Вы находитесь на странице: 1из 12

Teatro Corsario PRESENTA

EL CUERVO
de EDGAR ALLAN POE

Traducción infiel de FRANCISCO PINO


Dirección JAVIER SEMPRÚN
Una producción de CIRCE/ANTONIO RESINES
El
genio
de
Edgar
Allan Poe
apenas fue
reconocido en
su momento, pero
tras su muerte se
convirtió en maestro e
inspirador de escritores
posteriores y despertó la admiración de figuras de
la talla de Baudelaire, Victor Hugo, Herman Melville, Oscar Wilde, Dostoievsky,
Nabokov, Thomas Mann, Marcel Proust o Borges. El Sherlock Holmes de Conan Doyle
está inspirado en el personaje de Auguste Dupin, creado por Poe, y su influencia es
evidente en magos del terror como Lovecraft o Stephen King.

2
Hoy, 200 años después, Poe sigue entusiasmando a las nuevas generaciones. Como
señala el escritor y crítico de cine Jesús Palacios «es imposible escapar a su inmensa
influencia y radical importancia histórica en todos los aspectos de la creación
artística y literaria... Como poeta, narrador y pensador, y más aún como mito y leyenda,
Poe simboliza la trágica y pírrica victoria de la imaginación sobre la realidad. Más aún:
para quienes amamos el lado oscuro, es la sombra hecha carne. Un genuino mártir de
la otredad, santo patrón de bohemios, freaks, visionarios, vagabundos de las estrellas
y amantes de los estados alterados de la conciencia. Todas, absolutamente todas las
variedades de la imaginación moderna nacen en su obra -la ciencia ficción, el policial,
el terror... -, pero, además, de su sangre y alcohol mezclados, de sus amores
desgraciados e ideales rotos, nacen el simbolismo y el modernismo, los decadentes y
los surrealistas, los góticos, los hermosos y malditos, los apocalípticos y los
desintegrados... Si Poe no hubiera existido, habríamos tenido que inventarlo, pero,
afortunadamente, fue él quien nos inventó a nosotros».

3
Cierta noche, quizá a media noche,
mientras yo leía libros de olvidados sabios
y ya fatigado de leer mis ojos entredormidos
se cerraban
sentí de improviso un golpe muy suave, que
suave me estremeció,
un golpe que alguien diera en la puerta de
en mi habitación.
Pensé: será algún visitante que llama a
la puerta de mi habitación.
Un golpe sonó
y nada más.

El cuervo, traducción infiel de Francisco Pino publicado en la colección de poesía


Barrio de maravillas en 1997 es la versión sobre la que se ha elaborado este montaje.
Francisco Pino muerto hace pocos años ha dejado una herencia poética inmensa
variada y originalísima compilada en los textos de sus obras completas y titulada
Distinto y junto. En su juventud estuvo ligado a las vanguardias poéticas de la primera
mitad del siglo XX (creacionismo, surrelaismo) y fue fundador de numerosas revistas
literarias como Meseta, Dosss, etc.

4
gran conocedor de la obra de Poe justifica así el calificativo “infiel” de su traducción.
Denomino a esta traducción infiel, distinguiéndola así del concepto de traición que
suele atribuirse a toda traducción. La infidelidad supone algo amoroso mientras que
la traición entraña una crueldad. Quien es infiel se goza en serio, tanto el hombre
como la mujer, y no se arrepiente; quien traiciona se duele de ello y está pronto a
arrepentirse; yo me gozo y desenvuelvo en la traducción a mis anchas, como si los
versos traducidos fuesen totalmente míos. Cometo un adulterio profundo. Si el lector
me acompaña en este adulterio se sentirá satisfecho de la vaguedad ensamblada en
precisión que, sin duda, se halla en toda infidelidad. Contrariamente a otras
traducciones esta que yo ofrezco, amplía notoriamente los versos de "El cuervo" y no
se limita a su equiparación sino a desenvolver el poema para mi deleite. Es decir,
quiero vivir el poema más que traducirle y le vivo con todas las imperfecciones de mi
propio versificar".

Pocas obras han inflamado


tanto la imaginación lectora
como El cuervo de Edgar Allan
Poe. Su ritmo obsesivo, sus
frases repetidas, sus
constates aliteraciones
configuran, al lado de un
poderoso despliegue verbal,
este episodio extrañamente
triste y brillante. ¿Cómo
convertir este poema
narrativo, esta materia de

5
sonidos en una pieza teatral?

Además, situados a más de un siglo y


medio de su creación, los versos de
Poe han llegado hasta nosotros
revestidos de tal carga de
interpretación e iconografía (entre la
que abundan nombres ilustres, como
los de Manet, Doré o Tenniel), que esta
tarea de darles nueva forma es todo un
compromiso.

6
7
8
9
10
11
12