You are on page 1of 229

David Arnaldo Leiva


Tropiezos en la Memoria

TROPIEZOS EN LA MEMORIA
SILENCIOS Y COMPLICIDADES EN SALTA
David Arnaldo Leiva
Prólogo de Roberto Baschetti

Fecha 01/09/89 - /09/06


Diseño y diagramación: Lic. Maria Daniela Saravia
Impresión: Imprenta Grafico com
Edición 500 ejemplares.

Registro Propiedad Intelectual


Número en trámite .
Todos los derechos reservados.

La reproducción total o parcial de este libro, en cualquier forma sea por cualqui-
er medio, sea elctrónico, químico, mecánico, óptico, de grabación o fotocopia no
autorizada por los editores, viola derechos reservados. Cualquier utilización debe
ser previamente solicitada.


David Arnaldo Leiva

TROPIEZOS EN LA MEMORIA
SILENCIOS Y COMPLICIDADES EN SALTA

David Arnaldo Leiva


Prólogo de Roberto Baschetti


Tropiezos en la Memoria


David Arnaldo Leiva

Dedicado ...
A mi esposa y compañera Susana Beatriz Rios,a mis hijos Grisel,
David, Adan y Maite.
Mis agradecimientos ...
A Manuel “ Babi” Romano, Teresa Lonardi, Roberto Baschetti, Eduardo
Fernandez Muiños, Victor Manuel Giannotti, con quienes intercambié
conceptos sobre el texto del libro y me impulsaron a concretarlo.

A los compañeros de ruta en la lucha por el juicio y castigo a los


genocidas de la Argentina Nora Leonard, Tania Kiriaco, Sara Ricardone,
Alicia Gómez de Metelski, Mirta Mantarás,Guido Salomon Villena, Marta
Vedio, Juan Carlos Wlasic y los integrantes de la Red Nacional de Abogados
de derechos Humanos.


Tropiezos en la Memoria


David Arnaldo Leiva

“ Po d r á n c o r t a r t o d a s l a s f l o r e s . Pe r o n o d e t e n d r á n l a
primavera”

Che.

A la memoria de mi hermano Adán Rodolfo –“Rudy”- Leiva, secuestrado


y asesinado el 6 de Octubre de 1975 en San Miguel de Tucumán, en su
temprano sueño de 20 años.

A la memoria de José Antonio Cortez, mi compañero del Colegio


Secundario, asesinado en Bahía Blanca en febrero de 1977, cuando su luna
de azúcar iluminaba sus casi 20 años .

A la memoria de mis compañeros de la JUP de la Facultad de Derecho


de La Plata: Chupete, Nano, Mirta, Lucia, Shorton, Fernando, Adriana,
Porota, Yakaroe, Mano, Liliana, Domingo, Paisa y los 30 mil detenidos
desaparecidos, a quienes la ilusión los empujo hacia la solidaridad.


Tropiezos en la Memoria


David Arnaldo Leiva

PRÓLOGO

Estamos frente a un trabajo de denuncia e investigación indispensable


por varios motivos.

El primero de ellos se debe a que da por tierra con una teoría interesada,
lanzada desde los centros de poder, con el fin de justificar el golpe militar
del 24 de marzo de 1976. Según la misma, las Fuerzas Armadas se vieron
obligadas a interrumpir la gestión de gobierno de María Estela Martínez
de Perón debido al grado de corrupción, descalabro económico y violencia
política en que estaba sumergido el mismo.

Sabemos sin embargo, que pese a esas razones esgrimidas y


parcialmente ciertas, lo que más preocupaba, tanto a la oligarquía
vernácula y cipaya, como al imperialismo norteamericano, era el grado de
organización y lucha alcanzada por el movimiento obrero y estudiantil en su
conjunto. De allí la necesidad de un golpe militar e implementar, ya desde
el poder, un baño de sangre que sirviera como escarmiento definitivo.

Entonces, este puntilloso e indispensable trabajo de DAVID ARNALDO


LEIVA, echa luz hasta sobre aquellos pequeños detalles que conforman el
todo. En otras palabras, basta leerlo detenidamente, para saber a ciencia
cierta que estos dictadores no dejaron nada librado al azar y cuadricularon
todo el campo operativo sobre el cual iban a volcar la doctrina de la seguridad
nacional y el sometimiento generalizado del grueso de la población.

El segundo acierto del autor y su trabajo, está dado porque en la


recopilación que lleva a cabo, sobre toda la problemática discursiva que
hace a la represión instrumentada y ejecutada por ese golpe cívico-militar
(decretos y actas; listados y cargos), está completísima, y muestra a las
claras el grado de organización y previsión alcanzado por aquellos, con el
fin de lograr sus perversos fines.

Por último, DAVID ARNALDO LEIVA, no se queda en lo meramente


técnico, legal y discursivo, -que podría llegar a aseverar que estamos


Tropiezos en la Memoria

solamente frente a un trabajo académico y aséptico en su contenido-,


sino que también avanza en la denuncia y compromiso, aportando con
claridad meridiana y para siempre, con letras de molde, los nombres de
las víctimas y de sus victimarios. De los mártires y sus asesinos. De los
compañeros que luchaban por la liberación de nuestra Patria, enfrentados
a quienes buscaban monopolizar el uso de las armas con el único fin de
poder implementar la dependencia.

Seguramente los lectores de este libro compartirán conmigo la misma


sensación que yo tengo, luego de su lectura completa: los SILENCIOS Y
COMPLICIDADES que se tejieron en la provincia de Salta con el fin de
eludir la Justicia y el eterno veredicto popular, dejándolos al descubierto:
desnudos, frágiles, imputables y condenables para siempre.

Lic. Roberto Baschetti

10
David Arnaldo Leiva

SUMARIO

Prólogo Pág. 8
Introducción Pág. 14

CAPITULO I

La Doctrina de la Guerra Contrarrevolucionaria: Incidencia


en la ideología de los oficiales de las FF.AA.... Pág. 21
La aplicación de la técnica de la guerra psicológica para
aniquilar la subversión. Decretos Secretos. Pag. 25
¡Viva el proletariado azucarero! Pág. 30
Decreto N° 261/75 - 5 de Febrero de 1975. Pág. 34
Tropiezos de la Memoria: Adán Rodolfo Leiva Pág. 36
Tropiezos de la Memoria: José Antonio Cortez Pág. 39
El Operativo Independencia. Pág. 41
Una provincia sin instrumentos de tortura. Pág. 45
El Mando provincial pasa al Lopezregismo. La intervención
de Salta. Pág. 47
El Teniente Coronel Gentil es designado Jefe de la
Policía de la Provincia. El Poder Del Ejercito Conduce
la Represión Policial. Pág. 52
Decreto 2770 del 6 de octubre de 1975. Pág.59
Decreto 2771 del 6 de octubre de 1975. Pág.61
Decreto 2772 del 6 de octubre de 1975. Pág. 61
Los nacimientos en la Cárcel de Villa Las Rosas Pág. 62
Orden a cualquier precio. Pág. 66

11
Tropiezos en la Memoria

Las victimas de la represión ilegal con anterioridad al golpe


de estado. Pág. 71
Funcionarios Salta 1-1-1975 al 24-3-76. Pág. 72

CAPITULO II
Acta de la junta militar del 25 de marzo de 1976. Pág. 77
Proclama del 24 de marzo de 1976. Pág. 79
El Golpe de Estado. Pág. 81
El Coronel Mulhall es designado como Interventor de Salta. Pág. 84
Autoridades provinciales designadas por el Coronel Mulhall. Pág. 97
Intendentes y Comisionados designados por el Coronel Mulhall. Pág. 99
La clandestinidad del método, garantía de impunidad. Pág. 101

CAPITULO III
La organización clandestina por zonas militares... Pág. 105
La Zona Operacional nº 3. Pág. 107
Área 322:JURISDICCIÓN: Provincia de Salta. Pág. 108
Liceo Naval Militar Doctor Francisco de Gurruchaga. Pág. 111
Fuerzas bajo control operacional del ejército. Pág. 112
Los Jueces de la vergüenza. Pag. 124
Listados de Habeas Corpus presentados Pag. 131
Listado Parcial de denuncias por privación ilegal de la libertad. Pág. 133
Las Victimas en Territorio Salteño a partir
del 24 de Marzo de 1976. Pág. 137
Lugar de detención de presos políticos y centros clandestinos
de detención. Pág. 146.
Personas con responsabilidad o participación directa en
actividades represivas en la provincia de salta, según los
archivos de la Conadep y expedientes judiciales. Pág. 147.
Mulhall deja la conducción del área 322. Pág. 151.

12
David Arnaldo Leiva

CAPITULO IV
Las Victimas de la masacre de Palomitas. Pág. 160
Una causa paradigmática. La indolencia de la Justicia. Pág. 168
La Ley de fugas. La planificación del crimen. Pág. 169
El Inicio de la investigación judicial. Pág. 174
La paralización de la causa. Pág. 179
La reapertura de la causa. Pág. 189

CAPITULO V
Desaparecidos y reconciliación en Salta... Pág. 195
Una democracia frágil. Pág. 200
Los Hijos del Proceso: una herencia que no se pudo cambiar. Pág. 204
Listados de causas. Pág. 209

CAPITULO VI
El discurso contradictorio de respetar los derechos humanos. Pág. 215
Los Gestos de la memoria. La ausencia de un plan para
recuperar la verdad y la justicia... Pág. 222

13
Tropiezos en la Memoria

14
David Arnaldo Leiva

Introdución
La represión ilegal planificada y ejecutada desde el Estado en nuestro
país, entre los años 1975 a 1983, arrojó 30.000 víctimas cuyos cadáveres
insepultos y escondidos yacen en el fondo del mar ( 1 ), en diques, ríos, en
algún terruño sin cruz ni identidad, o incinerados ( 2 ) y esparcidos por el
viento.

El abuso ilegal del poder punitivo del Estado contra el pueblo al que
debió resguardar abrevó de la experiencia y de la doctrina difundida por
los militares franceses a partir de la guerra de Argel, actualizada por la
doctrina de la Seguridad Nacional de los Estados Unidos de Norteamérica
y condujo al Genocidio del que la provincia de Güemes no escapó.

El manto de oscuridad diseñado como herramienta del sistema


represivo pretendió esconder la responsabilidad de los victimarios y al
aplicar un perverso método de terror se apuntó a que la sociedad repudiara
los ideales revolucionarios que enmarcaron las acciones militantes de las
víctimas y las olvidara.
 1
El Ex Capitán de la Marina Adolfo Scilingo confesó que, entre mil quinientos y
dos mil presos políticos (1976-1978), fueron arrojados vivos al Océano Atlántico,
en vuelos realizados al efecto. Es Scilingo el primer militar detenido y juzgado en
España y condenado el 19 de abril de 2005 por crímenes de lesa humanidad en
aplicación del principio de Jurisdicción Penal Internacional.-

2
Testimonio del Oranense Carlos Beltrán - Legajo N° 4213-CONADEP-«Yo he
pertenecido a la Gendarmería Nacional desde el año 1971 hasta el año 1980.
Alrededor de 1977 ó 1978 me informaron que había sido destinado a cubrir objetivos,
en los Lugares de Reunión de Detenidos conocidos como La Perla, La Perla Chica
y La Ribera (...).En una oportunidad el “Capitán” me ordenó que lo acompañara
junto a otros gendarmes (…) trasladando detenidos… al llegar a un descampado
el “Capitán” ordenó que se desataran las manos del más joven de los detenidos
y que se le hiciera entrega de una de las palas que habían traído los suboficiales,
ordenándole a la víctima que comenzara a cavar una fosa (…) el “Capitán” hizo
subir al borde de la fosa al detenido que estaba cavando e hizo colocar a los tres
restantes junto a la víctima, uno junto a otro, detrás de la fosa (…) “Gino”, los cuatro
suboficiales y el Teniente Primero comenzaron a disparar sobre los detenidos; también
accionó su arma de fuego el gendarme. Los cuatro cuerpos fueron arrojados a la
fosa, rociados con cinco litros de nafta. Luego se fabricó un hisopo con un palo el
cual una vez encendido fue arrojado al interior de la fosa,(…).-

15
Tropiezos en la Memoria

El Estado Democrático Liberal emergente de las políticas del terrorismo


debió adquirir como paradigma social el ideario de la búsqueda de la verdad
de lo ocurrido en su historia reciente, la reparación social e individual
del daño y el enjuiciamiento de los responsables ante los crímenes de lesa
humanidad. Sin embargo desechó, una y otra vez, esta dirección reclamada
por las víctimas, sus familiares y organizaciones de derechos humanos, y
bajo la falsa conceptualización de la reconciliación para conseguir la paz,
adoptó medidas contra la memoria colectiva, instrumentando campañas
mediáticas que “saturaran del terror vivido” a la opinión pública, para
plantearle después la no persecución punitiva de las masivas violaciones
a los derechos mas elementales de sus súbditos, tales como el respeto a
la vida y el acceso a la justicia, derechos estos a los que se debió honrar
interna e internacionalmente.

Esta política de exclusión de la búsqueda de la verdad, de lo ocurrido


durante el genocidio, caló profundamente en las instituciones del sistema
republicano y en las provincias federales. Salta es una de ellas.

16
David Arnaldo Leiva

Recuperada la democracia y el fervor popular por lograr la “aparición


con vida” de las víctimas del estado terrorista ( 3 ), las instituciones de la
sociedad salteña y su población no acompañaron la creciente movilización
nacional que jaqueó la amnistía (4 ) con revelaciones de los que regresaron
de las catacumbas, de los familiares, de los que sufrieron la desaparición
forzada, de las numerosas publicaciones y denuncias, del informe de la
CONADEP y el Juicio a las Juntas Militares.-

3
“No se trata ya del Estado militarmente ocupado, asaltado por su brazo militar,
donde la coerción ha reemplazado a las decisiones democráticas”…”se trata de un
nuevo Estado, una nueva forma del Estado de Excepción.” “Se afirma que el principio
de sujeción a la ley, la publicidad de los actos y el control judicial de los mismos,
incapacitan definitivamente al Estado para la defensa de los intereses de la sociedad.
En consecuencia, aparece como basamento la necesidad de estructuración –casi con
tanta fuerza como el Estado Publico- del Estado Clandestino y el uso del terror como
instrumento necesario y eficiente…El Estado Terrorista adquiere formas clandestinas
estructurales, permanentes y propias de las funciones de los órganos coercitivos
estatales, como expresión paralela y complementaria de la actividad del Estado
Totalitario que emerge como expresión superestructural pública.” Pág. 24,25,26
“El Estado Terrorista: Elementos para su caracterización Crisis Democráticas y
Métodos Terroristas” por Eduardo Luis Duhalde-Libro TERRORISMO DE ESTADO-Efecto
Psicológicos en los Niños-Editorial PAIDOS-Sep.1987.-

 4
Ley de Autoanmistia nº 22924 de fecha 23-03-83, cuyo Art. 1 establece
“Decláranse extinguidas las acciones penales emergentes de los delitos cometidos
con motivación o finalidad terrorista o subversiva, desde el 25 de mayo de 1973
hasta el 17 de junio de 1982. Los beneficios otorgados por esta ley se extienden,
asimismo, a todos los hechos de naturaleza penal realizados en ocasión o con motivo
del desarrollo de acciones dirigidas a prevenir, conjurar o poner fin a las referidas
actividades terroristas o subversivas, cualquiera hubiera sido su naturaleza o el
bien jurídico lesionado. Los efectos de esta ley alcanzan a los autores, partícipes,
instigadores, cómplices o encubridores y comprende a los delitos comunes conexos y
a los delitos militares conexos” y su Art. 5 “Nadie podrá ser interrogado, investigado,
citado a comparecer o requerido de manera alguna por imputaciones o sospechas de
haber cometido delitos o participado en las acciones a los que se refiere el art. 1º de
esta ley o por suponer de su parte un conocimiento de ellos, de sus circunstancias,
de sus autores, partícipes, instigadores, cómplices o encubridores.”.-

17
Tropiezos en la Memoria

La legislatura salteña –compuesta por una mayoría justicialista-


intentó realizar una investigación sin conseguir el fin propuesto por falta
de compromiso con estos temas vitales para una sociedad que precie la
dignificación del ser humano y sus derechos más elementales. (5)

La Justicia Federal y la Justicia Provincial preñada por la misma


apatía que los poderes políticos y los partidos representados en los mismos
no estuvieron comprometidas con el esclarecimiento de estos hechos
criminales fertilizando con esta actitud para que un nuevo crimen social
quedara impune: la corrupción sistemática y planificada de la dirigencia
política del estado en sus distintos niveles, la que, al igual que los crímenes
del terrorismo sirvieron para que esta legitimara primero lo ilegal del
pasado y luego legalizara la brutal entrega del patrimonio nacional.

Los familiares fueron las nuevas víctimas de una sociedad no ligada


a los reclamos por verdad y justicia, y nuevamente y rápidamente se
refugiaron en sus soledades abandonando a su suerte, los procesos
judiciales iniciados.

En la Salta posdictatorial, las víctimas de la violencia organizada


fueron relegadas al olvido, marginadas de la sociedad junto a sus familiares
y reclamos, los que tuvieron un trato discreto fueron casi imperceptibles
para la opinión pública, sin canales para comunicar su dolor y reclamo
de justicia, y estigmatizadas, cuando no aceptaron ser entes privados de
opinión y sumisos.

Los esfuerzos aislados de las pequeñas organizaciones de derechos


humanos de Salta orientados por Lucrecia Barquet mantuvieron una luz
de referencia moral en medio de tanta oscuridad.

A tres décadas del sismo que resquebrajó la dignidad humana con


su secuela de torturas, violaciones, desaparición de decenas de salteños,
sigue la ausencia de justicia y la misma apatía conservadora cómplice de
los crímenes de lesa humanidad.

5
A fines de 1983 se conformó en la Cámara de Senadores, Bloque Justicialista, una
Comisión de Derechos Humanos integrada por Julio Aguirre, Héctor Manuel Canto,
Balbín Gallo, Fausto Machuca y Raúl Zamboni. Esta Comisión jamás introdujo al
debate legislativo lo investigado por los crímenes del terrorismo de estado para
que la Cámara debatiera este tema y tomara resoluciones.-

18
David Arnaldo Leiva

El presente trabajo procura evidenciar, sin compromisos, los


métodos empleados y trata de precisar quienes fueron los que tuvieron
responsabilidad operativa en el secuestro, desaparición y asesinato de
cientos de salteños y quienes compartieron ideológica y políticamente la
metodología señalada para subyugar las conciencias.

Asimismo señalaremos a quienes desde la inactividad cómplice y


cobarde, no registraron el sufrimiento de las víctimas y no resguardaron las
pruebas o indicios que permitieran claridad en épocas futuras, incumpliendo
las funciones por las que juraron lealtad al asumir el cargo.

Indicaremos a los gobernantes que debieron velar por el respeto a la


dignidad humana en cada localidad donde se cometieron los crímenes.

Mencionaremos quienes fueron, como personas únicas e irrepetibles,


víctimas del Terrorismo de Estado en nuestro suelo de Salta.

19
Tropiezos en la Memoria

20
David Arnaldo Leiva

CAPITULO I

L A D O C T R I N A D E L A G U E R R A
CONTRARREVOLUCIONARIA: INCIDENCIA EN LA
IDEOLOGÍA DE LOS OFICIALES DE LAS FF.AA.

Al finalizar la segunda guerra mundial, Estados Unidos diseñó


para América Latina, en defensa de sus intereses económicos, políticos y
militares, el concepto de la solidaridad continental. Esta idea implicaba
la defensa conjunta ante un ataque de una potencia extracontinental, la
que no podía ser otra que proveniente del bloque socialista hegemonizado
por la Unión Soviética.

Ya en el año 1947 el presidente nor teamericano, en su rol de


“adalid del mundo libre”, promulgaba en la defensa de los intereses que
representaba la doctrina de la contención por todos los medios del avance
del comunismo.

El Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca ( T.I.A.R.) fue el


resultado de esta política de seguridad colectiva delineado en defensa de
los intereses norteamericanos, al ser estos los únicos en el continente con
intereses políticos, económicos, militares, en gran parte del orbe, cuestión
por la que podría verse envuelto en un conflicto armado.

Esta doctrina de la agresión extracontinental mantuvo a las Fuerzas


Armadas latinoamericanas desempeñando su tradicional rol de defensoras
de la soberanía territorial y política de sus naciones hasta principios de
la década del 60.-

Francia, entre los años 1946 a 1954, que era una de las grandes
potencias coloniales, fue bligada a retirarse de sus territorios coloniales
en Indochina, en una guerra de liberación en la que no había un frente
definido, ni enemigo visible, ni un campo de batalla para buscar la decisión,
ni reglas preestablecidas para el contenedor. La guerra de liberación
o guerra revolucionaria contra los países coloniales fue atribuida al
comunismo, fuerza oculta y subversiva, inabordable, que germinaba en el
territorio nacional, potencialmente mortífera, por lo que contra las mismas
se comenzó a elaborar la doctrina de la guerra contrarrevolucionaria o
guerra antisubversiva o contrainsurgente, inspirada de un anticomunismo
que tomara en cuenta la existencia de ese enemigo invisible y las técnicas
que estos utilizaban.

21
Tropiezos en la Memoria

Los militares franceses derrotados en indochina primero y luego los


militares norteamericanos fueron la correa de transmisión de esta doctrina
contrarrevolucionaria que influyó decisivamente en el modo de pensar y
actuar en los medios castrenses argentinos y latinoamericanos.

El Coronel Charles Lacheroy, ideólogo de esta doctrina francesa,


explicaba que en las nuevas formas de guerra a la que debían enfrentarse
“El problema número uno es el dominio de la población, que sirve de apoyo
a esta guerra y es en medio de la cual se desarrolla. Quien la toma y quien
la retenga ya ha ganado”.(6 )

Las poblaciones, bajo la doctrina francesa, pasan a ser a priori,


sospechosas de aportar apoyo a la subversión, por lo que el “enemigo”
ya no era un ejército ni un soldado en uniforme desde el otro lado de la
frontera, sino que el enemigo refugiado y escondido en la sociedad civil
podía ser cualquiera. A este enemigo, enseñaba, no debía combatírselo con
el “reglamento del Código Napoleón” hecho para los tiempos de paz y en
consecuencia se debía descartar todo prejuicio moral y humanitario.

Los Militares Franceses aprendieron que para destruir el aparato


político militar que conducían las guerras de liberación en los territorios
colonizados, era necesario aterrorizar a la población para inmovilizar
a la misma y en consecuencia aislar, capturar y eliminar a los cuadros
de la dirección basándose en información de inteligencia obtenida bajo
tortura.

Los operativos nocturnos sobre la población civil, la propaganda


sistemática y las operaciones de inteligencia a través de los medios masivos
de comunicación social, el secuestro del disidente y el sospechoso, las
torturas más brutales para obtener datos de inteligencia, la ejecución del
prisionero, la desaparición de sus cadáveres, los lugares clandestinos de
detención, la “reeducación del prisionero” a fin de infiltrarlo nuevamente
en las organizaciones revolucionarias, la división territorial en zonas y
subzonas para reprimir y la actuación de las fuerzas armadas al margen
de la ley, fueron métodos que los militares franceses aplicaron en Argelia
y luego difundieron y enseñaron en las Escuelas de Guerra, entre ellas la
Argentina.

6
Conferencia del 2 de Julio de 1957, pronunciada ante militares franceses, en la
que expone su doctrina de “la guerra revolucionaria”.-

22
David Arnaldo Leiva

Los militares argentinos no solo formaron sus convicciones a través


de oficiales destinados a la Escuela Superior de Guerra de Paris (7 ), sino
también por medio de asesores franceses que impartían clases y percibían
honorarios, en y de las Escuelas de Guerra de la Argentina, conforme a
un acuerdo secreto celebrado en febrero de 1969 entre los gobiernos de
Argentina y Francia (8).

“La disimulación masiva de cadáveres, que hoy evoca a los


“desaparecidos” de la Argentina o a la “segunda guerra de Argelia” (desde
1992), es una de las características de la batalla de Argel, durante la cual
los militares franceses inauguraron un método considerado, al igual que
la tortura, como un arma de la guerra contrarrevolucionaria. Mas allá del
aspecto práctico que consiste liberarse de los cadáveres embarazosos, la
técnica de la “desaparición forzada prevé, y puede, sobre todo, aterrorizar
a la población, y así dominarla: “Lejos de ser el producto del azar, la
desaparición de cadáveres de personas arrestadas y torturadas revela la
represión racionalizada puesta en práctica por los paracaidistas en sus
centros de detención y de interrogación –comenta Raphaélle Branche-.
Suma una violencia simbólica a la paleta de todos los gestos violentos que
lo han precedido”.

“Al igual que la exposición de cadáveres, tan cara al Coronel Argaud,


las desapariciones no representan una falla del sistema, sino un elemento
del dispositivo puesto en el marco de la guerra antisubversiva, cuyo fin es

7
Alcides Lopez Aufranc, siendo teniente coronel, estudió en la E.S.G. de Paris
entre los años 1957 a 1959. Marie-Monique Robin, en su libro “Escuadrones de
la Muerte-La Escuela Francesa”, en la página 224 y sig. transcribe un reportaje
que le realizó en el año 2003 y reza “-¿Como llego Usted a ser alumno de esta
venerable institución? – En aquella época yo era teniente coronel... En el Estado
Mayor Argentino, habíamos oído hablar de la doctrina francesa, entonces muy de
moda. Y resulte seleccionado para formarme en la guerra contrarrevolucionaria....
estábamos convencidos de que la tercera guerra mundial era inminente y de que la
Unión Soviética iba a intentar abrir un frente sobre el territorio argentino... Gracias
a la enseñanza de los franceses aprendí que el enemigo podía ser el pueblo, y que,
para ganar la guerra, había que conquistar los espíritus...-¿ Fue en Argelia que Ud.
descubrió la importancia de la inteligencia en este tipo de guerra? – Si –balbucea
López Aufranc, a quién el tema indispone manifiestamente- Digamos que hay que
tratar de infiltrar... De colocar gente en la casa del adversario, lo que no siempre
es fácil...-Y después, ¿hay que saber conducir los interrogatorios? – Eso es...”

8
Citado por Marie-Monique Robin, en su libro “Escuadrones de la Muerte-La Escuela
Francesa”, en la página 231 y sig.

23
Tropiezos en la Memoria

“impedir la movilización de los grupos y frenar la acción colectiva”, por el


miedo así instalado en los parientes y amigos de las víctimas y que, por
capilaridad, llega hasta franjas mas amplias de la población.”(9 )

“...los franceses aportaron a la Argentina una concepción nefasta


y perversa, que literalmente envenenó el espíritu de los oficiales de mi
generación: la del “enemigo interior”. Hasta la llegada de los franceses,
nuestro Ejército, como cualquier otro ejército del mundo, se preparaba para
defenderse contra la agresión eventual de un enemigo exterior, en el caso de
nuestro país, un país vecino como Paraguay o Chile. A partir del momento
en que se introdujo el concepto de “enemigo interior”, todos nosotros, yo
incluido, interiorizamos el hecho de que el enemigo contra el que debíamos
batirnos era nuestro propio conciudadano: con el que estábamos a punto de
almorzar, el profesor de nuestros hijos o nuestro vecino; en resumen, todas
aquellas personas cuyas ideas nosotros no compartíamos, y que podían
tener, de lejos o de cerca, afinidades con el comunismo, presentado como
el mal absoluto, o con el peronismo, considerado como un subproducto del
primero. En otras palabras, a lo largo de conferencias, de artículos en las
revistas militares y de ejercicios de entrenamiento, los asesores franceses,
y después sus alumnos argentinos, que por otra parte acabarán por superar
a sus “maestros”, no hicieron otra cosa que decirnos que de ahora en mas
el campo de batalla era el territorio argentino, y que, para destruir las
ideas subversivas que ponían en peligro los valores cristianos de nuestra
civilización occidental, había que destruir físicamente al enemigo. De
hecho, desde finales de la década de 1950 hasta la víspera del golpe de
estado de 1976, el ejército se preparó para librar una guerra fratricida y
para comportarse como un verdadero ejército de ocupación en su propio
país.(10 )

La doctrina francesa fue recepcionada y aprovechada por la política


militar nor teamericana, la que reser vó para las fuer zas armadas
latinoamericanas el rol de guardianas del orden interno y del status quo
existente a fin de preservar sus intereses.

Con esta formación doctrinaria y el rol de guardianes de la civilización


occidental y cristiana y del orden interno, las Fuerzas Armadas comenzaron,
a partir de la muerte de J.D.Peron, a delinear nuevamente la asunción
de la conducción estatal y a ensayar los primeros pasos del terrorismo de
estado.

9
Marie-Monique Robin, obra citada, pág. 147.
10
Reportaje al Gral. Martín Balza, publicado en la pág. 267,268 Citado por Marie-
Monique Robin, obra citada.

24
David Arnaldo Leiva

LA APLICACIÓN DE LA TECNICA DE LA GUERRA


PSICOLÓGICA PARA ANIQUILAR LA SUBVERSIÓN. DECRE TOS
SECRETOS (11 ).

“Que lindo, que lindo, que lindo que va a ser, Campora en el


gobierno y Perón en el poder”

La alegría popular de haber arrebatado la conducción del Estado a


la dictadura encabezada por el Gral. Alejandro Agustín Lanusse, tras el
retorno de Juan Domingo Perón y la libertad de los presos políticos, se fue
apagando con el transcurso de su gestión y abruptamente desde su muerte
ocurrida el 1 de Julio de 1974.-

Isabel Martínez de Perón con la creciente influencia del Ministro de


Bienestar Social José López Rega, consintió la práctica de la provocación
y el asesinato para dirimir los conflictos de la sucesión y el poder. Sumado
a su incapacidad para gobernar, dio paso a la pérdida de legitimidad y
consenso social, quedando enredada en el juego que proponían las fuerzas
de la reacción para mantener el statu quo, frenar el crecimiento de la
protesta social y a las organizaciones políticas militares de izquierda.

Para esa época se comienza a instrumentar las enseñanzas de la


guerra psicológica contra el enemigo interno.

Esta guerra psicológica era una técnica de la guerra antisubversiva


y consistía básicamente en:

1.-La tor tura desde el aparato estatal para obtener datos de


inteligencia;

2.-El control de los medios de comunicación para realizar operativos


de inteligencia conjuntamente con la propaganda;

3.-El exilio, el ostracismo, las expulsiones de sectores de la po -


blación;

4.-La desaparición forzada de personas, el asesinato del detenido y la


exposición pública del cuerpo mutilado de los ejecutados.

11
Decretos del PEN nº 261/75 y 2772/75 fueron públicamente conocidos, recién
ocho años después de dictarse. Los mismos fueron publicados por el diario “La
Prensa” de Buenos Aires el 24 de septiembre de 1983 (pág. 4).

25
Tropiezos en la Memoria

La doctrina francesa de la guerra contrarrevolucionaria estaba ya


presente desde los inicios de la Triple A. Uno de sus fundadores, ex oficial
del ejército, instructor en el Colegio Militar, Horacio Paino, en su libro
“Historia de la Triple A”, hace una cita de Jean de Larteguy ( 12 ) ( 13 ), la que
no es casual, sino que denota su influencia.

Paino narra que López Rega, mientras era ministro, le propuso


“Crear una organización que pueda combatir al terrorismo en su propio
terreno, con sus mismas armas: con su falta de ética y de moral. Lo que
por sus reglamentos y leyes no pueden hacer las Fuerzas Armadas ni la
Policía.(14 )”

Desde el Ministerio de Bienestar Social de la Nación y valiéndose


de cuadros orgánicos de la Policía Federal y Provincial, se organizaron
grupos parapoliciales y paramilitares y se los orientó para amenazar,
atentar y empujar hacia el exilio a intelectuales, profesionales, artistas
que influenciaban en el movimiento popular progresista y comenzó el
secuestro, la tortura, el asesinato y la exposición de los cadáveres mutilados
de cuadros políticos, gremiales y militantes en búsqueda de la reacción de
las organizaciones político militares que justificara el endurecimiento de
la represión legal e ilegal.

 12
Pág. 11 “Dedicatoria” Libro “Historia de la Triple A”.
 13
“¿Les hablaron de los métodos de interrogatorios que habían sido usados en
Argelia?-¡Por supuesto! A causa de ello, por otra parte, nos recomendaban los
libros de Jean Larteguy, que todavía tengo en mi biblioteca.” Respuesta del Gral
Diaz Bessone, al reportaje publicado en pág. 439 de la Obra Citada de Marie-
Monique Robin.
14
Pág. 42, Horacio Paino, “La Historia de la Triple A”.

26
David Arnaldo Leiva

“El poder de los jefes de Grupo era, en verdad, ilimitado. Eran señores
de vida o muerte que podían ejecutar prácticamente a quién quisieran. Es
verdad que las ejecuciones las ordenaba López Rega y que previamente se
procesaba la información recibida de los infidentes, antes de decidir cada
operativo (...) Una vez detenida, la víctima dejaba de ser una persona.
Era un objeto a disposición de sus captores. Algunas víctimas fueron
aprehendidas e inmediatamente ejecutadas. Otras eran torturadas para
extraerles toda la información que poseían y luego López Rega ordenaba
la ejecución (...) El objetivo fundamental era aniquilar terroristas...”(15)

“De hecho, a menos de un año del golpe de estado que llevará al


poder al general Videla, los sucesos parecen sugerir que “la guerra sucia
de López Rega constituye una prueba piloto para lo que preparaban los
sectores más reaccionarios de las Fuerzas Armadas –comenta el historiador
argentino Ignacio González Janzen- (...) Numerosos miembros de grupos
terroristas organizados por José López Rega colaborarán poco después con
la dictadura militar en tareas similares. El apoyo tácito de las Fuerzas
Armadas a las actuaciones criminales de la Triple A está confirmado por
un documento desclasificado del Departamento de Estado Norteamericano
que señala que “el gobierno argentino organizó una comisión de seguridad
clandestina en el seno del Ministerio de Defensa. La Alianza Anticomunista
Argentina lleva adelante sus operaciones siguiendo las recomendaciones
de esta comisión.”(16 )

De las acciones instrumentadas por la Alianza Anticomunista


Argentina (“AAA”) y el “Comando Libertadores de América” ( 17 ), con la
venia estatal, se pasó a la institucionalización de la represión ilegal por
medio de los decretos presidenciales que disponían ejecutar las operaciones
militares necesarias para aniquilar el accionar subversivo, primero en la
Provincia de Tucumán (18 ) y luego en todo el país (19 ).

15
Pág. 62, Horacio Paino, “La Historia de la Triple A”.
16
Marie-Monique Robin, obra citada, pág. 403.
17
Grupos parapolicíales o paramilitares sostenidos por el Ministro de Bienestar
Social José López Rega.
18
Decreto 261 de 5 de febrero de 1975.
19
Decreto 2772 de 6 de octubre de 1975.

27
Tropiezos en la Memoria

La orden de “aniquilamiento” de los decretos presidenciales, en


un estado respetuoso del derecho a la vida, debieron entenderse como
destinados a quebrar la voluntad de combate de la guerrilla, a inmovilizarla,
pero nunca a la eliminación física de sus integrantes. La Cámara Nacional
de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal ha
dicho “sostener que ese concepto, insertado en esos decretos, implicaba la
eliminación física de los delincuentes subversivos, fuera de combate y aún
después de haber sido desarmados y apresados; resulta inaceptable.(20)”

Sin embargo el discurso y la acción desde la conducción estatal


marcaban el derrotero sobre la represión ilegal al opositor político, y la
firma de los decretos de aniquilamiento fue a sabiendas del uso que el
ejército y las fuerzas de seguridad, bajo control operativo, harían de ellos
mas allá del rol fingido y declamado que los Ministros del Poder Ejecutivo
Nacional ( 21), firmantes de los mismos, expusieran en la causa 13, varios
años después, en relación a que estaban destinados a destruir la moral de
combate de la subversión y no a la eliminación física del oponente apresado
y desarmado.

El Poder Ejecutivo Nacional, a través de sus Ministros y de los servicios


de inteligencia, era conciente de la doctrina, métodos y fines de la Guerra
Antisubversiva que inspiraba y persuadía a los oficiales de las Fuerzas
Armadas, formados y preparados por más de una década en las escuelas
de guerra del país y del exterior.

Las acciones consentidas a las Tres A, las firmas de decretos secretos


ordenando aniquilar la “subversión”, la práctica criminal del Ejército en el
operativo independencia y que narraremos mas adelante, transforman al
gobierno de la Isabel Martínez Vda. de Perón en responsable del genocidio
que comenzó a ejecutarse en el año 1975, por lo que debió juzgarse a su
titular por iguales crímenes que a las juntas militares.

20
Causa 13-“La Sentencia dictada el 9-12-85 por la Cám.Nac. de Apel. En lo Crimi-
nal y Correccional de la Capital Federal”-Tomo I-Pág. 75,Imprenta del Congreso
de la Nación.-
21
Dres. Italo Argentino Luder, Antonio Cafiero, Alberto Luis Rocamora, Alfredo
Gomez Morales, Carlos Ruckauf y Antonio Benitez-Declaración Testimonial en la
Causa 13.-

28
David Arnaldo Leiva

A partir de estos decretos, el ejército con el aval de la derecha peronista


y no peronista, comenzó a articular acciones que le permitieron el control
efectivo de las fuerzas de seguridad provinciales colocando a sus oficiales al
frente de las Policías Provinciales, en un diseño de poder que e permitiera
escalar hasta el golpe producido el 24 de Marzo de 1976.

A la situación planteada se le sumó la declaración del Estado de Sitio


con la suspensión de las garantías constitucionales declarada en fecha 6
de noviembre de 1974 (22 ) y prorrogada su vigencia el 1 de octubre de 1975
(23).

Las consideraciones expresadas para decretar el estado de sitio eran


que:

“Las medidas adoptadas hasta el momento por el Gobierno Nacional


para que los elementos de la subversión depongan su actitud y se integren
a la reconstrucción nacional; y que las reiteradas expresiones de repudio y
recomendaciones que en igual sentido hicieron las instituciones y sectores
del país –políticos, religiosos, económicos y sociales- lejos de hallar eco, se
agravan con las amenazas dirigidas, también ahora, contra niños en edad
escolar por lo que el Estado Nacional tiene como deber esencial, preservar
la vida, la tranquilidad y el bienestar de todos los hogares”.

Lo paradójico del decreto nº 1368 que ordenaba el Estado de Sitio


para resguardar la vida amenazada “por la subversión”, que a este lo
firmaba, amén de Maria Estela Martínez de Perón, José López Rega, jefe
de la Triple A, organización terrorista que asesinó a decenas de militantes
y amenazó a cientos de intelectuales, artistas y opositores políticos, que
luego debieron exiliarse.

Las disposiciones mencionadas y las conductas asumidas por la


conducción militar acunaron el salto cuantitativo y cualitativo de la
represión política ilegal al permitir a las Fuerzas Armadas masificar la
técnica de la desaparición forzada de personas y la tortura para combatir
al “enemigo interno”. De esta manera se instalaron centros clandestinos de
detención que sustituyeron a las cárceles y en donde los detenidos fueron
degradados como seres humanos y eliminados cuando no se les podía
extraer información. Las fuerzas de seguridad negaban las detenciones.

22
Decreto 1368.
23
Decreto 2717.

29
Tropiezos en la Memoria

A modo de ilustración para el lector, se transcribe textual un artículo


del secretario general del Partido Revolucionario de los Trabajadores
Mario Roberto Santucho publicado en la revista “El Combatiente”, órgano
de prensa de dicho partido y a continuación el decreto secreto nº 261 del
Poder Ejecutivo Nacional.

El juicio de Santucho sobre el endurecimiento de la represión por


parte del gobierno y su propósito de llegar a actitudes criminales reflejado
en el artículo que transcribimos a continuación anticipan la orden de
aniquilamiento secreta de la que el pueblo del Jardin de la Republica
sería su victima.
“¡Viva el proletariado azucarero!

Editorial EL COMBATIENTE N° 136 -25/8/74-

Secretario General Mario Roberto Santucho.


La combativa huelga de la FOTIA es un hecho de primera importancia
para la lucha de clases argentina. El proletariado azucarero, columna
vertebral del pueblo tucumano, está nuevamente en pie, movilizado, en
las primeras líneas del combate anticapitalista y antiimperialista. Es la
concreción de un proceso de reorganización que se inició el año pasado y
que se desarrolla con notable vitalidad, partiendo de las ricas tradiciones
de lucha de los azucareros.

Entre 1960 y 1966 se desenvolvió un proceso de auge similar al que


ahora se inicia. En esos años los trabajadores del azúcar movilizaron toda
la provincia y pusieron en jaque a sucesivos gobiernos burgueses. Pero
finalmente esa gesta fue derrotada, militarmente por la burguesía cuyo
golpe militar, que encabezó Onganía, tuvo entre sus motivaciones políticas
inmediatas la situación en Tucumán. Es que el proceso revolucionario
argentino carecía aún de desarrollo y los obreros azucareros no contaban
con las fuerzas revolucionarias políticas y militares capaces de enfrentar
victoriosamente la agresión militar-policial con que se los atacó. Sin
embargo, esa gran movilización de 1960 a 1966 forjó a una vanguardia
obrera que jugó un rol decisivo en la formación del PRT y el ERP, dando
inicio a la construcción de las fuerzas revolucionarias hoy existentes en
la Argentina y que esta vez garantizarán que el presente auge se inscriba
en el victorioso proceso de guerra revolucionaria llevado adelante por los
argentinos.

30
David Arnaldo Leiva

UN GOBIERNO DESESPERADO Y PELIGROSO


El gobierno contrarrevolucionario de Isabel acentúa su carácter
represivo al tiempo que se gana rápidamente el odio de las masas, pierde
base de sustentación y se precipita hacia la crisis. En su desesperación Isabel-
López Rega recurren a la participación masiva de la CIA norteamericana
y dan vía libre a las actividades de la organización criminal de la Triple A.
Ello aumenta la peligrosidad de los ataques del gobierno al pueblo y hace
necesario la adopción de estrictas medidas de seguridad por los militantes
y dirigentes populares. Esta es una guerra prolongada y es necesario actuar
con inteligencia, preservando lo máximo posible los recursos revolucionarios
de nuestro pueblo. Las medidas de seguridad que es necesario tomar
lesionarán momentáneamente la efectividad de las actividades legales, pero
nuevas camadas de cuadros que la cantera inagotable de nuestro pueblo
proporcionará, cubrirán pronto esos frentes.

A medida que se agudiza el enfrentamiento que la temperatura


de la lucha de clases se eleva, será necesario desarrollar todas las
actividades revolucionarias desde la clandestinidad, incluida la dirección
de la movilización política y reivindicativa, pacífica y violenta de las más
amplias masas. Argentina es un eslabón fundamental en la cadena del
sistema capitalista imperialista yanqui, y los explotadores no aceptarán
pasivamente nuestros avances revolucionarios, por el contrario, bajo la
dirección práctica del imperialismo yanqui, a través de la CIA, redoblarán
su ferocidad y estarán decididos a llegar a los más abyectos crímenes tal
como lo hicieron en Vietnam. Pero también así chocarán contra el muro
de acero de la resistencia popular, la mayoría de sus golpes se eludirán y
recibirán un justo castigo por todos y cada uno de sus crímenes.

ESTADO DE ÁNIMO DE LAS MASAS


El despertar revolucionario de la clase obrera y el pueblo argentino
es un proceso que tomó un ritmo vertiginoso.

Aprendiendo de sus experiencias, la vanguardia de nuestro pueblo


comienza a volcarse con profundo interés y entusiasmo hacia la salida
revolucionaria. Al mismo tiempo amplias masas de trabajadores se
movilizan por sus reivindicaciones en claro enfrentamiento al Pacto Social,
a la política económico-social del gobierno peronista.

El repudio obrero y popular al gobierno antipopular y antinacional es


cada vez mayor. La concentración del viernes 20 lo muestra claramente.
Movilizado todo el aparato de la burocracia sindical y del gobierno,
organizaron un paro oficial a partir de las 10, para sacar a la gente de las
fábricas y llevarlas directamente a Plaza de Mayo. El fracaso es estrepitoso.

31
Tropiezos en la Memoria

De fábricas de que la casi totalidad de los diarios burgueses no publicaron


cifras. Sólo lo hizo Crónica que dio 50.000 personas en la concentración. Es
notoria la declinación de la influencia de masas del peronismo en menos
de 5 meses: el 1 º de mayo, concentró 100.000 personas, y el 12 de junio a
70.000. Por todo ello la política de concentración del Partido que impulsó
nuestro Comité Central recientemente, ha tenido favorable acogida y
comenzó a traducirse rápidamente en éxitos.

PERSPECTIVAS Y TAREAS
La vigorosa lucha de mecánicos y azucareros, el primer paso de la
Coordinadora Nacional Sindical, la actividad guerrillera urbana y rural son
importantes avances de los últimos días en el desarrollo de la lucha popular,
en la apertura de una situación revolucionaria en nuestra patria.

El enfrentamiento con el gobierno puede decirse que ya es total e


irreconciliable. Ellos usan todos los recursos represivos, mientras los
trabajadores y el pueblo se arman y organizan con creciente decisión.

En este marco, ante la agudización de la lucha, es necesario intensificar


aún más las distintas tareas revolucionarias, es necesario impulsar
armónicamente las distintas actividades que conforman una política
proletaria de guerra revolucionaria, actividades que día a día se hacen
más complejas e interrelacionadas. De ahí que sea también cada vez más
necesaria, cada vez más imprescindible, la dirección del Partido sobre el
conjunto de la lucha popular; de ahí que sea cada vez más imprescindible
la superación de nuestros varios miles de trabajadores consiguen
arrastrar 50 o 60, y de algunas partes no va nadie. Así logran reunir
sumando los obreros, las delegaciones del interior, los empleados públicos
del centro de Buenos Aires y una nube de miles de policías, alrededor de
35.000 manifestantes. Naturalmente déficit, el aporte decidido de los
mejores elementos de vanguardia, para que el PRT conquiste y asuma
con determinación y eficacia la conducción de la lucha revolucionaria del
pueblo argentino.

La construcción de un nuevo frente, de mayor amplitud que unifique


a toda la oposición antimperialista y democrática, es un esfuerzo que
rendirá frutos dentro de unos meses, pero que debe comenzar a prepararse
desde ya, mientras se continúa con energía el desarrollo de la política legal
de base, dando primacía -como lo señaló nuestro Comité Central- a la
construcción del Partido en los barrios y villas activamente antimperialistas
para extenderse hacia otros sectores explotados a partir del desarrollo en
cuadros y recursos en esos barrios y villas de avanzada.

32
David Arnaldo Leiva

Las fuerzas guerrilleras, a su vez, pueden y deben tomar un renovado


impulso, pasando a constituir unidades bien estructuradas, capaces de
afrontar exitosamente las formidables exigencias que presentará la lucha
de clases en los próximos meses de crecientes enfrentamientos.

Exigirnos cada vez más en el trabajo revolucionario del Partido y luchar


por la incorporación de la vanguardia proletaria y popular, conscientes
de que vivimos “Tiempos de guerra” en los que las responsabilidades y
exigencias son insoslayables, es la determinación de nuestro Buró Político
que nos esforzaremos en cumplir acabadamente hoy, más que nunca.

El retorno activo al campo de batalla del proletariado azucarero que


se respaldará mutuamente con la guerrilla rural y urbana y el trabajo
clandestino del Partido, es un nuevo y formidable aliciente que llena de
vigor y entusiasmo a nuestras filas y que celebramos de todo corazón.
Mario Roberto Santucho“

33
Tropiezos en la Memoria

Decreto N° 261/75 - 5 de Febrero de 1975.

Decretos de aniquilamiento
VISTO 

Las actividades que elementos subversivos desarrollan en la provincia de


TUCUMAN y la necesidad de adoptar medidas adecuadas para su erradicación: 
L A P R E S I D E N TA D E L A N A C I O N A R G E N T I N A e n A c u e r d o
General de Ministros, 

DECRETA: 

ARTICULO 1º.- El Comando General del Ejército procederá a ejecutar


las operaciones militares que sean necesarias a efectos de neutralizar y/o
aniquilar el accionar de elementos subversivos que actúan en la provincia
de TUCUMAN. 

ARTICULO 2º.- El Ministerio del Interior pondrá a disposición y


bajo control operacional del Comando General del Ejército los efectivos y
medios de la Policía Federal que le sean requeridos a través del Ministerio
de Defensa, para su empleo en las operaciones a que se hace referencia
en el Articulo 1º. 

ARTICULO 3º.- El Ministerio del Interior requerirá al Poder Ejecutivo


de la provincia de TUCUMAN que proporcione y coloque bajo control
operacional el personal y los medios policiales que le sean solicitados por
el Ministerio de Defensa (Comando General del Ejército), para su empleo
en las operaciones precitadas. 

ARTICULO 4º.- El Ministerio de Defensa adoptará las medidas


pertinentes a efecto de que los Comandos Generales de la Armada y la
Fuerza Aérea presten a requerimiento del Comando General del Ejército
el apoyo necesario de empleo de medios para las operaciones. 

ARTICULO 5º.- El Ministerio de Bienestar Social desarrollará, en


coordinación con el Ministerio de Defensa (Comando General del Ejército),
las operaciones de acción cívica que sean necesarias sobre la población
afectadas por las operaciones militares. 

ARTICULO 6º.- La Secretaria de Prensa y Difusión de la Presidencia


de la Nación desarrollará a indicación del Ministerio de Defensa (Comando
General del Ejército), las operaciones de acción sicológica concurrentes

34
David Arnaldo Leiva

que le sean requeridas. 

ARTICULO 7º.- El gasto que demande el cumplimiento de la misión


encomendada por el presente decreto hasta la suma de CUARENTA
MILLONES será incorporado a la jurisdicción 46, Comando General del
Ejército, correspondiente al Presupuesto del año 1975. 

ARTICULO 8º.- Las disposiciones del presente decreto rigen a partir


de la fecha. 

ARTICULO 9º.- Comuníquese, dése a la Dirección Nacional del


Registro Oficial y Archívese.

35
Tropiezos en la Memoria

Adan Rodolfo Leiva


Adan Rodolfo Leiva (3-11-54 al 6-10-75). Militaba en el P.R.T. Fue secuestrado
en S.M. de Tucuman, torturado y asesinado.

36
David Arnaldo Leiva

Adan Rodolfo Leiva -padre- escribió el siguiente acróstico en su


memoria:

“RUDY

ESTE ES MI HIJO AMADO

DE QUIEN ESTOY MUY CONTENTO

C _ruenta batalla librasteis, en desigual enfrentamiento, recuerdo


racial de la edad del oscurantismo.

A_leluya! camada de gente joven, próceres del mañana, mártires de hoy,


la historia escribisteis, llamada guerra sucia por cobardes ignorantes.

P_ara la guerra contra el sórdido nacisteis,a luchar por JUSTICIA,


PATRIA y TRABAJO. ¡Las tumbas se destapan!

I_ndómito hijo, mi hijo bien amado,Capitán te designaron los patriotas


de tu estirpe.

T_ítulos por decretos reciben Generales deponentes.Fariseos


mendicantes de sangre, dolor y torturas degradantes.

A_talaya de la patria y de humildes oprimidos, REENCARNADOS


guías del mundo del devenir humano.

N_o mistificasteis nada. En los ideales de San Martín y Bolívar tu


autenticidad se refleja como el que precede la aurora de Sud América
Unida.

37
Tropiezos en la Memoria

¡Hijo del Hombre!

R_oja es tu sangre, como sangra el hombre,así sangra Dios su corazón


de perdón, y azorado observa su religión deprimida.del cambio que el
país avizora y estructuras de pensamientos que no causen aflicción ni
ambiciones desmedidas.

U_sía señor juez ¡paredón! clama el hombre, la justicia es para Usted,


deje a Dios su trabajo y no mida con sus ojos lo que no entiende ni ve.

D_urante mucho tiempo a la Democracia jugasteis, es hora del cambio


que el país avizora y estructuras de pensamientos que no causen aflicción
ni ambiciones desmedidas.

Y_ mientras existan estas grandes diferencias a corregirlas VOLVEREIS


aunque los fariseos vociferen CRUCIFICADLES otra vez.

Por todos los ausentes ¡ Presente mi Capitán !


Tu viejo
29-3-84”

38
David Arnaldo Leiva

José Antonio Cortez

Nació en el Ingenio San Martin del Tabacal, Dpto. de Orán. Estudiaba


Ingeniería Química en Bahía Blanca. Militaba en la J.P. Fue asesinado el
5 de Febrero de 1977.

La carta que se transcribe a continuación, dirigida por Jose


Cortéz a su hermano, refleja su identificación con el movimiento obrero y
la compenetración -de esta generación- con valores de la solidaridad.

39
Tropiezos en la Memoria

“Bahía Blanca, 2 de Mayo de 1975.

Querido Hermano:

...Cuando agarro la lapicera y me pongo a escribirte estoy deseando de


que vos y tu familia se encuentren bien, así como los viejos y hermanos,
de salud…

Te diré que empezaron las clases el 21-4- y estoy estudiando fuerte y


estoy haciendo tres materias. Todavía no abrieron el comedor, así que es
un problema grande el “morfi” hay que cocinarse y sale muy caro, aparte
el tiempo que pierde uno.

Como ya empezaron las clases no creo que vaya para allá, así que ya
está descartado eso, por lo menos hasta julio.

Efectivamente como vos decís hay dos grupos, por un lado esta el rector,
la policía y por el otro grupo están todos los estudiantes, trabajadores y
profesores. Juan perdóname pero permíteme que te haga una pregunta,
¿suponte que Patrón Costa mata a varios compañeros de trabajo tuyo por
medio de la policía o grupos parapoliciales ¿vos que haces? No estas con
ninguno de los dos grupos, cuando hacen una huelga los trabajadores ¿vos
vas a laburar?

Bueno te dejo para que lo pienses, porque lo que me escribiste vos


lo pensé mucho para contestarte. Ojo en esto no quiere decir que yo
este metido al mango, pero si me solidarizo con los estudiantes, esto
se remite solamente a que cuando hay una huelga por ejemplo, no voy
a la universidad o cualquier cosa de esas, pero Juan no me puedo lavar
las manos y decir que no estoy con ninguno de los dos grupos, así como tu
dices, porque sino estaría viviendo en la luna.

Además vos sabes como pienso, que es lo que quiero y porque estoy
aquí en Bahía.
Claro que si yo quiero ser un hombre de bien y de éxito pero para mi
clase que es la clase obrera y no para los patrones y explotadores. Si cuando
llegue a recibirme y no sirvo a mi clase no dudaría un momento en tirar
el título por la ventana, bueno no te hablo mas de esto, vos me queres ver
cuando yo este recibido y entonces vamos a conversar largo y tendido sobre
política…

Me despido de vos con sinceros cariños y a tu familia.


Chau. José”.

40
David Arnaldo Leiva

EL OPERATIVO INDEPENDENCIA
El pueblo tucumano tenia una larga tradición de luchas obreras
producto de la crisis de la industria azucarera y un estudiantado que había
fusionado su experiencia reivindicativa con la lucha política.

El PRT había logrado insertar sus cuadros en las movilizaciones del


tucumanazo y coptar parte del activismo obrero-estudiantil.

En mayo de 1974, crea un frente rural del ERP y ocupa la ciudad de


Acheral, Tucumán. La respuesta fue una presencia masiva de tropas de
la policía Federal al mando del comisario Villar.

Con esta acción se hace pública la decisión del PRT de llevar a la


práctica la concepción de dos regiones estratégicas para sus planes políticos:
el norte rural, al que consideraban “proletario y campesino”, y el sur urbano,
“proletario y popular”.

El PRT-ERP, con la finalidad de concretar esa idea del norte rural,


creo una Compañía guerrillera de Monte a la que denominó “Ramón
Rosas Jiménez” y estaba integrada con no más de 60 combatientes. Estos
grupos guerrilleros se asentaron sobre dos departamentos (FAMAILLA
y MONTEROS) de la provincia de TUCUMAN, de la que su actividad
principal era la industria azucarera.

La guerrilla rural estable, permanente, que quiso crear el PRT-ERP y


tuviera capacidad de desarrollo y a la que se plegaran las masas campesinas
y obreras de Tucumán era sólo una utopía de los militantes de dicho partido
político y sólo un fantasma que fue usado a través de una propaganda
masiva sistemática –tanto a nivel nacional como provincial- para que el
ejército comenzara a desplegarse nuevamente y pusiera en práctica las
técnicas de la guerra contrarrevolucionaria y de la guerra psicológica,
aprendida de los militares franceses, primero en Tucumán y luego en todo
el país.

El 9 de febrero de 1975 se lanzó el tristemente celebre Operativo


Independencia, con una fuerza de tareas nucleada en torno a la Vta.
Brigada de Infantería de Monte: con los Regimientos 19 de Infantería
( TUCUMÁN), 28 de Infantería de Monte ( TARTAGAL- SALTA), 20 de
Infantería de Montaña (JUJUY ), el Grupo de Artillería de Montaña 5,
Compañías Comando de Ingenieros, de Comunicaciones, de Sanidad,
pertenecientes a la Vta. Brigada, 3 Escuadrones de Gendarmería, 3
Compañías de Policía Federal, fuerzas policiales provinciales.

41
Tropiezos en la Memoria

El accionar del ejército empleando como arma principal de su brutal


represión: el secuestro, la tortura, el asesinato y la desaparición de los
cuerpos de los asesinados y el encarcelamiento sin fin de cientos de obreros,
campesinos, estudiantes, profesionales generó terror en la población y
una traumatización extrema en sus victimas y en el entorno afectivo de
las mismas.

A partir del Operativo Independencia las políticas del terror a que fue
sometida la población tucumana –para luego extenderse a todo el país-
fueron funcionales a la matriz ideológica a la que servían para combatir
a ese enemigo interno y mantener el status quo interno supuestamente
amenazado por la subversión. La violencia, la destrucción y la muerte
se incorporaron a la vida cotidiana de la sociedad produciendo un daño
incalculable cuyas consecuencias y efectos seguramente perduran hasta
nuestros días. Del asombro se pasó a la rabia silenciada y a la impotencia
y por último a la indiferencia como “defensa social” ante una realidad que
no podían modificar.

Este “Operativo Independencia” con epicentro en la provincia


de Tucumán en el año 1975, estructuró una política institucional de
desaparición de personas desarrollando un sistema cuyos pasos iniciales
desembocarían en lo que después se conocería en Argentina como el
Terrorismo de Estado.

El gobierno justicialista, los radicales como principal fuerza política


opositora y amplios sectores sociales mantuvieron un silencio cómplice que
permitió que se acentuara la dirección que cobraba la represión hacia la
disidencia política-ideológica-gremial-estudiantil-social.

Ligado indisolublemente a la desaparición forzada de personas y


a la tortura como técnica de represión política, aparecieron los Centros
Clandestinos de Represión.

Justificando estas acciones, el Gral. Adel Edgardo Vilas, Jefe del


Operativo Independencia, dijo “...De todo lo actuado pude concluir que no
tenía sentido combatir a la subversión con un Código de Procedimiento en
lo Criminal...decidí prescindir de la Justicia, no sin declarar la guerra a
muerte a los abogados y jueces cómplices de la subversión...Fué entonces
cuando di órdenes expresas de clasificar a los prisioneros del ERP según su
importancia y peligrosidad, de forma tal que llegaran al Juez los inofensivos,
aquellos que carecían de identidad dentro de los cuadros del enemigo...... Si
 por respeto a las normas clásicas nos hubiésemos abstenidos de emplear
métodos no convencionales, la tarea de inteligencia... se habría tornado
imposible de llevar adelante. Si la lucha en la que estábamos empeñados

42
David Arnaldo Leiva

dependía de la inteligencia, el Lugar de Reunión de Detenidos (LRD) sería


clave para el desenvolvimiento del operativo... decidí separar en tres grupos
a los guerrilleros de modo tal que los más peligrosos e importantes nunca
llegaran al penal.” (24 )

En consecuencia, en la Provincia de Tucumán se inauguró la


“institución” Centro Clandestino de Detención (CCD) o al decir del Gral.
Vilas Lugar de Reunión de Detenidos (LRD), como una de las herramientas
fundamentales del sistema de represión de la guerra psicológica montado
en la Argentina, para someter a la población. La “Escuelita” de Famaillá fue
el primero de esos lugares de tormento y exterminio, cuyo funcionamiento
pudo constatar la CONADEP…. “La precariedad de sus instalaciones
demuestra –por contraste con la dimensión que luego llegaron a tener estos
centros de detención- que en 1975 había comenzado a desarrollarse en forma
embrionaria la modalidad clandestina de la metodología represiva”(25 ).

Jorge Rafael VIDELA, Jefe del Ejercito, en el curso de una reunión


de Ejércitos Americanos mantenida en Montevideo, expresó “Si es preciso,
en la Argentina deberán morir todas las personas que sea necesario para
asegurar la Seguridad del país ( 26 )”. Esta era ya la interpretación sin
eufemismo de cual sería, en términos militares, las acciones emprendidas
y a emprenderse para “aniquilar el accionar subversivo” de los decretos
presidenciales. De este discurso se desprende que el rol principal de las
Fuerzas Armadas sería el del mantenimiento de la seguridad interna y
que la doctrina que informaba este rol, era la ya señalada: Doctrina de la
Seguridad Nacional.

Desde el año 1975 decidida, progresiva y sistemáticamente hasta el


año 1982 las modalidades represivas del poder instrumentadas por las
Fuerzas Armadas y de seguridad subordinadas a las mismas, concentraron
su accionar en los sistemas de Detención Forzada de Personas seguida de
la Desaparición de las mismas en los Centros Clandestinos de Detención
y Exterminio, desplazando a la Cárcel, en cuanto institución, a un papel
secundario en la modalidad simbólica de la represión y del control del
detenido.

24
Párrafos de un Libro no Publicado de Acdel Vilas, trascripto en el libro de Alipio
Paoletti, Pág. 16,17,18, “COMO LOS NAZIS, COMO EN VIETNAM-Los Campos de
Concentración en la Argentina”.
25
Nunca MAS. Informe de la Comisión Nacional Sobre La Desaparición de Personas.
Pág. 213/214.

43
Tropiezos en la Memoria

La técnica de la tortura sistemática para obtener información de


inteligencia, los asesinatos de detenidos so pretexto de enfrentamientos
en acción militar, la desaparición del secuestrado y los C.C.D fueron una
verdad evidente, manifiesta, pública, escrita desde el horror estampado
en el rostro de las víctimas y en los gritos desesperanzados de auxilio
que se fueron inscribiendo en la memoria colectiva del vecindario en que
ocurría cada tragedia para trasladarse a los Barrios, Ciudades y Provincias
del país, cuestión esta que muchos ignoraron y otros impúdicamente
pretendieron desconocer.

De esta manera la sociedad fue traumatizada y afectadas sus relaciones


internas con las prácticas de la solidaridad y las reivindicaciones colectivas
para mejorar la calidad de vida de sus integrantes. La omnipresencia del
miedo y de la inseguridad total inmovilizó y destruyó la ética básica de la
convivencia.

La población fue capturada por la doctrina que la dividía entre amigos


y enemigos internos. Esta conquista facilitó el genocidio.

En el periodo apuntado existieron en el país más de 340 CCD y por ellos


pasaron cerca de 30.000 personas que fueron en su mayoría asesinados.

“Los Centros Clandestinos de Detención (C.C.D) constituyen el símbolo


por antonomasia del terrorismo de estado. Son, en efecto, los lugares donde
se materializa “el chupadero” de las víctimas. Allí es donde se ingresa en
la espantosa condición de desaparecido. Cualquiera sea el destino final de
las víctimas, nadie escapará al horror de la tortura, ni estará eximido de
la posibilidad de ser violado. Todas, en fin, llegarán a tener la certeza de
su próximo exterminio. Y acaso todas, anhelarán apurar este final.”(27 )

La provincia de Salta no escapó a esta lógica de la represión ni a las


instituciones creadas por el Terrorismo de Estado.-

26
Diario “Clarín” del 25.10.1975.
27
Federico y Jorge Mittelbach “Sobre Áreas y Tumbas-Informe sobre desaparece-
dores”-Editorial Sudamericana-Pág. 35.-

44
David Arnaldo Leiva

UNA PROVINCIA SIN INSTRUMENTOS DE TORTURA.

El 11 de Marzo de 1973 y con el 65% del caudal electoral provincial,


por el FRENTE JUSTICIALISTA DE LIBERACION, el binomio M iguel
Ragone - Olivio Ríos se impuso en la gobernación de Salta acompañando
la fórmula presidencial encabezada por Héctor Cámpora.-

Miguel Ragone fue apoyado por la tendencia (28 ) y Olivio Ríos por las
estructuras del Sindicalismo verticalista (29).

Al asumir el gobierno el 25 de Mayo de 1973, un viejo militante de


la resistencia peronista, Rubén Fortuny, fue designado Jefe de la Policía
Provincial, por Ragone.

“El Gobernador estaba resuelto al desmantelamiento del aparato


represivo, a cambiar la policía represiva por una policía dirigida a proteger
al pueblo. El Jefe de Policía inició sumario a los policías acusados de abusos
y torturas y dirigió personalmente el operativo de traslado de los represores
a lugares lejanos de la provincia. Posteriormente fueron enjuiciados y
encarcelados pero al cabo de corto tiempo, poderosos protectores lograron
liberarlos y a pesar de lo ocurrido volvieron a ocupar sus antiguos cargos.
Fortuny presentó su renuncia y a los pocos días fue asesinado en pleno
centro de la ciudad” (30).

28
La “Tendencia” era la denominación que se usaba para identificar a los sectores de
J.P., J.T.P., J.U.P, Movimientos Villeros orientados por la izquierda peronista y las for-
maciones políticos militares del Movimiento Peronista (Montoneros, F.A.P., F.A.R.).
 29
El sindicalismo verticalista estaba integrado por dirigentes sindicales nucleados
en las 62 Organizaciones Peronistas y que a la muerte de J.D.Perón respondían a
la conducción de la Sra. Maria Estela Martínez de Perón.
30
REVISTA 2, 4to Trabajo, Ed. Digital, Esc Historia, Fac. Humanidades, UNSA.
“Pensamiento Político de Miguel Ragone. Único gobernador constitucional
secuestrado y desaparecido”, Por Myriam Corbacho y Raquel Adet.

45
Tropiezos en la Memoria

Con el aval del Gobernador, Fortuny detuvo a una veintena de oficiales,


suboficiales y agentes encabezados por el Inspector General Joaquín Guil
y los comisarios Héctor Trovatto, Domingo Echenique, Luis Pastrana y
Arturo Toranzo por su evidente responsabilidad en numerosos casos de
torturas producidos durante los gobiernos militares”( 31). Ragone separó a
esta cúpula de la fuerza Policial, exonerándola.

“Otra medida fue demoler las celdas de castigo de la Central de Policía


donde se mantenían en condiciones infrahumanas a decenas de detenidos.
Fue exhibido al público este lugar donde se hacinaban 190 detenidos en
18 celdas con espacio calculado para treinta personas.

Al respecto, Fortuny declaró a la prensa:

“Aquí había dinero para armas y no para darle un trato más


humanitario a los detenidos o adquirir una lente para la observación de
huellas dactilares.”

“Los camiones hidratantes fueron retirados del servicio y los carros


de asalto, pintados de flores, pasaron a ser utilizados como vehículos de
transporte para el personal policial o para trasladar a los niños de los
barrios a las escuelas. Los uniformes azules de la guardia de infantería,
que distinguían al personal encargado de reprimir, fueron igualmente
eliminados y reemplazados por el uniforme habitual del resto de la policía”
(32).

En junio de 1973 se enfrentaban Juventud Antoniana de Salta


y Gimnasia y Esgrima de Jujuy, encuentros de fútbol precedidos de
escándalos entre simpatizantes de ambas provincias. Fortuny dispuso que
las fuerzas a sus órdenes concurrieran a la cancha sin pistolas lanzagases,
sin bastones, sin el camión Neptuno. Estas fueron sus palabras: “....Ha
llegado la oportunidad que el pueblo que asiste a un espectáculo deportivo
demuestre que sabe comportarse sin la amenazante presencia de ninguna
fuerza represiva que necesite enseñárselo. Que cada uno asuma su
responsabilidad. El triunfo electoral del 11 de Marzo ha determinado que
el 25 de mayo es el pueblo el que tiene el poder. Sepamos en todos nuestros
actos hacer uso correcto de él”(33 ).-

31
Diario “Noticias” Jueves 7 de Marzo de 1974,pág. 10.-
32
Artículo citado REVISTA 2, 4to Trabajo, Ed. Digital, Esc Historia, Fac. Humanidades,
UNSA.
33
Copete “OCURRIÓ EN SALTA.Fútbol con Policía Desarmada y un pueblo que da
el ejemplo”-Pág. 29, Diario Clarín.-

46
David Arnaldo Leiva

El 27 de noviembre de 1973 Rubén Fortuny fue asesinado en la vía


pública.

El interregno Ragone – Fortuny en las políticas de prevención y segu-


ridad de la Provincia fueron un ideal que pronto frustraron y se encargaron
de arrancar las intervenciones y gobiernos que se sucedieron, aún en la
Salta pos dictatorial, para mantener una estructura casi feudal y antir-
republicana, las dirigencias políticas y militares que se alternaron en el
mando gubernamental.

E L M A N D O P R O V I N C I A L PA S A A L LO P E Z R E G I S M O. L A
INTERVENCION DE SALTA.

En Marzo de 1974 Personal de la Policía de Salta amenazaba


amotinarse si sus salarios no eran aumentados, logrando con la presión
que el Jefe de Policía Coronel Sánchez reemplazara al Inspector General
José María Herrera del cargo de director de Seguridad, funcionario que
había tenido a su cargo el sumario contra los jefes, oficiales y agentes
acusados de torturas.-

En mayo de 1974, el Vicegobernador Olivio Ríos, quien había quedado a


cargo del Ejecutivo por una licencia de pocos días del gobernador, destituyó
al Ministro de Gobierno y al Jefe de Policía. Ragone regresó de Buenos
Aires y repuso en sus funciones al Ministro de Gobierno Oscar Mondana
y al Jefe de Policía Tte. Coronel ( R ) René Agustín Sanchez.-

El Vicegobernador Olivio Ríos con su actitud conspirativa y al no poder


obviar la desautorización sufrida, se dirigió “al pueblo y muy especialmente
al pueblo peronista a fin de exhortar a Miguel Ragone a que cumpla las
directivas que le imparte el Movimiento Nacional Justicialista y que aparte
la influencia que sobre el P.E. ejercen los denominados “montoneros” y
“clasistas”.(34 )

34
Diario Crónica, pág. 10,11 de fecha 9-5-74.-

47
Tropiezos en la Memoria

Numerosos Diputados y Senadores, integrantes de un bloque opositor


a Ragone en la legislatura provincial, accionaban junto al Sindicalismo
Verticalista y a la derecha peronista para crear las condiciones que
permitan la intervención de la Provincia de Salta y el comienzo de la
persecución ideológica. Los conceptos publicados en una solicitada en los
medios nacionales así lo expresan: “En lo político el gobierno provincial se
ha trazado un claro objetivo: destruir el Movimiento Nacional Peronista.
Para ello fomentó la violencia en todas sus manifestaciones, alentó la
toma de la CGT y locales gremiales, la ocupación del local del Partido
Justicialista, subvencionó y subvenciona a grupos de confesada actividad
subversiva, toleró la existencia de grupos armados...Frente a esa voluntad
antiperonista sustentada en una adhesión incondicional a un ideario
antiargentino y en un personalismo mediocre y subalterno....Cumplimos
con nuestro deber de denunciar tanto y tan graves males, para que el
gobierno nacional y el Consejo Superior Peronista, arbitren lo necesario
para restablecer el imperio del orden y la cordura en la Provincia...”(35 ).

Los golpistas del peronismo salteño, los que acelerada y afiebradamente


trabajaban a favor de la intervención nacional a la Provincia en épocas
en que el “Brujo” Lopez Rega decididamente comandaba las decisiones
del Poder Ejecutivo de la viuda de Perón, eran: el Bloque de legisladores
verticalista, las Brigadas de la Guardia de Hierro, la Juventud Sindical y
el denominado grupo Reconquista que nucleaba a sectores profesionales.
Estos se teñían de ortodoxia frente al gobierno de Ragone, sindicado como
de la tendencia.

La tendencia cuyo núcleo motor era la J.P., sabía que Roberto Romero
era el hombre detrás de las bambalinas. La J.P. sabía que el empresario de
los medios de comunicación periodísticos estaba detrás de la intervención y
que quería adueñarse del Poder Provincial. Una publicación de la tendencia
refleja esta opinión:

“Para los sectores populares el problema es mucho mas claro: no le


confieren tanto peso al bando que da la cara y descarga los golpes contra el
gobierno, como a quienes se mueven tras ellos. Tras la sed de los trepadores,
los compañeros de la JP ven una pieza mas importante que los débiles
sectores sindicales aglutinados en las 62 y la CGT y por supuesto más
35
Solicitada 9-5-74 La Nación. Firmada por Senadores Provinciales: Carlos Mugas
Saldivia, Juan Emilio Marocco, Héctor Hugo Heredia, Juan E. Jorge Royo, Julio O.
Maidana, Antonio Luis Santillan, Julia C Vakulski, Pablo Rios, Elba S. De Manssur.
Diputados Provinciales: Luis Alfonso E. Borelli, Selestino Acevedo, Pedro N. Bulacio,
Félix Burgos, Luis Cari,Pedro A. Cordero, Francisco Cuello, Juan Choque, Adrian
Fernández, Luis A. Girada, Feliciano González, Aldo T. Guerra, Gregorio Gullo, Lucio
Heredia, Florencio Mansilla,Juan Morales, Baltasar Noguera, Telesforo Peñalosa,
Hugo L. Poma, Eduardo Rizzo Patrón, Andrés Usqueda.-

48
David Arnaldo Leiva

importante que los “idiotas alquilados” de las Brigadas. Esta pieza que es
el motor real que mueve a todos los demás tiene nombre y apellido: Roberto
Romero. TODOS LOS TÍTERES CONDUCEN A ROMERO.En todos los
lugares aparece la mano de este personaje, de 47 años, que se jacta de haber
empezado vendiendo pan casa por casa y que hoy iguala o supera a las
fortunas más antiguas de la provincia. Romero es el cerebro de la ofensiva
derechista. Además de ser el dueño de grandes fincas, de dos de los diarios
mas importantes de Salta –El Tribuno y El Norte- del paquete mas grande
de acciones del Canal 2 local, del hotel alojamiento mas frecuentado, del
mejor hotel de Salta y de un número ilimitado de negocios entre los que
se destacan desde las casas de prostitución a los negocios de construcción
e inmobiliarios. Romero es el dueño de todos los títeres que juegan contra
Ragone. Uno de ellos es el mismo delegado normalizador en la provincia
del Consejo Superior, el joven Dr. Podetti, uno de los mejores cuadros de
la mesa de trasvasamiento….Se realiza una reunión de todos los sectores
antirragonistas con el fin de discutir la exigencia de una serie de puestos
públicos. Podetti espera el resultado de las deliberaciones en su alojamiento
del Hotel Victoria Plaza –del que también Romero es su dueño- y envía
en su lugar a Romero….Romero es un especialista en comprar gente. Te
extiende la chequera y te dice llená, poné la cifra que querés, vamos no
tengás vergüenza. Este es el hombre que tiene puesta su mirada en la
gobernación, nadie sabe si para sentarse en el sillón o para poner allí a
alguien a quien no le tiemble la mano para poner la cifra en su chequera.
Ragone es solo un obstáculo en su camino”.(36)

En octubre de 1974 tuvo lugar en Salta el Congreso Eucarístico


Nacional.

Ragone no fue a recibir al Aeropuerto a la presidente Isabel Perón,


quien viajó acompañada por su Ministro de Bienestar Social y Jefe de la
Triple A, José López Rega con motivo del Congreso.

En una crítica a las persecuciones ideológicas instrumentadas por el


Poder Ejecutivo Nacional y aprovechando la presencia de su representante
en Salta, el gobernador expresó lo siguiente:

“Porque el auténtico cristianismo, que precisamente, en cuanto


a revolución del espíritu, es revolución, transforma sin destruir, pues
los caminos de la liberación no pueden ser los de la violencia, y con su
transformación es elevación. Es revolucionario y no subversivo, pues la
verdadera revolución es la fidelidad al orden interior de la verdad y la

36
“El Peronista”, 14-5-74 Artículo bajo el título “Romero quiere la manija; Ragone
la tiene pero no la puede usar; y el pueblo exige participación”.-

49
Tropiezos en la Memoria

justicia. La problemática de nuestro tiempo es el lema de este Congreso:


Reconciliación en Cristo”(37 ).

Este reclamo velado de transformar el orden social en favor del ser


humano, en paz, en presencia de quien había convertido el Ministerio
de Acción Social en el buró de una organización terrorista y de quien
cinco meses después ordenaría aniquilar la subversión, constituyó un
agónico grito en medio de la espiral violenta diseñada por quienes se
proponían capturar al pueblo en una política que los dividía entre amigos
y enemigos.

El 6 de Noviembre de 1974 la Presidente Maria Estela Martínez


de Peron y sus Ministros José López Rega, Oscar Ivanisevich, Alfredo
Gómez Morales, Alberto L. Rocamora, Adolfo M. Savino, decretaba el
Estado de Sitio en todo el territorio nacional, suspendiendo las garantías
constitucionales con lo que facilitó la implementación de severas medidas
en la conformación del régimen de seguridad nacional “...para lograr el
propósito de erradicar la subversión”.(38 )

Finalmente el 23 de Noviembre de 1974 la Sra. Isabel Martínez de


Perón interviene los tres poderes de la Provincia de Salta.-

El diario La Opinión reflejaba la intervención de la siguiente manera:


“Se considera que la acefalía provoca ineficacia en la acción
antisubversiva. El largo pleito político que protagonizaban en Salta
el gobernador Miguel Ragone y las fuerzas sindicales del peronismo
ortodoxo, terminó ayer abruptamente, al decidir el Poder Ejecutivo
Nacional la intervención federal en los tres poderes provinciales. En los
considerandos de la medida –refrendada por la Presidente de la Nación,
Señora María Estela Martínez de Perón y sus Ministros– se manifiesta
que se ha producido prácticamente la acefalía total en la Provincia por
las renuncias, “en un mismo breve ciclo temporal”, del gobernador, el
vicegobernador y los legisladores justicialistas. Pero también se señala que
ello provocó una desvinculación del gobierno provincial con los lineamientos
básicos nacionales, “con manifiesta ineficacia represiva frente a la acción
perturbadora de las fuerzas cuya actividad ha sido declarada fuera de la
ley. Con Salta son cinco las provincias intervenidas”.(39 )

El Dr. Miguel Ragone fue reemplazado por un Cordobés afín a las


políticas presidenciales, el Dr. Alejandro Mosquera.

37
Diario, El Tribuno, octubre de 1974.
38
Decreto 1368 del 6-11-74.
39
La Opinión, Sábado 23-11-74, pág. 8.-

50
David Arnaldo Leiva

Años después, cuando los militares diseñaron la entrega del poder,


el Ex Diputado Nacional por Salta Julio Mera Figueroa en el contexto de
una elección interna del P.J. y a través de un reportaje expresaba:

“Periodista: ¿En que sectores se enquistó en Salta el lopezregismo?

M.F. “Con Mosquera. Sino, ¿qué le parece la intervención de Mosquera


en el Partido y en el Gobierno?.Grupos parapoliciales, aparato represivo
y aparato confusionista llevado a extremos tales que en una misma
pared yo vi “Pfister fascista” y “Pfister comunista”. Se inauguró un
“macarthysmo” en el sentido que el que estaba en la oposición a López
Rega era, automáticamente, zurdo”.(40 )

En Noviembre de 1974, imputado de tenencia de literatura y armas de


guerra, es detenido el Director de Transito de la Municipalidad de General
Güemes Robin Mario Escudero por el Policía Federal Alzugaray. Escudero
recuperó su libertad en diciembre de 1976 (41 ).

La derecha golpista del peronismo salteño, simpatizante del “Brujo”


López Rega y de los militares, había logrado su objetivo.

0
Semanario “Propuesta”, Edición 12 al 18 de marzo de 1983, pág. 10 y 11.-
41
Declaración Testimonial de Robin M. Escudero de Fs 1449 Juicio por la Verdad
de Salta.-

51
Tropiezos en la Memoria

EL TENIENTE CORONEL GENTIL ES DESIGNADO JEFE


DE LA POLICÍA DE LA PROVINCIA. EL PODER DEL E JÉRCITO
CONDUCE LA REPRESIÓN POLICIAL.

Las Fuerzas Armadas que influenciaban fuertemente en las decisiones


del Gobierno Nacional “habían logrado que en varias provincias se entregara
la Jefatura de Policía a oficiales del Ejército en actividad, correspondiéndole
al segundo jefe de la guarnición del lugar, lo que también sucedió en la
Provincia de Salta”(42 )(43 ). La presión realizada a los gobiernos provinciales
lo fue bajo el Justificativo de manejar la seguridad interna nacional ante
la amenaza subversiva.-

La situación planteada se refleja en las publicaciones de la organización


“Montoneros”, quienes por medio de un documento expresan: “Amenaza a
escuelas, las FF.AA a la calle, estado de sitio. Una muestra de cómo este
gobierno utiliza todas las armas posibles en su lucha integral contra el
pueblo, fue el cuento de que la “subversión” y los montoneros amenazaban
a los chicos de las escuelas….Maniobra propia del Brujo y la CIA… para
crear el temor, un clima que justifique los asesinatos y cualquier locura
represiva. Hasta un golpe militar. Pero todo fue un pretexto que sirvió
para dos cosas: para decretar el Estado de Sitio que les permitiera llenar
las cárceles con militantes y “trabajadores revoltosos”  a disposición del
Poder Ejecutivo. Y para que las Fuerzas Armadas salieran nuevamente
a la calle. Los milicos hacen designar como jefe de Policía en Tucumán y
Salta a oficiales en actividad.”(44 )

El interventor cordobés en Salta designó al 2do. Jefe de la Guarnición


Militar Salta Teniente Coronel Miguel Raúl Gentil como Jefe de la Policía
de la Provincia (45 ), personaje que se mantendría en el poder detrás de los
débiles interventores de la provincia de Salta y hasta después del golpe
de estado del año 1976.-

Enrique Hermann Pfister Frías, quién se desempeñó como Ministro

42
Testimonio de Enrique Hermann Pfister Frías rendido a fs 66/67 del expediente
87/04 “ELIAS VICTOR HUGO-DENUNCIA” –Fiscalia Federal nº 1 de Salta.-
43
“Todas las Policías estuvieron subordinadas a las Fuerzas Armadas por disposición del
PEN.De allí normalmente los Jefes de Policía eran oficiales superiores del Ejército.”
44
Artículo “Resistencia peronista al avance imperialista” publicado en la Revista
“Evita Montonera” nº 1.Diciembre de 1974.
45
Decreto Poder Ejecutivo Pcial. Nº 5 de fecha 23-11-74.

52
David Arnaldo Leiva

de Gobierno, Justicia e Instrucción Pública desde Mayo de 1973 en el


Gobierno del Dr. Ragone, expresó que: “cuando asumió el gobierno, la
cúpula Policial estaba compuesta entre otros por el Comisario Guil,
Trovato, Murua, el “Sapo” Toranso, Marquiegui y Pastrana, que habían
sido detenidos por “torturadores”, quedando a disposición de la justicia
federal en razón de denuncias realizadas por integrantes de un grupo que
participó del operativo en la “Finca Ampascachi”( 46 ). Por las denuncias
expuestas, la Jerarquía Policial fue detenida y exonerada, sin embargo la
Intervención Federal de Mosquera los amnistió y reincorporó a la Fuerza
bajo la jefatura del Ttte. Cnel. Miguel Gentil, con el protagonismo en el
sistema de la represión ilegal que imperó en la provincia y que se narrará
más adelante.

La designación de Mosquera como interventor de la Provincia, la


consecuente designación del Tte. Cnel. Gentil como Jefe de la Policía
Provincial y la reincorporación de la jerarquía Policial exonerada marcaron
un punto de inflexión en la persecución política - ideológica y en las técnicas
de la represión ilegal en Salta. Es en este periodo en que comienzan
las cesantías de empleados públicos, las detenciones, las torturas y los
asesinatos de presos políticos.

El 10 de diciembre de 1974 fue intervenida la Universidad Nacional


de Salta ( 47 ), siendo reemplazado su Rector Holver Mar tinez Borelli
por René Villada, gestión bajo la cual comenzó dentro de los claustros
universitarios la persecución por razones ideológicas con cesantías de docentes
que luego serían detenidos (48) y entrado el proceso militar, algunos de el-
los asesinados.

El Interventor Alejandro Mosquera haciendo gala de la homogeneidad


política ideológica y del futuro accionar de las nuevas autoridades de La Nación
en la Provincia, fue el que posicionó en el cargo a René Villada, funcionario
que comenzó lo que luego y durante el proceso terminaría no solo con docentes
que serían expulsados del trabajo y estudiantes y docentes perseguidos,
detenidos y asesinados, sino también con la quema de libros.

46
Testimonio rendido a fs 66/67 del expediente 87/04 “ELIAS VICTOR HUGO-
DENUNCIA” –Fiscalia Federal nº 1 de Salta.-
47
Decreto Poder Ejecutivo Nacional nº 1669/74.-
48
Los primeros docentes cesanteados fueron: Manuel Santos (Departamento de
Humanidades), Graciela Lopez de Medina (Ciencias de la Educación), Jose Maria
Serra (Aea Educación), Georgina Droz (Ciencias de la Educación). Esta última es
víctima de la Masacre de Palomitas ocurrida el 6-07-76.-

53
Tropiezos en la Memoria

Eduardo Fronda, dirigente del Sindicato de Vendedores Ambulantes,


y militante del Frente Revolucionario Peronista, fue detenido a principios
de enero de 1975, y conducido a la Central de Policía, lugar donde fue visto
por el Cronista del diario El Intransigente, Luciano Jaime, un día antes de
su asesinato. El 8 de enero de 1975 en un paraje conocido como “La Choza”
en el camino que une San Lorenzo con la localidad de Vaqueros apareció
el cuerpo de Fronda, con los ojos vendados, las manos atadas, torturado y
con orificios de balas.

El 27 de enero de 1975 detienen a MIRTA TORRES, integrante de la


JTP, quien trabajaba en Vialidad Provincial. Luego de su detención por
la Policía Provincial fue trasladada a la Delegación de la Policía Federal,
lugar donde el Comisario Livy la desnuda y golpea en distintos lugares del
cuerpo y le aplica la picana eléctrica en la zona bucal, en los pechos y en
los genitales, “a pesar que se encontraba embarazada” …“Que en esos días
llovía y la ataban en el patio bajo la lluvia, el Sr. Juan Carlos Alzugaray,
que luego fue jefe de inteligencia en la cárcel, realizaba disparos alrededor
de la persona de la dicente, simulando un fusilamiento”( 49 ). Mirta Torres
recuperó su libertad el 6 de enero de 1981.

Al asesinato de Eduardo Fronda, le siguió el secuestro en fecha 8


de Febrero de 1975 del periodista del Diario “El Intransigente”: Héctor
Luciano Jaime, quien cuatro días después fue dinamitado en el Encon-La
Silleta.

El control militar sobre el poder político llegaba al Norte Argentino


para quedarse.

La vecina provincia de Tucumán fue militarizada bajo el operativo


«Independencia», siendo designado el General Adel E. Vilas para hacerse
cargo de la Brigada de Infantería V y del operativo. El territorio y la población
de Salta fueron objeto de la “Campaña” del operativo de Inteligencia. En
esta provincia el ejército realizaba inteligencia y acciones para “evitar”
que la misma se transforme en lugar de refugio o reaprovisionamiento de
la guerrilla.-

“El plan táctico implicaba la ejecución de operaciones ofensivas y de


seguridad en el ámbito rural de los departamentos Faimallá, Monteros
y Tafí del Valle y en el ámbito urbano de toda la provincia, ocupando
y permaneciendo en la zona con la finalidad de eliminar la guerrilla y

 49
Declaración prestada el 15-11-02 en el Expediente 328/00.-

54
David Arnaldo Leiva

recuperar el control de la región. Este Plan fue presentado al Ministro de


Defensa el 22 de enero, el operativo fue aprobado por la presidente de la
nación y siete ministros de su gabinete mediante el decreto secreto 261/75,
promulgado el 5 de febrero de 1975.

El operativo se inició el 9 de febrero de 1975 e implicó el establecimiento


de un puesto de comando táctico en Faimallá y el despliegue inicial de
cuatro fuerzas de tareas del Ejército, de 260 hombres cada una (“Fuerza
de Tarea Chañi” en Los Sosa, departamento Monteros, “Fuerza de Tarea
Aconquija” en Santa Lucía, departamento Monteros, “Fuerza de Tarea
Rayo” en La Fronterita, departamento Faimallá, y “Fuerza de Tarea San
Miguel” en Tucumán capital), un escuadrón de Gendarmería (“Escuadrón
San Juan”, en Angostura y El Mollar, departamento Tafí del Valle) y
elementos Policiales (la Guardia de Infantería de la Policía Federal y el
Grupo Especial de la Policía Tucumana) en la zona urbana de la capital
provincial. En lo más álgido de su desarrollo, el operativo alcanzaría un
efectivo cercano a los 6.000 hombres del Ejército Argentino, la Gendarmería
Nacional, la Fuerza Aérea, la Armada Argentina y las policías Federal y
Tucumana.

Ampliando y formalizando la presencia de medios aéreos del Ejército


en Tucumán, el 7 de febrero se constituyó el Equipo de Combate “Cóndor”,
integrado por una Sección de Helicópteros de Asalto, un Grupo Aviones y
un Grupo Mantenimiento….”(50).-

El Ejército implementa en la provincia de Tucumán un pacto de


sangre consistente en la participación de oficiales y suboficiales de las
fuerzas de seguridad en las torturas, vejaciones, violaciones, y asesinatos
de los detenidos. Este pacto cumplió el rol de garantizar el acatamiento a
la doctrina de la seguridad interior y la ocultación de las acciones ilegales
que afrentaban la dignidad humana.

Oficiales y suboficiales del Ejército y Gendarmería con asiento en


Salta participaban de la práctica del “pacto de sangre” que se implementó
en el Operativo Independencia. Los integrantes de las Fuerzas de Tareas
trasladaron su “experiencia” a esta provincia, cuestión que posibilitó
el silencio cómplice durante treinta años sobre lo ocurrido con cada ser
humano que fue víctima del terrorismo de estado.

Ejemplo de lo expuesto es la declaración del Capitán (R ) Hugo Cesar

 50
“El sitio de la Aviación Militar Argentina”.www.aereomilitaria.com.ar

55
Tropiezos en la Memoria

Espeche, quien expresó :“que en el año 1.974 llegó a Salta y durante el año
1.975 y 1.976 se desempeñó como Jefe del escuadrón Blindado de la citada
Unidad (Destacamento de exploración de caballería, Ex-C5). Durante el
año 1.975 con su escuadrón integró la “Fuerza de Tareas Rayo” durante
el operativo independencia y se desempeñaba con destinos en Salta y
Tucumán”… “que cuando fue a Tucumán preparó a su sub-unidad para
luchar contra la subversión para el operativo independencia que fuera
ordenado en el año 1.975 por la presidente María Estela Martínez de Perón
y cuyo comandante en dicha área era el Gral. Díaz. Que el jefe del dicente
dentro del operativo independencia fue el Coronel Cornejo Alemán y el
Sr. Coronel Gordeli que venía de la ciudad de Córdoba. … Que cuando se
replegaron a Salta, toda la acción de instrucción al personal de oficiales,
suboficiales y soldados, estaba centrada en la lucha a realizar en el monte”,
señaló a otros oficiales con asiento en Salta que participaron en dicha
Fuerza de Tarea “…el jefe de la primera sección estaba el Subteniente
de la Vega; el jefe de la segunda sección el subteniente de Nevares; el
jefe de la tercera sección subteniente Rubio. Su superior era el Coronel
Mulhall y Cornejo Alemán era segundo Jefe de Destacamento y jefe de
tareas en Tucumán. Luego venían los jefes de Escuadrón entre los que se
encontraba el testigo. Los jefes de escuadrón eran: Capitán Gómez Fuentes
Alba; Teniente Primero Renaul; Teniente Primero Estévez”, y aclaró “que
en la provincia de Salta realizaban preparación de equipos, materiales
e instrucción particular para la lucha en el monte. Que en Tucumán la
ejecución de la operaciones ordenadas por el comandante de la Brigada
de Infantería 5 consistente en: rastrillaje en el monte para la detección
de subversivos y terroristas, operaciones nocturnas de emboscadas para
evitarles el apoyo logístico a la compañía de monte, en lo concerniente
a armas munición, explosivos, relevos” …”conoce por doctrina que en la
provincia de Salta había una fuerza de inteligencia que actuaba junto a
la policía de la provincia y la federal, como destacamento urbano” “Que
el teniente Coronel Rios Erañú, quien era jefe del regimiento de Monte
de Tartagal y su guarnición, dependiente del comando de Infantería
V, participó muchísimo en las operaciones en el monte tucumano e iba
como Jefe de Fuerza de Tareas cada mes o mes y medio a la Provincia de
Tucumán.”(51 ) 

En este punto es importante remarcar como una reafirmación de lo


expuesto que el Grupo de Tareas “el Rayo” de la que el Tte. Coronel Cornejo
Alemán era uno de sus Jefes y que integraban entre otros el Capitán Hugo
César Espeche, el Subteniente de la Vega, el subteniente de Nevares; el

51
Testimonio prestado en el Juicio de la Verdad de Salta el 20 de diciembre de
2001.-

56
David Arnaldo Leiva

subteniente Rubio, militares con residencia laboral en Salta, tenía su


zona de operaciones en el Dpto. Famailla, Pcia. De Tucumán, lugar donde
justamente se asentó en el año 1975 el primer Centro Clandestino de
Detención denominado “La Escuelita de Famaillá” en el que se ensayó
las técnicas de la guerra psicológica antes mencionada, por lo que no es
apresurado ni aventurado pensar que allí aprendió Espeche la felonía
aplicada a las víctimas que creyendo ser trasladadas a otro penal fueron
masacradas en el mayor suceso criminal de la historia de la Provincia de
Salta conocido como “Los Fusilamientos de Palomitas”, que mas adelante
detallaremos.

El 20 de Abril de 1975 la Policía Provincial ejecuta a los militantes


del Frente Revolucionario Peronista Alfredo José Mattioli y los hermanos
Juan y Tomas Estopiñan, en la casa de estos, en Rosario de Lerma.

Militantes obreros y peones rurales, estudiantes y profesores fueron


los “blancos” apuntados para que la sociedad fuera absorbiendo el terror
que se comenzaba a sembrar con la represión política ilegal. Con ellos
se ensayó la técnica de la detención sin límites temporales, la tortura, el
asesinato y la desaparición de sus restos mortales.

En Junio de 1975 detienen a los integrantes del Centro de Estudiantes


de la Facultad de Ciencias Naturales de la U.N.S.A.. Eduardo Tagliaferro,
Roberto Oglietti, Vicente Enrique Claudio Spuches fueron torturados en
la delegación de la Policía Federal.-

TAGLIAFERRO al ser detenido fue puesto a disposición del P.E.N.


Cuenta que: “En el cuartel de la Policía Provincial el Comisario Joaquín
Guil y el Tte. Cnel. Miguel Gentil participaron de una golpiza, producto
de la cual le fisuran una costilla y vendado concurre a declarar ante el
Juez Federal Ricardo Lona, denunciando los apremios ilegales a que fue
sometido, mostrando los vendajes”. Expresó “que nunca el Juez Lona
atendió sus reclamos” “Luego fue llevado a la Dependencia de la Policía
Federal en donde Juan Carlos Alzugaray participaba de las sesiones de
torturas a la que fue sometido por el jefe de la repartición Comisario Livy,
quien también participaba de las sesiones de “picanas”.” “Era asmático y se
desmejoró con el aislamiento que sufrió en la ciudad de Salta, contrayendo
tuberculosis en la cárcel y llegó a pesar 50 Kg....”( 52 ).- Tagliaferro fue
liberado en el año 1982.

“Enzo” SPUCHES, Secretario del Centro de Estudiantes relata que


fue detenido durante el mes de junio de 1.975 cerca de la localidad de

52
Declaración prestada el 19-12-00 en el Expediente 328/00.-

57
Tropiezos en la Memoria

Hipólito Yrigoyen, siendo trasladado a la ciudad de Salta y conducido desde


las dependencias de la Policía de la Provincia a la Policía Federal, lugar
donde el jefe de esta: Comisario Federico Livy, previo a hacerle firmar una
declaración sin permitirle su lectura, le expresó “que por no delatar a sus
amigos iba a quedar preso”. A partir de ese momento es traslado a la Unidad
Carcelaria de Villas Las Rosas, siendo alojado después de una semana
de aislamiento en el pabellón «E» donde se encontraban todos los presos
políticos. Narró que: “José Pobolo muchas veces fue sacado del pabellón
por el Oficial guardiacárcel de apellido Alzugaray y era llevado a las
dependencias de la Policía Federal, donde era sometidos a torturas”(53).-

El 19 de Junio de 1975 es secuestrado Juan Carlos Chaparro desde


su lugar de trabajo “Pozo XI El Arenales-Y.P.F.”, en Ovando, Dpto. de
Rosario de la Frontera, por una dotación de seis personas, que actuó a
cara descubierta, dirigidas por el Comisario Inspector Roberto Albornoz,
apodado El Tuerto, de la Policía Provincial de Tucumán y llevado a un
CCD de esta provincia, en Famaillá, sede de operaciones del General Acdel
Vilas, Comandante de la V Brigada de Infantería.-

La técnica de la Desaparición Forzada de Personas y los asesinatos


como instrumento de la represión política ilegal ya era una realidad
innegable en Salta durante el año 1975.

En el orden nacional Italo Luder, en su calidad de presidente


provisional del Senado de la Nación en Ejercicio del Poder Ejecutivo,
junto a los Ministros del Poder Ejecutivo Nacional Aráuz Castex, Vottero,
Emery, Ruckauf, Cafiero, Robledo, en fecha 6 de octubre de 1975, decretaba
la Constitución de un Consejo de Seguridad Interna, estableciendo un
“Consejo de Defensa, que sería presidido por el ministro de Defensa e
integrado por los comandantes generales de las Fuerzas Armadas”, los
que deberían “Coordinar con las autoridades nacionales, provinciales y
municipales, la ejecución de medidas de interés para la lucha contra la
subversión”; “Conducir la lucha contra todos los aspectos y acciones de la
subversión”; “Planear y conducir el empleo de las Fuerzas Armadas, fuerzas
de seguridad y fuerzas Policiales para la lucha contra la subversión”,
quedando la “Secretaría de Informaciones de Estado” y “La Policía Federal
y el Servicio Penitenciario Nacional” subordinados a los fines de la lucha
contra la subversión (54 ).

53
Declaración prestada el 15-05-01 en el Expediente 328/00.-
54
Decreto 2770/75.-

58
David Arnaldo Leiva

En igual fecha se autorizó a formular Convenios con las provincias


para colocar bajo su control operacional al personal Policial y penitenciario
para la lucha contra la subversión (55).

El Teniente Coronel Miguel Gentil, 2do. Jefe de la Guarnición Militar


Salta y Jefe de la patota policial reincorporada era la persona que tomaba
las decisiones de las detenciones y secuestros una vez recibidos los informes
de inteligencia y las alcahueterías de la dirigencia del Partido Justicialista,
lo que le permitía operar en la interna de estos.

Decreto 2770 del 6 de octubre de 1975.

Decretos de aniquilamiento

Consejo de S egur idad inter na - Constitución - Competencia

Fecha: 6 de octubre de 1975.

Publicación: Boletín Oficial, 4 de Noviembre de 1975.-

Visto la necesidad de enfrentar la actividad de elementos subversivos que


con su accionar vienen alterando la paz y la tranquilidad del país, cuya
salvaguardia es responsabilidad del gobierno y de todos los sectores de la
Nación, y considerando : Lo propuesto por los señores ministros del Interior,
de Relaciones Exteriores y Culto, de Justicia, de Defensa, de Economía,
de Cultura y Educación, de Trabajo y de Bienestar Social, el presidente
provisional del Senado de la Nación en Ejercicio del Poder Ejecutivo en
acuerdo general de ministros, decreta:

Art. 1°.-Constitúyese el Consejo de Seguridad Interna que estará presidido


por el Presidente de la Nación y será integrado por todos los ministros
del Poder Ejecutivo nacional y los señores comandantes generales de las
Fuerzas Armadas. El Presidente de la Nación adoptará, en todos los casos
las resoluciones en los actos que originen su funcionamiento.

Ar t. 2°.- Compete al Consejo de Seguridad interna: a) La dirección


de los esfuer zos nacionales para l a l u c h a co nt ra l a s u bve r s i ó n ;
b) La ejecución de toda tarea que en orden a ello el Presidente de la Nación
le imponga.

55 Decreto 2771/75.-

59
Tropiezos en la Memoria

Art. 3°.- El Consejo de Defensa, presidido por el ministro de Defensa e


integrado por los comandantes generales de las Fuerzas Armadas, además
de las atribuciones que le confiere el art. 13 de la ley 20.524, tendrá las
siguientes:

a) Asesorar al Presidente de la Nación en todo lo concerniente a la lucha


contra la subversión;

b) Proponer al Presidente de la Nación las medidas necesarias a adoptar


en los distintos ámbitos del quehacer nacional para la lucha contra la
subversión.

c) Coordinar con las autoridades nacionales, provinciales y municipales,


la ejecución de medidas de interés para la lucha contra la subversión;

d) Conducir la lucha contra todos los aspectos y acciones de la subversión;

e) Planear y conducir el empleo de las Fuerzas Armadas, fuerzas de


seguridad y fuerzas policiales para la lucha contra la subversión. 

Art. 4°— La Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia de la Nación y


la Secretaría de Informaciones de Estado quedan funcionalmente afectadas
al Consejo de Defensa, a los fines de la lucha contra la subversión, debiendo
cumplir las directivas y requerimientos que en tal sentido les imparta el
referido Consejo.

Art. 5°— La Policía Federal y el Servicio Penitenciario Nacional quedan


subordinados, a los mismos fines al Consejo de Defensa.

Art. 6°— El Estado Mayor Conjunto sin perjuicio de las funciones


que le asigna la reglamentación del dec.-ley 16.970/66, a los fines del
presente decreto, tendrá como misión asistir al Consejo de Defensa en
lo concerniente al ejercicio de las atribuciones que en él se le asignan.

Art. 7°— El Ministerio de Economía proveerá los fondos necesarios para


el cumplimiento del presente decreto.

60
David Arnaldo Leiva

Art. 8°— Comuníquese, etc: Fdo. —Luder. — Aráuz Castex. — Vottero


– Emery. — Ruckauf. — Cafiero. — Robledo.

Decreto 2771 del 6 de octubre de 1975.-

Decretos de aniquilamiento  

Consejo de Defensa - Convenios con las provincias para colocar bajo


su control operacional al personal policial y penitenciario para la lucha
contra la subversión.-

Fecha: 6 de octubre de 1975.

Publicación: Boletín Oficial, 4 de Noviembre de 1975.

Visto lo dispuesto por el dec. 2770 del día de la fecha, y la necesidad


de contar también con la par ticipación de las fuerzas policiales y
penitenciarias de las provincias en la lucha contra la subversión;

Por ello, el presidente provisional del Senado de la Nación en ejercicio


d e l Po d e r E j e c u t i vo e n a c u e rd o g e n e r a l d e m i n i s t ro s, d e c re t a :

Art. 1°— El Consejo de Defensa, a través del Ministerio del Interior,


suscribirá con los gobiernos de las provincias, convenios que coloquen
bajo su control operacional al personal y a los medios policiales y
penitenciarios provinciales que les sean requeridos por el citado
Consejo para su empleo inmediato en la lucha contra la subversión.

Art. 2°— Comuníquese, etc. —Luder. — Aráuz Castex. — Vottero. — Emery.


— Ruckauf. — Cafiero. — Robledo.

Decreto 2772 del 6 de octubre de 1975.-


Decretos de aniquilamiento

Fuerzas Armadas - Ejecución de las operaciones militares y de


seguridad necesarias para eliminar la subversión.

Fecha: 6 de octubre de 1975.

61
Tropiezos en la Memoria

Publicación: Boletín Oficial, 4 de Noviembre de 1975.

Vistos los decs. 2770 y 2771 del día de la fecha y la necesidad de


re g l a r l a i n t e r ve n c i ó n d e l a s Fu e r z a s A r m a d a s e n l a e j e c u c i ó n
de operaciones militares y de seguridad, a efectos de aniquilar el
accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país.

Po r e l l o, e l Pre s i d e nte p rov i s i o n a l d e l S e n a d o d e l a N a c i ó n e n


ejercicio del Poder Ejecutivo en acuerdo general de ministros, decreta: 

Art. 1°— Las Fuerzas Armadas bajo el Comando Superior del Presidente
de la Nación que será ejercido a través del Consejo de Defensa procederán
a ejecutar las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias
a efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el
territorio del país.

Art. 2°— El Ministerio de Economía proveerá los fondos necesarios


para el cumplimiento del presente decreto.

Art. 3°— Comuníquese, etc. —Luder. — Aráuz Castex. — Vottero. — Emery.


— Ruckauf. — Cafiero. — Robledo.

LOS NACIMIENTOS EN LA C AR CEL DE VILLA LAS


ROSAS.
“Que se vengan los chicos

de todas partes;

que estén los de la Luna

y los de Marte.”

Los niños no forman parte de los objetivos militares de las guerras


convencionales. Así lo expresan todos los tratados internacionales que
protegen a la población civil no combatiente y en especial a los niños, sin
embargo la doctrina de la guerra contrarevolucianaria aplicada en los
períodos del terrorismo de estado con la finalidad de causar pánico en la
sociedad civil a escrito sus capítulos agrediendo a la infancia salteña.

El 5 de Octubre de 1975 nació el hijo de Mirta Torres, siendo el primer


bebe nacido en encarcelamiento debido a la detención de su madre.

62
David Arnaldo Leiva

En este período surge claramente la habilitación del territorio salteño


para las técnicas que refinadamente se comenzaban a utilizar en el
Operativo Independencia y en el Operativo Cóndor.-

El 10 de Octubre de 1975 es secuestrado en Salta Miguel Gustavo


Medina Ortiz, abogado boliviano, adversario del ex presidente Hugo Banzer
de la República de Bolivia, en el marco del Plan Cóndor, “instrumentado
por Chile, Paraguay, Argentina, Bolivia y Uruguay, como una red u
“organización criminal” destinada a detener, torturar y hacer desaparecer
a los opositores políticos”(56).

El 15 de Octubre de 1975, Jorge Aranda Huerta reemplazaba como


Interventor Federal en Salta a Alejandro Mosquera.

Las intrigas del peronismo salteño hacia y contra los interventores


y la existencia de un poder político nacional vacilante, apocado, endeble,
enfermo, generó la inestabilidad que posibilitó se sucedieran los cambios
del mando administrativo de la provincia y se acentuara el peso del partido
militar en las decisiones de las políticas de seguridad.

“Que se vengan los chicos

de los planetas,

prendidos de la cola

de algún cometa.”

En el mes de noviembre de 1975 nació un segundo bebé en cautiverio


y era hijo de Alicia Fernández Nowel de Arrue.

El 22 de Noviembre de 1975 el Chaqueño Ferdinando Pedrini asumía


la Intervención Federal en Salta.-

Guillermo Alzaga, quien era Secretario General del Sindicato de los


Tabacaleros, Ex Director de la Dirección Provincial del Trabajo durante la
gestión de Miguel Ragone, fue asesinado el 19 de diciembre de 1975.-

“Que no falte ninguno

a mi cumpleaños.

56
El Nuevo Día (Bolivia)– Política- Miércoles, Julio 13 de 2005.-

63
Tropiezos en la Memoria

Y que no se preocupen

Por los regalos” (57 )

El 12 de febrero de 1976 nació el tercer bebé en cautiverio hijo de Celia


Leonar de Avila y Benjamín Avila, personas éstas que fueron asesinadas
en el suceso conocido como la Masacre de Palomitas.

Un pabellón del Penal de Villa Las Rosas se había transformado


en un inmenso “corralito” donde los bebes cautivos junto a sus madres
recibieron la solidaridad y el aliciente maternal colectivo de las mujeres
presas por razones políticas y gremiales quienes acompañaron los cantos
de cuna susurrados con un profundo deseo de libertad, aunque no todas
lo lograrían.

Algunas madres perdieron la vida estando embarazadas y en


consecuencia la vida fue suprimida desde la concepción, como es el caso de
Lucrecia Adela Lescano ( 58), secuestrada en Orán o Francisca Delicia Torres
( 59), secuestrada en Güemes o el cadáver dinamitado de una joven mujer
( 60), encontrado entre los Parajes Cabeza de Buey y Palomitas, portando
un embarazo de al menos cinco a seis meses.

Algunas madres fueron arrancadas de sus hijos nacidos en cautiverio


para ser asesinadas (61), por lo que a estos niños les arrebataron sus madres
antes de haber accedido al lenguaje, lo que incrementó la indefensión
propia de la edad.

Algunos niños fueron arrancados de sus madres en cautiverio y


entregados con suerte a familiares como ocurrió después de los asesinatos
de “Palomitas” con los tres bebes que amamantaban en una celda del Penal
de Villa Las Rosas, mencionados anteriormente.

57
Bailecito de Eugenio Carlos Inchausti.
58
Legajo 5949 CONADEP-Maestra Rural desaparecida en la ciudad de Orán, en el
mes de agosto de 1976, quien esperaba el nacimiento de su hijo para el mes de
enero de 1977.
59
Legajo CONADEP nº 4610.
60
Cuerpo dinamitado encontrado sobre la ruta 34 en el mes de Agosto de 1976 en
el Paraje “Las Pichanas”, en las cercanías de la localidad de Güemes.
61
El 6-7-76 Celia Raquel Leonard de Avila estaba sentada en la cama amamantando
a su hijo cuando el Capitán Hugo Cesar Espeche la retiró del Penal de Villa Las
Rosas para conducirla a su trágico destino en el crimen de “Palomitas”.

64
David Arnaldo Leiva

Algunos niños fueron testigos del secuestro de sus padres, sometidos


en la violencia impune del allanamiento de sus hogares. (62 )

Esta infancia no tuvo en sus familias adultas un continente y la


protección adecuada ya que estos estaban a merced del Terrorismo
de Estado, estaban en la misma condición que ellos, de inseguridad e
indefensión.

Era necesario que la población percibiera –sin importar la edad, sexo


o profesión- la omnipresencia de las Fuerzas de Seguridad y su absoluta
impunidad para disponer de la vida de sus habitantes, pues el control de la
población, el control social requería para ser efectiva que en las relaciones
familiares y sociales, que en las conductas de sus habitantes, siempre
estuviera presente el terror.

El 26 de Febrero de 1976 Dante Armando Lovaglio reemplazaba a


Pedrini en la intervención federal de los poderes en Salta.-

62
El 24-09-76, a las 3 de la mañana, la hija de Héctor Domingo Gamboa y Gema
Fernandez Archirey de Gamboa, fue entregada a unos Vecinos en el Barrio Villa
Lucia de Salta, luego del secuestro de sus padres.

65
Tropiezos en la Memoria

ÓRDEN A CUALQUIER PRECIO.

El 1 de Marzo de 1976 René Saúl Orsi asumía en el Poder Ejecutivo


de Salta hasta el 24 de Marzo de 1976.-

Bajo el periodo de esta intervención cinco personas son víctimas del


terrorismo de estado, entre ellos el Dr. Miguel Ragone.

La dirigencia peronista salteña era una usina de llevar y traer


rumores desde y hacia los cuarteles, sabedores ya no solo que eran una
fuente de poder, sino que pronto lo tomarían. Con esta actitud contribuían
consciente o inconscientemente a lograr el propósito del plan militar para
el golpe de estado: generar confusión, miedo, incertidumbre y una actitud
de “repliegue” del peronismo y de la movilización popular.-

Enrique “Caraguay ” Pfister, ex Ministro de Gobierno de Ragone,


expresó que “a los meses de asumir el Ministerio, el Tte. Cnel. Gentil le
mandó a decir que quería entrevistarse con él, para lo cual ofrecía ir a la
casa de un tío suyo, el Tte. Cnel. Pfister, en donde le expresó que había
mucha gente que estaba en el gobierno y que debía ser cambiada…”.(63 )

Juan Carlos Villamayor, Ex Secretario de Prensa y Difusión durante


el gobierno del Dr. Miguel Ragone, cuenta que a instancias de Juan
Carlos Sánchez, accedió a entrevistarse con el Tte. Coronel Gentil en el
despacho de este en la Central de Policía, donde fue amenazado con las
siguientes palabras: “Ustedes Perdieron” “dígale a Ragone que renuncie
a la candidatura y se retire de la política, y en eso se le va la vida y a
Usted, Villamayor, le cabe la responsabilidad de persuadir al Dr. Ragone,
sino son hombres muertos”.( 64 ) Villamayor se hizo eco de esta amenaza y
le pidió a Clotilde Inés Ragone, hija del Ex Gobernador, “que lo ayudara
a convencerlo para que se apartara de la política porque corría peligro su
vida, por amenazas del Teniente Coronel Gentil”.(65 )

Juan Carlos Sánchez, quien había sido elegido Presidente del Concejo
Deliberante de Salta el 25 de Mayo de 1973 es quien reemplazó a Héctor
Gerardo Bavio como intendente de Salta en Febrero de 1974, cuando
Ragone comenzó a ceder y realizar concesiones a las presiones nacionales
sobre el Gobierno, siendo desplazado luego por Marquez Sosa cuando
63
Expediente 703-04 Juzgado Federal nº 1.
64
Expediente 703-04 Juzgado Federal nº 1.
65
Expediente 703-04 Juzgado Federal nº 1.

66
David Arnaldo Leiva

Mosquera fue nombrado Interventor de la Provincia de Salta.

J.C. Sanchez siendo Intendente Municipal subordinaba un cargo de


la democracia conquistada al concurrir a la Guarnición Militar a recibir
las presiones del Poder Militar y escuchar como estos tejían en la caliente
interna peronista. Refirió que: “…conocía a Gentil de vista pues había
concurrido a reuniones invitado como Intendente Municipal por el Coronel
San Román en la Guarnición, en donde se encontraba presente la cúpula
militar, el Tte. Cnel. Gentil, el Capitán Costas, el Capitán Montoya, entre
otros… Le expresó a Villamayor que “la cosa estaba muy difícil y estaban
arriesgando el pellejo” pues “había viajado a Buenos Aires y se había
entrevistado con gentes a los fines de solicitar que se designara interventor
de la Provincia de Salta a Arturo de los Ríos. En aquella circunstancia se
entrevistó con el General Roberto Viola, quien le expresó que la situación
era terrible en el país, que lo mejor que podían hacer era resguardarse,
porque dentro de pocos días se avecinaba una salida a la calle de las
Fuerzas Armadas”.(66 )

El peronismo salteño había sido convocado para internas a fines


de 1975, prorrogándose las mismas para 1976. Para estas elecciones
el Dr. Miguel Ragone era avizorado como un virtual ganador, cuestión
que preocupaba a la derecha peronista, sin embargo los mismos, por su
proximidad con los Militares, sabían que estas no se harían, como lo expresó
Juan Carlos Sánchez, ya que las Fuerzas Armadas pronto tomarían el
poder.-

En fecha 3 de marzo, a horas 17.30 un oficial de la Policía y el Teniente


1° Diamante perteneciente al Ejército, de la Compañía de Ingenieros,
resultaron heridos al producirse un tiroteo entre ellos. El Tte. Coronel
Joaquín Cornejo Alemán, 2do. Jefe de la Guarnición Militar Salta, emitió el
siguiente comunicado “El Jefe de la Guarnición Ejercito Salta informa a la
ciudadanía que en el día de la fecha, se produjo un cambio de disparos entre
un oficial del Ejército y un oficial de la Policía de Salta, hecho que solamente
puede atribuirse a la situación particular que se vive en general en todo
el país y en particular a la que viven las Fuerzas Armadas y de Seguridad
en constante actitud preventiva frente a los arteros y traicioneros ataques
del oponente subversivo. Estas circunstancias llevaron a un exceso de
celo y desconfianza por parte de los oficiales, que al no identificarse en
forma inmediata recurrieron a las armas. Como consecuencia ambos

 66
Expediente 703-04 Juzgado Federal nº 1.

67
Tropiezos en la Memoria

resultaron heridos y su situación actual no reviste gravedad” (67).

El comunicado de prensa del Tte. Cornejo Alemán revela no solo el


encubrimiento de un hecho delictivo bajo el velo de “exceso de celo” sino
también la ligereza y menosprecio con que serían tratados los ciudadanos
no armados en situaciones similares y que se reflejarían en los comunicados
posteriores al golpe anunciando la muerte de los que no acaten de inmediato
las órdenes militares.

El 5 de Marzo de 1976, ante una denuncia previa de una Comisión


Especial de la Cámara de Diputados de La Nación, un Juez Federal
disponía la prisión preventiva por Malversación de Caudales Públicos
(Cruzada de la Solidaridad) del Ex Ministro de Bienestar Social de la
Nación José López Rega y solicitaba al Gobierno de España su captura y
extradición. Es evidente que para esta fecha el “Brujo” López Rega había
perdido el poder y en consecuencia las bandas parapoliciales que actuaron
bajo su conducción (“A.A.A.”) estaban integradas a los grupos de tareas
de las fuerzas armadas.

El pedido de captura y extradición -desde España hacia Argentina-


del Ex hombre fuerte del Gobierno de Isabel Martínez de Perón implicaba
que las Tres A habían dejado ya de operar como tal y en consecuencia, los
secuestros y asesinatos ocurridos en este periodo en la Provincia de Salta,
eran producto de la conducción militar bajo la dirección hegemónica del
Operativo Independencia, cuestión de vital importancia a los fines de la
investigación criminal y de la atribución de responsabilidades.

“El Coronel Mulhall afirmó acá que no existía en la zona, en la zona


del Tercer Cuerpo, ningún grupo paramilitar o para policial” ( 68 ), por lo
que, al menos desde que asumió como Jefe del Area 322 en octubre de
1975, los secuestros y asesinatos ocurridos desde esa fecha, son su obra
macabra y no producto de las tres A, como lo plantean quienes quieren
introducir a treinta años una interna política subalterna en el tratamiento
y conocimiento y castigo de los crímenes de lesa humanidad.

67
Diario El Intransigente, fecha 4-3-76.-
68
Del alegato acusatorio formulado por el Dr. Julio Cesar Strassera y el Dr.
Luis Gabriel Moreno Ocampo, en representación de la Fiscalia de la Cámara de
Apelaciones en lo Criminal y Correccional en la causa 13.-

68
David Arnaldo Leiva

El 9 de Marzo de 1976 detonaba un explosivo en una finca de


Ampascachi alertando y alarmando a los vecinos que encontraron un
cadáver colgado de un árbol, mutilado como consecuencia del estallido del
artefacto que se le había adherido al cuerpo(69).

En fecha 9 de Marzo, a las 7 de la mañana, es secuestrada Francisca


Delicia Torres, quien se encontraba embarazada, desde su lugar de trabajo,
la Municipalidad de Güemes y en presencia de sus compañeros de trabajo.
Francisca Torres militaba políticamente en la línea del Ex Gobernador
Miguel Ragone y nunca se encontraron sus restos mortales.

El 10 de Marzo fue designado Vicario Episcopal de la Diócesis de


Orán el Monseñor Carlos E. Gardella quien se había desempeñado como
Capellán Mayor de la Policía Federal.-

En fecha 11 de Marzo a horas 8 aproximadamente el Dr. Miguel Ragone


fue secuestrado, oportunidad en que también asesinan a Santiago Catalina
Arredes supuestamente por haber presenciado y reconocido a alguno de
los secuestradores y hieren a Margarita Martínez de Leal.

El secuestro de Ragone se produjo a media cuadra del domicilio


del Jefe de Policía de la Provincia quien tenía custodia permanente, lo
que demuestra la complicidad y la impunidad de sus perpetradores y la
liberación de la zona para su producción.

Un comunicado apócrifo atribuido a “Montoneros” daba cuenta del


secuestro y ejecución del Dr. Miguel Ragone por no haber querido integrar
las filas del Partido Peronista Autentico.

El secuestro de Ragone justificó “allanamientos en domicilios y negocios


y la detención de centenares de personas” (70 )(71 ), en la ciudad de Salta y en
las localidades de los valles y sur de la provincia, contribuyendo a crear
el clima que justificaría posteriormente el golpe Militar y a obtener datos
de inteligencia sobre el paradero de los opositores que serían las victimas
posteriores al 24 de Marzo.

Mientras tanto la familia de Ragone daba a conocer un mensaje


dirigido a los captores

69
Diario El Intransigente “Feroz Asesinato en Ampascachi”, 10-3-76.
70
“NADA SE SABE DEL DR. RAGONE”.Diario El Intransigente, Fecha 13-3-76.
71
“AFANOSA BÚSQUEDA DEL DR. MIGUEL RAGONE”.Diario El Intransigente. Fecha
14-3-76.

69
Tropiezos en la Memoria

“Pedimos piadosamente, con cristiana humildad, a los captores de


nuestro querido padre, que ante el hecho consumado de su secuestro
que a postrado en terrible dolor a su amada esposa y madre nuestra, se
compadezcan de ella y de nosotros sus hijos, al igual que de todos sus seres
queridos que vemos crecer el sufrimiento frente a la incertidumbre de no
tener conocimiento alguno sobre el estado de salud física de nuestro padre.
El hecho está consumado. Ustedes disponen físicamente de nuestro padre,
y Uds. saben lo mucho que física y moralmente estará sufriendo. Alivien
un poco su martirio y el nuestro, diciéndonos de su actual estado de salud.
Lo pedimos con cristiana humildad. Díganle a nuestro querido padre que
lo esperamos pronto con nosotros. No hemos perdido la fe.”(72 )

Ragone nunca apareció, ni su cuerpo.

En fecha 14 de Marzo es secuestrada y asesinada Montilla de Mercado


Cárdena Nicolaza del Valle.

El 19 de Marzo, a horas 4, fue secuestrado Cesar Martínez a quien se lo


encontró acribillado a balazos en la localidad de Vaqueros. Cesar Martínez
era un ex policía que prestaba servicios en el Ministerio de Bienestar Social
e integraba la custodia del Ex Ministro Gines Fernández(73 ).

El 24 de Marzo de 1976 ante la evidencia del Golpe, Luis Victorio


Giacosa, quien poseía una columna “EN RUEDA DE CAFÉ” en el Diario
El Intransigente, publicaba un artículo redactado el día anterior en el que
expresaba irónicamente lo siguiente:

“Bueno, lo que puede pasar, o no pasar, esta noche lo comentaremos


mañana. No es cuestión de perder el sueño por esta “pavada”….Sin
embargo esperamos que no ocurra nada importante. En el clima que vive
la república, nada resulta sorprendente. Y si por casualidad las movedizas
Fuerzas Armadas terminan por defenestrar al gobierno ¡¿Qué importancia
tiene?!.

Lo único que tiene importancia es el hecho de que la inmensa mayoría


del pueblo salteño se ha convertido en “golpista”. Y este “golpismo” no
solo campea en las fuerzas opositoras (llamémosle así) y en la opinión
independiente, sino que se ha adentrado en las mismísimas fuerzas
peronistas. El desorden es de tal magnitud que ya no se hace distingo alguno
de banderías políticas. La gente quiere ÓRDEN a cualquier precio. Pero este
precio,¡¡ POR DIOS!!, que no lo ponga la dirección de comercio”.-

72
“A LOS CAPTORES DE RAGONE”, Diario El Intransigente,fecha 14-3-76.
73
“POLICIA ASESINADO”.Diario El Intransigente,fecha 20-3-76.

70
David Arnaldo Leiva

LAS VICTIMAS DE LA REPRESION ILEGAL CON


ANTERIORIDAD AL GOLPE DE ESTADO

Las personas que se mencionan a continuación son las víctimas


premonitorias de la represión política ilegal que se desarrolló en Salta con
la connivencia de los Interventores Federales y los Militares que actuaron
afanosamente para “Aniquilar la subversión” cumpliendo a rajatablas con
un plan que ya estaba perfeccionado al llegar al 24 de Marzo de 1976. Las
mismas fueron revictimizadas al mostrárselos como no merecedores de
la protección estatal, social y familiar, para ello tuvieron la complicidad
silenciosa de quienes evitaron investigar, enjuiciar y castigar estos crímenes y
el magnicidio perpetrado en perjuicio del Ex Gobernador Miguel Ragone.-

Apellido y Nombre Año- Mes- Día Lugar Desaparecido/ Asesinado

Velásquez Hugo
Fanjul Roberto Horacio 75-04-01 San Lorenzo Asesinado
Linares José Antonio 75-04-01 San Lorenzo Asesinado
Fronda Eduardo 75-01-08 Salta-San Lorenzo Asesinado
Jaime Héctor Luciano 75-02-12 Encom-La Silleta Asesinado
Matiolli Alfredo 75-04-20 Rosario de Lerma Asesinado
Estopiñan Juan 75-04-20 Rosario de Lerma Asesinado
Estopiñan Marcos 75-04-20 Rosario de Lerma Asesinado
Nicolay, Francisco Antonio 75-06-01 Salta Asesinado
Chaparro, Juan Carlos 75-06-19 Rosario de La Frontera Desaparecido
Arra, Miguel Ángel 75-06-24 Salta Desaparecido
Cazon Coria Nilz Alfredo 75-08-01 Salta Desaparecido
Medina Ortiz Manuel Gustavo 75-10-10 Salta Desaparecido
Yánez Velarde Rubén 75-11-08 Salta Desaparecido
Hernández José 75-11-10 Tartagal Desaparecido
Osores Raúl Benjamín 75-12-15 Salta Desaparecido
Urueña Pedro (74) 75-12-16 Tartagal Dinamitado
Alzaga Chananpa
Guillermo Armando 75-12-19 Salta Asesinado
Culebria Julio Cesar 76-01-01 Tartagal Desaparecido
Maidana Quico 76-01-01 Salta Desaparecido
Maidana Ramón 76-01-01 Salta Desaparecido
Arias René Norberto 76-01-10 Güemes Desaparecido
Rodríguez Ana Maria 76-01-26 Salta Desaparecido

Monasterio Mario Domingo 76-01-28 Metan


Burgos Aban Felipe 76-02-06 Campo Quijano Desaparecido
Brizzi Víctor Mario 76-03-08 Salta Desaparecido
Torres Francisca Delicia 76-03-09 Güemes Desaparecido
Ragone Miguel 76-03-11 Salta Desaparecido
Arredes Santiago 76-03-11 Salta Asesinado
Montilla de Mercado 76-03-14 Tartagal Asesinada
Cardena Nicolaza del Valle

Martínez Cesar Carlos 76-03-18 Salta Asesinada


74
Militaba en la J.P., era Abogado de los trabajadores rurales. Fue secuestrado y
dinamitado su cuerpo en Tartagal. Este hecho criminal se lo atribuyó el Comando
Libertadores de América. La causa n° 86294-75 (Hoy 47-05) refleja la impunidad
de sus perpetradores.

71
Tropiezos en la Memoria

Autoridades del Ejercito y Fuerzas de Seguridad - Poder


Ejecutivo y Judiciales de Salta: Periodo 1-1-75 al 24-3-76.-
En las páginas siguientes individualizaremos a quiénes fueron
los Jefes del Ejército en el Area 322, Salta, bajo cuyo comando estaba
el control operacional de las fuerzas de seguridad en la Provincia, las
que destinaban a oficiales y suboficiales para integrar las patotas que
detenían, torturaban y asesinaban a la disidencia política. En este punto
es importante señalar que en el armado de los secuestros y obtención de
información bajo la tortura, el Destacamento de Inteligencia del Ejército
jugó un rol decisivo.

Oficiales del Ejercito con residencia en la ciudad de Salta integraban


el Grupo de Tareas el Rayo con activa participación en el Operativo
Independencia, siendo destinados a actuar en el espacio territorial del
Departamento Famaillá, Provincia de Tucumán.

Este grupo recibió las claras órdenes del Jefe de Operativo


Independencia Gral. Adel Vilas en la aplicación de la doctrina de la guerra
psicológica y contrarrevolucionaria antes señalada. Además experimentó in
situ la existencia del Primer Lugar de Reunión de Detenidos o del Primer
Centro Clandestino de Detención conocido como la “Escuelita de Famailla”,
en la Pcia. De Tucumán, que fuera constatado por la CONADEP.

No fue insustancial la participación de los oficiales del ejército


integrantes del Grupo de Tareas El Rayo en las actividades de la guerra
contrarrevolucionaria desatada en Tucumán, en la que se tuvo como
propósito aniquilar al enemigo interno, sometiendo al pueblo. Las conductas
del Capitán Hugo C. Espeche ordenando el oscurecimiento del Penal de
Villa Las Rosas, el ocultamiento de las insignias y grados al personal a su
mando, mortificando con la incertidumbre del traslado a los detenidos que
fueron fusilados en Palomitas o las del Sub Teniente de la Vega amenazando
con armas a los familiares de las víctimas en el cementerio, reprimiendo
las expresiones de dolor y sufrimiento e impidiendo efectuar los ritos de
la muerte y que se abran los cajones con los cuerpos para identificar a
los mismos, demuestra la aplicación sin cortapisas de las técnicas de la
represión ilegal y es la punta visible del iceberg del aparato terrorista que
en la provincia de Salta ejecutó una suma de actos planificados destinados
al amedrentamiento colectivo.

72
David Arnaldo Leiva

Asímismo nombraremos a las personas que en su calidad de


funcionarios políticos desde la conducción del Estado Provincial tenían
la responsabilidad de velar por la seguridad de sus habitantes y hacer
respetar la ley y la justicia y bajo cuyo mandato se dieron decididamente

los pasos iniciales de la más brutal represión ilegal a los opositores del
régimen que desembocaría en la peor tragedia de Salta.

La responsabilidad política de los interventores de la Provincia de


Salta es indudable mas allá que detentaran o no la conducción formal
y/o real de las Fuerzas Policiales. La Justicia además debió y deberá
determinar si existió complicidad y/o encubrimiento en los crímenes
mencionados porque, en determinadas circunstancias, omitir, no actuar,
constituye un delito.

Por último, en este período se acentuó la decadencia de la Justicia. Ni


los habeas corpus ni las denuncias de los familiares ante el secuestro de
sus seres queridos encontraron la respuesta adecuada. La simulación de
las formas ocultó la ausencia de justicia ante los abusos del poder militar
y parapolicial.-

Jefes Militares - JURISDICCIÓN: Provincia de Salta


Área 322-Distrito Militar Salta.

Coronel Mulhall Carlos Alberto Octubre 1975


Tte. Coronel Gentil Miguel 1974
Tte. Coronel Joaquín Cornejo Alemán 1975

Sub Area: Dptos. De Orán, San Martín, Rivadavia, Santa Victoria.-


Regimiento de Infantería de Monte 28.-

Tte. Coronel Rios Ereñú, Héctor Luis Octubre 1975

El Destacamento de Inteligencia 143 del Área 322 tuvo a los siguientes


responsables.-

Tte. Coronel Baudini Osvaldo Mario Octubre de 1974

Grupo de Tareas El Rayo- Ejercito Salta


Coronel Cornejo Alemán, Joaquín Jefe.
Capitán Hugo Cesar Espeche Jefe de Sub Unidad.
Subteniente Ricardo B. I. de la Vega Jefe de la Primera Sección.
Subteniente de Nevares Jefe de la Segunda sección.
Subteniente Rubio Jefe de la Tercera Sección.
Capitán Gomez Fuentes Alba Jefe de Escuadrón.
Teniente Primero Renaul Jefe de Escuadrón.
Teniente Primero Estévez Jefe de Escuadrón.

73
Tropiezos en la Memoria

Delegación de la Policía Federal Salta

Comisario Ernesto Federico Livy 1975/1976

Gendarmería Nacional - Escuadrón 20 Orán

Jefe - Comandante Principal Ponciano Leyes 21-1-74 al 25-1-76


2do. Jefe Comandante Augusto Kullman 1975/1976
Jefe -
Jefe - Comandante Principal Diego Alejandro Varas 26-1-76 al 16-8-76

Policia de la Provincia de Salta

Tte. Coronel Gentil Miguel :


Jefe de Policía 1974

Sosa, Alberto Reymundo:
Oficial Principal-Asesor Letrado 76-03-31 Cesantía
Dec. 122 BO 19-4-76


Dirección General de Institutos Penales de la Provincia de Salta.

Outes, Hedí:
Prefecto 76-03-31 Baja Decreto 119

Chuichi Ramos, Miguel Angel:


Sub Prefecto Superior de Seguridad 76-03-31 Baja Decreto 119

Clavell, Luis Angel


Sub Prefecto de Seguridad 76-03-31 Baja Decreto 119

Interventores Federales de la Provincia de Salta

Apellido Nombre Cargo Fecha Asunción Fecha egreso


Mosquera Alejandro Interventor de Salta 74-11-23 75-10-15
Aranda Huerta Jorge Interventor de Salta 75-10-15 75-11-22
Pedrini, Ferdinando Interventor de Salta 75-11-22 76-02-26
Bergallo, Horacio Ministro de Gobierno
Lovaglio Dante Armando Interventor Interino 76-02-26 76-03-01
Sirolli, Amadeo Rodolfo Ministro de Gobierno
Orsi René Saul Interventor de Salta 76-03-01 76-03-24
Aranda Huerta Jorge Ministro de Gobierno

74
David Arnaldo Leiva

Justicia Federal

Juez Federal de Salta: Dr. Ricardo Lona

Poder Judicial de Salta


Corte de Justicia de Salta

Apellido y Nombre Cargo Periodo


Pecci Manuel Ministro 75-08-25 Renuncia Dec 2226/75
Michel Ortiz Ignacio Arturo: Ministro Dec. Nº 474-G B.O. 75-4-15 -
76-03-25 Cesantía - Dec 11/76

Arias Figueroa Miguel Angel Ministro Dec. Nº 2207 B.O. 75-8-25 -
76-03-25 Cesantía Dec 11/76

Poder Judicial de Salta


Jueces de Instrucción

Apellido Nombre Cargo Fecha de Inicio - Egreso

Decretos de Designación-
cesantía

Castro Roberto Adolfo Juez Instrucción


2ªNominación - Salta Dec. 73 G 75-01-30
Cesante

Gallo Balbín Miguel Juez Instrucción


1ª Nominación - Salta Dec. 471 G 75-04-09
Renuncia

Flores Abdo Alberto Juez de Instrucción


2ª Nominac. Dist. Sur Dec 198 76-04-01
Cesante

Di Salvo Mario Juez Instrucción


1ª Nominación - Salta Dec. 2893 G 77-08-24
Cesantía

Martearena Ricardo Aldo Juez Instrucción Dec. 2877 77-08-19


Cesantía

Juri Humberto Santos Juez Instrucción Dec. 163-G 75-02-13


4ªNominación - Salta

Martearena Arturo R. Juez Instrucción Dec. 164 G 75-02-13
3ª Nominación - Salta Dec. 274 76-04-13
Cesante

75
Tropiezos en la Memoria

Apellido Nombre Cargo Fecha de Inicio -Egreso Decretos de


Designación
- cesantía

Ulivarri Carlos Arturo Juez Instrucción Dec. 164 G 75-02-13


2ª Nominación-Salta Dec. 2428 75-09-16
Renuncia

Fleming Benitez Daniel M. Juez Instrucción Dec. 479 GB.O. 18-04-75


1ª Nominación-Salta 75-04-09

Acosta Irene (75) Juez Instrucción nº 1 Dec. 1878 75-07-28
Distr. Norte-Orán Dec 198 76-04-01
Cesante
Linares Carlos Evaristo Juez de Instrucción
Dist. Norte-Oran Dec 198- 76-04-01
Cesante
Alderete Alberto Javier (75bis) Juez Instrucción Dec.2738 G 75-09-29
2ª Nominación-Salta Dec 198 76-04-01
Cesante

Lopez Arias Marcelo (75ter)


Juez Instrucción Dec. 2960 75-10-06
4ª Nominación-Salta Dec. 121 76-03-31
Marinaro Fernando Carmelo Juez Instrucción Dec. 175 76-01-30
1ª Nominación-Salta Dec. 402 76-03-15

75
En las semanas previas al Golpe de Estado del 24 de Marzo de 1976 una
bomba colocada en el automóvil de la Juez de Instrucción de Orán lo destruyo
completamente. Este atentado criminal estaba destinado a amedrentar la volun-
tad judicial de investigación de actos de corrupción policial. Este hecho criminal
se investigó sin resultados en el expediente nº 86473/76 caratulado “AUTORES
DESCONOCIDOS S/ Infracción la Ley 20.840 en perjuicio de la Dra. ACOSTA Irene
– Juez de Instrucción 1ra. Nominación – Dpto. Judicial del Norte- Infracción a la
Ley 20.840.

75
bis Alberto Javier Alderete, fue designado como Juez por el Interventor Federal
de Salta Alejandro Mosquera. Durante el Gobierno de Roberto Romero -1983-1987-
fue designado Intendente de la ciudad de Salta y Jefe de la Policía provincial. En
el año 2005 -representando a familiares del Dr. Miguel Ragone- se presentó como
abogado querellante en la causa que investiga su desaparición.

75
ter Marcelo Lopez Arias fue designado como Juez por el Interventor Federal de
Salta Alejandro Mosquera. En el año 1983 -representando a familiares del matri-
monio Avila-Leonard-se presento como querellante en la causa que investigaba la
masacre de Palomitas. Durante el Gobierno de Roberto Romero -1983-1987- fue
designado Ministro de Gobierno. En forma sucesiva e ininterrumpìda fue elegido
Diputado Nacional y Senador Nacional, en varios periodos, como candidato del P.J.
de Salta, orientado por la familia Romero.

76
David Arnaldo Leiva

CAPITULO II

ACTA DE LA JUNTA MILITAR DEL 25 DE MARZO DE 1976

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a


los veinticinco días del mes de marzo de mil novecientos setenta y seis,
siendo las 10:40 horas, yo, el escribano autorizante, a requerimiento de los
señores Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas, me constituyo
en el Comando General del Ejército, donde se encuentran presentes el
Comandante General del Ejército, teniente general don Jorge Rafael
Videla, el comandante general de la Armada, almirante don Emilio
Eduardo Massera y el comandante general de la Fuerza Aérea Argentina,
brigadier General don Orlando Ramón Agosti, ante mí manifiestan: que
visto el estado actual del país, proceden a hacerse cargo del gobierno de
la República, jurando por Dios y los Santos Evangelios, desempeñar con
lealtad y patriotismo el cargo de miembros de la Junta Militar y observar
y hacer observar fielmente los objetivos básicos y estatutos para el proceso
de reorganización nacional y la Constitución de la Nación Argentina. En
el carácter de miembros de la Junta Militar resuelven:

Primero: declaran caducos los mandatos del Presidente de la Nación


Argentina y de los Gobernadores y Vicegobernadores de las provincias.

Segundo: declarar el cese en sus funciones de los interventores


federales en las provincias al presente intervenidas del gobernador del
Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico
Sur y del intendente municipal de la ciudad de Buenos Aires.

Tercero: disolver el Congreso Nacional, las legislaturas provinciales,


la sala de Representantes de la Ciudad de Buenos Aires y los Consejos
Municipales de las provincias u organismos similares.

Cuarto: remover a los miembros de la Corte Suprema de Justicia de


la Nación, al Procurador General de la Nación y a los integrantes de los
Tribunales Superiores Provinciales.

Quinto: remover al Procurador del Tesoro.

Sexto: suspender la actividad política y de los partidos políticos a nivel


nacional, provincial y municipal.

Séptimo: suspender las actividades gremiales de trabajadores,


empresarios y de profesionales.

77
Tropiezos en la Memoria

Octavo: notificar lo actuado a las representaciones diplomáticas


acreditadas en nuestro país y a los representantes argentinos en el
exterior, a los efectos de asegurar la continuidad de las relaciones con los
respectivos países.

Noveno: designar, una vez efectivizadas las medidas anteriormente


señaladas, al ciudadano que ejercerá el cargo de Presidente de la
Nación.

Décimo: los interventores militares procederán en sus respectivas


jurisdicciones en similitud a lo establecido en el ámbito nacional y a las
instrucciones impartidas oportunamente por la Junta.

Undécimo: incorporar testimonio de la presente al protocolo de


la Escribanía Mayor de Gobierno y ordenar al escribano autorizante
la expedición de todos los otros testimonios que sean necesarios
para su registro, conocimiento y ulterior archivo en la Presidencia
de la Nación, Comando General del Ejército, Comando General de la
Armada y Comando General de la Fuerza Aérea Argentina.

Leída que les fue, se ratificaron en su contenido y la firman por


ante mí, de todo lo que doy fe. En la Ciudad de Buenos Aires, Capital
de la República Argentina, a los veinticinco días del mes de marzo de
mil novecientos setenta y seis, siendo las 10:40 horas, yo, el escribano
autorizante, a requerimiento de los señores Comandantes Generales
de las Fuerzas Armadas, me constituyo en el Comando General del
Ejército, donde se encuentran presentes el Comandante General del
Ejército, teniente general don Jorge R afael Videla, el comandante
general de la Armada, almirante don Emilio Eduardo Massera y el
comandante general de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier General
don Orlando Ramón Agosti, ante mí manifiestan: que visto el estado
actual del país, proceden a hacerse cargo del gobierno de la República,
jurando por Dios y los Santos Evangelios, desempeñar con lealtad
y patriotismo el cargo de miembros de la Junta Militar y obser var
y hacer observar fielmente los objetivos básicos y estatutos para el
proceso de reorganización nacional y la Constitución de la Nación
Argentina.

78
David Arnaldo Leiva

Unión Provincial.

PROCLAMA DEL 24 DE MARZO DE 1976


“Agotadas todas las instancias de mecanismo constitucionales,
superada la posibilidad de rectificaciones dentro del marco de las
instituciones y demostrada en forma irrefutable la imposibilidad de la
recuperación del proceso por las vías naturales, llega a su término una
situación que agravia a la Nación y compromete su futuro. Nuestro pueblo
ha sufrido una nueva frustración. Frente a un tremendo vacío de poder,
capaz de sumirnos en la disolución y la anarquía, a la falta de capacidad
de convocatoria que ha demostrado el gobierno nacional, a las reiteradas
y sucesivas contradicciones demostradas en las medidas de toda índole,
a la falta de una estrategia global que, conducida por el poder político,
enfrentara a la subversión, a la carencia de soluciones para el país, cuya
resultante ha sido el incremento permanente de todos los exterminios, a
la ausencia total de los ejemplos éticos y morales que deben dar quienes
ejercen la conducción del Estado, a la manifiesta irresponsabilidad en
el manejo de la economía que ocasionara el agotamiento del aparato
productivo, a la especulación y corrupción generalizadas, todo lo cual se
traduce en una irreparable pérdida del sentido de grandeza y de fe, las
Fuerzas Armadas, en cumplimiento de una obligación irrenunciable, han

79
Tropiezos en la Memoria

asumido la conducción del Estado. Una obligación que surge de serenas


meditaciones sobre las consecuencias irreparables que podía tener sobre
el destino de la Nación, una actitud distinta a la adoptada. 

Esta decisión persigue el propósito de terminar con el desgobierno, la


corrupción y el flagelo subversivo, y sólo está dirigida contra quienes han
delinquido y cometido abusos del poder. Es una decisión por la Patria, y
no supone, por lo tanto, discriminaciones contra ninguna militancia cívica
ni sector social alguno. Rechaza por consiguiente la acción disociadora de
todos los extremismos y el efecto corruptor de cualquier demagogia. Las
Fuerzas Armadas desarrollarán, durante la etapa que hoy se inicia, una
acción regida por pautas perfectamente determinadas. Por medio del orden,
del trabajo, de la observancia plena de los principios éticos y morales, de la
justicia, de la realización integral del hombre, del respeto a sus derechos y
dignidad. Así la República llegará a la unidad de los argentinos y a la total
recuperación del ser nacional, metas irrenunciables, para cuya obtención se
convoca a un esfuerzo común a los hombres y mujeres, sin exclusiones, que
habitan este suelo, tras estas aspiraciones compartidas, todos los sectores
representativos del país deben sentirse claramente identificados y, por
ende, comprometidos en la empresa común que conduzca a la grandeza
de la Patria. 

Al contraer las Fuerzas Armadas tan trascendente compromiso


formulan una firme convocatoria a toda la comunidad nacional. En esta
nueva etapa hay un puesto para cada ciudadano. La tarea es ardua y urgente,
pero se la emprende con el absoluto convencimiento de que el ejemplo se
predicará de arriba hacia abajo y con fe en el futuro argentino. 

La conducción del proceso se ejercitará con absoluta firmeza y vocación


de servicio. A partir de este momento, la responsabilidad asumida impone el
ejercicio severo de la autoridad para erradicar definitivamente los vicios que
afectan al país. Por ello, a la par que se continuará sin tregua combatiendo
a la delincuencia subversiva, abierta o encubierta, se desterrará toda
demagogia. 

No se tolerará la corrupción o la venalidad bajo ninguna forma o


circunstancia, ni tampoco cualquier trasgresión a la ley en oposición al
proceso de reparación que se inicia.

Las Fuerzas Armadas han asumido el control de la República. Quiera


el país todo comprender el sentido profundo e inequívoco de esta actitud
para que la responsabilidad y el esfuerzo colectivo acompañen esta empresa
que, persiguiendo el bien común, alcanzará con la ayuda de Dios, la plena
recuperación nacional.

80
David Arnaldo Leiva

Firmado: Jorge Rafael Videla, Tte. Gral., Comandante Gral. del


Ejército; Emilio Eduardo Massera, Almte., Comandante Gral. de la
Armada; Orlando Ramón Agosti, Brig. Gral., Comandante Gral. de la
Fuerza Aérea.
EL GOLPE DE ESTADO
La transformación de la legitimidad lograda con el retorno de Perón
en un gobierno que había traicionado la voluntad popular, sin consenso,
débil, vacío, torpe, atrapado en la lucha intestina y a merced de la presión
del Poder Militar, desencadenó en el golpe de estado del 24 de Marzo de
1976 del autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

El Poder Militar Dictatorial que se iniciaba no solo significó muerte,


desaparición, tortura, secuestros, sino también expresó una victoria de la
clase oligárquica imperialista y el aplastamiento de una utopía popular. La
política económica entreguista y antipopular de Martínez de Hoz, necesitó
como condición insoslayable, la represión de Videla y Massera y en este
punto esta clase es responsable del genocidio argentino.

A partir del baño de sangre se posibilitó la “docilidad” social para


aceptar sin impedimentos las políticas que condujeron a la reconversión
de la clase dominante en una nueva oligarquía integrada por grandes
consorcios asociados al capital extranjero y entrelazada con los intereses
norteamericanos, la división del movimiento obrero y liquidación de sus
cuadros sindicales más combativos, desde delegados de fábrica a dirigentes,
el descabezamiento de la pequeña burguesía revolucionaria, por muerte
o exilio de sus principales cuadros y la liquidación y quebrantamiento de
gran parte del empresariado pequeño y mediano a través de la apertura
económica.

Lejos quedaba ya la quimera contenida en el grito visceral y


esperanzado que acompañó las movilizaciones populares del “Patria Si,
Colonia No”.

El Poder Militar aplicó, ya sin cortapisa, en todo el territorio de


la Nación y a toda su población los conceptos de “La doctrina de la
Seguridad Nacional” y actuó consecuentemente. El “enemigo interno”,

76
“La Prensa” 3/11/81.-
77
Declaración prestada a fs 1760 y sig. En el Juicio por la Verdad Salta.-
78
“Las Organizaciones de Derechos Humanos” de Raul Veiga, pág. 78, sita de Lilia
Orfano de la Comisión de familiares de desaparecidos y detenidos por razones
políticas.

81
Tropiezos en la Memoria

eufemismo utilizado para etiquetar al opositor, se encontró a merced de


un poder absoluto que no respetaba las reglas formales de la república
y fue sorprendido ante una lógica militar que no trepidó en aplicar las
técnicas de la detención y el secuestro sin fin, la tortura física y psíquica,
el asesinato, la exposición morbosa de cuerpos mutilados y la amenaza
colectiva a través del terror.

La Doctrina de la Seguridad Nacional adoptada por las Fuerzas


Armadas, sustituyó el concepto de Defensa Exterior, por el de Seguridad
Interior y de esta manera situó, en el contexto de la bipolaridad mundial,
al “enemigo” en el interior del país. En este sentido fueron elocuentes las
manifestaciones del general Rivero quién decía que “…estábamos en la
época de la tercera guerra mundial, primero fue la lucha de los ejércitos,
después la lucha de las naciones y en ese momento era la lucha de las
ideologías… La primera guerra mundial fue una confrontación de ejércitos,
la segunda lo fue entre naciones y la tercera lo es de ideologías. Los Estados
Unidos y la Argentina deben marchar unidos en función de sus ansiedades
y anhelos comunes (76 ).

El Tte. Coronel Joaquín Cornejo Alemán, 2do. Jefe del Destacamento


de Caballería de Montaña 141 de Salta expresó que era una obligación de
todo ciudadano actuar bajo la doctrina de la seguridad nacional.(77 )

Miles de personas fueron perseguidas, detenidas y asesinadas. Muchos


por razones políticas. “Estaban en algo; cada uno con su ideología, nuestros
hijos y familiares, o al menos muchos de ellos, eran militantes, que en vez
de dedicar sus vidas al individualismo que la sociedad les enseña, la dedi-
caron a transformar el orden social establecido”, por que estar en “algo”,
connotación utilizada por los personeros del Proceso, no justificaba ni ética,
ni moralmente, ni legalmente, el asesinato.”( 78 ) Otros no. Sin embargo
unos y otros sufrieron las consecuencias de la despiadada aplicación de
los métodos terroristas.

La dictadura militar que se había alternado en las últimas déca-


das con democracias débiles cambiaría no solo el ropaje y las formas
de ejercer el poder sino también su naturaleza. Ya no sería el Estado
Dictatorial, militarmente ocupado, solamente el régimen que suprimía
el parlamento argentino, sino el sistema que aplicó a sus habitantes
79
Del alegato acusatorio formulado por el Dr. Julio Cesar Strassera y el Dr. Luis Ga-
briel Moreno Ocampo, en representación de la Fiscalia de la Cámara de Apelaciones
en lo Criminal y Correccional en la causa 13.-
80
Inseguridad y Desnacionalización - La DOCTRINA DE LA SEGURIDAD NACIONAL.
Pág. 28/29. “La ideología de la Seguridad Nacional como Desnacionalización de las
Fuerzas Armadas” – Por Dr. Salvador María Lozada-Julio 1985.

82
David Arnaldo Leiva

“dos sistemas normativos contradictorios: uno público, dirigido a la socie-


dad, que en realidad no tenia vigencia en algunos aspectos; el otro, secreto
pero efectivo, iba dirigido a una parte de su frente interno” ( 79 ). El orden
normativo secreto se guiaría por los principios, normas y doctrina apre-
hendidos en las Escuelas de Guerra que enseñaban la guerra psicológica y
contrarrevolucionaria tanto en el exterior como en nuestro país. El Estado
se transformó en Terrorista, no tuvo sujeción a la ley ni al control judicial ni
publicidad de sus actos pues el aparato del poder actuaba clandestinamente
y mediante la técnica del terror para imponerse y lograr el acatamiento
social y cumplir con los objetivos propuestos en las actas del Proceso de
Reorganización Nacional.

El Estado comenzó a accionar en “el sigilo, la nocturnidad, el ataque


por sorpresa, las prácticas delictivas, la infracción del propio orden jurídico
que en las horas de luz, esto es ostensiblemente, dicen defender y que en
todo caso no se atreven suprimir. Es, claro está, el terrorismo de estado,
es decir un poder público estatal que de día pretende comportarse como
tal y ejerce todas las amplias potestades regulares del poder represivo; y
de noche, esto es en la ocultación, les agrega todos los recursos irregula-
res que implica la infracción decidida del orden jurídico interno y de los
valores y derechos mas elementales inherentes a la persona humana; es
decir, un poder estatal que, abiertamente, es policial, y al mismo tiempo,
en las sombras, es delincuente.”(80 )

Con este Estado Terrorista apareció masivamente la figura del “de-


tenido – desaparecido”. Miles de ciudadanos – hombres, mujeres, ancianos
y niños- sufrieron la detención por partes de la fuerzas de seguridad(81),
seguidas de su desaparición ante la pertinaz negativa oficial de reconocer
la responsabilidad de los organismos intervinientes. Los detenidos fueron
alojados en Centros Clandestinos de Detención que se montaron en todo
el país. Los campos de concentración fueron el quirófano donde se extirpó
la rebeldía de una generación, fue el lugar donde se montaron verdaderas
salas de de la tortura, fue un campo de prueba de una sociedad que debía
ser disciplinada, ordenada, controlada y aterrada.

La finalidad perseguida por ese Estado fue sembrar el terror en la


población civil inmovilizando la protesta, extraer información de “in-
teligencia” por medio de la tortura al detenido político y robar bienes
81
8.960 personas detenidas continuaron desaparecidas al inicio de la democracia.”Del
libro Nunca Mas”. Pág. 16
82
“En todas las ciudades y prefecturas tomadas, se deberá, en mi nombre, vaciar
las cajas del tesoro y las bodegas publicas con el fin de entretener a la oficialidad y
la tropa. Lo único que quiere el Estado es la tierra”. Escritos de los años 400 y 320 a.
C. Compilados en El Arte de la Guerra, Pág. 117, Sun Tzu, Editorial Panamericana.

83
Tropiezos en la Memoria

-“como botín de guerra”- que recompensen el “trabajo sucio” de los


integrantes de las fuerzas de seguridad, doctrina esta mal aprendida
de los teóricos de la guerra (82).

La Junta Militar que había asaltado el Poder sancionó un Decreto Ley


el 27 de Marzo de 1976 que estableció la pena de reclusión por tiempo inde-
terminado o muerte ante actos de violencia en contra de personal militar,
fuerzas de seguridad o de las fuerzas Policiales y penitenciarias nacionales
y provinciales, que se hallaren o no en ejercicio de sus funciones, si este
personal se resultare con lesiones o se le causare su muerte.

Para aplicar la pena de muerte establecida en este decreto ley era


necesario un proceso debido, jueces imparciales, el respeto a la defensa
en juicio y una sentencia fundada, por lo que la misma se sancionó al solo
efecto de propagandizar sus consecuencias atemorizando para disuadir
cualquier intento de resistir la tiranía.

No estaba en la mente de los gobernantes ni en la doctrina aplicada


por el proceso legalizar investigaciones judiciales con pretensión punitiva
a los opositores políticos detenidos que infraccionaran las disposiciones
del nuevo orden jurídico político, sino continuar actuando y ejecutando
sus decisiones en la clandestinidad.

El Estado de la Provincia de Salta se comportó de idéntica manera y


los funcionarios que la conducían aceptaron sus métodos, ya sea manifi-
estamente o en sigilo.

EL CORONEL MULHALL ES DESIGNADO COMO


INTERVENTOR DE SALTA.-
El 24 de Marzo de 1976 el Área Militar 322 y el Estado Provincial
tuvieron un mismo Jefe ( 83 ), el Coronel Carlos Alber to Mulhall, fue
designado como interventor Militar en la Provincia de Salta.

Al acto de asunción de las autoridades militares concurrió personal


del Ejercito, la Marina, la Aeronáutica, Gendarmería, Policía Federal y
Provincial, y como invitados el arzobispo de Salta Monseñor Carlos Mariano
Pérez y el Juez Federal de Salta Dr. Ricardo Lona, entre otros (84 ).

El Interventor Militar de Salta dispuso de la suma del Poder Público


y en consecuencia la vida y la fortuna de los habitantes quedaron a su
83
Decreto nº 1 del 24-3-76.-
84
“ASUMIO EL MANDO GUBERNATIVO EN LA PROVINCIA DE SALTA EL CORONEL
CARLOS ALBERTO Mulhall”, Diario El Intransigente, Fecha 25-3-76.

84
David Arnaldo Leiva

merced. Es elocuente en este sentido la declaración del Jefe de Inteligencia


del Penal de Villa Las Rosas Juan Carlos Alzugaray, prestada en el Juicio
de la Verdad, expresando que la “única autoridad que había en la provincia
era el Jefe de la Guarnición Coronel Mulhall más allá de la existencia del
gobernador y del juez federal o jueces provinciales”.

El Coronel Mulhall era quien ordenó los crímenes que cometieron sus
tropas, por lo que no dispuso ninguna acción para investigar y castigar los
delitos cometidos en territorio salteño contra las víctimas que detallaremos
mas adelante.

“La falta de toda acción tendiente a controlar lo que sucedía fue revelada
en esta sala por el coronel Mulhall, quien expuso que en los varios años
en que se desempeñó como jefe de Área participó en reuniones semanales
con el Jefe de Zona, general Luciano Benjamín Menendez y nunca recibió
la orden de investigar secuestros, torturas y homicidios”.(85 )

Para esa época el Jefe del Grupo de Tareas “El Rayo” Tte. Coronel
Joaquín Alemán, que operaba en Tucumán, era el 2do. Jefe del Destacamento
de la Guarnición Salta del Ejército.
El 24 de Marzo de 1976 se designó al Mayor Juan Carlos Grande como
Secretario Privado del Interventor Militar.

El Coronel Mulhall designa al Jefe del Destacamento Inteligencia


143 Tte. Coronel Mario Osvaldo Baudini como Ministro de Gobierno,
Justicia y Educación, al Tte. Coronel Julio Celestino Delucchi, Ministro de
Economía y al Cnel. Médico Remis Mario Antonio (Ministro de Bienestar
Social).-

El mismo 24 de Marzo se dispuso la cesantía de los Ministros de la


Corte de Justicia y se declaró en “Comisión” a los jueces ( 86 ) y a todo el
personal de la administración Pública Provincial, Municipal, organismos
autárquicos y descentralizados ( 87 ), se dejó sin efecto la estabilidad de
que gozaban (88 ) y se autorizó a dar de baja al personal que se encuentre
vinculado a actividades de carácter subversivo o disociadora del orden
público o que preconicen las mismas ( 89). Con estas medidas se pretendió
legalizar la expulsión de sus lugares de trabajo a los opositores y a quienes
luego sufrirían detenciones o la desaparición.

La medida señalada en el párrafo anterior se complementó con una


86
Decreto nº 11 de fecha 24-3-76.-
87
Decreto Ley nº 2 de fecha 24-3-76.-
88
Decreto Ley nº 9 del 7-4-76.-
89
Decreto Ley nº 4 del 5-4-76.-

85
Tropiezos en la Memoria

orden de remitir a la Dirección General de Administración de Personal


de la Provincia la nómina completa de funcionarios y empleados con los
antecedentes, datos personales y de carrera.(90)

Mediante comunicado n° 4 de fecha 24 de Marzo se habilitó el teléfono


21227 para que se efectúen acusaciones que posibiliten los operativos
antisubversivos. De esta forma se propició sustituir la denuncia que
inicie el curso de una investigación judicial por la delación de las personas
que sufrirían los apremios ilegales, los tormentos, las violaciones y la
desaparición forzada por razones políticas e ideológicas.

El 31 de Marzo de 1976 se designó al Sub Oficial Mayor ( R ) Rosendo


Soto como Secretario Privado del Ministro de Gobierno, Justicia y
Educación.(91 )

En este período vital para los planes de exterminio de la Dictadura


Terrorista, el Jefe de Inteligencia del Ejercito dispondría a través del
Ministerio de Gobierno de los antecedentes personales de la totalidad de
los empleados públicos a “eliminar” conforme lo expresaba el decreto nº
175 detallado mas abajo y de la dirección de las “patotas” de la Policía
Provincial para la detención forzada de opositores al régimen. El Tte.
Coronel Baudini reunió mientras duró su designación el poder real y
formal de disponer de datos recolectados y manejados por el ejército y la
inteligencia Policial obtenidos por el seguimiento de personas, la tortura y
la delación de los soplones del lopezregismo y del sindicalismo verticalista
durante el período precedente y de esta manera actuar en cumplimiento
de los planes sistemáticos de eliminación de opositores.

A los fines de las políticas de seguridad, el Área 322 con jurisdicción


en todo el territorio provincial se dividió en sub áreas, las que dependían
del Coronel Carlos Alberto Mulhall y hacia este reportaban. La ciudad de
Salta Capital, Güemes y los Valles dependía de órdenes directas del Cnel.
Mulhall, el Norte de la Provincia, con cabecera en la ciudad de Tartagal,
estaba a cargo del Teniente Coronel Héctor Luis Rios Ereñú, titular del
Regimiento 28 de Infantería de Monte y en el Sur provincial, con cabecera
en la localidad de Metan, el Capitán Félix Valenti Figueroa tenía la
responsabilidad de la conducción de esta sub área. (92 )

La existencia de estas sub áreas fue reconocida por el Coronel Mulhall


al ser interrogado en el Juicio por la Verdad: “Que había una subzona
en la ciudad Tartagal, donde era jefe el teniente coronel Ríos Ereñú,
90
Decreto nº 177 del 5-04-76.-
91
Decreto nº 120 -Boletín Oficial, Pág. 1093, del 19-04-76.-
92
Diario El Tribuno, 28-03-76, página 12 “Informaron al Coronel Mulhall que reina
normalidad en el interior de la provincia”

86
David Arnaldo Leiva

Gustavo “Cuchi” Leguizamón. Refernecia Diario El INtransigente.

que actuaban independientemente junto a la Brigada de Tucumán. Que


dicha subzona no dependía del dicente sino que dependía directamente de
Tucumán. Que el teniente coronel Ríos Ereñú era jefe del Regimiento de
Monte Nº 28 de la ciudad de Tartagal”.(93 )

La determinación de “la Jurisdicción Militar” y en como fue dividida


ésta a los fines del plan sistemático de exterminio de los opositores es
importante a los efectos de determinar la responsabilidad de sus jefes y la
autonomía de su actuación en la ejecución de dichos procedimientos pues
estos a partir de las órdenes generales dominaban los hechos ocurridos
en sus jurisdicciones.

Las detenciones de personas por razones ideológicas, políticas o


gremiales en la Provincia de Salta se acentuaron y masificaron a partir
del Golpe.

La Guarnición Militar Salta daba a conocer la detención de 46


personas.(94 )
93
Audiencia de fecha 26-04-01 en Juicio por la Verdad de Salta.-
 94
“NOMINA DE DETENIDOS”, Diario El Intransigente, Fecha 25-3-76.

87
Tropiezos en la Memoria

Leopoldo Atilio Pipo, dirigente del Gremio Bancario, fue detenido el 24


de Marzo desde una confitería, a las 9.30 horas y fue encarcelado primero
en una seccional de la Policía de Salta Capital, luego fue trasladado a
la Central de Policía, lugar donde “había muchos detenidos sin que se
le tomaran los datos”, reconociendo en este lugar al oficial de policía
Misael Sánchez el que le expreso “no saber el motivo de su detención”. A
la madrugada del día siguiente fue trasladado a la seccional de infantería
donde lo esposaron y le vendan los ojos, lo sacan en un auto el que se
detiene en algún momento de su recorrido y al bajarlo recibe amenazas
de fusilamiento. Pipo relata que “fue puesto en contra de una pared y le
preguntaron ¿Cómo quería ser fusilado, si con los ojos vendados o no?, luego
fue puesto boca abajo y escuchó quejidos de gente. Allí estaba Carlos Hoyos
de UTA, el que fue golpeado en el bajo vientre y le ocasionaron problemas
urinarios y no podía orinar, sin ser atendido. Estaban en un galpón y eran
puestos en fila india para ser interrogados por un hombre que escribía a
máquina. En esa oportunidad los amenazaban con dinamitarlos”. De allí
fueron llevados a la cárcel de Villa Las Rosas.(95 )

El Médico Mario Roger Falco fue detenido el mismo día del golpe
y llevado a un campo militar, lugar donde lo tortura interrogatorio de
por medio. “Comenzó todo con el simulacro de un fusilamiento previa
confesión a un cura. Que este cura le pidió que dijera todo lo que sabía y
que rezara, como el declarante no sabe hacerlo, este rezo por él. Luego vino
otra persona que le pregunto cual iba a ser su última voluntad. Luego lo
ataron a una camilla boca abajo con la cabeza al aire. En la punta había
un balde de cuero con agua en donde lo sumergieron en varias ocasiones,
hasta prácticamente ahogarlo, para volverlo a sacar cuando ya no daba
mas y repetir la operación… luego varias personas lo golpearon en distintas
partes del cuerpo preguntándole donde estaban las armas y al contestar
que no sabia nada de armas repetían los golpes. Le pusieron un plástico
atado al cuello, como una bolsa y por una punta abierta le echaban agua
mientras un medico presente en el lugar lo iba auscultando, tomándole
dicha acción en los pulmones de forma tal que no se llenara completamente
de agua. También le hicieron la tortura conocida como el teléfono, que
consiste en aplaudirle las orejas, le desencastraron un tímpano, a raíz del
cual se quedó con zumbidos en ambos oídos. Cuando fue llevado al penal
fue atendido por los médicos Carrizo, el “sordo” Alvarez, Hadad, quienes

 95 Legajo 4609-CONADEP.


96
Fs 176 y sig. Causa Palomitas.
97
Expediente nº 540028/14-Privacion Ilegal de la Libertad de Pablo Salomón Rios-
Juez de Instrucción Militar nº 77 – Dest. Expl. C B1 141-Consejo Supremo de la
Fuerzas Armadas. Las personas detenidas fueron Horacio Guaymas, Amado Guanca,
Antolin Esteban Saldaño, Inocencio Ramirez, Zerpa y Pablo Salomón Rios.
98
Fs. 1974 Juicio de la Verdad-Salta.

88
David Arnaldo Leiva

lo medicaron y pudo recuperarse”.(96 )

Pedro Rueda, relató que fue detenido por personal policial el 24 de


marzo y al ser conducido a la Central de Policía tenían allí a 15 personas con
los brazos en alto contra la pared y “que allí fue amenazado de muerte por
el entonces comisario Julio Argentino San Millan, pero que con intervención
de las personas que allí se encontraban, las cosas no pasaron a mayores.
Mario Amelunge que en ese tiempo era Secretario General de la CGT era
golpeado todas las noches, junto al dicente, por su condición de gremialista,
por el Capitán Alberto o Roberto Yone”(97).

El Tte. Cnel. Rios Ereñú reconocía que en el Regimiento de Monte Nº


28 -situado en la ciudad de Tartagal- tenía detenidas a 57 personas.(98 )

El Escuadrón 20 Orán de la Gendarmería Nacional fue también un


lugar de concentración de detenidos, lugar donde se aplicaba “picana” y
se interrogaba sobre personas que fueron secuestradas.(99 )

El Comisario Ramón Jacinto Vivas, Jefe de la Comisaría de Cafayate,


detuvo a gremialistas que fueron torturados en ese lugar y luego trasladados
a la Jefatura de Policía de La Provincia, desde donde lo vendaron y los
llevaron a un CCD que no pudieron reconocer. Finalmente fueron alojados
en la Cárcel de Villa Las Rosas y liberados.(100 )

Como responsable de la cárcel fue designado el Sargento del Ejercito


Braulio Pérez, el hijo de éste era Jefe de Seguridad y Alzugaray Juan
Carlos, quien había sido trasladado desde la Policía Federal era el jefe de
inteligencia del penal.

99
Diario El Tribuno, 28-03-76, página 12 “Están detenidas 57 personas en el
Regimiento 28 de Monte Tartagal”.-  3 Julio Eduardo Fernandez Muiños, a fs 1476 del
Juicio por la Verdad de Salta expresa que “Fue detenido el 24 de Marzo de 1976, a
la mañana en el escuadrón 20 de Gendarmería Nacional. Que fue interrogado por
el Comandante Saboredo por personas a las que alguno conocía y a otras no. Que
pusieron énfasis en la persona de Elpidio Juvencio Palavecino quién desapareció.
Que también estaba detenido René Russo quien le dijo que fue “picaneado”.-
100
Expediente nº 540028/14-Privacion Ilegal de la Libertad de Pablo Salomón Rios-
Juez de Instrucción Militar nº 77 – Dest. Expl. C B1 141-Consejo Supremo de la
Fuerzas Armadas. Las personas detenidas fueron Horacio Guaymas, Amado Guanca,
Antolin Esteban Saldaño, Inocencio Ramirez, Zerpa y Pablo Salomón Rios.
101
Del Testimonio de Mirta Torres, citado, en el Juicio por la Verdad.-
102
Testimonio brindado por J.C. Alzugaray a fs 472 en la causa “Palomitas”.-

89
Tropiezos en la Memoria

El Penal de Villa Las Rosas también se convir tió en un Centro


Clandestino de Detención (CCD), arribando a la cancha del mismo
los helicópteros y camiones de Gendarmería y el Ejército trayendo y
trasladando detenidos políticos. Desde el 24 de Marzo “…esta se convirtió
en un lugar de tránsito continuo de personas detenidas, las que en muchos
de los casos no se los llegó a conocer o a verlas personalmente” (101 ).

El oficial de la Penitenciaría a cargo del Departamento de Inteligencia


Juan Carlos Alzugaray, reconoce que en el penal de Villa Las Rosas
funcionaba un Centro Clandestino de Detención. “La función del declarante
era esta: Dependía del Director de Seguridad, hacía censura de la
correspondencia entre los detenidos PEN, Ley 20840 y a Disposición del
Concejo de Guerra Estable. También una cuarta categoría que no estaban
dentro de las otras tres, y que si bien el declarante no sabe las condiciones
de ingreso al penal, eran denominados genéricamente como a disposición
de las autoridades militares.”(102 )

Un importante espacio de la sociedad salteña estuvo preñada por su


tributación a las políticas de “seguridad” surgidas del 24 de Marzo de 1976,
lo que se convirtió en un obstáculo para las necesidades de justicia.

La arbitrariedad, la prepotencia, el abuso de autoridad y el


desconocimiento de los elementales derechos ciudadanos se impusieron en
el territorio salteño. El lenguaje de la muerte y la amenaza de producirla
se impusieron en el discurso oficial, el que fue masificado por el diario El
Tribuno en su tributación a las políticas de la Dictadura. La nota que se
transcribe es un fiel reflejo de lo expuesto:

“ M E D I DA S A D O P TA DA S P O R L A I N T E R V E N C I O N M I L I TA R
EN LA COMUNA DE GRAL. MOSCONI.
Tartagal (Agencia). Acertadas medidas ha tomado la intervención
militar en la Municipalidad de General Moscóni, las que causaron
general beneplácito entre los pobladores de ésa, Campamento Vespucio
y Coronel Cornejo. Al frente de la misma, como se sabe, se encuentra el
teniente primero Héctor Fernando Patricic, actuando como Secretario de
Gobierno el Sub Oficial Mayor Mario Celestino Palmieri, y como delegado
de la intervención Militar en la localidad de Coronel Cornejo el sargento
ayudante Agustín Capaldo.
Resoluciones.

103
Diario El Tribuno, pág. 15, 31 de Marzo 1976.-
104
Boletín Oficial nº 9967 de fecha 19 de abril de 1976.-

90
David Arnaldo Leiva

Entre las más importantes resoluciones cabe consignar la emitida a


través del comunicado nº 1 que recuerda que aún rige el toque de queda
entre las 22 y 6 y que también está en vigencia la prohibición de reuniones
públicas y privadas, como asimismo la formación de grupos de más de dos
personas en la vía pública. El no respetar esta disposición o no acatar la
orden de dispersarse, motivará la apertura de fuego. Otras de las medidas
adoptadas son las siguientes: quienes insulten o amenacen a las Fuerzas
Armadas o de seguridad serán detenidos de inmediato, y a quienes no acaten
las órdenes se les abrirá fuego en el lugar del hecho; quienes sean sorprendidos
cometiendo atentados o intentando cometerlos contra servicios públicos
en general, edificios o locales de servicios públicos, empresas (privadas o
del Estado) o edificios religiosos y no acaten de inmediato la voz de alto,
serán ejecutados en el lugar del hecho.”(103 )

El lenguaje oficial sobre la supresión de personas se incorporó no solo


en los comunicados de los interventores de comunas de segunda categoría
como el citado, sino además a los decretos de gobierno. Ejemplificativo
es el decreto 175 de fecha 5 de abril de 1976 que expresa: “Artículo 1º.-
Los Señores Ministros procederán previo estudio de los antecedentes
del personal, a arbitrar los medios para la inmediata eliminación de los
agentes incorporados irregularmente a cada organismo…”( 104 ). El decreto
en cuestión pudo haber utilizado el término cesantía, exoneración o despido
que expresan una manera de finalizar una relación de empleo, pero prefirió
utilizar la palabra “eliminación” que no solo implica baja, sino exterminio,
matanza, extirpación, destrucción, aniquilación. La expresión verbal,
escrita y gestual acompañaron las actitudes de la intervención militar a
Salta.

En esta tónica, un poco mas de un año y medio después, el entonces


Gobernador de facto Cap. De Navío (R) Augusto Ulloa deniega el pedido
efectuado por el Escribano Aldo Meliton Bustos de que se le adjudique la
titularidad del Registro Notarial n° 32, fundado en “la evaluación efectuada
por el Poder Ejecutivo, de los antecedentes ideológicos del peticionante,
suministrados con carácter de estrictamente confidencial y secreto por
los organismos pertinentes…”( 105 ). Tres meses después, en fecha 2/2/78,
era secuestrado Aldo Meliton Bustos, demostrando de esta manera la
coordinación entre el Ejecutivo Provincial y las autoridades militares del
Area 322, en la persecución por motivos ideológicos y políticos.

Los documentos oficiales, el lenguaje de los decretos y comunicados, los


operativos hechos en presencia de testigos, los testimonios de los presos,

105
Decreto 3498 del Ministerio de Gobierno, Justicia y Educación de fecha
14/11/77.-

91
Tropiezos en la Memoria

constituyen los rastros, las huellas, las pruebas del Plan Sistemático de
las Fuerzas Armadas para eliminar opositores que hubieran permitido el
Juicio y Castigo a los responsables, sin embargo un importante espacio de
la sociedad salteña comulgó con las políticas de la represión ilegal y las
medidas económicas.

El Colegio de Abogados de Salta en un comunicado adhirió a la


convocatoria realizada por el Proceso de Reorganización Nacional en
cuanto compromete “a las Fuerzas Armadas a desarrollar una acción
tendiente al logro “de la observancia plena de los principios éticos y
morales; de la justicia, de la realización integral del hombre, del respeto
a sus derechos y dignidad”. Y animado por tal esperanza, acude a la
convocatoria contenida en la misma, en la certeza de que por esta senda se
ha de lograr efectivamente “la total recuperación del ser nacional. De este
modo compromete la acción en tal sentido de todas sus fuerzas materiales,
morales e intelectuales”(106).

Para esta época el Consejo Directivo del Colegio de Abogados de Salta


estaba integrado por: Presidente: Jorge Gonzalez Ferreyra, Vicepresidente:
Lidoro Almada Leal, Secretario: Guillermo Gomez Augier, Tesorero: Ernesto
Leonardo, Vocales Titulares: Luis Guillermo de Los Rios, Rogelio Saravia
Toledo, Mario D‘Jallad.

Mientras el Colegio de Abogados brindaba adhesión a los postulados


de exterminio de los cónsules de la muerte, desaparecieron mas de 106
abogados en territorio nacional, entre ellos el salteño Víctor Jacobo Noe y
en Salta: Gustavo Manuel Medina Ortiz y Jorge Ernesto Turk Llapur.

En fecha 12 de julio de 1977 la Sra. Carmelina Scagnitta de Spuches


interpuso recurso de amparo -a favor de su hijo- debido a las privaciones de
visita y de suspresión de correspondencia con los presos politicos detenidos
en el penal de Villa Las Rosas. El Dr. Ricardo Lona con un desatino que
asombra a la luz de lo ocurrido con los abogados defensores de presos
políticos y gremiales, en el año 2006, ironizó “El señor Juez Federal a cargo
de estas actuaciones Dr. Miguel Antonio Medina, suscribió junto con el Dr.
Alfredo Gillieri el recurso de amparo de referencia. Imagino que ambos
letrados lo habrán hecho porque el Juzgado Federal, entonces a mi cargo,
representaba alguna garantía de que las quejas de la señora de Spuches
recibirían adecuada atención y de que el poder político no se enteraría
de que sus firmantes, ante posibles represalias (entiendo que esa era la
excusa que ponían la mayoría de los abogados para no intervenir en este
106
Diario El Tribuno, pág. 17, Marzo de 1976.-
106
bis Juicio de la Verdad Histórica-Salta,fs 2107,vlta.
107
Diario El Tribuno, pág 13, Marzo 28 de 1976.-

92
David Arnaldo Leiva

tipo de asuntos.)”(1 06bis).

También el Colegio de Escribanos de Salta, a través de su Consejo


Directivo, se pronunció a favor de la convocatoria efectuada por las Fuerzas
Armadas, considerando esta actitud un deber irrenunciable al que ningún
argentino tiene derecho a sustraerse o desentenderse y formuló votos para
“salvar, con ejemplo de sacrificio y austeridad, los valores esenciales de
nuestro ser nacional” ( 1 07).El Presidente del Colegio de Escribanos era el
Esc. Gerardo Coll.

El 24 de Marzo de 1976 el Teniente Coronel Osvaldo Mario Baudini,


Ministro de Gobierno, se reunía con Ricardo Duran del Movimiento Popular
Salteño, Dr. Medrano Ortiz del Partido Federal, Sr. Fiore de la Unión
Provincial, Candido Vicente del Partido Conservador Popular, Jorge Decavi
del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), Juan Carlos Castiella
de la Unión Cívica Radical y Olivio Rios del Partido Justicialista y les hacía
conocer la “prohibición de realizar en lo sucesivo cualquier manifestación
de índole política”, rubricándose un acta en el que los asistentes prestaron
conformidad (108).

El 26 de Marzo de 1976 los empresarios de Salta se reunieron con


el Teniente Coronel Julio Deluchi, Ministro de Economía, ofreciendo y
comprometiendo su colaboración con las autoridades militares, las que en
retribución constituyeron una comisión coordinadora a fin de canalizar las
inquietudes de los mismos.

El 26 de Marzo de 1976 fue designado en el cargo de Director General


de Cultura de la Provincia el escritor y compositor José J. Botelli. El diario
el Tribuno bajo la Dirección de Roberto Romero y la Vice Dirección de
Juan Carlos Romero avalaba que un hombre de su empresa integrara el
Gobierno de la Intervención Militar. Así lo expresaba:

“Nota de Redacción: El poeta, compositor, impresor y periodista José


Juan Botella, verdadero hombre de la Cultura si los hay, es evidentemente
el hombre exacto para el cargo. El nuevo funcionario ha cumplido una
vasta trayectoria en el campo literario y musical de la provincia y el país,
obteniendo importantes reconocimientos y galardones artísticos. Botella
ya dirigió en otras ocasiones la acción cultural oficial y su nombramiento
ha causado general beneplácito en los ambientes artísticos e intelectuales
lugareños. José Juan Botella, corresponde destacarlo, con sincera
108
“DIRIGENTES POLÍTICOS RECIBIERON LAS PAUTAS DEL GOBIERNO
MILITAR”,Diario El Intransigente, Marzo 25 de 1976.
109
Diario El Tribuno-José Botella nuevo Director de Cultura-Pág. 13.
110
Boletín Oficial, 12 de Abril de 1976, Pág. 1049.-

93
Tropiezos en la Memoria

satisfacción, es además y desde hace mucho y fértiles años, el director de la


Sección Literaria de El Tribuno.”(109 )

El 26 de Marzo de 1976 se dispuso clausurar por el término de 24 horas


el diario El Intransigente.(110 ) El fundamento de la clausura dispuesta por el
Secretario de Prensa de la Provincia Capitán Norberto Enrique Fernández
fue que en un artículo de la columna “En Rueda de Café”, editado en la
Página Central del Diario y carente de seriedad, se menoscababa la imagen
de la autoridad militar.

Al aparecer nuevamente el diario, el editor responsable aclaraba que


“El Intransigente, consecuente con su línea editorial, bregará por el éxito
del proceso. Avalan esta posición: 1°) El hecho que permanentemente
denunció actos de inmoralidad y dolo en la administración de los dineros
públicos, lo que significó para el diario agresión económica por parte de
las autoridades denunciadas, 2°) El Intransigente atacó la acción de la
delincuencia subversiva, esto nos valió inseguridad y reiteradas amenazas
anónimas, y 3°) El Intransigente propició la unidad del pueblo con el
Ejercito a través de diversas notas y campañas periodísticas con una
positiva respuesta de la ciudadanía (111 ).

El 27 de Marzo de 1976, el Rector de la Universidad Católica de Salta


R.P. Normando Requena y el Secretario General C.P.N. José Sanfilipo,
mediante resolución n° 16 expresó que “los propósitos de la Junta Militar
concuerdan con los principios rectores de dicha casa de altos estudios,
respondiendo a las normas de la moral cristiana y llevando la finalidad de
restituir el orden, la seguridad y la paz, para que pueda regir la justicia
y el respeto a la dignidad de la persona”. Este comunicado además hizo
conocer que suspendía el funcionamiento de la Escuela de Servicio Social y
el Departamento de Psicología hasta su total reorganización y que solicitó la
renuncia del personal directivo y académico, declarando además en comisión
al personal administrativo y docente. Asimismo prohibió el funcionamiento
de los Centros de Estudiantes y las actividades deliberativas y asambleas
entre estudiantes bajo apercibimiento de expulsión o suspensión (1 12).  

El 27 de Marzo de 1976 el Jefe de la Sub Area 322-1 Tte. Coronel


Hector Luis Rios Ereñu, acompañado por el 2° Jefe del Regimiento 28 de
Infantería de Monte Mayor Ernesto Alejandro Reposi, se reunía con el Ex
111
“PORQUE NO APARECIO AYER EL INTRANSIGENTE”, Nota de Tapa, Diario El
Intransigente,28-3-76.
112
“SUSPENDEN CARRERAS, PROHÍBEN GREMIALISMO ESTUDIANTIL Y PONEN EN
COMISION A TODO EL PERSONAL”, Diario El Intransigente, 28-3-76.
113
“REUNION EN EL REGIMIENTO 28 INFANTERIA DE MONTE”, Diario El Intransi-
gente, 28-3-76.

94
David Arnaldo Leiva

Intendente Alberto Abraham (P.J.), autoridades eclesiásticas, comerciantes,


industriales, profesionales, dirigentes de comunidades aborígenes en la
que los exhortó a trabajar por el país (113 ).

El 28 de Marzo de 1976, a las 11 horas, por pedido del Interventor


Militar se celebraba en la Catedral Basílica una misa para “impetrar
por la paz, la felicidad y el bienestar del pueblo argentino y rogar por el
reencuentro del país y dentro de este “nuestra querida Salta”.

El 29 de Marzo de 1976 los Capitanes Norberto Antonio Yommi y


Eduardo Alberto Casal asumían como delegados Interventores de la
Universidad Nacional de Salta.

El 31 de Marzo de 1976 fue designado Manuel J. Castilla, poeta y


escritor, en el Cargo de Director de la Biblioteca Provincial “Dr. Victorino
de la Plaza” (114 ).

El 10 de abril de 1976 el Interventor Militar de la Municipalidad


de de Orán iniciaba una campaña para cortar el pelo largo voluntaria o
compulsivamente a los jóvenes ya que el pelo crecido conspiraba contra la
estética varonil y normas y reglas de higiene. Decenas de jóvenes fueron
detenidos para ser literalmente pelados por andar con el cabello largo.
El diario El Tribuno de esa fecha se publicaba lo siguiente “Peluquería:
“El Interventor Militar de la Municipalidad de Oran comunica a los
jóvenes de esa localidad que a partir del día de la fecha funcionará en
el edificio municipal un servicio de peluquería totalmente gratuito, a los
fines de prestar servicio a aquellas personas que por carecer de recursos
económicos suficientes mantengan los cabellos excesivamente largos, lo cual
conspira contra la estética varonil y normas y reglas de higiene. Asimismo,
se recomienda a las personas que, poseyendo medios, se encuentren
comprendidos en los casos indicados precedentemente, arbitren las
medidas del caso tendientes a lograr un corte de cabello varonil e higiénico.
Esta Intervención Militar, por intermedio de la autoridad policial de la zona,
controlará los aspectos de higiene y estética ya mencionados arbitrando
por el servicio de peluquería municipal soluciones adecuadas”.

114
Boletín Oficial, 19 de Abril de 1976,pág. 1093.-

95
Tropiezos en la Memoria

Así emergió la dictadura en Salta. Las calles de la ciudad y las paredes


de sus casas coloniales añorarían -por muchos años- las denuncias escritas
en aerosol que dejaban a su paso las tumultuosas manifestaciones obrero-
estudiantiles y el canto y las letras subterráneas recordarían en sus prosas
las mandíbulas batientes de la protesta y no la cegada evocación del
silencio que proponían Botelli y Castilla comulgando, desde sus jerarquías
burocráticas, con la estética propuesta por la Dictadura.

El interregno de Mulhall al frente del Estado de Salta duró hasta fecha


22-4-76 pero extendió su actuación como jefe de la Guarnición Militar Salta
hasta octubre de 1977, constituyéndose en el poder detrás del Estado.

96
David Arnaldo Leiva

AUTORIDADES PROVINCIALES DESIGNADAS POR EL


CORONEL MULHALL

PODER EJECUTIVO PROVINCIAL

Baudini, Mario Osvaldo


Tte. Coronel Ministro de Gobierno, Justicia y Educación Decreto nº 2

Delucchi,
Julio Celestino Tte. Coronel Ministro de Economía Decreto nº 3

Remis, Mario Antonio
Cnel. Médico Ministro de Bienestar Social Decreto nº 4

Perez, Benjamín
Abogado Ministro de Feria de la Corte de Justicia

Mendiaz, Virtom
Tte. Cnel. Secretario General de la Gobernación Decreto nº 5

Escotorín Carlos Enrique Agrónomo Secretario de estado de la Producción y Secre-


taria de Estado de Industria, Comercio y Servicios Decreto nº 17

Andrade Miguel Ángel Mayor Médico Secretario de Estado de Salud Pública


Decreto nº 23

Jozami Habih Mayor Bioquímico Secretario de Estado de Seguridad Social Decreto nº


24

Bloser de FransBeni
Ingeniero Geólogo Secretario de Estado de Minería Decreto nº 19

Cabada López José Antonio


Contador Público Nacional Secretario de Estado de Hacienda Decreto nº 20

Jimeno Ernesto Oscar
Cnel (R.) Secretario de Estado de Obras Públicas Decreto nº 21

Montaldi Juan Carlos


Cnel (R.E.) Secretario de Estado de Municipalidades Decreto nº 29

Taruselli, Eugenio Ernesto


Secretario de Estado de Educación y Cultura

Fernández Norberto Enrique


Capitán Secretario de Prensa

Folloni Jorge Oscar Abogado Sub Secretario General de la Gobernación

Larrán Marcelo
Contador Público Nacional Interventor del Banco Provincial de Salta Decreto nº 18

Saravia, Domingo Pablo


Tte. Cnel. (R) Director Provincial de Defensa Civil

Reyes, Héctor Arnaldo
Tte. Cnel. (R) Director General de Compras y Suministros

97
Tropiezos en la Memoria

Barrionuevo Oscar Pedro


Capitán Presidente Interventor del Instituto de Promoción Social

Mainoli, José Alejandro


Mayor Médico Interventor del Instituto Provincial de Seguros

Obeid Héctor
Capitán Interventor Militar de Administración General de Aguas de Salta

Jovanovics, Julio Cesar


Coronel ( R ) Delegado del Interventor en la Capital Federal

Torino Augusto
Desiderio Cnel (R. E.) Interventor del Palacio Legislativo Decreto nº 14

Avila Javier Marcos


Capitán (R.) Director Provincial de Aviación Civil Decreto nº 15

Aldazábal Carlos Emilio


Mayor (R.) Director General de Administración de Personal Decreto nº 16

Mainoli José Alejandro


Mayor Médico Interventor del Instituto Provincial de Seguros Decreto nº 25

Barrionuevo Oscar Pedro


Capitán Interventor del Instituto de Promoción Social Decreto nº 27

Montoya Víctor Abelardo


Capitán (R.) Director del Boletín Oficial de la Provincia Decreto nº 31

López Sosa, Manuel Jorge


Médico Director Provincial de Lucha Antituberculosa y Enfermedades Transmisibles

Rios, Eduardo
Médico Director del Hospital de Niños

Carrizo,Rómulo Néstor Medico Director del Policlínico Regional San Bernardo

García Bes Luis Enrique


Contador Director General de Rentas

Arreche, Alberto Serfaty


Director de la Dirección de Deportes y Cultura Física

Salom, Miguel Ángel


Interventor del Consejo General de Educación

Samame, Celedonio Alberto
Tte. Cnel. Director General del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas

Hoyos, Agustín
Sub Oficial Sargento 1º Director de Acción Social

Flores, Carlos Alberto


Doctor Director de la Dirección de Familia y Minoridad

Estrada, Andrés

98
David Arnaldo Leiva

Doctor Director de la Dirección de Maternidad

Botella, José J.
Escritor Director General de Cultura de la Provincia

Castilla Manuel José


Escritor Director de la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de La Plaza

Frias, Carlos Alberto


Abogado Fiscal de Gobierno de la Provincia

Goytía Raúl José


Escribano Público Nacional Escribano de Gobierno Decreto nº 6

Galletti José Ricardo


Mayor Interventor Militar de la Confederación General del Trabajo Decreto nº 7

Ramírez Carlos Lucio


Capitán Auxiliar del Interventor de la C.G.T. Decreto nº 7

INTENDENTES Y COMISIONADOS DESIGNADOS POR


EL CORONEL MULHALL.

Apellido y Nombre Profesión Localidad Decreto de designación-cese



Ratto Julio Eduardo
Mayor Intendente Municipal de la Ciudad de Salta Decreto nº 9

Caballero Pablo
Comandante 2º G.N. Intendente de Orán

Pugliese, Héctor E. Teniente 1º Intendente Municipalidad de Tartagal

Figueroa Felix Alberto Valenti


Capitán Intendente Interventor de la Municipalidad de Metan Decreto nº 8

Arias Raimundo
Sub Oficial Mayor Intendente Joaquín V.Gonzalez

Piorno Gabriel Lorenzo


Intendente Rosario de la Frontera

Carullo, Pablo
Comandante Principal Intendente de Güemes Cese 31-12-76 Dec. 3979

Duplatt, Juan Pedro


Sargento Ayudante de G.N. Intendente Interino Municipal de Cafayate

Bianchi Juan Carlos


Comandante Principal (R) Presidente Comisión Vecinal San Lorenzo

Aban, Vicente Leopoldo


Sub Oficial Mayor (R) Interventor Municipalidad de La Caldera

99
Tropiezos en la Memoria

Alvarado Rene
Sub Oficial (RE) Intendente Chicoana Cese 9-2-77 Decreto 253

Tarifa, Espiritu
Sub Oficial Principal (R) de G.N. Presidente Comisión Municipal de San Carlos

Peiró, Enrique
Sub Principal (R) Intendente Municipal de Cachi

Fernández, Armando
Sub Oficial Mayor (R) Interventor Municipalidad de La Caldera

García Juan Primitivo


Sub Oficial (R) Intendente Municipal de El Quebrachal

Yañez, José Nicanor


Sub Oficial Mayor (R) Presidente de la Comisión Municipal de La Merced

Patane, Mario R. Alférez G. N.


Interventor Municipalidad de Embarcación

Nicolini, Víctor A.
Presidente de la Comisión Municipal de Salvador Mazza

Carmuega Roberto A
Alférez G.N. Intendente Aguaray

Petricic, Héctor Fernando


Teniente 1º Intendente de Mosconi

Montoya Wenceslao
Alférez G.N. Intendente Pichanal

Juárez Pedro
1º Alférez G.N. Intendente de Colonia San Rosa

Pérez Miguel
Sub Oficial Mayor G.N. Presidente Comisión Vecinal Tolar Grande.

Almeida Luis
Alférez G.N. Presidente Comisión Vecinal San Antonio de Los Cobres

Irazusta, Joaquín
Sub Oficial Mayor (R) Intendente Cerrillos

Chocovar Meliton
Sub Oficial Mayor (R) Intendente Rosario de Lerma

100
David Arnaldo Leiva

LA CLANDESTINIDAD DEL ME TODO, GAR ANTIA DE


IMPUNIDAD.
El término “desaparición” es en realidad un eufemismo. El mismo no
significa más que una persona fue arbitrariamente detenida por agentes
del Estado y a pesar de ello las autoridades lo niegan.

El 22 de abril de 1976 es secuestrado y desaparece en Salta Alfredo


López.-

El 28 de abril de 1976 secuestran y desaparecen Carmen Berta Tor-


res, quien había presentado un recurso de hábeas Corpus a favor de su
hermana secuestrada Francisca Delicia, un mes antes.

“El desaparecido es una persona sometida a una deprivación senso-


rial y motriz generalizada (manos atadas, ojos vendados, prohibición de
hablar, limitación de todos los movimientos) en condiciones de aliment-
ación e higiene subhumanas, que no sabe dónde está aunque a veces pu-
eda adivinarlo, y que sabe que afuera no saben donde está, con absoluta
incertidumbre sobre su futuro…”(115).

La decisión de desaparecer al secuestrado y los tormentos aplicados


a los detenidos definieron un estilo penal ilegal en la represión política al
opositor.

El cuerpo del detenido pasó a ser blanco de la represión punitiva del


estado clandestino y de allí el espectáculo de su desaparición o de la apar-
ición del cuerpo decapitado, destrozado, mutilado, descuartizado.

El 23 de agosto de 1976, en el Paraje La Pichana, sito entre Cabeza de


Buey y Palomitas, unos trabajadores de Vialidad Nacional encuentran dos
cadáveres desnudos con orificios de bala y dinamitados. Los mismos corre-
spondían a un hombre y una mujer sin cabeza y que al realizarse la autopsia
se determinó que estaba embarazada con un feto de cuatro meses. Estos
cadáveres fueron enterrados como N.N. en el cementerio de Güemes.

El Dr. Ricardo Lona, Juez Federal Interviniente no ordenó hasta 1984,


ninguna actividad investigativa de este crimen, como así tampoco el
Fiscal Vicente N. Massafra, archivando el expediente.(116)
 115
Pág. 59 “Efectos Psicológicos de la Represión Política” – 1986- Industria Gráfica
del Libro.
116
El 30 de septiembre de 1976 se dispuso el sobreseimiento provisoria hasta tanto
los autores del hecho sean habidos-Fs 17- del Expediente 87794-76

101
Tropiezos en la Memoria

El 24 de Septiembre de 1976 fue secuestrada desde su domicilio, en el


Barrio Santa Lucia de Salta Capital, Gemma Ana María Fernández Arcieri
y Héctor Domingo Gamboa, dejando los secuestradores a una hija de éstos
de cinco meses en poder de unos vecinos. En el cementerio Santa Cruz
Gema Ana Maria Fernandez Acieri fue enterrada como N.N., dinamitada,
destrozada en pequeños pedazos, con otras personas. (117 )

Muchos lograron sobrevivir a esta experiencia, miles de personas no.


Las Fuerzas de Seguridad apuntaron al aniquilamiento de las víctimas
una vez que el detenido no le proporcionaba información de inteligencia
( 118), para lo que se deshacían del cadáver garantizando la “negación” de
las detenciones. Una prueba elocuente es el Informe Final de la dictadura
en Argentina que pretendió dar por muertos a los desaparecidos sin dar
los nombres, lo que significaba que estar desaparecido era tener negada
la existencia como vivo y como muerto.

La negación de las detenciones fue el núcleo de este sistema represivo


que los habeas corpus interpuestos por los familiares no pudieron romper.
La inmensa mayoría de los Jueces limitó el habeas Corpus a un pedido
de informes en el que invariablemente las FF.AA negaban lo solicitado,
cumpliendo con la formalidad que desalentaba la búsqueda de los seres
queridos. Esta situación ponía punto final a la investigación judicial, por
coincidencia con los objetivos de Proceso de Reorganización Nacional, por
miedo o desidia burocrática. Sin embargo debemos reconocer que era la
autoridad militar o Policial contra la que se interponía el recurso la que
determinaba la clausura de la investigación.

El Juez Federal de Salta Ricardo Lona se negó sistemáticamente a


atender los reclamos de justicia de los detenidos y sus familiares (119 ).

117
Testimonio de Luisa Blanca Madozzo a fs 1628 del Juicio por la Verdad de Salta.
118
“Este es un problema clave; por un lado, la información es el instrumento que
posibilita la perpetración de los secuestros seguidos por desapariciones; por el
otro lado, obtener más información extrayéndola de los opositores secuestrados
constituye uno de los móviles fundamentales de la detención-desaparición” (La
Desaparición Forzada de Personas en América Latina- Trabajo de Ana Lucrecia
Molina Theissen. Publicado por la Revista Electrónica KO´AGA ROÑE’ETA,SERI VII.
http://www.derechos.org/VII/molina.html.
119
“La dicente necesitaba que el Juzgado Federal le diera un permiso para que
pudiera visitar (a su esposo Eduardo Anibal Arroyo).Que vino a este Juzgado y
hablo con el Secretario del Juez Lona y le negó el permiso y entonces habló con el
Juez Lona, en el pasillo del Tribunal, cuando este se iba. El Juez Lona la trató muy
mal y le dijo que los familiares de los subversivos tenían que estar todos presos
y que él no iba a perder su tiempo…”; declaración de Myriam gladis Chalabe a fs
1745 y sig.En el Juicio por la Verdad.

102
David Arnaldo Leiva

“Nunca supe del secuestro de personas, llevadas a centros clandesti-


nos de detención, como a la postre se descubrió existían en otros lugares
del país, lo -por lo que en estos 23 años de democracia ha podido investi-
garse- no sucedió en Salta”. “Tuve noticias de la desaparición de personas
a través de habeas corpus presentados por familiares y allegados a esas
personas.”

“A todos les imprimí el tramite de ley mediante el pedido de informes


a las autoridades policiales, de seguridad y militares. En ningún caso
tuve una respuesta afirmativa que me permitiera analizar la legitimidad
de una privación de libertad. Tampoco conté con información o una pista
que me permitieran avanzar sobre la identidad de los autores o ubicar el
paradero o la suerte corrida por las personas desaparecidas. No recuerdo
que llegaran al juzgado casos de desaparecidos originados en denuncias
hechas ante la policía y de que ésta practicara averiguaciones de alguna
utilidad”(119 bis ).

El intento de justificar un ejercicio correcto, justo y legítimo de la po-


testad jurisdiccional constituye un reconocimiento no querido -por parte
del Dr. Ricardo Lona- de la inacción judicial, la que pretendió encubrirse
en el ritualismo de los escritos que solicitaban a los jefes de los secuestra-
dores el reconocimiento de sus crimenes. Los Centros Clandestinos de
Detención constatados por la CONADEP en Salta, las decenas de víctimas
desaparecidas en territorio salteño, la existencia de habeas corpus y las
denuncias por privación ilegal de la libertad que señalamos mas adelante,
evidencian la “fragil memoria” del ex juez.

El general Tomás Sánchez de Bustamante en una entrevista publicada


en el diario “La Capital” de Rosario, en su edición del 14 de Junio de 1980
expreso “Hay normas y pautas jurídicas que no son de aplicación en este
caso. Por ejemplo, el derecho de habeas corpus. En este tipo de lucha el
secreto que debe envolver las operaciones especiales hace que no se deba
divulgar a quién se ha capturado y a quién se debe capturar; debe existir
una nube de silencio que rodee todo.”(120 ).-

119
Bis Escrito presentado por el Dr. Ricardo Lona -justificando su acción como juez-
en el Juicio de la Verdad, fs 2113.
120
Nunca Mas, Pág. 402.

103
Tropiezos en la Memoria

En este tipo de crímenes la constante fue el encubrimiento institucio-


nalizado, la negación organizada del crimen. Por esta razón es necesario
correr el velo y buscar la verdad. El Estado demostrará entonces el desm-
antelamiento de este pasado de crímenes y aunque cueste y sea dificultoso
por el tiempo transcurrido deberá buscar el juicio y castigo reclamado por
familiares y organismos de derechos humanos.

Los juicios iniciados por las violaciones a los derechos humanos con
motivo de los delitos cometidos durante la dictadura militar y en especial
la causa 13, así como las investigaciones realizadas por la CONADEP,
descorrieron el velo sobre las organizaciones y su funcionamiento de este
estado clandestino (Grupos de Tareas – Centros Clandestinos de Deten-
ción – jerarquías – zonas y sub zonas etc.), sin embargo aún falta mucho
por develar.

Las micro-historias de cada individuo secuestrado y su destino final


son una asignatura pendiente en la búsqueda de la paz de la sociedad
argentina.

104
David Arnaldo Leiva

CAPITULO III

LA ORGANIZACIÓN CLANDESTINA POR ZONAS


MILITARES

A lo largo y ancho del territorio nacional se organizó un sistema de


represión ilegal.

El Ejercito continuó con la adjudicación ( 121 ) de la responsabilidad


primaria en la dirección de las operaciones contra la subversión en todo el
territorio de La Nación, la Conducción de la Comunidad informativa y el
control operacional sobre la Policía Federal, Servicio Penitenciario Federal
y Policías Provinciales.

También el ejercito mantuvo la organización territorial conformada


por cuatro zonas de defensas: n° 1, 2, 3 y 5, sub-zonas, Áreas y Sub-áreas
preexistentes de acuerdo al Plan de Capacidades para el año 1972 –PFE-
PC MI72-.(122)

La Armada continuó aplicándose en la lucha antisubversiva una ju-


risdicción que comprendía el Mar, los ríos navegables, sus riveras, zonas
portuarias, zona territorial circundante a las bases y unidades de tierra,
manteniendo el control operacional de la Policía Territorial de Tierra del
Fuego ( 123 ) y a través del Plan de Capacidades –PLACINTARA 75- articuló
el accionar de 11 fuerzas de tareas preexistentes en dicha fuerza.

La Fuerza Área también organizó sus directivas fijando su propio


concepto en las acciones antisubversivas áreas o terrestres.

“El país fue dividido en Zonas, a cuyo frente estuvieron los comandan-
tes de los cuerpos de ejército existente y el de Institutos Militares (IIMM)
(Hoy Dirección General de Institutos Militares –DGIIMM-). Tales zonas
definían ámbitos jurisdiccionales para operar militarmente. Sobre la base
de los elementos orgánicos de la fuerza Ejército, integrantes de aquellos
comandos, la Armada y la Aeronáutica Militar asignaron elementos propios
en los términos de apoyo que ya se han asignado”... “En otras palabras y
para insistir en las definiciones castrenses, se constituyeron, por zonas,
fuerzas conjuntas “...
121
Directiva 1/75 del Consejo de Defensa, reglamentario de los Dec. 2770, 2771
y 2772.
122
Directiva del Comando General del Ejercito n° 404/75.
123
Directiva Antisubversiva 1/75S COAR.

105
Tropiezos en la Memoria

…sobre la base de elementos pertenecientes a dos o mas Fuerzas


Armadas, operando bajo un solo comando y para cumplir una misión
común.... Tales Comandos de Zona llevaron a cabo “operaciones conjuntas”
en el sentido de “aquellas llevadas a cabo por dos o mas Fuerzas Armadas
bajo el comando de un solo comandante”(124).

En apoyo del sistema de represión ilegal concurrieron los organismos


Policiales de las delegaciones de la Policía Federal y de las Policías Pro-
vinciales, Gendarmería, Prefectura, Servicios Penitenciarios.

De este sistema de represión ilegal se desprendieron las patotas que


secuestraron, saquearon, violaron y mataron con total impunidad y se
articularon sobre la base de los distintos órganos de inteligencia de las
fuerzas bajo control operacional.

Es por ello que cuando se analice la responsabilidad operativa primaria


deberá tenerse en cuenta no solo al Comandante de Zona, Comandante
de Sub Zona y Jefe de Área, sino además a los Jefes de Destacamentos y
de Secciones de Inteligencia (G2 y S2) del Estado Mayor Cdo. De Zona,
Subzona y Área.

Dependientes del Ministerio del Interior en cada Zona, Subzona y Área


y en apoyo de las mismas actuaron los Jefes de las Delegaciones de la Policía
Federal, los D2 (Inteligencia de la Delegación) y Grupos de Tareas.

La Gendarmería proporcionó también a través de sus jefes, los S 2


(Inteligencia) y grupos de tareas el respaldo necesario al sistema instru-
mentado por los Comandos de Zona, Sub Zona y Jefatura de Área.

En las Provincias actuaron con responsabilidad subdirecto a Jefatura


de Área: el Gobernador de Provincia, el Ministro de Gobierno, el Jefe de
Policía Provincial, el D2 (Inteligencia), Jefe de Policía Local, D2 Policía
Local, Director de Unidad Penitenciaria (125 ).

El Servicio Penitenciario Federal a través del Director de la Unidad


Penitenciaria con asiento en el Comando de Zona, Sub Zona y Área tuvo
responsabilidad de lo ocurrido en la represión ilegal.

124
“Sobre Áreas y Tumbas-Informe sobre desaparecedores”- de Federico y Jorge
Mittelbach-Editorial Sudamericana-Pág. 16,17.-.-
125
“Sobre Áreas y Tumbas-Informe sobre desaparecedores”- de Federico y Jorge
Mittelbach-Editorial Sudamericana-Pág. 33.-

106
David Arnaldo Leiva

LA ZONA OPERACIONAL Nº 3.
El Comando de Zona 3 tenía su Jurisdicción sobre las Provincias de
Córdoba, SanLuis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Santiago
del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy ( 1 26 ) y estaba bajo dependencia de
Comandantes del Cuerpo de Ejercito III, con asiento en Córdoba.-

Esta Zona Operacional tuvo como responsable entre los años 1975-
1979 a las siguientes personas:

-Gral. Luciano Benjamín Menéndez.

-G-2 (Inteligencia) Coronel Losardo Antonio.

En los archivos de los organismos de derechos humanos y en la


Secretaria de Derechos Humanos de la Nación se registraron en jurisdicción
del Tercer Cuerpo de Ejercito (zona 3) la cantidad de 2.086 personas
secuestrados y desaparecidos, de las cuales solo 13 fueron liberadas y 374
se registraron como muertos o localizados sus restos.
Subzona 32:

JURISDICCIÓN: Tucumán, Salta, Jujuy.-

El Comando de la Subzona 32 tenía su Jurisdicción sobre las Provin-


cias de Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy ( 127 ) y estaba bajo la
dependencia de Comandantes de la Brigada de Infantería V, con asiento
en la ciudad de San Miguel de Tucumán.-

Esta Sub Zona Operacional tuvo como responsable:

Desde Enero a Diciembre de 1975.

Gral. Adel Edgardo Vilas.

Diciembre 1975 a diciembre de 1977.

Gral. Bussi, Antonio Domingo.-

125
“Sobre Áreas y Tumbas-Informe sobre desaparecedores”- de Federico y Jorge
Mittelbach-Editorial Sudamericana-Pág. 33.-
126
“Sobre Áreas y Tumbas...” Ob. Cit.,pág. 19.-
127
“Sobre Áreas y Tumbas...” Ob. Cit.,pág. 21.-

107
Tropiezos en la Memoria

Diciembre de 1977 a Febrero de 1979.

Gral. Martella, Luis Santiago.

Febrero 1979.

Gral. Podesta Miguel Ángel.

Del total de víctimas en la Jurisdicción del 3er. Cuerpo de Ejercito


906 personas son las víctimas registradas en la subzona 32. De estas 906
personas que sufrieron el secuestro forzado y su desaparición posterior
solo 3 fueron liberadas y 110 están registrados como muertos o localizados
sus restos.
Área 322:
JURISDICCIÓN: Provincia de Salta
En el Área 322, Jurisdicción de la Provincia de Salta, existían en el
periodo en cuestión los siguientes regimientos, destacamentos, compañías
y unidades del Ejército:

-Exploración de Caballería Blindada 141.

-Compañía de Ingeniero de Montaña 5.

-Destacamento de Inteligencia 143.

-Regimiento de Infantería de Monte 28.

-Distrito Militar “Salta”.

-Hospital Militar “Salta” (Compañía de Sanidad 5).(128 )


Esta Área tuvo los siguientes responsables:

Desde Octubre de 1975 a Noviembre de 1977.

Coronel Mulhall, Carlos Alberto.

128
Regimientos, Destacamentos, Compañías y unidades en Salta del Ejercito Ar-
gentino en el periodo 1976-1983. Información brindada por el General de Brigada
Eduardo Alfonso-Secretario General del Ejercito año 2000.-

108
David Arnaldo Leiva

2do. Jefe Tte. Coronel Joaquín Alemán (129)-Hasta 12/76

2do. Jefe Tte. Coronel Héctor Francisco Gorriti-Desde 12/76

Desde Diciembre de 1977 a Octubre de 1979.

Coronel Aguado Benítez Mario.

Desde Octubre de 1979 a Septiembre de 1981.

Coronel Mercau, Héctor Juan.

Desde Septiembre de 1981.

Coronel García Manuel

Compañía de Ingenieros de Montaña 5:


Jefe Mayor Julio Eduardo Ratto - hasta 12/77

Jefe Mayor Juan Alberto Curti - Desde 12/77

Distrito Militar Salta


Jefe Tte. Cnel. Carlos Alberto Molina Columbres – hasta 12/77

Jefe Tte. Cnel. José Manuel Lobos-desde 12/77 

Otros Militares que actuaron como Jefes hasta el año 1977


en elÁrea 322.
Jefe del Departamento de Gravado del comando en Jefe Cnel. Orlando
Costa.

Jefe de Operaciones Mayor Alberto Bernard.

Jefe de Logística Mayor Horacio Zenarruza.

129
Reconoció haber participado activamente en el Operativo Independencia, siendo
uno de los Jefes del Grupo de Tareas El Rayo.

109
Tropiezos en la Memoria

Capitán Ubaldo Vujovich (130 )

Capitán Luis Dubois

Tenientes 1ª Brígido Zabaleta

Teniente 1ª Héctor Salvador Girbone

Sub Área: Departamentos de Oran, San Martín, Rivadavia,


Santa Victoria.
Estaba bajo la jurisdicción del Regimiento de Infantería de Monte
28.-

Esta Sub-Área tuvo los siguientes responsables:

Desde Octubre 1975 a octubre de 1977.

Jefe-Tte. Coronel Rios Ereñu, Héctor Luis.

2do. Jefe Mayor Ernesto Alejandro Repessi.

Desde Octubre de 1977 a Octubre de 1979.

Tte. Coronel Domínguez Roberto Felipe.

Desde Octubre de 1979 a Septiembre de 1981.

Tte. Coronel Vivas Francisco Federico.

Desde Septiembre de 1981.

Tte. Coronel Alfaya, Héctor Antonio.


Sub Área: Metan, Rosario de la Frontera.
Esta Sub Área lo tenía como responsable al Capitán Félix Valenti
Figueroa a partir de Marzo de 1976 (1 31).

El Destacamento de Inteligencia 143 del Área 322 tuvo a los


130
Era el oficial del Ejército que concurría al Penal de Villa Las Rosas a controlar
a los presos políticos.

110
David Arnaldo Leiva

siguientes responsables.-
Desde Octubre de 1974 a Noviembre de 1976.

Tte. Coronel Baudini, Osvaldo Mario.

Desde Noviembre de 1976 a Enero de 1979.

Tte. Coronel González Roberto Jesús.

Desde Enero 1979 a Septiembre de 1980

Tte. Coronel Messina Juan.

Desde Septiembre de 1980

Tte. Coronel Sierra Osvaldo Lucio.

“En Rigor, la guerra sucia estuvo, casi en forma exclusiva, en manos


de una elite –despreciable, criminal, pero elite al fin-:los servicios de
inteligencia de cada una de dichas fuerzas, bajo el mando si de quienes
conformaron las sucesivas Juntas de Comandantes en Jefe y de quienes
ejercieron los Comandos de Zona y de subzona y las Distintas Jefaturas
de Área” (132).

Bajo el Control de la Marina estuvieron las siguientes instituciones:


L I C E O N AVA L M I L I TA R D O C T O R F R A N C I S C O D E
GURRUCHAGA
Demarco Eduardo Rubén Director 15-10-77 18-2-80

Tome Manuel Director 18-2-80 12-81

Gandolfo Julio Cesar Director 12-81 12-82

Fariña Alfredo Director y a partir de abril 1983 Jefe de la Región Naval NOA 12-82
12-83

Lavarias Carlos Alberto


Director a cargo y Jefe de la Región Naval NOA 12-83 05-12-83

Marin Jorge Alberto
Jefe de Cuerpo y enseñanza 15-10-77 4-79

Marin Carlos Alberto

131
Esta información surge del Diario El Tribuno del 28-3-76, pág. 12.-
132
“Sobre Áreas y Tumbas...” Ob. Cit.,pág. 24.-

111
Tropiezos en la Memoria

Jefe de cuerpo y enseñanza 4-79 11-02-81

Lozano Raúl Daniel


Subdirector 2-81 12-82

Colina Jorge Francisco


Subdirector 08-12-82 22-01-83

Lavarias Carlos Alberto


Subdirector 1-83 05-12-83

D E L E G AC I O N INCORPOR ACION NAVAL SALTA Y DELEGA -


CION DE DIBA SALTA (133 )

Barni Ángel Cesar Jefe 01-10-75 31-12-79

Figueroa Omar

Andrés Pío Jefe 01-01-80 01-01-84

FUERZAS BAJO CONTROL OPERACIONAL DEL


EJÉRCITO
En la Provincia de Salta la Jefatura de Área tenía elementos orgánicos,
propios o asignados, bajo control operacional y es por ello que dependían
de los mismos la Gendarmería Nacional, la Policía Federal, la Policía Pro-
vincial, el Servicio Penitenciario y las formaciones “especiales” asignadas
al efecto, al igual que otras Áreas, en las que se cuadriculó el territorio
argentino, a fin de llevar adelante el plan terrorista.

Bajo la Jefatura del Área 322, en la Provincia de Salta operaron en


la represión ilegal, integrantes de las siguientes fuerzas:

-Delegación de la Policía Federal.

-Gendarmería Nacional: Agrupación VII y Escuadrón 20 Orán.

-Policía Provincial.

-Servicio Penitenciario.
POLICÍA FEDERAL – DELEGACIÓN SALTA- (1 34)
La Delegación Salta de la Policía Federal tuvo a los siguientes re-
sponsables:

 133
Fº 279 Expte. Nº 328/00

112
David Arnaldo Leiva

Año 1975
Delegado: Comisario Ernesto Federico Livy.
Año 1976
Jefe de Área IV de Superintendencia de Seguridad Federal con Juris-
dicción sobre Tucumán, Salta y Jujuy:

Comisario Inspector Ernesto Federico Livy.


Año 1976
Delegado: Comisario Tassara, Marcelo Roberto (01/76).

Sub delegado: Sub Comisario Alonso José Alberto (01/76).

Sub delegado: Sub Comisario Correa Manuel (03/76).


Año 1977
Delegado: Comisario Spinelli, Hugo Antonio (01/77).

Sub delegado: Sub Comisario Monti

Inspector Principal: Gustavo Mosquera.

Inspector Principal: Jorge Velazco.


Año 1978
Sub Comisario Matwiejczuk, Pedro (01/78).

Sub Comisario Monti, Luis Maria (01/78).

Sub Comisario Barbosa, José Luis (12/78).

Sub Comisario Cantelmi, Arístides (12/78).


Año 1979
Sub Comisario Suárez, Héctor (01/79).

 134
Información Brindada por el Subcomisario Raúl José Timossi a/c Jefatura División
Jefes y Oficiales de la Policía Federal Argentina.- 

113
Tropiezos en la Memoria

Comisario Pérez, José Jorge (12/79).


Año 1981
Sub Comisario Siffredi, Alberto Luis (03/81).
Año 1982
Comisario Palmero, Roberto (01/82).

GENDARMERIA NACIONAL

AGRUPACIÓN VII
Jefe-Cte. Mayor Elmo Veron 1976

Jefe-Cte. Mayor Felipe Ramiro Blázquez 1976

2º Comandante Adolfo Tomas Güemes-Oficial de Inteligencia


1975 - 02/78

2do. Jefe Cte. Principal Duillo Ignatti 1975 al 29-9-76

Jefe Cte. Principal Luis Ramón Hormanstorfer (1 ) 29-9-76/77

2do. Jefe Cte. Principal Adrian Russo 29-9-76/77

Comandante Edgardo Martínez- Oficial de Inteligencia 02/78


ESCUADRON 20 ORAN
Jefe-Cte. Pr. Diego Alejandro Varas 26-1-76 al 16-8-76

2do. Jefe Cte. Augusto Kullman 1975/1976

Jefe Cte. Pr. Raúl Hipólito Grazzia 17-8-76 al 11-12-77

2do. Jefe Cte. Tito Alberto Silva 1977

Jefe Cte. Pr. Juan Nicasio Boari 11-12-77 al 16-12-79

2do. Jefe Cte. German Julio Vera Año 1978/1979

Cte. Pr Ramón Francisco Arrua 17-12-79 al 12-12-81

114
David Arnaldo Leiva

SECCION EMBARCACION
Alférez Mario Raúl Patane (1 36)
Policía de la Provincia de Salta (137 ).
La Policía de la Provincia de Salta tuvo a los siguientes responsables:
Año 1976
Jefe de Policía: Tte. Coronel Miguel Raúl Gentil.

Sub Jefe de Policía: Tte. Cnl. Virton Mendia.

Jefe de Policía: Tcnl. Virtom Mendíaz (138 )

Sub Jefe de Policía: My Juan Carlos Grande (139 )

Jefe de Policía Interino: My Juan Carlos Grande (140 )

Departamento de Informaciones: D-2: Inspector Gral. Abel Vicente


Murua.

Departamento de Personal D-1:Insp. Gral. Roberto Arredes.

Departamento de Logística D- 4:Insp. Gral. Jorge Ponce de León.

Departamento Judicial D- 5:Inspector Mayor Antonio Falcone.

Asesoría Letrada: Inspector Gral. Alberto Velarde.

Administración: Inspector Gral. Ramón Elias.

Dirección de Comunicaciones: Crio. Merardo Bonari.

Secretaria Gral. y Rel. Pol.: Sub Comisario Víctor Alberto Burgos.

135
En el año 1969 realizó estudios en la Academia de Policía con asiento en Washington,
EEUU y luego en la Escuela de Patrullas de Frontera con asiento en Yuma, EEUU.
136
El 24 de marzo de 1976 fue Interventor de la Municipalidad de Embarcación.
También estuvo como Jefe de la Sección Ledesma de la Gendarmería Nacional.
En 1985 llego al grado de Comandante del Escalafón General de Gendarmería,
revistando como Jefe de la Sección Comando y Servicios de la 4ª Agrupación Mis-
iones de la Gendarmería Nacional.
137
Información que rola a fs 371/382 del Expediente 328/00 brindada por la
Secretaría General de la Gobernación en el Juicio de la Verdad.-

115
Tropiezos en la Memoria

Unidad Regional nº 1 Salta Capital y Director de Seguridad: Inspector


Gral. Joaquín Guil.-

Comisaría Primera: Sub comisario Claudio Alberto Marquez.-

Comisaría Segunda: Comisario Roberto Agustín Tacacho.-

Comisaría Tercera: Comisario Víctor Hugo Almiron.-

Comisaría Cuarta: Sub Comisario José Manuel Reinoso.-

Comisaría Quinta: Comisario Principal Dionisio Ramírez.-

Comisaría del Carril: Comisario Ppal. Luis A. M. de Vancosello.-

Comisaría de Cerrillos: Comisario Héctor Cansino.

Comisaría Gral. Güemes: Crio. Ppal. Julio Oscar Correa.

Comisaría de S.A.Cobres: Crio. Ppal. Julio Ernesto Quiroga.

Comisaría Campo Quijano: Crio. Abelardo Raul Fernández.

Comisaría Cnel. Moldes: Sub Crio.Fausto Lopez.

Sub Comisaría Bº El Tribuno: Crio. Roberto Agustín Tacacho.

Unidad Regional nº 2 (Norte Oran): Inspector Gral. Alberto Ralle.

Comisaría de Tartagal: Crio. Ppal. Eugenio Aramayo.

Comisaría de Pocitos: Crio. Ppal. Celedonio Morales.

Comisaría de Embarcación: Crio. Insp. Arturo Madrigal.

Comisaría de Colonia Santa Rosa: Comisario Luis Aguirre.

Unidad Regional nº 3 (Sur-Metan): Insp. My. Eduardo Lucio Jandula.

Comisaría de Rosario de la Frontera: Comisario Insp. Enrique

138
Decreto 3877-Cese 28-12-76.
139
Decreto 2201- Designación 17-09-76.
140
Decreto 3878-Designación 28-12-76.

116
David Arnaldo Leiva

Mendieta.

Comisaría del Galpón: Sub Crio. Guillermo Martín Zerpa.

Comisaría Río Piedras: Sub Comisario Ricardo Alberto Toranzos.

Sub Comisaría El Dorado: Sub Comisario Anselmo Estanislao Rios.

Jefe de Control Gral. Zona de Cafayate: Comisario Mayor Santiago


Matías Pedroza.
Año 1977.-
Jefe de Policía: Coronel Carlos A. Carpani Costa.

Sub Jefe de Policía: Mayor Juan Carlos Grande.-

Departamento de Informaciones: D-2: Inspector Gral. Abel Vicente


Murua.

Unidad Regional nº 1 Salta Capital: Inspector Gral. Joaquín Guil.-

Comisaría Primera: Sub comisario José Manuel Reinoso.

Comisaría Segunda: Sub Comisario Claudio Alberto Marquez.

Comisaría Tercera: Comisario Roberto Agustín Tacacho.

Comisaría Cuarta: Comisario Víctor Hugo Almiron.

Comisaría Quinta: Comisario Misael Sanchez.

Comisaría de Cerrillos: Comisario Héctor Cansino.

Comisaría Cnel. Moldes: Sub Comisario Humberto Vicente Gonzalez.

Sub Comisaría Bº El Tribuno: Sub Comisario Roberto Camaño.


Año 1978.-
Jefe de Policía: Mayor Juan Carlos Grande.-

Director Gral. De Seguridad: Inspector Gral. Joaquín Guil.-

117
Tropiezos en la Memoria

Departamento de Informaciones: D-2: Inspector Gral. Abel Vicente


Murua.

Unidad Regional nº 1 Salta Capital: Inspector Gral. Mario Víctor


Palermo.

Comisaría Primera: Comisario José Ignacio Molina.

Comisaría Segunda: Comisario Adolfo Marcelino Villalba.

Comisaría Tercera: Comisario Ppal. Humberto Jimenez.

Comisaría Cuarta: Sub Comisario Néstor Ramón Echenique.

Comisaría Quinta: Comisario Pedro Valdivieso.

Comisaría Sexta: Crio. Severino Calpanchay.

Comisaría Séptima: Crio. Ppal. Ricardo Aguirres.

Comisaría Octava: Crio. Víctor Hugo Choque.

Comisaría Novena: Crio. Jesús Adolfo Zimmer.

Comisaría Décima: Sub Crio. Justo Marciano Alemán.

Comisaría Once Gral. Güemes:Crio. Juan Carlos Avila.

Comisaría doce Cafayate: Crio. Victor Hugo Almiron.

Brigada de Investigaciones: Crio. Insp. Victor Alberto Burgos.

Compañía de Infantería: Crio. Insp. Misael Sánchez.


Año 1979.-
Jefe de Policía: Tte. Cnel. Yago Luis de Gracia.

Unidad Regional nº 1: Insp. Gral. Joaquín Guil.

Compañía de Infantería: Crio. Ppal. Juan Carlos Ulloa.

Departamento de Informaciones: D-2:Insp. Gral. Abel Vicente Murua.

118
David Arnaldo Leiva

Departamento de Personal D-1:Insp. Gral. Roberto Arredes.

Departamento Operaciones D-3 Insp. Gral. Domingo Cuevas.

Departamento de Logística D- 4:

Crio. Inspector Antonio Saravia.

Crio. Inspector Mario René Leal.

Crio. Insp. My. Antonio Saravia.

Crio. Insp. Mario René Leal.

Departamento Judicial D- 5:Insp. My Abel Guaymas.

Dirección de Comunicaciones: Crio. Ppal. Merardo Bonari.

Comisaría Primera: Crio. Inspector Roberto Agustín Tacacho.

Comisaría Segunda: Comisario Mario Reinaldo Pachao.

Comisaría Tercera: Comisario Juan Carlos Avila.

Comisaría Cuarta: Comisario Claudio Alberto Marquez.

Comisaría Quinta: Comisario Víctor Hugo Boccos.

Comisaría Sexta: Crio. Roberto Marquieguez.

Comisaría Séptima: Crio. Ppal. Luis Pastrana.

Comisaría Octava: Crio. Ppal. Eduardo Humberto Zona.

Comisaría Once Gral. Güemes:Crio. Insp. Julio Oscar Correa.

Comisaría Doce Cafayate: Crio. Inspector Ramon Jacinto Rivas.

Unidad Regional Norte Oran: Insp. Gral. Mario Victor Palermo.

Unidad Regional Sur Metan: Insp. Gral. Héctor René Trovatto.

119
Tropiezos en la Memoria

Año 1980:
Jefe de Policía: Tte. Cnel. Yago Luis de Gracia.

Sub Jefe de Policía: My. Jose Rafael Diaz Colodrero.

Depar tamento de I nformaciones: D -2:I nsp. Gral. Héc tor René


Trovatto.

Departamento de Logística D- 4:Crio. Insp. Ramón Fortunato Geria.

Departamento Judicial D- 5:Insp. My Abel Guaymas.

Dirección de Comunicaciones: Crio. Insp. My. Antonio Saravia.

Brigada de Investigaciones: Crio. Ppal. Victor Alberto Burgos.

Unidad Regional nº 1: Insp. Gral. Mario Víctor Palermo.

Crio. Inspector Misael Sánchez.

Crio. Inspector Mario René Leal.

Año 1981.

Jefe de Policía: Tte. Cnel. Yago Luis de Gracia.

Unidad Regional nº 1: Insp. Gral. Enrique Mendieta.

Depar tamento de I nformaciones: D -2:I nsp. Gral. Héc tor René


Trovatto.

Departamento de Logística D- 4:Crio. Insp. Ramon Fortunato Geria.

Dirección de Comunicaciones: Crio. Insp. My. Antonio Saravia.

Brigada de Investigaciones: Crio. Ppal. Luis Gabriel Gimenez.

Año 1982.-
Jefe de Policía: Tte. Coronel. Raúl Juan Rioboo.

Sub Jefe de Policía: Insp. Gral. Enrique Mendieta.

120
David Arnaldo Leiva

Año 1983.-
Jefe de Policía: Tte. Coronel. Raúl Juan Rioboo.

Sub Jefe de Policía: Insp. Gral. Enrique Mendieta.

Departamento de Inteligencia D- 2: Crio. Insp. Pedro Valdivieso.


Servicio Penitenciario

1976-1983
Director General Perez Héctor Bernardino

Director General Aybar Manuel de la Cruz

Director General Fossaatti Mario Eduardo

Director General Sauma Ramón Hugo

Director General Daher Ernesto

Prefecto Arias Pablo Bonifacio Director U.C.1,Director U.C.2

Prefecto Mayor Albornoz Waldo Alberto, Director U.C.1,Director U.C.3

Prefecto Mayor Gutiérrez Víctor Alberto Director U.C.1

Alcaide Mayor Rodríguez Víctor Manuel Director U.C.1

Prefecto Barco Elio Ambrosio Director U.C.2

Sub Prefecto Carrizo Eduardo Director U.C.2

Sub Prefecto Wierna Rubén Artemio Director U.C.2

Sub Prefecto Pastrana Tito Director U.C.2

Sub Prefecto Guantay Martín Director U.C.2

Alcaide Cruz Francisco Director U.C.3

Prefecto Mayor Avila Berlan Director U.C.3

Alcaide Mayor Alzugaray Juan Carlos Director U.C.3

121
Tropiezos en la Memoria

Sub Prefecto Crespo Adolfo Director U.C.3

Alcaide Mayor Maggi Bernardino Director U.C.3

Sub Prefecto Hna. Ocaña Maria Delia Hogar del Buen Pastor (Ex
Cárcel de Mujeres).

INTERVENTORES MILITARES Y MINISTROS (141)

Año: 24-3-76 al 22-4-76


Coronel Mulhall, Carlos Alberto (Interventor Militar)

Tte. Coronel Baudini Osvaldo Mario (Ministro de Gobierno, Justicia


y Educación)

Cnel. Médico Remis Mario Antonio (Ministro de Bienestar Social)

Año: 22-04-76 al 18-4-77


Cap. Navío (RE) Gadea Héctor Damián

Cnel. Di Pascuo Raúl Ernesto (Ministro de Gobierno, Justicia y


Educación)

Tte. Cnel. Delucchi Julio Celestino (Ministro de Economía)

Ing. Cornejo Andrés (Ministro de Economía)

Agr. Escotorin Carlos Enrique (Ministro de Bienestar Social)

CPN Cataldi Ernesto Mario (Ministro de Bienestar Social)

Año: 19-04-77 al 21-2-83


Cap. Navío (RE) Ulloa Roberto Augusto

Cap. Frag. (RE) Davids René Julio (Ministro de Gobierno, Justicia y


Educación)

DR. Folloni Jorge Oscar (Ministro de Gobierno, Justicia y Educación)


141
Información brindada por la Dra. Sonia Margarita Escudero-Secretaría General
de la Gobernación de Salta.-

122
David Arnaldo Leiva

Ing. Cornejo Andrés (Ministro de Economía)

Ing. Sosa Rafael Luis(Ministro de Economía)

Dr. Lynch Santiago Alejandro (Ministro de Economía)

Ing. Muller Pablo Antonio (M inistro de Economía-Ministro de


Bienestar Social)

CPN Sansberro Jorge Ramón (Ministro de Economía)

Cap. Fgta. Coll Marcelo (Ministro de Bienestar Social)

Dr. Sola Figueroa Gaspar Javier (Ministro de Bienestar Social)

Año: 22-02-83 al 11-12-83


C.P.N. Plaza José Edgardo

Dr. Diaz Roberto Enrique (Ministro de Gobierno, Justicia y Educación)

CPN Vicente Julio Ángel (Ministro de Economía)

Dr. Salazar Gustavo Enrique (Ministro de Bienestar Social)

123
Tropiezos en la Memoria

LOS JUECES DE LA VERGÜENZA

Entre los años 1975 y 1983, los familiares de los detenidos presentaron
ante la judicatura salteña decenas de recursos de hábeas corpus y denun-
cias por privación ilegítima de libertad con el fin de obtener información
sobre el destino y paradero de las personas desaparecidas.

“El Poder Judicial, que debía erigirse en el freno del absolutismo


imperante, devino en los hechos en un simulacro de la función jurisdic-
cional para la cobertura de su imagen externa….En conclusión, durante
el período en que se consumó la desaparición masiva de personas, la vía
judicial se convirtió en un recurso casi inoperante. Es más, casi se podría
afirmar que, durante el régimen militar, el derecho a la vida, a la integ-
ridad física y a la libertad individual poco tuvo que ver con lo que dijeran
los Jueces;… (142 ).-

La Justicia Federal de Salta, los Ministros de la Corte de Justicia


de la Provincia, los Jueces de Instrucción y los Fiscales Penales tenían el
poder de investigar y la titularidad de la acción para acusar, encarcelar y
condenar a las patotas que impunemente avasallaban los mas elementales
derechos del hombre y del ciudadano, por lo que señalamos a quienes se
desempeñaron en la magistratura judicial en este período, muchos de los
cuales vergonzantemente ante el temor, la desidia o el encubrimiento no
actuaron en cumplimiento de su mandato, razón por la que, a tres décadas,
estos crímenes siguen sin Juzgamiento.

“El Dr. Eugenio Zaffaroni, actual juez de la Corte Suprema de Justicia


de la Nación, en la audiencia previa a su acuerdo en el Senado de la Nación,
fue elocuente al decir que cuando era juez en lo penal con competencia
en la ciudad de Buenos Aires, durante el proceso militar, le fue imposible
investigar estas cuestiones. Lo mismo me paso a mi, con la diferencia de
que fue infinitamente menor el número de habeas corpus por desapari-
ciones.”, supo decir el Ex Juez Federal de Salta Dr. Ricardo Lona, en el
Juicio de la Verdad.(142 bis )

142
Nunca Mas, Pág. 392.-
142
bis Fs 2113 vlta. Juicio por la Verdad Histórica de Salta.

124
David Arnaldo Leiva

Cuando se piensa que los Jueces Federales o Provinciales de Salta


y los fiscales juraron por el Estatuto de la dictadura terrorista y se
comprometieron, en consecuencia, a “terminar con el desgobierno, la
corrupción y el flagelo subversivo”, propósito firme enunciado por las
Fuerzas Armadas, entendieron que “el ejercicio severo de la autoridad
p a ra e r ra d i c a r d e f i n i t i v a m e n te l o s v i c i o s q u e a fe c t a n a l p a í s”
necesitaba de una Justicia pusilánime para el combate “sin tregua
a la delincuencia subversiva, abierta o encubierta”, “No se tolerará la
corrupción o la venalidad bajo ninguna forma o circunstancia, ni tampoco
cualquier trasgresión a la ley en oposición al proceso de reparación que
se inicia.”, tal como lo formulaba la proclama del golpe.
Ley 21258-Sancionada y Promulgada 24-3-76-
publicada 29-3-76 (143)
Art. 1°.-....

Art. 2°- Cesen en sus cargos los señores miembros de los tribunales
superiores de todas las provincias.-

Art. 3°.-Declárase “en comisión” a la totalidad de los magistrados y


funcionarios del Poder Judicial de la Nación y de los Poderes Judiciales
de todas las provincias”.

Art. 5°.- Los Magistrados y Funcionarios que se designen y los que


sean confirmados, deberán prestar juramento de acatamiento a los
objetivos básicos fijados por la Junta Militar, estatuto para el proceso
de reorganización nacional y la Constitución Nacional en tanto no se
oponga a aquellos.
Ley 21250-Sancionada y Promulgada 24-3-76-publicada
26-3-76.
Art. 2.5. Al tomar posesión de su cargo prestará juramento....

“Sr. N.N., juráis por Dios Nuestro Señor y estos Santos Evangelio
desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Ministro de la Corte
de Justicia/Juez de la Provincia de Salta y observar y hacer observar

143
Modificada por ley 21279 del 31-3-76: “Art. 1°.-Suprimese el último párrafo del
art. 5 de la L. 21258 que dice: “...en tanto no se oponga a aquellos”.Art. 2...”.-

125
Tropiezos en la Memoria

fielmente los objetivos básicos fijados, el Estatuto para el Proceso de-


Reorganización Nacional y la Constitución de la Nación Argentina”.-

-Sí Juro.-

“Si así no lo hicierais, Dios y la Patria os lo demanden”.

Los jueces designados antes del 24 de marzo de 1976 juraron por


hacer respetar la Constitución Argentina y al continuar su desempeño
durante el Proceso de Reorganización Nacional lo hicieron por su
Estatuto cometiendo perjurio, en el que reincidieron en la democracia
posdictatorial al permanecer en la magistratura, lo que muestra la
degradación de la Justicia que debía investigar y juzgar los crímenes
cometidos contra el genero humano.

126
David Arnaldo Leiva

P O D E R J U D I C I A L D E S A LTA C O R T E D E J U S T I C I A
DE SALTA
Pérez Benjamín
Dec. 95/76 Corte de Justicia Ministro de Feria 76-03-26-B.O. 76-04-14

Torino Julio Antonio
Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro-Presidente 76-03-26- B.O. 76-05-04
Renuncia Dec.3026 77-08-02

Vidal Frías José Ricardo


Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro 76-03-26-B.O. 76-05-04

Perez Benjamín
Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro 76-03-26 -B.O.
76-05-04

Ovejero Sola Daniel


Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro 76-03-26-B.O. 76-05-04
Renuncia Dec.9 79-01-11

Uriburu José Juan Carlos


Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro 76-03-26-B.O. 76-05-04
Renuncia Dec. 545-G 80-04-08

Torino Adolfo Domingo
Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro 76-03-26- B.O. 76-05-04
Renuncia Dec.1245-G 80-09-08

Gomez Augier Antonio


Dec. 495/76 Corte de Justicia Ministro 76-03-26-B.O. 76-05-04
Renuncia Dec 1594 83-10-19

Escudero Roberto
Dec. 3029/77 Corte de Justicia Ministro 77-09-12-B.O. 77-10-04
Renuncia Dec.1974 83-05-12

Monico Saravia Abel


Dec. 1247-G Corte de Justicia Ministro 80-09-08-B.O. 80-9-11

127
Tropiezos en la Memoria

JUECES DE INSTRUCCIÓN

DISTRITO JUDICIAL DEL CENTRO

Di Salvo Mario
Juez Instrucción-1ª Nominación 1976

Saravia Toledo Rogelio


Dec. 573 B.O. 76-05-13 Juez Instrucción 2ª Nominación 76-05-06

Saravia Royo Juan Jose


Dec. 573 B.O. 76-05-13 Juez Instrucción 3ª Nominación 76-05-06

Trincavelli Jorge Alberto


Dec. 643 B.O. 76-05-14 Juez Instrucción 4ª Nominación 76-05-11

Frezse Armando José
Dec. 2325 B.O. 77-08-01 Juez Instrucción 4ª Nominación 77-07-08

López Figueroa Jaime


Dec. 2897 G B.O. 77-09-12 Juez Instrucción 1ª Nominación 77-08-24

Marinaro Fernando Carmelo


Dec. 180 B.O. 80-02-12 Juez Instrucción Sumaria 4ª Nominación 80-01-29

Granata Enrique A
Dec. 180 B.O. 80-02-12 Juez Instrucción Sumaria 1ª Nominación 80-01-29

Lovaglio Javier
Dec. 180 B.O. 80-02-12 Juez Instrucción Sumaria 2ª Nominación 80-01-29

Salico de Martinez Susana B


Dec. 180 B.O. 80-02-12 Juez Instrucción Sumaria 3ª Nominación 80-01-29

Robles Julio H.
Dec. 180 B.O.80-02-12 Juez Instrucción Sumaria 4ª Nominación 80-01-29

Yobe Mirta Gladis


Dec. 321 B.O.81-04-02 Juez Instrucción Sumaria 4ª Nominación 81-03-26

Avblutin Suarez Marcelo E


Dec. 750 B.O. 81-06-11 Juez Instrucción Formal 3ª Nominación 81-06-02

Distrito Judicial del Norte Oran-Tartagal
Herrera Justo Antonio
Dec. 1443 B.O. 76-08-10 Juez Instrucción Orán 76-07-14
Renuncia Dec. 1192 81-09-10

Costas Luis Felix


Dec. 636 B.O. 77-3-31 Juez Instrucción Orán 77-03-14

128
David Arnaldo Leiva

Mendia Campos Julio Normando


Dec. 1348 G B.O. 79-10-24 Juez Instrucción Tartagal 79-10-11

Yazlle José
Dec. 1164 B.O. 80-08-29 Juez Instrucción Formal Tartagal 80-08-22

Quiroga Humberto Elio
Dec. 1419 B.O. 81-11-06 Juez Instrucción 2ª Nominación Orán 81-10-29

Distrito Judicial del Sur: Metan


Ovruti Suarez Marcelino Enrique
Dec. 1678 B.O. 76-08-27 Juez Instrucción Distrito Sud 76-08-03

Sierra Paz José Ignacio
Dec. 2898 B.O. 77-9-12 Juez Instrucción 1ª Nominación Distrito Sud 77-08-24
Renuncia Dec. 189 83-12-26

Yazlle Guillermo José
Dec. 952 B.O.81-7-22 Juez Instrucción 2ª Nominación Distrito Sud 81-07-13
Renuncia Dec. 1353 81-10-14

Medina Antonio
Dec. 1496 B.O. 81-11-19 Juez Instrucción 2ª Nominación Distrito Sud 81-11-10

FISCALES PENALES

Salico de Martínez Susana B


Dec. 2065 G B.O. 79-01-15 Fiscalía Penal 1 78-12-21

Vidal Silvia Teresita
Dec. 2065 G B.O. 79-01-15 Fiscalía Penal 2 78-12-21

Marinaro Fernando Carmelo


Dec. 2065 GB.O. 79-01-15 Fiscalía Penal 3 78-12-21

Bustos Ralle Silvia del Valle
Dec. 2065 G B.O.79-01-15 Fiscalía Penal 4 78-12-21

Pérez. José Héctor
Fiscalía Penal Oran Cese Dec. 2792 76-10-31

Silisque, Antonio Omar


Fiscalía Penal Oran 1982

Lucas Lencinas
Fiscalía Penal Oran 1982

129
Tropiezos en la Memoria

JUSTICIA FEDERAL
Juez Federal: Dr. Ricardo Lona.-

FISCALES FEDERALES
Dr. Vicente Masafra.-
LISTADO DE HABEAS CORPUS PRESENTADOS
Año de Inicio / Expte. Nº / CARATULA MATERIA / Año de Archivo

1974 / 83.846/ Recurso de Habeas Corpus sol. / SALAZAR DE AHUERMA Pilar a


favor de AHUERMA Marcelo Cristian / Recurso de Habeas Corpus / 1975

1975 / 84.312/ Recurso de Habeas Corpus sol./ DAHN HOLMSQUIST María
Angélica a favor de HOLMSQUIST Carlos Arturo Benito Recurso de Habeas Corpus
/ 1975

1975 / 84.328/ Recurso de HABEAS hábeas Sol./ CHAMORRO José Fernando a
favor de ARAMAYO José Paulino; ALVAREZ Segundo; RAMOS Marcelo José y
PASTRANA Humberto René Recurso de Habeas Corpus / 1976

1975 / 84.333/ Recurso de Habeas Corpus sol./ CHAMORRO José Fernando a


favor de ARAMAYO Carlos Oscar Recurso de Habeas Corpus / 1975
1975 / 84.334/ Recurso de Habeas Corpus sol./ CHAMORRO José Fernando a
favor de SANTACRUZ MELGAREJO Víctor Manuel Recurso de Habeas Corpus /
1975

1975 / 84.586/ Recurso de Habeas Corpus sol./ SERAPIO Julio a favor


de SERAPIO Solano Recurso de Habeas Corpus / 1975

1975 / 84.613/ Recurso de Habeas Corpus sol. PEREZ Máximo José a favor DEL
VALLE PEREZ HANSEN Raúl Eduardo. Agreg. p/cda. Expte. Nº 84.614/75 s/
Recurso de Habeas Corpus solicita LOPEZ Emeterio a favor de LOPEZ MEDINA
Graciela Matilde Recurso de Habeas Corpus 1975

1975/ 85.314/ Recurso de Habeas Corpus sol./ RODRIGUEZ Mariano Agustín


Recurso de Habeas Corpus / 1975

1975/ 86.136/ Recurso de Amparo sol. DICHI DE BARBA Raquel a favor de


BARBA Julio Jorge Recurso de Amparo / 1975

1976/ 86.162/ Recurso de Amparo sol./ PEREZ DE HANSEN Raúl Eduardo del
VALLE Recurso de Amparo / 1976

1976/ 86.220/ Recurso de hábeas Corpus sol./ TORRES DE VENEGAS Lucia


Magdalena Recurso de Habeas Corpus / 1976

1976/ 86.280/ Recurso de Habeas Corpus sol./ NEIBURG José y BARON DE


NEIBURG Raquel Recurso de Habeas Corpus / 1976

1976/ 86.348/ Recurso de amparo sol./ PEREZ Gabriel a favor de ALVAREZ


Alberto Recurso de Amparo / 1976

130
David Arnaldo Leiva

1976 / 86.352/ Recurso de Amparo sol./ FRIAS DE CLEMENTE Alicia Margarita a


favor de CLEMENTE Rubén/ Recurso de Amparo/ 1976

1976 / 86.355/ Recurso de Amparo sol./ SERAPIO Julio a favor de SERAPIO


Solano/ Recurso de Amparo/ 1976

1976 /86.405/ Inconstitucionalidad Estado de Sitio sol./ OUTES Pablo Eliseo/


Inconstitucionalidad Estado de Sitio/ 1976

1976 / 86.522/ Recurso de Amparo solicita TORRES, Berta a favor de TORRES


Francisca/ Recursos de Amparo/ 1976

1976 / 86.567/ Recursos de Amparo sol. ARROYO Julio Raimundo/ Recursos de


amparo/ 1976

1976 / 87.725/ Habeas Corpus sol. CORSICO, Ricardo Adalberto a favor de


CORSICO PICOLINI Gabriela/ Habeas Corpus/ 1976

1976 / 87.730/ Habeas Corpus sol. SANCHES DE TORRES Isabela Lucia a favor de
TORRES José Brígido/ Habeas Corpus/ 1976

1976 / 87.937/ Habeas Corpus sol. LUNA, Rogelio Ángel a favor de LUNA, Mario
Bernardino/ Habeas Corpus/1976

1976 / 88.094/ Habeas Corpus sol. VILCA Juan Andrés/ Habeas Corpus/ 1976
1977 / 89.053/ Habeas Corpus sol. SAYONS DE DAVALOS Maria Gracia a favor de
SAYONS León/ Habeas Corpus/ 1977

1977 / 89.319/ Recursos de Amparo sol. ARIAS Antonio Normando/ Recursos de


Amparo/ 1977

1977 / 89.460/ Habeas Corpus sol.. MARCHA Raúl Humberto/ Habeas Corpus /
1977

1977 / 89.728/ Habeas Corpus sol. DE LOTO DANIEL Roberto/ Habeas Corpus /
1977

1977 / 89.877/ Habeas Corpus sol. MONTESINO, Isaac Alejandro a favor de


MONTESINO Walter Alejandro y MONTESINO Hugo Eduardo/ Habeas Corpus/
1977

1977 / 90.050/ Habeas Corpus sol. RUBIO DE VACA, Nilda Rubio a favor de VACA
RUBIO, Raúl Alberto/Habeas Corpus/ 1977

1977 / 90.266/ Habeas Corpus sol. MOSCA, Carlos Enrique de favor de MOSCA
ALSINA, Carlos Enrique/ Habeas Corpus/ 1977

1977/ 90.598/ 90.776/ Recurso de Amparo sol. SPALTRO Norma Soledad – Agreg.
p/cda. Expte. Nº 90.776/77 s/ Recurso de Amparo sol. Ante Juzgado Nacional 1ra.
Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Nº 2 Cap./ Recurso de Amparo/
1978

1977 / 90.605/ Recurso de Amparo sol. TORRES Mirta Josefa/ Recurso de Amparo/
1979

1978 / 90.821/ Habeas Corpus sol. BOLAÑOS DE BUSTOS Juana a favor de


BUSTOS Aldo Melinton/ Habeas Corpus/ 1978

131
Tropiezos en la Memoria

1978 / 90.845 90.845 bis/ Habeas Corpus sol. G. DE MOLINA María Matilde a
favor de MOLINA Orlando Ronal Agreg. p/Cda. Expte. Nº 90.845/78 bis S/ Denuncia
desaparición de MOLINA Orlando Ronal en 144 fs./ Habeas Corpus/ 1978

1978/ 91.038/ Recurso de Amparo sol. ROJAS Vda. De ARAMAYO Silvia agreg.
P7cda. Expte. Nº 93.093/81 s/Habeas Corpus sol. ROJAS Vda. de ARAMAYO
Brunilda a favor de ARAMAYO Silvia Benjamín en 37 fs./ Recurso de Habeas
Corpus/ 1982

1978/ 91.087/ Habeas Corpus sol. LUNA Rogelio Ángel a favor de LUNA Mario
Bernardino/ Habeas Corpus/ 1978

1978/ 91.219/ Habeas Corpus sol. VELARDE DE GONZALEZ Delia Argentina a


favor de GONZALEZ VELARDE Juan Carlos/ Habeas Corpus/ 1978

1978/ 91530/ Habeas Corpus sol. HIDALGO JARA Juan Carlos a favor HIDALGO
GONZALEZ Mario del Carmen/ Habeas Corpus/ 1979

1979/ 91.729/ Habeas Corpus sol. QUINTANA Jorgelina a favor de ORTEGA


Leonardo Isaac/ Habeas Corpus/ 1979

1979/ 91.755/ Habeas Corpus sol. MOSCA AQUIRRE Carlos Enrique a favor de
MOSCA ALSINA Carlos Enrique/ Habeas Corpus/ 1979

1979/ 92.027/ Recurso de Habeas Corpus sol. ORELLANA DE LUNA María a favor de
LUNA Mario Bernardino agreg. p/cda. Expte. 93.152/81 s/ Habeas Corpus sol.
Por LUNA Ángel Rogelio a favor de LUNA DE/ Recurso de Habeas Corpus/ 1982

1979/ 92.067/ Recurso de Habeas Corpus sol. MONASTERIO Mario Domingo/


Recurso de Habeas Corpus/ 1982

1980/ 92.547/ Recurso de Habeas Corpus sol. MILLAN Manuel Adolfo/ Recurso de
Habeas Corpus/ 1982

1980/ 92.594/ Recurso de Habeas corpus sol. SABAN Julián a favor de TORDOYA
Lisandro/ Recurso de Habeas Corpus/ 1980

1980/ 92.678/ Recurso de Habeas Corpus sol. SAGRA Margarita Eulogia a favor de
SAGRA Juan Carlos/ Recurso de Habeas Corpus/ 1981

1981/ 93.095/ Recurso de Habeas Corpus sol. HERVAS FLORES Máxima a favor
de GUERRERO Norberto/ Recurso de Habeas Corpus/ 1982

1981/ 93.096/ Recurso de Habeas Corpus sol. MOSCA AGUIRRE Carlos Enrique a
favor de MOSCA ALSINA Carlos Enrique Recurso de Habeas Corpus/ 1981

1981/ 93.099/ Recurso de Habeas Corpus sol. SARAVIA Agustín a favor de


SARAVIA Nora Ester y GARCIA Carlos Humberto Ceferino Recurso de Habeas
Corpus/ 1981

1981 / 93.101/ Recurso de Habeas Corpus sol. COPA Justo a favor de COPA
Sergio Wenceslao/ Recurso de Habeas Corpus/ 1981

1981 / 93.149/ Recurso de Habeas Corpus sol. ELIAS DE FIGUEROA Olimpia a


favor de FIGUEROA ELIAS Juan José/ Recurso de Habeas Corpus/ 1981

132
David Arnaldo Leiva


1981 / 93.260/Recurso de habeas Corpus sol. GARNICA Policarpio a favor de
GARNICA RODRIGUEZ Santos Abraham/Recurso de Habeas Corpus/ 1982

1981 / 93.356/Recurso de HABEAS hábeas sol. ORTEGA Juan Pedro a favor de
ORTEGA Napoleón y ORTEGA Luis Roberto/ Recurso de Habeas Corpus/1982

1982 / 93.500/ Recurso de Habeas Corpus sol. MOLINA Miguel Ángel a favor de
CARRASCOSA Manuel y VELASQUEZ Elsa/ Recurso de Habeas Corpus/ 1982

1982 / 93.928/Recurso de Habeas Corpus sol. PORCEL Eduardo José/ Recurso de
Habeas Corpus/ 1982

1984 / 94.803/ Recurso de Habeas Corpus sol. MAMANI DE LOPEZ Elvira a favor
de VALDIVIESO Santiago/ Recurso de Habeas Corpus/ 1984

1984 / 94.821/ Recurso de Habeas Corpus sol. SANCHEZ E MONASTERIO Rosa


Amelia a favor de MONASTERIO Mario Recurso de Habeas Corpus/ 1985

1984 / 95.406/ Recurso de Habeas Corpus sol. AMELUNGE VARGAS Mario/
Recurso de Habeas Corpus/ 1984

1985 / 83/Recurso de Habeas Corpus sol. LAMOZA DE VERGARA Isabel del Valle
a favor de VERGARA José Raúl/ Recurso de Habeas Corpus/ 1985

1985 / 190/Recurso de Habeas Corpus sol. NERO DE LINARES Elsa Alice a favor
de LINARES María Alicia/ Recurso de Habeas Corpus/ 1985

L I S TA D O PA R C I A L D E DENUNCIAS POR
PRIVACION ILEGAL DE LA LIBERTAD.

Año de Inicio/ Expte. Nº/ CARATULA / MATERIA/ Año de Archivo



1976/ 87.004/ AUTORES DECONOCIDOS en perjuicio de TORRES Carmen Berta
Supuesto Secuestro y Asociación Ilicita / 1980

1976/ 87.241/ AUTORES DECONOCIDOS en perjuicio de LOPEZ ,Juana Isabel/


Denuncia de Secuestro

1976/ 87.274/ AUTORES DECONOCIDOS en perjuicio de MONTENEGRO,


José Desiderio/ Tentativa de Secuestro -

1976/ 87.332/ AUTORES DECONOCIDOS en perjuicio de GUERRERO Norberto/


Supuesto Secuestro

1976/ 87.386/ Supuesto Rapto y Privación ilegitima de la liberta en perjuicio de


CARRIZO Maria Isabel del Valle/ Supuesto rapto y privación Ilegítima de la
libertad/ 1980

1976/ 87.401/ AUTORES DESCONOCIDOS en perjuicio de ISOLA Reynaldo;


SARAVIA Héctor Eduardo; PIERONE Micaela/ Supuesto Secuestro y Robo/ 1980

133
Tropiezos en la Memoria

1976/ 87.432/ AUTORES DECONOCIDOS en perjuicio de APAZA, Julio Víctor/


Supuesto Secuestro/ 1980

1976/ 87.726/ AUTORES DESCONOCIDOS en perjuicio de GALLARDO Ramón


Gerardo/ Infracción a la ley 20840-Secuestro/ 1981

1976/ 87.752/ AUTORES DESCONOCIDOS en perjuicio de MONTECITO DE


TRENCH Nora/ Supuesto Secuestro/ 1980

1976/ 87.760/ AUTORES DECONOCIDIOS en perjuicio de BIANCHINI Oscar


Alberto – Secuestro –Agreg. p/cda EXPTE. Nº 3479/76 – JUZGADO DE
INSTRUCCIONES 4TA, NOMINACION- SALTA-en 12fs./ Infracción a la Ley 20.840-
Secuestro/ 1981

1976/ 87.761/ AUTORES DESCONOCIDOS en perjuicio de DIAZ, Paulo/


Infracción a la Ley 20.840-Secuestro/ 1981

1976/ 88.017/ AUTORES DESCONOCIDOS en perj. de ARAMAYO Silvia Benjamina


Denuncias/ 1980

1976/ 88.111/ AUTORES DESCONOCIDOS en perj. de GIMENEZ Gerardo David -


VERIFICAR JIMÉNEZ/ Supuesta Privación ilegitima de la libertad/ 1981

1976/ 88.366/ AUTORES DESCONOCIDOS en perj. de FIGUERO Carlos Estanislao
Privación ilegitima de la libertad/ 1980

1976/ 88.400/ AUTORES DESCONOCIDOS en perj. de COBOS, Enrique Roberto,


FRANZONI DE COBO, Marta m. y COBO Martín Miguel s/ Lesiones Graves c/
muerte sobrevivientes y supuesta Tentativa de secuestro Infracc. Ley 20.840 –
Lesiones Graves c/muerte sobredientes y sup. Tentativa de secuestro/ 1980

1976/ 88.547/ AUTORES DESCONOCIDOS en perj. de ARAMAYO Silvina
Benjamina/ Secuestro/ 1980

1977/ 90.215/ AUTORES DESCONOCIDOS en perj. de MONTESINO, Hugo


Eduardo y MONTECINO, Walter Alejandro/ Supuesto Rapto- infracción ley 20.840/
1980

Ni los habeas corpus tendientes a saber donde se encontraba


detenido el secuestrado y a obtener su libertad ni los secuestros fueron
investigados por las autoridades judiciales.

A modo de ejemplo reseñaremos la actividad judicial ante el


secuestro de algunas personas:

144
Expediente nº 9453-76 caratulada “Causa contra N.N. – Supuesto Secuestro
– Victima Silvia Ruth de Vuiztaz”.
145 expediente nº 9419/76 caratulada “c/ N.N. –s/Rapto-Mario Bernardino
Luna”.
 146
. Expediente nº 9433/76 caratulada “c/ N.N. –s/Rapto-Santos Abrahan
Garnica

134
David Arnaldo Leiva

-En fecha 2 de septiembre de 1976, a las 5 horas aproximadamente,


fue secuestrada de su hogar en la localidad de Embarcación la maestra
Silvia Ruth Saez de Vuistaz. Este hecho fue denunciado por su esposo
ese mismo día por ante la Comisaría de dicha localidad.

La causa (1 44) que debía investigar este hecho criminal estaba a cargo
del Juez de Instrucción, Correccional y de Menores 2da. Nominación
del Distrito Judicial del Norte Orán Dr. Justo Antonio Herrera, siendo
el Fiscal de la misma el Dr. José Héctor Pérez.

El Sumario Policial que se instruyó a partir de la denuncia fue


elevado para conocimiento del Juez en fecha 21 de septiembre de
1976 y en fecha 22 de septiembre el Dr. Justo Antonio Herrera ordenó
“Reservar los autos en Secretaría hasta tanto sean habido los autores
del hecho”. El Fiscal Dr. José Héctor Pérez consintió el decreto. Nunca
el Juez tomo siquiera declaración testimonial al esposo de la víctima
ni ordenó medida alguna y el fiscal no realizó pedido alguno para
esclarecer el secuestro.

M a r i o B e r n a rd i n o Lu n a y S a nto s Ab ra h a m G a r n i c a , f u e ro n
secuestrados desde sus domicilios en la ciudad de Oran el 3 de septiem-
bre de 1976.

Por las denuncias presentadas por Rogelio Luna ( 1 45) y Policarpo


Garnica ( 146 ) se iniciaron causas penales sin que se haya ordenado
ningún acto ni diligencia necesaria para comprobar la verdad real y
sus autores. El Juez ordenó la remisión de esta causa al archivo general
de la provincia. Ambas causas estuvieron marcadas por la negligencia
del Dr. Justo Antonio Herrera.

Antonio Omar Silisque, actual Juez de la Corte de Justicia de


Salta, en el año 1982 era titular de la Fiscalia Penal del Distrito
Judicial del Nor te Orán y en un dictamen efectuado en fecha 16
de noviembre de 1982 luego de señalar que al haberse avocado el
Juez Herrera al conocimiento de las denuncias promovidas en sede
policial por Luna y Garnica, tenia la obligación de “producir una
totalidad de actos que están dirigidos la comprobación y realización

 147 Causa nº 45427/76 “N.N. – Secuestro – Hector Domingo Gamboa y Gemma


Ana Maria Fernandez Archiri de Gamboa”

135
Tropiezos en la Memoria

de actuaciones y acontecimientos exigidos por el derecho material o sea


la tutela jurídica para llegar al objetivo primario del proceso penal, el
descubrimiento de la verdad real… sin embargo se ordenó la remisión
al archivo general de la Provincia”. Tan claro era el dictamen del actual
Juez de la Corte de Salta, sin embargo nunca requirió causa penal
contra el Juez que había omitido cumplir con los deberes del funcionario
público.

El 25 de Septiembre de 1976, a horas 3.40 era secuestrado desde


el hogar conyugal sito en la ciudad de Salta el matrimonio integrado
por Héctor Domingo Gamboa y Gemma Ana Maria Fernández Archirey
de Gamboa.

Realizada la denuncia en sede policial, el sumario que la instruyó


fue elevado al Juez de Instrucción 1ª Nominación del Distrito Judicial
del Centro Salta Dr. Mario Di Salvo. Este se declaro incompetente en
fecha 1-11-76 (147 ), remitiéndo las actuaciones a la Justicia Federal.

El Dr. Ricardo Lona, Juez Federal en fecha 10 de noviembre de


1976 se declaró competente y procedió inmediatamente a “sobreseer
provisoriamente la causa hasta que sean habidos él o los autores del
hecho”.

Demás esta decir que el Juez ni intento investigar el hecho


criminal, descargando su responsabilidad -sin vergüenza- en los padres y
familiares de las víctimas con lo que pretendió disimular su inactividad
y el incumplimiento de sus funciones (147 bis ).

Esta breve reseña marca la apatía que mostraron los funcionarios


del Poder Judicial para hacer respetar la vida durante el terrorismo
de estado y a pesar de esta actitud, la democracia pos dictatorial los
mantuvo en funciones.

147 bis “Recibí en mi despacho a padres y familiares de desaparecidos. Lo


que menos podía hacer era brindarles un trato deferente y considerado.
Lamentablemente ninguno de ellos me trajo un dato que permitiera tomar
alguna medida o encarar una investigación”. Fs. 2113-Juicio de la Verdad
Histórica de Salta.

136
David Arnaldo Leiva

Las Victimas en Territorio Salteño a partir del 24 de Marzo


de 1976.-
En el área 322, jurisdicción de la provincia de Salta, están regis-
trados 102 personas como detenidas desaparecidas, de las cuales 26
figuran como muertas o localizados sus restos, sin embargo este es un
número provisorio al que se incorporaron nuevas denuncias.

En el período de los funcionarios mencionados en los cuadros an-


teriores, fueron privadas ilegalmente de la libertad y desaparecieron
en territorio salteño las siguientes personas:

EN SALTA CAPITAL:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Bühler María del Carmen 76-07-12 Salta 4608


Dluca María Rosa 4478
Llanos Paulino Miguel 7742
Seruco Barba Luis Salta
López Alfredo 76-04-22 Salta
Torres Carmen Berta 76-04-28 Salta 4601
Gallardo Ramón Gerardo 76-05-08 Salta 4481
Ortega José Napoleón 76-05-29 Salta
Ortega Luis Roberto 76-05-29 Salta
Mosca Alsina Carlos Enrique A. 76-08-04 Salta 3336
Tufiño Pedro José 76-08-12 Salta 5061
Ortega Leonardo Isac 76-08-13 Salta
Román Néstor 76-08-13 Salta
Bianchini Oscar Alberto 76-08-13 Salta 8086
Clemente Maria del Carmen 76-08-13 Salta 6062
Diaz Néstor Miguel 76-08-13 Salta
García Carlos Humberto Ceferino 76-08-13 Salta
Saravia de GarcíaNora Ester 76-08-13 Salta 1358
Jiménez Ramón 76-08-21 Salta 5074
Medina de Jiménez Benita 76-08-23 Salta 5075
Machaca Raúl Humberto 76-09-01 Salta 5071
Colqui Gómez Isidro 76-09-09 Salta
Gómez de Colqui Telesfora Lidia 76-09-09 Salta
Juárez Graciela Beatriz 76-09-13 Salta 4474
Fernández Arcieri, Gemma Ana Maria 76-09-24 Salta
Gamboa Montaldi Héctor Domingo 76-09-24 Salta 6422
Figueroa Rojas Carlos Estanislao 76-09-25 Salta 5076
Loto Zurita Daniel Roberto 76-09-25 Salta
Gimenez Bravo,Gerardo David 76-10-09 Salta 5073
Russo René 76-12- Salta 5064-5634
Tapieta Pedro 77-01-01 Salta

137
Tropiezos en la Memoria

Rodríguez Alicia 77-02-01 Salta


Rodríguez Guillermina 77-02-01 Salta
Ramos Marta 77-03-04 Salta
Tilca Barreix Armando 77-07-01 Salta
Aramayo Silvia Benjamina 77-09-24 Salta 4483
Figueroa Elias, Juan José 77-10-21 Salta
Parada Juan Carlos 78-03-17 Salta 3745
Cascella de Parada Marta Beatriz 78-03-29 Salta 4380
Gómez Rubén 78-12-30 Salta

En la ciudad de Salta, a la fecha de la desaparición de las


personas que se mencionan, eran sus autoridades:

Jefe de Área 322:


-Cnel. Mulhall Carlos Alberto.

-Cnel. Aguado Benítez Mario.

Destacamento de Inteligencia 143:

Tte. Cnel. Baudini Osvaldo Mario.

Tte. Cnel. Gonzalez Roberto Jesús.


Agrupación VII Gendarmería Nacional:
-Cte. Mayor Elmo Verón.

-Cte. My Blázquez Felipe Ramiro.

-Cte. Pcpal. Hormanstorfer Luis Ramón.


Policía Federal
-Crio. Livy Ernesto Federico.

-Crio. Tassara Marcelo Roberto.

-Crio. Spinelli Hugo Antonio.

138
David Arnaldo Leiva

Justicia Federal.

Juez: Dr. Ricardo Lona.

Fiscal Federal: Vicente Masacra.

Interventores y Ministros.

-Coronel Mulhall, Carlos Alberto (Interventor Militar).

-Tte. Coronel Baudini Osvaldo Mario (M inistro de Gobierno,


Justicia y Educación).

-Cap. Navío (RE) Gadea Héctor Damián (Gobernador).


-Cnel. Di Pascuo Raúl Ernesto (Ministro de Gobierno, Justicia y
Educación).

-Cap. Navío (RE) Ulloa Roberto Augusto (Gobernador).

-Cap. Frag. (RE) Davids René Julio (Ministro de Gobierno, Justicia


y Educación).

-DR. Folloni Jorge Oscar (Ministro de Gobierno, Justicia y Edu-


cación).
Policía de la Provincia de Salta.
-Jefe de Policía: Tte. Coronel Miguel Raúl Gentil.

-Jefe de Policía: Coronel Carlos A. Carpani Costa.

-Jefe de Policía: Mayor Juan Carlos Grande.-

-Departamento de Informaciones: D-2: Inspector Gral. Abel Vicente


Murua.

-Director de Seguridad: Inspector Gral. Joaquín Guil.-


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE SALTA.
Presidente: Perez Benjamín.

139
Tropiezos en la Memoria

Presidente: Torino Julio Antonio.


Jueces de Instrucción:
- Di Salvo Mario.

-Saravia Toledo Rogelio.

-Saravia Royo Juan José.

-Trincavelli Jorge Alberto.

-Frezse Armando Jose.

-Lopez Figueroa Jaime.


Intendentes Municipales:
-Mayor Ratto Julio Eduardo y Cap. Montoya Victor Abelardo.

EN LA LOCALIDAD DE GÜEMES:

Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Guerrero Flores Norberto 76-05-30 Güemes 3799

Pizarro Gallardo Felipe Rodolfo 76-05-31 Güemes 5067



Duarte Gustavo Rogelio 77-01-07 Güemes

En la ciudad de Güemes, a la fecha de la desaparición de las per-


sonas que se mencionan, eran sus autoridades:

Policía de la Provincia de Salta.

-Comisario Ppal. Correa Julio Oscar.

Intendentes Municipales:
-Ctte. Ppal. Carullo Pablo.

-Abán Vicente.

140
David Arnaldo Leiva

JUSTICIA PROVINCIAL
Los Jueces de Salta Capital eran competentes en este departa-
mento.

EN EL PARAJE PALOMITAS:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Botta de Linares
Evangelina M. 76-07-06 Palomitas
Leonard de Avila
Celia 76-07-06 Palomitas
Luque
Maria Amaru 76-07-06 Palomitas
Alonso de Fernández
Maria del Carmen 76-07-06 Palomitas
Droz
Georgina Graciela 76-07-06 Palomitas
Povolo
José Víctor 76-07-06 Palomitas
Oglietti
Roberto Luis 76-07-06 Palomitas
Outes
Pablo Eliseo 76-07-06 Palomitas
Savransky
Alberto Simón 76-07-06 Palomitas
Avila
Benjamín Leonardo 76-07-06 Palomitas
Usinger
Rodolfo Pedro 76-07-06 Palomitas
Turk Llapur
Jorge Ernesto 76-09-06 Palomitas 3308

EN LA CIUDAD DE METAN:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Núñez Pedro Francisco 76-05-04 Metan 5070

Palavecino Adolfo Elpidio 76-05-01 Metan 5068

Apaza, Pedro Francisco 76-05-04 Metan

Vazquez Hugo Armando 76-05-07 Metan

Velásquez MartinelliHugo Armando 76-05-07 Metan 5060



Concha Canseco Jerónimo Alberto76-06-01 Metan 5081

Isota Reinaldo 76-06-03 Metan 4618

141
Tropiezos en la Memoria

En la ciudad de Metan, a la fecha de la desaparición de las personas


que se mencionan, eran sus autoridades:

SUB ÁREA – EJERCITO ARGENTINO


-Capitán Figueroa Felix Valenti.

Policía de la Provincia de Salta.

Unidad Regional nº 3

-Insp. My. Eduardo Lucio Jándula.

INTENDENTES MUNICIPALES:
-Capitán Figueroa Félix Alberto Valenti.

-Arroyo Pablo Cesar.


JUSTICIA PROVINCIAL
Jueces de Instrucción:

-Dr. Ovruti Suarez Marcelino Enrique.

-Dr. Sierra Paz José Ignacio.


EN ORAN:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Ortiz Juan de Dios 76-03- Orán


Osores Raúl Benjamín 76-04-19 Oran - Escuadrón 20 2677
Vélez Pedro Bonifacio 76-05-24 Oran 4615
Lezcano Lucrecia Adela 76-08-01 Orán 5949
León David Reina 76-09-02 Orán 5072
Garnica, Santos Abraham 76-09-03 Oran
LUNA Mario Bernardino 76-09-03 Oran 2175
Tufiño Ruiz Gregorio 76-09-1 Orán

En la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, a la fecha de la

142
David Arnaldo Leiva

desaparición de las personas que se mencionan, eran sus autoridades:


GENDARMERIA NACIONAL
Comandante del Escuadrón 20 Oran de la Gendarmería Nacional:

-Diego Alejandro Varas.

-Raúl Hipólito Grazzia.

POLICÍA DE LA PROVINCIA DE SALTA.


Unidad Regional 2:

Inspector General Alberto Ralle.

JUSTICIA PROVINCIAL
Juez de Instrucción: Dr. Justo Antonio Herrera.

Fiscal Penal: Dr. José Héctor Pérez.


INTENDENTES MUNICIPALES
Comandante 2º de G.N. Pablo Ramón Caballero.

Guillermo Lara

Agustín Manuel Porcelo


EN EMBARCACIÓN:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Numero de Legajo CONADEP

Saez de Vuistas
Silvia Ruth 76-09-02 Embarcación 6777

En la localidad de Embarcación, a la fecha de la desaparición de la


persona que se menciona, eran sus autoridades:
GENDARMERIA NACIONAL
Jefe de la Sección Embarcación del Escuadrón 20 Oran de la Gen-
darmería Nacional:

-Alférez Mario Raúl Patane.

143
Tropiezos en la Memoria

POLICIA DE SALTA
Jefe de la Unidad Regional Norte:

-Inspector General Alberto Ralle.


Comisaría de Embarcación:
-Comisario Principal Arturo Madrigal.
JUSTICIA PROVINCIAL
Juzgado de Instrucción del Distrito Judicial del Norte Oran:

-Juez: Dr. Justo Antonio Herrera.

Fiscal Judicial Civil Comercial y Penal de Orán:

-Fiscal: Dr. José Héctor Pérez.


INTENDENTE MUNICIPAL
-Salvador Andrés Muñoz.
EN RIVADAVIA BANDA SUR:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Numero de Legajo CONADEP

Copa, Sergio Wenceslao 76-09-02 Banda Sur 5079

EN TARTAGAL:

Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

González Juan Carlos 76-12-07 Tartagal


Bustos Aldo Meliton 78-02-02 Tartagal 3113

En la ciudad de Tartagal, a la fecha de la desaparición de las per-


sonas que se mencionan, eran sus autoridades:
JEFE DE SUB ÁREA – REGIMIENTO DE MONTE 28:
-Tte. Cnel. Rios Ereñu Hector Luis.

-Tte. Cnel. Domínguez Roberto Felipe.

144
David Arnaldo Leiva

POLICIA DE LA PROVINCIA DE SALTA


UNIDAD REGIONAL NORTE Nº 2

Inspector General Alberto Ralle.

Crio. Ppal. Aramayo Eugenio.

JUSTICIA PROVINCIAL

-Juez: Dr. Herrera Justo Antonio.

-Juez: Dr. Costas Luis Felix.


INTENDENTE MUNICIPAL
-Tte. 1º Pugliese Hector E.

-Zotloterer Rodolfo
EN CAFAYATE:

Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Ponce Mercedes Gerardo 77-03-09 Cafayate

En la ciudad de Cafayate, a la fecha de la desaparición de las per-


sonas que se mencionan, eran sus autoridades:
POLICIA DE LA PROVINCIA DE SALTA
Crio. Mayor Pedroza Santiago Matías.
INTENDENTE MUNICIPAL
-Sgto. Ayudante de G.N. Duplatt Juan Pedro.

-Álvarez José Laudino.

145
Tropiezos en la Memoria

JUSTICIA PROVINCIAL
Los Jueces de Salta Capital eran competentes en este
departamento.
Los Horcones:
Apellido y Nombre Año, mes, día Lugar Legajo CONADEP

Molina Orlando Ronal 78-02-10 Horcones

LUGAR DE DE TENCIÓN DE PRESOS POLÍTICOS Y


CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN (148 )
Cabra Corral

Comisaría 4ª Policía Provincial De Salta

Delegación Policía Federal Salta

Jefatura de Policía Salta

Penal De Villa Las Rosas Salta

Regimiento de Infantería de Monte 28 Tartagal

Escuadrón 20 de la Gendarmería Oran

148
Información obrante en los archivos de CONADEP y en Expedientes Penales.-

146
David Arnaldo Leiva

PERSONAS CON RESPONSABILIDAD O


PA R T I C I PA C I Ó N D I R E C TA E N A C T I V I D A D E S
R E P R E S I V A S E N L A P R O V I N C I A D E S A LT A , S E G Ú N
LOS ARCHIVOS DE LA CONADEP y EXPEDIENTES
JUDICIALES.-
POLICÍA DE SALTA

T o l e d a n o “ G r i n g o ” ( 1 4 9  ) Oficial Policía de Salta


Comisaría Oran
Morales Celedonio (150 ) Oficial Policía de Salta
Rivetti Mario (151 ) Oficial Policía de Salta
Palavecino Carlos(152 )(153 ) Oficial Policía de Salta
Guary Raúl(154) Oficial Policía de Salta
Leyva Narciso(155) Oficial Policía de Salta
Guil Joaquín(156)(157) Policía de Salta
Barrionuevo Mario (158 ) Policía de Salta Seccional 4ª
Sosa Alberto Raimundo (159 ) Abogado-Asesor Policía Salta
Perelló (160) Policía de Salta Metan
Acosta(161 ) Policía de Salta Comisaría Gral. Güemes
149
Expediente 328/00-Fº 418. Es vinculado a la desaparición de Pedro Bonifacio
Vélez.-
150 Es vinculado a la Desaparición de Maria del Carmen Bühler.Leg. 09349
Conadep.

151
Vinculado a la Desaparición de Maria del Carmen Bühler.Leg. 09349
Conadep.
152
Expediente 328/00-Fº 418. Es vinculado a la desaparición de Pedro Bonifacio
Vélez.-
153
Vinculado a la Desaparición de Maria del Carmen Bühler.Leg. 09349
Conadep.
154
Expediente 328/00-Fº 418. Es vinculado a la desaparición de Pedro
Bonifacio Vélez.-
155
Expediente 328/00-Fº 418. Es vinculado a la desaparición de Pedro
Bonifacio Vélez.-
156
Legajo Fuente 2036-Jefe de Seguridad de La Policía de Salta
157
Legajo Fuente C4617- Porcel Eduardo José lo denuncia en la CONADEP por
golpearlo brutalmente cuando lo sacaban del Penal de Villa Las Rosas.
158
Legajo Fuente 2036-Policía-Torturador-Integrante de la Seccional 4
denominada “La Pesada” o grupo “Los Chumberos”.-
159
Legajo Fuente 2036-Asesor de Secc. 4º Policía-Con denuncia anónima por
Participar en Actividades Represivas Ilegales de Salta. Vinculado por Lucrecia
Celeste Lambrisca en el Juicio por la Verdad de Salta.
 160
Legajo Fuente C 5060-Sub oficial de Comisaría de Metan vinculado a la
detención de Velásquez Martinelli Hugo Armando.-
 161
Legajo Fuente C 7743-Oficial-Denunciados por Golpear brutalmente a Juárez
Guillermo Romualdo 

147
Tropiezos en la Memoria

Echenique Ángel Domingo (162 ) Policía de Salta Comisario Inspector de 3ª Zona


Metán
Bustamante (163 ) Policía de Salta Comisaría Gral. Güemes
Ramírez (164 ) Policía de Salta Comisaría Gral. Güemes
Silva (165 ) Policía de Salta Comisaría Gral. Güemes
Tarifa (166 ) Policía de Salta Comisaría Gral. Güemes
Murua Abel Vicente (167 ) (168 ) Policía de Salta
Sallent Natal Ofelia (169) Policía de Salta Comisario Inspector
Trovato Héctor Rene (170 ) Policía de Salta
Sánchez Misael (171 ) Pollicía de Salta
Saravia (172)
Bejarano (173 ) Policía de Salta Comisaría Barrio Santa Lucia
Heredia Ramón (174 ) Policía de Salta Comisaría Barrio Santa Lucia
Vilte Victor Hugo (174 bis ) Policía de Salta-Oran
Rivetti Gustavo Policía de Salta-Oran
De Ugarriza Julio Policía de Salta
Campero Nestor Policía de Salta
Gudiño “Sordo” Policía de Salta
Pastrana “bigotudo” Policía de Salta
Monasterio “loco” Policía de Salta
Reynoso “corcho” Policía de Salta
Perello “gallego” Policía de Salta
Nieva Miguel Angel Policía de Salta
Toranzos “sapo” Policía de Salta
Sotelo Policía de Salta

162
Leg. C 5070-Al mando del personal que detiene a Pedro Francisco Núñez.-
163
Legajo Fuente C 5070- Denunciados por Golpear brutalmente a Juárez
Guillermo Romualdo.
 164
Legajo Fuente C 5070- Denunciados por Golpear brutalmente a Juárez
Guillermo Romualdo.
 165 Legajo Fuente C 5070-Oficial- Denunciados por Golpear brutalmente a Juárez
Guillermo Romualdo.
 166 Legajo Fuente C 5070-Agente- Denunciados por Golpear brutalmente a
Juárez Guillermo Romualdo.
168
Legajo Fuente C4617- Porcel Eduardo José lo denuncia en la CONADEP por
golpearlo brutalmente cuando lo sacaban del Penal de Villa Las Rosas.
 169 Legajo Fuente C 7012-Miembro de la “Patota” al Mando de Joaquín Guil.
 170
Vinculado a la Desaparición de Rene Russo.
 171
Legajo Fuente C 7012-Miembro de la “Patota” al Mando de Joaquín Guil.
 172 Legajo Fuente C 4609 Conadep.-
173
Legajo Fuente C 4609 Conadep.-
174
Vinculados al Secuestro del Matrimonio Héctor Domingo Gamboa – Gemma
Ana Maria Fernández Arcieri.
174
bis El Ex Sub Comisario Victor Hugo Vilte se autoincrimino señalando
haber participado en el Secuestro de Miguel Ragone junto a los polcías
Rivetti, De Ugarriza, Campero, Gudiño,Pastrana, Reynoso, Monasterio, Perello,
Nieva,Toranzos, Guil, Sotelo en declaración brindada ante la Sec. de DDHH de
la Nación en fecha 16-5-06.

148
David Arnaldo Leiva

POLICÍA FEDERAL
Gallardo Ramón (175 ) Policía Federal Salta
Livy Federico (176 )(177) Policía Federal
Alzugaray Juan Carlos (178) Policía Federal

PERSONAL PENITENCIARIO
Soberon Napoleón (179) Director Unidad Regional 1 (U-1)-Salta

EJERCITO, MARINA

Mulhall Carlos Alberto (1 80) Ejercito Coronel


Cornejo Alemán Joaquín (181 ) Ejercito Tte. Coronel
Rios Ereñú, Héctor Luis (182 ) Ejercito Tte. Cnel-Llego al cargo de General de
División
De La Vega Ricardo B.I. (183) Ejercito Teniente
Arias Carlos Alberto (184) Ejercito Teniente-Llego al cargo de Coronel
Bruno Arnaldo Luis (185 ) Ejercito Teniente 1º-Llego al cargo de Mayor
Di Pasquo Raúl (186 ) Ejercito
Gadea Héctor Damián (187 ) Marina Capitán de Navío
Gentile Miguel(188 ) Ejercito
Mendia Virtom (189 ) Ejercito
Pérez Héctor Braulio (190 ) Ejercito Sargento
Espeche, Hugo Cesar (191 ) Ejercito Capitán

175
Legajo Fuente C 4605- Vinculado a Hechos represivos.-
176
Legajo Fuente 2036- Comisario Policía Federal
177
Legajo Fuente C 7012-Torturador
180
Legajo Fuente 2036-Coronel Jefe Área 322
181
Legajo Fuente 2036-Teniente Coronel
182
Expte. Nº 209-2003 – Involucrado en la desaparición del Escribano Aldo
Meliton Bustos.
183
Legajo Fuente 2036-Teniente
184
Expte. Nº 209-2003 – Involucrado en la desaparición del Escribano Aldo
Meliton Bustos.
185
Expte. Nº 209-2003 – Involucrado en la desaparición del Escribano Aldo
Meliton Bustos.
186
Legajo Fuente 2036-Coronel
187
Legajo Fuente 2036-Capitán de Navío (RE)
188
Legajo Fuente 2036-Coronel
189
Legajo Fuente 2036-Teniente Coronel
190
Legajo Fuente 2036-Suboficial (RE)-Director Gral. De Institutos Penales de
Salta
191
Legajo Fuente C 3341- Capitán
192
Procesado en la Causa Palomitas y en la Causa Ragone.

149
Tropiezos en la Memoria

Gentil Miguel Raúl (192 ) Ejercito Tte. Coronel


Carpani Costa Carlos A. Ejercito Coronel
Grande Juan Carlos Ejercito Mayor

SIDE, JUECES, OTROS

Cire Antonio (193 ) Director de Transito SIDE


Morales (194 ) Policía de Transito-Salta
Martínez Alberto (195 ) Secretario Juzgado
Lona Ricardo (196 ) Juez
Fernández Héctor (197 ) Policía Pcia. de Buenos Aires
Pérez Carlos Mariano (198 ) Monseñor
Tejerína Vicente (199 ) Párroco  

 193 Legajo Fuente C 4605-Interventor Empresa de Transporte COTA. Es


vinculado al transporte de las Victimas de Palomitas y en participación de
Hechos Represivos y en el Secuestro de personas.-  194 Legajo Fuente C
4605- Chofer Micro traslado a Victimas de Palomitas.-
195
Legajo Fuente 2036-Secretario Juzgado Federal
196
Legajo Fuente 2036-Juez Federal
197
Legajo Fuente 3040-Viajes a Salta en Misión reservada-Desaparición de
personas en Punta Indio
 198
Legajo Fuente 5060-Obispo de Salta-Por su intermedio la familia del
Desaparecido Velásquez Martinelli Hugo Armando accede a los registros donde
consta la detención de la víctima.-
 199
Legajo Fuente 5060-Accede a ver desaparecido Velásquez Martinelli en Metan
y recomienda a la familia que vean a Monseñor Perez.-

150
David Arnaldo Leiva

MULHALL DEJA LA CONDUCCION DEL AREA 322


La propaganda, el rumor y los operativos de inteligencia para
torcer la representación de la realidad encontraron en los medios de
comunicación masiva de Salta canales de comunicación dúctiles entre
el discurso del poder y la población.

El miedo era sembrado a la sociedad y las familias de las víctimas


para que no intentaran resistirse a las políticas aplicadas y para que,
en el caso de que sus integrantes fueran afectados, cuestionaran a las
víctimas y no a los victimarios.

Los medios de comunicación amen de informar enfrentamientos


inexistentes entre la subversión y el ejercito sin cotejar los mismos con
la realidad aceptando los partes de prensa distribuidos por el poder, tam-
bién masificaban lo morboso de los cuerpos destrozados por las dinamitas
y los explosivos y sembraban interrogantes tales como “Ud. sabe en lo
que anda su hijo” o afirmaciones “Por algo será” con el fin de vencer la
resistencia a las detenciones ilegales e impedir su búsqueda.

La masificación del mensaje del terror y la descalificación del mili-


tante social, estudiantil, gremial o politico contribuyó decisivamente en
la desprotección que la sociedad debía a sus integrantes.

La vergüenza fue un arma artera empleada por la guerra psicológica


que los directores de los medios de comunicación aceptaron a cambio
de la propaganda oficial. (200)

200
El Tribuno, 6-11-76, “El Tribuno en el Operativo Independencia”.

151
Tropiezos en la Memoria

Los Directores de los Medios de Comunicación de Salta que


habían acompañado la gestión y las políticas del Jefe de Área 322
eran retribuidos no solo con el pago de la propaganda del Estado
Provincial sino que además eran festejados por sus compromisos con
la causa militar.

El 30 de diciembre de 1976 en la Guarnición Militar Salta, el


Cnel. Carlos Alberto Mulhall, su segundo Tte. Cnel. Héctor Francisco
Gorriti, acompañados por los oficiales Capitán Ubaldo Vujovich,
Capitán Horacio Zenar ruza, Capitán Luis D ubois, los tenientes
primeros Brígido Zavaleta y Héctor Salvador Girbone, el Dr. Ricardo
Lederer y e l c u ra c a p e l l á n R . P. N o r m a n d o R e q u e n a entregaron
pergaminos por la colaboración prestada y el apoyo incondicional a
los directores de los diarios El Intransigente Miguel Angel Martínez
Saravia, El Tribuno Rober to Romero, de las Radios Salta Ignacio
Altuna y Radio Nacional Raimundo Devita y de la T.V Canal 11
Mario Lacroix.(201 )

Al finalizar el primer periodo de gestión Mulhall expresaba que


había recibido de la comunidad Salteña un espaldarazo espiritual y
agregaba que “El año próximo a finalizar, marca también el ocaso
del accionar de las organizaciones subversivas en esta tierra de
Güemes, cuna de la liber tad. Grande ha sido el sacrificio de los
oficiales, suboficiales y soldados bajo mi mando, como así también el
de sus familiares, y que me enorgullezco de expresar públicamente,
que no ha habido ni una sola defección desde que se entrara en
operaciones a principios del año 1975…”. En este mensaje asumía
los crímenes cometidos durante el año anterior al golpe del 24 de
mar zo. Y Agregaba “…A esta comunidad salteña le pido que se
mantenga firmemente cohesionada junto a su ejército; que tenga
fe en él, ya que de mantenerse en esta integración, serán estériles
todos los esfuerzos que haga la delincuencia subversiva por so-
juzgarnos. Entiéndase bien que al hablar de delincuentes subver-
sivos no me estoy refiriendo exclusivamente a quienes empuñaron
un arma asesinando cobardemente desde la sombras. Delincuentes
subversivos son también, y mas peligrosos sin lugar a dudas, quienes
envenenan la mente de nuestros jóvenes con ideologías extrañas…
Delincuentes subversivos son, en síntesis todos aquellos que actúan
contra los intereses materiales y espirituales de la provincia y sus

201
El Intransigente 30-12-76 “Agasajo a Periodistas en la Guarnición Militar”.

152
David Arnaldo Leiva

habitantes, cualquiera sea expuesto o la actividad que desempeñen.


Co nt ra to d a e s t a g a m a d e d e l i n c u e nte s s u bve r s i vo s a cc i o n a rá
inexorablemente los efectivos de la Guarnición Ejercito Salta…” . (202 )

Bajo la conducción del Jefe del Área 322 fueron asesinadas y/o
desaparecieron 90 personas en territorio Salteño y cientos de ciudadanos
fueron detenidos, cesanteados de sus empleos y exiliados.

Un poco mas de dos años permaneció en Salta y aun cuando el legajo


de del Coronel Carlos Alberto Mulhall exprese que en octubre de 1977
había dejado la jefatura del Área 322, los diarios de la época lo ubican
en noviembre de ese año todavía en la Provincia de Salta.

En los prolegómenos de su retiro definía al salteño “como un hombre


muy aferrado a su terruño, a sus cosas, que ha demostrado que sabe
defender lo que es suyo. Quizás su pecado sea ser excesivamente
individualista… es difícil que Salta pueda dejarse arrastrar por
ideologías que no hacen al ser nacional; lo fundamental es que todos
caminemos en la misma dirección.”(203 )

El General Ramón Genaro Díaz Bessone, Jefe de la inteligencia


Militar en los Planes de exterminio de la población, Ministro de
Planeamiento de la Nación, llegaba a Salta en diciembre de 1977 para
“exponer” sobre el Proyecto Nacional que impulsaba la Junta Militar
y era recibido por la cúpula militar, el gobernador Capitán de Navío
Roberto Augusto Ulloa y el Juez Federal de Salta Dr. Ricardo Lona.

El titular del arzobispado de Salta Monseñor Carlos Mariano Pérez


anunciaba que la Iglesia salteña estaba trabajando en documentos
básicos de educación referidos a “como debe ser la formación integral de
los educandos y la mejor forma de transmitirle a los jóvenes el mensaje
de Cristo” y en definir el rol de la Iglesia en la concepción de la Nueva
República para ser aportados al Proyecto Nacional que impulsaba el
General Diaz Bessone, en momentos en que las relaciones entre la Iglesia
y el Estado era de mutuo respeto y de recíproca colaboración.(204 )

202
El Intransigente, 30-12-76 “Mensaje del Coronel Mulhall”.
203
El Tribuno, Martes 8 de Noviembre de 1977- Pág. 10.

153
Tropiezos en la Memoria

Mulhall recorría los lugares sobre los que imperó. El miércoles 7 de


diciembre de 1977 concurría a la Central de Policía para despedirse del
Cnel. Carpani Costas, Jefe de esta institución que funcionó como CCD,
del Sub Jefe Mayor Juan Carlos Grande y de la plana mayor de esta
fuerza. En el despacho del Jefe Policial pasaban revista a la actuación
durante el año 1977 (205 ).

En un mensaje de despedida emitido por el Jefe de la Guarnición


Militar Salta a los salteños decía “Les digo gracias en nombre del glorioso
Ejército Argentino invicto, por facilitar nuestro accionar. Accionar que
ha tendido en todos los periodos de nuestra histórica patria a brindar
Paz y Felicidad al pueblo del cual se nutre, aniquilando a los enemigos
internos y externos de la Nación”( 206). El mensaje distribuido reflejaba
la doctrina aplicada a la población de Salta. El Ejército había abando-
nado la defensa exterior para centrar su accionar en eliminar al oposi-
tor social, gremial o politico adscribiéndose sin cortapisas a la teoría
enseñada por los militares franceses de la guerra contrarrevolucionaria.
Los docentes de la U.N.S.A. universitarios Silvia Benjamina Aramayo,
Geogina Graciela Droz, Nora Saravia de Garcia, Carlos Garcia y los
estudiantes universitarios Hilda Yolanda Cardozo, Roberto Oglietti,
Carlos Estanislao Figueroa, Gregorio Tufiño ( 207 ), el Cabo del Ejercito
José Hernández ( 208 ), los conscriptos Norberto Guerrero y Víctor Mario
Brizzi ( 209 ), el Radio Operador de la Policía de Salta Pedro Bonifacio
Velez, los abogados Turk Llapur y Medina Manuel Gustavo, el peón
de campo Sergio Wenceslao Copa, el estudiante del secundario Santos
Abrahan Garnica, entre otras decenas de personas, pagaban con su
vida la aplicación de la nefasta doctrina aplicada por el Jefe militar de
Salta.

En el Club 20 de Febrero se servia un almuerzo que reunía a el


Gobernador Cap. De Navío Roberto Augusto Ulloa, al Coronel Carlos
Alberto Mulhall, al Coronel Mario Aguado Benítez, al Tte. Coronel
José Francisco Gorriti, al Teniente Cnel. José Manuel Lobo, al Te -

204
El Tribuno, Martes 6 de Diciembre de 1977.
205
Informe de la Comisión de Derechos Humanos de la Universidad Nacional
de Salta,pág. 1516,17,18 del 15-5-86.
206
José Luis D´Andrea Mohr, Libro El Escuadrón Perdido, Pág.188.
207
José Luis D´Andrea Mohr, Libro El Escuadrón Perdido, Pág.202,203.
208
José Luis D´Andrea Mohr, Libro El Escuadrón Perdido, Pág.188.
209
José Luis D´Andrea Mohr, Libro El Escuadrón Perdido, Pág.202,203.

154
David Arnaldo Leiva

niente Cnel. Carlos Molina Columbres, a M inistros del Gabinete


Provincial y M inistros de la Cor te de Justicia, en un agasajo de
despedida de los jefes sicarios que ejecutaron con manos de cirujanos
el plan criminal en Salta.

El viernes 9 de diciembre de 1977 el Jefe de la V Brigada de


Infantería General Osvaldo Martella posesionaba al nuevo Jefe del Área
322 Coronel Mario Aguado Benítez.

“ LO Q U E N O E N S E Ñ A M O S N O S OT R O S LO VA A
ENSEÑAR LA SUBVERSIÓN”
En Julio del año 1977 el General Jorge Rafael Videla descendió en
el aeropuerto de la ciudad de Orán y allí un automóvil Ford Farlaine
proporcionado por un empresario de la construcción lo traslado hacia la
Municipalidad y luego hacia la fábrica de maderas terciadas Pedrana
SA. La Banda de Música a la que había pertenecido Rene Russo, desa-
parecido pocos meses antes desde su lugar de detención, hizo sonar los
acordes de las marchas patrias mientras el Intendente Agustín Porcelo
convidaba un café al Presidente. La hermana Aurelia probaba el café
que tomaría Videla en prevención a cualquier atentado que se intentara
por este medio.

En el transcurso del acto oficial un fotógrafo accionó su cámara


Pentax Sportmatic para retratar el evento y al dispararse el flash Stabliz
produjo no solo una luz intensa sino además una pequeña explosión que
crispó las armas del personal de seguridad y su autor amilanado conoció
el temor que causaba el paso del presidente de facto de la argentina.
En ese momento Rogelio Luna, padre de Mario Bernardino Luna quien
había sido secuestrado el 3 de septiembre de 1976, se hincó al áspero
asfalto y con los dedos entrelazados en señal de rezo, se desplazó arro-
dillado, penitente, por detrás de Videla rogando para que le devuelvan
a su hijo.

Las campanas de la Catedral retumbaron en el momento que el


Presidente saludaba a Monseñor Girao, Obispo de Oran.

Videla recorrió la Fábrica Pedrana SA y allí fue recibido por

 210
Había sido designado Intendente de la Municipalidad de Orán durante la
Gestión del Dr. Miguel Ragone, único gobernante secuestrado y desaparecido.

155
Tropiezos en la Memoria

directivos de la firma y su personal. Eliseo Barbera (210 ) vestido para la


gala integró la comitiva de la recepción. En esa oportunidad acompañó
al dictador el CPN Julio Cesar Loutaif y “Nino” Autiero, quienes en la
democracia post dictatorial ocuparon cargos de Ministro de Economía
y Bienestar Social, respectivamente.

Foto tomada en el interior de la fábrica Pedrana S. A. en la que aparecen:


Jorge Videla, Presidente de Facto, Roberto Agusto Ulloa, Gob. de Salta , Agustin
Porcelo, intendente de Orán y Eliseo Barberá, actual Intendente Municipal.

En abril de 1978 se realizó el Tercer Congreso de Intendentes y


allí, las exposiciones fueron no solo sobre la administración provincial
y municipal, sino que además de comunión de los intendentes con las
fuerzas de seguridad y el ejército en el que se debatió sobre el estado
de la lucha contra el enemigo interno.

El Jefe del Área 322 Mario Aguado Benítez y un Teniente 1º Jorge


Mones Ruiz cerraban las deliberaciones que se realizaban en la sala
de debates de la legislatura ante el Congreso de Intendentes. Se
simbolizaba de esta manera un debate de los representantes del
pueblo, aunque sus interlocutores hayan provenido de un régimen

156
David Arnaldo Leiva

que desconoció los derechos del mismo.

En el recinto legislativo el Jefe de la Guarnición Ejercito Salta


trasladaba el campo de batalla a la educación.

“Ayer, gracias a Dios, hemos escuchado una exposición del Sr.


Gobernador Ulloa en el tema educacional. Yo no quiero entrar a la parte
del gobierno porque no es mi responsabilidad. Analizando estrictamente
desde el punto de vista de la lucha contra la subversión, que si es mi
campo, yo quiero ratificar lo que dijo el Sr. Gobernador ayer. Nuestro
punto neurálgico está en el campo educacional. Todos tenemos que
reconocerlo: lo que no enseñamos nosotros lo va a enseñar la
subversión. Este es el desafió que debemos enfrentar en esta lucha
contra la subversión aparte de todo lo que dijo – y bien dicho-, el Sr.
Gobernador de la Provincia.

El ámbito educacional es nuestro talón de Aquiles y a donde


debemos llevar nuestra atención porque ahí, en la mente de nuestros
hijos, y en los hijos de nuestros hijos, se va a llevar la lucha de aquí en
más”(211).

El Coronel Aguado Benítez delineaba la pretensión de sumir a


varias generaciones en la doctrina de la seguridad nacional para lo que
era necesario contener a educadores y educandos purificándolos bajo el
fuego de las armas del terror y la persecución.

Los Jefes militares que no solo ejecutaron a estudiantes, docentes y


no docentes sino que además quemaron y prohibieron libros y autores.
La actitud de ser “más papistas que el papa” llevó al Rectorado de la
Universidad Nacional de Salta presidido por el Dr. Agustín González del
Pino a ampliar – de 7 a 224- la lista original “del material bibliográfico
de contenido ideológico inconveniente” que existía en la biblioteca uni-
versitaria para sean incinerados en Buenos Aires bajo la atenta mirada
del Asesor de Gabinete Cnel. (R) Agustín C. Valladares. Efectuada la
incineración se remitió acta en la que constaba la misma y se requirió
saber “si con el presente envio queda satisfecha la necesidad de orden
administrativo de esa universidad”(212 ).
211 El Intransigente, 7-04-78, pág. 18.
212 Acta Secreta nº 3253,31-7-81, publicada en el Informe de la Comisión de
Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Salta el 15-5-86, pág. 32.

157
Tropiezos en la Memoria

Néstor Juan Taranto, Director de la sede Regional Oran de la


UNSA, solicitó al Rector Del Pino para que su hijo, en un viaje de
intercambio de un año de duración en EEUU, sea el por tavoz en
n o m b r e d e l a U n i v e r s i d a d p a r a d i f u n d i r l a p u b l i c a c i ó n “EL
T E R R O R I S M O E N L A A R G E N T I N A”, p u b l i c a d o p o r e l P o d e r
Ejecutivo Nacional en fecha 30-11-79, pues consideraba que “…una
de las misiones mas importantes que deberá realizar en su estadía,
será la de informar a sus interlocutores, la verdadera historia de
esta realidad superada…”(213 ).

A “pié juntilla” -en los distintos ámbitos institucionales- se cumplió


la directiva del Coronel Aguado Benítez en relación a “lo que no
enseñamos nosotros lo va a enseñar la subversión”. La complicidad de
los funcionarios en sus distintos niveles sobre aplicar la doctrina de la
seguridad nacional fue total.

El Teniente 1ª Mones Ruiz cerraba el delirio totalizador de la


conducción militar en Salta expresando que la subversión al negar
a D i o s co n s t i t u í a e n u n a zo te p a ra l a h u m a n i d a d. E s te o f i c i a l
subalterno expresó lo que su jefe le reservó como cierre del congreso.
Era necesario cultivar el miedo y trasladarlo a todos los pueblos de
la provincia a través de los intendentes como una fuente legitimante
d e l p o d e r d e f a c t o. L a s u b v e r s i ó n n o e r a i g u a l a l o s g r u p o s
guerrilleros, era mas amplia, sin límites territoriales ni sociales,
pues esta ocupaba todos los sectores, no solo el educativo y cultural,
sino “también la iglesia”.

Tenía necesidad -el régimen- de manifestarse que “en su campo


de batalla” no se respetarían expresiones disidentes ni aun cuando
la misma proviniera de la iglesia. El propósito del discurso
pronunciado por el oficial subalterno del Coronel Aguado Benítez era
que nadie se sienta seguro de formular criticas al Proceso militar, ni

213 Nota nº 069-80, 21-7-80, Sede Orán UNAS. El Dr. Néstor Taranto cobro
notoriedad nacional cuando un SPOT televiso del año 2005 de Greempeace lo
ponía junto al actor R. Darin hablando de salvar a las Yungas –selva subtropi-
cal- de la deforestación.
214 Francisco Fernández, Presidente de la Cámara de Comercio e Industria,
Roberto Briones en nombre de la Cámara de Comercio Exterior, Ingeniero Pedro
Félix Remy Sola por la Confederación General Económica y Miguel Ángel Martínez
Saravia por la Cámara del Tabaco de Salta.

158
David Arnaldo Leiva

sus interlocutores, los intendentes, pues algunos de ellos –con el fin de


picar en punta ante un posible proceso electoral- provenían de las filas
del Justicialismo y del Radicalismo, ya que la iglesia Salteña estaba
lejos de los curas tercemundistas y a través de su referente el Monseñor
Pérez comulgaba con los postulados de la dictadura.

Al cumplirse un año de la gestión del Capitán Roberto Augusto


Ulloa, las Cámaras Empresarias de Salta brindaban su solidaridad y
apoyo al gobierno provincial en una cena realizada en la Cámara del
Tabaco (214 ).

El 29 de abril de 1980 se inauguró el Hospital Zonal de Oran. La


radicación definitiva de este Hospital se había logrado por vigorosas
movilizaciones populares realizadas en el año 1970, conocidas como el
“Oranazo”. Finalmente el En el portal de acceso se colocó una placa de
mármol en la que se indicaba que bajo la gestión del Presidente Gral.
Jorge Rafael Videla y del Gobernador Capitán de Navío Roberto Augusto
Ulloa esta ciudad contaba con su Hospital.

El 24 de marzo de 2006 se retiró la placa de homenaje al dictador


luego del reclamo en soledad que efectuaron miembros de la Comisión
de Derechos Humanos de Oran.

159
Tropiezos en la Memoria

CAPITULO IV

LAS VICTIMAS DE LA MASACRE DE PALOMITAS

Desde el año 1975 el Juez Federal Ricardo Lona investigaba a


quienes terminarían siendo las victimas del crimen imputados de
participar en grupos y actividades políticas prohibidas por la ley 20840.
Ninguno de los mismos fueron condenados.

Atento al estado de sitio los presos políticos eran puestos a


Disposición del Poder Ejecutivo Nacional cercenándoseles el derecho
de optar por salir del país.

La Unidad Carcelaria nº 1 de Villa Las Rosas era el lugar de


detención de presos y presas políticas. De este lugar fueron retirados
quienes serían fusilados en el Paraje Palomitas, agregándose un abogado
que estaba alojado en una comisaría de San Salvador de Jujuy.

Doce en total fueron las víctimas.

¿Quienes fueron las victimas?

1.- Roberto Luis Oglietti, era soltero, estudiante en la Licenciatura


de recursos naturales, había nacido el 21 de enero de 1956. Tenía 20
años.

En la información sobre antecedentes, conducta y concepto la Policía


Federal expresa “Vive en un rancho en la localidad de Güemes, sin las
comodidades necesarias para la buena subsistencia. Familia desunida
y proclive a las tentaciones por la forma de vida”.

El 10 de febrero de 1976 escribió una carta a su hermana, la que


decía:

“Después de la visita de Roberto nada ha variado en nuestra


condición de reclusos, salvo la temperatura que este año nos esta
jugando al frío frío el mes de febrero, con el aliciente nada despreciable
que este pabellón se lo puede caracterizar sin temor a equivocarse como
una perfecta congeladora que hace que a esta altura del partido todos
los compañeros andemos con pulóver y mantas.

160
David Arnaldo Leiva

De todos modos tenemos que tener presente como una cosa


imborrable en nuestro pensamiento, que éste como un año más, los
obreros, los humildes, los pobres van a seguir sufriendo las injusticias
de este sistema instrumentado en base a la explotación y mantenido a
base de la represión mas inhumana. Hambre y palos para el pueblo, a
la clase obrera, a esa clase que con sus brazos extrae y procesa toda la
riqueza de nuestro país, la que hace posible que Argentina sea lo que
es. Acaso te pusiste a pensar que pasaría con una fábrica sin obreros
y con el campo sin campesinos?; que harían los poderosos?. Los em-
presarios, los terratenientes, los politiqueros títeres del imperialismo,
que harían sin el pueblo, sin los trabajadores?. Nosotros somos una
parte de ese pueblo que sufre las injusticias más irracionales con la
diferencia que nos tienen confinados detrás de unas rejas. Esta es una
respuesta a eso: El origen de nuestra fuerza no esta en la vaga promesa
de un místico, ni en un sueño cualquiera que incendia el alma. Procede
únicamente de ese galope de la historia imposible de detener. Los que
intentan oponerse a nosotros se oponen también a las leyes seculares
del movimiento de la materia, de la sociedad; no existe pausa, sino
movimiento: si el hoy desemboca en el mañana, el mañana derriba el
hoy y todo sin cesar sigue avanzando, avanzando. Nosotros somos los
pregoneros del mañana. Somos el rumor de esa corriente que corre sin
parar y reconstruye … Nosotros somos los que acomodan su paso al
paso de la historia, los que pisotean al imperialismo que se derrumba
y que edifican el mañana.

Por eso te puedo decir Norita, que esta es una marcha hacia el sol
y que conocemos el final. Capturemos el sol.

Lo ultimo que conozco de vos es que estas bien, todo así muy simple
y sin mayor detalle y te puedo asegurar que me gustaría conocer mucho
de lo que hiciste o estas haciendo; cuando llega el cartero pienso en la
posibilidad de saber algo mas de vos, pero me quedo con el “esta bien”
del principio.

Flaca espero que me escribas. Un beso de tu hermano. Un abrazo


a los viejos y a los abuelos. Saludos a toda la familia chica”

Esta carta fue objeto de censura y no fue remitida a su des-


tinatario. El Joven Oglietti ratificó haber escrito la misma y el
Director de la División Penal Prefecto Mayor Napoleón Soberon, lo

161
Tropiezos en la Memoria

castigó encerrándolo 15 días en su celda ( 215 ) por criticar en la misma


al lugar donde estaban detenidos y hacer alusión a los empresarios,
terratenientes, politiqueros a quienes les sindicaba como títeres del
imperialismo.

2. G eorgina Graciela Droz, era licenciada en ciencias de la


educación, había nacido el 26 de junio de 1941, soltera. Tenía 35 años.

Estaba procesada por infracción a la ley 20840.

En fecha 23 de Junio de 1975 le escribe al Juez Federal Dr. Ricardo


Lona expresándole:

“La que suscribe, Georgina Graciela Droz, DNI 3.989.282, detenida


el 18 de Marzo de 1975 y alojada en la Cárcel Villa Las Rosas, se dirige
a Usted a fin de informarle que, dado que el abogado defensor de oficio
no se ha presentado hasta el día de la fecha, y existiendo la necesidad
de efectivizar los trámites de la defensa, es que solicita al Señor Juez
Federal le conceda la posibilidad de asumir su autodefensa. Sin otro
particular y a la espera de una respuesta favorable se despide de Usted
muy atentamente.”

El 23 de Mayo de 1976, después de haber ejercido su autodefensa y


ante el aislamiento a que eran sometidos los presos políticos después del
24 de Marzo, le pidió al Juez lo siguiente “Tengo el agrado de dirigirme
a Usted, a fin de solicitarle quiera tener a bien se me nombre Defensor
Oficial para atender todos los aspectos relacionados con el juicio que
se me sigue en ese Tribunal. Motiva mi pedido el hecho de no estar en
condiciones para asumir mi autodefensa, por todo lo cual ruego a Usted
que la misma sea cancelada”.

3. Pablo Eliseo Outes, era agricultor con estudios universitarios,


casado y separado, había nacido el 3 de febrero de 1929. Tenía 48
años.

Fue arrestado en el año 1974 y estaba a disposición del Poder


Ejecutivo Nacional, pero optó por salir del país haciéndolo en fecha 9
de julio de 1975 hacia la Republica de Venezuela, con visa de turista y
no de exiliado politico.

215
Fs 1752 y 1753 Causa de Palomitas.

162
David Arnaldo Leiva

El Gobierno Venezolano no le otorgó el derecho a la residencia y sin


poder trabajar, sin recursos, regresó al país en septiembre de 1975.

En una carta de febrero de 1976 dirigida al Juez Dr. Ricardo Lona,


requiriendo su libertad, expresaba:

“Que mi actual prisión se debe, a que, luego de llegar a mi provincia


y encontrándome en mi domicilio familiar, un clima de intranquilidad
y de amenazas sobre mi vida, determinó que en presencia de V.E. me
presentara a la delegación de la Policía Federal”.

Desde fecha 8 de octubre de 1975, Outes, continuó arrestado a


disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

La Ficha dactiloscópica de recluido, prontuario Cárcel nº 13728,


entre sus datos personales decía: “Abogado Defensor: No tiene”.

4. José Víctor Povolo, era vendedor ambulante, profesaba la religión


Católica, había nacido el 28 de julio de 1947. Tenía 28 años.

En la información sobre antecedentes, conducta y concepto la


Policía Federal expresa “Vive en casa de un familiar desde chico. Goza
de un buen concepto vecinal en general”.

Estaba imputado en la causa nº 21343/75 por infracción a la ley


20840 “Tenencia de Armas de Guerra y Asociación Ilícita” y en conse-
cuencia estaba a disposición de la Justicia Federal de Salta y del Poder
Ejecutivo Nacional.

La Ficha dactiloscópica de recluido, prontuario Cárcel nº 14835,


entre sus datos personales decía: “Abogado Defensor: No tiene”.

5. Rodolfo Pedro Usinger, era electricista, había nacido el 12 de


mayo de 1950, profesaba la religión católica y contrajo matrimonio con
Maria Amaru Luque, en junio de 1975, en su lugar de detención. Tenía
26 años.

En enero de 1976 el Prefecto – Sub Jefe de la Guardia Interna de

163
Tropiezos en la Memoria

la U.C. nº 1 Napoleón Soberon recomendó aplicar QUINCE DIAS DE


R E C LU S I O N C E LU L A R a c u m p l i r e n e l p a b e l l ó n d i s c i p l i n a r i o a
Usinger por insertar leyendas en tres billetes que decían “LIBERTAD
A LOS PRESOS POLITICOS”.

6. Evangelina Mercedes Botta de Linares, era psicóloga, casada y


separada, con hijos, había nacido el 20 de Julio de 1946. Tenía 29 años.
Militaba en el P.R.T.

En la información sobre antecedentes, conducta y concepto la Policía


Federal expresa “Sin domicilio fijo”.

En el penal había solicitado autorización para que su familia le


lleve un juego de ajedrez.

7. Maria del Carmen Alonso de Fernández, era arquitecta, casada y


separada, con dos hijos menores, y había nacido el 14 de julio de 1937 y
estaba detenida desde fecha 21 de Junio de 1975. Conocida como “Chicha”
y era sobrina del desaparecido gobernador Dr. Miguel Ragone.

El Juez Ricardo Lona había dispuesto su libertad en fecha 29 de


septiembre de 1975 en la causa por infracción a la ley 20.840, pero
continuó alojada en Establecimiento Penal por Disposición del Poder
Ejecutivo Nacional.(216 )

En la información sobre antecedentes, conducta y concepto la Policía


Federal expresa “Vive en un ambiente muy cómodo y reina sana moral,
aunque se halla separada del esposo. Merece buen concepto vecinal”.

8. Alberto Simón Savransky, casado, médico, había nacido el 31 de


julio de 1947. Tenía 28 años. Militaba en los sectores de la tendencia
peronista.

El 8 de Mayo de 1975 le remitió una carta al Juez Federal de Salta


Ricardo Lona en la que expresaba:

“… Fui detenido el 11 de febrero pasado, es decir hace algo mas

216
Decreto nº 1876.

164
David Arnaldo Leiva

de 100 días, sin que hasta el momento logre entender o justificar,


según mi sano juicio, la situación en que me encuentro. Esta se ve
agravada por cuanto y pese al largo tiempo transcurrido, no cuento
con un abogado defensor, razón por la que solicito a Vuestra Se -
ñoría, se me permita ejercer mi autodefensa, según normas legales
y constitucionales.

Vuestra Señoría sabrá comprender el grave daño moral, espiritual y


material que esta situación me ocasiona, daños lógicamente extensibles
a mi familia, especialmente a mi mujer quién transcurre el 7º mes de su
segundo embarazo y a nuestro pequeño hijo, privados de la posibilidad
de convivir normalmente con el padre y el esposo.

He vivido permanentemente junto a mi familia, quienes en conjunto


observan intachable moral y mayor concepto, en un importe sector del
quehacer tucumano, vinculados a la actividad profesional, comercial e
industrial.

Complete mis estudios universitarios en la U.N.T. donde obtuve el


título de médico el 22 de julio de 1974…

Creo que con este muy sintético curriculun vitae, el cual puede ser
ampliado total o parcialmente si v/s lo estima conveniente, demostrar
ser un joven profesional de sanas inquietudes y ambiciosos proyectos
en bien de mi mujer e hijos y en provecho de la comunidad toda, prove-
niente de un hogar íntegro, armoniosamente constituido, de reconocida
conducta y moral, del cual obtuve todos los valores y herramientas aptas,
para ser un hombre digno.

La posibilidad de ver realizadas estas honestas y lógicas


aspiraciones, como profesional, padre de familia e hijo, las cuales no son
otras que las de pretender un continuo y esforzado perfeccionamiento
en todo lo concerniente a las diferentes roles que como ser humano útil
debo lograr, se ven objetivamente impedidos por la grave situación en
que me encuentro.

D e s c o n t a n d o Vu e s t r a S e ñ o r í a i n t e r p re t a r á c a b a l m e n t e e l
sincero contenido de esta carta, saludo con la consideración mas
distinguida”.-

165
Tropiezos en la Memoria

9. Celia Leonard de Avila, era maestra normal, casada, con hijos y


había nacido el 22 de Julio de 1943. Militaba en el P.R.T.

10. Benjamín Leonardo Avila, tenía estudios universitarios, era


panadero, casado, con hijos y había nacido el 22 de Julio de 1938. Mili-
taba en el P.R.T.

En la información sobre antecedentes, conducta y concepto la


Policía Federal expresa “Vive en una casa humilde pero de sana moral
el ambiente, junto a sus hijos menores y su esposa Celia Raquel Leonard,
también involucrada en la causa”.-

11. María Amaru Luque de Usinger, era psicóloga, había nacido en


fecha 6 de abril de 1950 y contrajo matrimonio estando detenida con
Rodolfo Pedro Usinger en Junio de 1975.

Mientras permaneció detenida y se lo permitieron, tuvo un libro


de cabecera: “La Vejez” de Simone de Beauvoir.

12.- Jorge Ernesto Turk Llapur, abogado jujeño defensor de presos


políticos, quién desde Mayo de 1976 estaba detenido en el Departamento
de Policía de la Provincia de Jujuy.
Resolución N° 27/83 - Caso 6808

CIDH, 4 de octubre de 1983  

ANTECEDENTES: 
1. En comunicación de 14 de septiembre de 1979 la Comisión
Interamericana de Derechos Humanos recibió la siguiente denuncia: 

Dr. JORGE ERNESTO TURK, se presentó en la policía de la Pcia.


de Jujuy, luego de recibir una citación. Desde ese momento quedó
incomunicado. El día 22 de julio de 1976, se informó a la familia sobre
el resultado del Habeas Corpus el cual dio como resultado de que Jorge
Ernesto, había sido trasladado a Salta, a su vez aquí comunicaron a
los familiares que nunca estuvo en esa provincia. El día 30 de julio
comunicaron a los familiares que Jorge Ernesto había fallecido el día 7
de julio de 1976, todo esto fue una comunicación verbal no habiéndose
entregado el respectivo certificado de defunción. 

166
David Arnaldo Leiva

Se presentó un recurso ante el Juzgado Federal de la Provincia de


Jujuy, con fecha 15 de julio de 1976, como resultado informaron que la
víctima había sido trasladada a la ciudad de Salta.  

2.La CIDH mediante nota del 29 de abril de 1980, transmitió


las partes pertinentes al Gobierno de Argentina solicitándole que
suministrase la información que considerase pertinente, así como
cualquier elemento de juicio que le permitiese apreciar sí en el caso
materia de la presente solicitud se agotaron o no los recursos de la
jurisdicción interna.  

3.En comunicación del lo. de agosto de 1981, el reclamante de la


presente denuncia, informó a la Comisión que hasta esa fecha no se
había presentado ninguna novedad en el presente caso.
CONSIDERANDO: 
1.Que hasta la fecha el Gobierno de Argentina no ha respondido a la
solicitud de información formulada en su nota del 29 de abril de 1980. 

2. Que el Artículo 39 del Reglamento de la Comisión establece lo


siguiente:  

Artículo 39 (Presunción)

Se presumirán verdaderos los hechos relatados en la petición y


cuyas partes pertinentes hayan sido transmitidas al Gobierno del Estado
aludido si, en el plazo máximo fijado por la Comisión de conformidad con
el Artículo 31, párrafo 5, dicho Gobierno no suministrare la información
correspondiente, siempre y cuando de otros elementos de convicción no
resultare una conclusión diversa.

  LA COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS


HUMANOS, 

RESUELVE: 
1.Presumir verdaderos los hechos denunciados en la
comunicación del mes de septiembre de 1979 relativos a las
circunstancias irregulares en que murió el señor Jorge Ernesto Turk.  

167
Tropiezos en la Memoria

2.Observar que el Gobierno de Argentina que tales hechos constituyen


gravísimas violaciones el derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad
e integridad de la persona (Artículo 1); y al derecho de protección contra
la detención arbitraria (Art. XXV) de la Declaración Americana de los
Derechos y Deberes del Hombre.  

3.Recomendar al Gobierno de Argentina: a) que disponga una


investigación completa e imparcial para determinar la autoría de
los hechos denunciados; b) que de acuerdo con las leyes de Argentina
que sancione a los responsables de dichos hechos; y c) que informe a
la Comisión dentro de un plazo máximo de 60 días sobre las medidas
tomadas para poner en práctica las recomendaciones consignadas en
la presente Resolución.  

4.Comunicar esta Resolución al Gobierno de Argentina y a los


denunciantes.  

5.Incluir esta Resolución en el Informe Anual a la Asamblea General


de la Organización de los Estados Americanos de conformidad con el
Artículo 9 (bis) inciso c) III del Estatuto de la Comisión, sin perjuicio
de que la Comisión, en su próximo período de sesiones, a la luz de las
medidas adoptadas por el Gobierno pueda reconsiderar el caso.
U N A C A U S A PA R A D I G M AT I C A . L A I N D O L E N C I A D E
LA JUSTICIA.
Si existe una causa paradigmática en Salta es la investigación de
este crimen. De la misma surge la indolencia de los poderes públicos y
de la justicia en particular en desenmarañar y concluir un juicio justo
que delimite las responsabilidades de los perpetradores y los sancione
debidamente.

Un Juez de los tantos que intervinieron en esta causa expresó lo


siguiente:

“Si de Palomitas se trata, estamos ante la causa penal mas


importante de la historia criminal de Salta. Lo decimos no solo por
el número de víctimas, doce en total, que excede en mucho a los otros
grandes homicidios múltiples cometidos por criminales comunes,
como el de El Chamical –circa 1978-. O bien, la masacre de Gral.
Güemes –circa 1980-. Menos mal que todavía podemos recordar

168
David Arnaldo Leiva

que los autores de estos hechos, fueron individualizados, detenidos


y condenados y que, uno de ellos, murió en la cárcel a manos de otro
interno.

También lo decimos por los móviles y por la impunidad de siete


años, que fueron los pasados entre 1976 y 1983. Pero también lo decimos
por el destino similar que es posible avizorar, por otros motivos, ahora
legales, acerca del fondo de la cuestión”.(217 )

El titular del Juzgado Federal nº 2 de Salta, con el pensamiento


escrito en la resolución citada, observaba la construcción de un destino
de impunidad para los responsables del cruel y brutal crimen, cuyo
destino debió torcer conforme al juramento empeñado al aceptar una
magistratura federal una tarde de julio de 1996.

LA LEY DE FUGAS. LA PLANIFICACION DEL CRIMEN.

La eliminación de detenidos “legalizados” era una decisión del


Plan Sistemático de terror que se aplicó en todo el país. Las formas
utilizadas fueron variadas. La aplicación de la “ley de fugas” fue una
de ellas. Esta consistía en simular un intento de evasión y fusilar al
detenido político.

Quizás la coartada de este asesinato premeditado se haya comen-


zado a tejer aprovechando las impropias reuniones mezcladas entre la
exultación y la valoración de las pautas de la represión hacia la disidencia
política que realizaban quienes detentaban parte del poder absoluto.

El Juez Federal Lona, el Jefe del Área militar Cnel. Carlos Alberto
Mulhall, el Jefe de la Policía Provincial Tte. Coronel Miguel Raúl Gentil
y el Mayor Juan Carlos Grande no solo deben haber participado juntos
de actos políticos protocolares como el de la asunción del Jefe Militar
a la Intervención de la Provincia de Salta, el agasajo de despedida por
el traslado del Jefe de la Compañía de Ingenieros 5 del Ejercito Mayor
Julio Eduardo Ratto( 218 ), sino también compartido y departido sobre las
ideas plasmadas en las actas del Proceso de Reorganización Nacional que
juraron acatar, en múltiples reuniones y cenas de “trabajo”, y es por eso,
tal vez, que sea cierta la reunión efectuada con anterioridad al crimen
217
Resolución de fecha 24-6-99, fs 2365, causa Palomitas.

169
Tropiezos en la Memoria

de Palomitas, entre los militares nombrados y el Juez Federal, en la


que este último manifestó su preocupación por una posible fuga de los
presos políticos de Villa Las Rosas y en consecuencia les requirió el
traslado de los mismos ( 219 ). Este hecho, real o no, fue utilizado como
argumento defensivo y trajo a la postre los inconvenientes y las excusas
para que los funcionarios terminaran no actuando en la investigación
cumpliendo el presagio de impunidad efectuado por el Dr. Miguel
Antonio Medina.

El 5 de Julio de 1976, el Coronel Carlos Alberto Mulhall informa


al Juez federal Ricardo Lona que trasladaría hacia Córdoba a las
víctimas.(220 )

Juan Antonio Pasayo y Alberto Gómez, entre otros policías de la


Provincia de Salta, fueron convocados para un operativo especial, a la
Central de Policía y atendidos allí por Joaquín Guil, Jefe de Seguridad,
quien les encargó la sustracción de dos vehículos. Este operativo delictivo
debía llevarse a cabo en las cercanías de la ruta que une la localidad de
Cobos con la localidad de Güemes. En cumplimiento de la directiva se
sustrajeron una Camioneta y un automóvil Torino.(221 )

El 6 de Julio de 1976 Hector Mendilaharzu se dirigía a Campo


Santo, entre Cobos y el Cruce, cuando un control policial caminero le
hace seña que se detenga y al hacerlo lo encañonan, lo hacen descender
del vehículo, lo introducen en el monte y lo ataron para inmovilizarlo,
llevándose el vehículo (222 ).

Alrededor de las horas 20, Martín Julio González y su hermano


Daniel José González fueron detenidos, antes de llegar a la Planta

218
Pág. 13 El Tribuno del 21-11-76 Se destaca la participación de El Coronel
Carlos Alberto Mulhall, El Tte. Coronel Carlos Molina Columbres, el Juez Federal
Ricardo Lona entre los que agasajaron al Mayor Julio Eduardo Ratto.
219
Testimonios de los Coroneles (RE) Carlos Alberto Mulhall, Miguel Raul Gentil,
Juan Carlos Grande (fs 23/30; 32/36; 87/93) prestados en el Expediente labrado
por ante el Juez de Instrucción N° 78 caratulado “SUCESOS ATRIBUIDOS A
PERSONAL MILITAR Y DE FUERZAS DE SEGURIDAD BAJO CONTROL OPERACIO-
NAL PRODUCIDO EN LA PROVINCIA DE SALTA DURANTE LA LUCHA CONTRA LA
SUBVERCION (CASO PALOMITAS-CABEZA DE BUEY).-
220
Nota firmada por el Cnel. Mulhall y decepcionada por el Juzgado Federal –fs
189-Causa de Palomitas.

170
David Arnaldo Leiva

de Cobos, por un grupo con vestimenta Policial, siendo introducidos en


el monte, donde los ataron y le sustrajeron la camioneta Ford F 100 en
la que se desplazaban.(223 )

E s to s ve h í c u lo s s u s t ra í d o s p o r l a Po l i c í a Prov i n c i a l f u e ro n
utilizados para presentar la coartada de un intento de rescate por parte
de guerrilleros a los presos que eran trasladados y de esta manera
justificar las muertes de las víctimas.

El 6 de Julio de 1976, a horas 17:40, el Capitán Hugo Cesar


Espeche concurre al penal a dejar las órdenes expresas al Director del
Penal Sargento Héctor Braulio Pérez sobre la modalidad y la forma en
que se efectuaría el traslado planificado para horas de la noche.

En esta primera visita el Capitán Espeche instruyó a su subalterno


Sargento H. B. Pérez a fin de que oscurecieran el penal y permitieran
solo que los oficiales del servicio penitenciario permanecieran mientras
los presos eran retirados.

A las 20:05 concurrió resueltamente el Capitán Espeche y otros


oficiales del Ejército, posiblemente integrantes del Grupo de Tareas El
Rayo, al penal de Villa Las Rosas. La suerte fatal de las víctimas era
ya inevitable.

Era un 6 de Julio de 1976, día de un frío invierno. Algunos


presos hacían la limpieza del Pabellón donde estaban alojados.
Pronto oscurecerían el penal para que la retina y la memoria de
los sobrevivientes y celadores no atesoren rostros que permitan el
reconocimiento de los infames. El subalcaide inspector de la Cárcel
Luciano Rodríguez, le ordenó al guardia Vicente A. Puppi que en-
cierre urgente a los mismos. En esos instantes apagaron las luces
del penal. En medio de la oscuridad y encontrándose presentes en
ese momento, el Director General Héctor Braulio Pérez, Subdirector
General Nicolás Oliva, Director de Seguridad Prefecto Mayor Héctor
Ramón Pérez, Jefe de Seguridad Interna Prefecto Mayor Napoleón
Soberón, Alcaide Víc tor Manuel Rodríguez, Alcaide Juan Carlos

221 Testimonio rendido por Juan Antonio Pasayo en fecha 8-5-02 ante la Fiscalía
Federal nº 2 de Salta.
222 Testimonio de Hector Mendilaharzu –fs 444- causa Palomitas.
223 Testimonio de Martín Julio González –fs 629- causa Palomitas.

171
Tropiezos en la Memoria

Alzugaray y Subalcaide Juan Salvador Sanguino, sacaron de las celdas


a Avila, Roberto Oglietti, José Povolo, Usinger, Sabranski y Outes.

Celia Leonard de Avila amamantaba a su hija nacida en cautiverio,


sentada en una cama mientras conversaba sobre cuestiones baladíes
con Norma Toro y Teresita Córdoba de Arias. El oficial del servicio
penitenciario Carrizo acompañado por un oficial del Ejército, penetró al
pabellón e impostando un tono castrense le ordenó a la celadora Emilia
que haga salir a cinco mujeres cuyos nombres estaban anotados en
una hoja. El nombre de Celia Leonard fue el primero que los verdugos
pronunciaron y esta por instinto se asustó. Fue esposada al salir. Le
siguieron Evangelina Botta y Georgina Droz. Maria Amaru Luque quien
corrió hacia el economato, pálida, advirtió a sus compañeras de cauti-
verio “Se están llevando a las chicas”; en esos instantes fue nombrada.
Posteriormente llamaron a Maria del Carmen Alonso de Fernández.

Los portones del penal fueron abiertos bajo la atenta custodia de


personal de la Agrupación VII de Gendarmería Nacional que tenía
a su cargo la guardia externa de Villa Las Rosas y en ese momento
quienes fueron privados de Justicia bajo el mote de ser delincuentes
subversivos, comenzaron el tránsito en camiones del Ejercito hacia el
paraje Palomitas. Allí el escenario del drama estaba preparado. La
Policía Provincial había situado – en la escena- los automotores
robados. Las víctimas estaban maniatadas e indefensas y de esta
manera fueron alevosamente asesinadas. Evangelina Botta, Georgina
Droz, Pablo Outes, José Povolo, Rodolfo Usinger, Roberto Oglietti,
Maria del C. Alonso, Alberto Savransky, Celia Leonard, Benjamín
Avila, María Luque, Jorge Turk Llapur capturaron en el segundo de
los disparos dirigidos contra su existencia la dimensión de sus sueños
y de sus vidas.

A la medianoche de ese día, el Coronel Carlos Alberto Mulhall


acompañado por el Inspector General de la Policía Provincial Alberto
Ralle y el Inspector General Joaquín Guil, concurrieron a la Comisaría
de la localidad de Gral. Güemes a dar instrucciones al personal que debía
inspeccionar la escena del crimen (224) y que les serviría de testigos de
los rastros de la balacera descargada sobre los vehículos robados y que
se presentarían como si fueran los que se utilizaron para el intento de
rescate de las víctimas.

172
David Arnaldo Leiva

Un parte del Coronel Mulhall al Juez Federal de fecha 7 de Ju-


lio de 1976 daba cuenta que fueron muertos en Palomitas Alberto
Savransky, Celia Leonard, Benjamín Avila, al intentar ser rescatados
por subversivos. Informaba además la fuga del resto de los presos
trasladados.(225 )

El automóvil y la camioneta Ford F 100 robado a Mendilaharzu


y a los hermanos Gonzáles fueron dejados en el lugar. El automóvil
Torino estaba cerca de la Difunta Correa, con perforaciones por todas
partes y abundante sangre en los asientos, con restos humanos “como
ser orejas, dientes y sesos, también pedazos de huesos al parecer del
cráneo y costillas y uñas…”. La camioneta estaba totalmente incendiada
y en ella se encontraron los restos de dos cadáveres descuartizados y
quemados.

El cadáver de Benjamín Avila presentaba fractura en el brazo


izquierdo y en ambos hemitorax, producto de una brutal golpiza, previo
a su muerte, en el instante quizás, que dándose cuenta de la situación,
quiso resistir con el último aliento el cruel asesinato.

El Jefe de la Policía Provincial de Jujuy Mayor Luis Domato


Arenas avaló el parte del Jefe del Área 322 comunicando el supuesto
enfrentamiento y las muer tes en la localidad de Pampa Vieja,
Prov i n c i a d e J u j u y, l u g a r d o n d e d e p o s i t a ro n l o s c a d áve re s de
María Amarú Luque de Usinger, Rodolfo Pedro Usinger y Roberto
Luis Oglietti.

El Tte. Coronel Antonio Arrechea, Jefe de la Policía en Tucumán


informaba a la opinión pública de un enfrentamiento en la localidad
de Ticucho, Provincia de Tucumán donde depositaron los cadáveres de
Pablo Eliseo Outes, José Víctor Povolo y María del Carmen Alonso de
Fernández.

Finalmente en fecha 11 de Julio de 1976 el Coronel Mulhall


informaba al Juez Federal que en el enfrentamiento con delincuentes
subversivos habían sido muer tos las personas ya mencionadas
agregando a la lista al abogado Jorge Ernesto Turk Llapur, quien
había estado detenido en una cárcel de San Salvador de Jujuy. En este
parte se informaba que Georgina Droz y Evangelina Botta habían
224
Testimonio del Policía Roberto Reyes, Fs 713 Causa Palomitas.
225
Fs. 190 causa de Palomitas.

173
Tropiezos en la Memoria

logrado fugarse.

Los cuerpos de Leonard, Avila y Savransky fueron entregados


en el cementerio de la Santa Cruz, Salta Capital, en medio de un
fuerte dispositivo armado, en cajones cerrados y que prohibieron
abrir.

Avila Bejamin Leonardo, padre de Benjamín Avila, declaró ante el


Juez que los militares se enojaron porque los parientes que fueron al
cementerio eran muchos. Bajo la metralleta atenta y empuñada por el
Teniente Ricardo B.I. de La Vega ( 226 ), integrante del grupo de tareas
“El Rayo”, los familiares de las victimas no pudieron efectuar los ritos
del velorio. El terror como arma bien aprendida por los integrantes de
los grupos de Tareas se entrometía en este acto sagrado del ritual de la
muerte. No quedaba espacio para el reclamo de justicia.

“Los mismos parientes de las víctimas acudieron al cuartel tras sus


despojos y se sometieron a los perversos designios de la autoridad militar,
sin exteriorizar queja alguna. Es compresible y respetable el silencio que
guardaron, solo roto cuando yo los cité en esta causa a fines de 1983”,
cínicamente escribió el Ex Juez Ricardo Lona en el año 2006.

María Amarú Luque de Usinger y Rodolfo Pedro Usinger, quienes


habían contraído matrimonio estando en prisión, fueron encontrados
enterrados como N.N. en un cementerio de Yala, Pcia. De Jujuy.

Los cuerpos de Georgina Droz, Evangelina Botta y Turk Llapur


nunca aparecieron.

EL INICIO DE LA INVESTIGACION JUDICIAL

No solo los detenidos eran trasladados clandestinamente de


un Centro Clandestino de Detención (CCD) a otro conforme a las
necesidades de la inteligencia militar y a fin de ser sometidos a careos
con otros presos políticos, a nuevos interrogatorios y a torturas o a

226
Asimismo la Comisión Senatorial de los Derechos Humanos dio a conocer
ayer una lista de los presuntos responsables y el cargo que ocupaban el día
del suceso:… teniente de la Vega, consignándose que este último fue quien
prohibiera “la publicación de esquelas o anuncios referidos a cualquiera de los
prisioneros muertos…”-Diario La Voz, 6-2-84.

174
David Arnaldo Leiva

los lugares donde serían ultimados, sino también los detenidos a


disposición del P.E.N. o a disposición de la Justicia Federal eran
trasladados a CCD o a otras cárceles para mantener el aislamiento
social y familiar y quebrarlos en su resistencia moral a la opresión
del terror.

Así por ejemplo los salteños Francisco Nadalich, Carlos Nieto,


Rodolfo Delfín Rocha ( 227 ), quienes habían sido trasladados desde el
penal de Villa Las Rosas hasta la Unidad Penitenciaria de La Plata, en
el año 1978, mientras se jugaba el Mundial de Fútbol en nuestro país,
fueron transportados en calidad de “rehenes”, clandestinamente, hacia
la Unidad Penitenciaria de Córdoba, para ser asesinados si durante este
show mundialista las fuerzas armadas sufrían un atentado.

Estos traslados de presos políticos a distintos lugares de detención,


permitió que quienes habían estado en el penal de Villa Las Rosas
socializaran su experiencia con los detenidos en otros puntos del país
y difundieran –en una transmisión boca a boca- el fusilamiento de sus
compañeros de cautiverio.

Curiosamente no fue el Juez Federal Ricardo Lona quien dio el


puntapié inicial para iniciar la investigación de este crimen a pesar que
fue notificado por el Jefe Militar del Área 322 tanto del traslado de los
detenidos bajo causas judiciales como de las muertes producidas por la
supuesta tentativa de evasión y de quienes permanecían como prófugos,
por medio documentos que portaban una leyenda que rotulaba la infor-
mación de secreta, calidad esta que fue reverenciada y en consecuencia ni
las muertes ni la supuesta evasión de Geogina Droz y Evangelina Botta
fueron investigadas en la fecha en que se cometieron los crímenes y que
fuera anoticiado el Juez. Tampoco el Fiscal Federal Vicente Masafra,
encargado de representar a la sociedad y al Estado en la persecución
de los delitos requirió medidas para investigar los mismos.

Es un grupo de detenidos políticos en la Unidad Carcelaria


localizada en la ciudad de Rawson, Pcia. de Chubut, integrantes de
la Juventud Peronista y de Intransigencia y Movilización, quienes
anoticiados por presos que habían estado en las cárceles de Salta y
otras provincias, los que bajo la excusa de querer difundir sus ideas

227
Nadalich,Nieto y Rocha fueron detenidos en Noviembre de 1974 por panfletear
en el centro de la ciudad de Salta y liberados en el año 1980.

175
Tropiezos en la Memoria

por medio de la prensa cercenada por las autoridades penitenciarias


y utilizando el subter fugio de un recurso de amparo, denuncian
distintos crimines perpetrados por los militares en la argentina,
entre ellos los conocidos como el de “Palomitas” en Salta y el de
“Margarita Belen” en el Chaco a los que se había aplicado la “ley
de fuga”.

“Señor Juez:

En nuestro carácter de detenidos, miembros de la Juventud


Peronista y de Intransigencia y Movilización Peronista, agrupacio-
nes del Movimiento Nacional Justicialista, venimos por el presente a
iniciar Acción de Amparo para que se proteja el derecho que tenemos
de publicar nuestras ideas por la prensa, derecho garantizado por la
Constitución Nacional e inhibido por disposiciones reglamentarias.
Es preciso dejar claramente establecido que nos encontramos con un
bloqueo pertinaz de toda expresión pública de nuestros actos y con un
desconocimiento de las relaciones que determina nuestra condición de
militantes peronistas…

Por lo expuesto de V.S. Solicitamos:

- T E N G A P O R I N I C I A D A A C C I O N D E A M PA R O S O B R E
NUESTROS DERECHOS A PUBLICAR NUESTRAS IDEAS;

-T E N G A P O R A G R E G A D O E L D O C U M E N TO P O L I T I CO Q U E
ADJUNTAMOS EN 26 FOJAS;

- O R D E N E A L A AU TO R I D A D A D M I N I S T R AT I VA Q U E D E B E
AU TO R I Z A R E L E G R E S O D E L D O C U M E N TO A D J U N TO P O R M E -
D I O D E L A CO R R E S P O N D E N C I A CO N N U E S T R O S FA M I L I A R E S ,
DIRIGENTES POLITICOS, GREMIALES, OBISPOS Y MIEMBROS
DEL CUERPO DIPLOMATICO”

El documento mencionado entre otras consideraciones decía:


“ L A S C A R C E L E S D E L P. R . N . : T E S T I M O N I O D E L A
POLITICA DE ANIQUILAMIENTO:
Los peronistas, aún en manos de la dictadura oligárquico militar,
expresamos categóricamente que, lo que vivimos en las distintas
cárceles del país desde el 24 de marzo de 1976, no fueron excesos

176
David Arnaldo Leiva

ni desbordes, sino la implementación de un plan de aniquilamiento,


perfectamente planificado y llevada a cabo como un aspecto del
plan oligárquico de represión global, con el objetivo de lograr la
implementación de un proyecto de entrega y la eliminación de todos los
que se opusieron…

Pero es el 24 de marzo de 1976 que el país es transformado


en un gigantesco campo de concentración, funcionando a pleno,
abarrotado de argentinos, tanto las prisiones federales, provinciales
y militares, como así también los más de cien lugares de detención
clandestinos, varios de ellos instalados en dependencias oficiales de
donde desaparecieron 30.000 compatriotas. Ellos no pueden dar su
testimonio…

En las cárceles “legales” nuestra muerte fue el objetivo máximo y


mucho mas grave de lo ocurrido….

Pronto esta practica se extendió a todo el país, en Salta por ejemplo


un nuevo traslado significó el fusilamiento de dieciséis compañeros, es
que resulto fácil, con los ojos vendados y con las manos atadas a las
espaldas…”(228 ).

Esta acción de amparo se presento en el mes de junio de 1983 y


el Juez Fe d e r a l d e l a l o c a l i d a d d e R a w s o n , O m a r D. G a r z o n i o,
entendiendo que se estaban denunciando hechos delictivos remitió
esta d o c u m e nt a c i ó n a l J u e z Fe d e ra l R i c a rd o Lo n a p a ra q u e s e
anoticiara y c o m e n z a r a l a i n v e s t i g a c i ó n d e e s t e c r i m e n . No
obstante que estos asesinatos estaban ya en su conocimiento desde
el 7 de Julio de 1976, conforme a la notificación que el Coronel
Carlos Alberto Mulhall le había efectuado, necesitó el Juez infractor
“que los denunciantes precisen los términos de su denuncia”(229 ), como
una condición previa al cumplimiento de su deber de administrar jus-
ticia. Casi como una verdad afincada en el sentido común y en la lógica
de una persona no avezada en el derecho, uno de los presentantes de
la acción de amparo al ser citado a “precisar” la denuncia expreso lo
siguiente: “Desea agregar que el Juzgado puede llegar fácilmente a
la determinación de la existencia de esas muertes y es el que debe
explicar las muer tes que ocurrieron en ese traslado, que es una

228
Parte del texto de la acción de amparo presentado por los presos políticos
de la Cárcel de Rawson.

177
Tropiezos en la Memoria

metodología utilizada en otros lugares del país llamada “ley de fuga”(230 ).


El Juez Lona –quien percibía mensualmente pagos de haberes por retiro
del Ejercito( 231 )- no necesitaba la precisión de los detenidos que se
habían ingeniado utilizando la acción de amparo para denunciar la
masacre de Palomitas, sino lo que buscaba era demorar la investigación
de la responsabilidad de los militares que lo habían mantenido en el
poder judicial, haciendo verdad aquello de que “no se muerde la mano
del que le da de comer”.

“No puede soslayarse, tampoco, que dichas investigaciones tuvieron


lugar en los albores de la democracia recuperada el 9 de diciembre de
1983, o sea, antes de los episodios de Semana Santa y los que le siguieron
hasta lograrse en el presente la total sujeción de las Fuerzas Armadas
al Poder Civil.

No se diga entonces que intervine tardíamente, pues lo hice


solo cuando me consideré habilitado jurídicamente y sin reparar en
una predecible declaración de incompetencia, tal como a la postre
ocurrió.”, d e c l a r ó e l D r. R i c a r d o Lo n a e n p r e s e n t a c i ó n e s c r i t a
formulada en el Juicio por la Verdad Histórica, 30 años despues de
los crímenes.

Lo cierto es que los primeros pasos de la investigación judicial de


“Palomitas” por parte de Jueces Civiles se dieron en Junio de 1983 y
aún sigue sin resolverse.

D e s d e e n t o n c e s l o s v a i ve n e s d e e s t a c a u s a t r u n c a ro n l a s
esperanzas que la Justicia reconociera a través de sus decisiones la
verdad histórica de los acontecimientos y señalara las responsabilidades
de los autores mediatos y de los ejecutores aplicando las sanciones
correspondientes.

229
Fs 21 Causa de Palomitas.
230
Fs 64 Causa de Palomitas-Testimonio de Guillermo Bernardo Rave.
231
El 1 de Julio de 2003, ante la Comisión de Acusación del Consejo de la
Magistratura, en el expediente nº 149-02, El Juez de Cámara Dr. Ricardo Lona
reconoció que “Fui cadete en el año 1953, tuve un accidente en acto de servicio,
estuve bastante mal y por aplicación de la ley orgánica del Ejercito me asignaron
esa… que es un mínimo…cosa de… (refiriéndose al haber de retiro). También
reconoció que en el proceso tenía un hermano en actividad en el Ejercito quien
tenía el cargo de Teniente Coronel de Artillería Juan Carlos Lona y revistaba en
el III Cuerpo de Ejercito.

178
David Arnaldo Leiva

Allí donde la justicia post dictatorial no encontró su cauce, los


sobrevivientes del Penal de Villa Las Rosas y los familiares lograron
que la sociedad salteña conociera este terrible crimen y apuntara sin
temor a equivocarse a los responsables del mismo.

LA PARALIZACION DE LA CAUSA

Las circunstancias de tiempo modo y lugar en que ocurrió este


crimen y las responsabilidades de los autores fue objeto de tratamiento,
en distintas instancias judiciales.

Durante tres décadas en que no pudo resolverse la Masacre de


Palomitas, los siguientes Juzgados intervinieron en la valoración de la
investigación y sus consecuencias:

Juzgado Federal de la ciudad de Rawson.

Juzgado Federal nº 1 de Salta.

Juzgado de Instrucción Militar nº 78.

Juzgado Federal nº 2 de Salta.

Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán.

Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba.

Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional


Federal de la Capital Federal.

Cámara Federal de Apelaciones de Salta.

Cámara Nacional de Casación Penal.

Corte Suprema de Justicia de la Nación.

179
Tropiezos en la Memoria

Consejo de la Magistratura de la Nación.

Siete años habían pasado. Cuando ya se avizoraba el


restablecimiento de un gobierno constitucional comenzó a reconstruirse
la verdad histórica por parte de la Justicia Federal. Sus magistrados
y funcionarios eligieron un camino tortuoso en el transcurso de la
investigación y la acción u omisión en el cumplimiento de sus deberes
condujo a la impunidad que hoy caracteriza a esta causa.

La democracia posdictatorial había mantenido en sus cargos


a Jueces que habían jurado acatar el Estatuto de Reorganización
Nacional. En Salta la Justicia Federal mantuvo al Dr. Ricardo Lona
y en Jujuy al Juez Federal Dr. Hugo Mezzena, a quienes luego se los
privilegió con el cargo de Jueces de la Cámara Federal. La influencia
que ejercieron los mismos en las designaciones de Jueces, Fiscales
y Secretarios fue gravitante en las conductas de estos en relación a
esta causa.

El Juez Federal R icardo Lona realizó las pr imeras medidas


investigativas sin embargo y a pesar que de las mismas surgían de
manera evidente las responsabilidades del Coronel Carlos Alberto
Mulhall, del Capitán Hugo Cesar Espeche y del Inspector General de la
Policía Joaquín Guil no ordenó –por este múltiple homicidio- ninguna
detención ni las indagatorias de los imputados.

El 1 de Febrero de 1984 el Comandante del Tercer Cuerpo de


Ejército ordenó la instrucción de sumario para investigar el Crimen
de Palomitas. El Juez de Instrucción Militar designado fue el nº 78
Tte. Cnel. Luis Raúl Moreno. Este comenzó a tomar declaraciones
testimoniales a los Jefes Militares de Salta en vez de indagarlos por los
crímenes que eran tipificados para esta Justicia Militar como Excesos
atribuidos a personal militar y de fuerzas de seguridad bajo control
operacional producidos en la Provincia de Salta durante la lucha contra
la Subversión (Caso Palomitas- Cabeza de Buey).

Las actuaciones realizadas por la Justicia Militar se encuentran


agregadas al cuerpo 10 del actual expediente que investiga este crimen.
En la contratapa del sumario instruido por el Ejército Argentino y como
una burla a la Justicia en general y a la sociedad se encuentra pegada
una hoja con un acertijo que reza:

180
David Arnaldo Leiva

“Adivinanza: Tres palomitas volando

Tres cazadores cazando,

Cada cual mató la suya

Y dos siguieron volando.

Solución:

Uno de los cazadores se

Llamaba “cada cual”.

Estas dos investigaciones paralelas generaron contiendas de


competencia entre el Fuero Castrense y la Justicia Federal de Salta
relativas a que institución –militar o civil- era el Juez natural para
resolver las responsabilidades por estos crímenes, lo que originó una
de las tantas paralizaciones de la investigación.

El 24 de diciembre de 1986 el Gobierno Radical del Dr. Raúl


Alfonsin dicto la ley de punto final por medio de la cual ordenaba
extinguir la acción penal respecto de toda persona por su presunta
participación en cualquier grado, en los delitos del art. 10 de la ley
23.049, que no estuviere prófugo, o declarado en rebeldía, o que no
haya sido ordenada su citación a prestar declaración indagatoria, por
tribunal competente, antes de los sesenta días corridos a partir de la
fecha de promulgación de dicha ley. 

El 9 de Enero de 1987 la Corte Suprema de Justicia de la Nación


resolvió el conflicto a favor del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas
y allí mandó la causa por considerar que los hechos encuadraban en las
previsiones del art. 10 de la ley 23049 y que “si bien no se ha procesado
a militar alguno, las declaraciones del director de la cárcel de Villa Las
Rosas comprometen al mayor Espeche, en tanto que el Coronel Mulhall
no solo suscribe los documentos antes descriptos sino que el declarante
de fs 714 indica su presencia en Gral. Güemes a poco de sucedido el
hecho principal”.

En paralelo a la resolución dictada por la Corte de Justicia de


la Nación, la Cámara Federal de Tucumán, por entonces órgano de

181
Tropiezos en la Memoria

apelaciones de las resoluciones de la Justicia Federal de Salta, en fecha


23 de febrero de 1987 declaraba su INCOMPETENCIA para entender
en la causa de Palomitas disponiendo se remita la misma a la Cámara
Federal con asiento en Córdoba por entender que la orden de traslado
de los presos fusilados fue emitida por el Comando del Tercer Cuerpo
de Ejército con Asiento en esa ciudad.

En fecha 12 de Marzo de 1987 la Cámara Federal de Apelaciones


de Córdoba declara su incompetencia para entender en la causa de
Palomitas y remite nuevamente la misma a su par de Tucumán.

En Fecha 10 de abril de 1987 la Cámara Federal de Apelaciones


de Tucumán por no compartir los fundamentos de su par de Córdoba
remite las actuaciones a la Corte de Justicia de la Nación.

En fecha 8 de junio de 1987 se sancionaba la ley de obediencia


debida que establecía “Se presume sin admitir prueba en contrario que
quienes a la fecha de comisión del hecho revistaban como oficiales jefes,
oficiales subalternos, suboficiales y personal de tropa de las fuerzas
armadas, de seguridad, policiales y penitenciarias, no son punibles por
los delitos a que se refiere el art. 10, punto 1 de la ley 23.049 por haber
obrado en virtud de obediencia debida.

La misma presunción será aplicada a los oficiales superiores que


no hubieran revistado como comandante en jefe, jefe de zona, jefe de
subzona o jefe de fuerza de seguridad, policial o penitenciaria si no se
resuelve judicialmente, antes de los treinta días de promulgación de esta
ley, que tuvieron capacidad decisoria o participaron en la elaboración
de las órdenes. 

En tales casos se considerará de pleno derecho que las personas


mencionadas obraron en estado de coerción bajo subordinación a
la autoridad superior y en cumplimiento de ordenes, sin facultad o
posibilidad de inspección, oposición o resistencia a ellas en cuanto a su
oportunidad y legitimidad”.-

En fecha 20 de Junio de 1987 la Corte Suprema de Justicia de la


Nación resuelve que la Competencia le correspondía a la Cámara Federal
de Apelaciones de Córdoba remitiendo allí las actuaciones.

182
David Arnaldo Leiva

En este punto y para que el lector entienda, la Corte de Justicia


se había pronunciado que en los delitos cometidos por militares o
personal bajo control operacional en la lucha contra la subversión debía
ser investigada por la Justicia Militar (Consejo Supremo de las FF.AA)
y contra los pronunciamientos de éste o su inacción debía intervenir La
Cámara Federal del lugar donde ocurrieron los hechos.

El gobierno Radical del Dr. Raúl Alfonsin con el dictado de las


leyes de la impunidad (punto final y obediencia debida) impidió se
continuara la investigación en beneficio de los responsables del genocidio
cometido en la Argentina, entre ellos los perpetradores de la masacre
de Palomitas.

El 23 de Junio de 1988 la Corte de Justicia de la Nación declaró


extinguida la acción penal en relación a Luciano Benjamín Menedez,
Domingo Antonio Bussi, Carlos Alfredo Carpani Costas, Carlos Alberto
Mulhall, Carlos Néstor Bulacios, Ernesto Jaig, apoyándose en la ley de
punto final( 232 ). Esta decisión motivo que nuevamente la causa fuera
remitida al Juzgado Federal nº 1 de Salta.

Los oficiales del Ejército pertenecientes al Grupo de Tareas el Rayo


bajo la Jefatura del Capitán Hugo Cesar Espeche que fusilaron a los
presos en Palomitas, conjuntamente con el Tte. Coronel Miguel Raúl
Gentil, Jefe de la Policía de Salta y su director de Seguridad Joaquín
Guil fueron beneficiados por la ley de obediencia debida(233).

La causa de Palomitas entró en una larga parálisis que auguraba


la impunidad de los genocidas en Salta.

Radicado los diez cuerpos de expedientes que componían el universo


de la investigación nuevamente en el Juzgado Federal nº 1 de Salta a
cargo del eterno Juez Ricardo Lona y su posterior ascenso como Juez de
la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, implicó que su reemplazante
en la Justicia de Primera Instancia fuera el Dr. Abel Cornejo, quien se
hizo cargo de la causa.

Una denuncia anónima –del mes de mayo de 1999- de un supuesto


grupo autodenominado “Unido por la Justicia- Organización no

232
Ley 23492.
233
Ley 23521.

183
Tropiezos en la Memoria

gubernamental” fue presentada en distintos Tribunales y también en


la Justicia Federal de Salta pidiendo se investigue la participación del
Juez Ricardo Lona en la Masacre de Palomitas como integrante de una
Asociación Ilícita dedicada al exterminio de personas en Salta y Jujuy
conjuntamente con los Jefes Militares del Área de estas dos provincias
y sus jefes policiales.

El 5 de Mayo de 1999 Abel Cornejo, Juez Federal se excusó de


intervenir por amistad íntima con el imputado Dr. Ricardo Lona. En esa
fecha fue remitida la causa al Juzgado Federal nº 2 de Salta a cargo del
Dr. Miguel Antonio Medina, quien había actuado en las postrimerías
del Proceso de Reorganización Nacional como Juez de Instrucción en la
Justicia Provincial y se había vinculado a los Jerarcas del Justicialismo
que gobernaron la provincia desde el año 1983.

El 24 de Junio de 1999 el Juez Federal Miguel Antonio Medina


resolvió desestimar la denuncia contra Ricardo Lona y dispuso se
remitan todas las actuaciones al Consejo Supremo de las FF.AA.

Esta resolución encerraba la contradicción entre el discurso y


la acción de la Salta Post Dictatorial. Alegaba sobre el carácter de
imprescriptibles de los crímenes de lesa humanidad que afectaban la
garantía estatal de respetar la vida, mientras disponía no investigar
la masacre de Palomitas.

La resolución denota una queja a la omisión de actuar del Juez


Ricardo Lona al expresar “En cuanto a la investigación, en otra parte
de esta investigación anticipamos nuestra opinión disvaliosa sobre la
misma. Para ello, merituamos el excesivo lapso de tiempo transcurrido
entre el momento del hecho y la iniciación de la causa penal, todo ello
junto a la forma en que se iniciara – por detenidos en una cárcel del
sur del país-. Es que pensamos que, si la regla universal para la
investigación de homicidios es esclarecerlos en lo posible, dentro de las
cuarenta y ocho horas de conocida su comisión, cuando lo pasado no
son horas, sino años, la dificultad de recolectar pruebas para indi-
vidualizar al autor o autores, es virtualmente insalvable”(234).

Decimos de la autocontradicción de este pensamiento, pues

234
Fs 2365 causa Palomitas.

184
David Arnaldo Leiva

mientras en esta resolución se refieren elípticamente “a la tesis de la


imprescriptibilidad de los denominados “crímenes contra la hu-
manidad”, su concepto, y en su caso, su aplicación práctica en nuestro
derecho, a la luz de los tratados internacionales que la Argentina
ha firmado, incluidos en el año 1994 en el texto constitucional…”
sugiriendo su aplicación al caso concreto, por otra parte da letra a la
posición contraria, asumida como tesis en el futuro por los defensores
de los imputados, cuando expresa “Seguramente, cuando el Consejo
S u p r e m o d e l a s F F. A A r e c i b a l a c a u s a p r i n c i p a l , h a s t a a h o r a
acumulada, habrá un temperamento semejante, respecto de quienes
están sospechados de haber ejecutado la orden del Comandante del
Tercer Cuerpo de Ejército. Nos referimos al Capitán (o Mayor) Espeche
y a sus hombres, cuya situación procesal fue sumamente beneficiada
tanto por la ley 23492 como por la ley 23521, esto último si fuera
sumamente necesario”.

L a a p o c a l í p t i c a r e s o l u c i ó n t e r m i n a b a e x p r e s a n d o “ To d o s
sabemos que las escasas condenas dictadas por la justicia federal
por delitos cometidos durante el último régimen militar argentino,
devinieron en indultos. Todos sabemos que lo único que legalmente
mantiene vigente el interés social por la represión de los delitos
cometidos en aquellos tiempos, es lo sucedido con la apropiación
irregular de niños nacidos durante la detención de sus madres. Y
no ignoramos que subsiste, por aquella humanidad que siempre
debiera presidir nuestros actos, el legitimo derecho de los
deudos de las víctimas, tanto a conocer la verdad sobre las
circunstancias de su muer te, co m o a s a b e r e l d e s t i n o f i n a l d e
los restos de aquellas”.

Era claro entonces que el Juez Federal Miguel Antonio Medina


solo “y por una cuestión humanitaria” declamó conocer la verdad
de cómo murieron las víctimas y encontrar los restos mortales de
las mismas, pero no en sancionar a sus responsables. Sin embargo
también su pensamiento y su acción en este punto es contradictorio
ya que en una resolución de fecha 9 de Mayo de 2001, dictada en
el marco del Juicio de la Verdad y que tendía a conocer estas cir-
cunstancias resolvió “DISPONER la exclusión de la lista inicial de
desaparecidos presentada por los accionantes, a las víctimas de la
llamada masacre de “Palomitas”, cuyos restos fueron encontrados

185
Tropiezos en la Memoria

a s a b e r : Alonso, Maria del Carmen; Botta Evangelina Mercedes;


Droz Georgina Graciela; Outes Saravia, Pablo Eliseo”. De más está
en decir que los restos mortales de Evangelina Botta, Georgina Droz
y Ernesto Turk Llapur nunca fueron encontrados, como así tampoco
y en relación a la totalidad de las víctimas de Palomitas la Justicia
no se ha pronunciado sobre las circunstancias de tiempo, modo y lugar
en que ocurrieron los crímenes.

El 16 de septiembre de 1999 se remite la causa de Palomitas al


Consejo Supremo de las FF.AA.

El 7 de Octubre de 1999 el Brigadier Oscar Osvaldo Mazzoni,


Fiscal General de las FF.AA dictamina que no correspondía realizarse
medida investigativa alguna al no tener la presente causa pretensión
punitiva y ser “la búsqueda de la verdad” un objeto judicial ajeno a la
Justicia Militar.

En fecha 19 de Octubre de 1999, el Consejo Supremo de las Fuerzas


Armadas no aceptó el conocimiento de la causa de Palomitas y dispuso
remitir nuevamente la misma al Juzgado Federal nº 2 de Salta por
cuanto “la averiguación de antecedentes, desvinculados de la función
punitiva”, como lo proponía el Juez Federal Medina, no hace a la materia
penal y es extraña a la justicia castrense.

En el mes de Febrero de 2000 la causa de Palomitas fue nuevamente


recepcionada por la Justicia Federal de Salta.

El Fiscal Federal de Salta Dr. Eduardo José Villalba dictaminó


que la Justicia Salteña no debía aceptar la competencia y se devuelva
este expediente pues debía seguir en poder del Consejo Supremo de las
FF.AA.

El 27 de Marzo de 2000 el Dr. Miguel Antonio Medina, quien no


quería investigar este crimen, no aceptó la devolución de los autos y al
trabar nuevamente una cuestión de competencia, remitió nuevamente la
causa a la Corte de Justicia de la Nación. La Corte de Justicia entendió
que este conflicto de competencia debía ser resuelto por la Cámara
Federal de Salta y allí mando las actuaciones.

El 5 de Agosto de 2001 la Cámara Federal de Salta resolvió que

186
David Arnaldo Leiva

e l J u e z Fe d e r a l n º 2 p ro s i g a co n e l c o n o c i m i e n t o d e l a c a u s a
“Palomitas”.

Habían pasado ya 25 años y la pregunta que es necesario formularse


es ¿Dónde quedó aquello de la regla universal para la investigación de
homicidios es esclarecerlos en lo posible, dentro de las cuarenta y ocho
horas de conocida su comisión?.

LA REAPERTURA DE LA CAUSA.

El 10 de Marzo de 2000, Familiares de Detenidos Desaparecidos


de la ciudad de Orán iniciaron un juicio a fin de que la Justicia
Federal Salteña implemente del Derecho a la Verdad y haga conocer a
los familiares de los que sufrieron la detención forzosa seguida de su
desaparición las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se habían
producido los secuestros y el lugar adonde habían sido enterrados para
poder ejercer los ritos del duelo. A esta petición judicial se adhirieron
los organismos de derechos humanos de Salta.

En este juicio radicado ante el Juzgado a cargo del Dr. Miguel


Antonio Medina y substanciado como un Habeas Data (Búsqueda de
Información) actuó como Fiscal Federal el Dr. Eduardo José Villalba,
aquel funcionario que interpretó que el crimen de Palomitas debía ser
radicado por ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

Abierto este juicio se incorporó información sobre las decenas de


víctimas en territorio Salteño y comenzaron las declaraciones de los
familiares, de ex presos políticos y de Militares y Policías que actuaron
en la dictadura en Salta.

El peso de los hechos recogido en el Juicio de la Verdad era


elocuente de la tragedia no investigada y que mantenía impune a sus
perpetradores.

187
Tropiezos en la Memoria

El Fiscal Federal, formado en las Universidades de la democracia


condicionada por el poder militar y las asonadas carapintadas que
jaquearon al Gobierno de Alfonsin, aprehendió desde el dolor de los
testimonios de las víctimas y sus familiares la magnitud del crimen.

Posiblemente el cinismo brutal de los militares que se presentaron


a declarar desconociendo el destino de los desaparecidos y una tendencia
que se insinuaba en el ámbito de la Procuración Nacional haya influido
en el espíritu del Fiscal Federal para que comenzara nuevamente a
impulsar la investigación penal, luego que el Capitán (R) Hugo Cesar
Espeche reconociera, en el Juicio de la Verdad, su participación en el
traslado de las víctimas de Palomitas.

En fecha 14 de Marzo de 2002 la Asociación de Familiares de De-


tenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y Gremiales de Salta,
representada por Lucrecia Eugenia Barquet, Nora Beatriz Leonard,
Sara Ricardone, Dolly Mabel Pierini, Mir tha Josefa Torres, Blanca
Silvia Lescano y actuando con el patrocinio letrado de los abogados
Ta n i a N i e ve s K i r i a co y D av i d Ar n a l d o Le i va reclamaron ante el
Fiscal Federal se requiera instrucción por la masacre de Pa l o m i t a s
declarándose la nulidad de las leyes de la impunidad y su
inconstitucionalidad.

En abril de 2002 el Fiscal Federal Eduardo José Villalba solicitó se


prosiga con la instrucción de la causa caratulada: “CABEZAS DANIEL
VICENTE Y OTROS S/DENUNCIA – LAS PALOMITAS – CABEZA DE
BUEY”, y se declare la inconstitucionalidad y nulidad de las leyes de
Obediencia Debida y Punto Final, las que, según su parecer pusieron
fin al trámite de la causa por razones formales.

Requirió que una vez resuelto el planteo de nulidad e


inconstitucionalidad de las leyes mencionadas se cite a prestar
declaración indagatoria a Carlos Alberto Mulhall y a Miguel Raúl
Gentil y que respecto al Teniente Coronel Juan Carlos Grande, se
declare, una vez comprobado fehacientemente su fallecimiento,
extinguida la acción penal.

El Fiscal Federal demostrando el cambio que había comenzado a


operarse en su espíritu reclamo la competencia de la Justicia Federal
para la causa de Palomitas y no la del Consejo Supremo de las

188
David Arnaldo Leiva

Fuerzas Armadas, tal como se había pronunciado dos años antes, para lo
cual alegó que “a la fecha han variado las circunstancias de hecho y de
derecho como para sostener que debe seguirse aquel criterio” y por que
“tampoco a esta altura de las actuaciones, parece conveniente que sea
un tribunal militar, quien continúe con el juzgamiento del hecho, pues
lo poco que se tramitó en él se encuentra lejos de guardar congruencia
con el resto de las constancias de la causa”, agregando que “…pese a que
de todo el expediente surge con claridad que el artífice de la maniobra
resulta ser el Coronel Mulhall, junto con Miguel Raúl Gentil (ex Jefe de
la Policía de la provincia de Salta) y el Teniente Coronel Juan Carlos
Grande -pues de la documentación a la que luego se hará referencia
es fácil advertir quienes tenían el dominio absoluto del hecho- quien
ordenó el traslado, comunicó el supuesto enfrentamiento con personal
subversivo, tanto al Juez como a los familiares de las víctimas; luego
cuando se instruyó la causa en el Consejo Supremo de las Fuerzas
Armadas, en el año 1984, se pretendió presentar a estos oficiales como
sumisos a la autoridad civil, judicial; lo que dista mucho, en este caso,
de ser verdad…”.

El Dr. Eduardo Villalba comenzó a cumplir su función y la promesa


efectuada a Familiares de las Víctimas de Palomitas. El requerimiento
efectuado para que se declaren nulas las leyes de la impunidad y se
detengan a los jefes del Area 322, responsables de la masacre, fue una
grieta por donde se comenzó a filtrar el nuevo impulso de la causa. Este
nuevo aire llenó de esperanzas a los militantes de las organizaciones de
derechos humanos conducidos por Lucrecia Barquet. Los arquitectos del
terror y la impunidad podían ser detenidos y llevados a juicio.

En fecha 22 de Mayo de 2002 el Dr. Miguel Antonio Medina


recogía en una resolución de treinta y cinco carillas la mejor doctrina
judicial compatible con los tratados internaciones de derechos
h u m a n o s y l a n e ce s i d a d s o c i a l d e j u z g a r l o s c r í m e n e s d e l e s a
humanidad como el de Palomitas declarando la inconstitucionalidad
de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Esta resolución,
en su aspecto doctrinario, era digna de guardarse en los anaqueles
de Tribunales para la lectura de los investigadores. La misma fue
un veneno para quienes gozaban de la tranquilidad de las leyes
obtenidas bajo presión militar, sin embargo, las contradicciones en
el pensamiento y en la acción del Juez de la democracia posdictatorial,
hicieron que éste, y a modo de antídoto de su dictamen ordenara

189
Tropiezos en la Memoria

“Reservar la resolución sobre el pedido de citación y/o detención de


los nombrados (Coroneles Mulhall y Gentil), como el de toda otra
persona vinculada a ellos, … para cuando la misma se encuentre
firme”.

La decisión que condicionaba continuar investigando a que la


resolución quede firme, significaba lisa y llanamente no abrir la
investigación, no detener a los claros responsables del crimen ya que
era lógico de estimar, como efectivamente ocurrió después, que los
defensores de los imputados llevarían las actuaciones a través de
las apelaciones, hasta la mismísima Corte de Justicia de la Nación,
en la época en que imperaba la mayoría automática bajo el designio
del Menemismo, gobierno bajo el cual se había concluido el ciclo de
la impunidad dictando los indultos a los militares condenados y/o
procesados.

El ego quizás del Juez estableció, en la resolución apuntada, la


aplicación del código procedimiento vigente al año 1976, con lo que
sustraía del tribunal oral y público el Juzgamiento de Palomitas,
reservándose con un procedimiento escrito del viejo código procesal, el
dictado de la sentencia, como Juez Instructor, para cuando la misma
quedara firme.

El 24 de Mayo de 2002, Pablo Ismael Outes, hijo de una víctima


de Palomitas constituido en querellante, recusó con causa a los
Fiscales Eduardo Villalba, Ricardo Toranzos y Julio Homero Robles por
la amistad que estos tenían con el imputado Juez de la Cámara Federal
Dr. Ricardo Lona.

En fecha 6 de Junio de 2002 el Juez Federal Dr. Miguel Antonio


Medina hizo lugar a la Recusación propuesta por Pablo Ismael Outes,
cuestión que debilitó la firmeza de la persecución penal y marcó
nuevamente la continuidad de un camino tortuoso inconducente del
esclarecimiento de las responsabilidades del impune crimen de
Palomitas.

El 12 de Noviembre de 2002 el Fiscal General por ante el Excmo.


Tribunal Oral en lo Criminal de la Provincia de Salta, Dr. Julio Homero
Robles aceptó la recusación de Pablo Ismael Outes por violencia moral.
Esta fue aceptada.

190
David Arnaldo Leiva

Las causales de apartamiento de los Fiscales de Salta esgrimidas


por Outes determinó que a la postre sea un Fiscal radicado en la vecina
Provincia de Jujuy quien terminara actuando en la causa.

En fecha 29 de Julio de 2003 la Cámara Federal de Salta dispuso


la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final y ordenó
la detención de los imputados Carlos Mulhall y Miguel Raúl Gentil,
conforme los habían peticionado el Fiscal Federal Eduardo Villalba y los
Querellantes “Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos
por Razones Políticas y Gremiales de Salta”.

La resolución de la Cámara Federal de Salta con las firmas del


Juez Dr. Ricardo Munir Falu y del Juez ad hoc Dr. Dardo Rafael Osola
terminaba con lo siguiente:

“XIV. CONSIDERACIONES FINALES. Resulta necesario formular


finalmente algunas reflexiones sobre las disímiles y contradictorias
opiniones que sobre el tema de los actos ilícitos cometidos –tanto por
las organizaciones subversivas como por las Fuerzas Armadas-, se han
publicado últimamente en los medios periodísticos y a raíz de las
manifestaciones presidenciales.

Así nos encontramos con quienes cr itican y atacan dichas


expresiones, otros que las aplauden; aquellos que consideran que debe
hacerse justicia y abrir los procesos para juzgar los casos que llegan
a los tribunales y aquellos otros que entienden que, dado el tiempo
transcurrido, hay que olvidar ese pasado y cerrar definitivamente la
cuestión.

No se advierte de que otra manera o por cual otro camino deben


ser resueltas estas cuestiones, que no sea el procedimiento judicial
válido, en el cual habrá garantías para quienes reclaman justicia y para
aquellos que son imputados como responsables.

En definitiva nuestra Nación ha sufrido una verdadera tragedia


por la alteración del régimen constitucional y debe retomar el camino
insoslayable del cumplimiento de la ley.”.

En fecha 30 de Julio de 2003 la Cámara Federal de Salta dispuso


la detención del Capitán Hugo Cesar Espeche.

191
Tropiezos en la Memoria

En fecha 31 de Julio de 2003 son detenidos los Coroneles


retirados Carlos Alberto Mulhall y Miguel Raúl Gentil. A la fecha de
las detenciones Mulhall tenía 74 años de edad y Gentil tenia 72 años
de edad.

El 12 de Agosto de 2003 el Tte. Coronel Retirado Hugo Cesar


Espeche fue detenido. A la fecha de su detención Espeche tenia 58 años
de edad.

La detención de los tres militares era a consecuencia de la presión


social ciclópea emprendida por Lucrecia Barquet, Nora Leonard y
demás familiares en la búsqueda desesperada de justicia y de la
valentía del Fiscal que, volviendo sobre sus pasos, reconociendo
tácitamente una postura equivocada, requirió la Nulidad de las leyes
de la impunidad.

El 15 de agosto de 2003 el Juez Federal Miguel Medina cambia


de opinión y dispone que la investigación criminal de Palomitas se
debía regir por el Código Procesal Vigente y no por el viejo código,
cuestión que a la postre trajo la nulidad de sus actuaciones y su auto
apartamiento.

En fecha 27 de Agosto de 2003 el Juez Federal Miguel Antonio


Medina resuelve no trasladar a los militares presos desde Buenos
Aires hasta Salta y no tomarles declaración indagatoria hasta que
la resolución de la Cámara Federal que había dispuesto su detención
quede firme. Nuevamente el Superior le debió indicar como actuar.
Medina debió tomar las indagatorias. En esta primera oportunidad
que los imputados fueron conducidos a la Justicia se negaron a
declarar. El silencio de los mismos mantuvo el secreto de detalles
del Crimen.

En fecha Diciembre de 2003 el Juez de la Cámara Federal Ricardo


Falu se inhibe de intervenir, inhibición que le fue rechazada por los
Jueces Ad Hoc Dardo Osola y Baldomero Miranda Bona.

E n Fe b re ro d e 2 0 0 4 e l J u e z Fe d e ra l co n ce d e l a Pr i s i ó n
Domiciliaria, en razón de la edad, a los imputados Miguel Raúl Gentil
y Carlos Alberto Mulhall. Posteriormente la Cámara Federal de Salta
concedió la prisión domiciliaria al Tte. Coronel (R) Hugo Cesar Espeche
por razones de Salud.

192
David Arnaldo Leiva

El 28 de Mayo de 2004 el Juez Instructor procesó a Carlos Alberto


Mulhall, a Miguel Raúl Gentil y a Hugo Cesar Espeche como autores
de los homicidios perpetrados en la Masacre de Palomitas.

El 30 de Marzo de 2005 y luego que la Cámara de Casación Penal


anulara el procesamiento dictado contra los imputados, el Juez Federal
Medina se inhibió de seguir en la investigación del múltiple crimen al
considerar que, por haber emitido opinión, había perdido su imparciali-
dad, lo que impediría realizar un nuevo razonamiento objetivo de los
sucedido en Palomitas, a la hora de tener que resolver la situación de
los militares presos.

Lo cierto es que en la actualidad y luego de estar inhibidos los


Jueces Federales de Salta ( 235 ) y de no haber aceptado el cargo de
Juez ad hoc los abogados de Salta inscriptos para tal fin ( 236 ) y de
h a b e r s e i n h i b i d o l o s J u e ce s Fe d e r a l e s d e J u j u y, l a c a u s a e s t á
instruida por la Dra. Graciela Comas ( 237 ), abogada de la matrícula
de la Provincia de Jujuy, actuando como Fiscal por inhibición de los
funcionarios Salteños el Dr. Domingo José Batule, Fiscal Federal
nº 1 de Jujuy.

L a p re s e n c i a d e u n a J u e z Ad H o c , a b o g a d o p a r t i c u l a r n o
especializada en el fuero penal, radicado a 100 kilómetros de la sede
del Juzgado, quien no se constituye de Lunes a Viernes a tramitar la
causa en la sede del público despacho del Juzgado Federal de Salta
impide la articulación e interacción inmediata o contemporánea con las
necesidades y con los auxiliares de la Justicia (Secretarios, empleados,
peritos, querellantes, Policía Federal) mas un Fiscal Federal también
domiciliado en Jujuy constituyen en la actualidad un verdadero
p e l i gro q u e grav i t a s o b re l a s e r i e d a d d e l a i nve s t i g a c i ó n y l a
solvencia de sus actos.
235
Dr. Abel Cornejo, Juez del Juzgado Federal nº 1 por amistad con el Dr. Ricardo
Lona y el Dr. Miguel Antonio Medina, Juez del Juzgado Federal nº 2 por haber
dejado de ser imparcial.
236
22 abogados de Salta no aceptaron el cargo de Juez Ad Hoc, a saber: Dres.
Sergio Alvarado, Osvaldo Camisar, Juan Casabella, Juan Esteban Cornejo, Ángel
Maria Figueroa, Armando Jose Frezze, Galvez Jorge Eduardo, Roberto García
Lobo, Federico Gabriel Kosiner, Carlos Alberto López Sanabria, Guillermo Mar-
tinelli, Jose Ignacio Murga, Alfredo Puig, Ricardo Alfredo Raimundin, Ernesto
Roberto Samson, Carlos Sánchez de Bustamante, José Ignacio Saravia Toledo,
Carlos Alberto Sayus, Juan Antonio Uriburu, Ricardo Isaac, Adolfo Rodriguez.

193
Tropiezos en la Memoria

“A criterio de los firmantes, esta situación tiene estrecha relación


con las dificultades que genera la tramitación de la causa de la manera
en que se viene llevando a cabo, por falta de contacto de la Sra. Juez con
el expediente y las partes, la falta de impulso de oficio de la acción y el
tiempo que insume la resolución de las cuestiones urgentes.

En sintesis, se advierte que tratándose de una causa penal en la


etapa de sumario, con personas detenidas, numerosos imputados y
partes querellantes, las actuaciones requieren de un magistrado que
se encuentre en forma permanente en la ciudad de Salta, en lugar de
la actuación de un letrado de Jujuy que, como es razonable, tiene que
permanecer en la ciudad donde ejerce su actividad profesional.

Lo ex p u e s to, n o o b s t a a q u e s e re co n ozc a n u e va m e nte l a


predisposición expuesta por la Sra. magistrada para colaborar con la
administración de justicia, y que asumió esa carga luego de que varios
letrados integrantes de la lista de conjueces de los Juzgados Federales
de Salta se excusaran de intervenir.

Por lo expuesto, cabe recomendar el apartamiento de la Dra. Gladis


Comas como juez subrogante en la presente causa...” (237 bis ).

La reconstrucción de la verdad histórica de lo ocurrido con los


traslados y fusilamiento de las victimas de Palomitas y la asignación
de responsabilidades de sus perpetradores y cómplices y encubridores
es aún una asignatura pendiente y a treinta años de estos crímenes,
la Justicia post dictatorial de Salta no encontró el camino para romper
el laberinto de amistades y odios, complicidades e intereses familiares
y políticos que envuelven a sus funcionarios y magistrados con los
imputados en la causa, cuestión que provoca vergüenza ajena.

237
Dieciocho abogados de la Matricula de Jujuy no aceptaron el cargo. La Dra.
Graciela Comas es hija de un Teniente Coronel y aunque esta cuestión no implique
motivo de recusación si genera dudas sobre los motivos de su aceptación como
Juez de la Causa Penal mas trascendente de la Provincia de Salta, cuando su
domicilio laboral y real esta a mas de 100 Km del Juzgado donde se instruyen
las actuaciones y demás esta decir, en otra Provincia. 
237
bis Resolución nº 45/06 del 04/05/06 firmada por los jueces subrogantes de
la Cámara Federal de Salta, recomendando al Consejo de la Magistratura de la
Nación el apartamiento de la Dra. Comas, como juez en la causa “Palomitas”..

194
David Arnaldo Leiva

CAPITULO V

“El vientre que los gestó aún es fructífero”

B. Brecht

DESAPARECIDOS Y RECONCILIACION EN SALTA

El gobierno del terror retrocedía. El estrepitoso fracaso militar


en la guerra de Malvinas que le había provocado fisuras en su frente
interno e internacional no le dejaba el margen de tiempo anunciado
con grandilocuencia de que el Proceso de Reorganización Militar tenia
metas no plazos y la salida democrática se le filtraba como el agua en
un puño cerrado ante una movilización popular creciente aunque no
desbordante. Debían resolver, entre otros aspectos centrales, el tema de
los desaparecidos y las responsabilidades y la partidocracia que ansiaba
las funciones gubernamentales, a cualquier costo, pregonaba que este
tema no fuera “heredado” por la democracia.

Hasta el presidente del Par tido Demócrata Cristiano Alber to


Nolasco Arias expresaba que el Documento Final de los militares
“conlleva un propósito esencial: procurar saber si el pueblo perdonará
el accionar de las Fuerzas Armadas. Estimó que si no se avanza en
explicaciones y precisiones, el gobierno democrático heredará un
problema muy grave. …Si van a ser perdonados los hombres de las
fuerzas armadas, del mismo modo habrá que perdonar a los que
buscan reconciliarse y vivir en una sociedad en paz, en liber tad,
democracia y con sentido de justicia”(238 ).

238
Semanario Propuesta, 7 al 13 de mayo de 1983,Pág. 13.
239
Ley nº 22924 de fecha 23-03-83, Art. 1 “Decláranse extinguidas las acciones
penales emergentes de los delitos cometidos con motivación o finalidad terrorista
o subversiva, desde el 25 de mayo de 1973 hasta el 17 de junio de 1982. Los
beneficios otorgados por esta ley se extienden, asimismo, a todos los hechos de
naturaleza penal realizados en ocasión o con motivo del desarrollo de acciones
dirigidas a prevenir, conjurar o poner fin a las referidas actividades terroristas
o subversivas, cualquiera hubiera sido su naturaleza o el bien jurídico lesio-
nado. Los efectos de esta ley alcanzan a los autores, partícipes, instigadores,
cómplices o encubridores y comprende a los delitos comunes conexos y a los
delitos militares conexos.” 

195
Tropiezos en la Memoria

Los militares habían dictado una ley de auto amnistía ( 239 ) para
liberarse de las sanciones penales por los crímenes cometidos por sus
cuadros y a la vez elaboraron un Documento Final ( 240 ) en el que
expresaban que fueron actos de servicios las acciones cometidas en la
lucha contra la subversión y el terrorismo, a la vez que anunciaban que
no existían desaparecidos sino muertos.

La Jerarquía Católica en consonancia con la posición de los


militares comenzaba a hablar de la reconciliación y del perdón de los
crímenes.

Normando Requena, Ex Rector de la Universidad Católica de Salta


y quien era Capellán de la Guarnición Ejercito Salta ofició como uno
de los voceros del condicionamiento militar a la democracia prometida.
El siguiente reportaje lo desnuda en sus pensamientos y en la postura
militante asumida en pos de la impunidad:

“¿Cree Ud. que la democracia es la solución a los problemas del


país?

-El concepto de democracia no es unívoco sino equívoco. Es


una forma de gobierno y, como tal, no debe ser absolutizado de tal
manera que lleguemos a canonizar “el numero”. En este sentido no
me gusta el sufragio porque “ganan los malos cuando son mas que
los buenos”. En todo caso no soy pesimista como para no pensar que
algunos problemas puedan solucionarse. Pero no todos. Tengo miedo
que algunos se hagan mas graves, porque las llamadas democracias
populares muchas veces desembocaron en la dictadura del partido
dominante y la libertad muere cuando la mayoría ejerce violencia
sobre la minoría.…

¿Qué opina Ud. de la reconciliación nacional en función de la


violencia que azotó al país?

-Para que funcione la reconciliación debe haber:

1.- Reconocimiento de errores y culpas;

2.- Arrepentimiento;

240
28 de Abril de 1983 Documento Final Junta Militar.

196
David Arnaldo Leiva

3.- Propósito de enmiendas.

En el tema de la violencia todas las instituciones estaban


afectadas en mayor o menor grado y debían ejercer responsabilidad
para impedir el terrorismo y la guerra sucia que habían tomado
dimensiones horribles; también los partidos políticos; también los
responsables de la educación, en la medida en que permitieron que
colegios y universidades fueran cómodamente trabajados por los
ideólogos de la violencia y se convirtieran en centro de reclutamiento
para el terrorismo internacional.

¿Qué opina Ud. sobre el informe de la junta Militar con respecto


a la subversión?

-La Junta militar ya informó lo que debía, ahora falta que los
par tidos políticos y otras instituciones informen que papel han
desempeñado antes, durante y después de esta guerra sucia que nos
afectaba a todos; que han hecho o dejado de hacer” (241 ).

La Iglesia Católica Salteña generalizaba las culpas por el genoci-


dio a toda la sociedad y sus instituciones como una forma de diluir y
hasta esconder no solo su bochornoso papel durante el Proceso de
Reorganización Nacional sino el de sus responsables.

El Ex Senador Nacional Justicialista por Salta J. Armando Caro


entregó al Equipo de Pastoral Social y al Arzobispo de Salta, Monseñor
Carlos Mariano Pérez, un documento que tituló COMPROMISO DE
RECONCILIACIÓN. Este expresaba:

“El ejercicio efectivo de la reconciliación nos obliga a potenciar


formas concretas de fraternidad a fin de que todo argentino pueda vivir
en paz. Puntualizamos algunas consideraciones prioritarias:

a) Compromiso con los más pobres, con los desocupados, los


marginados, para que dispongan de los medios necesarios para la vida
decorosa.

b) Levantamiento de todo Juicio negativo y discriminatorio hacia


familias de muertos y desaparecidos, así como preferente atención a

241
Semanario Propuesta,Pág. 9, Salta 21 al 27 de Mayo de 1983.

197
Tropiezos en la Memoria

viudas y huérfanos.

c) Esfuerzos por unificar las familias, facilitando el regreso al país


de quienes así lo desean acogiéndolos sin prejuicios.

d) Trabajar por una generosa amnistía capaz de cerrar las heridas


dejadas por la violencia padecida del signo que fuese.

e) Procurar una reinserción social de los excarcelados.

f ) Mantener viva la solidaridad y afectuosa asistencia a los ex


combatientes de las Malvinas, sus viudas y huérfanos bregando para
que los muertos en las islas reciban cristiana sepultura.

g) Propiciar entre los dirigentes políticos, medios de comunicación,


etc. un estilo de relaciones que destierren la injuria, que exalte el respeto
mutuo y la colaboración;

h) Dar en nuestro programa electoral un lugar destacado a la


familia, única escuela verdadera para asegurar una renovación
espiritual a largo plazo, en la creencia, como dice la Iglesia, que ella es
una “escuela de humanidad mas completa y mas rica.”

La voz del Ex Senador Nacional en relación al genocidio era la


de una amplia mayoría de dirigentes en el Partido Justicialista de
Salta.

Proponían la necesidad de amnistiar a los infames por sus


crímenes a fin de cerrar las heridas latentes en los familiares de los
no aparecidos. Un razonamiento burdo y grotesco fue esgrimido por
el Ex Senador Nacional al pretender asignar un lugar destacado a
la familia de los desaparecidos eliminando todo juicio discriminato-
rio y negativo sobre las mismas, con una frase denotada aunque no
escrita, en la medida que no reclamen justicia, aspiración contraria
a la amnistía propuesta.

Un tema obligado y que preocupaba a la sociedad que descubría


la cuestión candente y sensible de los no aparecidos era tema de
pronunciamiento, de establecer posturas.

El Cnel. (R) Hector Guzman Pinedo, empresario y dirigente del

198
David Arnaldo Leiva

Partido Unión Provincial de Salta sintetizó su visión ante un reportaje


y expresó:

¿Qué juicio le merece el tema de los desaparecidos?

–Mire, en eso de los desaparecidos hay mucho de propaganda,


de querer captar situaciones, de hacerse los buenitos. El tema de
las elecciones anteriores fue la Juventud. Llegó la juventud y usted
vio lo que pasó. Yo no tengo argumentos para decir si hubo o no
excesos pero cuando hablo de desaparecidos debo ser concreto:
los desaparecidos fueron aquellos que pertenecieron a la guerrilla
subversiva marxista. Un ciudadano que obró en su vida
correctamente no está desaparecido. ¿Q ué pasó con los desapa-
recidos realmente? Muchos de ellos no están en el país; otros están
enterrados por sus mismos compañeros de guerrilla en los montes;
lo que sucede es que esto de los desaparecidos se lo quiere utilizar
como slogan. Pero, ellos son los que desataron sangre en los caminos
de la patria y los que mataron a mansalva.”(242)

Claudio Piorno, dirigente de Rosario de la Frontera del Frente de


Izquierda Popular y que durante el Gobierno de Juan Carlos Romero
llegó a ocupar el cargo de Ministro de Salud expresaba:

“...Creemos que hubo un terrorismo autollamado de izquierda y un


contraterror amparado en los organismos oficiales. Uno dió pretexto al
otro para burlar la voluntad soberana del pueblo y golpear al gobierno
popular (De Isabel). La reconciliación es muy necesaria y no estamos en
contra. Debe hacerse en base a la verdad y sobre objetivos verdaderos
de las mayorías…”(243).

A Juan José Botelli, autor de la Zamba “Felipe Varela” y que ocupó


la Dirección Provincial de Cultura durante la Jefatura del Cnel. Carlos
Alberto Mulhall, se le preguntó:

¿Qué opinas de los militares?

– “Este tipo de preguntas solo se ha podido hacer en nuestro


país recién desde 1982 y después de la guerra de Malvinas. Yo no

242
Semanario Propuesta, 30 de Abril al 6 de mayo de 1983,Pág. 14. Fue
Secretario de Planeamiento y Ministro de Gobierno en Tucumán hasta 1982

199
Tropiezos en la Memoria

contesto nada; tengo amigo militares, estupendas personas. Lo que


me atemoriza es el silencio, la indiferencia con que leen todo lo que se
escribe de ellos. Me hace pensar realmente con temor esto de verles
con la cabeza fría. Digo de los que tienen el poder, es claro. Y tener la
cabeza fría es importante para saber mandar. Francamente es para
temer un poco…”.(244)

Había un gran consenso en perdonar a los verdugos, reconciliarlos


con sus familias y la sociedad y no castigar a través de los juicios. Era
la perversidad de la democracia fruto de las equivocaciones geopolíticas
de la dictadura y no de una conquista popular.
UNA DEMOCRACIA FRÁGIL.
El 10 de diciembre de 1983 se había instaurado la democracia post
dictatorial. El poder militar estaba intacto.

Las elecciones de 1983 adjudicaron un claro triunfo a Raúl Al-


fonsín con el 51.7% de los votos contra el 40,1% de Italo Argentino
Lúder. Era la primera vez que el Justicialismo era derrotado en las
urnas.

La UCR logró la mayoría absoluta al establecer un precedente


histórico obteniendo 128 de las 254 bancas que componían la Cámara
de Diputados.

En el interior del país se había impuesto el PJ y los pequeñas


Partidos Provinciales Conservadores. La UCR sólo ganó los gobiernos
de siete de las veintitrés provincias. Este desequilibrio entre el peso
electoral de la UCR a nivel nacional y el predominio geográfico del PJ
quedó reflejado en el Senado. Solo 18 bancas de las 46 eran de la UCR,
es decir era la minoría.

El Gobierno de Raúl Alfonsín rechazó la auto-amnistía,


declarando nula la ley dictada durante las postrimerías de Proceso de
Reorganización Nacional. Ya lo había anunciado en su campaña. Sin
embargo en relación al genocidio propuso la existencia de distintas
responsabilidades entre los sicarios:

243
Semanario Propuesta, 7 al 13 de mayo de 1983,Pág. 15.
244
Semanario Propuesta, 30 de Abril al 6 de mayo de 1983, Pág. 18.

200
David Arnaldo Leiva

-La responsabilidad de las Juntas y de los Comandantes;

- L a re s p o n s a b i l i d a d d e q u i e n e s co m e t i e ro n e xce s o s e n l a
represión;

-La responsabilidad de quienes cumplieron órdenes.

Los tres niveles de responsabilidad se habían anunciado en


un discurso pronunciado en la cancha de Ferro durante la campaña
presidencial de 1983.

Estos distintos niveles de responsabilidad tenían por objeto dis-


minuir la presión de las denuncias y de los juicios sobre los oficiales de
las Fuerzas Armadas. El Gobierno Radical creía que con las medidas
discriminativas de la responsabilidad conformaría a los imputados y
podría superarse la antinomia Civiles vs Militares.

En diciembre de 1983 el Gobierno Radical dictó los decretos 167


y 158. El primero ordenaba la persecución penal de las cúpulas de los
Montoneros y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). El segundo
ordenaba el juicio a los ex comandantes que integraron las tres
Juntas Militares ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas por
su responsabilidad en los homicidios, torturas y detenciones ilegales
perpetrados entre 1976 y 1983.

Los decretos dictados por Alfonsin suscribían la tesis de los dos


demonios.

En las consideraciones de los decretos se pregonaba que la


instauración de las formas violentas de política para acceder al
poder se originaron en la praxis de las organizaciones políticos
militares de izquierda influenciadas por la bipolaridad mundial y
cuyos intereses externos seleccionaron a nuestro país para medir
sus fuerzas, lo que provocó el pretexto para la alteración del orden
constitucional por un sector de las fuerzas armadas que, aliado con
representantes de grupos de poder económico y financiero usurpó
el gobierno y, mediante la instauración de un sistema represivo ilegal
llegando a una guerra que con los fines de suprimir los efectos
visibles de la acción violenta, procedieron a la eliminación física
del oponente armado y también de sectores de la población ajenos
a aquella actividad.

201
Tropiezos en la Memoria

El 15 de diciembre de 1983 se creo la Comisión Nacional sobre


la Desaparición de Personas (CONADEP). Esta comisión concluyó su
trabajo con el informe, que luego fuera publicado bajo el titulo Nunca
más.

El Juicio a las Juntas contaría con el aporte de las investigaciones


realizadas por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas
(CONADEP).

El juicio( 245 ) a los ex Comandantes desarrollado en la órbita de


la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional
Federal de la Capital Federal comenzó en forma oral y pública el
22 de abril de l985 y concluyó con la sentencia condenatoria el 9
de diciembre de 1985 del Teniente General (R) Jorge Rafael Videla,
Almirante (R) Emilio Eduardo Massera, Brigadier General (R)
Orlando R amón Agosti, Teniente General (R) Rober to Eduardo
Viola, Almirante (R) Armando Lambruschini.

Fue significativo la declaración de la responsabilidad criminal


de los Jefes militares por una sentencia judicial ante los hechos del
genocidio más allá del quantum de la pena que no dejó conforme a los
familiares.

La Cámara Federal en este juicio absolvió al Teniente General (R)


Leopoldo Fortunato Galtieri, Brigadier General (R) Basilio Arturo Lamí
Dozo y al Almirante (R) Jorge Isaac Anaya.

En 23 de diciembre de 1986 se aprobó la ley de punto final en


la que se estableció la extinción de toda acción penal contra civiles
y/o militares que dentro de un plazo exiguo de sesenta días no
hubieran sido imputados por delitos cometidos en las operaciones
antisubversivas.

El importante precedente de la condena a los comandantes que


integraron las juntas militares comenzaba a desmoronarse.

La democracia concedida tenia límites y estos no debían


franquearse. Los radicales comenzaron a implementar la limitación de
las responsabilidades penales de los asesinos cuestión que terminó

245
Causa 13.

202
David Arnaldo Leiva

con los indultos que otorgó el gobierno que le sucedió.

L a l e y p ro d u j o m a l e s t a r y f r u s t r a c i ó n e n l a s v i c t i m a s, s u s
familiares, organizaciones de derechos humanos y amplios sectores de
la sociedad civil. Los Oficiales del Ejército tampoco estaban conformes
con la ley de punto final ya que decenas de ellos fueron imputados
antes del vencimiento del plazo.

El 16 de abr il de 1987 el Teniente Coronel Aldo R ico y un


grupo de oficiales que se conocieron como los carapintadas, se
amotinaron en la Escuela de infantería de Campo de Mayo
resistiendo la citación que la Justicia le hiciera al Mayor Ernesto
Guillermo Barreiro (refugiado en el XIV Regimiento de Infantería
Aerotranspor tada, en La Calera- Córdoba). El punto central del
reclamo armado de los carapintadas fue el cese de lo que ellos
l l a m a b a n l a c a m p a ñ a d e a gre s i ó n co nt ra l a s Fu e r z a s Ar m a d a s
más un aumento del presupuesto para esas fuerzas y la elección
de un nuevo Jefe del Estado Mayor del Ejército.

La gente reaccionó y se agolpó en las calles y en las plazas


para expresar su apoyo al gobierno constitucional y su repudio a
la ac titud de los carapintadas. El presidente Alfonsín sustituyó
al General Héctor Ríos Ereñú como Jefe del Estado Mayor por el
General José Dante Caridi y a los pocos días envió al Congreso el
proyecto de Ley de Obediencia Debida que se promulgó el 8 de Junio
de 1987. Esta ley sólo admitía el procesamiento por los crímenes
del genocidio de quienes se desempeñaron por encima del rango
de brigadier, es decir aquellos que habían impartido órdenes y que
habían contado con capacidad operativa para ejecutarlas.

Las leyes de Punto Final y Obediencia Debida ponían al descubierto,


ante la sociedad, la fragilidad del gobierno constitucional frente a las
presiones ejercidas por las Fuerzas Armadas.

Otros alzamientos militares se sucedieron durante 1988. (246)

246
En Enero de 1988 en la localidad de Monte Caseros, provincia de Corrientes y
el 4 de junio del mismo año, encabezado por el coronel Mohamed Ah Seineldin,
en Villa Martelli, pugnando por restaurar el honor y la dignidad del personal y
la institución militar, reivindicar la guerra contra La subversión, lo actuado en
la guerra de Malvinas y alcanzar una amplia amnistía.

203
Tropiezos en la Memoria

Finalmente entre octubre de 1989 y diciembre de 1990 fueron


indultados unos 300 militares y personal de fuerzas de seguridad
que no fueron beneficiados por las leyes de Punto Final y
Obediencia Debida y todo el personal militar, de la prefectura naval
y de inteligencia que intervino en las rebeliones contra el gobierno
constitucional en la Semana Santa de 1987, Monte Caseros (1987) y
Villa Martelli (1988) y los ex-miembros de la junta militar teniente
general Leopoldo Fortunato Galtieri, almirante Jorge Isaac Anaya y
brigadier general Basilio Arturo Ignacio Lami Dozo, condenados por
sus responsabilidades políticas y estratégico-militares en la guerra
de las islas Malvinas. También fueron indultados los Comandantes
condenados en la causa 13 (247).

La impunidad había cerrado su círculo en la frágil democracia


Argentina, constituyéndose en un paradigma en la que se reflejarían
las conductas vinculadas a la corrupción y a la entrega del patrimonio
nacional por los futuros gobernantes. Cualquier conducta disvaliosa
e ilícita desde la jerarquía estatal sería soportada como lo fue el
aumento de los niveles de pobreza de la mayoría de la población,
disparada verticalmente con el mayor robo financiero al país y a
sectores de las clases medias durante el proceso llamado “corralito”
en los primeros años del 2000.-

LOS HIJOS DEL PR OCESO: UNA HERENCIA QUE


NO SE PUDO CAMBIAR.

El Triunvirato Interventor del Partido Justicialista había rechazado


la afiliación de Roberto Romero a sus filas. El Juez Federal Ricardo
Lona, en Mayo de 1983, dejo sin efecto la resolución partidaria facili-
tando que el empresario protagonizara las elecciones internas que lo
catapultaron como candidato a gobernador por el Justicialismo para las
elecciones del 30 de octubre de 1983.

247
Decretos 1002,1003, 1004 y 1005, de fecha 7 de octubre de 1989.
Decretos 2741, 2742 y 2743 del 30 de diciembre de 1990.

204
David Arnaldo Leiva

En la Provincia de Salta, el titular del Diario El Tribuno que había


servido a los intereses del terrorismo masificando sus mensajes era el
Gobernador electo por el Partido Justicialista.

El Par tido Justicialista y la Unión Cívica Radical superan el


40% de las preferencias electorales y el Partido Renovador de Salta
conducido por el Capitán de Navío (R) Augusto Roberto Ulloa alcanza
el 17% de las mismas.

Finalmente el 10 de diciembre a las 10 de la Mañana Roberto


Romero se convier te en el primer gobernador de la transición
democrática.

Los diarios de la provincia hacían conocer las listas de


desaparecidos y consternaban a la población con publicaciones sobre el
horror que padecieron las victimas secuestradas en las Cárceles y en
los Centros Clandestinos de Detención.

En el año 1984 el Dr. Ricardo Lona recibió la aprobación del Senado


de la Nación, de mayoría Justicialista, y continuó desempeñándose como
Juez Federal en Salta. En 1993, Casi diez años después, fue designado
para integrar la Cámara Federal de Salta. La democracia post dictatorial
no había logrado remover de sus cuadros judiciales a quienes habían
jurado acatar el Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional, por
encima de la constitución. La Justicia perdía nuevamente su equilibrio
y los derechos humanos seguirían siendo sólo una materia impartida
en las Universidades Nacionales.

La Cámara de Senadores de Salta, Bloque Justicialista, formó


una Comisión de Derechos Humanos que recepcionó denuncias sobre
los graves delitos de la dictadura en contra del género humano y las
derivó a la Justicia Provincial, sin embargo no logró el consenso para
que su actividad concluyera con un informe final de la Cámara de
Senadores sobre lo actuado por el Terrorismo en Salta. Mientras, su
par, la Cámara de Diputados, expulsaba a uno de sus miembros, el
Diputado Justicialista Mártires Quintana, por pertenecer a las filas
de los Servicios de Inteligencia y realizar tareas de espionaje a sus
integrantes.

Los familiares de los no aparecidos recurrieron a la Justicia


Provincial y Federal en búsqueda de información sobre el destino de

205
Tropiezos en la Memoria

sus seres queridos para mitigar la angustia de la incer tidumbre


sobre su suerte fatal, sospechada pero automáticamente negada, pues
la posibilidad de la vida generaba esperanza y ello dinamizaba sus
acciones.

Dirigentes de la APDH Salta y de Familiares de Detenidos y


Desaparecidos exhortaron al Monseñor Carlos Mariano Pérez, de la
arquidiócesis de Salta, la excomunión de todos los integrantes de las
fuerzas militares, policiales y civiles que en el ámbito de la provincia
hayan ordenado, ejecutado y/o participado en la aplicación de torturas
o tormentos físicos y/o psíquicos a personas privadas de su libertad,
sin importar el origen de la misma como, asimismo, intervenido en el
secuestro forzado de personas.

La jerarquía de la Iglesia Católica de Salta continuó marginada del


drama vivido en Salta por las víctimas del terrorismo de estado
y sus familias. La cercanía con los emisarios del terror la había
insensibilizado y hasta conducido a adoptar conductas contrarias a toda
moral humanitaria que se precie de respetar la vida.

La búsqueda de los desaparecidos llevó a tenues medidas de la


justicia quienes en algún cementerio desenterraron cadáveres N.N.
ante la sospecha que se pudiera tratar de los mismos. Estas actitudes
motivaron que en fecha 23 de enero de 1984 Monseñor Carlos Mariano
Pérez efectuara las siguientes declaraciones “...hay que erradicar a las
Madres de Plaza de Mayo y a los organismos de derechos humanos
que pertenecen a una organización internacional, lo mismo hay que
terminar con la exhumación de cadáveres N-N que es una infámia para
la sociedad...”.

“Es una infamia. Están removiendo tierra y levantando malos


olores, cuando en realidad éste es un periodo de reconciliación” “Hay
grupos que tratan de destruir la nueva etapa constitucional. Todos
los cristianos sabemos cuales son.” “Aquí debe haber justicia para
todos. ¿Por qué juzgar solo a los militares y no a los que comandaron
las organizaciones terroristas?” “Hay que perdonar y olvidar. ¿Acaso
el Papa no fue a visitar a quién intento asesinarlo y Cristo Nuestro
Señor no perdonó a todo un pueblo que lo condenaba ante la Cruz?”
“Aquí lo que se pretende hacer es poner al pueblo en contra de las
Fuerzas Armadas y ello atenta en contra de la misma democracia”
“No hay que hacerle el juego a las organizaciones supuestamente

206
David Arnaldo Leiva

dedicadas a la defensa de los derechos humanos, porque sus metas son


ajenas al interés nacional”(248 ).

La Voz de la Iglesia Cómplice actuaba sobre la opinión pública


para conservar el silencio de los cementerios logrado en los años del
terror.

Nunca se inició el proceso de excomunión solicitados por los


Organismos de Derechos Humanos.

Todavía retumbaban en la conciencia de los dignos los gritos de


“con vida los llevaron con vida los queremos” y esta deuda interna,
lacerante, era el mas fiel reflejo del fracaso del documento final de
la Junta Militar y de los candidatos que acordaron la democracia
condicionada tendiendo un puente de plata a los extraviados del
Partido Militar.

El Documental del Nunca Mas donde por primera vez se


escuchaban y veían las imágenes de las victimas del terrorismo de
Estado contando las penurias de los aparecidos y las propias en los
Centros Clandestinos de Detención era difundido por los canales
televisivos nacionales, sin embargo el único medio televisivo de
Salta, el Canal 11, se negó a difundir y proyectar el film-documental
NUNCA MAS.

L a e m p re s a CO R T E S A p ro p i e t a r i a d e l Ca n a l t e l e v i s i vo e r a
presidida entonces por Horacio Patrón Costas, representante del
Ingenio y Refinería San Martín del Tabacal SA en la Unión Industrial
de Salta. Por entonces las empresas de Roberto Romero, gobernador
de Salta, eran poseedoras de un importante paquete accionario de
la empresa CORTESA.

La formalidad de las investigaciones judiciales de Salta encontraba


el desahogo en la sanción de las leyes de la impunidad.

Los Senadores Nacionales Salteños que votaron a favor de las


mismas fueron:

- Horacio Bravo Herrera –Partido Justicialista.

248
Revista SIETE DÍAS nº 868 Fecha 1-2- al 7-2-84.

207
Tropiezos en la Memoria

Los Diputados Nacionales Salteños que votaron a favor de las


mismas fueron:

- Osvaldo Camisar - Unión Cívica Radical

- Juan Castiella - Unión Cívica Radical

- Ricardo Daud - Unión Cívica Radical

- Carlos Vidal - Unión Cívica Radical

- Capitán de Navío Roberto Ulloa - Partido Renovador de Salta

El Senador Nacional por el Par tido Justicialista Juan Carlos


Romero voto en contra de estas leyes.

El Oficial de Gendarmería Sergio Raúl Nazario, alias “comandante


Estévez”, quien había actuado en los Campos de Concentración “El
Olimpo” y “El Vesubio” , fue reclutado -junto a otros represores de la
dictadura- para formar parte de la empresa de seguridad “Brides”,
siendo recomendado por Yabrán como personal de “seguridad” y fue
destinado a trabajar en el Diario El Tribuno de propiedad de la familia
gobernante. Este trabajo le facilitó relacionarse con el titular del
Poder Ejecutivo Provincial.

Durante la gestión de Juan Carlos Romero como gobernador de


Salta, Sergio Raúl Nazario, fue nombrado Secretario de Seguridad de
la Provincia.

Un Ex detenido político Julio Aguirre -quién había ocupado el


cargo de Senador Provincial por el Departamento de Salta Capital- lo
identificó como la persona que lo torturó en el centro clandestino de
detención “El Olimpo”. Esta denuncia terminó con la función pública
visible de Nazario, pero no con sus servicios para los que siguió siendo
contratado por el gobierno de Salta.

El 10 de diciembre de 1991 el Capitán de Navío (R) Rober to


Augusto Ulloa, quien estuvo al frente del Ejecutivo Provincial durante
la dictadura terrorista, volvía a la gobernación de Salta electo por el
voto popular.

208
David Arnaldo Leiva

Esta fue la realidad provincial que militó contra las investigaciones


del genocidio y los treinta años de impunidad.

LISTADOS DE CAUSAS.
Lo que se describe a continuación son las causas que se han iniciado como
consecuencia de los actos de terrorismo de estado en Salta.

Expte. N° 212/05 “Autores Desconocidos - S/ Infracción a la Ley 20.840 – En


Perjuicio de Paulo Diaz”.

Expte. N° 176 /05, 131 /bis, 87332 /76 “Autores Desconocidos - S/ Supuesto
Secuestro de Norberto Guerrero”

Expte. N° 202/05 y 50/05 y 87.604/76 “Autores Desconocidos – S/ Homicidio en


Perjuicio de Luis Risso Patrón”

Expte. N° 213/05 “Autores Desconocidos - S/ Infracción a la Ley 20.840 -


Privación de la Libertad y Homicidio en Perjuicio de Oscar Carlos Martínez”.-

Expte. N° 076/05 Y 87.078/76 “Investigación sobre la Desaparición del Dr. Miguel


Ragone, del Homicidio de Santiago Arredes y Lesiones de la Sra. Margarita
Martínez de Leal”

Expte. 94.299/83 y 563/99 “Cabezas, David Vicente y otros s/denuncia (Palomitas


- Cabeza de Buey)

Expte. Nº 86.683 /76 “Martínez, César Carlos s/privación ilegal de la libertad y


homicidio” - (Comando Libertadores de América).

Expte. nº 86.294 /75 “Urueña, Pedro s/homicidio” ( Comando Libertadores de


América )

Expte. Nº 86.026 /76 “Homicidio calificado en perjuicio de N.N.”(Comandos


Libertadores de América)

Expte. Nº 85.754 /75 “C/Autores Desconocidos s/N.N.” (Comandos Libertadores


de América)

209
Tropiezos en la Memoria

Expte. Nº 85.735 /75 “Domingo Sebastián Ruarte y otro s/desaparición”



Expte. Nº 85.865 /75 “Casabela, Eduardo y otro s/desaparición”

Expte. Nº 86.143 /75 “Olazo, Maria Yolanda y otro s/desaparición”

Expte. Nº 86.325 /76 “Aguirre, Juan Angel y otro s/desaparición”

Expte. Nº 86.329 /76 “Weneta, Maria; Arce, Aida y otros s/desaparición”


Expte. Nº 86.329 /76 “González, Carlos y otro s/desaparición”

Expte. Nº 86.380 /76 86.380/76: “Autores desconocidos s/N.N.” “Autores


desconocidos s/N.N.” (Comando Libertadores de América)

Expte. Nº 86.387 /76 “Sanchez, Mario o Monasterio, Mario Domingo s/


desaparición”

Expte. Nº 86.401 /76 “Guantay, Eladio y otros N.N.”

Expte. Nº 86.406 /76 “Martínez, presencia del Carmen y otros s/desaparición”


Expte. Nº 86.473 /76 “Autores desconocidos s/N.N.” (Comando Libertadores de
América)
Expte. Nº 86.489 /76 “Autores desconocidos s/ N.N.” (Comando Libertadores de
América)

Expte. Nº 86.683 /76 “Autores desconocidos, homicidio en perjuicio de Martínez,


César Carlos”

Expte. Nº 87.213 /76 “Denuncia de secuestro en perjuicio de Pizarro, Felipe


Rodolfo

Expte. Nº 87.386 /76 “Autores desconocidos s/rapto y privación ilegítima de la


libertad en perjuicio de Carrizo, Maria del Valle”

Expte. nº 87.401 /76 “Autores desconocidos s/supuesto secuestro perj. Héctor


Eduardo Saravia y otro”

Expte. Nº 87.432 /76 y 134/05 “Autores desconocidos s/secuestro perjuicio Julio


Víctor Apaza”

Expte. nº 90.215 /77 “Autores desconocidos s/sup. rapto perj. Hugo y Walter
Montesino”

Expte. Nº 87.761 /76 “Autores desconocidos s/Infracción ley 20.840 Homicidio


N.N.”

Expte. Nº 87.629 /76 “Autores desconocidos s/asalto y robo a mano armada en


perj. De Martín y Daniel José González”

Expte. Nº 87.752 /76 y 136/05 “Autores desconocidos s/supuesto secuestro perj.


Nora Ester Montecino de Trench”

Expte. nº 87.755 /76 “Autores desconocidos s/intimidación pública”

210
David Arnaldo Leiva

Expte. Nº 87.740 /76 “Autores desconocidos s/supuesto secuestro en perjuicio de


Enrique Mosca Alsina”

Expte. Nº 87.726 /76 “Autores desconocidos s/secuestro en perjuicio de Ramón


Gerardo Gallardo”

Expte. Nº 87.332 /76 “Supuesto secuestro en perjuicio de Guerrero, Norberto”

Expte. Nº 87.334 /76 “Homicidio en perjuicio de Medina, Juan Zoilo”

Expte. Nº 87.365 /76 “Paz Rubén s/desaparición”

Expte. Nº 87.274 /76 “Tentativa de secuestro en perjuicio de Montenegro, José D.”

Expte. Nº 88.649 /76 “Autores desconocidos s/Intimidación pública perj. Ronald


Coraita”

Expte. Nº 88.111 /76 “Autores desconocidos s/sup. ilegítima de la libertad


perjuicio Gerardo David Jiménez”

Expte. Nº 88.366 /76 “Autores Desconocidos s/privación ilegítima de la libertad


perj. Carlos Estanislao Figueroa”

Expte. Nº 88.547 /76 “Autores desconocidos s/secuestro víctima Silvia Benjamín


Aramayo”

Expte. Nº 87.76º /76 “Autores desconocidos s/infracción ley 20.840-Homicidio


N.N.”

Expte. Nº 87.793 /76 “Autores desconocidos s/Amenazas Infracción ley 20.840


homicidio N.N.”

Expte. Nº 87.794 /76 “Autores desconocidos s/homicidio 2 cadáveres sin


identificar”

Expte. Nº 88.017 /76 y 286/04 “Autores desconocidos s/secuestro perj. Silvia


Benjamina Aramayo” “Ovalle Juan Manuel; Guil Joaquin; Murua; Gentil Miguel
Raul y Mulhall Carlos Alberto s/ Infracc. Arts. 141, 144 bis inc. 1, 142 inc. 1 y 5,
art. 144 tercero inc. 1 CP”

Expte. Nº 88.026 /76 “Autores desconocidos s/homicidio N.N.”

Expte. Nº 88.400 /76: “Autores desconocidos s/Infracción ley 20.840, lesiones


graves con muerte sobreviviente y supuesta tentativa de secuestro en perj. de
Enrique Cobos y otros”

Expte. Nº 745/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


Sergio Wenceslao Copa”

Expte. Nº 750/04 y 49/05 “Autores a Establecer s/Homicidio Agravado, Privación


Ilegítima de la Libertad y Torturas en Perjuicio de Gemma Ana Maria Fernández
Archirey de Gamboa”

Expte. Nº 747/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P

211
Tropiezos en la Memoria

Carlos Estanislao Figueroa Rojas”

Expte. Nº 751/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P


Ramón Gerardo Gallardo”

Expte. Nº 749/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


Gamboa Héctor Domingo”

Expte. Nº 746/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


David León”

Expte. Nº 740/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


Mario Bernardino Luna”

Expte. Nº 744/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


Juan de Dios Ortiz”

Expte. Nº 7741
/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/Carmen
Berta Torres”

Expte. Nº 742/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


Francisca Delicia Torres”

Expte. Nº 209/03 “Autores desconocidos s/Denuncia Infracc. Arts. 141, 144 bis
inc. 1, 142 inc. 1 y 5, art. 144 tercero inc. 1 CP -P/Aldo Meliton Bustos”

Expte. Nº 874/03 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-
P/Pedro Bonifacio Velez”

Expte. Nº 178/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-P/


Rene Russo- Infracc. Arts. 141, 144 bis inc. 1, 142 inc. 1 y 5, art. 144 tercero inc.
1 CP”

Expte. Nº 738/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-


Raúl Alberto Vaca Rubio”

Expte. Nº 748/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-


Santos Abrahán Garnica”

Expte. Nº 743/04 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-


Juan José Figueroa Elias”

Expte. Nº 35/05 “Autores desconocidos s/Denuncia Desaparición de Personas-


Raúl Benjamín Osores”

Expte. Nº 132/05 y 87.241/76 “Autores desconocidos s/Denuncia Secuestro –


Juana Isabel López”

Expte. Nº 135/05 y 87401/76 “Autores desconocidos s/ Secuestro y Robo-


Desaparición de Personas- Reynaldo Isola”

Expte. Nº 137/05 y 137/05 “Autores desconocidos s/Denuncia secuestro


Infracción Ley 20840 - Perj. Oscar Alberto Bianchini”

Expte. Nº 131/05 y 87761/76 “Autores desconocidos s/Denuncia secuestro

212
David Arnaldo Leiva

Infracción Ley 20840 - Perj. -Paulo Diaz”



Expte. Nº 48/05 y 86683/76 “Autores desconocidos s/Denuncia secuestro
Infracción Ley 20840 - Perj. –Cesar Carlos Martínez”

Expte. Nº 87.241 /76 “Denuncia de secuestro en perjuicio de Napoleón, Juan y
Ortega “

213
Tropiezos en la Memoria

Expte. Nº 87.377 /76 “Autores desconocidos s/homicidio en perjuicio de Figueroa,


Tadeo Alejandro”

En ninguna de las causas mencionadas y que se tramitan por


ante la Justicia Federal de Salta, a treinta años de los hechos, se ha
logrado siquiera llegar a un juicio Oral y Publico que delimite las
responsabilidades de los sicarios que actuaron impunemente en la
Provincia de Salta.

214
David Arnaldo Leiva

CAPITULO VI

E L D I S C U R S O C O N T R A D I C T O R I O D E R E S P E TA R
LOS DERECHOS HUMANOS

La Constitución Salteña fue reformada en el año 1986 y


prescribió:

“La soberanía reside en el pueblo, quien la ejerce a través de


sus representantes y demás autoridades legítimamente constituidas
y por si, de acuerdo con las formas de participación que la presente
constitución establece.

Esta Constitución no pierde vigencia aún cuando por ac to


v i o l e nto o d e c u a l q u i e r n at u ra l e z a s e l l e g u e a i nte r r u m p i r s u
observancia.

En tal caso, tan pronto como el pueblo recobre la libertad, se


restablecerá su imperio y serán juzgados los responsables y quienes
hubiesen colaborado, los que, además, quedan inhabilitados a
perpetuidad para ocupar cargos públicos, sean estos electivos o no, y
son declarados infames traidores a la soberanía popular.

El no acatamiento de las órdenes y actos de tales usurpadores


será legítimo.

Los actos y leyes que realicen y dicten podrán ser declarados


nulos.” (249 )

Sin embargo como se expuso, el Capitán de Navío (R) Roberto


Augusto Ulloa fue electo gobernador para el periodo comprendido
entre el 10-12-91 al 10-12-95, a pesar de que la Constitución Salteña
determinaba que era una de las personas consideradas como “infame
traidor a la soberanía popular” y de que durante su gestión al frente
del Ejecutivo en el periodo de facto sufrieron la detención forzada
seguidas de la desaparición Tilca Barreix Armando, Aramayo Silvia
Benjamina, Figueroa Elias, Juan José, Bustos Aldo Meliton, Molina
Medina Orlando Ronal, Parada Juan Carlos, Cascella de Parada,

249
Art. 2 Titularidad y defensa de la Soberanía-Constitución Provincia de

215
Tropiezos en la Memoria

Marta Beatriz, Gómez Rubén y soportaron el secuestro ilegal


Máximo Rodolfo Blostein y su esposa Fanny Amalia Pascual (250 ) desde
su domicilio en El Ingenio San Martín del Tabacal, Dpto. de Oran.

Otro traidor a la soberanía popular conforme lo calificaba la


Constitución aprobada en el año 1986 y que intentó ocupar el sillón de
Intendente de la segunda ciudad de Salta, en el año 1995, conforme
a propuesta electoral del Partido Renovador de Salta, fue el Coman-
dante Raúl Alfredo Reynoso ( 251 ), quien se había desempeñado hasta
el año 1992 como jefe del Escuadrón 20 Orán de la Gendarmería
Nacional.

Raúl Alfredo Reynoso cumple actualmente prisión preventiva


en el Escuadrón 20 Oran de la Gendarmería Nacional, la que es
permanentemente burlada, ya que asiste a espectáculos deportivos y
eventos familiares, con la complicidad de sus camaradas que burlan la
orden de la Justicia Federal de Corrientes.

Muchos de los personajes y funcionarios de la Dictadura fueron


legitimados por las preferencias electorales de los salteños, no solo
a través del partido que fue su cría (P.R.S.), sino además desde las
estructuras del P.J. y la U.C.R. o nombrados funcionarios jerárquicos
del Estado Nacional, Provincial y Municipal.

El discurso contradictorio y doble objetado a los Jueces en


el Capítulo refer ido a la causa de Palomitas for maba par te de
una característica cultural del pueblo de Salta. Querer borrar la
dictadura y darle títulos de gobernantes a quienes representaron
la misma. Discurrir sobre los derechos humanos incorporados a la
letra constitucional y legitimar con el voto la conducta estatal de
quienes lo violaron. Ambicionar la justicia social y re elegir a l o s
250
Fueron secuestrados en fecha 28-09-77 desde el Ingenio San Martín del
Tabacal de propiedad de la familia Patrón Costas y posteriormente fueron
legalizados permaneciendo a disposición del Poder Ejecutivo Nacional hasta el
año 1983.
251
Detenido por las causas d el Ex- Regimiento 9 de Infantería de Corrientes,
junto a 6 militares entre ellos dos coroneles en actividad Horacio Losito (Era
asesor militar en la Embajada de Italia) y el coronel Julio Barreiro (Jefe del
regimiento de Monte Caseros, Corrientes) y con procesamiento confirmado
por la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes en la causa n° 276/04
Caratulada “De Marchi Juan y Otros – Tormentos Agravados, Privación Ilegal de
la Libertad, Desaparición Forzada”.

216
David Arnaldo Leiva

que se comportan como “patrón de estancia” desde los poderes con la


cosa publica.

Las privatizaciones de la década del 90 golpearon fuertemente


las economías regionales y trajeron como consecuencia la perdida
sustancial de las fuentes de trabajo. Los trabajadores de YPF en las
localidad de Mosconi y Tartagal se dieron cuenta que las indemni-
zaciones obtenidas ante los despidos fueron solo un espejismo de un
poder adquisitivo irreal. En el año 2000 el norte de Salta se transformó
en piquete. Miles de trabajadores protestaron sobre la ruta 34 en
múltiples cortes durante varios meses solicitando fuentes de trabajo.
A los trabajadores desocupados de YPF se les sumaron los despedidos
de la empresa de colectivo de pasajeros Atahualpa y los aborígenes.
Llegó la represión, brutal, innecesaria, sobre trabajadores y pobladores
de todas las edades cuyo reclamo principal era genuinas fuentes de
trabajo. El dialogo y la búsqueda de solución de los primarios reclamos
fue sustituido por los golpes de cachiporra, las detenciones masivas, los
allanamientos irregulares en las casas de los pobladores, las granadas
de gas, las balas de goma y plomo lanzadas sobre los protestantes.
Llegó también la muerte(252).

Decenas de trabajadores fueron procesados imputados no solo de


entorpecer el transito sino de constituir “Asociación Ilícita”. Las muertes
jamás fueron esclarecidas.

L a J u s t i c i a Fe d e ra l d e S a l t a p o n í a s u s e l l o p e r s o n a l e n l a
protesta. Eficiencia para procesar por los cor tes de ruta en una
tentativa de desalentar a los activistas y dirigentes de los
piqueteros. Ineficiencia para investigar la muerte de Aníbal Veron
ocurrida durante la protesta.

En la Salta del doble discurso, los pobladores de Mosconi eligieron


al Partido Renovador de Salta como el preferido en las elecciones del
año 2003 y a Isidro Ruarte, un hombre de sus filas, como Intendente
Municipal.

El Diputado Provincial Pablo Outes, hijo de una de las


víctimas del fusilamiento de Palomitas, denunció ante el Consejo
252
El 10 de diciembre de 2000, el trabajador de la empresa Atahualpa, Aníbal
Veron fue asesinado de un balazo, en la ruta nacional 34,en oportunidad que la
manifestación era reprimida por la personal de la Policía Provincial.

217
Tropiezos en la Memoria

de la Magistratura de la Nación al Juez de la Cámara Federal de


Apelaciones Ricardo Lona. Este fue sometido a proceso de destitución
por su conducta en la investigación de la masacre e imputado de
otras inconducta frente a su Juzgado. A fin de evitar el escándalo del
Juzgamiento y la posible destitución presentó su renuncia al cargo
privilegiado de Juez que ocupó durante dos décadas (1975-2005). La
renuncia le fue aceptada por el presidente Nestor Kirchner una vez
que el Jurado de enjuiciamiento lo absolvió de los cargos por los que
había sido sometido a proceso.

Juan Carlos Romero, Gobernador de Salta, descubría en el año


2005 un monolito que recordaba a Rubén Fortuny, la persona que ocupó
la Jefatura de Policía y que destruyó los instrumentos de tortura
durante la gestión de Miguel Ragone, siendo posteriormente asesinado
en la vía publica. A este acto oficial concurrieron los integrantes del
Poder Ejecutivo, Jueces de la Corte de Justicia, legisladores e inte-
grantes de la Comisión de Familiares de Detenidos y Desaparecidos,
quienes desplegaron un cartel señalando su presencia. Este acto encer-
raba la contradicción de la sociedad salteña. Fortuny fue transformado
en un producto de souvenir, como El Che. El Estado que mantenía en
las cercanías del Poder Ejecutivo y vinculado a las políticas de segu-
ridad al Ex Comandante Sergio Nazario con actuación en el CCD El
Olimpo y al Capitán (R) Fernando Daniel Karlsson ( 253 ), Secretario de
Financiamiento Internacional imputado por su actuación en la causa
en que se investiga las desapariciones forzadas ocurridas en el predio
del Regimiento 9 de la Provincia de Corrientes, vendía una imagen
opuesta a la que desplegaba cuando reprimió brutalmente las mani-
festaciones de los trabajadores cesanteados como excedentes del estado,
a los trabajadores despedidos como excedentes de Y.P.F. transformados
en piqueteros y a los docentes que reclamaban aumento salarial ( 254 ).
La Comisión de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Salta -
con su bandera desplegada- no entendió que su presencia, en un acto
oficial, contribuía a generar la sensación de que no existían espacios

253
Trabajó en el Gobierno de Juan Carlos Romero aproximadamente desde 12/03
al 3/03/05 –Dec. 412/05 Publicado B.O. 9/3/05, aún cuando estaba imputado en
la causa n° 276/04 Caratulada “De Marchi Juan y Otros – Tormentos Agravados,
Privación Ilegal de la Libertad, Desaparición Forzada”-
254
El 1 de abril de 2005 el Gobernador Juan Carlos Romero anunciaría las obras
y actividades del año en curso y discurriría sobre la situación de la provincia.
Una manifestación de docentes intento llegar a la legislatura, lugar del discurso
anual, siendo impedida y ferozmente reprimida.

218
David Arnaldo Leiva

no contaminados por los tentáculos del gobierno feudal.

Nora Leonard quien había estado presa junto a su hermana


R aquel Leonard, cuando fue trasladada para ser asesinada en
Palomitas, Sara Ricardone compañera de afectos y sueños de Pablo
Eliseo Outes, Elia Fernández hija de María del Carmen Alonso de
Fernández, Isabel Parada esposa de Rene Russo, R aúl Federico
Bustos, hijo del Escribano Meliton Bustos, Brunilda Rojas madre de
Silvia Benjamina Aramayo, Mariana Gamboa hija del matrimonio
Gamboa-Gemma Arcieri, Luis Fronda hermano de Eduardo Fronda,
los hijos del Dr. Miguel Ragone, son unos de los pocos familiares que
en la primera década del siglo XXI se presentaron como querellantes
persiguiendo la sanción penal de los sicarios.

Las indemnizaciones pagadas como “reparación del mal”, las


acciones del Estado y de la Iglesia para reconciliar y perdonar a los
verdugos, la actuación ostensible de represores en cargos jerárquicos
del Estado o en el entorno directo de los mandatarios salteños, la
continuidad de los Jueces del Proceso en la Justicia Federal, la
impunidad para los apremios ilegales de las fuerzas de la represión
ante las protestas sociales, influenciaron en las conductas de los
familiares de las vic timas. Sintieron que no había espacio para
reclamar justicia ni para ambicionar el duelo. Al serles negada la
posibilidad de la justicia y no encontrar un recurso efectivo ante la
misma, estas fueron nuevamente segregadas de un colectivo que ante
crímenes comunes encontraba respuestas mínimas del Estado.

Las familias de las víctimas fueron revíctimizadas y terminaron


marginándose del reclamo social que durante muchos años levantaron
de los débiles organismos de derechos humanos de Salta. Solo el seno
familiar fue el lugar lacerante donde se refugió la evocación de los
integrantes no aparecidos por la negación Estatal y su incapacidad de
resolver con equidad y un claro sentido de respeto a la vida un tema
tan caro para la sociedad y las familias.

Treinta años habían pasado.

219
Tropiezos en la Memoria

El 23 de marzo de 2006, el gobierno de Salta junto a la Unión


Cívica Radical organizó una marcha ( 255 ) por la memoria que partió
de la legislatura hasta el Cabildo Histórico y allí realizó un acto
conmemorativo. Juan Carlos Romero expresó “que el 24 de marzo es
un día especial para mantener viva la memoria y abogar por la verdad
y la justicia, sin revanchas, sin venganzas. Las jóvenes generaciones
sepan que la democracia, aún con sus imperfecciones, es el mejor
sistema para convivir en libertad.” (256 ).

El Uso per verso de la Memoria para promover intereses


egoístas y mezquinos se observo en la promoción de este acto en el
que se realizó un tráfico indecente de ella. El gobierno fue incapaz
de comprender el sentido de los treinta años organizando una
manifestación conmemorativa con punteros políticos que arrebatara
este símbolo a los organismos de derechos humanos y como un modo
de menguar las criticas hacia las políticas represivas que aplicó a
la oposición social.

Lo s o rg a n i s m o s d e d e re c h o s h u m a n o s, a g r u p a m i e n t o s d e
desocupados y agrupaciones políticas progresistas y de izquierda
confluyeron en una marcha y un acto realizado el 24 de marzo en la
Plaza 9 de Julio. En este reclamaron centralmente el cese de la
represión actual y el juicio y castigo a los culpables del genocidio.
El Diputado Claudio del Pla, referente del Par tido Obrero,
aprovechó el auditorio para reclamar la construcción de una nueva
dirección obrera.

El Par tido Justicialista de S alta publicó una solicitada ex-


presando “…el peronismo estaba envuelto en una insensata lucha
inter na por resolver espacios de poder. El desencuentro entre
peronistas planteado en términos de intolerancia violenta influy-
eron decisivamente en el ánimo y la salud del Gral. Juan Domingo
Perón. Esa Argentina de marzo del 76 había perdido al Conductor
del Pueblo Argentino…En este contexto militares reaccionarios y
minorías iluminadas de izquierda y derecha confluyeron en el golpe
255
“El gobernador Juan Carlos Romero encabezó la marcha. Lo acompañaban
el vicegobernador Walter Raúl Wayar; el intendente capitalino Miguel Isa; min-
istros y secretarios del Poder Ejecutivo, legisladores nacionales y provinciales,
familiares de desaparecidos y público.”- Salta al día : Diario digital de Salta,
6 de mayo de 2006.
256
El Tribuno,pág. 19,24-3-06.

220
David Arnaldo Leiva

institucional. Luego se abatió sobre el pueblo argentinota persecución,


la tortura y la muerte… Nuestra memoria debe ser firme y nuestra
condena absoluta. Vaya el recuerdo de los miles de hombres y mu-
jeres desaparecidos, encarcelados, muertos y torturados en el proceso
mas sombrío de nuestra historia. En especial un recuerdo emotivo,
profundo y digno por todos los militantes salteños que pagaron con
su vida el ideal de proyectar un futuro mejor para todos nuestros
hijos”(257 ).

La solicitada reflejaba los s i l e n c i o s d e l a s a u to r i d a d e s d e l


Justicialismo. En esta se suprimió los intereses externos e inter-
nos que inspiraron el golpe y el terrorismo estatal atribuyéndole
su producción “a los dos demonios” esbozados en los decretos que
ordenaron el Juzgamiento de las cúpulas militares y guerrilleras
durante el gobierno de Alfonsin. Tampoco se hizo referencia a
las complicidades locales ni se reclamó el juzgamiento de sus
responsables.

La corporación política desde distintos espacios trató de


monopolizar la fecha sin darse cuenta que su único dueño es el pueblo
argentino quien rinde homenaje a una generación de militantes
entregados a una utopía.

Ambos actos dejaron afuera a las familias y a las victimas.

El interior provincial organizó actividades para repudiar el golpe


de estado. El velo que escondió el terrorismo en Salta se arropó en el
feriado nacional y las imágenes de los multitudinarios actos que sucedían
en la Capital Federal. La televisión difundía el juicio a las Juntas y los
testimonios de sobrevivientes de las grandes ciudades.

Treinta años antes el Colegi o d e Ab o g a d o s d e S a l t a h a b í a


adherido a los postulados del Golpe. Bajo la presidencia del Dr.
Martín M. Diaz, ex preso político durante el Operativo Independen-
cia y el Proceso de Reorganización Nacional, asumía una concepción
diametralmente opuesta y denunciaba que la dictadura cívico militar
impuso el terrorismo como una forma de paralizar a la sociedad para
imponer un modelo perverso de concentración y extranjerización de
la economía, agregando que “El poder concentrado de esos grupos

257
“Solicitada: 24 de marzo de 1976”,El Tribuno,24-3-06.

221
Tropiezos en la Memoria

ha permanecido vigente en todos estos años y, bajo diferentes más-


caras, ha logrado que el genocidio de ayer continúe bajo la forma
de desocupación, la exclusión social y el hambre de millones de
compatriotas... Por ello, es que no puede condenarse seriamente la
violación de los derechos humanos ejecutados por la dictadura cívico
militar, sin denunciar al mismo tiempo la naturaleza social de la
represión, y, finalmente, sin poner en conexión los horrores de esa
aciaga historia, con el proyecto neoliberal inaugurado el 2 de abril
de 1976.(258 )”

En esta solicitada el Colegio de Abogados apoyaba la denuncia


formulada por la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación con-
tra el Juez del Juzgado Correccional nº 4 de Mar del Plata por la
responsabilidad que le cupo en el secuestro y la desaparición de 7
abogados marplantenses en la denominada “noche de las corbatas”,
sin embargo dejaba en el tintero la inactividad de la Justicia Federal
de Salta en la investigación de las responsabilidades por la Masacre
de Palomitas que tenían al Ex Juez Federal Ricardo Lona como uno
de sus responsables.

Memoria, verdad y justicia, después de los treinta años, es el


pedido que las voces de las víctimas, formulan al Estado Provincial y
a la Justicia Federal.

LO S G E S TO S D E L A M E M O R I A . L A AU S E N C I A D E
U N P L A N PA R A R E C U P E R A R L A V E R D A D Y L A
JUSTICIA.

Los tiempos estaban cambiando. La memoria colectiva erosionaba


la estrategia del olvido para borrar los crímenes de lesa humanidad.

A través de los juicios por apropiación de los bebes sustraídos de


las madres cautivas, los juicios por la verdad, la declaración de
inconstitucionalidad y nulidad de las leyes de la impunidad en las

258
Solicitada “EL COLEGIO DE ABOGADOS Y EL GOLPE MILITAR DEL 24 DE
MARZO DE 1976.DIGNIDAD DE LA MEMORIA, MEMORIA DE LA DIGNIDAD”,pág.
15, El Tribuno,24-3-06.

222
David Arnaldo Leiva

causas penales que reactivaron la pretensión punitiva del estado, los


juicios en el exterior en los que los marinos Alfredo Astiz (259 ) y Adolfo
Scilingo ( 260 ) se abrió una grieta por la que desbordó el reclamo de
castigo a los infames.

El Congreso de la Nación, en agosto de 2003, dio a luz a la ley de


nulidad de las leyes de punto final y de obediencia debida y a una ley
enviada por el Poder Ejecutivo que otorga rango constitucional a la
Convención de Naciones Unidas sobre la imprescriptibilidad de los
crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad.

La aprobación de estas leyes permitió reabrir en los estrados judi-


ciales nacionales la revisión de las violaciones de los derechos humanos
cometidas durante el período 1975 - 1983.

El Gobierno Nacional del Presidente Néstor Kirchner realizó


gestos que no tuvieron sus predecesores, tales como recibir a las Madres
de Plaza de Mayo en la Casa Rosada, concurrir a los homenajes de
militantes desaparecidos, conver tir en un Museo de la Memoria
un CCD de detención como la ESMA ( 261 ), derogar los decretos que
impedían la extradición de los militares por los crímenes de lesa
humanidad, sancionar y promulgar las leyes de nulidificación de
las leyes de la impunidad y de imprescriptibilidad y destituir a la
mayoría automática de la Corte de Justicia del Menemismo que avaló
la impunidad del genocidio y la entrega del patrimonio nacional.

El Estado Nacional, a través de la Secretaría de Derechos Humanos,


acompañó algunos Juicios emblemáticos en los que se investigaba las
responsabilidades por el genocidio y se constituyó como querellante
en causas que se tramitan en el interior feudal de las provincias de
Santiago del Estero, Chaco y Salta (262 ).

259
Condenado a prisión perpetua en Francia por el asesinato de las monjas
Leonnie Duquet y Alice Domon.
260 Condenado por la Audiencia Nacional de España, máxima instancia penal
española, a 640 años de prisión en España por haber confesado que mato a
30 personas, algunas arrojadas al Mar vivas en los “vuelos de la muerte” que
efectuaba la Marina Argentina.
261
CONVENIO N° 8/04 del 24-3-2004 -ACUERDO ENTRE EL ESTADO NACIO-
NAL Y LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES PARA LA CONSTRUCCIÓN
DEL “ESPACIO PARA LA MEMORIA Y PARA LA PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LOS
DERECHOS HUMANOS” EN EL PREDIO DE LA “ESMA”.

223
Tropiezos en la Memoria

En este punto señalamos que el Estado Nacional, a través de la


Secretaría de Derechos Humanos de la Nación representada por
Eduardo Luis Duhalde se presentó en diciembre de 2004 como
querellante en las causas que investigan los fusilamientos de Palomitas
y el secuestro del Dr. Miguel Ragone. En estas causas el Dr. Eduardo
Duhalde expresó:

“Los hechos que se investigan en esta causa, como se ha visto y


fundado, encuadran en la categoría de crímenes contra la humanidad,
constitutivos de graves violaciones a los derechos humanos, por lo
tanto el Estado Argentino tiene la obligación de perseguir y sancionar
penalmente a sus autores, ....”.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación contaba al año


2006 solo con un cuerpo de cinco abogados para que, como querellante,
“persiga y solicite a la justicia sancionar penalmente a los autores” por
los crímenes cometidos en todo el territorio nacional en perjuicio de
las 30.000 víctimas. La inexistencia de un plan estatal adecuado a la
magnitud de los crímenes denunciados era evidente, por ello se eligieron
causas emblemáticas en cada provincia o región para que el Estado
se presente como querellante y pudiera propagandizarse esta actitud,
dando la sensación de estar cumpliendo con esta deuda.

El 16 de mayo de 2006, Victor Hugo Vilte, un ex subcomisario de


la Policia de la Provincia de Salta exonerado por haber sido condenado
penalmente, se presentó por ante la Jefatura de Gabinete de la Secretaría
de Derechos Humanos de la Nación a cargo del Dr. Luis Hipólito Alen,
acompañado por el Dr. Oscar Pedro Guillen, Secretario de Justicia y
Derechos Humanos del Ministerio de Gobierno y Justicia del Poder
Ejecutivo de la Provincia de Salta, y allí en presencia del Senador
N a c i o n a l p o r S a l t a D r. M a rce l o Lo p e z A r i a s y d e l D r. E d u a rd o
Luis Duhalde prestó una declaración en la que reconocía haber
participado en el secuestro de una persona a la que no conocía y
que sus acompañantes, a quienes identificó, después asesinaron.

262
En Salta la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se encuentra pre-
sentado como querellante en las causas de Palomitas y en la que se investiga
la desaparición del Dr. Miguel Ragone. Sin embargo el gesto de presentarse que
indica el interés del Estado Nacional en el esclarecimiento de estos crímenes
no fue acompañado por una actividad sustantiva del Estado que se refleje en
el aporte de datos que deben encontrarse en archivos de los organismos de
inteligencia de las fuerzas de seguridad.

224
David Arnaldo Leiva

Esta persona era el ex gobernador Miguel Ragone. En esta ocasión


el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, mediante nota
de fecha 1 de junio de 2006 se dirigió al Fiscal Federal de Orán
expresando:

“ Tengo el agrado de dirigirme a usted en relación a la causa


seguida por el homicidio del ex gobernador de la Provincia de Salta
Dr. Miguel Ragone... En el presente estado de la causa existen fuertes
indicios acerca de la existencia de testigos presenciales del asesinato
del ex gobernador que declararían si se dispusiera una recompensa...
Existiendo en la órbita del Ministerio del Interior la facultad de
establecer recompensas pecuniarias y exigiendo la normativa que
la misma se instrumente a petición judicial, solicito a Usted que
mediante oficio, peticione al Ministro del Interior se instituya una
recompensa de 50.000 pesos a quién proporcione información sobre
las circunstancias, autores del crimen y la disposición final de los
restos de la víctima”.

El 26-06-06 se publicó en el Boletin Oficial la Resolución nº


1106/2006-M.I.- que consagraba el instrumento legal para el pago de
la recompensa de $50.000 prometida a Vilte.

El Secretario de Derechos Humanos de la Nación y el Secretario de


Derechos Humanos de la Provincia de Salta no cumplieron con su deber
de perseguir la sanción de los crímenes contra la humanidad.

Vilte quién reconoció extrajudicialmente haber participado cuando


mataron y enterraron al desaparecido Pedro Bonifacio Velez y haber
presenciado y participado como oficial ayudante de la policía cuando
mataron a Santiago Arredes al momento que secuestraban al ex
gobernador Miguel Ragone, se fue de la Secretaría con la ilusión
de cobrar $50.000 por los datos que adquirió y atesoró debido a
su actuación en un grupo de tareas. Eduardo Luis Duhalde pidió se le
pague una recompensa. El Fiscal Federal Snopeck quien actúa en la
causa que investiga este crimen, solicito que Vilte sea indagado.

La posibilidad de mostrar a la opinión pública el esclarecimiento


del crímen del único gobernador desaparecido en el país era un gesto
que bien valía los $50.000 aún cuando uno de sus perpetradores fuera
el beneficiario, “total- quizás pensó el Secretario- para hacer una torta
hay que romper algunos huevos”.

225
Tropiezos en la Memoria

Los gestos presidenciales se retroalimentaron de la conciencia


colectiva conquistada por organismos de derechos humanos y familiares
que tras treinta años de impunidad no cesaron de reclamar la ubicación
exacta, en cada caso concreto, de las piezas del rompecabezas acuñado
en la complicidad corporativa de los sicarios y el encubrimiento estatal,
para lograr verdad y justicia.

El 24 de Marzo dejaría de ser un día lacerante para la memoria


silenciada de los dignos y se convertiría en un día evocativo de lo que
NUNCA MAS debería permitir la sociedad que ocurriera en su seno.

El 24 de Marzo fue determinado como feriado nacional.

Este día de la memoria recordará no solo que una generación fue


privada de justicia desde el mismo Estado -mientras los que atentaron
contra la vida y la libertad se mueren en sus mullidos colchones de
un planificado sistema de impunidad- sino que además tendrá el
significado mas profundo de rescatar del ostracismo a los rebeldes que
desde su militancia política, social y gremial se comprometieron con
la solidaridad, la distribución equitativa de la riqueza y un desarrollo
soberano del país.

Sin embargo ni la autocrítica del General Martín Balza, ni del


Almirante Enrique Molina Pico efectuado entre abril y mayo de 1995,
ni los gestos presidenciales de la primera década del siglo XXI alcanzan
para restañar los crímenes. Es necesario que la memoria se acompañe
con verdad y justicia.

El plan estatal de eliminación sistemática de opositores siguió


rindiendo sus frutos.

Los criminales en su inmensa mayoría no fueron sancionados por


la justicia, los archivos del horror escondidos en algún nicho estatal y
bajo la guarda de los servicios de inteligencia siguen sin ser puestos
a disposición de la reconstrucción histórica de la verdad en las causas
penales, los cuerpos de los no aparecidos siguen sin recibir la sepultura
por parte de sus seres queridos, una gran parte de jueces y fiscales
actuales son los que juraron obedecer la dic tadura del terror en
desprecio de la vida y la libertad, no existen planes de salud para
recuperar a las victimas y sus familiares del trauma del secuestro,
las torturas y la desaparición forzosa de sus integrantes, no existe

226
David Arnaldo Leiva

presupuesto estatal específico destinado a los fines anunciados,


en definitiva esta faltando amen del gesto en la necesidad política
c o y u n t u r a l u n P L A N E S TATA L p a r a l a r e c o n s t r u c c i ó n d e l a
memoria, la verdad y la justicia que incluya las recomendaciones
de la C.I.D.H. ( 263 ) ante los hechos del genocidio en Argentina Y
América Latina.

“Así como el genocidio fue una política de estado, la lucha contra


la impunidad también debe serlo. Los avances relativos producidos
en algunos puntos del país no alcanzan para ocultar la vergonzosa
situación de impunidad que reina en la mayoría, como es el caso de
Jujuy, Salta, Mendoza y San Martín, entre otros. Lo cierto es que la
mayor parte de los genocidas que aún viven están libres. Y los que están
presos tienen el injustificado privilegio de la detención domiciliaria o
en unidades militares.”, expresaba como conclusión la Red Nacional
de Abogados de Derechos Humanos, agregando “La política de estado
que reclamamos requiere el establecimiento de entes receptores de
denuncias en cada provincia, fiscalías especiales, secretarías especiales
en los juzgados, destitución de los funcionarios judiciales vinculados
con la dictadura, depuración de las fuerzas armadas, apertura de
todos los archivos en poder del estado. El Poder Ejecutivo Nacional
debe incluir en el presupuesto partidas especiales para los juicios de
derechos humanos; el Procurador General de la Nación debe impartir
instrucciones generales a los fiscales para que promuevan e impulsen
la acción penal; la Corte Suprema y el Consejo de la Magistratura

263
Comisión Interamericana en su Informe No. 28/92

227
Tropiezos en la Memoria

deben controlar la actuación de los jueces. Si la política de gestos no


se traduce en políticas activas, en medidas y recursos concretos, se
frustrará definitivamente el reclamo de Verdad y Justicia y de juicio
y castigo a los genocidas, incumpliendo nuevamente el estado con su
responsabilidad nacional e internacional”(264).

El Estado Argentino tenía y sigue teniendo la obligación y el


deber de realizar un genuino esfuerzo, serio, científico, planificado, sin
mezquindades políticas, ni económicas ni técnicas, que aporte los datos
necesarios para conocer y entender lo que ocurrió en el caso de cada una
de las víctimas desaparecidas, pues este es el compromiso fundamental
de cada Estado Parte de un tratado multilateral de protección de los
derechos humanos y que no significa ni nada mas ni nada menos que el
de respetar los derechos y libertades consagrados en los mismos.

El Estado Argentino tiene que organizar todo el aparato guberna-


mental y sus estructuras para que sean capaces de dar las respuestas
que burlaron durante treinta años.

La prevención futura para que no se repitan las masivas violaciones


de derechos humanos no solo debe incorporar a la sociedad debidamente
informada en el debate de estos temas sino que además debe incluir del
juzgamiento del genocidio y la sanción penal de sus responsables tanto
militares como civiles.

264
Solicitada publicada en Pagina 12 - 24 de septiembre de 2005-RED NACIO-
NAL DE ABOGADOS DE DERECHOS HUMANOS: Firman: Mario Marturet, Ramón
Leguizamón, Hilda Presman, Diego Vigay, Comisión Pcial. de DDDHH, Corrientes
- Mario Bosch, H.I.J.O.S. - María Elba Martínez, Serpaj Córdoba - Alicia Peralta,
Oscar Rodríguez y Marta Vedio, APDH LA PLATA - Mirta Mántaras, APDH Bahía
Blanca y Neuquén - Juan Carlos Wlasic, Susana Nudelman APDH Mar del Plata
- David Leiva y Tania Nieves Kiriaco, abogados de familiares de Salta - Alicia
Chalabe, abogada de familiares de Jujuy - Juan Rajoy y Mariano Sáenz, Comisión
de Derechos Humanos, Goya, Corrientes - TilsaAlbani, Moira Villarreal, Zona
Norte GBA - Katia Troncoso Muñoz y Pablo Salinas (MEDH Mendoza) - Laura
Figueroa, abogada de DD HH Tucumán - Sara Cánepa, abogada de familiares
de La Plata - Antenor Ramón Ferreyra (APDH Sgo. del Estero) - Asociación de
Ex Detenidos Desaparecidos- Liga Argentina por los Derechos del Hombre. CIAJ
La Plata.

228
David Arnaldo Leiva

La reparación de los daños producidos por el quebrantamiento de


derechos elementales no debe ser solo económica como la instrumentada
en el Menemismo (265) y ampliadas por el Gobierno de Kirchner, pues las
mismas, desprovistas de una declaración explicita de responsabilidad y
de sanción a los agentes estatales responsables del daño, solo encubren
la omisión de Juzgamiento.

Las victimas, las familias de las víctimas fueron conducidas a


creer que con las indemnizaciones otorgadas por la gracia estatal se
había reparado el mal o que al menos era lo posible ante una realidad
de justicia adversa. Una parte significativa de estas dejaron de recla-
mar en los estrados de Tribunales el de juicio y castigo descargando en
los organismos de derechos humanos y sus abogados la abrumadora
actividad de buscar los canales por los que debían fluir la construcción
de la verdad histórica y la búsqueda de sanción penal a los criminales
y sus cómplices.

La entrega de los archivos de la represión celosamente guardados


durante treinta años debe ser un objetivo central pues ello permitiría el
debate público e informado sobre los actos de gobierno, mientras que su
no revelación perpetuaría el intento del Estado de evadir la obligación
de responder por sus actos.

El Estado Argentino debe esclarecer los hechos vinculados a cada


víctima, establecer la verdad de lo ocurrido e informar a los familiares
y a la opinión pública en general, esto es el derecho de la sociedad
a conocer la verdad, pues lo contrario genera la continuación de los
incumplimientos estatales de los compromisos internos y externos.

265
Ley 24043, ley 24411 y sus prorrogas y extensiones.

229