Вы находитесь на странице: 1из 2

Yojimbo

"I'm not dying yet. I have to kill quite a few men


first".
- Sanjuro, the samurai.

Quizás mucha gente conozca Yojimbo aún sin haberla


visto. Sergio Leone, inspirado en esta película de
Kurosawa, realiza una fiel adaptación en uno de los
westerns más recordados: Por un Puñado de Dólares, con
Clint Eastwood en su primer gran protagónico. Pero la
trascendencia de esta cinta en el cine occidental va mucho
más allá de esta cinta de Leone, es algo que puede
percibirse en muchas cintas filmadas en los años
posteriores a Yojimbo.
La historia se desarrolla en Japón, el año es 1860.
Luego de la caída de la dinastía Tokugawa, los guerreros
samurais, convertidos ahora en Ronins (masterless samurai),
recorren los caminos en busca de sustento. Las escenas
iniciales nos muestran al poderoso samurai Sanjuro (el
siempre formidable Toshiro Mifune), caminando solitario,
dejando que el azar guie sus pasos hasta un pequeño pueblo,
donde dos pandillas de villanos se disputan su control. Al
más puro estilo de las películas del oeste, recorre la
calle principal del pueblo, polvorienta y vacía, con hojas
flotando mecidas por el viento. Muy pronto Sanjuro muestra
sus habilidades con la espada, lo que motiva en ambas
pandillas el deseo de contratarlo como guardaespaldas
(Yojimbo significa guardaespaldas en japonés). Sanjuro toma
ventaja de esto, moviéndose de un bando a otro, según quien
pague mejor por sus servicios. Logra enfrentar a ambas
pandillas, pero sus intenciones permanecen aún ocultas.
Pauline Kael escribía sobre Yojimbo: "...[Kurosawa crea]
una gloriosa comedia-sátira: la historia del guardaespaldas
que mata a las personas por las que es contratado para
proteger". Es de esta forma que Kurosawa rompe con los
clichés del héroe cinematográfico: aquel personaje bien
parecido, solitario, pacífico, que escoge el lado de la
justicia y dificilmente usa sus habilidades excepto para
proteger a los débiles de los malvados. Sanjuro, al
contrario, no duda en mostrar sus habilidades guerreras,
las cuales alquila al mejor postor y maneja a su
conveniencia. Percibe las debilidades de sus oponentes y
las explota. Su comportamiento es de tal forma que cuando
realiza una acción noble, nos hace dudar sobre lo genuino
de este proceder. Sabe también, que no hay lugar ya para la
lealtad, no cree que en los habitantes del pueblo haya
lugar para la nobleza. En algún momento, una mujer
integrante de una de las bandas que contrata a Sanjuro
dice: "podemos ahorrarnos los 50 ryo (su pago) si lo
matamos después de que haya ganado". Los tiempos han
cambiado, y el comportamiento de Sanjuro es quizás su forma
de adaptación a estas nuevas épocas.
El final es realmente memorable, el combate final de
Sanjuro contra las pandillas del pueblo y un nuevo
oponente, muy poderoso, que habilmente maneja el nuevo gran
invento de la época, un revolver.
Esta película de Kurosawa, nos permite apreciar todo
aquello que, en muchas formas, influyó al cine actual de
aventuras. Totalmente imprescindible.

Yojimbo (Japón, 1961)


Dirigida por Akira Kurosawa.
Escrita por Ryuzo Kikushima y Akira Kurosawa.
Con: Toshiro Mifune (Sanjuro, el samurai), Tatsuya Nakadai
(Unosuke, el pistolero).

Похожие интересы