Вы находитесь на странице: 1из 2

NO A LA COOPTACION DEL RÉGIMEN NEOLIBERAL

PRIMERO DE MAYO INTERNACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO Y PROIMPERIALISTA DE JUAN MANUEL SANTOS


Mayo de 2011
Este Primero de Mayo, cientos de miles de obreros y trabajadores, hombres y mujeres colombianos de-
mócratas y revolucionarios saldremos a las calles a expresar nuestros gritos de inconformidad y nuestras
propuestas de sociedad alternativa. Y es que hay muchas razones para salir en esta jornada internaciona-
lista, antiimperialista y popular.
El internacionalismo y el antiimperialis-
mo son dos aspectos de esta jornada. In-
ternacionalismo, como solidaridad con las luchas
del pueblo en diferentes partes del mundo: en los
países árabes, en la India, en varios países euro-
peos, en regiones y ciudades de los Estados Uni-
dos, todas como expresiones de furia de masas
ante la política de los capitalistas de hacer que los
efectos de la crisis económica la pague el pueblo
con carestía, desempleo, impuestos y represión.
Así mismo se denuncia la intervención militar
del imperialismo en Libia y en Costa de Marfil,
en nombre de la defensa de la “población civil”,
intervencionismo con fines geopolíticos, de con- Protestas en Egipto, parte de los levantamientos populares en África
trol y saqueo de los recursos naturales de estas regiones, las cuales son intensamente disputadas por las
potencias imperialistas: Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Rusia y China.
En el caso colombiano, el nuevo régimen de Juan Manuel Santos, en nombre de la prosperidad para
los capitalistas, afianza el carácter neocolonial de dependencia estatal bajo la égida de los Estados Unidos,
respaldando sin ningún miramiento el intervencionismo de la OTAN contra Libia, buscando el Tratado
de Libre Comercio con los Estados Unidos, en contra de los pequeños y medianos productores, de los tra-
bajadores, indígenas y campesinos y feriando nuestros recursos naturales a los grandes megamonopolios
imperialistas minero-energéticos, lo que va quedando claro con las 5 locomotoras del Plan Nacional de De-
sarrollo “Prosperidad para Todos”. Debemos tener claro que la prosperidad para los capitalistas
y los grandes ricos de este país no es la prosperidad para el pueblo.
La reforma educativa propuesta por
el régimen es una necesidad de las clases
dominantes para preparar y permitir una
nueva oleada de inversión de capital impe-
rialista que exige mano de obra calificada
y semicalificada como “capital humano”
para las empresas, creando una condición
ideológica de pragmatismo, subordinación
y aceptación de la dominación; verdaderos
objetivos de la reforma educativa.
Mientras medio país está gravemente
afectado por el invierno, con millones de
Marcha del 7 de abril, evidenció la oposición al gobierno Santos
personas arrojadas a una condición de miseria, producto de la voracidad con que este modelo de
sociedad ha arrasado con la naturaleza, los grandes monopolios siguen acumulando riquezas evi-
denciando la forma absurda en que se distribuye el producto del trabajo social, con pocos ricos y muchos
pobres. El gobierno y las clases dominantes aprovecharán esta situación para entregarle más el país al
capital privado reordenando las poblaciones y el territorio de acuerdo a sus planes estratégicos, lo que quiere decir
desplazamiento y mano de obra barata para los grandes megaproyectos agroindustriales y minero-energéticos. Todo
el paquete legislativo relacionado con los territorios, como lo agrario, lo medioambiental, lo minero y el agua, apuntan
en esa dirección.
La pretensión política e ideológica del régimen es la cooptación, división y destrucción de los pro-
yectos alternativos de sociedad, haciendo que muchos que eran oposición hoy solo piensen en tener un espacio
subordinado en el gobierno de Unidad Nacional. El gobierno de Santos pretende arrebatar las banderas del movi-
miento obrero y popular bajo una máscara “progresista”, pero realmente apunta a acabar con la organización y las
luchas por nuestros derechos. Como ocurrió con la Confederación General de Trabajo -CGT, en donde, en su reciente
Congreso, Santos, Angelino Garzón y Julio Roberto Gómez llamaron a la clase obrera y los trabajadores a unirse a la
Unidad Nacional, para desmovilizarla y lograr que sus luchas se separen del resto del pueblo.

El MODEP llama a hombres y mujeres de Colombia a


Garantizar la independencia de clase y
mantenerse unido en el camino del pueblo
en la lucha por la Democracia, el Poder y
el Socialismo,impulsando las coordinaciones y
acciones unitarias que fortalezcan la protesta po-
pular. Por esto convocamos a fortalecer el proceso
de unidad popular que se está generando desde el
Congreso de los Pueblos y nos comprometemos
a trabajar sin descanso para que cada día sean más
los sectores populares organizados y no organizados
los que nos vayamos agrupando y potenciando en
este espacio de construcción y legislación alternativa
para un nuevo país, libre, independiente, próspero
y soberano. Instalación del Congreso de los Pueblos, 2010
El MODEP, en el marco de reivindicar la construcción de proyectos alternativos, el papel de la mujer democrá-
tica y revolucionaria en esta tarea y la importancia de contar con referentes históricos propone convertir el año
2011 en el año de homenaje a la luchadora socialista Clara Zetkin y a los 100 años del Día Internacio-
nal de la Mujer, con el propósito de impulsar la organización de las mujeres en las luchas revolucionarias y contra
la dominación patriarcal persistente en la sociedad colombiana.

¡VIVAN LOS LEVANTAMIENTOS POPULARES EN EL MUNDO ÁRABE!


¡NO A LA INTERVENCIÓN IMPERIALISTA!
¡FUERA LA OTAN!
¡TODAS Y TODOS SOMOS CONGRESO DE LOS PUEBLOS, POR LA DE-
MOCRACIA, EL PODER Y EL SOCIALISMO!
¡NO A LA COOPTACIÓN SANTISTA!
Movimiento por la Defensa de los Derechos del Pueblo
MODEP