You are on page 1of 8

EL ESPÍRITU DE

ABSALÓN Y EL G12
25/06/2006

Leer (2 Samuel 15: 1-13) <<Aconteció después de esto, que Absalón se hizo de carros y caballos,
y cincuenta hombres que corriesen delante de él. Y se levantaba Absalón de mañana, y se ponía a
un lado del camino junto a la puerta; y a cualquiera que tenía pleito y venía al rey a juicio, Absalón le
llamaba y le decía: ¿De qué ciudad eres? Y él respondía: Tu siervo es de una de las tribus de Israel.
Entonces Absalón le decía: Mira, tus palabras son buenas y justas; mas no tienes quien te oiga de
parte del rey. Y decía Absalón: ¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos
los que tienen pleito o negocio, que yo les haría justicia! Y acontecía que cuando alguno se
acercaba para inclinarse a él, él extendía la mano y lo tomaba, y lo besaba. De esta manera hacía
con todos los israelitas que venían al rey a juicio; y así robaba Absalón el corazón de los de Israel.
Al cabo de cuatro años, aconteció que Absalón dijo al rey: Yo te ruego me permitas que vaya a
Hebrón, a pagar mi voto que he prometido a Jehová. Porque tu siervo hizo voto cuando estaba en
Gesur en Siria, diciendo: Si Jehová me hiciere volver a Jerusalén, yo serviré a Jehová. Y el rey le
dijo: Ve en paz. Y él se levantó, y fue a Hebrón. Entonces envió Absalón mensajeros por todas las
tribus de Israel, diciendo: Cuando oigáis el sonido de la trompeta diréis: Absalón reina en Hebrón. Y
fueron con Absalón doscientos hombres de Jerusalén convidados por él, los cuales iban en su
sencillez, sin saber nada. Y mientras Absalón ofrecía los sacrificios, llamó a Ahitofel gilonita,
consejero de David, de su ciudad de Gilo. Y la conspiración se hizo poderosa, y aumentaba el
pueblo que seguía a Absalón. Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se
va tras Absalón>>

Introducción
Absalón fue el tercer hijo que tuvo David, esta vez, con Maaca hija de Talmai rey de Gesur (2
Samuel 3: 2, 3)

Físicamente era perfecto. <<No había en todo Israel ninguno tan alabado por su hermosura como
Absalón; desde la planta de su pie hasta su coronilla no había en él defecto>> (2 Samuel 13: 25)

Pero como persona era abyecto, cobarde, y asesino, (2 S. 13: 20-37)

También era controlador, manipulador y dominante (2 S. 15: 1-6; 13)

Era frío y calculador (2 S. 13: 23; 26, 27) implacable, lisonjero, mentiroso y traidor (2 S. 15: 8-10)

Conspiró contra su padre, el rey David, pretendiendo matarle (2 S. 15: 13, 14), y tuvo un final
prematuro (2 S. 18: 9)

Quizás de lo peor que hizo fue intentar robarle la autoridad a su padre el rey David, con métodos
absolutamente tramposos y manipuladores, engañando al pueblo (2 S. 15: 6)

Absalón es un ejemplo para nosotros, no sólo para no hacer acerca de lo que él hizo, sino para
aprender y cerciorarnos de lo que esté ocurriendo a nuestro alrededor; porque definitivamente, sí
podemos hablar de un “espíritu de Absalón”, así como hablamos de un “espíritu de Jezabel” o de
“anticristo”, etc.
Y déjenme decirles que ese es el espíritu que es el G12; el “espíritu de Absalón”, e iremos
entendiendo por qué y cómo.

1. ¿Cómo era Absalón?


Absalón aparentaba ser un buen chico:
(2 S. 13: 20) <<Y le dijo su hermano Absalón: ¿Ha estado contigo tu hermano Amnón? Pues calla
ahora, hermana mía; tu hermano es; no se angustie tu corazón por esto. Y se quedó Tamar
desconsolada en casa de Absalón su hermano>> (ver el contexto de la historia)

Y había cautivado el corazón de David su padre. De hecho David estaba ciego respecto a su hijo
Absalón: <<Conociendo Joab hijo de Sarvia que el corazón del rey se inclinaba por Absalón>> (2 S.
14: 1)

(2 S. 13: 37-39) <<Mas Absalón huyó y se fue a Talmai hijo de Amiud, rey de Gesur. Y David
lloraba por su hijo todos los días. Así huyó Absalón y se fue a Gesur, y estuvo allá tres años. Y el
rey David deseaba ver a Absalón; pues ya estaba consolado acerca de Amnón, que había
muerto>> (Absalón mató a su hermano mayor Amnón, por venganza)

No obstante, Absalón sabía comportarse muy bien ante todos; sabía estar. Sabía sonreír y
mostrarse agradable ante los demás, y su porte y figura le ayudaban mucho.

Lo tenía todo
Absalón lo tenía todo. Era uno de los hijos predilectos de David, muy por encima de Amnón su
primogénito. Incluso a David no le hubiera importado haber abdicado en beneficio de su hijo
Absalón.

Pero Absalón era una persona descontenta; incapaz de sentirse satisfecho con lo que era o tenía.
Era insaciable. Lo quería todo, y en el momento.

La ambición y la codicia le dominaban por completo.

El pecado y problema de la codicia

Hoy en día, existen personas que se dicen creyentes en el Dios Eterno (como Absalón), que son
líderes o ministros, pero que les mueve la ambición y la codicia.

Son personas que como cristianos no han muerto a sí mismos, y el enemigo les engaña y dirige por
causa de la codicia que tienen.

El Dr. Antonio Bolainez, una vez me contó el por qué él entendía que aquellos siervos que un día
fueron tan fieles al Señor, un día se desviaron.

Me explicó que el problema radicaba en el corazón de la persona. Todo iba bien, hasta que un día
afloró lo que había en el corazón. Y eso que afloró era codicia.

Estaba escondida, en estado latente, y no se notaba.

Se puso de manifiesto cuando apareció la TENTACIÓN.


¿Cuál fue la tentación?...

Antes, veamos:

Planes de destrucción de las iglesias


Un ex satanista una vez le dijo a alguien, que los jesuitas de alto rango estuvieron viendo la manera
eficaz de destruir las iglesias o congregaciones evangélicas, dado el crecimiento de las mismas en
Latinoamérica.

Se dieron cuenta que debían atacar a los pastores primeramente, pero ¿cómo hacerlo?

Se dieron cuenta también que la inmensa mayoría de esos siervos, tenían muy poca educación y
preparación teológica y en general. También se dieron cuenta de que muchos de ellos provenían de
trasfondos muy humildes y de mucha necesidad económica.
Entonces fraguaron un plan. Probaron con intentar destruirles con el amor a lo material y
espectacular; llámesele dinero y posesiones: grandes templos, buenos ingresos; crecimiento
numérico, gran “ministerio”, “reconocimiento”, “ostentación”, etc. Con conceptos como el “éxito”; la
“prosperidad material” (como señal inequívoca de bendición divina), la “excelencia”, “la conquista del
mundo”, etc. etc.

Esa ha sido, y sigue siendo la gran tentación.

El G12, una de las estrategias de satanás


El G12 (Gobierno de Doce) es sin lugar a dudas una de esas estrategias. Sin lugar a dudas, el
Vaticano está detrás de esto.

Tenemos un testimonio comprobado de alguien que fue hasta hace muy poco uno de los líderes del
G12 internacional, el ex apóstol del G12, Hno. Felipe Rosado, que dice así frente a la pregunta;
“¿Quién está detrás del G12?

<<Fácil: El Vaticano. Los Jesuitas son los que realmente están detrás de esto, y claramente el
diablo, el padre de mentiras. Salgan del G12. Por favor, eso no es de Dios, es un “frente” de la
Iglesia Católica para restarles feligreses a los Evangélicos>>

Pero engañados, muchos han sucumbido ante doctrinas de demonios, aflorando la codicia que
había en sus corazones, y se han apartado de la sana doctrina de nuestro Señor Jesucristo, y han
entrado en el camino de la apostasía.

Lo doblemente trágico, es que eso está siendo aplicable no sólo a los ministros, sino también a
todos los santos.

POR ESO LA PALABRA NOS INSTA A GUARDAR NUESTRO CORAZÓN

Proverbios 4: 23; <<Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida>>

Sabiendo lo que la Biblia nos enseña acerca de él: <<Engañoso es el corazón más que todas las
cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón,
para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras>> (Jeremías 17: 9, 10)

LA TENTACIÓN CON LA CODICIA (en sus diferentes variantes) ES UNO DE LOS PEORES
ENEMIGOS QUE ENFRENTAMOS LOS CRISTIANOS HOY EN DÍA.

2. El “espíritu de Absalón”
Absalón, para conseguir lo que quería fue capaz de engañar, seducir, mentir, conspirar, etc. (2
Samuel 15: 1-13)

Absalón supo utilizar la codicia de los líderes de David para sí, y la necesidad de las gentes.

 Cuando se cae en la tentación de la codicia, se cae bajo el “espíritu de Absalón”.


 Cuando se abre el corazón ante la seducción, se cae bajo el “espíritu de Absalón”.

Veamos y entendamos cómo es el “espíritu de Absalón” atendiendo a la conducta de Absalón:

(2 S.15: 1) <<Aconteció después de esto, que Absalón se hizo de carros y caballos, y cincuenta
hombres que corriesen delante de él>>:

Absalón, una vez supo “reintroducirse” dentro de la corte del rey David, y estar a su lado, (hay que
saber que el huyó por haber matado a su hermano Amnón), procuró el hacerse fuerte allí.
EL “ESPÍRITU DE ABSALÓN” BUSCA EL FORTALECERSE DENTRO DE LA MISMA IGLESIA,
Y ACTÚA COMO “CABALLO DE TROYA”

El G12 y movimientos como ese, hacen igual, una vez se han logrado introducir en la Iglesia, buscan
el hacerse fuertes.

(15: 2-6) <<Y se levantaba Absalón de mañana, y se ponía a un lado del camino junto a la puerta; y
a cualquiera que tenía pleito y venía al rey a juicio, Absalón le llamaba y le decía: ¿De qué ciudad
eres? Y él respondía: Tu siervo es de una de las tribus de Israel. Entonces Absalón le decía: Mira,
tus palabras son buenas y justas; mas no tienes quien te oiga de parte del rey. Y decía Absalón:
¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos los que tienen pleito o negocio,
que yo les haría justicia! Y acontecía que cuando alguno se acercaba para inclinarse a él, él
extendía la mano y lo tomaba, y lo besaba. De esta manera hacía con todos los israelitas que
venían al rey a juicio; y así robaba Absalón el corazón de los de Israel>>:

Diligente y persistente
Absalón era muy diligente “se levantaba de mañana…”. Muy diligente y persistente para hacer lo
suyo; su plan, su maldad. El ideó una estratagema para arrebatarle al rey David su trono.

EL “ESPÍRITU DE ABSALÓN” TRABAJA CUANDO LOS DEMÁS DUERMEN

El G12 hace lo mismo. Ha sido muy diligente y persistente para organizarse, con la intención de
quitarle a la Iglesia su razón de ser como tal.

El “espíritu de Absalón” es fingimiento y falso amor


La gente iba al rey para presentar sus alegaciones, asuntos, etc. pero allí estaba Absalón, el primero
de todos, esperándoles en el camino, antes de que pudiera la gente entrar por la puerta, para
“ayudarles”.

Lo primero que hacía era fingir que se interesaba por ellos: “Absalón le llamaba y le decía: ¿De qué
ciudad eres?”

El G12 hace lo mismo. Monta esos “Encuentros” para que la gente que ya es cristiana, que ya tiene
al Señor, vaya a ellos, y allí tengan, lo que llaman, un “verdadero encuentro” con Cristo. Lo que en
realidad tienen es un encuentro con el “espíritu de Absalón”.

ES EL “ESPÍRITU DE ABSALÓN”, UN ESPÍRITU DE FALSO AMOR.

Absalón, el farsante, se coloca por delante de David, que es el auténtico rey. Las gentes que van a
Jerusalén, no llegan a entrar para ver a David, porque Absalón las intercepta y les promete dar lo
que realmente necesitan, engañándolas: Ese es el G12.

El “espíritu de Absalón” es lisonjero y mentiroso


(15: 3) <<Entonces Absalón le decía: Mira, tus palabras son buenas y justas; mas no tienes quien te
oiga de parte del rey>>:

Absalón siempre daba la razón a todos los que iban a Jerusalén a pedir justicia al rey David.
Recordemos que Absalón les esperaba en el camino, antes de que pudieran siquiera entrar en la
ciudad.

Absalón era un lisonjero empedernido. Veamos que dice la Biblia acerca de la lisonjería:

(Job 32: 22) <<Porque no sé decir lisonjas, y si lo hiciera, pronto mi Hacedor me


consumiría>>

(Prov. 26: 23) <<Como baño de plata sobre un tiesto son los labios lisonjeros y el mal
corazón>>
(Prov. 26: 28) <<La lengua falsa atormenta al que ha lastimado; la boca lisonjera conduce a la
ruina>>

La lisonja es una forma de manipulación del individuo. Absalón pretendía ganarse para sí a todas
esas personas que en primera instancia, venían para que el rey les atendiera. Pretendía robarlas
para sí.

EL “ESPÍRITU DE ABSALÓN”, ES UN ESPÍRITU LISONJERO.

Eso es lo que hace el G12, que también se mueve en el “espíritu de Absalón”, y conforme a ese
espíritu, atrae para sí a los creyentes diciéndoles que son líderes, ¡que todos son líderes!

<<… mas no tienes quien te oiga de parte del rey>>:

Absalón directamente mentía aquí. Cuando es necesario, miente descaradamente.

El G12 hace lo mismo. Dice que ese “modelo” es la verdadera visión de Dios para la Iglesia para
estos últimos días.

Levantándose como un cristo


<<Y decía Absalón: ¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos los que
tienen pleito o negocio, que yo les haría justicia!>>:

El “espíritu de Absalón” busca reconocimiento, fingiendo querer ayudar a los demás como nadie
más lo pudiese hacer.

Se coloca a sí mismo como el verdadero valedor de la justicia, y el único para implementarla.

Todo “modelo” o “método” supuestamente eclesial que se ponga por encima de la alternativa bíblica
que todos conocemos, y más aún, que diga que es el “modelo” de Dios por excelencia, es falso.

Este sería el caso del G12.

A través de su sistema celular, y de toda su parafernalia, van a buscar a todos los que van de
camino a Jerusalén para ver al rey, para que, antes de que lleguen, “ganarles” para sí, diciéndoles
que en realidad, el G12 es la manera para realmente conocer a Cristo. Ese “cristo” es un Absalón.

Robando el corazón de los creyentes


(15: 5, 6) <<Y acontecía que cuando alguno se acercaba para inclinarse a él, él extendía la mano y
lo tomaba, y lo besaba. De esta manera hacía con todos los israelitas que venían al rey a juicio; y
así robaba Absalón el corazón de los de Israel>>:

La intencionalidad de Absalón era clarísima. El quería apropiarse del reino de su padre el rey David,
ganándose para sí a sus súbditos.

Démonos cuenta que él iba a la necesidad de los súbditos del rey; es decir, a lo que realmente les
importaba de veras.

El “espíritu de Absalón” sabe lo que quiere, y aprovecha la necesidad de los creyentes para
seducirles y apartarles del verdadero camino.

Así hace el G12, va a la necesidad de los creyentes, cuales son:

 La necesidad de ser escuchados.


 La necesidad de ser comprendidos.
 La necesidad de ser amados.
Se coloca en el camino, antes de llegar a Jerusalén, y cuando llegan esos infelices, les atrapa con
su lisonja y su seducción.

(1 S. 15: 7-13)
<<Al cabo de cuatro años, aconteció que Absalón dijo al rey: Yo te ruego me permitas que vaya a
Hebrón, a pagar mi voto que he prometido a Jehová. Porque tu siervo hizo voto cuando estaba en
Gesur en Siria, diciendo: Si Jehová me hiciere volver a Jerusalén, yo serviré a Jehová. Y el rey le
dijo: Ve en paz. Y él se levantó, y fue a Hebrón. Entonces envió Absalón mensajeros por todas las
tribus de Israel, diciendo: Cuando oigáis el sonido de la trompeta diréis: Absalón reina en Hebrón. Y
fueron con Absalón doscientos hombres de Jerusalén convidados por él, los cuales iban en su
sencillez, sin saber nada. Y mientras Absalón ofrecía los sacrificios, llamó a Ahitofel gilonita,
consejero de David, de su ciudad de Gilo. Y la conspiración se hizo poderosa, y aumentaba el
pueblo que seguía a Absalón. Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se
va tras Absalón>>:

El “espíritu de Absalón” siempre miente para conseguir sus propósitos de destrucción de los que se
oponen a él.

Se aprovecha de los ingenuos


Siempre se aprovecha de los ingenuos y bonifacios creyentes: “11Y fueron con Absalón doscientos
hombres de Jerusalén convidados por él, los cuales iban en su sencillez, sin saber nada”.

Por eso la Biblia nos insta a que no seamos ingenuos, sino astutos como serpientes.

Su fuerza: La conspiración
<<Y la conspiración se hizo poderosa, y aumentaba el pueblo que seguía a Absalón. Y un
mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se va tras Absalón>>:

El “espíritu de Absalón” siempre conspira, ahí radica su fuerza, y su misma esencia. Y a través de la
ignorancia e ingenuidad de los demás, y del engaño y la seducción propios, consigue que “el pueblo
aumente” para sí. Esa es la razón por la cual el G12 ha crecido tanto en muchas partes.

Y como dije antes, también aprovechándose de la codicia del corazón de muchos ministros, y
de la necesidad de muchísimos creyentes.

Cuando el “espíritu de Absalón” consigue atrapar el corazón del pueblo de Dios, lo ha conseguido
casi todo.

3. La columna de Absalón (2 S. 18: 17, 18)


<<Tomando después a Absalón, le echaron en un gran hoyo en el bosque, y levantaron sobre él un
montón muy grande de piedras; y todo Israel huyó, cada uno a su tienda. Y en vida, Absalón había
tomado y erigido una columna, la cual está en el valle del rey; porque había dicho: Yo no tengo hijo
que conserve la memoria de mi nombre. Y llamó aquella columna por su nombre, y así se ha
llamado Columna de Absalón, hasta hoy>>
Si leemos la narración en segunda de Samuel, vemos ahí cómo Absalón acabó muriendo,
destrozado por algunos de los súbditos del rey David, aunque David dio orden expresa de que no se
le matara (y luego le lloró larga y amargamente, hasta el punto de que hubo enojo contra David)

La equivocada compasión hacia Absalón


Y ahí tenemos un gran problema: La equivocada compasión hacia el “espíritu de Absalón”. Porque
ese “espíritu” suele caer en gracia ante muchos.

MUCHOS HOY EN DÍA TODAVÍA NO SE ATREVEN A LEVANTARSE CONTRA EL G12, PORQUE


ESTÁN BAJO ESA ESPECIE DE “SÍNDROME DE ESTOCOLMO”, ES DECIR, LES PASA COMO A
DAVID RESPECTO DE ABSALÓN. ES UNA FALSA COMPASIÓN.

La Columna
Absalón murió. Sin embargo, vemos que su columna, la “Columna de Absalón” sigue llamándose así
hasta hoy. Esa “columna” es el “espíritu de Absalón”, espiritualmente hablando.
Esa “columna de Absalón” pretende eternizarse, pasando de generación en generación.

Oremos para que deje de infectar la iglesia y a los creyentes verdaderos.

¡Desarraiguemos esa columna de nosotros, y luchemos contra ella allí donde la encontremos!//

© Miguel Rosell Carrillo


Junio 2006
www.centrorey.org

Predicaciones