Вы находитесь на странице: 1из 2

c  

c 

Este es un caso especial, analizaremos una herejía -según Schmitt-completamente © por primera vez
descrita por el fraile dominico Étienne de Bourbon en el siglo XIII, quien escribió un
   
       , que es un compendio de 
, es decir de historias autenticas
utilizadas por los predicadores en sus sermones para edificar a los fieles y encaminarlos en la vía de la
salvación. Un 

de este compendio es el que comentamos a modo de presentación de un distinto tipo
de herejía:

     £ e la adoración del can Guinefort)

Ê
                
   
               

              
!    
  
  
             
   !    © "
                 
   
       # 

    


   $   
        
      ©   
 
   ©        
% ©  

&
    '         
 © 
      
      
   
  

   $      


 (       )  *
      )      )  
 + 
  )     
   #   

    )       
  
      ) ,            
            
     
 © 
 #      
          

!         #
         ,   
       
            #  
     )          #        ,  
 
  )  #   

 #   
  
    
  #     

   
      -   
)       
  
.        
     #
    
    /           
    ! 
   
          

'       # 
             
        
 
     

     (       ©       
                0   
     
           
 
          
     
        
 
-     
© 
    
 ©   
       
     
 
 
      
      ! 
 © 
©                ©  ©   
 
      
     )
        
©  
                  ! ©  
  "            )    ) "     
         "     )            

        )                
  ,   
   ©       /
  
      )  © 
     '         "      
 )                 

+  #      


  ©               - 
       ©               # 

 
  ©        
   
 
    
    
  
         
  )       
  
 

  

   
) 

      + 
   
 ©     
©              
 )   
    !
  

          
 


     ) 

  
             -    


        
           


 
    ! ©   
  

(  
    
        
      

 ©  Ê
 
  
         

    
     &     )     
          
 
                   

Este caso se enmarca dentro de una serie de definiciones acerca de las supersticiones, es lo que Santo
Tomas de Aquino llama              es decir, el mal uso del culto
cristiano. Aquí, el rito de adorar a un perro como un santo le parece al inquisidor una burla sacrílega de la
verdadera peregrinación, una ofensa hecha al culto de los santos porque según Etienne de Bourbon estas
mujeres    1  que para él son las únicas eficaces, el solo hecho de que los
campesinos se sintieron capaces de definir los criterios de santidad, aun si el santo hubiese sido humano, le
parecía subversivo. Al Papa, y solo a él le corresponde proceder a la canonización de los santos, luego de un
estricto proceso realizado por tres cardenales, que llevaban a cabo una minuciosa investigación con testigos
de fe, acreditación de milagros, etc. Para el ominico este culto constituía un desafío lanzado a las
autoridades de la Iglesia aunque la represión solo fue un sermón de reconvención y no la muerte de los
herejes.

El autor propone que la lenta cristianización de Occidente, este tipo de cultos         
adquirió cada vez mayor importancia. Para San Agustín debía ser combatido como prioridad como Idolatría,
es decir, de los antiguos dioses paganos, que ahora pasaban a ser demonizados por la Iglesia Medieval, lo
que analizaremos en el segundo capitulo.