Вы находитесь на странице: 1из 2

DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZÁBAL:

-Causas:

• Objetivo financiero: eliminar o disminuir la deuda pública, con el fin


de resolver los problemas hacendísticos y obtener beneficios
económicos para pagar la guerra contra los carlistas.
• Objetivo político: ampliar el número de simpatizantes liberales, los
compradores de bienes desamortizados ligarían su suerte a la victoria
del bando liberal en la guerra.
• Objetivo social: crear una clase media agraria de campesinos
propietarios.
• Cambiar la estructura de la propiedad eclesiástica, que de ser
amortizada y colectiva pasaría a ser libre e individual.

-Consecuencias:

• Desmantelamiento casi completo de la propiedad de la Iglesia y


de sus fuentes de riqueza. Como compensación el Estado se
comprometió a asegurar la sustentación del clero secular, que
recibiría anualmente dinero con cargo a los presupuestos públicos.
• Sociales: se produjo un gran número de asalariados campesinos,
cuyo trabajo dependía del ritmo estacional de las cosechas. Se
acentuó el latifundismo en Andalucía (con protestas agrarias
importantes) y Extremadura, y el minifundismo en el Norte. Las
tierras y las fincas urbanas fueron a parar a los antiguos
terratenientes locales, a nuevos inversores de la burguesía financiera,
industrial o profesional, y a especuladores e intermediarios que
traficaron con las tierras, endureciendo la situación de los campesinos
sin tierra, que tuvieron que pagar mayores rentas por las tierras, pues
sus nuevos propietarios subían los alquileres.
• Económicas: se produjo un aumento de la superficie cultivada y de
la productividad agrícola y se saneó parte de la deuda de la Hacienda
Pública, sin embargo aumentó el proceso de deforestación y la
mayoría de los pueblos sufrieron un revés económico que afectó a la
economía de subsistencia, pues las tierras comunales que eran
utilizadas fundamentalmente para pastos, pasaron a manos privadas.
• Políticas: el objetivo político sólo se logró parcialmente, pues el
liberalismo se ganó nuevos enemigos entre las gentes más católicas,
que consideraban que la desamortización representaba un feroz
ataque contra la Iglesia. Además determinó que un amplio sector del
campesinado fuese antiliberal al considerarse agraviado por muchas
de las reformas, mientras que la mayoría de la nobleza apoyó la
revolución liberal.
• En el terreno urbanístico, cultural y religioso, la desamortización
contribuyó a un urbanismo discriminador. La alta burguesía acaparó
los mejores edificios del centro, excluyendo a las clases medias,
confinadas en las viejas viviendas, y dejando para los obreros los
arrabales de la periferia. Los grandes edificios de los conventos se
convirtieron en cuarteles o edificios públicos o fueron derribados para
construir grandes plazas, con lo que desaparecía también su
patrimonio mueble, que más tarde pudo ser recuperado parte de él
con la creación de archivos y museos.

DESAMORTIZACIÓN DE MADOZ

-Causas:

• Se trataba de completar y terminar el proceso de


desamortización iniciado por Mendizábal en 1836.

-Consecuencias:

• Eliminación de la propiedad comunal y de lo que quedaba de la


eclesiástica, provocando un agravamiento considerable de la
situación económica del campesinado y una ruptura de las relaciones
con la Iglesia ante la violación del Concordato.
• Industrialización del país, ya que el dinero fue dedicado a la
expansión del ferrocarril. Además, el propietario del dinero no era
el Estado, sino los ayuntamientos. El Estado recibía el importe de las
ventas y se convertía en “custodio” de los fondos de los
ayuntamientos utilizándolos para el bien de todos.
• La burguesía con dinero fue la gran beneficiaria en este proceso,
aunque la participación de los pequeños propietarios de los pueblos
fue mucho más elevada que en el proceso anterior de Mendizábal.
• Contribuyó claramente al cambio hacia una sociedad burguesa.
Significó el traspaso de una enorme masa de tierras a los nuevos
propietarios y la fusión de la antigua aristocracia feudal con la
burguesía urbana para crear la nueva clase terrateniente. Pero no
sirvió para que las tierras se repartieran entre los menos favorecidos,
porque no se intentó hacer ninguna reforma agraria sino conseguir
dinero para los planes del Estado, aunque a medio y largo plazo si
contribuyó a que aumentara el volumen general del producto
agrícola, al trabajar los nuevos propietarios tierras que entonces no
habían sido labradas.