Вы находитесь на странице: 1из 17

Lamparas de tungsteno-halogena Introducción

Fuentes de luz incandescentes, incluyendo las versiones más antiguas con filamentos de tungsteno y carbón, así como los nuevos, lámparas de tungsteno-halógeno más avanzado, se han empleado con éxito como una fuente de luz de alta fiabilidad en microscopía óptica por muchas décadas y continúan siendo uno de los mecanismos de iluminación de la opción para una variedad de modalidades de imagen. Mayores luces equipadas con filamentos de alambre de tungsteno y relleno de gas inerte argón se utilizan con frecuencia en los microscopios de los estudiantes para obtener imágenes de claro y contraste de fase, y estas fuentes pueden ser lo suficientemente brillante suficiente para algunas aplicaciones que requieren de luz polarizada. lámparas de tungsteno son relativamente baratas (en comparación con muchas otras fuentes de luz), fácil de reemplazar, y proporcionar la iluminación adecuada cuando se combina con una difusión de vidrio esmerilado filtro. Estas características son los principales responsables de la gran popularidad de las fuentes de luz incandescentes en todas las formas de microscopía óptica. lámparas de tungsteno-halógeno, el diseño más avanzado en esta clase, generar una distribución continua de luz a través del espectro visible, aunque la mayoría de la energía emitida por estas lámparas se disipa como calor en las longitudes de onda infrarroja (ver Figura 1). Debido a su emisión relativamente débil en la porción ultravioleta del espectro, lámparas de tungsteno-halógeno no son tan útiles como lámparas de arco y láser para el examen de muestras que deben ser iluminados con longitudes de onda inferiores a 400 nanómetros.

con longitudes de onda inferiores a 400 nanómetros. Varias variedades de lámparas de tungsteno-halógeno son la

Varias variedades de lámparas de tungsteno-halógeno son la fuente de la iluminación incandescente por defecto (y son proporcionados por el fabricante) para la mayoría de los microscopios y la investigación a nivel de

enseñanza comercializados en todo el mundo. Son excelentes para el examen claro, microfotografía, y la imagen digital de las células de colores y cortes de tejido, así como numerosas aplicaciones de la luz reflejada para la fabricación industrial y el desarrollo. La luz polarizada microscopios utilizados para la identificación de partículas, análisis de la fibra, y las medidas de birrefringencia, así como la rutina de aplicaciones geológicas petrográficas, por lo general el uso de alta potencia lámparas halógenas de tungsteno para proporcionar la intensidad de luz necesaria a través de polarizadores cruzados. Estereomicroscopios también se aproveche de esta fuente de luz en todas partes, tanto de nivel de entrada y modelos avanzados. Para obtener imágenes de células vivas con la mejora de las técnicas de contraste (principalmente contraste de interferencia diferencial ( DIC ) y contraste de fase) en microscopios compuestos de transmisión de luz, la luz de la fuente más común actualmente en uso es el de 12 voltios, 100 vatios, lámpara halógena de tungsteno. En experimentos a largo plazo (por lo general, los que requieren cientos de miles de captura de imágenes), esta lámpara es especialmente estable y está sometido sólo a niveles menores de fluctuación de la producción espacial y temporal en condiciones normales de funcionamiento. Las primeras lámparas incandescentes comerciales equipados con los filamentos de tungsteno se introdujeron en el año 1900. Estos filamentos avanzada, lo que podría ser puesto en loop, en espiral, y funcionar a temperaturas muy altas, resultaron ser mucho más versátiles que sus predecesores basados en carbono y osmio. lámparas de carbono sufren de evaporación rápida del filamento a temperaturas superiores a 2500 ° C y, por tanto, debe ser conectado a tensiones más bajas para producir la luz que tiene una temperatura de color relativamente bajo (amarillo). Por el contrario, el tungsteno tiene un punto de fusión de aproximadamente 3.380 ° C y se puede calentar a casi esta temperatura dentro de un sobre de cristal para generar la luz que tiene una mayor temperatura de color y vida útil que cualquiera de las materias utilizadas anteriormente para los filamentos de la lámpara. La mayor preocupación con las lámparas de tungsteno es que, durante la operación normal, el filamento continuo se evapora para producir gases de tungsteno que poco a poco reduce el diámetro del filamento y, finalmente, se solidifica en el interior de la ampolla como negras, depósito de hollín. Con el tiempo, la salida de la lámpara disminuye a medida que los residuos de los depósitos de tungsteno en las paredes sobre interior crece más grueso y absorbe cantidades crecientes de las longitudes de onda más corta visibles. Del mismo modo, la pérdida de tungsteno del filamento se reduce el diámetro, dejándola tan delgada que en última instancia falla. -Lámparas halógenas de tungsteno se desarrollaron por primera vez en la década de 1960 mediante la sustitución de la bombilla tradicional, con una dotación de rendimiento de cuarzo superior que ya no era esférica, pero de forma tubular. Además, pequeñas cantidades de vapor de yodo fueron sellados en el interior del sobre. Sustitución del punto de fusión de vidrio

inferior de cuarzo era necesario porque el ciclo de regeneración del halógeno de la lámpara (que se examinan en detalle más adelante) requiere de la dotación que se mantiene a una temperatura alta (por encima de los tolerados por el vidrio ordinario) para evitar que los compuestos de halógeno de tungsteno de solidificación en la superficie interior. Debido a los nuevos componentes, estas lámparas avanzada se refiere originalmente para el uso del término: cuarzo-yodo . Aunque las lámparas que contienen halógenos representado una mejora significativa sobre el tungsteno bombillas normal que sustituye, las nuevas lámparas presentó un ligero tinte rosado característico de vapor de yodo. Además, el cuarzo es fácilmente atacado por los álcalis suaves formado durante la operación, lo que lleva al fracaso prematuro de la misma dotación. En los años siguientes, los compuestos de bromo, yodo y sustituye el sobre fue fabricado con las nuevas aleaciones de vidrio de borosilicato para producir las lámparas de halógeno, tungsteno tener más tiempo la esperanza de vida y aumento de la producción radiante.

arriba ^El ciclo regenerativo halógeno

Como se mencionó anteriormente, en las lámparas incandescentes tradicionales, gases de tungsteno vaporizado del filamento se transporta a través de la fase de vapor y continuamente deposita en las paredes interiores de la ampolla de vidrio. Este artefacto sirve para ennegrecer las paredes internas de la bombilla y poco a poco reduce la salida de luz. Con el fin de mantener la pérdida de luz en los niveles más bajos posibles, filamentos de las lámparas convencionales de tungsteno se encuentra en grandes focos que tienen superficie suficiente para minimizar el espesor de los depósitos de tungsteno que se acumula durante la vida útil de la lámpara. Por el contrario, el sobre tubulares en lámparas halógenas de tungsteno se llena con un gas inerte (o nitrógeno, argón, kriptón, xenón o) que se mezcla durante el montaje con una pequeña cantidad de un compuesto halógeno (por lo general bromuro de hidrógeno, HBr ) y traza los niveles de oxígeno molecular. El compuesto halógeno sirve para iniciar una reacción química reversible con tungsteno se evapora del filamento para producir moléculas gaseosas oxyhalide tungsteno en la fase de vapor. gradientes térmicos formados como resultado de la diferencia de temperatura entre el filamento caliente y el sobre refrigerador contribuir a la interceptación y el reciclado de tungsteno para el filamento de la lámpara a través de un fenómeno conocido como el ciclo de regeneración del halógeno (ilustrado en la Figura 2). Por lo tanto, el tungsteno vaporizado reacciona con el bromuro de hidrógeno para formar halogenuros gaseosos que son posteriormente re-depositado en las áreas más frías del filamento en lugar de ser acumulado lentamente en las paredes internas de la dotación.

El ciclo de halógeno regenerativa puede ser diseccionada en tres pasos fundamentales que se describen

El ciclo de halógeno regenerativa puede ser diseccionada en tres pasos fundamentales que se describen en la Figura 2. Al inicio de la operación, sobre la lámpara, el relleno de gas halógeno vaporosa, y el filamento se encuentran inicialmente en equilibrio a temperatura ambiente. Cuando se aplica energía a la lámpara, la temperatura del filamento aumenta rápidamente su temperatura (en las proximidades de 2500 a 3000 ° C), una secuencia de eventos que también calienta el gas de relleno y el sobre. Finalmente, la dotación alcanza su temperatura de funcionamiento estable, que oscila entre 400 a 1000 ° C, dependiendo de los parámetros de la lámpara. El diferencial de temperatura entre el filamento y el sobre crea gradientes térmicos y las corrientes de convección en el gas de relleno. Una vez que la dotación alcanza una temperatura de aproximadamente 200 a 250 ° C (dependiendo de la naturaleza y la cantidad de vapor de halógeno), el ciclo comienza de halógeno regenerativa. átomos de tungsteno se evapora del filamento (véase la figura 2 (a)) reaccionan con el vapor de gas halógeno y el nivel de trazas de oxígeno molecular para formar oxihalogenuros de tungsteno (Figura 2 (b)). En lugar de condensación en las paredes calientes interior del sobre, los compuestos oxyhalide se distribuyen por las corrientes de convección de nuevo a la región que rodea el filamento donde se descomponen, dejando de nuevo de tungsteno elemental depositado en las regiones más frías del filamento (Figura 2 (c) ). Una vez libre de tungsteno combinado, oxígeno y compuestos de halogenuros difusa de nuevo en el vapor para repetir el ciclo de regeneración. el reciclaje continuo de tungsteno metálico de ida y vuelta entre la fase de vapor y el filamento mantiene un grosor de alambre más uniforme de lo que sería posible. Los beneficios del ciclo de halógeno regenerativa incluyen la posibilidad de utilizar pequeños sobres que se mantienen en buenas condiciones de limpieza, caja libre durante la vida útil de la lámpara. Debido a que la dotación es más pequeño que los utilizados en las lámparas de tungsteno convencionales, cuarzo caro y aleaciones relacionados con el vidrio puede ser económicamente más empleados durante la fabricación.Los sobres de

cuarzo más fuertes permiten una mayor presión interior del gas que se utilizará para ayudar en la supresión de la vaporización del filamento, lo que permite aumentar la temperatura del filamento que producen la salida más luminosa y los perfiles de cambio de las emisiones que cuentan con una mayor proporción de las longitudes de onda visibles más deseable. Como resultado, las lámparas de tungsteno-halógeno conservar su brillo original durante toda su vida y también convertir la corriente eléctrica a la luz de manera más eficiente que sus predecesores. En el lado negativo, los vientos de tungsteno vaporizado y re-depositado por el ciclo del halógeno regenerativa no se devuelve a su ubicación original, sino hasta en los mejores regiones del filamento, lo que resulta en el grosor desigual. Con el tiempo las lámparas fallan debido al grosor del filamento disminuyó en las regiones más calientes. De lo contrario, las lámparas de tungsteno-halógeno podrían figurar la esperanza de vida casi infinita. Las primeras investigaciones revelaron que la adición de sales de flúor para el vapor de sellado dentro de las lámparas de tungsteno-halógeno producido la salida con el mayor nivel de longitudes de onda visibles, y también se depositan en las regiones reciclado de tungsteno del filamento con temperaturas más altas.Este descubrimiento infundió esperanza de que los filamentos de tungsteno se podría mantener en un espesor más uniforme a lo largo de una vida dramáticamente creciente de estas lámparas. Además, el cambio de perfil de salida de la lámpara de emisión a longitudes de onda son más visibles era muy conveniente en comparación con la menor temperatura de color que ofrece lámparas similares que tienen compuestos alternativos halógeno (yodo, cloro y bromuro). Por desgracia, los compuestos de flúor se descubrieron a atacar agresivamente vidrio (nota que el ácido fluorhídrico es comúnmente usado para grabar vidrio) que conduce a una falla prematura de la dotación. Por lo tanto, los compuestos de flúor no son útiles para las lámparas comerciales. Como consecuencia, el bromuro de los compuestos mencionados anteriormente son todavía el reactivo de elección para la producción de lámparas de tungsteno-halógeno, pero los fabricantes de lámparas seguir investigando la aplicación del nuevo relleno de gas halógeno y mezclas de estas fuentes de luz de gran utilidad.

arriba ^salida espectral y temperatura de color

lámparas de tungsteno-halógeno incandescentes funcionan como radiadores térmicos, lo que significa que la luz es generada por el calentamiento de un cuerpo sólido (el filamento) a una temperatura muy alta. Por lo tanto, cuanto mayor sea la temperatura de funcionamiento, más brillante es la luz será. Todas las emisiones de las lámparas de tungsteno exposición basada en los perfiles espectrales que se asemeja a un radiador de cuerpo negro, y el perfil de salida espectral de las lámparas de tungsteno-halógeno es cualitativamente similares a las de las lámparas de tungsteno y carbón incandescente de filamento. La mayoría de la energía emitida (hasta un 85 por ciento) se encuentra en las regiones del infrarrojo y del infrarrojo cercano del espectro, con 15-20 por ciento de caer en lo visible (400-700

nanómetros), y menos del 1 por ciento y en las longitudes de onda ultravioleta (por debajo de 400 nanómetros). El sobre de cristal suave de las lámparas incandescentes normales absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta generada por el filamento de tungsteno, pero la dotación de sílice de cuarzo fundido, lámparas de tungsteno-halógeno absorbe muy poco de la luz ultravioleta emitida por encima de 200 nanómetros. Una parte significativa de la energía eléctrica consumida por los filamentos incandescentes de alambre de tungsteno se emite en forma de radiación electromagnética que abarca la región de longitud de onda entre 200 y 3000 nanómetros. Matemáticamente, el aumento de la radiación total como la cuarta potencia de la temperatura del alambre, el cual cambia la distribución espectral de cada vez más cortos (visible) longitudes de onda en un perfil en forma de campana como se aumenta la temperatura (ver Figuras 1 y 3). A pesar de que las longitudes de onda de pico tienden a ser redistribuidos desde el infrarrojo cercano más cercano a la región visible, con temperaturas de filamento más alto, el punto de fusión de tungsteno no permite que la mayoría de la radiación de la salida a cambiar en la región espectral visible. A las temperaturas de funcionamiento más alta práctico, la emisión máxima está centrada en aproximadamente 850 nanómetros con un 20 por ciento de la producción total que la luz visible. longitudes de onda de infrarrojos, que comprenden la mayor parte de la salida, debe ser disipada como calor no deseado. Como resultado, en comparación con el espectro de la luz del día (5000 K) emitidos por el mercurio, xenón y halogenuros metálicos de lámparas de arco, las porciones de color rojo del espectro siempre predominan en las lámparas de tungsteno-halógeno.

siempre predominan en las lámparas de tungsteno-halógeno. En el caso de un ideal de cuerpo negro

En el caso de un ideal de cuerpo negro del radiador, la temperatura de color que se percibe es igual a la real (medida) la temperatura del material del radiador. En la práctica, sin embargo, la radiación total expuesto por las fuentes de emisión comunes (como las lámparas incandescentes) es menos de lo que podría esperarse de un cuerpo negro. La temperatura del color se expresa en grados Kelvin ( K ), mientras que la temperatura medida real es más práctica, expresada en grados Celsius ( ° C ). Los dos números difieren

en 273,15 unidades lineales de grados, con el valor de la igualdad de Kelvin a grados Celsius Plus · 273.15. Las temperaturas más altas de colores corresponden a más blanco de luz que se asemeja más a la luz del sol, mientras que las temperaturas de color más bajas tienden a cambiar los colores a tonos amarillos y rojizos. Tungsteno no es un cuerpo negro verdadero en el sentido de que la emisión total de radiación es menor de lo que se observa en el caso ideal, sin embargo, el tungsteno es un emisor de mejor (y más se aproxima a un cuerpo negro verdadero) en el más corto, en la región de longitud de onda visible que en las longitudes de onda más larga. Por una parte considerable de la gama de longitudes de onda visibles, la temperatura de color de tungsteno es más alta que la verdadera temperatura equivalente en grados Celsius. Así, para una temperatura del filamento medida de 3000 ° C, la temperatura del color es de aproximadamente 3080 K. El límite de temperatura de color de tungsteno está determinada por el punto de fusión, que es un poco más de 3350 ° C o aproximadamente 3550 K. En resumen, como radiadores incandescentes, lámparas de tungsteno- halógeno generan un espectro continuo de luz que va desde el ultravioleta central a través de lo visible y en las regiones de longitud de onda infrarroja (véanse las figuras 1 y 3). En comparación con el espectro de emisión de la luz solar y un radiador de cuerpo negro teórica 5.800 K (como se presenta en la Figura 3 (a)), las regiones de mayor longitud de onda siempre predominan en las lámparas de tungsteno-halógeno. Sin embargo, a medida que aumenta la temperatura del filamento de una lámpara de tungsteno-halógeno, los turnos de emisión de luz perfil de longitudes de onda para que la temperatura se acerca al punto de fusión limitación de tungsteno, la proporción de longitudes de onda visible emitida por el aumento sustancial de la lámpara. Este efecto se ilustra en la Figura 3 (b) la normalización de la distribución de salida de la radiación de la lámpara a una temperatura de color de 2800 K y K 3300 al flujo luminoso mismo. Además de contar con una proporción significativamente menor de la radiación en las longitudes de onda infrarroja, la K 3300 presenta una curva de salida mucho mayor en las longitudes de onda visibles.

volver al principio ^Características fotométricas

Las características fotométricas para evaluar el desempeño de las fuentes de luz son algo inusual en que dos sistemas de unidades existen en paralelo para definir las variables importantes asociados con la radiación y la salida espectral. La física del sistema fotométrico trata a la luz simplemente como la radiación electromagnética en términos de luminosidad (brillo) relacionada con unidades de longitud y ángulo, y se mide en vatios. El fisiológicos sistema fotométrico tiene en cuenta la manera en que un ojo humano hipotética evalúa la fuente de luz. Como cada ojo humano responde un poco diferente al espectro de luz visible, la vista estándar ha sido definido por la convención internacional. La característica principal de esta norma es la sensibilidad a los colores diferentes de luz sobre la base de

una respuesta máxima a 550 nanómetros (verde-amarillo) de luz, medida en

unidades de lúmenes en lugar de vatios. El sistema fisiológico es adecuado

si

el detector de luz es el ojo humano, una cámara digital, película fotográfica,

o

algún otro tipo de dispositivo que responde de manera similar. Sin embargo,

este sistema no funcionará si la luz bajo análisis cae en el ultravioleta o regiones de infrarrojos que son invisibles para el ojo humano. En este caso, el sistema fotométrico físico debe ser empleado para las mediciones y análisis. Tungsteno-halógeno Especificaciones Microscopía de la lámpara

Clasificado Clasificado Luminosa Filamento

Promedio Duración de la vida

Promedio Duración de la vida

Potencia

Voltaje

Flujo

Tamaño

(W)

(V)

(Lm)

W x H (mm)

(Horas)

10

6

150

1,5 x 0,7

300

20

6

480

2,3 x 0,8

100

30

6

765

1.5 x 1.5

100

30

12

750

2,6 x 1,3

50

50

12

1000

3.0 x 3.0

1100

100

100

12

3600

4,2 x 2,3

2000

2000

Tabla 1 Presentan en la Tabla 1 se las especificaciones eléctricas, las dimensiones del filamento, el período de vida normal, y la salida fotométricas para varias de las lámparas halógenas de tungsteno más popular actualmente utilizados en la microscopía óptica. Entre los términos más importantes utilizados para comparar estas lámparas son el flujo luminoso , que es la luz total emitida, medida en lúmenes . flujo luminoso aumenta en proporción a su equivalente físico fotométricas en vatios. Otra importante cantidad, conocida como la intensidad luminosa , es que parte del flujo luminoso que se mide con un ángulo sólido en una sola dirección. Intensidad luminosa, que tiene unidades de candelas , se utiliza para evaluar el rendimiento de la lámpara en un sistema óptico. Las lámparas también son valorados en términos deeficacia luminosa con lúmenes por vatio de energía eléctrica (en relación fisiológica y los sistemas físicos) para determinar la eficiencia con la que se convierte la energía eléctrica a la radiación visible. El máximo teórico de la eficacia luminosa es 683 lúmenes por vatio, pero en la práctica, lámparas de tungsteno-halógeno suelen alcanzar un límite de 37 lúmenes por vatio. Con el fin de entender más claramente las características eléctricas de las lámparas de tungsteno-halógeno, las siguientes generalizaciones normalmente se pueden aplicar: para cada cambio del 5 por ciento en el voltaje aplicado a la lámpara, la vida es o doble o la mitad, dependiendo de si la tensión es disminuido o aumentado. Además, cada cambio del 5 por ciento en el voltaje es acompañada por un cambio del 15 por ciento en el flujo luminoso, un cambio del 8 por ciento en el poder, un cambio de 3 por ciento en los actuales, y un cambio del 2 por ciento en la temperatura de color.

volver al principio ^reflector Lámparas

Una gran variedad de diseños de lámparas de halógeno de tungsteno incorporar reflectores integrales que sirven para reunir de manera eficiente

frentes de onda de luz emitida por la lámpara y dirigirlos en el sistema de iluminación de una manera organizada. Denominado lámparas reflectoras (ver Figura 4), estas unidades de pre-ensamblados ya se han aplicado como iluminadores externa para aplicaciones

estereomicroscopía. La luz del iluminador se puede dirigir a cualquier región de la muestra con una guía de luz de fibra óptica flexible. lámparas de reflector varían ampliamente en el diseño con respecto a las características del reflector y la geometría, así como la alineación de la lámpara dentro del reflector. Sin embargo, todas las lámparas reflectoras de incorporar lámparas

de composición única, que se montan en el centro del eje óptico reflector con

la base de cemento en el vértice del reflector. configuración del filamento es generalmente determinada por las características requeridas por el rayo óptico sistema en particular para los que se dirige la lámpara. Todos los diseños de filamentos, como transversales, longitudinales, y el plano central,

se utilizan en las lámparas reflectoras.

lámparas reflectoras son generalmente relacionada con portalámparas con alfileres molibdeno proyectar hacia el exterior de la parte posterior del espejo

y se montaron con recubrimientos cerámicos. En algunos casos, las

conexiones por cable especializados se utilizan para separar espacialmente

el contacto eléctrico de la fuente de calor (la lámpara). Debido a que las

lámparas reflectoras suelen ser incorporado como parte de un sistema óptico alineado precisamente, la conexión eléctrica sólo se usa ocasionalmente como parte de la montura. Hay varios métodos para reflectores de montaje, incluyendo la incorporación de un soporte en el borde frontal del reflector, presionando en la parte posterior de la clausura del reflector, centrando el borde del reflector en un cono, y ajustar el borde del reflector en una parada angular. En la mayoría de los casos, el diseño de la base del reflector y el mecanismo de montaje se utiliza para designar la clase particular de una lámpara reflectora. El diámetro exterior de la abertura frontal del reflector es el criterio decisivo para lámparas reflectoras, y dos tamaños básicos han sido establecidos por los fabricantes.Estos son designados MR 11 y MR 16 , con las letras es la abreviatura de reflector de metal y los dígitos se refiere al diámetro del reflector en octavos de pulgada. Por lo tanto, la RM 16 lámpara

reflectora tiene un diámetro de aproximadamente 50 milímetros mientras que la RM 11 lámparas tienen un diámetro de casi 35 milímetros.

reflectores de tungsteno-halógeno están diseñadas para cualquiera de enfoque o enfocar la luz emitida por

reflectores de tungsteno-halógeno están diseñadas para cualquiera de enfoque o enfocar la luz emitida por la lámpara, como se ilustra en la Figura 4. Centrándose reflectores concentran la luz en un pequeño lugar (el centro) en el eje óptico central a una distancia determinada del reflector (vea la Figura 4 (b)). Este tipo de reflector está diseñado con una geometría elíptica, que requiere que el filamento de la lámpara se colocará en el primer punto focal del elipsoide de modo que el haz de luz proyectado se concentra en el segundo punto focal. En el diseño de linternas de los reflectores de enfoque, el criterio más importante es el montaje de la lámpara a la distancia apropiada de la abertura de entrada del sistema óptico. reflectores colimadora tienen una geometría parabólica con el fin de generar un haz paralelo de las características del haz de luz con que se definen por los parámetros de la lámpara y el tamaño del reflector (vea la Figura 4 (c)). El ángulo del haz emergente es principalmente determinado por el tamaño de las lámparas de incandescencia y la apertura libre del reflector. En la mayoría de los casos, un filamento axial de todo el núcleo garantiza un haz simétrico. Los reflectores son generalmente fabricado de cristal, pero algunos también se hacen con aluminio. Sus paredes interiores puede ser liso o estructurado con aspectos de control de distribución de la luz.Estructura interna varía de fino, apenas visible para los granos grandes facetas, azulejos (vea la Figura 4 (a)). En reflectores de cristal, la superficie interior del reflector está cubierta con cúpula (por lo general por la deposición de vapor) para obtener las

propiedades de reflexión necesaria. La estabilidad dimensional de los reflectores de vidrio es superior a la de los reflectores de metal y la capacidad de elegir los materiales específicos de recubrimiento, incluyendo aquellos que pueden cambiar el carácter espectral de la luz reflejada, hace que estos reflectores mucho más versátil. reflectores de metal son mucho más fácil y más barato de fabricar, pero están limitados en el control de salida espectral y son más propensos a las fluctuaciones de las tolerancias geométricas durante la operación. Si todo el espectro de la radiación emitida por la lámpara es necesario, o en los casos en que la luz infrarroja es útil, reflectores de metal o reflectores de vidrio con una capa delgada de oro son la opción óptima. No obstante, cuando la reflexión propiedades específicas debe ser utilizado para seleccionar las longitudes de onda a través de la interferencia de película delgada capas dicroicas de reflectores de cristal son óptimas. Estas capas consisten en aproximadamente 40 a 60 capas muy delgadas, cada uno sólo un cuarto de longitud de onda de la luz de grosor y está compuesto de alternar los materiales que tienen un bajo índice de refracción y alta. Ajuste fino del espesor y el número de capas permite a los diseñadores para generar una amplia variedad de características de salida espectral. Entre las lámparas de reflector dicroico, el más útil para la microscopia que se denomina una fría luz del reflector, porque sólo la luz visible en la región de longitud de onda de 400 a 700 nanómetros se envía al sistema óptico (Figura 4 (d)).longitudes de onda infrarroja irradian a través de la parte trasera del reflector y son bombeados fuera de la linterna con un ventilador eléctrico. La aplicación adecuada de los reflectores de luz fría reduce la carga térmica global sobre el sistema de iluminación y produce la luz que se pueden grabar con cámaras de película y digitales.

^ volver al principiode tungsteno-halógeno de construcción de la lámpara

La anatomía básica de una lámpara de halógeno de tungsteno de composición única de uso común para la iluminación en microscopía óptica se ilustra en la Figura 5. La longitud total se mide desde el extremo de la varilla de la base hasta el punto de sellado tubo de escape. Un criterio importante para el posicionamiento de la lámpara con respecto al sistema de la lente colector es el centro de luz de longitud (Figura 5 (a)), que se localiza el centro del filamento de un plano de referencia definido en la base de la lámpara. Otros parámetros importantes son el diámetro del bulbo (parte más gruesa de la dotación), la anchura pizca de la base (por lo general ligeramente mayor que el diámetro del bulbo), y las dimensiones del campo de filamento (altura y anchura). El tamaño efectivo de la fuente de iluminación utilizado en el diseño del sistema óptico de salida está determinado por la altura y el ancho del filamento (el campo de filamentos).Las tolerancias y la posición del campo de filamentos son fundamentales y no debe diferir en más de un milímetro de la lámpara es el eje de simetría (definido por el plano de los pernos de la base y la línea central de la lámpara). campo de las tolerancias de filamentos están

diseñados para una arquitectura de incandescencia en particular y se debe medir cuando el filamento está caliente. La alta temperatura de operación en exceso de lámparas de tungsteno- halógeno requieren sustancialmente más fuerte y más grueso sobres transparentes que los de tungsteno y las lámparas convencionales de carbón. sílice fundido de cristal de cuarzo es el material estándar utilizado en la fabricación de lámparas de tungsteno-halógeno, porque este material puede soportar temperaturas sobre hasta 900 ° C y presiones de acercarse a 50 atmósferas. En general, la calidad óptica de los sobres de la lámpara de cuarzo es considerablemente menor que la de los bulbos de vidrio soplado para la fabricación lámparas incandescentes convencionales. Este artefacto se debe al hecho de que el cuarzo es más difícil de procesar (principalmente debido al punto de fusión más alto). El cuarzo blanco de sobres de la lámpara que comienza como un tubo cilíndrico que es el primer corte a la longitud apropiada antes de que un pequeño tubo de escape se adjunta. Más adelante en el proceso de fabricación, después de que el plomo y los pernos de filamentos se insertan y se pellizcó, el sobre se llena con el gas apropiado y compuestos halógenos antes de que el tubo de escape se retira y se sella en un proceso denominado chivatazo , lo que deja una visible mancha en el sobre. -Lámparas halógenas de tungsteno utilizadas en microscopía generalmente tienen el defecto de cierre punta en la parte superior del sobre en una región que no interfiere con la calidad óptica de la luz emitida por la lámpara (Figura 5 (a)). El interior de la lámpara elementos estructurales prefabricados (filamento, conector de aluminio, y los pernos) se insertan en el tubo de cuarzo antes de las patillas plomo sellado herméticamente en el sobre por pellizcos. La superficie externa de la pizca se forma para garantizar la máxima resistencia mecánica.

en el sobre por pellizcos. La superficie externa de la pizca se forma para garantizar la

Después de que el pasador de cables queden atrapados (este proceso se lleva a cabo mientras que el sobre se lava con un gas inerte para evitar la oxidación) de la bombilla se llena a través del tubo de escape con el gas correspondiente que contiene 0.1 a 1.0 por ciento de un compuesto de halógeno. El inerte de gas relleno puede ser de xenón, criptón, argón o nitrógeno, así como una mezcla de estos gases con el peso atómico promedio más alto en consonancia con el arco de la resistencia deseada. El halógeno empleados para la lámparas de tungsteno-halógeno utilizan en microscopía es generalmente HBr, CH 3 Br, o CH 2 Br 2 . La lámpara de alta presión interna se logra llenando el sobre a la presión deseada y sumergir la lámpara en nitrógeno líquido para condensar el gas de relleno. Después de sellar el tubo de escape en la punta de cierre, el gas de relleno se expande cuando se calienta a la temperatura ambiente. De alto rendimiento lámparas halógenas de volframio producidos por Osram (Sylvania en los Estados Unidos) cuentan con Xenophot ® es la tecnología que sustituye kriptón gas xenón, que tiene una masa atómica mayor que el criptón y el relleno de otros gases. Xenon proporciona una mejor supresión de vaporización de tungsteno, permite a las altas temperaturas de incandescencia, y aumenta la eficacia luminosa en un 10 por ciento (que corresponde a un aumento de la temperatura de color de 100 K). lámparas Xenophot se comercializan utilizando las siglas HLX , que se deriva de los términos H alogen, L ow tensión, y X meno. La mayoría de las lámparas de tungsteno-halógeno utilizado en microscopios de investigación están equipadas con lámparas Osram Sylvania HLX / o su equivalente. El tungsteno es siempre utilizado para fabricar filamentos de alambre en las lámparas incandescentes modernas. Con el fin de ser aptos para lámparas de tungsteno-halógeno, el alambre de tungsteno primas deben someterse a un complejo de dopaje y el proceso de tratamiento térmico para otorgar la ductilidad necesaria para la transformación y para asegurar que el filamento no distorsione lo largo de períodos prolongados de altas temperaturas durante el funcionamiento de la lámpara. El cable también debe ser rigurosamente limpiarse para evitar que los gases nocivos de ser emitido después de la lámpara ha sido sellado. La longitud del cable de filamento está determinada por la tensión de servicio, con tensiones superiores que requieren de mayor longitud. El diámetro es dictada por los niveles de potencia de la lámpara y el tiempo de vida deseada. Los altos niveles de energía requieren más gruesos filamentos, que también son mecánicamente más fuertes. geometría del filamento es en gran parte responsables de las propiedades fotométricas de las lámparas de tungsteno-halógeno. Las lámparas utilizadas en microscopía por lo general cuentan con una geometría plana filamento de núcleo en el que por primera vez el cable se enrolla en forma de una barra rectangular, y luego aplastado por el eje longitudinal. En lugar de ser especificados en términos de diámetro y longitud, filamentos planos de núcleo se mide por la longitud y la anchura de la parte plana del filamento y el espesor de la forma rectangular. características de emisión de

luz de lámparas de incandescencia plano central se apartan significativamente de los de otras geometrías.La parte más sustancial de la luz emitida es irradiada perpendicular a la cara plana del filamento, que se alinea con la óptica de la colección para un máximo rendimiento. Algunos diseños de lámparas de incandescencia especializados cuentan con una plana de núcleo en el que la superficie emisora de luz es cuadrada. Estas lámparas son las fuentes de iluminación preferida en la microscopia de luz transmitida. Uno de los factores críticos en la fabricación de lámparas de halógeno, tungsteno es sellar los elementos internos para aislarlos de la atmósfera externa. Alambres (pins molibdeno; Figura 5 (b)) sobresalen de la base de la lámpara, a través del sello, para colocar y fijar la lámpara en un enchufe que se conecta a una fuente de energía. El aspecto más importante de la creación de un sello es la diferencia en los coeficientes de expansión térmica entre el cuarzo y los cables de filamento de tungsteno. El cuarzo tiene un bajo coeficiente de expansión muy mientras que la de tungsteno es mucho mayor. Sin un sellado adecuado, el plomo en los cables que rápidamente se expanden cuando la lámpara se caliente y romper el vidrio de los alrededores. En las lámparas de tungsteno-halógeno moderna, un papel muy fino de molibdeno (2 a 4 milímetros de ancho y 20 micrómetros de espesor 10; la figura 5 (b)) se incrusta en el cuarzo y cada extremo de la lámina se suelda al molibdeno corta la conexión de cables que a su vez soldado a la incandescencia y alambres de alfiler. El molibdeno se utiliza en el sello- porque la definición de los bordes de afeitar que pueda ser incorporado de manera segura en el cuarzo durante la operación de apriete.Lámparas que se utilizan para la función de la microscopía de una sola base terminó con alfileres o molibdeno se proyecta desde el pellizco o clavos de tungsteno que están internamente unidas a la lámina de molibdeno, como se describe anteriormente. La distancia entre los pernos es estándar, con valores típicos siendo 4 y 6.35 milímetros (designados como G4 y G6.35; G para el vidrio). Pin diámetros varían de 0,7 a 1 milímetro. Debido a que la lámpara de tungsteno-halógeno tecnología de fabricación es tan avanzado mucho en este punto, la vida de una lámpara típica termina repentinamente, por lo general al encender una lámpara de filamento frío. Durante el curso de un promedio de vida, las lámparas de tungsteno- halógeno avanzada no ennegrecen y se someten a cambios menores en las características fotométricas de salida. Al igual que las lámparas incandescentes otros, tiempos de vida de tungsteno-halógeno de la lámpara se determina por la tasa de evaporación del tungsteno del filamento. Si el filamento no tiene una temperatura constante a lo largo de toda la longitud del cable, sino que tiene regiones de temperatura mucho más alta producida por el espesor uniforme o variaciones estructurales internas, a continuación, el filamento por lo general se producirá un error debido a la rotura prematura en estas regiones. A pesar de tungsteno vaporizado es regresado al filamento por el ciclo de regeneración del halógeno (discutido anteriormente), el

material es, por desgracia depositado en las regiones más frías del filamento y no los puntos calientes críticas en las que generalmente se produce adelgazamiento. Como resultado, es prácticamente imposible predecir cuando un filamento particular, se producirá un error en las lámparas que funcionan continuamente. En las lámparas que se enciende y se apaga con frecuencia, es seguro asumir que se producirá un error en algún momento cuando se encienda.

^

al

tungsteno-halógeno

de

linternas

y

fuentes

de

alimentación

 

-Lámparas halógenas de tungsteno se pueden funcionar con fuentes de alimentación, ya sea con corriente continua o alterna, pero la investigación de aplicaciones de uso de microscopía de nivel más corriente directa ( DC fuentes de alimentación). Las fuentes de alimentación más avanzado para lámparas de tungsteno-halógeno función de trazado de circuito especializado que garantiza la estabilización actual y rizado suprimida. La fase crítica para una lámpara de tungsteno-halógeno es cuando el voltaje es aplicado por primera vez a un filamento frío, un período en que la resistencia del filamento es de aproximadamente 20 veces menor de lo que está a temperatura normal de funcionamiento. Así, cuando la tensión de alimentación es de forma instantánea aplicada a la lámpara de ponerlo en marcha, una muy alta corriente de flujos de inicial (hasta 10 veces mayor que

en estado estacionario, denominado avalancha actual) que poco a poco baja

a medida que la temperatura del filamento y aumentar la resistencia

eléctrica. El actual nivel máximo se alcanza en unos pocos milisegundos de inicio, pero suele ser más en aproximadamente medio segundo. Desafortunadamente, la corriente de entrada de alta producida durante el arranque en frío tiene un efecto negativo sobre la esperanza de vida de la lámpara. Especializada circuitos de suministro de energía (a menudo referido como un arranque suave del circuito) se utiliza para compensar las elevadas corrientes de conexión en la mayoría de las aplicaciones avanzadas (incluido el microscopio) para los que las lámparas halógenas de wolframio se emplean para llevar a cabo las mediciones radiométricas.

Ilustra en la Figura 6 es una típica portalámparas de 100 vatios de tungsteno- halógeno

Ilustra en la Figura 6 es una típica portalámparas de 100 vatios de tungsteno- halógeno de transmisión utilizados en aplicaciones de microscopía de luz. El portalámparas está equipado con rejillas de ventilación que permiten que las corrientes de convección para bañar la luz con el refrigerador de aire durante el funcionamiento. Un reflector metálico que recubre el interior de la linterna ayuda del reflector esférico para dirigir el mayor nivel posible de flujo luminoso en el sistema de la lente colector para la entrega al tren microscopio óptico. Este portalámparas avanzada contiene un soporte de la lámpara de repuesto y una herramienta de reemplazo de plástico que el operador puede utilizar para sujetar la cubierta de la lámpara durante la conmutación de la lámpara. Ajustes a la posición de la lámpara en relación con el reflector esférico y el eje óptico de colector se puede hacer con los tornillos Allen que traducen la base de montaje.El portalámparas se une al iluminador del microscopio con una brida de montaje de propiedad que las parejas la linterna a un pie o un microscopio invertido (aunque la mayoría de linternas

no son intercambiables de una marca de microscopio a otro).

Un infrarrojos

(calor) filtro delante de la lente sistema colector absorbe una cantidad considerable de radiación no deseada, y filtros adicionales por lo general se puede insertar en la trayectoria de la luz (con ranuras de soporte del filtro en el iluminador de microscopio) para absorber seleccionados bandas de longitud de onda visible, modifica temperatura de color, o agregar densidad

neutra (la reducción de la amplitud de

la luz).

La mayoría de linternas

microscopía no están equipados con un filtro de difusión, pero a menudo son necesarias para lograr una iluminación uniforme en toda la Viewfield y se colocan generalmente en el iluminador de microscopio por el fabricante.

Michael W. Davidson - Laboratorio Nacional magnética de alto campo, 1800 Oriente Dr. Paul Dirac, La Universidad Estatal de Florida, Tallahassee, Florida, 32310.