Вы находитесь на странице: 1из 19

Parte 1 – Dentro de Nosotros Mismos

Capitulo 1 ¿Quien es una Puta Ética?

Muchas personas sueñan vivir una vida abierta sexualmente - o de tener todo el sexo,
amor y amistad que quieran. La mayoría nunca lo intenta creyendo que este tipo de vida
no es posible. De los que lo intentan, muchos se rinden, ya que los obstáculos
encontrados son muy difíciles.. Unos cuantos persisten y descubren que ser abierto
sexualmente e íntimamente con muchas personas no solo es posible, sino que puede tener
mas recompensas de las que se imaginaron.
La gente ha estado teniendo éxito en el amor libre por décadas – frecuentemente en
silencio, sin mucho alboroto. En este libro compartiremos las técnicas las habilidades, los
ideales que les han funcionado.
Entonces ¿Quién es una puta ética? Somos muchas. Muchas otras lo son, Quizás tu
también seas una. Si sueñas con la libertad, si sueñas con el sexo, si sueñas con una
abundancia de amigos y coqueteo y conquistas consensuales de perseguir tus deseos y ver
hasta donde te llevan, ya diste el primer paso.

Por que Elegimos este Titulo

Desde el momento que viste o escuchaste de este libro, probablemente supusiste que los
términos aquí no tienen el mismo significado al que estas acostumbrado.
¿Que tipo de persona se alegra de nombrarse una puta? ¿Por que insistir en ser
reconocida por su ética?
En la mayor parte del mundo, la palabra “puta” es u n término bastante ofensivo, se
utiliza para describir a una mujer que es voraz, no discrimina y es vergonzosa
sexualmente. Es interesante notar que la palabra análoga “macho” para describir a un
hombre muy sexual generalmente es un término de aprobación y envidia. Si indagas
acerca de los principios morales de un hombre probablemente escuches acerca de su h
honestidad, lealtad integridad y elevados principios. Cuando preguntas acerca de los
Principios morales de una mujer escuchas mas probablemente escucharas acerca de con
quien coje y bajo que condiciones. Tenemos con esto un problema.
Entonces,, con orgullo rescatamos la palabra “puta” como un termino aprobatorio, hasta
de cariño. Para nosotros, una puta es una persona de cualquier género que tiene el valor
de conducir su vida según la radical propuesta de que el sexo es bueno, es placentero y es
bueno para uno. Una puta puede elegir tener sexo solo con ella misma o con el quinto
batallón. Puede ser heterosexual, homosexual o bisexual, un activista radicar o un
pacifico habitante de los suburbios.
Como putas orgullosas, creemos que el sexo y el amor sexual son fuerzas fundamentales
del bien – actividades con el potencial de reforzar los enlaces íntimos, mejora enriquece
nuestras vidas, crea conciencia espiritual y hasta puede cambiar al mundo.
Adicionalmente creemos que todas las elecciones de sexo tienen estos potenciales – que
cualquier avenida sexual seleccionada concientemente y seguida con la conciencia puede
ser positiva, puede ser una fuerza creativa en las vidas de los individuos y sus
comunidades.
Un(a) Puta comparte su sexualidad a la manera que un filántropo comparte su dinero –
porque tienen mucho que compartir, porque se sienten felices al compartirlo porque
compartir hace del mundo un lugar mejor. Las putas frecuentemente se dan cuenta que
entre mas amor repartan, mas tienen – un milagro tipo cinco panes y dos peces donde la
avaricia y la generosidad van de la mano para dar mas para todo mundo, ¡imagínate, vivir
en abundancia de sexo!

Aventureras sexuales

El mundo generalmente ve a las putas como fuera de base, degradadas, promiscuas,


indiscriminadas, cínicas, aventureras inmorales, destructivas fuera de control e
impulsadas por alguna sicopatología que les impide entrar a una sana relación
monógama. Oh si, y definitivamente, ¡no son éticas!.
Nos vemos a nosotros mismas como personas comprometidas a encontrar un lugar de
salud mental con sexo, y a liberarnos para disfrutar nuestra sexualidad y compartirla de
tantas maneras como a cada quien nos acomode. No siempre sabemos como nos queda
algo a menos que lo probemos, así que tenemos la tendencia de ser curiosas y
aventureras. Cuando vemos a alguien que nos intriga queremos tener la libertad de
responder y en explorar nuestra propia respuesta, descubrir que tiene de especial esa
persona que nos excita. Nos gusta relacionarnos con las personas y ser sociables, disfrutar
de la compañía de diferentes tipos de gente y de gozar de nuestras diferencias, ampliar
nuestros horizontes y ofrecernos nuevas maneras de ser nosotras mismas.
Las putas tienen la tendencia de desear muchas cosas: diferentes maneras de expresión
sexual, personas diferentes, quizás hombres o mujeres o ambos. Somos curiosas: como
seria combinar las energías de intimidad física con la persona que ha sido mi mejor
amigo por diez años. ¿Cómo será con esa persona tan diferente a mí? Algunos de
nosotros expresamos más de una identidad en los encuentros íntimos con diversas
personas. Algunos utilizamos la coquetería pos si sola o como una manifestación
artística, otros hacemos del sexo nuestra manifestación artística. A todos nos gusta la
aventura.
Cuando Dossie era una joven mujer, aun sin conciencia de ser una puta, le fascinaba la
gente de diferentes culturas que podía encontrar en la América urbana, y solía describir
su curiosidad sexual como su manera idiosincrásica de antropología cultural.

Me encantaba encontrar personas nuevas y diferentes: Aprendí


mucho de personas que crecieron en culturas más expresivas
emocional y sexualmente que la mía, o que veían belleza en
lugares que a mí no se me había ocurrido buscarla. Crecí en un
pueblo de una sola cultura en Nueva Inglaterra, muy rígida,
completamente blanca, irascible. En la exploración de lo
“ajeno” encontré respuesta a muchos dilemas de mi
programación, de la manera de pensar de mi cultura: nuevas
maneras que podía ser y que me funcionaran mejor.

El punto de vista de la puta


¿Como se ve todo esto desde el punto de vista de la puta? Nos vemos primero como
individuos, con virtudes y defectos y diferencias diversas. Somos personas a las que nos
gusta el sexo, y que nos gustan la diversidad de personas, no somos necesariamente
atletas sexuales – aunque solemos entrenar más que otros, –pero el buen sexo no se trata
de poner un record mundial. Valuamos el sexo por el placer que nos da y los buenos
momentos que compartimos con toda esa gente maravillosa.
Nos encanta la aventura. Nuevamente, en algunos contextos la palabra aventurera es
peyorativa, sugiere que la persona aventurera es inmadura o nada genuina, no dispuestas
a “crecer” y “asentar cabeza” en un estilo de vida monógamo. ¿Entonces que tiene de
malo tener aventuras? ¿Podemos tener aventuras y aun así criar hijos comprar casas y
avanzar en nuestras profesiones? ¡Claro que podemos!. Las putas reúnen los requisitos
para obtener crédito igual que todo mundo. Tendemos a querer que nuestras vidas sean
complicadas, donde sucedan muchas cosas para mantenernos entretenidas.
Ser aburridos es odioso, Somos personas avaros de naturaleza porque queremos
experimentar todo lo que la vida ofrece, también somos generosos y compartimos lo que
tenemos con los demás. Somos los buenos ratos que todos tienen.

DIVERSIDAD SEXUAL

Este libro esta escrito para todos, hetero, gay, bi, varón, hembra, transexual, pan-sexual y
mas. AL escribir para incluir a todos, utilizaremos un lenguaje que podrá parecer nuevo
para algunos lectores. Hemos deliberadamente revuelto el uso de pronombres masculinos
y femeninos ya que estamos hasta la coronilla de palabras como “el(ella)” y no podemos
envolver nuestra mente tradicionalmente gramática con pronombres como “ellos”. Te
invitamos a que cambies los pronombres para que acomoden a tu situación y a tus
relaciones: nuestra intención es celebrar la diversidad sexual donde quiera que la
encontremos.

TUS AUTORES

Acá entre nosotros, representamos a una buena rebanada del pastel que es la diversidad
sexual. Dossie se ha identificado primero como heterosexual, después como bi y
recientemente como lesbiana los últimos dieciséis años: No importa que cree que estaba
haciendo, siempre ha sido una puta. Se comprometió a un estilo de vida de relaciones
abiertas hace veintisiete años y ha pasado la mitad de ese tiempo viviendo sola.
Actualmente es pareja de una maravillosa mujer y se gana la vida como terapeuta
especialista en temas de relaciones y sexualidad alternativa. Catherine vivió como una
puta adolescente en la escuela pero después ensayo con la monogamia en un matrimonio
tradicional heterosexual por más de una década. Desde entonces se ha declarado bisexual;
actualmente vive en una relación comprometida abierta con la pareja varón y tiene una
relación amorosa viviendo separada con una “novia”. Escribe libros (bajo este nombre y
un seudónimo “Lady Green”) y dirige la compañía editorial; que te ha traído este libro.
Ambas somos madres de hijos grandes y casi grandes. Ambas también tenemos
conexiones íntimas y sexuales la una con la otra y con amantes y amigos dentro de
nuestra familia extensiva y extendida.
Presentamos aquí un par de escenas de nuestras vidas, una, un momento de dolor, una un
momento de placer, las elegimos para que entiendas por que y como es que vivimos
como lo hacemos.

Dossie: Mi amante llega tarde a casa. Espero que se encuentre bien – esta mañana se fue
llorando. Anoche ambas lloramos hasta muy tarde – mis ojos aun me arden. Espero que
no esté enfadada conmigo, pero por otro lado, su enojo podría ser más fácil de soportar
que si solo estuviera lastimada. Anoche creí que mi corazón se partiría al yo sentir su
dolor.
Y tengo la culpa, mi elección, mi responsabilidad. Le estoy pidiendo a mi amante que
pase por el fuego por razones que el resto del mundo considera frívolas o de plano
reprensible – le estoy pidiendo a mi amante que sufra porque odio la monogamia.
He odiado la monogamia por mas de veintisiete años, desde que deje al padre violento de
mi hija, peleando mientras salía por la puerta, lastimada y embarazada, Prometiendo
cualquier cosa, prometiendo que llamaría a mis padres para pedirles dinero, mintiendo.
Después de escapar de Joe me enviaba amenazas de suicidio y amenazo con asesinar –
una vez casi nos encontró y prendió fuego alrededor de la casa que el creía aun
ocupábamos.
Joe era muy posesivo, inicialmente eso me pareció atractivo, una demostración definitiva
de su cariño hacia mi.
Mi amante ha regresado. Me trajo una flor. Aun no quiere un abrazo. Ella siente que su
casa ha sido invadida por una energía externa. Fui muy cuidadosa en limpiar, todo esta en
orden, la cena está lista, todo para calmar los ánimos, haría cualquier cosa para no
sentirme tan mal, Mi amante no quiere ir al cine, no tiene hambre, ella cree que se
duchará.
Joe era muy posesivo. Yo fui perfectamente fiel. El me golpeaba, mientras me insultaba a
gritos, “eres una puta” cuando otro hombre me veía. Después de irme, decidí que tenia
razón – soy una puta, quiero ser una puta, jamás volveré a prometer monogamia. Después
de todo, ¿a quien le importa con quien cojo? No volveré a ser propiedad, no importa que
tan valiosa sea considerada esa propiedad.
Joe me hizo feminista. Una puta feminista. Esto sucedió en San Francisco en 1969 así
que decidí inventar un nuevo estilo de vida. Estaba hasta la coronilla de ser valuada por
mi éxito como decoración del brazo de un hombre, y era terrible como la linda ama de
casa. Estaba ganando juegos de ajedrez y hablando de filosofía. Frecuentemente hablo
más de lo que escucho. Yo quería mucho simplemente ser libre para disfrutar del sexo,
por la razón que sea con quien se topara en mi camino y me agradara. Necesitaba también
encontrar mi fortaleza y mi independencia de príncipes azules así que juré mantenerme
soltera por cinco años para saber quien soy cuando conduzco mi propia vida. Hice un
credo de vida de la soltura.
Mi amante aun está acariciando al perro. Diosa, las vibras son horribles. ¿Por que insistí
en hacer esto?. Para nada estoy pereciendo por lujuria no satisfecha. No estaba
especialmente calenturienta, o saboreando por Catherine y solo Catherine. Siempre
hemos tenido una relación sexual, mi co-autora y yo, esa es una parte de como escribimos
libros y como es que somos las mejores de amigas. Hemos estado pacientemente
esperando a reanudar esa relación cuando mi nuevo y más amado amante estuviera listo.
Mi amante ya había conquistado los terrores del sexo en grupo – mañana vendrá otra
pareja de visita y recibiré mis nalgadas de cumpleaños que ella misma organizo sin que
yo la animara. Nunca se sintió avergonzada en las orgías, muy a sorpresa de ella. Durante
este último año ella ha tenido más experiencias sexuales de las que tuvo en sus anteriores
cuarenta y ocho años, y se ha adaptado a ellas como pato en el agua. Excepto esto.
Con excepción de que su amante tenga una cita con otra persona. Tiene problemas
aceptar que yo tenga sexo que no la incluya a ella, tiene problema de sentirse excluida,
tiene problemas de saber que esta vez lo haremos en casa. No en territorio neutral.
Quizás esto fue un error. Quizás cometo muchos errores.
Ella aun no se me acerca. El aire es pesado con dolor, su voz gruesa con enojo, - ¿como
pude lastimarla de esta manera?, diosa, odio esto.
La familia le había dado la bienvenida con los brazos abiertos y todo lo demás. Cuando
decidí crear mi nueva manera hace veinticinco años, se me ocurrió que nunca retiraría mi
seguridad de mi relación, Especialmente no acerca de la exclusividad sexual. Joe me
había engañado, eso lo sabia, ni siquiera me molestaba mucho. Más o menos lo esperaba.
Resentía esos valores culturales que decían que mi sentido de seguridad y autoestima
dependían de la condición del hombre al que atraía, como si yo no tuviera un estatus
propio. Así que decidí encontrar la seguridad en mi misma, la tierra firme de mi propio
ser, algo para hacer, pensé, con autoestima y aceptación. ¿Pero y que de las demás
personas?, ¿Qué tal el apoyo?, ¿Qué con el amor?
En el 1969 San Francisco aun estaba en la era de las comunas, así que se me ocurrió que
obtendría el apoyo de mi familia extendida, mi red de parientes la cual consistía de todos
con los que tenia alguna conexión, amistad, vida comunal, compartir responsabilidades
de padres y/o sexo. Y funciono. Ser abiertamente abierta y a gritos no-disponible para
emparejarme, cree un tipo nuevo de ambiente. Presente a mis amantes entre ellos y
muchos se caían bien. La gente tenia nuevas experiencias, Los amantes varones conocían
a amantes hembras, lesbianas conocieron hombres gay y mucha gente formo nuevas
conexiones. Un par de madres solteras (ese verano del amor habíamos muchas) se
unieron conmigo – le llamábamos a nuestro hogar Las Mujeres Liberadas a lo Grande.
Aun existe una tendencia en los amantes “sueltos” de emparentarse en redes a paretir de
sus conexiones sexuales y costumbres, hasta ha empezado a surgir un tipo de cultura.
Entonces es costumbre en mi nueva cultura que los amantes den la bienvenida al nuevo
amante, sin competir mas bien como una adición a la comunidad. Y una adición muy
concreta que.
Recuerdo la primera vez que me empareje con una mujer igual de sexualmente generosa,
nos apuramos en asegurar que cada una tuviera la oportunidad de tener sexo con los
amantes de la otra: Bienvenidos a la familia.
Mi amante ya esta lista para hablar. Está enojada, seriamente enojada. Me Guarda
resentimiento por todos los pensamientos miserables que la han aterrado todo el día, está
furiosa de que yo la haya sometido a la experiencia sin protección de sus propios
sentimientos, y eso no lo dijo ella, esa es mi interpretación. Y eso no es lo que yo dije -
no era momento de ponerme "digna" acerca de limites sanos y de la importancia de
responsabilizarse de sus propios sentimientos. La escuche. Esta vez escuche, sin
interrumpir, tratando solo de hacerle ver que la amaba, que sentía su dolor, que aquí estoy
para ella - esto es muy doloroso. Está furiosa conmigo y yo no me estoy dando permiso a
defenderme y a mi también me duele.
Esta historia no tiene un final “ordenado” – hablamos durante horas, o quizás yo escuché
y escuche lo difícil que era para ella, como se sentía invadida, como sentía que su hogar
no era un refugio seguro, como tenia miedo de que a mi otro amante ella no le
simpatizara, como se sentía que ambas la atacábamos, el miedo que tenia de que la estaba
abandonando. N o llegamos a respuestas precisas esas que dan buen final a los libros –
solo derramamos angustia y nos fuimos a dormir agotadas. Despertamos al siguiente dia
sintiéndonos mejor pero aun sin haberlo superado – el tema surgió de nuevo
ocasionalmente en los siguientes días. La fiesta de cumpleaños ayudo con una cita
subsiguiente con Catherine y su novia y mi amante, ayudó y fue difícil.
Mi amante y yo aun estamos enamoradas, aun estamos trabajando en ello. Estamos
comprometidas a esta relación y trabajando con nuestras diferencias con compasión para
la otra y para nosotras mismas. De vez en vez me aterra que me vaya a dejar, solo porque
odio la monogamia.

Catherine: Estoy en la recamara en este momento. Mi compañera de vida esta en el baño


tomando una ducha limpiándose los jugos de otra mujer de su piel alistandose para dar
una clase esta noche. Y como decían los psiquiatras antes ¿eso como me hace sentir?.
Pues, ojalá ya saliera de la ducha y apagara la TV porque estoy tratando de concentrarme.
Además me da gusto que la amante de mi compañera de casa esta abajo hablando conla
otra mujer así que no tengo que comportarme socialmente cuando prefiero trabajar. Pero
aparte de eso, me siento bien disfrutando un momento tranquilo para escribir y pensando
un poco acerca de lo que daré a mis hijos para la cena.
Para la mayoría de las personas, yo creo, esto es inaceptable, Se supone que yo me sienta
rechazada e insegura llena de ira y de celos. Si de verdad fuera bueno en esto, le arrojaría
cosas a el, lloraría y amenazaría con largarme. ¿Entonces que me pasa?
Sea lo que sea, ha estado “mal” por mucho tiempo. La primera noche que pase con el que
sería mi esposo sucedió porque mi mejor amigo quien había venido para llevarme a una
cita con el doctor al siguiente día, pasaría la noche con mi actual novio – con mi completa
aprobación. Durante mi juventud, mis amigos y yo compartíamos amantes tan
casualmente como compartíamos alimentos.
Y entonces, de alguna manera, llegue a los 20 años y comencé sin mucho pensarlo a
convertirme en una persona “normal”. Nos casamos en la iglesia de sus padres. Tuvimos
un par de hijos. Compramos una casa, después una más grande. Pasábamos muchas horas
en el trabajo, ni siquiera recuerdo si hablamos acerca de si queríamos ser monógamos,
simplemente lo éramos.
Diez años después despierto y me doy cuenta que soy una puta atrapada en un suburbio.
Comencé a cuestionar las cosas que ni tomamos en cuenta y asumíamos. Que tal que me
unía a otros sin tener relaciones? ¿Qué tal que traía a casa a un amante PATRA
compartirlo entre los dos?, No, no, no, en no se sentía cómodo con ninguna de esas
opciones. Me sentía cada vez mas atrapada. El se sentía mas y mas explotado, Finalmente
con tristeza y un sentimiento de inevitable nos separamos (casi siempre amigos).
Repentinamente, el mundo era mi tienda de dulces. Descubrí rápidamente que una mujer
interesada en el sexo y abierta a muchas experiencias sexuales, pero que expresamente no
esta interesada en matrimonio tiende a hacerse muy popular muy rápido. Tuve mi primer
amante femenino, mi primer relación entre tres. Muy rápido, me acomode en un círculo
de amigos para coger – gente que me caía bien, a quienes llamaba para ir al cine o a
comer o para coger o para platicar. Recuerdo haberle dicho a una compañera
recientemente divorciada – una mujer de belleza convencional con dinero y deseable –
que desde mi separación no había pasado un fin de semana sola a menos que así lo
hubiera deseado. Ella, miserable en sus esfuerzos de conseguir esposo, no podía creerlo.
Y en ese tiempo, no tenía las palabras para explicar como el sexo sin compromiso y sin
culpas podía hacerla una persona atractiva.
Al medio de este cómodo zoológico cayo mi nueva pareja. Estábamos apasionadamente
enamorados desde la primera vez pero nunca se nos ocurrió hablar acerca de la
posibilidad de la monogamia: las dos nos fuimos automáticamente al comportamiento de
putas tan fácilmente como cuando mi esposo y yo nos decidimos a la monogamia una
década y media antes. Le digo alas personas que ambos salíamos con otros cuando nos
conocimos y simplemente se nos olvido parar. (El nunca fue monógamo en su vida y no
tenia intenciones de empezar y yo ya había tenido toda la monogamia para varias vidas).
El conoció a todas las personas con las que yo tenía sexo; con algunas se llevaba, con
otras no pero nunca me pidió que cambiara mi comportamiento con ninguno de ellos.
También conocí a sus amantes y termine teniendo sexo con unos cuantos.
Eso fue hace casi siete años. Hemos tenido amantes que han salido de nuestras vidas solo
para hacerse amigos del otro; amantes que se han acercado tanto que se han unido a
nuestro hogar; amantes que nos han ayudado a publicar nuestros libros, criar a nuestros
hijos entienden nuestras vidas, nos cogemos. Aparte y juntos hemos tenido amigos
casuales para sexo, amistades íntimas de amor, enamoramientos románticos intensos.
Hasta ahora – y cruzo mis dedos – todo está funcionando bien.
Cuando conozco gente que me dice que son monógamos ya que el otro tipo de relaciones
es muy difícil me siento contrariada. He sido monógama y he sido puta y en mi mente es
muy claro que es lo más difícil.
Mientras tanto, hace poco que mi amante salio de la ducha limpia y brillante (si, la TV
está apagada y he decidido que para la cena serán Hot dogs) Le pregunté, “¿y que, te
divertiste?” se sonrió y asintió con la cabeza, “¿y ella se divirtió?” sonrió mas aun y eso
fue todo. Nos besamos de despedida dijimos “te amo” y nos fuimos a trabajar.
No se que tengo, pero ojalá nunca me cure.
CAPITULO 2 VALORES Y ÉTICA

Valores: NEGACIÓN vs. SATISFACCIÓN

La tesis de Maestría de Dossie tenia como titulo: El sexo es lindo y el placer es bueno
para ti” La idea es igual de radical ahora, en los 90s como lo fue en los 70s cuando
Dossie lo escribió.
Nuestra cultura adora la auto negación – aquellos quien sin pedir disculpas satisfacen sus
deseos, ya sea de comida, recreación o sexo, son vivificados e inmaduros, asquerosos
hasta pecadores. Mientras se los dejamos a otros autores que hablen contra la anorexia y a
la adicción al trabajo, podemos ciertamente decir que vemos el camino de negativismo
sexual y vivir en reprivación de sexo como dañina. El odio a si mismo, el odio al propio
cuerpo y a la sexualidad miedo y culpa de los deseos sexuales propios son el resultado.
Nos vemos rodeados por los heridos que deambulan – por gente que han sido
profundamente e irreversiblemente lesionados por el miedo la vergüenza y el odio a su
ser sexual. Creemos que el sexo feliz y conectado es el remedio para esas heridas, que si
es importante, posiblemente hasta sea esencial al sentido de autoestima de la mayoría de
la gente, a su creencia que la vida es buena. Nunca hemos conocido a nadie con baja
estima al momento del orgasmo.

¿Se necesita una Razón para el Sexo?

Si te acercas a un individuo seleccionado al azar y le haces la propuesta de que el sexo es


lindo y que el placer es bueno para ti, probablemente escuches un montón de balbuceos y
de “si pero” – Sida, embarazos no deseados, violación, comercialización del deseo sexual
y mas. Ninguna de las cuales cambia la idea principal.
No existe nada enm el mundo tan fabuloso que no se pueda abusar de ello si te lo
propones. Hasta se puede abusar del chocolate. Ello no cambia lo básicamente
maravillosos de esas cosas: el peligro radica en la motivación del abusador, no a la
naturaleza del objeto.
El sexo tiene mala fama en nuestra cultura anedónica cuyas raíces puritanas nos han
llevado ala desconfianza del placer por si mismo. Esa desconfianza frecuentemente se
expresa por medio de preocupaciones como las expresadas por la persona mitica en la
calle arriba. SI no existiera una enfermedad transmitida por el sexo, si nadie se
embarazara a menos que lo desearan, si todo el sexo fuera consensual y placentero,
¿como se vería entonces en el mundo? ¿Como te sentirías tu?
Si te analizas a ti mismo en el fondo, apuesto a que encuentras pedacitos de negativismo
del sexo frecuentemente escondidos detrás de palabras de juicio como "promiscua"
“hedonista”, “decadente” y “no productiva” (las dos somos tan putas como se puede ser,
y no estamos inmunes a este tipo de programación cultural).
Aun las gente que se considera sexo-positivos y liberados sexuales frecuentemente caen
en un trampa distinta – la trampa de racionalizar el sexo. Liberación de tensión física,
alivio de síntomas menstruales, conservar la salud mental, prevenir problemas
prostáticos, hacer bebes, cimentar relaciones, y así sucesivamente, son metas Admirables
y maravilloso lado del sexo. Pero no son para lo que es el sexo. El sexo es placer, una
meta completa y que vale la pena en si misma. La gente tiene sexo porque se siente muy
bien acerca de ellos mismos. Lo valioso del placer es uno de los valores centrales de ser
putas con ética.

ÉTICA

Somos personas éticas, putas éticas. Es muy importante para nosotros tratar bien alas
personas y no lastimar a nadie. Nuestra ética viene de nuestro propio sentido de de lo
correcto, de la empatía y amor que tenemos con los que nos rodean. Para nosotros no está
bien lastimar a otra persona porque entonces nosotras somos también lastimadas, y no
nos sentimos bien de nosotras mismas.
Ser puta con ética es un camino lleno de retos: no tenemos de nuestro lado a la señora
modales poli amorosa que nos diga como ser corteses y respetuosas, así que tenemos que
inventar en el camino. Sin embargo seguramente ya te diste cuenta que para nosotras ser
una puta no significa simplemente hacer lo que te de la gana, cuando quieras, con quien
quieras. Así que en este mundo de putas tan desorientador donde todo lo que tú mama, el
ministro, tu pareja o tu televisión te ha dicho que es malo, ¿Cómo encuentras el centro de
ética?
La mayor parte de nuestros criterios de la ética son muy pragmáticos. ¿Alguien está
siendo lastimado? ¿Hay alguna manera de evitar ocasionar el daño? ¿Existen riesgos?
¿Están todos los involucrados concientes de los riesgos y se esta haciendo lo que se
puede para minimizarlo?
Y, del lado positivo: ¿Qué tan divertido es? ¿Qué aprenden todos de esto? ¿Está
ayudando a alguien en su crecimiento? ¿Está ayudando a que el mundo sea un lugar
mejor?
Pero primero y lo mas importante, las putas éticas valoran el consentimiento. Cuando
usamos esta palabra, y lo haremos, frecuentemente, en este libro – queremos decir una
colaboración activa parea beneficio, bien estar y placer de todos los interesados. Si
alguien esta siendo obligado, chantajeado, manipulado, engañado o ignorado, lo que
sucede no es consensual. El sexo que no es consensual no es ético – punto.
Las putas éticas son honestas – con nostras mismas y con los demás. Nos tomamos
nuestro tiempo para entender nuestras propias emociones y motivaciones desenredarlas
para una mayor claridad cuando es necesario. Después compartimos abiertamente esa
información con los que la necesiten. Tratamos lo mejor que podemos no permitir que
nuestros temores o timidez sean un obstáculo para nuestra honestidad – confiamos que
nuestras parejas seguirán respetándonos y queriéndonos con todo y nuestros defectos.
Las putas éticas reconocen las ramificaciones de nuestras elecciones sexuales. Vemos que
nuestras emociones, nuestra crianza y los estándares de nuestra cultura frecuentemente
están en conflicto con nuestros deseos sexuales. Hacemos el compromiso consciente de
apoyarnos y apoyar a nuestras parejas al tratar estos conflictos, honestamente y con
honorabilidad.
No permitimos que nuestras elecciones sexuales tengan un impacto innecesario en
aquellos que no han consentido en participar. Respetamos los sentimientos de otros y
cuando no estamos seguras de cómo se siente alguien, preguntamos.
Las putas eticas reconocen la diferencia entre cosas que pueden y deben controlar y las
que no. Aunque en ocasiones sentimos celos o sentimientos de dueños de territorio,
poseemos esos sentimientos – haciendo todo lo posible no culpar o controlar, mas bien
pidiendo el apoyo que necesitamos para sentirnos a salvo y bien cuidadas.
Todo esto puede ser difícil; pero tus autores están aquí para ayudar. Escribimos este libro
para ayudarte a convertirte en una puta ética.

SEXO Y RELACIONES

Nuestra cultura monógama-centrista tiende a asumir que el objetivo y meta final de todas
las relaciones – y para el caso, de toda relación sexual – es la unión de por vida, y que
cualquier relación que no alcance eso ha fracasado. No estamos de acuerdo.
Creemos que el placer sexual ciertamente contribuye en el amor, el compromiso y la
estabilidad a largo plazo, si eso es lo que quieres. Pero francamente esos no son las únicas
buenas razones para el sexo. Creemos en darle un valor a las relaciones por aquello que
las hace valiosas, una tautología aparente que es más sabia de lo que parece.
Una relación puede ser valiosa simplemente porque da placer sexual a los involucrados;
no hay nada de malo con el sexo como meta final, el sexo. O podría ser que el sexo sirva
como camino a otras cosas hermosas – intimidad, conexión, compañía y hasta amor
romántico – el cual de ninguna manera descarta la bondad básica del sexo placentero.
Una relación sexual puede durar por una hora o dos, Es aun así una relación; los
participantes se han relacionado mutuamente como compañeros sexuales y/o amantes,
por la duración de su interacción. La longevidad no es buen criterio para formar un juicio
acerca de éxito o fracaso de una relación: Edna St. Vincent Millay escribió:

Después de todo cariño mío


Mí ya no adorada,
¿Necesito decir que no fue amor
Solo por haber desaparecido?
Las relaciones de solo una noche pueden ser intensas, enriquecedoras y satisfactorias;
también los amores de toda la vida. Mientras que las putas éticas eligen tener unos tipos
de relación pero no otros, creemos que todas las relaciones tienen el potencial de
enseñarnos, de movernos y más que nada de darnos placer.
Nuestro amigo Jaymes dice, “Creo que cada persona con la que te conectas en este
planeta tiene algún tipo de mensaje que darte. Si te cortas al tipo de relación que quieres
formar con esa persona, entonces no estas recogiendo tus mensajes.
Para ponerlo de otra manera, Dossie recuerda una entrevista con un joven Niño de flor
(flower child) en 1967 que hizo la declaración mas exacta de ética puta que he
escuchado: “creemos que está bien tener sexo con todos a quienes quieres, y creemos en
amar a todo mundo”.
Así que ahí, no necesitas tantos “NO” para ser una persona de ética. La honestidad, la
empatía, la visión, integridad e inteligencia y el respeto funcionan muy bien.
Estamos seguros que no necesitas que nosotras te digamos que en general el mundo no
honra el ser puta, o que ven bien a los que exploran con el sexo. En este capitulo
discutiremos algunas de las ideas y suposiciones que han ayudado a que las putas se
sientan mal de ellas mismas. Al leerlas quizás te gustaría pensar acerca de todos los
juicios nos dicen de nuestra cultura.
“Promiscuas”

Significa que disfrutamos de demasiados compañeros sexuales. Esta palabra por si sola
quizás a creado las putas tristes que cualquier otra. (También se nos ha llamado
“indiscriminadas” en nuestra sexualidad, lo cual resentimos: siempre podemos identificas
a cada uno de nuestros amantes).
No creemos que exista eso de "demasiado sexo", con excepción quizás en ciertas
ocasiones felices cuando nuestras opciones exceden nuestras capacidades, ni creemos que
la ética de la que estamos hablando aquí tiene que ver con moderación o abstinencia.
Kinsey una vez definió a una "ninfomaniaca" como "alguien que tiene mas sexo que tu"
¿Es más virtuoso tener menos sexo que tener más sexo? No lo creemos. Nosotras
medimos la ética de una buena puta no por el número de sus parejas sino por el respeto y
cuidado con que las trata.

“Amoral”

Nuestra cultura también nos dice que las putas son malas, que no quieren a nadie, no
tienen moral y son destructivas – Jezebel, Casanova, Don Juan, Cuidao! La mitologica y
diabólica puta es manipuladora, busca robar algo, virtud, dinero o autoestima, de sus
compañeros. De alguna manera este arquetipo se basa en la idea que es sexo es una
mercancía, una moneda que puedes usar para comprar algo mas. Estabilidad, hijos un
anillo de matrimonio y que cualquier otro tipo de transacción es la traición. (una ves que
Dossie se recuperaba de un aborto una enfermera trato de consolarla diciéndole “ya se
querida, todos te prometen matrimonio”. Dossie se las ingenio para no reírse, la
enfermera era amistosa y daba su apoyo y le pareció cruel informarle que ni en sueños se
casaría con el puto no-ético que para ese tiempo se notaba solo por su cobarde ausencia.)
Rara vez hemos observado Jezebels o Casanovas en nuestra comunidad, pero quizás no
es muy satisfactorio para un ladrón robar lo que se da gratuitamente. No nos preocupa
que nos roben nuestro valor sexual las personas con las que compartimos el placer.

“Pecadoras”

Algunas personas basan su sentido de la ética en lo que dios, su iglesia o sus padres o su
cultura consideras bien o mal. Creen que ser bueno es obedecer leyes implantadas por un
poder mayor a ellos. Dossie recuerda explicarles a algunos amigos de la familia que había
dejado la iglesia donde fue criada ya que no creía que dios castigaría a su tía por haber
obtenido un (muy justificado) divorcio. Los amigos de la familia quienes eran muy
conservadores de una generación mas vieja. Uno pregunto, “Entonces si no crees que
dios te castigará, por que no sales y empiezas a matar gente?” Dossie explico que ella no
mata gente por su sentido interno de ética, su empatía con los demás, y su deseo de
sentirse bien de ella misma, y le dijo que lastimar a otra persona seria terrible.
Creer que a dios no le gusta el sexo es como creer que dios no te quiere a ti: todos
terminamos cargando con un pecado secreto por nuestros muy naturales deseos sexuales
y nuestras satisfacciones. Preferimos las creencias de una mujer a la que conocimos y
quien va mucho a la iglesia. Nos dijo que cuando ella tenía como cinco años descubrió
los placeres de la masturbación en el asiento trasero del auto familiar, tapada con una
tibia cobija en un largo viaje. Se sintió tan maravilloso que llegó a la conclusión de que la
existencia de su clítoris era prueba fehaciente de que dios la amaba.

“Patológico”

A finales del siglo 19, con el advenimiento de los estudios psicológicos de


comportamiento sexual, Krafft-Ebing y Freíd trataron de predicar mas tolerancia con la
teoría de que las putas no son malas, mas bien enfermas, que sufren de una sicopatología
que no es su culpa, como sus neurosis se derivan de tener una sexualidad torcida por sus
padres durante el entrenamiento para usar el escusado. Así que, en teoría, ya no
quemaríamos alas putas en la hoguera sino que las enviaríamos a un hospital mental para
ser curadas de la represión en una atmósfera donde no se permitía ningún tipo de
expresión sexual.
Durante la niñez y la adolescencia de los autores a principio de los años sesentas, era una
práctica común a certificar y encerrar a los adolescentes para tratarlos de la “enfermedad”
de ser sexuales, especialmente si eran gay o lesbianas en peligro de dañar su valor de
mercado como vírgenes. Los hombres heterosexuales virtualmente nunca eran
considerados patológicos y casi nunca los encerraban para evitar que fueran sexuales
antes de los dieciocho años de edad.
Considera el concepto de la ninfomanía, una enfermedad nunca atribuida a los hombres.
Es la mujer que disfruta del sexo sin control más del de ella misma, que se considera
peligrosa y enferma. Dossie anota que en tres décadas de ser una radical en lo sexual, ha
observado solo una instancia de una persona con tanta necesidad indiscriminada y
constante de sexo que constituía una fuerza destructiva en su vida, quien el la opinión de
Dossie tenia los criterios de ser ninfómana. Pero tiene clientes en su práctica de terapia
que se describen como ninfomaniacas porque se masturban diariamente.

“Adictas”

Recientemente escuchamos acerca de adictos al sexo y el evitar la intimidad. La adicción


al sexo se define usualmente como la sustitución del sexo para nutrir otras necesidades,
por ejemplo para aliviar la ansiedad o para elevar una baja autoestima. Estas personas
tienen necesidad compulsiva de “conquistar” tener éxito sexual común número grande de
compañeros o a obtener validación de su atractivo sexual una y otra vez, como si
necesitaran que se les asegure ya que en el núcleo no se ven como atractivos o dignos de
ser amados.
El sexo puede usarse mal como sustituto a tener conexiones, relaciones emocionales o un
sólido sentido de seguridad basado en conocer tu propia valía. Algunos sobrevivientes
del abuso sexual se convierten en lo que se llama “sexualizados” en una niñez donde la
aproximación más cercana a atención de adultos, validación y afecto que tuvieron fue el
abuso sexual. Estos sobrevivientes puede que necesiten extender sus opciones y conocer
otras maneras de satisfacer sus necesidades. Por otro lado, el “adicto al sexo" parece ser
la mas nueva encarnación del juicio cultural acerca de las putas: Un buen amigo de
Catherine le dijo una vez, seriamente, que la razón por la que Catherine estaba tan
contenta es porque era una adicta al sexo que había encontrado de hacer de su vicio un
estilo de vida.
Si estas trabajando con cualquiera de estos temas, sugerimos que pienses en como
quisieras que tu sexualidad fuera diferente en el futuro. Algunos grupos de doce pasos y
terapeutas trataran de decirte que todo lo que no sea un comportamiento sexual
conservador esta mal, es insano. Te recomendamos confiar en tus propias creencias y
buscar un ambiente con mayor apoyo. SI tu meta es la monogamia, esta bien, si tu meta
es dejar de buscar el sexo en lugar de amistades o cualquier otro patrón dice
comportamiento que quieres reformar, eso también es bueno. No creemos que los adictos
al sexo en recuperación tengan que ser monógamos a menos que eso sea lo que quieren.

“Fácil”

¿Habrá, quisiéramos saber, alguna virtud en ser difíciles?

Mitos acerca de las Putas

Uno de los retos que enfrentan las putas éticas es la insistencia en nuestra cultura de que
simplemente por que “todo mundo" sabe algo, entonces debe ser inevitablemente cierto.
Muchos de estos paradigmas culturales se han hecho casi invisibles; la gente los da por
hecho como el aire que respiran o el piso sobre el que caminan. El cuestionar lo que
“todo mundo” sabe es difícil y desorientador, pero hemos encontrado que tiene sus
recompensas – cuestionar es el primer paso para la creación de un nuevo paradigma, uno
que te quede mejor.
Te recomendamos que aceptes con mucho escepticismo cualquier oración que empiece
con “Todo mundo sabe eso”… o "el sentido común nos lo dice”…. O “es del
conocimiento común”…. Frecuentemente estas frases son indicativos de sistemas
culturales de creencia que pueden ser anti-sexual, monógamo-centrista y/o co-
dependiente.
Los sistemas culturales de creencia pueden estar muy enraizados a la literatura, leyes y
arquetipos, lo que quiere decir que sacudirlos de tu propios ethos puede ser difícil. Pero el
primer paso en explorarlos es, claro, reconocerlos.
Aquí entonces están algunos de los mitos mas persistentes que hemos escuchado en
nuestras vidas, ye hemos llegado a entender que son los mas falsos y destructivos a
nuestras relaciones y nuestras vidas.

Mito No 1: LAS RELACIONES MONÓGAMAS A LARGO PLAZO SON LAS


ÚNICAS RELACIONES REALES.
La monogamia de por vida como ideal es un concepto relativamente nuevo en la historia
humana, nos hace únicos entre los primates. No hay nada que pueda lograrse con una
relación monógama de largo plazo que no pueda lograrse sin una, el crecimiento personal
el cuidado y la compañía durante el proceso de envejecimiento están muy dentro de las
capacidades de las putas.
La gente que cree en este mito podrán sentir que algo anda mal con ellas si no están
comprometidos con un dúo comprometido – si prefieres permaneces como “agentes
libres”, si descubren que quieren a mas de una persona a la vez, si han probado con una o
mas relaciones tradicionales que no funcionaron. En lugar de cuestionar el mito, se
cuestionan a si mismos. Estas personas frecuentemente tienen una visión muy romántica
de la vida en pareja – que el señor o la señora correcta o indicada resolverá todos sus
problemas, va a llenar todos sus huecos, hará que sus vidas sean completas.
Un amigo nuestro nos indica que si algo sale mal en un matrimonio monógamo, nadie
toma eso como prueba en contra de que la monogamia sea practica – pero si algo sale mal
en una relación abierta, muchas personas instantáneamente toman eso como prueba que
la no-monogamia no funciona.
Una variante de este mito es la creencia de que si de verdad amas a alguien, perderás todo
interés en los demás, y por lo tanto, si tienes sentimientos románticos o sexuales hacia
alguien que no sea tu pareja, en realidad no estás enamorado. Este mito le ha costado a
mucha gente mucha infelicidad a través de los siglos, aun así es incorrecta al punto de lo
absurdo; un anillo en el dedo n o ocasiona un bloque de los nervios que controlan los
genitales. Hasta las parejas felizmente monógamas reconocen la realidad del sexo y del
deseo romántico fuera de la pareja.: Si Jimmy Carter podía tener lujuria en su corazón, tú
también puedes.

Mito no 2: EL DESEO SEXUAL ES UNA FUERZA DESTRUCTIVA.

Esto data a partir del edén y nos conduce a un montón de doble moral para volverse
locos. En esta visión global, loas hombres son irremediablemente voraces en el sexo y
son depredadores y las mujeres deben controlar y civilizarlos siendo puras, asexuales y
conservadoras. Por lo tanto la mujer sexualmente abierta destruye a la civilización.
Muchas personas también creen que el deseo sexual sin vergüenza, particularmente el
deseo por muchas personas, destruye la familia – pero sospechamos que muchas mas
familias han sido destruidas por divorcios amargados a causa del adulterio que han sido
alterados por la no monogamia ética consensuada.

Mito No. 3: AMAR A ALGUIEN HACE QUE SEA CORRECTO CONTROLAR SU


COMPORTAMIENTO.
Este tipo de razonamiento territorial esta diseñado, nos imaginamos, para que la gente
sienta seguridad - pero no creemos que nadie tiene el derecho, mucho menos la
obligación, de controlar el comportamiento de otro adulto funcional. Ser tratado de esa
manera, según como dice este mito, no nos hace sentir seguros, nos pone furiosos. Ese
viejo razonamiento de “Ay, está celosa – debe quererme mucho” o esa escena en donde la
chica se enamora del chico cuando golpea al pretendiente rival, son sintomáticos de un
juego de limites personales muy alterados que pueden llevar a ser muy infelices.
Este mito también nos lleva a la creencia, frecuentemente promulgada en las películas y
la literatura popular, que cogerse a alguien es algo que haces con tu pareja, no para ti
mismo. (Por muchos años el adulterio era la única causal aceptable parra el divorcio,
dejando a aquellos que desafortunadamente se habían casado con golpeadores o con
borrachos en una posición muy difícil). La gente que cree esto frecuentemente creen que
la monogamia debe ser no consensuada para proteger las sensibilidades de la pareja
“traicionada”.

Mito No 4. LOS CELOS SON INEVITABLES E IMPOSIBLES DE SER SUPERADOS.


Los celos son, sin duda, una experiencia común en nuestra cultura – tanto así que la
persona que no siente celos es vista como rara o en negación. Pero el hecho es que una
situación que pueda ocasionar celos intensos para una persona puede ser no la gran cosa
para otra.
Algunas personas sienten celos cuando “su amor” le toma al mismo vaso de otra persona,
Otros felizmente observan como su amor dice adiós en camino a un mes de deporte
amoroso con su amigo al otro lado del país. Los celos son comunes pero nada cercanos a
inevitables.
Algunas personas también creen que los celos son una emoción tan devastadora que no
tienen otra opción mas que sucumbir ante ellos. Por el contrario, hemos encontrado que
los celos es una emoción como cualquier otra; se siente mal (a veces muy mal), pero no
es intolerable; a veces lo mejor con los celos es permitirte a sentirlos. También hemos
encontrado que muchos de los patrones de pensamiento que nos llevan a los celos pueden
ser des-aprendidos, y es útil este proceso de des-aprender. Mas adelante en este libro
hablaremos de los celos en mayor detalle.

Mito No. 5: LAS RELACIONES EXTERNAS REDUCEN LA INTIMIDAD EN LA


RELACIÓN PRIMARIA E IMPIDEN LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS.

La mayoría de los consejeros matrimoniales aprenden que cuando un miembro de una


pareja felizmente casada tiene una aventura, este debe ser un síntoma de conflictos no
resueltos o de necesidades no satisfechas que deben ser abordadas en la relación primaria.
En ocasiones esto es cierto, pero igual de frecuente no lo es. El problema es que este mito
no deja lugar a la posibilidad de tener relaciones abiertas, enriquecedoras y constructivas.
Es cruel y poco sensible el interpretar una aventura como síntoma de enfermedad en la
relación, al dejar a la parte “engañada” quien ya de por si se siente insegura –
preguntándose que problema tendrá. Mientras tanto, la pareja “engañadora” se le dice que
está actuando por fuera como venganza contra su pareja primaria, y que ni siquiera
quiere, necesita ni estima a su amante.
Muchas personas tienen sexo fuera de sus relaciones primarias por razones que nada
tienen que ver con lo inadecuado de sus parejas o de sus relaciones. Quizás la relación
externa le permite una intimidad particular que la pareja primaria ni siquiera quiere, tal
como fetiches, o practicas sexuales en particular, y por lo tanto constituye una solución a
un problema que de otra manera no tiene solución. O quizás satisface otras necesidades -
tal como sexo físico sin la relación o los compromisos, O de sexo con alguien de otro
sexo al de la pareja, o de sexo que de otra forma no esta disponible (como viajes o
enfermedad de la pareja, por ejemplo). O simplemente es una extensión natural de una
atracción física o emocional a alguien que no es la pareja primaria.
Involucrarse por fuera no tiene por que restarle a la intimidad que compartes con tu
pareja a menos que lo permitas. Y sinceramente esperamos que no lo hagas.

Mito No. 6: “ACARREADOS POR EL AMOR”

Hollywood nos dice “amor significa no tener que pedir perdón”, nosotros, tontos como
somos, lo creemos. Este mito dice que si de verdad amas a alguien, nunca tienes que
discutir, estar en desacuerdo, comunicar o negociar o hacer ningún tipo de trabajo.
También nos dice que el amor significa que automáticamente nos atrae nuestra amada y
que no tenemos que hacer nada para deliberadamente avivar la pasión. Los que creen
este mito sienten a cada rato que su amor ha fracasado cada vez que tienen que programar
una discusión o para tener un desacuerdo cortes o no cortes. También pueden creer que
cualquier comportamiento sexual que no encaja en sus criterios de sexo “normal” – de
fantasías a vibradores – es “artificial” e indica que algo esta haciendo falta en la calidad
de su amor.

Lo que Nosotros Creemos

Acabamos de pasar toda una sección diciéndonos acerca de los conceptos y mitos que el
mundo cree acerca de las putas. Ahora les diremos nuestro punto de vista – La manera
que vemos nuestras vidas y las vidas de las personas que conocemos.

Tu Ya Estás Completa
Jane Austen escribió “Es una verdad universalmente reconocida que un hombre solo en
posesión de buena fortuna deberá estar deseoso de tener una esposa” Mientras que
creemos que Jane estaba muy segura de lo que escribía, muchas personas creen que ser
soltera es algo así como estar incompleto y de que necesitan encontrar su otra mitad.
Muchos de los mitos que mencionamos en la sección se basan en esa creencia.
Creemos, por otro lado, que la unidad sexual fundamental es una persona; agregar mas
gente a esa unidad puede ser intimo, divertido y brinda compañía pero no completa a
nadie. Lo único en esta vida que puedes controlar es a ti mismo - tus reacciones, deseos y
comportamiento. Por lo tanto un paso fundamental en ser puta con ética es traer el centro
de control adentro de ti misma - reconocer la diferencia entre tus cosas y las de otras
personas. Cuando haces esto, eres capaz de completarte. Por eso llamamos a esto
"integridad".
Podrás notar que partes de este libro están basadas en esa idea: en la Parte 1, hablamos de
ideas y conceptos que necesitas entender dentro de ti mismo; en la parte II, hablamos
acerca de interacciones con otras putas; y en la parte III, hablamos de interacción con el
mundo. (En la parte IV, hablamos de cosas divertidas que no acomodamos en otra parte).
De manera similar por todo el libro cada que introducimos una nueva idea o concepto,
iniciaremos discutiendo como funciona para el individuo – necesitas entender estos
conceptos, y como aplican contigo, antes de iniciar a comunicar tus necesidades e ideas a
otras personas en tu vida. Cuando has construido una relación satisfactoria contigo
misma, entonces tienes algo de gran valía para compartir con los demás.

ECONOMÍA DE HAMBRE

Muchas personas creen, explicita o implícitamente que el amor romántico, la intimidad y


la conexión son capacidades finitas de las que no hay suficiente para todos, y que si das
algo a una persona, debes estárselo quitando a otra.
Llamamos a esta creencia “economía de hambre”; hablaremos más de ello en la parte II.
Muchos de nosotros aprendemos a pensar de esta manera desde niños, de padres que
tienen poca intimidad o atención para nosotros, así que aprendemos que solo hay una
cantidad limitada de amor en el mundo y que debemos luchar por obtener algo -
frecuentemente en una competencia a muerte con nuestros hermanos y hermanas.
La gente que opera estas economías de hambre puede ser muy posesiva acerca de las
personas, cosas e ideas que les son importantes. Están trabajando de un paradigma que
todo lo que obtienen viene de una alberca de “no alcanza” y que debe ser tomado de otra
persona – y de manera similar que lo que otros obtienen debemos quitárselos.
Es importante distinguir entre economías de hambre y limites del mundo real. El tiempo,
por ejemplo, es un límite del mundo real; hasta la puta mas dedicada tiene solo 24 horas
en el día. El amor no es un límite del mundo real: La madre de nueve hijos puede amar a
cada uno como la madre de solo un hijo.
Nuestra creencia es que la capacidad humana para el sexo el amor y la intimidad es
mayor de lo que la gente cree – posiblemente infinita – y que tener muchas conexiones
satisfactorias simplemente hace que sea posible tener más. Imagina que se sentiría vivir
en abundancia de sexo, amor, de sentir que tienes todo de ambos de lo que podrías
querer, libre de los sentimientos de reprivación o necesidad. Imagina que fuerte te
sentirías si pudieras ejercitar tus músculos del amor tanto, y cuanto amor tendrías que dar.

LA APERTURA PUEDE SER LA SOLUCIÓN NO EL PROBLEMA

Ser aventurero sexual ¿es solo una manera de evitar la intimidad? Usualmente no en
nuestra experiencia.
Ciertamente como es posible que utilices tus relaciones externas como manera de evitar
problemas de intimidad en tu relación primaria, no estamos de acuerdo que este patrón
sea inevitable o hasta común. Muchas personas de hecho, ven como sus relaciones
externas aumentan su intimidad con su pareja primaria al reducir las presiones de esa
relación, dándoles un lugar seguro para expresar asuntos que pueden haberlos hecho
sentirse atascados en la relación primaria.

Estas son nuestras creencias. Tú puedes tener tus propias creencias. Lo que a nosotras nos
importa no es que estés de acuerdo con nosotras, sino que cuestiones el paradigma
reinante y que decidas por tu misma que es lo que crees. Miles y miles de putas éticas
están demostrando diario que el viejo mito de “todo mundo lo sabe”, n o tiene que ser
verdad.
Te animamos a que explores tus propias realidades y crees tu propio genio – uno que te
impulse en tu evolución, que te apoye en tu crecimiento y que refleje tu orgullo y
felicidad en tus nuevas relaciones.

CAPITULO 4. EL LENGUAJE EN ESTE LIBRO

HACIA UN LENGUAJE SEXO-POSITIVO

La mayoría del lenguaje disponible para nosotros para hablar acerca del sexo tiene juicios
insertados, tales como el de la palabra “PUTA” – el legado de nuestra historia sexo-
negativa. Si el lenguaje, como habríamos de comunicarnos unos con otros A
COMPARTIR PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS? Sin lenguaje, casi ni podemos
pensar acerca del sexo. Así que se ha hecho un esfuerzo para desarrollar un lenguaje en
donde hablar sucio.... ups, perdón: hablar de sexo de manera limpia y positiva. A
continuación, algunos de los términos que utilizamos.
Sexo. Creías que sabias lo que esto significa, verdad? Bueno, pues no estamos seguras
que nosotros lo sabemos. Tenemos largas, intensas e intimas conversaciones que se
sintieron profundamente sexuales para nosotros. Por otro lado, hemos tenido relaciones
sexuales que no se sintieron tan sexuales. Nuestra mejor definición aquí es que el sexo es
lo que la gente que lo practica cree que sea. Para algunas personas, darse nalgadas es
sexo. Para otras, usar lencería y medias es sexo. Si tu y alguien mas involucrado se
sienten sexuales cuando comen nieve, eso es sexo – para ti. Mientras que esto suena tonto
ahora, es un concepto que será de utilidad mas adelante en este libro cuando hablemos de
llegar a acuerdos acerca de nuestro comportamiento sexual.

Sexo-negativo. El sexo es peligroso, el deseo sexual es malo. La sexualidad femenina es


destructiva y diabólica. La sexualidad masculina es depredadora e incontrolable. Es la
tarea de todo ser humano civilizado a confinar su sexualidad dentro de límites muy
estrechos. El sexo es trabajo del diablo. Dios odia el sexo. ¿Entiendes?

Sexo-positivo. La creencia de que es sexo es una fuerza saludable en nuestras vidas.


Esta frase fue creada por educadores sexuales en el foro Nacional de Sexo a finales de los
años sesentas. Describe a un apersona o a un grupo que mantiene una actitud optimista,
de mente abierta y sin juicios hacia todas las formas de sexualidad consensual.

No Juicios. Una actitud libre de moralidad irracional o no justificada. Ser no juicios no


significa que todo lo aceptan; significa estar dispuestos a juzgar una actividad o relación
en base a que tan bien funciona para sus participantes y no en un estándar externo o
absoluto de lo correcto o incorrecto. En ocasiones significa hacerse mas grande que tus
juicios, solo por un minuto, para que puedas verlos bien.

No-Monogamia. No nos gusta este termino, porque implica que la monogamia es la


norma y que cualquier otra manera de relacionarse de alguna manera e suna desviación a
la norma.

Monógamo-Centrista. La actitud dominante en la mayoría de las culturas hoy: la creencia


que la monogamia es el único patrón sexual natural y moral, o la relación humana normal
o más elevada (frecuentemente asociada con términos como “a largo plazo”, “para toda la
vida”. Este concepto se toma tan a la ligera que usualmente ni lo notamos ni lo
cuestionamos – tus autores tuvieron que inventar un termino para describirlo.

Pareja-Centrista. Otra actitud ampliamente dominante: la creencia que la pareja es la


unidad fundamental sexual humana, y que cualquier otra estructura de relaciones debe
evolucionar eventualmente hacia una pareja, Además de que estas incompleto sin pareja,
tu “otra mitad”. Nosotros creemos que las parejas y otras agrupaciones basadas en el sexo
y el amor son individuos que se completan a si mismos, después se juntan y comparten.

Poliamor. Palabra que recientemente ha ganado popularidad de uso. Nos gusta porque al
contrario de no-monogamia, no asume que la monogamia sea la norma. Por otro lado, su
significado es aun un poco vago: algunos sienten que el poliamor incluye todo tipo de
relaciones sexuales distintas a la monogamia, Otros lo restringen a relaciones
comprometidas amorosas (excluyendo así los swingers, contactos casuales sexuales y
otras formas de intimidad).

Poli fidelidad. Una sub-clasificación del poliamor donde mas de dos personas,
posiblemente dos o mas parejas, forman un grupo sexual exclusivo. A veces utilizado
como una estrategia para sexo seguro.

Polimorfo Perverso. Polimorfo significa “que tiene muchas formas” y perverso significa
“anormal” o “malo”. Freíd utilizo esta expresión para describir el comportamiento sexual
de niños menores a los cinco años, Quienes tienden a ser muy exploradores sin
importarles limites convencionales hasta que los adultos les enseñan. Si se siente bien, los
jóvenes lo harán. Los exploradores modernos del sexo a veces utilizan este termino para
describirse a si mismos, pervirtiendo la intención de Freíd a una lectura mas moderna de
la búsqueda de placer sexual en cualquier y en todas sus formas, sin tomar en cuenta las
definiciones como hetero, gay, vainilla o escandaloso.

Relaciones abiertas. Un término que describe relaciones donde las conexiones sexuales y
románticas no están restringidas a los dos miembros de la pareja. Nos gusta utilizarla un
poco mas libre para cualquier relación donde las personas involucradas tienen algún
grado de libertad para c oler y/o amar a personas fuera de la relación, de manera que un
matrimonio entre ocho personas puede aun ser “abierto” o “cerrado”.

Amor libre. La única razón por la que no usamos esta frase más frecuentemente en este
libro es porque tenemos miedo que pareceremos los hippies entrando en edad que somos.
En la adolescencia de Catherine y la edad adulta joven de Dossie, esta era la frase que se
utilizaba con gozo por muchos (y con asco por muchos mas) para describir un estilo de
vida en donde el sexo, el afecto y el amor se comparten como medio de conexiones
interpersonales así como de una manifestación sociopolítica idealista. Nos causa tristeza
que los valores de nuestra cultura le han dado la espalda a este ideal, el cual aun creemos
que se puede lograr y es deseada por muchas personas.

Libertad sexual. Un término de los sesentas que aun tiene valor. Uno de los primeros
grupos que trataron de vivir muchas de las ideas en este libro llamado la Liga de la
Libertad Sexual. Si nos gusta el sexo y nos gusta la libertad, nos gusta esta frase.
La libertad sexual implica deshacerse de las cadenas de nuestra programación sexo-
negativa y regresar a la inocencia, manifestada como el edén de sexo y amor. En los
sesentas creíamos que podíamos hacerlo solo declarando que éramos libres. Pronto
aprendimos que la libertad no llega así de fácil: Se requiere esfuerzo, trabajo.
Afortunadamente para todos nosotros, el misterio del sexo es un intenso motivador, un
palo afilado que nos motiva a nosotros los burros a seguir, a hacer el trabajo duro a
enfrentarnos a nuestros temores acerca del sexo. Y afortunadamente para nosotros,
podemos alcanzar la zanahoria del gozo sexual y satisfacción, y ¿a poco no es dulce esa
zanahoria?

Похожие интересы