Вы находитесь на странице: 1из 1

Un Ruido Secreto.

El arte en la era póstuma de la cultura.


José Luis Brea.

Marcel Duchamp en 1916, construyó "Readymade asistido", un extraño objeto. En dicha obra
hace que tenga un ruido secreto que ni él sabe lo que es, hace que el espectador tenga una
intriga por saber que será, es como lo más importante de su obra. A Walter Arensberg, su
amigo, le pidió que introdujera un objeto sin que sepa que es el mismo Marcel. Hay una frase
que menciona: "Toda escritura es infinitamente interpretable, es huella de un olvido
irrecuperable que jamás podríamos dejar atrás", quiere decir que lo que está escrito, estará
presente para toda la vida y todas las personas lo interpretarán de distinta manera, da lo mismo
al tiempo en que se lea, este escrito consciente o inconscientemente, pero estará siempre, en
todo momento.
Toda obra de arte es una metáfora donde se puede interpretar una idea en la que se pueden
estructurar lógicas de pensamiento, visión y experimentación. El concepto Arte/Vida es el
concepto contemporáneo del arte, por tanto no se puede desechar, aunque se desvalorizado
por el populismo en la sociedad y la cultura se deforma y se convierte en espectáculo.
Duchamp habla del sida, y la interpreta como una enfermedad que nos pasa como sociedad.
Hay una frase que Walter Benjamin dice: "A mayor significación, mayor sujeción a la muerte,
pues es la muerta la que excava más profundamente la abrupta demacración entre la Phycis y
la significación", que se puede interpretar en el sida, ya que, sus efectos son desvanecer lo
psíquico, demacrar, pero al mismo tiempo la persona se da cuenta que en el peor momento de
su vida puede sacar mejor partido a lo que le queda.
Nuestra sociedad puede que esté pasando por un momento de enfermedad, porque si nos
damos cuenta en realidad, sólo dependemos de nosotros, que podemos cambiar el futuro,
cambiando los pensamientos y así sanar la enfermedad. Entonces, de la única forma que sería
posible es con el cuerpo, con lo físico.
En una parte del texto se muestra un epitafio de "El retrato de Dirian Gray" de Anna
Akhmatova,
"Cuando un hombre muere,
su retrato cambia.
Sus ojos miran de forma distinta,
sus labios sonríen de otra manera.
Me di cuenta de esto
a la vuelta del funeral de un poeta.
Desde entonces lo he comprobado múltiples veces
y siempre se confirma."
Es algo muy psicológico, queda en el ser, algo que se necesita sentir, se rompe la máscara de
mil "personajes" que hemos creado durante nuestra vida y terminamos pensando que es parte
nuestra. Uno muere y nace todos los días, existirán días donde dejamos de lado todo tipo de
juicio, o sea, nos podemos ver a si mismo, nos abrimos y nos damos cuenta de que se puede
nacer de las cenizas y volver a crecer como mejor persona. Es bastante interesante aquel
párrafo.
Respecto al Arte Banal, uno se va al extremo de expresar las obras, se sobreexpone y al final
no se termina entendiendo si la obra no está descrita para leerla antes y contextualizarse con el
tema en cuestión.