Вы находитесь на странице: 1из 56

El Taller Breve Un acercamiento al modelo renovado de Telesecundaria fue elabo-

rado por la Dirección General de Materiales Educativos de la Subsecretaría de


Educación Básica, de la Secretaría de Educación Pública.

Dirección y asesoría académicas


Enna Carvajal Cantillo
Judith Kalman Landman
María Teresa Rojano Caballos

Coordinación General
Citlali Aguilar Hernández

Autoras
Sué Madeleine Eternod Arámburu
María Aristina Villarreal Jiménez
Victorina Becerril Molina

Diseño de portada
Alejandro Magallanes

Este programa es de carácter público, no es patrocinado ni promovido por partido político alguno y
sus recursos provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes. Está prohibido el uso de
este programa con fines políticos, electorales, de lucro y otros distintos a los establecidos. Quien haga
uso indebido de los recursos de este programa deberá ser denunciado y sancionado de acuerdo con
la ley aplicable y ante la autoridad competente.

D.R. © Secretaría de Educación Pública, 2006


Argentina 28, colonia Centro,
06020, México, D.F.
ISBN 968-9082-53-1
Índice

PRESENTACIÓN 5
INTRODUCCIÓN 11
DESCRIPCIÓN DEL TALLER 13

Primera sesión
CONOCIENDO EL MODELO RENOVADO 15
Propósitos 15
Materiales 15
Actividades 16
Productos de la sesión 22

Segunda sesión
EXPLORANDO LOS NUEVOS MATERIALES 23
Propósito 23
Materiales 23
Actividades 24
Productos de la sesión 26

Tercera sesión
LAS IMPLICACIONES DEL MODELO RENOVADO EN LA PRÁCTICA DOCENTE 27
Propósitos 27
Materiales 27
Actividades 28
Productos de la sesión 29
Anexo
LA RENOVACIÓN DEL MODELO PEDAGÓGICO DE T ELESECUNDARIA 30

Bibliografía 51
Presentación

ANTECEDENTES

E
n el “Programa Nacional de Educación 2001-2006” se incluye el Programa
para el Fortalecimiento de la Educación Telesecundaria, como parte de la Po-
lítica de Articulación de la Educación Básica. En dicho documento se hace én-
fasis en “la revisión y el fortalecimiento de este modelo de atención” (SEP, 2001:
138), incluida la modificación de su modelo pedagógico.

Por lo anterior, la Secretaría de Educación Pública ha emprendido la reforma de


la Educación telesecundaria para adecuarla a las exigencias de la sociedad
contemporánea e incorporar los avances de la ciencia y la tecnología en la formación
de los adolescentes.

La renovación de la telesecundaria se fundamenta en un conocimiento de las


características específicas de la modalidad, de las prácticas que se generan en sus
aulas y de su estrecha relación con el entorno social.

SITUACIÓN ACTUAL DE LA EDUCACIÓN TELESECUNDARIA

La telesecundaria ha tenido una participación creciente en la ampliación de la


cobertura del nivel medio básico. Desde el ciclo escolar 1993-1994, en el cual
se estipula que la secundaria forma parte de la Educación básica y, por tanto, se
establece su obligatoriedad, hasta casi una década después (ciclo escolar 2002-
2003), la matrícula de la secundaria creció en 30% a nivel nacional. En gran
medida, este incremento se debió a la expansión de la telesecundaria, cuya matrícula
se duplicó en el mismo periodo (SEP, 2004). Estos datos revelan que cada vez son
más los jóvenes que continúan y concluyen su educación básica en dicha
modalidad.

La telesecundaria, por ser una modalidad escolarizada para alumnos de comuni-


dades rurales y semiurbanas, el modelo de organización, las formas de operación,

5
las prácticas docentes, los recursos didácticos que se utilizan y la vinculación con
la comunidad se distinguen de los que se dan en las secundarias generales y téc-
nicas. Los rasgos más característicos de esta modalidad son: el uso de la televisión
satelital como medio para transmitir los contenidos curriculares y la presencia de
un solo docente que atiende la enseñanza de todas las asignaturas.

Además de las diferencias señaladas, los resultados de diversas evaluaciones mues-


tran que sus estudiantes no logran aprendizajes equiparables a los de sus pares
que asisten a otro tipo de secundarias y que los niveles de aprendizaje son dife-
rentes del nivel socioeconómico de los alumnos (Morales, 2000; Santos, 2001; Zo-
rrilla y Muro, 2004). Esto pone en desventaja a la telesecundaria, frente a las otras
modalidades del nivel en cuanto a su eficacia y equidad.

LA REFORMA DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA (RES)

La renovación del modelo pedagógico de la telesecundaria forma parte de la Re-


forma a la Educación Secundaria (RES),1 la cual pretende modernizar y hacer más
eficaz la formación de los adolescentes, a partir de la restructuración de su mo-
delo pedagógico.

De acuerdo con lo expresado en el artículo 3o constitucional y en la Ley General


de Educación, la RES responde al “compromiso del Estado mexicano de ofrecer
una educación democrática, nacional, laica y obligatoria que favorezca el desa-
rrollo integral del individuo y su comunidad, así como el sentido de pertenencia a
la nación y la conciencia de solidaridad internacional de los educandos que con-
cluyen la educación básica”.2

Con esta reforma se busca que la educación secundaria:

 Atienda la diversidad y los cambios continuos que caracterizan a la sociedad


actual.

 Garantice la atención a las necesidades de diferentes grupos en diversos es-


pacios y situaciones.

1 SEP. Plan y Programas de estudio para la Educación secundaria. Publicado en el Diario Oficial el 26 de mayo de 2006.
2 Ibid.,p. 7 y 9.

6
 Sea incluyente y genere una base común para construir significados que den
sentido al aprendizaje.

 Fortalezca las competencias para la vida, incluidos, –además de los aspectos


cognitivos– el desarrollo del entorno afectivo, la sana expansión de lo social,
el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y la participación
responsable en la vida democrática.

Los postulados de la reforma se orientan a promover el trabajo colaborativo en


las aulas y a reconocer la diversidad y la pluralidad, por lo cual se dota a los
alumnos de herramientas para el aprendizaje permanente y para la convivencia.
En suma, mediante esta reforma se transforman los planes y programas de estu-
dio, los aprendizajes esperados, las prácticas docentes y la gestión escolar para
conseguir una escuela secundaria que:

 Asegure que todos los alumnos comprendan las ideas de manera profunda.

 Enseñe de tal modo que ayude a los estudiantes a encontrar diversas vías de
acceso al conocimiento.

 Ofrezca a todos los alumnos la oportunidad de aprender a vivir juntos de una


forma constructiva.

 Responda a las necesidades e intereses de los adolescentes.

 Funcione de manera regular y disponga de los recursos materiales necesarios


para realizar su tarea.

Para telesecundaria, la reforma implica reorganizar el tiempo en el aula, renovar


sus materiales didácticos, diversificar los recursos y materiales educativos, trans-
formar de manera paulatina la práctica docente, incorporar el uso de la tecnolo-
gía –incluida la inserción de herramientas computacionales– y proponer diferentes
escenarios y modos de uso para éstos.

PERFIL DE EGRESO

La RES establece que los rasgos que deberá adquirir el alumno que concluya su
educación básica son los siguientes:

9
1 Utiliza el lenguaje oral y escrito con claridad, fluidez y de manera adecuada
para interactuar en distintos contextos sociales; en consecuencia, reconoce y
aprecia la diversidad lingüística del país.

2 Emplea la argumentación y el razonamiento al analizar situaciones, identifi-


car problemas, formular preguntas, emitir juicios y proponer diversas solucio-
nes.

3 Selecciona, estudia, evalúa y comparte información proveniente de diversas


fuentes y aprovecha los recursos tecnológicos a su alcance para profundizar
y ampliar sus aprendizajes de manera permanente.

4 Emplea los conocimientos adquiridos con el fin de interpretar y explicar pro-


cesos sociales, económicos, culturales y naturales, así como para tomar deci-
siones y actuar individual o colectivamente en aras de promover la salud y el
cuidado ambiental, como formas para mejorar la calidad de vida.

5 Conoce los derechos humanos y los valores que favorecen la vida democrá-
tica, los pone en práctica al analizar situaciones y tomar decisiones con res-
ponsabilidad y apego a la ley.

6 Reconoce y valora distintas prácticas y procesos culturales, lo que le permite


contribuir a la convivencia respetuosa y asumir la interculturalidad como ri-
queza y como forma de convivencia en la diversidad sociocultural.

7 Conoce y valora sus características y potencialidades como ser humano,


se identifica como parte de un grupo social, emprende proyectos personales, se
esfuerza por lograr sus propósitos y asume con responsabilidad las conse-
cuencias de sus acciones.

8 Aprecia y participa en diversas manifestaciones artísticas y es capaz de inte-


grar conocimientos y saberes de las culturas como medio para conocer las
ideas y sentimientos de otros, así como para manifestar los propios.

9 Se reconoce como un ser con potencialidades físicas que le permiten mejorar


su capacidad motriz, favorecer un estilo de vida activo y saludable, así como
interactuar en contextos lúdicos, recreativos y deportivos.3

3 Ibid.,p. 9 y 10.

8
El cumplimiento de este perfil requiere el establecimiento de nuevas formas peda-
gógicas que promuevan el desarrollo intelectual de los alumnos mediante la
construcción de conocimientos y saberes que estimulen su capacidad de interacción
social y su desenvolvimiento individual, a través de la participación en actividades
organizadas para el logro de objetivos planteados. Se pretende que los estudian-
tes sean competentes tanto en el trabajo escolar como en las tareas de la vida
cotidiana, que desarrollen una creciente autonomía en el uso del saber, una
tendencia hacia el aprendizaje permanente y la capacidad de manejar informa-
ción, enfrentar situaciones diversas y relacionarse positivamente con los demás.

9
Introducción

L
a Telesecundaria es la modalidad de la educación secundaria, que atiende a
casi la tercera parte de los estudiantes que asisten a este nivel educativo y, de
ellos, una importante proporción se encuentra ubicada en las áreas rurales de
nuestro país.4 Por ende, el “Programa Nacional de Educación 2001-2006” la in-
cluye entre sus seis programas y proyectos de la Política de Articulación de la
Educación Básica, mediante el Programa para el Fortalecimiento de la Educación
Telesecundaria, al hacer énfasis en “la revisión y el fortalecimiento de este mode-
lo de atención” (SEP, 2001: 138).

La renovación del modelo pedagógico de la telesecundaria parte de los elementos


siguientes: los propósitos y lineamientos de la Reforma de la Educación Secundaria
(RES); la situación que guarda el subsistema, reportada en estudios y publicaciones
especializadas; y las implicaciones para la transformación del modelo pedagógico
que se derivan de las características propias de esta modalidad.

Con el trabajo que se realiza durante las tres sesiones del taller, los maestros y las
maestras de telesecundaria se acercarán al planteamiento que se hace en el mo-
delo renovado, revisarán los nuevos materiales educativos y reflexionarán acerca
de su contenido e implicaciones en su quehacer docente, a fin de plantearse un
Trayecto formativo que les apoye en su implementación.

La primera sesión tiene el propósito de que el colectivo docente valore la impor-


tancia que para el aprendizaje y la enseñanza tiene el cambio en el modelo
pedagógico e identifique las características y postulados que han guiado la
renovación del modelo pedagógico de la telesecundaria, tanto en lo general como
en las especificaciones de las cuatro asignaturas que se modifican en el primer
grado.

4 La matrícula de Telesecundaria registrada en el ciclo escolar 2005-2006, es de 1 248 100 alumnos. Fuente: quinto informe de
labores. México. SEP, 2005: 114.

11
En la segunda, los participantes empiezan por reconocer los retos que para la en-
señanza y para su práctica docente les plantea la renovación del modelo peda-
gógico. Durante las actividades, los participantes exploran los nuevos materiales,
a la vez que conocen su estructura y las semejanzas y diferencias entre cada una
de las asignaturas que se han renovado para el primero grado.

En la tercera, el colectivo docente realiza una reflexión acerca de los retos que
este cambio les genera, así como de sus implicaciones pedagógicas. El taller con-
cluye con un ejercicio de identificación y planeación de acciones de formación
para el presente ciclo escolar que los guíe y acompañe en la implementación del
modelo renovado.

Como en otras ocasiones, el taller es un espacio para el intercambio de ideas y la


apropiación de elementos didácticos que apoyen la práctica docente. Por ello, es
indispensable crear entre los y las participantes un ambiente que beneficie la libre
expresión, la interacción, la reflexión y la apropiación de nuevos conocimientos.

Dado que varias de las actividades se centran en la revisión de los nuevos materia-
les para alumnos y maestros, se recomienda que el taller se realice con el apoyo
de dichos materiales.

Con el propósito de brindarles mayores elementos para el análisis y como un apo-


yo para iniciar su Trayecto formativo de manera autónoma, al final del taller se
incluye la bibliografía de algunos de los textos que han sido consultados durante
la construcción del modelo renovado para la telesecundaria.

12
Descripción del Taller
El progreso consiste en renovarse
Miguel de Unamuno
(1862-1936)

Propósito general

QUE EL COLECTIVO DOCENTE :

 Identifique las características y fundamentos del modelo renovado de la tele-


secundaria y los nuevos materiales para el primer grado, a fin de ubicar el
papel del maestro en éste y de visualizar las necesidades de formación que
se desprenden de la renovación y de su puesta en práctica en las aulas.

Propósitos de las sesiones

QUE EL COLECTIVO DOCENTE :

 Valore la importancia de renovar el modelo pedagógico de la telesecundaria,


para responder a las necesidades formativas de los alumnos y a las demandas
sociales actuales, mediante la reflexión acerca de su práctica docente.

 Conozca los postulados y características del modelo renovado, para que iden-
tifique los retos y modificaciones relevantes en la práctica docente y en la
organización escolar.

 Explore los nuevos materiales e identifique la estructura y organización que


se propone, con la finalidad de que detecte los retos que implican para su
práctica docente, así como sus necesidades de desarrollo profesional.

 Plantee acciones de formación que amplíen o complementen las que


consideraron en su Trayecto formativo, que les sirvan como apoyo a la
implementación del modelo renovado y al aprovechamiento de los materia-
les educativos elaborados, con base en las necesidades que visualizaron
durante las actividades del taller.

13
Distribución de contenidos por sesiones de trabajo

Sesión Contenido Tiempo

El cambio en la escuela telesecundaria


Primera 4 Horas
El modelo pedagógico renovado

Las secuencias de aprendizaje y los Libros para el Maestro


Segunda 4 Horas
Retos y necesidades de formación

Implicaciones del modelo renovado


Tercera 4 Horas
Un Trayecto formativo en el marco de la renovación

Simbología

Individual Equipo Plenaria

14
Primera sesión

Conociendo el modelo
renovado
La capacidad del profesorado para enfrentarse
al cambio, aprender de él y desde él ayudar a
los alumnos será esencial para el futuro
desarrollo de las sociedades

Miguel G. Fullan

Propósitos

QUE EL COLECTIVO DOCENTE :

 Valore la importancia de renovar el modelo pedagógico de la telesecundaria,


para responder a las necesidades formativas de los alumnos y a las demandas
sociales actuales, mediante la reflexión acerca de su práctica docente.

 Conozca los postulados y características del modelo renovado, para que


identifique los retos y modificaciones relevantes en la práctica docente y en
la organización escolar.

Materiales

 Hojas para rotafolio


 Plumones
 Cuaderno de notas
 Cinta adhesiva

15
Actividades

1 Inicien el trabajo con la presentación de cada integrante del colectivo docen-


te. Digan su nombre y una característica personal; la idea es propiciar un
ambiente que permita desarrollar el taller.

2 Comenten y acuerden las condiciones que para la participación y el trabajo


se requieren durante el taller: respetar los turnos, no abusar del uso de la
palabra, y evitar las reiteraciones y la puntualidad tanto en el inicio como al
término de las sesiones son ejemplos de dichas condiciones.

3 Lean los apartados de Introducción y Descripción del taller y subrayen aquello


que les resulte relevante.

4 Lean el epígrafe que se encuentra al inicio de esta sesión y escriban en su


cuaderno de notas sus reflexiones en torno a:

 ¿Qué pienso de un cambio en la telesecundaria?

 Modificar mi forma de trabajo, ¿puede ayudar a que mis alumnos apliquen


en su vida lo que aprenden?, ¿por qué?

 ¿Cómo puede beneficiarme el cambio en el modelo de telesecundaria?

5 Organicen equipos y compartan sus reflexiones. A continuación den respuesta


a las preguntas siguientes:

 ¿Qué tendríamos que hacer para convertirnos en agentes del cambio?

 ¿Qué expectativas profesionales como docentes y de aprovechamiento de los


alumnos pueden generar el cambio?

6 Redacten en su cuaderno de notas un párrafo de no más de seis líneas en el


que se incluyan las reflexiones y conclusiones a que llegaron en el equipo.

16
7 Intercambien las producciones de los equipos y obtengan una conclusión ge-
TIEMPO
neral. Escríbanla en una hoja para rotafolio y pónganla en un lugar visible ESTIMADO:

60
para consultarla durante el taller. minutos

8 Regresen a los equipos en los que estaban trabajando, lean el fragmento


siguiente y subrayen aquello lo que les parezca más importante.

El contexto de la enseñanza

Para los maestros, el cambio no es un proyecto en los papeles ni un elegan-


te diagrama de flujos. Es algo que debe ocurrir en el mundo complejo y ata-
reado de su aula. Un consultor o un formador de docentes pueden dar una
clase sobresaliente, pero al maestro le toca emular esa clase hora tras hora,
día tras día, semana tras semana. Un video sobre un trabajo en grupo
cooperativo con computadoras puede mostrar excelencia en las estrategias
de enseñanza, pero es el maestro el que tiene que hacer que esa actividad
grupal se desenvuelva de algún modo junto con las otras exigencias apre-
miantes de los demás alumnos de su clase. A menudo el cambio se idealiza
demasiado; se lo concibe dentro de sistemas autónomos y recortados con de-
masiada nitidez, por lo que es necesario buscarlo con más circunspección,
mirando las exigencias del mundo real y del contexto de la enseñanza. Ne-
cesitamos una comprensión ecológica de la actividad docente: el modo en
que ésta se desarrolla para adecuarse al medio, y en que podemos y debe-
mos cambiar ese medio si pretendemos modificar lo que en él ocurre.

Hay tres aspectos del contexto de la enseñanza que son particularmente


importantes. En primer término, algunos de los aspectos de ese contexto
varían. La enseñanza no es siempre igual. Hay diferentes enfoques para
enseñar o manejar el aula que son apropiados en diferentes situaciones. Esto
nos recuerda que las estrategias de enseñanza no se pueden estandarizar.
La adecuación al contexto es vital cuando se intenta mejorar la instrucción.

Un segundo aspecto importante del contexto de la enseñanza es su realismo


y practicidad. A la mayoría de los maestros les interesa la excelencia en el
aula, la motivación de sus alumnos, hacer del aprendizaje un proceso activo
y divertido. Los educadores totales no son educadores perfectos. A los maes-
tros también les interesa conservar su salud y controlar su estrés. Les interesa
no agotarse y darse un respiro para recuperarse, por ejemplo: asignando a
los alumnos tareas en sus bancos u otras actividades de rutina. La mayoría

17
de los maestros reconocen la importancia de comprometer activamente a los
alumnos en el aprendizaje, pero también ven la necesidad de apaciguar a
esos mismos alumnos con tareas más regulares y tranquilas si se alborotaron
demasiado con la clase o actividades previas.

Un tercer aspecto del contexto de enseñanza es idéntico para casi todos los
docentes. Son características contextuales que fijan límites muy definidos a lo
que pueden hacer los maestros y a las posibilidades reales de innovación.
Muchas de estas realidades, como el aislamiento del aula, están firmemente
institucionalizadas. Tienen profundas raíces históricas. Pero, mientras parez-
can «datos», no surgirá el afán de corregirlas. En efecto, como sugiere Sa-
rason (1982), cuestionar los aparentes «datos» de la escuela es una de las
actividades más importantes que podemos emprender como preludio a un
cambio. Las cosas podrían ser de otra manera.

FULLAN, Michael G. y Andy Hargreaves. “El contexto de la enseñanza”


en La escuela que queremos. Los objetivos por los que vale la pena luchar.
México: SEP, Biblioteca para la Actualización del Maestro,
2000, pp. 62-66.

9 Comenten con sus compañeros el contenido del texto y reflexionen en relación


con los siguientes aspectos:

 ¿Con cuáles puntos de la lectura se identifican?

 ¿Consideran que la visión de los autores se adapta a la realidad que viven


en sus aulas y a sus experiencias en la forma como se han realizado las pro-
puestas de cambio en sus centros de trabajo?

 ¿Qué aspectos de su contexto educativo consideran que es necesario revisar


detalladamente?

10 Consideren su respuesta a la última pregunta de la actividad anterior y elaboren


en una hoja para rotafolio un cuadro en el cual enumeren los aspectos que
identificaron. Consideren como ejemplo el que se presenta a continuación.

18
Aspecto Temporalidad del cambio Estrategias posibles

Campañas que incentiven la asistencia


Inasistencia de los
Corto plazo Visita a los hogares de los alumnos que más falten
alumnos
Motivación extra para los alumnos faltistas

Acuerdos con la comunidad


Condiciones físicas de la Visitas a las autoridades municipales y estatales
Corto y mediano plazos
escuela Eventos de recaudación
Trabajo comunitario con los alumnos

Baja escolaridad de los Acuerdos con el INEA


Mediano plazo
padres de familia Constitución de grupos de apoyo

Trabajo en los aolectivos docentes


Formación profesional Asistencia a cursos en los Centros de Maestros
de los docentes de la Corto y mediano plazos Espacios de trabajo colegiados
escuela Formación de círculos de estudio en el interior del
plantel

Nota. Los aspectos considerados en esta tabla son ejemplos que pueden retomar
o modificar.

TIEMPO
11 Presenten su trabajo al resto del grupo y comenten la forma y argumentos que ESTIMADO:

60
utilizaron para llegar a conclusiones. minutos

12 Si las condiciones del grupo lo permiten, organicen nuevos equipos y lean el


texto que se encuentra en el recuadro siguiente.

El servicio de telesecundaria, como una variante de la educación secundaria,


asume la responsabilidad que le fue conferida con el objetivo fundamental
de vincular a la escuela con la comunidad. Esta integración debe garantizar
que los aprendizajes obtenidos por los educandos sean no únicamente prope-
déuticos, sino encaminados a su formación tanto individual como social.

[…] La superación del nivel de vida de la comunidad. Convertir el aprendi-


zaje en una empresa solidaria en la que todos coordinen esfuerzos para

19
lograr la superación común, constituye una preparación para que también
aúnen sus esfuerzos con el propósito de elevar la calidad de vida de quien
pertenece al mismo grupo social.

SEP. Telesecundaria. Guía Didáctica, 1er Grado. México:


SEP, 2004, fragmento, pp. 15-16.

Una vez concluida la lectura, reflexionen y comenten en relación con lo


siguiente:

 ¿Cómo y en las condiciones actuales, la telesecundaria cumple con las funcio-


nes sociales que le corresponden?

 Considerando el análisis de su contexto y la respuesta a la pregunta anterior,


¿qué otros elementos sería conveniente incorporar al trabajo que realizan en
la Telesecundaria?

13 Abran un espacio para compartir en el grupo las reflexiones de los equipos


y registren en una hoja para rotafolio las conclusiones a que lleguen.

14 Regresen a los equipos en los que estaban trabajando y distribúyanse los


apartados siguientes que se encuentran en la presentación del taller:

 Antecedentes y situación actual de la telesecundaria.

 La Reforma de la Educación Secundaria (RES).

 Perfil de egreso.

15 Una vez concluida la lectura, comenten con sus compañeros de equipo sus
impresiones y centren su discusión en los puntos siguientes:

 ¿Cómo contribuye la RES a la función social de la telesecundaria y la aten-


ción a las necesidades formativas de sus alumnos?

 ¿Qué aspectos de la RES contribuyen a elevar la calidad educativa en la telese-


cundaria y cuáles a dar respuesta a las demandas sociales de la comunidad
en la que se encuentra su escuela?

20
 ¿Qué retos para su práctica docente implica lograr el perfil de egreso para
la Educación básica?
TIEMPO
16 Elaboren en su cuaderno de notas un texto de no más de 10 líneas en el que ESTIMADO:

60
registren sus reflexiones y compártanlo con el resto del grupo. minutos

17 Si las condiciones del grupo lo permiten, organicen nuevos equipos y distri-


búyanse para su lectura los siguientes apartados del Anexo 1:

 El aprendizaje y la enseñanza

 La organización pedagógica en el aula

 El papel del maestro

 Los nuevos materiales

 La evaluación en el modelo renovado

18 Tomando como base su experiencia y el contenido de los diferentes apartados


que leyeron, elijan una técnica de procesamiento de información (mapa con-
ceptual, mapa mental, cuadro sinóptico, etcétera) que les apoye para exponer
al resto del grupo el apartado o los apartados que analizaron.

19 Expongan su trabajo al resto del grupo. Consideren que en este momento los
integrantes de cada equipo son los únicos que conocen el contenido de esos
apartados, por lo cual es muy importante la manera como los compartan.

20 Una vez concluidas las presentaciones, reflexionen acerca de lo expuesto por


cada equipo en relación con los retos que esto implica para cada uno(a) de
ustedes en la función docente en la que se desempeñen.

21 De manera individual, escriban en su cuaderno de notas sus reflexiones y los


retos que deberán asumir, tanto en lo individual como en el colectivo docente,
durante la implementación del modelo renovado en sus escuelas. Consideren
TIEMPO
los materiales revisados durante la sesión y las aportaciones de los partici- ESTIMADO:

60
pantes. minutos

21
Productos de la sesión

 Conclusiones del colectivo docente acerca de la importancia de renovar el


modelo pedagógico en la telesecundaria.

 Cuadro de los aspectos que es necesario cambiar en cada escuela, como base
para renovar el modelo pedagógico y algunas estrategias que se pueden
poner en práctica.

 Texto libre respecto a las implicaciones de la RES en la transformación del


modelo pedagógico de telesecundaria.

 Material de exposición referente a las implicaciones didácticas del modelo


renovado.

 Reflexión individual acerca de los retos que cada maestro(a) asumirá en lo


particular y en el colectivo docente, durante la implementación del modelo
renovado en telesecundaria.

22
Segunda sesión

Explorando los nuevos


materiales
La innovación como un conjunto de materiales y recursos es el aspecto
más visible del cambio, y el que se emplea con más facilidad.
El cambio en el sistema o estilo de enseñanza para el uso
de nuevos materiales, presenta mayor dificultad si es que deben
adquirirse nuevas aptitudes y deben establecerse formas
nuevas de realizar las actividades de instrucción

Michael G. Fullan

Propósito

QUE EL COLECTIVO DOCENTE :

 Explore los nuevos materiales e identifique la estructura y organización que


se propone, con la finalidad de detectar los retos que para su práctica do-
cente implican, así como sus necesidades de desarrollo profesional.

Materiales

 Ciencias I. Telesecundaria
 Geografía de México y el mundo. Telesecundaria
 Español I. Telesecundaria. Libro para el Maestro
 Matemáticas I. Telesecundaria. Libro para el Maestro
 Cuaderno de notas
 Hojas para rotafolio
 Lápiz
 Cinta adhesiva

23
Actividades

1 Con la finalidad de iniciar la exploración de los nuevos materiales, de manera


individual hagan una revisión rápida de algunas secuencias de aprendizaje
en los libros del alumno de las asignaturas de Geografía y Ciencias, así como
de las orientaciones que se ofrecen para una secuencia de aprendizaje en
los Libros para el Maestro de las asignaturas de Español y Matemáticas.

2 Formen equipos y comenten sus impresiones acerca de las secuencias de


aprendizaje y de las orientaciones para el maestro.

3 Si las condiciones del grupo lo permiten, reúnanse en equipos de cuatro in-


tegrantes y distribúyanse las secuencias de aprendizaje y el material para el
maestro. Revisen con más detalle la estructura del material que les haya to-
cado (Libro para el Alumno o Libro para el Maestro). Pueden tomar nota o
señalar con lápiz los apartados o secciones que vayan identificando.

4 Organicen la información del material que hayan revisado en un cuadro


como el siguiente:

Aspectos Características
Libro para el Alumno
Indican la organización en el aula, de acuerdo con la actividad que se va a
Clave de logos
realizar. Son una llamada para la utilización de otros materiales, etcétera

Para empezar: marca el inicio de la secuencia, en la cual se establecen los


Estructura de la secuencia propósitos y el producto de aquélla
(secciones) Manos a la obra: es el momento central de la secuencia y el de mayor
duración
Número de sesiones De acuerdo con la secuencia analizada, poner el número
Propósitos El propósito por lograr durante la secuencia articula las actividades de ésta
Se detectan los momentos en que se incorpora esta actividad a la secuencia,
Evaluación
invita a la reflexión sobre lo aprendido hasta el momento, etcétera
Productos Son congruentes con el propósito, aglutinan el trabajo realizado, etcétera
En las aulas no se cuenta con ellos. Son un gran apoyo y enriquecen el
Recursos impresos y multimedia
trabajo, etcétera

24
Libro para el Maestro

Son suficientes y orientan adecuadamente la conducción de cada una de las


Orientaciones del Libro para el
sesiones. Las recomendaciones didácticas son pertinentes, la orientación sobre
Maestro
el uso de materiales complementarios apoya el trabajo en el aula, etcétera

Nota. Lo registrado en la tabla es un ejemplo parcial de las características de cada


TIEMPO
sección de los materiales; se propone únicamente para guiar la sistematización de ESTIMADO:

150
la información. minutos

5 Una vez concluido su cuadro, consideren y registren sus hallazgos referentes


a la estructura de la(s) secuencia(s) que revisaron; además, centren su traba-
jo en los siguientes puntos:

 ¿Hay una estructura común a todas las secuencias?, ¿cuál?

 ¿Qué aspectos son específicos de cada asignatura?, ¿cuáles?

 ¿Consideran que las orientaciones didácticas del Libro para el Maestro coad-
yuvan a lograr los propósitos de las secuencias?

6 A partir de la revisión de los nuevos materiales y con base en su experiencia


docente y el trabajo realizado, reflexionen sobre los retos y las necesidades
de formación que detectaron para poner en práctica el modelo renovado.

7 Sistematicen la información en un cuadro como el siguiente:

Retos Necesidades de formación

25
8 Compartan con el resto del grupo su listado de retos y necesidades de for-
mación.
TIEMPO
ESTIMADO: 9 Comparen el trabajo de cada equipo y consideren la inclusión de otros retos
60
minutos y necesidades de formación para el colectivo docente.

10 Redacten en su cuaderno de notas un texto individual de media cuartilla en


el que retomen las lecturas y actividades realizadas hasta el momento en el
taller y relaciónenlo con lo que expresa Michael G. Fullan en el epígrafe que
se encuentra al inicio de la presente sesión.
TIEMPO
ESTIMADO:

30
minutos 11 Compartan algunos de sus textos con el resto del grupo.

Productos de la sesión

 Cuadro con las características de los aspectos que se manejan en las secuen-
cias de aprendizaje y las orientaciones del Libro para el Maestro.

 Caracterización de la estructura de los materiales para el alumno, en el mo-


delo renovado de telesecundaria.

 Cuadro de retos y necesidades de formación para la implementación del mo-


delo renovado de telesecundaria.

 Texto libre que retome los contenidos de las dos sesiones, con el epígrafe de
Michael G. Fullan.

26
Tercera sesión

Las implicaciones del modelo


renovado en la práctica
docente
Los sueños están donde comienza el dilema.
Las escuelas han logrado, por cierto, cosas inimaginables en el pasado,
pero hoy nuestros sueños son más ambiciosos.
Queremos escuelas que brinden conocimientos y comprensión
a un gran número de personas con distintas capacidades
e intereses provenientes de medios culturales y familiares diferentes,
lo cual implica todo un desafío. Y estamos dispuestos a aceptarlo

David Perkins

Propósito

QUE EL COLECTIVO DOCENTE :

 Plantee acciones de formación que amplíen o complementen las que conside-


raron en su Trayecto formativo, que les sirvan como apoyo a la implementación
del modelo renovado y al aprovechamiento de los materiales educativos
elaborados, con base en las necesidades que visualizaron durante las acti-
vidades del taller.

Materiales

 Cuaderno de notas
 Hojas para rotafolio
 Plumones
 Cinta adhesiva

27
Actividades

1 Reúnanse en equipos y retomen los retos identificados en las dos sesiones an-
teriores (Actividad 21 de la primera, y 6 y 7 de la segunda).

2 Clasifiquen los retos que identificaron en un cuadro como el siguiente. Si lo


consideran, pueden omitir o agregar otros aspectos.

Aspecto Implicaciones para la práctica docente Reto

La organización pedagogica
en el aula

Organización en la escuela

Formación docente

3 Compartan su trabajo con el resto del grupo. Si lo consideran necesario, com-


pleméntenlo con las aportaciones de los demás equipos y registren en su cua-
derno de notas las conclusiones a que lleguen.

4 De manera individual, redacten en su cuaderno de notas un texto breve (de


ocho ó 10 líneas) en el cual describan o listen las implicaciones que para su
trabajo cotidiano representa la organización didáctica en el modelo renova-
do para la telesecundaria.

5 Compartan algunos de sus textos con el resto del grupo. Si lo consideran ne-
TIEMPO
ESTIMADO: cesario, hagan modificaciones o incorporen nuevos elementos que amplíen o
90
minutos hagan más preciso el suyo.

28
6 Para finalizar el taller, retomen el cuadro anterior y, junto con las reflexiones
y productos obtenidos durante las tres sesiones, planteen acciones susceptibles
de realizarse durante el presente ciclo escolar, que puedan incorporar a su
Trayecto formativo y les permitan que como colectivo docente y de manera
individual se vayan apropiando de los planteamientos y los retos que requie-
re el modelo renovado para la telesecundaria. Consideren propósitos, accio-
nes y tiempos de realización.

Pueden usar un formato similar al que se presenta a continuación o formular uno


que se adapte a sus necesidades.

Necesidades de Qué se requiere para En qué


formación atenderlas periodo

Del colectivo docente

Individuales TIEMPO
ESTIMADO:

150
minutos

Productos de la sesión

 Cuadro de retos e implicaciones en la práctica docente.

 Texto personal acerca de las implicaciones de la organización didáctica del


modelo renovado en el trabajo cotidiano.

 Acciones del colectivo docente e individuales para responder a las necesida-


des de la implementación del modelo renovado de telesecundaria.

29
Anexo 1

LA RENOVACIÓN DEL MODELO PEDAGÓGICO DE TELESECUNDARIA

La renovación de la telesecundaria cumple puntualmente con los propósitos y li-


neamientos de los Planes y programas de estudio para la Educación secundaria.
SEP. 2006; sin embargo, en el planteamiento de su nuevo modelo pedagógico se
han realizado algunos ajustes para adecuarlo a las características propias de esta
modalidad.

Se busca mejorar la calidad del proceso educativo al establecer las bases para
que en el aula se fomente tanto la construcción de conocimientos como la
apropiación de metodologías y procedimientos de aprendizaje. Se trata de una
reforma gradual que apunta a renovar la práctica docente y que las situaciones
de aprendizaje impulsen a los alumnos a esforzarse en comprender de manera
profunda y, a la vez, alimenten su curiosidad natural y su gusto por el estudio.

La inclusión de la telesecundaria en esta nueva orientación de la educación secun-


daria, requiere redefinir su modelo pedagógico para dar cabida a una perspectiva
del aprendizaje que considere las características distintivas y específicas de esta
modalidad. Esto supone adoptar un concepto del proceso de aprendizaje que
ayude a articular las actividades que se realizan en el aula, la participación de
los alumnos en ellas y la construcción del conocimiento.

EL APRENDIZAJE Y LA ENSEÑANZA

La renovación del modelo pedagógico de la telesecundaria está basada en la


convicción de que el aprendizaje ocurre a partir de la actividad en el aula, me-
diante la colaboración continua y la interacción entre los participantes: maestro-
alumno, alumnos-alumnos y maestro-grupo. De esta manera, tanto el grupo como
el individuo construyen el conocimiento.

Los participantes interactúan en la construcción del conocimiento, al aportar dife-


rentes perspectivas de percepción y análisis, diversos recursos para el trabajo
académico, así como sus saberes y habilidades, como un medio para que el es-
tudiante use lo que ya sabe y evolucione hacia el manejo de conceptos, técnicas
y procedimientos cada vez más profundos y eficaces.

30
De acuerdo con tal concepción, corresponde al maestro crear oportunidades de
intercambio y colaboración, guiar la apropiación de conocimientos, el uso de he-
rramientas mentales y saberes prácticos, buscando propiciar la participación de
los estudiantes en procesos interactivos en los que puedan familiarizarse con los
conocimientos y saberes de otros. Por ello, es fundamental que el docente cuente
con las habilidades necesarias para cuestionar, analizar, integrar, sintetizar, con-
cluir y, en general, ayudar a sus alumnos a construir apoyos o plataformas que
les permitan transitar hacia entendimientos más profundos.

Según esta visión del aprendizaje, los materiales didácticos utilizados en la reno-
vación de la telesecundaria están diseñados con base en los criterios siguientes:

 La relevancia de los contenidos escolares o curriculares para la vida de los


alumnos.

 La necesidad de crear situaciones de aprendizaje en las que la experiencia


y conocimiento de los alumnos sea relevante y útil.

 La interacción en el aula como parte orgánica del aprendizaje.

En el modelo renovado se busca enriquecer y diversificar la interacción en el aula,


al incluir nuevos materiales educativos y actividades de aprendizaje que fomenten
la consulta de varias fuentes, la discusión, la comparación de textos, la integración
de diferentes formas de representación (imagen, sonido, gráficos, texto y mapas,
entre otros) y el uso de herramientas informáticas. La utilización de estos recursos
tiene como finalidad construir conocimientos y apropiar las prácticas científicas y
culturales marcadas como contenidos de aprendizaje en los programas de estu-
dio.

La renovación del modelo pedagógico de la telesecundaria retoma tanto el enfo-


que de enseñanza de cada asignatura como la concepción del aprendizaje enun-
ciada y las orientaciones específicas para cada disciplina, es decir, esclarece el
significado y los propósitos de enseñar y de aprender en cada asignatura.

A continuación se describen las consideraciones fundamentales de la renovación


en las cuatro asignaturas que se pondrán en marcha en el primer grado, a par-
tir del ciclo escolar 2006-2007.

31
En Español

Está demostrado que la simple enseñanza de definiciones gramaticales o de re-


glas ortográficas no convierte a los alumnos en lectores atentos y críticos ni en
escritores fluidos y expresivos. El proceso educativo requiere que el aula se con-
vierta en un espacio en el cual los estudiantes sean estimulados para atreverse a
probar nuevas formas de entender el mundo por medio del lenguaje, de interpre-
tar y crear textos y discursos, de hablar y pensar, y de comunicarse e interactuar.

Con esta asignatura se busca que los estudiantes de telesecundaria se vean a sí


mismos como personas capaces de generar su aprendizaje con la colaboración
de los demás. En consecuencia, también se aspira a que cada uno encuentre su
lugar como participante autorizado en nuevas conversaciones y que se apropie
del lenguaje escrito para crear y expresar sus pensamientos en forma ordenada,
fundamentada y lógica. Las actividades de aprendizaje en esta asignatura apun-
tan a despertar en el estudiante un espíritu crítico y abierto que invite a la comu-
nidad escolar a ir más allá, reorientando la práctica docente.

Hoy en día, enseñar Español equivale a guiar y brindar asistencia a los alumnos
para mejorar su desempeño como lectores, escritores y hablantes de una lengua.
Un maestro transmisor de información limita a sus alumnos al papel de especta-
dores pasivos. En este sentido, los nuevos materiales de telesecundaria invitan a
que el maestro los acompañe en su proceso de aprendizaje, organice situaciones
educativas acordes con su contexto, y les ofrezca su experiencia y conocimientos
para que con su ayuda puedan interpretar o elaborar textos, plantear preguntas,
buscar información, resolver problemas, investigar y comunicar los resultados de
su investigación.

En Matemáticas

El fundamento teórico de la renovación de la telesecundaria plantea que un co-


nocimiento se aprende en la medida en que puede utilizarse para resolver las
disyuntivas, conflictos y cuestionamientos que se generan en una situación deter-
minada (obtener un cálculo, resolver un problema, tomar una decisión, etcétera).
Se considera que la resolución de problemas es la estrategia que permite a los
alumnos apropiarse de los conocimientos matemáticos.

Esta perspectiva asume que un problema es aquella situación que representa un


reto para el pensamiento del alumno; es decir, que la solución no es tan sencilla

32
que pueda establecerse de antemano, ni tan difícil que parezca imposible de re-
solver. En el mundo de las matemáticas, un problema puede tomar muchas for-
mas: un enunciado, una construcción geométrica, una actividad puramente nu-
mérica, etcétera.

Se espera que, ante el planteamiento de un problema, el alumno utilice sus co-


nocimientos previos para comprenderlo y buscarle una solución, en el entendido
de que hay diversas estrategias posibles para ello y que él debe producir al me-
nos una. En gran medida el desafío para el profesor se encuentra en poder res-
tructurar algo que el estudiante ya sabe y que será necesario modificar o ampliar,
para enfrentar la nueva situación problemática.

De acuerdo con el nuevo enfoque, será fundamental permitir a los alumnos entrar
en acción con un problema matemático antes de “darles la clase” y de explicarles
paso a paso lo que deben hacer; aunque pueda parecer que cometen muchos
errores, que les toma demasiado tiempo o que llegan a conclusiones equivocadas,
debe permitírseles la exploración y confiar en que ellos encontrarán un camino
para resolver la problemática planteada. También para los maestros será necesario
contar con habilidades para convencer a los estudiantes de que pueden buscar
sus propias estrategias de resolución sin perder el control de sus acciones.

Se seguirá requiriendo que, en su momento, el maestro enseñe fórmulas, defini-


ciones o algoritmos, así como deberá dar explicaciones para aclarar dudas. La
diferencia radica en el momento en que realiza esas actividades: tradicionalmen-
te, dichas actividades se han realizado al inicio de la clase, dejando para el final
(y si alcanza el tiempo) la intervención del alumno ya acotada por lo dictado en
“la lección”; ahora se pretende que se realicen cuando los alumnos ya se han
enfrentado al problema haciendo uso de sus conocimientos previos. Asimismo, la
ejercitación de una técnica y la aplicación de lo aprendido siguen siendo nece-
sarias y, una vez cumplido lo anterior, es conveniente dar espacios para ello.

En esta perspectiva, el papel del conocimiento matemático que se va a enseñar


también es distinto: no se trata de conocimientos acabados, sino de nociones que
se van enriqueciendo.

En el modelo renovado para la telesecundaria se reconoce la importancia de la


interacción entre los alumnos para lograr los propósitos de aprendizaje, no sólo
porque ellos pueden apoyarse entre sí para comprender el planteamiento de un
problema o para intercambiar estrategias de solución, sino también porque es

33
condición indispensable que existan mecanismos de comunicación oral, gráfica o
escrita que permitan transmitir información al otro y construir significados mate-
máticos compartidos.

En Ciencias

Se concibe a la enseñanza como un proceso en el que las interacciones verbales


que se establecen entre el maestro y los alumnos, así como entre éstos promueven
el desarrollo y la comprensión común de los contendidos científicos.

En este contexto, el maestro guía a los alumnos hacia la construcción de nuevos


conocimientos, destrezas y actitudes científicas mediante su participación activa y
creativa. Así, el maestro debe ofrecer apoyos provisionales, adecuados al nivel
de competencia del grupo, que le faciliten logros cognitivos que van más allá de
sus posibilidades individuales.

La enseñanza de las Ciencias debe contribuir a que los estudiantes desarrollen


diversas habilidades, que los ayuden a aprender, a razonar y a ser capaces de
resolver problemas de su entorno inmediato.

El programa de Ciencias I para telesecundaria pretende lo siguiente:

 Redimensionar los conocimientos conceptuales, para dar mayor importancia


a las destrezas y a las actitudes propias del quehacer científico, necesarias
para el desarrollo académico y personal de los adolescentes.

 Destacar el carácter formativo de los cursos de Ciencias, resaltando, para


cada subtema del programa, los contenidos conceptuales, las destrezas y las
actitudes que se trabajarán.

 Relacionar los conocimientos científicos con algunos de los problemas de la


sociedad, para que los estudiantes valoren la influencia social de la ciencia.

En Geografía de México y del mundo

El propósito fundamental de la asignatura es que los alumnos comprendan las


relaciones que existen entre la sociedad y la naturaleza y sean capaces de
reconocer los procesos que han dado lugar a la diversidad de espacios geográ-
ficos, para valorar cada uno de ellos como sustento del desarrollo actual y de las
generaciones futuras.

34
Los nuevos materiales promueven situaciones de aprendizaje que permiten a los
estudiantes reconocer sus realidades y reconocerse en ellas como sujetos activos
con capacidad de transformación. Dicho reconocimiento implica comprender cada
vez mejor el mundo en que vivimos, por lo cual se plantea a los adolescentes una
serie de tareas que los impulsan a llevar a cabo nuevas formas de actividad y a
tener otros modos de pensamiento.

El análisis crítico de situaciones sociales concretas desde una perspectiva geográfica


deberá sustituir al uso de cuestionarios y resúmenes realizados de manera mecá-
nica y sin construcción de significados. Más que proporcionar definiciones o
información, los contenidos, recursos y actividades de los materiales de Geografía
de México y del mundo toman en cuenta los intereses y características de los
estudiantes, sus experiencias personales, grupales y sociales, para transitar de la
memorización de información a la crítica y a la toma de posturas, acciones y
decisiones acerca de su entorno natural y social. En este sentido, el aprendizaje
habrá de promoverse a partir del análisis y la comparación de fuentes, la discusión
colectiva, la representación de información en diversas formas, en suma, la ela-
boración de significados a nivel descriptivo, de interpretación personal, de análisis
crítico y de acción creativa.

En los nuevos materiales el docente es, ante todo, un agente integrador del co-
nocimiento, un orientador en el desarrollo de estrategias que fortalezcan la auto-
nomía del estudiante y un previsor y negociador de necesidades específicas tanto
personales como grupales; en consecuencia, el aprendizaje debe caracterizarse
por ofrecer a los estudiantes las herramientas que les permitan comprender mejor
las distintas realidades sociales que enfrentarán a lo largo de su vida y desenca-
denar un proceso educativo en el que el alumno se reconozca como partícipe de
la transformación de su ambiente.

Los recursos didácticos son diversos y se utilizan con la finalidad de favorecer de


manera sistemática el desarrollo de las nociones, habilidades y actitudes para
comprender el espacio geográfico; además, se usan con especial énfasis los mapas,
las imágenes como fuentes de información y reflexión, así como las estadísticas.

En suma, se trata de una propuesta didáctica que procura no caer en el enciclo-


pedismo y superar la enseñanza expositiva, descriptiva y memorística. Es una
propuesta que ofrece oportunidades para explorar y aplicar lo aprendido, pro-
blematizar la realidad, comprender y recrear las nociones básicas de la Geografía.

35
LA ORGANIZACIÓN PEDAGÓGICA EN EL AULA

El nuevo modelo pedagógico considera cambios en la organización didáctica, tan-


to respecto al manejo del tiempo como acerca de las actividades que se proponen
para realizar en el aula. Se trata de dar tiempo para favorecer la profundización
en los contenidos y para organizar actividades que promuevan la interacción, el
intercambio de experiencias y el uso de diversos recursos de aprendizaje que im-
pliquen la puesta en juego de diferentes habilidades.

En el modelo renovado, la actividad en el aula se organiza a partir de secuen-


cias de aprendizaje cuya duración comprende de una a dos semanas y varias
sesiones de trabajo.

La secuencia de aprendizaje es la unidad mínima de trabajo en la nueva pro-


puesta y se define como la serie de actividades que se realizan no sólo para re-
solver un conjunto de situaciones problemáticas y que llevan al alumno a utilizar
sus conocimientos previos, sino también para formar, conceptualizar y consolidar
conocimientos nuevos con el fin de usarlos en situaciones de la vida cotidiana y,
cuando sea pertinente, en la elaboración de algún producto.

Se pretende que las secuencias de aprendizaje cumplan con los siguientes prin-
cipios y lineamientos educativos:

1 Centrarse en el aprendizaje más que en la enseñanza y en el alumno más


que en la disciplina, a saber:

 Dar acceso a diversas fuentes de información y recursos variados, así como


a diferentes formas de representación de objetos, situaciones, ideas y conceptos.
 Ampliar las prácticas de lectura y de escritura.
 Presentar los contenidos de manera lógica y dando prioridad a la profun-
dización de éstos más que a su extensión.
 Centrar el tratamiento temático en el desarrollo de nociones, habilidades y
actitudes para comprender conceptos centrales.
 Utilizar como referencia los conocimientos e intereses de los alumnos.

2 Promover la interacción en el aula y propiciar la participación reflexiva y


colaborativa entre los alumnos en actividades que les permitan dar explica-
ciones ordenadas, formular argumentos lógicos, hacer interpretaciones fun-
damentadas y realizar análisis abstractos.

36
3 Poner en práctica un sistema de evaluación que oriente las decisiones del do-
cente y de los alumnos.

 Certificar los conocimientos curriculares previstos mediante la asignación de


calificaciones, respondiendo así a una demanda social e interinstitucional.
 Reconocer las diversas formas de expresión del aprendizaje y de sus productos
y determinar el instrumento propicio para su evaluación, de tal manera que
el docente pueda hacer interpretaciones válidas de este proceso para refor-
zarlo.
 Establecer estrategias claras de vinculación con la comunidad, adoptando el
enfoque intercultural en los contenidos, discurso y diseño.

Estas modificaciones didácticas permiten al docente combinar el desarrollo de


competencias5 para atender a las necesidades de los adolescentes, tanto en el
contexto personal como en el social/comunitario. Así, el maestro puede modificar
el número de sesiones dedicadas al trabajo en una actividad específica, según
las necesidades del grupo y las características de cada secuencia. Esto es con-
gruente con el criterio de flexibilidad promovido desde la RES, que reconoce los
espacios donde el profesor pueda tomar las decisiones que considere pertinentes
para cumplir los propósitos planteados en el programa.

EL PAPEL DEL MAESTRO

El modelo pedagógico renovado para la telesecundaria busca ampliar las prác-


ticas de los profesores para que puedan:

 Fomentar en el aula actividades que impliquen razonamientos complejos, que


promuevan la discusión, el planteamiento de preguntas eficaces, la búsqueda
de respuestas, el análisis y solución de problemas y la elaboración de pro-
ductos culturales.

 Integrar las participaciones de los alumnos para concluir, cuestionar y cons-


truir la plataforma6 que les permita tener entendimientos más profundos.

 Trabajar con una variedad de materiales didácticos (impresos, audiovisuales,


informáticos y material concreto de laboratorio) que sean relevantes y signi-
ficativos para el aprendizaje de un concepto o tema determinado, o para la

5 Capacidad de movolizar varios recursos cognitivos para hacer frente a un tipo de situaciones (Perrenoud, 2004:11).

37
elaboración de proyectos a partir de un interés común o una problemática
compartida.
 Reconocer los avances y aprendizajes de sus alumnos, así como los aspectos
que requieren mayor reflexión.

La transformación de la práctica docente en la telesecundaria es un proceso pau-


latino que, a mediano y largo plazos, permitirá a los maestros reconocer y recu-
perar logros alcanzados y aprender de la experiencia. En este sentido, el modelo
renovado busca que se aprovechen las prácticas docentes realizadas en la telese-
cundaria de manera exitosa y que se introduzcan nuevas opciones para el trabajo
con los alumnos. Se busca formar maestros que puedan servir de enlace entre los
alumnos y el conocimiento.

Para apoyar al profesor, se plantea que los nuevos materiales didácticos aporten
elementos que favorezcan una transformación gradual de su práctica mediante
un proceso de mejora continua en el que se articulen materiales de aprendizaje,
actividades y formas de participación novedosas de los maestros y de los alumnos.

LOS NUEVOS MATERIALES EDUCATIVOS

Los estudios acerca de la situación de las aulas en telesecundaria7 muestran que


la Guía de Aprendizaje juega un papel central en el aula: orienta la intervención
de los docentes y la base del trabajo de los alumnos. Por ello, no sería factible
pensar en una renovación que eliminara este tipo de material, de modo que con-
servarlo ayuda a mantener la identidad de la telesecundaria y a dar continuidad
entre un modelo y otro.

Por lo anterior, los Libros para el Alumno del modelo renovado aportan elemen-
tos para que los estudiantes puedan realizar las actividades en equipo y, de ma-
nera individual, participar en proyectos y lograr el aprendizaje esperado. En este
sentido, con su uso pedagógico se busca:

 El empleo flexible de las nuevas emisiones televisivas con una intencionalidad


pedagógica más clara.

6 El andamiaje educativo se refiere al proceso de controlar los elementos de la tarea que están lejos de las capacidades del
estudiante, de manera que pueda concentrarse en dominar los que puede captar con rapidez. Se trata de una analogía con los
andamios empleados en la construcción pues, al igual que éstos, tiene cinco funciones esenciales: dar apoyo, servir como
herramienta, ampliar el alcance del sujeto que de otro modo sería imposible, y usarse selectivamente cuando sea necesario.
Dianne Papalia, 1992: 124.

38
 Presencia creciente de los recursos multimedia que permiten la vinculación con
múltiples textos y otros recursos gráficos (fotos, dibujos, esquemas, etcétera)
auditivos (voz, música, sonido) y visuales (animaciones en dos y tres dimen-
siones, video y cine).

 Integración de la Guía de Aprendizaje y del Libro de Conceptos Básicos en


la colección Libros para el Alumno (por cada asignatura), en los que se in-
cluyen la información básica y las actividades de aprendizaje, a la vez que
articulan los distintos medios y recursos didácticos.

 Sustitución de la Guía Didáctica por el Libro para el Maestro, el cual contiene


orientaciones didácticas concretas, ligadas a cada secuencia de aprendizaje.

Con la utilización de estos materiales didácticos se busca:

 Presentar los contenidos y actividades centrales de los conocimientos que se


pretende construir.

 Ofrecer diferentes tipos de actividades y múltiples oportunidades para acer-


carse a los contenidos.

 Fomentar la interacción entre los alumnos, estimulando la expresión de toda


la diversidad de respuestas o soluciones posibles a una pregunta o problema
planteado.

 Crear situaciones de opinión abierta.

 Dar tiempo suficiente para la exposición y contrastación de ideas, situaciones


y conceptos.

 Ofrecer acceso a una rica gama de fuentes de información y de formas de


representación de ideas, situaciones y conceptos.

 Ampliar las prácticas de lectura y de escritura de los alumnos.

En seguida se ofrece una descripción más detallada de los materiales didácticos


que se incorporaron al modelo renovado para la telesecundaria.

7 KALMAN, Carvajal y Rojano. Un retrato de las aulas de la telesecundaria en México. México: 2004.

39
Libro para el Alumno

Está dirigido a los alumnos y funciona como texto articulador de múltiples recur-
sos: impresos, audiovisuales e informáticos, integra en dos volúmenes por asigna-
tura la información básica y las actividades de aprendizaje, establece los vínculos
con las fuentes de consulta complementarias y se concibe como el facilitador de la
actividad de construcción social de conocimientos en el aula.

Cuenta con una sección introductoria, además de un mapa de su contenido, el


cual permite visualizar el panorama global de la asignatura y de sus partes, las
secuencias de aprendizaje con los temas, los ejes curriculares que se tocan y el
uso de otros recursos audiovisuales e informáticos involucrados. Dicho mapa es
el portal de acceso a los recursos audiovisuales e informáticos.

Además de las secuencias de aprendizaje ligadas a los contenidos programáti-


cos, se propone que, al final de cada bimestre, se desarrollen sesiones destinadas
a integrar los conocimientos y a evaluar los aprendizajes.

El Libro para el Alumno se caracteriza por ser:

 Comprehensivo: incluye indicaciones claras y precisas para que los alumnos


realicen las actividades de cada sesión y aborden los contenidos curriculares
en concordancia con los planteamientos del modelo renovado. Las orientacio-
nes para el proceso de aprendizaje y para la evaluación se encuentran en
estrecha correspondencia con la secuencia didáctica.

 Autoadministrable: aun cuando no se disponga de la infraestructura infor-


mática en el aula, los alumnos pueden realizar todas las actividades con el
apoyo del maestro y los materiales impresos y audiovisuales disponibles.

 Susceptible de hipermediación:8 con accesos identificados con claridad a otras


fuentes de información en diversos medios y soportes, siempre con miras a
cumplir los propósitos de la secuencia de aprendizaje correspondiente.

La estructura de las secuencias de aprendizaje es homogénea en todas las asig-


naturas y contiene secciones generales; sin embargo, existen algunas variaciones
en cada una, en función de las características y naturaleza de las asignaturas.
8 El Libro para el Alumno, posibilita la consulta de vínculos en internet o en otros recursos multimedia, adecuados a los
contenidos que se abordan en las diferentes secuencias.

40
Dichas secciones son:

1 “Para empezar”. Corresponde a la fase de encuadre y, como tal, es una sec-


ción en la que, a manera de introducción, se hace el planteamiento y la ubi-
cación del tema y sus propósitos. En ésta también se retoman las experiencias
y conocimientos previos de los alumnos.

2 “Consideremos lo siguiente”. Aquí se plantea una situación problemática o


detonadora, que adopta diferentes formas: un problema, una lectura, una
imagen provocadora; dicha situación funciona como el organizador de todas
las actividades de la secuencia.

3 “Manos a la obra”. Contiene una amplia variedad de actividades que se in-


sertan y se articulan alrededor de una meta compartida de aprendizaje, como
el análisis y la comparación de fuentes, la interpretación de éstas, las inves-
tigaciones que incluyen la realización de experimentos, el acopio de datos o
la elaboración de tablas, y la lectura, la escritura y discusión, entre otras.

4 “Para terminar”. Apoya la realización de actividades que se han previsto


en la etapa de síntesis. Como tal, esta sección contiene actividades para la
formalización, la sistematización y la socialización del conocimiento produ-
cido.

5 “Lo que aprendimos”. Contiene orientaciones para que el alumno, mediante


la reflexión, la valoración y la transferencia de lo aprendido en otras situa-
ciones, realice una evaluación individual y colectiva tanto del proceso como
de los resultados de su aprendizaje.

6 “Para saber más”. Se ubica al final de la secuencia de aprendizaje y ofrece


las referencias de los recursos (impresos, páginas Web, etcétera) que se plan-
tearon como apoyo a lo largo de las sesiones de trabajo. También incluye su-
gerencias de otros recursos para ampliar el tema o los temas abordados u
otros que estén relacionados.

Libro para el Maestro

Este material considera, entre sus propósitos, que los maestros de telesecundaria
conozcan el modelo pedagógico renovado, cuenten con una presentación gene-
ral del curso y sus propósitos, y con la descripción general de cada secuencia de

41
aprendizaje; además, proporciona criterios de uso para los materiales impresos
y multimedia propuestos; ofrece tanto sugerencias generales para la enseñanza
como propuestas de evaluación y hace recomendaciones de materiales adicionales.

El Libro para el Maestro reproduce en formato reducido cada secuencia de apren-


dizaje del Libro para el Alumno, e incorpora orientaciones didácticas vinculadas
con cada una de ellas, además de ofrecer recursos y formas alternativas para
abordar los contenidos.

Las orientaciones para cada secuencia de aprendizaje inician con un texto breve
en el que se incluye información general de los contenidos y los propósitos de ésta.
Asimismo, se menciona un recuadro en el que se informa acerca de las sesiones
en que se divide la secuencia, los temas que se abordarán, las habilidades y ac-
titudes por desarrollar, las actividades, los productos esperados, las respuestas a
las actividades planteadas, y el tratamiento didáctico de los errores, los recursos
por utilizar y la relación con otras asignaturas o secuencias de aprendizaje. En
suma, información suficiente para que el profesor planee su trabajo.

Otros materiales impresos

En todas las asignaturas se ha contemplado el uso de textos que resultan necesa-


rios para realizar las actividades. Entre ellos se encuentran: libros de texto, de
consulta, temáticos, de divulgación científica y cultural y de literatura; también se
aprovechan las colecciones de las Bibliotecas Escolares y de Aula. La propuesta
de uso pedagógico de estos materiales se explica en cada asignatura.

Incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación


al modelo renovado

En el modelo renovado para la telesecundaria se plantea la incorporación del uso


de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para cumplir dos de
sus propósitos principales:

 Preparar a los adolescentes para que sean ciudadanos de una sociedad plu-
ral, democrática y tecnológicamente avanzada.

 Buscar que los estudiantes consoliden sus competencias básicas y desarrollen


competencias cognitivas superiores.

42
En relación con el primer propósito, es claro que fomentar un contacto frecuente
del alumno con las TIC en la escuela permitirá que éste se familiarice con la tec-
nología informática y aprenda a aprovecharla. En un escenario ideal, los alum-
nos serán usuarios frecuentes de la tecnología y para lograr esta meta pueden
empezar a familiarizarse con las TIC mediante la utilización de los equipos dis-
ponibles en el aula como herramientas de enseñanza y de aprendizaje.

El papel socializador de la tecnología es uno de los principios de la RES: acercar


a los estudiantes y maestros a las fuentes de información digital implica involu-
crarlos en procesos de búsqueda sistemática, clasificación, análisis, uso, procesa-
miento, producción y comunicación de dicha información, con una intención pe-
dagógica bien definida.

Con referencia al segundo propósito mencionado, es conveniente señalar que la


promoción del uso de máquinas y aparatos que permiten nuevas formas de apro-
piación del conocimiento ayuda a que el alumno llegue a ser agente activo de su
aprendizaje. En este sentido, las nuevas tecnologías juegan un papel importante
en el desarrollo del sentido de responsabilidad académica del alumno de telese-
cundaria, ya que aprende en un sistema de estudio que tiende hacia el trabajo
independiente.

El uso de herramientas tecnológicas que estimulan el desarrollo de las habilida-


des cognitivas superiores de los alumnos es una de las líneas fundamentales en
la renovación del modelo pedagógico para la telesecundaria, ya que, en con-
gruencia con la RES, estas herramientas permiten al estudiante:

 ampliar su gama de métodos y estrategias de resolución de problemas;

 tener acceso a ideas poderosas en las distintas áreas del conocimiento;

 desarrollar su capacidad de análisis a partir de manipular propiedades y as-


pectos de los conceptos en una variedad de sistemas de representación;

 apropiarse de medios de validación de sus conjeturas a partir de la posibili-


dad de retroalimentación inmediata de los ambientes computacionales;

 ampliar su capacidad expresiva, utilizando múltiples medios y representacio-


nes, y

43
 desarrollar prácticas comunicativas para la expresión de los propios cono-
cimientos, experiencias y opiniones en un contexto comunicativo real, es decir,
en el que la audiencia no es simulada.

MATERIALES AUDIOVISUALES

El uso de las TIC en el modelo renovado supone la actualización y replanteamien-


to de la televisión como el recurso tecnológico preponderante en la telesecunda-
ria. Los nuevos materiales audiovisuales contienen diversos elementos, como au-
dio, textos y videos en formato DVD, cuya duración dependerá de su uso y
aplicación en los procesos de enseñanza y de aprendizaje; además, se seguirá
contando con materiales cuya transmisión se hará por la vía satelital.9

Estos materiales se proponen como una herramienta que, más allá de transmitir
información, apoye a los maestros para presentar un problema o tema en con-
texto, que sensibilice y ayude a la movilización de los saberes previos de sus
alumnos, con el fin de generar una interacción que favorezca los procesos de
aprendizaje. El maestro, con base en su planeación, decidirá el momento propi-
cio para usarlos en el aula; además, podrá decidir observar el video las veces
que considere necesarias para alcanzar los propósitos planteados. Se han consi-
derado los siguientes tipos de videos:

1 Introductorios: dan inicio a una secuencia de aprendizaje, contienen informa-


ción general acerca de su importancia y su interrelación con otros temas y/o
áreas de conocimiento y ofrecen un encuadre del contenido por desarrollar.

2 Motivadores: generan interés sobre el tema y, con ello, promueven el desa-


rrollo de habilidades de búsqueda, interacción en el aula y el trabajo cola-
borativo. Su lugar, número y extensión varían en las secuencias de aprendi-
zaje, pues se orientan a fortalecer el trabajo en alguna sesión específica,
contenido o actividad particular.

3 De contexto: aportan antecedentes, orientan y/o encuadran el trabajo en el


aula, alrededor de alguna temática general que puede abarcar una o más
secuencias de aprendizaje.

9 La inserción de estos recursos está sujeta al diseño instruccional de cada asignatura y secuencia de aprendizaje.

44
4 Problematizadores: muestran una situación problemática o de conflicto sobre
un tema para abordar el contenido desde una perspectiva crítica, a la vez
que promueven el planteamiento de preguntas y la búsqueda de respuestas
dentro y fuera del aula.

5 Ejemplificadores: muestran distintas aplicaciones de un concepto en diversos


contextos y permiten observar estas aplicaciones en situaciones concretas de
la vida diaria.

6 Formalizadores: abordan aspectos específicos de un tema, dando información


puntual que ayuda al entendimiento profundo de un contenido particular.

7 De reflexión: propician la discusión y la participación de los alumnos en di-


versas situaciones, promueven la interacción en el aula a partir del diálogo y
la reflexión colectiva y, por su diseño interactivo, promueven la socialización
del conocimiento en el aula.

8 De extensión académica: proporcionan a los jóvenes materiales audiovisua-


les para complementar los contenidos temáticos de los libros y coadyuvar en
su formación integral. Mediante documentales y películas seleccionadas por
su contenido, se espera que los estudiantes reflexionen sobre temas actuales
y de interés general. Asimismo, con la transmisión de estos programas se
busca generar entre los jóvenes un espacio de recreación que permita desa-
rrollar una visión crítica del mundo, tanto en el ámbito nacional como en el
internacional. La barra de extensión académica se transmitirá en diversos
horarios, con el fin de que el maestro disponga de distintas opciones de
uso.10

Materiales informáticos

De acuerdo con la disponibilidad del equipo de cómputo en las escuelas, los ma-
teriales informáticos se diseñaron en dos versiones:

1 Como herramientas de enseñanza: despliegan en el monitor de la computa-


dora representaciones dinámicas, interactivas y ejecutables de situaciones,
fenómenos y conceptos, los cuales permiten retroalimentar el tratamiento de

10 Mientras existan diversos escenarios tecnológicos en las escuelas, estos materiales audiovisuales se transmitirán por la Red
Edusat en una barra de programación difundida oportunamente y en horarios flexibles; además, serán enviados en formato
DVD a las escuelas que cuenten con las posibilidades tecnológicas para trabajarlos.

45
temas concretos, realizar actividades y generar dinámicas diversas para las
intervenciones de los alumnos.

2 Como herramientas para el aprendizaje: sus usuarios son los estudiantes, quie-
nes en un aula de medios o sala de cómputo los utilizan para realizar tareas
que involucran la búsqueda y organización de información, la producción de
textos, de bases de datos, el diseño Web, el uso de simuladores y de software
de contenido, con la finalidad de impulsar el análisis crítico de diversas situa-
ciones y fenómenos, la comunicación entre pares y el trabajo colaborativo.

LA EVALUACIÓN EN EL MODELO RENOVADO

El nuevo modelo pedagógico de Telesecundaria considera a la evaluación como


una parte del proceso educativo que hace posible que los estudiantes reconozcan
lo aprendido. A los maestros les facilita la interpretación de las implicaciones
de la enseñanza en esos aprendizajes.

En la propuesta se distinguen dos tipos de evaluación, de acuerdo con la función


que cumple:

1 La sumativa: referida a la acreditación, es decir, a evaluar para asignar ca-


lificaciones y acreditar el aprendizaje. En este tipo se incluyen procedimien-
tos e instrumentos de evaluación basados en las pruebas estandarizadas que
deberán enfrentar los alumnos a lo largo de su vida escolar.

2 La formativa: que evalúa el desempeño, mediante el establecimiento de crite-


rios apegados a los aprendizajes establecidos en la propuesta curricular. Con
este tipo de evaluación, tanto alumnos como maestros, pueden identificar lo-
gros y dificultades en los procesos de enseñanza y de aprendizaje.

En el modelo renovado se plantean actividades de evaluación a lo largo de dife-


rentes momentos del proceso educativo y no al final de él. Esto permite percibir
el proceso de producción de conocimientos que hace el alumno, a partir de lo
aprendido y superar con ello la visión de que la evaluación facilita valorar la ca-
pacidad del alumno para reproducir fielmente los conocimientos impartidos por
el maestro.

Derivado de lo anterior, se reconoce que los ensayos, la elaboración de proyec-


tos, el análisis de textos, la resolución de casos, las representaciones, las críticas

46
a una producción u otras que se diseñen en las aulas son formas que pueden ex-
presar los procesos de producción del conocimiento de los estudiantes.

Para que la evaluación sea una herramienta eficaz en este sentido, es necesario:

 Tener un propósito claro.


 Identificar los aspectos observables.
 Crear un ambiente propicio para realizar la evaluación.
 Emitir un juicio o calificación que describa el desempeño.

Se trata de formular criterios significativos que los alumnos comprendan, es decir,


deben ser lo bastante específicos para que tanto el maestro como los alumnos se
centren en las características del objeto de evaluación.
Dadas las características de este tipo de evaluación, en una primera etapa los
nuevos materiales proponen lugares específicos para llevarla a cabo, así como
los criterios con que se realizará. No obstante, se espera que, con el tiempo, los
maestros se familiaricen con esta forma de evaluar y, junto con sus alumnos, es-
tablezcan los momentos y los criterios para efectuarla.11

A continuación se mencionan las características de la evaluación en cada una de


las asignaturas que integran el modelo renovado en primer grado y para el ciclo
escolar 2006-2007:

En Español

Incluye planteamientos que permiten realizar evaluaciones del aprendizaje bimes-


trales. En su diseño se ha buscado conciliar las funciones formativa y sumativa
de la evaluación; los recursos que se proponen pueden ser adaptados por el maes-
tro a las necesidades y condiciones específicas de su aula, lo mismo que utilizar-
los junto con otras prácticas de evaluación validadas por su experiencia frente al
grupo.

Al final de cada bloque bimestral se incluye una secuencia de evaluación cuya


duración es de cuatro sesiones, cada una de las cuales se destina a evaluar uno
de los aspectos de la enseñanza de la lengua.

11 Reconocer el valor de la evaluación que centra la mirada en la comprensión de los procesos de aprendizaje articulando desde
ahí su propuesta de enseñanza no implica menospreciar la acreditación: una propuesta no excluye a la otra, ya que hacerlo
implicaría desconocer que la enseñanza es una práctica social y que como tal le corresponde la legitimación de conocimientos.

47
Si bien la evaluación se centra en las prácticas de lectura y escritura, se ha inclui-
do un examen de tipo estandarizado con un doble fin: evaluar el conocimiento de
algunos contenidos declarativos básicos y familiarizar a los alumnos con el tipo
de exámenes que enfrentarán, de ser el caso, en el proceso de ingreso al bachi-
llerato.

Entre los materiales de apoyo al maestro se encuentra un disco compacto que in-
cluye un cuadernillo con instrumentos y formatos de evaluación para imprimir y
utilizar en cada una de las cuatro sesiones de evaluación; además, contiene su-
gerencias puntuales para desarrollar las secuencias de evaluación, así como las
claves de respuestas para los exámenes bimestrales.

En Matemáticas

Se proponen dos instrumentos de evaluación: un portafolio12 del alumno y un exa-


men escrito bimestral; éstos pretenden ser útiles para cumplir las funciones de la
evaluación señaladas en el modelo renovado; no obstante, son susceptibles de ser
adaptados a las condiciones específicas del trabajo docente, o complementarlos
con otras prácticas evaluativos validadas por su experiencia.

El Libro para el Alumno contiene un conjunto de ejercicios que el estudiante deberá


resolver. El maestro podrá seleccionar algunos de ellos para que sean integrados
al portafolio de cada estudiante. El Libro para el Maestro señala cuáles de ellos
y qué aspectos habrá que observar y medir.

El propósito es que el profesor pueda identificar los aspectos que requieren re-
planteamientos, discusiones y acercamientos diferentes de esos contenidos, a fin
de adquirir los conocimientos de los alumnos.

Al final de cada bloque se ha colocado en el Libro para el Maestro una serie de


problemas con el propósito de que los profesores seleccionen los que consideren
más adecuados para un examen escrito; además, se incluyen las soluciones y al-
gunas observaciones acerca de los puntos por reforzar en la práctica docente, en
función de los resultados obtenidos.

12 Los portafolios son colecciones cuidadosamente seleccionadas de los desempeños o productos de un estudiante que muestran
sus logros o mejoramiento a lo largo del tiempo.

48
En Ciencias I

En esta asignatura se evalúan de manera integral conceptos, destrezas y actitu-


des, mediante el registro equilibrado de aspectos cualitativos y cuantitativos que
indican el nivel de desarrollo alcanzado por el alumno para dirigir su propio pro-
ceso de aprendizaje, es decir, para aprender a aprender.

Los instrumentos y formas de evaluación que se proponen tienen la intención de


ofrecer distintas opciones para evaluar el proceso de aprendizaje, en el entendi-
do de que el maestro selecciona las propuestas y los formatos de evaluación co-
rrespondientes que se adapten mejor a la dinámica de trabajo de la escuela y
del grupo.

En la sección “Lo que aprendimos” de cada secuencia de aprendizaje se presen-


tan las siguientes actividades de evaluación, las cuales se orientan a que los es-
tudiantes hagan lo que sigue:

Actividad Papel de los alumnos

Propongan su solución al problema, con base en los conceptos y las


Resuelvo el problema
destrezas previamente aprendidas

Transfieran los nuevos aprendizajes a situaciones y contextos diferentes de


Para qué me sirve lo que aprendí
los estudiados

Emitan una opinión informada acerca de una nueva situación problemática


Ahora opino que...:
relacionada con los contenidos

Enuncien cómo los aprendizajes adquiridos contribuyen a estimular su


Lo que podría hacer hoy participación responsable e informada ante un problema o situación
cotidiana

Para evaluar los contenidos conceptuales, al final de cada bloque se examina al


alumno con una batería de reactivos.

49
En Geografía de México y del mundo

En esta asignatura se considera que la evaluación constituye una experiencia for-


mativa sumamente útil para el profesor y los alumnos; por ello, no sólo se orien-
ta al rendimiento de cuentas, sino también se trabaja como parte de los procesos
de enseñanza y de aprendizaje.

Los materiales para la evaluación se fundamentan en una idea del docente como
un mediador entre la organización, selección y jerarquización de las distintas ac-
tividades, conforme a las características de los alumnos. Por ello, deberá ser sen-
sible y contar con habilidades para adaptar actividades, generar situaciones de
aprendizaje y crear una atmósfera de confianza que favorezca el diálogo, el in-
tercambio de ideas y la construcción colectiva de conocimientos.

Se han incluido secuencias de evaluación bimestral en las que se hacen estudios


de caso,13 los cuales permiten a los alumnos aplicar los conocimientos, nociones,
habilidades y actitudes desarrollados a lo largo de cada bloque. Además, se pro-
ponen actividades para evaluar los logros obtenidos en el estudio de temas cen-
trales y para revisar algunos productos realizados.

13 Estudio de casos: método de investigación que tiene por objeto comprender las conductas sociales de pequeños grupos o de
individuos concretos, mediante la observación en profundidad. Esta técnica de investigación es aplicable a diversos
fenómenos.

50
Bibliografía

 BARREL, J. El aprendizaje basado en problemas. Un enfoque investigativo.


Buenos Aires: Manantial, 1999.

 BATEMAN, Walter. Alumnos curiosos. Preguntas para aprender y preguntas


para enseñar. Barcelona: Gedisa, 1999.

 BLANCO, Jorge, et al. Notas sobre la enseñanza de la Geografía renovada.


Buenos Aires: Aique, 1995.

 CARBAJAL, Enna y Judith Kalman. Renovación del Modelo Pedagógico de la


Telesecundaria. México: ILCE, 2005.

 COLL, C., I. Pozo, et al. Los contenidos en la reforma. Enseñanza y apren-


dizaje de conceptos, procedimientos y actitudes. Madrid: Santillana y Aula
XXI, 1998.

 CUMMINS, Jim. Alfabetización bilingüe y empoderamiento. Ontario: Instituto


de Ontario para Estudios en Educación, 1997.

 DÍAZ, Frida y Hernández. Estrategias Docentes para un aprendizaje signi-


ficativo. Una interpretación constructivista. México: McGraw-Hill Interameri-
cana, 2000.

 FULLAN, Michael G. y Andy Hargreaves. La escuela que queremos. Los


objetivos por los que vale la pena luchar. México: SEP, Biblioteca para la
Actualización del Maestro, 1999.

 FULLAN, Michael G. y Andy Hargreaves. “El contexto de la enseñanza” en


La escuela que queremos. Los objetivos por los que vale la pena luchar. México:
SEP, Biblioteca para la Actualización del Maestro, 2000.

 GARCÍA, C. F. Aprendizaje y evaluación de contenidos escolares. México:


Santillana, 1999.

51
 GEE, James Paul, Glynda Hull, y Colin Lankshear. El nuevo orden del trabajo:
detrás del lenguaje del nuevo capitalismo. Boulder: Westview, 1996.

 HARGREAVES, et al. Una educación para el cambio. Reinventar la educación


de los adolescentes. México: SEP, Biblioteca del Normalista, 2000.

 JONHSON D., et al. El aprendizaje cooperativo en el aula. Buenos Aires:


Paidós, 1999.

 KALMAN, Carvajal y Rojano. Un retrato de las aulas de la telesecundaria en


México. México: 2004.

 LACUEVA, Aurora. Ciencia y tecnología en la escuela. Madrid: Popular y


Laboratorio Educativo, 2000.

 LÓPEZ Cerezo, J. A. “Los estudios de ciencia, tecnología y sociedad” en Re-


vista Iberoamericana de Educación, número 20, Ediciones OEI. http://www.
campus-oei.org/revista/rie28a01.htm, 1999.

 MARTÍN, G. M. y G. J. C. González. “Reflexiones sobre la educación tec-


nológica desde el enfoque CTS” en Revista Iberoamericana de Educación,
número 28, Ediciones OEI. http://www.campus-oei.org/revista/rie28a01.
htm, 2002.

 NIEDA y MACEDO. Un currículo científico para estudiantes de 11 a 14 años.


Organización de Estados Iberoamericanos, Biblioteca Virtual de la OEI,
1998.

 OSORIO, M.C. La educación científica y tecnológica desde el enfoque en cien-


cia, tecnología y sociedad. Aproximaciones y experiencias para la educación
secundaria en http://www.campus-oei/salactsi/osorio3.htm, 2003.

 PERKINS, David. La escuela inteligente. Del adiestramiento de la memoria a


la educación de la mente. Barcelona: Gedisa, 2003.

 POZO, J. I. y Crespo M. Gómez. Aprender y enseñar ciencia. Del conocimien-


to cotidiano al conocimiento científico. Madrid: Morata, 2001.

 SANTOS, Milton. El presente como espacio. México: UNAM, 2002.

52
 SEP. Telesecundaria. Guía Didáctica de primer año. México: SEP, 2004.

 SEP. Plan y Programas de Estudio para la Educación Secundaria. Publicado


en el Diario Oficial el 26 de mayo de 2006.

 SOUTO, José Manuel. Didáctica de la Geografía. Problemas sociales y cono-


cimiento del medio. Barcelona: Serbal, 1999.

53
El Taller Breve Un acercamiento al modelo renovado de telesecundaria
se imprimió por encargo de la Comisión Nacional
de Libros de Texto Gratuitos en los talleres de

El tiraje fue de 81 900 ejemplares.