Вы находитесь на странице: 1из 8

Barrington Moore: Los Orígenes Sociales de la Dictadura y la

Democracia

I.-Inglaterra y las contribuciones violentas al gradualismo

1. Impulsos aristocráticos coadyuvantes a la transición al capitalismo en el


campo.

Los conflictos sociales británicos, en el SXVII donde puede manifestarse una


creciente importancia del comercio, y también como (poco a poco) el modelo absolutista
inglés le va quitando espacio al antiguo sistema feudal.
La guerra de las 2 Rosas fue un problema de carácter social para los terratenientes
ingleses, ya que se iba consolidando así el poder real bajo la dinastía de los Tudor. Dicha
dinastía promovió el desarrollo comercial capitalista en el campo, convirtiendo así a la
tierra (que antes representaba la base de funciones políticas) en una inversión, es decir se
comercializa.
La tierra se privatiza, y los ingleses rurales ven reflejada la base de la sociedad
humana en lo privado y en la libertad económica. Por lo tanto surge el “boom” en el
mercado de tierra. Podemos notar acá a las famosas “enclosures”, situación en la cual los
señores empiezan a privatizar las tierras limitando así los derechos campesinos.
La comercialización agrícola, mostró una transformación en el señor feudal, ahora
éste pasaría a ser un hombre de negocios.
La clase social que impulsa las “enclosures” son los yeomen, quienes estaban
situados sobre el campesinado y bajo la gentry, los cuales eran pequeños capitalistas con
afanes de riqueza. Sus ingresos los sacaban de la cria de ovejas y del cultivo de cereales
comerciales. Y cada vez más, éstos querian experimentar nuevas técnicas, para aumentar
sus ingresos.
Así entonces se genera una sociedad secularizada y moderna, promovida por
hombres comerciales, donde a la monarquía no le era conveniente limitar sus ambiciones,
ya que ellos eran el motor de la sociedad.
2. Aspectos agrarios de la guerra civil.
La mentalidad de las clases rurales, fue un elemento primordial de oposición a la
corona. Dicha oposición fue de gran importancia para que se llevara a cabo la Guerra Civil.
La gentry fue el principal grupo que logró adaptarse al nuevo sistema agrario
capitalista, ya que aparte de trabajar el agro también, tenía contactos en las ciudades donde
podia desenvolverse en el ámbito comercial
Eso sí, hubo parte de la gentry que se estancó, y no pudo surgir. Dicho grupo fue el
que apoyó en gran medida el movimiento revolucionario de Cromwell, y asi tambien fueron
participes de la faena sucia en contra de Carlos I.
En el plano económico de la Guerra Civil, los pro-parlamentaristas, para financiar la
guerra utilizaron recursos de los terrenos realistas, mediante confiscaciones.
Dicha guerra, llevo al fortalecimiento del parlamento suprimiendo así la Star
Chamber, que no permitía el movimiento cercador. Pero claro está que con esta medida
tomada por el parlamente el principal afectado fue el campesinado, y lo interesante, es que
éstos ultimos tuvieron minima participación dentro de la Guerra Civil.
En conclusión, esta guerra sirvió para consolidar la democracia parlamentaria y al
capitalismo, ya que la relación cercador-burgués cada vez aumentaba.

3. “Enclosures” y destrucción del campesinado.

La gran medida adoptada por el parlamento, fueron las enclosures, las cuales fueron
el golpe final para el campesinado británico, siendo absorbidos por los grandes señores
rurales, y perdiendo así todos sus derechos sobre las tierras de carácter comunal. El
perfeccionamiento de la técnica agrícola no podia ser costeado por los campesinos que
estaban tan limitados al sistema comunal.

Por lo tanto se confirma el surgimiento del rural capitalista. Dentro de este grupo del
capitalista rural encontramos a dos personajes.
1. El gran propietario aristócrata: no trabaja la tierra con sus manos, le otorga
confianza a un mayordomo. Este propietario era quien dictaba las enclosures.
2. El farmer: pagaba la contribución económica, y debían autoabastecerse en el
sentido que ellos debían colocar el capital de explotación. Este grupo fue el pionero del
desarrollo agrícola.
En conclusión, con la expansión y el desarrollo industrial, los cercamientos fueron
fortaleciendo a los señores rurales que concentraban gran poder, pero por otro lado, el
campesinado inglés quedó acabado, perdiendo sus derechos territoriales y políticos.

4. Gobierno aristocrático para el capitalismo triunfante.


En Inglaterra el siglo XIX fue de carácter pacifista.
Acá debemos preguntarnos por los hechos y antecedentes que permitieron el
desarrollo de una democracia capitalista dentro de Inglaterra.
Y como respuesta tendríamos que:
1. El parlamento, tras un pasado de violencia, quedo fortalecido a expensas del
rey. El que exista esta sólida institución permite integrar nuevos elementos sociales y a la
vez servir como propulsor de la paz, dentro de los conflictos sociales.
2. Debido al proceso de las “enclosures”, el campesinado queda totalmente
eliminado, y no tiene influencia alguna dentro de la política como para oponerse al nuevo
sistema político-económico.
3. Existe una fuerte influencia dentro del paìs, proveniente de la industria y el
comercio con su propia base económica. Aumentaron los elementos capitalistas dentro de
la sociedad, pero esto no fue implicancia para que los aristócratas rurales decayeran
económicamente. Al contrario, pudieron y supieron como adaptarse al sistema impulsado
por la burguesía, la cual no necesitaba ayuda alguna del estado para poder surgir.
4. Los líderes supieron reaccionar de buena manera y a tiempo, cuando se les
presentaba algun tipo de problema que pudiera alterar el orden impuesto.

II Evolución y Revolución en Francia.


1.- Contrastes con Inglaterra y Causas que los originaron
•Factores decisivos en el desarrollo democrático inglés fue la independencia de la
gentry y la nobleza rural respecto a la corona, aparte de la desaparición del problema
campesino. En cambio en Francia la nobleza (su sector cimero), se convirtió en una escolta
decorativa del rey.
•En Inglaterra la clase alta rural recurría a una agrícultura comercial, mientras la
nobleza francesa vivía de lo que lograba sacarle a los campesinos. En lugar de una
destrucción de la proa campesina ésta se consolida.
Desarrollo histórico de estas diferencias:
SXIV-XV: El señor tiene poco interés por explotar y dominar sus cultivos
directamente, por lo tanto fragmentaban sus terrenos entre los campesinos a cambio de
parte de la cosecha o la descargaban en grandes renteros o también campesinos pero a
cambio de tributos.
Todas estas modalidades comezaron a ser registradas legalmente.
El hecho de un régimen legal más definido y la dependencia de los tributos
campesinos iban a diferenciar a la nobleza francesa y la gentry inglesa para siempre.
S XVI: SE produce una crisis económica que afecta a la nobleza militar (noblesse
d’épée) esto fortalece el poder central, ante esta situación la nobleza trata de revertir la
situación y reconstruir sus dominios rurales, pero a diferencia de Inglaterra no contaban con
una base eco como la lana, por lo tanto no pudieron realizar su propósito.
XVIII: burgueses ricos que tienen tierras adquieren un rango social más alto por
concesión o por la compra de cargos. La noblesse de robe fue muchas veces una
herramienta del rey para destruir las tendencias localistas y con la nobleza militar
El sistema en conjunto se caract por la coexistencia de de grandes y pequeñas
unidades. Francia no experimentó un gran mov cercador (como Ing). El gran
propietario tenía interés en preservar las tenencias campesinas, desde el momento que
le proporcionaban la base de su propia existencia.
La decadencia de la noblesse d’ épée fue resultado de la extensión del poder
monárquico, rey los desposee de sus funciones judiciales, intervino en sus asuntos recolectó
contribuciones y los forzó a someterse a sus parlamentos. En los tiempos de Luis XIV, la
nobleza parece haber quedado reducida al consumo ostentoso en Versalles (quiebra de
muchos) o a vegetar en las provincias.
2.- La respuesta nobiliaria a la agricultura comercial
S XVII-XVIII: El impulso hacia la agricultura comercial fue débil comparado con el
que se dio en Inglaterra. En ambas naciones el problema agrícola clave era el abastecer de
grano a las clases que comían pan pero no cultivaban trigo.
Surgimiento del vino como producto comercial
El vino fue para la agricultura y soc francesa lo que la lana para la sociedad y
agricultura de Ing. Ahora las consecuencias de producir vino a críar ovejas es muy distinto.
-La mayoría del vino no podía ser considerado como un bien de lujo capaz de
generar grandes fortunas y sostener la economía.
-Vino no puede proveer de alimento a la gente como el trigo.
-La viticultura no produjo en Francia cambios en el campesinado de la naturaleza de
los que la agricultura comercial trajo en Ing. (cercamientos). La viticultura necesitaba
mucha mano de obra y poco capital en tierras y tecnología. (situación Ing, todo lo
contrario)
-La dinámica de producción era el siguiente: aristócrata retenía al campesino en sus
tierras y extraía de el todos los productos que podía (vino en este caso), dp el noble vendía
estos productos en el mercado.
-Fortunas producida por el vino, poca en manos de la nobleza de toga.
Los nobles y el Comercio:
-Existen obstáculos culturales y legales que impedían que la nobleza se dedicarse al
comercio. (ley dérogeance, noble que ejercía el comercio perdía su cargo) Todo esto
apuntaba a que la nobleza no fuese capaz de crearse una base eco independiente para
desafiar al poder real.
-Ya en el s. XVIII esta situación comenzó a cambiar, una vigorosa corriente de
opinión estimulaba a que se desarrollasen act comerciales. (muchos aristócratas
disimulaban estas act). Los obstáculos no pudieron inhibir la act comercial entre los nobles

Tesis de Moore:
La cuestión clave es aclarar si el hecho de que los nobles rurales franceses trataron o
no de organizar sus dominios cara al rendimiento y de vender productos en el mercado, sino
que ver si estos alteran o no la estructura de la soc rural. (como paso en Ing con el
enclosure). La respuesta es negativa. Los nobles que representaban el avance comercial en
Francia trataban sacar más de los campesinos.

Principales diferencias agrícolas de Francia e Inglaterra


-No hubo innovaciones técnicas importantes. La agricultura se mantuvo
fundamentalmente dentro del mismo sist. Eco y social de la E.M
-Los campesinos siguieron usufructuando el suelo pero bajo una serie de
obligaciones que permitían que a los nobles convertidos de hecho en propietarios rurales
con mentalidad comercial, absorber gran parte de la cosecha. Aquí está la principal
diferencia con ING
- Semejante sistema de tener a los campesinos en la tierra como mano de obra
encontraba apoyo en inst legales y políticas heredadas del feudalismo.
-Al contrario que en Ing las influencias comerciales, al penetrar en el campo francés
no destruyeron la org feudal.
-La tierra sólo era útil al noble en la medida que los campesinos que la cultivaban le
producían ingresos.
Conclusión:
-Las principales fuerzas que crearon las relaciones eco fueron las influencias
capitalistas que irradiaban de las ciudades y los persistentes esfuerzos de la mon para
sojuzgar a la nobleza.
-En Inglaterra la fusión entre campo y ciudad anduvo dirigida contra la corona. En
Francia, la fusión tuvo lugar gracias a la corona con consecuencias políticas y sociales muy
distintas.

3.- Las relaciones de clase bajo el absolutismo real

A diferencia de la burguesía británica, la francesa no gozaba en su país del peso


político reformador modernizados; ni como un agente generador de políticas capitalistas
agrarias.
De hecho, su nivel de dependencia para con la corona era muy alto, y precisaba
contar con el favor real para sus iniciativas, reguladas también por el poder central, “y
orientada hacia la producción de armas y de objetos de lujo para una clientela restringida”.
La vida política burguesa era también controlada muy de cerca; el rey controlaba las
provincias a través de las ciudades, y ejercía autoridad aun sobre unas elecciones
municipales que todavía se efectuaban, ya que era él quien, directa e indirectamente,
terminaba designando al corregidor.
Así, podemos afirmar que, en lugar de ser los burgueses (como en Inglaterra) los
impulsores y fomentadores de las bases de una sociedad moderna, de un Estado unificado y
de los “hábitos modernos de precisión y obediencia”, era la corona francesa, representada
por Luis XIV, y apoyada en la burocracia real, la que asumía este rol.
Sin embargo, se presentó el problema que afectaría también a otras burocracias
agrarias (Rusia, India, China). Pronto se hizo imposible recaudar el suficiente tributo como
para financiar las políticas militares, la “magnificencia” real y además pagar un salario a los
miembros de la burocracia que asegurase su dependencia y fidelidad al sistema.
Otras soluciones (como “la garantía de obtener ingresos de determinadas tierras”)
ofrecían el riesgo de que, a la larga, el control central disminuyese.
Se optó, por tanto, por la solución generalizada de la venta de cargos burocráticos.
Resultó ser una buena salida, pues se daba acceso a la burguesía a círculos más
cercanos al rey, aumentando y asegurando su lealtad. Marginaba el poder de la nobleza,
terminaba con ciertos lastres normativos de corte feudal y “echaba los cimientos de un
Estado moderno”. Era, además, un método barato y excelente fuente de ingresos.
La única –y gran- desventaja que presentaba este método era que los cargos se
convertían en una especie de propiedad privada hereditaria. “Fomentaba, pues, que el rey
perdiera el control sobre sus subordinados.”
“La venta de oficios estaba, pues, en la raíz de la independencia del rey respecto de
la aristocracia y de cualquier control eficaz por un parlamento. Era el punto de apoyo clave
del absolutismo real”.
Por otra parte, se criticaba que el sistema “distraía energía y recursos del comercio y
la industria”. Además, poco a poco, aquellos que habían comprado cargos se desligaron de
la influencia real y comenzaron a utilizar su propio peso para defender intereses locales.

4- La ofensiva aristocrática y el colapso del absolutismo


Sobre todo durante la segunda mitad del siglo XVIII, las dinámicas agrarias
francesas se impregnaron levemente de algunas tendencias capitalistas, “disfrazadas” de
métodos feudales.
“Una de las formas que revistió dicha penetración fue la restauración de los derechos
y tributos feudales allí donde se había dejado que cayeran en desuso”. Se interpreta este
movimiento como el reflejo de la necesidad del señor de contar siempre con dinero, y en
continuo aumento.
Los “recién ennoblecidos” adquirieron una visión más “comercialista” de sus
dominios.
“Conseguir controlar las tierras de los campesinos era secundario; importaba mucho
más hacerse con sus cosechas”
Así, los mecanismos feudales, en conjunto con las políticas del absolutismo real,
eran la herramienta que poseía la aristocracia rural francesa para ganar dinero.
El movimiento cercador se popularizó, sobre todo durante la segunda mitad del siglo
XVIII, aunque seguía sin tener comparación posible con la pasividad de los enclosures
ingleses.
Así, podemos decir que el capitalismo se infiltraba en el campo, ya fuese disfrazado
de feudalismo, ya fuese de manera abierta “bajo la bandera del progreso y la razón”.
En cualquier caso, sucedió de forma tal, que la hostilidad campesina en contra del
ancien régime y la monarquía aumentó.
Entre los altos cargos y los miembros de la burocracia existió también divergencia de
opiniones, lo que suscitó más tarde la fusión cada vez menos dificultosa entre miembros de
distintas clases sociales que “opinasen” lo mismo.

Distinción:
“En Inglaterra, la fusión tuvo lugar en gran medida fuera del ámbito de influencia de
la monarquía y contra el rey. Los propietarios rurales cercadores no querían que el rey se
entrometiera en los asuntos de sus campesinos.
En Francia, por el contrario, la monarquía convirtió a plebeyos en aristócratas
hacendados que necesitaban protección feudal; a fin de cuentas, por lo tanto, en obstinados
defensores de sus privilegios y vigorosos oponentes de sus propios esfuerzos intermitentes
para una reforma. Y lo hizo con tales procedimientos, que se creó enemigos entre los
sectores de la burguesía que no estaban identificados con el antiguo orden”
El conflicto consistía, entonces, en que la comunidad del tercer estado exigía una
economía “más arcaica”, que no enfatizara en la eficiencia, sino que en la equidad.
“En parte, por esa razón, el empuje radical que alimentó a la Revolución; centrado en
los sans-culottes y en ciertos sectores del campesinado, fue explícita e intensamente
anticapitalista.”
5. La Relación de los Campesinos con el Radicalismo Durante la Revolución
La sociedad francesa se desintegró de arriba abajo cuando la monarquía, por razones
institucionales y personales, fue cada vez menos capaz de controlar las fuerzas
disgregadoras específicadas en los apartados precendentes.
Había un enorme descontento popular, llevando a revueltas campesinas, en donde a
menudo participaba gente de las ciudades. Mas, el resentimiento de las clases bajas
necesitaba el apoyo de grupos más poderos para poder promover la Revolución.
Entre los campesinos más pobres, las exigencias demandadas eran la entrega de
parcelas de tierra sin no tenían una y el ensanchamiento si la tenían, y la preservación de
aquellas costumbres específicas de la comunidad aldeana que les beneficiaban. El derecho
de vaine pâture eran uno de ellos , que consistía en el antiguo sistema de campos abiertos
o comunales. Cuando las fuerzas de la modernización desbarataron a la sociedad aldeana,
los principales afectados fueron los campesinos, incentivando a estos a llevar a cabo
violentas teorías igualitarias.
En la cúspide de la Revolución, el radicalismo de las ciudades y del campo se dieron
la mano, lo que explica el carácter enormemente violento de la Revolución. Mas no había
una sola corriente revolucionaria; cada índole social tenía sus exigencias, lo que las llevaba
a fusionarse o enemistarse entre ellas.
Al deteriorase el poder central, Francia parecía estarse descomponiendo en una red
de pequeñas ciudades y comunidades. La desintegración del órden público motivaba que
los ciudadanos acomodados de las burguesía acogieran de buena gana en sus filas a nobles
liberales. Las clases más pobres, por otro lado, recelaban de ellos y trataban de marginarlos.
Así, en las zonas donde reinaba el pánico, los dueños de propiedades medianas en la ciudad
o en el campo se constituían en grupos de defensa locales. La violencia campesina en gran
escala asustaba a la burguesía, especialmente a los burgueses que veían en los derechos
feudales una forma tan sagrada de propiedad como cualquier otra, y los echaba en brazos de
la nobleza.
El 14 de Julio de 1789, debido a una acumulaciones de suscesos, cabe a destacar la
hambruna existente y la sospecha de un golpe por parte del rey en contra de la revolución
moderada, se produjo un alzamiento general por parte del pueblo, quien se dirigió a la
Bastilla y se la tomó. Esta toma, más que una victoria política o militar concreta, fue un
acto simbólico que trascendió gracias a lo que representó.

Luego del derrocamiento de la monarquía, las ideas prevalecientes en el


campesinado, adquirieron una postura cada vez más radical, gracias al incentivo que
significaba la propaganda política. Tras la eliminación de los derechos feudales, el
campesinado más pobre continuó exigiendo reformas, llegando incluso a pedir un
igualación de la propiedad, la cual contaba con la desaprobación del campesinado más rico.
El radicalismo campesino asustaba enórmemente a las autoridades, implantándose en el
campo medidas que mostraban poca tolerancia al ataque a la propiedad privada.

Personajes como Dolivier y Robespierre fueron los responsables de la radicalización


de la revolución, injuriando contra el derecho de propiedad privada y acusar a la clase
burguesa de utilizar a la revolución como un medio para poder suceder a la nobleza y al
clero. Tras la toma de Tullerias, surgieron ideas similares por toda Francia, junto con
esporádicas e infructuosas tentativas de ponerlas en práctica. Todas reclamaban la abolición
de la propiedad privada o un reparto equitativo de la tierra y el control de los mecanismos
de mercado. Lo necesario para vivir, se pensaba, era demasiado caro y demasiado difícil de
obtener. Con respecto a estas ideas, los campesinos pobres, incluso los no tan pobres, y los
sans-culottes estaban de acuerdo. Mientras los intereses estos dos grupos convergieron, la
revolución radical pudo mantenerse sobre la revolución llevada a cabo en nombre de la
propiedad privada y los derecho del hombre. La unión e impulso otorgada por la revolución
burguesa ya no era necesaria para la revolución radical. En muchas partes, la fase radical
dela Revolución consistió en un ataque directo contra los campesinos acomodados, aunque
breve y turbio.

Sin embargo, los lideres radicales, Robespierre y Saint-Just sabían muy poco acerca
de los problemas reales de los campesinos y sus propuestas no llegaban ni con mucho a
satisfacer las exigenciasde aquéllos, expresadas en peticiones cuyo contenido general tenían
que haber conocido los dirigentes revolucionarios. Mas satisfacer dichas exigencias, como
la repartición equitativa de la tierra, era tarea prácticamente imposible.

Cuando las necesidades y aspiraciones de los distintos grupos radicales entraron en


conflicto, la Revolución radical comenzó a llegar a su fin. Sin el sostén de la masa, era poco
lo que se podía hacer. La desunión de los radicales produjo una disminución en su poder,
permitiendo que los moderados se impusieran sobre ellos. //