Вы находитесь на странице: 1из 4

ORIGEN HISTÓRICO DE LAS UNIVERSIDADES

Este documento elaborado por el profesor José Gabriel Colley Pérez, es el resultado del
debate de ideas que se desarrolló durante el Simposio Permanente sobre la Universidad,
dirigido por ASCUN, FES e ICFES. 1988 – 1990), bajo la orientación del S.J. Alfonso Borrero
Cabal.

Nuestra sociedad occidental, hunde sus raíces en las culturas


Griega, Romana y Hebrea. Grecia aportó, sobre todo, su Filosofía,
además de su ciencia y su arte. Su concepción sobre el hombre y la
sociedad, en el sentido de la organización social democrática,
influyeron decisivamente en la posteridad.

No obstante, después de los intentos imperiales de Alejandro


Magno, es Roma quien realmente logra, conquistar al mundo
convirtiéndose en verdadera maestra del arte de gobernar a los
hombres. El derecho romano contribuyó decisivamente a
estructurar la conciencia del hombre de occidente y todos los -
estados de derecho posteriores al imperio, hasta nuestros días,
beben de su fuente creadora.

En el seno del Imperio Romano aparece el cristianismo con su


visión trascendente del hombre hacia una verdadera vida eterna.
La nueva religión aunque de origen hebreo prende en las masas
como única esperanza de felicidad Ultraterrena Tanto es así, que
en el siglo IV, Constantino tiene que reconocerla corno religión
oficial y universal del imperio.

La invasión de los pueblos bárbaros, de inferior cultura, a los


principales centros urbanos romanos terminaron por precipitar la
crisis al mundo imperial y preparando el advenimiento de un nuevo
orden social: el Feudalismo.

Los jefes bárbaros y los jefes de la iglesia se distribuyeron los


dominios del antiguo imperio romano fundamentando el nuevo
poder en la tenencia de la tierra y en los títulos de nobleza. La
conquista del Mediterráneo, tradicional marco geográfico del
mundo antiguo, por parte de los musulmanes (siglos VII y VIII) hace
que se fortalezca el feudalismo al clausurarse el comercio marítimo.

En un principio se da una simbiosis entre la iglesia y la autoridad


civil que hace que se confundan los poderes del clero con los
poderes del Estado Feudal, sobre todo en la alta Edad Media,
especialmente el Siglo X (llamado siglo oscuro), con la integración
del sacro imperio Romano -Germánico.

Sin embargo, la confusión cíe poderes entre la iglesia y los señores


feudales generaron rivalidad.
La convivencia armónica era imposible por lo que se desencadena
una lucha por la supremacía del poder. El papado se estimaba una
instancia superior a la civil y consideraba que su autoridad
espiritual debía también materializarse en autoridad terrenal
Evidentemente, los señores deseosos de fortalecer su autoridad no
aceptaron las pretensiones del papado. Este conflicto por las
investiduras jugó un papel trascendental en el reconocimiento de
los estudios jurídicos, hasta el punto que, al conjuro de la
necesidad de buscar en el derecho la justificación del poder,
reaparece el código de Justiniano, al cual vuelven sus ojos, con
igual interés, tanto Papas como emperadores.

Quizá la escuela de Leyes más prestigiosa de la época fue la de


Bolonia, considerada como "pionera y maestra en los estudios de
Derecho Civil en la Edad Media' y semillero de Juristas canónicos.
Instituciones similares, en busca de la legitimación del poder (de
Papas y señores) empezaron a aparecer por todo occidente,
convirtiéndose en los primeros embriones incipientes de las futuras
Universidades, coma las de Gotinga y París.

En el siglo XI, enmarcada por un ambiente social y cultural muy


particular, apareció la llamada Reforma Gregoriana, que lleva el
nombre del Papa Gregorio VII.

Es necesario decir, que la Universidad nacería sólo un siglo más

tarde: Pero el medio en el cual se hace y se crea es el siglo XI, a


partir del proceso de Diástasis entre Imperio y Clero, de la lucha y
justificación jurídica de tas investiduras del poder, por la
reaparición del comercio, por el surgimiento y desarrollo de la
burguesía, por el fortalecimiento de las ciudades, por el influjo de
las ciencias y el cambio en las escuelas para lograr una actitud
más real y objetiva del mundo, la razón y la fe.

La llamada Diástasis, buscó el divorcio auténtico entre tas dos


potestades. Gregorio VII quería una Iglesia más pura y libre, sin
compromisos materiales para alcanzar una verdadera autonomía-
de lo espiritual y cumplir con la real misión de la religión cristiana.
Sin embargo, la Diástasis se encontró con muchos obstáculos dado
que tos obispos y clérigos eran dueños de-tierras, abadías y hasta
de parroquias y no estaban dispuestos a aceptar estos cambios
pues perderían sus bienes, además de los gajes y las prebendas
de que disfrutaban también como feudales. Los prelados de la
Iglesia fueron verdaderos agentes de la feudalidad, pues tenían
jurisdicción a la vez religiosa y política y participación sin
precedentes en los negocios del Estado. Eran dependientes del
Papa, pero al mismo tiempo señores feudales, es decir,
dependientes del emperador. Esto suscitó un encendido debate
entre los partidarios del Papa con los que cerraron fila alrededor
del emperador Enrique IV por la defensa de sus intereses y del
Feudalismo. Este momento histórico se le conoce corno "Lucha de
las investiduras", que no es otra cosa que la lucha entre el poder
del reino y el poder del sacerdocio.