Вы находитесь на странице: 1из 24
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación

Juego y Aprendo

para la Productividad

Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación Pública
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación Pública
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación Pública
Juego y Aprendo para la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación Pública

Proyecto de productividad en la escuela

la Productividad Proyecto de productividad en la escuela Secretaría de Educación Pública Secretaría del Trabajo
Secretaría de Educación Pública Secretaría del Trabajo y Previsión Social

Secretaría de Educación Pública

Secretaría de Educación Pública Secretaría del Trabajo y Previsión Social

Secretaría del Trabajo y Previsión Social

Julio 2011

de productividad en la escuela Secretaría de Educación Pública Secretaría del Trabajo y Previsión Social Julio

Índice

Presentación

3

La productividad en y desde la educación preescolar

5

La productividad, su enfoque y transversalidad

7

Valores asociados a la productividad

9

Gestión del aprendizaje

11

Estrategia pedagógica

13

Ejemplo de secuencia didáctica

15

Consideraciones

17

Estructura de las sesiones de aprendizaje

17

Sesiones de aprendizaje uno y dos

18

Sesión de aprendizaje tres

20

Sesiones de aprendizaje cuatro y cinco

22

Presentación

La Secretaría de Educación Pública a través de la Dirección General de Materiales Educativos, de la Subsecretaría de Educación Básica, y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, han elaborado una propuesta dirigida a las y los docentes de edu- cación preescolar.

Esta propuesta de apoyo tiene como propósito fundamental orientar el trabajo coti- diano que se desarrolla en los jardines de niños a través de estrategias que coadyu- ven con los Campos Formativos relacionados con la Exploración y conocimiento del mundo y Desarrollo personal y social.

En este contexto es importante destacar que la propuesta parte de las necesidades actuales, de la sociedad mexicana que es cada vez más dinámica y compleja, lo

cual representa un reto para la educación en general y para la educación básica en particular. La escuela, al ser una institución de carácter social, debe consolidar una educación capaz de responder a las necesidades de aprendizaje de todos los niños

y las niñas, a través de políticas educativas que lo garanticen.

La escolarización ya no es suficiente, es necesario visualizar y reorientar las formas tradicionales de organización para ofrecer una educación que asegure el logro edu- cativo de cada estudiante, a fin de que aprenda lo requerido para desarrollarse con ventajas en una economía que exige conocimientos, habilidades, actitudes y valo- res, como fuente principal para la creación de valor agregado, para dar respuesta a una sociedad que demanda nuevas competencias a los niños de hoy y ciudadanos del futuro, que les permita relacionarse en un marco de pluralidad y democracia interna, y en un mundo cada vez más demandante.

En este sentido, el reto que enfrenta la escuela de educación básica es generar las condiciones institucionales favorables a los niños y las niñas para que desarrollen las competencias requeridas que les permitan vivir en un entorno nacional e inter- nacional, intenso en sus desafíos y generoso en sus oportunidades.

Para coadyuvar en dicho propósito, se plantea la productividad como un factor fun- damental en la formación de los niños y las niñas que cursan la educación pre- escolar, porque orienta el desarrollo de sus competencias hacia una cultura que promueve la autonomía en las dimensiones personal, familiar, social y económica 1 ,

y la construcción de ciudadanía.

1 Aproximación al Concepto de “Competencias Emprendedoras”: Valor Social e Implicaciones Educativas. Francisco Miguel Martínez y Gabriel Carmona. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación. RINACE. (2009) – Volumen 7, Número 3.

3

4

La productividad, en y desde la educación preescolar

Las condiciones de la sociedad actual hacen explícita la necesidad de que los sujetos en formación aprendan a ser autónomos, es decir que desde preescolar los niños y las niñas

pueden ir aprendiendo a enfrentar y resolver las situaciones de la vida cotidiana, a partir de saber ejercer sus derechos y obligaciones con información, libertad, responsabilidad

y solidaridad; donde el desarrollo de su creatividad, liderazgo, capacidad para aprender

a aprender, resolver problemas, tomar decisiones, trabajar en equipo y capacidad de ra-

zonamiento, favorezcan sus competencias para ser más productivos a lo largo de su vida.

Para ello, resulta fundamental diseñar y aplicar estrategias pedagógicas cada vez más eficaces, eficientes, pertinentes y relevantes, lo cual implica necesariamente el plantea- miento y la ejecución de un modelo pedagógico más dinámico que permita a los niños y las niñas interactuar y comprender mejor el mundo en que viven, así como desarrollar la capacidad crítica para su transformación y mejora.

En este esfuerzo, la implementación de la Reforma Integral de la Educación Básica ha im-

plicado grandes desafíos para las educadoras y el personal directivo de preescolar, entre los que destacan: el reconocer a las niñas y los niños pequeños como sujetos capaces de pensar, reflexionar, comprender el mundo, comunicar sus ideas y construir aprendizajes

a partir de su experiencia; como docentes, aprender a trabajar de una manera distinta

(buscando alternativas para poner a los alumnos en situaciones desafiantes que los ha- gan ampliar y profundizar sus conocimientos) y transformar la organización y las relacio- nes internas de las escuelas para que el trabajo pedagógico se oriente, en todo momento, al logro de los propósitos educativos.

La acción de las y los docentes es un factor clave para que todas las niñas y todos los niños alcancen los propósitos educativos, pues es ella quien establece el ambiente, plan- tea las situaciones didácticas y busca motivos diversos para despertar el interés de los alumnos e involucrarlos en actividades que les permitan avanzar en el desarrollo de sus competencias. 2

En coherencia con lo anterior, desarrollar una cultura hacia la productividad, desde las primeras etapas formativas, coadyuva a que los niños y las niñas enriquezcan su identi- dad personal y social. Desde esta perspectiva, los niños y las niñas no solo aprenderán a desarrollar con éxito una iniciativa emprendedora, sino también aprenderán a cultivar va- lores y prácticas sociales sustentadas en principios democráticos. La adopción de rasgos éticos implica adoptar actitudes que favorecen la productividad, y con ella, la obtención de beneficios personales, familiares y sociales.

2 SEP. Articulación de la Educación Básica, 2011.

6

La productividad, su enfoque y transversalidad

La productividad, como forma de vida, se hace evidente cuando se ponen en práctica las capacidades que favorecen el cuidado personal, familiar, social y del entorno, para contri- buir al desarrollo de una sociedad con mayores posibilidades de crecimiento sostenible, justo y respetuoso, en un marco de equidad.

El enfoque con el cual se orienta la productividad en el campo educativo prioriza el desa- rrollo de las capacidades y potencialidades humanas para la formación de competencias ciudadanas, mismas que sustentan sus interacciones y acciones en los principios demo- cráticos, como base de la convivencia armónica con equidad; la productividad por sí mis- ma o centrada sólo en el desarrollo económico, no es viable para construir la sociedad del presente y futuro.

Con base en lo anterior, el desarrollo de la productividad como forma de vida debe orien- tarse desde la educación preescolar, específicamente desde los campos formativos rela- cionados con la Exploración y conocimiento del mundo y Desarrollo personal y social.

El primero tiene como propósito que los niños y las niñas aprendan a aprovechar de for- ma adecuada los recursos naturales, así como a cuidar y preservar el ambiente; apreciar su relación con la cultura de su familia y comunidad, comprender la diversidad cultural, lingüística y social (costumbres, tradiciones, formas de hablar y de relacionarse), así como los factores que hacen posible la vida en sociedad (normas de convivencia, dere- chos y responsabilidades, los servicios, el trabajo). 3

El segundo campo formativo refiere a las actitudes y capacidades relacionadas con el proceso de construcción de la identidad personal y de las competencias emocionales y sociales. La comprensión y regulación de las emociones y la capacidad para establecer re- laciones interpersonales como procesos estrechamente relacionados, en los cuales las ni- ñas y los niños logran un dominio gradual como parte de su desarrollo personal y social. 4

Enfocar la productividad hacia el desarrollo de las capacidades y potencialidades de las personas la convierte en un tema relevante y transversal a los contenidos del currículo

2011 para la educación básica; a partir de tales características, se ha dispuesto su articu- lación desde preescolar hasta secundaria; misma que puede abordarse desde los apren- dizajes esperados de diversos campos de desarrollo (preescolar) o asignaturas (primaria

y secundaria). Asociar, vincular o articular el tema de la productividad a los contenidos y

actividades que permiten desarrollar el currículo 2011 favorece el desarrollo de las com- petencias requeridas para formar personas altamente productivas, interesadas en servir

a su comunidad y que orientan sus capacidades y potencialidades hacia el mejoramiento sostenido de la sociedad.

3 Ibid., págs. 65-78. 4 Ibid., págs. 90-98.

7

Para ello, resulta fundamental que desde las primeras etapas formativas, es decir desde el preescolar, se asegure el desarrollo y apropiación de una cultura que concibe a la pro- ductividad como parte de la vida, del hacer cotidiano. Contrario al enfoque que se pro- pone, ser productivos, no sólo refiere a la voluntad de las personas para mejorar lo que se hace de manera cotidiana, o a generar más y mejores productos; fundamentalmente refiere a desarrollar las capacidades y potencialidades de las personas con sentido ético, para construir una sociedad donde todas y todos puedan vivir, desarrollarse y aportar beneficios para todos, en un marco de equidad.

una sociedad donde todas y todos puedan vivir, desarrollarse y aportar beneficios para todos, en un

Valores asociados a la productividad

Promover la cultura de la productividad implica el reconocimiento de los valores que la sustentan, de otro modo no estaría contribuyendo integralmente con lo que la sociedad necesita: un desarrollo humano personal y colectivo que favorece el crecimiento sosteni- do de la sociedad. Para que la productividad cumpla con dicho propósito, deberá promo- verse a través de poner en práctica los valores que le dan soporte y orientación, algunos de ellos son:

Compromiso individual y s ocial. Refiere al nivel de involucramiento responsable que manifiesta cada persona respecto de una idea, principio o posición para asumir formas de participación y desempeño que generen impactos de beneficio personal, familiar y social.

Respeto. Parte del reconocimiento de la diversidad para asumir en la práctica cotidiana que todas las personas son distintas y no por ello son objeto de conflicto, por el contrario, el respeto implica aceptar las diferencias como medio para el desarrollo y crecimiento personal y colectivo.

Honestidad. Refiere al compromiso individual y colectivo que manifiesta la persona con ella misma, con la institución, empresa, oficio o determinada actividad, para desempe- ñarse al máximo, independientemente de las condiciones del contexto; la honestidad se contrapone a la simulación, por ello, este valor sustenta la transparencia del hacer cotidia- no y la rendición de cuentas de los resultados obtenidos como producto del desempeño.

Colaboración. Refiere a la capacidad para apoyar, sumar o contribuir con otro u otros para el logro de un objetivo o causa común que ofrece beneficios individuales y colecti- vos.

Seguridad. Refiere al cuidado individual y colectivo para prevenir, evitar o atender situa- ciones que ponen en riesgo la vida y salud de las personas.

Lealtad. Refiere a la convicción que se desarrolla para asumir en la práctica los princi- pios que rigen una organización, llámese institución, empresa, oficio o actividad en la que se participa.

Perseverancia. Refiere a la capacidad personal o colectiva para persistir en el logro de los objetivos y metas propuestos, independientemente de los retos o dificultades que haya que enfrentar, mismos que pueden asumirse como áreas de oportunidad.

Laboriosidad. Considera el empeño que ponen las personas para atender con eficacia y eficiencia sus responsabilidades, a fin de asegurar el logro de las metas personales y colectivas.

Solidaridad. Refiere a la capacidad que desarrollan las personas para disponerse a co- laborar o apoyar de manera pertinente y oportuna a quien o a quienes lo necesiten, sin hacer diferencias.

Tolerancia. Refiere a la capacidad que manifiestan las personas para respetar las ideas, creencias y prácticas distintas o contrarias a las propias, sin discriminación ni violencia.

Trabajo en equipo. Es la capacidad para colaborar con otro u otros, con la finalidad de desarrollar ideas y obtener productos de beneficio común. El trabajo en equipo implica visión compartida, liderazgo, diálogos informados, negociación, concertación de acuer- dos y compromisos, y manejo de conflictos a favor del propósito común.

negociación, concertación de acuer- dos y compromisos, y manejo de conflictos a favor del propósito común.

Gestión del aprendizaje

Atender la formación integral de los niños y las niñas de preescolar requiere que los

y las docentes se apropien y dominen los contenidos del Programa de Estudios, como

fundamento básico para articular el tema de la productividad, entre otros que segura-

mente se atienden desde este nivel. Esto es condición indispensable para asegurar los procesos siguientes: diseño de la planeación escolar y didáctica, ejecución, seguimiento

y evaluación; a fin de que las situaciones para el aprendizaje sean pertinentes, oportunas, eficaces, eficientes y relevantes.

Gestionar el aprendizaje de los niños y las niñas implica que los y las docentes, además de conocer y comprender los contenidos que ofrece el Plan y Programas de Estudio 2011 de Educación Básica se disponen a trabajar en equipo para interactuar respecto de las apreciaciones personales que obtuvieron con la revisión de dicho Programa, con el propósito de alinear sus visiones y con respecto de la tarea fundamental que se les ha conferido: la formación integral de sus alumnos.

En ese sentido, el liderazgo de los y las directivos es fundamental para coordinar y orien- tar las tareas conducentes al propósito educativo. Asimismo, la participación de los pa- dres y madres de familia resulta indispensable, pues al asumirse como parte del proceso de aprendizaje de sus hijos se fortalece la corresponsabilidad entre directivos, docen- tes, padres y madres de familia y alumnos. El trabajo aislado no garantiza que todos los alumnos logren los propósitos educativos, los aprendizajes esperados y las competencias requeridas para su vida presente y futura.

Así, el liderazgo directivo, el trabajo en equipo, la participación activa de los padres y madres de familia favorecen que la planeación que orienta el trabajo docente sea viable en su ejecución y apreciable en su seguimiento, también que al evaluar sea posible iden- tificar las áreas de oportunidad y mejora para garantizar el aprendizaje de los niños y las niñas. Todo lo anterior evidencia que la gestión que realizan cada docente en su aula y la comunidad escolar en general, se enfoca a la formación integral de sus alumnos.

Gestionar el aprendizaje de los niños y las niñas implica considerar en la práctica coti- diana los elementos que se han mencionado, con base en los valores descritos, como medio para asegurar que la escuela se esfuerza por ser productiva; al mismo tiempo, se estará favoreciendo que los niños y las niñas construyan una cultura que les permita ser productivos a lo largo de su vida.

12

Estrategia pedagógica

Contribuir al desarrollo de las competencias que integran el perfil de egreso de los estu- diantes de educación básica considera la atención e inclusión de la productividad como tema transversal al currículo. Para ello, es necesario atender al menos tres condiciones fundamentales: las competencias y los aprendizajes esperados, la planeación didáctica y el contexto en el que se desarrollan los procesos para el aprendizaje.

Partir de los contenidos curriculares

Es prioritario revisar, analizar, comprender y apropiarse del enfoque que orienta los aprendizajes esperados de los campos formativos: Exploración y conocimiento del mundo y Desarrollo personal y social, del Programa de Preescolar, porque permite identificar la posible articulación o vinculación con la productividad. Asimismo, este ejercicio ayuda a reconocer que incluir la productividad en el desarrollo de los campos formativos mencio- nados fortalece las competencias que propone el Programa de Preescolar. Con acciones concretas que tiendan al desarrollo de actitudes productivas en el aula y en la escuela se contribuye tanto a la formación integral de los niños y las niñas como a la construcción de una cultura que prioriza el desarrollo humano para el crecimiento personal, familiar y social, y para la formación de ciudadanía.

Planeación didáctica

Es una herramienta fundamental para orientar el logro de los aprendizajes esperados y el desarrollo de las competencias requeridas, se sabe que sin planeación no hay rumbo y menos puerto en este sentido; analizar los contenidos curriculares del campo formativo señalado permitirá diseñar situaciones didácticas que incluyan acciones que favorezcan la productividad en los niños y niñas de este nivel educativo.

La planeación didáctica habrá de considerar:

„ El diseño de situaciones para el aprendizaje que incluyan acciones para promover la productividad, de acuerdo con el contexto.

„ Que las situaciones didácticas favorezcan la solución de problemas y la construc- ción de aprendizajes significativos, partiendo de la recuperación de los saberes previos.

„ La aplicación de lo aprendido en las dimensiones personal, grupal y familiar.

„ La gestión del tiempo y de los recursos humanos, materiales y financieros para asegurar la formación de los niños y las niñas.

Contexto

Para desarrollar estrategias pedagógicas con altas posibilidades de éxito es preciso con- siderar el contexto en el que se ubica la escuela. Reconocer la dinámica organizativa del centro escolar y de la comunidad favorece la aplicación y los resultados de la estrategia.

En el reconocimiento del contexto y dinámica escolar es importante tener presente las características que perfilan al colectivo docente y a las familias de los alumnos, las for- mas como se organizan y administran las actividades y el tiempo, así como los usos y costumbres de la comunidad en la que se encuentra la escuela. Asimismo, identificar la infraestructura, los recursos humanos, materiales y tecnológicos con los que se cuenta, entre otros aspectos clave de la organización y contexto escolar.

materiales y tecnológicos con los que se cuenta, entre otros aspectos clave de la organización y

Ejemplo de una secuencia didáctica

La secuencia didáctica que se presenta a continuación tiene como propósito mostrar una de las muchas maneras de articular el tema de la productividad al desarrollo de los con- tenidos curriculares de los campos formativos Exploración y conocimiento del mundo y Desarrollo personal y social, del Programa de Preescolar.

Como ejemplo, la secuencia didáctica que se presenta está organizada en cinco sesiones de aprendizaje, que pueden distribuirse a lo largo del ciclo escolar (llevando a cabo, por ejemplo una sesión cada dos meses) o bien abordarse durante los cinco días de la semana de la productividad.

En relación con la semana de la productividad, la secuencia que se propone para su apli- cación deberá ser analizada y valorada a fin de considerarla dentro de la planeación di- dáctica, sin que esto duplique las actividades a realizar, la idea es que sea útil como referencia, su intención no sustituye el plan previsto para esa semana, por el contrario, pretende enriquecerlo.

Al respecto, es importante mencionar que, como ejemplo de secuencia, pretende orientar las formas de vincular la productividad con los aprendizajes esperados no obstante, se reconoce la experiencia profesional de los y las docentes para diseñar las secuencias di- dácticas que incluyan el desarrollo de la productividad y les aseguren éxito con el apren- dizaje de sus alumnos.

Secuencia didáctica: ¿Cómo contribuir para que mi comunidad sea mejor?

Sesiones que conforman la secuencia: cinco, de 40 minutos cada una, aproximada- mente.

Sesión

Tema

1

Conociendo mi comunidad I

2

Conociendo mi comunidad II

3

Mi pequeña comunidad

4

Vamos a hacer papel I

5

Vamos a hacer papel II

Campos

formativos: Exploración y conocimiento del mundo y Desarrollo personal

y social.

Propósito de la secuencia:

„ Propiciar la reflexión para determinar acciones concretas que los niños, las niñas, sus familias y las educadoras pueden desarrollar para contribuir al mejoramiento de su familia, escuela y comunidad.

Competencias a favorecer

A. Participa en actividades que le hacen comprender la importancia de la acción humana en el mejoramiento de la vida familiar, en la escuela y en la comunidad.

B. Acepta a sus compañeras y compañeros como son y aprende a actuar de acuerdo con los valores necesarios para la vida en comunidad, los ejerce en su vida cotidiana.

Manifestaciones que favorecen el desarrollo de las competencias

A.

 

ƒ Indaga sobre las actividades productivas a que se dedican las personas de su fami- lia y su comunidad, y conversa sobre ello.

ƒ Relaciona las actividades productivas a que se dedican los adultos de su familia y comunidad, con las características de su entorno natural y social.

ƒ Establece relaciones entre el tipo de trabajo que realizan las personas y los benefi- cios que aporta dicho trabajo a la comunidad.

B.

ƒ Identifica que tanto las niñas como los niños pueden realizar todo tipo de activida- des y que es importante la colaboración de todos en una tarea compartida.

ƒ Acepta desempeñar distintos roles y asume su responsabilidad en las tareas que le corresponden, tanto de carácter individual como colectivo.

ƒ Actúa conforme a los valores de colaboración, respeto, honestidad y tolerancia los cuales permiten
ƒ Actúa conforme a los valores de colaboración, respeto, honestidad y tolerancia los
cuales permiten una mejor convivencia.
Ideas clave
”
”
de colaboración, respeto, honestidad y tolerancia los cuales permiten una mejor convivencia. Ideas clave ” ”

Consideraciones

„ Es conveniente que las educadoras revisen con anterioridad las sesiones de apren- dizaje para que puedan prever los materiales que son requeridos para el desarro- llo de las actividades propuestas, con el propósito de que puedan realizar ajustes o adecuaciones de acuerdo con las características del grupo y de su contexto; asi- mismo, puedan con oportunidad solicitar la colaboración de los padres y madres o tutores para el desarrollo de algunas actividades.

„ Es prioritario que las educadoras se aseguren de que los niños y las niñas apli- quen en las actividades cotidianas los valores que sustentan la productividad y propicien ejercicios de reflexión al respecto, para contribuir a la construcción de una cultura que privilegia el desarrollo humano y la formación ciudadana, desde la educación preescolar.

„ Es necesario identificar las temáticas que requieren de dos sesiones para su desa- rrollo.

Estructura de las sesiones de aprendizaje

ƒ Número y tema de la sesión

ƒ Propósito

ƒ Material

ƒ Actividades propuestas

ƒ Actividades para la reflexión y acción, al concluir el tema

ƒ Participación de los padres, madres o tutores

ƒ Actividades complementarias (opcional)

ƒ Producto del trabajo realizado al concluir cada tema

ƒ Actividades previas a la sesión consecuente (según el caso)

ƒ Apreciaciones docentes (autoevaluación)

tema ƒ Actividades previas a la sesión consecuente (según el caso) ƒ Apreciaciones docentes (autoevaluación) 17
Sesiones y
Sesiones
y

: Conociendo mi comunidad

Propósito de la sesiones 1 y 2

Que los niños y las niñas identifiquen el valor de las actividades productivas que existen en su comunidad, los servicios que ofrecen y los beneficios personales y colectivos que generan; se busca destacar que la productividad orientada al bien común implica el desa- rrollo humano de las personas.

Material:

ƒ Hojas blancas

ƒ Lápices de colores

ƒ Cinta adhesiva o pegamento

ƒ Cuento “El comercio” (se encuentra en la Biblioteca Escolar).

Día uno

Actividades propuestas

La educadora:

ƒ Recupera los saberes previos que los niños tienen sobre el comercio.

ƒ Lee en voz alta el cuento “El comercio”. En caso de no contar con el libro, pregun- ta a los niños acerca de los diferentes comercios que existen en su comunidad y los beneficios que les aportan a su vida diaria.

ƒ Organiza a los niños para representar las actividades que propone el cuento El comercio.

ƒ Pide a los niños que investiguen, con apoyo de su familia, los oficios y profesiones que la gente de su comunidad realiza y les solicita llevar objetos que caractericen las profesiones u oficios de su comunidad.

Día dos

Actividades propuestas

La educadora:

ƒ Promueve que los niños y las niñas recuperen algunas ideas que trabajaron el día anterior.

ƒ Los organiza para que de manera voluntaria expongan su investigación con apoyo de los objetos que lograron conseguir y que se relacionan con las actividades de oficios, campo, fábricas, profesiones u otros que existen en su comunidad.

ƒ Los orienta para la realización de un dibujo sobre la actividad comercial que más les haya interesado.

ƒ Los organiza en binas y les pide que expliquen a su compañero las razones por las que eligieron dicha actividad, primero uno y luego el otro.

ƒ Los dirige para que elaboren un periódico mural con el título “En mi comunidad hay…”. El periódico puede colocarse en un lugar visible para que los demás alum- nos de la escuela, docentes y padres de familia lo aprecien.

Para la reflexión y acción

Concluye la sesión propiciando la reflexión en los niños y las niñas respecto de:

ƒ La importancia de las actividades comerciales de su comunidad para la obtención de servicios y productos que aportan beneficios individuales y colectivos.

ƒ Su colaboración y desempeño aportan beneficios personales, a sus compañeros, a su familia y a su comunidad. ¿Cómo pueden ser más colaborativos en su escuela, con su familia y en la comunidad?, ¿qué acción se proponen realizar?

Participación de los padres, madres o tutores

Es importante socializar con los padres, madres o tutores la acción que los niños y las niñas se han propuesto desarrollar para ser más colaborativos con sus familias y su co- munidad, a fin de que los familiares le den seguimiento al compromiso de los niños y las niñas.

Actividad complementaria (opcional)

Organizar a los niños y niñas para que expongan a los compañeros de otros grupos o a sus padres, madres o tutores las actividades comerciales que existen en su comunidad, apoyándose en el periódico mural que construyeron, esta actividad pudiera realizarse al interior del aula o en la ceremonia de honores a la Bandera o en otro espacio que consi- dere oportuno.

Producto del trabajo realizado

Periódico mural

Apreciaciones docentes del trabajo realizado al concluir el tema (autoevaluación):

Sesión de aprendizaje Propósito de la sesión 3

Que las niñas y los niños experimenten, a través de una representación de su comunidad, los valores para la sana convivencia y la productividad, a fin de introducirlos en el desa- rrollo de una cultura ciudadana.

introducirlos en el desa- rrollo de una cultura ciudadana. : Mi pequeña comunidad Material: ƒ Bolsas

: Mi pequeña comunidad

Material:

ƒ Bolsas de papel estraza

ƒ Retazos de tela

ƒ Pegamento blanco

ƒ Tijeras de punta redonda

ƒ Papel de colores

ƒ Estambre

ƒ Marcadores

ƒ Crayolas

Actividades propuestas

La educadora:

ƒ Promueve que los niños y las niñas elijan una profesión u oficio que permita recu- perar la reflexión del día anterior.

ƒ Los orienta para que hagan un títere y le agreguen objetos de la actividad comer- cial elegida (profesión, oficio, campo, casa, etcétera).

ƒ Considerando el número de alumnos, los organiza en equipos y los invita a jugar recreando una comunidad.

Para la reflexión y acción

Propicia la reflexión en los niños y niñas a partir de preguntas para enfatizar:

ƒ La importancia de los valores que sustentan la convivencia respetuosa entre las personas que realizan actividades comerciales para ofrecer servicios y los consu- midores, así como los beneficios mutuos que se generan.

ƒ Que la convivencia armónica favorece la productividad de la comunidad.

ƒ Que no sólo se es productivo cuando se produce dinero a través de diversos medios, principalmente se es productivo cuando se colabora y aporta para el bien común y en paz.

ƒ La participación de las madres, padres o tutores en el cuidado del hogar para su funcionalidad y beneficio familiar. Por ejemplo, ¿qué pasaría si no hay quien se haga cargo del hogar?

Participación de los padres, madres o tutores

Compartir con los padres, madres o tutores los temas que se están trabajando, solicitar su colaboración para que den continuidad a los mismos en su hogar, aplicando los valo- res que favorecen la convivencia armónica para la productividad familiar y comunitaria, enfatizando que la productividad es mucho más que la producción de bienes económicos para unos cuantos.

Producto del trabajo realizado

Títere

Actividades previas para trabajar las sesiones cuatro y cinco

La educadora:

ƒ Organiza al grupo para la recolección de papel.

ƒ Solicita que los alumnos que construyan bastidores con ayuda de sus familiares, les explica cómo hacerlo.

ƒ Envía las orientaciones a los familiares de los alumnos para que los apoyen en la construcción de los bastidores. Para ello se requieren ganchos de metal y medias. A los ganchos de metal se les da forma rectangular y se les cubre con la media de nylon.

(Conviene incluir un dibujo o esquema que muestre cómo deben quedar los bastidores)

Apreciaciones docentes del trabajo realizado al concluir el tema (autoevaluación):

Sesiones y
Sesiones
y

: Vamos a hacer papel

Propósito de las sesiones 4 y 5

Que los niños y las niñas apliquen en la práctica cotidiana los valores que sustentan la productividad para la realización de un trabajo y la obtención de un producto que aporta beneficios individuales y colectivos.

Material:

ƒ Papel bond usado (hojas de cuadernos, fotocopias, etcétera) sin clips, grapas o arillos metálicos

ƒ Bastidores (gancho de acero y medias de nylon viejas)

ƒ Licuadora, batidora o procesador de alimentos

ƒ Agua

ƒ Tina grande o varias medianas

ƒ Pintura vegetal, diamantina, hojitas secas

ƒ Estambre

ƒ Esponjas

ƒ Una cuchara grande

ƒ Tela delgada, varios retazos grandes

Día cuatro

Actividades propuestas

La educadora orienta a los niños y niñas para que:

ƒ Corten el papel con las manos en trozos pequeños, aproximadamente de 3 cm.

ƒ Pongan suficiente agua en la tina.

ƒ Introduzcan el papel cortado en la tina para que se moje y forme una pasta.

ƒ Dejen reposando la mezcla.

Día cinco

Actividades propuestas

La educadora orienta a los niños y niñas para que:

ƒ Licuen o batan la mezcla en cantidades pequeñas y con suficiente agua, para no atascar la licuadora. En caso de que sea con la batidora puede ser directamente en la tina, agregar más agua en caso necesario.

ƒ Agreguen a la mezcla pintura vegetal o diamantina, en caso de ser posible.

ƒ Obtengan una pasta suave de consistencia cremosa. El grueso del papel depende- rá del espesor de la pasta.

ƒ Con una cuchara viertan una porción de pasta en los bastidores y la extiendan con la forma en que se desean las hojas.

ƒ Con las esponjas retiren el exceso de agua. La hoja debe quedar tan seca como sea posible.

ƒ Coloquen la tela sobre las hojas y con cuidado volteen los bastidores para que la hoja quede en la tela.

ƒ Sobre una superficie plana pongan las hojas sin la tela para que se sequen, se les puede poner peso encima para que las hojas no queden arrugadas, por ejemplo con directorios telefónicos o tabiques.

ƒ Con las hojas ya secas elaboren libretitas o separadores para libros.

ƒ Las decoren a su gusto.

ƒ Comenten qué se puede hacer con los productos obtenidos, y los beneficios que se pueden obtener.

ƒ Platiquen su experiencia al realizar las actividades: qué observaron, como se sin- tieron, si faltó algo, como podría mejorarse, etcétera.

Para la reflexión y acción

Propicia la reflexión en los niños y niñas a partir de preguntas para enfatizar:

ƒ La importancia de trabajar en equipo, de la colaboración, el compromiso individual y colectivo, el respeto, la solidaridad, la seguridad, la laboriosidad, entre otros que puedan identificar, como condiciones para ser más productivos.

ƒ Que el logro de la meta y la obtención de resultados generan satisfacción, lo cual se asocia a la productividad para beneficio común.

ƒ Que las actividades productivas generan beneficios personales, familiares y comu- nitarios.

ƒ Que reciclar el papel usado contribuye con el cuidado del ambiente.

Participación de los padres, madres y/o tutores

Orientar a los familiares de los niños y las niñas para que promuevan en sus hogares la aplicación de los valores que se están trabajando, con el propósito de que se apropien de ellos, dado que los valores no son sólo para una semana, o un ciclo escolar, sino para toda la vida. Solicitarles que identifiquen con sus hijos alguna acción sencilla que puedan realizar para cuidar el ambiente de su comunidad.

Producto del trabajo realizado

Hojas de papel reciclado

Apreciaciones docentes del trabajo realizado al concluir el tema (autoevaluación):