Вы находитесь на странице: 1из 4

Herder y el nacionalismo

El Nacionalismo forma parte de la ideología burguesa del XIX. Más que una
doctrina racionalmente elaborada, el nacionalismo es un sentimiento que
suscita la conciencia de pertenecer a una comunidad ligada por una
herencia común de lenguaje, cultura, geografía y raza.
El Nacionalismo del siglo XIX se debe considerar como revolucionario porque
rompe con el anterior concepto de estado. El principio nacionalista se enfrenta
al derecho dinástico. Dos focos:

Las universidades alemanas serán el lugar donde se desarrollen las


formulaciones teóricas más completas. En este sentido destacan: por una
parte, Herder que enfrenta el concepto Volkstum (nación-pueblo) al de estado
(creación artificial); por otra, la filosofía de Hegel y las ideas nacionalistas de
Fichte con sus “Discursos a la nación alemana”. Para estos pensadores, la
nación es un organismo natural y primitivo, dotado de genio específico que
encontraba su expresión en el lenguaje, las costumbres y la historia, y estaba,
en definitiva, por encima de la voluntad de los individuos. Según esto el
nacionalismo podía realizarse por encima de la voluntad de los pueblos.
En Francia, París también es un centro del nacionalismo al convertirse en foco
de exilados. Allí el concepto de nación es diferente al alemán. Consideran a
ésta como una comunidad espiritual formada por la asociación voluntaria de
hombres libres.

El nacionalismo se expresa, al igual y conjuntamente con el liberalismo, en las


oleadas revolucionarias de 1820, 1830 y 1848, ya sea por parte de pequeños
estados que quieren unirse para formar una nación (Italia y Alemania) o de
pueblos que forman parte de un gran estado del que se quieren liberar (Imp.
Austriaco, Turco y Ruso). Los problemas nacionalistas serán una de las causas
de la Iª Guerra Mundial. Desde finales del XIX se acentúa el carácter racial en
un amplio sector del nacionalismo, que también se extiende a sectores
populares. Este ultra nacionalismo racial será una de las bases del fascismo.
Tras la Segunda Guerra Mundial, en el marco de la descolonización se vuelve
a vivir un auge del nacionalismo entre los pueblos asiáticos y africanos. En esta
ocasión con la singularidad de vincularse en algunos casos ideas nacionalistas
con socialistas. A pesar del desarrollo de organizaciones internacionales que
tratan de superar el marco nacional (ONU. OEA. OUA, CEE-UE...), a finales del
s.XX la descomposición de la URSS ha demostrado la vitalidad de esta ideología
capaz de generar guerras en unos lugares y con una intensidad que han
sorprendido al mundo. Sirva como ejemplo el caso de los genocidios cometidos
en Yugoslavia.
COMENTARIO DE TEXTO

“La naturaleza educa a las familias; de ahí que el estado más natural sea
también un pueblo con un carácter nacional. Este se conserva por miles de
años y puede desarrollarse con mayor naturalidad si el príncipe respectivo se
empeña en ello .(...) Nada se opone tanto al fin de los gobiernos como esa
extensión antinatural de las naciones, la mezcla incontrolada de estirpes y
razas bajo un solo cetro. El cetro de un hombre es muy débil y pequeño para
reunir partes tan heterogéneas. Se las aglutina unas con otras dentro de una
máquina precaria que se llama máquina estatal (...). Siendo así que carentes
de un carácter nacional no poseen vida autentica y a los que viven dentro de
ellas, unidos a la fuerza, sólo una maldición del destino podría condenar a la
inmortalización de su desgracia; (...) pero la historia demuestra a las claras que
esos instrumentos de la soberanía humana son de arcilla y se quiebran o
deshacen como toda la arcilla de esta tierra.”

J.G. HERDER Ideas para una filosofía de la historia de la humanidad


1784-1791

1.- Época, autor y carácter del texto.

2.- Ideas principales del texto.

3.- ¿Qué ideología defiende? Explica los puntos de su doctrina señalados en el


texto.

4.- Destaca otros aspectos de la doctrina no señalados en el texto.

5.- ¿Tuvieron éxito estas ideas? ¿Qué consecuencias tuvieron?


Solución:
1.-
Época: Nos situamos al final de la Ilustración y al inicio del periodo de las
revoluciones burguesas, justo cuando la vanguardia de la burguesía trataba de
poner en práctica las ideas nacidas de la Razón. Mientras Herder elaboraba su
escrito, en Francia comenzaba la revolución (1789). Europa todavía era un
mosaico de reinos absolutistas cuyas fronteras respetaban las nacionalidades.
Autor: Johann Gottfried Herder (1744-1803). Escritor alemán. Discípulo de
Kant y hombre ilustrado. En sus escritos se defienden claramente los
sentimientos nacionales del pueblo alemán.
Carácter: Ensayo político y filosófico en donde se inician algunas de las ideas
básicas del nacionalismo alemán.

2.-
Idea del estado nacional como parte de la Ley Natural.
Crítica al estado multinacional e indirectamente a la mezcla multiracial.
Diferenciación entre el concepto estado y el de nación.
Percepción de la nación como un ser vivo como algo que tiene vida propia.

3.-
El nacionalismo. En Herder podemos observar algunos de los aspectos básicos
de la ideología nacionalista.
- Para Herder, la organización de los seres humanos en naciones responde a
una Ley Natural, al igual que lo es la organización familiar. Los hombres pues,
“por naturaleza” se agrupan en naciones.
- Los reinos y principados en los que está dividida Europa en estos momentos
no corresponden a la división nacional. Hay grandes imperios que aglutinan
varias naciones (Imp. Austriaco, Ruso , Turco) y pequeños principados que son
una parte de una nación (estados alemanes e italianos). Por lo tanto se
establece una diferencia entre el concepto “Estado” (reino, principado,
república...) y el concepto “Nación” o “Volkstum” en alemán (alemanes,
italianos, eslavos, franceses...).
- Para Herder los buenos estados son los que aglutinan a una nación entera.
Según su pensamiento, un estado con “carácter nacional” durará prácticamente
para siempre y si sus gobernantes son eficaces concederá la felicidad a sus
habitantes. Por contra, los estados multinacionales son difíciles de gobernar,
son causa de la infelicidad de sus pobladores y tienden a desaparecer
fácilmente a causa de su antinaturalidad.
- Según Herder los estados no nacionales no tienen vida propia (causa de su
desgracia). La nación es concebida por parte de los pensadores alemanes
como algo vivo en sí, incluso por encima de la voluntad de los individuos.
4.-
El nacionalismo es un sentimiento que suscita la conciencia de pertenecer
a una comunidad ligada por una herencia común de lenguaje, cultura,
geografía y raza.
El nacionalismo en sí no es una ideología definida con claridad. A lo largo de la
historia ha evolucionado vinculándose en ocasiones a ideologías muy
diferentes. Sirva como ejemplo el hecho que frente al concepto de nación
alemán destacado anteriormente el concepto francés considera a ésta como
una comunidad espiritual formada por la asociación voluntaria de hombres
libres.

5.-
Sí. En 1870 culmina la unificación alemana y la italiana. Los imperios
multinacionales fueron barridos de Europa en un proceso que terminará en
1919. Pero el establecimiento de nuevas fronteras para delimitar los estados
nacionales ha sido la causa de numerosas guerras que aún continúan. Las
heridas que originan estos procesos en Europa y en el resto del mundo sólo
cicatrizan cuando las naciones abandonan su carácter excluyente y deciden
integrarse en un proyecto común en igualdad de condiciones con sus vecinos,
considerándolos no como extranjeros sino como hermanos. Sirva como
ejemplo como los problemas fronterizos de la delimitación de la nación
alemana tras dos sangrientas guerras sólo se han saldado con el proyecto de
construcción de la Unión Europea.