Вы находитесь на странице: 1из 4

nº 17

Coccidiosis bovina Los resultados de un reciente estudio


en varios países europeos permiten obser-
var que el porcentaje de rebaños infectados
oscila alrededor de un 60% en España, Italia,
Antonio Jiménez, Veterinario Portugal, Benelux y Hungría, de un 80% en
Alemania y alcanza el 100% en Francia y
Polonia.

Desde un punto de vista epidemio-


La coccidiosis es una enfermedad lógico, la transmisión de la enfermedad se
produce por la ingestión de los ooquistes que
multifactorial que ejerce un gran eliminan en las heces los animales infecta-
dos. En general, las infecciones suelen estar
impacto en terneros menores de un año, producidas por una mezcla de especies de
Eimeria, patógenas y apatógenas. Aunque la
principalmente entre las 3 semanas y los 6 edad de máximo riesgo es la que va desde las
3 semanas a los 6 meses, la coccidiosis puede
meses de edad, al provocar graves lesiones afectar a animales de cualquier edad mientras

en el tracto intestinal. Se asocia a diarrea de no desarrollen una inmunidad adquirida que,


aunque no protege contra cualquier especie

diferentes grados de intensidad, infecciones de Eimeria, si previene los episodios clínicos


de importancia.
secundarias e incluso mortalidad. Los Los ooquistes son capaces de sobre-
casos más graves producen una menor vivir y mantenerse infectivos en el medio

ganancia de peso en terneros y un menor


rendimiento en reproducción y producción
láctea en vacas adultas. No obstante, la
enfermedad suele pasar desapercibida
provocando un estado deficiente en el
animal y retraso en el crecimiento, lo que
supone graves pérdidas económicas.

48

C&S nuevo.indd 48 13/3/08 13:37:26


nº 17

durante semanas o meses dependiendo de las condiciones


ambientales. Ambientes muy secos y fríos disminuyen esta
capacidad infectiva.

La coccidiosis aparece habitualmente en áreas con


una alta densidad de animales, tales como cebaderos
y pastizales pequeños. También existe relación con las
zonas sombrías de las corrientes de agua en las épocas
más calurosas del verano o con la proximidad a depósitos
de agua, montones de heno o piedras de sal. Muchos de
los animales de mayor edad que ya han estado expuestos
al parásito eliminan una pequeña y constante cantidad
de ooquistes al medio que acaban infectando a los ani-
males más jóvenes no inmunes, los cuales eliminan una
gran cantidad de ooquistes. Situaciones de estrés como
el destete, los cambios en la alimentación, una gran den-
sidad de animales, unas condiciones climáticas adversas,
los cambios de lote, el transporte, otras infecciones
concomitantes, etc. facilitan el desarrollo de los síntomas
clínicos. Se ha demostrado que las vacas contribuyen a la
contaminación ambiental en una fase alrededor del parto
Coccidiosis Cry con aumentos en el recuento de ooquistes, particular-
mente de E. bovis.

Etiología
La coccidiosis está causada por protozoos del géne-
ro Eimeria. Son parásitos intracelulares de las células
epiteliales del intestino, altamente específicos, de ciclo
biológico directo (monoxeno). Los terneros se infectan
por la ingestión de los ooquistes esporulados que con-
taminan el pasto, el agua y el pienso, o bien al lamer el
pelaje contaminado.

El ciclo evolutivo consta de una fase que se produce


fuera del huésped, la esporulación, y dos fases que se
desarrollan dentro del hospedador, las etapas de esquizo-
gonia (reproducción asexual) y gametogonia (reproducción
sexual).

Los ooquistes no esporulados salen al exterior con


las heces. Bajo condiciones adecuadas de oxigenación,
alta humedad y temperaturas óptimas de alrededor de
27ºC, en un período de 2-4 días (que puede prolongarse
hasta dos semanas cuando las temperaturas rondan los
10ºC), el núcleo se divide dos veces formando cuatro
esporoblastos. Cada esporoblasto segrega una pared que
se conoce como esporocisto y el protoplasma se divide en
dos esporozoítos.

Los ooquistes esporulados ya son capaces de producir


la infección. Una vez que estos ooquistes han sido ingeri-
dos, por diferentes mecanismos, liberan los esporozoítos
que penetran en las células epiteliales, donde se redondean
formando lo que denominamos trofozoítos. Después de
algunos días cada trofozoíto se divide por fisión múltiple
para formar un esquizonte, una estructura constituida
por un gran número de organismos alargados conocidos
como merozoítos, que serán liberados e invadirán células
vecinas cuando la división sea completa y el esquizonte
esté maduro. Estos merozoitos pueden dar lugar a nuevas
generaciones de merozoitos, cuyo número varía de 2 a 5
en función de la especie.

50

C&S nuevo.indd 50 13/3/08 13:37:31


nº 17

Eimeria bovis y
Eimeria zuernii son
las especies más
comunes en ganado
estabulado y Eimeria
alabamensis en
ganado mantenido
en pastos

Al concluir la fase de esquizogonia,


los merozoitos inician la reproducción
sexual formando macrogametocitos y
microgametocitos. Con la fusión de ambos
gametocitos se forma un cigoto, que desa-
rrolla a su alrededor una pared para crear
un ooquiste. El ooquiste sale de la célula
huésped a la luz intestinal y se elimina por
las heces.

En Europa se han contabilizado hasta


12 especies de coccidios que infectan de
manera natural a los bovinos: Eimeria ala-
bamensis, Eimeria auburnensis, Eimeria
brasiliensis, Eimeria bovis, Eimeria bukid-
nonensis, Eimeria canadensis, Eimeria

52

C&S nuevo.indd 52 13/3/08 13:37:39


Coccidiosis bovina
nº 13
Nutrición

cilíndrica, Eimeria ellipsoidalis, Eimeria La destrucción de un mayor o menor • Los comederos y abrevaderos
pellita, Eimeria subspherica, Eimeria wyo- número de células intestinales depende del deben permanecer limpios y estar
mingensis y Eimeria zuernii. Eimeria bovis número de ooquistes a los que el animal situados evitando la contamina-
y Eimeria zuernii, los dos agentes más esté expuesto. En los casos más graves en la ción fecal.
patógenos, son los más comunes en gana- necropsia descubrimos edema en la mucosa
do estabulado y Eimeria alabamensis en y submucosa del ciego y del colon y tiras de • Los alimentos almacenados deben
ganado mantenido en pastos. fibrina. Posteriormente, las lesiones se hacen mantenerse libres de distintas pla-
más marcadas, congestionadas y ulceradas, y gas (que pueden actuar como vec-
las hemorragias se extienden a la submucosa tores).
Manifestaciones clínicas y la capa muscular.
• Se deben drenar las zonas de
y lesiones asociadas pasto.

La severidad de la enfermedad depende Diagnóstico • Se debe evitar mezclar terneros de


de diversos factores entre los que incluimos distintas edades.
el tipo de Eimeria implicado, el número de Los síntomas clínicos, que preceden
ooquistes ingeridos, la edad del animal y si el aproximadamente 2 días a la excreción de • Se debe aislar los animales enfer-
animal ha desarrollado inmunidad debido a ooquistes, y el curso de la enfermedad, mos tan pronto como sea posible,
una infección previa. junto con las características de la explota- limpiando todos los equipos utili-
ción, nos permitirán sospechar de la impli- zados con los mismos.
El periodo de prepatencia, que es el cación de estos parásitos. La realización
tiempo que transcurre desde que el hospeda- de coprológicos a varios animales servirá • Se deben instaurar tratamientos
dor ingiere la forma infectante hasta la salida rápidos y eficientes en todos los
del primer ooquiste en heces, es de 17-22 días animales enfermos para impedir un
para E. bovis, 16-19 días para E. zuernii y 6-10 brote de la infección.
días para E. alabamensis.
Una vez establecido el proceso clínico,
Solo el 10-15% de los animales infec-
Solo el 10-15% de los los animales que lo necesiten recibirán un
tados muestran los signos clínicos de la animales infectados medicación sintomática, además de la apli-
enfermedad. Los síntomas principales son muestran los signos cación de un producto específico frente al
anorexia, pérdida de peso y diarrea con parásito.
moco y sangre, que suele aparecer el ter-
clínicos de la enfermedad:
cer día. En los casos severos, las heces son anorexia, pérdida de peso Tradicionalmente, los fármacos usados
líquidas, sanguinolentas y pueden conte- y diarrea con moco y solo servían para el tratamiento de la enfer-
ner restos de mucosa intestinal y fibrina. medad, sin embargo, los nuevos fármacos
Observamos tenesmo, dolor abdominal e
sangre desarrollados para su uso en la coccidiosis
incluso prolapso rectal. Los animales pue- bovina (Diclazuril y Toltrazurilo) van más allá
den presentar emaciación, deshidratación, permitiendo un empleo preventivo de los
debilidad y, ocasionalmente, llegar a morir. mismos.
La muerte ocurre principalmente por la
diarrea, que causa pérdida de electrólitos para ratificar si están o no involucrados
y deshidratación; sin embargo, la hemo- coccidios y determinar la especie de Eimeria Bibliografía
rragia y las complicaciones secundarias implicada.
con gérmenes oportunistas contribuyen 1. FABER, J. ET AL . EIMERIA INFECTIONS IN COWS IN
también a la mortalidad. Los animales que THE PERIPARTURIENT PHASE AND THEIR CALVES:
se recuperan de las infecciones severas Tratamiento y control de OOCYST EXCRETION AND LEVELS OF SPECIFIC SERUM
AND COLOSTRUM ANTIBODIES. 2002. VETERINARY
pueden sufrir pérdidas permanentes de
la coccidiosis en terneros PARASITOLOGY, VOL. 104 (1): 1-17.
producción y, habitualmente, siguen elimi-
nando pequeñas cantidades de ooquistes 2. JOLLEY, W.R., BARDSLEY, K.D. RUMINANT
con las heces, lo que les convierte en Es importante establecer unas adecua- COCCIDIOSIS. 2006. VET. CLIN. FOOD ANIM. VOL. 22
“portadores” que ayudan a diseminar la das pautas de manejo para evitar el desarrollo (3): 613-621.
infección. de estos parásitos en el entorno de los terne- 3. KENNEDY, M. J. COCCIDIOSIS IN CATTLE. 2007. HTTP://
ros. Entre ellas: WWW1.AGRIC.GOV.AB.CA/$DEPARTMENT/DEPTDOCS.
Cuando la presentación es subclínica NSF/ALL/AGDEX3455
existen cortos episodios de diarrea leve o • Las zonas de parto deben estar
4. NIELSEN, B. CONTROL OF COCCIDIOSIS IN CALVES.
heces algo más blandas de lo normal. Los siempre limpias y secas.
2007. CALF MANAGEMENT STEINKJER, NORWAY.
animales tienen el pelo apagado, apetito irre- 20-22 JUNE 2007. PP: 72-77.
gular y retraso en el crecimiento. • Se deben administrar de 3-5 litros
de calostro en las primeras 24 horas 5. URQUHART, G.M., ET AL. 2001. PARASITOLOGÍA

Esporádicamente, algunos terneros de vida para asegurarnos una buena VETERINARIA. ZARAGOZA: ACRIBIA.

que han sido infectados por E. zuernii inmunidad. 6. VON SAMSON-HIMMELSTJERNA, G. ET AL. CLINICAL
muestran síntomas nerviosos como con- AND EPIDEMIOLOGICAL CHARACTERISTICS OF
vulsiones, temblores y ataxia. Esta forma • Los corrales deben ser limpiados, EIMERIA INFECTIONS IN FIRST-YEAR GRAZING CATT-
clínica es más típica en animales mayores desinfectados y secados antes de LE. 2006. VETERINARY PARASITOLOGY, VOL. 136 (3-4):
de 6 meses. introducir otro animal. 215-221.
53

C&S nuevo.indd 53 13/3/08 13:37:39