Вы находитесь на странице: 1из 1

ENTRENAMIENTO EN HABILIDADES SOCIALES

Derecho asertivo: DERECHO A NO SABER ALGO

ACTIVIDADES DE ENTRENAMIENTO EN CLASE DIRIGIDAS A NIÑOS DE


EDUCACIÓN PRIMARIA. Prestar atención especial a los niños más inhibidos, que
participan poco en los juegos comunes, que verbalicen que no son hábiles y a los que
manifiesten una capacidad de atención disminuida.

• Tormenta de ideas sobre las cualidades que más les gustan y que
prefieren que tengan las personas con las que se relacionan. Las
cualidades que definen a las personas que más les gustan de su entorno
suelen ser algunas de éstas: divertido, simpático, amable, cariñoso,
generoso, con buen sentido del compañerismo, participativo en juegos y
bromas, etc. posiblemente nadie diga características relacionadas con
“saber mucho, saber todo, saber muchas cosas, ...” Conclusión: lo que las
personas saben no es lo que realmente nos importa de ellas y no nos dice
nada de cómo es como persona.
• Tormenta de ideas sobre las formas posibles de aprender algo. Todas las
formas de aprender algo sugeridas son posibles, haremos hincapié en las
parecidas a “preguntar a los demás” y en que aunque todos tenemos
capacidad para aprender, solo los que admitan que no saben sobre algo
estarán en predisposición para adquirir ese conocimiento.
• El profesor hace de modelo pidiendo a los alumnos que hagan dos tipos
de preguntas, una parte de los alumnos le preguntará cosas sobre las que
tengan curiosidad pero desconozcan y otra parte la preguntará cosas que
ellos si conocen para saber si el profesor también las conoce o no. Las
frases típicas de respuesta del profesor serán sencillas pero diversas para
que cada cual pueda aprender las que se ajusten a su ambiente. Por
ejemplo: No tengo ni idea de eso, no he oído nunca nada de eso, no lo se,
tengo curiosidad pero no se hacerlo, me gustaría saber más sobre eso, no
se hacerlo, ¿puedes enseñarme?, etc. Cada alumno anotará el comienzo
de la respuesta que le ha dado el profesor. Posteriormente el profesor
hará una pregunta a cada alumno y si éste no lo sabe deberá responder
con la misma frase que ha escrito y el resto la irán añadiendo a la suya
para así completar un listado de frases de reconocimiento de la
ignorancia y de formas posibles de salir de ella.
• Juegos sencillos de cualquier tipo, por ejemplo juegos de mesa. Los
alumnos divididos en grupos reducidos aprenderán el juego que les
corresponda y empezarán a jugar. Cada 10 minutos un jugador de cada
grupo se integrará en otro y tras admitir que no sabe jugar a ese juego
pedirá que alguien se lo explique detalladamente y con calma.
• Ver trozos de películas donde aparezcan modelos adecuados. Por
ejemplo, las escenas de la película Filadelfia en las que el abogado
defensor le pide al cliente que se lo explique todo como si se tratara de
un niño de 3 años (admite ignorancia sin sentir ansiedad, muestra interés,
pide paciencia y claridad)

ALFONSO CARACUEL ROMERO