Вы находитесь на странице: 1из 3

Mano y muñeca

Luxación inveterada del semilunar

M.ª José Gálvez Pérez


Hospital Universitario Reina Sofía. Córdoba (Córdoba)
Colaboradores
Delia Peces Gónjar, Jorge Ruiz Sanz, Eva López Sorroche
Supervisión
Manuel Román Torres
Tutor De Residentes

Caso Clínico

Anamnesis
Varón de 53 años de edad, diestro, con antecedentes de HTA, hipercolesterolemia e hiperuricemia, que acude al
Servicio de Urgencias por presentar dolor e impotencia funcional en la mano izquierda tras sufrir un accidente de tráfico
(moto). Diagnosticado de artritis traumática de la muñeca, es dado de alta, volviendo a Urgencias a las dos semanas por
persistir el dolor y la inflamación, siendo el diagnóstico el mismo. Tras acudir de nuevo a las cuatro semanas se realiza
una evaluación más detenida ante la posibilidad de una lesión de más gravedad que hubiera pasado desapercibida.

Examen físico
El enfermo presentaba un importante dolor a la palpación del dorso de la muñeca e inflamación local. En la exploración
física observamos una severa limitación a la flexo-extensión activa e incremento del dolor a la movilización. No se
evidenciaron heridas ni signos sugerentes de daño vascular o nervioso, con pulsos tanto radial como cubital presentes y
sensibilidad y movilidad de los dedos conservadas.

Pruebas complementarias
Se realizan radiografías simples (proyección anteroposterior y lateral de la muñeca y mano izquierdas), donde se
evidencia la interrupción de los arcos carpianos de Gilula y un desplazamiento del semilunar en dirección palmar,
proximal y cubital. El resto de huesos del carpo conservaban sus relaciones anatómicas normales. (Fig. 1)

Diagnóstico
Luxación semilunar palmar inveterada en la mano izquierda.

Tratamiento
Ante la imposibilidad de conseguir una reducción cerrada, y tras la realización de un bloqueo axilar del plexo braquial
con isquemia preventiva en el miembro superior izquierdo, se procedió a la reducción abierta de la luxación. Mediante
un abordaje dorsal, se realizó la capsulotomía posterior y se redujo la luxación volar del semilunar, reparando el
ligamento interóseo escafolunar y reinsertando los ligamentos radiocarpianos dorsales e intercarpianos. Se estabilizó la
reducción obtenida con tres agujas de Kirschner (grande-semilunar-radio, escafoides-semilunar y piramidal-semilunar),
(Fig. 2). Se colocó una inmovilización enyesada antebraquiopalmar en ligera flexión de la muñeca.

Evolución
El enfermo permaneció ingresado durante cuatro días debido a un deficiente control del dolor en el postoperatorio
inmediato.

Las agujas fueron retiradas a las cuatro semanas de la cirugía, y el yeso a las seis semanas. Posteriormente, precisó
realizar fisioterapia asistida según las pautas dadas por el Servicio de Rehabilitación, alcanzando tras realizar las
sesiones necesarias una aceptable función de la muñeca (balance articular completo) y encontrándose libre de dolor
residual. Actualmente, se encuentra incorporado a su vida laboral sin secuelas.

Discusión
Las luxaciones semilunar y perilunar son poco frecuentes. Su diagnóstico puede demorarse o no realizarse, dando una
alta incidencia de discapacidad funcional y dolor crónico. Es importante tener un elevado índice de sospecha para
realizar un diagnóstico correcto y un tratamiento precoz. El mecanismo lesional suele ser una caída con la muñeca en
desviación ulnar y dorsiflexión. La luxación anterior del semilunar representa el estadío final de una lesión ligamentosa

Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010


Página 1
ISBN: 978-84-7989-621-8
mayor del carpo en la que se dañan todas las articulaciones intercarpales y los ligamentos principales del carpo (estadío
IV de Mayfield). Radiológicamente, apreciaremos en la proyección lateral la orientación anterior de la superficie cóncava
distal del semilunar y la pérdida de la relación entre las superficies articulares del radio, semilunar y hueso grande, así
como la forma triangular del semilunar en la proyección anteroposterior en vez de su forma cuadrangular habitual.

Además del dolor y la inflamación locales, pueden aparecer signos y síntomas por la compresión y lesión del nervio
mediano en el túnel carpiano. De no realizarse una reducción precoz (antes de tres semanas) es necesaria la reducción
abierta, bien por un acceso dorsal si queremos recrear el espacio semilunar, o bien por palmar si pretendemos liberar el
nervio mediano, aunque suele necesitarse un doble abordaje. El periodo límite para un resultado aceptable es de seis
semanas. Puede ser necesaria la reparación en dos tiempos y la reconstrucción del ligamento.

Bibliografía
1. Hall KV. Percutaneous needle-reduction of a dislocated lunate bone. J Bone Join Surg Br. 1954; 36-B: 266-7.

2. Takami H, Takahashi S, Ando M, Masuda. Open reduction of chronic lunate and perilunate dislocations. Arch Orthop
Trauma Surg. 1996; 115: 104-7.

3. Wright PE. Wrist Disorders. Campbell´s Operative Orthopaedics. 2003. Cap. 66: 3587.

Material adicional

Radiografía anteroposterior y lateral: luxación inveterada semilunar.

Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010


Página 2
ISBN: 978-84-7989-621-8
Radiografía anteroposterior y lateral postoperatoria: luxación semilunar.

Visor web de casos clínicos de residentes en cirugía ortopédica y traumatología 2010


Página 3
ISBN: 978-84-7989-621-8