Вы находитесь на странице: 1из 8

Revista de «Educación en Medios de Comunicación».

Andalucía, marzo, 1997; nº 8


COMUNICAR de Comunicación

Tendencias actuales en la
Comunidad Iberoamericana
La Educación en Medios
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
COMUNICAR
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Dirección
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
José Ignacio Aguaded Gómez
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Subdirección
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Manuel Monescillo Palomo
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Coordinación monográfico: «Temas» y «Plataformas»
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
José Ignacio Aguaded y Natalia Bernabeu
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Consejo Editorial
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Enrique Martínez-Salanova, Ilda Peralta (ALMERÍA), J. Antonio García Galindo (MÁLAGA),
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Antonio Arenas (GRANADA), Ana Reyes, Rafael Quintana (JAÉN), J. Agustín Morón (SEVILLA)
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Consejo de Redacción
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Mª Teresa Fernández, Tomás Pedroso, Mª Amor Pérez, J. Manuel Méndez, Francisco Casado,
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Yeni Aguaded, J. Jesús Pallarés, Manuel Monescillo, J. Ignacio Aguaded (HUELVA)
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Consejo Asesor
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Educación Primaria y Secundaria ' Asesoría internacional: Europa y América
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Manuel Fandos. Profesor y pedagogo. ZARAGOZA • • Jacques Gonnet. CLEMI. París. FRANCIA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Natalia Bernabeu. Profesora de Secundaria. MADRID • • Chantal Libouton. Actualquarto/APEDAC. BÉLGICA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Rafael L. Cubino. Centro de Profesores. SALAMANCA • • José Martínez de Toda. Pontificia Universitá. Roma. ITALIA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Adolfo Bellido. Centro de Profesores. VALENCIA •
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
• Vítor Reia. Universidade do Algarve. Faro. PORTUGAL
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Luis Miravalles. Profesor y escritor. VALLADOLID •
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
• Evelyne Bevort. CLEMI. París. FRANCIA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Julio Jiménez. Maestro de Primaria. BADAJOZ• • Sergio Sarmiento. CLEMI. París. FRANCIA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Vicent Pardo. Profesor de Secundaria. CASTELLÓN •
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
• Antonio Santos. Público na Escola. Oporto. PORTUGAL
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
José Luis Corzo. Profesor y escritor. MADRID • • Rosalía Vargas. Ministerio Educação. Lisboa. PORTUGAL
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Pedro A. Vicente. Grupo «Prensa en aulas». ZAMORA •
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
• Roxana Morduchowicz. ADIRA. Buenos Aires. ARGENTINA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
• Miguel Reyes. Universidad Playa Ancha. Valparaíso. CHILE
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Universidad ´
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
• Guillermo Orozco. Universidad Iberoamericana. MÉJICO
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Julio Cabero. Universidad de SEVILLA • • Mario Kaplún. Universidad República. URUGUAY
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Manuel Cebrián. Universidad de MÁLAGA • • Josué Hernán. OEI. Bogotá. COLOMBIA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Francisco Pavón. Universidad de CÁDIZ • • Ismar de Oliveira. Universidade São Paulo. BRASIL
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Mª Jesús Gallego. Universidad de GRANADA • • Edgar Jémio. Programa Medios-Educación. BOLIVIA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Javier Ballesta. Universidad de MURCIA • • Sonia Ferradini. Programa Prensa-Escuela. URUGUAY
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Joan Ferrés. Universidad Blanquerna. BARCELONA • • Juan Solano. Universidad Central. Quito. ECUADOR
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Donaciano Bartolomé. Univ. Complutense. MADRID •
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Medios de comunicación
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
María Luisa Sevillano. UNED. MADRID •
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
M. Ángel Biasutto. Universidad Politécnica. MADRID • • Pablo García. Televisión Educativa. TVE. MADRID
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Jesús Salinas. Universidad Islas Baleares. PALMA • • Juan María Casado. Canal Sur TV. SEVILLA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Sindo Froufe. Universidad de SALAMANCA • • Lolo Rico. Analista de televisión y escritora. MADRID
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Pilar Rodríguez. Universidad de Extremadura. BADAJOZ • • José D. Aliaga. Primeras Noticias. BARCELONA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
J. Manuel Pérez Tornero. Univer. Autónoma. BARCELONA • • Mª José García-Apellániz. Canal Sur TV. SEVILLA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Amando Vega. Universidad País Vasco. BILBAO • • Eduardo Francés. Televisión Educativa. TVE. MADRID
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Francesc-Josep Deó. ICE Universitat de BARCELONA • • Ezequiel Martínez. Canal Sur TV. SEVILLA
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Equipo de Diseño
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Portada y Contraportada: Antonio López Alcántara. HUELVA • • Dibujantes: Antonio López (HUELVA ), Enrique Martínez (ALMERÍA)
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
Diseño artístico y gráfico: Anma. HUELVA • y Pablo Martínez Peralta (ALMERÍA)
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
12345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345
COMUNICAR

12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123
12345678901234567890123

© «COMUNICAR»
REVISTA DE EDUCACIÓN EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN

DL: H-189-93 / ISSN: 1134-3478

Andalucía, nº 8; año V; época II;


1º semestre, marzo de 1997
Revista científica de ámbito internacional,
indizada en la base de datos «ISOC» del CINDOC del
Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España
«COMUNICAR» es miembro de la
Red Iberoamericana de Revistas de Comunicación y Cultura

EDITA:
GRUPO COMUNICAR
COLECTIVO ANDALUZ PARA LA EDUCACIÓN EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Apdo Correos 527. 21080 Huelva. España (Spain)
Tfno: +34-(9)29-483078 Fax: +34-(9)59-260757

Imprime:
Gráficas Huelva´92
Distribuyen:
Cuché (Huelva)
Centro Andaluz del Libro (Sevilla)
Distribuciones A-Z (Madrid)
Sodilivros. Lisboa (Portugal)

«COMUNICAR» acepta y promueve intercambios


institucionales con otras revistas de carácter científico
de los ámbitos de la educación,
la cultura y los medios de comunicación.

Se permite la reproducción parcial para uso didáctico,


siempre que se citen autores y fuente de procedencia.

«COMUNICAR» es una publicación plural, que se edita


semestralmente los meses de marzo y octubre.
COMUNICAR 8, 1997

Temas

«COMUNICAR» REVISTA DE EDUCACIÓN EN MEDIOS DE


COMUNICACIÓN; (1997); Andalucía, nº 8; año V; época II.

Un enfoque antropológico en la Educación para los Medios de


Comunicación Social

La lectura dinámica de los signos


María Josefa Domínguez
Colombia

Enseñar a leer la realidad que nos presentan los medios de comunicación es nece-
sario pero no suficiente, pues también es preciso capacitar a las personas para que
puedan expresarse utilizando sus códigos y lenguajes de forma objetiva y crítica. La au-
tora, a partir de la experiencia de un proyecto de investigación, incluye en su artículo
argumentos razonados para intentar convertir los medios de comunicación social en ve-
hículos de personalización de niños y jóvenes.

Hace más de una década venimos reali- dad y la violencia en los niños a través de algu-
zando el proyecto de investigación: «Influen- nos modelos que presentan.
cia de los medios de comunicación social en 4. La sociedad de consumo explota la
los niños», con el respaldo de la Universidad mentalidad infantil, creando en los niños ne-
Industrial de Santander (Colombia). La pri- cesidades ficticias.
mera etapa de la investigación se realizó en la 5. Los MCS contribuyen a presentar el di-
ciudad de Bucaramanga, una ciudad interme- nero como el supremo valor del hombre.
dia de Colombia. El universo de la investiga- Durante todo el transcurso de la investiga-
ción se resumió así: 6.072 niños de 4 a 12 años, ción que consta de tres grandes etapas, se ha
750 familias y 735 maestros, fueron entrevis- aplicado el proceso antropológico de la lectura
tados y encuestados, en 82 barrios de la ciudad, dinámica de los signos.
y participaron 1.067 estudiantes universita- En vista de que este proceso es eminente-
rios de Ingenierías y de Medicina. Las hipóte- mente dialéctico, no podíamos quedarnos con
sis que se plantearon en un inicio y que fueron los resultados del trabajo de campo realizado
comprobadas, fueron las siguientes: en la primera etapa y consignado en el libro
1. Los medios de comunicación social Los niños y los MCS1. El proceso nos impelía
(MCS) no propician la identidad nacional. dar una respuesta a la problemática y saber si
2. Tampoco propician la identidad perso- los resultados detectados en Bucaramanga eran
nal. Los niños tienden a identificarse con los válidos para todo el país y para algunos países
personajes ficticios que presentan los MCS. de América Latina. Esta fue una de las tareas
3. Los MCS tienden a reforzar la agresivi- de la segunda etapa, que patrocinó la UNESCO .

57
T EMAS

También se inició la elaboración del libro desde ya, si sabemos acompañarlo respetuosa
Activos y creativos con los MCS 2, que presen- y alegremente, podrá comprometerse, en la
ta, no solamente el marco teórico, que sustenta medida de sus posibilidades, a transformar en
la propuesta de Educación a los Medios, sino más justo y más humano el ambiente que lo
también la aplicación de la rodea.
lectura dinámica de los sig- En ningún momento el
nos, a diferentes formatos de enfoque que presento es una
los MCS, a manera de orienta- Leer esa realidad, simple aplicación de tecnolo-
ciones alternativas, para pa- cuestionarla, inter- gía educativa; sería demasia-
dres, maestros y demás profe- pretarla y presentar do pobre quedarnos ahí. La
sionales que están en relación respuestas creativas lectura dinámica de los sig-
con los niños en el campo de la es el punto al que nos, más que una metodolo-
educación formal, no formal e gía, es una antropología, una
informal. quiero que lleguemos posición ante la persona hu-
El eje de las dos primeras con los niños. ¿Por mana inserta en una realidad
etapas del proyecto de investi- qué no comprome- en donde cada uno la percibi-
gación y el de la tercera, en la ternos a acompañar- mos de una manera diferente
cual estamos empeñados, es los en esa aventura y a la cual debemos dar una
eminentemente antropológi- respuesta única, irrepetible,
co: Se busca la plenitud de la y, como «aventura», insustituíble, de acuerdo a
personalización del niño, a vivirla de manera nuestro contexto geográfico,
través de la asunción dinámi- lúdica, es decir, histórico, de raza, de sexo, de
ca de su ser, así como de la rea- sintiéndonos felices religión, de cultura y de nivel
lidad que lo rodea. de participar, jugan- socioeconómico, entre otros.
Se pretende que el niño, Leer esa realidad, cues-
desde los primeros años de su do con los niños a la tionarla, interpretarla y pre-
infancia, asuma la tarea mara- lectura de la reali- sentar respuestas creativas es
villosa de realizarse cada vez dad de nuestro en- el punto al que quiero que
más como persona, con todo torno y de la reali- lleguemos con los niños. ¿Por
lo que ello implica. Persona, dad que nos presen- qué no comprometernos a
es decir, alguien situado en un acompañarlos en esa aventura
«aquí» y en un «ahora». El tan los MCS? y, como «aventura», vivirla
aquí: América Latina; el aho- de manera lúdica, es decir,
ra: las vísperas del año 2.000. sintiéndonos felices de parti-
Persona, esto es, alguien capaz de pronunciar cipar, jugando con los niños a la lectura de la
su propia palabra; alguien con una voz propia realidad de nuestro entorno y de la realidad
que debe hacer oír; alguien con valores que que nos presentan los MCS?
debe hacer crecer; alguien con derechos que se Estoy invitándoles, padres de familia,
deben respetar en la práctica; alguien con maestros, comunicadores sociales, profesio-
potencialidad de amar y de ser amado; alguien nales en distintas disciplinas, todos los que
que debe desempeñar en la historia un papel tenemos que ver con los niños, a que asuma-
único, decisivo e insustituible; alguien, en fin, mos nuestro papel mediador entre los niños y
que toma sobre sí la tarea maravillosa de cons- los MCS; entre la realidad y los niños. Hay una
truir, con los otros, un presente y un futuro gran tarea por hacer y hasta ahora no se ha
promisorios. Digo un presente porque no de- emprendido de veras.
bemos esperar a los años por venir, para que el Les propongo recorrer, a manera de sínte-
niño se sienta responsable de la historia. Él, sis, las cinco etapas acumulativas del proceso

58
COMUNICAR 8, 1997

de la lectura dinámica de los signos que, de pasivo frente a las circunstancias de la vida, o
ponerlo en práctica en nuestras instituciones a los mensajes que le llevan por medio del cine,
educativas, podría dar un vuelco a nuestra la prensa, la radio, la televisión y el vídeo,
educación para la realidad «real» y para la como el simple espectador que experimenta,
realidad vehiculada a través de los MCS, pues en forma indiferente, las sensaciones, sino que
toma la persona del niño en su totalidad para decodifica e interpreta esa realidad, poniendo
hacerla crecer y llevarla a su plenitud: en juego su inteligencia, su voluntad, su me-
moria y su sensibilidad.
1. Educación para la objetividad: Ense-
ña a hacer la lectura denotativa de los mensa- 2. Educación de la subjetividad: Orienta
jes. Ejercita los sentidos al máximo. A través la realización de la lectura connotativa de los
de la denotación el niño aprende a detallar, a signos. Ejercita la sensibilidad, los sentimien-
tener en cuenta hasta los elementos aparente- tos, las vivencias psíquicas codificadas adqui-
mente más insignificantes, pero que al formar ridas en el contexto cultural. Cada individuo
parte de un todo, cobran un significado esen- percibe de manera diferente la realidad y los
cial. La realidad será siempre su marco de refe- mensajes provenientes de ella; como ya había
rencia. Por la relación que se da entre la deno- afirmado anteriormente, el contacto del yo
tación y la connotación irá reforzando el niño íntimo con los objetos, las personas, los acon-
las bases para su futuro como científico y lo- tecimientos, etc. están condicionados por una
grando, con las informacio- serie de experiencias psíqui-
nes recibidas, un juego de aso- cas que subjetivamente tiene
ciaciones enriquecedoras, y no cada ser humano. Esta subje-
un simple cúmulo de conoci- El niño que ha con- tividad (connotación) puede
mientos almacenados, sin pro- traído, desde muy ser aclarada magníficamente
cesar. pequeño, con la por la objetividad (denotación)
Si además de lo anterior, descubierta a partir de la rea-
ayuda de los educa-
el niño ha aprendido, por ejem- lidad.
plo, a denotar y a connotar la dores, el hábito de El hogar, la escuela, el
gramática del lenguaje audio- denotar la realidad, ambiente histórico social, a
visual –sonidos, expresiones, connotarla y re- través de todos los tiempos y
planos, angulaciones, color, flexionar sobre ella, los MCS, así como la publici-
tamaño, iluminación, movi- dad, desde sus inicios, han
desemboca necesa-
mientos de cámara y demás–, «impuesto» las connotaciones
ejercitando de esta manera riamente en un de quienes los presiden y con-
muy especial los sentidos del compromiso en forman. Casi nadie puede es-
oído y de la vista, tendrá mu- términos de acción. capar a la influencia de esas
chísimos más elementos para connotaciones, generalmente
analizar los mensajes que re- no basadas en la objetividad
cibe y contará con una canti- científica.
dad mayor de recursos, si esta gramática la El enfoque antropológico de la lectura di-
utiliza para crear sus propios mensajes, va- námica de los signos, que les propongo, nos
liéndose de una cámara de vídeo, o de fotogra- invita a superar a nosotros, adultos, y a los
fía o de una filmadora, o de una grabadora, o niños, las connotaciones «prefabricadas». Nos
de un computador, o de una hoja grande de lanza dialécticamente a la tercera etapa.
papel.
Si los sentidos del niño se han ejercitado 3. Educación para el análisis crítico:
en la percepción consciente, no se quedará Alecciona para la reflexión penetrante. Ejerci-

59
T EMAS

ta las capacidades intelectuales. El niño que ha 4. Educación para la respuesta trans-


participado en el proceso de la lectura dinámi- formadora: Propicia la acción y el compromi-
ca de los signos sabe que la denotación y la so. Ejercita la libertad. El niño que ha contraí-
connotación, o bien la connotación y la de- do, desde muy pequeño, con la ayuda de los
notación, son la base indispensable para pro- educadores, el hábito de denotar la realidad,
fundizar los mensajes provenientes de la rea- connotarla y reflexionar sobre ella, desembo-
lidad o de los MCS; comprende que para asu- ca necesariamente en un compromiso en tér-
mirlos dinámicamente debe saber buscar, con minos de acción.
el ejercicio de sus facultades intelectuales, el En esta acción comprometida se ejercita la
origen de esa realidad. libertad del hombre libre, en plenitud.
Si se trata de los mensajes de los MCS, Como el niño ha tenido la vivencia de co-
superará las simples aparien- municación, gracias a los tra-
cias que hablan inmediatamen- bajos grupales, esenciales en
te a sus sentidos y a su emoti- Acompañemos a los la lectura dinámica de los
vidad y descubrirá que detrás signos, ha aprendido a escu-
de ellas, hay una intención cla-
niños y a los jóvenes char al «otro» y a descubrirlo
ra –la del emisor– que muchas a «leer dinámi- como «otro». Por esta dialo-
veces lo único que pretende es camente» la realidad gicidad se produce una acti-
persuadirlo con falsos halagos «real» y la realidad tud amorosa de encuentro, res-
y expectativas o confundirlo que le presentan los petuoso de las características
con verdades a medias, o bien individuales, que lo llevan,
crearle complejos de superio-
MCS. Pero, sobre por una parte, a aceptar el
ridad o de inferioridad. Asi- todo; acompañemos ritmo de las otras personas y,
mismo sacará mucho prove- a los niños en la por otra, a incentivar accio-
cho de los mensajes que pro- aventura maravillo- nes conjuntas que conduzcan
penden a colaborar en su cre- sa de ser a realizaciones originales y
cimiento personal y en el de concretas.
sus semejantes. Gracias a su
personas. Si los MCS son aborda-
sentido crítico, que irá desa- dos utilizando el proceso an-
rrollando progresivamente, de- tropológico de la lectura di-
tectará los diversos estereotipos vehiculados namica de los signos, tanto la familia, como la
por la publicidad, las historietas, las películas, escuela, en el plano personal y grupal, podrán
las telenovelas, los concursos, etc. asumir, con el niño, un compromiso frente a
Su conciencia crítica le ayudará a descu- los MCS. Por ejemplo, cuando se trata de esti-
brir los «anzuelos» con los cuales se quiere, mular a los productores de los MCS por sus
por ejemplo, acaparar sintonía, y a elegir cali- programas o por sus escritos o se quiere sentar
dad y contenido en los programas, los periódi- la voz de protesta, por la mediocridad, la su-
cos, los noticieros, las películas, las historie- perficialidad o la falsedad de los mensajes.
tas, la música y las demás manifestaciones au- Pero tanto el adulto como el niño no se
diovisuales. Si a través de la cuidadosa percep- contentarán con esto; presentarán soluciones
ción, el niño ha hecho acopio inteligente de la alternativas valiéndose, si es posible, de los
información recibida, el sentido crítico le lle- mismos lenguajes y de la misma tecnología;
vará a asociar integralmente lo visto u oído en crearán mensajes que vehiculen los verdade-
los mensajes de los MCS, con otra serie de ros valores humanos de manera artística, ama-
conocimientos asimilados ya con anteriori- ble, graciosa, divertida, imaginativa e intere-
dad. Éstos, a su vez, se verán enriquecidos con sante. Es preciso acompañar a los niños en sus
los aportes de los MCS. pequeños o en sus grandes compromisos.

60
COMUNICAR 8, 1997

5. Educación para la expresión nueva: cinco etapas antes descritas, se practica, en los
Fomenta la creatividad. Asumir dinámica- llamados laboratorios de educación para los
mente la realidad es la tarea dialéctica que se medios de comunicación social.
propone este proceso. La dinamicidad implica Cada laboratorio reúne un total de 50 per-
aquí la creatividad, con la cual el hombre se sonas: padres de familia, maestros, educado-
sitúa ante los acontecimientos para darles res- res, líderes comunitarios, etc., durante cinco
puestas nuevas, acordes con su condición de días, quienes vivencian el proceso, con la lec-
persona en camino. El hombre sólo podrá li- tura dinámica de la «Realidad» y con la lec-
berarse, de hecho, cuando él sea capaz de ser tura dinámica de la «realidad» vehiculada a
el creador de sus propias expresiones. través de los diferentes formatos de los media.
Los MCS se presentan hoy al hombre Estos laboratorios se están realizando en
como instrumentos con los cuales –y a través Colombia y en algunas ciudades de América
de los cuales– puede transmitir sus nuevas Latina. Se pretende preparar agentes multipli-
expresiones y significaciones. No basta, en- cadores del proceso de la lectura dinámica de
tonces, que el niño con el adulto, lea imágenes los signos, con el fin de que ellos a su vez,
quietas, imágenes en movimiento, sonidos y acompañen a los niños y a los jóvenes a sacar
signos lingüísticos, es preciso que sea capaz de el máximo provecho de los medios de comuni-
comunicarse creativamente con fotografías, cación social, con sentido crítico y espíritu
historietas, caricaturas, produciendo películas creativo.
en vídeo o en film, programas de televisión, Con el fin de lograr una retroalimentación
haciendo canciones, programas radiales, es- de los egresados de los laboratorios se edita y
cribiendo artículos periodísticos, guiones, distribuye entre ellos el boletín Activos y crea-
cuentos, etc., elaborando programas en com- tivos, cuatro veces al año y se mantiene corres-
putador, y muchas cosas más. pondencia con los participantes.
Todas estas creaciones podrán los adultos Un llamado final: Tratemos de luchar pa-
con los niños aportarlas a los MCS que, a su ra que no se subutilicen los medios de comuni-
vez, se convertirán en vehículo de la «voz del cación social. Hagamos todo lo posible para
niño». Hay que motivar al niño para que todas que ellos se conviertan en vehículos de perso-
sus producciones tengan el máximo de cali- nalización de niños y jóvenes.
dad; esto se logrará en la medida en que los Acompañemos a los niños y a los jóvenes
adultos lo acompañen respetuosamente, desde a «leer dinámicamente» la realidad «real» y la
sus primeros pasos en este campo y le permitan realidad que le presentan los MCS. Pero, sobre
manifestar espontáneamente sus expresiones todo ¡Acompañemos a los niños en la aventura
creativas; asimismo, proporcionando al niño maravillosa de ser personas!
un entorno libre de mediocridad y de pasividad
¡Es una grande y retadora tarea la que se nos
Notas
presenta a nosotros los educadores! Si quere- 1
DOMÍNGUEZ, M.J. (1985): Los niños y los medios de
mos que los niños lleguen a ser creadores, te- comunicación.Bogotá,Antares.
nemos que serlo primero nosotros. Nuestro 2
DOMÍNGUEZ, M.J. (1990): Activos y creativos con los
testimonio de creatividad ante los niños será la MCS. Bucaramanga (Colombia), U NESCO.
mejor lección para lograr esta aparente pero
decisiva utopía. María Josefa Domínguez Benítez es
Todo este proceso de la lectura dinámica profesora de la Universidad Industrial de
de los signos, eminentemente dialéctico en sus Santander en Bucaramanga (Colombia).

61