You are on page 1of 13

LAS ENSEÑANZAS DE KRYON

¡Hola, amigos!

En la pasada entrega, les envié una Oración de Co-Creación de mi autoría, con la


finalidad de cederles una herramienta que pudiera ayudarles a pedir el implante
neutral (para aquellos que no lo hubieran hecho) y a verbalizar
adecuadamente intenciones de crecimiento espiritual (que bien pueden ser utilizadas
en conjunto con las tomas de Agua Diamantina).

Al respecto, aprovecho la oportunidad para agradecer nuevamente a todos aquellos


que me escribieron manifestando su agradecimiento y principalmente que dicha
oración les llegara "en el momento que más la necesitaban". El Espíritu es así...

Para darle un mayor sentido a este tema, me pareció adecuado enviar hoy (antes de
empezar a remitir la primera entrega del Libro VII de Kryon) información relacionada
con la forma perdida de orar. Parte de esta información la tenía archivada desde hacía
varios meses, esperando el momento oportuno, y parte de ella me llegó en estos días
desde diferentes fuentes. Probablemente algunos de ustedes ya la hayan recibido y si
es así, por favor discúlpenme, pero estoy seguro que la gran mayoría de los que
integran esta lista no conocen el tema.

Lo que sigue se refiere a las investigaciones realizadas por el metafísico Gregg Braden
acerca de la ciencia del sentimiento y la compasión, relacionada con la manera antigua
(y perdida) de orar de los Esenios, tema de su libro titulado "El efecto Isaías". Estoy
seguro que esta tema aclarará dudas y arrojará una nueva luz sobre el tema de la
oración en general y el propósito final de la elevación espiritual.

¡Espero que disfruten de esta lectura!

En amor y en servicio,

Mario

***********

¿QUIÉN ES GREGG BRADEN?


http://www.greggbraden.net

Gregg Braden es un verdadero "científico new age" que está uniendo elegantemente
los rieles de la ciencia con los de la espiritualidad, y es además un gran divulgador que
recuerda a mucho a Carl Sagan por su presencia y amenidad. Ha viajado por todo el
mundo investigando las pirámides y centros de poder de cada cultura, así como los
últimos descubrimientos de la genética y los recientes fenómenos físicos planetarios
que nunca antes se habían presentado en la historia de nuestra ciencia.

En su primer libro y video "Awakening to Zero Point" (del cual todavía no hay
traducción al español), comienza precisamente formulando la relación que hay entre el
magnetismo de la tierra y la velocidad en que se manifiestan nuestros pensamientos
en esta ilusión que pensamos realidad. Dice que algunos de "nuestros científicos"
(Gregg siempre habla de la Tierra y de sus habitantes en todas sus épocas como un
todo del cual nunca se excluye) están preocupados porque el magnetismo de la tierra
está disminuyendo drástica y rápidamente, e incluso han especulado ya en secreto de
un posible cambio de polos magnéticos del planeta o algún otro tipo de efecto
secundario menos drástico pero de igual magnitud planetaria previsto justamente para
el año en que termina el calendario maya, y las profecías hopis señalan como el
principio de un nuevo comienzo: el año 2012.

Dice que entre mayor sea el magnetismo, mayor es el tiempo que pasa para que lo
que pensamos y sentimos se manifiesten en nuestro mundo. Por consiguiente, entre
menor sea el magnetismo, menor será el tiempo en que nos encontremos con la
manifestación de nuestros deseos, o nos estrellemos con la manifestación de nuestros
miedos (esto también lo dice Lazaris por cierto, aunque de otra manera).

Luego explica Gregg que genéticamente nuestro ADN cambia con las frecuencias que
producen nuestros sentimientos, y demuestra cómo es que las frecuencias energéticas
más altas, que son las del amor, impactan el ambiente de una forma material
produciendo cambios no sólo en nuestro ADN (específicamente en lo que nuestros
científicos llamaron "ADN basura", porque no encontraban su utilidad), sino en el
ambiente que nos rodea, de una forma material.

Gregg une estos dos tipos de información para postular que entre más amor dejemos
fluir por nuestros cuerpos, más adaptados estaremos para afrontar lo que sea que
pueda pasar en el 2012 y para conducir a nuestro planeta, mediante nuestros
pensamientos positivos en conjunto, hacia el mejor futuro posible.

Para apoyar esta idea, asegura que en función de lo que ha observado y


experimentado en los diversos centros de poder que estudió, ha encontrado evidencias
de que prácticamente todas las culturas se habían estado preparando de alguna
manera u otra, para lo que ya está ocurriendo en nuestros días. Cuenta por ejemplo
que en una pirámide egipcia encontró una sala que simula justamente el tipo de
magnetismo que se calcula que tendremos hacia el 2012, y ha visto que
probablemente estábamos preparándonos y entrenándonos para experimentar lo que
sea que pueda ocurrir próximamente. También habla de algunos templos que encontró
no recuerdo donde, en los que los iniciados practicaban el domino de cada sentimiento,
esto es de cada frecuencia vibratoria posible, y se preparaban también de alguna
forma para estas fechas.

Luego Gregg habla de la "ciencia de la compasión" que en diversas épocas nos han
venido a enseñar nuestros maestros, como Krishna, Mahoma, el Buda, y Jesucristo.
Especialmente habla de éste último como el modelo más cercano que tenemos como
occidentales para aprender a permitir que el amor fluya por nuestros cuerpos y nos
ayudemos unos a otros a elevarnos, tal como los miembros de una parvada cuando
vuelan juntos.

En la última parte del video Gregg repite de diversas formas que nuestro tiempo de
practicar ya se ha terminado y ahora estamos, por así decirlo, en exámenes finales; e
insiste en que cada relación que se presente en nuestras vidas en estos momentos,
debemos verla como un templo sagrado, pues es una oportunidad para poner en
práctica todo lo que hemos aprendido sobre el amor y la ciencia de la compasión. Dice
que en una primera fase estas relaciones van a funcionar como espejos para ver
externamente todo lo que no hemos visto en nosotros mismos y hemos de resolver; y
en una segunda fase nos irán mostrando, no ya lo que hay en nosotros como
individuos, sino todo aquello que rechazamos en otros para que tengamos la
oportunidad de aceptarlo e integrarlo. Entonces comparte dos anécdotas de su vida
personal y la manera en que las resolvió e integró, ¡y termina el video cantando él
mismo una canción hopi bellísima!

LA MANERA PERDIDA DE ORAR DE LOS ESENIOS


Extraído del libro "The Isaiah Effect"

El descubrimiento del Gran Código Isaiah en las cuevas del Mar Muerto en 1946 ha
revelado claves sobre nuestro papel en la creación, que estuvieron perdidas en las
ediciones del siglo 4 a.C. Entre estas claves se encuentran las instrucciones de un
modelo "perdido" de orar que la ciencia cuántica moderna sugiere que tiene el poder
de sanar nuestros cuerpos, traer paz duradera a nuestro mundo y quizá, prevenir las
grandes tragedias que podría enfrentar la humanidad. Cada vez que empleamos esta
tecnología interna para orar, experimentamos "El Efecto Isaiah".

En las palabras de su tiempo, las tradiciones antiguas, como las de los Esenios, nos
recuerdan que cada oración ya ha sido contestada. Cualquier resultado que podamos
imaginar, y cada posibilidad que seamos capaces de concebir, es un aspecto de la
creación que ya ha sido creado y existe en el presente como un estado "dormido" de
posibilidad. Son estas mismas probabilidades de resultados las que proveen las bases
del nuevo modelo de Cadena y de la Teoría-N y muy posiblemente, son responsables
de las varias dimensiones de lo que ahora creemos nuestra creación. Desde esta
perspectiva, nuestro uso y aplicación de la oración basada en los sentimientos deja de
ser menos acerca de "crear" éste o el otro resultado y se convierte más en "acceder" al
resultado deseado que ya está creado.

Mientras las antiguas y las modernas tradiciones parecen estar de acuerdo en la


existencia de muchas posibilidades, los cuestionamientos han sido siempre sobre
¿cómo despertamos un resultado específico y lo hacemos real en nuestras vidas
actuales? ¿Cómo podemos llamar a la posibilidad de paz en nuestro mundo, por
ejemplo, o salud en nuestros cuerpos, posibilidades que ya existen, cuando los eventos
de nuestro mundo parecen mostrarnos condiciones de violencia y desastre? La
respuesta a esta pregunta y la clave del Efecto Isaiah, está fundada en develar el
misterio de la oración basada en el sentimiento.

Los antiguos Esenios nos recuerdan que hay una poderosa relación entre lo que pasa
en nuestro mundo interior de sentimientos y las condiciones del mundo que nos rodea.
Quizá increíblemente sencilla, esta relación establece que la condición de nuestra
salud, nuestras sociedades e incluso los patrones del clima, son espejos de la manera
en que lidiamos con la vida interiormente. Experimentos recientes en la ciencia de las
energías sutiles y la física cuántica ahora arrojan credibilidad precisamente a esas
tradiciones.

A través de un lenguaje que apenas estamos comenzando a entender, Isaiah nos


muestra cómo acceder a las posibilidades ya creadas de salud, paz y cooperación y
traerlas a la realidad de nuestras vidas. Ya que nuestro mundo exterior de acción
refleja nuestro mundo interior de sentimientos, sugiere Isaiah, lo hacemos sintiendo
como si nuestras plegarias ya hubiesen sido respondidas. Es precisamente el poder de
este sentimiento el que trae a la vida a nuestras oraciones. Nuevas investigaciones
sugieren que cuando sentimos gratitud respecto al cumplimiento de nuestras
oraciones, nuestros sentimiento producen las mismas condiciones, los campos de
efecto, que atraen nuevas posibilidades en las condiciones de nuestras vidas.
Comprender que los resultados empatan con los sentimientos puede ayudarnos a
entender lo que ocurre cuando parece que nuestras oraciones no son respondidas.
Cuando oramos por salud en nuestras relaciones, por ejemplo, mientras
experimentamos enojo, celos o furia en nuestras relaciones, ¿por qué nos sorprende
ver esas mismas cualidades reflejadas como enfermedad en nuestros cuerpos,
nuestras familias, escuelas, lugares de trabajo y en las condiciones sociales alrededor
de nosotros? La ciencia ha demostrado que cada sentimiento que experimentamos,
crea una química única en nuestros cuerpos (la química del amor y del odio se discute
en los libros "The Isaiah Effect" y "Walking Between the Worlds"). Las buenas noticias
son que los mismos principios resultan ciertos para los sentimientos de afirmación de
la vida. Conforme respondemos a los retos de la vida a través de compasión,
entendimiento, amorosa tolerancia y paz, podemos esperar experimentar estas
condiciones en nuestros cuerpos, y ver el efecto extendido al mundo que nos rodea.

Albert Einstein dijo una vez que no podemos resolver un problema con el mismo
pensamiento que creó el problema. El poder de la indenominada oración, basada en el
sentimiento, representa una oportunidad para dirigir los grandes retos de nuestro
tiempo conforme a un nuevo paradigma de entendimiento consciente y sentimientos
que reflejen aquello que deseemos experimentar.

En lugar de imponer nuestras creencias respecto a una situación específica, nuestro


perdido modo de orar nos recuerda que nada necesita ser "creado", ya que cualquier
resultado que podamos imaginar para dicha situación ya está presente. Podremos
servir mejor sintiendo primero el resultado de cada condición que elijamos
experimentar en nuestro mundo, tal como la paz y la cooperación entre gobiernos y
naciones, o la prosperidad que sólo puede venir con la igualdad de trato para toda la
gente y para todas las razas y el honrar a toda forma de vida. Es la apreciación y
gratitud que sentimos en presencia de tales condiciones lo que crea los efectos
cuánticos permitiendo que la creación empate con nuestros sentimientos.

COMPARANDO LOS MODOS DE ORAR A TRAVÉS DEL EJEMPLO DE LA PAZ


GLOBAL

(OL) = Oración basada en la lógica: solicitando intervención.

(OS) = Oración basada en los sentimientos: sabiendo que nuestra oración ya ha sido
contestada.

1. (OL) Nos enfocamos en nuestras condiciones presentes donde no creemos que la


paz exista.

1. (OS) Presenciamos todos los eventos, aquellos de paz y aquellos que vemos como
ausencia de paz, como posibilidades sin juicios de correcto e incorrecto, malo o bueno.

2. (OL) Podemos sentirnos desamparados, impotentes o enojados ante los eventos y


condiciones que presenciamos.

2. (OS) Liberamos nuestro juicio sobre las situaciones, bendiciendo las condiciones que
nos han causado sufrimiento. La Bendición no condena ni consiente el evento o
condición. En cambio, reconoce que el evento es parte de la única fuente de todo lo
que es (por favor vea el libro "Walking Between the Worlds": The Science of
Compassion, para más detalles).
3. (OL) Empleamos nuestras plegarias de petición invitando a la divina intervención de
un poder superior para que traiga paz sobre los individuos, condiciones y lugares
donde creemos que la paz está ausente.

3. (OS) Experimentando los sentimientos de que nuestra oración ya ha sido


contestada, demostramos el antiguo principio cuántico que establece que las
condiciones de paz en nuestros cuerpos se ven reflejadas fuera de nuestros cuerpos.

4. (OL) A través de nuestra petición, inadvertidamente afirmamos las mismas


condiciones que menos deseamos. Cuando decimos "Por favor que haya paz", por
ejemplo, estamos declarando que la paz no está presente en la situación actual.
Haciendo eso, en verdad estamos dándole combustible a la condición que escogimos
cambiar.

4. (OS) Reconocemos el poder de nuestra oración y sabemos (sentimos) que el foco de


nuestra oración ya se ha convertido en pasado.

5. (OL) Continuamos solicitando la intervención hasta que vemos que el cambio ha


sucedido en nuestro mundo o desistimos y abandonamos el camino de la oración.

5. (OS) Nuestra oración ahora consiste de: a) reconocimiento de que la paz ya está
presente en nuestro mundo viviendo conforme al conocimiento de que tales cambios
han ocurrido; b) reforzando nuestra oración dando gracias por la oportunidad de
escoger la paz en vez del sufrimiento.

RECUPERADO EL ANTIGUO MODO DE ORAR


Gregg Braden

Gran parte de los condicionamientos en las tradiciones occidentales durante el ultimo


siglo y medio nos ha invitado a "pedir" que circunstancias específicas en nuestro
mundo cambien a través de la intervención divina; que nuestras plegarias sean
respondidas. En nuestras bien intencionadas peticiones, sin embargo,
inadvertidamente podríamos estar dándole poder a las mismas condiciones que
estamos orando para pedir que cambien. Por ejemplo, cuando pedimos "Querido Dios,
por favor, permite que haya paz en el mundo", en efecto estamos estableciendo que la
paz no existe en el presente. Las tradiciones antiguas nos recuerdan que las plegarias
en las que pedimos son sólo una forma de orar, entre otras formas. También existen
otras que nos llevan a encontrar paz en nuestro mundo a través de la cualidad de los
pensamientos, sentimientos y emociones que creamos en nuestro cuerpo. Una vez que
permitimos las cualidades de paz en nuestra mente y damos combustible a nuestra
oración a través de sentimientos de paz en nuestro cuerpo, el quinto modelo de
oración establece que el resultado ya ha ocurrido.

La ciencia cuántica ahora toma esta idea y la lleva un paso adelante, estableciendo que
son precisamente esas condiciones de sentimientos a las que la creación responde,
igualando el sentimiento con que hacemos la oración en nuestro mundo interior, con
condiciones similares en el mundo exterior. Aunque el resultado de nuestra oración
pueda aún no haber aparecido en el mundo exterior, estamos siendo invitados a
reconocer nuestra comunión con la creación y a vivir como si nuestra oración ya
hubiese sido escuchada.

A través de las palabras de otros tiempos, los antiguos nos invitan a recobrar el modo
antiguo de orar como un estado permanente de conciencia en el que nos convertimos,
en vez de una forma prescrita de acción que llevamos a cabo ocasionalmente. En
palabras que son tan simples como elegantes, se nos recuerda que nos "rodeemos" de
la respuesta a nuestras plegarias y los "envolvamos" en las condiciones que escojamos
experimentar. En el moderno idioma, esta descripción nos sugiere que para efectuar
cambios en nuestro mundo, primero necesitamos experimentar los sentimientos de
que el cambio ya ha ocurrido.

Conforme la ciencia moderna continúa validando la relación entre nuestros


pensamientos, sentimientos y sueños con el mundo que nos rodea, se hace más claro
ese puente olvidado entre nuestras plegarias y aquello que experimentamos. La
belleza de esa tecnología interna se halla en que está basada en condiciones humanas
que ya poseemos. Desde los profetas que nos vieron en sus sueños, se nos recuerda
que honrando la vida, cumplimos nuestro deber con la supervivencia de nuestras
especies y el futuro del único hogar que conocemos.

Para más información visiten la página del autor: www.greggbraden.net

INFORMACION PARA EL CAMBIO


www.redanahuak.org.mx
Recursos de Nueva Información

Traducción: Karina Malpica


www.mind-surf.net
EL PORTAL DE LA MATRIX

ENLAZANDO LA SABIDURÍA DE NUESTRO PASADO CON LA CIENCIA DEL


FUTURO

PROFECÍA, ORACIÓN Y ELECCIÓN

Gregg Braden
Entrevistado por Miriam Knight

<http://www.greggbraden.net/>
<http://www.greggbraden.net/articles.php3>

Traducción: Rose Marie Bond <Rose_marie_bond@yahoo.com>


Gap-Golfo-México
http://www.laneta.apc.org/redanahuak/pao

Conexión Comunitaria
Portland, Oregon, EUA
Enero/febrero del 2000

¿APOCALIPSIS AHORA?

"No necesariamente. De acuerdo a una nueva interpretación de las profecías de Isaías


en los Rollos del Mar Muerto, en realidad depende de ti y de mí. ¿Acaso se han perdido
de algo los líderes religiosos y las tradiciones de los últimos dos milenios? Bueno, sí, en
particular las tradiciones occidentales, que aún sufren la conquista de la lógica sobre el
sentimiento derivada del 325 D.C., cuando eliminaron una increíble cantidad de
información de la
literatura pública y se le relegó a las escuelas de los misterios y a los sacerdocios más
reconocidos".

La tradición occidental comenzó a olvidar los principios básicos instituidos en el Rollo


de Isaías, aunque fueron preservados en algunas de las tradiciones occidentales y
tradiciones indígenas norteamericanas. Las herramientas de la ciencia cuántica nos han
permitido comprender este pasado del que nos apartamos hace 1700 años.

El concepto de universos paralelos fue apenas postulado en 1957 y la prueba científica


de la existencia de estados paralelos en la materia, en este caso el Berilio, fue apenas
publicado en 1998. Esto proveyó la pieza final del rompecabezas para Gregg Braden,
reconocido autor, científico, conferencista y guía de lugares sagrados alrededor del
mundo, permitiéndole efectuar el enlace conceptual entre la física y la metafísica de la
profecía.

Gregg Braden es un individuo sumamente vehemente, con una absoluta pasión por la
necesidad de compartir estas ideas. Su primer libro, "Despertando al Punto Cero: La
Iniciación Colectiva", describe los gigantescos cambios que están aconteciendo a nivel
planetario, desde las mutaciones virales hasta los cataclismos geológicos y los cambios
en la conciencia humana. Planteó la pregunta de qué hacer a nivel personal ante la
presencia de este tipo de cambios.

La respuesta de Gregg se lee en su segundo libro, "Caminando Entre Mundos-La


Ciencia de la Compasión". Utilizando las enseñanzas de los antiguos esenios, nos
muestra que la compasión es una CIENCIA accesible a todos. Por este medio,
podemos trascender los retos que ahora enfrentamos individual y colectivamente.

Este libro se basó en textos recientemente traducidos de los Rollos del Mar Muerto. Los
Rollos del Mar Muerto, de 2000 años de antigüedad, fueron descubiertos en 1946. Un
pequeño grupo de ocho eruditos controlaba el acceso a este conocimiento, y
únicamente una pequeña porción de él ha sido traducida y hecha pública. De los
22.000 fragmentos y rollos escritos sobre papiro, metal y cuero, únicamente uno fue
hallado intacto: El Rollo de Isaías.

Su tercer libro se intitula precisamente "El Efecto Isaías: Decodificando la Antigua


Ciencia de la Oración y la Profecía". Está basado en una interpretación del Rollo de
Isaías aclarada por un nuevo conocimiento científico. Es una secuela de su segundo
libro y ofrece una respuesta al sufrimiento del individuo o de las masas ante los
cambios planetarios, ya sea por disturbios naturales, guerras o enfermedades.
Describe cómo podríamos unirnos en un todo colectivo y enfrentar estos cambios por
medio de la ciencia contenida en el Rollo de Isaías.

EL ROLLO DE ISAÍAS

La porción del rollo sobre el que está basado este libro relata una profecía,
específicamente para nuestros tiempos, el cambio del segundo al tercer milenio. Si
alguien se siente incómodo con el concepto de profecía en nuestros tiempos, es
igualmente válido utilizar las palabras empleadas por los académicos y la milicia:
básicamente, visión remota. El libro es una desviación algo radical de la forma como
los eruditos han interpretado tradicionalmente el rollo.

Isaías presenta una conjetura sobre nuestro futuro que se asemeja a las profecías de
numerosas otras tradiciones, tales como la maya, navajo, hopi y egipcia, o las de
Nostradamus y Edgar Cayce. Todas sus profecías tenían ciclos de tiempos buenos y
malos, pero no había un acuerdo específico en cuanto a cuál venía cuándo.

"Elegí utilizar el Rollo de Isaías, porque es representativo de lo que considero que nos
están diciendo todas estas profecías, y porque es una de las primeras. Lo que
encontramos es que a menudo los profetas ven grandes cantidades de pérdidas
catastróficas de vidas debido a la hambruna, la enfermedad, el clima inclemente y la
guerra, y luego a estos le siguen tiempos de paz y patrones de clima benigno,
cooperación entre naciones y gobiernos".

El Efecto Isaías se desvía de las interpretaciones tradicionales, en que los eruditos las
han visto como eventos lineales; es decir, han observado que atravesamos tiempos
malos antes de llegar a los buenos.

EL EFECTO ISAÍAS

En 1957 un físico en Princeton, Hugo Everett III, sugirió que por cada instante de
nuestras vidas, existen muchos, momentos, posibilidades y resultados que están
teniendo lugar simultáneamente y existen para cada elección que hagamos en
nuestras vidas. Todos están ocurriendo simultáneamente, aunque no estemos
necesariamente concientes de ellos. Los llamó posibilidades paralelas. La ciencia ficción
adoptó inmediatamente estas ideas y al igual que tantas otras, no se han
"comprobado" a ciencia cierta.

En la interpretación de Braden sobre el Rollo de Isaías, cuando nos enfocamos en una


de esas tantas posibilidades, esta se convierte en nuestra realidad. Esto indica que por
cada instante catastrófico que vislumbran los profetas en nuestro futuro, aunque puede
haber posibles consecuencias de las elecciones que estamos haciendo en nuestras
vidas en este momento, hay otros resultados igual de posibles.

Isaías es muy enfático cuando dice que es igual de posible que estemos a punto de
entrar en una era de cooperación sin precedentes entre naciones, y que la palabra
guerra ni siquiera existirá en nuestro léxico. Los eruditos aún no despejan la incógnita
sobre cómo es posible que estos profetas que existieron hace miles de años, vieran
tantas diferentes posibilidades para el mismo momento de la historia.

"Lo que yo creo, y lo estoy llamando el Efecto Isaías, es que los antiguos profetas eran
en realidad unos consumados expertos en deslizarse entre estas realidades paralelas.
Nos estaban dando claves a los que conformamos esta generación, en cuanto a lo que
consideraron como posibilidades con su léxico de hace 2.500 años. Fueron un paso
más allá y nos dieron la ciencia de cómo determinar cuál de todas las posibilidades
jugará un papel determinante en nuestras vidas. Cada vez que hacemos elecciones que
nos permitan adentrarnos en estas nuevas posibilidades, experimentamos el Efecto
Isaías".

¿CREAMOS O ELEGIMOS NUESTRA REALIDAD?

"He aquí donde las fronteras entre las tradiciones espirituales, religiones, física
cuántica y filosofía se tornan muy borrosas. Una de las cosas que nos han dicho los
que proponen el "nuevo pensamiento", es que nosotros creamos nuestra realidad. Lo
que ahora afirma la ciencia cuántica y lo que pienso que afirmaban los antiguos, es que
la profecía se aproxima a la verdad, aunque no es totalmente exacta. Más bien, cada
momento de nuestras vidas vivimos numerosas posibilidades simultáneas que están
llevándose a cabo a través del tiempo. Están fundamentalmente inactivas en nuestro
cosmos, latentes hasta que las despertemos por medio de nuestras elecciones. Todas
nuestras alternativas individuales se convierten en nuestra respuesta colectiva a un
tiempo dado de la historia".

Así que aunque ahora estemos atestiguando los inicios de algunas de las profecías más
aterradoras, hay otros resultados disponibles y son igual de posibles. ¿Cómo nos
desplazamos de una posibilidad a la otra? Las pistas están en el Rollo de Isaías.

DEL MAR MUERTO AL TÍBET

Perdimos de vista la relación entre la humanidad, el pensamiento, los sentimientos, las


emociones y el cosmos, cuando los textos sagrados en los cuales habíamos confiado
para nuestro saber, nos fueron retirados en el siglo IV. Como resultado, nos
convertimos en una sociedad demasiado fundamentada en la lógica; sin embargo, las
tradiciones indígenas preservaron esos conocimientos. Cuando los esenios
abandonaron Qumran para escapar de la persecución, llevaron consigo copias de
bibliotecas enteras. Algunos de ellos viajaron a Bolivia y Perú, y hoy en día aún existen
monasterios esenios activos al sur del Perú. Las tradiciones hopi y navajo también
confirman estos textos. Otros viajaron a los monasterios de las tierras montañosas del
TÍbet para salvaguardarlas para generaciones posteriores.

En 1998 Braden peregrinó a 12 de estos monasterios tibetanos y dos conventos y se le


mostró una de estas bibliotecas. Comenzó a comprender que los tibetanos no
únicamente custodian las bibliotecas que contienen tradiciones cristianas y
precristianas, sino que viven estas tradiciones hoy en día. Han incorporado estas
tecnologías interiores en su rutina diaria.

"Entre los muchos fragmentos de sabiduría que fueron perdidos para el occidente y
custodiados para nosotros por los tibetanos, existe una forma de oración sumamente
diferente de las oraciones tradicionales del occidente. Este modo de orar que nos
mostraron en sus textos, es a mi juicio al que se refería Isaías en su rollo. Este modo
de orar nos remonta a los principios de la cuántica y nos permite participar eligiendo el
resultado para nuestro período en la historia. Esta es clave en el seminario que doy.
Participaremos de hecho en esta pérdida de la forma de oración y tendremos la
oportunidad de aplicarlo como grupo en un fenómeno que ahora se llama oración
masiva".

LA ORACIÓN ES SENTIMIENTO

¿Cómo difiere esta plegaria masiva de la que estamos familiarizados?

"La oración a la que nos referimos trasciende la religión, la ciencia y el misticismo. Está
basada en reincorporar el sentimiento humano en nuestra relación con el mundo.
Ahora, en vez de sentirnos observadores desvalidos, tenemos la oportunidad de
participar en eventos conforme se desenvuelven".

Los antiguos esenios utilizaban las cualidades del pensamiento, el sentimiento y la


emoción, para describir cómo experimentamos la vida en este mundo. La emoción es
la energía que nos impulsa hacia delante en nuestro mundo cada día, y ese sistema de
poder no tiene una trayectoria hasta que es guiado por nuestro pensamiento. La unión
del pensamiento y la emoción es el sentimiento. Los tibetanos hacían una clara
distinción entre sus plegarias y los cánticos, mantras y mudras que utilizaban para
ambientarse en el sentimiento adecuado para la oración. Decían que su plegaria no
tiene forma exterior porque la plegaria es sentimiento.

Eso es interesante porque la ciencia cuántica ahora sugiere que el sentimiento humano
es la forma como nos movemos de un resultado cuántico al otro. De alguna forma, el
sentimiento humano está relacionado al resultado que experimentamos individual y
colectivamente. Lo que ahora tenemos es una "tecnología de la oración", que implica
comprender cómo hacer una cosa y obtener repetitivamente el mismo resultado. Eso
es exactamente lo que encontramos al crear cualidades específicas de emoción y
pensamiento en nuestros cuerpos. Eso nos da repetitiva y predeciblemente un
sentimiento que a decir de Isaías es como elegimos cuál resultado experimentar en
este momento, ya sea bueno o malo.

EL MODO OLVIDADO DE ORAR

¿Cómo se diferencia este sentimiento de otras formas de oración a las que estamos
acostumbrados en el occidente?

Básicamente en que piden algo, mientras que esta nueva forma nos invita a crear el
sentimiento en nuestros cuerpos como si la oración ya hubiese sido respondida. Las
visualizaciones no tienen poder a menos que las insuflemos de vida a través del poder
de la emoción y el sentimiento, como si esas visualizaciones ya hubieran ocurrido. Si
este modo de orar funciona como creemos, no hay motivo para que experimentemos
las predicciones catastróficas, porque ahora poseemos el poder colectivo de
transformar la realidad. Pero debemos juntarnos para hacerlo a través de la oración en
grupo, utilizando el sentimiento avivado por el poder de la emoción humana.
Esta es una herramienta tan poderosa que en algunos de nuestros seminarios las
personas experimentaron un profundo efecto sanador, sólo porque sintieron abiertas
nuevas posibilidades en su corazón y se dieron permiso ellas mismas para cambiar.

Cuando personificamos un sentimiento, atraemos esa realidad y el mundo exterior nos


refleja lo que nuestro mundo interior ha creado. Determinamos lo que experimentamos
por lo que nos hemos convertido en nuestra vida. Ya sea que escojamos paz o temor
en nuestra vida personal, el mundo nos refleja esas mismas cualidades porque el
mundo honra los principios de la creación. Tal y como dijeron los antiguos esenios,
"Conviértanse en la paz, porque eso atraerá paz para el mundo".

EN BÚSQUEDA DE LA SABIDURÍA ORIGINAL YENDO HACIA LA COMPASIÓN


(otra entrevista con Gregg Braden)

Dawn Baumann Brunke


Alaska Wellness

http://www.greggbraden.net/

He aquí una disposición temática de las palabras y sentimientos de Gregg Braden


extraídas de nuestra reciente plática.

EN CUANTO A LAS TRANSFORMACIONES DE LA TIERRA Y EL CAMBIO

El contexto dentro del cual vislumbramos los acontecimientos de nuestras vidas y


atestiguamos fenómenos atroces (ya que nuestros propios científicos están
documentando un fenómeno natural sin precedente, en términos de tierra y espacio
por igual), parece aterrador para muchos occidentales. Al recorrer muchas de las
culturas indígenas del mundo, Egipto, Bolivia, Perú, Nepal y muchos otros lugares, me
es interesante descubrir que de manera casi universal, estas culturas no sólo permiten
los cambios que están aconteciendo, sino que los esperan y los esperan ya.

Hablando en forma muy literal, está naciendo una nueva especie humana dentro de
esta generación, al cierre de este grandioso círculo de experiencia que los antiguos
llamaron el Cambio de las Eras. Esta nueva especie ha sido predicha, profetizada y
esperada a través de las culturas antiguas e indígenas. Únicamente en Occidente nos
hemos sorprendido y quedado perplejos porque es en Occidente donde perdimos los
textos.

SOBRE LO QUE OCURRIÓ

Hace mil setecientos años, los elementos clave de nuestro patrimonio más sagrado
fueron eliminados de los textos que definen nuestra historia. En el 325 D.C., el
Emperador Constantino reunió el Concilio de Nicea. Básicamente, reunió los textos de
historia y religión de su época y le comunicó al concejo que dado que tantos de los
textos eran redundantes, muchos confusos y algunos tan místicos que ni se entendían,
tenían que encontrar una versión condensada. Veinticinco textos bíblicos fueron así
sacados de nuestras crónicas durante esa época, además de 20 documentos de apoyo,
tales como el Libro de los Secretos de Enoch. Los libros que permanecieron fueron
rearreglados y condensados y con ellos es que estamos trabajando hoy en día.

Constantemente me maravillo en ver cuán bien nos ha ido en nuestras sociedades,


relaciones familiares, ciencia y tecnología, sin saber realmente quiénes somos, de
dónde venimos, por qué estamos aquí y qué debemos esperar que vaya a pasar. Esto
indica, cuando menos, que estamos trabajando con una comprensión incompleta de las
fuerzas de nuestro mundo y cuál es nuestra relación con esas fuerzas. Los fragmentos
que removieron fueron las antiguas ciencias de la compasión, la tecnología altamente
sofisticada que nosotros llamamos oración, y el papel de la emoción y el sentimiento
en nuestros cuerpos. Esos fueron los textos que removieron y esos son los fragmentos
que ahora completarán la sabiduría que estamos desarrollando en occidente hoy día.

SOBRE LOS TEXTOS PERDIDOS

En todas las escuelas de los misterios, órdenes sagradas y sacerdocios de la élite, esta
información siempre ha sido custodiada y persistentemente hemos tenido indicios de la
existencia de toda esta información, que podría ayudar a rellenar los huecos de
nuestra comprensión del mundo. Los textos señalan que ahora, después de finalizado
el milenio, algo preciado, raro y único está ocurriéndole a la Tierra y a sus habitantes.
Nunca antes había pasado. Siempre se ha pensado que algo grande va a ocurrir. En el
Occidente se le ha temido porque se han llevado los textos que explicaban esto,
mientras que en Oriente y en las culturas indígenas siempre ha sido parte de su
sistema de creencias.

LOS ESPEJOS ESENIOS

Desde la perspectiva de los antiguos esenios, cada humano en la Tierra es un iniciado


de la Escuela de los Misterios que llamamos Vida. Ya esté conciente o no de esto, cada
humano se reflejará en otros espejos de sí mismo en este momento. Si poseemos la
sabiduría de reconocer esos espejos, podremos acelerar la evolución de la emoción y la
comprensión.

Lo que los esenios dijeron es que para que nos conozcamos y alcancemos la maestría
en este mundo, veremos una o varias combinaciones de patrones espejo en otros. Los
siete espejos son progresivamente más y más sutiles. Allá en los setenta, escuchamos
hablar del primer espejo, de quiénes son ustedes en el momento. Esto indicaba que si
ustedes están junto a personas enojadas o deshonestas, ellas les están mostrando
vuestra deshonestidad y enojo. A veces los espejos aplicaban, pero otras veces no.
Habíamos descubierto el primer espejo, pero restaban por verse los demás espejos, tal
y como el segundo espejo, que refleja lo que juzgamos en el momento.

Esto es tremendamente poderoso aunque sumamente sutil. Los antiguos esenios


poseían una comprensión muy sofisticada de las relaciones interpersonales y el papel
que jugaba la emoción en esas relaciones. Es el papel de la emoción el que hemos
encontrado en nuestra experiencia occidental hace apenas poco tiempo. Ahora,
conforme ahondamos en estos textos, observamos que la emoción es la que tiene el
poder, y cuando se aúna a la lógica, ocurren una verdadera magia y milagros.

SOBRE LAS EMOCIONES COMO EL "INTERRUPTOR OLVIDADO"

Uno de los grandes misterios de las ciencias de la vida es preguntarnos por qué dos
tercios del código genético están apagados. Hasta los descubrimientos en 1953, la
ciencia siempre había creído que el código genético era fijo. Ahora, en los últimos tres
años, los investigadores occidentales han encontrado que, al parecer, el código
genético es un código variable en vez de fijo, y que son nuestras respuestas en cuanto
a los sentimientos y las emociones conforme nos enfrentamos a los retos de la vida lo
que determina cuál de esos códigos está prendido y cuál está apagado.

En las tradiciones antiguas, existe un atributo de emoción, sentimiento y pensamiento


que parece optimizar esos códigos genéticos "encendiéndolos", otorgándonos por ende
longevidad, vitalidad y sistemas inmunitarios enormemente realzados. Ese atributo es
lo que llamamos hoy en día compasión. Eso es lo que todas estas antiguas tradiciones
han enfatizado, la ciencia de la compasión.

SOBRE LA LUZ Y LA OSCURIDAD

Es como una gota de agua. En nuestro mundo occidental tecnológicamente orientado,


para explicarla, intentamos dividir el agua en hidrógeno y oxígeno. La realidad es que
el agua sólo puede ser agua ante la presencia del hidrógeno y el oxígeno. Si observas a
cualquiera por su cuenta, no tienes agua. Es la unión de ambos lo que permite que el
milagro que llamamos agua exista en nuestro mundo hoy en día. Es lo mismo con la
luz y la oscuridad.

Es imposible experimentar la dualidad de la experiencia que tenemos hoy en día en


nuestro mundo ante la presencia únicamente de la luz o de la oscuridad. Esta es la
gran ironía, la gran dicotomía, porque en el momento que un individuo pinta una raya
entre la oscuridad y la luz, en el momento que ustedes identifican algo como luz u
oscuridad, han caído en la antigua trampa de emitir un juicio. La clave para esta época
en la historia, es trascender ese juicio de luz u oscuridad y reconocerlas a ambas como
componentes del todo, de la experiencia única.
SOBRE LA LUZ, LA OSCURIDAD Y EL UNO

Uno de los antiguos dogmas que posiblemente tenga el máximo potencial de sanar
nuestros cuerpos y traer paz a nuestro mundo, es el que nos recuerda que de los seis
mil 500 millones o más de habitantes en este mundo, únicamente existe uno de
nosotros aquí. Una única conciencia experimentada a través de muchos cuerpos, y la
amplitud de nuestra conciencia y experiencia, desde la más brillante de las luces hasta
la oscuridad más oscura, son todas parte de Uno.

Hace mil setecientos años, comenzamos a catalogar a la oscuridad y a la luz como


opuestos; comenzamos a emitir juicios sobre si uno era mejor que el otro, cuando en
realidad vivimos la experiencia de ambos, y ambos son únicamente posibles ante la
presencia del otro. La oscuridad sólo existe ante la presencia de la luz y la luz sólo
existe ante la presencia de la oscuridad.

SOBRE EMPEZAR A TENER COMPASIÓN

Si creemos que hay una sola fuente de todo lo que es, entonces hemos abierto la
puerta para sanar la ilusión de la separación. Hemos abierto la puerta para sanar los
juicios sobre la luz y la oscuridad. Nuestro cuerpo responde ante la presencia de esa
sanación. Creo que en esto está nuestra mayor posibilidad de sanar nuestros cuerpos y
las naciones. Al abrazar, simplemente, la posibilidad de que existe una fuente de todo
lo que jamás conoceremos en este mundo, y que todo lo que atestiguamos y
experimentamos proviene de esa fuente, podemos trascender nuestros juicios. Al
hacerlo, las polaridades desaparecen.

La clave para esta época en la historia es la de trascender juicios y permitir la


posibilidad de que la luz y la oscuridad sean lo mismo, y así como dijo el Maestro
Egipcio Thoth, diferentes únicamente en apariencia y partes de una fuerza mayor. Al
nosotros abrazar eso, abrimos la puerta a la posibilidad de la compasión.

***********

Recopilado y editado por Mario Liani: coilort@cantv.net

Mario Liani es Numerólogo y como tal, asesora directamente a personas, grupos y


empresas en Caracas, Venezuela.

Lista de Lectores de Kryon: coilort@cantv.net

Las Enseñanzas de Kryon (índice de libros y canalizaciones para descargar


gratuitamente): www.reskarendaya.com