Вы находитесь на странице: 1из 8

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

LA IMPORTANCIA DEL CONTENIDO Y ESTRUCTURA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

Cadmon Aarón Marroquin López Periodista

Cadmon21@hotmail.com

“Esa es mi versión de las noticias. Y ahora mi colega les dará la misma información pero sazonada con sus propios prejuicios, parcialidades, ideas falsas y resentimientos”.

Donald Reilly The New Yorker Magazine, 1970

Las noticias por televisión manejadas con ética profesional, son el vehículo para la ampliación de la educación popular, la difusión de la cultura, la extensión de los conocimientos, y la propagación de las ideas que fortalezcan nuestros principios y tradiciones. Es el estímulo a nuestra capacidad de progreso, a la facultad creadora del artista, y el análisis de los asuntos del país desde el punto de vista objetivo, a través de orientaciones adecuadas que afirmen la realidad nacional.

Para adentrarnos en el universo de los noticieros televisivos, en necesario en rigor considerar el valor social que posee la televisión.

La televisión, como todo medio de expresión, esta movido por un objetivo ético social que lo convierte en la portadora del mensaje más profundo a la humanidad, mensaje de contenido espiritual que envuelve en todas sus formas externas y que penetra con impacto individual y colectivo en lo más intimo de los seres humanos.

José María Baguet considera que el verdadero valor social de la televisión está en esa dimensión bilateral y ambivalente de su mensaje, pues por una parte exige una aspiración creadora, una motivación auténticamente humana delimitada por la moral y el respeto a la dignidad y libertad personal, y que provoca una reelaboración conceptual en el espectador, una participación emotiva y una acción consiguiente y enmarcada.

El primer impacto de la televisión en la masa social de un país, se verifica formando los trazos comunes y significativos del pensamiento general; no cabe duda acerca de su gran influencia en el proceso de formación, gradual pero

1

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

decisiva, de la línea rectora de la opinión. Conviene recordar que ésta mueve la polémica de las masas.

Según Baguet en su texto Televisión un Arte Nuevo, publicado el 04 de junio de 1965, la televisión, razonada sugestiva y sugerente, necesita de una dirección responsable y de una ética profesional, porque su influencia no se limita al plano político, ni tampoco al recreativo, es la unidad del todo lo que descuella en la televisión; un sencillo rompecabezas ensamblado en todas sus piezas que lenta y paulatinamente acosa, influye y activa el pensamiento del espectador, donde es la cotidianidad lo que acaba por influir verdaderamente es el televidente, en su entorno y, en consecuencia, en todo el país.

Desde su nacimiento, la televisión ha sido considerada como una respuesta al deseo masivo del pueblo en el extenso horizonte de la información local, nacional e internacional. Promovida, en consecuencia, como una influencia directa de la información en general, la televisión es definida elocuentemente por todos aquellos que se han interesado como un espejo del mundo.

La imagen móvil da a la televisión un carácter inigualado en los medios informativos. Ningún otro medio lleva los acontecimientos directamente a la sala del telespectador, y proyecta el significado de los hechos de un modo tan inmediato en su mente y en su corazón. La imagen móvil en las noticias televisadas es la fuerza artística más poderosa de la historia humana.

Sin abordar completamente las peculiaridades que diferencian al periodismo escrito al periodismo televisivo, es propio destacar dos cualidades que hacen de la televisión el medio con mayor influencia, ésta permite ver a millones de presuntos lectores aquello que en otras ocasiones hubiera tenido que leer en el periódico el día siguiente, y que además les permite actuar con la dualidad de ser crítico y reportero de lo sucedido.

También, es destacable que las cámaras nos introducen mucho más allá de donde puede llegar el periodista, mostrando ese primer plano revelador de un estado anímico y un instante emocional, ese momento de la verdad objetiva, que es la mayor fuerza expresiva de la televisión.

2

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

Electronic Journalism publicado por William A. Wood en 1967, expone que la televisión tiene algunas limitaciones de tiempo que no tiene la prensa escrita, pero hay que acreditarle un atributo natural, que todo el mundo lo reconoce aunque no lo entienda completamente: es la influencia especialmente personal y gráfica que ejerce sobre los televidentes y de que carece la palabra impresa. Esta relación íntima con el público no se limita a la televisión de entretenimiento, sino que se advierte, quizá con más fuerza todavía, en la televisión periodística.

Si bien las noticias son fundamentalmente las mismas en cualquier medio, las que aparecen en televisión se distinguen por ciertas características notables que no se encuentran en otros lugares. Es evidente que se basan en un conjunto diferente de valores derivados de las condiciones peculiares aplicables solamente para televisión.

El periodista Cecilio García Cruz, en su obra Noticias por Televisión, publicado en 1984 en México, enfatiza que cada programa noticioso debe tener balance informativo, balance que se logra con la presentación de las noticias y reportajes con diferentes duraciones. Habrá noticias que requieran de sólo un minuto; otras de 45 segundos; otras de un minuto con 30 segundos; habrá reportajes de dos minutos y así sucesivamente. Pero hay que apuntar que los tiempos del contenido noticioso estarán sujetos a la trascendencia de los hechos mismos.

El periodista de televisión debe conocer los valores referidos a las noticias en la pantalla chica, la forma en que estos difieren de los valores que establecen las normas para los informativos en otros medios, y las razones por las que existen estas diferencias.

Los periodistas que trabajan en las noticias televisadas necesitan estar consientes de las obligaciones y responsabilidades de su oficio. Como periodistas se adquiere una responsabilidad con la profesión; como trabajadores, con los gerentes; como comunicadores, con los televidentes; como ciudadanos, con nuestra comunidad y país.

Las responsabilidades que estas funciones conllevan deben ser cuidadosamente consideradas porque en el campo de las noticias siempre existen fuerzas que tratan de presionar de lo que son noticias y como cubrirlas.

3

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

Más allá de la objetividad de los noticieros por televisión, el canadience Reuven Frank, presidente de la cadena Norteamericana NBC durante los años cuarenta y considerado uno de los pioneros de los Broadcasting News o Noticieros por Televisión en EEUU, afirmaba que lo más importante de la información difundida por televisión es que mucha gente que ve televisión para informarse, ve cosas que le molestan y que le provocan resentimiento, en mayor o menor grado no quieren creerlo, pues perturba valores que le son queridos, aspecto comprensible y natural, aferrándose a sus creencias y terminan rechazando la información.

Aquí nace el primer obstáculo de los noticieros por televisión; difundir información objetiva, información que entretenga, que influya, que convenza y que evite que los televidentes cambien de canal.

Las fuerzas magnéticas que intervienen en el periodismo por televisión probablemente influyan de manera particular en un sector especial de la sociedad contemporánea, que fundamentalmente son las personas que no leen.

Para algunas voces muy importantes de nuestra sociedad, sobre todo en el uso de infomerciales y publirreportajes, las noticias por televisión son parte de la institucionalidad de la instrucción: es un método de transmitir saber; es un invento para llevar la riqueza cultural a regiones culturalmente áridas; es un mecanismo para aumentar la eficacia de la escuela, la biblioteca y del maestro.

Para el mundo de los negocios y de la industria, los telenoticieros son un instrumento de publicidad, que lleva mercancías y servicios de unos cuantos puntos centrales de abasto hasta los confines más remotos de las naciones, que tiene la fuerza de popularizar nombre comerciales de dentífricos, de moras silvestres y cervezas.

Para quienes tienen a su cargo la regulación de la difusión, viven a merced de un permiso gubernamental o de monopolios que limitan trabajar en beneficio del interés público. Para quienes tienen este papel en los telenoticieros, cualquier conflicto entre los intereses públicos y privados debe ser resuelto, en favor del más influyente en las arcas de la empresa noticiosa.

En 1964, un aporte del periodista Bernard Cooper al capítulo 3 del libro Uderstanding Televisión, un compilado Robert L. Hiilliart, el comunicador aseguró

4

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

que quizá el programa más anómalo de la televisión sea el de noticias, porque al estudiar los problemas de la difusión de las noticias, en particular los problemas del productor, es interesante destacar que nos estamos ocupando de un producto ordinario, bien conocido por los espectadores, y sin embargo de tal naturaleza, que su vinculación y asociación con el producto es quizá más compleja que cualquier otro tipo de programa.

Por su lado, Carl Hersh, en su publicación como docente de la Universidad de Miami en 1998: Producción Televisiva en el Contexto Latinoamericano, aclara que es ingenuo hablar de la ética y objetividad de los formatos de telenoticieros sin tratar el tema del dinero pues en algunos países del tercer mundo, los periodistas esperan una retribución económica de la gente o del grupo sobre los que se versan sus reportajes. Pero en los telenoticieros la ética y la objetividad no son ciencias exactas y claras porque cuando la administración debe decidir la situación financiera de un empelado, tolera, o incluso estimula, las situaciones de conflicto de interés y la venta de reportajes, poniendo en grave peligro la credibilidad de los noticiarios y la influencia de estos en los televidentes.

Acá cabe retroceder algunos párrafos y preguntarnos ¿Cuántas piezas tiene el rompecabezas de la dirección responsable de la televisión de la que supone Baguet? La tarea para mantener, difundir y destacar un telenoticiero con objetividad y responsabilidad en su influencia sobre la sociedad es casi una misión imposible.

Los noticieros de hoy se aprovechan de que la televisión genera necesidades, que más allá de la calidad del contenido, el televidente requiere de estar actualizado, de información en cualquiera de sus empaques o presentaciones.

Jon P. Baggaley en su estudio Análisis del Mensaje Televisivo, publicado en Inglaterra en 1976, explica que los telenoticieros crean nuevas necesidades psicológicas por la forma en la que vende su información, una imagen particular de la realidad, de esa manera se vende a sí misma, por lo que los instintos persuasivos del periodista en televisión son los mismos que se aplican en contextos comerciales generales.

Eduardo Mendoza, uno de los primeros directores de los nuevos noticieros informativos interpretativos de Guatemala con Telediario, ejemplifica la

5

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

influencia de los telenoticiero con un trágico suceso de 1978 en ocasión de una protesta popular en nuestro país contra el alza del transporte urbano, que fue juzgado por los distintos sectores del país al ser televisado en directo a la población guatemalteca. Este acontecimiento dio vida a dos polos de opinión pública, según el texto de Mendoza llamado El mundo de la Televisión. Por un lado, la televisión al servicio de los acontecimientos, y por otro, la televisión que altera los acontecimientos, los dramatiza y los enfoca sin respeto, actuando con grave preocupación social.

La historia se repite emisión tras emisión, la actualidad y la inmediatez rebasan los intereses sociales y transgreden el compromiso informativo con los televidentes. No importó si Vinicio Fuentes, reportero de Noti 7, tuvo que salir al aire para opinar entre sollozos y a pocos pasos de del cuerpo de Aníbal Archila, compañero laboral que murió durante la lluvia de ceniza del volcán de pacaya en marzo de 2010.

El formato repite la página negra en julio 2011, cuando Guatevisión en una transmisión ininterrumpida, dio cobertura al asesinato de Facundo Cabral, allí capturó en vivo a uno de los guatemaltecos de los alrededores que declaró que prefería haber muerto él a cambio del cantautor argentino.

Los caminos son sinuosos, y el periodista televisivo sale a buscar sangre para los vampiros, según ellos, que esperan encender su televisor y alimentarse de imágenes llenas de dolor, para apaciguar, tal vez, los problemas familiares.

Está claro, hay que capturar acontecimientos que se vendan, no importa el precio y la credibilidad. Pero incluso, a ese ritmo, los mismos telenoticieros pierden credibilidad.

En agosto 2011, la nación argentina lloró a Candela, una joven quinceañera de la clase media que fue secuestrada cerca de su casa, y que los mismos noticieros televisivos desarrollaron una cobertura tal que propuso una búsqueda a nivel nacional.

Los familiares, las compañeras de la escuela, los vecinos, y algún funcionario que buscaba protagonismo, lloraron frente a las pantallas rogando el regreso de

6

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

Candela. Los telenoticieros se olvidaron de indagar, y se llevaron una gran sorpresa.

Las fuerzas de seguridad buscaron a Candela por todos los rincones de la provincia bonaerense, ella apareció en un terreno baldío a pocos pasos de su hogar luego de casi un mes desaparecida. Un familiar la había secuestrado y la mantenía bajo efectos de la droga a dos casas de su hogar. Antes que apareciera, la verdugo de Candela rogó ante cámaras por su regreso. Hoy el pueblo argentino se siente manipulado, y los telenoticieros desacreditados.

Es indudable que no se pueden dejar de difundir ciertos productos informativos, pero el cambio de algunos formatos puede ayudar a hacer de una mala nueva, una noticia menos dolorosa. Ejemplo de esto se considera el trabajo que la Televisión Nacional Chilena dio durante el rescate de los 33 mineros, convirtiendo ese hecho en un conciliador de todos los sectores sociales, creando una identidad nacional con un solo fin, afortunadamente esta noticia no culminó en un hecho lamentable, aspecto que reforzó el mensaje difundido por la televisora.

Consideremos entonces un criterio científico, para aclarar que esta propuesta es ejercida en muchas naciones donde ya se trabaja en modificar los contenidos de los telenoticieros que no disminuyen los niveles de audiencia e igualmente permiten generar una opinión pública con sentido crítico sobre los hechos.

John Langer en su texto La Televisión Sensacionalista, publicado en 1998, advierte que las historias televisivas pueden experimentar dos importantes variaciones televisivas: la primera implica a las historias que empiezan con las condiciones típicas de victimización, pero que continúan con un reportaje de cómo estas condiciones pueden ser subsanadas, esto será solo posiblemente con la presencia de los benefactores estratégicamente situados, labor que será de rigor en el reportero y solicitada por el director antes de transmitir al aire la noticia.

La segunda de las variaciones narrativas es el análisis de una situación de victimización que siempre se encuentra intrínseco en un hecho noticioso, es el proceso llamado “hacerse el tonto”, donde los que sufren el daño saben las razones del hecho, las cuales deben ser conocidas por la población para generar un criterio. Por ejemplo, si de reporta la muerte de un adolecente, es importante

7

LA IMPORTANCIA DE LA NOTICIA TELEVISIVA EN EL BALANCE DE LA OPINIÓN PÚBLICA

CADMON MARROQUIN

conocer a que se dedicaba, su entorno familiar, y cuál era la razón por la que se encontraba en el lugar del crimen.

En todo criterio de contenido de telenoticiero debe basarse en “la buena víctima”, es decir, analizar la posibilidad de que las propias víctimas son capaces de salir de sus problemas, o de la aparición de un compañero dramático que actúa como rescatador, proporcionando recursos especiales o sabiendo lo qué es que hay que hacer para sacar a la víctima del problema.

Finalmente recordaremos líneas de Lorenzo Vilchez, en su libro Manipulación de la Información Televisiva, publicado en 1995, donde reconoce que cuanto más insisten los profesionales en que la información es y debe ser una ventana real al mundo, mayor es la utilización de la pantalla como soporte abstracto de visualización de los escenarios de las noticias mediante efectos especiales facilitados por las nuevas tecnologías que deben ser aprovechados por el grupo de productores, directores y reporteros, a una televisión más objetiva y responsable.

Por eso, el actual panorama del medio audiovisual más popular en nuestra sociedad, sometido a imprevisibles e inevitables transformaciones a causa de las nuevas tecnologías de información e imagen, se hace imprescindible una renovación de las metodologías de investigación, donde deben combinarse procesos tradicionales como los análisis de contenido y el estudio de los efectos de la televisión con énfasis en el cuidado de las estrategias discursivas para reducir la manipulación social.

“En otras palabras, la televisión comienza por fin a cumplir una de las principales funciones de cualquier medio informativo: la de interpretar el sentido de los acontecimientos complejos sin influenciar de forma negativa en la sociedad”.

8

Maury Green Televisión News, Wasdworth Publishing, 1969