Вы находитесь на странице: 1из 28

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO El aprendizaje en el III Milenio Compilado por: Sergio F.

El aprendizaje en el III Milenio

Compilado por: Sergio F. Sosa Sánchez Noviembre, 2004

sergio@npe.com.ve http://www.npe.com.ve Suscripciones: profesionalesexitosos-alta@eListas.net

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

INDICE Introducción

03

Nuevas formas de aprendizaje

04

Una nueva educación para un nuevo siglo

07

Seis barreras en la educación de adultos

10

Múltiples inteligencias

11

Los 10 hábitos de los profesores altamente efectivos

14

El formador ideal

16

El manifiesto de Tom Peters para la educación en el III milenio

18

Aprendiendo a pensar de manera creativa

21

Conceptos básicos sobre organizaciones que aprenden

23

El momento recordado

26

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

INTRODUCCIÓN

“Aprender es el mayor triunfo del mundo. Es la base de cualquier otro éxito” Walter Pitkin Escritor Estadounidense

El futurólogo John Naisbitt dice que analfabeta no será quien no sepa leer, sino quien no sepa aprender.

El nuevo “Mundo del Trabajo” busca creatividad, individualidad, espontaneidad y flexibilidad. Es por ello que las instituciones educativas y las empresas están frente a un cambio de paradigma trascendental. En la actualidad, las empresas juegan un papel muy activo en el proceso para ayudar a sus empleados a desarrollar las destrezas necesarias que requieren para lograr un mejor desempeño de sus funciones.

Este cambio de paradigma no obedece únicamente a las necesidades de educación: el Capital Intelectual será la clave del éxito en el tercer milenio. Esto quiere decir que aquellas empresas que gestionen efectivamente su base de conocimientos tendrán claras ventajas competitivas

que

mercado.

les colocarán en posiciones de vanguardia en el

Aprender no es una cosa seca, inhóspita, aburrida o innatural. Observemos a los niños: todos ellos son, simplemente, máquinas de aprender en estado puro. Los niños disfrutan controlando su entorno. Les gusta aprender. Disfrutan dominando lo que aprenden y les encanta la utilidad de lo que están aprendiendo.

A todos nos gusta aprender cosas que nos resulten útiles.

Conocemos lo básico sobre un “Verdadero Entorno para el Aprendizaje”. Sabemos cuál es la clave de un “mecanismo de aprendizaje”. Se trata de implicar a las personas (activas, motivadas y llenas de energía por naturaleza) en cosas que les interesen. Animar activamente su enérgica y espontánea tendencia a ser

“Sorprendentes Máquinas de Aprender” inhibir esa tendencia natural a aprender.

y

no dificultar o

Comienza la “Revolución del Trabajo de Oficina”, en la cual las “herramientas informáticas” se hacen cargo de las tareas aburridas y repetitivas de la oficina. Esto significa que aquellos que sean reemplazados por las nuevas herramientas que se encargan del “trabajo

intelectual mecánico y repetitivo” tendrán que aprender nuevas habilidades rápidamente. Tendrán que

reciclarse

¡o morir!

Las empresas ya reconocen al capital intelectual como su principal recurso. Ahora falta que también nosotros lo reconozcamos y dediquemos buena parte de nuestro

aumentar nuestro

tiempo a adquirir conocimientos capital intelectual.

a

“Tener afecto al aprendizaje es estar cerca del conocimiento”. Tze-Tze Nieto de Confucio

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

NUEVAS FORMAS DE APRENDIZAJE

Armando Izquierdo Tomado de la revista “Recursos Humanos”, Año 2, 2000, No. 9

El aprendizaje es el fundamento de la evolución del ser humano. El entender cómo aprendemos constituye, por lo tanto, un factor clave en el entendimiento de cómo progresar. Sin pretender ahondar en el complejo tema de cómo aprende el ser humano, vale la pena reflexionar sobre las formas de aprendizaje con las cuales muchas empresas y corporaciones han venido precisamente, acelerando su evolución, su progreso.

En primer lugar, se puede notar cómo el “objeto” del aprendizaje ha ido migrando del conocimiento explícito, tradicionalmente representado por material escrito (libros, documentos, guías, etc.), hacia el conocimiento implícito o tácito, normalmente aludido cuando se habla de experiencias, ritos, costumbres, prácticas, etc. Por otro lado, el “sujeto” del aprendizaje ha ido experimentando cambios cuantitativos, al incorporar el aprendizaje de masas de personas (grupos, organizaciones, sociedades, etc.), al esquema tradicional del aprendizaje individual.

El resultado de la conjunción de estas tendencias, es el surgimiento de nuevas formas de aprendizaje organizacional que, en gran medida, representa el común denominador de las empresas exitosas de hoy en día.

Aprender de un profesor en un aula de estudio, es y seguirá siendo una de las formas más efectivas para el aprendizaje individual de conocimiento explícito, principalmente por el amplio espectro (“ancho de banda”)

que permite la comunicación presencial. El lenguaje corporal, las expresiones coloquiales, el contacto visual, etc., no han podido ser reemplazados, hasta ahora, por ningún medio de comunicación que no sea presencial. Por otro lado, este mecanismo se hace cada vez menos efectivo en la medida que el número de aprendices aumenta (equipos numerosos, organizaciones, etc.) y el conocimiento a transmitir reside más en forma tácita (experiencia, conductas, saber hacer) que en forma explícita (libros, manuales, normas, etc.). Bajo estas últimas condiciones se requieren esquemas diferentes de aprendizaje que idealmente deberían reunir dos características básicas: ubicuidad y atemporalidad.

La ubicuidad se refiere al poder estar en todas partes, y la atemporalidad a la no dependencia del tiempo. Dicho en una forma más coloquial, los nuevos esquemas se orientan hacia hacer que el conocimiento esté disponible y presente en todo momento y en cualquier lugar.

El

nuevos

tipificado por el fenómeno de la Internet. Es así como el “e-Learning” está conquistando cada vez más, los espacios de aprendizaje tanto de las empresas como de la sociedad en sus diferentes ámbitos: hogar, comunidad, comercio, etc.

estos

medio

que

por

excelencia

es

la

está

habilitando

esquemas,

comunicación

electrónica,

No obstante, este medio aún adolece de limitaciones

lo

importantes

en

materia

comunicacional,

si

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

comparamos con las riquezas de la comunicación presencial. Los desarrollos en materia de informática han ido superando cada vez más esta limitante. La transmisión de texto, gráficos, video y sonido puede ser actualmente realizada a velocidades tales, que es posible sostener una dinámica de interacción de trabajo en tiempo real en forma virtual con niveles de calidad muy altos. Estos avances no son nuevos, pero sí lo es el hecho de poder disponer de las tecnologías que lo hacen posible a precios cada vez más bajos, permitiendo su aplicación en forma masiva.

integran; o navegar por una página web y percibir un aroma de flores o comida, dependiendo si está en un portal de una floristería o de un restaurante. No estamos muy lejos de esa realidad virtual (ver artículo “Touch me, Feel me” en Newsweek Septiembre II, 2000).

A pesar de todos estos esfuerzos, las experiencias en la aplicación de estos esquemas novedosos en el proceso de aprendizaje, están indicando que la intervención directa del factor humano es el elemento clave para asegurar un proceso exitoso. Las figuras de tutor, mentor, facilitador, “coach”, etc., son actores que entran en escena con roles

Este

incremento

del

“ancho

de

banda”

de

las

protagónicos desde el punto de vista del proceso de

comunicaciones electrónicas, ha fomentado aún más la

enseñanza. Igualmente, elementos más abstractos, como

adquisición

de

conocimiento

tácito,

ya

que permite

las comunidades de conocimiento, se erigen como la

“discusiones en línea”, “hilos de comunicación”, foros, etc., que normalmente contienen una dosis importante

expresión colectiva de un interés común de compartir conocimientos en un área específica. Adicionalmente, el

del

saber

hacer

de una

empresa, y

el

cual se puede

receptor, el que aprende, lleva un “traje” nuevo que

codificar (ya que son

“bits”

lo

que

fluye), bajo una

representa la voluntad de aprender y la determinación de

taxonomía determinada para convertirlo en información

auto desarrollarse. También surge el concepto de

útil para ser aplicada, en

el momento y

lugar que se

“logística virtual” para significar todo aquello que está

necesite, en el contexto del negocio. Esta capacidad extendida a todos los ámbitos de una empresa es, en buena parte, el basamento de las bien llamadas

detrás del escenario (pantalla) y que mueve un mundo transparente y ajeno al que aprende. Los editores de contenido, los administradores de los sistemas de

“organizaciones que aprenden” “organizaciones que enseñan”.

y

más recientemente

información, los programadores y diseñadores de portales e interfaces electrónicas, etc., conforman un mundo no menos importante que los otros mencionados.

la

comunicación electrónica continúa, a fin de hacer el

mundo

adicionales están siendo incorporados a este tipo de comunicación: tacto y olfato. Imagínese explorar con el “mouse” la pantalla del computador y sentir en la palma de la mano la textura de los diferentes elementos que la

sentidos

el

La saga por incrementar

“ancho

de

banda”

Dos

de

virtual

cada

vez

más

“real”.

Todo esto pareciera indicar que las nuevas formas de aprendizaje en realidad no son tan nuevas. El distingo está más asociado con el medio (avances tecnológicos en informática y telecomunicaciones), pero el fin ha permanecido invariante: adquirir conocimiento a través

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

de la interacción con lo que nos rodea, para procurar un beneficio, bienestar o progreso.

Pudiéramos especular, inclusive, que estamos regresando a formas básicas de aprendizaje del ser humano, como lo es la observación e interacción estrecha con la naturaleza para aprender de ella. Estas técnicas ampliamente difundidas en las culturas ancestrales orientales, fomentaban el desarrollo de habilidades que permitieran

de lo explícito. Así, de una

“ver” más allá de lo evidente

puesta de sol o del simple c anto de un grillo, podían derivarse lecciones de vida que se traducían en sabiduría para aquellos capaces de interpretarlas.

Igualmente, hoy buscamos el desarrollo de habilidades y herramientas que nos permitan leer lo que no está

escrito, escuchar lo que no está dicho y aprender lo que

no se enseña

como fuente de aprendizaje, no es muy diferente al potencial de enseñanza que encierra la riqueza de la dinámica conversacional de una empresa, sus prácticas operacionales, sus tradiciones, sus costumbres, sus ritos

La magnificencia de una puesta de sol

y, en general, el saber hacer de su gente.

Cómo aprender de eso que nos rodea día a día y que muchas veces lo percibimos como rutina, y sin embargo,

encierra la esencia del conocimiento de una empresa, es la sabiduría que debemos desarrollar. La tecnología es definitivamente un habilitante que nos va a ayudar

el factor

Pero la esencia seguimos siendo nosotros humano.

un habilitante que nos va a ayudar el factor Pero la esencia seguimos siendo nosotros humano.

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

UNA NUEVA EDUCACIÓN PARA UN NUEVO SIGLO

Manuel Area Moreira Publicado en la revista NETDIDÁCTIC@, nº 1, octubre 1998 El nuevo siglo: la sociedad de la información

En las sociedades industriales avanzadas (Europa, EEUU,

Japón,

"nuevas tecnologías" (en adelante, NNTT) en las transacciones económicas y comerciales, en el ocio y el tiempo libre, en la gestión interna de empresas e instituciones, en las actividades profesionales, comienza a ser un hecho evidente e imparable.

) la presencia y hegemonía de las denominadas

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación (ordenadores, equipos multimedia de CD- ROM, redes

definir

como sistemas y recursos para la elaboración, almacenamiento y difusión digitalizada de información

basados en la utilización de tecnología informática, en consecuencia, están provocando profundos cambios y transformaciones de naturaleza social y cultural, además de económicos. Muchos pensadores e investigadores denominan a este nuevo contexto social, cultural, político

locales,Internet, T.V. digital

)

que

podríamos

y económico

en el que vivimos como sociedad de la

información.

La "información" se ha convertido en una materia prima de primer orden que se elabora, se transforma y se comercializa como cualquier otro producto manufacturado. La "información" ha impregnado tanto las instituciones y organizaciones sociales como la vida

que en estos

cotidiana de cada individuo de tal modo

momentos dependemos cada vez más de las máquinas

que la transmiten. Todas las personas producimos y

consumidos diariamente información bien a través del

comunicación, de los

ordenadores.

teléfono,

de

los

medios

de

De modo similar en las sociedades urbanas como la nuestra, la socialización cultural de los niños y niñas cada vez en mayor medida se produce a través de la utilización de distintas tecnologías de la información que utilizan prácticamente desde que nacen (la televisión, el vídeo, el multimedia, videojuegos, Internet, etc.). Los actuales ciudadanos menores de diez años son, en este sentido, la primera generación nacida y amamantada culturalmente en la llamada sociedad de la información.

En consecuencia, esta nueva generación cada vez aprenden más cosas fuera de la escuela a través del uso de las distintas tecnologías audiovisuales e informáticas. Dicho de otro modo, cada día los jóvenes acceden a más educación fuera del contexto escolar a través de soportes multimedia, de software didáctico, de televisión digital, de redes informáticas, de programas audiovisuales para vídeo

Una escuela anticuada

¿Cómo

fenómeno? ¿Las escuelas disponen de los recursos y

está afrontando la institución escolar este

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

medios suficientes para poder desarrollar adecuadamente procesos educativos apoyados en estas nuevas tecnologías? ¿Conoce y domina el profesorado la tecnología como para usarlas provechosamente con fines pedagógicos? ¿Se enseñan en las escuelas los conocimientos y habilidades adecuadas para que nuestros alumnos puedan desenvolverse inteligentemente en la sociedad de la información?

afirman que la

los

vertiginosos cambios que se están produciendo en el seno de nuestras sociedades. ¿Qué hacer, en consecuencia, para que la institución escolar se adecúe a las nuevas necesidades y demandas educativas de la sociedad de la información?

Muchos opinamos que no. Muchos ya

escuela está quedándose

rezagada

respecto

a

¿Analfabetos tecnológicos?

Hasta la

la alfabetización del

alumnado en el dominio de la cultura impresa en sus dos

dimensiones:

obtener conocimiento a través de la decodificación de los símbolos textuales) y la escritura (la capacidad para comunicarse a través de dichos símbolos). A lo largo del s. XIX y XX hemos definido como persona alfabetizada a aquella que dominada los códigos de acceso a la cultura

para

sistema escolar,

fecha, uno de los papeles clave asignados al

ha

sido

el

(es

de

la

lectura

decir,

la

capacidad

escrita o impresa (saber

habilidades para expresarse a través del lenguaje textual (saber escribir).

leer) y que a la vez poseía las

Hoy

en

día,

en un mundo donde la comunicación

se

produce

no

sólo

a

través

del

lenguaje

escrito,

sino

también a través de otros lenguajes como son el

audiovisual y a través de soportes físicos que no son

impresos (televisión, radio, ordenadores,

de alfabetización cambia radicalmente. Los educadores debemos cambiar nuestro concepto de persona culta y alfabeta.

) el concepto

En la actualidad el dominio sólo de la lectoescritura parece insuficiente ya que sólo permite acceder a una parte de la información vehiculada en nuestra sociedad: a aquella que está accesible a través de los libros. Una persona analfabeta tecnológicamente queda al margen de la red comunicativa que ofertan las nuevas tecnologías.

¿Qué estamos sugiriendo? Que en un futuro inmediato aquellos ciudadanos que no sepan desenvolverse en la cultura y tecnología digital de un modo inteligente (saber conectarse y navegar por redes, buscar la información útil, analizarla y reconstruirla, comunicarla a otros usuarios) no podrán acceder a la cultura y el mercado de la sociedad de la información. Es decir, aquellos ciudadanos que no estén cualificados para el uso de las NNTT tendrán altas probabilidades de ser marginados culturales en la sociedad del siglo XXI.

Este analfabetismo tecnológico provocará, seguramente, mayores dificultades en el acceso y promoción en el mercado laboral, indefensión y vulnerabilidad ante la manipulación informativa, incapacidad para la utilización de los recursos de comunicación digitales.

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

Educar para la cultura y tecnología digital

Por esta razón, una meta educativa importante para las escuelas debiera ser la formación de los niños y niñas

como usuarios cualificados de las nuevas tecnologías y de

la cultura que en torno a ellas se produce y difunde. Esta

formación, desde nuestro punto de vista, debe plantearse con el objetivo de que los/las alumnos/as:

(conocimiento práctico del hardware y del software que emplea cada medio), posean un conjunto de conocimientos y habilidades específicos que les permitan buscar, seleccionar, analizar, comprender y recrear la enorme cantidad de información a la que se accede a través de las nuevas tecnologías,

un

que

dominen el manejo técnico de cada tecnología

desarrollen un cúmulo de valores y actitudes hacia la

tecnología de modo

posicionamiento tecnofóbico (es decir, que se las

rechace

maléficas) ni en una actitud de aceptación acrítica y sumisa de las mismas.

considerarlas

no

se

por

caiga

ni

en

sistemáticamente

Buscando un nuevo modelo educativo

Las nuevas características y necesidades de la llamada sociedad de la información reclaman un nuevo modelo de

escolaridad. Es necesario y urgente cambiar el significado

y sentido de la educación en las escuelas. Ya no sirve

como en décadas anteriores que el alumnado memorice y

almacene mucha información (sobre geografía, historia, ciencias naturales, matemáticas, lingüística, etc.). Lo relevante, en la actualidad, es el desarrollo de procesos formativos dirigidos a que el alumnado:

aprenda

a

aprender

(es

decir,

adquiera

las

habilidades para el autoaprendizaje de permanente a lo largo de su vida)

modo

sepa

enfrentarse

a

la

información (buscar,

seleccionar, elaborar y difundir aquella información necesaria y útil) se cualifique laboralmente para el uso de las nuevas

tecnologías de la información y comunicación tome conciencia de las implicaciones económicas, ideológicas, políticas y culturales de la tecnología en nuestra sociedad

El sistema escolar que tenemos nació con una concepción de la enseñanza pensada para dar respuestas de las sociedades industriales del siglo XIX y XX. La sociedad del siglo XXI representa un escenario intelectual y social radicalmente distintos. Nuestra responsabilidad es ir elaborando alternativas pedagógicas innovadoras que respondan a las exigencias sociales de una sociedad democrática en un contexto dominado por las tecnologías de la información. ¿Cuál debe ser este nuevo modelo educativo para las escuelas del nuevo siglo? ¿Cómo ponerlo en práctica en las aulas? ¿Qué cambios deben ser introducidos en los centros educativos? ¿Cómo formar al profesorado para asumir estos retos?

introducidos en los centros educativos? ¿Cómo formar al profesorado para asumir estos retos? http://www.npe.com.ve 9

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

SEIS BARRERAS EN LA EDUCACIÓN DE ADULTOS

Tomado del eBook “Los 10 hábitos de los profesores altamente efectivos” de Rogelio Carrillo Penso e-mail: gelicarrillo@cantv.net

La educación de adultos enfrenta una serie de barreras de las que debemos tomar conciencia para minimizar la cantidad de errores que se cometen.

1. La mayoría de las personas adultas siente pena o vergüenza de no saber algo. Por ello, la educación que se imparte a este nivel debe evitar centrarse en las carencias encontradas, y más bien enfocarse en la forma de aprovechar el nuevo conocimiento; en detectar nuevas oportunidades; en crear nuevo potencial; en desarrollar la motivación intrínseca.

2. En algunas ocasiones, los objetivos del profesor y de los alumnos difieren, producto de una incapacidad real de comunicarse, de ceder posiciones de principio mal entendidas, cuando carecemos de la capacidad o de la voluntad para negociar y armonizar los intereses del docente y del alumno. Generalmente los profesores ofrecen conocimiento; los que aprenden desean pericia: qué hacer con ese conocimiento.

3. En otras ocasiones la educación es motorizada por el programa educacional y no por la necesidad de aprendizaje. En muchas empresas se crean programas con el objeto de cumplir una meta numérica de horas de formación, o para consumir los aportes que se tienen que hacer obligatoriamente a institutos oficiales de educación y formación, en lugar de promover el verdadero desarrollo del personal. Debemos asegurarnos que los programas de formación se enfoquen en el desarrollo de habilidades y destrezas que el empleado requiere para hacer mejor su trabajo

a la vez que asegurar un mejor uso de los recursos. De esta forma el empleado podrá poner en práctica rápidamente los nuevos conocimientos con lo que los mismos se afianzarán (El conocimiento que no se usa, se olvida).

4. El temor a la evaluación. Toda evaluación final es

como

manejar viendo por el espejo retrovisor, fijándonos en lo que ya pasó. Además, las notas no son garantía de que el alumno ha aprendido, o que podrá hacer uso efectivo de lo aprendido. Mucho más apropiado es

diseñar un proceso de evaluación continua o seguimiento que permita una evaluación 360° de la efectividad del proceso de aprendizaje.

5. La gente acepta que tiene problemas pero no acepta su ignorancia. Si manejamos de forma inadecuada esta situación, podemos crear un profundo rechazo al aprendizaje continuo. Aceptar nuestra ignorancia requiere una tremenda dosis de valentía, pero sólo una vez que lo aceptamos es que podemos tomar acciones para compensarla.

6. En muchas empresas no se permite la aplicación de lo aprendido, sea porque siempre estamos apagando incendios, porque el clima laboral no es proclive a la innovación, cuando hay miedo en la organización, o cuando las políticas y las necesidades de la empresa van por caminos opuestos. Hay actitudes que entraban el desarrollo de aptitudes que pueden ayudar a crear las nuevas actitudes que la empresa requiere.

Post-Mortem

llega

demasiado

tarde;

es

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

MÚLTIPLES INTELIGENCIAS

Tomado del libro “Usted es más inteligente de lo que cree” de Tony Buzan, Ediciones Urano, 2004

Una persona verdaderamente inteligente no es aquella

Capacidad de expandir las ideas: el pensador

que sabe manejarse brillantemente

con

números y

creativo es capaz de desarrollar, adornar, elaborar,

palabras; es la persona

 

que

sabe

reaccionar

enriquecer y ampliar cualquier idea básica.

“inteligentemente” frente

a

cualquier

oportunidad,

 

estímulo y problema que aparezca

en

su

entorno. La

La Inteligencia Personal abarca el conocimiento de

La frase “conócete a ti mismo” resume perfectamente el

La Inteligencia Social define nuestra habilidad para

verdadera inteligencia implica una participación de nuestro cerebro en cualquier aspecto de la vida.

nosotros mismos y nuestra autosatisfacción, y es fundamental para comprendernos a nosotros mismos,

La Inteligencia Creativa es nuestra habilidad para pensar de formas diferentes, originales, que nos hacen únicos y nos desmarcan de las demás personas. La inteligencia creativa abarca:

Fluidez: la rapidez y la facilidad con que generas ideas nuevas y creativas. Flexibilidad: es la habilidad de ver las cosas desde diferentes puntos de vista, de considerarlas desde perspectivas opuestas entre sí, de convertir conceptos obsoletos en nuevos y de rechazar las ideas preconcebidas. Incluye también la participación de los cinco sentidos en la creación de nuevas ideas.

para crear un mapa mental o modelo mental honesto de nosotros mismos y seamos capaces de apreciarnos por lo que somos. Cuando poseemos una elevada Inteligencia Personal, estamos a gusto con nosotros mismos, capaces de superar cualquier problema personal y los demás lo perciben.

objetivo de la Inteligencia Personal, y generalmente indica que controlas tus reacciones a los acontecimientos, en lugar de ser víctima de los mismos. Entre los indicadores de una elevada Inteligencia Personal se incluyen el hecho de que “sabes hacia dónde vas”,

Originalidad:

éste

es

el

corazón

de

todo

disfrutas tanto de tu propia compañía como de la de los

pensamiento creativo, y consiste en nuestra habilidad para producir ideas que son únicas, insólitas y “excéntricas”. Aunque muchas personas piensan que la excentricidad es sinónimo de “descontrol”, es

exactamente lo contrario: la originalidad, de hecho, es el resultado de un flujo de energía intelectual directa, y generalmente demuestra un elevado nivel de concentración del individuo.

demás, aspiras a tu superación continua, y estás satisfecho con tu vida.

utilizar todas las demás inteligencias con el fin de relacionarnos de forma positiva con las demás personas. La Inteligencia Social encuentra aplicación en las relaciones personales, en reuniones con pequeños o

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

grandes grupos de personas, y en nuestro trato con los medios de comunicación.

inteligente, entiendes y

aprecias las diferentes personalidades de las personas que encuentras, además de comprender sus

Cuando eres socialmente

motivaciones y estímulos y saber en todo momento cómo actuar para que se sientan a gusto contigo.

La Inteligencia Espiritual nos permite sentirnos parte de un sistema más amplio y nos ofrece la posibilidad de poseer una visión global de la existencia. Las personas espiritualmente inteligentes están motivadas por fuertes valores personales que les proyectan más allá de sí mismas hasta interesarse por toda la comunidad. Además, cuentan con una sabiduría y una comprensión de sí mismas y de los demás, adquiridas a través de una vida rica en experiencias, que se reflejan en la vida diaria por su respeto hacia la humanidad y por un comportamiento compasivo en lugar de agresivo.

Nuestra

estrechamente vinculada a otras dos importantes

inteligencias:

Espacial. Afortunadamente estas tres inteligencias trabajan en equipo; esto significa que aunque potencies una sola de ellas, automáticamente se benefician las tres.

Inteligencia Sensual y la Inteligencia

Inteligencia

la

Física

o

Corporal está

Nuestro cuerpo habla. Entabla frecuentes conversaciones con nosotros mismos y con los demás de múltiples maneras distintas. Los atletas solucionan problemas y realizan tareas con sus cuerpos. Los bailarines, los actores, los cirujanos y todas las personas que utilizan sus cuerpos comparten esta inteligencia.

Tu Inteligencia Sensual consiste en tu habilidad para aprovechar al máximo los increíbles poderes de cada uno de tus cinco sentidos (y también el sexto: ¡la intuición!).

Leonardo da Vinci afirmó, con un matiz de melancolía, que el común de las personas “ve sin mirar, oye sin escuchar, toca sin sentir, come sin saborear, se mueve sin percibir sus movimientos, huele sin distinguir ni olores ni perfumes y habla sin pensar”.

La Inteligencia Sexual es una “Superinteligencia”, dado que combina todas tus otras inteligencias. No hablamos de lujuria de los genitales, sino más bien de una energía avasalladora capaz de aunar todos tus recursos intelectuales y físicos para garantizar tu supervivencia y la de tu familia, además de la de todo el género humano.

El órgano sexual más grande y potente que poseemos no está entre nuestras piernas sino entre nuestras orejas.

Entre todas las inteligencias, la Numérica es la que despierta más temor y preocupación, y es también la inteligencia que la mayoría de la gente valora como la más débil de sus habilidades. La Inteligencia Numérica es la capacidad de nuestro cerebro de hacer juegos malabares con el alfabeto de los números. Uno de los errores más comunes que comete la gente es pensar que para dominar las matemáticas es necesario memorizar una cantidad infinita de números.

Los números nos ayudan a definir quiénes somos. Sin darnos cuenta utilizamos nuestra Inteligencia Numérica a

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

diario, dado que nos sirve para gestionar casi todos los aspectos de nuestra vida.

La Inteligencia Espacial consiste en nuestra habilidad para percibir las relaciones entre las formas y los objetos en el espacio. Como en el caso de la Inteligencia Numérica, las personas acostumbran a considerar esta inteligencia como un don que se posee o no se posee. En general, muy pocas personas creen poseerla. Sin embargo, la Inteligencia Espacial puede ser descubierta, analizada y potenciada.

Esta inteligencia abarca también la habilidad de nuestro cuerpo para relacionarse con nuestro entorno y el mundo en general. Incluye asimismo la capacidad para entender un mapa y para orientarnos en situaciones determinadas.

La Inteligencia Verbal está basada en nuestra habilidad para hacer juegos malabares con las 29 letras del alfabeto, y reorganizarlas progresivamente en palabras, frases, oraciones, párrafos, capítulos, etcétera. La Inteligencia Verbal es la que ha creado todos los miles de diferentes idiomas que se hablan en el mundo.

Cuanto más desarrollemos el poder de nuestro vocabulario, más capaz será nuestro cerebro de distinguir y comunicar cosas de una forma crecientemente refinada, sofisticada y llena de significado. La Inteligencia Verbal es la pareja ideal de tu Inteligencia Social, y puede ser también considerada como una estrecha amiga y compañera de tu Inteligencia Sensual.

puede ser también considerada como una estrecha amiga y compañera de tu Inteligencia Sensual. http://www.npe.com.ve 13

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

LOS 10 HÁBITOS DE LOS PROFESORES ALTAMENTE EFECTIVOS

Tomado del eBook “Los 10 hábitos de los profesores altamente efectivos” de Rogelio Carrillo Penso e-mail: gelicarrillo@cantv.net

1. SEPA DE LO QUE ESTÁ HABLANDO. En todas

2. DEMOS EL EJEMPLO COMO LÍDERES Y

 

esfuerzo en aprender. Incorpore en sus cursos

las encuestas, éste parece ser el factor más importante en la evaluación que los estudiantes hacen de sus profesores. Para los estudiantes es muy fácil detectar un profesor mal preparado. Si estamos un poco oxidados o menos familiarizados con los conceptos la primera vez que dictamos una nueva materia, deberemos hacer más tarea que nuestros estudiantes.

tantos elementos de motivación como le sea posible. Apele a la curiosidad del estudiante o a su deseo de lograr el éxito. Siempre que sea posible relacione el tema de sus clases con aspectos de interés para ellos. Cultive su interés usando material variado que les sea atractivo e induzca a una respuesta más entusiasta que la que obtendría con el abstracto material acostumbrado. Impregne sus clases con ejemplos de la vida real. Sea el mejor ejemplo de practicar lo que enseña

PROFESORES. ¿Queremos curiosidad en nuestra clase? ¿Queremos que nuestros estudiantes sean

intelectualmente satisfactorio, que nos hace más

demostrando

entusiasmo

por

su

área

de

honestos, dedicados y sientan pasión por sus

especialidad.

ideas? Entonces debemos reflejar estas actitudes.

5.

CONSTRUYA

UN

JUEGO

DE

OBJETIVOS DE

Debemos demostrar que el adquirir conocimientos

APRENDIZAJE

PARA

CADA

UNO

DE SUS

paga –que nos mejora, que lo encontramos

profesionales. Sino, ¿por qué van nuestros estudiantes a molestarse por aprender?

CURSOS. Éstas deberían ser definiciones cortas y concretas de lo que el alumno estará en capacidad de hacer una vez completado el curso. Desarrollar un juego de buenos objetivos para un curso

3. RESPETE A SUS ESTUDIANTES. Un aspecto esencial para mostrar respeto por sus estudiantes es motivarlos a hacer preguntas y expresar opiniones. Muchos temas no serán aptos para una discusión abierta, pero mientras los estudiantes, están haciendo preguntas, por lo menos están pensando.

completo no es una tarea trivial, pero cuando ha logrado hacerlo, usted está claro en lo que su curso significa y lo que se espera lograr. 6. ENSEÑE A LOS ESTUDIANTES HABILIDADES PARA RESOLVER PROBLEMAS. Usted no le va a enseñar a sus alumnos estas habilidades mostrándoles la forma como usted resuelve

4. MOTIVE A SUS ESTUDIANTES. Aprender es

problemas complejos. La forma de hacerlo es

mucho más efectivo si

el

que aprende está

darles un problema para resolver y brindarles

motivado y entusiasmado para poner su mejor

retroalimentación inmediatamente sobre la forma

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

7.

como lo abordaron. Nadie sabe lo que un estudiante estará haciendo dos años después de haberse graduado. Pero esté dónde esté, siempre tendrá que pensar. DECIR Y MOSTRAR. Muchas de las cosas que enseñamos son abstractas. Con frecuencia los

al lado del otro, ambos con habilidades similares, con toda certeza van a tener respuestas diferentes a su estilo de enseñar. Aprender sobre la forma en que la gente aprende es el primer paso para eliminar la brecha entre el estilo de aprender de sus alumnos y la forma como usted enseña.

estudiantes saltan por muchas etapas sin llegar a comprender en profundidad los conceptos fundamentales que están siendo discutidos. Combata esto usando una variedad de métodos que haga su materia más concreta. Use analogías y dinámicas en clase, relacione los conceptos con

9. ENSÉÑELES A SUS ESTUDIANTES ALGUNAS COSAS SOBRE APRENDIZAJE. Una vez que usted ha aclarado algunas cosas sobre los diferentes estilos, el próximo paso es ayudar a los estudiantes a identificar sus preferencias de aprendizaje. Cuando los estudiantes saben cuál es

ejemplos de la vida real,

fomente el trabajo en

su estilo ideal de aprendizaje, ellos mismos

equipo y pruebe todo aquello que usted piensa que puede tocar la mente de sus estudiantes.

pueden desarrollar mejores métodos de aprender. 10. PREPARE EXÁMENES VÁLIDOS. Exámenes que

8.

LEA

ACERCA

DE

LOS

ESTILOS DE

verdaderamente midan lo que usted desea medir.

APRENDIZAJE. Independientemente de cuál método usted decida utilizar, el aspecto más importante es que dos estudiantes sentados uno

En este punto, los objetivos del curso que usted definió son extremadamente útiles para saber qué debe preguntar en esos exámenes.

que usted definió son extremadamente útiles para saber qué debe preguntar en esos exámenes. http://www.npe.com.ve 15

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

EL FORMADOR IDEAL

Tomado del eBook “El formador ideal” de Pere Subirana Samitier http://www.lacasadelsaber.com

Crea las condiciones para que la formación se

Se adapta al estilo de aprendizaje de sus

 

efectúe correctamente: gestiona el espacio

alumnos. Hace

que

la

formación sea lo más

físico, el marco temporal, el material o soportes

sencilla y fácil posible.

necesarios y previene las posibles

Establece

conexiones

entre

lo

nuevo

 

y

lo

interrupciones o condicionantes externos.

conocido; entre

lo

que

se

aprende

y

la vida

Cuida el “estado de aprendizaje” de sus

real; entre

las

creencias

y

actitudes

y

sus

alumnos, y elimina los condicionantes que puedan perjudicar la formación.

consecuencias. Respeta el sistema de creencias de sus

Cuida la relación personal, porque es una

alumnos, pero siembra las creencias necesarias

condición necesaria para un buen contexto formativo.

para alcanzar el éxito en la formación. Saca a la luz las creencias limitadoras que

Fomenta la autoestima de sus alumnos. Se perfecciona continuamente como formador y como persona. Educa para la vida, independientemente de la materia que esté impartiendo.

pueden entorpecer el aprendizaje. Expone el máximo número de puntos de vista para poder alcanzar una visión global. Intuye las necesidades de los alumnos y les da una respuesta adecuada.

Educa de forma integral. No sólo transmite

Convierte a sus alumnos en investigadores;

conocimientos, sino también valores, actitudes, perspectivas de la realidad, habilidades, etc. Es positivo y contagia de entusiasmo a sus estudiantes.

estimula su curiosidad y sus ganas de aprender. Cuida el lenguaje que utiliza, tanto verbal como no verbal (apariencia, gesticulación, postura corporal, tono de voz, etc.). Trabaja con

Sitúa la formación dentro de

un

contexto

palabras pero también con imágenes y

motivador. Sabe dar a la pregunta “¿Para qué sirve esta formación?”, una respuesta que

símbolos.

entusiasma. Cree en las personas. Cree en sus alumnos, sus

 

Es emocionalmente inteligente, de manera que ninguna circunstancia externa le desvíe de sus objetivos de formación.

capacidades y habilidades.

Sabe encontrar los aspectos positivos que se

esconden detrás de personas difíciles.

las

actitudes

de

las

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

Visualiza la formación y la ensaya antes de

Crea su propia “caja de herramientas (recursos

llevarse a cabo como preparación psicológica y

 

educativos)”, compuesta por

las

dinámicas,

emocional.

juegos,

recursos,

prácticas, metodologías,

Diseña y planifica la formación, luego la evalúa

enfoques

y

valores

que

potencian

el

de forma crítica para mejorarla.

aprendizaje.

 

Es flexible. Hace una planificación adecuada

Mantiene

espacios

de

integración

de

lo

 

pero

está

abierto

 

a

lo

que

surge

aprendido. Deja

que

los

alumnos

se

espontáneamente

y

a

las

necesidades

del

comuniquen y reaccionen.

momento.

Es capaz de demostrar que el cambio es posible

Divierte y se divierte.

 

y necesario.

Fomenta

la

creatividad

y

la

búsqueda

de

Da instrucciones precisas; deja el mínimo

 

soluciones alternativas.

 

margen para el error.

Motiva, asesora, modera, coordina, proporciona

Sabe formular “grandes” preguntas.

 

recursos,

pregunta,

responde

y

fomenta

la

Se muestra como un ser humano, con sus

reflexión.

debilidades y fortalezas. Explicita sus posturas y

Escoge

cuidadosamente

los

ejemplos

y

opiniones, pero permitiendo que sus alumnos

 

metáforas que utiliza.

 

expresen libremente sus propias posturas y

opiniones.

Acepta las críticas y las convierte en oportunidades de aprendizaje. Crea experiencias y proporciona la estructura

necesaria para que los alumnos puedan sacar partido de ellas.

Cuida la congruencia entre sus palabras y sus actos. Se pregunta: ¿Cómo sabré que he alcanzado los objetivos de la formación?

Pregunta constantemente: ¿Qué han aprendido? ¿Cómo van a utilizar lo que han aprendido? Gestiona procesos. Sabe pasar de lo más sencillo a lo más complejo; de lo conocido a lo más arraigado; de la inseguridad a la seguridad.

Fomenta que los alumnos aprendan por ellos mismos, incrementando sus capacidades de aprender a aprender. De esta forma ellos podrán aprender a cambiar.

sus capacidades de aprender a aprender. De esta forma ellos podrán aprender a cambiar. http://www.npe.com.ve 17

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

EL MANIFIESTO DE TOM PETERS PARA LA EDUCACIÓN EN EL III MILENIO

Tomado del libro “La Formación y la Empresa del III Milenio” de Tom Peters, Ediciones Nowtilus, 2002

1. El aprendizaje es un estado normal. Aprender es lo que los humanos hacen.

2. Los niños son aprendizávoros. Los niños son máquinas de aprender. Su apetito por aprender cosas nuevas que les importan es insaciable.

3. Los logros espectaculares en cuestiones de

exámenes estandarizados, que sin embargo son anormales según los estándares del “mundo real”. Los “grandes gerentes” exigen rendimiento, resultados palpables y que sus colaboradores aprendan cosas nuevas todo el tiempo y que las usen. Tales gerentes nunca

aprendizaje son tan habituales como las moscas.

4. Aprendemos a ritmos diferentes. Aprender es

5. Aprendemos de modos distintos. Todas las

6. Los chicos y las chicas aprenden de modo

aplican “tests de rendimiento” o exámenes a sus equipos de trabajo. En el mundo del AMP –

algo específico de la idiosincrasia de cada quien.

Aprender Mediante Prácticas- la Responsabilidad es esencial, es prioritaria. La Responsabilidad nos

investigaciones sobre la inteligencia cognitiva dicen que gente distinta aprende de modos distintos.

define en el mundo empresarial. 10. Aprendemos más cosas, más rápido, más a fondo cuando realmente nos apasiona e importa lo que estamos aprendiendo. ¡Lo más

[muy] distinto.

importante manda! Aprendemos cuando nos importa y cuando destacamos. Cuando es

7. En

una

clase

de

25

alumnos hay 25

“importante” y nos interesa aprendemos como

trayectorias y 25 ritmos de aprendizaje distintos. Los grandes profesores lo saben. Cada persona es un caso completamente único que progresa paso a paso y quema etapas a un ritmo

completamente personal.

8. Aprender para “aprobar los exámenes” es la

unos posesos. El 98% de las ocasiones sin preparación formal. 11. Piensa en EMI/AMP. Educar Mediante el Interés y Aprender Mediante Prácticas. Estos conceptos se

basan en hacer aquello que nos importa aprender. EMI/AMP se basa en aprender practicando cosas

antítesis absoluta de lo que debería ser la

que nos importan

apasionadamente

porque

educación. En el mundo real no se aprende para

nos interesan y destacamos. Aprendemos cuando

aprobar los exámenes. En el duro mundo de la

la materia de estudio nos preocupa

cuando nos

empresa necesitas aprender cosas nuevas para

apasiona

cuando

“saber”

supone

una

conseguir logros y progresar.

diferencia

cuando “saber” contribuye a algo que

9. Hay numerosos métodos rigurosos de evaluación, de los cuales uno son los

nos importa.

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

12. Todos necesitamos constantes cambios de ritmo.

13. Los

estadísticas

resultados

de

las

internacionales sobre notas medias no tienen

de clase

diarias. 14. Los “nuevos conceptos sobre educación” se acoplan totalmente al Nuevo Mundo del Trabajo. El Nuevo Mundo del Trabajo ya vive en “La Era de la Creatividad y la Innovación”. En la “Era del Capital Intelectual”. EMI/AMP es una metodología que forma nuevos profesionales con nuevas habilidades (responsabilidad, autonomía, orientación al proyecto, pasión, etc.) 15. La mayoría de las instituciones educativas están más interesadas en delimitar el

relación con el número

de horas

de su psique; lo suficientemente cerca como para

aprender algo sobre su trayectoria de aprendizaje, exploración y crecimiento.

los

descubrimientos científicos y los métodos de enseñanza de la ciencia en las aulas están

completamente enfrentados. Los descubrimientos científicos se basan en explicar la realidad abiertamente. La clave de muchos avances en ciencias siempre ha sido saber hacerse buenas preguntas, mucho más que en conocer buenas respuestas. 20. Nuestro más difícil “logro de aprendizaje” – dominar nuestro propio idioma- no requiere colegios, ni siquiera profesores competentes. Sólo necesita motivación: una desesperada

19. Los

procesos

que

llevan

a

comportamiento que en encender la llama

particular

en esta nueva “Era de la Creatividad”.

necesidad de saber. Todo tiene que ver con

la

del aprendizaje para toda la vida.

pasión

el interés

la desesperada necesidad de

16. Recortar el presupuesto para arte y música

aprender.

es de locos. Es necesario mejorar el presupuesto

21. Los

grandes

profesores

son

grandes

para apoyar en el aula el desarrollo integral de las

aprendices

no

“dispensadores

de

habilidades de expresión artística en todas sus formas. Prestemos mucha más atención a esas áreas que suponen la forma más sofisticada de los logros creativos humanos. Es muy importante, tanto de un modo general, como de un modo

conocimiento”. Los grandes profesores aprenden con sus estudiantes. 22. Los grandes profesores hacen grandes preguntas y ponen a los estudiantes en un camino de la búsqueda del conocimiento que durará toda la vida. Preguntas = Vida.

17. Aprender es una cuestión de motivación, involucrarse, intensidad y compromiso. 18. Los profesores no tienen suficiente espacio,

23. El duro mundo real no tiene nada que ver con respuestas “correctas” y “erróneas”. La vida real es una eterna búsqueda de preguntas

tiempo y flexibilidad para llegar a conocer a los estudiantes como individuos. Una clave totalmente esencial del proceso de enseñanza es:

cada vez más sofisticadas. 24. La mayoría de las instituciones educativas pasan la mayor parte del tiempo urdiendo

Llegar a conocer a cada alumno; meterse dentro

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

espacios en donde los estudiantes aprenden

a sentir rechazo por las asignaturas. 25. Desgraciadamente, la profesión de profesor no suele atraer a las “personas admirables”. 26. Hay muchos colegios estupendos, directores estupendos y profesores geniales; desgraciadamente, no sólo no logran infectar

James Coleman, 1974. Ésa es la verdadera naturaleza de la educación.

mundo del trabajo ha

muerto, de modo que la “educación” debe “educar” para un futuro desconocido, ambiguo y muy cambiante; de ahí que

aprender” y “aprender a

“aprender a

28. La estabilidad

en

el

a

las

(en

gran

parte

tímidas)

demás

cambiar” sea mucho más importante que el

escuelas,

si

no

que

por

lo

general son

dominio de un corpus estático de “hechos y

suplantados

por

timoratos,

mediocres

y

datos”. Aprender a aprender. Aceptar el cambio

cobardes.

 

como

algo

continuo

y

normal.

Extraer

27. “La

educación

[debe]

desarrollar

en

los

conclusiones positivas de los pequeños errores,

jóvenes

la

capacidad

de

enfrascarse

con

porque

esos

errores

son

los

que

alimentan

el

intensa

concentración

en

una

actividad”.

crecimiento.

 
el intensa concentración en una actividad”. crecimiento.   http://www.npe.com.ve 20

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

APRENDIENDO A PENSAR DE MANERA CREATIVA

Tomado del libro “Los genios no nacen

¡se

hacen!” de Camilo Cruz (Taller del Éxito, 2003)

La creatividad puede ser un camino para incrementar nuestra realización personal en todos los aspectos de la vida. Y aunque no hace mucho sólo se hablaba de ella en el marco del ámbito artístico, lo cierto es que las economías globales del nuevo milenio han aprendido a valorar mucho más las habilidades como la innovación, la capacidad de reinventarse y transformarse, la imaginación y otras destrezas creativas. Las nuevas tecnologías, los increíbles descubrimientos y el espíritu emprendedor que han caracterizado las últimas décadas han sido el resultado del pensamiento creativo.

dice, simplemente, que la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares. De manera que la respuesta obvia era medir la presión en el primer piso del edificio y luego en la azotea, para así determinar la altura del edificio.

Sin embargo, el estudiante había respondido: “llevo el barómetro a la azotea y le ato una cuerda muy larga. Lo descuelgo hasta la base del edificio, marco y mido. La longitud de la cuerda es igual a la altura del edificio”.

Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y premio Nóbel de química, contaba una anécdota que es un gran ejemplo del espíritu creativo que engendra éxito. La historia cuenta que, en cierta

Realmente, el estudiante había planteado un serio problema al resolver el ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. No obstante, esta respuesta no demostraba su dominio de los

ocasión, recibió la llamada de un colega

que estaba a

conceptos teóricos que el maestro quería evaluar. Sir

punto de ponerle cero a un estudiante debido a la

Ernest Rutherford sugirió que se le diera al alumno otra

respuesta que había dado al resolver un problema de

oportunidad. Se le concedieron seis minutos para que

física, a

pesar

de

que admitía que

su respuesta era

respondiera la misma pregunta, pero esta vez con la

correcta.

advertencia de que, en la respuesta, debía demostrar sus conocimientos de física.

La pregunta del examen era: demuestre cómo es posible determinar la altura de un edific io con la ayuda de un barómetro.

Para quienes no tuvieron la suerte de estudiar física, o no conocen la teoría en cuestión, quiero recordarles que el barómetro es un instrumento parecido al termómetro, utilizado para medir la presión atmosférica. La teoría

Rutherford relata: “habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunté si no sabía la respuesta, pero me contestó que tenía muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas”.

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

siguiente

respuesta: “tomo el barómetro y lo lanzo al suelo desde la azotea del edificio, calculo el tiempo de caída (t) con un cronómetro. Después utilizo el tiempo de caída y la constante de aceleración para calcular la altura del edificio”.

En

el

minuto

que

le

quedaba

escribió

la

El maestro no tuvo otra opción que darle la nota más alta a pesar de que esta respuesta tampoco ilustraba la teoría en cuestión. Al salir de la sala de clase, Rutherford le preguntó al joven qué otras respuestas tenía. Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, tomas el barómetro en un día soleado, mides su altura y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio.

En fin, concluyó, existen muchas formas más de hacerlo. Probablemente, la mejor sea tomar el barómetro y golpear con éste la puerta de la casa del conserje del edificio y cuando abra, decirle: “Señor conserje, aquí tengo un bonito barómetro. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo”.

En este momento de la conversación, cuenta Rutherford, le pregunté si no conocía la respuesta convencional al problema, que consistía en medir la presión atmosférica en el punto más bajo, luego en el más alto, y calcular su

altura

de

esta

manera.

Evidentemente, el estudiante

afirmó que la conocía pero que, durante sus estudios, sus profesores habían querido enseñarle a pensar

creativamente y eso era lo que él quería hacer.

 

También puedes tomar el barómetro y marcar en la

El estudiante se llamaba Niels Bohr, quien no sólo llegó a convertirse en físico, sino que obtuvo el premio Nóbel de

pared su

altura

una

y

otra vez

hasta que llegues a

la

física en 1922 y es más conocido porque fue el primero

azotea. Al final multiplicas la altura del barómetro por el número de marcas que hiciste y ya tienes la altura del

que propuso un modelo compuesto por un núcleo con protones y neutrones, y los electrones que lo rodean.

edificio. Por supuesto,

si

lo

que

quiere

es

un

Además, fue uno de los pioneros de la teoría cuántica.

procedimiento más sofisticado, puede atar el barómetro a

Aprender a pensar creativamente y entender que puede

una cuerda y moverlo

como

si fuera

un péndulo. Si

haber cientos de soluciones para un mismo problema es

calculamos que cuando el barómetro está a la altura de la

azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio.

una gran muestra de un desarrollado nivel de inteligencia.

La creatividad es algo que todos podemos desarrollar. La expandimos cuando nos atrevemos a innovar y a ser originales; cuando asumimos riesgos y tratamos nuevas opciones; cuando agregamos el toque personal a lo que hacemos, evitando seguir los mismos caminos trillados de siempre.

el toque personal a lo que hacemos, evitando seguir los mismos caminos trillados de siempre. http://www.npe.com.ve

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE ORGANIZACIONES QUE APRENDEN

Tomado del libro “Escuelas que aprenden” de Peter Senge, Editorial Norma, 2002

La organización es producto de cómo piensan y actúan sus miembros

La manera de trabajar de las organizaciones se debe a

las maneras de trabajar de la gente. Las políticas y las

reglas no crearon los problemas de las aulas

escuelas, ni tampoco los van a resolver. Las dificultades que afrontan las escuelas (lo mismo que todas las organizaciones) sufren la influencia de los modelos mentales y el tipo de relaciones que existan en el sistema en todos los ámbitos, desde el maestro y el estudiante hasta las entidades gubernamentales que las supervisan. Si se quiere mejorar un sistema escolar, antes de alterar las reglas hay que observar cómo piensan y cómo actúan los individuos colectivamente, pues de lo contrario las nuevas políticas y estructuras sencillamente se esfumarán y la organización volverá después de un tiempo a sus viejos hábitos.

las

o

Cambiar nuestro modo de pensar significa cambiar continuamente de orientación. Tenemos que mirar al interior, tomar conciencia y estudiar las “verdades” que siempre hemos tenido por sabidas, las maneras como creamos conocimientos y damos sentido a la vida, y nuestras aspiraciones y expectativas. Pero también tenemos que mirar al exterior, explorar ideas nuevas y modos diferentes de pensar, y aclarar nuestra visión para la organización y para la comunidad. Cambiar nuestras maneras de interactuar significa rediseñar no sólo la estructura formal de la organización sino también los

patrones difíciles de ver de las relaciones entre las personas y otros aspectos del sistema, incluso los sistemas de conocimientos.

¿Cómo piensan e interactúan las personas en su sistema escolar? ¿Pueden sostener conversaciones productivas, o defienden de tal modo sus propios puntos de vista que no escuchan? ¿Culpan a los demás por los problemas, o ven los problemas desde la perspectiva del sistema como un todo, en que nadie es individualmente responsable porque las acciones están interrelacionadas? ¿Creen que su punto de vista es el único plausible o investigan otras posibilidades? ¿Se prestan a hablar sobre las diferencias y similitudes de las respectivas esperanzas y aspiraciones? ¿Están genuinamente interesados en crear algo nuevo para su futuro y el de los niños de la comunidad?

Aprender es conectarse

“Una de las cosas más difíciles de mi oficio –dice un educador que trabaja con profesores universitarios para mejorar su enseñanza- es lograr que entiendan que en la clase hay otras personas además de ellos. Muchos han olvidado que no sólo enseñan una materia sino que la enseñan a estudiantes”.

Hay escuelas en que el conocimiento se trata como si fuera un objeto desconectado de otras formas de conocer y del conocedor. La “educación bancaria”, como la llama

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

el educador Paulo Freire, es su modelo para enseñar y aprender; se supone que el maestro “deposita” muestras de educación codificada, trozos sueltos de información, en la cabeza del estudiante. Pero la información, como afirma Fritjof Capra, no es una cosa que se pueda depositar. Es “una cantidad, un nombre o una breve afirmación que hemos abstraído de toda una red de relaciones –contexto en el cual se hallaba incrustada y que le da sentido-. Estamos tan acostumbrados a las abstracciones, que tendemos a creer que el significado reside en el trozo de información más que en el contexto del cual se ha tomado”.

No existen campos de conocimiento aislados unos de otros ni aparte de las personas que los estudian. Conocimiento y aprendizaje son sistema s vivos formados de redes y relaciones a menudo invisibles y son de los más complejos que existen. Parte de ese sistema son las ideas sobre la naturaleza del conocer, las creencias y valores de maestros y discípulos y la interacción social en el ambiente de aprendizaje, todo lo cual afecta la capacidad del individuo para desarrollarse y aprender.

Por otra parte, todo aprendiz construye lo que aprende

experiencias,

desde

el

andamio

de

sus

propias

de aprender. Desconectarlas debilita el andamio y por consiguiente el conocimiento.

A menudo las aulas, el desarrollo profesional en las

escuelas y otras organizaciones, las clases de paternidad y los programas de preparación de maestros o líderes

escolares se concentran en sólo dos factores del aprendizaje: lo que se enseña y cómo se enseña; con lo cual los educadores hacen su tarea no sólo más difícil sino también menos eficiente. “Los buenos maestros ponen al estudiante en comunión viva con la materia que enseñan –dice Parker Palmer-, y también lo ponen en comunidad consigo misma y con sus condiscípulos”.

La visión mueve el aprendizaje

Muchas organizaciones, incluso escuelas, no obedecen

este precepto, que es acaso el más crítico para su éxito,

ya que provee la fuerza necesaria para que las personas

aprendan y se desarrollen, aun cuando no sean propicias para ello las circunstancias o el medio en que se

encuentren.

Lo que aprenden los niños de corta edad está vinculado

en su mayor parte con propósito y visión. Aprenden a

emociones, voluntad, aptitudes, creencias, principios,

montar en

bicicleta

porque

quieren

jugar

con

sus

conciencia,

propósito

y

demás;

así

que,

si

está

compañeros

que

tienen

bicicletas;

más

adelante

aprendiendo

en

una

clase,

lo

que

entienda

está

aprenden

a

conducir

un

automóvil

porque

quieren

determinado

tanto

por

la

manera

como

entiende

las

independencia

y

movilidad.

Lo

mismo

pasa

con

los

cosas, quién es y qué sabe ya, como por la materia que se expone y cómo y quién la expone. Aumentar la conciencia que los estudiantes, los maestros y otras personas tengan de estas conexiones fortalece el proceso

adultos. Una mujer de 91

ayudó a criar a los nietos persiste

aprender a leer y al fin lo logra con la ayuda de un tutor

voluntario. Un profesor universitario jubilado se va a una

a construir un bote de vela.

zona costera y aprende

años que crió cuatro hijos y

en

su

visión de

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

Abuelos antes renuentes ante la nueva tecnología compran computadores personales y aprenden a conectarse con Internet e intercambiar correo electrónico con sus nietos. El aprendizaje vitalicio es, pues, el medio

futuro. Dicen que fuera de la escuela aprenden más. Lo que no pueden comunicar en palabras lo expresan a menudo en actos de rebelión o mala conducta.

fundamental de conectarse la gente con la vida y crear su

Algunos

pueden temer que

la

idea

de

“visión” en las

futuro.

escuelas

equivale

a

dejar

que

los

muchachos

hagan

cuanto les venga en gana, a prescindir del rigor y bajar el estándar educativo. Nada más alejado de la verdad. Si directores y maestros se concentran en cuestiones estrechas y pragmáticas, tales como la administración del aula, aumento de asistencia y de graduados y mejora de resultados de las pruebas, entonces sí es posible que los alumnos interioricen esas disminuidas visiones y vivan con horizontes innecesariamente bajos. Mejorar los resultados numéricos y mantener espacios seguros para el aprendizaje son metas legítimas pero no pueden reemplazar el poder de una visión más amplia, personal y compartida, como fuerza motriz del mejoramiento de las escuelas.

Cuando los niños entran a la escuela, ésta les presenta nuevos propósitos que no guardan relación con sus propios deseos: complacer a los maestros, obtener buenas calificaciones, ganar premios y honores. Esos nuevos propósitos se fortalecen con los años por la creciente importancia de las calificaciones, los resultados de los exámenes y otros motivadores externos que desconectan al estudiante con su propia visión. Hay que oír lo que le dicen a uno los niños. Mientras que los de edad preescolar expresan muy claramente sus deseos para “cuando sean grandes”, los mayores se quejan de que el trabajo escolar no tiene aplicación en su vida y su

los mayores se quejan de que el trabajo escolar no tiene aplicación en su vida y

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

EL MOMENTO RECORDADO

Tomado del libro “Escuelas que aprenden” de Peter Senge, Editorial Norma, 2002

Había una vez un muchacho que era curioso e inteligente; tenía su propia manera de pensar las cosas y de interesarse en ellas. Para él la escuela no significaba gran cosa, ya que tenía otros planes y siempre estaba aprendiendo. Por ejemplo, coleccionaba medallones de todos los lugares que visitaba; todos los días iba a la escuela con uno distinto que se colgaba al cuello.

Un día la maestra le dijo: “Mateo, mañana en la clase de ciencias vamos a hacer un experimento con metales. Apuesto a que podríamos aprender algo interesante sobre alguno de tus collares”. Él no veía el momento de llegar a su casa y contarles a sus padres, y gran parte de la velada la pasaron discutiendo qué medallón llevaría al día siguiente a la escuela. Al fin se resolvió por uno que había conseguido en un viaje que hizo con su abuelito y que tenía aleación de plata. Por la mañana se levantó muy temprano para ir a la escuela y al regresar a su casa por la tarde compartió con sus padres sus nuevos conocimientos científicos: que los distintos metales transmiten la electricidad de manera distinta y que su medallón había resultado muy buen conductor debido a la plata que contenía.

Hoy ese muchacho es mucho mayor pero aún recuerda ese día y lo que aprendió sobre electricidad. Recuerda igualmente esa inefable sensación de sentirse interesante para los demás, de ayudarles a aprender, de ser visto. Es posible que la maestra no recuerde esa lección en particular, pero sí recuerda otras ocasiones en que hizo

una conexión especial, a veces con un alumno, otras veces con un tutor, un padre de familia, otro educador o alguna otra persona, y esa experiencia la hizo cambiar de parecer.

Todo el que lea este documento sin duda habrá tenido alguna experiencia parecida, cuando alguien le encendió la imaginación con algún nuevo conocimiento o le tocó una honda cuerda que le abrió puertas insospechadas. ¿Por qué son tan poderosas las influencias de este tipo? Tal vez porque son parte de nuestro común derecho

innato como seres humanos: entrar en la vida como ávidos y naturales aprendices. “El impulso de aprender es tan fuerte como el impulso sexual –dice el antropólogo Edward T. Hall-. Empieza más temprano y dura más tiempo”. Aprender es a la vez hondamente personal e inherentemente social: nos conecta no sólo con el conocimiento, en abstracto, sino con nuestros

semejantes. Si no,

el

maestro tome nota de cualquier cosa especial de un alumno? Durante toda la vida, mientras vamos pasando de un ambiente a otro, encontramos novedad y nuevos retos, pequeños y grandes. Si estamos preparados para ellos, vivir y aprender son inseparables.

¿por qué es tan importante que

¿Qué pasaría si todas las comunidades se propusieran, ante todo, fomentar esta conexión entre vivir y aprender? Un mundo así sería muy distinto del nuestro. No habría fronteras entre “escuela”, “trabajo” y “vida”. Las personas calificadas, desde jardineros hasta contadores y

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

desde científicos hasta artesanos, tendrían una corriente continua de aprendices, niños y adultos; personas de todas las edades emprenderían constantemente nuevos proyectos, sin dejarse abatir por los fracasos, buscando siempre la ayuda mutua. Los adolescentes pasarían la mayor parte de su tiempo de aprendizaje fuera de los muros de la escuela (como dice Hall, “teniendo tanta energía, no deberían estar en la escuela”), trabajando en proyectos de verdadero significado para ellos. En todos los lugares donde trabajan, se reúnen o se divierten, las personas se estarían desarrollando, haciéndose más capaces, menos desperdiciadoras, más enérgicas; y los niños estarían en todas partes, en todas las reuniones cívicas y conferencias de negocios, así como asisten a las reuniones significativas entre muchos pueblos aborígenes. Tal vez entonces nuestras reuniones producirían menos fáciles componendas y soluciones a corto plazo, ya que la presencia de los niños serviría para recordarnos el verdadero propósito de nuestros esfuerzos: prever el futuro.

Se podría sostener, ante el acelerado ritmo del cambio, que ya estamos entrando en ese mundo, estemos o no estemos preparados para él. Algunos críticos dicen que eso dejará a las escuelas sin oficio. Nosotros creemos que la verdad es todo lo contrario. Los niños siempre necesitarán lugares seguros para aprender, necesitarán siempre plataformas de lanzamiento desde las cuales seguir su curiosidad al gran mundo. Y siempre necesitarán lugares donde efectuar la transición del hogar de la infancia a la amplia sociedad de pares y adultos.

Por eso, una cultura orientada al aprendizaje destinará sus recursos a aquellas instituciones que mejor den forma a nuestro desarrollo como aprendices. Puede que se parezcan o no a las escuelas que hoy tenemos; pero serán lugares en que todos, jóvenes y viejos, puedan

aprender cómo aprender.

Si queremos que el mundo

mejore, necesitamos escuelas que aprendan.

 

EL APRENDIZAJE EN EL III MILENIO

“Enseñar no es algo que estoy obligado a hacer; es algo que tengo el privilegio de hacer” Anónimo