You are on page 1of 5

1 2 12 .

prevención de la salud

Las espigas
Llega el buen tiempo y durante esta época
del año debemos hacer hincapié e informar
a nuestros clientes en la clínica sobre dos
problemas importantes:

• La presencia de ectoparásitos (parásitos


externos), cuyo tipo y número dependerá
de donde vivamos y del tipo de vida que
hagamos con nuestro animal de com-
pañía. Por ejemplo en Madrid es muy
importante el control de garrapatas y de
Leishmania mientras que casi no vemos
pulgas mientras en algunas zonas coste-
ras las pulgas pueden ser consideradas
como auténticas plagas.

• Las espigas: No hay día en esta época


en la que no veamos un perro con una
espiga clavada en la pata o dentro del
oído o de la nariz.
13

cada vez con mayor fuerza en el punto en que


están fijadas. Esta es base de los problemas
que producen en nuestros animales.

Cuando las espiguillas se secan se despren-


den y es muy fácil que cuando un perro pasea
o se restriega encima de ellas, se introduzcan
por diferentes orificios: nariz, ojos, oídos, in-
cluso a través de la piel.

Espigas interdigitales

Las espigas interdigitales son muy frecuentes


en la clínica diaria. En la consulta hay que ad-
vertir que todo perro que comience a lamerse
en las extremidades delanteras o traseras de
manera insistente debe ser revisado de forma
Con la llegada del buen tiempo, en el campo e la imposibilidad de retroceder debido a que se meticulosa porque casi con toda seguridad
incluso en los parques de las ciudades crecen abren a modo de paraguas, se van clavando tiene una espiga clavada.
las llamadas “espigas”. Las espigas son las
semillas o formas de reproducción y propa-
gación de las plantas gramíneas (similares a
algunos de los cereales de cultivo). Tienen un
diseño con una típica forma de arpón, que les
sirve para adherirse a los seres vivos que pa-
san a su lado y así ser transportadas hasta un
punto distante donde eclosionar, cuando las
condiciones medioambientales sean buenas,
y reproducir una nueva planta.

Esta forma les permite, junto con unos ganchos


microscópicos, quedar fuertemente engancha-
das al pelo de los animales o a la vestimenta de
las personas; además con su afilada punta y
14

El problema es que si los dueños no le dan puede ser necesaria la extracción quirúrgica
importancia, no acuden rápidamente, y dejan de la espiga para conseguir la curación.
pasar tiempo, al ir a la consulta, la espiga ya
está profundamente clavada y sólo vemos un Espigas en los oídos Cuanto más tiempo
absceso (zona de infección con pus) más o pase más dolorido
menos voluminoso. Si el animal comienza a cabecear bruscamente estará el animal y
mientras estamos en la calle o al poco de subir más profundamente
Lo que tendremos que hacer es abrirlo (hare- a casa casi con toda seguridad que nos vamos
encontraremos la espiga
mos un pequeño corte) e intentaremos sacar a encontrar con una espiga dentro del oído.
la espiga con unas pinzas. El problema con el Si nos llaman por teléfono para consultar que
por lo que habrá más
que nos podremos encontrar es que el hueco puede haber ocurrido hay que hacer lo posible riesgo de tener después
donde puede estar sea demasiado grande o para que acudan rápidamente a la clínica vete- una otitis e incluso
que se haya producido una fístula (un trayecto rinaria para ser explorados. Recordemos que en ocasiones una
en la piel), y la espiga se haya desplazando cuanto más tiempo pase más dolorido estará
perforación del tímpano
(en ocasiones las hemos localizado a muchos el animal y más profundamente encontraremos
centímetros del punto de entrada). la espiga por lo que habrá más riesgo de te-

En caso de no encontrarla podemos intentar


hacer un lavado del absceso y si el animal
está muy molesto aplicar una pomada con
antibiótico y corticoide y dejarla vendada para
ver si se expulsa o se delimita un poco más
la zona.

Podemos dejar pasar unos días y hacer un


nuevo intento para sajar y buscar. El proce-
dimiento es incómodo y doloroso, por lo que
en muchas ocasiones será necesario hacerlo
todo bajo anestesia o al menos con una bue-
na sedación.

Otras veces es más fácil palparlas pasando


suavemente la yema de los dedos entre los
espacios interdigitales que verlas pues su co-
lor puede ser muy similar al del pelo. Al final
16

Si la espiga permanece
en la nariz los síntomas
irán empeorando y con el
tiempo pasaremos a tener
una descarga purulenta

Espigas en las fosas nasales

Otro sitio donde nos pueden dar problemas


las espigas es al entrar por la nariz. Los sínto-
mas van a ser agudos, se producirán mientras
sacamos al animal a pasear y vendrán acom-
pañados por numerosos estornudos. El ani-
mal arrugará la nariz, intentará frotarse el hoci-
co con las patas y en ocasiones sangrará.
ner después una otitis e incluso en ocasiones decidir intentarlo de una manera u otra. Si es
una perforación del tímpano. Por cierto, habrá nervioso o el procedimiento va a resultar dolo- Puede que lo que haya provocado esta irri-
que recordar siempre que las espigas del oído roso siempre es preferible anestesiarlo a que tación haya sido ya expulsado. Si la espiga
“nunca salen solas de los oídos”. no podamos trabajar correctamente y que él no sale puede progresar hacia la faringe y ser
animal no quiera volver a nuestra clínica por el tragada. En estos casos los síntomas pue-
Miraremos bien el oído con un otoscopio y si dolor causado. En otras ocasiones una seda- den permanecer un tiempo pero irán a me-
hay una espiga procederemos a extraerla con ción será suficiente. jor, mientras que si la espiga permanece en
unas pinzas de cocodrilo. Al igual que antes, la nariz los síntomas irán empeorando y con
este es un problema muy doloroso y si el pe- A veces el diagnóstico diferencial de este el tiempo pasaremos a tener una descarga
rro no nos deja explorarle adecuadamente es cabeceo súbito puede ser una otitis por otro purulenta.
preferible sedarlo y en muchas ocasiones in- motivo. En este caso nos encontraremos mu-
cluso anestesiarlo para poder trabajar cómo- chas veces con un problema bilateral y con un La exploración siempre se debe hacer bajo
damente y sobre todo sin que sienta dolor. enrojecimiento del pabellón auricular así como anestesia. La nariz es muy sensible y sangra
Casi siempre es el paciente el que nos hace la presencia de exudado. con gran facilidad haciendo que la visibilidad
18

Espigas en la piel

En otras ocasiones las espigas se podrán clavar en la piel e ir migrando


hasta aparecer en el tórax o en el abdomen o también si la espiga en-
tra por la boca mientras el perro va corriendo puede ir directamente a
alojarse en el pulmón.

Estos casos suponen una urgencia, en muchas ocasiones quirúrgica, y


un reto diagnosticarlas. Por la frecuencia e importancia de este proble-
ma será imprescindible recomendar algunas medidas preventivas para
reducir la incidencia del problema.

Debemos recomendar que cuando los dueños paseen con sus perros
sea bastante complicada. Además existen una gran cantidad de plie- deben evitar aquellas zonas dónde haya mucha concentración. Deben
gues entre los que se puede esconder la espiga. Emplearemos para cepillar y revisar el pelo al subir de la calle y no olvidar los espacios interdi-
visualizar la zona un fibroendoscopio aunque normalmente con un otos- gitales y el interior de las orejas. El afeitado de la cara interna de las orejas
copio podremos valorarla bastante bien. y de las patas en los perros de pelo largo, también puede ayudar.

Si la localizamos la extraeremos con unas pinzas de cocodrilo igual que En definitiva debemos intentar siempre extraer las espigas de manera
las empleadas para la extracción de cuerpos extraños del oído. precoz para lo cual debemos intentar transmitir esta importancia a los
dueños.

Espigas en los ojos

Cuando las espigas se introducen en los ojos, se quedan alojadas dentro del
párpado, entre el globo ocular y el párpado. Notaremos que el animal tiene el
ojo medio cerrado y muy inflamado. Se pueden alojar también bajo el “tercer
párpado” de los perros. Para explorar el ojo y quitar una espiga si la hubiera
puede ser suficiente usar un colirio anestésico que duerma la córnea.

Las espigas en los ojos producen muchísimas molestias, dolor, reacción


inflamatoria y úlceras en la córnea. Es importante hacer una buena ex-
ploración del ojo pues en ocasiones se introducen en el fondo del saco
conjuntival. Pueden producir problemas graves por infecciones de la
parte posterior del ojo.