Вы находитесь на странице: 1из 9

LA REVOLUCIÓN Y REACCIÓN LIBERAL EN EUROPA EN EL SIGLO XIX

Revolución de julio de 1830 manos de los insurgentes; Carlos retiró las ordenanzas de su ministro,
pero fue demasiado tarde. El rey tuvo que abdicar y huir a Gran
Revolución de julio de 1830, levantamiento revolucionario ocurrido en Bretaña. Los más radicales propugnaron el régimen republicano, pero
París que motivó la abdicación del rey francés Carlos X y concluyó con los liberales, apoyados por el marqués de La Fayette, defendieron la
la victoria de los liberales, que defendían una reforma constitucional, instauración de una monarquía limitada, al frente de la cual estaría Luis
sobre los defensores de la monarquía absolutista. El movimiento se Felipe, duque de Orleans, que el 9 de agosto fue proclamado rey de
extendió y provocó diversos levantamientos democráticos en el Francia con el nombre de Luis Felipe I.
continente europeo, particularmente en Bélgica (que logró su
independencia), Alemania, Italia y Polonia.

La principal causa de la Revolución de julio fue la política reaccionaria


adoptada por Luis XVIII y, más tarde, por su hermano Carlos X, que
fue proclamado rey en 1824. La nobleza y el clero, ambas enemigas de
cualquier proceso progresista, resultaron ser los principales
beneficiarios de una política que había aprobado el pago parcial de las
tierras que el Estado había confiscado durante la Revolución Francesa,
el retorno de los jesuitas (expulsados del país durante el periodo
revolucionario) y la entrega al clero del control sobre la educación.
Además, Carlos X tomó diversas medidas que recortaban la libertad de
prensa. En marzo de 1830 la Cámara de Diputados exigió la dimisión
de algunos de los ministros del rey; como respuesta, Carlos X disolvió
la Cámara y ordenó la convocatoria de nuevas elecciones, pero los
resultados de éstas demostraron que la nueva asamblea legislativa iba a
oponerse a la política del monarca con mayor dureza que su
predecesora. La barricada
La libertad guiando al pueblo (1830, Museo del Louvre, París),
El 26 de julio, pocos días antes de la formación de las nuevas cámaras, nombre del lienzo que aquí se reproduce en blanco y negro,
el ministro de Asuntos Internos promulgó las denominadas Ordenanzas el cual también es conocido como La barricada, es una de las
de Saint-Cloud (así llamadas por ser ese municipio el lugar en el cual el obras más claramente románticas y célebres del pintor
rey Carlos firmó dichas leyes), por las que se suspendía completamente Revoluciones de 1848
la libertad de prensa y se declaraban nulas y sin valor las elecciones. El
pueblo se sublevó, tomando posesión del gobierno municipal en el Revoluciones de 1848, serie de insurrecciones acaecidas en diversos
ayuntamiento parisino. El 29 de julio, después de las denominadas ‘tres países europeos donde habían fracasado los intentos de llevar a cabo
jornadas gloriosas’ (27, 28 y 29 de julio), toda la ciudad estaba en reformas económicas y políticas. Estas revoluciones, de carácter liberal
democrático y nacionalista, fueron iniciadas por miembros de la revoluciones fracasaron, la corriente en favor de la unificación adquirió
burguesía, que reclamaban gobiernos constitucionales y fuerza en los años siguientes: Italia culminaría este proceso en 1861 y en
representativos, y por trabajadores y campesinos, que se rebelaban 1871 lo hizo Alemania.
contra el aumento de las prácticas capitalistas que les estaban sumiendo
en la pobreza. Estas peticiones se unieron a consideraciones Napoleón III
Emperador de
nacionalistas en aquellos pueblos sometidos a un gobierno extranjero
los franceses
que consideraban necesario crear un Estado propio, sobre bases desde 1852
liberales, para garantizar su carácter nacional. Tal fue el caso de hasta su derrota
alemanes, italianos, checos, húngaros y rumanos. Pese a que los logros frente a la
alcanzados gracias a las revoluciones de 1848 no perduraron, este pujante Prusia,
movimiento ejerció una influencia a largo plazo en los gobiernos en 1870, Luis
Napoleón
europeos al minar el concepto absolutista de la monarquía y promover
Bonaparte, cuyo
una corriente en favor del liberalismo y el socialismo. nombre imperial
fue el de
El primer estallido revolucionario se produjo en febrero de 1848 en Francia, Napoleón III, era
donde los defensores del sufragio universal y los socialistas, liderados por sobrino del
Louis Blanc, derrocaron al rey Luis Felipe I de Orleans y proclamaron la II Napoleón por
excelencia,
República. Sin embargo, la falta de consenso en el gobierno a causa de las
reformas políticas y económicas provocó cruentas luchas en las calles de El aumento del sentimiento nacionalista entre los checos, húngaros,
París. A finales de 1848 fue elegido presidente el sobrino de Napoleón alemanes y otros pueblos que se encontraban bajo el dominio del
Bonaparte, Luis Napoleón (más tarde Napoleón III). Esta rebelión dio origen Imperio austriaco ocasionó revueltas, y el príncipe Klemens von
a movimientos en favor de la unificación nacional en los estados alemanes e Metternich y el emperador de la Casa de Habsburgo, Fernando I, fueron
italianos. Los liberales alemanes formaron una Asamblea nacional de toda derrocados en marzo de 1848. Las insurrecciones en Viena permitieron
Alemania en Frankfurt del Main. No obstante, el gobierno provisional no la formación de una asamblea constituyente y la emancipación del
llegó a tomar una decisión sobre el régimen del nuevo Estado y acabó por campesinado. En Praga, se reunió una asamblea de los eslavos
restaurarse el antiguo sistema, aunque hubo estados como Prusia que sometidos al Imperio austriaco, pero el enfrentamiento entre checos y
establecieron una Constitución. Las insurrecciones que se produjeron en germanos permitió al ejército austriaco sofocar la rebelión. En Hungría,
Italia obligaron a huir al papa Pío IX; Giuseppe Mazzini, patriota italiano que se hallaba bajo el poder de Austria, Lajos Kossuth asumió el
que propugnaba la unificación italiana bajo un régimen republicano, control de un gobierno que declaró la independencia de todos los
proclamó la República Romana en 1849, pero ésta no tardó en ser abolida. territorios húngaros. No obstante, su nacionalismo extremo le granjeó
Lo mismo ocurrió en Lombardía y Venecia, sometidas a los austriacos, que la enemistad de numerosos grupos minoritarios. Finalmente, los
declararon su independencia apoyados por el reino de Cerdeña; sin embargo, serbios, croatas y transilvanos, ayudados por Austria y Rusia, pusieron
las tropas austriacas dirigidas por el general Radetzky sofocaron duramente fin al conato independentista húngaro al año siguiente. En España, bajo
la revuelta tras derrotar a los italianos en Custozza. Aunque todas estas
el reinado de Isabel II, las Revoluciones de 1848 tuvieron un efecto en Nápoles y Piamonte, encabezadas por los carbonarios, y en 1831
menor que en el resto de Europa. Sólo en Madrid, Sevilla, Valencia y tuvieron lugar otras en Bolonia, contra el papa Gregorio XVI, y en los
Cataluña se produjeron insurrecciones de cierta importancia, que fueron pequeños ducados de Parma y Módena. Todos estos levantamientos
duramente reprimidas, por el general Ramón María Narváez. fueron reprimidos por la intervención armada de Austria.

Unificación italiana
1 INTRODUCCIÓN

Unificación italiana o Risorgimento, proceso que supuso el


surgimiento, en 1861, de un reino de Italia unificado. En el Congreso
de Viena de 1815, posterior a las Guerras Napoleónicas, Italia quedó
totalmente dividida, sin ningún tipo de institución unificadora. Existían Giuseppe Mazzini
tres obstáculos para la unidad. El primero era la ocupación del reino de El revolucionario
genovés Giuseppe
Lombardía y Venecia, bajo soberanía austriaca, en el norte y noreste de Giuseppe Garibaldi
Mazzini luchó a favor de
la península Itálica. El segundo eran los Estados Pontificios, bajo la la unificación italiana Giuseppe Garibaldi fue
soberanía del papa, situados en el centro de la península. El tercer defendiendo la opción un patriota italiano
obstáculo lo constituían un grupo de estados independientes. En el republicana. Después de que, tras acaudillar
ser uno de los distintas tropas en
noroeste se encontraba el reino de Piamonte-Cerdeña, que se había ido carbonarios, en 1831 Sudamérica, regresó a
extendiendo lentamente desde la edad media y era el Estado más fundó la Joven Italia en la lucha de su país por
avanzado de Italia. Un segundo reino, el de las Dos Sicilias, ocupaba la su exilio francés. la independencia, en la
Promovió una serie de
mitad sur de la península. Tres ducados más pequeños, Toscana, Parma que colaboró
sublevaciones
y Módena, eran gobernados por miembros de la dinastía Habsburgo republicanas en el reino
decididamente. Al final
austriaca. Todos estos estados eran absolutistas. de Cerdeña al tiempo de su vida escribió una
que se convertía en el serie de novelas y sus
2 LA FASE REVOLUCIONARIA adalid del nacionalismo propias memorias
El movimiento revolucionario adquirió un marcado carácter
nacionalista gracias al trabajo de Giuseppe Mazzini. Creía que Italia
Con anterioridad a 1848, el sentimiento nacionalista italiano se limitaba
debía conseguir, no sólo la independencia, sino también la unidad como
a pequeños grupos de la aristocracia y de la clase media. Entre estos
república integrada. Su sociedad secreta, Joven Italia, formó células
últimos eran muy numerosos los oficiales del Ejército retirados que
revolucionarias en toda la península. El nuevo papa, Pío IX, elegido en
habían luchado contra Napoleón. En 1820 estos grupos ya habían
1846, se sumó al fervor nacionalista que culminó en las revoluciones de
formado sociedades secretas, siendo la más importante la de los
1848. La primera de ellas obligó a Fernando II de Borbón, rey de las
carbonarios. Posiblemente estuvieron más interesados en conseguir
Dos Sicilias, a otorgar una Constitución a todo su reino. Mientras tanto,
constituciones y reformas liberales para sus reinos absolutistas que en
en Roma, Pío IX concedía reformas sorprendentemente radicales. El
lograr un gran objetivo nacional. En 1820 se produjeron revoluciones
rey de Piamonte-Cerdeña, Carlos Alberto, levantó la censura impuesta
a la prensa y otorgó el denominado Estatuto Fundamental. Tras la
revolución en Viena se sucedieron los levantamientos italianos en
contra de los austriacos en Milán y Venecia, y Carlos Alberto se
convenció de la necesidad de declarar la guerra a Austria.

En la primavera de 1848 la independencia, o incluso la unidad, de Italia Cavour, tras involucrar a Piamonte en la guerra de Crimea como aliada
parecía una posibilidad inmediata. Sin embargo, los piamonteses fueron de Francia, planteó en el Congreso de París (1856) la cuestión italiana a
derrotados por los austriacos, y Carlos Alberto hubo de abdicar en favor Europa. Después intentó asegurarse el apoyo diplomático y militar del
de Víctor Manuel II. La intervención francesa, que fue solicitada por el II Imperio Francés, encabezado por Napoleón III. En la entrevista y
papa (lo que le supuso la antipatía de numerosos patriotas italianos), acuerdo secreto de Plombières ambos planearon una guerra contra
acabó con la República instituida por Mazzini en Roma, a pesar de la Austria, y acordaron que Francia recibiría la cesión de Niza y Saboya
heroica defensa de Giuseppe Garibaldi. Sólo en Piamonte logró por parte del Piamonte. En la primavera de 1859 Cavour provocó que
sobrevivir un régimen constitucional. El nombramiento del conde los austriacos enviaran un ultimátum a la capital piamontesa de Turín
Camillo Benso di Cavour como presidente del Consejo en 1852, que exigiendo el desarme piamontés. Cavour rechazó el ultimátum, y en la
mantuvo el sistema parlamentario y permitió un gran desarrollo guerra posterior los franceses apoyaron a los piamonteses. Los
económico del reino, atrajo la simpatía de numerosos liberales italianos austriacos fueron derrotados en las dos sangrientas batallas de Magenta
que apoyaban la unificación. Una política perspicaz, oportunista y y Solferino, y se vieron obligados a entregar Lombardía, con su gran
flexible permitió realizar la unificación de Italia en poco más de una ciudad de Milán, a Napoleón III, que la puso bajo la soberanía de
década. Víctor Manuel II de Piamonte-Cerdeña.

3 LA FASE DIPLOMÁTICA Y MILITAR Los ducados de Toscana, Parma y Módena, y la mitad norte de los
Estados Pontificios (las Marcas y Umbría), optaron, mediante
plebiscitos populares, por la unión con Piamonte, que se había
convertido en el reino de Italia del Norte en el transcurso de la primera
mitad de 1860. La inquietud que estos cambios provocaron en
Napoleón III se calmó con la decisión de Cavour, acordada en el
Tratado de Turín (1860), de ceder las provincias de Saboya y Niza a
Francia. Esta medida no tuvo buena aceptación en Italia, y enfureció a
Garibaldi, que había nacido en Niza.

Batalla de Magenta Garibaldi fue el héroe de la siguiente fase de la unificación italiana.


Este óleo de la época reproduce los instantes Seguidor de Mazzini y partidario de una Italia unificada bajo una forma
posteriores a la batalla de Magenta, que el 4 de junio republicana, en mayo de 1860 embarcó en dos pequeños barcos, desde
de 1859 enfrentó a las fuerzas combinadas francesas Mapa 01: Rutas y batallas de la unificación italiana
e italianas del general francés Edme Patrice Maurice Mapa 02: Proceso de la extensión de la unificación
Mac-Mahon con las austriacas del general húngaro
Ferencz Gyulai. El terrible combate formó parte del
italiana
proceso de unificación italiana, y tuvo lugar cerca de
un punto próximo a Génova, con un contingente formado por poco más
de mil jóvenes soldados (‘expedición de los Mil’, también llamados los
‘camisas rojas’). Desembarcó en Sicilia, que fue ocupada rápidamente.
Su extraordinaria campaña culminó en el mes de septiembre con la
entrada en Nápoles, poniendo fin al reino de las Dos Sicilias. Garibaldi
creó un sistema dictatorial en Nápoles y se preparó para marchar a
Roma, lo que provocaría un conflicto internacional. Con el fin de
recuperar la iniciativa, Cavour ocupó los territorios pontificios y
trasladó un ejército piamontés a Nápoles, donde el antiguo republicano
reconoció como rey a Víctor Manuel. Un parlamento que representaba
a toda Italia, excepto a Roma y a Venecia, proclamó a Víctor Manuel II
rey de Italia el 17 de marzo de 1861. Tras su intervención en la Guerra
Austro-prusiana (1866) como aliada a Prusia, Italia obtuvo el Estado de
Venecia por la Paz de Viena. Para completar la unificación sólo
restaban los Estados Pontificios, que Italia consiguió gracias a su
intervención en la Guerra Franco-prusiana (1870-1871), apoyando
nuevamente al dirigente prusiano Otto von Bismarck. Italia logró así la
unidad peninsular, pero mantuvo las reivindicaciones territoriales sobre
Trentino e Istria, especialmente respecto de la villa de Trieste, lo que
originó la cuestión del irredentismo. También quedó pendiente la
relación con el Papado, que no renunciaba a recuperar sus territorios en
el centro de la península ni reconocía al reino de Italia, situación que no
se normalizó hasta los Pactos de Letrán (1929), firmados en época de
Benito Mussolini.
Unificación alemana

1 INTRODUCCIÓN

Unificación alemana, proceso que acabó por suponer en 1871 la unión


de la Confederación de Alemania del Norte con otros estados
germánicos para formar el II Imperio Alemán.

Su artífice fue el aristócrata y político prusiano Otto von Bismarck, que


en septiembre de 1862 había sido nombrado primer ministro de Prusia
por el rey Guillermo I. En ese momento, el gobierno prusiano y la Dieta
(Parlamento) prusiana, con sede en la ciudad de Berlín, se hallaban
enfrentados a causa del proyecto de reforma del Ejército elaborado por
el Ministerio de la Guerra, y que consistía en la ampliación del periodo
de servicio militar obligatorio y en la abolición de los Landwehr, una
milicia compuesta por ciudadanos. Los liberales prusianos, que
contaban con la mayoría parlamentaria, rechazaron esta propuesta por
considerarla un conjunto de medidas reaccionarias destinadas a
incrementar los poderes de la corona prusiana y se negaron a aprobar el
presupuesto de defensa. Bismarck, decidido a vencer, gobernó el país y
recaudó los impuestos sin contar con el consentimiento del Parlamento.

Otto von Bismarck


El político prusiano Otto
von Bismarck unificó los
estados alemanes en un
único Imperio. Señaló en
una ocasión que los
grandes problemas de
Alemania no se resolverían
con discursos ni decisiones
parlamentarias, sino con
"sangre y acero".
2 BISMARCK Y LA CUESTIÓN DE SCHLESWIG-HOLSTEIN Era preciso decidir el futuro exacto de los territorios conquistados:
Bismarck deseaba anexionar ambos a Prusia, una solución a la que
El primer ministro deseaba ampliar el territorio de Prusia y aumentar el Austria se oponía rotundamente. Se intentó resolver este asunto de
poder de ésta a expensas de los estados vecinos; a su juicio, este plan distintas formas: en primer lugar, se celebró una conferencia en
uniría a la mayoría de los prusianos en torno al rey Guillermo I y, por lo Londres a la que asistieron las grandes potencias; tras el fracaso de esta
tanto, los liberales quedarían aislados. Bismarck no contaba con un plan reunión, las naciones en conflicto negociaron directamente y
diseñado de antemano para llevar a cabo la unificación alemana, como obtuvieron en agosto de 1865 la llamada Convención de Gastein, según
declaró en sus memorias. Era un hombre implacable y estaba dispuesto la cual Prusia debía administrar y ocupar temporalmente Schleswig, y
a aprovechar las divergencias entre las otras grandes potencias para Austria debía actuar del mismo modo en Holstein.
lograr sus objetivos. El Ejército prusiano, recientemente reorganizado y
mejor equipado, sería el instrumento con el que alcanzaría sus objetivos Esta última vía tampoco satisfizo a ninguno de los dos países y,
en política exterior. finalmente, el 14 de junio de 1866 estalló la llamada Guerra Austro-
prusiana. Austria contaba con el apoyo de gran parte de la
Su oportunidad llegó en 1863, cuando la Confederación Germánica (la Confederación Germánica. Prusia firmó una alianza con Italia —a la
unión de 39 estados alemanes creada en 1815 y presidida por el Imperio que prometió la provincia austriaca de Venecia en el caso de que
Austriaco) protestó ante el interés del nuevo monarca danés, Cristián obtuviera la victoria—, con el fin de presentar dos frentes de batalla.
IX, en incorporar a su reino el ducado de Schleswig, que en esa época Los estados alemanes proaustriacos no tardaron en ser derrotados por
se encontraba bajo el control oficial de Dinamarca. En el Protocolo de Prusia. El Ejército austriaco fue completamente aniquilado en Sadowa
Londres de 1852, se había dispuesto que Schleswig quedara (localidad situada en el oriente de Bohemia), el 3 de julio de 1866.
“indisolublemente” unido al ducado vecino de Holstein, que, además, Austria se vio obligada a firmar el 23 de agosto siguiente el Tratado de
también era miembro de la Confederación Germánica. Bismarck Praga, en el que se comprometía a renunciar a sus anteriores
pretendía sacar provecho de esta complicada disputa en favor de los competencias en Alemania y por medio del cual la Confederación
intereses de Prusia y persuadió al emperador austriaco, Francisco José Germánica quedó oficialmente disuelta.
I, para que se uniera a Prusia en su defensa de los términos del
Protocolo de Londres, lo que obligaría a Dinamarca a renunciar a su
soberanía sobre las dos provincias. Se inició así la llamada guerra de
los Ducados, que tuvo lugar en 1864. Las fuerzas austriacas y prusianas 4 LA CONFEDERACIÓN DE ALEMANIA DEL NORTE
invadieron la península de Jutlandia. El rey de Dinamarca se vio
forzado a transferir lo que en la actualidad es el estado alemán de Prusia se anexionó distintos territorios (entre ellos, Schleswig-Holstein)
Schleswig-Holstein a los dos vencedores tras la derrota de su Ejército y forzó a los demás estados alemanes de la zona a formar en 1867 la
en el mes de agosto de ese año, y las fuerzas de Austria y Prusia Confederación de Alemania del Norte, que habría de estar bajo su
ocuparon el territorio conquistado. directo liderazgo. Tras la victoria prusiana, Italia, que estaba
profundizando en su propia y definitiva unificación (tras la creación en
3 LA GUERRA AUSTRO-PRUSIANA (1866) 1861 del reino de Italia), se apoderó de Venecia a pesar de que había
sido derrotada por Austria tanto en los combates terrestres como Éste, indignado porque se pusiera en duda su palabra, telegrafió a
navales. Bismarck promulgó una nueva Constitución para la recién Bismarck, que se encontraba en Berlín, para comunicarle que se negaba
creada Confederación, en 1867. Guillermo I fue nombrado presidente a ofrecer ninguna otra confirmación al embajador francés. Bismarck
hereditario de la Confederación, mientras que el verdadero poder de la manipuló el telegrama con la intención de que produjera la impresión
misma era otorgado a Bismarck como canciller. Los liberales prusianos de que el Rey había sido insultado, y lo publicó en la prensa.
apoyaron a Bismarck en esos momentos por sus éxitos recientes, y la
Dieta prusiana aprobó una ley de indemnización para absolverle de El más enconado nacionalismo se exacerbó en ambos países y Francia
todas las acciones ilegales realizadas desde 1862. declaró la guerra a Prusia el 19 de julio de 1870, encolerizada por el
supuesto agravio cometido contra su embajador. Bismarck también
hizo públicas las demandas de Napoleón III sobre Bélgica y
Luxemburgo, lo que reafirmó a Gran Bretaña en su decisión de
5 LA GUERRA FRANCO-PRUSIANA Y LA UNIFICACIÓN permanecer neutral en el conflicto que pasó a ser conocido como
ALEMANA
Guerra Franco-prusiana. Los estados alemanes del sur, irritados por los
proyectos previstos por el Emperador francés para el territorio renano,
Las otras grandes potencias —Francia, Gran Bretaña y Rusia—, que
que Bismarck también se encargó de filtrar a la prensa, se unieron a
habían permanecido neutrales durante el conflicto, no habían previsto la
Prusia.
rapidez y magnitud de la derrota austriaca. Napoleón III, el emperador
francés, exigió a Prusia compensaciones por la ampliación de su Los ejércitos de Napoleón III fueron derrotados a principios de
territorio, y sugirió a Bismarck la cesión de algunas zonas de Renania, septiembre en la batalla de Sedan y a finales de octubre en Metz; a
Bélgica o Luxemburgo como posibles retribuciones. continuación, los prusianos sitiaron París. Después de que Napoleón III
fuera capturado en Sedan, se proclamó la III República francesa. Se
En 1869, España, cuya reina, Isabel II, había sido depuesta a raíz del
formó un Gobierno de Defensa Nacional que intentó organizar la
triunfo de la revolución de 1868, se encontraba en la situación de elegir
resistencia en las zonas no ocupadas del sur del país. Los nuevos
un sustituto en el trono. Bismarck convenció entonces a Leopoldo,
ejércitos franceses, apoyados por guerrilleros, lucharon durante un
príncipe de Hohenzollern-Sigmaringen y pariente de Guillermo I en
tiempo contra unas fuerzas muy superiores, pero las autoridades se
tanto que miembros ambos de la familia Hohenzollern, de que
vieron obligadas a firmar un armisticio con Prusia el 28 de enero de
presentara su candidatura. Napoleón III, que no deseaba verse rodeado
1871. Francia tuvo que ceder a Prusia la casi totalidad de Alsacia y
por gobernantes pertenecientes a la realeza prusiana, protestó por esta
parte de Lorena, así como pagar una gravosa indemnización de guerra,
propuesta. Aunque logró en primera instancia que Guillermo I
en virtud de lo establecido en el Tratado de Frankfurt (que se acordaría
admitiera la retirada del aspirante prusiano al trono español, insistió
en mayo de ese año). Guillermo I fue proclamado emperador de
nuevamente para que aquél ofreciera garantías de que no se volvería a
Alemania por otros príncipes alemanes el 18 de enero de 1871; la
presentar la candidatura de su pariente. Ante esta situación, el
embajador francés en Prusia, el conde Vincent Benedetti, se trasladó ceremonia tuvo lugar en el palacio de Versalles, donde se encontraba el
por segunda vez al balneario de Ems para entrevistarse con Guillermo I. cuartel general del Ejército prusiano. La Constitución de la ya
inexistente Confederación de Alemania del Norte fue adoptada por el
sucesor de ésta, el II Imperio Alemán, que resultó de la unión de los
miembros de aquélla y de los cuatro estados germánicos del sur,
Baviera, Baden, Hesse y Württemberg.