Вы находитесь на странице: 1из 21

El uso del presente de subjuntivo

en vez del imperfeco de subjuntivo

en el español oral de

Hispanoamerica

Allg. SW SE (El subjuntivo en la lengua hablada (español y portugués)

Univ.-Prof. Dr.phil. Martin Hummel

WS 2009/2010

M icha e la S im ons
0512791
B190 344 353
-1-

ÍNDICE

1 INTRODUCCIÓN 2

2 LA TEORÍA 3

2.1 El modelo de Reichenbach 3


2.2 La teoría de Comrie 5

3 ESTUDIO EMPÍRICO 6

3.1 El corpus 6
3.2 Los resultados 6

4 EL ANÁLISIS 7

4.1 Implicaciones de las teorías


del consecutio temporum para el análisis 7

4.1.1 Punto de referencia en indefinido y imperfecto 7


4.1.2 Condicional como punto de referencia 15

5 CONCLUSIÓN 18

6 BIBLIOGRAFÍA 19
-2-

1 INTRODUCCIÓN

En la gramática tradicional normativa, las reglas sobre la secuencia de tiempos en


los frases con subjuntivo, están bien definidas. Esas reglas se emplean
especialmente en el aprendizaje y en la enseñanza del español como lengua
extranjera. Por ejemplo, en el libro de gramática estándar del español de
Langenscheidt, un editorial de libros de enseñanza, se advierte que las reglas de la
secuencia de tiempos en frases de subjuntivo deberían emplearse estrictamente y
que el tiempo de la frase subordinada depende del tiempo en la frase principal.
Luego distingue entre dos grupos de tiempos en la frase principal: (1) la de presente,
futuro, pretérito e imperativo en la frase principal y (2) la de imperfecto, indefinido,
condicional I y II y pluscuamperfecto en la frase principal. El tiempo del subjuntivo en
las dos grupos depende de la simultaneidad, la anterioridad y posterioridad.

Aunque, en general, el hispano-hablante emplea estas reglas de secuencia de


tiempos, a la que suele referirse también con correlación de tiempos o consecutio
temporum, hay casos en los que el hablante del español como lengua materna
rompe con las reglas tradicionales y deja de respetar la correlación de tiempos que
corresponde según la norma. Esto ocurre a veces, por ejemplo, con el imperfecto de
subjuntivo que es reemplazado por el presente de subjuntivo aunque el verbo de la
frase principal esté en imperfecto, indefinido, condicional I y II y pluscuamperfecto.

Hay lingüistas que no aceptan este uso del presente de subjuntivo. Bello & Cuervo
(1964), por ejemplo, han negado la posibilidad de emplear las formas del presente
de subjuntivo en una oracíon subordinada si el verbo de la oración principal está en
imperfecto, indefinido, condicional I, II y pluscuamperfecto (citado en Sessarego,
2008: 91)

Algunos lingüistas, sin embargo, han reconocido la posibilidad de utilizar el presente


de subjuntivo en vez del imperfecto de subjuntivo, ya que la aplicación de las dos
formas puede resultar en significados diferentes de la frase en la que se las utiliza y
no distinción entre las dos formas puede transmitir un significado diferente,
entonces, es más que sólo una irregularidad gramátical, como Gili Gaya (citado en
ibíd.) explica:
-3-

“La regla de la concordancia temporum dice que si el verbo principal está en el pasado, el
subordinado debe estar también en pasado: Le mandaron que estudiase. Pero se dice
igualmente le mandaron que estudie, refiriendo el acto de estudiar al presente o al futuro” (Gili
Gaya 1948: 153).

El presente trabajo tratará del tema de la ruptura de la correlación de tiempos


tradicionales en contextos específicos y las posibles razones por ella. Por lo tanto,
se analizarán, a base de lingüística del corpus, casos en el español hablado de
Hispanoamerica en las que se usa el presente de subjuntivo en vez del imperfecto
de subjuntivo. En este contexto, será tratado el concepto del consecutio temporum
según los modelos de Hans Reichenbach y Bernard Comrie con el fin de explicar la
ruptura de la correlación de tiempos tradicional.

Primero, las teorías de Reichenbach y Comrie serán explicado brevemente.


Siguiente, el corpus y las estatísticas en cuanto a los casos del presente de
subjuntivo en vez de imperfecto de subjuntivo serán presentados. A continuación, se
conducirá el análisis de los casos en cuestión, aplicando las teorías de Reichenbach,
Comrie y otras. Para concluir, se intenterá encontrar posibles razones y
explicaciónes para los ejemplos derivados de la norma a base de las teorías
mencionadas.

2 LA TEORÍA

2.1 El modelo de Reichenbach


El aspecto más inovador de la teoría de Reichenbach es la consideración y el
análisis del comportamiento de los tiempos verbales en distintos contextos
sintácticos y discursivos, para poder definir su valor temporal (comp. Güell Masachs
1998: 134). Güell Masachs advierte en su tesis doctoral que “no se trata [...] de
analizar el valor de tiempo reconocido en las distintas clases de palabras, sino de
dar cuenta de sus respectivas contribuciones en la estructura temporal de unidades
lingüísticas complejas. “ (ibíd.)

A la hora del hablar, Reichenbach distingue entre tres puntos en una línea temporal.
El punto de acontecimiento (PA), el punto de referencia (PR) y el punto del habla
(PH), (también llamado tiempo de la enunciación). En los tiempos absolutos el punto
-4-

de referencia corresponde al punto del habla. Tiempo absoluto es un término


tradicional que se utiliza para referirse a tiempos que consideran el momento del
presente como centro deíctico. (comp. Comrie, 1985: 36) El tiempo más realistico,
sin embargo, es el tiempo relativo o no-absoluto, en el que el punto de referencia es
un punto dado en el contexto, no necesariamente el momento del presente o del
habla. (comp. ibíd.: 56)

En el esquema de Reichenbach existe, además, un subsistema temporal para cada


tiempo de la conjugación. La existencia de un tiempo entre el PH y el PA se
comprueba en una frase como: “Juan se había ido”, donde el acontecimiento
enunciado se ordena como anterior a un tiempo anterior al PH. (comp. Güell
Masachs 1998: 135) En contraste, en la oración “Pedro llamó”, la existencia de un
tiempo entre el PH y el PA no es tan obvio, es decir, es dudable su necesidad. Sobre
esto, Güell Masachs explica:
De hecho, como comenta Reichenbach, para reconocer la necesidad del PR y determinar su
posición en la línea del tiempo es necesario manejar unidades lingüísticas complejas. Con ello
[...], se pone de manifiesto que Reichenbach no sólo postula la presencia del PR para definir de
forma más adecuada los valores de los distintos tiempos verbales aislados, sino también (y
sobre todo) para dar cuenta de sus respectivos valores relacionales. (ibíd.: 136)

Reichenbach organiza todas las combinaciones posibles y define los tiempos


verbales como sigue:
-5-

2.2 La teoría de Comrie


Para Reichenbach, el tiempo es la gramaticalización de una relación entre
momentos de tiempo, el momento del habla, el momento del evento y el punto de
referencia, un momento relevante para la localización del evento.

El modelo de Comrie es parecido a lo de Reichenbach, con algunas modificaciones.


En cuanto al tiempo absoluto, en el modelo de Comrie hay solo dos momentos, el
momento de enunciación (S por moment of speech) y el momento del evento o de la
situación (E por moment of event). Las relaciones temporales entre los dos puntos
son antes, después y simultáneo.

Por lo que concierne el tiempo relativo, Comrie añade el punto de referencia con el
fin de “capturar las distinciones del tiempo relativo”. (comp. Comrie 1985: 124) Por
consiguiente, el presente relativo es E simultáneo a R (punto de referencia), el
pasado relativo es E antes R y el futuro relativo es E después de R. Con respecto a
al punto de referencia, Comrie explica:

The major characteristic of all these representations for relative tense is that there is a reference
point R which is not anchored, i.e. which is not itself located in time relative to any deictic
centre, such as the present moment. This corresponds to the observation […] that the reference
point for a relative tense is given by the context (and perhaps, by default in the absence of any
other contextual indication, taken to be the present moment), but that the meaning of a relative
tense does not contain any reference to the anchoring of the reference point. (ibíd.: 125)

En conclusión, basicamente, es la existencia del punto de referencia y la


consideración e importancia del contexto en el que el discurso se realiza, que
distingue las teorías de Reichenbach y Comrie de las reglas normativas de la
gramática tradicional. Además, el esquema de Reichenbach ha servido como base
para varias otras teorías sobre la correlación temporal, por ejemplo las de Bull y
Hornstein.
-6-

3 ESTUDIO EMPÍRICO

3.1 El corpus
El corpus utilizado para el análisis proviene del Corpus de Referencia del Español
Actual, también CREA, de la Real Academia Española. En este corpus he buscado
frases que piden subjuntivo, con el verbo en imperfecto, indefinido o condicional. Por
consiguiente, el verbo de la frase subordinada, formalmente, tendría que estar en
imperfecto de subjuntivo. Se ha buscado en las categorías
(1) Medio: Oral
(2) Geográfico: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El
Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú,
Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.
(3) Tema: Todos
(4) Frases buscadas: quise que, quería que, pedí que, pidió que, esperaba que, era
necesario que, gustaba que, gustaría que, quisiera que

3.2 Los resultados


En total se han encontrado 61 casos del presente de subjuntivo, de un total de 338
frases, donde, según la norma tradicional, se emplearía imperfecto de subjuntivo.
Esta cantidad corresponde a un 18.53 %. La distribución entre los países y los
regístros es la siguiente:

Formalidad Formalidad
País Cantidad Porcentaje
alta baja
Argentina 38 62.3 % 37 1
Paraguay 6 9.8 % 0 6
Venezuela 5 8,2 % 5
México 5 8.2 % 5
Bolivia 4 6.6 % 4
Chile 1 1.6 % 1
Costa Rica 1 1.6 % 1
Perú 1 1.6 % 1
Total 61 100 % 44 17
-7-

4 EL ANÁLISIS

Puesto que el uso del presente de subjuntivo en vez del imperfecto de subjuntivo es
un incomplemiento de una norma gramatical oficial, se podría asumir que la violación
de esa regla debe de ocurrir entre hablantes no muy cultos o en un contexto de
formalidad baja. El ejemplo de Argentina, sin embargo, demuestra otra realidad.
Entre los 38 casos donde se rompió con la norma, 37 casos ocurrieron en un
contexto formal y supuestamente culto, esto es, el Senado de la Nación de la
República Argentina. Lo mismo ocurre con tres casos entre los cinco en México,
donde la audiencia es la Cámara de Senadores de México y con el caso en Chile,
donde la audiencia es el Senado de Chile.

Llama la atención que la mayoría de los verbos en presente de subjuntivo se realiza


después de gustaría que y quisiera que, es decir, después de valores condicionales,
sea en un contexto de formalidad baja o alta.

4.1 Implicaciones de las teorías del consecutio temporum para el análisis

4.1.1 Punto de referencia en indefinido y imperfecto

Si miramos las frases en el corpus, en las que se usa el presente de subjuntivo en


vez de imperfecto de subjuntivo, es posible aplicar la teoria de Reichenbach para
analizar las relaciones temporales que tienen los verbos de la oración principal y la
de la subordinada. Empecemos con los resultados de Argentina. Para poder también
considerar el contexto discursivo es necesario mirar la frase en un marco más
amplio.
(1) Señor presidente, acompañamos la propuesta con despacho de comisión. El señor senador pidió que la
moción sobre tablas se transforme en una preferencia. Senador Alasino, ¿cuál es su propuesta? Con
despacho acompañamos. Sin despacho, no lo hacemos, señor presidente.

En este ejemplo, el punto del habla (PH) es, como siempre, el presente. El punto de
referencia (PR) está en pasado (pidió que), por lo tanto, es anterior al punto del
habla. El punto de acontecimiento o de la situación de la que se habla está en
presente (se transforme), entonces, tiene que estar posterior al punto de referencia y
simultáneo y/o posterior al punto del habla. Según el contexto es probable que se
refiere a un punto en el futuro a partir del punto del habla.
-8-

Sin embargo, el imperfecto de subjuntivo en la oración subordinada también puede


tener una relación temporal al futuro, como explica Hernández Alonso (1984: 382-
383):

La forma primera del subjuntivo expresa simultaniedad o posterioridad respecto al momento de


la enunciación, o del verbo regente en las subordinadas; mientras que la forma II exprea
posterioridad respecto al pasado. En las frases con esta forma II cantara o cantase hay, pues,
tres momentos supuestos o expresos:

a) El momento del hablante o de la enunciación


b) El momento (de pasado respecto al hablante) de la enunciación de la oración regente.
c) El momento de la subordinada en subjuntivo, que guarda relación de posterioridad respecto
a b) es diferente respecto de a). De aquí que pueda expresar una noción en pasado, presente
o futuro respecto al momento del hablante.

Por todo ello creemos que la forma cante/-a, primera del subjuntivo, está marcada
positivamente por la actualidad; y la forma II cantara/-se está marcada negativamente.

La explicación de Hernández Alonso, por lo tanto, afirma que en frases con la forma
de imperfecto de subjuntivo, el momento de la subordinada en subjuntivo no puede
ser simultáneo al momento de la enunciación (que equivale al punto del habla de
Reichenbach) pero que, sin embargo, pueda expresar una noción en pasado,
presente o futuro respecto al momento del hablante.

No obstante, Hernández Alonso no considera la posibilidad de que exista una frase


con el verbo en la oración regente en pasado junto una frase subordinada con el
verbo en presente de subjuntivo.

En conclusión, el presente de subjuntivo en una frase subordinada, junto a una


oración principal con el verbo regente en el pasado, puede referirse o al presente o
al futur, pero no al pasado, como el imperfecto de subjuntivo. Sería posible,
entonces, que el hablante utilizara el presente de subjuntivo para excluir la noción
del pasado, o, como lo pone Hernández Alonso, para marcar una actualidad en el
momento del habla.
-9-

Rolf Eberenz (1981: 89-90) reafirma tanto la hipótesis de la exclusión (o inclusión) de


la noción del pasado respecto al punto de acontecimiento como la de la actualidad.
Primero, explica que el hablante puede o distanciarse del o solidarizarse con el
contenido de la frase subordinada a través del uso del tiempo o absoluto o relativo.
El uso del tiempo absoluto significa distancia mientras el uso del tiempo relativo
significa expresar una opinión subjetiva al tema. Al analizar textos de la prensa
diaria, Eberenz averiguó que en 315 casos se utilizaba el presente en
“sprechzeitüberlagernden Nebensätzen” (i.e. oraciones en las que los tiempos del
habla se solapan) aunque la oración principal estaba en pasado, en relación con 201
casos en los que se utilizaba el imperfecto. Según su teoría, este hecho se debe a la
proximidad a la actualidad que requiere la prensa diaria.

En el corpus que analizó Eberenz, aunque fueran textos escritos, también se


encontraron casos donde se empleaba el presente de subjuntivo en vez del
imperfecto de subjuntivo. Demuestra su significado con la comparación siguiente:

(169) “Se lamentó de que no fuera posible la intervención de los diputados de UCD
procedentes de las distintas regiones (...)” (EP 28-7-77.12)
(170) “Las decisiones (...) equivalieron a un nuevo traspiés (...) del giscardismo (...)
partidario de que el Kremlin persiga soberanamente a Andrei Sajarov (...)” (EP 17-4-
77.6)

Luego Eberenz explica:

Hier spielt offenbar eine Rolle, ob die Handlung des NS wie in (169) auf die Vergangenheit
beschränkt ist, oder ob sie wie in (170) in die Sprechzeit hineinreicht. Im ersten Fall kann das
Tempus des NS nur das IMP sein, im zweiten sind IMP und PRÄS möglich:

HS (t-n) u NS (t-n)  TNS ( IMP )

HS (t-n) u NS (t-n … to)  TNS IMP


PRÄS

En palabras, si el verbo en la oración principal se refiere a un momento en el pasado


y el verbo de la oración subordinada se refiere al pasado, el tiempo en la oración
subordinada tiene que ser el imperfecto (de subjuntivo).
- 10 -

Si el verbo en la oración principal se refiere a un momento al pasado y el verbo de la


oración subordinada se refiere al pasado y/o llega al presente, el tiempo en la
oración subordinada puede ser o el imperfecto o el presente (de subjuntivo).

Estas formulas se pueden adaptar también a la terminología de Reichenbach. Por


consiguiente, si el punto de referencia en la oración principal está anterior al punto
del habla y la acción de la oración subordinada se limita al pasado del punto del
habla, el tiempo de la acción en la oración subordinada tiene que ser el imprefecto
(de subjuntivo).

PR (PH-n) y PA (PH-n)  T P A (IMP)

Si el momento de referencia en la oración principal está anterior al punto del habla y


la acción de la oración subordinada está anteriór y mantiene actualidad en el punto
del habla, el tiempo de la acción en la oración subordinada puede ser o en
imperfecto o en presente (de subjuntivo)

PR (PH-n) y PA (PH-n ... PH-o)  TPA IMP


PRÄS

Sería interesante, entonces, si esta hipótesis corresponde a situaciones en el


corpus. Por lo tanto, es necesario una comparación entre dos frases, una que lleva
presente de subjuntivo en la oración subordinada y una que lleva imperfecto de
subjuntivo.

(1) [...] Sin embargo, el señor canciller del país hermano se comunicó con su par argentino y pidió que no
asistiera una delegación de tal magnitud. En consecuencia, nuestro país fue representado por el embajador
argentino en el Paraguay y, al mismo tiempo, esta Presidencia se comunicó con las autoridades
parlamentarias paraguayas a fin de [...]

(2) [...] Sobre este tema, senador Avelín, el senador Alasino también pidió que su tratamiento pase para el
final de esta sesión, para ser considerado, igual que el caso solicitado por el senador Oudín, el miércoles
próximo. ¿Contamos con su aprobación para ello? Sí, señor presidente. Si hay asentimiento, así se hará. En
consecuencia, el tratamiento de este proyecto de resolución queda para el final de esta sesión.

En ambos ejemplos se trata de un texto oral, enunciado en una sesión del Senado
de la Nación de la República Argentina. En ambos casos, la formalidad es alta, la
- 11 -

audiencia es oyente pasivo y el canal es cara a cara, es decir, los parametros en los
dos discrusos son iguales.

En (1), el punto de referencia se encuentra claramente en un pasado ya terminado,


por lo tanto, anterior al punto del habla. El punto de acontecimiento tiene
posterioridad con el punto de referencia, pero una clara anterioridad con el punto del
habla, sin actualidad ningúna. Aquí se trata de un evento determinado limitado al
pasado, como comprueba también la frase que sigue (En consecuencia, nuestro
país fue representado ...), por lo tanto, se emplea en este caso el imperfecto de
subjuntivo, equivalente a la fórmula de Eberenz.

En (2), el punto de referencia hay más explicaciones posibles para el uso del
presente de subjuntivo. Primero, el punto de referencia no se refiere claramente al
pasado, es decir, tiene significancia en la actualidad. Por ejemplo, se podría también
decir: “... el senador Alasino también ha pedido que su tratamiento pase para el final
de esta sesión”, entonces la correlación temporal normativa sería respetado.
Especialmente en Hispanoamerica está muy frecuente el uso del indefinido en vez
del pretérito.

Segundo, aunque el punto de referencia se encontrara claramente anterior al punto


del habla, es decir, en un pasado claramente terminado, sería posible aplicar la
segunda formula de Eberenz, ya que el punto de acontecimiento no solamente tiene
actualidad en el punto del habla, sino que incluso se refiere a un punto posterior al
punto del habla. Aqui, entonces, el presente de subjuntivo marca un acontecimiento
en el futuro, ya que el punto de acción tiene una relación temporal posterior al punto
del habla. En conclusión, las razones por las cuales el hablante eligió el presente de
subjuntivo en vez del imperfecto de subjuntivo no quedan del todo claro en este
caso. Podría ser porque el punto de referencia no se refiere claramente al pasado o
porque el punto de acontecimiento tiene mucha actualidad en el punto del habla y,
incluso en su futuro. Por consiguiente, en este caso aún se puede extender la
segunda formula:

PR (PH-n) y PA (PH-n ... PH-o ... PH+n)  TPA IMP


PRÄS
- 12 -

Sin embargo, P R ( P H - n ) se refiere sólo a la forma y no a la semantica, ya que


pidió que podría implicar una cierta actualidad con PH en este caso.

Este tipo de relación temporal entre los tres puntos, como ocurre en (2), está
también observado y comentado por Suñer & Padilla-Rivera (citado en Sessarego
2008: 92), que advierten que la secuencia de tiempo [+ past ... – past] está
permitida, como en las ejemplos siguientes:

(3) El agricultor dijo que era una lástima que aún no se cultive maíz en esa zona.
(4) El médico recomendó que la niña no coma tantos productos lácteos.

Los autores explican que:


“the sequencing in […] the examples is used to report a past event (expressed by the
main verb), which has consequences for other events, which are yet to take place
(expressed by the present subjunctive)” (Suñer & Padilla-Rivera 1987: 639).

Comrie, en cambio, explica la complicación referiente a la regla de secuencias como


sigue:

Even where the main verb is in a past tense, it is possible (though not obligatory) to use the
present subjunctive provided the command issued still has validity, i.e. provided it can still be
complied with. (1985: 106)

A lo que concierne el punto de referencia en el pasado que todavía tiene actualidad


en el punto del habla, Comrie explica:

[…] where the instruction still has validity, it would also be possible to use the perfect in place of
the preterite in the main clause, to make explicit the continuing relevance of the instruction he
dicho que Juan se vaya mañana […] (ibíd: 106)

[…] This last judgement makes it clear that what is relevant in the examples of this paragraph is
not the tense of the verb in the main clause as such, but rather the continuing validity of the
instruction. (1985: 107)

Para concluir, Comrie formula sus resultados en palabras:

[...] past subjunctive after a main verb in the past tense, except that where the
content of the subordinate clause has continuing validity the present subjunctive may
be used; (ibíd: 107)
- 13 -

En suma, lo que es la actualidad en el punto del habla para Eberenz, referencia a


acciónes que todavía no se realizan para Suñer & Padilla-Rivera y la validez para
Comrie.

Existen también otros ejemplos en los que se reemplaza el imperfecto por el


presente de subjuntivo, sin embargo, con otro tiempo en la frase principal (que no
sea condicional) y en un contexto de formalidad baja. Hasta ahora hemos sólo
mirado los ejemplos con pidió que, es decir, en indefinido, y en situaciones muy
formales.
Existen tres frases en las que el verbo de la oración subordinada está en imperfecto
y donde el nivel de formalidad es bajo.

(39) En Clorinda estuvimo siete año, por ahí estuvimo ahí, y después vino mi estaba acá un compadre mío a
Concepción que se fue junto a Eduardo, compró un camión y quería que venga. Yo no quería venir, que allá
había más vida que acá. ¡Acá no se hace nada!, no se puede hacer, si uno no se va a conchabarse en una casa
para hacer las cosas en la casa, no se hace nada.

(45) Entonces llegó a un pueblo y le pidió la cola a un, entonces él se la dio, entonces él le preguntó dónde
quedaba algo cerca para comer, entonces él le dijo que por aquí a esa hora, en los pueblos, no se abre así
restaurantes así en las tardes, en las mañanas que se abría, porque después de las seis de la tarde se cerraba
todo. Entonces por ahí comenzó todo. Comenzó la guerra también, porque él pensaba que él no quería que el
pueblo sea así como era, entonces querían era un pueblo unido y no querían guerra, no querían nada.
Entonces comenzaron a buscarlo a él él se fue, comenzaron a buscarlo.

(46) Entonces se puso a hacer con ella el amor. Después, cuando él está que ya han terminado, que están en la
cama y eso, llegó la muchacha y entonces ella llegó y le dijo que qué hacía ella ahí, entonces llegó y él le
dijo: es una amiga mía, vino ella se vino a telepotear, porque él quería que la muchacha que él había llevado
para su casa se telepotee, y entonces ella le dijo que no. Menos mal que llegó la novia de él y se pusieron a
hablar y entonces la muchacha le dijo que le diera su ropa, y entonces la muchacha salió desnuda, con su ropa
debajo del hombro, debajo de aquí, de del sobaco y se salió de salió.

El ejemplo (39) viene del corpus de Paraguay y los ejemplos (45) y (46) vienen del
corpus de Venezuela. En el primer ejemplo, no se puede emplear ni la teoría de
Comrie ni la teoría de Eberenz, porque el punto de acción no tiene ni actualidad ni
validez en el punto del habla. Sin embargo, podría aplicarse hasta cierto grado la
tesis de Suñer & Padilla-Rivera que propone que el presente de subjuntivo puede
expresar una acción todavía no realizada, en consecuencia de la acción anterior que
se expresa, en este caso, con el imperfecto. Dicha acción futura, no obstante,
ocurrió anterior del punto del habla, por lo tanto, no es un futuro real sino un futuro
con referencia en el pasado. A lo mejor, la hablante usó el presente de subjuntivo
- 14 -

para expresar que, finalmente, la acción de venir se realizó, por lo tanto, expresando
una cierta actualidad en el presente, es decir, en el punto del habla.

En (45) es más dificil analizar el uso del presente de subjuntivo porque, antes de
todo, falta un contexto concreto. Sin embargo, de todos modos se puede suponer
que el verbo sea no tiene validez, ni actualidad en el punto del habla. Tampoco es
probable que se trate de un futuro con referencia en el pasado, ya que dice no
quería que el pueblo sea como era. Por consiguiente, probablemente se trata aquí
de un lapsus, es decir, de una equivocación gramatical por parte de la hablante.

En (46) existe cierta barrera para el análisis en cuanto a la constelación y referencia


de las personas invulcradas y en cuanto al verbo en cuestión, telepotear, que debe
de ser un modismo venezuelano. Sin embargo, se supone que el punto de
acontecimiento está posterior al punto de referencia y anterior al punto del habla, por
ende, se expresa un futuro con referencia en el pasado, como en (39).

El uso del presente de subjuntivo en (39) y (45) es más comprensible en el contexto.


Sin embargo, su uso puede causar malentendidos, como demuestra el siguiente
diálogo:

Turista: ¿Es nuevo ese edificio?


Taxista: Sí, lo construyeron para cuando venga el Papa.
Turista: Ah, ¿cuándo va a venir el Papa?
Taxista: Ya vino, el año pasado.

(adaptado de Lunn 2007, citado en Sessarego 2008:91)

En el diálogo ocurre la misma cosa que en (39) y (45). Usando el presente de


subjuntivo el taxista se refiere a un futuro desde el punto de referencia pero no
desde el punto del habla, dicho de otra forma, a un futuro con referencia en el
pasado. Podría haber evitado el malentendido si hubiera utilizado el imperfecto de
subjuntivo.

Las opiniones sobre la aceptabilidad del presente de subjuntivo son diversas. Por
ejemplo, Gili Gaya (cit. en Eberenz 1981: 96) opina que las frases “le mandaron que
estudiase” y “le mandaron que estudie” son formulaciones equivalentes, mientras
- 15 -

que el Esbozo consiente el presente de subjuntivo si la acción de la frase


subordinada, es decir, el punto de acontecimiento, se realiza posteriormente al punto
del habla. Según el Esbozo, por consiguiente, el ejemplo (39) y (45) no serían
aceptable desde un punto de vista gramatical.

En su análisis de corpus, Eberenz (1981: 97) averiguó que en la mayoría de las


ocurrencias (70 de un total de 74) del presente de subjuntivo, el presente en la
subordinada tenía referencia a una acción posterior al punto del habla. Por
consiguiente, formuló la regla:

HS (t-n) u NS (t-n(+q))  TNS PRÄS


IMP

4.1.2 Condicional como punto de referencia

En la mayoría de los 61 casos en los que se prefiere el presente antes del


imperfecto de subjuntivo se encuentra un condicional en la oración principal. En
estos casos, las relaciones temporales según Reichenbach cambian, puesto que el
punto de referencia es idéntico al punto del habla (PR = PH). En cuánto a la relación
temporal del punto de acontecimiento, los ejemplos no permiten ningúna duda.

(5) Me gustaría que el señor presidente y la demás gente hablen con los
hombres de pueblo, que vayan a los campos argentinos y se metan en la
pulpa de la nacionalidad.

En este ejemplo está claro que el punto de acontecimiento ocurre posterior al punto
del habla que es idéntico al punto de referencia.

Dicho sea de paso, que muchos lingüistas no reconocen el condicional como modo
propio, ni se refieren a él con el término “condicional”. Bello habla de un pos-pretérito
(en cuanto al condicional simple), Gilli y Gaya de un “futuro hipotético” y la Academia
de “potencial simple”. Además, está obvio que el condicional en este caso no sirve
para expresar probabilidad, sino que se trata de un condicional que sirve para
expresar cortesía o modestia y para expresar un tiempo presente. Con el condicional
- 16 -

se enfatiza la modestia de la enunciación y se hace más notable aún la sumisión a la


voluntad del interlocutor. (comp. web1)
Este valor retórico del condicional sirve especialmente en un contexto como el la
reunión de Senadores en el corpus, puesto que la formalidad es alta y los hablantes
tienen que mantener una cierta cortesía pero combinarla con una cierta insistencia,
como se ve claremente en los ejemplos siguientes:

(13) También me gustaría que en este momento la bancada justicialista o el peronismo, indudable expresión
de la justicia social al igual que su fundador, el general Juan Domingo Perón, escuche el llamado de la
docencia argentina, ...
(17) Por ello, me gustaría que usted, señor jefe de Gabinete, me responda, ya sea ahora o posteriormente,
todas las inquietudes que ...
(25) Entonces, quisiera que me aclare a qué se refiere cuando habla ...
(26) Si no es así, quisiera que se me informe dónde está mi error.
(27) ... noventa y siete salió tercero en Corrientes, quisiera que me expliquen la metamorfosis ganadora qu
(30) De tal manera que quisiera que el señor presidente me diga qué artículo ...
(32) En segundo término, quisiera que se explique por qué se diferencia la deu
(33) Señor presidente: quisiera que el señor senador Villarroel, que acaba de proponer una modificación,
explicite ...

(Argentina)

(51) integración de cuatro sociedades mercantiles. Nos gustaría que nos informe sobre los avances al
respect
(53) ... de los ciudadanos y no lo toman en serio. Yo quisiera que sea seria su Presidente. En lo personal,

(México)

En estos ejemplos, el condicional está muchas veces acompañado por verbos de


aclaración, como aclarar, informar, explicar, explicitar, etc. Por una parte, el
requerimiento indirecto de explicación puede causar la impresión que algo esté mal,
oscuro, por lo tanto, necesita aclaración. Por otra parte, el uso del presente de
subjuntivo se emplea para expresar que algo debería hacerse en el futuro inmediato,
preferiblemente lo más antes posible. Por lo que concierne la relevancia/referencia
del punto de acontecimiento para el presente y el futuro, no hay diferencia entre
situaciones de formalidad alta y baja, como vemos en el ejemplo que sigue:

(47) ... carro, ni en negocios, ni personal. ¿A usted le gustaría que su vida sea diferente a lo que es hasta ...
(Venezuela)

(55) ... sobre esto, pero, por principio, a mí no me gustaría que venga gente que ya ha hecho discriminaci ...
(Bolivia)

(61) ... de juguete, porque no lo ven los vecinos? Yo quisiera que otros vecinos que viven en la zona den ...
(Peru)
- 17 -

Aunque en estos ejemplos el condicional no necesariamente se emplea para


expresar cortesía o modestia, sino para expresar hipótesis/potencial, lo que tienen
en común con los ejemplos de formalidad alta es que se refieren a un
acontecimiento que debería (o no debería) realizarse en el futuro.

Borrego (1985: 26-27; citado en web2) advierte que cuando el condicional


(imperfecto o perfecto) es hipotético, de modestia o de cortesía (casos estos últimos
en que expresa en realidad tiempo presente) el presente y el perfecto de subjuntivo
mantienen sus valores normales. Además afirma que en casos como en los que
hemos visto, es posible usar imperfecto o pluscuamperfecto de subjuntivo en el
verbo subordinario, de acuerdo con la regla general, pero que el hablante ha usado
presente para marcar más explícitamente que se trata de acciones presentes o
futuras con respecto al momento del habla. (ibíd.)

En conclusión, el uso del presente del subjuntivo en la subordinada para hacer


referencia al presente o al futuro es posible y puede incluso tener una función
retórica, pero no es la regla general, ni es necesario, como se observa en los
ejemplos que siguen:

(62) Señor presidente: hay un proyecto que me gustaría que aprobáramos en este momento. Tiene que ver
con el teatro y toda la gente de esa actividad está esperando que le demos aprobación.

(63) Me gustaría que mañana los diarios dijeran que efectivamente el Pacto de Olivos le jugó una mala
pasada a la oposición, y habiéndose imaginado que era para ellos.

(Argentina; formalidad alta)

Aunque el verbo subordinado en (62) se refiere, sin duda algúna, al mismo momento
del habla, el hablante elige imperfecto de subjuntivo, según la norma. Lo mismo
ocurre en (63), donde el verbo subordinado se refiere obviamente al futuro. El
presente de subjuntivo en la subordinada despues de condicional simple es, por lo
tanto, sólo una variedad pero (todavía) no una norma. Sin embargo, su uso es
comprensible y justificado, por consiguiente, aceptable.
- 18 -

5 CONCLUSIÓN

Los casos en el corpus CRAE en los que se rompe con la gramática normativa en
cuanto al uso de los tiempos del subjuntivo en la subordinada son relativamente
pocos (un 18.53 % de las oraciones con ocurrencia de las palabras buscadas). Por
lo tanto, generalmente, suele emplearse la regla de la gramática normativa por los
hablantes en Hispanoamerica. Sin embargo, la ruptura con la norma es un aspecto
gramatical que todavía no se acepta por docentes y maestros del español, ni
aparece en los libros de enseñanza de gramática básica del español. Por ende, se
ignora una realidad lingüistica, sin mirar más alla de un conjunto de reglas
normativas y tradicionales.

Se podría argumentar que esta realidad lingüistica es un fenómeno muy recente, sin
embargo, la aceptabilidad del uso del presente de subjuntivo en vez de imperfecto
de subjuntivo ya fur reconocido por Gili Gaya en el año 1948. Probablemente, la
teoría de Reichenbach sobre el consecutio temporum, que público en su libro
Elements of symbolic logic (1947), dió un primer paso significante hacia el concepto
lingüistico que la gramática en una enunciación se forma y se emplea según el
contexto, la situación o el momento del habla, las intenciones del hablante, etc, y no
según una norma estricta. Además, Reichenbach demostró la importancia de las
relaciones temporales (anterioridad, simultaneidad y posterioridad) entre punto de
referencia, punto del habla y punto de acontecimiento. En este contexto, también
hay que tener en cuenta la distinción entre tiempo absoluto y tiempo no absoluto.
Comrie (1985) resume: “Tense is a semantic construct by which speakers tie the
temporal perspective to the reported situation.”

Este es también el caso en la gran mayoría de los ejemplos específicos del corpus
oral de Hispanoamerica donde el imperfecto de subjuntivo normativo está
reemplazado por el presente de subjuntivo.

En conclusión, las razones más comunes por los cuales se usaba presente de
subjuntivo en vez de imperfecto de subjuntivo eran (1) temporal: para hacer
referencia temporal al presente o al futuro desde el punto del habla, (2) semántico:
- 19 -

para expresar actualidad (o validez) en el punto del habla, (4) retórico: para
emplearlo como método retórico (enfásis, insistencia, etc).

Los ejemplos han mostrado que el presente de subjuntivo en la subordinada junto a


un verbo en pasado en la oración principal no solamente es un hecho lingüistico sino
también una variedad gramatical que puede cumple con varias funciones de valor
temporal, semantico y retórico. Por lo tanto, no debería estar negado ni ignorado,
sino aceptado oficialmente como tal, sobre todo en la enseñanza del español.

6 BIBLIOGRAFÍA

COMRIE, BERNARD (1985): Tense; Cambridge: Cambridge University Press

EBERENZ, ROLF (1981): Tempus und Textkonstitution im Spanischen; Tübingen: Narr

GÜELL MASACHS, LOURDES (1998): Tesis doctoral: La adquisición del tiempo verbal
en el aprendizaje del español como lengua extranjera; Barcelona: Universitat
Autónoma de Barcelona (versión digitalizada en el web)

HERNÁNDEZ ALONSO, CÉSAR (1996): Gramática funcional del español; Madrid: Gredos

RODRÍGUEZ, TERESITA (1996): Standardgrammatik Spanisch; Berlin y Múnich:


Langenscheidt

SESSAREGO, SANDRO (2008): „Spanisch Concordantia Temporum: An Old Issue, New


Solutions” en Proceedings of the 4th Workshop on Spanish Sociolinguistics, ed.
Maurice Westmoreland y Juan Antonio Thomas, 91-99. Somerville, MA:
Cascadilla Proceedings Project. (versión digitalizada en el web)

ZAMORANO AGUILAR, ALFONSO (2005): El subjuntivo en la historia de la gramática


española (1771 – 1973); Madrid: Arco/Libros
- 20 -

PÁGINAS W EB:

(web1)
http://culturitalia.uibk.ac.at/hispanoteca/Gram%C3%A1ticas/Grammatik%20Spanisch
/Condicional%20alterniert%20mit.htm
[20 de marzo 2010]

(web2)
http://culturitalia.uibk.ac.at/hispanoteca/Gram%C3%A1ticas/Gram%C3%A1tica%20e
spa%C3%B1ola/Tiempos%20-%20Correlaci%C3%B3n%20temporal.htm
[20 de marzo 2010]

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia
del español actual. http://www.rae.es [20 de noviembre 2009]