Вы находитесь на странице: 1из 8

FUERZA AÉREA DE CHILE

DIVISIÓN DE EDUCACIÓN

ESCUELA DE ESPECIALIDADES

ASIGNATURA LEGISLACIÓN COMPLEMENTARIA

UNIDAD “B” SEGURIDAD SOCIAL Y LICENCIAS MÉDICAS

SEMESTRE TERCERO

CURSO 2° “J” – ESPECIALISTAS EN PERSONAL

PROFESOR SARGENTO 1º JAIME LAVIN VALERIO

NOMBRE ALUMNO ________________________________________________

• CONOCER LA IMPORTANCIA DE LOS SUBSIDIOS QUE


OPERAN EN LA LEGISLACIÓN CHILENA Y LOS PRINCIPIOS
QUE LOS CONTIENEN.

• COMPRENDER Y EMPLEAR LOS CONCEPTOS DE SUBSIDIOS


Y LICENCIAS MÉDICAS.
CONTCENIDOS

• CONOCER LA IMPORTANCIA DE CONTAR CON UNA


LICENCIA MÉDICA Y SU TRAMITACIÓN.

I. ANTECEDENTES GENERALES
La incapacidad laboral corresponde a un periodo en que el trabajador se ve imposibilitado a
prestar sus servicios ya sea a causa de reposo prescrito por un profesional médico como
consecuencia de una enfermedad común o profesional o bien por efecto de un accidente
del trabajo. En todas estas situaciones se ve afectada la relación laboral y por ello son
reguladas tanto en el Código del Trabajo como en otros cuerpos legales y reglamentos.

En este contexto, el Decreto Nº 3 de 1984 modificado en 1989 y 2006 que aprueba


reglamento de autorización de licencias médicas por las COMPIN e Instituciones de Salud
Previsional señala en su artículo 1° que se entiende por “licencia médica el derecho que
tiene el trabajador de ausentarse o reducir su jornada de trabajo, durante un
determinado lapso de tiempo, en cumplimiento de una indicación profesional
certificada por un médico-cirujano, cirujano-dentista o matrona”.

Por otra parte, para que una licencia médica de derecho al subsidio por incapacidad laboral
(SIL) se requiere que sea reconocida por el empleador y autorizada por la Contraloría
Médica de las ISAPRE o por la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN)
según corresponda. Se tramita a través del sistema público (FONASA) o a través del
sistema privado (ISAPRE).

La tramitación y autorización de las licencias de los trabajadores dependientes no afiliados


a una ISAPRE, corresponderá a la COMPIN en cuyo territorio quede ubicado el lugar de
desempeño del trabajador.

En el caso de trabajadores dependientes afiliados a una ISAPRE, la tramitación y


autorización de las licencias corresponderá a la oficina de la ISAPRE en la cual suscribió su
contrato el trabajador o en aquella oficina de la misma Institución más cercana al lugar
donde presta sus servicios el trabajador, a elección de este último.

Tratándose de trabajadores independientes, no afiliados a ISAPRE, el conocimiento y


autorización de las licencias corresponderá a la COMPIN en cuyo territorio esté ubicado el
domicilio de aquellos.

Si el trabajador independiente estuviere afiliado a una ISAPRE el conocimiento y


autorización de la licencia corresponderá a la oficina de la ISAPRE del lugar en que se
celebró el contrato, o bien, a la del domicilio del trabajador, a elección de este último.

II. OTORGAMIENTO DE LAS LICENCIAS

La licencia médica, es un acto médico administrativo en el que intervienen el trabajador, el


profesional que certifica, la COMPIN o ISAPRE competente, el empleador y la entidad
previsional o la Caja de Compensación de Asignación Familiar, en su caso. Se
materializará en un formulario especial, impreso en papel o a través de documentos
electrónicos, que registrará todas las certificaciones, resoluciones y autorizaciones que
procedan y cuyo texto será determinado por el Ministerio de Salud.

Las licencias de los trabajadores regidos la ley Nº 18.834, serán concedidas por resolución
del COMPIN a que el funcionario pertenece.
La dolencia que afecte al trabajador, y el reposo necesario para su recuperación deberán
certificarse por un médico-cirujano, cirujano-dentista o matrona, esta última en caso de
embarazo y parto normal.

Los profesionales mencionados, considerando la naturaleza y gravedad de la afección, el


tipo de incapacidad que ésta produzca y la duración de la jornada de trabajo del trabajador,
podrán prescribir reposo total o parcial.
Sin embargo, en los casos de licencia por descanso maternal y por enfermedad grave del
niño menor de un año sólo podrán ordenar reposo total.

La licencia médica que prescribe reposo total confiere al trabajador el derecho a ausentarse
de su trabajo durante el tiempo que ella misma determina.

La que ordena reposo parcial confiere al trabajador el derecho a reducir a la mitad su


jornada laboral, por el período que ésta señala.

El trabajador afecto a reposo parcial que tenga más de un empleador deberá realizar su
jornada parcial de trabajo en la mañana o en la tarde, según se le indique en la licencia, en
el empleo o empleos, en que presta sus servicios en el horario señalado. Durante el
período de este tipo de licencia médica, el trabajador no podrá presentar una licencia
adicional extendida por otro profesional que también otorgue reposo parcial.

Corresponderá al profesional certificar, firmando el formulario respectivo, diagnóstico de la


afección del trabajador; establecer el pronóstico, fijar el período necesario para su
recuperación; el lugar de tratamiento o reposo con su dirección, y teléfono; el tipo de éste;
si constituye o no prórroga de uno anterior; la fecha de concepción y la del nacimiento del
hijo; la fecha y hora del accidente si es del caso y el tipo de licencia. Asimismo, deberá
dejarse constancia de los datos profesionales y personales del otorgante.
Deberá extender tantas licencias por igual período o diagnóstico, como sean necesarias a
aquellos trabajadores que prestan servicios a dos o más empleadores y que, por esta
causa, deban presentarlas en más de una COMPIN.

III. TIPOS DE SUBSIDIOS POR INCAPACIDAD LABORAL EXISTENTES

Las licencias médicas que dan origen a un subsidio por incapacidad laboral temporal
permiten al trabajador recibir el pago en dinero del total o parte de su remuneración, según
la duración de dicho permiso. Este pago se realiza con cargo a la entidad previsional en la
que se encuentra cotizando el trabajador o con cargo a la remuneración regular de su
trabajo o bien con cargo a ambas en la proporción que corresponda según sea el caso. En
lo que sigue se enumerarán y explicarán los distintos subsidios de incapacidad laboral
(SIL).

a. Enfermedad común: Consiste en la mantención de la remuneración en un 100%


con un tope de 60 UF mensuales. Está sujeto a un mecanismo de carencia
condicional; el pago se devenga a partir del 4° día si la licencia dura menos de 10
días, pero si esta dura más de 10 días el pago se realiza desde el primer día.
b. Prórroga medicina preventiva Ley N° 6.174: Da origen a una licencia médica Tipo
2, por reposo total o parcial. Esta ley estuvo vigente hasta Diciembre de 1985 y
entregaba tratamiento gratuito y reembolso de todos los gastos médicos derivados
de la enfermedad que ocasionó el reposo, en la actualidad perciben este beneficio
un grupo muy reducido de enfermos que estaban acogidos a dicha Ley a diciembre
de 1985 y corresponden a pacientes afectados de insuficiencia renal, trasplantados
y/o sometidos a hemodiálisis.

c. Descanso maternal: Se extiende una licencia Tipo 3. Este tipo de licencias es de


carácter irrenunciable y puede ser otorgada además de los profesionales médicos
señalados en el Decreto Nº 3 por una matrona. Contempla una licencia de 42 días
por pre natal otorgada a las 34 semanas y media de gestación. A contar de la fecha
del parto, la licencia post natal se otorga por 84 días. Si a la fecha del término del pre
natal el parto no se ha producido, se extiende una prolongación de la licencia de pre
natal por la diferencia entre el término de la licencia pre natal y el día anterior a
ocurrido el parto

d. Patología del embarazo: Corresponde a las licencias Tipo 7 que se extienden como
consecuencia de síntomas de aborto o parto prematuro

e. Por enfermedad grave del hijo menor de un año: Se extiende una licencia Tipo 4
que corresponde a una licencia por reposo total otorgada a la madre del hijo menor
de un año, que se extiende por 7 días prorrogables y continuos de 7 en 7 hasta
completar un total de 30 días. En caso de que el médico estime que se requieren
días adicionales a los 30 días de licencias ya otorgados podrá extender una licencia
por los días que estime conveniente adjuntando un informe médico complementario.
Sin embargo, si el menor se encuentra hospitalizado, la madre no tendrá derecho a
licencia.

f. Incapacidad temporal por accidente del trabajo o enfermedad profesional : Este


tipo de licencias médicas se rigen por la Ley N° 16.744 y son de cargo exclusivo del
empleador. Se otorga por 52 semanas prorrogable por 52 semanas más. Protege a
los trabajadores dependientes e independientes incorporados al seguro, a los
funcionarios públicos y a los estudiantes. Considera como accidente del trabajo,
todas aquellas lesiones sufridas por un trabajador en el desempeño de sus
funciones, asimismo considera accidente laboral al sufrido por los dirigentes
sindicales en el desempeño de las actividades que son propias a su actividad
sindical. Del mismo modo, este seguro cubre los denominados accidentes de
trayecto que son aquellos ocurridos en el trayecto directo de ida o regreso entre la
habitación y el lugar de trabajo, o entre dos lugares distintos de trabajo,
independiente de si estos corresponden a distintos empleadores. En cuanto a las
enfermedades profesionales, estas corresponden a las producidas como
consecuencia directa del trabajo o profesión que se desempeña. Estas últimas se
encuentran normadas en el Decreto Supremo N° 109 de 1968, actualizado mediante
DS N° 73 de 2005. Entre las prestaciones que se otorgan se encuentran la atención
médica, quirúrgica y dental, la hospitalización si fuese necesario, medicamentos y
productos farmacéuticos, prótesis y aparatos ortopédicos y rehabilitación física y
reeducación profesional, además contempla el gasto de traslado en caso de ser
necesario.
IV. ACREDITACIÓN DEL DERECHO A SUBSIDIO

En general, los distintos subsidios de incapacidad laboral temporal está dirigido a


trabajadores dependientes que coticen en un sistema previsional y que por motivo de una
enfermedad recuperable obtienen su certificado de Licencia Médica, también son
extensibles a los trabajadores independientes que cotizan en algún sistema previsional.

Los requisitos que acreditan el derecho a Subsidio por incapacidad laboral en el caso de los
trabajadores dependientes son los siguientes:

1. Tener contrato de trabajo vigente al inicio de la licencia médica.


2. Tener 6 meses de afiliación previsional.
3. Tener 3 meses de cotizaciones continuas o discontinuas en los 6 meses anteriores a
la licencia médica.
4. Tener Licencia médica extendida por un médico-cirujano, cirujano- dentista o
matrona.
5. Tener Licencia Médica autorizada por el Servicio de Salud, COMPIN o ISAPRE,
debidamente reconocida por el empleador

Los trabajadores independientes acreditan el derecho a Subsidio por incapacidad laboral


dando cumplimiento a los siguientes requisitos:

1. Tener 12 meses de afiliación previsional anteriores a la Licencia Médica


2. Tener al menos 6 meses de cotizaciones continuas o discontinuas en los últimos
meses anteriores a la licencia médica.
3. Tener una Licencia Médica extendida por médico o dentista autorizada por un
Servicio de Salud, COMPIN o ISAPRE, según corresponda.
4. Cotizaciones al día, hasta un mes antes de la Licencia Médica.
5. El plazo de presentación de la Licencia Médica al empleador es de 2 días hábiles
para trabajadores del sector privado y 3 días hábiles para trabajadores del sector
público, en ambos casos contados desde el inicio del reposo correspondiente.
6. El empleador tiene un plazo de 3 días hábiles siguientes a la recepción de la
Licencia Médica por parte del trabajador, para presentar la Licencia ante el
organismo previsional. El trabajador independiente tiene dos días hábiles contados
desde la emisión de la Licencia Médica para tramitarla.

En ambos casos, los subsidios son pagados según sea el caso por el empleador, la Caja
de Compensación a la cual está afiliado el empleador, la ISAPRE a la cual está afiliado el
trabajador, el Instituto de Normalización Previsional (INP), los Servicios de Salud a través
del COMPIN y/o las Mutuales de empleadores.
V. LICENCIA MÉDICA ELECTRÓNICA

De acuerdo al DS N° 3, Reglamento de Autorización de Licencia Médicas por las COMPIN


e Instituciones de Salud Previsional modificado por el DS N° 168, publicado el 16 de marzo
de 2006, las licencias médicas son un acto médico administrativo que puede ser extendido
en papel o en algún otro medio electrónico. No obstante lo anterior, existen otras normas
legales que regulan las licencias médicas electrónicas, entre ellas se puede señalar la
Resolución 608 Exenta del Ministerio de Salud publicada el 6 de octubre de 2006 que
establece normas para el otorgamiento y tramitación de licencias médicas electrónicas.
Además, en circular conjunta entre la Superintendencia de Seguridad Social y la
Superintendencia de Salud N° 2338 y 32 respectivamente se entregan instrucciones para el
otorgamiento y tramitación de la licencia médica electrónica, además de los requerimientos
tecnológicos y las condiciones generales y uniformes de contratación.

De acuerdo a las disposiciones vigentes, la licencia médica electrónica tiene carácter de


voluntaria, pudiendo optar el profesional por ésta o por el formulario de papel. El uso de
licencias electrónicas requiere utilizar un sistema de información en Internet.

Una de las ventajas sobre la licencia extendida en papel es que los “empleadores podrán
ser notificados en línea y del mismo modo podrán remitirlas a las distintas contralorías
médicas, esto es ISAPRE y COMPIN quienes podrán obtenerlas y pronunciarse sobre ellas
vía Internet. Los trabajadores podrán conocer el estado de su tramitación a través de la
Web. Otra ventaja es que las contralorías médicas (de ISAPRE y COMPIN) dispondrán de
información más oportuna, lo cual permitirá mejorar el desempeño de sus sistemas de
fiscalización, facilitando de este modo el control del gasto en subsidios por incapacidad
laboral. También experimentarán ahorros operacionales debido a la sustitución del
procesamiento de licencias en papel”.

VI. TRAMITACIÓN DE LAS LICENCIAS

Tratándose de trabajadores dependientes, el formulario de licencia, con la certificación


médica extendida en la forma señalada en los artículos precedentes, deberá ser
presentado al empleador dentro del plazo de dos días hábiles, en el caso de trabajadores
del sector privado y tres días hábiles, respecto de trabajadores del sector público, en
ambos casos, contados desde la fecha de iniciación de la licencia médica.

En el caso de trabajadores independientes deberán presentar la solicitud de licencia,


extendida por el profesional tratante, directamente a la COMPIN o ISAPRE
correspondiente, para su autorización.
VII. RESPONSABILIDAD Y FISCALIZACION DEL USO DE LICENCIAS

Las COMPIN y las ISAPRE, deberán fiscalizar el ejercicio legítimo del derecho a licencia
médica.

El profesional deberá mantener un registro de los pacientes a los cuales ha otorgado


licencias médicas, con los antecedentes que le dieron origen. El profesional deberá
verificar la identidad del paciente al extender la licencia.

Del mismo modo, deberá informar a las Unidades de Licencias Médicas, a las COMPIN y a
las ISAPRE correspondientes, de los antecedentes clínicos que obren en su poder, en caso
que éstos sean requeridos para el dictamen de autorización de la licencia, dentro de las 48
horas siguientes a dicho requerimiento.

En caso que el profesional no otorgue la información requerida, la COMPIN, o la ISAPRE,


decidirán sin dicho antecedente.

Toda vez que se constate una infracción a normas legales y reglamentarias que rijan el
uso, otorgamiento o autorización de licencias médicas, o cualquiera otra infracción a las
normas del presente reglamento, la COMPIN, o la ISAPRE, deberán dar cuenta al
empleador, para que éste haga efectiva la responsabilidad administrativa que pudiere
encontrarse comprometida o para que adopte las medidas laborales que fueren
procedentes, según se trate de trabajadores del sector público o privado. Además, si así
correspondiere, deberán remitirse los antecedentes a la Contraloría General de la
República, a la Superintendencia de Seguridad Social, a la Dirección del Trabajo o a otros
organismos de control competentes, para que adopten las medidas que las irregularidades
observadas justifiquen.

La COMPIN y la ISAPRE, deberán asimismo, efectuar la correspondiente denuncia de los


hechos a la Justicia Ordinaria, en los casos que proceda, de acuerdo a lo establecido en el
decreto ley N° 3.621, de 1981.

El empleador deberá adoptar las medidas destinadas a controlar el debido cumplimiento de


la licencia de que hagan uso sus trabajadores. Del mismo modo, el empleador deberá
respetar rigurosamente el reposo médico de que hagan uso sus dependientes,
prohibiéndoles que realicen cualquier labor durante su vigencia. Igualmente deberá
procurar el cambio de las condiciones laborales del trabajador en la forma que determine la
COMPIN para atender al restablecimiento de su salud.

El empleador podrá disponer visitas domiciliarias al trabajador enfermo. Sin perjuicio de lo


expuesto, todos los empleadores y/o entidades que participan en el proceso deberán poner
en conocimiento de la COMPIN o ISAPRE respectiva cualquier irregularidad que verifiquen
o les sea denunciada, sin perjuicio de las medidas administrativas o laborales que estimen
procedente adoptar.

Las COMPIN y las ISAPRE deberán investigar las denuncias que se les presenten acerca
del otorgamiento o uso indebido de licencias médicas, sin perjuicio de las inspecciones que
de oficio puedan ordenar con la misma finalidad.
VIII. DE LAS SANCIONES

La enmendadura de la licencia, de cualquier naturaleza que ella sea, será motivo de su


rechazo, aún cuando se presente con la enmienda salvada por quien cometió el error.

La presentación de la licencia por el trabajador, fuera de los plazos determinados, habilitará


a la COMPIN o a la ISAPRE para rechazarla. Sin embargo, podrán admitirse a tramitación
aquellas licencias médicas presentadas fuera de los plazos señalados en el inciso
precedente, siempre que se encuentren dentro del período de duración de la licencia y que
se acredite ante la COMPIN o la ISAPRE que la inobservancia del plazo de presentación se
debió a caso fortuito o fuerza mayor.

Corresponderá el rechazo o invalidación de la licencia médica ya concedida, en su caso,


sin perjuicio de la denuncia de los hechos a la Justicia Ordinaria si procediere, cuando el
trabajador incurra en alguna de las siguientes infracciones:

a) Incumplimiento del reposo indicado en la licencia; no se considerará incumplimiento


la asistencia del trabajador a tratamientos ambulatorios prescritos por el profesional
que extendió la licencia, situación que deberá ser comprobada
b) La realización de trabajos remunerados o no durante el período de reposo dispuesto
en la licencia.
c) La falsificación o adulteración de la licencia médica.
d) La entrega de antecedentes clínicos falsos o la simulación de enfermedad por parte
del trabajador debidamente comprobada.

En estos casos el trabajador deberá devolver la remuneración o subsidios indebidamente


percibidos para lo cual la entidad pagadora del subsidio lo comunicará al empleador para
los fines estatutarios o laborales a que haya lugar.

La certificación médica falsa que expida un profesional con ocasión del otorgamiento de
una licencia médica, determinará su rechazo o invalidación, sin perjuicio de la denuncia de
los hechos, de conformidad con lo establecido en el artículo 4° del decreto ley N° 3.621, de
1981, además de la denuncia directa a la Justicia del Crimen, si ello fuere procedente, y
comunicación al empleador para la adopción de las medidas laborales y estatutarias que
correspondan.