Вы находитесь на странице: 1из 12

Ahora vamos envueltos en consignas hermosas

Gioconda Belli, poeta nicaragüense militante del FSLN


Ahora vamos envueltos en consignas hermosas
Las mañanas cambiaron su signo conocido.
Ahora el agua, su tibieza, su magia soñolienta es diferente.
Ahora oigo desde que mi piel conoce que es de día,
cantos de tiempos clandestinos sonando audaces,
altos desde la mesa de noche y me levanto
y salgo y veo «compas» atareados lustrando sus botas
o alistándose para el día bajo el sol.
Ya no hay oscuridad, ni barricadas,
N° 12 Marzo 2011 Carabobo POR UNA SOCIEDAD SIN CLASES SOCIALES, NI GENEROS
ni abuso del espejo retrovisor
para ver si me siguen.
Ahora mi aire de siempre es más mi aire
Las potencias capitalistas, desesperadas ante una de sus crisis económicas más fuertes,
y este olor a tierra mojada y los lagos allá
decidieron hincar el diente a Libia y succionar su petróleo, gas y agua. El imperdonable
y las montañas genocidio del pueblo libio, no dejará de ser otro trofeo de guerra en la vitrina de estos
parecieran que han vuelto a posarse en su lugar, putrefactos cazadores de muerte. Las invasiones capitalistas son cada vez más
a enraizarse, a sembrarse de nuevo. generalizadas y crueles. Los últimos coletazos del capitalismo así lo exigen. Ojo, no
Ya no huele a quemado, decimos que el fin sea inminente, ni que la agonía no vaya a ser larga y sanguinaria.
y no es la muerte una conocida presencia Irak, Afganistán, Palestina, Haití, son algunos de los pueblos que viven a diario estas
esperando a la vuelta de cualquier esquina. incursiones imperiales en medio del silencio y complicidad de los medios de manipulación
He recuperado mis flores amarillas mediática. La historia nos demuestra que todo imperio moribundo, en su desespero por
y estos malinches de mayo son mas rojos tratar de sobrevivir, destruye todo los que encuentra a su paso, incluso a sí mismo. Y con
y se desparraman de gozo cada nuevo ataque imperialista, el futuro de la humanidad está más amenazado.
reventados contra el rojinegro de las banderas.
Ahora vamos envueltos en consignas hermosas,
La estrategia que el imperialismo ha implementado en Libia, es muy similar a la utilizada
Desafiando pobrezas,
en Yugoslavia primero y en Serbia después. Puede que sea similar a la que mañana
esgrimiendo voluntades contra malos augurios intente utilizar en Venezuela. De hecho, sabemos que el capital internacional
y esta sonrisa cubre el horizonte, maneja desde hace tiempo la posibilidad de jugar a un escenario de
se grita en valles y lagunas, segregación del Zulia y el Táchira, como detonante para inducir una guerra
lava lágrimas y se protege con nuevos fusiles. civil que justifique una invasión al territorio venezolano para así apropiarse
Ya se unió la Historia al paso triunfal de los guerreros de los recursos naturales y, sobre todo, frenar el avance
y yo invento palabras con que cantar, revolucionario latinoamericano. Hay que estar
nuevas formas de amar, alerta y organizad@s. L@s herman@s cuban@s
vuelvo a ser, han demostrado durante años que sólo una
soy otra vez, profunda organización y disciplina revolu-
por fin otra vez, cionaria de todo el pueblo puede desalentar
soy. al enemigo.

Visita nuestro blog y descarga todos


Hoy, la unidad antiimperialista y por la
construcción de un verdadero poder revolucionario
los números de INSUMISAS de la clase trabajadora es inaplazable, e implica
superar al interior del PSUV las peleas
personalistas, de «caudillos, caudillitos, grupos,
http://edicionesinsumisas.blogspot.com grupitos» que denuncia el comandante Chávez
y que sólo reproducen la concepción del
Más
poder burgués al interior del partido.
Consejo Editorial y Diagramación: Susana Gómez, Eglims Peñuela, Eglimar Melero.
Contacto: insumisas@hotmail.com insumisas
Sobre la necesidad de organizar el Movimiento
de Mujeres de la Revolución Bolivariana.
Por: Eglims Peñuela
Las feministas-marxistas, las que creemos opresión de la mujer. Así sería mucho más
que la Emancipación de la Mujer la alcan- fácil conquistar algunas reivindicaciones, y
zaremos mediante de la construcción de una más que eso, encaminarnos irreversiblemen-
sociedad sin clases y sin géneros, debe- te hacia nuestra liberación, que sólo ven-
mos estar en constante revisión de lo que drá de la mano de un amplio esfuerzo
estamos haciendo para avanzar en la or- organizativo revolucionario. políticamente interviniente en las decisiones y cambios trascendentales para su
ganización de un Movimiento de Mujeres institución, comunidad o colectivo, en aquella que destaque su preparación educativa,
Es necesario también estar atentas cons-
Revolucionarias que incluya a la mayoría de moral y social ¿qué clase de persona estamos formando?
tantemente a nuestra formación ideológi-
las mujeres de los sectores populares.
ca, no descuidarla, buscar siempre la
Debemos cuestionarnos si los esfuerzos que manera de aplicarla a nuestra realidad, lle- Cuando dentro de las instituciones educativas creemos que la política del Estado no
estamos destinando en nuestra lucha son varla a la práctica en nuestra organización. tiene que ver con la educación, entonces, estamos «meando fuera del perol». Cuando
los más habilidosos para alcanzar la Así estaremos constantemente alertas ante dentro de esas políticas gubernamentales no se contempla una revolución dentro de
concientización de nuevas compañeras, y las opresiones de las que menos conscien- los medios de comunicación masiva que alienan a las jóvenes mentes y constituyen un
que así se sumen a la lucha. Encerrarnos en tes somos y tendremos más herramientas bloque kilométrico en contra de los viejos programas educativos, podemos parecer que
pocas reivindicaciones que, aunque urgen- para luchar contra ellas. vamos bien, pero estamos caminando mal.
tes e importantes, son muy polémicas para
No habrá un verdadero Movimientos de
una sociedad aún alienada por el capitalis-
Mujeres si no nos unimos en nuestra lucha, Sólo basta dar una ojeada al producto humano que egresa de las instituciones de
mo y el catolicismo como es la venezolana, secundaria y de educación universitaria para darnos cuenta del reducido número de
si no superamos a través de las reflexiones
termina desgastando nuestras fuerzas y personas realmente comprometidas con su vocación que debería ser la del servicio, la
y los debates nuestras diferencias. Es nece-
alejándonos de buenas estrategias para
sario cuestionar todas las supuestas verda- de promover y participar en los cambios necesarios que amerita la sociedad.
nuestra organización desde las bases.
des impuestas por el patriarcado, ser parte
Qué diferente sería si todas las energías de todos los espacios de participación y Es importante revisar los programas, los currículos educativos que siguen siendo los
se dedicaran a la organización de las Me- hacer desde cada uno de ellos una trinchera mismos de hace 25 años o más. Se hace necesaria la revolución educativa, es
sas de Igualdad y Equidad de Género en de lucha por la emancipación de la mujer. La imprescindible e impostergable, no se puede esperar más, porque las bases de lo que se
los Consejos Comunales, aprovechando esta Revolución Bolivariana nos está brindando está construyendo continúan su franco y continuo deterioro y es la educación ese
importante instancia de organización popu- muchas esferas y muchísimas herramientas pilar fundamental que crea conciencia, formación ciudadana y transformación de las
lar, para la actuación política revoluciona- que no estamos aprovechando por encerrar-
estructuras inservibles. Y me detengo aquí para citar textualmente a Marta Harnecker
ria de las mujeres y la reflexión crítica del nos en la búsqueda de una parcela de po-
der o de conservar esa que creemos nuestra, en cuanto a ese elemento importante que es la ideología, que debemos entender, está
sistema capitalista patriarcal que nos ex-
plota. Cuánto habremos de avanzar si así sin entender que la lucha es una sola y que implícita en los textos y la enseñanza: «La ideología cohesiona a los individuos en sus
lo hacemos, cuánto ganaremos en las trincheras son colectivas. papeles, en sus funciones y en sus relaciones sociales. La ideología impregna todas las
concientización y sensibilización sobre la actividades del hombre, comprendiendo entre ellas la práctica económica y la práctica
política. Está presente en sus actitudes frente a las obligaciones de la producción, en
la idea que se hacen los trabajadores del mecanismo de la producción. Está presente
en las actitudes y en los juicios políticos, en el cinismo, la honestidad, la
resignación y la rebelión. Gobierna los comportamientos familiares de los individuos
y sus relaciones con los otros hombres y con la naturaleza. Está presente en sus
juicios acerca del «sentido de la vida», etcétera. La ideología está hasta tal punto
presente en todos los actos y los gestos de los individuos que llega a ser indiscernible
de su «experiencia vivida» y, por ello, todo análisis inmediato de lo «vivido» está
profundamente marcado por la acción de la ideología.» (Conceptos Elementales del
Materialismo Histórico, 1984)
*M.P.R.»FOGATA»
La educación como factor de dominación ¡LA VIDA DE UNA, ES LA VIDA DE TOD@S!
Por: Eglimar Melero
Por Paula Parra *
La condición de opresición de las mujeres está basada en el sistema capitalista-
Mucho hemos escuchado en las instituciones educativas que no se debe mezclar la patriarcal, esta opresión constituye una expresión de la ideología que reviste un
política con la educación, que el que habla de política en una escuela está fuera carácter estructural en la sociedad y que no se puede superar sólo con medidas
de lugar. Los que así se expresan, desconocen que la educación es uno de los jurídicas. La violencia doméstica (intrafamiliar) que sufrimos las mujeres es una
factores determinantes para la política de un país. Porque es precisamente la de las expresiones más crudas que tiene el capitalismo de manifestarse en nuestras
educación y formación de los ciudadanos la que permitirá el desarrollo y vidas. Nuestras relaciones con los demás pueden ser un indicador de opresión y
permanencia de una clase en el poder, la que dará forma a la conformidad con una dominación; si violentamos e irrespetamos a nuestra pareja, nuestros hij@s o
sociedad formada por seres explotados y seres explotadores, es ella, la que camaradas estamos reproduciendo una ideología y valores totalmente ajenos al
generará en las personas la aceptación de sus roles dentro de la sociedad. El socialismo.
Estado buscará moldear los individuos que necesita, con el tipo de conciencia y
conducta apropiada para los intereses de la clase dominante. Por otra parte, la Tod@s estamos convocad@s a construir el socialismo y una forma de ir avanzando
política tiene que ver precisamente con la forma de gobernar y dirigir un país, un en ese propósito es reflexionar sobre nuestras prácticas cotidianas, y para superar
Estado, una institución; por lo que no se puede desligar ésta de la educación. estas prácticas debemos ser capaces de comprender que es un problema colectivo
y no individual, que la violencia en los hogares tiene una relación directa con la
Con el sistema educativo, viene inherente la inserción de ideas previas y ideología capitalista, ya que ésta se fundamenta precisamente en la violencia.
preconcebidas a los niños y jóvenes, futuro de un país, la ideologización, el
adoctrinamiento; palabras negadas por docentes pitiyanquis. Cabe preguntarse Las Mujeres debemos asumir una conciencia solidaria y feminista en nuestras
entonces ¿Qué aprendemos pues, en las instituciones educativas?, reconozcamos comunidades y un primer paso para aportar a la solución de este gravísimo problema
entonces qué tipo de ciudadan@s estamos formando. es la sensibilización, la participación y la organización.

Cuando se fomenta el papel de la niña en los roles de madre, de belleza destacada, ¡La vida de
de reina de carnaval que tiene que obtener un título de belleza sobre sus demás una, es la
compañeras, cuando se la educa en la competitividad capitalista y en ser la más vida de
bonita y popular, simplemente objeto y no se prima que sea una persona formada tod@s!

¡Sí golpean a
una, nos golpean a
tod@s!

¡Cuando una mujer denuncia,


tod@s denunciamos, ninguna
calla!
o
os
¡Y todas conformamos el tícul
ar :
Comité de Igualdad y
s tus rios a l.com
no ta a i
Equidad de Género de vía en tm
En com @ho
nuestro Consejo Comunal s
m isa
u
para que nunca más estemos ins
solas!
[…] El ideal de amor-camaradería forjado por la ideología proletaria para sustituir al
absorbente y exclusivo amor conyugal de la moral burguesa, está fundado en el reconoci-

¿P or qué socializar el trabajo doméstico?


¿Por miento de derechos recíprocos, en el arte de saber respetar, incluso en el amor, la perso-
nalidad de otro, en un firme apoyo mutuo y en la comunidad de aspiraciones colectivas. El
amor-camaradería es el ideal necesario al proletario en los periodos difíciles de grandes
Por: Susana Gómez la limpieza general de la casa, lavando la responsabilidades, en los que lucha para el establecimiento de su dictadura o para fortale-
ropa atrasada, planchando, etc. cer su mantenimiento. Sin embargo, cuando el proletariado haya triunfado totalmente y sea
En el capitalismo, las mujeres trabaja- ya un hecho la sociedad comunista, el amor se presentará en una forma completamente
mos tanto fuera, como dentro de casa y Por tanto, las mujeres somos explotadas distinta, revestirá un aspecto diferente al que tiene actualmente. Los «lazos de simpatía»
llegamos a tener jornadas diarias de 12 como trabajadoras asalariadas y como entre los miembros de la nueva sociedad se habrán desarrollado y fortalecido, la «capacidad
o más horas. En el mercado laboral, o amas de casa, ya que durante las horas para amar» será mucho mayor, y el amor-camaradería se convertirá en el «animador», papel
que en la sociedad burguesa estaba reservado al principio de concurrencia y al egoísmo. El
sea cuando trabajamos fuera de casa a que trabajamos en el hogar, estamos con-
colectivismo del espíritu y de la voluntad triunfarán sobre el individualismo que se bastaba
cambio de un salario, somos explotadas tribuyendo a la reproducción de la mer- así mismo. […]Los sentimientos de las personas se modificarán en el sentido de los intere-
por el capital de forma más brutal in- cancía más importante para el capitalis- ses cada vez más grandes hacia la cosa pública. Desaparecerán en el olvido sin dejar el
cluso que nuestros compañeros, ya que mo, la fuerza de trabajo, y el capital menor rastro la desigualdad entre los sexos y todas las formas de dependencia de la mujer
cobramos en promedio 30% menos por se apropia de ese trabajo sin pagarnos con relación al hombre.
igual trabajo. Pero más allá de eso, su- nada. Esto es lo que se conoce como «la En esta nueva sociedad, colectivista por su espíritu y sus emociones, caracterizada por la
frimos una condena estructural que nos doble explotación de la mujer»2 y para unión feliz y las relaciones fraternales entre los miembros de la colectividad trabajadora
avoca a empleos peor remunerados y con combatirla es fundamental luchar por la y creadora, el amor ocupará un puesto de honor, como sentimiento capaz de enriquecer la
escaso futuro profesional.1 socialización del trabajo doméstico. felicidad humana. ¿Cómo se transfigurara este Eros? Ni la fantasía más creadora es capaz
de imaginárselo. Lo único indiscutible es que cuánto más unida esté la Humanidad por los
Cuando trabajamos en casa, realizando Socializar el trabajo doméstico signi- lazos duraderos de la solidaridad, tanto más íntimamente unida estará, en todos los aspec-
eso que llaman trabajo doméstico, o de fica «sacarlo de casa», realizarlo en tos de la vida, de la creación o de las relaciones mutuas. Por consiguiente, tanto menos
forma más cínica «nuestras labores», el lugar quedará para el amor en el sentido contemporáneo de la palabra. En nuestros tiempos,
colectivo, convertirlo en industria so-
el amor peca siempre por un exceso de absorción de todos los pensamientos, de todos los
sistema capitalista patriarcal nos echa cial. Implica que esas mismas activida- sentimientos entre dos «corazones que se aman», y que, por tanto, aíslan y separan a la
sobre la espalda una «sobrejornada» de des que cada mujer realiza de forma pareja amante del resto de la colectividad. Este apartamiento, este aislamiento moral de la
cuatro o seis horas diarias que tenemos individual, recluida, sin medios técnicos «pareja amorosa», no sólo será completamente inútil, sino que psicológicamente será impo-
que sumar al trabajo que hacemos fuera. y que suponen sobrejornadas excesivas sible en una sociedad en la que estén íntimamente unidos los intereses, las tareas y las
Muchas veces, ni las horas del día, ni las que consumen su energía y su vida, sean aspiraciones de todos los miembros de la colectividad.
energías nos dan para todas las activi- asumidas por el conjunto de la sociedad. Pero actualmente nos encontramos en el recodo donde se cruzan dos civilizaciones: la civi-
dades que tenemos que realizar y nos ve- Significa convertir el trabajo aislado lización burguesa y la civilización proletaria. En este periodo de transición, en el que estos
mos obligadas a utilizar todo el día sá- que se realiza de forma servil y arcai- dos mundos luchan encarnizadamente en todos los frentes, incluso, naturalmente, en el
bado y, a veces el domingo, haciendo el ca, en una industria socialista que in- frente ideológico, […] la idea moral que determina las relaciones entre los sexos no puede
mercado, limpiando los baños, haciendo ser el brutal instinto sexual, sino las múltiples sensaciones del amor-camaradería experi-
corpore todos los avances técnicos y
mentadas por hombres y mujeres. Para que estas sensaciones correspondan a la nueva moral
científicos y aproveche los progresos proletaria en formación, es necesario que estén basadas en los tres postulados siguientes:
que suponen la planificación colectiva
1.° Igualdad en las relaciones mutuas (es decir, desaparición de la suficiencia masculina y
y la gestión socialista.
de la servil sumisión de la individualidad de la mujer al amor).
2.° Reconocimiento mutuo y recíproco de sus derechos, sin pretender ninguno de los seres
unidos por relaciones de amor la posesión absoluta del corazón y el alma del ser amado.
(Desaparición del sentimiento de propiedad fomentado por la civilización burguesa.)
3.° Sensibilidad fraternal; el arte de asimilarse y comprender el trabajo psíquico que se
realiza en el alma del ser amado. (La civilización burguesa sólo exigía que la mujer poseyese
en el amor esta sensibilidad.)
Socializar el trabajo doméstico permite
El amor en la sociedad comunista (extracto) ahorrar alrededor del 30% del tiempo
social de trabajo de toda la sociedad
Alexandra Kollontai (1872-1952) para usarlo en mejorar el sector de la
Revolucionaria bolchevique y feminista educación, la cultura, la salud, la pro-
El ideal de amor de la clase obrera está basado en la ducción agrícola, la industria, etc. Im-
colaboración en el trabajo, en la solidaridad de espí- plica que las mujeres dejen de estar
ritu y de la voluntad de todos los miembros, hombres recluidas en sus casas, apartadas de la
y mujeres, y se distingue, por tanto, de un modo ab- sociedad durante una gran parte de su
soluto de la noción que del amor tenían las otras vida, para trabajar con otros hombres y
épocas de la civilización. […]
mujeres en industrias socialistas, con
La hipócrita moral de la cultura burguesa que obli- plenos derechos sociales y laborales.
gaba al dios Eros a no visitar más que a la «pareja
unida legalmente», le arrancaba sin piedad las plu- Sabemos que socializar el trabajo do-
mas más bellas de sus alas de brillantes colores. méstico es perfectamente posible y que
Fuera del matrimonio no podía existir para la ideo- supone beneficios económicos, sociales
logía burguesa más que […] la atracción pasajera entre
y políticos imprescindibles para la so-
los sexos bajo la forma de caricias compradas (pros-
ciedad socialista, como lo señalaron
titución) o de caricias robadas (adulterio).
Marx, Engels, Lenin, Trotsky, Kollontai3
La moral de la clase obrera, por el contrario, rechaza francamente la forma exterior que y muchos otros. El capitalismo ya con-
establece las relaciones de amor entre los sexos. Para el logro de las tareas del proleta-
virtió en industria mercantil una parte
riado es completamente igual que el amor tome la forma de una unión estable o que no tenga
más importancia que la de una unión pasajera. La ideología de la clase obrera no puede fijar del trabajo que antaño realizaban las
límites formales al amor. Por el contrario, esta ideología empieza a sentir inquietud por el mujeres en el hogar, como la actividad toda la jornada de trabajo de la mujer,
contenido del amor, por los lazos de sentimientos y emociones que unen a los dos sexos. Por textil, el procesamiento de alimentos, la incluido el tiempo que emplea en el des-
eso, en este sentido, la ideología proletaria tiene que perseguir al «Eros sin alas» (luju- educación, cuidado y entretenimiento de plazamiento, poner en funcionamiento
ria, satisfacción única de los deseos carnales por la prostitución, transformación del niñ@s, enferm@s y ancian@s, y otras…
«acto sexual» en un fin en sí mismo, lo que hace de él un «placer fácil», etc.), más impla-
casas socialistas de cuidado y recreo
Pero, en el capitalismo el alcance de de l@s adult@s mayores, o construir
cablemente que lo hacía la moral burguesa. El «Eros sin alas» está en contradicción con
estos bienes y servicios sólo llegan a los ludotecas comunales para el cuidado de
los intereses de la clase obrera. En primer lugar, este amor supone inevitablemente los
excesos y el agotamiento físico, todo lo cual contribuye a que disminuya la reserva de sectores que tienen ingresos suficien- l@s niñ@s después del horario escolar,
energía de la Humanidad. En segundo lugar, el «Eros sin alas» empobrece el alma porque tes para pagarlos y, además, su produc- a través del entretenimiento lúdico, de-
impide el desenvolvimiento entre los seres humanos de lazos psíquicos y de sensaciones de ción no sigue la lógica de la satisfacción portivo y cultural, son tareas pendien-
simpatía. En tercer lugar, este amor tiene por base la desigualdad de derechos entre los de las necesidades sociales, sino la de tes de la revolución bolivariana. Estos
sexos en las relaciones sexuales; es decir, está fundado en la dependencia de la mujer con la acumulación del capital.
relación al hombre, en la fatuidad o insensibilidad del hombre; todo lo cual ahoga necesa- pasos, que apuntan a convertir el traba-
riamente toda la posibilidad de experimentar un sentimiento de camaradería. jo doméstico en industrias socialistas,
En el socialismo, sin embargo, la socia-
posibilitan cambiar las políticas
[…]Es indudable que en el fondo del «Eros de alas desplegadas» se encuentra, lo mismo que lización del trabajo doméstico está ba-
paternalistas de subsidio a la pobreza,
en el «Eros sin alas», la atracción física entre los sexos. La diferencia consiste precisa- sada en una planificación colectiva del
mente en que en el ser movido por sentimientos de amor que le empujan hacia otro ser, se por políticas de generación de empleo
tiempo social de trabajo y en una ópti-
despiertan y se manifiestan justamente aquellas cualidades del alma necesarias a los productivo de un impacto social extraor-
ma y justa satisfacción de las necesida-
constructores de la nueva cultura: sensibilidad, delicadeza y deseo de ser útil a otro. La dinario y cuya inversión se ve compen-
des sociales. Crear restaurantes y
ideología burguesa, en cambio, exige que el hombre o la mujer no hagan gala de estas sada por el importante ahorro de tiempo
cualidades más que en presencia del elegido o elegida, es decir, en sus relaciones con un lavanderías socialistas en cada uno de
social de trabajo y el consecuente au-
solo hombre o con una sola mujer. Lo más importante para la ideología proletaria es que nuestros Consejos Comunales, masificar
mento de la productividad social de la
estas cualidades se despierten, se desarrollen y se eduquen en todos las personas y, por las guarderías públicas y los simoncitos
tanto, que no se manifiesten sólo en las relaciones con el objeto amado, sino en las relacio- nación. Socializar el trabajo doméstico
con horarios extendidos que cubran
nes con todos los demás miembros de la colectividad. no sólo implica romper las cadenas de
Extracto del libro «El Orígen de la familia,
la propiedad privada y el Estado».
Federico Engels le es imposible cumplir con los deberes de la
familia. Lo mismo que en la fábrica, le acontece
No es mejor el estado de cosas en cuanto a a la mujer en todas las ramas del trabajo,
igualdad jurídica del hombre y de la mujer en incluidas la medicina y la abogacía. La familia
el matrimonio. Su desigualdad legal, que individual moderna se funda en la esclavitud
hemos heredado de condiciones sociales doméstica franca o más o menos disimulada
anteriores, no es causa, sino efecto, de la de la mujer, y la sociedad moderna es una masa
opresión económica de la mujer. cuyas moléculas son las familias individuales.
En el antiguo hogar del comunismo primitivo, Hoy, en la mayoría de los casos, el hombre
dominación económica que aún pesan condición natural de «esposas y que comprendía numerosas parejas conyu- tiene que ganar los medios de vida, que
gales con sus hijos, la dirección del hogar, alimentar a la familia, por lo menos en las
sobre las mujeres, sino romper las ca- madres».
confiada a las mujeres, era también una clases poseedoras; y esto le da una posición
denas que hacen dependientes a las co-
Sin embargo, gracias a la revolución industria socialmente tan necesaria como el preponderante que no necesita ser privilegiada
munidades de los circuitos mercantiles cuidado de proporcionar los víveres, cuidado
bolivariana, las mujeres en las misiones, de un modo especial por la ley. El hombre es
del capital privado. que se confió a los hombres. en la familia el burgués; la mujer representa en
en los Consejos Comunales, en el PSUV
Si bien es cierto, que el capitalismo no y, sobre todo, en los Comité de Igualdad Las cosas cambiaron con la familia patriarcal y ella al proletario.
se inventó la apropiación gratuita del de Género vamos empezando a aún más con la familia individual monogámica. Pero en el mundo industrial el carácter específico
trabajo doméstico de la mujer, sino que comprender bien cómo funciona el El gobierno del hogar perdió su carácter social. de la opresión económica que pesa sobre el
heredó esta figura de la ideología La sociedad ya no tuvo nada que ver con ello. proletariado no se manifiesta en todo su rigor
capitalismo y vamos desmontando esas
El gobierno del hogar se transformó en servicio sino una vez suprimidos todos los privilegios
patriarcal basada en la dominación del supuestas condiciones «naturales» que
privado; la mujer se convirtió en la criada legales de la clase de los capitalistas y
hombre sobre la mujer, es indudable que nos han mantenido esclavizad@s cientos principal, sin tomar ya parte en la producción jurídicamente establecida la plena igualdad
la aprovecha y acomoda a su servicio. de años. También gracias al nivel de social. de las dos clases. La república democrática no
Para eso, a través del positivismo, dio conciencia política y social que hemos
Sólo la gran industria de nuestros días le ha suprime el antagonismo entre las dos clases;
un disfraz científico a la naturalización ido adquiriendo, comprendemos que sólo
abierto de nuevo -aunque sólo a la proletaria- por el contrario, no hace más que suministrar el
del sometimiento de la mujer que desde profundizando el socialismo, los hombres
el camino de la producción social. Pero esto se terreno en que se lleva a su término la lucha
hace miles de años habían realizado las y las mujeres vamos a poder romper ha hecho de tal suerte, que si la mujer cumple por resolver este antagonismo. Y, de igual
religiones e intentó hacernos creer que todas las cadenas de las explotaciones con sus deberes en el servicio privado de la modo, el carácter particular del predominio del
las extensas horas que invertimos las y sumisiones que aún sufrimos. familia, queda excluida del trabajo social y no hombre sobre la mujer en la familia moderna,
mujeres en la reproducción física, afec- puede ganar nada; y si quiere tomar parte en así como la necesidad y la manera de
tiva y cultural de la fuerza de trabajo, ¡¡ Convertir el trabajo doméstico en la gran industria social y ganar por su cuenta, establecer una igualdad social efectiva de
a través de la unidad familiar «no es industria socialista, es imprescindible ambos, no se manifestarán con toda nitidez
para avanzar en el socialismo!! sino cuando el hombre y la mujer tengan, según
trabajo» , sino parte de nuestra
la ley, derechos absolutamente iguales.
Entonces se verá que la manumisión
(liberación) de la mujer exige, como
1
La consigna de «Igual salario, por igual trabajo» se devela, pues, como una lucha del feminismo liberal que
sólo ayudaría a mujeres profesionales de clase media, sin mayores cagas familiares. La primera batalla que condición primera, la reincorporación de
debemos dar las mujeres de las clases explotadas es la socialización del trabajo doméstico, ya que sin ella todo el sexo femenino a la industria social,
nunca podremos acceder a nada que se parezca a «un trabajo igual». lo que a su vez requiere que se suprima la
2
Una ampliación de este tema se puede encontrar en el Cuaderno Nº 2 de Ediciones Insumisas: El papel de familia individual como unidad económica de
la Comuna y los Consejos Comunales en el proceso de emancipación de la mujer.
3
la sociedad.
Ver artículos de Engels y Kollontai en el número 10 del periódico Insumisas y los de Lenin y Trotsky
en el número 11. La versión digital se puede consultar en http://edicionesinsumisas.blogspot.com
Extracto del libro «El Orígen de la familia,
la propiedad privada y el Estado».
Federico Engels le es imposible cumplir con los deberes de la
familia. Lo mismo que en la fábrica, le acontece
No es mejor el estado de cosas en cuanto a a la mujer en todas las ramas del trabajo,
igualdad jurídica del hombre y de la mujer en incluidas la medicina y la abogacía. La familia
el matrimonio. Su desigualdad legal, que individual moderna se funda en la esclavitud
hemos heredado de condiciones sociales doméstica franca o más o menos disimulada
anteriores, no es causa, sino efecto, de la de la mujer, y la sociedad moderna es una masa
opresión económica de la mujer. cuyas moléculas son las familias individuales.
En el antiguo hogar del comunismo primitivo, Hoy, en la mayoría de los casos, el hombre
dominación económica que aún pesan condición natural de «esposas y que comprendía numerosas parejas conyu- tiene que ganar los medios de vida, que
gales con sus hijos, la dirección del hogar, alimentar a la familia, por lo menos en las
sobre las mujeres, sino romper las ca- madres».
confiada a las mujeres, era también una clases poseedoras; y esto le da una posición
denas que hacen dependientes a las co-
Sin embargo, gracias a la revolución industria socialmente tan necesaria como el preponderante que no necesita ser privilegiada
munidades de los circuitos mercantiles cuidado de proporcionar los víveres, cuidado
bolivariana, las mujeres en las misiones, de un modo especial por la ley. El hombre es
del capital privado. que se confió a los hombres. en la familia el burgués; la mujer representa en
en los Consejos Comunales, en el PSUV
Si bien es cierto, que el capitalismo no y, sobre todo, en los Comité de Igualdad Las cosas cambiaron con la familia patriarcal y ella al proletario.
se inventó la apropiación gratuita del de Género vamos empezando a aún más con la familia individual monogámica. Pero en el mundo industrial el carácter específico
trabajo doméstico de la mujer, sino que comprender bien cómo funciona el El gobierno del hogar perdió su carácter social. de la opresión económica que pesa sobre el
heredó esta figura de la ideología La sociedad ya no tuvo nada que ver con ello. proletariado no se manifiesta en todo su rigor
capitalismo y vamos desmontando esas
El gobierno del hogar se transformó en servicio sino una vez suprimidos todos los privilegios
patriarcal basada en la dominación del supuestas condiciones «naturales» que
privado; la mujer se convirtió en la criada legales de la clase de los capitalistas y
hombre sobre la mujer, es indudable que nos han mantenido esclavizad@s cientos principal, sin tomar ya parte en la producción jurídicamente establecida la plena igualdad
la aprovecha y acomoda a su servicio. de años. También gracias al nivel de social. de las dos clases. La república democrática no
Para eso, a través del positivismo, dio conciencia política y social que hemos
Sólo la gran industria de nuestros días le ha suprime el antagonismo entre las dos clases;
un disfraz científico a la naturalización ido adquiriendo, comprendemos que sólo
abierto de nuevo -aunque sólo a la proletaria- por el contrario, no hace más que suministrar el
del sometimiento de la mujer que desde profundizando el socialismo, los hombres
el camino de la producción social. Pero esto se terreno en que se lleva a su término la lucha
hace miles de años habían realizado las y las mujeres vamos a poder romper ha hecho de tal suerte, que si la mujer cumple por resolver este antagonismo. Y, de igual
religiones e intentó hacernos creer que todas las cadenas de las explotaciones con sus deberes en el servicio privado de la modo, el carácter particular del predominio del
las extensas horas que invertimos las y sumisiones que aún sufrimos. familia, queda excluida del trabajo social y no hombre sobre la mujer en la familia moderna,
mujeres en la reproducción física, afec- puede ganar nada; y si quiere tomar parte en así como la necesidad y la manera de
tiva y cultural de la fuerza de trabajo, ¡¡ Convertir el trabajo doméstico en la gran industria social y ganar por su cuenta, establecer una igualdad social efectiva de
a través de la unidad familiar «no es industria socialista, es imprescindible ambos, no se manifestarán con toda nitidez
para avanzar en el socialismo!! sino cuando el hombre y la mujer tengan, según
trabajo» , sino parte de nuestra
la ley, derechos absolutamente iguales.
Entonces se verá que la manumisión
(liberación) de la mujer exige, como
1
La consigna de «Igual salario, por igual trabajo» se devela, pues, como una lucha del feminismo liberal que
sólo ayudaría a mujeres profesionales de clase media, sin mayores cagas familiares. La primera batalla que condición primera, la reincorporación de
debemos dar las mujeres de las clases explotadas es la socialización del trabajo doméstico, ya que sin ella todo el sexo femenino a la industria social,
nunca podremos acceder a nada que se parezca a «un trabajo igual». lo que a su vez requiere que se suprima la
2
Una ampliación de este tema se puede encontrar en el Cuaderno Nº 2 de Ediciones Insumisas: El papel de familia individual como unidad económica de
la Comuna y los Consejos Comunales en el proceso de emancipación de la mujer.
3
la sociedad.
Ver artículos de Engels y Kollontai en el número 10 del periódico Insumisas y los de Lenin y Trotsky
en el número 11. La versión digital se puede consultar en http://edicionesinsumisas.blogspot.com
Socializar el trabajo doméstico permite
El amor en la sociedad comunista (extracto) ahorrar alrededor del 30% del tiempo
social de trabajo de toda la sociedad
Alexandra Kollontai (1872-1952) para usarlo en mejorar el sector de la
Revolucionaria bolchevique y feminista educación, la cultura, la salud, la pro-
El ideal de amor de la clase obrera está basado en la ducción agrícola, la industria, etc. Im-
colaboración en el trabajo, en la solidaridad de espí- plica que las mujeres dejen de estar
ritu y de la voluntad de todos los miembros, hombres recluidas en sus casas, apartadas de la
y mujeres, y se distingue, por tanto, de un modo ab- sociedad durante una gran parte de su
soluto de la noción que del amor tenían las otras vida, para trabajar con otros hombres y
épocas de la civilización. […]
mujeres en industrias socialistas, con
La hipócrita moral de la cultura burguesa que obli- plenos derechos sociales y laborales.
gaba al dios Eros a no visitar más que a la «pareja
unida legalmente», le arrancaba sin piedad las plu- Sabemos que socializar el trabajo do-
mas más bellas de sus alas de brillantes colores. méstico es perfectamente posible y que
Fuera del matrimonio no podía existir para la ideo- supone beneficios económicos, sociales
logía burguesa más que […] la atracción pasajera entre
y políticos imprescindibles para la so-
los sexos bajo la forma de caricias compradas (pros-
ciedad socialista, como lo señalaron
titución) o de caricias robadas (adulterio).
Marx, Engels, Lenin, Trotsky, Kollontai3
La moral de la clase obrera, por el contrario, rechaza francamente la forma exterior que y muchos otros. El capitalismo ya con-
establece las relaciones de amor entre los sexos. Para el logro de las tareas del proleta-
virtió en industria mercantil una parte
riado es completamente igual que el amor tome la forma de una unión estable o que no tenga
más importancia que la de una unión pasajera. La ideología de la clase obrera no puede fijar del trabajo que antaño realizaban las
límites formales al amor. Por el contrario, esta ideología empieza a sentir inquietud por el mujeres en el hogar, como la actividad toda la jornada de trabajo de la mujer,
contenido del amor, por los lazos de sentimientos y emociones que unen a los dos sexos. Por textil, el procesamiento de alimentos, la incluido el tiempo que emplea en el des-
eso, en este sentido, la ideología proletaria tiene que perseguir al «Eros sin alas» (luju- educación, cuidado y entretenimiento de plazamiento, poner en funcionamiento
ria, satisfacción única de los deseos carnales por la prostitución, transformación del niñ@s, enferm@s y ancian@s, y otras…
«acto sexual» en un fin en sí mismo, lo que hace de él un «placer fácil», etc.), más impla-
casas socialistas de cuidado y recreo
Pero, en el capitalismo el alcance de de l@s adult@s mayores, o construir
cablemente que lo hacía la moral burguesa. El «Eros sin alas» está en contradicción con
estos bienes y servicios sólo llegan a los ludotecas comunales para el cuidado de
los intereses de la clase obrera. En primer lugar, este amor supone inevitablemente los
excesos y el agotamiento físico, todo lo cual contribuye a que disminuya la reserva de sectores que tienen ingresos suficien- l@s niñ@s después del horario escolar,
energía de la Humanidad. En segundo lugar, el «Eros sin alas» empobrece el alma porque tes para pagarlos y, además, su produc- a través del entretenimiento lúdico, de-
impide el desenvolvimiento entre los seres humanos de lazos psíquicos y de sensaciones de ción no sigue la lógica de la satisfacción portivo y cultural, son tareas pendien-
simpatía. En tercer lugar, este amor tiene por base la desigualdad de derechos entre los de las necesidades sociales, sino la de tes de la revolución bolivariana. Estos
sexos en las relaciones sexuales; es decir, está fundado en la dependencia de la mujer con la acumulación del capital.
relación al hombre, en la fatuidad o insensibilidad del hombre; todo lo cual ahoga necesa- pasos, que apuntan a convertir el traba-
riamente toda la posibilidad de experimentar un sentimiento de camaradería. jo doméstico en industrias socialistas,
En el socialismo, sin embargo, la socia-
posibilitan cambiar las políticas
[…]Es indudable que en el fondo del «Eros de alas desplegadas» se encuentra, lo mismo que lización del trabajo doméstico está ba-
paternalistas de subsidio a la pobreza,
en el «Eros sin alas», la atracción física entre los sexos. La diferencia consiste precisa- sada en una planificación colectiva del
mente en que en el ser movido por sentimientos de amor que le empujan hacia otro ser, se por políticas de generación de empleo
tiempo social de trabajo y en una ópti-
despiertan y se manifiestan justamente aquellas cualidades del alma necesarias a los productivo de un impacto social extraor-
ma y justa satisfacción de las necesida-
constructores de la nueva cultura: sensibilidad, delicadeza y deseo de ser útil a otro. La dinario y cuya inversión se ve compen-
des sociales. Crear restaurantes y
ideología burguesa, en cambio, exige que el hombre o la mujer no hagan gala de estas sada por el importante ahorro de tiempo
cualidades más que en presencia del elegido o elegida, es decir, en sus relaciones con un lavanderías socialistas en cada uno de
social de trabajo y el consecuente au-
solo hombre o con una sola mujer. Lo más importante para la ideología proletaria es que nuestros Consejos Comunales, masificar
mento de la productividad social de la
estas cualidades se despierten, se desarrollen y se eduquen en todos las personas y, por las guarderías públicas y los simoncitos
tanto, que no se manifiesten sólo en las relaciones con el objeto amado, sino en las relacio- nación. Socializar el trabajo doméstico
con horarios extendidos que cubran
nes con todos los demás miembros de la colectividad. no sólo implica romper las cadenas de
[…] El ideal de amor-camaradería forjado por la ideología proletaria para sustituir al
absorbente y exclusivo amor conyugal de la moral burguesa, está fundado en el reconoci-

¿P or qué socializar el trabajo doméstico?


¿Por miento de derechos recíprocos, en el arte de saber respetar, incluso en el amor, la perso-
nalidad de otro, en un firme apoyo mutuo y en la comunidad de aspiraciones colectivas. El
amor-camaradería es el ideal necesario al proletario en los periodos difíciles de grandes
Por: Susana Gómez la limpieza general de la casa, lavando la responsabilidades, en los que lucha para el establecimiento de su dictadura o para fortale-
ropa atrasada, planchando, etc. cer su mantenimiento. Sin embargo, cuando el proletariado haya triunfado totalmente y sea
En el capitalismo, las mujeres trabaja- ya un hecho la sociedad comunista, el amor se presentará en una forma completamente
mos tanto fuera, como dentro de casa y Por tanto, las mujeres somos explotadas distinta, revestirá un aspecto diferente al que tiene actualmente. Los «lazos de simpatía»
llegamos a tener jornadas diarias de 12 como trabajadoras asalariadas y como entre los miembros de la nueva sociedad se habrán desarrollado y fortalecido, la «capacidad
o más horas. En el mercado laboral, o amas de casa, ya que durante las horas para amar» será mucho mayor, y el amor-camaradería se convertirá en el «animador», papel
que en la sociedad burguesa estaba reservado al principio de concurrencia y al egoísmo. El
sea cuando trabajamos fuera de casa a que trabajamos en el hogar, estamos con-
colectivismo del espíritu y de la voluntad triunfarán sobre el individualismo que se bastaba
cambio de un salario, somos explotadas tribuyendo a la reproducción de la mer- así mismo. […]Los sentimientos de las personas se modificarán en el sentido de los intere-
por el capital de forma más brutal in- cancía más importante para el capitalis- ses cada vez más grandes hacia la cosa pública. Desaparecerán en el olvido sin dejar el
cluso que nuestros compañeros, ya que mo, la fuerza de trabajo, y el capital menor rastro la desigualdad entre los sexos y todas las formas de dependencia de la mujer
cobramos en promedio 30% menos por se apropia de ese trabajo sin pagarnos con relación al hombre.
igual trabajo. Pero más allá de eso, su- nada. Esto es lo que se conoce como «la En esta nueva sociedad, colectivista por su espíritu y sus emociones, caracterizada por la
frimos una condena estructural que nos doble explotación de la mujer»2 y para unión feliz y las relaciones fraternales entre los miembros de la colectividad trabajadora
avoca a empleos peor remunerados y con combatirla es fundamental luchar por la y creadora, el amor ocupará un puesto de honor, como sentimiento capaz de enriquecer la
escaso futuro profesional.1 socialización del trabajo doméstico. felicidad humana. ¿Cómo se transfigurara este Eros? Ni la fantasía más creadora es capaz
de imaginárselo. Lo único indiscutible es que cuánto más unida esté la Humanidad por los
Cuando trabajamos en casa, realizando Socializar el trabajo doméstico signi- lazos duraderos de la solidaridad, tanto más íntimamente unida estará, en todos los aspec-
eso que llaman trabajo doméstico, o de fica «sacarlo de casa», realizarlo en tos de la vida, de la creación o de las relaciones mutuas. Por consiguiente, tanto menos
forma más cínica «nuestras labores», el lugar quedará para el amor en el sentido contemporáneo de la palabra. En nuestros tiempos,
colectivo, convertirlo en industria so-
el amor peca siempre por un exceso de absorción de todos los pensamientos, de todos los
sistema capitalista patriarcal nos echa cial. Implica que esas mismas activida- sentimientos entre dos «corazones que se aman», y que, por tanto, aíslan y separan a la
sobre la espalda una «sobrejornada» de des que cada mujer realiza de forma pareja amante del resto de la colectividad. Este apartamiento, este aislamiento moral de la
cuatro o seis horas diarias que tenemos individual, recluida, sin medios técnicos «pareja amorosa», no sólo será completamente inútil, sino que psicológicamente será impo-
que sumar al trabajo que hacemos fuera. y que suponen sobrejornadas excesivas sible en una sociedad en la que estén íntimamente unidos los intereses, las tareas y las
Muchas veces, ni las horas del día, ni las que consumen su energía y su vida, sean aspiraciones de todos los miembros de la colectividad.
energías nos dan para todas las activi- asumidas por el conjunto de la sociedad. Pero actualmente nos encontramos en el recodo donde se cruzan dos civilizaciones: la civi-
dades que tenemos que realizar y nos ve- Significa convertir el trabajo aislado lización burguesa y la civilización proletaria. En este periodo de transición, en el que estos
mos obligadas a utilizar todo el día sá- que se realiza de forma servil y arcai- dos mundos luchan encarnizadamente en todos los frentes, incluso, naturalmente, en el
bado y, a veces el domingo, haciendo el ca, en una industria socialista que in- frente ideológico, […] la idea moral que determina las relaciones entre los sexos no puede
mercado, limpiando los baños, haciendo ser el brutal instinto sexual, sino las múltiples sensaciones del amor-camaradería experi-
corpore todos los avances técnicos y
mentadas por hombres y mujeres. Para que estas sensaciones correspondan a la nueva moral
científicos y aproveche los progresos proletaria en formación, es necesario que estén basadas en los tres postulados siguientes:
que suponen la planificación colectiva
1.° Igualdad en las relaciones mutuas (es decir, desaparición de la suficiencia masculina y
y la gestión socialista.
de la servil sumisión de la individualidad de la mujer al amor).
2.° Reconocimiento mutuo y recíproco de sus derechos, sin pretender ninguno de los seres
unidos por relaciones de amor la posesión absoluta del corazón y el alma del ser amado.
(Desaparición del sentimiento de propiedad fomentado por la civilización burguesa.)
3.° Sensibilidad fraternal; el arte de asimilarse y comprender el trabajo psíquico que se
realiza en el alma del ser amado. (La civilización burguesa sólo exigía que la mujer poseyese
en el amor esta sensibilidad.)
La educación como factor de dominación ¡LA VIDA DE UNA, ES LA VIDA DE TOD@S!
Por: Eglimar Melero
Por Paula Parra *
La condición de opresición de las mujeres está basada en el sistema capitalista-
Mucho hemos escuchado en las instituciones educativas que no se debe mezclar la patriarcal, esta opresión constituye una expresión de la ideología que reviste un
política con la educación, que el que habla de política en una escuela está fuera carácter estructural en la sociedad y que no se puede superar sólo con medidas
de lugar. Los que así se expresan, desconocen que la educación es uno de los jurídicas. La violencia doméstica (intrafamiliar) que sufrimos las mujeres es una
factores determinantes para la política de un país. Porque es precisamente la de las expresiones más crudas que tiene el capitalismo de manifestarse en nuestras
educación y formación de los ciudadanos la que permitirá el desarrollo y vidas. Nuestras relaciones con los demás pueden ser un indicador de opresión y
permanencia de una clase en el poder, la que dará forma a la conformidad con una dominación; si violentamos e irrespetamos a nuestra pareja, nuestros hij@s o
sociedad formada por seres explotados y seres explotadores, es ella, la que camaradas estamos reproduciendo una ideología y valores totalmente ajenos al
generará en las personas la aceptación de sus roles dentro de la sociedad. El socialismo.
Estado buscará moldear los individuos que necesita, con el tipo de conciencia y
conducta apropiada para los intereses de la clase dominante. Por otra parte, la Tod@s estamos convocad@s a construir el socialismo y una forma de ir avanzando
política tiene que ver precisamente con la forma de gobernar y dirigir un país, un en ese propósito es reflexionar sobre nuestras prácticas cotidianas, y para superar
Estado, una institución; por lo que no se puede desligar ésta de la educación. estas prácticas debemos ser capaces de comprender que es un problema colectivo
y no individual, que la violencia en los hogares tiene una relación directa con la
Con el sistema educativo, viene inherente la inserción de ideas previas y ideología capitalista, ya que ésta se fundamenta precisamente en la violencia.
preconcebidas a los niños y jóvenes, futuro de un país, la ideologización, el
adoctrinamiento; palabras negadas por docentes pitiyanquis. Cabe preguntarse Las Mujeres debemos asumir una conciencia solidaria y feminista en nuestras
entonces ¿Qué aprendemos pues, en las instituciones educativas?, reconozcamos comunidades y un primer paso para aportar a la solución de este gravísimo problema
entonces qué tipo de ciudadan@s estamos formando. es la sensibilización, la participación y la organización.

Cuando se fomenta el papel de la niña en los roles de madre, de belleza destacada, ¡La vida de
de reina de carnaval que tiene que obtener un título de belleza sobre sus demás una, es la
compañeras, cuando se la educa en la competitividad capitalista y en ser la más vida de
bonita y popular, simplemente objeto y no se prima que sea una persona formada tod@s!

¡Sí golpean a
una, nos golpean a
tod@s!

¡Cuando una mujer denuncia,


tod@s denunciamos, ninguna
calla!
o
os
¡Y todas conformamos el tícul
ar :
Comité de Igualdad y
s tus rios a l.com
no ta a i
Equidad de Género de vía en tm
En com @ho
nuestro Consejo Comunal s
m isa
u
para que nunca más estemos ins
solas!
Sobre la necesidad de organizar el Movimiento
de Mujeres de la Revolución Bolivariana.
Por: Eglims Peñuela
Las feministas-marxistas, las que creemos opresión de la mujer. Así sería mucho más
que la Emancipación de la Mujer la alcan- fácil conquistar algunas reivindicaciones, y
zaremos mediante de la construcción de una más que eso, encaminarnos irreversiblemen-
sociedad sin clases y sin géneros, debe- te hacia nuestra liberación, que sólo ven-
mos estar en constante revisión de lo que drá de la mano de un amplio esfuerzo
estamos haciendo para avanzar en la or- organizativo revolucionario. políticamente interviniente en las decisiones y cambios trascendentales para su
ganización de un Movimiento de Mujeres institución, comunidad o colectivo, en aquella que destaque su preparación educativa,
Es necesario también estar atentas cons-
Revolucionarias que incluya a la mayoría de moral y social ¿qué clase de persona estamos formando?
tantemente a nuestra formación ideológi-
las mujeres de los sectores populares.
ca, no descuidarla, buscar siempre la
Debemos cuestionarnos si los esfuerzos que manera de aplicarla a nuestra realidad, lle- Cuando dentro de las instituciones educativas creemos que la política del Estado no
estamos destinando en nuestra lucha son varla a la práctica en nuestra organización. tiene que ver con la educación, entonces, estamos «meando fuera del perol». Cuando
los más habilidosos para alcanzar la Así estaremos constantemente alertas ante dentro de esas políticas gubernamentales no se contempla una revolución dentro de
concientización de nuevas compañeras, y las opresiones de las que menos conscien- los medios de comunicación masiva que alienan a las jóvenes mentes y constituyen un
que así se sumen a la lucha. Encerrarnos en tes somos y tendremos más herramientas bloque kilométrico en contra de los viejos programas educativos, podemos parecer que
pocas reivindicaciones que, aunque urgen- para luchar contra ellas. vamos bien, pero estamos caminando mal.
tes e importantes, son muy polémicas para
No habrá un verdadero Movimientos de
una sociedad aún alienada por el capitalis-
Mujeres si no nos unimos en nuestra lucha, Sólo basta dar una ojeada al producto humano que egresa de las instituciones de
mo y el catolicismo como es la venezolana, secundaria y de educación universitaria para darnos cuenta del reducido número de
si no superamos a través de las reflexiones
termina desgastando nuestras fuerzas y personas realmente comprometidas con su vocación que debería ser la del servicio, la
y los debates nuestras diferencias. Es nece-
alejándonos de buenas estrategias para
sario cuestionar todas las supuestas verda- de promover y participar en los cambios necesarios que amerita la sociedad.
nuestra organización desde las bases.
des impuestas por el patriarcado, ser parte
Qué diferente sería si todas las energías de todos los espacios de participación y Es importante revisar los programas, los currículos educativos que siguen siendo los
se dedicaran a la organización de las Me- hacer desde cada uno de ellos una trinchera mismos de hace 25 años o más. Se hace necesaria la revolución educativa, es
sas de Igualdad y Equidad de Género en de lucha por la emancipación de la mujer. La imprescindible e impostergable, no se puede esperar más, porque las bases de lo que se
los Consejos Comunales, aprovechando esta Revolución Bolivariana nos está brindando está construyendo continúan su franco y continuo deterioro y es la educación ese
importante instancia de organización popu- muchas esferas y muchísimas herramientas pilar fundamental que crea conciencia, formación ciudadana y transformación de las
lar, para la actuación política revoluciona- que no estamos aprovechando por encerrar-
estructuras inservibles. Y me detengo aquí para citar textualmente a Marta Harnecker
ria de las mujeres y la reflexión crítica del nos en la búsqueda de una parcela de po-
der o de conservar esa que creemos nuestra, en cuanto a ese elemento importante que es la ideología, que debemos entender, está
sistema capitalista patriarcal que nos ex-
plota. Cuánto habremos de avanzar si así sin entender que la lucha es una sola y que implícita en los textos y la enseñanza: «La ideología cohesiona a los individuos en sus
lo hacemos, cuánto ganaremos en las trincheras son colectivas. papeles, en sus funciones y en sus relaciones sociales. La ideología impregna todas las
concientización y sensibilización sobre la actividades del hombre, comprendiendo entre ellas la práctica económica y la práctica
política. Está presente en sus actitudes frente a las obligaciones de la producción, en
la idea que se hacen los trabajadores del mecanismo de la producción. Está presente
en las actitudes y en los juicios políticos, en el cinismo, la honestidad, la
resignación y la rebelión. Gobierna los comportamientos familiares de los individuos
y sus relaciones con los otros hombres y con la naturaleza. Está presente en sus
juicios acerca del «sentido de la vida», etcétera. La ideología está hasta tal punto
presente en todos los actos y los gestos de los individuos que llega a ser indiscernible
de su «experiencia vivida» y, por ello, todo análisis inmediato de lo «vivido» está
profundamente marcado por la acción de la ideología.» (Conceptos Elementales del
Materialismo Histórico, 1984)
*M.P.R.»FOGATA»
Ahora vamos envueltos en consignas hermosas
Gioconda Belli, poeta nicaragüense militante del FSLN
Ahora vamos envueltos en consignas hermosas
Las mañanas cambiaron su signo conocido.
Ahora el agua, su tibieza, su magia soñolienta es diferente.
Ahora oigo desde que mi piel conoce que es de día,
cantos de tiempos clandestinos sonando audaces,
altos desde la mesa de noche y me levanto
y salgo y veo «compas» atareados lustrando sus botas
o alistándose para el día bajo el sol.
Ya no hay oscuridad, ni barricadas,
N° 12 Marzo 2011 Carabobo POR UNA SOCIEDAD SIN CLASES SOCIALES, NI GENEROS
ni abuso del espejo retrovisor
para ver si me siguen.
Ahora mi aire de siempre es más mi aire
Las potencias capitalistas, desesperadas ante una de sus crisis económicas más fuertes,
y este olor a tierra mojada y los lagos allá
decidieron hincar el diente a Libia y succionar su petróleo, gas y agua. El imperdonable
y las montañas genocidio del pueblo libio, no dejará de ser otro trofeo de guerra en la vitrina de estos
parecieran que han vuelto a posarse en su lugar, putrefactos cazadores de muerte. Las invasiones capitalistas son cada vez más
a enraizarse, a sembrarse de nuevo. generalizadas y crueles. Los últimos coletazos del capitalismo así lo exigen. Ojo, no
Ya no huele a quemado, decimos que el fin sea inminente, ni que la agonía no vaya a ser larga y sanguinaria.
y no es la muerte una conocida presencia Irak, Afganistán, Palestina, Haití, son algunos de los pueblos que viven a diario estas
esperando a la vuelta de cualquier esquina. incursiones imperiales en medio del silencio y complicidad de los medios de manipulación
He recuperado mis flores amarillas mediática. La historia nos demuestra que todo imperio moribundo, en su desespero por
y estos malinches de mayo son mas rojos tratar de sobrevivir, destruye todo los que encuentra a su paso, incluso a sí mismo. Y con
y se desparraman de gozo cada nuevo ataque imperialista, el futuro de la humanidad está más amenazado.
reventados contra el rojinegro de las banderas.
Ahora vamos envueltos en consignas hermosas,
La estrategia que el imperialismo ha implementado en Libia, es muy similar a la utilizada
Desafiando pobrezas,
en Yugoslavia primero y en Serbia después. Puede que sea similar a la que mañana
esgrimiendo voluntades contra malos augurios intente utilizar en Venezuela. De hecho, sabemos que el capital internacional
y esta sonrisa cubre el horizonte, maneja desde hace tiempo la posibilidad de jugar a un escenario de
se grita en valles y lagunas, segregación del Zulia y el Táchira, como detonante para inducir una guerra
lava lágrimas y se protege con nuevos fusiles. civil que justifique una invasión al territorio venezolano para así apropiarse
Ya se unió la Historia al paso triunfal de los guerreros de los recursos naturales y, sobre todo, frenar el avance
y yo invento palabras con que cantar, revolucionario latinoamericano. Hay que estar
nuevas formas de amar, alerta y organizad@s. L@s herman@s cuban@s
vuelvo a ser, han demostrado durante años que sólo una
soy otra vez, profunda organización y disciplina revolu-
por fin otra vez, cionaria de todo el pueblo puede desalentar
soy. al enemigo.

Visita nuestro blog y descarga todos


Hoy, la unidad antiimperialista y por la
construcción de un verdadero poder revolucionario
los números de INSUMISAS de la clase trabajadora es inaplazable, e implica
superar al interior del PSUV las peleas
personalistas, de «caudillos, caudillitos, grupos,
http://edicionesinsumisas.blogspot.com grupitos» que denuncia el comandante Chávez
y que sólo reproducen la concepción del
Más
poder burgués al interior del partido.
Consejo Editorial y Diagramación: Susana Gómez, Eglims Peñuela, Eglimar Melero.
Contacto: insumisas@hotmail.com insumisas