You are on page 1of 5

Conducta

Por conducta o comportamiento se entiende hoy la totalidad de las


manifestaciones del organismo humano en cuanto tal.

Una observación sistemática y metódica del comportamiento humano, como


corresponde a un estudio científico, debe incluir todo cuanto una persona es
capaz de experimentar corporal y anímicamente, atendiendo al hecho de que
las actividades responden a causas, esto es, son motivadas, y a que son una
respuesta o adaptación a una determinada configuración de circunstancias
vividas según tonalidades emocionales propias (la situación), pero sin olvidar
tampoco que conducirse no es sólo una adaptación pasiva a tales
circunstancias, sino también un modo de expresar y realizar las tendencias de
la personalidad.

Una de sus formulaciones:

“Es el conjunto de las operaciones (fisiológicas, motrices, verbales y mentales)


por las cuales un organismo en situación reduce las tensiones que lo motivan y
realiza sus posibilidades”.

Como también las modificaciones del campo psicológico cuyo agente es el


organismo.

Debemos insistir algo más en cómo la concepción de la psicología como


ciencia de la conducta supone un gran cambio frente a las ideas que primaron
en otras épocas desde diversos puntos de vista.

El término conducta, aplicado a las manifestaciones del individuo, tiene siempre


la connotación de estar dejando de lado lo más central o principal del ser
humano: los fenómenos propiamente psíquicos o mentales. Estos últimos
serían realmente los fenómenos más importantes, dado que originan la
conducta; y si estudiamos únicamente esta última, nos estamos ocupando solo
de productos y derivados, pero no del fenómeno central. Etimológicamente la
palabra conducta es latina y significa conducida o guiada; es decir, que todas
las manifestaciones comprendidas en el término de conducta son acciones
conducidas o guiadas por algo que está fuera de las mismas: por la mente. De
esta manera, el estudio de la conducta, considerada así, asienta sobre un
dualismo o una dicotomía cuerpo-mente, sobre la tradición del más puro
idealismo, en el que la mente tiene una existencia de por sí y es el punto de
origen de todas las manifestaciones corporales; según esta perspectiva, el
cuerpo es solamente un instrumento o un vehículo del que se vale la mente
(alma) para manifestarse. La raíz religiosa de este esquema es fácil de deducir.

LA CONDUCTA COMO FENÓMENO CENTRAL DE LA PSICOLOGÍA

Trabajar en psicología con el concepto de conducta es una especie de retorno


a "los hechos mismos", en la medida en que esto es factible en cualquier
ciencia; este atenerse a los hechos, tal cual se dan y tal como existen, permite
confrontación de observaciones, verificación de teorías y comprensión unitaria
de aportaciones ubicadas en distintos contextos o encuadres teóricos.

Nuestro estudio de la conducta se hace en función de la personalidad y del


inseparable contexto social, del cual el ser humano es siempre integrante;
estudiamos la conducta en calidad de proceso y no como "cosa", es decir,
dinámicamente. Mowrer y Kluckhohn enumeran cuatro proposiciones "mínimas
esenciales" de una teoría dinámica de la personalidad, a saber:
1. La conducta es funcional. Por funcional se entiende que toda conducta tiene
una finalidad: la de resolver tensiones;
2.La conducta implica siempre conflicto o ambivalencia;
3.La conducta solo puede ser comprendida en función del campo o contexto en
el que ella ocurre;
4.Todo organismo vivo tiende a preservar un estado de máxima integración o
consistencia interna.

Aunque toda conducta considerada en el nivel de integración psicológico


constituye una estructura unitaria, unidad que desde la posición que aquí
adoptamos es dada fundamentalmente por su significación total para el
organismo —para repetir la formulación de Lagache: al par que restablece el
equilibrio psicológico al reducir las tensiones que lo motivan implica la
realización de sus posibilidades propias, cabe distinguir en ella diversas áreas
de manifestación.

En el fenómeno de la conducta esto significaría que las manifestaciones


corporales y las mentales constituyen una realidad (o mejor dicho, una
actividad) única, enfocada desde distintas perspectivas.

Pero la conducta también expresa y satisface tendencias personales, y eso


explica los caracteres peculiares que asume en los distintos individuos, así
como la persistencia, consciente o inconsciente, de aquellas necesidades que
no han podido ser satisfechas y que por ello vuelven a desencadenar en el
tiempo actividades nuevas orientadas hacia el mismo fin.

Cada conducta constituye no una reacción mecánica y uniforme a condiciones


externas, sino una respuesta personal, idiosincrásica, a una situación: no hay
conducta que no pertenezca a una personalidad, e inversamente, cada
personalidad se manifiesta en conductas.

La conducta está siempre ligada a un objeto, es decir, que siempre un vínculo


con otros, una relación interpersonal. Se denomina comunicación el proceso
por el cual los seres humanos condicionan recíprocamente su conducta en la
relación interpersonal o se retroalimentan.
Cuando un objetivo no se cumple o se logra a medias a causa de un objeto
externo o interno se produce la frustración.
Concepto

Hablar de conducta implica reconocer por lo menos cinco conceptos que


codefinen a este término: SIGNIFICADO, INTERACCIÓN, COMUNICACIÓN,
SITUACIÓN Y PERSONALIDAD.

1.- SIGNIFICADO: las conductas expresan ese “algo” que puede ser
consciente o inconsciente para el sujeto, lo cual no invalida que esa conducta
tenga significado, que quieran decir algo

2.-INTERACCION: todas las conductas aún las más simples solo pueden ser
entendidas teniendo en cuenta la trama de relaciones que la persona que se
conduce mantiene con el contexto en el que se encuentra en ese momento. El
contexto es entendido como una organización de miembros donde cada uno de
los miembros son actores y reactores frente a los otros.

3.- COMUNICACIÓN: toda conducta es un mensaje, siempre nos estamos


comunicando, aunque no siempre seamos entendidos. Toda conducta es un
mensaje que puede o no ser traducido por el otro, pero toda conducta siempre
quiere decir algo, tiene un significado que puede o no ser conocido por el
sujeto.

4.- SITUACIÓN: alude al contexto tal como es para esa persona en ese
momento.
En parte las situaciones son compartidas por varias personas pero nunca son
idénticas para dos personas diferentes. Por ejemplo una hora de clase tiene un
significado diferente para el profesor a cargo y otro significado para los
alumnos, inclusive el significado que tiene para cada uno de los alumnos es
distinto.

5.- PERSONALIDAD: se entiende por personalidad a la individualidad


psicológica, individualidad que caracteriza a cada ser humano. “Cada nombre
es entendido como único en su género que separado espacialmente de todos
los otros nombres no se parece acabadamente a ninguno”.

En síntesis los conceptos de persona y situación son los conceptos más


globales en función de los cuales puede ser entendida la conducta. Hay una
estructura entre conducta, persona y situación que no puede ser desarticulada.
La conducta no existe sino es de una persona en situación, la persona actúa y
reactúa, manifiesta conductas pero siempre en situación. Se entiende por
situación a los cambios en esta estructura en donde el medio ambiente es el
agente o el actor y la persona el reactor, y por conducta a esos cambios en
esta estructura persona, conducta, situación el los que la persona es actor.
Importa aclarar la que existe entre medio ambiente y situación: medio ambiente
es todo lo que rodea, el contexto que rodea, todas las relaciones que van más
allá del tiempo y el espacio inmediatos; situación es un recorte de ese medio
ambiente, un recorte que se hace de ese medio ambiente en cada momento,
en función de las condiciones internas en que está una persona que realiza una
conducta, la situación es siempre algo valorativo, se pueden percibir en una
situación valores positivos a los cuales uno quiere acercarse y valores
negativos de los cuales uno quiere alejarse.

Organismo

Este concepto, en este caso, está equiparado al concepto “personalidad”.


Allport define a la personalidad como la organización dinámica en el interior del
individuo de los sistemas psicofísicos que determinan más ajustes al medio,

¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que el ser humano, como todo organismo vivo, se hace en cierta
medida independiente del medio que lo rodea, en el sentido de que mantiene
condiciones internas constantes, independientemente de las variaciones que
pueden ocurrir en el medio externo. Por ejemplo: La temperatura del organismo
tiende a mantenerse constante aún con fuertes oscilaciones de la temperatura
en el ambiente externo

Las conductas no solo reduce tensiones sino que pasan otras cosas, y esto es
que ni la situación, ni la persona quedan iguales luego de una conducta, y este
no quedar igual no es simplemente una reducción de la tensión sino un cambio
al que podemos llamar aprendizaje, es decir una modificación más o menos
estable o permanente de la conducta a raíz de determinadas experiencias.

Distintas definiciones

Edward Tichner (1867-1962):


Nació en Inglaterra, marchó hacia Alemania
donde estudia y hacen una psicología de la experiencia, en el laboratorio
estudian las sensaciones, la parte más pequeña de la conducta humana como
también el comportamiento y la dividió en tres partes:

1) El estudio de la anatomía del cerebro (psicología fisiológica)


2) El estudio de la función o finalidad del comportamiento (psicología
funcional)
3) El estudio psicológico del desarrollo humano (psicología evolutiva )

John Broadus Watson (1878-1958):


Nació en Estados Unidos, durante toda su
vida fue enemigo de las ideas imprecisas y de las investigaciones descuidadas,
consideraba que las teorías de Freud eran muy vagas, según él para salir de
los oscuros y tenebrosos senderos de la filosofía y de la psicología subjetiva
debía seguir el camino del conductismo para la cual el concepto de la
conciencia no era útil ni necesaria de la descripción, preedición y control de la
conducta. Entendía la conducta como lo que el organismo hace en forma de
comportamiento externo y visible.
Burrhus Frederic Skinner:
Nació en 1904 en Pensilvania. Dice que la psicología
es una rama experimental de la ciencia natural donde es posible controlar y
predecir la conducta si se hace bajo una observación directa y en condiciones
experimentales estimulo-respuesta, quiere prescindir completamente de la
conciencia y de la introspección del psicoanálisis.

Edward Tolman (1886- 1959):


Nació en Estados Unidos. Entendió la conducta
humana como la integración de conductas más simples en otras más
complejas, a las que llamó actos. Describió un conjunto de variables que
afectan la conducta, algunas observables y otras deducibles por el psicólogo a
partir de los datos observables (variables intervinientes).

José Bleger (1922 – 1972):


Psiquiatra y psicoanalista argentino. Según él, se
llama conducta tanto a los comportamientos observables como a las vivencias
de una persona.

Daniel Lagache (1903-1972):


Psicoanalista francés. Definía la conducta como el
conjunto de operaciones (fisiológicas, motrices, verbales y mentales) por las
cuales un organismo en situación reduce las tensiones que lo motivan y realiza
sus posibilidades.