Вы находитесь на странице: 1из 6

re-Instalar

Particiones y sistema de archivos


Hay algo que no es demasiado fácil de comprender para quienes comienzan a utilizar
GNU/Linux. Esto es especialmente así porque el mismo concepto pero desde la óptica
de Windows® es diferente.

Se trata de la forma en que GNU/Linux trabaja con las particiones. En


DOS/Windows®, cada partición tiene una letra de unidad, y esta funciona como un
contenedor. De esta forma en la unidad C:\ guardo algunas cosas y otras en la partición
D:\ o F:\ o lo que sea. Usamos una letra de unidad para referirnos a los archivos o
carpetas (así llaman en Windows® a los directorios) de una determinada partición.

En GNU/Linux el manejo de las particiones es completamente distinto. La diferencia


está en que el sistema de archivos se integra a las particiones sean estas últimas 1 o 10
como un bloque de archivos y directorios monolítico. Dicho de otra manera la
estructura de directorios/archivos es independiente de las particiones que existan. Esto
se consigue asociando cada partición con un determinado tipo de directorios mediante
un proceso llamado montaje.

Montar una partición es utilizar su capacidad de almacenamiento siguiendo una


determinada estructura que tiene que ver con el sistema de archivos.

De acuerdo al sistema de archivos, estos "cuelgan" todos de un directorio raiz llamado


"/"

Podríamos crear una sola partición (cuyo nombre sería justamente "/") y allí "colgar"
todo el "árbol de directorios". Esto sería montar todos los directorios en la partición "/".

En cambio podemos crear varias particiones y aunque la estructura de archivos será la


misma (eso no cambia aunque tengamos una o varias particiones) cada partición tendrá
solo una parte del total de archivos.

¿Para qué sirve esto?

Supongamos que tenemos una partición "home", y allí montamos el directorio /home
con todos sus subdirectorios. De esta manera si en un futuro queremos instalar una
nueva distribución, podremos dejar sin tocar la partición "home" y así, la nueva
distribución (instalada en "/") mantendrá todos los datos personales guardados en
"home", porque no hemos tocado esa partición (no la hemos formateado).
Normalmente por este motivo, en las instalaciones de un GNU/Linux para escritorio se
usan tres particiones:

"/" (raiz) Donde se encuentra todo el GNU/Linux menos el directorio

/home Para todo el directorio /home, subdirectorios con todos los usuarios y sus
respectivos archivos
/swap Partición para intercambio swap (en windows sería solo un directorio aquí
acostumbramos utilizar una partición completa cuyo tamaño será el doble de la
memoria RAM que tengamos, a menos que estemos muy justos en el tamaño del rígido.
En este último caso debemos proveer al sistema al menos con 512 Mb)

Veamos ahora el directorio del sistema operativo.


Este directorio es común a cualquier distribución GNU/Linux.

/ Es el directorio donde se encuentra el Sistema Operativo.

/boot Contiene el núcleo (kernel) así como también información sobre el arranque.

/dev Directorio que contiene los dispositivos (device) del SO.

/bin Aquí encontraremos los comandos ejecutables compilados en forma dinámica.

/sbin El este directorio, también hay comandos ejecutables pero están compilados en
forma estática.(simplemente una forma de compilar archivos más pesados pero más
compatibles con cualquier distro y cualquier máquina).

/lib Aquí se encuentran las librerías y también algunos módulos.

/usr Hay muchas cosas dentro de este directorio, las más importantes son, los programas
básicos de funcionamiento, así como los fuentes del kernel (núcleo del SO).

/home Todo este directorio se usa para colocar los subdirectorios y archivos de cada
usuario. Por ejemplo si hay un usuario "pepito", habrá un subdirectorio llamado /pepito.
Así que esto lo veremos así /home/pepito. Aquí se guardarán los archivos propios del
usuario pepito. De la misma forma si hubiera otro usuario de nombre "juancito" habría
un segundo subdirectorio que se llamaría /juancito, así que lo veremos como
/home/juancito. Si lo colocamos en otra partición (por ejemplo la partición /home, desde
el punto de vista físico estará seguramente en esa otra partición, pero para el sistema de
archivos seguirá estando exactamente igual que si solo hubiera una partición "/"

/etc Todo lo relacionado con la configuración de los programas se encuentra aquí.

/var Aquí se guarda toda la información del sistema.

/proc Este directorio no lo vamos a encontrar en el disco rígido, si la computadora no


está funcionando. Esto es así porque su información no queda instalada sino que se
genera durante el uso de la computadora. Por ejemplo guarda todos los procesos que se
están produciendo en ese instante.

/root Es el directorio del administrador y debe quedar a muy buen resguardo de


cualquier tipo de invasor a nuestra máquina.

/tmp Es el directorio donde se guardan los archivos temporales.

/media Es un directorio mediante el cual se puede entrar a dispositivos como el


disquette, el cdrom y en algunos casos a otras particiones de otros Sistemas Operativos.
/opt Es un directorio especial para instalar utilidades que no vienen con la distribución
(su nombre significa other products=otros productos).

/lost+found Existe una aplicación llamada fsck que sirve para reparar los errores de los
discos rígidos. En lost+found el programa fdisk guarda mucha información sobre los
archivos reparados.

¿Qué es FIPS?

Fips es un particionador hecho pensando en GNU/Linux. Debemos tener en cuenta que


si bien FIPS se ha usado muchísimas veces en muchísimos equipos, se entrega sin
ninguna garantía, lo que significa que debemos prevenir accidentes y antes de usarlo es
conveniente tener un backup completo de los datos y software que quisieramos
conservar.
Si tenemos que instalar GNU/Linux en una PC que originalmente tenía un sistema
operativo DOS o Windows® y queremos conservar este SO y sus datos, con otros
particionadores (como fsdisk para DOS) tendríamos que hacer un backup de toda la
info, luego hacer particiones nuevas y finalmente utilizar el backup para reinstalar todo
nuevamente.
La reinstalación de todos los datos y el software puede llevar mucho tiempo y
convengamos que es una tarea cuando menos muy incómoda.
FIPS es diferente y nos brinda la posibilidad de mantener (aunque modificada) la
partición original, lo que nos evitará mucho trabajo. Podemos dividir una partición DOS
sin necesidad de perder datos con la única condición de tener en el disco rígido espacio
libre suficiente, como para mantener una partición con todos los datos a conservar y
suficiente espacio como para crear las nuevas particiones para GNU/Linux.

Antes de usar FIPS

Debemos preparar nuestro disco rígido antes de particionar con FIPS. Sabemos que los
formatos Fat, Fat32 y Ntfs tienen la característica de fragmentar la información que
guardan en el disco. La unidad más pequeña en el disco se llama cluster y en estos tres
tipos de formatos sucede que la información no se va guardando en clusters correlativos
sino en forma bastante anárquica distribuyendose por todo el disco total y
absolutamente desordenados. Esto es lo que se llama fragmentación, y si bien los
formatos extended y reiser utilizados en gnu/linux no tienen estos problemas, en el
mundo Windows sí existen. Por este motivo y para poder particionar correctamente el
disco con FIPS primero debemos preparar el disco rígido. Esto es:

1. Utilizar algún programa que examine posibles errores del disco como
ScanDisk® (o en algunos casos chkdsk).
2. Defragmentar todo el disco, para ordenar la información en una parte del disco y
poder trabajar sin pelligro con la otra parte vacía haciendo las nuevas
particiones. Para esto Windows tiene un programa llamado Defrag®, aunque
también hay otros como el de Norton, etc. Es importante que el disco esté bien
defragmentado antes de seguir adelante. El archivo swap de Windows® no es
tomado en cuenta por la mayoría de los defragmentadores por lo que habrá que
desinstalarlo (icono Extendido 386 que se encuentra en el panel de control).
Luego de finalizado el proceso de FIPS debemos recordar volver a instalarlo.
3. Si bien Fips es un programa seguro, podemos accidentalmente hacer algo
incorrecto y poner en peligro la información que hay en el disco rígido. Para
evitarlo haremos un backup general de todos los datos que queramos preservar.
Ahora bien, supongamos que los datos son guardados en el mismo disco rígido y
que luego hacemos particiones y format ...El resultado sería que el backup
guardado desaparecería. Por este motivo es necesario que el backup se guarde en
otro disco rígido (al que no se vaya a formatear) o bien externamente en un
Cd/Dvd por ejemplo.
4. Si luego de todo este proceso el espacio que FIPS nos deja libre es demasiado
pequeño podemos hacer lo siguiente:
o Borrar parte de los datos. Seguramente habrá datos que ya no utilizamos
o que no son demasiado necesarios.
o Algunos archivos ocultos se encuentran dentro del espacio que
pretendíamos para la nueva partición y no han sido movidos por
DEFRAG®. En DOS es posible ver los archivos ocultos mediante el
comando

dir /a:h /s

Lo que hace FIPS es reducir el tamaño de una partición cambiando valores en la tabla
de partición del sector de arranque. No modifica el formato de la partición, el tamaño de
los clusters ni de la File Allocation Table (FAT). En el espacio ganado mediante este
truco FIPS crea una nueva partición primaria DOS.

Usando FIPS

Comenzaremos creando un disco de inicio Windows® o simplemente un DOS


autobooteable de un disquette. Es importante dejar algo de espacio en este disquette ya
que vamos a incluir en el mismo también nuestro FIPS. Estos archivos son los
siguientes:

fips.exe
restorrb.exe
errors.txt

Un posible lugar para bajarlo es de:

http://www.tucows.com/start_dl/8236_31813_1364

Aunque también se encuentra entre las herramientas (tools) de nuestro Debian.

Cuando FIPS comienza su trabajo verifica posibles incoherencias en la tabla de


partición, sector de arranque y la FAT. Si encuentra algo sospechoso, nos lo indicará de
forma que sepamos si seguimos adelante. Suponemos que este paso no es demasiado
necesario ya que antes de usar FIPS hemos chequeado el disco con un ScanDisk®, por
lo que cualquier error ya debería estar corregido. Si hay algún error FIPS no continuará.

FIPS nos da la posibilidad de copiar (backup) el sector raíz y el de arranque a un


disquette antes de empezar. Esto es importante ya que si algo no está saliendo en forma
correcta podemos llegar a recuperar los datos perdidos con el programa
RESTORRB.EXE incluido en la bajada.
FIPS además, verifica el espacio libre en la partición y nos dejará elegir el cilindro
donde comenzará la nueva partición. Finalmente cuando FIPS haya calculado la nueva
tabla de partición, el sector de arranque, hará una nueva comprobación y si todo es
correcto nos pedirá permiso para escribir el nuevo sector de arranque y raíz.

Para comenzar a utilizar FIPS, una vez que tenemos listo nuestro disquette de inicio,
booteamos nuestra computadora con este y veremos aparecer el prompt con una:

A:\>

Allí tecleamos

fips

y pulsamos "Enter". Veremos luego una advertencia de FIPS sobre su uso en entornos
considerados multitarea. No debemos dar importancia a esta advertencia ya que
iniciamos desde un sistema DOS (disco de inicio de Windows® incluso) y no desde una
sistema Windows®.

Luego FIPS analizará las particiones, este proceso puede durar algún tiempo
dependiendo del tamaño del disco y de la cantidad de cosas que haya en su interior.
Ideal para tomarse un café, té o si somos Rioplatenses, del sur de Brasil o de Paraguay...
¿porqué no un rico mate? A los que no lo conozcan...¡no saben lo que se pierden!...

Vamos a hacer tres particiones para GNU/Linux:

1. Partición raiz "/" que puede ser de 1 GB o menos, pero si tenemos disco haremos
que tenga 5GB
2. Partición /swap cuyo tamaño será el doble de nuestra memoria RAM. Funciona
relativamente bien con 500MB, pero es mejor si le damos el doble de la
memoria RAM. Si vamos a usar el equipo como servidor, y según su trabajo,
hay administradores que llegan a darle a esta partición hasta 10 GB.
3. Partición /home donde irán los usuarios y sus archivos. Si tenemos disco
disponible podemos darle 10GB, aunque con 3 GB ya puede funcionar sin
demasiados problemas.

A veces, cuando usamos discos de gran tamaño, FIPS nos hace una advertencia pero
fuera de esto el sistema funcionará sin problema. Si hubiera un problema aparecerá en
este momento una indicación, de lo contrario podremos seguir adelante.

Si todo está bien, FIPS nos muestra la forma que considera más adecuada para realizar
el particionamiento, aunque esto por supuesto puede ser modificado por el usuario. Por
ejemplo podemos dejarle un poco más de espacio a Windows® para que trabaje mejor,
o bien dejarle menos espacio en previsión de nuestras necesidades en gnu/linux.

Una vez que tenemos todo de acuerdo a nuestro gusto solo debemos pulsar Enter y FIPS
nos mostrará las nuevas particiones y nos pedirá autorización para hacerlas efectivas
grabándolas en el disco. Si no estamos conformes con lo que vamos a hacer todavía
podemos deshacer todo y comenzar nuevamente ya que no hay nada grabado en el
disco.

Cuando llega el momento de grabar al disco las nuevas particiones, FIPS ofrece la
oportunidad de obtener una copia de seguridad del sector de inicio, lo cual es muy
recomendable, ya que esta copia ocupa poco espacio y será vital en caso de algún error.

Cuando finalizamos la tarea y ya tenemos nuestra nueva partición, es posible que


Windows no calcule en forma correcta el tamaño de lo que quedó de su partición
antigua. Para solucionar esto es menester utilizar ScanDisk® nuevamente.
Una forma de restaurar la forma de partición original es utilizar restorrb.exe Debemos
tomar en cuenta que habra varios archivos restorrb a medida que utilicemos más de una
vez el disquette con FIPS, así que es bueno conocer cual es el número de restorrb que
tenemos que utilizar en nuestro caso.
Como para asustarnos un poco, ahora aparecerá un mensaje que dice algo como Error
de alojamiento de memoria, incapaz de cargar command.com. Solamente con reiniciar
nuestro disquette (mediante la combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr) alcanzará para
solucionar este problema.
Hemos logrado nuestra nueva partición, pero esta es una partición DOS y primaria. ¿Y
ahora qué?

Desde gnu/linux, durante la instalación de nuestro Debian podremos aprovechar esta


segunda partición y con fdisk (de linux) o cfdisk o cualquier otra utilidad particionadora
que tengamos a mano, convertir esta partición a un formato como extended o reiser.

Creo que vale la pena probarlo ¿no? ¡Suerte en el emprendimiento!