Вы находитесь на странице: 1из 123

Políticas Culturales

DOCUMENTOS
DECLARACIÓN DE MÉXICO SOBRE LAS POLÍTICAS CULTURALES (MONDIACULT), 1982.
• http://portal.unesco.org/culture/es/files/12762/11295424031mexico_sp.pdf/mexico_sp.pdf
Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural, 2001
• http://portal.unesco.org/es/ev.php-
URL_ID=13179&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
CONVENCIÓN DE LA DIVERSIDAD, 2005
• http://unesdoc.unesco.org/images/0014/001429/142919s.pdf
CARTA CULTURAL IBEROAMERICANA, 2006
• http://www.culturasiberoamericanas.org/carta_cultural_espanol.php
Declaración de Friburgo (Derechos Culturales), 2007
• http://www.culturalrights.net/descargas/drets_culturals239.pdf
HOJA DE RUTA PARA LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA, 2006
• http://portal.unesco.org/culture/es/files/40000/12581058825Hoja_de_Ruta_para_la_Educaci%F3n
_Art%EDstica.pdf/Hoja%2Bde%2BRuta%2Bpara%2Bla%2BEducaci%F3n%2BArt%EDstica.pdf
Informe de Desarrollo Humano 2004.
La libertad cultural en el mundo diverso de hoy.
• http://hdr.undp.org/en/media/hdr04_sp_overview.pdf
Informe de la Comisión Mundial sobre la Cultura y el Desarrollo
“Nuestra diversidad creativa”, 1996
• http://unesdoc.unesco.org/images/0010/001055/105586sb.pdf
Informe mundial de la UNESCO: Invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural, 2009
• http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001847/184755S.pdf
Orientaciones estratégicas para el Impulso de las Políticas Culturales en el Perú”, 2009
• http://www.scribd.com/doc/42840079/Orientaciones-estrategicas-para-el-impulso-de-las-politicas-
culturales-2009
Acción normativa de la UNESCO

http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/normative-action/
Acción normativa de la UNESCO
Instrumentos jurídicos para ayudar a los Estados a brindar una mejor
protección a la cultura en todas sus formas.
La UNESCO los presenta como declaraciones, recomendaciones o
convenciones.
Principios de funcionamiento de estos instrumentos jurídicos:
Recomendación: Se trata de un texto de la Organización dirigido a uno o
varios Estados, invitándolos a adoptar un comportamiento determinado o
actuar de cierta manera en un ámbito cultural específico. En principio la
recomendación carece de todo poder vinculante para los Estados
Miembros.
Convención: Este término, sinónimo de tratado, designa todo acuerdo
concluido entre dos o más Estados. Supone una voluntad común de las
partes, para las que la convención genera compromisos jurídicos
obligatorios.
Declaración: La declaración es un compromiso puramente moral o
político, que compromete a los Estados en virtud del principio de buena fe.
Hoy día con la adopción de la Convención sobre la protección y
promoción de la diversidad de las expresiones culturales, la
UNESCO ya cuenta en el campo de la cultura con un "dispositivo
normativo íntegro compuesto por 7 Convenciones":
-Protección y promoción de la diversidad de las expresiones
culturales (2005)
-Salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial (2003)
-Protección del patrimonio cultural subacuático (2001)
-Protección del patrimonio mundial cultural y natural (1972)
-Prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de
propiedad ilícitas de bienes culturales (1970)
-Protección del patrimonio cultural en caso de conflicto armado (1954)
-Convención Universal sobre Derecho de Autor (1952, 1971)
Los derechos culturales son parte de los
derechos humanos.
DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS
El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las
Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de
Derechos Humanos.

http://www.un.org/es/documents/udhr/
Artículo 22.
Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la
seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la
cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los
recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos
económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y
al libre desarrollo de su personalidad.

Declaración Universal de Derechos Humanos. 1948


Artículo 27.
1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la
vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a
participar en el progreso científico y en los beneficios que de
él resulten.
2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses
morales y materiales que le correspondan por razón de las
producciones científicas, literarias o artísticas de que sea
autora.

Declaración Universal de Derechos Humanos. 1948


DECLARACIÓN DE MÉXICO SOBRE LAS POLÍTICAS
CULTURALES
Conferencia mundial sobre las políticas culturales
México D.F., 26 de julio - 6 de agosto de 1982
DECLARACIÓN DE MÉXICO SOBRE LAS POLÍTICAS
CULTURALES (Mondiacult)
Conferencia mundial sobre las políticas culturales
México D.F., 26 de julio - 6 de agosto de 1982

http://portal.unesco.org/culture/es/files/12762/11295424031mexico_sp.pdf/mexico_sp.pdf
La cultura nos da la capacidad de reflexionar sobre nosotros
mismos. La cultura nos hace seres específicamente humanos,
racionales, críticos y éticamente comprometidos, a través de ésta
discernimos los valores y efectuamos opciones. Con la cultura
nos expresamos y tomamos conciencia de nosotros mismos,
también, el hombre se reconoce como un proyecto inacabado,
pone en cuestión sus propias realizaciones, busca
incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo
trascienden.

UNESCO-Mondiacult, 1982
Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales,
Informe final.
http://unesdoc.unesco.org/images/0005/000525/052505sb.pdf
33. La conferencia ratificó unánimemente con convicción y energía la
igualdad y la dignidad de toda cultura, rechazando cualquier
jerarquización en este campo, ya que nada puede justificar la
discriminación entre culturas superiores y culturas inferiores. La
Conferencia condenó de ese modo a los que hablan con
condescendencia de otras culturas cuando no las califican pura y
simplemente de subculturas.
Así la Conferencia reafirmó el deber de cada persona de respetar
todas las culturas.

Pág. 9, Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales, Informe final.


Declaración Universal sobre la
Diversidad Cultural, Unesco, 2001
Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural
2 de noviembre de 2001

http://portal.unesco.org/es/ev.php-
URL_ID=13179&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
IDENTIDAD, DIVERSIDAD Y PLURALISMO
Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural
ARTÍCULO 1
La diversidad cultural, patrimonio común de la humanidad
ARTÍCULO 2
De la diversidad cultural al pluralismo cultural
ARTÍCULO 3
La diversidad cultural, factor de desarrollo

DIVERSIDAD CULTURAL Y DERECHOS HUMANOS


ARTÍCULO 4
Los derechos humanos, garantes de la diversidad cultural
ARTÍCULO 5
Los derechos culturales, marco propicio de la diversidad cultural
ARTÍCULO 6
Hacia una diversidad cultural accesible a todos

DIVERSIDAD CULTURAL Y CREATIVIDAD


ARTÍCULO 7
El patrimonio cultural, fuente de la creatividad
ARTÍCULO 8
Los bienes y servicios culturales, mercancías distintas de las demás
ARTÍCULO 9
Las políticas culturales, catalizadoras de la creatividad

DIVERSIDAD CULTURAL Y SOLIDARIDAD INTERNACIONAL


ARTÍCULO 10
Reforzar las capacidades de creación y de difusión a escala mundial
ARTÍCULO 11
Establecer relaciones de asociación entre el sector público, el sector privado
y la sociedad civil
ARTÍCULO 12
La función de la UNESCO

ORIENTACIONES PRINCIPALES DE UN PLAN DE ACCIÓN


PARA LA APLICACIÓN DE LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LA UNESCO SOBRE LA DIVERSIDAD CULTURAL
Constatando que la cultura se encuentra
en el centro de los debates
contemporáneos sobre la identidad, la
cohesión social y el desarrollo de una
economía fundada en el saber...
Reafirmando que la cultura debe ser considerada como el
conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales,
intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a
un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras,
los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de
valores, las tradiciones y las creencias, (2)

(1). Entre los cuales figuran, en particular, el Acuerdo de Florencia de 1950 y su Protocolo de
Nairobi de 1976, la Convención Universal sobre Derechos de Autor de 1952, la Declaración de
los Principios de Cooperación Cultural Internacional de 1966, la Convención sobre las Medidas
que Deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y la Transferencia de
Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales de 1970, la Convención para la Protección del Patrimonio
Mundial Cultural y Natural de 1972, la Declaración de la UNESCO sobre la Raza y los Prejuicios
Raciales de 1978, la Recomendación relativa a la condición del artista de 1980 y la
Recomendación sobre la salvaguardia de la cultura tradicional y popular de 1989.
(2). Definición conforme a las conclusiones de la Conferencia Mundial sobre las Políticas
Culturales (MONDIACULT, México, 1982), de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo
(Nuestra Diversidad Creativa, 1995) y de la Conferencia
Intergubernamental sobre Políticas Culturales para el Desarrollo (Estocolmo, 1998).
La cultura debe ser considerada como el conjunto
de los rasgos distintivos espirituales y materiales,
intelectuales y afectivos que caracterizan a una
sociedad o a un grupo social.
Además de las artes y las letras, la cultura abarca :
Los modos de vida
Las maneras de vivir juntos
Los sistemas de valores
Las tradiciones y las creencias.

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LA UNESCO SOBRE LA DIVERSIDAD CULTURAL (2001)


La cultura es un todo complejo donde cada una de sus
partes esta interrelacionada.
ARTÍCULO 3
La diversidad cultural, factor de desarrollo
La diversidad cultural amplía las posibilidades de elección que
se brindan a todos; es una de las fuentes del desarrollo,
entendido no solamente en términos de crecimiento económico,
sino también como medio de acceso a una existencia
intelectual, afectiva, moral y espiritual satisfactoria.
ARTÍCULO 6
Hacia una diversidad cultural accesible a todos
Al tiempo que se garantiza la libre circulación de las ideas
mediante la palabra y la imagen, hay que procurar que todas las
culturas puedan expresarse y darse a conocer. La libertad de
expresión, el pluralismo de los medios de comunicación, el
multilingüismo, la igualdad de acceso a las expresiones artísticas,
al saber científico y tecnológico –comprendida su forma
electrónica- y la posibilidad, para todas las culturas, de estar
presentes en los medios de expresión y de difusión, son los
garantes de la diversidad cultural.
UNA DIVERSIDAD CULTURAL ACCESIBLE A TODOS

Garantizar:
-La libre circulación de las ideas mediante la palabra y
la imagen.
-Que todas las culturas puedan expresarse y darse a
conocer .
-La igualdad de acceso a las expresiones artísticas.
-La posibilidad para todas las culturas de estar
presentes en los medios de expresión y de difusión.
Los bienes y servicios
culturales son portadores de
identidad, de valores y
sentido.
Los derechos culturales son parte integrante
de los derechos humanos, que son
universales, indisociables e interdependientes.

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LA UNESCO SOBRE LA DIVERSIDAD CULTURAL, 2001.


ARTÍCULO 5 Los derechos culturales, marco propicio de la
diversidad cultural
Los derechos culturales son parte integrante de los derechos
humanos, que son universales, indisociables e interdependientes.
El desarrollo de una diversidad creativa exige la plena realización de
los derechos culturales, tal como los define el Artículo 27 de la
Declaración Universal de Derechos Humanos y los Artículos 13 y
15 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales. Toda persona debe, así, poder expresarse, crear y difundir
sus obras en la lengua que desee y en particular en su lengua materna;
toda persona tiene derecho a una educación y una formación de
calidad que respete plenamente su identidad cultural; toda persona
debe poder participar en la vida cultural que elija y ejercer sus propias
prácticas culturales, dentro de los límites que impone el respeto de los
derechos humanos y de las libertades fundamentales.
DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LA UNESCO SOBRE LA DIVERSIDAD CULTURAL, 2001.
CONVENCIÓN SOBRE LA
PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN
DE LA DIVERSIDAD DE LAS
EXPRESIONES CULTURALES
CONVENCIÓN DE LA DIVERSIDAD

http://unesdoc.unesco.org/images/0014/001429/142919s.pdf
Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad
de las expresiones culturales
La Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de
las Expresiones Culturales es un acuerdo internacional, jurídicamente
vinculante, que garantiza que artistas, profesionales y otros actores de
la cultura y ciudadanos de todo el mundo puedan crear, producir,
difundir y disfrutar de una amplia gama de bienes, servicios y
actividades culturales, incluidos los suyos propios.
La Convención fue adoptada en 2005 por la 33ª Conferencia General y
entró en vigor en 2007. Hoy en día, hay 116 Partes de la Convención.
La elaboración de las orientaciones prácticas que deben guiar la
aplicación de la Convención está casi terminada. El lanzamiento del
Fondo Internacional para la Diversidad Cultural abre una nueva fase
en la vida de la Convención.

http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/cultural-diversity/2005-convention
Consciente de que la diversidad cultural crea un
mundo rico y variado que acrecienta la gama de
posibilidades y nutre las capacidades y los valores
humanos, y constituye, por lo tanto, uno de los
principales motores del desarrollo sostenible de
las comunidades, los pueblos y las naciones...
3. Principio de igual dignidad y respeto de todas
las culturas
La protección y la promoción de la diversidad de las
expresiones culturales presuponen el reconocimiento
de la igual dignidad de todas las culturas y el respeto
de ellas, comprendidas las culturas de las personas
pertenecientes a minorías y las de los pueblos
autóctonos.

CONVENCIÓN DE LA DIVERSIDAD
Sólo se podrá proteger y promover la diversidad
cultural si se garantizan los derechos humanos y
las libertades fundamentales como la libertad de
expresión, información y comunicación, así como
la posibilidad de que las personas escojan sus
expresiones culturales.

CONVENCIÓN DE LA DIVERSIDAD
CARTA CULTURAL IBEROAMERICANA
XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de
Gobierno. Montevideo, Uruguay, 3, 4 y 5 de noviembre de
2006.

CARTA CULTURAL IBEROAMERICANA

http://www.culturasiberoamericanas.org/carta_cultural_espanol.php
PREÁMBULO
I - FINES
II. PRINCIPIOS
PRINCIPIO DE RECONOCIMIENTO Y DE PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS CULTURALES
PRINCIPIO DE PARTICIPACIÓN
CARTA CULTURAL IBEROAMERICANA

PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD Y DE COOPERACIÓN


PRINCIPIO DE APERTURA y DE EQUIDAD
PRINCIPIO DE TRANSVERSALIDAD
PRINCIPIO DE COMPLEMENTARIEDAD
PRINCIPIO DE ESPECIFICIDAD DE LAS ACTIVIDADES, BIENES Y SERVICIOS CULTURALES
PRINCIPIO DE CONTRIBUCIÓN AL DESARROLLO SUSTENTABLE, A LA COHESIÓN Y A LA
INCLUSIÓN SOCIAL
PRINCIPIO DE RESPONSABILIDAD DE LOS ESTADOS EN EL DISEÑO Y EN LA APLICACIÓN DE
POLITICAS CULTURALES
III. AMBITOS DE APLICACIÓN
CULTURA Y DERECHOS HUMANOS
CULTURAS TRADICIONALES, INDÍGENAS, DE AFRODESCENDIENTES Y DE POBLACIONES
MIGRANTES
CREACIÓN ARTÍSTICA Y LITERARIA
INDUSTRIAS CULTURALES Y CREATIVAS
DERECHOS DE AUTOR
PATRIMONIO CULTURAL
CULTURA Y EDUCACIÓN
CULTURA Y AMBIENTE
CULTURA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CULTURA Y COMUNICACIÓN
CULTURA Y ECONOMIA SOLIDARIA
CULTURA Y TURISMO
IV. ESPACIO CULTURAL IBEROAMERICANO
Reafirmando la importancia de los instrumentos adoptados y de las
acciones emprendidas en el ámbito de la cultura con vistas a su
fortalecimiento y a la ampliación del intercambio cultural, por parte de
la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia
y la Cultura (UNESCO) en materia de cultura y, concretamente, de los
principios enunciados en la “Declaración sobre la Diversidad
Cultural” (2001) y en la “Convención sobre la Protección y
Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales”
aprobada en la ciudad de París (2005), durante la XXXIII Conferencia
General de la UNESCO, en especial sus artículos 12, 13 y 14;
Considerando que el ejercicio de la cultura,
entendido como una dimensión de la ciudadanía, es
un elemento básico para la cohesión y la inclusión
social y, que genera al mismo tiempo, confianza y
autoestima no sólo a los individuos, sino también a
las comunidades y naciones a las cuales
pertenecen...
QUÉ ES LA CARTA CULTURAL IBEROAMERICANA

http://www.culturasiberoamericanas.org/que_es.php
LOS DERECHOS CULTURALES
Declaración de Friburgo
LOS DERECHOS CULTURALES
Declaración de Friburgo
http://www.culturalrights.net/descargas/drets_culturals239.pdf
El lanzamiento de la Declaración de Fribourg sobre Derechos Culturales tuvo lugar el 7 de
mayo de 2007 en la Universidad de Fribourg y el día siguiente, 8 de mayo de 2007, en el
Palais des Nations de Ginebra. El texto fue presentado por el Observatorio de la
Diversidad y los Derechos Culturales (cuyas oficinas centrales se encuentran en el Instituto
Interdisciplinario de Derechos Étnicos y Humanos en la Universidad de Fribourg) juntamente
con la Organización Internacional de la Francofonia y la UNESCO. La Declaración de
Fribourg fue apoyada por más de cincuenta expertos en derechos humanos, así como
por una plataforma de ONGs.
La Declaración es unos de los instrumentos clave para los derechos culturales que reúne y
hace explícitos estos derechos que ya están incorporados de forma dispersa en
numerosos instrumentos internacionales. El esclarecimiento es necesario para demostrar
la importancia cultural de los derechos culturales, como también la de las dimensiones
culturales de los demás derechos humanos. De hecho, la Declaración invita a todos los
actores a identificar y tomar en conciencia la dimensión cultural de todos los derechos
humanos, con el fin de enriquecer la universalidad a través de la diversidad, y de promover
que toda persona, individual o colectivamente, lo haga propios.

http://www.culturalrights.net/es/documentos.php?c=14&p=161
La Declaración se basa en la Declaración Universal de Derechos Humanos de tal forma que
los derechos culturales son parte de los derechos humanos.

“Artículo 1 (Principios fundamentales)


Los derechos enunciados en la presente Declaración son esenciales para la dignidad humana;
por ello forman parte integrante de los derechos humanos y deben interpretarse según los
principios de universalidad, indivisibilidad e interdependencia.”

El documento hace una importante referencia al rol que tienen los derechos culturales en los
diversos ámbitos como la prevención de guerras, violencia y terrorismo, así como en la
educación, la diversidad e la identidad cultural, etc. También identifica la relación de identidad
y el patrimonio cultural, hace referencia a comunidades culturales, subraya la importancia de
acceso y participación en la vida cultural y cooperación cultural.

La implementación de los derechos culturales depende de todas personas y toda colectividad.


Así como todos los actores del sector público, privado y social tienen la responsabilidad de
interactuar y tomar iniciativas para poner en práctica esto derechos, asegurar su ejercicio y
respeto a dichos derechos.

Por su lado, los actores públicos tienen la responsabilidad de integrar los derechos culturales
en sus legislaciones, asegurar su respeto y salvaguardia. Las organizaciones internacionales
en el marco de su competencia deben asegurar la conciencia de los derechos culturales y su
inserción en otros instrumentos y controlar su desarrollo.
QUE SON LOS DERECHOS CULTURALES:
Los derechos culturales son derechos relacionados con el arte y la
cultura, entendidos en una amplia dimensión. Son derechos
promovidos para garantizar que las personas y las comunidades
tengan acceso a la cultura y puedan participar en aquella que sea de
su elección. Son fundamentalmente derechos humanos para asegurar
el disfrute de la cultura y de sus componentes en condiciones de
igualdad, dignidad humana y no discriminación. Son derechos
relativos a cuestiones como la lengua; la producción cultural y
artística; la participación en la cultura; el patrimonio cultural; los
derechos de autor; las minorías y el acceso a la cultura, entre otros.
http://www.culturalrights.net/es/principal.php?c=1
“La educación artística debe convertirse en
una parte obligatoria de los programas
educativos”.

HOJA DE RUTA PARA LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA


Hoja de ruta para la educación artística
http://portal.unesco.org/culture/es/files/40000/125810588
25Hoja_de_Ruta_para_la_Educaci%F3n_Art%EDstica.p
df/Hoja%2Bde%2BRuta%2Bpara%2Bla%2BEducaci%F3
n%2BArt%EDstica.pdf

http://bit.ly/9i6m8P
UNESCO & el GOBIERNO DE PORTUGAL
Conferencia Mundial sobre Educación Artística
Construir Capacidades creativas para el siglo 21
PARIS, Marzo 2006

La Conferencia Mundial sobre Educación Artística, Construir Capacidades


Creativas para el siglo 21, fue organizada por la UNESCO y el Gobierno de
Portugal, con la participación de ONG asociadas tal como InSEA (Sociedad
Internacional para Educación por el Arte), ISME (Sociedad internacional para
Educación Musical), IDEA (Asociación Internacional para Teatro y Educación) y
MUS-E (Fundación Internacional Yehudi Menuhin). Esta Conferencia es la
culminación de un proceso de colaboración iniciado hace cinco años entre la
UNESCO y las ONG especializadas asociadas al programa de la Educación
Artística. La Conferencia reunió a mas de 1200 participantes, venidos de 97
Estados Miembros. Los siguientes temas fueron debatidos: Promoción y puesta en
práctica de la Educación Artística a nivel político y gubernamental, el Impacto
social, cultural y académico de la Educación Artística, la Calidad de la Enseñanza
en relación a la formación de los docentes y a métodos pedagógicos y las
Estrategias para la promoción de las políticas que favorecen la educación artística.
Los principales resultados de la conferencia que se mencionan mas abajo tienen
por objeto apoyar la realización y el desarrollo futuro de los programas de
educación artística:
HOJA DE RUTA

Generar un consenso y fomentar


una actuación en común alrededor
de una visión: el papel vital de la
educación artística en una
educación de calidad.
Las expresiones artísticas
exploran sobre aspectos de
la existencia y la
coexistencia.
Cada cultura desarrolla medios a través de
los cuales comparte y comunica los
conocimientos adquiridos en su intento de
comprender el mundo
La cultura y las artes:
componentes básicos de una
educación integral que permita al
individuo desarrollarse plenamente.
Requisitos para participar en la vida

cultural:

-COMPRENDER

-APRECIAR

-EXPERIMENTAR

EL ARTE
Con la experimentación, el desarrollo de
la apreciación y el conocimiento de las
artes, adquirimos perspectivas únicas
sobre una amplia variedad de temas que
no pueden adquirirse por otros medios
educativos.
TODOS TENEMOS UN POTENCIAL CREATIVO

La imaginación, la creatividad y la
innovación son cualidades que se
encuentran presentes en todos los seres
humanos y que pueden cultivarse y
aplicarse.
LO COGNITIVO Y LO EMOCIONAL

La educación artística al
vincular procesos cognitivos y
emocionales fomenta el
desarrollo emocional.
Para que una persona tenga un
comportamiento ético solido, base
de la ciudadanía, es necesaria la
participación emocional.
Los procesos emocionales:
-Son parte del proceso de toma
de decisiones.
-Funcionan como vectores de
acciones e ideas.
-Sientan las bases de la
reflexión y la opinión.
La educación artística
desarrolla en las personas la
capacidad de expresarse y
evaluar críticamente el mundo
que les rodea.
Trabajadores creativos, flexibles, adaptables, e innovadores.

DESARROLLAR RECURSOS HUMANOS

Para explotar nuestro valioso


capital cultural, desarrollando
industrias e iniciativas culturales
fuertes, creativas y sostenibles.
FOMENTAR LA EXPRESIÒN DE LA
DIVERSIDAD CULTURAL

Cada cultura tiene sus


propias prácticas culturales
y expresiones artísticas
específicas.
CAMPOS DE LAS ARTES

A lo largo de la historia se han ido


asignando nombres a los distintos tipos
de expresión artística, pero conviene
tener presente que, aunque términos
como danza, música, teatro o poesía se
utilizan en todo el mundo, su significado
profundo varia de una cultura a otra.
FACTORES DE UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD:
- Aprenden capacidades útiles para su
entorno que necesitan para funcionar
correctamente en el seno de su sociedad.
- Se adecua a las vidas, aspiraciones y los
intereses tanto de los estudiantes como de
sus familias y sociedades.
- Es inclusiva y esta basada en los derechos.
- Aprendizaje activo.
- Plan de estudios adaptado al entorno que
despierte interés y entusiasmo en las
personas que aprenden.
- El respeto y el compromiso con las
comunidades y culturas locales.
- Docentes formados y motivados.
ENFOQUE EDUCATIVO

-Tomar como base la cultura o culturas a las que


pertenece la persona que aprende.
-Generar en dicha persona una confianza basada en la
apreciación profunda de su propia cultura es el mejor
punto de partida posible para explorar, respetar y
apreciar otras culturas.
-Percibir el carácter constantemente cambiante de la
cultura y su valor en contextos culturales, sociales e
históricos.
Para que los responsables acepten y
aprueben la introducción de la
educación artística y las artes en la
educación, hay que aportar pruebas de
su eficacia.
Informe de Desarrollo Humano 2004.
La libertad cultural en el mundo diverso
de hoy.
Informe de Desarrollo Humano 2004.
La libertad cultural en el mundo diverso de hoy.

SUMARIO (12 págs.):


http://hdr.undp.org/en/media/hdr04_sp_overview.pdf
En este Informe se exponen argumentos que
propician el respeto por la diversidad y la
creación de sociedades más incluyentes
mediante la adopción de políticas que
reconozcan en forma explícita las diferencias
culturales, es decir, políticas multiculturales.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


PÁGINA: HUMAN DEVELOPMEN REPORTS

Informe sobre desarrollo humano 2004


Libertad cultural y desarrollo humano

http://hdr.undp.org/en/reports/global/hdr2004/chapters/spanish/
La libertad cultural constituye una parte
fundamental del desarrollo humano.

La libertad cultural es que la gente pueda


vivir y ser aquello que escoge.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


Informe de Desarrollo Humano 2004.
La libertad cultural en el mundo diverso de hoy.

RESEÑA(*)
La democracia y el crecimiento equitativo no son suficientes para
acoger las crecientes demandas de inclusión social y de respeto por
la etnia, la religión y la lengua materna. También se requieren
políticas multiculturales que reconozcan las diferencias, defiendan la
diversidad y propicien la libertad cultural a fin de permitir que todos
tengan la opción de comunicarse en su propia lengua, practicar su
religión y participar en la formación de su cultura, es decir, que todos
tengamos la libertad de escoger quienes somos.

(*) En “Informes e Indicadores mundiales” del PNUD, red mundial para el


desarrollo establecida por las Naciones Unidas
http://www.pnud.org.pe/frmInformeIndica.aspx
Informe de Desarrollo Humano 2004.
La libertad cultural en el mundo diverso de hoy.

INFORME COMPLETO (299 págs.):


http://hdr.undp.org/en/media/hdr04_sp_complete1.pdf
El desarrollo humano requiere más que salud, educación, un nivel
de vida digno y libertad política. El Estado debe reconocer y
acoger las identidades culturales de los pueblos y las personas
deben ser libres para expresar sus identidades sin ser
discriminadas en otros aspectos de sus vidas. En resumen: la
libertad cultural es un derecho humano y un importante aspecto
del desarrollo humano y, por consiguiente, digno de la acción y
atención del Estado.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


La libertad cultural constituye una parte fundamental del
desarrollo humano puesto que, para vivir una vida plena, es
importante poder elegir la identidad propia –lo que uno es–
sin perder el respeto por los demás o verse excluido de otras
alternativas. Es necesario que la gente cuente con la libertad
para practicar su religión en forma abierta, para hablar su lengua,
para honrar su legado étnico o religioso sin temor al ridículo, al
castigo o a la restricción de oportunidades. Es necesario que la
gente cuente con la libertad de participar en la sociedad sin tener
que desprenderse de los vínculos culturales que ha escogido.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


De las cinco categorías de derechos humanos
(civiles, culturales, económicos, sociales y
políticos), los derechos culturales son los que
han recibido menos atención.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


DERECHOS CULTURALES
-La igualdad y la no-discriminación.
-La libertad y no interferencia en el goce de la vida cultural.
-La libertad para crear y contribuir a la creación.
-La libertad de escoger en qué cultura y vida cultural participar.
-La libertad de divulgación.
-La libertad de cooperar a nivel internacional.
-La libertad de participar en la definición e implementación de
políticas relativas a la cultura.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


La novedad, hoy, es el surgimiento de la
política de la identidad.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


Reconocer cómo, en diversos puntos del planeta, la
gente se moviliza en torno a demandas de carácter
étnico, religioso, racial y cultural y exige el
reconocimiento, la valoración y la acogida de su
identidad por parte de la sociedad en su conjunto.

La libertad cultural en el mundo diverso de hoy


Informe de la Comisión Mundial
sobre la Cultura y el Desarrollo
“Nuestra diversidad creativa” (1996)
Informe de la Comisión Mundial sobre la Cultura y el
Desarrollo
“Nuestra diversidad creativa” (1996)

Versión resumida:
http://unesdoc.unesco.org/images/0010/001055/105586sb.pdf
El informe (“Nuestra diversidad creativa”) , resultado
de los trabajos de la Comisión Mundial de la Cultura
y del Desarrollo, sintetiza los debates que han dado
lugar a una nueva noción de creatividad, que abre
alternativas capaces de dar curso libre a los múltiples
aspectos culturales del desarrollo.

OEI. Documentos y encuentros Internacionales sobre Cultura y Desarrollo


http://www.oei.es/cultura/cultura_desarrollo.htm
Nuestra Diversidad Creativa
Informe de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo

El argumento que se plantea en la Introducción a Nuestra Diversidad Creativa es


que el desarrollo comprende no sólo el acceso a los bienes y a los servicios, sino
también la oportunidad de elegir un modo de vida colectivo que sea pleno,
satisfactorio, valioso y valorado, en el que florezca la existencia humana en todas
sus formas y en su integridad.
Incluso los bienes y servicios más importantes en la visión limitada y convencional
son considerados valiosos solamente por ampliar nuestra libertad de acuerdo con
nuestros valores. Por lo tanto, la cultura, por importante que sea como instrumento
(u obstáculo) del desarrollo,, no puede ser relegada a una función subsidiaria de
simple promotora (o freno) al crecimiento económico. El papel de la cultura no se
reduce a ser un medio para alcanzar fines -pese a que, en el sentido restringido
del concepto, ése es uno de sus papeles-, sino que constituye la base social de
los fines mismos. El desarrollo y la economía forman parte de la vida de los
pueblos.
http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-
URL_ID=22431&URL_DO=DO_PRINTPAGE&URL_SECTION=201.html
En la diversidad de las culturas existe una unidad subyacente, definida en una
ética global (capítulo 1). El impulso ético que lleva a aliviar y erradicar el
sufrimiento siempre que sea posible es un ejemplo de este imperativo. Una de las
tendencias recientes más alentadoras ha sido la formulación de normas
internacionales sobre derechos humanos. La democracia y la protección de las
minorías son principios importantes de la ética global, así como una condición
indispensable de la eficiencia institucional, la estabilidad social y la paz. En un
mundo en el que viven 10.000 sociedades diferentes en aproximadamente 200
Estados, la protección y el ejercicio de los derechos de las minorías es una
preocupación fundamental. Sin embargo, las minorías no deben ejercer sus
derechos en detrimento de las mayorías. Tampoco se puede aceptar que tiranos
vociferantes, que pretenden hablar en nombre de las minorías, sean aceptados
como la voz de su pueblo. La voz democrática también debería escucharse en el
plano internacional mucho más de lo que ha sido escuchada hasta ahora. Otros
principios importantes de esta ética global son el compromiso con la solución
pacífica de los conflictos y con la negociación justa, así como la equidad intra e
intergeneracional.
El Informe considera fundamental el compromiso con el pluralismo (capítulo 2). El
principio del pluralismo se considera fundamental. De este análisis se desprende
que el pluralismo cultural es una característica intrínseca y perdurable de las
sociedades, y que la identificación étnica es una reacción normal y saludable ante
las presiones de la globalización. Los factores étnicos actúan como detonante de
conflictos sólo cuando son manipulados con este fin. "Construir la nación"
mediante la homogeneización de todos los grupos no es ni deseable ni viable. El
modo más duradero de asumir la diversidad étnica es crear un sentimiento de
nación como comunidad cívica, arraigada en valores que pueden ser compartidos
por todos los componentes étnicos de la sociedad nacional. Mas, ¿cómo alcanzar
un sentimiento de comunidad libre de toda connotación de exclusividad étnica?
La palabra "pluralismo" carece de significado si individuos y comunidades no
pueden emprender iniciativas democráticas en un clima que conduce a la
creatividad y al empoderamiento (capítulo 3). En nuestro "mundo infinito de
interrogación y de duda", la imaginación creadora y la iniciativa de los individuos,
las comunidades y las sociedades resultan todavía más necesarias. ¿De qué
manera se ha de fomentar hoy día la creatividad, no sólo en el ámbito de las artes,
sino también en el de la ciencia, la tecnología, y en la teoría y la práctica de la
gobernabilidad?
Los miembros de una sociedad han de estar en posición de comunicarse con
los de otras sociedades. Es uno de los principales desafíos de un mundo más
mediático (capítulo 4). ¿Podemos hacer que las nuevas tecnologías se
conviertan en instrumentos de interacción democrática y de reducción de la
pobreza? Esto requiere un mercado competitivo y un equilibrio entre eficiencia
y equidad, así como entre intereses globales y locales. La Comisión propone
que se estudie la posibilidad de establecer nuevos medios de comunicación
internacionales que funcionen como servicio público y se instituya un debate
internacional entre los profesionales de los medios de comunicación y las
audiencias con respecto a los problemas de la violencia y la pornografía en los
medios de comunicación.
El debate sobre mujeres, género y cultura (capítulo 5) es arduo. Los derechos
y las necesidades de las mujeres, así como la interdependencia entre hombres
y mujeres son nociones esenciales para rediseñar sus identidades y sus roles
en la sociedad. ¿Que principios se deberían adoptar para sortear el doble
escollo del etnocentrismo y del eurocentrismo, por una parte, y, por otra, del
relativismo ético que, en nombre de la "cultura" local, niega a la mujer sus
derechos humanos?
El debate sobre el género nos conduce a la necesidad de prestar atención a
los derechos y deberes de los niños y los jóvenes (capítulo 6). Nunca ha
habido una generación tan numerosa ni tan joven como la actual. El número
de niños y de jóvenes aumenta con rapidez, y su falta de poder hace que
sea especialmente necesario protegerlos de la explotación y el abandono, y
promover su educación y su salud. Satisfacer esta necesidad es la más
importante inversión que podemos hacer en el futuro. ¿Cómo hacer frente a
este desafío?
La rapidez del cambio plantea nuevos desafíos, ya que las sociedades
deben hacer el mejor uso posible del patrimonio cultural al servicio del
desarrollo (capítulo 7). Monumentos y sitios históricos, objetos conservados
en museos, así como otras expresiones artísticas inmateriales tales como el
folclore o la lengua se encuentran en estado de destrucción o abandono.
Por otra parte, las definiciones del patrimonio cultural son aún demasiado
estrictas. La Comisión ha observado que todos los pueblos de todas las
sociedades necesitan ser capaces de identificar y de evaluar su patrimonio
según sus propios criterios y según los usos que quieran hacer de dicho
patrimonio. Por tanto, ha explorado diversos modos de hacer una utilización
más amplia y más eficazmente administrada.
Hasta ahora, la relación de la humanidad con el medio natural se ha
considerado principalmente en términos biofísicos, sin embargo, en la
actualidad se reconoce cada vez más que las sociedades mismas han
creado procedimientos complejos para proteger y administrar sus recursos.
¿Cómo tomar en consideración estos procedimientos arraigados en los
valores culturales de manera que el desarrollo sostenible se haga realidad?
La respuesta a esta pregunta requiere que se preste mayor atención a las
interacciones entre cultura y medio ambiente (capítulo 8).
El conjunto de estas consideraciones ha llevado a la Comisión a
recomendar repensar las políticas culturales (capítulo 9). Ésta ha insistido
fuertemente en la necesidad de ampliar el concepto de política cultural para
superar el enfoque estrecho centrado en las artes, sugiriendo un nuevo
modo de considerarlo. ¿Como pueden los países definir políticas culturales
encaminadas a fomentar un pluralismo realmente constructivo en el que la
diversidad sea una fuente de creatividad? ¿Cómo convencer a los
responsables de tomar decisiones de que apoyar las formas y expresiones
artísticas nuevas, emergentes y experimentales no significa subvencionar el
consumo, sino invertir en el desarrollo humano?
Finalmente, en lo relativo a las necesidades de investigación (capítulo 10), la
Comisión propone un programa centrado en la hasta ahora casi siempre
ignorada integración entre cultura, desarrollo y formas de organización política.
La cuestión medular del proceso de desarrollo es: ¿qué políticas promueven un
desarrollo humano sostenible y que estimule el florecimiento de culturas
diferentes?
Si hubiera que elegir una idea clave de los diez capítulos precedentes, ésta
sería la que contienen las dos sentencias del resumen Informe:
"El desarrollo disociado de su contexto humano y cultural es un crecimiento sin
alma. El florecimiento pleno del desarrollo económico forma parte de la cultura
de un pueblo."
El punto de vista más convencional considera la cultura como un elemento que
contribuye al desarrollo económico o lo entorpece; de ahí el llamamiento a
"tomar en cuenta los factores culturales en el desarrollo". A diferencia del medio
ambiente natural, cuyos dones no nos atreveríamos a perfeccionar, la cultura es
la fuente de nuestro progreso y creatividad. Al cambiar de perspectiva y dejar de
asignar un papel puramente instrumental a la cultura para atribuirle un papel
constructivo, constitutivo y creativo, hay que concebir el desarrollo en términos
que incluyan el crecimiento cultural.
Como afirma la Comisión, el Informe "tiene por objeto dar a las
generaciones presentes y futuras los instrumentos necesarios para
responder a este desafío, ampliar sus conocimientos, descubrir el
mundo en su imponente diversidad y permitir a cada individuo vivir una
vida digna, sin perder su identidad, su sentido de pertenencia a su
comunidad ni renegar de su patrimonio."
Nuestra diversidad creativa ha sido concebido según un espíritu de
nuestra época: con la pretensión de plantear preguntas, más que de
proponer respuestas; con la intención de enriquecer el debate, más que
buscar la aceptación de las nuevas verdades. Reconociendo que la
incertidumbre existe, el Informe cita a Ilya Prigogine, que observaba: "El
siglo xx ha transformado la totalidad del planeta de un mundo finito de
certidumbres en un mundo infinito de cuestionamiento y duda". La
propia noción de cultura admite múltiples lecturas.
Con este espíritu, la Comisión ha formulado una Agenda Internacional
cuyo objetivo consiste en movilizar energías y suscitar el compromiso
de todos. La idea era que estas acciones podrían reforzar y
profundizar el debate y el análisis sobre la cultura y el desarrollo, así
como promover la emergencia de un consenso internacional sobre el
mayor número de cuestiones clave. La Comisión desea también que
estas acciones conduzcan a una Cumbre Mundial sobre Cultura y
Desarrollo, promuevan la participación democrática más amplia
posible -especialmente entre las mujeres y los jóvenes- a todos los
niveles, tanto local, provincial y central como internacional y global,
donde hasta ahora ha sido descuidada.

2007 - UNESCO
http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-
URL_ID=22431&URL_DO=DO_PRINTPAGE&URL_SECTION=201.html
Informe mundial de la UNESCO:
Invertir en la diversidad cultural y el
diálogo intercultural
2009
Informe mundial de la UNESCO
Invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural
Resumen:
http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001847/184755S.pdf
UNESCO Segundo Informe Mundial: Invertir en la diversidad cultural y el
diálogo intercultural
En la encrucijada de la reflexión intelectual, científica y política, este segundo
Informe Mundial de la UNESCO se plantea como objetivo hacer el balance
sobre todo lo que se dice, piensa y hace en nombre de la diversidad cultural,
así como identificar las condiciones necesarias para que la diversidad se
vuelva una ventaja y no una amenaza, una fuente de renovación para las
políticas públicas al servicio del desarrollo, de la cohesión y de la paz.
La diversidad cultural – más compleja de lo que generalmente se supone – no
se limita al ámbito cultural, y debe ser considerada en términos de diálogo y
dinámica en relación con los nuevos retos que puede crear para las lenguas,
los sistemas de educación, los medios de comunicación y el mundo
empresarial.

http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-URL_ID=39896&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
Informe mundial de la UNESCO
Invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural
INFORME COMPLETO (446 págs.):
http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001878/187828s.pdf
Es urgente invertir en la diversidad cultural y el diálogo intercultural,
según un reciente informe de la UNESCO
París, 20 de octubre

Las empresas que invierten en la diversidad cultural, ya sea en el plano de


la gestión, de los recursos humanos o del marketing, pueden sacar un
beneficio económico de esa inversión. Esta es una de las conclusiones a
las que se llega en el Informe Mundial de la UNESCO titulado "Invertir en
la diversidad cultural y el diálogo intercultural", presentado el 20 de octubre
en la sede de la Organización.

http://portal.unesco.org/es/ev.php-
URL_ID=46731&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
OEI. Documentos y encuentros
Internacionales sobre Cultura y Desarrollo
OEI. Documentos y encuentros
Internacionales sobre Cultura y Desarrollo

http://www.oei.es/cultura/cultura_desarrollo.htm
Cultura y Desarrollo
La cultura debe ser considerada en grande, no como un
simple medio para alcanzar ciertos fines,
sino como su misma base social. No podemos entender la
llamada dimensión cultural del desarrollo
sin tomar nota de cada uno de estos papeles de la cultura

Amartya Sen (1)

(1) Amartya Sen. Profesor de la Universidad de Lamont y Harvard - Premio Nobel de Economía
1998. Extraído de "La cultura como base del desarrollo contemporáneo"; Diálogos UNESCO
Documentos y encuentros Internacionales sobre Cultura y Desarrollo
Un recorrido por el escenario histórico mundial de la cooperación cultural al
desarrollo confirma los pasos dados por los organismos internacionales para
incorporar la dimensión de la cultura en las acciones de desarrollo.
La UNESCO tiene un papel relevante en esta materia y promueve desde su
creación la perspectiva multilateral de la cultura, basada en acciones
orientadas, en los inicios a recuperar y posteriormente a proteger el patrimonio
cultural material e inmaterial devastado por las guerras del Siglo XX.
A partir de entonces, su ámbito de acción ha ido evolucionando e incorporando
paulatinamente el estudio de los factores, parámetros e impacto cultural del
desarrollo a escala internacional.
Hacia los años setenta, los organismos de cooperación comienzan a asumir el
compromiso de integrar las políticas culturales en las estrategias de desarrollo
y la cultura va conformándose entonces, no ya como una dimensión accesoria
al desarrollo humano, sino como parte intrínseca de la sociedad y a integrar el
concepto de Desarrollo Humano a los Planes de Desarrollo.

OEI. Documentos y encuentros Internacionales sobre Cultura y Desarrollo


Los primeros pasos dados en la materia, surgen en el marco de la Conferencia
General de la UNESCO del año 1966 que aprueba la Declaración sobre los
Principios de la Cooperación Cultural Internacional y reivindica que toda cultura
tiene una dignidad y un valor que deben ser respetados y protegidos y que todo
pueblo tiene el derecho y el deber de desarrollar su propia cultura.
El modelo de desarrollo que prevalecía hasta ese momento comenzaba a
analizarse como una amenaza potencial para la diversidad cultural y la
independencia política de los pueblos lleva a plantear el debate internacional
acerca de la cuestión de la “modernidad” y la tradición.
Desde entonces, una serie de Conferencias Intergubernamentales, llevaron la
iniciativa de un proceso que aboga por convertir la cultura en un asunto
prioritario en las agendas internacionales de los países para la elaboración de
sus políticas públicas.
En 1970, la Conferencia Intergubernamental sobre los Aspectos Institucionales,
Administrativos y Financieros de las Políticas Culturales, celebrada en Venecia
y organizada por la UNESCO, plantea la noción de “desarrollo cultural” y de la
“dimensión cultural del desarrollo”. En esta ocasión se debate por primera vez,
acerca de los temas relaciones con la cultura, sus políticas nacionales y las
implicaciones del modelo de desarrollo.
Esta fue la primera de una serie de reuniones regionales destinadas a poner en
marcha un proceso de reflexión sobre cómo podrían integrarse las políticas
culturales en las estrategias de desarrollo. El punto de atención comienza a
centrarse también por primera vez, no sólo en la educación, sino también en la
cultura.
Posteriormente, Conferencia Intergubernamental sobre las Políticas Culturales
en Europa, celebrada en la ciudad de Helsinki en 1972 , enfatizó el papel de la
cooperación y el intercambio cultural a escala regional. Las conclusiones del
encuentro hicieron especial hincapié en que el crecimiento económico “origina
desequilibrios que se manifiestan sobre todo por una inadaptación cada vez
mayor del hombre a su medio de vida y por considerar objetivo primordial el
progreso cuantitativo, siendo así que el desarrollo de una sociedad debería
tender al mejoramiento cualitativo de la vida".
La Conferencia Intergubernamental sobre las Políticas Culturales en Asia,
celebrada en el año 1973 en Indonesia, desarrolló los principios adoptados en
Venecia y Helsinki, invitando a los Estados "a formular sus objetivos
económicos y sociales en una perspectiva cultural más amplia y a reafirmar los
valores que favorecen la edificación de una sociedad verdaderamente
humana".
Posteriormente, en 1975, la Conferencia Intergubernamental sobre las Políticas
Culturales en África, celebrada en Accra, amplió la extensión de la noción de
cultura más allá de las bellas artes y del patrimonio cultural, para abarcar una
visión más amplia del mundo, de las creencias, las tradiciones y especialmente
del sistema de valores, inaugurando así la concepción del patrimonio cultural
inmaterial.
La Conferencia Intergubernamental sobre las Políticas Culturales en América
Latina y el Caribe (Bogotá, 1978) enfatizó la necesidad de vincular la cuestión
del desarrollo cultural con la idea del mejoramiento global de la vida de los
pueblos y trajo la cuestión de la identidad cultural como uno de los temas
claves de la agenda.
La Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales (MONDIACULT)
celebrada en México en 1982, aprobó la definición de la cultura y estableció un
vínculo irrevocable entre cultura y desarrollo, afirmando asimismo que "sólo
puede asegurarse un desarrollo equilibrado mediante la integración de los
factores culturales en las estrategias para alcanzarlo". El encuentro dio un
importante paso en la evolución de las ideas sobre la cultura y sus
conclusiones y recomendaciones sirvieron de modelo e inspiración para las
políticas culturales de las Naciones durante más de una década.
El concepto de desarrollo era para este entonces replanteado y su contenido
enriquecido por las nuevas visiones globales.
La idea que quizás plasma mejor su concepción es la visión que dejó el Informe
Brundtland de 1987, fruto de los trabajos de la Comisión de Medio Ambiente y
desarrollo de las Naciones Unidas, cuando plantea que “el desarrollo sostenible
es aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la
capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias
necesidades”. Esta definición asume uno de los Principios de la Declaración de
Río de Janeiro de 1992: "Aquel desarrollo que satisface las necesidades de las
generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro,
para atender sus propias necesidades".
Si la década de los años ochenta estuvo marcada por las conclusiones que
aportó la Conferencia de México, los años noventa están signados por la
Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo
(Cumbre Mundial de la CNUMAD) celebrada en Río de Janeiro en 1992, que
representó un punto de quiebre en el modo de concebir y entender el medio
ambiente y el desarrollo. Los líderes mundiales adoptaron el Programa 21, un
plan para alcanzar el desarrollo sostenible en el siglo XXI. El Programa 21
ofrecía un plan de acción integral para lograr un desarrollo sostenible y para
abordar aspectos ambientales y de desarrollo de una manera integral a niveles
local, nacional y mundial.
La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS), celebrada en
Johannesburgo en el 2002, sirvió para revisar los avances y las carencias a
diez años de Río. Uno de los resultados fundamentales de la CMDS fue el
llamado que se hizo para plantear iniciativas en asociación que aspiran a
ejecutar un desarrollo sostenible para complementar los diversos compromisos
intergubernamentales. Fue en la CMDS donde se lanzó la Iniciativa Agricultura
y Desarrollo Rural Sostenible (ADRS) como una acción liderada por la sociedad
civil.
A partir de entonces, la UNESCO inicia el proceso que denomina Decenio
Mundial para el Desarrollo Cultural (1988-1997), durante el cual se movilizó a la
comunidad internacional ante los objetivos propuestos para trabajar en la
agenda de cultura y desarrollo: reconocer la dimensión cultural del desarrollo;
afirmar y enriquecer las identidades culturales, aumentar la participación en la
vida cultural y fomentar la cooperación cultural internacional, eran los objetivos.
Durante el Decenio, se marca un progreso sustancial en la incorporación de la
dimensión cultural del desarrollo en las políticas. Se inician entonces
numerosos proyectos y se impulsan nuevas redes. Se refuerza la colaboración
entre organizaciones que prestan asesoramiento a los gobiernos en materia de
políticas y refuerzan las capacidades endógenas, en particular en el ámbito de
la administración cultural. Este proceso provocó el trabajo realizado por la
Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo que concluyó en 1995.
En 1997 se publica el famoso Informe Mundial de Cultura y Desarrollo: “Nuestra
Diversidad Creativa”, que plantea un cambio radical en las visiones sobre el
desarrollo: “Un desarrollo disociados de su contexto humano y cultural es un
crecimiento sin alma.... La cultura, por importante que sea como instrumento
del desarrollo, no puede ser relegada a una función subsidiaria de simple
promotora del crecimiento económico. El papel de la cultura no se reduce a ser
un medio para alcanzar fines, sino que constituye la base social de los fines
mismos. El desarrollo y la economía forman parte de la cultura de los pueblos”.
El informe, resultado de los trabajos de la Comisión Mundial de la Cultura y del
Desarrollo, sintetiza los debates que han dado lugar a una nueva noción de
creatividad, que abre alternativas capaces de dar curso libre a los múltiples
aspectos culturales del desarrollo. La Agenda Internacional, elaborada por los
miembros de la Comisión, comprende las recomendaciones que deben servir
de base para las acciones en diversos ámbitos, tales como los derechos
culturales de las minorías, el pluralismo y la competencia en los medios de
comunicación, los derechos y el papel de las mujeres y, por fin, la posibilidad de
una ética compartida como fundamento de una «gobernabilidad» mundial.
En 1998, el Plan de Acción sobre las Políticas para el Desarrollo resultado de la
Conferencia Intergubernamental sobre Políticas Culturales para el Desarrollo,
celebrada en Estocolmo, establece recomendaciones a los Estados miembros,
situando la política cultural como un componente central de la política de
desarrollo y promoviendo “la integración de las políticas culturales en las
políticas de desarrollo, en particular en lo que respecta a su interacción con las
políticas sociales y económicas”.
En el año 2003, se aprueba a iniciativa de la UNESCO la Convención para la
Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. Se trata de un documento que
marca prioridad sobre el tema de la protección del patrimonio inmaterial,
estableciendo su definición y la importancia de avanzar en la sensibilización en
los ámbitos locales, nacionales e internacionales en la materia.
En 2004 el Programa parar las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)
publica el Informe sobre Desarrollo Humano en el que se destaca el amplio
potencial de la humanidad para crear un mundo más pacífico y próspero si se
incorpora el tema de la cultura a la práctica y a la teoría más convencional del
desarrollo. Ello no implica sustituir prioridades tradicionales que seguirán
estando ampliamente vigentes, sino se trata de complementar y fortalecer los
objetivos. El documento establece que la libertad cultural constituye una parte
fundamental del desarrollo humano y en él se trata por primera vez la cuestión
de los indicadores sociales de la libertad cultural y del estímulo de las
capacidades culturales.
La Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las
Expresiones Culturales de la UNESCO ratificada en París en el año 2005, hace
especial hincapié en los temas que vinculan la Cultura y el Desarrollo y
específicamente reafirma que la diversidad cultural crea un mundo rico y
variado que acrecienta la gama de posibilidades y nutre las capacidades y los
valores humanos y que por tanto constituye, uno de los principales motores del
desarrollo sostenible de las comunidades, los pueblos y las naciones.
El documento destaca especialmente la necesidad de incorporar la cultura
como elemento estratégico a las políticas de desarrollo nacionales e
internacionales, así como a la cooperación internacional para el desarrollo,
teniendo en cuenta asimismo la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas
(2000), y la especial atención que éste documento otorga a la erradicación de
la pobreza. Asimismo, reafirma la importancia del vínculo existente entre la
cultura y el desarrollo para todos los países, en especial aquellos en vías de
desarrollo, y se reafirma en la necesidad de apoyar las actividades realizadas
en el plano nacional e internacional para que se reconozca el auténtico valor de
ese vínculo.
La Carta Cultural Iberoamericana adoptada por la XVI Cumbre
Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Montevideo,
en 2006, sienta las bases para la estructuración del espacio cultural
iberoamericano y para la promoción de una posición más fuerte y protagonista
de la Comunidad Iberoamericana ante el resto del mundo en uno de sus
recursos más valiosos, su riqueza cultural.
La Carta destaca el valor estratégico que tiene la cultura en la economía y su
contribución fundamental al desarrollo económico, social y sustentable de la
región y remarca especialmente a través de uno de sus principios, que los
procesos de desarrollo económico y social sustentables, así como la cohesión
e inclusión social, sólo son posibles cuando son acompañados por políticas
públicas que toman plenamente en cuenta la dimensión cultural y respetan la
diversidad.
INDUSTRIAS CREATIVAS
Industrias creativas
La importancia de
las industrias
culturales aumenta
sin cesar: edición,
música, medios
audiovisuales,
correo electrónico,
videojuegos,
Internet. Constituyen
un verdadero reto
para el futuro de la
cultura.

http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-
URL_ID=35024&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html
Alianza Global para la
Diversidad Cultural
Alianza Global para la Diversidad Cultural
http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/cultural-
diversity/2005-convention/global-alliance-for-cultural-diversity/
Es ampliamente reconocido el prometedor
potencial de las industrias culturales como
factor de crecimiento en economías en
desarrollo ricas en diversidad cultural
Alianza Global por la Diversidad Cultural
Comprender las Industrias Creativas
Las estadísticas como apoyo a las políticas públicas

http://portal.unesco.org/culture/es/files/30297/12029163223cul
tural_stat_es.pdf/cultural_stat_es.pdf
http://www.unctad.org/Templates/StartPage.asp?intItemID=2068&lang=3
La UNCTAD, creada en 1964, promueve la integración de los
países en desarrollo en la economía mundial dentro de un
marco propicio para el desarrollo. La organización ha
evolucionado gradualmente hasta llegar a convertirse en una
autoridad basada en el conocimiento, cuya labor tiene por objeto
orientar los debates actuales sobre las políticas y la reflexión en
materia de desarrollo, velando especialmente por que las
políticas nacionales y la acción internacional se complementen
mutuamente para lograr un desarrollo sostenible.

Qué es la UNCTAD
http://www.unctad.org/Templates/Page.asp?intItemID=1530&lang=3
PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL
AL 2021
La educación que queremos para el Perú
PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL AL 2021
La educación que queremos para el Perú

http://www.cne.gob.pe/index.php/Proyecto-Educativo-
Nacional/proyecto-educativo-nacional-al-2021.html
Ser competitivo en nuestro país es considerar las potencialidades de
nuestra diversidad cultural, así como de nuestros recursos naturales para
su preservación a partir de una gestión eficiente. Pero ser competitivo no
es sólo un término con acepciones de índole económica, incluye tomar en
cuenta el valor de las culturas que conforman el país. En primer lugar, se
trata de cambiar la mirada etnocentrista de la competitividad encasillada
sólo en tecnologías occidentales. Hace falta incorporar la mirada
intercultural, donde la competitividad parte del reconocimiento y valoración
de las tecnologías, saberes, expresiones, fortalezas e historias propias y
enriquecerlas con tecnologías modernas. Este diálogo debiera provenir de
ambos sectores, pues el enriquecimiento es mutuo, pero requiere además
del reconocimiento al valor de los «productos», de los «productores», de
los creadores de una y otra vertiente. En segundo lugar, implica también
que los peruanos herederos de tecnologías ancestrales fortalezcan su
identidad y su autopercepción como sujetos, dejando atrás el estigma del
atraso y la inferioridad para dar paso a culturas afirmadas y de verdad
competitivas.
PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL al 2021 LA EDUCACIÓN QUE QUEREMOS para el Perú Ministerio de Educación CONSEJO NACIONAL DE EDUCACION 2007
“Orientaciones estratégicas para el Impulso de las
Políticas Culturales en el Perú”.
“Orientaciones estratégicas para el Impulso de las
Políticas Culturales en el Perú”, 2009. AECID-INC

http://www.scribd.com/doc/42840079/Orientaciones-estrategicas-para-el-
impulso-de-las-politicas-culturales-2009