reproductivas. Por ejemplo,
lo que los hombres consideren acerca de lo femenino alimenta en buena
medida sus comportamientos frente a las mujeres. Lo que las mujeres
de un determinado grupo sienten frente a su propio valor como mujeres
determina en alto grado el tipo de relaciones que ellas sostendrán con los
hombres en el ámbito familiar o en las relaciones afectivas, sexuales, etc.

Ahora bien, estas posturas y decisiones son construcciones indivi-


duales y colectivas que se activan en los procesos socializadores de las
familias, las escuelas y demás espacios de la vida cotidiana en medio
de un mundo cambiante como el que hemos comentado al comienzo
de esta parte. En dichos espacios, se van forjando las identidades de
género y las formas más acabadas de comportamiento y autopercep-
ción del género de los individuos. Es decir, de las identidades de género
32
de las personas.
Con ello queremos destacar lo que se refiere a la identidad de géne-
ro, la cual alude a construcciones sociales, culturales y psicológicas con
respecto a ser varón o mujer, así como a la forma subjetiva en la que
cada individuo interioriza dichos aspectos.

Aqui cabe señalar que la denominación de identidad de género res-


ponde a la necesidad de destacar de qué manera la masculinidad y la
femineidad son idependientes del sexo biológico, mientras el término
de identidad sexual se asocia más con este último aspecto. Sin embar-
go, es importante enfatizar que ello no debe llevar a dejar de lado la
dimensión subjetiva presente en la identidad de género. Al respecto, es
interesante considerar la definición que hace Raguz (1995), quien seña-
la que la "identidad sexual, Sexual con mayúscula", está constituida por
la identidad sexual biológica genérica, ser varón y mujer y, finalmente,
todo ello marca la identidad que cada persona construye de sí misma.

En nuestra cultura, lo femenino es vivído como amenaza pues pone en


peligro la identidad masculina. Por lo tanto, los jóvenes especialmente se
ven exigidos a comprobar permanentemente su masculinidad, erradicando
cualquier indicio de femineidad sea en su apariencia física, lenguaje, for-
mas de expresión, actitudes y comportamientos en general.

En este sentido, la construcción de la identidad se encuentra amena-


zada permanentemente por el fantasma de lo femenino y de lo homo-
sexual. En el caso de los hombres, la prescripción y la sanción social
van de la mano. Esto coloca al hombre en una situación conflictiva,
debido al momento evolutivo por el que atraviesa, piénsese en el joven
al definir su identidad, y como parte de ello su orientación sexual, en un
contexto de imperativos sociales homofóbicos en donde por definición
el ser hombre significa no ser homosexual.

Si nos ubicamos en los jóvenes, los juegos y las prácticas homo-


sexuales comunes en algunos de ellos, no ponen en duda o peligro su
masculinidad, y muchas veces se asocian a un exceso de impulso sexual
o hipersexualidad, ya que quien asume la posición activa es conside-
rado como hombre, lo cual termina siendo un discurso sin contraparte
en la práctica, puesto que cuando el contacto corporal se produce, la
diferencia activo-pasivo se diluye. Por tanto, aquello repudiado es la
homosexualidad pasiva, que se constituye en el límite de la identidad
masculina, en el lindero que sintetiza las dudas y los temores presentes
en el proceso de socialización hacia la masculinidad (Fuller, 1997).

A pesar de la construcción de la identidad de género se inicia desde


el nacimiento – que incluso para muchos autores desde antes- y termina
con la muerte, un momento clave de este proceso es la adolescencia,
33
ya que en esta etapa la consolidación de la identidad, su afirmación se
constituye en la tarea central del desarrollo.
Así, se entiende que la construcción de la identidad de género en la
adolescencia, tiene exigencias que hacen del proceso de construcción
una vivencia muy particular. Los/las adolescentes, hombres y mujeres
se ven exigidos a definir su identidad de género en un contexto social,
cargado de imperativos sociales y culturas que dan rumbo y en muchos
casos, parametran sus definiciones.

Por otra parte la interacción social mujeres-hombres configura una


dimensión relacional de género a partir de la cual se originan las iden-
tidades o roles de género, que se perciben como femeninas o mascu-
linas. El rol genérico tradicional masculino se asocia al rol productivo,
mientras el femenino al reproductivo, con la determinación de ámbitos
diferenciados: el espacio público para los hombres y el privado para
las mujeres.

Esta división genera desventajas para la mujer. Sin embargo es inne-


gable que la construcción de identidad está cruzada por los procesos
sociales. En este sentido, la identidad femenina se construye ahora en
el marco de un discurso con cambios incipientes en el que se permite
una visión más igualitaria de las relaciones de género; estos procesos
de cambio son más lentos en sectores económicamente favorecidos.

Aquí es importante también señalar cómo la socialización y el control


social, son los mecanismos mediante los cuales la construcción del género
ejerce su influencia sobre la sexualidad de los individuos. Estos mecanis-
mos están integrados como parte de un sistema de relaciones de poder
entre hombres y mujeres, en el cual el control social se ejerce básicamente
sobre la mujer. Es necesario tener en cuenta que, en gran medida, el origen
de este control se asocia con la capacidad reproductiva del cuerpo femeni-
no considerando como un bien social de la especie que la sociedad debe
cuidar y sobre el cual puede prescribir, controlar y proteger.

Aplicado este enfoque al análisis de la sexualidad, se pone de relie-


ve las situaciones de desventaja o ventaja tanto de mujeres como de
hombres en términos de las probabilidades que ambos tienen de gozar
una sexualidad sana y libre de riesgos. Como se sabe los imperativos
sociales de nuestro medio son distintos para la sexualidad adolescen-
te: performance o placer en el varón, represión y postergación en la
mujer. El apoyo y la represión social al momento de iniciar y mantener
la actividad sexual, así como de protegerse durante ella, son diferentes
para hombres y mujeres. Estas representaciones repercuten en las con-
diciones del inicio sexual y en general en que la forma en el que unas
u otros viven su sexualidad.

Como vemos, el proceso de construcción de identidades es complejo


34
tanto en el caso de los hombres como en las mujeres adolescentes, pues
coexisten discursos y prácticas disociadas y contradictorias. Los cambios
y transiciones que buscan una mayor equidad entre géneros están en
proceso y se observan ya algunos cuestionamientos al modelo de mujer
tranquila y de su casa, unidos a una valoración mayor del acceso a
la educación de la mujer. Todo ello señala rupturas que favorecen un
mayor empoderamiento de la mujer.

Precisamente, a la perspectiva que analiza y reflexiona en torno de


las identidades de género, las relaciones entre los hombres y las muje-
res, y los factores de poder que hacen parte de dichas relaciones se le
denomina perspectiva de género.

Ahora bien, esta perspectiva ha puesto de presente la importancia


que tiene el considerar el concepto de equidad como un elemento
estratégico de las consideraciones y planes para el desarrollo huma-
no. Sucesivas reflexiones han permitido afirmar que el concepto de
equidad de género puede ser entendido como el conjunto de condi-
ciones y oportunidades que permiten que la vida social, comunitaria
y personal no sufra bajo ninguna circunstancia la estigmatización,
discriminación o aislamiento en razón de la identidad de género
que las personas construyen ni de la interpretación que las socieda-
des elaboren sobre el sexo de las personas. Es decir, la equidad de
género, en el terreno práctico de las políticas y programas, tiende a
equilibrar los elementos de poder presentes en toda relación social e
interpersonal y a potenciarlos como factores positivos de desarrollo
de las personas y los grupos.

En resumen, la equidad de género, en términos de este Programa,


pone en el terreno de las reflexiones y debates públicos los contenidos y
formas que se deben adelantar en las políticas y programas para que ni las
mujeres ni los hombres, cualquiera sean sus condiciones sociales, étnicas,
de ciclo vital, etc., sufran de discriminación, abandono o maltrato alguno,
específicamente en lo que tiene que ver con la sexualidad y la reproduc-
ción, en otras palabras que estén en igualdad de oportunidades.

b. Desarrollo humano y proyectos de vida


La sexualidad es como la huella digital: única, irrepetible, personal
y distintiva. Asumir este principio significa trabajar con cada adoles-
cente y joven su propia historia sexual. Y desde allí proyectar nuevas
trayectorias de vida, afianzando caminos positivos y proactivos, res-
tando aquellos que signifiquen vulnerabilidad, dolor o aislamiento;
planeando la reproductividad, dándole sentido y propósito al ejercicio
de la maternidad y la paternidad, enriqueciendo la manera de buscar
y promover la responsabilidad, la solidaridad, la felicidad y la paz, así
como de resignificar las relaciones entre los géneros (entre personas
del mismo género, es decir, relaciones armoniosas entre mujeres o
35
entre hombres) e intergenéricas (con personas de géneros diferentes,
es decir, mixtas, entre hombres y mujeres).
De tal forma, a partir de las experiencias vitales de los/las adolescen-
tes, se pretende rerepensar la calidad y contenidos de los vínculos afec-
tivos, partiendo de un profundo respeto por la otra persona y ejerciendo
el derecho a vivir de otra manera. Esto puede significar la comprensión,
interpretación y entendimiento de la vida, el mundo, la naturaleza, la
sociedad y las personas de una forma armonizada.

c. Construcción social
La participación es el ingrediente sin el cual no se puede desarrollar
el Programa. Niños, niñas, adolescentes, jóvenes y familias han de par-
ticipar en su diseño, puesta en marcha, evaluación y afianzamiento. Está
demostrado que el trabajo de pares, acompañado por personas adultas
significativas y cualificadas, da resultados importantes, de alta calidad
y fácil acceso en educación y salud sexual con adolescentes. Mediante
la construcción social de afectos, saberes, actitudes y comportamientos,
podemos avanzar en los cambios que necesita el país para controlar su
crecimiento poblacional y disminuir los problemas asociados actualmen-
te con la sexualidad y la reproducción. En esta construcción social, la
comunicación, entendida como proceso de interacción a través del cual
las personas intercambiamos signos de diverso tipo referidos a hechos,
ideas y sentimientos, es una herramienta esencial.

d. Fortalecimiento institucional
La transferencia de conocimientos, saberes, tecnologías, servicios y
propuestas de promoción de las potencialidades y superación de las
dificultades, a escala departamental, municipal y local, es uno de los
hilos conductores para el desarrollo del Programa. A partir de esta pers-
pectiva se propone la:

 Permanencia y consolidación de la voluntad política, lo que deman-


da compromiso departamental y municipal, gubernamental y
comunitario, para lograr la continuidad de las acciones desarrolla-
das en el marco de la Política y el Programa.
 Progresividad en el desarrollo de la Política y el Programa: se trata
de iniciar en aquellos municipios con los mayores índices de difi-
cultades detectadas.
 Constitución de alianzas estratégicas entre los sectores público,
privado y comunitario.

5. Objetivos del programa


Objetivo general
Contribuir a la prevención del embarazo en niñas y adolescentes, y
36
a la promoción de los Derechos de Salud Sexual y Reproductiva (DSSR)
a escala departamental y municipal, mediante acciones de movilización
social, fortalecimiento institucional y mejoramiento de la calidad de
vida.

Objetivos específicos

 Promover en las instancias de planeación departamental y munici-


pal el diseño y puesta en marcha de Planes de Intervención inte-
grales para contrarrestar los riesgos de embarazos tempranos y
promover los derechos de salud sexual y reproductiva.
 Mejorar los Sistemas de Registro Civil y Estadísticas Vitales en los
departamentos y municipios.
 Crear y construir Redes Sociales de Apoyo en los municipios, con
actores institucionales, comunitarios y familiares, encargados de
poner en marcha los distintos componentes y estrategias de la línea
de acción de la Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva
relativa a la prevención del embarazo en niñas y adolescentes.

Para cumplir su propósito el Programa propone tres componentes:


movilización social, fortalecimiento institucional y mejoramiento de
las condiciones de vida.

6. Componentes y estrategias del programa

Movilización social
Hoy en día, constituye cada vez un mayor consenso internacional
lo indispensable de la participación coordinada y armónica del con-
junto de actores sociales y estatales en la resolución de los conflictos
y problemáticas más acuciosas para las naciones. Específicamente, el
componente de movilización social reconoce que para el cumplimento
de los objetivos del Programa no basta el compromiso y la acción de
las instituciones gubernamentales. Se requiere, también, de los aportes
de las organizaciones cívicas y comunitarias, de las familias y de las
personas. Así que una posible definición de movilización social es la
siguiente: acción transformadora emprendida por un número plural de
personas, cohesionadas por ideas e intereses comunes, con el propósito
declarado de mejorar la realidad. Para hacer efectiva la movilización
social en torno al mejoramiento de la educación para la sexualidad y
la salud sexual y reproductiva de niños, niñas y adolescentes, este com-
ponente tiene dos grandes estrategias, las cuales serán ampliadas en
apartados posteriores:

 Configuración y fortalecimiento de Redes Sociales de Apoyo.


 Diseño y operación, a partir de lo local, de estrategias para infor-
mar, educar y comunicar (IEC) que fortalezcan los factores protec-
37
tores para prevenir el embarazo en niñas y adolescentes, y promo-
ver los derechos de Salud Sexual y Reproductiva.
Me voy porque se me hace tarde para Y yo también, no quiero que me coja la Si de joven yo hubiera tenido tantas
mi entrenamiento de fútbol. noche para el ensayo del grupo de danza. oportunidades, otro gallo cantaría.

Fortalecimiento institucional
Este componente reconoce la necesidad de actuar coordinadamente
entre los sectores, las instituciones y la sociedad civil, para obtener los
resultados esperados. Plantea tres estrategias:

 Coordinación interinstitucional para la construcción de intervencio-


nes públicas (mediante planes, programas y proyectos) que contri-
buyan al posicionamiento de los derechos de salud sexual y repro-
ductiva en la planeación del desarrollo departamental y municipal,
generando respuestas integrales con amplia participación de la
familia y la comunidad.
 Formación del recurso humano institucional y comunitario para el
desarrollo y puesta en común de marcos conceptuales, técnicos,
pedagógicos e instrumentales, que generen las capacidades y
competencias ciudadanas requeridas para el ejercicio de los dere-
chos de salud sexual y reproductiva.
 Fortalecimiento del Sistema de Estadísticas Vitales en los municipios
y departamentos con el fin de mejorar la calidad de la información
sobre nacimientos y defunciones y disminuir el subregistro de los
hechos vitales. Esta información es clave para la planeación del
desarrollo en general y para la aplicación del Programa en parti-
cular.

Mejoramiento de las condiciones de vida


Este componente reconoce que es necesario actuar sobre factores
objetivos que inciden en el fenómeno de las altas tasas de fecundidad
en adolescentes, tales como la pobreza, la cobertura y la calidad de la
38
educación (específicamente una educación sexual apropiada, científi-
ca, oportuna y continuada), las dificultades de acceso a otros servicios
sociales básicos como salud,protección, justicia, cultura, recreación y
deporte. Comprende 2 estrategias:

 Aplicación de iniciativas locales de generación de ingresos para


minimizar riesgos de mayor pobreza.
 Cualificación de la oferta y mejoramiento del acceso a servicios
para la población de niños, niñas y adolescentes.

39
7. Ruta metodológica para la aplicación
municipal del programa
La ruta propuesta, contiene los ocho (8) pasos necesarios para el
desarrollo del Programa por parte de la Red Social de Apoyo. Inicia
con la descripción de la situación de salud sexual y reproductiva de los
niños, niñas y adolescentes y temina con la ejecuación y el seguimiento
al Plan de Intervención Municipal para minimizar riesgos y fortalecer
factores protectores que prevengan embarazos en niñas y adolescentes.
El cuadro ilustra los ocho pasos a seguir para su aplicación:

� ���������������������
��������������� � �������������������
������������������������ �������������������������

� ������������������������
�����������������������������������

� ��������������������������
��������������

� ���������������������������
�������������

� ��������������������������
�������������������������������
������������������
��������������
� ���������������������������
��������������������
����������������������������
��������������

� �����������������
����������������������
���������������������
�������������������������

40
1 Situación de salud sexual y reproductiva,
diligenciamiento de la línea de base y
conformación de la Red Social de Apoyo

1.1. Situación de salud sexual y reproductiva y


diligenciamiento de la línea de base
Para empezar con paso firme el desarrollo de la ruta metodológica
del programa a nivel municipal, se requiere que el Consejo de Política
Social conforme un equipo facilitador del programa, en el cual participe:
Planeación Municipal, Personería Municipal, las coordinaciones locales
del Plan de Atención Básica de Salud, de estadísticas vitales, del pro-
grama de educación sexual y de las escuelas de padres de la Secretaría
de Educación, Consejos Municipales de Juventud, coordinación local o
zonal de clubes juveniles y prejuveniles del Instituto de Bienestar Familiar
– ICBF y Comisaría de Familia, entre otros. Esto con el fin de establecer
la situación del municipio, con respecto a la promoción de derechos de
salud sexual y reproductiva y la prevención de embarazos en adolescen-
tes, mediante el diligenciamiento del instrumento a escala municipal (ver
anexo 2 – Instrumento 1) para la identificación de riesgos que inciden
en las altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes.

Este instrumento recoge información sobre las variables que inciden


en la tasa de fecundidad en niñas y adolescentes como son, educación,
pobreza y acceso a servicios, mediante la definición de cuatro tipo de
indicadores: demográficos, socioeconómicos, educativos y de prestación
de servicios a los/las adolescentes. Para su diligenciamiento, se deben
consultar fuentes de información oficiales como el SiSBEN, la encues-
ta CASEN de educación, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, el
censo de población y vivienda, la encuesta de demografía y salud de
Profamilia, los Planes de Desarrollo Municipal y Departamental, así
como estudios e investigaciones locales y regionales que permitan esta-
blecer datos confiables que contribuyan a la definición de la situación de
Salud Sexual y Reproductiva de los/las adolescentes del municipio.

Una herramienta clave para el diligenciamiento de éste instrumento


es el Comité de Estadísticas Vitales, el cual maneja la información de
nacidos vivos y defunciones en el municipio, indicador básico para el
diseño de las acciones a emprender por el Programa. Por lo tanto, una
de las actividades iniciales de montaje del programa es verificar la exis-
tencia del Comité de Estadísticas Vitales y evaluar su funcionamiento,
para luego identificar las acciones necesarias para crearlo o fortalecerlo
(para mayor información ver anexo 1 – Cesta de conceptos – numeral
4. Fortalecimiento del Sistema de Estadísticas Vitales).
41
Una vez consignada la información en el instrumento, se debe hacer
un análisis de los datos para sacar conclusiones útiles como base del
desarrollo del Programa. Algunos puntos que se deben tener en cuenta
en dicho análisis son:

 Indicadores sociodemográficos: Esta información nos permite


establecer el total de la población en el municipio, proporción
ubicada en el área rural y urbana, total de niños, niñas y adoles-
centes; indicador de masculinidad (cuántos hombres hay por cada
100 mujeres), indicadores que permitirán dimensionar el núcleo de
población a privilegiar por el Programa, ubicación socio espacial y
peso demográfico que tiene para el desarrollo social, económico
político y cultural de la localidad y la región.
 Nacimientos en madres adolescentes: El porcentaje de nacidos
vivos en madres adolescentes es un indicador que nos evidencia:
a) la tasa de fecundidad en niñas y adolescentes en el municipio;
b) el peso de este indicador en los servicios de salud, educación,
protección; c) la situación del municipio con respecto al promedio
nacional del 22% de nacidos vivos en madres de 10 a 19 años,
elementos que nos permitirán identificar las acciones a emprender
para incidir en la reducción de los factores que la generan .
 Educación: Esta es una variable clave en el tema de embarazos
en adolescentes, por esto es importante conocer la cobertura de
acceso a los servicios de educación formal y no formal, las causas
de la deserción escolar y la calidad de la educación que se ofrece
para los y las adolescentes en el municipio. También es necesario
conocer la existencia de personal capacitado en educación sexual y
los espacios o programas diseñados para abordar esta temática.
 Salud: El fortalecimiento de las políticas públicas sectoriales encuen-
tra en la salud un fundamento básico; es por esto que se debe ana-
lizar la oferta y calidad de servicios que se tiene en el municipio,
las acciones que se realizan en cuanto promoción y prevención de
la salud, la cobertura del Sistema General de Seguridad Social en
Salud (SGSSS), entre otras, para así poder identificar acciones en
pro de un mejor acceso a los servicios de salud y a la vez articular
las acciones existentes al desarrollo del Programa.
 Abuso y explotación sexual: Esta información permite identificar
con mayor precisión factores de riesgo que vulneran los derechos
de niñas, niños y adolescentes, que indicador de gran influencia
en el tema de embarazos en adolescentes, que a su vez arroja
elementos para programar acciones concretas que contrarresten el
riesgo.
 Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI): Este índice muestra la
situación socio – económica del municipio y permite conocer el
porcentaje de población que vive en situación de pobreza, una de
las variables que inciden en las altas tasas de fecundidad en ado-
lescentes.
42
 Empleo: Es importante conocer las fuentes de empleo del municipio,
formales como informales. Si predominan las informales se puede
decir que estamos ante una economía inestable, con bajos salarios
y escasa cobertura del sistema de seguridad social, lo que limita el
acceso a los diferentes servicios para el desarrollo integral de los y
las adolescentes, los cuales requieren ingresos de sus padres.
 Actividades económicas: Conocer las principales fuentes de
generación de ingresos del municipio aporta información para
identificar la dinámica de la economía local y plantear iniciativas
productivas para los y las adolescentes y sus familias, articuladas
a los encadenamientos productivos de la región, como estrategia
para minimizar los efectos de la pobreza en la tasa de fecundidad
en adolescentes.

El análisis del instrumento debe concretarse en un primer documento


llamado Línea de Base del Programa que permita al equipo facilitador
del programa en el municipio, hacer una primera aproximación a los
principales problemas que inciden en la altas tasas de fecundidad en
niñas y adolescentes, así como establecer los principales actores institu-
cionales y sociales que deben hacer parte de la solución de dichos pro-
blemas. De esta manera surge la segunda tarea del equipo facilitador
que es la de convocar a dichos actores para conformar la Red Social de
Apoyo (RSA) del Programa.

Es preciso aclarar que este primer documento de línea de base que


contiene datos cuantitativos (estadísticas), debe ser complementado en
la aplicación de la ruta municipal de Trayectorias, con información cua-
litativa, con las vivencias y situaciones que se presenten en el municipio
y que sean discutidas al interior de la RSA. La línea de base es el punto
de partida para la identificación de las acciones que van a incidir en la
minimización de los riesgos y el fortalecimiento de factores protectores
que contribuyan a prevenir embarazos en niñas y adolescentes.

1.2 Conformación de la Red Social de Apoyo


Cuando hablamos anteriormente de los principios que orientan el
Programa, mencionamos la importancia que tienen en éste otros actores
sociales distintos a los gubernamentales, ya que sin ellos es imposible la
construcción colectiva de saberes. Por esta razón, una de las estrategias
que se deben realizar en el nivel municipal es la conformación de una
Red Social de Apoyo (RSA) que integre actores de la comunidad, el sec-
tor público y el sector privado.

Las Redes Sociales de Apoyo se constituyen en un espacio institucio-


nal en donde se vive, se gestiona, se promueve y se trata de materia-
lizar acciones, propuestas y decisiones equitativas. Por ello incorpora
la perspectiva de género como un insumo conceptual y práctico de su
quehacer. En consecuencia, no sólo convoca a hombres y mujeres a
43
trabajar en torno de los acuerdos municipales, sino que además cons-
truye un proceso de movilización en el que se aceptan y apoyan todas
aquellas propuestas tendientes a mejorar, equilibrar y democratizar las
relaciones de poder entre hombres y mujeres dentro de las familias y,
en general, en la vida de los municipios. Es decir, las Redes Socialese
de Apoyo hacen de la equidad un sentir permanente y una práctica
cotidiana, reflejándolo así a la comunidad y a las instituciones.

Como su nombre lo indica las redes son un tejido, en este caso


un tejido hecho por las voluntades e ideas de todas las personas del
municipio, las cuales se agrupan según el papel que desempeñen en el
día a día de la comunidad en algo que se denomina nodo, que no es
otra cosa que un grupo de personas con unas características de trabajo
similares, que dialogan y discuten con base en sus experiencias y cono-
cimientos hasta llegar a consensos que les permitan encontrar la forma
más adecuada de solucionar sus problemas.

Ahora bien, para el caso del Programa de Promoción de Derechos


y Redes Constructoras de Paz, la red está organizada en tres nodos:
familiar en el que están presentes los parientes y vecinos. Comunitario
en el que se incluyen todas las organizaciones de base comunitaria.
Institucional en el que se representan las entidades prestadoras de los
servicios de salud, justicia, educación, cultura y recreación en el muni-
cipio.

Para conformar la Red Social de Apoyo a nivel municipal es nece-


sario comenzar por realizar un mapeo de los actores con los que se
cuenta en el municipio, es decir de identificar organizaciones comuni-
tarias y sociales que nos puedan ayudar en el proceso. En esa selec-
ción tienen especial importancia las conformadas por adolescentes y
jóvenes, empresas privadas y entidades gubernamentales que puedan
contribuir a identificar y afrontar los riesgos generadores de las altas
tasas de fecundidad en niñas y adolescentes y movilizar a la comunidad
para el mejoramiento de la situación de los derechos de salud sexual y
reproductiva.

Es importante que todos los actores que participan en la aplicación


del Programa se apropien del concepto de Red y la forma en que se
deben llevar a cabo las acciones dentro de ésta, pues de una eficaz arti-
culación de la Red Social de Apoyo depende, en gran parte, el éxito de
la estrategia que se emprenda para minimizar los riesgos que inciden
en la alta tasa de fecundidad en niñas y adolescentes.

Por esto, sugerimos que hagan el siguiente ejercicio con miembros


de su equipo de trabajo y representantes de la comunidad, identificados
como potenciales miembros de la Red Social de Apoyo; esto con el fin
de impulsar entre todos el Programa en el municipio:
44
1. Reúna en un salón a varias personas y organícelas en cuatro gru-
pos. Entregue a cada grupo un papel de un color y pídales que
dibujen en él una casa, que escriban en su techo un apellido, y en
el resto de la casa los nombres de tres de sus integrantes. Una vez
reunidos explíqueles que lo conformado allí es una parte de la red,
el nodo familiar, en el cual cada miembro tiene, por naturaleza,
unas obligaciones y unas responsabilidades para con los demás.
Explique que así como los padres deben brindar cariño, protección
y apoyo a sus hijos y eventualmente a otras personas bajo su cuida-
do, así como velar porque sus derechos no les sean vulnerados, los
hijos e hijas también tienen unos deberes y unas responsabilidades
para con ellos y para consigo mismos.
Recoja los dibujos de cada grupo y ubíquelos en un sitio donde
todos los puedan ver. La idea es que en este sitio cada grupo se
vea representado de la siguiente manera:

������������� �������������

����������������� ����������������

2. Ahora, invítelos a agruparse en dos grandes grupos, cada uno con


el nombre de un barrio de su municipio, en el cual todos serán
vecinos. Una vez reunidos entrégueles una hoja de colores para
que dibujen su barrio,�������������
y propóngales que reflexionen, con base en
sus realidades, acerca de cómo son las relaciones entre vecinos y
cuáles son las reglas y costumbres que suelen establecer los vecin-
darios. Después de la discusión acerca de las normas y costum-
�������������
bres, haga que un miembro de cada “barrio” las socialice y, con
base en sus reflexiones, explíqueles que ellos también forman parte
del nodo familiar dentro de la Red Social de Apoyo del Municipio
�����������������
y están representando el nodo familiar. Por lo tanto, cualquiera de
ellos, sin llegar a representar institución alguna, permaneciendo
sólo como miembro de una comunidad y con las obligaciones que
45
tiene ante su vecindario, puede ser representante de éste ante la
Red Social de Apoyo.
�������������
����������������� ����������������

Pegue en el sitio indicado el dibujo que elaboró cada barrio al


frente del dibujo de las familias, de modo tal que sea claro a qué
barrio pertenece cada familia. Hágalo de la siguiente manera:

�������������

�������������

�����������������

�������������

����������������

3. Invite a cada barrio a que escoja a uno de sus miembros para


que los represente en la Junta de Acción Comunal, dos para que
formen la Red de Jóvenes o el Consejo Municipal de Juventud,
según sea el �������������
caso de su municipio, uno para que represente a los
����������������
padres de familia ante la asociación de Padres de familia y otro
para que represente una asociación de desplazados, de ������ madres
cabeza de familia, de desempleados, de voluntarios, de vende-
�������������

dores, el colectivo de comunicación o cualquier otra organización


�������

que tenga alguna representatividad en el municipio. Los escogidos


�����������������
se agruparán con sus similares del otro barrio. Una vez reunidos,
entrégueles un papel de colores para que dibujen el edificio en el
�����������

que se encuentra su institución y dígales que definan cuál sería su


responsabilidad con la entidad que están representando����� en ese
momento. Posteriormente lea sus respuestas, valídelas y con base
en ello, explíqueles que allí se conforma otra instancia de la Red,
en la que nos integramos con el resto del municipio, esto es, el
nodo comunitario que nos permite articular esfuerzos e informa-
ción. De igual forma, explíqueles que allí puede haber tantos gru-
�������������
pos como instituciones de la sociedad civil����������������
existan en el municipio ��������

y que todos estos, dentro de la Red Social de Apoyo, conforman ������


lo ���

que se denomina el nodo comunitario, e invítelos a que hagan la


lista de �����������������
las demás instituciones que pueden formar este nodo. �������

No olvide representar en el tablero la participación de los miembros


���
de cada barrio en los grupos del nodo comunitario e incluir debajo
46
de los grupos conformados, aquellos que fueron nombrados por
�����������

los participantes en el ejercicio. Hágalo de la siguiente manera:

�����
����������������� ����������������

������������� ����������������

������
�������������

�������
�������������
�����������������

������������� �����������

�����������������
�����

4. Con los miembros que quedan en cada grupo haga lo siguien-


te: escoja dos para el hospital, uno para el colegio, uno para la
Alcaldía y uno para el Consejo Municipal y haga que los repre-
�������������

sentantes de cada equipo se reúnan. De esta forma estarán repre-


������������� ���������������� ������������������
sentadas cinco instituciones del municipio.
���������������� Recuérdeles que puede
haber tantos grupos como instituciones hay. Por ejemplo, ������
Fuerzas ��������
Militares, Personería, Comisaría de Familia, ICBF, otras entidades
prestadoras
�����������������de servicios de salud, etc. Una vez reunidos, �������
entrégue-
les un papel de colores para que dibujen el edificio en el que se
encuentra su institución y pídales que analicen la obligación que �������

tienen las instituciones que representan, con la comunidad �����������de su


municipio y que luego la socialicen
������������� ante el grupo. Con base en
����������������

esto, haga una explicación de cómo cada entidad debe trabajar


en �������������
red y que si se articula con las demás entidades ������
conforman el
�����

nodo Institucional, que puede ofrecer respuestas más acertadas a


�������
las necesidades de las comunidades. De igual forma indique que
en�����������������
la Red Social de Apoyo estas instituciones representan el nodo
institucional y pídales que identifiquen qué otros actores pueden
�����������

formar parte de este nodo.


No olvide representar la participación de los miembros �����
de cada
barrio en los grupos del nodo institucional e incluir debajo de los
grupos conformados aquellos que fueron nombrados por los par-
ticipantes en el ejercicio. Hágalo de la siguiente manera:

������������� ���������������� ������������������


��������
������

�����������������
�������

�������

�����������

�����

47
5. Una vez registrados todos los movimientos nos quedará un gran
mapa de actores del municipio. Escojamos al azar dos miembros
de la comunidad para que nos hagan una lectura de lo que ven.
Con base en estos análisis haga un recuento y explique que este
mapa representa la forma en que se tejen todos los días las relacio-
nes entre los miembros del municipio. Con este insumo diligencie
el instrumento 2. Posteriormente hágales caer en cuenta que en ese
mapa las relaciones se mueven horizontalmente y no verticalmente,
salvo en las relaciones del barrio, y que es importante que los inte-
grantes de cada uno de los nodos se articulen entre sí para mejorar
las acciones hacia su comunidad. Por lo tanto pídales que se reúnan
por nodos de la siguiente manera: las personas que se quedaron
en el “barrio” son el nodo familiar, las de las asociaciones son
el nodo comunitario, y las instituciones son el nodo institucional.
Luego, sugiérales que en grupo definan cómo se articularían como
nodos, cuáles creen que serían las obligaciones de cada institución
dentro de ese nodo y cuáles las obligaciones del nodo dentro de la
Red Social de Apoyo, para lo cual pueden diligenciar el Instrumento
3 Mapa de Actores (Ver anexo 2, Instrumentos).
6. Recopile los tres instrumentos, léalos y con base en ellos, en un
papelógrafo, sintetice las acciones de los tres nodos para que expli-
que como resultado la forma en que debe operar la Red Social de
Apoyo (para ello retome también la información que sobre Red
Social de Apoyo aparece en la cesta de conceptos). Es importante
que les explique que ellos como representantes de la comunidad
ante la RSA tienen la responsabilidad de hacer la socialización de
las decisiones que se tomen con la institución que representan en
el nodo, llámese JAC, concejo municipal, asociación de padres de
familia, colegio, hogar, etc.
7. Finalmente, utilizando el Instrumento No. 4 - Caracterización de
Actores Municipales que son portadores de obligaciones para que
se cumplan los derechos de niñas, niños y adolescentes, procedan
a caracterizar las responsabilidades y capacidades de cada uno de
los actores frente a los derechos sexuales y reproductivos, según
sean titulares de derechos (niñas, niños, adolescentes y jóvenes) o
portadores de obligaciones para que tales derechos se cumplan.
Para esto es importante que tengan en cuenta las reflexiones hechas
en el ejercicio anterior.

De aquí en adelante, la misión del equipo facilitador es lograr que


los actores participantes se fortalezcan, y que los identificados en
el ejercicio se vinculen en diferentes momentos del desarrollo del
Programa y sus componentes, de acuerdo con sus intereses y posi-
bilidades, asumiendo compromisos concretos para incidir en la
situación de SSR de niños, niñas y adolescentes en el municipio.

48
2 Taller de análisis de la situación de salud sexual
y reproductiva del municipio e identificación
y procesamiento de problemas .

Los dos productos elaborados en el paso 1 los preparan para afron-


tar el paso 2, cuyo acto central es el primer taller de la Red Social de
Apoyo (RSA). Los objetivos de este taller son:

 Empezar a tejer o reforzar los vínculos entre la Red Social de Apoyo


del Programa.
 Socializar la situación de salud sexual y reproductiva en el muni-
cipio, descrita en el documento de línea de base, analizarla y
complementarla. En este proceso es de vital importancia la voz de
los/las adolescentes y jóvenes.
 Identificar, priorizar y analizar a partir de la línea de base la situa-
ción de salud sexual y reproductiva. Los problemas que afectan
esta situación y que inciden en las variables de educación, pobreza
y acceso a servicios. Establecer los factores de riesgo que tienen
relación con cada uno de los problemas identificados, a partir de
las fuentes generadoras del reisgo y finalmente plantear los factores
protectores que contribuiran a minimizarlos.
 Como se había identificado las brechas o limitaciones en las capa-
cidades de los actores titulares de derechos y de los portadores
de obligaciones para que se cumplan y se protejan los derechos,
ahora se complementará este análisis y se harán algunas propues-
tas iniciales para fortalecer las debilidades.

SALON COMUNAL

Tranquilos muchachos que esos líos Alcalde, para ganarle el partido a


que tienen ustedes los arreglo yo solito. Ni que fuera Superman…
nuestros problemas lo que necesitamos
es todo un equipo.

49
Preparativos para la realización del taller
La primera condición para que el taller tenga éxito es convocar a las
personas representantes de las organizaciones y entidades que ustedes
previamente clasificaron como importantes para la conformación de
los nodos institucional, familiar y comunitario de la RSA. Es posible que
para garantizar su asistencia ustedes deban visitarlas, hablarles del
Programa y sensibilizarlas acerca de la importancia de esta problemáti-
ca para el desarrollo del municipio. También deben concertar con ellas
el día y el lugar más adecuados para realizar el taller. Para apoyar esta
tarea pueden elaborar un plegable que dé cuenta de los propósitos del
Programa y entregarlo en las visitas preparatorias con las comunidades
y las instituciones. Es deseable que la convocatoria esté firmada por
el alcalde o alcaldesa o por otra autoridad municipal (Secretario/a de
Salud, Secretario/a de Educación, Planeación, Secretaría de Desarrollo
Social, Comisaría de Familia) haciendo explícitos los objetivos, agenda,
fecha y lugar.

Además de la convocatoria, se deberá garantizar una adecuada


logística para el taller. Según la propuesta de agenda de taller que des-
cribimos más adelante, se requiere:

 La designación por parte del equipo facilitador de una persona que


conduzca el taller.
 Un lugar cómodo para trabajar con aproximadamente 40 perso-
nas: 15 del nodo familiar, 15 del nodo comunitario y 10 del nodo
institucional.
 Refrigerios de media mañana, almuerzos y cafés o refrescos para
la tarde, pues trabajarán un día entero.
 Transporte y alojamiento para las personas participantes del área
rural, según las condiciones de la zona.
 Los siguientes materiales y equipos:
• Manual Trayectorias.
• Presentación del Programa: en carteleras, acetatos o presenta-
ciones de computador.
• Fotocopias del Instrumento 1 - Instrumento para la identifica-
ción de riesgos en la problemática de embarazos en niñas y
adolescentes a escala municipal, diligenciado y con su respec-
tivo análisis plasmado en el documento de línea de base del
Programa en el municipio.
• Presentación de la línea de base del Programa en el municipio
en carteleras, acetatos o presentaciones de computador.
• Materiales para elaborar la maqueta del municipio: marcado-
res, plastilina, palitos, espuma, vinilos, papel celofán, figuritas
(personas, animales, árboles, lanchas, carros, motos, iglesias,
casas, cinta de enmascarar, etc.).
50
• Papelógrafo, retroproyector o computador y video beam.
La agenda propuesta para el taller de análisis de la situación de
salud sexual y reproductiva del municipio y de identificación y procesa-
miento de problemas.

A continuación describiremos una pauta de los temas y metodolo-


gías que consideramos pertinentes para este taller, pero recuerden que
pueden variar de acuerdo con las capacidades, necesidades y caracte-
rísticas de su municipio.

Mañana

1. Presentación de las personas participantes: actividades que


desarrollan y expectativas frente al Programa.40 minutos.
Esta actividad le permite escuchar las expectativas y resolver las
inquietudes de las personas convocadas por el equipo facilitador
para hacer parte de la Red Social de Apoyo del Programa. Conceda
la palabra de manera ordenada y equitativa. Agrupe por semejan-
za las inquietudes y al final respóndalas, teniendo en cuenta que
usted no necesariamente debe saber todas las respuestas y que el
Programa, para que funcione, ha de ser una construcción colectiva de
todas las personas, entidades y organizaciones vinculadas a la Red
Social de Apoyo.

En estos momentos la situación de Nooo, a estos muchachos no les ha tocado ¿Y entonces? ¿Hay alguien aquí que
los jóvenes es muy complicada. Hoy sufrir ni la mitad de lo que nos tocó a sepa finalmente cómo estamos?
en día todo es más difícil. nosotras. Ahora todo les queda más fácil.

2. Presentación del Programa de Promoción de Derechos y Redes


Constructoras de Paz. 30 minutos.
Esta presentación incluye el marco de referencia de la Política
Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, el marco conceptual de
51
derechos de salud sexual y reproductiva, los principios orientadores,
los objetivos, los componentes y las estrategias del Programa. Estos
contenidos están expuestos en la primera parte de este manual y le
sugerimos elaborar ayudas visuales para apoyar su presentación,
según la disponibilidad de equipos que tenga: de las carteleras a
las presentaciones de computador, pasando por los acetatos y el
retroproyector. En todo caso, recuerde que la eficacia de una charla
no depende únicamente del apoyo tecnológico sino de la capacidad
comunicativa de la persona que expone así como de la convicción en
las ideas y propuestas que transmite.

3. Presentación del documento Línea de Base del Programa en


el municipio y de la caracterización de las responsabilidades y
brechas de las capacidades de los actores titulares de derechos
y de los portadores de obligaciones, para que se cumplan los
derechos de niñas, niños y adolescentes.30 minutos
Esta presentación recoge y analiza la información cuantitativa de la
situación de niños, niñas y adolescentes en el municipio, arrojada por
el instrumento No. 1 de identificación de la situación de salud sexual
y reproductiva de los/las adolescentes en el municipio y la informa-
ción arrojada por el Instrumento No. 4. Para esta presentación vale
lo dicho anteriormente sobre las ayudas visuales.

4. Análisis de la situación de salud sexual y reproductiva del muni-


cipio por parte de las personas participantes, a partir de la ela-
boración de una maqueta del municipio.1 hora y 30 minutos
La maqueta cumple la función de facilitar los conocimientos de
las personas participantes en torno a la dinámica general de la vida
cotidiana de la comunidad y, en especial, de la situación de salud
sexual y reproductiva de niños, niñas y adolescentes. Además permite
iniciar el análisis y complementar el documento de línea de base del
Programa en el municipio con información cualitativa, a partir de los
elementos visualizados en su construcción.

En la elaboración de la maqueta del municipio tenga en cuenta los


siguientes aspectos:

 Rasgos físicos de acuerdo con el uso que se le dé a cada zona:


en el casco urbano, la zona institucional, comercial y residencial
y dentro de esta última los distintos barrios con su estratos; en la
zona rural, las veredas y su actividad agropecuaria predominante.
 Presencia de servicios institucionales y de organizaciones que hacen
o tienen potencial para hacer promoción de los derechos de SSR y
prevención de los embarazos de niñas y adolescentes: educación,
formación para el trabajo, salud, protección, justicia, recreación,
cultura y deporte, organizaciones infantiles y juveniles.
Lugares de encuentro de niños, niñas y adolescentes.
52 
 Factores de riesgo que desde el ciclo vital y la salud, la economía
local y la dinámica social y política del municipio inciden en las
altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes.
 Zonas de riesgo: bares y discotecas, parques, malecones, playas,
callejones, casas abandonadas, terrenos baldíos, zonas de delin-
cuencia, prostitución, expendio de sustancias psicoactivas, vivien-
das hacinadas, etc.
Para facilitar esta tarea, usted puede organizar a las personas
participantes en pequeños grupos, cada uno de los cuales elabora
la parte de la maqueta correspondiente a una vereda o una zona
del casco urbano y luego se arma la maqueta completa antes de la
plenaria.

Tarde

5. Plenaria sobre la situación de salud sexual y reproductiva de


niños, niñas y adolescentes, a partir de la maqueta y el docu-
mento línea de base elaborado previamente por el equipo
facilitador. 45 minutos.
La tarde se inicia con la exposición de los trabajos grupales de
construcción de la maqueta. Retome en el papelógrafo los aportes
hechos por los grupos y al final de las presentaciones complemen-
te con dichos aportes el análisis de la línea de base presentado en
la actividad 3. Este análisis complementado será el insumo para la
siguiente actividad. La(s) maqueta(s) se guardan para ser utilizadas
en el taller de capacitación sobre la estrategia para informar, educar
y comunicar (IEC).

6. Identificación priorizacion y análisis de problemas a partir


del interés y la competencia de los nodos de la Red Social de
Apoyo.1 hora y 30 minutos
Para identificar y jerarquizar los problemas que inciden en la edu-
cación de la sexualidad y la salud sexual y reproductiva en niños,
niñas y adolescentes, proponga a las personas participantes que se
agrupen por nodos y pídales que identifiquen los problemas más
relevantes que afectan el ejercicio de los derechos de salud sexual y
reproductiva de niños, niñas y adolescentes, y que inciden en las tasas
de fecundidad temprana. En ese momento pueden apoyarse en las
preguntas del Instrumento No. 5 - Identificación y caracterización de
vulneraciones a los derechos sexuales y reproductivos y otros conexos
(problemas) y de las potencialidades para superar tales vulneraciones
(Ver anexo 2 - Instrumento) y luego seguir la siguiente metodología:

 Teniendo en mente los resultados del ejercicio anterior, cada grupo


hace una "lluvia de ideas" para identificar problemas, teniendo el
53
cuidado de relacionar el problema identificado con las variables de
educación, pobreza y acceso a servicios - Instrumento 6 Priorización
de vulneraciones a los derechos sexuales y reproductivos y otros
conexos (problemas)(Ver anexo 2).
 Una vez identificados los problemas, cada grupo les da prioridad
según su importancia. Para ello, en cada grupo, cada persona
tendrá tres puntos que podrá distribuir de la siguiente manera: tres
puntos a un problema que considera extremadamente importan-
te; dos puntos a un problema que considera muy importante y un
punto a otro problema que considera un poco menos importante;
un voto para cada uno de los tres problemas que considera de
importancia similar. Pídales que al votar argumenten muy breve-
mente el porqué de su puntuación.
 Terminada la priorización, se completa el instrumento No. 6 y el
grupo nombra una persona relatora y vierte el resultado de su tra-
bajo en un cartel para papelógrafo, con el propósito de exponerlo
claramente ante la plenaria.
 En la plenaria, las personas relatoras exponen el resultado del tra-
bajo grupal, con base en los instrumentos 5 y 6. Después de las
exposiciones, el equipo facilitador destaca las coincidencias y las
diferencias entre las priorizaciones hechas por los nodos y propone
una general para ser validada por la plenaria.

Yo averiguo con los jóvenes cómo Y yo averiguo cuántos están yendo Y así, con datos precisos, podremos
se están sintiendo en la escuela. a la escuela y cuántos no. ayudar mejor.

7. Análisis de los problemas priorizados según las variables educa-


ción, pobreza y servicios. 1 hora
Al comienzo de esta actividad, exponga las nociones de causa (aque-
llo que se considera el origen de un hecho) y consecuencia (aquello que
resulta o se deriva de un hecho). Entonces presente el Instrumento 7
54
- Análisis de causas y consecuencias de la vulneración de derechos
sexuales y reproductivos y otros conexos (Ver anexo 2 - Instrumentos) y
ubique en él, con la colaboración de la plenaria y con base en los resul-
tados de los Instrumentos 4 y 5, los problemas priorizados. Después,
para mayor claridad sobre la siguiente actividad, haga el análisis de
causas y consecuencias de uno de los problemas priorizados. Hecha esta
explicación, proponga a las personas participantes que se distribuyan en
grupos de trabajo según sus fortalezas, para hacer el análisis de causas
y consecuencias de todos los problemas identificados. Pídales que con-
signen en un pliego para papelógrafo el resultado del análisis de cada
problema. Es decir, hasta esta parte del taller se diligenciarán solamente
las dos primeras columnas del Instrumento 7 (las siguientes dos colum-
nas pasan para el siguiente taller).

8. Plenaria para la presentación de resultados del análisis de pro-


blemas.45 minutos
Los grupos presentan a la plenaria el procesamiento de cada
problema. Si lo considera necesario, precise el análisis de causas y
consecuencias planteado por cada grupo. Después, con los carteles
pegados a la vista de la plenaria, proponga a las personas partici-
pantes identificar causas y consecuencias comunes a los diferentes
problemas. Destáquelas y enumérelas en un pliego aparte, para
establecer una primera relación de causalidad de los diferentes pro-
blemas identificados.

Con todos los insumos recogidos a partir de los instrumentos 4, 5,


6 y 7, complementen el documento de la línea de base para utilizarlo
en la validación que se hará de este análisis de situación, según se
describe a continuación.

9. Cronograma de validación de cada nodo y acuerdos para la


realización del segundo taller de la Red Social de Apoyo para
la identificación de riesgos, factores protectores y líneas de
acción.15 minutos.
Al terminar la tarde, cada nodo propone un cronograma para validar
el trabajo de identificación y análisis de problemas con otras personas,
entidades y organizaciones identificadas por cada nodo. Esta tarea tiene
como fin incrementar el número de personas del municipio enteradas
y sensibilizadas de la situación de salud sexual y reproductiva de niños,
niñas y adolescentes. La pauta de esta validación es la siguiente:

 Presentación de la situación de salud sexual y reproductiva de


niños, niñas y adolescentes en el municipio (resultado de la activi-
dad 5 del taller).
 Presentación de los problemas priorizados y del análisis de causas
y consecuencias (resultado de las actividades 6, 7 y 8 del taller).
Registro de los comentarios y observaciones hechos por cada grupo

55
de validación.
Finalmente, se establece la fecha del taller de identificación de ries-
gos, factores protectores y líneas de acción.

Para facilitar la comprensión del proceso, los cuadros presentados a


continuación resumen la propuesta de agenda para el taller de análisis
de la situación de salud sexual y reproductiva del municipio y la identi-
ficación y procesamiento de problemas.

������

����������� ������������ �������������������� ������

���������������������������������������������� ����������������� ����������


������������������������������������������������� �����������������������
������������

����������������������������������������� ������������������ ���������������������� ����������


���������������������������������������������� ����������������������������
����������������������������������������������������� ���������������������������
��������������� ��������������������������

������������������������������������������������ ������������������ �������������������������� ����������


����������������������������������������������������� ��������������������������������
��������������������������������������������������� ������������������������������
�����������������������������
������������������������
����������������������
����������������������������
���������������������������
��������������������������

�����������������������

���������������������������������������������������� ������������������ ������������������������ ��������


��������������������������������������������������� ��������� ����������
������������������������������������������ �������������������
���������������������������
��������������

������������������������������������������������ ����������������� ������������������ ����������


����������������������������������������������������� ����������������� �����������
���������������������������������������������������
������������������������������������������

�����

����������� ������������ �������������������� ������


������������������������������������������������� ������������������� ������������������������������ ����������
����������������������������������������������� ��������������������� ����������
56 ������������� ������ ������������������
������������

�����������������

����������������������������������������� ������������������� �������������������������� ������


��������������������� ���������������������������
����������� ������������������
���������������������������������������������������
������������������������������������������

�����

����������� ������������ �������������������� ������


������������������������������������������������� ������������������� ������������������������������ ����������
����������������������������������������������� ��������������������� ����������
������������� ������ ������������������
������������

�����������������

����������������������������������������� ������������������� �������������������������� ������


��������������������� ���������������������������
����������� ������������������
�����������

�������������������������������������������������� ����������������� ������������������ ����������


���������������������� �����������

��������������������������������������������������� ������������������ ������������������ �����������


������������������������������������������������� �������������� �����������
����������������������������������������������

Después de...

Después del taller es importante elaborar lo más rápidamente posible


la memoria de éste, es decir, un documento que contenga los acuerdos
concertados con la RSA a partir de la información de los instrumentos 4,
5, 6 y 7. Ésta será fundamental para el trabajo de validación por parte
de los miembros de la Red Social de Apoyo dentro de un grupo nume-
roso de actores vinculados a cada nodo, de acuerdo con el cronograma
acordado para el taller de Identificación de riesgos, factores protectores
y líneas de acción.

57
3 Taller de identificación de factores de riesgo que
inciden en las vulneraciones de los derechos,
de factores protectores y de líneas de acción.

El tercer paso en la ruta para aplicar el Programa en el municipio es hacer


un taller para la identificación de los factores de riesgo y los factores protecto-
res de cada una de las vulneraciones a los derechos sexuales y reproductivos
(problemas priorizados), relacionados con la educación y la salud sexual y
reproductiva de niños, niñas y adolescentes; así como las alternativas de
prevención de dichos problemas, basadas en el desarrollo de los factores
protectores. La identificación, priorización y análisis de estos problemas se
inició en el taller anterior de la Red Social de Apoyo (paso 2) y se validó y
complementó con el trabajo hecho por los actores de cada nodo durante el
período entre talleres. Para dar este nuevo paso de manera participativa y
aprovechar los distintos saberes que hay en el municipio, el equipo facilitador
municipal debe convocar a un segundo taller de la RSA.

Los objetivos de este taller son:


 Continuar reforzando, mediante el encuentro y el trabajo concreto
los vínculos entre las personas, entidades y organizaciones que
forman parte de la Red Social de Apoyo del Programa.
 Recoger la validación y complementación hecha por los nodos, del
análisis de los problemas priorizados participativamente durante el
taller anterior.
 Identificar los factores de riesgo y los factores protectores por cada
uno de los problemas priorizados.
 Identificar líneas de acción que fortalezcan los factores protectores
y disminuyan los factores de riesgo identificados. Algunas de estas
líneas de acción, una vez identificadas, será menester formularlas
en términos de proyectos.

Preparativos para la realización del taller


Una importante tarea previa es verificar el grado del cumplimiento
del cronograma de validación de los problemas identificados, acordado
en el primer taller de la RSA y motivar acciones remediales en caso de
no haberse cumplido dicho cronograma. Nuevamente, las tareas de
convocatoria para este taller son fundamentales, aunque ya empieza a
generarse cierto espíritu de pertenencia a la RSA que las facilita.

Recuerden que además de la convocatoria, usted deberá garantizar


una adecuada logística para el taller:

 Designar una persona que asuma la responsabilidad de conducir


el taller.
58
 Un lugar cómodo para trabajar con aproximadamente 40 personas
(15 del nodo familiar, 15 del comunitario y 10 del institucional).
 Refrigerios de media mañana, almuerzos y cafés para la tarde,
pues trabajarán un día y medio.
 Transporte y alojamiento para las personas participantes del área
rural, según las condiciones de la zona.
 Los siguientes materiales y equipos:
• Manual Trayectorias.
• Memorias del primer taller de la RSA.
• Documento de la línea de base.
• Aportes del proceso de validación de cada nodo.
• Fotocopia del instrumento 4 - Caracterización de responsabili-
dades y capacidades de los titulares de derechos y de los por-
tadores de obligaciones.
• Fotocopia del instrumento 5 - Identificación y caracterización de
vulneraciones específicas de los derechos sexuales y reproducti-
vos (problemas).
• Fotocopia del instrumento 6 - Priorización y clasificación de vul-
neraciones específicas de los derechos sexuales y reproductivos
(problemas).

GRAN ENCUENTRO ��������������


SOBRE LA JUVENTUD DEL MUNICIPIO �������������������������������

SÓLO
SE ACEPTAN
SÓLO
SÓLO
EXPERTOS
SE ACEPTAN
EXPERTOS
SE ACEPTAN
EXPERTOS

Que pena jóvenes, aquí sólo entran Cómo así que los adultos hablando
los expertos invitados. de juventud sin escucharnos.

• Fotocopias del instrumento 7 - Análisis de causas y consecuen-


cias de la vulneración de derechos sexuales y reproductivos
y otros conexos. Protección de derechos, factores de riesgo y
factores protectores de tales vulneraciones para el análisis de
problemas diligenciado en el taller anterior de la RSA.
• Fotocopias del instrumento 8 (A y B)- Análisis de pertinencia de
los factores de riesgo y de los factores protectores.
59
• Fotocopias del instrumento 9 - Identificación de líneas de
acción
• Papelógrafo, retroproyector o computador y video beam.

 La agenda propuesta para el taller de identificación de factores


de riesgo, factores protectores y modalidades de atención para la
prevención del embarazo en niñas y adolescentes y la promoción
de los derechos de salud sexual y reproductiva en el municipio.

Día 1

Mañana
1. Dinámica de apertura.20 minutos
Empiece el taller con una dinámica que amplíe el conocimiento y
la confianza entre las personas vinculadas a la Red Social de Apoyo
(RSA).

2. Presentación de los compromisos de validación de los insumos


del Taller 1, por parte de cada nodo de la RSA.30 minutos
Después de la dinámica, invite a las personas coordinadoras de los
nodos a presentar el informe sobre la validación de los problemas
identificados y priorizados en el primer taller de la RSA. Destaque
tanto la validación de lo hecho como los nuevos aportes de los nodos
y proponga una manera de incorporarlos para que sea validada por
la plenaria.

3. Identificación de factores de riesgo y factores protectores.


1 hora y 10 minutos
Para empezar esta actividad prepare una breve charla sobre el
enfoque de derechos, manejo social del riesgo aplicado al tema pro-
tección de los derechos, especialmente los de salud sexual y reproduc-
tiva en niños, niñas y adolescentes. Sugerencias de contenidos para
esta charla están en la introducción del manual (sobre el enfoque
de derechos y manejo social del riesgo aplicado a la prevención de
embarazos en niñas y adolescentes y la promoción de los derechos
de salud sexual y reproductiva); también le puede pedir colaboración
a un funcionario de salud, educación o protección del municipio o
del departamento.

Luego, para la identificación de factores de riesgo y factores pro-


tectores relacionados con cada uno de los problemas analizados,
retome el Instrumento 7 - Análisis de causas y consecuencias de la
vulneración de derechos sexuales y reproductivos y otros conexos.
Protección de derechos, factores de riesgo y factores protectores de
tales vulneraciones, el cual había sido diligenciado en las dos prime-
ras columnas (ver Anexo 2 - Instrumentos), que permite agregar al
análisis hecho en el primer taller sobre causas y consecuencias de los
60
problemas priorizados, dos nuevos aspectos: factores de riesgo y fac-
tores protectores de las vulneraciones de derechos en SSR (los cuales
son diligenciados en las siguientes dos columnas de este instrumen-
to). Este análisis prepara el camino para la identificación de líneas de
acción para el fortalecimiento de los factores protectores.

Para facilitar la apropiación de esta herramienta por parte del grupo,


le sugerimos hacer en plenaria el análisis de uno de los problemas
priorizados, identificando los factores de riesgo (aquellos compor-
tamientos que contribuyen, facilitan o abren la posibilidad de que se
genere un problema). Otra manera de decirlo es que son aquellos
comportamientos y actitudes que permiten que las causas de un pro-
blema se encarnen en la sociedad, las instituciones o las personas. No
es, por tanto, un sinónimo de problema (ni exactamente lo mismo que
causa) y factores protectores (aquellos que protegen de las influencias
adversas y minimizan las condiciones de vulnerabilidad de la persona,
la familia y el entorno).

Para avanzar ágilmente en la tarea, le sugerimos organizar a las


personas participantes en pequeños grupos por problemas de interés
(dos o tres por grupo), de modo que la identificación de factores de
riesgo y factores protectores de los problemas analizados se pueda
hacer en los siguientes 40 minutos.

4. Plenaria para la puesta en común de la identificación de facto-


res de riesgo y factores protectores y el análisis de pertinencia
de los mismos.90 minutos
En plenaria, cada grupo expone los resultados de su análisis y las
demás personas hacen los comentarios que consideren pertinentes.
Destaque los consensos de la plenaria en torno a la identificación de
factores de riesgo y factores protectores y promueva el acuerdo de las
personas participantes.

Después, el equipo facilitador del municipio orienta el análisis de la


pertinencia de los factores de riesgo y protectores identificados, para
contrarrestar los efectos en las variables educación, pobreza y acceso
a servicios, descritas en el documento línea de base sobre la situación
de salud sexual y reproductiva, el cual se ha venido construyendo
desde el desarrollo de los pasos 1 y 2 de la Ruta Metodológica por
parte de la Red Social de Apoyo; utilice el Instrumento 8 - Análisis de
pertinencia de los factores de riesgo y de los factores de protección
de los derechos sexuales y reproductivos y otros conexos - en sus cua-
dros 8A y 8B, teniendo como criterios: a. La legislación que protege
los derechos de la niñez y la adolescencia, en especial los sexuales
y reproductivos; b. ¿Cuáles son los impactos (positivos y negativos)
que tienen estos factores sobre los derechos?; c. Frente a los factores
protectores, ¿Cuál es la viabilidad de su fortalecimiento y la soste-
61
nibilidad de dicho fortalecimiento?, y frente a los de riesgo ¿Cuáles
son las posibilidades de su transformación, control y erradicación?
Este ejercicio cierra el análisis que se ha venido construyendo con
los aportes de las diferentes actividades que se han hecho en los dos
talleres.

Tarde

5. Identificación de líneas de acción a partir de los factores pro-


tectores de los derechos. 1 hora y 45 minutos
Para identificar las líneas de acción frente a los problemas priori-
zados, sugiera a las personas participantes partir del factor protector
definido para cada problema, utilizando el Instrumento No. 9 -
Identificación de líneas de acción - (ver Anexo 2 de Instrumentos). La
tarea consiste en describir brevemente la línea de acción que habría
que desarrollar para potenciar dicho factor protector y, de paso,
reducir el factor de riesgo asociado y luego precisar las poblaciones
o actores sociales (titulares de derechos y portadores de obligaciones
para que se cumplan los derechos) hacia las cuales se dirigirá la
acción.

Después, para avanzar ágilmente en la tarea, pida a las personas


participantes que se distribuyan en pequeños grupos por problemas
de interés (dos o tres personas por grupo), de modo que la iden-
tificación de líneas de acción para la totalidad de los problemas
priorizados se pueda hacer en la siguiente hora y media. Como
seguramente surgirá más de una propuesta de línea de acción para
cada problema, dé a los pequeños grupos la indicación de discutir-
las y elegir la más viable, teniendo en cuenta los recursos de diverso
tipo (humanos, técnicos, físicos, organizacionales y financieros, entre
otros) con que cuentan los actores que confluyen a la Red Social de
Apoyo.

Para facilitar la apropiación de esta herramienta por parte del


grupo, les sugerimos desarrollar en plenaria, para uno de los pro-
blemas, la identificación de la línea de acción y la población (actores
sociales: titulares de derechos y portadores de obligaciones para que
se cumplan los derechos) a la cual va dirigida la acción.

6. Plenaria para la puesta en común de las líneas de acción iden-


tificadas. 2 horas
En plenaria, cada pequeño grupo expone los resultados de su
trabajo y las demás personas hacen los comentarios que consideren
pertinentes. Tome nota de los consensos de la plenaria en torno a las
líneas de acción y las poblaciones a las que se dirigen.

62
Día 2

Mañana
7. Identificación de actividades comunes dirigidas a las mismas
poblaciones objetivo (titulares de derechos y portadores de
obligaciones para que se cumplan los derechos) con el fin
de potenciar las intervenciones planteadas por las diferentes
líneas de acción.1 hora y 45 minutos
Después de la socialización de las diversas líneas de acción, pro-
ponga al grupo analizar las diversas actividades dirigidas a una
misma población, con el propósito de establecer la pertinencia de
agruparlas para potenciar las intervenciones a partir de las diferentes
ofertas programáticas de las instituciones locales. Este agrupamiento
debe facilitar la ejecución de las diversas actividades, pero sin que se
pierda el propósito específico para las que fueron planteadas.

8. Inicio del diseño de líneas acción. 1 hora.


Explique al grupo que para avanzar en el diseño de las líneas
de acción definidas por los grupos se requiere consultar el Plan
de Desarrollo del Municipio, los Planes Indicativos Sectoriales y los
proyectos en marcha que le apunten a generar condiciones para el
ejercicio sano y responsable de la sexualidad de los niños, niñas y
adolescentes del municipio, así como la opinión de personas expertas
que aporten las necesarias orientaciones técnicas. Dígales que esta
consulta será hecha por parte de los grupos que identificaron las
diferentes líneas de acción en el tiempo transcurrido entre este taller
y el taller de Formulación del Plan de Intervención, con la orientación
de un funcionario experto en el tema.

Luego presénteles el Instrumento No. 10 - Diseño de líneas de


acción - (ver Anexo 2), el cual les permitirá organizar los avances
hechos por los grupos en la identificación de las líneas de acción.
Dicho instrumento se diligencia de la siguiente manera:

Enumere las actividades gruesas que es necesario realizar para


producir el servicio conducente a desarrollar la línea de acción
priorizada. Luego desglose cada una de estas actividades en tareas
(actividades más pequeñas) que es menester ejecutar para producir la
actividad. Escriba estas tareas en orden cronológico y con los detalles
suficientes para saber qué es lo que hay que hacer. Para las activida-
des gruesas establezca metas, es decir, lo que se quiere alcanzar en
un tiempo determinado, e indicadores que le permitan medir resulta-
dos en términos de cantidad, calidad y tiempo. Respecto a la llamada
"población objetivo", tenga en cuenta que ella está conformada por
distintos grupos con distintos grados de relación con cada servicio o
63
línea de acción que es conveniente señalar. De esta manera se debe-
rán especificar diferentes acciones de acuerdo con dichas poblacio-
nes o actores sociales a las que se dirigen: actividades para titulares
de derechos (niños, niñas, adolescentes, jóvenes) y para portadores
de obligaciones para que se cumplan los derechos (madres y padres
de familia, cuidadores, mediadores sociales, docentes, funcionarios
técnicos o administrativos, concejales municipales, Consejo de Política
Social, secretarios de despacho, etc.).

Los responsables son entidades, organizaciones o familias que


cumplen un papel importante en el desarrollo de una determinada
actividad, esto también es bueno esclarecerlo. En la columna de
tiempo, se escribe el tiempo estimado para la ejecución de cada acti-
vidad. Finalmente, en la columna de recursos financieros, se señala
el monto de los recursos necesarios para ejecutar la acción y la fuente
de financiación.

Y esa es la calle oscura donde Con esta maqueta sí es muy fácil pillarse
Mira, ese es el parque donde van lo que pasa en nuestro municipio.
todos los novios. violan a la que pase.

9. Definición del cronograma para la preparación de los insumos


técnicos del Taller de Formulación del Plan de Intervención
Municipal y Plan de Acción.1 hora.
Una vez explicado el Instrumento No. 10, concerte con las personas
participantes el cronograma para la consulta de los insumos técnicos
necesarios para avanzar en el diseño de las líneas de acción y, con
base en este cronograma, fije la fecha para el taller de formulación
del Plan de Intervención Municipal.

10. Evaluación del Taller.30 minutos


Invite a las personas participantes a evaluar individualmente el tra-
bajo hecho durante el taller. Después solicite, en plenaria, que cada
64
quien exprese sus apreciaciones del taller y haga recomendaciones de
mejoramiento.
Los siguientes cuadros resumen la propuesta de agenda para el Taller
de Identificación de factores de riesgo, factores protectores y líneas de
acción para la prevención de los factores de riesgo que inciden en las
altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes y la promoción de los
derechos de salud sexual y reproductiva en el municipio:

�����
������

����������� ������������ �������������������� ������

������������������������ ������������������ ����������

������������������������������������������������ ����������������������� ������������������������ ����������


��������������������������������������������������� �����������
����������

��� ����������������������������������������� ������������������ �������������������������� ��������


�������������������������������������������������� �������������������� ���������������� ����������
��������������������������������������������� ����������� ������������������������
�����������

�����������������������

�������������������������������������������������������� �������������������� ������������������������ ��������


������������������������������������������������� ����������� ����������� �����������
������������������������ ����������������������
����������

�����

����������� ������������ �������������������� ������

������������������������������������������ ��������������� ������������������������ ��������


���������������������� ������������������������ ����������
����������� �����������

�����������������

������������������������������������������������������ �������������������� ������������������������ �������


�������������������������� ����������������������� �����������

�����
������

����������� ������������ �������������������� ������

��� ������������������������������������� ������������������� ������������������������ �������� 65


������������������������������������������� ��������������������� ����������� ����������

�����������������

������������������������������������������������ ������������������ ���������������������� ������


���

������������������������������������������������ ������������������ ������������������������ ������


�������������������������� ����������������������� �����������

�����
������

����������� ������������ �������������������� ������

��� ������������������������������������� ������������������� ������������������������ ��������


������������������������������������������� ��������������������� ����������� ����������

�����������������

������������������������������������������������ ������������������ ���������������������� ������


���

������������������������������������������������ ������������������ ������������������������ ������


������������������������������������������������� ���������������������� �����������
����������������������������������������������� �����������

���� ���������������������� ������������������ ����������������������� ����������

Después de...
Culminando el taller es importante elaborar lo más rápidamente
posible la memoria de éste, y complementar el documento de la línea
de base, los cuales serán fundamentales para el taller de capacitación
en estrategia IEC. (Ver objetivos y perfil de las personas participantes en
dicho taller en el aparte dedicado al paso 4) de la Ruta Metodológica.

Se recomienda al equipo facilitador municipal socializar la línea de


base sobre la situación de SSR del municipio y la memoria del segun-
do taller, previamente con los participante de los talleres 3 y 4 sobre
estrategias para informar, educar y comunicar IEC, con el fin de que si
participan nuevos miembros de la comunidad en estos talleres manejen
toda la información que da explicación de la Ruta Metodológica que el
Programa ha producido, así como para afianzar el proceso adelantado
con los miembros de la Red Social de Apoyo.

66
4 Taller de Capacitación para Informar,
Educar, Comunicar (IEC).

Mientras los miembros de la Red Social de Apoyo trabajan en la vali-


dación de los resultados del segundo taller de la Red Social de Apoyo
y en el diseño de las líneas de acción, es el momento de iniciar parale-
lamente el taller de capacitación en estrategias para informar, educar y
comunicar. Éste es el cuarto paso en la ruta de aplicación del Programa
en el municipio.

Recordemos que en el Taller 1 se explicó a los miembros de la Red


Social de Apoyo cuáles son los componentes y estrategias del Programa;
entonces es bien probable que algunos de ellos estén interesados en el
componente de Movilización Social y más exactamente en conformar
el colectivo de comunicación y formación responsable de poner en
marcha la estrategia para Informar, Educar y Comunicar (IEC).

Algunos actores tendrán que ver directamente con el área de comu-


nicación: emisoras de radio comerciales y comunitarias, canales locales
de TV, emisoras escolares, periódicos y boletines, grupos de teatro y
música, responsables de carteleras, entre otros. Esto ayudará bastante,
pero no es requisito indispensable para hacer parte del equipo IEC ser
experto o trabajar en comunicación.

Las personas que regularmente se comunican con el público, tam-


bién tienen un lugar en el equipo; líderes juveniles, docentes, sacer-
dotes, promotoras de salud y de desarrollo agropecuario, entre otros.
Muchas de ellas han iniciado su trabajo en la Red Social de Apoyo,
otras quizás no.

Es conveniente tener en cuenta que, como se ha dicho anteriormente,


cuando menos algunos miembros de este colectivo hayan participado
en talleres o procesos formativos previos en salud sexual y reproductiva,
desarrollo personal, género y derechos. De tal manera que los talle-
res para informar, educar y comunicar puedan contar con una base
mínima de conceptos ya reflexionados, los cuales puedan contribuir de
mejor manera a enriquecer el desarrollo del colectivo, el enfoque, la
pertinencia y la exactitud de los mensajes.

Los objetivos de este taller son:

 Conformar un colectivo de comunicación y formación interesado en


promocionar los derechos de salud sexual y reproductiva de niños,
67
niñas y adolescentes y prevenir los factores de riesgo asociados a
los embarazos tempranos y no planeados.
 Trabajar con las personas participantes las bases conceptuales,
metodológicas y operativas para llevar a cabo estrategias efectivas
para Informar, Educar y Comunicar (IEC).
 Generar condiciones vinculantes para que las personas partici-
pantes asuman y desarrollen compromisos y tareas que den ini-
cio al diseño de la estrategia local IEC para Informar, Educar y
Comunicar.

Preparativos
Es posible que, al igual que en el primer taller de Red Social de
Apoyo, para garantizar la vinculación de nuevos actores para confor-
mar el colectivo de comunicación de la Red Social de Apoyo, de acuer-
do con el perfil arriba mencionado, ustedes, como equipo facilitador
municipal, deban visitarlas y hablarles del Programa y de la importan-
cia de la estrategia IEC; también concertar con estas personas los días
y el lugar más adecuado para realizar el taller.

Recuerden que además de la convocatoria ustedes deberán garanti-


zar una adecuada logística para el taller:

 Designar, con el equipo facilitador, una persona con las competen-


cias necesarias para conducir el taller.
 Contar con un lugar cómodo para trabajar con aproximadamente
25 personas.
 Refrigerios de media mañana, almuerzos y cafés para la tarde para
trabajar tres días seguidos.
 Transporte y alojamiento para las personas participantes del área
rural, según las condiciones de la zona.
 Los siguientes materiales y equipos:
• Manual Trayectorias, documento línea base.
• Memorias del primer y segundo taller de la RSA, instrumento 5
consolidado.
• Fotocopias y conceptos claves de la estrategia IEC para infor-
mar, educar y comunicar -IEC.
• Papelógrafo, retroproyector o computador y video beam.
• Maqueta municipal elaborada en el primer taller de la RSA.

La agenda propuesta para el Taller de capacitación en


estrategia para informar, educar y comunicar (IEC)
A continuación describiremos una pauta de los temas y metodologías
que creemos pertinentes para este taller, pero recuerden que pueden
variar de acuerdo con las necesidades y características de su contexto.

68
Día 1

Mañana
1. Los Derechos Sexuales y Reproductivos.1 hora y 45 minutos.
Esta primera actividad busca precisar con las personas participan-
tes el papel de los Derechos Humanos y, en especial, de los Derechos
Sexuales y Reproductivos en el Programa y su relación con la comu-
nicación. Pasos a seguir:

a) Distribuya a las personas participantes en cinco grupos y pida


a cada grupo que nombre un relator, responda el cuestionario
planteado a continuación, teniendo como insumo lo diligen-
ciado en el instrumento 5 de la ruta metodológica y prepare
una cartelera con los consensos del grupo para exponer ante
la plenaria.
b) El cuestionario puede contener las siguientes preguntas:
• ¿Qué son los Derechos Humanos?
• ¿Cuándo se hacen efectivos y cuándo se violan los Derechos
Humanos?
• ¿Cuáles son los Derechos Sexuales y Reproductivos?
• ¿Cómo incide la comunicación en el ejercicio de los Derechos
Sexuales y reproductivos?
• ¿Qué ejemplos conocemos de respeto a los Derechos Humanos
Sexuales y Reproductivos?
• ¿Qué ejemplos puedo encontrar en mi propia vida en los que
yo mismo haya vulnerado derechos de otras personas?

c) Los relatores de los equipos presentan en plenaria los resulta-


dos del trabajo.

d) El facilitador, retomando los aportes del trabajo de los equipos,


hace una presentación sobre Derechos Sexuales y Reproductivos,
Comunicación y Desarrollo Humano (Ver Anexo 1 - Cesta de
conceptos - Derechos Sexuales y Reproductivos, Comunicación
y Desarrollo Humano).

2. Los Derechos a la Información y la Comunicación.45 minutos


En plenaria, tomen la maqueta del municipio elaborada durante
el Taller de análisis de la situación de salud sexual y reproductiva del
municipio y de identificación de riesgos que inciden en las altas tasas
de fecundidad en adolescentes (paso 2). A partir de este trabajo ade-
lantado por la Red Social de Apoyo, desarrollen dos pasos:

a) Generen una reflexión sobre la situación local de los Derechos


a la información, la educación y la comunicación de las y
69
los/las adolescentes y su relación con los Derechos Sexuales y
Reproductivos. (Ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - Derechos
Sexuales y Reproductivos, Comunicación y Desarrollo Humano,
Principios orientadores y equidad de género). Consignen esta
reflexión en el documento de la Línea de Base del Programa en
el municipio, como un listado de percepciones sobre la relación
de estos dos grupos de derechos.

b) Precisen los retos que el colectivo de comunicación debe afron-


tar en el municipio para generar cambios positivos en la situa-
ción de los Derechos de SSR de niñas, niños y adolescentes.

3. Lluvia de ideas sobre comunicación.30 minutos


Pregunte a las personas participantes qué palabras les vienen a la
mente al pensar en "comunicación" y anótelas en el tablero, agru-
pándolas en dos grandes categorías: comunicación transmisora y
comunicación dialógica o participativa. A partir de este ejercicio,
exponga el concepto de comunicación que propone el Programa,
contraponiendo estos dos enfoques (Para el contenido de esta charla
ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - Numeral 3. La estrategia para
Informar, Educar y Comunicar)

4. Comunicación y cultura de cuerpo entero.45 minutos


Divida a las personas participantes en cuatro grupos. Pida a cada
grupo que sobre un trozo de papel de envolver dibujen, en tamaño
real, el contorno del cuerpo entero de una persona.

Luego pídales que identifiquen elementos de la cultura asociados


a partes del cuerpo (Ejemplo: idioma con boca, trabajo con manos,
amor con corazón) y después que analicen cómo estos elementos se
relacionan con la comunicación. Finalmente, propóngales responder
las siguientes preguntas: ¿Cómo influye el entorno en la comunica-
ción de una persona? ¿Cómo influye la persona y su comunicación
en su entorno?

Tarde

5. Funciones de la Comunicación.45 minutos


En plenaria, pida a las personas relatoras de cada grupo que
expongan sus reflexiones sobre comunicación y cultura, con ayuda
de los dibujos preparados durante la última actividad de la mañana.
Luego, a partir de estos aportes, haga una exposición sobre las fun-
ciones de la comunicación y aclarar dudas. (Para el contenido de esta
charla Ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - Numeral 3. La estrategia
para Informar, Educar y Comunicar)

6. Prácticas locales de comunicación.1 hora


70
Distribuya de nuevo a las personas participantes en pequeños gru-
pos y, con base en la anterior reflexión, pida a cada grupo que:
a) Elabore una lista de los actores sociales relacionados con los
problemas en salud sexual y reproductiva (Ver memoria del
Taller de análisis de la situación de salud sexual y reproductiva
del municipio y de identificación problemas) del instructivo 4.
b) Precise cuáles son las prácticas y costumbres culturales y comu-
nicativas de estos actores, relacionadas con la salud sexual y
reproductiva.
c) Identifique cuáles de estas prácticas deben cambiar para evitar
la vulneración de los Derechos de SSR y plantéelas en términos
de retos a superar.

7. Acercamiento al concepto de estrategia.2 horas


Para aproximar a las personas participantes al concepto de estrate-
gia, distribúyalas en cinco pequeños grupos y pídales que lean en voz
alta el caso de Juan T. y su estrategia para el amor (Ver instrumento
14). Discutan qué estrategias utilizarían para resolver la situación
de Juan T. Después, en plenaria, cada equipo hace su exposición.
Hechas las exposiciones, pida a las personas participantes que escri-
ban en letra grande en una hoja tres términos claves para definir qué
es una estrategia. A partir de este listado de palabras claves, haga
su exposición sobre las estrategias para informar, educar y comu-
nicar: qué son, cuándo se hacen y para qué. (Para el contenido de
esta charla ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - 3. La estrategia para
Informar, Educar y Comunicar)

RUTA

El camino es largo, pero llegaremos.

71
Día 2

Mañana
8. Presentación de la estrategia para Informar, Educar y
Comunicar del Programa de SSR. 1 hora
Recapitulando lo trabajado el primer día, presente la estrategia
para informar, educar y comunicar del Programa, los conceptos que
la soportan y la forma como se espera que opere. El contenido bási-
co de esta charla lo encontrará en el Anexo 1 - Cesta de conceptos,
Estrategia IEC. Al final de su charla, deje un tiempo para preguntas
e inquietudes.

9. Desbaratando una estrategia de comunicación.1 hora


Presente el caso de una estrategia para informar, educar y comu-
nicar exitosa. Sus objetivos, productos y puesta en escena. Para la
realización del ejercicio es importante identificar previamente un
proceso de comunicación en su región que haya tenido un impacto
significativo en la comunidad y presentarla a través de productos
comunicativos concretos, fruto de dicho proceso. Luego distribuya a
las personas participantes en pequeños grupos y pida a cada una que
resuelva las siguientes preguntas:

 ¿Cuáles fueron los medios y eventos que se utilizaron en la estra-


tegia? ¿Por qué?
 ¿Cuáles son los actores y los públicos principales? ¿Por qué cree
que se privilegiaron esos públicos?
 ¿Se logró el propósito planteado por la estrategia?
 ¿Qué enseñanza cree que nos deja la estrategia?

Luego, las personas relatoras de cada grupo presentan el resultado


del trabajo en plenaria, apoyándose en carteleras.

10. Cómo hacer estrategias para Informar, Educar y Comunicar


efectivas.1 hora
Retomando lo expuesto por los grupos, haga una presentación
con carteleras, acetatos o presentaciones de computador sobre los
pasos para formular estrategias para informar, educar y comunicar
efectivas.

Tarde
11. Un ejercicio de formulación de estrategias. 4 horas
Para avanzar en la comprensión y formulación de estrategias para
informar, educar y comunicar a partir de los riesgos y problemas
identificados en materia de SSR en el municipio, proponga a las per-
sonas participantes en el taller el siguiente ejercicio:
72
a) Distribúyalas en cinco pequeños equipos de cinco personas y
pida a cada grupo que seleccione, según su interés o conoci-
miento previo del tema, uno de los riesgos identificados en el
municipio (Ver Memoria del Taller de Identificación de Riesgos).
b) Pida entonces a cada grupo que diseñe paso por paso una
estrategia para IEC para afrontar el riesgo seleccionado.
c) Luego los equipos presentan en plenaria las propuestas de
estrategia diseñadas, pero antes de las presentaciones designe
a cada grupo evaluador del trabajo de otro, simulando el rol de
junta de aprobación de proyectos de una fuente financiadora
imaginada.
d) Al terminar las cinco exposiciones, los grupos asumiendo ahora
el rol de evaluadores, se reúnen para analizar las propuestas y
dar su veredicto: se financia o no se financia la estrategia y por
qué.
e) Se hace plenaria para entrega de veredictos. Después de los
veredictos, los demás grupos y el facilitador también pueden
hacer comentarios. Con el propósito de dinamizar el trabajo, los
equipos que son evaluados no deben ni requieren defenderse.

Día 3

Mañana
12. Lo discursivo y lo narrativo.1 hora y 45 minutos
Presente a las personas participantes varios ejemplos de productos
comunicativos, elaborados unos con un enfoque discursivo y otros
con un enfoque narrativo. Luego, distribúyalas en pequeños grupos y
pídales que identifiquen las diferencias entre estos dos estilos comuni-
cativos. Finalmente, retomando los aportes de los grupos, presente el
marco conceptual para la elaboración de productos o piezas comuni-
cativas efectivas (Para el contenido de esta charla ver Anexo 1 - Cesta
de conceptos - Numeral 3 - La estrategia para Informar, Educar y
Comunicar).

13. La construcción de la opinión pública. 2 horas


Plantee a las personas participantes las siguientes preguntas:

 ¿Qué es lo público?
 ¿Qué funciones cumple la comunicación en la construcción de lo
público?
 ¿Cuál debe ser la labor del colectivo de comunicación y formación
para generar opinión pública en el municipio en torno a la preven-
ción de los embarazos de niñas y adolescentes?

Luego, a partir de las respuestas dadas, presente los procesos de


73
construcción de opinión pública, dando cuenta de su importancia y de
los métodos para crearla (para el contenido de esta charla ver Anexo
1 - Cesta de conceptos - Numeral 3. La estrategia para Informar,
Educar y Comunicar).

Después distribuya a las personas participantes en pequeños gru-


pos y pídales que analicen la situación de la esfera pública en el
municipio en cuanto a salud sexual y reproductiva, respondiendo a
las siguientes preguntas:

 ¿Este tema y sus problemáticas asociadas son discutidos en la esfe-


ra pública local? Sí o no. ¿Por qué?
 ¿Cómo lograr que el tema se abra a la opinión pública munici-
pal?

En plenaria, las personas relatoras de los grupos presentan sus


reflexiones y se hace un conversatorio final.

Tarde
14. El colectivo de comunicación y formación su plan inicial de
trabajo.1 hora y 30 minutos
Presente algunos conceptos claves para la conformación de
Colectivos de Comunicación y formación (para el contenido de esta
charla ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - Numeral 3 - La estrategia
para Informar, Educar y Comunicar). Luego, distribuya a las personas
participantes en pequeños grupos tal como lo hizo en la actividad 11.
Pida a los grupos que teniendo en cuenta los aprendizajes recibidos
durante el taller, planeen la realización de una investigación sobre
el riesgo seleccionado para luego ajustar la estrategia diseñada
durante ese ejercicio. Dicho plan de trabajo debe reseñar actividades,
fechas, responsables del trabajo y recursos necesarios. Es clave que
se establezcan acuerdos sobre las reuniones que tendrían a partir de
este taller los miembros del colectivo de comunicación y formación.
Es preferible que se establezcan en un día fijo, todos los viernes, por
ejemplo (Ver instrumento 11). Finalmente, acuerde con las personas
participantes las fechas del próximo taller de la estrategia para IEC
y levante un acta con los compromisos y acuerdos logrados en el
marco del Taller.

15. Evaluación del taller


Invite a las personas participantes a evaluar individualmente el tra-
bajo de estos tres días, mediante el diligenciamiento de un formato de
evaluación donde señalen aspectos positivos, negativos y sugerencias
para el mejoramiento del taller.

Los siguientes cuadros resumen la propuesta de agenda para el


Taller de capacitación en estrategia IEC.
74
�����
������

����������� ������������ �������������������� ������


����������������������������������������� ����������������������� ����������� ��������
�������������� ��������������������������� ����������
������������������������
�����������������������
����������������������
������������������

�����������������������

���������������������������������� ���������������������������� ����������������� ����������


�������������������������
���������������������
������������������������
����������
���������������������������
�����������

�������������������������������������� ���������������������������� ��������������������������� ����������


�����������
������������������������������������������� ���������������������������� ������������������ ����������
�����������������������
��������������������
��������

�����

����������� ������������ �������������������� ������

�������������������������������� ����������������������� ������������������������ ����������


�������������� �����������������������
����������������������
������������������

������������������������������������� �������������������� ��������������������������� ����������


����������� �����������

�����������������������
������������������������������������������ �������������������� �������������������������� �������
����������� ��������������������������
����������������������
���������������������������
�����������
������������������������
�����������������������
����������������������
������������������

75
�����
������

����������� ������������ �������������������� ������


������������������

�����
������

����������� ������������ �������������������� ������

����������������������������������������������� ������������ ������������������������ ������


��������������������������������������� �����������������������
����������������������
������������������

����������������������������������������������� ������������ ������������������������ ��������


������������������ ����������������������� �����������
����������������������
������������������
���������������������������
�����������

�����������������������

���������������������������������������������� ������������ ������������������������ ������


�����������������������
����������������������
������������������

�����

����������� ������������ �������������������� ������


�������������������������������������������������� ������������ ��������������������������� �������
��������������� ������������������ �����������
�����������������
��������������������������

�����������������������

�������������������������������������������������� ������������ ��������


������������������ ������������������� ����������

76
�����
������

����������� ������������ �������������������� ������


��������������������������������� ������������ ���������������������� ��������
������������������ ������������������������ ����������
������������������
����������������������
������������������������
�����������������
�����������������������
�����
�����������������
���������������������������
�����������

�����������������������

������������������������������������������ ������������ ������������������������ �������


������������������ �����������������������
�����������������������
������������������
���������������������������
�����������

�����

����������� ������������ �������������������� ������


���������������������������������������������� ������������ ������������������������ ��������
��������������������������� ������������������ ����������������������� ����������
����������������������
������������������
���������������������������
�����������
���������������

�����������������������

�������������������������� �������������� ���������������������� ������

Después de...

Después del taller es importante hacerle seguimiento al plan de tra-


bajo inicial del colectivo de comunicación y formación en lo relacionado
con la investigación sobre los factores de riesgo identificados.
77
5 Taller para el diseño de la Estrategia
para Informar, Educar y Comunicar

El quinto paso en la ruta de aplicación local del Programa es diseñar


la estrategia para informar, educar y comunicar, ajustada a las con-
diciones locales, teniendo en cuenta los aprendizajes arrojados por el
taller de capacitación en estrategia para IEC y los resultados del taller
de identificación de factores de riesgo, factores protectores y líneas de
acción. Para dar este paso es necesario que el colectivo de comunica-
ción y formación aborde el taller de diseño de la estrategia para infor-
mar, educar y comunicar, IEC municipal.

Los objetivos de este taller son:

 Posibilitar que el colectivo de comunicación y formación ciudadana


avance sólidamente en la obtención de herramientas para formular
actividades IEC en el contexto municipal, que aporten al cumpli-
miento de los objetivos del Programa.
 Estructurar colectivamente la estrategia para informar, educar y
comunicar, IEC municipal.
 Ejercitar al colectivo en el manejo de por lo menos uno de los cana-
les definidos para la estrategia de comunicación.
 Consensuar una propuesta de articulación de las actividades IEC al
Plan de Intervención Municipal para minimizar riesgos que incide n
en las altas tasas de fecundidad en adolescentes.

Preparativos para la realización del taller

Para este cuarto taller de la RSA del colectivo de comunicación y


formación del Programa es importante concertar con las personas invi-
tadas, los días y el lugar más apropiados para realizar el taller.

Recuerden que además de la convocatoria ustedes deberán garanti-


zar una adecuada logística para el taller:

 Designar, con el equipo facilitador, una persona con las competen-


cias necesarias para conducir el taller.
 Un lugar cómodo para trabajar con aproximadamente 25 perso-
nas.
 Refrigerios de media mañana, almuerzos y cafés para la tarde para
trabajar tres días seguidos.
Transporte y alojamiento para las personas participantes del área
78 
rural, según las condiciones de la zona.
 Los siguientes materiales y equipos:
PIN
PLAN DE
DESARROLLO
MUNICIPAL

RUTA
Oigan ¿por qué no arranca este bus? OPORTUNIDADES:
- Conductor: Es que le falta la gasolina.
EDUCACION, CULTURA...
PROTECCION
DIRECTO AL
DESARROLLO

• Manual Trayectorias.
• Memorias del taller de identificación de factores de riesgo,
factores protectores y líneas de acción para la prevención del
embarazo en niñas y adolescentes y la promoción de los dere-
chos de salud sexual y reproductiva en el municipio (paso 4).
• Papelógrafo, retroproyector o computador y video beam.

La agenda propuesta para el Taller de diseño de la


estrategia para IEC

A continuación describiremos una pauta de los temas y metodologías


que creemos pertinentes para este taller. El diseño se presenta en detalle
para el primer día y la mañana del segundo, puesto que éste debe ser
completado con la propuesta del director del taller que va a trabajar la
profundización en la realización de productos comunicativos.

Día 1

Mañana
1. Dinámica de apertura. 30 minutos
Empiece el taller con una dinámica de presentación. Cada persona
dice su nombre y expone su expectativa del taller. Estas expectativas
se recogen en una cartelera y se confrontan con los objetivos del
taller.

2. Los avances del período entre talleres. 30 minutos


Para esta segunda actividad, pida a las personas relatoras de los
grupos conformados en el taller de capacitación en estrategia para
informar, educar y comunicar IEC que cuenten a la plenaria el avan-
ce realizado en la investigación de los riesgos seleccionados y en el
ajuste de la estrategia de comunicación diseñada para abordarlo,
79
dando cuenta del cumplimiento o no del plan de trabajo acordado
en aquella ocasión.
3. Socialización de identificación de factores de riesgo, factores
protectores y líneas de acción detectadas por la RSA.45 minutos
El propósito de esta socialización es compartir con las personas
integrantes del colectivo de comunicación ciudadana los avances
hechos por la Red Social de Apoyo en el procesamiento de los pro-
blemas priorizados y la identificación de factores de riesgo y protec-
tores. Con esta actividad se busca que el colectivo inicie el diseño de
la estrategia IEC tomando como punto de partida el más alto grado
de comprensión de la problemática de salud sexual y reproductiva de
niños, niñas y adolescentes del municipio. Para hacer esta socializa-
ción pida a las personas del equipo facilitador del programa en el
municipio que expongan el análisis de los problemas y de los factores
de riesgo y factores protectores priorizados.

4. La planeación de la estrategia.

Actividad 1: Definir las metas y los objetivos.1 hora y 45 minutos


Para desarrollar esta actividad lleve la siguiente secuencia:

a). Haga un rápido recuento del marco conceptual propuesto


para la Estrategia para informar, educar y comunicar IEC (Ver
Anexo 1 - Cesta de conceptos - 3 La estrategia de Información,
Educación y Comunicación) (15 minutos).
b). En seguida, en plenaria, promueva una ronda de intervenciones
para agregar, matizar, discutir o profundizar el marco concep-
tual propuesto. En el papelógrafo, registre los conceptos acor-
dados para la estrategia IEC local (15 Minutos).
c). Hecho esto, explique en qué consiste y cómo se formulan metas
y objetivos, generales y específicos, para una estrategia de
información, educación y comunicación (para el contenido de
esta charla ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - 3 La estrategia
de Información, Educación y Comunicación).
d). Luego conforme al azar cinco subgrupos. Pida a cada grupo
que nombre una persona relatora y que, teniendo en cuenta
lo dicho hasta ahora sobre el problema de los embarazos de
niñas y adolescentes en el municipio (descripción, incidencia y
magnitud, efectos sobre las personas afectadas y sus comunida-
des, causas, medidas de prevención, soluciones y tratamientos
adecuados), discuta las respuestas a las siguientes preguntas:
• ¿Cuáles serían el objetivo y la meta general de una estrategia
para IEC municipal que abordara este riesgo y factor protec-
tor?
• ¿Cuáles serían los objetivos y las metas específicas de dicha
estrategia?
80
En cada grupo las personas participantes exponen sus propues-
tas. Cuando llegan a un consenso, escriben en tarjetas grandes
de cartulina (párrafos de máximo tres renglones), los objetivos
y metas acordados (30 minutos).
e). Finalmente, en plenaria, reciba las tarjetas de metas y objetivos
y péguelas en el tablero, agrupándolas según la similitud de
los planteamientos. Después de oír las sustentaciones de cada
grupo, promueva la concertación de una sola propuesta de
metas y objetivos. Ésta, redactada colectivamente, escríbala en
un cartel grande que quedará pegado en una de las paredes
del salón de trabajo (30 minutos).

Tarde

Actividad 2: Selección de las audiencias. 1 hora y 45 minutos


Para desarrollar esta actividad lleve la siguiente secuencia:
a). Haga una exposición sobre el tema de las audiencias de las
estrategias de comunicación. (Ver Anexo 1 - Cesta de concep-
tos - Numeral 3 - La estrategia de Información, Educación y
Comunicación.) (15 minutos).

- Señor: Yo lo vi en un cartel en la entrada


- Señora: No sé, fue un rumor que de la plaza. ¡Nos estamos haciendo oír!
escuche en la tienda. - Señora: Pues yo se lo oí al padre Pacho
- Señor: Yo lo oí en la radio. en la misa.

b). Distribuya a las personas participantes en los mismos grupos


de trabajo de la actividad anterior y pida a cada grupo que
nombre una persona relatora y que, teniendo en cuenta lo
dicho hasta ahora sobre los factores de riesgo generadores
de las altas tasas de embarazos de niñas y adolescentes en el
municipio y los objetivos y metas planteadas para la estrategia
IEC, discuta las respuestas a las siguientes preguntas sobre las
audiencias:
81
•¿A qué grupos poblacionales se quiere alcanzar con la estrate-
gia?
•¿Cuáles integran la audiencia primaria? ¿Cuáles hacen parte de
la audiencia secundaria?

Y para cada una de las audiencias seleccionadas:

•¿Cuáles son sus opiniones, creencias, actitudes y comportamien-


tos ante el problema?
•¿Qué información tienen sobre los factores de riesgo y los fac-
tores protectores del problema?
•¿Cuáles son las fuentes de información que consideran confia-
bles?
•¿Cómo se relaciona con los medios y los espacios de comunica-
ción? ¿Cuáles son sus preferencias, sus hábitos de consumo de
medios?
•¿Cuáles son sus lugares de residencia, estudio, trabajo y recrea-
ción?

Las respuestas acordadas por el grupo para cada pregunta son


consolidadas por la persona relatora en el Instrumento 12 IEC una
vez se haya llegado a consenso sobre éstas (45 minutos) (Ver Anexo 3
- Instrumentos para los talleres para informar, educar y comunicar)

c). En la plenaria, a medida que se sucedan las exposiciones de


los grupos, vaya complementando los aportes hasta dejar bien
definidas y descritas las audiencias primarias y secundarias de
la estrategia IEC municipal (45 minutos).

Actividad 3: Definición de mensajes y canales.2 horas


Para desarrollar esta actividad dé los siguientes pasos:
a). Haga una exposición sobre el tema de los mensajes y los canales
de las estrategias de comunicación (Ver Anexo 1 - Cesta de con-
ceptos - Numeral 3 - La estrategia de Información, Educación y
Comunicación.) (15 minutos).
b). Distribuya a las personas participantes en grupos de trabajo por
audiencia seleccionada, pida a cada grupo que nombre una
persona relatora y que, teniendo en cuenta el perfil de dicha
audiencia y los objetivos y metas planteadas para la estrategia
IEC, discuta las respuestas a las siguientes preguntas sobre los
mensajes y canales de comunicación adecuados para dichas
audiencias.

Respecto a los mensajes:


• ¿Qué información se le entregará a dicha audiencia?
• ¿Qué niveles educativos y culturales tendrán los usuarios de la
82
estrategia?
• ¿Cuáles beneficios se le van a proponer?
Respecto a los canales:
•¿Qué canales son más apropiados para el problema / tema de
la estrategia?
•¿Qué canales tienen más probabilidad de ser confiables y acce-
sibles para la audiencia seleccionada?
•¿Cuáles y cuántos de estos canales son viables, considerando
los recursos humanos, técnicos y financieros disponibles?

Las respuestas acordadas por el grupo para cada pregunta son


consolidadas por la persona relatora, una vez se haya llegado a con-
senso sobre éstas. (60 minutos).

c). En la plenaria, después de las exposiciones de los grupos, pro-


mueva los aportes de las demás personas participantes y deje
acordados y bien definidos los mensajes claves y los canales
adecuados para cada audiencia (45 minutos).

Día 2

Mañana
Actividad 4: Descripción de actividades. Elaboración del cronogra-
ma y asignación de responsables y recursos. 3 horas y media
Para desarrollar esta actividad dé los siguientes pasos:

a). Haga una exposición sobre el tema de las actividades, como


maneras de lograr el cumplimiento de los objetivos con cada
población, su disposición en el tiempo (cronograma) y su rela-
ción con los responsables y los recursos que hagan posible su
ejecución. (Ver Anexo 1 - Cesta de conceptos - 3 La estratégia
para informar, educar y comunicar) (15 minutos).
b) Distribuya a las personas participantes en grupos de trabajo
por objetivo y pídales que diligencien el instrumento 13 IEC (Ver
Anexo 3 - Instrumentos para los talleres de la Estrategia para
informar, educar y comunicar), relacionando las actividades que
es necesario desarrollar para cumplir dicho objetivo con cada
audiencia seleccionada, teniendo en cuenta el análisis previo de
mensajes y canales (1 hora).
c) En la plenaria, después de las exposiciones de los grupos, pro-
mueva los aportes de las demás personas participantes y deje
acordadas y bien descritas las actividades que es necesario
ejecutar para cumplir los objetivos con cada audiencia seleccio-
nada (30 minutos).
d) De nuevo en pequeños grupos, pídales que diligencien las
83
columnas referidas a cronograma, responsables y costos (1
hora).
e) En plenaria, después de las exposiciones de los grupos, pro-
mueva los aportes de las demás personas participantes y deje
acordadas y bien descritas los tiempos, responsables y recursos
para las actividades previstas. (45 minutos).

5. Definición de la presentación del plan de acción de la estrate-


gia IEC a la Red Social de Apoyo.15 minutos
En plenaria, solicite al grupo de personas participantes que deleguen
una pareja o un trío para presentar el plan de acción de la estrategia
IEC en el Taller Formulación del Plan de Intervención Municipal para
minimizar riesgos que inciden en las altas tasas de fecundidad en niñas
y adolescentes, señalando las tareas que dichas personas delegadas
deben hacer para socializar el trabajo emprendido por el colectivo de
comunicación del Programa.

Tarde

En la tarde del segundo día se inician las actividades de realización


de piezas o productos comunicativos, al menos en uno de los canales
definidos en la estrategia. El director del taller trabajará con los partici-
pantes las siguientes etapas de realización de productos:

 Planeación
 Elaboración
 Validación
 Difusión
 Evaluación

Estas actividades continuarán durante el día 3 del taller.

Los siguientes cuadros resumen la propuesta de agenda para el Taller


de capacitación en estrategia para informar, educar y comunicar IEC.

84
�����
������

����������� ������������ �������������������� ������


������������������������ ������������ ������������������������ ����������
����������������������� �����������
�����������������������
�����������

������������������������������������������ ������������������ ������������������������ ����������


���������������� �����������
��������������������
�����������

������������������������������������������������ ������������������ ����������������� ����������


���������������������������������������������� ���������� ��������������������������
���������������������������������������� �������������������
�����������������������
�������
������������������������
�����������������������
����������������������
������������������
���������������������������
�����������

�����������������������

���������������������������������� ������������ ������������������������ ��������


���������������������������������������������� ����������������� ����������������������� ����������
���������������� ��������������������� ����������������������
������������������
���������������������������
�����������
�������������������������
��������������

�����

����������� ������������ �������������������� ������

��������������������������������������������� ������������ ������������������������ ��������


����������������� ����������������������� ����������
��������������������� ����������������������
������������������
���������������������������
�����������
����������������������
�������

�����������������

���������������������������������������������� ������������ ������������������������ �������


��������������������� �����������������������
���������� ����������������������
85
������������������
���������������������������
�����������
�������������������������
��������������

�����

����������� ������������ �������������������� ������

��������������������������������������������� ������������ ������������������������ ��������


����������������� ����������������������� ����������
��������������������� ����������������������
������������������
���������������������������
�����������
����������������������
�������

�����������������

���������������������������������������������� ������������ ������������������������ �������


��������������������� �����������������������
���������� ����������������������
������������������
���������������������������
�����������

�����
������

����������� ������������ �������������������� ������

�������������������������������������������� ������������ ������������������������ ��������


������������������������������������������ ��������������������� ����������������������� ����������
���������������������������������������� ��������� ����������������������
������������������
���������������������������
�����������
����������������������
�������

�����������������������

�������������������������������������������� ��������
������������������������������������������ ����������
�������������������������������������

������������������������������������������������ ������������ ����������


���������������������������������������������� ��������������

�����
�����

��������������������������������������������

86
6 Taller de inducción a la estrategia
de generación de ingresos

El paso 6 de la ruta municipal, es el desarrollo de Laboratorio


Experimental de Organización Socio Empresarial – LEOS – metodología
a cargo del Sena regional.

Como respuesta a la variable de pobreza y hambre, que según los


expertos del tema de embarazos en adolescentes, es un factor que influ-
ye en el embarazo precoz, se pensó en el desarrollo de la estrategia
de generación de ingresos, la cual inicia con el LEOS como proceso
de capacitación, tendiente a promover el desarrollo de capacidades
y habilidades de emprendimiento y empresarismo, para incentivar la
organización socio empresarial de los diferentes actores de los nodos
comunitarios y familiares que hacen parte de la Red Social de Apoyo del
Programa.

Salazar (2004) afirma que “las personas en situación de pobreza que


no logran superar sus condiciones de marginalidad y aumentan sus gru-
pos familiares sin contar con estrategias de autosostenibilidad seguirán
viviendo con un alto riesgo de privaciones básicas”. Con ello se soporta
la necesidad de identificar ideas de negocio que luego de perfiladas en
proyectos se inicien como actividades de generación de ingresos y per-
mitan contrarrestar los comportamientos de riesgo que se asumen como
salida desesperada a las precarias condiciones de vida. Es importante
que todas las iniciativas de generación de ingresos que surjan en la Red
Social de Apoyo, estén articuladas a la dinámica local de desarrollo y
a las cadenas productivas de la región, para así tener una garantía de
apalancamiento de recursos financieros y económicos y a la vez lograr
sostenibilidad.

Dada la complejidad de esta estrategia, es necesario identificar


las propuestas de desarrollo económico formuladas en los Planes de
Desarrollo Departamental y Municipal, los programas y líneas de crédito
blando coordinadas desde las Secretarías de Agricultura, Unidades de
Programas Especiales, Fundaciones, Bancos, entre otras.

Por esta razón, uno de los campos fundamentales de trabajo de la


Red Social de Apoyo es el de convocar e interactuar con distintos actores
sociales relacionados con el tema, como la Administración Municipal,
Consejo Municipal de Empleo, la UMATA, el SENA, Planeación
Municipal, los fondos de cofinanciación como el Fondo Nacional de
Garantías, FINAGRO, el Fondo Emprender del SENA, etc., e identificar
87
al interior de la misma RSA quiénes tienen la capacidad de asesorar en
la formulación y desarrollo de los proyectos que surjan.
Desde la metodología del Programa se plantea una propuesta para
desarrollar la estrategia de generación de ingresos a través de un fondo
rotatorio local. Como primera medida se parte de un monto de recursos,
ya sea otorgados por la Administración Municipal, el departamento u
otra organización, con el cual se crea un fondo para los miembros de la
RSA y sus organizaciones.

Este Fondo está orientado a la entrega de pequeños créditos con


requisitos mínimos, que a medida que se van pagando alimentan nue-
vamente el Fondo para financiar otros proyectos al interior de la RSA.

Para la operación de este fondo (si se llega a conseguir el monto de


dinero), se propone el Manual de Fondos Rotatorios y las funciones de
un comité de crédito (Ver anexo 3).

88
7 Taller para la construcción del Plan de Intervención
Municipal para minimizar riesgos que inciden en las
altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes

El séptimo paso consiste en la formulación del Plan de Intervención


Municipal, que recoge y articula lo hecho en los seis pasos anteriores. La
base de dicho plan son las alternativas de prevención de riesgos referi-
dos a la educación, la disminución de la pobreza y el acceso a servicios
de salud, protección, justicia, cultura y recreación de niños, niñas y ado-
lescentes, definidas en los talleres anteriores de la RSA. Este nuevo paso,
para que sea efectivo, requiere validar las diferentes líneas de acción
con la participación de las personas, entidades y organizaciones claves
de la Red Social de Apoyo, para lo cual ustedes deben convocar a un
tercer taller de la RSA, que es el último de esta etapa de aplicación del
Programa a escala municipal.

Los objetivos de este taller son:

 Socializar las líneas de acción identificadas a partir de las variables


de educación, pobreza y acceso a servicios.
 Socializar el Plan de Acción de la estrategia para informar, educar
y comunicar.
 Socializar el Plan de Acción de la estrategia de generación de
ingresos.
 Reorganizar y articular, dentro de la estructura de componentes y
estrategias del Programa, las líneas de acción definidas.
 Ajustar y complementar, si fuere necesario, el diseño de las líneas
de acción y los proyectos por incorporar en los respectivos planes
indicativos sectoriales municipales anuales.
 Definir cronograma, responsables y acciones de seguimiento a la
ejecución de los diferentes componentes del Plan de Intervención
Municipal para minimizar riesgos que inciden en las altas tasas de
fecundidad en adolescentes.
 Continuar reforzando, mediante la construcción participativa del
Plan de Intervención Municipal, los vínculos entre las personas,
entidades y organizaciones convocadas para hacer parte de la Red
Social de Apoyo del Programa en el municipio.

Preparativos para la realización del taller

Antes de este taller, es importante que ustedes como equipo facilita-


dor del Programa, apoyen y preparen con los grupos establecidos en
el segundo taller de la Red Social de Apoyo (paso 3) el diseño de las
89
líneas de acción definidas en aquella ocasión, utilizando el Instrumento
No. 10.
Durante esta tarea es bueno recordar que nunca se parte de cero y
que seguramente hay procesos adelantados por el municipio y el depar-
tamento, los cuales enriquecen el desarrollo de las líneas de acción
identificadas. Es pues necesario recoger, ajustar, potenciar y articular
tales procesos y acciones como soporte del Programa en el municipio.
También es posible que algunas líneas de acción sean totalmente nove-
dosas y necesiten ser diseñadas por completo. Tengan en cuenta, ade-
más, que algunas líneas de acción, al menos las referidas a las estra-
tegias IEC y de generación de ingresos, tuvieron avances en los talleres
realizados y los procesos adelantados por el colectivo de comunicación
y de formación y por el equipo facilitador municipal, entre el segundo
y el tercer taller de la RSA.

Una vez diseñadas las líneas de acción definidas, reorganícenlas


dentro de la estructura de componentes y estrategias del Programa,
utilizando el Instrumento 15 (ver Anexo 2 - Instrumentos actividades y
talleres de la Red Social de Apoyo).

Recuerden que para este taller son importantes las tareas de convo-
catoria, aunque ya a esta altura el sentido de pertenencia a la RSA debe
haberse incrementado y contar con una muy buena consolidación.

La convocatoria deberá garantizar una adecuada logística para el


taller, lo cual se puede garantizar teniendo en cuenta los siguientes
aspectos:

 Designar una persona que asuma la responsabilidad de conducir


el taller.
 Contar con un lugar cómodo para trabajar con aproximadamente
40 personas (15 del nodo familiar, 15 del comunitario y 10 del
institucional).
 Disponer de refrigerios de media mañana, almuerzos y cafés para
la tarde, sanos y saludables, pues van a trabajar un día entero.
 Tener el transporte y el alojamiento para las personas participantes
del área rural, según las condiciones de la zona.
 Contar con los siguientes materiales y equipos:

• Manual Trayectorias.
• Línea de base.
• Memorias del segundo taller de la RSA.
• Plan de acción de la estrategia para informar, educar y comu-
nicar IEC.
• Fotocopias del Instrumento 15 - Plan de Intervención Municipal
para minimizar riesgos que inciden en las altas tasas de fecundi-
dad en niñas y adolescentes.
90
• Papelógrafo, retroproyector o computador y video beam.
La agenda del taller de construcción del Plan de Intervención Municipal
para minimizar riesgos que inciden en las altas tasas de fecundidad en
niñas y adolescentes es la siguiente:

Mañana

1. Dinámica de apertura. 15 minutos


Inicie el taller con una dinámica que amplíe el conocimiento y la
confianza entre las personas vinculadas a la RSA.

2. Socialización del diseño de las Líneas de Acción.


1 hora y 30 minutos
Esta socialización se hace a partir del Instrumento No. 10, dili-
genciado para cada una de las líneas de acción con los insumos
del segundo taller de la RSA y el soporte técnico y orientación de los
funcionarios del municipio. Para facilitar esta actividad es conveniente
preparar ayudas, bien sea en carteleras, acetatos o presentaciones de
Power Point.

3. Socialización del plan de acción que contiene el diseño de la estra-


tegia para informar, educar y comunicar IEC. 30 minutos
El colectivo de comunicación y de formación de la Red Social de
Apoyo, conformado para el diseño para la estrategia IEC, formuló a
partir de la identificación de riesgos y factores protectores determina-
dos por los diferentes nodos de la Red Social de Apoyo en el paso
3, el Plan de Acción para el desarrollo de la estrategia IEC a escala
municipal (paso 5). Dado que no todos los miembros de la Red Social
de Apoyo han participado de este proceso, se hace necesario socia-
lizar este plan con la Red Social de Apoyo en pleno y articularlo al
componente de movilización social del Programa con el fin de estruc-
turar un solo Plan de Intervención para minimizar riesgos que inciden
en las altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes.

4. Socialización de la propuesta de generación de ingresos para las


familias focalizadas por la Red Social de Apoyo. 30 minutos
El equipo facilitador municipal socializará ante la Red Social de
Apoyo el plan de acción para el desarrollo de la estrategia de mejora-
miento de ingresos con las familias y adolescentes que hacen parte de
la la Red Social de Apoyo, el cual ha sido concertado con los diferen-
tes actores municipales comprometidos con el impulso del desarrollo
local. Dicho plan, una vez socializado y debatido, deberá articularse
al Plan de Intervención Municipal para minimizar riesgos que inciden
en las altas tasas de fecundidad en adolescentes.

En los departamentos donde interviene de manera directa el


91
Programa de la CPPE, el taller LEOS municipal de inducción a la
estrategia de generación de ingresos habrá arrojado elementos técni-
cos y metodológicos para que el equipo facilitador municipal elabore
dicho plan.

5. Validación de los aportes para la construcción del Plan de


Intervención para minimizar los Riesgos que Inciden en las Altas
Tasas de Fecundidad en Niñas y Adolescentes, en el marco de
componentes y estrategias del Programa. (2 horas).
Oriente la validación de los aportes para la construcción del Plan
de Intervención Municipal para minimizar los riesgos que inciden en
las altas tasas de fecundidad en niñas y adolescentes conformando
grupos de trabajo por componente y estrategias de intervención de
modo que la revisión de la totalidad de líneas de acción y activida-
des se pueda realizar en las siguientes dos horas. Explique que dicha
validación se hará utilizando los Instrumentos No. 9 y 10 diligencia-
dos y ajustados por el equipo facilitador durante los preparativos de
este taller. Déle a los pequeños grupos la indicación de revisar tanto
el agrupamiento de las líneas de acción dentro de los componentes
y estrategias del Programa, como el diseño mismo de cada línea de
acción. Luego, proponga recomendaciones de ajuste si lo consideran
necesario.

6. Socialización de las recomendaciones para el ajuste en la cons-


trucción del Plan de Intervención para Minimizar Riesgos De
Fecundidad En Niñas Y Adolescentes. (1 hora).
En plenaria, cada pequeño grupo expone los resultados de su
trabajo y las demás personas hacen los comentarios que consideren
pertinentes. La persona que coordina el taller facilita la discusión de
estas propuestas y las incorpora a la planeación si el grupo lo consi-
dera pertinente.

7. Acuerdos y compromisos de la RSA. (1 hora).


Como última actividad del taller se establecen los acuerdos, com-
promisos y cronograma necesarios para que el equipo facilitador
del Programa recoja los insumos de este taller en el instrumento No.
15.

Los siguientes cuadros resumen la propuesta de agenda para el


taller de construcción del Plan de Intervención Municipal para mini-
mizar riesgos que inciden en las altas tasas de fecundidad en niñas
y adolescentes.

Después de...

Después del taller es importante elaborar lo más rápidamente posi-


ble el instrumento No. 15, que será fundamental para elaborar el
92
documento del Plan de Intervención. Tenga en cuenta la necesidad de
buscar la pertinencia de las líneas de acción diseñadas frente a la línea
������

����������� ������������ �������������������� ������

������������������������ ����������

���������������������������������������������������� ����������������� ������������ ��������


������������� ������������������������ ����������
���������������������
�����������

�����������������������

������������������������������������������������� ������������������������� ������������ ������


����������������������������������� ���������������������� ��������������������
��������������������

����������������������������������������������� ���������������������� ������������ ������


���������������������������������������� ������������������������ ��������������������
������������ ������������������������
������������

�����

����������� ������������ �������������������� ������

������������������������������������������������� ��������������������� ������������ �������


������������������������������������������������� ����������� ���������������������
����������������������������������������������� �������������������
������������� ��������������������

�����������������������

������������������������������������������������� ����������������� ������������� ������


�������������������������������������������������� �����������������
������������������������������������������ �������
�������������

������������������������������������ ����������������������� ������������ ������

93
base establecida por la Red Social de Apoyo, dado que el instrumento
No. 15 se configura en la respuesta a la problemática identificada en
la línea de base.

En la organización del documento del Plan tenga en cuenta incluir los


siguientes aspectos:

1. Equipo facilitador del Programa y confirmación de los nodos de


la RSA.
2. Breve presentación del proceso de construcción del Plan de
Intervención Municipal.
3- Línea de Base del programa a Nivel Municipal.
4. Objetivo general del Plan de Intervención Municipal.
5. Cuadro resumen del valor total del Plan de Intervención por
componentes y estrategias.

Posteriormente se presentará este documento nuevamente ante la


Red Social de Apoyo, la cual lo aprobará y a su vez designará un equipo
de facilitadores para que lo presenten ante el Consejo de Política Social
y el Consejo Municipal, instancias fundamentales para la consecución
de los recursos necesarios para su ejecución. En esta misma jornada
es importante definir el cronograma de reuniones de la Red Social de
Apoyo con miras a establecer el monitoreo y seguimiento al desarrollo
de las diferentes actividades propuestas dentro de las líneas de acción
formuladas para desarrollar los componentes del Plan de Intervención.

94
8 Seguimiento al Plan de
Intervención Municipal.

El paso 8 hace referencia a las acciones de seguimiento al Plan de


Intervención Municipal para minimizar riesgos que inciden en las altas
tasas de fecundidad en niñas y adolescentes. Explica el seguimiento
al Plan de Intervención Municipal desarrollado por las Redes Sociales
de Apoyo, en el marco del Programa de Promoción de Derechos y
Redes Constructoras de Paz de la Consejería Presidencial de Programas
Especiales. Contiene algunas precisiones conceptuales y la explicación
de los procedimientos para hacer seguimiento, así como los instrumen-
tos que se utilizarán.

1. ¿Qué es el seguimiento?
El seguimiento se entiende como una actividad sistemática, constante
y continuada, que es responsabilidad de las personas que ejecutan un
plan o proyecto. Una definición de seguimiento nos dice que es el "arte
de recolectar la información necesaria con el mínimo esfuerzo para
tomar decisiones que redireccionen procesos en el momento justo (…)
se busca mirar si los programas están haciendo las cosas bien para
mejorar su calidad"12 .

Un mecanismo de seguimiento a un programa o proyecto tiene como


finalidad servir como herramienta de mejoramiento continuo, identificar
las dificultades y reconocer los aprendizajes que el proceso va arro-
jando. Su utilidad está dada en términos de su contribución al avance
continuo de la ejecución de los planes o proyectos en relación tanto con
la gestión como con la calidad de las actividades.

2. Criterios sobre los cuales hacer el seguimiento


Los criterios que se proponen para hacer el seguimiento a los Planes
de Intervención Municipal son los siguientes:

 Eficiencia del plan: Valora el grado de cumplimiento de las acti-


vidades, de la utilización y administración de los recursos, durante
el tiempo de realización del Plan en la consecución de los resulta-
dos.
 Sostenibilidad del proceso: Se ocupa de ver si tal y como se está
realizando el proceso en el ámbito local, sus efectos perdurarán
cuando se acabe la financiación. Los criterios para evaluar la sos-
tenibilidad del proceso se definen conjuntamente por los interlocu-
tores municipales y por el Programa de Protección de Derechos y
Redes Constructoras de Paz.
95
 Se plantean dos énfasis en el seguimiento: uno sobre los indicadores
12. Monitoring Gender in Programmes,
de gestión del plan (eficiencia) y el otro sobre aspectos fundamen- Sheet 11 , p.1
tales para el municipio que se orientan más hacia la sostenibilidad
del proceso.

A. Eficiencia: Indicadores de gestión del Plan


La eficiencia del plan municipal es valorada mediante los indicado-
res de gestión. Estos indicadores dan cuenta de la realización de las
actividades definidas en el Plan de Intervención y se refieren al tiempo,
los costos y las actividades mismas. Relacionan la planeación con la
ejecución de la siguiente manera:

 Actividades (Indicador de cumplimiento físico): Diferencia porcen-


tual entre los indicadores propuestos en el plan y los indicadores
efectivamente alcanzados.
 Tiempo (Indicador de cumplimiento temporal): Diferencia porcen-
tual entre el tiempo empleado y el tiempo planeado para cada
actividad.
 Costos (Indicador de cumplimiento de costos): Diferencia porcen-
tual entre el costo real de una actividad y el costo planeado.

El seguimiento a estos indicadores puede integrarse mediante colum-


nas adicionales al Plan de Intervención que se está ejecutando, de la
siguiente manera13:

������������� ��������� ��������� ��������� ������ ������ ����� ����� �����������


���������������� �������� ��� ��� ��� ��� ��� ���

��������������
���������������

96 13. Setoma como referencia el Plan


de Intervención del municipio de
Aguachica, Cesar.
En las columnas marcadas con la letra (P) se encuentran las metas
planeadas inicialmente en términos de actividades indicador, tiempo y
costo. En las columnas marcadas con la letra (E) se colocan las metas
efectivamente alcanzadas. La proporción de lo ejecutado sobre lo pla-
neado arroja el indicador de gestión.

Después de diligenciar este cuadro, es importante hacer una reflexión


sobre las dificultades encontradas en la ejecución de las actividades
que permitan explicar las posibles disparidades entre lo planeado y lo
ejecutado.

B. Indicadores de sostenibilidad del proceso


La propuesta del equipo técnico del Programa de Promoción de
Derechos y Redes Constructivas del Paz de la CPPE, considera los
siguientes aspectos:

 Integridad en la aplicación del Plan.


 Coherencia de la intervención.
 Apropiación colectiva del Plan.
 Creatividad en la ejecución.
 Alianzas generadas y su funcionamiento.
 Eficacia del Plan.
 Operadores del Plan.
 Equidad de género.
 Capacidad institucional generada.

La definición de cada uno de los aspectos propuestos y las preguntas


guía se presentan en la tabla de la página siguiente.

97
����������������� ������������������ ������������������������
��������������������������� ��������������������������������� �������������������������������������������
��������� �������������������������� ������������������������������������������
�����������������������������

������������������������������ �������������������������������� �������������������������������������������


���������������������������������� ����������������������������������
���������������������������������������� ��������������������������������
���������������������������������������

������������������������������� ������������������������������� �������������������������������������������


��������������������������������� ��������������������������������������������
��������
���������������������������������������������
���������������������
��������������������������������������������
���������������������������������������������

�������������������������������������������
��������������������������������������������������

���������������������������� ����������������������������������� �����������������������������������������


��������������������������������������� �����������������������������������������������
����������������������� �����������������������������
���������������������������������������������
��������������������������
��������������������
���������������������������������������������
�����������������������

������������������������ ������������������������������ ��������������������������������������������


��������������� ������������������������������������� �����������������������������������������������
�������������������������� ���������������������������
��������������������������������������������
������������������������������������������
�����������������
�������������������������
��������������������������������������������
����������������������������������������������
������������������

������������������ �������������������������������������� �����������������������������������������������


�������������������������������������� ������������������������������������������������
������������������������������������� ������������������������
��������������������������

������������������������� ����������������������������������� ���������������������������������������������


������������������������������ ������������������������������������� ��������������������������������
������������ �������������������������������������
���������������������������������������������
������
�������������������������������������������
�����������

98
����������������� ������������������ ������������������������
������������������ �������������������������������� ������������������������������������������
��������������������������������� �������������������������������������������
���������������������������������� �����������������������
����������������������������
��������������������� ��������������������������������������������������
�����������������������������������������������
����������������������

��������������������������������� ������������������������������� ���������������������������������������������


������������������������������������ �������������������������������������������
��������������������������������� ����������������
����������
���������������������������������������

�����������������������������

������������������������ �������������������������� ������������������������������������������


���������� �������������������������������� �������������������������������
������������������������� ����������������������������������������������
�������
�������������������������������
������������������������������������������
��������������������������������������
��������������������������
�������������������������������������������
��������������������������������������������������
�������������������������������

����������������������� ����������������������������������������������
�����������������������������������������������������������

������������������������� ���������������������������������������������������
���������������������������������������������
����������������

99
3. Seguimiento a la línea de base
Con una periodicidad acordada por la Red Social de Apoyo, es nece-
sario hacer un seguimiento a los indicadores de la línea de base con que
inició el Plan de Intervención. Este seguimiento también se puede hacer
adicionando columnas a un cuadro que sintetice esta línea de base.
Será necesario levantar nuevamente la información que dio origen al
Plan de Intervención. Es muy importante aquí tener clara la periodicidad
del seguimiento, pues impactar los indicadores demográficos no es una
tarea que se haga en corto tiempo. Un seguimiento a estos indicadores
permitirá redireccionar metas o estrategias, además de evaluar el tra-
bajo del Comité de Estadísticas Vitales.

4. Dificultades y aprendizajes
En el seguimiento de los tres componentes aquí propuestos, tam-
bién es necesario resaltar las principales dificultades encontradas en el
período, los cambios que se hicieron, la manera como se sortearon las
dificultades y los aprendizajes que se pueden resaltar en el período. Se
puede también incluir un espacio para las conclusiones y recomenda-
ciones.

5. Recolección de la información

A. Frecuencia
Se propone la siguiente frecuencia de recolección de la información:

 Indicadores de gestión (eficiencia): Cada tres meses.


 Indicadores de sostenibilidad del proceso: Cada seis meses.
 Seguimiento a la línea de base: Anual.
 Dificultades y aprendizajes: Cuando se realice cada informe.

B. Responsabilidad

La responsabilidad de la recolección de la información es de la Red


Social de Apoyo en el municipio.

6. Análisis de la información
El análisis de la información se hará conjuntamente con el Consejo
de Política Social del Municipio, según reuniones pactadas previamente.
(Ver Anexo 2, Instrumento 16)

100
Anexos

101
Anexo 1
Cesta de conceptos

1. Los derechos sexuales y reproductivos


Aproximación hecha por Maryluz Mejía Gómez - Asesora UNFPA en SSR Colombia

En el Plan de Acción de la III Conferencia sobre la Población y el


Desarrollo (CIPD/94), se leen las siguientes afirmaciones sobre los
derechos sexuales y reproductivos: hacen parte de los derechos huma-
nos y no son derechos nuevos. Abarcan ciertos derechos humanos
que ya están reconocidos en las leyes nacionales, en los documentos
internacionales sobre derechos humanos y en otros documentos per-
tinentes de la Naciones Unidas, los cuales han sido aprobados por
consenso. Para quienes trabajan sobre los procesos de atención que
incluyen aspectos referidos a la sexualidad y la reproducción, se ha
hecho obligatoria la reflexión juiciosa acerca de los conceptos que
sustentan estas afirmaciones, así como la búsqueda de formas que los
hagan operativos.

PLAN DE INTERVENCION
MUNICIPAL

SEGUIMIENTO
ATUR
:SEDADINUTROPO
. .ARUTLUC ,NOICACUDE

PIN
NOICCETORP
LA OTCERID
OLLORRASED

RUTA
OPORTUNIDADES:
EDUCACION, CULTURA...
PROTECCION
DIRECTO AL
DESARROLLO

¡Alto! ¿Qué pasó? ¿Es necesario revisar cómo vamos?

Una de estas bases la constituye, sin duda, la definición de salud


reproductiva promulgada por la Organización Mundial de la Salud
(OMS): "la salud reproductiva es un estado general de bienestar físico,
mental y social y no la ausencia de enfermedad o dolencia, en todos
14. La Declaración Universal de los los aspectos relacionados con el sistema reproductivo, sus funciones y
Derechos Humanos fue aprobada por
la Asamblea General de la ONU el 10 procesos". Sin embargo, esta definición ha suscitado reflexiones, acep-
de diciembre de 1948. Su contenido
tadas en los medios científicos y académicos, sobre la necesidad de que
102 consta de un preámbulo y se expresa
en 30 artículos que contienen los 15 el concepto de salud sexual y reproductiva muestre más claramente sus
derechos fundamentales y las prohibi-
ciones expresas que ellos implican. relaciones con las comprensiones y conocimientos que a partir de las
diversas ciencias se tienen sobre la sexualidad y la reproducción, como
capacidades individuales, las cuales implican y están ligadas al conte-
nido de los derechos.

La Salud Sexual y Reproductiva (SSR), como capacidad humana,


forma parte del reconocimiento de la sexualidad, en términos de una
vida sexual responsable, satisfactoria y sin riesgos, así como la capaci-
dad de procrear hijos en la libertad y en la responsabilidad de hacerlo
o no, cuándo, con quién y con qué frecuencia. Es decir, las capacida-
des del ejercicio de la sexualidad y de la reproducción están mediadas
por el ejercicio de la libertad de mujeres y hombres, en condiciones
de igualdad y dignidad. El ejercicio de estas capacidades representa
una decisión sobre la propia vida individual, la satisfacción de tener
hijos y la aceptación de las responsabilidades que ello significa. Estas
comprensiones han sido sustentadas dentro de los mismos principios
de los derechos básicos, reconocidas como un acuerdo internacional
y recogidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos,
promulgados por las Naciones Unidas.14

Es necesario explicar que hoy se nombran y reconocen derechos


que no están enunciados en el texto literal de la Declaración, pero sí
son reconocidos por su sentido y comprensión, en la medida que tales
derechos son universales, indivisibles, interdependientes y conectados
con la dignidad, la libertad, la vida y la igualdad de las personas. La
comprensión de los derechos sexuales y reproductivos y sus relaciones
e interdependencia con los demás derechos fundamentales es clara,
como consecuencia de la comprensión de los derechos básicos.

De otra parte, la dignidad, como concepto, es comprendida como


una condición humana, que se explica en orden a las capacidades dife-
renciales de la humanidad. Desde el punto de vista de lo constitutivo
e inherente a lo humano, las personas están dotadas de pensamiento,
razón, discernimiento y espíritu, y tienen como ningún otro individuo de
especie alguna, la capacidad de autodeterminarse.

La dignidad, como condición característica humana, se constituye en


una propiedad, en un bien, inalienable, no enajenable, no transferible,
no negociable ni otorgable, porque corresponde a la cualidad misma
de la persona. La dignidad, en su concepto, es un derecho y es, a la
vez, fundador de otros derechos. La dignidad, en cuanto derecho, cum-
ple con las condiciones y características de la categoría de derecho, es
universal: aplica a todo el género humano, no le cabe excepción, ni
potestad, es atemporal. Es indivisible porque no tiene condición ni
sustancia. Está relacionada con los otros derechos básicos como la
libertad, la igualdad y la vida, y así mismo ellos, en su comprensión y
103
ejercicio efectivo, son simultáneos e interdependientes con ella. Si este
derecho es quebrantado, dos o más han sido vulnerados.
Para algunas interpretaciones teológicas, particularmente la judeo-
cristiana, la dignidad es considerada y explicada como la parte huma-
na que "nos aproxima a Dios" o como un compartir de Dios con la
especie humana, ya que Dios mismo, como persona, puede otorgarla
por su propia voluntad y gracia. Ello implica la imposibilidad de que
otra persona humana pueda lesionarla, por cuanto ella está ligada con
la gracia de Dios y, aunque es su potestad, ha concedido libre albedrío
a las personas.

Lo anterior explica el porqué, desde cualquier enfoque, se acepta


el carácter universal de la dignidad; no existe una característica que
pueda introducir diferencias al goce de la dignidad entre las perso-
nas. En este argumento se apoyan afirmaciones tales como "no puede
haber discriminación alguna en razón de las condiciones de sexo, raza,
credo, u otras" y "toda condición o forma de utilización o explotación de
una persona es una violación de su dignidad".

En el mismo orden, la libertad es explicada como otra de las carac-


terísticas determinantemente humanas. La libertad como capacidad y,
por tanto, bien individual, se funda en la concurrencia de la razón, la
voluntad y el conocimiento, que posibilitan la determinación del fin y
la asunción del límite. Esto significa que la libertad es una capacidad
humana que cumple también las condiciones de la categoría de dere-
cho, como se expuso para la dignidad.

Debemos explicitar, entonces, que la libertad es un bien que, por


estar ligado a la razón y el conocimiento, se desarrolla en la medida
que ellos crecen y posibilitan la mejor determinación de fines y la más
clara comprensión de límites. Esto es, la libertad se corresponde con
el reconocimiento de los límites individuales, que son los mismos para
todos los individuos que en su crecimiento han logrado la razón. Aquí
se introducen diferenciales relacionadas con el desarrollo de la inteli-
gencia y la posibilidad de información y aprendizaje, consecuentes con
la edad.15

Este aspecto refuerza la comprensión de la libertad como derecho,


en la medida que las posibilidades de desarrollo intelectivo son sólo
humanas y se dan en el ámbito de su capacidad y contenidos relacio-
nales.

Humanidad, ser humano, persona, nombran el carácter igualitario


de todos los sujetos del género humano, más allá de la condición de
tiempo o espacio. Esta concepción ligada a la de dignidad por su cate-
15. La legislación recoge y aplica este goría humana llama a aplicar los modos matemáticos para establecer
concepto en relación con la edad
la igualdad, buscando su mejor compresión y coherencia: igualdad por
104 (edad para decidir, mayoría de edad,
edad de matrimonio, etc.) o en rela-
ción con la capacidad o salud mental
identidad, lo humano; igualdad por semejanza, mujeres y hombres;
(interdicción). igualdad por diferencia, los individuos entre sí.
El carácter igualitario de toda la humanidad alude a la consideración
básica de la superación de toda forma de discriminación desventajosa
para algunos. El carácter de semejanza señala condiciones especiales
por grupos y sustenta el tratamiento particular de tales condiciones y
necesidades, básicamente la equidad. El carácter de diferente reivindi-
ca la infinidad de la diversidad humana, en la medida que todos los
individuos dotados de similares capacidades son frutos únicos de su
experiencias, sentires y comprensiones.

En el campo de lo humano, la igualdad es un bien individual que


trae consigo cada persona con todas sus condiciones en simultáneo:
cada persona frente a otros es al mismo tiempo igual, semejante y
diferente, única y exclusivamente por su calidad de persona; por tanto
la igualdad, así comprendida, es un derecho, porque cumple las condi-
ciones de universalidad, indivisibilidad, interdependencia e interrelación
con los demás derechos.

La vida humana, para que sea humana, ha de ser digna, igualitaria


y libre. Esta afirmación, que por diversas razones no corresponde a
la realidad actual de la humanidad, nos hace comprender por qué la
categoría de derechos, como goce efectivo de todas las personas, se
constituye en el marco ético anhelado para las relaciones humanas.

La aplicación de los conceptos aquí expuestos, a la sexualidad y la


reproducción de hombres y mujeres, permite apropiar el alcance de las
definiciones que a partir de la CIPD/94 se acoge cuando dice "la salud
reproductiva entraña la capacidad de disfrutar una vida sexual satisfac-
toria, sin riesgos y de procrear, y la libertad para decidir hacerlo o no
hacerlo, cuándo y con qué frecuencia. Esta última condición lleva implíci-
to el derecho del hombre y de la mujer a obtener información adecuada.
Esto se basa en el reconocimiento de derechos básicos de todos los indi-
viduos y parejas a decidir libre y responsablemente el número de hijos,
el espaciamiento de los nacimientos y el intervalo entre éstos y a dispo-
ner de la información y los medios para ello. Asimismo, el derecho a
alcanzar el nivel más elevado de salud sexual y reproductiva y a adoptar
decisiones relativas a la reproducción sin sufrir discriminación, coacción
ni violencia, de conformidad con lo establecido en los documentos sobre
derechos humanos".16

2. Ciclo de vida
Trabajar con las adolescentes y jóvenes, a partir de una perspectiva
de derechos, género y diversidad, supone preguntas por el sujeto joven.
¿Quiénes son?, ¿Qué significa ser joven o adolescente en nuestro país
y en nuestro municipio?, ¿Qué piensan, sienten, sueñan y proyectan 16.Informe de la Conferencia Internacional
105
sobre su cuerpo, sus realidades inmediatas, sus relaciones, su futuro, el sobre la Población y el Desarrollo. El
Cairo, 5 al 13 de septiembre de 1994.
país? Estos y muchos más interrogantes nos plantean el reto de conocer NACIONES UNIDAS.
las juventudes más allá de los indicadores, a veces fríos, de su desarro-
llo. Nos urge la necesidad de reconocer sus discursos, sus historias, sus
incertidumbres, sus producciones culturales y sociales; supone recono-
cerlos vitalmente, para poder establecer la diferencia entre trabajar con
adolescentes y jóvenes y trabajar con adultos o adultos mayores.

Tener en cuenta la perspectiva del ciclo de vida o enfoque "generacio-


nal" supone romper los esquemas limitados donde niños, niñas adoles-
centes y jóvenes son considerados como "islas" sin nexos efectivos entre
sí17 . Es imprescindible buscar acercamientos entre los diferentes ciclos
de vida de las nuevas generaciones, mediante políticas y programas que
posibiliten la continuidad del ejercicio de sus derechos. A continuación
ofrecemos unas referencias para el abordaje del ciclo de la vida de las
adolescentes y jóvenes, buscando conectarlos con su niñez, con su pre-
sente y proyectarlos en el futuro.

El ciclo de vida18 es el conjunto de etapas que marcan las condicio-


nes, los roles y las fases socialmente significativas de la vida individual,
en particular, el nacimiento, la infancia, la juventud, la adultez, con los
procesos de ingreso a la productividad, la pertenencia a un grupo par-
ticular, las uniones afectivas y, finalmente, la muerte.

Trabajando alrededor del ciclo de la vida emerge la importancia de


relacionar los eventos a los sujetos, a los roles y a la organización social,
al modo de vida, a la economía, a la visión del mundo y a los valores, al
tiempo (edad, temporadas, fechas, períodos) y al lugar (ambiente geo-
gráfico, espacio público y privado) en el cual están situados.

Estos procesos se desarrollan mediante tres ejes de análisis: la con-


textualización, el análisis de las transformaciones y el análisis compara-
tivo. Las diferentes fases del ciclo de la vida deben ser vistas en relación
con las experiencias de ellos, pero también en relación con el pasado a
través de la historia personal de los padres y ancestros. El ciclo de vida
es un esquema ordenador que permite delimitar un campo de experien-
cias significativas y hacer posible una confrontación.

El ejercicio del ciclo de la vida empieza con un análisis interpretativo


del propio nombre, de su nacimiento, su crecimiento y experiencias par-
ticulares al respecto, que posiblemente estén afectando a los participan-
tes del proyecto. Sobre el nombre y el apellido se pueden desarrollar
17. Construcción de Políticas Públicas
de Juventud. Análisis y Perspectivas. investigaciones históricas, sociológicas, de las relaciones parentales. Es
Programa Presidencial Colombia Joven,
Centro de Estudios Avanzados en Niñez
interesante ver cómo el nombre adquiere socialmente formas expresivas
y Juventud de CINDE y Universidad
de Manizales, GTZ, Unicef. Bogotá,
como el sobrenombre, alias o diminutivos.
Marzo 2004.

También es importante que el niño, la niña o las adolescentes dialo-


106
18. Tomado de "Organización y
Emprendimientos Juveniles". Fondo
Mundial, Proyecto Colombia, edición guen sobre su nacimiento, sobre las actitudes de los adultos alrededor
de prueba, Bogotá, febrero 2005.
del evento y sobre las emociones profundas que se generaron. Entre
el imaginario del nacimiento y la narración que hacen los padres y
madres del nacimiento real se desarrollan procesos comparativos y
culturales sobre la interpretación del hecho y de las tensiones que el
nacimiento implicó. Después de este proceso de comparación, se leen
historias sobre el nacimiento de un niño/niña en otros contextos y de
cómo se vive cultural y socialmente el nacimiento.

No siempre somos conscientes de nuestro propio crecimiento y


solemos olvidar que fuimos niños y que veíamos, sentíamos y viven-
ciábamos el mundo de manera diferente. Presente a los niños/niñas y
adolescentes alternativas para ser hombre o mujer "grande" de manera
diferente a la que conocen, invítelos a escribir sobre su niñez, a escu-
char otras historias y luego, a partir de ello, escribir las ideas que les
surgen y con las cuales van complementando su historia.

La muerte es el cierre del ciclo vital y pone en evidencia la finitud


de la vida e imágenes de lo que sigue después de ella, además de las
experiencias que sobre ésta tienen los niños, niñas y adolescentes. Es
importante crear un clima de confianza, cercanía y disponibilidad emo-
cional que les permita expresar este sentimiento a través de historias,
relatos, pintura, expresión teatral, entre otras, que generan emociones
que requieren ser acompañadas por personas con la capacidad y expe-
riencia suficientes al respecto, de lo contrario es mejor evitarlas.

3. La Red Social de Apoyo


La conformación y fortalecimiento de la Red Social de Apoyo (RSA)
es una estrategia fundamental de este Programa. Mediante la RSA se
busca fomentar y consolidar las relaciones y prácticas de construcción
colectiva en tres ámbitos fundamentales: familiar (parientes, vecinos),
comunitario o social (organizaciones de la sociedad civil, religiosas,
económicas, productivas, cívicas) e institucional (entidades prestadoras
de servicios públicas y privadas).

En la medida que la RSA construya una visión compartida e integral


acerca de la situación de salud sexual y reproductiva de niños, niñas y
adolescentes en el municipio, y genere vínculos fuertes entre sus inte-
grantes, ésta podrá contribuir en la definición de acciones conjuntas
enfocadas a promover los factores protectores y disminuir los riesgos
de embarazos tempranos en niñas y adolescentes.

La noción de red social hace referencia a una forma particular de


vinculación entre las personas, comunidades, organizaciones y entida-
des. Una red social es un sistema abierto que a través de un intercam-
bio dinámico entre sus integrantes y con miembros de otros grupos
107
sociales posibilita la potenciación de los recursos que poseen. Cada
miembro de una familia, de un grupo o de una institución se enriquece
a través de las múltiples relaciones que los demás integrantes de la red
desarrollan19 .

Las redes sociales pueden ser familiares, comunitarias, instituciona-


les o mixtas. Las dos primeras formas existen prácticamente desde el
origen de toda organización social; el tercer tipo surge a medida que
dicha organización se hace más compleja y es el tipo que propone este
Programa.

Dichas redes aparecen como reacción de ayuda mutua y apoyo ante


situaciones de riesgo, buscando a las personas más próximas, sus pala-
bras y su contacto físico. Esta búsqueda de los otros para satisfacer nece-
sidades, resolver problemas, incorporar recursos y desarrollar funciones,
se hace cada vez más amplia y por lo general se inicia en el núcleo
familiar, sea cual sea su configuración, pasando por el vecindario, los
grupos de estudio, grupos de trabajo y de interés cultural, religioso o
recreativo: Finalmente, las instituciones que prestan servicios de educa-
ción, bienestar, salud y justicia, entre otros, se constituyen en recursos
sociales permanentes para tales búsquedas.

Una adecuada integración de estas redes (familiares, comunitarias e


institucionales) facilita la oportunidad de aprendizaje mutuo y el esta-
blecimiento de una red social más amplia, efectiva y mixta. Para este
propósito resulta útil tener en cuenta algunas nociones que permiten
entender el proceso de conformación y funcionamiento de una red
social con estas características.

La primera es la de actor social. Se es actor social en cuanto se tiene


una posición en un esquema relacional. Es decir, el actor es una unidad
interdependiente definida por sus vínculos con otros actores. Por ello,
las familias, las organizaciones cívicas y comunitarias, las empresas
privadas y las instituciones gubernamentales se constituyen en actores
sociales en la misma medida en que guardan un grado de dependencia
e interrelación con otros actores.

La segunda noción importante es la de vínculos, la cual se defi-


ne como las relaciones entre los actores sociales que se establecen
mediante intercambios permanentes u ocasionales, y se consolidan
mediante intercambios frecuentes con fines específicos.

Y la tercera es la de nodo, que significa que un actor social se vin-


cula a otro(s) con quien(es) comparte un propósito común y un área
de trabajo semejante y colectiva, es decir, la red. Puede ser una per-
sona, una organización, una entidad o, como en el caso de la RSA del
Programa, un conjunto de actores sociales cuya intervención se concen-
108 19. Dabas, Elina Nora. Las prácticas de
intervención en redes sociales. Pág.
tra en alguno de los tres ámbitos fundamentales: familiar, comunitario
21. o institucional.
Características de la Red Social de Apoyo y de sus nodos
constitutivos
El trabajo en red, y en particular de la Red Social de Apoyo tiene
entonces, las siguientes características y requerimientos:

1. Requiere de la existencia de un grupo definido de personas, entida-


des, sectores u organizaciones con un propósito común, dispuestas a
trabajar conjuntamente para satisfacer una necesidad básica mate-
rial, espiritual o simbólica; todo ello sin dejar de lado sus caracterís-
ticas particulares y sus tareas específicas.
2. Dos sentidos claves subyacen al trabajo en red: el de solidaridad y
el de corresponsabilidad. El primero tiene que ver con el fortaleci-
miento de los vínculos de cooperación entre las personas, entidades,
organizaciones o sectores; el segundo se relaciona con el compro-
miso previo de encontrar o construir, junto con otros, las soluciones
a situaciones difíciles o problemas comunes.
3. En una red cada nodo es autónomo e independiente, pero es capaz
de actuar conjuntamente en medio de la diversidad de opiniones,
experiencias e intereses. No hay un líder central ni jerarquías, sino
relaciones operativas que se activan para cumplir propósitos comu-
nes.
4. En una red cada nodo cumple funciones que se relacionan con las
de los demás, y asume aquellas para las cuales tiene mejor dispo-
sición o habilidad en un momento determinado. Son funciones que
cuando así se requiera, pueden ser asumidas por otro nodo. Sin
embargo, existe una cierta especificidad para cada uno y en térmi-
nos generales se pueden definir así:

 Nodo institucional: Le corresponde asumir todas aquellas tareas y


labores de apoyo técnico que se relacionan con:

• La formulación del diagnóstico, identificación de factores de


riesgo y factores protectores, diseño de metas e indicadores y
perfil técnico del Plan de Intervención Municipal.
• El análisis de la capacidad institucional en lo referido a la cali-
dad en la prestación de los servicios y observación y garantías
de los derechos de los usuarios en sus ofertas.
• La interlocución permanente con la Consejería Presidencial
de Programas Especiales y la coordinación nacional de este
Programa.
• El acompañamiento y asesoramiento local al desarrollo muni-
cipal de los talleres propios de la metodología de este
Programa.
• El acompañamiento en la aplicación de la estrategia local para
IEC.
109
• El acompañamiento y seguimiento a todas aquellas acciones
que se desprendan de la aplicación del componente de mejo-
ramiento de las condiciones de vida, específicamente en lo que
tiene que ver con la estrategia de generación de ingresos.
• El seguimiento general a las acciones dispuestas en el Plan de
Intervención Municipal.

 Nodo comunitario: Le corresponde, en lo fundamental, emprender


todas aquellas acciones de cooperación, comunicación y ejecución,
en torno de:

• Encarnar dentro de sus mismas relaciones todas aquellas for-


mas de vida solidarias, cooperantes, democráticas, respetuo-
sas, incluyentes y amorosas, que a lo largo de los discursos y
planes la misma Red proclama.
• El suministro de datos, informaciones, experiencias, opiniones y
conocimientos necesarios para el más completo desarrollo del
diagnóstico situacional e identificación de los factores de ries-
gos y protectores del municipio.
• Liderar la aplicación de todas aquellas acciones comprometidas
en el diseño de la estrategia local de IEC.
• Facilitar procesos de capacitación y formación en los temas
relacionados con la salud sexual y reproductiva, derechos, pers-
pectiva de género y estrategia IEC.
• Convocar a otras organizaciones de la sociedad civil a que par-
ticipen del Programa en la mira de legitimar la existencia misma
de la Red Social de Apoyo, en razón de la amplitud de su con-
vocatoria y la participación democrática de las organizaciones
sociales.
• Contribuir con su conocimiento y capacidad de percepción a
los momentos de evaluación, especialmente los referidos a la
calidad de los servicios institucionales, situación de los derechos
en el municipio y avances en el desarrollo del Programa.
• Acompañar la ejecución de los recursos de los Fondos Rotatorios
Locales.

 Nodo familiar: Le corresponde básicamente, participar de todas


aquellas acciones de cooperación, comunicación y ejecución, en
torno de:

• Contribuir con sus experiencias, conocimientos y percepciones


en la elaboración de los diagnósticos y en la identificación de
los factores de riesgo y protectores de la salud sexual y repro-
ductiva del municipio.
• Difundir la información y conocimientos adquiridos en los
talleres de formación y desarrollo del Programa dentro de sus
propios núcleos familiares y vecindario.
110
• Acompañar y nutrir con sus percepciones y opiniones los espa-
cios de evaluación, específicamente de la calidad de los servi-
cios institucionales del municipio y del impacto de la aplicación
de la estrategia para IEC.
• Poner en práctica, dentro de sus núcleos familiares, las nociones
de vida, convivencia pacífica, igualdad y justicia, que se aclaran
y asumen con la paulatina participación en este Programa. De
otra forma no se estaría impactando positivamente en lo social
las propuestas que el Programa quiere construir alrededor de la
vivencia de los derechos y de la paz.

5. Una red requiere de flujos de información permanentes dentro de


ella y con el entorno, de tal forma que se permita la coordinación
permanente entre los propósitos y acciones de la red con los de cada
uno de sus nodos. Para tal objeto, la red debe disponer claramente
de canales de comunicación, democratizar su utilización e informar
de su existencia.
6. Mantener una disposición permanente de escucha por parte de
todos los actores que participan de un nodo o una red, pues dada la
multiplicidad y variedad de participantes, los mensajes que se emiten
pueden llegar a confundir el verdadero sentido de lo que se quiere
decir. Saber escuchar es, pues, una actitud estratégica que toda red
debe promover y mantener.

Pasos para la conformación de la Red Social de Apoyo


De otra parte, para conformar una Red Social de Apoyo es menester
dar ciertos pasos. Precisamente, la Ruta para la aplicación municipal
del Programa propone una manera de recorrer dichos pasos y son los
siguientes:

1. Identificar los actores sociales relevantes relacionados con el tema


o problema alrededor del cual se piensa articular la red; en nues-
tro caso la prevención de embarazos en niñas y adolescentes y la
promoción de derechos de salud sexual y reproductiva de los/las
adolescentes.
2. Convocar y sensibilizar a dichos actores sociales, con el propósito de
que tomen conciencia de la dimensión, el compromiso, la metodolo-
gía y los contenidos requeridos en el trabajo.
3. Capacitarles en torno de un marco mínimo común de comprensión
y abordaje de las problemáticas y asuntos en los que se debe inter-
venir. Ahora bien, esta comprensión no sólo se puede dar a partir
de un conjunto de informaciones teóricas sino adicionalmente con
base en las experiencias, elaboraciones vivenciales de las personas,
reflexiones personales, circulación de opiniones y conocimientos
propios de los individuos, las familias, la cultura o la región. Ello
en virtud de las características y construcciones de su identidad de
género, sexual, étnica, religiosa, socioeconómica, o de cualquier
111
otra índole.
Si nos ganamos la lotería, compramos Eso es lo que cada noche le pido Más bien montemos un negocio
una casa y a pasarla bueno. a la Virgen. entre todos.

4. Diagnosticar conjuntamente la situación del tema o problema que se


va a intervenir; en nuestro caso, analizar dentro de la RSA el "estado
del arte" de la situación de SSR del municipio e identificar, priorizar
y procesar los problemas asociados a esta situación a partir de tres
variables: educación, pobreza y acceso a servicios (salud, educa-
ción, cultura, protección, justicia y recreación). Teniendo en cuenta,
además, que dicho diagnóstico ha de estar dirigido y enmarcado
constantemente por la perspectiva de género y derechos.
5. El punto anterior implica mantener una actitud abierta a la infor-
mación, la actualización y la formación en los temas que se vayan
considerando pertinentes. Como consecuencia directa de que las
realidades son cambiantes, las formas de analizar y comprender
dichas realidades, las opiniones y formas de exteriorizar los pen-
samientos y decisiones, también lo son. Especialmente, cuando se
abordan temas de tanta complejidad como lo son la sexualidad,
la reproductividad, la familia, temas relacionados con los ejercicios
violentos, etc.
6. Conservar una actitud constante de evaluación. Esto quiere decir que
durante el proceso, la evaluación no se concibe solamente como
un momento específico y estático sino como una tarea transversal
y dinámica que se mantiene a lo largo de todo el proceso, la cual
permite reflexionar alrededor de cada uno de los pasos y acciones
que la Red desarrolla. Esto posibilita que la RSA puede mantener una
visión global del trabajo y de los compromisos adquiridos en cada
momento del proceso en que se encuentre.
7. Elaborar un Plan de Acción para la coordinación, la capacitación, el
diseño y la ejecución de acciones de intervención en la problemática
que nos atañe. Plan que para nuestro caso está representado en
la elaboración del Plan de Intervención Municipal para minimizar
riesgos que inciden en las altas tasas de embarazos en niñas y ado-
lescentes.
112
8. Impulsar la ejecución del Plan, hacerle seguimiento a sus acciones y
evaluar, específicamente, los resultados de su aplicación.
Para aquellos que dispongan de esta tecnología, se sugieren algu-
nas páginas de internet para adelantar búsquedas en salud sexual y
reproductiva y consolidar los procesos de autonomía y fortalecimiento
conceptual, metodológico y operativo:

 Profamilia: www.profamilia.org.co
 Centro para los derechos reproductivos: www.crlp.org
 HIV InSite: htpp://hivinsite.ucsf.edu
 Centro Internacional para la salud reproductiva, Universidad de
Ghent: www.icrh.org
 Marie Stopes Internacional: www.mariestopes.org.uk
 Consejo de Población: www.popcouncil.org
 Consorcio para la salud reproductiva de los refugiados: www.rhc.
org
 Iniciativa de suministros: www.rhsupplies.org/index.shtml
 Consorcio del Reino Unido sobre SIDA y desarrollo internacional:
 www.aidsconsortium.org.uk/
 Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA): www.
unfpa.org
 ONUSIDA: www.unaids.org
 ACNUR salud reproductiva y SIDA:
 www.refugees.org/usaforunhcr/uploadedfilesids.pdf
 Comisión de la mujer para niños y mujeres refugiadas:
 www.womenscommission.org
 Red Global de mujeres para los derechos reproductivos: www.
wgnrr.org

En caso de no contar con el servicio de internet, las bibliotecas públi-


cas, los kit pedagógicos suministrados por el programa o el material
con que disponen las entidades, complementan dicha conceptualiza-
ción.

113
4. La Estrategia para Informar, Educar y Comunicar (IEC)

La otra estrategia del componente de Movilización Social es la de


Informar, Educar y Comunicar (IEC). Con ella se pretende contribuir con
la vinculación de un sector amplio de la población del municipio a las
acciones emprendidas por la Red Social de Apoyo (RSA).

¿Ya tiene clara su parte en el plan? ¿Y ustedes ya saben qué hacer dentro ¿Están listos para seguir
del plan? las instrucciones del plan?

La estrategia para IEC del Programa es una manera


����������
sistemática de planear, aplicar y evaluar acciones comu-
������������� nicativas y educativas encaminadas a lograr cambios en
las actitudes, comportamientos, imaginarios, prejuicios,
pensamientos, decisiones y prácticas en torno a la mini-
mización de riesgos que inciden en las altas tasas de
embarazos de niñas y adolescentes de 10 a 19 años, así
como de la promoción de los derechos de salud sexual
y reproductiva de los y las adolescentes de los munici-
pios.

El diseño y la ejecución de la estrategia para IEC muni-


cipal están a cargo de un colectivo de comunicación y
formación. Se llama así porque en él participan distintos
actores sociales que tienen un fin común: comunicar y
contribuir con procesos de educación de las comunida-
des. Algunas personas de este colectivo tendrán que ver
directamente con el área de comunicación: manejo de
emisoras de radio comerciales y comunitarias, canales
114
locales de TV, emisoras escolares, periódicos y boletines,
grupos de teatro y música, responsables de carteleras,
entre otros. Pero no es indispensable para hacer parte del equipo IEC
ser experto o trabajar en temas de comunicación. Las personas que
regularmente se comunican con públicos, como docentes, sacerdotes,
pastores, promotoras de salud y de desarrollo agropecuario, entre
otros, tienen un lugar en el equipo. Otras personas, podrán estar más
dedicadas a labores propiamente formativas y educativas respecto de
temáticas relacionadas básicamente con los siguientes temas:

 Salud sexual y reproductiva.


 Género, identidad de género y sexual y perspectiva de género.
 Derechos Humanos y Derechos Sexuales y Reproductivos.
 Desarrollo personal, crecimiento espiritual y proyecto de vida.

El colectivo de comunicación y formación busca responder a la nece-


sidad de expresión participativa, democrática y pluralista en torno al
tema central del Programa, en ejercicio del derecho fundamental a la
información y la expresión que todos tenemos. Además, pretende que
los miembros de la RSA y miembros de las comunidades se cualifiquen
alrededor de temas básicos, propuestos en el párrafo anterior, con el
ánimo de mejorar la elaboración de Planes de Intervención e incremen-
tar la conciencia de los habitantes sobre la necesidad de entender que
la salud sexual y reproductiva no es un asunto exclusivo de los técnicos
y del personal médico sino que se relaciona directamente con casi todos
los aspectos y ejercicios de la vida cotidiana de las personas.

Para su buen funcionamiento, dicho colectivo requiere:


 Formación, que debe ser una actividad constante que permita a sus
integrantes adquirir hábitos de reflexión, conocimientos e informa-
ciones actualizadas así como establecer criterios para realizar las
cosas.
 Investigación, para conocer la realidad en que se desenvuelve el
colectivo y los gustos, intereses, expectativas, inquietudes, temores
e imaginarios de las audiencias.
 Producción constante, pues la función del colectivo es comunicar y
formar. No se trata sólo de hacer boletines o programas de radio
o televisión; también debe propiciar y facilitar espacios de partici-
pación y diálogo donde se llegue a consensos básicos y exista la
oportunidad de manifestar los disensos.

Los pilares de la estrategia para IEC


La estrategia para IEC del Programa está soportada en tres pilares:

1. Conceptos y enfoques claros sobre comunicación, promoción de


la salud, salud sexual y reproductiva y derechos, pues echa mano
a la historia de dichos conceptos y considera sus enfoques contem-
115
poráneos.
2. El conocimiento del problema en los planos nacional, regional y
municipal, pues para servir al propósito de promover los derechos
sexuales y reproductivos de las adolescentes y prevenir el embarazo
de niñas y adolescentes, la estrategia para IEC parte de procesos
de investigación en los distintos planos. En el plano municipal el
principal insumo de la estrategia es la priorización de los problemas
hecha por la Red Social de Apoyo.
3. La valoración de las características socioculturales de las regiones
y los públicos, de manera que las estrategias y los productos comu-
nicativos y procesos formativos tienen en cuenta las características
de los públicos "a movilizar"; es decir, sus formas de percibir y sus
patrones socioculturales. Tal consideración nos permite afirmar que
si bien dos municipios pueden compartir un mismo problema, no
necesariamente sus estrategias IEC serán iguales.

La estrategia está compuesta por acciones en cuatro aspectos: pro-


moción de la salud, información, educación y comunicación.

La promoción de la salud
"La promoción de la salud es el proceso que consiste en proporcio-
nar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer
un mayor control sobre ésta". Así fue definida en 1986, en Ottawa,
Canadá, durante la conferencia internacional sobre este tema, convo-
cada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una definición complementaria a la de salud es: "La Salud es un


estado de bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia
de dolencias o enfermedades" (OMS). Y también complementaria a la
Declaración de Alma-Ata (URSS, 1978) donde se planteó que "el pueblo
tiene el derecho y el deber de participar individual y colectivamente en
la planificación y aplicación de su atención en salud".

Las declaraciones de Ottawa y Alma-Ata institucionalizaron en el


mundo un cambio de enfoque sobre este tema: de un enfoque bio-
médico e individualista se pasó a otro donde la cultura, las relaciones
sociales y la participación activa de los ciudadanos son referentes que
hay que tener en cuenta en los programas de promoción de la salud.
En este nuevo enfoque:

 La salud concierne a toda la sociedad y el Estado está obligado a


velar por ella.
 Se deben adoptar medidas tanto sociales como médicas para pro-
mover la salud y combatir la enfermedad.
 La participación comunitaria es la fuerza motriz de los programas
de promoción de la salud.
116
 La comunicación es decisiva para propiciar la participación comu-
nitaria.
En el marco de la promoción de la salud la comunicación tiene tres
funciones que cumplir:

 Fortalecer habilidades para participar en proyectos colectivos y


ejercer derechos y deberes.
 Hacer dialogar a los distintos actores del Estado y de la sociedad
civil sobre asuntos de interés común.
 Movilizar a los diversos actores en procura de transformar situacio-
nes indeseadas.

Información

Un sistema de información en salud puede entenderse como un


instrumento para adquirir, organizar y analizar datos necesarios para
la definición de problemas y riesgos para la salud, evaluar el estado
de salud de la población y contribuir a la producción de conocimientos
acerca de la promoción y la prevención en salud.

El objetivo de la información en salud es la identificación de proble-


mas individuales y colectivos en el ámbito de la comunidad, propiciar
elementos para el análisis de la situación encontrada y apoyar la bús-
queda de posibles alternativas de solución.

La información es una herramienta básica para la ejecución de


programas de promoción y prevención. La información es el primer
elemento que debe ser considerado, cuando se quiere establecer una
estrategia de IEC.

"La sociedad industrial que generó riqueza en la forma de bienes


de capital y de productos manufacturados está cediendo el paso a una
nueva sociedad valorada en términos de activos intangibles tales como
conocimientos y procesamiento de información."

La educación
Para el caso específico de este Programa, entendemos la educación,
como un proceso estructurante de cambios y reflexiones nuevas, como
un proceso que permite desestructurar viejas formas de ser, sentir, pen-
sar y comportarse.

En este sentido los procesos de educación que proponemos que


agencien los colectivos de comunicación y formación están dirigidos a
convocar a personas de múltiples características y sectores, motivadas
a participar de este Programa. En principio, se requiere que tales per-
sonas estén verdaderamente interesadas en hacer parte de un compro-
miso vital y colectivo en torno al mejoramiento de condiciones objetivas
117
y subjetivas de vida de los/las adolescentes.
En segundo lugar, el proceso educativo lo consideramos una diná-
mica transversal y democrática de participación, en la que quienes
hacen parte de él tienen el derecho y el deber de informar, socializar y
reflexionar en torno de las situaciones y circunstancias que se vivan en
el municipio alrededor de la salud sexual y reproductiva.

En otras palabras, no se concibe el proceso de formación como un


adiestramiento de aula sino más bien como una permanente interacción
entre profesionales, no profesionales, organizaciones comunitarias, ins-
tituciones públicas, líderes, representantes sociales, políticos o religiosos.
Esta interacción implica siempre un ejercicio de auto reflexión y análisis
dirigido al planteamiento de soluciones para las diversas situaciones
conflictivas que viven y atraviesan los niños, niñas y adolescentes.

En tal sentido se propone direccionar los procesos de formación


como espacios y momentos no sólo de aprendizaje de nuevos conoci-
mientos sino, fundamentalmente, de desaprendizaje de anteriores for-
mas y contenidos. Esto quiere decir, que los colectivos de comunicación
y formación se propongan indagar, reflexionar y socializar en torno de
todos aquellos aspectos relacionados con la sexualidad, el erotismo, la
salud y el autocuidado de los cuerpos, entre otros.

Se parte, pues, de considerar que las personas sólo podemos com-


partir y dar de aquello que tenemos en el corazón, la mente, la memo-
ria y la experiencia. Otra forma de decirlo es que las personas sólo
podemos compartir todo aquello que hemos incorporado en el cuerpo.
Pero llegado el momento de iniciar procesos de renovación o cambio
afrontamos la necesidad de transformar precisamente aquellas cosas
que hemos incorporado en nuestra experiencia o en nuestro cuerpo. A
tal proceso le denominamos desaprendizaje para el cambio y lo refe-
rimos a todas aquellas ideas, prejuicios, informaciones, negaciones,
miedos o prácticas recurrentes que impiden aceptar nuevas realidades
y comprender formas novedosas, solidarias, amorosas y éticas de con-
vivencia.

Por tanto, un proceso de formación como éste requiere que quienes


participen de él expresen y mantengan su disponibilidad para construir,
frecuentemente, espacios de autoreflexión, indagación, socialización y
modificación de comportamientos y actitudes.

La comunicación
Una definición de comunicación es la siguiente: "Proceso de interac-
ción a través del cual se transmite e intercambia información, ideas,
signos, sentimientos de una persona a otra".
118
Dicho proceso tiene tres etapas: emisión, transmisión y percepción.
Durante la primera, una fuente o emisor da una señal y para que sea
comprensible por otras personas la debe codificar. En la segunda, la
señal emitida se desplaza a través de un medio o canal. En la tercera,
alguien registra la señal, la interpreta y reacciona; este alguien es el
preceptor o receptor.

Pongamos un ejemplo: en una conversación, el emisor organiza una


idea en su cerebro y la codifica utilizando las palabras y las maneras de
organizarlas propias de su idioma. Las palabras viajan a través del aire
en forma de sonidos (señales acústicas) y llegan a oídos del receptor y
luego a su cerebro donde son decodificadas e interpretadas.

Ahora bien, mirando el proceso, no sus etapas sino sus elementos,


podemos decir que allí están incluidos los siguientes:

 Emisor: Es quien toma la iniciativa de comunicarse.


 Código: Conjunto de signos convencionalmente establecidos que
permiten a las personas comunicarse. Un signo tiene tres caras: el
significante, la parte física, sensorial; el significado, las ideas que
hay en la cabeza de quienes lo usan; y el referente, un trocito de
mundo al cual se refiere.
 Mensaje: Es lo que se dice y la manera de decirlo, la idea traducida
a un determinado código expresivo (palabras, imágenes, gestos,
imágenes + sonidos). Los mensajes pueden generar en quien los
recibe atención, interés, deseo, reflexión, rechazo o indiferencia.
 Medio: Es por donde circula el mensaje. El aire y la luz para las
palabras y los gestos en una conversación; el espectro electromag-
nético para los medios masivos como la radio y la televisión.
 Receptor: es quien recibe el mensaje y lo interpreta, decodificándo-
lo, dándole sentido.

Sobre la comunicación existen diversas concepciones, pero queremos


destacar tres de ellas en este manual: la transmisora, la dirigista y la
dialógica o participativa.

En la concepción transmisora se pone mucho énfasis en los con-


tenidos. Su esquema es emisor / mensaje / receptor. Se trata de una
manera de entender la comunicación basada en un modelo vertical de
transmisión de información, donde el emisor es el protagonista mien-
tras que el receptor es entendido casi como un "recipiente de informa-
ción". Dicho modelo no considera dentro de sus propósitos estimular
la capacidad de raciocinio de las personas o el diálogo para llegar a
acuerdos, por el contrario, propone que el emisor, que es quien sabe,
enseña, y el receptor, declarado ignorante, aprende de manera indivi-
dual. Con frecuencia, la aplicación de este modelo genera individualis-
mo y dependencia de los perceptores en relación con el emisor.
119
En la concepción dirigista el énfasis se pone en los efectos. Su esque-
ma es emisor / mensaje / receptor / retroalimentación / emisor. En esta
concepción, se entiende la comunicación como un modelo de estímulo
– respuesta, dentro del cual se transmite información buscando la per-
suasión de los receptores para lograr ciertos efectos. En dicho modelo,
el emisor también es el protagonista y utiliza la retroalimentación como
mecanismo para verificar el logro o no de los efectos deseados. En este
modelo está implícita la manipulación de los perceptores por parte del
emisor, incluso con fines nobles.

En la concepción dialógica o participativa el énfasis está puesto en el


proceso. Su esquema es emisor/receptor / mensaje / receptor/emisor.
Se trata de una manera de entender la comunicación basada en un
modelo horizontal o bidireccional, donde los roles no están tan tajan-
temente establecidos como en la concepción anterior y los receptores
pueden ser emisores y viceversa. En los dos extremos lo que hay es
interlocutores que comparten información y dialogan. En este modelo
la participación es una exigencia. Entre los propósitos de este modelo
están los de estimular el raciocinio y desarrollar la conciencia crítica,
desencadenando procesos de análisis y reflexión sobre la realidad por
parte de personas capaces de transformarse a sí mismas y de transfor-
mar su entorno.

La concepción dialógica o participativa de la comunicación es la que


considera la estrategia para IEC del Programa. Otras nociones sobre la
comunicación que enriquecen esta concepción son las siguientes:

 Universo discursivo: Vivimos en medio del entrecruzamiento de dis-


cursos, en un proceso de emisión y percepción permanente, en el que
coexisten muchas versiones de los mismos hechos, organizadas según
las culturas, los grupos sociales y los momentos históricos.
 Situaciones comunicativas: En un determinado universo discursivo
cada uno está en una determinada situación que tiene que ver con
su acceso a escenarios y medios de comunicación interpersonal,
grupal o masiva; pero también con sus particulares circunstancias
sociales, políticas, culturales y económicas.
 Apropiación cultural: Nos apropiamos del universo discursivo de
la sociedad en que vivimos a partir de nuestra particular situación
comunicativa. Existen tantas lecturas de un mensaje como personas
lo interpreten. De modo que es posible encontrar rechazo donde
esperábamos aceptación y viceversa.
 Enfoque discursivo y el enfoque narrativo: Aunque existen
muchos matices, primordialmente hay dos formas de elaborar
mensajes: la discursiva y la narrativa. La construcción discursiva
es propia del saber científico, del pensamiento racional: propone
120
de manera lógica hipótesis, las contrasta con los datos y concluye;
es una manera de construir mensajes que excluye la emoción y la
metáfora, que presenta a su audiencia un discurso preciso, frío y
distante, utilizando un lenguaje técnico. La construcción narrativa
acude a los recursos propios del arte de contar historias: exposición
de una situación en la que aparecen protagonistas y antagonistas,
establecimiento del conflicto, desarrollo del conflicto, clímax y des-
enlace; es la manera de construir historias propias de las novelas
(sean éstas impresas, radiofónicas o televisivas) y de los relatos
míticos. Esta manera de construir mensajes incluye a su audiencia,
se caracteriza por la cercanía y la apelación a la intuición y a la
emoción, a la observación de la vida cotidiana.

5. Fortalecimiento del Sistema de Estadísticas Vitales

Mediante esta estrategia se busca mejorar la calidad de la infor-


mación sobre nacimientos y defunciones y disminuir el subregistro
de estos hechos en el municipio. Las estadísticas sobre nacimientos y
defunciones permiten contar con un flujo de información que revela los
cambios ocurridos en los niveles y patrones de mortalidad y fecundidad,
proporcionando así una visión dinámica de la población. El análisis de
esta información permitirá saber a ciencia cierta la magnitud de la pro-
blemática de los embarazos de niñas y adolescentes en el municipio.

En 1998 se implantó el sistema de certificación que rige actualmente,


se creó el Certificado de Nacido Vivo, único para todo el país, y se redi-
señó el Certificado de Defunción, en el cual se fusionaron el certificado
individual de defunción y el de muerte fetal, se ampliaron las variables
de características generales, se incluyó un capítulo para las muertes
fetales y de menores de un año, otro para defunciones de mujeres en
edad fértil y otro para las muertes violentas. En cuanto a la codificación
de la causa de la defunción, se cambió la Revisión de la Clasificación
Internacional de Enfermedades, pasando de la CIE-9 a la CIE-10.

El certificado de nacido vivo tiene dos capítulos. El Capítulo I, Datos


del nacimiento, indaga aspectos del evento de nacimiento que son
indispensables tanto para el registro civil del recién nacido como para
la caracterización de los nacimientos en el municipio. El capítulo II,
Datos de los padres, indaga por datos de la madre y del padre, como
edad y nivel educativo, entre otros, indispensables para complementar
la caracterización de los nacimientos en el municipio. (Ver anexo 3).

El certificado de defunción consta de cinco capítulos. El Capítulo


I, Información general, recoge la información indispensable para la
inscripción del evento en la oficina de registro civil y para la carac-
terización sociodemográfica de la persona fallecida. El Capítulo II,
Defunciones fetales o de menores de un año, permite establecer
121
los indicadores de mortalidad fetal, perinatal, neonatal e infantil. El
Capítulo III, Defunciones de mujeres en edad fértil, permite establecer
indicadores de mortalidad materna. El Capítulo IV, Muertes violentas,
permite establecer los indicadores de muertes por causa externa (homi-
cidios, suicidios, accidentes). Y el Capítulo V, Causas de defunción, per-
mite consignar las causas de la defunción o la causa probable cuando
es constatada por personal no médico. (Ver anexo 3).

El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE)


central es el encargado de producir los certificados y los distribuye
a cada una de sus regionales (Barranquilla, Bucaramanga, Bogotá,
Cali, Manizales y Medellín), que las distribuyen a las Secretarías
Departamentales de Salud y éstas a las municipales, que a su vez las
distribuyen a instituciones prestadoras de servicios de salud públicas y
privadas, médicos particulares y oficinas de registro civil (registradurías
y notarías).

Los certificados de nacido vivo y defunción son diligenciados por el


sector salud y por las oficinas de registro civil, en los casos en que el
hecho vital ha ocurrido sin contacto con el sector salud. Las copias de
los certificados son recopiladas por las Direcciones Locales de Salud o
por los hospitales en aquellos municipios donde el Sistema es manejado
por éstos; los certificados son enviados de las Direcciones Locales a las
Direcciones Departamentales o Distritales de Salud, de allí pasan a las
regionales del DANE, donde se hacen los procesos de crítica, codifica-
ción, grabación y depuración de la información y se retroalimenta con
el sector salud, con las bases trimestrales de nacimientos y defunciones
y algunos cuadros con información, con el fin de promover su uso.

La información sobre estos hechos así recolectada, una vez anali-


zada, interpretada y difundida, permite tomar decisiones en torno de
planes y programas de desarrollo, pues las estadísticas vitales son el
insumo fundamental para la elaboración de las proyecciones de pobla-
ción, que según la ley 715 aportan los datos oficiales para efectos
de la distribución de los recursos fiscales de salud y educación en los
municipios. Para producir y garantizar la adecuada utilización de esta
información resulta indispensable contar con un Comité Municipal de
Estadísticas Vitales.

Dichos comités fueron creados mediante la resolución 03114 de


1998 del Ministerio de Salud, ahora Ministerio de la Protección Social.
Tienen como objetivos coordinar la distribución y recolección de los
certificados de nacido vivo y de defunción, velar por la crítica del dili-
genciamiento de los certificados y mejorar la calidad, cobertura y opor-
tunidad de la certificación.

A escala departamental deben estar conformados por representantes


122
del DANE, regional o subsede, de las Direcciones Territoriales de Salud,
particularmente de las dependencias de epidemiología e información y
estadística, del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, de las
Oficinas de Registro Civil y de las demás autoridades territoriales rela-
cionadas con el tema.

Conformación a escala local: Secretario de Salud Municipal, médi-


co director del hospital local, enfermera jefe, técnico de estadística o
auxiliar, médico legista, registrador municipal, notario, y autoridades
municipales que forman parte del sistema. Estos comités municipales
pueden funcionar dentro de los Comités de Vigilancia Epidemiológica
Municipal (COVES).

Para apoyar y mejorar el funcionamiento de los Comités municipales


es indispensable realizar un taller de capacitación al que se convoque
a las instituciones mencionadas anteriormente.

Dicho taller podría tener la siguiente pauta:

1. Ejercicio práctico utilizando la "Guía para la Secretaría de Salud


Municipal para la evaluación del funcionamiento de las Estadísticas
Vitales en el municipio", mediante la cual se evaluará el diligencia-
miento y la calidad de la información de una muestra de los certi-
ficados de nacido vivo y certificados de defunción del municipio.
• Se hará una revisión de cada una de las variables de los certi-
ficados de nacido vivo y de defunción, con el fin de identificar
certificados mal llenados, por omisión de información, incohe-
rencias, enmendaduras, etc.
• Se determinarán los problemas encontrados con mayor fre-
cuencia.
• Se plantearán soluciones a dichos problemas.

2. Análisis de los datos estadísticos presentados para cada municipio


• Se analizará la información de estadísticas vitales a partir del
interés del Programa: número total de nacidos vivos / número
de nacidos vivos en adolescentes (10 a 19 años).
• Se presentará una propuesta de divulgación y uso de las esta-
dísticas vitales en el municipio.

6. El Fondo Rotatorio: una estrategia para apoyar


iniciativas locales de generación de ingresos

Una de las variables que hay que reducir en la problemática de los


embarazos adolescentes es de la pobreza y hambre. El Fondo Rotatorio
es una herramienta que permite viabilizar las iniciativas de generación
de ingresos de la población en condición de vulnerabilidad y que busca
beneficiar el programa por medio de este componente.
123
Un fondo rotatorio es una estrategia económica y financiera que
facilita recursos mediante crédito para promover el desarrollo de ini-
ciativas individuales, familiares o comunitarias, de los miembros de la
Red Social de Apoyo que hayan participado o estén participando en
procesos organizativos y tengan dificultad para acceder a crédito en el
sector financiero formal (Ver anexo 3.)

7. Las metas y las estrategias frente a


los Planes de Intervención

Es útil recordar que los Planes de Intervención son el fruto de un


proceso de pensamiento, reflexión, sensibilización y movilización social
e institucional. Dicho proceso ha constado de pasos y fases que sin
constituirse en una camisa de fuerza pretende ser una guía concreta y
eficaz para la acción, dado que sus resultados han sido probados en el
terreno de las realidades municipales y departamentales.

En este desarrollo todo lo que se relaciona con la recolección, orde-


namiento, procesamiento o sistematización y entrega o socialización de
la información se optimiza, si se tiene en cuenta que la información en
sí misma consta de un proceso de construcción en el que al fluir entre
las personas o grupos genera dinámicas de interacción y creación.
Es así como en el siguiente diagrama se observa que la demanda de
datos e información por lo general conduce a análisis comparativos que
mediante procesos de comunicación y diálogo dan insumos suficientes
y cualificados para la mejor toma de decisiones.

Ciclo saludable de información para decisiones

Procesamiento, integración y análisis de datos

En este proceso de construcción de los Planes de Intervención


Municipal es importante tener en cuenta a lo menos los siguientes tres
aspectos.

Establecimiento de metas
Se trata, en lo fundamental, de dar un sentido positivo a la estruc-
turación de los objetivos del Plan y de sus acciones. Un orden lógico
puede ser como el que sigue:

 Reconocer propósitos.
 Definir objetivos.
 Establecer estrategias o líneas de acción.
 Identificar indicadores (señales de cambio).
Fijar metas (estado de las señales de cambio en el tiempo).
124 
 Programar responsabilidades, actividades y recursos.
 Calcular costos, por insumo y totales.
����������������

�����������������������������������
���������������������������������
������������������ ������������������������������������� ���������������������
�������������������������������

�������
��������������

������������������������������������������
�������������������������������������������

Características de las metas


Las metas tienen una serie de características comunes que permiten
que se les distinga como tales:

 Son delimitadas en el tiempo.


 Tienen fechas precisas de inicio y terminación.
 Son medibles.
 Precisan el estado de las señales que evidencian el avance.
 Son alcanzables.
 Son realistas, realizables con los recursos previstos y bajo las condi-
ciones externas e internas que afectan a la organización.

Estrategias o líneas de acción


A la Estrategia se le puede definir como el conjunto de conceptos que
relacionan los medios con los fines a donde queremos llegar. Incluye,
en otras palabras, el cómo alcanzar los objetivos propuestos.

Las estrategias tienen que explicar los papeles claves, las secuencias
en el tiempo y las relaciones fundamentales con los distintos entornos y
ambientes en los cuales suceden relaciones para alcanzar lo propuesto.
Siempre, una estrategia requiere establecer prioridades y un camino
para llegar a alcanzar lo propuesto.

Comunicación y construcción de lo público


Se podría decir que lo público tiene que ver con lo que es de todos20
y para todos; es el conjunto de acciones de los ciudadanos mediante
las cuales buscan la satisfacción de sus necesidades. Se refiere a lo
colectivo, a lo que es de interés y de uso común y, por ende, visible a
todos 21. 20. ARENDT, obra citada.
125
21. CUNILL Nuria. Repensando lo público
a través de la sociedad, 1997, CLAD
Editorial Nueva Sociedad, pág. 24.
En Colombia y en otras partes del mundo, lo público ha sido con-
fundido con lo estatal, y esto ha impedido que los asuntos de interés
colectivo sean asumidos con propiedad por los distintos actores de la
sociedad, abandonándolos al arbitrio de funcionarios públicos o diri-
gentes políticos. También es común que se confunda "lo público" con el
espacio público físico (calles, andenes o parques).

Es bueno entonces recordar que lo público no es sólo lo que hace


el Estado o el gobierno, también comprende lo público no estatal. Lo
público estatal habla de las funciones y servicios que presta el Estado,
sus instituciones y funcionarios, para el beneficio de la sociedad. Lo
público no estatal habla de la intervención ciudadana en los asuntos
públicos (salud, educación, etc. )22.

La comunicación es un factor estructurante de la vida pública de una


sociedad. Lo público es impensable sin comunicación. Vivimos inmer-
sos en conversaciones, tejiendo redes de conversaciones mediante las
cuales surge lo público23.

Los medios masivos de comunicación han tenido una función impor-


tante en la configuración de los estilos de vida modernos y hoy tienen
mucho que ver con la construcción de lo público. Estos medios, por su
amplia cobertura, generan interacciones que superan espacios locales
de socialización como el hogar, la escuela o la plaza, donde también se
construye lo público. De hecho, los medios masivos se convirtieron en
los últimos años en los lugares donde la gente concurre para hacer la
denuncia que en otros tiempos recibía el juez o el policía24; en el espa-
cio donde la realidad se legitima y se manifiestan estéticas diferentes,
expresiones culturales, sociales y religiosas diversas25 .

Los medios de comunicación masiva participan como actores junto


a otros (gremios, fuerzas productivas, organizaciones sociales, etc.)
en algunos o en todos los momentos de la construcción de la opinión
pública, aunque se trata de un sector con cierta ventaja sobre los
demás. Esta ventaja está dada por su capacidad de poner un tema y
un determinado punto de vista en distintos lugares, haciéndolos llegar
22. MINISTERIO DEL INTERIOR Y LA a un número amplio de personas de forma simultánea26 . Germán Rey,
JUSTICIA, Sistema Nacional de
Capacitación Municipal, 2001, módu- un colombiano estudioso de los medios de comunicación, ha plan-
lo 1: Participación en el control social
a la gestión pública. Pág. 25.
teado cuatro características de éstos como actores importantes en la
23. Ver obra citada. Pág.18.
conformación de lo público. Según este autor, los medios:
24. Por ejemplo, los cassettes con las
grabaciones que desencadenaron
el llamado Proceso 8.000 en contra
1. Ofrecen alternativas de lectura, de interpretación, comprensión
del presidente Ernesto Samper, entre y desciframiento de los problemas de una sociedad.
muchos otros casos.
2. Son espacios sociales de contraste de opiniones y sobre todo de
25. VILLAMAYOR y LAMAS. Gestión de la
deliberación social, que es una de las dimensiones centrales de
126 radio comunitaria y ciudadana, 1999,
AMARC, Quito, pág. 219.
la vida pública.
26.MINISTERIO DE COMUNICACIONES.
Obra citada, pág. 24.
3. Participan en la creación de agendas públicas, es decir, en la
aparición social de temas, y también intervienen en su desapa-
rición o aparición. Los medios no son sólo importantes por lo
que dicen sino también por lo que no dicen, por lo que minimi-
zan o dejan a un lado.
4. Permiten mediaciones, conexiones sociales, relativamente acti-
vas, que pueden ampliar el ámbito público.

Aterrizando esta reflexión sobre lo público en el trabajo cotidiano


del colectivo de comunicación, resulta que éste para generar a partir
de la comunicación y formación un sentido de lo público en el ámbi-
to del Programa de SSR, debe adelantar diversas tareas, teniendo en
cuenta que la clave para generar opinión pública es mostrar diversos
puntos de vista. Dichas tareas son:

 Identificar los temas sensibles, de interés colectivo, relacionados


con Programa.
 Enfocar los problemas o debates centrales frente a dichos temas.
 Interrogar a la ciudadanía sobre dichos temas.
 Poner en escena los distintos puntos de vista y los actores que los
sustentan.
 Realizar encuentros de análisis y debate entre los variados puntos
de vista.
 Sistematizar las alternativas de solución.
 Hacer realidad, para los diversos temas, el dicho "dos cabezas pien-
san mejor que una sola".

Las estrategias de comunicación


Una estrategia de comunicación es "el conjunto de procesos, pro-
cedimientos, acciones y recursos que ponemos en función de alcanzar
unos objetivos y metas propuestas desde el punto de vista de la comu-
nicación".

Por esto, normalmente las estrategias se piensan para aportar a la


solución de problemas sentidos por las comunidades o para prevenir
otros probables problemas (como en el caso de campañas de salud).
Existen también estrategias de comunicación para la prevención y aten-
ción de desastres (gestión del riesgo), para proteger el medio ambien-
te, para promocionar productos y servicios, etcétera. Igualmente, se
diseñan estrategias de comunicación que de la mano de procesos
educativos contribuyen a modificar actitudes, comportamientos y prác-
ticas alrededor de temas o problemáticas identificadas suficientemente,
como por ejemplo, las relacionadas con la prevención de las ITS y el
VIH/SIDA, etc.
127
De esta forma, si el desarrollo social se preocupa por mejorar la
calidad de vida de las poblaciones más vulnerables, el uso de estra-
tegias comunicativas es fundamental para atender efectivamente los
problemas detectados. Una estrategia de comunicación conveniente-
mente diseñada y aplicada aumenta las posibilidades de éxito de un
determinado programa o proyecto de desarrollo, en comparación con
otro que no aproveche adecuadamente la comunicación.

Los tres ejes de la movilización

Estos tres ejes, sin que sean excluyentes entre sí, pueden constituir-
se en marcos apropiados para diseñar y aplicar diferentes estrategias
de comunicación para la movilización y el desarrollo social. Son los
siguientes:

Movilización y formación de los sujetos


Aquí se incluyen aquellas estrategias que se proponen el cambio de
comportamientos individuales de los sujetos, muy al estilo de lo que se
hace a partir de campañas que promueven, por ejemplo, rebajar el
consumo de cigarrillo, cambiar comportamientos en el tráfico vehicu-
lar, entregar las llaves del carro cuando se va a beber licor, o adoptar
prácticas de reciclaje, entre otros estilos de vida saludable. El éxito de la
estrategia tendrá que ver, principalmente, con el porcentaje de personas
que adoptaron nuevos comportamientos. Este eje está mediado básica-
mente por dos líneas de acción:

1. La comunicación propiamente dicha: busca modificar actitudes,


comportamientos y prácticas a partir de mensajes selecciona-
dos con tal propósito.
2. Procesos de educación: buscan, en lo fundamental, formar,
capacitar, desarrollar y potenciar habilidades, destrezas y
competencias básicas en las personas a partir de momentos y
espacios de información, reflexión e interacción con otros para
modificar ideas, sentimientos, prejuicios, decisiones y prácticas
alrededor de las temáticas seleccionadas.

Movilización para participar en la gestión pública


Estas estrategias se proponen sensibilizar y hacer participar a los
distintos sectores dentro del diseño, ejecución y evaluación de las polí-
ticas sociales de cada municipio o departamento. Estas estrategias de
comunicación establecen un puente entre los distintos sectores y pueden
ser aplicadas en el sector público, las comunidades o los gremios. El
impacto de estas estrategias se puede medir en la cantidad y calidad
de la participación de los distintos sectores en el diseño, ejecución y
seguimiento de las políticas, programas o proyectos sociales que hacen
parte de la gestión pública local.
128
Movilización para transformar el entorno
Frente a problemas sociales imprevistos (deslizamientos, inundacio-
nes, etc.), y a otros invisibles en la agenda pública local o regional (por
ejemplo: deforestación de una cuenca, desempleo juvenil, etc.), las estra-
tegias de comunicación toman gran importancia, ya que su capacidad
de movilizar puede ser muy grande. Aquí el reto es convocar y sumar
voluntades para resolver una situación problemática y, en este sentido,
se requiere sensibilizar a los distintos sectores, pero además, impulsar la
organización, de forma tal que las acciones sean coordinadas y llevadas
a cabo efectivamente. Es ante todo un esfuerzo por construir alianzas
para transformar el entorno y, en últimas, un aporte al cambio social ya
que supone como base la solidaridad y la acción común.

Etapas para desarrollar la estrategia de comunicación

1. Planeación de la estrategia
La planeación es el primer momento de la estrategia y permite dise-
ñar el trabajo que se realizará en comunicación. Este paso comprende
las siguientes etapas:

1.1. Definición de Metas y Objetivos


Antes de entrar en materia es bueno aclarar que las estrategias de
comunicación diseñadas para los proyectos de desarrollo social tienen
limitaciones, es decir que las metas y objetivos de comunicación aportan
a los proyectos de desarrollo pero no los reemplazan; la comunicación
contribuye, pero la mayoría de las veces requiere de otras acciones.

Por ejemplo, el logro de una meta puede requerir la prestación


de algunos servicios, o de apoyo financiero y comunitario, que sólo
podrían abordarse parcialmente a través de la comunicación.

Para definir el propósito de la estrategia, se requiere identificar cuál


es el objetivo general o superior del proyecto de desarrollo al cual sirve.
De allí se desprende la pregunta clave:

 ¿Qué aporta la comunicación para el logro del objetivo general del


proyecto de desarrollo?

Una vez definido el propósito de la estrategia, se deben formular


metas y objetivos específicos, los cuales describen las etapas interme-
dias que deben cumplirse para alcanzar el propósito. La meta habla
del resultado esperado en términos cuantitativos, lo que permite medir
avances y cumplimientos, mientras que el objetivo específico habla de
129
la manera como se quiere lograr esa meta.
Dos ejemplos de la formulación de metas
y objetivos son los siguientes:

Meta: Reducir en 10% para el año 2006 el número de adolescentes


escolarizados que empiecen el hábito de fumar. Objetivo: Promover
hábitos de resistencia a la presión de compañeros que inducen a
fumar.

Meta: Reducir en 5% para el año 2006 el número de adolescentes que


tienen embarazos no deseados. Objetivo: Fortalecer e incrementar la
autoestima y la habilidad para tomar decisiones de las adolescentes
incluidas en el proyecto, pensando en su propio futuro y bienestar.

Los objetivos deben ser: realizables (entre lo deseable y lo posible),


jerarquizados, (para orientar la asignación de recursos), mensurables (para
evaluar el progreso hacia la meta) y cronológicamente planteados.

1.2. Selección de la población beneficiaria


Se trata de describir, específicamente, a qué población o poblacio-
nes va dirigida la estrategia (los públicos). Esto ayudará a desarrollar
mensajes y materiales relevantes y a identificar los canales más perti-
nentes.

En primer lugar es necesario describir todos los grupos poblacionales


que se quieren alcanzar. Esto permitirá reconocer a quiénes queremos
llegar, pero además, ayudará a despejar o separar la audiencia selec-
cionada del resto de la población. Al hacer este ejercicio es posible que
se establezca que es necesario alcanzar no a uno sino a varios grupos
diferentes de población.

A los grupos de población que se escogen como públicos prioritarios


se les llama audiencias seleccionadas primarias, porque en ellas se
intenta influir con más fuerza; es posible, sin embargo, que aun dentro
de las audiencias primarias se tengan varias audiencias seleccionadas.
En ese caso hay que establecer prioridades que permitan ordenar la
planificación y asignación de recursos, de acuerdo con las metas, pro-
pósitos, estilos, conceptos y valores que se manejen dentro de la Red
Social de Apoyo o de las necesidades particulares del municipio.

Las audiencias seleccionadas secundarias son aquéllas que pueden


influir sobre la audiencia seleccionada primaria, o que deben realizar
algo para ayudar a producir el cambio en la audiencia seleccionada
primaria (en el caso de las adolescentes fumadores, ejemplos de audien-
cias secundarias son sus padres, madres, hermanos, otros familiares,
profesores, adolescentes no fumadores y amigos. Igualmente pueden
130
ser elegidas poblaciones con mensajes relativos a la inconveniencia de
considerar el sexo como una compulsión o adicción, etc.)
Posteriormente, es necesario tener en cuenta las características de la
población beneficiaria seleccionada. Estas características son:

 Físicas: Edad, estado de salud y enfermedad, cualidades y potencia-


lidades físicas.
 Género: Contenidos de su identidad de género (masculinidad y
feminidad), percepciones frente al uso de la fuerza, el poder, el
dinero, las relaciones con otros, el ejercicio de la sexualidad, etc.
 Conductuales: Acceso a medios de comunicación, participación en
organizaciones, actividades o iniciativas relacionadas con el tema
de trabajo, así como otras características del estilo de vida, posibles
adicciones, etc.
 Demográficas: Ocupaciones, ingresos, nivel de educación, situa-
ción familiar, lugares de residencia y de trabajo, características
culturales.
 Psicográficas: Actitudes, opiniones, creencias, valores, comporta-
mientos y otros rasgos de personalidad.

Cuanto más completo sea el "perfil" o descripción de la audiencia


seleccionada, se estará en mejores condiciones para desarrollar pro-
ductos y procesos comunicativos ajustados a ella. Esto es importante
porque pocos mensajes son apropiados para todas las personas inclui-
das dentro del "público en general", dada la diversidad de intereses,
necesidades, preocupaciones y prioridades que existen en toda comu-
nidad. Intentar alcanzar a numerosas y diversas audiencias con un solo
mensaje o estrategia puede diluir el mensaje de tal modo que no sea
atractivo para ninguna de las audiencias que se previó.

1.3. Selección de canales y mensajes


El propósito y los objetivos específicos de la estrategia definen en
buena medida los contenidos principales de los mensajes; sin embargo,
una vez seleccionados los públicos con los cuales se quiere establecer
interlocución, es menester encontrar la información específica que se
va comunicar a cada audiencia, los beneficios que se le proponen por
su vinculación al proyecto o programa, el tono de los mensajes y las
tácticas adecuadas para llegar hasta ellas.

Definidos los mensajes es necesario seleccionar los de transmisión,


que pueden ser:

 Cara a cara: por ejemplo, vecinos, familiares, líderes de la comu-


nidad.
 Grupales: por ejemplo, en el aula o en los lugares habituales de
encuentro y diversión del público o en programaciones específicas
que convoque el colectivo de comunicación y formación o la misma
131
Red Social de Apoyo.
 Medios de comunicación: como televisión, radio, periódicos y
revistas.
 Nuevas tecnologías de comunicación e información como: pre-
sentaciones multimedia, páginas en Internet, boletines electrónicos,
correo electrónico, video y audio conferencias.
 Medios de comunicación alternativos como: canales comunita-
rios de televisión, telecentros, emisoras de radio comunitarias o
escolares, altavoces, audiocasetes, videocasetes, teatro popular,
periódicos murales, murales y grafitos.
 Organizaciones comunitarias: por ejemplo, cocinas populares,
grupos juveniles o prejuveniels, grupos extramurales, grupos
deportivos, artísticos y culturales, juntas de acción comunal, orga-
nizaciones religiosas y otras ONG, entendidas como redes de infor-
mación y comunicación.

Cada uno de esos canales tiene sus virtudes y defectos, pero para
gestionar adecuadamente el desarrollo social y para movilizar a los
distintos actores en procura de la atención de sus problemas, consi-
deramos que es pertinente una combinación creativa y adecuada. Las
siguientes preguntas les pueden ayudar a definir cuál es la mejor selec-
ción de canales para su estrategia:

 ¿Qué canales son más apropiados para el problema/tema de la


estrategia?
 ¿Qué canales tienen más probabilidad de ser confiables y accesi-
bles para la audiencia seleccionada?
 ¿Qué canales se adaptan al propósito de la estrategia?
 ¿Cuáles y cuántos canales son viables, considerando su cronogra-
ma y presupuesto?

1.4. Asignación de recursos


Aquí hay que precisar cuáles materiales, equipos, espacios físicos,
recursos humanos y servicios requerimos para sacar adelante la estra-
tegia de comunicación. Para cada objetivo específico hay que hacer la
lista de actividades que es necesario desarrollar para cumplirlo, tenien-
do cuidado de calcular todos los costos que implica su desarrollo. La
sumatoria de las actividades de cada objetivo planteará el subtotal para
ese nivel, y la suma de costos de todos los objetivos específicos sumará
el valor total de la estrategia.

1.5. Cronograma y programa de trabajo


El cronograma es un cuadro que visualiza el flujo de las actividades,
mostrando cuándo se realizará cada actividad (por semanas). El plan
de trabajo es un documento que aporta mayores detalles, y se hace
para cada una de las actividades de los objetivos. A cada actividad se le
132
deben identificar las tareas correspondientes, así como el responsable,
la fecha y los recursos necesarios.
2. Elaboración de materiales y pruebas preliminares

Anteriormente se definieron objetivos, metas, audiencias, mensajes


claves y canales; ahora, con base en ellos, se trata de elaborar pilotos
de los productos, eventos y servicios comunicativos que componen la
estrategia.

Por piloto se entiende entonces un material o producto comunicati-


vo preliminar (boletín, programa de televisión o radio, obra de teatro,
etc.), que se pone a prueba frente a uno o varios grupos del público
seleccionado y frente a los directivos del proyecto de desarrollo social
y de la estrategia de comunicación, con el fin de evaluar su efectividad
comunicativa.

Algunos de los factores que ayudan a determinar la aceptación


pública de los mensajes, y que es necesario tener en cuenta, son:

 Claridad: Los mensajes deben transmitir claramente la información


para asegurar que el público comprende el mensaje y limitar las
posibilidades de malas interpretaciones o acciones inapropiadas.
Los mensajes claros contienen un mínimo de términos técnicos/
científicos/burocráticos, y se centran en la información útil para la
toma de decisiones por parte de las audiencias.
 Uniformidad: La uniformidad se refiere a la coherencia conceptual
de los materiales.
 Puntos principales: Los puntos principales deben recalcarse, repe-
tirse y nunca quedar ocultos detrás de información con menos
importancia estratégica.
 Tono y atractivo: Un mensaje debe reasegurar, alarmar, desafiar
o ser directo, dependiendo del impacto deseado y la audiencia
seleccionada. Los mensajes también deben ser veraces, sinceros,
coherentes y tan completos como sea posible.
 Credibilidad: El portavoz y la fuente de la información deben ser
confiables y fidedignos.
 Necesidad pública: Los mensajes deben basarse en lo que la
audiencia seleccionada percibe como importante, en lo que desea
conocer y no en lo que es más importante o más interesante para
la institución que origina los mensajes.
 Criterios de equidad: Se trata de que los mensajes transmitidos no
incluyen de ninguna manera factores de desigualdad, inseguridad,
disgregación o discriminación sino que por el contrario impliquen
contenidos de solidaridad, armonía y participación en equidad y
paz.

Para obtener resultados útiles, debe planificarse y hacerse cuidadosa-


133
mente una prueba preliminar. Algunos aspectos que hay que considerar
son los siguientes:
 Definir el propósito de los materiales o eventos puestos a prueba
antes de elaborar instrumentos y procedimientos.
 Definir cuidadosamente la audiencia seleccionada y hacerse a per-
sonas representativas de dicha audiencia.
 Elaborar y someter a prueba la metodología y los instrumentos de
la prueba con "facilitadores" o intermediarios.
 Asegurar la disponibilidad de las instalaciones y los recursos reque-
ridos para adelantar la prueba.
 Seleccionar personas conductoras y observadoras de la prueba, y
entrenarlas en el uso de instrumentos y procedimientos.
 Aplicar la prueba, ateniéndose de manera estricta a su diseño.
 Organizar los datos arrojados por la prueba y analizarlos.
 Hacer las modificaciones de los mensajes o materiales sugeridas
por los resultados de la prueba.
 Someter el material nuevamente a prueba preliminar, cuando sea
necesario.

3. Ejecución y monitoreo

Es el momento para que los materiales y eventos previstos en la


estrategia, una vez superadas las pruebas preliminares, alcancen a las
audiencias seleccionadas. En este paso se harán, por ejemplo, las visi-
tas domiciliarias dirigidas a padres, madres de familia (audiencia pri-
maria); las emisiones radiales dirigidas a jóvenes (audiencia primaria);
los talleres de socialización del proyecto dirigidos a maestros (audiencia
secundaria); la publicación de artículos de prensa para funcionarios de
instituciones (audiencia secundaria); el Festival Juvenil de las Culturas,
dirigido a jóvenes (audiencia primaria)... y los demás componentes de
la estrategia IEC planeados.

Para que todo vaya bien, resulta fundamental establecer un sistema


de monitoreo, mediante el cual se controlen los aciertos y dificultades
de la ejecución de la estrategia, pues si bien no es posible prever todas
las contingencias que pueden surgir, sí se puede prever cómo identificar
problemas potenciales. Como parte del monitoreo, en el transcurso de
la estrategia se debe observar:

 Si las acciones siguen el curso previsto.


 Si se está llegando a la audiencia seleccionada.
 Si algunas tácticas parecen tener más éxito que otras.
 Si algunos aspectos de la estrategia necesitan más atención,
alternancia o eliminación.
 Si se cumplen los cronogramas.
 Si el gasto de recursos está dentro de los límites establecidos.
134
4. Movilización

La movilización de las audiencias seleccionadas es la respuesta


esperada de una estrategia de comunicación; ésta puede darse en
cualquiera de los tres ejes planteados al comienzo: cambio de actitudes
personales, participación en la gestión pública frente al tema o proble-
ma, o transformación del entorno social. Podría decirse que el impacto
de las estrategias para IEC se mide por la calidad de la movilización, y
por esto es importante que éstas sean evaluadas apropiadamente. Éste
es precisamente el siguiente paso.

5. Evaluación de la efectividad

Las evaluaciones que se hicieron en el paso 2 (elaboración de mate-


riales) y en la paso 4 (ejecución y monitoreo) están diseñadas para
supervisar el buen desarrollo de la estrategia. El control del número de
materiales distribuidos, el número de reuniones en las que se participó
o la cantidad de artículos impresos, le indicarán la manera en que está
operando la estrategia y el modo en que está respondiendo la audien-
cia seleccionada. Esas mediciones, sin embargo, no indican los efectos
de la estrategia: si la audiencia seleccionada aprendió, actuó o produjo
algún cambio como resultado de la ejecución de la estrategia.

En este paso es importante evaluar los resultados de la estrategia.


Por supuesto, estos efectos y resultados deberán confrontarse con los
objetivos específicos y el propósito de la estrategia de comunicación,
entendidos como contribución al logro de los objetivos del proyecto de
desarrollo social.

Se reconocen cuatro tipos de evaluación: formativa, de proceso, de


resultados y de impacto. Las pruebas preliminares (paso 2) son buenos
ejemplos de evaluación formativa. Y el sistema de monitoreo (paso 3) es
un buen ejemplo de evaluación de proceso.

La evaluación de resultados se emplea para obtener datos descripti-


vos sobre la estrategia y para documentar los resultados a corto plazo.
Los resultados de actividad son los que describen el producto de una
actividad determinada; por ejemplo, el número de preguntas recibidas
del público como resultado de un anuncio. Los resultados de corto plazo
describen los efectos inmediatos de la estrategia sobre la audiencia
seleccionada, como el porcentaje de la audiencia seleccionada que
muestra una mayor toma de conciencia sobre un tema. La información
que puede resultar de una evaluación de resultados tiene que ver con
cambios de conocimientos, actitudes y comportamientos de integrantes
de las audiencias seleccionadas a corto o mediano plazo.
135
La evaluación del impacto se centra en los resultados a largo plazo
del programa y de su estrategia de comunicación para la movilización
social. Este tipo de evaluación rara vez es posible porque a menudo
es costosa, requiere compromisos prolongados y puede depender de
otras estrategias además de la comunicación. Por otro lado, los resulta-
dos a menudo no pueden relacionarse directamente con los efectos de
una actividad o estrategia, debido a otras influencias externas sobre la
audiencia seleccionada que ocurren en el transcurso del tiempo.

El diseño de la evaluación debe contener ciertos elementos básicos,


entre ellos:

 Declaración de los objetivos de la estrategia IEC: A menos que


haya una definición adecuada de los logros deseados, la evalua-
ción no será posible. Los evaluadores necesitan objetivos claros
para medir los efectos de la estrategia.
 Definición de los datos que se recopilarán: en esta se determina
qué se medirá en relación con cada objetivo específico.
 Metodología: Es la manera de hacer la medición de modo que sus
resultados sean válidos y confiables.
 Instrumentos. Los instrumentos varían desde simples hojas para
anotar las preguntas del público hasta formularios complejos de
entrevista y encuesta.
 Recopilación de datos: Es el proceso de recopilación de datos pro-
piamente dicho.
 Procesamiento de datos: Adopción de un formato de datos útil
para el análisis.
 Análisis de datos: Es la aplicación de técnicas estadísticas a los
datos para descubrir relaciones significativas.
 Informes: Que compilen los resultados de la evaluación y los hagan
asimilables para el público externo a la estrategia. Estos resultados,
rara vez, indican que una estrategia constituye un éxito o fracaso
total. Hasta cierto punto, todas tienen elementos positivos y nega-
tivos. Es importante apreciar que pueden sacarse lecciones de
ambos casos, si los resultados se analizan adecuadamente.

6. Retroalimentación

El ejercicio evaluativo arroja puntos fuertes y puntos débiles de la


estrategia de comunicación, y la retroalimentación consiste precisamen-
te en incorporar a dicha estrategia cambios para mejorar en los puntos
débiles y consolidar los puntos fuertes. La retroalimentación no es otra
cosa que la posibilidad de mejorar la estrategia de comunicación.

136
Anexo 2
Instrumentos para los talleresde la Red Social de Apoyo.

Instrumento 1
CONSEJERÍA PRESIDENCIAL DE PROGRAMAS ESPECIALES
Programa Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz

INSTRUMENTO PARA LA IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS QUE


INCIDEN EN LAS ALTAS TASAS DE FECUNDIDAD
EN NIÑAS Y ADOLESCENTES A ESCALA MUNICIPAL
MUNICIPIO

* Año de referencia 2004 o en su defecto el último año disponible.


* Hacer uso de la página web del Ministerio de Protección Social www.minproteccio-
nsocial.gov.co
como apoyo en preguntas como la de SGSSS.
������������������������

����������������������������������

���� ���������������� ���

��������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���

����������������������������������������

���� ���������������� ���

��������������������������������������������

���� ���������������� ���

������

��������
137
��������

���������������������������������������������

���� ���������������� ���


��������

��������

���������������������������������������������

���� ���������������� ���

������

��������

��������

������������������������������������������

���� ���������������� ���

������

��������

��������

����������������������������������������������������

���� ���������������� ���

������ ������

��������

��������

�������������������������������������������

���� ���������������� ���

������

��������

��������

�������������������������������������������������� �������

���� ���������������� ���

����

138 ����
�������������������������������������������������������������
����
���� ���������������� ���
����
���� ���������������� ���

������

�����
�������������������������������������������������������������
�����
���� ���������������� ���
�����

��������
��������������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���


������

�����

����������������������������������������������������������������������������������� �����

���� ���������������� ��� �����

������

���������
��������

��������

����

���������������������������� ����
��
������������������������������������������������������� ����

���� ���������������� ��� ����

����

����
���������������������������������������������������������������
�������� ����

������ ���� ��� ����

����

����

����
����������
����
������ ���� ���
������

139
���������

������������������������������������������������������

����������� ���
���������

������������������������������������������������������

����������� ���

����������������������������������������������� ����
�����
��� ���� ���������������� ���

������

���������
��������

��������
���

�����
��������

�����
���
���������������������������������������������������������������
�����

���� ���������������� ��� �����


���
������ ������

��������

��������

��� ��������

���
����������������������������������������������������������������������������������������������������

����������� ���������������� ���

����

����

����

��� ����
140
����

����

����
����
��������

��� ��������

���
����������������������������������������������������������������������������������������������������

����������� ���������������� ���

����

����

����

��� ����

����

����

����
����
��� ����

����

����

����
����

����
���
������������������

���������������������������������������������������� �����

������������ ����������� ���

���

����

����
141
����������������������������������

���� ���������������� ���

��������������
����

����������������������������������

���� ���������������� ���

��������������

�����������������

���������

��������

�������������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������������
������������������������������������

����������� ����������� ���

�������������

���������������������������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���



������

�������������

�����������

����������

��������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���



������

��������

��������
142
�������������

�����������

����������
�����������

����������

��������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���



������

��������

��������

�������������

�����������

����������

����������������������������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���

����������������������������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���

������������������������������������������������������������������

� ���� ���������������� ���

������������������������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���

��������

�����

���������

���������������������������������������������������������������������������
143
���� ���������������� ���

����

����
�����

���������

���������������������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���

����

����

������������������

Indicadores de educación
������������������������������������������

���� ���������������� ���

��������������

����������

����������

������

��������������

���������

����������

������

����������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
�����������������������������������

���� ���������������� ���

���������������������������������������������

���� ���������������� ���

������

��������
144
��������

��������������������������������������������
��������

��������

��������������������������������������������

���� ���������������� ���

������������������������������������������������������������

���� ���������������� ���

������������������

����������

���������

�������������������

����������������

����������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
��������

���� ���������������� ���

Fecha:

Persona o personas que diligenciaron el instrumento - Nombre(s),


cargo e indicador.

145
Instrumento 2
�������������

����������������������������������������������

������������

������������������
������
������� ������������������������
��� ��� ���

146 �������������������������
�����������������������������������������������������������������
Instrumento 3
�������������

���������������������������������������������������

������������

����� ������������������ ���������������� ����������������� ��������������


���������������

�������������

��������

�����������

147
Instrumento 4
�������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
��������������������

������������

�������������������� ��������������������
���������������� ��������������������� ������������
�������������������� ���������������
��������� ����������������������� ������������������
������������ ���������������

�������������

��������

�����������

148
Obligaciones:

 La Obligación / Deber de RESPETAR requiere que los que tienen


deberes eviten interferir negativamente, de manera directa o indi-
recta, en el ejercicio del derecho.
 La Obligación / Deber de PROTEGER requiere que el que tiene el
deber actúa para prevenir que otros interfieran negativamente con
el ejercicio del derecho.
 La Obligación / Deber de FACILITAR requiere que los que tienen
el deber adopten medidas apropiadas, de orden legislativo, admi-
nistrativo, presupuestal, judicial, promocional y otras dirigidas a la
realización plena del derecho.
 La Obligación / Deber de PROVEER requiere que el que tiene el
deber ofrezca directamente la asistencia o los servicios para el
ejercicio del derecho.

Capacidades:

 Reconocer responsabilidades,
 Ejercer autoridad,
 Tener acceso a recursos,
 Tomar decisiones,
 Comunicar selectivamente.

149
Instrumento 5
�������������

���������������������������������������������������������������������������������������������������������������
�����������������������������������������������������������������

������������� ���������������������
������������� �������������� ������������������� ��������������������
������������
����������� ������� ���������������� ������������������
��������������

150
Instrumento 6
�������������

����������������������������������������������������������������������������������������������

���������

�����������������������������
���������������������������������
������������� ������������������
���������� �������� ����������

���������������������������������������������
�����������������������������������������������������������������������������������������������������������
������������

151
Instrumento 7
�������������

���������������������������������������������������������������������������������������������������������������

���������

��������� ������� �������������� ������������������� ���������������������

152
Instrumento 8
�������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
���������������

�����������������������������������������������������������������

���������� ������������������������������� �����������������������������������


���������������� ����������������������

153
Instrumento 8
�������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
���������������

�����������������������������������������������������������������������������������

� ������������������
���������� �������������������� ������������������������ ������������������
���������������� ����������������������� ��������������

154
Instrumento 9
��������������
����������������������������������

���������

����������� ����������������� ���������������� ������������������

155
Instrumento 10
��������������

��������������������������

������������������������������������ ���� ��������� ��������� ����������� ������ ������������


�������� ��������

156
Instrumento 11

Juan T. y su estrategia para el amor

Eres Juan, tienes 20 años y vives en la zona urbana del municipio.


Desde hace dos meses estás inquieto porque a la esquina de tu calle ha
llegado a vivir una muchacha llamada Marisol. Cada vez que ella pasa
por el frente de tu casa corres a la ventana para alcanzar a mirarla.

Quisieras hablarle al oído, invitarla a rumbear, a compartir un atar-


decer, un helado o simplemente una caminata. Quisieras… pero la
verdad es que cuando alguien realmente te gusta, las palabras se te
enredan en la garganta, te paralizas y no sabes qué hacer. Sin embar-
go, estás decidido a conquistarla, a hacerle saber que mueres por ella
y que sería mucha tu felicidad si correspondiera a tu amor.

Pero hay otros inconvenientes: la madre de Marisol, doña Inés, no


gusta de ti. La señora está enterada de tu reputación de fiestero, y algu-
nas vecinas le han metido el cuento, que no es cierto, que tú eres un
casanova, promiscuo e irresponsable.

Como tu empeño es firme, como estás decidido a lanzarte a la con-


quista sin dar tu brazo a torcer tienes que responder con acierto las
siguientes preguntas:

 ¿Cómo abordarás la situación?


 ¿Qué harías para hacerle saber a Marisol lo que sientes por ella?
 ¿Qué harías frente a doña Inés, su madre?
 ¿Deberías comunicarte con alguien más?

157
Instrumento 12
��������������

������������������������������������������������������������

� ����������
����������� � ����������� � ��������
�������� ����� �����
������ �������

158
Instrumento 13
��������������

�����������������������������������������������������

����� ����������� �������� ������ ����� �������� ������ �����������

���������� ����� ����� ���� ��� ��� ��� �������� �������������


�������� �������� �������� ������� ������� ������� �������� ���������
������� ������� ��������������
���������

159
Instrumento 14
��������������

�����������������������������������

����������
��������� ��������� ����������� ����������� ��������
�������� ������ �������

160
Instrumento 15
��������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������

����������������������������������
���������
�����������������������������������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������
�������������������������������������������������������������������������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������

161
��������������������������������������������
���������
��������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������

���������������������������������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������

162
����������������������������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������
����������������������������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������

������������������������������������������������������
���������
����������������������������������������������������������������������������������������������������������
���������

���������

��������������� ���� ���������� ��������� ����������� ������ ��������


������ ������������ �����������

163

������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
���������

���������
������������������������������������������������������
���������
����������������������������������������������������������������������������������������������������������
���������

���������

���������������� ��������� ��������� ����������� ������ ��������


�������� ������������ �����������

������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������
����������

���������

����������������������� ��������� ��������� ����������� ������ ��������


������������������ �������� ������������ �����������

164
Instrumento 16
��������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������

�����������������������������������������������
��������������������������������������������������������������
���������������������������������������������
� � � � � � � � � � � �
������������������������������������������������������������
������������������

���������

�������������������

��������������������� ��������� ��������� ��������� � ������ ������ � ����� ����� � ����������������������������


������������ ������ ������ ������������ �������� ��������� ������������ �������� ��������� ������������ ��������������������������������
��� �������� ���������

����������������������������������

�����

�����

�����

�����

�����

��������������������������������������������

�����

�����

165
�����
�����

166
��������������������������������������������

�����

�����

�����

�����

�����

�������������������������������������

�����

�����

�����

�����

�����

���������������������������������������������������������������������������������
����������������������������������������������������������������������������
�����������������������������������������������
��������������������������������������������������������������
���������������������������������������������
� � � � � � � � � � � �
�������������������������������������������������
�����������������

���������

�������������������

����������������������������������������������

� � ��������������������������������������������������������������������������������������

� � �����������������������������������������������������������������������������������

� � ��������������������������������������������������������������������������������������������

� � ����������������������������������������������������������������������������������������

� � ������������������������������������������������������������������������������

167
����������������������������������
� � ������������������������������������������������������������������������������

168
����������������������������������

� � �����������������������������������������������������������������������������������������������

� � ��������������������������������������������������������������������������������������������

� � ������������������������������������������������������������������������������������������

� � ����������������������������������������������������������������������������������������������

����������������������������������������

�����������������������������������������������������������������������������������������

� �������������������������

� ���������������������������������������������������������������������

� �����������������

� ������������������������������������������������������������������
�����������������������������������������������������

�����
������
� ���������������������������������������������������������������������������������������������������������
�����

�����

� ����������������������������������������������������������������������������������� ����������
�����

� ��������������������������������������������������������������������������������

� �����������������������������������������������������������������������

� ������������������������������������������������������������������������������������

� ����������������������������������������������

� ����������������������������������������������������������������������������������������������������������

� �����������������������������������������������������������������

��������������������

�����

� ������������������������������������������������������������������������������������ �����

����������������������������������� ���������������
��������

� ���������������������������������������������������������������������������������������
����������������������

169
170
��������������������

�����

� ������������������������������������������������������������������������������������ �����

����������������������������������� ���������������
��������

� ���������������������������������������������������������������������������������������
����������������������

���������������������������������

�����
� ����������������������������������������������������������������������������������
�����
�������������������������
��������

�����

� �������������������������������������������������� �����
��������

�����

� ����������������������������������������������������������������������������������� �����
��������

����������������������������������������������

��������������������������������������������������������������������������������

�������������������������������

���������������������������������������
� ��������������������������������������
�������������������������������
�������������������������������������������
� ���������������������������������������������������������������������������������������
����������������������

���������������������������������

�����
� ����������������������������������������������������������������������������������
�����
�������������������������
��������

�����

� �������������������������������������������������� �����
��������

�����

� ����������������������������������������������������������������������������������� �����
��������

����������������������������������������������

��������������������������������������������������������������������������������

�������������������������������

���������������������������������������
� ��������������������������������������
�������������������������������
�������������������������������������������

�������������������������������������������������������������

����������������������������������������

�����������������������������������������������

����������������������������

171
172
�����������������������

�����

� ������������������������������������������������������������������������������������������ �����
��������

�����

� ������������������������������������������������������������������������������ �����
��������

�����

� ������������������������������� �����
��������

�����

� ������������������������������ �����
��������

�����

� ������������������������������������������������������������������������� �����
��������

����������������������������

� �������������������������������������������������������������������������
�����

� ������������������������������������������������������������������������� �����
��������

����������������������������

� �������������������������������������������������������������������������

� ��������������������������������������

���������������������

��������������������������������������������������������������������������������������������������
������������������������

173
Anexo 3
Manual de Fondos Rotatorios y Funciones del Comité de Crédito

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
CONSEJERÍA PRESIDENCIAL DE PROGRAMAS ESPECIALES

PROGRAMA DE PROMOCIÓN DE DERECHOS


Y REDES CONSTRUCTORAS DE PAZ

MANUAL PARA EL MANEJO DEL FONDO ROTATORIO REGIONAL

I. ANTECEDENTES
1. PROGRAMA DE PROMOCIÓN DE DERECHOS
Y REDES CONSTRUCTORAS DE PAZ

Justificación:
El Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de
Paz se implementa mediante el desarrollo de los componentes de for-
talecimiento institucional, movilización social y mejoramiento de las
condiciones de vida de las familias, comunidades e instituciones que
hacen parte de la Red Social de Apoyo Municipal, que permitan contri-
buir a minimizar los factores de riesgos que inciden en las altas tasas
de fecundidad en adolescentes.

En el componente de Mejoramiento de las condiciones de Vida se


desarrolla la estrategia de generación de ingresos, orientada a mini-
mizar los riesgos de pobreza de las familias focalizadas en los nodos
familiar y comunitario de las Redes Sociales de Apoyo con adolescen-
tes de edades entre los 10-19 años. Para generar esta intervención, el
Programa se apoyará en un Fondo Rotatorio Municipal, el cual sopor-
tará financieramente las iniciativas de generación de ingresos que se
desarrollarán con la orientación técnica del Sena y entidades afines.

Para administrar los recursos del Fondo, se requiere de una Red


Social de Apoyo fortalecida y un Comité de Crédito comprometido, ya
174
que de estos dos grupos depende una asignación transparente y justa
de los recursos.
2. FONDO ROTATORIO:

2.1 Definición
El Fondo Rotatorio es un instrumento de soporte al componente de
mejoramiento de la condiciones de vida de la población focalizada
en los nodos comunitarios y familiares de la Red Social de Apoyo del
Programa "Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz", facili-
tando líneas especiales de crédito que potencien las iniciativas de gene-
ración de ingresos de las familias más vulnerables agrupadas alrededor
de la Red Social de Apoyo.

2.2 Objetivo
Apalancar las iniciativas de generación de ingresos de las familias
y formas asociativas que hacen parte activa de las Redes Sociales de
Apoyo Municipal, identificadas desde los Laboratorios Experimentales
de Organización Socio Empresarial -LEOS- desarrollados por el SENA,
Organizaciones, Instituciones y/o fundaciones debidamente acredita-
das para ello, en los distintos municipios, en el marco del Programa de
Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz.

II. REGLAMENTO GENERAL PARA EL FONDO ROTATORIO


Generalidades
1. Actores del Fondo Rotatorio
1.1 Beneficiarios
El Fondo Rotatorio beneficiará a la población con menos oportu-
nidades de ingreso de los municipios focalizados por el Programa de
Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz. Los usuarios
serán organizaciones comunitarias y familias que participan en el desa-
rrollo de los diferentes componentes del Plan de Intervención Municipal
para Minimizar Riesgos que inciden en las altas tasas de fecundidad en
adolescentes.

1.2 Iniciativas:
Las iniciativas de generación de ingresos presentadas para ser finan-
ciadas por el Fondo Rotatorio Municipal deben ser económicamente
sostenibles en el tiempo y debe ser identificada y priorizada por la Red
Social de Apoyo, como actividad rentable económica y socialmente,
generadora de ingreso.

1.3 Comité de crédito


El comité de crédito de la Red Social de Apoyo será la instancia que
seleccione y apruebe las iniciativas a desarrollar y estará conformado
175
por:
 1 representante del nodo institucional,
 1 representante del nodo familiar y
 1 representante del nodo comunitario con el apoyo del Sena.

El Comité antes de la primera asignación de recursos deberá hacer


constar mediante acta los criterios a través de los cuales establecerá
un orden de prioridad para la aprobación de las iniciativas, los cuales
deberán contemplar adicionalmente los requisitos establecidos en el
numeral No. 2 del presente Manual.

2. Procesos para acceder al Crédito


2.1 Requisitos para acceder al crédito por
parte de los beneficiarios:
2.1.1 Proceso de selección de los Beneficiarios
a). Ser beneficiario del proyecto y haber participado en el 80% de
los talleres de información, capacitación y formación progra-
mados directamente por la RSA.
b). Que la población en edad escolar dependiente de los beneficia-
rios del Fondo se encuentre vinculada a la educación básica.
c). Que los usuarios del crédito tengan los conocimientos básicos,
técnicos y administrativos de la actividad económica que va a
ejecutar con el crédito solicitado, y que esté dispuesto a mejo-
rarlos mediante acciones de capacitación y asesoría que desa-
rrollan entidades como el SENA.
d). Que el representante de la familia u organizaciones usuarias
del Fondo Rotatorio Regional estén a paz y salvo con el comer-
cio y otras organizaciones.
e). Diligenciar el Formulario de información del Beneficiario y de la
Iniciativa el cual debe ser aprobado por el Comité de Crédito.
(Formato 1).

2.1.2 Formalización del compromiso por parte del Beneficiario


El representante de la familia u organización beneficiaria del crédito
será responsable del compromiso contraído con el Fondo Rotatorio y
deberá diligenciar la carta de compromiso (Formato 2).

2.2 Proceso de Selección de las iniciativas:


a). Que la Iniciativa a financiar por el Fondo Rotatorio sea identi-
ficada y priorizada por la Red Social de Apoyo, como actividad
rentable económica y socialmente, generadora de ingreso.
b). Los aspirantes al crédito deberán recibir la visita del Comité de
Crédito para el concepto de viabilidad, y brindar la información
complementaria que éste considere necesaria para efectos de
aprobación.
c). Los aspirantes al crédito deberán sustentar verbalmente ante la
176
Red Social de Apoyo la iniciativa de mejoramiento de ingresos
y de ser viable recibirán el aval correspondiente. Para recibir
el aval se debe contar con mínimo el 80% de asistencia y par-
ticipación en las actividades formuladas por la Red Social de
Apoyo (RSA).
d). Los aspirantes al crédito deberán formalizar la solicitud de des-
embolso del crédito mediante la presentación de los respecti-
vos soportes técnicos y legales acordados por la Red Social de
Apoyo y el respectivo proyecto a ejecutar con el plan de nego-
cio.
e). Los aspirantes al crédito deberán presentar Carta de Solicitud
de Aprobación del Préstamo (Formato 3).

B. Estructura del Fondo Rotatorio

1. Tipos de créditos
a). Asociativos
• Los Fondos podrán apoyar propuestas de unidades productivas
asociativas, constituidas como pre-cooperativas y cooperativas
de trabajo asociado que tengan presencia y trabajo real en la
comunidad.
• Apoyará la formación y consolidación de nuevas iniciativas pro-
ductivas.
• El fortalecimiento de otros esquemas de asociatividad viables
con proyectos productivos rentables.

b). Microempresas – famiempresas


El Fondo Rotatorio podrá apoyar actividades económicas de
famiempresas, microempresas con máximo 10 socios (mínimo
tres (3) personas) que generen ingresos.

2. Líneas de crédito
El Fondo Rotatorio entregará créditos para capital de trabajo, excep-
to el pago de salarios. También se entregarán para comercialización,
inversión para compra de maquinaria y equipo, los cuales estarán diri-
gidos a mejorar y fortalecer los procesos existentes o a implementar.

3. Monto de los créditos


El monto de los créditos no superará el 5% para las unidades familia-
res y el 15% para las formas asociativas con relación al monto corres-
pondiente a cada municipio.

4. Plazos
Los créditos se asignarán de la siguiente manera:

 El plazo de los créditos de microempresas y famiempresas se otor-


garán hasta los doce (12) meses.
177
 El plazo de los créditos a pre-cooperativas y cooperativas de traba-
jo asociado se otorgarán hasta los nueve (9) meses.
 El plazo para proyectos con nuevas iniciativas y organizaciones que
se creen se otorgarán hasta los quince (15) meses.

5. Intereses
Los intereses que se cobrarán serán del 1,5% mensual sobre el saldo
del préstamo.

6. Garantías
Dentro de las garantías necesarias para la aprobación de los crédi-
tos, se solicitarán:

a). Documento de identificación para personas naturales.


b). Personería jurídica y estatutos para asociaciones u organizacio-
nes debidamente constituidas.
c). Pagaré que respalde el crédito.
d). Letra de cambio.
e). Acta de compromiso junto con los cinco (5) formatos diligencia-
dos.
f). Participar de los procesos de capacitación y asesoría concerta-
dos con el Sena y otras entidades para el mejor desempeño y
ejecución del crédito.

7. Tiempo de trámite
Este no podrá superar los cinco (5) días hábiles, previa entrega de
requisitos.

8. Solicitudes
Para realizar la solicitud del crédito, el beneficiario deberá cumplir
con los requisitos estipulados en el punto 1 "beneficiarios", previa forma-
ción para tal efecto, la cual se realizará principalmente con el apoyo del
Sena en sus proyectos del sector de emprendimiento y empresarismo.

9. Forma de entrega
El crédito se desembolsará una vez el Comité de Crédito haya revisa-
do y aprobado la carpeta con todos los documentos solicitados al día,
en dinero efectivo al representante de la familia u organización.

10. Condiciones de reembolso


El reembolso del crédito se hará según lo pactado en el momento de
la firma del Acta de compromiso. (Formato 4)

11. Solicitud de nuevos créditos


Para acceder a un nuevo crédito el beneficiario deberá esta estar a
paz y salvo con el Fondo respecto al crédito anterior.
178
12. Recuperación de cartera
Se utilizaran todos los mecanismos que establece la Ley para recupe-
rar aquellos créditos que se encuentran en mora.

a). Carta a los beneficiarios del crédito recordando la fecha de


pago y el monto que deben cancelar.
b). Visita a los beneficiarios que se encuentren en mora. Estas visi-
tas se harán todas las semanas hasta que se pongan al día.
c). Amonestación por escrito a los beneficiarios que se retrasen en
el pago.
d) Se llegará a acuerdos con los beneficiarios a fin de refinanciar
su deuda previa justificación ante la Red Social de Apoyo.
e) Uso de las garantías legales presentadas en el momento de la
solicitud del crédito.
f) Asesoría empresarial por parte del SENA u otras organizacio-
nes, que orienten sobre la implementación de estrategias que
permitan corregir las deficiencias.

179
FORMATO 1

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA
CONSEJERÍA PRESIDENCIAL DE PROGRAMAS ESPECIALES

Información Beneficiario e Iniciativas

INFORMACIÓN DEL BENEFICIARIO


Nombre y Apellidos:

Cédula de ciudadanía: Expedida en:

Fecha de Nacimiento: Estado Civil:

Dirección Residencia:

Dirección Negocio:

Teléfonos – Residencia Negocio

Experiencia e información comercial:

Años de Experiencia: Nro. Empleados:

Tipo de Organización Fecha de creación

REFERENCIAS COMERCIALES

Nombre Empresa

180
Personas a mi cargo:

Composición Familiar

Nombre Edad Sexo Parentesco Estudios (primaria, secundaria, técnico)

Ingresos Mensuales Egresos Mensuales Deudas

Esposa Transporte Tiene deudas?


Esposo Salud Cuantía
Hijos Educac. Debe a
Famiemp. Vivienda
Pensión Alimenta.
Arriendo Servicios
Otros Otros
TOTAL TOTAL

Datos del Negocio


Productos a Experiencia Tiempo de tener Microproductor/
Lleva cuentas Ahorra
vender en el oficio el negocio Micronegociante

NOMBRE DEL PROYECTO O NEGOCIO

Misión o propósito del negocio:

Objetivo general:
181
Objetivos específicos:

Metas:

Estrategias:

Diagnóstico del Mercado:

Mercado Objetivo:

Clientes Actuales:

Clientes Potenciales:

Pronóstico de Ventas:

Costo Costo Precio de Precio


Producto Unidad Cantidad Utilidad
unitario total venta x uni. total

182
Presupuesto de Inversión

ACTIVOS VALOR PASIVOS VALOR

Caja Proveedores

Banco Oblig. Bancarias

Cuentas x Cobrar Prestamista

Inventarios Otros pasivos

Maq. Y Equipos

Vehículos Tot. Pasivos

Terreno

Otros Activos PATRIMONIO VALOR

Total Activos Tot. Pasivo+Patrim.

Observaciones:

Evaluaciones:

Revisó: Aprobó :

Monto Aprobado:

Recomendaciones:

183
FORMATO 2

Formato propuesto carta de compromiso


por parte del beneficiario

Ciudad y Fecha

Señores:
Proyecto Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz.
Atn: Señores Red Social de Apoyo
La Ciudad.

Asunto: Carta de Compromiso Beneficiario

Estimados señores:

La presente es para comunicarles que nos comprometemos a cumplir


con todas las acciones contractuales dentro del Programa "Promoción de
derechos y Redes Constructoras de Paz", coordinado por la Consejería
Presidencial de Programas Especiales.

Cordialmente,

Nombre y Apellidos de los beneficiarios

184
FORMATO 3

Formato propuesto solicitud aprobación del


préstamo diligenciado por el beneficiario

Ciudad y fecha

Señores:
FONDO ROTATORIO DE LA RED SOCIAL DE APOYO
La Ciudad.

Asunto: SOLICITUD APROBACIÓN PRESTAMO

Estimados señores,

Atentamente nos permitimos presentar a ustedes la Propuesta "


Nombre de la propuesta " ,
cuyo objeto es : " .
Esta propuesta tiene un valor de
(valor en letras). Dicha solicitud va acompañada con la documentación
requerida por la Red Social de Apoyo.

Cordialmente,

Nombre y Apellidos
Representante de la Iniciativa Local

185
FORMATO 4

Programa de Promoción de Derechos


y Redes Constructoras de Paz
Fondo Rotatorio de la Red Social de Apoyo

Municipio de _________________

ACTA DE COMPROMISO

Los abajo firmantes, en calidad de beneficiarios y participantes activos del Programa


de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz, aceptamos el préstamo de
$____________, aprobado en la reunión del Comité de Crédito de fecha________, y
entregado por el Fondo Rotatorio de la Red Social de Apoyo del municipio de ____
__________con el fin de desarrollar la iniciativa productiva de nombre ___________
__________ la cual ha sido identificada y priorizada, y así mejorar los ingresos y las
condiciones socio-familiares. De igual forma nos comprometemos a:
1. Destinar el préstamo exclusivamente para la ejecución del proyecto presentado a
la Red Social de Apoyo.
2. Devolver el préstamo en ____ cuotas ___________(Mensuales / Quincenales /
Semanales).
3. A partir del primer mes, iniciar el pago mensual de las cuotas, de manera opor-
tuna.
4. Pagar un interés del 1.5% mensual sobre el saldo del préstamo, al momento de
cancelar la respectiva cuota.
5. Firmar las garantías prendarías necesarias para respaldar el préstamo solicitado al
Fondo Rotatorio de la Red Social de Apoyo.
6. Apoyar las actividades concertadas y formuladas en el Plan de Acción Municipal
de la Red Social de Apoyo para potenciar los factores protectores que minimizen los
riesgos de embarazos en niñas y adolescentes de la población focalizada en el muni-
cipio.
7. Apoyar a nuestros hijos en edad escolar para el cumplimiento de sus compromisos
escolares, familiares y comunitarios

Para constancia de lo anterior se firma a los ____ días del mes de _______ de 2005.

Nombres y apellidos No. Cédula de Ciudadanía.

Representante Nodo Institucional

186 ___________________ _______________________

Representante Nodo Familiar Representante Nodo Comunitario


FORMATO 5

Programa de Promocion de Derechos


y Redes Constructoras de Paz

Fondo Rotatorio de la Red Social de Apoyo

Municipio de _________________

ACTA DE APROBACIÓN DE INICIATIVA

Los abajo firmantes, en calidad de miembros del comité de crédito del Fondo Rotatorios
del Programa de Promoción de Derechos y Redes Constructoras de Paz, aceptamos
la iniciativa por valor de $_________________, con el fin de desarrollar la iniciativa
productiva denominada_____________________________ la cual ha sido identificada
y priorizada, y así mejorar los ingresos y las condiciones socio-familiares.

Para constancia de lo anterior se firma a los ____ días del mes de ________ de 200

Miembros Comité de Crédito

Nombres y apellidos No. Cédula de Ciudadanía.

Representante del SENA y/o Representante Nodo Institucional


Facilitador del Programa de la CPPE

Representante Nodo Familiar Representante Nodo Comunitario

187
Programa de Promoción de Derechos
y Redes Constructoras de Paz
Funciones del comité de crédito del fondo rotatorio
El comité de crédito juega un papel fundamental dentro de la Red Social
de Apoyo (RSA), debido a que por un lado, son miembros activos de la
RSA y por otro, asesoran los trámites para los desembolsos de los crédi-
tos suministrados por el Fondo Rotatorio a las iniciativas de generación
de ingresos aprobados por la RSA, basándose en le manual de Fondo
Rotatorio. Su importancia radica en el detalle y profundidad del análisis
que hacen de las iniciativas productivas que son avaladas por la RSA,
ya que con base en ello es que se puede confiar en el éxito de éstas y
en su relación con los propósitos del Programa.

Sus funciones son:


1. Abrir una cuenta a nombre del FONDO ROTATORIO MUNICIPAL DE
MUNICIPIO, por parte de los dos integrantes del Comité de Crédito
que representan al nodo comunitario y familiar. Se debe abrir en una
entidad financiera o crediticia con oficina en el municipio o en su
defecto en uno cercano, con el propósito de facilitar las transaccio-
nes requeridas para el buen funcionamiento del Fondo Rotatorio.
2. La cuenta mencionada debe tener como requisito para cualquier
transacción, contar con la firma de los dos miembros del Comité de
Crédito, como responsables del manejo de la cuenta municipal del
Fondo Rotatorio. Ante cambios en las personas que representan los
nodos, debe reemplazarse la firma ante la entidad bancaria, presen-
tando acta del Comité en donde se designa la nueva persona.
3. Estudiar las iniciativas de generación de ingresos que previamente
han tenido el aval técnico del Sena, o por la entidad que apoye su
función en el respectivo municipio, y la aprobación de los miembros
de la Red Social de Apoyo.
4. Revisar y desembolsar los créditos para las iniciativas de generación
de ingresos siempre que hayan cumplido con los requisitos formales
y documentales establecidos en el Manual de Fondos Rotatorios.
5. Los representantes de los diferentes nodos de la RSA propenderán
principalmente por el control social a las personas, familias o aso-
ciaciones que hayan sido apoyados a través del Fondo, en busca del
cumplimiento de los objetivos del Programa y la sostenibilidad del
mismo.
6. El Comité de Crédito debe revisar que los montos de las iniciativas
no excedan lo pactado en el Manual de Fondos Rotatorios y que se
estén ejecutando las actividades aprobadas. En caso de una inade-
cuada destinación de los recursos entregados, el beneficiario deberá
hacer devolución de la totalidad del crédito. El Comité es responsa-
ble de hacerle seguimiento a este tipo de situaciones.
188
7. El representante del Operador del Fondo Rotatorio responderá prin-
cipalmente por mantener la actualización de los registros documen-
tales y contables del Fondo, de acuerdo con la normatividad vigente
y según las prácticas contables.
8. El representante del Sena responderá principalmente por los con-
ceptos técnicos y la asesoría que en ese sentido se haga durante
el monitoreo a la ejecución de las iniciativas, con el propósito de
velar por su sostenibilidad y tomar las medidas necesarias que sal-
vaguarden la sostenibilidad del Fondo.
9. El Comité de Crédito debe tener un registro mensual de los movi-
mientos de la cuenta del Fondo Rotatorio, conciliados con los
recibos originales de consignación y retiro (según el caso) como
soporte para la elaboración de los respectivos informes financieros
y rendición de cuentas ante la Red Social de Apoyo y la Consejería
Presidencial de Programas Especiales.
10. Periódicamente y de manera coordinada con el Operador del Fondo
Rotatorio, los miembros del Comité de Crédito deben presentar un
informe de su gestión ante la Red Social de Apoyo, presentando
las iniciativas aprobadas y en ejecución, el movimiento contable de
la cuenta, el movimiento de cartera del Fondo, informando sobre
dificultades o peticiones puntuales a la Red, y el comportamiento de
los rendimientos del mismo. Con base en lo cual se decidirá sobre
nuevas convocatorias a iniciativas y la capacidad del Fondo para
financiarlas.
11. Los beneficiarios de los créditos consignarán periódicamente las
respectivas cuotas del préstamo que le ha sido suministrado, según
lo pactado con el Comité de Crédito, en la cuenta del FONDO
ROTATORIO MUNICIPAL.
12. Los responsables de la cuenta bancaria del Fondo Rotatorio
Municipal deben tener fotocopia de los recibos de consignación de
cada uno de los beneficiarios, de las cuales a su vez suministrarán
periódicamente fotocopias al Operador del Fondo Rotatorio
13. En la medida que el Fondo Rotatorio se vaya capitalizando con las
cuotas consignadas por los beneficiarios de los créditos, este capital
será nuevamente asignado por solicitud y aval de la respectiva Red
Social de Apoyo Municipal y de las instancias de asesoría técnica
Sena o quien haga sus veces en el municipio.
14. Coordinar con el facilitador comunitario del Programa, las reunio-
nes o sesiones de trabajo para realizar el respectivo seguimiento a
los beneficiarios de los créditos en el cumplimiento de los requeri-
mientos plasmados en el Manual del Fondo Rotatorio.
15. Enviar un informe mensual al Programa de Promoción de Derechos
y Redes Constructoras de Paz de la Consejería de Programas
Especiales, donde se registren los movimientos de la cuenta inclu-
yendo nuevas iniciativas favorecidas, recuperación de cartera y
cualquier información adicional que considere pertinente.
189
Bibliografía

• Agenda Social Latinoamericana, CEPAL.

• Consejería Presidencial de Programas Especiales - Programa de Salud


Sexual y Reproductiva. Documento-Memoria del taller “Recuperación
de Experiencias en SSR, desarrollado en siete municipios del
Magdalena Medio”. Septiembre de 2003.

• Construcción de Políticas Públicas de Juventud. Análisis y Perspectivas.


Programa Presidencial Colombia Joven, Centro de Estudios Avanzados
en Niñez y Juventud de CINDE y Universidad de Manizales, GTZ,
UNICEF. Bogotá, Marzo 2004.

• Cunill Nuria. Repensando lo público a través de la sociedad, 1997,


CLAD Editorial Nueva Sociedad, pág. 24.

• Dabas, Elina Nora. Las prácticas de intervención en redes sociales.


Pág. 21.

• Figueroa, Juan Guillermo. La presencia de los varones en los pro-


cesos reproductivos. Algunas reflexiones. En Susana Lerner (edi-
tora) “Varones, sexualidad y reproducción” El Colegio de México y
Sociedad Mexicana de Demografía. México. Primera edición, 1998.

• Fuller, N. Identidades masculinas. Lima. Pontificia Universidad


Católica del Perú. 1997.

• García, Carlos y Gómez, Freddy. La masculinidad como campo de


estudio y de acción social. En: “Entre los límites y las rupturas” No. 3.
Revista del Centro Interdisciplinario de Estudios de Género y Centro
de Investigaciones Sociales y Humanas de la Facultad de Ciencias
Sociales y Humanas de la Universidad de Antioquia. Medellín
– Colombia, 2003.

• Lamas, M. Género e Identidad. Ensayos sobre lo femenino y lo mas-


culino. Bogotá. TM Editores. 1995.

------------ “El debate político en torno al género”, ponencia presentada


en el VII Congreso Nacional de Sexología. Medellín. 1996.

• Londoño, Maria Lady. Derechos sexuales y reproductivos, los más


humanos de todos los derechos. Cali, Colombia. Junio 1996.

• Manrique Castro, Manuel. Viviendo al Derecho. UNICEF, Ministerio


190 de Cultura, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Bogotá D.C.
Noviembre 2003, p. 2.
• Ministerio del Interior y Justicia, Sistema Nacional de Capacitación
Municipal, 2001, módulo 1: Participación en el control social a la
gestión pública. Pág. 25.

• Monitoring Gender in Programmes, Sheet 11, p.1.

• Naciones Unidas. Informe de la Conferencia Internacional sobre


Población y Desarrollo. El Cairo, 1994. Nueva York. Página 12.

• Organización y Emprendimientos Juveniles”. Fondo Mundial, Proyecto


Colombia, edición de prueba, Bogotá, febrero 2005.

• Presidencia de la República. Consejería Presidencial de Programas


Especiales (CPPE). Red de Solidaridad Social. Bases para la formación
de Política Pública en Discapacidad. Bogotá D.C., 2003.

• Quiñónez, A. y Otros. Sexualidad adolescente. Una mirada actual.


Colciencias-U. Distrital. Bogotá, 2000.

• Raguz, M. Construcciones sociales y psicológicas de Mujer, Hombre,


Femineidad, Masculinidad y Género en diversos grupos poblaciona-
les. Lima. P.U.C. 1995.

• Sarmiento J. El movimiento social de mujeres: retos y alternativas


frente a la situación del conflicto, el desplazamiento en Colombia
y el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos. Universidad
Nacional/ FNUAP.

• Turbay, C. y Rico, A. Construyendo identidades: niñas, jóvenes y


mujeres en Colombia. Bogotá. UNICEF. 1994.

• Villamayor y Lamas. Gestión de la radio comunitaria y ciudadana,


1999, AMARC, Quito, pág. 219.

191
ESTA HISTORIA CONTINUA
EN SU MUNICIPIO