You are on page 1of 2

CERVANTES O LA REVOLUCIÓN LA NOVELA MODERNA

IMPORTANCIA DE CERVANTES EN LA EVOLUCIÓN DE LA NOVELA MODERNA

La obra de Miguel de Cervantes y, en especial, El Quijote, supone el inicio de la novela


moderna. Las características de su narrativa serán recogidas por los autores posteriores y
reconocidas como modelo:
a.- Espíritu humanista.- Cervantes se hace eco en sus obras de las teorías humanistas tanto para
la ética (la literatura debe reflejar la vida para mejorarla con un toque de humor y, a veces, de
amargura) como para la estética (el estilo de Cervantes es armónico, mesurado, de gran
capacidad descriptiva). Temas como la locura como medio para llegar a la verdad arrancan de
los escritos de los grandes humanistas como Erasmo de Rotterdam.
b.- Visión desencantada de la vida y profunda religiosidad.
c.- La narrativa de Cervantes aparece anclada en la realidad. Es heredero de la agudeza y la
ironía de Boccaccio, pero dota a sus personajes de gran humanidad.
d.- Los personajes de Cervantes son personajes redondos, que modifican su conducta a lo largo
de la novela. Son capaces de sentir y de juzgar. No son personajes planos, que sólo poseen una
faceta y que en realidad son estereotipos.
e.- Cervantes utiliza su obra como reflexión sobre la literatura. Hace crítica literaria, se burla de
géneros obsoletos por excesivamente idealistas (ej.- novela de caballerías o pastoril), introduce
novelas dentro de novelas (ej.- las digresiones de El Quijote)… Se muestra a sí mismo como
personaje, se borra la diferencia entre ficción y realidad. Los personajes se rebelan contra su
condición…

Se trata, en definitiva, de un autor moderno, al que le gusta reflexionar sobre su oficio de


escritor y establecer juegos de perspectiva dentro de su obra y que exige la implicación y
complicidad del lector, todo regado con la conveniente mezcla de ironía y desengaño y con el
convencimiento de que la literatura debe ser un instrumento de reflexión sobre los temas más
importantes que preocupan al ser humano y no un mero entretenimiento.

La ficción contemporánea tiene su raíz en El Quijote. Sin embargo, hasta las vanguardias El
Quijote había despertado, sobre todo, un interés temático y estructural (la poderosa figura de su
protagonista, las diversas interpretaciones de la obra y el virtuosismo en el uso de una estructura
tan tradicional como la del relato ensartado de aventuras son los aspectos que sedujeron a los
autores hasta el siglo XX). Después los formalistas rusos fueron los primeros en estudiar la
maquinaria narrativa de El Quijote y se fijaron en su vertiente experimental y subversiva
respecto a los modelos literarios tradicionales en los que Cervantes se había inspirado.

Estos son los aspectos que hacen que El Quijote abriera el camino para el nacimiento de la
novela moderna:

a.- reescritura paródica de la tradición literaria, ironía metatextual. Cervantes revisita en El


Quijote, con intención paródica, todos los géneros narrativos de su época: la novela de
caballerías, la bizantina, la pastoril, la sentimental, la picaresca… Se imitan no solo sus
esquemas estructurales, sino también sus personajes-tipo y, sobre todo, su lenguaje.

b.- ruptura de la linealidad y fragmentación. En El Quijote abundan las digresiones, los


añadidos, las interpolaciones. Se insertan poemas, comentarios e, incluso, novelas dentro de la
novela.

c.- improvisación. Cervantes no parece haber seguido un plan definido en la creación de su obra,
se trata más bien de un proceso de creación en el acto (work in progress). Hay saltos, elipsis,
incoherencias internas, alteraciones del curso de la narración por circunstancias externas (por
ejemplo, la publicación de El Quijote de Avellaneda altera todo el plan de la 2º parte de la obra
de Cervantes).

d.- intertextualidad.- hay citas de libros de otros autores (los títulos condenados o salvados en el
escrutinio del cura), citas de poemas de Garcilaso o de obras de otros autores, referencias a
libros inexistentes…

e.- variedad de formas narrativas. En El Quijote hay diversos autores, distintos narradores
(Cervantes, Cide Hamete Benegeli, narradores-personajes). Eso crea el perspectivismo: unos
autores corrigen a otros, dan diversas versiones del mismo hecho, de repente falta información y
parece que la historia no va a poder continuar, etc.

f.- implicación del lector dentro de la narración. Cervantes implica al lector dentro del texto,
superando el viejo recurso del apóstrofe al lector dentro del discurso. El Quijote necesita de un
lector activo, que entre en el juego de perspectivas planteado por la multiplicidad de narradores,
que conozca los códigos literarios que se manejan en la obra, que acepte las incongruencias…

g.- literatura y vida.- El Quijote de Avellaneda como tema literario irrumpe en la segunda parte
de la novela y altera todo el plan narrativo de la obra.

l.- difuminación de las fronteras entre historia (verdad) y relato (imaginario). El personaje
protagonista entra en contacto con otros personajes que han leído tanto la 1ª parte de El Quijote
como la obra de Avellaneda. Este conocimiento condiciona su comportamiento y sus relaciones
con el protagonista.

m.- creación de personajes redondos, con un riquísimo mundo interior, superando los tipos
planos de los que se había nutrido la narrativa anterior.