Вы находитесь на странице: 1из 59

Trypanosomatidae

DR. MIGUEL ANGEL MAZARIEGO ARANA


PROTOZOARIOS DE LA SANGRE Y TEJIDOS

TRYPANOSOMAS: rhodesiense, gambiense, cruzi, rangeli


LEISHMANIAS: tropica, donovani, brasiliense, mexicana
PLASMODIUM: vivax, falciparum, malarie, ovale
TOXOPLASMA: gondii
Trypanosoma cruzi
Los exámenes de laboratorio muestran anemia, linfocitosis,
Monocitosis e incremento de los niveles de anticuerpos IgM.
La fase aguda de la Enfermedad de Chagas termina en pocas semanas
con la recuperación del paciente, o bien comienza con el estado
crónico de la infección e inclusive la muerte. Esta etapa inicialmente
puede ser asintomática y desarrollarse en años o décadas, entonces
se denomina forma subclínica o fase indeterminada; se caracteriza por
positividad serológica, en individuos asintomáticos con
electrocardiograma (ECG) y radiología normal para corazón, esófago y
colon, aunque pueden presentarse periodos variables de remisión,
exacerbación marcada por la fiebre y la aparición de tripomastigotes
en la sangre.

La forma clínica en la fase crónica se caracteriza por cardiopatía,


formación de “megas”: megaesófago (esofagopatía) y megacolon
(colopatía), se presentan alteraciones del sistema nervioso central y
bronquioectasias (dilatación crónica de los bronquios). La
glomerulonefritis por T. (S.) cruzi, es el resultado de depósitos de
complejos inmunes en las membranas basales de los túbulos
renales.
En México se han presentado casos en todos los Estados.
El diagnóstico en la fase aguda se establece por:
a) la alta parasitemia, incrementos de anticuerpos, anti T.(S.) cruzi tipo
IgM por inmunofluorescencia , detección del parásito en sangre en un
frotis de gota gruesa, búsqueda de amastigotes en ganglios y músculo
estriado, xenodiagnóstico, entre otros;
b) el diagnóstico en la fase indeterminada se establece solamente por
serología positiva, de cuando menos dos técnicas: hemaglutinación
indirecta, ELISA, Western blot, inmunofluorescencia y PCR; y
c) la fase crónica se diagnostica en individuos entre 20 y 50 años de edad,
mediante las técnicas mencionadas, por estudios
electrocardiográficos, radiológicos y ecografía para demostrar
cardiopatía, colopatía y esofagopatía. (Recibe el nombre de
Enfermedad de Chagas en honor al médico y científico brasileño Carlos
Justiniano Ribeiro Das Chagas, quien descubrió el parásito y describió
la enfermedad en 1909).
Síntomas:
Antecedentes de exposición a la picadura del jején
Antecedentes de haber estado en áreas conocidas por la
presencia de leishmaniosis
Enfermedad sistémica (leishmaniosis visceral):
Fiebre persistente y de larga duración (semanas) con ciclos
irregulares
Sudores nocturnos
Fatiga
Debilidad
Pérdida de apetito
Pérdida de peso
Malestar abdominal vago
Vómitos (en los niños)
Diarrea (en los niños)
Tos (en los niños)
Piel escamosa
Piel grisácea, oscura, pálida
Adelgazamiento del cabello
Enfermedad de la piel (leishmaniosis cutánea), cuyos síntomas
son, entre otros:

Mácula o pápula eritematosa


Úlcera cutánea que se forma en el área de la lesión original
Úlcera que sana muy lentamente en cuestión de meses
Pueden formarse lesiones más pequeñas alrededor de la
úlcera (lesiones satélites)

Los síntomas en las membranas mucosas pueden ser:


Obstrucción nasal
Rinorrea
Hemorragia nasal
Úlceras y erosión tisular (boca, lengua, encías, labios, nariz, y
tabique nasal)
Dificultad para deglutir (disfagia) con compromiso esofágico
Dificultad para respirar con compromiso traqueal
Exámenes:
Enfermedad sistémica:
Prueba cutánea, llamada prueba cutánea de Montenegro
Biopsia de piel
Biopsia del bazo
Biopsia de la médula ósea
Biopsia de ganglios linfáticos
Cultivo (pruebas para observar si el microorganismo se
multiplica o prolifera) del material de biopsia
Prueba de anticuerpos inmunofluorescentes indirectos
Ensayo de aglutinación directa
Tratamiento
Los principales medicamentos para tratar la leishmaniosis
son los compuestos que contienen antimonio y abarcan:

Antimoniato de meglumina
Estibogluconato de sodio

Otros de los medicamentos que se pueden utilizar son:


Pentamidina
Amfotericina B

Puede necesitarse una cirugía plástica para corregir la


desfiguración por las lesiones faciales destructivas
(leishmaniosis mucocutánea) y la extirpación del bazo
(esplenectomía) en casos resistentes a los medicamentos
(leishmaniosis visceral).
Expectativas: (pronóstico)
La tasa de curación con los compuestos de antimonio es alta
y el tratamiento debe realizarse antes de que se comprometa
el sistema inmune. La leishmaniosis mucocutánea puede
ocasionar una desfiguración apreciable.

Complicaciones:
Desfiguración facial
Infecciones mortales ocasionadas por el daño del sistema
inmunitario
Hemorragia
Situaciones que requieren asistencia médica.

Se debe buscar asistencia médica si se presentan


síntomas que sugieren la presencia de leishmaniosis después
de haber estado en áreas endémicas de Leishmania.
Prevención:
La forma más inmediata de prevención es protegerse de
las picaduras del jején o flebótomo por medio del uso de
repelentes insecticidas, utilizando ropa adecuada y
colocando mallas en las ventanas y toldillos alrededor de
las camas (en áreas endémicas) para reducir el riesgo de
exposición.

Son igualmente importantes las medidas de salud pública


para reducir las poblaciones del jején y los estanques de
animales. No existen vacunas ni medicamentos
preventivos para la leishmaniasis.
CUIDADOS
El mejor cuidado es su prevención,
para ello:

•Control de los animales domésticos y en su caso


sacrificio de los mismos
•Destrucción de las madrigueras de animales
peridomésticos (ratas, ratones, etc.)

•Rociamiento con insecticidas de: casetas de


perros, aleros de las ventas y puertas, leñeras,
estercoleros, madrigueras próximas a las casas,
etc.