Вы находитесь на странице: 1из 151
GUÍA DIDÁCTICA Jesús, tú eres nuestro Salvador Editorial Don Bosco
GUÍA DIDÁCTICA Jesús, tú eres nuestro Salvador Editorial Don Bosco
GUÍA DIDÁCTICA
GUÍA DIDÁCTICA

Jesús, tú eres nuestro Salvador

GUÍA DIDÁCTICA Jesús, tú eres nuestro Salvador Editorial Don Bosco
GUÍA DIDÁCTICA Jesús, tú eres nuestro Salvador Editorial Don Bosco

Editorial Don Bosco

JESÚS, TÚ ERES NUESTRO SALVADOR

Religión 6º año de Educación Básica Guía Didáctica

© Autor: Congregación Salesiana de Chile

© Editorial Don Bosco S.A., 2006 General Bulnes 35, Santiago de Chile www.edebe.cl docentes@edebe.cl

Edición y Diseño: Equipo Edebé Chile Ilustraciones: Osvaldo Carvallo Molina

Registro de Propiedad Intelectual: 159.446 ISBN: 956-18-0742-4

2ª edición de marzo 2009.

Impreso en Chile/Printed in Chile Gràfhika Impresores Santo Domingo 1862 Santiago de Chile

Ninguna parte de este libro, incluido el diseño de la portada, puede ser reproducida, transmitida o almacenada, sea por procedimientos mecánicos, ópticos, químicos o electrónicos, incluidas las fotocopias, sin permiso escrito del editor.

La Congregación Salesiana de Chile ha elaborado este texto a través de la unidad educacional EDEC (Equipo de Evangelización y Catequesis), agradeciendo la participación que han tenido en él los P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres. Alejandra Araya, Daniel Morales, Luis Alvarado y Javier Díaz.

P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres. Alejandra Araya, Daniel Morales,
P. Juan Carlos Zura sdb y José Carraro sdb, y los Sres. Alejandra Araya, Daniel Morales,

índice

I. Presentación

5

II. Visión orgánica y progresiva del texto

10

III. Estructura interna de la unidad del texto del Estudiante

14

IV. Un modelo de planificación anual

16

V. Un modelo de planificación “corta” (una unidad)

17

VI. Indicaciones y alternativas para cada unidad

19

1ª Unidad: “Jesús, ¿quién eres tú?”

20

2ª Unidad: “En la Pascua, Jesús revela su identidad”

32

3ª Unidad: “La palabra de Dios, Luz en mi camino”

44

4ª Unidad: “Una propuesta de vida plena”

58

5ª Unidad: “Los Sacramentos me unen al Señor”

70

6ª Unidad: “La oración, fuerza de Dios para el hombre”

80

7ª Unidad: “Jesucristo, vencedor del mal”

88

8ª Unidad: “Jesús ha venido, viene y vendrá”

98

VII. Evaluaciones para cada Unidad

108

Evaluación Unidad 1

109

Evaluación Unidad 2

114

Evaluación Unidad 3

118

Evaluación Unidad 4

122

Evaluación Unidad 5

126

Evaluación Unidad 6

131

Evaluación Unidad 7

137

Evaluación Unidad 8

144

VIII. Subsidios

149

Evaluación Unidad 6 131 Evaluación Unidad 7 137 Evaluación Unidad 8 144 VIII. Subsidios 149
Evaluación Unidad 6 131 Evaluación Unidad 7 137 Evaluación Unidad 8 144 VIII. Subsidios 149
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para
i. P resentación Apreciado profesor (a): Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para

i. Presentación

Apreciado profesor (a):

Te presentamos esta Guía como un apoyo concreto para la preparación, el desarro- llo y la evaluación de tus clases semanales.

El gran principio que orienta todo lo bueno que puedas encontrar en ella es el si- guiente: la Guía es simplemente una ayuda. No substituye de ninguna manera tu de- ber de preparar con esmero y creatividad cada encuentro con tus alumnos y alumnas. El primer responsable de la calidad profesional y de la eficacia pedagógica y didáctica de un encuentro con los estudiantes es siempre el profesor/a.

El Texto y la Guía son simplemente subsidios. A ti te corresponde conocerlos y uti- lizarlos en la medida en que te puedan ayudar en la preparación y desarrollo de las diferentes unidades.

Solamente tú, que conoces de cerca la realidad de cada curso, estás en grado de contextualizar y adaptar a tus destinatarios, los objetivos, los contenidos y las dinámicas propuestas por el texto y la guía.

SEXTO

BÁSICO

5
5
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y
1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y

1. Fidelidad Básica al Marco Teológico-Curricular

Con el fin de optimizar tus intervenciones formativas y ser más fiel a las orientacio- nes de los nuevos Programas de Religión, te invitamos a releer y a proyectar a tu curso la fundamentación teológico-pastoral y curricular.

En especial, para el Sexto año Básico, hay que tener presentes los siguientes puntos:

a) Rasgos psicopedagógicos de los preadolescentes (Págs. 106 – 107)

Se trata de recordar aquí algunas de las características esenciales que describen la identidad del preadolescente, destinatario de tu acción pedagógica.

Es obvio pensar que estas características son muy generales, aunque fundamentales y que cada profesor/a tiene la misión de considerar las originalidades propias de cada lugar, de cada nivel socio-cultural, de cada establecimiento, tanto si se trata de varones como de mujeres.

b) Presencia de los Objetivos Fundamentales Transversales en el Segundo Ciclo Básico (Pág. 108 – 110)

Este es otro referente importante. Se sabe que, especialmente en las clases de Re- ligión, resulta más fácil la fidelidad a la transversalidad. Sin embargo, el profesor/a de Religión, consciente de esta situación privilegiada, no debe creer que esta asimilación progresiva y convergente de valores humanizadores se da de una manera inmediata y automática. Es más bien fruto de una intencionalidad consciente y sostenida. De allí la importancia de retomar lo que se indica en estas páginas y de analizar de vez en cuando cómo esta propuesta se concreta realmente en la dinámica de cada unidad.

c) Programa de Religión NB 4 (Págs. 120 – 129)

La definición de los llamados Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos no pre- tende de ninguna manera agotar o reducir las propuestas formativas. Se trata más bien de señalar lo que se considera más importante y útil a cada nivel.

Aquí también debe funcionar responsablemente la creatividad de cada educador para no ser demasiado esclavo y dependiente de lo propuesto y, al mismo tiempo, de- masiado libre e independiente, alejándose de lo que realmente se le debe proponer al destinatario para una formación religiosa orgánica e integral.

Es tarea propia de cada profesor/a armonizar debidamente calidad y cantidad de ob- jetivos y de contenidos, según las diferentes realidades de sus destinatarios.

6
6

SEXTO

BÁSICO

2. Algunas Orientaciones Importantes a) Segundo Ciclo Básico: una unidad El Texto del Sexto Básico
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Segundo Ciclo Básico: una unidad El Texto del Sexto Básico
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Segundo Ciclo Básico: una unidad El Texto del Sexto Básico
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Segundo Ciclo Básico: una unidad El Texto del Sexto Básico
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Segundo Ciclo Básico: una unidad El Texto del Sexto Básico
2. Algunas Orientaciones Importantes a) Segundo Ciclo Básico: una unidad El Texto del Sexto Básico

2. Algunas Orientaciones Importantes

a) Segundo Ciclo Básico: una unidad

El Texto del Sexto Básico (NB 4) pertenece a la Colección “Creciendo con Jesús”,

destinada a los alumnos y alumnas del segundo Ciclo de Enseñanza Básica.

El contenido de fondo de este año, “Jesús, tú eres nuestro Salvador”, enlaza muy

bien con los temas estudiados anteriormente (5º Básico) y abre las puertas a los temas

de los cursos que siguen. Se trata, por lo tanto, de un proceso que tiene unidad, lógica y secuencialidad.Todo esto trae buenas consecuencias pedagógicas.Creemos, por lo tan- to, que no es conveniente escoger textos de diferentes autores o diferentes propuestas

o colecciones para cada curso en particular. Esta opción puede obstaculizar la visión global del itinerario y la comunicación armoniosa de los contenidos programados.

b) La preadolescencia: un llamado al crecimiento

La colección “Creciendo con Jesús” pretende destacar uno de los aspectos más re- levantes propios de la psicología evolutiva del preadolescente, es decir, su gran deseo de crecer, de madurar, de ser considerado por el mundo adulto, de consolidar su identi- dad de varón o de mujer, a la luz de modelos de vida estimulantes y orientadores.

Este texto, especialmente preparado para ellos y ellas, toma en serio esta realidad natural propia de su edad y por eso les presenta la vocación de crecer y de desarrollarse como personas según el ejemplo y la propuesta de Jesús.

A lo largo del itinerario propuesto para el Sexto año, se harán múltiples referencias

a esta dinámica interna del preadolescente y de variadas maneras se hablará de creci-

miento, de desarrollo, de confrontación con el Señor Jesús, considerado como amigo y

también como modelo de vida.

c) En diálogo con la familia

En vista a una formación más profunda y más integral, el texto considera la pre- sencia y la colaboración de los padres o familiares del alumno/a y la realización de variadas actividades, también interdisciplinarias, fuera del contexto escolar.

Los alumnos/as de Sexto básico siguen estando muy ligados a la protección de los padres. La colección “Creciendo con Jesús” valora mucho esta positiva realidad, a pesar de las variadas y complejas situaciones que caracterizan a muchas familias.

En la medida en que los profesores/as dialoguen e intercambian experiencias for- mativas con los padres de los alumnos/as, la formación resulta más incidente e integral. Olvidar estas proyecciones fuera del contexto aula o escuela, tan acentuadas en cada encuentro, empobrecen lo que realmente se pretende: una formación integral desde la vida y para la vida. Aquí la familia juega un rol de singular importancia.

SEXTO

BÁSICO

7
7
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,
Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son,

Para los autores de esta colección, también los padres y familiares de los alumnos/as son, de alguna manera, agentes y destinatarios de un mismo proceso formativo. Todo esto conlleva implicancias y consecuencias pedagógicas de gran interés.

d) Cada alumno y alumna con su texto

El uso de un texto personal y el apoyo de un cuaderno complementario, se conside- ran de enorme importancia. Esto es evidente. No se necesitan mayores explicaciones.

Cualquier profesor/a sabe de la gran utilidad pedagógica de un texto personal. Esto le facilita enormemente la tarea y le ayuda a ser ordenado y animar un camino más o menos comunitario y, al mismo tiempo, muy personal. Utilizando un texto, cada alum- no/a puede leer, consultar, complementar tareas con sus reflexiones y trabajos persona- les. Puede confrontarlo con los textos de sus compañeros/as, dialogarlo con sus pares y con sus padres, tenerlo en la mochila, junto con la Biblia y puede, en cualquier momento, repasar y profundizar cada unidad.

El texto le permite además leer personalmente las citas bíblicas, analizar textos del Magisterio de la Iglesia, saborear detenidamente poemas, plegarias, documentos litera- rios, contemplar las fotos, los esquemas, las diagramaciones. Así se gana tiempo y no se cae en la tradicional necesidad de escribir en la pizarra o de dictar contenidos.

El texto es como un amigo íntimo y privado, un compañero de curso, una instancia que le permite a cada alumno/a registrar sus sentimientos, sus vivencias, sus inquietudes, su diálogo con el Señor, su profesor/a y sus compañeros/as.

e) El cuaderno de Religión

Texto y cuaderno de Religión son una unidad. Se complementan y se enriquecen mutuamente. Su uso es muy recomendable y por varias razones.

Creemos que el mejor texto escolar no puede reemplazar que cada alumno/a haga constante uso de su cuaderno personal.

Aparte del problema del espacio, el cuaderno es un subsidio que ofrece la posibilidad de llenarlo con toda la riqueza de la vida que se trata y se despierta en cada momento educativo.

La dinámica interna de cada encuentro incluye muchos momentos para consignar en el cuaderno: reflexiones, ideas, decisiones, compromisos y también momentos de creati- vidad absolutamente personales.

Pero, aún más, puesto que en el cuaderno personal quedarán las respuestas e inquie- tudes que el profesor/a y el Señor suscitan constantemente respecto de asuntos centra- les de la vida del alumno/a, el cuaderno se transforma en un instrumento de acompaña- miento personal, de revisión y evaluación del crecimiento de cada estudiante.

8
8

SEXTO

BÁSICO

De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada
De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada
De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada
De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada
De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada
De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada

De ahí que, como primera recomendación, el cuaderno sea obligatorio. De esta ma- nera, cada alumno/a llevará fielmente en su mochila a tres amigos para su crecimiento como Jesús y en Jesús: la Biblia, el texto y el cuaderno.

Este cuaderno, ojalá suficientemente voluminoso para acoger generosamente mu- cha vida, tiene muchas funciones interesantes. Entre estas, destacamos las siguien- tes:

• permite la evaluación de las actitudes y compromisos de cada alumno/a, su mayor o menor interés, su participación creativa y constante.

• favorece el conocimiento del entorno familiar y de la vivencia cristiana de sus inte- grantes.

• revela la participación personal y familiar en la comunidad cristiana local.

• verifica la capacidad de pasar de la reflexión en el aula a la acción durante la sema- na.

• estimula a cada alumno a tomar en serio su crecimiento personal, pues el cuaderno es como un “memorandum vivo”, que recuerda y provoca siempre una respuesta.

• permite al profesor/a, una vez finalizado el año escolar, elaborar con más objetividad un juicio global sobre la participación concreta y constante del estudiante en el pro- ceso de formación religiosa.

• evita la dispersión de informaciones escritas en diferentes papeles que se extravían fácilmente y no dan concreción a la propia historia de crecimiento en la fe.

• en fin, el cuaderno puede ser como “el propio evangelio”, en cuanto puede contener las originales y únicas experiencias de encuentro con el Señor, según la mayor o me- nor disponibilidad de cada estudiante.

f ) La identidad del profesor o profesora

Las motivaciones y las disposiciones interiores del educador, juegan siempre un rol de fundamental importancia. La identidad del profesor/a de Religión condiciona, para bien o para mal, el éxito formativo.

Sin una clara y fuerte intencionalidad kerigmática y una propuesta valiente de en- cuentro personal con Cristo vivo, la Educación Religiosa Escolar Católica pierde inciden- cia y se transforma en un simple adoctrinamiento neutro, algo que desdice lo que la Iglesia espera de los profesores/as de Religión hoy.

De allí la importancia y la responsabilidad de consolidar una fuerte espiritualidad propia del cristiano que vive su profesión como un compromiso evangelizador en el contexto cultural de la educación y de la instrucción formal.

Un desafío permanente a la conciencia del educador que toma en serio su voca- ción.

SEXTO

BÁSICO

9
9
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Este texto, Religión 6,
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Este texto, Religión 6,
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Este texto, Religión 6,
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Este texto, Religión 6,
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Este texto, Religión 6,
ii. V isión O rgánica y P rOgresiVa del t extO Este texto, Religión 6,

ii. Visión Orgánica y PrOgresiVa del textO

Este texto, Religión 6, fiel a la programación oficial, presenta como temática unitaria:

“Jesús, tú eres nuestro Salvador”.

Comienza con una carta dirigida a los niños (pág. 3). Conviene leerla y compartirla el mismo día en que se entrega el texto, en el contexto de una pequeña liturgia, o cuando se comienza el primer encuentro. Puede servir de motivación inicial.

Los autores, después de consultas y teniendo presente la realidad de nuestros alum- nos y alumnas chilenos, han decidido presentar solamente ocho unidades, una para cada mes o mejor, una para cada ocho o diez horas pedagógicas. Le corresponde al profesor/a estudiar y analizar todas sus partes y administrar equilibradamente este tiempo con el fin de ver realmente todo lo esencial.

Según los casos, el docente podrá acentuar uno u otro aspecto, acelerar o detenerse, enriquecer o tocar muy brevemente algo secundario, pero nunca saltar una unidad o pasar una sola parte de ella. Se trata de un proceso, de un camino. Cada momento

y cada unidad es importante; se implican y exigen mutuamente. A veces se puede “ca-

minar”, otras veces “correr” o “volar”, pero nunca detenerse en las primeras unidades con el pretexto de “verlas bien” y olvidar totalmente las otras. Se trata de una exigencia para evitar que se den grandes vacíos de contenidos o áreas no tocadas, malogrando así la visión armoniosa, global, unitaria y esencial del misterio cristiano.

Cada unidad, como se verá más adelante, obedece a una estructura básica común, muy lógica y pedagógica, que ciertamente facilitará el desarrollo del encuentro, pero que no pretende jamás reducir la creatividad necesaria del profesor/a.

El camino propuesto:

El texto de “Religión 6” de la colección “Creciendo con Jesús” es eminentemente cristocéntrico, pues está centrado en la persona del Señor Jesús. El título mismo lo indica claramente,“Jesús, tú eres nuestro Salvador”.

El profesor/a no debe olvidar nunca que existe una unidad orgánica y complemen- taria entre los cuatro textos del segundo ciclo de enseñanza básica. Todos ellos tienen un denominador común, una intencionalidad orientadora, un referente que da sentido

y convergencia a cada momento del proceso formativo propuesto.

Se trata, en pocas palabras, de llevar al destinatario a contemplar la figura de Jesús (su vida, su obra, su palabra y su misterio), con el fin de que madure progresivamente

y conscientemente la opción de querer tomarlo en serio en la propia vida y “crecer con Él”.

Sabemos que los destinatarios del texto son los preadolescentes que ya han reflexio- nado en las clases de Religión del año anterior (5º) el tema “Somos el Nuevo Pueblo de Dios”, temática desarrollada con estos mismos criterios y también en ocho unidades temáticas complementarias.

10
10

SEXTO

BÁSICO

Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la
Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la
Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la
Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la
Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la
Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la

Es en este “Nuevo Pueblo de Dios” donde se ubica la persona histórica y la misión salvadora de Jesús de Nazaret. Ahora, a lo largo de este nuevo año escolar, se propone a los alumnos/a la posibilidad interesante de conocer más a fondo este “personaje” llama- do Jesús, que interpela a todos los hombres y mujeres de la historia y que ha dividido el tiempo y la humanidad en dos partes: “antes de Él” y “después de Él”.

El itinerario o proceso que se ofrece a lo largo de todo el texto es el siguiente:

UNIDAD 1

Una pregunta inicial y esencial condiciona y determina el camino.“Jesús, ¿quién eres tú?” Esta es una pregunta sumamente importante para todos los integrantes del curso, creyentes o no creyentes, cristianos o no cristianos. Todos están invitados y motivados a dar una respuesta libre y personal.

Por lo tanto, ésta es una unidad básica, de suma significación, considerada sostén y fundamento de todo lo que sigue. De la respuesta a esta pregunta depende el sentido

y la orientación que puede tener la vida del joven estudiante. De allí la importancia de profundizar cada momento desarrollado en esta unidad y la importancia de facilitar al máximo que cada alumno/a logre madurar progresivamente su respuesta libre, personal

y consciente.

UNIDAD 2

Para conocer mas profundamente el significado de la vida de este“Personaje”, no bas- ta saber que fue prometido y esperado (AT) y que vino a este mundo, predicó e hizo muchas cosas sorprendentes y bellas (enseñanzas y milagros).

Ahora se trata de dar un paso más, de penetrar más a fondo el misterio presente en este “Hombre-Dios”. Hay algo muy misterioso y profundo en su identidad, y este algo se revela especialmente en el momento más significativo de su vida, es decir, en su muerte

y resurrección (el así llamado Misterio Pascual). De aquí el título de la segunda unidad:

“En la Pascua, Jesús revela su identidad”.

Es muy deseable que esta temática se desarrolle en el contexto del tiempo pascual y, en lo posible, durante las tradicionales celebraciones propias de Semana Santa.

UNIDAD 3

Hemos afirmado anteriormente que este texto pertenece a la colección “Creciendo con Jesús”. Después de una primera respuesta personal y de una primera aproximación

a la identidad profunda de Jesús revelada en su Misterio Pascual (1ª y 2ª unidad), los es-

tudiantes están invitados a sacar conclusiones vitales y existenciales para la propia vida. Este“Personaje”no deja nunca y a nadie indiferente. Su aceptación o rechazo trae conse- cuencias que inciden en toda la vida presente y futura. Se trata ahora de crecer realmen- te como personas creyentes que se dejan iluminar y guiar por este Maestro, reconocido como Hijo de Dios y Hombre, modelo de vida nueva para todos.

Se aprende a seguirlo y a vivir su estilo de vida escuchando y analizando su mensaje presente en la Sagrada Escritura. Por eso el título de esta Unidad: “La Palabra de Dios, luz en mi camino”.

SEXTO

BÁSICO

11
11
UNIDAD 4 El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y
UNIDAD 4 El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y
UNIDAD 4 El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y
UNIDAD 4 El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y
UNIDAD 4 El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y
UNIDAD 4 El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y

UNIDAD 4

El encuentro con la Persona de Jesús, resucitado y vivo (Unidades 1 y 2), presente de una manera especial en la Biblia (Unidad 3), genera buenas consecuencias para los que buscan crecer con Él y conocer cada vez más de su identidad. El Señor no deja indi- ferentes. Por el contrario, Él mismo propone al preadolescente un nuevo estilo de vida, es decir, una vida nueva inspirada en su ejemplo y en sus enseñanzas. Por eso el tema ahora es “Una propuesta de vida plena”. Estamos en el corazón del objetivo de este iti- nerario propuesto para este Sexto año.

La intención de esta nueva unidad es favorecer un aprendizaje del estilo de vida de Jesús, centrado en el amor y en el servicio. El camino es la vivencia del Padrenuestro y de las Bienaventuranzas.

Siguiendo a Cristo, aprendiendo a amar y a servir como Él, el preadolescente apren- de a ser colaborador en la construcción del Reinado de Dios (tema profundizado en 5º básico y retomado en 8º básico).

UNIDAD 5

La plenitud de esta vida, en clave cristiana, no es posible sin la vivencia de encuen-

tros íntimos y personales con Cristo Vivo. Es muy lógico, por lo tanto, presentar ahora la propuesta de la vida sacramental. Conviene profundizar nuevamente, pero a otro nivel

y con mayor extensión, el significado de los Sacramentos en la vida del discípulo del

Señor. Son regalos de Dios para posibilitar la unión con Cristo vivo y crecer unidos a Él

y con Él, tema propio de este año. Por lo tanto, la quinta Unidad desarrolla esta temática:

“Los Sacramentos me unen al Señor”.

Por razones obvias, se le dará un especial interés a los sacramentos de la Eucaristía

y de la Reconciliación.

UNIDAD 6

En la medida en que el preadolescente se acerca a Jesús, aprende de Él a orar al Pa- dre Dios. Por ello, la nueva unidad es “La oración, fuerza de Dios para el hombre”.

Esta es una temática de suma importancia para la vida de todo creyente y, en espe- cial, para la vida de aquellos que desean crecer con Jesús, maestro de oración.

Se le propone al preadolescente purificar y madurar su idea de oración. El desarrollo de esta unidad le permitirá aprender la originalidad de la oración cristiana, sea personal como comunitaria y litúrgica, según las enseñanzas de la Biblia y de la Iglesia.

UNIDAD 7

La vida sacramental y la oración (Unidades 5 y 6), son para el preadolescente fuerzas indispensables para avanzar y crecer cada vez más como discípulos del Señor. Sin estas fuerzas eminentemente espirituales y cristianas, el preadolescente sucumbirá frente a tantas propuestas de vida fácil, independientes de Dios. Él, aunque muy joven, ya cono- ce por experiencia propia la existencia dramática y preocupante del mal en todas sus

12
12

SEXTO

BÁSICO

formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la
formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la
formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la
formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la
formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la
formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la

formas, sea en sí mismo como en la sociedad. Por ello resulta pertinente tratar la unidad:

“Jesucristo, vencedor del mal”.

El misterio del mal suscita muchas interrogantes. El tema es complejo pero apasio- nante. Los cristianos, a la luz del misterio de Cristo, tienen una respuesta. En este contexto los mandamientos de Dios se presentan como un itinerario seguro para aprender a evi- tar el mal y escoger el bien.

UNIDAD 8

Ha llegado el tiempo conclusivo del año escolar. Todo ha comenzado con la pregun- ta: “Jesús, ¿quién eres Tú?”. Ahora se vuelve de alguna manera nuevamente a ella para consolidar una síntesis que le servirá al preadolescente para iniciar el nuevo itinerario propuesto para el séptimo básico. El tema ahora es: “Jesús ha venido, viene y vendrá”.

viviendo activamente el Año Litúrgico donde más y mejor se puede crecer con

Jesús. Es aquí donde se contempla cómo Jesús ha venido, viene y vendrá.

Estamos en tiempo del Mes de María, de Adviento y en espera de la Navidad. Es un tiempo especialmente privilegiado para profundizar, como todos los años, el Misterio de Cristo que ha venido en el pasado, que se hace presente hoy, y que vendrá al final de los tiempos.

Es

SíNTESIS

Como se puede apreciar, el texto de Sexto Básico presenta un camino orgánico y unitario, en ocho etapas o temáticas, complementarias y secuenciales.

Sexto Básico es una propuesta eminentemente cristológica y adaptada a las capaci- dades y necesidades del preadolescente. Es obvio pensar que, respetando y asumiendo este itinerario básico, el profesor/a “puede y debe”, según los diferentes contextos y necesidades de los alumnos/as, enriquecerlo y adaptarlo, con creatividad e interés evan- gelizador o cultural, según sean los casos.

SEXTO

BÁSICO

13
13
III. E structura I ntErna dE la u nIdad A continuación se describe con cierto
III. E structura I ntErna dE la u nIdad A continuación se describe con cierto
III. E structura I ntErna dE la u nIdad A continuación se describe con cierto
III. E structura I ntErna dE la u nIdad A continuación se describe con cierto
III. E structura I ntErna dE la u nIdad A continuación se describe con cierto
III. E structura I ntErna dE la u nIdad A continuación se describe con cierto

III. Estructura IntErna dE la unIdad

A continuación se describe con cierto detalle la estructura aproximada de cada una de las Unidades de 6º Básico. Decimos “aproximada” para indicar que esta estructura no es siempre exactamente igual, pues hay leves variaciones a lo largo del texto. Sin embar-

go, estas indicaciones ayudan a seguir un itinerario que permite al profesor/a intensificar

y enriquecer uno u otro momento, según las necesidades de los cursos y los contextos

socio-culturales y religiosos. Es bueno recordar el concepto de plasticidad que, según el nuevo Programa de Religión, caracteriza a la Educación Religiosa Escolar Católica, por lo

cual siempre es necesario que el docente sea hábil en contextualizar, inculturar y adaptar

a cada realidad los contenidos que se presentan según la siguiente estructura.

1. Presentación de la Unidad (una página)

Cada Unidad comienza con su número, un Título que es síntesis de la unidad y una fotografía de una página apropiada al tema.

2.

Desde la experiencia

(una página)

Posteriormente, en la página siguiente, se comienza con un hecho de vida en “Desde

la

experiencia”. Esta parte es un arranque antropológico, amplio, universal.

Acompañan en la misma página dos subtítulos:

Reflexiona: que son preguntas individuales sobre el mismo hecho de vida antes pre- sentado, que lo profundizan.

Dialoguemos: que son preguntas al grupo que proyectan el tema. Con frecuencia, la última pregunta tiene un matiz cristiano explícito.

3.

a

la vida cristiana (una página)

En la página siguiente, se encuentra un párrafo que sintetiza y expresa el mensaje que se deduce de la experiencia previa.

Bajo él, aparecen dos elementos:

Una breve explicación de los contenidos esenciales de la unidad, ubicados en un re- cuadro.

Un esquema lógico de los contenidos de la Unidad.

4.

Así nos lo cuenta

(una página)

Por lo general, se continúa con este apartado que mira el pasado, sea AT, NT o los pri- meros cristianos y narra el tema en cuestión, con una eventual actividad.

5. El … (AT, los Evangelios, la historia, etc.) (una página)

En esta página encontrarás una continuación y una explícita mención de este enfo- que en relación al tema de la Unidad.

Podrás encontrar una síntesis del mensaje central en una, dos o tres ideas.

14
14

SEXTO

BÁSICO

Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que
Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que
Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que
Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que
Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que
Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que

Eventualmente aparecerán actividades personales o grupales. A veces encontrarás aquí un “Para profundizar”, que implica una actividad en clases o fuera de ella.

En éste y los siguientes cuatro apartados se privilegia la dimensión Testimonial de la EREC.

6. Desde el mensaje de Jesús (dos páginas)

En estas páginas podrás ver lo que hizo o dijo Jesús sobre el tema en cuestión. Tex- tos bíblicos y citas del Magisterio enriquecen esta parte.

Como en el apartado anterior, también podrás encontrar una síntesis del mensaje en una, dos o tres ideas y, eventualmente, aparecerán actividades personales o grupa- les. A veces encontrarás aquí también un “Para profundizar”, que implica una actividad en clases o fuera de ella.

7. Desde

En esta sección se desea fortalecer el trabajo con otros sectores de aprendizaje. Para ello se presenta una perspectiva interdisciplinaria del tema en cuestión.

(el Arte, o las Ciencias o la Literatura…) (una página)

Acompaña este momento una o varias actividades.

8. Mirador (una página)

Este apartado posterior ofrece comentarios globales que profundizan un aspecto de la unidad o favorecen ampliaciones.

9. Así oran los cristianos (una página)

En vistas a fortalecer la dimensión Celebrativa de la EREC, en esta sección se ofrece una oración que se propone en relación al tema de la Unidad, acompañada de una ima- gen bella y pertinente que, eventualmente, se puede contemplar, analizar y también orar.

10. A debate (inserto en la misma página)

Aquí se desarrolla brevemente un aspecto especial del tema en cuestión, para de- batirlo.

11. Al terminar (una página)

Se concluye la Unidad con tres breves apartados:

Compromiso para mi vida, con el cual se proyecta el aprendizaje al ámbito personal, familiar, vecinos, escuela y/o comunidad cristiana. Tiene particular relevancia en el desarrollo de la dimensión Servicial, y también la Comunitaria de la EREC.

• Un Glosario con términos relativos al contenido visto en la unidad.

• Y una Autoevaluación, para que el alumno/a pueda verificar, mediante diversas pro- puestas, el grado en que asumió los contenidos presentados en la Unidad.

SEXTO

BÁSICO

15
15
IV. u n M odElo dE P lanIfIcacIón a nual Programación Anual Modelo T SUB-SECTOR
IV. u n M odElo dE P lanIfIcacIón a nual Programación Anual Modelo T SUB-SECTOR
IV. u n M odElo dE P lanIfIcacIón a nual Programación Anual Modelo T SUB-SECTOR
IV. u n M odElo dE P lanIfIcacIón a nual Programación Anual Modelo T SUB-SECTOR
IV. u n M odElo dE P lanIfIcacIón a nual Programación Anual Modelo T SUB-SECTOR
IV. u n M odElo dE P lanIfIcacIón a nual Programación Anual Modelo T SUB-SECTOR

IV. un ModElo dE PlanIfIcacIón anual

Programación Anual Modelo T

SUB-SECTOR

Religión

NIVEL

6º Básico “Jesús, tú eres nuestro Salvador”

PROFESOR

 

OBJETIVOS TRANSVERSALES

• Formación ética.

• Crecimiento y autoafirmación personal.

• La persona y su entorno.

CONTENIDOS CONCEPTUALES

PROCEDIMIENTOS-ESTRATEGIAS

Unidades anuales:

• Lecturas bíblicas aplicadas a la vida.

1. Jesús, ¿quién eres tú?

• Interpretación de dibujos bíblicos.

2. En la Pascua, Jesús revela su identidad.

• Presentación de contenidos formales.

3. La Palabra de Dios, luz en mi camino.

• Dramatización de parábolas.

4. Una propuesta de vida plena.

• Caracterización de personajes bíblicos y Santos.

5. Los sacramentos nos unen al Señor.

• Ubicar y relacionar citas bíblicas con los contenidos de la uni- dad.

6. La oración, fuerza de Dios para el hombre.

7. Jesucristo vencedor del mal.

• Dialogar y trabajar en pequeños grupos en el curso.

8. Jesús ha venido, viene y vendrá.

• Celebración de la Palabra.

• Liturgia del Perdón.

• Presentar trabajos y exposiciones ante los compañeros/as.

• Experiencias de servicio en el colegio, la familia y el curso.

• Ejercicios de Oración personal y comunitaria.

• Presentación de diaporamas y Power Point.

• Ejercicios de autoevaluación y coevaluación.

CAPACIDADES – DESTREZAS

VALORES – ACTITUDES

1. Expresión oral: fluidez verbal, descripción

1. Fe en Jesucristo: leer su Palabra en el Evangelio, crecer en amistad con el Señor en la oración, contemplación, aumentar

oral, lectura expresiva, gestos y signos; es- cuchar, dialogar, discutir.

2. Expresión escrita: redacción, expresión, elaborar informes; producir mensajes.

3. Expresión no verbal: reconocer signos, expresarse con signos y señales, postura corporal, orar con el cuerpo, contemplar en silencio.

4. Disposición al servicio: hacer tareas en grupos o comunidades, tareas de servicio, colaborar, trabajo cooperativo, escuchar al prójimo.

el conocimiento de la vida de Cristo y su Evangelio; respeto por su propuesta evangelizadora, cercanía a su persona.

2. Alegría: entusiasmo, participación, identificarse, sentir una adhesión concreta, cantar, alabar, expresar, buen humor.

3. Solidaridad: disponibilidad, voluntad, experiencias de servi- cio, aprender a compartir, ayudar a los más necesitados, en- trega, colaborar, experiencias de voluntariado al interior de la sala de clases.

4. Responsabilidad: trabajo, perseverancia, coherencia, esfuer- zo, constancia, templanza, autonomía, organización.

16
16

SEXTO

BÁSICO

V. u n M od E lo d E P lan I f I cac
V. u n M od E lo d E P lan I f I cac
V. u n M od E lo d E P lan I f I cac
V. u n M od E lo d E P lan I f I cac
V. u n M od E lo d E P lan I f I cac
V. u n M od E lo d E P lan I f I cac

V. u n M od E lo d E P lan I f I cac I ón “c orta” ( una un I dad)

PLANIFICACIÓN T DE AULA – UNIDADES DE APRENDIZAJE

SUB – SECTOR

 

RELIGION

NIVEL

6º Básico “Jesús, ¿quién eres tú?”

PROFESOR(A)

   

TITULO DE LA UNIDAD

 

Los Sacramentos me unen al Señor.

OBJETIVOS TRANSVERSALES

• Formación ética.

• Crecimiento y autoafirmación personal.

• La persona y su entorno.

CONTENIDOS CONCEPTUALES

PROCEDIMIENTOS - ESTRATEGIAS

1. Los sacramentos: encuentro con Jesús que salva.

2. Los sacramentos, signos de amis- tad con el Señor Jesús.

3. Los sacramentos de la comunidad cristiana.

4. La Eucaristía es el centro de la vida cristiana.

• Relacionan los Sacramentos con la acción salvadora del Señor Jesús.

• Escriben textos del evangelio donde el Señor instituye los sacramen- tos.

• Identifican los signos de cada sacramento en dibujos e imágenes de los medios de comunicación social.

• Representan escenas que identifican a cada uno de los sacramen- tos.

5. El

sacramento

de

la

Reconcilia-

• Disertan ante sus compañeros y ven diaporamas que reflejan las ca- racteristicas má importantes de los sacramentos.

ción.

 

• Dibujan los signos de cada uno de los sacramentos.

6. La Unción de los enfermos.

• Escriben citas bíblicas que relacionan con los siete sacramentos.

• Participan de una liturgia de la Palabra.

• Ensayan cantos alusivos a la Eucaristía, la Reconciliación y la Unción de los enfermos.

• Ejercitan el sentido critico realizando experiencias de autoevalua- ción, coevaluación y evaluación de la unidad.

CAPACIDADES – DESTREZAS

VALORES - ACTITUDES

1. Expresión oral: fluidez verbal, des- cripción oral, lectura expresiva, ges- tos y signos; escuchar, dialogar, dis- cutir.

1. Fe en Jesucristo: leer su Palabra en el Evangelio, crecer en amistad con el Señor en la oración, contemplación, aumentar el conocimien- to de la vida de Cristo y su Evangelio; respeto por su propuesta evan- gelizadora, cercanía a su persona.

2. Expresión escrita: redacción, ex-

presión, elaborar informes; producir mensajes.

3. Expresión no verbal: reconocer sig- nos, expresarse con signos y señales, postura corporal, orar con el cuerpo, contemplar en silencio.

2. Alegría: entusiasmo, participación, identificarse, sentir una adhesión concreta, cantar, alabar, expresar, buen humor.

3. Solidaridad: disponibilidad, voluntad, experiencias de servicios, aprender a compartir, ayudar a los más necesitados, entrega, colabo- rar, experiencias de voluntariado al interior de la sala de clases.

4. Responsabilidad: trabajo,perseverancia,coherencia,esfuerzo,cons- tancia, templanza, autonomía, organización.

4. Disposición al servicio:hacer tareas en grupos o comunidades, tareas de servicio, colaborar, trabajo coopera- tivo, escuchar al prójimo.

SEXTO

BÁSICO

17
17
18 SEXTO BÁSICO
18 SEXTO BÁSICO
18 SEXTO BÁSICO
18 SEXTO BÁSICO
18 SEXTO BÁSICO
18 SEXTO BÁSICO
18
18

SEXTO

BÁSICO

VI. I ndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos
VI. I ndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos
VI. I ndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos
VI. I ndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos
VI. I ndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos
VI. I ndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos

VI. IndIcacIonEs y altErnatIVas Para cada unIdad

Antes de iniciar las orientaciones didácticas tenemos que preguntarnos: ¿qué es lo que queremos que aprendan nuestros alumnos y alumnas con esta unidad? Uno de los riesgos en que caemos los profesores de Religión es quedarnos a medio camino, es decir, con el aprendizaje de un contenido a veces extraño y ajeno a la vida y cultura de nuestros estudiantes. Es por eso que estas orientaciones didácticas de las Unidades se refieren al aprendizaje de competencias religiosas y espirituales que permitan a los alumnos/as adquirir la identidad cristiana que nos asemeja a Cristo y que expresamos en la comunidad eclesial.

Otro aspecto que consideramos en estas orientaciones tiene relación con el eje fun- damental que plantea el Programa de EREC. Este se refiere a que en la educación de la fe convergen tres ejes: la vida del alumno/a, que se refiere a las características psicoevo- lutivas y el modo como se realiza la vivencia religiosa en cada edad; la cultura en la cual está inmerso, con sus cuatro relaciones (consigo mismo, con Dios, con los demás y con el entorno); y por último, la fe, en sus cuatro áreas (testimonial, celebrativa, comunitaria y servicial).

Pág. 3:

Presentación del texto

• Leer la carta de los autores

• Nota: Como actividad de finalización del año se puede elaborar como curso una carta de respuesta a los autores del texto, como síntesis de lo aprendido y el sen- timiento con el que se quedan tras el trabajo del año.

Págs. 4-5:

Leer de modo conjunto la estructura del texto.

Pág. 6:

Revisar de modo conjunto el Índice del texto.

SEXTO

BÁSICO

19
19

1ª Unidad:

Página 7

1ª Unidad: P á g i n a 7 Al inicio del año escolar nos encontramos
1ª Unidad: P á g i n a 7 Al inicio del año escolar nos encontramos
1ª Unidad: P á g i n a 7 Al inicio del año escolar nos encontramos

Al inicio del año escolar nos encontramos en el con- texto del final de la Cuaresma y la celebración misma de Semana Santa. Esta Unidad nos ofrece un tema que apunta

a lo central de dicha celebración: la persona de Jesús. Esto

hace que lo vivido en Domingo de Ramos, el Triduo Pascual

y la Vigilia Pascual, se personalice en Jesús. Ahora la mirada está centrada en aquel que le da verdadero sentido a esta celebración central de la Iglesia.

No se trata sólo de presentar “lo que hizo y dijo Jesús”, sino de que los alumnos/as encuentren en este maravilloso personaje un modelo de vida. Es por eso que con los pro- fetas se destacan los rasgos de la personalidad del Mesías

que llegará para cumplir las profecías. Conocemos a Jesús no solo por lo que Él dice, sino también por lo que dicen de

él los profetas.

Esto puede ser para el muchacho algo que llame su atención: nos conocemos en la medida que interactuamos con los demás y vamos construyendo un concepto de no- sotros mismos de acuerdo con la relación que establece- mos con los demás.También con Dios.Todo esto nos acerca

a Jesús de un modo más afectivo y vivencial que a través de

contenidos y datos sobre su vida. El punto de partida para

conocer a Jesús no es el acopio de información sobre Él,

sino más bien una sintonía vital con la autoafirmación de

la personalidad.

Los relatos de la infancia y la vida pública de Jesús deben ser vistos en el marco de la vida del alumno/a: su infancia y estos seis años en que ha interactuado con los demás en la escuela. En este período se ha dado a conocer con una personalidad determinada y unos rasgos característicos moldeados por las circunstancias en que le ha tocado vivir. No se trata de compararse con Jesús, sino de reconocer que también él hizo un camino de crecimiento y desarrollo personal.

Otro aspecto que se considera en esta Unidad es la apertura del estudiante ante la sociedad. Él debe construir una identidad cristiana que no es indiferente a lo que sucede a su alrededor. Jesús actuó en su época con inteligencia para abrir los ojos a una relación más libre y verdadera con Dios. El conocer la Palestina de Jesús tiene sentido cuando el alumno/a se interesa por conocer el propio mundo en el que vive y los desafíos que se le presentan como creyente y como cristiano.

20
20

SEXTO

BÁSICO

Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 7 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •

Pág. 7 Presentación de la unidad

Para presentar la unidad y motivarse a empezar:

• Observar la fotografía y contestar a preguntas como:

– ¿Qué aparece en la fotografía?

– ¿A quién se representa en ella?

• Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.

• ¿Tiene sentido haber escogido esa imagen de Jesús en la cruz para hablar de su identidad, o pudo haber sido cualquier otra?

• Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:

• ¿Qué importancia tiene que la imagen haya sido trabajada con la técnica del calado?

• Normalmente se representa a Jesús en una cruz de madera, pero la de la imagen es de metal. ¿Qué simboliza este cambio de materiales a través de la historia?

• Invitar a los alumnos/as a responder la pregunta: ¿Qué importancia tiene saber la identidad de Jesús?

— Te invitamos a conocer algunos datos históricos que presentan alguna prueba de la existencia histórica de Jesús y que nos ponen en contacto con documentos de fuentes históricas, que puedes compartir con tus estudiantes.

Para profundizar

Fuentes históricas que nos hablan de Jesús y de los primeros cristianos

1. Flavio Josefo es el único historiador judío de la época de Jesús del que se conservan escritos. Nació en el año 37 d. C., y aunque en un principio luchó contra los romanos después se pasó a su bando y vivió en Roma, donde escribió varias obras. Entre ellas destaca Antigüedades Judías, escrita en el año 94 d. C. Nombra a Cristo cuando nos describe a un Sumo Sacerdote, Anás el Joven, que gobernaba el año 62 d. C.

2. Plinio el Joven, alrededor del año 112 d. C. Fue legado imperial en las provincias del Mar Negro (la actual Turquía). Por aquel

Plinio pide consejo a Trajano sobre

cómo tratar a los miembros de un secta que llaman “cristianos”, ya que en realidad no hacen nada malo, aunque se niegan a seguir la religión del Imperio. Lo que Plinio averiguó fue que se reunían un día determinado muy de madrugada para cantar himnos a Cristo, “como a un Dios” y para comprometerse con solemne juramento, no para ocultar ningún crimen nefasto (como lo había esperado), sino para observar la ley moral: a no robar o hurtar, a no cometer adulterio, a no defraudar. Después tomaban una comida juntos, una comida verdaderamente sencilla e inofensiva.

3. Tácito es uno de los más importantes historiadores de Roma. Vivió entre los años 55 y el 120 d. C. En su obra Anales, escrita entre 115 y 117, habla de los emperadores desde la muerte de Augusto hasta la caída de Nerón. En general, es un autor muy bien documentado, pues señala incluso los archivos oficiales que utiliza y se refiere a historiadores anteriores. El texto en que se cita a los cristianos describe los acontecimientos ocurridos en Roma en el año 64 d. C. , cuando era Emperador Nerón: a propósito del incendio de Roma, los cristianos fueron arrestados y acusados del delito de quemar la ciudad. Muchos de ellos fueron condenados a muerte. Su fundador era, según Tácito, un criminal que había sido ejecutado por Poncio Pilato, goberna- dor de Palestina, unos 30 años antes.

— La canción Jesús, ¿quién eres tú?, nos puede ayudar a motivar esta unidad que pretende buscar una respuesta a la pregunta planteada.

entonces el Emperador de Roma era Trajano, que gobernó desde el año 98 al 117 d. C

Jesús, ¿Quién eres tú? Jesús, ¿quién eres tú:

Tan pobre al nacer, que mueres en cruz? Tú das paz al ladrón, Inquietas al fiel ,prodigas perdón. Tú, siendo Creador, Me quieres a mí que soy pecador. Tú, dueño y Señor, Me pides a mí salvar la creación.

Cristo (Cristo) es sal de la vida (sal de la Vida) Luz en tinieblas (luz en tinieblas), es todo amor Cristo (Cristo) es trigo molido ( trigo molido) Uva pisada(uva pisada): ese es Jesús.

Jesús ya sé de ti,

Algo de tu ser. ¿Qué quieres de mí? Mas yo quiero saber Qué rumbo seguir y qué debo hacer.

Di qué he de esperar,

Qué senda elegir, por qué he de luchar.

Tú ayúdame, pues no quiero más dudar ni temer.

SEXTO

BÁSICO

21
21
Páginas 8-9 22 Pág. 8 Para evocar conocimientos previos: Invitar a reflexionar en silencio las
Páginas 8-9 22 Pág. 8 Para evocar conocimientos previos: Invitar a reflexionar en silencio las

Páginas 8-9

22
22
Páginas 8-9 22 Pág. 8 Para evocar conocimientos previos: Invitar a reflexionar en silencio las dudas
Páginas 8-9 22 Pág. 8 Para evocar conocimientos previos: Invitar a reflexionar en silencio las dudas
Pág. 8 Para evocar conocimientos previos: Invitar a reflexionar en silencio las dudas de Javier.

Pág. 8 Para evocar conocimientos previos:

Invitar a reflexionar en silencio las dudas de Javier. Responder en silencio las preguntas sugeridas para tra- bajo personal y, después de un tiempo prudente, invitar a compartir las respuestas. Luego, juntarse en parejas o tríos y trabajar la sección Dialoguemos.

Otras preguntas:

— ¿Qué les han contado sus padres o familiares acerca de Jesús?

— ¿Hay personas que piensan que solo se puede encontrar a Jesús en una iglesia?

— ¿Qué relación existe entre Jesús y los profetas?

— ¿Qué relación existe entre Jesús y los profetas? Pág. 9 Para saber qué contenidos se

Pág. 9 Para saber qué contenidos se trabajarán:

• Leer el recuadro en azul.

• Interpretar el esquema:

– Leer primero las palabras destacadas.

– Seguir las flechas y formar frases.

Nota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el esquema entre todos.

Comentar las imágenes

— En la página 8 aparece en la foto el actor Jim Ca- viezel, que interpretó a Jesús en el filme La Pasión, de Mel Gibson. Preguntar por los sentimientos que expresa, lo que sugiere.

— Explicar que la figura de Jesús ha sido tan impor- tante que ha despertado la atención de escritores, pintores, cineastas y artistas de todos los tiempos.

— En la página 9, aparece la foto de una profesora enseñando a un estudiante. Explicar la docencia, especialmente en Religión, como un acto de ser- vicio y formación, y que Jesús es como un docente cuya pedagogía es el servicio en su máxima expre- sión y el amor a Dios y a todos los seres humanos.

SEXTO

BÁSICO

Páginas 10-11 Pág. 10 Para contextualizar el surgimiento de Jesús en la historia, es conveniente
Páginas 10-11 Pág. 10 Para contextualizar el surgimiento de Jesús en la historia, es conveniente

Páginas 10-11

Páginas 10-11 Pág. 10 Para contextualizar el surgimiento de Jesús en la historia, es conveniente recordar
Páginas 10-11 Pág. 10 Para contextualizar el surgimiento de Jesús en la historia, es conveniente recordar
Pág. 10 Para contextualizar el surgimiento de Jesús en la historia, es conveniente recordar los

Pág. 10

Para contextualizar el surgimiento de Jesús en la historia, es conveniente recordar los principales hitos de la vida del pueblo de Israel.

La historia de Israel a grandes rasgos

La nación israelita nace con la monarquía, alrededor del año 1000 a. C., cuando todos los grupos que habitaban en Palestina desde hacía siglos, y que estaban de una u otra forma relacionados entre sí, se unen en una sola entidad política, gobernada por un solo rey, David. Saúl, el monarca anterior, no había logrado gobernar sobre todos los grupos preisraelitas, ni había dominado todo el territorio de Palestina. David lo hizo: por eso se le considera el verdadero fundador de la nación de Israel. Tras un largo reinado, a David le sucedió su hijo Salomón. A la muerte de este, y debido a su desacierto en el gobierno y a otros factores económicos, sociales y políticos, el reino se dividió en dos partes: Israel, el Reino del Norte, y Judá, el Reino del Sur. Con el tiempo, la capital del Norte fue Samaria, y la del Sur, Jerusalén. A lo largo de doscientos años, los dos reinos mantuvieron su independencia y unas relaciones de mutua amistad a veces, hostiles otras, de colaboración o de enfrentamiento. El año 722 a. C. el Imperio Asirio acabó con Israel, mientras que Judá siguió existiendo hasta 587/586 a. C. En esta fecha, los babilonios, nueva potencia en el Medio Oriente, arrasaron el Reino del Sur y su capital, Jerusalén, y deportaron a sus habitantes a Babilonia, donde permanecieron desterrados durante cincuenta años, hasta que Ciro el persa, que previamente había conquistado Babilonia, les permitió volver a su patria por medio de un edicto en el año 539 a. C. Los judíos repatriados comenzaron la reconstrucción política y religiosa de la nación con muchas dificultades y problemas. Estuvieron bajo el dominio de los persas hasta el tiempo de Alejandro Magno, que conquistó Palestina en el año 333 a. C. Desde la muerte de Alejandro hasta el año 167 a. C. dependieron de los generales Diadocos, herederos del imperio de Alejandro Magno. Primero dominaron Palestina los ptolomeos de Egipto, y posteriormente los seleúcidas de Siria. Un rey de estos últimos, Antíoco IV Epífanes, provocó con sus excesos el levantamiento de los judíos encabezado por los hermanos Macabeos. Se abrió así una nueva época de independencia judía que duró un siglo aproximadamente, hasta la interven- ción de Pompeyo, en el año 64 a. C. Desde entonces hasta su final como nación y su dispersión por todo el mundo conocido, el siglo II d. C., los judíos permanecieron bajo el poder romano.

La Biblia para jóvenes. Edebé.

SEXTO

BÁSICO

23
23
ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu,
ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu,
ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu,
ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu,
ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu,
ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu,

ACTIVIDAD 1

Respuestas

1. El profeta es un hombre de Dios, un hombre del espíritu, un hombre de la palabra. Confidente y mensajero de Dios, capacitado e inspirado por el espíritu para su misión de proclamar la palabra de Dios. Escogido, nombrado y enviado por Dios, ha de transmitir sólo el mensaje de Dios, dándole su forma y estilos propios. Es, además, interce- sor a favor del pueblo. Así,“profecía” es un mensaje salvador de Dios, sea de anuncio de esperanza o denuncia de infidelidades, que se hace a través de hombres especialmente elegidos para ello.

2. Profetas mayores: Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel. Isaías vivió en el siglo VIII a.C.; Jeremías a inicios del siglo VII a. C hasta fines del siglo VI a.C.; Ezequiel a fines del siglo VI a.C., y Daniel entre fines y mediados del siglo II a.C. Profetas menores: Amós, Oseas, Miqueas, Sofonías, Nahum, Habacuc, Ageo, Zacarías, Malaquías, Abdías, Joel y Jonás (Baruc y Lamentaciones tradicionalmente se han considerado parte de la tradición literaria de Jeremías).

considerado parte de la tradición literaria de Jeremías). Pág. 11 ACTIVIDAD 2 Respuestas 1. Vendrá al

Pág. 11

ACTIVIDAD 2

Respuestas

1. Vendrá al mundo en nombre de Dios. Será un gobernante justo y prudente. Su misión será establecer un Reino

de paz y ser luz para todas las naciones.

2. Isaías

Evangelios

Hombre desfigurado por el dolor.

Jesús fue torturado.

Creció como raíz en el páramo.

Maltratado, aguantaba, no abría la boca.

Jesús fue un habitante más de Nazaret.

Jesús fue azotado y crucificado sin que se le oyera ninguna palabra contra los demás.

3. Respuesta abierta.

4. Se leen lecturas que anuncian la venida del Salvador en el tiempo de Adviento.

5. Las imágenes de Jeremías y Ezequiel las realizó Miguel Ángel, y la de Isaías la pintó Rafael, ambos grandes artistas del Renacimiento.

24
24

SEXTO

BÁSICO

Páginas 12-13 Pág. 12-13 Existen muchas imágenes religiosas subidas a In- ternet que reflejan diversos
Páginas 12-13 Pág. 12-13 Existen muchas imágenes religiosas subidas a In- ternet que reflejan diversos

Páginas 12-13

Páginas 12-13 Pág. 12-13 Existen muchas imágenes religiosas subidas a In- ternet que reflejan diversos momentos
Páginas 12-13 Pág. 12-13 Existen muchas imágenes religiosas subidas a In- ternet que reflejan diversos momentos
Pág. 12-13 Existen muchas imágenes religiosas subidas a In- ternet que reflejan diversos momentos de

Pág. 12-13

Existen muchas imágenes religiosas subidas a In- ternet que reflejan diversos momentos de la vida de Jesús. De contar con las posibilidades, puede pedirse que, como preparación a esta clase, por grupo creen una presentación PowerPoint con dos imágenes por cada uno de los momentos que en estas dos páginas se citan, acompañados por la cita bíblica pertinente.

Para profundizar

El mensaje del canto [“Noche de Paz”] no está en las ideas que comunica (casi ausentes),sino en la atmósfera que crea:

una atmósfera de estupor,de calma y de silencio,y nosotros tenemos una necesidad vital de silencio. «La humanidad, dijo Kierkegaard, está enferma de estruendo». La Navidad podría ser para alguno la ocasión de redescubrir la belleza de momentos de silencio, de calma, de diálogo consigo mismo o con las personas. Un texto de la liturgia navideña, procedente del libro de la Sabiduría (18,14-15), dice:

«Cuando un sosegado silencio todo lo envolvía, tu Palabra omnipotente, oh Señor, saltó del cielo, desde el trono real», y san Ignacio de Antioquia llama a Jesucristo «la Palabra salida del silencio» (Magn. 8,2). También hoy, la palabra de Dios desciende allí donde encuentra un poco de silencio.

María es el modelo insuperable de este silencio adorador.

Se nota una diferencia entre su actitud y la de los pastores.

Los pastores se ponen en camino diciendo: «Vayamos hasta

Belén y veamos lo que ha sucedido», y vuelven glorificando

a Dios y relatando a todos aquello que habían visto y

oído. María calla. Ella «no tiene palabras». Su silencio no

es un sencillo callar; es maravilla, estupor, adoración, es un

«silencio religioso», un estar dominada por la grandeza de la realidad.

Concluyo con una bella leyenda navideña que resume todo el mensaje que hemos recogido de los dos cantos navideños: pobreza y silencio. Entre los pastores que acudieron la noche de Navidad a adorar al Niño había uno tan pobrecito que no tenía nada que ofrecer y se avergonzaba

mucho. Llegados a la gruta, todos rivalizaban para ofrecer sus regalos.María no sabía cómo hacer para recibirlos todos,

al tener en brazos al Niño. Entonces, viendo al pastorcillo

con las manos libres, le confió a él, por un momento, a Jesús.

Tener las manos vacías fue su fortuna. Es la suerte más bella que podría sucedernos también a nosotros. Dejarnos encontrar en esta Navidad con el corazón tan pobre, tan vacío y silencioso que María, al vernos, pueda confiarnos también a nosotros su Niño.

(P. Raniero Cantalamessa OFM)

SEXTO

BÁSICO

25
25
Páginas 14-15 26 Pág. 14-15 Información complementaria La Biblia nos presenta al demonio como un
Páginas 14-15 26 Pág. 14-15 Información complementaria La Biblia nos presenta al demonio como un

Páginas 14-15

26
26
Páginas 14-15 26 Pág. 14-15 Información complementaria La Biblia nos presenta al demonio como un ser
Páginas 14-15 26 Pág. 14-15 Información complementaria La Biblia nos presenta al demonio como un ser
Pág. 14-15 Información complementaria La Biblia nos presenta al demonio como un ser espiritual (no

Pág. 14-15

Información complementaria

La Biblia nos presenta al demonio como un ser espiritual (no corporal) y maléfico. Se opone a la obra de Dios, hace daño a los hombres y mujeres y los tienta para arrastrarlos al mal. El demonio personifica la presencia misteriosa del mal que tiende a destruir a la persona separándola de Dios. Las tres tentaciones que sintió Jesús como hombre fueron: tener, poseer y dominar. Se suelen denominar la tenta- ción de la falsa religiosidad; es decir, utilizar a Dios para triunfar. El demonio le proponía tres caminos para triunfar: obrar un milagro en provecho propio, pedir a Dios un espectácu- lo que impresionara a la gente y adquirir dominio y poder. Jesús venció las tentaciones y no hizo caso a las propuestas del demonio, porque estaba convencido de que la fuer- za del amor es suficiente para vivir.

Orientaciones didácticas

Para presentar el inicio de la vida pública de Jesús:

— Comentar que Jesús vivió alrededor de 30 años en Nazaret, junto a sus padres, trabajando de carpintero con

José.

— Aproximadamente, a los 30 años se hace bautizar, siente algo muy especial y se va al desierto a meditar.

— Leer los pasajes sobre el bautismo, las tentaciones y la elección de los doce apóstoles y darse cuenta de que la Iglesia continúa hoy día la misión que Jesús inició.

SEXTO

BÁSICO

Página 16 Pág. 16 ACTIVIDAD 5 Respuestas 1. A consideración del profesor/a. 2. 2, 1-2:
Página 16 Pág. 16 ACTIVIDAD 5 Respuestas 1. A consideración del profesor/a. 2. 2, 1-2:

Página 16

Página 16 Pág. 16 ACTIVIDAD 5 Respuestas 1. A consideración del profesor/a. 2. 2, 1-2: Belén,
Pág. 16 ACTIVIDAD 5 Respuestas 1. A consideración del profesor/a. 2. 2, 1-2: Belén, Jerusalén.

Pág. 16

ACTIVIDAD 5

Respuestas

1. A consideración del profesor/a.

2. 2, 1-2: Belén, Jerusalén. Lc. 1, 26-28: Nazaret.

Mt.

Mt.

16, 13: Cesarea. Mt. 20, 29-34: Jericó.

Mc.

1, 5-6: Judea, Jerusalén. Jn. 21, 1-2: Tiberíades.

3. Palestina es un nombre que fue puesto por los ro- manos a las zonas donde sus habitantes se creían descendientes de alguna de las 12 tribus de Jacob. Exactamente quiere decir “tierra de los filisteos”, pueblo enemigo de Israel durante el AT. Fue otra forma de humillar a su población conquistada. Antiguamente era llamada “tierra de Canaán”. Hoy día la zona se divide entre los estados de Jordania, Siria, Líbano e Israel.

4. A consideración del profesor/a.

Otras propuestas Sopa de letras para los estudiantes — Entregar a los alumnos/as esta sopa
Otras propuestas
Sopa de letras para los estudiantes
— Entregar a los alumnos/as esta sopa de letras referida
al país de Jesús.
R
L
PME
J
A
I
M
— Se hará una competencia indicando a los estudiantes
que el profesor/a leerá una frase cada 1 minuto, es de-
cir, tendrán 1 minuto para a) identificar la respuesta
que completa la frase y b) buscarla en la sopa de letras
(en direcciones horizontal y vertical)
O
J
AGU
J
I
TO
NE LASURE
J
A
S
E
L
ODAM
I
— Al término de la actividad, se verá quiénes lograron en-
contrar todas o la máxima cantidad de palabras.
GUS
I
UEMPN
U
S
T
LMAA
L
O
Frases que lee el profesor/a cada 1 minuto
DL
I
EGA
SOU
1. El antiguo país de Jesús se llamaba
(PALESTINA)
E
ON
AMO
R
T
R
2. El edificio religioso más importante era el
(TEMPLO)
APAL
E
S
I
AD
3. El Templo estaba en la ciudad de
(JERUSALÉN)
4. El Imperio que dominaba Palestina era el
(ROMANO)
5. Los judíos sentían poca simpatía por los habitantes de
la región de
(SAMARIA)
6. La mayor parte de su vida Jesús la vivió en la región
de
(GALILEA)
7. Belén, el pueblo donde nació Jesús, queda en la región
de
(JUDEA)

SEXTO

BÁSICO

27
27
Página 17 28 Pág. 17 Orientaciones didácticas Para ayudar a los alumnos/as a situarse en
Página 17 28 Pág. 17 Orientaciones didácticas Para ayudar a los alumnos/as a situarse en

Página 17

28
28
Página 17 28 Pág. 17 Orientaciones didácticas Para ayudar a los alumnos/as a situarse en el
Pág. 17 Orientaciones didácticas Para ayudar a los alumnos/as a situarse en el ambiente social

Pág. 17 Orientaciones didácticas

Para ayudar a los alumnos/as a situarse en el ambiente social de la época de Jesús, sugerimos:

— Utilizar la información de las páginas 18 y 19 del li- bro del alumno.

Antes de realizar la actividad 6, conviene dedicar unos minutos a hablar de actitudes de la época ac- tual que recuerden las del tiempo de Jesús:

• Discriminación y desconfianza hacia personas de otras razas.

• Burlas hacia personas con discapacidades físicas o psíquicas.

• Rechazo hacia personas con enfermedades social- mente mal vistas.

• Valoración hacia personas por su poder adquisitivo.

Una vez analizado el panorama actual de desigual- dad y para abrirse al proyecto esperanzador, nombrar a personas, entidades, asociaciones u organizaciones, que han luchado o luchan a favor de la igualdad:

Personas

Organismos

Instituciones

M. L. King

SERNAM

Cruz Roja

— Contestar:

• ¿Cuál te gusta más? ¿Por qué?

• ¿Cómo puedes colaborar en alguna de ellas?

Otras propuestas

Con la intención de acercar a los alumnos/as a los documentos de la Iglesia, aconsejamos acabar la sesión con el co- mentario del siguiente texto:

Toda forma de discriminación en los derechos fundamentales de la persona, ya sea social o cultural, por motivo de sexo, raza, color, condición social, lengua o religión, debe ser vencida y eliminada por ser contraria al plan divino.

Gaudium et Spes, Nº 29

— ¿Qué pide la Iglesia que se venza? ¿Por qué?

— ¿Por qué la Iglesia considera que la discriminación es contraria al plan divino?

SEXTO

BÁSICO

Páginas 18-19 Pág. 18 Orientaciones didácticas 1. La Vestimenta: • Comparar la vestimenta de los
Páginas 18-19 Pág. 18 Orientaciones didácticas 1. La Vestimenta: • Comparar la vestimenta de los

Páginas 18-19

Páginas 18-19 Pág. 18 Orientaciones didácticas 1. La Vestimenta: • Comparar la vestimenta de los hombres
Páginas 18-19 Pág. 18 Orientaciones didácticas 1. La Vestimenta: • Comparar la vestimenta de los hombres
Pág. 18 Orientaciones didácticas 1. La Vestimenta: • Comparar la vestimenta de los hombres y

Pág. 18 Orientaciones didácticas

1. La Vestimenta:

• Comparar la vestimenta de los hombres y las mujeres tanto de la época de Jesús como de la época actual.

• Hacer ver a los alumnos que el Señor no hacía distinciones de las personas por la forma en que se vestían y nosotros hoy hacemos distinciones de las personas por la forma en que visten.

• El profeta Juan Bautista les pide algo muy concreto a quienes quieren reconocer al Mesías y tiene directa rela- ción con la ropa. Busca la cita y explica a los alumnos su significado (Lucas 3, 1-11).

2. Las Bodas

• Comparar las tradiciones de una boda en tiempo de Jesús y las tradiciones de hoy.

• Buscar y mostrar a los alumnos/as imágenes de una boda o matrimonio en el campo, en la ciudad y distinguir las costumbres y tradiciones (rural y urbana).

• ¿Dónde Jesús realizó su primer milagro? ¿De qué fiesta se trataba? ¿Estaba Jesús invitado a esa boda? ¿Qué les sucedió a los novios en esa fiesta? Busca con los alumnos/as las respuestas a estas inquietudes en Juan 2, 1-12

3. Los Hijos

• Comentar y reflexionar con los alumnos cómo crecían y se educaban bajo la tradición religiosa de su pueblo, hacer ver sus costumbres y su relación con los padres.

• ¿Cuáles de estas costumbres que se describen de los hijos en los tiempos de Jesús se mantienen hoy?

• Destacar algunas experiencias eclesiales de especial atención pastoral para los niños como por ejemplo la cate- quesis familiar, la infancia misionera, los acólitos etc.

4. La casa

• Comparar físicamente cómo es una casa ubicada en la playa con otra en plena cordillera hacer ver las diferencias que están directamente relacionadas con el clima y sus costumbres.

• De la misma manera explicitar la construcción de viviendas en Israel por el factor climático y su especial forma de construcción.

• Hacer ver la rica comparación que hace el Señor entre un hombre inteligente, que construye su casa sobre tierra firme, y otro necio que la construye sobre arena. (Mateo 7,24-29).

SEXTO

BÁSICO

29
29
Páginas 20-21 30 Pág. 20 ACTIVIDAD 7 Respuestas 1. Anuncian el Evangelio del Señor, cuidan
Páginas 20-21 30 Pág. 20 ACTIVIDAD 7 Respuestas 1. Anuncian el Evangelio del Señor, cuidan

Páginas 20-21

30
30
Páginas 20-21 30 Pág. 20 ACTIVIDAD 7 Respuestas 1. Anuncian el Evangelio del Señor, cuidan la
Páginas 20-21 30 Pág. 20 ACTIVIDAD 7 Respuestas 1. Anuncian el Evangelio del Señor, cuidan la
Pág. 20 ACTIVIDAD 7 Respuestas 1. Anuncian el Evangelio del Señor, cuidan la unidad de

Pág. 20

ACTIVIDAD 7

Respuestas

1. Anuncian el Evangelio del Señor, cuidan la unidad de la Iglesia, oran con frecuencia, son promotores de la paz y la solidaridad.

2. A consideración del profesor/a.

la paz y la solidaridad. 2. A consideración del profesor/a. Pág. 21 Si es posible, conseguir

Pág. 21

Si es posible, conseguir a alguien que toque en gui- tarra la canción, o al menos escuchar la melodía en un CD o casete. Como parte de una oración más íntima, el profesor puede pedir como prolongación del conte- nido de la página 20 que los alumnos pidan al Señor, entre estrofa y estrofa, una característica de Él que cada uno desearía tener.

SEXTO

BÁSICO

Página 22 Pág. 22 Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se pue- de
Página 22 Pág. 22 Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se pue- de

Página 22

Página 22 Pág. 22 Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se pue- de invitar
Pág. 22 Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se pue- de invitar a

Pág. 22

Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se pue- de invitar a algunos alumnos/as a mirar detenidamente la página 7 y responder qué significa la imagen y el títu- lo de la Unidad.

Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los alumnos/as hicieron la autoevaluación y si tienen la car- ta de respuesta enviada a Javier que se pide en el “Com- promiso para mi vida”.

Evaluación con otros subsectores

A modo de sugerencias ponemos a tu disposición ejemplos de trabajos y actividades que se pueden realizar con otros subsectores y que tienen directa relación con esta unidad 1 ¿Jesús, quién eres tú?. Éstas pueden convertirse en evaluacio- nes formativas o sumativas según propia decisión del profesor/a.

1. Con el sector Comprensión del Medio Social: Elaboración de mapa de Palestina en tiempo de Jesús. Explicación de simbología, factores climáticos, situación física actual, etc.

2. Con el sector de Artes: Construcción de una maqueta con el tipo de casa que cobijaba a las familias en tiempo de Jesús. Elaborarla con cartón piedra, cartulina, trozos de palitos de helado, etc.

3. Con el sector de Artes Musicales: Cantar villancicos que destacan la alegría del nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios y la acción destacada de la Virgen y San José.

4. Con el sector de Lenguaje: Lecturas que destacan el testimonio de distintos santos que demuestran su admiración y devoción por Jesucristo respondiendo a la pregunta de esta unidad ”Jesús, ¿quién eres tú?“.

5. Con el sector de Matemáticas: Comparar datos y estadística de población de un sector rural y otros de una gran ciudad, haciendo ver las diferencias entre un pueblo pequeño, como Belén, y una capital como lo es por ejemplo Jeru- salén. Hacer la comparación con datos actuales de Belén y Jerusalén.

SEXTO

BÁSICO

31
31

2ª Unidad:

Página 23

2ª Unidad: P á g i n a 2 3 No importa que esta Unidad coincida
2ª Unidad: P á g i n a 2 3 No importa que esta Unidad coincida
2ª Unidad: P á g i n a 2 3 No importa que esta Unidad coincida

No importa que esta Unidad coincida o no con la ce- lebración de Semana Santa. Es una Unidad central para entender la identidad cristiana. Por lo tanto, no hay que apresurar las cosas y permitir que el alumno/a logre los aprendizajes propuestos.

Recordemos lo dicho en la Unidad anterior. Aquí tam- bién el aprendizaje se debe dar en un contexto de vitalidad significativa al acercarse a la vida de Jesús, en vez de una preocupación exclusiva por registrar información. Todo lo de Jesús tendrá un interés si antes el niño lo ha recibido en su corazón (y no ha quedado sólo en su cabeza).

Conviene que en esta Unidad se presente el Misterio Pascual en todo su significado, aún cuando pareciera que la pasión de Jesús es más impactante por el sufrimiento cruento de Jesús. Pero sabemos que la resurrección es el punto central. Y a veces esto pasa inadvertido entre los alumnos/as. Hay que desarrollar más la resurrección de Je- sús para que sea tan impactante o más que su pasión.

Al momento de iniciar esta unidad con la descripción de la fotografía, se puede comentar el simbolismo del fuego en relación con la presencia del cirio pascual en la celebración de Pascua de Resurrección.

El simbolismo del fuego

El fuego ha sido por largo tiempo un signo de la presencia de Dios. El Antiguo Testamento está lleno de ejemplos: la zarza ardiente en el Monte Sinaí, la columna de fuego en el desierto, las luces de las lámparas del tabernáculo, y el fuego sacrificial en el altar del templo de Jerusalén. Los primeros cris- tianos utilizaron el fuego nuevo como un símbolo de la presencia de su Señor resucitado, la nueva columna de fuego. En la iglesia medieval, encontramos un sentido simbólico para cada aspecto del cirio pascual. Apagado, representaba al Cristo muerto y sepultado; encendido, representaba el esplendor y la glo- ria de la resurrección de Cristo. La mecha representaba la humanidad de Cristo, y el halo de la llama representaba su divinidad. Otras velas encendidas a partir del cirio pascual simbolizaban a Cristo entregando el Espíritu Santo a los discípulos.

32
32

SEXTO

BÁSICO

Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 23 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •

Pág. 23 Presentación de la unidad

Para presentar la unidad y motivarse a empezar:

• Observar la fotografía y contestar a preguntas como:

– ¿Quiénes aparecen en la fotografía?

– ¿Qué llevan en sus manos?

– ¿En qué contexto ocurre este hecho?

• Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.

• Indicar qué palabras del texto o aspectos de la imagen entienden y cuáles no.

• Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:

• Invitar a los alumnos a responder la pregunta: ¿Qué significa el Cirio?

• La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que en el misterio pascual, es decir, el de la muerte y resurrección de Jesús, Dios nos dice quién es Él: el Salvador del mundo.

ACTIVIDAD INICIAL

Poema-canción: Cena Pascual. Es una hermosa canción que relata la Pascua del Señor. Te invitamos a trabajar esta canción con los estudiantes, realizando las siguientes actividades:

1. Escribir la canción en la pizarra.

2. Subrayar las palabras de la canción que tengan relación con la pasión, muerte y resurrección del Señor.

3. Subrayar las palabras clave para el alumno/a que evoquen lo que para él es más importante en Semana Santa.

4. Relacionar cada estrofa de la canción con un episodio bíblico del Evangelio.

5. Preguntar a los estudiantes: ¿Por qué la tarde del jueves no era una tarde cualquiera? Señala tres razones.

6. Si es posible, hacer escuchar la canción de J. Carlos Leiva, que recrea los pasos previos a su muerte y resu- rrección.

CENA PASCUAL

Era el primer día de la fiesta y se comía pan sin levadura. Los que le seguían se acercaron, preguntaron:

¿dónde quieres que te preparemos la cena pascual?

El Señor les contestó, en la ciudad encontrarán un hombre que les guiará hasta el lugar donde dirán que les mandó el Maestro, donde dirán que les mandó el Maestro.

No era una tarde cualquiera, era la tarde del jueves, era aquel día de fiesta,

era la alianza naciente, día en que el pan se hace cuerpo, día en que el vino es su sangre, sellando una nueva alianza, la alianza de la esperanza.

Junto a la mesa en el lugar que compartían dijo que uno de ellos lo traicionaría:

Aquel que comparte mi pan, sobre la mesa está su mano al lado mío, sobre la mesa está su mano al lado mío.

No quiero ser, Señor, quien te traicione, dame la fuerza, no negarte nunca más, y compartir contigo esta Pascua, esta Pascua.

SEXTO

BÁSICO

33
33
Páginas 24-25 34 Pág. 24 Para evocar conocimientos previos: En la página 24 del texto
Páginas 24-25 34 Pág. 24 Para evocar conocimientos previos: En la página 24 del texto

Páginas 24-25

34
34
Páginas 24-25 34 Pág. 24 Para evocar conocimientos previos: En la página 24 del texto del
Páginas 24-25 34 Pág. 24 Para evocar conocimientos previos: En la página 24 del texto del
Pág. 24 Para evocar conocimientos previos: En la página 24 del texto del estudiante aparece

Pág. 24

Para evocar conocimientos previos:

En la página 24 del texto del estudiante aparece la imagen de la Eucaristía de despedida del carabinero muerto en un acto de generosidad debido a un desas- tre causado por la naturaleza. En la parte inferior aparece otra foto referida a la guerra, que es otro tipo de tragedia, esta vez causada por el ser humano.

— Se puede pedir a los estudiantes que reflexionen:

¿es Dios indiferente ante este tipo de males que aquejan al ser humano?

¿Por qué asisten a misa los parientes y amigos al despedirlo? ¿Qué buscan con ello?

parientes y amigos al despedirlo? ¿Qué buscan con ello? Pág. 25 Para saber qué contenidos se

Pág. 25

Para saber qué contenidos se trabajarán:

• Leer el recuadro en verde.

• Interpretar el esquema:

– Leer primero las palabras destacadas.

– Seguir las flechas y formar frases.

Nota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el esquema entre todos.

Una vez que se ha reflexionado sobre las imágenes de la página 24, se fijan en la foto de Jesús Resucitado, en la página 25 del texto del estudiante y se pide a los estudiantes que reflexionen:

¿En quién encuentran consuelo las personas que sufren?

¿Qué anima a los cristianos y cristianas a seguir a Jesús a pesar de todas las dificultades que puedan encontrar en sus vidas? ¿Cuál es su esperanza?

SEXTO

BÁSICO

Página 26 Pág. 26 Orientaciones didácticas Con la intención de partir de la propia experiencia
Página 26 Pág. 26 Orientaciones didácticas Con la intención de partir de la propia experiencia

Página 26

Página 26 Pág. 26 Orientaciones didácticas Con la intención de partir de la propia experiencia para
Pág. 26 Orientaciones didácticas Con la intención de partir de la propia experiencia para despertar

Pág. 26 Orientaciones didácticas

Con la intención de partir de la propia experiencia para despertar el interés por conocer las causas de la condena de Jesús, sugerimos recordar algún hecho que hayan vivido los alumnos/as relacionado con una injusticia. Por ejemplo: “¿Se acuerdan que un día un gru- po de alumnos/as de un curso superior le pegó a Matías cuando salía de la escuela? Era su venganza porque Ma- tías defendió a Margarita de sus burlas por ser peruana”.

Analizar los hechos: causas, motivos, consecuencias, sentimientos

Información complementaria

Los predilectos de Jesús

El país de Jesús estaba ocupado por los romanos. Los que más sufrían esta desigualdad eran los pobres, que, además de depender de los romanos, dependían también de los ricos de su misma tierra. Los pobres constituían la inmensa mayoría de la población. Entre ellos estaban:

— Los campesinos con pequeñas tierras que apenas daban para vivir.

— Los jornaleros, que estaban cesantes muy a menudo.

— Los esclavos.

— Los artesanos de aldea, que hacían un poco de todo: de herreros, de carpinteros, de albañiles…

— Otro tipo de pobres lo constituían aquellos a los que los mismos pobres aun marginaban más. Por ejemplo, las mu- jeres (estaba mal visto hasta que hablaran con un hombre por la calle), los niños, los esclavos no judíos, los pastores asalariados, los enfermos, los pecadores, los publicanos (que eran los encargados directos de sacar los impuestos a la gente).

— En aquella sociedad los mendigos eran muy numerosos.

La falta de alimentos y de higiene traía como consecuencia que, además, la mayoría de la población estuviera enferma:

ciegos, cojos, mutilados, leprosos, etc. Su vida era muy dura, pues, además de su miseria material, la gente los consideraba impuros. Pensaban que si estaban enfermos era porque habían cometido algún pecado y Dios los había castigado. Por eso no se acercaban a ellos ni los dejaban acercarse. Es por toda esta pobre gente que Jesús sentía una predilección especial. Los quería hasta el extremo de dar su vida por ellos.

La Biblia para jóvenes. Edebé.

SEXTO

BÁSICO

35
35
Página 27 36 Celebración de Jueves Santo con los/as niños/as: Realizar con los niños en
Página 27 36 Celebración de Jueves Santo con los/as niños/as: Realizar con los niños en

Página 27

36
36
Página 27 36 Celebración de Jueves Santo con los/as niños/as: Realizar con los niños en la

Celebración de Jueves Santo con los/as niños/as:

Realizar con los niños en la sala de clases un momen- to de oración con los siguientes elementos: mantel blanco, una mesa pequeña, cirio morado, una copa gran- de, espigas, uvas y un pan grande ojalá sin levadura, y otros pancitos especiales, jugo de uva, Biblia.

Motivar y ubicar a los niños en un ambiente de celebra- ción de jueves santo donde realizaremos los gestos que el Señor hizo en la última cena. Vamos a ir leyendo el pasaje de la última cena y realizando los gestos que el Señor hizo mostrando al curso el pan, el gesto de Jesús: tomó el pan, hizo una oración, lo partió y lo repartió. De igual modo tomó la copa la bendijo y la compartió con los apóstoles. El texto bíblico que iremos ilustrando es San Mateo 26, 17-29. Para darle solemnidad y recogimiento a la celebración, todos sus gestos deben ser tranquilos, calmados, lentos. Con lentitud tome la Biblia, ábrala donde tenga ya mar- cado el texto, haga lo mismo con el pan y con la copa de jugo, llegado el momento.

A modo de ejemplo:“Un Jueves como hoy, Jesús, antes de morir quiso celebrar una cena con sus amigos. Buscaron una sala alfombrada, amplia donde pudieran caber Él con sus doce apóstoles. Hoy queremos recordar lo que fue esa comida y hacer lo mismo que hizo Jesús en esa ocasión. Para eso vamos a leer de la Biblia cómo ocurrió todo aquello. (Ejemplo tomado y adaptado de Semana Santa para los niños en Iglesia.cl).

y adaptado de Semana Santa para los niños en Iglesia.cl). Pág. 27 Otras propuestas Para ampliar

Pág. 27

Otras propuestas

Para ampliar los contenidos de la pasión de Jesús, sugerimos, una vez finalizada la lectura de la página 27, formar cuatro grupos para dramatizar cuatro escenas de la condena de Jesús.

GRUPO A

Grupo B

Grupo C

Grupo D

Jesús ora al Padre.

Pedro niega a Jesús.

Judas traiciona a Jesús y se ahorca.

Pilato se lava las manos.

Mt. 26, 36-46

Mt. 26, 31-35; 26, 69-75

Mc. 14, 16-18; 26, 47-50

Mt. 27, 11-24

Repartir y aprenderse los papeles: Jesús, apóstoles, soldados, Judas. Pintar olivos en papel de envolver para el decorado.

Repartir y aprenderse los pa- peles: narrador (anuncio de las negaciones), Pedro, criados. Pintar un edificio en papel de envolver para el decorado.

Repartir y aprenderse los pape- les: narrador (anuncio de la trai- ción), Judas, sumos sacerdotes y senadores. Pintar una higuera, decorado de la última escena.

Repartir y aprenderse los papeles: Jesús, Pilato, Ba- rrabás, pueblo. Pintar el Pretorio para el decorado.

ACTIVIDAD 1

Respuesta

— Su modo de vivir la ley de Moisés.

SEXTO

BÁSICO

Página 28 — Copiar la letra en una cartulina. Pág. 28 Otras propuestas Para consolidar
Página 28 — Copiar la letra en una cartulina. Pág. 28 Otras propuestas Para consolidar

Página 28

Página 28 — Copiar la letra en una cartulina. Pág. 28 Otras propuestas Para consolidar el

— Copiar la letra en una cartulina.

— Copiar la letra en una cartulina. Pág. 28 Otras propuestas Para consolidar el aprendizaje de

Pág. 28 Otras propuestas

Para consolidar el aprendizaje de la interpretación del arte religioso, sugerimos dedicar una sesión a la proyec- ción y el comentario de diapositivas de pinturas y escultu- ras sobre el tema. Por ejemplo:

— La Última Cena, Leonardo da Vinci.

— La Piedad, Miguel Ángel.

— Busto de Cristo, El Greco.

— El Cristo, Velázquez.

— El Cristo de Port Lligat, Dalí.

— El Pórtico de la Gloria, Subirachs (Sagrada Familia).

Para acercarse a la fe de los cristianos en la Resurrec- ción, proponemos comentar la letra de este poema:

Digo que Jesús, el nazareno,

quien perdonaba y curaba a los enfermos

y por la verdad fue azotado y fue muerto,

resucitó y es Señor de todo lo creado;

bajo sus pies están cielos, tierra y los abismos.

Él vive hoy y es la fuerza de su pueblo

y también es mi Señor.

Dios es Padre Bueno que nos ama

y su Espíritu a todos acompaña;

Jesús Dios y hombre es el Cristo, el liberador.

(R.C.C.)

— Cada alumno/a debe subrayar el verso que más le guste y explicar a los compañeros/as por qué lo ha elegido.

Con la finalidad de trabajar la simbología y ambientar la sala, sugerimos dedicar los últimos minutos de la clase a con- feccionar un Cristo resucitado:

— Copiar con un plumón grueso la silueta de un alumno/a extendido sobre un papel de envolver con los brazos en alto.

— Trazar rayos de detrás de la imagen. Representará un Cristo resucitado.

— Recortar fotos de las caras de los compañeros de clase, familiares y amigos y pegarlas en la silueta.

— Explicar qué le sugiere a cada uno dicha imagen.

SEXTO

BÁSICO

37
37
Página 29 38 Pág. 29 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Las citas son: Mt. 27, 45-50:
Página 29 38 Pág. 29 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Las citas son: Mt. 27, 45-50:

Página 29

38
38
Página 29 38 Pág. 29 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Las citas son: Mt. 27, 45-50: “Elí,
Pág. 29 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Las citas son: Mt. 27, 45-50: “Elí, Elí, lemá

Pág. 29

ACTIVIDAD 3

Respuestas

1. Las citas son: Mt. 27, 45-50: “Elí, Elí, lemá sa- baktani” (Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?); Mc. 15, 33-39: “Eloí, Eloí, lemá sabaktani”; Lc. 23, 39-46: “Te lo aseguro: Hoy estarás conmigo en el paraíso” y “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”; Jn. 19, 25-30:

“Mujer, ése es tu hijo”, “Esa es tu madre”, “Tengo sed” y “Todo está cumplido”.

2. A consideración del profesor/a.

3. Discípulos, Peregrinos de Emaús, María Mag- dalena, Juan, Pedro, Cleofás.

4. A consideración del profesor/a.

Otras propuestas

— Proponemos esta carta de Jesús resucitado a sus discípulos donde los anima a seguir dando testimonio de su pre- sencia en el mundo. Es una carta que invita a una respuesta del alumno/a.

Carta de Jesús Resucitado a sus amigos y amigas.

Como bien sabes. Amigo mío, yo pedía muy pocas cosas en mi vida. No me interesaban las cosas. Me interesan las personas. Me interesaba, sobre todo, la amistad. No me cansaba de pedir amigos; amigos que me siguieran, que estuvieran conmigo, que continuasen mi tarea.

Hoy tampoco voy a pedirles cosas. Ni que dejen a su familia y sus estudios, aunque a algunos se lo seguiré pidiendo. Mi peti- ción va dirigida a todos y está al alcance de todos.

Miren, tengo unas ganas tremendas de seguir “haciendo el bien”, pues veo a tanta gente triste y que lo necesita. En fin, no voy a repetir aquí lo que bien saben ustedes. Lo que sí quiero decirles es que no puedo soportar, me rebelo.

Y lo que les pido, lo que te pido, es que me prestes tus manos para que con ellas yo pueda seguir curando, bendiciendo y

acariciando. Te pido que me prestes tus pies para que pueda acudir a las llamadas de tantas personas desamparadas y para correr a ayudar a los que no encuentran la alegría y la felicidad. Te pido tus labios, para besar a tantos niños y niñas que no tienen amor. Te pido tu lengua, para seguir dando buenas noticias a los pobres y denunciar al mal. Te pido tus ojos para mirar con ternura y cariño a toda la gente. Te pido tu rostro, para sonreír a cada uno, para sonreír a pesar de todo. Te pido, en fin, tu corazón para que yo pueda seguir amando a mi manera.

Si

me los prestas, no hace falta que te desprendas de ellos. Es muy sencillo: utilízalos tú como si fuesen míos. Haz tú con ellos

lo

que estoy deseando hacer Yo. Te infundiré mi Espíritu, para actuar a través de ti. Te enseñaré el modo y la manera, te daré

la

fuerza y la capacidad. Yo estaré en ti.

Te lo pido por el amor del Padre, por todos tus hermanos. En espera de una respuesta positiva, me despido con un abrazo:

Jesús de Nazaret. (adaptación de Misión Joven)

SEXTO

BÁSICO

Páginas 30-31 Pág. 30 Es importante en esta parte que el docente logre mostrar la
Páginas 30-31 Pág. 30 Es importante en esta parte que el docente logre mostrar la

Páginas 30-31

Páginas 30-31 Pág. 30 Es importante en esta parte que el docente logre mostrar la creciente
Páginas 30-31 Pág. 30 Es importante en esta parte que el docente logre mostrar la creciente
Pág. 30 Es importante en esta parte que el docente logre mostrar la creciente trascendencia

Pág. 30

Es importante en esta parte que el docente logre mostrar la creciente trascendencia de los títulos dados a Jesús. Quizás puede hacer la observación de que los Tes- tigos de Jehová, por ejemplo, no aceptan que Jesús sea reconocido como Dios, Hijo del Padre Dios igual a Él, salvo que uno es la Fuente y el otro el Engendrado.

Sin entrar en mayores honduras y complicaciones, puede explicar que en nuestras liturgias, muchos católi- cos, al momento de la consagración, repiten en silencio una jaculatoria basada en las palabras del apóstol To- más: “¡Señor mío y Dios mío!” (Jn. 20, 28). Como parte de la necesaria formación de la dimensión celebrativa, esta puede ser una buena ocasión para iniciarlos en esa sana costumbre litúrgica.

ocasión para iniciarlos en esa sana costumbre litúrgica. Pág. 31 ACTIVIDAD 4 Respuestas 1. A: Jesús

Pág. 31

ACTIVIDAD 4

Respuestas

1.

A: Jesús es Dios porque… es igual en todo a su Pa- dre Dios, que lo ha generado desde siempre; B: Je- sús es Señor porque… ha sido glorificado por Dios

y

participa de su soberanía; C: Jesús es la Palabra de

Dios porque… es la palabra definitiva de Dios; D:

Jesús es el Salvador porque… es el Mesías espera- do, el Cristo; E: Jesús es Hijo de Dios porque… viene de Dios, su Padre, y se comunica con Él como verda- dero Hijo.

2.

A

consideración del profesor/a.

3.

Mc. 16, 6. “¿Buscan a Jesús nazareno, el crucifica-

do

?”:

lo dijo un ángel. Hch. 2, 32. “A este Jesús lo

resucitó Dios,

:

lo dijo Pedro.

4.

Esquema de la posible respuesta: “Jesús ha resucita- do, alégrense”.

5.

“Confiamos en que, tras la muerte, llegaremos a la vida plena en el Reino Eterno de Dios”.

SEXTO

BÁSICO

39
39
Páginas 32-33 40 Pág. 32-35 Aunque la ciencia no puede pronunciarse acerca de si la
Páginas 32-33 40 Pág. 32-35 Aunque la ciencia no puede pronunciarse acerca de si la

Páginas 32-33

40
40
Páginas 32-33 40 Pág. 32-35 Aunque la ciencia no puede pronunciarse acerca de si la Sábana
Páginas 32-33 40 Pág. 32-35 Aunque la ciencia no puede pronunciarse acerca de si la Sábana
Pág. 32-35 Aunque la ciencia no puede pronunciarse acerca de si la Sábana Santa corresponde

Pág. 32-35

Aunque la ciencia no puede pronunciarse acerca de si la Sábana Santa corresponde o no al lienzo que cubrió a Jesús en su sepultura, los católicos aprovechamos la oca- sión para expresar nuestra veneración a los signos que nos recuerdan la pasión del Señor. Por eso es bueno que estas páginas sean leídas y trabajadas con reverencia. Para ello, se puede iniciar con una oración antes de su lectura:

Docente: La pasión es el acto supremo de amor de Je- sús para con el Padre y para con nosotros. Los relatos de los evangelios nos entregan su significado profundo, su valor salvífico. La sábana santa es solamente un documento his- tórico, sin embargo contiene un gran significado. Nosotros queremos prepararnos para leerlo con verdadero espíritu de fe. Por eso damos inicio a este trabajo escuchando una frase del Evangelio de san Juan (Jn. 3,16-17):

Lector: “Dios ha amado tanto el mundo que le dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no muera, sino tenga la vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de Él”. Palabra del Señor. Todos: Gloria y honor a ti, Señor Jesús. Docente: Padre de los cielos: tú nos amas con amor in- finito. Concédenos meditar la pasión de tu Hijo y abrirnos para acoger el don de salvación que nos viene por él. Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo amado y nuestro Señor. Todos: Amen.

Para concluir:

Docente: Por tu amor a nosotros, no retrocediste al su- plicio de la cruz. Por eso, Señor, te alabamos y te bendecimos, diciendo:

Todos: Con tu sangre nos has redimido. Alumno/a 1: No a precio de oro o de plata hemos sido redimidos; sino con la sangre preciosa de Jesucristo, cordero inmolado. Todos: Con tu sangre nos has redimido. Alumno/a 2: Cristo sufrió por nosotros, dejándonos el ejemplo para que también nosotros sigamos sus huellas. Todos: Con tu sangre nos has redimido. Alumno/a 3: Él, que no tenía pecado, bajo las injurias aceptaba el ultraje; golpeado, callaba. Todos: Con tu sangre nos has redimido. Alumno/a 4: Él llevó sobre la cruz nuestro pecado, y noso- tros por sus llagas hemos sido salvados. Todos: Con tu sangre nos has redimido. Alumno/a 5: Éramos como ovejas errantes, pero ahora he- mos encontrado al Pastor de nuestras vidas. Todos: Con tu sangre nos has redimido. Docente: Padre santo: Tú te has revelado a nosotros por medio del rostro de Cristo; concédenos hacernos siempre más conformes a Él y seguirlo por el camino del amor, que se en- trega. Te lo pedimos por el mismo Cristo, nuestro Señor. Todos: Amén.

SEXTO

BÁSICO

Páginas 34-35 Orientaciones didácticas 1. Proponemos que a medida que se muestran las imágenes de
Páginas 34-35 Orientaciones didácticas 1. Proponemos que a medida que se muestran las imágenes de

Páginas 34-35

Páginas 34-35 Orientaciones didácticas 1. Proponemos que a medida que se muestran las imágenes de la
Páginas 34-35 Orientaciones didácticas 1. Proponemos que a medida que se muestran las imágenes de la

Orientaciones didácticas

1. Proponemos que a medida que se muestran las imágenes de la Sábana Santa, se vaya leyendo el relato bíblico de la pasión, muerte y resurrección del Señor del evangelio san Marcos, en el capítulo 15.

2. Mostrar a los alumnos los signos que para los cristianos resaltan en la pasión entre ellos: el significado profundo de

la cruz, el letrero INRI (Jesús de Nazareth Rey de los Judíos); la compañía de San Juan, un apóstol joven y valiente, y

su madre, que sufre con la muerte de su Hijo y nos muestra desde el dolor la esperanza de la Fe.

3. Hay varias canciones que profundizan en su mensaje la pasión y muerte del Señor. Entre ellas sugerimos las siguien- tes: El hombre de aquel viernes y Los peregrinos de Emaús.

4. El rostro de Jesús tomado de la imagen de la Sábana Santa —texto del estudiante, página 35, extremo inferior de- recho— acompañó en la visita del Papa Juan Pablo II en el Estadio Nacional el año 1987, donde con fuerza señaló:

“Si penetráis en vuestro interior descubriréis sin duda defectos, anhelos de bien no satisfechos, pecados, pero igualmente veréis que duermen en vuestra intimidad fuerzas no actuadas, virtudes no suficientemente ejercitadas, capacidades de reacción no agotadas. ¡Cuántas energías hay como escondidas en el alma de un joven o de una joven! ¡Cuántas aspi- raciones justas y profundos anhelos que es necesario despertar, sacar a la luz! Energías y valores que muchas veces los

comportamientos y presiones que vienen de la secularización asfixian y que sólo pueden despertar en la experiencia de fe, experiencia de Cristo vivo.Sí, de Cristo muerto, Cristo crucificado, Cristo resucitado.¡Jóvenes chilenos: no tengáis miedo de mirarlo a Él! Mirad al Señor: ¿qué veis? ¿Es sólo un hombre sabio? ¡No! ¡Es más que eso! ¿Es un profeta? ¡Sí! ¡Pero es más aún! ¿Es un reformador social? ¡mucho más, mucho más! Mirad al Señor con ojos atentos y descubriréis en Él el rostro

Vosotros tenéis sed de vida. ¿De qué vida? ¡De vida eterna! Buscadla y halladla en quien no sólo da la

vida sino en quien es la Vida misma. ¡Él!”.

5. Realizar un momento de oración y meditación en torno a la muerte de Cristo ante un crucifijo, una vela encendida

mismo de Dios

y una imagen del Cristo de la Sábana Santa.

SEXTO

BÁSICO

41
41
Página 36 42 Pág. 36 Orientaciones didácticas Una vez que se hayan presentado y trabajado
Página 36 42 Pág. 36 Orientaciones didácticas Una vez que se hayan presentado y trabajado

Página 36

42
42
Página 36 42 Pág. 36 Orientaciones didácticas Una vez que se hayan presentado y trabajado los
Pág. 36 Orientaciones didácticas Una vez que se hayan presentado y trabajado los hechos de

Pág. 36

Orientaciones didácticas

Una vez que se hayan presentado y trabajado los hechos de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, proponemos rela- cionarlos con las celebraciones de la vida de los cristianos y cristianas. Para ello:

Aclarar que durante la Semana Santa se rememoran los últimos días de la vida de Jesús:

• Entrada de Jesús en Jerusalén: Domingo de Ramos.

• Última Cena de Jesús con sus Apóstoles: Jueves Santo.

• Muerte de Jesús: Viernes Santo.

• Resurrección de Jesús: Domingo de Pascua.

Otras propuestas

Para despertar el interés por la vida de los cristianos y para saber cómo éstos viven su fe en la Resurrección, sugerimos acabar la sesión con la siguiente actividad:

Creer en la resurrección de Jesús es creer que

La muerte ha sido vencida, no es final de la vida, sino el final de una manera de vivir.

Cristo vive. Sigue actuando, perdonando

El bien vence al mal

— Formar grupos.

— Escribir en una cartulina.

— Completar con nuevas frases y adornar con fotos o dibujos.

Para despertar el interés por la vida de los cristianos de la iglesia más cercana, sugerimos:

— Formar grupos de cuatro o cinco alumnos/as.

— Acudir a una iglesia y averiguar:

• Qué es el Vía Crucis.

• Qué día de la Semana Santa lo celebran.

• Dónde lo hacen.

• Quién lo prepara.

Imaginarse que la Iglesia pide la colaboración voluntaria de los alumnos/as de 6º para preparar su Vía Crucis:

— Formar parejas y elegir una estación.

— Anotar en una cartulina del tamaño de una hoja el texto de la estación y dibujar o pegar fotografías actuales que estén relacionadas con su significado.

— Colgar en la sala las cartulinas por orden.

ACTIVIDAD 6

Respuestas

1. A consideración del docente.

2. “Alfa” es el nombre de la primera letra del alfabeto griego, y “omega” es el de la última. Referidas a Jesús significan que Él es el origen y fin de la historia humana y del Universo. Ambas letras aparecen en el Cirio pascual, signo de la resurrección del Señor Jesús.

3. Completar:

a) En el primer momento de la muerte de Jesús, los discípulos quedaron desanimados. Pero cuando Dios Padre lo resucitó, se llenaron de alegría y comenzaron a testimoniar su mensaje de amor por todo el mundo.

b) Jesús resucitó en Pascua y así aseguró nuestra propia resurrección.

c) Jesús es Alfa y Omega, porque está en el principio y el fin de la historia humana.

SEXTO

BÁSICO

Páginas 37-38 Pág. 37 Una forma de entonar este himno es preparando pre- viamente una
Páginas 37-38 Pág. 37 Una forma de entonar este himno es preparando pre- viamente una

Páginas 37-38

Páginas 37-38 Pág. 37 Una forma de entonar este himno es preparando pre- viamente una serie
Páginas 37-38 Pág. 37 Una forma de entonar este himno es preparando pre- viamente una serie
Pág. 37 Una forma de entonar este himno es preparando pre- viamente una serie de

Pág. 37

Una forma de entonar este himno es preparando pre- viamente una serie de pósters en pequeños grupos, los cuales se han repartido cada una de las estrofas del him- no. Si han sido preparados con las imágenes apropiadas, que se vinculan o complementan con la frase, al momen- to de orarlas, cada grupo presenta su trabajo y explica qué quiso expresar. Solamente al final de la presentación artística todo el curso recita el Himno pascual completo.

artística todo el curso recita el Himno pascual completo. Pág. 38 Como eventual cierre o evaluación

Pág. 38

Como eventual cierre o evaluación de la Unidad, se puede invitar a algunos alumnos/as a mirar detenida- mente la página 23 y responder qué significa la imagen y el título de la Unidad.

Revisar los cuadernos la próxima clase para ver si los estudiantes hicieron la autoevaluación y si tienen los compromisos pedidos en el “Compromiso para mi vida”.

Otras propuestas

Huevito de Pascua de Resurrección para entregar a sus compañeros o sus padres.

Proponemos al prof esor/a motivar a los alumnos/a a preparar un huevito de Pascua de Resurrección pintado y elaborado por ellos. Se pude pedir la ayuda la profesor de Artes y realizar la actividad en conjunto.

Materiales:

— Un huevo duro que los estudiantes traen de su casa. — Evangelio. — Un trozo de cartulina. —Pinceles. —Témperas de varios colores vivos.

Preparación:

— Cada alumno/a pinta de un solo color el huevo. Posteriormente, sobre la primera mano de color, trazan distintas líneas con colores en diferentes direcciones horizontal y vertical. — Con la ayuda del profesor/a, busca una palabra de Jesús Resucitado en el Evangelio para escribir en la cartulina.

— Pegar al huevo la cartulina como tarjeta, dejar secar un momento y, luego, entregar a un compañero o compañera como saludo de Pascua de Resurrección (o bien llevar a la casa y entregar a sus padres o familiares como motivo de la Buena Noticia de la Resurrección de Jesús).

Finalmente el profesor explica el sentido que tiene el huevo de resurrección, que nos ayuda a valorar la vida y el sentido profundo de la vida que se expresa en la Resurrección del Señor.

SEXTO

BÁSICO

43
43

3ª Unidad:

Página 39

3ª Unidad: P á g i n a 3 9 Este también es un tema que
3ª Unidad: P á g i n a 3 9 Este también es un tema que
3ª Unidad: P á g i n a 3 9 Este también es un tema que

Este también es un tema que hay que enganchar con la experiencia vital de los alumnos/as. No basta darles una avalancha de información sobre la Biblia si antes no la han descubierto como algo importante para ellos. Una idea que se puede desarrollar es decirles que la Biblia es una colec- ción de experiencias de fe en Dios y Jesucristo. Hay que acercarse a ella como a un diario de vida más que a un libro histórico. En cada relato surgen las mismas preguntas que se plantean los niños: ¿Cómo puedo creer en Dios? ¿Cómo lo descubro? ¿Qué es lo que Dios me pide para alcanzar la felici- dad-salvación? ¿Por qué por este camino no he podido encon- trarme con Dios?, etc.

Es importante que los alumnos/as se formen progresi- vamente una idea acertada y motivadora, tanto de la belle- za como de la significación de este inagotable tesoro que es la Palabra de Dios revelada y escrita en este conjunto de libros que llamamos “Biblia”.

Algunas verdades orientadoras:

Dios ama a los hombres y mujeres como un Padre, y por eso ha querido comunicarse con ellos.

Este amor lo ha manifestado de a poco en una his- toria (llamada “historia de la salvación”), que la Igle- sia no ha dejado nunca de leer, de narrar, de con- templar y profundizar.

Los cristianos acogemos esta historia con fe y gratitud porque es la historia de la salvación o de la Alianza amorosa de Dios con sus hijos e hijas.

A

través de esta historia, las personas pueden conocer el infinito amor que Dios nos tiene: lo que Él ha hecho por no-

sotros; lo que Él espera y lo que Él nos ha prometido para que seamos plenamente felices.

En esta historia de la salvación escrita en la Biblia, encontramos las respuestas a las preguntas que más nos cuestionan

y

motivan.

Gracias a esta historia, entendemos el pasado (historia de Israel, vida de Jesús, la Iglesia en sus inicios), entendemos el sentido del presente (lo que sucede y se vive hoy) y sabemos nuestro futuro, hacia dónde avanza la historia de la humanidad y del Universo (promesas escatológicas).

En fin, esta Palabra de Dios que es luz en el camino de la vida, es también:

— Fortaleza en los momentos difíciles,

— Claridad en los momentos oscuros,

— Esperanza en los momentos de angustia,

— Seguridad en momentos de desorientación,

— Paz en momentos de desconcierto,

— El gran secreto que revela quién es el hombre, quién es Dios, qué sentido tienen el pasado, el presente y el futuro.

“Como una madre se acerca a la cuna solamente para encontrar su hijo,así nosotros tendríamos que acercarnos a la Biblia solamente para encontrar a Cristo”

(Martín Lutero)

44
44

SEXTO

BÁSICO

Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •
Pág. 39 Presentación de la unidad Para presentar la unidad y motivarse a empezar: •

Pág. 39 Presentación de la unidad

Para presentar la unidad y motivarse a empezar:

• Observar la fotografía y contestar a preguntas como:

— ¿Quiénes aparecen en la fotografía?

— ¿Qué acción están realizando con sus manos?

— ¿En qué contexto ocurre este hecho?

• Leer el título de la Unidad y decir si la imagen tiene alguna relación con el texto.

• Indicar qué palabras del texto o aspectos de la imagen entienden y cuáles no.

• Leer el título de la Unidad y formular hipótesis sobre lo que imaginan que trata la Unidad.

Para trabajar la simbología:

• Invitar a los alumnos/as a responder la pregunta: ¿Por qué se rodea de tanta devoción la Biblia?

• La respuesta cristiana a la pregunta que suscita la imagen es que los cristianos entienden que la Biblia no es un li- bro más, junto a millones que se han escrito en la historia. En ella encuentran nada menos que la Palabra de Dios, es decir, lo que Él quiere decirnos a cada uno y a todas las personas, para que seamos felices. Si escuchan sus palabras y las practican, los cristianos y cristianas pueden aprender a vivir de un modo más feliz y seguro.

Orientaciones didácticas

Confiamos en que la Palabra de Dios debe ocupar un lugar central en la clase de Religión Escolar Católica a través de sus contenidos y actividades. Es bueno que la ejercitación de la Palabra de Dios se pueda realizar con lectura personal, dramatizada, ensayos, juegos bíblicos, dibujos, relatos, construcción de objetos bíblicos, etc.

“Como baja la lluvia y la nieve de lo alto,

y no vuelven allá,

sin haber empapado la tierra,

sin haberla hecho fecundar

para dar la semilla para crecer

y el pan al que está hambriento,

así será la Palabra que salga de mi boca:

no volverá a mí con las manos vacías,

sino después de haber llevado a cabo su misión.”

Isaías 55, 10-11

La constitución dogmática “Dei Verbum” sobre la divina revelación nos resalta la verdad revelada que transmite la Sagrada Escritura. En el N.11 dice:

“Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo. la santa Madre Iglesia, según la fe apostólica, tiene por santos y canónicos los libros enteros del Antiguo y Nuevo Testamento con todas sus partes, porque, escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales se le han entregado a la misma Iglesia. Pero en la redacción de los libros sagrados, Dios eligió a hombres, que utilizó usando de sus propias facultades y medios, de forma que obrando Él en ellos y por ellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y sólo lo que Él quería.

Pues, como todo lo que los autores inspirados o hagiógrafos afirman, debe tenerse como afirmado por el Espíritu Santo, hay que confesar que los libros de la Escritura enseñan firmemente,con fidelidad y sin error,la verdad que Dios quiso consignar en las sagradas letras para nuestra salvación.Así,pues,“toda la Escritura es divinamente inspirada y útil para enseñar,para argüir,para corregir, para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y equipado para toda obra buena”

(2 Tim., 3,16-17).

SEXTO

BÁSICO

45
45
Páginas 40-41 46 Pág. 40 Para evocar conocimientos previos: Invitar a leer en silencio la
Páginas 40-41 46 Pág. 40 Para evocar conocimientos previos: Invitar a leer en silencio la

Páginas 40-41

46
46
Páginas 40-41 46 Pág. 40 Para evocar conocimientos previos: Invitar a leer en silencio la situación
Páginas 40-41 46 Pág. 40 Para evocar conocimientos previos: Invitar a leer en silencio la situación
Pág. 40 Para evocar conocimientos previos: Invitar a leer en silencio la situación que les

Pág. 40

Para evocar conocimientos previos:

Invitar a leer en silencio la situación que les ocurrió al grupo de amigos. Responder en silencio las preguntas sugeridas para trabajo personal y después de un tiempo prudente, invitar a compartir las respuestas.

En la página 40 del texto del estudiante aparece la imagen de unos jóvenes caminando. Junto con aludir al relato motivador inicial, se la puede trabajar pidiendo a los estudiantes que reflexionen estas preguntas:

— ¿Se puede considerar la vida como un camino?

— ¿Qué se necesita para llegar al final del camino?

— Partir sin rumbo y dirección fija, sin resguardos ni equipamientos, ¿nos asegura un viaje tranquilo y la llegada al destino que queremos?

Todas estas preguntas apuntan al camino como vida cristiana, la meta de ese camino es la felicidad, y la guía para transitarlo, la Biblia, la Palabra de Dios, como lo muestra la foto inferior de los niños y niñas de esta página.

la foto inferior de los niños y niñas de esta página. Pág. 41 Para saber qué

Pág. 41

Para saber qué contenidos se trabajarán:

• Leer el recuadro en rojo.

• Interpretar el esquema:

— Leer primero las palabras destacadas.

— Seguir las flechas y formar frases.

Nota: Es bueno, al concluir la Unidad, volver a leer el esquema entre todos.

Para motivar el encuentro con la Biblia, se sugiere comenzar con estas preguntas:

— ¿Qué libros han leído?

— ¿Algunos han leído poemas, otros cuentos o nove- las o alguna obra de teatro?

— ¿En qué se diferencian unos de otros? ¿Qué tienen en común?

El profesor/a puede llevar a la sala una multitud de libros de la biblioteca y hacer un montón. Dramatizar que valora todas esas obras de la literatura, ciencia o historia universal, y sacar de entre el montón la Biblia, para explicar que es el libro más importante de la huma- nidad, y para el cristiano, debe ser de lectura constante.

SEXTO

BÁSICO

Páginas 42-43 Pág. 42 De acuerdo con el Scripture Language Report 2005 (Informe sobre Escrituras
Páginas 42-43 Pág. 42 De acuerdo con el Scripture Language Report 2005 (Informe sobre Escrituras

Páginas 42-43

Páginas 42-43 Pág. 42 De acuerdo con el Scripture Language Report 2005 (Informe sobre Escrituras en
Páginas 42-43 Pág. 42 De acuerdo con el Scripture Language Report 2005 (Informe sobre Escrituras en

Pág. 42De acuerdo con el Scripture Language Report 2005 (Informe sobre Escrituras en Nuevas Lenguas 2005),

De acuerdo con el Scripture Language Report 2005 (Informe sobre Escrituras en Nuevas Lenguas 2005), pu- blicado recientemente, por lo menos parte de la Palabra de Dios está ahora a disposición de los hablantes de 2.403 idiomas.

Pág. 43ahora a disposición de los hablantes de 2.403 idiomas. ACTIVIDAD 1 Respuestas 1. De los párrafos

ACTIVIDAD 1

Respuestas

1. De los párrafos anteriores:

a. “Libros” en griego se dice “biblia”.

b. La suma de los libros del AT es de 46 y los del NT es de 27; por lo tanto, la suma total de los libros que componen la Biblia es de 73 libros.

c. Estos libros fueron escritos durante más de mil años. Hubo tres etapas en la redacción de estos textos: la primera es la tradición oral. La segunda es llamada relatos sueltos. La tercera es la tradición escrita.

d. La vida de las primeras comunidades cristia- nas se narra en el NT.

e. La vida de Jesús se narra en el NT (o Evange- lio).

f. Abraham y Moisés son figuras bíblicas del AT.

2. Génesis,Éxodo,Levítico,Números y Deuteronomio. (Se puede advertir al estudiante que hay otras pa- labras o nombres relacionados con el A.T., como Abraham, Pentateuco, Josué, Moisés, etc.)

3. A consideración del docente.

4. La palabra “testamento” deriva de una palabra he- brea que significa Alianza. Por ello, dos compren- siones son posibles: Antiguo y Nuevo Testamento hacen referencia a textos que se centran en la Antigua o en Nueva Alianza, respectivamente; o lo que el Pueblo de Israel y el nuevo Pueblo de Dios (la Iglesia), respectivamente, le han dejado como herencia a sus integrantes y a la comunidad hu-

mana.

SEXTO

BÁSICO

47
47
Página 44 48 ACTIVIDAD 2 Respuestas 1. Citas Pág. 44 Orientaciones didácticas Sería de provecho
Página 44 48 ACTIVIDAD 2 Respuestas 1. Citas Pág. 44 Orientaciones didácticas Sería de provecho

Página 44

48
48
Página 44 48 ACTIVIDAD 2 Respuestas 1. Citas Pág. 44 Orientaciones didácticas Sería de provecho que

ACTIVIDAD 2

Respuestas

1. Citas

ACTIVIDAD 2 Respuestas 1. Citas Pág. 44 Orientaciones didácticas Sería de provecho que los alumnos y

Pág. 44

Orientaciones didácticas

Sería de provecho que los alumnos y alumnas tuviesen su Biblia a la vista y entre todos revisaran el índice. Se pue- de partir por el Antiguo Testamento y mostrar la división interna: el Pentateuco (cinco rollos), los libros históricos, los libros poéticos y sapienciales, y los libros proféticos. Para el Nuevo Testamento se puede apreciar que existen:los evan- gelios, los Hechos de los apóstoles, las cartas o epístolas de san Pablo, las cartas o epístolas católicas, y el Apocalipsis.

Se puede explicar breve y sencillamente que existen diferentes biblias. Dar criterios para reconocer las biblias católicas (imprimatur, citas al pie de página, introduccio- nes, etc.). Si algún alumno tiene la edición “Dios habla Hoy”, hablar brevemente de los libros “deuterocanónicos”, es de- cir, aquellos libros del AT que no fueron considerados por los judíos como inspirados por no haber sido escritos en hebreo originalmente, pero que sí fueron aceptados por la Iglesia Católica (Tobías, Judit, 1º y 2º Macabeos, Baruc, Sabiduría, Eclesiástico o Sirácida, más fragmentos de Ester y Daniel); algunos protestantes han asumido estos últimos sólo bajo una segunda consideración.

• 1 Tes. 2, 13: “De ahí que no cesamos de dar gracias a Dios, porque al recibir de nosotros la enseñanza de Dios, la aceptaron, no como enseñanza de hombres, sino como Palabra de Dios. Porque eso es realmente y como tal actúa en ustedes los creyentes”.

• 1 Cor. 2, 13:“Hablamos, pues, de esto, no con los términos de la sabiduría humana, sino con los que nos enseña el Espíritu, expresando realidades espirituales para quienes son espirituales”.

• 2 Tim. 3, 16:“Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, rebatir, corregir y guiar en el bien”.

• 2 Pe. 1, 19-21: “A consecuencia de esto creemos más firmemente en el mensaje de los profetas, y deben tenerlo como una lámpara que luce en un lugar oscuro, hasta que se levante el día y el lucero de la mañana brille en sus corazones. Sépanlo bien: ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia, pues ninguna profecía ha venido por iniciativa humana, sino que los hombres de Dios han hablado, movidos por el Espíritu San- to”.

• Rom. 15, 4: “Todas esas escrituras proféticas se escribieron para enseñanza nuestra, de modo que, perseverando y teniendo el consuelo de las Escrituras, no nos falte la esperanza”.

2. Significado

• Inspiración: Es esa acción del Espíritu Santo sobre los autores de los textos bíblicos, en virtud del cual Dios es el autor primero de la Biblia, sin que por eso los escritores dejen de ser, también, autores de sus obras.

• Hagiógrafo: Es la persona que recibe el regalo de la inspiración divina. “Dios ha inspirado a los autores humanos de

En la composición de los libros sagrados, Dios se valió de hombres elegidos, que usaban de todas sus

facultades y talentos; de este modo, obrando Dios en ellos y por ellos, como verdaderos autores, pusieron por escrito todo

los libros sagrados

y sólo lo que Dios quería” (Catecismo de la Iglesia Católica Nº 106).

SEXTO

BÁSICO

Página 45 Pág. 45 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Citas 2 Cro. 9, 1-12: Histórico Jue.
Página 45 Pág. 45 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Citas 2 Cro. 9, 1-12: Histórico Jue.

Página 45

Página 45 Pág. 45 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Citas 2 Cro. 9, 1-12: Histórico Jue. 15,
Pág. 45 ACTIVIDAD 3 Respuestas 1. Citas 2 Cro. 9, 1-12: Histórico Jue. 15, 11-16:

Pág. 45

ACTIVIDAD 3

Respuestas

1. Citas

2

Cro. 9, 1-12:

Histórico

Jue. 15, 11-16:

Épico

Gn. 6, 5-7:

Mitológico

Os. 6, 1-6:

Profético

Ec. 7,5:

Sapiencial

Sal. 8, 2-10:

Poético

3

Jn., 1-4:

Epistolar

2. A consideración del profesor/a.

Los idiomas de la Biblia Tres son las lenguas originales de la Biblia: HEBREO, ARAMEO Y GRIEGO.

En HEBREO se escribió:

— la mayor parte del Antiguo Testamento.

En ARAMEO se escribieron:

— Tobías

— Judit

— fragmentos de Esdras, Daniel, Jeremías y del Génesis

— el original de San Mateo

En GRIEGO se escribió:

— el libro de la Sabiduría

— el II de Macabeos

— el Eclesiástico

— partes de los libros de Ester y de Daniel

— el Nuevo Testamento, excepto el original de San Mateo

SEXTO

BÁSICO

49
49
Página 46 50 Para profundizar: ACTITUDES Y ACCIONES PASTORALES BíBLICAS 1. Promoción de la lectura
Página 46 50 Para profundizar: ACTITUDES Y ACCIONES PASTORALES BíBLICAS 1. Promoción de la lectura

Página 46

50
50
Página 46 50 Para profundizar: ACTITUDES Y ACCIONES PASTORALES BíBLICAS 1. Promoción de la lectura •

Para profundizar:

ACTITUDES Y ACCIONES PASTORALES BíBLICAS

1. Promoción de la lectura

• La enseñanza catequética, teológica o magiste- rial debe orientarse continuamente a la lectura y a la comprensión de la Escritura.

• Es de desear que todos los creyentes lean la Es- critura. Para ello, hay que favorecer la oración personal en contacto con la Escritura y la ora- ción familiar y comunitaria, mediante la lectura de la Escritura. También se pueden crear círcu- los o escuelas de lectura, meditación y estudios bíblicos.

• Se debe fomentar la compra y la edición de Es- crituras y Evangelios. Para ello, hay que elegir los que tengan una mejor y más adecuada tra- ducción. Orientar en una buena literatura que comente con visión pastoral y actualizada, pero respetando el texto.

2. El Espíritu y la Escritura

• Es preciso dar a la lectura y estudio de la Es- critura una dimensión espiritual sobrenatural, resaltando la importancia de la lectura de la Bi- blia como oración y moción del Espíritu. Acen-

de la Bi- blia como oración y moción del Espíritu. Acen- Pág. 46 ACTIVIDAD Respuestas 1.

Pág. 46

ACTIVIDAD

Respuestas

1. Completación del texto:

• La Biblia se debe leer con fe.

• Hay que ubicarla en su época, fijarse en el género literario que usa.

• Hay que interpretarla a la luz de la Tradi- ción de la Iglesia.

• En lo que se lee debemos descubrir el Mensaje de Dios.

• Para estar seguros de nuestra interpreta- ción, debemos escuchar lo que enseña la Iglesia.

• No basta escuchar y entender la Biblia. Hay que aplicarla a la vida.

2. A consideración del docente.

tuando la necesidad de presupuestos sobrenatu-

rales (por ejemplo: decisión de escuchar a Dios, de seguir su voluntad, de quitar todos los obstáculos

a su comunicación), para una recta lectura de la

Biblia, descubriendo la influencia del Espíritu que lleva a la lectura de la Escritura; y los carismas y frutos que Él suscita con su lectura.

3. Jesucristo y la Escritura

• Aceptar la Escritura es aceptar a Jesucristo, que es la plenitud de la Revelación, la única Palabra de Dios.

• Es necesario leer el Nuevo Testamento junto con

el

Antiguo y ver que ambos se refieren a Cristo y a

la

salvación de todos los hombres. Hay que leer el

Antiguo Testamento a la luz del Nuevo, porque el Antiguo Testamento se cumple en el Nuevo.

• Por otra parte, hay que leer la Escritura como una unidad, ya que cada parte es integrante de un todo. El mismo Espíritu es su autor y Cristo es su centro y corazón.

4. El Pueblo de Dios y la Escritura

• La lectura, meditación y estudio de la Escritura no está reservada a los pastores, es un bien del Pue-

SEXTO

BÁSICO

blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan,
blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan,
blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan,
blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan,
blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan,
blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan,

blo de Dios. Se ha de dar confianza y ánimo para que los laicos conozcan, mediten y estudien la Escritura constantemente, procurando que la lec- tura y meditación comunitarias de la Escritura, en las Comunidades Eclesiales de base, en los grupos parroquiales y en los movimientos apostólicos es- tén bien orientadas.

• Se ha de confiar en el «sentido de los fieles» (pas- tores y laicos) para interpretar y actualizar la Escri- tura. No se debe cortar o reprimir iniciativas, sin motivos claros.

5. La Liturgia y la Escritura

• Una parte importante de toda celebración sacra- mental o litúrgica está en la lectura, explicación y aplicación de la Escritura. Se ha de dar una impor- tancia grande a esta acción de la Palabra de Dios. Resaltaría simbólicamente, anunciarla claramen- te, exponerla con sencillez.

• Los fieles pueden preparar con anterioridad las lecturas bíblicas que serán leídas por los lectores con claridad, respeto y veneración.

• Se recomienda resaltar que el lugar más adecua- do de la lectura es en la celebración litúrgica, eu- carística y sacramental. Dar oportunidad de cele- brar la lectura y meditación de la Palabra de Dios.

6. La Praxis Cristiana y la Escritura

• Si la lectura de la Escritura y si la meditación de la Palabra de Dios no llevan a una conversión y cambio más de acuerdo con el Evangelio, hay que suponer que es una lectura y meditación «deficiente».

• Los laicos, obreros, campesinos, trabajadores, estudiantes y hombres de empresa deben leer continuamente la Escritura y dejarse interpelar por su espíritu en la búsqueda de soluciones.

• Es un exceso ilícito hacer decir a la Palabra de Dios aquello que necesito para resolver mis pro- blemas. Esto sería manejar o utilizar la Palabra de Dios, sujetarla a un gusto o a una ideología. La Palabra de Dios es siempre sorprendente.

(“Lectura de la Escritura en la Iglesia”, Comisión Doctrinal de la Conferencia Episcopal de Chile)

La Revelación

La Revelación puede ser definida como la comunicación de una verdad por Dios a una criatura racional por medios que están más allá del comportamiento ordinario de la naturaleza. Las verdades reveladas pueden ser inaccesibles a la mente humana de otra manera —misterios que, aun siendo revelados, la inteligencia del hombre es incapaz de penetrar com- pletamente—, pero la Revelación no se restringe a éstas. Dios puede juzgar conveniente utilizar medios sobrenaturales para reafirmar verdades cuyo descubrimiento no se encuentra de suyo fuera de las facultades de la razón. La esencia de la Revelación radica en el hecho de que es la comunicación directa de Dios al hombre

Se podrá ver que la Revelación, de la forma en que se ha presentado, difiere claramente de:

• la inspiración tal como es otorgada al autor de un libro sagrado, ya que esta, aunque conlleva una iluminación especial de la mente en virtud de la cual el autor concibe los pensamientos que Dios desea que ponga por escrito, no supone necesariamente una comunicación sobrenatural de estas verdades;

• las manifestaciones que Dios puede conceder de vez en cuando a cualquiera de los fieles para que la mente com- prenda el sentido de alguna verdad religiosa hasta el momento captada en forma confusa;

• la asistencia divina, por la cual el Papa, cuando actúa como maestro supremo de la Iglesia, es preservado de todo error en materia de fe y costumbres.

Gran parte de la confusión en que se sume la discusión de la Revelación en obras no católicas proviene de omitir distinguir- la de una u otra de estas formas de comunicación divina.

www.enciclopediacatolica.com

SEXTO

BÁSICO

51
51
Página 47 52 Pág. 47 Para ti Hablar bien de la Biblia, con amor y
Página 47 52 Pág. 47 Para ti Hablar bien de la Biblia, con amor y

Página 47

52
52
Página 47 52 Pág. 47 Para ti Hablar bien de la Biblia, con amor y convicción,
Pág. 47 Para ti Hablar bien de la Biblia, con amor y convicción, no siempre

Pág. 47

Para ti

Hablar bien de la Biblia, con amor y convicción, no siempre resulta fácil y espontáneo. Los educadores ne- cesitamos vivenciar el poder de la Palabra, experimen- tarla como el pozo de agua viva que refresca la vida, llena por dentro y favorece nuestra intimidad con Dios. De otra manera, nos volveremos instructores, pero no formadores de creyentes.

Solamente aquellos que realmente viven la Palabra de Dios y hacen vida lo que les dice el Espíritu, pueden decir:

“Tu Palabra me da vida,

confío en ti, Señor;

tu Palabra es eterna,

en ella esperaré”.

Considere estas comparaciones:

• La Biblia es como una luz.“Tus palabras alumbran el camino; hacen entender a los sencillos.” (Salmo 119,130).

La luz ilumina nuestro camino, provee dirección, y nos permite ver. De igual manera, la Biblia nos ilumina para com- prender la naturaleza humana, los planes futuros de Dios con el mundo y el camino correcto que debemos de to- mar.

• La Biblia es como un espejo:“Porque si alguno oye la palabra y no la pone por obra, este tal se parece al hombre que mira su rostro en un espejo; se contempla, pero apenas se va, se olvida cómo es.” (Santiago 1, 23-24).

A través de este sagrado libro, Dios nos revela cómo somos y lo que debemos cambiar. Es como un espejo que refleja nuestro interior, nuestro corazón.

• La Biblia es alimento:“Como niños recién nacidos, deseen la leche espiritual, pura, para que por ella crezcan para la salvación.” (1 Pedro 2, 2).

La Palabra de Dios da vida, alimenta, hace crecer y robustece la fe, la esperanza y la capacidad de amar.

• La Biblia es un escudo:“Mi refugio y mi escudo eres Tú: confío en tu palabra” (Salmo 119,114).

La Biblia nos protege contra las dudas, la culpabilidad, el miedo, la inseguridad y complejos de inferioridad.

• La Biblia es una consejera:“Me has guiado con tus consejos y después me recibirás en gloria.” (Salmo 73, 24).

Los cristianos encuentran en la Biblia esos consejos sabios que proporcionan entendimiento, orientación, con- suelo y paz.

SEXTO

BÁSICO

Páginas 48-49 Pág. 48-49 Orientaciones didácticas — Proponemos a los profesores una serie de actividades
Páginas 48-49 Pág. 48-49 Orientaciones didácticas — Proponemos a los profesores una serie de actividades

Páginas 48-49

Páginas 48-49 Pág. 48-49 Orientaciones didácticas — Proponemos a los profesores una serie de actividades para
Páginas 48-49 Pág. 48-49 Orientaciones didácticas — Proponemos a los profesores una serie de actividades para
Pág. 48-49 Orientaciones didácticas — Proponemos a los profesores una serie de actividades para trabajar

Pág. 48-49

Orientaciones didácticas

Proponemos a los profesores una serie de actividades para trabajar y profundizar la presentación de Trabajos en tiempo de Jesús que se utiliza en el libro de los alumnos.

1. En relación a la vida cotidiana, sugerimos realizar un encuentro donde los estudiantes puedan caracterizarse con la vestimenta de la época y tomar desayuno junto a los compañeros/as recreando las costumbres que se señalan en el apartado Vida cotidiana. Entre las actividades que se pueden realizar están: preparar un pan sin levadura, tejer en forma sencilla un paño, hilvanar una figura en un paño, colocar trigo en diferentes frascos de colores.

2. Conectado con el apartado La agricultura, se recomienda conocer en detalle el oficio de pastor y todo lo que se relaciona con el cuidado de las ovejas y la producción de lana. Entre las actividades, aclarar el significado de utensilios que hasta el día de hoy se utilizan como por ejemplo: huso, telar, esquila, etc. ¿En qué región de Chile sus habitantes practican el pastoreo de ovejas?

3. Asimismo, se puede relacionar con diversas fiestas del campo chileno como lo es la trilla, la fiesta de la cosecha. Ubicar en el mapa las distintas actividades agrícolas. Hacer una comparación actual entre las actividades de la agricultura que se realizan en Chile y las que se practican actualmente en Israel. Conocer el proceso de la elabo- ración del aceite y del vino y señalar su importancia en los tiempos bíblicos.

4. En relación al apartado de Los pescadores, se puede hacer una entretenida comparación entre el oficio de pes- cador que se nos cuenta en la Sagrada Escritura, pues la mayor parte de los apóstoles eran pescadores, y el hecho de que a lo largo de las costas de Chile muchos hombres de mar practican la pesca, con un gran sentido religioso que se expresa en esa importante labor. ¿Quién es el protector y patrono de los pescadores en Chile? ¿Qué fiestas y tradiciones realizan en su día los pescadores?

5. Lo importante es relacionar está páginas de los trabajos en tiempos de Jesús con la vocación al trabajo que tiene toda persona, con su futura profesión u oficio. Destacar la dignidad que todo trabajador tiene, no por lo que pro- duce, sino por lo noble del trabajo que realiza la persona. Destacar a San José como patrono de los trabajadores del mundo.

SEXTO

BÁSICO

53
53
Página 50 54 Pág. 50 Para profundizar Los evangelios apócrifos (…) son textos conocidos de
Página 50 54 Pág. 50 Para profundizar Los evangelios apócrifos (…) son textos conocidos de

Página 50

54
54
Página 50 54 Pág. 50 Para profundizar Los evangelios apócrifos (…) son textos conocidos de siempre,
Pág. 50 Para profundizar Los evangelios apócrifos (…) son textos conocidos de siempre, en todo

Pág. 50

Para profundizar

Los evangelios apócrifos (…) son textos conocidos de siempre, en todo o en parte, pero con los que ni siquiera los historiadores más críticos y hostiles hacia el cristianismo pensaron jamás, antes de hoy, que se pudiera hacer historia. Sería como si dentro de algún siglo se pretendiera recons- truir la historia actual basándose en novelas escritas en nuestra época.

El error garrafal consiste en el hecho de que se utilizan estos escritos para hacerles decir exactamente lo contrario de lo que pretendían. Estos forman parte de la literatura gnóstica del siglo II y III. La visión gnóstica —una mezcla de dualismo platónico y de doctrinas orientales revestida de ideas bíblicas— sostiene que el mundo material es una ilusión, obra del Dios del Antiguo Testamento, que es un dios malo, o al menos inferior; Cristo no murió en la cruz porque jamás había asumido, más que en apariencia, un cuerpo hu- mano, siendo éste indigno de Dios (docetismo).

Si Jesús, según el Evangelio de Judas, del que se ha hablado mucho estos días, ordena Él mismo al apóstol que le traicione es porque, muriendo, el espíritu divino que está en Él podrá finalmente liberarse de la implicación de la carne y volver a subir al cielo.El matrimonio orientado a los nacimientos hay que evitarlo (encratismo); la mujer se salvará sólo si el «principio femenino» (thelus) personificado por ella se transforma en el principio masculino, esto es, si deja de ser mujer.

¡Lo cómico es que actualmente hay quien cree ver en estos escritos la exaltación del principio femenino, de la sexualidad, del pleno y desinhibido goce de este mundo material, en polémica con la Iglesia oficial que, con su maniqueísmo, siempre habría conculcado todo ello! El mismo equívoco que se observa a propósito de la doctrina de la reencarnación.Presente en las religiones orientales como un castigo debido a culpas precedentes y como aquello a lo que se anhela poner fin con todas las fuerzas, aque- lla es acogida en occidente como una maravillosa posibilidad de volver a vivir y a gozar indefinidamente de este mundo.

Son asuntos que no merecerían tratarse en este lugar y en este día, pero no podemos permitir que el silencio de los creyentes sea tomado por vergüenza y que la buena fe (¿o la necedad?) de millones de personas sea burdamente manipulada por los me- dios de comunicación sin levantar un grito de protesta en nombre no sólo de la fe, sino también del sentido común y de la sana razón. Es el momento, creo, de volver a oír la advertencia de Dante Alighieri:

«Sed, cristianos, más firmes al moveros:

no seáis como pluma a cualquier soplo,

y no penséis que os lave cualquier agua.

Tenéis el antiguo y nuevo Testamento,

y

el pastor de la Iglesia que os conduce;

y

esto es bastante ya para salvaros…

¡Sed hombres, y no ovejas insensatas!».

(P. Raniero Cantalamessa, ofm)

SEXTO

BÁSICO

Página 51 Canción Esta hermosa canción nos habla de la Buena Noticia que transmite la
Página 51 Canción Esta hermosa canción nos habla de la Buena Noticia que transmite la

Página 51

Página 51 Canción Esta hermosa canción nos habla de la Buena Noticia que transmite la Palabra
Canción Esta hermosa canción nos habla de la Buena Noticia que transmite la Palabra de

Canción

Esta hermosa canción nos habla de la Buena Noticia que

transmite la Palabra de Dios y la alegría con que todo cris-

tiano puede transmitir la noticia buena del Señor resuci- tado. A continuación la letra y las posturas de la canción en guitarra.

Abre tu jardín

MI fa # sol #

Abre tu jardín traigo una buena noticia

fa #

sol #

Novedad sin fin. Corramos a recibirla

MI fa #

fa #

LA

SI 7

MI

¡Ven levántate!

MI LA

Abre tu jardín pon flores en tu ventana,

MI LA

Canta una canción, hoy día se murió la muerte

fa #

Es día de fiesta, es día de vida. No te quedes hoy encerrado en tus costumbres

Como en el sillón de las antiguas verdades Vive la palabra, luego vivirás Vamos por ahí. Cantando la buena nueva Ama de verdad, como a ti te están amando Nace un nuevo día, ven a renacer.

MI

LA

MI

LA

LA

sol #

SI 7

Pág. 51

Se puede señalar a los alumnos y alumnas que la Bi- blia ha tenido un alto impacto en la literatura. Destacan, sobre todo en los Siglos de Oro, las obras ascéticas y mís- ticas como: La noche oscura del alma, Llama de amor viva y el Cántico espiritual de San Juan de la Cruz; El castillo in- terior y Las moradas de Santa Teresa de Jesús. La temática religiosa también es una constante en la obra de poetas como Félix Lope de Vega, Luis de Góngora y de Francisco de Quevedo.

También se puede resaltar la importancia de la Biblia comentando su influencia en la escultura y la pintura. La mayoría de las obras del románico (siglos V-XV) y del gótico (siglos XII-XIV) son un ejemplo de la influencia de la Biblia en el arte, pues las obras reproducen a Jesús, la Virgen María y diversas escenas de la Biblia, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, para que los fieles, analfabetos en su mayoría, comprendan por la imagen el mensaje de la salvación de Jesús. En la Edad Moder- na (siglos XV-XVIII) el tema religioso es constante en el arte; un ejemplo de ello lo encontramos en la mayoría de las obras de Miguel Ángel, como el techo de la Capilla Sixtina en el Vaticano, los grandes maestros del Siglo de Oro español: El Greco, Ribera, Zurbarán, Murillo y Veláz- quez; y el arte latinoamericano, especialmente el barroco, que queda representado en la imagen de San José con el Niño (p. 124 del libro del alumno), obra anónima de la escuela cusqueña del siglo XVIII.

SEXTO

BÁSICO

55
55
Páginas 52-53 56 Pág. 52 La Iglesia reconoce en las otras religiones la búsqueda, “todavía
Páginas 52-53 56 Pág. 52 La Iglesia reconoce en las otras religiones la búsqueda, “todavía

Páginas 52-53

56